Algo entre nosotros - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Fulares Portabebes y>capitulo uno: la carta


Iba bajando las escaleras y escucho unos sollozos, miro la hora en su muñeca, ya era bastante tarde como para que alguien estuviera fuera de su cama, bajo silenciosamente y distinguió a quien lloraba, era aquella chica castaña, el no sabia que sentía exactamente por ella pero el solo hecho de verla así le partió el alma de dolor.

Ella no merece sufrir, no después de lo buena amiga que ha sido conmigo, pensó el muchacho. Se decidió a bajar, ella se percato de la presencia de su amigo y rápidamente seco sus lágrimas y puso su mejor cara.

Que haces aquí y a estas horas?, mañana tienes un partido de quidditch, debes descansar, le dijo la chica evitando su mirada

No lo se, solo baje, le respondió el

Que te pasa? Le pregunto

Nada, solo que tengo sueño y estoy cansada, le contesto ella

A mi no me puedes mentir, se que te pasa algo y me lo dirás ahora mismo, le dijo el muchacho guardando una de las finas manos de la chica entre las suyas

Aquel contacto con su piel le provoco un mar de sensaciones, ella lo amaba desde que lo vio y el nunca lo supo, y nunca lo sabrá, pensaba ella, el no lo puede saber, dejaría de ser mi amigo, se alejaría de mi, no le diré

Me dirás Hermione? Insistía el ojiverde

No pasa nada, solo que estoy un poco estresada con los exámenes, le respondió la chica con una sonrisa perfectamente actuada

Bueno, te voy a creer, y ahora ve a dormir, tú también necesitas descansar, le dijo Harry

"soy solo una sabelotodo invisible ni el ni nadie se fijaría en mi" pensaba la chica mientras subía las escaleras rumbo a su dormitorio.

Harry se quedo meditando en la sala común, le importaba mas el bienestar de su amiga que su próximo partido de quidditch, se quedo pensando en aquello que la legeremancia le ayudo a saber "soy solo una sabelotodo invisible ni el ni nadie se fijaría en mi", acaso Hermione sufre por un chico? O es porque ningún chico se ha acercado a ella?.

Se le ocurrió una idea, era perfecta o cruel dependiendo del punto de vista, pero estimaba tanto a Hermione que lo haría para verla sonreír una sola vez de verdad.

Al día siguiente Hogwarts amanecía con un sol radiante, los tres desayunaban en el gran salón y comentaban de cómo quedaría llorando Malfoy después del partido, Harry no decía palabra alguna, solo se limitaba a escuchar lo que Ron y Hermione decían y a asentir con la cabeza cada vez que estos se dirigían a el.

Una lechuza dejo caer una carta sobre el plato de Hermione, esta molesta sacudió la carta de un lado a otro murmurando cosas como "lechuza despistada" o "me haz arruinado el desayuno con tu tonta carta".

No la leerás?, pregunto Harry

Si, lo hare, debe ser muy urgente e importante como para haber caído sobre mis tostadas con mantequilla, dijo la chica con sarcasmo.

"Quizás no sea el momento correcto
Quizás no sea el chico correcto
Pero hay algo entre nosotros que quiero decir
Hay algo entre nosotros de todos modos

Quizás no sea el chico correcto
Quizás no sea el momento correcto
Pero hay algo entre nosotros que debo hacer
Algo así como un secreto que compartiré contigo

Te necesito más que a todo en mi vida
Te quiero más que a todo en mi vida
Te deseo más que a todo en mi vida
Te amo mas que a todo en mi vida"

La cara de Hermione comenzó a ruborizarse a medida que seguía leyendo y releyendo aquel pergamino.

Mientras que en el rostro de Harry solo se formaba una sonrisa la cual disfrazo con un sorbo de su taza de café.

Y que es Hermione? Pregunto Ron

Nada importante, dijo la chica y torpemente guardo el pergamino en su bolso

Debo ir a la biblioteca, olvide algo, dijo rápidamente y se fue.

Ojala te haya hecho feliz Hermione, ojala
, pensó Harry
Capitulo dos: secreto

Corriendo por los pasillos del colegio decidió no ir a la biblioteca como les había dicho a sus amigos, se dirigió a su cuarto a leer con más calma aquella misteriosa carta.

Pero quien será?, es una broma? Me la habrán entregado por equivocación?, pensaba la chica, ya todo Hogwarts se dirigía al campo de quidditch y ella aun seguía en su cuarto caminando de un lado a otro sin saber que hacer, se detuvo y abrió su baúl, saco unos brillos labiales que su madre le había regalado hace ya bastante tiempo y que ella no había usado nunca, temerosa se aplico del mas claro y poco notorio en sus labios, peino su cabello hasta lograr unos rizos mas definidos y se puso un poco mas de perfume, se miro luego al espejo e insegura salió de su habitación.


No sabia el por que del cambio, pero si sabia que era una necesidad para ella cambiar, se había aburrido de ser siempre la nerd fea, la invisible, la que pasaba desapercibida, nunca se había arreglado, su caminar era inseguro pero sabia que todo era para mejor.

Llegas tarde, Harry aun no atrapa la Snitch y Slytherin nos gana por diez, le dijo una chica pelirroja a Hermione mientras esta se acomodaba en las graderías del campo de Quidditch.

Que te haz hecho?, te vez
.diferente, le dijo con cierto dejo de celos la pelirroja

Emm, nada en especial, solo me arregle un poco, le dijo la castaña

Y eso por que?, pregunto insistente la chica

Por que quise, le respondió arrogante Hermione.

Gryffindor anoto unos tres tantos y luego Harry con una jugada magistral burlo a Malfoy y atrapo la Snitch consiguiendo así la victoria para su casa.

Hermione espero a Harry y a Ron en el campo de Quidditch y su cambio no paso desapercibido, por lo menos no para uno de los chicos

Que te haz hecho!!!!, exclamo Ron, que haz hecho con Hermione la sabelotodo!!!!, le decía a modo de broma

Nada, solo me arregle un poco, dijo la chica con una sonrisa

Te ves
bien, le dijo Harry más bien indiferente
Gracias, respondió la chica desilusionada

La sala común de Gryffindor era una fiesta gigantesca, el dorado y escarlata relucía en cada rincón de la sala, la fiesta se había prolongado bastante, solo quedaban dos personas abajo, una chica que miraba por la ventana esperando otra carta que le aclarara las cosas y un chico afanado escribiendo poemas en un trozo de pergamino.

No vendrá
exclamo Hermione y se dejo caer en un sofá

Quien no vendrá?, dijo Harry ocultando el pergamino rápidamente.

Nada, no importa, dijo la chica.

Harry se quedo mirándola fijamente, sin ese pelo enmarañando sobre su cara se veía hermosa, su cara era como la de un ángel, por que no la había visto antes de esa forma?..No, ella ahora es feliz, se siente segura de si misma, no debería escribirle mas, pensaba, ella podría ilusionarse con las cartas y luego
seria cruel que ella descubriera que siempre fue el, no debo, no, no lo hare mas, hasta aquí llego todo. Pensaba el ojiverde, estaba tan concentrado en sus pensamientos que no se percato que la castaña se había cambiado de lugar junto a el y tomaba una de sus manos.

Estas bien? O sigues planeando como burlarte de Malfoy cuanto te lo encuentres?, le dijo ella

El sujeto su mano y empezó a acariciarla con la suya, su piel era tan suave, tan delicada, quería sentir esa suavidad sobre su cara, sobre sus labios, pero no podía, que pensaría ella de mi? Se preguntaba el chico, y que hago yo con esta necesidad de sentirla?
La chica lo miraba extrañada, decía su nombre en pequeños susurros pero no le quitaba su mano, el acerco la suave mano de Hermione a su cara, sin pensar en lo que hacia la acerco a sus labios, respiro su aroma a vainilla y miel, pero ella seguía sin retirar su mano, solo en ese momento se atrevió a hablar mas alto.

Podrías soltar mi mano por favor?, le dijo Hermione ruborizada, Harry la soltó, pero no quito sus ojos del rostro de Hermione.

Ya no era dueño de sus palabras ni de sus acciones, deseaba estar con ella, que ella lo abrazara, que ella lo besara, nunca antes lo había deseado pero ahora que había sentido la suavidad de su piel en sus labios, deseaba sentir los labios de la chica en los suyos.

Te quiero mas que a todo en mi vida, le dijo sin pensar

Ella abrió los ojos y se quedo boquiabierta sin entender, acaso eres tu quien
la carta
.tu? le dijo nerviosa

Eso es un secreto que compartiré solo contigo, le dijo el ojiverde y sin darle opciones a la castaña la beso por un largo tiempo.


Capitulo tres: nuevo obstáculo

No Harry, no lo hagas, dijo Hermione al librarse del beso de Harry

Pero por que?, le pregunto este angustiado, yo te quiero Hermione

Esta bien, me quieres, pero no como yo lo deseo, fue una mala manera de hacerme feliz Harry, reconozco que lo lograste y por eso es que ahora ya no tienes nada mas que hacer, le dijo Hermione

Harry acerco su mano al rostro de la chica y seco una lágrima solitaria que rodaba por su mejilla y esa bruscamente se alejo más de Harry.

No escribí eso por obligación, no lo hice por broma o por reírme de ti, nunca tendría la intención de hacerlo, lo único que quería es que fueras feliz, que tuvieras un motivo para sonreír y por lo que veo, me duele no haberlo logrado, dijo mirando las lágrimas que la chica derramaba.

No lo hagas mas, y no te acerques a mi por favor, si en verdad te consideras mi amigo no sigas con tu buena acción del día, porque eso me duele., le dijo la castaña poniéndose de pie y caminando hacia las escaleras de los dormitorios.


Harry se quedo solo en la sala común hasta altas horas de la noche pensando en lo acontecido, esta vez no tenia un plan para arreglar las cosas, sabia que su juego había ido demasiado lejos y le dolía que ahora todo lo que le pasara a Hermione fuera por su culpa.

Al otro día no la vio en el desayuno, la busco en la biblioteca pero ella no se encontraba allí, no estaba en ningún lugar, toda esa presión le había causado dolor de cabeza, decidió ir a la enfermería por algo que aliviara su dolor y ahí estaba ella, tenia un brazo vendado y Madame Pomfrey le daba un jugo color violeta que ella tomaba haciendo muecas de asco, decidió no entrar, no quería que ella lo viera, no sabia que le había pasado pero de seguro era por su culpa.

Era otro mas que no iría a clases, se sentó en el suelo en un pasillo vacio y saco su pluma, tinta y pergamino y se dispuso a escribir

Cuando la primavera llegue hasta tus ojos
Cuando la nostalgia llegue hasta mí
Sentirás que nunca habrá en este mundo
Alguien que te quiera como lo hago yo
Y veras la lluvia caer
Y veras la noche llegar
Y veras que nunca olvidare tu amor.

No estoy jugando contigo, lo juro, solo necesito saber algo, ven a la lechuceria apenas la leas, ahí estaré esperándote.
Harry.

Doblo aquel pergamino y se lo paso a uno de los estudiantes que había entrado recientemente a la enfermería con instrucciones de no leerlo y de que Hermione lo recibiera, luego salió corriendo lo mas rápido que pudo a la lechuceria, con el corazón latiéndole fuertemente la espero horas y horas pero ella no llego. Desilusionado y con la garganta apretada se dirigió a la sala común.

Se hundió en un sofá, agarro su cara con sus manos y sin quererlo comenzó a sollozar.

Los hombres no lloran, le dijo una voz femenina frente a el. Harry levanto su cara y justo sentada frente a el estaba Hermione, muy seria y con su brazo aun vendado.

Que te paso ahí?, estas bien? Dime
., exclamo desesperado Harry

Me caí y creo que me fracture, dijo ella con una actitud pasiva

Pero por que? le exclamo Harry , te estaba buscando y creo que no mire bien y tropecé en las escaleras, dijo ella

Tú me buscabas? Por que no fuiste!!!!! Te espere mucho tiempo y nunca llegaste!!!!! Te vi en la enfermería, no quise entrar pero
.que pretendes? dijo un hiperventilado Harry

Quería hablar contigo pero
no importa, olvídalo, solo quiero decirte que no continúes con tus bromas por favor, le dijo en un tono suplicante Hermione

Lo siento, no quiero que me malinterpretes, he pensado toda la noche y llegue a la conclusión de que si escribí la primera carta es por que en verdad te quiero , dijo muy nervioso el ojiverde

En la cara de Hermione se formo una sonrisa, se acerco a Harry y como si fuera un niño pequeño seco sus lágrimas, creo que ahora es a mí a quien le toca hacerte feliz, le dijo y le dio un corto beso en los labios.

Entonces no estas enojada conmigo?, le pregunto ya mas tranquilo

Claro que no!, pero debo pedirte un favor

Cual?, dijo el

Que esto no lo sepa ni Ginny ni Ron, le dijo Hermione seria

Pero por que? Dijo Harry sin entender

Es obvio que Ginny aun siente cosas por ti, Ron te odiaría por hacer sentir mal a su hermana y además tú no eres el único que me escribe cosas, por lo menos tú eres más inteligente, cambiaste un poco tu letra, pero Ron


Ron que!, exclamo Harry

Ron también me escribe cosas Harry, yo se que es el, reconozco su letra y no me gustaría que se pelearan por mi culpa. Le dijo Hermione

No te preocupes, pero hablare con el, necesito saber que le pasa a el contigo, y con Ginny también, dijo Harry

No hagas tonterías que puedan arruinarlo todo, dijo la castaña apoyando su cabeza en el pecho del muchacho.

Que tonterías? Exclamo una tercera voz

Neville! Exclamaron ambos a la vez, que haces aquí, no te había visto, continuo Harry

Jajaja, debes cambiar tus lentes Harry, pero te informare, estoy aquí como hace unas dos horas leyendo mi nuevo libro de Herbologia que me mando mi abuela por lechuza, ahhh no se preocupen, yo no vi ni escuche nada, dijo finalmente Neville al percatarse de las caras que ponían ambos .

Siempre escuchas conversaciones ajenas?, le dijo Hermione molesta

Si, muchas veces, tantas como para prevenirte de que no confíes mucho en lo que te haga Harry, quizás uno de estos días lo veas en medio del pasillo besarse con Ginny y casualmente te encuentres con Ron el cual te ofrecerá jugo de calabaza para calmar el impacto que te provocara ver a Harry bajo los efectos de un filtro amoroso. Le dijo Neville

Nunca nadie me nota en esta sala común Hermione, le dijo al ver la cara de incertidumbre de la castaña, ni Ginny, dijo apenado Neville

No subestimes a Ron, hará lo que sea por realizar los caprichos de su hermana y de dejar de ser el segundón de Harry Potter, dijo Neville, el cual cerró su libro y los dejo a ambos muy desconcertados.

Esta vez Harry se percato de que no hubiera nadie a su alrededor mas que Hermione
Pensaré en algo, lo prometo, le dijo, miro hacia cada lado y luego le dio un corto beso y se retiro a su cuarto.
Capitulo cuatro: quizás

Pasaron semanas viéndose a escondidas, muchas veces en las narices de Ron bajo la capa de invisibilidad, paso el mismo tiempo en que Hermione dejo de recibir las cartas de Harry y continuo recibiendo cartas de Ron, cada una mas dulce y tierna que la otra.

Se sentía confundida, por un lado estaba la aventura que Harry le invitaba a vivir, la de tener un amor como el de las novelas o aquellos cuentos sobre princesas y castillos que su madre solía contarle cuando niña, pero por otro lado, odiaba la idea de verlo a escondidas, siempre en los peores momentos o en los peores lugares, quería poder tomarlo de la mano en pleno pasillo o saludarlo con un beso en los labios cada mañana, estaba cansada de pretender una amistad que hace tiempo ya se había convertido en otra cosa, lo que antes amaba en Harry a estas alturas ya lo odiaba, detestaba verlo tratar de domar su pelo revuelto en el desayuno, su mirada profunda, sus comentarios con mensajes que solo ella entendía, el hablar en una especie de clave, el verlo en la lechuceria, en un armario, o muy tarde en la noche en una sala común vacía, del amor al odio un paso, pensaba ella, es solo un maldito paso!!!!, exclamo.

Por otro lado, sabia que Ron no era como Harry, que si ella le daba la oportunidad el chico se confesaría, y que el no tendría problemas en hacer publica una supuesta relación si la tuvieran y de la amistad al amor?, cuantos pasos hay????.

Estaba tan inmersa en sus pensamientos que no noto que algo ronroneaba en su cuello y que precisamente no era su gato.

Que haces aquí Harry, nos pueden ver, le dijo ella sin ganas

Es cierto, debo tener mas cuidado, le dijo el, se acerco para besarla pero ella le volteo la cara.
Que te pasa? Tienes algo? Estas enferma?, le pregunto

Nada, no, no, respondió a sus tres preguntas a la vez, por favor déjame tranquila, me duele la cabeza, le dijo sin mirarlo

Esta bien, nos veremos hoy? Le pregunto el chico entusiasmado

No lo se, tengo que estudiar, le respondió ella con cierto dejo de antipatía

Bueno, como quieras, te amo, le dijo el y salió por la puerta de la sala común.


Cuando iba saliendo se encontró con Ron, quizás a el le cuente que le pasa, pensó Harry, se cubrió con su capa de invisibilidad y espero a que otra persona entrara para no hacer notar que la puerta se haya abierto sola.


Encontró una escena que no fue de su agrado, Hermione lloraba sobre el hombro de Ron y este acariciaba sus largos cabellos y en su cara tenia una expresión triunfante.

Te juro que ya no soporto esto Ron, me tiene agotada, no quiero estar cerca de el, es un cobarde, no quiero andar escondida como una delincuente, le comentaba ella al pelirrojo.

Yo nunca jugaría así contigo, le dijo el tomando la barbilla de la chica y mirando sus enrojecidos ojos.
La chica respiraba algo agitada, se había ruborizado con las palabras de Ron, se dejo llevar por el momento y permitió que el pelirrojo la besara.

No Ron, pobre Harry, dijo ella cubriendo su boca y volviendo a llorar

Habla con el y dile lo que sientes, dile lo que te molesta, el debe saberlo, es la única manera para que ya no te escondas, tu sabes lo que siento por ti y lo que estoy dispuesto a hacer, yo lo enfrentare, no te sientas culpable por nada, le dijo a la castaña

Gracias, susurro ella y subió las escaleras rumbo a su habitación.

Bajo su capa las ganas de golpearlo y de quebrar su fea nariz aumentaban con cada musculo que el pelirrojo movía para formar su asquerosa sonrisa
Espero hasta que alguien saliera de la sala común para salir desapercibido por la puerta, se dirigió a uno de los tantos lugares que había visitado a escondidas con Hermione, saco su pergamino, su pluma y tinta y procedió a escribir la que juro seria la ultima carta que le escribiría a aquella mujer que tanto amaba y odiaba a la vez.

Me cuesta olvidar tu aliento
Me cuesta olvidar tu aroma
Despacio me clavaste en el pecho tus besos de rosa
Amarte fue amar el cielo
Perderte es la cruz que llevo
Tan dulce fue el adiós que mi boca aun no te perdona
Quizás te olvides de mí
Quizás alguien borrara mis besos
Quizás quien vive en tu piel, no se
Más yo nunca te olvido
Vives dentro mío y jamás te podre olvidar



Ato la carta a la pata de una lechuza y camino luego hasta el campo de Quidditch, y ahí se quedo tendido en el césped recibiendo los rayos que inútilmente el sol le entregaba para iluminarlo.

Todo me recuerda a ella. Maldita arpía, maldita bruja, mala, querías vengarte por la primera carta, ya lo conseguiste traidora, no quiero verte aunque me resulte imposible, no quiero!!!!!, grito en la soledad del campo de Quidditch, un recuerdo doloroso se le vino a la mente, de ese día en que ella había fingido un nuevo dolor en su brazo y el un dolor estomacal para faltar a clases y así estar juntos todo el día, aquel día lluvioso en que ella atemorizada por la altura se aferraba a el y daban una vuelta al castillo volando en escoba, de su pelo mojado sobre sus hombros, de sus labios que temblaban por el frio, de su cabeza apoyada en su pecho y de cuanto lo beso ese día y le agradeció por haberla hecho la chica mas feliz del mundo.


Y pensar que todo eso fue mentira, pensó el, se levanto del césped al ver que el cielo comenzaba a llenarse de nubes negras, no quería que también la lluvia se la recordara, pero ya era tarde, había comenzado a llover, así que no le importo, camino a paso lento esperando que las gotas de lluvia escurrieran de su cabeza el nombre de aquella chica que tanto lo estaba haciendo sufrir ahora.

Caminaba mirando el suelo, vio los zapatos que mas detestaba en el mundo, luego sus rodillas, su cintura, su boca que exhalaba desesperada y nuevamente su pelo mojado.

Harry
yo, lo siento mucho dijo ella que apretaba en su puño la mas reciente de las cartas escritas por Harry.

No me digas nada, ya lo se todo, ojala sean felices los dos juntos, y a mi
déjenme tranquilo, le dijo Harry pasando por el lado de ella en dirección al castillo

Harry por favor, hablemos, yo
lo lamento mucho, no quiero perderte como amigo

Harry volteo a verla, se acerco a ella decidido, la tomo fuertemente por la cintura y la beso

Dime, el besa como yo?
Te hace sentir como yo?
Te ama como yo?
En que es mejor que yo!!!!!!!!!!!!!!!
Lo amas más por cuatro palabritas cursis y promesas ridículas?

Jajajaja, y así no quieres perderme como amigo, INCLUSO COMO ENEMIGO YA ME HAS PERDIDO!!!!!
Para mi ya no eres nada!!!, vete con el, se su novia, cásate con el, ten hijos con el, envejece con el, que yo no estaré ahí para mirar lo que te sucede, y después cuando te cambie por otra y te use de apariencia no vengas a derramar tus lagrimas falsas sobre mi hombro, tu para mi no existes, no vuelvas a hablarme nunca mas en tu vida, asquerosa muggle sangre sucia!!!!, le grito el ojiverde a Hermione


Bien!!!, quien quiere gastar energías hablando contigo!!!!, y sabes por que hice lo que hice????

Por que me A-BU-RRI DE AN-DAR ES-CON-DI-DA!!!! Le dijo gesticulando mucho su frase

En eso el es mejor que tu, Potter, le grito lo mas fuerte que pudo

Ambos tenían una escena que estaba siendo presenciada por alumnos y profesores, entre la multitud Harry pudo vislumbrar a Hagrid que movía su cabeza de lado a lado, a Ron que envolvía protectoramente a Hermione entre sus brazos, la gran sonrisa de Ginny, la risa burlona de Draco y a Luna Lovegood y Neville Longbottomb mirándolo a el y a Hermione con cierta decepción.



Capitulo cinco: toma mi mano

Harry se quedo un buen tiempo mas bajo la lluvia, se acabo el espectáculo! les grito a sus compañeros e incluso a algunos profesores para que lo dejaran solo, luego de una media hora bajo las gotas frías de la lluvia levanto la vista al ver que no seguían cayendo, se encontró con una pelirroja que le sonreía amablemente mientras detenía las gotas con su paraguas.

Debes entrar Harry, vas a pescar un resfriado, le dijo la pelirroja

Déjame en paz Ginny, no sacaras provecho de esto, le dijo el chico apartándose del paraguas de la pelirroja y sentándose nuevamente bajo la lluvia
No se a que te refieres Harry, le dijo ella con aires de ofendida

Caí en el jueguito de tu hermano, eso querían??, separarnos?, pues felicitaciones!!!, lo han logrado, le dijo Harry aguantándose las ganas de gritarle a Ginny otras palabras mas hirientes.

Yo no quería Harry, le dijo la pelirroja al borde de las lagrimas, Ron siempre ha sentido envidia por ti, me tiene prohibido hablar contigo, yo ni siquiera sabia que tu andabas con Hermione, ni el, fue ella la que colapso y le conto todo a Ron y conociéndolo debió haber sacado provecho de la situación, termino por decir Ginny

Pero por que no me lo dijo a mi!!!!, le exclamo a la chica desesperado

Y que se yo!, es una indecisa, y
sal ahora mismo de la lluvia, te vas a resfriar!, le grito la pelirroja para evitar derramar unas lagrimas.

Harry acepto entrar al castillo junto a Ginny, después de todo, el frio provocado por su larga estadía bajo la lluvia se había manifestado y ya no lo aguantaba.
Pasaron los días y en el castillo a Hermione se le veía solitaria, siempre en la biblioteca o deambulando sola por los pasillos, mientras que Harry se había acercado al grupo compuesto por Neville Longbottomb, Luna Lovegood y otra Ravenclaw amiga de Luna llamada Mandy Jones.

Hermione miraba solitaria en el desayuno como Harry reía junto a Neville y al par de rubias que ya se les había hecho costumbre desayunar junto a los Gryffindors .

Es feliz lejos de mi, pensaba mientas comía su cereal con leche, mientras que yo
por que uno nunca sabe lo que tiene hasta que lo pierde?, fui una tonta, porque no escuche a Neville cuando me lo advirtió; Ron me quiere solamente para hacer sentir mal a Harry, para llamar la atención un rato, es una cucaracha!!!!, ni siquiera siente respeto por su hermana, es su objeto para hacer daño

Sentía tanta rabia que sin fijarse doblo la cuchara con la que comía

No se percato que Ron se había sentado junto a ella, se dio cuenta de la presencia del pelirrojo solo cuando Ginny regresaba desde el extremo de la mesa en donde se hallaba el grupo de Harry y este los miro por pocos segundos, los cuales, fueron muy bien aprovechados por Ron para hacer una demostración sobreactuada de su amor hacia Hermione.

Esta miro de reojo hacia donde estaba Harry y pudo percatarse que este reía junto a Mandy haciendo una parodia de lo que anteriormente Ron había hecho. De repente se levanto de golpe de su asiento, se escuchaban unos ¡adiós, te vemos mas tarde! Y este se dirigía con su mochila y escoba hacia donde estaba Ginny y su hermano. A Hermione que estaba junto a ellos el corazón le latía fuertemente, sentía un cosquilleo en su cuello y se estaba preparando para las peores palabras que Harry pudiera dedicarle
Ginny, Ron, recuerden que hoy es el entrenamiento, les dijo y se marcho, me ignoro por completo!, pensaba la castaña

Ron salió sin decir adiós, Ginny al ver tal comportamiento en su hermano miro a Hermione con cierto desagrado y luego le hizo una mueca indicando la puerta.

Nos vemos luego, le dijo y salió corriendo tras su hermano y el ojiverde que había salido primero.
Mucho tiempo después vio como llegaban exhaustos de su práctica con Harry, hace días que se cobraba su ira con el equipo, y al parecer el no se cansaba, se levantaba mas temprano que todos a ejercitarse, a veces no se le veía en el comedor a la hora del almuerzo por que estaba entrenando y de noche hacia sus deberes hasta muy tarde y al otro día seguía con lo mismo, solo se lo encontraba en clases y a la hora del desayuno, donde las risas del cuarteto le hacían notar su presencia.

Si Harry sigue así tendrá que buscar una nueva cazadora, exclamo Ginny desplomándose sobre el sofá.

Un nuevo equipo querrás decir, le dijo Ron, a todos nos tiene así, no somos como el, no tenemos su ritmo, no se que le pasa que de un día para otro le dio por entrenar tanto, termino Ron

A lo mejor su interés es solo ganar la copa, dijo tímidamente Hermione

Eso creo
, es lo único que puede ganar, dijo Ron malicioso

Hermione enfurecida se levanto de su asiento.
Que estas tratando de decir Ronald Weasley???? Que piensas? Que soy un trofeo el cual ganas y luego tiras por ahí junto a los otros? Eres realmente asqueroso Ron, le dijo finalmente la castaña
Escucharon el sonido de un libro cayendo al suelo y luego se percataron que Neville los había escuchado.
Genial!, exclamo Hermione, le dirás ahora al gran Harry Potter?, grito refiriéndose a Neville

Neville se quedo mudo, pero la sorpresa de Hermione fue mayor cuando Neville hizo un gesto con la mano y de la nada apareció Harry el cual ignoro por completo la bochornosa escena y se sentó en un sofá para guardar su capa de invisibilidad en su mochila

Neville se sentó junto a Harry aun pálido y con un ligero temor a lo que pudiese suceder.
Gracias por llevarme la capa, no aguanto más a las chicas regañándome por entrenar, le dijo Harry a Neville el cual murmuro un nervioso de nada.
Hermione subió a su habitación enfurecida, Ginny la siguió y Ron huyo de la situación, neville se fue a su cuarto y solo arreglando su escoba se quedo Harry.


Subió a darse un baño y a cambiarse de ropa, estaba realmente exhausto pero debía ser el mejor si quería dejar Inglaterra para pertenecer a los mejores equipos de Quidditch del mundo, aunque aparentara lo contrario, aun le dolía ver a Hermione y le dolía aun mas verla sufrir al lado de Ron.

Ella se lo busco!, pensaba mientras bajaba las escaleras con sus libros para disponerse a estudiar, también en lo intelectual pretendo ser el mejor, te ganaré, te sacaré de mi vida y de mi camino Hermione Granger,

Dejo sus libros junto a una mesita, tenia sus ojos cansados, pensaba leer un poco e irse a dormir, escucho unos sollozos muy familiares, miro a su alrededor y en un sofá que estaba dándole la espalda pudo ver unos rizos castaños que se asomaban.

Ahí estaba ella, se había quedado dormida en la sala común con la pluma en la mano y un librito pequeño sobre su pecho, despacio retiro el libro, era un cuaderno vacio el cual tenia en su interior pegadas las cartas que Harry le había enviado, las cuales la chica las había organizado por fechas y le hacia pequeños dibujitos con su pluma, reviso aquel cuaderno buscando algo que le dijera mas, pero no era mas que eso, las cartas pegadas y algunos dibujos en sus bordes.


Dejo el cuaderno como estaba, pero el sollozo se hacia mas evidente, llora dormida, pensó Harry
Se quedo mirándola un rato, no pensaba despertarla, solo la cuidaría hasta que su sueño se haya ido, se sorprendió cuando ya empezaban a brotar lagrimas, luego leves balbuceos y después un te necesito aquí Harry que con el pasar de los minutos se hacia mas repetitivo.

Harry se estaba preocupando, mil cosas pasaban por su cabeza , decidió dejar de lado su orgullo y tomo una de sus manos, el tacto era el mismo de siempre, su piel suave y cálida, llevo la mano de Hermione a su cara , tranquila, ya estoy contigo, le susurro.

Empezó a decirle cosas como te extraño, te necesito, cuando luego la castaña se quedo mas tranquila Harry se decidió a soltar su mano, su plan era despertarla con indiferencia, era hacerle entender que solo la había despertado por que lo prefectos deben dar el ejemplo, pero su plan falló.

Soltó la mano de la chica y esta inmediatamente se despertó, se incorporo en el sofá y quedo frente a frente a un Harry que la miraba perplejo.

Que horror! Me quede dormida aquí, dijo levantándose rápidamente y tratando de ocultar su cuaderno de la vista de Harry.

No hablaron, Harry se quedo en la sala común estudiando mientras que Hermione subió a su habitación rápidamente.

Al otro día, en su solitario desayuno una lechuza dejo caer una carta sobre su cabeza, le echo un vistazo a Harry el cual reía a carcajadas junto a Mandy Jones y Luna lovegood mientras Neville decía algo gracioso.
Se fue del gran comedor a un lugar en donde pudiera estar completamente sola para leer la carta con más calma


Toma mi mano
ya todo estará bien
no debes llorar

Sé que es difícil
pero yo estaré aquí
no te sientas sola

Si todo esta mal
y no puedes mas
puedes buscarme

Sé que tu en mi lugar
lo harías también
sin pensarlo

Sé que duele caer
y hoy estoy aquí para ti
como ayer como hoy
sabes que puedes buscarme

Se lo que sientes
y aunque parezca así
no es el final

Esto no es fácil
pero yo estaré aquí
no te sientas sola

Sé que tu en mi lugar
lo harías también
sin pensarlo

Sé que duele caer
y hoy estoy aquí para ti
como ayer como hoy
sabes que puedes buscarme


Se fue corriendo al capo de Quidditch, sabia perfectamente que Harry entrenaba solo los fines de semana, y que seguramente con un poco de valor podría hablar con el.



Capitulo seis: nuevamente

Se escondió tras las graderías para esperar a Harry, vislumbro a alguien parado en medio del campo de Quidditch, su andar huraño lo delato en seguida.
Viktor!!! Exclamo Hermione, como estas?, por que estas aquí?

Hola!, dijo el alegre, a mi también me gusta verte por aquí.

Has mejorado mucho tu acento, , le dijo ella .

Si, he estado practicando, como va tu vida aquí en Hogwarts con tus amigos?, le pregunto el búlgaro.

No muy bien, creo que estoy haciendo todo mal, le dijo ella algo apenada.

Es por lo que me contaste en tus cartas? le pregunto Krum.

Si, por eso, le respondió la castaña dejando escapar una pequeña lagrima.

Creo que lo mejor que puedes hacer es pasar un tiempo sola, distraerte, salir, que harás en navidad?, le pregunto el chico.

No lo se, creo que me quedare en el castillo, mis padres saldrán de viaje y no pueden llevarme, dijo Hermione con resignación.

Quieres venir conmigo a Bulgaria?, le pregunto Krum sonriente, de vacaciones, te mostrare los campos de Quidditch, el que fue mi colegio, en fin, para que te distraigas, le dijo Krum animado.

No lo se, no quiero ir a ningún sitio, le respondió ella triste.

Piénsalo, te haría bien salir de vacaciones y olvidarte por un momento de todo, le respondió el consiguiendo una débil sonrisa por parte de la castaña.


Hey Viktor ya llegue, dijo el ojiverde jadeante y dejando sobre el césped sus implementos de Quidditch.

Yo creo que me voy, dijo la castaña al ser nuevamente ignorada por Harry

Oye Potter, quieres venir conmigo a Bulgaria a entrenar?, le pregunto Krum

Te puedo presentar a los capitanes de equipos muy famosos y quizás alguno te invite a jugar con ellos, muchos están sorprendidos con tus avances y seria genial que fueras, le dijo finalmente

Bien!!!genial!!!! iré, lo que mas quiero es jugar a nivel profesional, dijo el ojiverde animado
Perfecto, entonces vendré por ustedes
digo por ti y tu escoba claro en navidad, le dijo Krum

Esta bien, ahora juguemos un partido para que me digas en que nivel estoy, de dijo el ojiverde animado subiéndose a su escoba y saliendo como un rayo.

Mientras que en los pasillos del castillo Hermione caminaba lentamente pensando en que hacer
No le hablare si el no me habla, si el me escribió esa carta el debe hablarme, iré o no a Bulgaria? Si o no?, creo que me hace falta un poco de distracción, si, iré, y pensare todo con mas calma

Oh! cuidado, arpía a la vista, dijo una chica rubia refiriéndose a Hermione

Cállate Jones, tu no sabes nada!, le grito una pelirroja al ver que Hermione estaba absorta en sus pensamientos

Ya detengan la pelea, les dijo la otra rubia de mirada soñadora
Pensé que eras mi amiga Luna, no se como puedes defender a esa tipa que lo único que quiere es poner sus garras sobre Harry. Le dijo Ginny

Así como las pusieron tu y la sangre sucia?, les dijo maliciosamente Mandy

A quien le dices sangre sucia víbora horrible!!!!, le dijo Hermione dándole una bofetada

Harry!, viste lo que me hizo esa estúpida??? Dijo la rubia cubriéndose el lugar del golpe

Hermione dio media vuelta y se encontró cara a cara con Harry

Ven conmigo, nosotros debemos hablar, le dijo el ojiverde a la castaña, la agarro de un brazo y se la llevo.

A un armario?, que pretendes, hablarme a escondidas ahora? Suéltame, no me toques!, déjame en paz, dijo Hermione forcejeando para no entrar al armario.

Esta bien, no quieres hablar? Estas segura?, le pregunto el ojiverde

Si quiero hablar, sobre esto!, le exclamo Hermione poniendo la ultima carta sobre las manos del chico
Y?, le dijo el ojiverde

Por que lo escribiste?, que quieres Harry, ya pague mi error y muy caro, solo déjame, si?
No, le dijo el chico

Por favor, ya aprendí mi lección, ya no sigas, tu estas bien con tus amigos y tus entrenamientos y yo estoy
como me ves, sola, ahora que ya te reíste suficiente de mi déjame en paz!, le decía entre lagrimas

Harry la tomo fuertemente de la cintura y la beso, Hermione se resistía al beso, golpeaba su espalda, jalaba sus cabellos para conseguir que el chico la soltara y cuando finalmente lo consiguió lo abrazo y estuvo mucho tiempo llorando sobre su pecho.

Por que eres así Harry? Por que?, murmuraba entre sollozos

Así como? Le pregunto el

Así de cruel, sabes que con esto me haces daño, primero esa carta y ahora te crees con el derecho a burlarte de mí, le dijo la chica

Debiste decir las cosas mucho antes, decirme lo que no te gustaba de mi, que odiabas el verte a escondidas conmigo, debiste confiar en mi, debiste decirme que no eras feliz con Ron, eres muy orgullosa Hermione, le dijo mirando sus enrojecidos ojos

Lo que menos quería era hacerte daño, le dijo ella
Ya nada volverá a ser como antes, no podemos volver a ser tan amigos como siempre, le dijo, será mejor que no nos veamos mas, es probable que cuando termine el colegio me vaya del país, le dijo el ojiverde.

Pero por que!!!!!!! Le exclamo ella en un llanto ya incontrolable

Por que te amo!, le grito el , amarte duele
eres venenosa, eres mala, seria un poco hombre si dijera que a tu lado no fui feliz, fui muy feliz, quizás fue el mejor tiempo de mi vida, pero eso ya es pasado, tu me hiciste daño y no quiero que lo vuelvas a hacer, le dijo con una voz quebrada

Yo no quería!!!! Estaba confundida, ya no sirve que te diga algo verdad? Dijo al ver que Harry la ignoraba

Si tu quieres que te deje, esta bien, se que te hago daño, adiós. Dijo ella poniendo en las manos del muchacho el cuaderno con las cartas y la más reciente de ellas sobre el cuaderno.

Que es esto?, le pregunto Harry haciéndose el desinformado

Tus cartas, le dijo ella y salió del armario dejando a Harry solo

Harry salió tras ella, alcanzo a tomarla por la túnica y la llevo nuevamente al armario.

Perdóname, he sido un tonto, le dijo intentando abrazarla, pero ella oponía resistencia.

No lo hare, recuerda que yo soy una sangre sucia mala y venenosa, le dijo con una mirada de odio
Ojala te vayas lejos, muy lejos y no vuelvas nunca mas!, le dijo, esta vez salió corriendo para que Harry no la siguiera, ahora si es de verdad el final, dijo para si misma.

Capitulo siete: un día más
Ya lo ves , es sabio tiempo
Me enseñó que en un momento
Yo te amaría y también te podía perder

Sin tu amor siento el vacío
Sin tu amor el sol es frío
Qué más quisiera que tenerte en mis brazos, Amor

Para volverte a besar
Para volver a sentirte un día más
Para pedirte perdón tú tenías razón
No es un juego el amor, no lo es

Y ahora que, tú ya te has ido
Me quedé solo y perdido
Qué no daría por volver a empezar nuestro amor

Cada momento sin ti se muere el alma
Y yo no puedo seguir
Si yo pudiera elegir volver a vivir lo haría junto a ti

Lloraba solitaria en uno de los tantos lugares que había visitado con Harry, un niño de primero la siguió durante mucho tiempo para entregarle otra carta mas, la leyó y como de costumbre se resigno a la idea de que olvidarlo era prácticamente imposible
Sentía pena, rabia, ira, se que te he hecho mucho daño Harry, pero ya te haz cobrado, yo también he sufrido de la misma manera que tu, no se si podrá ser todo como antes, lo que se es que si hay alguna luz de esperanza para ambos, costara mucho que nos alumbre, pensaba Hermione en la soledad de la torre mas alta del castillo.

Recordaba su tiempo feliz junto a Harry, en donde en esa misma torre a la luz de la luna el la abrazaba y le juraba que aunque una gran distancia los separara el siempre estaría amándola a ella.

Después de haber llorado su ración de lagrimas se dirigió a su habitación, ya basta de recuerdos y de promesas que no se cumplieron, se decía a si misma, mañana iré a Bulgaria y espero que ese viaje me alivie un poco, pensaba a medida que caminaba

Mientras que en la sala común dos chicos tenían una charla que ya se había prolongado mas de lo esperado para ambos.

Mañana me iré a Bulgaria Ron, cuídala mucho por favor, le dijo el ojiverde al pelirrojo

Lo hare, te debo una y muy grande, mientras tu estés allá yo hablare con ella, la hare recapacitar, le pediré disculpas por mi torpeza y le diré que tu quieres estar con ella, le respondió el pelirrojo

Gracias Ron, le dijo Harry con una sonrisa
Por nada, hemos sido amigos desde niños y no me gustaría que un desatino por parte mía arruinara todo, le dijo el pelirrojo para finalizar

Eso si, no la dejes sola, y mas si Jones anda cerca, ya sabes que la odia le dijo el ojiverde

Este bien, de Jones me encargo yo, dijo el pelirrojo

Cretino
se escucho proveniente de una voz

femenina, era Hermione que había pasado y había escuchado lo ultimo dicho por el pelirrojo, ambos chicos se miraron sin entender y decidieron ir a dormir.


Al día siguiente, Hermione se había levantado muy temprano, viajaría muchas horas en tren hasta el punto de aparición junto a Viktor Krum, se encontraban ambos en el vagón hablando animadamente de cómo era Bulgaria, del frio, de la navidad, etc.


Espérame, se me olvidaba algo, le dijo el muchacho a Hermione

Krum rápidamente busco por todo el tren a Harry hasta que lo encontró

Pero que haces, ese compartimento estaba vacío!, le exclamo Harry

Lo se, es solo que viajaremos con alguien mas, le dijo Krum, Harry sin prestar mas atención lo siguió.
Hermione cuando vio entrar a Harry y luego a Viktor se sorprendió, abrió los ojos exageradamente y ambos miraron a Krum pidiendo explicaciones, el búlgaro muy nervioso no sabia por donde comenzar


Emmm, verrran, Harry va a entrenar y Hermione va a conocerrr mi país y esperrrrenme que ya vuelvo, dijo Krum dejándolos solos

Cuando se pone nervioso se le sale el acento, dijo Harry graciosamente esperando a que Hermione se riera, pero ella solo se limito a seguir leyendo su libro.

Horas después cuando Viktor llego el silencio era mas incomodo, el trataba de hablarle a uno e incluir al otro en la conversación pero no conseguía nada, Hermione salió por un momento a comprar algunos dulces.

Y le hablaste?, le pregunto Krum

Trate, pero ya sabes, esta enojada conmigo, le dijo Harry

Tu no haz tratado, solo te quedaste mirándola y dejando que ella te ignorara, eres un cobarde Potter, un gallina, las pocas veces que has sido decidido has logrado tus propósitos, así de decidido como lo eras para volar, quiero que lo seas con ella, dile lo que sientes y ya basta de cartitas que a lo mejor tira a la basura, le dijo el búlgaro enojado

Harry sorprendido trataba de decir algo pero no podía, en el fondo Krum tenia razón, esta vez será diferente, le dijo, le diré todo y no la heriré mas, dijo finalmente

Hermione regreso con chocolates, se disponía a abrir su rana cuando Harry empezó a dejar brotar su valor digno de un Gryffindor

Lo lamento, lo siento, no quise hacerte sufrir, solo quiero que estemos juntos y esta ves no cometeré los mismos errores de antes, prometo escuchar todo lo que quieras decirme y no decirte cosas hirientes, lamento haberte llamado sangre sucia y víbora venenosa, estaba enojado y no medí mis palabras, por favor Hermione perdóname!, le dijo muy rápidamente y con Krum delante de el

Krum le dijo a Hermione una palabra en búlgaro, ella asintió con la cabeza y luego Krum salió

Me hablaras o solo seguirás ignorándome? Le dijo un Harry ruborizado

Te das cuenta del daño que nos hemos hecho? Le dijo la castaña, crees que después de todo eso podremos empezar de nuevo como antes? Le dijo

De los errores uno aprende, y yo aprendí que debo escucharte, le dijo Harry sentándose al lado de ella

Y yo que debo confiar en ti, le dijo ella tomando su mano

Harry se iba acercando para besarla pero ella lo detuvo

Y ahora que pasa?, le dijo Harry asustado por la reacción de la chica

Dame tiempo, solo eso te pido, por favor dame tiempo para pensar, le dijo con una lagrima que ya era habitual en ella

Esta bien, lo que tu quieras, le respondió el ojiverde
Cuando Viktor regreso se sentía un gran alivio en el ambiente, Hermione seguía comiendo chocolates mientras leía, y Harry seguía mirando por la ventana, pero ahora ambos tenían una expresión diferente en sus rostros.

Ya muy tarde en la noche llegaron al punto de aparición, el traslador era una lata vieja y oxidada, los tres tocaron la lata a la vez y se aparecieron en una confortable mansión, era muy espaciosa, por los ventanales se podía apreciar la lluvia que con furia mandaba sus gotas a azotar las ventanas de la casa de Krum, la chimenea estaba encendida, los tres se desplomaron en un confortable sofá, estaban muy cansados por el viaje.

Creo que deberíamos dormir, les dijo Krum, hare que suban a cena a su cuarto, los llevare allá, les dijo y los condujo por un extenso pasillo

Tienes una casa muy linda Viktor, le comento Harry mientras caminaban

Y tu tendrás una mas grande si sigues jugando tan bien, le respondió el, mañana te presentare a los capitanes de equipos famosos de aquí, haremos una pequeña practica y ojala les guste tu estilo, le dijo el chico con entusiasmo

Bien llegamos, esta es su habitación, les dijo Krum
La habitación tenía una sola cama que era más bien una para dos y estaba elegantemente decorada.
Pero donde se supone que dormiré yo?, pregunto Hermione desconcertada

Aquí con Harry

Queeee? Exclamaron ambos al unisonó

Así como lo escucharon, Hermione estaba indecisa así que no prepare un cuarto para ella, esta es en realidad tu habitación, así que dejaras que Hermione duerma aquí, no seria apropiado que durmiera en mi cuarto, ustedes son amigos y de seguro no tendrán problemas, les dijo Viktor y se fue


Si te molesta yo puedo dormir en el suelo, le dijo Harry

No te preocupes, siempre y cuando cada uno duerma por su lado no habrán problemas le dijo la castaña

A mitad de la noche el frio de Bulgaria se hacia evidente, al amanecer se miraron el uno al otro y rieron como hace tiempo no lo hacían al ver que habían dormido abrazados
Capitulo ocho: Sofía y la chica dorada

Hey!, dijimos que cada uno por su lado, le dijo Hermione sonriendo al ojiverde

Yo estoy por mi lado, tu estas en el mío, le dijo Harry ruborizando a la castaña

Por eso! Como permitiste que yo pasara a tu lado?, insistía ella jugando

Es tu culpa, tú pasaste al mío, yo estaba durmiendo, le dijo el muchacho

Eres un sinvergüenza Harry Potter, le dijo mientras se acurrucaba mas a el.

Fue una noche muy fría, la sinvergüenza eres tú, me usaste de cobija, le dijo al tiempo que despejaba la cara de la chica de los múltiples cabellos enmarañados que tenía.

Siempre se la había imaginado bella, pensaba que cuando despertaba era tan angelical como cuando se iba a dormir, ahora la versión real de una Hermione en la mañana le causaba risa, pero aun así seguía siendo hermosa a su manera, tenia esa expresión de pereza en su rostro, los ojos a medio abrir y el cabello totalmente revuelto, ella aun dormía sobre su pecho, sintió la fragancia de su cabello, una mezcla de canela y vainilla, ese aroma que en ella parecía tan dulce lo hizo dormir a el también, lo hizo soñar con una felicidad nueva, una al lado de ella, su mejor amiga, su novia, su cómplice, su todo.

Sintieron que alguien golpeaba la puerta de la habitación, de un golpe se separaron, Harry abrió la puerta mientras Hermione despejaba su cara de su montón de cabellos.

Y como durmieron los amiguitos? Pregunto Krum con sarcasmo

Bien, contesto Hermione con seriedad

Apúrense, el desayuno esta listo, hoy pasearemos por Sofía, mañana iremos al campo nacional de Quidditch y el resto de la semana
seguiremos paseando, les dijo Krum y cerro la puerta


Y quien es Sofía??, le pregunto Harry a Hermione, al ver que esta hacia su cara de respuesta obvia no espero respuesta alguna de ella

Es la capital!!, le exclamo Hermione al ver que Harry seguía pensando en la respuesta a su pregunta

En el desayuno era una competencia entre Hermione y Harry sobre quien estaba mas rojo que el otro, Krum los miraba sonriente, Hermione se sentía bastante incomoda con el ambiente y Harry trataba de disimular su sonrisa comiendo lo mas rápido que podía.

Por dios Viktor no paso nada!!!!, termino por explotar Hermione

Eres un temeroso Potter, le exclamo el búlgaro a Harry

Y ahora que hice!!!, exclamo el ojiverde

Ya deja de mirarnos así como si hubiésemos hecho algo, solo dormimos y ya!, le dijo Hermione rojísima

Eres tu la que tiene la mente como una alcantarilla, yo no estaba pensando en eso precisamente, le dijo Krum riendo

Entonces deja de mirarnos así!!!, le dijo la castaña
Pero como quieres que los mire!!!, los fui a despertar mas temprano y te encontré durmiendo sobre el, le dijo Krum explotando en una carcajada

Te preocupas demasiado Hermione, solo estoy bromeando, relájate y disfruta de las vacaciones, solo mira a Potter, le dijo apuntando a Harry que se encontraba con la mirada pérdida y cara de despistado.

La carcajada ahora proveniente de Hermione fue lo que saco a Harry de sus pensamientos.

Eres un mal pensado Krum, yo jamás le faltaría el respeto a Hermione, ella solo estaba apoyada en mi por que tenia frio y
..

Ya déjalo Harry, lo interrumpió Hermione, solo quiere fastidiar, le dijo a modo de broma

Me alegro que ya se hayan acabado sus problemas, les dijo el búlgaro, ahora terminen su desayuno para mostrarles mi país.

Salieron a la calle preparados para el mayor frio del mundo, y su sorpresa fue grande al ver que aunque si hacia mas frio que en Inglaterra, no era tanto como lo habían imaginado, Viktor los llevo por toda la ciudad, les hizo un recorrido perfecto, explicándoles la arquitectura de prácticamente la ciudad entera y su historia, llegaron al anochecer a la mansión de Viktor, muy cansados por haber caminado todo el día recorriendo la ciudad, cenaron comentando lo hermosa que era la ciudad.

No digas que Sofía es Hermosa Potter, Hermione podría ponerse celosa, le dijo Krum bromeando

Los tres rieron con el comentario, recuerden que mañana vamos a jugar Quidditch, tienes que dormir bien Harry, y ojala algún capitán de equipo se interese en tu manera de jugar, estaría muy bien que jugaras en las ligas de Alemania, España o Francia, ahí hay muy buenos equipos, serás el mejor buscador, siempre y cuando yo me retire, dijo Krum y ambos rieron, Hermione miraba con tristeza su cena.

Tranquila niña, tu novio no te va a dejar de lado , espero que su amor por ti sea más grande que su amor por esa chica llamada Snitch.

Harry tomo la mano de su novia, con una mirada se lo dijo todo y puso apreciar que el semblante de Hermione se encontraba tranquilo.


En la noche se la paso aferrada a el, cobijándose de la fría noche Búlgara en los brazos protectores y fuertes de Harry, el por su parte dormía plácidamente cobijado en el calor y el aroma dulce de Hermione, soñaba que ella venia vestida de blanco, que ella se acercaba a el y lo besaba, al sentir que aquello se hacia realidad despertó, no era un sueño, en parte era realidad, Hermione lo estaba besando, el desconcertado se aparto de ella, ilumino la habitación oscura con su varita y busco su mirada.
La conocía perfectamente y sabía que tenía.

No te dejare sola ni por todos los equipos y ni por todos los galeones del mundo, le dijo y la cobijo nuevamente entre sus brazos, demoro un buen tiempo en que la chica se durmiera, cuando se percato que ya estaba en un sueño profundo el también se durmió.

Despiértense par de
jóvenes, les dijo Krum,
debemos estar en el campo de Quidditch, contacté a varios capitanes y les hable de ti Harry, haremos una pequeña práctica y luego ellos verán si te ofrecen el puesto de buscador en sus equipos.

A toda prisa se levantaron, comieron lo más rápido que pudieron su desayuno y se aparecieron en el lugar acordado.

Hermione los miraba desde las graderías del campo, en realidad el entrenamiento riguroso de Harry había dado sus frutos, alcanzaba a Krum en calidad y le estaba dando un gran trabajo en la búsqueda de la Snitch, finalmente fue Krum quien atrapo la Snitch dorada aunque todo el crédito se lo llevo Harry.

En el medio del campo Harry y Viktor Krum hablaban con los capitanes de los mas prestigiosos equipos de Quidditch del mundo, vio que Harry llegaba hacia ella con su cara enrojecida producto del gran esfuerzo hecho en el campo de Quidditch.

Y?, que paso?, cuéntame!!!!, le exigió Hermione
Dicen que use muy bien el Plumpton Pass y el Amago de Wronski y que si quiero el próximo año podre jugar en el equipo que se me plazca, le dijo Harry sin poder creer lo que decía

Pero eso es fantástico! Le dijo Hermione en un abrazo, pero Harry la timo de los brazos y la separo de el

Sabes lo que esto significa? Le pregunto a la chica que aun esta emocionada

Que serás el mejor!!!, le dijo ella

No, que nos queda poco tiempo, esta allí el capitán de los Chudley Cannons y quiere que juegue en su equipo, esta haciendo bastantes cambios, ya sabes que no son muy brillantes. Le dijo Harry

Pero y eso que tiene que ver con nosotros? Le dijo Hermione

Ellos entrenan en Irlanda, es lo más cercano a ti que tengo, la otra opción seria aquí en Bulgaria, le dijo Harry triste

Si tienes que hacerlo, si es tu destino y es lo que quieres, hazlo, no quiero ser quien te impidió hacer tu sueño realidad, le dijo Hermione en tono comprensivo.


Luego de lo vivido en el campo de Quidditch de Bulgaria las vacaciones no fueron tan buenas, Hermione pasaba preocupada la mayor parte del día, Harry pensaba en su futuro profesional y se dedicaba a sacarle un brillo excesivo a su escoba y Krum al verlos a ambos pasaba callado el día entero.

De noche no podían dormir, se la pasaban mirando el techo.

Y si me fuera?, le pregunto Harry, me odiarías por dejarte sola?

No te odiaría, solo te extrañaría, pero podrías viajar por algún tiempo a Inglaterra y yo a Irlanda y así estaríamos en contacto, le dijo Hermione

No quiero separarme de ti, le dijo Harry cobijándose en ella

Y yo tampoco, pero aun queda mucho tiempo, debemos aprovecharlo y no dejar que se arruine por tonterías, le dijo acariciándolo como a un niño pequeño

Era muy relajante el sentir que los dedos de Hermione jugaran con su cabello, se quedo finalmente dormido, al otro día debían aparecerse en King Cross, las vacaciones se acababan y era tiempo de volver .



Capitulo nueve: después de todo

Ya en el tren de regreso Hermione y Harry aprovechaban cada momento juntos, ambos sabían que un encuentro con Voldemort estaba próximo y que luego Harry se iría lejos para cumplir su sueño de jugar Quidditch a nivel profesional. Por su parte Viktor krum se había quedado en Bulgaria y los dejo viajando solos.

Que haces?, le pregunto la castaña al ver que Harry escribía en un trozo de pergamino

Algo, le respondió escuetamente, debo anotarlo antes de que se me olvide, le respondió; guardo apresuradamente el pergamino en su mochila, se sentó junto a Hermione y apoyo su cabeza en el hombro de la chica.

Ya queda poco Hermione, y no quiero que este tiempo se acabe, le dijo susurrando en su oído

Ella no le respondió, le dolía que la sola idea de que Harry saliera mal de su encuentro con Voldemort pasara por su mente, lo prefiero lejos de mí que muerto, pensó para si.

Al llegar a Hogwarts Hermione se adelanto, ya que Harry se ofreció a ayudarla con su equipaje.

Pero en donde te habías metido!!!, te busque todos estos días!!!, y Harry
tu debes volver con el, es un buen chico y te quiere y
tu!!!!, llegaste!!!!!, no pude hablar con ella, no la encontré por ninguna parte!!!!, exclamaba un pelirrojo desesperado en la sala común.

Tranquilo Ron, Hermione fue conmigo a Bulgaria, le dijo Harry desplomando el equipaje en plena sala común

Ahhh si?, entonces disculpen ambos, por mi
estupidez, mi ambición y bueno, creo que ya lo dije todo no? Les dijo Ron

Eres un tonto Ron!, le dijo Hermione amistosamente y le dio un abrazo

Ahora si seguimos siendo amigos? Pregunto el muchacho

Claro que si Ron!, ya falta poco para que terminemos la escuela, seria una tontería arruinar nuestra amistad con malos entendidos, le dijo Harry
Será mejor que vayan a dormir, han viajado mucho y deben estar cansados, les dijo el pelirrojo mientras los ayudaba con el equipaje

Ya de madrugada una leve lluvia azotaba los cristales del castillo, por dios!!! Por que si antes no la necesitaba ahora no me puedo quedar dormido!!!!, exclamo Harry mientras se levantaba a toda prisa para dirigirse a la sala común, una sonrisa se formo en su rostro al ver que no era el único que no podía dormir.

No se que hechizo me has hecho pero se me ha hecho una adictiva costumbre dormir contigo, le dijo la chica al verlo bajar las escaleras

Pues que crees!, a mi también!, le dijo el mientras se recostaba en el sofá mas grande de la sala común de Gryffindor, ella se levanto de su asiento y fue a su lado, para el eran dos versiones diferentes, la Hermione al despertarse y la Hermione al dormirse, la luz de la luna iluminaba parte de su cara, algunos de sus rizos caían grácilmente desde el sofá y en su cara tenia una expresión de tranquilidad cuando su mano hacia contacto con la suya, el le beso tiernamente los labios mientras ella acariciaba el cabello del muchacho.

No puedo creer que esto ya se este acabando, dijo el ojiverde al separarse de ella

Por que? Dime!!!, le dijo ella desconcertada

He recibido una lechuza en mi habitación, debo irme, le dijo Harry con voz quebrada

Pero como! A donde!, le exigió ella

Ya se como destruir a Voldemort, le dijo, pero al ver la expresión de angustia de la castaña no siguió con su relato.

Cuando te vas? Pregunto ella temerosa

No lo se, quizás mañana o en un par de días mas, le dijo el ojiverde

Yo iré contigo, le dijo ella decidida, te acompañare, no te dejare solo, le dijo aferrándose a Harry
No puedes, no quiero que te hagan daño, le dijo el con los ojos llorosos

Lo que menos quería era hacerla llorar, pero sin querer lo había logrado, ella lloraba descontroladamente.

Por que siempre que estamos bien algo tiene que arruinarlo todo!, exclamaba entre sollozos

Quiero estar contigo, le dijo para luego besarlo

Y yo también pero debo ir
., le decía el tratando de escapar de la boca de Hermione

Que no entiendes? Hoy quiero estar contigo, le dijo mirando sus verdes ojos

Se besaron, se amaron por primera vez en aquella sala común, cuando el sol recién salía Hermione se hallaba sola en la sala común, abrigada solo con la túnica de Harry, el resto de su ropa se encontraba revuelta por el sofá, se percato que en una mesita próxima al sofá había una carta, miro la hora en su reloj, ya faltaba muy poco para que algunos estudiantes comenzaran a bajar, se vistió lo mas rápido que pudo y subió a su habitación para que no descubrieran de que manera había pasado la noche.
Le dolía mirar aquella carta, lo había comprendido todo a la perfección, Harry se había ido.


Dormir contigo, es el camino más directo al paraíso
Sentir que sueñas mientras te beso y las manos te acaricio
Dormir contigo, es navegar en una estrella hasta el espacio
Es embriagarme con el susurro de tu hablar, tierno y despacio
Dormir contigo es conocer la dimensión que tiene un verso
Sentir que duermo y al mismo tiempo conocer el Universo
Dormir contigo, con tu cabello acomodado aquí en mis brazos
y el terciopelo que me brinda tu regazo ,que maravilla dormir contigo
dormir contigo, con la ilusión de que despertará mañana
con el calor de un nuevo día en la ventana
fue algo hermoso, amor, dormir contigo.


No tenia ánimos de ir a clases, ni de leer los interesantes libros de la biblioteca, solo quería llorar y dormir, y que hare ahora que no estas?, decía apretando la carta con todas sus fuerzas, que hare?.


El tiempo transcurría lentamente en el castillo, había llegado el momento de dejar Hogwarts para siempre, las noticias sobre Harry eran escasas, solo las que salían en el profeta, que había tenido uno que otro encuentro con algunos mortifagos, que Voldemort se estaba escapando y que no se sabia exactamente el paradero de Harry, que podía estar en cualquier lugar de Europa o quizás en otro continente.


Todo lo que hace es para que vivamos en un mundo mejor, le dijo Ron a modo de consuelo cuando ya se encontraban en la casa de Hermione

Ella aventó el profeta lejos y se dejo caer en su sofá preferido

Ni una sola carta Ron, no me ha escrito nada, le dijo con tristeza, han pasado seis meses y nada!

Debes tener paciencia, ya sabes que Luna nos esta informando de todo, lo mejor es que por ahora te ocultes, fue bueno que la mayoría de los que estaban en el castillo creyeran que tu y Harry seguían peleados, así pensaran que a Harry le daría lo mismo si te toman como rehén, de todas maneras no saques lo hechizos y cuídate, yo debo irme, Luna me esta esperando y ojala tenga noticias, dijo el pelirrojo para luego desaparecer y dejarla sola en su casa.

Meses después se supo la gran noticia, Voldemort había muerto, la misma varita que portaba se había encargado de acabar con el, de Harry se sabia que se encontraba en San Mungo, reponiéndose de lo anteriormente vivido.

Ron llevo a Hermione al hospital para que lo viera, en una de las camas, sentado y escribiendo con una pluma que Hermione le había regalado hace mucho tiempo se encontraba Harry, tenía unos rasguños en su cara y brazos, pero seguía teniendo el mismo pelo negro azabache indomable y esos profundos ojos verdes.

El reencuentro fue en las palabras de Ginny la mas hermosa demostración de amor

Hermione se había abalanzado sobre el, lloraba descontroladamente de felicidad, el tiernamente acariciaba los cabellos de la chica, hace ya un año que no se veían, que no se abrazaban, que no se besaban, la manera en que se miraban el uno al otro era la mas dulce del mundo.

Por que no me escribiste, te extrañe y no sabes cuanto!, le dijo ella cuando las lagrimas la dejaron hablar

Y si rastreaban la lechuza y te hacían algo? Le dijo Harry, no te iba a exponer a tales peligros

Yo quería ir contigo, me dejaste sola, llegue incluso a odiarte en un momento, le dijo al ojiverde
Lo siento, no quería que te hicieran daño, le dijo el ojiverde abrazado a ella

Se percato que aunque ella estuviera diferente, vestida ya sin el uniforme de Hogwarts, con el pelo liso y con un poco de maquillaje su tacto seguía siendo el mismo, sentía el mismo cosquilleo en la espalda cada vez que tenia contacto con las suaves manos de Hermione, su aroma seguía intacto, tan dulce como lo recordaba y aun conservaba ese calor acogedor que solo ella tenia.

Cuando salió del hospital trataron de recuperar todo el tiempo perdido, tenían muchos planes, pensaban comprar una casa en Londres, con un patio inmenso, una piscina y arboles altos para enseñarle a jugar Quidditch a los hijos que planeaban tener, por que supongo que no te molestara que jueguen Quidditch, le dijo Harry a hermione mientras paseaban por un parque en un hermoso día de agosto.

Claro que no!, pero que no sea a muy temprana edad, se podrían caer y lastimarse, le decía la castaña tomada de su mano

No, antes de que caminen ya sabrán volar, le dijo Harry en broma

Y hablando de Quidditch, jugaras el sábado?, le pregunto la chica

Si, por que? Le respondió con una pregunta el ojiverde

No importa, es que el sábado deberíamos ir a revisar lo de la boda, pero si quieres vamos el domingo, le dijo Hermione

Ya sentados en una banca de aquel parque, Hermione comía un algodón de azúcar gigante que Harry le había comprado, ya estaba sospechando de sus repentinas ganas de comer y de sus repentinas ganas de no comer, podrá ser que ella este
bueno, de todas maneras seria maravilloso, después de tantas cosas que hemos pasado, seria lo único que faltaría para ser completamente felices, pensaba Harry mientras abrazaba a su prometida que tenia la cabeza apoyada en su pecho.





Capitulo diez: entre Snitch y preparativos de boda

Entre la boda, el trabajo y la universidad ya no tengo tiempo para nada!!!, y ese Potter que se cree, que puede dejarme sola organizando todo mientras se va por semanas a quizás donde a jugar Quidditch?

Tranquilízate Hermione, desesperándote no lograras nada, le dijo un pelirrojo asustado viendo como su amiga ordenaba su cuarto de una manera violenta

Por lo menos tuvo el detalle de quedarse en Inglaterra y no irse lejos, dijo la chica mientras apilaba unos libros sobre derechos de algunas criaturas mágicas

El sábado juega Inglaterra contra Bulgaria, creo que al otro día no podrá ir contigo a ver lo de la casa, por cierto, es un vecindario de magos?, le pregunto Ron

No lo se!, nos dijeron que era un vecindario en donde vivían parejas de ancianos que a menudo son visitadas por sus nietos, se veía un lugar tranquilo, y además tiene un patio gigantesco y algunos arboles que cubrirán a Harry cuando se le ocurra volar en escoba.

Apuesto a que se duerme el domingo entero!!!, hizo lo mismo cuando fuimos a Cannes, jugo contra los franceses, les dio una paliza con el puntaje, me prometió ir a recorrer la playa al atardecer pero que crees!!!

No lo se, se durmió?, pregunto temeroso el pelirrojo

Exacto!!!, para que promete cosas si después no las cumple?, entiendo que este cansado y necesite dormir pero no podría decirme lo siento Hermione estoy muy cansado así que dormiré todo el día y no iremos a pasear por la playa dijo la castaña imitando la voz de su novio

Mmm, bueno, así es Harry, y cuando se casan?, le pregunto Ron

Eso es otra de las cosas que me dan coraje de Harry, dijo que mejor hiciéramos los preparativos de la boda y que cuando ya tuviéramos todo listo fijábamos una fecha, pero sabes algo?, manda aquí el Quidditch, si hay partido, se atrasa la boda, y aunque el no juegue, tiene que ir a ver el partido, y a veces me dan ganas de petrificar a esa manada de
chicas que van a su casa a pedirle autógrafos, le gritan cada cosa y me tienen harta los rumores de las revistas que dicen que Harry anda con otras, ya no hayan que chisme inventar para escribir mas paginas de revista!, dijo la castaña frotándose el abdomen

Es un desorganizado, ojala con el matrimonio siente cabeza y madure un poco, le dijo Ron

Por cierto, te noto extraña, estas embarazada o algo?, le pregunto inquisitivo el pelirrojo

Nooooooo!, exclamo ella

Mira Hermione, ya tengo bastante con la sensibilidad de las periodistas del Quisquilloso, los antojos de mis cuñadas y las barrigas de tus compañeras de universidad y tus casi muy frecuentes mareos, se perfectamente cuando una mujer esta embarazada.

Pero yo no lo estoy!, le dijo la castaña

Y como lo sabes?, lo has confirmado ya?, le preguntaba insistente el pelirrojo

No, no lo se, deja de confundirme Ron!!!, le dijo ella mas calmada

Lo sabia! Y cuanto tiempo tienes, le dijo el pelirrojo feliz por su acierto

No lo se, creo que un mes, perdí la cuenta, le respondió ella

Ustedes y sus viajes, ves? Gracias al Quidditch vas a ser mamá, le dijo Ron riendo, y así tanto maldices ese deporte tan genial

Ese Potter, cree que puede llegar y darme las sobras de su tiempo, a estas alturas ya creo que no habrá boda, dijo triste

Y cuando le dirás?, el debe saberlo, le dijo Ron

Y tu crees que la idea le agrade?, no quiero atarlo con un bebe, extrañara jugar y
no se!, que hago? Dijo Hermione

Decirle obvio! Debe saberlo, el mas que nadie, dijo el pelirrojo

Y ahora que debo saber?, pregunto Harry quien estaba parado en el umbral de la puerta

Dile tú, tengo que ver a Luna, ya sabes como se pone si no almuerzo con ella, dijo Ron

Y vas sagradamente a Hogsmeade todos los fines de semana solo para almorzar con ella?, por que será? Le pregunto Harry

Ya sabes por que, por el mismo motivo que tú y Hermione se escabullían en Hogwarts, le dijo el pelirrojo y desapareció

Me dirás?, le preguntó el mientras la abrazaba

Mira Harry, tú eres muy tierno y lindo conmigo, pero me gustaría que me dedicaras un poco mas de tiempo, por lo menos ahora, no puedo hacerlo todo sola, le dijo la chica suplicante

Lo se, pero espera a que termine la temporada de Quidditch, debo ganarle a Krum y luego iremos a Japón y si gano ahí será el próximo en Berlín, y se acabo el Quidditch hasta el siguiente mundial, le dijo el ojiverde.

No puedo esperar un año para casarme contigo Harry, le dijo ella

Y por que no puedes? Le pregunto el desconcertado

Mírame Harry, me notas algo distinto, si quiera tu mente tan ocupada con tus jugadas te ha dado tiempo para notarme algo diferente? Hasta Ron se dio cuenta, le dijo ella resignada al ver que el chico no le respondía

Eso que dices tiene que ver con tu repentino gusto por comer algodones de azúcar? Le pregunto el

Si, creo que si, le respondió ella

Pero que bien!!!! Me has hecho el hombre mas feliz del mundo Hermione!, si quieres nos casamos ahora, o cuando quieras!, puedo conseguir un reemplazo para los partidos, todo sea por estar contigo, le dijo el chico levantándola de felicidad

Y te perderás la alegría de ganarle al grandísimo Viktor Krum?, le pregunto ella con una sonrisa

Esa no me la pierdo por nada, y los demás partidos
que los juegue mi refuerzo, creo que los chicos entenderán por que no jugare por un buen rato, le dijo el ojiverde sonriente

Has ido a algún medico?, que es?, si es niño le puedo poner el nombre yo?, tus padres ya lo saben?, le pregunto simultáneamente Harry

No he ido a ningún medico, debo tener como un mes, no se que es y solo lo sabe mi madre, si mi padre se enterara primero te mata y me deja viuda antes del matrimonio, le dijo en un tono de preocupación.

Que debo saber Hermione Granger?, le pregunto un hombre algo mayor desde el umbral de la puerta
Papá!!!, cuando llegaste?, le pregunto ella nerviosa; por que nadie tiene la buena costumbre de cerrar la puerta!!!!

Hace diez minutos, le dijo el señor Granger, pero no me digas nada, lo escuche todo, desde tu conversación con tu amigo el pelirrojo pecoso hasta tus planes con tu prometido, no puedo creer que tu madre no me haya dicho nada!! Eres mi hija por dios!!! Se supone que debía saberlo, le dijo su padre exasperado

Emmm, señor, yo prometo casarme con su hija y hacerme responsable de mi hij
.

Ya cállate Harry, ya se que te tienes que casar con ella, y mira que puedo ser peor que ese volde
como se llame!, le dijo el señor Granger riéndose de lo asustado que estaba Harry.

Ya ves? No me ha matado aun, le dijo Harry lanzando un suspiro

Pero aun te tienes que casar conmigo y pronto!!!, ya compre el vestido de novia y si dejamos pasar mas tiempo no que va a caber, le dijo Hermione para luego darle un corto beso en los labios.

Iras conmigo a Bulgaria?, le pregunto el ojiverde
Claro que si, me trae muy buenos recuerdos ese país, le contesto Hermione mientras disfrutaba de las caricias que Harry le entregaba a ella y a su bebe que aun se desarrollaba en su vientre.

Si es niño puedo ponerle el nombre yo? Le pregunto Harry con ilusión

Como quieras, pero piénsalo bien, no vaya a ser que después le moleste su nombre, le dijo Hermione aferrándose a sus manos.


Capitulo once: como has cambiado mi vida

Nunca en mi vida podre ganarle!!!!! Exclamaba Harry en su habitación junto a Hermione

Piénsalo así, el lleva mas tiempo que tu en el Quidditch, de seguro cuando tengas su edad serás tan bueno como el, le dijo Hermione a modo de consuelo

Es que nunca habrá alguien como el!!!, es único!!!, eso si, debe admitirlo, no le deje el camino fácil, pero bueno, Inglaterra ganó, no le dejamos mas remedio a Krum que atrapar la snitch. Me dormiría el domingo entero!!!, exclamo Harry con un gran bostezo

Entonces te dejo para que duermas, le dijo Hermione con un dejo de resignación

Le dijiste a Viktor que viniera a la boda?, le pregunto Harry

Y cuando será la famosa boda?, le respondió con una interrogante la castaña

Te parece bien el 14? Le dijo Harry adormilado

Como quieras, solo espero que no haya Quidditch ese día, dijo Hermione enojada y cerro la puerta fuertemente

Harry salió hecho un rayo para seguirla, ella iba bajando las escaleras de la que en unos días mas seria también su casa.

No te enojes conmigo, este fue el último partido, lo prometo, le dijo disfrutando del abrazo de su novia

El ultimo hasta cuando?, le pregunto ella mas calmada

Hasta que a ese bebe se le ocurra jugar, ahí estaré de espectador, le dijo sonriente

Ve a dormir, ya estas soñando despierto, le dijo la chica y desapareció.

Ya en su cama, pensaba en su hijo, la sola idea de imaginarse como seria lo hacia inmensamente feliz, imaginaba sus primeros pasos, su primer día en Hogwarts, será un gran jugador, mi hijo, mi pequeño, pensaba hasta que sin mayores esfuerzos se quedo dormido.

El día de la boda llego, nervioso caminaba de un lado a otro, Hermione estará por llegar, la veré cruzar el jardín, con su vestido blanco, ella estará ahí, y será mi esposa, murmuraba mientras caminaba.

Ya llego Harry, están todos abajo, apúrate que te están esperando, le dijo su amigo Ron que también era el padrino.

Bajaron ambos a toda carrera, en el jardín estaban todos sus amigos, iba a ser una boda sencilla pero elegante, la fiesta seria al aire libre, en el jardín de la casa en donde empezaría a construir una nueva vida junto a quien seria su esposa.

Verla caminar entre el caminito hecho con pétalos de rosa era como ver a un ángel, sonrió al percatarse que su hijo se hacia notar entre el vestido de Hermione y que ella estaba tanto o mas nerviosa que el.

La ceremonia transcurrió tranquila, ella lo tenia tomado de la mano, por una razón obvia para Harry ella temblaba, no escuchaba lo que decía aquel mago de edad, solo reacciono cuando Hermione soltó su mano.

Que pasa? Pregunto el sorprendido

Se supone que en esta parte tienes que besarme Harry, le dijo ella y los invitados rieron

El beso fue mas menos largo, pero tierno, Luna lovegood no paraba de pedirles que se besaran de nuevo para la portada de el Quisquilloso, pero ambos estaban tan felices que no les importaba cuantas fotografías les sacaran, posaban casi por inercia, con una gran sonrisa en sus rostros.

Y bien señora Potter, a donde quiere ir usted para la luna de miel? Le pregunto Harry

A donde sea pero contigo, le respondió ella y lo beso.

Ohhh, que conmovedora foto!, saldrán en la portada del Quisquilloso, Luna me adorara y su padre me aceptara como novio de ella, ahora si me disculpan debo irme, les dijo Ron para luego salir corriendo y entregarle la cámara a Luna.

Felicitaciones Hermione!, le dijo Ginny para luego darle un gran abrazo, tienes que avisarme como van las cosas con mis ahijadas, tengo que sacarle un permiso a McGonagall para que me deje venir, con lo que nos costo con Luna pedirle permiso para asistir a tu boda!

Ahijadas? Pregunto Harry, que pasa Hermione? Dijo dirigiéndose a su esposa

Presentimientos de Ginny, dice que mi barriga es muy grande para tan poco tiempo de embarazo y que por la forma es una niña, le respondió Hermione

Bueno, como sea, si es niña ya sabes, yo tengo que ser la madrina, le dijo Ginny para luego acercarse de una manera demasiado amistosa a Neville.

Pasaron los meses y junto con eso la ilusión de Harry por su futuro hijo crecía, cuidaba a Hermione como a su mayor tesoro, la acompañaba a todas partes, la esperaba afuera de la facultad de leyes mágicas del ministerio he incluso había llegado a contratar a Dobby para que ella estuviera tranquila en casa y no tuviese que preocuparse de nada.

Era un día soleado, Hermione se había levantado como siempre, realizo su habitual rutina y bajo a desayunar, se sentía algo rara pero no presto atención, de todas maneras le escribiré a Harry, no quiero estar sola si nace el bebe, pensó ella

Harry:
No quiero alarmarte, se que tienes muchas cosas que hacer en el ministerio, pero hoy me he sentido algo rara, no enferma, sino rara, el bebe patea mucho y creo que falta poco, por favor ven cuando puedas, estoy un poco asustada.
Con cariño
Hermione.

No alcanzo a atar la carta a la pata de su lechuza, apenas se levanto del asiento sintió que un liquido recorría sus piernas y que su bebe hacia esfuerzos por salir; Dobby alarmado se apareció en el trabajo de Harry y un minuto después Hermione se encontraba envuelta en los protectores brazos de su esposo.

Entra conmigo por favor, no me dejes sola, le decía la castaña asustada.

Jamás te dejaría sola, le decía el mientras acariciaba su frente para tranquilizarla.

Entraron a la sala de partos juntos, siempre le tuvo la mano tomada y alentaba a la chica, eres una mujer fuerte, tu puedes, estoy aquí contigo, le decía repetitivamente

Luego de unos largos minutos nació un bebe muy pequeño, felicidades señor Potter, es usted padre de una hermosa niña, se asombro cuando la enfermera de San Mungo se la mostro, era tan pequeña y tenia un marcado parecido con Hermione.

Ahí esta nuestra pequeña comelibros, le dijo Harry riendo, pero su sonrisa desapareció al ver que Hermione seguía haciendo esfuerzos, la miro asustado y se aferro mas a la mano de su esposa.

Tranquilo señor Potter, parece que viene otro bebe en camino, le dijo una de las sanadoras.

Se percato de que Hermione dio un largo suspiro, había nacido finalmente su otra hija, igual a Hermione, y tan pequeña como su hermana mayor.

Harry reía junto a Hermione, supongo que Ginny es la nueva Trelawney, le comento.

Ha acertado con su pronóstico sobre sus dos ahijadas.

Luego de una semana pudieron llevarse a las niñas a la casa, dejo que Hermione asignara libremente el nombre a las pequeñas.

Una de ellas tenia el verde de sus ojos mas intenso, esta preciosura se llamará Aline Lily, dijo Hermione entregando la bebe a Harry

Y la otra princesa? Le pregunto Harry

Mmm, ella se parece mas a mi, pero no quiero que se llame Hermione, imagínate que tu llamas a una, vendremos las dos, dijo la castaña riendo

Sabias que mi madre quería llamarme Ashley?, le comento a Harry el cual negó con la cabeza

Esta princesita se llamara Ashley Jane, dijo abrazando a su hija.

Como tú quieras, si luego no les gustan sus nombres sabrán que deben enojarse contigo, le dijo Harry.

Paso el tiempo, un año después fue el turno de los Hermanos weasley, quienes por coincidencias del destino fueron padres el mismo día, en el mismo hospital y con una mínima diferencia de horas nacieron Patrick Weasley Lovegood y Frank Longbottom Weasley.

Luego la felicidad de Harry aumento al recibir la buena noticia de que sus niñas tendrían un hermanito, el cual se llevaba por un año con los primos Weasley, había llegado el hermano protector para las chicas, Henri James Potter Granger.

Ya hice una lista gigantesca y no encuentro ni un solo nombre que me guste!, exclamaba Ginny con una barriga de ocho meses en casa de Hermione.

A mi no me costo ponerle nombre a mis niñas, eso si, lo pensé millones de veces, pero ya vez lo lindas que están, tan iguales y tan diferentes, Aline es una problemática, y Ashley es
muy pequeña para ser tan perfeccionista.

Pero ya sabes como son los niños a esta edad, ya tienen tres años, es lógico que Ashley sea tan curiosa y se interese por aprender a leer, y bueno, que Aline sea igual que su hermana y se interese por volar junto a Harry, ya quiero que mi Frankie tenga un año mas, para que me haga dibujitos y empiece a hablar mas claro.

Las pequeñas Potter corrían por la casa, se detuvieron al ver a su madre sostener a su hermano en brazos.

Cuando caminara mami? Pregunto una de las niñas
Aun esta muy pequeño amor, ya pronto podrá jugar con ustedes.

Tía Ginny, con Aline te hicimos un dibujo, ya queremos que llegue Brigitte, queremos jugar con ella, le dijo la pequeña Potter de ojos entre verdes y castaños.

No había pensado en ese nombre, gracias princesita, le dijo Ginny cariñosamente a la niña la cual emprendió una carrea con su hermana al oír a su padre entrar por la puerta.

Pasaba el tiempo agradablemente para Harry, sus hijas eran unas mujeres hechas y derechas, su hijo acababa de cumplir quince años, su familia era su orgullo, sus hijas eran idénticas a Hermione, solo que tenían su color de cabello y la mayor de ellas tenia el color verde mas intenso en sus ojos, aunque eran muy similares entre ellas eran muy distintas de carácter, Aline era una muy buena jugadora de Quidditch, tan buena que hasta el ya retirado Viktor Krum le tenia miedo, mientras que Ashley quería seguir los pasos de su madre y luchar por los derechos de las criaturas mágicas.

Henri por su parte era muy bueno volando en escoba y era un perfecto estudiante, pero por sobre todo y aunque era menor que sus hermanas era su máximo defensor, no dejaba que ningún chico se les acercase.

Ni Longbottom ni Weasley!!!!, que las pille con ellos y les juro que le cuento a papá

Cállate Henri, le contaremos a mamá que te vimos muy contento bebiendo jugo de calabaza en el callejón Diagon con Brigitte, o mejor!, le diré a Frankie a ver que hace, le dijo Ashley a su hermano.

Ok, ya entendí, me veo mejor con la boca cerrada, dijo con resignación el más pequeño de los Potter.

Que acaso no saben que nosotros ya sabemos todo?, le comento Harry a su esposa alejándose de la habitación de las chicas.

Si quieren tener novio que lo tengan, ellos son buenos muchachos, y Henri, aun esta muy joven, pero Brigitte es una buena muchacha y me gustaría mucho que ella fuera la novia de mi hijo, le dijo Hermione a Harry.

Te das cuenta de cómo has cambiado mi vida? Hace años era un flacucho huérfano, no tenia nada en este mundo y ahora tengo tres hijos, una esposa, y además tengo que andar correteándoles los pretendientes a mis hijos, le dijo Harry riendo.

Y te quejas? No puedes ser tan
ridículo Harry, le dijo Hermione recibiendo su abrazo

Te escribí algo, ya hace tiempo que no lo hacia, me voy a dormir, buenas noches, le dijo dándole un beso en la frente.

Hermione abrió aquel pergamino, sonrió al ver la letra de Harry, se quedo apoyada en la pared leyendo lo que su esposo le había escrito.

Como has cambiado mi vida
Le has dado vuelta a mi suerte
Si sólo sueño tenerte
Hacerte mía cada noche
Y contigo ver el mar.

Como has logrado enseguida
Que yo a tu lado despierte
No pase un día sin verte
Y que ni un reproche
Se escuche jamás.

Si tú eres para mí la luz que alumbra mi ilusión
Si mueves el latir del corazón
Dime como has cambiado así mi vida
Sin pedirme perdón.

Eres muy
.lindo Harry Potter, murmuro ella y se dirigió a su habitación.




Capitulo doce y final: esperaré

Después de muchos años eran otra pareja como las muchas que vivían en ese vecindario, un matrimonio de ancianos que muy a menudo eran visitados por sus nietos, en un sofá en el jardín se encontraba uno de los mas grandes magos y buscadores del mundo, el gran Harry Potter, que en ese momento le contaba sus mas grandes hazañas en el Quidditch a Hermione Weasley, su única nieta, que tenia el voluminoso cabello de su abuela materna y el color rubio de su abuela paterna, pero conservaba sus ojos verdes intensos.

Llego mamá abuelito, hoy iremos a ver a la abuela y luego al callejón diagon, ojala papá me compre la escoba para aprender a volar, le dijo entusiasta la niña.

Hace unos diez años que Harry no veía a Hermione, y no es por que se hubieran separado, pasaban mucho tiempo juntos, solo que la edad hizo lo suyo en la visión de Harry y sin darse cuenta cayo en una enfermedad muggle llamada Glaucoma, que lo hizo quedar ciego, desde ese entonces Hermione era mas que su cómplice, como siempre la denomino el ,ella ahora era sus ojos, la persona en la que el mas confiaba en el mundo y agradeció enormemente a su enfermedad en vez de enfadarse, sentía que aunque llevaran mucho tiempo casados su relación se fortalecía mucho mas con el tiempo, no recordaba bien su cara, menos su mirada, pero su aroma dulce y placentero lo perseguía por donde fuera, así la veía a ella, a tal ves de las caricias que le daba a su rostro, a través de su voz, de la textura sedosa de su cabello, y al bello tacto de sus manos, suaves y cálidas.

Hola Papá, le dijo la mayor de sus hijas.

Que te pasa Aline? Te escucho inquieta, le comento Harry

Henri y Ashley están en el hospital con Mamá, parece que sus desmayos eran mas graves de lo que pensábamos, dijo la mujer reprimiendo su llanto.

Que tiene ella?, se pondrá bien?, pregunto Harry desesperado.

Aline le hizo un gesto a su hija para que entrase a la casa, ella se arrodillo frente a su padre y tomo sus manos. Ella tiene Leucemia Papá, esta muy avanzada y no podemos hacer nada, le dijo dejando salir su pena.

No, no, no!!!! Exclamo Harry, ella esta tranquila?, lo sabe ya?, pregunto tratando de calmarse.

Ella
dijo que no quería hacer ninguna terapia, que ya estaba muy vieja y que su hora había llegado, que quería estar el tiempo que le queda con sus hijos y sus nietos y que no te pusieras triste. Le dijo finalmente la ojiverde

Harry se apresuro a limpiar sus lagrimas, el tenue y dulce aroma de Hermione se había hecho presente en la casa, estiro sus brazos esperando que las manos de su esposa lo cobijaran, sintió su calor acogedor y se quedo mas tranquilo, te prometo que este tiempo será el mas feliz de tu vida, le dijo en un susurro cuando esta lo abrazo.

No tienes que prometerme cosas que ya has cumplido, le dijo Hermione en voz baja.

Ashley, Henri, quiero que hoy vengan los niños, quiero mimarlos mucho antes de que se vayan a Hogwarts, les ordeno Hermione a sus hijos. Una niña rubia cruzo el patio corriendo y abrazo a su abuela, verdad que hoy vendrán mis primos? Le pregunto a Hermione.

Claro que si Hermy, le respondió cariñosa; hoy será un gran día, haremos muchas cosas juntos con el abuelo, le respondió finalmente.

No quiero que te vayas de mi lado, no te vayas por favor, le suplicaba Harry cuando ya no sintió voces en el patio.

Ya me queda poco tiempo Harry, estoy vieja y enferma, solo quiero estar junto a ustedes el tiempo que me queda, siempre estaré contigo, no importa en que forma, ni como ni donde, pero estaré junto a ti, siempre, le dijo para luego darle un beso en los labios.


Los días que siguieron a la triste noticia fueron los mas felices en la vida de los Potter Granger, Harry disfrutaba caminar de la mano de Hermione por la casa y cuando fueron a despedir a su nieta al expreso de Hogwarts, las largas tardes junto a sus hijos y sus amigos que ya casi a diario los iban a visitar.

Pero desgraciadamente Harry sentía como la vida de su amada Hermione se iba apagando poco a poco, cada día dormía mas, se cansaba con el mas mínimo esfuerzo, hasta que llego un tiempo en el que tenia que permanecer en cama la mayor parte del tiempo y ahora era Harry el que la cuidaba y estaba a su lado siempre.

Un día sintió el calor del sol sobre su espalda, acaricio la cara de Hermione para despertarla, al percatarse de que tenia los ojos cerrados temió lo peor, le hablo cerca de su oído por un buen tiempo, sentía el sol sobre su espalda, pero también sentía como ese calor acogedor desaparecía gradualmente de las manos de su esposa, sintió que su dulce aroma a vainilla, miel y canela se esfumaba del aire, una lagrima recorrió su mejilla, recordó su voz, unas palabras que le había dicho semanas antes siempre estaré contigo, no importa en que forma, ni como ni donde, pero estaré junto a ti, esperaré a que vengas a buscarme, y que la muerte me una contigo, le dijo mientras acariciaba su cabello.

El día del funeral escuchaba los magníficos discursos de sus hijos, tenían la misma manía de su madre, la de hablar en publico siempre formalmente y evitando sentimentalismos.

El no quiso hablar, ¿que saco con decirle a los demás lo maravillosa que fue en vida si ya todos lo saben?.

Para la mejor compañera, amiga, esposa y madre, dijo para si y dejo caer una rosa blanca al césped que rodeaba la tumba de Hermione.

Papá, ya debemos irnos, le dijo una de sus hijas tirando de su brazo.

Solo dame un momento más Ashley, déjame despedirme de ella, le dijo a su hija

Cerro los ojos y se concentro en el recuerdo de Hermione, en su mente vio su cabello castaño con destellos dorados agitado por el viento, sintió que sus brazos apretaban su cintura e incluso el viento en su cara, sintió la lluvia cayendo en el, los brazos de Hermione sobre su cuello, aquel primer día de novios, su luna de miel, la arena sobre su cuerpo, ella saliendo del mar, su cabello mojado sobre su pecho y el sol amparándolos a ambos, escucho su risa, visualizo su cara adolescente, luego su rostro maduro, finalmente su cabello blanquecino,.

Como has cambiado así mi vida, sin pedirme perdón
murmuro para luego buscar la mano de su hija y ser guiado por ella hasta su casa.


Pasaron los días, ya cumplía un mes despertando sin ella, su aroma desaparecía un poco cada día, agradecía el apoyo de sus hijos, pero ella era la cura para cualquiera de sus enfermedades, no se había sentido tan solo ni cuando vivía con los Dursleys , desde que la conocía que la necesitaba y ya que se había acostumbrado a vivir junto a ella la extrañaba mas que nunca.

Había llegado la noche, su hijo lo ayudo a llegar a su habitación, lo cobijo con las frazadas y se despidió de el, cuando escucho los pasos de su hijo por la escalera metió su mano debajo de la almohada que era de Hermione, allí estaba un pañuelo de un tenue color rosado, un pañuelo que Hermione solía amarrar a su cabello en las mañanas desde que estudiaba en Hogwarts, una de las pocas cosas en la casa que aun conservaba intacto su aroma, recordaba con alegría que ese pañuelo era su amuleto de buena suerte, nunca había perdido un partido de Quidditch cuando lo guardaba en su bolsillo, recordaba que siempre al finalizar el partido entraba ella al campo de Quidditch junto a sus hijos, le daba un gran abrazo y luego le devolvía aquel famoso pañuelo. Ahora si te necesito Hermione, ven a buscarme, llévame, murmuraba repetidas veces hasta que se quedo dormido.

Comenzó a soñar, soñaba que estaba en la sala de estudios de su esposa, que ella leía un libro grandísimo y que el escribía un nuevo poema que se le había venido a la mente, soñó que ella se iba de aquella habitación y que el la seguía, la luz era tan segadora que cerro sus ojos, el pergamino había desaparecido de sus manos, se vio en la obligación de recitar aquel poema, sabia que Hermione estaba ahí y que lo escucharía.

Porqué será que mis esquemas
Siempre se rompen frente a tu presencia
No sé ocultarlo, todo sale al revés.

Danza en mi mente tu imagen constante
Tus ojos de estrella, tu cara de ángel
Todo daría, por ser tu primera vez.

Esperaré,
Toda la vida es corta, para besarte
Esperaré, paciente tu calor.
Esperaré, el tiempo no me importa
Ni lo que pase, si me das tu amor.

Quiero abrazarte, fundirme en tu cuerpo
Dejar mi alma colgada en tu pecho
De tu pregunta, respuesta yo quiero ser.

Esperaré,
Toda la vida es corta, para besarte
Esperaré, paciente tu calor.
Esperaré, el tiempo no me importa
Ni lo que pase, si me das tu amor.

Esperaré por ti
Toda una eternidad,
O hasta que tú me digas
Que no sientes igual.

Despertó recostado sobre el césped de su casa, abrió los ojos y vio el cielo azul como hace diez años que no lo veía, estaba desconcertado, ¿Cómo había ido a parar allí? y aparte, ¿como podía ver?.

Se incorporo y miro hacia todos lados, había algo raro en esa situación, miro sus manos y eran jóvenes, vio que sus hijas cruzaban el jardín y hacían caso omiso a su presencia, y que en el sofá que había al lado de la piscina estaba Hermione, con su pelo castaño, la rosa blanca que le dejo en el cementerio y su aspecto adolescente, como cuando eran novios en Hogwarts.

Ah, ya despertaste, le dijo ella caminando tranquilamente hacia el.

Que pasa aquí?, de seguro estoy soñando, le comento el ojiverde

No estas soñando, te vine a buscar, le dijo ella dándole la mano

Pero como!, tu estas
muerta!, acaso yo también lo estoy? Le pregunto inquieto

Me pediste que te llevara conmigo y discúlpame si me tarde un poco pero aun no era tu hora, por fin estaremos juntos y esta vez nada ni nadie nos va a separar, le dijo tumbándolo en el césped por el abrazo tan efusivo.

Y los chicos?, nuestros nietos? Que pasara con ellos? Le pregunto Harry

Ellos estarán bien, cada uno formó su familia y son felices junto a sus hijos, ya no nos necesitan, le dijo ella tranquila.

No le dijo nada, se quedo con ella apoyada en su pecho acostados en el césped, sintiendo la suavidad de su cabello, el calor acogedor de sus brazos y el aroma dulce de su piel, disfruto cada segundo con ella como nunca antes, por que sabia que iba a ser para siempre, para toda la eternidad.

Dos mujeres de ojos verdes y pelo negro azabache subían las escaleras, una llevaba el desayuno para su padre y la otra iba con El Profeta bajo el brazo, para leerle como todas las mañanas, las noticias del mundo mágico.

Abrieron la puerta, la mayor dejo el desayuno en la mesita de noche, mientras que la otra dejo caer el diario, abrazo a su Hermana fuertemente, una lagrima recorría su rostro tranquilo y sonriente.

Como puedes estar tan tranquila!!!, mi papá!!!!, exclamaba una de ellas aun en los brazos de su hermana, entro a la habitación un castaño ojiverde y las abrazo a ambas, ¿acaso no entiendes Aline?, él ha dejado de sufrir, esta bien junto a mamá. Dijo el muchacho observando el rostro sonriente de su padre y su mano que aferraba un pañuelo rosado que muchas veces vio sobre el cabello de su madre.


FIN!.


Epilogo:

Cartas escritas por Harry son letras de canciones de:

Capitulo uno: Something about us, Daft Punk (letra traducida por mi)

Capitulo tres: Y veras, La Sociedad

Capitulo cuatro: Quizás, La Sociedad

Capitulo cinco: Toma mi mano, Belanova

Capitulo siete: Un día mas, Luis Miguel

Capitulo nueve: Dormir contigo, Luis Miguel

Capitulo once: Como has cambiado mi vida, Marcos Llunas

Capitulo doce: Esperaré, Marcos Llunas

Con respecto a la familia de Harry y Hermione, ellos tuvieron tres hijos y seis nietos de los cuales son cinco hombres y una mujer.

Entre las mellizas Aline y Ashley Potter existe una diferencia de edad de aproximadamente 13 minutos siendo Aline la mayor.

Aline y Ashley son ambas de piel muy blanca, pelo negro azabache y rizado, son muy parecidas de rostro a Hermione pero solo Aline heredo el verde intenso de los ojos de su padre, mientras que Ashley tiene una mezcla entre castaño y verde en sus ojos.

Henri es de pelo castaño y ojos verdes y es dos años menos que sus hermanas

Ron y Luna tuvieron un solo hijo y una sola nieta, su hijo es rubio de ojos azules y con unas cuantas pecas en la cara, mientras que la pequeña Hermione Weasley Potter es rubia de ojos verdes y con el cabello tan enmarañado como su abuela materna

Neville y Ginny tuvieron un hijo y una hija, ambos pelirrojos, los cuales se casaron con Ashley Potter y Henri Potter, dándole al matrimonio Longbottom Weasley cuatro nietos.

Frank Longbottom Weasley y Patrick Weasley lovegood nacieron con una mínima diferencia de horas en mismo día en el mismo hospital.

Los nombres de los chicos surgieron de una inmensa lista que hice hace algunos meses para encontrarle un nombre apropiado a mi hermoso perrito de raza yorkshire terrier (la cual proviene de Inglaterra)

Hermione murió aproximadamente a los 75 años de Leucemia, con la mayoría de sus nietos egresados de Hogwarts quedando en el colegio su nieta de solo 12 años.

Harry murió un mes después que Hermione de causas naturales.

Ambos no son fantasmas.

Ese seria mi epilogo explicativo, si surge alguna duda consúltenla y yo la responderé con gusto

Gracias a todos los que se han dado el tiempo de leer mi fanficts y a quienes han dejado sus reviews.
y si gustan pueden pasarse por mis otros ficts 100% Harry y Hermione

hasta pronto!!!!!!!




Algo entre nosotros - Fanfics de Harry Potter

Algo entre nosotros - Fanfics de Harry Potter

capitulo uno: la cartaIba bajando las escaleras y escucho unos sollozos, miro la hora en su muñeca, ya era bastante tarde como para que alguien estuviera fuer

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-algo-entre-nosotros-fanfics-de-harry-potter-2748-0.jpg

2023-02-27

 

Algo entre nosotros - Fanfics de Harry Potter
Algo entre nosotros - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/29550
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences