La triste Navidad de Severus Snape - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Los copos de nieve caían por la ventana lentamente. Al llegar al suelo, no se fundían. Y eso provocaba una pequeña sonrisa en el pequeño Severus, que asomado a la ventana, veía esos copitos caer al suelo. Veía también a las parejas pasar por delante de su ventana dandose abrazos y besos y diciendose "Feliz Navidad". Severus se preguntó que sería eso de la Navidad.
Severus Snape tenía cuatro años. Era un niño sano y fuerte, pero no podía decirse lo mismo de su madre, Eileen.
Desde la habitación en la que estaba, Severus escuchaba los gritos de su padre y los gemidos de su madre.
- ... ¡QUE NAVIDAD NI QUE OCHO CUARTOS, EILEEN! - gritaba Tobías.
- To-tobías...
Un golpe. Su madre cayó al suelo derramando gruesas lágrimas.
- LA NAVIDAD ES UNA BASURA Y UNA CHORRADA, Y EN ESTA CASA NO VA A ENTRAR NIGÚN ARBOL NI ADORNOS NI CHORRADAS DE ESAS DE REGALOS.
Tobías le atestó un ultimo golpe a su mujer y salió por la puerta de su casa. Seguramente se iría a un bar a beber y a dejarse caer borracho en la cama de una prostituta que estuviera de servicio.
Severus había oído toda la discusión. Se sentó en su cama con las manos juntas sobre sus rodillas mirando por la ventana y esperando a que su madre apareciera por la puerta.
Eileen se levantó despacio y se dirigió a la habitación de su pequeño bebé que ya era mayor. Abrió la puerta y observó la sucia y lóbrega habitación de su hijo. El estaba allí, sentado encima de la cama y con unos ojos muy abiertos mirando fijamente la ventana.
- Severus... - musitó Eileen.
- Hola mamá.- dijo Severus mirando a su madre y observando el pequeño moraton que iba apareciendo poco a poco alrededor del ojo de su madre.
Eileen se acercó a su hijo y se sentó a su lado. Abrió la boca para explicarle a su hijo lo que había ocurrido, pero el se adelantó.
- Mami, ¿qué es la Navidad?
- ¿La... la Navidad?- Eileen le miró sorprendida.- La Navidad es una fiesta que celebramos todos lo magos y brujas del mundo. Incluso los muggles lo celebran.- hizo una pausa y se asombró de ver a Severus mirandola con sus ojos negros fijamente y esuchando.- Es una fiesta que se celebra en familia y donde hay un arbol de Navidad con lucecitas y adornos y donde... donde un señor llamado Santa Claus les da regalos a los niños buenos.
A Eileen se le escapó un sollozo acompañado de lagrimas.
- ¿Yo he sido "güeno", mama?
- Claro que si mi niño, claro que si.
- ¿Y podemos celebrar la Navidad?
- Mi pequeño Severus, ya has oído a tu padre...
A Severus se le ocurrió una pequeña idea que seguro que alegraría a su madre.
- Espera aquí mamá.
Severus se levantó de la cama y salió corriendo con sus andares torpes y su pijama extremadamente grande.
Severus salió corriendo y se dirigió a la pequeña terracita que tenían donde su madre tendía la ropa. Se acercó a la planta de su madre, la cogió y después se fue a la cocina. Se metió debajo del fregadero donde encontró un par de velas. Las cogió y salió corriendo otra vez hacia su habitación.
- ¿Que haces, Severus? - preguntó Eileen al ver lo cargado que iba su hijo.
Severus dejó la plantita en el suelo y se sacó una caja de cerillas que también había cogido de debajo del fregadero.
- Mami, haz una chispa bonita en la vela- le dijo Severus tendiendole a su madre una vela y una cerilla.
- ¿Quieres que la encienda? - Severus asintió.
Eileen cogió la cerilla y la vela y con sus torpes manos temblantes encendió la vela, y luego otra y otra.
Severus las fue colocando alrededor de la pequeña plantita de su madre.
- Ya tenemos un árbol de Navidad, pero faltan los "adolnos" - dijo triste Severus.
Eileen se levantó y se acercó al armario que había en el cuarto de Severus. Encima de el, estaba su vieja varita que tenía escondida por culpa de Tobías.
La cogió, apuntó a la plantita e hizo aparecer una estrellita y una bolita roja en la punta de la planta. Luego volvió a dejar la varita en su lugar.
- Ahora ya esta.
- ¡Bien mami! Ahora ya es un árbol de Navidad- exclamó Severus muy contento.
Eileen se sentó al lado de la planta, y puso a su hijo en sus rodillas. Le dió un beso en la mejilla y le empezó a cantar pequeños villancicos de Navidad a su hijo, que entre los destellos de la llama de la vela y la voz de su madre, se quedó dormido.
Eileen lo dejó en su cama, apagó las velas y las escondió de nuevo. Luego volvió a la habitación de su hijo. Le dió un beso en la frente y le susurró :
- Feliz Navidad.

A la mañana siguiente, Severus se despertó, y nada mas abrir los ojos, se encontró un pequeño paquetito a los pies de su cama.
Se acercó corriendo a el, y lo abrió. Dentro estaba la bolita roja y la estrellita que habían adornado anoche su pequeño arbolito de Navidad.
Sin duda, aquella había sido la mejor Navidad. Sería la mejor de toda su vida y también la mas especial. Blog sobre música Rock

 

La triste Navidad de Severus Snape - Fanfics de Harry Potter

La triste Navidad de Severus Snape - Fanfics de Harry Potter

Los copos de nieve caían por la ventana lentamente. Al llegar al suelo, no se fundían. Y eso provocaba una pequeña sonrisa en el pequeño Severus, que asoma

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-triste-navidad-de-severus-snape-fanfics-de-harry-potter-3780-0.jpg

2023-02-27

 

La triste Navidad de Severus Snape - Fanfics de Harry Potter
La triste Navidad de Severus Snape - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/43729
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20