Salvando el futuro - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Hermione no dejaba depasearse de un lado a otro, estaba muy nerviosa.

−Herms quédate quietame estas mareando. -Dijo Harry.

−¿Por qué tannerviosa? Ni que te fueran a condenar a ti. -Dijo Ron.

−¿Crees que nos hablanescuchado?

−Lo creo, pero igualson mortifagos a todos les caerán algunos años en Azkaban.

−Ya van a dictarsentencia. −Dijo el Sr. Weasley.

Todos volvieron a suslugares.

−Que el acusado seponga en pie.

Draco Malfoy se pusoen pie.

−Por la acusación dehaber llevado un artículo maldito a Hogwarts, por intento de envenenamiento,por haber metido mortifagos en Hogwarts, por intento de asesinato del profesorDumbledore, por ser un mortifago y seguir al señor oscuro, se te condenan a 10años en Azkaban.

 

Al escuchar esoNarcissa Malfoy se puso a llorar.

−¡No! −Protesto Harryque se levanto.

−¿Señor Potter? −Preguntoel juez.

−Para que ha servidoque todos hayamos testificado a su favor si ustedes le condenan a 10 años esverdad que ha hecho cosas malas, pero también nos ha ayudado. El me salvo lavida cuando su tía me quería muerto.

−Lo siento señorPotter, pero el señor Malfoy necesita tener su castigo.

−¿Y 10 años en Azkabansolucionaran algo?

−Sí, y ahora llevarlo,aun faltan muchos juicios.

Dos aurores, seacercaron a Draco se pusieron a su lado, y se lo llevaron.

En la madriguera,todos estaban alrededor de la mesa mientras comían, pero Hermione no podíacomer, le habían roto el corazón.

−¿Hermione no tieneshambre?

−Lo siento Sr. Weasleypero no me cabe nada, ¿me puedo retirar?

−Sí.

−Gracias. −La chica selevanto y salió al jardín sin mirar a nadie.

Hermione estaballorando en el jardín cuando sintió que una mano le tocaba la espalda, se girohaber quien era y vio que era Ginny.

−¿Qué pasa?

−¿Por qué?

−No entiendo.

−Por qué no puedodejar de pensar en él cuando me ha tratado tan mal.

Al escuchar eso, Ginnysabía de quien hablaba su amiga.

−Porque en el corazónno se manda, como yo me he enamorado de Harry tu lo has hecho de Malfoy.

−Pero él es un mortifago,y lo han condenado a 10 años, para él solo soy una sangre sucia. ¿Qué voy ahacer?

−No podemos hacernada, tendrás que olvidarlo y seguir tu vida.

−Mi vida se ha ido conél.

Al escuchar eso, lapequeña de los Weasley la abrazo.

Unos días después,Hermione había regresado a su casa con sus padres, estaba ayudando a su madre aponer la mesa, cuando Pig la lechuza de los Weasley entró en su comedor.

La chica fue a verla yvio que había un periódico enrollado en su pata.

−¿Cariño quién es?−Pregunto su madre.

−Es de Ginny, me envíael periódico, y también una carta. −Dijo la chica que había desenrollado el periódico.

−¿Qué dice?

−Un momento.

−La chica lo leyó y sele cayó el periódico de las manos.

−¿Hermione? −Preguntosu padre que cogió el profeta y vio lo que su hija había leído. −NarcissaMalfoy se suicida después de enterarse de que a su hijo le han caído 10 años enAzkaban y su marido, el Sr. Malfoy recibirá el beso de la muerte.

−Pobre mujer. −DijoJane. −¿Qué dice la carta?

−No la he leído, mevoy a mi cuarto.

−Claro, cuando este lacomida te aviso.

 

−Gracias. −La chica sefue a su cuarto y cerró la puerta con llave.

QueridaHermione:

Yadebes de haber leído el profeta, mi padre nos ha contado que Draco ya lo sabe,parece que se niega a comer. Se me ha ocurrido una idea absurda, puede quenunca se pueda hacer pero por intentarlo no cuesta nada. Ven a la madrigueracuando puedas así podremos hablar tranquilamente, también he llamado a Luna, seque ella nos podrá ayudar.

AtentamenteGinny Weasley.

Al leer eso, la leonase quedo extrañada, quería saber qué locura se le había ocurrido a su amiga.

−Hermione la comida yaesta lista. −Le grito su madre, desde la cocina.

−Ahora bajo. −La chicaguardo bien el pergamino y bajo. −Se que hace poco que he regresado, ¿peropuedo volver a la madriguera?

Los señores Grenger semiraron un momento, y luego miraron a su hija.

−Puedes ir hija. −Dijosu madre.

−Gracias, cuandotermine de comer iré.

−¿El baúl?

−No, me llevare pocacosa, solo tengo que hablar con Ginny.

−Bien.

Cuando termino decomer y ayudo a su madre a recoger la mesa, volvió a su cuarto y después de prepararuna pequeña mochila se fue.

OOO

−Mama.

−Ginny.

−Hermione viene averme.

−¿Le preparare uncuarto?

−No hace falta.

−Está bien.

La chica estabasentada con Luna cuando vieron a Hermione de lejos, las dos chicas selevantaron y fueron a recibirla.

−Ya estoy aquí, que eseso tan loco que me quieres contar.

−Regresar al pasado.

Al escuchar eso, lachica se le quedo mirando como si le hubiera salido otra cabeza.

−Es imposible, solo elgiratiempo lo puede hacer y por poco tiempo.

−No es imposible si lopreparamos todo bien.

−¿Y a donde iríamos?

−Cuando Tom Riddleestaba en Hogwarts, allí empezó todo.

−¿Quieres matarlo?

−No, pero podemosconseguir todos los horrocruxs y destruirlos.

−Pero aun tiene a losmortifagos a su alrededor.

−Si lo sé, pero nosotrostenemos a la orden del fénix. Podremos impedir todas las muertes sin sentidoque ha habido, los padres de Harry, los Lupin, Fred, Sirius, Dumbledore, Snape,y muchos más. Y podrás ayudar a Draco.

−Sigo pensando que esuna locura.

−El mundo está llenode locuras. −Dijo Luna.

La leona al escuchareso, se puso a llorar y escondió la cabeza en sus piernas.

Las pequeñas semiraron y sonrieron, después Ginny le puso la mano en la cabeza. −Todo irábien, al fin y al cabo tenemos a la chica mas lista de Hogwarts de nuestrolado.

−Necesitamos libros, yHogwarts está cerrado ahora mismo.

−El ministerio demagia, tiene muchos más libros que el colegio.

−¿Lo lograremos?

−Si no lo intentamossí que no lo conseguiremos.

−Solo tenemos un mes.−Dijo Ginny.

−¿Cómo?

−Dentro de un mes, ledarán el beso de la muerte al Sr. Malfoy entonces le darán permiso a Draco parair a su entierro, mi padre me lo ha dicho, después lo volverán a encerrar y yano lo dejaran salir hasta que termine su condena.

−Bien, un mes, eso espoco tiempo pero nos dará tiempo, voy a volver a mi casa, hablare con mispadres y le diré que iré al ministerio para estudiar todo lo que este año heperdido, no se extrañaran, Ginny envía un mensaje a Malfoy, diciéndole queasista al entierro de su padre, os espero mañana en el ministerio.

 

−¿Crees que nosdejaran usar los libros?

−Sí, les he salvado eltrasero, así que no creo que digan que no. Me voy, tengo que hacer cosas.−Hermione se acerco a sus amigas y las abrazo. −Gracias.

−Espero que todo nossalga bien.

−Sí.

La leona se despidióde sus amigas y se fue.

OOO

Draco no aguantabaeste lugar, era asqueroso, era normal que todos se volvieran locos poco a poco.

−Carta para el presoMalfoy. −Dijo uno de los aurores, que custodiaba Azkaban.

Desde que losdementores se habían puesto al lado del señor tenebroso, eran los auroresquienes vigilaban la cárcel.

Draco cogió elpergamino que le entregaba el auror y la leyó.

Aceptair al entierro de tu padre.

No iba firmada pornadie, y no sabía de quien era la letra, lo que le extraño es que alguien leenviara ese mensaje.

El chico se quedomirando un momento más la carta y luego la rompió en mil pedazos y se sentó enel suelo del mugriento lugar.

Sabía que el entierrode su padre seria en un mes. Un mes no era nada comparado con los 15 años quele habían caído por seguir a ese mestizo de Tom Riddle y todo porque no queríaque a sus padres los mataran, al final no había servido de nada.

Así que iría alentierro, solo le tocaba esperar, a que el mes se cumpliera, y descubrir quienél había enviado el mensaje.

Unmes después

Durante un mes laschicas no habían dejado de investigar noche y día, y habían encontrado lo quebuscaban.

−Mañana es elentierro, voy a gringotts a cambiar todo mi dinero por dinero mágico, esperoque no lo hayan cambiado.

−No te preocupes, nolo han cambiado. Ten. −Dijo Ginny que le entrego una bolsa de piel, Luna le diootra. Hermione la abrió y vio que era más dinero.

−No lo puedo aceptar.

−Sí que puedes,necesitaras todo el dinero que podamos conseguir, le he pedido dinero a Georgey me lo ha dado, también he sacado mis ahorros, no es mucho pero suficientepara varias semanas o más.

−Yo lo mismo.

−Mañana esperarme enla entrada del cementerio, entonces empezaremos nuestro plan.

−Sí.

Al día siguiente, Hermioneiba vestida completamente de negro y estaba en la puerta del cementerioesperando a sus amigas.

Cuando llegaron Ginnyle entrego su bolsa magia. −Ya está todo allí, la capa de invisibilidad, laescoba, el mapa y las pociones que hemos podido hacer, también he puesto otrascosas que seguro que te servirán.

−Vamos.

Las tres chicasentraron en el cementerio y vieron que Draco estaba ya allí con aurores a sulado, al ver al chico Hermione se puso nerviosa y Luna lo sintió.

−Tranquila todo saldrábien. −Dijo la chica agarrándole de la mano.

La leona miro a lachica y sonrió.

−Lo sé, porque estáisaquí vosotras.

El joven Malfoy a vera las tres chicas allí se extraño, sabía que eran enemigos. Detrás de ellasiban el comadreja y San Potter. Al verlos, los odio más de lo que ya los odiaba,mientras ellos estaban felices él lo había perdido todo.

−¡Qué hacéis aquí!−Grito Draco, que quiso acercarse a ellos pero los aurores le sujetaron.

−Tranquilo o tedevolveremos a tu celda.

Al escuchar eso lossiguió mirando con asco, pero se tranquilizo.

 

Cuando estabanterminando de llenar el foso con tierra, Hermione y las chicas se miraron.

−Es hora. −Dijo Ginnysusurrando.

−Lo sé.

−Suerte.

−La necesitare.

La leona se separo desus amigas y se acerco a Draco, al ver eso los aurores se pusieron enfrente.

−Solo vengo a darlemis condolencias.

−No las quiero de unasangre sucia. −Dijo Malfoy escupiendo a sus pies.

−Ya lo has escuchado.

−Igual. −Dijo lachica.

−Está bien. −Dijo unode los aurores que se puso a un lado.

Hermione se acerco alchico y lo abrazo. −Sígueme. −Susurro.

Entonces el slytherinsupo que ella le había enviado esa carta extraña.

−¿Qué harás?−Susurrando también.

−Lo veras ahora. −Laleona se separo del chico le cogió del brazo, y saco su varita magia.

Al verlo todos sacaronsus varitas y la apuntaron.

−Herms baja esa varita−Dijo Harry.

−Lo siento, no puedodejar que se pudra en la cárcel, perdóname. −Dijo Hermione que dijo un hechizoy pronto los dos estaban en el mismo cementerio pero el paisaje era diferente,y no había nadie.

−¿Qué has hecho?¿Dónde estamos?

−En el pasado.

−¿Por qué?

−Porque lo que hedicho en el cementerio era verdad, no quiero que te pudras en la cárcel.

−Maldita sangre sucia,devuélveme.

Al escuchar eso lachica se puso a llorar. −¿Dónde? A un lugar donde te mataran, donde no te quedanadie, yo solo te quería ayudar.

−¿Por qué? Me odias.

−Eso pensaba yo, perono te odio. −Dijo la chica que se sentó en el suelo y escondió la cabeza en susrodillas.

−Así que la sangresucia me quiere. −Dijo Draco riéndose.

−Sí, te quiero y meodio por tener estos sentimientos, tú te has pasado los ultimos 6 añostratándome mal y yo solo quiero ayudarte.

−Nunca amare a unasangre sucia como tú.

−Lo sé. −Dijo la chicaque se puso a llorar más fuerte.

−Idiota, levántate deese lugar, que alguien nos puede ver.

Al escuchar eso,Hermione se levanto, saco un pañuelo de su bolsillo y se limpio.

−¿Qué hacemos aquí?

−Tenemos que ver enqué fecha nos encontramos.

−¿Para qué?

−Para cambiar elfuturo.

Al escuchar eso, Dracola miro como ella había mirado a sus amigas un mes antes.

−¿Te has vuelto loca?

−No, lo tengo todopreparado.

−¿Por qué yo, porqueno San Potter o el comadreja?

−Porque tú eres máspoderoso que ellos dos, sabes cosas que nosotros no sabemos.

−Al final admites misuperioridad.

Hermione lo miro unmomento y sonrió.

−¿Qué?

−Vamos ser superior,no podemos quedarnos aquí si alguien te ve con esa ropa, pensara que te hasescapado de alguna cárcel muggle y la policía vendrá a investigar.

−¿Dónde vamos?

−Yo buscareinformación sobre el año en que estamos, mientras tú te ducharas y comerásalgo, estas en los huesos.

−Azkaban no es unhotel.

−Lo sé, pero antes.−Hermione saco su bolsa magia del bolsillo y se la colgó al cuello. −Alohomora. −Y los grilletes de Draco seabrieron.

Al sentirse libre, elchico se masajeo las muñecas.

−Tengo que irgringotts a cambiar dinero mágico por el que se usa en esta época, así podremosquedarnos en hoteles o posadas, también necesitaremos ropa y comida. −Dijo lachica que empezó a caminar.

 

−¿En qué año estamos?−Dijo siguiéndola.

−Si todo va bien 1944.

−¿Por qué?

−Porque en esa fecha,el señor tenebroso termino la escuela en Hogwarts, y tenemos que ir al colegio.

−No entiendo.

−Cuando él estuvo enla escuela abrió por primera vez la cámara de los secretos, vamos a ir a mataral basilisco y robar sus colmillos los necesitaremos más adelante.

−¿Sabes donde esta?

−Si, en el baño delsegundo piso.

−¿Por qué?

−Cuando lleguemos alhotel te lo explicare todo, ahora primero tengo que situarme.

Después de caminar unrato, por fin llegaron a un pequeño hotel.

−Nos quedaremos aquí,no podemos ir a ningún lado hasta que nos cambiemos de ropa, y sepamos dondeestamos.

La chica cogió a Dracode un brazo y lo llevo a un callejón.

−¿Qué?

−No puedes entrar así,llamaras la atención de la gente, de momento hemos tenido suerte. −Hermionemiro dentro de su bolsa y sonrió. −Esto nos irá bien. −La chica saco la capa y se la puso alslytherin. −Es la capa de invisibilidad de Harry no tendremos problemas paraentrar.

El chico al verseinvisible, supo que los rumores que corrían por la escuela eran ciertos, queese cara cortada tenía una de las pocas capas que había en el mundo.

−¿Cómo?

−Luego te lo explico,vamos.

La leona se acerco arecepción y pidió una habitación, cuando llegaron Draco se quito la capa.

−Explícate.

−La capa es una de lasreliquias de la muerte, la historia es cierta. Mientras buscábamos loshorrocruxes, descubrimos que Harry es descendiente del hermano menor. Ahora queya estamos aquí, tengo que salir a gringotts sin dinero no haremos nada, peroantes pediré algo de comer, y mientras esperas te ducharas y luego comerás.

−Que mandona eres.−Dijo Draco de mal humor.

−Lo sé, no eres elprimero que me lo dices y seguro que no serás el ultimo.

El slytherin se metióen el cuarto de baño mientras Hermione pedía algo de comer, cuando se lotrajeron vio que Draco no había salido del baño.

Después de picar y quele diera permiso para entrar, abrió un poco la puerta. −Tienes la comida encimade la mesa, tardare unas horas. −Antes de que pudiera responder se fue.

Draco estuvo horas enla bañera, aunque tenía hambre antes quería sacarse toda la porquería que se lehabía enganchado en Azkaban, los aurores ni siquiera le habían permitidoponerse presentable para el entierro de su padre.

Cuando estuvo seguroque estaba totalmente limpio. Se seco se enrollo una toalla alrededor de lacintura y salió a la habitación, donde vio que había una bandeja con muchacomida.

La sangre sucia lohabía hecho bien, después de comer se acostó en la cama a esperarla, pero pocoa poco se fue quedando dormido, hacía mucho que no dormía en una cama cómoda.

Draco abrió los ojos yvio que estaba tapado con una manta fina y que Hermione estaba a su lado leyendo unos libros.

−Granger.

Al escuchar eso, lachica dejo el libro y se sentó al lado de la cama.

−Es la primera vez quellamas por mi apellido.

−Me has salvado, asíque yo te llamo Granger.

−Me parece bien.

−¿Cuánto llevodurmiendo?

−Unas 14 horas.

−¿Por qué no me hasdespertado antes?

 

−Porque no hayproblemas y tu tenias que descansar, quedan dos semanas para que el cursoescolar en Hogwarts termine así que tenemos tiempo, mientras nos prepararemos.Hoy ya es tarde, pero mañana iremos al callejón diagon y compraremos cosas,necesitas una varita.

−Antes quiero que meexpliques todo.

−Bien, lo haremosmientras comemos, ya no tardaran mucho en traernos la comida.

Mientras cenaban,Hermione le explico todo, que matarían al basilisco y que luego irían hacía alfuturo para impedir todas las muertes que había habido, y robar los horrocruxes.

La leona vio que elchico llevaba ya un tiempo callado, así que sin hacer ruido cogió la bandeja yla saco fuera, antes de volver a entrar puso el letrero de no molestar y seacerco a la ventana para mirar a la calle.

Estaba tan metida ensus pensamientos que no se dio cuenta de que Draco le ponía las manos encima delos hombros.

−Si todo sale bien, notendré suficiente vida para darte las gracias.

−Cuando te condenaronmi corazón se rompió, se que nunca me amaras pero igual no quiero que te pasestoda tu vida en Azkaban.

−Ven a dormir, ¿hacecuanto que no duermes?

−He estado muynerviosa para poder dormir bien.

−Es hora de que descanses,mañana será otro día y podremos pensar con claridad.

Hermione se metió enel baño y después de ponerse el pijama salió.

−La cama es suficientegrande para los dos. Además ya somos adultos. −Dijo Draco.

La chica asintió conla cabeza y se metió en la cama.

−Descansa. −Y el chicoapago la luz.

Al día siguiente, losrayos del sol despertaron a Draco y vio que Hermione seguía dormida, se laquedo mirando, nadie había hecho por el tanto como esta chica estaba haciendo,durante seis años le había insultado y le había hecho la vida imposible peroella se había olvidado de todo y le estaba ayudando.

Sabía que también lohacía por él comadreja y San Potter pero era a él quien le había salvado y esonunca lo olvidaría.

−Mmmm. −Dijo la chicaabriendo los ojos.

−Buenos días.

−Buenos días.−Hermione se sentó en la cama y se estiro.

Draco aprovecho paraabrazarla, la chica correspondió al abrazo.

−Gracias.

−No sé si saldrá bien,hay muchas cosas que pueden salir mal.

−Aunque nos salga mal,nunca lo olvidare. −Y la beso en la cabeza antes de separarse.

−Ahora desayunaremos yluego iremos al callejón diagon.

−No podemos ir.

−¿Por qué no?

−Porque si alguien meve, sabrán que soy un Malfoy.

−¿Cuántos sois?

−En esa época, creoque mi bisabuelo y mi abuelo.

−¿Tu padre?

−En el 54.

−Bien entonces solotenemos que mantenerte oculto, tengo una capa, cuando salí de gringotts me pareun momento para comprarla

Draco después debañarse se acerco a la bolsa que Hermione había traído el día siguiente y buscoropa, cuando estuvo vestido se acerco a la ventana y se quedo mirando la calle.

−Ya estoy. −DijoHermione saliendo del baño. -Te queda bien la ropa, te la he comprado todanegra, porque no sabía qué color te gustaba.

−No pasa nada, megusta ese color.

−Vamos a recoger lascosas y nos iremos a desayunar antes de ir al callejón.

−Sí.

En la entrada delcaldero chorreante, Hermione le dio una capa y Draco se tapo con ella, cuandoentraron en el callejón se fijo que no había cambiado mucho en el futuro.

 

−Primero iremos a portu varita, la necesitaremos.

−Sí.

Los chicos entraron enOllivander.

−Buenos días, venimosa comprar una varita para mi amigo. −Dijo Hermione.

−Por supuesto, pasepor aquí.

Después de variosintentos, encontraron una varita, después de pagar volvieron a la calle.

−Ahora tenemos que ira la librería, necesitaremos libros.

−¿No tienes?

−No los pude sacar delministerio están bien protegidos.

−Iremos a Flourish yBlotts allí hay muchos libros, seguro que encontramos los que buscamos.

−Busca libros depociones, mientras yo buscare sobre el basilisco.

−Sí.

Draco estaba mirandolibros, cuando sintió que Hermione se ponía a su lado.

−¿Lo has encontrado?−Pregunto sin levantar la vista de los libros.

−Sí, ¿has encontradoalgo?

−Si, en esta época haylibros que ahora están prohibidos, me los llevare.

−Solo tenemos unasemana y media para hacer pociones. ¿Crees que podremos hacer alguna?

−Lo hablaremos cuandoestemos solos, no hay peligro pero no me gustaría que alguien nos escuchara.

−Sí.

Después de pagar, sefueron al caldero chorreante y pidieron una habitación, nada más entrar Dracocerró bien la puerta.

−¿Cómo matamos albasilisco?

−Un gallo

−No podemos ir con ungallo a todos lados. −Interrumpió Draco.

−O la espada deGryffindor.

−Eso es peor aún, estáen Hogwarts y además en esta época no nos servirá, puede que ahora no nos metanen la misma casa.

−Hay una solución.−Dijo la chica que sonriendo, abrió su bolsa y saco algo que estaba tapado conun trapo y varias cuerdas.

Hermione la destapo yle enseño la espada.

−¿Cómo?

−Para reconstruir elcastillo, la profesora McGonagall envió todas las cosas importantes alministerio, para que no les pasara nada. Las chicas y yo hicimos una copia y mela guarde.

−Ahora nos tocarevisar los libros, para saber que pociones necesitamos.

−Tengo algunas. −DijoHermione que saco una caja de madera de su bolsa y la abrió. -No sé sifuncionaran, pero es lo que hemos podido conseguir en un mes.

−En esta semanaconseguiremos más.

−Necesitamos lágrimasde fénix, Harry me dijo que cuando el basilisco le hizo daño, el fénix delprofesor Dumbledore le salvo la vida.

−Espero que haya sino, tendremos que ir sin ellas.

−Sí.

Draco estaba apuntandounos ingredientes que necesitarían cuando se dio cuenta de que hacía rato queHermione no hablaba, el chico miro donde se encontraba y vio que estabadormida.

El slytherin dejo ellibro en un lado y se acerco a la leona, sin hacer ruido la cogió en brazos yla llevo a la cama donde la tapo para que durmiera cómoda.

Después de mirarla unmomento volvió a su libro y termino de apuntar lo que necesitarían comprar eldía siguiente, se quito la ropa, quedándose en bóxers y se metió en la cama,después de bostezar cerró los ojos.

Al día siguiente, elslytherin se despertó y vio que Hermione estaba durmiendo abrazada a él,después de mirarla un momento le paso el brazo por los hombros y volvió acerrar los ojos, no pasaba nada por que siguieran durmiendo un poco más.

La leona no le molestabaen lo más mínimo, ahora se daba cuenta de que nunca se había dado laoportunidad de llegar a conocerla, la había encasillado en el grupo de lossangre sucia y de allí no había salido.

 

Poco a poco se fuequedando dormido, unas horas después se despertó y vio que alguien lo estabamirando.

−Buenos días.

−Bu
bue
buenos días.−Dijo por fin.

−¿Por qué tan tímida?

−Por
por
por nada.−Poniéndose colorada.

Entonces recordó quese había ido a dormir solo con los bóxers puestos, después de sonreír se sentóy se acerco a la chica.

Hermione al ver aDraco tan cerca de ella se quiso alejar pero el chico le agarro por la cinturay la acerco a su cuerpo.

−Te
te
tenemos queir a comprar los ingredientes.

−Aun es temprano,además esto es más divertido.

−Dijiste que nunca tegustaría una sangre sucia.

−Me equivoque, ahorame doy cuenta de que siempre he tenido prejuicios hacia los que son como tú, yno los tendría que hacer tenido. ¿Me perdonas?

Al escuchar eso,Hermione le miro y le puso la mano en la frente.

−Creo que te hasenfermado. Tú nunca pides perdón.

El slytherin le cogióla mano y se la llevo a los labios donde le dio un beso.

−Puede ser, pero ¿Cómopuedo seguir odiándote cuando has hecho tanto por mi? Además me he dado cuentade que no me desagradas en lo más mínimo. −Draco se acerco más y la beso en loslabios. −Tenemos que ir al comprar los ingredientes, y empezar a preparar laspociones no tenemos mucho tiempo. −Dijo cuando se separaron como si no hubierapasado nada.

El slytherin selevanto y se fue a bañar, cuando volvió vio que Hermione ya estaba vestida.

−Tenemos que irnos deaquí, no puedes ir todo el tiempo cubierto, se darán cuenta y entonces sacaranconclusiones equivocadas.

−Sí, compraremos lascosas y nos iremos al pueblo que está cerca de Hogsmeade allí podremosquedarnos y si necesitamos algo más lo compraremos.

−Iremos en tren, auntenemos tiempo y no quiero levantar sospechas.

−Yo tampoco.

Después de recoger lascosas pagaron y se fueron al callejón sin perder tiempo compraron lo quenecesitaban y salieron al Londres muggle.

−¿Has encontrado laslagrimas de fénix?

−Sí, pero han salidomuy caras.

−Tenemos dinerosuficiente, antes de empezar esto, fui al banco y saque todos mis ahorros, Lunay Ginny también han puesto, así que de momento no nos tendremos que preocupar.

−Mientras las cosassalgan como las hemos pensado no hablan problemas.

−Ahora vamos a cogerel tren.

−Sí.

Cuando los chicosestuvieron sentados dentro del vagón, Hermione suspiro y apoyo la cabeza en elrespaldo.

Draco, se sentó a sulado e hizo que apoyara la cabeza en su hombro. -Todo va bien, de momento nohemos levantado sospechas, así que relájate.

−Sí.

−Ahora descansa,quedan horas para llegar al pueblo.

−Sí. −La leona paso unbrazo por la cintura de Draco y cerró los ojos, al poco rato estaba durmiendo,mientras el miraba por la ventana viendo como el tren hacía su camino.

OOO

Draco estabarellenando un frasco con una poción, cuando tocaron a la puerta.

−Soy yo. −DijoHermione entrando en la habitación.

−¿Cómo ha ido todo?

−Bien, los alumnosdejaran la escuela mañana. ¿Las pociones?

 

−Ya las he terminado,estoy terminando de rellenar un frasco, ahora vamos a dejar esta posada, nosvamos a Hogsmeade, está más cerca de la escuela.

−Sí, voy a recogertodo.

Cuando lo tuvierontodo recogido, Draco le cogió de la mano y se aparecieron cerca de Hogsmeade.El slytherin se puso su capa para que no lo reconocieran y se fueron a pediruna habitación.

OOO

−Te quieres quedarquieta, no me dejas dormir.

−No puedo estoy muynerviosa. −Dijo la chica que no dejaba de dar vueltas a la cama.

Draco se dio la vueltay la miro.

−Necesitamos estardescansados para mañana, si no acabaremos muertos.

−Lo sé, pero es quenunca me he enfrentado a un basilisco.

−Yo tampoco, ven anda.−El slytherin hizo que apoyara su cabeza en su pecho desnudo y pasara su brazopor la cintura. -¿Mejor?

−No.

Draco sonrió y apoyola cabeza de la chica en la almohada luego se levanto y la miro a los ojos,poco a poco fue bajando hasta que sus labios se encontraron.

Al sentir los suavesdel chico, la leona le pasó un brazo por el cuello para acercarlo más a ella,pero el slytherin se aparto.

−Esta noche nopodemos, tenemos que estar descansados para mañana, pero cuando el basiliscoeste muerto, hablaremos. −Después de darle otro beso se volvió a acostar e hizoque volviera a poner la cabeza en su pecho.

−Quiero que sepas algoantes de que amanezca. −Dijo Hermione que lo miro a los ojos.

−Dime.

−Te quiero y estas dossemanas han sido maravillosas, y si mañana no nos sale bien, moriré feliz.

−Tonta. −Dijo Dracoque hizo que volviera a apoyar la cabeza en su pecho. −Descansa. −Antes decerrar los ojos le dio un beso en la cabeza.

Al día siguiente,después de desayunar, se acercaron al castillo.

−¿Cómo entramos sinque nos vean?

−Tengo algo que seguroque nos sirve. −Hermione saco un mapa antiguo.

−Los señores Lunático, Colagusano, Canuto y Cornamenta, los proveedoresde ayuda mágica a los traviesos se enorgullecen en presentar el Mapa delMerodeador. −Leyó Draco en voz alta. −¿Quiénes son?

−El padre de Harry, el profesor Lupin, Sirius Black, y colagusano.

−¿El traidor?

−Si, por culpa de colagusano, los padres de Harry están muertos.

−Sirius Black, no lo conocí, pero sé que era el primo de mi madre.

−Sí. Tu tía lo mato el día en que fuimos al ministerio, algún día te loexplicare ahora vamos con el plan. Juro solemnemente que esto es unatravesura. −Después de decir eso toco el mapa con su barita y empezó amostrarse el mapa del castillo. −Sale todo, fantasmas incluido, así nadie nosvera, y no tendremos que dar explicaciones.

Gracias al mapa pudieron llegar al baño, del segundo piso.

−¿Qué buscamos?

−Unas serpientes. Harry me dijo que la entrada solo se podía abrir sialguien hablaba en parsel.

−Ningún problema, se hablarlo, ahora vamos a buscar las serpientes.

−Creo que las he encontrado. −Dijo Hermione viendo que el grifo teníaunas serpientes.

−Si es esta. −Draco dijo algo en parsel y empezaron a verse unasescaleras. −Yo me ocupare del basilisco, dame la espada.

−Solo un gryffindor la puede usar.

−No, según la leyenda se necesita alguien con valor y coraje, y ten porseguro que no voy a dejar que te enfrentes al basilisco, la espada.

 

−¿Preocupado por mi? -Pregunto Hermione sacando la espada de su bolsa.

−Ni lo dudes. −Dijo el chico que cogió la espada, pero antes de bajarpor las escaleras la beso. -Vamos, vigila tu espalda, y sobre todo no lo miresa los ojos.

−Lo hare.

Cuando llegaron a la sala no vieron al basilisco por ningún lado.

−¿Dónde está? −Pregunto susurrando Draco.

−Harry me dijo que salió de la boca de esa estatua.

−Está bien, ten preparadas las lágrimas de fénix, y ten levantada lavarita.

−Sí.

Hermione siguió aDraco y se puso a un lado cerca de la boca.

−Cuando salga usacualquier ataque que conozcas, no pares hasta que no la veas muerta.

−Sí.

El slytherin se acercoa la estatua y hablo parsel, cuando la boca empezó a abrirse miro a la chica,que asintió con le cabeza.

Poco a poco elbasilisco fue apareciendo.

Cuando la leona lo viodijo: −Protego totallum. Aunqueno servía contra los ojos del basilisco sí que le serviría si esta le intentabaatacar.

Al ver al basilisco,Draco empuño con fuerza la espada y se la clavo, la saco y la volvió a clavar,mientras el slytherin escucho que Hermione había empezado con los hechizos.

Sectumsempra.

Hermioneese, no dejes de decirlo en todo momento. −Grito Draco.

−Cierra los ojos. −Dijo laleona al ver que el basilisco lo iba a mirar.

El slytherin hizo lo que lachica le dijo y los cerro, pero como no podía ver al basilisco no pudo seguirempuñando la espada. Estaba esperando el ataque de la serpiente cuando sintióque unos brazos le rodeaban.

−Puedes abrirlos, ya estámuerta. −Dijo Hermione.

Draco miro a la chica ydespués miro a la serpiente, con la espada aun en la mano se acerco albasilisco y se la clavo en los ojos, luego agarrándola como si fuera un hachale hizo un gran corte justo en la cabeza.

−Es mejor prevenir, no quieroque se levante mientras le quitamos los colmillos.

−Sí.

−Bonitos cortes. −Dijo Dracocuando vio que el cuerpo del basilisco estaba lleno de cortes.

−Harry me lo enseño me dijoque era efectivo.

−Y lo es, por casi me mataen sexto año.

−Por suerte estas bien,ahora vamos a terminar esto cuanto antes, no quiero seguir mas en este sitio nome gusta.

−La caja.

Hermione miro dentro de subolsa y saco una caja de madera, luego le dio un trapo, el slytherin cortó loscolmillos del basilisco y los guardo en la caja.

−Saca la escoba estoycansado para aparecerme.

−Sí. −La leona guardo lacaja en su bolsa, saco la escoba y se la paso a Draco.

Cuando estuvieron en elbosque prohibido, el slytherin se sentó en un árbol caído.

−Tenemos que salir de aquí,no quiero que nadie nos vea.

−Antes de irnos tenemos querecoger la diadema de Ravenclaw.

−Eso lo haremos en elfuturo, llévanos a mas de 10 años en adelante, no quiero seguir aquí.

−Como quieras, pero ladiadema esta en Hogwarts, en la sala de los menesteres.

−Por eso estabais allí esedía.

−Sí.

−Primero vamos a movernos.−Draco se levanto y le cogió de la mano a la chica.

Hermione dijo el hechizo yse movieron en el tiempo.

Hermione dijo el hechizo yse movieron en el tiempo.

 

−¿Dónde estamos?

−Ni idea, pero eso noimporta, solo necesitamos volver al castillo y buscar la diadema, luegovolveremos a movernos en el tiempo.

−Sí, pero antes. −La chicasaco una botella de agua y se la ofreció, se sentó en el suelo y se puso acomer, tenía hambre.

Draco le dio un trago a labotella y se sentó a su lado, cogió uno de los bocadillos y se lo comió.

−El mapa. −Dijo el chico, laleona dejo de beber agua y se lo enseño. El slytherin vio el mapa y vio que nohabía nadie en la escuela. -Hay dos posibilidades, o todos están en clases, oestán en vacaciones.

La chica dejo de comer y sacouna cosa de su bolsa, se la enseño a Draco. −Es una réplica de la diadema, solotenemos que ponerla en su lugar.

−Vamos, ¿o quieres seguircomiendo?

−No, ya estoy.

−Pues vamos.

Los chicos se fueroncorriendo y cuando llegaron al castillo miraron el mapa y vieron que seguíavacio, pronto llegaron al lugar donde en el futuro Harry la abriría.

Hermione cerró los ojos yapareció una puerta de hierro, Draco la abrió y los dos entraron.

−Lumus.

La leona fue directa dondesu amigo la había encontrado.

−¿Estará? -Preguntopreocupada.

−No lo sé, pero no perdemosnada por intentarlo. −Entre los dos la buscaron y el slytherin sonrió. -Estáaquí.

Hermione se acerco y sacouna caja de madera donde la guardo, luego saco la réplica y la puso en el mismolugar.

−Aquí ya estamos, vámonos.−Antes de que la chica pudiera decir nada, Draco le cogió la mano y se aparecieron.

La leona vio que estabancerca de un pueblo. −¿Hogsmeade?

−Sí, aquí nos moveremos denuevo en el tiempo y entonces pensaremos en nuestro siguiente paso.

−¿Dónde quieres ir?

−1977

−¿Por qué esa fecha?

−Porque en esa época, elpadre del cara-rajada estudiaba en Hogwarts.

−¿Qué quieres decir?

−Impedir que el traidor lomate a él y a su mujer.

Al escuchar eso, Hermione loabrazo por el cuello y lo beso. −Gracias.

−Pero antes tendremos quecambiar el dinero así que muévenos unos 5 o 6 años.

−Sí.

La leona con una sonrisacogió de la mano al chico e hizo lo que le había dicho y se movieron en eltiempo, antes de que se diera cuenta Draco los aparicio, y vio que estabandelante del caldero chorreante.

−Estoy muy cansado,terminemos por hoy y ya mañana seguiremos.

−Sí.

−Esta vez iré yo a cambiarel dinero, si los duendes te vuelven a ver sospecharan. Tú espérame en unahabitación.

−Sí.

Cuando Draco volvió vio queHermione estaba dormida y solo llevaba un albornoz, sin hacer ruido, dejo eldinero encima de la mesa y se fue a bañar, al salir vio que aun seguía dormida.

El slytherin se acerco y sesentó a su lado, con cuidado le aparto el cabello de la cara, al sentir esacaricia, la chica abrió los ojos.

La leona levanto el brazo yle agarro por el cuello para acercarlo a ella. Hermione lo empezó a besartiernamente mientras él le soltaba el nudo del albornoz, y le acariciaba sucintura descubierta. Draco dejo de acariciarle y empezó a acariciar uno sus pechosque él exploraba con su mano.

Sebesaron hasta que necesitaron separarse para coger aire, la chica besó alslytherin en el cuello y él la besó a ella. El chico bajó a sus pechos para besarlosigual mientras ella gemía ligeramente de placer. Se separaron y se miraron alos ojos.

 

Dracoestaba excitado. ¿Excitado?? Sí y mucho, él no era ningún novato en esto, yahabía tenido sexo con chicas, pero Hermione no, tenía que ser suave con ella.

La leonase dio cuenta de que el rubio la miraba, nunca había recibido esa mirada,siempre había sido de deprecio o de odio, pero nunca una llena de pasión. Elslytherin exploraba todo su cuerpo con las manos no dejaba ningún lado poracariciar, mientras que seguía besándola.

Dracoparó por un momento, ambos cuerpos estaban desnudos uno frente al otro. Lapareja se miraba a los ojos, con una bella sonrisa que era recíproca. EntoncesDraco la volvió a besar más lentamente que antes y con mucha suavidad, lapenetró en su ser. Hermione sintió que algo dentro de ella se rompía, el dolorque le causó soltó una pequeña lágrima que por su mejilla corrió.

−¿Te hice daño? −Le preguntó Draco

−No, al contrario, me estás haciendo la chicamás feliz del mundo.

El acto continuó muy despacio para que así a laleona no le doliera, pero a medida que pasaban los minutos el dolor se ibaterminando dando lugar a una sensación de placer que Hermione jamás habíasentido.

Lagryffindor nunca se había se sentido como se sentía ahora. Ambos se sentíancomplacidos el uno por el otro.

−Gracias.-Le decía Hermione mientras esta se acurrucaba en el hombro de Draco, ambossudando del cansancio.

La chicacerró los ojos, y el slytherin se quedo mirando el techo.

Al díasiguiente, Draco fue el primero en despertar, al sentir los rayos del sol en sucara, miro a Hermione y vio que estaba dormida a su lado, a mitad de la nochese habían despertado y habían hecho el amor nuevamente, y poco antes delamanecer también.

−Mmmm.−Dijo la chica que apoyo la cabeza en su pecho sin abrir los ojos.

−Descansahoy no haremos nada. −El slytherin le dio un beso en la cabeza y volvió acerrar los ojos.

Unashoras después, la leona se despertó y sintió que le dolía todo el cuerpo,sonrió nunca se había sentido como se sentía ahora.

−¿Feliz?

Hermionemiro al dueño de su corazón y le sonrió. -Sí.

−¿Quéquieres hacer hoy?

−Quieropasear, olvidarnos por un día todo el trabajo que nos queda por delante.

Draco sesentó y la beso. −Pues pasearemos, comeremos y disfrutaremos del día estamos enverano en 1957, ayer compre el profeta. Pero hoy nada de hablar de misiones,vamos a bañarnos. −El slytherin salió de la cama y se fue al baño a llenar labañera.

Hermioneal verlo como dios lo trajo al mundo se ruborizo y escondió la cabeza entre suspiernas.

−¿Tímida?−Pregunto el rubio riéndose y sentándose a su lado.

La chicano dijo nada solo asintió con la cabeza.

Draco lecogió de la cara para que lo mirara. −No tienes que serlo.

−¿Puedover el profeta mientras se llena la bañera? Sé que hoy nada de trabajo peroquiero ver que cuentan en esta época.

−Clarosin problemas. −El rubio se levanto y cogió el periódico que estaba encima dela mesa y se lo pasó. -Según Harry el señor tenebroso pidió trabajo aDumbledore como profesor de defensacontra las artes oscuras, cuando este término la escuela pero el profesor no selo dio. Sabía que no podía confiar en él.

 

−Nuncadejaría que un tipo así diera clases a mis hijos, está loco.

−Sí.

Dracoentró un momento al baño y vio que la bañera ya estaba llena, cerró los grifosy volvió al cuarto. −Ya está llena así que olvídate del trabajo. −El chico lacogió en brazo y los dos se metieron en la bañera.

−Huy.−Se quejo Hermione.

−¿Duele?

−Unpoco, pero se pasara pronto.

Elslytherin cogió una pastilla de jabón y después de sacar espuma le paso lasmanos por el cuerpo suavemente.

−¿Porquetan callado? −Pregunto la chica un rato después.

−Se quehemos dicho nada de hablar de la misión, pero no puedo sacármela de la cabeza,¿servirá para algo lo que estamos haciendo? ¿A qué futuro volveremos? ¿Hablafuturo?

Hermionelo cogió de las manos para que la abrazara. -No puedo responder a tus preguntas,creo que no hemos cambiado nada de momento, pero tenemos que seguir con lo queestamos haciendo, mañana iremos a 1977 avisaremos a James que solo confié enLupin y Sirius, luego tenemos que ir a buscar el diario de Tom Riddle.

−Está enmi casa.

−Lo sé, ¿Cómoentramos?

−La capainvisible, esta vez entrare yo solo, sé donde está. Si ven a una mestiza en lamansión de los Malfoy, mi padre no tendrá piedad.

−¿Estásseguro?

−Sí, túme esperaras aquí.

−¿Cuándoiras?

−25 deoctubre 1981, de paso aprovecharemos para ir a hablar con la orden del fénix.

−¿Draco?-Pregunto mirándolo.

−Siqueremos que todo esto salga bien, tenemos que hablar con alguien, y lo haremoscon James Potter de paso haremos guardia por si no nos hace caso y el señoroscuro se entera en donde viven. -El chico le puso una mano en la cabeza yjunto su frente con la de ella. −Cuando volvamos al futuro, entonces tú y yohablaremos seriamente.

−Tequiero. −Dijo la chica abrazándolo.

−Lo sé,dame tiempo para poder decírtelo yo también, han sido muchos años de odio. Yano te odio, pero tampoco se puede olvidar todo en un solo día. Notarias latinas cerca de mi

Alescuchar eso del chico, Hermione se puso a llorar.

−Tontano llores, te pasas todo el tiempo llorando. Vamos a relajarnos. −Draco hizoque se volviera a sentar y que se apoyara en su pecho.

Al díasiguiente, nada mas despertarse salieron al Londres Muggle y se movieron en eltiempo a 1977.

−Espérameaquí, voy a buscar dinero, y de paso compro el profeta para saber si Hogwartsestá abierto.

−Sí.−Hermione iba a entrar en el caldero, pero Draco le cogió de la mano. −Notardes. −Y la beso.

Un ratodespués, la leona regreso, con una sonrisa. −Ya podemos irnos a Hogwarts.

−Sivamos. −El chico le agarro y se trasladaron, hasta Hogsmeade. −Mejor irandando, no quiero que nos vean llegar.

−Sí.

Draco yHermione que iban de la mano hicieron el camino a Hogwarts, cuando llegaronvieron que se escuchaban unos ruidos.

−Estánen el campo de quidditch. −Dijo el slytherin.

−No sécomo os gusta ese deporte, me aburre mucho. −Dijo la chica.

Draco lamiro y se rio, la llevo a rastras cerca del campo.

−Y JamesPotter coge la snitch dorada, 150 puntos para gryffindor, con 200 puntos losleones ganan. −Dijo el comentarista.

−Ya lohemos encontrado. −Dijo Hermione feliz.

−Sí,volvamos a Hogsmeade le enviaremos un mensaje para que dentro de un par dehoras nos encuentre en el campo, a esa hora ya no habla nadie.

 

−Sivamos. ¿Qué mensaje le ponemos?

−Sencilloque una admiradora lo quiere conocer.

−Aquí yaestaba con Lily.

−Lo sé,pero como buen rompecorazones seguro que viene.

−¿Losabes por experiencia? −Pregunto Hermione, mirándolo con ojos asesinos.

−Exacto.−Dijo el chico riéndose.

Lagryffindor le pego un codazo.

−Joderleona, que celosa que eres. -Dijo Draco que le soltó de la mano y puso las suyasdonde la chica le había dado el golpe.

−Mucho,vamos anda.

Unashoras después, Hermione y el slytherin entraban en el campo y vieron a JamesPotter solo, se acercaron.

−James.−Dijo la chica.

El chicose giro y no reconoció a ninguno de los dos.

−¿Quiénessois?

−Notenemos tiempo para eso, escúchanos, cuando llegue el momento, deberás la tomaruna decisión importante, solo cree en Lupin y Black.

−¿Cómoconocéis a mis amigos?

−Escúchameniño tonto, si no quieres ver a tu novia morir, nos harás caso, confía ennuestras palabras, solo confía en Remus Lupin y Sirius Black, en nadie más.

−Draco,calla así no le convenceremos. −La chica saco el mapa y se lo mostro. −¿Loreconoces?

−¿Cómo?Está en mi habitación.

−Porfavor, no te podemos contar nada mas de momento, algún día lo sabrás. Haz casoa nuestras palabras el día en que tengas que tomar la decisión, solo confía enellos dos aunque ellos te digan que no.

Al fondose escucharon unas voces.

−Hermioneno tenemos tiempo, nadie más no puede ver. Potter solo está en tu conciencia sinos haces caso. −Después de decir eso, agarro a la chica de la mano y setrasladaron, aparecieron en Hogsmeade. −Muévenos, este es capaz de seguirnos.−Dijo el rubio.

−Sí. −Laleona sin soltar la mano del chico los movió en el tiempo a 1981. −Necesitomirar la fecha en la que estamos.

−Sivamos, no podemos perder tiempo. −Draco los traslado delante del calderochorreante. −Pásame la capa.

La chicale hizo caso y se la paso, nada mas ponérsela entraron en el caldero, pidió unahabitación y subieron.

−Espéramevoy a saber en qué día estamos y en qué año para estar seguro. Con tanto cambioviaje me estoy empezando a marear. −Dijo la chica que sintió un pequeño mareo yse tuvo que agarrar al brazo del slytherin.

−Ven.−Dijo Draco que la tumbó en la cama y fue al baño a buscar un paño húmedo y selo puso en la frente. −Iré yo.

−Nopuedes y ¿si te ven?

−No,solo serán unos minutos, quédate, descansa. −Después de coger algo de dinero ydarle un beso se fue.

Hermioneestaba durmiendo cuando sintió unos ruidos en la habitación, al abrir los ojosvio que Draco estaba allí sentado a su lado.

−Veo queya te has despertado.

−¿Cuántosdías llevo durmiendo?

−Dosdías.

−Nopuede ser, nuestros planes.

El rubiodejo lo que tenía entre las manos le puso las manos en los hombros para sevolviera a acostar. −Tranquila, ya tengo el diario, fue sencillo entrar en lamansión, mi padre es más cuidadoso en el futuro pero bueno. Ahora que ya estasdespierta, comeremos algo y esta noche dormiremos, mañana iremos al valle deGodric, quedan 3 días para el ataque, mientras esperamos tu descansaras.

 

−Sabíaque eras el adecuado para este trabajo, por eso te traje, Harry ha pasadomuchas cosas ya, y Ron es medio lento para algunas cosas.

−¿Soloalgunas?

−Oye, sonmis amigos.

−Lo sé,pero siguen sin gustarme.

−Voy abañarme.

−Mientrasyo pediré algo de comer.

−Sí.

Esanoche, los dos durmieron abrazados disfrutando de su compañía, ya faltaba poco,para que toda esa pesadilla terminara.

Dossombras entraron en una casa del valle de Godric, y se fueron directos a lahabitación del niño.

Uno deellos le cogió en brazos, y le dio un beso.

−Sueltaa mi hijo. −Dijo una voz, después grito. −¡James!

El hombrellego corriendo y vio a las dos personas que tenían a su hijo en brazo, a ver aJames los chicos se quitaron la capucha para que pudieran ver quiénes eran.

−TranquilaLily ellos son los que me avisaron de que solo confiara en Sirius y Lupin.

−James,veo que seguiste nuestro consejo. −Dijo Draco.

−Sí,nunca olvidare lo que me dijisteis, y nunca hubiera puesto la vida de Lily enpeligro.

−Ahoratenemos que hablar con vosotros, pero necesitamos que llaméis a Black y Lupin,os vamos a contar muchas cosas, necesitamos vuestra ayuda.

−Estábien, Lily confía en ellos no nos harán nada. -Jame se fue

−Mibebe. −Dijo la mujer, mirando a su pequeño hijo.

Hermionele dio un último beso y se lo entrego.

Lily locogió con amor y lo abrazo. −Venir conmigo, os daré algo de tomar, mientrasesperamos a que lleguen.

−Gracias.

La chicaestaba jugando con Harry cuando llegaron Sirius y Lupin, que abrazaron a Lily yvieron con desconfianza a esas dos personas que estaban en casa de sus mejoresamigos.

−Ahoraque estamos todos aquí, necesito que os sentéis en el sofá, tengo muchas quecontar. −Dijo Hermione. -Draco tu también hay muchas cosas que no sabes.

−¿Draco,has dicho? Mi prima Narcissa tiene un bebe con ese nombre.

Alescuchar eso, el chico sonrió.

−Llegaremosa ese punto pero dejarme hablar, y luego responderé todas vuestras preguntas.−Dijo Hermione.

−Estábien.

La chicacogió aire y dijo:

−Cuandotenía 11 años recibí una lechuza con una carta, en ella me decían que era unaniña especial que el profesor Dumbledore me invitaba a asistir a su escuela,donde aprendería magia y hechicería, yo que siempre me había sentido distintaacepte.

Alllegar a la Hogwarts conocí a muchos chicos de mi edad, pero tres chicos mecambiarían la vida, el primero Harry James Potter, el niño que sobrevivió, elsegundo Ronald Billius Wesleay hijo de una de las familias de sangre limpia másantiguas de Gran Bretaña y por ultimo Draco Lucius Malfoy, descendiente de dosde las familias de magos más antigua del país, los Black y los Malfoy.

Desde elprimer momento hubo una gran enemistad entre nosotros, mientras Harry, Ron y yoestábamos en gryffindor, Draco estaba en slytherin, y las cosas se fueronponiendo peor, Draco no dejaba de hacernos la vida imposible, hasta tiro unapensadora de uno de mis amigos, allí descubrimos que Harry era un buen jugadorde quidditch y lo metieron en el equipo, días después Harry que no habíaconocido a sus padres, descubrió que su padre James Potter había sido asistido a Hogwarts como nosotros ese día también conocimos al perro de trescabezas, que estaba encima de una trampilla.

 

No ledimos mucha importancia solo éramos tres niños así que volvimos a nuestra sala comúna dormir. En el primer partido, estuvieron a punto de matar a Harry, creíamosque había sido Snape, porque desde el primer momento odio a Harry aunque nosabíamos porque.

Despuésde eso, empezamos a investigar, descubrimos que los unicornios del bosqueestaban siendo asesinados, una noche fuimos al pasillo del tercer piso teníamoscompletamente prohibido ir a ese lugar, pero se encontraba el perro de trescabezas, y sabíamos que allí guardaban la piedra filosofal del señor NicholasFramel.

Cuandollegamos vimos que alguien había abierto la trampilla, poco a poco fuimosatravesando todas las salas hasta que Harry tuvo que ir a la ultima, allídescubrió que no era el profesor Snape el culpable de todo si no Quirrell quequería la piedra filosofal para darle un cuerpo al señor oscuro, pero gracias aMerlin, Harry lo mato.

Cuandose despertó, nos lo contó todo, el 31 de octubre de 1981, el señor oscuro,llamado lord Voldermort entró en su casa y después de matar a sus padres, lointento matar a él, pero Harry sobrevivió porque su madre Lily Potter habíadado su vida por él, el único sobreviviente a esa matanza fue criado por su tíay su familia los Dursley, sin saber quién era el o quien eran sus padres.

Elprofesor Dumbeldore le dijo que la cicatriz que tenía en forma de rayo en lacabeza era a causa de una maldición. Y que esa noche el señor oscuro habíaestado a punto de morir, y que ahora necesitaba la sangre de los unicorniospara poder sobrevivir.

Buenocuando termino el curso cada uno volvió a su casa para celebrar el verano. Enseptiembre un elfo llamado Dobby se presento en casa de los tíos de Harry paradecirle que no fuera ese año a Hogwarts que un gran mal lo esperaba.

PeroHarry no le hizo caso, y cuando los Wesleay lo fueron a buscar, se fue conellos para ir a la escuela. Cuando estaban a punto de pasar al andén para cogerel tren. Harry y Ron no pudieron pasar y tuvieron que ir en coche volador, porsuerte pudieron llegar bien y empezamos la escuela.

Un díalos gryffindor iban a ir a entrenar al campo de qhuiddicth cuando los slytherintambién llegaron, entonces descubrí lo que era un sangre sucia.

−Losiento.−Dijo Draco.

−No estu culpa, te criaron con eso. −Dijo la chica que le sonrió. −Como iba diciendo,luego le pregunte porque de ese nombre, y descubrimos que Slytherin no quería ahijos de muggles en la escuela y que había creado una cámara secreta.

Un díalos hijos de muggles empezaron a ser atacados, el heredero de Slytherin habíaaparecido en un principio pensaron que era Harry porque le había azuzado unaserpiente a Draco en su duelo. Harry nos dijo que desde siempre había podidohablar con serpientes, Ron le dijo que no lo contara a nadie, y así lo hizo,pero el mal ya estaba hecho, todos le tenían miedo, nadie se le acercaba.

Un díamientras estaba en la biblioteca descubrí que era un basilisco lo que estabaatacando a los chicos, y se movía por las cañerías de la escuela. Que no habíamatado porque no los habían mirado directamente a los ojos. Cuando se lo iba a decir aHarry y Ron, el basilisco me ataco y estuve semanas petrificada.

Aldespertar Harry y Ron me contaron, que habían entrado en la cámara de lossecretos que él había descubierto quien era el culpable de los ataques, Tom Riddle o sea el señor tenebroso que cuando había estadoen la escuela había matado y que era Riddle, el heredero que había poseído a Ginny Wesleaypara matar a todos los hijos de muggles.

 

Tambiéndescubrimos que antes de empezar la escuela, cuando nos encontramos a losMalfoy en el callejón diagon, el señor Malfoy le había pasado el diario a miamiga, quería que Dumbledore dejara el cargo de director porque creía que erademasiado blando. Dobby que era el elfo domestico de los Malfoy había queríaavisar a Harry para que no le pasara nada.

Porsuerte todo termino bien y pudimos volver a casa, en septiembre el señorWesleay nos dijo que un prisionero se había escapado de Azkaban, Sirius Black,no sabíamos porque, nadie nos lo quiso contar así que lo olvidamos un poco,cuando llegamos a la escuela teníamos profesor nuevo de defensa contra lasartes oscuras Remus Lupin, desde un principio, el profesor cuido de Harry en laprimera salida a Hogsmeade mi amigo no pudo ir y se quedo con el profesor, lecontó que él había estudiado en el mismo año que sus padres.

En otrasalida a Hosmade, los gemelos Wesleay le entregaron a Harry el mapa delmerodeador y le dijo como usarlo, entonces fue al pueblo y allí descubrimos queSirius Black el padrino de Harry había matado a los Potter.

−¡Nunca!−Dijo Sirius.

−Tranquilo,deja que siga explicando. −Dijo James.

−Un díacuando todos estábamos cenando, unas garras aparecieron en el cuadro de laseñora gorda, la que protegía la entrada de la casa de los gryffindor, Harrycon su nuevo mapa descubrió que un tal Peter Petegrew se paseaba por laescuela, pero el profesor Lupin que lo había pillado le dijo que era imposibleque él estaba muerto y le confisco el mapa.

Enotoño, secuestraron a Ron y llegamos a la casa de los gritos, allí lodescubrimos todo. Colagusano había vendido a los Potter a lord Voldemort, enbusca de venganza Sirus Black lo mato, pero nunca se encontró su cuerpo, soloun dedo, y que se había estado escondiendo en casa de los Wesleay durante todosestos años, en forma de rata.

Cuandoíbamos a contar la verdad al profesor Dumbledore, el profesor Lupin setransformo en lobo, y Colagusano escapo, en un intento de impedir que Siriusvolviera a Azkaban. Harry y yo usamos un giratiempo e impedimos que mataran a unhipogrifo y salvamos a Sirius, que se tuvo que esconder para que los aurores nolo encontraran.

Aldescubrir que el profesor Lupin era un hombre lobo lo echaron, y otro añovolvimos a nuestras casa.

Encuarto fuimos todos a los mundiales de Quidditch allí conocimos al señorDiggory, su hijo Cedric estaba en nuestra escuela, pero era unos años mayor quenosotros y estaba en hufflepuf, en ese mundial los mortifagos nos atacaron, porsuerte no hubo muertos, pero todos volvimos a la escuela asustados

Ese añoera el torneo de los tres magos, Victor Krum de Bulgaria, Cedric de Hogwarts yFleur de Francia fueron escogidos para el torneo, pero cuando se termino laselección otro nombre salió de la copa, Harry Potter, era el cuarto escogido,cosa imposible porque el profesor Dumbledore había puesto un hechizo de edad,solo los que tenían 17 años podían participar.

El finaldel torneo, era un laberinto Harry y Cedric llegaron a coger la copa ydescubrieron que era un traslador y los llevo a un cementerio allí mataron aCedric. En un intentode salir con vida de ese lugar, mi amigo uso su varita y se conecto con la delseñor oscuro, allí salieron los Potter, Cedric que había muerto hace pocosminutos y más gente, gracias a ellos pudo escapar con el cuerpo de Cedric.

 

Cuandovolvió se descubrió que el profesor de defensa no era quienes creíamosnosotros. Para todos era Alastor Moody pero en verdad era Barty Crouch hijo,que había usado una poción multijugos para entrar en el castillo, y él eraquien había puesto el nombre de Harry en el cáliz seleccionador, tambiéndescubrimos que Lucius Malfoy era un mortifago que se había ocultado durantetodos estos años del señor oscuro. El profesor Karkarov de Bulgaria también loera.

Enquinto año, nos volvimos a encontrar con Sirius en Grimmaud 12, cuando volvimosa la escuela nos pusieron a un ser despreciable como profesora de defensa,Dolores Umbridge que no creía para nada que el señor oscuro hubiera regresado yno nos enseñaba nada, así que Harry, los Wesleay, Neville y yo creamos elejercito de Dumbeldore, y empezamos a aprender cómo defendernos, hasta queDraco y los demás slytherin nos descubrieron y lo cerraron todo.

Pero yaera tarde, Harry que había tenido sueños durante todo ese año, de gente que eraatacada, vio que en uno de esos sueños el señor oscuro que tenia secuestrado a su padrino Sirius. Así que Harry, Ron,Luna, Neville, Ginny y yo nos fuimos al ministerio y conseguimos la premoniciónpero todo era una trampa, allí Bellatrix Lestrange mato a Sirius Black alintentar proteger a su ahijado y la premonición se rompió.

Sedescubrió que solo los elegidos podían coger premoniciones, Krecher el elfodomestico de los Black le mintió, entonces fue cuando el ministerio creyó aHarry y Dumbledore de que hacía un año que el señor oscuro había regresado.

En sextoaño, los chicos y yo, vimos a Draco entrando en Borgin y Burkes, pero nosupimos de qué se trataba porque el dueño de la tienda cerró todas laspersianas.

Volvimosa Hogwarts y por casi Harry vuelve a Londres, porque Draco lo había petrificadocuando lo encontró espiando y había usado la capa de invisibilidad parataparlo, pero Luna lo salvo.

Ese año,el señor oscuro había reclutado a Draco como mortifago para que arreglara unarmario evanescente, mientras Harry iba descubriendo más cosas de Voldemort,poco antes de terminar la escuela, Draco intento matar a Dumbledore pero nopudo, así que lo mato Snape que había hecho un pacto inquebrantable conNarcissa Malfoy para que ayudara a su hijo.

−Losiento. −Dijo Draco que tenía los ojos llenos de lágrimas.

Hermionese acerco y lo abrazo. −No es tu culpa, aun quedan cosas por descubrir. −Dijola chica que le dio un beso en la mejilla.

−Elultimo año no volvimos a la escuela antes de morir el profesor Dumbledore lehabía pedido a Harry que buscara los horrocruxe y los destruyera, así quefuimos por todo Inglaterra buscándolos, pero por un error nuestro, losmortifagos no capturaron, cuando nos tuvieron, nos quisieron matar, trajeron a Draco para que dijera si era o no era Harry.

Dracodijo que no sabía que era Harry, antes de cogerlo le habíamos hecho un conjurocomo si le hubiera picado un bicho, para que los demás no lo descubrieran, peroDraco sí que lo reconoció, Harry me lo dijo.

−Loreconocí, durante seis años habíamos estado en la misma escuela, no puedesolvidar una cara que ves todos los días.

 

−Conayuda de Dobby el elfo domestico nos escapamos, pero este término muerto, peropudimos salvar a Ollivander, a Luna y Griphook. Nuestra última misión eravolver a Hogwarts y destruir la serpiente Nagini, la diadema de Ravenclaw, ymatar a Harry que eran los tres horrucruxes que quedaban.

−No.−Dijo Lily agarrando a su hijo fuerte.

−Tranquila.−Dijo James. −Continua.

−Cuandollegamos, vimos que la guerra ya había empezado, Mortifagos contra niños deescuela y los restantes de la Orden del fénix, el profesor Snape ese año era eldirector, Harry lo acuso de haber matado a un hombre inocente sin varita,Dumbledore, el profesor se escapo y nosotros entramos en la sala de losmenesteres a conseguir la diadema de Ravenclaw, pero Goyle la quemo toda y elmurió, a Draco y Zabinni los pudimos salvar.

Los tresvimos que Lupin, Tonk y Fred Wesleay estaban muertos, Harry sabía que no podíaseguir con aquello, así que se entrego a Voldemort y él le ataco, NarcissaMalfoy le dijo al señor oscuro que Harry estaba muerto así que Hagrid lo llevodelante de todos.

Cuandoestuvieron delante de los alumnos que quedábamos, el señor oscuro nos dijo quenos entregáramos a él, pero Neville no lo quiso. Llevaba el sombreroseleccionador con él, le dijo que el siempre serie un gryffindor que preferíamorir antes que servirlo. Entonces Harry se despertó y empezó una batallacontra el señor oscuro, la señora Wesleay mato a Lestrange ella era la culpablede que Sirius y su hijo estuvieran muertos. Sirius y ella no se llevaban muybien, mientras que Sirius quería que luchara por el destino que le había tocado,Molly creía que Harry solo era un niño, y que la guerra era cosas de adultos,pero los dos eran de la orden del fénix así que quiso vengar su muerte.

CuandoNagini nos iba a matar a Ron y a mí, Neville con la espada de Gryffindor nossalvo, y el señor oscuro murió al no tener mas horrocruxe, todos pudimosdescansar en paz.

−Buenoesto es todo, pero hay algo más, y no sé como os lo vais a tomar. −DijoHermione mirando a los adultos.

−Dilo,no hay nada peor que todo lo que nos has explicado. −Dijo James.

−Estábien, Severus Snape siempre estuvo enamorado de Lily Evas, le pidió al señoroscuro que podía matar a James pero que a ella no la tocara, pero no lo cumplióasí que el vengándose se hizo agente doble. Informaba de todo a Dumbledore delas decisiones que el señor oscuro tomaba. Draco.

−Sí.

−Elprofesor Dumbledore se estaba muriendo, el anillo que había encontrado llevabaun gran veneno, no le quedaba mucho tiempo de vida, él sabía que el señoroscuro te había pedido que lo mataras y que no podrías, por eso, el le dijo alprofesor Snape que lo hiciera por ti, no quería que te convirtieras en unasesino.

Alescuchar eso, Draco se levanto y la abrazo.

−Esmucha información, y sé que puede que no nos creáis, pero aquí tenéis todo.−Dijo Hermione que se separo del chico y abrió su bolsa, de ella saco unacarpeta y la abrió. −Aquí está todo lo que os he contado, como veis todostienen fechas del futuro, ahora me voy a tomar un rato el aire, necesito pensary vosotros hablar. ¿Me acompañas? −Pregunto al slytherin.

−Sivamos.

Los doschicos se fueron y los adultos se quedaron, Lily no dejaba de llorar.

−Tranquilacariño. −Dijo James abrazándola.

 

Siriuscogió la carpeta y fue mirando todos los periódicos vio que todo lo que lehabía contado esa chica era cierto. −¿Qué hacemos ahora? −Pregunto dejando losrecortes.

−Tenemosque hablar con ellos, que tienen planeado hacer, nos hemos salvado, solonosotros cuatro sabíamos de este lugar. −James miro su reloj y vio que era 1 denoviembre.

Lupin selevanto y fue a buscar a los chicos, Hermione y Draco entraron cogidos de lamano.

−Estanoche ya no podemos hacer nada, nos iremos a dormir, mañana decidiremos nuestropróximo movimiento.

−Hermsves a dormir hace dos días te mareaste. −Dijo el slytherin.

−Puedesusar una de las habitaciones de arriba. -Dijo Lily.

−Nogracias prefiero dormir en el sofá, está saliendo todo demasiado bien.

−Tranquila,todos estamos aquí, preparados por si pasara cualquier cosa. −Dijo Sirius.

−Igualme voy a poner mi pijama y dormiré aquí abajo.

−Ven tellevo al cuarto de baño para que te asees. −Lily dejo a su hijo con su padre yse llevo a Hermione.

−Es unachica muy valiente. Dijo Lupin.

−Hemospasado por mucho. -Dijo Draco.

−Esnormal, descansar, mañana hablaremos.

La chicabajo con su pijama puesto y se acostó en el sofá.

−Hazespacio. −Dijo el slytherin que bostezo.

Draco seacostó a su lado y poco a poco los dos se fueron durmiendo.

Al día siguiente,Lily y James bajaron y vieron que Hermione estaba haciendo el desayuno.

−Esperoque no os importe.

−Claroque no.

La chicaal ver al pequeño Harry se acerco y lo agarro en brazos y lo beso.

−¿Loquieres mucho verdad?

−Es mimejor amigo, más que eso es como un hermano, siempre hemos cuidado uno delotro.

−Adesayunar que esto ya está. -Dijo James.

Lo seisse sentaron en la mesa y Hermione le dio su desayuno al bebe.

−SabesHarry, cuando estés en la escuela estarás en gryffindor y tendrás una bonitalechuza blanca llamada Hedwig, Hagrid te la regalara por tu cumpleaños, te gustaranlas ranas de chocolate, siempre me estarás pidiendo ayuda con los deberes.

Alescuchar eso, Lily miro a su marido.− En eso se parece a ti.

−Sí,prefiere jugar al qhuiddich que hacer los deberes. −Hermione le dio otracucharada. −Y en cuarto te gustara una chica llamada Cho chang pero al final tequedaras con mi amiga Ginny una chica preciosa, que tiene un gran corazón. Tegusta jugar al ajedrez mágico y tu escoba.

−¿Es un niñofeliz? −Pregunto Lily.

−Sí,aunque ha pasado mucho, tiene un gran corazón, y su enemigo es Draco, los dosse llevan fatal. −Dijo Hermione, sonriendo.

−Oye.−Protesto el slytherin.

−Esnormal Harry es gryffindor y Draco slytherin, nunca nos hemos llevado bien.−Dijo Sirius.

−Sivolvemos a casa, eso cambiara. −Dijo el chico.

−Volveréisno al futuro que vosotros conocéis, pero si a uno mejor. −Dijo James.

−Esoespero, porque aunque la guerra ya ha terminado y se ha llevado por delante dela vida de mucha gente inocente.

−Draconecesitamos una lista con los nombres de los mortifagos. -Dijo Lupin.

−Sí,pero yo conozco solo a algunos y los de mí época, los de esta ni idea.

−No tepreocupes por eso.

−Dámeloasí podrás desayunar tranquila. −Dijo Lily, cogiendo a Harry.

−Haymucha paz, no sé cuándo fue la última vez que pude desayunar tranquilamente.−Dijo Hermione, cogiendo su te, y dándole un sorbo.

 

−Sí.−Dijo Draco sonriendo.

La chicase dio cuenta de que el slytherin sonría mucho mas ahora.

−¿Cómoempezó todo esto? -Pregunto James.

−Despuésde la guerra, todos los mortifagos que los aurores encontraron, fueron llevadosa juicio, a Draco le cayeron 10 años en Azkaban y a su padre el beso deldementor, Ginny que había perdido a su hermano mayor durante el último ataqueme dijo que podíamos volver al pasado, impedir que el señor oscuro consiguieratodo ese poder, salvar a los Potter y todos los caído así la Orden del fénixseria más fuerte. Y acepte. Durante un mes estuvimos trabajando mucho sindescanso, cuando llevaron a Draco al cementerio para dar el ultimo adiós a supadre lo cogí y escapamos.

−Másbien me secuestraste.

−No tequejes tanto que te he llevado a sitios muy lindos.

−Huy si,como ir a ver al basilisco y entrar al bosque prohibido.

−Esosobraba. −Dijo la chica riéndose..

−¿Quéplanes tenéis ahora?

−Destruirlos horrocruxes e impedir que haya más muertes.

−Nopodéis salvar a todos, en una guerra es imposible. −Dijo Lupin.

−Lo sé,pero se de algunas que si que se pueden impedir.

−¿Quién?

−Primeroterminar de desayunar, y luego seguiremos hablando. −Dijo Lily.

−Sí.

Despuésde desayunar, Hermione estaba sentada en el sofá mirando todas las cosas quellevaba en su bolsa mágica, cuando los demás se acercaron y se sentaron a sulado.

−¿Quémiras? −Pregunto Lily.

−Algunascosas. −La gryffindor saco la capa invisibilidad y se la entrego a James.

−Micapa.

−Sí,cuídala es una reliquia de la muerte.

−¿Cómo?

−Eltercer hermano del cuento es tu antepasado, esta capa es diferente a las demás.-También saco el mapa y se lo entrego a Lupin.

−Elmapa.

−Sí, conesto pudimos entrar al colegio sin que nos vieran. −Lo siguiente fue una escobay se la entrego a Sirius.

−¿Unaescoba?

−Sí, lepertenece a Harry, el primer año, la profesora McGonagall le regalo una nimbus2000 pero en tercer año después de que un dementor lo atacara, el sauceboxeador se la rompió, y tu le regalaste esta al final del curso.

También saco unascajas de madera que Lily fue abriendo.

−Cuidado. −Dijo Draco.−Hay colmillos de basilisco.

−¿Cómo?

−Sabia donde estaba elbasilisco y antes de que Tom lo utilizara contra Harry en nuestro segundo año,fuimos nosotros a 1944 y lo matamos, y cogimos sus colmillos. -Dijo Hermioneque seguía sacando cosas.

−¿Qué son todos estoslibros?

−Son de 1944, en esaépoca habían libros que ahora por culpa del señor oscuro están prohibidos, asíque los compramos. Os los podéis quedar ya no los necesitamos.

Lily vio un cuadernorojo con el escudo de gryffindor. −¿Puedo?

−Claro, hay muchasfotos de Harry.

La mujer lo cogió yempezó a mirar las fotos. −Es muy guapo, se parece mucho a James.

−Sí, Harry estabaharto de que todo el mundo le dijera lo mismo, hasta que en tercero el profesorLupin le dijo lo mismo, pero también le dijo que desde el primer momento que lovio supo quien era no por la cicatriz en forma de rayo que tenía en la frente,si no porque le recordaba mucho a su mejor amigo James, y que Lily había sidouna de sus pocas amigas y que no le tenía miedo, entonces Harry sí que fuefeliz, por fin conocía a alguien que había sido amigo de sus padres. Estabacansado de que todos se acercaran a el por su fama, cuando el solo quería teneruna vida normal con sus padres.

 

−Es normal. −Lilyseguía mirando fotos. −¿Por qué tenéis vosotros una foto de la orden?

−Harry me la dio,Sirius se la dio antes de que empezáramos quinto, le dijo que los Longbottom sehabían vuelto locos, y que estaban encerrados en san mungo.

−Ellos están bien.−Dijo Sirius. −Hable con ellos ayer.

−Los podéis salvar,ellos serán atacados por los Lestrenge con la maldición cruciatus.

−Los avisare de que seescondan, que hemos escuchado que van detrás de ellos. −Dijo Lupin que selevanto y se fue.

−Gracias, mi amigoNeville nunca llego a conocer a sus padres, será feliz al tenerlos a su lado.

Hermione con cuidadosaco una caja de pociones.

−¿Qué son?

−No sabía quenecesitaríamos, así que las hice también hay lagrimas de fénix, para elbasilisco, os las podéis quedar nosotros ya no las necesitamos. −Dijo lagryffindor.

−Ya he enviado elmensaje, se esconderán hasta nuevo aviso. −Dijo Lupin volviendo.

−Bien.

La leona saco unapequeña carpeta y se la entrego a James.

−¿Qué es?

−Todo lo que hemospodido averiguar de las muertes de los miembros de la orden del fénix.

−Tener. −Dijo Dracoque les entrego un papel. −Son todos los que conozco y las casas seguras de losmortifagos.

−Gracias, nos estasayudando mucho.

−Me he dado cuenta deque el miedo hizo de mí un cobarde y no he hecho bien las cosas.

−No te culpes, elseñor oscuro tenia a tus padres.

−Si, Hermione pero nohe hecho nada bien.

−¿Has matado?−Pregunto James.

−No, no tuve valorpara hacerlo.

−No es valor, es tenerbuen corazón y como Hermione te mira se nota que lo tienes. −Dijo el hombre.

−Creía que los sangresucia no podían hacer nada bien, pero en eso también estaba equivocado, lasangre no es lo que importa.

−Así es, no importacuando tienes buenos sentimientos y tú los tienes.

−Quiero pediros queayudéis a mis padres, sobre todo a mi padre, no quiero que termine en Azkaban.

−Lo intentaremos, perotu padre es muy orgulloso. −Dijo Sirius, que conocía al marido de su prima.

−Gracias.

−¿Cuál es nuestrosiguiente movimiento?

−Los horrocruxes, sidebilitamos al señor oscuro mientras vamos a por los mortifagos el estaráperdido.

−Bien buen plan,¿Dónde están?

Hermione sonrió yabrió dos cajas. −La diadema de Ravenclaw es una, y el diario de Tom Riddle esotro.

−¿Cuantos quedan?

−Harry ya no cuenta,el está bien. Falta la serpiente Nagini del señor oscuro.

−De esa nos olvidamosde momento, no la dejara.

−Pienso lo mismo, elotro es un anillo que está en la cabaña de los Gaunt, Harry me dijo que enverano de nuestro quinto año, el profesor Dumbledore ya lo llevaba.

−Bien, podemos ir apor ese.

−No.

−¿Por qué?

−La piedra del anillo,es la piedra de la resurrección.

−¿El de la historia?

−Sí.

−Iremos igual por elanillo ya que tenemos toda la información. −Dijo James. −¿Cuál sigue?

 

−La copa deHufflepuff.

−¿Dónde está?

−En la bóveda de losLestrange.

−Esa será difícil, mitía está loca. −Dijo Draco.

−Si lo sé, hace unapareja ideal con el loco de su marido. −Dijo Sirius hablando de su prima.

−Nosotros entramos ypor casi el dragón que está allí, nos mata. −Dijo Hermione.

−Esta vez las cosasserán diferentes. ¿Qué sigue?

−Un guardapelo deslytherin.

−¿Dónde está?

Hermione miro nerviosaa Sirius.

−¿Qué pasa?

−Tu hermano.

−¿Qué pasa con mihermano? El está muerto.

−Tu hermano lo robo,apreciaba mucho a Klecher vuestro elfo domestico, por eso cuando el señoroscuro le hizo daño, el se quiso vengar y lo robo, murió por culpa de la pociónque lo protegía.

−Mi hermano nuncaquiso a nadie.

−Al elfo si, por esose vengó, ahora el guardapelo está escondido entre los tesoros de Klecher en elfuturo lo robaran pero de momento está allí.

−O sea la casa de los Black.

−Sí.

−¿Alguno más?

−Ninguno, ya estántodos, pero sé donde están en mi tiempo, no en la vuestro.

−No hay problema yasabemos cuáles son, iremos ahora a buscarlos. Sirius tu a tu casa, a buscar elguardapelo, Lupin e iremos a la cabaña, y vosotros os quedareis aquí. Comoex-mortifago seguro que sabes muchos hechizos. −Dijo James mirando a Draco.

−Sí.

−Protegeréis a Lily yHarry.

−Sin problemas. −DijoHermione. -Tened. −La chica le entrego una réplica del anillo.

−Bien lo dejaremos ensu lugar. −Dijo Lupin.

−No tardaremos.

−Ir con cuidado. −DijoLily.

−Sí.

Los tres adultos sedespidieron y se fueron.

−Tardaran un tiempo envolver. Vamos al pueblo, necesito comprar algunas cosas. −Dijo Lily.

−Si, vamos.

Unas horas después,Hermione estaba ayudando a preparar la comida a Lily, mientras Draco leía conla varita al lado.

Picaron a la puerta,el slytherin dejo el libro y fue a abrir.

James, Sirius y Lupinentraron y les enseñaron los horrocruxes.

−¿Habéis tenidoproblemas?

−Ninguno, estabandonde habéis dicho. Nadie sabe lo que sabemos nosotros, así que no tendrían queestar vigilándolos.

−Bien.

−¿Cómo los destruimos?

−Con el veneno delbasilisco y la espada de gryffindor.

−No la tenemos.

−Herms enséñales turegalo. −Dijo Draco.

La chica abrió subolsa y les enseño la espada. -Viene de nuestra época, la vuestra esta en elsombrero seleccionador.

James puso todosjuntos los horrocruxes. −Parecen inofensivos.

−Lo parecen pero no loson, si los destruimos, el señor oscuro se debilitara.

Potter cogió la espaday rompió la diadema.

Al hacer eso, Hermioney Draco empezaron a desaparecer.

−¿Qué has hecho?

−Nunca olvidare lo quehabéis hecho, pero es hora de que descanséis nosotros nos ocuparemos de lo quefalta.

−El tiene razón.−Sirius cogió uno de los colmillos y lo clavo en el diario, y con esa acción sehicieron más transparentes.

−¿Qué les pasa?-Pregunto Lily.

−El tiempo se estáacogiendo a sí mismo, su futuro ya no existe, ellos ya no pueden seguir aquí.

−Gracias. −Dijo Lilycon lágrimas en los ojos.

−Protege a mis padres.−Dijo Draco mirando a Sirius.

−Te lo prometo.

 

Lupin cogió elcolmillo de la mano de su amigo y lo clavo en el guardapelo, con eso losjóvenes terminaron de desaparecer.

Hermione se despertó yvio que estaba en la enfermería de Hogwarts.

−Señorita Granger veoque ya se ha despertado.

−¿Qué me ha pasado?

−Llevas una semanadurmiendo, con el señor Malfoy.

−Señora Pomfrey mepuede dar algo de agua, me duele la garganta.

−Es normal, ahora telo doy. −Y la enfermera se fue.

−¿Herms?

−Draco, estoy aquí.

El chico se acerco sesentó en la cama y la abrazo.

−¿Dónde estamos?

−Ni idea.

−¿Señor Malfoy como seencuentra?

−Bien, una pregunta.

−Claro.

−Me siento un pocoperdido. ¿En qué año estamos?

−Es normal, que estéisperdidos, lleváis una semana dormidos, estáis en vuestro último año.

−¿Podemos levantarnos?

−Sí, ir al grancomedor están comiendo.

−Gracias.

−Eres una serpiente.−Dijo Hermione viendo el uniforme de Draco.

−Y tu una leona. −Dijoel slytherin.

−Claro somos losmejores.

−Ni soñarlo, bueno, eshora de entrar y ver si ha servido todo lo que hemos hecho.

−Sí.

Los dos chicos seacercaron al gran comedor que estaba cerrado y después de mirarse abrieron lapuerta.

Al entrar todos losmiraron.

En la mesa de losprofesores, estaban Dumbledore y Snape.

La chica sonrió y seacerco donde estaban Harry y Ron.

−Herms menos mal queya te has despertado, estábamos preocupados. −El chico se levanto y la abrazo.

Al sentir ese abrazo,Hermione se puso a llorar.

−¿Qué pasa?

−Nada. −La leona vioque la cicatriz que su amigo siempre había llevado en la frente no estaba.−¿Ron como esta Fred?

−¿Fred? Bien, conGeorge en su tienda de sortilegios Wesleay en el callejón diagon.

Al escuchar eso,Hermione se agacho y escondió la cabeza y se puso a llorar más fuerte, al vereso todos la miraron.

Las puertas del grancomedor se volvieron a abrir pero la leona que estaba llorando no les hizocaso.

−¿Mama, papa quehacéis aquí? −Pregunto Harry.

Al escuchar esoHermione se levanto y se fue abrazar a James que seguía llorando.

−Has sido muyvaliente, nunca olvidare lo que has hecho, gracias.

−Draco tú también lohas sido. −Dijo Lily abrazándolo.

−¿Desde cuándo oslleváis bien con Malfoy? −Pregunto Harry extrañado.

Las puertas seabrieron de nuevo y aparecieron los padres de Draco, al ver eso el chico seacerco corriendo a su madre y la abrazo.

−Mama lo siento. −Dijoel chico llorando.

−¿Draco qué pasa?−Pregunto la señora Malfoy preocupada.

−Te quiero.

−Lo sé hijo, yotambién te quiero.

−¿Draco? −Pregunto elseñor Malfoy, extrañado nunca había visto así a su hijo.

−Lo siento. −Dijo elchico.

El hombre le puso lamano en la cabeza, al sentir eso lo abrazo, le daba igual lo demás, estabafeliz de tener a sus padres con él.

−¿Qué ha pasado?

−Está emocionado deveros. −Dijo Sirius que venía de la mano con Hermione.

−Sirius. −DijoNarcissa.

−Prima. -Black miro alchico. -He cuidado de tus padres, como te prometí.

−Gracias, siempreestaré en deuda contigo.

−No, te lo mereces,has sido muy valiente.

Draco se limpio laslágrimas de los ojos y se acerco a la leona, que le cogió de la mano. −Mama,papa ella es Hermione Granger mi novia.

 

Al escuchar eso todosempezaron a cuchichear, las serpientes estaban indignadas que su príncipeestuviera con una sangre sucia, y los leones no entendían como podía estar conalguien que le había hecho la vida imposible durante los últimos 6 años.

−¿Desde cuándo?

−Mejor no preguntéisno creeréis. −Dijo James que venía con su familia, y Lupin.

−Potter. −Dijo Malfoy.

James solo sonrió.

−¿Hijo en serio es tunovia? −Pregunto Narcissa.

−Sí.

−Si tu eres feliz,nosotros también. −Dijo la mujer.

−¿Papa? −PreguntoDraco mirando a su padre.

−Tu padre me harácaso, si no esta noche ya sabe donde le toca dormir. −Dijo la mujer sonriendo.

−Ya has escuchado a tumadre.

−Me extraña porquehasta lo que yo sé, vosotros os llevabais peor que el perro y el gato. −DijoHarry.

−Nos hemos dado cuentade que la vida solo son días y que hay que buscar lo que se quiere. −Dijo Hermione.

−Pues si eres feliz,yo también. −Dijo su amigo.

−Gracias.

−Nosotros ya nos vamossolo veníamos a saludar. −Dijo James que se despidió de su hijo y se fue con sumujer y sus amigos.

Hermione después dedarle un beso a Draco, se acerco a Ginny que le cogió de la mano y se acerco aLuna para también le cogió de la mano. −Gracias a las dos.

−¿Nosotras?

−No os preocupéis, poreso. −Dijo Draco. −Gracias, minny Wesleay y Luna. −Dijo el chico sonriendo.

−El mundo se ha vueltoloco. −Dijo Ginny.

−Pienso lo mismo.−Dijo Luna, sonriendo que por una vez no fuera ella la que hablaba de cosas que nadie entendida.

Unas horas después, Hermione estaba en elpatio del castillo mirando la luna y las estrellas, cuando alguien le toco elhombro.

−Draco. −Dijo la chicafeliz. −¿Qué tal tu día?

−Bien, pero extraño,tengo muchos recuerdos de este mundo y del otro. -Dijo el chico sentándose a sulado y abrazándola.

−Me pasa lo mismo, lehe preguntado a Neville por sus padres, me ha dicho que están bien, con sutrabajo de aurores.

−Eso suena bien.

−Sí, he estadoinvestigando. Parece ser que después de que nos fuéramos, los aurores empezarona atrapar a los mortifagos y que el señor oscuro, no tardo mucho en caer,Cedric está vivo está estudiando para ser auror.

−Bien, le hepreguntado a mi padre. Me ha dicho que un día Sirius y James, le fueron a ver,le dijeron que sabían que era un mortifago pero que si les ayudaba no iría aAzkaban, al principio se negó, pero mi madre le convenció para hacer locorrecto. Mi madre es una mujer diferente.

−Es normal, se hapasado toda la vida temiendo a su hermana y al señor oscuro, aquí puede estartranquila.

−Bellatrix estámuerta, fue una de las primeras en recibir el beso del dementor, no la metieronen Azkaban.

−Mejor, se lo merecía.¿Crees que nuestro mundo está en algún lado?

−No lo sé,sinceramente no me importa, solo quiero estar aquí contigo.

−¿En serio?

−Te lo dije, cuandotermináramos esto hablaríamos seriamente, quiero estar contigo, me da igual lodemás, lo de la sangre y todo eso, no volveré a cometer los mismos errores.

−Te quiero.

−Te quiero. −DijoDraco.

Al escuchar eso lachica se puso a llorar y escondió la cabeza en su pecho.

−Gracias.

−No, gracias a ti porpensar que tenía salvación.

−La tienes.

−Ahora lo sé.

Se besaron y sepusieron a ver la hermosa luna, Hermione apoyada en el pecho del slytherin yDraco, abrazándola.

Por fin tenían esemundo en paz, por el que habían trabajado tanto, y lo mejor de todo es que estaban juntos.

Gracias a todos por haberlo leído, haberlo puesto como favorito y haber dejado un comentario, esto no termina aquí, pronto volveré con una nueva historia, esperarla besos.

Salvando el futuro - Potterfics, tu versión de la historia

Salvando el futuro - Potterfics, tu versión de la historia

−Herms quédate quietame estas mareando. -Dijo Harry. Hermione no dejaba depasearse de un lado a otro, estaba muy nerviosa. Hermione no dejaba depasearse de

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-salvando-el-futuro-potterfics-1903-0.jpg

2023-02-27

 

Salvando el futuro - Potterfics, tu versión de la historia
Salvando el futuro - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/165382
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20