Idiotas... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Idiotas

Capítulo I: 6 años después




El sol se colaba alegremente por los grandes ventanales de la casa, todo indicaba que el día que comenzaba sería mejor y traería mas de alguna sorpresa
pero de esto no parecía darse cuenta el joven que corría apurado por su casa y mucho menos la muchacha de cabello castaño que iba detrás de él, sin parar de hablar
.

-
dime Ronald
dime
¿Cuántas veces intenté sacarte de la cama?, ¿Cuántas?... pero no!!, no me hacías caso verdad, pues mira allí están las consecuencias
sabes que Harry te esperaba temprano
.pero nunca me haces caso!!! -

El pelirrojo entornó los ojos, en señal de impaciencia pero a pesar de esto la chica continuó, sin darse cuenta del gesto de él


-
yo puedo levantarme mas tarde, porque debo ir después al ministerio, pero aun así, aun así, me levanto antes que tú
en cambio, pareciera que
-

El chico huyó de la habitación. Colocándose la capa rápidamente, bajó la escalera y llegó a la cocina, donde apuntó, la tostadora con la varita y rápidamente comenzó a comer las tostadas mientras iba a la sala en busca de su maletín
pero arriba se sentía aun la voz de la mujer, que venía bajando las escaleras


-
pobre Harry, no sé como puede aguantar tu irresponsabilidad, tus atrasos y tus faltas de cordura, porque es verdad todo lo que digo, ni siquiera se como
-

El joven se volteó exasperado


- ¡¡Hermione!!, ya basta
- la chica se quedó callada sin quitar su expresión de autosuficiencia - basta, ¿si?, ya lo sé
no hace falta que lo sigas diciendo
-

La expresión de Ron cambió y de la exasperación pasó a la resignación y la tristeza, a cambio, la chica sonrió y se acercó a él con una sonrisa


- ¿te he dicho que eres un idiota? - le preguntó a la vez que lo abrazaba


Ron sonrió y se acercó para besarla, a lo que ella respondió jubilosa
cuando se separaron, ambos sonreían y el pelirrojo respondió


- Yo también te amo
-

Hermione sonrió y volvió a enlazar los brazos en el cuello del joven, y volvió a besarlo cariñosamente, ambos se dejaban llevar por el momento, olvidándose de todo, incluso de la hora
.

- ¡¡Papi!! -

Ambos jóvenes se separaron de un salto y muy sonrojados, por la interrupción


- ¿no tarde para trabajar?... - preguntó la pequeña con una sonrisita


Ron se golpeó la cabeza y tomó su maletín rápidamente y cogió los polvos flú de la chimenea

La pequeña corrió hacia él, quien la recibió y la besó en la mejilla cariñosamente
para luego incorporarse y besar a su mujer en los labios rápidamente


- adiós
nos vemos Herm
-

Se iba a adentrar en la chimenea cuando sintió una exclamación


- ¡¡papi, te olvidaste de señor oso!! -

Ron sonrió y tomó una de las manos del oso de peluche que la pequeña le extendía y la agitó rápidamente, y con una sonrisa


- adiós señor oso - dijo el joven de ojos azules - y por favor cuida de Lizzie cuando no este ni papá ni mamá
-

Lizzie sonrió satisfecha y le lanzó a su padre un beso, cuando Hermione la tomó en brazos para alejarla de la chimenea, mientras Ron exclamaba


- ¡¡Ministerio!! -


Ronald Weasley, tenía 23 años de edad, y trabajaba como auror en el ministerio de la magia, se había casado a los diecinueve con su mejor amiga, Hermione Granger, a pesar de que a muchos la idea no les convencía y otros pensaban que eso siempre se había esperado
un año después una de las mayores alegrías había llegado a su vida, el nacimiento de Elizabeth, la hija de ambos que solo tenía tres años de vida, y se convirtió en la mayor alegría de sus padres


Por su parte Hermione, se había convertido en una graciosa y bonita muchacha de veintidós años y trabajaba en el ministerio de magia como inefable. A pesar de los años seguía siendo la misma chica estudiosa y responsable de siempre, sobretodo si ahora tenía una familia de la que preocuparse


Elizabeth Weasley, la hija de Ron y Hermione, tan solo tenía tres años, y era una niña muy vivaz para su edad, era tierna y amorosa, y la consentida de papá, Lizzie, como todos la llamaban era físicamente muy parecida a su madre, a pesar de tener el cabello rojo fuego como todo una Weasley, y los mismos ojos azules de Ron, tenía los rizos de su madre, las pecas de su padre, pero era tan menudita como Hermione.

- ya era hora
apuesto a que Hermione echaba fuego ¿o no? - preguntó el joven de ojos verdes al ver entrar a su amigo en la oficina


- ni que lo digas
- dijo Ron sentándose rápidamente con un suspiro - Luna jamás seria como ella - Harry sonrió por la alusión a su esposa - esta mañana Herm estaba peor que nunca - continuo Ron - Aun no entiendo porque me casé con ella, es tan distinta, en que momento comencé a quererla, tú debiste detenerme Harry - este último sonrió al escuchar al pelirrojo continuar - como mi mejor amigo debiste detener lo que me sucedía, quizás detener la boda o no sé
me habría librado de muchas cosas
-

Harry soltó una sonora carcajada


- ¿detenerte? - preguntó con sorna - pero si fuiste tú, el que enamoró a Hermione, créeme, ella es como mi hermanita, no me hizo gracia, a pesar de que siempre supe que estarían juntos, sabes que la quieres Ron, porque te quejas ahora, apostaría a que después de la pelea, terminaste besándola enamoradamente ¿o no? -

Ron se sonrojó sobremanera, y agachó la cabeza aparentando estar muy interesado en los informes de su escritorio


- créeme amigo, interpretaré tu silencio
- comentó Harry sonriente.

Ambos rieron y comenzaron con sus labores, esa mañana Ron llamó repetidas veces a su hija, por teléfono, había aprendido a usarlo, por lo que la llamaba cada hora y se preocupaba por cualquier cosa de ella
aunque algo extraño había sucedido


- ¿hoy no has hablado con Hermione? - preguntó Harry extrañado, al ver a su amigo colgar el teléfono por décima vez


Ron iba a contestar cuando la puerta de la oficina se abrió atropelladamente


- ¡¡Justin!! - exclamó Harry, al ver al ex Hufflepuff, entrar impestivamente en el lugar


- lo siento Harry, pero
ha ocurrido algo en nuestro departamento
- musitó con terror y sin mirar a Ron.

El pelirrojo se levantó de un salto, bien sabía que Justin Finch-Fletchely, era inefable y trabajaba en el mismo departamento que su mujer, al igual que su hermana Ginny


- ¿Qué pasó? - preguntó Ron poniéndose en frente del joven de pelo castaño


- Ron
no sé... nadie pudo hacer nada, no se como
Ginny, trató de ayudarla, no supimos como
de pronto estaba ahí
fue un ruido, no estaba con ella
tuve que
avisarte
Hermione
- Justin no podía explicar nada


Pero Ron ya había perdido la paciencia


- ¡¿QUE DEMONIOS LE PASÓ A MI MUJER, FINCH-FLETCHELY?!! - gritó de pronto
y como era mucho mas alto, tomó al compañero de Hermione por la chaqueta


- no lo sé
- murmuró Justin - yo no estaba ahí
la vi después
-

Harry trataba de quitar a Ron de encima del inefable, cuando lo consiguió trató de calmarlo


- ¡¡basta Ron!! - Exclamó, se dirigió al recién llegado - dime Justin, donde está Hermione ahora
-

- Ginny y los otros se la llevaron a San Mungo
-
Ron ya había salido del salón como un huracán, antes de que Justin terminara, Harry lo siguió lo más rápido que pudo


Llegaron al hospital, sin dirigirse ninguna palabra, los nervios del pelirrojo no le permitían hablar, y el ojiverde, prefería no hacerlo para no alterar mas a su amigo
una enfermera les indicó el piso donde habían internado a la chica, y Ron corrió hacia allá, al llegar, la pelirroja cabellera de Ginny, se vislumbraba al final del pasillo
y varios otros que estaban alrededor
al verlos la menor de los Weasley, corrió hacia su hermano


- ¡Ginny!... ¿Qué sucedió? - preguntó Ron atropelladamente - ¿Cómo esta Hermione?-

La chica lo abrazó, y luego saludó a Harry


- no nos dicen nada aun
pronto nos dirán
-

Ron tomó a su hermana seriamente por los hombros, y la observó fijamente

- dime Ginny
¿Qué... paso? - el rostro de la chica se contrajo y trato de liberarse
- dime
-

- no puedo Ronald
sabes que no podemos
- le recriminó - son cosas que nadie puede enterarse... preocupémonos de darle apoyo a Hermione
ahora que
-

- ¡¡¡estoy harto!!! - exclamó Ron soltando a su hermana - ¡¡¡siempre lo mismo, nadie puede enterarse, esa frase ya la conozco, y estoy aburrido de ella, les exijo que me digan ahora que sucede, es mi esposa y tengo derecho a saberlo!!!... -

- Ron
- comenzó Ginny tratando de calmarse pero fue interrumpida.

Un medimago, salió de una de las habitaciones con un fichero en sus manos y observando alrededor, luego se posó su mirada en los hermanos Weasley. Pero no tuvo tiempo de decir nada y mucho menos seguir observando, pues Ron se había lanzado hacia él.

- ¿Cómo está, que le sucedió?... ¿va a m
.? -

- ¡¡¡Ron déjalo hablar!! - exclamó Harry callándolo.

Los demás inefables se acercaron para escuchar, y Ron los miró de mala gana aun receloso.

- bueno - dijo el medimago - la Señora Weasley, acaba de despertar y creo que lo mejor es que pase usted primero, Señor Weasley, antes de que dé cualquier informe
véala usted mismo -

Ron se puso pálido como el papel, y no se movió.

- vamos Ron - animó Ginny dándole una palmadita en el hombro.

El joven entró al cuarto y avanzó hasta el final, Hermione, estaba en la cama acostada, sobre ella, había dos enfermeras y otro medimago, quienes tomaban apuntes y trataban de levantarla

El primer medimago, se acercó y le habló a Ron.

- Su esposa ha sufrido un serio golpe en una zona del cerebro, Señor Weasley, creemos que ella ha perdido la memoria, su mujer no recuerda nada por el momento, ella está muy bien en todo lo demás, esperamos que la pérdida de memoria sea solo temporal -

Ron no pudo decir nada, se acercó un poco y ambas enfermeras lo observaron. Hermione, se veía bien, solo que se veía confusa y asustada.

- ¿Dónde estoy? - preguntó pero nadie le respondió.

- ¿Señora Weasley? - preguntó el segundo medimago - usted podría, intentar recordar algo, lo recuerda a él
- le preguntó apuntando al pelirrojo.

Hermione se quedó en silencio y finas lágrimas comenzaron a correr por su rostro


- no, no puedo - musitó - no puedo recordar nada
-

Ron cerró la puerta tras él, y no soltó la mano de Hermione, la chica se veía demasiado pequeña al lado de él. Ron no podía creer lo que estaba pasando, Hermione no recordaba nada de nada, ni siquiera a él, ni a nadie, estaba muy asustada, y se dejaba conducir por él, sumamente recelosa, sabía que la chica era desconfiada, pero nunca imaginó que su propia esposa desconfiaría alguna vez de él.

La guió hasta el sofá y la sentó.

- Hermione
- comenzó, la chica le observó - bueno, te quería preguntar, ¿recuerdas a Lizzie? - la mujer negó con la cabeza
- mira: Elizabeth, es
ella es hija nuestra
y creo que lo mejor es no decírselo
sería un golpe duro para ella, pues solo tiene tres años
-

- ¿tengo una hija? - preguntó Hermione.

No pudo mas. A Ron se le cayó el mundo al ver llorar a su mujer, por no poder recordar a su hija, y lanzó una maldición más, en contra de los inefables.
La verdad, es que había enviado a Lizzie a casa de Luna y Harry, que eran los padrinos de la niña, ella allí jugaría y se distraería con James y Lily, los hijos de los Potter.
Por lo menos Lizzie, estaría bien, y ajena a todo lo que sucedía pero no podía alejarla por mucho tiempo, necesitaba tanto a la niña, como necesitaba a Hermione, la de siempre


- lo mejor será que duermas un poco
quizás te ayude, debes descansar
- le dijo tratando de animarla.

La mujer levantó sus ojos castaños hacia su interlocutor, se sentía confundida totalmente, y estaba muy asustada
no entendía nada de lo que sucedía y le dolía la cabeza enormemente, pero lo que mas le dolía era ver el dolor de las personas que la querían, sobretodo el dolor de él, que aunque tratara de disimularlo, era genuino


Su cabeza era un torbellino de ideas y de preguntas, ¿una hija?... ¿ella, una hija?, y
¿casada?... como no podía recordar a su esposo
era lo que mas lamentaba
porque la mirada azul de él se veía llena de ternura. Eso le daba confianza, y por esto se había dejado conducir por él y había confiado, pero a pesar de todo no se sentía realmente segura
tenía muchas ganas de huir de allí


Hermione asintió a la pregunta de él
aun insegura


- vamos, yo te guiaré a la habitación - dijo Ron - no llores mas
todo va a estar bien.-

Ron iba a tomar su mano otra vez, pero la joven la rechazó y la apartó enérgicamente, con desconfianza


- esta bien, como quieras - dijo el pelirrojo - sígueme
-

Ambos subieron las escaleras, la chica castaña le seguía en silencio, hasta que llegaron a la habitación matrimonial


- vamos a dormir un poco, será mejor
. - dijo Ron con una semisonrisa, y comenzando a abrir las sábanas de la cama


Hermione lo miró entre sorprendida y enojada


- ¿no pensaras que vamos a dormir juntos cierto?... - preguntó

Ron abrió la boca para responder, pero no salió ningún sonido de ella


- yo dormiré aquí - afirmó Hermione con autoridad - tu dormirás en otra parte
pero no conmigo -

El pelirrojo quedó helado, y sin poder evitarlo, comenzó a enfurecerse
por lo visto Hermione, iba a ser igual de pesada y autoritaria que siempre

Indignado comenzó a salir de la habitación


- quizás sería mejor que viviéramos separados
yo con la niña por supuesto
-

Ron la observó atónito, y en vez de replicar, y comenzar una de sus conocidas discusiones, salió de la pieza tras un fuerte portazo


Por lo visto Hermione con o sin memoria, confundida o no confundida, era la misma
y eso, solo sería el principio
















Idiotas


Capítulo II: Hay cosas que no se olvidan



Los ojos azules se abrieron perezosamente, rogando que todo lo que había sucedido fuese un sueño
cuando observó la habitación en que se encontraba se dio cuenta de que sus deseos no se habían hecho realidad, el impactante rosado de la habitación le llegó fuertemente, y observó una figura femenina, moverse con curiosidad por la habitación


Recordó
Después de que Hermione, le echara de la habitación, sin más, se había puesto furioso, tratando de contenerse y armándose de paciencia
ella no esta bien, está confundida
se repetía una y otra vez, tratando de convencerse
así fue, como llegó a dormir a la pieza de su única hija, ya que en ella se sentía mas a gusto que en la de alojados, por eso estaba rodeado de juguetes y peluches por todos lados, ya que Lizzie, estaba en casa de Harry


Pero ahora
ahora la chica se movía tomando todo, abriendo cajones, y observando todo hasta que le observó a él... acostado en la única cama que había en la habitación


- ¡¡vaya!! - Exclamó la joven con sorna - ¡¡hasta que por fin despiertas
¿eres así todos los días?!!! - preguntó seriamente


La furia se apoderó del pelirrojo pero se controló


- sí
yo también te deseo buenos días
- le contestó de mala gana.

La chica le observó


- perdona - dijo - pero me siento demasiado extraña acá, por lo que observaba un poco la casa
- miró la pieza con detenimiento - ¿me dijiste que mi hija se llama Elizabeth? - preguntó

- nuestra hija - aclaró Ron - y
sí, se llama Elizabeth, pero todos le decimos Lizzie -

Hermione sonrió


- llévame a verla
- pidió - yo
yo quiero conocerla
otra vez - la sonrisa se borró, y volvió su expresión de pena, agachó la cabeza.

Ron se levantó rápidamente, y antes de que ella estallara en lágrimas, alzó el rostro de ella, nuevamente, y trató de sonreír


- por supuesto que te llevaré
-





Los Potter vivían en Hogsmeade, y tenía una linda casita en las afueras de la ciudad, Luna y Harry, se habían casado cuando ella tenía 17, y el 18, hoy, tenían dos hijos, el mayor era James que tenía 4 años y Lily, de tres

El joven matrimonio se paró en frente de la casa, la chica estaba muy nerviosa y silenciosa
de pronto la puerta se abrió


Una pelirroja estaba en ella, con profundos ojos castaños, que acompañaban la sonrisa que tenía, lo que hacía que sus pecas llamaran aun más la atención


- ¿Ginny? - Preguntó Ron al ver a su hermana - ¿Qué haces aquí?... -

La chica no contestó y observó a la confundida castaña que estaba al lado de su hermano, de pronto, la abrazó sin mas
y Hermione no supo que hacer


- lo siento tanto, lo siento
- repetía Ginny - quizás, si yo hubiera estado, quizás lo habríamos evitado todo
perdona Herm
-

Ron se exasperó


- ya, ya, ya - dijo separando a su hermana de su esposa - ¡¡basta Ginevra, estás asustándola!! - Ginny se separó mirando a Ron con furia

Hermione no dijo nada y sus ojos se volvieron a llenar de lágrimas


- ¡¡no, no!! - Exclamó Ron al verla - mira
aquí está Lizzie, ahora la vas a ver
, no tomes en cuenta a Ginny, ella es mi hermana ¿no la recuerdas cierto? - Hermione negó con frenesí
- ella es una de tus mejores amigas
para mi desgracia
- añadió

Ginny iba a hacer un comentario mordaz, cuando se sintió un grito desde la casa


- ¡¡¡Mami!!! -

De pronto una pequeña pelirroja corría en dirección a la entrada, y los tres adultos se quedaron de piedra, cuando la pequeña Lizzie, alzó sus brazos para que su madre la tomara


Hermione no podía creerlo, esa niñita era hija suya
y quería que la tomara, no tuvo dudas, era de ella, algo dentro se lo aseguraba, pero
sus ojos se llenaron de lágrimas, y no pudo hacer nada, se tapó el rostro con las manos y se dio media vuelta, rápidamente, en dirección a la salida


Lizzie bajó sus bracitos y observó confundida, y con ganas de llorar
Ron le lanzó una significativa mirada a su hermana


- vamos Liz - se apuró la menor de los Weasley - mamá aun no se encuentra bien
parece que Lily, está llamándonos, adentro
- sonrió a la entristecida pequeña.

La tomó en sus brazos y se la llevó.

Ron, se dio media vuelta, Hermione se había detenido a la entrada del jardín y lloraba compulsivamente
se acercó a ella, y la volteó, la chica estaba desesperada


- ¡¡es mi hija!! - gritó con impotencia - ¡¡es hija MIA!!... no puedo
- gimió y se echó a los brazos de Ron.

El pelirrojo la recibió, no sabía que decir, por lo que la apretó fuertemente contra sí, tenía tanta pena como ella, y sobretodo al pensar en la carita de pena que Lizzie, había puesto
pero ahora Hermione, su Hermione, lloraba en su pecho ahogadamente, como nunca lo había hecho


Una vez más, maldijo a los inefables, en su interior

Hermione no dejaba de llorar, al contrario, su llanto aumentaba
entonces sacó su varita, y apuntó a la chica
inmediatamente, cayó dormida en sus brazos, con lagrimas aun en su rostro
inconsciente de lo que sucedía
. la afirmó bien, y ambos desaparecieron de Hogsmeade.




- esperaba que vinieras
- sonrió la mujer al verle bajar por las escaleras.

El menor de los varones Weasley, se sentó abrumado en el amplio sofá de su cómoda casa. A pesar de los años, la madriguera, seguía siendo el modesto y acogedor hogar donde vivió, hoy estaba tan silenciosa, como lo había estado en los últimos años


- no puedo mas
mamá
- susurró Ron

Molly sonrió. Cuando se enteró de lo que sucedía, esperó que su hijo viniera, sabía que lo haría, pronto se desesperaría


- es cosa de tiempo, Ron - dijo tratando de animarlo - lo mejor es que ahora duerma, aunque creo que se le debe una gran explicación a Lizzie
- Ron emitió un bufido


- estoy demasiado confundido
- comentó con tristeza - si es que antes Hermione, era insoportable, ahora lo es por cuatro, a ratos se enoja, en otros, me trata con indiferencia y parece no quererme nada, en esos momentos me exaspera
quisiera dejarlo todo
pero hay otros en que es como una niña, se entristece, se confunde, y lo único que quiere es que la consuelen
en esos momentos
la
la quiero mucho - aceptó sonrojado.

Molly sonrió


- ¿sabes? - comentó - Arthur, y yo, siempre supimos que era Hermione, la mujer destinada para ti
eso tenlo por seguro, esto solo es algo que deben superar, y debes entenderla, ella en este momento está peor que tú
no recuerda a su propia hija, y le duele sobremanera
el no recordar que la quiere
-

- ¿crees que Hermione ya no nos quiera? -

- no lo sé Ron
- aceptó Molly con tristeza - si no los recuerda, si no recupera la memoria, tendrá que aprender a quererlos otra vez, ¿entiendes?, ella no sabe quienes son ustedes ahora, tú debes mostrárselo
no te preocupes
estoy segura de que las cosas volverán a ser como antes
exactamente igual que antes
-




Un resplandor anaranjado, le llegó, abrió los ojos aun mas confundida que antes
nunca había estado en ese lugar, la habitación era muy pequeña, parecía el ático, y estaba llena de cajas y cosas empacadas
de pronto sintió que alguien respiraba a su lado

Observó, había un hombre acostado a su lado, y su cabellera pelirroja se desparramaba en la almohada, estaba muy cerca de ella, de pronto observó, que el tenía uno de sus brazos rodeando su cintura
el miedo la invadió y su corazón dio un vuelco
entonces


- ahhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!! -

Los gnomos del jardín levantaron sus cabezas al escuchar el grito, y varios pájaros que estaban en el techo emprendieron el vuelo alarmados
Molly Weasley, que estaba sola en la cocina, observó hacia arriba y sonrió


- ya despertó
- musitó

- ahhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!! - Hermione se levantó de un saltó de la cama, y tomó una escoba que había en la habitación
- ¿Qué haces?!!!!!.... ¡¡¿Dónde me trajiste?!!!!.... -

Ron que había caído de la cama, del susto, se levantó del suelo, de una forma muy poco elegante


- ¿Por qué gritas? - preguntó alarmado


- ¡¡¡tu
tu..!! - la chica trataba de esconder su miedo pero le era imposible - ¡¡¡eres un aprovechado
me
me
ME ESTABAS ABRAZANDO!!!!!!!! -

Ron abrió los ojos desmesuradamente, y totalmente sorprendido
el estaba dormido, no se había dado cuenta


- oye
. - comenzó.

- ¡¡¡¿Dónde me trajiste??!!! - lo interrumpió la chica, y al ver a Ron acercarse, levantó la escoba en señal de defensa - ¡¡¿Qué quieres?!!... ¡¡¡¡aléjate!!! -

El pelirrojo estaba totalmente desconcertado, y no podía creer que eso estuviese sucediendo
se acercó un poco mas, pero eso enfado aun mas a la joven inefable.

- ¡¡te he dicho que te alejes!!! - gritó Hermione, y comenzó a golpear con la escoba a Ron totalmente asustada
pero este ya estaba furioso


- ¡¡No seas estúpida!!! - gritó y Hermione se quedó de piedra - ¡¡¡estamos casados, tenemos una hija!!!... hemos
- se sonrojó y dejó de gritar para que nadie en la casa escuchara - hemos hecho cosas que van mas allá de un abrazo
y ahora te exaltas
-

Hermione, sin comprender, sintió que se acaloraba y estrelló violentamente su mano sobre la mejilla de su esposo


- eres un insensible
- dijo molesta - no entiendes nada
. ¡¡¡yo no te recuerdo!!! -

Otra vez, comenzó a darle con la escoba al pelirrojo, quien rápidamente, trató de huir de ahí
y abrió la puerta tratando de salir de la habitación, mientras la chica le seguía

Cuando llegaron al pie de la escalera, Ron se volteó furioso, y sacó su varita, al tiempo que Hermione ahogaba un gemido y la señora Weasley salía de la cocina.

- ¡¡diffindo!! - gritó el pelirrojo y la escoba se hizo polvo en las manos de la chica..

Hermione se asustó y trató de retroceder
Ron entendió que no había hecho nada bueno


- ¡¡¡Ronald Weasley!!! -

Ron se volteó al sentir el grito de su madre que le observaba enojadísima

Molly caminó a zancadas hacia su hijo, y le quitó la varita de de un zarpaso.

- ¡¡¿Qué crees que haces?!! - Le preguntó - ¡¡estás asustándola!!...

Y era verdad, Hermione observaba todo terriblemente asustada, y observaba a Ron de una forma aterradora
Ron no supo que decir.

- ven querida
- llamó Molly a su nuera - ven a tomar una taza de té, pequeña
-

Hermione, no sabía que hacer y estaba tan confundida que rompió a llorar, otra vez, en este último tiempo lo hacía muy seguido. La mujer pelirroja y regordeta la llamó con los brazos, y ese gesto hizo que la chica fuese hacia ella, ya que le inspiró mucha confianza, Molly la abrazo y ambas se dirigieron a la cocina, no sin antes agregar por parte de Hermione.

- ¡¡Iré a vivir con mi madre!!!! -

Ron suspiró
.

- no puedes - dijo sin pensar - tu madre vive en Holanda hace dos años
no hay nadie de tu familia aquí


Molly le mando una mirada furibunda, y Hermione agachó la cabeza


- ¿es verdad? - le preguntó a la Señora Weasley

- sí querida
- respondió la mujer - pero no te preocupes, tú y Lizzie, se quedaran a vivir acá mientras se calmen lo ánimos
-

- ¿QUE? - gritó Ron

-
es suficientemente grande
- continuaba Molly - para que tú y Liz, estén por un tiempo, le diremos a la niña que Ron, tendrá que viajar por algún tiempo


- ¡¡¡Mama!!! - gritó Ron - no vas a separarme de mi familia
quiero decir de mi hija!!-

- He dicho Ronald
- afirmó la señora Weasley, callando a su hijo inmediatamente.

La joven castaña quedó en silencio
luego habló


- está bien
- aceptó y Ron soltó un gruñido - usted me inspira confianza, pero
¿Quién es usted?... -

La Señora Weasley, sonrió afablemente


- Soy Molly, la madre de Ron, pero no te preocupes sé como es el cabezota de mi hijo, y estarás muy bien aquí, yo voy a ayudarte para que todo se arregle, y sobretodo con Lizzie
-

La chica sonrió y agradeció


Ron golpeó la mesa furioso


- ¡¡estoy harto
- gritó profundamente celoso - muy bien, quédate, pero vendré todos los días, sobretodo por mi hija!!!... espero que de una vez comiences a recordar
y
y
volvamos a ser como antes
estoy cansado de esto
-

Se dirigió rápidamente a la chimenea
tomó los polvos flú
pero sintió a alguien detrás de él
y se volteó
Hermione estaba ahí con una mirada airada


- ¡¡¿te he dicho que eres un idiota?!! - gritó enojada


Ron a pesar de todo sonrió
los sentimientos nunca se olvidan


- sí, Herm
- dijo - yo también te amo
-

El corazón de Hermione dio un vuelco, y un leve dolor en la cabeza le aquejó

Ron, ingresó a la chimenea
.








Idiotas



Capítulo III: El corazón no olvida

(nunca he puesto un mensaje mio
pero este es importante, las frases que van entre *** son los recuerdos de Hermione
)









Ambas muchachas sonrieron al ver a la pequeña profundamente dormida
Lizzie parecía un angelito, con su cabellera pelirroja desparramada por la cama, y su blanco vestidito


Hermione, salió de la habitación satisfecha, Ginny, le había traído a su pequeña
y había logrado pedirle disculpas, objetando que no se sentía bien del todo, Lizzie era muy amorosa y solo la había abrazado y besado con cariño ante la mirada enternecida de la Señora Weasley y su única hija
fue entonces cuando...

- mami
¿nos vamos a casa ya? - preguntó con inocencia - papa y señor oso, deben tar esperando a nosotras
-

Nadie supo que responder, hasta que fue la abuela de la niña la que rompió el silencio


- Lizzie
- la niña miró a su abuela paterna - mamá, y tú
van a quedarse una temporada acá, papá ha tenido mucho trabajo en el ministerio, y necesita descansar
pero vendrá a verte todos lo días
-

La mirada azul, de la pequeña Elizabeth, se entristeció un poco
y luego sus ojitos se llenaron de lágrimas
el corazón de Hermione dio un vuelco


- ¿y señor oso? - preguntó la pequeña pelirroja


Fue Hermione quien contestó


- está cuidando a papá
- contestó con cariño


Lizzie contra todos los planes, soltó una risita


- es verdad lo que dices
- dijo tomando uno de los rulos de su madre y sin parar de reír, Hermione miró extrañada - papi, necesita que lo cuiden
-

Tanto Ginny como Molly, soltaron una carcajada, y Hermione las observó confundida







Portazo.
Gran indicio de que estaba molesto.
Profundamente molesto
.

Y es que en las últimas dos semanas, Ron estaba tan insoportable, que cualquiera en su lugar, ya le habría echado una maldición
.

- ¿Qué sucedió ahora? - preguntó Harry inmediatamente, al ver al pelirrojo en la oficina.

- ¡¡¡Hermione!!!! - gritó Ron. Harry sonrió. Le había hecho esa pregunta por lo menos treinta veces en la semana y la respuesta de su amigo siempre era la misma


- ¡¡¡no le bastó apartarme de mi hija
!!! - continuó Ron - ¡¡no le basta con tratarme como basura, ahora, ahora
!!! - trató de gesticular pero no salió ningún sonido


- ahora
- apuró Harry

Ron estalló


- ¡¡¡ahora me pregunta que si estoy seguro que Elizabeth es mía!!!!!!!!! - Ron se sentó enrojecido por la ira - ¡¡¡Lizzie, es mía, mía, es mi niñita


. y nadie me la va a arrebatar!!!!...-

Harry sonrió por lo bajo, para que Ron no se diera cuenta


- Lizzie es todo una Weasley
- afirmó - apuesto a que discutiste con ella otra vez
¿Qué le dijiste ahora?... - trató de adivinar - eh, ya sé!!!... le dijiste: si no me hubiese casado contigo nada de esto estaría pasando, o peor
estoy arrepentido de haberme casado contigo, o le dijiste
¡¡cállate, sabelotodo insufrible!!... -

Ron lo miró aturdido, y su rostro se desencajó


- ¿le he dicho esas cosas? - preguntó sin aire
luego reconoció - ¡¡está bien!!... sí
pero es su culpa
de hecho, ¡¡ella siempre es la culpable de todo!!....... -

El joven de ojos verdes, se rindió, agachó su cabeza y se introdujo de lleno en los reportes de los magos tenebrosos mas buscados de las últimas semanas, sonrió, al escuchar a su pelirrojo amigo que aun hablaba solo.

La puerta se abrió lentamente, y una cabellera pelirroja se dejó ver por ella


- ¡¡Ginny!! - exclamó Harry - pasa
-

El pelirrojo levantó la cabeza asustado


- ¡¿Qué?!... ¿Qué pasó?... ¿Hermione
o Lizzie? -

Ginevra Weasley sonrió y negó con la cabeza frenéticamente


- no seas tan paranoico hermanito
- dijo mordaz, luego continuo, sin prestar atención al malhumorado Ron - vengo a darles un mensaje de mamá
ella quiere que el domingo sea la reunión familiar
así que por supuesto debes ir Harry, y también Luna y los niños
. -

- ¿familiar? - musitó Ron - pues yo no tengo familia
- agregó.

Ginny entornó los ojos, y Harry le observó con una semisonrisa


- ¡¡créeme Ron
!! - dijo sonriente - tú matrimonio con Hermione no puede estar mejor, sus discusiones son parte de su propio vivir, en verdad, cuando lleguen a lanzarse hechizos y maldiciones, siéntete en la gloria, estarás en el grado máximo de tu relación
-

Ginny soltó una sonora carcajada, mientras su hermano, observaba a su amigo con reproche
.





Se detuvo, se afirmó de la pared, en la mitad del pasillo, un fuerte dolor en la cabeza le aquejó, y no pudo evitar el cerrar los ojos al sentirlo

. de pronto una voz encolerizada resonó en su mente


- ***¡es de Dursmtrang!, ¡compite contra Harry! Tú, tú estás
¡confraternizando con el enemigo!... eso es lo que estás haciendo
*** -

Hermione cerró los ojos, y sintió que perdía fuerzas
pero reconoció la voz de ella en su mente


- ***¡¡no lo llames Vicky!!*** -

Le dolía, se tomó la cabeza con las manos, entonces, las imágenes de un chico desgarbado y corpulento, comenzaron a traspasar las barreras de su memoria


- ¿Harry?... - preguntó, el dolor era tan grande que lágrimas involuntarias comenzaron a salir de sus ojos castaños - ¿Weasley?... - de pronto el nombre vino y lo dijo con voz fuerte
- ¡¡Krum!! -

Hermione había tenido su primer recuerdo





El domingo llegó rápidamente, y el sol, bañaba ya, el amplio jardín de la madriguera, donde Harry, Ron y los gemelos acomodaban las mesas para almorzar


- ¿no recuerda nada?... - George no había dejado de sorprenderse durante la última hora, después de que toda la familia se hubiese enterado
- ¡¡ay Ronnie, si que lo debes estar pasando mal
duermes solito
.!!! -

- no me llames así
- musitó Ron conteniendo el enojo


Fred se rió y compartió las bromas que su gemelo lanzaba


- así que Ron ha practicado celibato forzoso durante tres semanas
- soltó una sonora carcajada y Ron se ruborizó
- ¡¡con las ganas que tiene Lizzie de un hermanito
!!! -


Ron no pudo responder nada, y los gemelos se desternillaron de la risa, al ver su cara morada


- lo sabíamos - continuó Fred - ¡¡¡eso es lo que mas te duele!!!... no te preocupes Ronnie, piensa que estás soltero
y cualquiera puede servir
algún día de estos podríamos salir, siento no invitarte Harry - dijo al ojiverde y este le observó asustado de lo que el pelirrojo pudiera decir - ¡pero en cuanto Luna, pierda la memoria me avisas!!!...

Tanto Fred como George, se rieron sin parar hasta que la voz de Angelina, la novia de Fred, detuvo la risa en seco


- ¡¡Te he oído Fred!!.. - gritó la morena desde la casa - deja a Ron en paz
-



Los Weasley bajo el sol, todos compartiendo animadamente, los niños ya habían comenzado a correr por todo el jardín y Hermione, aun confundida y sumamente avergonzada, solo se quedaba al lado de Ginny

Habían acabado de comer y solo quedaban en la mesa Charlie, y su esposa Marietta, los gemelos,Angelina, Ron, Harry y Luna, además de Ginny y Hermione


Todos conversaban de quidditch, ya que los presentes eran muy apasionados al deporte mágico, todos menos Luna, quien a ratos le comentaba distraídamente a Harry sobre la forma de la nubes


¿Quidditch?... esa palabra
se asociaba a Krum, de eso Hermione estaba segura, pero no podía recordar porque
quien era él, no le había dicho a nadie de su recuerdo, pero porque había recordado la voz de Weasley y la de ella también


Después de una sonora carcajada por parte de todos, debido a la conversación, Hermione les observó a todos, y preguntó


- ¿Quién es Viktor Krum?... -

Ron escupió sonoramente el zumo de calabaza que estaba bebiendo, y observó furibundo a su mujer que le miraba desaprobadoramente desde su lado


- ¡¡¿Qué?!! - preguntó irritado


Ginny, Harry y Angelina rieron por lo bajo


- eso
- afirmó Hermione sin entender el porque del enojo de Weasley - ¿Quién es Viktor Krum?... le he recordado y
-

Ron se sulfuró aun más


- ¡¡¡me vas a decir que lo primero que recuerdas es a ese!!! - dejó la copa fuertemente en la mesa y los platos rechinaron - ¡¡hay personas mas importantes de las que debieras acordarte
y lo recuerdas a él
!!... ¿a ese baboso y apestoso ballenato desgarbado
?- preguntó molesto.

- yo solo
- trató de decir la chica pero Fred la interrumpió


- Krum, fue tu novio
- dijo seriamente..

Todos le miraron con ojos de plato, menos Hermione que se ruborizó, y Ron
que se volteó furioso hacia su hermano
quien miraba serio y sin un rastro de sonrisa


- así es
- continuó Fred con seriedad - Krum fue buscador del equipo búlgaro, fue tu novio, y el verdadero padre de Lizzie
. -

Hermione abrió los ojos, mientras algunos reían y Angelina, iba a golpear a Fred en la cabeza, pero Ron se adelantó y lo hizo el mismo


- ¡¡mi hija es mía
.!! - gritó Ron fuera de sus casillas


Hermione le observó
la verdad es que ya muchos reían, pero ella observaba al pelirrojo que se había levantado furioso, y comprendió algo : le encantaba verle enfadado
una de las cosas que mas le gustaba era su capacidad de enojo, y como ambos se peleaban por cualquier tontería, sintió un nervio en el estomago al verle, que no había sentido por ningún otro antes
al menos que ella lo recordara, Ron seguía gritándole a su hermano, y vio como el chico de ojos verdes aun sonriendo, trataba de sentarlo
pero le costó un poco
aun se preguntaba, porque se había casado con aquel extraño pelirrojo..

- ¿Hermione?-

Dio un respingo y se ruborizo al observar a Ginny a su lado, la menor de los hermanos Weasley le observaba con una sonrisa de oreja a oreja
de pronto sintió un tirón posesivo desde el otro lado
y se volteó
un furioso pelirrojo la había tomado del brazo y la levantaba, mientras seguía discutiendo con su hermano


-
solo la confundes
- escuchó que exclamaba dando por terminado su parloteo.

Casi sin mirarla se la llevó de allí, y la arrastró por el jardín, se alejaron de todo, hasta llegar muy lejos de donde seguían riendo los ocupantes de la mesa, solo se oían los gritos de los niños que jugaban alegremente tratando de pillar a los gnomos


Se puso al frente de ella, y Hermione se sintió exageradamente pequeña ante él, se ruborizó al verle tan molesto


- yo soy el padre de Elizabeth
yo he sido el único en tu vida
- dijo el pelirrojo seriamente
-
el estúpido de Krum ¡¡jamás!! fue tu novio
Fred quería bromear, pero me molesta sobremanera aquel tema
-

Hermione asintió avergonzada, se sintió extraña y le escuchó en silencio
algo extraño le sucedía estaba demasiado nerviosa por la cercanía de él
y parecía que el pelirrojo había captado porque le preguntó


- ¿estás bien?... - Ron se había calmado un poco
y la observó extrañado - ¿te duele algo?... -

Hermione levantó la cabeza y se quedó callada, Ron observó compungido


- lo siento por ponerme así
- trató de excusarse - pero no puedo evitarlo, ¿no vas a enojarte, no me vas a regañar
? -

La chica negó con la cabeza, y Ron se preocupó, pero pareció comprender que ella no quería hablar
eso sí era extraño
de pronto al verla ahí, no pudo evitar el querer abrazarla


- perdóname
- musitó - no me recuerdas, pero perdóname
-

Hermione no entendió nada entonces cuando iba a preguntar, los labios del chico atraparon los suyos, y no pudo hacer nada
ni siquiera se movió, y sin quererlo cerró los ojos enlazando sus brazos en el cuello de él, devolviendo casi con urgencia el beso que Ron le daba


Se sintió flotar cuando él, rodeó su cintura con sus brazos, y profundizó aun más el beso, moviendo los labios al compás de los de ella, lo quería, estaba segura de que con o sin memoria no había dejado de quererlo


Ambos se separaron y se observaron, ambos trataban de respirar oxígeno otra vez


- eres mía
- musitó Ron ahogadamente mientras besaba su cuello - de nadie mas
eres mi mujer
maldito Krum
-

Hermione no podía hablar, su memoria le jugaba una mala pasada, pero eso no importaba, porque su corazón, si recordaba todo


- Idiota
- musitó

Ron abrió los ojos de golpe.












Idiotas


Capitulo IV: Esto, no da para más







Ron la escuchó y se detuvo sorprendido, rápidamente la apartó de él, y no pudo evitar sonreírle a la castaña


- ¿Qué has dicho? - le preguntó esperanzado - dime Herm
¿Qué has dicho?... -

La joven se sonrojó, sin saber porque él se había puesto de esa forma, aunque ella también se preguntaba porque lo había dicho


- dime
- apuró el pelirrojo - ¿recuerdas algo?... ¡¡Hermione me llamaste idiota!! -

- eh
siempre te lo he dicho - aclaró la chica dudosa... -¿Por qué te sorprendes?... -

La esperanza plasmada en el rostro de Ron pareció irse, pues su sonrisa se esfumó de inmediato


- es
que
que
pensé
- Ron retrocedió - bueno
olvídalo
-

La chica, no dijo nada de pronto
volvió a sentir un fuerte dolor en la cabeza, y pensó que ya se estaban haciendo muy frecuentes
entonces, comenzó a caminar con dirección a las casa


Ron la observó irse, y pensó que se había equivocado, que no debió haberla besado, entonces le dijo


- perdóname
-

Hermione se detuvo, pero no se volteó, sintió dolor y ya no era solo la cabeza, quiso gritarle muchas cosas, decirle que lo odiaba, que quería irse, que quería empezar una nueva vida, que lo odiaba porque el le hacía las cosas mas difíciles
pero no pudo, entonces comenzó a correr y entró a la casa rápidamente
Ron no la siguió


- ¿Qué sucedió?... - preguntó Harry al grupo, al ver que Hermione entraba a la casa echa un bólido

- quizás discutieron otra vez
- apuntó sabiamente George -
y fue a hacer sus maletas para irse a Bulgaria
-

Ambos gemelos sonrieron


- quizás vio a algún snorckak arrugar de cuernos
- apuntó Luna como si hubiese descubierto otro planeta


Todos se miraron aturdidos por el comentario de la Señora Potter


Pero el aturdimiento, pasó a la preocupación cuando Ron venía por el sendero, totalmente apesadumbrado, Harry se levantó rápidamente y caminó hasta él


- ¿Qué sucedió Ron? - preguntó al llegar

- ¡¡¡ella tiene razón
siempre la ha tenido!! - se desahogó rápidamente - soy un idiota
lo único que hago es confundirla, en vez de ayudarla, yo
no pude evitarlo
-

Harry no entendió nada
pero dejó que Ron continuara


- se acabó
- dijo Ron - este es el fin de mi familia
ya no da para mas, estas han sido semanas infernales para mí, pero no me he puesto a pensar de que lo han sido doblemente para ella
soy un estúpido
voy a irme, dejaré la casa para que ella y Lizzie, vivan allá, y yo
-

- ¿Ron, que cosas dices? - preguntó Harry sorprendido

- ¡¡Harry!! - gritó Ron harto - ¡¡debo hacerlo, no puedo estar sin ella, y ella no me recuerda ahora, no quiere estar conmigo, ella quiere rehacer su vida, y yo!!
yo con eso no puedo
voy a irme
-

Ron maldijo otra vez a todos los inefables


El joven de cabello revuelto no dijo nada, y dejó que el pelirrojo caminara sin dirección por el jardín








Estúpido dolor
estúpido dolor
su cabeza iba a estallar, no podía más

Le dolía todo, la cabeza, y el dolor de no poder recordar nada
ella quería recordar, estaba harta de lo que sucedía, harta de no poder corresponderle completamente al chico de ojos azules


Lloraba, necesitaba aire
se dirigió a la ventana, y la abrió, observó a todos los pelirrojos que estaban en el jardín, eran todos los Weasley, pero uno faltaba
respiró profundamente, y se apresuró a tenderse en la cama


Despertó, se había quedado dormida, notó que la ventana seguía abierta, ya era de noche, y el frío se colaba por ella fuertemente. Entonces fue a cerrarla
sintió risas en el jardín y su corazón dio un vuelco al ver que eran de su pequeña


Lizzie corría por el jardín tratando de alcanzar, lucecitas que flotaban y cada vez que la niña trataba de alcanzarlas estas escapaban
comenzó a preguntarse de donde venían, entonces lo vio
el pelirrojo agitaba su varita, y comenzaban a salir cientos de luces, para que Lizzie jugara, de pronto, Ron sonrió al ver a la pequeña, y se acercó a ella para jugar


Ambos reían graciosamente, a ratos la niña le pedía que la levantara, en otras comenzaban a hacerse cosquillas, y en otras Ron comenzaba a besar con ternura a su única hija, quien reía y lo abrazaba


No supo describir lo que sintió, esa era su familia
¿Por qué no podía recordarlos?... había aprendido a querer a Lizzie, pero él
con él era distinto, sabía que lo quería, pero
tenía muchas ganas de escapar, y comenzar una nueva vida, una que fuera después de la pérdida de memoria
y no sabía si podría hacerla con él, pues no veía ninguna grado de afinidad con ese pelirrojo



Entonces el dolor en su cabeza volvió
y un recuerdo comenzó



*** caminaba, sentía la algarabía en el estadio
se sentía feliz, llevaba uniforme
solo quería ir a felicitarlo
corrió y vio al chico de cabello revuelto y negro alzar una copa dorada, y la multitud gritó enardecida
todos vestían túnicas de deporte
logró ver a Ginny, entre los jugadores, y a su lado lo vio a él
quería abrazarlo, decirle que era el mejor, que había mejorado mucho, caminó hasta él, y el pelirrojo le observó
entonces sintió un grito


- ¡¡Won-Won!!... -

Solo logró ver una larga cabellera castaña que pasaba por su lado, y luego la chica se encaramó sobre el pelirrojo
.

- ¡¡lo hiciste excelente!!! - gritó con voz aguda - ¡¡eres el mejor jugador de quidditch Won-Won!! -

El pelirrojo sonrió con autosuficiencia, y la observó por sobre el hombro de la chica que le abrazaba
sintió que la pena la embargaba
y que las lágrimas pugnaban por salir
observó a otro lado y vio a Ginny observar casi con repulsión, a la castaña y al pelirrojo


Ambos jóvenes comenzaron a besarse
y sintió una vez más, un nudo en la garganta

después de su lucha vertical se separaron
y el pelirrojo la observó por sobre la chica que abrazaba, luego volvió a mirar, a la castaña de pelo liso


- eres la mejor Lavender
. la mejor de todas
- dijo con una sonrisa extraña
***




Hermione abrió los ojos, el pelirrojo y Lizzie, habían dejado de jugar y el primero había tomado a la pequeña en sus brazos y la llevaba en dirección a la casa


Al cabo de unos minutos el joven de ojos azules entró en la oscura habitación, y encontró a la chica de cabello castaño y ondulado sentada en la cama
pensativa

- me voy Hermione
- dijo al verla - Lizzie está comiendo con los demás
y
- se detuvo - ¿Qué sucede?... -

La chica le observaba con profundos ojos fríos
algo no estaba bien


- siento lo de hoy
- se apresuró Ron -
yo no quise
no pude
-

La chica se levantó de la cama, y pasó por su lado sin decir una palabra mas, al salir dio un fuerte portazo






- ¡¡¿Cómo?!! - repitió el chico de ojos verdes
-¿te vas a Escocia? -

Ron asintió apesadumbrado
.

- ¡ahora, justo ahora
! - Harry no veía con buenos ojos lo que su amigo iba a hacer, y continuó - ¡eres un cobarde!... - pensó que con eso Ron se enojaría pero no fue así


El pelirrojo asintió.

- lo sé
Harry, pero esto no puede seguir así, mañana mismo dejaré la casa para que ambas vuelvan a allá, yo partiré en dos semanas
he pedido el cambio a ese país... -

- Ron
¿Qué haces?... - Harry insistió - no puedes permitir que esto continúe así
hazlo por Elizabeth entonces
-

Ron suspiró


- créeme, que por ellas lo hago
voy a pedir una reserva en el caldero chorreante
. -

Se levantó y salió de la oficina cabizbajo
Harry no dijo nada, ya no había nada que hacer, pero no iba a darse por vencido.





Otra semana había pasado, y Hermione y Lizzie vivían otra vez en su casa, en Londres, mientras que Ron había alquilado una habitación
mientras esperaba partir a Escocia.

A la chica de cabellos castaños, seguía doliéndole la decisión del padre de su hija, pero seguía pensando que era lo mejor para rehacer su vida
aun estaba molesta por el segundo recuerdo que había tenido
solo le preocupaba Elizabeth, que a pesar de ser pequeña entendía que algo andaba mal, quizás por eso no era tan risueña como antes, y la noticia de que su padre se fuera no lo había tomado con tranquilidad, al contrario, cuando él se lo dijo, lloró desconsoladamente, hasta quedarse dormida, por la pena


Pero parecía ser lo mejor después de todo
pero una pregunta se hacía en ese momento, al observar una fotografía que estaba en medio de la sala, donde salían ellos tres sonriéndole a la cámara


¿Realmente quería que él se fuera?...




Ron tomó sus maletas, y subió las escalera con cansancio, ya no iba a la oficina, pues el traslado estaba listo
llegó a la habitación y la observó, era amplia pero muy solitaria


Comenzó a acomodar sus cosas en el armario, pasaría una semana allí, hasta que entre sus cosas sacó una fotografía de las dos mujeres más importantes de su vida, las observó y no pudo evitar el sonreírles


Ahí estaban, Hermione, tan linda y vivaz como siempre, y Elizabeth, tan tierna y cariñosa, tan igual a él, pero a la vez tan parecida a su madre, una perfecta mezcla de ambos
sonrió al recordar el día en que ella había nacido, no había estado muy tranquilo
y se había aterrado al verla tan pequeña e indefensa
pero supo que debía luchar por hacerla feliz
hacerla feliz
¿su decisión, hacía feliz a su hija?...

De pronto, golpearon la puerta
. una voz de mujer, aguda y aburrida llegó desde el otro lado


- ¡¡Servicio al cuarto!! -

El pelirrojo cruzó la habitación, y abrió la puerta y sus ojos se abrieron como platos al ver a la chica de la limpieza


Tenía unos profundos ojos castaños, alta y curvilínea
su cabello era extremadamente liso y castaño


- ¿Lavender? - preguntó aturdido

la expresión de la chica cambió y del aburrimiento pasó a la felicidad extrema


- ¡¡Won-Won!! - gritó

Lavender de un saltó se colgó de su cuello, y le abrazó, radiante
y antes de que él pudiera evitarlo, la chica le estaba besando apasionadamente
Ron sorprendido, y con los ojos muy abiertos trató de apartarla, hasta que vislumbró unos ojos que lo observaban con profundo odio


De pronto, sintió que alguien apartaba a Lavender bruscamente y luego, era tomado fuertemente, de la camisa y a pesar de que Harry era más bajito, logró intimidar a su amigo


- ¡¡¿Qué crees que haces Weasley
?!! - gritó - ¡¡esto no lo voy a permitir!!!-

De pronto, el puño cerrado del joven de ojos verdes, golpeó su rostro y lo botó al piso


- ¡¡Won-Won!! - volvió a gritar tontamente Lavender Brown


Ron quiso que la tierra lo tragase, y maldijo una vez más a todos los inefables...









Idiotas



Capitulo V: Todo por Elizabeth








Ron, no supo lo que estaba sucediendo, hasta que oyó a Lavender gritar enfurecida


- ¡¡¿Qué le haces a Won-Won, Potter?!! -

Harry no contestó, y se limitó a observar al pelirrojo que se levantaba con dificultad, y observaba a la chica extrañamente


- no me llames así.. Lavender
- dijo y continuó dirigiéndose a su compañero - tenemos que hablar Harry
-

El pelirrojo tomó al ojiverde y lo hizo entrar a la habitación rápidamente, cerrando la puerta fuertemente, y dejó a la extraña chica afuera con una mirada sorprendida


- ¡¡¿Cómo te atreves a hacerle esto a Hermione?!! - gritó Harry cuando hubo entrado, ya fuera de sus casillas - ¡¡créeme, que no lo voy a permitir
una vez la hiciste sufrir al estar con esa tipa, ahora no va a pasar dos veces
menos en el estado en que está Hermione!!... -

El pelirrojo se sentó en la cama observando a su amigo


- acabo de ver a Lavender
- explicó - no me di cuenta hasta que estaba sobre mí
y llegaste tú, y vaya que pegas fuerte
- dijo sobándose su amoratada mejilla


Harry seguía iracundo


- mira Ron... nunca me he entrometido entre ustedes, pero sabes como quiero yo a Hermione, y créeme que no voy a dejar que nadie pase sobre ella, ni siquiera tú
sobre todo ahora que no hay nadie que la defienda
-

Ron no dijo nada, se sentía terrible, y Harry se dio cuenta de que su amigo lo estaba pasando mal


- sigo pensando que lo que haces es incorrecto
- continuó el joven de cabello oscuro mas relajado - discúlpame que te lo diga así, pero ahora ni siquiera tú estás a su lado para apoyarla
-

El pelirrojo le observó.

- lo sé - musitó - pero es lo mejor para ella, Hermione, así lo quiere, lo sé
y de verdad Harry, no sabía que Lavender estaba aquí
-

Harry lo observó y le dijo al fin


- te creo
- continuó - pero cuida de que no siga haciendo esas cosas
no me hace gracia que mientras estas casado con Hermione tú
-

Ron lo cortó apesadumbrado


- te entiendo
-

Ambos se quedaron callados hasta que el esposo de Luna rompió el silencio


- ya que las cosas están claras
debo decirte porque estoy aquí
- el menor de los varones Weasley levantó la cabeza - primero, está todo listo para tu traslado a Escocia, cosa de la cual no estoy de acuerdo
- continuó - y la segunda, es que Lizzie, llamó a la oficina para hablar contigo
-

De pronto el rostro pecoso de Ron se iluminó al escuchar sobre su única hija


- ¿Qué dijo? - preguntó apurando a su amigo

- quiere estar mas tiempo contigo, por lo que me pidió que hablara contigo para que algún día la lleves a pasear
ella y don oso, no vienen hace mucho a Diagon Alley
- dijo Harry con una sonrisa


Ron también sonrió


- Elizabeth
- susurró con nostalgia - la voy a extrañar muchísimo
-

- eres un cobarde ¿sabes? - comentó el hijo de los Potter - solo huyes de los problemas en vez de enfrentarlos
pero curiosamente es solo cuando el problema se llama Hermione, en Hogwarts también hacías lo mismo
solo que ahora arrastras a Lizzie a ellos
-

El pelirrojo no contestó y se limitó a observar por la ventana pensativamente, su amigo tenía razón, la que mas sufría con todo esto era Elizabeth, ya casi no pasaba tiempo con ella, para no ver a la madre de la pequeña, pero estaba decidido, mañana mismo iría a buscarla









Los ojos castaños de la chica, sonrieron al ver a la cantidad de pelirrojos que le observaban desde la fotografía
Molly y Ginny, le habían llevado un álbum de fotos de la familla Weasley, para que ella pasara el tiempo, como excusa. Ya que Hermione nunca había sido conocida por su ingenuidad, al contrario, de inmediato se había dado cuenta que el verdadero fin, era tratar de que ella recordara algo
pero nada


Pasó las fotografías, ahí estaban
los padres de los siete hermanos Weasley, jóvenes y felices, reconoció a los gemelos
Bill y Charlie, a Percy y su insignia de premio anual
a Ginny, tan bonita y menuda como siempre, y también a él, con su expresión avergonzada que casi siempre llevaba en las fotografías de niño
continuó el pasar de las hojas, y con esto también el pasar de los años
de pronto, se reconoció en una de ellas
estaban todos los Weasley, fuera de la madriguera
entre ellos estaban ella y Harry, con no mas de trece años


Notó de inmediato que había cambiado mucho


Siguió avanzando, hasta fotografías mas recientes, y se quedó de piedra al ver una enorme fotografía
ahí estaban, ella, vestida de blanco y con flores en el cabello, sonriendo y saludando a la cámara, y a su lado, sujetando su cintura, y vestido de negro y muy elegante, estaba el padre de Elizabeth, el pelirrojo, saludaba a la cámara, y a ratos se inclinaba hasta la mejilla de la chica y la besaba
después ambos reían felices

de seguro había sido tomada en su matrimonio


Las lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas, y pensó que nunca había llorado tanto como hasta ahora
siguió pasando las fotografías, ya salían otros niños, los dos hijos de Charlie y Marietta, la pequeña de Bill y Fleur, tan linda como su madre
entonces, se vio a si misma cargando a la pequeña Elizabeth, que tan solo era una bebe y trataba de tomar uno de sus rizos
ante la mirada sonriente y orgullosa de su padre


Un revoloteo la sacó de sus pensamientos
la ventana estaba abierta
y una lechuza negra y robusta estiraba la pata, esperando entregar la misiva


Se dirigió hasta ella extrañada
abrió la carta
y leyó



Querida Hermione:

Hace mucho que no sabía de ti, decidiste que no nos siguiéramos frecuentando
pero me entere de lo que te sucedió, y estoy muy preocupado por ti
por eso, si necesitas ayuda, sabes que estoy contigo


Besos
Viktor Krum.

La chica abrió los ojos sorprendida, y no pudo evitar una exclamación de sorpresa









La pequeña pelirroja se levantó de un salto de la cama
y se dirigió tiernamente al osito café que estaba sentado en uno de los sofás de su habitación


- ¡¡papi llevarnos a Diagon Alley!! - le dijo al osito, el cual ni siquiera se movió


A pesar de esto, Lizzie corrió escaleras abajo contenta, y escuchó como su madre ya preparaba el desayuno
la mujer de cabello castaño había decidido no comentar nada con el padre de su hija, sobre el último recuerdo, aunque se preguntaba quien demonios era Lavender
pero
¡¡que le importaba a ella!!...

Sonrió al entregarle un vaso de leche a su única hija


- debes apurarte, que papá está por llegar
- le dijo tiernamente

La niña volvió a correr escaleras arriba, seguida por su mamá
al cabo de unas horas la pequeña estaba vestida con una preciosa túnica para salir
cuando el timbre de la casa sonó


- ¿Por qué tocas? - le dijo la niña sorprendida a su padre mientras este la besaba cariñosamente en la mejilla - ¡¡nunca has tocado
esta es casa tuya!!... -

Hermione no dijo nada, mientras observaba al par de pelirrojos al pie de la escalera

Ron le dirigió una mirada penetrante, pero esta la esquivó fijándose en lo bonito que estaba decorado el pasillo principal de la casa


- ¡¡don oso va a ir también!! - exclamó Lizzie levantando la vista hacia su padre, ya que era mucho más alto que ella - voy a buscarlo
-

Subió rápidamente al segundo piso con sus pasitos cortitos


Ambos, Ron y Hermione, se quedaron en un muy incómodo silencio, y no supieron que decirse en ese momento


- ehhh, bueno
- comenzó Ron - ¿Como has estado?... -

- bien
- dijo Hermione cortante

Ron se sonrosó

- ¡¡ah, me alegro
!! .- dijo incómodo - ¿aun no recuerdas nada?... -

La castaña rió irónica


- no
- contestó - para tu seguridad personal
- agregó bajito y sarcástica

- ¿decías
? - preguntó el pelirrojo al no escuchar la última parte


Hermione negó con la cabeza.

- bueno
- comenzó Ron - yo parto pasado mañana a Escocia, espero que las cosas así mejoren
- Hermione se contuvo de comentar algo y le dejó continuar - solo espero que cuides mucho de Lizzie, esto lo hago por ella
-

- me imagino
- dijo la castaña...

Ron abrió la boca para contestar, pues había captado la ironía en la voz de la muchacha hacía bastante rato, pero fue interrumpido por los apresurados pasos de su hija


- ¡¡papi, yo y don oso tamos listos!!... - dijo muy contenta

Ron le sonrió... y la tomó en sus brazos


- vamos a ir por el medio muggle, ¿si?... - la pequeña pelirroja asintió fervorosamente apretando el osito café entre sus brazos - eh, bueno
adiós Hermione
-

La muchacha los observó e hizo un gesto con la mano, para despedirse de su hija


- ¿papi?.. - preguntó Lizzie - ¿Por qué te despides de mami, si ella con nosotros va?... -

Ambos jóvenes se quedaron callados
y fue la madre de la niña la que contestó.

- no, Liz
yo no voy
- dijo con ternura

La pequeña se apenó y sus mejillas comenzaron a enrojecerse


- ¿Por qué? - exclamó - ¡¡yo quiero que los dos vayan!! -

Ambos jóvenes la miraron... la pequeña Elizabeth rompió en sollozos, y apretó su osito con fuerza


- ya nada es como antes
- dijo hipando - don oso y yo solitos nos sentimos
y ahora... ahora papi va a irse, papi ya no quiere a mamá
-

Hermione la abrazó


- no llores Lizzie, papá va a Escocia por asuntos de trabajo
pero él te quiere mucho
-

- pero ustedes ya no se quieren
- susurró Elizabeth, con lágrimas en sus mejillas


Ron se agachó hasta estar a su altura


- eso no es verdad
- afirmó y la chica castaña lo observó rápidamente, por lo que ruborizándose dio una respuesta rápida - digo
no es verdad
porque... porque... porque los dos vamos a llevarte a ti y a don oso a Diagon Alley
- terminó triunfante

La madre de la pequeña asintió, pensando en su pequeña hija que lloraba


- está bien, iré con ustedes
- dijo - pero volveremos temprano. - añadió

De pronto Elizabeth dejó de llorar en seco y sonrió


- entonces dense la mano para irnos
- dijo con una sonrisa extraña



Ambos se miraron avergonzados

pensando que parecían un par de idiotas adolescentes

pero



El pelirrojo se apresuró en tomar la mano, de la ruborizada castaña










Idiotas


Capítulo VI: Un recuerdo para olvidar





La calle estaba abarrotada de personas, todos se vestían de manera extraña, ya que eran magos y brujas
y la pequeña Lizzie corría calle arriba muy animada, y apurando a sus padres que venían, detrás de ella, de la mano, pero sin siquiera cruzar la mirada


- ¿Qué vamos a hacer primero
? - preguntó la niña de ojos azules - ¿papi?... -

El pelirrojo comenzó a pensar pero nada se le ocurrió


- ¿Qué quieres hacer tú
? -

Hermione le interrumpió soltando su mano fuertemente, y observándole con ojos penetrantes


- bueno
pues ahora que te vas
- dijo recalcando las últimas palabras - y que estamos aquí, podrías aprovechar, de gastar el dinero que tienes en comprar cosas para tu hija, he visto, que podrían faltarle varias cosas como túnicas, juguetes
¡ah!... y túnicas mas grandes
¡tu sabes, de aquí a que vuelvas, no sabemos cuanto puede crecer Elizabeth!... - explicó seriamente y agregó mordaz - ¡o quizás hasta podríamos comprar su túnica para que vaya a Hogwarts
! -

Ron no se contuvo y respondió sulfurado


- ¡¡¿insinúas, que no voy a volver por mi hija?!!
- exclamó - ¡¡siempre estás diciendo tonterías
¿sabes?... realmente no has cambiado nada!!... -

Hermione se enrojeció enojada


- ¡¡¿ah si?... y dime
¿siempre has sido tan cobarde
o tu sí cambiaste?!!... Señor perfección
-

- ¡¡No me llames así
todos saben que la única que se las ha dado de perfecta toda la vida eres tú!!!... -

- ¡¡Yo!! - Hermione se llevó una mano al pecho y lo observó furiosa - ¡¡pues entonces perdóname por no recordarlo!!!
-

Ron abrió la boca para contestar pero su mujer tomó la mano de su hija, y la guió calle arriba, por lo que no le quedó más remedio que seguirlas


Maldiciendo a todos los inefables








- ¿es verdad lo que dices?... - preguntó la pelirroja muchacha mientras sentaba a la pequeña de cabello oscuro en su falda


- sí
- afirmó el padre de la niñita - pero tu hermano me aseguró que había visto a Lavender ese día, y que no se había dado cuenta que ella estaba en el caldero chorreante
-

Ginny bufó molesta y acomodó a Lily, que jugaba con la varita de su tía


- esa arpía
¿que le pasa?
¡¿acaso no sabe que Ron ya está casado
?! -

- no lo sé
y no me interesa - agregó Harry - Ron va a irse
pronto lo dejará, además estoy seguro, que se olvidará de todo y formará una nueva familia en Escocia
-

La pelirroja contestó molesta aún


- es un estúpido
no me interesa lo que haga
- Luna entró en ese momento a la cocina con James de la mano, el pequeño venía todo embarrado, pero Ginny continuó - si quiere ser auror en Escocia allá él
espero que ni Lizzie ni Hermione
-

Luna de pronto ahogó un gemido y todos la observaron


- siempre lo dije
los aurores no son buenas personas
no me gusta que Harry, se relacione con ellos
han cambiado muchísimo a Ronald-

Nadie comentó nada hasta que el pelinegro se dirigió a la invitada


- dime Ginny
¿vas a decirme como Hermione perdió la memoria así, como así?... -

Ginny se sonrojó


- lo siento Harry
- dijo - no voy a decirte nada
-







- ¡¡rosa!! -

- ¡¡verde!! -

Ambos esposos se miraron con profundo odio


- ehh
¿cual decidieron? - preguntó abochornada la chica de la tienda, mientras ambos jóvenes la ignoraban


- ¡¡el verde es mas combinable
quiero volver y ver a mi hija con esa túnica verde!! - gritó Ron a Hermione


- ¡¡No!! - gritó la chica - ¡¡el rosa es mas femenino, a mí me gusta!! -

- ¿Femenino? - repitió el pelirrojo con una sonrisa sarcástica - ¡¡¿desde cuando prefieres, tú, las cosas femeninas
?!! nunca has sido una que digamos
- agregó

Hermione contuvo la respiración molesta


- ¡¡¿Cómo te atreves?!!!!
. - gritó - ¡¡llevaremos el rosa
!! así lo digo yo
-

- ¡¡No el verde!! -

- a mí esa no me gusta
- dijo la pequeña entre sus padres y ambos se miraron confundidos
- ¿Por qué no vamos a tomar un helado?... -



Los tres se sentaron en la terraza del restaurante, sin haber comprado nada
y comían sus helados, Lizzie con alegría inusitada
y sus padres... con miradas de rencor el uno hacia el otro


- papi
¿vas avenir a verme de Escocia? - preguntó la pelirroja


- si... princesa
- contestó su padre sin dejar de mirar a su mujer


- no hagas promesas a la niña que no vas a cumplir
- dijo Hermione mordaz
.

- ¿Quién dijo que no las voy a cumplir
? -

- yo lo digo
- afirmó la castaña


Ron bufó


- aun no se como pude aguantarte todos estos años
eres insoportable
parece que estas volviendo a ser la de antes
-

-¿si?... - Hermione dejó la copa de helado en la mesa fuertemente - ¡ay! perdóname por no ser como tú quieres
Won-Won
- dijo recalcando las últimas palabras...

Ron se puso de un pálido verdoso, y tapó los oídos de Elizabeth con sus manos rápida y graciosamente


- ¿Por qué me llamas así
? ¿Qué sabes tú, de eso
? ¿No que no recordabas nada
? -

Hermione le observó y Ron se atemorizó


- ¡¡por suerte no te recuerdo todavía, si no, estaría aun mas decepcionada de mi elección
!! -

- ¡¡ah!!... me imagino
- Ron soltó a Elizabeth que miraba confundida - eres muy feliz por no recordarme, te siente libre ¿no?... ¡¡¡deseas que me vaya!!!
- dijo con furia

- ¡¡¡sí, quiero que te vayas!!! - gritó la chica


Ron dejó caer sus brazos pesadamente y emitió una sonrisa burlona


- ¡¡Claro
. como ya recordaste a Vicky!!! - exclamó - ¡¡Que más te importa acordarte de personas tan insignificantes como yo
!! -

La castaña sonrió mordaz
y Ron se sulfuró y continuó


- ¡¡Claro si es lo primero que recuerdas
cerdo zarrapastroso..!!! - agregó


Lizzie miró a sus padres, primero a uno y luego al otro


- ¿Recordar? - preguntó y continuo con inocencia - ¿mami, ha olvidado algo en casa? - .

Ron bufó y comentó con malicia


- no princesa
no te preocupes... ha mami solo se le ha vaciado el cerebro
-

De inmediato se dio cuenta de que había metido la pata
y hasta el fondo


Los ojos de su mujer le observaron, con odio
y sus ojos se llenaban de lágrimas frustradas pero a la vez tristes
parecía querer matarle


- aun no comprendo
- susurró - que clase de ser eres
como pude escogerte a ti
entre tantos
. estoy confundida, no puedo creer esto
- terminó levantándose torpemente tomándose la cabeza, pues un dolor había comenzado


- Herm
yo
disc
- Ron trató de decir algo pero la madre de Elizabeth le interrumpió...

- ¡¡no me hables idiota!!! - gritó

El restaurante se quedó en silencio
todos observaban a la joven pareja, nada se movía, de pronto Elizabeth sintió como su madre, tomaba su pequeño bracito y trataba de conducirla hasta la salida
no dijo nada solo se dejó conducir


Ron observó a las dos salir, aun nadie decía nada, cuando se dio cuenta de lo que había sucedido, trató de salir a buscarlas, las alcanzó cuando ambas iban calle arriba


- ¡¡Hermione!!.. -

La mujer no se volteó, pero la pequeña cabeza pelirroja de su hija sí

De pronto se sintió la voz de una mujer que se acercaba


- ¡¡Lizzie!!
-

- ¡¡Abuela!!! - respondió la pequeña

La regordeta y pequeña mujer abrió lo brazos para recibir a su nieta
quien corrió hacia ella y se refugió en ellos con alegría
Molly inmediatamente intuyó que algo malo sucedía, Hermione aun tenía los ojos enrojecidos, Ron con una expresión avergonzada e incómoda y Lizzie, a pesar de todo con una mirada triste


- ¡¡con razón no pudimos ubicarte!!! - exclamó como si nada sucediera, y observando a la única heredera de su hijo - ¡¡estabas aquí
!!... -

La pequeña miró interrogante y preguntó, mientras su abuela besaba en la mejilla a su madre


- ¿bicarme? ¿para que?...-

Los ojos castaños de la señora Weasley la miraron con cariño, y observó a sus silenciosos padres
a pesar de esto, sonrió, era una oportunidad


- ¿puedo llevarme a Liz
? - preguntó, y su hijo abrió los ojos - es que todos los niños dormirán hoy en La Madriguera y la única que faltaba era esta pequeña
- golpeó cariñosamente la nariz de la niña, quien rió contenta - ¿Qué les parece.?
James y Lily también van
estarán todos, solo faltaba Elizabeth
-

Miró a ambos jóvenes esperando una respuesta


- ¡¡Sí!! -

- ¡¡No!! -

Ron y Hermione se miraron iracundos el uno al otro, que sus respuestas no coincidieran no le hacia ninguna gracia al pelirrojo, en cambio a Hermione, le hacían aumentar sus sospechas


- gracias Hermione
- dijo Molly, mirando a su nuera
- despídete de tus padres, tesoro
-

Lizzie hizo un gesto con la mano
y ambas desaparecieron


- ¡¡¿Qué has hecho?!! - gritó el pelirrojo a su mujer - ¡¡voy a irme, ésta era última vez que estaría con mi hija durante mucho tiempo!!... ¡¡has arruinado nuestra tarde perfecta Hermione!!... -

La chica ni siquiera se dio la molestia de responderle, se dio media vuelta rápidamente y comenzó a caminar calle abajo, aun sentía las palabras del pelirrojo, y pensó que por tanto que hablaba había comenzado a dolerle la cabeza una vez más


- ¡¡No te vas sin escucharme!! - exclamó el pelirrojo tomando el brazo de la muchacha y volteándola fuertemente


- ¡¡suéltame!! - dijo Hermione soltándose violentamente de su esposo - ¡¡no te atrevas a tocarme!! -

La chica volvió a caminar calle abajo
bajó una escalinata, cuando se detuvo en seco
la cabeza iba a estallar de dolor
comenzó a ver borroso y se afirmó de un barandal


- ¿Hermione? - sintió una voz que llamaba


Entonces





*** Era un cementerio
todo estaba solo y lúgubre
no había nadie allí para ayudarla. Unos ojos rojos y horribles le observaban, dio vuelta el rostro para no tener que verlos aunque no lo demostraba, estaba aterrada
.

- ¿Me temes sangre sucia? -

Inmediatamente, se armó de valor y observó al repugnante ser a los ojos


- ¡¡No, no te tengo miedo!!
- exclamó

Detrás de ese ser, podía vislumbrar, una horrible y gran serpiente, que movía su lengua en señal de satisfacción, junto a ella había un hombre muy pequeño y con cara de rata


- ¡¡Colagusano!! - gritó - ¡¡traidor!!! -

Estaba amarrada, no podía hacer nada, unas fuertes cuerdas mágicas ataban sus manos
. sintió una risa que estaba en frente de ella
aquellos ojos rojos, sonreían de felicidad


-bien
- comentó - mientras llega tu amiguito, Potter
vamos a entretenernos un poco
- soltó una carcajada - odio el hedor a sangre sucia
.. -

Hermione abrió mucho los ojos cuando vio una varita dirigirse a ella


- ¡¡¡Crucio!!! -

Sintió el dolor de miles de agujas clavarse en su cuerpo, quería morir, que todo acabara, ya nada importaba, solo quería que el dolor se detuviera de una vez
***







Logró vislumbrar a muchas personas delante de ella, y unos preocupados ojos azules le observaron


- ¡¡¿Hermione?!! - gritaba el joven - ¡¡¿Hermione contéstame, por favor!!

No pudo hacer nada mas, el dolor era demasiado, estaba aterrada, no podía olvidar aquellos ojos, y pronto imágenes comenzaron a pasar en sus mente, horrorosas, de Harry, Ginny
y el pelirrojo


La chica cerró los ojos completamente y cayó inconsciente en los brazos de su joven marido







*** Había sangre por todos lados, y no lograba ver.. nada
Ginny, estaba en el piso ¿estaba muerta?... Luna estaba a su lado, aquella feroz serpiente la había atacado, todo era horrorosa entonces, la varita de un hombre encapuchado le apuntó


- no sabes cuanto he esperado por este momento, Granger
- dijo una voz que arrastraba las palabras - ahora, ninguno de tus libros te servirá
. -

Apuntó su varita, y luego la alejó


- pero vamos a hacer esto lo mas divertido posible
- sonrió el hombre, que apuntó la varita otra vez


todo fue muy rápido, solo vislumbró un rayo de luz, se cubrió los ojos y luego un grito


- ¡¡no te atrevas Malfoy!! -

Todo cesó
abrió los ojos
el pelirrojo estaba en el suelo, sangrando, inconsciente
¿estaba muerto?... ***








La castaña abrió los ojos de golpe

.

- ¡¡Nooooooooooooooo!!! -

Lloraba, las lágrimas corrían por sus mejillas, estaba desesperada, que había sido eso


Reconoció la habitación de su casa, estaba acostada en la amplia cama matrimonial, y acababa de despertar aterrada


De pronto, la puerta se abrió de golpe y una cara conocida apareció en ella
olvidó todo, estaba tan asustada que se hecho como una niña pequeña en los brazos del pelirrojo


Ron la recibió sorprendido y preocupado, la muchacha lloraba compulsivamente y parecía que nada la calmaba
trató de tranquilizarla y la guió hasta la cama y la sentó cariñosamente


- tranquila
- acarició el rostro de su mujer quitando las lágrimas de él - ya pasó
todo está bien
-

Hermione estaba desesperada
y volvió a abrazarse a él, en busca de protección


- ¡¡Fue horrible
!! - lloró - ¡¡me hacía daño.. me usó para llamar a Harry!! - gritó


Ron entendió inmediatamente lo que su esposa había recordado, algo que después de mucho tiempo, había logrado superar
pero hoy, hoy lo había recordado
lo que había sucedido
seis años atrás



- tranquila
- le susurró y besó su cabello - ya pasó
olvídalo
-

la joven mujer asintió, y comenzó a llorar mas despacio, se sentía muy bien con él
se sentía segura, no olvidaba que él, la había protegido en uno de los ataques
los minutos pasaron y la muchacha comenzó a calmarse ya no lloraba y los dos estaban en la habitación, silenciosos y abrazados


- ¿mejor?... - preguntó Ron con una sonrisa


La castaña asintió


- bueno
- el joven se levantó y comenzó a retroceder hasta la puerta - me voy entonces
mañana por la tarde debo partir
-

Los ojos de Hermione se abrieron


- ¡¡No!! - gritó levantándose de la cama - ¡¡por favor!!... no te vayas
- Ron la miró extrañado y se apresuró a aclarar - digo
no me dejes sola ahora
- se armó de valor y sintió algo extraño en su estomago - quédate conmigo esta noche
-

El pelirrojo abrió mucho los ojos, y se sorprendió sobremanera cuando la chica se acercó a él, tímidamente y le abrazó refugiándose en el pecho de él
se veía tan confundida y asustada


- ¡¡Oh, Hermione!! - gritó Ron - ¿Qué haces?... -

La chica levantó el rostro sin entender, entonces descubrió que el pelirrojo se había agachado, y ya la estaba besando, no lo pensó dos veces, y respondió con infinita ternura y cariño, al fin y al cabo, también lo había deseado, luego se dejó conducir por él, asustada, pues era todo, como la primera vez










Idiotas



Capitulo VII: Mi vida en segundos






La luz del ventanal comenzó a colarse imperiosamente en la habitación
y alumbró el rostro del pelirrojo que abrió perezosamente sus ojos
observó el lugar, y pronto pensó que el último mes, no había existido y que una vez mas, despertaba al lado de su castaña esposa, que dormía placidamente a su lado después de una noche juntos...

Pero no, de inmediato recordó que no había sido como todas las demás, al contrario
había sido completamente distinta, pues la chica no le recordaba y ambos habían estado separados por un mes casi
. Hermione había sido tierna y cariñosa, pero a la vez estaba asustada y confundida, no solo por el recuerdo que había tenido esa tarde sino
porque había sido como su primera vez
sonrió al recordarla tan ingenua y bonita


Esa misma noche, le había dicho que le quería, que a pesar de no recordarle, algo extraño había empezado a sentir por él, lo llamó por su nombre de nuevo, pues en el último tiempo lo había llamado idiota, Weasley, o simplemente no se dirigía a él
pero desde ahora todo sería distinto


Sonrió


La chica estaba acostada mientras él acariciaba su cabello, dormía placidamente, sin imaginar lo que pensaba el hombre a su lado
Ron se agachó y besó la frente de su mujer, quien se movió y se arropó aun mas con las sábanas
volvió a sonreír


Lo había decidido


- no voy a irme
Hermione
- susurró bajito - voy a estar por siempre contigo, tendré valor y afrontaremos esto juntos
-

Le pareció que la chica sonreía, luego pensó que eran tonterías suyas, pues la castaña dormía profundamente
.

Tomó una bata del closet, una de las pocas que había dejado, y se la colocó rápidamente, bajó las escaleras, como cualquier sábado normal en su casa
y se dirigió a la cocina, primera parada indiscutida en su rutina diaria
. se sirvió tostadas y café
como todas las mañanas en que su familia era la de siempre, fue hasta la sala, y aguardó hasta la llegada de el profeta, diario que lo mantenía informado del acontecer del mundo mágico


Le pagó a la lechuza que estiraba la pata
y luego se fue a sentar en el sofá, con el café, y el diario
mucho mas feliz de lo que había estado en mucho tiempo



Dejó la taza de café en la mesita pequeña que estaba al lado del sofá, y su mano chocó con un papel
extrañado lo observó, era una carta


Sin pensarlo dos veces lo tomó, y observó que curiosamente se dirigía a su mujer, entonces decidió leerlo, pues, según él, estaba en todo su derecho
.

Sus ojos se abrieron como platos al ver quien la firmaba





Querida Hermione:

Hace mucho que no sabía de ti, decidiste que no nos siguiéramos frecuentando
pero me entere de lo que te sucedió, y estoy muy preocupado por ti
por eso, si necesitas ayuda, sabes que estoy contigo


Besos
Viktor Krum.




Ron no podía creer lo que leía, pues lo veía como el mayor indicio de traición por parte de su esposa
¿no seguir frecuentándose?, ¿preocupado por Hermione?, ¿está con ella?... ¡¡¿besos?!!!


Se levantó de un saltó del sofá y el diario cayó al piso pero esto ni siquiera inmutó al enojado pelirrojo


Primero: Hermione y Krum se frecuentaban
antes
eso significaba que le habían engañado, pero ella había decidido terminar
segundo: Krum estaba preocupado por Hermione
¡¡¡¿Qué tenía que preocuparse un estúpido que vivía a kilómetros de distancia, de ella?... tercero: está con ella
eso significa que vendrá a verla, y se hablan aun
cuarto y último, pero mas grave: ¡¡¡¿besos?!!!!... ¿Qué tenía que andarle mandando besos a SU mujer ese estúpido gorila desgarbado
?

Sintió que el coraje, la rabia y la decepción se apoderaban de su ser
no podía creerlo, Hermione aun con todo lo que le había sucedido, a pesar de perder la memoria, había recordado rápidamente al búlgaro, y la única respuesta posible, era
que nunca lo había olvidado, ni siquiera en estos últimos años


Subió a grandes zancadas a la habitación, abrió la puerta con furia, dispuesto a gritar, botar cosas y renegar de todo
pero entonces la vio, aun seguía dormida, y no tuvo el valor de interrumpir sus placidos sueños


Apuesto a que soñaba con el búlgaro



Enojado, se vistió rápidamente y hecho un huracán salió de la habitación, luego de la casa con dirección a arreglar sus cosas que estaban en el Caldero Chorreante
pues la oficina de Aurores de Escocia, lo esperaba.







Los ojos castaños de Hermione se abrieron unas horas después, aun medio dormida, estiró el brazo y trato de buscar a algo o a alguien a su lado, pero no sintió nada, entonces, abrió los ojos y se dio cuenta de que estaba sola


Se extrañó. Eso no lo esperaba, pues le había parecido que ella y Ron se había reconciliado y no olvidaba las muchas veces que él había repetido cuanto la quería
entonces pensó que quizás el pelirrojo estaba en la casa, pero se sorprendió cuando la ropa de él no estaba en la habitación
no había nadie más en la casa


Sus ojos se llenaron de lágrimas pues él se había ido
.

Se vistió y bajó a la sala de estar
entonces un ruido en la chimenea le sacó de sus pensamientos y se sorprendió al ver la rubia cabellera de luna
y detrás de ella la pequeña Lizzie


- ¡¡Hola Hermione!! - saludó la señora Potter - me han enviado a traerte a Lizzie
por lo visto los niños la pasaron muy bien
-

Elizabeth corrió hasta su madre y habló emocionada


- ¡¡mami.. lo pasamos genial!!!... el abuelo nos llevó a una feria muggle
nunca había estado en una de esas
Lily y yo nos subimos a muchos juegos y
vi una araña
¡¡mami!!... me asusté muchísimo
pero la abuela me dijo que no había que temerles
-

Luna sonrió y Hermione escuchó con una mirada perdida


- ¿arañas?- preguntó - ¿le temes a las arañas?... -

Lizzie miró confundida


- siempre
- dijo extrañada - y papi también
-

Hermione observó a la rubia madre de los hijos de Harry


- ¿fue Ron a la madriguera por casualidad?.. - preguntó

- ¿Ron? - preguntó Luna con una sonrisa y Hermione se ruborizó - ¿desde cuando le llamas por su nombre
?... digo, es extraño oír su nombre de tus labios después de tanto tiempo


La castaña no contestó en cambio fue su hija la que habló sorprendida


- ¡¡pero Tía Luna, si así se llama papá!! - dijo

Luna sonrió y besó a la pequeña para despedirse de ella, se despidió de Hermione y con una explosión desapareció de la chimenea


- era una araña horrible
mami, pero James la mató, él no le tiene miedo a nada
- decía Lizzie a su madre


Hermione sonrió


- arañas
- susurró, luego se dirigió a su única hija - ven acompáñame a desayunar
-

Ambas salieron de la sala, sin percatarse de que una oscura y robusta lechuza se había parado en el alféizar de la ventana





Con el transcurso de la tarde el dolor de cabeza se hacía cada vez mas insoportable, y Hermione en ese momento estaba en la cocina, tomando agua, para ver si de ese modo el dolor cesaba, aun se preguntaba, porque Ron se había ido
. sabía que el padre de su hija, se iría esta tarde, pero
¿realmente se iba a ir?... realmente iba a dejarla

Dejó el vaso de agua caer, el cual estalló en pedazos al chocar con el piso, y se tuvo que afirmar de la mesa ya que la vista comenzó a nublarse
.

No podía seguir así, ella misma iría a buscar al pelirrojo, pues si la quería debía apoyarla ahora más que nunca






- ¡¡vamos a dar una vuelta
ya vas a irte
y no quiero que lo hagas!! - gritó la joven abrazando con efusividad al pelirrojo

- ¡¡basta Lavender
!! - Ron trató de sacarse a la chica de encima y a duras penas lo consiguió.

Ambos estaban en el comedor del Caldero Chorreante
Ron había acabado de comer y Lavender estaba a su lado, a pesar de ser su día libre, había ido a visitar a su ex compañero


- ¿pero porque no salimos juntos?
el traslador saldrá en un par de horas, y no vamos a vernos nunca mas
¿acaso ya olvidaste lo bien que lo pasábamos antes de que comenzaras a salir con la Sabelotodo?
créeme Won-Won
si me lo pides, contigo a Escocia yo me iré
-

- ¡¡¿Qué?!! - gritó el joven - ¡¡No, estás loca Lavender!!... y deja de llamarme así
-

La chica sonrió coquetamente, y besó fugazmente su mejilla


- nunca te he olvidado Ronnie
- dijo la chica ya un poco mas seria - quizás si la estúpida de Granger no se hubiera entrometido entre nosotros, estaríamos juntos y tendríamos los doce hijos que queríamos tener
.-

Ron se preguntaba en que momento de su vida se había propuesto tener doce hijos

de pronto sintió la risa de la castaña


- ¡¡pero si tu quieres podemos tenerlos igual!! -

Ron al fin y al cabo sonrió
Lavender pareció mas seria y contenta


- así me gusta
- dijo - que sonrías
desde que llegaste aquí, no veía una sonrisa, te queda mucho mejor Ronald
-

Los ojos azules de Ron la observaron, y la chica volvió a sonreír
Ron agradecía al fin y al cabo lo que su ex novia hacía, ya que solo quería animarlo
aunque ahora que lo pensaba
¿Lavender sabía lo que le sucedía?... ¿Lavender sabía que se había casado con aquella sabelotodo traidora y amante de los jugadores de quidditch, cuatro años atrás?, ¿sabía Lavender que seguía amando a Hermione casi con locura?... iba a preguntarle pero de pronto observó el reloj que estaba sobre la barra


- ¡¡Maldición!! - gritó levantándose de un salto - ¡¡es muy tarde, debo empacar algunas cosas aún!!... -

Rápidamente subió a la habitación, seguido de Lavender
guardaron las últimas cosas y llevaron las maletas al pasillo, entonces Ron cerró la puerta
y ambos quedaron ahí afuera


- ya me voy
Lavender
- dijo y la chica sonrió forzadamente


- ¡¡¡aun te quiero mucho Won-Won!!! - gritó y se echó en el cuello de él


Ninguno de los dos se percató, que otro par de ojos castaños les observaban de la escalera
y el dolor en la cabeza de Hermione volvió como nunca


Ron quiso separarse de la chica que aun le abrazaba, pero no pudo, pues antes de que pudiera hacer algo, Lavender había tomado su rostro y lo había atraído hacia ella, atrapándola en un beso efusivo y apasionado, no se dio cuenta como, pero comenzó a devolver los besos que la chica le daba con ansias


Hermione quien observaba todo, sintió que las lágrimas nublaban su vista, y su cabeza pronto estallaría de dolor, dio unos pasos mas y con todo el dolor que pudo gritó


- ¡¡Ron!! -

Tanto el pelirrojo como la castaña se separaron de un salto, y el alma del padre de Elizabeth se le cayó a los pies cuando vio a su esposa observarle con rabia acumulada



- ¿Granger? - preguntó Lavender confundida


Pero la chica no contestó
. y se limitó a mirar al pelirrojo que estaba pálido, al verla, pero pronto recordó que ella le había traicionado con Viktor Krum


- ¿Por qué me haces esto?... - le dijo Hermione llorando - yo creí que
-

- ¡¡creíste
!! - gritó Ron con furia - ¡¡yo también creí Hermione, pero me engañaste con Krum!!... -

Hermione se tomó la cabeza por el dolor


- ¡¡¡¿Cuándo vas a entender que yo no recuerdo nada?!!!... - gritó

Ron la observó con furia, y fue en ese momento cuando Hermione observó a la mujer que estaba al lado de su esposo, ella era la chica de sus recuerdos


- ¿Lavender? - preguntó a pesar de que la vista se le nublaba


Pero la aludida no contestó y se limitó observarla como si mirara un chicle en su zapato


- ¡¡vete Hermione!! - gritó Ron - ¡¡No quiero saber mas de ti, estoy harto de esto
de tu pérdida de memoria, de tus cartas con Krum, de que en algunos momentos me quieras, y en otros me odies
estoy harto de esto, me voy!!!
- agregó - ¡¡no debí haberme casado contigo nunca, nada de esto habría sucedido!!! -

Hermione abrió los ojos y no lo aguantó
la pena la embargó y lloró
a pesar de que a Ron se le partió el alma al verla, tomó sus maletas


- ¿Estás casado con la sabelotodo? - gritó Lavender sorprendida
pero Ron no le contestó


A pesar de esto la castaña de pelo liso continúo


- aun estoy dispuesta a irme contigo
- dijo

Ron no contestó y quiso irse hasta que un grito le hizo voltearse


- ¡¡idiota!!-

Hermione lloraba, y Ron soltó las maletas
él mismo con un nudo en la garganta
.

- no digas eso, por favor
- pidió a Hermione volteándose


Pero la chica le gritó con todas sus fuerzas y con lágrimas en todo su rostro
..

- ¡¡IDIOTA!! -



Antes de que alguien pudiera hacer algo, Hermione se tomó la cabeza, y cerró los ojos, perdió el equilibrio, y comenzó a perder la consciencia ante la mirada de Ron y Lavender


- ¡¡¡Hermione!!! - gritó el pelirrojo corriendo hasta ella



A medida que Hermione caía las imágenes comenzaron a pasar en su mente como si el tiempo se hubiese detenido y todo pasara en cámara lenta

..





*** - Disculpad
-

Reconoció su propia voz, aun muy infantil y diferente a la suya

Tanto Ron como Harry, se voltearon y la observaron, estaban en el gran comedor de Hogwarts


- ¿no se puede comer en este lugar en paz? - preguntó el pelirrojo harto


Pero ella no le hizo caso, y se dirigió a su amigo de cabello oscuro


- no pude dejar de escuchar lo que tú y Malfoy estabais diciendo
-

- no esperaba otra cosa
- comentó Ron, pero ella misma lo ignoró


-
y no debes andar por el colegio de noche. Piensa en los puntos que perderás si te atrapan
y
-

Observó por última vez la cara de exasperación del que ahora era su marido
***




Conforme caía
los recuerdos seguían pasando






*** ¿Por qué
- preguntaba Ron - has rodeado todas las clases de Lockhart con corazoncitos?...

Ella misma se apresuró, a quitarle el horario, poniéndose colorada
***



*** Había visto salir a la profesora McGonnagall salir por el retrato, y espero la reacción de sus amigos


- ¿Por qué has ido corriendo donde McGonnagall? .- exclamó Ron molesto


ella misma se armó de valor y le contestó,


- porque pensé que la escoba pudo enviársela Sirius Black
- ***





*** Ron la observaba como si la viera bajo una luz nueva


- Hermione, Neville tiene razón: tú eres una chica


Sintió como la ira comenzaba a invadirla


- ¡¡Que observador!!! - exclamó
***




*** ¡vamos no te quedes con nosotros!!! - exclamó Ron - ¡le dijiste eso a Neville para librarte de él!

- ¿ah sí? - replicó la castaña y le observó peligrosamente - ¡¡Que tú te hayas tardado tres años en notarlo, Ron, no quiere decir que nadie se haya dado cuenta de que soy una chica!!! ***




*** -
esto
¿a quién le estás escribiendo toda una novela, tú? -

Le pregunto Ron tratando de leer el contenido del pergamino que ahora llegaba a arrastrase en el piso. Hermione lo saco de su vista y le dijo:

- Viktor -

- ¿Krum? -

- ¿Cuántos otros Viktor conocemos?- ***


*** en plena vista de toda la habitación, estaba Ron abrazando tan de cerca a Lavender Brown, que era imposible decir cuales manos eran de quien
***


*** Caminó muy despacio en línea recta hacia la puerta. Harry miró a Ron, que se veía aliviado de que nada peor hubiera ocurrido.

-¡Oppugno!- vino un grito desde la puerta.

Harry giró para ver a Hermione apuntar su varita hacia Ron, su expresión era salvaje: La pequeña multitud de aves se dirigían velozmente hacia Ron, quien aulló y cubrió su cara con sus manos, pero las aves atacaron, picoteando y agarrando cualquier pedacito de carne que pudieran alcanzar
. ***




Ron había llegado hasta ella, alcanzó a tomarla, pero no le importaba
no le importaban sus preocupados ojos azules





*** Reconoció los mismos ojos azules, mirarle fijamente


- perdóname - le dijo - yo te quiero mucho
y creo que no como una amiga
-

Ella misma hipó
y sonrió


- yo también
- ***



*** - cásate conmigo
- pidió el pelirrojo apuradamente


- ¡¿Qué?! - preguntó con una risa divertida


- en serio
- dijo avergonzado - cuando esto acabe casémonos
-

Le hizo dudar y le dio un beso rápido en los labios
-

- está bien
casémonos... - contestó sonriendo ***




*** ¿embarazada?... - preguntó Ron perplejo - ¿bromeas verdad?...-

La castaña le miró iracunda


- ¡¡¿crees que tengo cara de estar bromeando
?!! - le dijo cuando volvía por tercera vez del baño


- ¡¡Oh por Dios
!! - se aterrorizo Ron - ¡¡un hijo!!
- agregó estupidamente - ¡¡nunca he tenido uno!!-

Hermione le miró con exasperación
***





La imágenes continuaron pasando, pero todo comenzó a esfumarse de a poco, lo recordaba a todo y a todos
los sustos de Ron y Lizzie por las arañas, la partida de sus padres, la familia, Harry, todo
hasta aquella luz blanca que le quitó toda su vida durante un mes
y por lo visto se la había llevado para siempre


Hermione por fin había recordado
.




























Idiotas



Capitulo VIII: Sentimientos





Ron no podía creer lo que sucedía
tenía a Hermione en sus brazos, y estaban en mitad del pasillo del Caldero Chorreante. La chica seguía llorando silenciosamente, las lágrimas inundaban su rostro, sus ojos castaños le miraban pero no lo veían


- ¡¡¿Qué es todo esto?!! - exclamó Lavender - ¡¡es una manipuladora, ella está fingiendo Won-Won!!... -

El pelirrojo ni siquiera la escuchó estaba desesperado y aun trataba de reanimar a su esposa que seguía con la mirada perdida


- ¡¡Hermione!! - la llamaba tomando su fino rostro - ¡¡HERMIONE, CONTÉSTAME!!....

De pronto, la castaña de cabello ondulado, comenzó a cerrar los ojos lentamente y con esto, su rostro cayó hacia el lado derecho
inerte


- no
- susurró el joven de ojos azules


Lavender, que había observado todo atónita e incrédula, dejó caer sus brazos y pegó un gritito, de un salto cruzó el pasillo desesperada al percatarse de lo que sucedía, y que todo era real, la chica estaba pálida, y su piel comenzaba a amoratarse


- ¡¡Oh por Dios, Ron!! - gritó al muchacho que tenía a la mujer en sus brazos y la observaba con incredulidad - ¡¡¿Qué le sucede?!!!
ella
ella
está
-

- ¡¡no, no lo digas!!! - le exclamó el pelirrojo
- ¡¡ella estará bien!!...

Tomó el cuerpo inerte de la madre de su hija y la levantó en sus brazos rápidamente, pero no se movió, no hizo nada, se quedó estático
fue Lavender la que se movió rápido


- hay que llevarla a San Mungo
- dijo decidida - llamaré a Tom
-







Una vez más llegaba al mismo lugar y por la misma persona


Los ojos verdes del joven recorrieron el pasillo, y al final, logró vislumbrar caras conocidas
ahí estaban: Ron, la señora Weasley, Luna y a un lado, mas apartada estaba


¿Lavender Brown?...

Iba a preguntarle que hacía ahí, pero una voz se le adelantó


- ¡¡¿y tú?!! ¿Qué haces aquí?... ¿no tienes una pizca de vergüenza acaso? -

Harry se volteó y vio a Ginny. La pelirroja estaba furiosa, sus mejillas estaban rojas y parecía que se lanzaría sobre la alta castaña en cualquier momento, pero la joven aludida no contestó


- ¡¡tu eres la culpable
!! - continuó Ginny sin detenerse - ¡¡¡si algo le sucede a Hermione juro que las pagaras, Lavender!! - se volteó hacia el otro lado y chilló - ¡¡y tu también Ronald Weasley!! -

- Ginny
- susurró Luna angustiada


Harry le dirigió una mirada a Ron, y entendió de inmediato lo que había sucedido. El joven estaba en un estado de desastre total, su cabello estaba revuelto, por todas las veces que se lo había tomado tratando de controlar sus nervios, sus ojos estaban enrojecidos, y miraba con la vista perdida


- Ginny por favor
- pidió la Señora Weasley - ahora no
después Ronald se las verá conmigo
- agregó tranquila pero amenazadoramente
el pelirrojo no se inmutó


Harry miró a Lavender, y esta le devolvió la mirada con profundidad


- Ron
- dijo la chica de pronto, volteándose hacia Ron -
perderemos el traslador, se irá
- dijo deprimida - y no hay un siguiente
- advirtió

Ginny ardió de furia


- ¡¡¿Qué dices?!! - gritó - ¡¡voy a matarte!! - se lanzó a ella, y Luna y Harry la sujetaron rápidamente - ¡¡¿Quién te crees que eres?!!... ¡¡¡escúchame bien Lavender
. Hermione es la esposa de Ronald, y ahora él debe cuidar de su hija, no puede dejarla sola, y menos por ti
!!! -

- ¿una hija? - preguntó Lavender pálida

- ¿podemos? - preguntó la señora Weasley - ¿irse juntos? -

Los ojos castaños de Ginevra brillaron amenazadores


- no
- susurró Ron negando con la cabeza - Lavender
basta de decir cosas que no son ciertas
has hecho las cosas aun mas difíciles
-

La chica le observó y sonrió


- has cambiado mucho - afirmó - ya no eres el gracioso y simpático pelirrojo de antes, no eres el irresponsable y despreocupado que yo recuerdo
-

Ron negó con la cabeza


- ya no lo soy, mi vida cambió, y hoy
se terminó
. -

De pronto, se levantó y observó hacia un sector del pasillo, todos siguieron su mirada, y ahí estaba el medimago de Hermione observándoles








La cabeza había dejado de dolerle, y trató de abrir los ojos, no podía

Los sentía pesados y le costaba muchísimo hacerlo, sentía nauseas, y parecía que todo diera vueltas
de pronto una voz la devolvió a la realidad


- ¿Señora Weasley puede oírme? -

Suspiró, y abrió la boca tratando de respirar, le costaba hacerlo, el dolor en el vientre iba en aumento


- ya
- dijo otra voz femenina - está respirando excelente
haga un esfuerzo
¿nos oye?.-

Hermione gesticuló un débil sí
entonces sus ojos castaños se abrieron


Estaba en una sala de hospital sin duda, todo estaba decorado de blanco con verde, y un medimago y dos enfermeras le observaban


- díganos señora Weasley
¿Cómo se siente? - preguntó el hombre


Mientras entre las dos mujeres le ayudaron, la acomodaron, y la sentaron en la cama


- me siento muy bien
- afirmó aun confundida


Los tres le miraron y las mujeres le sonrieron con confianza


- su familia está afuera
- habló una de ellas - pronto el sanador les hará pasar -

Hermione trató de sonreír, pero no pudo


- por lo sucedido ya ha recordado todo ¿verdad? - preguntó el medimago y Hermione asintió - ¡¡que bien!!... ya lo esperábamos Señora Weasley
-

La chica le observó profundamente y a pesar del todo dijo


- por favor, llámeme
señorita Granger
-







Abrió los ojos otra vez
ahí estaban todos, al parecer se había quedado dormida.

- ¡¡Hermione querida!! - gritó la Señora Weasley abrazándola - ¡¡oh linda
¿Cómo estás, te duele algo, quieres que llame a alguien, ya recuerdas todo?... querida, cualquier cosa debes decirme de inmediato ¿si?... cualquier dolor, cualquier fatiga, o cosa extraña y anormal que tú
-

- ¡¡mamá basta!! - la interrumpió Ginny - ¡¡hola Herm
!! - Ginny le sonreía con transparencia y felicidad - ya era hora de que despertaras
-

Harry y Luna también estaban ahí
Los Potter le observaban muy contentos y animados


- ¡¡Hola Hermione!! - saludó su amigo - ¿ahora si me recuerdas verdad?... -

La chica de ojos castaños sonrió y asintió muy feliz


- ¡¡por supuesto!! - exclamó - ya puedo recordar todo
- su mirada se entristeció un poco y observó a la joven pelirroja - ¿tu hermano se fue a Escocia? - preguntó

La pelirroja cambió inmediatamente su expresión y musitó está afuera


- ¿quieres verle? - inquirió Luna rápidamente


Hermione les observó y negó con la cabeza. Sintió que un nudo comenzaba a formarse en su garganta. No había olvidado como había recuperado la memoria, Ron y Lavender, iban a irse juntos a Escocia
y ella no podía hacer nada
solo sabía que: lo odiaba


- ¿Por qué no entra? - preguntó como si no le importara

Todos se encogieron de hombros
.

- ¿no debería estar en Escocia? - prosiguió con una mirada sarcástica - apuesto a que Lavender debe estar muy contenta
que más puede pedir
otro país, nuevas oportunidades, y un estúpido pelirrojo indeciso y que no sabe lo que quiere
-

Todos se miraron sonrientes, confirmando que la chica era la misma de antes.

- Ron ha perdido el traslador
- explicó Harry - y no hay otro hasta tres semanas y media a Escocia, creo que se irá por el medio muggle
él fue quien te trajo y ha estado afuera todo este tiempo
-

La madre de Elizabeth
no dijo nada


- bien
- la voz de una enfermera les llegó de pronto, y se dirigía a ellos con una poción en su mano - la señorita Granger necesita descansar, y ahora va a dormir un poco, es lo mejor, muchos recuerdos de golpe no hacen nada bien
vamos se acabó la visita
-

Todos se despidieron de ella cariñosamente, se tomó la poción rápidamente, y se durmió
. Ron no entró









El fuego crepitaba en la chimenea, la pieza estaba en penumbras, el fuego alumbraba su rostro melancólico que observaba con la vista perdida, pensaba, de pronto la puerta de la habitación se abrió y una alta y curvilínea figura apareció en el umbral


- ¿puedo pasar? - preguntó una voz femenina


- ya estás adentro
- espetó Ron sin mirarla..

Lavender caminó hasta él, y se sentó a su lado
el chico no le observó pero ella igual hablo


-
siempre supe que ella era para ti
- comenzó con voz apagada - al principio no quería creerlo, me gustabas
sobretodo cuando ganabas en los partidos de quidditch, después me di cuenta que eras muy despreocupado y gracioso, que solo querías pasarla bien
- el chico le observó - eras igual de irresponsable que yo
creo que lo mejor que hacíamos era besarnos, eso era lo que hacías conmigo
pero ella
ella era diferente, siempre me lo decías, cuando reclamaba porque ella estaba contigo, te ayudaba o te hablaba
o lo de siempre, peleaban


Ron por primera vez se dignó a observar a la castaña de cabello liso, que miraba el fuego con melancolía


-
esa era tu respuesta
- continuaba la muchacha - ella es diferente
-

Sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas


- no quería creerlo
pero me di cuenta que estabas enamorado de ella, que no aguantabas que alguien se le acercara, que la protegías como a nadie, ni siquiera eras con Ginny así, que perdías el valor cada vez que ella hacia algo mejor que tú, que la buscabas
tardé en reconocer que la querías
que siempre la habías querido
-

Sollozó


- perdóname Lavender
- musitó el pelirrojo - yo
-

La chica se apresuró en sonreír y taparle los labios con un dedo


- no
- dijo - perdóname tú a mi
lo arruiné todo, yo
ella no se merecía lo que le sucedió, siempre supe que te habías casado con ella ¿sabes?... y creo que acabo de reconocerlo
perdóname, pero todo lo hice aprovechando la situación, sabía lo que tu vivías y
y
pensé que era mi segunda oportunidad
-

Ron no dijo nada, al comprender todo se levantó
y se limitó a observar por la ventana, la chica también se levantó y trató de hablarle


- Ron
-

- no te preocupes Lavender, vete por favor
- el pelirrojo habló con una voz mucho mas seria que lo normal


- perdóname
- la chica susurró avergonzada y arrepentida - yo sé que tu no querías, pero
¡¡Ron!! - caminó a zancadas y volteó al sorprendido joven rápidamente y exclamó con desesperación - ¡¡debes luchar por ella, ella te ama, te quiere
y tú a ella
el solo hecho de verte conmigo hizo que sus recuerdos regresaran
.eres lo mas importante para ella ¡¡te das cuenta!! - continuó - ¡¡lucha por tu familia, tu esposa, por ella
y por esa niña que tienen juntos!! -

Ron la observó pasmado


- no sabes cuanto habría querido dártela yo
pero
-

El pelirrojo no dijo nada, y se limitó a mirarla. La chica había sonreído, y se acercaba a él, asustado, trató de apartarla, pero se calmó al ver que solo iba a darle un beso en la mejilla


- tranquilo
- susurró - no muerdo
. - agregó con una sonrisa pícara - bueno, algunas veces
-

Ron también sonrió


- me voy
- musitó Lavender - no te olvides de mi nunca
adiós
-

El joven no dijo nada y observó en silencio como la puerta se cerraba tras la chica







Habían pasado unos días, Hermione estaba mucho mas repuesta, comía normal, e incluso lo hacía mucho mas que antes
. todos habían ido a verle, incluso sus padres que habían venido de Holanda
había pensado mucho en lo sucedido, y había decidido no darle mayor importancia, aun era muy joven
tenía todo una vida por delante, solo añoraba a Elizabeth, que no había ido a verle
y su padre tampoco, pero eso no le importaba


Ambos pelirrojos se pararon en la puerta y la observaron, ella aun no les había visto pero cuando lo hizo no pudo evitar una gran sonrisa para la niña


- ¡¡Liz!! - exclamó

- ¡¡mami!! - gritó la pelirroja

La pequeña hija de Ron y Hermione, corrió hasta esta última, y con un abrazo su madre la levantó y la subió a la cama con cariño, para luego llenarla de besos que hacían que la pequeña sonriera y la abrazara aun más


- ¡¡oh pequeña mía, cuanto te he extrañado
perdóname Lizzie, todo va a ser como antes ahora!!!-

Ron observó a las dos mujeres mas importantes de su vida, ambas estaban abrazadas, y parecía que la madre ni siquiera pensaba mirarle, se veía muy bonita, a pesar de estar en un hospital, y recordó con alegría que a pesar de no tener memoria la chica lo había querido, e incluso se había entregado a él llena de ternura e ilusiones
se había equivocado, le había fallado y era hora de reconocerlo


Caminó hasta ellas, aun seguían conversando animadamente
hasta que Lizzie lo miro


- ¡¡¿no vas a besar a mamá?!! - preguntó


El sonrió y la tomó en brazos para bajarla de la cama, su mujer ni siquiera le miró


- anda con tía Luna
- le dijo a la niña y la besó en la mejilla - está fuera, quiero hablar a solas con tu madre un momento
-

Elizabeth sonrió y se despidió de la castaña con un gesto para luego correr hacia fuera y cerrar la puerta de la habitación



Silencio



Ninguno de los dos dijo nada. Ron observaba a la chica avergonzado, y sin saber como empezar, ni que decirle


- me alegra que hayas recordado
- dijo. Luego pensó que era lo mas estúpido que se le había ocurrido en la vida


Hermione no se inmutó. Y siguió observando por la ventana, al parecer las nubes tenían formas muy interesantes, y el cielo tenía una nueva tonalidad de azul, porque era mucho más importante que mirar al padre de su única hija.

Ron se dio cuenta inmediatamente de esto
él iba a arreglar las cosas, así que debería dejar atrás su orgullo y comenzar de la mejor manera posible


- perdóname
- susurró

Hermione le observó rápidamente, pero su expresión no fue la esperada, al contrario la muchacha sonreía casi burlonamente


- ¿perdonarte? - repitió - yo no tengo nada que perdonarte. Fui yo la que me equivoqué en esto
. - afirmó - fui yo la estúpida que creyó en ti, que se casó contigo, pensando que habías cambiado, pero esto debía pasar para darme cuenta del inmaduro e irresponsable que eres
-
Ron quedó impactado, no esperaba esa reacción. Sintió que la pena le embargaba al ver a la chica enojadísima y hablando con profunda decepción e ira


- no tengo nada que perdonarte
- continuaba la castaña - vete, sigue con tu vida, esto fue lo mejor
así no nos haremos daño el uno al otro, no podemos estar juntos, me equivoqué, yo soy demasiado distinta a ti
. y reconócelo, eso jamás te ha gustado
. -

- ¡¡yo te quiero Herm!! - exclamó el pelirrojo apenado.

Los ojos de su mujer se llenaron de lágrimas que se apresuró en quitar rápidamente con el dorso de su mano


- ¡¡no lo digas!! - gritó enojada - ¡¡¡eso es mentira, si me quisieras no habrías hecho lo que hiciste!! - sollozo - ¡¡¡no me hubieras dejado sola cuando mas lo necesité!!! -

Se tapó el rostro y no pudo evitarlo, sollozó, Ron le observaba y rápidamente se apresuró a abrazarla pero ella no se dejaba, y luchaba contra él débilmente


- ¡¡¡No Hermione!! - exclamó el pelirrojo con un nudo en la garganta - ¡¡por favor perdóname, tenemos una familia, nosotros
!! - le dio pequeños besos en la mejilla mientras ella sollozaba apenada - vamos a comenzar de nuevo
-

- ¡¡No!! - la chica de ojos castaños lo apartó definitivamente de ella - ¡¡te dije que no, te dije que te fueras
anda, Escocia te espera!!! -

- Hermione
- trató de comenzar Ron

Pero la chica estalló y gritó sollozando


- ¡¡¡Eres lo peor Ronald Weasley!!!... ¡¡¡eres un cobarde, no quisiste ayudarme, cuando viste que la situación empeoraba te asustaste y me dejaste!!! - los ojos azules de Ron comenzaron a enrojecerse - ¡¡es verdad!!!.... cobarde
. lo único que hiciste fue irte
dejarme, a mi y a nuestra hija, y te apresuraste en pedir un traslado para escapar de todo, ¡¡ah!!... por favor y no solo eso
no te demoraste demasiado en buscar a Lavender Brown
- exclamó - ¡¡¡me dejaste, no me apoyaste, te fuiste, huiste
.!!! - agregó entre sollozos mas calmados - siempre me hiciste lo mismo, pero yo creí en ti
creí que no ibas a dejarme nunca
- comenzó a llorar compulsivamente


- perdóname, me equivoqué
- musitó el pelirrojo - pero nos queremos, todo podemos solucionarlo
- él mismo comenzó a llorar silenciosamente...

- ¡¡yo no te quiero!!- gritó la chica sollozando, y se le partió el alma al decirlo


- ¡¡¡sabes que eso no es verdad!! - gritó el pelirrojo dolido - ¡¡sabes que me quieres
incluso sin memoria, sin tú recordar nada, me quisiste, y yo también te quise
lo sabes bien!!! -

La chica se ruborizó


- pues, entonces, voy a olvidarte, ya no me importas Weasley
solo quiero que me dejes en paz
¡¡yo quiero a alguien que si me apoye, y que no me deje en las dificultades
alguien que no tenga miedo cuando se trata de mi
!!! -

Ron quedó petrificado, sabía que la chica hablaba con la verdad, era él quien la había dejado y no tenía defensa contra eso


- pero tú, si te carteabas con Krum ¿verdad? - atacó rápidamente - incluso cuando todo estaba bien, tú y él seguían juntos
¡¡tu me traicionaste Hermione!! -

La chica le observaba con una mezcla de incredulidad y dolor

- cada vez me decepcionas mas
- le dijo ácidamente - eres un troglodita, inconsciente, insensible, y estúpido
¡¡¡cada vez te odio mas!!! -

El menor del los varones Weasley, enrojeció por la ira
ya su mujer le había sacado de quicio y había recordado al búlgaro


- apuesto, a que él, no ha cambiado, que es él tu hombre ideal
¡¡¡pues perdóname por no ser como él Granger!!! - gritó enfurecido

Hermione quedó helada, Ron la había llamado con su nombre de soltera
eso solo significaba
ella ya lo había decidido, pero no esperaba ese trato por parte de él. Se apresuró a quitarse la argolla que llevaba en el dedo anular


- se acabó
- musitó enojada - vete a Escocia, déjame en paz, y olvídate de mi... - le gritó lanzándole el anillo
- ¡¡no quiero verte nunca mas Weasley!! -

La joya dorada rodó por el piso, y ninguno de los dos hizo nada, solo se limitaron a mirarse encolerizados por un largo tiempo


- te odio
- susurró Hermione - eres lo peor que me ha pasado, la peor decisión que pude tomar fue casarme contigo
. -

La chica volvió a sollozar, y dejó a Ron sin palabras con su actitud


- fíjate que no te perdono
- terminó cruel y dolidamente la castaña


El pelirrojo enfurecido se apresuró en recoger la joya del suelo
. y echarla en el bolsillo


- a Lavender no le importará que tú la hayas usado primero
o puedo transformarla, no pierdo nada
- dijo mordaz y con la intención de hacerla sentir mal


Ambos quedaron en silencio y con los ojos enrojecidos


- se terminó
- susurró la chica - vete
. -

De pronto un ruido les sacó de su pelea, la puerta se abría lentamente, y la figura de un hombre moreno y corpulento estaba en el umbral


- ¿Herrmione?... - preguntó - ¿puedo pasarrr
interrrumpo? -

La chica se sorprendió, y el pelirrojo sintió que la ira se apoderaba de su ser
Viktor Krum estaba ahí, eso le confirmó sus sospechas


- claro que no interrumpes Viktor - dijo burlonamente - adelante, eres bienvenido aquí
por supuesto, Hermione te ha extrañado mucho
. pero no te preocupes que nunca se olvidó de ti
- dijo - cuando quieran pueden comenzar su relación otra vez, y ahora no será a escondidas
-

La castaña le observó incrédula y Krum, miró confuso


- Weasley
¿Qué
? - iba a comenzar pero Ron ya estaba al frente


De pronto el hijo de Molly y Arthur Weasley, estrelló su puño contra el buscador de la selección de Bulgaria, quien cayó al suelo, con la nariz sangrando y sorprendido por lo sucedido


Hermione gritó


- esa nariz te queda mas linda
- dijo Ron al hombre tirado en el piso - apuesto a que Hermione te querrá más-

El pelirrojo salió rápidamente de la habitación con un gran portazo
. inmediatamente después, la chica comenzó a sollozar y llorar fuertemente, Viktor se dirigió hasta ella, y trató de abrazarla
pero no pudo porque la sangre salía chorros de su nariz


- es un idiota
- susurró Hermione con dolor

- ¡¡clarrro que lo es
!! - corroboró Krum.

Sin saber el verdadero significado de esa palabra para la chica
.





Idiotas



Capitulo IX: El orgullo también es un sentimiento





Los ojos castaños de la pelirroja se movieron observando la habitación con preocupación, por primera vez, todo estaba completamente desordenado y oscuro, la pieza era un caos de libros y enciclopedias, montañas de estos llenaban el lugar de lado a lado


Y ahí estaba la muchacha, su cabello ondulado y castaño, lograba vislumbrarse, ya que estaba enfrascada abruptamente en la lectura de un libro grandísimo


- ¿Hermione? - llamó Ginny sutilmente


La aludida dio un respingo nervioso, y la menor de los Weasley pudo ver su rostro, estaba pálida, ojerosa, y sucia
llena de restos de chocolate. La chica aun seguía comiendo un gran trozo de pastel
.

- ¡¡Ginny!! - exclamó sorprendida y limpiando la evidencia de su rostro rápidamente


- ya estás como mi hermano
- dijo la pelirroja con una sonrisa - ¿Qué te pasa?... comes como si la vida se fuese a acabar
-

Hermione se ruborizó


- no me compares con el estúpido de tu hermano - pidió seriamente - él ni siquiera me llega a los talones, es tan solo un cobarde que no supo
-

- ya
- la cortó rápidamente la joven de ojos castaños - no vine a escucharte hablar mal de Ron, ni a que te desahogues despotricando contra él
-

La dueña de casa, bufó molesta por el comentario de su amiga y cuñada


- si viniste a defenderle, o a decirme lo mal que está
te digo de inmediato que no me interesa
. -

La hermanita menor de Ron, sonrió y observó el techo en busca de paciencia, fue entonces cuando extrañó un poco de luminosidad, y se apresuró en abrir las cortinas cerradas


- no, no vine, a defenderle - aclaró Ginny - pero si me lo permites, sí, Ron no está nada bien
- se calló al ver la cara de enfado y molestia de Hermione - ¡¡ya, ya!!
no te enojes, vine a ver como sigues, hace semanas que no sales de esta casa
Herm, todos estamos muy preocupados, deberías salir, tomar aire, disfrutar con Elizabeth
ella te extraña muchísimo, ni Ron ni tú le han hecho mucho caso en este último tiempo, lo mejor es que se distrae en casa de Harry y Luna
-

La expresión en el rostro de la castaña se suavizó con la alusión a su única hija
bueno
quizás


- Hermione
- dijo la pelirroja sacándola de su pensamiento - ¿Por qué no sales?... si ya decidieron terminar esto, ustedes deben seguir su vida, Ron va a irse a Escocia, sé que no quiere hacerlo, pero lo hará, esa es su forma de olvidar
¿pero y la tuya?... que vas a hacer ahora
¿Por qué no tratas de arreglar las cosas?... ustedes se adoran, aun queda tiempo
mi hermano se irá la próxima semana en el vuelo del martes a las 12:40
-

Hermione se sorprendió y no pudo evitar sonreír


- ¿Ron, en avión?... - preguntó divertida, y Ginny asintió también con una sonrisa


Hermione recordó la vez en que el padre de su hija, se había subido por primera vez a un avión, ella se había reído sobremanera, con la expresión de incredulidad del pelirrojo y la exasperación de la azafata, Ron observaba todo, como si fuese un niño pequeño
todo lo tomaba y preguntaba
eso había sido en su luna de miel, cuando habían viajado a Francia


Un nudo se le formó en la garganta al pensar en lo que ahora debería enfrentar
lo que venía
y estaba sola


- ¿sabes?... - preguntó la pelirroja cambiando de tema - Viktor encontró adorable a Elizabeth
creo que uno de los factores de su rápida partida fue ella
-

- apuesto a que Ron le metió cosas en la cabeza
- dijo Hermione seria


Después ambas rieron al recordar la reacción de la pequeña al ver al búlgaro








Viktor había llegado a la casa de Ron y Hermione en Londres, la chica ya había sido dada de alta, y ahí estaba Lizzie, además de Ginny y Luna
que habían ido a acompañarla


- mira Viktor
- decía Hermione orgullosa - esta es mi hija Elizabeth
Lizzie, este es un amigo mío, saluda a Viktor
-

La pequeña pelirroja no hizo nada


- ¡¡hola... Li..xie!! - trató de decir el búlgaro amistosamente

- nombre mío no es Li..xie
- dijo la pequeña sin mirarle ni sonreír - es Lizzie
-

Hermione se ruborizó avergonzada y las demás chicas sonrieron con la reacción de la pequeña que no se inmutó y siguió mirando el suelo


- ¡¡Oh
que parrecida es a su padrre!! - exclamó el hombre sonriendo forzadamente a todas - perrdona Li..zxie
es que soy extrranjerro
-

La pequeña bufó


- Lizzie
- aclaró molesta

Hermione ya se había puesto seria


- Elizabeth
- advirtió.

Viktor Krum se apresuró en mover las manos tratando de calmar los ánimos, y observando a madre e hija con una sonrisa


- no te prreocupes Herrrmione
. - dijo - yo sé, que tu hija es muy pequeña aún, entiendo, no te prreocupes
. - de pronto tomó un regalo que había dejado sobre el sofá y se lo extendió a la niñita
- mirra es parra ti
- le dijo, pero la hija de Ron le miró con desconfianza - rrrecibelo
es de Bulgarria, mi país
. -

Hermione le abrió los ojos a su hija en señal de tómalo
y se apresuró a sonreír forzada y nerviosamente
la niña de ojos azules, lo tomó lentamente
luego lo abrió. Era una muñeca, vestida con el traje típico de Bulgaria, de cabello oscuro y típica del país


- ¿te gusta? - preguntó Viktor esperanzado y sonriente


Lizzie la miró y exclamó


- ¡¡¡Que fea!!! - a Viktor se le borró inmediatamente la sonrisa, Hermione contuvo la respiración y enrojeció, mientras Ginny y Luna, se apresuraban en esconder su risa con una fingida tos
- ¡¡está horrible
no me gusta, tiene
!! -

- ¡¡¡Elizabeth!! - gritó Hermione interrumpiéndola, quitándole la muñeca y tomándola de la mano - se acabó, vamos, es hora de ir a la cama
-

- ¡¡No!! - discutió la niña - aun es muy temprano y quiero ver a papá
-

- ¡¡tu papá no va a venir
!! - dijo la castaña - y lo sabes
- agregó sorprendida y molesta - además
¡¡lo viste hoy por la mañana!! -

La pequeña pelirroja se soltó de su madre, rápidamente, y fue donde su tía paterna, quien la recibió cariñosamente y la sentó en su falda con una sonrisa
.

- mi papi es el mejor en el quidditch
- se apresuró a exclamar lo suficientemente alto para que el búlgaro la escuchara - ¡¡es el mejor guardián del mundo, y tío Harry es el mejor buscador!! -


Hermione quiso que la tierra la tragase de la vergüenza, apuesto a que Ron había dicho estupideces a su hija
hablaría con él después y también con Harry
estaba segura que él también había ayudado


- ¡¡suficiente
a la cama Elizabeth
!!! - dijo rápidamente

- ¡¡No!! - discutió la pequeña - yo quiero quedarme aquí
-

Hermione no dijo nada más y se dirigió a su visita


- discúlpala Viktor es que
- comenzó

- no te prrreocupes
-

- ¿quieres algo de tomar?... -

- está bien grracias
-

La chica salió de la habitación seguida de Luna
Viktor observó a la dueña de casa detenidamente cuando esta se iba


- ¡¡¡es mi mamá - exclamó Lizzie enojada - no la mires así, no me gusta, el único que puede mirarla así es mi papá
!!!-

El búlgaro se ruborizó y Ginny sonrió


- ¡¡no me gusta como la miras
!! - continuó la niñita - ¡¡tú tampoco me gustas
y mi papi es mejor en el quidditch que tú y
y
hablas raro!!
-

Ginny a pesar de que estaba muy contenta por las palabras de la pequeña decidió que debía intervenir y por lo menos aparentar molestia


- basta Liz
- dijo a su sobrina fingiendo reprenderla - no trates así al amigo de tu madre
él solo quiere ayudarla
-

- ¡¡mamá no necesita su ayuda, para eso me tiene a mi, a don oso y a mi papá!!!-

Krum no dijo nada y se limitó a sonreír forzadamente
y no dijo nada cuando Elizabeth pasó por su lado y corrió hasta la cocina sin decir nada mas, a pesar de mirarle de mala manera


- Liz te ha pillado
- le dijo Ginny sonriendo - no te la hará fácil
- de pronto su sonrisa se borró y habló seriamente - y nosotros tampoco
haremos lo que sea porque esos dos cabezas duras se reconcilien
-






Hermione siguió comiendo su pastel y dejó el libro a un lado


- me morí de vergüenza, por el comportamiento de Liz
¿crees que Ron haya tenido la culpa?... - Ginny asintió divertida - ¡¡ah!!... y por cierto
- preguntó la castaña recordando algo - ¿le dijiste algo a Viktor?... -

La pelirroja recordó su último comentario al extranjero


- No - afirmó seriamente, era excelente cuando trataba de esconder algo - no le dije absolutamente nada
-

Hermione le observó concienzudamente, pero después de un rato le creyó


- está bien
es extraño
que
- se detuvo.

Sentía nauseas y corrió al baño apuradamente

La menor de los Weasley se alarmó, y se levantó preocupada
al rato la esposa de Ron salió, sumamente pálida


- ¿estás bien?.. - preguntó la pelirroja -¿Qué te sucede?-

Hermione se apresuró a negar con la cabeza rápidamente


- no, es que
que
es normal después de recuperar la memoria
me lo dijo el medimago
debo... estabilizarme
¡¡eso!! - dijo con una sonrisa.

Ginevra asintió y observó como Hermione retomaba el plato, y volvía a comer animadamente su generoso trozo de pastel de chocolate.







- nosotros somos mucho mejores en el quidditch, que él
-

- no sabe hablar, para todo le agrega erres -

- no debes dejar que mire a tu mamá
-

- no recibas ningún regalo de él
solo quiere ganarse tu aprecio
-

Ron observó a Harry extrañado y le preguntó pálido


- ¿crees que haga eso?...-

- ¡¡¡por supuesto!! - exclamó el ojiverde como si fuese una gran pozo de sabiduría, y observó a su ahijada - pero Lizzie no va a recibir nada de él
porque solo viene a molestar
¿verdad Liz? -

- ¡¡sí!! - exclamó la pequeña, y ambos jóvenes sonrieron, el entrenamiento estaba funcionando


Los tres estaban en el ministerio de la magia, en la oficina de aurores, Ron, que había salido con su hija esa mañana, había llevado a la pequeña a una visita a su mejor amigo, ambos sabían que Viktor Krum, había venido a ver a Hermione, cosa que no le había hecho gracia al pelirrojo - no por nada le había regalado una nueva nariz- y el pelinegro, solidarizaba con su mejor amigo, completamente


Por lo que tenían a la pequeña Elizabeth, sentada sobre el escritorio sometida a un duro entrenamiento, anti-Krum
.

- ¿has entendido Lizzie?... - preguntó el joven de ojos azules - nuestro objetivo es conseguir que ese hombre vuelva rápidamente a Bulgaria y que no vuelva nunca mas a acercarse a tu mamá
-

La pequeña hija de Hermione asintió efusivamente...

- ¡¡ah!! - exclamó Harry - ¡¡y no dejes que te llame por nombres extraños
debes ser dura con él
y nunca olvidar que somos los mejores jugadores de quidditch
!!! -

- eso es lo mas importante
- agregó sabiamente Ron


Elizabeth sonrió
y preguntó con inocencia


- ¿pero si tú te vas?... ¿Por qué no puede quedarse el amigo de mamá?.... -

Al pelirrojo casi le dio un infarto, se tomó el pecho, y debió sujetarse de la mesa para respirar, su mejor amigo sonrió por lo bajo


- ¡¡eso!! - exclamó divertido viendo la expresión de Ron - ¡¡si tú te vas
¿Por qué no puede quedarse el amigo de Hermione?... -

Ron abrió la boca para contestar y trató de hablar, pero no salió nada


- a menos que tú decidas
no irte
las cosas se solucionarían de otro modo
- continuó el joven de ojos verdes


Ron lo interrumpió furioso


- ¡¡No, yo
yo voy a irme, debo hacerlo
pero nadie, óyeme bien NADIE, va usurpar mi lugar en mi casa
!! - se dirigió a su hija y su expresión cambio a una llena de tristeza - ¿o quieres a otro papá, linda? -

Lizzie le miró y se apresuró a abrazarlo con cariño..

- ¡¡no.. tu eres el único
eres mi papi!! -

Ron la recibió y sonrió triunfante al escucharla
y la sentó en su falda


- ¿entendido entonces? - le preguntó - esta tarde cuando Krum vaya a casa
no le sonrías


- no le hables
- acotó Harry

- debes ser pesada
- agregó Ron

- búrlate de su nariz
-

- no recibas NADA de él
ningún soborno
- dijo el pelirrojo

- ¿Qué es sorb..no?... - la niña no pudo decirlo - esa cosa
-

Harry y Ron se miraron


- el punto es que no te dejes guiar por él
no seas simpática con él
- aclaró su padrino.

- y lo mas importante
- dijo Ron y se ruborizó tratando de evadir la mirada de su mejor amigo - ¡¡no le dejes solo con tu madre
NUNCA!! -

Harry soltó una carcajada y no pudo evitarlo
tanto el padre como la hija le observaron


- no te preocupes, Ron - aclaró el ojiverde - enviaré a Luna a tu casa, de seguro Ginny también irá
-

Ron le observó y suspiró, más relajado, apresurándose en besar en la mejilla a su única y sonriente hija







Hermione estaba sentada en el sofá, en la sala de su casa, leía un libro enorme, y comía otra vez, una rebanada de pastel de grandes proporciones
de pronto los malestares volvieron, y debió levantarse al baño


Estaba preocupada. No sabía que iba a pasar ahora, Ron se iría, y ella se quedaría sola con Elizabeth, pronto tendría que volver al trabajo y ya nada sería como antes


Sabía que Ron siempre había sido así, era como un niño, pero pensó en todo lo sucedido, Lavender, la llegada de Viktor, sus recuerdos
la partida de Ron..

Observó su mano, y recordó como él se había llevado el anillo de matrimonio


Lo quería
. de eso estaba segura, pero la pena y el resentimiento, solo habían hecho que obrara guiada por la ira, cuando él iba a disculparse
. pero él también tenía la culpa


Se volvió a sentar en el sofá y observó el reloj
aquella mañana el padre de su hija partiría
ambos estaban enojados, pero ninguno dejaba doblegar su orgullo y hablaba con el corazón, sobretodo ella que tenía tanto que decir


De pronto sintió una explosión en la chimenea
las llamas verdes iluminaron el lugar, y apareció la persona menos indicada en ese momento



Ron



La muchacha no dijo nada, y se limitó a esconder el trozo de pastel para luego observar al padre de su hija


- Lizzie está dormida aún
- dijo seriamente bajando la vista hasta el libro - no la despiertes por favor
-

El pelirrojo no dijo nada, pero se mostró molesto por la reacción inmediata de ella


- sí
también te deseo buenos días
-

Hermione quedó helada cuando lo sintió pasar por su lado y subir las escaleras rápidamente, el joven de ojos azules llegó hasta la habitación de su primera hija y la observó, la pequeña pelirroja dormía placidamente entre muchos peluches
firmemente abrazada de don oso


Se acercó hasta ella, y un nudo en la garganta se le formó al pensar que tenía que separarse de ella..

- te adoro princesa
- susurró besando su frente con cariño


Rápidamente salió de la habitación, y aun muy apenado, llegó a la sala, la madre de la pequeña pelirroja estaba ahí aun
limpiándose la boca de forma muy poco elegante


- no te preocupes
- le dijo el pelirrojo mordaz - no voy a quitarte tu pastel
come con calma
-

- contigo nunca se sabe
- replicó la mujer sin mirarle y pasando las hojas del libro



Ron no dijo nada. Ni siquiera se enojo. Solo la pena lo embargó al pensar en como había terminado la mejor etapa de su vida


Todo por culpa de los inefables


Tomó los polvos flú de la chimenea
y tembló su mano al lanzarlos

Hermione le observó, ella también estaba apenada y las lágrimas pugnaban por salir


El pelirrojo entró en ella
la observó y los ojos castaños de Hermione le miraron, un brillo especial había en ellos


- adiós Herm.. - dijo Ron con una pequeña sonrisa olvidando los resentimientos


El corazón de la castaña se hizo pedazos en ese momento y un dolor en todo su cuerpo comenzó


- adiós
Ron - susurró

Ambos trataron de sonreír pero no pudieron, quisieron decirse muchas cosas, pero no lo hicieron


Con otro estallido el joven de ojos azules desapareció
y la castaña rompió en sollozos desesperados
lo amaba, lo quería
tenían un hija y
ahora
dejó el pastel a un lado, y tomó su vientre


Volvió a sollozar
sin saber que su hija la miraba desde la escalera


Elizabeth se acercó a su apenada mamá


- ¿mami? - Hermione la miró - no llores
papi te quiere
él me lo dijo-

La joven observó a su hija, era tan parecida a su papá
la misma mirada azul, el mismo cabello, no podría soportarlo toda la vida
observó la chimenea


Volteó otra vez hacia su hija, que la observaba con una sonrisa tratando de animarla
estalló, y la abrazo rápidamente
y lloró como una niña pequeña mientras Elizabeth, acariciaba su cabello


- yo tampoco quiero que tu papá se vaya
¿Por qué no se quedó? -

Preguntaba, mientras la niña la escuchaba
a pesar de su corta edad
. Lizzie entendía lo que sucedía















Idiotas



Capitulo X: Sorpresas, emociones y decisiones
.





El lugar estaba abarrotado de personas comunes y corrientes, muchas familias enteras
mujeres, hombres y niños pasaban por su lado llenos de maletas y pertenencias


Estaba sentado en una de las amplias bancas que había en el aeropuerto, junto a muchas otras personas que también esperaban su vuelo. Observaba con la vista perdida, pensando que era muy aburrido eso de esperar
no le gustaba el medio muggle, pero ya había comprado los pasajes y no podía desistir
estaba aburrido, si iba a irse, debía hacerlo pronto, miró a ambos lados para hacer tiempo, odiaba esperar
recordó la primera y única vez que había estado esperando en un lugar así


Estaba con Hermione, así que no se había aburrido, al contrario. Había sido para su luna de miel, por lo que eran una joven pareja de recién casados, y él mismo había contagiado algo de su soltura a su nueva esposa
mas de alguna situación embarazosa les había sucedido, y más de alguna risa tonta se había presentado


Sonrió con nostalgia, pero aquella sonrisa de borró de inmediato al pensar que esa etapa de su vida había terminado


- ¡¡papá!! -

Se volteó rápidamente esperanzado
deseaba con todas sus ganas ver a Elizabeth otra vez, sus ojos se abrieron muchísimo cuando vio a una pequeña pelirroja correr por el lugar
de pronto, la niña se echó en los brazos de un hombre de cabello castaño que la recibía contento, y a su lado, había una mujer pelirroja que también sonreía gustosa
¿así se habría visto su familia antes de todo lo sucedido?...

Se volteó nuevamente apesadumbrado, y se echó en el asiento
pensando sobre todo en la madre de su hija, en el brillo especial de sus ojos, sus sonrisas, sus disgustos, sus confusiones e incluso sus gritos
todo de ella le encantaba
pero debía hacerlo, ya no había vuelta atrás


De pronto, una voz resonó en el lugar, femenina y delicada


- pasajeros del vuelo, Londres-Edimburgo, hacer el favor de abordar por la puerta numero cuatro
se les desea buen viaje, y muchas gracias por preferirnos
-

Ron se levantó lenta y cansadamente, ese era su avión. Tomó su maleta sin ganas, y apesadumbrado, sintió que la pena lo embargaba, todo había acabado, nada volvería a ser como antes
caminó hasta la entrada del pasillo que le llevaría hasta el avión, una rubia con un traje totalmente elegante le sonreía cordial.

- buenas tardes
- saludó la azafata - déme su boleto por favor
-

Ron se quedó callado, estaba confundido, su estado anímico no era el mejor, la observaba casi sin mirarla, y de esto la mujer se dio cuenta inmediatamente


- Señor
- llamó ella preocupada - primero debe llevar sus maletas hasta allá - apuntó la garita del equipaje


La rubia le observó y se dio cuenta de que el joven estaba extraño


- no se preocupe
- trató de ayudarle - yo misma la llevaré
pase usted por favor, déme su boleto
-

El pelirrojo se sintió al borde de un abismo, nadie había querido acompañarle, porque ninguno había estado de acuerdo con su decisión pero
Escocia era lo mejor


Sonrió a la mujer, abochornado, y le pasó el boleto que llevaba en sus manos


- perdone - dijo como saliendo de un sueño - y gracias
-

- adelante
-

Tomó el bolso de mano que llevaba, e iba a comenzar a adentrarse en el alfombrado pasillo que le conduciría hasta el avión
pero, una vez más se volteó con una esperanza


Su corazón dio un vuelco cuando vio una cabellera castaña y rizada que corría entre la gente desesperada, en busca de alguien
sus rizos se movían al compás de ella, y sus ojos castaños observaban preocupados y tristes


- ¿Hermione?... - preguntó para si mismo sin creerlo aun


La rubia de traje, le observó y llamó apurándolo


- señor debe abordar
- dijo la azafata comenzando a exasperarse, y recibiendo el boleto de una mujer mayor


De pronto la chica castaña que corría lo vio y no pudo evitar una sonrisa, mientras sus ojos comenzaban a llenarse de lágrimas


- ¡¡¡¡Ron!!!! - gritó

El pelirrojo estaba helado, no podía creerlo, se detuvo con una expresión de incredulidad en el rostro, la chica corría hasta él, profundamente emocionada, al verla el pelirrojo también se emocionó y sonrió triunfante


La chica llegó hasta el y se echó en sus brazos de un salto, y con un sollozo, entonces, él la recibió rápidamente y la apretó fuerte y desesperado contra él, como si de un momento a otro la castaña se le fuera a escapar
estaban sumamente emocionados, la chica lloraba y los ojos azules de Ron comenzaban a enrojecerse
Hermione sollozó y él se apresuró en apretarla aun más fuerte. De pronto la levantó feliz, ya que la muchacha era mucho más pequeña que él, y comenzó a llenarla de besos cortos en su rostro


La azafata observó la escena emocionada, y la mujer del boleto también se volteó para observar a la joven pareja


Las mejillas de Hermione estaban cubiertas por las lágrimas y el rostro de Ron, se veía lleno de emoción, mezclado con incredulidad y tristeza...

- no puedo creerlo
esto
¡¡no llores!!
- le susurraba a la chica sin dejar de abrazarla...

- no puedes irte
- lloraba la castaña - no puedes
¿Cómo has podido pensar siquiera en dejarme? - preguntó dedicándole un sonrisa triste


Ron la observó y sus ojos enrojecieron, luego se apresuró a besarla en la boca rápida y desesperadamente, como si su vida se fuese en ese acto


- perdóname
- musitaba arrepentido - no sé en que estoy pensando
yo
yo te amo
-

Los ojos de la chica brillaron emocionados y le observó con una sonrisa, la gente seguía caminando a su alrededor, todo seguía igual, menos para ellos dos


- yo también te amo
- respondió Hermione abrazándole nuevamente


Ambos estaban desesperados, y respiraban entrecortadamente, como si no creyeran lo que estaba sucediendo. En ese momento, Ron seguía abrazado a la madre de su hija, mientras la chica sollozaba emocionada en su pecho


- ¿Por qué lloras? - le preguntó apartándola para observarla a los ojos, aunque el mismo los tenía enrojecidos, y se agachó un poco para quedar a la altura de ella


- porque estoy emocionada
- respondió ella sollozando - porque te quiero, y porque no quiero que te vayas
porque te perdono
-

El pelirrojo le dedicó una sonrisa y se apresuró en atraparla en otro beso en la boca, efusivo y lleno de sentimientos, el cual la chica se apresuró en corresponder, enlazando sus brazos en el cuello de él soñadoramente


De pronto el pelirrojo la apartó cuidadosamente, y con una expresión avergonzada e incómoda le observó.

- ¡¡yo no busque a Lavender, no iba a irme con ella y tampoco quise besarla
!! - aclaró rápidamente, sin cambiar de posición


Hermione sonrió


- ¡¡lo sé
lo sé!! - lloró sonriendo - ¡¡y yo
yo nunca te engañé con Krum, le dije que dejáramos de hablarnos cuando empezamos nuestro noviazgo Ron
yo quería evitar problemas y cuando el se enteró de lo que me había sucedido quiso
!! -

- ¡¡ya
!! - la cortó su esposo - lo sé
siempre lo supe
pero es que somos un par de idiotas orgullosos ¿cierto?... -

Quitó las lágrimas del rostro de la chica con su mano, quién asentía apenada, y por ello se agachó chocando su frente suavemente con la de ella


- ¿desearía volver a ser la Señora Weasley, Señorita Granger? - le preguntó y ambos sonrieron cómplicemente - ¿desearía volver a ser la esposa de este idiota, cobarde y estúpido
pero que es el mejor jugador de quidditch, el mejor auror de Inglaterra, y el mejor padre para Elizabeth? - Hermione sonrió divertida - ¿desearías volver a ser la esposa de este pelirrojo que te quiere mas que a nada en el mundo?
- de pronto se apresuró en agregar - tú y Lizzie, claro
-

Hermione sollozó, sonriendo
y levantó su rostro feliz


- ¡¡por supuesto!! - exclamó - ¡¡¡por supuesto que deseo volver a ser tu esposa, idiota!! -

Ambos sonrieron emocionados y el pelirrojo se apresuró en sacar algo de su bolsillo
La chica abrió sus ojos castaños sorprendida


- pensé
- comenzó, pero Ron la interrumpió

- ¿Qué no la guardaría? - preguntó sonriendo - ¿Qué se la daría a otra chica?... -

La argolla dorada brillo, en las manos de él, y Hermione sonrió al padre de su hija


- perdóname, no debí tirarla así
- dijo arrepentida

Ron se apresuró en callarla con un beso rápido en los labios, para luego tomar la pálida mano de la chica, quien le sonreía divertida y emocionada


- ¿aceptas ser mi esposa por segunda vez, Hermione Granger? - preguntó el joven de ojos azules, con voz solemne

La castaña rió nuevamente divertida, al observar a Ron esperando una respuesta, y él mismo con una sonrisa en su rostro


- acepto, Ronald Weasley - afirmó con una sonrisa coqueta


Ambos rieron graciosamente por la situación, y el pelirrojo se dispuso a colocar el anillo en el dedo anular de la joven, nuevamente, como una vez, cuatro años atrás lo había hecho
Hermione sonrió y acarició la joya con nostalgia, de pronto, sintió que su esposo levantaba su rostro rápidamente y le observaba ofendido


- ¿no vas a besarme?... - le preguntó seria y extrañadamente


Hermione soltó una carcajada, y tomó el rostro del padre de su hija atrayéndolo hacia si misma, capturándolo en un suave y tierno beso, que el pelirrojo contestó rápidamente


De pronto, se comenzaron a sentir aplausos, y ambos se apresuraron en separarse sonrojados, no se habían dado cuenta que había gente que les observaba
y sonreía


- ¡¡¿Qué miran?...!! - espetó Ron enojado, lo que hizo que la gente comenzara a irse entre sonrisas


Hermione sonrió divertida y tomó su mano


- no te preocupes - le susurró cómplicemente...

La azafata se acercó con una sonrisa hasta el pelirrojo


- señor
el avión va a partir, debe abordar
es mi deber informárselo
- musitó al ver la expresión de extrañeza, de la castaña que lo acompañaba.

- gracias
- contestó el muchacho educadamente.

La mujer se alejó un poco, y Ron observó a su esposa a los ojos sin soltar sus manos entrelazadas con las de ella
él le observó con una expresión seria y entristecida, pero ella estaba sorprendida y asustada


- no puedes irte
- susurró con los ojos llenos de lágrimas
- no puedes dejarme ahora
. no puedes dejarnos
-

Ron la observó, y depositó un beso suave en sus labios que sorprendió aun más a la chica


- no voy a dejarte
- afirmó - nunca, te amo, pero
el traslado
volveré te lo prometo, muy pronto -

Hermione abrió los ojos aun más de lo normal y se aferró aun más a las manos de él, mientras las lágrimas volvían a correr por su rostro, entendiéndolo, pero sin querer aceptarlo completamente


- no
- susurró - no puedes dejarnos
¿no nos quieres? - preguntó como niña pequeña

- ¡¡No!!! - se apresuró a afirmar Ron besando su mejilla - ¡¡las adoro, pero
!!! -

Hermione sollozó, y soltó sus manos de las de su esposo quien la observaba con una expresión de infinito arrepentimiento


- está bien
- concluyó Hermione con una sonrisa tranquilizadora - pero
no te olvides de nosotros
¡¡prométeme que volverás pronto!! -

Ron la miró. Una mitad de él, le decía que se quedara con ella a su lado
como siempre, juntos. Pero la otra mitad - y por lo visto era su estúpido cerebro, que funcionaba en los momentos menos oportunos - le decía que debía ir a Escocia, era una obligación que había adquirido, hacía casi dos meses y debía solucionar todo. Hacía semanas que estaba planeando el traslado y por ello no trabajaba
y ahora echarse atrás
sentía que se lo debía al ministerio, que por primera vez en su vida, esa era una obligación importante


- quiero quedarme contigo
- susurró apenado


Hermione sonrió, pero entendió perfectamente el dilema de él, pues ella estaría en el mismo, y acarició su mejilla cariñosamente


- no te preocupes
- susurró con un nudo en la garganta - soluciona todo, te entiendo, y créeme que no lo creo de ti
¿Ronald Weasley, preocupado por su trabajo, por su irresponsabilidad?... esto no es cosa de todos los días
- ambos rieron con lagrimas en los ojos - estoy muy feliz de que hayamos aclarado todo
-

Ron se agachó y volvió a llenarla de besos, los que provocaron que la chica volviese a sollozar, pero contenta
.

De un momento a otro, Ron sintió que Hermione le alejaba un poco y le observaba, se veía muy linda, con los ojos emocionados y mas brillantes que nunca


- pero antes de que te vayas debes saber algo
- dijo avergonzada y mirando el suelo - no puedes irte sin saberlo
- Ron le miró interrogante - yo
yo lo sabía pero no quise decírtelo, porque estaba enojada y
-

- ¡¡vamos Herm
me estás asustando!! - apuró Ron extrañado

Hermione levantó la vista sonrojada

- es que
estoy embarazada
- susurró casi sin voz

La mente del joven se detuvo en seco. Todas las cosas parecieron detenerse a su alrededor, aún hasta pareció olvidarse de respirar....

Tan solo la observaba incrédulo

- ¿Ron? - la voz de Hermione denotaba preocupación - ¿estás bien?... -

La noticia ingresó entonces finalmente en su cabeza, y el asombro, la alegría y la felicidad estallaron casi en su corazón súbitamente y sólo atinó a besar la mejilla de la muchacha que le miraba asombrada para seguidamente abrazarla con toda su fuerza


- ¿embarazada?.. - repitió asombrado y observándola pasmado - ¿estamos embarazados?-

Hermione rió divertida, y soltó una leve carcajada


- sí, lo estamos
- afirmó

Ron estalló de felicidad, y la abrazó emocionado
para luego llenarla de besos que hicieron que la chica comenzara a reír, y abrazarle efusivamente


- ¡¡¡estamos embarazados!!! - decía Ron - ¡¡¡vamos a darle a Liz, el hermanito que tanto quiere!!! -

Hermione asintió muy contenta, y recibió los labios de su esposo que la atraparon en otro beso, cálido y lleno de cariño, no se soltaron
y le respondieron el uno al otro, comunicándose a través de él, lo felices que se sentían en ese momento
.

- no lo puedo creer
otro hijo, es
es
maravilloso - decía Ron torpemente.

Hermione sonrió al verle tan emocionado


- ¡¡lo sé
yo, me di cuenta
y
Ron, estoy tan contenta!!! -

El pelirrojo la observó con una sonrisa


- ¡¡yo también
tengo una familia!!! - gritó atropelladamente - ¡¡ustedes son lo mas importante para mi
vamos a tener otro hijo
yo
!! - Hermione le miró interrogante y el comenzó a ponerse mas serio - ¡¡no voy a irme!! - afirmó - ¡¡¡Lizzie, tú y nuestro bebé, me necesitan!! -

Tomó su mano antes de que la chica pudiera decir algo, y comenzó a guiarla para recuperar sus pertenencias y salir del lugar


- ¡¡Ron!! - llamó Hermione preocupada - ¡¡pero
¿y Escocia?!!! -

- ¡¡al diablo con Escocia, con el ministerio, con todos!! - se apresuró a exclamar, mientras se volteaba rápidamente y tomaba a la chica para luego levantarla en vilo y darle una vuelta, ante la risa de ella - ¡¡me haces demasiado feliz!! -

Hermione se apresuró en besarle, y le miró interrogante


- nos dijimos tantas cosas
¿no estas arrepentido de casarte conmigo, verdad? - preguntó

El pelirrojo le observó impávido


- ¡¡por supuesto que no!!! - respondió él sorprendido, y agregó - ¿que sería de mi vida, sin mis peleas contigo
? -

La muchacha de ojos castaños le golpeó suavemente


- ¡¡eres un idiota ¿sabías?!! -

Ron se apresuró en sonreír


- créeme, tu también lo eres
cariño..- dijo con sorna








Todos los pelirrojos reían efusivamente, la tarde era muy cálida, y el sol bañaba todos los rincones del jardín de la Madriguera
El día parecía acompañar alegremente, las ya muy repetidas y tradicionales reuniones familiares que organizaba la Señora Weasley, con el fin de reunir a toda su familia completa por lo menos una vez al mes


Como siempre, los adultos estaban sentados a la mesa
los niños ya habían dejado de comer, y ya estaban corriendo por el jardín, los dos hijos varones de Charlie, la única hija de Fleur y Bill, Elizabeth, y tanto Lily como James, los hijos de Harry
.

- son adorables
- comentó la Señora Weasley observándoles, luego su mirada se dirigió a Fred y George - solo faltan ustedes ya es hora de que comiencen a sentar cabeza
deberías comenzar a formalizar tu relación con Angelina- le dijo a Fred, y luego observó a George - y tú con Alicia
-

Ambos gemelos se espantaron verdaderamente, y ambas chicas aludidas sonrieron, dándole la razón a su suegra quien continuó


- si no
miren a Ron
ya va por el segundo y es menor que ustedes
-

Ron que comía efusivamente sus patatas se atragantó con ellas sonrojado. Hermione a su lado también se ruborizó y se apresuró en darle unos golpecitos en la espalda a su marido, abochornada


- ¡¡¡perdón
!! - dijo Fred con sorna al ver a la pareja, mientras todos en la mesa les observaban - ¡¡¡pero si estamos ante el grandísimo Ronnie, todo un semental, que con su corta edad ya ha engendrado dos
mil respetos hermanito
te mereces la gloria eterna
!!! -

- ¡¡¡sí
!! - afirmó George - ¡¡¡vamos a levantar un altar en tu honor dentro de poco, y vas a ser nuestro ejemplo a seguir
oh, Señor de la fecundidad!!! -

Ron ya se había sulfurado ante la risa de todos, y el bochorno de su esposa


- ¡¡basta!! - exclamó sonrojado ante la mirada risueña de Harry - ¡¡paren, no es asunto de broma!! - los gemelos soltaron una sonora carcajada - ¿Cuándo será el día que crezcan?... -

Ahora sí que los gemelos se rieron fuertemente, ante la petición de madurez, pero ahora se les había unido Ginny


- estoy tan emocionada
- comentó la chica de ojos castaños - jamás lo creí de ti
Ronnie
¡¡¡ y de ti Hermione!!! - la aludida ahogó un gemido y abrió los ojos asustada de lo que su amiga pudiera decir - ¡¡a pesar de que no recordabas nada, no perdiste el tiempo!!! -

Todos rieron, pero nadie tanto como los gemelos que se desternillaron de risa, todos menos Ron, Hermione y la Señora Weasley


- ¡¡suficiente!! - exclamó esta última molesta - se acabó
déjenlos en paz
-

Todos se callaron súbitamente
menos Fred y George que se burlaban de Ron por lo bajo, cuando su madre no les observaba


De pronto la señora Weasley, hizo una floritura con su varita y los platos desaparecieron para dar lugar a los postres
en frente de Hermione apareció un gran pastel de chocolate, y sus ojos brillaron de emoción


Lo comió rápidamente, y lo mas elegante que pudo, pero se le acabó. Iba a tomar otro pedazo
pero su enorme barriga no se lo permitió. Le costaba moverse con su marcado cuerpo de siete meses de embarazo
observó que Ron, a su lado, también tenía un trozo que no había tocado, sus ojos volvieron a brillar
algunos en la mesa ya se estaban levantando


-
a mi parecer los Chudley Cannons, siguen siendo los mejores en quidditch, en Inglaterra
- decía Ron quien mantenía una seria e importante conversación, con Harry, Angelina y Charlie - no hay otro que les supere
sus tácticas de juego son las mejores
-

- no sé si las mejores
- acotó Harry - pero debo admitir que son muy buenas, no por nada, han pasado a las Ligas mayores
-

Charlie observó agudamente


- sí, los Chudley Cannons son buenos
pero si quieren llegar a ligas internacionales, deben mejorar mucho, hay muchos otros equipos europeos muchísimo mejores
En Rumania, hay algunos simplemente espectaculares
-

- sigo pensando que son los mejores
- discutió Ron - me gustaría que alguno de mis hijos, algún día también jugara quidditch
- agregó

Angelina bufó con nostalgia


- por mi parte
solo sé que extraño muchísimo, los campos de quidditch
-

Todos asintieron dándole la razón


- la verdad
- dijo Ron distraídamente - yo también, pero
- clavó su servicio en el plato para comer su pastel, pero solo escuchó el ruido que produjo el choque metálico con la mesa
.

Todos rieron, ante su mirada incrédula
y observó por toda la mesa, buscando su pastel, pero no lo encontró hasta que observó hacia su lado


Hermione comía, el susodicho trozo, lo más educadamente que podía y le miraba con ojos avergonzados


Ron no lo podía creer
ese era SU pastel
Hermione bien sabía lo que significaba el placer y la importancia vital para él, que significaba la comida


- ¡¡¡Mamá!! - exclamó a todo pulmón - ¡¡Hermione lo hizo de nuevo
. ¿Por que me quitas mi comida?...!!! -

Hermione le observó, y no le dio mayor importancia, siguió comiendo tranquilamente, y acariciando su barriga


- eres una aprovechada
- susurró el joven de ojos azules mordaz - ¡¡mamá!! -

Molly, estaba abochornada, y se arrepentía del último comentario en alusión a la madurez de su hijo mas joven, ante la risa de Arthur


- basta Ron
pareces niño pequeño
-

- ¡¡pero Hermione lo hizo de nuevo, dile algo!!!-

- ¡¡Oh Ron
!! - exclamó Molly observándole sorprendida y tratando de esconder una sonrisa incrédula -¡¡Hermione está embarazada!!
-

Su hijo le miró con furia contenida

- Hermione está embarazada - refunfuñó Ron con voz burlona - corrección
estamos embarazados
ambos
- aclaró

Todos rieron incluyendo a Hermione que le observó con cara de niña pequeña


- no seas tonto Ron
- comentó

- ¿tonto? - Ron estaba enojado - ¡¡eres tú la que no me deja vivir en paz!!! -

Los demás comenzaron a levantarse entre sonrisas, pues la comida había terminado, y había que comenzar a levantar la mesa
menos Hermione que dejó el plato vacío sobre esta mientras Ron le miraba furioso


- ¿ah si? - preguntó Hermione levantándose con dificultad, y Ron la imitó - ¿con que no te dejo vivir en paz
?, perdóname entonces
- dijo y luego gritó molesta - ¡¡¡pero este hijo es también tuyo Ronald
y tienes que ocuparte de él!!! -

- ¿de él? - preguntó el joven mordaz - ¿o de ti?... ¡¡¡pues no creo que sea mi hijo, al que se le ocurra a las tres de la mañana dulces, o el que llora hasta por el vuelo de una mosca, no es mi hijo el que roba mis pasteles, y me quita la comida!!! -

Hermione se llevo la mano al pecho indignada


- ¡¡yo no te quito la comida, lo que sucede es que debo alimentarme bien!! -

Ron rió con sorna


- ¿si?, pues yo también debo alimentarme bien
¿sabes?... y tu comportamiento no ayuda mucho
.-

Hermione le miró molesta y apunto de explotar


- bien
- dijo dando por terminada la tonta discusión - perdóname por molestarte
pero entonces no esperes, que haya un tercero
-

Después de eso, se marchó con dificultad entre los setos
y Ron se quedó parado sin poder articular palabra


- pe.. pero
- la alcanzo y la volteó suavemente - ¿Qué quieres decir? -
Hermione le miró con autosuficiencia


- si no quieres hacerte cargo de mí, y tu hijo con lo que conlleva un embarazo
se acaba
todo, y tú sabes
- agregó con una sonrisa coqueta


- ¡¡estás loca!! - exclamó Ron horrorizado ante tal perspectiva

- quizás
- aceptó Hermione y besó la mejilla de su marido que le miraba impávido

Después de un rato, Ron sonrió también, y besó con cariño a su esposa


- está bien
- afirmó

- ¿si? - dijo Hermione ilusionada tomando sus hombros, a pesar de que el chico era mucho mas alto - entonces
¿te levantaras sin protestar en la noche para comprar lo que necesito o se me antoje? -

- sí
- contestó Ron derrotado


- me consolaras y aguantaras cuando me den mis crisis emocionales
-

- sí -

- dejarás que me coma tu comida, cuando tenga hambre
-

-
- el joven no contestó

- ¿Ron? - apuró la castaña incrédula


Ron se apresuró en contestar y bufó derrotado


- está bien
hecho
-

Hermione miró y sonrió triunfante ,luego tomó su barriga con cariño


- y por último
. ¿me vas a besar cuando yo te lo pida? -

-no - afirmó Ron decidido

La madre de Lizzie, observó a su marido confundida

- ¿no? - repitió

- ¡¡No
!! - afirmó Ron - te besaré todas las veces que yo quiera, y ahora quiero
- agregó

Hermione lo recibió sorprendida, pero a la vez contenta y trató de besarlo lo mejor posible, ya que con la enorme barriga, las cosas no se facilitaban. Ron también pareció darse cuenta de de eso, por lo que se separó, y acarició el vientre de su mujer, también con cariño


- no sabes cuanto quiero que nazca
- comentó

Ambos rieron


- ¡¡Papi, Mami!! -

Elizabeth corría hacia ellos, con su cabellera rojiza, que llamaba profundamente la atención


Ron se apresuró a recibirla y la levantó en brazos, ante la mirada de Hermione que sonrió, y acarició la mejilla de su hija


- ¿ya va a llegar mi hermanita?... - preguntó con inocencia y apurada - le dije a Lily, que esperáramos hasta que llegue
-

Hermione sonrió, y Ron también


- no Liz
- dijo su padre - tu hermanita aun está dentro de mamá
y falta para que llegue, tú y Lily, deben jugar
cuando llegue la invitan
-

- ¿hermanita? - preguntó Hermione - ¿Por qué creen que será niña? -

Ron se encogió de hombros, con una sonrisa. Lizzie observó a su madre y contestó


- no lo sé
¡¡ pero quiero que juegue conmigo
.!!! -

- ¡¡claro que jugará contigo!! - aseguró Ron - y si es un varón, también va a jugar contigo
-

Ambos padres comenzaron a caminar con dirección a la casa, Ron aun llevaba a su hija en brazos


- ¿papi? - preguntó Lizzie de pronto - ¿no van a dejar de quererme cuando llegue el bebé, verdad? -

Ambos sonrieron y Ron se apresuró en besar la rosada mejilla de su hija


- ¡¡claro que no!! - aseguró Hermione con una mano en su vientre y la otra en la mejilla de su hija que acariciaba - por supuesto que no
-

- ahora serás la hermana mayor - dijo Ron - así que eso te da responsabilidad, cuidaras al bebé, y nosotros los querremos a los dos por igual
-

Lizzie miró confundida


- ¡¡pero papi!!... tío Fred y tío George, son tus hermanos mayores
y ellos no son responsables
-

Ron la observó y dudó, ante la sonrisa de Hermione


- bueno si
pero ellos son otro caso
- dijo evadiendo el tema

De pronto una pequeña de cabello largo, oscuro y ojos verdes se dirigía hacia ellos


- ¡¡Lizzie!! - llamó la niñita - ¿ya llego tu hermanita?... -

Ron dejó a Elizabeth en el suelo, quien corrió hasta la pequeña hija de Harry


- ¡¡no, aun no!! - dijo la hija de Ron y Hermione emocionada - ¡¡pero va a llegar pronto, papá dice que la esperemos, y cuando llegue la invitemos
!! -

Lily asintió contenta, ante la mirada enternecida de Hermione


- ¡¡¡díganle que no se demore!! - exclamó la pequeña y Hermione asintió - ¡¡vamos Lizzie, James quiere verte, estaba buscándote!!! -

Ambas pequeñas corrieron con dirección a los demás niños que jugaban


De pronto Ron observó como Hermione estaba llorando al ver correr a las niñas


- ¿Por qué lloras? - preguntó sorprendido

Hermione, respiró fuerte e hizo ruido con su nariz


- porque Lizzie ya espera a nuestro bebé, y los demás niños también
y eso
eso, me emociona, yo quiero que nazca también
- no pudo evitar el soltar el llanto.

Ron rió divertido, y se apresuró en abrazar a su mujer, que comenzó a llorar en su pecho


- no seas tonta
- le dijo - esas emociones
son causa de las hormonas
-

Hermione dejó de llorar en seco, y se apartó


- ¡¡¿eres un idiota insensible?!! - exclamó molesta

- ¿yo
? - Ron rió y besó a su mujer rápidamente en los labios sorprendiéndola - y tú, una idiota hormonal
-

Hermione sonrió a pesar de las lágrimas y le abrazó nuevamente con cariño













*
* *

Hola!!!... no sé si el final fue el mejor
pero me había acostumbrado a escribir el fic (es el primero)
y no sé, quizás lo continúe en otra historia
pero no sé, porque perdería el tema central que era el olvido de Hermione
pero bueno, quiero darles un millón de gracias, a todos los que leyeron este fic, y a los que se molestaron en dejarme reviews también
porque aunque no los pedí lo hicieron, igual, esta es la primera vez que dejó mis notas, también, la verdad nunca lo hice, porque lo importante es la historia
pero bueno, por lo menos hubo final feliz, y reconciliación que es lo que todos querían
nuevamente gracias, y un beso gigante para todos ustedes y nuevamente gracias por los reviews
mmm... o quizás haga un epilogo...














Idiotas



Epilogo: Recuerdos pendientes










*** Se encaminaba entre medio de varios estantes, todos tenían muchas lucecitas pequeñas en su interior, que brillaban demasiado para su gusto, de pronto, sintió ruidos delante de ella


Se molestó. Nadie debería estar en aquel lugar
era un recinto prohibido, y solo ella podía entrar en aquel salón ese día


Todo se volvía demasiado confuso entonces
de pronto sentía un grito profundo y áspero
luego, una luz blanca se dirigía a ella rápidamente y la envolvía llenándola de calor
estaba asustada, su cabeza iba a estallar, ni siquiera podía moverse ***




Los ojos castaños se abrieron inmediatamente
su rostro estaba rebasado en lágrimas, y se sintió mas asustada que nunca. Su corazón golpeaba tan fuerte que parecía que quería salir de su cuerpo
sollozó
¿Qué había sido eso?, ¿otro recuerdo?... pero
¿Cuándo había ocurrido eso?...

Trató de sentarse en la cama, pero no pudo. Su enorme barriga no se lo permitió, estaba demasiado asustada, y no podía pensar en nada


Entonces, se volteó al lado izquierdo de la cama, y gracias a la luminosidad que se colaba por la ventana, le vio, su cabeza pelirroja estaba desparramada en su cama, y él dormía plácidamente, ajeno a todos los pensamientos de su esposa.

Ella no quiso despertarle y se limitó, a acercarse a él, tratando de que Ron la abrazara, buscando un poco de su calor para sentirse mejor, lo logró. Pues el joven, aun dormido, levantó sus brazos y la rodeó como si fuera una niña, al tiempo que besaba su frente sin siquiera abrir los ojos


-
ya ya
- susurraba torpemente, y aun dormido - ya pasó Liz
fue una pesadilla -


Hermione se quitó las lágrimas de los ojos y trató de dormir, pero no pudo
los recuerdos de aquella luz blanca no se lo permitían
.

Ella misma se aferró aun más a la espalda de su marido, sumamente nerviosa, entonces, colocó su cabeza en el pecho de él
reprimiendo un sollozo para no despertarle


- ¿Qué sucede?... - preguntó una voz en medio de la oscuridad


Hermione levantó la vista, y observó como Ron se movía a su lado, para encender la lámpara con un movimiento de su varita


- nada
- se apresuró en contestar quitándose las lágrimas del rostro

Los ojos azules de su esposo le miraron preocupados y se acercó a ella con preocupación


- dime la verdad
- susurró - ¿es el bebé?, ¿te duele algo? -

Hermione se apresuró en negar con la cabeza mientras su cabellera castaña se agitaba


Ron iba a replicar pero un ruido se sintió en la habitación, y ambos jóvenes se voltearon hacia la puerta. Un par de ojitos azules les observaban desde el quicio de esta


- ¿Lizzie? - preguntó el pelirrojo extrañado - ¡¡es muy tarde!! ¿Qué haces acá? -

La pequeña abrió la puerta completamente y entró en la habitación con sigilo, ambos jóvenes se dieron cuenta inmediatamente de que la pequeña pelirroja lloraba, con su osito de peluche en sus brazos, y tímidamente se acercaba a la cama matrimonial


- ¡¡Oh Liz!! - exclamó Ron preocupado al verla - ¡¡ven aquí princesa!! -

La pequeña se acercó rápidamente a su padre, quien la subió a la cama alzándola, para luego abrazarla ante la mirada aun asustada de Hermione


- tuve una pesadilla papi
- hipó la pequeña pelirroja - era muy fea
había muchísimas luces, y entonces
- sollozó aferrándose al cuello de su papá


El joven sintió que su corazón daba un vuelco, primero Hermione embarazada, y luego su pequeña hija, ambas apenadas


- ya pasó
- se apresuró Ron en consolarla - no te preocupes
eso no es real, ven, quédate con nosotros esta noche
-

Elizabeth asintió, mientras Hermione la abrazaba. la primera se apresuró en acariciar la abultada barriga de su madre, aun con lágrimas en sus ojos


- el bebé no tiene pesadillas ¿verdad? - preguntó con inocencia

Hermione no respondió, y se limitó a sonreírle a su hija tranquilizadoramente, tratando de esquivar la mirada inquisitiva de Ron. La rodeo con sus brazos y la acostó en el medio de la cama, cubriéndola con la frazada


El pelirrojo aun preocupado, por su esposa y su hija, las observó y luego apagó la lámpara, rápidamente rodeó con su brazo el pequeño cuerpo de su hija, para tomar la mano de la madre, quien a pesar de la oscuridad le sonreía










Ron entró hecho un bólido a la oficina, y aun con dos tostadas en su boca, una vez mas había llegado tarde


- ¡¡apúrate!! - exclamó su amigo ojiverde - ¡¡hay muchos reportes que revisar, estos estúpidos nos han dado demasiado trabajo en este tiempo!! -

El pelirrojo tragó, y dejó sus cosas en el escritorio


- ¿Quiénes, mortífagos? - Ron se extrañó - ¡¡hacia mucho que no molestaban, porque ahora no nos dejan!! -

Harry le observó.

- no lo sé ¿sabes?, esto realmente me preocupa
- le indicó todos los reportes que había sobre el escritorio y los ojos azules de Ron se abrieron por culpa de la flojera - es extraño que en este último tiempo haya habido tanta actividad
no es lógico
Voldemort está acabado, ¿Qué quieren ahora? -

Su mejor amigo se encogió de hombros sentándose en su silla.

- no lo sé
- respondió - y no me interesa mientras nos dejen tranquilos
- el pelinegro le observó molesto y atónito, entonces, un poco incomodo se apresuró en contestar - bueno, igual, igual
debemos hacer todo por atraparles
. ¡¡eso!! -

Harry negó con la cabeza, y se arregló las gafas para seguir leyendo


- atrapamos a muchos la última vez
- siguió comentando - pero al igual que la primera vez, escaparon muchos también y apuesto a que hay demasiados entre nosotros
-

Ron golpeó la mesa con furia dándole la razón


- ¡¡sí!! - afirmó - apuesto a que ese tal Adams del departamento de juegos y deportes mágicos es un mortífago
. -

El joven padre de los Potter le observó seriamente


- Ron
solo lo dices porque fue novio de Ginny
-

El joven de ojos azules se quedó callado, pero entonces lanzó una tontería


- todos los novios de Ginny, son estúpidos
- susurró

Harry volvió a negar con la cabeza...

- ¿y dime? ¿Cómo está Hermione?- inquirió tratando de hablar de algo mas lógico.

El rostro del padre de Lizzie se iluminó


- ¡¡muy bien, creo que ya la próxima semana, el bebé nacerá
por lo que no ha dormido muy bien
deben ser los malestares
lo único es que sigue robando mi comida, y llorando por todo
ya ni siquiera puedo decirle nada, porque llora, y si soy demasiado tierno con ella, también!!!- Harry rió - ¿Quién la entiende? -

- no te preocupes es normal
imagínate como se ponía Luna... era aun peor
no lloraba, pero decía unas cosas
-

El pelirrojo rió
pero de pronto se dejó de reír al ver la cara de su amigo, quien tenía los ojos muy abiertos y observaba uno de los tantos reportes


- ¿Qué
que pasa? - preguntó Ron preocupado

Harry le observó


- Malfoy
. - susurró - Malfoy escapó de Azkaban
-









Hermione observó a la pequeña que jugaba en la habitación
Crookshanks corría y la pelirroja hija de Ron, corría detrás de él, decidida a tomarlo por la cola


- ¿Lizzie? -

La niña dejó sus instintos malignos y observó a su madre con cara de niña buena

La castaña caminó dificultosamente entre los juguetes y se sentó en la cama de su hija cansada
Elizabeth se acercó a ella y tomó una de las manos de su mamá con cariño


- linda
- llamó la castaña acariciando los rizos de su hija - háblame del sueño que tuviste anoche
-

Elizabeth le observó, sin expresión y luego sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas


- ¡¡¡No!! - exclamó con tristeza - ¡¡yo te quiero mami!! -

Hermione desconcertada, abrazó a su hija tratando de calmarla
sin decir nada, pero pensando que todo era demasiado extraño


Entonces ocurrió
un dolor en su vientre le aquejó, y que la hizo gemir por la sorpresa. Al tiempo la pequeña pelirroja se separó asustada


- ¿mami? -

Hermione respiró y trató de sonreírle tranquilizadoramente a Elizabeth


- llama a papá
el bebé ya viene - musitó









- ¡¡¡ME ESTOY PARTIENDO POR LA MITADDDDDD!!!! -

El pelirrojo trató de guiar a su histérica mujer por el pasillo, pero parecía que nada servía


- tranquila amor, si no duele
. -

Hermione se volteó a él furiosa


- ¡¡¡¿Qué no duele???!!!
.. ¡¡¡JAMAS VOLVERÁS A TOCARME SIQUIERA UN PELO RONALD!! - Ron deseó con todas sus fuerzas haberse quedado callado - ¡¡¡¡eres un estúpido


.. tontoooooo, esto es TU CULPAAA!!!-

Ron se espantó y la observó impávido


- ¡¡¿mi culpa?!!! - exclamó el pelirrojo

- ¡¡¡siiiiiii solo tuya!!!!!!! - respondió la castaña tomándose el vientre con dolor - ¡¡¡¡TE APROVECHASTE DE MI!!!!!!!!! -

- ¡¡¡¿YOOOOOOOO?!!! -

Harry, que llevaba desde el otro lado a su amiga negó con la cabeza, derrotado ante la escena, aquello era inevitable


El joven de ojos azules gritó a su mujer con ofensa


- ¡¡fuiste tú la que se aprovechó de mi Hermione, yo fui el engañado!!!!!!!! -

La castaña soltó uno de sus brazos en ademán de golpear a su esposo pero este la esquivó rápidamente

..

- ¡¡¡estúpido!!!!! - gritó con todas sus fuerzas la chica - ¡¡¡fuiste tú el que me obligó!!! ¡¡¡YO NO RECORDABA NADA!!!!! -

- ¿TE OBLIGÓ? - Ron estaba enojado - ¡¡¡no seas tonta
.. lo disfrutaste, y parecías recordar toooodo!!! -

Harry observó al ojiazul significativamente
.

- basta Ron - advirtió el joven de cabello oscuro.

pero Hermione estaba fuera de sus casillas
.

- ¡¡no lo disfruté!!! - gritó y una contracción la aquejó, se detuvo - ¡¡¡SACA A TU HIJO WEASLEY, ME DUELEEEEEEEE!!!! -

- ¡¡vamos Hermione!!! - gritó Harry tratando de guiarla - camina, ni siquiera es el primero
ya has tenido a Elizabeth
-

- ¡¡¡JAMAS HAS TENIDO UN HIJO POTTER
. NO OPINEEESSSSSSSS!!! -

Harry se quedó en silencio y observó a la castaña dirigirse a pelirrojo otra vez


- ¡¡¡ME DUELE!!! - la chica gritaba sin compasión y las enfermeras comenzaron a acercarse - ¡¡¡TE ODIO RON!!! ¡¡mira lo que me has hecho!! -

- ¡¡¡yo no he hecho nada
. incluso pedías mucho mas!!! -

Un medimago se acercó rápidamente a ellos alarmado


- ¡¡Señora Weasley!!! - gritó - ¡¡no la esperábamos hasta la próxima semana, tendremos que buscar una habitación disponibl
!! -

Pero Hermione no le dejó terminar y tiró su bata rápida y amenazadoramente


- ¡¡¡saque al hijo de ese
!!! - apuntó a un asustado Ron - ¡¡¡de dentro de mi AHORA!!! - gritó

- pero
- el hombre trató de hablar

- ¡¡¡pero nada!!! - interrumpió Ron - ¡¡sáqueselo ahora, DIJO QUE NO ME DEJARÍA TOCARLA SIQUIERA!!!- gritó el pelirrojo espantado

Hermione respiraba dificultosamente, y Harry tomaba su mano en señal de apoyo pero a cada contracción, la chica hacia trizas sus nudillos


- ¡¡Ron toma su mano!!! - gritó el ojiverde - ¡¡tú eres el padre!!! -

El joven Weasley se apresuró torpemente en hacerlo, pero se puso pálido al sentir a la chica apretarle con saña


- ¡¡¡siente el dolor!!! - dijo con venganza en sus ojos castaños la madre de Elizabeth ante la mirada incrédula y adolorida de Ron - ¡¡ni te imaginas como es el mío!!! -

Una enfermera apartó a Ron salvándolo, quien se tomaba su mano y se apresuraron en montar a Hermione en una camilla y llevársela ante los gritos de la chica
.

- por Dios
- musitó el joven de ojos azules - ¿Qué fue eso? -

- creo que era tu esposa
- susurró Harry










Había pasado ya más de una hora
y los chillidos de la señora Weasley, habían cesado


Harry, sentado en una butaca observó a su mejor amigo pasearse por la sala más de setenta veces


- Ron, si sigues dándote vueltas así, harás una zanja en mitad de la sala - dijo el joven exasperado - además estás mareándome -

El pelirrojo no contestó y se limitó a detenerse en la mitad con una expresión extraña en el rostro
Harry bufó


- desearía haberte visto cuando nació Lizzie
- comentó

- ¡¡¡papá!!! -

Ambos se voltearon, y caminando hacia ellos, venían los señores Weasley, Luna y sus hijos, además de Ginny, quien traía en sus brazos a Elizabeth

Ron se acercó a su hermana y tomó a su pequeña en brazos, quien se aferró a su cuello rápidamente


- ¿ya nació? - preguntó Arthur con una sonrisa

Ron negó con la cabeza incapaz de responder
muchos sonrieron


- aun no nos dicen nada Señor Weasley
- dijo Harry, alzando a la pequeña Lily que también estiraba sus bracitos para que su padre la levantara
.

Ron se alejó del grupo muy nervioso y se sentó en la butaca con su hija en brazos

Todos le observaron pero lo dejaron solo


- podría asegurar que hay algo que a Ron le preocupa
- comentó Molly observando a su hijo mas joven

- bueno
- dijo Luna con voz soñadora - quizás tenga un comercio ilegal de dragones, la verdad, es que muchos aurores lo hacen
incluso los duendes también tienen que ver en el asunto
-

Todos se miraron confundidos por lo dicho por la rubia
.

- no sé que pueda ser
- dijo Harry sin tomar en cuenta a su mujer - pero también lo he notado, yo pensé que era por lo del embarazo de Hermione
-

La pelirroja mas joven les observó con duda


- es extraño
- comentó Ginny - pensé que con la mejoría de Hermione todo se solucionaría pero por lo visto no
-

- ¿Ginny? - preguntó el señor Weasley observando a su única hija - realmente
¿no vas a decirnos que le ocurrió a Hermione
?... ¿Por qué perdió la memoria? -

La pelirroja negó con la cabeza


- papá, yo tampoco lo sé
son secretos, lo sabes, pero hay algo extraño en esto puedo asegurarlo
- agregó

Harry frunció el seño


- ¿Por qué no lo dijiste antes? - preguntó de mala forma

- es mi trabajo
no podía decir nada
- se defendió Ginny

- ¡¡¡Hermione es tu amiga, y Ron tu hermano!!! -

- ¡¡¡entiéndelo, ni siquiera yo lo sé
!!! -

- ¡¡¡¡dijiste que había algo extraño en todo esto!!! -

- ¡¡¡sí, pero no podía explicárselos si ni siquiera yo comprendo!!! -

- ¡¡¡Ginevra te das
!!!! -

Todos se miraron extrañados por la inesperada discusión


- ¡¡¡ya basta!!! - cortó la Señora Weasley molesta - se comportan como una par de adolescentes idiotas
- ambos jóvenes se voltearon tratando de no mirarse - ¿Qué les sucede? -

Nadie contestó
nada


De pronto un medimago salió de una de las habitaciones, y Ron se paró de un salto junto a Lizzie, mientras los demás se acercaban
.

- ¡¡¡Felicidades!!! - exclamó el hombre con entusiasmo - ¡¡ambas están en perfectas condiciones!! -

Ron abrió la boca


- ¿ambas? - repitió lentamente - eso significa que
-

- sí señor Weasley - afirmó el medimago sonriente - es usted padre de otra preciosa pelirroja
-

Todos rieron emocionados, incluso los niños más pequeños


- ¿puedo verlas? - preguntó el joven padre


- por supuesto pase
- dijo el hombre luego observó a Lizzie - pero será mejor que pase usted primero
-

La pequeña pelirroja observó con curiosidad a su padre cuando se dirigió a ella


- espera aquí, ¿si princesa
? - la niñita asintió con efusividad - pronto vas a ver a mamá y a tu hermanita, anda con la abuela
-

Elizabeth estiró sus bracitos para aferrarse al cuello de Molly que la recibió gustosa


El pelirrojo dejó a todos atrás y caminó dentro de la habitación
al final estaba su esposa, acostada quien respiraba con dificultad aun y estaba con los ojos cerrados, producto del cansancio


- ¿Hermione? - preguntó Ron con cuidado tomando la mano de su esposa

La chica abrió los ojos


- Ron
- musitó con una sonrisa - ha
ha
sido una niña
- trató de hablar pero estaba muy cansada

El pelirrojo puso un dedo sobre los rojos labios de la joven


- no te preocupes - se apuró su esposo - ya lo sé
- de pronto, vio como Hermione lloraba y no era precisamente de alegría - ¿Qué sucede?... nos dijimos cosas Herm, pero tranquila, era el dolor, los nervios
-

La chica se apresuró en negar con la cabeza al padre de sus hijas


- no me tomes en cuenta
- dijo tratando de sonreír - Ron, te amo
-

El joven de ojos azules se sorprendió, pero no comentó nada. Solo se limitó a besarla suavemente en los labios transmitiéndole toda la seguridad que podía


- no te preocupes por nada
- le dijo cuando se hubieron separado, volvió a besar su frente - estamos juntos, los cuatro
nada te va a hacer daño, amor -

La chica sonrió levemente, mientras la enfermera traía un bulto pequeño en una cobija rosa pálido
que se apresuró en dejar en brazos de su madre, mientras Ron las observaba entre orgulloso y emocionado


- la llamaremos Bárbara
- susurró Hermione -
Bárbara Weasley ¿te gusta?-

El joven asintió con una dulce sonrisa


La puerta se abrió sigilosamente y ambos se voltearon a mirar
otra vez unos ojitos familiares les observaban


- ¡¡¡ven a conocer a tu hermanita Lizzie!!! - exclamo Ron

Elizabeth entró rápidamente con sus pasitos cortitos, y su padre la volvió a tomar en sus brazos subiéndola a la cama, la niña gateó hasta su mamá, quien cargaba a la pequeña bebé


- ella es Bárbara
. - le dijo Hermione indicándola - tu hermanita
. -

La primogénita de la pareja observó a la nueva integrante de la familia contenta, pero curiosa


- es muy pequeña
- comentó - ¿Cómo va a volar en la escoba papá? - preguntó con inocencia

Ambos, Ron y Hermione sonrieron, y el pelirrojo se apresuró en estrechar a su hija conmovido besándola en sus mejillas


- pronto crecerá Liz
- dijo, y agregó - te amo mucho princesa
. -

La pequeña pelirroja sonrió feliz por lo que había dicho su papá y besó la mejilla de él


- ven acá Lizzie - llamó Hermione con una sonrisa - Bárbara quiere saludarte
-

Ron se sentó al lado de su esposa contemplando a su familia con cariño, Hermione sonreía al ver a Lizzie tomar las pequeñas manitos de Bárbara quien abría sus ojitos azules al contacto con su hermana


¿Realmente había algo que estuviera pendiente, que estuviera inconcluso?








*
* *



Hola otra vez
¿ven?... hice un epilogo, igual no sé si continuar la historia, pero quizás ustedes la prefieran hasta ahí
no lo sé, muchísimas gracias por los reviews, por leerla, por todo jajajajaja
ojala me digan que prefieren, si hasta acá o la continuo
pero quizás tome un sentido diferente
como gusten, cuídense muchísimo, besitos y nuevamente gracias!!!










 

Idiotas... - Fanfics de Harry Potter

Idiotas... - Fanfics de Harry Potter

IdiotasCapítulo I: 6 años despuésEl sol se colaba alegremente por los grandes ventanales de la casa, todo indicaba que el día que comenzaba sería mejor y

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-idiotas-1995-0.jpg

2023-02-27

 

Idiotas... - Fanfics de Harry Potter
Idiotas... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/18257
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences