Sacrificio de amor - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Harry miraba a Snape tirado en el piso, le sacudía confuerza como si quisiera devolverle la vida,Harry le gritaba, no estaba dispuesto a permitir que muriera......

Harry se arrodilló junto a él, pero no pudo soportarlo, serecostó sobre el pecho de su "padre" y comenzó a sollozar en silencio.

-Por favor

no me dejes
.¡Por favor!

de pronto sumente se puso en blanco y todo comenzó


..

Snape corría hacia la guarida de los mortífagos, se encontróenseguida con Peter Petegrew, éste le impidió el paso alegando que EL SEÑORTENEBROSO había salido a realizar el trabajo que "según" esto no podía esperar.

 

-Dime colagusano, ¿a donde fue nuestro señor?- preguntóSnape alterándose y agarrándolo del cuello.

-EL SEÑOR TENEBROSO
debe estar ya en casa de los Potter, nome sorprendería que esa familia estuviera extinta ya.- contestó encarando aSnape.

Snape soltó a colagusano y partió enseguida, colagusano lecuestionó la ida, Snape no tuvo mas remedio que mentirle y alegar que tenía unainformación para el señor tenebroso. Snape llegó pronto a casa de los Potter, alllegar se fijó que la casa estaba apagada, observó que no había señales devida, aún temeroso entró en la casa, en la antesala observó el cuerpo inerte deJames Potter, su eterno enemigo ahora muerto, su angustia fue mucha al verlomuerto, corrió por las escaleras llegando en segundos al segundo piso, al notarel silencio lentamente entró en la que había sido la habitación del pequeñobebé. Al entrar vio a una mujer tirada en el piso, ésta trataba de arrastrarsehacia la cuna del bebé, había sido ferozmente atacada, sus fuerzas le estabanabandonando, Severus corrió hacia ella que ya había llegado hasta la cuna delbebé.

-Lily, perdóname, todo esto es mi culpa- le dijo Snapemientras la veía con tristeza y mientras una lágrima salía de sus ojos.

-Sev
.Severus- empezó ella casi con su ultimo aliento

-No digas nada, vas a estar bien, te llevaré a San Mungo yte curarás-empezó Severus que sostenía en sus brazos a Lily.

-Cuida
.cuida de Harry
.se quedará solo
.te lo encargo-contestó Lily poniendo una de sus manos en la cuna del bebé que dormíaprofundamente.

-Lily- decía Snape sollozando en silencio- no me dejes, yote amo ¡Jamas podría vivir si ti! ¡Te lo ruego! ¡No me dejes!- exclamabamientras sentía le respiración de Lily cada vez más lenta.

-Cuidálo
..yo
.yo
-pero Lily ya no pudo terminar, sus ojosse cerraron lentamente, su mano cayó al piso y todo quedó en silencio de nuevo.

-¡Lily!-exclamó Snape-¡No! ¡Lily por favor! ¡Regresa!

Severus lloró como nunca en su vida, sostuvo en sus brazos aLily abrazándola con fuerzas, pero entonces recordó lo que Lily le habíaencargado, puso cuidadosamente el cuerpo de Lily a un lado y caminó hacia lacuna del bebé, le causó sentimientos encontrados verlo dormir tan tranquilomientras su madre acababa de morir, se le acercó hasta que la tentación fue mayory levemente le pasó la mano en el rostro. Escuchó ruidos en la planta baja ysacando su varita bajó hasta encontrarse con Dumbledore que se introducía en lacasa.

-Dumbledore- le dijo dirigiéndose hasta él y explicándole rápidamentelo que acababa de pasar.

 

-Asi que Lily y James murieron- expresó con un rostro dedolor- temí tanto este momento y nada pudimos hacer.

-Yo intenté salvarla, pero estaba demasiado herida, latorturaron y a causa de eso
..murió- contestó Snape mientras ambos subían lasescaleras.

Dumbledore se acercó a la cuna de Harry que aún dormía.

-Pobre Harry, tan pequeño y ya perdió a sus padres,tendremos que buscarle un hogar ahora que
.-pero Dumbledore fue interrumpido.

-Yo cuidaré de él, se lo prometí a Lily, le cuidaré como a



como
a mi hijo- terminó acercándose a Dumbledore y a la cuna.

-¿Tu? ¿hablas en serio Severus Snape? ¿Cuidarás del hijo deLily y James?-preguntó Dumbledore caminando en la habitación.

-Es hijo de Lily y con eso me basta- contestó secamente.

-De acuerdo, si insistes, pero he de decirte que tendrás que"adoptarlo" por así decirlo, es un sortilegio simple, será tu hijo hasta quecumpla once años-le explicó Dumbledore a Snape.

-Eso
..quiere decir que llevará el apellido
..¿Snape?- lecuestionó Severus.

-Hasta que cumpla once años- le contestó Dumbledore- sipiensas llevártelo te sugiero que lo hagas ahora antes que Remus o Siriusintenten llevárselo.

Snape tomó al bebé que estaba envuelto en una cobijita café,lo tomó con cierta brusquedad provocando que el bebé se moviera y ante esodespertara, Harry miraba a Snape con unos pequeños ojos verdes, Snape le miróde reojo y después miró a Dumbledore.

-Vete - le expresó Dumbledore- yo me encargaré de Lily y James, por ahora cuídalo, mañanate buscaré y veremos que hacer.

Snape salió de la habitación, se encaminó a su casa queestaba un poco lejos, en su mente estaban las últimas palabras de Lily "cuídalo",rebotaban en él como una conciencia que sabía cargaría toda su vida, unmovimiento del bebé provocó que volteara a verlo y le dijera en en voz baja: YOCUIDARÉ DE TI DE AHORA EN ADELANTE



.HIJO.

_________________________________________________________________________________________

bueno me dejan sus comentarios, pueden darme sugerencias que tambien tomaré en cuenta.

saludos

Severus llegó a su casa ya tarde, el niño se acababa de dormir, Severus no tenía nada adaptado para su nuevo "hijo", así que solamente lo colocó en su cama, le rodeo de cojines y almohadas y él simplemente se sentó en una silla a velar su sueño. Al verlo ahí tan indefenso y tranquilo se dio cuenta que quizá nunca estaría listo para ser padre, el sueño lo vencía a él también por ratos, en esos pequeños ratos de sueño se preguntaba si había tomado la decisión correcta, pero cuando se despertaba y lo veía dormir, se convencía de que si no era lo correcto al menos lo intentaría en memoria de Lily.

La noche se pasó rápido, Severus se levantó de aquella silla, se dio cuenta que Harry aun dormía, salió de la habitación y se dirigió a la cocina, el elfo había puesto la mesa, Severus se disponía a comer cuando escuchó el llanto de Harry que acababa de despertarse.

Subió lentamente las escaleras y encontró a Harry sentado en su cama llorando a viva voz, se sentó en la orillo de la cama, solo lo miraba, no sabía que hacer, ¿Tendría hambre? ¿Estaría sucio? ¿Por qué lloraba tanto?, el elfo doméstico apareció en la habitación y temeroso se acercó a su amo.

 

-Amo, disculpe mi intromisión pero quizá deba



.cargarlo- terminó el elfo mirando temeroso a Snape y alejándose de él.

Severus no esperó y tomó a Harry, al sostenerlo Harry le miraba con lágrimas en los ojos, lentamente fue dejando de llorar y volviendo a la normalidad, sus ojos verdes buscaron a los negros, al encontrarse Snape sintió una especie de conexión entre ambos, le dirigió una extraña y leve sonrisa al bebé que éste le devolvió. Llamaron a la puerta, Severus dejó nuevamente a Harry en la cama y bajó al recibidor.

-Dumbledore-dijo Snape al ver a Albus en la puerta de su casa, pero Dumbledore no estaba solo, una mujer de mediana edad lo acompañaba.

-Espero que no te moleste nuestra visita, tengo el gusto de presentarte a Mildred, he pensado que tal vez Harry necesite una especie de Nana- le explicó Dumbledore mientras ambos se introducían en la casa de Snape.

-En verdad espero serle útil, me encantan tanto los niños que creo que ya hasta tengo experiencia-le contestó Mildred mientras estrechaba la mano de Severus.

-No entiendo, se supone que yo



-pero Severus no pudo terminar, el llanto de Harry llamó la atención de los tres adultos en la sala, Severus se dirigía ya a la escalera cuando Mildred le interrumpió.

-Yo me encargó Severus- dijo subiendo las escaleras y entrando en la habitación donde estaba Harry.

Severus y Albus miraron a la bruja irse por las escaleras y el llanto de Harry cesó poco a poco.

-¿Me quiere explicar que diablos significa esto'?-preguntó Severus mirando a Dumbledore.

-Seamos realistas Severus, tu no podrías cuidar solo de Harry, Mildred tiene experiencia con los niños así que creí conveniente que viniera y cuidara de Harry, al menos por un tiempo- le explicó Dumbledore mientras sacaba un pergamino y se lo entregaba a Snape- tienes que firmarlo, esto te dará la custodia de Harry.

Severus buscó tinta y firmó sin dudar aquel papel, Mildred bajó con el pequeño Harry en brazos, Harry estaba mas tranquilo y miraba a su "padre" con cierta curiosidad.

-He notado que este precioso bebé necesita un poco de ropa y alimentos- comentó Mildred mientras veía a Severus.

-Creo que puedo ir a conseguir lo que necesite- contestó secamente Severus.

-Yo iré- contestó Mildred-puedo ir rápidamente, solo le pido que cuide de Harry mientras regreso con todo lo necesario.

-Yo también paso a retirarme- dijo Dumbledore mientras salía de la casa- la orden me espera- y diciendo esto salió de la casa.

Severus entró en su biblioteca y sacó una bolsita con dinero, Mildred le puso a Harry en los brazos y partió a comprarle ropa y comida al bebé. Severus sentó al pequeño Harry en la alfombra de su casa, llamó a su elfo y le indicó que lo vigilara mientras él arreglaba el cuarto de su "hijo".

Severus convirtió la cuna, cambió el color de las paredes y arreglo de manera simple el cuarto que ahora sería de Harry, estaba dando los últimos retoques cuando escuchó ruidos en la sala, Harry lloraba así que bajó rápidamente las escaleras encontrándose con Harry y el elfo.

-Pero


..¿que?- se dijo al ver que Harry levantaba los objetos a su alrededor, evidentemente estaba inquieto y a causa de eso los objetos que lo rodeaban se levantaban a algunos centímetros del piso.

 

Severus tomó a Harry nuevamente en sus brazos, Harry al ver a su "padre" se calmó nuevamente, era como si supiera que pasaría once años creyendo que ése hombre era su padre.

-Perdón por la tardanza Severus- se disculpó Mildred entrando por la casa con infinidad de bolsas.

Severus le entregó a Harry y después les indicó las habitaciones, Mildred bañó y vistió al bebé con una pijama verde de ositos, los tres cenaron en silencio, después de la cena Harry se quedó profundamente dormido. Mildred subió para acostarlo en su cuna, ya en el cuarto lo acostó y le tapó con uncobertor bastante bonito, se percató que Severus les miraba desde la puerta.

-¿Quieres darle las buenas noches? ¿Severus?- preguntó Mildred mirando a Snape.

-Yo
..solo vine a darte las gracias por aceptar cuidar de
.mi hijo-le contestó en un tono seco y serio.

-Parece que será un niño muy especial- le decía Mildred a Severus que se había acercado a la cuna y miraba al bebé dormir.

-Si va a ser un mago muy especial- le contestó con su habitual tono seco y serio.

-Además tiene unos ojos hermosos- respondió Mildred mientras se alejaba de la cuna dejando a padre e hijo.

-Si, sus ojos son e-s-p-e-c-i-a-l-e-s-se dijo Snape lentamente.

Severus salió de la habitación de su hijo y se encerró en la suya, a partir de ese día era el padre de un pequeño, un pequeño que llevaría el nombre de Harry Snape.

-Si..........es mi hijo- se dijo mientras se recostaba en su cama y se imaginaba su nueva vida con el pequeño en casa.

_____________________________________________________________________________________________________

una vez mas espero me dejen sus comentarios por favor...

saludos y cuidense

Con cada día que pasaba Severus se encariñaba más con elpequeño Harry, los días, los meses y los años se pasaron tan rápido que sin queél se diera cuenta Harry cumplía ese día cinco años, regresaba de una misión devarios días, no le sorprendería que Mildred hubiera hecho ya un pastel dechocolate para su hijo. Severus caminaba buscando un regalo para Harry, despuésde todo era un niño así que su padre no podía llegar con las manos vacías, sedetuvo frente a una tienda y salió de ahí esperando que el regalo fuera delagrado de su hijo.

-Harry me alegra ver que ya estás listo tu padre llegará encualquier momento- decía Mildred mientras le servía la comida a Harry que ésedía vestía de color verde obscuro.

-¿Harás el pastel de chocolate que tanto me gusta?- preguntóHarry mientras veía su sopa.

-Por supuesto, de hecho ya está en el horno, en un rato máspodremos disfrutar de él- le contestó Mildred con una sonrisa.

Severus estaba ya en la puerta de su casa, abrió sin hacermucho ruido, supuso que era hora de la comida y no quería que Harry salieracorriendo, pero Harry escuchó la puerta y de un brinco se puso de pie.

-Papá llegó- le dijo a Mildred mientras corría a recibir asu padre, al verlo en el recibidor le rodeo la cintura con sus brazos, aún erapequeño, así que su estatura llegaba ahí exactamente.

Severus se sorprendió ante tal muestra de cariño por partedu su hijo, no pasaba mucho tiempo con él, trabajaba en Hogwarts y envacaciones la orden le encargaba misiones, así que le sorprendía que el pequeñole quisiera tanto, puso su brazo derecho sobre la cabeza de Harry mientras éstelevantaba la mirada para verlo.

 

-Felicidades Harry- le dijo secamente.

-¿Me has traído algo?- preguntó el pequeño Harry mirándolo ysin soltarlo.

-Me parece que
.si- le contestó Severus mientras sacaba unapequeña cajita con un moño azul.

Harry tomó la cajita con alegría y corrió a la cocina a enseñárseloa Mildred, Severus se quitaba su capa de viaje y se dirigía también a lacocina, mientras caminaba sintió un dolor fuerte en el brazo izquierdo, elardor hizo que se detuviera unos segundos pero después recordó que era unafecha especial y siguió hasta estar ya en la cocina.

-Es precioso- decía Mildred desde la cocina-¿Quieres que telo ponga?-le preguntaba a Harry mientras le colgaba una medalla con las inícialesHS(Harry Snape), el niño estaba encantado con el regalo de su padre.

Mildred al ver a Severus en la cocina sirvió la comida, lostres se sentaron a comer, después de la comida Harry se acercó a su padre..

-¿Me llevas al parque? ¿Papá?- preguntó Harry mientrassostenía un balón de futbol en sus manos.

-¿Cómo?- preguntó Severus a Harry aunque evidentemente habíaescuchado bien.

-Quiero ir al parque, Mildred me lleva casi todos lo días,pero hoy quiero que me lleves tú- le respondió Harry a Severus que estabasorprendido.

Severus se volteó a ver a Mildred que simplemente encogiólos hombros y se dio la vuelta para seguir lavando los trastos.

-Esta bien, pero solo un momento- contestó Snape secamente ycon pocos ánimos.

Los dos salieron al parque, no estaba muy lejos, peroSeverus no solía ir ahí, no había ido a un parque desde que era niño yacompañar a su hijo le parecía raro, al llegar al parque Harry se puso a jugarcon el balón que Mildred le había regalado, Severus por su parte se sentó enuna banca a observarlo jugar, para no aburrirse tanto sacó la última edicióndel profeta y se puso a leer, se fijaba de vez en cuando para asegurarse queHarry estaba bien. Una nota llamó su atención en el periódico y se enfrasco enesa lectura olvidándose de Harry, al voltear a ver se dio cuenta que Harryhabía desaparecido, se levantó rápidamente tirando su periódico y salió abuscarlo, el parque era un poco grande, pero no tardó en encontrarlo, estabatirado y sujetaba con fuerza su rodilla derecha que sangraba abundantemente,Snape corrió hacia él preocupado.

-Harry, ¿Qué sucedió? ¿Estas bien?- preguntaba Snapemientras se hincaba a tratar de ver la herida de su hijo.

Harry apretaba los dientes del dolor, lloraba en silencio yno se atrevía a mirar a su padre. Severus levantó a Harry llevándolo en susbrazos, era pequeño así que no le costaba, Harry rodeó con los brazos el cuellode su padre, al llegar a casa Mildred y Severus curaron las heridas de Harryque seguía sin hablar.

-Bueno no dejemos que un accidente opaque tu cumpleaños Harry-dijoMildred mientras ayudaba a Harry a ponerse de pie- será mejor que partas de unavez tu pastel.

Harry asintió y los tres se fueron a la cocina, el pastelera un balón de futbol, Harry apagó las velitas del pastel, su padre estabaserio, pero eso ni impidió que los tres disfrutaran de ese pastel de chocolate.

 

-Harry será mejor que te vayas a dormir, es un poco tarde yya sabes que no me gusta que te desveles- dijo cariñosamente Mildred

Harry subió a ponerse la pijama, por su herida en la piernale costaba ponerse el pantalón, afortunadamente su padre le ayudó a ponérselo yle ayudó a subirse a la cama.

-Buenas noches Harry- le contestó Snape que estaba parado enla puerta de su cuarto y a punto de apagar la luz.

-Papá
..¿Puedes decirme quién es Voldemort? ¿Y quién esPotter?- preguntó rápidamente el pequeño desde su cama.

Severus se quedó helado, ¿Cómo conocía su hijo esos nombres?Se volteó y lo miró extrañado, infinidad de cosas pasaron por su cabeza.

-¿Quiénte ha hablado de ellos?-le preguntó asombrado y a lavez preocupado.

-Yo


solo


.nadie-contestó Harry mintiendo.

-Ya hablaremos de eso después- le contestó Snape apagando laluz y cerrando la puerta del cuarto de su hijo, bajó y se encerró en subiblioteca, pensaba y pensaba y por mas que buscaba una respuesta, laspreguntas de Harry no tenían sentido.

Se paró enfrente desu chimenea y una vocecilla le dijo en su mente "QUIZÁ SEA QUE RECORDÓ ALGO DEAQUELLA NOCHE"-Pero eso no es posible- dijo en voz alta mientras miraba algunasfotos de Lily

__________________________________________________________________________________________________________

hola crero que este capitulo me quedo un poco largo, espero que les guste..

me dejan sus comentarios por favor.

saludos

Severus se había quedado unos días más para vigilar a Harry, Harry había caído enfermo tres días después de aquel "accidente", a Severus le costaba entender como un niño tan pequeño había conseguido lastimarse de esa forma y aunque lo había intentado Harry se negaba a hablar de lo ocurrido aquella tarde. Los meses pasaban rápidamente, Severus había partido a su trabajo como "profesor", sin embargo en aquel ciclo escolar había tenido que volver a su casa debido a que Harry había vuelto a lastimarse al igual que aquella vez, Dumbledore estaba preocupado, no era algo normal para un niño de cinco años y encima había otro problema, Sirius y Remus buscaban por cielo, mar y tierra a Harry.

-Encima de todo tengo que preocuparme por ese par- decía Snape mientras platicaba con Dumbledore en su biblioteca, había salido de emergencia ante la nota de Mildred que decía que Harry se había vuelto a lastimar.

-Creo que de momento no, lo que más nos debe preocupar en este momento es averiguar que es lo que le sucede a Harry- le explicaba Dumbledore a Snape- esperemos que Mildred pueda averiguar algo.

Mildred entró minutos después en la biblioteca con una charola vacía, bajaba de darle de cenar a Harry y se disponía a informarles lo que Harry había dicho.

-¿Y bien?- preguntó Severus a secas-¿Averiguaste algo?

-No, por más que lo intenté, Harry no quiso decirme nada, ceno en silencio y ni siquiera se atrevió a mirarme- contestó Mildred un poco triste.

-¿No te ha hecho preguntas? ¿Preguntas raras? ¿Preguntas que quizá no tengan sentido?-preguntó Dumbledore con interés.

-Bueno
.preguntas no, pero anoche me dijo algo que no me gusta
-comenzó Mildred

 

LA NOCHE ANTERIOR

-¿Mildred, me prometes una cosa?- preguntaba Harry desde su cama mientras Mildred guardaba el libro de cuentos.

-¿Qué cosa?- respondió ésta interesada

-¿Me prometes que si me muero cuidarás a mi papá?- contestaba Harry mientras Mildred le tapaba con un cobertor y le miraba extrañada.

-¿Pero que dices? Tu no vas a morirte Harry, para eso falta mucho- le contestaba mientras se sentaba a un lado de Harry.

-¿Por qué tenemos que morir?- preguntaba Harry de nuevo

-Pues, todos tenemos los seres vivos somos un ciclo, ese ciclo tiene principio y fin, y cuando nos morimos es porque ya cumplimos ese ciclo- le explicaba Mildred pacientemente.

-Si yo muero mi papá se quedaría muy solo, por eso quiero que me prometas que si me muero cuidarás de él ¿Lo haras verdad?- decía Harry a la aún asombrada Mildred.

-Harry, no se que te ha hecho pensar que morirás, pero ten por seguro una cosa, tu padre, Dumbledore y yo siempre estaremos ahí para protegerte, ¿Nunca dudes de eso de acuerdo?-le preguntó Mildred mientras Harry se recostaba.

Harry asintió sin dejar de mirar a Mildred, ésta salió de su cuarto y se dirigió a escribirle a Snape, tenía que saber lo que le había pasado a Harry y lo que éste acababa de decirle

-Asi que después de que le curarás la herida ¿él te dijo eso? -preguntaba Snape a secas

-Si, en lo personal, me atrevo a pensar que alguien o algo lo está lastimando y que quizá le tenga miedo- decía tristemente Mildred

-La pregunta es ¿A que?¿O a quien?- decía Snape mientras golpeaba la mesa con su puño.

-Creo que la poción que acabo de darles no le dará fiebre, sin embargo tenemos que averiguar que es lo que le pasa- les explicó Dumbledore a Mildred y Severus.

Los tres se miraban las caras, pero fueron interrumpidos por un grito de Harry, Mildred y Severus corrieron hacia su habitación, Mildred sujetaba a Harry despetándolo, Harry sudaba frío, Severus le miraba con preocupación, Dumbledore en cambio observaba desde la puerta del cuarto. Harry se incorporó minutos después, Severus se sentó a un lado y mirándolo fijamente le preguntó.

-¿Qué sucede? Dime Harry ¿Quién te está haciendo daño? Dímelo, necesito saber de que tengo que protegerte- decía Snape, mientras veía que Harry empezaba a sollozar, Mildred abrazó a Harry tranquilizándolo, Severus se alejó y salió de la habitación para encontrarse con Dumbledore.

-Tendrás que darle poción para evitar este tipo de sueños, no podemos arriesgarnos- le explicó Dumbledore a Severus.

A partir de ese día, Harry tomaba poción para evitar los sueños además que jamás le dejaban solo, Mildred lo había acompañado a donde quiera que iba, a Harry le enfadaba de vez en cuando, si embargo en esos casi seis años que casi habían pasado desde su último ataque se negaba a hablar de sus pesadillas y de la forma en que se había lastimado.

-¡VAS A MORIR POTTER!-gritaba una voz fría y aguda-¡NO TIENES ESCAPATORIA!

TODO ERA OBSCURO, SOLO HABÍA SOMBRAS, SOMBRAS QUE SE ACERCABAN A ÉL E INTETABAN TOMARLO
.

-PERO ANTES¡VERÁS MORIR A TU PADRE!- EXCLAMABA LA ISMA VOZ

Y SIN EXPLICACIÓN APARENTE SEVERUS SNAPE ESTABA HERIDO EN EL PISO, HARRY CORRÍA HACIA ÉL.

-¡AVADA KEDABRA!-GRITABA AQUELLA SOMBRA, AL VERLA VENIR, HARRY INTENTABA PROTEGERSE CON UNA MANO,PERO TODO SE APAGÓ

.

 

Harry estaba sentado en su cama, jadeaba, sudaba frío y su vista era borrosa, trató de alcanzar los anteojos que dos años atrás le habían dado, se levantó y se paró enfrente del espejo, se miraba, había crecido bastante desde su última pesadilla....seis años para ser exactos.

-Todo esta bien Harry- se dijo a si mismo, volvió a su cama, miró los retratos que había, uno era de él con Mildred, el otro era de su madre y el último era de su padre-fue solo una pesadilla-dijo suspirando y volviendo a dormir.

-Soy un Snape- se dijo mentalmente,¿Que tengo que ver con Potter?-NADA- fue la respuesta que se dijo antes de volver a dormirse, en unas horas más, sería ya un chico de once años.....

Sin que Harry se diera cuenta, el sol entraba ya en su recamara provocando que abriera los ojos, se levantó aun con sueño, ése día era especial, cumplía once años y seguramente su padre no estaba aún en casa, a decir verdad no le sorprendía ni le molestaba, sabía que su padre era un auror y que como tal tenía trabajo. Se lavó la cara y bajó las escaleras con pocos ánimos, por alguna razón no estaba del todo feliz como en otras ocasiones, la cicatriz le punzaba de vez en cuando y sin darle importancia entró a la cocina lentamente.

-¡Feliz Cumpleaños Harry!- Exclamó Mildred desde un rincón de la cocina, aquella exclamación hizo que Harry brincara de asombro y acabara de despertar.

-Mildred
.-pronunció mientras ella se acercaba a él y le daba un fuerte abrazo.

-Once años
.¿Quien lo diría? Parece que fue ayer cuando llegue aquí por primera vez- exclamaba mientras Harry le devolvía el abrazo-Aún recuerdo ese día- contestó Mildred mientras se separaba de él.

-Supongo que fue poco después de la muerte de mi madre ¿Verdad?-preguntó Harry interesado.

-S
si-contestó Mildred con unas pocas lágrimas de emoción.

-A veces me pregunto como hubiera sido si ella no hubiese muerto- empezó Harry mientras se sentaba en una silla- quizá si ella estuviera mi padre estaría mas tiempo en casa

..

-Quizás
.-fue la respuesta de Mildred- ¿Pero que sucede? ¿No vas a preguntarme por el pastel de chocolate que tanto te gusta?- preguntó un poco más animada.

-Pues
.si
lo que pasa es que
no sé, por alguna razón presiento que éste año va a ser diferente-empezó Harry lentamente- pasaré más tiempo con papá y menos contigo.

-¿Por qué lo dices?-preguntó nuevamente Mildred.

-Porque este año entro a Hogwarts, veré a papá todos los días, en cambio a ti solo te veré en vacaciones, ¿Es raro no crees?- decía Harry mientras Mildred servía el desayuno.

-Supongo- contestó, pero Mildred sabía que las cosas cambiarían, que quizá nunca volvería a verlo.

Harry y Mildred estuvieron en casa toda la mañana, Harry había recibido una recordadora por parte de Mildred, era un obsequio raro pero útil, Severus llegó poco antes de la comida, pero no iba solo, Albus Dumbledore le acompañaba.

-Feliz Cumpleaños Harry-expresó el anciano profesor a Harry mientras le entregaba un paquete que obiamente era su regalo. Harry lo abrió enseguida y eran unos libros de encantamientos sencillos.

-FELICIDADES- expresó Severus en su tono seco de siempre, Harry le dio un abrazo a su padre quien se lo devolvió levemente, Harry notó que su padre estaba raro, enojado tal vez, o a lo mejor triste
.

 

Los cuatro se sentaron en la mesa, Mildred había cocinado un exquisito guisado para tal ocasión, el pastel como de costumbre era de chocolate, pero esta vez tenía la forma de un castillo, Harry terminó pronto de comer, Severus le entregó su regalo el cual era una hebilla para cinturón, pero con las letras HS en dorado. Harry se la probó de inmediato y notó que el rostro de su padre cambiaba al ver la expresión de alegría de Harry. Harry se disponía a subir a su habitación cuando Dumbledore le interrumpió.

-Necesitamos hablar contigo Harry- decía Dumbledore que aún estaba sentado en la mesa.

-Sube a dejar tus regalos- empezó Snape que estaba parado detrás de él- después bajas a la biblioteca.

Harry subió extrañado ante tal petición, pero sin cuestionar las órdenes de su padre bajó de inmediato las escaleras y se reunió con ambos en la biblioteca. Harry se sentó en un sofá que estaba desocupado, Albus estaba sentado en el otro sofá mientras que su padre estaba de pie.

-¿Y para que soy bueno?-preguntó Harry con curiosidad.

-Para mucho en realidad- contestó Dumbledore- sólo queríamos que supieras cierta "historia" que quizá te interese saber

-Hace once años conocí a una familia de magos, sus nombres no importan por ahora, eran muy felices ¿sabes? Tenían todo lo que una familia necesita, una casa, una mascota, pero lo principal para ellos es que tenían un bello hijo de nombre Harry-empezó Dumbledore- si se llamaba Harry igual que tú- explicó al ver el asombro de Harry-esa familia fue brutalmente atacada, un mago que seguramente has escuchado nombrar fue el causante, si, fue Lord Voldemort, él fue quién se encargó de dar fin a esa familia, o más bien dicho casi-dar fin
.

-¿Ca
casi?-preguntó Harry levantándose y mirando a su padre y después a Dumbledore.

-Si, el pequeño sobrevivió gracias a su madre, ella se sacrificó por el- terminó Dumbledore.

-¿Cu
cual era el nombre de su ma..madre?-preguntó Harry agitándose y temiendo que la respuesta fuera la que él pensaba.

-Lily Potter, aunque su nombre de soltera era Lily Evans- contestó Severus que por primera vez intervenía en la conversación- era tu madre Harry.

-¡NO! ¡Eso no es posible!- empezó a gritar Harry-¡Tu eres mi padre! ¡Mi madre murió por una enfermedad! ¡Yo no tengo nada que ver en esa historia!- exclamaba mirando a su padre y a Dumbledore.

-No, tu nombre en realidad es Harry James Potter Evans- explicaba Dumbledore a Harry que tenía lágrimas en los ojos, lágrimas de impotencia y rabia ¿Cómo podía ser cierto?

-¡Es mentira! ¡Mi nombre es Harry Snape! ¡Dile padre! ¡Dile a Dumbledore que se equivoca! ¡Dile que mi nombre es Harry Snape!-exclamaba Harry que se había puesto delante de Severus.

Severus miraba a Harry a los ojos, a esos ojos iguales a los de la mujer que tanto había amado.

-Yo
.de verdad quisiera poder decir que si, pero en realidad
.-empezaba Severus

Harry se alejó de él triste, decepcionado y hasta cierto punto furioso, era por eso que tenía esos sueños, ¡El era Potter! Y la persona que pensaba era su padre en realidad no era nada de él, Albus terminó de explicarle a Harry lo ocurrido esa noche y lo que Severus Snape había hecho esos once año por él, Harry escuchaba, pero su pensamiento solo tenía una pregunta ¿Por qué?, se levantó y sin mirar a los dos se alejó lentamente dirigiéndose hacia la puerta.

 

-Harry, espera
..-decía Severus que caminaba tratando de alcanzarlo.

-Necesito estar a solas- contestó Harry sin detenerse.

Subió a su cuarto y se encerró con seguro, por eso le había pasado todo, los ataques y las pesadilla, ERA UN POTTER Y NO UN SNAPE, se repetía para sí, pero entonces una vocecilla dentro de su cabeza le dijo EL QUE TE CUIDO TODOS ESTOS AÑOS FUE SEVERUS SNAPE, NO PUEDES DEJAR A UN LADO ONCE AÑOS, Harry se recostó en su cama, al meditarlo se dio cuenta que ésa vocecilla tenía razón, quizá no era su verdadero padre, pero lo había cuidado (a su forma) por once años, once años que jamás olvidaría de la noche a la mañana.-NUNCA DEJARE DE SER LO QUE SOY- se dijo mientras apagaba la luz- Y YO SOY HARRY SNAPE- se dijo mientras el sueño le vencía........

_________________________________________________________________________________________

hola de nuevo yo, si tienen alguna queja o sugerencia, no olviden dejarmela, la verdad estoy buscando opiniones asi que se los tomaré en cuenta.

saludos

SEVERUSPOTTER

Harry se despertaba ante la tocada insistente de su puerta, con pocos ánimos se levantó de su cama y abrió la puerta para encontrarse con Mildred que le llevaba el desayuno.

-¿Cómo te sientes Harry?- preguntó mientras colocaba la charola con los alimentos en la mesita.

-Pues
.con todo lo que pasó ayer
.supongo que bien- le contestó sin ánimos.

-Harry, hay algo más que tu padre y Dumbledore querían que te explicara-empezó mientras veía como Harry empezaba a comerse la avena

-¿Mi padre no está?-preguntó Harry confundido.

-Temo que no. Dumbledore le pidió que se encargara de algunos asuntos, así que tuvo que partir hoy. Bueno como ahora ya sabes, tu apellido en realidad es Potter, así que como has de suponer de ahora en adelante lo empezarás a utilizar

-¿Qué?- preguntó Harry dejando la avena a un lado y mirando a Mildred- ¡Pero eso no puede ser!¡Yo siempre he sido un Snape!¡Eso jamás va a cambiar!

-Lo sé Harry, el hecho de que lleves el apellido Potter no quiere decir que dejarás de ser lo que eres y tu eres hijo de Severus Snape, le pese a quien le pese- le explicó Mildred pacientemente- ¿Sabes? hay algo que falta por hacer y que quizá te levante el ánimo..

-¿Qué cosa?- preguntó Harry de forma curiosa

-Aún tenemos que ir a comprar las cosas que necesitarás cuando entres a Hogwarts y no hay mejor lugar que el callejón Diagon(no se si escribe así)- le contestó con una sonrisa que Harry devolvía levemente.

Ambos salieron hacia el callejón Diagon, a Harry se le veía la cicatriz, así que pudo notar que mucha gente lo veía de forma curiosa y cuchicheaban cosas al verlo pasar. Sin que Harry se diera cuenta habían comprado un montón de cosas, ya solo veía los aparadores, Harry disfrutaba de ver las escobas y los equipos deportivos, en realidad había olvidado por un buen rato lo sucedido la noche anterior. Harry estaba embobado con una escoba y sin que se diera cuenta Mildred había continuado su camino sin él.

 

-¡MORTIFAGOS!- gritó la voz de una mujer a lo lejos-¡MORTIFAGOS!

Harry ladeó la cabeza hacia el grito, se dio cuenta que muchas personas trataban de huir mientras varias tiendas comenzaban a incendiarse. La gente entraba en pánico tratando de huir, Harry buscaba a Mildred, pero entre tanta gente le fue imposible visualizarla, al ver a los famosos MORTIFAGOS Harry sintió que la cicatriz le ardía, así que sin pensarlo corrió por el callejón tratando de huir, muchos hacían lo mismo que él, los empujones eran fuertes, se metió en un angosto callejón y perdiéndose entre la gente chocó con dos hombres, que al contrario de los demás se dirigían hacia los MORTIFAGOS

-¿Estas bien?- le preguntó el mas alto de los dos mientras le ayudaba aponerse de pie.

Harry asintió un poco asustado, sin embargo notò que aquel hombre le miraba de forma extraña y sin atreverse a hablar..

-¡Sera mejor que nos vayamos Remus!- gritó el otro hombre que se asomaba al callejón para ver a los Mortifagos destruir las tiendas- ¡Se están acercando!

Harry miraba al otro hombre que se acercaba a Remus y él con cara de preocupación.

-Sirius, es él- empezó Remus asombrado y feliz- Es Harry, ¡lo hemos encontrado!

Sirius miró a Harry y su expresión cambió cuando vio en la frente la cicatriz en forma de rayo mientras una sonrisa se dibujaba en su cara

-¡No hay tiempo Remus!- gritó mientras jalaba a Remus y Harry y se escondían en una casa que estaba varios metros mas atrás.

La casa era en realidad una especie de bar que también rentaba habitaciones a los viajeros, Sirius y Remus introdujeron a Harry a uno de los cuartos del segundo piso, Harry estaba sorprendido y asustado estaba solo con unos desconocidos

-No tengas miedo- empezó Remus mientras se acercaba a Harry lentamente- no vamos a lastimarte

-Entonces quiero irme- contestó Harry mirándolo fijamente.

-De momento no podemos regresar al callejón Diagon - contestó Sirius desde la puerta- ¿No te das cuenta que fue atacado? Sería peligroso que te regresáramos ahorita..

-Mira dejemos unas cosas en claro, ¿Tu eres Harry? ¿Harry Potter?- le preguntó Remus sentándose frente a él.

Harry no supo como lo sabía pero asintió ante aquella pregunta, observó que Sirius cambiaba su cara a tristeza y se acercaba a ellos.

-Yo soy Sirius Black y él es Remus Lupin- comenzó Sirius sin dejar de mirar a Harry- yo en realidad soy
.tu padrino.

-No, debe ser un error, yo solo soy
Harry
.solo Harry

-La verdad es que llevamos años buscándote- dijo Lupin parándose- la noche en que tus padres murieron
llegamos tarde y Dumbledore nos dijo que ya estabas con una familia
pero aún así, nosotros tratamos de encontrarte y mira, te encontramos de la manera mas extraña del mundo..

-No se que signifique todo esto, pero a mi padre no le agradará saber que unos desconocidos me trajeron aquí para decirme no se cuantas mentiras- contestó Harry a la defensiva, lógicamente no les creía.

-Espera un momento- replicó Sirius moviendo una mano- ¿De que padre hablas? Tu padre murió hace poco mas de once años
.¿Te refieres a tu padre adoptivo? ¡Anda dime como se llama!..

-Severus Snape- respondió Harry firmemente, notò que las caras de Remus y Sirius se fruncieron y se miraban asombrados y confundidos, Sirius caminaba por la habitación negando con la cabeza, Remus en cambio parecía no haber asimilado bien, Harry sin embargo no le dio importancia y se dirigió a la puerta
.

 

Harry estaba por salir de aquella de habitación cuando una mano lo detuvo del brazo, Sirius lo introdujo de nuevo a la habitación donde Remus estaba ya de pie y se incorporaba de nuevo.

-No puedes irte
..ya te dije que es peligroso, te prometo que mañana te llevaremos a buscar a

tu padre- le explicó Sirius mientras Harry se sentaba nuevamente en la orilla de la cama.

-En realidad no he venido con mi padre sino con Mildred- respondió Harry mirando a ambos.

-Y
¿Quién es Mildred?- preguntó Remus- Porque hasta donde sabemos Snape no es casado..

-Mildred es quién cuida de mi, lo ha hecho desde que yo era un bebé- contestó sin mirarlo.

-¿Ósea que él no ha cuidado de ti? Vaya
solo te adoptó para fastidiarnos- expresó Sirius desde la puerta.

-Mi padre trabaja mucho, a decir verdad solo veo raramente en vacaciones- Harry miraba el cuarto mientras explicaba
.

-Creo que ya hablamos mucho, lo mejor será que te quedes aquí, Sirius y yo conseguiremos otras habitaciones, mañana por la mañana iremos en busca de Mildred- explicó Remus a Harry y Sirius.

Las horas habían pasado volando, Harry se había olvidado de todo, sus pensamientos eran confusos y nada era claro para èl, durmió pocas horas, se despertó muy temprano y al salir de su habitación se encontró con Remus y Sirius que le esperaban para salir, Harry salió con ellos y pronto estaba de nuevo en el callejón Diagon, estaba destruido, varias tiendas estaban en cenizas y mucha gente caminaba por el callejón buscando a sus familiares o amigos. Caminaron por mucho rato hasta que Harry pudo distinguir a Mildred entre toda aquella gente, corrió inmediatamente hacia ella y la abrazó con fuerza, Mildred le devolvió el brazo con lágrimas en los ojos
.

-Harry, me alegra tanto que estés bien, por un momento pensé que quizá no volvería a verte, temí tanto que hasta tuve que interrumpir la misión de tu padre- decía mientras lo abrazaba fuertemente y sollozaba, Harry le abrazaba también, pero al mirar por el hombro de Mildred vio que su padre se acercaba a ellos rápidamente.

Harry se separó de Mildred e inmediatamente se encontró con su padre, lucía serio y hasta cierto punto preocupado, al verlo Harry lo rodeó con los brazos haciendo que Snape no supiera cómo reaccionar, lo miró y después alzó la mirada para encontrarse a Remus y Sirius que lo miraban con desagrado.

-Por fin nos volvemos a ver "Quejicus"- exclamó Sirius mirando a Severus con odio y resentimiento- creo que tendremos que arreglar cuentas
.

-Yo no tengo nada que arreglar contigo Black- respondió Snape que te tenía una mano en el hombro de Harry mientras éste le soltaba.

-Padre, éste hombre dice ser mi padrino ¿Es verdad lo que dice?- preguntó Harry que alzaba la mirada para ver a su "padre" mientras éste y Sirius se miraban a los ojos.

-Anda, contéstale lo que acaba de preguntarte, ¡explícale que hace once años me lo robaste! ¡Explícale que lo adoptaste solo por molestarme! ¡Anda explícale
!

 

-¡Sirius basta!- replicó la voz de Remus- Estamos en un lugar público, no es conveniente hacer escándalos

Sirius volteó y miró con seriedad a Remus, comprendió que tenía razón, bajo un poco la mirada y observó que Harry le miraba con cierto grado de temor, asombro y enojo, Severus por otra parte lo miraba con la misma expresión seria de siempre.

-Mildred, llévate a Harry, los alcanzaré después en la casa- dijo Snape mientras Mildred se acercaba y se llevaba a Harry que sin cuestionar obedeció las órdenes de su "padre".

Harry y Mildred se retiraron, Harry volteaba contantemente hacia atrás y observaba que su padre aún seguía dialogando con aquellos dos hombres, Sirius hacia ademanes de vez en cuando, a Harry le hubiera gustado escuchar toda la conversación, sin embargo tenía que obedecer, Mildred y él llegaron en poco tiempo a su casa, a Harry se le hizo súper corto el trayecto, al llegar a su casa subió a su habitación y se puso a ojear su álbum de fotos ¿Cómo podía ser mentira todo aquello? Se preguntaba cada vez que veía una foto de su madre y él.

Harry escucho la puerta de su casa y eso quería decir que su padre acababa de llegar, sin pensarlo dos veces bajó a la cocina y era cierto, Severus estaba sentado en su lugar mientras Mildred servía la cena, Harry se sentó en su lugar de siempre y simplemente miraba a su "padre" de reojo.

-Hay algo que quieras preguntar
.¿Harry?- preguntó Severus que se había dado cuenta de las miradas de Harry.

-Sólo quisiera saber, si lo que dijo ése hombre, Sirius Black es verdad- contestó si mirar a Severus- Dijo que era mi padrino y que tú me habías adoptado solo para fastidiarlo

Severus bajó la mirada un poco y suspirando miró a su "hijo" a los ojos.

-Es verdad que es tu padrino, pero las razones que yo haya tenido para adoptarte no se basan precisamente en eso, solo yo sé esos motivos..- contestó mirándolo fijamente.

-Y
¿Puedo saber esas razones?- preguntó Harry dudoso.

-Supongo que fue porque

-Porque en cuanto tu padre te vio supo que serías un niño especial- respondió Mildred.

Harry ya no quiso seguir preguntando, termino de cenar y subió a su habitación, Mildred y Severus se quedaron en la cocina.

-Severus, por poco le dices a Harry lo que te hizo adoptarlo y creo que pudo ser una gran imprudencia de tu parte
- decía Mildred mientras levantaba la mesa.

-Imprudencia dices, la verdad es que lo adopté porque se lo prometí a Lily antes de morir
además, Harry quería conocer los motivos..

-No debe saberlo, no por ahora, él te quiere mucho Severus, has sido su padre once años, bien o mal el único padre que Harry conoce eres tú- terminó Mildred mientras Severus se retiraba meditando lo que acababa de escuchar, ¿Y si era cierto? ¿y si Harry realmente lo quisiera como padre?, solo el tiempo le daría esas respuestas
.

Harry caminaba con Mildred hacia el andén 9 ¾ , Mildred ayudaba a Harry a empujar su carrito, era el día que Harry tanto había esperado, cursaría su primer año en Hogwarts. Harry estaba ya listo para atravesar la barrera cuando otro chico intentó lo mismo y ambos cayeron al piso.

-Los siento- empezó Harry mientras se levantaba del piso.

-Fue mi culpa en realidad- contestó el otro chico mientras con la ayuda de Harry se incorporaba. Mildred se acercaba a ellos rápidamente y la familia del otro chico hacía lo mismo.

 

La madre del chico era pelirroja y a decir verdad todos sus hijos lo eran, Mildred le dirigió una mirada ala señora como si recordara viejos tiempos.

-¿Molly? ¿Molly Weasley?- preguntò Mildred mientras los chicos volteaban a mirarla.

-¿Mildred? ¿Eres tú?- contestó la señora Weasley mientras Harry y los hijos de Molly las miraban asombrados como ambas se daban un abrazo.

-Mira ellos son mis hijos- dijo la señora Weasley mientras señalaba a cada uno- el es Percy, ellos son Fred y George, el es ron y ella es Ginny.

Harry notó que Ginny lo miraba con curiosidad, él simplemente pensó que era una niña linda.

-Es un placer- contestó Mildred a los chicos- A propósito, él es Harry, Harry Potter- contestó Mildred mientras todos lo miraban asombrados y atentos.

-Entonces..¿Tu has cuidado de él?- preguntò la señora Weasley mientras sus hijos se presentaban con Harry.

-Si, soy una especie de nana para él- contestó mientras los chicos empezaban a atravesar la barrera, una vez en los andenes Mildred le explicó a Harry que ella y Molly Weasley eran amigas en el colegio, el reloj dio las once y Harry abordó el tren después de despedirse de Mildred.

Harry empezó a caminar por el pasillo buscando donde sentarse, pero según parecía todos los compartimientos estaban ocupados, una mano le toco el hombro y al voltearse se dio cuenta que era el chico que minutos antes se había presentado como Ronald Weasley, Harry y Ron siguieron buscando un compartimiento hasta que encontraron uno, en el solo estaba una chica que leía un libro, los entraron y se sentaron un poco alejados de la chica.

-Asi que, ¿A dónde quieres ir se puede escoger?- preguntò Ron tratando de romper el silencio.

-Pues no estoy muy seguro, mi padre es un Slytherin, pero hace poco descubrí que en realidad puedo ser un Griffindor por herencia- contestó Harry con una sonrisa

-Mi familia entera ha estado en Griffindor y para ser honesto me gustaría seguir la tradición

-Sin embargo las tradiciones pueden romperse cuando tu forma de pensar o actuar es diferente a la de una familia entera- contestó la chica que cerraba su libro y los miraba por primera vez- soy Hermione Granger- se presentó dándole la mano a Ron y después a Harry.

-Un placer- contestaron los dos

Hermione, Ron y Harry comenzaron a platicar sobre ellos y sobre sus familias, Harry también les platicó de James, Lily y de su "padre" Severus Snape. Ron y Hermione quedaron sorprendidos de la vida que el famoso Harry Potter había llevado, sin embargo comprendieron que no había sido fácil y que Harry necesitaría de ellos como amigos. Sin que se dieran cuenta estaban ya en los botes rumbo a Hogwarts, los tres se habían vuelto buenos amigos en el transcurso del tren, pronto entraban ya al gran comedor
.

-¿Y quien es tu "padre"?- preguntò Ron con curiosidad viendo la mesa de profesores.

-Es el que está sentado a la izquierda del director- contestó Harry a Ron y Hermione que voltearon y observaron que Severus Snape miraba a Harry fijamente.

-Vaya, parece que tu padre es un poco

.serio- expresó Ron que se había atemorizado ante la mirada de Snape.

-Pues

.nunca lo había pensado así- contestó Harry que miró a su padre de reojo y después al director que se paraba para dirigirles unas palabras.

 

-Bienvenidos a Hogwarts, antes de comenzar la selección me gustaría recordarles a todos que el pasillo del tercer piso, del lado derecho está prohibido para todos. Y respecto al profesor de DEFENSA CONTRA LAS ARTES OBSCURAS, este año tengo el honor de presentarles al profesor SIRIUS BLACK, que amablemente acepto el cargo hace unos días..buena suerte profesor- terminó el director mientras Sirius se sentaba en una de las sillas vacías y saludaba con la mano a los estudiantes.

¿Qué hacía Sirius Black en hogwarts? Se preguntaba Harry mentalmente mientras se daba cuenta que su "padre" miraba a Sirius con una mirada fulminante.

-Bueno sin mas, los llamaré por orden de lista y sabrán cual es su casa- explico la profesora Mcganagall.

-¡Granger Hermione!

Hermione pasó al taburete, el sombrero seleccionador le fue colocado y finalmente gritó: GRIFFINDOR

.una mesa entera aplaudió y Hermione feliz paso a sentarse.

-Malfoy Draco

Un chico rubio y de ojos negros se sentó en el taburete, el sombreo aun no le era del todo colocado cuando grito: SLYTHERIN, Harry notó que su padre miraba al chico con curiosidad
.

-Potter Harry James

Harry aún no dejaba de ver a su padre, así que no estaba atento a la selección, la profesora Mcganagall volvió a llamar

-¡POTTER HARRY JAMES!

Ron zarandeo a Harry y hasta entonces reaccionó que se trataba de él, con paso lento pasó al taburete, la profesora le colocó el sombrero seleccionador, Harry cerró los ojos esperando que a donde quiera que fuera mandado, fuera del agrado de su "padre" pero sobre todo que fuera el lugar correcto
.

_________________________________________________________________________________________

hola, pues espero de verdad que les este gustando, ya saben si tienen alguna queja, sugerencia o critica no olviden decirmela por favor.

MUCHOS SALUDOS

SEVERUSPOTTER

Harry estaba sentado en el taburete, el sombrero le fue lentamente colocado en su cabeza, todos lo miraban, estaba nervioso, sabía que si iba a Griffindor a su "padre" no le haría gracia, sin embargo por alguna extraña razón tampoco deseaba ir a Slytherin. Severus por otra parte observaba atento la selección de su "hijo", deseaba que fuera un Slytherin, así podría verlo más de cerca y protegerlo del peligro
.

-Así que un POTTER-comenzó el sombrero ante la atención de todos, alumnos y profesores- Sabía que un día tendría que seleccionarte, eres una leyenda ¿sabes? ¿Y sabes a donde van las leyendas?.......supuse que no, bueno a decir verdad
no se donde colocarte, serías un excelente Slytherin
.no mejor no
.la valentía es algo que deberás conservar durante este año
.recuérdalo
.¡Griffindor!

Harry se levantó mientras caminaba a la mesa que no dejaba de aplaudir, al llegar a la mesa se sentó junto a Hermione y levantando la mirada observó que su "padre" no aplaudía y que cuando ambos se miraron, Severus bajó la mirada como si estuviera decepcionado, sin embargo notò que Sirius era el que mas fervientemente le aplaudía desde la mesa de profesores. La selección continuó, Ron también fue seleccionado para Griffindor, algo que puso felices a Harry y Hermione.

 

A la mañana siguiente tuvieron clases de vuelo y transformaciones, durante el almuerzo Harry estaba pensativo, la siguiente clase era pociones, y si no se equivocaba, su "padre" era quien impartía esa materia.

-¿Te sucede algo?- preguntó Hermione mientras veía que Harry no tocaba su almuerzo y solo pensaba- Harry
.¡Harry!- exclamó al ver que estaba como ido.

-Perdón
¿decías algo?- respondió Harry mientras Hermione negaba con la cabeza.

-Mira sabemos que estás nervioso, y es lógico, seguramente tu pa
Severus esperaba que fueras a Slytherin, pero no es tu culpa, en todo caso el sombrero fue quien te puso aquí- explicó Ron tratando de darle ánimos a Harry.

Harry continuó así durante todo el almuerzo, al llegar la clase de pociones él junto con Ron y Hermione llegaron a la mazmorra encontrándose con Draco Malfoy y algunos más de Slytherin que al verlos pusieron cara de asco. Severus no tardó en llegar, los estudiantes entraron poco a poco, Harry entró casi hasta el final, estaba nervioso ¿Cómo seria su "padre" de profesor?.....

-Bien, como algunos ya han de saber, en esta clase aprenderán a elaborar las más raras y complicadas pociones, podrán incluso ponerle un alto a la muerte, pero antes
. Señor Potter puede decirnos..¿Cual es el antídoto màs simple contra el veneno?

Harry se había sorprendido de que su "padre" le preguntara a él habiendo tantos estudiantes.

-No lo sé
..señor- contestó minutos después.

Severus se volteó hacia las demás mesas, sin embargo Draco Malfoy levantaba la mano pidiendo la palabra. Severus le concedió la palabra
.

-Señor, ¿no se supone que con los aciertos nos dan puntos?- Severus asintió secamente ante la pregunta de Draco- Pues, Potter no ha contestado a su pregunta, ¿No se supone que debería quitarle puntos a su casa ante tal muestra de ignorancia?-respondió ante los murmullos de los Griffindors y la mirada de odio de Harry.

-Ignorancia ¿Dice? ¿Entonces usted conoce la respuesta?- preguntó secamente Severus

-Por supuesto señor, el bezoar es el antídoto mas simple- contestó Malfoy mientras los Griffindors le miraban con rabia.

-Bien
..ante tal situación
..cinco puntos menos Griffindor y cinco puntos más para Slytherin- respondió ante las protestas de los Griffindors- Y si continúan las protestas serán diez puntos menos

La clase fue para todos un caos, varios de Griffindor querían matar a Malfoy, Harry en cambio no entendía por que su padre había hecho tal cosa, al terminar la clase, Malfoy y compañía abandonaron la mazmorra inmediatamente, los Griffindors hicieron los mismo, Harry en cambió esperó a que todos salieran para quedarse a solas con su "padre".

-¿Le puedo ayudar en algo señor Potter?- preguntó Severus secamente desde su escritorio mientras observaba que Harry se le acercaba y se paraba enfrente de él.

-Solo quiero saber ¿Por qué hiciste eso?- preguntó Harry firmemente y mirándolo fijamente a los ojos.

-¿Hacer que?- le respondió con otra pregunta- ¿Quitarle puntos a su casa? Cualquier profesor hubiera hecho lo mismo- respondió mientras se paraba y cerraba la puerta de su despacho- usted no contestó a la pregunta, lo lógico es que le quitara puntos
..

-Eso no es verdad
.solo quiero saber ¿Por qué?- interrumpió Harry enfadado- Malfoy me llamó ignorante y no hiciste nada para desmentirlo, dejaste que quedara ante todos como un tonto

 

-Malfoy y tu son estudiantes, en dado caso quien debe desmentirlo eres tú no yo- contestó Snape sentándose de nuevo en su escritorio y comenzando a calificar los pergaminos..

-Pero tu eres mi "PADRE"
..debiste

-No puedo estar defendiéndote
.. además nadie aquí sabe que soy tu "padre", después de todo eres un POTTER- respondió ante el asombro de Harry.

-Empiezo a creer que Sirius tiene razón
.tu solo me adoptaste para fastidiarlos a él y a Remus

-¡No vuelvas a decir eso Potter!- respondió Snape señalando con el dedo- ¡Ya te dije que te adopte por otros motivos

-¡Hasta hace poco me llamabas Harry!¿Te avergüenzas de mi porque no contesté? ¿Es eso verdad?¡¿Supongo que ahora que no llevo tu apellido te vas a deshacer de mi NO?!

-¡BASTA! ¡En vacaciones eres y serás mi "hijo"!- respondió Severus poniendo un tono especial y raro a la palabra "hijo"- ¡Estamos en Hogwarts! ¡Y aquí eres un estudiante más! ¿Lo has entendido?

-PERFECTAMENTE

.PROFESOR- contestó Harry saliendo de la mazmorra enojado y más confundido que nunca y por si eso fuera poco un estudiante le dijo que el PROFESOR BLACK le buscaba, Harry se fue hacia el despacho de Sirius, nada podía ser peor.-

Harry entraba lentamente al despacho de Sirius, estaba vacío, esperó por un rato, pero al aburrirse comenzó a observar todo lo que había en aquel despacho, pronto se encontró frente a un pensadero, Harry sabía lo que era, Mildred le había hablado de ellos, por curiosidad se introdujo en el y cayó en una habitación donde curiosamente estaban Remus, Sirius y Dumbledore.

-Dumbledore, ahora que Lily y James acaban de morir es necesario que nos diga donde está Harry, soy su padrino y quiero hacerme cargo de él- explicaba Sirius que estaba sentado en una silla.

-Harry está en buenas manos, tiene ya una familia que lo cuidará hasta que cumpla once años- respondió Dumbledore pacientemente- Lo que más me preocupa es la piedra filosofal, debemos protegerla

-¿Protegerla? ¿De quien? Voldemort perdió sus poderes, esa piedra no necesita protección-contestaba Remus sin interés.

-Voldemort regresará y es posible que intente encontrar la piedra y después asesinar a Harry- explicaba mientras Sirius lo miraba aterrorizado.

-Es increíble que James y Lily estén muertos- contestaba Remus mientras caminaba por la habitación- Parece que fue solo ayer cuando los vi
.

-Si, y están muertos por culpa de ése Snape, no se como puedes confiar en él Dumbledore- cuestionaba Sirius.

-Severus Snape cometió un error, un error de que se arrepiente mucho

-¿Se arrepiente? ¡Él odiaba a James! ¡Si el no le hubiera dicho a Voldemort lo de esa profecía nada de esto hubiera pasado!- exclamó perdiendo el control

-Sirius tiene razón Dumbledore, si Snape no hubiera hecho eso, James y Lily aún estarían vivos
.- complementaba Remus.

-Dumbledore, yo jamás dejaré de buscar a Harry, no me importa lo que digas, algún día Harry vivirá conmigo

El recuerdo se borró y Harry salió expulsado del pensadero, cayó al suelo, levantándose lentamente pensaba y pensaba en lo que acababa de ver, si era verdad, entonces su "padre" era el causante de la muerte de sus verdaderos padres, ¿Cómo podía ser cierto?

 

Sin pensarlo dos veces salió de aquel despacho, no quería saber nada, ni de su "padre", ni de Sirius, estaba confundido, al encontrarse con Ron y Hermione les contó lo que vio y escuchó, ambos coincidieron en que el tiempo le daría a Harry las respuestas que buscaba
.

Varios meses pasaron, y lógicamente la enemistad entre Harry Potter y Draco Malfoy crecía, las clases iban bien, excepto por las que eran impartidas por Severus y Sirius, Severus le quitaba puntos a Griffindor injustamente y Sirius por el contrario siempre buscaba beneficiar a los Griffindors, por si eso fuera poco el castillo entero murmuraba sobre los sucesos que amenazaban en el exterior, pero sobre todo murmuraban sobre "EL ELEGIDO", que según Ron y Hermione se trataba de Harry

-Ya les dije que no lo soy- respondía Harry a Ron y Hermione que caminaban junto a él- no puedo serlo

-¿Así que "EL ELEGIDO" teme pelear contra EL SEÑOR TENEBROSO?- preguntó una voz burlona detrás de ellos, Harry se volteó y tal como lo había pensado se trataba de Draco Malfoy- Mi padre dice, que no eres más que un fanfarrón que se cuelga de la fama de verdaderos magos para sobresalir

-Me importa un bledo lo que tu o tu padre digan de mí, a decir verdad eres patético- contestó Harry dándose la vuelta y dispuesto a seguir su camino, pero Draco sacó su varita, como si Harry lo presintiera, sacó su varita también y exclamó- EXPILLARMUS- la varita de Draco salió disparada hacia atrás, ron y Hermione simplemente sonreían.

-Esto no h terminado Potter, ni creas que un sangre sucia como tú o tu madre van a vencerme
- respondió Draco mirando con odio a Harry. Harry al oír decir "sangre sucia" se lanzó contra Malfoy soltando la varita y comenzando a pelearse..

Ron y Hermione no sabían como actuar, Harry golpeaba a Draco, aunque Draco también alcanzaba a golpear a Harry, sin embargo varias heridas profundas aparecieron en Harry, eran como cortadas, al verlas, Malfoy se alejó y huyó del lugar, Harry se tapaba las heridas con las manos, sin embargo éstas eran exactamente iguales a las que le pasaban cuando era un niño, sangraban de manera abundante y el dolor provocó que Harry perdiera el conocimiento
.

-Ron ve y busca al profesor Snape o al profesor Black, yo cuidaré de Harry
.-decía Hermione mientras Ron asentía y se alejaba corriendo del lugar.

Pronto llegó Sirius junto con Ron, la sangre le seguía brotando a Harry, Sirius se hincó y trató de contener el sangrado pero fue en vano, como si un presentimiento se lo dijera, Snape apareció en el lugar minutos después, trató de ayudar, pero Sirius se llevaba a Harry a la enfermería, la enfermera logró curar a Harry, sin embargo por la pérdida de sangre éste seguía aún inconsciente..

-¿Qué fue lo que paso?- preguntó Severus a Ron y Hermione que estaban cerca de la cama de Harry.

-Pues
.Malfoy es el culpable- contestó de manera dudosa Ron- él fue quien atacó a Harry, aunque sus heridas aparecieron sin un motivo
..

-Lo que pasó es que se estaban peleando de manera muggle- respondió Hermione ante el asombro de Severus y Sirius- a decir verdad, no creo que Malfoy fuera culpable

 

-¿Culpable?- preguntó Sirius con sarcasmo- El es el único culpable de que Harry esté como esté.

-Es como si se estuviera repitiendo

..-se dijo Snape en voz baja mientras recordaba las heridas que Harry solía hacerse cuando era niño, sin embargo Sirius escuchó lo que dijo y le miró extrañado, al darse cuenta, Severus se dio la vuelta y sin voltear a verlos simplemente dijo- Tengo que hablar con Dumbledore

Sirius volteó a mirar a Harry quien dormía profundamente
.o al menos eso aparentaba.

-Cuiden de Harry y cualquier cosa, no duden en llamarme- contestó Sirius mientras se daba la vuelta y se dirigía a la salida.

-No

..n..no
.por favor
.no- susurraba Harry en sueños, Ron y Hermione se miraron, cualquier cosa que Harry estuviera soñando, no debía ser del todo bueno-por favor
..no lo hagas
..

Ron y Hermione volvieron a mirarse mientras Hermione le pasaba su mano por el cabello tratando de darle paz, aquello era extraño, era la primera vez que veían a Harry así, pero tal vez no sería la última
.

Harry abría los ojos lentamente, había pasado tres días en la enfermería, una mano le ayudo a ponerse los lentes y observó que Ron y Hermione lo miraban con alegría, Ron ayudó a que Harry pudiera sentarse, pero Harry notó que segundos después las caras de Ron y Hermione cambiaban.

-¿Qué sucede?- preguntó Harry incorporándose lentamente, se daba cuenta que tenía vendajes en el hombro, la pierna y parte del estómago, sintió una punzada al sentarse, pero eso no impidió que siguiera preguntando-¿Hay algo que deba saber? ¿Cuántos días he estado aquí?

-Tranquilo, primero que nada llevas tres días aquí y bueno
.digamos que estabas débil- contestó Hermione tranquilizando a Harry.

-¿Pero que sucedió? ¿Por qué estoy vendado?- preguntaba de nuevo

-Eso es lo extraño, tus heridas simplemente aparecieron- contestó Ron preocupado- fue una suerte que encontrara al profesor Black y
.

-¿Sirius me trajo?- preguntó asombrado

-Si, en cuanto te vio trato de detener el sangrado, pero fue inútil, entonces decidió traerte aquí, ha sido muy amable, ha venido ha verte todos los días- comentó Hermione

-Y
mi
.el profesor Snape ¿No ha venido?- preguntó Harry inquietado.

-Creo
que no- respondió Hermione mientras Harry se quedaba pensativo- pero hay algo que debes saber.

-¿Qué cosa?- dijo Harry mientras bebía un poco de agua que Ron le pasaba.

Hermione extendió la mano y le dio una edición del profeta.

-Es de hace dos días- contestò mientras Harry se deponía a leer en voz alta.

EL COMIENZO DE UNA GUERRA.

HASTA HACE UNAS HORAS, EL COMIENZO DE UNA NUEVA GUERRA ERA SOLO UNRUMOR, HOY, EL MINISTRO DE MAGIA CONFIRMO QUE ESTE RUMOR ES YA UNA REALIDAD, MISTERIOSAS DESAPARICIONES Y ASESINATOS RECIENTES INDICAN QUE EL-QUE-NO-DEBE-SER-NOMBRADO HA REGRESADO, SEGÚN FUENTES CERCANAS AL MINISTERIO DE MAGIA, EL SEÑOR TENEBROSO TIENE COMO OBJETIVO TERMINAR LO QUE COMENZÒ HACE POCO MAS DE ONCE AÑOS.

Harry miró a Ron y Hermione y finalmente pregunto- ¿Esto no es todo o si?- y como si supiera la respuesta Hermione le pasó otra edición del profeta, ésta última era la siguiente nota.

 

EL NIÑO DE LA PROFECIA.

LA HISTORIA DE LA RECIENTE GUERRA COMENZO HACE ONCE AÑOS, CUANDO UNA PROFECIA FUE FORMULADA, LA PROFECIA HABLABA DEL NACIMIENTO DE UN NIÑO A FINALES DE JULIO, ESTE SER ES EL UNICO QUE TENDRÀ PODERES PARA DERROTAR AL-QUE-NO-DEBE-SER-NOMBRADO. MUCHOS HAN CUESTIONADO LA AUTENTICIDAD DE DICHA PROFECÌA, ¿REALIDAD O MENTIRA? NADIE LO SABE, SOLO EL TIEMPO NOS DIRA LA RESPUESTA, SIN EMBARGO SOLO UNA PERSONA HA SOBREVIVIDO A UN ATAQUE DE EL SEÑOR TENEBROSO Y ES POR SUPUESTO EL FAMOSO "HARRY POTTER" LO QUE HACE SUPONER QUE DICHA PROFECIA HACE HONOR A ESTE JOVEN.

-Esto es imposible, no puedo ser yo- contestaba Harry mientras le devolvía el periódico a Hermione.

-No es todo, una nueva noticia salió ayer y a causa de eso varios estudiantes se han ido del colegio- empezó Hermione mientras sacaba otra nota periodística.

UN PASADO QUE REGRESA

EN EDICIONES PASADAS LES INFORMAMOS SOBRE EL RETORNO DE EL SEÑOR TENEBROS, TODO PARECE INDICAR QUE HECHOS PASADOS VOLVERAN A REPETIRSE. POR SI ESTO FUERA POCO, EL COLEGIO HOGWARTS DE MAGIA Y HECHIZERIA TAMBIEN TIENE UN GRAN PROBLEMA, YA QUE SEGÚN PADRES DE FAMILIA, LA PRESENCIA DE UN EX - MORTIFAGO EN HOGWARTS ES PELIGROSA. VARIAS DE LAS FAMILIAS HAN DECIDIDO QUE SUS HIJOS REGRESEN A CASA INCLUSO ANTES DE TERMINAR EL CICLO ESCOLAR, PARA LOS QUE DESCONOSCAN EL TEMA, EL EX - MORTIFAGO AL QUE HACEMOS ALUSIÓN ES NADA MAS Y NADA MENOS QUE SEVERUS SNAPE, QUE HACE ALGUNOS AÑOS FUE PARTIDARIO DE QUIEN-NO-DEBE-SER-NOMBRADO AYUDANDOLO A
..

La nota no terminaba ahí, pero Harry ya no quiso seguir leyendo, le devolvió el periódico a Hermione y entonces recordó lo que vio en el pensadero, tenía dudas, su "padre" había sido un seguidor de Voldemort, y Voldemort había asesinado a sus verdaderos padres, ¿Era verdad? ¿O era mentira?, sin pensarlo dos veces se levantó de la cama y se puso su túnica, el dolor aun estaba, sin embargo empezó a caminar lentamente hacia la salida.

-Harry espera

- decía Hermione mientras lo tomaba del brazo- no puedes irte, aun no estas del todo bien.

-Tengo que hablar con mi padre
..
..con el profesor Snape- contestò mientras avanzaba hacia la salida.

-¿A dónde cree que va señor Potter?- preguntó la enfermera desde el rincón y corriendo hacia el.

-Tengo que hablar con alguien- contestò mientras comenzaba a correr zafándose de Ron y Hermione que le miraban desde la puerta de la enfermería.

-Creo que no debiste mostrarle esos periódicos Hermione- protestó al ver salir corriendo a Harry.

-Tenia que saber la verdad- contestò ella- mejor que se entere por nosotros y no por otros estudiantes..

Harry por otra parte corría hacia el despacho de su "padre", no le importaba si se lastimaba o no, tenía con su "padre" desde mucho tiempo atrás una platica pendiente

Harry estaba ya frente al despacho de su "padre", tocó la puerta y al ver que nadie respondía, volvió a tocar, esta vez con un poco más de fuerza, Severus abría lentamente la puerta mientras Harry entraba rápidamente al despacho, Severus lo miraba asombrado, hasta donde él sabía Harry aún no estaba curado del todo.

-¿Pero que demonios hace
..-comenzó Snape en tono interrogatorio, pero Harry no lo dejó terminar.

-Estoy en busca de respuestas, sólo quiero eso- contestó firmemente y tratando de mirarlo a los ojos, sin embargo Severus evadía su mirada.

 

-¿Y puedo saber cual es la pregunta? Porque para buscar respuestas debe haber una duda o pregunta ¿O me equivoco?- decía Snape mientras caminaba por el despacho.

-¿Es esto verdad?- preguntó Harry mientras le pasaba la nota del periódico y Severus la leía- ¿Es verdad que fuiste uno de sus partidarios?

-¿Quién te ha dado esto?- preguntó secamente Severus.

-No tiene importancia, solo contéstame ¿Es cierto?

-Todos cometemos errores Harry

...-empezó Severus, a Harry no se le pasó que su "padre" le llamaba por su nombre de nuevo- es de seres humanos
.e-q-u-i-v-o-c-a-r-s-e- terminó Snape lentamente.

-Entonces
¿También eres el culpable de la muerte de mi padres?- preguntó Harry enfadándose un poco y tratando de encararlo.

-Como ya dije

es de seres humanos equivocarse
..además, ¿Quién te ha dicho semejante cosa?- preguntó al darse cuenta que Harry conocía parte de la verdad sobre su pasado.

-¡Entonces es cierto! ¡Es tu culpa! ¡Por tu culpa mi madre esta muerta!- exclamó Harry mirándolo con rencor y hasta cierto punto un poco de odio.

-No lo entiendes
.jamás lo entenderías
.- decía Snape mientras bajaba la mirada.

-Entiendo perfectamente "s-e-ñ-o-r"contestó Harry mientras se dirigía a la salida rápidamente. Severus lo alcanzó y le tomo del brazo volteándolo hacia él.

-ALGUN DIA LO ENTENDERAS- dijo un poco molesto y a la vez preocupado.

Harry volvió a fulminar con la mirada a Severus, Severus lo soltó y Harry salió rápidamente y tratando de alejarse lo más rápido que podía de ahí. Regreso a la enfermería, la enfermera le regaño por salirse, pero Harry no prestaba atención, su mente estaba confundida, por una parte estaba enojado, su "padre" había sido el culpable de la muerte de sus padres, o al menos eso parecía y por otra parte estaba arrepentido de lo que le había dicho a Severus, bien o mal había cuidado de él por once años, once años que no cualquiera hubiera sacrificado por un niño

Varios días habían pasado desde aquella conversación, Harry aun se sentía culpable y enojado, evitaba a Ron y Hermione, no porque estuviera molesto con ellos, pero sentía que si hablaba con ellos recordaría la platica con su "padre". Noticias de la Sierra de Cadiz

-Harry, necesitamos hablar- dijo con firmeza Hermione mientras se sentaba frente a Harry que estaba haciendo los deberes.

-¿Qué sucede?- preguntó sin voltear a verla, ni a ella ni a Ron.

-Estas evitándonos, eso es lo que pasa- contestó Ron reclamando.

-Claro que no- respondió Harry mirándolo extrañado.

-solo queremos de cir que lo sentimos- dijo Hermione- tal vez no debimos decirte lo

-Esta bien- empezó Harry calmado- fue lo mejor, mejor enterarme por mis mejores amigos que por el resto de la escuela- terminó mirando a varios estudiantes que lo miraban de forma extraña.

-¿Entonces no estas molesto?- pregunto Hermione con una sonrisa.

-No podría enojarme con mis mejores amigos- respondió con una sonrisa.

-Harry Potter- exclamó la voz de un chico a espaldas de Harry- El profesor Black dice que le urge hablar contigo, dice que te espera en su despacho.

Harry se levantó e hizo señas a Ron y Hermione para que lo acompañaran.

 

-Dice que es privado- volvió a decir el chico mientras Ron y Hermione volvían a sentarse decepcionados.

-Los veré en unos minutos- les dijo mientras se iba por el pasillo.

Al llegar al despacho Sirius lo esperaba en la entrada con su habitual sonrisa pícara, hizo pasar a Harry e incluso lo invitó para que se sentara.

-No voy a quitarte mucho tiempo Harry, en realidad quería hacerte una pregunta, no es necesario que me respondas ahorita, tomate tu tiempo, te prometo ser paciente y aceptar tu respuesta sea cual sea- dijo Sirius mirando a Harry- ¿Te gustaría pasar las vacaciones de navidad en mi casa? Se que tal vez estés acostumbrado a
.

-ACEPTO- contestó Harry sin dudarlo

-¿Eso quiere decir
.-empezó Sirius bastante feliz

-Si acepto pasar contigo las vacaciones de navidad- respondió Harry con una sonrisa.

Como impulso Sirius le abrazó como solo un padre podría hacerlo, Harry nunca había recibido un abrazo así por parte de Severus, así que aquello le hizo sentir seguridad y confianza hacia su padrino.

-Te prometo que no te arrepentirás- dijo Sirius separándose de Harry y caminando con él hacia la puerta.

Harry salió del despacho con una sonrisa que se borró mientras pensaba en su "padre Severus", sería la primera vez que pasaría sus vacaciones lejos de él y lejos de Mildred por supuesto, suspiró y pensó que quizá por coraje y orgullo había tomado una decisión un tanto equivocada
....

_______________________________________________________________________________________

hola a todos, espero que les guste este capitulo, a decir verdad me falta un poco de inspiracion,tratare de no alargarla y hacer pronto el final, prometo hacer mi mayor esfuerzo y seguir actualizando como de costumbre. MUCHOS SALUDOS

SEVERUSPOTTER

A SE ME OLVIDABA, ME DEJAN SUS COMENTARIOS Y SI TIENEN ALGUNA SUGERENCIA DIGANMELA POR FAVOR.

El carruaje viajo por varias horas, Harry dormía mientras Sirius le observaba nostálgicamente, le recordaba mucho a James y al acordarse de él, se prometió que pasara lo que pasara, Harry viviría con él algún día. El carruaje se detuvo y Sirius comprendió que acababan de llegar.

-Harry, Harry despierta ya llegamos, decía Sirius mientras movía ligeramente a Harry que abría los ojos y lo miraba a apenado.

Harry bajó del carruaje y observó aquella casa, ambos entraron y para sorpresa de Harry, la orden entera estaba ahí, había un cartel rojo con letras doradas que al leerla Harry se emocionó mucho, el cartel decía: BIENVENIDO A CASA HARRY.

Todos los presente abrazaron uno por uno a Harry dándole la bienvenida, Remus Lupin y Tonks se presentaron con él, ambos le dijeron que ellos serían sus "tíos" y que podía confiar en ellos plenamente.

-Bueno, ¿porque no pasan todos al comedor mientras le enseño a Harry su nueva habitación?- exclamó Sirius, mientras todos los presentes asentían y pasaban al comedor.

Harry estaba asombrado, ¿Qué significaba eso de "nueva habitación", subió con Sirius las escaleras, en el segundo piso Sirius se detuvo frente a una de las puertas de las habitaciones, le puso una mano en los ojos de Harry y abrió lentamente la puerta. Levantó la mano de los ojos de Harry y éste quedó asombrado ante semejante habitación.

 

-¿Te gusta?- preguntó Sirius mientras Harry recorría la habitación.

La habitación era grande, tenía como decoración en las paredes estandartes con el escudo de Griffindor, también había posters de equipos de Quidditch, era bastante más lujosa que su habitación en Spinner`s End que era pequeña y demasiado formal. En Spinner`s End el cuarto de Harry era pequeño y que más bien parecía el cuarto de un hombre adulto, ésta en cambio estaba decorada para un adolescente.

-Es fabulosa- contestó Harry mientras se sentaba en la cama.

-Y eso no es todo, espero que no te ofendas, pero me tomé la libertad de comprarte ropa- explicaba Sirius mientras abría las puertas del closet- creo que tal vez te guste hacer un cambio en tu guardarropa, claro eso solo si tu quieres. No creo que a Snivellus le moleste.

Harry se acercó a la ropa y comprobó que esa ropa era mucho más informal a la que su "padre" solía comprarle.

-¿Por qué lo llamas Snivellus?- preguntó Harry mientras colocaba una camisa y volteaba a ver a Sirius que confundido solo bajó la mirada.

-Será mejor que bajemos a comer, los demás nos esperan- contestó Sirius saliendo de la habitación sin contestar la pregunta de Harry.

-Sirius

..-empezó Harry mientras se sentaba nuevamente en la cama-GRACIAS

-No es nada Harry, en verdad espero que disfrutes estas vacaciones, creo que serán buenas para los dos- contestó Sirius mientras se paraba en la puerta del cuarto, Harry se acercó a él y ambos bajaron a comer con los demás..

**********************************************************************

Sin que Sirius o Harry se dieran cuenta, la cena de Navidad llegó, Sirius junto con Tonks, Remus y el elfo doméstico preparaban ya la cena, Harry por otra parte estaba en su habitación preguntándose que estarían haciendo Mildred y su "padre". Aunque era feliz al lado de Sirius, una parte de él deseaba estar con su "padre", nada podía hacer que se olvidara de él, por más que lo intentaba fracasaba.

-Harry, puedes bajar un momento, hay algo que creo que agradará- comentó Sirius desde la puerta de la habitación de Harry.

Harry y Sirius bajaron las escalera y Harry quedó sorprendido al ver a toda la familia Weasley reunida en la cocina, todos saludaban a Remus y Tonks y en cuanto Harry entró lo saludaron también. Harry aun no cabía de felicidad al ver a su mejor amigo ahí.

-¿Cómo es que
.? Yo pensé- balbuceaba Harry mientras salía con Ron hacia la sala.

-Sirius invitó a mi familia, de echo el año nuevo piensan pasarlo en Rumania con mi hermano Charly- explicó Ron mientras se sentaban en un sofá.

-¿Qué quieres decir con "piensan pasarlo"?- preguntó Harry mientras Ron sonreía.

-Mis padres, Fred, George y Percy irán a Rumania. Ginny y yo pasaremos el año nuevo contigo- terminó Ron ante la felicidad de Harry.

-Es fantástico, a decir verdad solo falta Hermione- contestó Harry mientras probaba uno de los bocadillos.

-Sirius invitó también a su familia, pero creo que iban a salir de viaje- contestó Ron mientras también probaba los bocadillos-¿Sucede algo Harry?- preguntó al ver que Harry se levantaba y observaba fijamente por la ventana con una expresión nostálgica.

-No
es solo que estaba pensando en
.-pero Harry no pudo terminar.

-¿En tu padre? Es decir ¿En el profesor Snape?- preguntó Ron parándose junto a su amigo.

 

-Si, a esta hora ya deben estar cenando- contestó Harry tristemente, aunque Sirius lo llenaba de regalos y sorpresas, no podía evitar extrañar su casa.

-La cena está servida- comentó Ginny detrás de ellos.

-Animo Harry, Sirius te quiere mucho, mira que invitarnos a todos nosotros solo para que estuvieras feliz

-Lo sé, pero deje a mi "padre" solo y precisamente hoy en navidad, no debí hacer eso
..tengo un mal presentimiento

-Harry, has pasado con el profesor Snape once navidades, ¿No crees que es justo que pases por lo menos una con Sirius? Además tu padre estará bien- le consoló Ron.

-Tienes razón- contestó Harry mientras ambos se dirigían al comedor para celebrar la cena. Mientras caminaban hacia el comedor Harry se preguntaba constantemente ¿De verdad estará bien? ¿No se habrá enojado conmigo? ¿Seguiré siendo su "hijo" después de todo?, una vocecilla decía desde sus adentros "debe estar bien, recuerda que es un gran mago, nada malo va a pasarle", eso le consoló un poco, pero tal vez pudiera estar equivocado

____________________________________________________________________________________

hola, pues espero que no les aburra el capitulo, la verdad es que la historia ha llegado a un punto en el que cada vez se me dificulta mas darle forma, por eso es que me interesa saber sus opiniones y si tiene alguna sugerencia no duden en ponerla.

SALUDOS.

SEVERUSPOTTER

Harry, Ginny y Ron abrían sus regalos de navidad, Sirius le había comprado regalos a los tres, Molly y Arthur Weasley también le habían dado un obsequio a Harry, pero eso no era todo, Remus y Tonks también habían dejado obsequios, Harry era feliz, aunque le sorprendía que ni su padre ni Mildred le enviran regalos.

Sirius le había regalado a Harry una Saeta de Fuego, los señores Weasley por otro lado le habían regalado una bufanda de colores bastante llamativos, a su vez Remus le había dejado un libro sobre la historia del Quidditch y finalmente Tonks le había dejado una especie de amuleto que según ella daba suerte y alejaba las desgracias del portador. Harry subió todos sus regalos a su habitación para encontrarse con Ginny y Ron que estaban esperándolo arriba.

-Creo que tu tía Tonks es bastante rara, mira que darte un amuleto disque de la suerte- decía Ron mientras Harry entraba con el amuleto en el cuello y con varios obsequios en las manos.

-¡Ron!¿ Como puedes decir eso? Tonks es una persona bastante agradable- regañaba Ginny mientras Harry se sentaba en la cama con ellos.

-¿Sabes Harry? Mi hermana me recuerda a veces a Hermione- decía Ron ante la inevitable risa de Harry, Ginny por otra parte se sonrojó.

Los tres estaban jugando guerras de almohadas cuando Sirius apareció en la puerta de la habitación.

-¿Puedes venir un momento Harry?- preguntó Sirius desde la puerta mientras los chicos dejaban de jugar y lo miraban con un poco de pena- No tardaremos- añadió Sirius mirando a Ron y Ginny que se quedaban en la habitación mientras Harry salía.

Sirius condujo a Harry hasta el comedor, introdujo a Harry y cerró la puerta tras él, Harry estaba asombrado, ahí parado firmemente y mirándolo fijamente estaba él, su padre.

 

-Bien, esto es un poco incomodo Harry, pero SNIVELLUS quería verte, quería comprobar que estás bien- explicó Sirius mientras Harry miraba a Severus. El brazo de su padrino estaba en su hombro, así que aunque Harry hubiera querido no podía dirigirse a su padre.

-En realidad- empezó Severus mientras caminaba lentamente hace Harry y Sirius- he venido a recogerte, acepte que pasaras la navidad aquí, pero como tu padrino ya se habrá dado cuenta, no pretendo que pases aquí el año nuevo..

-Mira Quejicus, Harry está conmigo y hasta ahora nada malo ha sucedido con él, como ya te habrás dado cuenta Harry esta perfectamente, así que voy a pedirte que te marches y nos dejes
.-empezaba Sirius perdiendo el control.

-No voy a dejarte a Harry, Black, así que será mejor que lo dejes y que en este instante empiece a empacar- le atajó Severus bastante serio y sin quitarle la vista.

Harry no sabía que hacer, se había zafado del brazo de Sirius, pero no sabía si debía o no obedecer esa orden.

-Mira SNIVELLUS, he sido considerado contigo en lo que respecta a Harry, pero no pienso tolerar que vengas aquí de buenas a primeras y te lo lleves- respondió Sirius seriamente y un poco más tranquilo.

-A diferencia de ti Black, yo si poseo derechos sobre Harry, tengo la custodia de Harry al menos hasta que cumpla diecisiete años, y si no me equivoco, Harry apenas tiene once años, así que puedo ejercer ese derecho sobre él- explicó Severus con una cara de satisfacción.

-Si deseas llevarte a Harry, también tendrás que llevarte a los hermanos Weasley, sus padre los dejaron para que acompañen a Harry, y si te lo llevas, te los llevarás a ellos también- dijo Sirius en tono desafiante, obviamente esperaba que Snape protestara y desistiera de llevarse a Harry.

-En ese caso
que así sea- respondió Severus mientras el rostro de Sirius se fruncía- Harry sube y empaca tus cosas, y dile a los Weasley que empaquen, por lo visto van a a-c-o-m-p-a-ñ-a-r-n-o-s también- añadió Severus retando a Sirius.

-Yo te ayudaré a empacar Harry- dijo Sirius mientras Harry y él salían del comedor y se dirigían a las habitaciones del segundo piso.

Severus se dirigió a la sala mientras los chicos bajaban. Tardaron un poco, pero a pesar de todo Severus trató de ser un poco paciente, pensando en que por fin podría tener a su "hijo" de vuelta en casa.

-Bien, usaremos tu chimenea Black, viajaremos por Red Flu- expresó Severus mientras Ron y Ginny lo miraban atemorizados- repitan muy bien la dirección- terminó mientras Ron entraba en la chimenea y gritaba la dirección de "SPPINER`S END", Ginny hizo lo mismo y al igual que Ron desapareció por la chimenea.

-Hasta pronto Sirius, fue un placer estar en tu casa- se despidió tristemente Harry, le había tomado cariño a Sirius y le costaba despedirse de él- saluda de mi parte a mis tíos..

-Que te vaya bien Harry, y no lo olvides, esta es tu casa- contestó Sirius mientras Harry tomaba sus polvos Flu y desparecía por la chimenea.

Severus se dirigía a la chimenea cuando Sirius lo jaló del brazo y lo volteó hacia él, Severus pensó que Sirius iba a golpearlo, pero no fue así.

-Si me entero que has tratado mal a Harry te las verás conmigo SNIVELLUS, y no estoy jugando- amenazó Sirius mientras Severus se soltaba, tomaba sus polvos Flu y se introducía en la chimenea.

 

-No te preocupes Black, yo jamás lastimaría a mi H-I-J-O-respondió Severus mientras desaparecía por la chimenea, Sirius miraba la chimenea con odio y recelo, ahora comenzaba otra guerra, uno de los dos debía ganarse el cariño de Harry Potter
....

Severus salía de la chimenea lentamente, al observar la pequeña sala, se dio cuenta que Mildred abrazaba a Harry y a Ginny, mientras que Ron simplemente estaba parado junto a su hermana. Los tres chicos voltearon a verlo sin saber como reaccionar ante su llegada.

-Bien, antes que suban a desempacar, me gustaría dejar en claro ciertas cosas, supongo que Harry ya les habrá contado
.-empezó Severus mirando a Ron y Ginny-no me gustan los escándalos, si desean salir a jugar, tendrán que avisarme con anticipación ¿Comprenden?- preguntó mientras Ron y Ginny asentían con miedo y sin atreverse a hablar.

-Severus creo que deberíamos hacer algunos cambios
-empezó Mildred pero Severus no la dejo terminar.

-El señor Weasley compartirá habitación con Harry, la señorita Weasley puede quedarse en tu habitación, tú dormirás en la mía y yo

dormiré en mi despacho- Snape explicaba tan rápido que a los hermanos Weasley les costaba creer que Harry hubiera vivido con él once años- Bueno, Harry explícales cuales son las habitaciones y no olvides mencionarles a que hora se sirve la mesa- terminó Severus seriamente mientras se introducía en su pequeño despacho y dejaba a los chicos con Mildred.

-Suban a desempacar, yo iré a preparar la comida- dijo Mildred cariñosamente mientras veía subir a los tres chicos y ella desparecía en la cocina.

Los tres subieron sin hablar, Harry y Ron entraron en su habitación mientras Ginny también entraba en la designada para ella.

-Vaya este cuarto si que es pequeño- decía Ron mientras colocaba su maleta junto a la cama- en Grinmauld Place tu habitación es el triple de grande.

Harry empezaba a sacar su ropa del baúl y la colocaba en su ropero, y aunque Ron dijera lo que dijera él se sentía feliz de estar de vuelta en su casa.

-¿Puedo pasar?- preguntaba Ginny que asomaba la cabeza desde la puerta. Harry y ron asintieron y Ginny comenzó a ayudar a su hermano a desempacar.

-¿Te sientes bien Harry? Luces algo
demacrado- dijo Ron al ver que Harry se recostaba en la cama- ¿No te sientes enfermo o algo por el estilo?

-No, solo estoy un poco cansado, además extraño a Sirius, llegué a tomarle mucho afecto- contestó mientras veía a Ron y a Ginny. Harry sintió un profundo dolor en el estómago, ladeó la cabeza y observó que Ginny lo miraba asustada.

-¡Harry estas sangrando!- gritaba Ginny mientras se acercaba corriendo a él- ¡Ron, avísale a Mildred!- Harry se sintió débil, se pasó su mano por la cara y entonces comprobó lo que Ginny decía, abundante sangre le brotaba por la nariz.

Ron salió de la habitación y regresó momentos después con Mildred que asustada le dio a beber a Harry una poción. Harry sintió un inmenso frío en la cara, y entonces todo se apagó, se había quedado profundamente dormido.

-Tienen que morir, ambos tienen que morir, si me permite quizá yo pueda hacerme cargo mi señor, yo podría
..-decía la voz de una mujer.

-Aún no es tiempo, tiene que ser lentamente, poco a poco, tienen que sufrir antes que vea el brillo de sus ojos desparecer por completo- exclamaba una voz fría y aguda.

 

-¿Qué demos hacer con el traidor?- preguntaba la vos de otro hombre.

-Pagará
..pero debemos darle en donde más le duele, y todos sabemos perfectamente que lo que el más ama, aún más que a su vida propia


..es al chico-respondía aquella voz fría y aguda.

-¿Entonces debemos dejarlos vivir?- preguntaba la voz de la mujer.

-Sólo de momento, no olvides que aún tengo que utilizarlos
..

-Pero amo le recuerdo que él nos traiciono al
..

-¡No cuestionen mis órdenes!- replicó aquella voz, que poco a poco se fue apagando más y más.

Harry! ¡Harry!-decía mildred sacudiendo con fuerza a Harry que ladeaba la cabeza de un lado a otro.

Harry abrió los ojos poco a poco y se dio cuenta que estaba acostado en la cama, que tenía puesta una pijama y que el sol entraba por su ventana.

-Mildred- contestó Harry lentamente- ¿Qué me paso? ¿Y Ron? ¿Y Ginny?

-Cálmate, ellos están en el comedor, es hora de desayunar- explicó Mildred mientras Harry se sentaba en la cama.

-¿Pero que paso?- preguntó aún sin comprender y recordando aquellas voces.

-Estuviste enfermo, llevas dos días en cama, pero me alegra ver que ya estás más recuperado- explicó mientras le pasaba ropa a Harry.

-¿Y
..mi padre?- preguntó Harry con un poco de pena.

-Ha salido con Dumbledore, regresará hoy en la tarde, no tardes en bajar, a los hermanos Weasley les dará gusto verte, han estado muy preocupados por ti, en especial la señorita Ginny- terminó Mildred mientras salía de la habitación dejando a Harry a solas.

La cabeza le dolìa, sin que èl se diera cuenta, habían pasado dos días, por màs que lo intentaba, no dejaba de ecordar aquellas voces, ¿Qué querían decir? ¿Quiénes estaban detrás de eso?, le aterraba cada vez que recordaba aquella voz fría y aguda que decía "tienen que sufrir antes que vea el brillo de sus ojos desparecer por completo
."

__________________________________________________________________________________

hola a todos, primero que nada mil disculpas por no podr actualizar antes, se que me he atrasado desmasiado con mis fics, espero que no se molesten y que les guste este nuevo capitulo.

NUEVAMENTE DISCULPAS Y GRACIAS POR LEER ESTA HISTORIA.

ATTE SEVERUSPOTTER.

Harry bajó rápidamente las escaleras encontrándose con Ron y Ginny que al verlo le dieron un abrazo. Harry estaba inmensamente aquella muestra de amistad por parte de los Weasley, eran como los hermanos que él nunca había tenido. Los tres desayunaron rápidamente, pero eran niños después de todo, y cada hora, minuto o segundo se aburrían de estar todo el día dentro de aquella casa.

-Mildred, ¿Podríamos salir un rato al parque?- preguntaba Harry ansioso de una respuesta.

-Harry
..acabas de recuperarte, no creo conveniente que..
-empezó Mildred, pero Ginny no la dejó terminar.

-Solo será a caminar, le aseguro que no tardaremos, además Ron y yo cuidaremos de Harry- explicó rápidamente Ginny.

 

-Esta bien, esta bien, pero silo por unos minutos ¿de acuerdo?- cuestionó Mildred mirando a los tres- suban a ponerse ropa abrigada, debe hacer bastante frío afuera.

Harry, Ron y Ginny subieron rápidamente las escaleras llegando a la habitación de Harry, Ginny se puso un suéter al igual que Ron, sin embargo Harry no pudo evitar notar que con esos suéteres no les sería suficiente, de su armario sacó dos abrigos bastante elegantes y se los entregó a los Weasley.

-Pero..¿estos no son tus abrigos?- preguntaba Ron mientras se ponía uno lentamente.

-Así no les dará frío- contestó Harry mientras encogía los hombros y salían de la habitación.

Los tres llegaron al parque, caminaron un buen rato hasta que finalmente s sentaron en una banca, la nieve cubría el parque, así que la vista era por demás hermosa. Sin pensarlo dos veces Harry contó a Ginny y Ron lo sucedido dentro de sus sueños, ambos escucharon atentos el relato de Harry, que con cada palabra que salía de su boca, aquel relato se volvía escalofriante.

-¿Entonces no sabes de quien se trata?- preguntó Ginny al acabar de escuchar la historia.

-No pero creo saber quién esta detrás de todo esto- contestó Harry sin mirar a sus amigos- estoy casi seguro que se trata de Voldemort.

-No digas su nombre- replicó Ron casi al instante.

Una ráfaga de viento comenzó a aparecer en el parque, todo e volvía gris y siniestro, los tres se levantaron rápidamente de la banca, aquel frío era profundo, a Harry le comenzó a doler la cicatriz, y sin que se dieran cuenta enfrente de ellos estaban paradas tres personas, las tres vestidas de negro y con caretas que impedían verles el rostro.

-Harry Potter- comenzó la voz de una mujer, a la que Harry reconoció casi al instante, era la misma voz de sus sueños- el supuesto E-L-E-G-I-D-O.

-Tal parece que fue mas fácil de lo que creíamos, el AMO estará feliz al saber que pronto podrá librarse de él para siempre- contestaba otra voz, esta vez era la voz del hombre que Harry recordaba haber escuchado en sus sueños.

Los tres chicos se juntaron rápidamente, no sabían que hacer, estaban desarmados y aunque lo estuvieran ¿Qué podían hacer contra tres personas que lógicamente tenían más experiencia que ellos?, aquellas personas sacaron sus varitas dispuestos a atacar.

Ron y Ginny se pararon enfrente de Harry sin pensarlo, Harry trataba de enfrentarse a aquellas personas, sin embargo un frío inmenso le invadió las piernas provocando que se quedara inmóvil.

-Vete Harry, corre..-susurraba Ginny a Harry- nosotros te daremos tiempo
.vete

-¡Eres una tonta! ¡Primero morirán ustedes y después nos encargaremos de Potter!- exclamó la voz del tercer hombre.

Las varitas de los tres extraños se elevaron con intensión de atacar, Ron cerró los ojos y apretó los puños, Ginny por otra parte miraba con odio a aquellas personas, Harry simplemente pensó morir al lado de los Weasley era todo un honor.

-¡EXPILLARMUS!-exclamaron dos voces detrás de los chicos, una ráfaga de viento provocó que aquellas personas salieran disparadas hacia atrás, tomaron a los chicos y esto provoco que desaparecieran y se aparecieran en casa de Sirius.

-Pero si estamos en
.-comenzó Harry al mirar a su alrededor.

-En casa de Black, correcto- contestó la voz de Severus que lentamente se acercaba a los chicos que lo miraban asombrados, pero Severus no estaba solo, Dumbledore y Mildred también estaban ahí.

 

-Sera mejor que me lleve a los hermanos Weasley- apuntó Mildred mientras Ron y Ginny la seguían mientras se quedaban Dumbledore, Severus y Harry a solas.

-Iré a informarle a Sirius que acabamos de llegar, los dejo solos- agregó Dumbledore dejando a Severus y Harry.

-Harry, hay algo que debo decirte
más bien explicarte- empezó Severus mientras colocaba sus manos en los hombros de Harry, mientras éste lo miraba extrañado- Tal vez estés confundido, pero todo esto tiene que ver
.

-¿Con Voldemort?¿Con mis pesadillas?- cuestionó Harry rápidamente mientras ambos se sentaban en el sofá.

-¿Pesadillas?, Harry ¿haz tenido pesadillas?- preguntó Severus sin dejar de mirar a Harry- Por favor Harry, dime que te sucede, dime de quien o de que debo protegerte, dímelo hijo
..-zarandeó Severus a Harry mientras éste suspiraba convencido de que en su "padre" ahora si podía confiar.







NUEVAMENTE MIL DISCULPAS POR RETRASARME TANTO EN ACTUALIZAR, PERO CADA VEZ ME CUESTA MAS TRABAJO ACTUALIZAR, LES PROMETO QUE ESTARE ACTUALIZANDO MAS RAPIDO, Y BUENO APROVECHO PARA SOLICITAR SU AYUDA, EN EL CAPITULO PASADO RECIBI UN MENSAJE EN COMENTARIOS, SOBRE QUE ESTOY VIOLANDO LAS NORMAS DE POTTERFICS, SIN EMBARGO POR MAS QUE LO ANALIZO AUN NO ENCUENTRO EL ERROR, POR FAVOR, SI ALGUIEN SE DA CUENTA DEL ERROR, DIGANMELO, YA QUE NO QUIERO QUE ME BORREN EL FIC.


MUCHOS SALUDOS Y GRACIAS POR SEGUIR LEYENDO

SEVERUSPOTTER

Harry contó todo lo que le había pasado ahora y en años pasados, Severus estaba escuchando horrorizado todo por cuanto Harry había tenido que pasar, era extraño, pero después de once años con él le dolía todo lo malo que pudiera pasarle.

-¿Por qué no me lo dijiste antes?- preguntaba Severus mientras ponía sus manos en los hombros de Harry.

-Yo
.no podía- contestó sin mirarlo, Severus se puso de pie mirándolo fijamente, iba a preguntar algo más cuando Sirius Black abrió la habitación de par en par.

-¡Harry!¡HARRY ESTAS BIEN!- exclamaba mientras Harry lo miraba con felicidad y asentía ante tales exclamaciones-Siempre supe que aquí estarías mas seguro

-¿Qué quieres decir con eso Black?- preguntó Severus secamente.

-Es más claro que el agua SNIVELLUS, tu no eres capaz de cuidar de Harry-exclamaba Sirius mientras se paraba frente a Severus y lo miraba fijamente- Estuvo bien que fuera al ministerio y pidiera la custodia de Harry
.

-¿¡Haz hecho QUE!?- replicaba Severus mientras Harry se alejaba de ambos- Acaso te haz atrevido a
.

-A reclamar los derechos que como padrino soy capaz de aceptar, además estoy seguro que Harry aceptara encantado vivir conmigo, ¿No es asi Harry?- preguntaba Sirius mientras Harry que lo miraba sorprendido.

-Los derechos los tengo yo
.-replicaba Severus

-¡Ya basta!- gritó Harry al ver que el ambiente se ponía más y más tenso-¡No soy un objeto!

Tanto Severus como Sirius voltearon a verlo, ambos entendían lo que Harry acababa de decir, Harry los miraba con recelo, no le gustaba ver a esas dos personas pelearse y menos si esa pelea era por el.

 

-Harry, hay cosas que no comprendes, todo lo que hago, lo hago por tu bien, yo solo busco tu bienestar y lo hago porque James buscaría exactamente lo mismo si viviera- explicaba Sirius acercándose a él- tus padres me encomendaron cuidar de ti y
.

-Yo nunca he estado solo Sirius-replicó rápidamente Harry- y jamás voy a estarlo.

-Efectivamente Black, como acabas de escuchar, Harry nunca ha estado ni estará solo, yo siempre he estado ahí para él, algo que por once largos años tu no has podido h-a-c-e-r

-si yo no he podido estar ahí para él es culpa tuya, tu te lo llevaste aquella noche, aquella noche que por tu culpa James y Lily murieron- exclamó Sirius encarando a Severus, ambos se miraban con odio, no les importaba que Harry estuviera presente.

-¡Sirius! ¡Tenemos que irnos!- gritaba la voz de Lupin que cada vez se acercaba más a aquella habitación.

Remus entró junto con Dumbledore, ambos lucían preocupados y tensos ante tal situación.

-Tenemos que desalojar tu casa Sirius- empezó Dumbledore rápidamente- no me sorprendería que los mortífagos llegaran aquí dentro de unos minutos.

-¿Pero como? Se supone que este lugar esta protegido- contestó Sirius alejándose de Severus.

-Alguien nos delató, será mejor que nos vayamos de aquí-explico Remus mientras sujetaba a Harry y lo llevaba a la puerta- me llevaré a Harry, Severus.

-Pero por supuesto que NO, seré yo quien me encargue de él- replicó Severus llegando a zancadas y sujetando a Harry.

Remus soltó a Harry mirando seriamente a Snape, Severus se llevaba a Harry que seguía sin entender lo que pasaba. Se dirigían a la sala para desaparecer, cuando Harry recordó a Ron y Ginny que seguramente deberían estar ahí en la casa.

-Espera- replicó Harry soltándose de Severus- Ron y Ginny ¿Dónde están?

-Mildred se los ha llevado ya, no te preocupes por ellos ahora, de todos modos iremos inmediatamente a su casa.

-Pero ¿Y Sirius? ¿Y el tío Remus?- preguntaba Harry mientras trataba de verlos por la casa- ¿Qué sucederá con ellos?

-Black sabe cuidarse por si mismo, y en cuanto a Lupin
..estará bien-contestó Severus tomando nuevamente a Harry por el brazo.

Severus y Harry desaparecieron, para poco después aparecer en la entrada de una casa, a la que por las fotos que Ron le había enseñado, era su casa, era la Madriguera. Llamaron a la puerta y una señora pelirroja abrió a puerta y con un ademán les invitó a pasar. La señora y el señor Weasley se presentaron con Harry, Snape ya los conocía, así que no hubo necesidad de presentarse.

-Como seguramente ya saben, el cuartel ha sido descubierto y me veo ahora en la necesidad de dejar a Harry aquí en su casa- explicó Severus a los señores Weasley que asentían bastante serenos y atentos- en ese caso, Harry, espero que te comportes, pronto vendré a recogerte- explico Severus mientras se dirigía a la puerta y dispuesto a irse.

-¿Cuándo será? ¿Cuándo volverás?-preguntó Harry al verlo salir y alcanzándolo en la parte de afuera.

-Lo ignoro- contestó seriamente y sin volver a verlo.

-Pero

¿Estarás bien?- volvió a preguntar, sentía pesar el verlo partir.

-Eso espero- volvió a responder, volvió a verlo y sintió la misma conexión que once años atrás había sentido con aquel pequeño bebé-CUIDATE MUCHO, HARRY.

 

Severus partió dejando a Harry confuso y hasta cierto punto triste, aunque Harry no estaba solo, se sentía mas solo que nunca, ni su tío, ni su "padre", ni su padrino estaban ahora a su lado
..

BUENO GRACIAS POR SEGUIR LEYENDO Y COMENTANDO, Y GRACIAS POR DECIRME QUE LA PORTADA NO DEBIS TENER MAS DE TRE IMAGENES, TE LO AGRADESCO MUCHO.

MUCHOS SALUDOS

SEVERUSPOTTER

Harry se había quedado parado afuera de la casa mirando como su "padre" desaparecía, la señora Weasley sabía que Harry se encontraba triste ante tal situación, miró a su esposo y éste asintió al mirarla.

-Ven conmigo Harry, no es conveniente que te quedes aquí afuera, y menos por como están las cosas- explico dulcemente la señora Weasley mientras ella y Harry se introducían a la casa- son tiempos difíciles querido, pero recuerda que no estás solo, nos tienes a nosotros y creo que también a
....

-¡Harry! ¡Estas aquí!- Hermione bajaba por unas pequeñas escalera seguida por Ron y Ginny.

-¿Hermione? ¿Qué haces tu aquí?- preguntó Harry mientras Hermione lo abrazaba.

-Esa no es forma de saludar a una amiga- respondió mientras ambos sonreían.

-Bueno niños, ya habrá tiempo para saludos e historias, por ahora será mejor que los cuatro me sigan- indicó el señor Weasley mientras se dirigía a un pequeño espacio que estaba debajo de la escalera.

-¿Qué hacemos aquí papá?- preguntó Ginny al ver que su padre abría la puerta.

-Ya lo verán- respondió mientras agitaba la varita y de el piso se abría otro compartimiento donde claramente se veían unas escaleras que bajaban.

-¿Pero que
?- empezaba Ron asombrado.

-Esto chicos es una salida- comenzó el señor Weasley mientras veía a Ginny, Ron, Hermione y Harry- si bajan por estas escaleras encontrarán un túnel
.

-¿Túnel?, ¿Un túnel para que?-pregunto nuevamente Ron.

-Escúchenme muy bien los cuatro, estamos en tiempos difíciles, y por su seguridad, la orden decidió hacer esta salida, si por alguna razón, los mortífagos o El-que-no-debe-ser-nombrado nos atacara

.quiero que me juren que entraran aquí y no se detendrán hasta estar lo bastantemente lejos de aquí.

-Eso quiere decir..-empezó esta vez Harry- que hay la posibilidad de que Vol

-¡No digan su nombre!-regaño el señor Weasley- solo quiero que me juren, que si ÉL llegara a atacar, ustedes escaparan por aquí ¿Esta claro?

Los cuatro asintieron sin hacer más preguntas, el señor Weasley agitó su varita y todo quedó como si nada.

-Bueno, creo que hora de irme- dijo el señor Weasley mientras se acercaba a su esposa, los gemelos y Percy acababan de llegar y miraban a su padre que se despedía de Molly- Cuida a los chicos.

-Arthur
.-susurraba la señora Weasley mientras lo abrazaba con fuerza.

Los dos se separaron, mientras se veían las caras, el señor Weasley abrazó a Ron y Ginny, después a los gemelos y finalmente a Percy. Harry y Hermione había permanecido en silencio mientras veían despedirse a los Weasley, sin embargo, el señor Weasley también abrazó a Hermione y Harry.

-Cuídense mucho, todos ustedes- mencionó mientras se iba por la puerta.

Todos permanecieron en silencio, la señora Weasley tenía lágrimas contenidas, sin embargo cuando Percy y los gemelos se acercaron a ella, ella se hizo la fuerte y suspirando hondo se fue hacia la cocina.

 

-Se
señora Weasley, puedo hacerle una pregunta- mencionó Harry acercándose a ella, mientras Molly asentía en silencio.

-¿Do
donde esta Mildred?- preguntó atemorizado

-Se ha ido Harry- contestó mirando dulcemente a Harry.

-Pero ¿A dónde fue?- volvió a preguntar.

-No puedo decirte cariño- contestó nuevamente la señora Weasley- pero basta decir que esta guerra está acabando con todo, incluso con lo que más queremos
.

-¿Cómo?- preguntó Harry asombrado de escuchar eso.

-Nada, será mejor que suban a descansar un poco antes de comer- indicó la señora Weasley mientras Harry y los demás subían a sus habitaciones.

Harry se recostó en la que ahora era su cama, el sueño lo rindió rápidamente, sin que él se diera cuenta, pero entonces, un recuerdo llegó a su memoria, un recuerdo que jamás había recordado, no hasta ése día

.

Harry se encontraba en el parque, veía a un pequeño que con ayuda de Mildred, se columpiaba con mucha alegría, era él, y debía tener entre tres o cuatro años

-¡Mas alto, mas alto!- exclamaba el pequeño mientras Mildred paraba el columpio y lo abrazaba.

-Creo que ya es hora de irnos pequeño-contestaba Mildred mientras bajaba a Harry del columpio y se lo llevaba tomado de la mano

Los dos caminaron por unos segundos, cuando justo frente a ellos se encontraba él, su padre.

-¡Papá, papá!-exclamaba el pequeño Harry al ver a su padre, su padre por otra parte se agachaba y tomaba al pequeño en brazos a la vez en que Mildred se acercaba a ellos y los miraba radiante.

Harry se observaba y se sorprendía de aquello, pero su rostro cambió cuando un hombre de negro se acercaba a aquel trio y apuntando con una varita murmuraba algo.

Todo se nubló, a lo lejos solo se escuchaba el llanto de un niño, un niño que debía ser aquel pequeño de su sueño, un pequeño que era él

.

Harry se despertó de un brinco, sudaba frío y sentía un ardor terrible en su cicatriz, ron entró en la habitación y al verlo así, se sentó frente a él mirándolo con curiosidad.

-¿Estas bien?- preguntó en voz baja.

-Si-contestó Harry aún jadeando.

-¿estas seguro?- volvió a preguntar Ron.

-Eso creo- respondió volviendo a acostarse.

-Bueno, solo vine a decirte que es hora de comer
vamos-decía Ron levantándose y a punto de salir.

-No tengo hambre, gracias-contestó Harry, Ron salió de la habitación mientras Harry pensaba nuevamente en aquel extraño sueño.

hola, nuevamente GRACIAS a los que leen y doblemente gracias a los que me han dejado sus comentarios a lo largo de este fic, que tristemente esta lleando a su fin....bueno espero que disfruten de estos ultimos capitulos.

muchos saludos

severusPotter

Harry, junto con Hermione y los Weasley tomaban asiento paracelebrar la tradicional cena de año nuevo, Harry estaba triste, pero no era elúnico, los hermanos Weasley y Hermione también tenían en sus rostros ciertogrado de melancolía.

 

-Perdonen que no les haya preparado un banquete como se lomerecen, pero por como esta la situación, espero que entiendan a esta pobre amade casa

-decía la señora Weasley a Harry y Hermione que estaban ya sentadosjunto con sus hijos.

-Mamá
¿Papá no vendrá?-pregunto tímidamente Ginny.

-No Gin, su padre esta ahora con la Orden, tengo entendidoque

-pero las lágrimas le ganaron a la señora Weasley evitando que hablara.

Harry, Ron y Hermione intercambiaron miradas, sin embargodespués de varios minutos, todos comenzaron a cenar en absoluto silencio. Lanoche era fría y siniestra, como un cierto presentimiento la señora Weasley selevantó de la mesa y se dirigió a la cocina, sentía que algo malo se acercaba,sin embargo estaba lejos de imaginarse lo que pasaría

.

-Chicos
..-empezó la señora Weasley en voz alta, sin embargotodos los chicos habían comenzado a platicar e ignoraron la voz de Molly-¡CHICOS!

Los chicos se levantaron de sus sillas lentamente al escucharla,se miraron las caras y caminaron hacia donde estaba Molly.

-¿Qué sucede mamá?- preguntó Percy acercándose a ella.

Pero de entre la obscuridad de la noche, la silueta de unamuer se dibujo, caminaba con la mano en la cintura, miraba fijamente la ventanadonde Molly estaba parada

-¡RAPIDO VAYANSE! ¡VAYANSE!- exclamó Molly al ver queaquella mujer sacaba su varita y apuntaba hacia la ventana.

Pero ninguno de los chicos hizo caso, contrariamente a lasórdenes de Molly ellos también sacaron sus varitas dispuestos a luchar. Lasventanas y las puertas comenzaron a estallar, la señora Weasley los protegía,sin embargo eso no era suficiente.

-¡Será mejor que salgan! ¡No tienen escapatoria!- gritabauna mujer mientras reía a carcajadas, varios hechizos más se introdujeron en lacasa destruyéndolo todo..

-¡Quédense aquí!-Exclamó la señora Weasley mientras salía dela casa, pero ninguno de ellos obedeció aquella orden, todos salieron a apoyara la señora Weasley que les hacía frente a los mortífagos.

Al salir fueron recibidos por varias maldiciones, algunas deellas imperdonables, pero por fortuna ninguna dio en el blanco, Percy encontrórápidamente oponente, Ron, Harry, Ginny y Hermione permanecían juntos , losgemelos también luchaban contra otro considerable numero de mortífagos, lalucha era desigual, eran más mortífagos y ellos solamente eran ocho
..

-¿Harry?- preguntó Hermione al ver que los mortífagos losrodeaban.

-Harry Potter
..el niño que vivió- una mujer se quitaba lacareta y mostraba su rostro, por la voz, Harry la reconoció enseguida, era lamujer que lo torturaba en sus pesadillas, era ella no podía equivocarse.

-¡Aléjate de nosotros!- exclamó sin saber que decir, loscuatro tenían miedo, pero no podían demostrarlo- ¡No permitiré que les hagasdaño!

-Que descortés eres Potter, ¿No quieres saber el por que deesos extraños ataques que desde niño padeces? Te lo voy a decir todo

soyBellatrix Lestrange y si, yo soy la causante de tus pesadillas, de tus miedos ytambién de esos ataques que desde niño te persiguen
.

La mirada de Harry se convirtió entonces en una mirada deodio, ella le había provocado muchísimos malos momentos, ella era la causantede todos aquellos tristes y dolorosos ataques.

 

-No me mires así Potter, yo no hubiera podido hacer nada sinayuda de tu querida Mildred- respondía Bellatrix al ver la mirada de Harry queal escuchar el nombre de Mildred se sorprendía-Si, asi como lo oyes, Mildred
.esen realidad la culpable
..pero no te preocupes por ella....a estas horas ya debe estar descansando.....en paz.

-¡MIENTES!- exclamó Harry furioso, eso era imposible.

Bellatrix y los demás mortífagos que los rodeaban exclamaronuna carcajada, Bellatrix tomó a Harry del brazo y colocando su varita en lagarganta del chico. Harry sabía que quizá moriría, pero varios resplandores deluces aparecieron en el cielo, los aurores y la Orden del fénix llegaban allugar de batalla. Los mortífagos que los rodeaban se esparcieron dando tiempo aRon, Hermione y Ginny para alejarse un poco de aquel lugar. Bellatrix quitó lavarita del cuello de Harry, pero aún no lo soltaba, lo que provocaba que Harrysintiera aun más miedo del que ya sentía
.

-¡Suelta a mi hijo!- exclamaba la voz de Severus por detrás deBellatrix, ésta lo soltó y Severus comenzaron a combatir..

Harry se reunió con Hermione, Ginny y Ron, los cuatromiraban la batalla, pudieron observar a Lupin luchando contra RodolphusLestrange, a Tonks luchando contra Dolov y a Sirius luchando contra Lucius, elpadre de Draco.

Harry quería ir a ayudar, pero Hermione y Ron los conteníancon los brazos, Sirius estaba en poblemas, Lucius había logrado desarmarlo y sino hacían nada, Sirius moriría
..

-¡Expelliarmus!- exclamó Harry que al fin se había libradode Ron y Hermione, Lucius salía disparado hacia atrás mientras Harry corría allado de Sirius que estaba inconsiente.

Lucius se recuperó rápidamente, estaba furioso, levantó suvarita y apuntó a Harry.

-¡AVADA

..-pero fue interrumpido por la única persona quepodía detenerlo: LORD VOLDEMORT.

-¡EL MUCHACHO ES MIO!-exclamó mientras aparecía a un lado deLucius, algunos de los presentes dejaban de luchar, algunos entraban en terroral ver a Voldemort ahí, Severus e distrajo y Bellatrix aprovecho para atacarlo
..todocambiaba
.todo se volvía siniestro
..








bueno la verdad es que como se hacerca el fin, me costo mucho trabajo darle forma al cap. espero que de verdad les guste, y bueno...si no les gusta..ganmelo, a mi lo que menos me molesta es la opinion de todos ustedes.

muchos saludos

severusPotter

Harry miraba horrorizado a su oponente, no pensaba que elmomento de enfrentarse a el hubiera llegado. Voldemort lo miraba con odio,lentamente sacaba su varita y le apuntaba. Pero Dumbledore se libraba de suatacante para correr en ayuda de Harry, Voldemort agitó su varita mientras elmaleficio torturador le daba a Harry en el pecho provocando que cayera haciaatrás quedando tirado y sin energías. Voldemort luchaba contra Dumbledore,Harry buscaba a Sirius y Severus con la mirada, pero era inútil, ninguno de losdos, se encontraba cerca.

-AVADA KEDABRA- exclamaba Voldemort, y para sorpresa deHarry, Dumbledore caía hacia atrás, Harry lo comprendió enseguida, Dumbledoreacababa de morir.

Harry ya estaba de pie, pero el ver a Dumbledore muerto leprovoco sentimientos de odio y rencor, Ron, Hermione y Ginny, se encontrabanayudando a algunos de los heridos, pero al percatarse de lo ocurrido corrieronhasta donde estaba Dumbledore tratando de hacerlo reaccionar
.

 

-Harry Potter, el niño que vivió- comenzaba Voldemortmientras Harry empuñaba su varita con mucha fuerza, ambos se miraban cara acara- ¿Quieres saber como es que has podido sobrevivir todos estos años? Siestoy seguro que si, toda tu vida me la debes a mi Harry Potter

......

-Yo no te debo nada- exclamaba Harry furioso.

-Te equivocas, me lo debes TODO
.si, fui yo quien le pidió aMildred que cuidara de ti, si, fui yo quien ordenaba esos ataques que desdeniño padeces y si, soy yo ahora el que te quita todo, a tus amigos-Voldemortvolteó a mirar a Ron y Hermione- a tu padre- Voldemort ladeó la cabeza y miró comoBellatrix se acercaba asintiendo con la cabeza - y finalmente
tu vida.

Harry buscaba con la mirada a su "padre" pero por más que lointentaba no lograba nada, a lo lejos se escuchaban como las maldiciones auniban y venían rosandolos por todas partes.

-Despídete de este mundo Potter- gritaba Voldemort alzandola varita y apuntándolo- AVADA KEDAVRA
..

Pero Harry también reaccionó-EXPELLIARMUS
..

Harry sentía que se elevaba, todo se llenaba de luz, perdióla noción del tiempo, no se escuchaba nada, no se veía nada ni nadie, soloestaba él, ahí parado como si esperara a alguien.

-Harry-la voz de una mujer provocó que Harry diera mediavuelta para encontrarse con ella, era tal y como Severus se la había mostradoen fotos, era su madre..

-¿m
mamá?- preguntó Harry mientras Lily se acercaba a él yle besaba la frente

-Has crecido tanto, eres tan guapo
-empezaba Lily con ciertoeco en su voz

-Tan guapo y valiente como su padre- contestó una voz aespaldas de Harry, que igualmente volteó y se encontró con James.

-Papá-dijo Harry en voz baja- ¿Cómo es que
.?¿Es que acaso
..estoymuerto?- preguntó sin pensarlo.

-Podría decirse- contestó Lily sin dejar de mirarlo

-No entiendo- respondió Harry instintivamente

-Solo murió una parte de ti- comenzó James que se acercabamás a su hijo y esposa-pero la otra parte se resiste a seguir adelante.

Harry lo miró aun mas extrañado, ¿Qué quería decir su padre?

-Tu no debes estar aquí hijo- respondió James- tú deber esestar con los que te quieren

-Pero hay una persona ala que no puedes abandonar- empezabaLily- Severus te nececita, de ti depende que el viva o muera.

Harry miró a sus padres, estaba feliz de verlos, pero teníanrazón, él debía estar más cerca de su padre
.

-Cuidate mucho Harry- confesó su padre mientras le abrazabajunto con Lily.

-¿Los volveré a ver?- preguntó rápidamente.

-Quizá en otros tiempos

.- respondió James.

-Y de distinta forma- completó Lily mientras todo se nublabay desaparecía

.

-¡Harry! ¡Harry despierta!- gritaba Ron que lo sacudía confuerza.

Harry abrió los ojos y miró a su alrededor, pero sóloencontró a Ron y Ginny arrodilladosjunto a él..

-¿Qué paso?- preguntó ante el asombro de ambos niños

-Pues que le has derrotado, has estado fenomenal
..-expresabaGinny sonrojándose un poco.

 

-¿Y mi padre? ¿Dónde esta Severus?- volvió a preguntar Harrysin prestar atención a los alagos de Ginny.

-Pues
no lo sabemos, luchaba contra esa mortífaga, pero

Pero Harry se levantó y comenzó a buscarlo, entre hierbas ymatorrales Harry le buscaba desesperadamente, a lo lejos visualizó un bulto,era un cuerpo, estaba frío y con una respiración que con cada minuto que pasabase apagaba más y más.

Harry se arrodilló junto a él, pero no pudo soportarlo, serecostó sobre el pecho de su "padre y comenzó a sollozar en silencio.

-Por favor

no me dejes
.¡Por favor!

Harry recordaba cada momento, cada instante de su vida allado de aquel hombre, le sacudí con fuerzas, pero las suyas mismas leabandonaban, veía a lo lejos como Sirius, Hermione y Ron se acercaban a todavelocidad. Harry alcanzó a ver una pequeñas luz que se introducía en el cuerpode Severus, y una vez más todo se nubló.






bueno epero que aun disfruten este fic, que como ya dije esta por acabar, les prometo que si tienen dudas, en los proximo dos capitulos se resolveran, y tambien tuve que cambiar el inicio del fic, espero lo disfuten y me dicen que les esta pareciendo el final de este fic(acepto todo tipo de comentarios).

saludos

severusPotter

Harry abría los ojos lentamente, enseguida se dio cuenta quese encontraba tumbado en una cama, en un cuarto donde todo parecía en orden,estiró un poco el brazo, tomo sus lente y entonces su vista se aclaró, y ahíparado a unos metros de él estaba su padrino. Sirius Black se acercó lentamentea Harry, le miraba con una leve sonrisa, Harry se incorporaba con trabajo, perodespués de unos segundos lo logró.

-Sirius....-empezaba Harry en voz baja-

-Harry, cuanto gusto me da que hayas despertado- decíaSirius que jalaba una silla y se sentaba a un lado de él- hay tanto que debessaber..

-¿Qué pasó? ¿Dónde estoy? ¿Dónde esta mipadre
Severus(corrigió inmediatamente)? ¿Y Ron y Hermione?¿Y Mildred
quesucedió con ella?¿Que pasó con la batalla
?- preguntaba Harry rápidamentemientras Sirius pedía paciencia con la mano.

-Dumbledore murió, lo intentamos todo, pero ya no eraposible hacer más por él
..Ronald Weasley se encuentra ya con su familia, porfortuna, ninguno de los miembros de su familia resultó herido- Harry iba apreguntar más, pero Sirius levantó la mano pidiendo silencio-Y creo queresolviendo tus primeras preguntas, estamos en San Mungo

-Aún no respondes al resto de mis preguntas- replicó Harryal ver que Sirius guardaba silencio

-Harry
..creo que no es el momento- pero al ver que Harry lomiraba molesto decidió contarle la verdad- Hermione
está sola, más sola quenunca.

-¿Sola?- preguntó asombrada

-Sus padres murieron ayer, fue por eso que la llevamos conlas Weasley, era por eso que estaba con ellos, sin embargo después de labatalla, le revelamos la triste y cruel verdad.

-¿Pero donde esta?- preguntó Harry con tristeza.

-En
.un orfanato muggle, ella es menor de edad y no se puedehacer mas.

-¿y

Mildred?- volvió a replicar

-Harry, ella
.no es lo que todos pensábamos. Ella nos engañoa todos por asi decirlo.

 

-Pero
.

-Si Harry, ella te cuido todos estos años por órdenes de Voldemort,verás, cuando ella era joven, era una excelente bruja, la mejor por asidecirlo, cuando nos graduamos, ella tuvo un hijo..

-¿Un hijo?- Harry estaba asombrado de aquella verdad.

-Si un hijo, un hijo el cual murió cuando era un niño, poraquellos años Voldemort reclutaba seguidores y

cuando supo lo sucedido conel pequeño, él le prometió devolvérselo si ella le brindaba sus servicios.

-¿Devolvérselo? ¿Pero que no
.murió?- Harry no entendía nadade nada.

-Si, pero su dolor era tan grande que con tal de volver atener a su hijo con ella fue capaz de engañarnos. Pero es curioso, en unprincipio ella te cuidaba por órdenes de Voldemort, aunque por los años quepasó contigo, creo que realmente te tomó afecto y la prueba de ello es que,cuando supo que Voldemort atacaría la madriguera con el fin de asesinarte, nosprevino y nos contó toda la verdad..- terminó Sirius mientras se ponía de pie ydispuesto a dejar solo a Harry.

-Sirius
aún me has contestado una pregunta- mencionó Harrymientras Sirius se daba la vuelta y volvía a sentarse.

-¿Y que más quieres saber?- pregunto pacientemente

-¿Dónde esta mi padre?- preguntó Harry sin dudar.

-Él está aquí, se encuentra un poco delicado

-¿Pero estará bien?- Harry se levantaba más dela camadispuesto a salir de ella.

-Eso esperamos, aunque si quieres la verdad, los sanadoresdicen que le quedan pocas horas de vida
-pero para asombro de Sirius, Harry selevantó de la habitación poniéndose sus pantuflas.

-Tengo que ir a verlo- decía mientras Sirius intentabaconvencerlo de volver a la cama y descansar.

Harry se libró de Sirius con cierta dificultad, corrió comonunca en su vida hasta llegar a la recepción del hospital, y aunque laenfermera se negaba a darle información, se las arregló para saber en quehabitación se encontraba Severus. Sin pensarlo dos veces se dirigió a lahabitación 616, varios sanadores le buscaban ya, pero ese no era impedimentopara que lograra su cometido.

Al entrar a la habitación encontró a un Severus que al juzgar por las apariencias dormíaprofundamente, su cuerpo estaba cubierto por sabanas blancas, so rostro lucíainexpresivo, Harry se le fue acercando lentamente mientras por sus ojos seescurrían unas lágrimas.

Recordaba la dura y austera vida que a lo largo de once añoshabía llevado a su lado, los cuidados que éste había puesto cuando él seenfermaba, pero sobre todo, recordaba las palabras de su madre: "de ti dependesi él muere o vive"

Harry se paró a un lado de la cama, colocó lentamente una desus manos en la mano de Severus, la oprimió levemente, no sabía que hacer, nique decir.

-Padre
.tienes que vivir
tienes mucho que hacer
..¡Tienesque vivir!- exclamaba Harry dejando de llorar y moviéndolo levemente.

La puerta se abrió y un sanador entró por ella, mirófijamente a Harry para después decir..

-¿Vienes a despedirte de tu padre?

-¿Despedirme?- contestó Harry soltando la mano de su padre ymirando al sanador con odio.

-Si muchacho, tu padre no despertará jamás, nunca volverá ahablar, entiendo que debe ser difícil, pero
.

-Ha
..Harry
..Harry- comenzó a murmurar Severus aún con los ojos cerrados, ladeaba lentamentela cabeza..

 

En el rostro de Harry se dibujaba una leve sonrisa deesperanza, el sanador comenzó a analizarlo justo después de escucharlo hablar,a Harry se lo llevó Sirius de la habitación, pero estaba ahí, reaccionaba, endefinitiva, su esperanza de vida estaba presente.



Bueno en realidad me cuesta decirlo, pero el siguiente capitulo será el final, aun no decido si hacer epilogo, creo que eso lo dejare para que ustedes decidan despues de leer el ultimo capitulo.

muchos saludos

severusPotter

Severus fue dado de alta dos semanas después, para todos lossanadores, aquello era algo inexplicable, pues, según ellos, Severus nodespertaría jamás.

Harry había pasado esas semanas en casa de Sirius y pordecisión propia, él regresaría a su casa con su "padre", y aunque a Sirius lecostó trabajo aceptar tal decisión, al final tuvo que acceder, con lacondición, que durante las vacaciones Harry pasaría con él los fines de semana.

-¿Sin rencores?- preguntaba Harry a Sirius

-Ninguno, a fin de cuentas yo solo quiero que seas feliz, ysi tu lugar es al lado de Quejicus..-explicó Sirius mirando a Harry

-¡Sirius!- exclamó Harry al escuchar aquello.

-Anda, será mejor que nos demos prisa, Snape ya debe estaresperándote- respondió Sirius mientras ambos se encaminaban a la chimenea.

Los dos se introdujeron en ella y pronunciaron claramente:Spinner´s End. Al llegar se percataron que Severus los esperaba ya justo frentea la chimenea, su mirada era la misma, seria e inexpresiva, pero al ver aSirius, frunció el rostro a modo de protesta. Harry y Severus se dieron un leveabrazo, ninguno de los dos había dicho palabra hasta entonces, pero ambossabían que ese leve abrazo significaba mucho. Sirius los miraba fijamente ¿Cómopodía Harry ser más feliz ahí?, pero entonces lo supo, pese a que Snape fuerasu "enemigo", había echo un buen trabajo como padre..

-Cuídate mucho Harry- decía mientras se introducía en lachimenea con intención de partir.

-Sirius

..Gracias- contestó Harry mientras Sirius asentía ydesaparecía frente a ellos.

-Creo
.que lo mejor será que subas a dormir, ya sabes que nome gusta que te desveles- contestó Severus ante la mirada de incredulidad deHarry.

Harry dio las buenas noche y subió sin protestar, conocía ala perfección las reglas de su casa, al llegar a su habitación un sentimientode nostalgia lo embargó, habían pasado tantas cosas, que apenas y podía creerque todo había acabado.

A la mañana siguiente bajó al comedor y un suculentodesayuno le esperaba, ante la ausencia de Mildred, Severus había dispuesto queel elfo domestico se encargara de los alimentos, y aunque no eran precisamentelos más deliciosos, Harry y Snape desayunaron sin protestar.

-Fue una pena lo que pasó a tu amiga Granger- empezó Severuscon intención de romper el silencio.

-Lo sé, ella no merecía lo que pasó- respondió Harry- ¿Deverdad no hay nada que podamos hacer por ella? No me la imagino viviendo en unlugar así

Severus ladeó la cabeza y observó que Harry realmente loponía mal el tema. Harry se levantaba de la mesa dispuesto a irse a suhabitación, pero a Severus se le ocurrió algo, debía estar loco, pero aún asíera lo único que se le ocurría.

 

-Si vs a tu habitación, será mejor que baje pronto
ya que hedecidido que

.salgamos.

-¿Salir? ¿A dónde?- preguntó con curiosidad.

-Apresúrate y ya lo verás- respondió con cierto misterio

Severus y Harry viajaron de manera muggle (algo que asombromucho a Harry), pero aún así no cuestionó nada. Al llegar a su "destino" ambosse encontraban parados frente a un edificio viejo y muy parecido a las escuelasmuggles. En la entrada estaba una mujer, que al juzgar por su apariencia era laconserje.

-¿Quiénes son y que es lo que quieren?- preguntó de malagana.

-Necesito hablar con la responsable del lugar - respondióSeverus sin dudar.

Harry se asombró muchísimo de escuchar aquello, la"conserje" les cedió el paso de mala gana, tanto Harry como Severus entraron allugar, parecía que Severus lo conocía muy bien.

-Harry, busca a Granger y dile que prepare su equipaje, lesesperaré en el vestíbulo y no demoren mucho- sentenció Snape dejando a Harry enel enorme patio de aquel lugar.

Aunque a Harry le pareció extraña aquella orden, segundosdespués lo comprendió, o al menos creyó hacerlo, Hermione se iría conellos
.ante tal alegría, Harry, la buscó con mucha rapidez, pero no laencontraba, por como se veía el patio, las niñas de aquel orfanato estaban entiempo de receso, entonces recordó lo que a Hermione más le gustaba: leer.

No le costó mucho encontrar la pequeña biblioteca de aquellugar y al entrar en ella, ahí estaba, sentada, aislada del mundo y de todo.Harry se acercó muy despacio a ella, se paró justo detrás de ella y no pudoevitar darse cuenta que Hermione miraba una foto de sus difuntos padres.

-¿Hermione?-le susurró Harry al oído.

Hermione se puso de pie de un salto, y al verlo simplementelo abrazó y comenzó a sollozar en su hombro, Harry sabía perfectamente porque,así que no dijo nada.

-Me alegra que estés bien, el mundo mágico te debe una-contestó Hermione mientras se alejaba un poco de él y se secaba las lágrimas delos ojos.

-Fue solo buena suerte- respondió éste- Hermione lo siento-comenzó de nuevo- toda esta guerra la ocasioné yo, yo nunca hubiera querido que tus padres

-No es tu culpa- respondió ella con calma- nadie esculpable, además no es tan malo estar en un lugar como éste

-No
.ya no estarás más aquí- contestó Harry rápidamenterecordando la orden de su "padre"- hemos venido por ti

-¿Hemos? ¿Qué quieres
..- empezó Hermione sorprendida yllorando de emoción.

-Si- contestaba Harryasintiendo- será mejor que empaques, nos iremos..iremos a

-¿Quieres decir que viviré contigo y con
..elprofesor
..Snape?- preguntó sin creerlo.

-Bueno, espero no equivocarme, pero creo que a partir deahora serás
.mi hermana- respondió mientras ayudaba a Hermione a empacar.

Hermione no tenía mucho que empacar, así que en pocosminutos bajaban ya al vestíbulo, al llegar solo tenían que esperar a queSeverus apareciera.

-Aún no entiendo, yo voy
.a ser
¿parte de tu familia?

-Eso creo, más bien eso espero, sería genial, seríamoshermanos- exclamaba Harry entusiasmado.

Severus se acercaba a ambos chicos sin que éstos se dierancuenta.

-Pero, si voy a ser tu hermana, ¿Cambiaré mi apellido?-preguntaba Hermione a Harry.

 

-No- contestó la voz de Severus a espaldas de ellos- susapellidos serán los mismos, solo que a partir de hoy, usted será
..como mihija
adoptiva- se apresuró a decir.

-¡Lo sabía!- exclamaba Harry mientras él y Hermione volvíana abrazarse-¿Cómo lo hiciste?- preguntó Harry a Severus- Sirius dijo que nopodían hacer nada
..

-Creó
.que la memoria de la directora del colegio
.norecordará
n-a-d-a- respondió Severus mirando a Harry y después a Hermione.

Severus tomó la maleta de Hermione mientras se dirigía a lasalida, Harry y Hermione aún no salían de su asombro ¿Qué habría querido decirSeverus?, pero no lo pensaron dos veces y alcanzaron a Severus, Harry habíacolocado su brazo en el hombro de su ahora "hermana", pero una duda llegó a lamente de Harry.

-Padre, entonces ahora somos
-empezó Harry.

-¿Una familia?- terminó Hermione

Severus se paró y miró fijamente a ambos chicos, suspiró yentonces les respondió.

-Si, lo somos, yo soy el padre, y ustedes dos.
los hijos-terminó con voz seria y poco común.

Hace once años, había hecho una promesa, una promesa que enun principio él había visto como un SACRIFICIO, pero que con el tiempo, esesacrificio se había convertido en cariño, cariño que jamás se imaginó sentir, ymenos si ése niño era un Potter, un Potter de apariencia, pero que por dentroera todo un SNAPE.


FIN




hola, me ha quedado un poco largo, aun no se si subire o no el epilogo ¿ustedes que opinan?, bueno espero hayan disfrutado este fic.

saludos

Seis años después......

Harry, Hermione y Severus se habían mudado a una casa decampo, la casa era más grande y con un amplio jardín en el frente, los treshabían llevado una vida relajada, los tres sabían que su familia era poco"usual", sin embargo se esforzaban por llevar una vida relativamente normal.

Sus "hijos" tenían ya diecisiete años, cursaban su últimoaño en el colegio, dentro de poco se irían y él, se quedaría solo. Harry sehabía convertido en un chico apuesto, su voz y su físico habían cambiado muchoen los últimos años. Hermione por otra parte se había convertido en una chicaatractiva, su cuerpo ya no era el de una niña, sino el de una mujer, una mujerque con cada día que pasaba se volvía más hermosa.

Severus subió al segundo piso de su casa, entró a lahabitación de su hijo y hecho un vistazo por la ventana, y ahí en su jardín,estaban ellos, Harry y Hermione que tenían una especie de "duelo", Severus pusoatención a aquello, ambos eran realmente buenos, sin embargo Hermione resultabamás veloz, por lo que Harry caía sobre el césped riendo, Hermione con unasonrisa le ayudaba a ponerse de pie.

Una sonrisa se dibujó en su rostro al verlos así, realmenteeran "hermanos", recorrió con la mirada el cuarto de Harry, hasta que un librode pasta verde llamó su atención, no era un libro, era un álbum de fotos, lotomó y decidió llevárselo para verlo.

Bajó lentamente las escaleras y entró a su despacho, sesentó en su sofá, y comenzó a ojearlo, había fotos de cuando Harry era un bebé,también había fotos de ella, de Lily, y aunque le parecía desagradable, tambiénhabía fotos de Sirius y James.

 

Al final del álbum, como si la intención fuese cerrar conbroche de oro, estaba una foto de los tres, de él, Harry y Hermione, era elcumpleaños de Harry y ante la insistencia de sus "hijos" accedió a tomarseaquella foto. Cerró de golpe el álbum y subió rápidamente a su habitación,observó fijamente la foto de Lily mientras se recostaba en su cama.

-He cumplido mi promesa Lily, ahora si puedo morir
.en paz-decía mientras colocaba la foto en su buró y cerraba los ojos dispuesto aquedarse dormido.

No habían pasado ni cinco minutos cuando escuchó enormes yescandalosos pasos por la escalera, era un ruido terrible, parecía que unamultitud subía por aquellas escalera, pero no era así, por ella subíancorriendo solamente dos chicos que según parecía discutían fervientemente.

-¡Claro que no..!- exclamaba la voz del ya adulto Harry, suvoz era más gruesa y cuando discutía con su hermana era aún más escandalosa.

-¡Claro que si!- exclamaba la voz de Hermione, que comosiempre tenía aquel tono autoritario

Severus abrió los ojos con expresión de enojo y enfado,había soportado discusiones similares durante seis largos años, se sentó enseco en la cama y observó una vez más la foto de Lily que por si fuera pocosonreía con cierta complicidad.

-Pero antes de morirme
..-empezó Severus alzando un dedo,como si tratara de explicarle algo a la foto- aprenderán

a guardar silencio-terminó Severus mientras se levantaba de la cama y abría la puerta con ciertoenfado y enojo.

-¡Eres una tonta!- decía Harry a Hermione mientras ésta lesacaba la lengua.

-¡Ya basta!- gritó Severus desde la puerta mientras amboschicos guardaban silencio- Cuantas veces tengo que decirles

.¡Que odio losescándalos!¡Si quieren matarse
pues háganlo, pero al menos háganlo en silencio!

Al acabar de decir esto Severus cerró la puerta dejando aHarry y Hermione que se miraban extrañados, Severus por otra parte permaneciócerca de la puerta con la finalidad de saber en que terminaría aquelladiscusión.

-¿Pero que fue eso?- preguntó Hermione a Harry refiriéndosea la actitud de su "padre".

-Creo
..que los nervios empiezan a traicionarlo, una noviano le vendría nada mal- terminó Harry mientras ambos se reían. Severus tomó unapostura seria al escuchar aquello

Suspiró y se sentó en su cama pensando que todo aquellohabía terminado, pero no fue así.

-Si tienes razón- contestaba Hermione- ¿Por qué no lebuscamos una?- lo chicos seguían riéndose, pero algo contra lo que él no podíahacer nada.

-Sabes Hermione, no me importa que seas una tramposa en losduelos, a fin de cuentas siempre serás mi hermana- decía Harry con más calma.

A Severus le dio cierto gusto escuchar aquello, al finpodría descansar un poco después de tanto escándalo.

-Y tu siempre serás mi hermano, aunque seas un mal perdedor-agregó Hermione.

Severus se había vuelto a recostar, haciéndose el propósitode dormir, cerraba sus ojos, suspiraba, pero un nuevo escándalo provocó que sesobresaltara nuevamente.

-¡Mal perdedor! ¡Si la tramposa eres tú!- respondía Harrynuevamente.

-¡Tramposa yo! ¡estas loco
.!- se defendía la chica.

Severus se sentó nuevamente en la cama, trató de poner enorden sus pensamientos, le sería imposible descansar , trataba de meditar, perocon semejantes gritos, no lo lograba, vaya hijos los suyos..

Tomó la foto de Lily y con enfado preguntó- ¡¿Por qué a mí,que hice para merecer esto?!, pero entonces una voz dentro de su cabeza le diola respuesta: "PORQUE SON TU FAMILIA, LO QUE NUNCA IMAGINASTE TENER
."

Severus se quedó pensando en ello, volvió a recostarse,mientras los chicos continuaban su discusión.

Suspirando cerró sus ojos, esbozaba una sonrisa y en vozbaja se decía: "CON ESTOS HIJOS NUNCA PODRÉ MORIRME EN PAZ", su familia eraextraña, nadie podía negarlo, pero eran eso, una "familia".

Todo había acabado años atrás, la paz reinaba en todo elmundo mágico, sí, en el mundo mágico, más no en la casa de la "Los Snape", ahílas discusiones de los hermanos eran rutinarias y constantes, y aunque el caosera mucho, el como "padre", se sentía pleno y feliz, sus hijos eran todo lo quetenía, y ellos, sólo lo tenían a él.






BUENO HE CONCLUIDO, GRACIAS A TODOS LOS QUE LEYERON, ME DEJARON COMENTARIOS Y AFREGARON ESTE FIC A SUS FAVORITOS, SIN USTEDES ESTA HITORIA NO HUBIERA SIDO LO QUE FUE, MUCHAS GRACIAS Y HASTA PRONTO(ESPERO).

MUCHOS SALUDOS Y CUIDENSE MUCHO.

severusPotter

Sacrificio de amor - Potterfics, tu versión de la historia

Sacrificio de amor - Potterfics, tu versión de la historia

Harry miraba a Snape tirado en el piso, le sacudía confuerza como si quisiera devolverle la vida,Harry le gritaba, no estaba dispuesto a permitir que muriera.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-sacrificio-de-amor-potterfics-3506-0.jpg

2023-02-27

 

Sacrificio de amor - Potterfics, tu versión de la historia
Sacrificio de amor - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/40221
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20