Friends - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Libro de visitas: https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Pili


^-^ DäRk HëRmIöNë ^-^



NOTA: Este fict fue hecho por Dark_Hermione y está basado en participantes y alumnos de HA, ésta página.

FRIENDS

Capítulo 1



Permanecí sentada, ansiosa. No sabía muy bien a qué casa deseaba asistir, pero no era el tiempo de pensar en eso. Tenía el sombrero parlante colocado en la cabeza, y los ojos de todos en el Gran salón se posaban en mí. Temblaba de nerviosismo, hasta que el sombrero gritó a través de la rajadura:

-¡Slytherin! -

Vi que a mi izquierda, los alumnos de una mesa estallaban en vítores. Sonreí y me dirigí donde ellos, tambaleándome.

Yo había asistido toda mi vida a la Escuela Durmstrang. Mi hermanastra, miembro de Slytherin también, asistió sus 7 años a Hogwarts. Convencí a mi padre que me cambiara y pues... así fue.

Me senté al lado de un chico rubio y enfrente de mi hermana Pili.

-Suerte que quedaste aquí - me dijo ella.

-No me hubiera perdonado haber quedado en otra casa. - le contesté.

Yo tenía (y tengo) poderes que me hacen un poco mas... rara para los demás magos. Con tan sólo tocar la frente de alguien, puedo meterme en su mente y adivinar sus pensamientos. Curioso; en un programa muggle pasaba lo mismo. A lo mejor esos productores no ignoraban del todo nuestra existencia...

En fin, estaba en mi sexto año en Hogwarts. Todo parecía ir bien.

Apareció la comida en los platos y me perdí en mis pensamientos. Hogwarts me parecía alucinante: sobre todo porque, comparándola con el enorme castillo frío y húmedo de Durmstrang, Hogwarts era un paraíso. En Durmstrang todo estaba encerrado, algunas de las pocas ventanas que había tenían barrotes, y el sol pocas veces se escapaba para entrar e iluminar las frías paredes. Todos eran muy estrictos; y no se permitía que ningún mago o bruja con una pizca de sangre muggle pusiera un pie en la escuela. Además, todos eran ricachones y engreídos. No me llevaba bien con nadie, y era la peor alumna. No por mi capacidad, los profesores me odiaban. Será porque no tenía padres tan importantes... y que era mitad metahumana, una especie de muggle con poderes más sobrenaturales. Efectivamente, me dejaron entrar, por órden del Ministerio de la Magia. Pero en lo que a mi concierne, me odiaron los 5 largos años que estuve allí.

Comí rápidamente un poco de carne y puré y me levanté. Pili me siguió para mostrarme la Sala Común y el Dormitorio.

-Vamos, yo te llevo. -

Bajamos las escaleras hacia las mazmorras y llegamos a una puerta llena de telarañas, con una serpiente estampada en ella.

-Sangre Limpia! - pronunció mi hermana.

La serpiente comenzó a girar, y al terminar las tres vueltas la puerta se abrió. Me quedé boquiabierta.

Entramos y nos acomodamos en los sillones. La luna llena lucía todo su resplandor en el cielo, las estrellas titilaban y una llovizna caía lentamente. Me levanté y miré a través de la ventana. Bajé la vista hacia dos pequeñas sombritas que estaban bajo la lluvia.

-¿Qué miras? - me preguntó Pili.

Mi hermana se paró a mi lado y bajó la vista donde se encontraban las personas.

-¿Quién estará bajo la lluvia a éstas horas de la noche? -

-¿Qué tal si lo averiguamos? - propuse.

Y entonces nos colocamos túnicas anti-lluvia y bajamos sin que nos vieran hasta los terrenos. Parecía que llegaríamos sin ser descubiertas cuando súbitamente quedamos empapadas. Alguien nos había arrojado una cubeta de agua.

-¡Peeves! - gritó mi hermana.

Me volteé. Flotando sobre nosotras, se encontraba un poltergeist, un fantasma diabólico e insoportable.

-Qué mas da... se iban a mojar igual. -

Estaba por maldecir al poltergeist cuando un chico apareció detrás suyo.

-Peeves... ¡cuántas veces te he dicho que no molestes a las nuevas! -

Observé detenidamente al chico. Túnica arrugada y empapada, pelo chorreando agua y ropa mojada. No había que ser demasiado inteligente para adivinar que había estado afuera.

-A Pili la conozco... ¿y tu quien eres? - dirigiéndose a mí.

Observé como el poltergeist había retrocedido de pronto, como invadido de terror y duda.

-¿Me escuchaste? - repitió el chico.

De pronto reaccioné y sacudí la cabeza, alejando los pensamientos que me invadían.

-Me llamo Sabrina, pero algunos me dicen Dark o BlackCanary - le contesté sonriendo -. ¿Y tu quien eres? -

-Darkar Evil Hunter -

-¿Ese es tu nombre? - pregunté entre risas.

-¿Algún problema? Nombre confidencial. Por ahora puedes llamarme Darkar. -

Le lancé una mirada cortante y me dirigí a mi hermana, que se había asomado a los terrenos.

-Bueno...las sombritas o lo que fueran desaparecieron. - dijo.

-Genial... - exclamé.

De todos modos, decidí salir afuera a echar un vistazo al lago. Pili se volvió a la Sala y de Darkar, no supe más por esa noche. Me senté en la orilla a arrojar piedras al lago. El tiempo transcurrió lentamente y fui cerrando los ojos. Hasta que una voz me despertó súbitamente.

-¡Hola! ¿Qué haces aquí, mojada y dormida? Estás cerca del bosque prohibido a éstas horas... eso no es bueno. -

La chica sonreía simpáticamente. Sin que yo pudiera contestarle, ella prosiguió:

-¿Eres nueva, verdad? ¿En que casa quedaste? -

Me presenté y le conté la historia de las sombras que habíamos visto con mi hermana.

-Que extraño... tan tarde, ni los más valientes ni siquiera los profesores osan acercarse a éstos alrededores. -

-¿Por qué? - le pregunté, intrigada.

-Se dice que seres extraños habitan el bosque, por eso está prohibido entrar en él. Unicornios, Hipogrifos, hasta se dice que demonios... ni el mismísimo Dumbledore lo sabe. El único que entra habeces es el guardabosques y profesor Hagrid, un gigante. -

Mis ojos se perdieron en los árboles del bosque. Si hubiera podido ver más allá, me hubiera tentado entrar. Pero las advertencias de la chica me detenían.

-Casi lo olvido... ¿Cómo te llamas tu? - le pregunté.

-Mi nombre es Luna, y también soy de Slytherin. Ay no, está lloviendo de nuevo... mejor volvamos. -

Las dos corrimos al castillo y entramos en la Sala Común. Le di las buenas noches a Luna y entré en el dormitorio. Luna dejó sus cosas en la mesita al costado de una de las camas y me dijo, señalando a una chica que dormía profundamente en la cama contigua a la mía:

-A ella le dicen Gatita, pero se llama Marta. Mejor no la despiertes, si no quieres sufrir las consecuencias. -

Asentí con la cabeza y me acosté. Cerré los ojos y, aún pensando en el bosque, me quedé dormida.


Libro de visitas: https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Pili

Capítulo 2



-¡Despierta Sab! -

Mi hermana me estaba sacudiendo. Estaba prolijamente vestida y en su mano tenía mi ropa. Me la puso en la cama y siguió sacudiéndome.

-Ya basta Pilogonia... - bostecé y me levanté.

-¿Pilogonia? - me miró con el ceño fruncido -. Más vale que te apures o no va a quedar nada para desayunar. -

Desapareció velozmente. Yo volví a bostezar.

Me puse un jean apretado, una top negra y la túnica arrugada y todavía algo mojada encima. Me pasé el peine un par de veces por el pelo liso y me lavé la cara. Bajé aún dormitando.

Estiré los brazos y me restriegué los ojos. Iba tan distraída que me lleve por delante a alguien.

-Uh, discúlpame. -

Todos sus libros cayeron al piso. La chica sonrió y dijo:

-No hay problema. Hey, no te había visto antes. ¿Cómo te llamas? -

-Sabrina, y tu Moniq. -

-¡Sí! ¿Cómo adivinaste? - preguntó.

-Simplemente leí la etiqueta de tu libro. Con permiso, no he desayunado. -

-Sí, claro, hasta luego. -

Seguí caminando y me senté al lado de Luna en la mesa de Sly. Tomé un sorbo de té y me unté una tostada.

-Por fin te levantas. Ahora tenemos clase con Miss. Snape y por eso será mejor que te apures. Nos toca con los Gryffindors. -

Miss Snape era la sobrina de el exprofesor de Pociones, Severus Snape. Era muy exigente, y era joven. Iba a cumplir pronto sus 25 años.

Luna se levantó y la seguí, hasta que escuché una voz conocida y me detuve.

-Hey chicas, ¿a dónde van? -

Era Darkar, y estaba detrás nuestro.

-A clase, a dónde más. ¿Vienes? - dijo Luna.

-¿Tengo alguna otra opción? -

Sonreí y seguimos caminando hasta que me detuve de nuevo.

-Esperen - dije - , ¿Mi hermana no viene? -

-¿Pili? No creo - dijo Luna -, ella está en quinto y por eso tiene clase con los Hufflepuff. -

-Vámonos ya... Miss. Snape cree que soy un alumno aplicado, ¿para qué arruinar mi reputación? - dijo Darkar.

Los tres corrimos a las mazmorras, al aula de Pociones. Cuando llegamos ya toda la clase estaba reunida, apuntando la tarea del pizarrón. Al vernos llegar, Miss frunció el entrecejo.

-Tarde - dijo -, pero como son tres de mis alumnos preferidos de Slytherin lo dejaré pasar. ¡Pero si hay una nueva alumna! Darkar, guíala a su asiento. -

Darkar se sentó al lado de Luna y Gatita, pero eran los únicos tres asientos libres en la última fila. Miss Snape me sentó al lado de un Gryffindor, enfrente del escritorio.

-Ya ves - me dijo al oído -, éstos son los castigos de llegar tarde. Tener que sentarte al lado de un repugnante gryffindor es suficiente. A partir de ahora, llega a tiempo. -

Miré de reojo el libro del chico. Charlie Potter, decía la etiqueta. Decidí no meterme.

Prácticamente me quedaba dormida cuando un papelito me calló en la cabeza. Lo abrí y leí:

Sab:

Va a ser mejor que te mantengas bien despierta. Los Slytherins pueden ser muy crueles con aquellos que pierden puntos.

Pero entonces la profe se acercaba, era inevitable contando que estaba enfrente de su escritorio. Me quitó el papel de las manos y lo leyó.

Todos lo observaban expectantes, como queriendo que lo leyera en voz alta para toda la clase. Pero el se lo guardó y me sonrió. Desde ese momento, se convirtió en mi profe preferida.

*

Sonó la campana y todos se amontonaron para salir. Yo me reuní con los chicos y juntos salimos.

-Es la hora del descanso - dijo Gatita -. Salgamos a tomar aire.

-Iré después a reunirme con ustedes - les dije - primero debo hacer algo.

Ellos se fueron y yo me quedé sola, vagando por el colegio, sin un rumbo al cual seguir. Estaba volviendo al aula de Pociones para no perderme cuando volví a encontrarme con Moniq.

-Hola de nuevo - le dije.

Moniq tardó en reconocerme.

-Ah, Sabrina, ¡eres tu! -

Hablamos y ella me guió hacia el Gran Salón. Una vez allí nos sentamos y jugamos una partida de ajedrez mágico. Nunca me gustó ese juego, supongo que porque me ganó aquella partida. No volví a jugarlo. =P

Encendimos la radio mágica y nos pusimos a escuchar música.

Chill out, what ya yelling for?

Lay back, It´s all been done before

And if you could only let it be, you will see

Somebody else, round everyone else

You are watching your back like you cant relax

You try to be cool, you look like a fool to me

Tell me why you have to go and make things so complicated?

Alguien nos apagó la radio y nos miró furtivamente a través de sus anteojos.



Libro de visitas: https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Pili

CAPITULO 3



-Eh...nosotras... bueno... - tartamudeé, sin saber que decir.

El rostro severo de Minerva Mc Gonnagall me superaba. Me había quedado sin palabras. Moniq pestañeó y dijo:

-Quédese tranquila, profesora. Oíamos esa música para guiarnos en un ensayo para Estudios Muggles. ¡Quién pensaría que los Muggles se inspiraran tanto a través de la música! -

Minerva asintió, sonriendo severamente y se alejó. Yo le sonreí a Moniq.

-O ésta es muy estúpida o tu eres muy inteligente. -

Me despedí de ella y me dirigí al lago, donde supuestamente me encontraría con darkar, Gatita y Luna. Pero una vez allí me encontré sola. Suspiré, me quité las botas negras con taco y caminé descalza por la orilla del lago. De pronto me resbalé con una piedrita y caí al agua, helada y transparente. Tranquila, estaba nadando hacia la orilla cuando algo me sujetó el pie. Maldecí, y tironeé para soltarme. Pero cuando me volteé, vi una cosa viscosa y púrpura que me agarraba el tobillo. Luego, me sumergí y abrí los ojos y vi una especie de medusa enorme que batía los tentáculos para apresarme.

-Suéltame! - grité, y en consecuencia me llené la boca de agua.

Tosí y seguí gritando. Pero de pronto sentí que el calamar o lo que fuera esa criatura se iba ablandando y me iba soltando, hasta que por fin me liberé. Nadé lo más rápido que pude a la orilla y allí me quedé, acurrucada y mojada, tosiendo.

-Es mejor que tengas cuidado con el Calamar Gigante del lago, por poco no te ahogó. Yo me llamo Ulver, que quiere decir lobo, y tu? -

-Sabrina - dije, mientras tosía.

Al rato, aparecieron darkar, Gatita y Luna. Hice una mueca y pregunté:

-¿a dónde rayos se habían metido? -

Pero como vi que no tenían intención de contestarme, dejé de insistir. Me escurrí el pelo y suspiré.

-Oye Sab, ¿qué haces toda mojada? -

-Ni lo preguntes - le contesté, y me dirigí al castillo para secarme.

Me di un baño rápido y me volví a vestir. Salí corriendo con los libros en la mano. Cuando doblé la esquina, oí un grito. Me sobresalté, y pensé: "darkar y sus benditas bromas". Seguí caminando y monté en mi escoba, hasta que vi a un par de chicos conversando en un rincón. De Acuerdo, la curiosidad me invadió y me escondí tras una estatua, mientras escuchaba lo que decían:

-Draco-chan, ¿qué haces? -

-¿Qué parece? Escribo lo que acordamos para el plan! -

Eran tres chicas y un chico. Los observé detenidamente y los reconocí. Una de ellas era Moniq, y ella me había contado de sus amigos en Ravenclaw: Lalwen, Hikari y Draco Carlos. Seguí escuchando hasta que sentí algo frío en mi hombro. Y una vocecita me dijo al oído:

-Con que fisgoneando, eh chusmita? -

Me sobresalté y grité:

-¡¡Peeves!! -

Sin darme cuenta me levanté de un salto y me alejé del poltergeist, tirando todos mis libros al suelo. Los Ravenclaw me miraban, aturdidos. Los miré y forzé una sonrisa.

-Eh...yo...no los estaba escuchando, para nada. Se me cayó el arito, y aquí está! - me quité el aro de la oreja y se los mostré. - bueno, ya me voy, ad... -

Pero Moniq me agarró del cuello.

-Tranquila, ellos son mis amigos de los que te hablé el otro día. Y también te hablé de mi hermana Arien, pero no tengo ni idea de donde está ahora. -

Les sonreí a todos, los saludé y me marché, aún avergonzada. No tenía ánimos para nada así que me tiré boca abajo en el sillón de la Sala Común y me quedé dormida.

* * *

Pili me sacudió.

-¿Tengo que despertarte siempre, nena? ¡¡LEVÁNTATE!! O Mc Gonnagall te va a matar si llegas tarde a su clase... espero algún día poder ser profesora de Transformaciones. - se le iluminó la cara - en fin, si no fuera por mi, ya te hubieran expulsado. ¡Aquí tienes tus libros! -

Cuando abrí los ojos ella ya no estaba. Había unos libros apilados a mi lado, y en la almohada mullida del sillón una pequeña nota. La abrí, sonriendo, pero no me gustó nada lo que leí.

Se acerca San Valentín, Darkness Lady... recuerda que hiciste una promesa. No ignores que lo tienes en el brazo, Sabrina, tu lo sabes y nosotros también. Búscate pareja, es tu oportunidad para sorprendernos. ¡No la desaproveches! Y búscate un buen blanco para comenzar, alguien que confíe en ti. Nos desilusionaste una vez, que no vuelva a pasar porque el Amo se enojará... complácelo si sabes lo que es bueno.

Hice un bollito la nota y la arrojé por la ventana.

-Genial... - susurré - lo que me faltaba. Si éstos ineptos creen que lastimaré a... -

Pero hubo un golpeteo en mi ventana. Me callé y agarré los libros. Corriendo, entré al aula de Mc Gonnagall y me senté, algo sudada y porqué negarlo, asustada.



 

Friends - Fanfics de Harry Potter

Friends - Fanfics de Harry Potter

Libro de visitas: http://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Pili^-^ DäRk HëRmIöNë ^-^ NOTA: Este fict fue hecho por Dark_Hermione y está basado en part

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-friends-fanfics-de-harry-potter-2573-0.jpg

2023-02-27

 

Friends - Fanfics de Harry Potter
Friends - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/2751
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences