Dando siempre todo... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Нαrry ---o0o0o---

Ella seguía caminando por los pasillos de la biblioteca sin mirar atrás, lo que me permitía observarla siempre. Su andar era muy liviano, con una infinita elegancia tan propia de ella. Su cabello se mantenía suelto, poco más debajo de su cintura, lo que no daba mucha visión de cuerpo. Pero por mi estaba bien, Hermaione era hermosa siempre
de cualquier forma posible lo era.

Tomo rápidamente lo que buscaba y tomo asiento en una de las mesas más cercanas, esa mesa situada en lo más solitario de la biblioteca.

Decidí ir a saludarla, para que no pensara mal de mí si llegaba a descubrirme antes. Tome un libro cualquiera de la repisa y me encamine hacia su mesa.

-Buen día Herms -Le saludo Malfoy antes de que yo llegara.

 

Ella se levanto y lo rodeo con un brazo, saludándolo con afecto, observe de reojo una sonrisa picara en ella.

-Por favor Draco, deja de ser asi... -dijo riendo, suspiro y prosiguió - Buen día Draco.

Mi sangre hirvió al escuchar ese tono de burla de boca de Hermaione, era como si fuera un amigo de toda la vida
era el tono que empleaba solo conmigo, su único amigo
. O eso es lo que creía.

---o0o0o--- нerмαιoɴe

-Buen día Draco -lo salude en gesto de burla, aunque para mí no había gracia alguna.

Sentí que alguien nos miraba pero no importaba, no ahora que mi mente gritaba que todo era por él, por Harry, por mantenerlo a salvo de los ayudantes del señor tenebroso
y si estando con el idiota de Malfoy lo conseguía lo haría sin dudas.rn

-Siéntate -dije fingiendo una sonrisa.

Las cosas habían cambiado desde hacía una semana. Desde que entramos de nuevo al colegio. Ron y Harry paseaban siempre acompañados de Luna o Ginny.

Me sonroje de rabia al pensar en ella, pero no lo note hasta que Malfoy me vio de esa manera
rn

Нαrry ---o0o0o---

Necesite de todo mi autocontrol para no partirle la cara a Malfoy después de la miradita que le dio a mi Herms

-Esta hermosa -dijo susurrando y riendo el muy idiota.

Salí molesto de la biblioteca, no necesitaba ver más. Hermaione y Draco
Jamás pensé que ella me defraudaría de esa manera, estando con él, riendo, siendo feliz.

Una pequeña mueca se formo en mi rostro, "con que era por eso
"-pensé mientras caminaba

-Debo de dejarla, si asi es feliz
-susurre entrando a Gryfindor.

---o0o0o--- нerмαιoɴe

-Bien Mal
Draco -dije trabándome debido a mis pensamientos - Mejor comenzamos ¿no?

-Si
Lo que usted diga hermosa dama -decía con una brillante sonrisa

Pasamos buena parte del viernes estudiando pociones, hasta pretendíamos hacer una hasta que la bibliotecaria nos llamo la atención, alegando que la biblioteca era solo para leer.

Draco me acompaño a la salida de la biblioteca, llevando mi mochila.

-Am..... Herms, el otro día me dijiste que necesitabas un libro que no vendían aquí ¿cierto? -dijo nervioso.

-Si, era uno sobre infecciones en los dragones, la bibliotecaria lo ha prestado y aun no lo devuelven, y necesito la información para el lunes -conteste atropelladamente, sorprendida por que recordara ese comentario.

-Bueno pues
Mira, conseguí una copia, pero se me ha olvidado traerla
Si quieres voy a buscarla. -susurro.

 

-¿No puedo acompañarte? -dije en broma, alegre por la idea de tener como hacer ese trabajo.rn

-Sí, claro que sí. -tomo mi mano y ambos salimos corriendo a lo que parecían las escaleras, no observe mucho, pues él era muy rápido.

Nos desviamos del camino a un pequeño tramo que iba al lago.

-Malfoy no es por aquí -dije aun con risa - ¿No será que te has perdido de nuevo? -pregunte recordando sus anécdotas donde se perdía al salir de la biblioteca, al parecer no se acostumbraba a la idea de pasar ahí horas.

-Eso parece -dijo frunciendo un poco la cara.

-Draco, yo creo saber por don

No me dejo terminar, sus labios habían volado a los míos, moviéndose con rapidez, una de sus manos estaba en mi rostro, mientras que la otra me mantenía presa cerca de él, impidiéndome escapar.

No sabía qué hacer, en mi plan aún no era momento para esto, no me había hecho siquiera a la idea

"Por él" -llamo de nuevo una voz en mi cabeza.

Todos mis pensamientos habían pasado en menos de un minuto, mientras que Draco seguía esperando mi respuesta.

Mis manos fueron a su rostro, tomándolo suavemente, como él había tomado el mio.

Ninguno de los besos con Ron podía compararse con este, había algo más que una simple atracción por su parte.

Trataba de pensar que era otro a quien besaba, pero sus labios tenían una esencia distinta a todo, eran dulces, sin llegar a ser nunca amargos
Suaves y con cierto toque de encanto.

Continúe besando aquel rubio con fuerza, no entendía que me pasaba.

Él se separo con lentitud, y lo observe sonrojarse
Y si asi estaba él
No quise pensar en ello.

-Lo... Yo... lo lamento Hermaione
No sé qué paso. -dijo incomodo con mi silencio.

Me acerque a él con cuidado, midiendo mis pasos, y la forma en que los daba. Trate de ser casual pero no lo logre

Rodee su cuello con mis brazos, dejando nuestros rostros a escasos centímetros.

-No importa Draco -susurre cerca de sus labios, dejando que mi aliento roseara su piel. - Este bien
-dije tratando de sonar sensual.

-Bien -respondió él, volviendo a apresarme con sus brazos, y besándome con mucha más fuerza esta vez.

"Todo bien" -retumbo en mi cabeza otra voz, una molesta y con un tono de furia, una que reconocía sobre cualquier cosa
no importaba como, pero sabía que era él, mi Harry.

Нαrry ---o0o0o---

Después de una semana con esa misma forma de vagar por los pasillos, a lado de Draco, decidí que no importaba más. Ella estaba bien, mi amiga estaba en manos de alguien que no la merecía, alguien que nunca debió ser, pero estaba bien.

"PATRAÑAS" -grito una voz en mi cabeza.

Observe con celos a la nueva pareja que andaba de la mano por el gran comedor
.

-Mira Ginny -susurro Luna a la pelirroja
- Draco se ve muy bien con Hermione. - ¿No lo crees?

Dicho eso la pelirroja vio con algo de celos a Herms, y comenzó a observar algo que jamás habría imaginado.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Me sentía extraña sentada junto a Draco. Él era muy bueno conmigo, y con muchos a decir verdad; pero había algo que no me terminaba de convencer.

Ahora actuábamos tal como una pareja, y me sentía extrañamente bien asi.

Mi acompañante miro por encima de mi hombro, algo le causaba mucha gracia, observe como desvió un poco la mirada y se sonrojo. Miro de nuevo a su plato y dijo algo alegre.

 

-Tu novio Potter te extraña Hermione, al parecer no le gusta que estés aquí
conmigo. -finalizo en un susurro.

Нαrry ---o0o0o---

Mis manos se convirtieron en puños al ver como Draco le daba un beso a Hermione, estaba helado. No sabía que pensar, ni siquiera podía pensar con coherencia.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Mi mano continuaba firmemente en un puño, me dolían los dedos
Pero no estaba bien plantarle una cachetada a Draco, y menos frente a todos los que pensaban era mi novio.

Rápidamente él se aparto de mi, y me miro con esa sonrisa picara en el rostro.

Yo continuaba sintiendo aquella sustancia de sus labios, nada amargos ni exageradamente dulces
tenían un peculiar sabor a vainilla, y me encantaba.

Fue un acto impulsivo por mi parte darle un beso, quería probar de nuevo esa extraña esencia que poco a poco se apoderaba de mí.

Нαrry ---o0o0o---

Mire de reojo a la mesa donde se encontraba mi castaña, y quede impactado, continuaba besando de manera extraña a Malfoy.

Una extraña punzada de celos me cruzo de nuevo, cuando sin quererlo ni esperarlo me imagine algo diferente

Hermione me besaba a mí y no a él, ambos estábamos cerca del lago. Sentados sobre las raíces de un árbol cercano.

-Te amo Harry -dijo ella aun besándome
- No sabes cuánto, ni desde cuándo. Solo debes saber que te amo.

-Y eso me basta -le conteste separándome un poco de ella, para mirar de nuevo sus ojos chocolate.

-¿Con que si Harry? -dijo Ron sacándome de mi cabeza, me dieron ganas de golpearlo por ello.

-¿Con que si qué? -dije hecho una furia.

-A ti te gusta mucho alguien -observo Luna.

-Mucho se queda corto -confirmaba Ginny - Anda Harry, dinos quien es.

-Anda Harry
dinos quien te gusta tanto como para que andes diciendo te amo a la mesa -casi grito Luna de emoción.

-No les voy a decir nada -dije enojado e irritado.

-Por favor -dijo Luna haciendo cara de suplica.

-Habla Harry -grito Ginny.

-¿Cómo es que las soportas? -le susurre a Ron, y ellas hicieron cara de indignadas.

-Pues lo hace porque no las escucha -contesto alguien a mis espaldas. - ¿De qué hablan? -dijo Hermione sentándose a mi lado, entre Ginny y yo.

-Pues
-busque con desesperación alguna excusa, pero Ginny no me dejo terminar.

---o0o0o--- нerмιoɴe

-¡¡¡¡Es que Harry no nos quiere decir de quien está enamorado!!!! -grito Luna a todo pulmón.

-Si -coincidió Ginny - Está lanzando besos y te amos por todos lados -dijo haciendo berrinche.

Mi mundo se desplomo cuando escuche las palabras de Luna y Ginny
.

Enamorado, sabía que algo tenía pero no pensé que fuera eso. No escuche más de la larga conversación que mantenían Luna, Ginny y Ron, pues al parecer era sobre sus candidatas.

Algunas de ellas eran compañeras de él en diferentes clases, pero había una nueva.

Al parecer una chica había entrado recientemente a la escuela, su nombre era Katherine Black, era muy bonita, y Ron la había postulado para un nuevo concurso

"La nueva dueña del corazón de Harry"

 

¿Es que nunca terminaría de sufrir por él?

---o0o0o--- нerмιoɴe

Me resulto incomodo mirar a la castaña que estaba frente al gran espejo, era muy bonita, y un nuevo brillo pícaro en los ojos. Su sonrisa era deslumbrante, pero sus ojos delataban algo más. Moje con cuidado mis manos antes de salir de nuevo hacia el gran comedor

-Otra semana que comienza -escucho como decía con fastidio una chica.

"Otra semana en que a él no le importa" -pensé yo.

Cuando me presente en la mesa, él de nuevo me ignoraba
No de una manera tangible, simplemente no me trataba como antes. Sus únicos tratos hacia mi eran "hola" y "adiós" claro que cuando le era posible ni siquiera hacia eso.

-Hola Herms -me saludo Luna sonriente, entusiasmada porque ahora era ella la novia de Ron.

-Hola -conteste algo incomoda por la alegría de ella.

El almuerzo transcurrió sin inconvenientes, aunque no había visto a Draco en todo el rato.

"Ya pronto lo veré"-pensé "Tenemos clase de pociones juntos, pero también esta él" -mire de reojo a Harry, quien me examinaba con frialdad.

Нαrry ---o0o0o---

"MALDITA SEA" -gritaba en mi fuero interno.

Lo noto, ella miraba con preocupación a la nada, articulando tal vez sin querer el nombre de Draco, mientras yo la observaba
Lo noto, lo noto.

Tome mis libros antes de que fuera hora, y me encamine al gran encuentro.

No distinguí que ella también se había movido, e iba en mi dirección.

-Harry -dijo en un pequeño susurro, uno que tal vez no hubiese escuchado si no le pusiera tanta atención. - Harry -me llamo de nuevo, aunque note algo nuevo en su voz

Continúe caminando, sin mirarla si quiera.

-¡Harry! - grito con tristeza.

La mire de reojo, y lo que vi me hizo voltear a verla con preocupación.

---o0o0o--- нerмιoɴe

-¿Qué? -dijo con un poco de preocupación.

-Deja de hacer esto -dije tratando de contener mi llanto.

-¿Qué deje de hacer qué? -pregunto con rudeza.

-Deja de herirme de una vez -susurre, mire con curiosidad sus ojos verdes, ahora cristalinos.

-Yo nunca te lo he pedido, debiste de tomarlo tú en cuenta
si querías que hiciera eso contigo -dicho ello salió caminando rápidamente de los pasillos.

Нαrry ---o0o0o---

No quería decir lo que dije, y sin embargo lo había hecho.

-Debiste de tomarlo tú en cuenta -había escupido las palabras - Si querías que hiciera eso contigo -una lagrima salió de mis ojos, y no permití que lo viera
Salí casi a la carrera a casa de Hagrid.

-¿Qué te pasa? -pregunto Luna, quien, quien sabe en qué momento, había ido a los jardines. - Harry -me llamo ella preocupada - ¿Fue algo con Ginny?

La mire con enojo, y ella lo entendió rápido.

-Fue con Hermione -dijo segura- A propósito -dijo evadiendo mi mirada, pero note como en la de ella se abría algo nuevo - Te has portado como un patán -casi me grito - Espero disfrutes tu soledad Potter -grito las últimas palabras, molesta.

Mire hacia donde ella caminaba, y la vi de nuevo. Ahí estaba Hermione, llorando sin parar sentada en las raíces de un gran árbol.

"Ella no huyo de mi mirada, solo la vio a ella" -dijo una voz aguda en mi cabeza, una dolida.

Me debatí durante unos minutos en ir o no con ella, pedir perdón. Pero alguien más se me adelanto.

 

Comienza a sacarme de mis casillas - susurre retomando mi camino inicial, pero no el ideal.

Нαrry ---o0o0o---

Camine con pesadez por los grandes pasillos para llegar de nuevo a la cafetería. Quería hablar con ella, quería disculparme por todo lo malo que había hecho en el pasado. Tenía dos días sin mirarla si quiera
o al menos creí que no lo hacía.

Me senté a lado de Ron durante el almuerzo, esperándola
. Mire el reloj y me di cuenta de que se me hacia un poco tarde para ir a pociones.

Salí casi a la carrera, cuando llegue tome el único asiento disponible, al lado de Luna.

-Hola Harry -susurro un poco alegre. Me miro con curiosidad un segundo, esperando mi respuesta - Ella ya no está enojada, ni triste -dijo al fin - Bueno, al menos no como debería -susurro.

-Bien clase -llamo el maestro - Este día haremos algo diferente, al parecer en otros grupos (y lo más probable es que solo los de 7to según dicen) estan llevando a cabo unos "proyectos de vida"

Todos comenzamos a poner atención ante las últimas palabras. Mire hacia mi castaña y ella miraba con un leve sonrojo al maestro

Pero
¿Por qué?

---o0o0o--- нerмιoɴe

Que no sea lo que estoy imaginando, Dios todo menos ese proyecto.

-El proyecto se llama "Vida en pareja" - MALDICIÓN- Y su pareja será sorpresa, bueno algo asi -se contradijo - Aquí todos los maestros hemos decidido que los alumnos de diferentes clases hagan esto juntos, solo habrá pocas parejas del mismo grado -anuncio

Bien, con esto las posibilidades crecen a mi favor.

-Por ejemplo
-tomo mi mano - Hermione, tu estarás con
-miro a todo el salón, como si buscara algo
¿O alguien?

Нαrry ---o0o0o---

Alce la mano como reflejo, en realidad no quería ni pensaba trabajar con alguien que no fuera, Herms o Luna, y si podía era mejor con Hermione.

-Usted señor Potter -dijo feliz - Harán una buena pareja -susurro audiblemente. - Usted Malfoy, con
-reviso las listas que tenía en la mesa - La srita. Weasley; srita. Luna, con Ron Weasley

Y asi paso un buen rato, recibiendo abucheos gritos de inconformidad. Sonreí para mí al encontrarme con la mirada de Herms.

-Bien
- dijo después de lograr calmar a todos. - Siéntense en parejas -obedecí de inmediato, me reí de Malfoy al hacerlo apartarse de la mesa contigua de Herms. - Los que tienen de otros grupos, corran por sus parejas, díganle al maestro que tengan que empezare a explicar todo, que hagan ellos lo mismo.

Varios alumnos salieron casi corriendo. El salón quedo medio vacío.

-Ahora bien -susurro - Las cosas van a estar asi, cada pareja tendrá una casa muggle, deberán comportarse como tales, y hacer que su relación sea estable, independientemente de su nuevo trabajo e hijos -algunos fruncieron el ceño.

-Pero... -susurro Hermione.

-Las casas estarán en el campo, alejados unos de otros. Vivirán como verdadera pareja por lo que resta del año, aunque claro habrá revisiones semanales
Cada pareja -prosiguió ahora rápidamente, tratando de evadir lo que tenía que decir - Tendrá dos hijos, no se ha decidido si niña y niño o como sean, se irán a sus casas mañana mismo. -finalizo.

-Maestro Witlock, ¿No es demasiado? -dijo Hermione.

 

-Por supuesto que no.

Ella dio un suspiro pesado y comenzó a garabatear en su libreta de apuntes.

-Además de todo esto, tendrán que decidir quién se queda en casa a dar una imagen pública. A pesar de que las casas estan en el campo, tendrán visitas de algunos excursionistas, o simplemente algún curioso. Por lo que deben de ser precavidos, no pueden usar demasiada magia, pero tampoco está prohibida -dijo con cautela.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Al finalizar la clase me dirigí hacia el escrito del profesor.

-Profesor Witlock, ¿no puede cambiarme a mi pareja? -dije sonrojándome.

-Lo lamento Hermione -dijo realmente apenado - Pero las parejas no han sido asi como asi. Los ha escogido el ministerio -se cayó bruscamente al darse cuenta de que soltó la lengua. - Mira, simplemente no está en mis manos, si por mi fuese, este proyecto no existiría.

-De acuerdo -susurre.

-Por cierto, tu casa, bueno, SU -enfatizo - casa estará en las afueras Italia, te preguntaras por qué se hace todo esto, pero asi lo dijo el ministerio, tenemos que probar que tan "inteligentes" son como para llevar a cabo esto.

-Si señor

-Y una cosa más, cuidado con las aves. -dijo dando por terminada la conversación.

Por ahora la única información que tenía era que mañana al amanecer iría a una casa sola con Harry, tendríamos dos hijos, alguno trabajaría, y estaríamos asi todo el año. Tome una de las decisiones más apresuradas, aunque tal vez una de las mejores, pues una parte de mi lo deseaba, pero una más grande, deseaba que él fuese otro.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Este era mi momento, no tendría ninguna oportunidad después. Tome toda mi ropa, y con un movimiento de varita lo guarde, a excepción de este atuendo, el que usaría hoy.

Era miércoles, y el resto de la semana no haríamos nada, aquí en Howargs, escribí en un pergamino mi invitación, y envié la lechuza.

No paso mucho tiempo antes de que recibiera la contestación.

"De acuerdo, nos veremos ahí a las 8: 30" -mire reloj, eran las 7: 30, tenía una hora.

Me arregle rápidamente, y me dirigí al cuarto de Harry.

Toque durante unos momentos.

Нαrry ---o0o0o---

Abrí los ojos al escuchar como alguien tocaba la puerta, me levante de mala gana, aun tenia conmigo el uniforme.

Rápidamente abrí la puerta, y la mire con sorpresa. Me saludo con un beso en la mejilla y yo a ella.

-Hola Harry -dijo con una sonrisa - Me preguntaba si podrías hacerme un favor.

-Claro -conteste casi al instante - Dime, ¿Qué necesitas?

-Pues... me gustaría que me prestaras tu capa de invisibilidad esta noche, solo por un rato

-Si, si -respondí antes de dársela.

-Buenas noches -me despedí cerrando la puerta, antes de escuchar cómo se alejaban sus pasos.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Mire de nuevo uno de los relojes bajo la capa de Harry, eran ya las 8:20, apreté el paso y Salí casi a la carrera a mi encuentro.

Llegue en poco tiempo, y lo vi ahí en el claro, esperándome a mí, mientras observaba a la luna, que comenzaba a salir.

-Hola Draco -fui a saludarlo, tan pronto me acerque el casi se lanzo a mí, me dio un apasionado beso y se aparto, avergonzado

-Lo lamento Herms
Fue un impulso, estas hermosa -dijo mirándome de arriba abajo.

Observaba lentamente mi blusa roja, de mangas ¾, que cubría un poco el pantalón vaquero que tenia. Llevaba sobre ella un abrigo negro, era pequeño, con unos diminutos cristales blancos en forma de gato en una esquina.

-Tu tampoco estas muy mal -le dije rodeándolo con los brazos.

En realidad Draco se veía muy bien de verde, era su color. Su camisa era en V, debajo de una gran chaqueta de mezclilla, a juego con el pantalón.

Él me rodeo la cintura, y observo de nuevo al cielo. Aspire con sutileza su aroma, aun tenía algo de lo que mi cuerpo no podía resistirse.

Me puse de puntitas para besarle sin que lo esperara, me detuve un poco, aunque el ya correspondía mis besos

-Draco -susurre su nombre en sus rosados labios- No quiero irme
-dije tratando de que entendiera mi pobre mensaje.

-Ni yo tampoco -dijo antes de besarme con fuerza de nuevo.

Continúe besándolo con aquella fuerza, sin notar que cada vez se acercaba un poco más al deseo.

Mi mano se entrelazo con sus cabellos, jalando hacia mí
Mientras que él trataba de acercarme lo más que le permitían sus brazos.

Pronto mi lengua comenzó a saborear sus labios, y la suya también trataba de hacer eso con los míos, estaba sorprendida

En este beso no solo había deseo, ni siquiera una atracción que yo decía era solo de él.

-Ven conmigo -dijo jalándome un poco hacia el norte del bosque - He preparado algo
Solo para ti -dijo haciéndome querer correr a donde decía.

Dejo de besarme por un momento, tomo mi mano y nos encaminamos hacia su sorpresa. Pronto llegamos a una especie de cabaña, algo que al parecer estaba hecho con magia, o eso supuse.

Se acerco más a mí, tomo mi cintura con un brazo y nos llevo más lento.

-Nos he traído a un viejo regalo
Fue de mis abuelos.

Entramos a la cabaña, y sin mirar atrás entramos al cuarto, el cerro con la pierna la puerta. Y me dejo con delicadeza sobre la cama. Él se hallaba parado frente a ella, y yo sentada con las piernas medio cruzadas.

-¿Quieres esto de verdad? -dijo seductor.

Me pare lentamente, y rodee con un brazo su cuello, una de mis manos fue a su camisa, comenzando a levantarla
.

-Yo quiero
-dije mientras trataba de desvestirlo- Quiero esto y más.

Dicho aquello el termino el trabajo, pronto estaba delante de mí un Malfoy de una figura envidiable, al no traer camisa pude ver con claridad sus marcados músculos.

Comenzó a besarme con sutileza, mientras una de sus manos continuaba entrelazada con la mía.

Poco a poco comenzamos a dejarnos llevar por todo lo que sentíamos, deseo, lujuria, inclusive algo más, algo que no lograba explicar.

Él nos movió de manera en que yo quedara debajo de él, sin sentir siquiera su peso.

Ambos habíamos decidido llegar hasta el final, y al parecer al mismo tiempo. Durante uno de los besos vi todo claramente
.

---o0 Draco 0o---

Hermione era hermosa, cada una de sus curvas era ideal, era simplemente perfecta
y siempre lo había sido.

La besé de nuevo, dejándome llevar por completo

La noche no sería lo suficientemente larga, y mañana sería demasiado largo como para no recordarlo.

-Te entrego todo -dijo sonriente mi castaña, mi mundo entero.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Cuando abrí de nuevo mis ojos me hallaba aun así lado, una gruesa colcha ocultaba nuestros cuerpos aun desnudos
Examine mi cuerpo, mientras esperaba que él despertara

 

No aguante la tentación de despertarlo con un beso, a lo que él respondía con una sonrisa pícara.

-Buenas noches -dijo a un sonriente, lo mire con sorpresa por "noches" - Aún son las 4 de la madrugada Herms, asi que son noches ¿no? -dijo aun feliz.

-Tienes razón -conteste contagiada con su alegría.

-¿Qué te parece si nos damos un baño? - se movió de la cama, comenzando a levantarse

Guarde silencio, se volvió para mirarme y se acerco lentamente, dejando nuestros labios a escasos centímetros

-No es lo que piensas mi niña, cada uno solo
Es para que nos vayamos ya. Seguro debemos salir antes de las 6. -dijo frustrado.

-Si, tienes razón,

-Tu primero princesa -dijo antes de salir de la habitación, dándome privacidad.

Me levante envuelta en la colcha, pensando en que él solo tenía sus bóxers.Me sonroje pensando en que el vivia paseando así por toda la cabaña.

Me metí al baño y tarde poco, me relaje mucho con el agua caliente, aunque al final, fiel a mi costumbre, la cambie radicalmente a fría. Temblando un poco ante ese gélido tacto.

Con la varita de él, nos traje ropa nueva a ambos, supuse no le molestaría
Me vestí y deje su ropa cerca del baño.

Él entro a este sin problemas, cuando salió comenzamos a caminar de regreso
Pues no era lejos.

Tomo mi mano y nos regreso en un abrir y cerrar de ojos.

Cuando estábamos de nuevo en los jardines de Howargs se detuvo en seco.

-Hermione -me llamo ¿triste? - Quiero decirte algo

-¿Si?

-Yo... bueno
-se debatía mentalmente- Te deseo un buen año, espero no sea la última vez -susurro antes de correr a su dormitorio, donde se le cayó una nota.

Hermione

Soy demasiado cobarde como para expresar todo lo que siento con palabras, lo de hoy ha sido maravilloso, tal vez sea apresurado decir que fue lo mejor, pues has sido la primera, pero lo ha sido
y créeme cuando digo
espero no sea la última vez.

Draco

Sonreí ante la nota, y regrese sin prisa al dormitorio
Aún tenía conmigo la capa de Harry, por lo que la utilicé en mi favor.

Cuando entre a la sala me lleve un susto.

Detrás de mi estaba Ron, con una expresión de espanto.

-Hermione se que estas aquí -dijo molesto.

Me quite la capa lentamente y lo mire, él corrió a abrazarme

-Me preocupaste boba -dijo feliz.

-¿Estas bien? -dije yo

-Si, solo quería despedirme, Luna y yo ya nos vamos
Nos ha tocado juntos y decidimos ir más temprano para adaptarnos, con eso de que los niños aun no han sido decididos.

-Entiendo.

El me abrazo más fuerte y susurro

-Cuídame mucho a Harry, últimamente anda medio raro.

Dicho ello salió de la habitación, mientras yo entraba a hurtadillas a la de Harry, solo estaba él, pues Ron ya se había ido, y no habían más chicos ahí.

Me quede pasmada al verlo sentado en la silla más cercana de la puerta, con la cabeza agachada, se había quedado dormido ahí.

Rápidamente deje la capa en su mesa, y trate de llevarlo a la cama sin despertarlo

Al tercer paso él comenzó a moverse, incomodo.

 

-Basta Ron... Déjame Luna -susurraba dormido. - Claro que no, ¿cómo podría molestarme que él amor de mi vida se vaya con un idiota como ese? -dijo irónico. - Katherine -susurro dormido de nuevo.

Los ojos se me llenaron de lágrimas, ¿Era Katherine lo que quería?

Нαrry ---o0o0o---

Me desperté atarantado en mi cama, aunque habría jurado haberme quedado en la silla, esperando a Hermione.

Entonces la note ahí, sentada en la silla dormida. Mire el reloj y ya eran las 7:00. Teníamos que estar en la casa de campo a las 8:00.

Me levante como rayo, me metí a bañar y cuando salí la desperté, aunque yo aun no me vestía por completo, estaba buscando alguna camisa.

-Hermione -dije desde mi baúl, evitando despertarla de golpe - ¿Herms? -Pregunte - HERMIONE -grite desesperado

Ella se levanto de golpe, abrió los ojos y se cegó con la luz del sol.

-Harry, buenos días. ¿Estás listo? -pregunto aun cerrando de nuevo los ojos.

-Herms es tarde -abrió los ojos de nuevo - Ya vámonos -dije terminando de ponerme la camisa y abotonándola lo más rápido que me lo permitían mis manos.

-Si vamos -contesto.

Ella salió por su baúl y yo saque el mio. La observe mientras sacaba el gran baúl, le ayude un poco, ella cargaba una parte y yo otra.

-Dios Hermione, ¿Acaso llevas aquí a un muerto? -dije riendo

-Qué más quisiera yo -contesto como si nada.

Bajamos y nos encontramos con el maestro Witlock en la entrada.

-Bien, Hermione, James - dijo el maestro - Tomen esto -nos dio una especie de bolsa, Hermione las tomo - Con cuidado -susurro el maestro - Ellos serán sus hijos. Son un niño y una niña, cuídenlos bien
y recuerden, crecen muy rápido.

Mientras caminábamos al carruaje que nos llevaría, observe a Hermione cargar a ambos niños sin dificultad. Ella les sonreía mientras yo continuaba casi jalando los baúles.

Llegamos a la gran casa en menos de diez minutos. La casa estaba amueblada. Habían dos cuartos, uno para los bebes y uno para nosotros. Las escaleras conducían al nuestro, y también al de los bebes, abajo había un baño, una gran cocina y una sala. Deje todo ahí, y fui a ayudar a Herms. Quien seguía sonriente con sus bebes.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Harry me ayudo cargando a uno de los niños, se veía muy torpe con él en brazos, aunque también tenía cierto toque de encanto.

-¿Cómo se llamaran? -pregunto él.

-¿Qué te parece Daphne y
.

-Felix? -pregunto

-Es muy bonito -conteste. - Me encantan -dije con sinceridad.

-Bueno... ¿Y ahora qué? -susurro.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Harry fue a revisar las cosas que había en la casa, yo solo me concentre en mis pequeños Daphne y Felix.

-Hermione - dijo regresando de arriba - Mira esto.

-Como si pudiera -dije riendo al ver a los niños - ¿Qué dice eso? -pregunte viendo la nota que tenia en las manos.

Él comenzó a leer

"Sr y Sra. Potter

Su trabajo consiste en lo siguiente, ustedes juntos deben educar a sus pequeños hijos
Estos bebes crecen muy rápido como deben suponer ya. Cumplen un año cada mes
Sin embargo, no olviden que siguen siendo sus hijos, y como tal deben cuidarlos
Ahora deben de hacer lo siguiente;

- Darle un nombre a cada infante

- Decorar el cuarto

 

- Tomar una foto de los cuatro

- Decidir quien es quien trabajara y quien dara la imagen pública

- Hacerse cargo de tareas del hogar

- Realizar acuerdos mutuos, que ambos decidan.

Recuerden que su relación influye directamente en los bebes, deben logar encontrar su equilibrio.

James Witlock

Cuando termino de leer lo mire atónita, eran muchas cosas, y todas un poco complicadas.

-Yo trabajare -dijo Harry -Si te parece bien
Ademas de hacer la cena, no te ofendas, pero no confio en que tu cocines -dijo riendo, aliviado.

-De acuerdo, entonces yo me ocupare de la imagen, la casa y los bebes por el dia, después tu lo haras.

-Ahora solo falta algo

-El cuarto -susurramos al mismo tiempo, muertos de miedo.

No sabia cuanto tardamos mirándonos aterrados, mire con miedo hacia las escaleras
Era algo que no quería hacer.

-¿Estan dormidos? -pregunto Harry acercándose.

-Eso creo.

-¿Puedo
¿Puedo cargarlos? -pregunto con miedo a mi reacción.

Нαrry ---o0o0o---

Ella sonrió poco a poco, y se movió de tal manera en que Daphne terminara en un brazo mio, nuestras manos se rozaron un centímetro, y ocurrió algo increíble
aunque con magia era muy posible.

La pequeña niña de cabellos oscuros (o asi era como la había visto) comenzó a cambiar, su boca se volvió un poco esponjada, tal como la de Hermione, sus orejas tomaron un poco de forma, muy parecida a las mías; y sus cabellos comenzaron a tornarse medios oscuros y rizados. Tenía la forma del cabello de Herms, y el color del mio.

Sonreí alegre por el evidente parentesco.

Apreté la mano de Hermione, mientras ambos aun sosteníamos a la pequeña Daphne.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Harry sugirió que intentáramos lo mismo con Felix, y sucedió algo muy parecido
Solo que él tomo su cabello y su boca, mientras que conservaba mi nariz y mis orejas.

Harry y yo estábamos muy alegres, demasiado entusiasmados a decir verdad. ¿Por qué esto era asi?

Dejamos a los pequeños en la gran cama de nuestra habitación (si, al parecer el ministerio nos quería tanto que decidieron que TODAS las parejas dormirían en la misma cama, si es que no querían el sillón); y caminamos al cuarto de los niños.

Era color crema, muy espacioso, tenía un par de cunas verdes lima, un color ideal pues eran niño y niña
Una cosa menos.

Harry miraba con detenimiento cada centímetro, como si se imaginara todo.

Saco su varita sin que lo viese, y acomodo todo en un santiamén.

El cuarto había quedado perfecto, en la esquina había un gran ropero, donde había cajones y un par de espacios más, a su lado estaba un sillón de madera.

Las cunas estaban pegadas una en cada pared, una a la izquierda, una a la derecha. Harry les cambio el color por uno más claro, una era color pistache, y la otra un verde profundo.

Sonreí mirando las maravillas.

-¿Te molesto que lo hiciera? -dijo Harry rompiendo el hilo de mis pensamientos.

-Por supuesto que no Harry -dije rodeándolo con los brazos, feliz - Es hermoso -susurre.

Нαrry ---o0o0o---

La abrase con fuerza, pues hacia tiempo no le sentía tan feliz en mis brazos, o más bien, hacía tiempo no la sentía feliz en MIS brazos.

No tardamos casi nada haciendo las cunas, doblando unas pequeñas colcitas color blanco. En el ropero había mucha ropa, para las diferentes etapas supuse yo.

 

Toda la habitación estaba completamente lista.

Hermione salió de la habitación y se dirigió por uno de los niños, cuando volvía Salí yo, dejándole a solas con la pequeña Daphne.

Regrese rápidamente al gran cuarto. Y mirando como Hermione cargaba sonriente a la pequeña. Mire al bebe que tenía en mis brazos y sonreí, era un perezoso, puede que más que yo.

-Felix parece más hijo de Ron que tuyo -dijo Hermione riendo - ¿No lo crees? -se acerco a nosotros con Daphne aun en brazos, se acerco a nosotros. El pequeño Felix despertó y miro a Daphne.

Observamos aquel encuentro entre hermanos.

Ella le tendió la mano a él, y este la tomo con rapidez. Cuando sus manos se entrelazaron un brillo salió de ellas, y ni siquiera parecían sorprendidos.

Cuando aquello paso, ambos bebes cambiaron de nuevo.

Ella tomo muchas características de mi, el cabello de mi lacio y oscuro. Los dos tenían mi nariz y mis orejas
además de la pequeña boca de Hermione, tenían también las orejas y la sonrisa de ella.

Ahora Daphne era mi viva imagen, pues tenía mis características más marcadas, mientras que Felix tenía la mayoría de las de Hermione

---o0o0o--- нerмιoɴe

Mire con más detenimiento la escena
algo más había cambiado en los bebes, antes los dos tenían ojos negros como el carbón, y ahora Daphne tenía mis ojos, aunque un poco más acaramelados. Mientras que Felix tenía los de Harry. Trucos de los Sims 4

Era un tanto divertido, una pequeña Harry con mis ojos, y un pequeño yo con sus ojos. Aunque se veían muy bien. Tan guapos como él.

-Ha sido extraño -dijo Harry sonriente - Pero magnifico ¿No crees?

-Bastante Harry, bastante
¿Hora de la foto? -pregunte divertida.

-Me parece perfecto.

El tomo a Felix y yo a Daphne, el coloco la pequeña cámara y la varita, nos acomodo de manera en que todos viéramos hacia el frente.

Paso un brazo por mis hombros antes de hacer un movimiento con la varita, y medio cegarme con el gran flash.

-Listo -dijo riendo - ¿No te has quedado ciega esta vez?

-La pregunta -le conteste yo - Es si todavía aguanto más fotos tuyas.

Harry y Felix bostezaron al mismo tiempo

-Haragán -le dijo Harry con una sonrisa.

-Ha sido un día muy largo Harry -dije mirando a la pequeña Daphne bostezar también. - Vamos a dormir.

Él acomodo con cuidado a Felix en su cuna, y yo a Daphne
Después nos encaminamos a la gran habitación.

-¿Quieres que duerma fuera? -me pregunto a un medio dormido.

-No importa Harry, quédate conmigo -me sorprendí por mi respuesta.

Él simplemente se quito la camisa, y se puso la parte de arriba de la pijama, yo entre al baño de ese mismo cuarto y me puse una bata rosa, era un poco larga, por lo que tuve que doblarle un poco.

Salí del baño rápido y lo encontré aun cambiándose, con deliberada lentitud debido al sueño.

-Dios Harry, ni una mujer tarda tanto -bromee

-Si lo sé -se tiro a la cama y termino de subirse en pantalón del pijama.

Se movió incomodo en la cama nueva.

-¿Es incomoda? -pregunte con curiosidad, sentándome en el borde.

-Tu sabrás -contesto riendo.

 

Me acosté en la gran cama matrimonial, y me gire observando el borde, de espaldas a él. Rogando que el sueño me consumiera.

Y así fue, pero fue después de que él, dormido e incomodo, se diera la vuelta, rodeándome con los brazos, y aferrándome a él.

Нαrry ---o0o0o---

El fin de semana había sido divertido, aunque esperabamos la visita de Witlock este no aparecio, por lo que habíamos salido a pasear por el campo con Daphne y Felix
Había sido algo asi como una semana en familia.

Sonreí pensando en ello, Hermione me miraba con curiosidad desde la puerta de la cocina, donde ahora trabajaba en la cena.

-Es que espero sea algo comestible esta vez -le dije aun riendo.

-JA JA, muy gracioso Potter -dijo un poco moleta - No te preocupes, con magia todo es posible

Mire hacia las cunas de los pequeños, observando su profundo sueño. Me parecía increíble que fueran asi de hermosos, y lo que habían hecho en mi y en Hermione
Ahora éramos más unidos que nunca.

-Hace tiempo que no hablamos con Luna y Ron -dije recordando que teníamos casi una semana incomunicados con todo el mundo.

-Ya los veremos después -respondió aun en la cocina. - Esta listo -grito- bueno, eso creo.

Entre riendo a la cocina, y vi la cena que había preparado mi amiga
¿Eran?

-Es espagueti -contesto - pensé te gustaría -dijo sonriendo nerviosa.

Tome asiento y me serví, y de paso a ella. Se sentó a mi lado y comenzamos a cenar.

-DIOS HERMIONE -grite en éxtasis - ES DELICIOSO ¿Qué hiciste? -continúe aun con pasta en la boca.

-Nada Harry, solo seguí una receta de mi madre. -se encogió ante la mención, escuche cuando los niños comenzaron a llorar.

-Iré a verlos -dijo Herms.

Me sentí como un completo imbécil, no sabía que había ocurrido, todo iba bien hasta que metí la pata.

Termine de comer y lave todo, medio limpie la cocina y subí con Hermione.

Dude si entrar o no a nuestra habitación
Toque la puerta con nervios.

-¿Puedo pasar? -pregunte. No hubo respuesta - Por favor Hermione, en verdad lo lamento

Entre a medida que decía todo, y ahí estaba ella, acostada y al parecer dormida, me acerque a ella y me arrodille, mire sus mejillas brillar debido a las lagrimas.

Tome una de sus manos tratando de arreglar lo que había hecho. La bese con suavidad.

-Lo lamento mi princesa -dije susurrando, esperando que no despertara. - Lamento mis estupideces, lamento haberte hecho daño, lamento recordarte todo eso
-una lagrima salió de mis ojos - Lamento más, y no sabes cuánto -decía casi para mí- Lamento haberte permitido caer en brazos de otra persona que no te ama tanto como yo.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Había llorado tanto, a tal grado que los ojos me pesaban, los deje cerrarse con suavidad. Mientras escuchaba las disculpas de Harry tras la puerta.

-Por favor Hermione
En verdad lo lamento

Su voz se apago, y creí que se había marchado, pero no preste mucha atención.

-Lamento recordarte todo eso -pude sentir algo húmedo sobre mi mano, la que él seguía apretando con suavidad, abrí un poco los ojos y lo vi ahí junto a mí, mirando la mano, tal vez creía que estaba dormida - Lamento más, y no sabes cuánto
Yo lamento haberte permitido caer en brazos de otra persona
que no te ama tanto como yo.

 

Quise dar un grito ante sus palabras, lo deseaba con todas mis fuerzas, no quería nada más. Sin embargo reuní fuerzas de un lugar que no conocía.

-Yo también lo lamento Harry -susurre casi para mí.

Нαrry ---o0o0o---

Me sobresalte al escucharla, lentamente alce la mirada hacia ella, y la vi sonreírme con un poco de tristeza.

-¿En serio? -pregunte con gran curiosidad.

-Harry -me dijo haciéndome levantar del suelo. - Yo
Bueno no sirve guardarlo más
-dijo debatiéndose internamente - Siempre te he amado, por eso he hecho todo por ti, porque te amo, solo a ti, no hay nadie más para mí que no seas tú.

-¿Y Malfoy? -pregunte sin querer.

-Harry, jamás me creerías si te lo contara. -dijo tímidamente.

-Sabes que si lo hare -le conteste.

Ella se sentó en el borde de la cama, y me invito a acompañarla; asi lo hice. La observe mientras ella se tornaba cada vez más roja, más avergonzada que nunca.

-Harry -suspiro con tristeza- Cuando me di cuenta de que las cosas con Ron no estaban bien, decidí empezar de nuevo, sabía que tú no me verías como yo a ti, asi que empecé a formularme un plan. Sabía que el más peligroso para ti, por ahora, es él, Malfoy
y que él solo tenía una idea en la cabeza; terminar contigo. -me miro de reojo, la mire con cierta sorpresa, y no me permitió interrumpir- Fue entonces cuando se me ocurrió:

"¿Por qué no colarse por información? Claro que la única manera fácil, o más bien, segura, era con el mismo Malfoy. Comencé a seguirle, intentando lograr entablar algo con él. Fue entonces que algo salió mal en pociones, eso era lo que necesitaba. Fingí ser una de las tutoras y lo logre, mi único alumno seria Draco. Y eso estaba bien. Asi pasaron días, tuve que pensar muy bien en como zafarme un poco de ti y Ron para verle
y entonces cambie por completo mi rutina. - yo solo asentí, lo recordaba bien. - Pero no todo iba según el plan, según yo, Draco comenzaría a fijarse en mí unas cuantas semanas. Pero no fue asi, la segunda semana todas las cartas estaban sobre la mesa.

-¿A qué te refieres? -pregunte con curiosidad

-Draco me beso después de su clase en la biblioteca, debo admitir que yo me lo busque, pero aun asi no estaba lista.

Mis manos se convirtieron en puños al escuchar aquello.

-El verdadero comenzó en ese momento, debía aprender a comportarme como una chica loca detrás que iba detrás de Malfoy y de todo lo que este podría dar. Y lo demás lo sabes bien, nos lucíamos en público, de vez en cuando estábamos solos en los jardines o en la biblioteca

-Hermione
Tu no abras
-le dije preocupado.

-Yo... ¿Qué Harry?

-Dime Herms
¿Tu y Draco
?

-Harry... yo... bueno... en verdad
-dijo entrecortadamente - Tengo lo que quería Harry, asi debía ser.

Era más que obvio que el sentimiento que me lleno no eran celos, no era molestia enojo o algo asi. Solo había una gran paz. Ella casi lloraba, afectada por mi silencio. Dude si en verdad habia conseguido aquello que necesitaba.

La abrace con fuerza, lo que a ella le sorprendió.

-No importa mi Hermione -dije besando su frente, descendiendo a sus labios, una vez que estuvieron escasos centímetros dije - Ahora estas junto a mí, y no te dejare ir.

 

[[OJO: ESTE CAP ES ÚNICO, POR QUE NO LO NARRARA NI HERMS NI HARRY
LO NARRARE YO, ESPERO LES GUSTE, Y PORFAVOR COMENTEN]]

La castaña continúo mirando a la nada, aburrida. Los pequeños Daphne y Felix dormían la siesta, como todos los días. Ella simplemente esperaba a su Harry, quien llegaría de nuevo feliz, feliz por encontrar lo que siempre soñó
Encontrar a la mujer de su vida esperándolo a él, y solo a él.

Hermione volteo al escuchar como algo chocaba con la ventana, y observo a la lechuza oscura que recién llegaba. Se puso de pie y le abrió la ventana. La lechuza voló en círculos antes de tomar lugar en el respaldo del gran sillón. Ella tomo el papel que esta tenia y comenzó a leer, esperando fuera algo interesante.

Hermione:

Ya te extraño mi princesa, quiero que nos veamos pronto. Tengo tanto que darte y decirte, me gustaría que vinieras a Londres pronto, mi casa con Ginny está aquí, por si quieres saber son dos niñas, son Elizabeth y Halley. Es verdad me he basado en tu nombre, y Ginny lo noto, está un poco ¿celosa? No lo sé mi princesa. Simplemente quiero que me cuentes un poco de ti, hace mucho no senada. La curiosidad me mata
Por cierto, dile a Potter que si te hace algo lo mato, espero no te moleste una baja en tu familia, aunque podría convencer a Ginny de adoptarte
Seria una idea muy buena ¿no te parece?

Draco

La chica tomo un pincel y tinta, y en ese mismo pergamino escribió

Draco

Igual yo te extraño, no sabes cuánto, Y lo de la visita, creo que Ginny te matara y a mí por ello, puede que sienta algo por ti, tal vez, aunque claro, no debes decirlo Draco; y para tu curiosidad, Harry y yo tenemos unos gemelos. Sus nombres son Daphne y Felix... Harry es quien trabaja casi sin descaso, pues no cree que yo cocine muy bien, y lo entiendo, el primer día termino toda la noche en el baño. Fue algo muy cómico, creo que hemos sobrellevado todo bien, él sigue inquieto y
en realidad hay varias cosas que debo discutir aún contigo. Espero tener noticas de ti pronto, cuida a las niñas.

Hermione.

La castaña se sintió extraña al darse cuenta de lo que había escrito, y espero que Draco no notara la forma en que se refería a Harry, era como si describiera el sol, un sol que había visto por primera vez

Pronto recibió la respuesta, y la lechuza cansada esperaba de nuevo.

Ignoro a que te refieres con eso, no sé qué te pasa. No me interesa Ginny y lo sabes bien, no te cambiaria a ti por ella
¿No estarás evitándome nada más? Hermione dime que pasa
¿Es que ahora lo prefieres a él
o hay alguien más?

Hermione enfureció al instante, ¿cómo se atrevía a desconfiar de ella? Trato de contener las palabras que venían a su mente, por lo que solo contesto.

Se prudente por favor, este asunto no se puede tratar por medio de notas infantiles

Draco atónito leyó tres veces la respuesta... No era posible que le dijera infantil, a él que había optado por hablar con ella, porque la extrañaba, porque la quería.

Si lo quieres asi
Bien.

Contesto el albino molesto.

Ni se te ocurra Draco Malfoy
no quiero que te aparezcas aquí, ni hoy ni nunca. Si, tal vez tengas razón
. Pero no diré más.

 

Draco respiro más tranquilo, la tormenta estaba a punto de pasar, pero tampoco dejaría todo asi. Medito un instante todas sus opciones. Y mando la que para él, era la última nota.

Cálmate princesa, te daré la razón a ti. Confió en ti. Te amo, y no dejare que celos termine con esto. ¿De acuerdo? En serio Herms, lamento haberme portado asi.

Te amo Hermione, no sabes cuánto. Espero Potter y tú sigan bien.

Draco.

El albino, sonriente, regreso a ver a sus adorables hijas, las quería mucho. Aunque Ginny se portaba muy mal con él, ella era quien trabajaba, ya que, por lo que dijo, no lo soportaba ni una pizca, ni él, ni el proyecto.

Draco continuo feliz en casa, abrazando como si fuera la última vez a Eli y Halley. Mientras que Hermione lloraba tal cual magdalena. "Confió en ti" repetía varias veces.

Pocos segundos después de meditar en silencio. Ahora sin lágrimas, pensó en alguien que podría ayudarla. No confíaba mucho en Ron, pero era una muy buena alternativa hacerlo.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Camine hacia la ciudad tan pronto como Harry llego. Salí rápidamente y a pocos metros de la casa lance varios hechizos, protegiéndola.

-Que linda la Sra. Potter -escuche una voz infantil a mis espaldas. Aunque sabía quien era.

Lentamente gire hacia ella, y me encontré con la radiante sonrisa de la bruja.

-¿Qué haces tú aquí? -escupí las palabras.

-Lo mismo que tú, solo busco ayuda. Y por lo que he visto, tú me eres de utilidad sangre sucia.

-¿Qué quieres Bellatrix? -dije con cautela.

-Simplemente lo mismo que tu. Estar con quien más quiero.

-¿Qué?

-Se que estas con Malfoy por otra cosa Granger
Pasy me lo ha dicho. Lo sé. Me doy cuenta. Si en verdad estuvieras con él como aliada nunca habrías hechizado la casa. ¿Me equivoco?

Guarde silencio, no tenia respuesta.

-Si en verdad quieres saber qué es lo que quiero ven conmigo.

Mire con recelo a la bruja, y me acerque un paso hacia ella. De igual manera que ella a mí, sonrió y se acerco a mi oído.

-Quiero que tú le saques información a Malfoy, el chico sabe más que todos. Su padre le dice muchas cosas
. Para ello debes revisar cada rincón de su casa, de su vida.

-¿Y que gano? -susurre igual.

-Solo la vida de Potter. Yo tengo en mis manos ello, tengo tanto o más poder que tu y ese Weasley juntos. Además, un hechizo tuyo no es nada
Obsérvame.

La bruja se parto rápidamente y saco la varita. Me asuste un poco, confiaba en mi hechizo.

Agito la varita, y derrumbo sin problemas el gran árbol que se encontraba dentro del escudo invisible.

La mire atónita, ella me había ganado, y estaba jugando sucio.

-¿Y bien? -pregunto aun burlona.

-Usted gana
-dije resignada.

-De acuerdo Sangre sucia. Lo primero, y que creo ya hiciste, es hacer que Malfoy te mire más, te quiera, te busque.

-Resuelto

-Bien, ahora debes actuar como si él fuera todo para ti, no me importa si no te gusta. Solo hazle sentir que eres de él, y para él. Cuando lo logres, yo vendré personalmente.

-Pero
-susurre y la bruja desapareció.

---o0o0o--- нerмιoɴe

Desde que hablé con Bellatrix había cambiado demasiado. Ahora visitaba a Draco con frecuencia, inclusive me acompañaba Harry, además de mis pequeños. Me sentía mal por jugar asi con todo esto.

 

-Pero bien podría tener solo uno -susurre para mi mientras me arreglaba de nuevo para ver a Harry.

Salí del baño muy hermosa, debía admitirlo, algo bueno sacaba de estar de picara con ellos.

Harry ya estaba acostado, dándome la espalda. Me sentí extraña cuando me acomode a su lado y lo abrace con fuerza.

Él me giro para quedar de nuevo frente a mí y devolverme el abrazo, aunque con más fuerza.

Bese con lentitud sus labios carnosos, esperando más que un simple abrazo. Y asi fue, pasamos la noche juntos, asi debía ser.

Un rato después caí en un profundo sueño, aun acunada por sus brazos.

-Esto no forma parte del plan -decía Bellatrix. - ESE DEBERIA SER DRACO. -grito haciéndome despertar de golpe.

Harry también salto de susto ante la sorpresa. Yo lo mire apenada, roja y muy enojada conmigo misma.

-Tú y yo tenemos que hablar -dijo serio - Quiero saber si hay algo nuevo Hermione, sé que estás haciendo, pero aún no comprendo nada. ¿Qué ganas estando con Draco?

Me eche a llorar ante sus palabras, el me miro con recelo, como si fingiese. No tardo en notar que las lágrimas eran más que reales. Tan real como el nuevo amor que nació entre nosotros hacia pocas semanas. Ambos éramos felices, o eso creía yo
Además de que nos uníamos más con Daphne y Felix, quienes dentro de unos días cumplirían el primer año.

-¿Quieres saber que gano? -susurre entre sollozos.

-Si

-Cada día que estoy con él, gano un minuto más contigo.

-Eso es

-Bellatrix aun esta rondando Harry, ella ha logrado todo. Mis hechizos son pequeños a su lado. Ha destruido todo
Y lo que ella quiere es estúpida información. Draco sabe todo del señor tenebroso
Absolutamente todo. Y si estando con él, tengo más oportunidad de tenerte a salvo -dije levantándome de la cama, envuelta en una sabana solamente- Lo hare.

Me desvanecí enojada y triste de la casa, y aparecí en donde quería estar. En la cabaña en donde me había entregado en cuerpo y alma a Draco Malfoy.

¿Era por Harry todo?

Tú sabes que mientes Hermie. -susurro en mi oído mi propia voz.

[ Lo sé, lo sé, no fue tan único, pero me ha gustado mucho la idea de hacer otra historia por mi y no por Hermione, Harry o Draco... Espero les guste :D ]

Harry tomo asiento en el gran sillón de su estudio en el ministerio. No tenía mucho que hacer en el día, solo daba sus permisos en diferentes cosas
"Nada relevante" pensó.

Una lechuza entro por la gran ventana, y Harry tomo el pergamino de esta.

Harry;

Quiero saber en este momento porque me evitas, he tratado de verte desde que salimos de Howargs y tú no das señal de vida. Sé que viniste la semana pasada, pero eso no quita que no dejabas de ver a Hermione. No tengo derecho de pedirte explicaciones, pero quiero saber que pasa.

Ginny

Él chico medito un poco su respuesta, debía de cortarle las alas a Ginny, ¿pero cómo?... después de un momento contesto.

Ginny

No sé qué te pasa, ¿realmente pretendes pedirme explicaciones cuando yo no he puesto pero a que duermas en la misma habitación de Malfoy? Es más, no sé siquiera si te has acostado con él. ¿Quién te crees?

Harry

La pelirroja, al ver la respuesta del "amor de su vida", se enojo bastante, y saco a lucir algo que Harry no conocía, él gran odio, celos y rencor que sentía por Hermione
Ginny irritada y a punto de aparecer en el ministerio para ponerlo en su lugar, escribió lo que sintió para calmarse.

 

Pues yo no pongo peros a que tú Harry Potter estés con la estúpida y malnacida de Hermione Granger
ni siquiera pretendí que terminaras tú amistad con esa maldita sangre sucia. Solo quería saber de ti Harry, quería que me dieras un por qué de tu muerte. NUNCA CREI QUE ME FUERAS A TRATAR ASI.

Harry no contesto al instante.

-Si digo que tengo algo con ella Hermione me matara
-medito en voz alta, pero enojado como se encontraba escribió con desprecio todo aquello

Siempre pensé que eras una chica diferente a las otras, no solo por jugar en un equipo conmigo, o por ser tan linda, pensé que confiabas en mi Ginny Weasley, pero si no es asi
Ni siquiera sueñes que tendremos algo tú y yo, y no se te ocurra meter de nuevo a Hermione
Sabes tan bien como yo que ella tiene los ojos puestos en Draco.

Y por si no está lo suficientemente claro... ¡TU Y YO NO SOMOS NADA!

Deberías intentar algo con Draco Malfoy, son tal para cual Pecosa.

Harry utilizo el término "pecosa" pues sabía que era lo que más le molestaba a Ginny, y le molestaría aún más por lo que dijo con Draco.

-TIENES RAZÓN JAMES POTTER -escucho como le gritaban desde la puerta. Ginny estaba hecha una furia por lo que contesto Harry.

-Suelo tenerla pecosa -le dijo con una sonrisa, alzando el coraje de Ginny.

-¿Qué es lo que pretendes? -dijo lanzándole una mirada asesina.

-Eso mismo quisiera saber yo Ginny
¿Quién te crees tú en mi vida? -respondió Harry enojado.

-Tu novia, eso me creo. -contesto ella.

-Pues no lo eres niña -se acerco a ella, molesto e irritado.

Ella dudo un poco, pero decidió hacer algo, tratando de salvar su relación con Potter. Enrosco sus brazos en el cuello de Harry, atrayéndolo a ella.

-¿estás seguro Harry? -trato de engatusarlo, acercándose a sus labios.

Él se aparto de inmediato.

-Por supuesto que si Weasley
No somos nada. NADA ¿entiendes? -dijo Harry exasperado

-ES POR ESA MALDITA SANGRE SUCIA -grito ahora descargando todo el coraje.

-NO LE DIGAS ASI PECOSA. -Harry también gritaba

-¿ENTONCES COMO LE DIGO?-lo reto- YA SE
MALDITA ARPIA, ELLA ES LA CULPABLE DE TODO

-QUE NO

-QUE SI -los ojos de la pelirroja se forzaron asi mismos para que brotaran falsas lágrimas. - Por su culpa ya no me quieres, ahora la prefieres a ella. A ESA ZORRA Y A SUS MALDITOS BASTARDOS -grito lo último con toda la fuerza de sus pulmones.

Harry no resistió el impulso de callarla, le dio una bofetada a la pelirroja, haciéndola sonreír internamente "es mi turno" pensó fríamente, mientras que de nuevo salían más y más lágrimas.

-¿Cómo te atreves? -fingió que se le partía el corazón, que se partía su misma alma.

-Ginny
yo
no
lo... Ginny
-balbuceo Harry, nervioso. Aterrado por la idea de que Ron se enterase de todo. Se acerco un paso a ella, y esta se alejo.

-TE ODIO POTTER -grito y salió corriendo a casa de Ron, "me las pagaras caro Hermione Granger, tú y Harry me las pagaran" pensaba de camino.

 

Harry preocupado, pensó en sus posibilidades.

-Como si tuviera alguna -dijo sarcásticamente, tomando un pergamino y escribiendo apresuradamente.

Hermione

Por favor, no le quites los ojos de encima a Daphne y Felix, no pasa nada malo, solo que
Hablamos después. Te amo

Harry

HOLA GENTE, OK SUENA RARO, HOLA MUNDO, SUENA PEOR ¿VERDAD? BUENO HOLA A TODO EL QUE ESTE LEYENDO EL MENSAJE DE LA ESCRITORA MÁS .... DEMENTE DE POR AQUI ( es un supositorio ¿ok? ) QUISIERA PEDIR QUE ME DEJEN MÁS DE UN COMENTARIO, ES ALGO DOLOROSO, AUNQUE EXTRAÑAMENTE PLACENTERO, VER CUANTOS HAN LEIDO MI PRIMER FIC, ADMITO ME ENAMORO DEL NÚMERO CUANDO VEO QUE CRECE Y CRECE, PERO LO QUE ME GUSTARIA ES LEER LO QUE PIENSAN EN VERDAD. ( si, me acabo de sentir como el Cullen, "Eso me hace desear saber que piensas en realidad" xD ) COMENTEN... PERO BASTA DE BLA BLA.... AQUI EL CAPITULO 13

Ésta bien, esto no puede ser peor....

Нαrry ---o0o0o---

Llegue a la carrera a casa, pues pronto tendría batalla con Ginny
o con Ron si tenía poca suerte. Hermione fue a acostar a los pequeños y se quedo un rato arriba, espere con nerviosismo el golpe de la puerta, y no pasaron un 5 min antes de que esta se abriera de golpe.

-¿Por qué lo hiciste Potter? -casi grito Ron entrando a nuestra casa.

-¿Qué pasa? -pregunto Hermione bajando las escaleras.

-Nada Herms -dije abrazándola.

-¿Te atreves a decir que nada? -Bramó Ron - ¿Sabes que pasa Hermione? Pasa... que tu querido Potter abofeteo a Ginny
eso pasa.

-Harry
-comenzó la castaña

-Se lo merecía -me defendí, no quería decir eso pero tenía que- ¿Te dijo el por qué Ginny? -le pregunte a Ron, este dio un paso atrás, pues no tenia respuesta.

-No -susurro mirando el suelo.

-Calma... -me dijo Herms, pero no la deje terminar... La solté y encare al pelirrojo.

-Lo que pasa es que tu pecosa le dijo zorra a Hermione
dijo que era una malnacida sangre sucia y que...¡¡¡NUESTROS HIJOS ERAN UNOS BASTARDOS!!! -Grite molesto, recordando todo- ¿TE PARECE POCO RON?

-ESO NO TE DABA DERECHO -me acuso

-CLARO QUE SI, ELLA SE PORTO COMO LO QUE ES -grite ahora lleno de furia

-¿Y QUE SE SUPONE QUE ÉS?

-UNA CHIQUILLA ODIOSA

Ron se encogió ante mis palabras, era obvio que esperaba un insulto mayor.

-Es mentira -dijo en voz baja, ya no tenía manera de batallar.

Me encamine al pelirrojo, pero un golpe sordo me hizo mirar atrás.

---o0o0o--- нerмαιoɴe

No podía asimilar todo esto. ¿Mi amiga me había dicho sangre sucia? No, Ginny no era capaz de ello
¿O sí?

-UNA CHIQUILLA ODISA -grito Harry a todo pulmón.

No escuche más, un mareo me inundo de repente, y caí desplomada en el suelo. Sentí unos brazos pasar debajo de mi, alzándome, no sin cierto esfuerzo, y llevándole a algún sillón supuse.

-Hermione
-decía Harry a mi oído.

-Eh... Herms
¿Estás bien? -preguntaba Ron

-¿Qué
? ¿Que paso? -pregunte algo mareada aún.

-Te desmayaste -dijo riendo Ron. Observe como Harry empalidecía, y yo también. - Hermie tengo que irme, nos vemos luego -dijo Ron dándome un abrazo de despedida, aunque juraría que susurro algo como "en verdad espero que no"

 

Ron desapareció por la puerta y Harry comenzó a examinarme con la mirada.

-¿Qué? -pregunte no muy segura de conocer la respuesta.

-Nada -desvió la mirada.

-Por favor Harry, no creerás que estoy
bueno
tu sabes a que me refiero -susurre asustada.

-No lo sé Herms, ¿estás segura que no?

-Harry -tome mucho aire- Tu y yo sabemos que lo que deseas saber es si no es de

-De Draco -me corto. - Y entonces

-¿Lo es? -pregunte en voz alta.

-Eso quiero saber Hermione -dijo acercándose a mí, cada vez más cerca - Dime la verdad.

-Yo
-puedo jurar que su aliento me hacia olvidar lo que planeaba decir.

Нαrry ---o0o0o---

-Yo... Bueno
Harry no lo sé -confeso apenada.

Baje la vista y me aleje de ella
"No puede ser peor." Pensé.

-Tenemos que examinarte, no podemos creer que estas embarazada asi como asi -dije con el poco valor que logre recaudar.

-Harry -sollozo mi castaña, o tal vez debería decir "LA" castaña.

Me acerque de nuevo a ella, y la abrace con fuerza, acunándola siempre.

-¿Qué pasa pequeña? -dije mientras ella encontraba un lugar en mi hombro, sollozando por lo bajo.

-Tengo mucho miedo Harry, no solo por
. Esto. Sino que, ¿qué pasara cuando todos lo sepan? ¿Cuándo mis padres lo sepan?.... ¿Cuándo Draco lo sepa?

Sentí que mis ojos ardían, quería llorar junto a ella, pero no me deje.

-Primero debemos estar seguros Herms.

La deje sentada en el gran sillón, y tome un pergamino.

Hoy te necesito más que nunca Luna, solo tú puedes ayudarnos
a Herms y a mí
Solo tú lograras controlarnos a ambos. Es urgente que vengas. Te lo suplico.

Harry

Envié el pergamino con la primera lechuza que vi, espere con desesperación la respuesta. Mientras que mi castaña corría al baño. Tome el pergamino y camine en la dirección de ella.

La encontré arrodillada ante la taza, vomitando. Tome su cabello para evitar que se mesclara con algo.

Hermione se levanto lentamente, y fue a lavarse la cara y los dientes. Abrí el pergamino y leí.

No se preocupen chicos, estaré ahí en menos de 10 min, llevare a un sanador por si acaso

Luna

Cuando termine de leer escuche unos pasos aproximarse. Hermione y yo salimos del baño y ahí nos estaba esperando una Luna sonriente, y a su lado un sanador.

-¿Es enserio necesario? -me susurro Hermione.

-Bastante.

Poco a poco nos acercamos a los invitados, y Hermione sonrió al ver a nuestra rubia amiga.

-Luna -gritó Hermione tirándose a los brazos de la rubia. Esta la recibió con brazos abiertos, mientras Hermione sollozaba.

Esperamos a que Hermione se calmara un poco, y nos sentamos los cuatro en el comedor.

-¿Entonces qué pasa? -nos pregunto Luna, pero antes de responder lanzo otra pregunta- ¿Sera él necesario? -dijo señalando al sanador.

-Lo será -dijo Hermione. - Luna... lo que pasa es que
-comenzó la castaña

-Creemos que está embarazada -dije yo.

---o0o0o--- нerмαιoɴe

-¿¡QUÉ?! -grito Luna realmente sorprendida
-Pero... ¿Cómo? ¿Cuándo?... Esperen
¿Por esto esta tan enojado Ron? -pregunto un poco dolida.

-No te preocupes Luna -dijo Harry

-Ron está enojado porque Harry le dio una bofetada a Ginny después de que ella me dijo Zorra y a los pequeños bastardos -explique rápidamente, y note como Harry cerraba las manos como puños, mientras que Luna palidecía

 

-De acuerdo, de acuerdo -susurro - bien señor
¿Podría examinarla? -cambio de tema.

-Tendré que llevarla a San Mugo -observo el señor.

-Pero
-trate de objetar.

-Nada de peros Hermione -me regaño Luna- Harry -lo miro con cautela- Yo iré con ella, tú quédate con los bebes ¿De acuerdo?

Harry solo asintió, y Luna, el sanador y yo salimos a San Mugo.

Нαrry ---o0o0o---

Me sentía extraño mirando a los bebes, tenían cierto encanto
Me recordaban a Hermione, no solo porque Felix en verdad se parecía a ella, sino porque, tal vez, pronto Hermione tendría un hijo

"Si claro, como si fuera a ser tuyo" replico una voz en mi cabeza.

No sé cuánto tiempo ignore las voces de mi cabeza, no quería saberlo, pero unas manos tibias cubrieron con delicadeza mis ojos
Sabía que era mi castaña, pero decidí no reaccionar rápido.

-¿Quien será...? -dije tomando sus manos y apartándolas. Y ahí estaba mi castaña, sus ojos aún rojos, aunque no vi a Luna por ningún lado. -¿Y Luna? -pregunte aún buscándola.

-Ella quería que yo te diera la noticia Harry
Si es lo que pensabas
Pero

-¿Estas embarazada? -pregunte como idiota

-Si -ella sonrió

-¿Pero?

-Pues
-medito unos segundos- Míralos Harry -dijo viendo a sus bebes, ¿acaso era lo que estaba pensando? - ¿Puedes imaginar dos niños más hermosos? Hablo de
Unos hijos ASI de lindos.

-¿Son gemelos? -pregunte alegre.

Ella sonrió, aunque pude ver la gran tristeza en sus ojos, "no puede estar peor." Me repetía constantemente. "¿O si?"

---0O0 Draco 0O0---

Leí el pergamino una y otra vez, la noticia era algo inesperada, no sabía qué hacer.

A mí querido sobrino Malfoy;

Draco, eres un verdadero imbécil, no sé porque has estado con esa asquerosa sangre sucia, ¿sabes que es lo peor? Que ella está embarazada, y solo de ti. No creas que nadie se ha enterado, me he encargado de eso
Te costara muy caro todo esto Draco.

Tu tía Bellatrix

Mire de nuevo la nota, no era posible, Hermione no podía estar embarazada ¿o sí? Tomé otro pergamino y escribí apresuradamente.

Herms:

Necesito saber si es verdad, lamento todo si es asi. ¿Éstas esperando un hijo nuestro? Hermione necito saberlo
¿Es posible?

Draco

No pasaron ni 10 min cuando recibí la contestación.

Si Draco, estoy embarazada. No quiero saber cómo te has enterado, medio mundo lo sabe ahora. Todos piensan que es de Harry, pero tú y yo sabemos que no es así. ¿Te harás cargo verdad? No puedes dejarme con esto sola.

No te preocupes princesa, me hare cargo de todo. Por lo pronto debemos terminar el proyecto, solo faltan 4 meses ¿Podrás aguantarlos?

No te preocupes por eso, podre sobrellevarlo. ¿Qué se supone que haremos después Draco?

Lo que cualquiera haría, ¿Te casarías conmigo?

Me harías la mujer, y la madre más dichosa del mundo, Te amo Draco

Cuando termine de leer no creía lo que pasaba. ¿En verdad me casaría con el amor de mi vida? Más bien... ¿Era Hermione Granger el amor de mi vida?

Ya no podía averiguarlo. Me casaría con ella, y cuidaría el desastre, si es que eso era, que había hecho.

Escribí mis últimas palabras en el pergamino, feliz y algo nostálgico a la vez.

Yo también te amo mi hermosa princesa, juntos saldremos adelante
Te lo prometo.

Bueno primero que nada gracias a todos por haber leído la primera parte de mi primer fic. Lo he dividido en 3, pues me pareció que todavía la historia daba para más. Aquí un adelanto (lo sé suena tipo adelanto de revista, pero me gusta :D)

"Dando siempre todo..."

Aquí se muestra escuela de magia, donde Hermione Granger, después de la gran batalla con el señor tenebroso, terminaba todo con Ron, quien se fija sin querer en Luna. Luego de ello Hermione traza un plan, basándose en su amor por Harry, y por querer protegerlo... Herms es capaz de llegar a un nivel diferente con Draco, engatusándolo para que este le revele los secretos, que desafortunadamente no existen, en su camino, Hermione se da cuenta de que no es solo Draco el que siente atracción en su relación. Confundida a como se encuentra, trata de alejarse de Harry, quien según Ron y Luna, tiene los ojos puestos en Katherine, una chica nueva. En menos de una semana el ministerio ordena dejar un proyecto nuevo en Howargs... "El proyecto de vida en pareja" Donde misteriosamente, Harry trabaja con Hermione. Ellos al vivir en la misma casa se van confesando... Hasta que una visita inesperada, hace retomar el plan original de Hermione... Donde su repentino embarazo fue todo lo que necesito.

Como saben, aquí solo se muestran las cosas desde la vista de los personajes. Por ese motivo existirá una segunda parte, donde revelare todo. La secuela de mi historia se llama.

"El plan de la bruja
"

En esta historia se revela el por qué del proyecto del ministerio, de qué pasa con Draco, Hermione y Harry. Esta, a mi modo de ver, es la parte más importante. Pues aquí nacen los hijos de Hermione, y se casa con Draco. Poco después todo se vuelve un revoltijo
¿Creen que los sentimientos no logran tarde o temprano lo que quieren? Poco a poco se darán cuenta a que me refiero. Y en esta segunda parte habrá una gran actuación por parte de Katherine. Las cosas se volverán demasiado peligrosas
Alguien saldra herido.

"¿Y todo para qué?"

Aquí terminara todo. Sera un solo capitulo, de dos finales diferentes. Les daré un gran detallazo a los que estan leyendo esto. ESTE ÚLTIMO SERAN SOLO CARTAS, Sí, como lo escucharon, me han gustado tanto las cartas que decidí que asi será el final de mi fic
Espero contar con ustedes hasta el final.

Un agradecimiento especial, y sé que es demasiado prematuro pero no importa
A dos personas que me han apoyado hasta ahora.

A mi querida Geraldine felton; te juro que sin ti no hubiera seguido con esto, igual espero no te moleste que haya decidido dar un pequeño giro a la historia.

Y también, cómo no iba a ponerte amigaza, Te quiero mucho Vicky!!! Eres mi súper amiga, y espero no te moleste que te ponga aquí :D

Dando siempre todo... - Fanfics de Harry Potter

Dando siempre todo... - Fanfics de Harry Potter

Ella seguía caminando por los pasillos de la biblioteca sin mirar atrás, lo que me permitía observarla siempre. Su andar era muy liviano, con una infinita e

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-dando-siempre-todo-5010-0.jpg

2023-02-27

 

Dando siempre todo... - Fanfics de Harry Potter
Dando siempre todo... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/65575
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences