Aprendiendo a vivir - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Holamis Sevmioneras, vengo con otro fic de mi pareja preferida, así que espero lesguste mi proyecto, espero le entiendan no sea tan enredado, es diferente lahistoria, lo único que les adelantare, es que Hermione es una sangre pura, conun contrato matrimonial con Severus, disfruten.

Enuna noche, una mujer lloraba sosteniendo sobre sus brazos, un pequeño bulto, nodejaba de lamentarse su mala suerte, eso no podía ser posible, ella no teniaque sacrificarse de esa forma, todo por estúpidas ideas, ya mucho tiempo estuvosometida a las ideas del imbécil de su marido, aunque lo amaba el sabia de suserrores, ahora tenía que ya no había peligro, tenía que pasar por estonuevamente, beso la frente de su una bebe, con cabellos rubios. Para despuésentregarla al hombre que estaba a su lado, vestido totalmente de negro, tomo ala bebe, apunto su varita con una mano vendada, recito un hechizo sobre labebe, mientras con una reverencia abandonaba el lugar. Desapareciendo con el ayudadel anonimato que solo la noche puede dar, cumplió con su cometido, antes dever los hermosos ojos de la pequeña que en ese momento eran grises, ahoracambiaban a un chocolate, su cabello se oscurecía, mientras el mago de cabellonegro la dejaba afuera de una casa con una nota. Para después desaparecer sinmirar atrás.

 

En ese instante una joven decabellos castaños despertaba gritando, no entendiendo el porqué de ese sueño,siempre en esa fechas lo tenía, cada año puntualmente precisamente en esasfechas, soñaba con lo mismo. Pero lo más intenso no eran los sueños, era la sensaciónde ver el llanto de la mujer, siempre despertaba con el corazón adolorido poruna angustia que parecía compartir con la rubia, esos ojos cada vez que los teníaen frente, era terrible, le dolía lo único que deseaba era que esa sensación desapareciera,se recostó en la cama, segundos después la puerta de su recamara se había abiertodejando ver al hombre que consideraba como su padre, el castaño poso su miradamiel sobre ella, mientras lentamente se acercaba a abrazarla, se recostó a sulado en la cama, mientras la sostenía por los hombros, ella puso su cabeza ensu pecho mientras le susurraba palabras de aliento, momentos después la respiraciónde la castaña se normalizo, mientras se recostaba mas en calma.

- Tus padres,-cuestiono el Licantropo, la castaña negó. Cuando la guerra termino, Hermione sequedo sola porque sus padres había sido asesinados, por ello el matrimonio Lupinle había dado casa por un tiempo, ahora mismo tenia una año y medio viviendo,con ambos, ya que no se sentía preparada para vivir sola, a pesar de que laspesadillas sobre las muertes de sus padres, ya no acechaban, tenia que lidiarcon esto.

- Las decada año,- respondió con un hilo de voz.

- Entiendo,duerme me quedare contigo hasta que duermas,- afirmo el castaño. Momentos despuésla heroína de guerra cayó en la inconsciencia. Por suerte los sueños, noregresaron. A la mañana siguiente, la castaña se levanto temprano para ir a su entrenamientocomo auror, lo cual era increíblemente gracioso, ella que juro no serlo, ahoraestaba a punto de terminar sus exámenes, ese día seria su prueba final, a lacual estaba preparada, sería un ejercicio físico, donde Harry que ya era auror,un año desde que se graduó. La apoyaría. Camino al cuarto de baño, pararelajarse un poco, tenía que estar totalmente despierta y comer como es debido,según los sabios consejos de su pelirrojo amigo, tenía que tener más fuerza, ypara ello comer más. A pesar de los que muchos creyeron que ambos terminarían juntos,después de la segunda guerra, su relación no resulto, al final eran demasiadodiferentes como para estar más de una hora sin pelear, así que decidieronterminar su relación, ahora eran amigos, el también auror junto con su amigo. Ellase sentía satisfecha el haber elegido esa carrera, aunque esa no fuera suprimera opción, pero después de 1 año, en la escuela de leyes mágicas, leyendolas aberraciones que hacían los sangre pura, no le dieron ganas de continuar, conmociónque causo cuando decidió salirse, y entrar a la academia de aurores. Salió delpaño, con su uniforme, tomo su varita y salió de la habitación. La casa donde vivíacon los Lupin, era en realidad una hermosa cabaña, en el bosque, era de dospisos, pero siempre limpia, con aire de hogar, simplemente hermosa. Cuando llegoa la cocina, sintió que alguien la tocaba de las piernas, cuando balo la cabezavio al pequeño Teddy con su cabello azul, sonriendo ella adoraba al pequeño dedos años.

 

- Mini,-le grito, la castaña se puso en cuclillas para besar su frente.

- Teddypor que tan temprano estas despierto.

- Felidades,-dijo abrazándola, claro ahora lo recordaba ese dia era 19 de Septiembre.

- Graciasmi pequeño,- camino con el metamorfomago en brazos hasta donde observo a unamujer, de pie en la cocina, preparando un desayuno para todos, cuando observo ala castaña la abrazo.

- FelicidadesHermione,- la felicito efusivamente, la castaña se sento en la mesa, mientrasla castaña comenzaba a comer.

- GraciasTonks y Remus,- pregunto por el licántropo.

- Ya sefue a trabajar, pero dejo dicho que muchas suerte para mas tarde,- la castaña asintióemocionada,- nerviosa.

- Un pocono quiero fallar y tener que esperar otros 6 meses, ya tengo mucho con estaratrasada como para esperar mas tiempo, ademas quiero hacer mi espcialidad, paraque despues me designen a mi mentor,- la metamorfomaga sonrio,

- Con calmano estás tan atrasada además, solo son 6 mese más en la oficina, solo esperoser yo tu mentora.

- Si yaque espero que no sea Moody,- su jefe o el que sería su jefe en el departamentode aurores, lo respetaba y mas porque después de la segunda guerra, el había sidoun gran héroe, pero según Harry como mentor era un poco exigente. Termino sudesayuno cuando se puso de pie, dándole un beso a un Teddy, lleno de comida,-quieres que te espere.

- No mimadre llegara dentro de poco, pero adelántate necesitas estar concentrada,recuerda mucha suerte y alerta permanente,- ambas sonrieron. La castaña se fuepor la chimenea al ministerio. Caminado por los pasillos del ministerio iría alpunto mas importante hasta ahora, en su carrera, estaba emocionada y feliz,cuando atravesó las puertas de donde seria su prueba, sus amigos, le habíandeseado suerte el día anterior, cuando llego a un punto donde Moddy parecía leónenjaulado, ella saludo.

- Buenosdías,- el jefe del departamento de aurores, asintió.

- PreparadaGranger,- ella asintió,- entonces que esperas,- la castaña avanzo, hasta elpunto donde le indicaron, estaba en un cuarto oscuro, al parecer no había ventanas,nada solo ella. Apareció de pronto frente a ella, una esfinge que le hacia unapregunta lógica, cuando ella la respondió correctamente, una onda de dementoresaparecieron, la castaña invoco un patronus hasta que no quedo uno solo. De esaforma daba inicio la prueba, la castaña estaba ganando lazaba hechizos adiestra y siniestra, todo iba a la perfección hasta que se topo con la que seríasu peor prueba, volar frente a ella, había una escoba que tenía que montar paralibrar unas criatura que volaban, al sentirse en el aire un mareo la invadió,mientras su cuerpo se sentía cansado, solo cerró los ojos mientras trataba deatacar a esos animales, hasta que llego un momento en que cuando quiso realizarun hechizo este no tuvo la misma fuerza de siempre, en ese momento su mundo se volviónegro y cayó en la inconsciencia.

 

O0o0o0o0o0o0o0O

En una biblioteca un hombrede cabellos grasientos, estaba cerrando un libro cuando sintió un golpe en supecho, se toco el lugar donde estaba su corazón, sabiendo el porque de esa sensación,esa era la fecha que tenia el contrato por lo tanto en pocos dias, todos sabríanque eran ella.

Esa persona sin rostrosiempre había torturado los recuerdos de Severus, esa mujer que sabia un día llegaríapara arrebatarle su felicidad, su libertad. Pero que lastima que cuando hicieronese contrato, nadie se imagino que antes del 20 cumpleaños de la joven el todavíano encontraba una esposa, ya que solo eso rompería el contrato con la familiaMalfoy.

Solo se preguntaba el porquéel dolor en su pecho, eso solo quería dar a entender, que ella estaba enpeligro, por la conexión entre ellos. Pero como seria conocerla, o mejor comoseria cuando ella se enterar que era parte de un contrato matrimonial queseguro no querría formar parte. El dolor persistía, en realidad no leinteresaba estaña resignado, ahora solo tenía que esperar.

Levanto el libro de estecayo una foto mágica, donde venia la imagen de ella, no podía creer que no lahubiera tirado, esa que lo desprecio lo insulto además después de haberlejurado amor eterno, por algo que hizo que claro estuvo fuera de su control lodesprecio casándose con otro y ahora tenían un mocoso. Soltó la imagen mientrascaía en el escritorio una voz se escucho.

- Severushijo,- la voz de un cuadro sonó por el lugar.

- Albusque haces en este cuadro, te prohibí venir a ti conveniencia,- le reclamo alcuadro de Albus que había heredado, así que creyendo no pasaría nada,lamentablemente en cuanto toco su pared, no lo pudo quitar y posteriormente la imagende ese viejo comenzó a aparecer constantemente.

- Solovenia a saludar,- los ojos del retrato observaron la imagen de la fotografía,- todavíaella.

- Si Albus,-el hombre de la gran barba asintió.

- Por lomenos ya no es Lily, pero sonríe que ahora que tu joven futura esposa aparezca,tal vez serás feliz y te enamores.

- No mevengas con tonterías, esas estupideces no son para mí, el amor solo es algo quete trae dolor, nada más. Así que no me interesa mi futura esposa, porque ella aunpuede rechazarme, lo cual sería lo mejor, ya que tener que soportar a unamocosa no está en mis planes.

- Sabesque ella no puede rechazarte,- el pelinegro sonrió malévolamente.

- Por esola deje en el mundo muggle, de esa forma ella puede estar atada a ese mundo, yno quiera separarse, así que perder su varita y regresar a ese lugar tal vez nole quite realmente nada,- hablo seriamente.

- No debescerrarte a la posibilidad.

 

- Eso mismodijiste cuando me enamore de ella y ahora ve donde estoy solo ya que ella, mejuzgo sin saber mis razones, pero no tiene sentido Albus, asi que deja demeterte donde no te interesa.

- Solorecuerda tienes 6 meses antes de que oficialmente sea tu esposa,- la imagen desapareciódejando al pocionista con esa idea en la cabeza, el anciano tenía razón en 6meses o antes, estaría casado, porque aunque el deseara lo contrario era pocoprobable que alguien renunciara a su magia por una boda no deseada, el no lo haría,así que posiblemente en poco tiempo estaría casado.

O0o0o0o0o0o0O

Una sensación extraña invadíael cuerpo de la castaña, se sentía sumamente pesada, quería estirarse, cuando sintióun dolor muy fuerte, en su hombro, quiso levantarse pero no pudo, asi que abriólos ojos, para su sorpresa frente a ella, estaban los ojos, de color gris querecordaba, de la mujer de sus sueños, eran idénticos solo que estos no estabanbañados en lagrimas, estaba secos pero con aire de preocupación, cuando abrió porcompleto los ojos, observo la persona que los poseía, para su sorpresa frente aella, estaba Draco Malfoy, aquel que la llamaba sangre sucia, para aun masgrade la sorpresa no se sentía amenazada, al contrario sentía ¿paz? Estaba loca,cuando intento levantarse el rubio negó.

- No lohagas, estas lastimada de un brazo,- aseguro,- ahora tienes sed, te duele muchoel hombro,- la castaña negó, el rubio escribía en un pergamino,- te sientesmareada,- ella volvió a negar, la castaña apenas se había percatado de quellevaba una bata con el escudo de San Mungo.

- Cuentotiempo llevo,- el rubio poso sus ojos en ella.

- ¿dormida?,-la castaña asintió,- unas dos horas, hay personas afuera que desean verte, peroantes debo hacerte algunas preguntas,- la castaña asintió,- ¿Qué paso mientrasvolabas?

- Me maresentí solo oscuridad,- el rubio asintió.

- ¿anteste habías sentido de esa forma?.

- Desdehace unos días me sentía sin energías.

- ¿hazcomido, dormido adecuadamente?

- Si a pesar de la prueba he estado bajo estrés talvez sea por eso.

- Puedeser,- saco un pergamino de su bata,- debes tomar estas pociones, tienes quedormir mas, espero te recures, cualquier cosa mándame una lechuza,- ella asintióextrañada por la actitud del rubio momentos después el joven salió. Mientras tantoel heredero Malfoy estaba sorprendido por su descubrimiento, no podía serposible, sabia que la posibilidad de que fuera ella, eran grandes sobre todopor la marca, además de que detecto magia familiar en ella, era la misma que eltenia, por Merlín de todas tenia que ser, precisamente la amiga de Potter, ademásestaba el asunto con Snape, esto se pondría feo. Ahora tenia que decirle a supadres, porque si de algo estaba seguro era que Granger era la hermana que suspadres tuvieron que alejar de ellos para protegerla de su abuelo, ella era laotra heredera Malfoy.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Bueno que les puedo explicar,todo ira quedando claro con el paso de los capítulos, espero no les hayaparecido aburrido.

El rubio al terminar suturno, llego a la mansión de su familia, la reja se abrió al sentir supresencia, atravesó el enorme camino hasta la entrada de la mansión, cuandoentro un elfo lo recibió con una reverencia, mientras el joven de cabellosplatinos entraba, entro a la sala de estar, viendo a su padre en la chimeneacon una copa en las manos, su padre un hombre imponente con el cabello rubio,largo hacia atrás, estaba con la mirada perdida, ese día siempre era de esaforma, sus padres estaba tristes por la ausencia de su hija, aquella bebe quetuvieron que dejar partir, ante la amenaza latente de muerte, cuando elpatriarca Malfoy, se percato de la presencia de su hijo, saludo con la cabeza,no era muy afectuoso eso era claro, el joven se acerco a él, dudando decir lainformación que tenia, ya que el no sabía como explicar, así que solo lo diría.

 

- Padre,-hablo el rubio.

- DimeDraco,- hablo el hombre.

- Tengoinformación de importancia,- el rubio mayor lo observo seriamente,

- Detu trabajo no me interesa,- el Sr. Malfoy estaba sumamente molesto con el porhaber entrado a trabajar como simple medimago, desde ese día le demostraba suenojo.

- Esde ella,- dijo en su susurro, su padre lo vio severamente.

- Sabesque ella regresara,- afirmo el rubio,- es su deber además con la fecha cumplidadel contrato ella tendrá que revelar su identidad,- el rubio asintió.

- Elasunto padre es que creo saber quién es, el problema es que no estoy seguro.

- Explícate.

- Haceun rato, atendí a una paciente, que venía lastimada de un brazo, másprecisamente del hombro, cuando la revise, en su hombro esta la marca,- elrubio lo observo detenidamente.

- Estascompletamente seguro,- cuestiono el patriarca Malfoy.

- Yonunca he visto la marca por eso no puedo afirmar nada pero,- el rubio medito,-su magia, cuando la atendí esta pareció tener algún parecido con la mía,entiendes cuando yo estoy lastimado por lo regular mi Madre y tu sienten algo,una sensación que les muestra que estoy.

- Presente,entiendo fue una conexión de hermanos, tu mas que nadie debe sentirla,- alhombre de largos cabellos se le formo una sonrisa,- puede ser ella, además lamarca debe ser la misma que la tuya, además tu madre sintió esa sensación haceunas horas, por eso esta,- el rubio lo observo.

- Ensu habitación,- termino observando el asentimiento de su padre,- que debemoshacer,- cuestiono el heredero Malfoy.

- Decirleseria arriesgado aun no sabemos, como reaccionaria, además quien es la joven laconozco.

- Siese es el problema padre.

- Estan malo,- cuestiono.

- Si,ella es Hermione Granger, la amiga de Potter.

- Lachica que,- comenzó el rubio.

- Torturomi tía en esta casa,- termino, antes de que pudiera decir mas un grito dehorror se escucho en la puerta, cuando giraron su cuerpo para observar el puntoexacto donde provenía el grito, observaron a Narcissa Malfoy, con las manos enel rostro y totalmente pálida.

- Mibebe,- dijo en un susurro.

- Madre,-el rubio fue con la mujer rubia, para abrazarla.

- Dimeque escuche mal que mi niña no paso por algo asi,- rogo con lagrimas cayendopor sus preciosos ojos, el rubio la abrazo mas fuerte, provocando otro grito ensu madre,- ella nos odiara mucho, como nos vera ahora no puede estar pasandoesto,- rogaba la rubia.

- Cissyle explicaremos,- decía Lucius acercándose a ella.

- Ellase alejara no Lucius le hicimos mucho daño, además,- se quedo en silencio.

- Estoyyo lo se,- el joven Malfoy bajo el rostro.

- Miniño, no te preocupes ya veremos cómo resolveremos el asunto,- la familiaMalfoy estaba impactada por la noticia de saber quién era su hija y hermana, eldaño que le provocaron fue mucho, por eso ahora temían su rechazo.

 

O0o0o0o0o0o0O

Ese mismo día en la tarde lacastaña salió del hospital sus amigos la había ido a visitar, mientras que lacastaña salía solo con una venda en el hombro, le dolía bastante pero, unasensación embargaba su cuerpo, al inicio pensó que solo era curiosidad de saberporque el hurón fue amable, después cayó en la conclusión de porque era sutrabajo, pero más tarde se percato de que en realidad, no interesaba, Ron yHarry fueron por ella, cuando llegaron a la cabaña, la esperaba una manta en elsofá de la sala, con un chocolate caliente que según Remus aliviaba todo, ellicántropo tenia aire de preocupación, cuando logro sentarse en el sofá, secubrió con la manta, Teddy estaba con ella con una taza de chocolate en lasmanos, tenía un gracioso bigote eso le daba risa a la joven. Mientras tanto elniño que vivió y el pelirrojo la observaban incrédulos, estañan preocupados,por el accidente de la joven.

- Quepaso exactamente Herms,- cuestiono el azabache.

- Nose Harry solo que cuando intente lanzar el hechizo, no tuvo el mismo poder de siempre,además estaba mareada y como estaba en la escoba me tambalee, sabes que odiolas alturas, pero solo recuerdo ver negro.

- Side hecho si no fuera por Moddy podrías haberte lastimado mas,- afirmo el jovende lentes.

- Yque dijo crees que no me deje ser auror,- el pelirrojo soltó un suspiro,

- Mionesolo tu te preocupas por algo así, cuando tienes un hombro lastimado.

- Noes algo sin importancia Ronald, es mi carrera,- sus amigos sonrieron.

- Note preocupes en ese caso hablaremos con Alastor para que te de otraoportunidad,- interrumpió Remus, que se sentaba junto a la castaña con una tazade chocolate.

- Gracias.

- Denada, eres la bruja más inteligente de tu generación, Alastor lo entenderá,-afirmo el hombre de mirada color miel,- dime Harry como estas con Ginny,-pregunto el licántropo, provocando un sonrojo del azabache, mientras Hermionesimplemente se tapaba la boca con su tasa, y Ron ahogaba una risa.

- Remusella y yo terminamos hace un par de meses,- el castaño, se sonrojo.

- Ohlo siento no sabía,- aseguro.

- Note preocupes no tiene importancia, no teníamos futuro además ella está con lasarpías, viaja mucho, no podíamos estar juntos,- afirmo. Mientras Ron soltaba unsuspiro.

- Cambiandode tema, donde iremos este fin de semana,- pregunto. Era una tradición teneruna cena entre ellos cada semana, para estar en convivencia.

- PerdónHermione, pero tengo una cita con Lavander, si quieres venir.

- Sabesque no, cuando tienen citas no tenemos porque vernos.

- Ypues yo tengo misión mañana me voy,- la castaña asintió resignada.

- Noimporta chicos, me alegro que estén bien, diviértanse,- le guiño un ojo,- ahorasi me permiten, pero en verdad últimamente me siento muy cansada,- lospresentes asintieron mientras iba a la recamara para dormir largo y tendido. Elproblema que dentro de el mundo de sus sueños, esa mujer muerta en llantoregresaba, provocando la sensación de la castaña de querer consolarla.

O0o0o0o0o0o0O

Hermione caminaba por lospasillos del ministerio, pensando que tenía que hablar con Alastor, sobre elexamen del día anterior. Antes de que llegara al departamento de aurores, un memorándumllego ante ella, solicitándola en la presencia en la oficina del ministro, pensóque sería mejor ser dada de baja por el, que por el mismísimo cazador de magososcuros, pesadamente volvió a entrar al elevador, mordiéndose el labio,sintiendo demasiados nervios, llego a la oficina del ministro, le indicaron quepasara, pero para su gran sorpresa cuando entro, observo que unas personas que conocíamuy bien estaban presentes, debía admitir que tenerlos tan cerca le revolvía elestomago. Por personas como esa familia ella declino estar en el departamentode leyes mágicas.

 

- Buenos dias,- saludo la castaña con cortesía,-Sr, Ministro si esta ocupado puedo regresar en otro momento,- dijo la castaña.

- Claro que no, este asunto involucra a losSeñores Malfoy,- la castaña simplemente asintió y se acerco al escritorio, sintiéndoseobservada por ellos.

- Buenos dias Señores Malfoy, Draco,- padre ehijo asintieron, mientras que la matriarca de la familia solo, asentía pero esamirada erizo la piel de la heroína de guerra, esos ojos, eran idénticos, a losde la mujer de sus sueños, que pasaba se preguntaba la castaña.

- Señorita Granger,- dijo Lucius, mientras suhijo tenia las manos entrelazadas a la de su madre.

- Hermione el asunto que debemos tratar eldelicado, con tu cumpleaños numero 20, hay algo que debes saber,- busco uno pergaminoque entrego a Hermione,- hay un hechizo alrededor tuyo que hace no sepas tuverdadera identidad, también este hechizo provoco tu accidente de ayer.

- Disculpe,- cuestiono la castaña.

- Este hechizo te protege, tu identidad física aunquetu sangre y rastro mágico sigue siendo el mismo. Tu no eres una hija demuggles, en realidad eres una señorita de sangre pura,- la castaña perpleja loobservo,- con tu cumpleaños 20 el hechizo debe ser removido, pero para ellosdebes conocer a tus padres,- la castaña no quería que dijera lo que sabiavenia,- tus padres son los Señores Malfoy,- la castaña se puso de pie.

- Que mal chiste este,-grito furiosa.

- No es un chiste y le pediría que se sentara.

- Claro que no podrá ser el ministro, pero estocorresponde a mi vida, no puede ser que ellos,- señalo a los rubios sean mispadres, no tengo parecido alguno.

- Es porque tienes un hechizo camaleón, estesolo será removido cuando.

- No me interesa en realidad, no quiero sabermas,- la castaña avanzo a la puerta cuando un sollozo se escucho, cuando lacastaña giro su cuerpo, al ver a la mujer rubia llorando, sintió su corazón romperse,por algún motivo la impotencia que aparecía en sus sueños, para evitar suslagrimas aparecía en esos momentos, queriendo hacer lo mismo en ese instante. Antesde que saliera una mano se poso sobre la suya.

- Déjanos explicarte que ocurrió,- hablo Draco.

- No quiero ser grosera pero en estos momentos,no estoy para escuchar a nadie, ¿podemos dejarlo para después?,- la hermosamujer rubia se puso de pie.

- Claro que si querida,- hablo con la vozentrecortada,- espero pronto puedas visitarnos en casa.

- Hasta pronto,- la castaña solo quería despejarsu mente, este no era el momento para escucharlos o creer algo de lo quedijeran, en realidad solo quería pensar en lo acontecido, ella sabía que eraadoptada asi que de alguna forma no era tan bizarro el ser una sangre pura, erauna posibilidad, al no saber quiénes eran sus padres, todo podía ser posible. Loque si la incomodaba es que ellos, fueran sus padres, no eso era imposible. Caminohasta la oficina de Moddy, esperando estar concentrada, cuando toco su puertaun escueto pase se escucho, al entrar era un mundo paralelo, sortilegios portodos lados, era increíble el lugar, el hombre estaba de espaldas pero alconocer su ojo mágico, no se sorprendió cuando la llamo.

 

- Que te trae por aca Granger o debería decirMalfoy,- ok eso si la sorprendió, en cuento el hombre la observo, ella se quedoen shock,- que pensabas que algo como eso no podría deducirlo, siéntate,- ella obedeció.

- Pero como lo sabes, me acabo de enterar haceunos momentos,- el hombre del ojo mágico, asintió.

- Te dijeron de un escudo protector alrededorde ti,- ella asintió.

- Dijeron que era un hechizo.

- Es lo mismo,- respondió seriamente,- esehechizo hace que tu apariencia cambie, solo eso tu sangre y por ente tu marca mágicaes la misma, por lo tanto para nosotros, los que nos especializamos en elrastreo de los magos, aprendemos patrones de magia, que se pueden detectar es

- Un campo de fuerza, pero aun asi como losabe.

- Por años perseguí a los Malfoy, asi que esamarca es una de las que mas conozco, no es complicado detectarla, ellos aunqueno lo quieras creer son tu familia.

- Pero ellos odian a los impuros como esposible que me hayan abandonado,- el mago la observo.

- Eso solo lo averiguaras con ellos, o me vistecara de corazón de bruja, no asi que por ahora solo quería confirmarte como esque se que eres una de ellos. Tu sabras como solucionas tus problemas, por elmomento no podras estar en campo, te quedaras en la oficina haciendo tu papeleopara tu especialidad, ya que al estar bajo los efectos de ese hechizo, tu magiase limita hasta que cumplas con tus obligaciones de sangre pura.

- Como por eso ayer.

- Exacto te creía mas inteligente, en fin. Tu magiase limita al no cumplir con las normas que tus tradiciones indican por lotanto, debes ser consciente que tus hechizos serán débiles, asi que no podrashacer mucha magia, por eso empezaras a hacer tu especialidad, la deseas haceren maldiciones, pues a estudiar,- la castaña asintió.

- Gracias por no sacarme por mi fiasco de ayer.

- Solo fue porque supe esa verdad o de locontrario no hubiera pasado eso, ahora largo que no tengo paciencia,- lacastaña camino hacia la oficina para ir a realizar sus deberes.

Un par de días después lacastaña recibía una lechuza, que le anunciaría algo inesperado, cuando observoen el pergamino, el sello del ministerio, se tenso. Leyó con cuidado, pero alterminar de revisar el escrito. Casi se cae. En la carta le informaba que, tenía6 meses para cumplir con su contratomatrimonial.

O0o0o0o0o0O

En una mansión oscura, un hombreestaba en su despacho cuando una lechuza toco la ventana, al entrar el animal,deposito una carta, el observo el sello del ministerio, no le sorprendió ya seimaginaba de que trataba, tenia poco tiempo de libertad, antes de llevar a unamocosa a su casa, en ocasiones se preguntaba como demonios se había metido enesto, después recordó el maldito de Lucius jugo con su mente, una forma deproteger a mi hija, había dicho esa noche, ahora tenia ganas de golpearlo por imbécil.

Estaba en su despacho,cuando las llamas verdes iluminaron la habitación, el se sorprendió al ver depie, frente a el. Al rubio platinado.

 

- Severus,- saludo, venia con su bastón,mientras lo observaba con arrogancia.

- Lucius,- respondió,- que se ofrece,-cuestiono.

- Quería informarte que ya la encontramos,- elpelinegro asintió.

- Y quieres que haga, que me presente como suesposo, o prometido,- dijo con ironía.

- Deja eso para después Severus, porque algo site digo, te portaras correctamente con ella.

- Ahora eres un verdadero padre,- siguió burlándose.

- Tu mas que nadie sabe porque lo hicimos, ymas aun porque la atamos contigo, yo no tengo la culpa que no encontraras a tuverdadero amor, para deshacer la unión,- rebatió.

- Bueno si solo venias a eso, te podrías largar,-siseo furioso el pocionista.

- Con gusto, solo te recuerdo, que la conoceráshasta que te diga,- el asintió,- y por si quieres saber quién es, la conocerperfectamente,- el pelinegro lo miro con odio,- recuerdas a la joven que tesalvo la vida, después de la mordedura de la serpiente, esa que te dio laslagrimas de fénix y estuvo a tu lado, hasta que no moriste para despuésregresar por ti y claro te estuvo cuidando,- el pelinegro recordó esos diaspero ahora que demonios..

- Es Granger.

- Hermione Malfoy, al parecer eso Mugglesencontraron un nombre descante para Hiliana, espera con ansias su primerencuentro,- el pocionista se quedo perplejo mientras veía como desaparecia,bajo las llamas verdes, no podía creer su mala suerte, precisamente ella lasabelotodo, esa mocosa que se creía superior y lo peor amiga de esos inútiles,de verdad que Merlin lo odiaba, otra maldita Gryffindor, lo único que le producíagracia era saber como se la ganarían su familia.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Otro capitulo de estahistoria, espero les haya gustado, quiero agradecer a las personas que meagregaron a favoritos, prometo estar actualizando seguido, espero les guste lahistoria.

Graciaspor los comentarios, y a las 13 personas que me han agregado a favoritosgracias .Letra inclinada demuestran recuerdos.

La castaña caminaba, en losjardines de la madriguera, iba a ver a sus amigos, lo había citado en eselugar, ya que después de una semana de no verlos, estaba angustiados por ella,las lechuzas diarias que mandaban eran una prueba de eso. También estaba elhecho de que esos días había estado enferma, por alguna razón. Nauseas, dolorde cabeza, todo tipo de malestares tenia siempre, de igual forma esos diashabía estado pensando mucho en lo que hablo ese dia, en la mansión Malfoy.

Estaba angustiada por el hechode las noticias que le había dado, como era posible que un hechizo tuviera esealcance, en realidad si lo sabía, ese era otro de los motivos por el cual sehabía salido de la escuela de leyes. Aceptar lo que los Malfoy le decían eranir en contra de sus principios, pero las consecuencias de no hacerlo erantodavía peores. Cuando llego a la puerta esta se abrió dejando ver a losgemelos como siempre con una sonrisa, por un momento ellos lograban que seolvidara de todo, les sonrió mientras ambos la abrazaban, era una suerte quevivieran, ambos ya que Fred había estado a punto de morir el día de la batallafinal, sacudió su cabeza y entro para hablar con todos. Remus le había dichoque hiciera exactamente lo que no quería ella, pero en parte era lo mejor,ahora necesitaba saber que opinaban las personas que también consideraba sufamilia, entro a la sala donde todos incluyendo su amiga pelirroja, en realidadya no eran tan unidas como antes, ya que ella se negaba a aceptar que lo deella y Harry había terminado, al pedirle ayuda a la castaña, esta se negóprovocando el enojo de su Ginny, los demás miembros de la familia, laobservaban. Como de costumbre la Sra. Weasley se acerco a ella para abrazarla.

 

- Hermione querida, ya te encuentras mejor, nostenias muy preocupado, Remus nos dijo que estas enferma.

- Si Molly en realidad, los quería a todosreunidos, ya que tiene unos días que descubrí algo de mi pasado y claronecesito su opinión,- todos asintieron,- todo comenzó hace unos días

Lacastaña caminaba por el sendero que marcaba la entrada, de la mansión Malfoy,aun estaba impresionada que en cuanto estuvo frente a la enorme reja esta seabriera por si sola. Según lo que ella había leído, ese tipo de lugares teniahechizos que solo permitia el acceso a sangres puras y su algún mestizo omuggle llegaban a entrar toda su energía se marchaba, ahora comenzaba a creerque ese cuento era verdad.

Soltandoel aire contenido en sus pulmones, camino con paso decidido, a las enormespuertas, iba molesta por la maldita nota que decía, tenia 6 meses para cumplirsu contrato de matrimonio, como era posible que eso pasara, en que momento pasode ser una hija de sangres puras a esto. Mando una nota a la mansión parapreguntar si podría ir, a pesar de su enojo no podía llegar de improviso, le sorprendióla respuesta casi inmediata de la Sra. Malfoy diciéndole que podía ir cuando lodeseara, pero ahora estando en ese lugar, los recuerdos de esos dias en que fuesu prisionera, eran latentes, instintivamente se llevo su mano a su brazo,recordando las palabras que decían, era una completa tontería que ahora esosrecuerdos regresaran cuando hace mucho se habían marchado, al estar mas cercade la puerta de entrada una mujer la esperaba, se veía hermosa, elegante yahora que se concentraba un dolor en pecho apareció sentía esa conexión, alfinal de dia era su madre biológica, pero no lo aceptaría, ella solo tenia unaverdadera madre, ella había dado su vida por salvarla. Mientras que la mujerestaba frente a ellos, solo la había abandonado, camino mientras la mujer teniauna aspecto seria pero una mirada cálida, dirigida a ella, en cuanto estuvieronuna frente a la otra la rubia la abrazo, creando una tensión en el cuerpo de laheroína de guerra, la castaña la aparto sin ser grosera, mientras que la mujer aristócratasonrió tristemente.

- Buenastardes Sra. Malfoy, disculpe mi impertinencia al venir de esta forma, peronecesito hablar urgentemente con usted,- afirmo la castaña.

- Claroquerida pasa estas en tu casa,- la castaña asintió, entendiendo a que se refería,en cuento entro observo la diferencia de hace unos años, cuando fue la invitadaespecial, el lugar seguía siendo tétrico, pero con un poco de luz, además, queahora se sentía un aire diferente, y claro era elegante como toda familia desangre pura el lugar era hermoso, llegaron a unas puertas, que se abrieron mágicamente,al entrar observo a dos hombres, uno tenía una mirada dura, dirigida al jovenque estaba frente a el, pero al sentir la presencia de ambas mujeres, ambosinterrumpieron su duelo de miradas, para observarlas a ellas con detenimiento,sintiendo los penetrantes ojos, del Sr. Malfoy la castaña se sintió intimidada,la mujer rubia la hizo pasar para sentarse en un cómodo sofá, mientras loshombres solo las observaban.

 

- Lina,-hablo la mujer, esperando que frente a ella aparecía una elfina, haciendo unareverencia, en cuento vio a Hermione, sus enormes ojos se pusieron vidriosos,la castaña al observarla le pareció familiar, en cuento hablo la castaña recordó.

- Señoritaama me alegro verla,- decía la elfina mientras se arrodillaba frente aHermione, la mujer hablo,

- De quehablas.

- Mi Señora,Lina reconoció a su ama, cuando vino la primera vez, y para Lina es un gustovolver a verla,- la tensión era papable ya que la primera vez, que llego a esacasa, fue cuando era prisionera.

- Entiendoahora trae te para todos,- su mirada se elevo para observar a padre e hijo querodaban sus ojos,- también unos bocadillos,- la elfina desapareció, en realidada la castaña le sorprendió que tratara a la elfina con amabilidad, ella podría creerque la trataría con groserías,- espero te gusten las cosas dulces,- hablo larubia.

- En realidadquería hablar de una notificación que me llego por parte del ministerio,- hablola castaña.

- Mas tardequerida,- dijo tranquilamente la castaña, a lo que ella le molesto poniéndose depie bruscamente.

- No vengoa tomar el te,- grito,- vengo por explicaciones, necesito que me digan muchascosas,- la mujer la observo melancólica, mientras que el rubio menos se ponía juntoa ella, mirándola fríamente.

- Te pidote calmes, te diremos lo que quieras pero compórtate,- dijo el joven Draco.

- No mecalmare necesito saber que pasa conmigo, mi magia está limitada al parecer porsu hechizo, que ustedes pusieron sobre mi, no solo eso, también me llega una notificacióndonde dice que estoy comprometida, con no se quien , entienda no estoy en estelugar para una visita social, quiero que me digan que pasa,- dijo molesta,antes del que menor de los Malfoy hablara, el patriarca de la familia hablo.

- Le diremoslo que necesita saber, pero no se exalte, ahora haga el favor de tomar asientopara que podamos relatarle lo sucedido hace ya 20 años,- la castaña asintió,por alguna razón la forma de dirigirse del rubio padre era una forma de calmarla.

- Los escucho,-el hombre frente a ella, suspiro antes de hablar.

- Antesque nada deseo aclarar que usted y Draco son hermanos gemelos, la razón de queno tengan parecido físico por el momento, no significa que no sean hermanos. Hace20 años, mi padre todavía vivía, es raro ya que era un anciano, pero aun mayor dabamuchos problemas, yo se que es inteligente y aun sin haber crecido bajo eltecho de una familia mágica, entiende tradiciones importantes,- la castaña asintió,-bueno una tradición de mucha importancia de la familia Malfoy, es tener un soloheredero, y varón. Si por algún motivo nacía una mujer antes, se buscaba elhombre hasta obtenerlo. Cuando mi padre se volvió cabeza de la familia, lanzoun hechizo en mi para que solo procrearla varones, como a el le hicieron, en lafamilia tienes ya varias generaciones, donde solo hay herederos varones a causade ese hechizo que va de generación en generación. El asunto es que conmigo nofunciono y cuando fueron procreados, no solo eran dos además venia una niña encamino, mi padre si se enteraba no dejaría que el embarazo llegara a término, ademáscon el Sr. Oscuro rodando por el mundo mágico, el tener una niña era peligroso,no queríamos que la tomara de su sirviente,- no dijo en que forma pero lacastaña comprendió,- en fin cuando nacieron sabíamos que mi padre además de nopermitir dos herederos, no querría a una mujer, asi que la mejor forma fue acultarlapara evitar que le pasara algo, posteriormente a la muerte de el, no la pudimoslocalizar, cuando los tiempo oscurosregresaron, fue tarde no queríamos que le pasara nada, pero esperábamos queestuviera en perfectas ocasiones, ahora la encontramos aunque ya era tiempo.

 

- Entiendome protegieron lo cual agradezco, pero como explican esto,- señalo elpergamino.

- Eso señorita,es porque cuando la separamos de nosotros, no podíamos estar seguros de queestuviera viva o no, asi que la forma de saberlo, era creando un lazo mágico, esosolo lo da el compromiso mágico, se que no lo entiende, pero era una forma deprotegerla.

- Perocomo me quito esto,- el rubio negó.

- No sepuede, se podría haber retirado si usted o su prometido se hubieran casadoantes de su cumpleaños numero 20, cuando una bruja cumple esa edad.

- Es irreversibleel contrato,- termino la castaña,- quien es,- cuestiono.

- No esel momento de que sepa, ahora queremos que entienda que si no cumples con elcontrato tu.

- Moriré,-afirmo, viendo como la cara de la Sra. Malfoy se modificaba ante el asombro.

- Por Merlín,no somos tan extremistas como otras familias puras, si no te casas querida, perderástu varita, y tendrás que irte al mundo mágico,- la castaña asintió.

- Y mimagia porque se ve limitada,- el rubio asintió,

- Ahoraque has cumplido la edad para casarte, el hechizo que ata a el, se estadisolviendo, eso provoca que tu magia se vea involucrada, ademas que al sersangre pura y estar sola, el hechizo que tienes por parte de nosotros hace quete puedas enfermar, pues las tradiciones dicen que hasta tu ultimo dia desolteras, debes llamar la casa de tus padres hogar, has estado fuera muchotiempo, por eso no habías percatado, pero ahora que hay inestabilidad, deberásvivir en la mansión hasta que te cases.

- En quemomento acepte ese matrimonio.

- Perotu magia,

- Déjemedecirle Sr. Malfoy,- la castaña se puso de pie,- que he vivido sin magia secomo sobrevivir asi que no caeré con ese chantaje, ahora con su permiso, descubriréla forma de sacarme su hechizo,- se puso de pie y camino hacia la puertamientras una mano la detenia, al darse vuelta observo a Draco.

- Permítemeacompañarte,- la castaña se quería negar pero al parecer el joven la convenció conuna mirada.

- Claro,-ambos llegaron por medio de la desaparecion a las afueras de la casa de losLupin,- gracias espero verte pronto,- antes de que avanzara el rubio no la dejoseguir su camino.

 

- Hermione,solo quiero decirte algo, ellos han sufrido el tiempo que desapareciste, se queno lo crees porque piensas que somos malos, por nuestro pasado, pero en verdadno teníamos opción, se que es para ti absurdo, pero ellos te quieren con ellos,se que la idea de un matrimonio arreglado no es lindo para ti, pero estabadesesperados y si en este momento, tienes que irte del mundo mágico, ellos no podránverte mas, es por le contrato te acaban de recuperar, no hagas que te vuelvan aperder,- terminando de decir esas palabras desapareció.

Paso una semana donde lacastaña se medito, investigo, al parecer esos contratos tenían clausulasextrañas, si no vivía en su hogar hasta el dia de su boda, enfermaría, no hastala muerte pero serian malestares fuertes, por desgracia lo comprobó porque enesos dias, había tenido fiebre, indigestión, demás males menores, pero muymolestos. Un dia le dijo todo a Remus, y simplemente dijo que lo mejor para susalud era aceptar su realidad, ya que el tampoco quería perderla, si ella eradesterrada del mundo mágico, no podía volver ni ser visitada, asi que eso siera de temer. Frente a ellos estaba su familia pelirroja, escuchando el finalde su relato, había caras de todo tiempo, incrédulos y otros muy asombrados,mientras que la peor de todas era de Ginny.

- Y cuando nos diras traidores a la sangre, onos humillaras cuando tu familia siempre ha hecho lo mismo,- dijo fríamente lajoven bruja,

- Ginevra,- la reprendió su madre,- no le hagascaso, sabes que tienes nuestro apoyo, en lo personal si deseas conocer mihumilde oponion, es ue efectivamente vivas con ellos, el tipo de hechizos queprotege tu cuerpo por esos contratos son sumamente fuertes, asi que no deseoque te lastimes, o algo parecido, ademas es mejor a que no te podamos volver aver,- ella asintió.

- Herms,- dijo el azabache tomando su mano,-sabes que eres como mi hermana, y me dolería perderte, se que es un proceso difícilpara ti, tomando en cuenta, el pasado con ellos, pero si lo hicieron paraprotegerte, no creo que sean tan malos, ademas todos merecen una segundaoportunidad,- la castaña asintió,- ademas ahora podras patearle el trasero aMalfoy y no te diran nada porque eres la hija perdida, y ellos te amaran mas ati que a el,- se esucho un eco de risas.

- Mione,- esta vez era Ron,- soy inmaduro y mecuenta creer que eres hermana de ese cosa, pero eres como mi hermana, y pues noquiero perderte,- la castaña abrazo a sus amigos.

- Gracias, pero no se si pueda tengo quecasarme con un desconocido y si es un bastardo.

- Conociendo a Lucius,- interrumpió Arthur,- nocreo que se atreviera a comprometer a su única hija, ademas para protegerla conalguien peligroso, puedo asegurar que fue con alguien de confianza,- afirmo,-es tu familia Hermione y a ella no le debes dar la espalda,- las ultimaspalabras del Sr. Weasley fueron serteras para la castaña.

- Bueno ahora que eres rica,- dijo Fred.

- Puedes,- siguie George.

- Patrocinas la tienda,- despues de esaspalabras se ganaron un golpe, ´por parte de su madre.

- Mama que pasa,- dijo un gemelo.

- Dejes de molestar a Hermione,- el lugar seinundo de risas, la castaña se sentía agradecida por el apoyo de ellos, ahorasolo estaba su dilema personal como se acercaría a los Malfoy, si no tenían nadaen común.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

Espero le shaya gustado, elcapitulo. Se preguntaran porque puse, a Lucius un poco tierno, lo que pasa conel es ue siento ue con una hija hubiera sido menos duro a como es con Draco.Ron lo puse que aceptaba porque creo que a el siempre lo pongo malo einamaduro, esta vez quise hacerlo diferente. Espero les haya parecido bueno elcpaitulo.

Holaantes que nada quiero agradecer, a las 19 personas que me tienen en favoritos,a las personas que comentan de verdad son geniales, espero que este capituloles guste, bendiciones.

Hermione despertósobresaltada, después de ese sueño, estaba sudando y se sentía muy cansada, esedía era el ultimo con los Lupin realmente los extrañaría, pero era lo mejor, susalud se iba degradando, no tenía sentido seguir en su plan de resistenciacuando aquello no le estaba resultando como esperaba, a pesar de investigar,tampoco obtuvo formas de evadir ni su matrimonio, ni el hecho de tener quevivir con los Malfoy, aun no se acostumbraba a ese hecho. Además las palabrasde Draco, aun resonaban en su cabeza, ellos en verdad la habían amado y dadomucho por salvarla, no quería siquiera imaginar, su futuro si ella hubieravivido con su familia, seguro, algo resultaría mal, de alguna forma, así quesimplemente agradecía que la protegieran.

Se puso de pie, para poderir a desayunar con los Lupin, camino hacia el baúl, para cerciorarse que todoestuviera en orden, la familia de los rubios había sido avisada que ese día,llegaría a vivir con ellos, la nota que recibió en respuesta, por parte deNarcissa, fue asombrosa, ofreció enviarle a elfos, para ayudarla e incluso irella misma, por ella. la castaña agradeció la oferta y se negó amablemente,cuando termino de arreglar la habitación, de pronto su reflejo llamo suatención, por lo que había leído, su físico cambiaria en cuento aceptara sucompromiso, ya que al llamar hogar su casa el ultimo que tenía que hacer, eracomprometerse con el hombre con el que estaba destinada a casarse, aun lecausaba intriga, solo deseaba que no fuera alguien molesto. No quería aceptarel compromiso pero, tampoco se iría al mundo muggle, ahora lo que mas leatemorizaba por el momento, era adaptarse con su nueva familia, si es quepodría llamarse de esa forma.

Aun se sentía extraña con sudecisión pues el aceptar ese destino iba en contra de ella, siempre creyó queesas estupideces, de contratos matrimoniales, como las tradiciones de lossangre pura era un tontería, pero ahora tenía que enfrentarse a lo que masodiaba, tenía unas ganas de alejarse de todo, pero ella quería ayudar a laspersonas, si su prueba en las leyes no funciono, el camino que encontró en elcuerpo de aurores, fue lo mejor, jamás creyó que el ser auror fuera gratificante,redujo el baúl y se puso su gran amigo en el hombro, su bolsa que llevo durantela guerra, salió de la habitación, mientras descendía las escaleras. Al llegara la sala, estaba la familia completa, mientras que de todos ya se habíadespedido, solo faltaba Andromeda, quien diría que ella era su tia, recibió ungran abrazo por parte de ella. Por ultimo el pequeño Teddy no la quería dejarir, salió de la casa para aparecerse, aun no se atrevía a llegar directamentepor chimenea, además que odiaba ese transporte. Para su desagradable sorpresacuando apareció, sintió un enorme murmullo, alrededor al abrir los ojos vio unaenorme cantidad de gente, alrededor de ella, hablándole se sentía extraña, noentendía que pasaba alrededor suyo, la gente le gritaba, asi que ella solointento caminar, pero no avanzaba, hasta que una mano se apodero de su hombro,mientras le susurraban que no se preocupara, no sabía quien era pero sintióconfianza, avanzo con ayuda del desconocido, hacia la reja. Cuando esta seabrió, ellos ingresaron impidiendo que el resto hiciera lo mismo. Sintió unamano en su cintura, mientras avanzaba, cuando levanto la vista, observo a unjoven castaño, que se veía serio, antes de decir nada, unos brazos llegaron acubrirla cuando levanto la cabeza, observo a Narcissa, guiándola al interior dela casa, mientras en la entrada, Lucius junto con Draco las esperaban, el jovenque la había ayudado, se quedo charlando con los hombres, mientras todosingresaban a la casa, sintió que estaba cómodamente en un sofá. Cuando levantola mirada todos la observaban, ella aun estaba impactada, hasta que la rubia latomo de la mano, la castaña sintió calidez ante el tacto.

 

- Hermione lo siento, por lo de afuera,-comento,- pero se filtro la información, de que nuestra hija había aparecido,aun no entendemos que paso, pero pensamos que se debió a nuestracorrespondencia, desde lo que paso en la guerra, en ocasiones intervienennuestras cartas, así que ahora es de conocimiento público, que eres unaMalfoy,- la castaña asintió, no sabía que decir.

- Entiendo,- el silencio inundo el lugar hastaque una voz amable sonó.

- Creo que no me he presentado adecuadamente,se que nos conocemos de la escuela, pero nunca habíamos hablado,- comento eljoven que la castaña no reconocía,- soy Theodore Nott,- dijo tomando la mano, parabesarle su mano, de manera caballerosa.

- Mucho gusto,- dijo ella tímidamente, lacastaña noto una mirada no muy agradable por parte del Sr, Malfoy al jovencastaño.

- Theodore querido, gracias por ayudar a miHermione, de verdad esos hombres son una molestia,- dijo sonriendo al joven,-espero te quedes a comer.

- Claro que si Señora Malfoy, sera un placerpara mi, quedar en tan buena compañía.

- Puedo ir a mi habitación,- la rubia laobservo asintiendo, ella estaba emocionada por tener a su hija con ella queharía todo lo posible, por complacerla, las damas se disculparon, subiendo lasescaleras. Dejando a los hombres solos, el patriarca de la familia entrecerrólos ojos al joven castaño.

- Que pretendes Theodore,- dijo sin ningún tipode sutileza.

- Mi padre,- respondió.

- Ese viejo sigue dando vuelta, pero de verdadcrees que te casare con mi hija,- debatió el rubio con una mirada feroz,plasmada en su rostro.

- Claro que no, peo para ignorar al viejo,desaparecí de la mansión, siendo este un lugar seguro, tome el atrevimiento devenir, espero no ser una molestia,- hablo finalmente.

- Padre Theo no esta interesado en tu pequeña,sabes que nunca se intentara acercar de esa forma,- el patriarca de tan antiguafamilia asintió, comprendiendo las palabras de su heredero.

- Pero si soy una molestia.

- Claro que no, solo no la cortejes, ella, debeentender quien es su futuro esposo,- el joven asintió.

- Eso espero Padre, sabes que eso serácomplicado,- se burlo el rubio menor.

- Cállate Draco, mejor vamos por una copa, queesas mujeres tardaran mucho tiempo en su habitación,- los jóvenes asintieron,con una mueca de burla, mientras se adentraban a la biblioteca de la mansión.

 

Mientras tanto, las mujerescaminaban por los pasillos, de la mansión. A la castaña se le haciaimpresionante, el lugar era verdaderamente increíble, como los cuadros lasaludaban, mientras otros solo la ignoraban, ella esperaba cuadros locos comolos de la madre de Sirius, mientras se sorprendía al no ser de ese tipo loshabitantes, de los retratos de la mansión. Llegaron a la habitación de lacastaña, ella admirando cada centímetro del lugar, la joven camino mientrascada detalle era, increíble. Tenia una alfombra blanca, mientras que en la camahabía doseles, de color dorado, las cortinas a juego, una enorme ventana, quecuando ella se acerco admiro, la belleza de los jardines, todo era hermoso. Porextraño que fuera la castaña estaba en perfectas condiciones, de salud estabahambrienta, pero solo eso. Observo un enorme ropero, que cuando lo abrió, habíahermosos vestidos, de todos los colores. Simplemente el esplendor Malfoy, delque había escuchado quedaba corto a comparación, de lo que estaba ante susojos, sin duda le intimidaba eso. La castaña observo a la mujer frente a ella,quien le sonreía.

- Espero te guste,- dijo con calma, ella seveía triste, quería decirle algo, pero lamentablemente no estaba preparada, noquería decir algo que fuera vacio para ella.

- Claro que si es hermoso, todo el lugar, esmuy amable al dejarme una habitación tan esplendorosa,- afirmo.

- Esta siempre fue tu habitación, en cuantosupe que venias en camino,- mostro una expresión de tristeza,- esta habitacióncambio de decoración muchas veces, hasta que Lucius me convenció, de dejarla enpaz, hasta que tuvieras la capacidad de decidir por ti misma, posteriormentenos percatamos que no sería posible por nuestra situación,- la castaña asintió.

- Comprendo, lo que los orillo y de verdad nolos juzgo, no estoy particularmente entusiasmada, ya que no tiene mucho tiempoque me entere, pero prometo poner de mi parte para que funcione, todo esto,- larubia se acerco.

- No sabes cuánto te lo agradezco, esreconfortante para mi, el saber que con el tiempo podremos formar un lazo, quenos fue arrebatado,- ambas asintieron.

- Me podría decir quien es mi prometido,- larubia negó.

- Por el momento, queremos que nos des un mes,para tenerte cerca, y poder conocerte, tu hermano cancelo su luna de miel paraeso, asi que te pido, que nos esperes, posteriormente te informaremos a detalle,-la castaña asintió.

- Draco se casara, cuestiono.

- Si en dos semanas mas, se casa con AstoriaGreengrass,- afirmo la rubia.

- Y el también,- la rubia asintió,-efectivamente su matrimonio también es arreglado, ellos como tu estáncomprometidos, desde el nacimiento, aunque en tu caso, no estabaparticularmente convencida, pero ahora me doy cuenta que fue la mejor elección,porque aunque no te diga su nombre, te aseguro que es un excelente hombre.

- Entiendo,- observo alrededor,- pretende queuse todos esos vestidos.

- Con tu status espero que lo hagas, pero si note sientes cómoda podemos hacer algo, pero cuando te cases, si tendrás quevestirte diferente, no te preocupes, yo te ilustrare en lo que necesites.

- A su tiempo Señora Malfoy, como bien dice,primero debo adaptarme a ser una Malfoy, después veremos que pasa,- la mujersonrió mientras tomada el brazo de su hija.

- Ahora vamos a almorzar, mas tarde acomodamostus pertenencias, para que te termines de instalar,- ambas caminaron de regresoal lugar donde había dejado a los hombres, al observar el lugar vacio, la rubiaseñalo unas enormes puertas, caminaron al lugar, la rubia pidió autorizaciónpara ingresar, cuando una voz se escucho, las mujeres ingresaron, observando ungrupo de tres hombres estaban sentados, bebiendo elegantemente de una copa, lacastaña se perdió mientras observaba, la cantidad de libros, el lugar eracircular con estantes, hasta el techo reletos de libros, observo algunos queestaban al alcance de su vista, permitiéndole una visión, de algunas reliquias,que se veía muy antiguas. Estaba asombrada hasta que una voz la despertó.

 

- Hermione creo que la biblioteca te gusto,-afirmo la voz de Draco.

- Si perdón que decían.

- Nada querida, solo que es hora de ir por elalmuerzo antes de que ello arruinen su apetito con sus bebidas,- los hombressolo rodaron los ojos, mientras salían del lugar, observando a las mujeresdelante de ellos. Al llegar al enorme comedor, la castaña fue guiada por suhermano, no eso era muy raro de decir, Draco la tomo del brazo para que sesentara a su lado, la ayudo corriendo su silla, el estaba a la izquierda de supadre, mientras que su madre se sentaba a la derecha de su padre, y el invitadojunto madre, la castaña se sintió extraña refiriendo se a ellos mismos como suspadres, sera posible que eso de que la sangre llama, fuera real. Eso eraimposible, ellos fueron enemigos de gente como ella por años, pero tambiénellos lo hicieron bajo ideas en las cueles había crecido, y en le caso de lamujer que le dio la vida, por seguir a su marido. Estaba absorta en suspensamientos que no se percato cuando la conversación se centro en ella.

- Hermione despierta,- hablo el joven sentadojunto a ella,- es costumbre tuya perderte de esa forma,- cuestiono el rubiojoven.

- Draco,- reprendió el hombre cabeza defamilia,- deja de molestar a tu hermana, ella esta pasando por muchas cosas asíque deja tus niñerías,- la castaña estaba sorprendido que Lucius Malfoy, ladefendiera.

- No se preocupe, es mi culpa solo estaba unpoco distraída, si me disculpan. Podría repetir su pregunta,- la castaña prestosu atención al rubio que encabezaba la mesa.

- Te preguntaba,- hizo un gesto incomodo,- quees lo que haces, me refiero, ya terminaste Hogwarts,- la castaña hizo unamueca, tenia 2 años de eso pero no intervino,- estudias, alguna carrera mágica,oi a Draco decir que eras buena en la escuela, afirmo.

- En realidad querido, ella fue la mejor de sugeneración, salió con las mejores notas, en pociones igualo al padrino deDraco,- interrumpió Narcissa, diciendo el dato con un gran orgullo, algo que lacastaña noto, y le pareció muy tierno. Sus padres no habían sabido sus notas,porque estaban escondidos, trato de borrar esos recuerdos ya que era incomodo,pensar en eso.

- Me siento orgulloso de saber ese dato,- afirmoel rubio,- así tu carrera, podría hacer que tengas un excelente puesto en elministerio, podrías ser embajadora, con mis contactos, podrías escalar muyalto, ese era el futuro que tenia para Draco, pero el decidió ser medimago,-escupió lo último, haciendo que el rostro del joven sentado a su lado, hicierauna mueca, era claro que ese tema era complicado para ellos,- en fin espero nodesaproveches el apellido Malfoy,- dijo lo ultimo observando a su hijo.

 

- En realidad, creo que la carrera de medimago,es una gran elección, tienes que tener un equilibrio loable, con los hechizos,además de pociones, en lo personal es una carrera aceptable,- los presentes laobservaron, hasta que la castaña comprendió, que había defendido a Draco, esosi que era extraño.

- Muy acertada tu opinión, Hermione,-interrumpió Theo.

- Gracias,- dijo sonrojada.

- Bueno,- interrumpió el rubio mayor,- medecías de tu carrera.

- Si estoy haciendo mi especialidad, endeshacer maleficios, en mi carrera de auror,- el rubio soltó su cubierto,observando la mirada dura de el hombre frente a ella, mientras que la rubiaponía una mano sobre la de su marido.

- Auror pero es una carrera peligrosa, ademaseres una señorita, una dama de sociedad que no se vera de acuerdo a su status,siendo un auror,- reprendió el hombre.

- Disculpe pero no dejare mi carrera solo porprejuicios baratos,- respondió mirándolo con desafio.

- Esta es mi casa señorita y se hace lo quemande vives bajo mi techo, mis reglas.

- En realidad no es que estuviera fascinada conla idea de vivir en la mansión, me vi obligada por su culpa, por sustradiciones,- dijo aun mas enfadada.

- Pues te recuerdo que también son tustradiciones, que debes respetar,- afirmo el rubio enojado.

- Le recuerdo, Sr. Malfoy que solo viviré en sumansión por unos meses, según por lo que me dijo, me tengo que casar conalguien a quien ni siquiera conozco, ademas me ire a vivir con el y por lo quese el tiene el poder sobre mi, asi que deje que discuta eso con el,- se quedoen silencio,- no puedo verdad porque se niegan a decirme con quien me casaran,-dijo furiosa.

- No me interesa mientras vivías en este lugarharás lo que se te ordena.

- No lo hare, es mi elección, no tiene porqueimpedirme nada,- aclaro firme.

- Mira niña insolente,- iba a caminar haciaella hasta que intervinieron, Draco estaba frente a Hermione, mientras que larubia detenía a su esposo.

- Ya basta Lucius, ella tiene la decisión de suvida, nosotros no la criamos asi que no tenemos el derecho de cambiar su formade ser, asi ue te pediré, que calmes tus ganas de ordenarle, porque si teadvierto una cosa, con mi bebe no volverás a imponer nada, lo hiciste una vez,no pasara de nuevo, ya es suficiente, con que la comprometieras con alguien quees claro no le gustara, para que ahora decidas sobre ella,- dijo la mujer porprimera vez se enfrentaba a su marido.

- Pero no puede.

- Que ser una mujer fuerte, que pueda saber máshechizos de los que tu sepas, no me interesa es nuestra hija y la apoyaremos,-dijo firmemente dirigiendo una tierna mirada a su hija, quien era protegida porsu hermano, gesto que la rubia encontró adorable, por que el instinto dehermanos, se notaba,- tienes nuestro permiso para estudiar lo que desees.

- Gracias,- respondió, momentos después lacomida se dio por terminada, mientras que la castaña se retiraba a suhabitación, la mujer rubia observaba con mirada reprobatoria, a su esposo.

O0o0o0o0o0o0O

Un rubio caminaba por lascalles de Londres, iba con la mirada baja, en realidad estaba con cierto pesosobre el, los acontecimientos que habían ocurrido en los últimos tiempos,provocaban, cierto malestar en el. Su hermana ese ser, que sus padres adoraronpor años, esperando el momento de su regreso, esa persona a la cual debíaadmitir odio cuando niño, se presentaba ahora como la mujer, a la cual elinsulto de todas las maneras posibles. Arrepentido estaba claro, pero no por elhecho de que ahora sabia de su parentesco, hacia mucho que las acciones de supasado lo habían marcado de alguna forma, el quería tener una buena relacióncon ella, claro solo que no quería que el asunto se viera forzado, suspiro ypensó que lo mejor seria, darle la bienvenida, al final del día era su hermana,tenían que de alguna forma llevarse de la mejor manera, solo esperaba queaceptara su compañía, pero lo mas importante la de sus padres, el sabía que sumadre sufría, porque lo demostraba, mientras que su padre, no lo hacia pero eravisible, su miedo a decir algo que molestara a su hija.

 

Ademas estaba el asunto deAstoria no quería casarse, pero no había marcha atrás una semana, estaría conesa mujer hueca, como lo desesperaba, pero en fin tuvo que hacer un esfuerzosobrehumano, para no maldecirla en las veces que estuvieron juntos. Pero noporque ella lo desafiara, al contrario, era tan insignificante que ni esohacia, solo besaba el suelo por el que pisaba, eso lo llenaba de asco. Cuando entroal callejón diagon, observo algunas tiendas, hasta que recordó, lo que su padrele decía, que una mujer, siempre era feliz, con joyas, asi que su primer opciónfueron joyas, entro a un lugar que se veía elegante, mientras observabaalrededor, nada le parecía apropiado, todo era demasiado ostentoso, para lacastaña. Estaba observando hasta que escucho una voz familiar.

- Eso es para tu prometida o tu hermana,- unavoz burlona se escucho a sus espaldas, cuando el rubio levanto su cuerpo,observo a una mujer hermosa con gran cuerpo, cabello negro y una miradadivertida, todos sabían que ella era su versión pero en mujer.

- Pansy,- dijo feliz mientras la abrazaba clarocon propiedad porque estaban en publico.

- No has respondido a mi pregunta,- interrogola bruja.

- Como sabes,- pregunto.

- No vivo bajo las piedras, estaba en unamisión es solo eso, pero me entere por los periódicos enserio Granger,- lo miroperpleja.

- Al parecer ahora es una Malfoy,- la pelinegraasintió.

- Si la joya es para ella,- pregunto seria, elrubio asintió,- bueno si todavía es como la recuerdo, no aceptara nadaostentoso, recuerda que ella es humilde, no esta acostumbrada a los lujos, conlos que nosotros crecimos, asi que conviene, poner en marcha mi ojo críticopara estas cosas,- ambos ex Slytherin estuvieron media hora, hasta queeligieron una pulsera de oro blanco, con las iniciales, HD, marcadas, era unahermosa forma de ponerlas. Caminaron unos momentos, charlaban sobre todo.

- Asi que ahora si lo dejaste ya en el pasado,-cuestiono, la pelinegra tenia un amorío con Blaise su otro amigo, desde haciaun año, el se había casado hace un par de meses, pero al parecer ellos no habíadejado de verse.

- Si Draco, entendí que no es bueno que sigacon todo esto, ya he pasado por mucho,- ademas de que la familia de ella lahaya desconocido, por no aceptar casarse, por suerte ella no tenia un contratode matrimonio.

- Eso me alegra,- bajo la cabeza.

- En una semana cierto,- afirmo la bruja,- note sientas mal, el caso de tu hermana es peor, ella se casara con Snape, eso sies malo,- el rubio sonrio.

- Solo espera cuando se entere,- la pelinegrase rio.

- De verdad no lo sabe,- el rubio asintió,-quiero ver su cara cuando sepa que en un par de meses, sera la Sra. Snape,-ambos caminaron pensando en que seria gracioso, ver la reaccion de la bruja,hermana del rubio.

 

O0O0O0O0O0O0O

La castaña iba caminando,por el sendero que conducía, a la mansión, a pesar de lo que decía su madre,odiaba usar la chimenea, ademas caminar la relajaba, estaba sudada, y tenia lasbotas con un poco de barro, ya que había estado practicando en la sala deentrenamiento, había pasado una semana, desde que llego a vivir con los Malfoy,aun era extraño, pensar en ella misma, como una sangre pura, pero la realidades que ellos hacían que ella se acostumbrara de una manera pronta. Llego a laentrada mientras caminaba por el pasillo principal, sus botas tenían unahechizo para no ensuciar nada. Paso por la puerta abierta, observando en la sala,a Narcissa y una mujer rubia hermosa, la voz de la matriarca de la familia lahizo, voltearse y entrar al lugar, la mujer se puso de pie al verla, le regalouna sonrisa, mientras su madre estiraba la mano para indicar que se acercara,cuando observo su estado, la reprendió con la mirada, ella sabia que no legustaba verla sudada, y con el uniforme de auror, pero le agradecia que no semetiera en sus decisiones.

- Hermione, no las conoces pero ellas sonIsabella,- señalo a la rubia mayor,- y ella, una joven callada,- es AstoriaGreengrass,- la castaña saludo con respeto,- ella es la prometida de Draco,- lacastaña asintió, pues recordaba esos momento donde la rubia le hablaba de lajoven.

- Un gusto de verdad, perdón que no las saludemejor pero vengo hecha un desastre, si me disculpan ire a ponerme presentable,-las mujeres la dejaron . marchar. Cuando estuvo en su habitación, se vistiorápidamente, mientras. Se hechizo para verse limpia, se puso una túnica y bajo,cuando llego una tasa de te apareció frente a ella, las mujeres hablaban deropa y joyas, mientras que la joven solo asentía.

- Y dime querida de donde venias,- la castañacapto que la pregunta era para ella.

- De mi entrenamiento, soy casi auror y buenovenia del ministerio,- la castaña observo que la joven prometida de Draco, laobservo incrédula.

- Ahora recuerdo, tu madre me dijo queestudiabas, pocas son las jóvenes de nuestro circulo que lo hacen,- dijo condesden, a lo que la castaña levanto una ceja, cuando iba a replicar, una voz seescucho a sus espaldas.

- Eso es porque Hermione, no se conforma conser la heredera de una fortuna, ella quiere sobresalir,- afirmo su hermano.

- Pero eso no lo decide ella, querido.

- Claro que no, pero estoy seguro que su futuroesposo, se sentirá orgulloso de tener a su lado a una bruja con un gran potencial,asi que seria un completo tonto, si se negara, además mi padre es persuasivo,- lacastaña lo observo con agradecimiento, mientras que la Sra. Malfoy estabafeliz,- ahora si nos disculpan, mi hermana y yo saldremos a dar un paseo,- laprometida del rubio lo observo con cara de tristeza al ser ignorada de nuevo,la castaña se puso de pie, antes de salir del salón el rubio hablo,- un gustover Astoria, nos vemos el dia de la boda,- despues de eso ambos salieron, al jardín,estuvieron en silencio hasta que saco una caja de terciopelo, se lo entrefo aHermione, la castaña lo abrió mientras sus ojos se llenaban de felicidad, perode tristeza igual.

- Es hermoso gracias,- dijo mientras se ponía lahermosa pulceta,

 

- Solo eso dirás,- se burlo,- cualquier mujer estaríabrincando de felicidad,- ella lo observo incrédula,- lo se tu no eres tan básica.

- Que bueno que sepas eso,- dijo observándolo,-esto es bizarro no crees,- el joven asintió entendiendo a lo que se refería.

- Tanto tiempo peleando en la escuela.

- A lo mejor se debió, a eso que dicen, lasangre llama, y como buenos hermanos, estábamos destinados a pelear siempre,-el se rio bajo.

- Exacto,- el silencio reino hasta que el rubiohablo,- como te has sentido en la mansión.

- Bien es agradable,- el asintió comprendiendoque no era el momento para abrirse

- Se que es pronto para profundizar nuestrascharlas, pero espero que en el futuro, podamos conversar mas,- ella asintió, sintiéndoseextrañamente comoda con el rubio.

- Por cierto gracias por rescatarme,- dijo labruja.

- Y gracias por defenderme de padre,- el rubiola observo. Ambos se sintieron por primera vez felices, sintiéndose complementados,como hermanos que eran. Se quedaron en silencio, sin saber que eran observados.Una figura femenina, se limpiaba las lagrimas al ver la escena, los hermanos,se defendían y sonreían, eso era gratificante, para una madre orgullosa. Esperabanque en algún momento pudieran ser una familia completa.

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

Espero les haya gustado, perdónsi no aparece mucho severus todavia, pero deseo dejar claro lo relacionado conlos Malfoy, con respecto a ellos, espero les guste su historia.

Gracias a las 26 personas que me han agregado a favoritos, sus lecturas de verdad son geniales, espero les guste el capitulo

La castaña había encontradoun refugio, en una habitación en particular en la mansión, y esa era labiblioteca, ese era un lugar hermoso, lleno de conocimientos, y para su carreraera indispensable, tener varios de esos tomos, que ahora podía leer conlibertad. Esa ultima semana había sido, realmente agitada, la mansión ya quecon los arreglos para la boda de Draco, había mucho que hacer, inclusoNarcissa, se había dado a la tarea de instruirla para evitarle incomodidades, aella.

Aun recordaba la discusiónque tuvo con la hermosa mujer rubia, entendía el punto de querer darle todo loque no había podido en años, pero debería entender su desinterés, por cosasdemasiado superficiales, en una comida todo empezó, dejando un vacio entreellas.

Enla mansión de los rubios, se respiraba un aire de paz, ya que por un momento,los preparativos de la boda, había quedado de lado, ahora compartían una comidalos cuatro.

- Asique Hermione,- hablo la matriarca de la familia,- has pensado en el tema de tufiesta,- cuestiono, la castaña la observo molesta.

- Nose ofenda, pero ya deje claro que no quiero, esa fiesta de presentación, sientoque es completamente innecesario,- respondió tajante.

- Peroquerida, es una gran oportunidad, para presentarte en sociedad, que todos teconozcan.

- Yatodos me conocen.

- Merefiero a como una Malfoy,- dijo ilusionada.

- Perdone,pero creo que ya he aceptado, bastante, un matrimonio arreglado, vivir en lamansión, por imposición, además de eso pretenda que me convierta en una mujerfrívola, con lo único en la cabeza, sea estar a última moda o comprando joyascostosas,- dijo fríamente.

 

- Noes solo quiero darte ese día, especial que todas las jovencitas quieres,-tenían un duelo de miradas, así que para evitar un enfrentamiento, el patriarcaintervino.

- Cissyy si hacemos la presentación oficial, en la boda de Draco, además esaspresentaciones, son cuando ella fuera pequeña, además esi concentran susenergías, en organizar todo para la boda, no debemos exigir demasiado, porquese que si tu no das tu fiesta, ella accederá a planear su boda juntas, y clarola cena de compromiso,- el rubio afirmo, observando a la castaña, para darle aentender que en algo tiene que ceder, ella asintió mostrándose de acuerdo.

Lamentablemente después deese acontecimiento, comenzaron las presiones, por parte de Narcissa Malfoy,para que ella ayudara en los preparativos, ella intentaba entrar en lo que lamujer, le pedia, pero no entendía mucho de eso, ademas que con lo ocupada queestaba por el asunto de su carrera, no podía estar mucho tiempo, en la mansión,asi que llegando el momento en que la bruja joven no quería saber nada mas denadie, simplemente se iba a la biblioteca. Eso estaba haciendo en esosmomentos, esconderse un rato, ya que dentro de unos momentos, la ceremonia daríainicio, ya había sido peinada y maquillada solo faltaba su vestido, aun eraextraño para ella, pero lo toleraba, tenia puesta solo una bata de color verde,con sus iniciales bordadas, era increíble que Hermione no fuera su verdaderohombre, por lo que sabia, ese era Hiliana, pero los Malfoy accedieron a decirlepor el nombre que sus padres muggles, le había dado. A pesar del tiempo noolvidaba a sus padres, ellos que la cuidaron siempre, había un nudo en su pechocuando los recordaba, lo único que la había feliz, era saber que aun muertosestaban juntos. Camino sosteniendo un libro de hechizos antiguos, sintiéndose encantadacon lo que leia, hasta que un ruido provoco su atención hacia la puerta, porella el Sr. Malfoy entraba con su habitual, andar elegante, sostenía en unamano su bastón, mientras que en la otra mano, traia algunos pergaminos, se veíamolesto, asi que ella no quería molestar hasta que el hombre pareció darsecuenta de su presencia, la observo y frunció el seño.

- Se que no te incomoda a ti,- dijo sinmirarla, mientras dejaba, lo que traia en la mano, sobre el escritorio y sequitaba su capa,- pero piensa que no me gustaría que algún hombre te viera enbata, hoy es dia de fiesta y los amigos de tu hermano andan rondando la mansión,no deseo que te falten al respeto,- se acerco a la joven poniendo su capa,sobre su cuerpo delicadamente, a la castaña la invadió, un aroma de tabaco.

- Disculpe no sabia que le molestara,- dijo contimidez, por alguna razón, el le imponía demasiado.

- No te angusties, solo que hoy hay muchaspersonas rondando el lugar, no quiero que te encuentres con alguiendesagradable,- afirmo el rubio, ella asintió.

- Bueno gracias por la capa, creo que ya meretiro a mi habitación,- antes de que la castaña avanzara, el rubio hablo.

- Se que no fue fácil, iniciar esta relación,sobre todo por el pasado, se que eres inteligente y comprendes muchas cosas,que la mayoría no. Solo quiero recalcar lo orgulloso que es para mi ser tupadre, no se como fue tu vida con tu familia adoptiva, pero se que te educaroncorrectamente, de verdad espero que podamos relacionarnos correctamente,- lacastaña asintió.

 

- Gracias por entender, que no puede haber unainmediata relación entre nosotros, pero de verdad me siento cómoda en la mansión,-dijo sinceramente,- solo quiero saber quién es mi prometido.

- Aun no te lo dire, solo te aseguro que es unapersona leal, digna de mi confianza,- ella asintió, como bien decían el no eracapaz de mandarla con alguien malo, o eso esperaba.

- De todas formas espero que pronto arreglemosese asuntio.

- Por supuesto, me alegra ver que tienes carácter,pero lo sabes equilibrar con respeto, llegaras lejos,- afirmo,- en eseestante,- señalo un librero con una cantidad enorme de textos,- hay muchos demaldiciones, si lo deseas revisar te ayudaran mucho, en tu desempeño espero tesirva el dato.

- Gracias los leere mañana porque imagino quesoy buscada por toda la mansión,- el rubio asintió.

- No la hagas enojar, porque cuando se trata deestos eventos, y mas tratándose de la boda de Draco, se pondrá como una fiera,-la castaña asintió acercándose a la puerta, antes de salir el rubio agrego,-pero cuando lo desees te presto mi escondite,- la castaña sonrio para salir dellugar. El patriarca de la familia Malfoy, estaba desconcertado, ya que deverdad deseaba establecer una relación con su hija, el siempre fue duro conDraco, porque en ese tiempo tenia otras ideas en la cabeza, así que había decididohacer a su hijo, un sirviente leal de el señor oscuro, el sabia y en parte agradecíano haber tenido a Hiliana con ellos, ya que lo más probable es que a pesar decreer que, las mujeres debía ser protegidas, le hubiera dado en bandeja deplata al su señor a su pequeña, si era un mal hombre el lo sabía, pero ahora queríaser diferente, tal vez con Draco no había forma de remediar ciertas cosas, perocon ella esperaba que si al final era su princesa, y el tenia una gran debilidad por las mujeres,y aun mas siendo su hija.

En otra parte de la mansión,un joven rubio se alistaba para la ceremonia, no quería casarse, pero esa erasu obligación, ahora estaba a poco tiempo de ese momento, tenia que prepararsepara esa noche, a pesar de haber tenido a chicas en ese tiempo, era diferentecon Astoria, no soportaba estar mas de 5 minutos con ella como lograría, estaruna noche entera, o peor una vida a lado de una mujer que no amaba, simplementele era indiferente, estaba terminando de poner se u corbata, hasta que lapuerta anuncio una visita, por ella emergió una joven de cabellos, castaños conrulos perfectos, en un vestido color verde hasta el piso, sencilla perohermosa, en esos momentos se preguntaba cómo se vería de rubia, siendo ese suverdadera identidad, que dentro de poco tendría, ella le regalo una sonrisa,entro observando a su hermano, a pesar del poco tiempo, con el rubio la castañasentía una conexión, era por el hecho de ser gemelos suponía la bruja, llego asu lado y lo abrazo, el devolvió el gesto, esos dias el había estadoangustiado, se le notaba, asi que ella quería reconfortarlo.

- Todo estará bien,- le dijo la castaña.

- Lo se solo que es complicado, llegar a unmomento, al cual te han estado preparando desde siempre, es extraño.

- Solo disfruta del dia, es precioso y bueno tuboda debe ser un día feliz,- el rubio la miro incrédulo.

 

- Lo dice la persona, que está molesta desdeque se entero de su contrato de matrimonio,- la castaña rodo los ojos.

- Nunca dije que predicaba con el ejemplo,- elrubio sonrió,- pero enserio porque siempre eres serio y distante con Astoria,no creo que sea mala persona al contrario, me atrevería a decir que entre ellay su espantosa hermana, contando claro a su madre, es la mejor de esa familia,-el rubio la observo,- que he estado junto a ellas, una semana tan larga quedeseo no se vuelva a repetir, asi que mi intuición dice que ella es buena,- elrubio estaba serio, mientras la castaña le acomodaba su corbata.

- Lo se crees que no, ella es buena, pero no meinteresa, es hermosa pero no encuentro mayor atractivo, mas que eso, asi que nome interesa,- el rubio explico.

- Y no te has puesto a pensar, que es por su educación,dime,- hizo una mueca,- si fuera diferente, mas sonriente o mas simplemente masseductora cambiarias de parecer, que no te percatas que su educación la hizo deesa forma, probablemente si yo hubiera vivido con ustedes, seria igual,- afirmocon certeza.

- Pero ella.

- Que,- estaba molesta,- es tímida claro, sinotaras como la observas, cualquier se intimidaría, además está el hecho que siquiera la llevaras de luna de miel, porque y no digas que te quedaras paraconocerme, porque ya sabes como soy y no me iré así que cuando regreses estaré acápara anunciar mi compromiso, así que no te quejes.

- Ya comprendo, me ire de luna de miel solo situ accedes a algo,- ella asintió sin ganas,- hablaras con Madre, ella de verdaddesea que sean unidas, se ha esperado conocela, no es mala si presiona cuandodesea que las cosas se han bien, pero ella sufrió mucho por tu ausencia, ydesea en estos momentos, darte todo lo que no te dio por 20 años,- la castaña asintió.

- Comprendo, lo hare,- ambos se dieron la manoy avanzaron a la salida, caminaron a las escaleras, al final había una enormecantidad de reporteros, ese dia era oficial anunciar, la presencia de Hermionecomo miembro de la familia, Malfoy. Ella estaba nerviosa solo sintió como suhermano le daba animos apretando su mano, pero no solo eso la ponía de nervios,era el hecho de que estaría sola, durante la fiesta enfrentándose, a todos. Bajolas escaleras, enfrentando las preguntas, ella solo escuchaba, de su odio porsu familia, que su apariencia no demostraba ser una Malfoy, preguntas hirientesque molestaban a la castaña, llego un momento en que sintió que todo eso laahogaba, asi que se sostuvo del barandal, mas cercano intento caminar pero unreportero apareció frente a ella, tomando una foto haciendo imposible su visión,puso una mano frente a su rostro hasta que una sombra cubrió con su cuerpo a lajoven, ella puso su mano en la espalda de su salvador, mientras se permitiaabrir sus enormes ojos, al ver al hombre frente a ella, se sorprendió que nofuera ni su padre o hermano, cuando las voces ya no se escuchaban, el hombregiro su cuerpo ara observarla, estaba serio, una mirada impasible, con elcabello negro que normalmente enmarcaban su rostro, ahora estaban amarrados, elhombre vestido en su totalidad de negro, camino hacia el frente, para extenderuna mano a la joven, ella la acepto para terminar su trayecto de las escaleras.

- Se encuentra bien,- siseo la voz profunda eirreconocible para la castaña, ese hombre que aterrorizo su vida estudiantil,pero al mismo tiempo admiraba por sus conocimientos, se veía como lo recordabacon arrugas pero igualmente guapo, la castaña casi mantiene la boca abierta, frete a ellaestaba.

 

- Profesor Snape,- respondió, no podía apartarsu mirada de el,- si estoy bien, gracias por ayudarme,- el hombre beso su manoen señal de saludo, para despues soltarla.

- No fue nada, Señorita Malfoy,- dijo en vozbaja, para después girar sobre sus talones y salir por las puertas que daban aljardín, la castaña estaba asombrada, por el hombre que hace unos momentosestaba frente a ella, simplemente imponente.

- Hermione es hora de la ceremonia,- el Sr,Malfoy estaba frente a ella, tomo su brazo y avanzo solo para observar como suhermano caminaba con la rubia frente a ellos, todos los observaban lo cualintimidaba a la castaña, nunca le había gustado ser el centro de atención,cuando llegaron al lugar de la ceremonia ella estaba a lado de los SeñoresMalfoy, mientras que justamente frente a ella estaba Theo el le caia bien, asique le sonrio para observar la ceremonia. Claramente fue hermosa y elegante, elvestido de Astoria, era fabuloso, a ella no le gustaba nada de esa forma asique tenia que hablar para obtener lo que deseaba. La mirada de Astoria era deuna mujer enamorada, ella agradecía que por lo menos el tuviera a su lado a unamujer que lo amara, mientras que el no se veía feliz, una cara de lo mas duramostraba el rubio. La castaña se sintió mal, solo esperaba que el tiempo queella estaría en la mansión, pudiera hacer su vida mas relajada. Cuando el besofue dado por parte de los novios, el rubio la tomo de la mano para salir de laceremonia, mientras ella era escoltada por el castaña que tenia una enormesonrisa, una vez en la mesa de honor, la castaña observo que el profesor Snape,estaba junto a Lucius, mientras que ella estaba junto a Theo.

- Dime Hermione que te parece la fiesta,esperas algo igual para tu boda,- ella lo miro incrédula,- para nadie es unsecreto que estas comprometida, la mayoría lo esta asi que.

- Y tu lo esastas,- el castaña negó.

- Digamos que mi padre nunca se preocupo poreso,- la castaña asintió,- entonces te gustaría algo igual,- ella negó.

- En realidad amaría algo sencillo pero se quees prácticamente imposible, asi que ya veremos,- el silencio reino un momento,-porque el profesor Snape, vino.

- El es el padrino de Draco, asi que por obligacióndebe venir,- ella asintió.

El resto de la fiesta pasocharlando con el joven Slytherin, mientras cada tanto observaba la mirada yposturas rigidas del profesor de pociones.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Hubo un poco de todo, laprimer impresión de Hermione sobre Severus, espero les haya gustado.

Graciasa las 28 personas que me tienen en favoritos, en esta historia habrá algunasparejas alternas, en este capitulo habrá algo de ellas, espero les guste, porotra parte ustedes esperan mas Sevmione y en este capitulo empieza, espero lesguste gracias por leer su preferencia es increíble.

Una mujer rubia estabadentro de una habitación infantil, dentro estaban dos cunas, mientras que elcuarto entero estaba pintado de blanco, con tapiz de nubes, era hermoso, a lolejos unas montañas verdes estaban pintadas, mientras que las cunas de colorblanco estaban perfectamente juntas, una silla estaba en medio de ellas, lamujer rubia admiraba todo con un gran amor, los recuerdos de sus bebes, ella despuésde todo nunca se quiso deshacer de lo alguna vez deseo fuera para ellos,lamentablemente nunca pudo tener entre sus brazos a su pequeña más que una solavez, eso le dolía pero fue inevitable.

 

Ahora que tenia a su bebe deregreso, convertida en una hermosa mujer, sentía un nudo en el estomagoesperaba que la aceptara, ella misma presiono ciertas situaciones en ocasiones,sabiendo el error que cometía, pero eraimposible evitarlo cuando lo único que deseaba era darle todo, lo que no tuvoen años, tomo un pequeño muñeco que aunque nadie lo creyera, Lucius lo compro,el siempre había querido a una pequeña, ahora que la tenían de regreso quería quefuera feliz, se cubrió la cara con las manos mientras gruesas lagrimas,resbalaban por su rostro, esos momento cuando recordaba el pasado hacían que sucorazón se sintiera vacio.

La castaña caminaba por elpasillo que según Lucius le había indicado, buscaba la puerta escondida, dondeNarcissa debía encontrarse. Suspiro mientras encontró una puerta donde dosserpientes se encontraban, toco con cautela pero nadie respondió, asi que giroel pomo de la puerta, cuando ingreso, su corazón se congelo al ver la habitación,las cunas era un lugar hermoso, pero tenia un deje de amargura papable, cuandobajo la vista observo a la mujer que le dio la vida, acurrucada, se veía increíblementedébil, llorando amargamente, el corazón de Hermione simplemente se apretó, ensu corazón se retorció y mientras en su garganta se sentía un nudo, la castañaolvido el coraje, o mas berrinche que tenia se acerco a la mujer y al abrazopor la espalda, ella pareció reaccionar y cuando observo que su hija estaba conella, la abrazo fuertemente, mientras que la heroína de guerra sintió elrecuerdo de un sueño donde una mujer rubia lloraba. Los minutos pasaron dejandoa ambas mujeres llorando, la castaña no se explicaba en que momento, comenzó allorar de esa forma, solo se recargo sobre el hombro de la mujer junto a ella,hasta que los espasmos cesaron, por parte de ambas, se observaron mientras sesentaban en el suelo, la castaña observo el pequeño, animal de peluche quetenia entre las manos la rubia y sonrio.

- Estas bien Hermione,- dijo la rubia, mientrasrosaba con sus delicados dedos, el rostro de la joven.

- Si y usted,- cuestiono.

- Nada importante, aquí la única que interesaeres tu,- le sonrio de manera calida.

- Claro que importa, de verdad deseo ayudarpero si no me dice que tiene, no podre saber,- la castaña le dijo a la rubia.

- Solo,- dijo cerrando los ojos,- deseo quepodamos llevarnos bien,- la castaña asintió.

- Lo se y también ha sido mi culpa el que nopodamos ser mas unidas, de verdad no ha sido mi intensión, es solo que elcambio fue brusco y necesito adaptarme,- afirmo.

- Comprendo también fui obstinada y buenoespero podamos hacer las cosas bien,- dijo la rubia.

- Yo también,- ambas se sonrieron, ellas sentíanuna conexión especial, era lógico, madre e hija eran unidas.

- Si vamos a comenzar desde cero, seria buenocharlar, ya sabes madre e hija,- la castaña sonrio.

- Claro pregúnteme lo que desee,- afirmo.

- Como fue tu infancia,- cuestiono la rubia.

- Muy buena debo decir que quien sea me hayadejado fuera de la casa de los que fueron mis padres, acerto siempre fueroncompresivos, amistosos conmigo. Me consentían y bueno me dieron todo lo quepudieron.

 

- Me alegro mi niña, que hayas tenido una vida increíble,con ellos de verdad siento mucho no haer estado a tu lado, pero,- la castaña laabrazo.

- No se preocupe,- le dijo al oído,- eso yapaso, fue hace mucho tiempo, entiendo sus razones y de verdad no los culpo, seque lo hicieron por mi bien eso es todo jamás desearon abandonarme,- afirmo lacastaña.

- Pero debimos luchar, encontrarte antes,- sejustificaba la rubia.

- No se podía y lo sabe, el hechizo sobre miera sumamente poderoso solo la edad o aceptar mi compromiso lo romperán, ya veaunque llame hogar a la mansión solo hizo funcionar mejor mi magia, pero no hecambiado de apariencia,- la rubia asintió,- asi que no se sienta mal, de verdadno los culpo.

- Gracias de verdad eres alguien con un gran corazón,-ambas se abrazaron. Ambas salieron de la recamara para caminar por los pasillosiba a la sala de estar, para tomar te, la rubia iba riendo por las ocurrenciasde su hija, era alguien graciosa y amable.

- Es cierto después de eso, Ron me dejo dehablar por días, solo porque según el fraternizaba con el enemigo, cuando el enun principio quería su autógrafo,- la castaña le relataba la historia, decuando fue novia de Viktor Krum.

- De verdad fuiste novia de ese joven,-cuestiono la rubia.

- Si solo fue ese año, después solo nosmandamos lechuzas, hasta antes de la guerra, después perdimos contacto,- relatola castaña a la mujer rubia.

- Entiendo se ve que es un gran joven, lastimaque no te puedas casar con el,- dijo la rubia.

- Es lamentable no poder elegir, solo esperoque bueno, al menos pueda ser amiga de el,- la castaña tenia curiosidad desaber quien era su prometido, en ocasiones parecía aceptarlo aunque por dentro preferíamorir antes de casarse por obligación.

- Ya veraz que todo ser bueno,- afirmo la rubia,-todas pasamos por eso, la confusión rabia, es aun peor para ti, porque notuviste suficiente tiempo para preparte a la idea, a diferencia de mi oAstoria, pero se que lo lograras, eres una chica inteligente.

- Eso espero Madre,- dijo la castaña sinpensar, en realidad era algo que hace mucho planeaba decir, lo sentía deverdad, amaba a sus padres siempre lo haría, pero debía aceptar que con lamujer rubia, había cierto cariño que hacia llamarla de esa forma, cuandoregreso para observar a la rubia, ella lloraba, la castaña la observo y limpiosus lagrimas,- no quiero que llore de verdad,- la rubia asintió y la abrazo.

- Ahora hija mia no tengo porque llorar me hashecho muy feliz,- dijo abrazándola y ahora sabia que la cuna del cuarto no volveríaa estar vacia porque había recuperado a su bebe.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Mientras tanto en un lugarlejano, en el ministerio de magia, una joven de cabello negro y mirada verde,caminaba ya que tenia una cita con el jefe de departamento de aurores, teniaque darle un informe, de la misión que fue a realizar a Italia, cosa que ayudoa darse cuenta que lo suyo con Zabinni se había terminado, ahora estabasoltera, pero ella no podía estarlo mucho tiempo, quería diversión soloesperaba que en un momento encontrara un suplente.

A pesar de los que muchoscreyeron, ella no era la misma chica de la escuela, había algo que jamás seiria de ella, y eso era su actitud sarcástica, ademas de su buen gusto enhombres. Llego a la oficina de aurores, era sumamente temprano o eso suponía lajoven, ya que los escritorios estaba vacios, camino hasta la puerta que decíaA. Moddy, se acerco y toco la puerta, escucho un pase mientras giraba el pomode la puerta observo a un hombre del otro lado del escritorio.

 

- Que quiere,- dijo con brusquedad el hombre alcual un ojo giraba.

- Soy Pansy Parkinson, vengo a dejarle losdocumentos de la misión, de Italia además los papeles de mi traslado,- explico extendiendoalgunos pergaminos. El hombre leyó los papeles con mucha rapidez, mientras lajoven observaba su alrededor, el tipo tenia sortilegios por todos lados, deverdad que era paranoico, la pelinegra estaba distraída que no escucho cuandola puerta se abrió solo hasta la voz, de alguien que no conocía o eso suponía sonodentro del despacho.

- Buenos dias,- dijo un hombre de mirada verdey cabello azabache,- si estas ocupado vuelvo mas tarde,- afirmo cuando vio aPansy de pie, ignorándola cosa que le molesto a la joven ya que nadie laignoraba.

- No Harry, pasa que necesito pedirte algo,-dijo señalando los documentos,- ella,- señalo a la joven,- es Parkinson unaauror de traslado desde Italia, trabajaras con ella, a partir de ahora, enséñalecomo funciona el lugar,- ordeno el auror.

- Perdón pero no tengo tiempo de estar cuidandoa nadie,- la pelinegra lo observo con odio.

- Trabajan junto se acabo.

- Pero Ron.

- Le asignare a alguien mas,- el azabache asintió,no quería convivir con ella, la recordaba y no deseaba pasar tiempo a su lado.

- Esta bien,- giro hacia la joven,- podrías hacermeel favor de acompañarme,- pregunto abriendo la puerta para ayudarla a pasar,ella molesta camino al frente del joven meneando su cadera, solo paraprovocarlo, llegaron a un escritorio el joven se lo señalo a la joven.

- Este sera mi lugar,- cuestiono molesta.

- Si aquí ganamos nuestros puestos con trabajo,no a base de contactos o apellidos,- le aseguro,- asi que lee todo esto,- ledio unos pergaminos,- y mas tarde hablamos,- se dio la media vuelta y semarcho. La pelinegra estaba que se caia de coraje, ese imbécil no le hablaría deesa forma, ademas no dejaría que insinuara, que los frutos de su trabajo, erana base de dinero, si Potter quería jugar, se enfrentaría a una gran jugadora.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

En las calles del callejóndiagon la castaña caminaba del brazo de un joven castaño, había salido decompras, ya que esa noche había una cena de gala donde le anunciarían por fin conoceríaa su prometido. Habian pasado dos semanas, ese dia su hermano regresaba de suluna de miel, mientras que ella había mejorado su relación con su madre, erararo llamarla de esa forma, pero debía aceptar que no solo ella, también supadre la trataban de maravilla, asi que estaba feliz. El joven la guio por unrico helado, mientras el se sentaba frente a ella, solto un suspiro.

- Ahora porque el suspiro,- cuestiono el jovensonriendo.

- Es que si tu fueras mi prometido todo seriamas sencillo,- afirmo la joven,- te he tratado y eres realmente agradable,-dijo con sinceridad.

- Gracias por el voto Hermione,- afirmo.

- Theo de verdad no me estas engañando y tueres mi prometido,- dijo con una sonrisa plasmada en su rostro.

- Lamentablemente tu padre nunca confió en elmio, para comprometer a su hija, asi que lamentablemente no soy yo,- el jovendeslizo su mano por la mesa, para tomar la suya,- no te angusties de verdad, elno es tan malo, solo te costara trabajo, aceptarlo,- hablo con calma.

 

- Tu,- dijo Hermione,- sabes quien es el,- eljoven asintió,- supongo que no me podrás decir nada,- el castaño asintió,- detodas formas esta noche me enterare,- ambos guardaron silencio,- y dime tuestas comprometido con alguien,- cuestiono la joven.

- No, a mi padre nunca le importo el con quienme casara, aunque claro cuando se entero de ti, creyo que podía convencer a tupadre de darme tu mano,- el joven sonrio,- pero claro que tu padre se negó,ademas de ya estar comprometida, jamás permitiría que te acercaras a esesujeto.

- De verdad tan malo es,- la castaña cuestiono.

- Solo es un viejo, arisco que se no quierovivir en sociedad, pero es inofensivo,- afirmo. Ambos se quedaron conversandoun rato, hasta que la castaña reconoció una melena rubia, comprando un helado,la castaña se puso de pie, para abrazarla, el joven observo la escenaintrigado, solo observo como sonreían y por alguna razón la bella rubia lointrigo, ambas damas se acercaron, mientras el joven ayudaba a que se sentaran.

- Theo te presento a Luna Lovegood el esTheodore Nott,- el joven beso el dorso de la mano de la rubia.

- Mucho gusto bella dama,- dijo el castaña.

- Mucho gusto.

- Y dime Luna de donde vines, te perdi elrastro a principios de año, desde que saliste de Hogwarts,- afirmo la castaña.

- De verdad que tu no fuiste el año siguiente,fue una suerte, porque en el dormitorio de chicas de Gryffindor hubo un ataquede nargles, por eso Ginny estaba tan rara,- la castaña rio, la inocencia deLuna era increíble.

- Entiendo,- el castaño solo observaba a lajoven se veía adorable.

- Apenas llegue, estuve de viaje recolestando,alguna hierbas con ayuda de Neville, para mis especialidad, de medimaga envenenos,- afirmo la bruja.

- Me alegro de verdad y trabajas en San Mungo.

- Si por supuesto, de hecho he visto a tuhermano, es un buen medimago, aunque claro el no me saluda porque no me conoce,además solo fue una vez cuando me contrataron,- la castaña asintió,- de verdadfelicidades por tu nueva familia,- la castaña asintió. La charla continuo hastaque la castaña se puso de pie.

- Por Merlin es tardísimo, tengo que llegar ala mansión,- Theo se puso de pie,- no te preocupes me voy sola,- abrazo a susamigos mientras se marchaba a toda prisa. En la mesa el castaño y la rubia seobservaban hasta que ella se puso de pie.

- Fue un gusto saludarte,- dijo la rubia,-lamentablemente me tengo que ir,- el ex Slytherin, no supo que mas decir solose despidió mientras observaba, como la mujer mas interesante que había conocidose marchaba.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

En la mansión, se respirabaun aire de tranquilidad, pero había incertidumbre ya que esa noche, se haría oficialel compromiso, de la heredera Malfoy. La joven bajaba las escaleras, mientrasen la planta baja, la esperaba su familia, ya que su hermano había llegado esamisma noche con su esposa, cuando los observo a todos, su corazón brinco degusto, ya que estaba feliz, por tener una gran familia, solo que alguienvestido de negro desentonaba en el cuadro, no comprendía porque su ex profesorde pociones estaba en la mansión, seguramente era porque al ser padrino deDraco, había ido a darle la bienvenida.

 

Por su parte el pocionista,estaba intrigado por lo que había pasado esa noche, sabia que la reaccion de lajoven seria de molestia, y claro como no cuando esa noche se enteraría que secasaria con un hombre 20 años mayor que ella. el solo la observaba bajar lasescaleras, debía admitir que había cambiado mucho, una joven con piernaslargas, bella pero solo eso, era como todas las mujeres, se veía algo por fueramientras que su interior estaba hecho de mentiras, por eso es que se negaba acasarse, pero no había marcha atrás, aunque claro si se negaba, se libraría detener a una mocosa bajo su mismo techo.

La castaña llego al final delas escaleras mientras su padre le tomaba la mano y la llevaba a una enormemesa, la sento junto a su madre, mientras que en frente se acomodaba suhermano, esposa y para un poco de incomodidad el profesor Snape, la castaña comenzóa comer mientras el silencio reino el lugar. Pasaron los platos completos,hasta que al terminar, su madre los invito al salón para disfrutar de unabebida, la castaña se quedo sentada junto a Astoria, tratando de charlar conella pero sabía que era un poco tímida, así que no intento mucho al notar queella no hablaría. La castaña se preguntaba porque no aparecia el dichoso mago,cuando decidio preguntarlo abiertamente.

- Padre,- el rubio volteo a verla, ya queestaba charlando con el pocionista y su hijo,- donde esta mi prometido, o acasose habrá arrepentido,- afirmo la castaña. Ella no noto la mueca de disgusto porparte del pocionista y la dura mirada que su padre le dirigió.

- No te angusties que ya habrá tiempo,- hablo elrubio.

- Pero ya me harte de la espera, de verdad sies inevitable, que lo conozco que sea rápido, ya acepte casarme con el asi quemas da conocerlo, o en verdad es un cobarde al no venir a la mansión,- el rubiomenor solo observo los musculos de su padrino tensarse sabia lo que venia.

- Yo que la consideraba inteligente,- hablo elpocionista,- señorita Malfoy, veo que convivir con tanto león, ha nublado, suvista,- dijo enojado.

- Perdon,- trato de razonar la castaña.

- Que no se da cuenta que soy el único hombreextra en esta habitación,- afirmo mientras se acercaba a la joven, el rubiointento detenerlo, pero el pelinegro lo ignoro,- haber descubra quien es el desafortunadode tener que soportarla.

- Pero no es posible que usted sea miprometido,- la castaña vio con ojos temerosos, a su padre y hermano, pero solovio como el ultimo asentía,- pero que demonios, que pensaban al comprometermecon el,- decía la castaña enfada,- es 20 años mayor.

- Que deducción mas acertada,- se burlo elpocionista.

- Pero como paso,- cuestiono.

- Fácil su padre me pidió el favor, y lo hice,-respondió con enojo contenido.

- Padre Madre,- los observo.

- Mi niña,- hablo Narcissa,- es cierto, Severuses tu prometido, en ese momento fue necesario,- la castaña la miro con enojo.

- Necesario comprometerme con el, no tienesentido,- dijo enojada,- no lo acepto,- afirmo.

- Pues créame que tampoco a mi me complace laidea de tener que lidiar contigo, asi que solo tiene dos opciones, nos libra aambos de esto renuniando a su magia o se casa conmigo, creame que prefiero laprimera opción, ya que la idea de convivir con usted me es igualmentedesagradable,- dijo con burla, la castaña se preparaba para responder cuandouna voz se escucho.

 

- Basta los dos,- dijo la rubia,- Severus nodebes ser grosero y Hermione ya habíamos hablado de esto.

- Si madre pero deduje que seria el hijo de unode los herederos, no el amigo de mi padre.- la castaña se dio vuelta, parasalir al jardín azotando la puerta, estaba realmente molesta. Esperaba quefuera un sueño, pero sabia que esa era su realidad.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Espero les guste.

Antes que nada deseo agradecer, el cariño que el fic esta teniendo gracias a sus comentarios y buena aceptacion poco a poco ustedes mis queridos lectores hacen que el fic crezca, espero les guste el capitulo y gracias por regalarme unos minutos de su vida, para leer este pequeño texto que viene de mi retorsida mente besos

Días habían pasado, desdeque se rebeló el nombre del prometido de la castaña, ella se había sumido en sumomento de no querer ver a nadie, no le hablaba a sus padres, ni a su hermano,no comía con ellos, solo le pedía su alimento a los elfos, ellos con gusto laatendían, la castaña no quería salir, sabia que se comportaba como una mocosa,pero de verdad le había molestado, la forma en que fue informada, de que el erasu prometido, pero porque tanto enojo, su sabia que ese era su destino o a casoera por el hecho de que fuera el, no lo negaba a su manera era atractivo, peroera Snape, el hombre que simplemente le intrigaba, solo que el imaginarsecasada con el simplemente era demasiado.

Quería hablar con alguien,deseaba ser entendida pero nadie estaba disponible, en el departamento deaurores, sus amigos estaba en misiones, mientras que Tonks igual había salido,mientras que con Remus ya sabía lo que diría, en realidad podía acudir conMolly pero no era posible, terrible era la sensación de sentirse sola. Asi queal estar molesta con su Madre, lo cual sabía que estaba mal, decidio ir a lahabitación de su hermano, el era el único que la entendería, llego a dondeestaban grabadas sus iniciales, mientras tocaba con delicadeza, la puerta. Unavoz se escucho al otro lado indicando que podía pasar, cuando ingreso ladecoración había cambiado desde que a recordaba, ahora había mucho blanco, perocon bastante elegancia intuía que Astoria era la causante del cambio en lahabitación, suspiro había sido pocas las veces en que ellas había hablado,siempre estaba su madre o hermana con ella, asi que cuando la observo sentadaen el sofá con un libro en las manos, la bruja esposa de su hermano, lo bajocomo con miedo. La castaña entro con paso decidido, para ver a la joven. Suactitud le causaba extrañeza, ya que a pesar de que la misma leona fueraintrovertida en ocasiones, no era sumisa como la bruja frente a ella.

- Hola,- saludo la castaña,- se encuentraDraco,- cuestiono.

- No regresa dentro de un rato,- respondió sinverla directamente a los ojos. La castaña se volteo, pero antes de salir nopudo evitar su curiosidad.

- Cuando te enteraste que mi hermano, era tuprometido como reaccionaste,- la mirada de la bruja frente a ella, demostrabatimidez.

- No podía decir nada solo lo acepte,-respondió.

- Pero que sentiste,- la castaña presiono,sentándose frente a ella.

- Nada solo era un nombre ya sabia que mecasaria, asi que la identidad de la persona no importaba,- respondió.

- Nunca deseaste que ese no fuera tu destino,-la heredera Malfoy cuestionaba.

 

- Cuando creces sabiendo tu destino es masfácil aceptarlo,- la forma en que lo dijo, demostraba una gran madurez, esoavergonzó a la castaña.

- Se que actuo como una mocosa, por encerrarmepero,- la bruja frente a ella, detuvo el relato de la leona.

- Al contrario es comprensible, tu no teenteraste de tu compromiso, hasta hace poco, tu tenia tu vida hecha y esanoticia, de alguna forma derrumbo lo que tu ya tenias planeado,- la castañaasintió.

- En realidad el matrimonio nunca estuvoplaneado en mi vida,- confeso la joven de cabellos castaños,- acepte el hechode ser una Malfoy, hasta que debería casarme. Pero el un hombre que noconozco,- afirmo con desgana la bruja.

- Pero que prefieres un desconocido, o al menosuna persona que es un hombre maduro,- la castaña la observo,- al menos loconoces.

- Pero es Snape.

- Un héroe que ayudo a la causa de tu bando noes cierto,- la castaña asintió, sorprendida de las palabras de Astoria,- ademases preferible un hombre a un niño inmaduro,- por primera vez la castaña tomo encuenta esa perspectiva, un hombre en lugar de un niño, era mejor pero aun asihabía algo que la molestaba mucho, no sabia si solo era el hecho de que fueraSnape, o había algo mas.

- En eso tienes razón, solo que en verdad memolesto el modo en que lo dijo,- aseguro.

- Es verdad en eso no se porto tan maduro.

- Yo tampoco me he portado bien estos dias, nodebi enojarme con todos,- afirmo la heroína de guerra.

- Es verdad pero comprensible, tu no crecistecon las ideas que yo si, asi que es complicado aceptarlo, lo cual es aceptable,solo seria bueno que aprendiera a controlar ese aspecto, para no hacer enojar atu futuro marido,- la castaña sintió un escalofrió al escuchar eso,- ya que enocasiones ellos se molestan mucho y puede ser peligroso,- la castaña se alarmo.

- Acaso Draco te ha lastimado,- cuestionopreocupada, la bruja frente a ella negó.

- No te preocupes, para que se enoje conmigo,tendrá que hablarme y pues ni eso hace, simplemente llega se duerme se levantaantes que yo y se va,- dijo con tristeza marcada en sus bellos ojos.

- Tu lo amas de verdad,- afirmo la señoritaMalfoy.

- No lo se solo se que quiero que si quiera memire, me ignora totalmente eo me hace sentir invisible, a mi me enseñaron a sertodo lo que se espera de una esposa, callada sumisa atenta a todo lo que elnecesita,- afirmo.

- Pero tu que deseas, leer aprender, no seAstoria, tu igual debes decir lo que opinas no concederle todo, el es un niñoque siempre obtiene lo que desea, si tu se lo das todo, el jamás sentirá algomas por ti, el quiere aventura y tu no se la das.

- Pero eso es impropio de una señorita,- afirmocon angustia marcada en sus orbes.

- Pero tu ya no eres una señorita,- afimo lajoven de chocolate mirada.

- Aun asi,- intento decir.

- Nada es tu esposo y debe comenzar a notar,que estas viva, debes hacer que te desee, no se como le haremos aun, peroplaneare algo bueno, y no acepto un no por respuesta,- ambas jóvenes sequedaron charlando de cualquier cosa, necesitaba conocerse, en ese tiempo lacastaña comprendió tantas cosas que ella no sabia, la educación que hubieratenido si sus padres la criaran seria tan diferente, asi que ahora entendía asu madre.

Mientras tanto en labiblioteca de la mansión de la familia Malfoy, tres adultos charlaban acercadel desastre de la velada de días pasados, la rubia estaba sumamente molesta,por lo que paso con su hija y Severus, ella estaba callada solo escuchando lacharla que mantenía el pocionista, con su marido.

 

- Solo es un capricho,- afirmaba elpocionista,- no dejara su varita, solo por no casarse conmigo.

- No ha salido en días, no nos habla, estodefinitivamente es grave,- decía el rubio.

- Solo es una mocosa comportándose, mal,-seguía la burla del hombre vestido de negro.

- No lo creo ella es muy madura para tenertales conductas,- afirmaba el patriarca Malfoy.

- Solo es una niña,- sentencio el pocionista.

- Ya basta Severus, no permitiré que trates deesa forma a mi hija, ella es una jovencita, ella se entero de su matrimonio deuna forma precipitada, ademas de tener que casarse con alguien, mayorprácticamente un desconocido, es suficiente para que este desconcertada, ademasde la manera en que tu se lo dijiste no fue la mejor,- afirmo la rubio.

- Que querías entonces, de una u otra formareaccionaria de esta forma, ademas yo no tengo que lidiar con los berrinches deuna niña,- estaba verdaderamente molesto el pocionista.

- Ya basta Severus, no permitiré tales insultosen mi casa, tu aceptaste hacernos el favor, de comprometerte con Hermione,ahora no me vengas con esto, nadie te obligo no me mal entiendas te loagradezco, pero no deseo que trates de malas maneras a mi hija,- afirmo larubia.

- Esta bien, solo se consiente que noconsentiré berrinches si no me habla o desea verme hasta el dia de nuestraboda, no la buscare. Asi que no quiero que me lo vuelvas a pedir,- le dijo a larubia, ya que unos momentos antes, le había dicho que intentara arreglar todoel asunto con Hermione.

- Eso lo entendemos,- intervino Lucius,- solose as tolerante,- exigió el rubio.

- Solo si ella se comporta,- afirmo elpocionista mientras el silencio reino, el lugar. De pronto la puerta sea abriódejando ver una cabellera castaña, entrando al lugar, cuando la joven Malfoyentro a la biblioteca observo a todos, juntos en ese momento poco le importoque estuviera el pocionista, tenia los ojos llenos de lagrimas cosa que alarmaa su madre, quien al ver el estado en que se encontraba su hija, se acerco deinmediato a su lado para abrazarla, los hombres dentro de la habitación, seasombraron del estado en el cual se encontraba la bruja, ella no hablaba, hastaque detrás de ella apareció Astoria, mientras en un sofá, la castaña se sentabacon su madre.

- Señores Malfoy, Señor Snape,- saludo con cortesía.

- Que la ocurre a Hermione,- cuestiono el rubioirritado por no saber que hacer.

- Recibió una carta y ella solo corrió hastaaca, no me dijo nada,- la rubia busco entre las manos de su hija, hasta hallarun pergamino, cuando la rubia lo termino de leer, se lo entrego a su marido, elrubio la leyó y dejo caer el papel en el escritorio.

- Es Potter tuvo un accidente y esta en SanMungo al parecer es grave,- dijo de manera monótona, se acerco a su hija, arrodillándosepara limpiar sus lagrimas, mientras el pocionista miraba la escena desconcertado,esa chiquilla de verdad había cambiado mucho a su amigo, eso lo podía notarperfectamente, ya que había mucho tiempo eran amigos, jamás lo había visto tan débil,-hija vamos a ir a ver a tu amigo, lo ayudaremos si es lo que deseas, solotienes que calmarte para poder viajar, de lo contrario no podemos salir,- lacastaña asintió mientras trataba de calmar los malestares en su pecho. Momentosdespues se pusieron de pie mientras iban a la chimenea para aparecerse en SanMungo. Cuando llegaron al lugar, Lucius pregunto por la habitación del niño quevivio, al indicarle el piso donde estaba el joven azabache. Fueron con prisa,la castaña iba del brazo de su padre, mientras Astoria iba con la Sra. Malfoy, lacastaña a lo lejos vio a Ron que estaba caminando de un lado a otro en elpasillo, la castaña se soltó de su padre para salir corriendo y abrazar a suamigo, mientras lloraba en su hombro, el le había mandado la lechuza asi que ella comprendía.

 

- Que paso Ron,- pregunto la castaña aun con sucabeza en el pecho, en el rostro de los acompañantes se mostraba incrédulos porla escena.

- Estaba en una misión, al parecer hubo unaredada de objetos oscuros, ya sabes aun hay esas cosas, pero en la casa sedesato un duelo, donde atacaron a la compañera de Harry, el al impedir la maldiciónla rescato pero el recibió la mayor parte, ahora le están suministrandopociones pero aun no hay respuestas favorables,- la castaña solto un gemidolastimero mientras el pelirrojo le frotaba la espalda con la mano, el padre dela joven iba a protestar, cuando la mano de su esposa lo detuvo. Ella sinembargo se acerco.

- Joven Weasley, se que a lo mejor no merecuerda, pero soy Narcissa Malfoy la madre de Hermione, si podemos ayudar enalgo solo pídalo,- el pelirrojo a pesar de aceptar la situación de su amiga,odiaba el tono pomposo que usaban.

- Gracias Señora Malfoy, pero lo están revisandono saben aun que tiene pero agradezco su oferta,- hablo el pelirrojo. La mujerrubia fue con su esposo, mientras que Astoria se había quedado observando aHermione, un par de minutos pasaron hasta que una cabellera plateada salía deuna puerta, iba dirigiendo sus pasos a la familia Malfoy, mientras se quitabaunos guantes.

- Weasley, Hermione,- se acerco a los amigos,mientras mostraba una mueca de disgusto al ver a la comadreja abrazando a suhermana,- ustedes son los responsables de Potter,- ambos asintieron,- tendrán quefirmar unos documentos, para hacerse responsables.

- Nosotros lo haremos hija,- hablo Narcissamientras su esposo mostraba una mueca de disgusto.

- Pasen a recepción,- hablo Draco de formaprofesional, los señores Malfoy se alejaban,- como decía, al paciente recibió unafuerte maldición, por suerte de eso ya esta estabilizado, lamentablemente teniaen su pierna enterrada una daga con veneno, asi que la exposición ha provocadoun caos, haciendo que se quedara dormido, esta estable pero necesitamos crearuna poción para ayudarlo, pero eso tardara unos dias, solo esperemos que noempeore,- la castaña solto un gemido.

- Pero esta bien,- cuestiono el pelirrojo.

- Por el momento si, tenemos que esperar es lo únicoque queda,- ambos asintieron, antes del que Malfoy se marchara, la castaña lotomo del brazo.

- Draco y su compañera como esta,- cuestiono lacastaña.

- Pansy están bien, descansando porque debido aun golpe en la pierna tuvimos que dormirla hasta que se le pasara el dolor,- lacastaña asintió. Mientras la joven Astoria se acercaba a su marido, el jovenrubio la observo disgustado.

- Draco,- hablo tímidamente,- podemos hablar,-cuestiono.

- No es momento Astoria, estoy ocupado, mejorvete para la mansión, mas tarde regreso,- dijo dando vuelta para alejarse porun pasillo, mientras que el pocionista observaba a una Hermione destrozada porlo acontecido con Potter.

 

Pasaron un par de dias, enlos cuales Hermione no se iba de San Mungo, solo iba al departamento deaurores, para despues ir a visitar a su amigo, por ratos dormía en el despachode Draco. La familia de la castaña estaba angustiada, pero no decían nada, yaque comprendían a su hija, ella era como la hermana de Harry y era clara su preocupación.En esos momentos la castaña estaba sentada en el despacho de Draco leyendo unlibro, la hora de visita habia terminado, ella revisaba algunos libros paraencontrar la poción, que le serviría a su amigo para despertar, de pronto lapuerta se abrió dejando a su paso un sonido terrible, la castaña levanto lacabeza, mientras veía entrar al pocionista que se veía verdaderamente molesto,se acerco a la castaña, tomandola fuertemente de brazo, mientras ella sejaloneaba, pues le molestaba que el pocionista se comportara de esa forma, elno la soltaba, la castaña se quedo de pie mientras el pelinegro al sentir queno avanzaba hacia la puerta se detuvo, haciendo que por la fuerza opuesta lacastaña se hiciera hacia adelante y chocara con el brazo de su prometido.

- ¿Qué le pasa Snape?.- cuestiono la castañairritada, el hombre se volteo para dirigirle la peor de sus miradas, ni cuandoera estudiante lo habia visto de esa forma.

- Que ahora mismo nos vamos, ya basta deponerme en ridículo,- grito el pocionista.

- ¿ridículo?,- la castaña lo observo incrédula.

- Si niña, que se supone que hace encerrada eneste hospital llorando por los rincones por su amiguito,- le grito elpocionista a la joven,- que no se ha dado cuenta que ya no se manda sola, queahora es mi prometida y por ende me debe respeto,- dijo colerico, la castañacon una mueca de desagrado respondió.

- Eso es absurdo, que no vayamos a casar nosignifica que sea mi amo,- rebatió.

- Para su desgracia sere su esposo que es prácticamentelo mismo,- afirmo acercándose a su rostro, tomandolo con una mano sujetándolo confuerza,- ahora nos vamos porque ya le he permitido mucho, no pienso seguiraguantando sus jueguitos,- le afirmo el pelinegro.

- Yo no estoy jugando,- afirmo,- es mi amigo,-el hombre frente a ella solto una risa sarcástica.

- Y cree que eso a mi me importa,- le dijo conburla,- no se equivoque yo no soy como su padre que hace lo que quiere, lasreglas conmigo son diferentes,- afirmo,- no lo repetiré nos vamos,- afirmoapretando el brazo de la joven.

- Suélteme me lastima,- se quejo la castaña, laverdad es que estaba desconcertada, sus ojos sentían que comenzaban a formar lagrimas,pero se contuvo.

- Pues que pena, ahora camine,- la castaña fruncióel entrecejo y con fuerza se zafo de agarre dando un jalón a su brazo provocándoledolor.

- No me ire, ademas usted dijo que hasta queseamos esposos la obedeceré, ahora sigo bajo el mando de mis padres y si ellosno me ordenan nada no tengo porque obedecerlo,- afirmo la castaña caminandojunto al pocionista, el la detuvo, y cuando jalo su cuerpo para ponerlo juntoal suyo le susurro con malicia.

- Pues ya veremos cuando nos casemos que me tendráque obedecer, señorita,- hizo una mueca de burla,- porque espero que lo seaaun, ya que cuando nos casemos dejara de serlo,- dijo el pocionista mientras deun momento a otro sintió ardor en su mejilla, la castaña le habia dado unacachetada, lo único que el pocionista percibió era la puerta cerrándose, dejándoloa el, con la mejilla roja y molesto,- ahora veo que la leona saco las garras,veamos cuanto le duran,- el pocionista se burlo para despues abandonar la habitación.La castaña lloraba mientras pensaba algo que nunca se detuvo a meditar, su relacióncon Snape al ser de esposo tenia que ser intima, no podía ser cierto, ahora queharía odiaba esto odiaba el desastre en el que su vida se habia convertido.

 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Espero no me maten por ponerun poco de drama pero el fic se estaba viendo un poco rosa y la verdad no megusta escribir muy cursi, asi que espero les guste el capitulo, el accidente deHarry traerá mas cosecuencias positivas, espero les guste.

Holamis queridos lectores, quiero agradecer, la aceptación que tiene la historia, alas 37 personas que me tienen en favoritos y a las que comentan gracias mislectoras son geniales. Por otra parte deseo aclarar la situación con Severus,siento que algunas se disgustaron con el pocionista, el es un hombre que sufrióuna doble decepción amorosa, ademas de Lily hubo otra persona, en este capitulohay algo de eso, mas adelante habrá mas cosas, no intento justificar elmaltrato, pero si entiendan la mente del pelinegro, el no es malo, solo queactua impulsivamente. Gracias por leer. No pude responder cada comentario, pero la mayoria hablaba de Severus y su trato con Hermione, asi que espero este capitulo resuelva dudas.

Un par de días después, el jovenrubia estaba en su oficina leyendo algunas anotaciones, que su hermana le habíahecho para realizar la poción y salvar a Harry, de igual forma estaba esperandoun informe de la nueva doctora, especialista en pociones para hacer unaspruebas, hasta ahora nada había funcionado, no sufría solo que por algún motivono despertaba, camino por el despacho hasta que la puerta anuncio visitas, eljoven heredero dijo un leve pase, mientras por la puerta entraba, una jovenpelinegra. El rubio reconoció a su amiga, quien le sonrio y abrazo en cuanto lavio.

- Draquin como estas,- pregunto la pelinegrasentándose en el sofá mientras el joven rodaba los ojos, sentándose junto aella.

- Te he dicho que no me llames de esa formaPansy,- le dijo el rubio.

- No sabia que estabas molesto,- dijo riendo,-mucha tensión sexual, porque no creo que la insufrible de tu mujercita llenetus expectativas o si,- dijo la pelinegra burlona.

- Dime que quieres,- hablo el rubio.

- Solo saludar, tiene tiempo que no te veo yquería saber si quieres invitarme a comer,- le dijo poniendo una mano en supecho, el rubio sonrió, ella nunca cambiaria.

- Lo siento Pansy pero no puedo, estoyrevisando unos papeles, para hacer una poción,- le respondió.

- Para que,- cuestiono la bruja.

- Para tu compañero Potter,- le respondió elrubio.

- Ah,- dijo sin ganas.

- Que de verdad no te importa, te salvo,- lareprendió.

- Fue su decisión, yo jamás le dije que meayudara,- respondió fríamente la bruja,- ademas de cuando aca tan moralista, ahentiendo se trata de tu hermanita, ahora ya eres como ella,- le dijo con burla.

- Nunca cambiaras, no se trata de ser moralistao no solo te informo que si esta mal, no despierta y eso es preocupante,- ledijo seriamente el rubio.

 

- Mira Draco, díselo a alguien que le importecomo a tu hermanita, como no me llevaras a comer, yo me voy,- dijo acercándosepara abrazarlo, cuando eso paso, la puerta se abrió, dejando ver a una mujercon la mirada triste, el rubio observo a su esposa, frente a el mientrassoltaba a su amiga,- yo me voy adiós,- dijo saliendo por la puerta, mientrasreia por la mirada de Astoria, el rubio la observo duramente.

- Que haces aquí,- pregunto, ella se encogió dehombros.

- Venia a ver como estabas no has comido nidormido bien, quería saber si deseabas ir a algún lugar,- hablo la bruja.

- No tengo tiempo,- dijo seriamente el rubio,-ahora si me permites, estoy muy ocupado,- dijo señalando la puerta para que sefuera, pero la bruja haciendo todo lo contrario se acerco al joven.

- Porque me tratas de esta forma,- cuestiono.

- Como una reina, crees que no te lo mereces oque,- dijo seriamente,- que yo sepa no te falta nada, vives comodamente, tienesuna bóveda a tu disposicion no que mas quieres, pero si te digo algo no estoypara estos desplantes ahora,- la bruja lo observo enojada.

- No me refiero a eso, porque me ignoras, Dracotrato de ser una buena esposa, para que no se tengamos un matrimonio normal,pero nunca me miras nisiquiera cuando,- se quedo callada.

- Cuando que,- pregunto el rubio,- cuandohacemos el amor, para que mirarte a los ojos, no me interesa, mejor vete que notengo tiempo,- dijo el rubio molesto.

- Eres muy cruel Draco,- dijo la bruja antes desalir del despacho de su esposo llorando a mares. Mientras tanto el rubio sequedo congelado jamás creyó ver esa escena era simplemente increíble. El rubioestuvo tentado a ir tras su esposa, pero se detuvo cuando la puerta sonoindicando la llegada de alguien, el rubio permitió la entrada, de una manerabrusca en ese momento su esposa lo habia dejado sumamente molesto, vio entrar aun joven de cabellos castaños.

- Draco que te pasa, porque tan molesto,-cuestiono el joven Nott.

- Que quiero estoy muy ocupado,- hablo elrubio.

- Solo saludar, oye pero calma dime que teocurre,- hablo tranquilamente.

- Nada que te importe ahora dime que se te ofrece,-volvió a cuestionar.

- En realidad nada importante, venia a dejar atu hermana, fui a comer con ella, despues de que ella salió del ministerio y yopuesdo tardar un poco en regresar a la oficina, ya sabes soy el jefe puedotardar,- el joven castaño dirigía una empresa que habia heredado de artículosde quidditch.

- Porque tanta amabilidad con Hermione,-cuestiono el rubio, el castaño rio.

- No me digas que eres hermano celoso,- le dijocon burla.

- No es tu asunto, responde lo que tepregunte,- rebatió molesto.

- Aunque te dijera que me gusta, sabes que nopuedo intentar nada, ella esta con Snape, además esos contratos, ya no sepueden romper eso era antes o me equivoco.

- Claro que no te equivocas,- afirmo el rubio,-pero eso no responde a mi pregunta.

- No Draco, Hermione no me interesa, ella esespecial claro, pero lamentablemente no es para mi,- dijo con una sonrisa,-ademas ella me esta ayudando para que conquiste a una chica, que si meinteresa,- respondió el castaño.

- Quien es,- cuestiono el rubio, nunca habia vistoa su amigo, interesado en nadie.

- Espera mas adelante te enteraras, por ahorano puedo decir nada, ya que primero debo conquistarla,- ambos amigos se rieron,mientras continuaban charlando.

 

Mientras tanto en un pasillode hospital, una joven castaña caminaba por el pasillo del hospital vería a suamigo, como desde hace unos días hacia, cuando se acercaba observo cómo alguiensalía de una puerta que parecía ser la del cuarto de su amigo, camino mas aprisa porque no reconocía de lejos a la persona, cuando llego cerca de ella,vio que se trataba de alguien quien la desconcertó.

- Pansy,- cuestiono la castaña,- viniste a vera Harry,- cuestiono la castaña.

- Claro que no Granger, de verdad que ahoraeres una Malfoy,- dijo con burla.

- Si pero dime que hacías en el pasillo de lahabitación de Harry,- la castaña se aventuro a preguntar.

- Es un espacio libre, ahora si me permites,-dijo avanzando rápidamente ignorando la mirada de la castaña, cuando la castañaentro a la habitación, de Harry dentro había una enfermera, ambas se sonrieronmientras la castaña dejaba su bolso en su lugar.

- Cat,- le llamo a la enfermera,- acaba desalir una señorita de la habitación,- pregunto la joven.

- Claro Pansy, la compañera de el Sr, Potter,claro ella viene todas las tardes, antes de que usted llegue, dice que como elcódigo de ustedes los aurores dice, deben cuidar de sus compañeros, por eso alno ser familiar o responsable como usted o el joven Weasley la he dejadoentrar, a caso he hecho mal,- cuestiono la enfermera.

- Para nada Cat, como dice entre compañerosdebemos cuidarnos,- dijo la castaña aun con incertidumbre, porque la brujavendría a cuidar a su amigo, pero eso no era lo mas intrigante, la verdaderapregunta era porque ocultarlo, la castaña se quedo pensando, su reacción eraalgo que no comprendía, esto resultaba muy interesante. La castaña le sonrió ala enfermera mientras ella, salía dejando a la joven con su amigo, velando sudespertar.

0o0o0o0o0o0o0o0

La castaña caminaba al diasiguiente por los pasillos del ministerio, aun su cabeza la daba vueltas, elver a Pansy en el hospital sin tener que hacerlo, además con una excusa tanabsurda como esa, verdaderamente la Slytherin tenía imaginación. La únicaexplicación que encontraba, para ese comportamiento, era que se sintiera culpablepor la misión fallida, que resulto en la lesión de su compañero, ella aun notenia uno, pero por lo que sabía de sus amigos, sabía que se creaba unverdadero laso, ella lo había sentido con sus amigos, en la guerra pero esehabía sido otros asunto, ella los conocía eran como sus hermanos, pero lapelinegra que necesidad, de preocuparse por su amigo, además la forma tanabsurda en la que reacciono cuando la vio, la dejaba con una gran interrogante.Tenia que averiguar, cuando abrió la puerta del departamento de aurores, elsilencio reino, no había nadie así que con la mirada encontró a la bruja que latenia intrigada.

Por otra parte Pansy, estabaen su escritorio, mirando a la nada, estaba angustiada por lo que comenzaba asentir, sabia que era pronto para ponerle un nombre, ya que solo habia habladocon el pocas veces, pero ese momento se congelo en su mente, cuando la salvo,el no tenia que hacerlo y aunque se repetía en su mente, que solo era por elcompañerismo, no podía ser posible, el siempre la trataba con odio cosa que lemolestaba, pero en si el no era malo, un caballero en toda la extensión de la palabra,pero que pasaba con ella, esa necesidad de cuidarlo, asegurarse que estuvieraen optimas condiciones, le movia de pies a cabeza, no sabia nada solo que teniala necesidad de verlo. Tan metida estaba en sus pensamientos la joven pelinegraque no escucho cuando, alguien se paraba frente a ella, vaya sorpresa que sellevo cuando observo a la leona que la observaba directamente.

 

- Buenos días Parkinson,- saludo la castaña.

- Gran,- guardo silencio,- Malfoy,- dijo conburla.

- Sabes si esta Moddy,- cuestiono.

- Parezco su secretaria,- rebatió. Ambas secolocaron en un duelo de miradas, hasta que Hermione resoplo sentándose en unasilla frente a la pelinegra.

- Mira,- hablo con calma,- se que algo pasa conHarry,- cuando la joven frente a ella iba a negar la castaña agrego,- se que lohas cuidado, en el hospital,- luego soltó una risa,- respóndeme algo, de dondesacaste, lo de cuidar a los compañeros, nosotros no hacemos eso,- la pelinegra entrecerrólos ojos, y bajo la cabeza sintiéndose descubierta.

- En Italia lo hacíamos,- dijo sin agregar nadamas.

- En fin,- agrego la heredera Malfoy,- nopreguntare, porque lo cuidas, solo quiero que sepas que no debes sentirteculpable por lo de la misión,- hablo la bruja ex Gryffindor, tomando la mano dela serpiente,- el sabe el riesgo y de verdad si te salvo, no fue algoimpulsivo, el es de esa forma,- la bruja frente a ella asintió.

- De todas formar, el pudo haber muerto,- dijodesanimada.

- Eso a cualquiera nos puede pasar, no te mortifiques,que estoy segura que no te culpa, y tu tampoco es nuestro trabajo,- le guiño unojo,- por cierto esta tarde iras a cuidarlo,- pregunto la castaña pero antes deque respondiera una voz se escucho a sus espaldas.

- A quien cuidaras Parkinson,- la voz fuerte deMoody sono en el lugar, la bruja castaña se le erizo la piel, mientras que lapelinegra la fulminaba con la mirada, antes de que la ultima abriera la boca ,la castaña hablo.

- A Harry,- sonrio,- le estaba preguntando quesi podría cuidar a Harry, esta tarde ya que estare ocupada hasta muy tarde, yno podre ir a cuidarlo,- el hombre asintió,- y también le preguntaba si me podríaremplazar, despues algunas veces, ya que en las tardes estoy supervisando lospreparativos de mi boda,- agrego observando como la bruja pelinegra la matabacon la mirada,- ella acepto.

- Perfecto Parkinson, estoy de acuerdo conMalfoy, usted debe atender a su compañero ya que sin el no puede salir amisiones, asi que deberá encargarse de el por el tiempo que este en el hospitaly posteriormente también,- antes de que negara la pelinegra, el cazador demagos oscuros hablo,- Malfoy necesito que en cuanto se case, me informe si seguirásiendo auror ya que por lo que se el marido, puede negarse a dejarla seguir enlabores, asi que me informa posteriormente de su boda le asignare compañero,-sin nada mas que hablar, el hombre del ojo mágico se marcho. Ambas mujeres sequedaron en silencio, hasta que la pelinegra hablo.

- Vaya vaya,- dijo con sarcasmo,- veo que portuna venas si corre sangre pura, eres una manipuladora, porque me hiciste eso,-reclamo.

- Tu cuidas a Harry clandestinamente, ahora es oficial,-después bajo la cabeza,- además enserio habrá dias que no podre ir con el yaque mi Madre esta agobiándome con lo de mi boda, asi que enserio estaréocupada.

- Acaso ya sabes con quien te casaras,-cuestiono divertida.

- Si con el bastardo de Snape,- dijo con enojola castaña.

 

- Podría haber sido peor no te quejes.

- Ya cállate,- agrego antes de marcharse a suescritorio. La pelinegra quito de su rostro su risa de triunfo cuando recordó,que estaría cerca del mago que le robaba últimamente algunos de suspensamientos.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Por otra parte en una mansióngrande oscura, en un lugar lleno de partes de animales, y frascos, estaba unhombre vestido con una camisa blanca, desabrochada de los primeros botones,arremangado y un pantalón, de color negro, su largo cabello negro estaba atadocon una cinta. El hombre se movía entre calderos, cortando y vigilandopociones, estaba enfrascado en eso, con maestría digno a su titulo del mejorpocionista, de su generación, el hombre dedicaba su vida a realizar una poción exitosa.Cuando el tiempo de dejar reposar llego, se quedo de pie observando,posteriormente fue a una mesa donde saco un libro, para realizar unasanotaciones. Al termino de esa actividad el hombre, levanto el libro para leerlo que había escrito, al sostener el libro al aire, cayo una hoja de esta, alver lo que tiro el hombre de rasgos fuertes, frunció el seño, molesto tomo lafoto de quien fue su verdadero amor, pero no era la joven pelirroja que en sujuventud amo, esta era una mujer que representaba el amor de su du vida adulta.

El hombre de negro, pensopor años que Lily era su único y verdadero amor, ya que ella representaba elamor, mas puro, amistad. Algo que el jamás tuvo, por ende la idealizo provocándoleun dolor terrible cuando la vio muerta, ella fue su única amiga, su apoyocuando las cosas era terribles en su vida, por el bastardo que ue su padre, ola sumisa de su madre, el decidio que ella era su amor, por como lo trataba,asi que con esa idea creció, al final la imagen de la bruja pelirroja,represento mucho en su vida, pero no amor solo cariño.

Pero al conocer a la mujer,de la foto que sonreía, despreocupada y mandaba besos, era diferente, ella alser totalmente opuesta a el, vivaz, hizo que poco a poco la fuera conociendo,ella no creía que fuera malo, asi que al vivir con ella, aventuras, encuentrosque le demostraban amor, o eso pensaba el.

Ella demostró el amor puedeser diveritido, le demostró una vida llena de aventura que no conocía, vivio asu lado, la amo y cuido. Penso en casarse con ella, pero antes tuvo que haberuna interferencia. Cuando ocurrió lo de Dumbledore, ella lo despresio, no quisoescuchar y termino por volverse realidad el mayor de sus temores, lo abandono.

Era lógico que lo hiciera yaque el pocionista no estaba destinado a hacer amado, ella decidio hacer suvida, mientras el se sumergió en una gran amargura.

Cuando observo la poción, recordóporque la comenzó a realizar, y sin pensarlo toco su mejilla, apunto su varitaal caldero, a punto de desaparecerla, cuando recordó que lo hacía por investigación.Cuando la espuma verse salió a flote, el hombre puso su atención al caldero, soltóla foto y fue por una botella puso el contenido en ella. tomo su túnica y fuehacia la puerta, camino las escaleras que estaban en el sótano y llego a suestudio, al abrir la puerta el retrato de Dumbledore, le sonreía el pocionistarodo los ojos, ese viejo siempre seria una molestia, llamo a Veneno, su cuervopuso la botella en un paquete junto con una nota, el ave levanto las alas y semarcho, viéndose majestuoso. El hombre se coloco su ropa, para ir por una copade whiskey de fuego, levanto la copa en forma de brindis hacia el retrato, paradespués llevárselo a sus finos labios y beber. Pasados unos minutos desilencio, hasta que una luz verde, apareció en la chimenea antes de que Severuspudiera protestar, por el invitado no deseado, sintió un fuerte ardor en sucara para después sentir el suelo, cuando abrió los ojos, observo un hombrerubio que lo miraba con la mas grandes ganas de matarlo el pelinegro se levantomolesto, cuando el hombre lo sostuvo de sus ropas, gritándole.

 

- Eres un maldito bastardo, Severus como teatreviste a maltratar a Hermione, es una mujer y tu una bestia,- le gritaba elrubio cerca del rostro del pocionista,- además todavía pones en duda su,- sequedo callado.

- Virginidad,- hablo con malicia,- entiendetengo que estar seguro,- antes de que terminara con su malicioso comentario, elrubio le soltó otro golpe.

- No permitiré, me escuchas que vuelvas ahablar de esa forma de mi hija, Severus podrás ser mi amigo, pero no permitiré quela insultes, ella es una niña que vivió cosas terribles, no merece tu desprecio,-hablo mientras lo soltaba.

- Nosotros también pasamos por cosas,- rebatió,-y no me ando quejando, sin embargo ella es una mocosa que a la primera discusióncorre con sus papas,- dijo burlón el hombre de negro.

- Ella no dijo nada, a mi directamente no,-dijo mientras lo miraba con ojos acusadores,- escuche cuando se lo decía aAstoria, estaba destrozada,- dijo molesto el patriarca Malfoy,- se que laodias, pero por lo menos no la maltrates, ella es muy importante para mi, seque no podemos deshacer, su matrimonio pero no quiero que sufra mas, ya fue suficientecon los horrores del pasado, enterarse que su familia la vio mientras eratorturada por su tia, es terrible. Severus,- dijo mas suave,- no seas unmaldito con ella, nunca te ha hecho nada para merecer tu odio, al contrario tesalvo, cuando lo necesitaste despues de la guerra, solo te pido eso,- diciendolo ultimo, dio media vuelta para marchase, erguido dignamente, para desaparecerbajo las llamaradas verdes. Mientras que el pocionista, era observadoseveramente por el retrato.

- Ni una palabra viejo,- diciendo eso salió delestudio, dando un fuerte portazo, pero sin quererlo las palabras del rubio seposaron en su cabeza, ella lo habia ayudado, y el era un cerdo. El no merecía nadaya que su vida era una mierda, por eso todo lo que estaba cerca de el, salía lastimado.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Ahora espero que comprendanun poco mas a mi Severus, no justifico el maltrato, pero es un hombre impusivo,espero les haya gustado besos.

Antesque nada deseo agradecer a todos los lectores, los que comentan, agragan afavoritos, y a los lectores fantasmas, es emocionante para mi observar como lahistoria crece, gracias espero les guste el capitulo.

En una habitación tenuementeiluminada, se encontraba un hombre recostado, en una cama, a pesar de habervencido al mago mas oscuro en todos los tiempos, ahora estaba bajo el efecto dealgo, lo último que recordaba era, haber ayudado a su compañera, para que norecibiera una maldición, posteriormente un dolor se incremento en su cuerpo, yahora sumido en un sueño profundo se encontraba, la penumbra lo invadía, pormomentos sentía paz, junto con un contacto caliente, mientras una voz hacia queregresara por momentos a la realidad, primero solo era ruidos, como si alguienllorara, posteriormente la voz se escuchaba, diciéndole que lo quería,lamentaba su estado, esa voz era tranquilizadora, pero extrañamente no la conocía,sabia que no era de su amiga, que seria la única mujer interesada en su recuperación,solo esperaba que un dia pudiera abrir los ojos.

 

Hermione caminaba dentro dela habitación de su amigo, estaba nerviosa ya que su hermano, le había mandadouna nota explicando que había encontrado la solución para su amigo, la castañaestaba feliz, ya que Harry era como su hermano, asi que necesitaba saber quetodo estaba en buenas condiciones, quería tenerlo a su lado, ya que le haciafalta hablar con el, sabia que tenia Ron, pero el tenia menos sensibilidad que una roca, asi que espera quesu amigo, casi hermano reaccionara pronto. Junto a ella estaba su pelirrojoamigo serio, mientras que Pansy estaba parada en la ventana. La puerta se abriódejando ver una cabeza platinada, con una mirada seria plasmada en su rostro,les hizo señas, que esperaran, mientras el se acercaba al salvador del mundo mágico.Abrió sus labios, mientras lo hacia beber la poción, que lo ayudaría a recobrarla conciencia, pasaron los minutos mas largos de la vida de Hermione, mientrasapretaba el brazo de Ron, la paciencia dio sus frutos, cuando los ojos delazabache temblaron en señal de conciencia, las orbes verdes se vieron en todosu esplendor, los presentes mostraron alivio cuando Hermione tomo la mano de suamigo, mientras era revisado por Draco con su varita, la pelinegra se acerco unpoco mas. Harry estaba desorientado pero al ver a sus amigos, se sintió encasa. Lo que le resulto extraño fue ver a Draco, pero al ver su bata demedimago, entendió sus motivos, pero al observar mas alla, vio la negracabellera de Parkinson, fue extraño para el verla en aquella habitación.

- ¿Que me paso?,- pregunto el salvador delmundo mágico, el rubio medimago hablo.

- Recibiste una maldición, pero antes se te enterróuna daga

- Envenenada,- termino el azabache,- si eso lorecuerdo, pero después todo se volvió negro,- el rubio retomo la palabra.

- Exacto, caíste en una gran inconsciencia,solo que lo mas te afecto fue el veneno de la daga, la poción que te acabamosde suministrar, la hicieron para ti, una persona de nuestra entera confianza,la hizo para ti, por ese motivo tardamos tanto en despertarte,- el azabache asintió,-ahora te sentirás aturdido pero mejoraras pronto, tendrás que quedarte hastaque te recuperes completamente, como lo que te dimos fue una poción nueva,debemos observar tu progreso, así que deberás tener paciencia, pasados los diassi vemos que has respondido como esperamos, te podrá ir. Ahora pueden quedarseen la habitación solo dos personas, por el momento, asi que imagino que Pansydebemos irnos,- la pelinegra asintió, posando su mirada indiferente sobre elazabache, mientras este solo estaba extrañado.

- Que te recuperes,- dijo antes de despedirsecon la mano de Hermione y con la cabeza del pelirrojo.

- Hermione,- hablo el rubio,- mañana no puedesdesaparecer de la mansión, que habrá una comida con,- guardo silencio,- tuprometido, no faltes,- le advirtió jugando, la castaña sabia que lo hacia porel bien de ella, para no creas discusiones.

- Claro Draco, mañana estaré allí todo el día,-dijo la heroína de guerra, mientras la puerta se cerraba dejando al trió deloro solos.

 

- Aun me es extraño escucharlo hablarte confamiliaridad,- hablo el pelirrojo provocando risas entre sus amigos.

- Ronald,- dijo la castaña, aun tomada de lamano de su amigo,- dime Harry estas bien, la poción no te ha afectado.

- No solo estoy débil, pero supongo que esnormal,- la castaña asintió,- ahora me pueden explicar que ha pasado en estosdias que dormí,- pregunto el joven de gafas.

- Nada importante,- dijo la castaña, su amigola observo,- bueno antes de que pasara tu accidente, me entere la identidad demi prometido, cosa que no es fácil de digerir,- aseguro la castaña.

- Quien es,- cuestiono a la castaña.

- Es Severus Snape,- ambos soltaron un gemidode frustración, sus miradas mostraban incredulidad, mientras que la castaña sonreíatristemente,- es una historia muy larga. Por lo que se, mis padres, alenterarse que moriría si el padre de mi padre, se enteraba de mi existencia,ellos decidieron atarme de alguna forma a ellos, con el matrimonio arreglado, habíaun lazo con alguien de su confianza, su respuesta fue el, ya que es amigo de mipadre y padrino de Draco, asi que fue su respuesta,- afirmo la castaña.

- Pero en verdad el murciélago,- dijo elpelirrojo.

- Si fue una sorpresa, pero ahora no hay marchaatrás, no quiero dejar mi varita, pero de igual forma me es difícil aceptarlo,de hecho aun no acepto el compromiso.

- Por eso no se ha ido el hechizo,- afirmo elazabache.

- Exacto,- ella soltó un suspiro, su amigo rososus dedos en su mejilla,- que hago,- se pregunto.

- Herms,- hablo el pelirrojo,- se que la mayoríade las veces soy un insesible, pero no quiero perderte, se que para tidemuestra un enorme sacrificio, pero debes hacer lo que creas conveniente parati, sera tu vida la que unas a el, pero sabes que es inevitable,- la castañasuspiro, mientras lo abrazaba, el azabache alargaba su mano, mientras ella latomaba.

- Gracias chicos, de verdad necesitaba su apoyopara sentirme mejor,- la castaña se sento en la cama, mientras que el pelirrojoestaba en la silla frente a su amiga.

- Ahora una duda que me mata,- hablo elazabache,- como es tu vida en la mansión, nota que los tratas confamiliaridad,- segura.

- Si de verdad que es extraña, la facilidad quetengo de relacionarme con ellos, al final entendí que para ellos, fuecomplicado abandonarme, estaban amenazados prácticamente, en la guerra a ellosno les fue mejor, Voldemort ls tenia acorralados, al final de esta los trescomprendieron los errores de su pasado, ahora ellos no son efusivos pero no sonmalos. Con la única que en ocasiones tengo ganas de matar es a mi madre, con suafición de ir de compras etc y mi padre es muy celoso mientras que Draco es elmas normal,- la castaña rio.

- Menuda realidad, cuando dices que el hurón esnormal,- dijo el pelirrojo.

- Ronald,- lo reprendió Hermione.

- Buen tu dulce hermano,- agrego con burla. Provocandoa los tres una esplendorosa risa.

0o0o0o000o0o0o0o0o0

A la mañana siguiente, lacastaña se levanto temprano, se levanto con pesadez, sabia que ese dia seriacomplicado, porque comería con Severus, desde ese día en el despacho de suhermano, n lo había vuelto a ver, le molestaba como la habia tratado, sacudió lacabeza, tomo su bata de baño y fue a bañarse, al salir de su arte de limpieza,observo su cuarto arreglado, y en la cama un vestido, hermoso color verde, eralago tipo túnica, cerrado en las mangas, tenia detalles color plata, muySlytherin, sabia que su elfina personal Lina, la habia dejado para que lo usaraasi que la llamo, al instante apareció con sus enormes ojos demostrando anhelo,ella por lo que sabia era su elfina, personal su obligación ante todo era atendera la señorita Malfoy, y cuando se casara se la llevaría, como la tradición lodemostraba.

 

- Señorita,- dijo con una reverencia,- mellamo.

- Si Lina,- afirmo con una hermosa sonrisa,- mepodrías decir el porque de mi vestido,- la elfina asintió.

- Si madre dijo que era el adecuado, para la ocasión,-afirmo la criatura con timidez.

- Gracias serias amable de ayudarme aarreglarme, ya que supongo mi madre está ocupada,- la elfina emocionada porrecibir una tarea asintió.

- En realidad no hay nadie en la mansión señorita,-la castaña asintió extrañada. La elfina con dudas, procedió, a ayudarla aponerse el hermoso vestido, delicado, con manos maestras, la castaña estuvopeinada y vestida. Mientras ella misma se maquillaba, sencillamente, se puso lapulsera que su hermano le dio, mientras sonreía a la elfina.

- Como imagino que desayunare sola, me podrías ponerel desayuno en el jardín,- la elfina asintió para después desaparecer, lacastaña aun no se acostumbra a algunos retratos, ya que algunos era groserospues le decían que ninguna descendiente Malfoy, trabajaba o actuaba como ella,la castaña solo rodaba los ojos, viejos amargados pensaba, al llegar al jardín,le emocionaba ya que era hermoso, tenia una enorme fuente frente a ella, habíarosales, mágicos pavo reales, elegantemente por todo el lugar, la mesa eracolor blanco, a petición de ella, tomo asiento mientras observaba como lacomida aparecía frente a ella, tomo un sorbo de jugo de calabaza, mientras lastostadas con mantequilla eran degustadas por su paladar, siguió con sualimento.

En la enorme reja de la mansión,un hombre vestido de negro, aparecía. Esperaba que hubiera accedido a su petición y dejarlo en soledad con esa mocosa,entro ya que las puertas se abrieron ante su presencia, camino por los jardinesdelanteros de la mansión, mientras las puertas se abrían y nadie lo esperaba. Alllegar al hall, una elfina lo atendió, informándole que los señores y el joven,no estaban que solo la señorita se encontraba desayunando en el jardín traserode la mansión, el pocionista asintió mientras era guiado por la elfina, alsalir por la puerta que daba al jardín, observo de espaladas a la castaña aun, leresultaba extraño el hecho de casarse con ella, pero era irremediable, eracierto que le podía haber tocado a alguien peor, pero al menos ella habiademostrado inteligencia, valentía y sobretodo lealtad, ella jamás lo juzgo y lodemostró al cuidarlo y defenderlo cuando podría haber sido enviado a azkabandespues de la segunda guerra, y si algo tenia, era saber corresponder como se debía,ella no era mala, asi que el trataría de no ser tan insoportable. Sabia que suactitud habia sido incorrectas, pero en ese momento estaba furioso el porque nolo sabia, habia usado la patética excusa, del honor, eso era lo que menos leinteresaba.

Bufo al verla tan en paz, elquería sentir eso, sabia que la vida entre ellos seria complicada, pero ahorano habia marcha atrás, tenia que enfrentar su realidad, se acerco a la jovenque devoraba un libro, nunca cambiaria, eso le dio a entender a Severus, queella a pesar de los años, seguía siendo una sabelotodo.

 

- Buenos dias señorita Malfoy,- siseo elpocionista, la mirada chocolate de la castaña se poso en los ojos negros delpelinegro.

- Profesor Snape,- dijo en forma de saludo,ella se puso nerviosa al instante de tenerlo frente a ella. el señalo una sillamientras la joven asentía se sento frente a la joven, con elegancia su capaondeo mientras el pocionista la observaba,- que se le ofrece pensé que llegaríamas tarde,- el pocionista ladeo la cabeza.

- Necesitaba hablar con usted,- dijo sin mas,-sobre nuestra boda,- agrego con el gesto seria puesto en su rostro.

- Claro,- dijo la castaña, por alguna razón no podíahablar, ese hombre la ponía nerviosa,- desea opinar algo sobre los preparativo.

- Claro que no de eso usted y su madre seencargan,-afirmo,- lo que me interesa es saber otros detalles,- por la cabezade la castaña paso una palabra intimidad, el pocionista levanto una ceja alsaber ese pensamiento.

- ¿Cómo cuales?,- cuestiono.

- ¿Dónde viviremos?,- dijo sin mas.

- En Hogwarts supongo, usted da clases y nocreo que pueda vivir en otro sitio al menos que
,- el pocionista la interrumpió.

- Ya no enseño,- afirmo, la castaña se quedosorprendida, el pocionista continuo,- es claro que no sabe nada de mi, verdadSeñorita,- ella asintió,- despues de la guerra deje la enseñanza, mis motivosme los reservo,- dijo aun mas serio,- tengo una botica en el callejón diagon,asi que de eso viviremos,- ella asintió.

- De eso deseaba preguntar, profesor.

- Ya no soy profesor, dime Severus es ridículo queme hables de usted cuando dentro de poco viviremos bajo el mismo techo,- a lacastaña le sorprendia la naturalidad de decir eso del hombre frente a ella,pero lo que no sabía es que el estaba nervioso, compartir su intimidad no seriafácil.

- Sobre mi carrera, yo estoy muy a gustoaprendiendo, de verdad deseo seguir
,- fue nuevamente cortada.

- Podrá hacer lo que quiera, seguir siendoauror o no hacer nada, es su decisión,- afirmo secamente,- algo mas,- lacastaña negó,- ahora bien, tiene dos opciones para nuestra vivienda,- lacastaña le presto atención,- una es la casa donde creci con mis padres o viviren la mansión, Prince esta cerca de aca tu decides,- al sentir que la tuteaba,fue embarazoso.

- Donde digas,- el negó, esperando unarespuesta,- me gustaría estar cerca de mi familia, asi que la mansión es mejoridea,- el pelinegro asintió.

- Entiendo entonces eso se hara,- hubo momentosde silencio hasta que el pocionista saco algo de su túnica y tomo con frialdadla mano de Hermione, mientras que ella sentía electricidad por su cuerpo, lacastaña si habia algo que no negaba era su admiración por el, por ese motivocuando estaba mal herido despues de la guerra no dudo en ayudarlo, el hombrevestido de negro, hablo,- la tradición dice que debe aceptar el compromisoantes de darle el anillo quiero que dejar algo en claro,- ella asintió,- laotra la insulte, no se repetirá antes que nada es una dama y mi deber es respetarlaen todos los aspectos, sera mi esposa asi que merece mis consideraciones, soloespero usted me respete de igual forma, nunca le impediré salir, o estudiarrecibir a sus amistades, en la mansión, lo único que nunca aceptare es que memienta o traicione,- ella asintió, frente a los ojos de Hermione apareció unajoya hermosa, de oro blanco, antiguo, con un enorme diamante en forma decirculo, el pocionista lo beso y hablo solemnemente,- con este anillo afirmo micompromiso, esperando concretarlo el dia de nuestra boda, con este objeto que pertenecióa mi familia, recalco que en un futuro cercano, usted pasara a ser mi esposa,-puso el anillo en el dedo de Hermione, mientras besaba su mano. El pelinegroobservo hacia a un lado de Hermione, cuando ella logro apartar su mirada delpocionista, observo a su familia ella negó mientras veía al pocionista, el yaestaba de pie a un lado de ella, tomando su mano para ayudarla a levantarse,antes de avanzar hacia su familia que los esperaban la castaña hablo.

 

- Gracias,- antes de seguir el hablo.

- Es mi deber, solo entienda que no la llevarea cenar, ni sera un matrimonio normal, solo deseo que quede claro que si elamor, no reina en nuestra unión, el respeto sera esencial,- ella asintió mientrascaminaba del brazo del que seria su esposo. Ella penso en que en realidad noera malo y su perspectiva de el podría cambiar, una vez que lo conociera.

Holamis lectores gracias por sus comentarios, de verdad espero que la historia sigasiendo de su agrado. Gracias por sus lecturas y comentarios.

Una mañana que se podría pensarque es como cualquier otra, una mujer de hermoso cabello castaño se encontraba,despertándose. Estiro su cuerpo por la cama, mientras sentía un vacio junto aella como en su corazón. La mujer de aristocrática familia, se sentó en elborde de la cama, resoplo pensando en que ese dia tenia que hacer algo que ibaen contra de sus enseñanzas, pero lo ameritaba era ahora o nunca, claro no selo dejaría tan fácil pero tenia que dar a entender muchas cosas, aun no comprendíaen que momento se dejo convencer, ahora lo recordaba su cuñada, esa leona debióhaber quedado en Slytherin es una manipuladora. Aun recordaba lo que paso enesa tarde de te.

Lajoven Señora Malfoy estaba en su salón privado tomando una tasa de te con sucuñada, ambas charlaban animadamente sobre los preparativos de la boda, lamujer frente a ella, después de haber desecho el hechizo que estaba sobre ella,había cambiado mucho, simplemente era hermosa. Estaban en medio de una platicade los estudios de la nueva rubia, cuando la elfina personal de la herederaMalfoy apareció indicando que tenia visitas.

- ¿dequien se trata?,- cuestiono dulcemente.

- De laseñorita Pansy Parkinson,- la mujer de Draco, soltó un bufido, que despuéstrato de disimular con una tos, no era propio de una dama, demostrar susemociones. Momentos después las puertas eran abiertas del pequeño salón para darla entrada a una hermosa mujer de larga cabellera negra y verde mirada. La castañase tenso al ver a la mujer que siempre había considerado su mayor enemiga,mientras que su cuñada se levantaba de su silla para saludarla.

- Pansy,-le dijo alegremente.

- Hermione,-ambas se saludaron.

- Ya conocesa Astoria,- cuestiono la futura Sra. Snape.

- Greengrass,-dijo secamente la pelinegra, mientras se sentaba cómodamente.

- Parkinson,-dijo de la misma forma contante, la heroína de guerra sintió un escalofrió, yaque al ver la mirada de ambas, sabia que tarde o temprano alguien estallaría,solo que jamás imagino lo que vendría. La pelinegra comenzó a charlas conHermione, sobre cosas del ministerio, en realidad ella iba para hablar deHarry, pero al estar su cuñada con ellas, pensó que no querría hablar frente ala mujer de su hermano, de igual forma las miradas que ambas se daban, era paracomprender que no eran amigas, cosa rara pensó la heredera Malfoy ya que habíanido a la misma casa.

 

- Asi quedime que onda con Snape,- hablo la pelinegra con cara picara, desde hace unosminutos, la conversación se había centrado sobre el futuro esposo de Hermione,-es sensual, que mas podías pedir, tiene cara de amargado pero eso no le quitaque ese aire misterioso sea atractivo,- hablo la auror mientras comía unagalleta.

- Peroes Snape, me cuesta verlo de esa forma, si no niego que su mirada su postura,esa forma de comportarse en innegablemente maravillosa además su airemisterioso es impresionante pero no me hagas pensar en la intimidad con el,- loultimo lo dijo con las mejillas rojas.

- Peroserá tu esposo habrá intimidad, además con su experiencia, podrá ser unaexperiencia increíble,- levanto una ceja de forma sugerente,- además a unhombre no le gusta una mujer tímida,- afirmo la pelinegra.

- Perotampoco le gusta una cualquiera,- dijo Astoria con la boca pegada a su tasa dete, en un susurro, ambas brujas captaron el comentario, la pelinegra sonrio auncon la mirada sobre Hermione, mientras la heredera Malfoy, solo sonreía nerviosa,suplicaba que el suelo se abriera, y pudiera caer en una hoyo, la situación erade menos incomoda, hasta que la cuñada de Hermione, se puso de pie,- me retirote dejo con tu invitada,- recalco el hecho de que la pelinegra era invitada desu cuñada y no de ella.

- Graciasa Merlin no tengo que seguirte viendo,- hablo la pelinegra, la castaña laobservo enojada.

- La quedebe agradecer soy yo por no tener que soportarte, mas, ya basta con verte alado mi esposo siempre,- dijo soltando veneno la joven Señora Malfoy, mientrasque la pelinegra soltaba un risa sarcástica.

- Asi queeste berrinche es por Draco,- afirmo la pelinegra,- de verdad sigues siendo taninmadura,- la castaña se puso de pie.

- Pansypor favor,- su cuñada hablo.

- NoHermione hace mucho tiempo que nosotras debimos hablar del tema,- afirmo laesposa de Draco.

- Habla,-le pidió Pansy, mientras que Hermione esperaba no tener que intervenir.

- Tu tehas arrastrado con mi esposo, por años, siempre quisiste estar con el, perolastima querida el es mio, asi que exijo que te alejes de el, es mio tu jamás podrasocupar mi lugar, porque no eres mas que una mujer fácil todos lo sabemos,-afirmo con malicia,- tu no debes estar cerca de el, además ya va siendo hora deque lo superes el fue tu novio si es que de esa forma se pude llamar lo queustedes tuvieron,- le dijo firmemente la bruja de cabello castaño.

- Buenoahora que terminaste,- dijo la pelinegra acercándose a la esposa de su amigo,-es mi turno,- respiro antes de continuar,- tu mocosa ingenua, crees que tengoalgo con Draco, en verdad piensas que repetiría un postre que ya comi, claroque no. Si lo acepto soy una cualquiera, he dormido con quien he querido, perosiempre he mantenido mi dignidad, en alto, en cambio tu bajas la cabeza cadavez que alguien te orden algo, yo he superado a tu esposo, ya que no repitonada con nadie,- le dijo firmemente.

 

- Perotu y el,- ella negó.

- Somosamigos, solamente eso,- afirmo. La castaña se quedo estatica.

- Entoncesporque me ignora,- dijo en voz bajas la bruja.

- Por tuactitud,- afirmo la pelinegra,- eres demasiado inocente y Draco le gustan losretos,- afirmo la bruja.

- Perosoy una persona descente,- tartamudeo.

- En lacama nadie lo es,- rebatió la pelinegra.

- Ya chicas,-hablo Hermione,- cada quien tiene su opinión,- afirmo.

- Peroyo quiero que el me trate mejor,- dijo Astoria,- lo amo y es duro que ni mevea,- una sonrisa se formo en los labios de Pansy.

- Lo queharemos sera darle algo de lo que no se resistirá, tu esposo,- la castaña laobservo sonrojada, mientras que Hermione solo negaba, esa tarde se torno larga.

Ahora la joven SeñoraMalfoy, estaba poniéndose su bata pero recordó lo que Pansy le dijo, "enseña un poco", de inmediato se quitola bata y entro al bajo, decidida la regadera estaba abierta asi que su jovenesposo estaba dentro, el rubio la observo entrar incrédulo por lo que veía, suesposa sin su bata solo con su piyama que era un simple traje corto y detirantes, el la observo ir por algunas cosas, mientras lo ignoraba, antes desalir por la puerta le dedico una leve sonrisa. El rubio termino su ducha,cuando salió vio la sombra de su esposa desaparecer por la puerta de baño. El rubiose cambio rápidamente, cuando la puerta del baño se abrió, dejo ver a su mujerque salía con una bata de baño, el cabello suelto mojado, la hacia ver muytierna, por alguna razón siempre que la veía era la imagen de la cosa con masternura e inocencia que percibía, negó y siguió con su tarea, estaba frente alespejo, observo en el reflejo la imagen de Astoria poniéndose su vestido, se veíaadorable con esa lencería, simplemente su belleza y cuerpo era increíbles, elrubio continuo tratando de colocarse el nudo de una corbata, ese dia eraespecial, su hermana se casaba, con quien lo diría su padrino. De pronto ladulce voz de su esposa se escucho.

- Draco,- el rubio se giro, observo como suesposa sostenía su vestido, mientras un tirante caia, quito la mirada de sucuerpo, que nunca había admitido que le era irresistible.

- Que deseas,- ella señalo los botones de suvestido que estaban en su espalda, mientras el rubio rodeaba su cuerpo, ella seestremeció en cuanto los dedos del rubio se posaron en su espalda, si bien escierto que nunca la había tratado mal en la intimidad, siempre era un caballero,el problema era lo que pasaba cuando terminaban era, que el simplemente laignoraba, ni una palabra de amor, o mas atenciones. Eso le dolía a Astoria,pero ahora estaba con el plan que según Pansy no fallaría,- está listo, prepárateire con mi Padre, después vengo por ti,- ella asintió el rubio salió posteriormentede la habitación. El rubio recordaba sus manos pasar por el cuerpo de suesposa, si bien es cierto el habia estado con otras mujeres, pero nunca connadie tan tierna como ella, el sabia que no la amaba, pero por alguna extraña razón,no podía ser mas sensible con ella, aunque sabia que lo merecía, prefería laindiferencia. Pero en esos momentos donde ella se quitaba un poco la intimida ydejaba ver un lado, sin tantas poses de niña, le agradaba.

 

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Mientras tanto en una habitacióndiferente dentro de la mansión, una joven en vuelta con una lencería no muydiscreta, estaba frente a un espejo, aun a pesar de que habían pasado un par desemanas, no se lograba acostumbrar a su nueva imagen, después de aceptar elcompromiso con Severus, Hermione cambio de aspecto su cabello se hizo mas largo,con un color rubio parecido al de su hermano, sus hermosos ojos cafés, era ahoragrises. Su figura seguía siendo la misma, delgada pero ahora contaba conalgunas curvas que antes no poseía, sonrió para sus adentros, era extrañopertenecer a la familia Malfoy, pero era una mas extraño ser dentro de unashoras la esposa de Severus Snape.

Las puertas de la habitaciónde Hermione se abrieron dejando ver a una hermosa mujer rubia, con una cara deseriedad que cambio al ver a su hija, con la lencería sobre su hermoso cuerpo,era una hermosa joven, que debía tener el mundo a sus pies, su hija le sonrio,esos momentos donde ella le regalaba esos gestos, el mundo de Narcissa Malfoyse iluminaba, el que sus hijos, la amaran a pesar de muchas cosas, era unmomento precioso para ella.

- Lista para el ritual,- le dijo formando unahermosa sonrisa en su rostro.

- Si Madre,- la castaña sonrió cuando su larubia se acerco a ella, poniendo sobre su cuerpo, una hermosa luz con suvarita, ella sintió curiosidad que era, pero su Madre le había advertidoguardar silencio, así que ella solo escuchaba conjuros, que eran pronunciados,mientras que la joven puso al fin descansar de la hermosa luz que habíamomentos antes invadido su cuerpo.

- Ahora te pondré las joyas,- ella asintió,-esta pulsera representa la unión con tu hermano,- mostro una pulsera, que enrealidad eran dos serpientes unidas,- este dije,- hablo poniendo una joya en sucabello que anteriormente había peinado con magia,- representa a tus padres, tuanillo de compromiso la unión casi perpetua con tu esposo, cuando tengas elanillo de casada, sera el fin de la unión, ahora lo mas importante a partir deahora,- ella asintió la bruja mayor, busco una caja con un collar hermoso, lotomo entre sus dedos, mientras se lo colocaba a su pequeña, era una cadena deoro mientras que en la punta se distinguía una P, la castaña sintió una auraenvolverla, mientras ella sonreía.

- ¿Esto que es Madre?,- cuestiono la castaña.

- Es de la familia de tu esposo, representa queseras la nueva Señora Price, tienes todos los derechos de ser la esposa del ultimoen su línea de familia, tu deber es dárselo a tus hijas,- a la castaña le helola sangre, era un tema que habia evadido hablar con su madre,- a pesar de queSeverus es Snape, no deja de pertenecer a su antigua familia,- termino la rubia.

- Entiendo,- dijo en un susurro la joven rubia,su madre al ver su nerviosismo le tomo la mano, para dirigirme una mirada de cariño.

- Hija,- la castaña levanto el rosto,- se quepara ti es difícil aceptar estar atada a una persona como el, pero debo decirunas palabras a favor de Severus. Yo lo conozco desde hace mucho, tiempo. El siemprefue un joven seria, el sufrió cosas que el debería decirte, su amargura no espor nada, el es bueno. Pero es es algo que tu debes averiguar, si algo comoMadre me deja tranquilo al dejarte a lado de el, es que se que te cuidara. Seraindiferente pero jamás te dejara a tu suerte,- ella asintió,- con respecto a laintimidad, se aunque no me lo digas, que te preocupa,- guardo silencio,- soloun consejo, se tu misma no permitas que te lastime y si lo hace debes acudir anosotros, como tu familia,- la heroína de guerra asintió,

 

- Gracias Madre,- ambas se abrazaron. Momentos despuéscon ayuda de la elfina de Hermione, el vestido cayo delicadamente sobre sucuerpo, se veía hermosa el vestido era sencillo de manga larga, pegado condelicadeza al cuerpo de la novia, ella sonrió no podía negar que se veía muybien, su madre sorbió la nariz, ya que lagrimas caían sobre su rostro, la noviala abrazo, quedando de esa forma por largos momentos.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Mientras tanto en el altar,en el bello jardín de la Mansión Malfoy, un hombre vestido totalmente de negro,con la cara blanca y su cabello amarrado, estaba serio, observando como lospresentes lo miraban con incredulidad, los invitados de la novia, no podía creerque esa unión fuera posible, el pelinegro quería desaparecer, era ridícula esaboda, ahora debía esperar a que Hermione apareciera.

Mientras que en la entradadel pasillo que tenia que recorrer la novia, Hermione estaba con su padre, elgran Lucius Malfoy, estaba tomando el brazo de su hija, aquella, que pensó jamásrecuperaría, pero ahora a pesar de no aceptarlo, tenia que entregarla en elaltar, para que dejara de ser su hija y convertirse en la mujer de una amigo deel. Se arrepentía de la situación en la que metió a la luz de sus ojos, pero enese momento era inevitable. Observo la tímida sonrisa de su hija, el hombre lebeso la frente, diciéndole que siempre contaría con el, el sonido de la música comenzó,indicando que debían avanzar por el pasillo, la joven se aferro a su Padre,como si la vida se le fuera en ello, el rubio puso su rostro serio, mientrascaminaban, cuando llegaron al altar y le dio la mano de su hija a Severus, ledijo cuídala, para después darse vuelta y sentarse junto a su esposa.

La ceremonia dio inicio, lacastaña no negaba que cuando sintió el tacto de Severus, se puso nerviosa, alverlo frente a ella tan imponente, le dio escalofríos. Era guapo no lo negaba,pero muy intimidante.

La ceremonia continuo, ellazo que los envolvió por sus padrinos que era su hermano y cuñada, mientrasque los anillos los dieron Theo y Pansy. El pelinegro puso mala cara cuando el anilloque demostraba su unión con Hermione, era entregado por el. Por su parteHermione estaba perdida, solo sintió el anillo deslizarse por su dedo, mientrasque ella hacia lo propio, repitiendo un hechizo en latin. Al termino hubo algoque hizo que Hermione regresara a la realidad.

- Puede besar a la novia,- dijo el ministro, larubia se quedo helada, vio hacia al frente para encontrar el ceño fruncido desu ahora esposo, ella palideció cuando sintió la mano del pocionista, que eramuy grandes, posarse en su cintura y con un movimiento maestro atraerla a el,la castaña observo su rostro acercarse a ella, para segundos despues sentir loscalidos labios del pocionista sobre los de ella, a pesar de las apariencias,los labios de Severus eran suaves y delgados, el beso no fue a mas alla, solose posaron sobre los de ella, sin exigir mas, pero eso fue suficiente para queHermione pensara que era la sensación mas increíble de todas, su cuerpo se estremecía,con el contacto. Cuando este termino, los labios de ambos se separaron, dejandoun vacio, en ambos. Ellos sabia que tanto su boda como aquel beso habian sidoinevitables.

 

Holamis lectores, perdón por no actualizar, pero por razones fuera de mi control mefue imposible. Gracias a manuoq,YazminAche,ximesama,kharlasevsnape,Saya, Daliana, jecki, MJ-MENA,fanicullen,-Espero que te haya bien en tu examen y si no pude alegrarte antes, esperohacerlo post a tu examen. Besos a todas las adoro. Gracias por comentar a los46 favoritos.

Un azabache, estaba en suescritorio, recordando el día de la boda de su amiga, aun le resultaba extrañoque ella se hubiera casado con el hombre que estuvo enamorado de su madre,estaba jugando con su pluma, mientras resoplaba. El joven observo a su costado,la joven de cabello azabache, estaba concentrada en su escritura, mientras elniño que vivió, detallaba con su mirada cada gesto, movimiento, era simplementeatrayente su forma de caminar, o verlo, desafiante eso era algo interesante, depronto se vio a si mismo extrañando la época del hospital, cuando escuchabaaquella voz, algo le decía que ella era la dueña, de esa voz, aun recordaba quesu amiga le había dicho que aquella joven era la persona que lo cuidaba, nonegaba que era extraño para el, pero su amiga le aseguro que fue un favorespecial, ya que ella estaba muy ocupada esos días, el azabache por algúnmotivo pensó que la razón de sus cuidados, era que ella lo quería hacer, perotenía que volver a la realidad. Igualmente el joven se había dado cuenta enesos días, antes del accidente la había juzgado de mala forma a Pansy, el creíaque seguía siendo la misma niña inmadura, pero con la convivencia ella logro,ganarse de alguna forma su respeto, era valiente y decidida, una joven con ungran espíritu.

De pronto una vozdesconocida lo saco de sus pensamientos, un hombre de gran estatura estabafrente a la pelinegra, este la saludaba con un elegante beso en la mano,mientras ella se levantaba de su asiento, tomaba su abrigo y con un leve adiós,se iba con el hombre que había llegado por ella. esa imagen le trajo recuerdosal azabache, del dela de la fiesta de Hermione.

Enuna mesa, dentro de la fiesta más extraña en el mundo mágico, el joven HarryPotter estaba, sentado cómodamente observando como su amigo pelirrojo bailabacon su novia, el sonreía pues le agradaba ver feliz a su mejor amigo. De prontosintió que alguien se sentaba junto a el, cuando giro su cuello, observo aPansy sentada a su lado, mirando la pista de baile, el trato de ver ladirección de su mirada, cuando observo lo que tenía enfrente sonrió, su amigaLuna, estaba bailando tiernamente con Theodore Nott, el azabache vio a sucompañera como jugaba con una servilleta, mientras se veía nerviosa, pasaronunos momentos de silencio hasta que la joven auror, hablo.

- Potter,-dijo con voz pausada,- quería decirte algo,- el salvador del mundo, la volteo aver, cuando sus miradas se encontraron, sus ojos verdes, simplemente eranhermosos.

- Dime,-hablo el hombre de gafas.

- Queríadarte las gracias por ayudarme ese dia en la misión,- dijo sin mas tartamudeos,el azabache asintió.

 

- Noes nada, somos compañeros es lo que hacemos,- vio asentir con la cabeza a lajoven.

- Auna si debo agradecer cualquier cosa que necesites, podrías pedírmelo y teayudare con gusto,- hablo seriamente.

- Gracias,-el azabache se encogió de hombros, ambos guardaron silencio, pasaron unosmomentos, hasta que el azabache se disponía a hablar de nuevo, una voz másgrave sonó.

- PansyParkinson,- el azabache vio a un hombre, con músculos cabello negro y muy alto,se acerco a la joven y le beso su mano,- que hermosa estas,- ella sonriócoquetamente.

- Adriancomo estas,- el hombre la levanto para después abrazarla.

- Hacemucho que no te veía, siempre has sido hermosa pero ahora estas radiante,- ellaasintió.

- Graciassabes que siempre me ha gustado lucir femenina,- el hombre sonrió.

- Quieresbailar,- la joven titubeo un momento, ella deseaba bailar con alguien mas, peroel siempre seria indiferente a ella, la consideraba una hija de papi, así queasintió mientras tomaba la mano de su amigo e iba a la pista de baile.

El recordar esa escena haciaque por algún motivo se le retorciera el estomago, era extraña la sensación yaque nunca antes le había pasado, el azabache bajo la cabeza, para continuar consus labores.

O0o0o0o0o0o0o0O

Por otra parte una mujerrubia, con una eterna mirada soñadora, caminaba por los pasillos del hospital,tenia en sus manos algunos informes, que tenia que llenar, de pronto una figurafamiliar para ella, paso a unos metros de distancia, pero el solo hecho de verlo,hizo que su corazón se llenara de gozo, la rubia perdida en los recuerdosobservo al joven castaño que amablemente bailo con ella en la boda de su amigaHermione, ella había sentido emociones intensas pero sabía muy dentro de ella,que no era mujer para el. Ella una joven extravagante, mientras que el un jovenelegante muy diferentes en tantos aspectos, era imposible que el sintiera algopor ella, o que simplemente le gustara, perdida en sus pensamientos siguió sutrayecto, mientras avanzaba quedo perdida en el recuerdo de una tierna miradade un par de ojos color miel.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Mientras tanto en unamansión siniestra una joven se encontraba dentro de su habitación, recostada enuna enorme cama, era aun temprano pero no quería levantarse, a pesar de sermadrugadora, las sensaciones del último par de días, aun le carcomían el alma,ella. era Lunes y se suponía que debía ir a trabajar, pero al estar reciéncasada, Moddy le dijo que podía tomarse la semana, al no querer aceptar unasvacaciones mas largas, estaba considerando seriamente aceptarlas, pero sabiaque el encierro seria muy difícil, ya que en esa mansión no sabia en realidadque hacer, todo era desconocido para ella, apenas habian pasado dos dias casadacon Severus, en ese tiempo solo lo veía en las noches, cuando el llegaba adormir. La joven aun recordaba su boda, cuando era niña ella imaginaba ese dia,como todas con ilusión, pero en cambio su boda fue un desastre. Al menos paraella.

Altermino de la ceremonia, la castaña sentía sus labios palpitar por el beso tan desconcertanteque había recibido de su esposo, la rubia suspiro mientras sus dedosacariciaban sus labios, la voz del ministro presentando a los nuevos SeñoresSnape, se hizo presente, provocando aplausos, por parte de los presentes. Ella solosintió como su esposo la observaba seriamente, ofreciendo su brazo para que ellalo alcanzara, la heroína de guerra lo tomo para después comenzar a caminar porlos enormes pasillos. Antes de dar inicio a la comida, los presentesfelicitaron a la pareja, desde sus padres, hasta sus amigos, incluyendo a Remusy Tonks, la castaña sonrió para después ocupar su lugar en la mesa de honor, lacomida fue convocada al termino de esta el baile dio inicio.

 

Losrecién casados tenían que tomar lugar en la pista, ambos no lo querían hacer,pero debía cumplir, ambos se posaron en el centro de la pista, cuando elpocinista estrecho la cintura de ella, para pegarla a su cuerpo, se juntaronhasta sentir sus alientos cerca, la danza inicio con movimiento lentos, por loancho de la pista estuvieron con un baile hasta que el cambio de parejas llego,su padre la estrecho con elegancia única, mientras charlaban.

- Se quees duro hija, pero se que podrás con esto,- el rubio trato de dar palabrastranquilizadoras.

- Solouna cosa padre,- el rubio asintió,- ¿Por qué el? Había otros hijos de sangrepura, incluso por que no pensaste en casarme con Theo hubiera sido una gran eleccióncasarme con el,- en el momento en que se formulo la pregunta una ondeante capanegra pasaba a su lado, la castaña sintió el aire provocado mientras su padrela observaba.

- Se queSeverus no es fácil de tratar, pero siempre fue la mejor elección,- ellaqueriendo ya evitar el tema, recargo su rostro en el pecho de su padre. Pasaronminutos hasta que una voz familiar que siempre le daba paz, llego a sus oídos.

- Me permitebailar con la Sra. Snape,- pregunto la voz dulce de Theo, por algún motivo ellaconsideraba a alguien muy importante para ella a ese mago, sabía que no eraamor, solo una gran amistad, el fue su equilibrio en esta vida, así que seaferro a el.

- ClaroNott,- dijo su padre, permitiendo que el joven tomara la mano de la rubia parabesarla, el joven puso su mano en el espalda de su amiga para comenzar con unbaile lento, ella suspiro.

- Porquetan seria, deberías estar feliz te acabas de casar,- afirmo el castaño.

- Lo sepero es mi condena, no tengo idea que pasara ahora que estaré con el, en sucasa,- afirmo con un puchero,- antes podía estar en casa, sabía que lo veria,pero yo podría recurrir a refugiarme en mi hogar ahora, estaré a su merced,-afirmo la joven.

- No lodigas como si fuera tu verdugo, si es un hombre complicado, pero no es malo, alfinal fue un héroe,- Theo adorno su rostro con una sonrisa.

- Comosi eso no bastara,- bufo la joven novia,- si así tenia atención, por ser la hijade quien soy, ahora esposa de Severus,- el castaño sonrió.

- Ademásde ser heroína de guerra,- ella negó el siempre tan juguetón. De pronto lamirada del castaña se perdió mientras su sonrisa se evaporaba, la castaña siguiócon su mirada la dirección de los ojos de Nott, al ver a Harry y Luna bailando entendió.

- ¿Cuandoharás algo?,- cuestiono la rubia.

 

- Ellaestá con tu amigo,- afirmo el castaño.

- En esote equivocas, ellos son amigos, Harry jamás estaría con Luna porque seria parael como si estuviera conmigo, es como su hermana, hubo un momento en que ambosse hicieron muy cercanos, pero eso no significa nada,- el castaño suspiro.

- ¿hablasenserio?,- hablo incrédulo el joven.

- Si,pero tu debes actuar, Luna es hermosa y cualquier persona que sepa que estasola, querrá estar con ella, asi que actúa,- el suspiro,- no te preocupes tedije que te ayudaría y esa ayuda comienza ahora,- ambos comenzaron a bailar portodo el lugar, mientras se acercaban a una pareja cuando chocaron con ellos, lacastaña sonrio.

- Estasbien Herms,- dijo el niño que vivio.

- Claropero molesta contigo,- el joven la miro sin comprender,- porque aun no bailasconmigo,- el asintió.

- No tepreocupes Harry yo voy a sentarme,- hablo la rubia.

- No Lunaporque no bailas con Theo,- la rubia no sabia como reaccionar, hasta que elcastaño haciendo alarde de su caballerosidad, extendió su mano para tomar la dela joven, para ir a la pista de baile. Ella sonrió mientras bailaba con suamigo.

Duranteel resto de la fiesta Hermione bailo con todos sus amigos, hasta que la hora deirse llego, en realidad ellos no tendrían luna de miel, pues al matrimonio sele hacia irónico. Después de las despedidas y lágrimas de su madre, la herederaMalfoy fue a la chimenea para escuchar como su esposo que la tomaba de la mano,decía Mansión Prince. Esa noche no se percato de nada de la enorme casa, ya queel pocionista la guio escaleras arriba, ella suspiro este era el momento de laverdad, aquel que ella temía tanto. Ambos caminaron en silencio, ella no traíaequipaje, ya que los elfos de la mansión se habian encargado de llevarlo díasantes. Llegaron a unas enormes puertas después de haber atravesado, un enormepasillo, al entrar la castaña observo un lugar elegante, mientras que escucholas puertas cerrarse, giro su cuerpo observando como el pocionista se quitabasu capa y la dejaba en una silla, perdida ante esa acción, la castaña observocomo poco a poco se iba quitando su ropa, hasta quedar en una camisa blanca,ella palideció hablaba enserio, no lo creía. Cuando el pocionista poso sus ojosnegros como la noche en Hermione, le dio gracias verla tan nerviosa.

- Piensasdormir con ese vestido,- hablo el pocionista, la rubia pareció haber salido desus pensamientos, cuando se percato que estaba de pie en el mismo lugar.

- Si,-ella se acerco al ropero para sacar un camisón y su bata para dormir, elpelinegro la observaba,- el baño,- el pocionista fríamente señalo con la manouna puerta, ella rápidamente fue, no quería tener intimidad con el leaterrorizaba, su mente vagaba por las muchas formas en que podría ser obligadaa tener intimidad con Severus, no quería le temia, ella nunca habia estado connadie asi que le aterrorizaba ese hecho. Al salir del cuarto observo a su esposo,sentado en la cama, ella palideció. Se puso de su lado de la cama y se metió debajodela cobijas, acostándose, ella cerro los ojos cuando sintió la cama moverse,ella quedo estatica, cuando una mano se poso por su rostro y un cuerpo calientese poso sobre ella, era inevitable, asi como la boda esa noche también, lo eracuando abrió los ojos, vio a Severus, sobre ella, la rubia palideció y no abrióla boca.

 

- Sabesque debes cooperar cierto,- ella no hablo,- haber por que tan nerviosa, eres miesposa y puedo hacer lo que desee contigo, eso tenlo por seguro, asi que solo relájate,-la forma en que le hablaba siseando, como un depredador a su victima le erizola piel, por alguna razón no se atrevía a hablar, el pocionista sonrio,- enverdad crees que te forzare,- ella siguió si hablar,- no tengo que forzar a unaniña,- dijo mientras se bajaba,- yo crei que eras una Gryffindor valiente peroeres una cobarde,- ella no supo que decir, ya que estaba en un shock total, poralgún motivo los nervios la atacaron de tal forma, que prefirió mantener suboca cerrada. Mientras su esposo la ignoraba.

De esa forma fue su noche debodas, ya ni hablaba del dia anterior, el se encerró quien sabe donde y no lovio en la mansión en todo el dia, mientras ella se había quedado en su habitación,no deseaba verlo, estaba molesta por su actitud, el era un hombreverdaderamente difícil de tratar.

Era muy temprano así que lacastaña se puso de pie, dispuesta a ducharse, ella había tomado la decisión deno trabajar ese dia, asi que solo se puso un pantalón y una playera, caminofuera de la habitación, mientras caminaba por los pasillos, veía la majestuosidaddel lugar, era imponente tétrico pero elegante, la rubia, observaba los cuadrosdormidos, o solo la veía ignorándola, otros le hacían reverencia, mientras quebajaba las escaleras, que era increíblemente largas, todo era oscuro, sin serpersonalizado, llego al enorme comedor, donde vio al hombre de negro, se acercoa la mesa, mientras el hombre hablaba haciendo que se sobresaltara.

- Veo que decidiste Salir de tu refugio,- habloel pocionista sin bajar la mirada del profeta.

- Y por lo que veo ahora si me hablas,- el bajoel papel mientras sus miradas se encontraban.

- No es que me interese, pero tienesobligaciones en esta casa, los elfos tienen que comenzar a seguir tus ordenes,se supone que todo eso tu madre te enseño,- dijo mordaz.

- Pero yo trabajare,- afirmo.

- Eso no te excenta de nada,- la observo,- asivas a tu trabajo,- ella negó,- no me interesa has lo que quieras,- ella lo miroentrecerrando los ojos, el pocionista se puso de pie,- nos vemos en la noche,-antes de que ella contestara, el hombre con grandes zancadas desapareció por laenorme puerta, de esa forma ella se quedaba sola de nuevo.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Se que esta un pocotranquila Herms pero todo a su tiempo, espero les guste.

El pocionista se encontrabaen su laboratorio dentro de su botica, siempre el hacer esos elaboradosproductos que vendía en su tienda le llenaba de paz, realmente el siempre habiasido una persona solitaria, el consideraba agradable su soledad a estar rodeadode personas molestas, siempre que deseo estar en compañía de otro ser humano,algo pasaba y todo se venia abajo. Primero fue Lily que lo dejo por unaestupides que dijo, despues ella, esa mujer con una mirada viva, llena deaventura, esa persona que logro lo que nadie, quitar el hielo que inundaba su corazón,ella con su sonrisa y sus caprichos hizo que volviera a respirar, pensar que laconoció en circunstancias extrañas, ella siempre juro amarlo, creer en el,apoyarlo, pero a la primera oportunidad que tuvo lo dejo botado por creerlo untraidor, aun recordaba esas últimas palabras, su corazón ya no se permitíarecordarlo pero ahora con su tonta boda las cosas habían cambiado, su forma dereprimir ciertos recuerdos.

 

Aun le dolía la cabeza desaberse dormir junto a una mujer, lo cierto era que desde ella, no habíadormido con nadie, y antes de ella tampoco, solo era encuentros, pero cuando laconoció no pudo evitar sentir algo mas, ella en ese momento era inocencia combinadacon aventura.

Sin embargo Hermione, erasolo una niña, como se había atrevido a dormir con ella, sabiendo que ella le temía,además de haberla torturado con ese acercamiento, eso había sido caer bajo,nunca tuvo ninguna intención de acostarse con ella, solo que lo que escucho enla boda lo dejo seriamente molesto.

Como se atrevía a pensar queun niño como Nott, sería mejor que él, solo lo lleno de una gran furia esa niñase atrevía a compararlo, esa niña insolente, pero dentro de su ser recordabaesas noches que pasaba con ella, verla dormida con una paz infinita, era increíbleun aura que hace mucho no sentía, pero era la amiga de Potter, si bien escierto inteligente como nadie que conociera, también era testaruda, no debía serun genio para darse cuenta que si le tocabas ciertas fibras se molestaría a ungrado increíble, eso le provocaba gracias, burlarse de una temperamentalGryffindor.

El pocionista observo cómo salíahumo de un caldero alertándolo que la poción estaba lista, el pelinegro seacerco para colocar el liquido en una botellita de cristal. Los recuerdos de suvida pasada se hacían presentes en su cabeza, su recuerdo estaba aun en suinerte corazón, es cierto que la quiso, pero ella destruyo todo la bondad queaun podría haber albergado en su corazón, haciéndolo mas frio que antes.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Por otra parte la castaña,estaba en su recamara el día había terminado, ella se disponía a leer unmomento, en todo el día se dedico a reconocer la mansión, era verdaderamentegrande había habitaciones que tenían hechizos, una en particular un elfo leindico que era la biblioteca, tenia curiosidad por recorrerla pero al intentarentrar algo lo impidió, así que le llamo a un elfo, este le dijo que elpocionista podía autorizar a ciertas personas para entrar al lugar, así que loestaba esperando para que pudiera entrar a ese lugar, que hasta ahora habíasido el preferido de la mansión, además se preguntaba muchas cosas con respectoa Severus, su rutina no sabía ni porque pero cuando llego a las cocinas loselfos se sorprendieron ya que nunca habían visto a una mujer en la mansión,ella se sorprendió que Snape no tuviera pareja antes, después recordó lo seriaque es. Los elfos le dijeron que el amo siempre le decía a uno de ellos, que lellevaran su comida a su botica el nunca iba en todo el día a la mansión, y cuandoestaba en ella se encerraba en la biblioteca o en su laboratorio, ella teniaotra curiosidad el porqué el ya no enseñaba en Hogwarts, ella despues de lasegunda guerra, estuvo a su lado, lo cuido y curo despues de la mordedura de Nagini,siempre demostró ese temple lleno de soledad, pero ahora simplemente la ignoraba,sacudió su cabeza tratando de concentrarse en su lectura, cuando de pronto lapuerta se abrió fuertemente, ella brinco al ver la figura negra de su esposo,cuando sus miradas se encontraron el solo bufo y camino hacia el baño, sinsaludarla, al parecer seguía molesto por su pequeña discusión de la mañana,cuando la puerta del baño se abrió vio al hombre con su piyama sus miradas seencontraron antes de que el hombre se recostara, ella cerro su libro y locoloco en una mesa junto a ella, intento recostarse pero recordó.

 

- Severus,- hablo la rubia mientras sentía lacama hundirse a su lado.

- Umm,- dijo simplemente.

- Podrías abrirme la puerta de la biblioteca nopude entrar hoy,- dijo sin mas.

- Algo mas,- hablo serio, la rubia penso que podíapreguntar algo, ella se volvió a sentar y vio que el estaba con un libro frentea el.

- En realidad, quería preguntarte porque no dasclases,- pregunto curiosa.

- Eso porque te interesa,- pregunto molesto, nopensaba ponerse a tener confidencias con ella.

- Porque me importas mucho,- respondió con sarcasmo.

- Niña a mi no me hablaras de esa forma, ademásno me interesa tener estas charlas, cualquier cosa que quieras relacionado a lamansión se lo dices a los elfos, y para evitar que me fastidies, quitare loshechizos de los lugares donde podrás entrar.

- Que amable,- respondió, un gruñido salió desu esposo. Ella termino por recostarse mientras le daba la espalda y de esaforma tratar de dormir. Mientras que el pocionista, se quedo con su libro enlas manos, observando la espalda descubierta de la joven, estaba visible por sucamisón de dormir, se preguntaba si no tenia frio ya que la mansión no era cálida.Después de quedo recordando un momento.

Enuna cama, iluminada por la luz de la luna un hombre y una mujer estabancompletamente desnudos cubiertos por una cobija, el lugar era frio claro, enlas mazmorras no hacia calor, el hombre pelinegro sostenía por la espalda a unjoven que cuando estaba a su lado mantenía el cabello negro, mientras el jugabacon su espalda ella pasaba su mano en su fuerte pecho lleno de cicatrices, elestaba emocionado, ya que a pesar de saber su pasado ella lo comprendía, loapoyaba le daba palabras de aliento, cada vez que llegaba herido eso leprovocaba que su corazón congelado se derritiera, el dio un beso a la jovenjunto a e.

- Seguraque no te arrepientes,- ella suspiro.

- Claroque no me agrada haber estado contigo, que seas el primer hombre en mi vida,-ella sonrio observándolo a los ojos.

- Me alegrosiempre te cuidare como tu lo haces,- ella sonrio besándolo de esa forma sucuerpo se descubrió el la tapo con lacobija ya que podría darle frio.

- Ten cuidadoque te nada frio,- ella se sonrojo y volvió a su posición original.

- Siempreestare a tu lado,- afirmo la jove,

- Sin importarque yo cometa errores,- el pocionista nervioso estaba por algo que pronto seriala mayor prueba de su relación.

- ClaroSeverus siempre, te amo y nunca te dejare,- el hombre beso su cabeza mientrassuspira.

El hombre tenia ese breverecuerdo de ella, pero quien diría que lo dejaría por otro error que cometió ensu vida, ahora solo quedaba amargura en su corazón, la joven suspiro, cosa quellego a los oídos del pocionista, eso hizo que regresara su vista a ella, el negóal ver su espalda al parecer estaba helando, pero ese era su asunto para que nose vestia apropiadamente, se recostó tapándose con su cobija, mientras cerrabasus ojos, y dormía plácidamente.

 

A la mañana siguienteHermione estaba dormida de los mas calientita, mientras disfrutaba del olor desu almohada, era reconfórtale olía a pergamino, simplemente un olor que lefascinaba, de pronto sintió que su almohada se movia, asi que ella la abrazofuertemente y como era habitual en ella goleo la superficie que ahora subia ybajaba, pero pasaba, antes de que su cerebro aun dormido pensara una respuesta,escucho un grito despues de haberle pegado por segunda vez a su escurridizaalmohada, ella abrió sus enormes ojos grises, cuando levanto su cabeza, unamirada fría la invadió ella se sento de golpe, mientras se tomaba la cabeza porel mareo repentino que le dio. Cuando vio a Severus noto que se sostenía uncostado de su cuerpo mientras la miraba con odio.

- Que te pasa, porque me golpeaste,- preguntomolesto el hombre.

- Yo no lo golpee,- hablo la joven que aunestaba sentada en la cama.

- Asi que ahora tiene inepcia,- dijo consarcasmo,- no resulte que el dia de mañana hasta sonámbula sea,- hablo consarcasmo.

- Pues si antes me iba a disculpar ahora no,-dijo levantándose para ir al baño,- si lo lastime es porque ya es mayorcito ysu cuerpo no resiste como antes,- después de eso azoto la puerta y se metió ala ducha. La rubia suspiro al sentir el agua en su cuerpo, ahora que lomeditaba ya entendía porque su almohada se movía, pero lo que mas le desconcertófue el olor de pergamino, ella sabia que ese aroma era muy agradable para ella,pero porque el olia de esa forma, ignoro ese pensamiento mientras se dedicaba aducharse ya que ese dia, iria al departamento de aurores para saber quien estaríaa cargo de ella durante su entrenamiento.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

La rubia llego por lachimenea del ministerio, odiaba definitivamente esos retretes, pero no quisoentrar a la biblioteca donde imaginaba estaba la red flu, ya que Severus estabadentro, hay como le molestaba ese hombre, solo fue un inocente golpe, no escomo si se comparara con todos los que recibió antes, bufo la castaña al pensaren su esposo, que esa mañana despues de su discusión simplemente desapareció,ahora caminaba con firmeza por los pasillos, y exactamente lo que no quería paso,si antes las persona casi se ponían de tapete al verla pasar ahora, era peor. Porser la esposa de Severus, eran aun mas corteses con ella, llego al departamentode aurores cuando fue a su escritorio, su querida amiga Pansy la esperaba, amuchos les era extraño saber de esta amistad, pero lo cierto es que no eran tandiferentes, en los dias en que la pelinegra cuidaba a Harry, ella lo visitabapor breves momentos, en muchas ocasiones, la habia visto tomar su mano, la rubiatenia sus sospechas, asi que un dia apareció de improvisto y la vio diciéndole cosaslindas a Harry, que deseaba su recuperación cosas que le habian dado a entenderque ella estaba enamorada del joven salvador del mundo, esa noche la confrontoella admitió que no estaba enamorada, pero si sentía atracción por el, solo queella aseguraba que el nunca estaría con ella por sus grandes diferencias yaunque a la castaña le hubiera encantado sacarla de su error ella sabia que eracierto, a pesar de todo el azabache no estaba intresado en ella, o por lo quesabia la rubia era de esa forma, pero todo era posible, ella quería que suamigo fuera feliz, pero lo cierto que no mostraba interés por nadie desde suruptura con Ginny. Ella quería ayudarlos pero no sabia como, asi que esperaría,ademas en la fiesta de su agradable boda, si claro, la vio con un jovenposiblemente hubiera ya olvidado su gusto por su amigo.

 

- Hermione,- saludo la pelinegra, la rubiasonrio mientras ponía su bolso en el escritorio.

- Pansy,- le dijo alegre, al sentarse solto unbufido.

- Creo que pasaste mala noche, ¿a caso Severuses un desastre en la cama?,- pregunto con risa burlona, la rubia solo laobservo con ojos entrecerrados, negando,- oh entonces es excelente,- Hermionesolo suspiro,- o caso,- la pregunta no termino ya que la puerta del despacho deMoody se abrió.

- Snape,- grito a todo pulmon, la rubia selevanto y fue hacia la oficina de su jefe, escucho que la pelinegra le decía queeso no se quedaría asi, ella suspiro y entro a la oficina del viejo auror, elhombre le indico que tomara asiento mientras el hacia lo propio,- ¿Qué hacesaqui?,- pregunto fríamente.

- Pues este es mi trabajo,- intento bromearpero al ver el rostro del auror se ruborizo,- en realidad no quería esavacaciones,- dijo derrotada, para recordar,- con respecto al permiso
,- elauror le corto.

- Ya lo recibí,- dijo con firmeza,- me llegoayer su esposo lo mando,- la castaña se quedo en shock, ella no le había dichoa Severus nada como se había enterado, dejaría sus dudas para después, ya queel viejo cazador de magos oscuros la observaba con seriamente,- bueno ya querechazaste las únicas vacaciones que tendrás en mucho tiempo,- dijo con un dejede burla,- te asignare a tu auror a cargo, se que será feliz por eso,- ellasolo asintió ya quería trabajar en misiones,- será Nymphatora Lupin,- hablo elhombre del ojo mágico, así que levántate de este lugar y vete,- ella asintió yantes de cerrar la puerta el auror hablo,- suerte,- ella asintió y salió. Conociendoa la perfección el escritorio de Tonks, llego saludándola efusivamente,mientras que ella le dio un seco hola, la rubia la miro extrañada mientras ellaponía en su rostro una mueca seria.

- Tonks, me informo Moody que serás el aurorque esté a mi cargo,- ella solo solto el aire.

- Es cierto,- dijo fría,- una cosa a partir deahora seré algo así como tu jefa, deberás obedecerme y hacer lo que te diga sinprotestar, espero estés de acuerdo o de lo contrario le diremos a alguien masque te enseñe,- le dijo fríamente la joven entendió que ese seria su trato apartir de ahora.

- Por supuesto que estoy de acuerdo,- dijo larubia firme.

- Perfecto, guarda esos expedientes mañanacomenzaremos con tu entrenamiento,- le dijo la metamorfomaga, mientras lacastaña observaba muchos documentos frente a ella, suspiro y comenzó a guardaresa montaña de pergaminos.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Mientras tanto en la botica,el pocionista estaba enfrascado en una poción, su mente habia estado distraída todoel dia, habia hecho explotar calderos con errores tan básicos que ni Longbottomharía, el pocionista suspiraba de verdad que esta nueva vida le daba un fuertedolor de cabeza, es niña habia llegado a revolver sus recuerdos, el habiaolvidado a ella, pero ahora con Hermione cerca de el, su mente vagaba pormomentos a su vida con la joven que le robo su corazón, ella habia sidoimportante para el, pero ahora ella debía estar enterrada.

Camino por su escritorio sentándose,masajeo sus sienes mientras resoplaba, cuando se escucho un sonido que penso jamásvolveria a sonar, no era posible que despues de 3 años, ella regresara con ese sonido que tanto anhelo escucharantes, con resistencia de que su mente lo hubiera engañado, sintiendo su corazónlatir, abrió el cajón donde se encontraba esa botellita, cuando saco el objetovio dentro de el un papel, el no quería leerlo pero su curiosidad gano, cuandosaco el trozo de pergamino, vio una letra delicada en ella si olor estabaimpregnado, no lo podía creer, cuando leyó las letras se enfado, mucho lanostalgia que pudo haber sentido, se convirtió en ira, el papel se incendiomientras el pocionista, se levantaba de la silla, en su mente venia unas cortasfrases que hicieron odiar a la persona que escribió aquellas palabras.

 

¿Porquete casaste? ¿acaso ya me olvidaste?, el sabia que era ella, nadiemas se podía comunicar con el por ese medio, el lo habia diseñado para los dos,su relación al ser oculta, tenían que ser discretos. El pocionista fue a lachimenea donde se apareció escuchando la risa de una mujer.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0O

La castaña habia llegadorealmente cansada, del departamento de aurores, cuando fue a las chimeneas delministerio, decidio aparecerse directamente en la red flu de la mansión, gritoel destino cuando llego al lugar, observo una enorme biblioteca, simplementemajestuosa, se veía llena de libros de conocimientos, simplemente fabulosa, larubia observo con mucho amor los estantes, queriendo sumergirse en sus letras,cuando se acerco a un estante vio un libro que se veía antiguo antes de tomarlouna voz la saco de sus ensoñaciones, la rubia giro su cuerpo para ver alretrato de un hombre con una gran barba blanca, ella sonrio ante la miradacalida del hombre, se acerco al retrato.

- Profesor Dumbledore,- hablo la mujer.

- Señora Snape,- saludo el hombre,- ella hizouna mueca al escuchar eso, parecía que apartir de ahora todos se dirigirían aella de esa forma,- aun no se acostumbra cierto,- cuestiono el cuadro con unamirada divertida en sus ojos.

- No pero no importa,- dijo la mujer.

- Se acostumbrara creame,- afirmo el hombre dela gran barba.

- Como al carácter de Severus,- hablo con ironiala bruja.

- Eso creo que le costara aun mas,- el hombredel retrato rio mientras la joven hacia lo mismo. De pronto las llamas seencendieron dejando ver al pocionista que caminaba hecho una furia, cuando lavio rodo los ojos, pero estos estaban impregnados con una furia latente.

- Veo que encontró su refugio,- hablo en forma desaludo, ella solo se puso seria no entendía su cambio de humor.

- En realidad piensa hablarme, podría mejoradvertirme cuando se dignara a hacerlo y cuando me ignoraras,- reclamo labruja, ya que el hombre siempre la evadía mientras que ahora le hablaba a quejugaban.

- No se que quieres que te trate como unareina, entiéndelo no estas con tus padres para seas el centro de mi universo,ademas detesto convivir con una mocosa,- la castaña se molesto.

- Pues si hubiera sido suficientemente hombre podríahaber obtenido una esposa, mientras que se tuvo que conformar con su matrimoniopactado,- el pocionista la miro con ojos llenos de cólera camino hacia ella yla junto a su cuerpo, para susurrarle al oído.

- Crees que no soy hombre, te lo demostrare,-ella palideció el hombre se quedo estatico, hasta que salió volando por losaires, la rubia habia hecho un hechizo no verbal sobre el.

 

- Eres un maldito cerdo, en tu maldita vida sete vuelta a ocurrir acercarte a mi de esa forma, eres despreciable,- dijo conamargura saliendo de la habitación, dejando al pocionista perplejo por su formade reaccionar el no era de esa forma, jamás lastimaría a una mujer, ella renia razónera despreciable, tomo una botella de whiskey de fuego y se quedo en su silla emborrachándose.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Espero les haya gustado, lesdi dos peleas de ellos, no soy buena escribiendo eso asi que espero les agrade,por otra parte nunca abandonaría una historia, pero si no actualizo y mas enfin de semana que es cuando me cuesta mas hacerlo no me maten, solo que sondias muy pesados en mi trabajo, prometo tratar de hacerlo mañana besos.

Graciaspor leer las historia a las personas que comentan, ademas de las 57 personasque me han agregado a favoritos, de verdad son geniales.

La semana en la mansión delmatrimonio Snape, paso sin mucha novedad, esos dias la rubia Señora Snape no lehabía dirigido la palabra a su esposo, ademas de poner un hechizo en la puertade la recamara para evitar que entrara, sabia que el podía deshacerlo, peroesperaba que tuviera un poco de caballerosidad para entender esa medida comouna forma de decirle que no le interesa verlo. Por suerte para Hermione, elentendía en mensaje y solo vio al dia siguiente en la mesa del desayuno pero loignoro olímpicamente, el pocionista sabiendo su error, no quiso forzar nada.

Esa semana en eldepartamento de aurores tampoco fue fácil para la rubia, ella sabía lo difícilque sería el departamento de aurores, pero con Tonks como su líder fueterrible, no sabia que ademas de exigente, fuera tan dura la metamorfomaga conella, ahora comprendía que no porque la considerara como una hija, significabaque la apoyaría. Ella creyo que llegando el fin de semana podría descansar porfin, lamentablemente no, su madre por alguna extraña razón, se le ocurrió hacerun almuerzo en la mansión por suerte ella no ayudo a organizarla con la excusade tener que trabajar.

El Domingo llego y la rubiaestaba en la oficina de aurores, tu nueva jefa le pidió que ese dia debían ir aentrenar, desde las 5 de la mañana le habia mandado una nota a su madrediciéndole que mandaria a su elfina con su vestido y que llegaría a bañarse ala mansión. Por otra parte el pocionista le informo que estaría en la botica yque ella llegara hay para ir desde su chimenea a la mansión de sus padres.

A pesar de que ella queríaverlo muerto, tenia que asistir con el, ya que no solo serian ellos, al parecerhabia sido invitado otras personas, la frialdad con que se trataban ambos eralógica, pero de verdad que lo odiaba era la segunda vez que la maltratara, peroahora que sabia que podía hacer hechizos no verbales esperaba que secomportara, suspiro con resignación la hermosa mujer que estaba en medio depergaminos, era la única. Porque despues de entrenar por horas, Tonks le dijoque ordenara unos pergaminos, eso era cansado, ahora estaba terminando losúltimos informes, la rubia se puso de pie para guardar lo utimo y de esa formapor fin salir de su oficina.

Salió por la chimenea, elpocionista le dijo que la viera en su negocio, nunca creyo atreverse ir a eselugar, iba caminando, cuando choco contra alguien cuando la castaña levanto lamirada observo unos cálidos ojos cafés, la rubia sonrio mientras lo abrazaba,el hombre frente a ella, le sonrio cálidamente.

 

- Hermione,- ella lo abrazo fuertemente,mientras el hombre hacia lo mismo,- mi niña estas hermosa,- le dijo regalándoleuna sonrisa que siempre calmaba sus nervios.

- Remus tenia tanto que no te veía,- lesonrio,- pero siempre le pregunto a Tonks por ti,- el castaño asintió.

- Aun no me acostumbro a que seas rubia, cuandoeras castaña parecías mi hija,- ambos rieron.

- Bueno ahora soy diferente,- el ojimielasintió.

- Te vez muy linda,- le dio un beso en lafrente mientras la tomaba de la cintura y caminaban,- y dime ¿A dónde vas?,- larubia bufo.

- A la botica de Severus,- el licántropo nohablo al notar el disgusto en la vos de la heroína de guerra.

- Vamos antes te invito un chocolate a lalibrería, después de voy a dejar con Severus,- la rubia asintió no quería estarcerca del pocionista si era sincera, ambos riendo de las ocurrencias de Teddy,el pequeño era muy travieso, ella lo extrañaba siempre fueron muy unidos, larubia lo adoraba, llegaron al negocio de Lupin, para entrar aun con la sonrisaplasmada en sus labios, a la rubia se le hizo extraño el licántropo fuera esedia, ya que los domingos eran familiares para ellos, no pregunto y espero queel hombre a quien consideraba su padre trajera el liquido caliente. Ambos sesentaron en unos bancos frente al mostrador.

- ¿No abriras?,- cuestiono la joven rubia.

- No tengo ganas, de hecho quería estar en librería,-no continuo al ver que su voz se cortaba, la rubia sabia que pasaba, era ciertoque el y Tonks tenían una relación hermosa, pero si peleaban mucho, enocasiones era verdaderamente tardadas sus discusiones.

- Y dime que mas ha hecho mi pequeñito,- larubia siempre le gustaba hablar de su pequeño metamorfomago.

- Sonriente,- hablo el licántropo recuperandosu alegría,- te extraña sabes, siempre pregunta por ti,- la rubia se enterneció.

- Lo ire a ver solo quiero tener un momentolibre, ahora que entreno en el departamento de aurores, no deja mucho tiempo,-el licántropo sonrió.

- No te angusties, sabes que Teddy es un niñointeligente, cuando puedas no dejes de ir a la casa, sabes que siempre serasbienvenida,- ella asintió,- y se que no es de mi incumbencia pero sabes quesiempre te considerado una hija.

- Y yo un padre,- termino la joven.

- Lo se por eso mismo me preocupa verte asi detriste, imagino que no la estas pasando bien, pero hay una tristeza y enojo,-ella asintió,- no tienes que contarme pero me encantaría ayudarte,- la rubia asintió,si habia una persona a la que le tenia confianza era a el, ya que si le decía asu padre lo que paso, el no dudaría en maldecir a su esposo, ya ni mencionamosa Draco, ademas Remus siempre habia sido un hombre maduro.

- Bueno tu conoces muy bien a Severus,- elcastaño asintió,- sabes lo difícil que es su carácter,- al ver asentir al licántropola rubia procedió a contarle todo lo que paso, desde que tuvo sus primero encontronazoscon el, desde el dia que supo seria su esposo, hasta el del hospital y losocurridos hacia casi menos de una semana, ademas del momento de gran silencioque tenían. El hombre frente a la joven, asentía, hasta que ella termino dehablar.

- No estoy nada de acuerdo por como te ha tratado,creo que ha sido muy brusco,- la rubia asintió,- pero seamos conscientes tutampoco has actuado bien, siempre lo llevas al limite, lo insultas no digo quesea correcta su forma de reaccionar, pero debes entender el pasado de Severus,a el los golpes de la vida lo han hecho desconfiado, el sufrió por amo, y esasheridas son las mas difíciles de curar,- la rubia asintió pero al escuchar laseguridad en que hablaba el castaño, se mordió el labio suprimiendo supregunta,- no lo digo por mi aclaro, pero su se de alguien que paso por eso.

 

- Quien,- no se contuvo a preguntar.

- Dora,- respondió para después beber de suchocolate, la rubia casi se le cae la quijada cuando escucho aquella declaración,-no angusties hace mucho lo supere, el punto es,- guardo silencio un momento,-que ella antes de mi estuvo con alguien por lo se muy importante para ella,ellos terminaron y Dora estaba deprimida yo tenia sentimientos por ella, asique le di el hombro donde llorar, se refugio en mi, despues nos casamos ytuvimos a Ted,- ella suspiro, el siempre habia sido excelente,- se que dentrode ella, no la ha olvidado, en ocasiones me duele pero se que esta conmigo, eldia que ella quieras estar con el y otro ese dia la dejare, antes no, el puntono es ese, lo que deseo darte a entender, es que Dora amo, y cuando ese amor esdestruido por uno de ellos, siempre queda el recuerdo, e difícil de olvidar ysi no sales de ese dolor, es fácil caer en una amargura.

- Asi que nunca olvido a Lily,- el castaño negó.

- No aseguro nada, pero creo que Lily no es lacausante de la amargura de Severus, hubo un tiempo, que a el se le viodiferente, antes de la muerte de Dumbledore, no alegre pero menos huraño, habiaincluso sospechas de que estaba con alguien, pero nadie se puso a averiguar. Despuesde la batalla en Hogwarts y el despertó, regreso a ser el mismo de antes, peromas serio. Como te digo no deseo afirmar algo de lo que no estoy consciente,pero tal vez el amo por segunda vez y ahora esta mas enojado que antes, no lose solo es una idea por el tiempo que lo vi diferente, pero no me hagas caso,-la rubia asintió,- solo comprendelo, no digo que sea fácil pero el ha pasadopor cosas peores que muchos de nosotros,- ella asintió.

- Gracias Remus, solo espero no tener queseguir pasando por esas discusiones,- ambos asintieron, la castaña reacciono alver el reloj de la pared,- me tengo que ir me espera,- el licántropo asintió,se bajo del banco para después ayudar a la joven bruja, ambos se pusieron depie, mientras salían de la librería, iban riendo recordando eventos delpasado,- recuerdas cuando Teddy me vomito, fue lo mas gracioso,- ambos rieron,el castaño cuidaba a la bruja ya que muchas miradas se posaban en ella, cuandode pronto ambos se detuvieron en seco al ver una figura frente a ellos.

- Lupin,- se escucho el siseo en su voz,- veoque encontraste a mi esposa,- agrego mientras tomaba el brazo de la rubia, ellasintió fuerza pero no la lastimaba.

- Severus solo tomábamos chocolate,- afirmo elcastaño al ver la mirada furiosa del pelinegro.

- Solo espero que para la próxima alguien meavise, cuando decidan tomar chocolate,- hablo seriamente,- nos vamos onecesitas mas tiempo,- ella asintió soltándose de su agarre, acercándose el hombrede mirada cálida para abrazarlo.

- Salúdame a todos, pronto me verán en lacabaña,- el licántropo asintió sonriendo alegremente.

 

- Cuidate mucho a Teddy le gustara saber quepronto iras, Severus,- dijo inclinando la cabeza,- para despues darse la vueltay caminar hacia la librería, la rubia observo la mirada molesta del pocionista,el le extendió el brazo pero ella se negó.

- Estoy muy sucia y tu ya te cambiaste, te voya ensuciar la capa,- dijo la rubia para después comenzar a caminar en direccióna la botica, la castaña camino a un lado del pelinegro, mientras avanzabanllegaron a una puerta elegante, con gran des ventanales, donde se exhibían, elhombre abrió la puerta permitiendo que ella pasara, al entrar la rubia quedomaravillada al ver vitrinas con pociones y pociones, era hermoso,- todas esastu las haces,- pregunto interesada,- el sabia que si ella le hablaba era algo buenoaunque solo fuera por pociones.

- Si soy el único encargado del lugar,- dijocon la misma mirada de seriedad,- debemos irnos o de contrario tu madre estará molesta,-ella asintió, ambos se metieron a la chimenea, el pocionista la sujeto de lacintura, para ponerla junto a su cuerpo, mientras arrojaba los polvos flu, ellasintió el mareo habitual, al salir del lugar, observo que estaban en la sala dela mansión, pero lo que mas le sorprendió fue ver a algunas mujeres sentadas,en sillones. La rubia se puso roja ya que ella se veian impecables mientras queella un desastre con su traje de auror, ademas de estar sucia, ella reconoció alas mujeres Greengrass, mientras que una mujer morena la observabadetenidamente, ella se puso de pie dejando de lado todo lo aristocratico enella, la vio a los ojos para abrazarla.

- Mi niña estas enorme,- la rubia se ruborizo,-perdón que distraída soy, Anabelle Zabini,- la rubia extendió su mano parasaludarla,- aunque nunca hicimos el ritual, tu madre me nombro como tu madrinacuando me confeso, que habías nacido, siempre hemos sido buenas amigas, esperoque me consideres alguien importante,- la rubia asintió.

- Mucho gusto Señora Zabini,- se giro a Severusque estaba serio,- mi esposo Severus Snape,- el pocionista beso la mano de ladama, para despues disculparse y salir de la habitacion, sin antes saludar alas damas.

- No te preocupes mi niña, lo hombres sonserios,- ella asintió sabiendo que el era aun mas serio.

- Si me disculpan me retiro a vestirme con ropamas descente, ustedes entenderán vengo de mis labores en el ministerio,- besola frente de su madre, antes de salir por la puerta, para ir corriendo a suhabitacion.

Mientras tanto en labiblioteca de la mansión, los hombres bebían whiskey de fuego, como refugio enesas paredes para evitar las charlas de sus mujeres, excepto Nott el habiallegado sin pareja, cuando entro el pocionista, saludo mientras observaba conojos de muerte el castaño. Los hombres se pusieron al dia.

Media hora despues la rubia salíacon un vestido rojo, entallado a su cuerpo, hasta el piso, si algo habiaaprendido de su madre es que cuando habia reuniones tenia que vestirse de esaforma, llevaba el cabello suelto en perfectos rulos, su madre decía que habiaacado el cabello de los Black, rebelde como sus personalidades y que por esoella habia estado en al casa de lo leones, camino por los pasillos hasta bajarlas enormes escaleras, su elfina le había dicho que todos estaban en elcomedor, asi que ella camino hasta las puertas negras, la rubia entro alcomedor, donde observo sentados, a un gran grupo de gente, su padre a lacabecera, a su derecha su madre donde habia una lado vacio para ella, en frentesu hermano y Astoria, su madre y hermana y quien parecía ser Zabini y sumadrina, frente a el estaba Severus y junto de este Theo quien le sonreía, larubia saludo mientras los hombres se ponían de pie, al acercarse a su hermanolo saludo y a su cuñada, despues hizo lo propio con su padre, su esposo laayudo a sentarse, las miradas estaban puestas en ella, solo sonrio mientras sumadre le apretaba una pierna para darle valor, odiaba ese tipo de reuniones, notenia mucha experiencia y deseaba no cometer errores, la comida apareció lacharla estaba sin enfocarse a ella cuando el postre aparecio, fue cuando ellase convirtió en su atracción, la rubia como siempre ataco primero.

 

- Asi que venias del ministerio, Hermione,-hablo la rubia. Ella despues de dar un sorbo a su te hablo.

- Si tenia entrenamiento físico,- lo dijosabiendo su reaccion de antemano.

- Pero que horror con eso te pueden lastimarmucho,- hablo exagerando como siempre.

De hechoIsabella,- le hablo por su nombre sabiendo que a ella le molestaría,- mi cuerposoporta mucho creeme soy fuerte, no por nada soy una Malfoy,- el pocionistalevanto una ceja, mientras Narcissa casi se ahogaba por reir mientras tomaba elte.

Mi madresolo se preocupa por ti no tienes porque ser grosera,- hablo Daphne otrainsoportable.

De hechoquerida ella no le falto al respeto solo explico lo obvio hay mujeres queparecen delicadas y son unas guerreras, como Hermione que ha luchado ysobrevivido una entrenamiento no es nada,- intervino Anabelle Zabini,- encambio tu madre si es impertinente al hacer ese tipo de comentarios, la hermosaHermione, solo explica que ella trabaja,- la rubia fulmino con a mirada a susuegra.

Es muyinteresante la carrera que elegiste,- hablo Blaise,- y que especialidad haras.

Encantamientosy maldiciones, quiero poder deshacer ciertos hechizos, ademas de serespecialista en duelo,- hablo con orgullo.

Yo creique lo harias en pociones como tu esposo es experto,- dijo el moreno. Ella simplementenegó.

Puesyo aun no entiendo como una dama de sociedad, puede estar trabajando y aun mascomo pudieron darle permiso, mis niñas fueron criadas para ser esposas ymadres,- hablo Isabella, cuando la rubia iba a hablar una voz gruesa resonó.

Puescreo que esas son ideas antiguas, si hoy en dia alguna mujer desea laborar esalgo que debemos apoyar, ademas eso no la hace menos merecedora del titulo dedama,- dijo mirando a la mujer,- Hermione decidió su futuro y lo respeto sialguien no lo acepta ese es su problema no el mío.

AdemasIsabella ya no estamos en estos tiempo, yo me siento muy orgullosa que mi hija,sea alguien productiva y mas agradezco a su esposo que le haya permitido seguirlaborando, seria un desperdicio de mente si ella no la ejerciera, para algo masque eventos sociales,- la rubia se sonrojo y no pudo evitar ver al pocionista ydedicarle una sonrisa. Momentos despues se levantaron de la mesa. En el salón lasmujeres se quedaron mientras que los hombres charlaban entre ellos, ya entradala tarde, el pocionista y su esposa se despedían, mientras que Hermione sedespedia de todos, llego el turno de su amigo Theo, se dieron un abrazo,mientras el castaño le sonreía.

- Buena defensa la de hoy,- se burlo el joven.

- Ya cállate Nott, te veo en estos dias debemosdecidir que haras con Luna,- el joven asintió sonriendo. Charlaron unosmomentos hasta que Severus se acerco para llevarla a la chimenea.

 

- Nos vamos,- ella asintió.

- Madre Padre nos vemos,- les sonrio ya queanteriormente se habia despedido. Para despues desaparecer entre las llamasverdes. Cuando aparecieron en la mansión el pocionista iba a sentarse alescritorio, ella le hablo,- Severus,- el hombre giro su cuerpo mientras la veíaseriamente.

- Dime,- hablo serio.

- Si lo deseas puedes volver a la habitacion,-el la vio perplejo de verdad ella decía eso,- es mi forma de darte la graciaspor haberme defendido,- el pocionista asintió.

- Mas tarde subo,- ella asintió minetras salía dela biblioteca, sin saber la razón el pelinegro sonrio, para despues sumergirseen un libro en la biblioteca de la mansión el que también era su refugio. El hombreno noto una sonrisa por parte del retrato del cuadro arriba de la chimenea.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Espero les guste elcapitulo, un momento de paz, gracias por leer Yazmin gracias por comentarsiempre gracias amiga. Besos a todos mis lectores espero la historia le sigasiendo atractiva.

Graciaspor las personas que comentan y agregan a favoritos, este fic me esta dandomucha emoción actualizar gracias por leer y estar al pendiente los adoro misqueridos lectores, espero les guste el capitulo.

Una hermosa mujer rubiacaminaba por un cementerio el lugar era un hermoso recorrido mágico, caminabacon una mirada perdida, que era tan distinta a la soñadora que siempre tenia ensus bellos ojos azules, la sensación de estar en ese lugar le llenaba detristeza pues recordaba que ahora estaba sola en el mundo, claro que tenia asus amigos, pero solo eso a nadie mas. Mientras caminaba recordaba esos diasfelices donde tenia a sus padres con ella, lo único que alegraba su soñadoraalma era saber que sus padres estaban juntos en la inmensidad del paraíso,junto a tantas personas que ella quería, amigos que habia perdido. Llego alugar con lapidas de mármol blancas, juntas la verlas no pudo evitar soltarlagrimas, ese dia era especial para la joven ya que sus padres cumplían años dematrimonio, la felicidad se situó en su pecho, podrían festejarlos juntos.

Después de hablar con ellos,decidió salir de ese lugar que a pesar de ser un lugar triste, era un sitio quele traia paz, iba con la cabeza agachada mientras veía una figuras que seformaban en el suelo, cuando de pronto sintió un cuerpo golpear el suyo, larubia sintió que se caería pero una fuera que se concentro en su brazos lasostuvo, la joven bruja abrió los ojos para ver a un joven castaño, ella lorecordaba pero ese dia se veía diferente, como melancólico pensó la rubia.

- Lo siento señorita,- dijo el joven Slytherin,Luna sonrio mientras se soltaba, el joven la observo detenidamente,reconociéndola,- Luna perdón,- ella negó.

- Vas muy distraído, los nargles que están entu cabeza, hacen eso,- el castaño por primera vez en el dia sonreía, aunque esasonrisa no fue por completo cosa que no paso desapercibida para la rubia,-estas triste,- afirmo directamente, el solo bajo su cabeza,- solo debes saberque a la persona que quien desees ver aquí, es feliz porque te cuida desdedonde esta,- el castaño la observo a sus ojos soñadores, esa inocencia es laque lo enamoraba.

- Gracias Luna me has dicho palabras muyhermosas,- la rubia sintió como sus mejillas se ponían coloradas, el castaño lamiro con dulzura.

 

- Espero estes bien, yo me tengo que retirar,-antes de que la rubia se marchara y con ella la posibilidad de estar pasar unrato a su lado el castaño hablo.

- Puede invitarte a tomar un café,- ella sonriomientras asentía, ella no podía negar el gusto que tenia por el joven frente aella, pero suponía que el solo era amable. El le mostro su brazo para tomarlo,caminaron por el cementerio mágico mientras salian para aparecerse, llegaron auna hermosa cafetería donde el joven la ayudo a sentarse en una mesa. Pasaronunos minutos mientras ambos guardaban silencio. Cuando los cafes llegaron, larubia tomo una cuchara, chocando con la mano del castaño que imitaba su acción,ambo sintieron una corriente eléctrica en su cuerpo.

- Dime que ha sido de ti despues de Hogwarts,-la rubia a pesar de querer saber a quien iba a ver al cementerio, penso enguardarse su curiosidad.

- Manejo los negocios de la familia,- comentoel joven Nott,- Hermione me comento que habías llegado de viaje cierto,- larubia asintió.

- Si, fui a cumplir el sueño de mi padre,-afirmo la rubia con una voz triste, el castaño sintió que el corazón sederretía, escuchando la voz triste con la que hablo, ella continuo,- el era unbuscador de criaturas mágicas, lo hice por el, solo que nunca encontré unaespecie en especial,- ella sonrio con nostalgia.

- Se que el esta orgulloso del esfuerzo quehiciste,- afirmo con una mirada tierna en su rostro.

- Lo se, solo me hubiera gustado hacer mas,-ella sorbio de su tasa mientras el hombre frente a ella, se veía conmelancolía,- fui a ver a mis padres,- el castaño levanto la cabeza,- alcementerio agrego,- mi madre murió cuando estaba pequeña, ella era una brujaque experimentaba mucho, una tarde estaba en su laboratorio y entre con ella,en un movimiento malo, mezclo ingredientes peligrosos ella se giro hacia milanzando un hechizo de protección, no se pudo cubrir a si misma solo a mi, ellugar exploto y murió,- al joven se moría del terror al pensar que la joven desus sueños, pudiera haber tenido un destino tan trágico. Por su parte Lunasentía un gran confort, el poder hablar de ello, solo Hermione sabia esahistoria

- Pero no debes sentirte culpable,- sentencioel Theo al ver que la rubia no hablaba.

- Claro que no,- afirmo la rubia,- yo se que nofue mi culpa, nunca lo he sentido de esa forma,- el corazón del castaño seencogió al recordar su historia, el si se sentía culpable de la muerte de sumadre, solo que no estaba preparado para decirlo, sentía miedo de que lorepudiara, solo Hermione y Draco sabían lo que realmente paso esa noche,- estasbien,- cuestiono la rubia, mientras tomaba la mano del castaño.

- Si Luna,- el se tenso.

- Theo,- el levanto el rostro,- solo quierodecirte, que a pesar de la ausencia de las personas que amamos, eso solo esfísicamente, ellos siempre estarán con nosotros, ellos nos aman, por ese motivoyo no me siento sola,- momentos despues se levanto de la silla,- me tengo queretirar, porque tengo que ir a San Mungo, pero espero poder verte otro dia,-despues de dedicarle una sonrisa, salió por la puerta del lugar, dejando a Theocon una tierna sensación de ternura que solo ella podía dejar.

O00o0o0o0o0o0o0o0o0o0

En un pasillo en elministerio, una joven pelinegra llegaba de la mano de un joven alto, de aspectoatlético muy guapo, tomados de la mano despues de haber salido a comer,llegaron al lugar de trabajo de la joven. Ella se levanto de puntitas para darleun beso, si bien era cierto no eran novios, ambos se permitían esas muestras decariño, al estar el pasillo vacio sin muestra de nadie mas, se permitió besarloya que nunca lo hacia cuando habia publico.

 

El joven la tomo de lacintura primero con delicadeza, cuando quiso profundizar el beso, ella intentohacer su cuerpo hacia atrás, el joven por alguna razón no lo permitió,aprisionándola con mucha fuerza, ella puso sus manos en sus hombros haciendofuerza, pero el al ser mas fuerte no pudo, su cuerpo choco contra la paredmientras el silencio era su único compañero, el joven profundizo mas el besotocando a la joven en partes delicadas, ella como ultima alternativa lo mordiófuertemente, provocando que se separaran mientras el joven tocaba su labio, delcual salía un liquido de color rojo.

- Ahora entiendo te gusta difícil,- despues deesas palabras se acerco a ella, mientras la joven le propinaba un golpe en elrostro,- que demonios,- grito el joven.

- Que demonios te pasa, dije que no es no,-dijo con amargura la pelinegra.

- Pero Pansy, no te hagas la santa si todossabemos que eras la amante de Blaise aun cuando el estaba comprometido,- lapelinegra sintió que se moria, siempre la recordarían por su pasado, pero comouna buena Slytherin oculto su dolor.

- Querido podre haber sido su amante,- escupióesas palabras,- porque quise, pero que crees,- el hombre frente a ella luciamolesto,- contigo no me interesa nada mas,- el joven sangre pura la tomo de lasmuñecas sumamente molesto.

- A que juegas, no estoy soportándote paranada,- afirmo lleno de cólera,- todos sabemos que solo sirves para estar en lacama,- ella se rio burlonamente.

- Lamentablemente tu ni para eso sirves,- leafirmo la joven con enojo,- asi que mejor lárgate,- el la miro furioso antes deque hablara una voz resonó.

- Pasa algo,- hablo el niño que vivio, el cuallos observaba.

- Nada,- dijo el joven Slytherin.

- Entonces creo que ya debes entrar Pansy,-hablo con seriedad,- tenemos trabajo,- el joven que aun aprisionaba contra lapared a la pelinegra la solto molesto.

- Nos vemos otro dia dulzura,- le hablo confalso acento meloso, ella levanto una ceja y antes de atravesar el umbral de lapuerta hablo la joven pelinegra.

- Creo que no te quedo claro,- hablofríamente,- pero lo nuestro se termino,- dándose media vuelta entro aldepartamento de aurores, con Harry detrás de ella, la joven no siguió avanzadocuando una mano la detuvo.

- Estas bien,- cuestiono el azabachepreocupado,- las cosas no se veía bien.

- Nada de que debas preocuparte Potter,- dijola pelinegra.

- Solo si necesitas algo dime,- ella se dio lavuelta para irse a su escritorio, el joven de lente no vio la sonrisa desatisfacción que se formaba en los labios de la bruja.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o

En la mansión Malfoy unjoven matrimonio cenaba, ambos estaba en silencio mientras seguían consumiendosus alimentos, Astoria habia querido iniciar una conversación con el, ya queraras eran las ocasiones en las cuales podían estar un tiempo a solas,lamentablemente no sabia que hablar. Mientras que el rubio platinado estabaobservando su bebida, estaba estresado por una tarde ajetreada en el hospital,al llegar el postre la joven señora Malfoy le tomo la mano.

 

- ¿estas bien Draco?,- pregunto angustiada.

- Si,- dijo secamente.

- Pero te vez mal, quieres una poción
,- el rubiono la dejo continuar.

- No se de donde sale tu interés, perorealmente dejame en paz,- le reclamo groseramente, la joven se puso de pie,bruscamente provocando que la silla cayera, se veía molesta.

- Mira Draco, no se que pasa contigo, solointento ayudar y ser buena esposa, pero hasta yo tengo un limite, he intentadollevar un matrimonio armonioso para estar bien, tu no quieres eso, solo deseaspelear y tratarme mal, no se porque y debo decir que a estar alturas no meinteresa,- se dio la vuelta y se fue dejando a Draco sorprendido por la actitudde su joven esposa.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Las cosas en la mansión,donde el matrimonio Snape vivía habían mejorado considerablemente, pasaron deignorarse y evitarse, a compartir la cena diariamente, una semana paso con estapequeña tregua, ya que ambos comprendieron que el rumbo que estaba tomando sumatrimonio no era el correcto, si ya debía pasar juntos el resto de sus vidas,esperaban que fuera de una forma civilizada.

Esa noche la rubia estaba enla biblioteca, metida como de costumbre en su lectura, esa noche en particularse negaba a ir a dormir ya que las pesadillas regresaron, lamentablemente noestaba Remus para consolarla, estaba nerviosa porque no quería volverse adormir, ya habia visto suficiente sangre como para toda una vida.

El libro que leia paradistraerse, cuando llegara Severus le pediría una poción para dormir sinsueños, tenia dos dias sin dormir y al dia siguiente tenia una prueba físicamuy importante, asi que solo debía esperarlo.

Esa noche el pocionistallegaba tarde a casa, ya que ese dia habia recibido otra nota de ella,diciéndole que quería verlo, el no respondió pero al terminar con un humor deperros, no quiso llegar para no desquitar su coraje con Hermione. Además estabapreocupado por ella, tenia dos noches que en la madrugada pateaba todo, el noentendía que le pasaba, solo repetía que no lo hicieran, lloraba por las nochesimpidiendo que el mismo durmiera. Ahora el pocionista ya terminando de alejarde su mente, esos pensamiento, fue a la botica de la chimenea para aparecer enla mansión, cuando llego a la chimenea había mucha luz, asi que dirigió suvista a donde siempre encontraba a cierta joven rubia, ella estaba con narizmetida en un libro, el pocionista la observo se veía exhausta, dejo caer su maletínen el escritorio haciendo que esta vibrara la joven brinco observando el lugarpara saber de donde provenía el ruido, cuando vio al hombre vestido de negro,cerro su texto mientras se levantaba.

- ¿ocuparas la biblioteca?,- cuestiono la jovenSra. Snape.

- Solo revisare unos papeles,- respondió elhombre de cabellera negra, con su mueca seria que siempre tenia plasmada en surostro.

- Me retiro,- se dirigió a la puerta, ya que apesar de compartir una comida al dia, y la cama, ella no quería incomodarlo ytentar su suerte de ese momento de paz que tenían, al llegar a la puerta volteosu cuerpo,- Severus,- lo llamo el hombre con un asentimiento de cabeza insto aque continuara,- ¿tienes alguna poción para dormir sin sueños?,- el pocionistano podía creer que ella preguntara eso, jamás penso que usaría esas pocionespor lo fuertes que eran.

 

- No tengo ninguna a la mano,- ella bajo lacabeza, de verdad la necesitaba,- si esperas una noche mas mañana te puedotraer alguna,- ella asintió.

- Gracias,- antes de cerrar la puerta dijo,-buenas noche,- el hombre de nariz larguirucha solo escucho el sonido de lapuerta al cerrarse. Hundido en sus pensamientos, el hombre se quedo observandola puerta, el a pesar de su frialdad no quería dañar a nadie, solo que poralguna razón al estar a su lado y dormir con ella, le traia paz, una que solo sintiócuando estaba con ella, bajo su cabeza para hacer su lista de hierbas quenecesitaba, haría un viaje pronto para hacer algunas recolecciones, tomo unsorbo de whiskey mientras terminaba, su cabeza le dolia por el dia que tuvo,hasta que una voz patosa lo molesto.

- Hijo ve a descansar, una joven te espera,-dijo el hombre de la mirada azul, que estaba en su cuadro.

- Sabes Dumbledore, si continuas de esa forma,hare lo que una vez te dije, quemare tu asqueroso cuadro,- amenazo elpocionista.

- Sabes que no lo haras, ya que no tendrías conquien pelear,- comento burlon el cuadro.

- Sabes que lo hare viejo.- siseo elpocionista.

- Ya hijo no te molestes,- calmo el hombre dela gran barba,- solo quería decirte que la Señora Snape,- el pelinegro rodo losojos,- esta un poco decaída,- el pocionista levanto su ceja.

- De eso hasta yo me he percatado,- ataco.

- Lo se solo que vigílala, ella paso por algomuy grave despues de la guerra, eso le dejo secuelas,- el pocionista quiso quesiguiera hablando pero cuando no lo hizo, el pregunto.

- Que ocurrió,- cuestiono directamente.

- Eso mi querido hijo, solo te lo puede decirtu esposa,- el cuadro hizo un ademas de querer dormir,- bueno me marcho que irea visitar a Minerva,- momentos despues la imagen del cuadro desapareció. El pocionistase quedo con aquella duda, porque decía que ella habia pasado por algo, todossufrieron despues de la guerra pero ella que habia pasado en especifico, erauna intriga que necia en su pecho. Minutos despues al no conseguirconcentrarse, se levanto de la silla para ir a su recamara, al llegar al lugarque compartía con la rubia, camino hacia la cama, se veía tranquila durmiendo,la mitad de su cuerpo lucia destapado, ella no entendía que debía cubrirse. Fueal baño para cambiarse, una vez con su pantalón negro y una camisa blanca, seacomodo debajo de las cobijas. Cuando estaba a punto de cerrar los ojos, sintiólos movimientos que hacia dos noches era su calvario, el pocionista no sabiaque hacer, pero harto de la situación, decidio despertar a la rubia, ella semovia mientras el se inclino hacia ella, para moverla, al momento de que elpuso sus manos en su joven esposa, ella dejo de mover su cuerpo, ella se diovuelta ya que le daba la espalda al pocionista, con ese movimiento quedaron unofrente al otro, ella puso sus manos alrededor de su cuerpo y volvió la calma. Elpocionista incomodo intento separarla, pero al no lograrlo, ya que si lo haciacon mas fuerza la podía lastimar, se recostó con ella en su pecho, al inicio leresulto molesto mientras que con el paso de los minutos se acoplo al calor dela joven, su respiración fue calmada, el no comprendía que pasaba con ella, ytampoco le preguntaría, la confianza entre ellos no era la suficiente, una horadespues, de contemplarla el hombre de mirada fría alcanzo el mundo de lossueños, sin percatarse de una mirada gris observo su rostro solo por unosmomentos para despues dormir tranquilamente y por primera vez hubo paz enaquellas almas perturbadas mientras dormían.

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Perdon por el retraso,espero les haya gustado el capitulo en lo personal es un poco tierno peronecesario,

Besos Danny Uley

Luces volaban de un lado aotro, en una habitación oscura, una mujer rubia esquivaba hechizos, corrierontras algún objeto que pudiera usar como escudo, sus ojos brillaban por laadrenalina que tenia, contraatacaba con rudeza mientras seguía con el examenque estaba presentando en esos momentos.

Ese dia la joven rubiapresentaba su examen final, ese que le daría su especialidad en maldiciones,para poder ser una auror competente, giro su cuerpo al sentir alguna sustancia,ya que había sido acorralada. Frente a ella estaba una figura con una capuchatúnica negra, al verla se estremeció ya que recuerdos de es anoche llegaron asu cabeza, sacudió la cabeza al notar que podía perder si seguía de esa forma,un ataque llego provocando una explosión la rubia se escondió mientras esperabapara atacar, logro desarmar a dos de sus contrincantes, cuando el terceroestaba frente a ella, un ataque roso su mejilla provocándole un sangrado, larubia ataco hasta provocar una herida en la pierna de la persona frente a ella,por ultimo al verla desestabilizada, le lanzo un hechizo que la mando a volar.

Una campana sonó indicandoque la prueba había terminado, las luces aun no se encendían completamente larubia camino hacia donde sea veía a un Moody caminando hacia ella, la rubiasonrio cuando la mirada del cazador se desvio, a la auror no le dio tiempo dereaccionar cuando, sintió un ardor terrible en su brazo derecho, de inmediatogiro su cuerpo mientras la metamorfomaga bajaba la varita, a la joven herederaMalfoy estaba en shock pues no comprendía en que momento ella, hizo una accióncomo esa, cerro los ojos nerviosa y triste, hasta que las luces se encendieranel rostro del jefe de departamento de aurores, estaba reflejaba una granmolestia, mientras observaba como la mujer que siempre considero como una hijase acercaba a ellos.

- Que demonios te pasa Nymphatora,- exploto elhombre del ojo mágico,- la prueba habia terminado,- aseguro el mago.

- Yo no escuche la campana,- aseguro la bruja,-además las luces no estaban encendidas,- aseguro la bruja,- y la herida no esgrave,- señalo el brazo de la bruja, que solo sangraba pero la piel se veía unpoco lastimada en los bordes.

- Snape,- hablo el cazador de magos oscuros,-vez a que te curen, ella asintió y se macho,- en cuento a ti se queperfectamente que maldición usaste y hare esto solo para evitarte un graveproblema, con el ministerio y puedan suspenderte,- afirmo,- pero estassuspendida solo que para el mundo mágico, estarás en una misión con tu compañera,tomate esto como unas vacaciones, y espero que cuando regreses hayas ordenadotus ideas,- aseguro el hombre.

- Pero yo no,- intento defenderse el hombre.

- Se bien lo que pasa, no soy estúpido solo teadvierto que si continuas por ese camino tendras serios líos Tonks, ahora largono quiero verte en el mundo mágico por dos semanas,- dijo apuntándole con eldedo, mientras la metamorfomaga molesta se iba del lugar, hacia la puerta quedaba a un pasillo para llegar a las oficinas cuando salió una mano tomo la suya,cuando se giro observo a la rubia.

 

- Porque,- cuestiono,- sabia que la pruebahabia terminado porque me lanzaste un sectusempra,- le dijo abiertamente.

- Sabes que no fue,- pero la rubia la cayo.

- Claro que fue esa maldición, la reconozcoperfectamente, además de que mi esposo la invento,- se quedo callada,- aun noentiendo como es que la sabes, s solo los que leimos el libro la conocemos,-afirmo la rubia extrañada.

- Tu no eres la única que lee libros dehechizos, asi que no creas que lo sabes todo, el motivo del que sepa de esamaldición no dice nada, solo confórmate con saber que no me percate que lacampana sono, ahora me voy ya que estoy suspendida,- dijo soltándose del brazode la rubia.

- Escucha,- hablo la bruja menor,- no se que tepasa porque últimamente estas muy molesta, pero si quiero decirte que notolerare que me vuelvas a herir por la espalda al igual que tu conozco muchasformas de atacarte,- le advirtió.

- No te tengo miedo niña.

- No quiero que temas, solo asegúrate de noseguir atacándome por la espalda,- molesta la rubia escucho como la puerta seabría dejando ver a su jefe.

- Todavía estas acá ya lárgate Tonks,- lametamorfomaga camino para salir del lugar,- Snape estas mejor,- la rubiaasintió, aunque no se había ido a curar el brazo sabia que nada de lo quepudieran atenderla resultaría,- Hermione,- hablo el hombre frente a ella,- selo que paso adentro, a Tonks le di la orden de irse dos semanas, a ti te doy lamisma orden para que te recuperes, se que la maldición es poderosa, nocomprendo que pasa con esa boba, pero si tu quieres hacer algo mas adelante,-la rubia negó.

- Yo tampoco comprendo que pasa, pero loaveriguare que descanse se ve estresada,- se dio la vuelta,- eso si ella hacealgo como esto y no me contendré,- despues de eso la rubia se marcho.

De igual forma Alastorestaba asombrado de la reaccion de Tonks, no comprendió que le pasaba por sucabeza, noto hace tiempo que ella habia cambiado, por alguna razón la tristezaque un tiempo la invadió habia vuelto, solo esperaba que eso no ocurriera o delo contrario el mismo la sacaría a patadas del ministerio, ahora con ese tiempolibre esperaba que todo fuera diferente a su regreso.

Por otra parte la rubiacaminaba para salir del ministerio desconcertada por la actitud de la mujer queun tiempo considero importante, tal vez como una madre no, pero si alguien aquien aprecia mucho, esas semanas de entrenamiento habia cambiado, ella pensabaque se debía al estrés pero era para llegar a atacarla con una maldición quesabia podía matarla, ahora la actitud de Alastor a muchos les parecería extraña,pero no a ella, con conocimiento de causa sabia como el viejo protegía a Dora,despues de que el mismo la entreno, el continuaba cuidándola, sin duda elcazador de magos oscuros siempre habia sido noble, aunque con su rudeza nuncanadie lo notaria. Una punzada llego por su brazo hasta su hombro, tenia quecurarla solo que no recordaba el contra hechizo, si bien con esa herida no se moriríapero si era verdaderamente molesta, camino hacia la botica para que Severus lacurara. Al llegar a la puerta donde estaba el establecimiento, un aroma a hierbasinundo su olfato, como le relajaba ese lugar, se quedo observando el interiordel lugar, mientras las repisas estaba llenas de los instrumentos de trabajodel pocionista. De pronto una voz gruesa se escucho.

- Hermione,- hablo el pocionista. La brujarubia, aun vestia su uniforme de auror, dio un brinco.

- Severus no te escuche,- afirmo poniendo sumano en su mecho, al hacer ese movimiento dejo a la vista la manga de la túnicadel brazo lastimado, si bien la abertura estaba arreglada, el uniforme auntenia manchas de sangre, el pocionista no dijo nada ya que esperaría, a queella dijera el motivo de esa marca rojiza.

- ¿Que se te ofrece? ,- aun le era extrañoverla por voluntad propia en el lugar.

- Quería que me curaras,- el pocionista levantouna ceja.

- ¿Qué paso?,- cuestiono.

- Un sectusempra roso mi brazo y no conozco elcontra hechizo,- no la dejo continuar, abrió la puerta que dividia la tienda adonde podían pasar en la parte trasera del mostrador, ella se sento en unbanco. El pocionista saco su varita mientras con cuidado rasgaba la tela de la túnica,al ver la herida el pocionista penso en que momento se le ocurrió, inventar esehechizo, paso su varita curando la fea cortada del brazo de su esposa, cuandotermino enredo una venda, mientras le daba una poción.

- Eso te quitara el malestar, mientras quedebes permanecer el brazo inmóvil, ya que ese hechizo es muy peligroso.

- Gracias Severus, despues me recuerdas elcontra hechizo es que la verdad no lo recordé,- el solo asintió sentándose frentea ella, ambos estaban en un silencio absoluto, hasta que el estomago deHermione sono indicando que tenia hambre, ella se sonrojo, mientras elpocionista la miraba,- creo que me ire a la mansión,- se puso de pie mientrasun mareo la alcanzo, haciendo que trastabillara, el pocionista la sostuvo entresus brazos, dejando sus rostros muy cerca, sus alientos se rosaban, sus miradaseran un foco de atención para la persona frente a ellos, una intensidad sepalpaba entre esas dos almas, que sentían una paz al sentirse cerca, la rubiase perdió en la oscuridad de los ojos, de esposo mientras que el pelinegro se encontróen una luz cegadora, difícil de ignorar, ella suspiro cuando creyo que podían atravesaresa pared invisible que siempre los envolvía, una voz se escucho.

- Hermione como te encuentras,- hablo un hombrecastaño que entro al local, el pocionista resoplo, cuando escucho la voz de esemocoso que tanto despreciaba.

- Theo,- dijo la rubia, cuando se separo de suesposo logrando sentarse en el banco que anteriormente ocupaba,- como supiste,-el castaño sonrio mientras sentia la mirada del pelinegro.

- Fui a buscarte al departamento de aurores, yPansy me comento lo que paso en tu examen, asi que imagine que irias a curartecuando no te vi en la enfermería, pues se me ocurrió venir, y por la ventana tevi con,- el joven de mirada café se quedo callado.

- Entiendo gracias por preocuparte, y para queme buscabas.

- Yo solo quería contarte algo importante,- larubia sonrio, entendía a que se refería.

- De verdad y como te fue,- pregunto entusiasmada.

- Solo fue un momento asi que no te emociones,pero todo fue muy interesante,- afirmo el castaño, ellos se comprendían.

- Pero,- el negó.

- Todavia no espero que pronto, ya llegan lasvacaciones y el baile de tu familia asi que,- la rubia se quedo palida.

- El maldito baile,- el pocionista levanto unaceja al escuchar la maldición de si esposa.

- Que pasa,- dijo el castaño, cuando observo asu amiga levantarse rápidamente, el pocionista la sostuvo.

- Aun estas débil,- hablo entre dientes.

 

- Mi Madre,- dijo como única explicación, al mismotiempo que la lechuza muy conocida por ella, llegaba con un sobre rojo, larubia se quedo estatica al reconocer el contenido del papel,- diablo mematara,- hablo asustada, al ver la cara de sorpresa de ambos hombres explico,-hoy quede de ir a la mansión con mi madre,- ambos entendieron la explicación,mientras que Severus no agrego nada, mientras el castaño sonreía.

- Como no quiero perderme un regaño al estilode una Malfoy es mejor que abras el sobre,- se burlo, ella rodo los ojosmientras abria el vociferador. Una voz hermosa sono con un gran deje demolestia.

HermioneMalfoy te espero en la mansión en 10 minutos, o de contrario ire por ti, asique te espero ahora mismo Señorita, podrá ser una mujer casada pero aun debesobedecerme, que recuerda debemos preparar el baile de invierno, recuerda que teamo cariño.

El papel se destruyo dejandoa la castaña, sonrojada. Momentos despues la rubia se despidió de Theo,mientras que ella era acompañada por Severus a la mansión para que se vistiera,minutos despues ya que temia que la promesa de su madre se cumpliera, se fuepor la chimenea. Cuando llegaron a la mansión de sus padres, la rubia mujer laesperaba con una mirada de reproche, mientras ella sonreía tiernamente, Severuscon un saludo se marcho con Lucius, para no oir los regaños de la madre de suesposa.

Ambas mujeres fueron a un salónde te, con las amigas de su madre, Anabelle Zabini, Isabella y DaphneGreengrass estaban tomando el te, Astoria estaba charlando mientras que ella sesentía sola, y aburrida ademas de hambrienta, hacia unos momentos le habiamandado una nota a Pansy para que llegara y aun elfo un pastel ya que no aguantaríamas su apetito, estaba distraída hasta que su madre le hablo.

- Hermione estas bien hija,- la rubia le habloa su hija, ya que la encontraba distriada.

- Si Madre es solo que,- antes de que terminarade hablar, el elfo llego con un pastel,- gracias,- el elfo despues de unareverencia desapareció,- quería comer algo,- su madre sonrio mientras su hija comíacon muchas ganas el pastel de calabaza.

- Eso es mucha azúcar, te aconsejaría nohacerlo porque engordaras,- habia hablado la joven, mientras que Hermioneintentaba hablar una voz resonó en el lugar.

- Nadie te pregunto, ademas Severus no es unhombre superficial y estoy segura que Hermione puede aportar algo mas quecuerpo a su matrimonio,- dijo la pelinegra al entrar al lugar,- y hay mujeresque no necesitan cuidarse tanto,- agrego con malicia, la rubia se estabaponiendo de pie, cuando la esposa de Blaise hacia lo mismo, acercándose a lapelinegra.

- Que haces aquí Parkinson, sabes que no eresbienvenida,- la rubia levanto una ceja.

- Eso Daphne solo lo decidimos la familia, ellaes mi invitada algún problema con eso,- la rubia se sento aun con la mirapuesta en la que fue la amante del que ahora era su esposo.

- Hermione,- saludo la pelinegra,- Astoria,- lasaludo con cariño,- Narcissa preciosa su casa como siempre,- la matriarcaMalfoy sonrio,- Anabelle,- dijo con una sonrisa ignorando a la matriarca de losGreengrass,- cuanto tiempo sin verte,- la mujer morena sonrio y abrazo a lajoven provocando el enojo de su nuera.

- Querida es un placer verte, hacia mucho queno tenia el placer de verte, pero mirate estas hermosa,- cuando estuvieronsentadas la morena siguió hablando,- pero mira lo que el departamento deaurores hace con ustedes, son hermosas, creo que yo me meteré hay,- las jóvenesaurores sonrieron.

 

- Pero si estas perfecta,- ambas bromeaban conmucha complicidad, creando una furia en la esposa del moreno Zabini.

- Cambiando de tema señoras,- interrumpió Narcissa,-ya podemos comenzar a preparar todo para el baile de invierno, me encantadecirles que mi hija, participara,- la rubia palideció se suponía que por ordende Moody, tenia que fingir que no estaba en Londres, y si ayudaba a su Madre,todo el mundo mágico se enteraría.

- Madre en realidad yo,- antes de quecontinuara los hombres salieron del despacho, mientras la rubia no sabia comodecirle a su madre, que lo la ayudaría.

- Bellas damas, hablaban de su baile,- hablo elpatriarca de la familia Malfoy,- estoy ansioso de saber cuanto pagare esta vez,ademas de que mi hija participara,- ella palideceo.

- En realidad,- se quedo callada, en esemomento el pocionista se percato de su nerviosismo, cuando leyó suspensamientos ninguna barrera estaba presente, asi que supo que no quería ayudar,solo que habia algo mas que no podía ver, el motivo porque el que se negaba,cuando intento entrar mas, una fuerza lo saco de la mente de su joven esposa,la rubia levanto la mirada y entrecerró los ojos.

- Lo que mi esposa trata de decir,- interrumpióel pocionista,- es que nos iremos de vacaciones dos semanas, asi que lo sientopero no podemos cancelar,- afirmo el pelinegro, el peso que sostenía la rubiase quito de su cuerpo.

- Que felicidad hija,- exclamo la rubia. Lajoven Sra Snape, se quedo pensando.

- Si madre perdón por no poder ayudarte pero,-su madre la corto.

- Claro que no importa, espero que sediviertan,- la rubia sentía la mirada sobre ella de su amiga, pero no dijonada.

Para la suerte de la rubiael tema se termino, las mujeres hablaban de temas triviales, mientras ella aunse sentía mal por mentir, pero al recordar que Severus habia invadido su mentele provoco unas ganas de matarlo.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0O

En una cabaña estaba unhombre de cabellos castaños, que bajaba por las escaleras, llegaba a la saladonde vio sentada a su mujer, que un mantenía su cabello negro, señal de queestaba triste, el se acerco a ella, cuando la bruja sintió a su esposoacercarse cerro un libro que tenia en su piernas, se puso de pie y cuandointento salir del lugar, el la detuvo. Ambos pasaban por la peor etapa de su relación,ese dia el licántropo estaba mas susceptible ya que ese dia era luna llena, sequedaron observando a los ojos, cuando el la solto, cuando ella se alejaba elhablo.

- No se que te pasa,- afirmo con melancolía ensu voz,- estas triste, distante conmigo y ahora hasta atacas a Hermione, en verdadDora que no te reconozco, se y aunque lo niegues, sigues pensando en el, yo,-se cubrió el rostro con sus manos,- hice todo para ayudarte, pero se que nadaresulto, te amo pero si no eres feliz, es mejor que nos separemos, la vida deesta forma es dura, ya no a Teddy atiendes, es mejor poner tierra de por medio,ya que me lastimas yo lo soporto, pero mi hijo no,- el castaño fue a la puertapara ir al bosque,- asi que piénsalo,- el hombre de ojos miel corrió al bosque,con la inmensidad de la luna como testigo de su sentimiento de tristeza, sintiósu cuerpo romperse poco a poco, como su corazón ya estaba roto, por laindiferencia de su mujer, si bien es cierto que el sabia que ella estaba enamorada cuando ellosintentaron algo, no comprendía su actitud actual, el intento curarla de un amorque no pudo ser, pero si eso tenia que terminar, asi seria. Aunque el corazón queahora tuviera que curar fuera el propio. En la inmensidad del bosque el aullidode un lobo se escucho en todo el lugar, reflejando el lamento de un corazón quenecesitaba sanar.

 

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Ajenos a lo que ocurria enaquella cabaña, el matrimonio Snape, entraba a su habitación, la rubia estaba cansada y fue directamente albaño a cambiarse, mientras que el pocionista hacia lo mismo en la habitación,cuando ambos estuvieron en la cama, el pelinegro la reviso, cuando termino devendar la herida ella hablo.

- Asi que invadiendo mi mente,- le reclamo alpocionista, el levanto una ceja.

- Es lo mismo que robar ingredientes,-ataco mientras su esposa sentía susmejillas arder.

- Eso fue necesario,- se defendió.

- Esto también, estabas tartamudeando y si no queríasque supieran lo de tu herida, era mejor de esa forma,- ella asintió.

- De todas formar gracias,- el asintió,- claroque no es necesario que me lleves, yo me quedare en la mansión.

- Y tu trabajo,- cuestiono.

- Moody me dio dos semanas libres, asi que noire,- el la miro incrédulo,- digamos que en mi examen algo salió mal, mi instructorfue el que me lanzo el sectusempra, para evitar peleas y problemas Moody nosdio dos semanas, pero no quiere que nadie sepa, por eso para todos estamos enuna misión.

- Y se puede saber quien es el incompetente queuso una maldición que no esta permitida en el ministerio.

- Tonks,- el pelinegro disimulando su asombrohablo.

- Ella es tu.

- Si mi instructora, ella ha estado rara no seque le pasa, el asunto es ese,- hablo la rubia. El pelinegro despues depensarlo hablo.

- No es necesario que te quedes, yo dentro dedos dias, me ire de viaje si quieres puedes ir, estaras en el hotel mágico mientrasyo me voy a buscar algunas plantas,- ofreció sin saber porque.

- Pero no te interrumpiré,- el negó,- en esecaso mis nervios te lo agradecerán, claro que acepto, gracias por invitarme,-al pelinegro le resulto extraño su entusiasmo.

Esa noche ambos durmierontranquilamente, mientras pensaban en como resultaria ese tiempo lejos de todo ytodos.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Espero les haya gustadogracias por sus comentarios de verdad los quiero mucho

Hermione acomodaba susmaletas, aun se sentía extraña, con la idea de compartir dos semanas conSeverus, el era un hombre fuerte de carácter, asi que temia pero no en un malsentido, era agradable su presencia y debía admitir, que desde que dormíaabrazada a el, las pesadillas habia disminuido considerablemente, eso laemocionaba de alguna forma, camino al armario para acomodar su ropa, ella habiallamado al elfo de su esposo para preguntarle que llevaba normalmente de viajeel ayudo a acomodar las cosas de ambos, cuando estaba por cerrar las maletas,su elfina llego para anúnciale que una visita habia llegado, a la rubia lepareció extraño ya que nunca recibían visitas en ese lugar. Bajo por lasenormes escaleras, cuando en la sala se encontró con una mujer pelinegra, quela miraba no muy sonriente, sabía que le debía ciertas explicaciones.

- Pansy,- la saludo con un abrazo.

 

- Hermione,- dijo con emoción, pero al mismotiempo con severidad,- ahora si me dirás como es eso que de vacaciones,- larubia le dijo que se sentara mientras le ofrecía alguna bebida, ambas sequedaron calladas un momento hasta que Hermione hablo,- explica,- hablo lapelinegra.

- Ayer después del examen Tonks me ataco, conuna maldición prohibida, ya que nadie más que dos personas conocen el contrahechizo, Moody decidió no castigarla más haya que darnos dos semanas, pero paratodos estamos de misión, por eso no podía quedarme y Severus me ayudo.

- Pero ese idiota porque la protege,- gritoenfadada la pelinegra.

- El siempre la considero como su hija, alfinal el me pregunto, si quería que tuviera otra sanción yo me negué,- antes deque continuara, la pelinegra exploto.

- Y porque demonios no la hiciste algo mas tejuro por Merlín que donde la tenga enfrente yo si la maldigo,- aseguro labruja.

- Lo se Pansy, pero,- se quedo callada unosmomentos,- se que algo le pasa a Tonks, y siento que es algo fuerte, si hagoque la suspendan o la alejo de mi no podre averiguarlo, no soy tonta soloquiero saber que pasa,- afirmo la rubia.

- Solo ten cuidado no quiero que te lastime,-afirmo con un deje de preocupación.

- Gracias y prometo cuidarme, es difícil pensarque ella tenga algo en contra de mi, pero con su actitud eso me explica cosas,solo deseo averiguar sus razones,- ambas se quedaron pensando en el asunto,pero nada le quitaba a Hermione de la cabeza, que habia un problema con ella.momentos despues la pelinegra volvió a hablar.

- Así que,- se quedo callada,- a donde te vascon tu esposo,- cuestiono con una sonrisa picara.

- Pansy no ese tipo de viaje,- hablo la rubiacon las mejillas muy sonrojadas,- es de trabajo, el ira a hacer algunasrecolecciones de hierbas,- explico.

- Así que en lugar perdido es eso excitante,-dijo molestándola,- dime como es en la cama, un semental con experienciaimagino,- cuestiono divertida la bruja.

- Pansy,- hablo avergonzada la rubia,- no tecontare nada,- hablo bajando la cabeza, la pelinegra la observo sabia queocultaba algo.

- No me digas que ustedes,- la pelinegra soltouna carcajada,- de verdad sigues siendo virgen,- la rubia se ruborizocompletamente,- ahora comprendo,- hablo mas calmada, se acerco a su amiga ysuavizo su voz,- Hermione hay algo que nunca te he contado, de hecho a nadiesolo Draco y tus padres lo saben,- ella levanto el rostro,- hay una razón muyfuerte para que yo, no convivo con mis padres, ellos me desheredaron,- sonriocon nostalgia,- como ahora tu misma lo descubriste el ser una sangre pura no esfácil, mi familia al igual que todas, hacen contratos de matrimonio, cuando yoera pequeña estaba comprometida con un hombre que al igual que Severus eramayor, el me visitaba en las vacaciones, una fin de semana salimos a cenar,puesto que mis padres insistían en que debía tratarlo, yo en ese punto de mivida, no me importaba nada mas que seguir con las ordenes de mis padres. Esanoche después de la cena, el y yo tuvimos relaciones, el me dijo que era normalya que pronto seria su esposa, yo tenía 15 años, tenía expectativas conrespecto a esa noche, pero fue todo lo contrario, el fue duro conmigo, melastimo en muchas formas. Al dia siguiente me llevo a mi casa y les dijo a mispadres que no deseaba continuar con nuestro compromiso, que el no leinteresaba. Mi contrato no era tan fuerte como el de muchas familias como eltuyo, solo había una compensación monetaria si cancelaba el trato, así que unosgaleones valía la dignidad de su hija, para mis padres. El se marcho pero antesde irse le dijo a nuestro circulo, que ya no era virgen, así que después deeso, nadie acepto un contrato conmigo. Cuando me sentí rechazada me converti enlo que me conoces, la zorra de Slytherin. Lo que quiero decir con esto, es queeres afortunada Hermione, tienes a tu lado a un hombre que te respeta, Severusno se atrevido a tocarte por eso, es un caballero el tiene el derecho pormatrimonio de poseerte cuando quiero, tener amantes y muchos privilegios mas,asi que valora la vid que tienes, ademas una familia que te ama.

 

- Y tus padres,- se aventuro a preguntar labruja rubia.

- No los he vuelto a ver, mi padre huyo despuesde la guerra, mi madre con el, la realidad no me interesa,- afirmo la bruja demirada verde.

- Por eso ayer,- la pelinegra rio.

- Si, en nuestro circulo, soy la comidilla,todos me tratan como la zorra, pero el odio de Daphne por mi es especial,- larubia la miro extrañada,- digamos quefui amante de Blaise por mucho tiempo, incluso cuando estaba comprometido, asique por eso ella me odia, y pues Anabelle tiene un pasado similar al mio por lotanto, somos grandes amigas,- ambas rieron.

- De todas formas sabes que en esta casa y lade mis padres eres bienvenida,- afirmo la bruja rubia.

- Lo se Hermione, los Malfoy siempre me hantratado de maravilla,- sonrio,- incluso despues de mi aventura con Draco, el yyo somos amigos.

- Ustedes,- ella asintió.

- Si en la escuela, pero cuando termino laguerra nunca hicimos mas que tomar una copa,- ella sonrio,- a pesar de esacaratula de frialdad, el respeta a Astoria, solo que es un imbécil por tratarlade esa forma, ella no se lo merece, me encantaría que en verdad ese plan funciones,ese Draquito necesita su merecido,- ambas sonrieron despues de una confesión,llena de tristeza su momento de complicidad se hizo presente. Ellas seguíancharlando, cuando la puerta de labiblioteca se abrió dejando ver a Severus, con su mirada seria.

- Buenas tardes,- hablo con propiedad,-señorita Parkinson, Hermione,- la pelinegra sonrio mientras que la rubia lepreguntaba.

- ¿vienes a comer?,- cuestiono.

- Ya no regresare a la botica, salimos mañanamuy temprano,- como única respuesta subió por las escaleras, la rubia observo asu amiga, que sonreía.

- Enserio no se como has dormido con el y nohacer cosas divertidas,- hablo Pansy.

- Ya basta que te escuchara,- ambas sonrieron.Momentos después la pelinegra se marchaba deseándole suerte. La rubia cuandollego a la habitación, observo a Severus, que estaba observando el contenido dela maleta, ella se acerco, aun contrariada por la historia de Pansy, ella sesentía mal por su pasado y observando al mago frente a ella, se percato de queen realidad tenia razón su amiga, el era bueno y la trataba de maravilla, erafrio pero eso era lógico no la amaba, pero al final del dia siempre la tratababien.

- Ya se fue Parkinson,- siseo el pocionista.

- Te molesta,- cuestiono.

- Que venga,- hablo mientras cerraba lamaleta,- no en realidad, puede venir quien quieras, es tu casa también y no memolesta que vengan a verte,- la rubia se acerco a su esposo, mientras hablaba.

- Le dije a un elfo que me ayudara a acomodartus maletas, no se si es lo que acostumbras a llevar en un viaje,- hablo larubia. En ese momento el pocionista se sintió extraño nadie había tenidoatenciones con el, era extraño que alguien que demostraba aversión a el,hiciera eso.

 

- Gracias,- hablo secamente,- el traslador salemañana a primera hora, es mejor que descanses hoy temprano, estaré en labiblioteca,- afirmo para después marcharse. Esa noche ambos, durmieron mientrassus mentes estaban pensando que ese sin duda seria un viaje interesante. A lamañana siguiente el traslador se activo temprano, mientras ambos lo tomaban elpocionista sujetaba por la cintura, para evitarle caerse cuando llegaran a sudestino.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Pansy iba llegando alministerio, para comenzar su jornada laboral, esa tarde estaría desocupada laagenda, solo iba por unos informes, entro al departamento de aurores, mientrasrecogía todo lo necesario para marcharse, se encontró de frente con Potter,ella lo saludo mientras el correspondía, a estas alturas ambos ya se conocíanun poco, mas no eran tan amigos, pero si tenían una buena amistad.

- Hoy no te quedaras,- cuestiono el azabache.

- No, solo vengo por unos informes y me marchoa casa,- señalo los papeles que traia en el brazo,- antes de que suconversación fluyera una voz se escucho.

- Harry,- una figura femenina se acercaba aellos, mientras el azabache se giraba, esa mujer lo abrazaba, mientras besabasus labios. A Pansy le dio algo en si estomago, como un dolor, ella sabia porHermione que ellos no estaba juntos pese a la insistencia de la pelirroja, eljoven de lentes, la sostuvo de la cintura, mientras la alejaba, sin lartimarla.

- Que haces aquí,- cuestiono el azabache.

- Vine para que me invitaras a comer,- ellaenredo sus dedos, en la nuca del niñoque vivio.

- No puedo, ademas nunca te dije que vinieras,sabes que lo nuestro,- antes de que terminara la pelirroja lo detuvo.

- Eso se puede arreglar si ponemos de nuestraparte ambos,- chillo la bruja.

- En realidad Ginny,- en ese momento lapelinegra intervino.

- En realidad querida,- hablo con su mayorsarcasmo,- el no podrá acompañarte, porque me invito a comer a mi,- dijo lapelinegra mientras se acercaba a Harry y ponía su mano en su brazo.

- Parkinson,- hablo con enojo la menos de losWeasley,- como Blaise te dejo ahora buscas a Harry,- cuestiono enojada.

- Te equivocas,- hablo el niño de anteojos,- yola busque afirmo el joven que salvo al mundo mágico.

- Pues cuando te aburras de ella, te seguireesperando,- la pelinegra se adelanto para quedar frente a ella.

- El nunca se aburre conmigo, o piensas que soycomo tu, sin gracias ni estilo, que es fácil de botar, niña despierta, nuncadejaras de ser la comadreja, menor. Alguien que solo se usa unos dias y se dejapor algo mejor, y que crees eso mejor soy yo,- se rio de ella, pasando un dedopor su rostro,- te recomendaría un hechizo para tener un mejo cutis, pero notienes remedio,- tomo el brazo de Harry para caminar juntos,- y por cierto dejade ser tan rogona, ten un poco de dignidad,- después de mandarle un beso alaire, los compañeros aurores, salieron por la puerta para salir del ministerio.Cuando estaban en el callejón Diagon, la pelinegra se volteo hacia el niño que vivió,-nos vemos Potter,- al darse la vuelta observo que el azabache no la habíasoltado.

- Te invito a comer,- soltó de pronto,- eso ledijiste a Ginny que haríamos, seria grandioso hacerlo real,- la pelinegra nomuy convencida acepto. El resto de la tarde paso entre charlas, ambos sesintieron extrañamente cómodos el uno con el otro, no podían creer que a pesarde no tener nada en común pudieran tener una amistad, Harry había descubiertoque a pesar de que aparentara frialdad, solo era una mascara, mientras que lapelinegra se percataba que lo que todos decían era cierto, el era un joven muybondadoso y atento, se preocupaba por no hacerla sentir incomoda y charlaronpor mucho, tiempo. El se ofreció a llevarla a su departamento, y a pesar de queella lo invitara a pasar el se negó, a ella le invadió un dulce sabor, ya quemuchos no dudarían de incluso llevársela a la cama, se despidieron con un besoen la mejilla, y la joven de verde mirada entro a su departamento mientras observaba,al niño que los salvo de Lord Voldemort se iba. Ella no estaba enamorada o esose repetía, pero sabia que estaba muy cerca de estarlo.

 

O0o0o0o0o0o0o0o0O

La joven Sra. Malfoy, salía deuna puerta, blanca en el hospital de San Mungo, pero no era a su esposo a quienhabia ido a ver. Caminaba por los pasillos, mientras recordaba lo que su medicole explicaba, ella era joven y quería tener mas familia, pero antes quería sabersi era posible, solo esperaba que su esposo no se molestara al saber que le habíacambiado de médico, o en realidad no le interesaba. Al llegar a un cruce depasillos, choco contra alguien al levantar el rostro una mirada fría, que alpercatarse de que era ella, cambio.

- Astoria,- cuestiono.

- Draco,- respondió mientras se estabilizaba.

- Estas bien o a que has venido,- cuestiono elrubio.

- Vine a,- antes de que continuara una voz los interrumpió.

- Sra. Malfoy se le olvido su bolso,- dijo unmedimago, alto de cabello corto negro, con una mirada seria pero calida, erasin duda muy guapo, se acerco a la esposa de Draco, para darle una bolsa quehabia olvidado en el consultorio.

- Gracias es muy amable,- dijo mientras lotomaba, regalando una sonrisa. El rubio tomo de la cintura a su esposa cercándosemas a el.

- Me podría explicar,- miro al joven fríamente,hasta que encontró su nombre en su identificación que colgaba en su cuello,-Casano, que tiene mi esposa y porque estaba en tu consultorio,- cuestionomolesto.

- Sr. Malfoy, yo no puede revelar esa información,al menos que su esposa le informa, pero soy nuevo, estoy sustituyendo aMaggie,- el joven de negros cabellos, extendió su mano mientras el rubio laignoraba.

- Ya que entregaste su bolso a mi mujer, retírateque debo hablar con ella,- el medimago entendió y se marcho,- vamos a laoficina,- ella se dejo guiar por los pasillos hasta el despacho, al entrar ellase sentó en el sofá, mientras su esposo se sentaba frente a ella, en una silla,-que tienes porque necesitaste revisión,- cuestiono.

- Solo fue un examen general, además es unaforma de conocer a mi nuevo medimago, ya que Maggie no esta, el se encargara demi salud,- afirmo la joven esposa del rubio, el frunció el ceño en claramuestra de molestia.

- Y porque el, esta Santana, ella te puedeatender,- la castaña sonrio de lado.

- Sabes que nunca me gusto ella, ademas Antonyes recomendación de Maggie, asi que lo prefiero a el,- dijo la bruja.

- Pero es un hombre,- dijo furioso.

- Que observador, Draco. No tiene nada de maloque sea un hombre, es bueno y me quedare con el,- se levanto del sofá, tomandosu bolso.

 

- Vamos a comer, te invito,- dijo el rubio.

- No puedo,- respondió su esposa, mientras seacercaba a la puerta,- tengo cosas que hacer, nos vemos en la noche,- momentosdespues salía por la puerta. El rubio molesto por la actitud de ella, arrojo unflorero que su madre le habia regalado, cuando la puerta se escucho anunciandoun invitado grito que pasaran, volteo con la esperanza que fuera su esposa,cuando se percato de que era su amigo, Theo bufo.

- Eres tu,- dijo sin ganas, el castaño sonrio.

- Ya se que no soy bienvenido, si quieres mepuedo ir,- dijo el joven de ojos cafés.

- Ya cállate, solo me enoje con Astoria,- eljoven castaño levanto una ceja.

- Desde cuando discutes con ella,- para losojos de Nott, era extraño una pelea entre ese matrimonio.

- Nada de importancia, pero necesito una copa,vamos a un lugar,- agrego el rubio.

- Veraz Draco, solo venia de pasada, quede decomer con alguien,- el rubio sonrio de lado.

- Quien es hace tiempo no sales con nadie.

- Es Luna Lovegood,- dijo con orgullo,- ellarealmente es especial, quiero conocerla mas, por cierto la invitare al baile deinvierno de tu familia,- aseguro.

- Pues suerte Nott, espero que te vaya bien conella, y claro llevala es amiga de Hemione, se que le encantara a mi hermanaverla, entre tantas víboras me la necesitara,- dijo el rubio pensando en surubia hermana.

- Eso hare,- lo miro detenidamente,- y contrólateAstoria jamás haría nada malo en tu contra o su matrimonio,- aseguro mientrasinstantes despues se marchaba, puntual llego a la oficina de su rubia, mientrasse acercaba a la secretaria que estaba a fuera,- buenas tardes busco a Luna,-hablo con su tono aristocratico.

- Si no tiene cita no puedo hacer nada,- le respondiómientras lo observaba con coquetería,- aunque si necesitas te puedo ayudar yomisma,- el castaño sonrio, odiaba que intentaran algo tan básico con el.

- No señorita, en realidad si necesito mucho aLuna,- hablo mientras la puerta se abria dejando ver a la joven, de miradasoñadora y su cabello rubio suelto hasta las caderas.

- Theo crei que nos veriamos en la entrada,-sonrio.

- Sorpresa espero no importunar,- ella negó.

- Ya termine,- se giro hacia la recepcionista,-por hoy es todo, te puedes retirar,- la mujer aun asombrada por la familiaridadde ella, se levanto y se fue, el joven Slytherin, se acerco a la joven y besosu mano.

- No vamos que te llevare a un restauranteestoy seguro te encantara,- la rubia sonrio. Ambos caminaron por los pasillosmientras Luna, iba agarrada del brazo del joven Nott, llegaron a un hermosolugar que se veía muy natural, la joven pareja, paso una tarde entre charlas. Mastarde el la acompaño a su departamento mientras, que la joven se despedia, elagrego,- Luna, si no es mucho mi atrevimiento, puedo invitarte un baile, seraen la mansión Malfoy, Hermione estará hay para que no estes incomoda, pero me encantaríaque fuera mi pareja, espero no te moleste mi atrevimiento,- ella sonrojada asintió.

- Seria estupendo,- el joven feliz, se acerco ycon delicadeza tomo su rostro depositando un beso en su mejilla.

- Buenas noches Luna,- el joven observo comoentraba a su departamento, mientras ambos soltaban un suspiro, el la conquistaría,pero seria con mcuha calma, ahora era el momento de concentrarse enconquistarla.

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

El próximo capitulo seradedicado a nuestra pareja, favorita sera únicamente sus vacaciones, espero lesguste besos. Se que todos odian a Dora jajaj gracias por leer a los 60favoritos y sus 60 comentarios gracias.

Hola mis queridos lectores espero que les guste este capitulo, hay un momento interesante en la historia, espero sea de su agrado los adoro mis lectores esta historia me tiene super inspirada asi que ahora mismo estoy con el siguiente capitulo, para subirlo mañana, gracias los adoro.

Cuando la castaña abrió losojos, mareada ya que odiaba transportarse en por esos medios, sintió su costadocaliente, imaginaba que era por que la enorme mano de su esposo aun lasostenía, la rubia lo miro sonrojada, hasta que el frio invadió, donde hace unomomentos estaba caliente. El pocionista la ayudo a caminar, ya que lasuperficie donde estaban no era la mas pareja, estaban en medio del bosque, alo lejos se alzaba una cabaña enorme, el pelinegro la guio hacia el lugar, alabrir la puerta, el permitió que ella pasara primero, el lugar tenia un aspectomuy rustico, le recordaba la casa de Remus, sonrio con nostalgia, Teddy sinduda amaría ese lugar. Habia una chimenea, mientras que una sala adornaba ellugar, todo estaba en colores claros, la cocina era pequeña, pero teniasuficientes suministros de comida para ambos, subió las escaleras, y vio variaspuertas, el pocionista la guio a la ultima puerta, cuando la abrió ante ellaapareció una recamara hermosa, con doseles de color café, mientras que unaenorme ventana adornaba el lugar, simplemente fantástico, la rubia dejo subolso que estaba reducido, mientras el pocionista se quitaba su enorme capa, yaque ese lugar era cálido, la castaña se preguntaba donde estaban, el bosque eramuy abundante, asi que debía ser un lugar tropical además hacia más calor de loque esperaba, saco las cosas al estilo muggle, ante la mirada del pocionista,era extraño para el, pues con la magia terminaría más rápido, como no habíandesayunado, el pocionista bajo mientras su esposa terminaba en la recamara, fuea la cocina y con magia calentó agua para te, y corto fruta. Coloco la mesamientras escuchaba pasos, al bajar la castaña el olor a comida le llego, olía atostadas, huevos, se le hizo agua la boca, ya que tenía mucha hambre, elpocionista termino de colocar la mermelada cuando su esposa llego.

- Que mas falta,- cuestiono aun de pie, con laintención de ayudarlo.

- Es todo,- dijo mientras la ayudaba asentarse,- come, lo prepare,- la rubia se sento mientras tomaba una tostada yla mordía con ganas, pasaron unos minutos en silencio hasta que ella hablo.

- Cuando aprendiste a cocinar,- interrogo puesnunca se imagino conocer ese lado del pocionista.

- Aunque lo dudes Granger me alimento 3 vecesal día,- respondió con ironía, ella levanto una ceja,- nunca me ha gustadodepender de nadie, incluso si se trata de un elfo domestico o de simple comida,aprendí a cocinar hace mucho,- ella asintió.

- Solo me sorprendió,- aseguro antes de seguircomiendo su rico desayuno ya que en verdad estaba delicioso. Paso menos de unahora cuando el pocionista se levanto.

- Me marcho, en la recamara te deje galeonespara que vayas al pueblo, esta muy cerca asi que puedes aparecerte osimplemente caminar por el sendero,- la rubia asintió,- regreso en la noche.Tomo su varita y salió por la puerta, la rubia observo el lugar se sentíaaburrida sin saber que haría,- tomo un libro y fue al sofá a leer.

 

5 dias transcurrieron dondeel matrimonio Snape seguía con la misma rutina, desayunaban y cenaban juntos,el pocionista se iba desde muy temprano, y regresaba cuando ya estaba oscuro.Antes de la cena el hombre se iba a encerrar al estudio para seguir trabajando,ella entendía que al final no era un viaje de paseo, el iba a trabajar asi queella se resignaba a pasar sus tardes, en su compañía, pero por extraño quepareciera el estar alejados, de todo ayudaba a que ellos se hicieran masunidos, charlaban mas aunque de tonterías, pero por algo iniciaba, para romperel hielo que siempre estaban entre ellos.

La noche del 5 dia la rubiacenaba con Severus, el tenia una mirada seria y se veía cansado, ella sabia querealmente no estaba durmiendo bien, lucia muy cansado, si en este tiempo conel, la rubia habia aprendido algo, que Severus, era un estupendo hombre,trabajador, capaz entregado a su verdadera pasión que son las pociones, unhombre con un pasado turbio, pero al final su esencia siempre había sido esa.El era un hombre difícil de tratar pero no era malo, solo complicado, al verque se quedaba viéndolo fijamente, se percato que no era feo, si algo tenia eleran sus ojos que fácilmente podías perderte en su negra mirada, faccionesfuertes, pero encantadoras, si definitivamente no podía negar que eraatractivo, ella admitía que cuando se entero con quien se casaría, no lemolesto del todo, ya que siempre podría ser alguien peor, el era atento, tuvosuerte como decía Pansy, siempre le pudo haber tocado un infeliz, suspiro yhablo.

- Severus te he notado un poco cansado, seguroque no puedes descansar mañana,- el pelinegro negó.

- No puedo solo me falta una planta, pero nopuedo hallarla,- ella suspiro,- si te aburres mucho, puedes salir he notado quete quedas todo el dia en la cabaña,- ella asintió.

- Realmente no me interesa salir,- el asintió,

- Sin duda no es lugar para una mujer, pero elpueblo pudes ir a comprar,- ella negó.

- Odio las compras, por que crees que es unatortura cuando mi madre me obliga a ir con ella,- el silencio invadió,- mepermitirías acompañarte,- el la miro asombrado, jamás creyo que deseara pasarel dia en el bosque.

- Segura es un lugar difícil de caminar, nopuedes usar mucha magia,- ella asintió.

- He estado en lugares peores,- el pelinegroentendió a que se refería.

- Si es quieres, nos vamos mañana temprano,-ella asintió emocionada, era para ella algo realmente emocionante poder salir,ademas el conocer un lugar siempre era agradable.

Esa noche el matrimonioSnape, se fue a dormir. Durante la madrugada como noches pasadas la rubia nopodía dormir, ya que sus pesadillas volvían, hasta que el pocionista la tocaba,ella no se calmaba, la rubia sentía un tacto que la envolvía de paz.

En esos dias el pelinegrohabia conocido, otra faceta de la rubia, si era una come libros, de eso estabaseguro, pero ella no era una mujer básica, que al ver dinero, deseara comprartodo lo que tuviera enfrente, ella pensaba y era sencilla, hogareña, aunqueclaro tenia un deje de aventura de conocer todo lo que pudiera, sin duda unaGryffindor. Por una vez despues de lo que paso con ella, podía sentirse a gustocon una mujer, ella era especial y procuraría hacer su matrimonio placentero.

 

O0o0o0o0o0o0o0o0O

A la mañana siguiente, ambosse despertaron muy temprano, la rubia fue a preparar emparedados, para almorzarmas tarde, el pelinegro cuando la observo deseo ocultar su sorpresa, la brujaestaba vestida a lo muggle, con una prenda diminuta que dejaba ver sus piernas,el nunca le habia prestado atención, a su físico pero debía admitir que desde,retomo el cuerpo de una mujer Malfoy, se veía muy hermosa, ademas con laperfecta combinación con su cerebro, el pocionista la observo, mientras ella secolgaba un bolso diminuto en su hombro, ambos caminaron a la puerta.

Cuando salieron a lainmensidad del bosque, grandes arboles los recibieron, la rubia al ver todoaquello le traia terribles recuerdos, a pesar de llevar un short ropa muggle,tenia una blusa de manga larga. Al ver el bosque ante ella, recordó cuando ibaen ese carruaje, el dia que los carroñeros la detuvieron junto con sus amigos,para llevarlos a la Mansion en la que hoy vivía, en efecto el pasado se olvidapero quedan restos, que debes superar en ocasiones.

Perdida en sus pensamientos sintióuna parte agradablemente calida, la mano de Severus, estaba sobre la suya, quien la guiabaen una superficie llena de piedras, a ella no les mostraba dificultad caminaren esa zona, pero era grandioso que su esposo mostrara esas atenciones conella, caminaron hacia una superficie plana, donde el pocionista le mostro una imagende la planta que buscaban, la rubia asintió comprendiendo que buscaban,ayudando de esa forma al pocionista.

Pasaron horas sin quepudieran encontrar nada, caminaron por otros senderos hasta que llegaron a unaplanicie donde también se veía un lindo lago, la rubia le brillaron los ojos,era un lugar realmente hermoso, el pocionista la observo, se veía ilusionada ycomo sabia que un dia mas se habia perdido decidio que era momento dedescansar, ya mañana irían por otra ruta, y sin pensarlo mucho se percato queahora la tomaba ne cuenta para una acción que el siempre hacia solo, ahora pretendíahacerlo con ella, la rubia le sonrio cuando el se detuvo detrás de ella. Supresencia era única.

- Un sitio sin lugar a dudas mágico,- afirmo elpocionista a su joven esposa,. La rubia asintió aun sin hallar la voz en suspalabras, sin duda ese hombre la mantenía, al limite,- comeremos algo,- hablomientras el pocionista iba hacia la sombre de un árbol, se quito la capamientras la extendia en el suelo, la rubia lo observo sentarse mientras ella,hacia lo mismo, ambos guardaron silencio hasta que la rubia de su pequeñobolso, sacaba una bolsa con emparedados, el pelinegro se sorprendió al ver quesacaba todo eso, de un pequeño lugar, lo dejo sobre el suelo.

- Un hechizo de expansión,- aclaro ante lapregunta formulada del pocionista.

- Debi suponerlo,- aclaro el pelinegro. Lo minutospasaron mientras comían, ella observaba el lago, simplemente la llamaba a nadaren el, pero tenia vergüenza.

- Ahora entiendo tu molestia,- hablo sin pensarla joven Sra. Snape, el pocionista levanto una ceja sin comprender,- cuandotomamos tus ingredientes en segundo año,- la rubia se sonrojo al recordar susaventuras.

- Mejor dicho hurtar mis ingredientes,- laobservo detenidamente,- para una poción multijugos, ¿se puede saber quien lesdijo como hacerla?,- la rubia sonrio con autosuficiencia.

 

- Yo la hice, la encontré en un libro y laelabore,- el pocionista solo levanto una ceja ya que ella era muy pequeña parahacer una poción tan complicada, pero no se sorprendía ya que estaba hablandocon una bruja verdaderamente inteligente.

- Debi imaginarlo, ¿para que la usaron?,- ella recordóese terrible dia, en que se convirtió en gato.

- Para interrogar a Draco, creimos que el erael heredero de Slytherin y bueno Harry y Ron se disfrazaron de susguardaespaldas, mientras que bueno yo no los acompañe,- el solo la miro.

- Muy inteligente ese plan,- ella solo asintió,-y porque dices que entiendes mi molesta,- ella lo observo.

- Pues que es muy complicado encontrar ciertos,ingredientes que tienes que recolectar y bueno nosotros te los robamos,- elsolo negó.

- No voy a negar que me molesto, pero fuerondignos de su casa por hacer esa acción,- ella solo bajo la mirada,- y dimeporque auror,- ella lo observo detenidamente, ese momento se habia convertido enuna forma de conocerse, en realidad a ella, se le hacia sencillo entablar una conversacióncon el pocionista, un hombre de pocas palabras pero no le importaba abrirse unpoco, ya que pasarían el resto de sus vidas juntos, pero aunque sea comoamigos.

- Estuve estudiando leyes mágicas, por eso esque has ahora me gradue. Entre al departamento de leyes mágicas, pero habiacosas en las cuales no estaba e acuerdo, tradiciones que no fueron de mi agradopero sobre todo métodos del ministerio, ademas siempre ante sus ojos fui unasangre sucia,- el cuerpo de Severus se tenso al escucharla referirse asi mismade esa forma tan despreciable,- asi que nunca avanzaría, siempre me ponía trabase incluso me trataban de una forma que no me agradaba, estuve 1 año en eselugar, despues bueno estuve en el departamento de aurores,- el pocionista hizocuentas, cuando se percato que 6 mese no encajaban quiso sasear su curiosidad.

- Pero el entrenamiento dura 6 meses y ahoraestar terminando, asi que hay 6 meses, despues de tu salida de la escuela deleyes, que paso en ese tiempo,- la rubia levanto su rostro.

- Solo ordene mis prioridades,- respondió secamente,ese tema aun no lo hablaría, su ser aun se rompía al recordar esa noche,- ydime porque te fuiste de Hogwarts,- el pocionista también se tenso.

- Ya no era lo mismo, nunca quise enseñar, perofue algo que tuve que hacer, por eso en cuento pude me retire,- ella sabía que habíaalgo mas, pero a sabiendas que no se lo diría, decidió no preguntar mas. El silenciolos invadió, la rubia sabia que el tenia fantasmas, que nunca diría, susheridas era intensas, como el amor hacia Lily, aunque las palabras de Remus secalaron en su cerebro cuando le dijo que posiblemente Severus, habia tenidootro amor uno inclusive mas fuerte que tuvo por la madre de su amigo. La rubiase quedo observando la majestuosidad del lugar, hasta que en una rama altaobservo la flor la que tanto buscaban, ella se puso de pie de un brinco, hasta que pocionista siguió conla mirada a su joven esposa.

- Severus,- hablo la rubia el asintió, ella deinmediato saco su varita, mientras el pelinegro negaba,

- Tengo que subir por ella, no se puede bajarcon magia,- ella lo observo.

- Pero la rama se ve débil podrías caerte,- la preocupacióngenuina que mostro por el fue satisfactoria.

- Es lo mejor ademas,- ella lo cayo.

- Yo puedo subir no es muy alto, además mi pesolo soportara,- el negó.

 

- Te lastimaras.

- Por favor soy auror entreno físicamente mucho,déjame ayudarte,- el negó,- es una forma de compasarte todas las veces que teresulte intolerable en tus clases, y por el robo de los ingredientes.

- Pero con cuidado,- ella asintió y cuando comenzóa subir por el árbol, el pelinegro le resulto un nudo en el estomago, no queríaque se lastimara, el nunca se preocupaba por nadie, pero esa chiquilla haciaque por ella lo hiciera, la observo llegar a la rama como decía no era alta,alcanzo la flor y con un gran cuidado la deposito en un frasco irrompible, larubia la puso en su bolso y cuando se hizo para atrás, solo se escucho unsonido que indicaba que la rama se rompia, la rubia sintió caerse cerro losojos esperando lo peor, cuando de pronto se sintió en un lugar a salvo sindolor, cuando abrió los ojos, se observo ante el rostro de Severus, se haciauna mueca de dolor, cuando se percato, de dio cuanta que el la protegió con sucuerpo, ella se levanto cuando vio atentamente a su esposo el tenia unas ramassobre su espalda pero unas se veian mas pesadas, asi que cuando estuvo de pie,se las retiro, cuando quito un cumulo de hojas, observo que tenia la camisarota al ver mas atentamente, esta estaba llena de sangre al parecer se habialastimado, el pocionista se venció en el suelo, mientras ella no sabia quehacer.

- Estas bien,- cuestiono preocupada, el asintió.

- Solo fue una cortada, vamos a casa,- ella asintiólo tomo del brazo a sabiendas que el no podía caminar, tomo su cama y se desaparecióllegaron a la habitacion de la cabaña, lo ayudo a recostarse en la cama,- traeme una pociónque esta en ese cajón,- señalo un lugar y saco una botella, la destapo para dársela,el pocionista la bebió y de inmediato se quedo dormido, ella se asusto pero alrevisarla se percato que era una poción para curarlo, esas daban sueño, y sitomaba en cuanta los dias que no habia dormido, era lógico que se via de esaforma, la bruja a provechando que estaba descansando fue por una tela y aguapara limpiar la herida ya que estaba sucia, se curaba pero aun asi necesitabalimpieza, quito con magia la camisa, ahogándose con su propia saliva cuando viola espalada ancha del pocionista, era verdaderamente fuerte, ya que con la ropaque siempre llevaba no se podía apreciar, pero ahora no habia nada que le ocultara,limpio con sumo cuidado. Cuando termino busco algo para cubrir la herida,cuando la espalda estuvo limpia, observo con temor como tenia cicatrices muygrandes, por toda la espalda, puso unatela para proteger la herida, roso sus dedos en la espalda mientras observabaque su textura no era suave al contrario, se sentía sumamente rasposa, negó mientraslo subria con la sabana de la cama solo de la cintura para abajo, mientras ellacerraba la puerta lo vio dormir sumergido en mucha paz. La rubia fue a lacocina preparar la comida, mientrastanto sus pensamientos, estaba inmersos en esas heridas no las veía con repulsión,era temor a lo que sufrió por años siendo doble espía, el mas que nadie habíasufrido, por años tuvo que soportar las torturas de ese desgraciado, sin contarlos sacrificios que hizo, saber que por el su amor, y amiga murieron, esa noera una vida, ella entendía su frialdad sabia que era un hombre que no se abriríaante nadie, de pronto sintió lagrimas en sus mejillas, verlo en ese estado lerecordaba cuando lo curo despues de la segunda guerra, nadie confiaba en el poreso hasta Poppy se negaba de cierta manera a ayudarlo, verla tan débil lamotivo a ofrecerse, sin saber bien que habia pasado, posteriormente cuandoHarry le hablo de sus memorias, supo que era lo correcto, en ese tiempo elnunca hablo, pero sabia que odiaba que alguien hiciera eso por el, su orgullono le permitía sentirse inútil, no tenias que ser un genio para saber algo comoeso. Negó con la cabeza, ya que recordar su vulnerabilidad, era recordar lo queen su corazón se comenzó a formar, si admiración sintió pero intriga y algo masse apodero en su corazón cuando se separo de el, sabia que no volvería atenerlo cerca, así que se resigno, pero el destino juega con las personas, ylos junto al grado de ser esposos. Pero debía olvidar esos sentimientos, ya queellos hicieron que se molestara cuando se entero que el era su prometido, elsaberse que el estaría a su lado por obligación fue simplemente triste, ahoraque lo tenía cerca era una sensación única pero saber que el estaba obligado haciaque ella intentara olvidar que por un momento se sintió que se enamoraba dequien fue su maestro de pociones, ese secreto nadie lo sabia solo ella misma,termino la comida, mientras subía las escaleras, llego a la habitación y cuandoentro observo al pocionista de pie, ella dejo la bandeja a un lado mientras ella observaba, verlo de pie con sin camisa era una visión increíble, ella seacerco y reviso la curación, la herida casi desaparecía, por la poción.

 

- Gracias,- dijo el pocionista,- por cubrirmela herida,- ella negó.

- Puedes recargar tu espalda en la almohada,para que comas algo,- el asintió, el pocionista fue hacia la enorme cama, parasentarse ella puso la comida en sus piernas mientras se acomodaba en una silla.

- Todo esto es para mi,- ella asintió,- esdemasiado ademas tu igual necesitas comer, tu caíste del árbol, esta herida,-cuestiono el pelinegro

- No estoy perfecta, ahora come,- el pocionistaasintió mientras comia, la rubia no lo dejaba de observar, su pecho desnudo erauna distracción, ademas en su cuello se alzaba la gran marca de la mordedura deNagini, pasaron los minutos hasta que el pocionista termino, el cierlo se escondiódetrás de las montañas, mientras el pocionista se dormía, la rubia iba al baño,para refrescarse, al sentir el agua correr por su cuerpo, penso en el destino,era absurdo que cuando creía haber superado su enamoramiento juvenil poralguien inalcanzable el destino lo pusiera de nuevo frente a ella, pero no soloeso fue al grado de hacer que compartieran su vida, si en algo tenia razón Pansyera a que no se debía negar a lo inevitable, era su esposo y debía compartir suvida, solo que ella sabia que para el ella era una persona sin importancia, saliódel agua mientras se colocaba una bata con su piyama llego a la cama mientrasse recostaba a un lado de su esposo no pudo evitar observarlo, se veía en paz,tranquilo la rubia no quería dormir, ya que no deseaba que las pesadillasregresaran, pero el sueño la venció. Como invocando sus malos pensamientos, elrojo de la sangre invadió su sueño. Por otra parte en la madrugada elpocionista despertó, mientras veía como la rubia se retorcía, intentodespertarla pero ella no se calmaba, el se sentía angustiado por ella, haciatiempo que no se sentía de esa forma, la tomo del brazo, cuando ella pareció reaccionarse sentó de golpe, su mirada se veía perdida y cuando el pelinegro la observode cerca sus ojos, estaba rojos del llanto el pocionista la tomo por sushombros, ella pareció reaccionar ante el tacto y sin pensarlo se arrojo a supecho llorando con gran intensidad, el pelinegro al principio no sabia quehacer, asi que solo la sostuvo fuertemente, mientras ella temblaba, paso untiempo de esa forma hasta que la rubia se calmo, el creyo que dormía perocuando observo sus ojos grises sin vida, se asusto, ella era la imagen de lavida, siempre alegre el no quería preguntar pero esa situación no podía seguir,ella se lastimaba al guardar el secreto de sus pesadillas, y eso debía terminar,el no podía ayudarla sin saber que pasaba, la separo de el mientras ella loobservaba.

 

- Que pasa Hermione,- ella negó escondiendo surostro en el pecho de su esposo,- desde hace meses tienes estos sueño,- ellalevanto el rostro y de sus ojos salian lagrimas.

- Lo sabias,- el asintió,- por eso me dejabasdormir en tu pecho en la mansión,- el pocionista asintió.

- Al parecer era la única forma de que notuvieras pesadillas,- la rubia se sonrojo, se separo un poco de su esposo, elya sabia de sus pesadillas, eso era algo que solo Remus sabia a detalle, peroun dia el le dijo que debía hablarlo con mas personas, ya que sus pesadillas nodesaparecían, porque nunca se habia desahogado, si Remus sabia el porque deesos terribles sueños, fue porque ambos vieron todo, pero nunca habiacompartido esa historia.

- Despues de que Sali de la escuela de leyes,fui quise buscar a mis padres, antes de la guerra les aplique un obliviate paraponerlos, a salvo, crei que si no me recordaban, podrían estar a salvo. Tarde enir por ellos porque necesitaba encontrar el hechizo, cuando lo hice Remus meacompaño,- el pocionista observaba con mucha atención a la joven,- cuandollegue a su casa para revertir el hechizo, encontré a un mortifago que los torturaba,el al parecer siguió las ordenes de Voldemort, cuando entro vi que los cortabaen todo su cuerpo, los insultaba, yo creía que la mayoría de los mortifagosestaban muertos o en azkaban, asi que lo único que hice fue enfrentarme a el,Remus me ayudo una vez que le arroje un desmaios, cuando me acerque a ellos,era lugar estaba lleno de sangre, me arrodille frente a mi padre quien estabamuerto, mi madre respiraba cuando la tome de la mano, ella puso sus ojos en mi,levanto mano para tocar mi rostro, ella lloraba mientras sus ultimas palabrasfueron hija, ella me recordó en ese ultimo momento, mi madre quien me crionunca se olvido de mi, yo siempre supe que era adoptada pero los amaba, ellossiempre me dieron todo,- la rubia puso sus manos en su rostro para contener suslagrimas,- yo fui una tonta crei que haciendo eso los cuidaría pero aun asi losmataron, no puedo soportar recordar ese momento y siempre he tenido esaspesadillas, con ellos llenos de sangre,- el pocionista tomo su mano.

- Ellos no querrían que te torturaras Hermione,todos pasamos por algo terrible en el pasado, yo vivi como mortifago, alprincipio a pesar de quererlo nunca fue algo que me satisficiera, pero al finalencontré mi camino para saldar mis deudas, el que te tortures no te devolverá atus padres, debes vivir y tratar de ser feliz,- ella asintió.

- Fue tan malo,- cuestiono la rubia,- el sermortifago,- agrego.

- Si,- el pelinegro la observo detenidamente,-tu misma has visto las pruebas físicas, pero lo que vez o haces no es nada fácil,-ella entrecerró los ojos.

 

- Imagino que te refieres a lo de Dumbledore,-el asintió,- por lo que Harry me dijo ver en tus memorias, el planeo todo hastasu propia muerte, además Draco un dia me conto lo que paso en esa época, y fuemuy noble de tu parte el cuidarlo e incluso hacer algo que no querías, mispadres siempre te lo agradecerán,- ella bajo la cabeza,- si es importante parati, yo no te juzgo por tu pasado, incluso antes de enterarme de la verdad, el presenciarcomo te mantuviste firme ante la amenaza de Voldemort en la casa de los gritos,fue impresionante. Sabia que todos merecen una segunda oportunidad y tuayudaste no solo a Harry, fue a toda la guerra por muchos años, eso no se debejuzgar si no admirar,- el pocionista asintió,- eres un hombre valiente.

- Y tu mas fuerte de lo que muchos creen,- ellasonrio, se acomodo en la cama, para dormir,- por cierto gracias porescucharme,- el pocionista cerro los ojos mientras la rubia lo imitaba. Esa noche sin saberlo ambos habianconocido algo muy importante el verdadero ser, de la persona recostada a sulado.

Advertenciaen este capitulo habrá leemon, no es muy grafico pero aun asi les digo,- perdónsi quedo muy largo el capitulo, lo que pasa es que lo mas probable es quemañana no actualice, pero en mis ratos libres escribiré, espero les guste. Besos.

En una cabaña un hombrecastaño, estaba parado en una puerta que estaba abierta, en sus brazos sosteníaun bolso que estaba reducido, la luz filtraba encontrándose con una mujer, queabrazaba a un pequeño, el pequeño tenia el cabello negro ya que se veíarealmente triste, la joven metamorfomaga abrazaba a su hijo, sabiendo en su serque hacia lo correcto, ella en realidad nunca habia sido feliz, en sumatrimonio su mente siempre estaba en otro lugar, o mas bien con otra persona,por su enojo acepto a Remus, con quien concibió un hijo que nunca sintió suyo,el pequeño lo único que tenia de ella, era su metamorfologia, ya que sus demáscaracterísticas era de su padre, el sin duda estaría mejor con el, ella loveria ya que al final era su pequeño, pero sin duda no estaba en condiciones deatenderlo.

El hombre de mirada miel,los observaba el estaba molesto por la forma sencilla, en que la mujer que amoy pronto seria su ex mujer, le cedía a su hijo el fue un incrédulo al creer quela podría enamorar pero no, sencillamente eso no paso, ella seguía aferrada aun recuerdo eso lleno de amargura su matrimonio, aun recordaba el dia que laencontró en el cuartel llorando devastada completamente, el le ofreció un brazopara llorar, ella lo acepto. Momentos después terminaron en la cama. Esoprovoco que el como un caballero le correspondiera no podía usar su cuerpo y despuésbotarla. Su relación fue pronto y rápidamente ella estaba embarazada, ellossiguieron con su vida, creyendo que ella podía dejar el pasado.

Pensando que todo había quedadoenterrado, paso un par de años, en los que todo fue paz, ahora desde haciameses su relación fue fría, distante y como resultado, se estaban separando. Elniño se acerco a su padre, el aun era muy pequeño, el licántropo lo cargo y lollevo al punto donde podrían desaparecer.

Cuando llegaron a su destinose encontraban en el callejón diagon, vivirían en el caldero chorreantemientras encontraban un lugar para vivir, porque dejo su cabaña, sencillo noviviría en un lugar lleno de recuerdos, dejo la maleta en la cama mientrasrecostaba a Teddy, el tendría mucho que hacer, pero por ese dia se permitiríaderrumbarse, se quedo observando la ventana mientras recordaba su tiempo conDora, fueron felices o al menos el creyó eso, ahora con la cabeza mas fría sinduda se dio cuenta que todo había sido un espejismo al que el quiso que fueraper al final el pasado de ella gano haciendo a los dos totalmente infelices.Ahora el comenzaría un nueva vida solo con su hijo.

 

O0o0o0o0o0o0o0o0o0O

La rubia se aparecía por la chimeneade la mansión, estaba verdaderamentemolesta, ya que habia salido a una misión, con el equipo de Harry y Pansy,Tonks fue con ellos, la bruja estaba sumamente distraída y por su descuidohabia recibido un ataque por suerte solo fue un rozon en la pierna, nada decuidado solo que le dolia mucho sentía que no podía caminar, era una sensaciónque quemaba se curo ella misma pero con el enfado ya no pudo ir a curarse,ademas que esa noche era el baile en la mansión de su familia, fue a loslicores de Severus y tomo una copa de whiskey nunca le habia gustado esa bebidapero en ese momento la necesitaba.

Tenia una semana que habiavuelto de la cabaña con su esposo, donde debía admitir las cosas cambiaronmucho, ella despues de relatarle todo su pasado se quito un peso de encima, elpocionista la trataba con mas delicadeza, seguía siendo el pero menos malo acomo era en un inicio, la rubia recordaba sus charlas frente a ese hermoso lagoque hicieron suyo con los dias siguientes a su estancia en aquel lugar, le dabamucho gusto haber conocido mas al pelinegro y ahora tenían una armoniosarelación, aunque sabia que el ocultaba algo, sonrio para sus adentros. Tenia 4dias sin verlo ya que se habia ido a una misión de la cual regresaba en esemomento, era aun temprano asi que imagino que estaría dormido, salió delestudio y subió las escaleras ahogándose en dolor, reia por dentro ya quecuando llegaron al ministerio con los detenidos, Pansy saco su peor ladoSlytherin mientras que ella se veía riéndose, sabiendo que su lado cruel sehacia presente.

Laspuertas del departamento de aurores se abrieron, con un huracán llamado Pansy,las miradas de los demás aurores estaban puestos, en la metamorfomaga queentraba mientras la pelinegra la seguía de cerca, con un Harry ayudando aHermione ya que ella no podía caminar bien por su herida en la pierna.

- MalditaTonks,- grito Parkinson,- por tus estupideces lastimaron a Hermione,- legritaba, hasta que llego frente a ella,- que tienes que decir a tu defensa o esque acaso tu intención era repetir lo de su examen final.

- Cállateniña que no sabes lo que dices,- reprocho la metamorfomaga.

- Yono te temo si me gritas, lo hare mas fuerte y si me maldices ten por seguro queresponderé, maldita, eso eres por cobarde,- hablo molesta.

- Quepasa aca,- el estruendo de la voz de Moody resonó,- Parkinson, Lupin queocurre,- hablo dirigiéndose a las brujas.

- NadaAlastor,- hablo la metamorfomaga.

- Nada,-rodo los ojos la peliengra,- por culpa de esa,- señalo a Dora,- atacaron aHermione ella debía proteger su espalda pero la muy,- se detuvo,- no hizo naday le cortaron la pierna a Hermione,- la rubia estaba apoyándose en Harry.

- Snapees verdad,- la rubia asintió,- Lupin te quedaras en trabajo de oficina un mes,mientras tu Parkinson deja de armar lios, en cuanto a ti Snape,- se volteohacia la bruja,- tienes una misión especial el Lunes te la informare,- la rubiaasintió,- ahora largo los cuatro no quiero verlos hasta el Lunes,- los auroressalieron mientras Pansy se acercaba a Dora.

 

- Esperoque aprendas a no meterte con Hermione,- ayudo con gentileza a la rubia acaminar.

- CalmaPans,- dijo lar rubia.

- Lose pero me enfada,- la rubia asintió,- pero su rostro de verdad esta tan mal oque,- la rubia sonrio.

En ese momento le causabaintriga del porque Tonks actuaba de esa forma, ella se veía, distraída pero siestaba molestaba su actitud, termino el trayecto de gran corredor, mientras aunsentía que su pierna se la quería arrancar, abrió la puerta con cuidado cuandollego a la cama esta era ocupada por Severus, ella se quito con magia la ropa,quedándose solamente con un pequeño vestido que usaba para dormir, dejaba aldescubierto sus piernas por su herida le dolia que daba miedo, cuandodespertara el pocionista le pediría algo ya que tendría que ir a la mansión consu madre o la mataría, al instante cerro los ojos, cayo en los brazos demorfeo, cuando soñaba en lugar de observar, el rostro sin vida de sus padres,veía el hermoso lago donde habia estado con Severus durante mucho tiempo, depronto en su sueño sintió un dolor en su pierna derecha, cuando abrió los ojos,observo frente a ella, al pocionista que le estaba untando una crema en lapierna, en ese momento se sentía tan bien su tacto en esa zona de su cuerpo,sus dedos se movían con agilidad y elegancia, su tacto era suave su intenciónera curarla, no lastimarla, su cuerpo se invadió de una sensación única quehizo sentirse increíblemente bien, pero cuando reacciono se sento de golpeprovocándose un poco de dolor.

- Quedate quieta,- ordeno el pocionista, larubia se quedo quietecita mientras terminaba de ponerle un vendaje ella loobservo a los ojos mientras la miraba con dureza,- ¿Por qué no medespertaste?,- cuestiono el pocionista,- esta herida se podíainfectar,-aseguro.

- Pero solo fue un cortada.

- Con una maldición,- afirmo,- a estas alturasdeberías saber que estas heridas las tienes que curar rápidamente,- ellaasintió,- ahora descansaras la pomada que te puse, deberá hacer efecto en unahora, cerrar la herida para que puedas ir a la mansión de tu familia,- la rubiaasintió,- porque tu madre no ha dejado de mandar notas preguntando por ti,- larubia sonrio, aun recordaba como que antes de irse a la misión su madre estabapreocupada y le advirtió que le avisara cuando estuviera en condiciones, ademásde que tenia que llegar ese dia muy temprano, para preparar todo,- ahora duermete despierto mas tarde,- con un ondeo de la capa, salió de la habitación.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Mas tarde en la mansión, larubia estaba en la que fue su habitación, observando su herida en la pierna aunrecordaba la sensación de las manos del pocionista sobre su cuerpo, unasensación agradable la invadió mientras hacia contacto las suaves y agilesmanos del pocionista sobre ella, suspiro viéndose en una sexy lencería, quecomo siempre su madre había elegido, en el perchero se dejaba ver un vestidoverde, corte sirena con la espalda descubierta. La rubia lo contemplo y cuandose disponía a hablar a su elfina la puerta se abrió dejando ver a su madre,seguida por Pansy, Astoria y para su sorpresa Luna venia con ellas, su madrehizo una mueca al encontrarla todavía sin vestir.

 

- Hermione porque no te has vestido,- le dijosu progenitora como saludo, ella embozo una sonrisa.

- Hola mama yo igual te extrañe,- le respondiócon ironia.

- A mi no me hablara de esa forma, por masmujer casada que sea, no lo permitiré,- le respondió con falsa dureza en suspalabras, cuando observo su pierna abrió los ojos,- pero que te paso,- dijoacercándose a ella.

- En la misión me roso una maldición, madrenada de que preocuparse, Severus me dio una poción,- nunca admitiría que elmismo le unto una pomada,- pero ya no me duele y prácticamente esta curada,- larubia asintió.

- Un di me mataras de la angustia con esetrabajo tuyo,- afirmo dramáticamente.

- Bueno ahora manos a la obra,- hablo lapelinegra. Mientras la ayudaban a vestirse, arreglaban su cabello ymaquillaban, la rubia hablo.

- Dime Lunita siempre si aceptaste lainvitación de Theo,- ella asintió,- me alegro el es muy bueno,- la rubia demirada azul suspiro en afirmación. Los minutos pasaron hasta que la rubiaestaba lista.

- Severus se morirá y si aun no he saltadoencima, esta noche lo hara,- dijo la pelinegra.

- Pansy,- le recrimino la rubia.

- No te sonrojes hija,- hablo la matriarca dela familia Malfoy,- son temas en las que te podemos ayudar.

- Madre no me interesa tus consejos y muchomenos saber tus experiencias con mi Padre,- las corto.

- Esta bien nunca crei que fueras tan timida,-la rubia asintió,- antes de que empiece todo, te aviso pequeña que tu padre y yodecidimos irnos de viaje nos vamos mañana temprano asi que me despido porquemas tarde estaremos sumamente ocupados.

- Que les vaya de maravilla madre,- ambas seabrazaron mientras salían de la habitacion para ir con sus parejas, la primeraen bajar fue su madre, abajo la esperaba con porte elegante su padre, Luna fuerecibida por Theo ante la mirada interrogante de Severus, Astoria por suhermano mientras que no se esperaba que Pansy hubiera ido con su amigo Harry.Por último ella bajo siendo esperada por Severus, el con su mirada seria larecibió mientras pasaban a unas mesas donde seria la cena, estaba presentestodos los amigos de sus padres. La cena fue tranquila sin mayorescontratiempos. Ella estaba con Severus en la mesa, junto a ella Pansy mientrasobservaban como Theo y Luna salían a los jardines, la pelinegra sonrió encompañía de su amiga.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Luna y Theo estaban en losjardines de la mansión, ellos simplemente se miraban con cautela, la rubia sesintia verdaderamente atraída por el castaño mientras el habia esperado toda lanoche para decirle algo muy importante, el la tenia sujeta de la mano mientrasestaban junto a una arboleda, todo estaba iluminado a la perfeccion dando unaire angelical al rostro de la rubia, el joven de mirada café la contemplaba,mientras ella sonreía con dulzura, el le tomo las manos y la observodetenidamente.

- Luna yo quiero decirte algo muy importantepara mi,- la rubia lo observo,- quiero darte las gracias,- la rubia lo detuvo.

- En realidad la que debe darte las gracias soyyo, por estar conmigo, tolerar mis locuras se que soy rara pero de verdad notienes nada que agradecer, sin embargo yo si, por soportarme,- antes de que larubia continuara, el castaño pego sus labios a los de ella, puso sus manos ensu cintura acercándola mas a el, ella seguía sus movimientos con suma timidez,mientras continuaban con una danza sincera, hasta que se separaron,- porque,-cuestiono la rubia quien estaba sonrojada.

 

- Porque me gustas, quiero que sepas que desdehace mucho tiempo me siento atraído por ti, eres encantadora me gusta tucompañía, tus locuras hace que desee estar a tu lado, que me contagies de esavitalidad que siempre tienes, quiero que seas mi pareja y me permitas decirleal mundo que estas conmigo,- la rubia se enrojeció nadie le habia dicho nuncanada parecido.

- Eres muy lindo Theo,- afirmo la rubia,- claroque podemos intentarlo, solo espero no te arrepientas,- el castaño negó.

- Jamás me arrepentiría de estar con la mujermas hermosa de todas,- ambos se fundieron en un tierno beso.

Mientras tanto en la mansiónPansy, Astoria y Hermione estaban charlando con Narcissa las mujeres observabancomo sus parejas estaban a aparte, a la heroína de guerra le sorprendió ver aHarry charlando con Draco y Severus su padre como siempre muy serio antecualquier situación, de pronto Pansy hablo.

- ¿Quién es ese espécimen?,- hablo lapelinegra, viendo a un hombre de cabello corto negro.

- Es el nuevo doctor en San Mungo,- aclaro lamatriarca de la familia Malfoy,- el están en control de maternidad,- termino suexpllicacion.

- Pues creo que yo ahora mismo deseo ser mama,-hablo la pelinegra, comiéndose con la mirada al doctor.

- En realidad querida lo habia invitado por ti,pero veo que llegaste muy bien acompañada,- dijo señalando al niño que vivio.

- Eso no importa, puedo probar cosasdiferentes,- Hermione solto una risita,- o tu que opinas Hermione esverdaderamente sensual no crees,- antes de que la joven pudiera responder elsexy doctor, se acercaba a ella, la pelinegra estaba asombrada mientras que larubia solo reia, pero sorprendidas quedaron cuando el se acerco ala joven SraMalfoy.

- Señora Malfoy,- dijo besando su mano.

- Doctor Casano,- respondió la aludida.

- No estamos en el hospital, llámeme Antony,-la castaña solo asintió,- me presento Antony Casano,- dijo extendiendo su manoa la pelinegra.

- Pansy Parkinson,- respondió con coquetería.

- Hermione Snape,- dijo la rubia mas seria,-encantado damas,- despues de las presentaciones comenzaron a charlar, las 4damas sonreían mientras escuchaban las historias del joven medimago, que ya lastenia perdidas por el con esa sonrisa angelical. Todo sobre las islas canarias

En otro lado del salón, loshombres charlaban, estaban concentrados que nunca se percataron de la presenciadel medimago con sus mujeres, hasta que Theo llego de la mano con Luna, seacercaron a ellos, cuando la rubia fijo su mirada en la mesa de sus mujeres, ycon una mirada soñadora hablo.

- Pero si hay esta Antony,- los hombres fijaronsu mirada donde veía la rubia, observando a sus mujeres charlando con un hombremientras sonreían ampliamente las cuatro, la dura mirada del menor Malfoy,estaba puesta en ese hombre.

- Como lo conoces,- pregunto a la ahora noviade su amigo.

- En un viaje es medimago,- dijo encogiéndosede hombros, el rubio se dio media vuelta dispuesto a ir a reclamarle a sumujer, antes de que pudieran detenerlo el rubio caminaba a grandes zancadas endirección a la mesa.

 

- Vamos Severus antes de que ese haga unatontería,- el patriarca de la familia Malfoy acompañado por el pocionistaimpactado también de la forma en que sonreía su esposa aquel extraño, se quedounos pasos lejos, cuando el rubio menor tomaba a su mujer del brazo.

- Astoria necesito hablar contigo,- sin saludara nadie fue con su dulce esposa a la biblioteca, cuando cerraron la puerta elrubio la cerro con hechizos, se volteo hecho un energúmeno con su mujer,- sepuede saber que diablos te pasa, porque estas coqueteando con ese imbécil,primero en el hospital y ahora eso,- le grito, la castaña antes se hubieraencogido de hombros pero ahora no, ya no seria mas la estúpida con quien Dracose caso.

- Mira Draco, no se que te ocurre a ti, no se aque vienen esta escena,- se acerco peligrosamente a su esposa, sosteniéndolapor los brazos.

- Tu eres mia, no debes estar de esa forma connadie.

- Entonces no puedo charlar con ningún hombreporque a ti te molesta,- el asintió,- pues te equivocas, no estoy haciendo nadamalo, solo charlaba con todas,- el no la soltaba,- no seas pesado ademas cuales tu molestia, que desprestigie tu nombre engañándote,- le dijo con ironia,-pues te recuerdo que por nuestros anillos sabrias inmediatamente si lo hiciera,porque crees que se que hasta ahora tu no lo has hecho,- despues de soltar eso,el rubio dejo de hacer fuerza en su cuerpo.

- No entiendes,- declaro.

- En ese caso explicame,- el puso su mano en sunuca,- no puedo soportar que nadie se te acerque, eres demasiando importante,nunca supe que eso podía ser posible, hasta que vi como le sonreías a otros,esas sonrisas que solo son mias, tu siempre has estado para mi no puedo niquiero que estes para nadie mas,- le afirmo dejando asombrada a su esposa.

- Asi que solo es eso,- el asintió,- pues quemaldito eres, tu deseas que este para ti en todo momento y tu cuando, hemospasado todo nuestro matrimonia concentrados en ti, si tu deseas acostarteconmigo, si me miras despues de hacer el amor, eres un desalmado,- le grito confuria.

- Dime que deseas,- cuestiono.

- Pasión,- aseguro.

- Eso tendrás,- se fundieron en un besopoderoso cargado de pasión y locura, ambos se despojaron de sus ropas parafundirse como nunca lo habían hecho. Cuando terminaron después de una mescla deéxtasis, el rubio la atrajo hacia el,- a partir de ahora todo cambiara,- afirmoatrapando sus labios besándola nuevamente con pasión comprimida que por finambos se había atrevido a descargar.

En una terraza estaba unajoven pelinegra, sintiendo el aire invadir su cuerpo, estaba con algunaslagrimas bajo su mejilla, ella no lloraba eso consideraba demasiado débil, peroese dia en especial se sentía demasiado débil, aun recordaba estar sentadariendo cuando de pronto los vio, besándose. A ese hombre con quien alguna vezcreyo amar, penso que se casarian, a pesar de la aceptación de su madre para elmatrimonio aun recordaba esa noche, cuando estuvieron juntos por ultima vez,ella sabia que estaba comprometido, pero creyo que dejaría a su prometida porella, hasta ese terrible dia, cuando el le dijo que habia sido grandioso sutiempo juntos pero que eso se terminaba al menos claro que aceptara ser suamante, la pelinegra lo sintió como un insulto le arrojo un expulso lapelinegra despues de eso lloro, para afirmar despues que nadie la volveria ausar.

Pensando en esa noche, noescucho cuando unos pasos se acercaron a ella, al darse vuelta, vio a Zabinidetrás, con esa sonrisa que antes hacia que cayera a sus pies, ahora solo leprovocaban ganas de golpearlo, ella intento escapar pero al pasar a su lado, latomo del brazo.

 

- Porque huyes Pansy,- le dijo el moreno.

- Aquí apesta por eso me voy,- respondió consarcasmo, el la atrajo mas hacia el.

- A mi no me engañas se que aun suspiras pormi, ademas ahora eres una santa para venir del brazo de San Potter,- ella loobservo con furia,- no sabes que las mujeres como tu solo sirven para una cosay esa se hace en la cama,- ella quiso golpearlo pero el la detuvo,- si lo hacessolo te lastimaras, sabes que nunca he encontrado a nadie mejor que tu, hay quedivertirnos,- ella con furia sonrio ironica.

- Pero que crees yo si encontré a alguien mejorque tu,- el moreno la observo molesto.

- Conmigo no se juega,- le advirtió, de prontouna voz interrumpió.

- Pansy pasa algo,- ella observo al niño quevivio entrando a la terraza con su vista en Zabini.

- Potter,- dijo el moreno.

- Zabini,- fue la respuesta del azabache.

- Sigue en pie la oferta Pansy,- hablo elmoreno mientras se marchaba la pelinegra se acerco al final de la terraza,mientras sus hombros se sacudían, el azabache se acerco a ella.

- Segura que no necesitas nada,- ella negó,- nose que paso con el, pero creeme que ninguna mujer debe llorar por un patan,vales mucho,- la pelinegra sin creer en sus palabras hablo.

- Yo no valgo nada, yo soy una mujer que se hadejado usar,- el joven de gafas la volteo para verla severamente.

- Nadie debe juzgarte por tu pasado, nadie debehacerte sentir mal por tus errores, tu eres excelente, me cuidaste en elhospital siempre eres eficiente en el trabajo, yo me siento feliz de saber queestas a mi lado,- ella estaba en shock

- Gracias,- el sonrio tranquilizándola.

- Esto lo he pensado por un tiempo, el otro diaque comimos juntos debo decir que fue magnifico, me gustaría que saliéramos,-ella no lo creía.

- Pero tu y la comadreja,- el azabache negó.

- No tengo nada con ella, hace mucho lo nuestrotermino,- ella sorprendida hablo, acercándose a el, sujetándolo de la túnica.

- Convénceme esta noche, y veremos si despuéspodemos salir,- el asintió llevándosela a la pista de baile.

Mientras tanto en una mesaestaba charlando una mujer rubia, con el sexy doctor, detrás ella estaba suesposo junto con sus padres, ella reia pues de alguna forma la charla con eljoven doctor era muy amena, mientras que el pelinegro trataba de mantener unacompostura sobre el, por alguna razón se sentía extraño al verla de esa formacon una persona que apenas conocía, la mirada de la matriarca de la familiaMalfoy observaba al pocionista.

- No te enfades Severus, ella solo charla conel,- el pelinegro levanto una ceja.

- Ademas no tendrías porque enfadarte,- leadvirtió el rubio. Siguieron escuchado la charla hasta que el pocionista logroori algo que si le molesto.

- Señora Snape desearía bailar una piezaconmigo,- la rubia antes de reponder una voz siseante se escucho a susespaldas.

- Me temo que eso no sera posible, ya que miesposa bailara conmigo,- el pocionista le tendio una mano, a su mujer, mientrasse ponían de pie, la mirada de Narcissa demostraba agrado mientras que Luciusresignación.

- Sabias que eso pasaría, nuestra hija eshermosa cualquiera la quisiera,- no termino de decir su argumento la Sra Malfoycuando su marido hablo.

 

- Hay cosas que no me gustaría saber que hacenuestra hija,- la mujer asintió besando rápidamente a su marido. En la pista debaile el matrimonio Snape danzaba de un lado a otro la rubia sentía el tactodel pocionista encantador, hacia mucho tiempo que esa cercanía, le parecía unsueño, ahora era una realidad, ella estaría con el solo esperaba que un dia elle pudiera tener cariño, la canción era lenta asi que sus cuerpos se juntaron,ella poso su rostro en su pecho, era agradable sentir su corazón, de prontopara ambos el mundo se detuvo, ya no estaban en la habitacion llena de gentesolo estaban ellos dos, bailandosintiendo su mundo detenerse en ellos dos. el baile siguió. El pocionista nopodía creer la tranquilidad que desprendía el contacto de su joven esposa conel, hacia tiempo que no se sentía de esa forma, con ella nunca se sintió asi devivo su relación siempre estuvo oculta mientras que con Hermione simplemente sesentía vivo, a ella siempre supo que debía protegerla, pero con su rubia esposala protege porque asi lo desea. Ambas son sin duda muy diferentes, una eratorpe, mientras que la que esta asu lado, es muy fuerte, leal y valiente,porque compararlos, habia un mar de diferencia, como no podías comparar el azuldel cielo de dia con la oscuridad de la noche, ambas eran especiales, aunque larubia que sostenía, era espectacular. Bajo su mirada cuando sus ojos seencontraron, la calidez de esos ojos mercurio invadió su ser, ella eramaravillosa simple, pero hermosa no era pretenciosa y muy trabajadora, susencillez lo cautivaba, aunque pudiera tener lo que deseara, ya que sin dudasus padres nunca le negarían nada o incluso el como su esposo tenia un bodegallena de galeones a su disposición, ella prefería con su dinero comprar suscosas, nunca dejaba que el pagara nada, era admirable sus deseos de superarse,su valentía al enfrentar la muerte de sus padres, para despues saber queaquellas personas que la había humillado, era su familia, al ver esa miradagris, el acerco su rostro, sus labio caminaba hacia la boca de su esposa, perose detuvo seria invadir su privacidad así que subió su mirada para su frente yla beso. ella se estremeció, el baile continuo hasta que se detuvieron, eratarde y al castaña bostezo.

- Quieres marcharte,- cuestiono el pelinegro.

- Si estoy cansada además la pierna,- elpelinegro asintió. Ambos fueron con los patriarcas Malfoy a despedirse,mientras lo hacían su madre beso su frente, su padre la abrazo y dijo queregresarían en dos meses, ella los despidió y como no encontró ni a su hermanoo su cuñada dijo que después los buscaría. Al llegar a la mansión por lachimenea ella se veía agotada, dias sin dormir ademas de la herida hicieron queestuviera realmente agotada. Al llegar la rubia dio un paso donde casi se cae,el pocionista la tomo del brazo.

- Puedes caminar,- ella asintió pero al darotro paso, sintió que se caia, el pocionista la tomo en brazos, y estilo noviala cargo, ella se aferro a su cuello, mientras se perdia en su aroma dehierbabuena y pergamino, el pocionista la sostenía cuando llegaron a lahabitación, la deposito en la cama, ella hizo un gesto de dolor.

- El vestido Severus, cuando choca duele,- elpocionista con un movimiento de varita hizo desaparecer el traje, dejando conla sexy rompa intima de la rubia, en ese momento a ella le importo poco que laviera de esa forma, mientras que el pelinegro trataba de concentrarse para nomirarla, tomo la pomada para untarla en su pierna, ella por el dolor se quedoprofundamente dormida. El pocionista admiraba su figura, simplemente hermosa,pero a su memoria llego la imagen de una figura parecida, simplemente no podíaolvidarla, eso no le gustaba, habia pasado mucho tiempo era ahora de dejarla enel pasado, tomo las sabas y la subrio, mientras el se quitaba su ropa, se pusosu pantalón negro, al recostarse a su lado, su mente seguía vagando en supasado las noches con ella, quería sacársela de la cabeza, se quedo observandoel cuerpo de la joven se veía adorable con mucha calma, despues de narrarle loshechos a el, ella se veía mas estable, durmiendo dejando atrás esos recuerdos.Momentos despues la rubia giro su cuerpo al pocionista colocando su mano en suabdomen, el estaba sentado, sintió un extraño cosquilleo, cuando intentosepararse, ella lo apretó aun mas, el dejo que dejara su mano en ese lugar, laobservaba detenidamente, hasta que pasando un tiempo, ella abrió los ojos, elpocionista se vio hechizado por los ojos mercurio, mientras ella por esos pozososcuros, la joven comenzó a levantarse levemente, mientras subía sus manos porel abdomen y pecho del pocionista, el se estremecía con su tacto, mientras ellasubia su mano derecha hacia su nuca mientras que con su mano izquierda tomo sumano para ponerla en su espalda, su rostro se acerco al del pocionista paraponer sus labios cerca de los suyos, sus alientos chocaron, mientras que elpelinegro hizo el ultimo movimiento, junto sus labios con los de ella,sintiendo la calidez de esa extencion de su cuerpo, beso con delicadeza primeroel labio inferíos para desender con ternura al inferior, ella se aferraba a sunuca y jugaba con su cabello, acercándose cada vez mas, el beso exigió mashaciendo que ambos enredaran sus lenguas, sintiendo la calidez y una granhumedad, la rubia apoyándose en los hombros del pocionista se sentó ahorcajadas sobre el, separándose solo por unos momentos, para despues continuarcon sus besos, el pocionista puso sus manos en la espalda de su joven esposa,mientras bajaba sus manos para sentir sus piernas, cada toque eraelectrificarte, al igual que con cada beso hacia sentirlo mas cerca a la mujerque tenia enfrente, dejando atrás a la mujer de su pasado, beso su cuello conmaestria, mientras la rubia se movia el pocionista sintió estremecerse ante elcontacto intimo de su mujer, ella seguía sentada uniendo sus cuerpos de talforma que era inevitable percartarse, que para el cuerpo del pocionista no leera indiferente, los besos y caricias no sesaron hasta que el pocionista quitocon delicadeza la ropa e su mujer, besando cada parte de su cuerpo, en la partesuperior, debajo de ese largo cuello se encontraba un gran placer para elpelinegro. La rubia sentía que sonidos producía su cuerpo, desde su estomagohasta su garganta se formaba una sensación increíble y placentera, esos sonidosse hicieron mas intensos, conformo el calido contacto de la boca del pocionistahacia en su cuerpo, la rubia sentía desfallecer, hasta que de pronto elpelinegro se detuvo, ella lo miro a los ojos.

 

- Estas segura,- pregunto el pocionista, ellaasintió,- si permites que continue no habrá vuelta atrás,- ella sonrio.

- Eso es lo que quiero,- el pocionista tomo esocomo una forma de decirle que continuara, con agilidad y ternura acomodo a larubia debajo de el, para permitirse admirarla, beso su cuerpo hasta llegar allugar prohibido aquel en cual el seria el primero en explorar, retiro lo querestaba de su ropa, mientras la besaba, la rubia sintió que su contactoquemaba, el pocionista se iba a quitar sus prendas cuando ella decidio sentarsepara observarlo, es cierto que a ella le daba pena su desnudes pero admiraba laforma en que el pocionista la estaba tratando, ella admiro su cuerpo, si torsodesnudo mientras veía su extencion, ella se pudo de pie y beso su cuello, el seestremeció, mientras la alejaba.

 

- Hay no es asqueroso esa cicatriz,- se referíaa la mordedura de Nagini, ella negó y continuo.

- Ami,- beso,- me parece,- beso,- encantadora,continuo con su recorrdo, besando cada marca del cuerpo de su esposo,- eresperfecto Severus nunca te avergüences de tus cicatrices, yo también tengo y nodebemos sentirnos inferiores, al contrario son recuerdos de lo que henossuperado,- lo volvió a besar mientras el levantaba su rostro.

- Sabes que eres la mujer mas madura queconozco, simplemente es magnifico la forma en que tomas la vida,- ella sonriomientras se besaban, el la llevo a la cama, donde ambos se hicieron uno,disfrutando su cuerpo, su tacto, cada sonido que generaban ambos cuerpos hacíanque el placer creciera, ella se sentía feliz al entregarse al hombre que amaba,mientras el con cada rose, beso caricia, hacia que el pasado, de aquel cuerpoque amo se desvaneciera, se perdiera en sus recuerdos y que solo ella a quientenia debajo, fuera el centro de su atención, momentos despues ambos llegaronal máximo sentido del placer, mientras se desvanecían del cansancio, ella serecostó en su pecho quedándose dormida al instante.

A la mañana siguiente, larubia se despertó creyendo que sentiría el cuerpo caliente de Severus, ella se estremecióal no sentirlo, asi que busco su bata colocándosela en su cuerpo, bajo de lacama, recordando los momentos de la noche pasada, cada caricia la haciasentirse magnifica, observo la biblioteca y nada, la cocina pero tampoco habianada, asi que decidio bajar a su laboratorio quería verlo, cuando observo lapuerta entreabierta, vio al pocionista de pie con algo en las manos, ella seacerco para abrazarlo, lamentablemente cuando se acerco a el, vio una foto deuna mujer junto a el, el parecía admirar a esa dama, pero lo que mas estremeciófue reconocer a la joven de la foto, que besaba a su marido.

- Tonks,- dijo en su susurro que Severusescucho, el se dio vuelta para verla de pie en shock, el comprendió que ellaera esa mujer de la que Remus le hablo, era cierto sus sospechas,- estasenamorado de ella,- el pocionista se acerco a su joven esposa.

- Hermione deja que te explique,- hablo elhombre de mirada dura.

- Que me diras que estas enamorado de ella, queme hiciste el amor, pensando en su cuerpo no Severus esto es muy claro,- el seacerco mas.

- Alejate no quiero verte,- cuando ella se ibaa ir el la detuvo.

- Esto es mi pasado, afirmo.

- Por lo que veo no, si sigues pensando enella, esta muy presente,- ella antes de irse dijo,- no me enfada que hayasamado, lo que me molesta que pensaras en ella mientras me entregaba a ti,-azoto la puerta para perderse en su habitacion. Mientras que el pocionistaobservaba la foto de quien fue el amor de su vida y la mujer que la nochepasada se habia entregado sin restricciones, sintió estremecerse, ya que elcreyo que Tonks era un recuerdo, pero en ocaciones el pasado no se olvida y susombra te persigue para siempre.

 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

No me maten, tratare deactualizar mañana pero no prometo nada, porque estoy realmente ocupada, peropor ratos escribiré gracias por leer y las 64 personas que me tienen enfavoritos, gracias Yazmin por comentar siempre, MagJane97, Ximesana, AdriSnape,Isis, Daliana, Manuoq. De verdad espero les guste el capitulo

Aguamenti,seescucho un hechizo en una recamara en penumbras, de una varita salió un chorode agua directo al rostro de una joven rubia, que al sentir el contacto sedespertó, rápidamente sintiendo un fuerte mareo.

- Que te pasa Parkinson,- le grito a su amiga.

- A ti que te ocurre, llevas en esa cama unasemana, entiendo que algo grave paso, pero no pudes dejar vecerte, al contrariodebes demostrarle a ese desgraciado que no te importa lo que hace, si continuasde esa forma, ademas de demostrar tu debilidad, haras que te despidan Moody note esperara mas, ya no se tragara el cuento que la herida en tu pierna fuesuficiente para tumbarte en la cama mas de una semana, asi que te levantas y tebañas,- la rubia no quería hacerlo.

- Pero no quiero,- aseguro, la pelinegra sesento en la cama, puso su mano en la cabeza de su amiga.

- Hermione se que fue duro, pero aun nocomprendo tu enojo, ella es su pasado, en realidad no es como si la siguieraviendo,- ella levanto su rostro lleno de lagrimas.

- Es parecido, imaginate me hizo el amor y a lamañana siguiente admira su foto, eso solo significa que la ama,- la pelinegranegó.

- Eso no significa nada,- la rubia la miromolesta,- mira conmigo ni te enojes, yo solo te puedo decir que lo mejor eshablar con el, al final ella es su pasado, tu su presente,- la rubia seestremeció, no quería ni pensar en el se sentía lastimada, como era posible queno se percatara, de que ella era la mujer que amo, sabia que era infantil peroella se entrego con amor, y darse cuenta que el solo lo hizo por lujuria eraalgo que le dolia, no lo podía creer lo que único en lo que podía pensar era enel, lo amaba y en el momento que sintio que su corazón aun le pertenecía a esamaldita, sintió que su mundo se moria, que haría perdonarlo, pero en realidadhabia algo que perdonar, hacer que no vio nada, pero seguir ante la sombra deun fantasma, o darse un tiempo a solas para pensar, creía que la ultima opciónseguía siendo la mejor, por eso esperaba que Pansy le diera un poco de tiempohospedaje, camino al baño para relajarse, cuando salió y seco su cuerpo, se pusosu uniforme ahora esperaba que Moody no la despidiera, salió del departamentode Pansy con ella, al llegar al ministerio ella seguía sin hablar, suspensamientos estaban presentes, olvidándose de todo. Cuando salió dellaboratorio del pocionista creyo que el, la seguiría pero no, ella enojada tomoropa y por la chimenea fue al departamento de su amiga, donde le conto todollorando, una semana habia pasado, donde la única forma de vida que demostróSeverus, fue una nota diciendo que se tomara el tiempo que necesitara con unabolsa con suficientes galeones para un mes de vida, eso le provoco aun mascoraje. Asi que decidio quedarse un tiempo con su amiga, sabia que tendría quevolver a la mansión pero no lo haría por el momento. Caminaba por los pasillosdel ministerio, cuando una voz la saco de sus pensamientos, un pequeño corriapor el pasillo hacia ella, la rubia se estremeció era un bebe pero era muyfuerte, su cabello negro contrastaba con su sonrisa, cuando ella se agacho loabrazo fuertemente dándole un beso en la mejilla, el pequeño cambio su cabelloa su rubio, ella sonrio.

 

- Teddy,- le dijo la rubia.

- Mimi,- le respondió el pequeño abrazándolafuertemente, cerca de ellos estaba Remus con una mirada triste, la rubia loobservo mientras se acercaba a el.

- Remus que tienes,- le cuestiono el levanto surostro.

- Me divorcie de Tonks y ella no quiso quedarsecon Ted,- la rubia le dio el pequeño a su amiga.

- Como que no quiso,- el la observo, paradespues abrazarla.

- Ella no me ama nunca lo hizo, al parecersigue enamorada de el, y cuando le pedi el divorcio me lo dio sin mas, y ahorano quiere a Teddy con ella, asi que tengo su custodia, dice que no es una buenamadre,- la rubia asintió.

- De eso estoy segura,- el castaño lacontemplo, no era propio de ella tanta amargura.

- Acaso te paso algo,- ella negó.

- Todo tiene solución,- le asrguro,- pero tudonde vives.

- En una casa a las afueras del callejosDiagon,- ella asintió.

- Mas tarde los paso a ver o mañana, sabes quecuentas conmigo Remus, cualquier cosa buscame.

- Gracias Hermione, ahora vete que se te puedehacer tarde,- ella asintió pensando que Moody la mataria, abrazo al licántropoy fue con el pequeño.

- Teddy despues de ire a ver, ahora vez conpapi,- el niño la beso y se fue con su padre, quien se marcho con el. La rubiale explico en el camino lo que paso con Tonks, haciendo que la pelinegra lamaldijera. Al llegar a su piso, la rubia se estremeció al ver a Tonks sonrienteen su mesa, esa era una verdadera perra, dejar a su hijo asi como si no leimportara, por ese instante lo que paso con Severus, se olvido, dejando ver aun niño con la mirada triste frente a ella, la rubia se estremeció, alobservarla que se acerco hasta su mesa, golpeo fuertemente, haciendo que todoretumbara, la metamorfomaga levanto la mirada, los ojos de la rubia estabanllenos de rabia.

- Que ocurre Hermione, no debes venir con esosdesplantes,- la rubia se molesto mas que arrojo los pergaminos que estaban enla mesa al suelo.

- Eres una maldita como se te ocurre hacerleeso a Ted, es tu hijo y te deshaces de el,- la bruja frente a ella, se levanto.

- Tu no eres nadie para reclamarme nada,- larubia asintió,

- Tal vez no pero con esto demuestras que eresuna maldita,- se le acerco,- y di que Remus no sabe que todo este tiempo tuvocerca de el, al causante de que no lo amaras,- sonrio con burla,- pero quecrees el es mio ahora, si supieras la verdad del porque no he venido toda lasemana, digamos que estuve de luna de miel,- sabia ella que mentia pero aun asila satisfacción de verla molesta le causo gran alivio, la metamorfomaga quisogolpearla pero la detuvo la bruja,- te molesta, pues que pena,- se burlo, alsegundo intento de golpe se escucho un sonido sordo.

- Que demonios pasa con ustedes,- reclamo eljefe del departamento, la metamorfomaga escondiendo su rostro bajo la cabezamientras que Hermione levanto la cabeza.

- No se ella esta triste por su divorcio,- dijosin remordimiento a que todo el mundo lo supiera, la metamorfomaga estabamolesta.

- Snape ven a mi despacho,- la rubia caminohacia la oficina de Moody, cuando entro vio un hombre sentado, dándole laespalda, la joven se quedo de pie, mientras su jefe la miraba enfadado,- no seque rayos les pasa a Tonks y a ti, ambas nunca me han dado problemas, pero mehan decepcionado, debería castigarte al igual que a ella, pero por suerte parati hay una misión en la cual solicitaron tu presencia, asi que la cumplirás larubia asintió.

 

- Si señor,- respondió con respeto.

- Tu misión es ser guardaespaldas, de unapersona,- la rubia observo al hombre de la silla al darse cuenta que loreconocía, se quedo impactada al verlo.

- Hermione,- dijo el hombre frente a ella, sinrastro de su acento, el hombre se puso de pie, para despues tomar su mano ybesarla,- un gusto volver a verte.

- Víktor,- dijo la rubia.

- El te pidió a ti, estará en Londres 3semanas, deberas cuidarlo,- sentencio el hombre del ojo mágico.

Momentos despues la rubia,salía del departamento de aurores, detrás del jugador de quidditch aun sepreguntaba el porque cuidarlo, cuando vio en las chimeneas, una enorme cantidadde gente, con cámaras comprendió el porque, la rubia se puso junto de el,cuidándolo con su cuerpo alejándolo de esa forma de las personas abarrotadas,al salir caminaron por el callejón hasta salir al Londres Magico a un hoteldonde se hospedaría el jugador de quidditch, al llegar a la entrada el lesonrio.

- Me da mucho gusto verte despues de tantotiempo,- ella asintió.

- A mi también Viktor,- le devolvió la sonrisa.

- Quieres ir a tomar una tasa de te,- invito elBulgaro.

- Estamos en horas de trabajo, no es apropiadopara mi hacer eso, me encantaría, pero si se enteran me podrán despedir, perogracias por la invitación,- el hombre frente a ella asintió,

- En ese caso sera para otra ocasión,- ellaasintió,- puedes ir a comer, no te necesitare hasta mañana por hoy me quedare adescasar y los demás aurores están en los alrededores.

- En ese caso nos vemos mañana, según tu agendaa las 8 de la mañana estoy aca,- el pelinegro asintió, tomo la mano de la rubiay la beso.

- Por cierto luces hermosas de rubia,- ella sesonrojo y salió de lugar donde el Búlgaro se hospedaría. Cuando salió caminopor las calles, su mente estaba en lo que había ocurrido, esa mañana y sobretodo una semana atrás, esa bruja la había tratado como si la quisiera, y cuandose caso comprendió su cambio de actitud, se distancio de ella, sus malditoscelos era los que la consumían, pero el porque no le dijo, eso le molestabapero mas pensar que estuvo con ella pensando en otra. Le dolía en el almapensar que solo la usara.

Recordó que tenía que ir conRemus, para que charlaran de su situación, ya que si ella podía ayudarlo, loharía con gusto. Camino por el callejos Diagon mientras observa los negocios,paso por la gran ventana que mostraba hierbas, el negocio de su esposo, quegran palabra era esa, pensó la rubia, el matrimonio era un gran compromiso queal parecer nadie tomaba en cuenta con esos estúpidos contratos, de igual formasabía que no se podía divorciar de el, así que su vida estarían atadas soloesperaba, que pudiera estar alejada de el por un tiempo no podía ni queríaverlo, lo amaba eso no lo dudaba en qué momento esa admiración se volvió amorni ella misma lo comprendía. Pero en ese momento dolía su alma.

Llego a la librería, dondeobservo a Remus, con su hijo sentado en el mostrador, la rubia sonrio, aunrecordaba cuando la vida era sencilla y vivía con su linda familia, aquellosque ella amaba, abrió la puerta, mostrándose serena tenia que hablar con el, nopodía permitir que le siguieran viendo la cara. Al verla en licántropo intentosonreír, pero se veía forzado, el pequeño niño la vio para cambiar su cabello arubio era su forma de saludar, se acerco para darle un suave beso en la frente.

 

- Hola Teddy,- el pequeño sonreía,- Remus,- ellicántropo asintió. Ambos se quedaron en silencio, hasta que el castaño hablo.

- Y porque no estas en el departamento deaurores,- cuestiono.

- Estoy en una misión,- el no pregunto mas.

- Ya comieron,- el castaño asintió,- donde seestán quedando,- continuo con su interrogatorio.

- En un departamento no muy lejos de aquí,-ella sonrio satisfecha por la respuesta. Mas tarde la rubia se encontrabaayudando al hombre que consideraba su padre, acomodando libros pasando eltiempo el licántropo se estiro, ambos observaron como Teddy estaba durmiendo enel sofá, la rubia le acaricio la cabeza, el niño pareció reaccionar porqueestiro sus brazos, ella lo tomo y cargo en su regazo. Momentos despues unalechuza llegaba con una nota para Hermione, reconoció la lechuza de su amigo,en ella su amiga le explicaba que estaría fuera del departamento, y le mando elexpediente del caso de Viktor, ella no sabia porque estaba cuidándolo asi quetomo los pergaminos de caso, y los puso a su lado.

- Pasa algo,- cuestiono el castaño.

- No solo que,- se quedo callada,- ¿podria ir adormir con ustedes hoy?,- cuestiono la rubia, el licántropo la observo en esemomento no preguntaría pero imaginaba de que no deseaba llegar con su esposo.

- Por supuesto sabes que eres bienvenida,- larubia sonrio.

- En ese caso vamos por algo de cenar,- elcastaño, asintió y ambos se pusieron de pie, cerraron la rienda el pequeñometamorfomago no quiso separarse de la rubia, y cuando quiso pasárselo a supadre el niño se aferro mas a la bruja, ella dijo que lo llevaría, caminaban larubia y la castaña mientras que el pequeño seguía en la profundidad de sussueños. Ambos reian recordando época eran tantos recuerdos, ellos siempre eranmuy unidos, de pronto la rubia sintió una que una sombra la cubria, levanto lavista para ver a su esposo frente a ella.

- Hermione,- dijo siseando el hombre, el habiavisto a lo lejos a su esposa con el licántropo, ambos sonreían cosa que nogusto al pocionista.

- Severus,- ella dijo simplemente, mientrasintetaba esquivarlo, el le tomo el brazo.

- Debemos hablar,- ordeno.

- No tu mismo me dijiste que me tomara eltiempo que quisiera asi que no entiendo tu cambio de opinión,- explico larubia.

- Sera un momento,- ella negó, soltándose ysiguiendo su camino, al tiempo que el intentaba seguirla, el licántropo lodetuvo, el pelinegro lo fulmino con la mirada cuando estuvieron frente afrente.

- No es el momento,- el pocionista se solto.

- Eso no te importa Lupin,- afirmo elpelinegro.

- Solo digo lo que es, no debes estaracosándola, ella dijo que no quiere verte entonces respeta su decisión,- aformoel hombre de mirada miel.

- No me interesa lo que digas, ahora quítate demi camino,- se solto con mas fuerza de la necesaria, para despues comenzar acaminar, en dirección contraria a la de su esposa, iba realmente molesto nopodía entender, porque iba con el y aun de niñera, si ella estaba molesta conel porque haber estado con Tonks, hacia mucho tiempo, porque estaba con elsabiendo que la veria, era inconcebible para el no podía estar ante loscaprichos de ella, se alejo pensando en como la confrontaría la próxima vez quela tuviera, también se percato que cada dia soportaba menos a ese maldito lobo.Llegaron al pequeño departamento del licántropo, pusieron las cosas para lacena, mientras que la rubia, iba a dejar a Ted a su cuarto el pequeño se quedoprofundamente dormido, mientras el licántropo esperaba, cuando salió de larecamara del niño.

 

- En el baño hay ropa para que te cambies,- larubia asintió en ese momento no quería hablar, fue a la puerta que le indico ellicántropo, sintió el agua relajarla, le dolia el cuerpo, estaba agotada,esperaba poder dormir, pero tenia que afrontar con el hombre que la quería comouna hija, se puso la camisa que Remus le dio le quedaba enorme, salió del bañoy se fue a la sala, donde saco el expediente, de Viktor para comenzar a leerlo,dentro del documento explicaba brevemente que habia recibido amenazas por lotanto debía ser protegido, era extraño para ella tantas medidas de seguridad,ya que el no estaba en problemas, no debía meterse mas en el asunto, solo leyónombres y miro retratos, de las personas que estaban tras el ex jugador dequidditch mas exitoso y ahora entrenador. En ningún momento se percato queRemus la observaba, ella levanto la vista de los pergaminos regados, con unmovimiento de varita los levanto y acomodo en un rollo bien formado, ellicántropo se sento a su lado,- vamos a comer,- la rubia asintió parándosejunto con el hombre de mirada radiante, que ahora lucia melancólica, la cenapaso sin mayores palabras, hasta el chocolate, simplemente habia costumbres queamaba,- dime en que misión estas,- ella sonrio el siempre tan atento, enocasiones pensaba que era su verdadero padre, no es que hiciera menos a lorubios, solo que con el todo era mas sencillo sin tanto protocolo, recordabaque la vida era mas sencilla, a su lado.

- Estoy cuidando en tiempo completo a ViktorKrum,- el licántropo asintió.

- Con el joven que fuiste al baile de lostorneo de los tres magos,- ella asintió,- pero que paso, es peligroso que seasguardaespaldas de alguien,- aseguro.

- Sabes que no dan mucha información, pero note angusties, hay mas aurores a su lado la que esta con el soy yo, solo serán 3semanas,- el castaño asintió.

- Y Severus que opina,- ella se levanto de lasilla, fue al sofá estaba molesta con el,- por lo que veo no andan bien lascosas,- afirmo el licántropo.

- Es verdad es solo que no quiero verlo,- dijotapándose el rostro, el licántropo la tomo del rostro para verla.

- Acaso el te lastimo, se que nada le impidepero,- ella negó.

- Físicamente no me hizo nada, es solo que,-ella se recostó en su pecho a llorar, el pasaba su mano en su espalda. Losminutos pasaron hasta que la rubia levanto el rostro,- me entere de algo quepreferiría ignorar,- al fin respondió ante la pregunta no formulada delojimiel.

- Hermione,- hablo con calma,- en ocasiones laignorancia puede dañar mas que la certeza,- observo los ojos de la rubia,- espreferible saber, asi conocemos a que nos enfrentamos, en mi caso siempre deseeconocer el nombre del ser que se apodero del corazón de Tonks, se que ella losigue amando y ahora que no esta conmigo, no se si lo buscara, en mi cabeza,hay una persona sin rostro, sin saber que le ofreció a ella, que despues deltiempo juntos, de un hijo ella siguiera pensando en el, tampoco dire que soyperfecto pero siempre la ame,- se quedo callado,- ahora no se que paso conSeverus, pero debes saber que todo se soluciona, hablen porque te conozco miniña, y se que no lo has escuchado, deber permitirle expresarse,- la rubia sepuso de pie.

 

- En ese caso necesitaría dos versiones, porqueson dos traiciones,- ella se quedo de pie,- me dolio Remus, yo nunca crei queel fuera capaz de ocultarme algo tan importante, y sobre todo lo que paso,-ella bajo la cabeza,- siempre dices que soy una bruja muy inteligente, pero enverdad que para algunas cosas soy una reverenda tonta,- el licántropo sonrio.

- Eres muy inteligente, pero una joven quenecesita vivir, mas cosas que no sean hechizos y los mas importante necesitasvivencias, cosas que los libros no dan,- ella sonrio por primera vez en dias.

- El asunto es que es,- no sabia como empezar,-descubri que si hubo alguien mas en la vida de Severus,- el licántropo asintió.

- Pero recuerda es pasado,- ella negó.

- El la tiene muy presente, eso es lo que meduele, el pudo haber amado, aun sabiendo como es nuestro matrimonio lo acepto,el no decidio casarse conmigo, fue obligación, pero pasaron cosas que mehicieron creer que el y yo,- se quedo callada.

- Te enamoraste,- concluyo el licántropo lajoven solo agacho la cabeza, el se acerco para abrazarla,- no tienes de queavergonzarte, es normal, siempre te he dicho que el no es malo, asi que si loelegiste para que fuera el dueño de tu corazón esta perfecto.

- Ese es el problema,- exploto Hermione,- quesi me equivoque, el es un traidor al igual que,- guardo silencio,- hace unasemana el y yo estuvimos juntos por primera vez, por un momento juro por Merlinque crei estar haciendo el amor, pero a la mañana siguiente me desperté paraverlo, viendo su foto el aun pensaba en ella y me estuvo conmigo,- dijollorando.

- Pequeña trata de hablar con el, no sesolucionarlo,- paso su mano por el rostro,- debe haber una razón poderosa parasu silencio, lamentablemente para ti no hay forma de librarte de esematrimonio, asi que

- Tendre que quedarme con el,- concluyo labruja, ambos se quedaron en silencio,- hay algo mas ella también la conozco, y nunca me dijo queella habia estado con el.

- Debe,- la rubia lo interrumpió.

- Tu me dijiste que prefieres saber,- ellicántropo asintió,- ella es Tonks,- el silencio invadió el lugar, el hombre decabello castaño se sento en el sofá cubriendo su rostro con sus manos, la rubiase arrodillo frente a el, lagrimas bajaron por la mejilla de Remus, mientrasella lo abrazaba.

- Lamento que te hayas visto involucrada enesto, tu no debías pagar por errores de nosotros, yo por creer en ella y ellapor no decirte la verdad.

- Ahora como me dijiste debemos seguiradelante, tu te libraste de Tonks, puedes rehacer tu vida,- el licántropolevanto el rostro.

- Y tener que soportar a una persona que metenga miedo cada mes, ella me temia siempre, aunque a los demás les dijera locontrario, no Hermione eso no los soporto, ame pero ahora debo preocuparme porTed,- a rubia asintió.

- Estoy contigo para todo,- recalco.

- Gracias pequeña,- ambos se abrazaron, hastaque unos pasitos sonaron, ella se levanto viendo a Ted, con el cabelloalborotado.

 

- Mimi,- dijo ella se levanto y en brazos lollevo a la cama, lo recostó el pequeño se aferro a su cuello, provocando queella, se recostara con el. La rubia veía al pequeño que sin deber nada habiaquedado en un tornado de emociones, decisiones, ella lo ayudaría porque siemprelo habia considerado como un hermanito, lo abrazo y mimo hasta que ella mismacayo rendida.

Una semana paso desde que larubia, le había confesado todo a Remus, el había estado deprimido, pero ante supequeño, todo era felicidad sin duda un hombre admirable, ella decidió irse asu departamento ya que el pequeño metamorfomago, si no lo arrullaba Hermione nodormía, solo pasaba las noches en el lugar ya que el dia entero estaba conViktor.

Una tarde iban por elcallejón Diagon, ella a sus espaldas mientras el iba un poco mas adelante, unainfinidad de diarios, habia salido diciendo que ellos, se veian muy junto, larubia no le intereso lo único que quería era sentirse libre, caminabaobservando los alrededores, hasta que el Bulgaro que entendió que su tratoseria profesional, le indico el camino a una tienda ella no se percato deadonde se dirigía hasta que al entrar observo el lugar ya conocido, la botica,ella se sorprendió cuando al entrar vio a Severus en el mostrador con cara depocos, amigos al verla levanto una ceja, ya que el joven de facciones duras lahabia llamado por su nombre para preguntarle el nombre de una planta. En esosdias Hermione se percato que el joven iba de recolección por objetos que en sumayoría conocía la rubia mientras el no, asi que era común que el la llamarapara consultarla, el se metió al fondo de la tienda, cuando el hombre de capanegra se acerco a la joven de mirada gris, la tomo del brazo acercándola a sucuerpo.

- Asi que ahora estas con el,- cuestiono elpocionista.

- Ahora no Severus estoy,- el no la dejoterminar.

- Con el de verdad que eres doble cara, primerote molestas por algo de mi pasado, ya hor tu haces algo que sin duda afectamuchas cosas,- ella solo lo miro duramente.

- No te dare explicaciones si continuas de estaforma,- el la iba a protestar cuando una voz sono.

- Pasa algo Hermione,- hablo el joven, ella sesolto y se acerco al hombre que cuidaba.

- No Viktor, hallaste lo que buscabas,- el negó,cuando iba a salir del lugar el pocionista atrapo a la bruja.

- Adonde vas tu y yo tenemos que hablar,- exigióel pocionista.

- Este no es momento suéltame,- el se negaba.

- Señor le pediré que suelte a la señorita,- else rio.

- Que no sabe quien soy,- el búlgaro negó,- suesposo,- el ex jugador de quidditch asintió,

- En ese caso como caballero ella le pide nohablar en este instante,- el pocionista observo la cara de odio de ella asi quela solto.

- De todas formas tendras que hablar,- se giroantes de que ellos salieran del lugar le dijo,- tienes hasta que regresen tuspadres para volver a la mansión,- ella salió hecha una furia, el joven Krum nopregunto nada mas.

En ocasiones el enojo haciaactuar con errores, por eso es mejor sentirse un momento en paz, los impulsosafecta la vida y estas dos almas debía comprender eso, el enojo no es buenconsejero cuando del corazón se trata.

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

 

Perdón por el atraso esperoles haya gustado el capitulo. Gracias a todos por sus comentarios, de verdadque son geniales, las 69 personas que me han agregado a favoritos y las 9 quecomentaron el capitulo pasado gracias de verdad mis lectores.

Antesque nada gracias por las personas que leen y comentan la historia, hacerSevmiones es lo que mas me gusta, por eso me siento feliz de que esta historiasea bien recibida, gracias por sus palabras que me llenan de emoción, esperodisfruten lo que viene en esta historia.

La rubia se miraba al espejo despues de un parde semanas agitados, saldría a relajarse un momento, por extraño que parecieraa pesar de la confianza que siempre habia entre ella y Viktor estas 3 semanasque habia estado a su cuidado fue profesional, no hablaron de nada relacionadocon la vida del otro, ya que no debían relacionarse de esa forma, el Búlgaro noinsistió en cuestionar nada a pesar de que se le hacia extraño el nuevo físicode ella, solo se dedicaba a sus diligencias, ella agradecía su silencio ya queno quería que le preguntaran relacionado con Severus y su desagradableencuentro con el.

Observaba su figura yrecordaba esa noche, cuando se sintió mujer cuando el pocionista con sus manosla hizo estremecer, ella se sintió mujer, realizada penso que era un sueñofeliz, pero cuando despertó se dio cuenta que no era mas que una pesadilla, elestaba enamorado de otro, la persona que amaba y creyo que podía conquistar enun futuro, le hizo el amor pensando en ella. lo mas increíble fue que esefantasma era la persona que ella misma considero como su madre.

Dejando de lado sussentimientos, su malestar. Estaba el dolor de alguien que ella quiere, Remus yTed, ellos salieron heridos por una decisión de la metamorfomaga, la rubiapensaba y estaba segura que ella quería acercarse al pocionista, le dolia perosi aun no le lastimaba el anillo significaba que no le habia sido infiel, sucorazón latia ya que aun podía pensar en hablar con el. Pero ese no era elmomento primero debía estar tranquila.

Termino de arreglar sucabello, cuando la puerta de su habitacion sono, habia estado este tiempo conRemus ya que el pequeño metamorfomago lo necesitaba, ella era feliz con elpequeño travieso siempre lo habia querido y ahora podía cuidarlo. La puerta seabrió dejando ver al licántropo le dijo que la esperaban. Fue a la sala dondeViktor imponente la esperaba, beso su mano y despues de informarle al hombre demirada miel, que la regresaría temprano, se desaparecieron a las afueras de lacabaña. Para llegar a la entrada de un restaurante muy elegante, en la entradahicieron pasar a la joven pareja, mientras eran guiados a un privado, dondefueron atendidos de inmediato, ambos estaba en silencio mientras bebían vino deelfo.

- Ha pasado tanto tiempo Hermione,- rompió elhielo el hombre de mirada penetrante.

- Si, desde la boda de Fleur que fue la ultimavez que te vi,- afirmo,- despues que paso,- el sonrio.

- De todo un poco principalmente los negociosde la familia,- afirmo,- el quidditch lo tuve que dejar, con la muerte de mispadres, me convertí en el cabeza de la familia.

- Lo siento no sabia lo de tus padres,- dijo larubia con pena.

- No te angusties,- la miro con dulzura,- sabesnunca te pude olvidar,- afirmo el pelinegro, ella se tenso,- pero no tepreocupes no te cortejare, si estuvieras soltera ten por seguro que si,- ellaenrojeció,- sigues siendo adorable cuando te sonrojas, ademas claro dehermosa,- la rubia se quedo sin voz.

 

- Y tu un caballero,- el búlgaro tomo su copa ydio un sorbo.

- Tu has cambiado,- afirmo,- pero no solofísicamente, tu mirada no muestra la misma luz de cuando te conoci,- ellaasintió,- se que hace mucho no nos vemos pero siempre me tuviste confianza.

- Lo se Viktor, a pesar de los que muchoscreían siempre me fuiste muy atento conmigo,- el asintió.

- Eres una gran mujer como no hacerlo,- ella lesonrio con dulzura,- supe que te casaste y lo que paso el otro dia me loconfirmo,- ella asintió.

- Por cierto lamento mucho ese momentodesagradable,- el negó,- pero el es muy impulsivo.

- Créeme que si tu fueras mia y te viera conotro haría lo mismo,- ella solo negó.

- Solo que el no lo hace por las mismas razonesque tu, el solo le duele su orgullo, mientras que tu has demostrado ser uncaballero,- ambos guardaron silencio mientras la comida aparecía.

- Hermione,- hablo,- no puedes comparar a dospersonas completamente diferentes, yo tal vez sea de esa forma por como fuicriado, ademas de que nunca he sido violento, pero acaso has conocido a tuesposo,- ella negó,- ese es mi punto debes conocer bien a una persona antes dejuzgarla,- ella asintió.

- Y que hay de mi,- el suspiro.

- No digo que le perdones todo, pero debesescuchar,- aseguro.

- Yo solo no se que hacer, primero fuecomplicado aceptar un destino que no era para mi, enterarme que mis padresvivian que me protegieron y pero despues saber que debía casarme por unestúpido contrato fue mi enojo,- bajo la cabeza, lo en realidad le dolio fuepensar que el se casaria con ella por obligación, eso si le dolia,- pero el esmuy complicado.

- Todos lo somos,- tomo su mano por la mesa,-todo esto te lo digo por lo que vi hace dos semanas,- ella levanto el rostro,-veo rabia en ti, algo que nunca habia visto, pero al mismo tiempo veo amor, esaluz que solo se ilumino cuando lo viste, lo amas y por eso te duele,- ellaasombrada por la acertada deducción del ex jugador de quidditch, asintió.

- Pero el no me ama,- el joven sonrio.

- Te contare una historia,- ella levanto elrostro,- despues de salir del colegio, cuando la guerra floreció, me comprometieron,como sabras es una tradición que debemos seguir, cuando me anunciaron que mecasaria me enfade, porque yo no quería sentirme forzado a estar con alguien queademas de no querer no conocía, meses despues contraje nupcias, debo agregarque fue complicado, ambos éramos diferentes, es extraño pero solo contigo mesiento capaz de charlar. En el apogeo de la guerra, alcanzo en Bulgaria, unanoche mortifagos llegaron a la mansión, para reclutarnos, mis padres nuncafueron aliados de esas ideas, asi que cuando se negaron los mataron frente ami,- bajo la cabeza,- yo cuidaba a mi esposa y mi hermana menor, me maldijerony solo vi como ella se ponía frente a mi hermana para que no la mataran, alfinal ellos se fueron creyéndonos muertos a todos. Cuando la vi sin respirarcomprendi que no la volveria a ver, o a escuchar su voz, fue terrible, muytarde me di cuenta que la amaba, que me dolia no volver a saber de ella,simplemente no quería aceptarlo. Cuando todo termino, deje todo. Pero dentro demi siempre ha estado mi amor por ella,- el la observo con una miradapenetrante,- te digo todo esto porque yo tuve que estar a punto de perderla,por mi orgullo y no admitir antes que me habia enamorado, no cometas mi error,tu puedes luchar por ese amor, eres valiente y se que seguiras a tu corazón,-la rubia impactada por las palabras del joven, se quedo sin saber que decir, eltenia razón, si le habia ocultado algo muy importante, pero al final era supasado, ella no debía juzgar viejas acciones, solo aceptar que el eraimportante, tal vez no solucionaría nada alejándose de el, podría hastaempeorar las cosas, sabia que su enojo era intenso pero sin duda queríaarreglar el asunto o por lo menos charlarlo.

 

Al dia siguiente la rubiadespidió a su amigo, prometiéndole que trataría de encontrar el caminoadecuado, y en algo tenia razón, ella no dejaría nada suelto, ella no searrepentiría de lo que no hizo.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

En una biblioteca un hombrevestido completamente de negro, estaba sentado frente a su escritorio, teniauna tasa de te mientras revisaba asuntos de su trabajo, observo la entrada deuna lechuza que le entregaba el profeta. Lo ignoro, a lado de donde habiadejado el periódico mágico, vio una serie de notas que ella le habia mandado,dentro de ellas decía lo mismo, quiero que hablemos. De que diablos queríahablar, lo suyo quedo claro aquella noche, no necesitaba hablar con ella,aunque dentro de su ser, deseaba verla.

Sentimientos encontradosestaban inmersos en su corazón por una parte, el sentía enojo por que a sumocosa esposa, se habia ido despues de que lo vio con su foto, pero el nunca ledejo explicarle la razón, aun recordaba ese momento. El solo habia hecho comoalgo simbólico, el solo quería despedirse de su recuerdo, intentaría olvidarla,al sentirse de una manera que era imposible describir, pero por una vez sintióque su corazón latia cuando estaba con su joven esposa, como cada caricia haciaque se olvidara de ella, pero tenia que llegar el dia y ella se enfado al gradode irse.

No entendía su malestar, elnunca le prometió nada, no hablaron de amor, ni nada que se le acercara, perotendrían que hablar no podían seguir de esa forma.

Y despues estaba ella, lobuscaba y el no quería ceder, pero no sabia que haría si la tuviera enfrente,ella represento muchas cosas para el, ese era el motivo por el que no laolvidaba, pero al mismo tiempo que sintió amor, en dolor odio se volvió, ellalo desprecio por Lupin, y eso jamás se lo perdonaría, ademas si lo amaba debióhaber confiado en el. Despues Hermione, odiaba verla con ese licántropo, peroque hacia, su anillo no dolia asi que estaba seguro no lo engañaba, su corazónsalto de emoción, ya que esperaba que eso no pasara porque de esa forma, nosabria como reaccionar.

Tomo el periódico pararevisar que habia ese dia en primer plana con letra grandes estaba.

Hermione Snape, antes Granger o Malfoy,en cita con el galan Viktor Krum

Esta reportera no comprende como fue queel dia de ayer, supimos que la actual señora Snape, estaba de cita, al pensarque estaba con su marido, quisimos captarlos juntos. Vaya la sorpresa que nosllevamos al ver a la mujer que debería estar con su esposo, el heroe de guerraprimer orden de Merlin, Severus Snape. La vimos de la mano, con su ex galan, elex jugador de quidditch, Viktor Krum, recordemos que ellos tuvieron suhistoria, cuando el torneo de los tres magos ocurrió en Hogwarts.

 

Al parecer hay problemas en el paraíso,mi pregunta es ¿Qué opinara el pocionista mas reconocido, de que su esposa estede cita con otro?. Solo espero que pronto esta reportera tenga mas noticias.Sobre el asunto.

El pocionista arrojo elperiódico a la chimenea, viendo una foto de ella y ese mocoso tomados de lamano, y se atrevía a juzgarlo cuando ella andaba de cita con el.

Cuando la vio en la botica,ella dijo que era trabajo, creyo pero ahora era contundente el tipo de relaciónque mantenían, estaba furioso. Tomo polvos flu y llego a su despacho, ese diairia a ver a esa mujer, la regresaría a la mansión ella no jugaría con el.Cuando abrió la puerta del despacho, vio por fuera un figura, no reconociaquien era, pero podría ser un cliente, trato de mostrarse mas sereno, cuandoabrió la entrada de su negocio, al ver la figura frente a el, quiso ahogarse.Ambos se observaron mientras se escaneaban, ella tenia una mirada triste y suaspecto lo reflejaba, mientras que el no podía hablar. Se hizo a un lado paraque pasara, cuando el cerro la puerta, la vio mas detenidamente.

- Tonks,- dijo en un susurro,- que quieres,-trato de sonar firme.

- Verte,- hablo aun dándole la espalda.

- No hay nada de que podamos hablar, asi que tepido te vayas,- ella giro su cuerpo, mientras lagrimas corran por su rostro, seveía realmente mal, no era la misma que hacia tiempo le robo su corazón, lametamorfomaga se acerco, mientras lo observaba con anhelo.

- Yo,- bajo la cabeza,- siempre he querido quehablemos, las cosas nunca quedaron bien entre nosotros,- el pocionista bufo.

- No se que quieres decir, tu lo dejaste muyclaro la ultima vez que nos vimos, dijiste que nunca podrías confiar en mi,después de haber jurado que si lo harías,- levanto una ceja,- eso es claro parami.

- Severus yo fui una tonta, me deje levar porla situación no pude,- el avanzo para quedar muy cerca.

- Confiar, ese es tu problema,- ella solto unsollozo, mientras sus ojos se encontraron, el sintió que se debilitaba, puesella aunque no lo quisiera admitir aun estaba en una parte de el.

- Perdón,- el negó.

- No puedo, ahora largo,- cuando iba a avanzar,ella lo tomo del brazo, el pocionista se quedo estático, al verla acercarse lametamorfomaga, quedo a centímetros de sus labios, en un movimiento inesperado,sus labios se juntaron, el pocionista sintió calidez mientras que sin saber elmotivo se dejo llevar, para besarla de vuelta, el sentía un poco del pasado, perono sabia como reaccionar. De pronto el cuerpo calido dejo de sentirse sobre lasmanos del pocionista, levanto el rostro, para observar una figura rubia frentea el, su mirada se veía perdida, mientras el se acercaba a ella, sintió ungolpe en su pecho y de pronto se vio en el suelo, junto a una desmayada Tonks,la bruja rubia se acerco, para verlo con una mirada de odio.

- Eres un imbécil Severus, nunca crei quefueras capaz,- le grito colerica,- ahora si no me vuelvas a buscar o te juroque no me importa lanzar una inquebrantable a ti o a tu zorra.

- Hermione yo,- hablo el pocionista, antes deque continuara escucho.

- Desmaius,- y quedo inconsciente, la rubia selimpio las lagrimas, mientras al cerrar la puerta, bajaba las cortinas, paraevitar que alguien notara el destrozo dentro de la tienda, salió por elcallejón, estaba en shock. Ella iba con la intención de hablar con el, decharlar de arreglar las cosas, pero cuando llego la vio con ella, era un cerdoy ella una cualquiera, no lo creía. De pronto sintió que todo le daba vueltas,que esto no era posible, el la engaño y la marca en su dedo era la prueba deello, toco la herida de un anillo inexistente, de toco el vientre mientrasretenia el contenido de su estomago, se inclino hacia adelante, hasta que sintióuna mano en su espalda.

 

- Hermione,- le dijo una voz conocida, ellalevanto el rostro, para ver a un hombre castaño.

- Theo,- hablo en un susurro, arrojándose a susbrazos, el la acuno mientras le frotaba la espalda, de pronto se desmayo, elcastaño solo conocía un lugar en que la podrían ayudar y según el ese diallegarían. Se desapareció para llegar a la reja imponente de la mansión Malfoy,esta se abrió y el avanzo a grandes zancadas, no sabia que tenia pero era suamiga, debía ayudar. Al entrar un elfo lo vio preocupado al reconocer a lajoven que tenia en sus brazos, el la llevo a la sala donde la recostó en elsofá, observo la mujer dormida, hasta que escucho unos pasos, acercarse. Eljoven fue empujado por una figura que al instante reconoció como NarcissaMalfoy, la mujer de elegante postura, se sento en la orilla del sofá, puso sumano en su cabeza, mientras un elfo traia unas pociones, para dársela. Depronto una mano lo tomo del brazo, al ver la figura frente a el castaño seestremeció.

- ¿Qué paso Nott?,- el patriarca de la familiaMalfoy, observo a la rubia.

- La encontré en el callejon, llorando intenteayudarla pero se desmayo, super por Draco que ustedes regresaban hoy, asi queimaginando que podría ser mejor traerla para aca,- todos estaban al tanto de lasituación de Hermione con su esposo, ese era el motivo por el que el matrimonioMalfoy, habia regresado de su viaje.

- Lucius,- hablo la rubia, se acerco con suhija, ella estaba abriendo los ojos, cuando notaron la herida en su mano, larubia se tapo la boca mientras que el rubia se levanto furioso.

- Ese desgraciado,- dijo el rubio. De pronto lajoven que estaba recostada comenzó a despertar, el patriarca de la familiaMalfoy, se acerco a ella.

- Padre,- hablo al reconocer a su progenitor.

- Mi niña,- dijo con cuidado,- ahora mismo tellevaremos a tu habitacion,- el rubio tomo en brazos a su hija, para llevarla adescansar, la matriarca de la familia, agradeció al castaño para despues seguira su esposo. El castaño se quedo abajo, momentos siguientes salió de lamansión, para desaparecer, ellos arreglarían el asunto. Dentro de la recamarade la habitacion de Hermione, estaban ambos padres con su hija, ella estabadespierta pero sin hablar, mientras que su madre estaba a su lado, su padreparecía león enjaulado, esa lesión en el dedo solo significaba algo, esemaldito le fue infiel, por eso ella lloraba.

- Lucius crees que el,- cuestiono la rubia.

- Si Cissy, sabes que sus anillos estánencantados, y solo hay una forma de dejar esa lesión,- la rubia se acerco mas asu hija,- pero lo averiguare,- antes de que el ex mortifago, saliera de lahabitacion la puerta se abrió dejando ver a Draco junto con Astoria, el jovenvio a su padre, mientras la joven señora Malfoy, iba a la cama de su cuñada.

- Padre,- saludo el rubio.

- Vamos afuera,- lo tomo del hombro parallevarlo hacia el pasillo,- ¿sabes que pasa con tu hermana?,- el asintió.

 

- Por lo que se, desde hace tres semanas,Hermione se salió de la mansión, estuvo con Pansy, pero despues se fue conRemus,- el patriarca se veía furioso.

- Y tu lo permitiste pedazo de imbécil, es tuhermana ti responsabilidad,- le grito.

- Ella me pidió no intervenir, dijo que losolucionaría, ademas que podía hace obligarla a regresar,- el hombre de largoscabellos, negó,

- Claro que no, ella no puede volver con el.

- Pero padre,- el rubio mayor, puso fuego en sumirada.

- Ese imbécil no la merece, el le fue infiel,no tiene su anillo y tiene una herida,- el rubio se quedo en shock.

- Ese imbécil,- ambos se quedaron en un shocktotal.

- Por el momento revísala,- el asintió.Posteriormente fue a la puerta donde las mujeres de su vida estaban, les dijoque le permitieran, mientras le hacia un examen general a su cuerpo, la varitano daba mayor señal que cansancio, el joven rubio estaba concentrado, hasta queun fuerte estruendo se escucho en el piso afuera de la puerta, el rubio seenderoso cuando un elfo apareció diciéndole que el esposo de su hermana estabaafuera, la rubia señora Snape se tenso provocando que su madre la consolara,mientras el con varita en mano salió para ver la escena mas inverosímil supadre estaba apuntando con su varita a la persona que mas podía confiarmientras que el pocionista hacia lo mismo.

- Que demonios haces en esta casa Severus,-hablo el rubio.

- Vengo por mi mujer,- le respondió.

- Ahora es tu mujer, por la marca en su dedo,creo que no te mereces el titulo de esposo de mi hija,- siseo el patriarcaMalfoy.

- Eso es algo que ella debe decir,- elpelinegro seguía firme.

- Eres un imbécil lo primero que te dije eraque no lastimaras a mi hija,- le recordó,- ahora ella esta débil por tu causa,-le reprocho.

- Eso es asunto nuestro,- avanzo unos pasos,solo para encontrarse con la varita de Draco apuntando.

- Es mejor que le hagas caso a mi padre, tulastimaste a mi hermana,- le recordó,- y si no te largas hare lo que no meatrevi con Dumbledore,- le advirtió el menor de los Malfoy.

- Mejor cállate Draco, no amenaces con los quejamás haras,- el rubio lanzo una luz de su varita que hizo se cortara la túnicade su padribo.

- Sigues sin creerlo,- el pelinegro rodo losojos.

- Solo hablare con ella,- dio otro paso cuandosintió que era lazando hacia atrás. El rubio de larga cabellera, observo aquien considero a su amigo como una basura, se arrodillo frente a el, con lavarita en su cuello.

- Ahora te largaras y juro por Merlin que si tevuelves a acercar a mi hija te destazo Severus,- el pocionista sonrio.

- Esta casada conmigo, no puedes alejarla masde cierto tiempo o comenzara a sentir las repercusiones de nuestro alejamiento,ademas el divorcio no es posible,- el rubio respondió con una clara sonrisa deburla.

- Te recuerdo que fuiste infiel, ademas queella es una heroína y la cereza del pastel una Malfoy, crees que no puedo haceralgo, creeme lo hare aunque sea lo ultimo que haga.

- Espero que vivas muchos años,- dijo consorna.

- Todavia puede hacerse viuda,- le reto.

- Adelante,- siguió el juego.

- Mejor largo, y ten por seguro que hare hastalo imposible por separarlos,- antes de que se levantara lo golpeo fuertementeen el rostro. El pocionista se puso de pie y sacudió su túnica.

 

- Esto no sera fácil, ella es mi mujer y harelo que sea por recuperarla,- sentencio antes de salir del pasillo, el rubiamayor paso su mano por su rostro y observo a su hijo.

- Debemos mantener vigilada a tu hermana, dilea Nott que nos ayude, el es bueno con ella, además manda una nota al licántropoese para que sepa donde esta ella,- el rubio menos asintió. Cuando el patriarcade aquella familia entro, escucho como su hija lloraba eso lo lleno aun mas decoraje, cerro la puerta y fue con su hijo.

Los dias pasaron dentro dela mansión, la joven rubia, hacia su rutina solo que evitaba ver a Tonks o delo contrario le lanzaría una maldición. Un dia fue Pansy a verla y le contotodo, la pelinegra estaba mas que furiosa y dijo que se vengaría, la rubia notenia ganas de saber nada mas, por el momento solamente.

Su madre estaba preocupadaya que su hija tenia malestares, en su cuerpo ademas dormía mas de lo normal, larubia sospechaba pero no podía adelantarse, hasta que su hija hablara. Claro quesu Padre se molesto que no le hablara antes, pero ella era mayor y debía respetar,ademas de no querer revelar el nombre de la mujer que causo eso, ella seriaquien la haría pagar, no ellos.

Una mañana, la rubia selevanto muy temprano, ese dia iria a una misión especial, con el escuadrón deoro como como les apodaban, lamentablemente veria a esa traidora, pero se controlaría,aunque su varita no podía decir lo mismo. Tomo su pequeño bolso con pociones,mientras se terminaba de alistar. Bajo las ya conocidas escaleras, ella se sentíamal quería morirse pero debía salir adelante, mas de un mes tenia refugiada enla mansión de sus padres, y desde hacia dias su estomago se sentía revuelto,ella sabia que era por el estrés asi que fue a la mesa para tomar un te. Al llegarvio a su familia sentados, su padre y hermano como siempre leyendo mientras sumadre y cuñada charlando, se sento junto a su madre mientras tomaba una tostaday la mordía.

- Tienes misión,- cuestiono la rubia junto aella.

- Si,- contesto, con ella no era bueno entrar endetalles, ya que siempre se preocupaba.

- Ten cuidado mi niña, odio que vayas a esacosas ademas no te has sentido bien,- le reprocho su madre.

- Solo es estrés ya estoy mejor, ademas solo esuna redada, son unas horas ya veraz que mas tarde apareceré por la puerta asalvo,- su madre asintió no convencida, se puso de pie para salir. Antes se despidióde todos y se fue al ministerio. Al llegar su amiga pelinegra con Harry, laesperaban se sonrieron antes de entrar directamente a la oficina de Moody,dentro estaba Tonks esperándola, ella la miro con odio antes de saludar a sujefe.

- Los cuatro iran a una redada de artefactosdesconocidos, no quiero incidentes,- observo a Hermione y Tonks,- alertapermanente,- al salir los 4 aurores se repartieron las tareas, conocían elterreno sabían cuales seria sus posiciones. Llegaron a un callejón donde sesepararon, la rubia quería matar a la metamorfomaga pero no podía, asi que sededico a realizar su trabajo, ambas se miraban duramente, mientras hablaban. Loscuatro escondidos cuando la rubia hablo.

- Yo ire ya que debo romper los hechizos, Harryfranco derecho, Pansy el izquierdo y Tonks mis espaldas,- la metamorofomagarodo los ojos.

- Desde cuando estas a cargo niña,- hablo labruja.

- Solo te recuerdo que mi esposo no piensa quesea una niña,- ataco.

 

- Pues eso piensa de mi,- la rubia apunto suvarita a la garganta.

- Entiende tu solo eres un juego, el es felizen mi cama, que no sabes que hacemos todas las noches,- le dijo la rubia.

- Eres una estúpida,- le respondió.

- Y tu querida una zorra, ahora has tu trabajoo te juro que te maldigo,- en ese momento Harry intervino.

- Basta despues se arreglan, y Hermionecuidado,- ellos asintieron. La rubia se puso de pie para avanzar, los ladoseran vigilados, hasta que la rubia observo su alrededor, seguía caminandocuando de pronto hombres salieron por todos lados, los hechizos de sus amigos,escondidos salieron, pero hubo de un lugar donde ninguna luz salió. La rubia sedefendia, cuando por su espalda una luz la alcanzo haciendo que cayera, dejandosu mundo entero en la completa oscuridad.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Espero les haya gustado perdónpor el retraso pero ya saben elmundo muggle, cuídense y habrá mas drama jajaja.

Antesque nada quiero agradecer a las personas que leen y comentan hay una lista depersonas que capitulo a capitulo están comentado debo decir que gracias, porhacerlo a los lectores silenciosos y claro a los que agregan a favoritos, la canciónque inspiro el capitulo es Creo en ti de reik, les dejo el link, disfruten deeste capitulo. https://www.youtube.com/watch?v=_n5_9zh2rKg

Draco estaba en su oficinaaquella tarde sus consultas habia terminado, y observaba como su esposa estabaleyendo una revista, ella era una mujer increíble, a pesar de que al principiode su matrimonio creyo que era una tonta, pero vaya sorpresa que se llevocuando descubrió que era sumamente inteligente y no solo eso, una mujerencantadora, ella daría mucho por su familia, eso era de respetar, ademas de unlado Slytherin que nadie conocía, podía ser bastante fría si se lo proponía,tenia casi todo el tiempo una mirada calida que le congelaba su ser, no podiacreer verse enamorado de su esposa, era una sensación única, la quería con el,ella levanto su rostro para observarla, sonrio mientras cerraba la revista, elrubio se levanto de su asiento y se acomodo a su lado en el sofá.

- En que piensas,- cuestiono a su esposa, ellabajo la cabeza.

- Es algo que he pensado, no se si quieraspero,- el rubio la tomo de la barbilla para que la viera a los ojos.

- Dime,- pidió, ella suspiro y hablo.

- Quiero un bebe,- solto, el rubia se quedoasombrado por la petición de su esposa, el solo sonrio de lado

- Estas segura,- ella asintió,- entonces cuandoquieras comenzamos a intentarlo porque tenemos que hacerlo,- la joven Sra.Malfoy se sonrojo, ambos se unieron en un tierno beso.

Momentos despues la puertadel consultorio de Draco se abria con brusquedad, el rubia observo molesto parasaber de quien se trataba, era su amiga Pansy, quien se veía roja de furia, elrubio se levanto mientras se acercaba a la pelinegra esta temblo.

- Que diablos pasa, Pansy,- cuestiono el rubio.

- Hermione,- dijo eso basto para que el rubiocorriera, viendo a un medimago le pregunto por su hermana indicándole dondeestaba, el corrió a la puerta indicada, cuando ingreso la observo en la camacon rastros de sangre, de su cadera, ademas de raspones en su rostro, el rubiose estremeció al verla de esa forma tan débil, le dio pociones y paso su varitapor su cuerpo, para detectar que habia pasado, estaba muy angustiado ya que nosabia que podia tener, busco indicios de mas heridas pero solo eran esas, altermino la vio desmayada no reaccionaba y eso le perturbaba, se quedoobservando sus reacciones a las pociones, que le habian suministrados, eranbastantes fuertes ya que las heridas las requerían, el rubio no podia permitirque nada le ocurriera a su hermana, simplemente no. Pasaron horas según imaginohasta que se dio cuenta que no despertaría, ya que su cuerpo habia caído aalguna forma de sueño, suspiro derrotado tenia que enfrentar a lo estuvieraafuera.

 

Mientras tanto a fuera de lahabitacion, se encontraban muchas personas, desde hacia horas estabanesperando, Pansy habia mandado a traer a los Malfoy con Theo, pero parasorpresa de muchos, llego una persona mas, el esposo de la joven, que cuando lapelinegra lo vio para recibirlo con mirada de odio, el joven de lentes,mientras Astoria y Luna estaban juntas, todos estaban preocupados por la situación de la rubia, que aun despues demucho tiempo no sabían nada, el patriarca de la familia Malfoy fulminaba con lamirada al pocionista, en mala hora se encontraba en la mansión, cuando el jovenNott habia llegado, el se puso necio para ir, en ese momento el rubio no pudooponerse ya que tenia que estar con su mujer la cual estaba histérica, se moriade la preocupación por su hija, para el era igual, pero no se lo permitiría enpublico admitirlo, abrazo a mi mujer, ella lloraba por un momento NarcissaMalfoy dejaba ver sus sentimientos, ella una mujer fría, que aparentaba notener corazón, lloraba por su hija, quería verla pero según le habia dichonadie podia verla, solo su hermano que por suerte era su medimago.

Por otra parte el resto delajetreado grupo estaba de lo mas triste, deseaban ver a la rubia la imagen dela vitalidad no podia estar de esa forma. De pronto la puerta se abrió dejandover al rubio Draco con el cabello en total desorden mientras que en su magatenia sangre, el rubio al parecer no lo habia notado, la matriarca de lafamilia se acerco a su hijo el tenia una mirada dura, que se volvió aun masoscura cuando vio al pocionista, se puso serio antes de hablar.

- Ella no ha despertado, no se que tiene leatribuimos a la maldición que recibió, la matriarca de la familia Malfoy se cubrióla boca.

- Pero que paso,- cuestiono.

- Eso yo también deseo saber,- hablo Draco,- loúnico que sabemos es que le dieron con una maldición, y cayo provocando su inconscienciale hemos dado pociones pero hasta ahora nada da resultado debemos vigilarla esoes lo único que se puede hace,- todos asintieron. Pasaron unos minutos hastaque el patriarca de la familia Malfoy hablo.

- ¿Pansy ahora si me puedes informar que pasoen esa mision?,- pregunto bastante molesto, la pelinegra levanto el rostro yaque estaba a lado de Harry.

- Fue una emboscada, ella tenia que ir alfrente para deshacer una maldición, nosotros le cubrimos los flancos, pero una maldiciónllego por atrás,- explico.

- Pero ustedes que hicieron nada la dejaronsola,- exploto el rubio.

- Señor,- interrumpió el salvador del mundo mágico,-esas cosas pasa, hay veces que no podemos controlar todo, esos fueron escurridizos,y atacaron por lados que creíamos podíamos cubrir,- afirmo el joven de gafas.

- Tu sabes que no fue un error,- hablo lapelinegra,- sabes que la espalda le tocaba a Tonks,- el pocionista salto alescuchar ese nombre,- ella no la protegió asi que es su culpa,- afirmo laauror.

 

- Pansy sabes que no podemos comprobarlo,-afirmo el azabache.

- Pero ellas discutieron antes y tu sabes que teníanmeses en pleitos asi que no me vengas con eso Potter,- ambos se miraban.

- De todas formas debemos esperar.

- A que la matara, por favor es tu amiga la queesta dentro dormida y tu defiendes a esa, ella dejo que la atacaran,- afirmo labruja.

- ¿En que se basa para realizar esa afirmación?,-hablo el rubio mayor.

- En el,- señalo a Severus, el pocionista laobservo,- Tonks es la amante de el, Hermione habia estado deprimida por suculpa y momentos antes ellas discutieron,- afirmo la pelinegra,- ademas no esla primera vez que pasa hay otros dos incidentes, donde ella ataco a Hermione.

- Y nadie hizo nada,- cuestiono el padre de larubia.

- No, Moody no hizo nada,- el patriarca selevanto furioso, se acerco al pocionista apuntando con su varita.

- Tu maldito cerdo eres el único culpable, peroten por seguro que tu y esa me las pagaran,- afirmo enojado para despuesalejarse por el pasillo, Cissy fue con su hijo sabia que debían dejarlo solo.

- Pansy sabes que son acusaciones graves,-hablo Draco,- hay forma de comprobarlas.

- Solo Hermione podría hacerlo, pero Moody fuetestigo del primer ataque, cuando le arrojo un sectusempra, despues de suexamen final, ademas Harry y yo podemos comprobar que no al cuido tampoco eldia del baile de invierno, temprano fuimos a una diligencia donde Hermionetermino con la pierna lastimada.

- Si son de esa forma las cosas que debemoshacer,- hablo el rubio.

- Abrir la investigación,- el joven rubio asintió.

- Le mandare una lechuza a mi padre para quevaya. En ningún momento nadie se percato que un hombre vestido de negro ondeabasu capa por el enorme pasillo, alejándose de los preocupados por la salud de sujoven esposa.

En el pasillo del ministerioun hombre de mirada severa caminaba tenia en su rostro una mueca de enojo simplementeno podia creer que las cosas se salieran de ese modo de control, llego a unapuerta y sin siquiera tocar la abrió de golpe, creando un estruendo tan fuerteque hasta las paredes vibraron, en el interior los aurores estaban en posición deataque cuando el pocionista se acerco hasta un escritorio donde vio a una mujercon el cabello morado, el furioso llego y tiro sus pergaminos, los aurores loapuntaban pero el pelinegro en ningún momento se inmuto para retroceder.

- Tu maldita,- hablo enojado,- porque lohiciste sabes en que condiciones se encuentra,- la metamorfomaga temblaba alver tan imponente al pocionista frente a ella.

- Severus yo,- hablaba con la voz temblorosa.

- Tu nada dejaste que la atacaran cuando tu obligaciónera proteger, con que derecho, que querías que muriera,- la tomo de los brazospara acercarla,- porque debo decir que ni de esa forma, lograras que vuelvacontigo, no creas que despues de ese asqueroso beso estaría a tu lado, jamás,-la metamorfomaga bajo la cabeza,- si llenate de veguenza eres un asco depersona,- le grito. Antes de que pudiera seguir, la puerta se abrió y elpocionista sintió que lo paralizaban, entre varias personas lo cargaron parallevarlo a la oficina de Moody, detrás de el, ingresaron el ministro y el patriarcade la familia Malfoy. Momento despues Severus sintió que se podia mover.

 

- Severus que demonios te pasa,- exigió saberAlastor,- primero viene Malfoy quejándose de Tonks y ahora tu gritándole,- eljefe de aurores estaba molesto.

- En primer lugar Alastor,- hablo Lucius,- nome venia quejando, esa mujer permitió que atacaran a mi hija, tengo derecho aexigir una investigación para que se demuestre su culpabilidad.

- En esta oficina tu no exiges nada,- rebatió Moody,-no se de donde sacaste esas conclusiones pero hasta que Snape este lista paradeclarar no abrire ninguna investigación,- declaro el auror.

- Y dime cuando la puedes recibir, si ella estapostrada en una cama inconsciente,- hablo el rubio.

- Es lamentable pero no podemos hacer nada, sies tu única acusación te puedes retirar,- hablo el hombre del ojo mágico.

- No tan rápido,- siseo Snape,- hay masacusaciones una en la que incluso tu eres testigo,- aclaro el pocionista,- eldia de su examente, atendí a mi esposa de una maldición desconocida por muchos,solo un puñado la conocemos, Tonks la hizo ya que tu mismo te percataste,-hablo con firmeza,- también debemos tomar encuenta que por descuido de sucompañera mi esposa resulto herida de la pierna derecha, hace un par de mesesherida que de igual forma atendí,- aclaro el pocionista.

- Haber señores yo no tenia conocimientos deeste hecho,- aclaro Kingsley,- eso es cierto aclame Moody, fuiste testigo deuna maldición y no reportaste,- cuestiono el moreno.

- Fue accidental, la prueba habia terminado yTonks no se percato de la campana.

- Eso no quita que haya usado una maldición desconocida,poniendo en peligro la vida de su compañera, por otra parte el descuido no escausa de sanción señores, solo la omisión, si ella omitió ayudarla se habrían dosinvestigaciones, la primera por un ataque directo y la segunda por dos posiblesomisiones, esperaremos que Hermione despierte y aclararemos el asunto,- loshombres asintieron,- ahora se le dira a Tonks el asunto.

- Queremos estar presentes,- exigió el rubio. Elmoreno hablo a la joven y momentos despues entro.

- Nymphatora,- hablo el ministro,- por ordenesmias, se ha abierto una investigación en tu contra por el ataque a una aurorcon una maldición prohibida, es obligación mia decirte que estaras suspendidahasta que el asunto se aclare, por el momento entrega tu varita para limitar tumagia,- la auror asintió. Antes de que los hombres se marcharan el patriarcaMalfoy hablo.

- Esto señora no se quedara asi,- momentosdespues salió, cuando el pocionista paso a su lado ella tomo su brazo, elhombre vestido de negro lo retiro bruscamente.

- No me toques, esto no sera todo, hare quepagues por lo que le hiciste y si me entero que la volviste a hacer daño juropor Merlin que no me tentare el alma para hacerte pagar,- momentos despues salióde la oficina dejando a una Tonks destrozada.

Al final del pasillo encontróa Lucius que lo espero para partir al hospital, al llegar a dicho lugar, todoslos observaron perplejos, el pocionista observo a todos mientras que su único deseoera ver a Hermione, estaba nervioso y con una gran furia, no podia creer queella se atreviera, la primera vez que le dijo el incidente con el sectusempra,creyo que en verdad fue un error, despues lo de la pierna, penso que eran cosasde su trabajo, es como si el no saliera con una quemada dentro de su laboratorio,pero al final eran demasiados incidentes, negó no quería pensar en eso, quería sabersu estado, pero nadie le diría. De pronto una mano se poso en su brazo, elpocionista se exalto ya que nadie nunca se atrevería a tocarlo, al bajar lamirada se encontró con un par de ojos soñadores, ella se ofrecia un vaso con algúncontenido caliente el lo tomo por cortesía, pero cuando espero a que se fueraella se quedo a su lado, el pelinegro frunció el seño, mientras la rubia lo seguíamirando.

 

- Se le ofrece algo señorita Lovegood,-pregunto.

- Solo decirle que todo saldrá bien profesor,-el pocionista la miro perplejo.

- Ya no soy su profesor,- afirmo.

- Solo decía, se que esta preocupado porHermione, pero recuerde que ella es muy fuerte, ha superado cosas peores,siempre saldrá adelante eso téngalo por seguro,- el pocionista asintió,- y porlos demás no se preocupen solo están resentidos, ya vera que no lo volverán amolestar, ademas ella lo ayudara que ellos lo acepten,- la rubia se dio vueltapara regresar a los brazos de su novio. Momentos despues la matriarca de lafamilia Malfoy se acerco a el

- Severus,- hablo con la voz entrecortada,-gracias por estar aca, no se que paso entre ustedes, pero es loable tuproecupacion, no quiero meterme pero si debo decir que si lo deseas puedesentrar un par de horas a verla, ya hable con Lucius y no habrá ningún problema.

- No creo que sea prudente,- hablo elpocionista.

- Hazlo puedes entrar,- momentos despues larubia se fue con su esposo, el quería verla, ya que en parte se sentía culpable,si el le hubiera dicho antes, podría haber prevenido mucho, enderezo su cuerpopara avanzar a la habiatacion, ante la mirada de todos, cuando vio el lugar eragrande, pero al ver la cama se quedo estatico, la cabeza de Hermione estabadentro de una burbuja que la ayudaba a respirar, ademas habia una infinitacantidad de frascos con pociones, de pronto sintió la presencia de alguien mas,al ver a la ventana, Pansy lo veía.

- Espero,- hablo mientras se acercaba a la puerta,- que no la vuelvas a lastimar,porque podras ser un excelente mago, pero creeme que yo soy muy vengativa,-aclaro la bruja,- ademas puedes ser muy inteligente, pero nunca te diste cuantade la zorra con la que te revolcabas, ella provoco esto, como lo se porque esobvio asi que espero la tengas alejada de tu esposa ya que ella es la que tedebe importar,- salió instantes despues, mientras el pocionista observaba unasilla a lado de Hermione, se quedo de pie mientras la veía, su mente estabsdivagando, no entendía como pasaba aquello, como ella podia estar en esa situación,simplemente no se lo explicaba. Fue a la ventana mientras sin saber el motivosu mente vagaba.

Unhombre vestido de negro, estaba recostado sobre su cama con el cuerpo de unamujer cerca del suyo, ellos estaban acostumbrados a esos encuentros, ya quetenia un tiempo de estar juntos, ella jugaba con el, mientras el solo se lopermitia, la amaba y asi seria siempre.

- Porquetan serio Severus,- hablo la mujer con el cabello negro.

- Nuncasonrio Tonks,- aclaro el pocionista, su mente tenia dias sin ser la misma, dentro de poco haría algo que sinduda podría alejarla de el, estaba muy nervioso,- quiero que me respondasalgo,- hablo el hombre.

- Dime,-la mujer subió el rostro.

- Confiasen mi,- cuestiono.

- Claroque si,- aseguro.

 

- Y sitodo estuviera en mi contra, si todo me apuntara como culpable,- ella subió massu rostro.

- No sea donde vas con eso, confio en ti, te amo y seguirá siendo asi siempre.

- Me dagusto,- ambos se besaron mientras sus cuerpos se volvían a hacer uno solo.

Laimagen en la mente de Severus cambio para dar paso, a una de un hombre y unamujer discutiendo en un claro a la luz de la luna.

- Tu dijisteque confiarías en mi,- hablo el pocionista.

- Peroesto no se puede discutir es claro lo que paso tu lo mataste al hombre que tecrio prácticamente tu no lo creo Severus,- hablo la metamorfomaga,- es mejorque te entregues, Severus,- hablo.

- Creique deseabas estar a mi lado, crei que confiabas.

- No puedoconfiar en un asesino, eres un ser despreciable,- le dijo fríamente.

- Asi quetodo lo que me dijiste antes era mentira.

- No seyo solo se que no puedo estar a tu lado, ni esperarte eres un mortifago un serque odio asi que no puedo estar a tu lado,- la bruja le dio la espalda,- esmejor que te largues,- dijo antes de desaparecer.

El pocionista recordó todoeso, ella habia roto sus promesa el en verdad creyo que podia confiar en esamujer que decía amarlo, pero por extraño que pareciera, ese recuerdo no ledolia como antes, su corazón no se rompia al recordar las promesas nocumplidas, tomo aire y observo a la joven frente a ella, se veía tan frágil,esa mujer habia llegado y sin saber se estableció en su vida para siempre. A pesarde que cuando iniciaron las cosas fueron malas, el se porto como un cerdo, ellacon su sonrisa ilumino su vida vacia, ella con su voz lleno el lugar de sonidosy con sus risas hizo que un nuevo mundo apareciera frente a sus ojos.

El antes de su boda, era unente vagando por el mundo, el sentía su vida vacia, sin mas que hacer quetrabajar, su mundo esta lleno de fantasmas que no ha podio enterrar, su vida esdifícil y su pasado lo persigue malas desiciones, malas compañías y pésimas ideassiempre estaban a la orden del dia.

Ella solo llego y derribo subarrera claro que fue complicado, pero sin ella preverlo el sintió cariño porella, su sensibilidad con algunas cosas, sus ganas de ayudar a las personas, suvalentía, lealtad. Su falta de egoísmo ella era todo lo contrario a el, si elayudo a Potter no fue por ser un buen samaritano, fue por su deuda personal conLily, ella a quien creyo amar, pero despues se dio cuenta que no era de esaforma. Pero ella lo hacia a voluntad, no le importaba arriesgarse con tal deser útil.

El pocionista miro susmanos, recordó la noche en que le hizo el amor, el creía que era lujuria, perono al paso del tiempo tocaba cada centímetro de su cuerpo, haciendo que elmismo se estremeciera, haciendo que poco a poco su pasado quedara atrás queella con su entrega hiciera que borrara a Tonks, simplemente esa mujer no teniacesura, era ella misma en la intimidad como en persona una leona.

Ese dia se dintio vivo sintióque su corazón volvia a latir, despues cuando vio la foto de Tonks esa mañana,era du forma de decir adiós a un pasado que sabia lo lastimaba y recibiendo unfuturo a lado de Hermione, un lugar donde sabia estaba seguro, donde era ellugar para el, sabia que no la amaba pero si podría hacerlo, ella era buena ysolo con ella pudo cerrar algunas heridas con unos meses logro lo que parecía imposible,pero ahora, estaba débil al borde de la muerte, el se negaba a perderla, y masahora. Quería volver a verla reia, enojarse, defender su ideas, solo esperabaque no fuera demasiado tarde y pudiera en un futuro decirle que creía en ella,en la posibilidad de un futuro feliz a su lado.

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

La canción básicamente inspirael final del capitulo. Espero les haya gustado

Holamis queridos lectores, aquí vengo con otro capitulo, espero les guste. Graciaspor sus encantadoras palabras con respecto a la historia, por leerme sonencantadores, espero disfruten esta lectura.

En un lugar en penumbrassolo con una tenue luz iluminando una zona donde aparecia la figura de unamujer, sentada. Ella tenia la mirada perdida ya que a su alrededor no habianada, el ente estaba triste ya que en su interior, seguir rompiéndose poco a poco,por momentos escuchaba la voz de alguien ella consideraba que era como suangel, ya que ese tenue sonido calmaba su ser.

La bruja estaba sentada,pensando que podia haber mas alla, que cubria la oscuridad que se escondia enese interior, esa voz se escuchaba dulce, en ocasiones habia mas voces, peroesa era diferente era como si la llamara solamente que se negaba a salir de eseespacio no quería ir a la luz, ya que temia a la oscuridad que la rodeaba.

Si ella tenia miedo, de nosaber que encontraría, temia caminar por lugares desconocidos, quería saber a lo que se enfrentaba, siguióencondida dentro de su mente hasta que esa voz sono, ella se sentía en paz, legustaba saber que a pesar de que ella no respondia, el seguía con ella.

A las afueras de esa mentellena de oscuridad, un hombre estaba sentado en una silla, leyendo un libro, envoz alta, frente a el cuerpo aun dormido de Hermione, tenia una semana en eseestado donde los medimagos decían que ninguna poción hacia efectos, le habiasuministrado muchos remedios sin éxito alguno. El hombre se sobaba las sienessimplemente estaba agotado, pero no podia irse de hay dejarla sola, ademas enese tiempo habia descubierto la necesidad de estar a su lado, de sentir supresencia su aroma, sin duda se habia vuelto indispensable estar cerca de ella,para que el no cayera en esa abismo del que solo su mujer, lo pudo sacar.

Muchas cosas habian pasadoen esos dias, al parecer Lucius le permitirá estar cerca de ella aunque todocon restricciones, el estaba molesto por eso, pero de igual forma el sabia quese lo merecía, por no haber estado con ella completamente, por pensar en Tonks,esa mujer se merecía lo peor la habia atacado solo por celos baratos, como losabia porque hacia unos dias habia tenido el descaro de buscarlo, el pocionistaestaba que en verdad le arrojaría una maldición pero estaba seguro que eso noarreglaría nada, aun recordaba esa visita.

Elpocionista se encontraba en su botica, haciendo inventario de sus productos,ademas era una forma de matar el tiempo antes de irse al hospital, caminaba deuna mesa a otra con la sola idea de pensar en cosas sin importancia. Ya que siestaba sin hacer nada, estaría pensando en Hermione y en el estado en queestaba en esos momentos, el se sentía fuertemente culpable, ya que si elhubiera hablado antes eso se podría haber evitado, los enfrentamientos, osimplemente hubiera puesto en alerta a Hermione sobre una persona en la cualjamás desconfiaría, solo esperaba que se recuperara, el leia todas las noches ala joven lo hacia para quitarse estrés y para poder seguir investigando,tendría que encontrar una poción que la ayudara, por eso quería comenzar apracticar, para realizar una poción, que la ayudara.

 

Horasdespues salió de su oficina para ir a San Mungo, el que le dijeran los demássentir las miradas acusatorias de todos, no le interesaba al final el no vivíapara complacer a nadie, lamentaba su error con Hermione, pero eso seria algoque arreglaría con ella, los demás podrían opinar pero el no le daba importancia,al cerrar la puerta de su negocio una mano se poso en su hombro, el hombre girosu cuerpo para encontrarse con Tonks que lucia alterada, el movio su cuerpo amodo de impedir que lo siguiera tocando, era extraño el antes la anhelaba peroahora no le daba importancia, la miro con frialdad y cuando iba a avanzar ellalo detuvo, el pocionista la volvió a observar de forma dura, hasta que quito subrazo.

- ¿Quéquieres?.- pregunto con brusquedad.

- Hablar,-afirmo, el pelinegro rio.

- Nome interesa,- avanzo.

- Melo debes,- hablo la metamorfomaga. El pocionista se giro sobre sus talones.

- Entiendealgo tu hace mucho estas fuera de mi vida, no me interesa saber nada de ti,eres alguien a quien olvide, asi que lo repetiré alejate de mi y sobre todo demi esposa,- el pocionista estaba que reventaba de furia.

- Enverdad ella es tan importante,- el pocionista levanto una ceja,- una mocosa, mecambiaste por una insignificante,- el pocionista la tomo de los brazosapretándolos fuertemente.

- Ellano una mocosa, en ese caso aquí la única que se esta comportando como tal, erestu entiende lo que una vez tuvimos se acabo,- afirmo.

- Perotu me amabas mucho,- hablo la Tonks.

- Esossentimientos hace mucho desaparecieron, el beso y el contacto contigo, no hanhecho algo mas que confirmarlo, me molesta tu presencia quiero quedesaparezcas, como hace ya unos años, que no regreses,- le afirmo con furia.

- Yote amo y pensé que podia luchar por ti.

- Puesfue un error, yo no puedo estar contigo, lo nuestro se acabo el dia que tealejaste de mi, ese dia termino todo,- aseguro,- ahora no me sigas que no meinteresa saber nada de ti,- el pocionista se giro para marcharse por el caminoconocido al hospital dejando a una Tonks llorando por una perdida que ellamisma causo.

El pocionista despertó de surecuerdo, viendo el cuerpo de su joven esposa, era increíble que en pocos diassu corazón despertara ante algo que el se negaba a aceptar, el creía que Tonksseria un recuerdo que siempre tendría, un amor perdido, pero al ver a Hermionetan vulnerable era razón suficiente para tener en su corazón sentimientos quepensaba que no existían, era cariño, amor no debía ponerle nombre, lo único quesi sabia era que sentía un dolor al verla asi, dormida pensando que podiamorir, eso no quería ni pensarlo, para olvidar esos pensamientos subió su libroa la altura de los ojos, para continuar su investigación y saber si podia haceruna poción que ayudara a Hermione.

 

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Por otra parte, en undespacho una mujer castaña y otra pelinegra charlaban, ambas tenían miradascansadas, no sabían que hacer estaban preocupadas por su amiga, que estaba enuna cama de hospital y ellas sin saber cuando reaccionaria.

- No se que pensar,- hablo la pelinegra. Lacastaña tenia la misma mirada.

- Fue claro,- afirmo.

- No Astoria, no se el fue duro con ella,incluso beso a otra ademas, ella es la causante del estado en que se encuentraHermione,- afirmo con claro disgusto en su voz.

- Pero Pansy, lo que vimos fue claro, el larechazo e incluso le dijo que no lo buscara, protegió a Hermione,- decía lajoven Sra Malfoy.

- Pero vaya que se tardo, no lo puedo creer quetu seas condescendiente es tu cuñada.

- Si, pero también ve como el la trata, lacuida y se desvive por ella,- decía la joven castaña.

- Haber, si Draco hiciera lo mismo que harias,-la esposa del rubio, se quedo sin saber que decir,- para mi el debe demostrarmas que simples palabras,- ambas se quedaron en silencio hasta que de pronto,Astoria rio,- que te pasa,- hablo la pelinegra.

- Recuerdas su cara,- la pelinegra hizo unamueca,- oh Pansy fue gracioso la forma en que la vimos recuerdas como estabacolerica,- ambas se enfrascaron en una conversación que las llevo al recuerdo

Unpar de brujas caminaban por el callejón diagon, venían de San Mungo, despues deestar cuidando a su amiga, ambas charlaban sobre que pasaba en la vida, de suamiga estaban angustiadas por el giro que habia dado su vida, ella llena devida ahora estaba postrada en una cama, por no sabían cuanto tiempo, lo únicoque deseaban era verla de pie, regañándolas o simplemente torturándola con undia de compras, ambas trataban de tener buena cara y seguir con susobligaciones, caminaban por una calle que parecía despejada, cuando de prontoal haber tanto silencio, unos gritos se escucharon por todo el lugar, lasbrujas se sorprendieron que al girar por una calle, ambas observaron como unhombre sostenía fuertemente a un mujer mientras la sacudia y gritaba que sealejara, la pelinegra tomo su varita para ayudar, pero fue detenida porAstoria, cuando observaron mas cerca se percataron que se trataba de Severus yTonks, ambas regresaron la calle y se quedaron observando, cuando la pelinegraestaba a punto de irse, la joven Sra. Malfoy, la detuvo negando con la cabeza,la pelinegra asintió sin saber que quería la esposa de su amigo, observaron laescena, hasta que de pronto escucharon pasos, ademas de sollozos, la brujaMalfoy dio un paso cuando la figura de la auror estaba pasando frente a ellas,interrumpiendo su paso, la pelinegra hizo lo propio, ambas sonrienron con maliciaal ver el rostro de la bruja lleno de lagrimas.

- Asique sigues de zorra cierto,- hablo la pelinegra.

- Queno entiendes,- afirmo la bruja junto de ella.

- ¿Quéquieres?,- hablo la metamorfomaga.

- Deti nada,- aseguro la joven Sra. Malfoy,- solo dejarte claro algo, siempredefendemos a la familia y tu te metiste en el lugar equivocado,- dijo alinstante que sacaba su varita para apuntarla en su cuello.

- Queharas maldecirme te encerrarían,- afirmo la bruja mayor.

- Encerio,-dijo la castaña mientras reia,- quien creerá que Astoria Malfoy, joven defamilia pura considerada mas vacia por media comunidad mágica, atacaría,- dijomirándola fríamente,- ademas no veo testigos,- afirmo.

 

- Entoncesdinos porque,- hablo Pansy,- porque atacar a la persona que según tu considerabastu familia.

- Simple,-respondió la metamorfomaga,- ella me quito todo, el cariño de mi esposo, mihijo y de Severus, es una estúpida que tiene lo que se merece,- la castañasolto un hechizo que rompió su tinica provocando un sangrado en su pierna.

- Eresuna maldita,- grito Pansy, lanzando otro hechizo, en ese momento Tonks grito,-eso te mereces y mas,- le gritaba,- ella lo único que se merece es felicidad ytu eres patética,- le grito con furia. Momentos despues ambas brujas lanzaronotro hechizo y despues se fueron pues voces resonaban y no podia ser atrapadas.

Al termino del recuerdo deambas mujeres, ambas estallaron en risas, era un recuerdo grandioso, pero quede igual forma lleno de dudas a ambas, era cierto que Severus defendió aHermione, en verdad el pocionista habia sentido preocupación por su amiga,Astoria lo creía posible, pero la pelinegra no.

- Aun recuerdo su rostro,- hablo la esposa deDraco,- fue lo mas gracioso que he hecho.

- En verdad jamás crei que tu lado Slytherinsaliera a la luz,- ambas rieron,- pero porque habrá actuado de esa forma,-hablo refiriéndose al pocionista,- yo crei que por besarla significaba que nose.

- Seguía interesado,- termino la bruja frente aella.

- Pues si,- afirmo.

- Yo creo que esta confundido hemos visto, comose a comportado con ella, no se me da curiosidad,- afirmo Astoria.

- A mi no se, solo quiero que Hermione seafeliz,- ambas asintieron. De pronto la puerta del despacho se abrió dejando vera Draco, quien tenia una mirada verdaderamente cansada, la pelinegra se despidióy de marcho, argumentando que tenia que llegar a su departamento, dejando solosal joven matrimonio, el se sento a su lado pasando una mano por el rostro.

- Que pasa Draco,- cuestiono la mujer junto ael.

- No se solo estoy preocupado, son muchosdias,- afirmo,- pero mañana llegara una doctora que según Antony la ayudara,-la bruja asintió.

- Me alegro ahora señor debes comer,- el asintiómientras pensaban que cenarían esa noche.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

En una habitación una jovenentraba, al darse vuelta observo a un joven azabache, el sonreía mientras ellalo miraba fríamente, el se acerco pero ella cuando lo trato de esquivar el latomo de la cintura, pegando su frente con la de su hermosa acompañante, ella sintiósu aliento embriagándose de el, por alguna razón siempre sentía una pazinfinita a estar a su lado, el junto sus labios mientras ella los recibia conjusto se besaron profundamente hasta que se separaron, ella se alejo mientrasel joven le tomaba la mano.

- No haga esto,- afirmo el joven.

- Entonces que quieres, que te felicite porhaber defendido a la zorra que provoco el accidente de Hermione, por Merlin estu mejor amiga y la defiendes mejor el pelirrojo pecoso que tu,- hablorecordando su pelea de cuando Harry defendió a Tonks en el hospital.

- Solo no quería que acusaras sin tenerpruebas,- ella rodo los ojos.

- Y que me harian rebatió.

- Sabes como es el procedimiento, podría suspenderte,ademas solo lo hacia para protegerte a ti, sabes lo que creo y no la defendia aella,- le aseguro.

 

- Se defenderme sola Potter,- el sonrio.

- Me gusta que me llames de esa forma,- ella lomiro seria,- perdón su sono a que la defendia, pero no quería que la tomarancontra ti, Moody puede ser brusco y no quería que te insultara,- ella asintió.

- Solo te dejo algo claro, se defenderme sola,solo no me vuelvas a hacerme enojar, en este tiempo te has vuelto alguienimportante,- el asintió besándola.

- Sabes que siempre te cuidare,- ella sonriopara terminar besándose con pasión desmedida. Ella adoraba la forma simple queel la trataba, ademas que no iba a permitir que una pelea los separara. Estaba enamoradade San Potter y eso no lo podia evitar.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Dentro de una habitacion totalmenteblanca, un grupo de personas se encontraban, una mujer de cabello negro, altacon una mirada de profunda bondad pero con un deje de misterio, estaba junto aHermione pasando su varita por su cabeza, ella murmuraba encantamientos,mientras los presentes estaban estupefactos, cuando termino se pusocompletamente de pie, mientras con una seña les pedia su atención, los SeñoresMalfoy, Draco y Severus, la bruja los observo con seriedad.

- La paciente Hermione Snape, tiene como lellamamos, dormida a voluntad, esto es un efecto del estrés, la paciente su hapasado últimamente por momentos estresantes, ha sucumbido ante una acumulación deellos, esta dormida, suspendida en su propia mente, ella tiene que despertarsola,- dijo con calma.

- Pero una poción,- hablo el pelinegro.

- No hara efecto, según lo que me ha dicho elmedimago Malfoy, le han dado diversas pociones, que si continúan haciendo puedeprovocar un problema a largo plazo, es necesario esperar, en la condición en laque esta, no tendrá repercusiones solo que debe despertar a voluntad.

- Con eso se refiere,- hablo Draco.

- Ella escucha no se que tanto, pero esta enparte consciente de lo que pasa a su alrededor, en ese caso ella decidirá hacerlo,ni pociones o hechizos lo harán asi que mi consejo es esperar, se que pidomucho pero es necesario,- hablo seriamente,- mi consejo es alejar lo que leprovoque estrés a la paciente, ella si siente mas alla de lo que pienso, soloprovocara mas estrés si una persona que lo provoque esta cerca.

- Usted la revisara,- la pelinegra asintió.

- Si vendré con regularidad, espero haber sidode ayuda, con su permiso,- la bruja se dio media vuelta para marcharse. Al salirde la habitacion observo a Luna que tenia un pequeño niño con el cabello azul,en su piernas, ella se acerco arrodillándose a su lado.

- Que paso Lizzie,- cuestiono Luna.

- Es lo que esperaba, ella despertara cuando lodecida,- respondió con sutileza,- y este pequeño como se llama es tan grande yguapo,- dijo sonriendo mientras con su varita convocaba un dulce, se lo dio alniño y este cambio su cabello a negro, ella sonrio,- un metamorfomago que lindoes,- la rubia intento sonreir pero no podia,- todo saldrá bien Luna, ella esuna bruja fuerte y el apoyo que siente con todos a su alrededor sera una granmedicina,- le aseguro, mientras el niño tomaba un mechon del cabello ne lapelinegra y lo jugaba, ella reia, cuando de pronto una voz resonó.

- Teddy no hagas eso,- la bruja aun estaba derodillas, cuando el pequeño la solto, ella se puso de pie, sus piernas eranlargas, adornadas por unas zapatillas increíbles, ella sonrio al hombre junto aella, que de inmediato le impactaron los ojos cafes que poseía, ella loobservo.

 

- No hay problema es un niño,- hablo sonriendoampliamente, el licántropo la observo detenidamente, tenia una mirada profunday brindaba calor.

- Pensé que le molestaría Señorita,- ella rio.

- Elizabeth Leto,- se presento, estrechando lafuerte mano del licántropo, ella encontraba esa mirada preocupada y cansada.

- Remus John Lupin,- se presento, la pelinegrasonrio,

- Es el licántropo,- aseguro provocando unsonrojo del castaño,- perdón si fui grosera nunca soy asi pero cuando Sali dela universidad presente un trabajo sobre como la poción matalobos crea unefecto positivo en la mente de los hombres lobo y usted es uno de los masconocidos públicamente, por eso me intrigo conocerlo, per disculpe,- le dijoavergozada, el licántropo se sorprendió que hablara con el con naturalidad.

- Es un gusto.

- Igualmente,- dijo observando a Teddy,- le diun dulce espero no ser inoportuna,- el licántropo negó,- bueno me despido,espero verlos en otra ocasión, Luna nos vemos mas tarde,- momentos despues sedio media vuelta para irse por el pasillo, la rubia se levanto.

- Es una amiga la conoci en un viaje, le pedique viniera a revisar a Hermione, ella es una experta en eso,- el licántropo asintiósacando de sus pensamientos a la joven que hace unos momentos estaba frente ael.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

El pocionista admiraba a sumujer, no podia llamarla de esa forma, el tenia que reparar errores, muchos. Admirabasu rostro sereno, parecía que nada pasaba por su mente, pero en su interior recordólo que habia dicho la medimaga ella escuchaba o podia sentir, sera que loescuchaba, cuando le leia si asi fuera esperaba que eso no le provocara a unmas estrés, ya que era el ser que ella mas odiaba, el pelinegro se paso la manopor el rostro, tratando se serenarse, camino de un lado a otro en la habitacion,cuando posteriormente entro Draco para revisarla, el pocionista salió de lahabitacion, afuera estaba como siempre todos, el solo se alejo, la única personaque parecía aceptarlo era esa niña rubia, mientras que los demás le ignorabancomo el a ellos, espero hasta que de pronto la puetta se abrió dejando ver a unenfermera corriendo con manchas de sangre en su ropa, los presentes se miraron,el fue rápido y entro a la habitacion seguido de muchas personas, al ver laescena quería pensar que no era verdad, prefería ver morir a personas que loque en ese momento se presentaba ante el, la cama con sabanas blanca ahora erarojas, el pocionista entro viendo como del cuerpo de la rubia salía sangre, nosabia de donde provenía pero se veía grave, el observo a los medimagos moverse,pero no se podían acercar, momentos despues fueron retirados, mientras que enel pasillo se sentía un ambiente de incertidumbre.

Dentro de la habitacion losmedimagos, estaban movilizándose, la mujer no dejaba de sangrar, era unahemorragia intensa, hechizos y pociones no dejaban de ser usadas, la entradadel medimago experto en embarazos entro, ya que sabían que por ese camino veniala hemorragia, el joven rubio fue alejado ya que el no podia hacer nada, fue auna pared y la golpeo, estaba nervioso y molesto, momentos despues una manotoco su hombro, el joven regreso la mirada para observar al medimago Antony, elrubio al ver su mirada negó y volvió a poner su mirada impenetrable, fue con suhermana y se agacho para tomar su mano.

 

- Tenia alrededor de dos meses,- dijo elmedimago,- nadie se habia percatado,- aseguro.

- Yo la atendí primero, por Merlin soy suhermano, no me di cuenta, crei que no,- el medimago asintió.

- Por las cuentas Draco te aseguro, que laspociones no lo mataron, fue el hechizo que recibió, que haya ingerido pocionessolo detuvo el proceso de aborto que daría de forma natural, ella ya habiaperdido al bebe antes de que tu le dieras pociones,- aseguro provocando que elrubio se pusiera de pie,- si quieres informo,- el rubio negó.

- Son mi familia,- le dio la mano al medimago,-gracias,- el negó y momentos despues salió. El rubio se limpio las manos y salióal pasillo, viendo la cara de susto de todos, se acerco ellos hicieron un semicírculoa su alrededor.

- Habla,- ordeno el patriarca de la familiaMalfoy.

- Hermione tuvo un,- se quedo callado,- perdió asu bebe,-. Solto, provocando jadeos de los presentes, las mujeres se taparon elrostro y comenzaron a llorar mientras que el rubio sintió un golpe en elrostro, cuando levanto la vista vio a su padre que lo habia atacado,- no nos habíamospercatado,- pero antes de que continuara sintió que era levantado del suelo,frente a el, estaba Severus que lo mataba con la mirada.

- Y asi le diste pociones imbécil,- le grito,-eres un odita que no la revisaste,- cuestiono molesto.

- No salió nada en el análisis, ella perdió elbebe antes de las que le diéramos las pociones,- aseguro.

- Explicate,- ordeno nuevamente Lucius.

- Al parecer el hechizo que recibió fue el quemato al bebe, cuando le dimos las pociones hizo que detuviéramos el proceso dela salida del bebe de su cuerpo, ahora que ha pasado los efectos de laspociones, su cuerpo siguió con ese proceso natural,- todos jadearon,- lo sientono sabia antes de esa misión que estaba embarazada,- aseguro acercándose a sumadre,- perdón Madre,- ella sintió y lo abrazo.

- Puedo estar con ella,- cuestiono la bruja, elasintió permitiendo la entrada de su madre con su hermana. La única que vio alpocionista marcharse fue una mujer rubia de mirada azul.

Las horas pasaron, mientrastodos pasaron a ver a la rubia, que se recuperaba con ayuda de pociones, horasdespues durante la madrugada, el pocionista entro, cuando estaba seguro nadiemas interrumpiría, llego a la cama de la joven y se arrodillo derrotado, eltomo su mano y suspiro, el nunca fue débil solo habia llorado dos veces, con lamuerte de su madre y la de Lily.

Agacho la cabeza sintiéndoseculpable, el habia provocado eso, si se hubiera cuidado o solo si su malditopasado no lo hubiera callado, ahora habia perdido un bebe, su hijo un ser que creíaen el vientre de la joven, que era su esposa, el quería morir porque no entendíaen que momento, habia pasado aquello, su mente se lleno de amargura, dolor quelo hizo pensar fue una palabra venganza, el tenia que hacer pagar a Tonks, ellahabia matado a su bebe, ella ataco por la espalda a Hermione, el habia hecho suparte, al ocultarle eso. Pero nunca apuntaría con su varita a esa mujer queestaba débil. Beso la mano de la joven y se levanto, antes de irse susurro.

- Es por nuestro hijo y por ti Hermione,- abrióla puerta y se marcho, iba caminando por los pasillos, con la única intención debuscarla y matarla, claro antes la torturaría de tal forma que cuando la encontraran,no la reconocerían. Se merecía mucho dolor y sifriemiento, de pronto una manolo detuvo, al darse vuelta una mirada azul estaba frente a el.

 

- Profesor no lo haga,- hablo la rubia.

- De que habla,- cuestiono el pelinegro.

- Se que va en su búsqueda, pero eso no le darasatisfacción al contrario dejara sola a Hermione,- aseguro.

- Se lo merece.

- En eso estoy de acuerdo pero que pensaraella,- dijo,- Hermione siempre ha confiado en usted, ella cuando pensaron queera mortifago lo defendió, incluso lo cuido asi que defraude la confianza queha puesto en usted, ella solo debe curar sus heridas, pero si usted hace daño,solo provocara que Hermione se sienta culpable,- la rubia se dio la vuelta y semarcho, el pocionista no podia creer en sus palabras pero tampoco podría hacermas. Cerro los ojos, quería matar a la culpable de la muerte de su hijo, peroella lo perdonaría, el seguro iria a azkaban, pero que diferencia si lo odiaba,ella merecía algo mejor que el sin duda, se quedo estatico hasta saber comoreaccionar.

O0o0o0o0o0o0o0O

Dentro de la menteprivilegiada de Hermione, estaba sucumbida a sus pensamientos, ella quería quedarseen ese mundo sola, sin nada a su alrededor, pero de pronto una luz se abrió frentea ella, donde escucho llanto, donde alguien le decía que lo hacia por ella,pero esa voz era la de su angel, no sabia como reaccionar, solo que la voz quesiempre le daba paz, ahora quería ella consolar, se sentía triste ya que, necesitabadespertar pero su miedo era fuerte. De pronto se puso de pie, pensando en queel momento llego, ella no podia temer, era una leona, ella debía ser fuerte,suspiro y camino, no supo cuanto tiempo hasta que una luz, le cegó la vista.

De pronto frente a ella, aparecioun rostro familiar, era su madre que lloraba como en sus pesadillas, ella queríaimpedir que lo hiciera asi que intento levantar una mano pero no pudo, la mujertenia el rostro cubierto con su manos, pero temblaba haciendo que su llanto senotara, de pronto intento hablar quería llamar su atención, cuando su voz sehizo un sonido involuntario, la bruja rubia mayor, escucho el sonido poniéndosede esa forma alerta. Al ver la mirada gris de su hija, esta se levanto parallamar a los medimagos, ella no sabia porque no podia moveré, rápidamente se sentíamuy pesada, lo único que sintió fue un dolor en su vientre, ella cerro los ojospara contener el dolor, suspiro cuando vio a su hermano frente a ella revisándola,paso tiempo en el cual su hermano no la miraba a lo ojos, solo la atendía, altermino los medimagos salieron. A ella la sentaron ya que estaba estable, Dracose sento frente a ella, mientras sus padres la observaban.

- ¿ya puedes hablar?,- cuestiono el rubio, ellaintento pero salía ese sonido, hasta que despues de intento dijo.

- Hola,- sus padre soltaron su aire contenidomientras su hermano le tomaba la mano.

- Hermione tu has estado dormida por mas de unasemana, sufriste de un ataque en tu misión, eso provoco que te desmayaras y caísteen un sueño profundo, de donde no querías despertar,- se quedo en silencio,-pero hay algo mas,- el rubio giro su cabeza para encontrarse con la de sumadre, ella asintió,- hace un dia tuviste un sangrado intenso, nosotros no sabíamosa que se debía hasta que descubrimos su origen, estabas embarazada,- afirmo lajoven entrecerró los ojos.

- Estaba,- cuestiono.

- Lamentablemente,- la bruja levanto su mano.

 

- No lo digas por favor, no quiero escucharlo,-dijo mientras se tapaba su rostro con sus manos, su madre se acercoabrazandola,- porque,- grito,- como,-no pudo terminar de hablar.

- Durante el ataque un hechizo te golpeo,- ellaendureció la mirada a esas alturas parecía una verdadera Malfoy.

- Tonks,- dijo,- esa maldita lo provoco,- larubia se intento poner de pie, pero se lo impidió su hermano, estaba enojada ylloraba, de pronto sintió que dormirá, habia quedado inconsciente por el esfuerzo.La rubia estaba perdida en sus pensamientos hasta que se despertó y al abrirlos ojos, observo a un figura negra frente a ella, al observar con atención, sepercato que era su esposo, quien estaba a su lado, ella retrocedió asustada.

- Hermione,- dijo la rubia lo miro con odio.

- Cállate,- grito,- tu eres el culpable de quemi hijo,- guardo silencio,- tu y tu zorra largo no quiero verte,- gritohaciendo que el pocionista se marchara de la habitacion, momentos despues, elrubio entro para abrazarla,- no quiero velro Draco alejalo de mi,- el rubio asintió.Cuando la bruja se calmo ella suspiro,- me siento mal,- solto.

- Quieres una poción,- ella negó.

- No es físicamente, me siento mal por dentro,-aseguro,- yo soy la culpable de que mi bebe,- el negó,- pero si no fuera tannecia de trabajar tanto cuando me sentía mal esto no hubiera pasado,- el laabrazo.

- Si yo te hubiera revisado lo hubiéramos sabidoantes,- aseguro el rubio.

- No Draco esto no es tu culpa yo,- el rubio lahizo callar.

- Esto hermana solo es una prueba de la quedebes salir, con nuestra ayuda claro.

- Gracias,- dijo antes de volver a caerdormida. La rubia hasta ese punto entendió que hay veces que la vida da vueltasy tomar decisiones en ocasiones provoca daños colaterales tan grandes quealcanza a seres que no tienen culpa de nada.

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

esperoles haya gustado, gracias por leer y comentar, quiero hacer un agradecimiento atodos los que leen comentan agregan a favoritos sin ustedes esto no seriaposible, ademas Yazmin gracias por leer y comentar es un honor leer comentariosy saber que muchas esperan con ansias los capítulos, gracias y espero hayandisfutado otro capitulo.

En una cama de hospital unajoven mujer estaba recostada tenia los ojos hinchados de no poder dormir,además del llanto que tenia desde hacia horas, la rubia no quería ver a nadie,se reprochaba a si misma su perdida, se decía que su obsesión por su trabajoella no hubiera pasado por eso, si se hubiera tomado 5 minutos para analizarsus síntomas o por lo menos preguntarle a su hermano, por Merlin tenia unmedico en casa y no pudo preguntar.

Su vida habia ido de picada,despues de la guerra, creyo tontamente que podría tener una vida llena de paz,pero para pesadilla en la que vivía, primero sus padres, las personas que lacriaron, murieron de la forma mas terrible, le dolio fuertemente ya que ellasiempre lo amo con todo su corazón, despues de esa vivencia llego, cuando seentero que no era una sangre sucia, todo lo contrario era miembro de una de lasfamilias mas importantes del mundo mágico, eso a ella no le importo, el dinerola posición era algo sin importancia para ella. Milagrosamente ella se adapto asu familia, esa conexión en la sangre se imaginaba que era, ademas conoció auna familia Malfoy que nadie, ellos eran buenos, claro para las demás personaseran frios, pero en el interior de su hogar no habia pista de aquella familiaarrogante que conoció, ellos mismos se arrepentían de sus desiciones, pero esoera lo que se esperaba de las familias de sangre pura y ellos como una de lasmas antiguas siguieron la tradición, anteponer la pureza de su sangre.

 

Despues vino una enormebomba, su matrimonio por Merlin, en que año creían que estaban, esas malditastradiciones y las ganas de los integrantes de consejo de conservarlas, ese fueel motivo por el cual dejo la carrera que una vez le apasiono, cuando ingreso ala academia de aurores, muchos pensaron que era poca cosa para ella, la brujamas inteligente de su generación como simple auror, pero para ella, eragratificante ayudar, ya fuera en las leyes como habia sido su primera opción oen el campo eso le lleno de agrado.

Pensaba quien seria suprometido, y para su sorpresa fue Severus, ese hombre que siempre impusorespeto, que ella le tenia admiración, sentimiento que despues de curarlocuando la segunda guerra acabo, se volvió amor, ella no supo pero su estomagose derretía al verlo, mientras que ella sintió dolor al saber que nunca lovolveria a ver una vez que se recupero. Pero el destino es increíble, los juntopero a ella en ese momento le molesto el saber el motivo, ahora despues de estarcasados, de estar sujetos a un contrato de matrimonio, tenían que compartir suvida, aunque eso le doliera, ya que al estar unidos por su matrimonio, no podiapermanecer mucho tiempo alejada de el, de lo contrario volveria a padecer lalimitación de su magia, ahora no sabia como conviviría con el. Le rompió elcorazón, y no sabia como repararlo.

Se quedo dormida unosmomentos hasta que unas voces se escucharon alrededor de ella, la bruja noquería despertar ya que se sentía emocionalmente agotada, pero para su gratasorpresa la voz de su madre se escucho, ella la quería aunque tuvieran pocotiempo de estar juntas la conexión con ella era inexplicable, sintió unascaricias en su cabello, cuando sus ojos se abrieron se encontraron con elrostro de la rubia mas hermosa de todas.

- Hermione,- dijo la matriarca Malfoy,- mealegra que hayas despertado,- sono aliviada.

- Madre,- ella hablo con dificultad, ambasguardaron silencio.

- Hija quiero que sepas que lamento mucho,-antes de que siguiera hablando la bruja menor levanto la mano.

- No digas nada, porque nadie solamente yoentiende mi dolor, asi que no comencemos, nunca he sido débil y no comenzare aserlo ahora,- le dijo firmemente.

- Entiendo,- respondió la bruja. El silencioinvadió la estancia, hasta que Narcissa hablo,- hay una doctora que quierehablar contigo,- comento la bruja mayor.

- Y es,- respondió escuetamente.

- Una especialista en la mente, ella fue la quedijo que la que no quería volver del estado en que te sumergiste, y la únicaque podia decidir eras tu,- ella asintió.

- No me molesta hablar con ella, no entiendo deque pero en fin que venga cuando lo desee,- la rubia asintió. La rubia menor sequedo dormida, ella estaba entre sueños, recordando una voz, ella sabia que sele hacia familiar, era esa voz que le daba paz, cuando estaba en su mundooscuro, ella quería olvidar esos momentos que solo atormentaban su vida, cuandoabrió los ojos observo a la persona que inunda sus pesadillas, ese ser del cualse enamoro pero el no de ella, el al parecer encontró su mirada ya que laobservo detenidamente, no hablaron de nada solo se miraron hasta que elfinalmente rompió el silencio.

 

- Espero que te recuperes,- afirmo con su vozapasible, ella no dijo nada solo observo como se marchaba. El resto de la tardese preguntaba que hacia ese hombre en su recamara la culpa tal vez, no podríahaber otra razón ya que ella sabia que el jamás se preocuparía por ella.

Cuando la luz desapareciódejando la penumbra de la noche, como en el corazón de una joven rubia, ella noquería amargarse o hacerse la victima pero que podia hacer cuando su corazón noquería recordar que el bebe que esperaba ya no estaba con ella, era algo que nose imaginaba pudiera pasarle, pero al no haber remedio no podia tampocodeprimirse ya que ella no era débil, su orgullo Gryffindor le decía que selevantara y saliera adelante, si era algo que difícilmente olvidaría pero teniaque reponerse, asi que esa noche rompió en llanto asegurándose a si misma queno se desplomaría, que no se dejaría vencer, que si tenia que afrontar unfuturo con Severus sabiendo que el no la amaba lo haría con la cabeza en alto.Asi que se permitió llorar porque la que aseguro seria la ultima vez, ya que suhijo no querría verla débil, esa noche el corazón de la bruja mas inteligentede su generación, cerro una herida con la cual aprendería a vivir.

O0o0o0o0o0o0o0O

Dos dias despues de losacontecimientos, una joven rubia se encontraba frente a su ventana viendo elpaisaje, estaba decidida a seguir pero antes debía recuperarse, su cuerpo ya noestaba lastimado, asi que esperaba convencer a su hermano de darle el alta,mientras que esa tarde tenia su primera cita con la medimaga que según su Madrela ayudaría mucho, la joven suspiro, estaba cansada de la cama, asi que sehabia levantado, para estirar sus piernas. Sus pensamientos fueroninterrumpidos, cuando la puerta blanca se abrió dejando ver a un joven rubio,ella al verlo le regalo su mejor sonrisa.

El endureció su mirada alverla de pie, ella sabia que se molestaría asi que solo espero que comenzara elsermón.

- Hermione,- le dijo seriamente, pero antes deque hablara ella respondió.

- Que como comprendo levantarme, que soy unainsensata,- le dijo rodando los ojos,- si ya se no debo hacerlo,- termino consarcasmo, el joven frente a ella levanto una ceja.

- Ahora acuéstate,- ella camino a su cama paracon ayuda del rubio para que se recostara en la cama, el saco su varita ycomenzó a revisarla, al final se sento a un lado de ella en la cama,- estas enperfectas condiciones, tu heridas sanaron, solo ve a Elizabeth y mañana tepuedes ir,- ella sonrio.

- Eso es fantástico,- el rubio la miro conduda.

- Hermione quiero que hablemos de un asunto, -ella asintió,- es mi obligación comomedimago, advertirte que debes ir a tu casa con tu esposo,- ella frunció elceño,- y no me veas de esa forma, sabes que si no lo haces te debilitaras,-ella cruzo los brazos en su pecho.

- No si nos vemos cada cierto tiempo, lo seporque lo investigue,- el rubio rodo los ojos.

- Hay cosas que no cambian por mas Malfoy queseas siempre seras una comelibros,- ella sonrio.

- Claro y tu siempre sera un huron,- ambossonrieron,- estaba penando,- cambio de tema,- que si veo a Severus cada semanasera suficiente para mi recueperacion, aunque,- no continuo.

 

- Tarde o temprano tienes que regresar a tucasa,- ella asintió.

- Lamentablemente,- dijo la rubia.

- Mira no intercederé por el, no lo justifico ytampoco quiero que sufras, pero debes comprender que esto va mas allá de unapelea entre novios o si quiera una pareja normal, ustedes estarán atados de porvida, porque en lugar de pelearse, mejor buscan el punto medio donde puedanconvivir,- la rubia mantuvo una mirada firme sobre Draco.

- No quiero ofender, pero ese no es tu asunto,-afirmo la bruja.

- Lo es, porque también influye en la familia,-aclaro,- crees que es agradable escuchar a madre llorar, porque piensa que tepasara algo por no aceptar tu destino,- aclaro.

- Eso no es algo que yo sola me haya buscado,ellos me lo impusieron,- rebatió.

- Para protegerte, Hermione. Tu porque noviviste con ellos, pero siempre se lamentaron la decisión de haberte dejado,pero no creo que hasta ahora no lo hayas comprendido,- dijo enojado.

- Draco entiende,- trato de hablar, ya que ellasabia que actuaba de forma inmadura,- me cuesta aceptar que me haya traicionado,yo nunca crei que el, pudiera hacerlo,- la rubia sintió que su voz se cortaba.

- Pero fue algo que el puede aclarar, yo creoque despues de lo que hizo,- la rubia lo corto, el quería decirle lo delministerio.

- No me interesa,- hablo la mujer rubia.

- Pero deja que te diga,- trato de aclarar.

- Nada,- ella dijo.

- De verdad que eres obstinada,- molesto de laactitud de su hermana el joven rubio hablo,- no comprendo tu molestia, si no teinteresa no pueden ser celos y si tu orgullo esta herido, pues que mejor que lehagas ver a esa tipa que el esta contigo y se que ese anillo no ha vuelto aarder,- le dijo molesto,- te comportas como una niña, raro de ti una Gryffindorque no perdona o no enfrenta sus temores esa persona no eres tu,- la rubia loobservo duramente mientras sus ojos se llenaban de lagrimas, ella entendía suenojo pero el no la comprendía ella se sentía traicionada por el pelinegro.

- Lo amo,- dijo en un susurro, el joven seacerco,- lo amo entiendes por eso me dolio, me enamore de el, cuando lo curedespues de la guerra, despues cuando tuvimos intimidad, yo crei que seenamoraría de mi, pero no el nunca me prometió nada, por eso se que es injustomi comportamiento, pero entiende me dolio que al despertar el estuviera viendosu foto, me duele no ser suficiente para que la olvide, eso me enoja Draco poreso no puedo perdonarlo, no puedo olvidar,- le grito. El joven rubiocomprendiendo su sentir la abrazo fuertemente, mientras permitia que la rubiase desahogara.

O0o0o0o0o0o0o0O

Una mujer pelinegra caminabapor las calles del callejón Diagon, iba sumida en sus pensamientos, ya quetenia poco tiempo de haber llegado a Londres. Despues de haber perdido todo loque tenia en Bulgaria, prefirió marcharse de regreso a su casa, tenia muchotiempo que no pisaba las tierras que la vieron nacer, gracias Merlin tenia dos buenos amigos, dentro de esazona de la comunidad mágica para poder establecerse mas rápido.

Ella era una mujer enapariencia dulce, ya que su misma profesión la obligaba, pero dentro de ellaguardaba tantos momentos tristes, la perdida de su familia, en manos de laguerra, era hija única asi que estaba sola, por suerte un dia recibió una cartade Luna diciéndole si le interesaba un puesto en San Mungo al no tener muchoque hacer, prefirió ir a su tierra natal que quedarse sola.

 

Por su apariencia muchoscreía que era débil, pero vaya sorpresa que se llevaban al comprobar que no erauna damisela en apuros. Aun recordaba los hombres que buscaban aprovecharse deella, jamás lo habia permitido, pero siempre fue una forma en la que muchos lavieron.

Pero su mente se fue alrecuerdo de unos ojos miel, que por primera vez no la vieron de formalujuriosa, ese hombre que tenia una mirada paz, pero al mismo tiempo se veíauna gran pena en el, sonreía pero de forma limitada, ademas recordó cuandomenciono su condición como se paralizo, acaso el temia de si mismo, nocomprendía porque, los libros decían que eran de los pocos licántropos queestaban adaptados a la sociedad, asi que debía tomar poción matalobos. El eraun hombre que a simple vista detonaba mucho interés, pero el tenia una hijo unniño hermoso asi que seguramente estaba casado. Siguió caminando en busca dealgo en especifico, cuando un letrero llamo su atención, entro son una enormesonrisa plasmada en su rostro, los libros siempre era una forma de calmarla,escucho un buenos dias y ella respondió sin ver a la persona que la saludo, loslibros la llamaban asi que paso por los pasillos de las estancias perdiéndose,en los libros. Paso un tiempo la pelinegra no supo cuanto de lo único de locual estuvo segura haber encontrado su lugar para relajarse. Camino con ungrueso ejemplar a la caja, estaba sacando un saco de galeones cuando una vozfamiliar sono.

- Encontró todo lo que buscaba,- ella levantola cabeza al escuchar una voz que le llamaba la atención, sonrio cuando vio esamirada café.

- Si gracias,- dijo con timidez, ella erasumamente timida por eso cuando hablo primera vez con el se reprendió porhaberle cuestionado su licantropía, era una falta de respeto que debía enmendar,-¿no me recuerdas?.- pregunto con timidez la medimaga, el licántropo que lahabia reconocido desde que la vio entrar, asintió.

- Por supuesto que la recuerdo, Srta. Leto,-respondió el licántropo. Al ver que el hombre no agregaría mas se dispuso apagar, antes de salir de girarse para salir de la tienda, hablo.

- Yo Sr. Lupin quiero disculparme si la ocasiónen la que nos conocimos fui impertinente, en decirle de forma tan directaacerca de su licantropía, en realidad yo admiro mucho su condición, el ser unhombre con una vida, sabiendo sobrellevar ese aspecto de su vida, es admirablede verdad y si lo incomode le ofrezco disculpas,- dijo la joven, antes de queel hombre de mirada miel, hablara un llanto se escucho detrás del mostrador, lajoven no pudo evitar su curiosidad, y vio como el hombre se agachaba paralevantar a su hijo, quien se veía habia despertado, la joven lo observo como elhombre vio a su pequeño que lloraba mucho, el le daba consuelo pero el pequeñono cesaba pero lo que la enterneció fue cuando el niño dijo mami, el pequeñopedia a su madre, el licántropo no podia hacer nada, asi que la joven medimagase acerco a el y extendió sus brazos,- permítame, el pequeño reconoce el calorde una mujer tal vez se calme,- explico la medimaga, aunque no seguro el exmerodeador, le dio a su tesoro, ella lo abrazo al inicio el pequeño se moviopero al final acepto el calor que solo una mujer da, a los pocos minutos dejode llorar y al verla su cabello lo cambio al de la joven que lo cargaba,momentos despues el niño sonrio. Al licántropo le dio ternura la escena ya queTeddy cuando se ponía en ese estado, solo Hermione lo calmaba ya que ni Tonkslo logro, la rubia que consideraba como una hija, siempre decía que solo lasmujeres pueden dar amor de una manera en especifico, y viendo esa escena ellicántropo supo que era cierto, la joven le sonreía al pequeño mientras eljugaba con su largo cabello. El licántropo le dio un banco para que se sentaraella acepto mientras Ted, estaba en sus piernas. Despues de un silencio que fueroto por el licántropo.

 

- Eres buena con los niños,- aseguro Lupin.

- Mi Madre siempre dijo que tenia una capacidadinnata para los pequeños, ella decía que seguro seria maestra,- sonrio ante elrecuerdo.

- Ya veo,- dijo,- sobre lo que me dijiste haceun momento no te angusties, no me causo problema, en realidad lo que mesorprendió fue la manera en que tomas la situación de estar a mi lado, sin quete de miedo,- la pelinegra negó.

- Como te dije admiro mucho tu fortaleza,- ellasonrio con sinceridad.

- Eres una joven con opiniones muyinteresantes,- ella bajo la mirada,- y timida por lo que veo.

- Un poco, en realidad siempre me costorelacionarme solo con unos pocos amigos, son los que me han hecho hablar mas,pero en fin, este pequeño esta grandote,- aseguro haciéndole mimos al pequeñoTed.

- Si come mucho, este grandote adora elchocolate,- hablo sin perder la vista de la joven,- por cierto quieres una tasade chocolate,- antes de que la joven respondiera, un sonido alcanzo los oídosde la joven, saco su varita y la punta brillaba.

- Lo lamento, pero tengo que partir, alhospital al parecer, mi cita esta por llegar,- entrego al pequeño Ted a supadre,- ha sido un placer charlar con usted, espero verlo pronto,- ellicántropo asintió.

- Cuídese Srta. Leto,- ella giro su cuerpo.

- Lizzie asi me gusta que me llamen,- dijoantes de salir de la librería dejando a Remus, con muchas preguntas sobre lajoven de mirada timida que no mostro miedo ante su condición.

O0o0o0o0o0o0o0O

En un pasillo la joven rubiaheredera del apellido Malfoy, caminaba para ir al consultorio, ya le habia dadoel alta y ahora tenia que ir, a su consulta con la doctora, su familia estabamolesta por no querer irse a casa con su esposo, pero ella no quería en eseinstante estar con el, iba con un vestido suelto que su Madre de habia dado,llego a la entrada del consultorio, toco y al escuchar la confirmación de quepasar abrió la puerta y vio a la doctora y frente a ella un asiento ocupado,camino y cuando observo al individuo se lleno de coraje. Lo observo con desdeny aun de pie hablo.

- La cita es conmigo o con el,- cuestiono lajoven.

- Siéntese,- dijo la medimaga.

- No, asi estoy bien, solo le recuerdo que lacita es conmigo asi que no creo que la presencia de este hombre sea necesaria,-afirmo la joven.

- Sra. Snape,- hablo la medimaga,- le recuerdoque esta cita es para tratar el aspecto de su bebe, ese es un asunto de ambos,como pareja, asi que debo hablarlos con los dos,- afirmo con paciencia.

- Pero este hombre no se preocupa por mibienestar asi que no lo quiero aquí,- siguió peleando la joven.

- Solo quiero que charlemos, saber cosas deustedes como matrimonio,- cuestiono.

- Se lo resumiré,- hablo la rubia,- me case conel por un contrato de matrimonio, el es mi ex profesor, un hombre que es frio,estamos casados hace menos de un año, el no me soporta y yo lo tolero,- sequedo callada meditando,- ademas tiene una amante,- afirmo,- y para terminar suamante provoco la perdida de mi bebe,- afirmo. La doctora se quedo observando.

 

- Y porque asegura que su esposo tiene amante,-interrogo la medimaga.

- Porque los vi besándolos,- aclaro.

- Y ya lo hablaron,- indago la pelinegra.

- Hablar,- solto una carcajada la joven,- si suacción vale mas que mil palabras, el me traiciono, que mas puedo decir,- estabahablando con sarcasmo la joven Malfoy,- o quiero que le diga te perdono, cuandoni siquiera me dado una explicación o que regrese con el porque mi magia severa debilitada o ya se solo porque soy tan estúpida que caere a su pies,-afirmo la joven.

- Asi que es ese tipo de contratos,- afirmo lamedimaga,- eso quiere decir que ustedes deben pasar tiempo juntos, debería aprovecharlopara aclarar muchas cosas,- continuo con su discurso la medimaga,- por elmomento aconsejaría que regrese a su casa, ya que para recuperarse entotalidad, debe tener su magia funcionando,- la rubia se carcajeo.

- No ire a esa mansión antes muerta,- desafiola joven,- ademas que haremos compartirás la cama conmigo y ella o le pondrás unahabitación a parte,- desafio o ya se le diras que termine ella lo que los magosno pudieron en esa redada,- el sarcasmo puro brotaba de Hermione, en esemomento el pocionista se puso de pie, tomo de los brazos a la rubia y hablo.

- No digas esas estupideces, no se que paso enesa misión, solo se que estas a salvo eso es gratificante, ademas ella no es miamante si no hemos aclarado lo que viste,- refiriéndose a la escena del beso yla foto,- es porque no me has dejado, asi que si quieres hablarlo lo haremospero, te regresas a la mansión,- desafio el pocionista.

- No ire a ningún lado, ademas no necesitoexplicaciones,- ella camino a la puerta,- ademas prefiero ver mi magia limitadao renunciar a ella antes que estar contigo de nuevo,- con un portazo abandonola habitacion dejando con preguntas sin resolver a ambas personas dentro, a lamedimaga afirmo que ella lo amaba pero ponía una berrera y el no estaba segurapero de lo que si podia afirmar es que el hombre de mirada peligrosa no eramala persona.

Ambos tenían que pasar porun duelo, y dejar atrás sus rivalidades para poder hablar y de esa formaaclarar sus problemas.

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

Antes que nada una disculpapor no haber actualizado antes, por cuestiones personales me fue imposible. Graciaspor su paciencia, al igual que a las 88 personas que me agregaron a favoritos ya las 108 comentarios, perdón por no contestarlos en persona pero ando corta detiempo, besos y espro haya valido la pena la espera.

Antesque nada quiero agradecer sus comentarios, favoritos de verdad mis lectores sonincreíbles, no puedo expresar con palabras el agradecimiento por su apoyo enesta historia, la única forma que encuentro es darles buenos capítulos, mesiento feliz gracias.

En una habitacion una jovenrubia estaba en una silla, hablando con una medimaga. Despues de su desplanteno habia asistido a una cita con ella, hasta ahora dos semanas despues de salirdel hospital. Ella sabia que su forma de comportarse no fue la correcta peroahora no podia hacer nada, solo acudir y disculparse por mas Malfoy que fueraera una Gryffindor que sabia cuando cometia un error. Paso un par de horascharlando con la joven medimaga, no se habia abierto completamente con ella, yaque nunca le conto de sus sentimientos de ella por Severus, solo se limito ahablar de su relación, de cómo se pelearon ademas de que la mujer con la quevio besando a su esposo fue una persona cercana a la joven.

 

La medimaga comprendía sudolor, pero debían hablar mas habia cosas que ella no admitia y que sol podiasospechar.

- Asi que cuando viste el beso,- hablo lamedimaga.

- Los hechice,- respondió con soltura, larubia.

- Entiendo que esa haya sido tu reaccion perono crees que deberían hablar, no puedo revelar nada de mi consulta con suesposo, pero si puedo afirmar que el no ha querido lastimarla,- aseguro lajoven medimaga.

- Yo no se que pensar con respecto a el,siempre ha sido un misterio para mi, es un hombre que se ha sufrido cosas, peroes una gran incógnita para mi,- aseguro la joven.

- Entiendo su punto y la verdad es que escomprensible, ustedes se casaron sin pasar por citas o un noviazgo normal,-hizo una mueca,- de verdad que no comprendo esas tradiciones, pero esa es miopinión,- ambas sonrieron,- Hermione no quiero presionar, pero sabes que estetipo de matrimonio el que te ata a Severus, es complicado, pero deben poner desu parte, su esposo ha querido solucionar todo esto, pero creo que deberíasponer de tu parte, no te digo que vayas y lo abraces solo que hablen, un dia seciten en un lugar neutro y charlen de todo esto,- la rubia rodo los ojos.

- No puedo,- aseguro,- simplemente no puedoverlo.

- También algo que debes tomar en cuenta, es lalimitación en tu magia lamentablemente están unidos de una forma tan especificaque si no están juntos, se vera afectada tu salud,- afirmo la joven medimaga.

- Lo se,- se levanto,- solo no quiero en estemomento verlo,- afirmo la rubia,- la veo en la siguiente consulta. Abrió lapuerta y salió la joven dejando a la medimaga con dudas resueltas solo que noconocía tanto a esa joven como para tener con conclusiones precisas.

La rubia al salir de laoficina iba con la mirada baja, ya que no entendía como su cerebro colapsaríapor toda esta situación, primero estaba su enojo en contra de Severus, sabiaque tendría que verlo y convivir con el pero simplemente no estaba preparada,pero quería de igual forma ver de frente a Tonks, para acabar con ella, esamaldita se las pagaría por el mal que le había causado. A pesar del poco tiempose sentía cada dia mejor para comenzar una vida tranquila, vivía en la MansionMalfoy y visitaba con regularidad a Remus y Ted, al parecer ellos recibíanvisitas femeninas porque su pequeño ya no se estrazaba tanto para dormir, ocuando tenia sus ataques, de ansiedad eso le alegraba porque eso quería decirque su querido caso papa, tenia una conquista eso le llenaba de alegría.

Salió del hospital paracaminar unos momentos antes de llegar a la mansión de sus padres.

O0o00o0o0o0o0O

Unos dias despues una jovenrubia estaba en un elegante departamento, cocinaba un desayuno para su novioque la esperaba en la cama aun dormido, la vida de Luna habia dado un girocompleto, ella que siempre fue timida, con todos ahora era mas sociable catalogadacomo una mujer rara, que pensaban que vivía en un mundo de fantasia, latrataban diferente. Pero quien diría que ella terminaría de novia de un mago,no solo guapo, carismático y sumamente amable, pero lo hizo, ella amaba a Theocon todo su corazón simplemente era perfecto. Llego a la habitación de su novioy con una bandea llena de comida la puso en la mesa de lado, ella toco surostro y le dio un beso en la punta de la nariz, el castaño sonrio ante eltacto ya que se percato de la presencia de su novia en cuanto la cama sehundió, olio el rico aroma que solo la comida desprende, y con un movimientotomo a su bella dama por la cintura y la recostó para despues el acomodarsesobre su cuerpo, beso su boca, su cuello mientras la rubia sonreía, despues dela sesión de besos, se separaron y ambos se acomodaron en la cama, la rubiatomo la bandeja y la puso frente a ellos, desayunaron entre risas y juegos. Alterminar ella se puso de pie y fue al baño, cuando salió tria un vestido amedio poner, el castaño al verla se acerco para subir su cremallera, ellasonrio y fue a arreglarse frente al espejo. El castaño la admiraba se veíahermosa con esa sonrisa, pensaba Nott.

 

- Sabes podría acostumbrarme a esto,- habloobservando a su dulce novia mientras el se vestia,- me refiero a despertar a tulado, verte vestirte a toda esta rutina,- ambos llevaban una semanacompartiendo el departamento del joven Nott, pero aun no vivian juntos.

- Seguro que te acostumbraras a mis desastres,a mi laboratorio sucio mis manias,- le cuestiono divertida.

- Claro hermosa,- le dijo ladeando unasonrisa,- eres importante para mi me encantaría despertar a tu lado todas lasmañanas,- afirmo ella solo se enrojeció. El joven Nott saco una caja deterciopelo, se arrodillo y le dijo,- se que no es la forma, se que mereces algomejor, y no solo me refiero al ambiente en donde te hare esta pregunta, ya queestoy consciente que te mereces a una persona mejor a tu lado, nunca seresuficiente para ti, pero se que soy el único hombre que luchara por ti, tubienestar. Eres encantadora y te amo Luna, ¿aceptarias ser mi esposa?,- larubia se quedo en silencio,- se que tenemos poco tiempo juntos pero de igualforma se que no importa la cantidad de tiempo en que dos personas convivan paradecir que se aman o pueden compartir su vida, solo se que te amo y estaríaorgulloso que aceptaras ser la Sra, Nott,- abrió la caja y se vio un anillo conuna pierda ovalada, en una sortija de oro blanco. La rubia ignoro el anillo yse arrojo a sus brazos besándolo con firmeza hasta que ambos hicieron el amor.Cuando estuvieron repuestos se levantaron y se vistieron, el castaño tomo elanillo y la observo a los ojos.

- Por si no quedo claro si acepto ser tuesposa,- le dijo con una sonrisa, cuando el deslizo el anillo en su dedo, ellasonrio.

- Te amo,- ella asintió y lo beso.

- Yo también Theo,- ambos se besaron sellandode esa forma una bella propuesta de amor.

Mas tarde en unestablecimiento de te para señoras de alta sociedad, se reunirían algunasdamas. Hermione al pertenecer a un alto gremio de familias de sangre pura seveía obligada a asistir a esas reuniones, ella solo bostezaba ya que esoslugares la cansaban, al termino de aquella inesperada reunión recordó a sumadre que debía ir por Teddy, ya que Remus le pidió que lo ayudara a cuidar porla tarde hasta el dia siguiente, ya que el tenia una cita, la rubia complacidaacepto. Cuando iban pasando afuera de la librería, Hermione le hizo señas aNarcissa ella la espero afuera mientras la rubia entraba, vio al licántroponervioso, ella sonrio esa chica esperaba que supiera apreciar a ese hombrepenso la rubia.

 

- Hola Remus,- dijo la rubia, al verla elpequeño metamorfomago, cambio su color al de ella, la bruja sonrio y lo cargo,-Ted,- le beso la frente.

- Gracias Hermione,- dijo el licántropo.

- De nada sabes que adoro a esta hermosura ysiempre lo cuidare, cuando quieras solo dime,.- el asintió,- no estesnervioso,- aseguro.

- Es solo que es mi primera cita desde lo de,-se quedo callado, sabia que se refería a Tonks,- ella es diferente comprede milicantropía y Ted la quiere,- aseguro el mago.

- Tranquilo, entiendo que ella es especial,entonces diviértete ella es buena para ti, conquistala, te mereces lomejor superar el pasado y ver alfrente,- el castaño asintió.

- Y tu olvidaras,- cuestiono.

- No se y no vine a hablar del tema, tengo queirme ya que me esperan,- antes de que saliera de la tienda, la bruja hablo,-diviértete,- el sonrio para ver despues la espalda de la bruja mas inteligenteque el habia conocido. Esa noche saldría a cenas con Lizzie, y todavia teniaque vestirse, fue por red flu a su casa para mas tarde ir por esa bruja, que apesar de no tener mucho tiempo de verse, era una joven especial.

Cuando Narcissa vio a suhija con un niño en brazos y este con el cabello azul sonrio, el niño al verlafrunció el ceño, ya que la rubia tenia su cara impacable, Hermione rio.

- Madre el es Teddy, el nieto de Andromeda,- larubia palideció al escuchar el nombre de su hermana.

- Es un encanto,- dijo antes de seguir sucamino junto a su hija, ella les habia explicado que esa noche cuidaría albebe, su elfina habia acondicionado su habitacion con algunos juguetes para elpequeño. Al llegar a la mansión, Lucius puso el mismo rostro que su mujer,Hermione sonrio ya que Ted, pareció temer ya que se escondió en el cuello de laSra. Snape.

- Padre lo asustas,- el rubio ladeo la cabeza.

- Sabes que no tengo paciencia con los niños,-afirmo,- me voy al despacho,- se dio media vuelta y se fue dejando a ambasmujeres solas.

Durante la cena, fuegracioso ya que el pequeño Ted al ver cabezas rubias, puso su cabello de esaforma, le habia costado al pequeño acostumbrarse a los extraños pero al sentira Hermione cerca el pequeño se sentir mas tranquilo. La rubia lo observaba ysentía nostalgia, por su hijo, pero al final sabia que las cosas sucedían poralgo asi que, no debía lamentarse solo seguir con su vida.

O0o0o0o0o0o0o0O

El licántropo habiareservado en un restaurante modesto, esperaba a su bella cita cuando estaapareció, con un bello vestido blanco, que dejaba ver su piernas se veíahermosa pensó el licántropo, tratando por dentro de calmar a lunático. Ella sonrióese hombre tenia algo que la engatusaba, simplemente su mirada eraincreíblemente cálida. La pelinegra avanzo hacia donde el castaño la esperaba, ellasonrio al verlo tan guapo, el como todo un caballero le dio un beso en la manomientras entraban al lugar, llevándolos a una mesa cerca de una ventana dondeles daba un vista envidiable. se quedaron brevemente en silencio hasta que lapelinegra pregunto.

- ¿Y Teddy?,- cuestiono al licántropo.

 

- Lo deje al cuidado de Hermione,- la pelinegralevanto una ceja, hasta este punto ella comprendió que el castaño no vivía conla madre de Ted, también sabia que tenia una linda amistad con la rubia queella atendía, pero que su ex esposa no cuidara a su hijo, eso eraindescriptible para la joven medimaga.

- Eso es genial,- dijo evadiendo lo obvio,- esole hara perfectamente bien a Hermione el contacto con un pequeño la ayudara asobrellevar su perdida,- dijo rompiendo el silencio.

- Si es aun extraño para mi verla de esaforma,- aseguro el castaño,- ella siempre ha sido fuerte y veliente pero,-guardo silencio.

- Todos necesitan pasar por su duelo, cuandopasan por una experiencia terrible, esperemos que Hermione lo supere,- se quedocallada para despues agregar,- solo desearía que se dejara ayudar,- suspiro lajoven. Momentos despues la cena apareció frente a ellos.

- ¿Por qué lo dices?,- cuestiono intrigado.

- No puedo revelar mucho,- comenzó,- porque essecreto ya sabes medimago-paciente, pero creo que podrás ayudarme a entendermejor a Hermione, tengo mis dudas, pero ella no se ha abierto mucho conmigo yya ni mencionamos a su esposo,- agrego, el licántropo endureció la mirada antela mención de Severus.

- De el no puedo decir mas que lo obvio,- ellasonrio.

- No sabia que conocías a ambos,- agrego lajoven pelinegra.

- Fuimos a la escuela juntos, pero en fin dimeque deseas saber de Hermione que de ella se mas,- dijo con una sonrisa.

- Solo me interesa comprender su forma de pensar,es una joven impulsiva, pero valiente ademas de tener una increíble inteligencia,-el licántropo sonrio.

- Si, ella es una persona con muchascualidades, pero como toda una Gryffindor se deja llevar por sus impulsos,ademas de siempre defenderse, ella fue la bruja mas inteligente de su generaciónen Hogwarts, tiene una capacidad de absorber conocimientos como nadie, ella esdedicada a todo lo que le interesa, simplemente una gran bruja,- la jovensonrio ante la admiración del licántropo por la joven.

- Es maravilloso como hablas de ella, se escuchauna admiración, ademas si no supiera que es una Malfoy, creería que es tuhija,- dijo la medimaga.

- Es como si lo fuera, mira se que hemoshablado de muchas cosas, pero tu no sabes muchos detalles de mi vida, se quepuedo confiar en ti, ademas eres una gran amiga, me gusta la idea de compartircosas, y antes de explicarte mi relación con Hermione debo decirte algo denosotros,- ella asintió,- como sabras hubo una intensa guerra, en Londres tuimagino no estuviste en las batallas,- ella asintió, cuando la guerra estaba enlo mas alto, ella se refugio en Bulgaria, ya que no quería que la alcanzara aella,- yo pertenezco a una organización que en esa época era secreta, ahoratodo el mundo mágico conoce de nosotros, al igual que fuimos parte del ejercitoque se opuso a Voldemort, Hermione es parte de la orden, yo la conoci cuandoella tenia 15 años. Fue mi alumna en ese momento comprendi que es sumamenteinteligente, sentí admiración por ella. cuando la guerra estallo años despues,fue junto a sus amigos en busca de una forma de derrotas a Voldemort, el puntoes que ella demostró valentía por sus ideales. Los problemas vinieron despues. Ellapara defender a sus padres lo hechizo haciendo que la olvidaran, pensando quede esa forma los protegería, lamentablemente la guerra es cruel y ellosmurieron, yo estuve con ella. despues de esa experiencia, ella estuvo viviendoconmigo y mi ex esposa, siempre la quise como una hija por eso es que tenemosesa relación muy cercana,- afirmo.

 

- Es una historia lamentable nadie merece viviresas experiencias, entiendo su desconfianza, el rompió su promesa de estar a sulado, pero hay algo que me intriga,- afirmo la joven,- y es que el le fueinfiel con un antiguo amor, no se mas detalles, pero cuando el me conto esemomento, se escuchaba arrepentido, de haber cometido ese error, no solo por elhecho de ser infiel, era algo mas,- guardo silencio,- no se explicarlo pero fuecomo si en ese momento el Sr. Snape comprendiera que el pasado se puedeolvidar,- momentos después sonrio,- no me hagas caso con conclusiones mías,siento que ellos deberían hablar, hay cosas que no se esconden y pienso queHermione ama a su esposo, esta molesta pero hay condiciones en su convivenciaque da miedo que Hermione no contemple, como la limitación de su magia, no digoque lo perdone pero.

- Deberían hablar,- termino Lupin,-lamentablemente Hermione, es muy noble, pero cuando se enfada es de cuidado,ella esta molesta, y si habla con el en estos momentos, sera catastrófico,tiene que no solo pasar tiempo, debe haber algo que permita que Hermione piensecon la cabeza fría,- la medimaga asintió.

- Espero poder ayudarla,- el licántropo lesonrio.

- Se que lo haras,- ella asintió,- por cierto tambiénte incite a cenar porque quria extenderte una invitación,- ella asintió,-dentro de una semana habrá una reunión, con los miembros de la orden del fénix,es una celebración que usualmente tenemos espero puedas asistir conmigo como mipareja,- la pelinegra dudo.

- Pero hay estará tu esposa,- el asintió.

- Ella es el pasado, no quiero que pienses quete uso solo deseo que vayas conmigo, si tu lo deseas, eres una gran persona yquedamos que nos conoceríamos, solo piénsalo,- la pelinegra asintió. El restode la velada paso tranquila, ambos se llevaban demasiado bien, tenían cosas en común,como el gusto por los libros, sin duda tenían una excelente relación aunqueesta no fuera romantica. Remus nunca creyo que fuera capaz de volver a pensarel estar con otra persona pero sin duda esa joven es una excelente opción parapoder ser feliz, al parecer a ella no le importaba su problema peludo y Ted la quería,ahora solo quería tratarla y descubrir si ella pudiera estar interesada en el.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

En una casa que siemprehabia sido lúgubre, estaba una pareja frente a la chimenea, ella veía el fuegoextenderse mientras pensaba si sus acciones fueron las correctas, temia por nohaber hecho las cosas bien y despues saliera lastimada, ella paso por mucho, creyéndoseinferior a todos, pensando que no merecía nada bueno por ser una maldita, peroahora el joven al que ella habia querido entregar en la batalla final, era algomas que una relación pasajera. Escucho unos pasos acercarse cuandoposteriormente unos brazos la rodearon por la espalda, la joven dio un salto yesta sonrio al sentir el aroma de Harry, el le beso el cuello mientras ella se estremecía,la pelinegra giro su cuerpo para quedar frente a Harry y le dio un beso.

- ¿Crees que lo entiendan?,- cuestiono la bruja

- Si, pero si no lo hacen, no me importa no lesestoy pidiendo permiso, el motivo de anunciarlo en esta reunión es porquequiero que todos lo sepan de antemano,- ella sonrio.

 

- Gracias,- el la observo sin saber porque dabalas gracias,- por estar conmigo, por darme amor, olvidar mi pasado y darme unaoportunidad,- el sonrio.

- No, el que debe agradecer soy yo me diste unaoportunidad de ser feliz, te amo Pansy, no me importa nada mas que nuestropresente y futuro,- ella sonrio mientras se besaban, pasaron algunos minutoscuando algunas personas comenzaron a llegar. Al ver a Pansy solo una persona fruncióel seño, ante la mirada de los presente, quienes eran, los miembros de la ordendel fénix, la pelirroja Ginny entraba con su familia al salón, cuando vio a lapelinegra la vio con desden, mientras el resto de su familia la saludaba con cortesía,ella la miraba con rencor.

- Esta que hace aca,- cuestiono la pelirroja,-es para miembros de la orden del fénix,- aclaro enojada, antes de que alguienhablara una voz inundo la estancia.

- Y para sus amigos,- al ver a la puerta entrouna joven rubia, con un pequeño niño con el cabello azul, mientras que detrás deella, llegaba el licántropo Remus con una joven del brazo,- y como buenosGryffindors debemos ser tolerantes y solidarios, no puedo creer que te enfade quela novia de Harry este en una cena en la cual ella tiene derecho de venir,-afirmo la bruja rubia.

- Se me olvidaba que desde que perteneces unagran familia de magos, eres mas insoportable que antes,- la rubia sonrio delado.

- Y yo que por fin se te quito esa mascara de hipocresía,-respondió,- buenas noches a todos,- saludo con respeto, mientras que seacercaba al salvador del mundo mágico.

- Me alegra que vinieras,- hablo el joven degafas.

- No me lo perdería por nada,- dijo con desdén.La sala se lleno de silencio, hasta que algunas charlas sonaban por el lugar,posteriormente Harry tomo la palabra.

- Yo quiero hacer un anuncio,- los presenteslevantaron la vista,- hay una razón por la cual los cite, y es que quieroanunciar que Pansy y yo nos casamos,- afirmo con una enorme sonrisa. Todos sequedaron en silencio mientras que Hermione los abrazaba, ella no podia entendersu secreto, pero le alegraba que su amigo, fuera feliz, mientras que lospresentes al no saber que decir, dieron lugar a los gemelos a romper elsilencio.

- No me digas,- comenzó Fred.

- Que esta embarazada,- termino George, al verque el color eojo se apodero de Harry todos rompieron a reir.

- Claro que no,- dijo el joven,- solo no queríamosque nuestra boda, fuera la noticia del siglo y tener a los medios durantenuestra ceremonia, por eso queríamos que fuera discreto, perdón por noinvitarlos, pero fue un momento de locura,- la rubia sonrio.

- Bueno creo que los novios se merecen unaplauso,- los presentes lo hicieron, ante la propuesta del licántropo. Los abrazosy buenos deseos no se dejaron esperar, cuando una voz interrumpió.

- Es una broma cierto,- todos vieron a Ginny,-de verdad somos lo que queda de la orden, lleno de mortifagos, primero Hermioneresulta ser una Malfoy, ahora Luna llega de la mano con otro ex mortifago,- se refirióa Theo,- y para rematar Harry se casa con una zorra como esa,- dijo con enojofundido en sus palabras. Todos la observaron molestos, pero fue la rubia quienhablo.

- Mira Ginevra me tienes harta,- le gritosorprendiendo a muchos,- primero que nada no permitiré que te metas con mifamilia, si ellos fueron mortifagos, pero no sabes la razones por las cualeslos fueron ademas de que no me pondré a explicarte algo que no te importa,segundo los mortifagos como dices ya no existen al menos no los que tenemosenfrente y por ultimo que estes molesta porque Harry haya preferido a otra noquiere decir que insultes a la esposa de Harry,- termino la rubia.

 

- Mira si hablamos de dejar, a ti te dejaronmuy bien, que piensas que no sabemos, que no vives con tu esposa, porque erestan estúpida como para ni siquiera poder ser mama,- la rubia se tenso,discretamente tomo el a Ted, para colocarlo a su espalda pero antes de sacar suvarita una rayo salió de la espalda de la joven rubia, dando al pecho de lapelirroja, cuando miro hacia atrás, la varita de Pansy habia sido la que ataco.Antes de que avanzara la pelinegra el salvador del mundo mágico la detuvo, peronadie conto con Hermione asi que remato con otro hechizo haciendo que la paredde atrás de ella explotara.

- Eso es por meterte con mi amiga,- dijo lapelinegra, para despues agregar,- y si el me prefiere y la única zorra erestu,- le grito la joven mientras su esposo la llevaba a la cocina, Hermione tomoa Ted y lo llevo por las escaleras todavia estaba dolida, esa tipa le dijoprecisamente lo que mas le dolia, tomo al metamorfomago y lo llevo a unahabitacion para que durmiera. Mientras en la parte de abajo, los presentesestaban impresionados por el doble ataque, Molly ayudo a su hija, mientras queel patriarca de la familia se mostraba molesto, antes de que la joven estuvierafuera de los escombros una figura apareció frente a la familia de los Weasleys.

- Exijo que ella no se vuelva a acercar aHermione,- el pocionista habia escuchado la pelea, estaba enfadado porque lehubiera recordado el accidente a Hermione,- si lo vuelve hacer yo mismo laatacare,- la matriarca de los pelirrojos, se mostro enfadada, pero los demás hermanoscomprendieron que su hermanita se habia pasado, ya que recordarle a la rubia superdida era una cosa demasiado cruel, los pelirrojos se marcharon. Para los querestaban vieran como el pocionista subía por las escaleras tomando el caminoque la rubia había tomado. Dejando a mas de unos estupefacto por la reacciondel pocionista, mientras que la nueva Sra. Potter no creía la reaccion delpocionista.

Momentos después de dejar alpequeño niño de cabello azul dormido en una cama, la rubia hechizo un artefactopara que se activara en su varita cuando el niño se despertara para que ellasupiera. Salió de la habitacion, y cuando bajaba las escaleras, recordó que porese pasillo el retrato de la madre de Sirius estaba, ella sonrio, su experimentosaldría como esperaba, camino por el pasillo, hasta llegar a donde el retratocolgaba, abrió la cortina y cuando el cuadro estaba a punto de hablar, al serinterrumpida, se quedo en silencio al reconocer a la joven.

- Señora Black,- saludo la rubia, el cuadro sequedo callado por haber reconocido a una Black.

- Querida eres acaso,- la joven asintió.

- Hija de Narcissa,- aclaro la joven.

- Bienvenida, es satisfactorio para mi ver a unahermosa mujer Black, aunque tienes mucho de un Malfoy eres idéntica a Cissy,-la joven sonrio.

- Gracias,- antes de que la platica continuarauna voz siseante se escucho.

- Veo que ahora le hablas,- la rubia palideció alreconocer al portado de auquella voz, sin girar se despidió del cuadro y cerrola cortina.

- Crei que no vendrías,- dijo con desgana.

 

- Y perderme una reunión con Gryffindors, eso jamás,-dijo con sarcasmo.

- Espero que te diviertas,- comenzaba a avanzarhacia las escaleras, ya que temia el tenerlo cerca, antes de que el pocionistala alcanzara, vio a la persona que menos esperaba ver en ese momento, fuecuestion de segundo antes de que la persona que estaba al inicio de lasescaleras intentando subir los escalones, se viera volando por el pasillo, estrellándoseen una pared, al ver a Hermione su varita estaba apuntándola mientras su miradase veía endurecida, el pocionista intento detener su avance ya que no quería selastimara pero ella fue rápida, y avanzo hasta donde estaba Tonks.

- Que demonios haces en este lugar,- hablo, lametamorfomaga se intentaba levantar, pero la rubia haciendo uso de vida mugglele propino un golpe en el rostro,- eres una maldita,- le grito antes delanzarla algunos hechizos, para despues golpearla con la mano, estaba demasiadoenojada como para entender razones su odio la segó, no se detuvo hasta que unasmanos la detuvieron al separarla la bruja se distrajo lo que provoco que lametamorfomaga intentara sacar su varita, antes de siquiera apuntar, elpocionista fue mas rápido y lanzo una hechizo en contra da la que una vez fueel amor de su vida, haciendo que esta volara por los aires mientras lospresentes se sorprendían, la rubia comenzaba a safarse hasta que el pelinegrola detuvo.

- Hermione te lastimaras,- aseguro elpocionista, ella molesta quería seguir con lo que habia comenzado, hasta queRemus se puso frente a la rubia y la detuvo.

- Hermione no debes, te lastimaras,- la rubiano se calmaba solo quería golpearla, maldecirla, eso era lo único que se merecía,pensaba la bruja. Hasta que una cachetada fue puesta en la mejilla de la bruja,haciendo que reaccionara, vio a su amiga la pelinegra quien la habia golpeado,los hombres se sorprendieron, mientras que la rubia solo se levanto derecha y asintiórecuperando la compostura.

- Ya basta,- dijo Pansy,- es una maldita perosi quieres seguir golpeándola debes estar serena,- ambas se voltearon viendocomo la metamorfomaga, se levantaba del segundo ataque, siendo ayudada porKingsley quien habia se habia quedado con Remus, ademas de la presencia de losgemelos y Ron quienes se habia quedado para disculparse a nombre de su familiapor la actitud de su hermana, los presentes estaba bastante preocupado por larubia.

- Ahora explíquenme que demonios pasa,-cuestiono el ministro de magia, Tonks se puso de pie.

- No entiendo, usted vio que solo iba llegandoy ella me ataco, endureció su mirada.

- Eso quiero que me expliques Hermione,- larubia se irguió.

- Tenia cuentas pendientes con ella,- señalo larubia,- por su culpa he recibido ataques, y por su ultima negligencia perdi ami bebe,- afirmo la Sra. Snape.

- Asi que es cierto,- hablo el hombre moreno, apesar de que la rubia habia despertado no la habia interrogado sobre losincidentes.

- Claro que es cierto, ella provoco que esosataques fueran contra mi en la ultima misión y ademas de eso me ataco ella enun par de ocasiones,- todos endurecieron su mirada, hasta que la rubia sinriosu varita vibrar, sabia que Ted estaba despierto, asi que observo Lizzie,-puedes ir arriba,- la bruja asintió que fue acompañada por Kretcher a que laacompañara y señalara la puerta donde Teddy estaba.

- Bien,- hablo el ministro,- solo hacia faltala declaración de Hermione y debo decir que estoy decepcionado de ti Tonkssiempre fuiste responsable, pero si ocasionarte los ataques de los que fui informado, debo decir, que estasfuera del departamento de aurores, no se ataca a un compañero y menos en una misión,mañana iras a entregar el uniforme y ni se te ocurra decirle nada a Alastor queesto también ira para el,- dijo antes de pedir que se fuera, pero para la sorpresade muchos, ella no dijo nada, ya que su mirada se perdió al ver a la medimagacon Ted en brazos y este jugando con su cabello, el niño al verla ni se inmutoy siguió con la joven, ya despues hablaría con Remus, ya que al ver como lajoven se acercaba al licántropo y este la protegía su corazón se rompió.

 

- Solo debo decir que si me sacan a mi también lodeben hacer con ella, me ataco enfrente de testigos,- antes de alguien hablara,la joven rubia hablo.

- Solo re recuerdo que no estas en servicio porlo tanto no eres una compañera y no merezco esa sanción, querida,- agrego conburla.

- Hagan lo que quieran,- dijo antes,- solorecuerda que por muy esposa de Severus el siempre pensara en mi,- antes de quese fuera la rubia agrego

- Y tu que la que tiene el anillo soy yo ynunca ha vuelto a arder, asi que no se te ha acercado, ademas recuerda quenunca dejaras de ser la otra,- la metamorfomaga azoto la puerta, mientras quela rubia se giraba para ir a refugiarse a la cocina, estaba curándose cuando alguien se paro a susespaladas, ella se detuvo mientras que alguien la hacia girarse, tomando sumano y continuando con las curaciones, pasaron tiempo en silencio hasta que lascuraciones estaban hechas,- gracias,- dijo la joven, el pocionista levanto unaceja,- por defenderme ella iba a atacarme y tu la detuviste,- el pocionistasolo asintió.

- De nada,- antes de que saliera por la puertala rubia agrego.

- Tienes una oportunidad,- el pocionista asintiósabiendo que se refería a que podrían hablar,- espero la aproveches,- dijoantes de salir de la cocina pasando a un lado del pocionista. Ambos estaban conlas mentes hecha un lio ya que esa era la oportunidad de Hermione de escucharla versión de las cosas y el para explicar la situación que habia hecho que sesepararan. Solo esperaban que todo saliera de la mejor manera para ambos.

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

Ahora no tarde tanto,gracias por leer y espero el capitulo les haya gustado besos.

Holamis queridos lectores, antes que nada quiero agradecer a las 92 personas que mehan agregado a favoritos, a los 117 comentarios de verdad son increíbles,gracias por estar al pendiente de a historia.

Una joven de cabellos negroscaminaba por los pasillos del ministerio, las miradas sobre ella ademas de lasmurmuraciones era algo que le molestaba, pues desde que se hizo publico sumatrimonio con Harry, decían muchas cosas, la as ridícula que ella lo habiahechizado, cosa que le provocaba una risa interminable a la joven ex Slytherin.Ademas de tener que vivir bajo las miradas de las personas que se cruzaban ensu camino, era molesto ya que parecía que ella solo por su pasado no podia amary ser amada por el joven que derroto a Voldemort.

Llego a la oficina deaurores, para ver a su amiga rubia sentada en su escritorio, hacia dias que laveía palida, demacrada, sabia que era por su magia limitada, le preocupaba,sabia que era demasiado orgullosa como para hacer algo, ya que eso era regresara la mansión de su esposo, la joven pelinegra que era por la furia que teniapor su ex profesor, ella misma era de las pensaba que el tendría que hacermucho por redimirse, pero debía admitir que la actitud que habia tenido, el diaque ella y Harry anunciaron su compromiso, el pocionista se porto muycorrectamente con ella, al defenderla en dos ocasiones. Asi que esperaba quecon ese conocimiento su amiga por lo menos hablara con el. Se sento frente aella, mientras taba con la mano el pergamino que leia ansiosamente, la rubialevanto la mirada, para rodar lo ojos.

 

- ¿Qué quieres?,- cuestiono.

- Vaya si que sigues de mandona,- cuestiono lapelinegra.

- Ya dejate de tonterías,- la chica frente aella sonrio, a pesar de ser amigas le fascinaba molestarla.

- Ya era broma Hermione, vamos a comer,- no erauna pregunta mas bien una orden la rubia iba a protestar pero fue interrumpidapor su amiga,- no es una pregunta,- la rubia muy a su pesar se levanto, tomo suvarita y salieron ambas del departamento de aurores listas para ir al callejóndiagon, ante la miradas de muchos, la pelinegra no le importaba.

- Sigues con eso, vaya que no tienen vida,-aseguro la ex Gryffindor, cuando las murmuraciones sobre Pansy no se hicieronesperar. Ambas caminaron con la cabeza en alto, mientras veian a las personasobservarlas. Llegaron a un restaurante muy comodo, cuando la persona de la entradase sorprendió al verlas.

- Sra. Snape, Sra. Potter. Es un honor quevisiten este establecimiento,. Ambas solo asintieron, las acompañaron a unamesa dentro de un privador, ordenaron y mientras esperaban la rubia sonrio.

- Ahora entiendes cual molesto es,- lapelinegra asintió.

- Vaya solo falta que tiren a nuestros pies,son tan molestos,- exclamo.

- Acostúmbrate eso te pasa por casarte con elsalvador del mundo mágico,- ambas rieron,- bueno ahora no creas que nopreguntaría, ¿Cómo paso?,- cuestiono la esposa del pocionista.

- No me gusta revelar mi intimidad,- le dijoriendo,- bueno, sabes que teníamos tiempo juntos, un dia estábamos acostadosdespues ya sabes de,- la rubia la miro duramente,- esta bien no dire esa parte,pero es la mejor del relato,- la rubia negó,- ya esta bien, pero de veraz quemojigata eres, te decía,- agrego la pelinegra,- estábamos acostados,- y de esaforma la rubia comenzó su relato.

Enuna cama en la que una vez fue la casa de la familia Potter, estaba una parejade novios, ambos acaban de hacer el amor, mientras que el azabache la admirabarecostaba boca abajo, el tocaba su espalda con delicadeza, ella a pesar deaparentar ser fuerte, en realidad era una mascara para esconder su lado dulce,la habia conocido simplemente era fabulosa, nunca creyo que fuera posibleenamorarse de una mujer como ella, independiente pero a las vez delicada.Suspiro mientras ella sin abrir los ojos hablaba.

- Veoque te gusto mas de lo que dices,- el azabache sonrio, amaba ese ego d esunovia.

- Sabesque si hermosa, me encantas,- la pelinegra sonrio, ambos se quedaron ensilencio hasta que la pelinegra hablo.

- GraciasHarry,- el la observo,- por darme una vida diferente, me tratas de maravilla,eres único, hasta me has traido a la que fue de tus padres, eso es increíble,te amo Potter,- le azabache rio.

 

- Sabesporque te traje a esta casa, que para mi es un santuario,- ella negó,- porqueeres la mujer de mi vida, porque te amo y se que quiero estar contigo, me hacesfeliz y esta casa la reconstrui para que viviera con la mujer de mi vida,- lapelinegra asintió.

- Asique el gran Harry Potter me esta haciendo una proposición indecorosa,- elasintió.

- Antespensaba en invitarte a vivir conmigo,- la cara de Pansy se congelo,- pero me dicuenta que no seria muy caballeroso el pedirte eso, te mereces mas y por esoquiero que seas mi esposa, quiero que nos casemos y podamos dentro de unos añostener hijos,- la pelinegra rio,- Pansy quiero darte la vida que mereces, tuboda como quieras, no importa el dinero, inclusive si quieres vivir en otrolugar, te lo dare tu solo pide y lo tendras, la pelinegra sonrio.

- Solopediré dos cosas,- el azabache asintió,- la primera quiero vivir en esta casa,no me interesan las mansiones, quiero estar contigo por ti no por tu dinero,-el azabache asintió,- segunda quiero que nos casemos ahora mismo, sinceremonias, ni nada parecido,- el azabache la observo.

- Perouna mujer,- ella lo callo.

- Nome interesan esas excentricidades,- el azabache la abrazo,- ahora besame.

- Noque solo pedirías dos cosas,- ella se acerco a su rostro.

- Esano fue una petición, si no una orden,- ambos se fundieron en un tierno beso.

La pelinegra termino suretrato con una sonrisa, la rubia sonreía mientras su amiga tenia un brillo enlos ojos, el amor era claro entre ellos.

- Dos horas despues fuimos con al ministerio acasarnos,- ella sonrio,- no quería una ceremonia grande, quería que fuera algoentre el y yo,- aseguro la pelinegra.

- Eso fue fantástico y mi amigo que impulsivoresulto,- ambas rieron,- pero de vedad espero que sean felices ambos se lomerecen,- la pelinegra asintió.

- El es genial, simplemente me trata como unadama, lo amo,- ambas sonrieron,- ahora cambiando de tema, que pasa conSeverus,- siempre directa, penso la rubia.

- Nada,- respondió.

- Mira Hermione, no soy tonta, se que algo tepasa con el, es algo visible solo que tu orgullo no te permite aceptarlo,- larubia rodo los ojos.

- No es orgullo Pansy,- la pelinegra asintió.

- Bueno pensemos que no es, pero deberíanhablar las cosas, no digo que corras a sus brazos, pero el ha hecho mas portratar de enmendar sus errores, solo lo que paso el fin de semana,- ellaasintió.

- Pero no se cuando estoy con el recuerdo todo,el dolor me gana mi corazón se rompe, como puedo hablar con el si cada vez quelo tengo enfrente quiero hechizarlo,- explico la rubia.

- Mira Hermione, no soy una experta, y debodecir que soy de las primera que piensan que el debe hacer mucho, por recuperartu confianza, pero ha demostrado ser un hombre confiable, si cometió un errorpero si no es lo que crees, sabes cuantas veces he estado frente a Blaise y hequerido besarlo, hay recuerdos que no se van fácilmente, pero no significa queno puedas ver a otra persona y enamorarte y compartir tu vida,- afirmo lapelinegra,- yo solo creo que deberías permitir explicar las cosas.

- Lo intetare,- aseguro.

 

- Solo recuerda que te defendió y no solo conla estúpida de Tonks, también de Ginevra,- la rubia levanto la cabeza,- escierto cuando la tonta esa quedo en el suelo, el le advirtió que no se teacercara de nuevo, y debo decir que fue sorprendente, ya que a pesar de su malcarácter, nunca fue de los que amenazara o atacara a una mujer, el siempre fueun caballero,- la rubia sabia que lo que decía su amiga era cierto, pero si lecostaba confiar en el, no sabia que hacer simplemente no podia verlo. Asi quepenso los puntos buenos y malos de ver a Severus, quería hablar con el eracierto, pero no sabia como hacerlo, asi que se puso de pie.

- Es momento, avisa en el cuartel que me sentímal y que mañana me presento,- la pelinegra sonrio, cuando vio salir del lugara su amiga, ella sabia que su rubia amiga, era inteligente y que haría loposible por aclarar las cosas.

O0o0o0o0o0o0o0O

Mientras tanto en la oficinadel ministro de magia, una Tonks palida se encontraba frente al ministro,estaba para recibir su castigo, ya que ademas de ser despedida, debía cumpliruna condena, que consistía en hacer labor social y ser tratada por un sanadoren problemas mentales, ya que era una regla para que no la bmandaran a Azkaban,ella estaba molesta ya que odiaba que le pasara eso.

- Solo hago esto porque te conozco, has actuadode forma incorrecta, pero por el tiempo que pasamos en la orden juntos, no temando presa, pero si la doctora que te atenderá dice que no asistes a lasconsultas te mandare a Azkaban,- sentencio el ministro de magia.

- Entiendo,- el moreno suspiro no sabia en quemomento, habia pasado algo como esto, ella era dulce pero se volvió en unapersona que atacaba por cuestiones que el ministro creía banales, en esemomento la puerta sono, dejando, cuando se abrió una joven de cabello negro,alta y muy hermosa entro, dejando sin habla a la metamorfomaga, se sento a ladode la ex esposa de Remus.

- Quiero presentarte a la medimaga ElizabethLeto, ella se encargara de examinarte, para pasar el reporte al ministerio,-explico el hombre, la pelinegra se tenso.

- Señor,- el ministro la observo,- no podrehacer esa encomienda, vera hay intereses personales de por medio, cosa queimpedirá que pueda tomarse mi reporte como imparcial,- el ministro la observo

- Y eso se debe a,- cuestiono el hombre.

- Que estpy saliendo con el Sr. Remus Lupin yal ser la Sra. Su ex esposa podría tomarse mis reportes como imparciales,ademas no estoy moralmente preparada ya que también atiendo a la Sra. Snape yella en confidencia me ha contados asuntos que éticamente me hace tener unaopinión de la Sra,- aclaro.

- Y se puede saber que opiniones tienes si nome conoces,- hablo rudamente la metamorfomaga.

- No puedo hablar de esos temas ya que sonconfidencias con mi paciente,- aclaro de manera diplomática.

- Ademas que eso de que sales con Remus, que nosabes que tenemos un hijo,- se puso de pie furiosa.

- Tonks,- advirtió Kingsley.

- Eso es un asunto que debería discurtir conRemus, si eso es todo Sr. Ministro me retiro,- la joven observo a Tonks,- Sra,-momentos despues se marchaba de la oficina. Ella sabia que habia actuado mal aldecir sobre su relación con el licántropo, pero jugaría todas sus cartas parajugárselas para defender lo suyo y si eso ameritaba un golpe bajo lo daría. Al finalel fin justifica los medios, ahora solo esperaba que Remus no se molestara porsu atrevimiento.

 

O0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Una hermosa mujer rubia, seencontraba en el callejón diagon ese dia iria a hablar con su esposo, teniadudas, era claro que la habia lastimado que ella se sintió usada, que hizo elamor con el, ingenuamente esperando algo que el no le prometió, pero sin duda apesar de saber eso, no se esperaba el verlo con esa foto en la mano, ella creíaque el solo pensara en ella. ahora espero arreglar ese asunto, ella lo amaba ypor eso dolia que el no, pero debía ser sensata y pensar que si el se habiacasado con ella fue para cumplir su palabra no porque pensara que podríaenamorarse de alguien como ella, por eso y muchas cosas mas es que dolia, pensarque el jamás la veria como algo mas que una niña. Cuando llego a la botica,entro provocando el sonido de la campana, ella brinco al saber que ya se habiaanunciado sin proponérselo, a los pocos segundos, vio como un hombre vestido ensu totalidad en negro, llegaba al mostrador, al verla su rostro no cambio laexpresión, aunque por dentro el pocionista estaba bastante alterado por lapresencia de su joven esposa, pero como buen ex espia sus reacciones nomostraban su impresión de ver a aquella joven de mirada tan conocida pero a lavez tan diferente, ya que a pesar de tener los ojos de su Padre y hermano ellatenia una inocencia y una valentía que solo un Gryffindor podría tener. Ellevanto la puerta del postrador para que pasara, mientras el con un movimientode varita cerraba la puerta y colocaba el letrero de cerrados, la joven paso ala oficina del pocionista, pulcramente ordenada, le ayudo a sentarse, mientrasconvocaba una tasa de te para ella, y para el mismo un vaso con un liquidotransparente, lo coloco frente a el en su escritorio mientras la joven, loobservaba con atención, ambos no sabían como iniciar, ella porque siempre lehabia intimidado aquel hombre y el porque era de pocas palabras, la tensión eraevidente hasta que la joven en un intento de romper el hielo cuestiono.

- Como va la botica,- el pocionista levanto unaceja.

- Bien hay muchos pedidos,- dijo mecánicamente,el silencio inundo el lugar, hasta que el pocionista hablo,- se que no estasaca para preguntar banalidades, asi que te ahorrare el esfuerzo,- el pocionistadijo ya que no le gustaba andarse con rodeos. La rubia pareció comprender y asintió.

- Entiendo,- hablo,- ¿asi que desde cuando meengañas?,- cuestiono rápidamente.

- No lo hago, ella fue mi pareja hace algunosaños, tenia desde el final de la guerra que no la veía,- se justifico.

- Porque no me dijiste que ella fue tu pareja,si sabias que convivia con ella diariamente,- cuestiono.

- Fue un error no lo crei necesario,simplemente es mi pasado y jamás crei que volveria a tenerla cerca,- dijo elhombre de mirada oscura.

- Pero aun asi la besaste,- afirmo.

- Eso fue una confusión, ella llego y me beso,lamentablemete no supe como reaccionar
,- en ese momento la bruja lo corto.

- No me salga con eso, si sabias reaccionar,por eso cuando los vi tu correspondías a su beso, por Merlin Severus no soy unaestúpida, si vine a charlar contigo no es para que me mientas en la cara, esporque quiero la verdad me harta que pretendas que soy una niña,- confesomolesta.

- Perfecto quieres que te trate como unamujer,- ella lo vio con temor,- solo espero que no te moleste mi sinceridad.

- Adelante,- lo insito.

 

- Hace 5 años, cuando la orden comenzó areclutar para poder dar batalla a Voldemort, conoci a una persona muy diferentea la Tonks que tu conociste, ella era una joven con vida propia, ella al vermetuvo los recuerdos de cuanto la atormente en Hogwarts, cuando era estudiante,asi que un dia me enfrento como nadie lo habia hecho, me reclamo de porque lahabia hecho sentir miserable siempre defendiendo a los de mi casa, yo me burlede ella y simplemente me aleje. Pasaron los dias y diariamente la encontraba ysiempre con la mirada de enojo hacia mi. Asi que un dia nos pusieron en una misión,ambos peleábamos, dificultando nuestras tareas, cometimos errores que eranbastante estúpidos, un dia ella se acerco y por segunda vez me reclamoabiertamente todo lo que quiso, la deje hablar ya que sabia, que ella,necesitaba eso para dejar de fastidiar, la deje deshogarse hasta que termino,cuando lo hizo se sintió satisfecha y despues de eso dejamos de discutir.

Hubomas misiones, donde nos vimos juntos, pasaron algunos meses donde ambosaprendimos del otro, ella a ser mas controlada y yo a ver la vida con maslibertad

No tevoy a mentir y decirte que no me enamore de ella porque nunca diría te engañaría,porque si lo hice, ella fue una tabla de cordura para mi en esos momentoscuando crei que me volveria loco, al saber que tenia que regresar a mi doblepapel, asi que crei que podríamos estar juntos, pero no fue como crei, ya que ala primera oportunidad ella se alejo alegando que era una amenaza y que nopodia confiar en mi.

Ahoraal recordad todo esto, me he percatado de algo, yo siempre crei amarla y lohice pero no de la forma que me dije, con el paso del tiempo me di cuenta que,hay personas mas importantes en mi vida, ella fue un momento en que creique a su lado evitaría la locura de unavida llena de mentiras.

- ¿Y el beso?,- cuestiono.

- Es algo que se estuvo mal, ella se presentoante mi crei que era algo superado, pero al sentirla cerca los recuerdosllegaron, pero te dire algo, no significo nada.

- ¿Y la foto?,- cuestiono nuevamente.

- Cuando desperté a tu lado esa mañana, un remordmientome llego, no fue por haber estado a tu lado, fue porque quería que cuandopasara tuviéramos una mejor convivencia ademas esperaba que tu lo desearas, medeje llevar y no te respete, pero no me arrepiento. Cuando te vi, pensé que tute mereces un mejor Severus, no puedo ser mas de lo que vez pero si sersincero, cuando me vite con la foto era una despedida de mi vida, la antiguacon la esperanza de poder tener un matrimonio, lleno de respeto, amor no puedodecir que me tengas pero si cariño, que es algo que puedo ofrecerte,- aseguroel pocionista,- se que no me crees lo cual es lógico. Pero Hermione mi intenciónnunca fue lastimarte, el dia que lo hice y despues te vi inconsciente fue duro,ya que debi protegerte, eres mi esposa y para algo debo estar a tu lado.

- Severus yo no se que pensar siempre has sidoun enigma para mi, pretendo no decir te dejare, porque se que no puedo, mesiento mal que te veas atado a una vida conmigo, pero no se que pensar de ti,-hablo la rubia.

- Lo se nunca he sido un libro abierto contigo,pero podemos hacer algo,- ella asintió,- podemos conocernos, nuestra relación fueal revés, nos casamos sin saber nada del otro. Puedes ir a la mansión a comer,venir a la botica y si me permites visitarte en la mansión. No creas que serecomo un mocoso que te llevara chocolates, o a cenas todas las noches a lugaresromanticos. Claro que saldremos si aceptas mi invitación, pero soy un hombrecomplejo que no cree en las muestras publicas de afecto, no prometo que teenamores de mi, pero si prometo tratarte como una dama, ademas de estar sinsecretos sobre esos asuntos,- el se acerco,- mira te soy sincero, no soy cursiy soy de pocas palabras, pero despiertas en mi afecto que se podrá fortalecernuestra convivencia, solo es cuestiono de que aceptes.

 

- Espero no equivocarme, pero es lo mejor,actuar como personas civilizada, seria la mejor forma de poder convivir,- eltomo su mano y la beso.

- Asi que Sra. Snape,- dijo con sarcasmo,- debohablar con su Padre,- afirmo,- no podemos hacerlo a escondidas ya que le tengolealtad a Lucius,- ella asintió.

- Solo que no se vayan a maldecir, el estaenfadado contigo,- el pocionista la llevo a la chimenea y desaparecieron bajolas llamas verdes. Al aparecer en la estancia de la mansión Malfoy, se soltaronya que frente a ellos, estaba la matriarca de la familia Malfoy, ella sonrio alverlos.

- Hermione,- saludo la mujer,- Severus sibuscas a Lucius esta en la biblioteca,- el pocionista sabia que al verlosjuntos ella se imaginaria el motivo, el pocionista antes de mas preguntas,avanzo hacia la puerta de la biblioteca, al entrar vio al rubio sentado en unasilla, observando su paso, se vieron duramente.

- ¿Qué quieres?, cuestiono el rubio.

- Hablar,- el patriarca Malfoy se levanto consu elegancia única.

- Adelante,- ordeno.

- Hermione y yo nos daremos una oportunidad deconocernos, ella acepto, deseo hacer las cosas como se debe, deseo cortejarla ycuando ella lo crea conveniente regresara a la Mansion,- el rubio sonrio conburla

- Y crees que aceptare asi solo porque lodices,- hablo el rubio.

- No, solo que no te estamos pidiendo autorización,es un aviso al hecho que viene,- el rubio mostro enfado y con un movimiento queSeverus no detecto, fue lazando a la puerta por una rayo de luz, el pocionistase levanto y rápidamente lazo otro hechizo, haciendo volar al rubio. De esaforma hechizos fueron convocados en ambos lados, hasta que de pronto, una barrerase interpuso, los últimos hechizos rebotaron en ellos, lazándolos lejos. El rubiocayo al suelo, donde su Madre fue a verlo, mientras que el rubia al escuchar elruido, bajo las escaleras, viendo como su hermana se veía nerviosa, de prontosin que pudiera detenerla, abrió la puerta de la biblioteca y lanzo el escudoque hizo la pelea se detuviera, habia mandado a Astoria por pociones, mientrasel rubio iba con su padrino. Ambos hombres estaba en igualdad de condiciones,con sangre en algunas partes de su cuerpo. Ella avanzo y al ver que el hechizoque protegía a los libros, habia funcionado haciendo que ninguno tuviera daños,suspiro de alivio, los presentes vieron su reaccion y rodaron los ojos.

- Estoy bien hija,- dijo con sarcasmo el rubiopadre.

- Mira Padre mejor caya,- ordeno enojada, alescuchar la burla de Severus se giro a el,- y tu igual que no quiero pensarcomo le diste la noticia para que pasara esto,- la rubia habia sacado a laHermione de Hogwarts.

- Pero es cierto permitiras que regrese a tuvida,- la rubia asintió dejando atonito a Draco y a Narcissa con una sonrisa.

- Es mi decisión y nadie me hara cambiar de opinión,no te pido permiso solo te aviso,- dijo ante la furia de su Padre y hermano,-no regresare a vivir con el, solo nos conoceremos,- en ese momento llegoAstoria con pociones, la rubia tomo el botiquín y camino saliendo labiblioteca,- esto me lo llevo para que aprendan que ya están demasiado mayorespara estos duelos tontos, de verdad que son ridículos, ahora estarán una horacon sus heridas, y Draco si los curas lo sabre,- advirio antes de subir a sushabitaciones. Tenia una enorme sonrisa ya que las verdades fueron reveladas yera hora de iniciar el nuevo juego, esperaba que con el tiempo el cariño deSeverus se conviertiera en amor. Con esta oportunidad esperaba lograrlo.

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Espero les haya gustado elcapitulo, gracias por sus lecturas y comentarios besos.

En una hermosa cabañasencilla, una joven pelinegra observaba una repisa sobre una chimenea, lapelinegra veía una foto mágica de una familia, una mujer con el cabello rosa,con un bebe de cabello azul y en el otro extremo un hombre castaño, la medimagasintió que una lagrima caia pasando por su mejilla, la quito con una mano,mientras bajaba la cabeza, ella en ese momento se preguntaba que hacia en eselugar, al ver esa imagen creía que nunca entraría en su vida, ya que esa estabaocupada.

Estaba sola ya que ellicántropo habia ido a arropar a su hijo, ya que despues de jugar se sintiócansado y se fue a dormir, mientras que ella lo esperaba. Habian ido a comer ala nueva cabaña de Remus, el habia vivido en un departamento pero le gustaba lanaturaleza, ademas con su problema de cada mes, prefería el aislamiento, ellase sentía ajena a ese lugar, y sonrio melancolica. Escucho unos pasos y limpiosu rostro, momentos despues sintió la presencia de una persona detrás de ella,sin girar su cuerpo hablo.

- Hacen una hermosa familia,- afirmo,- creo quelo mejor es que me vaya,- giro su cuerpo sin dejar que el licántropo le vierael rostro, el al perder de vista el cuerpo de la joven, observo lo que ellatenia en las manos, al ver la foto de ellos tres, comprendió asi que antes deque se fuera, la detuvo de la mano haciendo que girara para verlo, al ver esosojos un poco cristalinos le rompió el corazón, ya que no quería verla de esaforma, la pelinegra sonrio sin ganas.

- No te vayas,- suplico el castaño.

- Y para que me quedo, si tu tienes unafamilia, tu hijo necesita una madre y tiene una,- argumento,- yo estoy de masen esta foto, Remus tu mereces estar con la mujer que te haga feliz,- terminola pelinegra.

- Y si te vas me impediras estas con esa mujerque me hace feliz,- dijo mirándola a los ojos con una intensidad que hizo sucorazón saltar.

- Yo,- la bruja no sabia que decir, el la jalohacia el besándola con mucho amor, ternura sintiendo ambos una paz, entre suscuerpos.

- Lizzie no te dire que no la ame, ella fue laprimera mujer que vio mas alla de mi licantropía, o eso creía en un inicio, meilusiones con tener una vida que nunca considere, despues ella cambio y novolvimos a ser los mismos. Ahora conoci a una hermosa mujer, que se y estoyseguro que jamás me juzgara por ser un monstruo, eres adorable y quiero que medes una oportunidad,- ella negó.

- Quiero que ustedes, porque al estar contigoen automatico estoy con Teddy, me den una oportunidad de conquistarlos, sonincreíbles nunca me habia sentido de esa forma con nadie, deseo poder estar conambos,- el castaño la beso delicadamente.

 

- Pues con Ted no tienes que hacer muchoesfuerzo y que te adora,- dijo divertido.

- Y el papa,- cuestiono divertida ella.

- A el ya te lo ganaste hace mucho,- lapelinegra subió sus brazo al cuello del castaño y lo beso con amor intenson, ella cargo un poco ya que al no tener zapatillas, ella estaba mas baja deestatura que el, momentos despues se separaron, ambos con las mejillassonrojadas y con una sonrisa en su rostro. La pelinegra sabia que debía decirlede su encuentro con su ex esposa, asi que le tomo el rostro y con una sonrisaangelical hablo.

- Yo debo confesarte algo,- el levanto unaceja,- es sobre algo que hice, espero que no te moleste pero yo no supe comoreaccionar, fue un impulso que bueno no me arrepiento pero no se como,- elcastaño la callo.

- Dime que paso,- ella asintió, ambos caminaronal sofá para sentarse uno frente al otro.

- El otro dia,- comenzó a explicar,- me llamoel ministro, quería que hiciera una terapia a una persona que tiene libertadcontrolada, por mi especialidad suelo hacer ese tipo de trabajos, pero cuandosupe quien era me negué, se que es poco ético pero, esa persona era tu exesposa,- el castaño levanto una ceja,- no se mas detalles, pero cuando elministro me dijo que la atendería le dije que no, porque salía contigo y teniaconflictos de intereses, ademas con lo que ha contado Hermione no sereimaparcial,- la pelinegra estaba sonrojada, mientras que el licántropo sonreía,se veía adorable tierna y quien pensaría que era una defensora de que lo ellaquería, ya que necesitaba mucho valor para hacer lo que ella hizo.

- No te preocupes, me encanta que hagas eso,claro que estamos saliendo no me importa que lo digas, me gustas mucho Lizzie,y en verdad quiero que nos demos esta oportunidad,- ella sonrio,- gracias pordejar claro que me vez como tu pareja, porque creeme que yo hago lo mismo,-ambos se besaron mientras ese acto demostraba un gran sentimiento de demostrarcuanto deseaban la compañía del otro.

O0o0o0o0o0o0o0O

Una joven rubia caminaba conla mirada perdida, ella siempre habia sido soñadora, la joven caminaba sabiendoque mas de una persona la observaba, ademas de que ya muchos sabían de sucompromiso con el joven Nott, en ocaciones le era incomodo, pero quien iba apensar que ella, una de las personas mas extrañas, estaría con alguien tanlindo como con Theo.

Llego a la entrada de laoficina de su prometido, ya que ese dia el le habia dicho que fuera para que laacompañara por unas cosas al callejón sobre la boda, el era una ternura ya queel igual se habia involucrado con los preparativos del dia de su enlace, alllegar vio a una joven en un escritorio, la secretaria al ver a la joven raraal parecer suyo la observo de manera despectiva.

- Buenas tardes busco al Theo,- dijo la jovenrubia con una hermosa sonrisa en sus labios.

- El señor Nott esta ocupado en estos momentosno la podrá recibir, ademas si no tiene cita no puede entrar,- la secretariahabia reconocido a la joven asi que por maldad le habia dicho esas palabras.

- Pero el me dijo,- la secretaria la observocon frialdad, pero antes de que pudiera responder con mas veneno, la puerta dela oficina se abrió, dejando ver a un castaño alto, con una túnica muyelegante, la rubia sonrio mientras el joven se acercaba para tomarla de lacintura.

- Angie ella es mi prometida por lo tanto cadavez que venga, la haces pasar asi este con quien sea, ella entra,- camino consu novia, hasta la entrada de la oficina, antes de cerrar la puerta le dijo,-si la vuelves a hacer esperar te despido,- cerro la puerta antes de que lajoven secretaria dijera algo, paso su mano por su rostro, tenia ganas dehechizar a todo aquel que le hablara de esa forma a su dulce novia, per todoslos deseos homicidas se le fueron a ver el dulce rostro de Luna, quien lesonreía de forma tan tierna que el no pudo hacer mas que devolverle el gesto.

 

- Me alegro que estuvieras desocupado,- el seacerco para estrecharla entre sus brazos.

- Para ti siempre estare disponible,- le dio unbeso en los labios,- perdón por no haber ido a San Mungo por ti pero tenia unajunta que no podia suspender,- la rubia asintió,- quieres ir a comer.

- Claro,- el la volvió a besar antes de salirdel lugar ya que le encantaba salir con su dulce Luna.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0O

En una habitación, una jovende cabellos rubios se miraba al espejo, tenia en su cuerpo una vestido de colorblanco, llegaba debajo de las rodillas era discreto pero también elegante, tomosu varita y salió de su habitacion, aun recordaba lo que hacia un par de diashabia pasado.

Cuandola rubia observo que su esposo habia entrado a la biblioteca con su Padre sabiaque habría problemas, ya que Severus tendría una mala forma de informar a suPadre sobre la decisión que ambos tomaron, la madre de la joven la observo conuna enorme sonrisa plasmada en su rostro.

- Asique ya regresaron,- afirmo la rubia.

- NoMadre solo sadremos,- respondió la esposa del pocionista.

- Esome agrada, pero sabes que a tu Padre no le gustara mucho la noticia,- la rubiamenor asintió.

- Lose Madre, solo espero que tenga tacto,- la matriarca de la familia Malfoy negó.En ese instante un fuerte golpe se escucho en la puerta que indicaba la entradaa la biblioteca, la joven Sra. Snape se acerco e intento abrir sin poderconseguirlo,- Madre,- le llamo pero la hermosa Narcissa solo rio.

- Dejaloseso bastara para que no molesten despues,- sugirió la mujer.

- Madrese mataran,- afirmo la joven.

- Yason mayores,- en ese momento el hermano de la Rubia llego corriendo, mientraslas observaba, y los ruidos dentro del lugar no cesaban.

- Mipadrino,- la rubia asintió, detrás del heredero Malfoy, estaba su esposa,-tráeme mi botiquín,- la hermosa Sra. Malfoy fue por las escaleras, ambos nopodían abrir la puerta, asi que la heroína de guerra saco su varita, haciendoque la puerta explotara, al verlos queriendo lanzar otro hechizo, puso unabarrera haciendo que ambos volaran y se cayeran den espaldas. La rubia entromientras su Madre y Hermano acudían con su Padre y esposo respectivamente. Ellarodo los ojos, ya estaban muy grandes, para esos enfrentamientos, asi que igualal ver el lugar, suspiro de alivio al ver la biblioteca intacta, loscomentarios mordaces no se hicieron esperar, provocando que la rubia semolestara y los reprendiera como niños, despues salió llevando se las pocionespara curarlos, quitándoselas a su cuñada, dejando advertencia de no atenderlos,con una sonrisa salió de la habitacion para irse a su propia recamara.

Aun sonreía al recordar esaescena, por otra parte su Padre no dejaba de decirle que no le diera unaoportunidad, que no la merecía, la rubia se habia casado de decirle que era sudecisión, por otra parte su hermano tenia la misma actitud que su Padre dejandoa su quería Madre entre la espada y la padre. Por suerte su cuñada la apoyaba,eso era un alivio en esos momentos. Ella desayunaría con sus padres paradespues ir a la mansión de Severus y pasar la tarde con el. Bajo las enormes yya conocidas escaleras, entro al comedor donde ya estaban su familia esperándola,las miradas de los hombres de su familia eran acusatorias mientras que las delas damas eran sonrisas de apoyo, tomo asiento junto a su Madre siendocompletamente ignorada por su Padre, ella la mujer que le habia dado la vida lesonrio y tomo su mano, comenzaron a comer en silencio, la tensión era palpable,de un momento a otro la rubia menor solto los cubiertos haciendo que lospresentes levantaran sus miradas, la bruja mas inteligente de su generación,era paciente pero lo que no permitiría seria la indiferencia de los seres queella amaba, su Madre le dio la mano brindadole apoyo, la matriarca de lafamilia Malfoy, sabia que su hija estaba a punto de explotar en contra de su Padrey Hermano ella misma sabia que los dos hombres exageraban, con respecto a la decisiónde Hermione, ella los miro con los ojos entrecerrados.

 

- Ya estoy harta,- comenzó su discurso, mientrasse levantaba de su silla,- estoy cansada que ustedes,- señalo a su Padre yHermano,- se metan en mi vida, ustedes primero me casaron con Severus, sabiendoque nunca podría separarme de el, ahora que quiero intentar hacer un matrimonioustedes me lo impiden,- grito la rubia dejando a los presentes sin palabras,nunca la habian visto tan molesta.

- No me hables de esa forma,- comenzó Lucius,-podras ser muy una mujer casada, pero a mi me debes respeto,- se afirmomientras el imitaba a su pequeña hija poniéndose de pie,- no estas siendoconsciente de las circunstancias el te fallo y aun asi piensas darle unaoportunidad,- le cuestiono molesto.

- Si Padre, le dare una oportunidad porque el yyo hablamos de cosas,- aseguro.

- Se puede saber de que,- cuestiono elpatriarca de la familia de rubios.

- No,- respondió,- son cosas de nosotros.

- Escucha bien haras lo que yo ordene,- grito,-o atente a las consecuecias,- la reto.

- A si,- desafío la rubia,- que harás, me desheredaras,me borraras del árbol genealógico de la familia Malfoy,- respondió.

- No me retes jovencita.

- Todo esto del matrimonio lo hicieron paramantenerme con ustedes, pero a la primera quieren sacarme de sus vidas,- habloresentida,- pues bravo,- dijo con sarcasmo,- lo han logrado, si lo que quiereses que me vaya lo hare, asi te ahorro el dilema, asi que gracias por todo,-beso a su Madre en la frente,- lo siento,- se despidió de los demás y salió haciala chimenea, la rubia madre se levanto.

- No haras nada,- cuestiono Narcissa.

- No ella decidio,- el patriarca de la familiaMalfoy fue hacia la biblioteca para encerrarse, tomo asiento en su escritorio,puso sus manos en su cara y se maldijo por lo que acaba de hacer.

Por otra parte la rubia,llego a la biblioteca de la Mansion. Tenia sus ojos con lagrimas ya que nopodia creer que eso pasara, que ella siendo tan fuerte, le doliera que su Padrefuera tan intransigente, eso le llenaba de coraje, ya que no lo comprendía, seacerco al escritorio viendo una nota con su nombre, la abrió era de Severus informándoleque habia salido a una emergencia que llegaba en una hora, la rubia sin saberque hacer, volteo a ver al cuadro de Dumbledore el cual no estaba, penso que haríaen el tiempo en que el pocionista llegaba, salió de la biblioteca y recorrería ellugar, en esos momentos lo ironico es que dias atrás solo en su casa se sentía protegidaahora de quien huia era la persona con la que mas se sentía a salvo, llego a unpasillo ya que iba sumida en sus propios pensamientos, vio una gran cantidad depuertas, era extraño que los sangre pura tuvieran esa costumbre por las casasenormes, llego al final de ese lugar, al final vio una puerta que tenia unaserpiente se acerco para tocar el símbolo de la casa de Hogwarts ella sepreguntaba que habría sido de su vida si se hubiera criado como una sangrepura. Claro es que su casa fuera de las serpientes ya que aun recordaba laspalabras del sombrero, tienes una granastucia, pero has crecido como una impura, en la casa de las serpientes no podríasestar tranquila. A la tierna edad de 11 años, n comprendió el significadode aquellas palabras, ahora que era mayor etendia que se refería a que en realidadera una sangre pura pero habia crecido como una impura, la chica sonrio,pensando que ella hubiera sido diferente, pero al mismo tiempo si eso ocurria, jamástendría una amistad como la que la une con Harry, Ron y muchos otros que ahoraconsidera la rubia parte de su vida. A pesar de todo no se lamentaba de suvida, ya que sus Padres siempre la trataron con amor. Al poner la mano en lapuerta, esta se abrió dejando sin habla a la joven, no entendía ella sabia quehabia puertas a las cueles no debería entrar, pero su curiosidad fue mayor, dioun paso cuando vio el interior le dio un escalofrio, el lugar estaba intacto,limpio con una enorme cama, con doseles dignos de una princesa, esa era unahabitacion hermosa con detalles impresionantes, la rubia le sorprendió el lujo.Camino por el lugar creyéndose un intrusa, llego a un chimenea donde arriba deella habia un cuadro de una mujer hermosa de cabello negro, mirada perdida parecíasumamente triste, la joven la miro tenia algo que la atraía, leyó la inscripcióny se sorprendió, Eileen Prince, larubia recordó el nombre ella era la madre de Severus, la observo a mas detalley pudo ver que era la versión femenina de su esposo, se quedo unos momentoshasta que de pronto una voz se escucho.

 

- ¿Quién eres?,- cuestiono el retrato,- ¿Y comohas podido entrar?,- el cuadro la miraba molesta,- solo mi hijo y su,- en ese momentoel cuadro observo a la joven y vio su mano el antiguo anillo que siempre guardode su esposo, y era para su hijo, la rubia enrojeció.

- Yo perdón no volverá a pasar,- el cuadro laobservo.

- Acercate,- ordeno la rubia reconoció ese tonosimilar al del pocionista cuando daba una orden, ella se detuvo debajo delcuadro. La mujer en el la observo de forma tan detenida que hizo que la rubiase molestara.

- Vaya que eres hermosa,- afirmo el cuadro,- mihijo tiene un excelente gusto,- provoco aquel comentario que la rubiaenrojeciera,- y dime tu nombre.

- Hermione,- la hermosa mujer del cuadro asintió.

- Y tu apellido de soltera,- la joven mujer no comprendíael escutrinio, pero algo le hizo responder.

- Malfoy,- respondió.

- Vaya asi que supongo te casaste por uncontrato, esa familia eso hace con sus herederos, hubiera preferido que Severusse casara a voluntad, pero pareces buena persona,- la rubia se enfado dio mediavuelta pensaba irse pero la voz de la mujer la detuvo,- no te enfades niña, nodigo que seas mala para mi hijo, solo que los matrimonios arreglados no son lamejor opción,- la rubia sintió la veracidad de sus palabras,- pero estoy seguraque Severus es un caballero, no golpea o humilla como la mayoría para eso locrie,- la rubia asintió.

 

- Fue un placer,- dijo haciendo una reverenciay al darse la vuelta vio a Severus de pie, ella enrojeció mientras observo comoiba de la joven rubia al retrato.

- Madre,- dijo como saludo, extendió la manohacia Hermione,- vamos,- ella la tomo y al cerrar las puertas se escucho unavoz.

- Vuelve pronto querida,- la rubia camino alado del pocionista, este iba en silencio cuando llegaron a la sala, sesentaron en el sofá, la rubia al verlo serio creyo que habia cometido una indiscreciónal entrar a una habitacion que no le correspondía, ella se acerco a Severus quele daba la espalda. La mente del pocionista era un huracán como era posible queel cuadro de su madre le hablara a ella, simplemente no comprendía, la rubiapuso su mano en el hombro del pocionista.

- Severus yo, no fue mi intención,- dijo conuna cara de pena en su rostro, el pocionista la observo.

- No te angusties no hay problema que entres alas habitaciones al final del dia es tu mansión, solo que me da curiosidad comofue que ella hablo contigo,- la rubia asintió.

- Yo solo entre y al leer su nombre ella mepregunto como entre, sin que le respondiera, ella saco conclusiones que era tuesposa,- el pocionista asintió

- Vio el anillo,- afirmo,- ese es el anillo delas mujeres Prince para su compromiso,- la rubia recordaba que Severus eramestizo entonces como es que la mujer le dio el anillo a su esposo, elpocionista casi veía los engranes dentro del cerebro de Hermione, y hablo,-efectivamente mi Madre se revelo y se caso con un muggle, pero cuando ella añosdespues quiso pedir ayuda a su familia porque el imbécil de mi Padre,- en esemomento guardo silencio,- Hermione hay cosas que no sabes de mi y si en verdadvamos a conocernos es justo que te cuente ciertas cosas. Mi Padre era unalcholico que maltrataba a mi Madre, ella intento pedir ayuda a sus Padres estola rechazaron diciendo que habia sido desterrada de la familia, ellos le dieronel anillo mi Madre regreso con el bastardo de Tobias, este a goleaba siempre,porque odiaba la magia, cuando ellos se casaron, el no sabia que mi Madre erabruja asi que cuando lo hiceron ella se lo confeso, el la trato de mostruomientras que la golpeaba, ella despues del único intento de pedir ayuda seresigno, despues naci yo, ella penso que cambiaria, pero claro es que no fueasi, cuando creci tenia explosiones de magia, el comenzó a golpearme porque me decíaque era un fenómeno. Pasaron los años y entre a Hogwarts mi Madre era feliz, ysiempre me apoyo, lamentablemente ese desgraciado la goleo un dia hasta que lasheridas eran tantas que no se salvo, ella murió y Tobias se suicido diasdespues,- la rubia estaba en shock, el pocionista comprendió su postura,- seque es una historia complicada, pero es real ademas es algo supera asi que noquiero causar lastima,- Hermione quería abrazarlo, pero sabia lo orgulloso queera, si lo hacia suponía que se enojaría asi que cambio de tema.

 

- Asi que por el anillo entre a la recamara,-el pocionista sabia que era su forma de no hablar del tema aunque sabiaconociendo su naturaleza, que deseaba preguntar pero se sintió aliviado que nolo hiciera.

- Si, ademas ella nunca le habla a nadie solo ami, ya que ni con los cuadros, fue una sorpresa que hablara contigo,- la jovensonrio.

- Podría pedirte un favor,- el pocionista asintió,-puedo dormir hoy en la mansión,- el pocionista no al dejo terminar.

- Por supuesto que si,- ella sonrio,- pero sepuede saber,- la rubia no lo dejo terminar.

- Mi Padre se molesto conmigo, al grado dedecirme que si te daba una oportunidad me atendiera a las consecuencias, esclaro que se refiere a que me desterrara, pero no me importa el piensa que conamenazar el dinero que te pueda dar, es suficiente para cumplir sus caprichospero no, yo he vivido bien sin tener que depender de su fortuna asi que no meinteresa, el debe respetar mis decisiones o si no ya tomo la suya de no vermemas,- el pocionista asintió. El admiraba esa valentía que sin duda hacia que larespetara, mira que enfrentarse a Lucius, eso ni Draco lo habia hecho.

- Sabes que eres mi esposa, todo lo que tengoes tuyo,- la rubia corto al pocionista.

- No necesito que me mantengan para esotrabajo, pero gracias,- el pocionista asintió. Despues recordó algo que haría frentea la rubia, saco de su túnica una botella y una foto, que estaba a la mitad, larubia observo los objetos.

- Hermione hay algo que quiero que quede claro,yo deseo hacer una vida en paz, sin secretos, ese fue el motivo por el cual teplatique sobre mi pasado, ahora debo cerrarlo,- la acerco a la chimenea, mientrasla rubia observaba la botella,- este artefacto era con lo que me comunicaba conTonks ahora,- lo tiro al fuego destruyéndolo,- esta foto también se va,- arrojola foto de el ex amor del pocionista,- con esto quiero demostrarte que estoydispuesto a remdiar mis malas acciones, espero que sea suficiente,- la rubiasonrio ya que no podia negar que se emocionaba con el hecho del que pocionistadestruyera los recuerdo de ella.

- Gracias, espero poder hacer algo para quefuncionemos,- el pocionista quería besarla, pero sabia que era prematuro asique le beso la mano en señal de su caballerosidad. Con esa acción ambosserraban un trato donde, se proponían a si mismo cerrar viejas heridad y verhacia un futuro ya que ambos sin decirlo, se amaban y sabían que era el momentode buscar la felicidad.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Espero les haya gustadogracias por sus comentarios lecturas con encatadores mis lectores los adoro.

Esa noche la rubia seencontraba recostada en la enorme cama de la habitacion que compartía conSeverus, el caballerosamente le dio la habitacion diciendo que no era oportunoquedarse en la misma cama, ya que en ese momento se estaban reconciliando la,rubia no podia estar mas de acuerdo, pero le sorprendió que el pocionista ledijera eso sin sonar a otra cosa. Ella agradeció internamente que el pocionistala dejara sola, ya que ni ella misma sabia si se podia controlar con el.

Tomo la almohada que estabaa lado de ella, aspiro el aroma que era de hierba buena y pergamino, ella sabiade donde habia percibido esos aromas antes, de la clase de pociones, en sextoaño, movio su cabeza, sabia que estaba enamorada de Severus, pero se negaba ademostrarlo el un hombre en toda la extencion de la palabra, podría sentircariño por ella mas no amor.

 

Ademas lo que le conto de suinfancia, era terrible ahora comprendía porque su personalidad, sufrió mucho ensu vida, era lógico que se aferrara a lo mas feliz que habia tenido en su vida,ahora ella esperaba convertirse en algo igualmente importante, el era para ellaalguien con quien se sentía segura eso lo sabia, pero ahora como se lodemostraba, ella que era tan inteligente en ocasiones demostraba ser un pocodistriada. No debía negar que el detalle de destruir lo que lo unia a Tonks lealegro, pero aun tenían que esforzarse.

Suspiro quería estar con el,abrazarlo besarlo sentirlo en ella de nuevo, pero no era posible seriaprecipitado y posiblemente si se adelantaban arruinarían todo. Tomo un libropretendiendo que de esa forma se tranquilizaría, leyó pero las palabras noentraban en su mente asi que agotada por las mismas circustancias cerro eltexto y se recostó con la almohada en sus brazos sintiendo una paz en suinterior.

En otra parte de la mansión,el pocionista se encontraba en una cama, la habiatacion que estaba frente a laque lo hospedaba esa noche, quería verla abrzarla, pero no lo haría aunque susmanos quemaran por tocarla, el no era un hombre cursi, el era un hombre dehechos asi que le demostraría que podría confiar en el.

Su pasado era un arma quepodría hundirlo, el sabia de sus errores, pero de igual forma al sentirseseñalado por ellos, la rubia pudo ver mas alla y comprenderlo, ella no lojuzgo, por su pasado, o lo señalo, eso era admirable, al contrario dio sutiempo para cuidarlo despues de la mordedura de Nagini, eso era de admirar, pormotivos como ese y el hecho de soportarlo, su carácter malas actitudes logroque el se enamorara de ella, ya que como negarlo, efectivamente la amaba pero esesentimiento debía demostrarlo no decirlo, por eso debía esperar, pero elconquistria a esa joven que le habia hecho olvidar su pasado, al cual se habiaaferrado sin tener sentido, ahora podia tener un futuro con ella. sin mentirasni secretos, para el quien siempre fua una personasolitaria le era difícilpensar una forma de conquistar a una persona, nunca se habia tenido queesforzar, pero ella era especial y esa sensación debía esforzarse. Su vida nohabia sido sencilla, pero que vida lo era, ninguna. Ella habia pasado por cosassimilares y debía admitir que era digna de su respeto y admiración, el lanzarleun obliviate a sus padres solo por el hecho de que, si ella moria ellos no larecordaran por lo tanto no tedrian un recuerdo de quien llorar, eso decía muchode la nobleza de su corazón, una mujer admirable, que anteponía a sus seresquerido antes que a ella misma, sin duda una leona. El pelinegro sonrio, haciatanto que no lo hacia, ya que no tenia motivos para hacerlo, ahora habia unaperspectiva diferente ante una vida que antes era vacia, ahora habia un motivopara salir adelante.

O0o0o0o0o0o0o0O

A la mañana siguiente larubia despertó, con una almohada en sus brazos, supiro su aroma ya conocido, elcual quitaba algunas de sus dudas, el amor que ella le tenia a Severus, eraintenso pero aun no era momento de aceptarlo con el, ella sabia que el no laamaba tal vez cariño pero solo eso, la realidad de su vida le partia el alma, peroen ocasiones no se puede hacer mas ante un futuro como ese, suspiro con derrotay se levanto observando que la habitacion estaba tal y cual ella la habiadejado aquella mañana, inclusive su ropa, parecía limpia y lista para serusada, tomo un vestido que le llegaba debajo de las rodillas, y lo coloco en lacama, fue al cuarto de baño para hacearse.

 

El agua caia por su cuerpo yasi como la suciedad se iba de ella, esperaba que un dia sus miedos igualsalieran de su cuerpo, pero la suciedad de un cuerpo no e como su mente, paraquitar tus miedos debemos luchar y eso haría, solo esperaba no equivocarse yque saliera mas lastimada cuando se diera cuenta que el nunca la amaría. Saliócon una delicaa bata, y al ver la cama tendida, no se sorprendió al ver a suelfina, quien le hacia una reverencia, la rubia se habia acostumbrado a queella no dejaría de hacerlo.

- Buenos dias ama,- dijo la elfina,- su ropaesta lista para que la use, la rubia se intrigo al ver a la elfina, ya que sisu padre la habia desterrado ella no debía seguir a su servicio.

- Lina buenos dias,- con la interrogante aun ensu mente, la joven rubia fue por su vestido y se lo coloco, la elfina laobservaba con timidez, mientras ella le sonreía,- Lina me ayudas a peinarme,- ala joven sabia que a la criatura le gustaba sentirse útil, asi que conmaestria, la elfina peino a Hermione dejando sus rulos perfectos y con unmaquillaje ligero, se puso unos zapatos bajos y salió de la habitacion un pocoarrepentida de no llevar sueter, ya que esa mansión al igual que la de suspadres era sumamente fría, bajo las ya conocidas escalera, en ocasiones sepreguntaba porque vivir en una mansión, en ese momento se preguntaba si debíaaceptar vivir en la segunda opción que le habia presentado Severus, perorecordó la historia de su vida, y era claro que el sitio no era de su agradopor los malos, recuerdos, ya que el habia vivido hay con sus padres, y eso ledejaba una pregunta, ¿Cómo habia vivido el en un lugar que le recordaba la peorépoca de su vida?, en realidad era un hombre con una complejidad absoluta,esperaba un dia poder conocerlo mejor. Llego a las cocinas, para pedir eldesayuno, al verla los elfos hicieron una reverencia, ella les pidió undesayuno ligero para ella y el señor. Los elfos asintieron mientras la rubiaiba al comedor, una mesa grande parecida a la que adornaba la del comedor de lamansión de sus padres, la rubia observo a Severus con el profeta y una copa dewhiskey de fuego, ella negó pensando que era muy temprano para beber, llegohasta la silla junto a el, pareciendo que ya habia notado su presencia, selevanto rápidamente para ayudarla a sentarse, saco la silla ayudándola a tomarsu lugar junto a el.

- Buenos dias Severus,- hablo.

- Buenos dias Hermione,- respondió con unamirada de seriedad, al rubia estaba acostumbrada ya que sabia que el no tendríauna cara llena de felicidad pues su mismo temperamento se lo impedía, en esemomento el desayuno apareció frente a ellos, el pocionista observo te y jugo,los cuales hizo a un lado la rubia, comia una tostada, cuando observo a suesposa realizar esa acción, solto un bufido, mientras el pocionista laobservaba,- ¿ocurre algo?,- cuestiono

- Nada,- dijo enconjiendose de hombros ycontinuaba con su bebida, el pocionista levanto una ceja.

- Segura que no quieres decir algo,- noentendía como estaba tan seguro de que ella deseaba hablarle de algo, asi quesolto aire y se aventuro.

- Es muy temprano para el whiskey,- afirmo. Elhombre de negra mirada solo la observo,- primero debes desayunar comocorresponde,- no era una petición si no una orden.

 

- Y quien dice que no he desayunado antes deque bajaras,- ella sonrio.

- Porque es obvio no estas acostumbrado aalimentarte como corresponde,- el pocionista bufo,- toma te o jugo mas tardetomas whiskey,- a pesar del tono dulce en que lo dijo, ese comentario sonoba aorden.

- No me gusta el jugo,- afirmo sin querer cederpor completo, a pesar que dejo a un lado su bebida habitual matutina, la rubiasonrio ante el acto del pocionista, mientras ella bebía de su vaso.

- ¿Hoy trabajaras?,- cuestiono la rubia.

- No solo tengo unas pociones, pero como estas enla mansión podemos hacer los que quieras,- la rubia se sintió halagada por laspalabras del pocionsta y no pudo evitar bromear.

- De verdad me daras un dia para mi en lugar detrabajar,- el entrecerró los ojos.

- No tientes tu suerte, a lomejor necesitas algoque te haga falta podemos ir por lo que quieras,- la rubia no entendió elsignificado de las palabras del pocionista,- tienes tu ropa en la mansión, peropuede que te falten artículos personales, para que no te haga falta nada,- enese momento la rubia comprendió la veracidad de sus palabras.

- Te equivocas Severus,- el pocionista laobservo interrogante,- no viviré aquí, es muy pronto para hacerlo, creo que aunestamos en una etapa donde debemos conocernos mejor antes que vivir juntos denuevo,- al pocionista pareció no gustarle,- es lo mejor, teníamos la intenciónde conocernos, seria precipitado,- agrego la bruja.

- Comprendo,- afirmo el pocionista,- no meagrada la idea de que vivas fuera, ya que no quiero que te ocurra algo enalguna misión, y no saberlo,- la rubia sintió emoción al saber que de algunamanera el se preocupaba por ella,- asi espero me mantengas informado de todo,-la rubia mas que una petición fue una orden.

- Claro que si,- aseguro.

- ¿Dónde te piensas mudar?,- cuestiono elpocionista.

- A la cabaña de Remus,- dijo sin mas, elpocionista mostro enojo.

- Pero el lugar es pequeño, no creo que tengamucho espacio,- la rubia sonrio.

- Remus dejo una habitacion para mi en sucabaña, ademas en muchas ocasiones duermo con Teddy ya que el pequeño y yosomos muy unidos,- para el pelinegro la sonrisa que mostro al hablar del niño,fue hermosa,- el pequeño recintio la separación de su Madre y bueno, me gustaayudar a Remus en lo que puedo,- el pocionista asintió, mientras que de sutúnica saco una llave y se la puso en la mesa a Hermione, ella la observo conincredulidad.

- Es para que retires de mi bóveda deGringrotts lo que deses de oro, para tus gastos en este tiempo de separación,ademas es para que no tengas que pedir nada,- la rubís frunció el seño,- se quenunca lo has hecho,- dijo,- y creo es hora de que lo hagas, eres mi esposa ydebes hacer uso de lo que es tuyo,- afirmo, ella negó mientras alejaba la llavede su lado de la mesa.

- Te equivocas, Severus. Tu oro es tuyo, paraeso trabajo para crubir mis gastos, no quiero pedirte,- el pocionista iba ahablar mientras la rubia lo corto,- ademas tu no dejaste que coperara para nadaen la mansión, el dinero que gano es para mis gastos,- el pocionista negó.

- Ese dinero deberías ahorrarlo, y sobre ponerdinero para los gastos de la mansión, no es necesario asi que si no aceptas lallave de Gringrontts no aceptare que pongas un solo galeón en los gastos,- larubia sabia que la chatajeaba y como no pensaba ceder, se encojio de hombros.

 

- Eso mismo me preguntaba, porque no vivir enun futuro en otro lugar,- el pocionita la observo.

- La Hilandera es una opción,- al escuchar esola bruja negó.

- No creo que sea un lugar, que sea sano parati,- hizo un pequeño recuerdo mental de no tocar el tema,- solo era un decir,pero esta es tu mansión y seguiremos aquí, aunque me siga perdiendo,- elpocionista asintió.

- Como tu quieras, si deseas mudarte puedocomprar una mansión mas pequeña,- la rubia negó.

- Despues,- sin saberlo esa platica daba pie aque ambos se mudara juntos en un futuro.

El resto de la mañana pasosin mas novedades, ambos bajaron a las mazmorras para preparar pociones, elpocionista se percato que la joven seguía siendo muy hábil, con sus pociones,siempre en Hogwarts demostró no solo una gran capacidad para leer y memorizarcada libro, también demostró ser apta para muchas otras materias. Cuandoestaban abajo la rubia comenzó a sentir frio, el pocionista al ver que traiauna prenda muy poco abrigadora, le tendio sobre los hombros su capa, ella seabrazo por un momento con ella, ya que en verdad el frio era intenso, mas tardecuando ya era bastante tarde la rubia y el pocionista subieron a la bibliotecaya que la joven debía irse, al llegar frente a la chimenea, le beso la mano conformalidad mientras ella, tenia aun su capa, no quería devolvérsela pero sabiaque debía hacerlo, cuando intento dársela el negó diciendo que tenia mas comoesa, ella asintió mientras entraba a la chimena con polvo flu en sus manos,antes de ser envuelta por las llamas verdes, pudo observar los ojos negros delpocionista.

O0o0o0o0o0o0O

Como no habia avisado aRemus de su llegada, esperaba que estuviera en casa, ella sabia que no lemolestaría el verla en la cabaña, pero seria incomodo, a pesar de la confianzano quería ser inorportuna, cuando llego a la sala de la cabaña, habia luzademas de ruido de la cocina, ella supuso que estaba cocinando, asi que sinquitarse la capa, camino hacia el lugar donde salía el ruido, extraño fue parael no ver a Ted corriendo, ya que el pequeño era curioso y siempre se asomabacuando escucha la chimenea, asi que iba llegando a la cocina cuando decidiohacer su broma habitual.

- Remus con que me piensas envenenar estanoche,- era un chiste que ambos desarrollaron a los inicio de que la rubiaviviera con los Lupin ya que, en una ocasión la rubia cocino pero como siemprehabia sido, muy mala para la cocina, la comida habia quedado en pésimascondiciones, haciendo que el castaño se enermara ya que el habia comido de suinexperta preparación, como el licántropo cocinaba como los dioses, ella lehacia una burla afirmando que el con su comida la enfermaba. Despues de suchiste al no obtener una respuesta, ella se acerco mas, para ver a su medimagafrente a ella, con una mirada tensa, antes de que alguna de las dos hablara, unavoz interrumpió.

- Lizzie traje
,- el licántropo se quedo ensilencio cuando vio a la rubia, traia en sus brazos una bolsa y a Teddy, elpequeño metamorfomago al ver a la rubia, cambio su cabello al de ella, yextendió sus brazos para ser cargado, la bruja lo tomo y mientras le sonreía,-Hermione no te esperaba,- la rubia se encongio de hombros.

- No te preocupes, creo que es mejor que mevaya,- a la bruja mas inteligente se sintió feliz al ver a la mujer en lacabaña, eso solo se podia significar que se estaba dando una oportunidad conella, ya que de nos ser asi jamás habría dejado conocer al pequeño si no fueraalgo serio, celos sintió ya que ella consideraba a Remus como su padre, ademasde incertidumbre de saber como la medimaga trataría al pequeño, el habiasufrido ya mucho por una mala madre no se merecía padecerlo por segunda vez.

 

- No te vayas, sabes que eres bienvenida,-hablo el castaño,- me da gusto ver que vienes a vernos,- ella asintió.

- Gracias Remus, sabes que me encanta ver aeste grandote,- hablo haciéndole catas al pequeño, mientras el metamorfomagosonreía complacido con ver a la rubia.

- Bienvenida,- hablo la medimaga con timidez,la rubia volteo a verla.

- Me da gusto verte,- afirmo mientras elpequeño, seguía entretenido con la rubia, la joven auror lo llevo a la salamientras ambos se entretenían con unos hipogrifos de juguete, de pronto larubia observo un perro negro y de inmediato recordó a Sirius que pensaría elmerodeador que ahora estuviera casada con Severus, seguro habría estadomolesto, ademas desde que se entero que es una Malfoy recordó que eran familia,¿seria esa la razón por la cual siempre se llevaron muy bien?, la vida habiasido injusta con muchos, pero esas pequeñas alegrías de la vida, el tener a unpequeño feliz, frente a ella o incluso la posibilidad del amor, era suficientepara superar todo y tratar de ser, feliz. Tan metida se encontraba en suspensamientos, que no se percato que el pequeño saltamontes pedia su atención,hasta que le jalo el cabello fue que ella regreso a la realidad,- perdónpequeño,- puso en sus labios la mejor sonrisa. Momentos despues el licántroposirvió la cena, esta fue algo tensa porque la rubia observaba la interaccioncon Ted, la pelinegra se desvivía por atender al pequeño que aun seguía con sucabello rubio, pero de igual forma el pequeño, la complacía cuando esta le dabade comer, ni ella misma a pesar de que el la quería era capaz de hacer que elpequeño cenara, sin ella terminar llena de comida, la paciencia que le dedicoera increíble, sin duda la medimaga quería al pequeño, eso era algo increíble.Desvio su mirada a un Remus embobado con ella, la rubia sonrio ya que teniamucho tiempo de no ver al licántropo tan entretenido con alguien, ni con Tonksen sus mejores momentos en pareja, lo habia visto tan radiante. Al termino dela cena, la rubia se levanto con el pequeño ofreciéndose a bañarlo, al ver elsuspiro de alivio del padre y la novia de el, se percato que ese era el terrenoen que ella seguía ganando con el pequeño, ya que nadie ni sus padres podíanbañarlo antes que ellos mismos terminaran llenos de jabon, asi que se levanto yfue a bañar al jovencito. Cuando termino se seco y vistio con su piyama, no lehabia informardo a Remus, pero quería, tenia la necesidad de dormir con Ted,desde antes estaba muy compenetrada con el pequeño, pero desde que habia pasadolo de su bebe, la necesidad de tener cerca al metamorfomago, era aun mas latente.Una hora despues de la cena el pequeño dormía en su cama, mientras la joven salíapor el pasillo a la sala, donde vio a Remus y la medimaga charlando, alpretender darse la vuelta y huir se percato que la llamaba, asi que avanzohasta donde se encontraba el licántropo, tomo asiendo a su lado mientrasterminaba de trenzar su larga cabellera rubia, el licántropo suspiro y comenzó ahablar.

 

- Creo que te debo una explicación,- cuando larubia lo intento cortar este negó,- escucha Hermione,- esta al sentir el tonode voz mas serio supo que debía callar,- se que me diras que no debo darteexplicaciones, pero te equivocas, tu eres mi familia como mi hija, te quierodesde que te conoi y admire tu valentía y tus ganas por aprender, despues de laguerra te adopte como mi hija y siempe te he sentido como tal, dejando de ladoque tu tienes familia, siempre te vere como mi niña,- la rubia sonrio ues leemocionaban las palabras del hombre que ella quería y admiraba de sobremanera,-ademas quiero hacerte participe de mi felicidad, se que sera extraño pues tienepoco tiempo que la conozco, pero la amo, asi que espero que la aceptes como Tedlo hizo,- la rubia sentía emoción al ver que Remus la tomaba en cuenta paraalgo tan importante como esto, la emoción que el sentía al estar con la mujerque amaba, decírselo era algo que la llenaba de alegría.

- Remus yo no se como explicar la emoción queme da el saber que tu eres feliz que Ted tiene una compañía materna que estoysegura le hara bien, no se que mas decir solo que me emociona el verte tanfeliz,- el licántropo la abrazo mientras Lizzie sonreía,- espero que seanfelices, te sere sincera no creía que pudieras asi de sencillo, aceptar a Ted,pero me doy cuenta la paciencia y dedicación que tienes, de verdad que es interesantecomo se aman y tu aceptar a mi pequeño, perdón si sueno de esta forma pero esla realidad, espero que puedan estar bien y que sean felices,- la pelinegra laabrazo sintiendo un calor muy intenso. A la medimaga le alegraba ser aceptadaya que ella amaba a Remus y no quería perderlo pero tampoco quería afecta la relacióncon sus seres mas allegados asi que le dio gusto que fuera aceptada por lamujer que su novio consiera una hija. Momentos despues la rubia se quedo ensilencio. Al ver el amor que se tenían su corazón latio y su estomago secontrajo, recordó a Severus, la complejidad del hombre y que de el no debía esperarrosas o serenatas, pero sabia que cuando el se enamorara de ella, lo demostraría.Suspiro y con pesadez se puso de pie, camino hasta la cocina por un vaso deagua. Cuando el licántropo lo noto, supo que por algo estaba en ese lugar, ellasiempre que estaba tensa acudia de alguna forma, con el y la manera en quellego le indicaba que estaba preocupada o nerviosa.

- Ve al cuarto,- le indico a su novia, beso suslabios y el hombre de mirada cansada, fue a ver a quien consideraba su hija, larubia por su parte se setia tensa, y observo al licántropo acercarse, sus ojos teníanlagrimas, y se dio la vuelta cuando lo vio entrar, este sabia su reaccionhabitual al sentirse en es situación, asi que la tomo por los hombros y lagiro, la bruja alsentirse con sus barreras abajo, lo abrazo por la cintura yenterro su cabeza en su pecho, lloro como una loca, ya que sentía que moriría,habian sido muchas emociones por su parte, su Padre, su esposo. Habia una granlista, pasado un tiempo determinado, la joven separo su rostro del cuerpo del licántropomirándolo, este al ver sus ojos hinchados, saco un pañuelo y se entrego. Ella selimpio las lagrimas y sonrio con pena,- ¿Qué paso?,- cuestiono con dulzura.

- Mi Padre y Severus,- el castaño sonrio conpena mientras permitia que la joven desahora lo ocurrido en la mansión, conLucius y momentos despues confeso como Severus se habia abierto con ella, algrado de decirle cosas realmente intimas, no entro en detalles pero el licántropocomprendió que era algo serio.

 

- Asi que tu Padre esta molesto por que hayasvuelto con Severus,- afirmo el lobo,- lo comprendo, mira Hermione si yoestuviera a tu cargo y supiera lo que te hizo sin duda no permitiría que te acercarasa el,- la rubia lo observo en shock,- entiende el es tu padre te quiere y nopuedes molestarte con el, tiene razones de peso para enojarse y querer vertealejada de ese hombre, es claro que el debe comprender, pero como quieres queentienda tus razones si no le has dicho que lo amas, esa es una razón de peso,para estar con el, pero de igual forma tienes que darle explicaciones,- terminoel licántropo.

- Comprendo, pero ni yo se si amo o no aSeverus,- afirmo la rubia.

- Hay mi niña, tan inteligente en unas cosaspero tan distraída en otras,- la rubia sonrio,- es claro que lo amas, solo tusonrisa al hablar de el, a ti muchos te concideran como ajena a todosentimiento de amor, pero si te saben conocer se darán cuenta que te enamorastecomo una loca de Severus,- afirmo el castaño.

- Pero si el no me ama,- indago la joven,

- Seria un tonto, pero no temas, que acaso tuvalestia Gryffindor se esfumo,- dijo con humor,- Hermione debes arriesgarte, podráno ser fácil lo que haras, puede que fracases y el no te ame, pero si nointentas jamás lo sabras,- despues sonrio,- pensaras que soy un tonto al ayudara que el hombre que hizo que mi mujer no lo olvidara, lo ayude pero la situaciónesa esa, el no tuvo la culpa de lo que paso con Tonks, el se alejo y ella lobusco, ahora el esta contigo y si lo amas deberas luchar, contra la persona masdura de todas,- al rubia comprendió,- contigo misma, antes de amar y pretenderser amada debes darte el valor que tienes, amarte a ti misma y despues dar tu corazón,eres muy valiosa y no lo digo por tu cerebro o valentía simplemente por que escierto, vales mucho y debes acpetarte y buscar tu felicidad,- la rubia comprendióque era cierto, ella debía amar y ser amada, pero antes debía aceptarse. Beso enla mejilla a Remus. La rubia se quedo con una sonrisa mientras el licántropo veíacomo ella se metia a su habitacion con Ted. La rubia pensado en otraperspectiva lo ocurrido con Severus.

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

Antes que nada perdón por latardanza pero no he tenido ni una pizca de tiempo libre, ahora espero les hayagustado el capitulo y no se les haya hecho aburrido, gracias por sus lecturas,comentarios y favoritos, sin ustedes la historia no seria posible, me emocionoal leer cada comentario gracias.

En un lugar lleno de hierbasun hombre, estaba ordenando su agenda, tenia muchos planes, y queríacompartirlos con su esposa, aun le era extraño decirlo pero la realidad es queel la amaba, no sabia en que momento decirlo, ya que no deseaba presionarla,asi que esperaría. Camino a la tienda ya que estaba en su almacen porqueescucho la campana, el pocionista cuando vio de frente a esa persona sonrio consarcasmo, la verdad es que esperaba esa visita.

- Padrino,- hablo el hombre de cabellos rubios.

- Draco,- respondió el susdicho.

- Quiero que hablemos de Hermione,- elpocionista levanto una ceja y respondió.

 

- No se que diablos quieres, pero adelante,-respondió sin ganas.

- Solo quiero saber que sientes por ella,-cuestiono sin mas.

- Eso no te interesa, y si eso es todo largo,-ordeno enfadado.

- Soy su hermano tengo el derecho,- afirmo eljoven.

- Según por lo que me dijo Hermione ya notienes lazos con ella, pues la desterró,- el rubio negó.

- El solo esta molesto, solo quería que temierapero ya se dio cuenta que Hermione no le interesan las amenzas, asi que,- fueinterrumpido.

- Es igual de necio que ella, ya que sabes ellano cedera ante las amenzas de Lucius,- el rubio asintió.

- Mi padre aun no se da cuenta que Hermione estoda una Gryffindor, que a ella no le interesa el dinero de mis padres, que porella su fortuna es totalmente desechable.

- Es lógico Draco ella es independiente, unamujer que no quiere depender de nadie ni siquiera de mi, ha aceptado midinero,- el rubio sonrio sarcástico.

- Asi que Hermione se niega a que le desregalos,- el pocionista levanto una ceja.

- Crees que soy como tu, yo no doy regalos,pero es mi obligación,- el pocionista pareció reacciones,- ademas que demonioshago dándote explicaciones lárgate,- ordeno enojado el hombre de vestimenta negra.

- Bueno yo vine por una sencilla razón, quieroque me ayudes a que Hermione hable con mi Padre,- el pocionista estaba a puntode soltar un comentario sarcástico, cuando recordó la cara de tristesa de larubia al saber que estaba peleada con su Padre, a pesar de todo lo quería. Yseria un gran alivio para ella, arreglar la situación con el.

- Que se te ocurre Draco,- hablo el pocionistaante la incredulidad de su ahijado.

- De verdad asi de fácil no te opondrás,- dijocon burla el joven Malfoy.

- No tienes tu suerte,- el rubio levanto susmanos en son de paz, mientras que el pocionista escuchab con antencion el plande Draco.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Una rubia caminaba por losblancos pasillos de San Mungo, habia recibido una nota de su hermano que ladeseaba ver en su despacho, estaba a punto de rechazar la propuesta cuando suesposo le mando otra nota diciéndole que no podría comer ese dia juntos como lehabia prometido, la rubia no muy feliz con la noticia decidio responderafirmativamente a su hermano. Cuando llego al despacho observo una figura altade cabello rubia idéntico al de ella, la rubia endureció sus facciones alpercatarse que frente a ella, estaba su Padre, la puerta se cerro con un golpesonoro, provocando que el patriarca de la familia Malfoy hablara.

- Draco que bueno que llegas no tengo todo eltiempo,- hablo mientras giraba su cuerpo para ver a su hija frente a el. LuciusMalfoy un hombre siempre imponente nunca se habia sentido tan feliz, en su vidaal ver a su hija, ella a pesar d esu rebeldía era su orgullo, ya que fue lo quesiempre quiso de su heredero, que tuviera un puesto en el ministerio, ya que apesar de que el sabia que ella, era por el momento un simple auror, masadelante con su cerebro llegaría lejos, con ayuda de el. Solo que en ese momentoambos estaban enfadados ya que al padre se le ocurrió amenazar a la únicapersona que se habia atrevido a desafiarlo, eso en lugar de llanarlo de odio,lo hacia de orgullo al ver que su hija, era toda una Malfoy.

- Padre,- hablo ella con respeto. Su corazón sedetuvo, ella a pesar de todo quería al hombre frente a ella, si habia discutidoy a ella le molestaba que el no la apoyara en sus desciones, por eso habiadiscutido aquel dia, el silencio invadió el lugar, la rubia se sentíaverdaderamente incomoda ante la presencia de su Padre, pero no por las razonesque el pensaba, era todo lo contrario, ella no quería sentirse en su presenciaporque sentía que de que de alguna manera no era digna de estarlo, por su formade pensar y sus desafíos contantes ademas del hecho que para los ojos delhombre frente a ella, su persona era la muestra mas viable de la decepcion, asique hablo solo para pretender marcharse,- me retiro a la vista que Draco teniauna cita contigo,- la bruja se dio media vuelta cuando su Padre hablo.

 

- Aura huyes,- dijo con desafio,- crei que erasmas valiente,- la rubia solto la manija de la puerta sabiendo que ese era unreto para permanecer en la misma habitacion, ella giro su cuerpo para quedarfrente a su Padre.

- No me voy solo tengo curiosidad para quequieres que me quede, si tanto desafias mi presencia,- el rubio sintió un tonoduro dirigido a el, realmente el no estaba acostumbrado a que lo desafiaran ymenos sus hijos, eso era lo que le extrañaba de Hermione, ya que ni las amenzasde quitarle su herencia habia logrado que hiciera que el pedia.

- Solo quería probar tu valentía,- afirmo elrubio, sabiendo que lo que el quería era saber de ella, como estaba pero no loharía.

- ¿Porque?,- pregunto dándole la espalda a suPadre, era tonto pero quería saber la razón del que ella fuera tratada de esaforma, al rubio pareció no creer esa pregunta,- ¿soy tan mala como hija?,-volvio a cuestionar,- yo nunca he sido una persona que busca coplacer a nadie,pero por alguna razón todo lo que hago te parece incorrecto, no entiendo talvez estas decepcionado,- cuestiono molesta,- cuando supe sobre mi verdaderafamilia, me sentí mas que molesta intimidada, ya que ustedes eran todo lo queyo no soy. Mi madre una mujer dedicada a su hogar, mi hermano obediente a ti ytu un hombre que por cada lugar que pasa imporne respeto, sin embargo yo solosoy la amiga de Potter, no me molesta pasar desapersibida, pero no soy comoustedes, tampoco me interesa el poder, solo que comprendas mis diferencias, yme aceptes como soy,- el rubio la observo perplejo, cuando iba a interrumpirHermione lo interrumpió.

Dejaque termine,- suspiro y dio media vuelta, el rubio observo muestras latentes dellanto asi que solo la observo hasta que ella misma volvió a hablar,- siempresupe que para estar a su altura debía ser como ustedes, pero no lo soy tengoideas diferentes, acepte un matrimonios sin sentido porque de verdad me negabaa perder mi varita, pero cuando por fin acepto ser la esposa de un hombre queen un inicio no me soportaba tu me rechazas, me amenazas, por merlin, no soyuna niña no puedes amenazarme, ademas con una tontería como desheredarme, sabescuanto tiempo pase viviendo con lo minimo de dinero, mucho. Si me quede conustedes acepte todo esto no fue por el dinero, fue porque al conocerlos, aldarme cuenta que no eran como aparentaban, les tome mucho amor, como mifamilia, fui en contra de mis propios ideales por ustedes para que a la primerademuestres que por algo odias a las personas como yo, diferentes a tupensamiento, ademas que todo lo que no encaja contigo lo deshechas.

Yojamás crei poder sentir afecto tan rápido, pero fue de esa forma.Lamentablemente no soy lo que esperas y tenlo por seguro que jamás lo sere situ idea de hija es que me quede callada a cada palabra que dices, eso no estaen mi naturaleza. Espero que al menos intentes comprenderme y me permitas ver ami Madre ya que ella no tiene la culpa de tu forma de ver el munso. Gracias portodo espero que un dia puedas verme y saber que no fue mi intención no obedecertus reglas, solo que mi vida no es como la tuya o la de la familia,- la brujamas inteligente de su generación, al terminar su discurso, espero a que suPadre le hablara, minutos despues de un silencio absoluto, el patriarca de lafamilia Malfoy hablo.

 

- Hermione jamás conoci a nadie que no solo medesafiara, me gritara ademas de todo esa persona es mi hija, una mujer quesegún mi crianza debía ser aun ma sumisa que tu hermano, cuando el me dijo quedeseaba ser medimago, me enfade, despues lo entendí sin embargo nunca lo heapoyado, al creer que es un trabajo inferior a un Malfoy, pero al final loacepte es mi único hijo varon,- el rubio solto aire,- ahora tu llegas, unajoven que siempre crei inferior, pero al mismo tiempo cuando supe que eras tumi hija, la que por tanto tiempo busque, no pude evitar sentirme orgulloso,- laquijada de Hermione cayo al suelo,- pensar que eras la bruja mas inteligente detu tiempo, ademas valiente y leal a un causa, luchaste aun estando endesventaja de verdad que me hace sentir orgullo saber que eres mi hija. Me hasdesafiado no hay nada que no me moleste mas que eso, pero aun asi no te quierolejos de mi vida, se que he actuado con impulsos, pero no encontraba otra formaen que entraras en razón, Severus despues de lo que te hizo no merecería querespirara tu mismo aire nunca, por eso te amenace,- la rubia lo observo.

- Espero ahora sepas que tus amenazas no tienenvalor alguno para mi cierto,- su padre asintió.

- Espero solo que si tienes algún problemaacudas a nosotros.

- Claro que lo hare,- ambos se quedaron ensilencio hasta que el rubio se acerco a su hija, para pone una mano en suhombro.

- A mi me educaron para ser firme no mostrarsentimientos, pero esa educación me llevo a casi perder mi familia, asi queespero este sea un comienzo para nosotros, quiero dejar claro que nunca me hasdecepcionado, que has elegido caminos que nunca pensé una Malfoy haría, escierto pero todo eso conbinado con tu rebeldía te hace especial, espero puedasaceptar tener contacto con nosotros,- la rubia asintió, momentos despues abrazoa su Padre ocultando su rostro en su pecho mientras sintió el cuerpo tenso delhombre a quien se aferraba, para momentos despues sentir que era protegida porsus brazos, no hubo mayor ruido hasta la puerta fue abierta, haciendo que losque se abrazaba soltaran sus cuerpos.

- Vaya veo que no destruyeron mi despacho,- seescucho la voz burlona de Draco, la rubia observo a su hermano entrecerrandolos ojos, para tomar su varita y antes de hechizarlo una mano la detuvo al verquien sostenía su brazos, se enfureció mas al ver a su esposo.

- Asi que ustedes,- el rubio asintió con unasonrisa de lado.

- Por suerte todo resulto o no padrino,- elpocionista tomo la varita de su esposa, mientras ella cruzo sus brazos yfrunció el ceño.

- Pero como se atrevieron, nos encerraron de tino me extraña pero tu Severus,-el pocionista solo rodo los ojos.

- Despues hablamos,- sesio. Ella solo asintiómientras su Padre y Hermano observaban al pocionista,- yo solo puedo agregarque espero no sigas enfadado Lucius,- dijo con sinceridad.

 

- Lo único que te puedo decir, es que si lalastimas te mueres,- se acerco a su joven hija,- cuando quieras algo mandameuna lechuza,- ella asintió,- despues hablaremos Draco estas estúpidas ideastuyas,- agrego antes se irse, la rubia tomo del brazo a su espos y antes desalir dijo.

- Gracias por la ayuda,- instantes siguienteella salía del consultorio hacia el callejos diagon.

Oo0o0o0ooo0o0O

En un consultorio solo queunos dias despues, un joven de cabellos rubios estaba terminando algunosdeberes pacientes y mas pacientes, eran increíbles e incontables, suspiro defrustración ya que en esos dias su esposa se habia estdo sintiendo mal, estabapreocupado pero tenia que esperar, para poder revisarla ya que ella decía que soloera cansancio y que se recuperaría pronto, esperaba que fuera de esa manera, noquería que le pasara lo mismo que a su hermana, ya que los síntomas eranparecidos al de un embarazo, solo quería saber asi que ese dia le haría elhechizo para asegurar sus sospechas. Un ruido sonoro retumbo en la habitacion,haciendo que el joven medimago saltara de su aciento, cuando levanto la miradavio a su joven esposa frente a el, pero su estado era indesifrable, se veía conlos ojos llorosos, el rubio se levanto para verla, acerco su cuerpo al de ella,mientras la tomaba d ela cintura la joven lo abrazo y beso mientras el lapegaba a su cuerpo, el joven la miro a sus bellos ojos, mientras la jovensuspiraba.

- Tuve cita con Antony,- el rubio rodo losojos,- no te enfades sabes que es mi medimago,- el joven Malfoy asintió,- elpunto es que lo confirmo,- con una sonrisa dio la noticia.

- Cuanto,- cuestio el rubio.

- 2 meses,- el junto su oído a vientre plano desu esposa, mientras sonreía.

- Gracias,- le dijo mientras ambos se besaban.Ellos planeaban tener familia y esa noticia los hacia felices ya que ella, porfin habia confirmado su tan esperado embarazo.

O0o0o0o0o0o0o0O

Una tarde una familia estabasaliendo de una tienda de libros, un licántropo con su joven novia, una lindamedimaga que cargaba a un pequeño de cabellos azules, el sonreía a la mujer, mientras ella jugaba con elpequeño, era la familia feliz hecha en persona, se veían adorables ycompenetrados. Los tres caminaron por el callejón diagon, hasta un heladería, lasombra que los observaba se quedo afuera de escena, observando como los tresreian sonoramente. De pronto una mirada se poso en ella, la bruja se sintióhelada al ver una mirada café, antes llena de amor, trasformada en furia. Lasombra vio que el se levantaba para ir hacia ella, antes de que pudiera pensaren huir el estaba frente a su rostro, la metamorofomaga sintió que moriría porla mirada que el tenia sobre ella.

- ¿Quédeseas?,- cuestiono el licántropo a su ex esposa.

- Nada,-aseguro con voz apagada. El licántropo no podia verla de esa forma, el no teniael corazón.

- ¿Quieresverlo?,- pregunto, ella negó.

- Solovengo a despedirme, quería guardarlo en mi memoria,,- el licántropo la observoperplejo,- me voy Remus para siempre, yo cometi muchos errores, que no merezcala compañía de mi hijo, si el en algún momento desea verme cuando sea mayor loestare esperando, pero supongo que tu formaras una hermosa familia, se queelegiste bien, pero no tengo nada mas que hacer en Londres,- el negó.

- Estu hijo,- afirmo indignado por la actitud de ella.

 

- Sipero perdi mis derechos, al abandonarlo al anteponer otras cosas a mi hijo, nopuedo verlo sin sentir culpa, también se que es tarde prefiero alejarme y quesean felices,- el licántropo no la comprendía.

- Noentiendo el es tu hijo, una cosa es que entre tu y yo las cosas no funcionaranpero otra es que te alejes,- ella negó.

- Todova relacionado, nunca supere mi pasado cuando tuve a Ted, y supe la verdad deSeverus, quise dejarlos por el, pero me arrepentí, despues cuando me entere desu boda, quise salir a buscarlo, en realidad el siempre fue una prioridad en mivida, de verdad perdón,- el castaño al sentir su mano sobre el brazo de el, loretiro con enfado.

- Entiendoque no me ames, pero a el, no tiene la culpa,- suspiro,- tienes razón, si noquieres a tu hijo es mejor que lo olvides, cuando el crezca y si desea tenercontacto contigo lo hara, pero sera su decisión, que tengas una buena vida,- lametamorfomaga observo por ultima vez a su hijo y ex esposo. Mientras que la mentedel castaño solo estaba puesta en su hijo y la mujer que ama, ella quien le diouna oportunidad, solo tenia que vivir el presente, ya que ellos representabansu futuro feliz, lleno de armonía con una mujer maravillosa y un hijo que nuncaabandonaría.

O0ooo0o0o0o0o0O

En una biblioteca una joven estabametida en sus libros, revisaba una excelente que su esposo le habia dado, ellano se acostumbraba al lugar era inmenso y tenia una colección infinita delibros que al parecer de la joven Sra. Snape eran asombrosos. Seguía revisandocon mucho cuidado cada una de las paginas. Tenia dos meses que habia decidoreconciliarse con su Padre, en aquella trampa que Severus y su hermano lepusieron, ella tenia que aceptar que gracias a eso, pudo volver a hablar con elhombre que le dio la vida, ahora comprendía muchas cosas, de la personalidad desus padres por suerte ella misma pudo abrirse con el para que ambos asumieranque eran diferentes pero no por eso debían estar peleados, solo debíancomprenderse.

El gesto de Severus fueincreíble, el era una persona gentil que habia demostrado preocuparse por ella,ambos habian comenzado a tener charlas mas intimas, de alguna forma indirectahabia hecho planes, de alguna extrañs manera su relación comenzaba a funcionar,ambos eran personas difíciles pero al mismo tiempo podían convivir, ella aunvivía con Remus, pero eso era una forma de explicarlo desde hacia una semanaestaba durmiendo en la mansión, el pocionista era atento, eso a la joven leemocionaba, no era como los príncipes azules pero si un caballero, en esetiempo ellos habia destinado tiempo en concerse, salir en algunas ocasiones ysobre todo pasar tiempo juntos, en la botica en la mansion la finalidas eraconocerse, el era un hombre misterioso pero atento. Sin darse cuenta el librolo habia deja abierto sin ser leído por ella, una voz que le era familiar sono.

- Hermione,- hablo la voz femenina de un cuadroarriba de la chimenea, la rubia sonrio al reconocer a la dueña de esa voz.

- Hola Eileen,- la saludo con cortesía, elcuadro mostro poner en su rostro una especia de sonrisa.

- Me alegra que dejaras de lado lasformalidades, querida,- la rubia asintió,- estabas en algo importante,-cuestiono el cuadro.

- No solo revisa un texto que Severus encontrópor mi,- la mujer del cuadro asintió.

- Me alegra que alguien demuestre amor yrespeto por los libros de esta casa.

 

- Yo siempre he admirado una buena lectura,- sequedaron en silencio,- me alegra que hayas decidido visitar los lugares de tuscuadros,- sonrio.

- Si solo que aun no me alegra que no hayanpuesto uno en la habitacion que sera de mi nieto,- dijo molesta, la rubia sesonrojo

- Ya hablamos de eso, no tendremos hijos,estamos en nuestra etapa de conocernos,- afirmo la rubia.

- Etapa que duro mucho, Hermione, mi hijo no esun niño debe tener familia antes que no pueda disfrutarlos,- la rubia sonriocon nostalgia, recordando a su pequeño.

- Pronto,- aseguro. La mujer del cuadro sequedo en silencio, ya que a Hermione siempre le incomodaba ese tipo depreguntas pero que podia responder que se moria de miedo de ser mama, ademasque primero quería conquistar a su esposo, pues sobre sus problemas pasados, elhabia demostrado su arrepentimiento, pero aun habia algo que le impedía creerledel todo. Los ruidos de la mansión fueron interrumpidos, creanso penumbra,cuando de pronto, un sonido una una puerta sono, provocando un gran estruendo.Provocando que la rubia brincara del susto, de inmediato se puso de pie, peroel cuadro le dijo que esperara, la joven tomo su varita, mientras la imagen dela madre de Severus iba a la sala a inspeccionar, por suerte la imagen deEileen se habia atrevido a salir de la habitacion donde se encontrabarefugiada, aun no hablaba con algunos retratos, pero salía a otrashabitaciones, su lugar preferido la biblioteca. Mientras tanto la joven Sra.Snape, se acerco a la puerta de la biblioteca para escuchar que sucedia. Cuandoabrió la puerta de la biblioteca escucho gritos. Antes de que saliera el cuadrollego.

- Hermione una mujer discute con Severus,-afirmo la mujer del retrato,- tiene un color de cabello extraño,- antes de quepudiera decir mas, la joven llego hasta donde estaba la sala y sin ser vista sedetuvo ante la escena que estaba frente a sus ojos. Severus tenia a Tonkstomada por los brazos mientras ella tenia una cara de horror, el pocionista legritaba.

- Te he dicho que te alejes, estoy enamorado demi esposa,- a la rubia se le congelo el alma ante esa afirmación,- de verdadquiero que te vayas y no vuelvas porque no respondo,- afirmo el pocionista.

- Pero Severus yo te amo,- afirmo la metamorfomaga.

- Mejor vete antes de que pierda la paciencia,ademas no quiero que intentes volverte a meter con Hermione, porque lo sabre,-afirmo el pelinegro. Cuando la metamorfomaga se iba a marchar la rubia quiso unpoco de venganza, salió de atrás de la puerta y avanzo.

- Tonks a donde crees que vas,- dijo conironia, el pocionista al ver a su esposa con la varita en mano, temió porquehiciera una tontería, asi que se acerco a ella para tomarla de la cintura, elcalor invadió su cuerpo, mientras la rubia se estremecía.

- Que quieres,- hablo molesta.

- Es querida,- dijo con sarcasmo,- te lopregunto yo a ti, que deseas hablar con MI marido en MI casa,- hablo la rubia.

- Solo despedirme,- ella rodo los ojos.

- No se que pretendes y no me interesa, perodebo decirte que te largues, y si te vuelvo a ver creeme que te maldeciré tantasveces que ni sabras quien lo hizo, ahora largo,- antes de que se fuera volvió ahablar,- no te vuelvas a hacercar a mi marido,- la metamorfomaga sin hablar semarcho. La rubia creía que su esposo estaría feliz, por lo que hizo, pero alverlo a los ojos, no se mostraba feliz, ella suspiro,- hice mal,- cuestiono.

 

- No, solo no quiero que seas tan vengativa, elodio no lleva a nada bueno, te destruye, por eso debes superar el pasado. Ella yyo no tenemos nada por eso olvidalo,- la rubia asintió.

- No lo volveré a hacer, pero no me gusto verlaen la casa,- el pelinegro asintió en señal de que comprendía.

- Solo no hagas tonterías, de las cuales tepuedas arrepentir,- el pocionista le dio un beso en la frente como era habitualen el,- tomamos te en la biblioteca estabas estudiando cierto,- ella asintió,-entonces vamos,- sin percatarse el matrimonio Snape fue a la biblioteca, y elpocionista aun la tenia tomada de la cintura.

O0ooo0o0o0o0o0O

En una habitacion, una jovende cabellos rubios estaba dando vueltas en si cama, dentro de su mente teniauna horrible pesadilla, donde perceguia una luz que se alejaba, pero cuandollegaba se daba cuenta que era su hijo, el la dejaba triste por su partida, enese momento se despeto sudada y con el corazón latiendo rápidamente, la mujerse seco el sudor y se levanto de la cama, quiso caminar pero le daba miedoestar sola, antes el aroma de la almohada la calmaba pero ahora que el aroma sefue, ella se sentía sola por las noches.

Penso en que necesitabaalgo, o mas bien a alguien. La forma en que la defendió esa tarde le hizo verque el podia de verdad amarla, era eso o solo lo dijo para alejar a Tonks, ellase sentía insegura pero al mismo tiempo quería comprobar si era cierto que elpocionista la amara. Abrió la puerta de la recamara, ella sabia donde seencontraba en esos momentos, asi que se fue a una puerta lateral a l suya y la abriócon cuidado, entro sin hacer ruido, hasta la cama observo al hombre dormir, se veíatan calmado, ella no entendía en que momento se enamoro de el, solo sabia queno podia vivir sin su compañía, fue al otro lado de la cama y se metió debajode las cobijas, puso su cabeza en el pecho del pocionista y al sentir su aromaintento dormir. Se sintió relajada durmio no supo cuanto tiempo, solo su cuerpoestaba descansado cuando despertó y por extraño que pareciera, seguía sobre suesposo, el tenia su mano en su espalda, cuando la joven levanto el rostro se encontrócon los ojos del hombre que le robaba el aliento, ella sonrio como pidiendodisculpas pero cuando intento levantarse el se lo impidió.

- Duerme si lo necesitas, no me ire a ningún lado,-afirmo el pocionista,- por lo que veo me tomaste de almohada,- sonrio de lado.

- Yo perdón, pero no podia,- el pocionista pusosu dedo en los labios de su esposa.

- No importa si lo necesitas no tengo problemaen dormir contigo, solo que no quiero precipitar las cosas,- la rubia sonrio.

- Creo que ya pasamos esa etapa, ya hemos,- sesonrojo.

- Entiendo pero eso no quiere decir nadaHermione, fue una vez y aunque haya sido miles, te prometi respetar y esopienso seguir haciendo.

- Y si yo quiero que no se comencemos a hacerotras cosas,- el pocionista levanto una ceja,- no eso, pero si algunos besos,yo se que no eres cursi pero no se alomejor,- el pocionista no dejo terminar eldiscurso de la joven, ya que la tomo del mentón y beso con delicadeza suslabios, rosando primero labio con labio, sin produndizar nada.

- Sabes que tu marcaras el ritmo de nuestra relación,no te forzare a nada y cundo quieras que pare lo hare,- ella asintió. Lo volvióa besar ahora un poco mas intenso, el deline sus labios con su lengua como pidiéndolepermiso ella abrió los labios, para sentir la lengua de su esposo entras enella, saboreo la sensación y el beso se profundiso el pelinegro quedo sobre larubia mientras ella jugaba con su largo cabello negro. Siguieron caricias, peroal sentir la mano del pocionista en la pierna de ella lo detuvo, el se separo yasintió.

 

- Creo que eso fue todo por hoy,- el pocionistala atrajo hacia el.

- Ahora me diras porque despertaste en micama,- ella sintió, siempre habia tenido confianza en el.

- Yo tuve una pesadilla,- afirmo la joven,-desde el accidente donde perdi al bebe,- el pocionista se sintió mal al orilahablar del tema,- sueño con el, que se aleja siento culpa porque no se sihubiera,- antes de que continuara el pocionista hablo.

- No fue tu culpa, fue un accidente yciertamente, no debes sentirte culpable,- ella bajo la cabeza, el pocionistalevanto con su dedo el mentón de la bruja,- eres una mujer valiente que suposalir adelante, aunque te sintieras mal, ahora debes salir adelante y si yo tepuedo ayudar lo hare, creeme no estas sola en esto,- afirmo el pocionista.

- Lo prometes Severus, que no me dejaras,- ella abrazo por la cintuta.

- Prometo Hermione que te apoyare en todo,siempre estaremos juntos formando un equipo para derrotar todos los obstáculos,eres mi prioridad,- ella asintió y tal promesa no podia cerrarse de ningunaotra forma que con un beso maravilloso lleno de amor.

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

Espero les hay gustado elcapitulo. Gracias a las mas de 10, 000 lecturas, a las 106 favoritos y a los137 comentarios sin ustedes esta historia no seria posible, besos

Holaantes que nada quiero agradecer, que me encanta en el apoyo que me estan dandoen la historia, de verdad gracias mis lectores son encantadores, por seguir lahistoria, paciencia en mis actulizaciones, bueno no tengo muchas palabras paradecir los agradecida que estoy, lo único que puedo hacer es demostrar mi cariñopor ustedes dando un capitulo que les guste besos.

Capitulo 29: Una carta.

En una hermosa cabaña en laorilla de la playa, un joven de cabellos castaños, observaba la ventana, sesentía extremadamente satisfecho con su vida, el giro que apartir del diaanterior habia hecho, el era un hombre con un pasado oscuro, habia tomado malasdesciones, de las cuales se arrepentía, ahora era un hombre nuevo, enamorado dela mujer mas hermosa que pudiera tener a su lado, observo hacia la cama dondese encontraba un mujer de cabellos rubios, recostada en la cama, una delicadasabana cubria su cuerpo.

Ella simplemente eraperfecta, con todas sus excentricidades, la hacían increíblemente hermosa, superfecta naturaleza ingenua pero observadora, hacían que el pensara en laposibilidad de tener un oportunidad a su lado, ella le demostró que su pasadono importaba solo su presente, uno que compartían le llenaba de orgullo saberque ella era su esposa, su mujer, su amiga, su amante que Luna Nott era suya entodos los aspectos. El dia anterior se habian casado en una ceremonia por decirmas, sencilla. Con gran entuciasmo el le hubiera dado la boda de una proncesa,pero la joven se negó, argumentando que no era necesario, asi que eso los llevoa una unión sencilla, donde solo las personas mas importantes estuvieronpresentes, donde Hermione y Draco fueron los padrinos de su boda. El castañonunca se habia sentido tan feliz, pues ella complementaba toda su vida,recordaba lo angelicar que se veía, simplemente perfecta, escucho un leve ruidodonde al voltear observo a Luna moviéndose, se acerco a su lado de la cama paraabrazarla, ella momentos despues abrió sus hermoso ojos, para contemplar a suahora esposo, embozo una hermosa sonrisa para despues besarse de manera tiernay pausada, el hobre castaño, la tomo de la cintura y la levanto sin esfuezopara de esa forma, sentarla en sus piernas, la fina sabana resbalo de su cuerpodejándola completamente desnunda, siguieron con sus besos, hasta que por faltade aire se soltaron, ambos sonrieron.

 

Entre ellos no erannecesarias las palabras, pues sabían que les deparaba un futuro, lleno de amor,ambos eran almas que se encontraron por el destino, ahora habia sellado suunión, sabiendo que el amor mutuo siempre los mantendría unidos.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Una pareja que para muchosera extraña, se encontraban en el departamento de aurores, ambos charlandoanimadamente, mientras se daban un tierno beso, muchos los miraban como sifueran bichos raros, pero la realidad es que se amaban con locura, ella habiasufrido el despresio de sus padres, su mismas desiciones la llevaron a uncamino donde si seguía de esa forma, terminaría lastimada, mientras que elazabache, despues de ver morir a las personas que amaba, pensaba no podersuperar los obstáculos de la vida, al sentirse completamente solo, por suertepara el joven salvador del mundo, el amor se presento envuelto en una mujer quepor la apariencia demostraba ser fría, pero no era de esa manera, todo locontrario, una mujer hermosa le enseño como vivir, simplemente ambos estabanagradecidos de estar juntos.

- Asi que Sra. Potter, ¿Dónde desea ir a comerhoy?,- cuestiono el azabache.

- No se a donde sea Potter,- le respondió conuna sonrisa plasmada en su fina boca.

- Estaba pensando en el mundo muggle,- lapelinegra sonrio.

- Me encantaría,- ellos sonrieron de maneraromantica.

- Que melosos,- se escucho una voz, la peliegralevanto el rostro para ver a Hermione de pie, sonriéndoles,- es broma,- aclaro.

- Que graciosa,- ambas chicas se saludaron conun beso y despues abrazo a su amigo.

- ¿Todo bien?,- cuestiono el azabache, la rubiavenia de una misión, muy complicada, donde salieron unos hechizos, de variaszonas provocándoles unas lesiones en su brazo.

- Si, solo que hubo una emboscada y bueno Ronesta aturdido,- desde lo acontencido con Tonks, a la rubia le habia asingnadode compañero a su amigo pelirrojo,- estoy cansada,- la rubia suspiro.

- ¿Adonde comeras?,- cuestiono la pelinegra, larubia se quedo un momento en silencio hasta que recordó.

- Rayos,- se levanto de golpe, acomodo su bolsomientras sus amigos la observaban. Cuando estaba por terminar, una voz resonóen el lugar.

- Snape te buscan,- la rubia levanto la vistapara ver a Severus en el marco de la puerta, con su semblante seria como decostumbre, mientras ella se ponía roja, sus amigos sonreían.

- Creo que te llaman,- afirmo la pelinegra.

- Si no me dices jamás lo notaria,- dijomientras se despedia,- nos vemos mañana,- ambos asintieron mientra la rubia seacomodaba la túnica del uniforme de auror, y salía al encuentro de su esposo.

 

- Creo que se veía feliz,- aseguro lapelinegra, el azabache tenia el ceño fruncido.

- Aun me es extraño,- afirmo el joven mientrastomaba la mano de su esposa y l besaba para de esa forma seguir haciendoplanes, para la comida, sabiendo ambos que el amor que se tenían los seguiríauniendo por el resto de sus vidas.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Cuando la rubia vio a suesposo en la puerta del departamento de aurores, se maldijo por verse tan malvestida, por Merlin tenia la túnica de auror, que si estaba limpia, pero ellatenia un aspecto cansado, ademas de que no quería verse mal para el pocionista.La bruja misma se sorprendió de sus pensamientos, ya que desde esa mañana quese besaron en la habiatacion donde dormis su esposo, bueno hasta ese dia, yaque despues de esa mañana, ambos volvieron a compartir la cama.

Ella se sentía maravillosa asu lado, despues de la confesión de Severus a Tonks ella se sintió un poco massegura, con respecto a los que el podría llegar a sentir por ella, aun teniadudas pero sobretodo miedo a que despertar un dia y pensar que el solo estabacon ella por su deber, eso sin duda le dolería. Pero sin duda el verlo paradoafuera de su trabajo esperándola, le alegro totalmente la tarde, sonriomientras el pocionista hacia una mueca de lado, sonrisa que solo ella recibia,el hobre extendió su brazo para que su joven esposa lo tomara.

Ambos caminaban en silencio,ella sabia que el no era expresivo y menos en publico, siempre era discretosante las muestras de afecto en publico ella se sonrojaba cuando estaban solos yambos podían sentirse mas libres, ante la mirada de muchos que aun era unespectáculo verlos caminar, la rubia solo avanzaba segura de la compañía deSeverus. Tomados del brazo salieron del ministerio al callejón diagon, la rubiasuspiro al sentirse lejos de las miradas de sus compañeros de trabajo.

- ¿Dónde quieres ir a comer?,- cuestiono elpelinegro. Ambos habia tomado tradiciones, una vez por semana, iba a cenar,mientras que los dias en que estaban libres comían juntos. Pero a la rubia leentro una duda.

- ¿Quedamos en que fueras por mi alministerio?,- cuestiono, el pocionista negó.

- Tuve una reunión con Kingsley, asi que pasepor tu departamento, ya que vi a Weasley, asi que imagine estabas desocupada,-respondió.

- Esta bien,- respondió,- en realidad no estoyvestida para ir a algún sitio, vamos a la botica mejor,- el pocionista levantouna ceja.

- Recuerdas que los elfos hoy no trabajan,-afirmo el pocionista. Era cierto la rubia le habia costado mucho esfuerzo quelos elfos, dejaran que ella les diera, un sueldo y un dia a la semana libre.

- No lo recordaba,- aseguro.

- Asi que,- la rubia sonrio.

- Tu decide,- el asintió mientras la guiaba aun pequeño restaurante mágico, donde fueron recibidos efusivamente, ambosentraron en un privado bajo la mirada de los presentes, quienes se sorprendíanal verlos juntos, para nadie era un secreto el motivo de ese matrimonio asi queera sumamente raro, verlos tan felices, el pocionista retiro la capa de aurorde Hermione, dejándola con un traje entallado al cuerpo, el pelinegro trato deno ser indiscreto pero no era para negarse que su dulce esposa tenia un hermosocuerpo, suspiro al ver que en su brazo tenia un fuerte golpe. La ayudo asentarse, mientras la capa la ponía an lado, el tomo asiento frente a ella,mientras esperaban su comida, bebían vino de elfo.

 

- ¿Para que fuiste con Kingsley?,- cuestiono larubia.

- Me quería pedir que investigara un asunto,-respondió sin dar mas detalles, ella acostumbrada a la discreción de su espososonrio sabiendo lo cerrado que era con temas de su trabajo.

- ¿Y esa herida con que fue?,- cuestiono elpocionista.

- Cosas de trabajo,- respondió tajante,mientras ponía una sonrisa en sus labios,- de verdad, fui a una misióntemprano, y a Ron lo aturdieron, cuando lo estaba sacando del lugar, con losrefuerzos, un hechizo impacto en mi brazo, pero creeme se ve peor de lo queduele,- el peliengro solo negó.

- Espero que digas la verdad,- dijo el hombremirada penetrante.

- No te enfades pero sabes que asi es mitrabajo,- el asintió.

- Es verdad pero no dejare de recalcar quecuando estes lastimada, me pidas pociones, las que usan en el ministerio,podrán ser las que yo proporciono pero no las saben aplicar, asi que,- la rubialo detuvo.

- Ire contigo, lo se me lo has dicho unacantidad extremadamente grande de veces,- ambos continuron con su comida,mientras charlaban de su dia a dia.

Ambos a pesar de serdiferentes en algunos sentidos, podían llegar a compenetrarse de una maneraincreíble, sus personalidades simplemente chocaban en algunas peleas, pero lamadures de Severus hacia que Hermione terminara quedándose calladas, algunasveces, eso era algo que nadie habia logrado solo el pocionista.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Siguiendo la tradiciónsemanal del matrimonio Snape, la joven esa noche estaba frente a su espejo,acomodándose un hermoso vestido, de color negro. Sencillo era ceñido enmarcabacada una de sus curvas, la joven todavia se sentía intimidada por el cuerpo quedesarrollo con el tiempo, ademas que por el físico de los Malfoy cambio enalgunas partes de este, su cabello caia en delicadas ondas, el reflejo de lorubio era encantador, ella se maquillo ligeramente, pues tenia ansias de verlo,ella lo amaba y cada dia estaba segura que el podría sentir algo parecido, esoesperaba ya que si no era de esa forma, se moriría. Estaba dando los últimosretoques a su atuendo, por alguna razón su esposo le habia informado a la rubiaque irían a un lugar usualmente mas elegante de lo normal, asi que le habiadicho usara un vestido de noche.

En otro lugar de la mansión,el pocionista estaba en su biblioteca, cerraba el cuadro de su Madre, ya quedetrás de este se encontraba una pequeña bobeda con algunas reliquiasfamiliares. Cuando cerro el enorme retrato de la mujer que le dio la vida, estaal verlo tenia una mueca que parecía una sonrisa, un gesto que sin duda elpeliengro habia heredado, observo a la mujer del cuadro, esta veía con duda lacaja de terciopelo verde que tenia en las manos, ella asintió demostrado suaprobación, pues sabia a la perfeccion que haría con tan antigua reliquiafamiliar.

Ellos rara vez hablaban, enrealidad el pocionista estaba sorprendido al ver como su Madre charlaba tananimadamente siempre que tenia oportunidad con su joven esposa. El hizo unareverencia hacia su hermosa progenitora, antes de abandonar la habitacion,subió las enormes escaleras. Que cansadamente recorría dia y noche, en realidadal pocionista nunca le habia satisfecho vivir en ese lugar, pero lo habia hechopor Hermione, de igual forma habia tomado esa decisión porque se negaba la ideade cotinuar viviendo en la Hilandera no le gustaba, aun menos haría queHermione viviera en tan tétrico lugar. Finalmente llego a la puerta de la habitacionque compartía con su mujer, y toco suevemente, espero hasta que ella le indicoque podia pasar, cuando la observo de pie frente al espejo, se veíasencillamente adorable, se acerco para ponerse detrás de ella, hizo una muecaparecida a un sonrisa, eso era lo mejor que podia hacer, sorpresa se llevaba yaque solo ella podia provocar tal gesto en el rostro de ese hombre.

 

- Te ves muy hermosa,- afirmo concaballerosidad el pocionista, ella sonrio y asintió.

- Gracias, tu igual luces muy guapo,- el hombrevestia un traje de gala, vestido en su totalidad de negro, el pocionista sacola caja, abriéndola con la punta de la varita, la joven sorprendida por laacción de su esposo, lo observo. El saco una gargantilla de esmeraldas, sujetasa una gargantilla de oro blanco, volteo a la rubia hacia el espejo quedando deespaldas el de ella, y puso con delicadeza, el collar lo abrocho y la rubia lotoco.

- Es una reliquia de la familia Prince, estodebe pertenecer a mi esposa,- la rubia se puso aun mas palida.

- Pero esto es costoso no puedo,- el pocionistala detuvo.

- Eres mi esposa, debes usar lo que tepertenece, al final todo lo que dejaron mis abuelos debe usarlo la personaindicada,- ella no lo creía a pesar de saber que el era muy rico, habiavisitado su bobeda personal donde tenia mucho oro, ademas de saber que habiaotra con la fortuna de su familia materna,- no pienses que te doy joyas conotra intención,- aclaro,- solo te doy lo que te corresponde.

- Pero me da miedo, si ya con el anillo que mediste para casarnos, temo perderlo, imagina esto,- el pocionista negó.

- Sabes que las joyas están hechizadas paraevitar eso,- ella asintió.

- Pero si no has sacado nada de la bóveda,- elpocionista levanto una ceja.

- Dentro de la biblioteca hay una bobeda dondeestán las joyas mas antiguas,- la explicación provoco una gran sorpresa en lajoven,- es hora de irnos,- el pocionista tomo la capa de la joven, la puso condelicadeza sobre sus hombros para despues salir de la mansión, llegaron a unrestaurante que muy elegante la joven Sra. Snape, se sentía fuera de lugar enrealidad nunc le habia gustado ese tipo de sitios, en la entrada un hombre lesdio la bienvenida.

- Sr. Snape, pase la mesa esta lista,- elpocionista dejo pasar primer a su dulce esposa mientras el acanzaba detrás deella, sintiendo mas de una mirada curiosa sonbre ellos, pero aun mas estabanpuestas en su esposa, el sintió hervir su sangre, sabia que el atractivo de larubia era innegable pero eso no evitaba que el pocionista se molestara,caminaron hasta un privado, donde el mesero ayudo a Hermione a sentarse yquitar su capa, el pocionista hizo lo propio cuando la rubia estaba acomodadaen su silla, pidieron su comida y mientras esperaban, pidieron vino. Ya que larubia no toleraba bebidas mas fuertes. Cuando los alimentos estaba frente almatrimonio Snape. El pocionista no se decidia en que momento iba a decirle lanoticia, que esperaba le gustara aunque muy en el fondo sabia que no leagradaría del todo, comenzaron a cenar cuando el pocionista hablo.

- Hay una razón porque la quería hablar contigoesta noche,- la rubia asintió,- hace unos dias cuando pase a buscarte aldepartamento de aurores, te informe que habia ido a visitar al ministro, por unfavor que me pidió,- la rubia asintió,- bueno ahora te puedo decir a detallesque ocurrió ese dia,- la bruja puso todos sus sentidos en el pelinegro,- el mepidió irme investigar sobre una poción que es extremadamente rara, quiere queconsiga los ingredientes, que solo se dan en cierta parte del mundo, para sermas precisos en Italia, ademas que me ofrecieron crear esa poción y al hacerlayo antes que nadie, eso seria algo interesante en mi carrera,- la rubia sonrioya que le emocionaba que el pocionista siguiera fiel a su trabajo.

 

- Eso es genial Severus, pero,- el pocionistasiguie hablando.

- Eso no es lo importante,- tomo aire,- elasunto es que esa poción tardaaproximadamente 5 meses en hacerse, pero tengo que hacer pruebas,- la rubiacomenzaba a comprender.

- ¿Y cuando te vaz?,- pregunto con melancolía.

- De eso quería hablar, es una propuesta nodeseo que lo tomes como una orden, pero quiero que nos vayamos Italia, a vivir un tiempo si lo deseassolamente, pero si de verdad queremos que funcionemos como matrimonio, seriauna idea alejarnos de todo, de las vistas curiosas, solamente nosotros,- larubia comprendía el punto, pero no estaba convencida.

- Yo no se que decir, la realidad que la ideade irnos es encantadora, pero mi trabajo, mis amigos,- cuestiono la rubia.

- Kingsley me informo que si te ibas conmigo,podias pedir tu traslado a Italia.

- Lo entiendo.- dijo aun no muy convencida.Habia un motivo que ni ella misma comprendía, por el cual se negaba irse con el, pero de igual forma necesitabaella informarle algo ese dia, de una junta de la tarde en el departamento deaurores.

- No te estoy forzando, incluso si decidesquedarte, puedes hacerlo mientras vivas en la mansión tu magia no sedebilitara, solo crei que era la mejor decisión,- hablo el pocionista.

- El asunto es que yo te iba a informar de algoesta noche,- el pocionista levanto una ceja,- nos mandaran a una misión, quedurara al menos 4 meses, es mi responsabilidad realmente no me gusta fallar,-el pelinegro asintió.

- Comprendo,- le tomo la mano, sin duda noestaba acostumbrado a muestras publicas de afecto pero eso se lo podiapermitir,- tu tienes tus obligaciones, el irnos es una idea, si decidesquedarte, despues de tu misión, adelante yo regresare cuando terminen misobligaciones, en cuanto si quieres llegar a Italia, hay estare no me ire aningún lugar,- la bruja prepleja hablo.

- Asi que estas dispuesto a dejarme ir demisión,- afirmo,- crei,- el pocionista tomo la palabra.

- Que me opondría, Hermione no soy un machista,se que deseas trabajar, y eso haras hasta que tu decidas no hacerlo osimplemente dedicarte a otras cosas. Solo toma en cuenta los beneficion devivir alejados de todo esto,- señalo la puerta donde habia camarógrafosesperándolos,- tienes tu misión, ve solo que cuando vuelvas te dejare untraslador que se activara solo con tu tacto,- beso con delicadeza su mano parasegundos despues seguir comiendo.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

Hermione iba caminando porlos pasillos del ministerio, llevaba su bolsa sin fondo, mientras su mente eraun torbellino, tenia una semana de la charla de Severus, ese dia el partiría aItalia mientras ella iria a su misión, aun no comprendía porque no se habiaido, si ella lo deseaba, quería acompañarlo y comenzar de cero, tener una casaalejada de todos y hacer que su matrimonio funcionara, peo la pregunta eraporque no se habia ido, ella que siempre tenia todas las respuestas esta no sepodia responder, ningún libro le diría, lo que seria mejor para ella.

 

La tarde que le comento aPansy, su indesicion, ella le dijo que era todo muy fácil, que ella no leencontraba las dudas o la incertidumbre, pero no le dijo mas pues aseguro queella debía decidir, por su misma. Cosa que la intrigo mas, suspiro y entro aldepartamento de aurores, viendo alequipo que viajaría, observo a sus amigos, pero ella se quedo sola, pensandoque si habia hecho lo mejor, levanto su capa para cerciorarse que su varitaestaba acomodada en su pierna, cuando de pronto alguien se paro a un lado deella.

- ¿Qué haces?,- dijo la voz ya conocida dePansy, la rubia se levanto.

- Preparándome,- respondió con una sonrisa.

- No me refieron a que haces aquí, no deberíasestar iendote a Italia con tu esposo,- le dijo.

- Perdón,- dijo la rubia incrédula ante lodicho por su amiga.

- Si Hermione deberías estar con el, por Merlineso es lo que tu deseas, no entiendo porque eres tan cabezota,- le dijo conburla.

- Pero este es mi trabajo,- se defendió larubia.

- Lugar donde no te necesitamos, porfavor vetecon el, en Italia podras seguir, o incluso simplemente salirte de un trabajoque sabes no es para ti, tu odias todo esto, entraste a la academia por frustraciónno porque te apacionara, Hermione a ti te gusta hacer otras cosas en elministerio, las leyes o incluso se que serias mas feliz, en la botica con tuesposo,- a la rubia le parecía ridícula la forma en que la conocía su amiga.

- Pero,- trato de defenderse pero fue en vano.

- Sabes que no miento, solo ve con el, serasmas feliz,- la miro con dureza,- no dejes que el miedo te paralice y aparte delo que te hace feliz,- la rubia sabia que habia encontrado la palabra paradefinir el porque no se iba con Severus, miedo algo tan básico como eso, larubia abrazo a su amiga, dándose cuentaque no la veria en mucho tiempo, le deseo suerte y salió a grandes zancadaspara las chimeneas, cuando grito mansión, se aparacio. Aun no comprendía elporque, no se habia dado cuenta que algo tan simple como el miedo pamparalizocon respecto a Severus, ella sabia que si se iba con el, no tendría a quienacudir, ademas de esa forma estaría mas vulnerable, para que sus sentimientosalieran de ella, lo amaba y el miedo de no saberse correspondida la habiaorillado a tomar malas decisiones, por suerte habia recapacitado, porque ahoraestaba decidida, se iria con el, para una sola cosa, demostrarle su amor yconquistarlo, el era un hombre que no llegaría con un poema pero los hechos, laintención de querer comenzar de cero, la forma en que la defendió sabia que erajustificación suficiente para ella, y darse cuenta que el podría amarla. Llegohasta el escritorio de la biblioteca cuando una voz lo interrumpió.

- El ya se ha marchado,- dijo la voz deEileen,- pero dejo una nota,- la rubia observo el lugar y vio un pergaminodonde decía que era para ella, con la inconfundible letra del pocionista, larubia la abrió, para comenzar su lectura, pero algo dentro de ella comenzaba aromperse, al saber que no estaba, sentía que su estomago se contraía y lagrimasresbalaron por su mejilla.

Hermione:

Si les esto es porque acabas de regresar de tumisión y solo espero que te haya ido bien y no estes muy lastimada, en el casoen que estes débil o con heridas, en m gaveta hay pociones que te ayudaran,solo pidele a un elfo que te las entregue.

 

Sabes que soy un hombre de pocas palabras, perosobretodo hay cosas que me cuestas decir, por eso a lo largo del tiempo en queestuvimos conviviendo antes de esta separación, quise convercerte de miarrpentiemto, por los errores que cometi, espero que te haya quedado claro delo contrario, te lo digo ahora. Disculpa el haberte lastimafo fallado, esperorecompensarte en un futuro.

Si bien soy un hombre que no pide perdón, soyalguien que sabe cuando se equivoco, asi que reitero mis disculpas.

Hay otro motivo por el cual te escribo estaslíneas. Es algo que no te he dicho en persona pero quiero que lo sepas, antesde vernos, por si necesitas tiempo para pensarlo.

Yo nunca crei que una persona pudiera importarmetanto como lo tu me importas, cuando crei estar enamorado de Lily, fue mas quenada un amor infantil, por la primera persona que no fuera mi Madre que mequería, cuando creci me percate que no era amor, solo amistad.

Con Tonks y perdón que la recuerde, fue una tablade salvación para no volverme loco, crei que lo que me unia a ella era amor,pero ahora se que no es asi. Te preguntaras porque afirmo esas palabras,sencillo. Porque ya se lo que es sentir algo especial, diferente y pleno poralguien.

Una persona que sin pretender recibir nada acambio, me ayudo, acepto, sin conocerme no dudo de mi, y aun sabiendo las cosasmalsas que hice, porque aun haciéndolo por causas justas se que fueron erroresno me juzgo y todo eso sin conocerme realmente. Una persona con virtudes quenadie podrá tener nunca, una persona compleja, y atrayente. Con una graninteligencia, pero sobretodo saber como usarla, para beneficios de otros y noel propio.

Esa persona cambio todas mis ideas de lo que yocreía que era el mundo, llena de valor, lealtad y una belleza increíble, sinembargo su físico no me cutivo, su inteligencia si lo hizo. La persona quelogro que derritiera mi corazón e hiciera posible que yo escribiera todo esto.

Eres tu Hermione, fuiste solo tu capaz, de que estehombre lleno de errores, un pasado que lo marco, viera la vida de diferentemanera, solo tu lo haz logrado, se que nunca te he dicho nada de esto frente afrente, pero es porque no quería presionarte, por eso lo hago por medio de estacarta, por si deseas pensar las cosas, lo hagas, y el dia en que sepas lo quesientes por mi me lo hagas saber.

Yo lo único que puedo agregar es que quierocomenzar de cero, en Italia o en el lugar que elijas, pero sobre todo quieroque borremos nuestro pasado para inicier y asi poder conquistarte.

Por ultimo se que esto nunca te lo he dicho enpersona pero no puedo evitar escribirlo, pero esas palabras definen todo lo quesiento. Te amo Hermione.

Pd. Espero ser merecedor algún dia de estar en sucorazón.

Esperando tu regreso.

Severus Snape.

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

 

Perdon por dejar de esaforma el capitulo pero asi queda en mi mente, espero les haya gustado, y deverdad gracias por los comentarios, lecturas y favoritos, son un encanto.

Esta canción inspira, elcapitulo y una escena en particular, espero les guste.

https://www.youtube.com/watch?v=1Qvb-fhwx1E esde Alex Syntek. Advetencia el capitulo contiene leemon

En la orilla de un lago, unapareja iba caminando. El un hombre de aproximadamente 45 años, tomabaposesivamente de la cintura o el lugar donde alguna vez habia estado según laspalabras de su dulce y joven esposa, ella tenia 7 meses de embarazo, dejandoque de su vientre siempre plano, ahora resaltara una panza un poco mas grande,el la tenia pegada a su cuerpo ya que no quería que su esposa pudieralastimarse. Mientras que ella simplemente se dejaba querer y cuidar.

Ese sin duda era un embarazomuy esperado, ellos habia perdido hacia tiempo un pequeño del cual no sabia desu existencia hasta que ella lo perdió, hacia ya unos años, ahora este pequeñoo mas bien pequeños, crecían de manera formidable, ambos felices. El pocionistase giro para verla de frente y toco el vientre con delicadeza, ella sonrio yaque su esposo tenia esa costumbre y sus pequeños, parecían saber cuando suPadre los tocaba ya que pateaban fuertemente su vientre. La rubia puso cara dedolor ante el ultimo golpe de sus hijos.

- Te dolio,- cuestiono el pelinegro, ante elrostro de dolor de la joven.

- No Severus, no me lastimaron solo que, estosniños parecen que serán jugadores de quidditch, ya que toman mis órganos comobluggers,- la rubia sonrio ante su propio chiste, mientras que su esposoembozaba una sonrisa de lado, gesto que solo le dedicaba a ella, con amor yternura el la beso en sus delicados labios,- ¿recuerdas la primera vez que nosvimos en este mismo lugar?,- pregunto la bruja.

- Como olvidarlo,- respondió el pocionistalevantando una ceja. Ese dia nunca lo olvidaría.

Elhombre que habia sido espia por muchos años, se encontraba caminando en laorilla de un hermoso lago, que estaba a las afueras de la casa querecientemente habia comprado, para el y su esposa, el era un hombre que lecostaba decir sus sentimientos, por ese motivo cuando se fue de Londres dejouna carta para ella, ya que no se atrevía a decirle todo eso en persona, sabiaque era un cobarde pero no importaba al final lo único que deseaba es que ellaconociera sus sentimientos.

Ahoraesperaba que cuendo ella regresara de su misión llegara a su lado, sabia locomplicado que seria hacer que ella sintiera lo mismo que el, pero ahora todoestaba dicho, solo faltaba que ella aceptara, tenia una postura rigida como eracomún en el, sus manos se juntaban en su espalda, mientras caminaba. Ese lugarlo habia comprado pensando en ella, una casa de dos pisos, con pocashabitaciones un jardín hermoso y a las afueras, un lago que se asemejaba allugar donde fueron por primera vez, cuando algo comenzó a arder en el pecho delpocionista por ella el lugar era pequeño, ya que sabia su incomodidad por loslugares como la mansión de su familia. De pronto un ruido lo saco de suspensamientos, el pocionista tomo su varita apuntando, cuando a lo lejos uncabellera rubia se movia hacia el, dejando sin palabras al pelinegro, solo ellapodia llegar a la casa. El cuerpo pequeño de una mujer llego hasta donde seencontraba el hombre de mirada oscura, este la miro perplejo pero antes de queel hablara ella lo callo.

 

- Esesto verdad,- pregunto mostrando el pergamino donde el habia escrito la carta.

- Hermione,-ella levanto su mano.

- Nome interesa nada mas solo dime es verdad,- el asintió.

- Porsupuesto, quiero que comencemos desde cero,- ella levanto la mano.

- Noeso, lo que dice al final,- el sabia a lo que se refería pero no lo queríaaceptar, asi que solo sintió,- dimelo,- exigió con el ceño fruncido,- si no lodices no tiene el mismo valor,- el pocionista estaba impaciente,- eres uncobarde solo puedes escribir de tus sentimientos pero cuando te doy laoportunidad de decirlo, te niegas a que juegas Severus,- antes de quecontinuara con su relato el pocionista la interrumpió.

- Site amo, feliz Hermione ya lo dije, ahora que mas quieres,- la rubia se quedo ensilencio mientras aun sorprendida por las palabras del pocionista ella loobservo, mientras que el veía los ojos mercurio de su esposa que comenzaban airritarse por las emociones, ella se acerco mientras sonreía.

- Sabesnunca crei poder decir esto, pero soy feliz de que me hayas dicho algo tansimple pero que significa mucho, eres un hombre sensacional que llego acuidarme, sabes yo igual te amo, estoy enamorada de ti,- el pocionistasonrio de lado mientras la tomaba de lacintura y la atraía hacia el, la joven solo sintió sus labios juntarse a los suyos,mientras sus pies abandonaban el piso ella se aferro al cuello del pelinegroenredando sus dedos en su cabello, el besaba con delicadeza sus labios, pasabasu lengua por la boca de la joven, mientras ella sentía la ansiedad de quererlosentir aun mas cerca,

Ambos terminaron en el piso y con laurgencia de tenerse uno al lado del otro, comenzaron a quitarse la ropa,permitiéndose verse desnudos, con la luz del dia, ella admiraba cada parte delcuerpo del pocionista simplemente era encantador, mientras el el observaba cadacurva de su esposa, se veía hermosa, el pocionista con sus manos recorrió elcontorno de la figura recostada debajo de su cuerpo, mientras que ella seaferraba a su espalda, el pocionista tomaba con delicadeza sus piernas paraponerlas a los lados de su cadera, mientras que la rubia arqueaba la espalda alsentir una invacion en su cuerpo, ambos quería amarse con urgencia por lo tantono estaban para juegos, quería reconocer su cuerpo, que en una ocasiones seexploraron, ahora por segunda vez lo harian.

El hombre llenaba con amor el cuerpo desu joven esposa, la sensación era de completa satisfacción, ambos sintieron quevibraban de la emoción sintiendo un sonido formarse en sus gargantas, salió sinprevio aviso de sus cuerpos dejándolos completamente exahustos, el pocionistacubrió a su mujer, con su capa mientras ella lo observaba, el silencio losinvadió provocando un momento incomodo, el pocionista tomo de la mejilla a suesposa y hablo.

- Quieroque sepas, que por haber hecho el amor, te forzare a algo que no quiere, tedije mis sentimientos y me alegra ser correspondido, eres la mujer que amo,espero sepas que siempre seras mi prioridad.

- Lose Severus eres igual la persona mas importante en mi vida, te amo y esperopodamos ser felices,- ambos cortaron la distancia de su rostros para besarsecon amor y ternura, su momento de necesitada pasión, habia pasado en esosmomentos solo restaba el amor entre ellos.

 

La joven rubia rio por elrecuerdo, en ese momento estaban en la casa de Italia ya que despues de que elpocionista terminara sus labores, ambos se negaron a regresar a Londres, porese motivo, habia ido solo de paseo, pero lamentablemente durante el periododel embarazo de Hermione se vieron forzados a regresar para que a la jovenrubia la ayudaran durante el embarazo, ambos con nostalgia se despidieronmomentáneamente de ese hermoso lugar sabiendo que pronto volverían ya con sufamilia completa.

O0o0o0o0o0o0o0o0O

una joven estaba en labiblioteca de la mansión de sus padres, ella aunque se negara tenia que viviren ese sitio por el momento, ya que con el embarazo tan avanzado ademas dedoble, tenia que cuidarse aun mas, tomo un pergamino y comenzó a escribirciertos criterios de su nuevo empleo.

La vida de Hermione Snapehabia cambiado, ella cuando llego a Italia en busca del amor de Severus cuandosus dudas se disiparon, despues de leer aquella carta, supo que el era elhombre de su vida que su amor seria correspondido, asi que sin dudar tomo eltraslador que la llevaría con el, ese dia ambos aceptaron sus sentimientos,provocando una ola de pasión que los embargo, hasta varios dias despues.

Posteriormente ambos fueronmas libres, en un país que si los conocía, pero era diferente ya que, losperiodistas no estaban al acecho como en Londres, como lo habia supuestopudieron comenzar desde cero, ambos pusieron de su parte para conquistarse,amarse plenamente, el nunca seria un hombre cursi y eso precisamente amaba deel, sonrio recordando como su vida era en esos momentos, el un hombre entregadoa ella, y por supuesto ella misma siendo una mujer plenamente feliz. A pesar detodo ellos se enamoraron de su casa sencilla en aquel país, asi que decidieronmudarse definitivamente allí, el pocionista abrió su botica en aquel lugarmientras que la rubia ingreso al area de inteligencia 2 años despues de sullegada, ya que Severus cansado de verla lastimada constantemente se lo habiapedido, entendiéndose por peticion nivel Snape. En realidad se lo exigió, yaque no quería vivir preocupado por su seguridad, aunque aun estando en unaoficina el pelinegro temia constantemente.

Dejando que a lo largo deltiempo comprendiera que ya habia logrado bastante al ver que la rubia estuvieradonde en esos momentos estaba. La bruja mas inteligente estaba feliz con lallegada de sus bebes, aun recordaba el dia en que le dijo a Severus que serianpadres.

LaSra. Snape estaba en un sillón dormitando, desde hacia semanas su cuerpo estabadébil, se preocupaba ya que recordaba que hacia unos años, esa sensación tenia,cosa que ella no tomo importancia provocando la peor tragedia de su vida, asique decidida a no cometer el mismo error, fue al medimago. Este gratamente leconfirmo sus sospechas, la joven quedo sorprendia y muy emocionada, temia elhecho de ser mama, pero al mismo tiempo le emocionaba la idea, esa misma nocheprepara una cena para decirle a Severus la noticia que le emocionaba. Se paso eldia cocinando, puso una hermosa mesa, hasta que las 7 de la noche llego, horaen que el pocionista llegaba, espero pacientemente, hasta que las 8 de la nochellego, en ese momento no se sentía molesta sabia que un retraso podia tener,fue al sillón a recostarse ya que ciertamente se sentía agotada, cerro sus ojosun momento para descansar, sin saber que morfeo, la haría dormir.

 

Unaluz ilumino el rostro de la joven, cuando despertó, se encontró asi misma en lacomoda cama de su habitacion, suspiro cuando recordó la noche anterior, peroque hacia en su cama penso, ella se habia quedado en la sala, volteo el rostropara ver a Severus a su lado durmiendo plácidamente. La rubia sintió un nudo enla garganta, para que instantes despues lagrimas vayeran por su mejilla, sintióira en su interior, al darse cuenta que cuenta que su esposo la habia llevado ala cama, asi que tomo su almohada y la arrojo al rostro del pelinegro, este despertósobresaltado, observo a su alrededor, y vio a su esposa sentada en la cama conlos ojos irritados, con lagrimas cayendo por su mejilla, ella lo seguía observandoasi que el pocionista se acerco a abrazarla ella se solto de golpe y lo empujoel hombre de oscura mirada la miro en shock.

- No metoques,- grito la rubia,- el pocionista se alejo.

- ¿Quepasa?,- pregunto con ira contenida,- ¿te duele algo?,- cuestiono al ver las lagrimas.

- Nada,-dijo tajante.

- MiraHermione no soy adivino para saber que te ocurre, asi que dime que pas, estasllorando no creo que llores por nada,- afirmo el hombre de nariz perfilada, larubia se negaba a contestarle,- estas molesta porque llegue tarde ayer,- seaventuro a cuestionar.

- No,-respondió, para despues agregar,- ¿crees que soy tan inmadura para enojarme poreso?

- No peroahora mismo te estas portando como una niña, dime que pasa contigo,- elpocionista estaba verdaderamente molesto,- si es por la cena de ayer no tepreocupes, mas tarde,- pero la rubia no lo dejo continuar ya que le arrojo unaalmohada.

- Ayerera especial,- dijo haciendo un gesto de niña pequeña.

- Ya basta,ahora me diras que demonios te ocurre, me extraña tu comportamiento, si es porla cena, lo siento te vi dormida.

- Puesme hubieras despertado,- rebatió.

- Por MerlinHermione, escuchas lo que dices, estabas dormida no te iba a despertar por unacena que puedes hacer otro dia, te agradezco el gesto, pero no actúes como siel mundo se terminara, por algo tan simple,- cuando el pelinegro termino dedecir aquello la joven se tapo el rostro para llorar.

- Simpley sin importancia,- hablo minutos despues ya sin el hipido del llanto, selevanto de cama,- estoy embarazada imbécil,- dijo la rubia el pocionista laobservo perplejo,- ayer maldito bastardo insencible, te lo iba a decir, por esoplanee una cena, de la cual me perdi, porque el Sr. Decidio llegar tarde y yome quede dormida esperándote,- sin mas la rubia paso a su lado para ir al baño,pero antes de llegar sintió una mano en su brazo, la rubia giro paraencontrarse con la mirada del pocionista.

- ¿Hablasencerio?,- cuestiono el pocionista, ella asintió,- ¿Cuánto tiempo?,- seaventuro a preguntar.

- 3meses,- el pelinegro de inmediato llevo su mano al vientre de la rubia,sintiendo que aun era plano, pero si conocias tan bien el cuerpo de ella comoel lo hacia, se percataba de una pequeña elevación, la rubia sintió lagrimarcorrer por su rostro al sentir el tacto del pocionista, el levato el rostro yla abrazo, ella puso sus manos en su cuello mientras el, la besaba. Ambos seperdieron en la muestra de amor que se daban hasta que se separaron.

 

- Soy elhombre mas feliz de todos, Hermione te amo,- le dijo sin mas, ella se sintió culpablepor la forma en que le habia hablado antes.

- PerdónSeverus no quería decirte de esta forma la noticia,- el hombre asintió,- noeres un imbécil, te amo,- el beso la punta de su nariz,- tampoco eres unbastardo,- el solo sonrio de lado.

- Si soyun bastardo, pero asi te enamoraste de mi,- ella sonrio y sellando la noticiamas importante se besaron con pasión.

dias despues de saber delembarazo fueron a una cita con el medimago para que su sorpresa fuera aunmayor, y les dijeran que eran dos frutos de su amor, las que venían en camino,ambos estuvieron felices, por tan inesperada noticia. Aun la sonrisa de larubia se formaba al recordar esos momentos.

La puerta de la bibliotecase abrió, dejando ver a una hermosa mujer de facciones finas, con una cabellerarubia, la mujer sentada en el escritorio, rodo los ojos, pues ya sabia lo quevenia, la mujer mayor se acerco a donde su hija estaba y puso sus manos sobrela fina madera del enorme mueble, frunció el seño y comenzó a hablar.

- Se puede saber porque te encerraste en labiblioteca,- cuestiono molesta la mujer.

- Estaba revisando unos pergaminos,- la mujerse endereso y puso sus manos en las caderas.

- Asi que trabajabas cuando te dije que no lohicieras, te estas estrezando mucho Hermione y sabes que tu parto se puedeadelantar,- dijo con furia la mujer.

- Lo se solo fue un momento,- la rubia ladetuvo.

- Te conozco y se que no era un momento comodices, en eso te pareces a tu padre, no puedes dejar de trabajar aunque seanecesario, ahora te levantas y vamos a la sala, al jardín o donde sea quequieras estar,- la rubia con dificultad se puso de pie, sabiendo que no ganaríaesa batalla, por su parte la madre de la joven, la ayudo ya que su vientreestaba considerablemente grande, caminaron afuera de la biblioteca, hasta quellegaron a la sala donde un pequeño punto rubia corrió hacia la heroína deguerra.

- Tia,- grito una pequeña voz, un niño de 4años, se paro junto de la mujer embarazada, tomando su mano y ayudándola acaminar hasta el asiento mas cercano,- ¿te encuentras bien?,- pregunto elpequeño.

- Si Scorpius,- respondió con amabilidad, lajoven sonrio al mini Draco, el era el hijo de su hermano, una copia exacta deel, solo que con la mirada mas tierna sin duda los ojos de Astoria.

- ¿Cuándo naceran mis primos?,- pregunto elniño.

- Dentro de unos meses,- respondió conpaciencia.

- ¿Puedo tocarlos?,- pregunto. El niño elevo sumano al vientre de la joven, el pequeño sentía con gusto como sus primos se movían,hasta que una voz los interrumpió.

- Deja de ser imprudente Scorpius,- cuando lajoven elevo el rostro, vio a su Padre entrando a la habitacion con su esposo,el rubio mayor llego con su hija para besar su frente mientras el pequeño se encogíade hombros e iba a un sillón, el pocionista llego hasta donde estaba su mujer ybeso el dorso de su mano, en publico el seguía siendo el mismo hombre serio.

- ¿Cómo estas?,- pregunto el hombre.

- Bien solo han pateado pero lo normal,- elhombre asintió. Pasaron un tiempo en silencio hasta que la cuñada de la rubia apareció,saludo y fue con su hijo. El pocionista charlaba con el patriarca de la familiaMalfoy, mientras que Narcissa estaba con su nuera, la Sra. Snape comenzó asudar frio, hasta que la rubia grito, llevo su mano al vientre sintiendo comoagua corria por sus piernas, los hombres de la habitacion se acercaron a ella,el pocionista la tomo en brazos, para tomar un objeto, antes de perder elconocimientos, escucho que alguien gritaba que le llamaran a su hermano, laoscuridad invadió su cuerpo mientras se sentía arrastrada.

 

O0o0o0o0o0o0o0O

En una sala del hospital deSan Mungo, un hombre de vestimenta completamente negra estaba caminando de ladoen lado por un pasillo, los nervios estaban a flor de piel, mientras esperabaque le informaran algo de su mujer, cuando llegaron al hospital mágico ellahabia quedado incosciente, mientras que unos hombres la llevaban a unahabitacion, para su mala suerte, el medimago de la rubia estaba en unacoferencia asi que lo mandaron a llamar, esperaban que llegara pronto.

El lugar estaban los amigosde la rubia, los Lupin, estaban sentados uno a lado del otro, con Ted en laspiernas de su nueva mama, quien a pesar de los nervios, trataba de entreteneral pequeño, en ese tiempo ambos eran felices, aunque la pelinegra no se pudoembarazar, ya que al hacerlo su hijo heredaría el gen de licántropo, cosa queno sucedió con Teddy, por su naturaleza metamorfomaga. La medimaga sostenía lamano de su esposo para darle apoyo, ya que estaba nervioso por la mujer que elconsideraba una hija.

Por otra parte los Potterhicieron arribo, venían de la mano, ellos aun no tenían hijos, ya que por sutrabajo querían esperar un par de años mas, ambos caminaron hacia los Malfoyque estaban en unas sillas con su hijo a lado, ambos estaban preocupados, y masDraco ya que el no podia hacer nada por su hermana, esperaban a Antony que erael medimago del embarazo de Hermione.

De pronto unos pasos seescucharon y vieron entrar al guapo medimago de mano con un hombre de un físicosimilar al de el, antes de que llegaran a donde la masa de personas estaban, elhombre que acompañaba al medimago le dio un ligero beso en los labios, haciendoque los presentes se sorprendieran, el medimago avanzo, afirmando que diría losavances conforme se fueran dando. Los presentes aun extrañados por elacontencimientos, se observaron los unos a los otros, el único que no mostro emociónfue el pocionista que se quedo viendo el lugar por donde el medimago se marcho.Momentos despues la medimaga pelinegra, camino al joven que habia llegado conAntony, ambos se saludaron y comenzaron a charlar, al final el joven se fue,cuando Lizzie giro su cuerpo, vio que todos la observaban ella se encogió dehombros y solto.

- Acaso no sabían,- cuestio a todos,- creía quesi, como permitieron que el atendiera a sus esposas,- los presentes no dijeronmas hasta que una voz hablo.

- Que desperdicio,- la afirmación de la señoraPotter provoco que la tensión disminuyera un poco. Momentos despues ante lanoticia del que el hombre que provocaba celos en los hombres que estaban en elpasillo, era gay, todos regresaron al momento de incertidumbre de querer saberel estado de Hermione.

Un par de horas despues eljoven medimago, fue a hablar con los presentes, llego hasta ellos, con unaenorme sonrisa, mientras los demás estaban expectantes. Se acerco al pocionistamientras este seguía con la mirada perdida.

 

- Todo ha sido perfecto,- comento el hombre,-fue una niña y un niño.

- Como están,- cuestiono Narcissa.

- Los tres en perfectas condiciones, a la mamala tenemos en su habitacion y con ella los dos retoños, por el momento puedeentrar solo el esposo, despues podría ingresar los demás,- los presentesprotestaron pero el pocionista, comenzó a caminar a la par del medimago, parallegar hasta la habitacion de su esposa, al entrar el lugar pareció iluminarseante la imagen ante el, Hermione estaba sentada en la cama, se veía agotadamientras a un lado de ella, estaban los pequeños, en algo que parecía ser uncama alta el pelinegro se acerco a ellos, hasta llegar a su lado, beso en lafrente a Hermione.

- Como estas,- cuestiono intrigado.

- Bien casada pero estable,- el pocionistasonrio.

- Me alegro Hermione, estoy orgulloso de ti,-el hombre cargo a la pequeña, mientras que la joven mama, cargo a su pequeño.

Momentos despues el resto delos familiares ingreso a conocer a los nuevos miembros de la familia Snape, seemocionaron al conocerlos, haciendo que los Señores Malfoy sonrieran deorgullo, mientras que los amigos de la pareja demostraran entuciasmo, desde quesupieron que serian dos, ambos ya sabían que nombres y quienes serian lospadrinos de cada uno, para la pequeña niña. Los Malfoy su hermano y cuñada serianlos padrinos de su princesa mientras que del pequeño dragon serian los Potter,Ron se tuvo que resignar.

Dias despues de la llegadaal mundo de los pequeños niños Snape, la nueva familia se regreso a Italia laelfina de Hermione los ayudaría, quitando un poco las quejas de su Madre, ella queríacriar a sus pequeños en su casa. Antes de regresar a su hogar el matrimonioSnape fue a ver el cuadro de Eileen, ella no seguía en la mansión de suspadres, esa tarde despues de despedirse de todos, fueron a ese lugar. Llegaron ala biblioteca donde el cuadro de la mujer pelinegra los veía entrar con dosvultos, ella les sonrio, o la mueca que pretendía ser una sonrisa, ambos separaron debajo del cuadro.

- Eileen,- saludo Hermione con una sonrisa, elcuadro no quitaba la mirada del pequeño que cargaba la rubia,- hemos venido apresentarte a nuestros hijos, el es Alan,- quito la cobija, del cuerpo delniño, mostrado a un pequeño con el cabello rubio y un poco rizado como el de lamama, cuando el pequeño abrió los ojos, este tenia los ojos oscuros como supadre, del resto de las facciones era similar a Hermione, la mujer del cuadroquedo maravillada.

- Y ella Madre,- hablo Severus,- es Eileen,- elcuadro se quedo en shock cuando la cobija cayo para que el cuerpo de la hermosamujercita que cargaba Severus se viera, ella tenia el cabello negro lacio comosu padre, facciones idénticas al de el, pero al abrir sus ojos eran mercurios, idénticosa los de Hermione, el cuadro solo suspiro.

- Son preciosos,- dijo como único halago,-ahora cuídenlos.

- Con nuestra vida,- afirmo la rubia.

- Nos vemos Madre,- se despidió el peliengro,su mujer lo observo y sabia que debían irse, ya que el pocionista se habiaemocionado al ver la exprecion de su Madre por sus nietos, asi que el al noquerer mostrarse débil, prefiero marcharse, con su mujer y sus hijos. Mediante untraslador aparecieron en la casa de Italia, la joven suspiro al sentirse denuevo en su hogar, ambos subieron las escaleras, hasta llegar a su habitaciondonde habia una cuna para sus hijos. Despues de dejarlos y admirar los ojitosde ambos cerrados, el pocionista observo a su mujer, ella sonrio con dulzura yeste la abrazo, ella puso sus brazos en la cintura de el, mientras se pegaba asu pecho, ambos sonrieron ante el momento familiar sabiendo que ese diacomenzaba una vida llena de amor en compañía de sus hijos.

 

O0o0o0o0o0o0o0O

En una habitacion tenuementeiluminada, un hombre abria los ojos, sentía que sus sueños, mas lejanosaquellos que creyo jamás tendría, se veian manifestados en el cuerpo quedescasaba a su lado, una hermosa mujer que dormía sobre su pecho, el penso queno podia haber nada mas perfecto, era un hombre afortunado al tener su amor, sucompañía, al tener a su lado segura y protegida por el mismo a su bella esposa.En ocasiones el desperaba en la madrugada pensando que todo lo que habia vividoera una mentira y que un dia despertaría sin ella junto a el, pero seequivocaba ya que cada vez que despertaba esa hemosa dama estaba a su lado,dormida plácidamente aferrándose al cuerpo de su esposo, ya que para ella nohabia lugar mas seguro que no fuera juntos a el.

La vio moverse provocandoque la sabana que la cubria cayera, haciendo que su hermoso cuerpo se quedaraante sus ojos, cada curva que tenia, ese peso de mas que habia ganado por elembarazo la hacían verse mas mujer, mas ella, una guerrera que habia dado vidaa sus dos hijos, en ese momento recordando a sus pequeño penso en que seria suvida sin ella, seguro seguiría amargado viviendo de algo que no era para el,ahora tenia tres motivos para ser feliz.

Hubo momentos en su pasadoque el pocionista sintió caer en un pozo sin fondo, su vida era oscuridad hastaque el vio una luz llegar a su vida, ella con la características que la hacían seruna hermosa mujer, ilumino su camino provocndo nada mas que felicidad, dejando atráslos momentos de oscuridad del pocionista, haciendo que el sonriera y sesintiera feliz como nunca lo habia sido.

El en ocasiones no entediaque podia haber visto ella en el para que se enamorara de un hombre tanmalhumorado como el, ella siempre decía que eso era lo que mas amaba de su carácter,el era afortunado y si no lo decía era porque esa no era su naturalea, perocada vez que le era posible, le demostraba su amor.

Atrajo el cuerpo de la jovenhacia el, mientras sentía su cuerpo vibrar, ella estaba profundamente dormida yno deseaba despertarla, de pronto un sonido característico sono, el llanto desus pequeño, la joven al escucharlos, sin abrir los ojos comenzó a levantarse,el la detuvo con delicadeza y la hizo recostarse, beso su frente mientras le decía.

- Yo voy,- afirmo, ella intento negarse pero elpocionista le dio un beso,- no te preocupes se como hacerlo, descansa para la próximasera tu turno, te amo.

- Yo igual,- respondió aun adormilada mientrasel veía como se recostaba tomando la almohada de el para abrazarla, fuertemente.El pocionista cubrió su cuerpo desnudo con la sabana, cuando llego a la cuna desus pequeño, les dio de comer, uno por uno. Tiempo despues los pequeños en sucuna se durmieron, el pocionista sonrio de lado, pensando en la vida que teniay sabiendo que la vida le habia dado mucho, experiencias de las cuales el habiatenido que tomar lo mejor apreder de ellas para de esa forma ser una mejorpersona, ahora siendo padre sabia que siempre se seguía aprendiendo.

Fin.

O0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0O

Hola,se que muchos se preguntaran porque doy por finalizada la historia, y hay una razónsencilla, que la historia ya dio todo lo que tenia que dar, no soy una autoraque alargue las historias ya que solo las haría aburridas, por otra partesiento que la historia se basaba en Severus y Hermione, y alestar juntos yfelices, me doy por bien servida con ellos. Siento que lagrimas corren por mismejillas sin ser exagerada es lo que me pasa, en estos moementos tengo unasabor agridulce en mi ser, ya que esta historia la ame, y me siento triste alponer fin, pero como siempre he dicho a las grandes historias de amor, nuncafinalizan siempre es un hasta siempre. Ellos serán felices porque sepreguntaran porque en mi mente, Severus no murió nunca despues de la guerra yvivio feliz con Hermione. gracias por leer y comentar las y deseo hacer énfasisen aquellas lectoras que capitulo a capitulo, comentaban, de verdad gracias sonencantadoras. Las personas que me tienen en favoritos jamás sabre como pagárselos.

Nome despido ya que tengan por seguro que en un futuro regresare con otroSevmione, es mi pareja favorita y siempre regresare con una historia de estapareja, besos y tengo que decirlo con el dolor de mi alma.

Travesurarealizada, Nox.

DannyUley

Aprendiendo a vivir - Potterfics, tu versión de la historia

Aprendiendo a vivir - Potterfics, tu versión de la historia

Holamis Sevmioneras, vengo con otro fic de mi pareja preferida, así que espero lesguste mi proyecto, espero le entiendan no sea tan enredado, es diferente lah

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-aprendiendo-a-vivir-potterfics-1951-0.jpg

2023-02-27

 

Aprendiendo a vivir - Potterfics, tu versión de la historia
Aprendiendo a vivir - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/174453
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20