Olvido - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Él iba andando por el parque solitario, de vuelta a casa. Habría sido un día como otro cualquiera, si la exceptuamos a Ella. Estaba sentada en el descuidado césped, con la espalda contra un árbol y la mirada en el infinito. Como una niña perdida con apariencia de mujer joven. A Él no solía importarle el resto del mundo, porque el resto del mundo parecía ignorarle, pero entonces no pudo menos que acercarse a Ella, intentar socorrerla. Sabía muy bien lo que es estar perdido. Se sentó al lado de Ella y también se apoyó sobre el árbol. Ella ni se inmutó.
-Hola- saludó Él. Tras unos largos instantes de silencio, y justo antes de que Él decidiera que lo que estaba haciendo era una estupidez y quisiera marcharse como si nada, Ella respondió:
-Hola
-su voz era como un susurro del viento. Delicada, apenas perceptible, al momento siguiente pareció que ni siquiera había dicho nada. Y cuadraba perfectamente con Ella, con su palidez, los rasgos finos del rostro, las manos níveas sobre las que ahora apoyaba la barbilla. Sin embargo, Ella misma parecía no pertenecer al lugar donde se encontraba, puede que ni siquiera a ese mundo. Pero allí estaba, aunque pareciera que se iba a desvanecer en cualquier momento. Él, un tipo gris tan poco destacable, se sintió mal por perturbar a alguien tan ajeno a todo como Ella. Aunque por otra parte había algo que le impulsaba a hablar. Puede que fuera que desde hace tiempo deseara ser diferente y no dejarse arrastrar por la rutina. Ser ajeno a la vida que llevaba, ser ajeno a todo, como Ella. Escapar. Escapar tal vez al sitio de donde Ella venía, porque en su fuero interno estaba convencido de que él tampoco pertenecía a ese lugar.
-¿Quién eres?
-No lo sé.
-¿Cómo que no lo sabes? Al menos tendrás un nombre

-Supongo que sí. No estoy segura.
-Bueno, nunca se puede estar completamente seguro de nada. ¿Por qué estás aquí?
-No lo recuerdo.
-¿Y de dónde vienes?
-Lo he olvidado.
-¿Recuerdas algo, lo que sea?
-No. Se me ha olvidado todo... ¿Tú quién eres y porqué te preocupas por mí?
-Si te digo quién soy, ¿serás capaz de recordarlo?- preguntó Él, con una ligera sonrisa. Aunque sólo podía ver el perfil de la cara de Ella, quien no se había girado a mirarle en ningún momento, notó que le devolvió la sonrisa, aunque fue una muy triste.
"Bueno, por algo se empieza
" pensó Él.
A partir de ahí Él intentó llenar el vacío que el olvido provocaba en Ella con sus propias palabras. Le habló de su vida, que detestaba, del mundo y de todo lo que se le ocurrió, pero pronto estos temas se quedaron pequeños. Entonces Él creó historias para Ella. A veces, a partir de las cosas que veían, y en otras ocasiones, utilizando imágenes que le rondaban por la mente, que no sabía de donde salían. Acabó por inventar un mundo entero para ambos, y al hablar de él, ninguno de los dos parecía ya tan perdido.

Sólo había una pequeña mancha en esos momentos que ambos pasaban en su mundo de palabras.
-¿Por qué nunca me miras a los ojos?
-Porque entonces siento que te perderás en el olvido.
En cada uno de sus encuentros, Él siempre preguntaba lo mismo y siempre obtenía la misma respuesta. Después, ambos callaban. Y ésa era la señal que tenían para volver a perderse en sus vidas. Su despedida. Hasta que volvían a encontrarse sin planearlo, y se sentaban uno al lado del otro sin mirarse, para rodearse de palabras.

Un día, se volvieron a encontrar en el mismo parque en el que se conocieron. Sentados en una rama baja de un árbol, Él le hablaba a Ella sobre un marinero que quería conocer todos los lugares, hasta que fue tan lejos que no supo volver a casa.
-Éste hombre en su último viaje dejó en tierra a su esposa, y cuentan que por añorarla tanto no hubo espacio en su mente más que para su recuerdo, y así olvidó cómo volver con ella. Desesperada, ella lo dejó todo y embarcó en busca de su marido perdido, hasta llegar a los confines del mundo, donde todo se pierde y de donde nadie regresa jamás

-¿Los confines de qué mundo?- lo interrumpió Ella.
-Del único que de verdad importa
-respondió Él, y se quedó callado durante un tiempo, pensativo. Ella, al ver que no continuaba, le apremió:
-¿Y cómo acaba la historia?
Él, saliendo de su ensimismamiento, le dijo:
-¿Sabes? Hoy te voy a mirar a los ojos- Ella pareció sorprendida, y replicó:
-Pero ya sabes lo que pasará

-Bueno, no tengo nada importante que olvidar.
-¿Y si me olvidas a mí?
-¿Aún no lo entiendes? No puedo olvidar los ojos de aquella que lo perdió todo para encontrarme

Entonces, Él le giró suavemente la cabeza a Ella. Se miraron. Y se vieron reflejados en los ojos del otro
y detrás sólo hubo mar y una costa lejana en el horizonte. Por fin, tras un tiempo tan largo, de vuelta en su verdadero hogar.

Puede que desde siempre Él hubiera pertenecido ahí o puede que lo creara todo con sus palabras. Quién sabe
y, de todas maneras, ¿importa? Bueno, bonito y barato

 

Olvido - Fanfics de Harry Potter

Olvido - Fanfics de Harry Potter

Él iba andando por el parque solitario, de vuelta a casa. Habría sido un día como otro cualquiera, si la exceptuamos a Ella. Estaba sentada en el descuidado

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-olvido-fanfics-de-harry-potter-3415-0.jpg

2023-02-27

 

Olvido - Fanfics de Harry Potter
Olvido - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/38744
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20