Volar - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Leía, sí, le gustaba leer cuando las cosas se ponían duras, difíciles, cuando existían problemas que necesitaban una urgente solución, y tenía esa mala costumbre (quién sabe de dónde venía) de leer en los momentos más críticos, era como si ese deseo se interpusiera a cualquier otro, era una necesidad, sólo eso: una necesidad.

Y también le gustaba leer cuando el tiempo estaba peor que nunca, como en aquel día, una lluvia torrencial había caído, una de tal magnitud que incluso "El Profeta" había publicado en plena portada, destacando, por supuesto, los estragos que hacía en el mundo muggle y los problemas que ocasionaba en la comunidad mágica. No le había importado; nunca más desde que había abandonado todo lo relacionado con aquel y especialmente con todo lo que tenía que ver con su familia, recuerdos no muy gratos, por cierto, pero los que sí lo fueron también, porque quería olvidad todo de ella.

 

Y seguió ahí, inmutable, abstraído, y hubiera seguido así de no ser por aquellos nudillos presurosos que interrumpieron su concentración tocando a su puerta, alzó la vista. Le extrañó tal actitud. Creía recordar que el Señor Tenebroso había dicho claramente que no los necesitaba en los meses subsecuentes, que necesitaba realizar una misión personal que sólo Él podría realizar; no había dado mas detalles a pesar de la insistencia de todos los demás mortífagos de ayudar, especialmente de Bellatrix a quien creía que a veces le hacía falta un buen exámen mental por tales niveles de veneración, y según recordaba había insistido en que todos averiguaran de qué se trataba.

Los nudillos volvieron a insistir golpeando aún más fuertemente. Se levantó lentamente, no estaba con ganas de aguantarla ahora y si insitía en que debían hacer algo se merecía esperar.

Lo que vió a continuación de abrir la puerta lo dejó sin habla.

- Lily.

Estaba
diferente, distinta, bastante distinta a como la recordaba, hermosa, siempre hermosa con esos ojos verdes luminosos y centellantes, con esos cabellos rojizos que le caían sobre los hombros, con esa dulzura de su rostro que
el Reciente matrimonio le había caído bien.

Estaba totalmente empapada, el vestido ligero empapado pegándose a su espalda, a su cuerpo delgado, los cabellos escurriéndose mojados sobre sus hombros la hacían verse frágil, desamparada, como una niña.

- Severus.

No había esperado tal, aquella mirada vidriosa, aquel gesto afligido de sufrimiento habían estropeado todo lo que había planeado en caso de presentarse la situación, habían destrozado por completo los planes de la actitud fría que se había propuesto interpretar. Se puso a un lado de la puerta para cederle espacio.

- Pasa.

Pero no pasó, se lanzó directamente a sus brazos llorando, explotando la aflicción que tenía y que parecía haber contenido por mucho. La recibió abrazándola fuerte,sin poder evitarlo, sintiendo crecer aquel nudo en la garganta que tenía desde que había entrado, desde que la había visto allí, desde que ese sueño de noches y noches había comenzado a realizarse.Le acarició el cabello tratando de consolarla de cualquier cosa, rodeando todo su cuerpo con sus brazos deseando protegerla de cualquier cosa que se había atrevido a hacerle daño. Sintiendo su calor, transmitiendo el suyo para calentarla. Amándola.

 

- Yo
yo
- balbuceó momentos después separándose de él, pareciendo apenada, pero no había nada de lo que pudiera estarlo - yo
no sabía a dónde ir
y
Severus tú

- Descansa.

La voz le había cambiado, volviéndose dulce,suave, como sólo tenía el poder de hacerlo ella. Se derrumbó sobre el sofá que le había ofrecido mientras él iba en busca de algo que la calmara, sólo algo que la mejorara.

Tomó el contenido que le ofreció y las lágrimas cesaron repentinamente, la veía, no le podía quitar la vista de encima.

- Gracias.

Bajó la vista apenada, esquivándo su mirada, pero sabía que tenía todo el tiempo del mundo para hablar porque él la esperaría; nada habia cambiado ni siquiera en tantos años, todo era igual. Él junto a ella, ella junto a él, amigos, compañeros, juntos

- James y yo reñimos.

Había cambiado.

Non pudo evitar que las facciones se le endurecieran, era un contraste total el querer escuchar tales palabras de aquellos labios que emanaban música celestial para él y odiar con todas sus fuerzas aquella palabra que no había hecho otra cosa que arruinarle la vida.

- James.

La chica alzó la vista, la voz le había cambiado de nuevo,pero ahora tenía ese tono cortante y frío, más frío aún de aquel que la había comenzado a asustar, de aquel de la que había huído. Pero no tenía a quién más acudir.

- Sí, él y yo
será mejor que me vaya.

Se paró, angustiado, había pronunciado aquella palabra justamente como había planeado nunca más pronunciarla, la había asustado y queria marcharse, no podía permitirlo, no iba a permitirlo, no de nuevo, ahora ya no era el de antes.

- No te vayas.

La había detenido, con una frase, con sólo una simple frase, con aquel sentimiento que había adquirido con experiencia, con dolor y sobre todo con ese arrepentimiento.

Notó que los ojos se le volvían a llenar de lágrimas. Sufría. Ya no había que hacer, lo entendía todo, y no iba a permitirlo, se había jurado protegerla estuviera o no con él, protegerla de lo que viniera, de cualquier cosa, y lo iba a hacer. La abrazó.

- No debes volver con él.

Alzó la vista de nuevo, sorprendida por tal afirmación salida de sus labios, por aquella actitud decidida, pero rápidamente bajó la vista de nuevo.

- No me importa lo que pienses, no voy a permitir que vuelvas con ese
Potter.

- Yo
Severus - parecía apenada, afligida, peor de cuando la había visto llegar- no
no puedo.

- Puedes, y lo sabes . No voy a dejar que te lastime ¿Me oyes? Nunca voy a dejar que te lastime. Yo
.- titubeó por lo que estaba a punto de salir, por aquello que había esperado salir pero que no podía, por eso que no había podido decir y que le había atormentado noche a noche, día a día desde aquel en el que no había tenído valor.- Yo
- ella lo veía atenta - Lil.. yo
Todo sobre Hoteles

De nuevo el sonido de los nudillos tocando a la puerta, pero sin la delicadeza, presurosos, violentos. Acudió a abrir, suponía de quién se trataba pero ahora ya no era como en aquellos días, estaba preparado para todo. Su mano bajó hasta el bolsillo de la varita.

- Severus - También había cambiado, ya no tenía esa risa burlona de antes, pero no significaba que ya no seguía siendo tal - yo
- estaba agitado - vine a ver si Lil no

 

- Vete- masculló con odio sin dejarle pasar apoyado en el marco de la puerta - no quiere hablar contigo.

- Entonces, ella
- estiró el cuello mirando al interior para verla - ¡Lil! ¡LIL!

- Te he dicho que te vayas, no quiere verte más - estaba perdiendo la paciencia - ¡Fuera! -le apuntó con la varita.

- ¡No te metas en esto! - le gritó - ¡Lil!, ¡Lil! ¡¿Me quieres Perdonar?! ¡LIL! Sirius acaba de decirme y
!

- ¡FUERA! - gritó porque sentía detrás suyo que ella se acercaba más a él, y no iba a permitir que se fuera de nuevo-¿No me oíste? ¡Fuera!

Pero ya estaba allí. Apartó el brazo de Severus que impedía que se acercara a ella y lo miraba entre melancólica e intrigada.

- Sirius
.¿te lo dijo?

- Me lo dijo todo - declaró calmadamente sin dejar de mirarla - y de saberlo nunca, escúchame - la tomó de las manos - nunca te habria gritado.

- ¿Qué significa esto? - preguntó con sarcasmo interponiéndose entre los dos - le gritas y esperas que vuelva contigo como si no hubiese pasado nada?

El joven miró extrañado a Severus, como si no comprendiera algo, y para ser sinceros, sabía que se había perdido algo importante.

- ¿No se lo has dicho?

- No.

Las dudas invadían su mente haciendo mil conjeturas distintas pero sabía que sólo podían aclararse de una manera.

- ¿Qué tendrías que haberme dicho?

- Yo
Severus - parecía apenada de decirlo y esquivaba su mirada - yo estoy embarazada.

Caer a un pozo oscuro, estrellarse en el infinito
nada se hubiesen comparado con lo que sintió en esos momentos, la ilusión, esa pequeña esperanza que había guardado durante tantos años, se destrozaba, se derrumbaba. No existía más.

- Perdón -susurró él entonces y le hizo levantar la vista hacia ella, tenía la vista fija en el piso, no lo perdonaría, la conocía, era la misma mirada que había tenido con él, años atrás.

- No-dijo de pronto lo que le hizo sentir un nudo en la garganta - Nunca
Me humillaste.

Apenado, sufría, podía ver esa mirada de sufrimiento en los ojos de él, quizá los mismos ojos que había tenido él cuando le había dicho lo mismo. Amor, pudo ver eso también en sus ojos: el Amor.

- Lil

- Nunca te perdonaré - declaró firme - vete, me quedaré aquí.

Pero ella también sufría, esa mirada igual que la de él le hizo saber que
también sentía lo mismo.

Dio un par de pasos vacilantes alejándose, saliendo de allí por la puerta, hacia la torrencial lluvia.

- Creo que
se acabó Severus, se acabó.

- Debes volver con él.

La miró sorprendida, y él también se sorprendió por lo que había dicho, pero sabía algo: quería lo mejor para ella

- ¡¿qué?!

- Debes volver - declaró , le tomó de la mano arrastrándola -vamos.

- Pero, Severus
- dijo deteniéndolo- no sabes que..

- Sé todo lo que se debe saber - anunció- sé que ese niño no estará bien sin un padre que lo ame, lo sé porque
lo sé, y lo sé porque lo viví bien.

- Pero yo esperaba que tú

- Y sé que lo amas a él.

Se había quedado sin palabras, se miraron unos segundos y ella dio una fugaz mirada hacia la puerta, todavía abierta. Lo notó.

- Vete.

Corrió internándose de nuevo en la torrencial lluvia, con ese brillo en los ojos que segundos antes parecía haber perdido.

Caminó despacio, arrastrando los pies por el piso, directo hacia la puerta abierta, a lo lejos los vió, los dos, ella llorando, él abrazándola, protegiéndola como minutos antes él lo había hecho, segundos después sonrientes, alegres, felices, él alzándola en sus brazos feliz, felices, bajo una lluvia que les bañaba de pies a cabeza.

Bajó la vista, no podía ver más. Sostuvo la puerta para cerrarla con la mano temblorosa. Dirigió una última mirada hacia los dos .

Sonreía, le sonreía, hubiera dado cualquier cosa por aquella sonrisa y lo peor era que la había tenido y dejado ir, por su voluntad, se había ido por su voluntad.

Alzó la vista de nuevo y se sorprendió al ver que ella la miraba una sonrisa, eso era lo que le dirigía, una sonrisa y un adiós con la mano.

Sonrió. Le sonrió y cerró la puerta feliz mientras la veía alejarse de su vida.

Oh
. Amo a Severus, lo odiaba tanto por lo que le hacía a Harry y por lo que le hacía a Sirius
y del amor al odio hay un solo paso. Bueno, este fic me salió de pronto, es (como se habrán dado cuenta) cuando Lily está esperando a Harry , no se asusten cuando digo que Ella y James se pelearon
sólo es una de esas riñas que tienen todos los enamorados
sólo que es justo cuando ella quiere decirle a James sobre Harry y cuando se siente desamparada sólo atina a ir con Severus, me apena cómo es que se sacrifica para verla feliz
si que tiene un corazón

Bueno no sé cómo les pareció el fic
si les gustó dejen comentarios ¿Ok? Si lo hacen sé quién escribe y me doy una vuelta por sus fics
de todo corazón dedico este fic a :

Gaby Black, porque ella es la que me impulsó a escribir One-Shots y porque apoya mis fics
¡GRACIAS GAB! Y escribe fics excelentes
.

MariSeverus ,porque también lee mis fics y yo leo los suyos.

Karen Rose Black porque ella si que fue la primera en apoyarme cuando no sabía ni siquiera formar un par de buenos párrafos y a pesar de eso me leía.

y Madame Lestrange,porque ella fue la que me apoyó a través del correo y de mi Blog a escribir este fic que salió como un comentario y ahora es realidad.

Bien Bye!!!!!

Volar - Fanfics de Harry Potter

Volar - Fanfics de Harry Potter

Leía, sí, le gustaba leer cuando las cosas se ponían duras, difíciles, cuando existían problemas que necesitaban una urgente solución, y tenía esa mala

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-volar-fanfics-de-harry-potter-3319-0.jpg

2023-02-27

 

Volar - Fanfics de Harry Potter
Volar - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/37294
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences