Desángrate - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Mírate con ese cuerpo sudado y esos pechos de diosa, eso si rebela que eres buena en esta faena. Entonces te pregunto por tu nombre modelo de cuadro florentino, quiero saberlo ¿Pamela me dices? Un nombre improbable, casi forzado y me hace preguntarme ¿Por qué las putas nunca dan su verdadero nombre? ¡Ah! Muchacha no te quejes que yo ya he pagado la hora completa y tengo derecho a ocupar parte de ella en divagaciones, tranquila ya te llegará la hora de entretenerme con tus talentos. Te pregunto entonces que piensas de los vampiros, esos muñequitos con colmillos que parece que los gringos insisten en poner de moda
Ya veo, ya veo, solo esos que les fascinan a las adolescentes en plena pubertad son los que conoces. No te culpo modelo de cuadro, te ganas la vida en base a las calenturas ocasionales de los que terminan su bachillerato y ven en ti un jugoso premio. No, tranquila, en ti veo eso mismo, no me voy a poner con el discursillo moralizante de que dejes de hacer de puta. Si tienes tu vocación entre las piernas ¿Quién soy para oponerme? Adelante muchacha.

 

No entiendo tu impaciencia para serte honesto, tú me cobraste una hora y voy a hacer que inviertas de tu tiempo una hora. Si pretendías hacerme acabar rápido para pasar al siguiente me temo que no es así, sé como mantener mi orgullo y alargar las cosas. Más bien se optimista y piensa que voy a querer divagar aquí contigo un buen rato y que al final voy a acabar pagando por otra hora. Si no aceptas el trato entonces tendré que pasar a una de tus amigas con ¿Cómo diría García Márquez? ¿Teticas de perra? En fin lo que te decía
los vampiros, esos personajillos ¿En qué se han convertido? Pues míralos, sensibleros, afeminados e idiotas. Les tiembla la mano a la hora de cobrar una vida como si eso tuviera sentido, no se en que mundo de fantasía viven esos escritores incompetentes. Aquí mismo nos matamos unos a otros siendo o no siendo chupasangres ¿Qué? Hasta que te dignaste a contestarme algo. Oye, supongo que si esa amiga tuya acabó en una zanja tú podrías terminar igual ¡Tranquila! Ya te dije que no te daré discursillos moralizantes.

¿Sabes que vampiros me gustan? Esos viejos estilo europeo, como Drácula. El sujeto tenía su estilo, era elegante y caballeroso. Pero me molesta la artificialidad de ello, mira que es un conde. No podía ser un vampiro zapatero o herrero; tenía que resultar siendo todo un conde, lo suficientemente podrido en plata como para tener su propio castillo sobre la colina embrujada y tenebrosa. Si a la mayoría de la gente mayor le preguntas por vampiros ellos te dirán Drácula, así que a lo mejor si es verdad eso de que todo tiempo pasado fue mejor ¿Te cuento algo preciosa? Los vampiros son más viejos que Drácula, son un cuento tan viejo como el hombre mismo. Por allá los viejos eslavos cuentan que eran muertos que se levantaban de sus tumbas y te chupaban la sangre. Tan simple como eso, sin colmillos, sin murciélagos y sin conflictos morales. Eran zombis solo que comían sangre en lugar de cerebros.

Pero no te distraigas corazón que en cualquier momento te puedo decir que tienes que trabajar y entonces tendrás que estar atenta. A ver
si lo que quieres es que te de algo de hacer ponte a trabajar allá abajo, me quito los pantalones y tu pon a trabajar tu boca como si tu vida dependiera de ello ¿Así estás más cómoda? Así será entonces
Pues no, no se levantará, no quiero que lo haga. Ríete si quieres pero pagué una hora y una hora espero recibir ¡Oye! ¿A dónde crees que vas? Ya tomaste mi dinero desgraciada al menos ten la decencia de cumplir con tu parte del trato. Parece que la Pamela es una niña grosera, una que pretende irse con mi dinero en los bolsillos sin hacer más esfuerzo que meterse una parte de mi cuerpo en la boca por veinte segundos. Creo que te lo voy a tener que explicar mejor corazón. Mejores Páginas de Contactos | Opiniones y Análisis 2023

 

Si, así, con el puñal en tu cuello me entenderás mejor y que ni se te ocurra gritar porque esa yugular me está llamando. Tranquilízate, no pienso darte ningún discurso moralizante, solo pienso darte algo que hacer durante la media hora que nos queda. Así que abre las malditas piernas y déjame que haga que tu patético cuerpo tiemble hasta caer al piso. A ver si así por fin aprendes un poco de ética laboral ¿Sabes cuanto tiempo vengo viniendo a está maldita calle a buscar entre lo más barato? Y de vez en cuando me encuentro a una como tú; una que por estar rodeada de muchachas que no pasan de los trece años con sus teticas de perra, y de gordas que ya estarán en sus últimos años útiles se cree muy buena. Vamos modelito de cuadro florentino, veneciano, romano. Vamos escultura de afrodita edificada en Berlín, en Atenas, en Paris, en Moscú. Vamos que por ti corre esa sangre de violador español, de india violada y de negro que entre faena y faena sació el hambre de un ama mestiza. Aquí vas a demostrarme de que estás hecha.

No diste la talla preciosa, mira como está ese cuerpo. Cuando llegué aquí estabas sudada pero ahora apenas se distingue tu piel entre tanta agua. Mira como te tiemblan las caderas y como esos labios se te ponen pálidos ¿Ya no te vas a reír? Te dije que no se levantaría porque no quería, pero me hiciste quererlo y si no seguimos es porque me diste lastima ¿Te cuento algo ahora que ya hemos pasado de las dos horas? Se que no puedes responder y por eso mismo te digo que no pienso pagar de más. Tú te lo buscaste así que considerarlo cortesía de la casa de tu parte. Así que ¿Terminamos la plática? ¡Increíble! Encuentras la fuerza para mover la cabeza y es precisamente para llevarme la contraría una vez más ¿Dices que no? Pues de acuerdo.

Entonces pasemos a la muestra, quiero que mientras el cuchillo se clava en tu vena subclavia sientas estos últimos momentos, quiero que sientas mi aliento en tu cuello ¿Cuántos alientos no habrás sentido en tu cuello? Ah, pues el mío es especial, el mío no dejará sus obscenidades depositadas en tus oídos ni su saliva por tu cuerpo. No preciosa, yo tomo, nunca dejo. Así que dame ese fluido rojo para irme y no tener que hablarte ¡Tranquila! No es ningún discurso moralizante, nunca doy tal cosa. No se lo di a tu amiga cuando la dejé en aquella zanja y dártelo a ti ahora sería hipocresía. Ya no tiembla más, ya no jadea más, ya se terminó y solo queda limpiarme la boca. La noche es fría corazón; modelo mestiza de dulce cuerpo ¿Qué han de pensar de nosotros quienes nos ven? Seguro que te emborrachaste a más no poder y ahora te tengo que llevar en brazos. Pero no te puedo llevar a mi casa, te tengo que dejar aquí, fue un placer hablar contigo y te cuento que eres excelente en tu trabajo ¡Tienes vocación! Espero que podamos repetir la experiencia más adelante, así que visítame. Te estaré esperando.

Desángrate - Fanfics de Harry Potter

Desángrate - Fanfics de Harry Potter

Mírate con ese cuerpo sudado y esos pechos de diosa, eso si rebela que eres buena en esta faena. Entonces te pregunto por tu nombre modelo de cuadro florentin

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-desangrate-fanfics-de-harry-potter-4067-0.jpg

2023-02-27

 

Desángrate - Fanfics de Harry Potter
Desángrate - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/47171
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20