Are you okay, Potter? - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Are you okay, Potter?

El cielo despejado, el sol radiante, la brisaveraniega, todo indicaba que ese era sin lugar a dudas un día perfecto para elevento que tendría lugar ese día en el colegio Hogwarts de magia y hechicería.La final del campeonato de quidditch estaba frente a sus ojos, y todo sedefiniría entre los clásicos rivales, los de todos los tiempos, los de siempre,los Gryffindors y los Slytherins.

Pero ese año la copa tenía una importancia especialpara ciertos alumnos, para aquellos que ya no tendrían otra oportunidad detriunfar luciendo los colores de su casa, que ya no tendrían otra oportunidadde levantar la copa mientras todos los vitoreaban. Para esos alumnos ese era undía clave, pero uno de ellos destacaba más que nadie, uno que siempre destacabade todos, pero ese día en especial su nombre se escuchaba por todos losrincones del castillo y eso, lejos de incomodarlo, lo hacía sentir orgulloso ymás que nunca le daba fuerzas para lograr sus objetivos.

 

Dicho alumno, preso de la tranquilidad innata queposeía, se hallaba durmiendo profundamente entre sus suaves sabanas mientras labrisa acariciaba sus ya de por sí despeinados cabellos. James Potter soltó unsuspiro entre sueños mientras una sonrisa se formaba en sus labios y seaferraba con fuerza a su almohada, acariciándola entre sus manos.

¾Lily
¾susurró entre sueños, una vez más estaba soñando conla pelirroja, con esa pelirroja que lo volvía loco hacía años, con esapelirroja que llevaba el mismo tiempo rechazándolo.

Se abrazó más a la almohada, acercando su rostro aesta, posó sus labios sobre la blanca tela y los presionó delicadamente, comolo haría con los de ella, como lo hacía en sus sueños. Pero los labios de Lilyno sabían a fresa, como él había imaginado, ni eran tan suaves como él pensaba,por el contrario, eran ásperos y sabían a shampo, un shampo que él conocía.

Abrió los ojos de par en par, quedando cara a cara consu almohada que estaba notablemente nublosa frente a sus ojos, escasos de vistacomo eran. Se restregó los ojos con las manos, tratando de vislumbrar algo,manoteó los lentes de la mesa de luz y se los colocó, aún demasiado confundido,aún con la imagen de la pelirroja en su mente.

Se giró en su lugar hasta quedar de cara con el despertadorque marcaba las ocho y veinte.

Ocho y veinte. La información circuló por su mentehasta que por fin pareció captarlo realmente. <<¡¿Ocho y veinte?!>>, casi gritó del susto que se pegóal notarlo, saltó de la cama con fuerza y miró a su alrededor donde sus amigosaún dormían profundamente.

¾¡Sirius! ¾gritó a todo pulmón mientras manoteaba el equipo dequidditch de entre la ropa que se hallaba esparcida a lo largo de lahabitación.

El aludido, como toda respuesta, se acurrucó aún másentre las sabanas, completamente dormido.

¾¡Remus! ¾chilló mientras se ponía el pantalón con una mano yzarandeaba a su lobuno amigo con la otra.

El ojimiel abrió los ojos con pesadez, pidiéndolepermiso a uno para abrir el otro, lo observó confundido, sin comprender quesucedía.

¾¡Son las ocho y veinte! ¾explicó sin dejar degritar, Remus abrió los ojos como platos.

¾¡El partido! ¾dijo poniéndose de pie inmediatamente.

¾A eso iba
¾murmuró James buscando entre la ropa sus medias de lasuerte¾. Dónde mierda estáncuando se las necesita ¾soltó malhumorado, tirando prendas hacia todos lados.

 

¾¡James! ¾lo llamó Remus mientras se colocaba la ropa¾. ¿Eres mago o que? ¾preguntó entre divertidoy fastidiado por todo lo que ocurría.

¾¡Cierto! ¾asintió el de cabellos azabache tomando su varita ypronunciando un "Accio medias de lasuerte", al instante, dos medias color oro y dorado con snitchs doradasbordadas volaron hacia sus manos.

¾Canuto ¾llamó Remus, sacudiendo el hombro del chico, este nose inmutó en lo absoluto por lo que el casi rubio lo movió con más fuerza¾. Sirius ¾dijo aumentando elvolumen de su voz.

James, ya completamente vestido se acercó y corrió aRemus a las apuradas, amplificando su voz mágicamente y acercándose al oído desu amigo gritó a todo pulmón:

¾¡Despierta perro que vamos a llegar tarde al partido!

El aludido abrió los ojos como platos y se sentó en lacama como impulsado por un resorte, mientras a su alrededor los otros dos sedestornillaban de la risa.

¾¡Maldito ciervo! ¾estalló Sirius, lanzándose sobre su amigo que aún reíaestrepitosamente¾. ¡Te voy a matar!

Ambos comenzaron a correr por la habitación, Siriuscompletamente despeinado y luciendo sus sexyscalzoncillos blancos con labios rojos y James riendo a carcajadas limpias conla ropa a medio poner y los cabellos más desordenados que de costumbre.

¾¡El partido! ¾gritó Remus a todo pulmón, llamando la atención de losotros dos que se hallaban en plena lucha, Sirius aferrado a los cabellos deJames y este tironeando los calzoncillos del otro.

Los dos chicos de cabellos negros, comprendiendo queestaban perdiendo el tiempo, dejaron de pelar inmediatamente y se dispusieron aterminar de vestirse, aunque mientras se separaban chocaron frente con frente,soltando maldiciones a diestra y siniestra.

Finalmente, y luego de muchos tropezones, los tresmerodeadores bajaron a la sala común, algo despeinados, mal vestidos y muydormidos pero bajaron en fin.

Estaban frente a la puerta cuando notaron que en suapuro habían olvidado algo.

¾¡Peter! ¾gritaron a la misma vez mientras se atropellaban porsubir las escaleras.

¾¡Un momento! ¾los frenó Remus que parecía el más despierto de lostres¾. Ustedes vallan yendoque yo lo despierto ¾agregó y los otros asintieron.

Comenzaron a correr a toda velocidad por los largospasillos del colegio, maldiciéndose por haberse quedado dormidos. Ya estaban ala mitad del gran comedor cuando Sirius se frenó de golpe, dando una vueltahacia las mesas.

¾¡¿Qué diablos haces?! ¾se quejó James,fulminándolo con la mirada.

¾¡Tengo hambre! ¾se defendió el aludido, volviendo a su lado mientrasengullía varias tostadas a la vez. Todo sobre animales

James puso los ojos en blanco y los dos reanudaron sucarrera, notando que todo a su alrededor parecía desierto.

Corriendo a toda velocidad entraron al campo, y todaslas miradas se clavaron en ellos, en esos dos a los que tanto esperaban.

¾¡Hasta que llegan! ¾protestó la voz del comentarista al que Sirius le hizouna seña obscena con su dedo y James fulminó con la mirada¾. Y aquí están Potter yBlack ¾siguió Thomson, riendoante las caras de los chicos¾. Un momento ¾murmuró entrecerrando sus ojos que se hallabanclavados en Sirius¾. ¿Black esta comiendo? ¾preguntó arqueando las cejas interrogativamente, elaludido asintió, alzando una tostada con su mano para que todos pudieran verla,y claro, estallaran en carcajadas; todos excepto los Slytherins.

 

Ante el pitazo de madam Hooch el juego tomó lugar,quedando en el olvido las tardías arribadas de los dos jugadores másimportantes de los leones.

Para ser justos, hay que decir que el juego estabaparejo aunque los de Gryffindor llevaban una ventaja de veinte puntos. Tambiénse debe decir que los Slytherins, haciendo honor a sus antepasados, no dejabande cometer infracciones de todo tipo y color, ocasionando las quejas de los quealentaban al equipo rojo y dorado.

A la hora de comenzado el juego, y con los jugadoresdoloridos a causa de los golpes, James comprendió que debía atrapar la snitchsi quería ganar. Usando todas sus habilidades, se ajustó los lentes y comenzó adar vueltas alrededor del terreno, una sonrisa se formó en sus labios al momentoque distinguió un brillo dorado cerca de los aros que defendía su guardián.

Se lanzó enpicada hacia ese lugar, exigiendo su escoba todo lo que le era posible. A lossegundos sintió como alguien le pisaba los talones, Regulus Black había notadolo mismo que él.

Una lucha mortal se desarrolló en esos momentos, ambosa punto de llegar, el Gryffindor con menos distancia, pero sabiendo que un solomovimiento en falso y estaría perdido.

James estiró su mano al máximo, casi tocaba lapelotita, casi ganaban. Un poco más, cerró la mano con fuerza sintiendo el fríometal contra su piel y luego
todo se volvió negro.

Algo duro y fuerte se estampó contra su mejillaprovocando que comenzara a girar sin control, cayendo en el aire aún con laescoba medio enganchada entre sus piernas.

Sintió su cuerpo a punto de caer, la velocidaddisminuía cada vez más rápido
todo parecía lejano.

¾¡Arresto Momentum! ¾esas dos palabras llegaron a sus oídos antes de quesintiera su cuerpo impactar contra el piso, pero al contrario de lo que creyó,el impacto no fue fuerte, sino como si lo depositaran con delicadeza.

Pasos a su alrededor, gritos, voces quedesconocía
todo parecía lejano, todo parecía negro.

Dos manos tibias y temblorosas se posaron sobre susmejillas con delicadeza, como si temieran lastimarlo con tan solo un roce.

Forzándose al máximo abrió los ojos que parecíanpesarle toneladas. Lo primero que vio fue una maraña de cabellos color rojointenso, luego pudo distinguir dos ojos almendrados color verde esmeralda quelo escrutaban con temor. ¿Estaba soñando? ¿El golpe lo había dejado estúpido?¿Era aquello real?

¾¿Estas bien, Potter? ¾Su voz, esa voz quesiempre escuchaba en gritos malhumorados, esa voz que esa vez le era dirigidacon dulzura y delicadeza, incluso con amor.

¾Creo que ahora sí ¾murmuró antes de llegar a comprender por completo quese hallaba demasiado cerca del rostro de Lily Evans, antes de que su perfume alirios lo invadiera por completo.

Y luego
todo se volvió negro.

[
]

Jugueteaba nerviosamente con sus manos, escrutandotodo a su alrededor, aún sin comprender del todo que hacía allí. Sentada juntoa la cama de un dormido y vendado James Potter, esperando ansiosamente a quedespertara, deseando que nada malo le hubiera pasado, jurando que mataría aquien le hubiera pegado.

Soltó un leve suspiro, pequeños mechones rojos que sehabían escapado de la coleta que aprisionaba su cabello flotaron frente a susojos para luego caer graciosamente, sin que ella les diera importancia.

Quizás ya era hora de admitirlo, quizás ya habíallegado el momento de aceptar lo que su corazón quería gritar a los cuatrovientos.

Mordiéndose el labio inferior con nerviosismo seacercó a James que dormía profundamente y depositó un beso en su mejilla,enrojecida por el golpe.

¾Te quiero, James ¾susurró antes de ponerse de pie y salir de allí,dedicándole una pequeña sonrisa.

Mientras Lily se alejaba de la habitación, quien sesuponía dormía abrió los ojos apenas y se llevó una mano a la mejilla dóndeella había depositado un suave beso. Una sonrisa se formó en sus labios.

Quizás todavía no había comprobado si los labios de lapelirroja sabían a fresa, quizás estaba acostado en una cama sin poder moversea causa del dolor. Pero de algo estaba seguro

Ese era el comienzo de algo
de algo muy especial.

¾Yo también te quiero, Lily ¾murmuró antes de cerrarlos ojos y volver a sumirse en sus sueños, dónde un morocho y una pelirroja sebesaban frente al lago de Hogwarts
sueño que quizás no fuera tan sueño.


¡Hola!

Mmm...bueno, ¿Que me dicen? ¿Les gustó?

Es algo...diferente a lo que suelo escribir...digamos que soy más de lo romántico pero fue divertido escribir algo así...

La idea surgió de ver esa imagen que hay en portada, de pensar en la historia que escondía tras ella...

Sobre ellos, ¿Que les puedo decir? ¡Los amo con locura!

Son demasiado lindos, una pareja espectacular que lo tiene todo. Escribí de varias parejas, pero ninguna es como ellos, ninguna tiene esa magia tan especial (:

Espero que les haya gustado ^-^

Besos, Paz

P.D: Aunque no lo crean, es mi décimo one-shote de ellos. Si quieren pasarse por los demás están más que invitados *_*

Are you okay, Potter? - Fanfics de Harry Potter

Are you okay, Potter? - Fanfics de Harry Potter

El cielo despejado, el sol radiante, la brisaveraniega, todo indicaba que ese era sin lugar a dudas un día perfecto para elevento que tendría lugar ese día

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-are-you-okay-1495-0.jpg

2023-02-27

 

Are you okay, Potter? - Fanfics de Harry Potter
Are you okay, Potter? - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/111755
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20