¿Por última vez? - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Una gruesa capa de nieve cubría las callesy tejados ofreciendo la apariencia de que los escasos transeúntes que sellegaban a ver en la cuadra caminaban sobre copos de algodón. Bajé del autotranquilamente, sin apurarme. Apenasabrí la puerta del coche, el frío invadió mi cuerpo. Era una mañanaverdaderamente helada.

Nopodía evitar mirar hacia todos lados para saber si algún vecino me estabaobservando. Mientras eso ocurría, mi mente hacía todos los intentos posibles portranquilizarme y decirme que nadie, ni en la más remota de sus alucinaciones,podría llegar a creer que él y yo teníamos un romance. La mayoría del mundovivía en la afortunada equivocación de que nosotros nos queríamos como sifuéramos hermanos.

Perotras un primer y confuso beso furtivo, surgieron los primeros roces entrenosotros. A esta altura, ya podía asegurar que lo nuestro era un amor imposible¿Pero cómo fue que, nosotros dos, siendo quienes éramos, terminamos enredadosde esta manera? Tal vez era culpa del placer que se siente al experimentar loprohibido. A lo mejor todo tenía que ver con que nadie me había protegido nuncacomo lo había hecho él. O puede que simplemente fuera todo causado por ese "nosé qué" que sentía cada vez que él me sonreía o que mi mirada encontrabacasualmente sus ojos azules.

 

Peroesta vez sería diferente. Al menos a eso iba decidida. Las cosas debíancambiar. Por primera vez en mucho tiempo, no iba a buscar un encuentro furtivomientras él estaba solo en su casa. Ahora estaba dispuesta a terminar con unromance que, si bien había sido una de las mejores experiencias de mi vida y jamáspodría negar que lo había disfrutado, estaba condenado al fracaso y al rechazo.Lo nuestro era simple y sencillamente un amor imposible, de esos que soloterminan con un triste adiós o con un trágico final.

Respiréhondo antes de llamar a la puerta. Una parte de mí quería acabar con todo esode manera rápida y abrupta; mientras que la otra mitad de mi ser insistía enque lo mejor era que las cosas siguieran su rumbo tal como estaban. Esoimplicaba seguir con la rutina de decirle a Harry que iba a visitar a Luna cadajueves por la mañana, mientras él no parecía notar, o al menos no hacía ningunapregunta sobre la razón por la cual me arreglaba y maquillaba mucho más quepara cualquier otra actividad en la semana.

Yno es que no quisiera a mi marido, al contrario. Lo amaba muchísimo, y siestaba casada con él no era porque mi otro romance fuera imposible, sino poramor. Adoraba a Harry así como también a los tres hermosos niños que con élhabía tenido. Simplemente que cuando me encontraba con el hombre que en esemomento me esperaba del otro lado de la puerta de entrada, me sentía completa.Él era todo lo que yo necesitaba para aliviarme de los problemascotidianos; del cansancio de estar horasen la casa escuchando las peleas entre James y Albus o los llantos de Lily.

Talvez mi mayor problema era que desde que tenía once años estaba enamorada de losdos. Al principio tardé en darme cuenta de que lo que sentía por ese chico,aquél del que parecía imposible me enamorara y que incluso muchos creían loodiaba, era un amor idéntico al que sentía por Harry. Sin embargo, el paso delos años se encargó de confirmármelo.

Apenassonó el timbre, él apareció. Su sonrisa tierna, sus rizos, sus pupilas azules
todo eso hacía que mi decisión de abandonarlo comenzara a flaquear; con sóloverlo ya se me hacía más difícil. De todos modos, yo sabía que jamás podríaabandonarlo en todo el sentido de la palabra. Sólo dejaría de verlo el día desu muerte o la mía. No solamente nuestro gran amor nos unía. Me abrazó al mismotiempo que me invitaba a pasar. Por el orden reinante en el lugar, era evidenteque su mujer acababa de salir.

 

Ellasiempre salía a media mañana y regresaba pasado el mediodía. Yo ya sabía sushorarios a la perfección. No abandonaba su hogar hasta que no estuviera todoperfecto e impoluto.

Meadentré algunos pasos y dejé mi capa sobre el sofá.

Lapuerta se abrió y ella caminó con lentitud, casi de manera dolorosa, nocomprendía por qué su cara era tan larga. La miré por un momento, mis ojosazules penetraron los suyos en donde sólo encontré algo de dolor yarrepentimiento. ¿Se lamentaba, acaso, de todo lo que había pasado? Recetas faciles y rápidas

Dejósu gran abrigo sobre el sofá y me miró casi de manera suplicante. Caminélentamente hasta donde estaba ella y la abracé fuertemente, como temiendo quese desvaneciera como el humo de la estufa; o que se fuera volando y no volvieranunca más. La abracé con fuerza, casi con fiereza. Tratando de retenerla mástiempo.

Levantésu cara con temor y busqué sus ojos, pero estaban escondidos detrás de suspárpados. Sentía su angustia, y me mataba saber lo que estábamos haciendo. Porqueyo quería a mi esposa, la amaba, pero aquella pelirroja de ojos tiernos ypoderosos me volvía loco. Era como si ella me complementara a la perfección.Siempre me preguntaba desde cuándo sentíaaquello, y suponía que desde el momento en que la vi con otros, o quizás antes.Quizás siempre la amé, por eso hacía que mi esposa se alisara de vez en cuandoel cabello.

Siemprela amé

Busquécon ansias sus labios y los uní contra los míos, con temor. Busqué susinhalaciones y sus respiraciones, quería absorberla en un suspiro. Ginny posósu mano en mi mejilla con lentitud, y luego simplemente se dejó caer en misbrazos completamente. Yo la abracé. La besé. La mimé como a una chiquilla hastaque sus suspiros fueron más pronunciados.

Alarguémis manos por todo su torso, ahora desnudo, y la llevé conmigo a dar un paseoexcitante y placentero. Su cuerpo era muerte, muerte viva. Y, si su cuerpo eramuerte, estaba dispuesto a morir todos los días con ella. Por un vago momentoperdí la noción del tiempo. Luego de unos minutos estábamos dando tumbos hastallegar a mi habitación, en donde se desparramaron nuestras ropas. Nos miramospor un segundo y luego todo pasó. Sus manos. Sus pies. Mis brazos la rodearon ynos amamos, aunque fuera por una última vez. Mi piel recorrió la suya que mequemaba con cada pasada. Estábamos sumergidos en algo más profundo y cálido que cualquiera de los océanos. Susmanos temblaban. Las mías la rodeaban con ternura cuando entré en ella porprimera vez. Nuestras miradas se encendieron, al igual que mis movimientos. Miboca recorrió su cuerpo. Su cuerpo recorrió mi boca de una manera tanendemoniadamente excitante. Yo susurraba por lo bajo. Ella gemía lenta y sonoramente.

Larodeé con mis brazos por última vez y rodé hasta que Ginny quedó sobre mí.Apoyó su cabeza contra mi pecho desnudo y cerró los ojos. Siempre cerraba losojos y me escuchaba respirar acompasadamente. Levantó la cara y me miró. Yo ledevolví la mirada y le sonreí casi tímidamente.

¿Creesque esto esté mal? me susurró quedamente.

Lamiré por un momento, y la abracé aún más fuerte. Siempre había temido aquellapregunta, y procuraba no hacérmela a mí mismo. Sin embargo, sabía queno podría evadirla para toda la vida.

¿Tesientes mal conmigo? me miró extrañada por un momento, y luego negó con lacabeza . Entonces no creo que esté mal. Mamá decía que viviéramos para amar

Simamá lo supiese nos habría matado.

Mamáentendería

¡Estoestá mal, Ronald!

Laabracé aún más fuerte y sentí su respiración sobre la mía.

Teamo, Ginny. Te amo como a mi vida, no te vayas nunca.

Yotambién te amo, Ron. Pero siento que engaño a Harry ¡Los amo a los dos!¡Siempre lo he hecho!

Yotambién te amo a ti y a Hermione, amo a mis hijos ¡Daría mi vida por ellos! suspiréfuertemente. Pero te necesito admití en un hilo de voz.

Tambiénte necesito

Meabrazó con fuerza, y yo le devolví el abrazo. Vi que miró el reloj, cosa quetambién hice. Doce y treinta. Me miró asustada y fue por su ropa y su capa,Hermione no se demoraría mucho. Me dedicó una última mirada, se acercólentamente a mí y me depositó un suave beso en mis labios. ¿Acabaría esto algúndía?


Bien, esperamos y haya sido de su agrado. Esperamos sus reviews y opiniones, muchas gracias por leer y, por si lo haces, comentar :)Petisa Mestiza&Dann 19

¿Por última vez? - Fanfics de Harry Potter

¿Por última vez? - Fanfics de Harry Potter

Una gruesa capa de nieve cubría las callesy tejados ofreciendo la apariencia de que los escasos transeúntes que sellegaban a ver en la cuadra caminaban sobre

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-por-ultima-vezja-fanfics-de-harry-potter-5059-0.jpg

2023-02-27

 

¿Por última vez? - Fanfics de Harry Potter
¿Por última vez? - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/69816
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences