Imprimacion a dos caras. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

[1]. Prologo. Una vida desconocida.

Y esahí donde me doy cuenta de que tan importante era él en mi vida, cuando todosse encontraban a punto de morir. Tarde, era muy tarde para darme cuenta deello.

Amigos,primos, hermanos y mi vida entera, todos a punto de morir por una sola causa,defender una vida.

Noimporta todo el dinero que me ofrezcan, siempre elegiré vivir en la reservaciónen una pequeña cabaña. No importa que tan pobre sea, pero aun así prefiero milveces estar rodeada del amor de toda esa gente, prefiero morir antes de quevivir en una sociedad llena de hipocresía y donde todos se rigen por el dineroy las clases sociales.

(*****)

Árboles,árboles, árboles, era todo lo que se podía ver, pero la verdad es que no mequejaba era mejor esto a que nada.

 

Despuésde la muerte de mi madre, el abogado me había dado un paquete de papel coloramarillo, dentro había papelería mía algunas fotos y dinero, mucho dinero, además de mipasaporte. Dentro había una carta con la letra en cursiva de mi madre.

Aunrecordaba lo que decía, pero más bien me acordaba de la única oración que mehabía cambiado la vida y creo que era para siempre.

"Quieroque vayas a buscar a tu padre, vive en una reservación en Forks, sé que si leenseñas las fotos y le enseñas tu papelería te aceptara, perdóname hija mía porhaberte ocultado quien era tu padre, pero sé que ahora a tus dieciséis añosestas más preparada para todo esto, recuerda que siempre te voy a querer, Camila, tu madre."

Ahoraestaba en un taxi rumbo a la reservación, todo era tan diferente a donde yovivía, en Ensenada Baja California, yo hablaba español e inglés, además de un poco de italiano, mimadre quería que yo estuviese preparada, Ensenada estaba en México y viajarhasta Washington era agotador, solo esperaba poder encontrar y conocer a mipadre.

-Aquíes señorita- me aviso el señor del taxi, mire por la ventana y a un lado estabauna pequeña casita marrón deslavado, estaba vieja ya por el tiempo, pero aunasí se notaba que era hogareña.

Lepague al señor y él me ayudo a bajar las maletas. No tenía mucho equipaje, soloeran dos maletas de carrito y una mochila donde tenía mis cosas personales máspequeñas.

Ya enla puerta, antes de tocar mire la hoja que tenía en mi bolsillo de mi pantalónde mezclilla, "Billy Black" rezaba la letra en un pequeño papel arrugado.

Levantela mano y toque suavemente, respire con nerviosismo, aun no tenía nada pensado,no sabía que decir o cómo actuar, esto era tan nuevo, tanto que tenía miedo.

-Hola,¿Buscabas algo muchacha?- abrió lapuerta un señor en sillas de ruedas, su piel era rojiza pero arrugada por elpaso del tiempo sus ojos y su cabello eran de color negro pulcro.

-Buenastardes, buscaba al señor
Billy Black- cite el nombre del papel.

-Soy yo,¿Querías algo?- pregunto confundido.

-Yo
-me había quedado sin habla, no sabía que decirle, saque el papel de mi bolsitade mi maleta y le entregue la carta - Era de mi madre y quería que se loentregara-

Élseñor, o más mejor dicho mi padre, tomo la carta y la leyó con cuidado, primerocon el ceño fruncido y después su cara se fue tornando pálida, yo cada vezestaba más nerviosa y además el miedo me inundaba demasiado.

-Eresmi hija- término diciendo en un susurro.

-Si
-mi voz temblaba por el nerviosismo.

 

-Venaquí- me abrió sus brazos, lo dude por segundos pero después me tire a él,abrazándolo fuertemente y soltando lágrimas.

Era laprimera vez que veía a mi padre y no sentía odio hacia ninguno de misprogenitores, me acaricio la espalda suavemente y yo estaba llorando en sucuello, ahora es cuando sentía el amor paternal.

-Papá,quien
- una voz de un chico hizo que levantara mi rostro asustada y soltando ami papá.

-Jacob,hay algo que tengo que contarte.-

(*****)

Cincominutos, cinco minutos habían pasado desde que mi padre le había explicadotodo a mí
medio hermano, él estaba en un estado de Shook. Mi hermanoera de piel rojiza como mi padre, sus ojos de un color negro y su cabello queera tan corto tenía también toques marrones por la base negra, su carairradiaba calidez además de que sus ojos se notaban inocente.

-Asíque una hermana- susurro bajo.

-Asíes, ella
se quedara a vivir con nosotros, su madre
falleció- al decir eso unapunzada en mi corazón hizo que me moviera incomoda en el sofá.

-Nosllevaremos bien- me sonrió mi medio hermano - Solo espero que tengas cuidadocon los chicos, hermanita- se acercó a mí y me dio un abrazo, vi como mi padresuspiraba más tranquilo al aceptarme.

-Yono
- empecé nerviosa al pensar en chicos.

-Era broma,pero enserio, si alguien se quiere pasar de listo
ya vera- eso me hizo reírsuavemente, yo era hija única con mi madre, siempre había querido saber que sesentía tener a un hermano.

-Jake,hijo, ¿Podrías ayudarla con sus maletas? Ella se instalara en el cuarto de lasgemelas -

-¿Tengomás hermanas?- pregunte sorprendida.

-Sí, ygemelas- me dijo mi hermano Jake sonriendo burlón.

El meayudo con mis maletas, yo caminaba detrás de él, la casa era sencilla pero eracálida y me gustaba, era tan diferente a Ensenada, tal vez me acostumbre aestar a aquí, pero aun así todo es tan diferente y extraño.

Jakeentro a una habitación donde tenía una cama individual y una cajonera de maderacolor café obscuro, casi negra, una ventana que se deslizaba hacia arriba concortinas color crema y detalles en color café.

Lo quemás me sorprendió fue ver una figura de madera, era un lobo y estabaperfectamente tallado.

-¿Bonito,no?- me pregunto.

-Mucho,se ve un lobo majestuoso y precioso, me gustan los lobos- el soltó un "Ja"irónicamente.

-Descansa,estoy seguro que papá te ira a inscribir a la escuela y te va querer presumirhermanita-

-Gracias-yo estaba parada en la ventana dándole la espalda a la ventana y con el lobo demadera en mis manos.

-Y porcierto - se regresó cuando ya estaba de salida - bienvenida a la familia Black- me sonrió cálidamente.

Asentísonriendo, el cerro la puerta tras de él y yo me gire a la ventana y la abrí,el cielo estaba nublado y hacia frio, tal y como me gustaba a mí, cuando estabaen Ensenada los fríos eran escasos, México era reconocido como un lugarcaluroso.

Meadaptaría fácil.

[2].Cambios.

Cuandome di cuenta de que tenía una hermana más, pero que ella era más pequeña que yoel sentimiento de hermano mayor despertó en mí, una conexión más de la queestaba sintiendo.

Ellano era tan alta, más bien era bajita y su cuerpo no era esbelto, era rellenita,pero a pesar de eso, ella tenía un alma pura y buena, se notaba en sus ojos; sucabello largo hasta media cintura y rizado de un color café castaño y en laspuntas tenia azul, sus ojos cafés chocolate y sus labios en forma de corazón.

 

Mihermana a pesar de su físico era preciosa, tenía dieciséis años, tres añosmenor que yo y eso hacía que la cuidara más, al principio pensé que era unerror pero después pensé que ella no tenía culpa de los errores de los adultos,se notaba tímida y muy asustadiza.

Ahora corríapor los bosques en forma de lobos aullando para que todos se reunieran, tenía que avisarles que tenía una hermana.

Losprimeros en llegar fueron Quil y Embry, quienes hacían guardia; despuésllegaron Leah, Seth y Jared, Paul y Sam llegaron después.

Todosse des transformaron.

-¿Quépasa?- pregunto Sam.

-Tengoque decirles algo- mire a cada uno de ellos.

-¿Quépasa? Estaba a punto de irme a dormir- Leah como siempre tan linda.

-Quierodecirles que en mi casa hay una nueva chica, y resulta que es mi media hermana,Billy tuvo sus amoríos con una mujer hace tiempo y de ahí nació, ella noconocía a mi padre apenas ayer que llego, después quisiera que pasen por lacasa para que la conozcan-

-¡Unahermana!- grito Quil.

-¿Eslinda?- trataron de picarme con eso.

-Espreciosa, pero ni se les ocurra tocarla, ¿Oyeron?- amenace.

-¿Levas a decir sobre nosotros?- pregunto de repente Seth.

-Tienesque hacerlo Jacob, ella vive contigo y un día te vera y se asustara- me avisoSam.

-Losé, tengo que hablar con Billy para saber quién se lo dice si él o yo-

-Bien,entonces si es todo, se pueden retirar - les dijo a los demás pero él me paro amí - ¿Ella estudiara en la escuela?-

-Sí,mañana entra- asentí.

-Colliny Brady, junto con Seth cuidaran de ella, no creo que a Billy le haga graciaque este desprotegida-

Yosolo asentí.

Sam sefui y yo siguiéndole los talones.

Despuésde hablar con los chicos y avisarles que tenía una hermana fui a mi casa, dondea tres metros se escuchaban unas risas suaves y alegres. Me cambie antes desalir al bosque.

-¡Tegane de nuevo, papá!- escuche decir a Alex.

-Esofue porque hiciste trampa, no tienes consideración con un viejo pellejo comoyo- dramatizo Billy.

-Papá,no eres un viejo pellejo-

-Yodiría que es un viejo arrugado en el cuerpo de una pasa- dije entrando.

-¡Jake!-Alex se levantó de la silla y corrió a mí para abrazarme, a pesar de que teníaun día con nosotros, nos llevábamos bien.

-Yaestoy aquí, relájate enana- la despeine divertido.

-No medigas enana- frunció las cejas.

-Notengo la culpa de que no crecieras-me encogí de hombros.

-Tueres muy alto, ¡Mides dos metros!- abriósus brazos.

-Bueno,eso se debe a que soy un chico-

-Sí,claro- ella rodo los ojos.

-Jake,hijo, ¿Podrías mañana acompañar a Alex a la escuela?-

-Claro-

-¿Yatan rápido iré a la escuela?- pregunto ella sentándose de nuevo en la silla.

-Sí,así no pierdes clases-

-Seréun bicho raro- torio su boca en una mueca.

-Serásun bicho raro hermoso- le sonreí.

-No locreo, mi asentó es algo
mexicano-

-Yodigo que casi no se te nota, ¿Qué dices Jake?- pregunto Billy ayudando en lasituación.

-Eso,que no se te nota mucho, manejas muy bien el inglés- ella sonrió más tranquila.

 

-Graciaspor ayudarme-

-Denada, y cualquier cosa me hablas y yo estaré ahí para ayudarte-

-Gracias,que bien se siente tener un hermano mayor- ella me abrazo y después fue a abrazar a Billy.

-Ve adescansar, mañana entras a clases- le dijo Billy.

-Estábien, buenas noches -

-Buenasnoches- dijimos los dos.

Lamiramos irse a su cuarto y abrir y cerrar su puerta, escuche en su habitación yescuchaba como removía ropas y después la cama abrirse, se había acostado.

-Papá,hable con Sam y dice que tenemos que decirle sobre nosotros- el me miro y asintió.

-Se lodiré el fin de semana en la fogata que se ara.-

-Colliny Brady junto con Seth cuidaran de ella en la escuela, mientras nosotrosvigilaremos por afuera, han estado entrando algunos vampiros por aquí, hemosolido algunos rastros- le comente.

-Cuídalahijo, ahora nosotros somos la única familia que tiene- tomo mis manos y lasapretó suavemente.

-La cuidare papá, lo prometo- prometi seriamente.

Ahoralas cosas habían cambiado, para bien o mal también tenía que cuidar de mi hermana menor, ahora que Bella estaba por casarsesentía algo de presión, la manada, patrullar, cuidar a mi hermana, el darmecuenta de que mi padre había engañado a mi mamá, todo había sido tan
rápido,cambios, era lo que tenía mi vida.

[3].La escuela.

Dosdías desde que llegue a la reservación, dos días desde que conocí a mi padre ydos días desde que me entere que tener un hermano mayor no era tan malo como yopensaba.

-¡¿Estasya lista?!- me grito Jake desde la sala.

-¡Yavoy!- me mire por última vez en el espejo.

Hoy eldía era algo nublad pero fresco, así queme puse un pantalón entubado de mezclilla con unos calentadores negros y rallascolor café, una blusa de mangas largas con gorra de color agua marina, y mistenis tipo zapatilla de color negro, la chamarra negra me la lleve en la mano ytome mi mochila, mi peinado era de pelo suelto con mi flequillo, mis rizosestaban algo manejables y gracias a la humedad permanecían sin esponjarse.

Salíde mi cuarto y fui directo a la sala donde me esperaba un Jake impaciente en elsofá.

-Estoylista-

-Yaera hora, se te ara tarde y recuerda que papá no quiere que llegues tarde-

-Yalose, ¿Iremos caminando?- le pregunte.

-Claro,no está muy lejos, apenas son tres cuadras-

-Estábien-

Salimosde la casa y Jake me quito mí mochila llevándola él, me puse la chamarra y unosguantes que había tomado antes de salir, tenía algo de frio, creo que mecostaría un poco acostumbrarme, Jake apenas y traía un short corto y una camisasin mangas, además de que estaba descalzo, ¿Por qué Jake estaba así?

Caminamoslas tres cuadras fijándome muy bien en el camino, no estaba muy lejos pero cadacuadra era como si fuesen dos pegadas, las calles aquí eran algo largo peropocas.

Al llegar a la puerta observe como todas laschicas se le quedaban viendo a mi hermano, nunca había sido celosa pero
no megustaba que miraran así a mi hermano.

-Llegamos,aquí en la escuela tengo amigos que tal vez te hablen, tienen algo de curiosidad por ti- me sonrió.

-Perosabes que soy muy tímida, no sé si tenga el valor para hablarles-

-No tepreocupes, ellos son pacientes y veras que te caerán muy bien-

 

Soloasentí y tendí mi mano para que me diera mi mochila, después de que me dioalgunas indicaciones de que yo podía defenderme de los chicos porque nadie seatrevería a hacerme nada porque yo era hermana de Jacob Black, yo solo reídivertida ante sus comentarios.

Despuésde eso él se despidió de mí prometiendo que vendría por mí en la salida, yoentre a la escuela con las miradas de todos encima de mí, yo solo agache lacabeza y seguí caminando demasiado avergonzada.

Saqueel papel de mi bolsillo y leí "Casillero veinte", fui buscando mi casillero portodos lados, lo encontré después de doblar dos esquinas, saque la contraseñapara abrir mi casillero.

Metílas cosas y saque lo necesario.

-¡Hola!-una voz femenina me hizo saltar haciendo soltar mi libro en el casillero. -Losiento, ¿Te asuste?-

-Es
no te preocupes- le sonreí tímidamente.

-Debesde ser la nueva, ¿No?-

-Supongo,¿Todos saben que soy nueva aquí?-

-Bueno,eres diferente a nosotros, pero eres bonita, me llamo Clarise Hunter, peropuedes decirme Claire- se presentó.

-Mellamo Alexandrine Black- le tendí la mano.

-Valla,¿Eres hermana de Jacob Black?- parecía muy interesada.

-Sí,¿Por qué tanta sorpresa?-

-Essolo que tu hermano está en boca de todos, así como los otros chicos, susamigos, dicen que no andan en buenos pasos, la verdad yo no creo eso, más biencreo que son como la policía de la reserva-

-Valla,bueno, la verdad es que yo no sé nada, acabo de llegar hace dos días, soy nuevaaquí- le sonreí avergonzada.

-Yopuedo ayudarte, seremos muy buenas amigas- a pesar de que era mucho másimperativa que yo y más abierta en sus palabras, me caía bien.

Despuésde las presentaciones y todo eso, mi nueva amiga Claire me ayudo a encontrarcada clase, me ayudo a encontrar cada lugar de la escuela y la verdad es queera muy divertida, me di cuenta de que ella era hija única así que nosentendíamos a la perfección, en la hora del almuerzo, habían entrado treschicos de los cuales dos eran más pequeños que el tercero, pero a pesar de esolos tres eran mucho más grande que los chicos de la escuela.

-Ellosson Collin y Brady, los más pequeños, son muy divertidos si les llegas a hablary él es Seth Clearwater, es algo serio y tímido, pero igual siempre ayuda a lagente que lo necesita, me caen bien pero casi no suelo hablar con ellos, soloalgunas veces-

Ellaempezó a explicarme sobre ellos, al principio ellos se sentaron en una mesa másalejada de la de nosotros, dos mesas más nos separaban, podía sentir comohablaban de mí, el zumbido en mis oídos siempre era porque hablaba de mí,aunque todos en la escuela hablaban de mí, era
frustrante.

Lostres chicos miraban de vez en cuando a la mesa donde solo estábamos sentadasClaire y yo, me ponían nerviosa ya que no se ponían enfrente de mí a hablar ysolo me miraban.

Despuésde la hora del almuerzo nos fuimos a clases, ella me dejo en mi clase y se fuea la suya, teníamos clases separadas, cuando entre todos me miraban, me sentéen la única banca desocupada.

Despuésde sentarme cinco minutos en la banca entro alguien al salón, era uno de los chicos que había visto en la cafetería,creo que era Collin, entro sonriendo y haciendo caso omiso a las habladurías dela clase.

 

Se sentóa mi lado dejando caer la mochila que llevaba y la verdad es que se sentía algocaliente, era un aura caliente, lo podía sentir a pesar de estar diez centímetrosseparados.

-Hola,me llamo Collin- volteo a mirarme con una sonrisa en su rostro.

-Mellamo Alexandrine, dime Alex nada más-

-Unplacer conocerte, soy amigo de tu hermano-

-¿Enserio?-Pregunte asombrada.

-Sí,de hecho los otros dos chicos que estaban conmigo también son sus amigos-

-Valla,suena genial-

Laverdad es que yo casi no hablaba, era más bien que yo solo le sonreía, no era que no quisiera hablar conél, es solo que él hablaba mucho.

Despuésde eso, las clases fueron transcurriendo tranquilas, descubrí que la mayoría delas clases las tenía con Claire y dos tenía con Collin, ambos eran muydivertidos.

En lasalida me acompaño Clarise hasta que Jake llegara, estábamos sentadas en losescalones.

-¡Hey,hermana de Jake!- me grito Collin corriendo hacia a mí.

-Collin,no grites- me levante de los escalones y fui hacia él con Claire tras de mí.

-Oye,Jake me dijo que no podría venir por ti y me pidió que te llevara a casa,espero que no te moleste-

-Tranquilo,puedo ir yo sola-

-No,nada de eso, además Seth y Brady irán con nosotros, ellos esperaran en tu casaporque quieren hablar con Jake-

-Estábien-

Despuésde que estuvimos hablando observe como Collin miraba a mi amiga Clarise, semiraban algo apenados pero aun así podía ver el amor, ¿Por qué se miraban así?¿Se conocían desde antes? Tal vez si, Clarise tiene más tiempo aquí que yo.

Estar presentemientras ellos se mandaban esas miradas me incomodaba, era extraño pero a lavez hermoso.

-Llegamos,Collin que
- pero los dos chicos que habían llegado se le quedaron mirando a Collincon los ojos bien abiertos, el más chico sonrió pero el más grande solo lo mironegando con la cabeza y acariciando su cabello suavemente.

-Seramejor que nos vallamos, está apunto de llover y no queremos que nos pesque lalluvia- dijo el más alto, creo que era Seth, al levantarme de los escalonesdonde me había sentado de nuevo mire a cada chico, observando sus caras, perome detuve en la mirada de él.

Sus ojosalmendradas y brillantes pero a la vez desconcertado, observe bariossentimientos en su rostro, miedo, susto, asombro, ilusión y
adoración, eracomo si estuviese viendo algo hermoso.

-Ceroy van dos más, ¿Falto yo?- hablo Brady, parecía divertido, pero no sabíaporque.

Nos fuimoscaminando hacia mi casa, Clarise se despidió de mí pero Collin se fue con ella,la acompaño, yo solo iba con Brady y con Seth, este último me miraba y yo solomiraba el suelo, me sentía avergonzada en la manera que me miraba.

[4].Me imprime de la hermana de mi mejor amigo.

Solola miraba a ella, solo existía ella para mí y no había nada más, buscaba susojos peor ella solo miraba la calle, tenía envidia por la calle porque ella lamiraba, ¿Por qué no me mira? Quería ver de nuevo sus ojos color chocolate,quería ver su rostro sonrojado, quería verla a ella completa.

Habíaalgo que me decía que tenía que ir despacio, me había imprimado y eso era algodifícil de asimilar, solo sabía una cosa y estaba seguro de eso, ahora ella erami vida por completo.

Cuandollegamos a la casa de los Black, ella entro hablando con Billy quien me mirodirectamente, pero yo solo podía mirarla a ella, la hermana de mi mejor amigo,era preciosa.

 

-Jakeno ha de tardar, tomen haciendo- nos había dicho Billy, yo hacia las cosasmecánicamente, ahora solo había una sola persona en mi cabeza, ella, no sabíacómo se llamaba, tenía que saber su nombre, su edad, donde vivía, que color legusta, todo sobre ella, tenía que conocerla.

Mirecomo ella se iba a su cuarto, despidiéndose de ella porque tenía algo quehacer, quería ir con ella y ayudarla en todo, pero sabía que ella se asustaría.

-Seth,necesitamos hablar- me dijo Billy.

-¿Quépasa?- estaba ido.

-Teare una pregunta, peor quiero que me respondas con la verdad- yo solo asentí -Tu
¿Imprimaste a mi hija?-

Miresus ojos, se notaba precaución antes las palabras que fuesen a salir de miboca.

-Si-susurre.

-¡Tuhiciste que!- el grito que se escuchó desde la puerta hizo que se me erizaranlos bellos de la nuca y que me pusiera en guardia.

-Jake,yo puedo explicarte- trate de razonar con él.

-Salde mi casa-

-Jacob,hijo, no creo que
- hablo Billy pero Jake no lo dejo seguir.

-¡Salde mi casa, ahora!- el grito que pego Jacob hizo que su hermana saliera de sucuarto corriendo asustada, se escondió detrás de Billy.

SoloSalí de la casa porque no quería que ella viera nada de esto, no sabía si ellaestaba enterada sobre el secreto.

Alsalir de la casa y Jacob pisándome los talones, me llevo hasta el bosque, dondeme aventó de un empujón, estaba enojado, demasiado diría yo.

-Dimeque lo que dijiste es una broma- susurro amenazadoramente.

-Jacob,sabes perfecto que esto no se controla, nadie lo elije, ¡Yo no decido de quienimprimarme!- termine gritándole.

-Noquiero que te acerques a ella- su rostro mostraba enfado y determinación.

-Tu nome puedes prohibir eso- susurre.

-Claroque puedo, ella es mi hermana menor y tiene que hacerme caso, es mi últimapalabra, no te acerques a ella-

-Yo nopodré vivir sin ella Jacob, me mataras si no me dejas verla, necesito estar conella, solo seré su amigo, la cuidare siempre, no puedes separarme de ella ahoraque la encontré- hable desesperado, tenía que hacer que Jacob recapacitara.

-Ella aúnes muy pequeña para que
-

-Jacob,seré lo que ella quiera, seré su amigo, siempre estaré con ella y para ella, eldía que me diga que me aleje
lo are, no importa que yo me muera de dolor, perotodo lo aria por ella, ella ahora es mi vida- una lagrima callo de mi ojoderecho.

Eldolor que sentía en el pecho al saber que Jacob estaba a punto de separarme demi imprimada y ahora el amor de mi vida, mi todo, era tan doloroso que no podíarespirar.

Jamáspensé que podría experimentar tal dolor, no sabía en qué parte empezaba, perolo que si sabía es que me sentía desfallecer por la simple idea de separarme deella.

-Tedejare estar a su lado, solo si prometes que la cuidaras mucho y que seráspaciente con ella, aún no sabe nada sobre nosotros además de que se asusta muyfácil-

-Serésu amigo, después seré lo que ella quiera, y la cuidare con mi vida si esnecesario-

-Bien,solo ten cuidado Seth, es mi hermana, y no está sola, ¿Entiendes?-

-Jamásle aria daño, primero me saco los ojos con mis uñas que hacerle algún daño-

 

Jacobsuspiro y asintió, me señalo que volviéramos a casa.

Todosestaban afuera mirándonos regresar, pero la mirada de la hermana de Jacob mellamo más la atención, tenía alivio en sus ojos, pero ¿Hacia quién? Tal vez suhermano, era lo más lógico, y solo ese pensamiento causó una punzada en micorazón.

[5].Leyendas echas realidad.

Hoyera un viernes por la tarde, y la verdad es que a pesar de estar solo unasemana aquí ya me sentía tan cómoda, como si este fuese mi hogar, me sentíabien, demasiado bien, Collin siempre estaba con Clarise y Seth siempre estabaconmigo, acepto que él era genial, un estupendo amigo, pero la verdad es que yono lo estaba viendo como un amigo nada más y apenas tenía una semana deconocerlo.

Sethnunca se separaba de mí, siempre estaba conmigo como un amigo, siempre me haciareír y me acompañaba hasta mi casa y después nos la pasábamos viendo películasen casa, Billy nunca decía nada solo sonreía y Jake
él era un caso perdido,resulta ser que era un hermano muy celoso.

Hoyiríamos a la playa donde mi hermano llevaría a una amiga, según ella y yo y otros chicos más éramos nuevos escuchandohistorias, yo quería saber más sobre mi cultura, ya que también era Quileute.

-¿Estaslista? Creo que todos ya están en la playa, solo faltamos nosotros-

-Sí,ya estoy lista-

Salimosde casa Seth y yo, a veces lo sorprendía mirándome sutilmente, pero es quesentía su mirada a pesar de estar a kilómetros, su mirada quemaba, pero sesentía muy bien.

Yatodos me conocían y yo a ellos, algunos se pasaban por la casa y otros los veíaen la escuela o por ahí, una chica sentada alado de mi hermano me llamo la atención, era bonita pero se notabatímida, ¿Sera como yo?

-Alec,ella es Bella, Bella, ella es Alex, mi hermana- nos presentó Jacob una vez queestuve a su lado y me había puesto a saludar a todos los presentes.

-Unplacer- conteste.

-Lomismo digo, Jake
nunca hablo de ti-

-Esque
apenas hace una semana nos dimos cuenta de que éramos hermanos, largahistoria- le sonreí algo incomoda, no me gustaba hablar sobre eso.

-Claro-

Nossentamos mientras observe a Billy en medio de dos ancianos a su lado derechoestaba una mujer, Sue y al lado izquierdo estaba el viejo Quil.

Billyse aclaró la garganta y, con voz rica y profunda, comenzó la historia de losespíritus guerreros sin otra presentación. Las palabras fluyeron con precisión,como si las supiera de memoria, aunquesin perder por eso el sentimiento ni un cierto ritmo sutil, como el de unapoesía recitada por su propio autor.

LosQuileute han sido pocos desde el principio comenzó Billy, creo que se mepegaba lo de Jacob, llamarle Billy en vez de papá. No hemos llegado adesaparecer a pesar de lo escaso de nuestro número porque siempre ha corridomagia por nuestras venas. No siempre fue la magia de la transformación, esoacaeció después, sino que al principio, fue la de los espíritus guerreros.

Elbolígrafo de Emily corría por las páginas de papel procurando mantener suritmo.

Enlos primeros tiempos, la tribu se estableció en este fondeadero y adquirió grandestreza en la pesca y en la construcción de canoas. El puerto era muy rico enpeces y el grupo, pequeño; por ello, pronto hubo quienes codiciaron nuestratierra, pues éramos pocos para contenerlos. Tuvimos que embarcarnos en lascanoas y huir cuando nos atacó una tribu más grande.

 

»Kahelehano fue el primer espíritu guerrero, pero no han llegado hasta nosotros lashistorias acaecidas con anterioridad. No recordamos quién fue el que descubrióeste poder ni cómo se usó antes de esta situación crítica. Kaheleha fue elprimer Espíritu Jefe de nuestra historia. Él se sirvió de la magia paradefender nuestra tierra en aquel trance.

»Él ytodos los guerreros dejaron las canoas; no en carne y hueso, pero sí enespíritu. Las mujeres se ocuparon de los cuerpos y las olas y los hombresvolvieron a tierra en espíritu.

»Nopodían tocar físicamente a la tribu enemiga, pero disponían de otras formas delucha. La tradición detalla que hicieron soplar fuertes vientos sobre elcampamento enemigo; el viento aulló de tal modo que los aterrorizó. Lashistorias también nos dicen que los animales podían ver a los espíritusguerreros y comunicarse con ellos, de modo que ellos los usaron a su antojo.

»Kahelehadesbarató la invasión con su ejército de espíritus. La tribu invasora traíamanadas de enormes perros de pelaje espeso que utilizaban para tirar de sustrineos en el helado norte. Los espíritus guerreros volvieron a los canescontra sus amos y luego atrajeron a una inmensa plaga de murciélagos desde lascuevas de los acantilados. También usaron el aullido del viento para ayudar alos perros a causar confusión entre los hombres. Al final, los perros y losmurciélagos vencieron. Los invasores supervivientes se dispersaron yconsideraron el fondeadero como un lugar maldito a partir de entonces. Losperros se volvieron salvajes cuando fueron liberados por los espíritusguerreros. Los Quileute volvieron a sus cuerpos y con sus mujeres, victoriosos.

»Lasotras tribus vecinas, la de los hoh y los Makah, sellaron tratados de paz conlos Quileute, porque no querían tenérselas que ver con nuestra magia. Vivimosen paz con ellos. Cuando un enemigo nos atacaba, los espíritus guerreros lodispersaban.

»Pasaronmuchas generaciones hasta la llegada del último Espíritu Jefe, Taha Aki,conocido por su sabiduría y su talante pacífico. La gente vivía dichosa y felizbajo su cuidado.

»Perohabía un hombre insatisfecho: Utlapa.

Unsiseo bajo recorrió el círculo alrededor del fuego. Reaccioné tarde y no logrédetectar su procedencia. Billy hizo caso omiso al mismo y continuó con lanarración.

Utlapaera uno de los espíritus guerreros más fuertes del jefe Taha Aki, un granguerrero, pero también un hombre codicioso. Opinaba que nuestra gente debíausar la magia para extender sus territorios, someter a los hoh y los Makah yerigir un imperio.

»Empero,los guerreros compartían los pensamientos cuando eran espíritus, por lo queTaha Aki tuvo conocimiento de la ambición de Utlapa, se encolerizó con él, ledesterró y le ordenó no convertirse en espíritu otra vez. Utlapa era fuerte,pero los guerreros del jefe le superaban en número, así que no le quedó otroremedio que irse. El exiliado, furioso, se escondió en el bosque cercano a laespera de una oportunidad para vengarse del jefe.

»ElEspíritu Jefe estaba alerta para proteger a su gente incluso en tiempos de paz.Con tal propósito, frecuentaba un recóndito lugar sagrado en las montañas en elque abandonaba su cuerpo para recorrer los bosques y la costa y así cerciorarsede que no había ningún peligro.

 

»Undía, Utlapa le siguió cuando Taha Aki se marchó a cumplir con su deber. Alprincipio, sólo planeaba matarle, pero aquello tenía desventajas. Lo másprobable sería que los espíritus guerreros le buscaran para acabar con él y lealcanzaran antes de que lograra escapar. Mientras se escondía entre las rocasobservando cómo se preparaba el jefe para abandonar su cuerpo, se le ocurrióotro plan.

»TahaAki abandonó su cuerpo en el lugar sagrado y voló con el viento para cuidar desu pueblo. Utlapa esperó hasta asegurarse de que el espíritu del jefe se habíaalejado una cierta distancia.

»TahaAki supo el momento exacto en que Utlapa se le unió en el mundo de losespíritus y también se percató de sus propósitos homicidas. Volvió a todavelocidad hacia el lugar sagrado, pero incluso los vientos fueron incapaces deir lo bastante rápido para salvarle. A su regreso, su cuerpo se había marchadoya y el de Utlapa yacía abandonado, pero su enemigo no le había dejado ningunavía de escape, porque había cortado su propia garganta con las manos de TahaAki.

»ElEspíritu Jefe siguió a su cuerpo mientras bajaba la montaña e increpó a Utlapa,pero éste le ignoró como si no fuera más que viento.

»TahaAki presenció con desesperación cómo Utlapa usurpaba su puesto como jefe de losQuileute. Lo único que hizo el traidor durante las primeras semanas fuecerciorarse de que nadie descubría su impostura. Luego, empezaron los cambios,porque el primer edicto de Utlapa consistió en prohibir a todos los guerrerosentrar en el mundo de los espíritus. Alegó que había tenido la visión de unpeligro, pero lo cierto era que estaba asustado. Sabía que Taha Aki estaríaesperando el momento de contar su historia. Utlapa también temía entrar en elmundo de los espíritus, sabiendo que en ese caso, Taha Aki reclamaría su cuerporápidamente. Así pues, sus sueños de conquista con un ejército de espíritusguerreros eran imposibles, por lo que se contentó con gobernar la tribu. Seconvirtió en un estorbo, siempre a la búsqueda de privilegios que Taha Akijamás había reclamado, rehusando trabajar codo a codo con los demás guerreros,y tomando otra esposa joven, la segunda, y después una tercera, a pesar de quela primera esposa de Taha Aki aún vivía, algo que nunca se había visto en latribu. El Espíritu Jefe lo observaba todo con rabia e impotencia.

»Huboun momento en que incluso Taha Aki quiso matar su propio cuerpo para salvar ala tribu de los excesos de Utlapa. Hizo bajar a un lobo fiero de las montañas,pero el usurpador se escondió detrás de sus guerreros. Cuando el lobo mató a unjoven que estaba protegiendo al falso jefe, Taha Aki sintió una pena terrible,y por eso, ordenó al lobo que se marchara.

»Todaslas historias nos dicen que no era fácil ser un espíritu guerrero. Liberarsedel propio cuerpo resultaba más aterrador que excitante y ése es el motivo porel que reservaban el uso de la magia para los tiempos de necesidad. Lossolitarios viajes de vigilia del jefe habían sido siempre una molestia y unsacrificio, ya que estar sin cuerpo desorientaba y era una experiencia horriblee incómoda. Taha Aki llevaba ya tanto tiempo fuera de su cuerpo que llegó aestar al borde de la agonía. Se sentía maldito y creía que, atrapado parasiempre en el martirio de esa nada, jamás podría cruzar a la tierra del másallá, donde le esperaban los ancestros.

 

»Elgran lobo siguió al espíritu del jefe a través de los bosques mientras seretorcía y se contorsionaba en su sufrimiento. Era un animal muy grande y belloentre los de su especie. De pronto, el jefe sintió celos del estúpido lobo que,al menos, tenía un cuerpo y una vida. Incluso una existencia como animal seríamejor que esa horrible conciencia de la nada.

»Yentonces, Taha Aki tuvo la idea que nos hizo cambiar a todos. Le rogó al granlobo que le hiciera sitio en su interior para compartir su cuerpo y éste se loconcedió. Taha Aki entró en el cuerpo de la criatura con alivio y gratitud. Noera su cuerpo humano, pero resultaba mejor que la incorporeidad del mundo delos espíritus.

»Elhombre y el lobo regresaron al poblado del puerto formando un solo ser. Lagente huyó despavorida y reclamó a gritos la presencia de los guerreros, queacudieron a enfrentarse a la bestia con sus lanzas. Utlapa, por supuesto,permaneció escondido y a salvo.

»TahaAki no atacó a sus guerreros. Retrocedió lentamente ante ellos, hablándoles conlos ojos e intentando aullar las canciones de su gente. Los guerreroscomenzaron a darse cuenta de que no era un animal corriente y que lo poseía unespíritu. Un viejo luchador, de nombre Yut, decidió desobedecer la orden delfalso jefe e intentó comunicarse con el lobo.

»Tanpronto como Yut cruzó al mundo de los espíritus, Taha Aki dejó al lobo, elanimal esperó obedientemente su regreso, para hablar con él. Yut comprendió laverdad al instante y dio la bienvenida al verdadero jefe a su casa.

»Eneste momento, Utlapa apareció para ver si habían derrotado al carnívoro. Cuandodescubrió que Yut yacía sin vida en el suelo, rodeado por los guerreros que leprotegían, se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo. Sacó su cuchillo y corrióa matar a Yut antes de que pudiera regresar a su cuerpo.

»¡Traidor! exclamó, y los guerreros no supieron qué hacer. El jefe habíaprohibido los viajes astrales y a él correspondía administrar el castigo aquienes desobedecían.

»Yutsaltó dentro de su cuerpo, pero Utlapa tenía ya el cuchillo en su garganta y lehabía cubierto la boca con una mano. El cuerpo de Taha Aki era fuerte y Yutestaba debilitado por la edad, así que no pudo decir ni una palabra para avisara los otros antes de que Utlapa lo silenciara para siempre.

»TahaAki observó cómo el espíritu de Yut se deslizaba hacia las tierras del másallá, que le estaban vedadas por toda la eternidad. Le abrumó una ira superiora cualquier otro sentimiento que había experimentado hasta ese momento. Volvióal cuerpo del gran lobo con la intención de desgarrar la garganta de Utlapapero, en cuanto se unió a la bestia, acaeció un gran acontecimiento mágico.

»Laira de Taha Aki era la de un hombre, el amor que profesaba por su gente y elodio por su opresor fueron emociones demasiado humanas, demasiado grandes parael cuerpo del animal, así que éste se estremeció y Utlapa se transformó en unhombre ante los ojos de los sorprendidos guerreros.

»Elnuevo hombre no tenía el mismo aspecto que el cuerpo de Taha Aki, sino que eramucho más glorioso: la interpretación en carne del espíritu de Taha Aki. Losguerreros le reconocieron al momento, porque ellos habían volado con elespíritu de Taha Aki.

«Utlapaintentó huir, pero el nuevo Taha Aki tenía la fuerza de un lobo, por lo quecapturó al suplantador y aplastó el espíritu dentro de él antes de que pudierasalir del cuerpo robado.

 

»Lagente se alegró al comprender lo ocurrido. Taha Aki rápidamente puso todas lascosas en su sitio, trabajando otra vez con su gente y devolviendo de nuevo alas esposas con sus familias. El único cambio que mantuvo fue el fin de losviajes espirituales, sabedor de su peligro ahora que ya existía la idea derobar vidas con ellos. No hubo más espíritus guerreros.

»Desdeentonces en adelante, Taha Aki fue más que un lobo o un hombre. Le llamaronTaha Aki, el Gran Lobo, o Taha Aki, el Hombre Espíritu. Lideró la tribu durantemuchos, muchos años, porque no envejecía. Cuando amenazaba algún peligro,volvía a adoptar su forma de lobo para luchar o asustar al enemigo, y así latribu vivió en paz. Taha Aki tuvo una prolífica descendencia y muchos de sushijos, al llegar la edad de convertirse en hombres, también se convertían enlobos. Todos los lobos eran diferentes entre sí, porque eran espíritus lobo y reflejabanal hombre que llevaban dentro.

Algunosde sus hijos se convirtieron en los guerreros de Taha Aki y tampocoenvejecieron. Otros se negaron a unirse a la manada de hombres lobo porque lesdisgustaban las transformaciones, y éstos sí envejecían. Con los años, la tribudescubrió que los licántropos podían hacerse ancianos como cualquiera siabandonaban sus espíritus lobo. Taha Aki vivió el mismo periodo de tiempo quetres hombres. Se casó con una tercera mujer después de que murieran otras dos yencontró en ella la verdadera compañera de su espíritu, y aunque también amó alas otras dos, con ésta experimentó un sentimiento más intenso. Así que decidióabandonar a su espíritu lobo para poder morir con ella.

>>A eso le llamo imprimación, Cuenta laleyenda que los hombres lobo, son capaces de enamorarse de una formasobrehumana a la que llaman "imprimación".

Laimprimación es la sincronía perfecta entre dos almas. Es el amor puro yverdadero, más allá de los cuerpos, más allá de este mundo.

Cuandosucede la imprimación el alma encuentra su mitad, la parte que le faltaba paraconseguir la perfección en este mundo. Y entonces todo se vuelve distinto, larealidad se presenta de otro modo, ves cosas que antes no sabías que existían,sientes cosas que nunca sentiste. Todo cambia para quienes nos imprimamos, esel momento en el que conocemos la vida en plenitud.

Es unacondición que ni se elige, ni se fuerza, ni se elude, ni se acaba.

Laimprimación hace que amemos aun cuando no somos correspondidos, que amemosaunque sepamos que jamás seremos correspondidos, amamos en la dificultad, en lacalma o en la batalla, ante todo y contra todos si es necesario. Nada ni nadiepuede detener el poder de la imprimación. Vivir sin esa persona es imposible yalejarse de ella una agonía. Estamos ligados a esa persona "para siempre" y sufelicidad se antepondrá a todo lo demás, incluso a nosotros mismos.

Laimprimación es por tanto una fuerza mágica, divina que hace que lo que fuimos,sea totalmente distinto a lo que somos, pero marca el camino de lo que seremos,antes de la imprimación estamos incompletos, pero cuando sucede todo encaja,todo tiene sentido. La existencia de dos almas que se complementan y se dansignificado la una a la otra.

Y asífue como llegó a nosotros la magia, aunque no es el final de la historia...

 

Mequede callada, miraba las llamas de la fogata pensando lo que había dichoBilly, mi padre, todo sonaba tan mágico y tan real, que era como si me contaraque cada uno de los chicos que estaban aquí presentes pertenecían a ese grupode hombres lobo, y hacia ver a la imprimación como un amor mágico que no tieneprecio alguno.

-Ellos
¿Existen?- fue lo que pregunte en susurros.

-Si-contesto mi padre.

-Quienes
-pero no termine la pregunta.

-Sam,Paul, Jared, Embry, Jacob, Jared, Seth y Leah- mis ojos estaban abierto de par en par, ¿Mi hermano también?

-Yo
es demasiado para un solo día, creo que
me iré a casa-sin más me fui de ahí,no espere a que nadie me dijera nada, mi padre sabía que estaba asimilando todala información, la verdad es que no me había costado mucho entender todo lo quequerían decirme.

Lasleyendas se hacen realidad.

[6].Aprendiendo.

Despuésde una semana, tratando de asimilar las cosas, me di cuenta de que ellos no me harían anda porque eran mifamilia, mis amigos, mi hermano de quienes se trataban.

Ayerhabía tenido una plática completa con Billy, donde me explicaba con másdetalles las cosas me había sentido mucho más tranquila al saber todo, perohabía una duda más
Seth, ¿Él estaba imprimado? Siempre cuando les preguntabame decían que el tenía que hablar conmigo.

Loschicos de la manada se la pasaban en casa y otros estaba por ahí, mi hermano undía desapareció junto con Quil y Embry, me había dado cuenta que mi propio hermano sufría poramor, Bella Swan, a algunas veces pasaba por aquí, era la chica por la cual mihermano y Edward Cullen no se llevaban bien, ninguno de sus integrantes sellevaban bien con los lobos.

-¿Entonces,que dices?- pregunte por tercera vez.

-¿Y situ hermano se entera?- torció la boca en un gesto de que estaba pensando- ¡Quédemonios, te voy a ayudar! Me encantara ver la cara de tu hermano -

Lesonreí a Leah, había tratado de convencerla estos dos días de que me ayudaracon mi problema de timidez, quería que ella me ayudara a convertirme en unachica con fuerza y valentía, y no más una chica tímida con miedo a todo.

Ademásde que quería aprender defensa personal.

-¿Dóndeestá Jacob ahora?- le pregunte a Leah, mientras me cambiaba por ropa máscómoda.

-Él,bueno, esta con los demás, tienen algunos asuntos que resolver y la verdad noquiero perder el tiempo escuchando tonterías sobre los babosos de ellos- reí unpoco ante eso.

-Estoylista-

-Bueno,primera lección, tienes que entender que tú eres fuerte a pesar de todo, tienesque tener siempre la cabeza en alto y jamás dejarte humillar, siempre servaliente, otra lección, nunca ocultes tu belleza, eres bonita
-

-No losoy, ¿No me has visto? Soy
gordita, además de que uso gafas y bajita, ¿Quiénse fijaría en mí?-

Ellame miro de pies a cabeza una y otra vez y después sonrió.

-Ereshermosa, pero te escondes detrás de tu timidez, tu cabello lo desearía tener,lo tienes largo y con bucles y yo corto sin remedio, tus ojos son demasiadobrillantes y tienes una cara que da ternura, puedes conseguir lo que quieras, haydemasiada gente que estaría dispuesta a ayudarte, demasiada gente que te quierey además, ¿Cómo sabes que nadie se fijaría en ti?-

 

-Porque
soy fea- acepte con timidez.

-Noeres fea, esa es otra lección, jamás digas eso y a partir de ahora estaprohibido decir esa palabra, el peso no es lo importante, lo puedes perderademás lo tonto a ellos jamás se les quitara-

-Estábien-

-Bien,empecemos con el entrenamiento de defensa personal-

Ellame dio algunas indicaciones, como por ejemplo de que siempre tendría quemantenerme al alba, jamás bajar la guardia y ante más mínimo peligro que sientajamás darle la espalda.

Medijo tirar golpes con las manos y con los pies, también me ayudo a dar patadasy cosas así.

Eradivertido pero también pesado.

Pasarondías entrenando con Leah y mi hermano cada vez desaparecía mas, además de queya ningún chico venía a la casa, y cuando lo hacían solo era para que Jacobfuera con ellos, Leah poco a poco fue bajando los entrenamientos hasta quetambién fue desapareciendo.

-¿Quées lo que pasa?- le pregunte una tarde a Seth, pero este solo miraba hacia elbosque.

-Nopuedo decírtelo, no queremos preocuparte-

-Deuna u otra manera me enterare, Seth
sé que algo pasa, quiero que seas tú quienme lo cuente- lo vi suspirar y después volteo a mirarme.

-Escomplicado, pero tienes razón, tienes que saber además de que
no quiero morir,no sin antes
haberte dicho
todo- parecía dolido.

-¿Morir?¿De qué hablas? Tú no te vas a morir Seth, yo
-

-Tecontare todo, si tú me cuentas quien es el chico que te trajo a casa- una sonrisa forzada apareció en sus labios.

-Él
es mi novio-

Algodolió en mi pecho, no sabía que era, pero mire el rostro de Sethcontorsionarse, era
su ara llena de dolor.

[7].No puedes.

Algodolió en mi pecho, no sabía que era, pero mire el rostro de Sethcontorsionarse, era
su cara llena de dolor.

Sentíael silencio retumbar en mis oídos, ese zumbido cuando no escuchas nada.

-Quierocontarte todo, pero no quiero que me interrumpas- la voz de Seth era
distantey con dolor.

-Estábien- susurre.

Elcarraspeo y se acomodó entre el escalón, parecía incómodo y sin saber quedecir.

-Nohemos venido casi por aquí porque
¿Recuerdas a Renesmee? -solo asentí -Ella esla imprimada de Jacob, así que está protegiéndola, una vampira, Irina, fue adecirles a los líderes Vulturi que los Cullen habían transformado a un niño envampiro, se supone que eso es romper la mayor regla según Edward, pero elproblema es que Nessie es hibrida no vampiro, ella tiene partes humanas comovampiras, herencia de sus padres-

-¿Peroque pasara? Estas diciendo que Jake la cuida ¿De qué?- lo miraba con unos ojosque sabía que estaban brillando.

-LosVulturis vienen a matar a Renesmee, ycon ello a todo aquel que s ele atraviese, nosotros los lobos pelearemos paraprotegerá la imprimada de un hermano, es lo que cualquiera aria, lo que yoaria-

-¿Vienena matarlos?- estaba sorprendida y asustada.

-Sí,pero no te preocupes, ¿Vez? Esa era la razón por la cual no queríamos decirtenada, te preocuparas por nosotros por nada, estaremos bien-

-Seth,estás diciendo que los mataran ¿Me dices que todo estará bien?- mis labiosestaban entre abiertos.

-Aúnhay más, pero esta vez es sobre mí- lomire esperando a que siguiera -Sabes lo que es la imprimación, sabes lo queconlleva, lo has visto por tus propios ojos
quiero decirte que
- Health Tips

 

-Espera,¿Lo que me quieres decir es que te imprimaste?- mi corazón se aceleró.

-Sí,me imprime-

-Esoes
- mire hacia el frente y ahora Seth me miraba.

-Estoyimprimado de ti- soltó de golpe, haciendo que girara mi rostro a él.

Lomire buscando cualquier rastro de mentira chiflada, pero solo veía seriedad,estaba hablándome muy enserio, ¿Yo su imprimación?, eso quería decir que
estaba ligado a mí de por vida, ytambién explicaba muchas cosas más, como cuando mi hermano lo mirabaenfurecido, el hecho de que Seth fuese tan
inseparable de mí y siempre memiraba con esa mirada tan mágica.

-Yo
-

-Notienes que decir nada, sé que tienes novio y me lo acabas de decir, yo seré loque tú quieras que sea, tu amigo, tu hermano, tu confidente
tu novio, todo,seré lo que necesites, estaré siempre para ti, no importa el tiempo que menecesites y tampoco si me lastimas, siempre, siempre estaré ahí-

Susojos mostraban dolor y tristeza, sentía que mi pecho dolía mucho.

-Losiento tanto Seth, sé que te duele que tenga novio porque me vez con otro yo
-

-Notienes que terminarlo, si eres feliz con el sigue, no te detengas por mí- susmanos acariciaron mi rostro.

Agachela cabeza apenada.

-¡Alex!-un grito hizo que abriera los ojos de golpe.

-Noah,¿Qué haces aquí?- era mi novio, quien miraba furioso a Seth.

-Vengopor ti, pero veo que estas demasiado ocupada ¿No?-

-Nomal interpretes las cosas- cerré los ojos cansada de lo mismo, era muy celosoél.

Él seacercó a mí con pasos largos y enfurecido, me tomo de la mano y me levanto deun jalón, me dolía su agarre y forcejeaba para que me soltara, Seth al instantese paró e hizo que me soltara.

-Nuncavuelvas a tocarla- amenazo Seth.

-Ellaes mi novia, se va conmigo- me miro a mi con ira. Noah era alto, más que yo, peroaun así más bajo que Seth, su cuerpo era musculoso y casi era como el de Seth,además de que estos últimos días se enojaba mucho.

-Ellano se ira contigo, no hasta que te calmes- la voz de Seth, a pesar de que estabacalmada denotaba amenaza.

-¿Quiéneres para decirme que hacer- Noah se acercó de nuevo a mi tomándome del brazo yjalándome, Seth esta vez lo empujo.

Noahempezó a respirar pesadamente, su respiración era tan agitada y sus puños lostenía serrados.

-Noah,es mejor que te vayas, tu y yo terminamos desde ahora- quise ser lo más amaleposible.

-¿Porqué? ¿Por qué quieres estar con este
?-

-Soylibre de estar con quien yo quiera, si termino contigo es porque estoy cansaday porque mi corazón le pertenece a alguien más- mire de re ojo a Seth quien memiraba embelesado.

-Tu
no
puedes
- sus temblores aumentaron, tanto que se tuvo que inclinar, Seth mepuso detrás de él.

-Estáa punto de transformarse, el tener vampiros cerca hace esto, Jake dijo quepronto comenzarían transformacionesprematuras-

Mireimpactada todo, ¿Noah se transformaría?

Noahno tardó mucho en dejarse llevar por el enojo, su cuerpo se curvaba más ysoltaba bufidos de enojo, además de que sus temblores eran demasiado, ensegundo dejo de ser un chico para convertirse en un lobo más, un enorme loboque gruñía ante nosotros.

 

-AléjateAlex- me suplico Seth, corrí hasta elporche donde estaba a un pie de la puerta.

Elenorme lobo de color negro con una mancha en un ojo blanco como de parchecorrió hasta Seth, pero este al ser más experimentado lo esquivo y salto en suforma lobuna, un hermoso lobo color arena.

Ambossoltaban gruñidos, si no intervenía todo terminaría mal.

Peorno fue necesario eso, Jacob salió de entre los arbustos y miro todo, me miro ami y después a Seth quien le daba la espalda y después a Noah que estaba fuerade sí.

-Paren,ahora- mi hermano tenía esa voz de mando de siempre.

Ambosse detuvieron pero aun así gruñéndose.

-Seth,des transfórmate- y así lo hizo, Jake noquitaba la mirada de Noah, que me daba la espalda y él no se daba cuenta de queyo estaba cerca de él.

-Jake,se acaba de convertir, es Noah, el
ex de Alex- Jacob me miro a mí y después aNoah.

-Noah,soy Jacob, y quiero que te siente y dejes de gruñir, escucha con atención, tehas convertido en lobo, eres uno más que yo, nosotros lo somos porqueprotegemos a los humanos, algunos vampiros están por aquí y alteraron el genlobuno en ti, Alex es mi hermana-

Claro,Noah no sabía que mi hermano era Jacob, solo sabía que tenía un hermano y poreso había venido hoy, quería que le presentara a mi familia.

Jacobempezó a explicarle todo mientras Seth me preguntaba que si estaba bien.

Todofue tan rápido, tanto que no lo pude ver venir.

[8].Recordando.

Sentadaen mi cama me ponía a pensar en todo lo que había pasado en estas semanas,primero; Leah me había ayudado en mi autoestima, y ahora era la misma chica pero que ya no tenía miedo, almenos ya no tanto como antes.

Miautoestima ya estaba más alta y además de que las mujeres Cullen me habíanayudado en eso, mi cabello que había estado a la mitad de mi espalda lo habíancortado a mis hombros en capas, haciendo que tuviera unos rulos y másmovimiento, el color seguía igual, marrón rojizo.

Misropas eran normales, el mismo tipo de Bella, ella me había ayudado con eso.

Un díacuando entraba a la escuela había chocado con un chico, Noah, nunca habíamoshablado, pero ese día se sentó junto a mí en la hora del almuerzo, Seth, Collin y Brady habían estado faltandoa clases así que me sentaba sola ya que esa semana Clarise había estado enfermade gripe.

Salimospor dos semanas y después un día en el restaurante de Forks me había pedido sersu novia, yo con gusto había aceptado, jamás había tenido novio pero ahora lotenía, Noah se había portado tan amable cuando le confesé que era mi primernovio, siempre me tuvo paciencia.

Salíamoscasi cada fin de semana y en la hora dela salida en la escuela me acompañaba a mi casa, mi hermano ni Seth y tampoconinguno de los demás chicos, no sabía ni que pasaba y Billy no quería contarmenada.

Yahora todo había cambiado, pensaba que solo tenía a Noah, pero también estabaSeth quien me había confesado que estaba imprimado de mí, ahora no sabía quéhacer, Noah también era un lobo ahora ycomo Seth y Noah podrían enfrentarse en cualquier momento, lo más justo es queterminara con Noah porque así no lastimaría a ninguno de los dos, me sentía tanconfundida después de lo que me había dicho Seth, ¿La imprimación puedeconfundir tanto?

Habíauna posibilidad de poder ordenar mis ideas, necesitaba estar tranquila y sabíaque Seth me daría el tiempo que quisiera pero
una guerra se acercaba y noquería perderlo, ni a él ni a nadie,cuando me dijo que no quería morir, no sin antes haberme dicho todo, en esemomento sentí que algo dolía dentro de mí.

 

Nosabía qué hacer, tal vez yo solo complicaba mis cosas, tal vez si solo aceptabaa Seth y ya
pero sabía que tenía que aclarar primero mis ideas y tomar unadecisión, ¿Por qué me dificultaba siempre la vida? La respuesta a mis problemasla tenía casi enfrente de mí y yo no me daba cuenta de eso.

Loúnico que hacía era solo dificultar las cosas.

Teníaque ir a verla, ella seguro me ayudaría.

-Papá,saldré un rato
llegare tarde- tome mis llaves y la camioneta de papá, Jake mehabía enseñado a manejarla.

-Tencuidado, ¿Quieres?- solo asentí.

Sabíaque me metería a la boca del vampiro, una casa llena de vampiros y una humanadentro era una oferta tentadora, pero lo bueno es que Jacob estará ahí.

[9].Ahora sé que hacer.

Bajede la camioneta aparcada fuera de la casa, el primer en recibirme fue mihermano quien, con cara preocupada, me recibió con un abrazo protector.

― ¿Quéhaces aquí?- me separo un poco de él.

― Necesitohablar con Bella, tal vez pueda ayudarme con un pequeño problema-

― ¿Estásbien? ¿Pasa algo?- se notó preocupado.

― Todoestá bien, es sobre
Seth, estoy confundida- mire hacia mis zapatos, que alparecer, eran muy importantes ahora.

― Ellaestá arriba en su cuarto, te acompañare para que no
allá ningún contratiempo-"O para que ningún vampiro te pueda tocar" fue lo que de seguro quiso decir.

Jacobcumplí su palabra, me acompaño hasta donde se supone era la habitación deBella, los vampiros que estaban ahí algunos me miraban interrogantes y otroscon curiosidad, los Cullen estaban en lasala hablando cobre algunas estrategias.

Toquetres veces la puerta, Bella me abrió, con una preciosa bebé en brazos.

― Jake,Alex, ¿Qué pasa?-

― Alexquiere hablar contigo, creo que tu sabrás que decir en estos caso, si quieresyo puedo llevar a Nessie a que coma algo-

― Claro-Bella solo asintió y le entrego a Nessie, ambos sonrieron cuando estuvieronjuntos, Jake se fue, desapareciendo en el pasillo junto con Nessie.

― ¿Yen que te puedo ayudar?- Bella me hizo pasar.

― Necesitoun consejo- ella se mostró sorprendida. Mire sus ojos que empezaban a sernaranjas, estaba cambiando la dieta.

― ¿Consejo,sobre qué?-

― Essobre Seth, ¿Tu nunca te has sentido tan confundida?- entonces ella me mirocomprensible.

― Claroque sí, fue cuando aún era humana, era entre Edward y tu
hermano, ambos megustaban, pero uno más que otro, tu hermano me hacía sentir completa, pero sinEdward yo no podía vivir, él era el motor que me hacía seguir a pesar de lascosas buenas o malas, Jake, él estuvo cuando más lo necesité, pero hay algo quesi te diré, siempre tuve claro que Edward era el indicado, con cada rose que mehacía, mi corazón palpitaba tan fuerte que amenazaba con salirme de mi pecho,Seth esta imprimado de ti y tienes miedo ¿Verdad?-

― Si,tal vez la imprimación hace que solo se ligue a mí porque no tiene otra opción,y la verdad es que eso no es justo, él tiene derecho a también elegir, estoyconfundida, porque una parte de mi desea con fervor estar con Seth y otra parteme dice que si me dejo llevar, Seth llegara a lastimarme tan gravemente cuandome diga que no era amor-

 

― Tuhermano esta imprimado de mi hija, Renesmee, lo he visto como la mira, conadoración, con amor, pero sé que ese amor es el de un hermano, Seth te miradiferente, es la adoración y con amor, amor de la cual solo esa persona quepuede amarte de verdad te da-

― ¿Creesque si acepto a Seth, pueda ser feliz?-

― Tienesque arriesgarte, pero Seth jamás te lastimara, creo que antes prefiere cortarseun brazo a antes que lastimarte, él daría todo por ti así como yo lo aria conEdward, solo se feliz y deja que el tiempo diga todo-

Mequede sentada en la cama Bella enfrente de mí y sonriéndome con ternura, estabaasimilando cada palabra que ella me había dicho.

Ahoraestaba segura de lo que sentía, pero también tenía que hablarlo sería mente conmi corazón, darme unos momentos a solas con él y poder aclararme todo, sacar elmiedo que tenía dentro y poder sr valiente, Leah se había esforzado tanto enhacerme valiente que no podía defraudarla con algo así.

― GraciasBella, nunca podre agradecer lo suficiente por lo que estás haciendo por mí-

― ¿Paraqué son las amigas entonces?- la abrase y después me separe de ella.

Medespedí y Salí de esa casa subiendo de nuevo al auto, esta vez dirigiéndome ami casa donde me enseraría en mi cuarto para poder digerir las palabras deBella sobre lo que Seth siente, tal ella tiene razón, Seth jamás me lastimara,y si no me arriesgo tal vez nunca me dé cuenta de que tan valioso podría serpara mí.

Mañanapor la tarde hablaría con él, diciéndole todo lo que había comprendido, todo loque siento por el
porque yo amo, a Seth Clearwater.

Cuandollegue a mi casa salude a mi papádiciéndole que estaría en mi habitación y que no quería cenar, sé que para mipadre era difícil no saber sobre su hija, tal vez yo estaba entrando en lapubertad o estaba en ella, a veces la soledad es mejor.

Yaen mi cama y de tanto pensar me había quedado dormida en mi cama.


[10]¡CorreAlexandrine, corre!

Removiéndomeen mi cama, sintiendo esta pesadez, era tan
asfixiante.

Nohabía podido dormir nada al pensar que tenía que decirle todo a Seth. Me levantede la cama a eso de las cinco y empecé a cambiarme y a acomodar mi camalentamente, quería perder el tiempo hasta la hora que fuera a su casa.

Lamentablementemis pasos eran demasiado torpes hoy, y la verdad es que no sabía porque. Lentamentesalí de mi cuarto hacia la sala, me senté en el sofá mientras subía mis pies y manteníael teléfono entre mis rodillas.

Sopeselo que estaría a punto de hacer.

Marquecon demasiado cuidado el número que me había aprendido gracias a las constantesllamadas que le hacía a Leah, espere y espere, empezaba a desesperarme, tal vezno estaban, tal vez habían salido, tal vez Seth o Leah estaban ocupados en lacasa Cullen, tal vez...

-¿Diga?-la voz dulce de la madre de Seth me contesto.

-Buenosdías, esto... ¿Se encuentra Seth?- hable demasiado lento para mi costumbre, jamásme había sentido tan pesada en mi vida.

-Cariño...los chicos están... hoy es el día- ella se quedó callada, ¿El día? ¿A qué se refería?mi mente estaba demasiado lenta y no podía registrar esa actividad, el día...¿El día de qué?

 

"Guerra"fue lo que grito mi conciencia.

Abrílos ojos alarmada y esta vez sentía adrenalina que empezaba a recorrer misvenas.

-¿Hoyse enfrentan a los vampiros?- mi voz sonó tan distante y temblorosa.

-Si,pensé que lo sabias-

-Losabía... Sue, tengo que irme tengo que hacer algo muy importante- corte lallamada antes de que ella dijera algo más.

Mepare de inmediato y fui a mi habitación por una chamarra, salí corriendo haciael recibidor, agarre las llaves que estaban colgadas y salí para subirme alauto, arranque a toda máquina sin siquiera decirle a donde iba a mí padre.

Notenía tiempo, sabia hasta donde llegar, pero el problema era el cómo seguir, teníaque hacerlo con mis piernas, la camioneta no se ajustaba al estrecho camino delbosque, solo tenía en mente donde podía ser ese enfrentamiento, tenía quellegar antes que pasara algo.

Lacamioneta no parecía cooperar, la sentía tan lenta, mis latidos los sentíatronar en mis oídos, mi respiración estaba agitada, pise más fuerte el aceleradory miraba con ojos bien abiertos todo a mi paso.

Pareen el camino que cortaba hacia el bosque, de aquí hacia diez minutos si corríaa toda velocidad, tenía que poner enpractica todo el entrenamiento que me había dado Leah, salí corriendo y dejandolas llaves ahí, ahora no me preocupaba de eso ahora, mi vida completa dependíade llegar a tiempo...

Sentíaque mi corazón se quería salir de mi pecho, mi garganta ardía horrores, mispiernas empezaban a quejarse ante el eminente estado físico excesivo que estabahaciendo, jamás había corrido así, pero tenía que apresurarme y no hacerle casoa lo que mi cuerpo me estaba exigiendo, no podía detenerme a descansar cuandosolo tenía un objetivo, a lo lejos empecé a escuchar sonidos, eran muy bajospero parecían murmullos.

Apresuremás mi paso, tenía que llegar, solo en mi mente me gritaba ¡Corre Alexandrine,corre! y tenía que hacerle caso a eso, era una pequeña ayuda que estaba recibiendode parte de mi subconsciente.

Medetuve en seco al mirar todo.

Yes ahí donde me doy cuenta de que tan importante era él en mi vida, cuandotodos se encontraban a punto de morir. Tarde, era muy tarde para darme cuentade ello.

Amigos,primos, hermanos y mi vida entera, todos a punto de morir por una sola causa,defender una vida.

[11]. Especial.

Yes ahí donde me doy cuenta de que tan importante era él en mi vida, cuandotodos se encontraban a punto de morir. Tarde, era muy tarde para darme cuentade ello.

Amigos,primos, hermanos y mi vida entera, todos a punto de morir por una sola causa,defender una vida.

Todos los presentes se me quedan viendoestupefactos ante mi aparición, los lobos rugen y gruñen ante mi presencia,claro, estaba en peligro.

-Losiento- susurro para ellos.

-Peromiren a quien tenemos aquí, una humana- la voz de ese señor de piel blanca haceque me quede helada y me devuelve al mundo de nuevo.

"VamosAlexandrine, no es hora de tener miedo" me grito mi mente.

Todosme miraban, incluso la pequeña niña que mi hermano cargaba, Renesmee, todos conpreocupación en la cara, los vampiros que estaban en el bando de los Cullen memiraron con pena, lo sabía, había firmado mi sentencia de muerte.

 

-Aro,será mejor que a ella no la toquen- hablo diplomáticamente Edward, cuando sabíaque estaba a punto de tirársele a uno de ellos.

-Miquerido Edward es solo una humana- la voz del vampiro de ojos rojos que estabaenvuelto de ropas obscuras me miraba extasiado.

-Ellaes parte de la manada, ninguno de ellos dejara que la toques- Edward, sabía quetraducía algo que mi hermano decía.

-Nadiele ara nada
ven acércate querida- el vampiro de ojos rojos extendió su manohacia a mí, abrí los ojos de par en par y mire a Edward, este me dio unasonrisa torcida y asintió, mire hacia mi hermano y hacia Seth.

Segúnyo había ido solo para decirle a Seth que lo amaba, pero ahora estaba enpeligro gracias a mi gran y torpe idea.

Diunos pasos insegura mirando hacia la fría nieve que cubría parte de mis tenis, apretémis puños por el miedo y el nerviosismo. Mi hermano gruño y ladro, él queríaque estuviera a su lado y la verdad es que yo también quería estar al lado demi hermano, pero las clases de Leah me habían servido, no tenía que sercobarde.

Cuandoestuve enfrente del vampiro Edward se puso a un lado de mí, claro, porseguridad.

-Dametu mano- lo mire por unos segundosmirando esos ojos. Le tendí mi mano.

Sufría piel hizo que me diera escalofríos, estaba congelada, se sentía inclusomás fría que la de los Cullen. Soltó con suavidad mi mano y me miro curioso.

-Fascinante,es totalmente fascinante, no veo absolutamente nada- miro a Edward y después amí.

-Arove los pensamientos, es como leer la mente con solo tocarte- explico para miEdward, asentí.

Nosabía que decir, y tampoco sabía eso ya que jamás me dijo nada Edward, tal vezera porque nunca había estado en un lugar junto con él.

-QueridoEleazar, ¿Podrías decirme que don tiene aquí la señorita?- mire hacia donde sedirigía la mirada del vampiro.

-Ellatiene dones, es una especie de esponja, absorbe cada don que allá ahorita, peroal ser humana ella no se da cuenta de eso, es
maravillosa- el vampiro castañode ojos dorados me miro maravillado, parecía como si fuese algo
especial.

-Unareliquia, me pregunto si
-

-Aro,ninguno de los aquí presentes
-empezó Edward.

-Tranquilomi querido Edward, creo que ya sé cómo podría funcionar todo aquí-

Lamirada de Edward se fue endureciendo al pasar los segundos.

-¡Jamás,ellos no dejaran que te la lleves!- rugió Edward apretando los dientes.

-Paradejar todo en paz sin ninguna batalla, es conveniente que esta chica vaya connosotros, así podríamos entrenarla, será como unas vacaciones-

¡Queríanllevarme con ellos!

Escucheaullidos y gruñidos de desesperación, sabía que mi hermano estaba a punto deaventárseles encima para acabar con ellos, y sabía que los demás lo seguirían,también sabía que los Cullen ayudarían
una cadena en reacción.

-Siyo voy con ustedes
¿Puedo poner mis condiciones?- hable por primera vez.

-Claroquerida, lo que menos queremos es que tú te sientas prisionera cuando no es así-la sonrisa del vampiro, Aro, de ojos rojos me hacía estremecer.

Agachela cabeza ante lo que estaba a punto de decir.

[12].Trato.

-Meiré si
antes me despido, necesito una hora- tenía que ser fuerte.

 

-Unahora será entonces-

-Tienenque dejar ir a todos en paz, y prometer ante todos que aquí no existe ningúnpeligro, que dejaran a los Cullen en paz- tenía que jugar a mi favor ahora quepodía.

-Nosiremos en paz, siempre y cuando tú nos acompañes querida-

-Bien-

Caminehacia donde estaban mis amigos, mi hermano y Seth, antes de irme tenía quehablar con él.

Mesubí en el lomo de Jake ya que Bella le había quitado a Renesmee, el corrióhasta la casa de Emily. Les debía una explicación por todo.

Sentíacomo si me fuera a morir.

-¡Porquerayos aceptaste eso! ¿Qué es lo que te pasa?- me grito Jake, y la verdad es queno quería tener la imagen de mi hermano enojado en mi mente.

-Jake,solo quiero protegerlos, yo estaré bien- lo mire suplicante.

-¿Bien?Alexandrine, ellos se alimentan de sangre humana, ¿Crees que estarás bien?-

-Confíaen mí, estaré bien, mantendré contacto con ustedes, lo prometo-

-¿Cómolo sabes? Tal vez te hacen su esclava- me dijo Jared, pero él estaba máscalmado que mi hermano.

-Chicos,solo quiero protegerlos, ¿Por qué no lo entienden? Prefiero ir yo, para quenadie salga lastimado, protejo a los Cullen y protejo a mi familia, solo estoysiendo valiente y no cobarde escondiéndome detrás de ustedes- quería llorar, sabíaque estaba a punto de hacerlo.

-Soloquiero que me prometas que cualquier cosa que pase, me dirás y estaremosnosotros ahí para sacarte, sé que los Cullen me ayudaran con eso-

-Note preocupes Jake, estaré bien, quiero que le digas a papá cuando yo ya esté encamino-

-Estábien- le sonreí y abrase, ahora necesitaba hablar con Seth.

Mesolté de Jake y mire a Seth.

-¿Podemoshablar?- el asintió, pero miro haca el piso.

Salimosfuera de la casa de Sam, dejando atrás a los chicos, discutiendo del porque medejaban ir.

Caminamoshasta donde supimos que tal vez no nos podían escuchar, aunque tal vez si nosescuchaban, tenían un odio muy fino.

-Seth,tengo que decirte que
-

-Notienes que pedir perdón de nada, tampoco tienes que sentirte atada a nada, laverdad es que no quiero que te vayas, no quiero que estés en peligro, sé que estarásen un castillo donde los vampiros toman sangre humana, que cualquier desliz quetengan puedan hacerte algo- sus ojos brillaban como si fuera a llorar.

-Ayerestuve pensando, hable a tu casa hoy en la mañana Sue me dijo que estaban en labatalla, no se me había pasado eso por mi cabeza, en el momento que me entere Salícorriendo, fue por eso que estaba ahí, porque no quería que te pasara nada nosin antes decirte que
que te amo-

Elme miro intensamente a los ojos, buscando si lo que decía era una mentira, peroal no encontrar rastro de esa mentira, sonrió y corrió a mí, pero sabía que esasonrisa no llegaba a sus ojos, lo abrase y sollocé pidiéndole perdón pordejarlo así, pero tenía que hacerlo, si era yo a cambio de muchas vidas, estabadispuesta a hacerlo.

-Sethquiero que no hagas nada estúpido, quiero que estés aquí tranquilo, nada meva a pasar, quiero que confíes en mí yque cuides de mi hermano, sé que es capaz de hacer cosas estúpidas-

-Nome puedes pedir que no me preocupe por ti, sabes que si te pasa algo yo memuero, la imprimación va más allá de un amor, es una conexión, un sentimientoque nos hace una sola persona- el acaricio mis mejillas.

 

-Losé, ¿Sabes que te quiero?-

-¿Ytú sabes que te amo?-

-Losé, regresare Seth, tarde o temprano regresare y regresare siendo una chica másfuerte, digna de estar con un hombre lobo- le sonreí.

-Yosoy el que tiene que ganarse el derecho de estar contigo, eres
maravillosa-

Lesonreí pero no pude aguantar más, me tire a sus labios porque quería probarlos,quería tener ese recuerdo de él, lo bese con pasión, con necesidad, con amor.

Nosseparamos y juntamos nuestras frentes, mi hermano nos esperaba con dos maletasen sus manos, eran las mías ¿Cuándo fue por ellas? No lo sabía, pero ya erahora de que fuera a mi destino, si había tomado esta decisión, no había vuelta atrás.

[13]Tiempo.

Cuantosdías habían pasado, ¿Días? ¿Semanas? ¿Meses? ¿Años? No lose, pero sabía a la perfecciónes que me sentía muerto en vida, no era yo mismo desde que ella se fue, no erael mismo.

Siempreme movía como si fuese un robot, no había día que les regalara una débilsonrisa, yo simplemente no podía, no era yo, la necesitaba a ella, la queríaconmigo, siempre conmigo.

-Seth,amigo, no puedes seguir así-

-¿Ycómo estar? Si cuando el amor de tu vida se ha ido, y no sabes si está bien omal, no sabes si esos malditos chupasangres no tuvieron un desliz con susangre, ¿Cómo estar seguro si está bien viviendo con esos reyes chupasangre?-

-Seth,Edward está al pendiente de ella, al igual que Alice, los Cullen dijeron queestaban totalmente agradecidos por el hecho de que ella se allá sacrificado detal manera, la familia Cullen lo dijo-

-Jacob,sé que están agradecidos, pero también sé que nadie puede impedir si uno deesos intenta tocarla-

Reprimíla necesidad de reventar de ira ahí misma, simplemente por el hecho de queestábamos en casa de Emily, donde estaba también Claire jugando con Quil.

Mejorme levante de la silla donde veía a todos los chicos con sus improntas, unassentadas en sus piernas, otros comiendo juntos galletas recién salidas delhorno, y otros solo haciendo de niñeras.

Caminehasta el bosque y me fui, sabía que Jake y Billy también estaban devastados,pero confiaban en lo que los Cullen les decían, por ahora solo las noticiaseran que mi Alex estaba bien atendido, quela enseñaban como defenderse antecualquier cosa, aunque no hacía mucho al ser humana, también me confesaron quealgunas veces Alex se la pasaba bien con la compañía de ellos, eso en algunasveces me confundía.

Másde una vez intentaba escapar de mi casa y de la misma reserva para correr trasde Alexandrine, pero siempre me lo impedían, ahora los chicos se dividían sutarea, cuidaban de la reserva y cuidaban de mi para no hacer ninguna tonteríasegún ellos, pero solo lo que aria era ir por ella, rescatarla de ese mal.

Edwardhabía usado su papel de psicólogo y amigo, y había ayudado en mi tormento, perola verdad es que no servía mucho, las improntas eran sagradas y eso jamás sereplicaba, así que no servía de mucho tener a un psicólogo amigo, entre Bella yEdward habían hablado para hacerme algunos regalos, los cuales eran un carro yuna moto juntas, mi cumpleaños había pasado y ellos me lo habían regalado, peronada de eso me servía ahora que no tenía a Alexandrine conmigo.

Segúnlas cuentas en mi cabeza habían pasado medio año, aun no sabía cómo me manteníavivo, como seguía andando de pie y no arrastrándome, creo que más de una veztrate de perderme en el alcohol, pero mi metabolismo de lobo hacia que todo elalcohol que tomara desapareciera en segundos.

 

-Alexandrine,vuelve conmigo- susurre.

Salteen mis cuatro patas y corrí aullando como siempre le hacía para que todo eldolor que tenía dentro de mi saliera, aunque sea solo un poco.

[14] Enfermedad.

Algoestaba mal, lo sentía, me había sentido totalmente extraña, mis cambios físicosy temperamentales eran notorios, nadie se metía conmigo ya que con facilidad perdíami cordura y los Vulturis lo menos que querían era que me diera un parocardiaco, pero la verdad es que no sabía porque me pasaba esto a mí.

Hacetres meses que la comida empezaba a ser mucho de mi agrado, empezaba a nogustarme tanto, algunas veces comía carne cruda con tal de tomar el juguillo desangre que desprendía, sentía un placer al hacerlo, más de dos veces fuisorprendida haciendo eso y cada vez que me reprendían solo soltaba un par demaldiciones haciéndole gracia a los tres Reyes Vulturi por mi comportamiento.

Yahora, una fiebre terrible era la que me invadía, ¿Qué me pasaba?

-Talvez sean cosas de mujeres humanas- había dicho Jane, quien con su caraangelical purgada de frialdad y distancia había metido algo de tema.

-Nocreo que sea eso, cuando son cosas de esas no me dan fiebre pero si mi cambiode temperamento, tal vez necesite ir a un doctor- me queje de dolor, mi cuerpome dolía.

-Talvez, pero no podemos llamar a cualquier doctor- había dicho Alec, esos hermanoshabían sido un gran apoyo, Jane una amiga fría y distante que te hacia vercuando estabas equivocada y Alec, quien a pesar de ser catalogado por uno delos hermanos Vulturi más poderoso y letal, era tan tierno y agradable.

-Llamaremosa Carlisle, creo que Aro estará de acuerdo, después de verte todo un mes quejándotecreo que ya es suficiente- hablo Jane quien salió a toda prisa de la habitación.

-Alec,necesito agua, ¿Podrías traerme un vaso de agua?- pedí, serrando mis ojosmientras apretaba mis puños y sintiendo dolor al hacerlo.

-Nocreo que
-

-¡Dijeque quiero agua, tráeme agua! Con una mierda- gimotee lo último, odiaba esto,me sentía tan desesperada.

Alecsalió disparado de mi habitación, apreté las sabanas sintiendo más fiebre y ala vez dolor en mi cuerpo, esto era tan fuerte.

Porla puerta entraron los dos hermanos, Alec con una jarra de agua y Jane con algoen sus manos, era un aparato de color negro, creo que era un celular móvil.

-Carlisleestará aquí mañana por la mañana, nos ha dicho que bajemos la fiebre concompresas, si eso no baja para la noche tendremos que meterte bañar con agua templada-

Ohgenial, baños de agua templada, pero es que los vampiros no sentían si el aguaestaba templada, fría o caliente, al menos no como debería de estar para unhumano.

Alecme ayudo a tomar agua pero solo di un sorbo y entre los dos empezaron a pasarmepañuelos mojados con agua fría, pero a pesar de eso, cuando los pañuelostocaban mi piel los sentía calientes.

Medolía mi cuerpo horrores.

[15] Algo anda mal.

Estabaen mi casa, en el patio arreglando una de las bicis de los niños de la reserva,quien su madre era amiga de mi madre y me habían pedido ese favor, yo, parapoder ocupar mi mente en otra cosa que no sea pensar en los peligros que podía haber,acepte.

 

Peroera inevitable no pensar cuando ella estaba lejos de mí, de mi brazo protector.

Meapresure en terminar la bicicleta que solo era cambiar la cadena y engrasarlaun poco, ahora solo la estaba armando ya que tenía la mañana en esto.

Cuandotermine avise a mi madre que la bici ya estaba lista por si venían y que saldríaa casa de los Cullen, tal vez ellos tengan noticias, ellos eran los que si podíanhablar con uno de los líderes y saber cómo estaban, unas cuantas veces Alex habíahablado por teléfono y yo le había rogado que regresara, pero siempre me pedía perdóny me colgaba.

Corrípor el bosque hasta llegar a la casa de los Cullen, pero antes de entrar escucheun poco de la conversación.

-Tenemosque ir, ella nos necesita- esa era la voz de Esme.

-Nocreo que sea prudente, los chicos se preocuparan demasiado, y según lo que medijeron solo es una fiebre, pero aun asíquiero ir a revisarla- ¿Quién estaba enferma? ¿Renesmee?

-Siella está enferma, lo que la puede curar es estar con los suyos, jamás debióirse con los Vulturis- hablaban de Alex, mi Alex.

Entrea la casa, no lo pensé dos veces, pero enterarme que hablaban de ella medesespero.

-¿Quées lo que pasa?- nadie me contesto, Jacob quien estaba en la sala, miraba a Carlislecon ojos desorbitados, parecía cansado.

-Carlisletiene que viajar- hablo Jacob.

-¿Porqué?- no es que me interesara pero tal vez tenía que ver con Alex.

-Viajaraa Vulterra a checar a Alex, parece que le ha dado fiebre- hablo sin más Alice,quien traía una maleta y se la tendía a Carlisle.

-Yovoy contigo Carlisle, necesito verla-

-¿Estásloco Seth? Si vas a ese lugar te mataran, ¿Qué le diré a Leah y a Sue? Piensa enellas y piensa en que mi hermana no quería que hicieras eso, sé que te duele ydesespera, es mi hermana y también me duele a mí, pero no puedo ir a esemaldito lugar porque sé que ella no le gustaría-

-Yuna mierda, está enferma y no me importa ir a donde se encuentran esosvampiros- estaba desesperándome.

-Seth,quédate aquí, solo es una fiebre según lo que me dicen, prometo que la cuidarey mientras este ahí me quedare con ella, tratare de marcarles los días que estéahí-

Mirea Jacob de alguna señal, cualquier cosa, pero solo miraba a Renesmee, aun así Salíde la casa y me senté en los escalones, algo andaba mal, lo sentía en el pechoy en mi corazón, yo estaba seguro de que era algo más que fiebre, algo me lo decía.

Porahora solo tendría que seguir esperando aquí, pero es que ya se estabaterminando mi paciencia para aguantar estar lejos de ella, ahora lo único queme reconfortaba un poco, pero solo un poco era el saber que Carlisle estará conella y si alguien le hace algo él podría protegerla, tenía que confiar un pocoen Carlisle, estaba seguro que si algo pasaba el llamaría y nosotros lo sabríamos.

[16] Regreso.

Un año desde que ella se había alejado de mi lado, Carlisle se había quedado con ella, hace apenas unas semanas se había regresado, y cuando le había preguntado por ella con una sonrisa me dijo un simple, está muy bien.

Ahora me centraba mas en arreglar los carros, Jake y yo habíamos montado un taller en su garaje, así nos ganábamos algo de dinero, algunas veces salíamos todos juntos con las improntas, era yo no duraba más de diez minutos con ellos, siempre me iba por ahí, no quería estar rodeado de tanto amor, cuando yo estaba sufriendo.

 

Mi madre se había ido a casa de Charlie y Leah se había ido a Canadá para poder estar tranquila y yo me había quedado solo en mi casa, los chicos algunas veces me visitaban pero yo me sentía cada vez más devastado, a veces me sentía morir.

Estaba más demacrado y no podía conciliar la vida sin ella, sin mi Alex, mi casa estaba echa un chiquero, y eso lo había comprobado cuando estaba buscando el teléfono de casa y lo encontré debajo de un montón de ropa sucia.

Cuando termine de arreglar la moto y engrasarla como era debido, limpie mis manos y me fui a saliendo para dirigirme a mi casa, pero sabía que hoy sería como todos.

Cuando estaba de camino me topé con Laura, estaba harto ya de ella y sus insinuaciones.

-Hola Seth- se plantó enfrente de mí.

-Hola, oye Laura, tengo prisa-

-Te acompaño-

Me encogi de hombros, la verdad es que yo no la quería a mi lado, me sentía tan cansado y sin fuerzas de poder pelear para que ella me dejara en paz, esta terrible obsesión empezó cuando salve a Laura de que la atropellaran, claro, estaba sumergida en el celular móvil y fue por eso que ella había sido casi atropellada.

Me siguió hasta mi casa, ella parloteaba de muchas cosas y la verdad es que yo no le ponía ninguna atención, mi hermana había intentado alejarla de mi con algunas palabras, pero Laura seguía aquí, no me dejaba en paz, algunos de los chicos solo se burlaban.

Cuando estuve a unos pasos de mi casa observe a lo lejos como una figura femenina estaba en las escaleras, mirando hacia mi dirección.

Camine más interesado de lo que yo me podría imaginar, Laura empezó a correr detrás de mí para poder alcanzarme, la figura fue adoptando mas forma, era una chica preciosa, algo morena pero no tanto como nosotros, su cabello largo y ondulado y caía con gracia, además de que su cuerpo estaba dentro de un vestido que estaba ceñido formándole su espectacular cuerpo, estaba de infarto todo eso, al mirar su rostro me quede paralizado.

Esos ojos, eran tan conocido para mí, una sonrisa surco en sus preciosos labios, ella camino muy coqueta hasta mí, sus largas piernas y muy bien formadas se dejaban ver, traía unas zapatillas de piso de color negro con un moño rojo, su vestido era negro, traía un labial rojo haciendo resaltar sus labios que una vez probé.

-Seth, mi querido Seth- su voz, eran campanitas tocando a mi alrededor, todo a mi alrededor se detuvo y solo me importo ella.

Corrí como un niño para abrazarla, ella me recibió gustosa abriendo sus manos y yo la levante girándola, ella reía como una niña feliz, y como no, yo también estaba feliz.

Cuando la baje ella me miro a los ojos, y sentí como si ahora todo estuviera perfecto, ahora nada importaba, ella estaba aquí.

-Te extrañe, no sabes cuánto-

-Lo sé, pero ahora estoy aquí y no te dejare nunca más-

Un carraspeo hizo que nuestra burbuja estallara, Alex miro ceñuda a Laura.

-¿Seth, quien es ella?- no me gustaba el tono de Laura, se notaba muy autoritario y yo no le pertenecía, mi cuerpo y mi corazón le pertenecía a la chica que estaba a lado mío.

 

Alex noto como me tensaba y como me molestaba ese acto de Laura.

-Mucho gusto, me llamo Alexandrine Black, y soy novia y futura esposa de Seth, ¿Quién eres tú?- la boca de Laura se quedó tan abierta así como la mía, ¡Futura esposa! Eso era genial, ella pensaba ya en un futuro para nosotros.

-Soy una amiga, el me salvo- note una sonrisa malvada por parte de Alex.

-Bueno, supongo que ya le has agradecido a mi Seth demasiado, ahora si no te importa, quiero pedirte que te alejes de él, yo soy muy celosa y no quiero tener problemas con mi novio, además de que ahora solo estará para mí, lo siento-

Alex tomo mi mano y las entrelazó.

-Mi amor, ¿Podríamos ir a tu casa? Quiero ver a Leah y a Sue, las extraño- me miro con ojitos adorables, y como negarle algo yo a ella.

-Claro que si-

Laura se puso colorada y la verdad es que no me importaba, mi Alex estaba aquí, Laura se fue de aquí dejándonos a nosotros solos.

-Leah me conto todo, los chicos también me contaron algo así que he venido en buen momento para salvarte- ella me sonrió divertida. - Mira que no te puedo dejar solo un momento porque después se te pegan las lagartonas-

-Yo no tengo la culpa, trate de alejarla- su sonrisa desapareció.

-No tienes culpa de nada, la culpa es mía por irme y dejarte aquí, pero ahora estaré aquí contigo, nadie se atreverá a separarnos-

Entonces fue cuando note algo diferente en ella, su olor, ya no era como el de antes.

-Hueles a
vampiro- la mire a los ojos horrorizado.

-Te lo explicare, pero necesitamos ir a un lugar donde estemos solos, vamos, conozco un lugar-

Ella camino y se adelantó un poco, yo la seguí, a pesar de que olía diferente seguía siendo mi Alex y no podía dejarla aunque quisiera.

[17]Por siempre juntos, jamás lo olvides.

Temadel capítulo: "Tengo ganas de ti" y "A boy an his kite"

(Alex)

Mirarlopor donde sea que quisiera, simplemente era hermoso y no tenia recompensaaquello.

-Quierocontarte porque es que huelo a vampiro, no soy una vampira completa, soy unahibrida, como Reneesme, cuando estuve en Vulterra comprendí muchas cosas, mimadre era hibrida como yo también, mi padre, al tener gen lobuna me lo pasotambién, soy una hibrida de vampiro y lobo, no me convierto en lobo pero sipuedo comunicarme con ustedes cuando estén en su forma lobuna, además de que meregenero como ustedes y tengo casi la misma temperatura que ustedes, creo quetengo mas parte vampira pero a la vez sigo siendo humana, es diferente, jamás habíanvisto algo como yo según Carlisle y Aro.-

-¿Quiénes Aro?- me pregunto Seth medio perdido.

-Esuno de los líderes de los Vulturis, que por cierto, resulta que soy mucho másfuerte que cualquiera de ellos, es por eso que nadie se metió conmigo, en el tiempoque tenia de recién convertida en esto, era como una neófita, cualquierprovocación, por mas mínima que era siempre actuaba agresivamente, mas de unavez Aro tuvo que meterse, aunque hubo algunas bajas en su guardia, se quedaronsin su sebo, mate a la que les llevaba la comida-

-Esaes mi chica- sonrió burlonamente y a la vez orgulloso.

-Bueno,eso es lo que ha pasado, pero sigo siendo humana, además de tener parte vampiray lobuna, creo que mis padres no se midieron en eso, aunque claro, tengo que reconocerque me encanta esto- extendí una mano y la mire, mi piel era cobriza aun perocon un toque blanquecina, era tan suave como la de un bebé.

 

-Aquíno ha pasado mucho, solo que estoy trabajando en el taller con Jake, elnecesitaba trabajar igual y decidimos unirnos para hacer un taller, solemostener muy buenas ganancias y más cuando los Cullen se pasan por ahí-

-Creoque de ahora en adelante tendré que pasarme mas seguido por ahí, ahora que evuelto soy mucho mas celosa, más agresiva, creo que la licantropía y elvampirismo son causantes de esto, tienes que tenerme paciencia Seth-

-Note preocupes, suelo adaptarme a lo desconocido, además no te olvides que soy unhombre lobo que tiene amistades vampíricas y que su
- se cayó, note como sesonrojaba.

Suspirandome acerque a él y lo bese, ahora que había vuelto no perdería ningún momentoestando con él.

-Quete quede claro, ahora estamos juntos y lo que dije enfrente de Laura no fuementira, eres mi novio y yo seré tu futura esposa, si quieres claro, mientrasme permitas estar a tu lado jamás te dejare solo, siempre estaré ahí entre lassombras si es necesario-

-Suenatentadora la oferta, creo que acepto todo eso, el anillo aun no puedo comprarlopero trabajare horas extras para comprarte el mejor, estar lejos de ti todoeste tiempo me enseño a aprender algo-

-¿Quécosa?- mis ojos estaban en los de él, yo acariciaba su mejilla.

-Queaunque nos separemos por unos meses o años, siempre terminaremos juntos, me dicuenta que lo que yo sentía por ti no era solo imprimación, era también amor,Alexandrine, yo te amo más que a mi propia vida, tu eres mi vida y eres mialma, sin ti yo no sabría que hacer, por ti estaría dispuesto a ir al mismísimoinfierno si era necesario-

Mequede callada, sus palabras habían echo el efecto necesario en mi cuerpo, mehabían conmovido sus palabras, coloque un mechón de mi cabello detrás de mioreja, me pare haciendo que el hiciera lo mismo.

-Teare una promesa Seth, aquí en medio del bosque, donde la naturaleza seránuestros testigos
Yo Alexandrine Black, te prometo que siempre estaré contigo,en las buenas y en las manas, siempre cuidándote y respetándote, porque mi vidano es vida si tú no estás ahí conmigo-

Sethhizo lo mismo, tomo mis manos y me acerco a él, si es que aun podíamos estarmás cerca.

-Yotambién te are una promesa, aquí en medio del bosque, donde la naturaleza sonnuestros testigos, yo Seth Clearwater te prometo que siempre estaré contigo, enlas buenas y en las malas, te juro que jamás te dejare sola, a donde sea quevayas yo te seguiré, siempre te tenderé mi mano cuando sientas que no puedasmas, te brindare mi hombro cuando quieras llorar, pero el día que llorestratare de sacar una sonrisa en tus labios, siempre juntos-

-Siemprejuntos- lo mire desesperada y me avente a sus labios, besándolos con amor,pasión, adoración.

Sethera lo más importante que tenia ahora, y siempre estaríamos juntos.

(Saltoespacio-temporal)

Mirede nuevo el aparatito sin poder creerlo, esto era
tenía que ser un sueño, lohabía hecho ya tres veces en la semana y seguía saliendo lo mismo, mire bariasveces las instrucciones y lo repetía con demasiado cuidado una y otra vez,derrotada me senté en el retrete del baño de mi casa, donde vivía con Seth.

Haceun año Seth y yo habíamos decidido vivir juntos, aun no había boda porque Sethseguía juntando, y la verdad es que el quería darme lo mejor, si tenía quehaber boda seria sencilla, como a él y a mí nos gusta.

-¡Alex!-grito Seth entrando a la casa, Sue se había casado con Charlie y Leah ni susluces, así que la casa se la habían dejado a Seth, era donde vivíamos.

-Enel baño, ya bajo- hable normal, sabiendo que él me escucharía aun aunquesusurrara.

Melevante y respiré barias veces, tome la cajita y el aparatito, me sentía tannerviosa, tan vulnerable, tan
humana.

Salídel baño y baje las escaleras, hablaría con el mas bien el se daría cuentasolo, no tenia voz para decirle lo que me pasaba.

Lomire, el estaba en el sofá mirando la televisión, se notaba que estaba algocansado, le había llegado un trabajo muy bueno de autos, y Jake y Seth estabanalgo ocupados por lo mismo.

-Hola-salude sentándome en las piernas de Seth, el sonriente me recibió besando mirente y acariciando mi cabello.

-Hola-nos quedamos mirando a los ojos, era una manera de decirnos cuanto nos amábamospero sin decir ninguna palabra.

Sethbeso mis labios y después fue bajando por mi clavícula, después por mi cuello,me puso a horcajadas de él, cuando las manos de Seth se posaron en miretaguardia Seth se dio cuenta que traía algo, ya que en los bolsillos traserostenía el aparatito y la caja algo aplastada.

Suspirandolo saque y se los tendí, no me moví de encima de él, miro extrañado elaparatito como si fuera un bicho asqueroso.

Lovi mirar interesado primero la cajita, estaba leyendo todo, después mirorápidamente el aparatito y me miro a mi, su mirada no podía descifrarla,estaba
tenía muchos sentimientos dentro el mismo, soltó las cosas en el sillóny con cuidado me levanto de encima de él, soltó una sonrisa tan grande quepensé que se le caería la boca de su rosto.

-¡¿Esverdad?!- estaba eufórico.

-Sí,lo he hecho más de tres veces y sale positivo
seremos padres- sonreí un pocode lado.

-Esoes genial, seré padre, ¡Seremos papas!- gritaba feliz, lo mire tratando de entendersus actos.

Sethal mirar mi rostro me bajo y me miro serio.

-¿Túno quieres ser madre?- creo que Seth había confundido mis gestos.

-Noes eso, es solo que
estoy nerviosa.-

-Notienes porque estarlo, yo estoy contigo y jamás te dejare, jamás los dejare,¿Recuerdas la promesa que hicimos hace un año?- asentí.

-Siemprejuntos- repetí lo que habíamos dicho.

-Siemprejuntos, nunca lo olvides, ahora seremos una familia, ¿No sabes lo feliz que mehaces? Seré padre, tendremos un bebe que será fruto de nuestro amor, serágrande y muy feliz, será amado-

-Nosotroslo cuidaremos, crecerá en un hogar cálido y lleno de amor- asentí sonriendofeliz, ahora ya no tenía miedo, ahora es cuando más deseaba sentir a mi bebe enmis brazos, ver su preciosa carita.

-Serael bebe más hermoso del mundo, porque saldrá igual a ti- me sonrió Seth,juntando nuestras frentes.

-¿Siemprejuntos?- pregunte.

-Portoda la eternidad-

Abraséa Seth y sonreí feliz, este me levantó haciéndome girar.

Ambosriendo disfrutando de la dicha que ahora nos invadía, la dicha de que prontoseriamos padres.

Imprimacion a dos caras. - Fanfics de Harry Potter

Imprimacion a dos caras. - Fanfics de Harry Potter

Y esahí donde me doy cuenta de que tan importante era él en mi vida, cuando todosse encontraban a punto de morir. Tarde, era muy tarde para darme cuenta deel

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-imprimacion-a-dos-caras-1731-0.jpg

2023-02-27

 

Imprimacion a dos caras. - Fanfics de Harry Potter
Imprimacion a dos caras. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/139380
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente