A diez centímetros de ti - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Todo sobre productos Xiaomi y>A diez centímetros de ti

Una joven pelirroja se encontraba frente al espejo del baño en Las Tres Escobas, había ido allí acompañada de su peor pesadilla, que era al mismo tiempo su más grande amor; sabía que no hacía bien, que no debía caer en sus mentiras y estaba plenamente conciente de que él no la quería; tenía sus diálogos perfectamente bien aprendidos solo restaba ponerlos en práctica así que, armándose de valor, salió del baño y entonces lo vio; él estaba sentado en la barra, con su cabello revuelto y ese toque innato de galán, reprimiendo un suspiro, se acercó a él

Repaso mis lecciones delante del espejo
Y le digo que a la larga lo bueno es lo correcto
Respiro lentamente y me vuelvo hacia la barra del bar
Donde tú estás.


James Potter estaba esperando a su acompañante, la chica por fin había accedido a salir con él y decir que estaba nervioso era muy poco; como por instinto volteó hacia la derecha y entonces la vio caminando hacia él; un extraño escalofrío le recorrió el cuerpo pero algo más le dijo que no todo estaba bien, los ojos de la joven no le mentían y parecía que estaban ocultando algo
- ¿Todo bien?- preguntó James con una sonrisa cuando la chica llegó hasta donde él estaba
- Sí, claro- contestó Lily sonriendo aunque muy nerviosa, el plan se empezaba a derrumbar

Y tú que te conoces el mapa de mi alma
Ya sabes que hay un mundo detrás de mi mirada
Sabes abrir mis puertas preguntándome si todo va bien
O algo va mal.


- Pensé que ya te habías arrepentido
- Bueno, no lo pediste de la forma más ortodoxa pero
no, no me he arrepentido- él chico sonrió recordando cómo se había colgado de un árbol para pedirle que saliera con él, luego de mucho rato, de acusarlo de chantajista y del posible vencimiento de la rama de donde colgaba Lily aceptó; ella también sonrió al recordar ese episodio, en el fondo sabía que quería salir con él y la simple manera en como la había visto logró convencerla muchísimo antes de que se colgara del árbol, como ahora había logrado que se le olvidaran los diálogos aprendidos
- ¿Quieres dar un paseo?
- Claro- ambos chicos salieron de Las Tres Escobas y comenzaron a caminar sin rumbo fijo aunque, inconcientemente, hacia el lago

Y aquí es cuando tus ojos me dejan desarmada
Rompiendo en mil trocitos mi parte más sensata.
Se cae mi teoría convertida en un montón de palabras
Que hoy vuelven solas a casa.


Era tan curioso que ambos pudieran estar allí hablando como los mejores amigos del mundo cuando hacía apenas dos días no se podían ver ni en pintura; Lily sabía que no podía confiar del todo en él, podía prometer mil cosas pero al final eso era tan efímero como el mismo viento. Por su parte James tenía sentimientos encontrados, por un lado estaba feliz de estar tan con ella pero por el otro se sentía muy triste de saberse a solo diez centímetros de distancia pero como a diez años luz de su corazón.

A diez centímetros de ti,
A diez años luz de mañana,
Que importan las ciencias exactas
Si tú y yo somos así.
A diez centímetros de ti
A diez años luz de mañana,
Tu encanto son armas cargadas
De promesas por cumplir
Promesas sobre la arena
Que el mar borrará al venir.


Los chicos se sentaron a la orilla del lago, estaban en silencio aunque era uno muy agradable, de pronto Lily volteo
- ¿Qué haces?
- Nada- contestó James intentando que la chica no viera lo que había trazado en la tierra que era bañada por las pequeñas olas del lago
- Mmm Déjame ver
- No
- ¿Por qué no?- el chico se puso rojo, aprovechando el momento Lily se estiró para ver pero la tierra estaba muy resbalosa por lo que su mano derecha, en la que estaba apoyada, patinó haciendo que la chica perdiera el equilibrio y que cayera sobre James; quedaron a menos de diez centímetros de distancia, el corazón les latía muy fuerte y guiados más por los impulsos que por la razón se besaron; sin embargo la razón llegó como un rayo a Lily provocando que se diera cuenta de lo que estaba haciendo
- No
- Lily, lo siento, yo
soy un idiota
- No si la idota soy yo- la chica se levantó de un brinco y comenzó a hablar consigo misma sin prestarle la más mínima atención- ¿cómo es posible Liliane?, con el trabajo que te costo olvidarlo vas y lo besas y lo hechas todo a perder

Los años que pasaron pesaron tantos siglos
Y en lo que dura un beso mi tiempo se ha invertido
Ya ves si soy idiota que ahora te tendré que volver
A olvidar.


- ¿Qué?- James la tomó de un brazo no muy seguro de lo que había escuchado- ¿qué quisiste decir?
- Nada, olvídalo- contestó Lily dándose cuenta de lo que había dicho
- No, por favor, dime de qué hablas
por favor- el chico le dirigió tal mirada de desesperación que volvió a derrumbar su ya perfecto esquema de salvación
- No debería importarte- comenzó la chica en un susurro y sin verlo a los ojos- y yo me prometí que jamás te enterarías
sé que no debí permitir que sucediera esto, ni siquiera sé en que momento pasó, solo sé que te metiste en mi cabeza
no debí enamorarme así pero no pude evitarlo y- Lily levantó la vista hasta toparse con los ojos de James que la veían expectantes- te quiero

No hace falta que te jure
Querido compañero
Que no debí quererte y sin embargo te quiero
Así que no hagas trampas que sabes ya de sobra cuál es
Mi debilidad.


- Lily- comenzó James en un susurro
- No, olvídalo, no debí decir eso
olvida que lo dije- Lily hizo el ademán de irse pero el chico la tomó del brazo e hizo que lo viera a los ojos
- No, no quiero olvidarlo
- ¿qué?
- Que no quiero, porque lo que acabas de decir me regresa a la vida, porque eres lo más importante para mí y porque por encima de todo te amo

Y aquí es cuando tus ojos me dejan desarmada
Rompiendo en mil trocitos mi parte más sensata.
Se cae mi teoría convertida en un montón de palabras
Que hoy vuelven solas a casa


James tomó entre sus manos el rostro de la joven y con infinita ternura la besó, quería demostrarle así cuánto la quería, cuánto quería estar con ella
- James
basta- Lily se separó de él con lágrimas en los ojos- es suficiente, no quiero hacerme ilusiones con algo que no va a pasar jamás, sé que en el fondo solo acrecenté tu ego y cargaré con eso pero no jugarás conmigo
- No quiero jugar contigo- dijo el chico desesperado porque ella le entendiera- te amo, eres lo más importante para mí ¿qué puedo hacer para que me creas?¿cómo puedo convencerte de que lo que siento por ti es sincero?- Lily lo vio a los ojos algo dubitativa, no sabía si en verdad era sincero pero tenía la necesidad de creerle, sabía que no importaba si se sentía rara consigo misma, ni si se sentía perdida, solo sabía que quería estar con él.

A diez centímetros de ti,
A diez años luz de mañana,
Que importan las ciencias exactas
Si tú y yo somos así.
A diez centímetros de ti.
A diez años luz de mañana,
Tu encanto son armas cargadas de promesas que
Consiguen que me sienta tan tonta y tan extraña,
Tan lejos de mi misma tan cerca de tu alma
Me pierdo a la deriva
Y tan sólo encuentro en medio del agua
Promesas maleducadas.


Unas gotas de lluvia comenzaron a caer, James la veía entre expectante y nervioso, finalmente se dio cuenta de que ella no le creía ni media palabra así que, totalmente convencido, dijo:
- Lograré que confíes en mí, que me creas cuando te digo que te amo- las pocas dudas que quedaban en la joven comenzaron a desvanecerse, se perdió en los ojos de James y supo que no le mentía, reuniendo sus fuerzas para terminar con sus miedos se paró de puntas y rozó sus labios con los de él

A diez centímetros de ti,
A diez años luz de mañana,
Que importan las ciencias exactas
Si tú y yo somos así.
A diez centímetros de ti.
A diez años luz de mañana,
Tu encanto son armas cargadas
De promesas por cumplir.


Fue un beso tímido que sorprendió al chico, Lily se separó de él muy roja y entonces su mirada se desvió a la tierra, a lo que James había escrito, con una sonrisa volvió a levantar la vista y ahora, más segura que nunca, lo volvió a besar; el chico correspondió sin dudar un instante seguro de que ahora nada los separaría y sin importarle que la lluvia, ayudada un poco por el lago, borrara de la tierra una sencilla línea James y Lily

Promesas entre mareas
Tu nombre y el mío en la arena
Promesas bajo condena
Que el mar borrará al venir.


Fin
*************************************
Espero que les allá gustado (y que no les de una congestión diabetica =P) a mí me encantó xD; no se les olvide dejar sus reviews
besos
Guadale

A diez centímetros de ti - Fanfics de Harry Potter

A diez centímetros de ti - Fanfics de Harry Potter

A diez centímetros de ti Una joven pelirroja se encontraba frente al espejo del baño en Las Tres Escobas, había ido allí acompañada de su peor pesadilla,

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-a-diez-centimetros-de-ti-fanfics-de-harry-potter-2534-0.jpg

2023-02-27

 

A diez centímetros de ti - Fanfics de Harry Potter
A diez centímetros de ti - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/27220
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20