Naranjas inmaduras - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Maldice pordécima vez en la tarde mientras sacude su dedo índice, del que empiezan abrotar unas pequeñas gotas de sangre, e instintivamente se lo lleva a la boca,succionándolo y apretándolo contra la lengua para cortar la leve hemorragia, ala vez que con la otra mano, sacude desu enmarañada cabellera un pequeño trozo de celo mágico que se adhiere a surebelde pelo.

Mirafugazmente el reloj de su cabaña y frunce el ceño apurado por la hora quemarcan las pequeñas manecillas del cuco. Está convencido que la tarea hubierasido mucho más fácil si el pequeño álbum de fotos y las tijeras, que maneja contorpeza desde hace mas de una semana, fueran de un tamaño apropiado para unsemigigante.

Cansado, seecha hacia atrás en la silla apoyándose sobre el respaldo y desvía la cabezahacia el perro jabalinero que lo observa indiferente tumbado sobre la alfombra del frio suelo.

 

Te envidio.dicecon la voz grave, síntoma de no haberla usado en horas, y solo obtiene lamirada desganada de Fang, que bosteza y se acomoda de nuevo en las mantas paracontinuar con el sueño de la tarde.

Pasa una auna las páginas del todavía inacabado álbum de fotos, dándose así un breve descansoantes de continuar. Después de varias semanas ojeando las mismas fotografías,una y otra vez, ya se las sabe de memoria, y lo que al principio eran punzadasde dolor y angustia por ver a James y a Lily Potter tan llenos de vida yradiantes ante la vida que todavía tenían por disfrutar, ahora se hanconvertido en pequeñas sonrisas nostálgicas, acompañadas de alguna que otrafuerte aspiración de nariz, conteniendo los mocos y las lagrimas. Sin embargo,es capaz de soportar el mal trago por el niño que sobrevivió, por Harry, porqueestá convencido que no hay nadie que se merezca más que él ese pequeño diario demomentos, poblado de felices recuerdos de sus progenitores.

Y por ello,no podía estar más agradecido a los compañeros de curso de los Potter, sin losque hubiera sido imposible llevar a cabo la tarea, y especialmente a Lupin, porhaberle provisto de un gran arsenal de recuerdos, que o mucho se equivocabaHagrid o estaban cuidadosamente elegidos, pues era sorprendentemente llamativocomo no había ni rastro de los otros tres merodeadores, como si aquella amistadjamás en la vida hubiera ocurrido, borrando siete años de travesuras ytrastadas de un plumazo.

Es en esemomento cuando sus pensamientos se ven interrumpidos por la sonrisa radianteque le dedica un joven de pelo negro, y ojos azules, efectivamente, la únicafoto que muestra que Sirius Black alguna vez compartió risas con los Potter, laúnica foto testigo de la boda de James y Lily, y la única que aunque hubieraquerido borrar su huella, eliminando así cualquier vestigio de su existencia,no se habría permitido hacerlo por nada del mundo.

Habríadudado de muchos, la guerra contra el innombrable fue oscura y temida portodos, y muchos fueron los que juraron lealtad en vano, pero jamás se le hubieraocurrido poner en duda la lealtad que se profesaban los, posiblemente, mayoresalborotadores que ha conocido Hogwarts

¿Quién hay ahí?

Como si esperaran ser pillados desdeel principio se dan la vuelta automáticamente con estudiada simetría, luciendouna mueca confiada de forma idéntica. Disimular, como todo en la vida, eracuestión de práctica y ellos llevaban años entrenándose.

 

Ah, sois vosotros
dice el enormeguardabosques una vez frente a frente de los dos jóvenes, y sin apenassorprenderse por su encuentro. ¿Qué hacéis ahí?

Nada. contestan al unísonodespreocupados.

Hagrid los mira ceñudo.

Los tengo contados, así que vacíatelos bolsillos Sirius. regaña el guardabosques mientras desvía la vista haciael pequeño huerto de su cabaña.

Vamos Hagrid, tu antes molabas. diceJames intentando sonar adulador.

El semigigante mueve la manohaciendo un ademán, queriendo cortar así lo que sin duda será una gran retahílade alabanzas sobre su persona.

Vamos, venga, venir aquí, si os vencon eso yo también me meteré en un lio.dice acercándose a ellos y empujándolespor los hombros sin apenas esforzarse para ello.

No puedes vigilarlos siempre. advierteSirius cuando ya están cerca de la entrada de la cabaña, cansado de serarrastrado por el guardabosques y de que su resistencia no sirva para nada. Estados para Whatsapp

A mi no me amenaces. riñe Hagrid señalándolecon el dedo parándose en seco.

Acto seguido los tres prorrumpen enuna atronadora carcajada.

¿Qué hacéis aquí a estas horas? ¿Noestaréis haciendo novillos?

James niega con la cabeza.

La profesora de adivinación hacogido un catarro, y al parecer la poción de la señora Pomfrey la ha dejadoechando demasiado humo por la cabeza. explica el joven de gafas.

Peter ha corrido la misma suerte. añadeSirius mientras observa distraído los lindes del bosque prohibido.

Y como Remus a estas horas tienerunas

Ahhh ya veo
comenta Hagrid. ¿Queréistomar un té? He hecho plum-cake.

Yo solo té.añade Siriusrápidamente sonriendo. No te lo tomes a mal Hagrid pero la última vez estuvecon cagalera tres días.

Sería de cualquier porquería que estáisacostumbrados a comer. refunfuña Hagrid un poco molesto y pasando hacia la casa, seguido por los dos jóvenesmuchachos de tercer curso.

Bueno debéis de haber batido vuestrorecord personal ¿eh?comenta el guardabosques al cabo de un rato mientras sirveel té en tres enormes tazas. Un mes entero sin estar castigados.

James y Sirius intercambian unamirada confundida entre ellos y acto seguido lo miran extrañados.

No os mandan conmigo al bosqueprohibido desde entonces. añade Hagrid al ver las caras de perplejidad deambos.

Eso es porque McGonagall andainspirada para los castigos. dice Sirius mientras da un sonoro sorbo a su tazade té¿Has visto que callos? Me tuvo el miércoles limpiando toda la sala detrofeos.

Os está bien empleado. farfulla Hagrid,escondiendo cualquier indicio de compasión . Siempre tenéis que andar por ahímerodeando, metiéndoos en asuntos que no os incumben.

Ambos sonríen de forma idénticamenteorgullosa, y Hagrid alza las cejas.

No es un cumplido por si no oshabíais dado cuenta. termina diciendo.

Cada día te pareces mas a Filch. razonaJames divertido, con sus ojos chispeando emoción.

Hagrid abre la boca pero la cierraautomáticamente por tal revelación y sacude el revuelto pelo negro azabache deljoven.

Ya os voy a dar a vosotros

Bueno Hagrid, tenemos que irnos. diceJames al cabo de un rato de charla animada en la acogedora cabaña. Tenemospociones.

Nunca me gustó esa asignatura.diceHagrid engurruñando la frente, mientras se levanta para acompañarlos a lapuerta.

Pues imagínate con Slughorn
comentaSirius desganado.

Hagrid arruga la nariz como únicocomentario y los dos jóvenes le sonríen, porque aunque jamás en la vida haríaun comentario desagradable sobre ningún profesor, solo ellos entienden a laperfección que con ese simple gesto solo muestra un escaso aprecio por elpomposo y excéntrico profesor de pociones.

Ya asomado a la ventana, y a travésdel cristal de su cabaña, ve como ambos caminan por el empedrado sendero devuelta al castillo. Observa como el joven Potter mira de reojo al más alto delos dos y articula la misma pregunta de otras veces:

¿Los tienes no?

Sirius solamente sonríe de mediolado, de igual forma que en las demás ocasiones.

Dosgaleones a que nos ha dejado llevárnoslo. contesta mientras se mete la mano enel bolsillo y le tira a su fiel compañero de gafas lo que apenas unas horasantes han robado de su jardín.

Hagridsonríe y mueve la cabeza, solo trece años y su irresponsabilidad y desdén porlas nomas no tiene límites, tan iguales, tan idénticos, dos partes de una mismanaranja, y sin duda alguna, una sobradamente inmadura.


El pequeño cucosale y entra del reloj, anunciando las siete de la tarde, e interrumpiendo suspensamientos de golpe. Finalmente, sonríe con alivio y coloca la últimafotografía en el álbum de piel, preparado para ser entregado al pequeño Harry.

Naranjas inmaduras - Fanfics de Harry Potter

Naranjas inmaduras - Fanfics de Harry Potter

Maldice pordécima vez en la tarde mientras sacude su dedo índice, del que empiezan abrotar unas pequeñas gotas de sangre, e instintivamente se lo lleva a la

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-naranjas-inmaduras-fanfics-de-harry-potter-1685-0.jpg

2023-02-27

 

Naranjas inmaduras - Fanfics de Harry Potter
Naranjas inmaduras - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/133428
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20