Por fin - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

¿Cómo sigue?preguntó James Sirius en un susurro apenas audible.

Malrepuso Lily reprimiendo unsollozono mejora.

¿Han llamado al sanador?quiso saberRose con los ojos muy hinchados.

Acaba de marcharserepuso Albustragando saliva con dificultad; su prima le apremió con la miradadice que
estáen las ultimasdijo moviendo solo un poco los labios.

Los ojos de los cuatro chicos seposaron en la cama. Ahí estaba acostado el famoso Harry Potter, con más años delos que las arrugas y canas podían decir; años y años habían pasado, tantos queera imposible decir cuántos a ciencia cierta. Lo único que sabían era que élera el único que quedaba de su generación; el primero en morir había sido eltío Charlie a causa de la viruela de dragón, el tío Percy había fallecidodebido a causas naturales, tía Fleur murió un dos de mayo y Bill un mes después,debido a la gran depresión. La esposa de Percy no duró mucho tiempo sin suesposo. Angelina tuvo un accidente casi dos años después, a Hermione le habíadado un infarto, la muerte más inesperada había sido la de George que estaba riendo divertido, se fue a recostary ya no despertó; Ron simplemente decidió que ya no quería estar más sinHermione. Y Ginny

 

¿No se puede hacer nada más?eraHugo que rápidamente se acercó a abrazar a Rose que rompió en llanto.

Nodijo Sirius con la voz temblándole.

¿Con quién se han quedado losniños?preguntó Albus limpiándose la nariz.

Están bien, con Scorcontestó Hugoestánabajo, todos quieren verle.

No séJames busco la mirada desus hermanos, en busca de apoyono creo que sea lo mejor.

Son sus bisnietosdeclaró Rosetodosdeberían despedirse de él.

Pero

Diles que subanmurmuró entoncesHarry, haciendo un grandísimo esfuerzo por abrir los ojos y mover la boca.

¡Papá!Lily se acercó a éllentamente, le sujetó la mano que él a duras penas le apretó en señal de cariñonote esfuerces.

Quiero despedirmesusurró Harryrespirando rápidamente, Hugo abrazo con más fuerza a su hermana mientras queAlbus cerró los ojos, cayendo lágrimas por su rostropor favorañadió mirando aJames Sirius que le miraba con dolor.

¿Cómo dices eso?le reclamó elmayor de sus hijos, tratando de reírno vas a despedirte de nadie ¿A dónde creesque vas?

Es horadijo Harry sonriéndole aLily que lloraba desconsoladamentees mi hora.

No hables asíterció Albusabriendo los ojos de golpe, regresándole la mirada con esos ojos tan parecidosa los suyos.

Estoy cansadoJames puso unamano sobre el hombro de Lily que hacía temblar la cama debido al llantohaceaños que quiero reunirme con ellos.

No te fatiguesle aconsejó Teddyque estaba escondido en una de las esquinas de la habitación, se acercó conpaso decididono te canses

Te pareces tanto a tu padrele dijoHarry cariñosamentemenos los ojos

De mi madre, lo séterminó Teddysonriendo, él y su padrino siempre habían compartido aquel comentario que noera más que cierto.

Hugo tenía demasiadasdificultades para mantenerse sereno.

Iré por ellosdijo al fin JamesSirius, saliendo de la habitación pisando con cuidado.

Abuelodijeron al mismo tiempo,en cuanto abrieron la puerta.

Y ahí estaban todos, mirándole conla pena desbordándoseles por los ojos; con lágrimas pidiendo a gritos salir.

 

HolaHarry hizo un esfuerzosobrehumano para incorporarse, James y Albus lo ayudaron mientras que Lily leacomodaba la almohada.

¡Abuelo!soltó un grititoahogado una mujer que no parecía mayor de treinta años y rompió a llorar enbrazos de James Sirius, su padre.

Tranquila, Ginnydijo Harry sindejar de sonreírno quiero que lloreny esta vez habló mirando a todos susnietos y bisnietosyo
quiero esto.

Abuelitohipó un niñito de unossiete años que se subió a la cama y se abrazó de élno te mueras.

Debo ir a descansar, Harrydijo Harryacariciándole el cabello, ese cabello tan parecido al suyo, porque ese niño eraél, una copia fiel y exactano te preocupes por mí ¿vale?

El pequeño Harry asintió, pero nolo soltó.

Te amo, papádijo entonces LilyLuna dándole un beso en la mejilla.

Y yo a ticontestó él cerrandolos ojos, al tactoa todos, en realidad.

Pero a mí más, siempresoltó JamesSirius sonriendo tan pícaramente como desde siempremás que a Albus.

No pudieron evitarlo y rieron.

A los tres
por igualdijo Harrycon su último aliento de vida, sin dejar de sonreír; agradeciéndole a la vidala gran familia que había formadoPara una mente bien preparada la muerte essolo la siguiente gran aventura

¡Papá!

Harry abrió los ojos de golpe;sintiendo un extraño déjá vu. Miro a su alrededor, todo esta tan blanco ylimpió

¿Estoy muerto?preguntó a lanada, mirando sus manos¡Wow!exclamó maravillado al comprobar que sus manos noestaban llenas de arrugas, se tocó el rostro; nada, su piel se sentía perfecta,como si tuviera diecisiete años¿Qué sucede?

¡Harry Potter!chilló una voz asus espaldas, sobresaltándose se giró.

Era Dobby, Dobby el elfodomestico que había muerto. Pero ahora le miraba sonriente, con devoción,ataviado con un sueter que le venía bastante grande, un montón de gorros delana de los que había hecho Hermione y en sus pies
los calcetines disparejosque alguna vez le habían regalado él y Ron en una navidad.

¿Dobby?dijo acercándose instintivamentea él ¿Eres tú?

El mismo, señorrepuso Dobby sonriendoradiante, comenzó a caminar y Harry le seguía, con el entrecejo fruncido.

¿Estoy muerto?preguntó mirandohacia atrás, pero atrás ya no había nada.

¡Oh sí, señor, bien muerto!exclamóel elfo dando de brinquitos.

Harry sintió un retortijón en el estómago.Pero sonrió feliz, eso era lo que había querido hacía mucho tiempo.

¿A dónde vamos?quiso saberluego de un rato de caminar y caminar en silencio.

¡Lo esperan!

El chico no se había percatadoque frente a ellos estaba una gran puerta de roble, casi tan parecida a la de

Los ojos se le llenaron delágrimas porque una motita blanca se venía acercando hacía él, que cada vez sehacía más y más grande.

¡Hedwig!exclamó estirandoinstintivamente su brazo para que la blanca lechuza se posara sobre él, dándoleun picotazo en el dedo en señal de cariñoHedwigrepitió acariciándola. tienda de patinaje

Pensé que le gustaría, señordijoDobby complacidoella ha estado mucho tiempo intranquila, ululando, en suespera.

Pero

Entonces Dobby abrió la puerta deun empujoncito y se encontró ahí. Realmente estaba en Hogwarts, donde todohabía comenzado y donde había terminado. Entró sin esperar que el elfo lo invitasea hacerlo, porque era como volver a casa,Hedwig no paraba de picotearlo, chillando de felicidad.

 

En el Gran Comedor

Pero no hacía falta que Dobby selo dijera, porque sus pies ya lo llevaban ahí. Miraba cada detalle delcastillo, por más mínimo que fuera, esperando recordarlo para siempre; era comosi nada hubiera cambiado desde la primera vez que lo piso, todo estaba talcual.

Respiro profundamente antes deabrir la puerta del Gran Comedor, conteniendo una gran sonrisa porque estabacasi seguro de lo que le aguardaba

Puso una mano temblorosa sobre lamanija y tiro de ella.

A continuación un estruendo lehizo cerrar los ojos, asustado pensando en sacar la varita y comenzar a recitaruna y mil maldiciones. Pero no era nada de qué preocuparse, porque aquel sonido

Eran aplausos. Aplausos resonandopor todo el lugar. Nada más abrir los ojos se topó con una multitud; sonriéndoleanchamente.

¡Oh Harry!chilló la señoraWeasley abrazándolo con fuerza, llorando sobre su hombroHarry querido, tantotiempo

¡Harry Potter!exclamó el señorWeasley tendiéndole la mano que el muchacho le apretó con ganas.

¡Tenemos a Potter, tenemos aPotter
!canturreaban los gemelos a la vez, con la misma complicidad que cuandolos conoció.

Harry trataba de librarse de lallorosa señora Weasley que era abrazada por su esposo, los dos iguales que laprimera vez que los vio. Junto a ellos, dos hombres pelirrojos, que debían serlos hermanos Prewett

Harrydijeron entonces, Bill yFleur, tomados de la mano, sonriéndole, la rubia le plantó dos besos en cadamejilla, dejándole un calorcito en ese lugar.

El chico se fijó bien, ahíestaban todos. Todos los que se le habían adelantado en el camino, pero por másque los buscaba con la mirada, no los encontraba.

Bienvenidole dijeron entoncesla profesora McGonagall, el profesor Slughorn, la profesora Sprout y Hagrid,con una familiaridad que rayaba en la incredulidad.

Graciasdijo recibiendo lapalmada en la mejilla que la profesora McGonagall y el abrazó estrujador deHagrid.

Siguió caminando, sonriéndoles atodas las caras conocidas que se topaba en el camino para llegar hasta la mesade profesores. Neville le saludó con un gesto con la mano, abrazado de su madrey su padre, se le veía tan feliz
Colin Creevy sacaba fotos con mucha destreza,la profesora Vector y la profesora Trelawney estaban junto a Oliver Wood yPercy. Los aplausos no cesaban, Kreacher sonreía mirando con adoración aRegulus Black. Madame Bones y Emmilen Vance le saludaban con la cabeza,Kingsley le dio una palmada en la espalda cuando paso por su lado.

Has hecho un gran trabajodijo alguiena su lado, era Remus, parecía más joven y feliz que nuncagracias por tratar ami hijo como si fuera tuyo.

Remus, yo no
Harry se sonrojó,y agradeció que Tonks enterrara su cara con un abrazo.

Ay Harrydecía Tonks feliznuncavamos a saber cómo pagártelo

Harryse giró para toparse conla cara llena de alegría de Hermione, tan joven como él ¡Oh Harry, estas aquí!

La abrazó con tanta fuerza
eraincreíble que otras vez la mirase, sonriendo alegre, con el mismo cabelloalborotado y la misma voz de mandona.

¡Déjalo que respire, Hermione!lereclamó Ron que salía detrás de ella.

La chica hipo y se alejó deHarry, sin soltarle la mano, dándole espacio para que Ron y Harry se abrazaran.Todo el lugar resonó de nuevo en sonoros aplausos, que reventaron los tímpanos deHarry cuando el trió se fundió en unabrazo tan puro que la paz reinaba por todo el lugar.

¡Ah el amor!dijo, haciendo quese volvieran, sorbiendo la nariz, sin dejar de sonreír; su sonrisa se hizo másancha al ver que el que hablaba era Dumbledorenoble muchacho, por fin
Y abriólos brazos de par en par, listo para recibirloeres increíble, Harry, increíbleledijo una vez que se separaron y se miraron a los ojos, Harry sentía queexplotaba de felicidadte ganaste a pulso todo lo que obtuviste, sin embargo
he aquí tu mayor recompensa.

Creí que nunca vendríasdijo Ginnycon una gran sonrisa, lanzándosele para darle un largo besote amosusurró ensu oído para que nadie más la oyera.

Porque Ginny lucía exactamenteigual que el día que la besó por primera vez, porque de nuevo le devolvía lamirada tan llena de amor, igual que siempre.

Te he extrañado tantodijo Harryestrechándola más hacía sí.

Lo séadmitió ella con unarisitapero creo que esperabas a alguien más

Se apartó con cuidado, dándole espacioa Harry para que mirara a las tres personas que estaban justo en medio de lamesa de profesores; sin poder evitarlo, soltó a Ginny y camino con paso lentohasta ellos, como si temiera que en cualquier momento iban a esfumarse.

Hola, cariñodijo la mujerpelirroja, con la sonrisa más pura que hubiera visto jamás, acercándose él, acariciándolela mejillahas sido tan valiente.

Y ahora, has llegadodijo Sirius,con las manos en los bolsillos, sonriéndole casi con burla pero mirándole concariñopor fin.

No puedo creerlobalbuceó sinquerer pestañear, con los ojos escociéndoleestán aquí

Siempre hemos estado contigoaseguróJames Potter, pasándole un brazo por los hombrosera tu hora, hijo.

El hombre más valiente que heconocidodijo entonces, Snape, saliendo de quién sabe dónde, regalándole lasonrisa que se negó a darle durante su vidabienvenido, Potter.

De nuevo, todos comenzaron aaplaudir
más fuerte que antes, más felices, más decididos que nunca a darle labienvenida a Harry como se merecía.

Porque Harry comprendió que esaera la mejor de todas las recompensas. Por fin.

Y fue cuando Dobby cerró concuidado la puerta del Gran Comedor.

Por fin - Fanfics de Harry Potter

Por fin - Fanfics de Harry Potter

Malrepuso Lily reprimiendo unsollozono mejora. ¿Cómo sigue?preguntó James Sirius en un susurro apenas audible. ¿Cómo sigue?preguntó James Sirius en un

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-por-fin-fanfics-de-harry-potter-1435-0.jpg

2024-05-18

 

Por fin - Fanfics de Harry Potter
Por fin - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/107080
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences