Con una sola mirada - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Ella sentada en su silla, hablando y riendo con sus mejores amigos. Había tenido un largo día de clase y éste aun no había concluido, pero disfrutaba de esos momentos en los que podías desconectar mientras el profesor no empezaba la clase.

Él sentado a su izquierda, echándole un vistazo a su libro y hablando con sus compañeros de vez en cuando.
Separados por una mesa y por una persona que se encontraba entre ellos.
Tan cerca y a la vez tan lejos.
Él no reía, parecía cansado después de un día tan largo y estaba observando el libro desinteresadamente, bastante aburrido.

La clase comienza, el profesor manda callar a los alborotadores de la clase y empieza a dictar.
Él se concentra por escribir todo lo que dice el profesor, atento y conectando cada uno de sus sentidos en la explicación.
Ella empieza a escribir, oye como sus dos amigos hablan y como se ríen por algún comentario del pelirrojo, pero no les presta demasiada atención. No puede evitar mirarle de vez en cuando, de reojo mira su rostro, ese que tanto anhela.
Se riñe por hacerlo, pero no puede evitarlo. Él es un imán para sus ojos, para toda ella y no puede evitar mirarle de vez en cuando. Lo ve desde la distancia, esa que cada vez es más amplia, son tantas cosas las que la separa de él. Pero ella no debaría sentir lo que siente, son enemigos por naturaleza, él la odia, y ella... ella debería odiarle, ¿desde cuando ese odio se fue transformando en... en... amor?
En aquel entonces cuando sus miradas rencorosas se cruzaban y las palabras que se dirigían eran vacías y frías, ¿dónde ha quedado todo eso?

Sabe que sigue siendo el que era antes, que él no ha cambiado, que la sigue odiando, que jamás obtendrá ni una caricia suya, ni una mirada tierna, ni una sola palabra de cariño...
Pero no puede cambiar lo que siente, ella lo ama, ¿para qué negarlo? Hermione Granger enamorada de Draco Malfoy, ¿quien lo iba a decir? Lo único que sabe es que es algo que jamás podrá cambiar...
Siente tanta nostalgia y tanta rabia, se siente impotente por no poder hacer nada y ver como poco a poco él esta cada vez más lejos.
Decide no volver a mirarle, no podía darse ese lujo si quería mantener la promesa de olvidarse de él pero volvía ha sentir ese vacío en el pecho que le invadía cada vez que le veía.

Él seguía concentrado, prestaba atención, al parecer le interesaba el tema. Sin percatarse de que lo observaban con anhelo, o tal vez si que se percató, tal vez él también echaba miradas furtivas, rápidas e inevitables que no podía controlar.
Era ella, estaba allí. Claro que se había fijado, ¿cómo no hacerlo? Había que ser tonto para no verla. Por supuesto que no lo demostró, hizo como si no estuviera allí como había echo y hacía cada vez que la veía o pasaba por su lado.
Ignorarla, eso era lo único que podía hacer.
Sigue escuchando al profesor, pero se da cuenta de que ha parado la explicación para aclarar la duda de un alumno, algún idiota como Longbotton.
Oye una risa, es ella.
No puede evitar mirarla.

Ella ha decidido prestar atención, poner sus sentidos al profesor al 100% pero esta ocupado explicándole algo a un alumno. Se pone hablar con sus dos grandes amigos, pero de repente se quedan callados sin tener nada más que añadir. Ella se concentra en revisar su hoja. El pelirrojo dice algo que la hace reír y su risa es oída por bastantes alumnos, pero no le dan importancia.
Se gira a su izquierda y no puede evitar volver a mirarle.
Sus miradas se cruzan.
Pero esta vez es diferente, ¿dónde está la mirada fria e indiferente de Draco Malfoy?
Quien sabe...
Él la mira intensamente, trasmitiéndole todo lo que no le había dicho en esos meses. Ella deja de sonreír poco a poco y mira esos ojos que vuelven a posarse en ella con una intensidad que jamás le había visto, puede ver como el hielo de sus ojos se va derritiendo.
Sólo es un segundo pero para ellos el tiempo se detuvo en esa mirada, ella vuelve a sentir esas mariposas en su estómago que hacía tanto tiempo que no sentía, y nota como su corazón se acelera involuntariamente.
Él sigue mirándola con intensidad, ternura, anhelo y con un alo de rencor. Rencor hacia ella, por ser quien es, por hacerle sentir lo que siente, por odiarle de esa forma, por no dejar que se acerque a ella, por no sentir lo mismo que él...

Rápidamente apartan la vista y siguen cada uno con lo suyo.
Tanto tiempo haciendo como si el otro no existiera, aparentando que se odian a muerte, para que todo se viera abatido por una simple mirada, en un momento de debilidad.
No se han hablado ni lo van ha hacer, no se han perdonado y tal vez nunca lo hagan, no se ha roto esa barrera que siempre los separa y puede que jamás se rompa, pero lo han sentido todo con esa mirada, ese leve contacto entre ellos ha bastado para que sintieran un amor jamás vivido, un amor real e intenso, un amor que los llena a ambos, un amor prohibido... Sus corazones han latido al mismo compás, siendo uno solo, y se han vuelto a sentir vivos por un largo e inolvidable segundo.

La clase ha finalizado, ella se levanta una vez ya recogida sus cosas y pasa por su lado.
Él no puede evitar mirarla y seguirla con los ojos hasta que desaparece por la puerta.
No le ha mirado y no sabe porqué eso le ha molestado, e incluso enfurecido.
Ella ha visto como la miraba, ha intentado que no se notara pero está segura de que él se ha dado cuenta de que le volvía a mirar, sentía sus ojos clavados en su espalda, algo que la ponía muy nerviosa, las piernas le temblaban. No sentía esa sensación desde hace mucho tiempo. Pero desapareció en cuanto cruzó la puerta de las mazmorras.
Ella miró hacia atrás, le hubiera gustado que la siguiera y la detuviera para hablar con ella o por lo menos verlo una última vez. Pero eso era algo imposible.
Él se quedó mirando la puerta por donde ella había salido unos segundos más después de su desaparición.
Habría dado lo que fuera para que algo la detuviese y le impidiera salir de esa clase. Pero eso jamás pasó y cada uno siguió su camino.
¿Tendrían el valor de confesar su amor?
Es posible, o tal vez nunca sepan lo que siente el uno por el otro, tal vez sigan aparentando odio hacía el otro...
Pero ese día los dos se dieron cuenta de que todo había cambiado, al menos sus sentimientos. Tal vez nunca sabrán que el otro sentía ese amor que nunca tuvieron la posibilidad de compartir.
Y ese día volverían ha desear que todo fuera distinto, ella lloraría, él se reprocharía.
Pero todo quedaría dicho en una mirada.
Y es que, los ojos son el reflejo del alma.

Todo sobre peces y sus Acuarios, Plantas, Accesorios

 

Con una sola mirada - Fanfics de Harry Potter

Con una sola mirada - Fanfics de Harry Potter

Ella sentada en su silla, hablando y riendo con sus mejores amigos. Había tenido un largo día de clase y éste aun no había concluido, pero disfrutaba de es

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-con-una-sola-mirada-fanfics-de-harry-potter-4311-0.jpg

2023-02-27

 

Con una sola mirada - Fanfics de Harry Potter
Con una sola mirada - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/49962
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20