Aceptarte es difícil - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Este es mi primer capitulo, espero que les guste.
-Anna Weasley Granger


Estaba acostada en mi cama mirando hacia el techo, tenía lascortinas cerradas así que no entraba mucha luz a mi habitación, pero como misparedes eran verde pastel no se veía tan obscuro. No podía creerlo, ya habían pasadovarios años que salí de Hogwarts, para ser precisos unos 4 años. Me senté en lacama, mi cabello castaño estaba arreglado por una bincha negra, tenía puestounos shorts de jean y una camiseta blanca. Ya estaba llegando el día donde pasaríami último año en la Universidad Mágica de Leyes, poder ingresar a un cargo delministerio como tenía planeado me ponía muy contenta. Me levante y puse misdescalzos pies en el frio suelo de mi cuarto, camine hasta la puerta, no sinantes verme en el espejo, baje las escaleras y vi a mis padres sentados tomandocafé y leyendo periódicos.

 

-Hola hija- me dijo mi padre.

-Hola- fui directo a la cocina, abrí un frasco de galletas yme comí una.

-Tenemos que ir hoy a la clínica temprano, te quedaras sola-me inunde en mis pensamientos, todos los momentos en Hogwarts y ahora ya estabaen mi ultimo año de Universidad- ¿hija, me escuchas?- dijo mi mamá.

-Oh, si mamá no te preocupes- le dije para sentarme en lamesa con un vaso de leche.

Vi como el carro de mis padres salía por la calle, eche unfuerte suspiro y camine hacia la escalera. Fui a mi cuarto de nuevo y vi comouna lechuza blanca tocaba mi ventana.

-¡Hedwig!- grite para después abrirla. La lechuza se posodonde tenia mi vaso con leche y comenzó a beber desesperadamente, cogí la cartaque tenia amarrada en la pata y la abrí con cuidado.

Querida Herm,

¡Hola! Ya todos teextrañamos, la carta es para avisarte que mañana daremos una fiestecilla en laMadriguera para celebrar nuestro ultimo año en la Universidad. Esperamos vertehay. Dice Ginny que ella va a estar hoy en el Callejón Diagon comprando ropa,por si quieres acompañarla.

Con Cariño, Harry.

PD: si puedes dalealgo de tomar a Hedwig, desde hace días que esta insaciable.

Enrolle la carta con una sonrisa, Hedwig salió de mi ventanaya satisfecho. Me cambie para ir al Callejón Diagon y encontrarme con Ginny, medesaparecí en mi propio cuarto para después aparecerme en El CalderoChorreante. Pase entre todas las personas y entre Al Callejón Diagon. Ahorasolo tenia que averiguar donde Ginny se había metido, ella era mi mejor amigaasí que pensé como ella y recordé. Fui directo a la heladería de FloreanFortescue, hay estaba ella, con Harry comiendo un helado. Me acerque pero Ginnyme vio antes de llegar a la mesa.

-Herm, sabia que vendrías- me dijo mientras nos dábamos unabrazo.

-¿Cómo perderme la oportunidad?- dije yo con una sonrisa-Hola Harry-.

-Hola, Herm- me dijo mientras me abrazaba.

-¿Y Ron?- me atreví a preguntar. El y yo habíamos sidonovios el último año de Hogwarts, pero unas semanas antes de acabar la escuelalo vi besándose con Lavender en uno de los pasillos del colegio.

-No lo dejamos venir, pensamos que te sentirías incomoda- medijo Ginny que ya se había terminado elhelado.

 

-Es cierto, mejor que no vino- dije.

Paseamos por todo Callejón Diagon buscando en cada una delas tiendas de ropa nuestros gustos. Iba caminando sola hacia una tiendade zapatos cuando me choque contraalguien y caí al piso, todas mis bolsas cayeron al piso.

-Disculpa- dijo la persona cuya voz me pareció muy familiarmientras recogía los paquetes que se me habían caído.

-No te preocupes, yo era la que no estaba viendo-dije yo,mire hacia arriba y me encontré con un chico de cabellos rubios y ojos grisesmirándome.

-Granger- dijo mientras me entregaba mis paquetes.

-Gracias, Malfoy- le dije y después seguí caminando mientrasmiraba atrás por ultima vez.

Después de salir de la tienda me encontré con Ginny y Harry,les conté todo y se sorprendieron por que no nos habíamos insultado ni nadaparecido. Camine hacia un lugar seguro donde desaparecerme y volví a apareceren mi habitación, puse las bolsas en la cama y baje para prepararme una simplecena. Comí y subí de nuevo a mi cuarto, me di un baño para ponerme mi piyama,me acosté en la cama y me quede dormida.

Estaba en un lago, podía ser atardecer, tiraba piedras paraver como saltaban. Atrás mío escuche unos pasos pero no me vire, alguien metapo los ojos y se puso muy cerca mío pues podía sentir su respiración en micuello.

-Hola- me dijo al oído, sentí como mi cuerpo se ponía degelatina.

-¿Quién eres?- dije yo temerosa.

-¿Y eso que importa ahora? Además si te digo no querríasestar conmigo- me volvió a decir al oído- Disfrutemos el momento.

-¿Cómo disfruto si no te conozco?- dije yo- Dime quien eres-dije como una orden.

-Solo déjate llevar, ¿Acaso no confías en mi?- dijo el chicoa mi oído, era una voz terriblemente familiar pero hacia que confiara en elcomo no había confiado en otra persona.

-Claro que si-

-¿Entonces?- me dio un beso en la mejilla y yo me derretícomo mantequilla.

Hay término mi sueño gracias a mi despertador que sonaba atodo volumen. Eran apenas las 9:00 Am así que baje con la piyama aun puesta ysalude a mis padres con un beso en la mejilla y fui directo a la cocina para comermeun pan tostado con jugo. Estaba soleado, era un perfecto sábado, subí lasescaleras hacia mi habitación. En mi habitación había un fino espejo de maderapintado de blanco, una cama con sabanas verde pastel, un armario blanco, unapuerta que iba hacia mi baño, un sillón blanco que daba a una televisión. Me bañe y salí ya vestida con unos shorts,una camiseta, y unas sandalias. Ya eran las 10:30, como era un día precioso decidíir a dar un paseo por el vecindario. Los niños jugaban afuera y algunos mesaludaban con la mano, tenia que admitirlo era muy buena con ellos. A lo lejosvi a un grupo de chicos hablando enfrente de una casa, debían ser nuevos porquenunca los había visto, solo a uno. Ya acercándome a la casa donde ellos estabande un callejón que había entre dos casas se me apareció un perro, era grande ynegro, con ojos oscuros que me miraban amenazante. Estaba totalmenteparalizada, no podía salir corriendo porque seguro el perro me alcanzaría, perotampoco me podía quedar hay porque me iba a morder. Di unos pasos hacia atráscon cara de pánico, el perro comenzó a ladrar mientras se me acercaba. Como nole estaba prestando atención a la calle una de mis sandalias se atoro en unhoyo y me caí, ahora si tenia el perro todas las de ganar. Cerré los ojoscuando ya lo veía cerca mío con la boca casi abierta preparada para morderme,pero no paso nada, no sentía sus colmillos incrustados, abrí los ojos yenfrente a mi estaba Malfoy tendiéndome una mano para pararme.

 

-Que coincidencia- me dijo con esa sonrisa de superioridad.

-Gracias, te debo una- dije yo.

-No me debes nada, además estaba cerca-señalaba al grupo dechicos que antes estaban hablando pero que ahora me miraban apunto dereírse-¿Te quieres quedar hay sentada?- me dijo ofreciéndome la mano paralevantarme.

-Me tengo que ir- dije apresuradamente antes de que seescucharan las carcajadas de los amigos de Malfoy-¡Genial! Mi sandalia serompió-

-Yo la arreglo- dijo sacando su varita y con un movimientomi sandalia estaba como nueva.

-Eso lo podía hacer yo, por si no sabias-

-De nada- dijo rodando los ojos.

-Adiós, Malfoy- le dije y me di la media vuelta para seguirmi camino hacia mi casa.

Llegue y con una llave abrí la puerta pues mis papas yahabían salido a el trabajo. Subí a mi cuarto y me desaparecí con todas miscosas para la fiesta directo a la madriguera. Volví a aparecer en el cuarto deGinny ella estaba leyendo un libro, pero cuando me vio se lanzo a abrazarme.

-¡Herm!- me grito

-Hola, Ginny- trate de decir mientras me sacaba el aire.

-Harry y Ron están haya abajo, ven- me agarro por el brazo yme jalo.

Abajo no había nadie, pasamos por la cocina y los platos seestaban lavando solos, llegamos a la puerta que daba el jardín y hay comprendíporque nadie estaba en la casa. Todos afuera estaban moviendo sillas, poniendocarpas, decorando cosas. Ginny me siguió jalando hasta donde Ron y Harryestaban moviendo unas mesas debajo de una carpa.

-¡Hey!- me dijo Harry mientras me saludaba con un abrazo.

-Hola- sonreí.

-Hola Hermione- dijo Ron en voz baja, casi inaudible.

-Hola, Ronald- lo salude.

-¡Hermione!- oí gritar detrás de mi, al darme la vueltaestaban George y Bill sonriéndome.

-Hola, chicos- los salude con un beso en la mejilla- ¿Dónde estaFleur?

-Esta en la casa cuidando a Victorie pero ahora mas tardeviene- dijo Bill

-Que bien- respondí.

-Hermione, querida- me dijo la señora Weasley acercándose-¿Cómoestas?

-Bien, gracias y ¿usted?- le pregunte.

-Muy bien, gracias. Ginny puedes ir con Hermione a arreglarun cuarto de Bill para que Fleur y la niña estén cómodas- dijo la señoraWeasley.

-Claro, mamá- dijo Ginny.

Ginny y yo subimos al antiguo cuarto de Bill donde los tres dormiríanhoy. Mientras arreglábamos la cama, Ginny y yo comenzamos a platicar dediferentes cosas como: la relación de ella y Harry, como a estado la Universidad,el trabajo de Ginny
hasta que por fin después de todos esos temas llego el de
Ron y Lavender.

 

-Sabes, ellos terminaron- decía Ginny- esta algo destrozado.

-¿Por qué terminaron?-

-No se, nadie se los a preguntado-.

-¿Cuánto tiempo va de eso?-

-Unas semanas, pobre-

-Si
-

-¿Tu no lo quieres verdad?- Ginny me miro.

-No, claro que no, después de lo que me hizo
- pero notermine de hablar.

-Si, te entiendo, es muy difícil de olvidar
¿Y que hay conlo de Malfoy?-

-¿Malfoy? ¿De que estas hablando?- empeze a sonar nerviosapor alguna razón.

-Ya sabes, lo de ayer en el Callejón Diagon-

-Oh, normal. Hoy también me lo encontré-.

-¡Hoy! ¿Y que paso?-

-Nada, solo me salvo de un perro- Ginny comenzó a reírse despuésde que dijera eso.

-¿Malfoy salvándote? No me hagas reír Herm- me dijo ella.

-También me arreglo mi sandalia- le mostré- se había roto-

-¿Y
?-

-No paso nada mas, Ginny como se te ocurre- Le dije con unasonrisa.

-No lo se, todo en esta vida puede pasar- comenzamos a reírnos.

El día se paso rápido y ya era la hora justa que nos vistiéramosy llegaran los invitados. Ginny y yo nos cambiamos en su cuarto, la señoraWeasley me convenció en quedarme hay esa noche. Yo llevaba un vestido corte Vque me llegaba un poco más arriba de la rodilla, unos zapatos con taconesplateados, el cabello suelto y con poco maquillaje. Ginny llevaba un vestidorojo llegaba asta la rodilla, unos tacones del mismo color y el cabellorecogido con un moño negro. Bajamos lasescaleras para ayudar a los chicos con las ultimas cosas de la fiesta, cuandollegamos vimos que ya todo estaba preparado y ya los primero invitados estabanllegando. Abajo estaba Neville con Susan y Luna con Rolf, los salude con un beso a la mejilla y fui directo dondeestaba Harry hablando con Ron.

-Wao Hermione, te ves hermosa- me dijo Harry con unasonrisa.

-Gracias, Harry-

-De nada-

Empezaron a llegar muchos mas invitados como: Krum, Angelina,Fleur con Victorie, Seamus, Dean, las hermanas Patil, Hagrid, Percy, etc. Lafiesta empezó, todos comían o bailaban, Ginny y Harry estaban ya en la pista debaile mientras tocaban una hermosa canción lenta.

-Hermione, ¿Quieres bailar?- me dijo Ron acercándose unpoco.

-No gracias-

-Vamos yo se que quieres-

-Ya te dije que no Ronald, además es una canción lenta-

-¿Qué tiene?-

-Que entre tú y yo no hay nada-

-Pero alguna vez hubo algo-

-Tú lo dijiste, hubo-

-Vamos yo se que puedes volver a quererme-

-Ya, Ronald. Creo que lo debes entender pues yo no soy laque engaño a su novia-

-eso fue hace mucho-

-pero lo hiciste-

-ven a la pista conmigo- me agarro del brazo algo fuerte.

-déjame en paz- no me podía zafar- y suéltame que me hacesdaño.

-ven a bailar conmigo- En eso Bill se acercaba con Victorieen los brazos y Ron me tubo que soltar para que su hermano no se diera cuenta decómo me tenia.

-Herm, ¿Puedes cuidar a Vic un momento?-

-Claro, Bill- agarre a la niña en mis brazos. Ella era tanbonita, se parecía mucho a Fleur, apenas tenia 1 año. Me encantaban los bebes,de echo ya quería tener el mío propio pero con la persona indicada, la cual aunno había encontrado.

-Hola Victorie- le dije y la bebe sonrió.

La mayoría de la fiesta me la pase charlando con mis amigoso jugando con Victorie, claro que de vez en cuando iba yo también a la pista debaile. La fiesta se había acabado y todos se despedían, solo escuchaba "ChaoHerm" por aquí o un "Hasta luego, Hermione" por haya.

Cuando la casa quedo vacía, todos nos pusimos a recoger eldesorden, solo nos tomo unos cuantos minutos. Ginny y yo subimos a su habitación,Fleur y Bill estaban tan cansados que nos ofrecimos a cuidar a Vic hasta queella por fin se durmiera.

-Ya quiero tener un bebe- le dije a Ginny.

-si, son tan bonitos-

-Pero ya tú tienes a Harry, yo no tengo a nadie-

-ya vas a encontrar a alguien-

-Ojala-

-Solo tienes que ser positiva-

-Yo soy positiva-

-entonces debes ser mas positiva- me dijo Ginny agarrando aVictorie que ya estaba dormida- mira que bonita es, voy a llevarla con Bill yFleur.

Cuando Ginny regreso ya no nos quedaba mucha energía paraseguir platicando así que sin mucho esperar quedamos dormidas.

Aqui les va otro capi, ¡espero que les guste! porque me emociono algo escribirlo ¿raro eh?
-Anna Weasley Granger



Desperté, Ginny seguía durmiendo así que me puse a ver porla ventana de su cuarto. Estaba lloviendo un poco, pero aun así el sol de veía brillantea lo lejos. Escuche un sonido de alguiendespertándose atrás mío, como lo había imaginado era Ginny que se desperezabasentada en su cama.

-¿Cómo dormiste?- me pregunto ya parándose.

-Bien ¿Y tu?-

-Bien, gracias. ¿Hace cuanto te despertaste?

-Hace poco-

-Ven, vamos a desayunar-

-Ya quería que lo dijeras, me muero de hambre- le dijesonriendo.

Bajamos, nos encontramos con la señora Weasley cocinandounas tostadas. Nos sentamos en la mesa y unos segundos después llegaron Ron yHarry, este ultimo beso a Ginny me saludo con la mano, cuando Ron solo se sentóen la mesa sin decir nada. La señora Weasley nos sirvió a cada uno un plato contostadas y un vaso de leche.

-Gracias señora Weasley- dije yo mientras tomaba un poco deleche.

 

-De nada querida, a propósito ¿Cuándo fue que me dijiste quete tenías que ir?-

-A las 1:00 Pm por lo menos, tengo que arreglar las cosaspara mañana-

-Que suertudos, a mi aun me falta un año- decía Ginnycortando un pedazo de tostada.

-Pero nosotros nos graduaremos y después no tendremos tiempopara verte por nuestros ocupados trabajos- dijo Harry sonriendo.

-¿De verdad? ¿Ni siquiera vendrán a visitarme? Vaya amigos
-dijo Ginny sintiéndose "ofendida".

-Claro que te visitaremos Ginny, por lo menos yo- dijemientras Ginny que estaba alado mío me daba un abrazo.

-¿Y tu Harry? ¿Me visitaras?- dijo Ginny mirándolo con unamirada picara.

-Claro- dijo el mientras mordía una tostada- como no visitara mi bella, dulce y adorable novia-.

-Que empalagosos- dijo Ron rodando los ojos cuando selevantaba a dejar su plato en la cocina.

-Que antipático estas hoy, Ron- dijo Ginny levantándose y dándoleun beso a Harry en los labios.

Fui al baño y me di una ducha rápida mientras me cambiaba,ya eran las 11:50 así que no me quedaba mucho tiempo para regresar a la casa.Harry entro en la habitación asegurándose de que Ginny no estuviera.

-¿Y Ginny?- pregunto fijándose por todas partes.

-Salió con su mamá a comprar unas cosas para el almuerzo ¿Porqué?-

-necesito hablar contigo, veras
como explicarte
-

-Harry que tal si te apuras y solo lo dices-

-como le digo a la chica que me gusta, que quiero que seamosmas que
novios
-

-¿A que te refieres?- le dije sonriendo

-¡Hermione! Sabes que me entendiste
quiero pedirle a Ginnyque se case conmigo.

-¡¿De verdad?! ¡Oh Harry estoy tan feliz!- dije dandosaltitos.

-tranquilízate, mujer- dijo sonriendo mientras me ponía ambasmanos en los hombros para que me detuviera- ¿Cómo hago?- puso ojos de suplica.

-Haber
es que como yo soy la experta en pedir matrimonio-

-pero eres una chica y su mejor amiga-

-debes hacerlo especial, te aseguro que te dirá que si pues
ella te adora-

-¿a que te refieres con especial?- dijo sacando un blog denotas del bolsillo de sus pantalones vaqueros.

-Vaya, vienes hasta preparado. Ya sabes, pedírselo a laorilla de un lago, o en una cena romántica-

-Oh, Hermione ¡¿Qué hago?!- en eso se abrió la puerta, eraRon que vio como Harry y yo teníamos una sonrisa en la boca.

-No quise interrumpir-

-no interrumpes nada Ron, solo platicábamos- dijo Harrycaminando hacia la puerta.

- Ginny dice que se va a demorar un poco y que retengas aHermione- dijo Ron saliendo de la habitación y cerrando la puerta.

-¿Bueno que tal si te retengo contándote lo que piensohacer?- dijo Harry sentándose en la cama.

-Me parece una excelente idea-

 

Pase por lo menos 1 hora hablando con Harry acerca de cómo ibaa proponerle a Ginny matrimonio, hasta que ella entro a la habitación paraavisarnos que ya la comida estaba lista. Bajamos y comí rápido pues ya se meestaba haciendo algo tarde para ir a mi casa. Me despedí de Ginny con unabrazo, de Harry con un beso en la mejilla, igual con la señora y el señorWeasley, Bill, Fleur y Victorie. Desparecí y volví a aparecer en mi cuarto,baje las escaleras y me encontré con mis padres leyendo el periódico comosiempre.

-Hola- dije dándole un beso en la mejilla a mi papá.

-Hija tenemos que decirte algo-

-¿Qué?-

-te compramos un apartamento- dijeron los dos al unisonó.

-¡¿Qué hicieron que?!- dije emocionada.

-Si, ven vamos a que la veas-

Nos subimos al carro de mi papá, el cual condujo hasta unlugar no muy apartado de la casa pero si muy cerca de varias tienditas que ibana ser muy útiles, llegamos a un hermoso edificio de por lo menos 4 pisos, aladodel edificio había una pizzería pequeña. Entramos gracias a mi papa que triauna llave de la puerta de vidrio grande. Subimos a un lujoso ascensor y subimoshasta el piso numero 4, cuando se abrieron las puertas del elevador vi que solohabía un apartamento. Mi papá lo abrió con la llave, era algo grande, tenía unapuerta para ir a la cocina, un comedor y sala, un cuarto grande, una oficina,una lavandería, 2 baños. No tenía palabras, el lugar debía costar mucho dinero.

-No tuvieron
- empeze a decir pero mi mamá no me dejoterminar.

-Te lo mereces hija- dijo mi madre abrazándome.

Di un recorrido y después mis papas me dejaron la llave y sefueron. Con un hechizo traje todo lo que tenia en mi cuarto para llevarlo alnuevo, ya que todo lo demás estaba amueblado. Me senté en uno de los sillonesde la sala a ver televisión mientras pasaba los canales solo por vicio. Así sepasaron las horas, mi estomago empezó a rugir así que baje a cenar a la pizzeríaque quedaba alado del edificio. Un chico de unos 24 años me atendió tratando decoquetearme pero al darse cuenta que no le hacia caso se dio por vencido. A esode las 7:00 pm subí a mi apartamento de nuevo, entre a mi habitación y me pusea leer uno de los libros que necesitaba para este año, como en el colegio lasuniversidades entraban el 1 de septiembre. Sin darme cuenta quede totalmentedormida.

-*1 de Septiembre*-

Mi despertador comenzó a sonar como loco, apáguela alarma yme dirigí a el baño donde me di una rica ducha y me vestí. Fui directo a lacocina y comí un poco de cereal con algo de fruta, recogí todos mis libros dela universidad y los puse en mi mochila para ir a la universidad. Para ir hay podíasescoger 3 formas: la primera era yendo a la misma universidad (la cual quedabalejos), por polvos flu y por desaparición. La verdad es que yo prefería milveces el polvo flu que la desaparición así que me metí a la chimenea y con lospolvos en la mano dije "Universidad Mágica de Leyes". Sentí como daba vueltaspero fue rápido pues caí de pie en la zona de chimeneas de la Universidad. Fuidirecto adonde estaba la secretaria para que me diera mis nuevos horarios.

 

-Hola señora Blizzer- dije yo saludando a la señora mayorque ocupaba el cargo de secretaria.

-Buenos días señorita Granger, aquí están sus horarios, salónnumero 15 del tercer piso- me dijo dándome una hoja de papel.

-Gracias-

-De nada-

Fui caminando y me subí a uno de los elevadores, reconocí amuchos compañeros de clase, que solo me saludaban con la mano pues muchosestaban ocupados. Fui directo al salón y me senté en el medio pues no megustaba estar muy atrás ni muy adelante. Los chicos "malos" se sentaban siempreatrás, su trabajo principalmente era molestar a las chicas y lastimosamente yono era su excepción. El profesor paso por la puerta, ese ya me había dadoclases antes, se llamaba Elías Troch, era bajito pero flaco, moreno, con unasgafas cuadradas y ojos negros.

-Bien jóvenes, este año empezaremos con
- el profesor Trochno pudo terminar porque alguien había abierto la puerta del salón.

-Lo siento profesor, estaba hablando con el director- Aldarme la vuelta por la voz tan conocida vi que era Malfoy el que se disculpaba.

-No se preocupe señor
- Dijo el profesor.

-Malfoy, Draco Malfoy- dijo este cerrando la puerta queestaba detrás de el.

-Bueno Malfoy, siéntese con la señorita Granger que vamos aempezar clase- vi como Malfoy caminaba hacia mí para poner sus libros en lamisma mesa donde yo estaba.

El profesor continúo y di gracias a Merlín que Malfoy no me habíahablado en toda la clase. Nos dieron un tiempo para que tomáramos un descanso,o fuéramos a la cafetería a almorzar algo. Salí por la puerta pero uno de loschicos "malos" me detuvo ya saliendo.

-Hola Granger- me encarcelo con los brazos.

-Quítate de mi camino, Roger- el era un chico musculoso, decabello rojizo y ojos azules. Después de lo que dije se escucharon muchos "Uhh".

-Vaya, Granger, estas algo maliciosa este año, también veoque as mejorado mucho- me miraba como si me estuviera comiendo el cuerpo conlos ojos.

-Déjame- lo mire directo a sus ojos pero no paso nada.

-¿Qué tal si no lo hago?- me dijo al oído, todos sus demás amigosme miraban.

-Déjala, pervertido- vira hacia donde venia la voz y me sorprendióque fuera de Malfoy.

-¿Tienes algún problema, extranjerito?-

-Si serás menso que no te das cuenta que tengo el mismoacento que tu- dijo con una sonrisa, lo que dijo hizo que yo también sonriera- Aléjatede Granger-

-¿Y si no quiero?- dijo amenazadoramente

.

-Entonces
te las veras conmigo-

-Que miedo me das, Mintoy- dijo Roger.

-es Malfoy, imbécil- dijo apartándolo del camino y agarrándomedel brazo.

-Malfoy ¿Dónde me llevas?- le dije sorprendida.

-Lejos de ellos-

Seguimos caminando pero cuando los demás ya no se veían,Malfoy tomo la actitud de siempre.

-Por fin te veo sin que estés tirada en el piso- dijo conuna sonrisa.

 

-por si no te as dado cuenta, no siempre estoy tirada en elpiso-

-si eso es verdad, hoy estabas pegada contra la pared- dijoriendo.

-Vaya, viniste algo chistosito- le dije con una miradaseria.

Me di la vuelta y me metí por un pasillo que daba a la cafeteríamientras que Malfoy seguía caminando recto. Cuando vi que todos se devolvían decidíirme yo también a el salón, cuando llegue ya Malfoy estaba sentado en la mesa.Esta vez nos tocaba con una profesora, que en todos mis años de universidadnunca había dicho su nombre. Le gustaba que la llamáramos profesora Banks; eraalta, de cabello rubio siempre recogido y ojos azules. Ella daba la clase deLeyes de Protección Mágica. La clase ya estaba terminada cuando a la profesoradio un último aviso.

-Quiero que me hagan una investigación con su compañero demesa acerca de los tratados de protección y los dilemas que han traído, comoson muchos les daré hasta el próximo mes para que lo terminen- sin mas decir laprofesora nos dejo salir, vi el reloj de la universidad, eran las 6:00 PmCamine hasta la sala donde las chimeneas funcionaban para devolverme a mi casapero Malfoy me paro en pleno camino.

-Tenemos que encontrarnos para hacer la tarea- dijo

-¿Qué propones?- dije yo levantando una ceja.

-Mi casa, pasado mañana-

-¿Por qué no mañana?-

-Porque hay un partido de quidditch que quiero ir a ver-

-Vaya compañero de clase- dije rodando los ojos.

-Bueno, esta bien, mañana será-

-¿Después de salir de la universidad?-

-si-

-Esta bien-

Malfoy dio la media vuelta y siguió caminando, yo me metí auna chimenea y con los polvos flu fui directo a mi casa. Aparecí en mi sala, todoestaba apagado así que con la varita prendí la luz, fui a la cocina y me hiceun sándwich rápido. Al terminar fui directo al cuarto a dormir pues mañana tendríaun LARGO día.

¡Hola! Espero que lo disfruten.
-Anna Weasley Granger

Mi despertador sonó a todovolumen, lo apague con la mano para que por fin se callara. Me levante y me diuna ducha rápida, camine hasta la cocina y me di cuenta que solo tenia un pocode fruta en el refrigerador. "Genial" pensé, cogí mi mochila de la escuela ybaje por el elevador para cruzar a una de las tienditas que había cerca y mecompre un yogurt. No quería volver a mi casa así que en una zona segura me desaparecí,volví a aparecer cerca de la sala de chimeneas, camine un poco y me encontrécon Malfoy solo un poco mas adelante.

-Granger- me dijo como si fueraun saludo.

-Malfoy- dije y seguí caminandopero me agarro del brazo y me paro.

-Hoy no tenemos clase- me miro alos ojos.

-¿Por qué?- solo hizo unmovimiento con los hombros a lo que yo entendíun "No se" - Genial ahora volveré a mi casa, si me disculpas- di la mediavuelta pero no me soltaba del brazo- ¿Te pasa algo?-

-Pensé que iríamos a mi casa aestudiar-

-pero después de clases y
por sino lo notas no hay clases-

 

-aprovechemos que no hay-

-Esta bien-

-Ven- me guio por los pasillosque daban al estacionamiento de la universidad. Seguimos caminando, pasamos muchos pero muchos carros. Hasta quellegamos a un BMW convertible negro- Entra- me abrió la puerta para después darla vuelta y entrar el.

-No sabia que manejabas- le dijeadmirando el interior del carro.

-Sinceramente se siente mejor quelos polvos flu y desaparecerse- dijo arrancando el auto.

Manejo no muy lejos de launiversidad, entramos a un barrio tranquilo, parecido al de mis padres.Estaciono enfrente de una casa crema de dos pisos, me abrió la puerta parabajar del auto y con una llave me dejo entrar a su casa. Las paredes se repartíanentre blancas y negras igual que los muebles, no tenia muchas decoraciones perolas que había eran muy elegantes.

-bienvenida a mi hogar- dijo.

Me senté en un sillón mientras elsubía las escaleras. A los minutos bajo con una ropa mas cómoda y unos librosen la mano.

-¿Ya desayunaste?- me pregunto.

-Si, un yogurt-

-Pues yo no e desayunado, si note molesta iré a la cocina a prepararme un desayuno rápido-

-si, ve- camino hasta una puertablanca de madera y a los segundos regreso con un tazón de cereal- comencemos.

-¿No piensas comer primero?-

-Pensé que podía comer y estudiara la vez- dijo metiéndose una cucharada de cereal a la boca.

-Eres un desordenado Malfoy, sicomes mientras estudias puedes mojar los libros con leche de tu cereal- le dijeseria.

-discúlpame por no ser comoWeasley y Potter- dijo sentándose.

-ya no empieces metiendo a misamigos en la discusión-

-¿Amigos? Pensé que eran tusseguidores- dijo poniendo el plato en el piso- ¿te imaginas? El sequito deGranger- rodo los ojos.

-No te pongas en planes Malfoy,tenemos que estudiar-

-Veo que no as cambiado nadadesde que me fui, la misma estudiosa-

-pues si quiero conseguir elrango que quiero en el ministerio tengo que serlo-

-Claro- volvió a rodar los ojos.

-¿Puedes dejar de rodar los ojosy prestar atención?- le dije ya estresada.

-que conste, lo hago porque noquiero sacar mala nota-

Duramos por lo menos 3 horasescribiendo leyes y ni siquiera íbamos por la mitad. Mi barriga rugió y creoque Malfoy lo noto pues no pudo reprimir la sonrisa, dejo los libros en lamesa.

-¿Qué quieres de almorzar?- medijo parándose.

-Malfoy, ¿acaso vas a cocinar?-

-si vivo solo tengo que sabercomo-

-ummm-

-¿Acaso piensas que te voy aenvenenar o algo parecido?- dijo sonriendo.

-No
-

-entonces, ven-

Caminamos hasta la puerta demadera, al pasar había una linda y amplia cocina de madera con un comedor chicoen una esquina. Me hizo una señal para que me sentara mientras el sacaba cosasde las gavetas, la cocina se iba llenando de un delicioso aroma pero yo me entreteníaen un libro que me había llevado. Pasaron los minutos y cuando creo que ya no podíamas pues el olor no ayudaba a calmar mi hambre, Malfoy puso un plato deSpaghetti enfrente de mí. Lo probé, esta delicioso, se podía decir que el mejorspaghetti que había probado en mi vida.

 

-¿Te gusto?- me preguntosonriendo.

-Esta bien-

-¿Solo bien?- me dijosorprendido- esta delicioso, pero claro lo hice yo-

-Vaya, que engreído- le dijeponiendo los ojos en blanco.

-Yo no soy engreído, solo seapreciar mis talentos-

-Lo que tú digas-

Seguimos estudiando hasta quevimos por la ventana y ya todo estaba oscuro. Di un fuerte bostezo y me despereceponiendo todos los libros en la mesa.

-¿Dónde esta el baño?- pregunte.

-Al final del pasillo, derecha-me apunto con el dedo.

-*Draco*-

La vi pararse y caminar haciadonde el baño se encontraba, yo también me desperece y solté un fuerte bostezo,mire mi reloj de mano
¡Eran las 11:00 pm! Camine a la cocina y me serví unvaso de agua, el cual me termine de un solo trago. Salí de la cocina y Grangerya estaba parada con sus libros en la mano y soltando otro bostezo disimuladamente.

-Ya me voy- dijo ella.

-Tengo que llevarte, la casatiene seguridad, nadie puede aparecerse ni desaparecerse-

-entonces me voy por red flu-

-resulta que no tengo chimenea- sonreí.

-¿Qué clase de mago no tienechimenea?-

-Yo- fue la respuesta mássencilla que se me ocurrió.

Salimos y le abrí la puerta delauto, ella me indico como desde mi casa podía llegar a la de ella. Maneje porlo menos 30 minutos, era un viaje callado, el viendo soplaba en mi cabello.Llegue y me estacione enfrente de un bonito edificio.

-Llegamos, Granger- dije pero alno obtener respuesta mira hacia donde ella estaba y la vi dormida, se veía tancalmada, algo muy diferente a cuando estaba despierta. Su pelo castaño caía ensu cara mientras que se movía a causa del frio. Me dio algo de tristeza tratarque despertarla, pero de todas formas tenia que hacerla subir. Me baje del autoy abrí la puerta de su lado, no había nadie en la calle y las tiendas tenían susluces apagadas.

La cargue, no pesaba nada, eracomo una pluma. Cogí los libros que llevaba y los puse en una maleta que teníaen el asiento trasero para así no llevar tantas cosas en los brazos. No teniallave para entrar, busque en los bolsillos de su abrigo y encontré una pequeñallave que tenia un numero 4 grabado. Abrí la puerta aun cargándola y presionelos botones del ascensor para que bajara, llegue al cuarto piso y con la mismallave abrí la puerta. Era un apartamento bonito, muy a mi estilo. Se notaba quese había mudado hay desde hace poco pues aun no tenia muchas cosas, la lleve asu cuarto y la acosté en la cama suavemente. La mire dormida mientras había unalucha en mi cabeza, "¿Draco, como esta chica te pone tan débil?, ¿Te estasenamorando?, "Mírala, es tan delicada" me decía a mi mismo en mis pensamientos.Di la media vuelta y puse las llaves en la mesa cerca de un sillón, cerré lapuerta poniéndole seguro desde adentro. Me monte al carro aun pensando en ella,lo prendí y me fui directo a mi casa.

 

Abrí la puerta, todo estabaoscuro de cuando había salido. Pase por la sala como un profesional ya quesabia donde quedaba cada cosa, subí las escaleras y entre a mi cuarto.

Era de color blanco con rojo, enuna mesa tenia una foto de mi mamá, me bañe y me puse mi ropa con la quenormalmente duermo. Me sumergí en mis sueños tan rápido, desde que estabamanejando me quería dormir.

Ella estaba hay, sentada en unaroca mirando hacia el mar. Yo me acerque, parecía haber estado llorando.

-¿Te pasa algo?- le pregunte.

-No- se limpio las lágrimas que caíanpor sus mejillas.

-A mi me lo puedes contar- me sentéjunto a ella.

-Es
el- me dijo abrazándome- me aecho mucho daño-.

-el no te merece-

-pero lo amo- me dijo mirándome alos ojos, sus bellos ojos castaños brillaban a causa de las lagrimas.

-el no merece ese amor, no mereceque derrames lagrimas por el- le limpie las que estaban cayendo.

-como hubiera deseado enamorarmede ti y no de el-

-yo también deseo que hubierapasado así- me miro a los ojos con sorpresa.

-¿A que te refieres?-

-que no me gusta verte sufrir, nome gusta que te haga daño-

- a mi tampoco me gusta sufrir,pero estoy sola-

-no estas sola, me tienes a mí-

-como quisiera que asi fuera,Draco-

-Vamos, solo mírame- me agarre sudelicada cara- yo siempre te protegeré.

-¿Lo prometes?-

-Claro que lo prometo- el sonidode las olas se escuchaba lejano, solo podía ver el atardecer mientras ella,solo ella, me hacia tranquilizarme de esa manera, no tenia suficiente fuerzapara verla a los ojos. Soltó un sollozo que hizo que la apretara mas a micuerpo, tenia que cuidarla, era muy delicada para que alguien le hiciera daño.

-Las cosas entre nosotrosmejoraran, llegaremos a hacer grandes amigos ¿verdad?- mi miraba a los ojos, mesentía completamente impotente ante la pregunta.

-Si, are todo lo posible para quenos llevemos bien-

-Te quiero mucho, Draco- seguía abrazadaa mí, mi camisa se llenaba de sus lágrimas silenciosas. Ya no se escuchaban sullanto, todo estaba más calmado, hasta se sentía en el ambiente. Mire haciaabajo, hay estaba ella, aun pegada a mi con una sonrisa en la boca y la narizroja de tanto llorar. Me partía el corazón verla tan destrozada, tan delicada,como una muñeca de porcelana.

-Te lo prometo, mejoraremos, yaveras- le susurre al oído aunque sabia que seguía dormida-lo are por ti, pornosotros. Ya que te amo- me acerque a su cara y le di un beso en la mejilla queestremeció todo mi cuerpo con solo rozar mis labios.

Me encantaba el sueño, era tan
pacifico. Pero algo me lo daño, ya estaba sonando de nuevo el maldito reloj queme despertaba todas las mañanas, pero exclusivamente en esta, quería romperloen mil pedacitos por haberme despertado.

 

Este capitulo se lo dedico a las personas que me tienen en Favoritos:
alice_hale_cullencami_wesleyCerezo_potterdarkbells_18
dracoluciusmalfoydulce colmanevelyn_lovegoodfanny_este
Frans021jennygrangerdemalfoymagiapottercontinuaMarie Longbottom
MARITA2mayrylinnere23nessie_black
Nika_15paolafancarlislePatri Weasleysofii_94
-Anna Weasley Granger

Ya habían pasado días desde mi sueño, la relación entreGranger y yo estaba mejorando, pero no tanto como para llamarnos por nuestrosnombres. Era sábado y tenía que ir a su casa para hacer la tarea. Me subí alauto y maneje hasta su casa, ella me estaba esperando fuera. La salude con unbeso en la mejilla que hizo que se me estremeciera hasta la más diminuta partede mi cuerpo. Ya en su sala nos pusimos a estudiar, se veía tan calmada, ya no pelábamos,ni siquiera hablábamos.

-Malfoy- me dijo- busca información sobre la ley de 1869-

-Claro- pase las paginas y me puse a copiarlas en unpergamino.

Se dieron las 12:00 y ambos teníamos hambre. Yo me ofrecí acocinar pero ella no me dejo, si no que me invito a una pizzería que estabacerca. Ya abajo cogimos mesa mientras que el mesero le coqueteaba, yo me reíapor lo bajo al ver como el chico perdía su tiempo.

-¿Qué desean hermosa?- le dijo el mesero.

-Lo mismo de siempre pero familiar-

-¿Y de tomar, preciosura?- le guiño un ojo y yo me tratabade aguantar la risa.

-Haber
- ya se estaba molestando- yo quiero solo una botellade agua, ¿Y tu que quieres?-

-Yo quiero
emm
no se-dije rascándome la cabeza- unabotella de agua también-

-Ya te lo traigo cariño- le dijo y se fue.

-Ugh, como odio que me trate así-

-¿Quieres que haga que pare?- le dije sonriendo.

-¿Qué se te ocurre?- me dijo levantando una ceja, ¡Se veía tanhermosa!

-Ya veras, pero ¿Me das permiso?-

-Esta bien-

El chico volvió con una pizza de pepperoni familiar y dosbotellas de agua.

-Aquí esta preciosa- dijo el mesero poniendo la pizza en lamesa, ella me vio con ojos suplicantes para que lo hiciera parar.

 

-Sabes- el mesero me miro casi con odio- no me gusta como leestas hablando a mi novia- tanto Granger como el mesero quedaron pálidos.

-¿Novia?- dijo sin poder articular muchas palabras.

-Si, y no quiero que le vuelvas a hablar así ¿Te quedaclaro?- soné muy serio que hasta yo me sorprendí.

-Si
que
queda
cla
claro- dijo tartamudeando. Apenas se fueGranger y yo comenzamos a reír a carcajadas por el susto que le había pegado almesero.

-Fuiste muy ingenioso Malfoy- me dijo mientras cogía elultimo pedazo de pizza.

-Otro de mis cuantos talentos- le dije levantando ambascejas. Mientras volvíamos a reír.

Regresamos al apartamento pero después de un rato tocaron lapuerta y Granger me mando a abrir. En la puerta estaba Weasley, en cuanto mevio se puso rojo, y me empujo para adentro. Hermione se paro con varita en manopor si Weasley salía de control, cosa que paso muy rápido.

-¡¿HERMIONE QUE HACE ESTE AQUÍ?!- dijo gritando.

-¡Ron! ¿Por qué viniste?- se notaba el susto que tenia.

-¡PUES QUERIA VENIR A DISCULPARME PERO MIRA LO QUEENCONTRE!- me señalo mientras que agarraba a Granger por brazos, lastimándola.

-Suelta a Granger, Weasley- le dije con calma pero el no parecíaentender. Trate de acercarme pero me lanzo un puñetazo mientras yo loesquivaba, no tenia mi varita conmigo pues la había dejado en una mochilamientras salíamos a comer.

La pelea siguió mientras Granger veía como nos dábamosgolpes, le di un fuerte puñetazo a Weasley el cual quedo sentado en el piso conla nariz y la boca sangrando. Me di la vuelta para ver como Granger estaba, seencontraba en una esquina con la cabeza metida entre las rodillas para no verque estaba pasando. No recordaba que Weasley aun llevaba su varita y lasorpresa fue que cuando estaba de espaldas me ataco, caí hacia adelante y nadamas vi el filo de la mesa acercándose a mi cara.

-*Hermione*-

Estaba llorando, ambos peleaban. Mire hacia arriba y vi lafigura de Ron con la varita en mano apuntando a Malfoy, el cual estaba tiradoen el piso con una gran cortada en la frente que manchaba mi piso de sangre.Quede atónita, no podía creerlo, Ron había atacado muy fuerte a Malfoy ahoraestaba tendido en el piso de mi departamento desangrándose.

-¡RON! ¿¡QUIEN TE CREES!?- le grite, Ron solo miraba aMalfoy tirado en el piso-¡NO ERES NADIE PARA VENIR AQUÍ Y ATACAR A EL QUE SE TECRUCE ENFRENTE!-

-pero, Hermione yo
-

-¡NO ME IMPORTA NADA DE LO QUE DIGAS! ¡MIRA LO QUE AS ECHO!-me acerque a el cuerpo de Malfoy y le tome el pulso, aun tenia pero estabademasiado bajo. Cogí mi varita y con un movimiento desaparecí y volví aaparecer en San Mungo.

Unos medimagos vinieron y se llevaron el cuerpo de Malfoymientras yo esperaba. Ya a los minutos un medimago salió y me dejo pasar alcuarto de Malfoy para ver como estaba. Seguía sin conocimiento, estabatotalmente dormido y con una cicatriz horizontal en la frente.

-Draco
- dije cogiéndole su fría mano.

-Hermi
Hermione- dijo dormido como si pudiera sentir mi presencia,eso me hizo recordar cuando estábamos en sexto de Hogwarts y Ron había sidoenvenenado. Malfoy abrió los ojos poco a poco hasta que el color gris se hizonotar por completo- ¿Qué hago aquí?-

 

-Te golpeaste- me di cuenta que aun le tenia la manoagarrada así que trate de soltarla pero el también tenia agarrada la mía así queno hice resistencia.

-Alguien me llamaba por mi nombre- me dijo mirándome a losojos.

-Yo
pude haberlo mencionado-

-¿Mi nombre?-

-Si-

-Creo que debemos empezar a llamarnos por nuestros nombres,siempre y cuando tú quieras claro- agrego con una sonrisa.

-Esta bien-

Seguimos hablando pero sin soltarnos de la mano, con lavarita había aparecido las cosas que necesitábamos en la tarea para poderseguirla. Ya de noche se vio la hora en la que me fuera, pero Draco no medejaba ir.

-Me tengo que ir Draco- le dije.

-¿Por qué no te quedas aquí?- me dijo con una sonrisa.

-Porque debo ir a mi casa-

-¿Vas a dejarme desamparado?-

-Estas en un hospital con mucha otra gente-

-Pero nadie como tu- me dijo mientras aun me agarraba lamano, eso hizo que me sonrojara.

-Esta bien, me quedo-

Estuvimos hablando un largo rato hasta que la enfermeraentro y lo mando a descansar. Mis sueños fueron normales, de esos que seolvidan fácilmente. La luz del sol comenzaba a molestar mis ojos así que los abrílentamente para que no me lastimara. Enfrente a mi estaba un chico con sucabello rubio desordenado, acostado en una cama de hospital. Me pare y caminehacia la ventana, deduje que eran como las 9 de la mañana. Al darme la vueltavi como Draco se despertara mientras daba un gran bostezo. Se quedo mirándome unrato con una sonrisa en la boca, después se toco la frente e hizo una mueca dedolor cuando toco su herida.

-¿Cómo dormiste?- me pregunto

-Bien gracias ¿y tú?

-Bien. ¿Sabes cuando me van a dejar salir de aquí?-

-no se-

-Me alegra que te hayas quedado conmigo- cuando me acerqueme agarro de la mano.

Tocaron la puerta y entraron Harry y Ginny, ambos sepusieron enfrente de la cama de Draco con la cabeza hacia debajo como situvieran pena.

-Malfoy, vengo a disculparme por lo que mi hermano hizo- dijoGinny aun con la cabeza agachada.

-No importa Weasley- dijo Draco sonriendo- si me disculpan,debo darme un baño.

Draco entro al baño del cuarto dejándome con Harry y Ginnysolos, yo miraba como una cómplice a Harry mientras que el se notaba nervioso.Mire a la mano de Ginny donde se veía un anillo y hay comprendí que la se lo habíapedido.

-¿Y eso?- pregunte inocentemente señalando con el dedo.

-Ah
- dijo Ginny- ¡Harry y yo nos casaremos!- pego ungritillo de alegría.

-¡Al fin lo hiciste amigo!- comencé a dar saltitos comocuando Harry me había contado que le iba a proponer-¿Y para cuando la boda?-

 

-pensamos que para enero- dijo Harry mirando como Ginny y yosaltábamos- ¿Pueden parar?-

Las dos nos sentamos sin contenes la alegría, comenzamos ahablar empezando a que Draco terminara de bañarse. Escuche una puerta abrirse yen efecto era el, estaba parado sin camisa con unos jeans puestos y suszapatillas. Tenía el cabello mojado, como no tenia camisa se veían suspectorales y la forma de los cuadros en su abdomen. Ginny y yo quedamosembobadas y Harry pareció darse cuenta porque carraspeo un poco sacando a Ginnyde su transe, Draco estaba guapísimo.

-Hermione ¿Has visto mi camisa?- se recorría la habitación mirandopor todas partes.

-Si, esta en esa bolsa- aun seguía viendo el envidiablecuerpo de Draco.

-si sigues viendo se te saldrán los ojos- me susurro Ginnyen mi oído.

Draco se puso la camisa y se peino un poco el pelo, peroigual se veía guapo. Se sentó alado mío y comenzó a platicar con Harry mientrasGinny y yo salíamos a la cafetería del hospital para comprar algo. En el caminoGinny y yo permanecimos calladas hasta que Ginny comenzó la conversación deregreso.

-¿Qué con Malfoy?-

-¿De que hablas?-

-Ya sabes, hasta te quedaste a dormir en el hospital-

-también lo hubiera echo si tu estuvieras en su lugar-

-pero tu as sido mi mejor amiga desde hace mucho-

-Pues con Draco, estoy empezando a
-

-¿A que? ¿Te gusta?-

-¡De que estas hablando Ginny! Claro que no- me pusenerviosa.

- A mi no me mientes amiga, Malfoy de gusta- me sonrió comosi hubiera descubierto la respuesta a la pregunta del millón de dólares.

-pero shh, no digas nada-

-a que tú también le gustas-

-no creo- llegamos a la habitación y abrí la puerta dejandover a Harry y a Draco conversando animadamente.

-Vaya- dijo Ginny con los brazos cruzados.

Le di a cada uno su comida y comenzamos a desayunar, eldoctor entro y nos dijo que ya Draco se podía ir. Harry y Ginny se despidieronde nosotros y se fueron, unos minutos después Draco se ofreció a llevarme a micasa, pero yo le dije que me desaparecería en el hospital y el se podía ir encarro a su casa, cosa que el no acepto. Recogimos las cosas y nos dirigimos alBMW que el hospital había traído desde mi casa para que Draco se pudieratrasladar. En el camino no dijimos nada, fue muy silencioso. Al fin habíamos llegadoa mi edificio y me toco despedirme de Draco.

-Adiós, Draco- me despedí con la mano pero el se bajo delcarro para parase enfrente de la puerta de vidrio conmigo.

-Chao, Hermione- me toco suavemente la mejilla mientras medaba un beso en ella. Mi cuerpo se puso como gelatina y mi corazón comenzó alatir. Gracias a Merlín el no se había dado cuenta.

-Nos vemos mañana en la universidad- me despedí mientras abríala puerta.

-Si, hasta mañana- se subió al carro y no arranco hasta queestuviera dentro del edificio.

Subí a mi cuarto y me acosté en la cama a dormir, cuando yaestaba cayendo en sueño el teléfono comenzó a sonar. Me acerque y lo agarre,una voz muy familiar estaba en el teléfono.

 

-¡¿Qué hizo que?!- fue lo que alcance a decir.

-¡¿Qué hizo que?!- fue lo que alcance a decir.

-Fue a casa deMalfoy, estaba rojo de ira- decía Ginny al otro lado del teléfono

-¿Y como se supone que va a ir si su casa esta protegida?-En eso sonó una puerta cerrándose con un enorme ruido. Se escuchaba a lo lejosla voz de Ginny que decía "Tranquilízate Ron", después volvió a tomar el teléfono.

-No pudo llegar, tienes razón Malfoy tiene hechizos alrededorde su casa-

-Dile a Harry que lo calme-

-Harry no esta, pero George ya lo esta tratando de calmar yentrar en razón. Herm de verdad ya no reconozco a mi hermano- a Ginny se lenotaba la voz entre cortada como si fuera a llorar.

-Tú también cálmate Ginny, ve y duerme un poco, te ara bien-

-Oh Herm, ¿Qué pasa si se aparece en tu universidad?- seguíacon la voz entre cortada.

-No creo que lo haga, de todas formas llamare a Draco paraavisarle- cerré el teléfono buscando entre unos pergaminos el numero que Dracome había apuntado por si tenia que llamarlo. Lo conseguí y al marcar una voz grave me contesto elteléfono- ¿Draco?-

-Si-

-Draco, Ron esta buscándote, ahora mismo esta en su casa peromantente alerta por si acaso-

-Hermione, creo que se cuidarme solo- decía Draco al otrolado del teléfono con su voz aun grave.

-Pero
¿Me prometes que estarás alerta?-

-Si, te lo prometo-

-Bueno, que duermas bien- le dije algo apenada por haberlodespertado.

-Igual- cerró el teléfono.

Camine hacia mi cama, me acosté pero no podía dormir.Pasaron horas, dormía un rato y me despertaba, no podía creer lo que habíapasado el sábado. Se dieron las 6:00 mi hora de despertar, antes de que eldespertador comenzara a sonar lo apague y me dirigí al baño para darme unaducha. Salí del baño con mi ropa ya puesta y busque mi mochila de launiversidad. Comí algo rápido y me fui vía red flu, cuando llegue muchaspersonas pasaban de aquí a haya empujando. Logre salir victoriosa de ese lugar,justo en el vestíbulo Draco estaba hablando con la secretaria. Me acerque, yaque yo también tenia que hablar con la secretaria, Draco me vio y me sonrió.

-Señorita Granger- dijo la señora Blizzer buscando entreunos archivos que flotaban alrededor de su mesa- aquí tiene, es el libro que mepidió-

-muchas gracias, señora Blizzer- dije tomando el libro deportada negra.

Seguí caminando sin darme cuenta que Draco estabasiguiéndome, hasta que se paro enfrente mío quitándome el libro que tenia enlas manos. Trate de quitárselos pero el era mas alto que yo y por eso no lologre alcanzar. Trate de fingir enojo pero no lo logre pues nuestra actitud deniños chiquitos me había sacado una sonrisa.

-¿De que se trata?- dijo subiéndolo más para que yo no loalcanzara.

 

-Si me lo das te lo digo- sonreí, me dio el libro en lasmanos mientras me daba un beso en la mejilla.

-Listo, ahora cuéntame-

-Aquí hay mucha información que necesitamos para terminar elinforme-

-Genial, ya nos falta poco-

-Si- volvió a quitarme el libro de las manos y lo abrió enuna página cualquiera para comenzar a ojearlo- sabes, no me lo tienes quequitar, te aseguro que si me lo pides te lo daría- sonreí.

-prefiero no correr el riesgo- me regreso el libro. Fuimoscaminando hasta la puerta del salón, el cual estaba casi vacio, solo estaba ungrupo de chicas que cada vez que mirabana Draco se ponían como bobas y comenzaban a babearse. Como ya sabia, apenasDraco pasó las chicas empezaron con sus murmullos y los ojos se le abrieroncomo platos. Yo las mire con odio, porque no eran la clase de chicas con lasque normalmente socializaba, además que en mi primer año de universidad mehabían tratado horrible. Draco pareció darse cuenta pues sonrió, cosa que hizoque las chicas se babearan más. Me senté alado de el y puse mis libros en lamesa, el solo me miraba aun con la sonrisa en la boca.

-¿Estas celosa?- me dijo.

-Ya quisieras, Draco-

Una chica del grupo se paro y camino directo a dondenosotros estábamos, me miro casi con asco y después miro a Draco como si fueraun verdadero Dios. Se quedo callada unos segundos pero después se dispuso ahablar.

-¿Quieres ir a la fiesta de disfraces que va a dar unaamiga?- le pregunto la chica de ojos oscuros igual que su cabello.

-¿Necesito pareja?- dijo Draco sin prestarle mucha atencióna la chica.

-Si, pero no puedes ir con las que no están invitadas- dijomirándome a mi, Draco se dio cuenta y puso una cara de enojo.

-Entonces, no quiero ir-

-Pero
-

-No, no quiero ir, pero gracias por la oferta- dijo sacandouno de sus libros. La chica se fue con aire de ofendida mientras yo miraba aDraco con la boca abierta. La fiesta a la que había sido invitado era la quetodo estudiante deseaba ir, pero no a todos los invitaban. Yo nunca había ido ypara ser sincera si me hubieran invitado tampoco lo aria. Pero Draco habíarechazado la invitación y sentía que había sido por mi culpa.

-Draco
¿Por qué no aceptaste?-

-Porque no tendría a nadie con quien hablar, si tú no estasinvitada entonces yo no voy- dijo como si fuera lo más obvio del mundo.

-No tenías que renunciar a la invitación por que yo nofuera-dije apenada. El no me dijo nada, un rato después el profesor entro.Dimos una clase tranquila, pero casi al final ya la mayoría de los alumnoshabían sido regañados (típico del profesor Gunter). La clase se acabo y elprofesor con un movimiento de varita hizo que las tareas que teníamos para elsalieran volando y se apilaran perfectamente en el escritorio. El profesorsalió, dejando a todos los alumnos solos, algunos hablaban, otros reían porcualquier cosa, otro leían y otros no hacían absolutamente nada. Draco y yo nonos habíamos dirigido la palabra desde lo que había dicho. Lo vi pararse parair a hablar con las chicas que lo habían invitado a la fiesta, camino haciadonde yo estaba y se paro enfrente de mí.

 

-Te tengo una propuesta- dijo, todos los que estabanhablando callaron y prestaron atención a lo que estaba pasando- te invito elviernes a comer a un restaurante, o tal ves al parque. ¿Qué dices?- Las chicasme miraban con odio.

-no se que decir
-

-solo tienes que decir que si-

-Esta bien- toda la clase había quedado en silencio y nosmiraban. El profesor volvió a entrar.

-Granger, Malfoy, los llaman- dijo el profesor.

Cuando salimos estaba Ron recostado contra una paredmientras nos veía, el profesor nos dejo solos. Ron se acerco a mí y me agarrola car suavemente, se acerco a mí poco a poco mientras Draco veía todo. Por finllego y me beso en los labios, me separe al instante roja de la rabia. Le di unacachetada, el solo se quedo mirándome con odio.

-Vine hasta aquí a arreglar las cosas y tú me cacheteas-dijo calmado y después me agarro los brazos con fuerza.

-pues vaya forma de arreglar- le dije mientras intentaba queme soltara pero cuando mas fuerza hacia mas me dolía.

-Suéltala, Weasley, acaso no ves que le haces daño- dijoDraco acercándose.

- ¡Cállate Malfoy, es solo tu culpa que ella este asíconmigo!- Ron empezó a sacudirme mientras seguía agarrándome los brazos.

-¡Suéltala!- grito Draco.

-Que ¿Acaso la quieres?- dijo Ron mirándolo con odio- puesquédatela- me tiro y caí al piso. Ron desapareció antes de que Draco le pegaraun puñetazo. Se acerco a mí y me abrazo al ver que mis brazos se estabanponiendo morados.

-¿estas bien?- me pregunto mientras aun me abrazaba y medaba un beso en la mejilla.

-el brazo me duele mucho- susurre porque aun estaba muertadel susto. Draco se separo de mí y empezó a revisarme ambos brazos.

-te agarro muy fuerte, se te va a poner bien morado- note ensus ojos tristeza ¿acaso Draco Malfoy estaba preocupado por mi?

El día paso normal y cuando por fin todas las clases sehabían acabado e iba de regreso a casa pero Draco se paro enfrente míoimpidiéndome salir.

-permiso, Draco- le dije

-te invito un helado-

-no tengo hambre, ahora permiso-

-no te comportes así-

-des pues de el escándalo que hizo Ron me imagino que no querrásir a comer conmigo- esquive a Draco y seguí caminando pero el me agarro por elcodo.

-¿Quién dijo eso? Claro que quiero Hermione-

-Pero
- dije dispuesta a reclamar.

-nada de peros, yo quiero ir a comer un helado contigo- mejalo hacia el no muy fuerte y caí en sus brazos- ¿Vamos?- asentí lentamente,como podía negarme.

Fuimos en carro y llegamos a una heladería llamada "Amore mío"donde vendían helados italianos, la cual no quedaba no muy lejos de launiversidad, era una heladería muggle así que me sorprendió que Draco seestacionara hay. Se bajo y me abrió la puerta para dejarme salir, ya había idomuchas veces hay, hasta conocía al dueño. Entramos y cogimos una mesa para dosy un mesero se nos acerco para pedir la orden.

 

-¿Lo de siempre? Hermione- pregunto un chico menor que yo,el hijo del dueño.

-Si, Luca-

-¿Usted que desea?-

-yo quiero un helado se sandia, por favor- dijo Dracoacomodándose en la silla.

-Enseguida se los traigo- y se fue

-¿Ya habías venido?- me dijo Draco sorprendido.

-Si, cuando estoy algo deprimida vengo y hablo con Luca. ¿Ytu as venido antes?-

-Un par de veces- dijo el. Luca puso los helados en la mesay se fue, Draco se quedo mirando el mío como si tuviera un gran signo deinterrogación en la cabeza.

-¿Qué paso?- trate de no reírme pero no reprimí mi sonrisa.

-¿De que es?- me pregunto.

-Nutella con limón- dije pero al ver si cara de medio asco reí,nadie entendía mi gusto por esa combinación tan "particular"- ¿Quieres probar?-Draco asintió como un niñito pequeño y con su cuchara cogió un poco de mihelado y se lo metió a la boca.

-Esta delicioso- dijo pasándose la lengua por los labios,esto hizo que una corriente eléctrica recorriera mi cuerpo- ya se cual tengoque pedir cuando regrese-

-¿Qué comías en Estados Unidos?-

-bueno
casi las mismas cosas que como acá-

-¿Por qué fuiste a estudiar a otro país y regresaste ahoraque ya estas terminando?- me metí un poco de helado a la boca.

- Para escapar de mi papá, el quería que me uniera aVoldemort pero yo me opuse, así que en su caída mi papá me obligo a seguir lospasos de el pero yo no quise y mi mamá tampoco. Nos echo de la casa pero yotenia plata suficiente para mantenernos a los dos, mi mamá y yo decidimos irnoslo más lejos posible de mi papá así que fuimos a Estados Unidos. Mi padre murióhace ya unos meses así que era seguro regresar, mi mamá se quiso quedar enEstados Unidos mientras que yo venia a terminar mis estudios- me confeso.¿Tenia la confianza suficiente para contarme todo eso?

-¿Y que piensas ser?-

-Quiero trabajar en el departamento contra las ArtesOscuras, ya sabes los que juzgan a un criminal después de que los aurores lohayan atrapado- dijo el mientras seguía comiendo- ¿y tu?-

-Yo quiero trabajar en el departamento de Regulación yControl de las criaturas mágicas-

Seguimos hablando hasta que llegamos a mi casa, el me dio unbeso en la mejilla y se bajo para abrirme la puerta.

-Hermione, creo que lo del viernes lo deberíamos pasar parael 31 de Octubre- dijo con calma.

-¿Por que?- pregunte

-Hay un lugar especial al que quisiera llevarte
¿Qué dices?¿Aceptas?- me puso cara de perrito regañado.

-Claro- me volvió a dar un beso en la mejilla y entre aledificio para ir a mi apartamento.

Ya adentro me di un baño y me puse la piyama. Aun no podía dormirme,tenía un fuerte dolor en los brazos pero eso no era lo que me tenía así. Dracome había invitado a comer helado, también a un lugar el 31 de octubre. ¿Cómo yo,Hermione Granger podía querer de esa forma a Draco Malfoy? Mi viejo enemigo dela escuela. Bueno solo tenia que esperar y ver como las cosas resultaban.

 


Los helados mencionados en la historia son mis sabores favoritos, la heladeria es real (mi favorita) y el nombre Luca lo puse porque mi primito se llama asi.



-Anna Weasley Granger


Hola lectores, ¡aqui les traigo la segunda parte de este capitulo! Esta toda contada bajo el punto de vista de Draco. ¡Espero que les guste!

-Anna Weasley Granger



-*Draco*-

Los días pasaron yllego octubre. Hermione y yo entregamos nuestro informe y sacamos la máxima calificación.Era 31 de octubre, el día mas esperado por mi, ya había quedado con ella en ira buscarla a las 6:00 porque iríamos al lugar del que le hable. Me levante dela cama, ya eran las 2:00 y baje las escaleras para ir a la cocina y tomarme unvaso de agua. Salí de mi casa y camine por la calle, todo estaba tan callado,ya en una esquina había un puesto de flores. Compre un ramo y al regresar a micasa los puse en agua, fui y me tome un baño. Me vestí, con una túnica de galade color negro igual que mis zapatos, me peine lo mejor que pude y llame allugar para confirmar la reservación. Fui a la cocina y me tome otro vaso deagua, ya eran las 5:15 pm "Wao, que rápido paso el tiempo" pensé. Me subí alauto para ir en dirección a la casa de Hermione, llegue justamente a las 6:00pm y vi como ella salía de su edificio. Estaba preciosa, con un vestido blancoque le llegaba a las rodillas y sin mangas, el cabello recogido de una formamuy elegante y poco maquillaje. Me baje y le abrí la puerta, ya dentro yo tambiéndel auto le di un beso en la mejilla.

Maneje hasta unrestaurante muy elegante donde le indique a Hermione que hay era. Al ir haciala puerta un hombre nos abrió, caminamos hacia la mesa que tenia reservada, habíanmuchas personas, la mayoría estaban comiendo mientras otras bailaban. Ya en lamesa Hermione y yo empezamos una conversación.

-Draco, no debisteinvitarme aquí, todo parece muy caro- me dijo.

-no importa, tu te lomereces- le guiñe el ojo mientras ella se sonrojaba. Con mi varita hiceaparecer las flores que antes había comprado, me encanto ver la cara desorpresa de Hermione- para ti- se las di.

-Oh Draco, no teníasque- dijo mientras las olía.

-yo se que no tenia,pero igual quise-

Vi hacia la puerta yHarry y Ginny entraron por ella, nos vieron y los llame para que se sentarancon nosotros.

-¿Qué hacen aquí?-pregunto Hermione viéndolos con una sonrisa.

-Harry me invito-Ginny le dio un beso a Harry y justamente en ese momento Hermione y yo cruzamosmiradas.

-¿Y ustedes?- dijoHarry.

-Draco me invito-

-Pensé que irías a lafiesta de
ya se me olvido el nombre- dijo Ginny mirándome.

-A Hermione no lainvitaron así que yo la traje aquí-

 

-¡Harry!- dijo Ginnyhaciendo que todos la miráramos- ven vamos a bailar-

Ambos se levantaronde la mesa y se dirigieron hacia la pista de baile. Me quede mirándolos unrato, seguí hablando con Hermione mientras los demás hablaban hasta quepusieron una canción que me pareció perfecta.

-Hermione
¿Quieresbailar?-

-Si- la tome de lamano y nos aproximamos a la pista de baile. Era una canción lenta, ella pusopaso sus brazos por mis hombros mientras yo la abrazaba por la cintura. Estabamos tan cerca.

I used to think that Icould not go on
and life was nothing but an awful song
but now I know the meaning of true love
I'm leaning on the everlasting arms

Bailábamos condelicadeza, como si estuviéramos hecho el uno para el otro.

If I can see it, thenI can do it
if I just believe it, there's nothing to it

Sentí como si todosnos miraran, pero no me importo. Solo éramos ella y yo en ese momento. Vi aesos ojos castaños que me ponían tan loco.

I believe I can fly
I believe I can touch the sky
I think about it every night and day
Spread my wings and fly away
I believe I can soar
I see me running through that open door
I believe I can fly
I believe I can fly
I believe I can fly

Nuestras cabezas sejuntaban poco a poco. Sentía su respiración tan cerca, ese aroma dulce que deella emanaba. Nuestros labios estaban a punto de tocarse.

See I was on the vergeof breaking down
Sometimes silence can seem so loud
There are miracles in life I must achieve
But first I know it starts inside of me, oh

If I can see it, then I beat it
If I just believe it, there's nothing to it

Cerré los ojos, loque yo tanto esperaba iba a pasar por fin. Alguien en la pista de baile nos dioun empujoncito y Hermione se movió haciendo que el beso fuera a solo unos milímetrosde su boca. Me vio y sonrió, seguimos bailando, pues la canción aun no había acabado.

I believe I can fly
I believe I can touch the sky
I think about it every night and day
Spread my wings and fly away
I believe I can soar
I see me running through that open door
I believe I can fly
I believe I can fly
I believe I can fly

Nos mirábamos directoa los ojos, yo ansiaba para que elmomento que hace unos segundos había pasado volviera a suceder.

Hey, cause I believe in me, oh

if I can see it, then I can do it
if I just believe it, there's nothing to it

Vire la cara por unossegundos, Harry y Ginny también estaban bailando, en el momento en que vire lacabeza para ver a Hermione Harry y Ginny se estaban dando un apasionado beso.

I believe I can fly
I believe I can touch the sky
I think about it every night and day
Spread my wings and fly away
I believe I can soar
I see me running through that open door
I believe I can fly
I believe I can fly
I believe I can fly

 

Ellos ya estabancomprometidos, hasta iban a casarse. ¿Sera que yo también llegaría a casarmecon la persona que más amo en esta vida?

Hey, if I just spreadmy wings
I can fly
I can fly
I can fly, hey
If I just spread my wings
I can fly
Fly-eye-eye

La canción se acabo yHermione y yo fuimos directo a la mesa donde nos esperaban Harry y Ginny. Seguimosconversando hasta lo que pensé yo era muy tarde.

-¿Ya decidieron lafecha?- dijo Hermione, la cual estaba sentada alado mío.

-si, enero 23- dijoGinny con una sonrisa- ustedes dos están invitados-

-no creo que a tuhermano le haga mucha gracia verme en tu boda- le dije a Ginny.

-Es mi boda, así queel no puede decir nada, además a Harry no le importa que vayas ¿Verdad Harry?- Harryasintió.

-Creo que iré sola,ya no me es tan fácil conseguir pareja
como otros- Hermione decía mientras me veía.

-Oye no es mi culpaser tan bonito- dije falsamente ofendido mientras nos reíamos- además, sihablamos de cosas bonitas, tu me pasas- le dije dándole un beso en la mejillamientras notaba como se sonrojaba.

Seguimos hablandohasta llego el momento donde tenia que llevar a Hermione a su casa. Nos subimosen el carro y tome el camino largo, solo para pasar más tiempo junto a ella.

Llegamos a suedificio y me baje para abrirle la puerta.

-Gracias, Draco, lapase de maravilla- me dijo abrazándome.

-No, gracias a ti, sino hubieras aceptado a venir conmigo nada de esto hubiera sido igual- le di unbeso en la mejilla mientras le acariciaba con mi mano la otra.

-Hasta mañana-

-Hasta mañana-

Me subí al auto ymaneje hasta mi casa. No podía ver ningún día en todo este universo que fueramejor al que acababa de pasar.

Aqui les va otro capitulo, ya van 3 actualizaciones el mismo dia. Espero que les guste.
-Anna Weasley Granger

Estábamos en la segunda semana de noviembre, Draco y yo no éramosnovios, pero si íbamos en el camino de "mas que amigos". Me preparaba para ir ala Universidad, me bañe, comí y me desaparecí ya que mi chimenea había tenidoun pequeño problemita. Di las clases como normalmente eran, el tiempo pasovolando y ya era hora de la salida. Estaba lloviendo muy fuerte, buscaba aDraco por los pasillos de la escuela, la mayoría de los estudiantes ya sehabían ido pero yo me había quedado pues Draco siempre me llevaba a mi casapara que no me tuviera que desaparecer. "¿Dónde se habrá metido?" pensabamientras lo buscaba por todas partes. Llegare tarde a casa, doble en unaesquina pero no estaba hay, escuche un sonido que provenía de uno de lossalones que estaban cerca mío.

Abrí la puerta con cuidado para que no rechinara, me sorprendíal ver quienes estaban adentro. Draco yuna chica "popular" del curso se besaban apasionadamente contra una pared. Dela impresión solté mis libros, los cuales hicieron mucho ruido al caer. No meinmute en recogerlos y salí corriendo con mis ojos llenos de lagrimas. Con mivarita hice levitar los libros para que me siguieran donde yo fuera y les hiceun hechizo impermeable por si se mojaban. Voltee mi cabeza y me di cuenta queDraco me seguía, camine mas rápido pero el también apuraba el paso.

 

Salí de la universidad por la puerta principal y me metí ala lluvia, caminaría hasta mi casa (la cual quedaba relativamente lejos). Dracose metió a su auto mientras me seguía, el no se estaba mojando pues tenia eltecho del auto puesto. Yo caminaba con los puños apretados mientras mis lágrimasse mezclaban con la lluvia que caía sobre mi cara, estaba muy mojada.

-Hermione, entra al carro por favor- me decía. Pero yo no lehacia caso- ¡Hermione!-

-¡Ya Malfoy! Olvida que algún día me llamaste por mi nombrepara ti ahora en adelante soy Granger- seguí caminando mientras el rubio meseguía con el carro.

-Déjame explicarte que paso, por favor-

-Yo no quiero que me des explicaciones, después de todo tú yyo no somos nada-

-Vamos sube, después te enfermaras-

-¿Y eso a ti que te importa?- seguí caminando.

-Claro que me importa, tú me importas-

-¡Que gracioso eres Malfoy! ¡Me lo dice la persona quemanipula a todos a su antojo!- salían mas lagrimas de mis ojos pero no iba adejar que lo notara.

-¡Yo no manipulo a nadie! ¡Ahora súbete al auto por Merlín!-mire a su cara, se le notaba angustia- no me gusta verte así-

-Malfoy, por mi puedes regresar a la universidad y seguirbesuqueándote con la sin cerebro de Donnel-

-No me trates así, Hermione-

-¡Ya te dije que no me llames así! ¡Tu no eres nadie parahacerlo! Ni siquiera mi amigo- seguí caminando con orgullo.

No me respondió, seguí caminando. Aun me estaba siguiendocon el carro, pero después de unos 30 minutos caminando llegue a mi edificioempapada, hasta el orgullo. Abrí la puerta y cuando el se estaba bajando le cerréla puerta en la cara y tome el elevador. A mi apartamento le puse un millón dehechizos para que el no pudiera entrar.

-*Ginny*-

Hermione me había llamado, la pobre esta destrozada. Harry yyo la hemos estado intentando calmar desde que llego a la Madriguera por que selo había pedido. Ron no estaba en casa, se había ido hace días a Irlanda parauna cosa de su universidad.

-Vamos Herm, solo es Malfoy- le decía Harry

-Hay muchos peces en el mar- le dije yo dándole unaspalmadas en la espalda.

-no me duele el, si no
¡Ni siquiera se porque me sientoasí!-

-necesitas comer helado- Harry levito desde la cocina un galónde helado hacia nosotros.

-Toma- le dije pasándole una cuchara- no te puedes ponerasí-

-saben que- se paro- voy a conocer a otros chicos, y lemostrare a Malfoy lo que se perdió-

-Así se habla Herm- le dije yo.

Seguimos hablando ya un poco animados, Harry se ofreció apresentarle a Herm algunos de sus amigos de universidad, pero ella le dijo quemejor era que lo conociera ella por sus medios. Cuando Herm se fue, Harry y yonos miramos preocupados ¿Ahora que le pasaría a mi amiga?

 

-*Hermione*-

Al día siguiente en la mañana me levante y me di un buenbaño. Me vestí con una camisa blanca de manga corta, la cual tenia los 3primeros botones desabrochados; una mini falda negra con cuadros grises y unasbotas no muy altas blancas. Me peine muybien, me deje el cabello suelto y me puse un poco de maquillaje. Aparecí en launiversidad, todas las miradas se posaban en mí, pero por primera vez de todaseso no me importaba. Entre al salón, como lo había imaginado ya Malfoy estabaen la mesa. Cogí mis cosas y las puse en otra mesa donde se sentaba AlexanderKraham, un chico de cabellos negros como la tinta y ojos turquesas, erainteligente, tranquilo y no pertenecía a ningún clan, era muy guapo pero laschicas no lo perseguían porque según ellas "era el mismo angelito caído del cielo".

-¿Aquí se sienta alguien?- le pregunte antes de poner miscosas.

-se sentaba Nikki, pero creo que ahora ella se sentara conDraco-

-¿Te incomoda si me siento aquí?- le pregunte cortésmente.

-no, en absoluto-

Las miradas de loschicos, especialmente las de Malfoy se concentraban en mi, hasta Krahamdesviaba la mirada de vez en cuando. Se pasaron las primeras clases y losprofesores ya se habían dado cuenta de mi gran cambio. Fui a la cafetería dondese reunían todos y me senté con Alexander, Albert, Marie y Jessica. Unos chicosque me caían muy bien y estaban en el salón conmigo.

-Ya estoy arto de los populares- dijo Albert, un chico decabellos dorados y ojos esmeralda adornados por unos lentes cuadrados.

-Si, se creen mucho- agrego Jessica, una chica peli roja deojos almendra (me recordaba mucho a Ginny).

-A mi la verdad me dan igual- dijo Marie, ella tenia el pelomuy negro y sus ojos eran grises- si no se meten conmigo, yo estoy bien.

-eso es cierto- apoye a Marie.

-tu estuviste un tiempo con un popular- dijo Jessica.

-¿a que te refieres?- claro que ya sabia de quien estabahablando pero quería hacerme la des entendida.

-A Malfoy- dijo ella como si fuera la cosa mas obvia.

-el y yo solo éramos amigos-

-aja- Marie me sonreía.

-¿Porque ya no lo son?- pregunto Alexander.

- hubieron algunos problemitas- respondí.

- Pues no te ha dejado de mirar en todo el día- agregoAlbert. Al darme la vuelta vi que Albert tenía la razón, Malfoy estabamirándome con tristeza, con esos ojos grises que tanto me derretían pero de losque estaba molesta- su novia debe estar ardiendo.

-¿Su novia?- dijo Jessica.

-si, Nikki, algunas personas los vieron besándose- dijoAlexander.

-pensé que Malfoy era una buena persona, pero el que salecon Nikki no puede estar muy bien que digamos. Ella chica disfruta tratando alos otros mal- dijo Marie- un día de estos la pateare-

-Ya me preguntaba donde estaba nuestra Marie violenta- dijoJessica dándole unas palmaditas en la espalda.

 

-No solo es ella, yo también quisiera patearla- dije yo y todoscomenzamos a reír, siguió el tiempo mientras hacíamos bromas sobre Nikki.Tuvimos que regresar al salón, la clase fue muy calmada y tener a Alexander ami lado la hacia mucho mejor, era gracioso, guapo, inteligente. Todo lo que unachica quería.

Cuando salimos, Alexander se ofreció a llevarme a mi casapero le dije que ese día me desaparecería. Caminaba por los pasillos desiertospor que se me había quedado algo en el salón de clases. Al abrir la puerta meencontré a Malfoy sentado en una banca con su cabeza tapada por las manos.Trate de hacer el menos ruido posible para que el no se diera cuenta que habíaentrado, pero me fue imposible ya que la banca donde se encontraban mis cosasestaba casi enfrente de la banca donde el estaba.

-Hola- me dijo levantando la cabeza

-Hola- cogí mis cosas rápido.

-Te ves preciosa hoy-

-Gracias, creo-

-lo que quise decir es que siempre estas preciosa pero hoymas-

-A ya-

-No me trates así por favor, yo te quiero Hermione-

-Mas te vale que no me hables así, puede oírte tu novia- Salídel salón dejando a Malfoy solo.

Camino a la salida, Nikki paso enfrente de mí mirándome conodio. Pero paro y se voltio, yo también lo sentí así que pare igual que ella.

-Granger, ¿Cómo se supone que uno tiene una buena relaciónsi tu novio mira embobado a una chica?- dijo ella con asco.

-no se, tal vez el problema lo tiene la novia por no podersatisfacer a su chico- seguí caminando dejándola a ella con las palabras en laboca.

Así pasaron 3 días, siendo el centro de atención de loschicos. Malfoy cada día mas se veía triste, siempre estaba con Nikki, la cualme lo restregaba en la cara de que tenia como novio a Draco Malfoy.

Estaba con Alexander charlando en el pasillo cuando Nikki yMalfoy se acercaban agarrados de la mano. Nikki vio que nosotros estábamos hayy cogió a Malfoy, empezó a besarlo con pasión pero este no le respondía.

-mi pobre novio no puede sacar sus mejores talentos cuandohay gente- dijo ella- es que no quiere que se avergüencen de ellos mismos.

-si es así, Nikki, ¿Por qué no se van a otro lado a mostrarse sus "atributos"?-dijo Alexander haciendo el signo en el aire.

-¿Acaso el pasillo no es libre, Kraham?- dijo ella.

-Entonces, yo también puedo hacer esto- Alexander me agarrola cara con delicadeza y me beso enfrente de los otros dos.

Yo con gusto devolví el beso, no era uno apasionado, perosin duda estaba bien dado. Nos separamos y mire a las dos personas que habíanvisto nuestro beso, Malfoy estaba completamente pálido, mientras que Nikkiestaba roja de la rabia.

-Hermione
¿Quieres ser mi novia?- me pregunto Alexanderignorando a los otros dos. Yo a Alexander le tenía un gran cariño y estabasegura que podía llegar a amarlo.

-si- me volvió a besar, pero este fue lleno de ternura ycariño.

-Vámonos Draco, estos tortolitos necesitan su espacio- Nikkise lo llevo a rastras mientras el no respondía y solo me veía con su cara páliday expresión triste.

 

Fuimos al salón de clase donde todos se sorprendieron al vercomo entrabamos agarrados de las manos. Al terminar la clase Alexander se ofrecióa llevarme y yo acepte, en el camino a los estacionamientos me encontré conMalfoy que estaba solo subiéndose a su carro. Al verme su cara volvió atornarse pálida y sin ninguna expresión en ella. Me subí al carro y Alexanderarranco el auto.

-*Draco*-

Aun no lo creía, Hermione estaba saliendo con ese talKraham. Ni siquiera me había dejado explicarle porque soy novio de Nikki. Hay estaban ella y el en el carro, como me gustaríaser yo el que la estuviera llevando a casa. Hay no
hay viene Nikki, con esasonrisa de superioridad y de seguro a contarme alguno de esos chismes que no meinteresan.

-Hola amor- trato de saludarme pero yo la esquive.

-Ya Nikki, sabes que si no estuviera obligado no estaría aquíhablando contigo-

-pero ahora ella esta con Alexander así que no te serviría muchodejarme- se subió a mi carro esperando a que la llevara a mi casa.

- Nikki, hoy no voy a la casa ahora por favor sal del auto-dije cortésmente pero ella no me hizo caso- ¡Nikki sal del auto ahora porfavor!-

Se fue con aire ofendido pero a mi no me importo, capasinventaba alguna mentira para no quedar mal con los chicos de la universidad,como decir "Draco no me dejo irme con el porque me va a dar una sorpresa" oalgo así.

Yo quería estar solo y el primer lugar que se me ocurrió fuela heladería. Maneje hasta haya y me baje, Luca rápidamente me atendió.

-Hola Draco ¿helado de sandia?- me pregunto.

-No, hoy no Luca, dame uno de Nutella con limón-mire haciala puerta y vi entrar a Alexander con Hermione, ambos agarrados de la mano.

Luca me trajo mi helado y lo puso en la mesa, pensé que se iríaa servirles a los otros clientes pero lo que hizo fue sentarse y mirarme.

-Me lo puedes contar, soy muy bueno escuchando- me dijo.

-Gracias Luca, pero no creo que lo entiendas-

-¿Se trata de Herm verdad?-

-se puede decir- seguí comiéndome el helado, sabor que merecordaba tanto a ella.

-¿Quién es el que la acompaña?-

-su novio- como me dolió decir esa palabra-

-Oh, Draco como lo siento, yo se que la quieres mucho- memiro con lastima.

- Se puede decir que me dio una cucharada de mi propiochocolate- dije pero Luca me miro sin entender- Me hizo lo que yo le hice aella-

-Bueno
me tengo que ir Draco, pero sabes si necesitasalguien con quien hablar, puedes venir aquí- dijo Luca despidiéndose.

Salí de la heladería condirección al a mi casa, pero antes vi por ultima vez a Hermione, se veía tanfeliz con Alexander. Pero estaba seguro que ella no lo quería, ya tendría tiempode averiguarlo.

Estaba en mi cuarto escribiendo un pergamino, mi lechuza ululabaimpaciente por que le pusiera el pergamino en su pata y despegara en vuelo. Medespeine un poco mas mi rubio cabello, desde que Nikki era mi novia estabacompletamente mal. Ya ni siquiera me atrevía a ir al salón de clases solo porverle la cara a ella, Hermione y Alexander. Tantas cosas que me alejaban deella y no podía decirlas, estaba molesta conmigo. Pero en su mirada
su hermosa mirada, sentíacomo si nuestro calor interno se pasara del uno a otro por nuestros ojos. Teníamosesa bella conexión, la cual no tenía con Alexander. Volví a despeinarme micabello, termine de escribir mi pergamino y se lo puse a Poseidón en su pata.

 

Vi como Poseidón salía por mi ventana directo a su destino,Estados Unidos. Cruce mi cuarto entrando al baño, abrí la llave del agua fría,siempre pensaba mejor cuando sentía como si pequeños cubitos de hielo líquidosme pegaran en el cuerpo. Salí completamente mojado, me vestí y comí unatostada, no tenia mucha hambre, iría a mi perdición, otro día en launiversidad. Cogí mi maleta y camine hacia mi carro, lo encendí y fui directo ala universidad.

Llegué, todos me saludaban, pase alado de Nikki pero laquite de mi camino rápidamente, puse mi maleta en la mesa y vi como Hermioneestaba sola, Alexander no debía haber llegado. No le dije nada, si no que me sentéy empeze a escribir en un pergamino.

-Malfoy- dijo una voz, la voz que siempre aparecía en mis másdulces sueños.

-¿Si?- la mire pero tuve que quitar la vista para noperderme en esos bellos ojos.

-¿Dónde esta tu noviecita?- dijo ella exagerando la palabranoviecita.

-el parasito
- Hermione se rio un poco- no se y no meimporta-

-Que grosero eres con tu novia-

-como quisiera que no lo fuera-

-¿y entonces por que sales con ella?-

-Es lo que todo este tiempo te e estado tratando de contarmira
- pero no termine porque Alexander había llegado y la cogió por el brazopara llevarla a su mesa, le di una mirada tímida y me puse a escribir en elmismo pergamino.

Andrew Johns entro al salón, era un chico realmente bueno,no molestaba y era muy inteligente. Le gustaba hacer bromas y muchas vecestrataba mal a los demás pero aparte de esos detallitos era el compañeroperfecto, el y yo nos habíamos echo muy amigos. Ya sabía mi situación con Nikkiy lo que sentía por Hermione.

-Hey, Alexis- llamo a Alexander, cosa que me hizo reírporque lo más probable era que lo estaba haciendo apropósito.

-Mi nombre es Alexander-

-Lo siento, Alexis- se disculpo volviendo a fallar en elnombre- ¿me llamas a la castaña?

-Alexander
-

-Perdón Alexis, pero mi nombre no es Alexander
- estabaapunto de estallar en carcajadas- llámame a la castaña-

-¿Para que quieres hablar con mi novia?-

-Que entrometido eres, Alexis- deje salir una risa yAlexander me fulmino con la mirada- ¡Hey Hermione!- ella miro hacia dondenosotros estábamos.

-¡Draco de te ama!- lo ultimo que me esperara que Andrewdijera era eso, Hermione puso una sonrisa mientras yo me moría de pena, lepegue a Andrew mientras el decía "Auch"-¡¿Pero Draco porque me pegas si sabesque es verdad?!- le volví a pegar mientras que Hermione se sonrojaba yAlexander nos miraba con odio-Hey Alexis, deja de verme así ¿Acaso te gusto?-me morí de la risa y estalle en carcajadas, Hermione pareció tampoco aguantarloporque se rio conmigo.

 

Nikki entro por la puerta con todas sus seguidoras, a Andrewle caía estupendamente mal Nikki así que en cualquier momento se burlaba deella o le hacia alguna broma, ella siempre se quejaba que nunca la defendía,pero en verdad es que disfrutaba lasbromas.

-Hola amor- se acerco Nikki mientras yo la quitaba delicadamente para que no me besara, ni meabrasara, ni siquiera me tocara.

-Hey pero mira quien llego- dijo Andrew- ¡El parasito y susequito!- grito haciendo que Hermione y yo volviéramos a reír.

-¡Draco!-grito Nikki con voz chillona- ¡haz algo!-

-¿Por qué?- pregunte mientras ella me miraba ofendida-Elsolo decía la verdad- le dije con una sonrisa mientras Andrew soltaba una carcajada y Nikki se marchaba a sumesa enojada.

La clase paso con calma, tuvimos un ejercicio y fui elsegundo en entregar (ya se imaginaran quien entrego primero). En el almuerzo mesenté con Andrew en una mesa bien apartada de todos los demás porque teníamos quehablar del problema que tenia.

-Vamos Draco, ya no hay peligro-me dijo Andrew

-Ya se, pero creo que ella tiene un cómplice y tengo queaveriguarlo para echar a los dos a Azkaban- dije mordiendo mi manzana verde.

-métela a ella y después buscas al cómplice-

-no entiendes, Andrew, si la meto después lo demás lo descubrirány la persona escapara-

-Tienes razón, Draco, pero
¿crees que esa persona esta aquíen la universidad?-

-Estoy 100% seguro, pero aun no se quien es-

-¿Qué te hace pensar eso?-

-las pistas, Andrew, las pistas-

-Draco cada día que pasa, me das mas miedo- dijo Andrew conuna sonrisa- mira a tu ángel, sentada con Alexis- Me di la vuelta, ella memiraba a mi, nuestros ojos tuvieron de nuevoesa especie de rara conexión.

-Sabes muy bien que no se llama Alexis- seguía viéndola,Alexander parecía no notar como ella me veía, pero una de sus amigas si, quitela mirada solo para que ella no se metiera en problemas con su "novio".

-Alexis suena mas lindo- dijo Andrew terminando de comer-Pareces bobo cuando la miras-

-no lo puedo evitar-

-claro que no, ya tu eres bobo de nacimiento- Me sentí falsamenteofendido y le pegue a Andrew- perdón- se disculpo entre risas.

-*Hermione*-

Miraba a Draco reírse con su amigo, ahora siempre estaba conel y pasaba menos tiempo con Nikki. Yo en cambio siempre estaba con Alexander, talves demasiado. Marie me veía con unacara indescifrable, ella se había dado cuenta como yo lo miraba. Me pare de lamesa, antes de que Alexander también se parara le dije que no había caso de queme acompañara, que quería estar un rato sola.

 

Salí de la cafetería con la mirada de Draco puesta en mí, seguícaminando por los pasillos sin rumbo fijo, solo pensaba. Escuche unos pasos atrásde mi y me di la vuelta para ver quien me seguía.

-Marie- le dije y seguí caminando.

-¿Qué haces siempre mirando a Malfoy?-

-Yo, nunca lo miro-

-Claro que lo miras, el también siempre te mira-

-Pues que el me mire no es mi culpa- le dije ya estresada.

-Claro que si es tu culpa, estas enamorando a dos personas ala vez, y una de esas es mi mejor amigo así que no voy a dejar que le hagasdaño-

-Que te quede claro, yo no estoy enamorando a dos personas ala vez y si estoy con Alexander es por algo- ya estaba enojada, ¿Qué Marieestaba insinuando?

-Claro que si-

-Claro que no, yo conozco a Malfoy desde que estaba enprimero de Hogwarts, siempre fuimos enemigos, el no le caen muy bien las "sangre sucias"-

-pero antes de que salieras con Alexander, tu y el siempreestaban juntos-

-por si no te dabas cuenta, teníamos un informe que hacer-

-¿Y que paso después de ese informe? Nada cambio-

-Pensé que el estaba cambiando, pero estuve equivocada- Vicomo Andrew y Draco venían caminando en sentido contrario a mi. Baje la miraday seguí caminando, pero como no veía para delante me choque contra Draco ¿Cómo sabiaque era el? Pues fácil, el destino siempre se empeñaba para que estuviéramos juntos,y por alguna razón yo amaba el piso cuando esto pasaba.

-Lo siento, Hermione- se disculpo mientras me ayudaba alevantarme- por alguna razón siempre nos chocamos-

-No importa, ya me acostumbre a estar en el piso- le dijeseria, mientras que Andrew aguantaba la risa- ¿Y tu novia?-

-pues
Hermione
creo que mi novia no tiene que mandarme un espíapara saber que estoy haciendo- dijo mirando a Marie.

-Yo no soy ninguna espía Malfoy- dijo Marie con odio.

-Oh, Draco, creo que la gracia era que Hermione no se dieracuenta de que la vigilan donde va- dijo Andrew fingiendo cara de sorpresa.

-le arruinamos el plan a Alexis- dijo Draco con una sonrisadonde todos sus blancos dientes se veían.

-Si me disculpan, quiero seguir caminando- fui por mi caminopero antes de que me diera cuenta ya Draco estaba caminando alado de mi.

-Hola, Herm-

-Hola-

- Lamento haberte molestado con lo del espía-

-No importa-

-Claro que importa, yo no te quiero ver enojada y menosconmigo- me abrazo por detrás agarrándome por la cintura. Por alguna razón no queríaque se fuera.

-Tengo novio-

-ya se- pero seguía sin soltarme.

-Vamos, suéltame-

-sabes muy bien que no lo quieres a el, tu amas a otrapersona, se te nota en los ojos- me susurro al oído, una corriente eléctrica recorriómi cuerpo.

-¿Estas seguro?-

-Mas seguro de que me llamo, Draco Malfoy, y tu noviecito yase a dado cuenta porque cada ves que hablo contigo te lleva lejos de mi, comosi tuviera miedo que te pudiera contar
- me soltó y se quedo en el pasilloquieto- tengo algo que hacer Hermione, nos vemos después- me dio un beso en lamejilla y salió corriendo dejándome a mi con un gran signo de interrogación enla cabeza.

 

Claro que lo que no sabia era que por la mente de Dracopasaba "inicia mi dulce venganza".

Ese día desperté mas temprano de lo normal, me sentía mal, yallevaba días sintiéndome igual. Hacia ya dos días Hermione nos había visto aNikki y a mi besándonos (claro que yo no quería, pero ella me lo había dado alafuerza). Ya no me hablaba, me trataba con indiferencia, mi corazón se partíacada día mas, hasta que ahora solo quedaba unido por una partecita bien pequeñaresignada a no romperse. Camine con mis pies descalzos hacia una puerta quequedaba justamente enfrente de mi habitación. Abrí la puerta con cuidado, en elcentro de la sala había un hermoso piano blanco de cola. Me senté, pase misdedos por sus teclas, ya había pasado mucho tiempo desde que no tocaba, perouna canción paso por mi melancólica mente y empeze a tocar.

What have Igot to do to make you love me
What have I got to do to make you care
What do I do when lightning strikes me
And I wake to find that you're not there

Cantaba mientras tocaba. Aunque yo no sabia que en otra casauna chica castaña cantaba la misma canción a todo pulmón.

What do Ido to make you want me
What have I got to do to be heard
What do I say when it's all over
And sorry seems to be the hardest word


Unalagrima silenciosa cruzo mi mejilla, tenia que estar feliz. Ese día todos ibana descubrir mi plan maestro, claro que Andrew ya lo sabia.

It's sad,so sad
It's a sad, sad situation
And it's getting more and more absurd
It's sad, so sad
Why can't we talk it over
Oh it seems to me
That sorry seems to be the hardest word

Seguí tocando, las mejillas se me mojaban de lágrimas,estaba desahogándome. Todos esos días con Nikki habían dado una cruelpesadilla, ahora todo por fin se acabaría.

It's sad,so sad
It's a sad, sad situation
And it's getting more and more absurd
It's sad, so sad
Why can't we talk it over
Oh it seems to me
That sorry seems to be the hardest word

Mis lágrimas, de felicidad se mezclaban con las de tristeza.¿Por que felicidad? Puesporque en ese mismo dia todo se acabaria. ¿De donde llegaba la tristeza?De que ya Hermione no me prestara atención, ya estaba arto de perseguirla paraque al final ella ni me dijera hola.

What do I doto make you love me
What have I got to do to be heard
What do I do when lightning strikes me
What have I got to do
What have I got to do
When sorry seems to be the hardest word

Termine la canción y me pare caminando hacia mi habitación,me tire en la cama viendo el reloj despertador, 6:00. Fui directo al baño, salícon los jeans ya puestos pero sin camisa, la busque por todas partes, pero noencontraba la que justamente ese día me quería poner. Revise mi closet una vezmas, escogí una camisa negra, muy apretada para mi gusto. La doble hasta miscodos y me puse mis zapatos. Agarre mi bolsa y camine hasta mi estacionamiento,se me había olvidado desayunar, me devolví y cogí un pan sin tostar, me lo comeríaen el camino. Llegue a la universidad con tiempo de sobra, no había casi nadie.Camine al salón y hay estaba ella, siempre tan hermosa, leyendo un libro. Pusemis cosas en mi mesa y me senté, las chicas me comían con los ojos mientras yosimplemente las ignoraba.

 

Por la puerta apareció Andrew, nos saludamos con un saludosecreto que habíamos inventado mientras el me susurraba "todo listo amigo" enel oído. Ahora solo faltaba que Nikki llegara y por supuesto también su cómplicemisterioso. Me acerque a Hermione poco a poco, cuando por fin estaba tan cercade ella que podía ver lo que leía se dio cuenta que alguien la estaba mirando.

-¿Si, Malfoy?- me dijo con una voz seria y fría. Cogí unasilla y me senté al revés, recosté mi barbilla con la parte de arriba.

-Nada, solo veo- dibuje una sonrisa pero ella me seguíamirando con odio.

-Pues si no te molesta, puedes ver a otra parte-

-Prefiero quedarme aquí-

-Genial- dijo con sarcasmo.

-Vamos, Hermione, no puedes siempre estar molesta conmigo-

-¿Quieres apostar?-

-Al menos mírame, te estoy suplicando, ya no aguanto eso- memiro y se sonrojo un poco pero no me dijo nada- ¡¿Sabes que?! ¡Ya estoy arto deesto! ¡Yo no le suplico a nadie, Granger! ¡Pero TU, solo TU me pones así!¡¿Quieres que te deje en paz?! ¡Pues lo hare!- empeze a gritar, ya me habíaaguantado todo, había explotado y dicho todo en lo que estos últimos días habíaestado pensando- solo olvida que alguna vez te hable ¿Quieres?- le dije ya unpoco mas calmado y me aleje pero justamente en ese momento entraba Nikki conAlexander atrás.

-Hola, amor- se me acerco Nikki pero ya estaba arto, arto deque las personas me usaran como querían.

-¡Ya Nikki! ¡Ya no te tengo miedo!- ella trato de abrazarmepero la empuje delicadamente- ¡No, Nikki! ¡TERMINAMOS!-

-¿De que estas hablando Draco?- me miro sorprendida.

-¡TER-MI-NA-MOS! ¡¿Acaso no lo entiendes?!-

-¡Pero Draco tu no puedes!-

-Claro que puedo Nikki, ya todo tu plan se acabo, se hundiránTU y tu cómplice en Azkaban- le dije serio y calmado. Todas las personas nosmiraban sorprendidos, incluso Hermione prestaba atención a lo que yo decía.Alexander abrió los ojos como platos y trato de salir corriendo pero Andrew loagarro por la camisa.

Unos aurores entraron y se llevaron a Alexander y a Nikki ala vista de todos. Las miradas pasaban de Hermione a mí como si rebotaran,Andrew se acerco a mí y me dio un abrazo amigable mientras yo me quedaba viendoa la puerta donde esos dos habían desaparecido con los aurores.

-Se fueron amigo- me dijo Andrew.

-Ya se, es un alivio- a pesar de que me sentía bien porhaberme sacado a Nikki de encima, el mal le ganaba a mi alegría- necesitodespejarme- salí caminando por la puerta y doble a la derecha, lo mas quequería era estar solo en ese momento.

 

Tantas cosas en las que pensar, volví a virar, quedeenfrente de una enorme puerta de madera, ya la había cruzado antes, justamentecuando quería estar lejos de Nikki, de todos. Era un hermoso jardín, en verdadse convertía en lo que uno exactamente necesitaba (algo así como una sala demenesteres). Se oía el agua caer, era tan relajante, me senté en una banca queestaba en el centro. Me tape los ojos con las manos, me encantaba el silencio,ojala pudiera estar hay toda una vida. Escuche un sonido detrás de mi, me di lavuelta y estaba Hermione con unas lagrimas que le bajaban por las mejillas. Seacerco a mí y se sentó, aun sin decirme nada.

-Quiero saber que paso- me dijo mirando hacia abajo.

-Ahora si te dignas a hablar- le dije pero Hermione rompióen llanto, no podía ser tan cruel con ella- lo siento, de verdad no quisegritarte hace unos minutos, no quiero verte sufrir- la abrace y para misorpresa no me rechazo si no que puso su cabeza en mi pecho mientras seacomodaba entre mis brazos.

-¿Me vas a contar?- me dijo.

-si
- lo pensé un poco y después decidí como debía comenzar

Flash Back

Estaba caminando porlos pasillos, no había ni una sola persona. Un chico peli rojo y delgado comoun lápiz se me acerco.

-¿Eres Malfoy?- mepregunto. Yo asentí sin saber que estaba pasando- te buscan en el salón 102-

Camine pensando quiénme había llamado. Cuando entre alsalón solo estaba Nikki.

-¿Tu fuiste la que mellamo?- le pregunte.

-Si, fui yo. Dracotenemos que hablar-

-yo no tengo nada quehablar contigo-

-¿acaso no te interesala protección de tu madre?-me vire sorprendido- sabes
Draquito
yo conozcogente, que pueden hacerle daño a tu madre si yo se los ordeno-

-no te atreverías-

-¿estas seguro? Lavigilan todos los días, me dicen cuando va al mercado, cuando sale a caminar,cuando recibe correo. Lo se todo acerca de ella-

-no le hagas daño a mimadre- le suplique- ella es la persona que mas quiero en esta tierra-

-pues te tengo unapropuesta-

-¿Cuál?-

-tienes que ser minovio-

-¿¡estas loca?!- claroque me negué.

-no Draco, no estoyloca
pero se que tu quieres mucho a tu mamá y no vas a dejar que le hagandaño-

-deja en paz a mimadre-

-si para estar contigodebo usarla como carnada, que así sea-

-¡no puedes estarhablando enserio!-

-¿quieres apostar?-

-vamos, Nikki, debesser comprensiva
¿Qué te a echo mi madre?-

-nada, absolutamentenada-

-¿entonces?-

-ya te dije Draco, latengo que usar para que estés conmigo-

-pero yo no te quiero
no siento nada por ti-

 

-¿crees que si lo supieraestuviera aquí?- suspiro- yo se que quieres a esa Granger, la verdad no se nique le ves, ella es fea, muy inteligente, no es sociable-

-Hermione no es fea,es mas bonita que todas las del salón juntas, es la mejor chica que e conocidoen mi vida-

-Draco, te doy 5segundos para que elijas, tu libertad como soltero o la vida de tumamita
5
4
3
2
-

-¡esta bien! Pero nole tocaras ni un pelo a mi mamá-

-te lo prometo, contal y que estemos juntos- me acorralo en una pared y me empezó a besar, yo nolo acepte pero recordé lo que me había dicho y tuve que hacerlo.

Todos esos díasestando con ella, fui recogiendo pistas. Averigüe que se veía con alguien de launiversidad, que esa persona tenia parientes en Estados Unidos y que era unhombre. En el baño entre sin querer al servicio que nadie usa y me encontré conun poquito de poción multijugos derramada en el piso. Con un poco de ayuda deAndrew (el cual era muy bueno en pociones) logre averiguar que tenía pelo decolor rojo. En primer año hay un chico idéntico al que me había avisado y loinvestigue. Me dijo que nunca me había visto ni hablado conmigo, que no conocíaa ninguna Nikki, que nunca esta en la escuela a esa hora y muchas cosas mas. Alfinal el propio Alexander se delato. El padre de Andrew trabaja en eldepartamento de aurores y nos ayudo a atraparlos, nos dijo que por lo menostendrían unos 5 años en Azkaban.

Fin del Flash Back

-¿era eso lo que me querías contar?- me preguntosorprendida.

-si
pero nunca me hiciste caso-

-como lo siento-

-ya paso-

-es que no puedo creerlo- de sus bellos ojos comenzaron abrotar lagrimas de nuevo, la abrace aun mas fuerte mientras que con mi mano leacariciaba el cabello.

-yo tampoco pude en un principio, pero tenia que separarmede Nikki lo mas rápido posible, era toda una pesadilla- dije con una sonrisa.

-nunca imagine eso de Alexander, hasta estaba llegando aquererlo- dijo mientras seguía llorando.

-¿Llegar a quererlo?- le dije levantando su cabeza y limpiando sus lagrimas- ¿acaso nunca loquisiste?-

-claro que si
como a un amigo, me refiero a que me estabaempezando a acostumbrar a que fuera
algo mas- se separo con cuidado de mi yvio mi reloj de pulsera- Draco, se ah echo muy tarde tengo que irme-

-¿Te llevo a tu casa?-

-no, ya arreglaron mi chimenea- se fue por esa puertaenorme, me quede viéndola por un rato y después decidí a que yo también teniaque salir.

Ya en mi casa me mantuve viendo hacia el oscuro paisajehasta que solté un bostezo. "Hoy a sido un día largo, pero mañana es sábado"pensé y me metí en la cama durmiéndome rápidamente.

Me levante, era muy tarde y el sol me pegaba directo en lacara, mire al reloj, 11:00, no podía creerlo. Me bañe y vestí para despuésbajar las escaleras y descubrir la soledad que tenia la casa, era un silencioincomodo. Fui a la cocina y me hice un buen desayuno aun pensando en lo soloque me sentía. "La solución es unamascota" pensé, me levante y cogí las llaves del auto para dirigirme a latienda de mascotas mas cercana, me estacione en una que se llama "Pet Landia".Al entrar vi toda clase de animales, lagartos, gatos, ratas, hámster, perros
si perros era lo que yo necesitaba. Habían muchos, grandes, pequeños, medianos,gordos, flacos. Realmente una gran variedad, seguí admirando cada uno hasta queme detuve. Había una perrita, de raza Beagle, tenia apenas 1 mes y medio, deorejas negras, patitas blancas y el resto castaño claro. Daba mucha risa verla,era muy energética, trataba de agarrarse la cola pero no podía, cuando caminabalo hacia con dificultad, apenas me vio trato de ladrar pero solo salió unchillido cómico.

 

-¿necesita algo señor?- me dijo el vendedor.

-si, quiero llevarme esa perrita- le dije apuntando a laBeagle.

-¿esta seguro que la quiere?-

-¿acaso tiene algo mal?-

-no, nada de eso señor pero es que
muchas personas hanvenido y comprado otra clase de perros-

-pero a mi me gusta esa, me la llevo-

El vendedor me la dio y pague. También compre algunas cosaspara que no se aburriera, cosas para el aseo y su comida, la metí en mi carro,su cola se movía como loca mientras daba vueltas en el asiento trasero.

-Ahora como te llamare
- le dije, estaba inquieta, de unsalto se paso al asiento de adelante y se sentó en mis piernas- te llamarasAbby- la perrita dio otro "intento de ladrido".

Al llegar a casa y abrir la puerta, Abby salió a correr encírculos por el jardín delantero, la agarre y le puse su collarcito naranja.

-Salgamos a dar un paseo- le dije mientras le ponía lacorrea y comenzaba a caminar.

Llegue a un parque donde muchos niños estaban corriendo ymuchas niñeras estaban chismeando en una banca. Cuando me vieron pasar secallaron y me empezaron a mirar como bobas. En ese momento tuve que parar yagacharme pues la perrita se había atorado con la correa.

-¿Draco?- escuche a una voz familiar llamarme. Me pare y via Hermione con ropa de hacer ejercicio. Las niñeras me seguían viendo.

-Hola, Hermione- le di un beso en la mejilla.

-¿De quien es la perrita?- se agacho para comenzar aacariciarla.

-mía, me la compre hoy, se llama Abby-

-que preciosura-

-¿Trotabas?-

-si, creo que necesito un descanso-

-puedes caminar conmigo y Abby
claro si quieres- lasniñeras comenzaron a mirar a Hermione con odio.

-claro, me encantaría- caminamos por lo menos 1 hora antesde que despidiera de mi con un abrazo y yo regresara a casa. Estabacompletamente feliz, Hermione me hablaba. El corazón roto se estaba volviendo aunir poco a poco. Ahora solo me quedaba una tarea
conquistarla, pero eso erafácil, después de todo, nadie se resiste al encanto Malfoy.

Este capitulo se me hizo algo largo, pero igual disfrute escribiendolo. Espero que les guste:
-Anna Weasley Granger
Se lo dedico a todos los que me tienen en favoritos:
alice_hale_cullenaniali123barbiiiecami_wesley
Cerezo_pottercrizthaldarkbells_18dracoluciusmalfoy
dulce colmanevelyn_lovegoodfanny_estefloren2291
Frans021ginervapotterharmony-dramionejenniiih
jennygrangerdemalfoylalita1934luna_bellamagiapottercontinua
Marie LongbottomMARITA2mayrylinMegara Helena
nere23nessie_blackNika_15paolafancarlisle
PaTHy GrAnGeRPatri WeasleyRyesofii_94
waywaninayue yuna

-*Hermione*-

 

Era un perfecto domingo, en launiversidad no nos habían dejado tarea y el lunes no tendríamos clases, todopor el alboroto de Nikki y Alexander. Yaestaba vestida, planeaba darle una visita a mi amiga Stella. Busque mi abrigopues el clima ya estaba empezando a ponerse frio, Stella era novia de Luca y trabajabacon el en Amore Mio, ella también era muggle. Salí y cogí un taxi, con solounos 10 minutos habíamos llegado a la heladería. Camine hasta la entrada y vicomo un muchacho rubio platinado y de ojos grises discutía con Stella mientrasseñalaba a su perro. Me acerque y salude a ambos con una sonrisa mientras abríala puerta.

-Luca, creo que tu amiguito tiene unproblema- le susurre mientras con el dedo apuntaba la escena, Luca caminomientras se ponía a discutir también.

Me senté en una mesa de a dos,esperando a que Stella viniera. No espere mucho pues ella entro y se sentóenfrente de mí con una sonrisa.

-Hola amiga- me saludo.

-Hola Stella, ¿se puede saber de que discutían?-

-Oh, es que quería entrar a su perro-

-Parece haber conseguido su objetivo-le dije a Stella mientras la perrita daba vueltas cerca de su dueño.

-¿Lo conoces?-

-si, ¿Por qué?-

-pues esta muy guapo- empezó a verlo.

-Stella deberías recordar que tienesnovio-

-Claro que se, solo te lo digo, deberíasaprovechar- me guiño un ojo mientras yo me reía- mira como esta vestido-suspiro- todo un galán.

Me di la vuelta y revise el atuendoque Draco llevaba puesto, unos jeans, camiseta blanca y un abrigo de cuero. Parecíatodo un rebelde. Un grupo de chicas entro a la heladería y se sentaron muycerca de donde Draco estaba y comenzaron a reírse como tontas.

-ves
esas chicas si saben apreciarel panorama- me dijo Stella.

-¿Algunas ves te he dicho que estasloca?-

-Tal vez, no me acuerdo- empezamos a reír-oye, el guapito te esta mirando- me di la vuelta y era verdad, sus ojos grisesy los míos tuvieron esa conexión que tantas veces había sentido.

-ven, te lo presento- la cogí por elbrazo y la levante caminando hacia donde Draco estaba, el había desviado lamirada y tuve que carraspear para que notara que yo estaba hay.

 

-Hola, Hermione- me dijo con unasonrisa y sentí como Stella se ponía como mantequilla a mi lado.

-Hola Draco, ella es Stella- le dije empujándolaporque no se movería.

-Un gusto- le estrecho la mano aStella.

-Stella creo que nos llaman haya atrás,ven vamos- se paro Luca y nos dejo a nosotros dos completamente solos.

-¿Quieres sentarte?- me dijo.

-Claro- me senté, el parecía algoincomodo-¿te pasa algo?

-no, solo pensaba-

-Ok- ahora yo estaba poniéndome algoincomoda-creo que me tengo que ir- me pare pero Draco me agarro del brazo condelicadeza.

-No, quédate, por favor- me dijo el yme volví a sentar.

-Draco
¿Por qué metiste a Nikki yAlexander a Azkaban si tu mamá esta amenazada?-

-sabia que algo se me había olvidadoexplicarte
unos días antes de que le dijéramos a los aurores, mi mamá me mandouna carta diciéndome que a los tíos de Nikki y a los padres de Alexander los habíanagarrado por varios intentos de asesinato- quede sorprendida por lo que mecontaba.

-No
no puedo creerlo- mi cara se pusomás pálida, todos esos días había estado saliendo con alguien que estabaamenazando a Draco.

-tranquila, Hermione- me agarro unade mis manos con delicadeza, como si fueran porcelana- ¿Quieres que te lleve atu casa?

-si quieres- le dije. Me despedí deLuca y Stella.

En el carro nadie dijo nada, el únicoruido que se escuchaba era el de la perrita de Draco que saltaba en lossillones de atrás. Al llegar me abrió la puerta y nos bajamos, por una fracciónde segundo perdimos de vista al perro de Draco y solo escuchamos unos lamentosen la calle. Al virar vimos a su perrita enfrente de un auto viejo rojo. Dracofurioso fue hasta la calle mientras yo lo seguía detrás. Del auto se bajo Roncon cara de preocupación.

-¡¿Qué te pasa Weasley?! ¡CASIATROPELLAS A MI PERRA!- Draco cogió a Abby y la empezó a acariciar paracalmarla.

-¡No es el momento para pelearMalfoy! ¡Tengo que llegar al hospital rápido!-Draco y yo nos miramos intentandoadivinar porque Ron quería llegar al hospital, lo descubrimos justo cuandoLavender se bajo del carro con una gran panza de embarazada.

-¡Weasley! ¡¿Cómo piensas llevarla enese carro lento al hospital?! ¡Súbela al mío rápido!- Ron lo pensó dos veces y metióa Lavender en los asientos traseros mientras el se montaba con ella- Hermione,tienes que acompañarme- me pidió Draco y me senté en el asiento de enfrentemientras ponía a Abby en el asiento del mismo. Rápidamente Draco manejo hastaSan Mungo que no estaba tan lejos.

Cuando llegamos Draco ayudo a Ronpara bajar a Lavender y la metieron a un cuarto lo mas rápido que pudieron. Yoestaba completamente asustada, ¿Quién se imaginaria quede una pelea por casi atropellara un perro terminaría en el hospital esperando a que Lavender diera a luz? Ronestaba en una silla tapándose la cara con las manos, yo estaba caminando de unlado a otro nerviosa. Draco pareció notar como me sentía pues fue adonde yoestaba y me abrazo. Nos mantuvimos abrazados hasta que uno de los medimagos saliópara decirnos que había salido una niña. La cara de Ron se ilumino y salió corriendoa la habitación dejándonos a nosotros atrás ya que preferíamos caminar.

 

En el cuarto estaba Lavender con unbultito envuelto en una manta rosada. Apenas se le veía el cabello peroclaramente se le notaba que era rojo. Aun no lo superaba, Ron, con el que yoestaba molesta, estaba enfrente a mi cargando a su
¿hija?

-¿Cómo le pondrán?- dijo Draco elcual me sorprendió que hablara.

-queremos ponerlo Rose Isabel- dijoLavender

-Que bonito nombre- volvió a decirDraco.

-Malfoy te debo una disculpa, portodo lo que e echo- dijo Ron acercándose a Draco y dándole la mano que tenialibre.

-No te preocupes, Weasley-

-¿Quieres cargarla?- le dijo Ron

-emmm
¿de verdad no te molesta?-Draco se había sonrojado.

-No, cógela- se la paso. Draco se veíatan
guapo, cargaba a la bebe como si fuera suya. La veía con mucha ternura ¿Asítrataría a los hijos que en un futuro tendría?

-¿Quién será la madrina y elpadrino?- le pregunte a Ron.

-Dean y Parvati- dijo Ron.

-pensé que pondrías a Harry y aGinny-

-no, ellos no saben-

-¿no les dirás?-

-claro que si, ya envié una lechuza ami casa, justo antes de salir al hospital-

-si no te molesta
quisiera quedarmecon la idea de Harry y Ginny como padrino y madrina para mi primer hijo- ledije con una sonrisa y no pude evitar ver como Draco me daba una mirada rápida.

-no te preocupes- Ron estabavolviendo a coger a la niña de los brazos de Draco.

Por la puerta aparecieron: La señoraWeasley, el señor Weasley, Bill, Fleur con Vic, George, Angelina, Percy, Charlie y por ultimo Harry y Ginny. Al entrar elseñor Weasley se quedo unos segundos mirando a Draco, este lo noto y salió delcuarto lo más rápido que pudo. Yo también salí pues no tenia nada que hacer hay.Harry y Ginny me siguieron.

-Draco
¿Estas bien?- el se tapaba lacara con ambas manos.

-si
¿viste la cara de alegría que tenían?-me dijo dejando de tapar su cara y despeinando su rubio cabello.

-como no la iban a tener, es unanueva Weasley-

-pero
yo no voy a tener personas quese pongan así cuando llegue un Malfoy a este mundo- me miraba a los ojos- si esque llega.

-Claro que llegara, te conseguirásuna buena esposa y tendrás no solo 1 Malfoy sino muchos- le dije con unasonrisa.

-estoy tan solo
- me dijo, podía sentirla tristeza en sus palabras- te prometo que cuando tengas tu primer hijo tevisitare y traeré regalos, solo espero que tu esposo no se moleste-

-¿Cómo estas tan seguro que será hijoy no hija?-

-sinceramente, me gustan más los niños-

 

-eso no tiene nada que ver conmigo-

-¿me vas a decir que no quieres tenerningún varoncito?-

-claro que si-

-vez, siempre tengo la razón-

-Ok Draco, lo que tu digas-comenzamos a reír hasta que Harry y Ginny decidieron participar en la conversación.

-Hola, chicos- dijo Ginny.

-¿Por qué no estas con tu hermano? Despuésde todo eres la tía de su hija- la regañe.

-Hay Herm
ahora mis padres lo debenestar sermoneando, lo visitare cuando ya todos se hayan ido-

-entonces ya sabré que hacer cuandotengas tu primer hijo- le dije con una sonrisa.

-¿hijo?- Harry se puso algo nervioso.

-¿Potter, acaso no piensas seguir elapellido?- Draco estaba sonriendo al ver la expresión de Harry.

-si
pero no ahora, es muy temprano, quizás dentrode dos años- dijo Harry.

-tranquilo cariño, nadie te estaapresurando, todo a su tiempo- Ginny estaba a punto de reírse.

-¿te imaginas la cara de tushermanos? ¿Crees que me golpeen?- Harry seguía nervioso.

-claro que no, Harry, como se teocurre- dije yo que ya estaba riendo- los Weasley nunca te harían daño.

- seria como un Teddy pero tuyo- ledijo Draco, el cual al mudarse a Inglaterra de nuevo se había reconciliado con Andrómeda.

-pero
Teddy es mi ahijado-

-y el otro será TU hijo- le dije yo.

Seguimos hablando hasta que cada Weasley empezaba a salir del cuartoy Harry con Ginny aprovechaban para visitar a Ron. Draco y yo nos quedamos unrato en la sala de espera pero después el se ofreció a llevarme a mi casa. Enel camino no dijimos casi nada pues los dos nos moríamos de sueño.

-Draco
-solté un gran bostezo- ¿Dóndeesta Abby?

-La mande a casa por medio de la desaparición-

-oh
Draco mira- unos policías nodejaban pasar justamente por el único camino que llevaba a mi casa.

-señor, su licencia por favor- pidió elpolicía mientras Draco se la daba- pase.

Tuvimos que desviarnos del caminopues algo había ocurrido y no dejaban pasar.

-¿Dónde dormirás?- me pregunto Dracomientras manejaba.

-no tengo la menor idea-

-puede quedarte en mi casa, tengo uncuarto vacio-

-¿De verdad? Seria perfecto-

-Aunque
-

-¿Aunque que?-

-no nada
mejor vamos a mi casa-

Cuando llegamos Draco me abrió lapuerta del auto y de la casa. Subimos las escaleras, había 4 habitaciones y unatrampilla para ir a la azotea. Abrió la puerta de una de las habitaciones,estaba bien decorada, las paredes de color beige, una cama con sabanas blancasy un hermoso tocador de madera en una esquina.

-Aquí puedes dormir- me dijo Draco-si sales de aquí hacia la derecha la ultima puerta es el baño.

-Muchas gracias- le dije poniendo mibolso en la cama.

 

-¿tienes hambre?- me pregunto.

-creo-

-voy a cocinar algo, si quieres ven,o yo te aviso cuando la comida ya esta lista-

-te acompaño-

En la cocina, Draco con un solomovimiento de varita preparo dos sándwiches y los puso en la mesa donde estabasentada.

-te mereces algo mejor pero estoy muycansado- me dijo frotándose un ojo con el puño.

-no importa, con solo dejarme dormiren tu casa ya es algo grande- el me sonrió.

Fui al cuarto y caí en cuenta de unenorme problema ¿Qué me iba a poner para dormir? Llame a la puerta de Draco,cuando este me abrió tuve que usar toda mi fuerza humana para no caer desmayadade la impresión. Estaba con unos pantalones largos de deporte y una camisa sin mangas pegada al cuerpo.

-Dra
Draco- le dije y después sacudími cabeza para prestar mas atención a lo que decía- ¿Qué me voy a poner?-

-aparécelo con la varita- me dijocomo si fuera algo obvio.

-pensé que no se podía-

-con los objetos si-

-oh, entonces me daré un baño-

Me di una ducha y con la varita hiceaparecer ropa limpia y cómoda. Me cambie y camine silenciosamente hacia mipuerta, pero quise darle buenas noches a Draco así que camine hasta su puerta yla abrí con cuidado. El ya estaba dormido, tapado por las sabanas, parecía unbebe. Cerré la puerta y fui a mi cuarto, me acosté en la cama y sin esperarmucho quede dormida.

Abrí los ojos lentamente, la luz secolaba por la ventana pero la cama esta tan bien acomodada que la luz no lepegaba. Puse mis pies en unas bonitas pantuflas turquesas, camine hasta eltocador para verme como estaba en el espejo. Con un cepillo hice que mi cabelloquedara lo mas decente posible que se podía en una mañana, me levante y caminehasta una maleta que había aparecido con ropa para ese día. En ese momentollevaba puesta una piyama de shorts blancos y una camisa de tiritas turquesa.Agarre mi ropa y abrí la puerta pero antes de coger el picaporte de la puertadel baño esta se abrió sola.

-Hola
Hermione- me dijo Draco.

-Eh
hola- ¡No podía sacar palabrasde mi boca! Draco llevaba un pantalón deportivo que le llegaba hasta lasrodillas, su cabello completamente mojado y desarreglado, no tenia camisa y aununas gotas de agua caían por su moldeado torso.

-¿Te vas a bañar?- me preguntomientras aun estaba muda.

-si
eso pensaba hacer- ¡no puedocreerlo, ya sentía como me sonrojaba!

-bien, yo bajare a desayunar
¿quieres algo en especial?-

-No gracias, así estoy bien-

-Ok- me dio paso y vi como entraba asu cuarto y salía con una camiseta en su mano.

-*Draco*-

Tener a Hermione en mi casa era algoincomodo, pero igual me encantaba tenerla cerca. Baje a la cocina y le di algode comer a Abby mientras yo me serbia un poco de cereal en un tazón. Me sentéen la mesa aun pensando en lo ocurrido de ayer
Weasley se la tenía bienescondida, ¿Quién pensaría que fuera a ser padre? Tal vez por eso estaba tangrosero y rudo. Pero nada se comparo acuando cargue a la bebe
como me gustaría tener el mío propio. Y pensar que ya estábamostan cerca de que diciembre comenzara, aun no tenia ningún plan para navidad,creo que lo pasare con Andrómeda y Teddy.

 

Cuando ya me había terminado midesayuno Hermione bajo vestida para irse a casa. Ella también comió un poco decereal mientras yo veía el noticiero muggle.

-Draco, ya estoy lista- me dijo despeinándomeel cabello mientras estaba sentando en el sillón.

-¿No te quieres quedar un rato mas?-le guiñe un ojo.

-¿y hacer que?-

-Bueno, podríamos ir a
no se
visitar a Weasley-

-¿visitarlo?- levanto una ceja.

-si, ver como esta la bebe-

-¿quieres ir a visitar a Ron?-

-exactamente-

-¿Quién eres y que le hiciste alDraco que conozco?-

-el Draco que antes conocías sufrió ungran cambio al haber conocido a una chica maravillosa-

-¿De verdad? ¿Quién será?-

-alguien que se llama HermioneGranger ¿la conoces?- empeze a bromear.

-claro que la conozco, es bella,inteligente, la mujer perfecta-

-por fin alguien que concuerdaconmigo- la agarre por la cintura y acerque mis labios a los suyos. Ya estábamostan cerca cuando

-¡Draco!- gritaba alguien cuya vozera parecida a la de Andrew. Hermione dio un brinco y se separo con lasmejillas coloradas.

-Demonios- dije por lo bajo y caminea la puerta para abrirle- Hola, Andrew- le dije y lo deje pasar.

-Hola, Draco, Hola Hermione- caminohasta mi sofá y se paro en seco- Hermione
¿Qué haces tu aquí?-

-Pues, Draco me invito a pasar lanoche-

-¿De veras?- Andrew empezaba a sonreír.

-Pero no hicimos nada Andrew, quemente tan cochina tienes- dije yo antes de que se pusiera a molestar- ¿Qué hacesaquí?

-¿Acaso no puedo visitar a un granamigo?-

-¿Draco me vas a llevar?- dijoHermione.

-Claro- cogí mi abrigo pero Andrew parecíano captar que tenia que irse.

-¿Qué harán para navidad?- pregunto.

-Yo estaré en mi casa, solo- dije

-Que aguafiestas Draco, ¿Pasar lanavidad SOLO? ¿Y tu Hermione?-

-yo tal vez vaya a la Madriguera paraayudar a una amiga en su boda-

-¿Boda? ¿Cuándo es?- pregunto Andrew

-En enero 6- dijo Hermione

-pensé que lo harían el 23- dije yo

-pues como ver Ginny esta muydesesperada por casarse-

-¿Quieres ir conmigo y unas "amigas"a pasar navidad en mi casa?- me dijo Andrew con una sonrisa.

-No gracias, prefiero pasar navidad yaño nuevo solo que con tus "amigas"- ya a esas "amigas" las conocía, eran mastontas que un lápiz.

-¿Pasaras unos días en los que hayque estar unidos SOLO?- dijo Hermione como si no lo pudiera creer.

 

-si-

-¿Por qué no vas a Estados Unidos?-

-prefiero quedarme aquí, además novoy a estar solo, tengo a Andrómeda, Teddy y a Abby- dije yo- ¿Al menos quequieras pasar la navidad y año nuevo con nosotros?

-Que tal, si paso navidad en casa delos Weasley y año nuevo contigo-

-¿Estas segura que quieres?- le dije,Andrew salía de mi casa ya aburrido.

-Claro, seria un placer-

La lleve a su casa y nos despedimoscon un beso en la mejilla. De verdad pasaría año nuevo con ella,lamentablemente navidad la tenia que pasar sin su bella y dulce presencia. Perobueno
si me ponía positivo, iba a estar con ella todos los días de claseshasta las vacaciones, y de hay solo esperaría unos días para verla de nuevo. Despuésde todo el destino no me estaba tratando tan mal.


Esperoque les guste este nuevo capitulo

-Anna Weasley Granger

Este capitulo lo termine de escribir hoy pues gracias a la escuela no e tenido mucho tiempo para escribir. Tambien, adivinen... ¡Gane el premio de redaccion en mi escuela! Estoy muy feliz. Espero que les guste.

-Anna Weasley Granger.

Cancion: Because you love me- Celine Dion


-*31 de diciembre*-

Mi cuarto estaba hecho un desastre,no encontraba la ropa que especialmente había guardado para ese día. Me levantey admire lo espantoso que lo tenía.

-Merlín, esto esta echo un chiquero-me dije a mi mismo.

Quite un poco de cosas que estaban enuna silla y encontré justamente lo que buscaba. Di una sacudida a la varita ytodo salió volando quedando en el lugar donde antes habían estado. Mire por laventana, los techos de las casas estaban cubiertas por un manto de blancanieve, igual que los jardines y las calles. Me puse mi abrigo y salí paradespejarme la mente, camine por la calle hasta que un sonido hizo que meolvidara por completo de lo que estaba pensando.

-Draco ¿eres tu?- al darme la vueltavi a Pansy, Blaise y Theo.

-¿Qué hacen aquí?- fue lo único quellegue a preguntar antes de que metiera mis manos en los bolsillos de el abrigoy siguiera caminando dejándolos a ellos atrás.

-Vaya saludo, tiempo sin verte amigo-me dijo Blaise dándome una palmada mientras caminaba alado mío.

-Si, lo que tu digas.

-¿Por qué tan frio?- Pansy estaba delotro lado.

-como si no supieras.

-Vamos Draco, ¿Todavía con eso?-preguntaba Theo.

-creí que eran mis amigos, pero porsu culpa el pasado me atormenta todos los días- dije yo secamente mientrasseguía caminando.

-¿Y si hoy vamos a un bar mágico queabrió en estos días?- me preguntaba Theo mientras Blaise y Pansy se mirabannerviosos.

 

-Tengo planes.

-¿Qué vas a hacer?

-¿No creen que hacen demasiadaspreguntas?- dije yo estresado.

-te puedes limitar a responderlas-Blaise había puesto los ojos en blanco.

-voy a pasarla con una chica, unniño, una tía, un conocido y su novia. ¿Felices?

-se nota que vas directo al grano.

-¿Acaso no puedes decir los nombres?-decía Pansy.

-como quieran
con Hermione, TeddyLupin, mi tía Andrómeda, Potter y la chica Weasley. ¿Ahora si estánsatisfechos?

-¿Con la sangre sucia?- dijo Blaisecomo si estuviera burlándose. Sentí como la sangre se me iba a la cabeza yechara humo por las orejas.

-¡No vuelvas a llamarla así o te lasveras conmigo! No se tu Blaise, pero esos términos yo no los uso mas.

-ese Teddy ¿no es el hijo dellicántropo?- dijo Pansy.

-es familiar mío así que ni se teocurra decir un comentario sobre el. Ahora si no les importa me voy, SOLO, aotra parte. Seguí caminando y deje a los otros tres atrás parados con cara depocos amigos.

Pasados los minutos, cuando ya elfrio amenazaba con congelar mi cuerpo, regrese a casa ya deseando que el tiempopasara rápido. No pude evitar que un pensamiento pasara por mi cabeza, Pansy,Blaise y Theo
¿Cómo se podían comportar así conmigo después de todo losucedido? Solo recordar aquellos momentos hace que un frio recorra mi cuerpo.Pero no lo podía evitar, me perseguía ese fantasma del pasado, era una tortura.Sin darme cuenta ya tenia a Abby encima moviendo su cola con alegría mientrasme mordía suavemente uno de mis dedos.

-*En casa de los padres de Hermione*-

-*Hermione*-

Hoy seria al día en el que iría conDraco a casa de Andrómeda para pasar año nuevo. Estaba en mi antigua habitaciónviendo por la ventana como si esperara algo, pero la verdad es que nada interesantepasaría las próximas horas. Baje las escaleras recordando los tiempos en donde vivíaen aquella casa. Mi papá estaba como siempre en su sillón leyendo el periódico.Mi papá se llamaba Alexander (coincidencia que se llamara igual que mi ex),tenia el cabello castaño muy oscuro pero yo había heredado sus ojos.Normalmente solo le gustaba leer, cuando no estaba en su sillón preferido o ensu cuarto lo podía encontrar en el consultorio. Mi mamá salió de la puerta dela cocina con una bandeja que tenia tres tazas de te y unas galletas de chispasde chocolate que ella cocinaba y a mi tanto me gustaban. Ella se llamaba Jane,tenia el cabello castaño igual que yo pero sus ojos eran celestes.

-Gracias mamá- le dije mientras cogíami taza y le daba un sorbo.

-de nada, hija.

-¿Qué aras hoy, hija?- me dijo mi papáya poniendo el periódico en la mesa.

-Voy a pasarla con un amigo.

-espero que sea un buen prospecto-dijo mi mamá mirándome con una sonrisa.

-¿Novio? No, mi chiquita no puedetener- decía mi papá.

-no es mi novio, y no estoy tanchiquita.

-Pues yo quiero conocerlo- dijo mimama dando un sorbo de te.

 

-Yo también.

-Yo se los presento, después.

Seguimos hablando hasta que tuvetiempo suficiente para desaparecerme en mi antiguo cuarto y poder arreglarmepara estar presentable. Mi angustia no era para verme bien enfrente de Andrómeday Teddy, si no que quería verme HERMOSA para Draco. Me puse un vestido fucsiade corte V y que me llegaba un poco mas arriba de la rodilla, no era muyformal. Tenia el pelo suelo pero bien peinado, haciendo que se notaran unosfinos rizos. Con un poco de perfume y joyería ya estaba lista para esperar aque Draco me buscara como habíamos acordado. Ginny y Harry también estarían hay,así que me sentía algo más relajada al poder tener a mí mejor amiga conmigo entodo ese tiempo. Tocaron la puerta de mi apartamento, agarre mi abrigo blancoque Charlie me había regalado y me apure a la puerta para abrir. Draco estabafrente a mi guapo como siempre, tenia una camisa roja con una chaqueta de pielde dragón blanca y unos pantalones jeans oscuros, su cabello lo tenía algodespeinado.

-¿Lista?- me pregunto dándome un besoen la mejilla. Cuando se acerco pude oler el aroma de su perfume.

-Si.

-Vamos.

Bajamos las escaleras y nos subimosal carro. Como estaba nevando Draco tuvo que subir el techo del carro para quela nieve no pudiera entrar.

-Draco, tu regalo de navidad estabamuy
lindo- dije con un tono no muy convincente.

-No te gusto ¿verdad?

-Claro que si, solo que

-lo encontraste muy caro- dijo automáticamentemientras sonreía.

-si, ¿Cómo sabias?

-te conozco muy bien, Hermione.

Llegamos a la casa y nos bajamos, mefije que en ese lugar no estaba nevando así que automáticamente supe que le habíanecho un hechizo a la casa para mantenerla libre de nieve. Sin siquiera tocarDraco me invito a pasar (me salió una rima). El lugar estaba mas caliente queafuera, justo a la temperatura agradable. Ya en la sala estaban sentados: Harry,Ginny, Andrómeda y Teddy.

-¡Draco!- grito Teddy y salió corriendopara abrazarlo.

-Hola, Ted- lo saludo Draco mientraslo levantaba y lo ponía en el piso de nuevo- ella es Hermione.

-Hola- me dijo Teddy con su mejorsonrisa.

-Hola, Teddy.

-me encanta conocerte después de queDraco
- comenzó a decir Teddy pero Draco lo interrumpió.

-Bueno Ted, ¿Cómo estas?

-Bien
pero tu intento de hacermecallar no va a funcionar.

-¿Cuál intento?- Teddy comenzó a reírsemientras su cabello que estaba castaño oscuro se volvía rojo.

-Hola, Herm- dijeron Ginny y Harry ala vez.

-Hola, chicos. Hola Andrómeda- lasalude dándole un beso en la mejilla igual que los otros dos.

Nos quedamos hablando hasta que Teddyempezó a decir que tenía hambre. Había suficiente comida para que los 6 quedáramoscompletamente satisfechos. Con un movimiento de varita de Harry una radio comenzóa tocar una canción lenta mientras el levantaba a Ginny para bailar con ella.Al rato Teddy como si fuera todo un hombrecito le pidió a Andrómeda que bailaracon el, dejándonos a Draco y a mi solos en la mesa. De repente Draco me agarrola mano y me levanto a donde los otros 4 bailaban.

 

Forall those times you stood by me

Forall the truth that you made me see

Forall the joy you brought to my life

Forall the wrong that you made right

Forevery dream you made come true

Forall the love I found in you

I'llbe forever thankful baby

You'rethe one who held me up

Neverlet me fall

You'rethe one who saw me through, through it all

Draco metomo por la cintura mientras yo pasaba mis manos por sus hombros, estábamos tancerca. Empezamos a movernos a compas de la música.

Youwere my strength when I was weak

Youwere my voice when I couldn't speak

Youwere my eyes when I couldn't see

Yousaw the best there was in me

Liftedme up when I couldn't reach

Yougave me faith 'coz you believed

I'meverything I am

Becauseyou loved me

Conectamosnuestras miradas. Esos ojos grises que me tenían tan ilusionada cada día y cadanoche se habían conectado con los míos de una forma única.

Yougave me wings and made me fly

Youtouched my hand I could touch the sky

Ilost my faith; you gave it back to me

Yousaid no star was out of reach

Youstood by me and I stood tall

Ihad your love I had it all

I'mgrateful for each day you gave me

MaybeI don't know that much

ButI know this much is true

Iwas blessed because I was loved by you

Todolo que estaba a mi alrededor habíadesaparecido por arte de magia, en ese momento solo éramos el y yo.

Youwere my strength when I was weak

Youwere my voice when I couldn't speak

Youwere my eyes when I couldn't see

Yousaw the best there was in me

Liftedme up when I couldn't reach

Yougave me faith 'coz you believed

I'meverything I am

Becauseyou loved me

Se acercoa mí y planto un beso en mi frente, mi corazón empezó a latir como si quisierasalirse y una corriente cruzo mi cuerpo.

Youwere always there for me

Thetender wind that carried me

Alight in the dark shining your love into my life

You'vebeen my inspiration

Throughthe lies you were the truth

Myworld is a better place because of you

Youwere my strength when I was weak

 

Youwere my voice when I couldn't speak

Youwere my eyes when I couldn't see

Yousaw the best there was in me

Liftedme up when I couldn't reach

Yougave me faith 'coz you believed

I'meverything I am

Becauseyou loved me

Nosquedamos viendo embobados el uno al otro. Con solo su miraba podía sentircuanto lo quería. Por el seria capaz de olvidar todo mi pasado y comenzar unavida nueva, solo para confiar en el.

I'meverything I am

Becauseyou loved me

Quedamos agarrados un tiempo hastaque Ginny nos saco de nuestros pensamientos.

-chicos, ya solo falta unos minutospara las 12:00- dijo Ginny mientras nos soltábamos algo apenados.

-Deberíamos ir a la sala paraesperar- en el camino hacia la sala inconscientemente Draco y yo nos tomamos dela mano.

Esperamos hasta las 12:00 sentados enun sillón. Cuando por fin se dio afuera de la casa de Andrómeda se oían losfuegos artificiales que algunas personas tiraban. Salimos al jardín para ver elespectáculo de luces. Afuera, aunque la casa tuviera el hechizo estabarealmente frio. Draco pasó su brazo por encima de mi hombro abrazándome comopara darme calor. Como si fuera algo automático me acerque mas a el. Cuandotodo hubo terminado Draco me llevo a mi casa, se despidió con un beso a lamejilla y se aseguro de que entrara a mi casa. Solo faltan 5 días para la bodade Harry y Ginny, iría con Draco ya que así habíamos quedado en la casa de Andrómeda.


Proximo capitulo con el nombre: "Con el rose de tus labios"

Cancion: 1, 2, 3, 4: Plain Whites Ts ( https://www.youtube.com/watch?v=F1LwS6-g-7E )
Espero que les guste:

-*Hermione*-

Estaba en mi cocina preparándome unoswaffles. Era 6 de enero, día de la boda de Harry y Ginny. Hoy me había despertadomuy tarde para lo que normalmente acostumbro. A las 12:00, tenía mucha hambre asíque se me ocurrió una idea, ¿Por qué no preparar un almuerzo-desayuno? Terminey le puse un poco de jarabe para que supieran mejor. Después de comer divueltas por el apartamento buscando mi zapato hasta que se me ocurrió una idea:

-Accio zapato- y lo que buscaba salióvolando y callo en mi mano.

Era un hermoso día, abrí las ventanaspara que el aire entrara un poco al apartamento. Me senté en el sofá y prendíel televisor para ver que había de nuevo. Pase los canales a una velocidadsorprendente buscando alguno que tuviera algo que valiera la pena ver. Me detuveen uno de cocina donde estaban preparando sushi y me acomode para ver lo que lachef explicaba.

Podían haber pasado unas 3 horasdesde que había prendido el televisor. Había visto tantas recetas que a milagrorecordaba 4. Me di un buen baño y al salir me vestí y arregle para la boda que comenzaríaen tan solo una hora. Me puse un vestido rojo que me llegaba unos 6 dedos pordebajo de la rodilla y con un corte en la pierna. Me peine con un moño muyformal. Me puse unos tacones rojos, me puse un poco de maquillaje y me echeperfume. Tocaron la puerta de mi apartamento y fui a abrir inmediatamente conel collar de rubí en forma de corazón que Draco me había regalado para navidad.En la puerta estaba él con su túnica de gala tan elegante, listo para ir a laboda. Nos saludamos con un beso en la mejilla y caminamos hasta el centro de lasala pues nos desapareceríamos.

 

-Oh, Draco espera tengo que ponermeel collar- dije enseñando lo que tenia en la mano.

-yo te lo pongo- se lo entregue en lamano y me lo puso en el cuello con delicadeza. Después de abrocharlo paso lasyemas de sus dedos por mi cuello y se acerco a mi oído- con el vestido quetienes te ves muy sexy- me dijo y yo me sonroje pero gracias a Merlín que el nolo noto.

Aparecimos enfrente de la madriguera,ya muchas personas habían llegado. Ron estaba saludando a los invitados igualque Harry (el cual se veía ligeramente nervioso). Ya no faltaba mucho para laceremonia así que Draco y yo buscamos un buen puesto en las sillas del jardín frenteadonde se iba a celebrar la boda. Las sillas se fueron llenando de algunaspersonas conocidas y otras no tanto, vi a Luna con Rolf, a Neville con Susan, aGeorge con Angelina, a Percy con Audrey, a Charlie con una chica que no conocía,a Bill con Fleur y Victorie, a Dean con Parvati y Seamus con Padma, etc. Encuanto mas la gente se acercaba a los asientos sentía que Draco se ponía masnervioso pues los únicos que le tenían si se podía decir "aprecio" era Ron,Lavender (la cual estaba en la fila frente a nosotros con Rose), Harry y Ginny.No me cuento en la vista porque yo a Draco no le tengo solo aprecio, si no algoque va mucho mas haya. Antes de empezarLuna se acerco a nosotros, estaba sola.

-Hola Herm- me dio un beso a lamejilla- Malfoy, me dijeron que estarías aquí.

-Así es Lovegood, le prometí aHermione que la acompañaría.

-Bueno tengo que ir a sentarme conRolf, solo venia a saludar- Luna camino entre las sillas ya ocupadasincomodando a algunas personas pero ya al final se sentó alado de Rolf.

De la nada comenzó a sonar una cancióny por un largo camino iba Ginny con un hermoso vestido blanco. Acompañada deotras dos niñas peli rojas que no conocía. Al llegar donde Harry estaba seagarraron de las manos mientras el casamentero decía unas palabras.

El acepto de Harry fue lo ultimo alescucharse antes de que los dos se besaran y todos los presentes comenzaran aaplaudir. Vi como se acercaban a la nueva pareja pero decidí seguir uno de losconsejos que Ginny antes me había dado "Me acercare cuando todos se hayan ido".

Cuando ya todos estaban bajo la toldacelebrando arrastre a Draco para que felicitáramos a Ginny y a Harry.

-¡Felicitaciones!- les dijeemocionada mientras les daba un abrazo a cada uno.

-espero que su matrimonio sea parasiempre- dijo Draco algo incomodo y le dio la mano a Harry y un beso en lamejilla a Ginny.

-Gracias a ambos por haber venido-dijo Ginny con una sonrisa- ahora vamos que tenemos que celebrarlo.

Debajo de la carpa nos sentamos conLuna, Rolf, Ron y Lavender. Rolf le contaba a Draco y a Ron algo acerca de unosanimales que había visto en yo no se que país, ellos prestaban suma atención acada palabra que este decía. Luna, Lavender y yo platicábamos acerca de cómo nosgustaría que fuera nuestra boda de sueño.

 

-¿No se han dado cuenta?- dijo Luna,los chicos le prestaron atención.

-¿Qué?- le dijo Rolf

-pues que, Ron y Rolf ambos empiezancon R, Luna y Lavender ambas empiezan con L- dijo Luna.

-así que Draco y yo somos una excepciónen esta mesa.

-se puede decir- dijo Ron.

-podemos cambiarnos los nombres, yome llamare Raco y tu Lermione- dijo Draco con una sonrisa encantadora.

-prefiero quedarme con mi nombre,gracias- todos estallaron en carcajadas.

-*Draco*-

El tiempo paso rápido entre risas yuna que otra discusión. La familia Weasley no me había tratado mal pero tampocoera como si me trataron como a un hijo más. Con Rolf y Ron me la había pasadohablando toda la celebración, a veces Potter se aparecía para ver si estábamos bienatendidos. En ese momento bailaba con una de las primas Weasley pues tenia elcabello rojo y la cara pecosa. Hermione bailaba con otro primo Weasley muycerca de mí y de vez en cuando nos mirábamos y sonreíamos.

Cuando la canción término fui a lamesa pero nadie estaba hay, recorrí la mirada por la pista pero no encontré aHermione. Salí de la carpa para dar un paseo cerca del lago que tenían en lacasa. Hubiera estado oscuro si no fuera por que unas hadas volaban por hayiluminando y dando un olor a flores, todo era totalmente romántico. A lo lejosnote una banca donde alguien estaba sentado así que me acerque lentamente y descubríque es persona era Hermione. Sin que ella se diera cuenta me senté alado de ella mientras un hada pasaba muy cercailuminando su cara.

-¿Estas bien?- le preguntepreocupado.

-Si, solo estaba pensativa.

-¿En que pensabas?

-en la vida.

-siempre pienso en la vida también,en los cambios que da.

-si, en los cambios

-¿Estas segura que estas bien?- volvía preguntar con mi tono preocupado.

-si, segura, hace frio ¿No crees?

-algo, dentro de la carpa estabamucho mas tibio. ¿Quieres volver?

-no, prefiero quedarme aquí, si no temolesta.

-me quedo contigo- pase mi brazo porencima de sus hombros y la acerque a mi.

-sabes
en estos últimos meses
mivida a dado muchos cambios.

-la mía también.

-pero los míos te involucran.

-en los míos también estas tu.

-es que
- Hermione me decía pero nopude dejarla terminar por que lo que sentía por ella ya no debía ser un secretomío.

-Hermione yo
te AMO- le dije peroella me miro directamente a los ojos como si buscara una muestra de lo queacababa de decir fuera mentira.

-no se que decir

-no tienes que decir nada.

-Draco yo a ti también te AMO- sentí comouna alegría se movía en mi interior.

 

Nos miramos a los ojos y acercamosnuestros rostros. Por fin la besaría y no había nada que impidiera lo que enese momento estaba dispuesto a hacer. Cerré los ojos mientras que con mis manosagarraba suavemente sus mejillas. Sus labios rosaron los míos, un calor cubrió micuerpo y me olvide completamente de que afuera estaba nevando. Nuestros labiosse conectaron como si fuera la ultima pieza de un rompecabezas que los dos teníamosque terminar. Sus labios se abrieron al mismo tiempo que los míos, nos fundimosen un beso apasionado y dulce. Su lengua cruzo a mi boca y empezó a juguetear conla mía. Así estuvimos mínimo unos 40 segundos (creo porque no estaba contando) hasta que nosseparamos lentamente con una sonrisa en la boca.

-Wao- dijo ella tocándose los labios.

-si, Wao

-Nunca pensé que haríamos esto.

-Hermione, ¿Quieres ser mi novia?- lepregunte, ella se puso pálida pero enseguida la sonrisa que ya tenia se hizomas grande.

-Claro que si-volvimos a besarnospero este fue tierno y corto.

Me levante de la banca y con mi mano tambiénlevante a MI Hermione. La agarre por la cintura acercándola a mí. Entramos a lacarpa y nos sentamos en la mesa agarrado de las manos. Todos parecieron habersedado cuenta pero no dijeron ningún comentario, Rolf y Luna aun seguían bailandopero Lavender estaba en la mesa cuidando a Rose mientras Ron hablaba con uno desus familiares. Hermione mi miro con una sonrisa y yo le di un beso en loslabios, ella me respondió el beso y Lavender solo nos miraba con una gransonrisa.

-¿Fue una ilusión o ustedes seestaban besando?- dijo Rolf

-No fue una ilusión, Draco y yo somosnovios- dijo Hermione dándome otro beso.

-¡Que bien! Le diré la noticia aLuna- salió corriendo adonde la rubia estaba esperándolo.

La noticia de que Hermione y yo éramosnovios se esparció como pólvora hasta el punto que todos se habían acercado aHermione para preguntarle si eso era verdad. Nos la pasamos bailando hasta quePotter anuncio que nos sentáramos por que había una sorpresa. Una banda apareciócon guitarras y empezó a cantar. Hermione apoyo su cabeza en mi hombro mientrasyo le acariciaba el cabello.

Give me more loving then I've ever had.
Make it all better when I'm feeling sad.
Tell me that I'm special even when I know I'm not.
Make me feel good when I hurt so bad.
Barely getting mad,
I'm so glad I found you.
I love being around you.
You make it easy,
as easy as 1 2, (1 2 3 4.)
There's only one thing two do three words four you.
I love you.
(I love you)
there's only one way two say those three words
and that's what I'll do.
I love you.
(I love you)
give me more loving from the very start.
Piece me back together when I fall apart.
Tell me things you never even tell your closest friends.
Make me feel good when I hurt so bad.
Best that I've had.
I'm so glad that I found you.
I love being around you.
You make it easy as easy as 1 2, (1 2 3 4.)
There's only one thing two do three words four you.
I love you.
(I love you)
there's only one way two say those three words
and that's what I'll do.
I love you. I love you
(I love you)
you make it easy, its easy as 1234
there's only one thing two do three words four you I love you
(I love you)
there's only one way two say those three words
that's what ill do I love you
(I love you)
I love you I love you.
One two three four I love you.
(I love you)
I love you
(I love you)

 

Terminaron de tocar y todos empezarona aplaudir. Las horas siguieron pasando hasta que se hizo muy tarde y Hermioney yo nos desaparecimos. Ya en su casa nos quedamos en el sofá hablando mientrasmirábamos televisión.

-Mi amor, me tengo que ir- le dije.

-quédate un rato mas.

-pero ya es muy tarde.

-por favor- empezó a poner cara deperrito regañado.

-no hagas eso, se me parte el corazón.

-yo quiero que te quedes- puso sucabeza en mi pecho.

-esta bien pero solo un rato.

Después de unos minutos viendo televisiónHermione se quedo completamente dormida. La cargue hasta su cuarto y la puse enla cama. Antes de irme le di un beso en los labios y desaparecí en la sala paraque el ruido no pudiera despertarla.


Agradesco un monton a: crizthal, sofii_94 y a prinxexa_mestixa por comentar en el capitulo pasado. Sus comentarios me inspiran para seguir escribiendo.

-Anna Weasley Granger

Proximo capitulo: "Mi secreto mas oscuro"

Ya había pasado una semana desde queHermione y yo éramos novios. Me estaba preparando porque ese seria el día en elque por fin conocería a los padres de Hermione. Ya mi madre sabia, lo habíatomado con calma ya que si me hacia feliz ella también lo estaría. Agarre miabrigo y salí de mi casa con las manos en los bolsillos para no sentir elfrio. Busque a Hermione en carro, ellaya estaba afuera de su edificio hablando por celular mientras se acercaba elcarro y habría la puerta. Le di un beso en los labios como saludo mientras ellaseguía hablando por celular. Maneje guiado por las indicaciones de Hermione, lacasa no estaba muy lejos así que llegamos prácticamente rápido. Bajamos delcarro y caminamos hacia la casa pero por alguna razón Hermione seguía hablandopor celular. Se despidió y toco la puerta mientras me agarraba de la mano ypreparaba su mejor sonrisa. Abrió una señora muy parecida a ella pero con unosojos celestes. Pasamos y nos sentamos en un sillón que había en la sala,empezaba a ponerme algo nervioso. Hermione me apretó la mano para que mecalmara, un hombre de cabello oscuro bajo la escalera con un periódico en lamano. Ya estando todos en la sala Hermione comenzó a hablar:

-Mamá, Papá, el es Draco- le di lamano a el Señor Granger y un beso en la mejilla a la señora Granger.

-Un gusto conocerlos- dije aun algonervioso.

-igualmente muchacho- me dijo elseñor Granger.

-¿Cuál es tu apellido Draco?- me pregunto lamamá de Hermione.

 

-Malfoy, Draco Malfoy.

-¿Y también eres
ya sabes?- me dijoel señor Granger.

-¿Mago? Si, lo soy.

-Hija, ¿Cómo se conocieron?- preguntola señora Granger.

-estuvimos en la escuela juntos yahora estamos en la misma universidad.

-pues tú nunca nos habías hablado deel cuando estabas en la escuela- dijo el señor Granger.

-es que
no nos llevábamos muy bienque digamos- Hermione me dio una mirada.

-¿Y donde viven tus padres muchacho?-me pregunto el señor Granger.

-mi madre vive en Estados unidos y mipadre murió.

-Oh, perdona a mi esposo- dijo laseñora Granger preocupada.

-no se preocupe.

-¿Y a que piensas dedicarte?- otravez pregunto el señor Granger.

-pienso trabajar en el ministerio.

Así las preguntas siguieron una trasotra hasta que creí que los padres de Hermione se sabían completa mi biografía.Ella le dio una mirada a su mamá la cual después se llevo de hay al señorGranger para que nosotros quedáramos a solas.

-¿Cómo crees que les haya caído a tuspadres?- le pregunte girándome hacia donde ella estaba.

-muy bien, si no te hubieran aceptadoya me hubieran llevado a "hablar a solas".

-pues me alegro ser aceptado por tufamilia.

-Yo también me alegro- se acerco a miy me dio un tierno beso en los labios- adoro tus besos- me susurro cuando nosseparamos.

-y yo los tuyos.

Los padres de Hermione regresaron yseguimos conversando hasta que se dio momento de irse. Nos despedimos y subimosal auto. Cuando llegamos a la casa de Hermione ella me invito a pasar y yo congusto acepte. Mientras veíamos tele nuestros ojos se volvieron a conectar. Volvimosa unir nuestros labios con pasión y ternura. Acerque mi cuerpo al de ellaacostándonos en el sillón, sus manos comenzaron a desabrochar cada botón de micamisa hasta quedar despojado de ella. Seguimos besándonos y comencé adesabrocharle ahora yo los botones de la camisa de ella. Hermione dejo debesarme y con sus manos me separo un poco de ella.

-¿Qué paso?- le pregunte.

-Draco
yo tengo que confesarte algo-me dijo bajando la cabeza.

-dime.

-Pues
es que nunca e estado con unhombre- dijo rápido pero de una manera clara.

-¿De verdad?

-Si

-Oh

-pensé que deberías saberlo, ademáscreo que no estoy lista.

-No te preocupes, no hay prisa- le dijemientras la besaba en los labios.

-Gracias por esperar.

-Por ti yo esperaría toda la vida-después de esto me abrazo con lagrimas en los ojos. Yo se que seria difícildecirle a tu novio que aun eras virgen pensando que el no lo entendería. Peroyo era diferente, por Hermione no me importaba cuanto tiempo pasara con tal detenerla a mi lado.

-Te amo, Draco.

-y yo a ti.

 

Ya estaba en mi casa apunto dedormirme. Camine por esos solitarios pasillos oscuros siguiendo la luz quesalía de mi habitación. Me metí a la cama pero el insomnio no me dejaba dormir,como siempre en esas noches que me recordaban al incidente de mi pasado. Dimuchas vueltas esperando quedar dormido pero mi intento era en vano, mi cuerpose reusaba a hacerlo. Un frio recorrió mi cuerpo y recordé que no tenia sabanapuesta, la agarre y me cubrí con ella pero de todas formas sentía un frioextraño. Me senté en la cama mirando al vacio, las paredes se me hacían cadavez más pequeñas. Y solo pensar que ese día había conocido a los padres de MIHermione. Tenía que dormir, pero lo más probable seria que tuviera esa horriblepesadilla que siempre tengo. Una lagrima silenciosa cruzo por mi mejilla, solorecordarlo me lastimaba. ¿Cómo una personas podía llegar a tanto? ¿Cómo esapersona era yo? No se exactamente la respuesta, tengo que pagar por lo quehice, aun que sea inocente, aun que fuera obligado
yo lo hice después de todo.No merezco ser feliz, la felicidad que arrebate como si fuera mía y la destroceen miles de pedacitos. Cerré los ojos con fuerza tratando de no pensar en ello,me era imposible pero de todas formas quede dormido.

Estaba en una lagunaextrañamente familiar, recorría el sendero que llevaba al bosque. Unas lágrimassalían de mis ojos y recorrían mis mejillas para caer en el suelo. Escuche aalguien en los arboles, me di la vuelta y esa figura encapuchada estabaenfrente de mi con una varita. La agarre y seguí caminando con la figuraencapuchada siguiéndome, por alguna razón me sentía mas seguro. Todo cayó enuna inmensa oscuridad. Escuchaba pasos que se acercaban cada vez más, hasta queBlaise, Pansy y Theo quedaran enfrente de mí riéndose. Los aurores aparecían ylos que yo creía mis amigos me echaron la culpa por lo que yo no habíacometido. Cerré mis ojos fuertementetratando de contener la rabia y me deje llevar por los aurores.

Ahora estaba en unpatio, dos niños jugaban enfrente de mí. Me acerque y me miraron con cara deterror para después salir corriendo hacia la casa. Con mi varita en mano entre, no podía dar un paso atrás porqueacabarían con mi vida. Apunte a la madre que cocinaba, le dije que no sepreocupara, que venia por su marido. Camine por un pasillo y abrí la puertabruscamente, hay estaba el, con su libro, sus lentes, su negro cabello. Leapunte con la varita, mis manos temblaban, mi corazón latía a un ritmo anormal.Mi mente gritaba que parara, pero mi cuerpo obedecía otras órdenes. Susurre porfin el conjuro pensando que nunca lo lograría. Pero claro, nadie se puedecontener fácilmente a la maldición imperius
y mas si sabes que si te resisteste quitan la vida. De la varita salió un rayo verde pegándole directo en lacabeza al hombre atemorizado. La maldición se rompió y caí de rodillas en elpiso, tapándome la cara con las manos. Los niños y la esposa entraron al cuartoy se abalanzaron sobre el inerte cuerpo. Ya no podía más, si viviría con esecargo de conciencia para que vivir. Apunte mi propia varita a mi cien, listopara decir la maldición hasta que

Desperté, un sudor frio recorría micuerpo. El reloj decía 5:00 Am. Me levante y fui al baño, sentí el agua caerpor mi cuerpo y borrar todo rastro de sudor al paso que caía. Me sentía tanrelajado. Después de un largo baño me vestí y agarre mis cosas para ir a launiversidad. Agarre las llaves del auto y baje las escaleras, llego la señoraque limpiaba mi casa y cuidaba a Abby mientras yo no estaba. Me comí un pantostado y entre al auto para dirigirme a la universidad.

 

Entre al salón evadiendo las miradasde las chicas que me comían con la vista. Andrew llego pero al ver mi malaspecto no me dijo nada, el tampoco parecía tener uno bueno. La puerta volvió aabrirse pero esta vez fue Hermione la que entro por ella, se sentó alado mío yme deposito un beso en los labios como saludo. Las chicas la miraron con odio ydesviaron la mirada de mí.

-¿Te pasa algo?- me preguntoanalizando mi mal aspecto.

-tuve una pesadilla, eso es todo.

-¿De que se trataba?

-nunca lo entenderías.

-Tratare

-Hermione, ya no me molestes, noquiero hablar del tema ¿ok?

Ella se fue ofendida y se sentó enotra mesa. Sabia que estaba mal lo que le acababa de decir pero cuando melevante para ir a disculparme el profesor entro por la puerta. Dimos una clasenormal, mire a Hermione pero ella no me daba ni una mirada. El profesor cantoreceso y todos cerramos nuestros libros para salir del salón y descansar unrato en la cafetería o pasear por los pasillos. Rápidamente seguí a Hermionedispuesto a pedirle perdón. La abrase por detrás y le di un beso en la mejilla.

-Perdóname, me comporte como un imbécil-le susurre al oído.

-¿Te distes cuenta?- seguía seria.

-Tú nunca molestas, soy yo elestorbo.

-nunca serás un estorbo- se dio lavuelta y quedamos frente a frente.

-¿Entonces me perdonas?

-si- nos dimos un beso tierno y conuna pisca de apasionado en los labios para seguir caminando agarrados de lamano.

-¿Te das cuenta que todos me miran?

-cuando no- puso los ojos en blanco.

-debe ser porque están celosos.

-¿celosos?

-si, porque soy novio de la chica maslinda de todo el planeta.

-Me alagas

-cuando quieras- ambos comenzamos a reír.

Después de la escuela Hermione y yofuimos a mi casa para terminar algo de tarea que teníamos. Fue algo difícilporque el tiempo se dividía en: 1)el que Hermione se entretenía jugando conAbby, 2) en el que nos daba hambre e íbamos a la cocina para prepararnos algo y3) en el que no aguantábamos las ganas de besarnos.

-Draco, no hemos avanzado casi nada-me regañaba mientras me pasaba un libro.

-Pues eso, cariño, no es mi culpa.

-Claro que lo es.

-¿Se puede saber porque?

-Porque eres irresistible- nos dábamosotro beso.

-creo que
eso tampoco es mi culpa.

-¿y de quien es?

- de mis papas- empezamos a reír.

-Ya dejemos de perder el tiempo yempecemos a hacer la tarea.

-¿Crees que estar conmigo es perderel tiempo?- le dije con un todo ofendido.

 

-Claro que no, pero tenemos queterminar esto.

-*Hermione*-

Cuando por fin terminamos el trabajo(después de varios intentos) Draco me llevo a mi casa. Nos despedimos con unbeso. Hoy lo note algo raro, se que ayer había conocido a mis padres pero nocreo que ese sea el motivo por el que en la mañana estuviera extraño, y además estaesa pesadilla. La verdad, para mi fue muy difícil decirle mi secreto, tal vezse hubiera dado cuenta ya muy tarde. Todos piensan que mi primera vez fue con Ron,aun que no puedo negar que varias veces lo intento. Camine por el apartamentosin nada de sueño, ya quería acabar la universidad de una vez por todas, perolastimosamente acababa en mayo, 5 largos meses. Una lechuza se estrello contrami ventana y corrí para ver que estaba pasando. Era Paul, la lechuza nueva deHarry. En verdad se llamaba Pauldowit (nombre puesto por Ginny), era negra conuna mancha blanca en el ojo izquierdo. Le agarre la carta que tenía pegada a lapata liberándola un poco del peso. Fui a mi escritorio mientras Paul dabavueltas cerca de mi lámpara de sala.

"Queridísima Herm,

¡Harry y yo llevamosuna semana de casados! ¿Puedes creerlo? Yo no, ni siquiera hemos peleado, creoque me gusta ser la señora de Potter. Nos hemos mudado, me imagino que pensarasque fue a Grimmhauld Place, pero no es así. Harry no quería mudarse hay por losrecuerdos que le trae la casa, así que hemos comprado una nueva. Me gustaría quevinieras, estamos en un pueblo completamente de magos. Tal vez cuando te caseste puedes mudar acá. ¡Tiene su propia cancha de quidditch! Adoro este lugar, teinvito el sábado. Si quieres respóndeme en el mismo pergamino y dáselo a Paul,y si no puedes
respóndeme de todas formas.

Te quiere,

Ginny"

Busque rápido una pluma y escribí "Claroque quiero, haya nos vemos". Agarre a Paul para que no se me escapara y leamarre el pergamino en la pata. Cuando abrí la ventana Paul salió a todavelocidad casi tumbando un florero que tenia cerca. Mi celular comenzó a sonary me acerque para ver quien era a esas horas pero decía teléfono desconocido.

-¿Hola?- conteste.

-Hola, Hermione, tiempo sin hablarcontigo- contesto una voz familiar pero aun así no la podía reconocer.

-¿Quién habla?

-¿No te acuerdas de mi, hermanita?

-¡Derek!

-Así es, te llamo para escuchar tuvoz.

-Hace ya mucho tiempo que no te veo,desde que mamá y papá te enviaron cuando tenías 11 a estudiar en otra escuelafuera del país.

-Pero ya regrese, me estoy quedandoen un hotel.

-¿¡Que?! Debes llegar a miapartamento rápido.

-¿De verdad hermanita?

-Claro que si, para que estoy aquí entonces.

-Gracias.

-¿Ya hablaste con mamá?

-Aun no, tú fuiste la primera que seme ocurrió.

-Wao, pensé que no te acordarías quetienes una hermanita menor.

-como no recordarlo, todas esasparrilladas en casa del tío Hugo.

 

-las bromas a los primos.

-cuando le pusimos a Lila crema en supantalón- ambos explotamos en carcajadas.

-¿Por qué me llamas tan tarde?

-Lo siento, pero es que no meacostumbro al horario nuevo.

-¿Vendrás o no?

-Claro pero hermana mía tengo quehacer mi maleta.

-Rápido.

-Listo, chao-

Mi chimenea cambio a un color verde.De hay apareció un hombre algo musculoso, de cabellos castaño oscuro y con unoshermosos ojos azules. Camino hacia mi y me dio un fuerte abrazo.

-Te extrañe- decía yo sin soltarlo, mesentía mucho mas segura con el a mi lado.

-Yo también.

Lo lleve a la oficina donde tenía unacama. Puso hay sus maletas y me marche a mi cuarto para poder dormir ahora si.Ya en mi cama vi como la luz del pasillo se prendía para que después seescuchara el sonido de la ducha. Cerré los ojos y rápidamente me dormí.


Proximo capitulo: ¿Quien es Derek Granger?
-Anna Weasley Granger

¡Adivinen! 55 favoritos, 26 comentarios y 1913 leidas.
Estoy orgullosa de mi misma. No se si el capitulo de hoy esta muy largo, es que e estado sentada enfrente de la computadora por un daño en mis musculos y no puedo caminar sin que me duela. ¡POR FAVOR AYUDENME A SUBIR LOS COMENTARIOS!
-Anna Weasley Granger


-¡Derek por Merlín despierta!-zarandeabaa mi hermano con fuerza.

-5 minutos mas mamá.

-¡Por favor llegare tarde!

-

-Levicorpus- El cuerpo de Derek subiócomo si una extraña fuerza lo tuviera levantado por el talón.

-¡Bájame Hermione!

-Liberacorpus- Derek callo en su camapor alguna razón sentado.

-¿Dónde están mis lentes?- mepregunto.

-No se Derek, desde que vives aquí estaoficina es un chiquero.

-Accio lentes- de una pila de libroscerca de un escritorio salieron unos lentes ovalados de marco negro- perfecto.

-Aun tenemos que comer

-Hermione
¿¡TU NO DEBERIAS ESTAR ENLA UNIVERSIDAD?!

-baja tu tono de voz hermanito, tedije ayer que hoy no tendría clases
se nota que no me escuchas- rodé los ojos.

-Perdón, se me había olvidado por unmomento, ¿Qué hora es?

-Las 9:00.

-¿Se puede saber porque me despiertasa esta hora?

-Tengo que ir a la casa de mí mejoramiga y TÚ me acompañaras.

-¿yo?

-si, TU

-¿Por qué?

-por que quiero que te conozcan así queno repliques.

-Creo que mis lentes están algosucios.

-¿No te pondrás los de contacto hoy?

-prefiero estos

-bueno, ve a bañarte rápido.

-¿Quién estará en esa casa?- mepregunto levantándose mientras soltaba un gran bostezo.

 

-Harry, Ginny y vamos con
- Se me habíaolvidado por completo mencionarle a mi hermano que tenia novio, sabia su reacción.A Draco tampoco le había dicho que mi hermano había venido, en verdad nadiesabe que tengo un hermano. Alguien toco la puerta y Derek salió de la oficinapara abrir, yo fui detrás de el.

Cuando abrió vi a Draco que analizabaa mi hermano con cuidado. Dio un paso y entro al apartamento mientras mihermano me veía cerrando un poco los ojos como si fuera a atacar.

-Herm, ¿me puedes decir quien es elrubiecito?

-ehh

-¿Quién es el, Hermione?

-

-Vamos Herm no te pongas en planes y contéstame-decía mi hermano zarandeándome.

-Oye, no le hagas eso- Draco separabaa Derek.

-¿Tu quien eres?

-Creo que la pregunta es ¿Quién eres tú?

-
-seguía sin decir ni una palabra.

-¿¡HERMIONE QUIEN ES EL?!- dijeron alunisonó

-este
yo
puedo explicarlo.

-pues más te vale que lo hagas ahora-me dijo Derek señalándome con el dedo.

-miren

-No me digas que el
y tu
- me decía Dracocon la boca abierta apunto de que su piel se tornara roja.

-CLARO QUE NO DRACO

-entonces explica.

-eso es lo que trato de hacer peroustedes dos no me dejan.

-Lo siento- dijeron los dos al mismotiempo.

-Draco el es
Derek, Derek el es
Draco- Ellos solo se miraron. Draco tenía los brazos cruzados.

-¿Pero que hace el rubiecito aquí?

-Derek, el puede venir aquí cuando elquiera.

-¿Por qué?

-Porque el es mi novio- dije rápidamentepero Derek entendió.

-¿Y porque no me dijiste Hermione?

-

-Ahora que sabes que yo soy su novio,¿Quién eres tú?

-Su hermano

-Oh

Después de arreglar todo y que Derekse diera un baño y se vistiera, nos montamos en el carro para ir a la nuevacasa de Ginny. El camino de mi casa a su casa era muy largo, tomaría por lomenos 1 hora y media o 2 horas. Nadie hablaba, Derek escuchaba de unreproductor de música que había llevado, Draco solo se mantenía algo serio ymiraba al camino mientras que yo, en el asiento de atrás, no haciacompletamente nada. Me puse atrás del asiento del conductor y acerque mi cabezaa la de Draco.

-¿Estas molesto conmigo?

-no

-Vamos Draco te conozco losuficiente.

-Hermione, no estoy molesto.

-eso dicen tus labios pero se te notaen tus ojos que si estas molesto.

-¿Cómo sabes si ni siquiera me estasviendo los ojos?

-no hace falta- me volví a sentarbien en el asiento de atrás apoyando mi cabeza en el vidrio.

Veía pasar arboles, casas, arboles,casas, arboles, casas
el camino se hacia realmente aburrido. Ahora íbamos poralgo parecido a un bosque, sus arboles estaban llenos de nieve igual que lahierba debajo de ellos menos el camino. Draco comenzó a bajar la velocidad cuando una chica y un chico se dabanun beso apasionado (demasiado apasionado) en su carro. Draco se quedo mirándolosigual que Derek y yo.

 

-¿Para eso bajaste la velocidad?-dije yo.

-por si no te as dado cuenta, elcamino no es muy bueno como para ir a la velocidad que íbamos antes, que esosdos estuvieran hay no es culpa mía.

-mira como se besan- dije yo prestándolemas atención a la escena.

-deja de ver eso hermana.

-Yo nunca podría hacer algo así- dijeyo tocándome los labios.

Draco por fin pudo acelerar y dejamosa los dos tortolitos atrás. Derek volvió a ponerse los audífonos, Draco solo medaba miradas cortas pero por un momento pude notar una pequeña sonrisa.Llegamos a un lugar donde decía "NorghVille, Pueblo Mágico", habían 2 guardias vestidos completamente de negro.

-Varitas por favor- los tres de lasdimos-Pasen

Las casas eran todas parecidas, aunquealgunos jardines eran realmente extraños. Tenían dos pisos, de color crema y unestacionamiento con espacio suficiente para 3 carros. Draco estaciono en la casa numero 35, tenia unbonito patio, muchas flores de colores variados. Los tres nos bajamos del carroy caminamos hacia la puerta pero cuando ya tenía mis nudillos preparados paratocar Ginny abrió la puerta y me dio un fuerte abrazo.

-Pasen, pasen- dijo la peli roja conuna gran sonrisa en el rostro.

La casa por dentro era realmente bonita,alado de la puerta habían una escalera en forma de espiral, un pasillo quedirecto daba a la sala, alado estaba el comedor separado con una puerta devidrio. Nos sentamos en unos sillones blancos que tenían en la sala. Ella se sentóenfrente de nosotros.

-Harry no esta, fue a buscar un pocode jugo de calabaza.

-Que bonita casa tienes Weasley- dijoDraco mirando cada espacio visible de la casa.

-Gracias, Malfoy.

-Ginny el es mi hermano Derek- dijeyo.

-¿Hermano? Nunca me dijiste que teníasun hermano. Un gusto conocerte Derek- dijo ella dándole un beso en la mejilla.

-Si, lo se.

La puerta se abrió y por ella aparecióun peli negro de ojos esmeralda con unos lentes de montura redonda, cargaba unabolsa que puso en el piso y camino hacia donde nosotros estábamos. Le presentea mi hermano.

-y bien Derek, cuéntanos de tu vida-dijo Harry.

-Les contare:

Flash Back

-¡Feliz cumpleañosDerek!- decía una pequeña niña de cabello castaño claro igual que sus ojos.

-Gracias, Hermione.

-Ya tienes 11, a mi mefaltan 3 años.

-ya veras que sepasaran rápido.

-Ven, mamá te hizo tudesayuno favorito.

-Genial-se paro de lacama y corrió directo a la puerta mientras se arreglaba sus lentes y sedesordenaba un poco el cabello.

-Feliz cumpleaños,hijo- dijo el señor Granger.

 

-Gracias papá.

-Aquí esta tu regalo-dijo la señora Granger.

Le entrego un paqueteazul mientras le ponía su desayuno favorito en la mesa. Deseen volvió con alegríay vio un pequeño álbum de fotos y una hermosa cadena de oro con una D grabada.

-Wao, muchas gracias.

Alguien toco la puertay Hermione corrió a abrirla. De ella apareció un hombre algo viejo con unsombrero en forma de champiñón realmente gracioso. Llego a la cocina dondetodos se encontraban mientras Hermione debatiéndose entre reírse o asustarsemiraba al hombre con los ojos como platos. Después de hablar con el hombre que habíadicho que su hijo era "mago" sus padres decidieron enviar a Derek a Francia conuna familia mágica para que fuera a Beuxbatons donde misteriosamente tenía laplaza del colegio. Rápidamente se llego el día cuando se iría, ya se encontrabaen el patio de enfrente de la casa. Se llevo a su pequeña hermana lejos de suspadres para hablar con ella a solas.

-muy bien Hermione,escucha esto, yo me iré lejos pero quiero que siempre me recuerdes.

-Yo nunca te podría olvidarDek- dijo la niña apunto de llorar.

-no, no llores, quieroque me prometas algo.

-¿Qué cosa?- dijo limpiándoselas lágrimas.

-No importa que,siempre serás la mejor de clase, estudiaras y sacaras buenas notas.

-Te lo prometo, Derek-los dos se abrazaron.

-eres una niña taninteligente, hermanita.

-¿Te olvidaras denosotros porque no somos como tu?

-claro que no, esonunca.

-Ojala yo tuviera losmismos poderes.

-Tal vez si y cuandoeso ocurra debo ser la tercera persona en saberlo.

-¿La tercera?

-si porque primero seenteraran mamá y papá.

-Te lo prometo, cumplirétodo lo que me pediste, la primera en clases seré, hasta que me gradué de launiversidad.

-y no te dejesintimidar de otros niños, ¿Quedo claro?

-clarísimo- volvieron aabrazarse.

Un chico de 14 añosestaba acostado en su cama tirando al aire una pelota de baseball paraatraparla mientras caía, ese día era el cumpleaños de su hermana, la cual nuncahabía olvidado. No hablaba con su familia desde hacia ya años, pero losrecordaba como si ayer hubiera ido de la casa. La puerta abrió y atrás de ellaestaba una mujer de cabello negro con ojos iguales.

-Derek, la comida estaservida.

-Ya voy, mamá.

Creciendo en esa casa asíllamaba a todos los que lo rodeaban. La pareja Leblanc nunca habían tenidohijos, así que querían a Derek como si fuera uno propio. Bajo las escaleras,Beuxbatons era realmente increíble, tenia varios amigos y había descubierto elpoder de resistirse a la veelas. Ya en la silla mientras comía en silencio unalechuza blanca golpeo una de las ventanas. Se levanto y abrió la ventanalentamente para leer la carta.

"Querido Dek:

Soy Hermione, adivina que
¡Soy bruja! Así comotu, Dek. Estoy muy feliz, mi plaza es en el colegio Hogwarts lastimosamente noes el tuyo. Quiero que sepas que estoy cumpliendo tu promesa al pie de laletra. Te quiero mucho.

 

Herm"

Casi se le sale unalagrima de la alegría pero pudo retenerla agarro una pluma y le escribió en elmismo pergamino.

"Que bien Herm, Felizcumpleaños hermanita. Que bien que estés cumpliendo mi promesa, cuando vayas aese colegio quiero que la sigas cumpliendo."

Le amarro la carta a lapata de la lechuza y vio como salía volando a través de la ventana.

Ya tenia 17 años,estaba en su cuarto de Beuxbatons con otros de sus compañeros. Con un hechizocambiaba el color de su pelo para no pasar aburrimiento mientras sus compañeroshacían unas malas imitaciones. Ese día les habían dicho que los que tenían yala mayoría de edad irían a Hogwarts. Aun recordaba la carta que su hermana le habíamandado y por fin la vería.

Se hizo en una filapara entrar a los carruajes hasta que una voz lo saco de sus pensamientos.

-Señor Leblanc, ustedno puede ir.

-¿Por qué?

-Tiene que ir a su casainmediatamente.

No le dieron másexplicaciones. Se fue vía red Flu a su casa y se encontró con la horriblenoticia de que su mamá adoptiva había muerto. El resto del año escolar lo pasoen Beuxbatons, completamente solo.

Cuando se graduó fue ala universidad para convertirse en auror. Mientras tenía un pequeño trabajo enel ministerio hasta que a ellos les llego la noticia de que un chico enInglaterra había matado a un padre de familia. Se decía que estaba bajo la maldiciónimperius pero sus propios amigos habían dicho lo contrario. Por pura suerte lometieron en el grupo de aurores que irían a buscar al chico. ¿Por qué auroresdel ministerio francés? Nadie sabia, pero necesitaban refuerzos. Nunca pudo veral chico a la cara pero sabía que al final en el juicio lo pudieron declararinocente por haber descubierto que de verdad estaba bajo la maldición imperius.Su apellido fue noticia durante meses en el ministerio.

Fin del Flash Back

Al terminar el cuento Draco estabacompletamente pálido y con cara de susto. Pidió ir al baño. Todos se quedaronviendo extrañados mientras que Derek contaba otras anécdotas sin muchaimportancia. Salí de la casa al jardín, mientras veía las flores sentí comoalguien mordía delicadamente mi oreja. Me di la vuelta y hay estaba Draco mirándomecon una sonrisa, ya no estaba tan pálido como antes.

-¿Ya me perdonaste?- le pregunte

-No tengo nada que perdonarte- me dioun beso en la frente.

-Lo siento por no decirte, es que

-no te preocupes, no estoy molesto-nos dimos un fuerte abrazo- ¿tienes alguna hermana que no conozca?

-no, ese es el único- Draco se pasola mano por la frente como si se librara de un gran cargo- Te amo.

-y yo a ti- me agarro por la barbillay nos besamos.

-*Draco*-

Llegamos a la casa de Hermione ya muytarde. Me invito a dormir, cosa que yo acepte. Ya habíamos dormido antes, eracosa de que dormíamos en la misma cama pero completamente vestidos, digamos queera como una mini piyamada. Cocine para los tres antes de irnos a dormir. Elhermano de Hermione al enterarse de lo que íbamos a hacer nosotros dos se negórotundamente pero ella le explico que ya era mayor de edad y podía hacer lo quequisiera con su novio.

 

Ya en el cuarto de Hermione estabacambiado y esperaba a que ella entrara por esa puerta cambiada también. Leía unlibro, la puerta se abrió y por ella entro Hermione hermosa como siempre. Se acostóalado mío y me dio un beso suave en los labios, como para tentarme. Le di unbeso apasionado y ella acepto gustosa a seguirlo. Antes de que nuestros cuerposempezaran a pedir mas nos separamos dispuestos a por fin dormir.

Me levante, todo estaba aun oscuro,tenia unas ganas inmensas de ir al baño pero para ir tenia que salir de la habitación.Mire a Hermione, se veía tan angelical. Moví una mecha de pelo que le caíasobre el ojo y se la puse detrás de la oreja. Me senté en la cama debatiéndome entrepararme o seguir durmiendo pero las ganas ganaron rotundamente. Puse misdescalzos pies en el suelo, camine hasta la puerta y la abrí lentamente. Todoestaba oscuro pero sabia perfectamente donde se encontraba la puerta del baño.Camine escuchando mis pasos cada vez que tocaba el piso, encontré la maniguetade la puerta para el baño y le di la vuelta pero cuando iba a empujar para iral baño escuche un sonido ajeno al que yo hacia.

-Malfoy
- dijo alguien detrás de mí.


Proximo Capitulo: El resultado de mi secreto.

-Malfoy
-dijo alguien detrás de mi.

Me di la vuelta y hay estaba el hermanode Hermione, había quedado completamente mudo.

-¿Si?

-Tu eres al que agarraron, el quemato a ese hombre- dijo el acercándose cada vez mas a mi.

-N
no se de
de que es
estashablando- dije yo tartamudeando por los nervios.

-claro que sabes, fuiste tu. ¿Mihermana lo sabe?- ya estaba muy cerca mío.

-No, ella no sabe nada- me agarro porla camisa que llevaba puesta y me puso contra la pared.

-aléjate de ella si no quieres que lediga.

-yo la amo.

-no quiero que mi hermana ande con unasesino.

-Lamento decirte pero me declararoninocente.

-pues eso yo no me lo trago Malfoy,tu mataste a ese hombre- empeze a sudar frio- y yo no me llevo muy bien con losASESINOS- lo ultimo que me dijo me cayo en el estomago como si fuera unapiedra.

-Yo no soy ningún asesino- lo empujepara que se alejara de mi- lo que hice estuvo mal, pero tu no sabes lo quesufro todos los días.

-Ya te dije Malfoy, aléjate de ella ose lo digo.

-ella también me ama, si le dices

-lo hago por su bien, yo no se de loque eres capas de hacer.

-yo no le haría nada a ella, ya tedije que la AMO.

-tal vez tu lo digas, pero no quierocorrerme el riesgo de que por otro "imperius" mi hermana este muerta.

 

-primero me muero yo a que le haganalgo a ella.

-¿tu piensas que me lo voy a creer?

-no es necesario, yo de aquí melargo- con la varita recogí todas mis cosas y me fui de la casa molesto.

-*Hermione*-

Sentía el sol en mi cara, abrí losojos lentamente esperando encontrar a ese rubio que me robaba el sueño pero noestaba hay. Me sente en la cama, con la vista repase cada objeto que en elcuarto había. Puse mis pies en el piso buscando mis pantuflas, al encontrarlasme pare aun medio dormida. ¿Dónde esta Draco? Me pregunte a mi misma saliendode la habitación. La casa estaba completamente silenciosa, camine hasta la salay me sorprendí al ver que Derek estaba sentado en un sillón DESPIERTO. Meacerque y le di un beso en la mejilla sentándome alado de el.

-¿Sabes donde esta Draco?- lepregunte.

-No

-¿Esta en la casa?

-no creo.

-Lo llamare- me pare de el sillón peroel me agarro del brazo sentándome de nuevo.

-no creo que debas, si se fue sin darexplicaciones debe ser por algo.

-Aun es muy temprano, lo llamare mastarde- me volví a parar y fui a la cocina para hacerme el desayuno.

Abrí el refrigerador y saque unos huevos parapreparar el desayuno, no tenia muchas ganas de cocinar pero tenia que hacerlosi no quería morir de hambre. Saque algunas otras cosas y empeze a experimentarcon los ingredientes, al final me salió algo muy parecido a un omelet. Llevelos dos platos a la mesa para que Derek y yo comiéramos, me sente y fui laprimera en probar mi invento, espere a que me intoxicara pero la verdad es queestaba delicioso. Derek comió en silencio (algo muy raro de el) y mucho mas rápidode lo normal. Se ofreció a lavar los platos mientras yo me daba un baño, elagua de la ducha estaba fría algo que no era muy agradable contando el clima deese momento. Me bañe y cambie lo mas rápido que pude para no morirme congelada.Volví a la sala pero ya Derek no estaba, en la mesa había una pequeña nota consu caligrafía:

"Hermione:

Salia comprar algunas cosas que necesito, no salgas de la casa hasta que llegue. Nome demorare mucho, en la mesa te e dejado una carta que te llego mientras teestabas bañando.

Derek"

Camine hacia la mesa y encontré unacarta muy familiar. Ese sello lo reconocería en cualquier lado, era una cartade Hogwarts. No quise abrirla tan rápido así que la deje en la mesa y busque elteléfono para llamar a Draco y preguntarle porque se había ido así de la casa.Marque pero después de varios tonos tuve que colgar, el no me contestaba.Empeze a preocuparme pero no tanto, lo llamaría mas tarde. Ahora si fui yagarre la carta y la abrí lentamente para ver su contenido. Esta no era lamisma caligrafía pulcra de Dumbledor sino una mucho mas femenina que pertenecíaa McGonagall.

"Querida señorita Hermione Granger:

Tengoel placer de invitarle a la reunión de alumnos que hace Hogwarts, se le pedirá porfavor ir acompañada. Sera un día después de que las clases en el colegioacaben, se le pide su presencia.

 

Atentamente,

MinervaMcGonagall

Directorade Hogwarts"

Guarde la carta. Una reunión donde veríaa todos esos que no había visto antes, no eran tantos ahora que me ponía apensarlos ya que con la mayoría de mis amigos me la pasaba en contacto. Detodas maneras iría, tenia que llamar a alguien para soltar mi alegría. Agarreel teléfono y marque un numero al azar para ver cual tenia en mente, al revisarel numero que había marcado era el de Draco pero de todas formas seguía sincontestarme. Agarre mi agenda y marque el numero de Ginny, después de unossegundos ya estaba hablando animadamente con la peli roja.

-*Derek*-

Caminaba por el callejón Diagon sinrumbo fijo pensando en lo que le había dicho al novio de mi propia hermana.Recuerdo cuando trabajaba en el ministerio y me habían puesto en el caso deaquel chico, lo declararon inocente pero yo nunca crei que había sido larespuesta justa. En alguna casa de Inglaterra una familia seguía triste por laperdida de un ser tan querido y todo por culpa de una banda de gente que solomataba por diversión. ¿Cómo comprobar que de verdad estaba bajo la maldición imperius?Esa pregunta rebotaba en mi cabeza, si yo hubiera estado en el juicio lohubiera condenado en Azkaban. No confiaba en nadie que callera tan bajo comopara quitarle la vida a una persona inocente.

Sin darme cuenta quede enfrente de unbar de mala espina donde de vez en cuando alguna persona extraña entraba. Conmucha valentía abrí la puerta y me sente en la mesa mas cercana. Un hombre muyflaco y desarreglado me atendió.

-¿Qué desea?

-Whisky de Fuego, por favor- pedí.

No duro mucho cuando el hombre me traíauna pequeña botella y un vaso. Al tomar el primero sentí como si algo rasparami garganta. Ya después de unos minutos la botella estaba vacía. Le pague almismo hombre que me había atendido y Sali de ese bar lo mas rápido posible. Seguícaminando sin rumbo fijo, pase tantas tiendas, unas raras y otras muy comunes.Di la vuelta en un callejón oscuro y me desaparecí.

-*Draco*-

Acostado en mi cama escuchaba el teléfonosonar por una quinta vez en el día pero no tenia la mas mínima intención de pararmea contestar. Lo que me había dicho el hermano de Hermione me había dejadopensando pero no me podía dejar intimidar así de fácil, yo la amaba y no iba adejar que cualquier persona arruinara nuestra relación. ¿Cómo lo tomaríaHermione? Fue lo primero que cruzo por mi cabeza, "ella te entendería" pensé.Matar a una persona era algo tan serio, las únicas personas que sabían laverdadera historia era mi madre, Blaise, Pansy y Theo pero sin embargo estostres últimos traicionaron mi confianza.

El teléfono volvió a sonar, su sonidose metía en mi cabeza como si fuera un horrible mosquito. Me levante de la camay lo agarre "Hermione" pensé. Conteste el teléfono dispuesto a hacer la conversacióncorta.

-¿Draco?- dijo la voz de ella.

-¿Qué paso?

-Te e estado llamando

-Estaba algo ocupado

-¿recibiste la carta de Hogwarts?

 

-si

-¿Iras?

-no se, no estoy de humor.

-Draco aun faltan meses.

-eso es cierto, lo pensare en esetiempo.

-¿estas bien?

-si, Hermione, solo estoy algocansado.

-Te fuiste de mi casa muy temprano.

-es que recordé algo, lo siento porirme así.

-no importa ¿quieres venir a comerhoy algo?

-no creo que pueda, estoy ocupado.

-¿Qué haces?

-trabajo- mentí.

-¿estudias?

-si

-bueno, espero verte mañana.

-igual, chao.

-chao- Hermione fue la primera encerrar el teléfono.

Tire el teléfono a la cama frustrado.No podía tener una conversación larga con ella sin sentir que si se enterabanuestra relación se acabaría. Ella me había confiado lo de su virginidad y yono le podía decir mi mas intimo secreto. Volví a tirarme y me tape la cara conlas manos tratando de no pensar en nada. Concentrarse era totalmente difícil,baje las escaleras y en la cocina me serví un vaso de agua. Sentado en un sillóncon la varita traje un libro hacia mi. Ya estaba completamente concentrado enel libro y los pensamientos que antes tenia se habían esfumado hasta que unruido me saco de mi concentración. Gire la cabeza y vi a una lechuza crematocando con el pico para que abriera mi ventana.

Derek había estado raro todas estosdías igual que Draco. Ya nosotros casi no hablábamos y cuando Derek aparecía enla casa Draco inventaba alguna excusa para irse lo mas rápido posible. Lonotaba algo distante, ya casi no me besaba ni me llamaba. Sentí un friorecorrer mi cuerpo y me acurruque un poco mas en el sillón. Hacia un frioindescriptible, aunque tenía calefacción el clima amenazaba con congelarmeviva. Derek no estaba ya que se había ido a su nuevo trabajo en el departamentode aurores de el ministerio de Francia pero de todas formas seguía viniendo devez en cuando para dormir en mi casa. Mis papas le habían pedido que fuera avivir con ellos pero el se negó rotundamente diciéndoles que quería estarconmigo.

Me pare del sillón y me acerque a laventana para darle una mirada a lo que ocurría afuera. Los techos de la tiendaestaban llenos de nieve y no había ni un ser vivo cruzando cerca. Era una delas peores nevadas que habían visto según decían en la televisión. Le subí unpoco a la calefacción y el cambio fue notable, pero seguía haciendo un frioatroz.

Pasadas unas horas ya había dejado denevar y si mirabas por la ventana veías a algunos niños que jugaban con lanieve dejada en los espacios vacios entre las tiendas. La calefacción eranecesaria pero solo poco ya que no hacia tanto frio. Derek seguía sin regresarasí que supuse que se quedaría en Francia como lo hacia cada vez que tenia demasiadotrabajo. Agarre mi abrigo y baje por el elevador para salir a dar un paseo yaque después de una horrible nevada solo quedaba un hermoso día que había quedisfrutar al 100 porciento.

 

Los señores de las tiendas estabanextrañamente felices, tanto que uno que tenia una frutería me regalo unamanzana mientras estaba pasando. Algunos niños comenzaron a llamarme por minombre y cuando menos me lo esperaba me encontraba participando en una guerrade bolas de nieve de la cual lastimosamente no salí muy triunfantemente.

Pase por una plaza donde las niñerassiempre se sentaban en las bancas a chismear y hablar con las otras sobre laspersonas que pasaban como si no las escucharan. Justamente pasaba enfrente deunas que todas las mañanas se sentaban en el mismo lugar cuando decían "Mira lapálida esa ya no la persigue el guapito ese, debió haberla dejado así como yolo pronostique". Saque un anillo que tenia en mi bolsillo -me lo había dado mimamá no hace mucho- y me lo puse en el dedo como si estuviera comprometida. Lasseñoras solo se callaron y me dieron una mirada de odio mientras yo lesregalaba una sonrisa triunfante y seguía caminando por uno de los senderos dela plaza. Muchas otras niñeras también me criticaron pero yo no les puse la másmínima atención.

-*Draco*-

Estaba acostado en mi cama con misambas manos mescladas en mi pelo. La luz del cuarto se apagaba y se prendíagracias a un hechizo que había echo con mi varita pero ya estaba empezando amarearme. La agarre y con un movimiento la luz quedo apagada sumergiéndome enun profundo silencio. Hermione me había dicho que su hermano no estaría ese díaen la casa, pero no quería correr el riesgo de encontrármelo. No se porquetomaba una actitud tan cobarde, yo amaba y amo a Hermione pero mi secreto es algomuy grande.

Aun acostado agarre una carta que mehabía llegado hace unos días. Era de mi madre diciéndome que todo estaba bienpor haya. Me senté en la cama y estire mis brazos tratando de cortar esatensión que tenia por todo mi cuerpo. Agarre mi mejor abrigo y me lo puseencima para ir a la casa de Hermione.

Ya enfrente de su puerta toquedébilmente pero después de unos segundos volví a intentarlo pero esta vez unpoco mas fuerte. Escuche unos pasos acercarse a la puerta pero cuando abrieronme lleve la terrible sorpresa que era el hermano de Hermione el que estaba enla casa. Se quito para dejarme pasar pero sin dejar de mirarme con odio. Sepuso muy cerca de mí con las orejas rojas, lo que yo entendí que estaba muymolesto.

-Te dije que no te acercaras a mihermana- dijo el arrastrando las palabras.

-sabes muy bien que no puedo.

-entonces quieres que le diga.

-no, tampoco quiero que lo hagas.

-¡¿Qué esperas Malfoy?! ¡Si te prometíalgo lo cumplo!

-¡Pero la amo acaso tu no entiendes!

-¡NO, NO LO ENTIENDO!

-yo no se que tienes contra mi, perote juro que e cambiado.

-¿Cambiar? ¿Con quien crees quehablas?

-¿Por qué me odias tanto?

-¡Porque eres un asesino!

-¡no lo soy!

-¡Tu mataste a ese hombre! ¡Enfrentea su familia! ¡Habían niños ¿sabes?!

-Si, lo se y estoy arrepentido.

-¡Pues de la misma forma podríasmatar a mi hermana! Y después sentirte "arrepentido"

 

-¡Yo nunca la mataría! ¿Escuchaste?-con solo un toque empuje al hermano de Hermione hacia la pared- nunca.

-¡¿Qué esta pasando aquí?!- me di lavuelta y Hermione tenia la boca abierta pero la cara roja de furia.

-Hermione yo te explico

-No tienes que explicarme nada, oítoda su discusión.

-hermana yo

-no quiero ver a ninguno de los dos,¡mi propio hermano amenazando a mi novio! Y TÚ, mataste a alguien y nunca me lodijiste.

-no es como lo escuchaste- dije yotratando de retener mi tristeza por como ella me miraba.

-¡QUIERO QUE SE LARGUEN LOS DOS DE MICASA! ¡AHORA!

Sin mucho decir extrañamente me desaparecíadentro de mi carro. No podía creer lo que acababa de pasar, ¿acaso habíamosterminado? Maneje hasta mi casacompletamente triste, no tenia ganas de nada.

-*Hermione*-

Estaba furiosa, ambos me habíantraicionado. Mi hermano me miraba sorprendido, estaba parado en el mismo lugardonde lo había encontrado. Lo fulmine con la mirada esperando a que se moviera.

-¿Qué esperas? Te dije que te fueras-dije cruzando mis brazos.

-pero
hermana
yo
solo quería lomejor para ti.

-¿mejor para mi? lo amenazaste Derek,tu no tienes derecho a decidir en mi vida personal.

-pero no me puedes echar

-claro que si, es mi casa

-¿Dónde iré?

-ese no es asunto mío.

-Hermione.

-Adiós Derek

Fui a mi cuarto y me encerré. Me acostéen la cama mientras mis lágrimas comenzaban a surcar mi rostro. ¿Cómo eraposible lo que me estaba pasando? ¿Acaso me lo merecía? Draco había matado auna persona y yo no sabia, pensé que podíamos tener toda la confianza posible.Me limpie las lágrimas con la manga del abrigo que aun llevaba puesto. Cerrémis ojos con fuerza como si los estuviera exprimiendo, el dolor pasaba por todomi cuerpo. Recordé ese momento cuando me entere que Ron me estaba engañando conLavender.

Flash Back

Estaba acostada en la cama de micuarto de Gryffindor pensando en mi relación con Ron. No estaba perfecta pero teníaesa pequeña esperanza de que todo volviera a la normalidad. Me levante y meacomode la túnica, tenia que hacer esas molestas revisiones por los pasillos.

Caminaba por uno muy solitario, cercahabía una ventana que daba directo al sauce boxeador. Al virar mi rostro me dicuenta de algo que antes no había notado, una de las puertas estaba abierta. Meacerque para cerrarla pero escuche unos ruidos así que entre.

Enfrente mío estaba Ron y Lavenderbesándose apasionadamente apunto de quedar completamente desnudos. Reprimí elgrito y las lagrimas. Estaba hay parada sin ninguna intención de movermemientras veía a mi novio comerse a besos a Lavender. De pronto detrás de mientro Draco y otro prefecto de Ravenclaw.

-¿Qué esta pasando aquí?- casi gritoel prefecto de Ravenclaw.

 

-Hermione, yo
- trato de disculparseRon pero yo solo me di la vuelta dándole la espalda para que no me vierallorar.

Lavender salió corriendo mientras queel prefecto se llevaba a Ron a rastras del salón dejándonos a mí y a Dracosolos, lo que más esperaba era que empezara a burlarse de mí pues a la "pobresangre sucia" su novio la había engañado. Sentí un brazo pasar por mis hombrosen forma de abrazo, me di un poco la vuelta y hundí mi cabeza en su hombrosoltando todas mis lagrimas, me sentía tan segura en sus brazos. Cuando terminede llorar me separe de el limpiándome algunas lagrimas que mojaban mismejillas.

-El no te merece- fue lo último quedijo antes de que se fuera con una sonrisa de medio lado.

Las siguientes semanas fueron totalmentenormales, los insultos de los Slytherin que se habían enterado de lo de Ron.Algunos de parte de Draco mientras que Harry se mostraba mucho massobreprotector recordándome a mi hermano mayor.

Fin del Flash Back

Las palabras de Draco pasaron por mimente, "¡Yo nunca la mataría! ¿Escuchaste?, ¡Pero la amo acaso tu noentiendes!". La imagen de sus grises ojos mirándome con tristeza yarrepentimiento. Nuevas lágrimas brotaban de mis ojos y surcaban mis mejillasmojándolas un poco. Me pare y como si fuera automático desaparecí de lahabitación pensando en estar con Draco en ese mismo instante. Aparecí enfrentede su casa, ¿había quitado los hechizos de desaparición? Me acerque a la puertay me tome el atrevimiento de terminar de abrirla.

Todo estaba completamente oscuro, eraun completo silencio. Recorrí la casa en la planta de abajo y al no verlo hay subílas escaleras. La puerta de su cuarto estaba medio abierto así que la abrí concuidado tratando de no hacer ruido. Hay estaba Draco, sentado en el frio piso, abrazándosesus rodillas y con la cabeza apoyada en la pared mientras veía hacia laventana. La luz le pegaba en el rosto haciéndolo ver algo tétrico. Me acerquecon cuidado y me senté enfrente de el de la misma forma como el estaba.

-Herm
Hermione- dijo mirándome consus ojos llorosos.

-Draco yo

-Te juro que estoy arrepentido de loque hice, estaba bajo la maldición imperius, necesito tu perdón.

-Yo
no se.

-yo no lo hubiera echo, te lo juro.

-¿Por qué lo hiciste entonces?

-la maldición imperius, si no haciacaso mi madre y yo moriríamos.

-¿Por qué querían al hombre muerto?

-no se, nunca me lo dijeron- cerrolos ojos.

-Hay Draco, yo confió en ti.

-¿De verdad?

-s
si- le dije medio indecisa.

-Muchas gracias, Hermione yo te amo másde lo que e amado a alguna chica, tú eres única- me dijo mientras acortaba ladistancia entre nosotros y entrecerraba los ojos.

Nuestros labios se tocaron formandouna clase de beso que nunca había sentido. Tenia cariño, delicadeza, pasión,tristeza, etc. Todos los sentimientos en un solo beso. Nos separamos por faltade aire y una sonrisa salió de mis labios. Me abrazo y yo hundí mi cabeza en suhombro mientras me pegaba mas a el.

 

-¿Sabes a que me recuerda esto?

-¿A que?

-a cuando encontraste a
- pero secallo y me dio una sonrisa de "perdón"- nada olvídalo.

-No te preocupes.

-Hermione
¿tu que sientes por mi?

-yo te amo Draco, un amor muy especial,no de amigos si no de

No pude terminar porque nuestroslabios volvieron a juntarse.


Próximo capitulo: Una nochememorable.

Por Favor comenten que siento como si estuviera pasando por una verdadera mala racha

Y si tienen tiempo los invito a pasarse a mi otro fic: Soy una Riddle

Gracias a todos por leer mi historia. Este capitulo se lo dedico especialmente a todos los que comentaron el capitulo pasado: Danny_12, mayryli, nessie_black y
jennygrangerdemalfoy.

Estaba en la escuela poniéndose sutúnica de graduación nueva, ese día por fin saldría de la universidad aenfrentar el mundo real por primera vez en su vida. Cuando por fin terminosalió de los vestidores para tratar de calmar los nervios. Dio muchas vueltaspor los mismos pasillos, admirando cada centímetro de la universidad a la queno iría más. En uno de los pasillos vio como Albert y Jessica besuqueándosecomo si el mundo se acabara, ya llevaban varias semanas saliendo. Al verme sedespegaron para nada avergonzados, no pudimos comenzar a hablar porque alguienme agarro de la cintura. Cuando di la vuelta vi a Draco con su túnica degraduación, guapo como siempre. Le di un beso en los labios pero justo cuandonos separamos sonó una campana que nos indicaba que todos teníamos que ir a elauditorio escolar. Al entrar estaba terriblemente lleno, pero de todas formas logre notar ese grupo decabelleras rojas y una negra. El directo comenzó a hablar sobre nuestro caminohacia el éxito y blah blah blah. Cuando ya todos estaban aburridos empezó amencionar los nombres, primero los estudiantes con las mejores calificaciones.

-Hermione Granger- me llamaron.

Cuando llegue agarre el diplomamientras que el salón se llenaba de aplausos. Volví a sentarme y Draco agarromi mano fuertemente sin mirarme a la cara.

-Draco Malfoy- el se paro y caminoagarrando el diploma y los aplausos volvían a sonar pero esta vez se agregaronlos gritos de algunas chicas.

Cuando se sentó el director prosiguióa decir el siguiente nombre, aunque ya todos sabían quien seria.

-Andrew Johns- hizo lo mismo queDraco, las reacciones fueron casi iguales pero a Draco le habían gritado máschicas.

Y así siguieron llamando hasta quepor fin se había terminado la graduación. Todos nos acercamos y tiramosnuestros sombreros al aire mientras se quedaban suspendidos. Andrew con unmovimiento de varita hizo que los sombreros aun en el aire se acomodarancreando un AL FIN, todos rieron. Regrese a los vestidores para cambiarme,cuando salí 5 Weasley me miraban con una sonrisa y a ellos se le agregabaHarry. Todos me abrazaron y felicitaron por haberme graduado.

 

-Ahora somos 3 los graduados- dijoRon pasándome el brazo por los hombros.

Ya Harry y el se habían graduado yaque los aurores necesitaban menos tiempo en la universidad. Draco llego y medespeino como si fuera una niñita chiquita.

-Weasley será mejor que le quites elbrazo a MI novia- dijo el orgulloso.

Ron con una sonrisa lo aparto, Dracoenseguida me agarro por la cintura acercándome mas a el. Después de hablar unrato Los Weasley y los Potter se fueron a sus casas. Draco me llevo a la mía yse despidió con un beso sencillo pero no sin antes susurrarme en el oído"Mañana es nuestro aniversario, no creas que se me ha olvidado". No pude retenerla sangre que se iba a mis mejillas y las ponía de un color rosado, el solosonrió y me dejo entrar a mi apartamento.

-*En la tarde del día siguiente*-

Caminaba por mi casa completamentenerviosa, aniversario y reunión de estudiantes no era algo como para estartranquila. Ya eran 4 meses desde que Draco y yo éramos novios. Entre al bañopara darme una ducha antes de vestirme y por red flu ir a Hogwarts. Mientras elagua caía en mi cuerpo no dejaba de recordar los buenos momentos que viví enese castillo, cuando recibí mi carta, mis primeros amigos, etc. Solté unsuspiro y seguí bañándome.

Ya fuera de la ducha me seque y cambie,un hermoso vestido turquesa con detalles en dorado. Revise debajo de la cama yde las sillas buscando mis zapatos turquesas, al fin debajo de una almohadaencontré mis zapatos. Me puse un poco de perfume y salí del cuarto a esperar aDraco, si no llegaba pronto entraríamos a Hogwarts tarde. Cuando ya mecomenzaba a extrañar que Draco no llegara el timbre de la puerta sonó.

Apenas abrí el paso con una cajita enlas manos. Iba a coger los polvos flu pero el me agarro del brazo sentándome enel sillón.

-Este es mi regalo de aniversario-adentro de la cajita había un bonito brazalete de oro que tenia inscrito "noimporta lo que pase siempre estaré junto a ti". Le di un beso, me acerque a lamesa y agarre un paquete un poco mas grande que el que el me había dado.

-estos espejos son para que cuandoentremos a trabajar nos podamos hablar- dije dándole otro beso.

Ambos nos acercamos a la chimenea ycon los polvos flu pedimos ir a Hogwarts. Caímos en un lugar lleno de chimeneasmuy parecido al que había en la universidad. Caminamos agarrados de la mano endirección al Gran Comedor. En el camino nos encontramos con McGonagall que sesorprendió al vernos así.

El Gran Comedor estaba casi lleno yno habían las mesas de las casas si no pequeñas mesas arregladas alrededor deuna pista de baile. Nos sentamos juntos a Ron y Lavender que en ese momentodaban un paseo por los antiguos pasillos que daban a la sala común deGryffindor. Harry y Ginny aun no habían llegado pero ya le habíamos guardadodos sillas para que se sentaran con nosotros. Al cabo de un rato las mesas vacíasse llenaron de personas, no solo estaban los que se graduaron el mismo año queyo, si no personas mayores y algunos menores. George y Angelina se acercaron anuestra mesa con una gran sonrisa.

 

-Les tengo buenas noticias- dijoGeorge.

Nos quedamos mirándolo mientras el estabaapunto de dar saltitos pero no decía nada. Angelina le dio un leve codazo enlas costillas para que prosiguiera.

-Angelina esta embarazada, ¿puedencreerlo? ¡Voy a ser padre!- ahora si comenzó a dar saltitos. Todos en la mesanos levantamos para felicitar a los futuros padres, después ambos se marcharona su mesa que compartían con otros chicos que estaban en su año.

-Seré tío- dijo Ron con orgullo-bueno por segunda vez.

-Oye, Ron, yo también soy hermana deGeorge- dijo Ginny con una sonrisa- y Harry es mi esposo así que también es dela familia.

La noche paso rápido, de vez encuando iba con Draco a bailar. Muchos estudiantes estaban sorprendidos al ver:Harry y Ginny ya casados, Ron y Lavender con Rose, pero la mas grande eraHermione y Draco con novios. Su novio no se había acercado al grupo deestudiantes de Slytherin que estaban en una esquina, para ser sinceros nisiquiera los había saludado. Se sentó en la mesa y me dio un vaso con jugo decalabaza que me había ido a buscar.

-¿Por qué no saludas a tus compañerosde casa?-le pregunte.

-No quiero.

-¿Qué te hicieron?

-solo es como regresar al pasado, aun muy oscuro pasado- se veía serio y tenso desde que empeze la conversación.

-entonces es mejor que no te acerqueshaya- le di un beso en los labios.

-¡Draco!- escuche a una voz detrás demí llamarlo.

-¿Andrew? ¿Qué haces aquí?

-acompaño a mi novia- venia agarradode la mano por una muchacha de cabello castaño y ojos azules.

-Scarlet Harrison- dijo ellatendiéndonos la mano en forma de saludo. Ambos se la aceptamos.

-Yo te e visto, ¿Ravenclaw verdad?-dije yo.

-Si, ven osito vamos a bailar- sellevo a Andrew de la mano mientras este se miraba apenado.

-Osito- empezó a reírse Draco.

-¿Quieres que te diga osito?- le dijeyo.

-no gracias.

Nos sirvieron la comida, todo se veíadelicioso. Entre risas nos acabamos la comida aunque Lavender hubiera estadoregañando cada 5 segundos a Ron por su forma de comer. Rose solo se reía de lascosas que sus padres hacían, ella apenas iba a cumplir los 6 meses. Siempre estabamuy activa, su cabello rojo ya empezaba a formar pequeños ricitos por sucuello, la bebe era solamente hermosa, no podría ser gran noticia de que enHogwarts los chicos la persiguieran.

Las personas comenzaron a irse, peroRon, Harry y yo decidimos ir a visitar a Hagrid, el cual no habíamos visto entoda la noche. Draco se ofreció a acompañarme pero Ginny y Lavender decidieronir a la casa porque Rose ya se estaba durmiendo.

Caminamos hacia la casa, todo estabacompletamente oscuro. A lo lejos se veían las luces de dicha casita encendidas.Al llegar tocamos la puerta pero nos sorprendió ver a un chico como de nuestraedad, de ojos celestes con el cabello castaño rizado. Todos los presentes nosmiramos a los ojos desconcertados.

 

-¿esta Hagrid?- dijo Harry dando unpaso más delante de nosotros.

-¿mi tío? Ah, se fue a el bosqueprohibido pero no durara mucho- dijo el chico dejándonos pasar.

-¿tío? ¿Desde cuando Hagrid tieneparientes?- dijo Ron extrañado.

-si, de parte de mi abuelo. Mi nombrees Elijah Lood- dijo el chico tendiéndonos la mano.

De repente tocaron la puerta y elchico la abrió para dejar pasar a Hagrid, estaba como siempre, con su barbalarga y enmarañada. Se nos quedo viendo como si repasara cada una de nuestrasfacciones.

-¡Chicos!- al fin dijo y los tres(Harry, Ron y yo) salimos corriendo para abrazarlo.

-Te extrañamos, Hagrid- dije yo yaseparándome.

-Yo a ustedes, pero Elijah me a echomucha compañía.

-Hagrid, ya tengo una hija- dijo Ronemocionado- y Harry se caso.

-¿Hija? ¿Boda?

-Lo siento por no invitarte Hagridpero es que
McGonagall me dijo que estabas en una "misión"- se disculpo Harry.

-No te preocupes muchacho, era muyimportante terminar mi misión.

-¿Cuál era la misión Hagrid?-pregunto Ron.

-Pues salvar a Elijah, su padre lomaltrataba.

-Pobrecito- dije yo, pero despuésrecordé que Draco seguía en la casa también.

Me vire y el solo miraba por la ventanaajeno a la situación. Me acerque y lo agarre del brazo para que se levantara.Aunque lo hubiera jalado con toda mi fuerza a penas lo levante.

-Hagrid, el es mi novio- le dijetratando de peinar el cabello de Draco con la mano.

-¿no es Malfoy?- dijo Hagrid

-el mismo, pero si lo conoces bien esel hombre mas perfecto de este mundo- le di un beso mientras el me agarraba porla cintura- hoy son 4 meses.

-nunca pensé que tu y Malfoyquedarían como novios.

-Nadie, la verdad- dijo Ronrascándose la cabeza.

-Bueno, Hagrid. Draco y yo nostenemos que ir- dije y sonreí cómplice cuando Draco me miraba extrañado.

-Chao Hermione.

Camine rápido arrastrando a Dracoatrás de mí. Aun no nos habíamos dicho nada hasta que llegamos a la sala dechimeneas y con polvo flu fuimos hasta mi casa. Todas las luces estabanapagadas pero con un movimiento de varita hice que se prendieran. Lo senté enel sillón y traje levitando nos vasos de agua.

-*Draco*-

-¿Se puede saber porque nos fuimos?-le pregunte a Hermione.

-es que es nuestro aniversario de 4meses y no hemos tenido ni siquiera un segundo a solas.

-4 meses, no es mucho, ojala duremosmas.

-un año, quizás.

-¿un año? Eso es muy poco.

-¿Cuántos tu quieres?

-Toda la vida- ella empezó a reírse-me encanta cuando te ríes.

-Y a mi me encanta tu risa, aunque note rías mucho.

-Creí que ya te habías acostumbrado.

-Nunca

Comenzó a hacerme cosquillas, tratabade no reírme porque sabía que ese era su objetivo. Rápidamente se vio indefensay ataque para hacerle cosquillas también. Así pasamos unos minutos tratando dehacernos reír con las cosquillas pero sin ningún resultado. Se tiro encima míotratando de llegar a lugares que me dieran risa pero yo fui mas rápido y caíencima de ella en el cómodo sillón. Nuestros ojos se conectaron por un segundomientras solo nuestras respiraciones entre cortadas por el cansancio seescuchaban. La tome de la mejilla delicadamente y comencé a besarla como nuncaantes lo había echo. Cuando pare ella me agarro del cuello acercándome mas a sucuerpo y besándome con mucha mas pasión que la que tenia el beso que antes lehabía dado. Me despojo de la camisa que tenia en ese momento dejándome solo conel pantalón.

 

Sentía como sus dedos acariciaban miespalda. Tenía algo de miedo al dar el siguiente paso porque no sabía lo queella en ese momento quería.

-Herm
Hermione
te
¿te das cuenta
a lo que estamos llegando?

-Claro que si.

Al oír eso quede levementesorprendido pero rápidamente comencé a besarla. Se levanto lentamente delsillón agarrándome de la mano para que me levantara y volviéndome a besar. Sinsu permiso la cargue hasta su dormitorio y nos deje caer en la cama. Sus manos comenzarona buscar la hebilla de mi pantalón mientras que las mías le trataban de quitarel vestido. En tan solo unos segundos ambos nos hallábamos en ropa interior,nos seguíamos besando con pasión, una de mis manos bajo para acariciar el muslode Hermione.

Sus manos se mezclaban en mi pelo. Micuerpo me pedía a llantos que fuera rápido ya que ya había llegado al momento límitede todo chico. Nos viramos quedando ella encima de mí, mis manos subieronindecisas tratando de quitarle el sujetador. Como si fuera un profesional, alos mili segundos Hermione quedo despojada del sujetador así como o de micamisa hacia ya unos minutos. Me quede por un momento observando el bellocuerpo aun no conquistado, esa noche ella seria mía. Nuestras respiracioneseran entrecortadas por la falta de aire, seguí besándola y acariciando su muslohasta que mi mano roso con una parte muy intima haciendo que se estremeciera.

Con ayuda mía mi bóxer desapareciódejándome completamente desnudo. Su mano paso levemente por mi miembro haciendoque cerrara los ojos por el placer provocado. Con solo unos minutos ambosquedamos en la cama completamente desnudos, sucedió lo que tenia que pasar.Para ella el dolor que marcaba su paso de una niña a toda una mujer, para mí elsaber que su primera vez había sido conmigo.

Quedamos en la cama cansados pero conla sonrisa marcada en nuestros rostros. Estábamos abrazados, ella me acariciabael pelo mientras yo le pasaba mis dedos en su espalda. Sin esperar mucho se durmióen mis brazos, le di un beso en los labios para después yo también acompañarladurmiendo. Sin duda esa había sido la mejor noche de mi vida, una nochecompletamente memorable.


Hola lectores, solo quería decirlesque la ultima parte del capitulo no la escribí yo. Fue mi prima que se quedo enmi computadora cuando yo iba a comprar un vestido para un evento escolar. Meencanta como escribe y hasta le he dicho que se cree una cuenta en potterficspero aun no la convenzo. Decidí dejarlo para vieran como ella escribe, creo quesin ella no hubiera podido escribir muy bien la escena. Así que
¡GRACIASVICTORIE! (aunque se que no lo vayas a leer).

 

Hola, lectores. Aquí les traigo un nuevo capitulo, este va dedicado para mi querida prima ¡
VicTorieWG!, para salesia que ha estado comentando en mis otros capitulos y para los que comentaron en el anterior: Danny_12, mayrylin

No encontrábamos abrazados en elsillón de mi cada viendo una de esas películas muggle de terror. Cada vez queuna escena fuerte venia Hermione se pegaba mas a mi cuerpo escondiendo sucabeza en mi pecho para no ver, pero como toda persona normal la curiosidad lamataba y al final quedaba viendo justamente lo que no quería ver. Su celularsonó, cuando lo saco para revisarlo vi que decía Ginny. Se separo de mí ycontesto el teléfono en un lugar donde no se escuchara el ruido de latelevisión.

Me acosté en el sillón poniendo mispiernas donde antes estaba Hermione. La película estaba realmente buena pero detodas formas ni un poquito de miedo sentía. Cerré los ojos para soloconcentrarme en el audio de la película hasta que sentí como alguien seacostaba encima de mí. Cuando los abrí me encontré con una Hermione sonriente.Le quite unas mechas de cabello que caían en su cara y la bese con dulzura.

No me podía encontrar una chicamejor, ni siquiera creo enamorarme de alguien así como lo estoy de ella. Después de unos minutos la película se acaboy comenzaron a pasar los créditos. Ella se levanto de encima de mí y me sentémejor para que ella también pudiera hacerlo. Con sus manos comenzó a peinarmeel cabello como si quisiera arreglarlo, después comenzó a jugar con mis orejas.De repente una lechuza comenzó a tocar mi ventana y me tuve que parar paraabrirla y coger la carta. Me la había enviado mi madre así que ya sentado denuevo en el sillón la abrí.

"Queridohijo,

Esperoque estés bien, solo quiero pedirte que por favor vengas a mi casa lo masrápido que puedas. No es nada serio, solo quiero contarte de algo así que notomes las cosas al extremo como sueles hacer. Dale saludos a tu novia de miparte.

PD:Ven solo, ni se te ocurra traer a alguien contigo.

Teama

Tu madre"

Cerré la carta con cuidado y la puseen la mesa que estaba enfrente. Hermione se me quedo viendo extrañada por lacarta que mi madre me había mandado. ¿Qué había querido decir ni se te ocurratraer a alguien contigo? Bueno eso estaba claro pero mi madre nunca había sidoasí, además ni siquiera conoce a Hermione y ese seria un momento perfecto paraconocerla. Pero si mi madre quería que nadie fuera, no llevaría a nadie.

Con mi celular le mando un mensaje aAndrew, el cual estaba en un trabajito que le habían conseguido en elministerio. "Prepárame un traslador a Estados Unidos" le mande.

-Bueno Draco, me tengo que ir a casade Ginny, que tengas buen viaje- me dio un beso en los labios.

 

-Adiós

Cuando se fue vi como un traslador enforma de lámpara aparecía en la sala. Apenas lo toque sentí como si dieramuchas vueltas, pero al final mi destino iba a ser Estados Unidos.

-*Hermione*-

Ginny ya me había llamado paradecirme que quería verme para hablar conmigo. Ella era mi mejor amiga pero aunno sabía el "encuentro" entre Draco y yo. No pensaba decírselo ya que eso debíaser algo nuestro y no como para andar esparciéndolo por todo el mundo. En lamisma casa de Draco me desaparecí ya que había quitado todos los hechizosprotectores que la cuidaban. Después de la horrible sensación que producíadesaparecerse me encontraba enfrente de la misma casa crema donde Harry y Ginnypasaban su vida de casados. Toque la puerta con mis nudillos y la que me abriófue Ginny.

-Adivina- me dijo cuando ya noshabíamos sentado en los sillones.

-¿Qué?

-Harry consiguió empleo en elministerio, el departamento de Aurores.

-Wao, que bien Ginny

-Hay otra

-¿Qué?

-me contrataron para un equipo deQuidditch

-Felicidades, Ginny- la abrace

-si, todo fue un golpe de suerte debodecir

-Genial

-¿y a ti como te va con Malfoy?

-bien, muy bien- sin pensarlo unasonrisa se marco en mi rostro

-¿Y esa sonrisa? ¿No me digas que
?

-si, pero no digas nada, eso espersonal.

-Oh mi Hermione esta creciendo- Ginnyhizo como si se secara las lagrimas.

-no es para tanto, Ginny

-¿CÓMO QUE NO? ¡HERMIONE FUE CONMALFOY!

-¿entonces? Llevamos siendo novios ya4 meses

-pero uno nunca imaginaria que laprimera vez de Hermione Granger fuera con Draco Malfoy.

-¿Y con quien querías que fuera? ¿ConRon?

-todo el mundo pensaba eso

-créeme que ganas a el no le faltaron

-pero tu esperabas tu príncipe azul,hay todo es tan romántico

-Ginny creo que la vida matrimonialte esta haciendo daño- Ambas comenzamos a reír.

Ginny estaba tan emocionada que hastame invito un café cosa que yo acepte rápidamente. Ella era muy especial para míya que era la única capas de entender mis locuras y yo era la única capas deentender las de ella. En el camino al café hablamos de la rara carta que lamamá de Draco la había mandado. Al fin llegamos y cogimos una mesa que estabaalgo cerca a la entrada y una camarera se acerco para pedir lo que queríamos.

-Dos cafés- dijo Ginny

-no, yo prefiero un té

-Pero Herm, tu SIEMPRE tomas café

-Cambiar es bueno, Ginny

La camarera se fue y al rato nostrajo un té y un café.

-*Draco*-

Ya había llegado a la pequeña casaque mi madre tenia en Estados Unidos. Toque la puerta y ella me abrió con unagran sonrisa. Nos dimos un fuerte abrazo y me invito a pasar, estaba igual acomo estaba cuando me fui, esa casa despedía un aire de calor de hogar. Mimadre me mando a sentar en uno de los sillones que tenia en la sala mientrasella buscaba algo de tomar. No tardo mucho cuando trajo dos vasos de agua y sesentó enfrente de mí.

 

-Hijo, te tengo que contar algo

-¿Qué?

-tengo una enfermedad, solo me quedanunos años

-¿MAMÁ PORQUE NO LO DIGISTE ANTES?

-porque sabia que reaccionarias así,siempre exagerando las cosas

-¿ESTO TE PARECE EXAGERADO?

-Draco cálmate.

-¿CÓMO QUIERES QUE ME CALME? ¡TAL VEZSI ME HUBIERAS DICHO ANTES!

-No tienes de que preocuparte, Carlyme a estado cuidando

-¿Carly? ¿Mi ex?

-si, es una buena muchacha, lastimaque terminaron

-mamá tu sabes que tenia mis razones

-pero la muchacha no es mala, soloque no le gustaban las relaciones a larga distancia, se veían tan enamorados

-eso fue hace tiempo, ahora estoy conHermione

-¿ella no es a la que te pasabasinsultando en la escuela?

-puede ser

-Vamos Draco, ¿como sentir amor portu enemiga de años?

-Yo la AMO mamá

En eso tocaron la puerta y cuando mimadre fue a abrir una chica de cabello rubio y lacio, de ojos verdes esmeralda,muy parecida a una modelo atravesó la puerta.

-¡DRAQUITO!- me grito tirándose encimade mí y dándome un beso en la mejilla.

-Hola, Carly

- tiempo sin verte, sabes estasrelaciones a larga distancia me tienen exhausta

-¿relación?- dije con un signo de interrogación

-si, la tuya y la mía, te extrañemucho

-¿tuya y mía?

-Draco, hablas como si no teacordaras, ahora que regresaste podemos casarnos

-¿CASARNOS?

-Tú me lo prometiste Draquito

-Yo no te prometí nada

-Bueno si no te sientes listo podemosseguir con nuestra relación normal.

-pero si tu y yo terminamos

-¿Qué? CLARO QUE NO

-yo pensé haber quedado claro

-pues mi padre, por si no recuerdasel carnicero, le gusta nuestra relación

-PERO SI NO TENEMOS NINGUNA RELACIÓN

-SHH CLARO QUE SI DRACO, TU MADREESTA DE TESTIGO

-Escucha esto Carly, yo me quedare aquíun rato porque mi madre esta enferma y necesita de mis cuidados

-ESO NO ES JUSTO DRAQUITO, E ESTADOCUIDANDO A TU MADRE TODO ESTE TIEMPO ASÍ QUE LO MAS JUSTO SEA QUE NOS CASEMOS

-¡YO NO QUIERO CASARME CONTIGO!

-PUES SI NO RECUERDAS LE PROMETISTE AMI PAPÁ Y A MIS HERMANOS QUE LO HARIAS ASÍ QUE NO CREO QUE QUIERAS DEFRAUDARLOS

-ya no quiero discutir mas, por favorsal de la casa

-pero

-AHORA

La vi azotar la puerta de la rabia,¿en que problema me había metido? Primero que todo nunca debí tenerla a ellacomo novia, siempre me dijeron que era un problema pero yo por mi orgulloMalfoy hice lo que me vino en gana y ahora estoy pagando. No puedo regresar aInglaterra, tengo a mi madre enferma y a una ex novia loca a la que su papácuando se entere de nuestra discusión querrá matarme. ¿Pero que hago conHermione? Yo la amo pero no la puedo traer, eso solo causaría mas problemas,problemas que ahora me tocara resolver a mi.

 

Espero que les guste este capitulo
Canción: Llorarás- Rakim y Ken Y
Este capitulo se lo dedico a las personas que comentaron en el pasado: salesia(Gracias por darme una idea que abrio por fin mi truncada imaginación), lalita1934, NymphadoraPotweasmal.
Y a todos esos que me tienen en favoritos:
alex_lovegoodAliceMalfoyGalice_hale_cullenangelita
angesaniali123barbiiiebonicullen
Cerezo_potterchuprinecrizthalCukyMalfoy
Danny_12darkbells_18darkloveDaya_potter0706
dianiwis potterdracoluciusmalfoydulce colmanEllie_Cullen
evelyn_lovegoodfloren2291Frans021Franyely
geraldine feltonginervapotterharmony-dramionehermiooone
hermmssakurabloomjenniiihjennygrangerdemalfoylalita1934
LilianitaLlewellynelunatico0030luna_bella
magiapottercontinuamaguito21maria de los angelesMarie Longbottom
MARITA2mayrylinMegara HelenaMely_Black
nere23nessie_blackNika_15nuncaestardee
NymphadoraPotweasmalPaloOmahpaolafancarlislePatri Weasley
princess1873prinxexa_mestixaprinzezita gryffyrakelrock
renesmee_cullenreyina21Ryesalesia
salsabritas22sofii_94Sol_CullenSonya_Malfoy
strangomeraVicTorieWGwaywaninayue yuna

Ya habían pasado unos días desde lacarta de Draco, impresionantemente parecía llevarlo muy bien. Me preparaba parair a casa de Ginny, ella quería leer la carta que el me había mandado. Laagarre y me la metí en el bolsillo del pantalón para después meterme en lachimenea y con polvos Flu ir a la casa de Ginny. Al llegar ella ya me esperabaen la sala, me abrazo y dio un beso en la mejilla para unos segundos después pedirmela "famosa" cartita. Al ojearla una sonrisa de lado apareció en su cara.

 

-¿Qué te parece tan gracioso?- lepregunte algo molesta

-que no se donde se te fueron tusneuronas, solo falta que en la carta escriba RECUERDA QUE TE AMO en letras mayúsculas,color rojo y con resaltador amarillo encima.

(Algo así: RECUERDA QUE TE AMO)

-¿de que estas hablando?

-te a escrito Te amo por lo menosunas tres veces.

-tal vez solo lo dijo para no herirmis sentimientos.

-si no te amara, créeme que no le importaríatus sentimientos

-¿entonces porque se fue?

-mira aquí dice que te cuides y noconfíes en nadie, ¿no te parece sospechoso?

-¿Qué hago?

-búscalo

-¿Quieres que YO vaya a EstadosUnidos?

-si, además que pierdes con ir

-puede estar con otra, una americana

-pues si es así te devuelves y ya

-mejor llamemos a mi hermano, eltrabaja en el ministerio americano, para ver si sabe algo.

Agarre mi teléfono mágico y marque elnúmero de mi hermano. Sonó varias veces pero al final del otro lado del teléfonose escucho la voz de el, Ginny dijo que ella mejor hablaría.

-Hola Derek

-Hola

-Oye soy Ginny, la amiga de Herm yquiero saber sobre la vida de Malfoy haya en Estados Unidos

- Lo único de lo que tengo informaciónes que una banda de mortifagos ataco a su madre y su nueva novia- mis ojos sevolvieron a poner llorosos.

-¿nueva novia?

-si Clarisse Vancourt

-¿familia de magos?

-pura, su padre tiene un empleo decarnicero mágico, venden carnes exóticas.

-Oh, bueno, gracias

-de nada, dile a mi hermana que laquiero

-no te preocupes se lo diré.

Ginny cerro el teléfono y me vio conalgo de lastima. Me lance para abrazarla, estaba realmente triste. Todas esaslágrimas que no había derramado en los días pasados las estaba echando en esemomento. La puerta de la sala de abrió, era Harry, el cual traía un periódicoen las manos. Lo puso en la mesa y camino lentamente para abrazarme y darme unbeso en la frente, el siempre había sido mi mejor amigo, era yo en versión masculina.Me pasó el periódico, tenía en primera plana un artículo donde Draco y unachica se abrazaban, comencé a leerlo.

" Amor enlos Estados

El joven Draco Malfoy ha estadosaliendo con Clarisse Vancourt, muchos saben que este guapo joven había estadosaliendo con la señorita Hermione Granger que en estos momentos se encuentra enInglaterra. El chico no nos a querido declarar el porque de su rompimiento,esto a formado especulaciones entre las personas.

La familia Malfoy ya a recibidomuchos golpes, como el de que Lucius Malfoy muriera y Narcissa Malfoy fueraatacada, por fin al pobre muchacho le a llegado un poco mas de paz, solo nosqueda decir que felicidades a la nueva pareja y que duren muchos años juntos."

Ambos volvieron a abrazarme, no podíaestar tan mal, después de todo si el podía seguir con su vida yo también seguiríacon la mía. Me separe un poco de ellos y con el brazo limpie mis ojos, esboceuna débil sonrisa. Se me quedaron mirando tratando de adivinar mi siguientereflejo pero no, no lloraría, por EL no me pondría así, yo seguiría con mi vidacomo si nada hubiera pasado. Todos esosTe amo, los te quiero, las discusiones, losbesos, caricias, mi primera vez
sin duda eso nunca lo podría olvidar pero nopor eso tenia que sufrir las 24 horas del día. Seria fuerte como el roble, siseria un roble, solo el mejor carpintero podría cortarme. Di un fuerte suspiro,me quede mirando la blanca pared que estaba enfrente de mí. Harry se paro de lasilla donde antes yo había estado sentada y me abrazo, yo respondí pero nollore, no, mi promesa estaba hecha y yo la cumpliría.

 

- 9 de Junio-

Ya había paso un mes y unos díasdesde mi primera vez, me sentía tan rara y a veces depresiva, pero todocambiaba en cuestión de segundos. Me estaba preparando porque Ginny y yo iríamosa una cita médica de Angelina, la cual ya iba para los 3 meses de embarazo. Habíamos quedado en encontrarnos en la clínicamágica así que con los polvos flu aparecí enfrente de Ginny y Angelina.Esperamos un rato hasta que una enfermera nos mando a pasar.

-Muy bien señorita Johnson comenzarecon los exámenes normales y después proseguiré a la preguntas- dijo el doctor.

-Esta bien, doctor.

Veía como la revisaban hasta queempeze a sentirme un poco mareada, no le hice mucho caso hasta que literalmentecomencé a ver estrellitas. Todo estaba oscuro y no sabía que pasaban.

-¡Hermione! ¡Despierta!- cuando abrílos ojos estaban Angelina, Ginny y el doctor alrededor mío.

-¿Qué me paso?

-te desmayaste- dijo Angelinapreocupada- ¿Hermione tu desayunaste ante de venir?

-Claro que desayune, como se teocurre eso.

-¿Herm desde cuando no tienes elperiodo?- me pregunto Ginny ayudando a levantarme.

-¿Por qué preguntas?

-solo responda jovencita- dijo eldoctor.

-tengo unos 10 días de atraso peroeso es todo.

-Hermione

-no creerán que
eso es absurdo- lerespondí a los tres que me miraban sorprendidos.

-¿desde cuando no tiene relaciones?-me pregunto el doctor.

-¡Oiga eso es privado!

-Herm solo responde- dijeron Ginny yAngelina al unísono.

-hace 1 mes y unos días ¿contentos?

- ¿Puede por favor hacerse una pruebade embarazo?

-¿de que habla? ¡PERO SI YO NO ESTOYEMBARAZADA!-grite histérica

-Vamos Herm no seas terca- dijo Ginny

-¿y porque no te la tomas tu?

-Sera porque yo no estoy embarazada

-PUES YO TAMPOCO

-Herm, MUEVE Y HASTE LA PRUEBA- medijo Angelina.

-Lo hare pero solo para probar que notengo nada, ¿Qué tengo que hacer?

El doctor saco una poción turquesabrillante y una cosa muy parecida a los medidores de alcohol muggle.

 

-tome esto y después sople aquí

De un solo trago me tome toda la poción,no sabia tan mal y después sople con delicadeza en el aparatito. El doctoragito la prueba y después noto una clase de pantallita que tenia, Ginny yAngelina se asomaron a verla pero después de ojearla un poco no dijeron absolutamentenada, ni siquiera un quejido. Los mire pero ninguno daba señales de quererpasarme la prueba.

-Señorita

-Granger, Hermione Granger

-Señorita Granger, la prueba diopositivo, usted tiene 1 mes de embarazo.

-¡¿QUÉ ESTOY QUE?! No
yo no puedo.

-Aquí lo dice, si quiere notar puedever toda la información.

La ojee, decía que tenia 1 mes y unosdías. ¿Podía ser posible haber quedado embarazada el mismo día de mi primeravez?

-Doctor
¿uno puede quedar embarazadael mismo día?

-bueno señorita Granger
si calculousted tuvo concepción rápida así que pudo suceder un día después.

-Lo que hace la magia, si estuviéramosen un consultorio muggle no serian tan precisos- dijo Ginny calmándose.

-¿sabes que significa esto Ginny? Estoyembarazada de Draco.

-¿se lo dirás?- me pregunto Angelina.

-no se, el esta
bueno el tiene unanueva vida y yo

-¿acaso piensas abortar?- dijo Ginny.

-claro que no, este también es MIhijo

-¿entonces lo tendrás?

-claro que si, yo nunca abandonaría aun hijo

-pero crecerá sin su padre, no puedeshacerle eso- dijo Ginny.

-mientras yo este con el, tendrá madrey padre, además no voy a ocultarle a Draco que tengo un hijo de el, solo queahora no es el momento.

-¿Cuándo será el momento? ¿Cuándo elchico tenga 17?- me pregunto Angelina que no estaba muy convencida de mi decisión.

-No, el sabrá, se lo diré cuando lotenga, cuando ya haya nacido.

-¿Por qué no se lo dices ya?- dijoGinny

-porque no quiero que este conmigopor el bebe, eso yo nunca se lo haría.

-¿entonces?

-yo se lo diré cuando el bebe este losuficientemente grande para poder vivir sin mi por lo menos un fin de semana.

-Hay Herm, no estoy muy segura de tu decisiónpero de todas formas es tuya no mía- dijo Angelina.

-exacto es mi decisión, mi bebe,nuestro hijo- mire al vacio solo por pura fantasía de imaginarme a mi y a Dracocon una familia grande, el en el momento de mi embarazo, acompañándome a la clínicapara las citas.

-Draco-

Estaba sentado en una silla, Carly memiraba directamente a los ojos. Ya había pasado casi un mes desde que me fui deInglaterra y ahora estaba desgraciadamente comprometido con mi ex, gracias lasfuerzas familiares para que no nos atacaran los mortifagos y todas esas cosasque los padres decían, como cosa normal mi opinión de adulto no contaba en esacasa. Claro que Carly se quería casar conmigo, siempre quiso aunque fuera solopor tener el renombrado apellido Malfoy que gracias a mi había quedadototalmente limpio. ¿Cómo estará Hermione? Se me pasó esa pregunta por la mente,como desearía estar con ella, escapar de todo eso, pero estábamos siendovigilados, por mortifagos y aurores al mismo tiempo. De repente una alegría inimaginable recorrió micuerpo como si fueran las cenizas después de una gran explosión. En mis labiosse formo una sonrisa y de repente sentí como si unas mariposas volaranjustamente debajo de mi ombligo haciendo que pusiera una de mis manos en ellugar. Carly me miro como si estuviera loco pero yo solo me limite a cerrar losojos y ensanchar mi sonrisa, no me había sentido tan feliz desde hacia ya días ypara acabar no sabia ni siquiera el motivo.

 

-¿Estas bien?- me pregunto "preocupada"

-Claro que estoy bien, solo estoyfeliz ¿acaso no puedo?

- tu nunca estas feliz

- pues tengo mis motivos ¿no crees?

-deberías estar feliz de que sea tuprometida, es un gran honor para la familia Malfoy.

-preferiría mil veces casarme con unamuggle que casarme contigo, a mi la sangre ya no me importa.

-pero si antes tu novia era unasangre sucia, ¿Qué diferencia hay entre eso y un muggle? Los dos son puraescoria.

-Vuelves a llamar a Hermione así y tejuro que no soy responsable de mis actos, ella es millones de veces mas mujerque tu- le dije apuntándola con mi varita para después ir a mi cuarto con paso rápidoy azotar la puerta.


Proximo capitulo: El segundo y tercer mes= desastre total

Lo siento mucho por el atraso, y creo que debo dar la "mala" noticia de que no podre actualizar muy seguido pues mi colegio comienza exámenes trimestrales y parece que los maestros se han empeñado a hacernos la vida imposible. Espero que les guste el capitulo:
-Anna Weasley Granger


Quiéndijo que el embarazo seria difícil? Pues si alguien lo dijo quiero decirle queesta en todo lo correcto. Ya llevo dos meses que para mi se han hecho demasiadolargos, a veces me dan nauseas y otros síntomas bien raros. Ginny se la pasabaconmigo, parecía chicle. Desde que le había dicho que yo quería que Harry yella fueran los padrinos se notaba mucho más feliz de lo normal. Si ahora mesiento mal de vez en cuando ¿Cómo será cuando el bebe comience a patear? Talvez no lo haga y sea tranquilo, ¿pero y si toma complejo de Canguro? No, eso ni quiero pensarlo. Me pare de lasilla y puse el libro que en ese momento leía. Las buenas noticias se lapasaban llegando, ya había conseguido trabajo en el ministerio, departamento deRegulación y Control de las Criaturas Mágicas. El jefe del departamento era unhombre anciano que no tenia hijos y vivía con su esposa, para el yo era como suhija. A Teddy lo cuidaba de vez en cuando porque me había encariñado con eseniñito, ya me había vuelto una de las pocas que lo podían controlar, pero habíaque entenderlo solo tenía 4 añitos. Me prepare pues iba a ir a la casa deAndrómeda para buscar a Teddy y llevarlo a pasear. El doctor me había prohibidodesaparecerme y podía usar la red flu de vez en cuando. Agarre un poco depolvos y a solo los segundos ya me hallaba saliendo de la chimenea. Teddyestaba sentado muy cómodamente en un sofá, al verme salió corriendo paraabrazarme.

 

-Holamemi- me dijo ya que así había planeado llamarme

-Hola,Ted

-¿Dóndeiremos hoy?- dijo el chico con el cabello en ese momento azul

-Visitaremosa los señores Sullivan

-Genial,esa señora siempre me hace galletas

-¿Dóndeesta tu abuela?

-enla cocina, ven- me agarro de la mano y me jalo adonde Andrómeda tomaba café.

-Hola,Hermione

-Hola-me acerque y nos dimos un beso en la mejilla.

-¿tellevaras a este diablillo?

-claro,pero conmigo es un angelito

-¿ycomo va el embarazo?

-muybien gracias

-Memicuando tengas a ese niño vamos a jugar muchas cosas- dijo Teddy aun agarrandomi mano.

-¿Cómosabes que será niño?

-tengoun presentimiento

-Bueno,Ted, tenemos que irnos.

-chaoabue- se despidió Teddy con la mano mientras nos metíamos a la red flu.

Cuandollegamos no había nadie en la sala así que fuimos a la cocina, hay estabanambos. Gary Sullivan, mi jefe, un señor de ojos almendrados y de cabello canoso;Mary Sullivan, una señora muy agradable que le encantaba estar rodeada deniños, y por tanto le gustaba mucho cuando Teddy y yo visitábamos. Ted corriórápidamente donde ellos estaban y los saludo con un abrazo, yo hice lo mismopero sin correr. Ellos eran muy atentos conmigo, desde que le había contado aGary que estaba embarazada me habían apoyado el 100% ya que era la hija queellos nunca habían tenido. Claro que a mis padres también se lo había dicho,ellos habían estado sorprendidos pero al final se pusieron muy felices. Aun aDerek no lo había dicho nada para evitar problemas pero sabía que en algúnmomento tendría que hacerlo. Mary nos invito a pasar, los 4 nos acomodamos enla sala y de repente comenzó el tema favorito de los señores Sullivan: miembarazo.

-¿ycomo vas Hermione?- pregunto Gary

-muybien, aunque me están dando muchos malestares

-tranquilapequeña, esos malestares vienen y van, según tengo entendido las molestiasempiezan a bajar a partir del 5 mes- dijo Mary

-aunfaltan tres largos meses.

-yaveras que pasan volando- dijo Gary- ya queremos tener a esa pequeña criaturacon nosotros.

-yyo conmigo

-serácomo mi hermanito, le enseñare cosas y cuando vaya a la escuela le escribirécartitas- dijo Teddy

-claroque si Ted, tu vas a ser como su hermano mayor-dije yo tocándome debajo delombligo.

-¿ylo puedo llamar hermanito?

-ClaroTeddy, lo puedes llamar como tú quieras

-súper,¿señora Sullivan, hizo galletas?- pregunto Teddy ya que las galletas de laseñora Sullivan eran realmente deliciosas.

-claroque si bebe, ¿quieres?

-porfavor- Teddy dio una dulce sonrisa con la que convencía a todo el mundo, eseniño era realmente tierno.

 

-Hermionetengo un viaje a Estados Unidos programado en el ministerio y quería saber sipodías ir, es este fin de semana-dijo Gary

-losiento, Gary, pero me e ofrecido a cuidar a Ted

-memiy yo la pasaremos genial- en ese momento Teddy cambio su color de cabello arubio platinado y sus ojos que tenia avellana a grises. De repente un fuertedolor de cabeza me dio y me sentí MUY mareada-¿memi estas bien?- me dijo Teddyacercándose.

-siTeddy, estoy algo mareada ¿Gary me podrías regalar un vasito con agua?

-enseguidate lo traigo- Gary salió de la sala dejándonos a Teddy y a mi solos.

-¿espor mi apariencia? ¿te pone triste?- dijo Teddy mirándome con esos ojos grises, hasta ese momento no me habíapuesto a pensar que era muy parecido a Draco, por cosas de la vida Ted ya sabiatodo y lo entendía a la perfección.

-No,Teddy, tranquilo, es el embarazo

-¿elbebe te esta haciendo eso? ¿Por qué?

-esel cuerpo que se adapta a los cambios, eso es todo, no le eches la culpa albebe

-Ok,¿Qué aremos hoy?

-loque tu quieras, pequeñín

-nome digas pequeñín, ya yo soy grande

-Esta bien Teddy

-pequeñínva a ser el bebe que vas a tener, eso si será chiquito- con sus manos trato deponer la estatura (la cual era de unos 5 centímetros)

-Teddy,el bebe no va a ser tan pequeño, es algo mas grande- con mis manos separe lasde el dejándolas a una altura considerable. Justo después ambos Sullivansalieron de la cocina.

-3meses-

Estabaacostada en mi cama viendo la Tv, no había nada bueno pero algo tenia quehacer. Ese día tenia cita con el medico para ver como iba el bebe, por eso Garyse había ocupado de dejarme el día libre aunque yo le hubiera rogado unas 100veces que me dejara trabajar ese día. En ese momento sentí unas nauseasinmensas, rápidamente corrí al baño y vomite, esto ya no era muy extraño ya quesi se podía decir estaba viviendo en el baño. Me lave la cara con un poco deagua fría y volví a caminar hacia el cuarto. Ya era casi hora de ir a laclínica, el doctor me había prohibido usar polvos flu o desaparecerme así quetenia que llamar a un taxi mágico.

Despuésde un rato salí del edificio y monte el taxi en dirección a la clínica mágica.Al llegar me senté en uno de los sillones de espera, no tuve que esperar muchoya que una de las enfermeras me dejo pasar de inmediato a la sala de exámenes.El doctor me hizo acostarme en una silla y me puso una crema que estabarealmente fría. Después de unas cuantas tomas con la maquina (que era exactamenteigual a la de los muggles) me dejo pararme, no sin antes darme un papel paraque me secara la crema.

-Puesel bebe esta muy bien, ya en la siguiente cita podre decirle el sexo

-Yaestoy ansiosa

-deberíair pensando en nombres

-lohare doctor, no se preocupe

-muybien, creo que solo tengo que decirle que se cuide

-¿ylos malestares?

-SeñoritaGranger, no hay ningún embarazo que no traiga malestares, de todas formastómese esto de vez en cuando- le dijo dándole una poción de color rosado.

 

-Adiósdoctor

Salíde hay pero un pensamiento regreso a mi cabeza, la verdad es que lo tenia desdehacia ya días. Tenía que decirle a Derek sobre mi embarazo y rogarle por favorque fuera discreto. Agarre mi teléfono celular y marque su numero, por suerteel era de esas personas que no vivía sin su celular alado así que me contestorelativamente rápido.

-Hola,Herm

-Hola,Derek. Te llamo porque quiero contarte algo

-Dime

-mira,ya sabes que no nos hemos visto desde hace meses..

-nole des vueltas al asunto y solo digo

-Tengo3 meses de embarazo

-¡¿Qué?!

-peropor favor se discreto

-¡¿ESDE MALFOY, VERDAD?!

-si

-¡LOMATO! ¡TE JURO QUE LO MATO!

-elno sabe, así que no vayas a decirle

-¡TENGOQUE DECIRLE HERMIONE! ¡HA DEJADO EMBARAZADA A MI DULCE HERMANITA!

-note pongas en planes ¿si? Ya no estoy tan pequeña

-¡CLAROQUE LO ERES! ¡SOY MAYOR QUE TU Y AUN NO TENGO HIJOS!

-esporque no quieres, yo amo a este bebe que esta creciendo dentro mío. No meimporta que digas, serás discreto.

-¿sabeslo que estas haciendo?-me dijo ya mas calmado- vas a criar a un bebe TÚ sola

-estoymuy consciente de lo que hago, gracias por recordármelo

-Nome importa lo que me hayas dicho hermana, yo tengo que enfrentar a Malfoy

-porfavor no lo hagas

-note prometo nada- seguido el cerro el teléfono.

-Derek-

¡MIHERMANA EMBARAZADA! La noticia me había caído pesado, ella era mi hermanita, lapequeña que siempre quise proteger, la que hacia todo lo que decía porque erasu hermano mayor. Ahora ella llevaba una criatura dentro de si, no puedo negarque estoy algo feliz, después de todo es mi sangre igualmente. Le tenia quedecir a Malfoy lo que había hecho, el se tenia que hacer cargo de ese bebecostara lo que costara. Recogí mis cosas y me fui del trabajo temprano, teníaun rumbo fijo, la casa de los Malfoy.

Notarde mucho en llegar, me baje del automolesto y camine hasta la blanca puerta de madera. Toque con mis nudillosesperando respuesta, nadie me contestaba así que me dispuse a buscar dondetenían el timbre. Cuando lo encontré lo toque unas dos veces pero aun no habíarespuesta de que alguien fuera a abrirme. Resignado camine de regreso a micarro pero escuche un sonido de la puerta al abrirse detrás de mí. Una mujerque rápidamente reconocí se asomo por la puerta. Camine hacia ella de nuevo y suspirelleno de ira.

-¿Estael joven Malfoy?

-elsalió, ¿Quién lo busca?

-¿sabecuando regresara?

-noy tampoco es que me importe mucho

-deberías tratar con mas respeto a tu prometido

-¿creesque lo quiero?

-nome sorprendería si no lo quisieras, de todas formas tienes esa manía de usar ala gente.

 

-esofue en el pasado, Leblanc

-perolas victimas no olvidamos, Clarisse

-¿Quéte trae por aquí?

-digamosque vine a darle un recado a Malfoy

-¿dequien?

-Granger
solo Granger

-¿sepuede saber que es?

-no,creo que ya no tengo muchas ganas de darlo, te veo después- le guiñe un ojo yme aleje con una sonrisa en mi rostro.

-Draco-

Habíasalido un rato para olvidarme de todo. Últimamente me sentía muy mal,inexplicables nauseas, mareos, repentinos cambios de humor y uno que otro raroantojo. Ya había ido al doctor pero no encontraba razón de los malestares. Mepare de la hierba, estaba cerca de casa pero era tan escurridizo que nunca meveían, y así prefería que siguiera. Camine hacia ella lentamente queriendo nollegar, estar hay era vivir en un infierno. ¿Cómo seria mi vida si estuvieracon Hermione? Fuera el hombre más feliz de mundo con solo tenerla a mi lado sinninguna relación o algo parecido. Ver su sonrisa cada mañana, por eso pagaríamás de un millón de dólares por volverla a ver por lo menos solo una vez. Rosarsus labios cada instante que nos dábamos ese beso lleno de amor. Sin duda quenada de eso se olvidaba, si algún día la podría ver de nuevo.

Alentrar la vi, la dueña de mis pesadillas estaba sentada viendo televisión. Nola salude ni nada de eso, el contacto físico con ella para mi era doloroso,simplemente no la soportaba. Sus ojossiguieron mis movimientos como un animal apunto de atacar, determinaban cadapaso que hacia. Me quede viéndola esperando que dijera algo, no dijo nada así queseguí caminando hacia mi cuarto.

-¿tesuena el apellido Granger?- me pregunto. Sentí como se hacia un gran vacio enmi estomago.

-si,¿Por qué?

-pornada ¿Quién es?

-Hermione
ella es de apellido Granger- al decir eso note como la cara de Carly se ponía algomas pálida de lo que ya estaba.

-Oh,Ok

-¿escuchastealgo sobre ella?

-no,nada, olvídalo es que el apellido me vino a la mente y me intrigaba saber quienera.

-estabien, me iré a dormir así que no molestes.

-loultimo que quiero hacer es molestarte

-cerraremi puerta con llave por si acaso

-comoquieras.


¡Hola lectores! Ya que terminaron de leer el capitulo (o almenos eso creo yo) quiero hacerles una preguntita: ¿Quieren que vaya mas rapido con los meses o prefieren que los haga de dos en dos?
Para todos aquellos que pensaron que la pregunta seria ¿que sexo quieren que sea el bebe? o ¿como le pongo? Quiero decirles que eso ya lo tengo muy bien elegido desde el principio de la historia. Asi me despido,
-Anna Weasley Granger

¿Qué hay lectores? Espero que les vaya estupendamente bien asi como a mi, ya e presentado 3 exámenes y puedo decir que hasta ahora me a ido muy bien. Se preguntaran (o no) ¿Por qué actualizo? Cierto, tenia planeado actualizar el viernes (fecha en la que se acaban los examenes trimestrales) pero mi prima me puso tan contenta que me pregunte ¿Por qué actualizar el viernes y no el lunes? Asi que me puse manos a la obra sacando mi capitulo mas largo hasta ahora (o eso creo yo). Espero que les guste asi como a mi me gusto escribirlo:
-Anna Weasley Granger


-4meses-

 

Eraun día hermoso, se podían ver a esos pajaritos volando y cantando felices. Esedía no tendría nada que hacer ya que el doctor me dijo que revisaría el sexodel bebe a partir del quinto mes. Un mareo me ataco, tuve que recostarme de lapared para no caer hay mismo. Era raro pero cuanto mas tiempo pasaba más fuertese hacían los síntomas, a veces llegaba a pensar que mi propio cuerpo queríamatarme. Las nauseas iban y venían tan seguido que estaba empezando a pensarque podría poner una sabana y una almohada en el baño para así no tener quecaminar. La señora Weasley me decía que después del parto todo habría valido lapena, claro que lo valía, iba a nacer mi hijo/hija. Ya se me notaba un poco,pero yo sentía que estaba mucho más gorda. Ginny dijo que estaba empezando avolverme paranoica pero yo sabia que era verdad, después de todo ¿Qué mujerembarazada no engorda?

Caminea la cocina y me serví un vaso de agua fría. De solo un trago lo vacíe. Me pusea imaginar como seria el bebe que llevaba adentro: su color de cabello, susojos, su piel. Tal vez cuando naciera tuviera los ojos castaños y el cabellorubio, o quizás los ojos grises y el cabello rubio, ojos castaños al igual quesu cabello. Tantas combinaciones posibles, no se podían tomar solamente a lospadres, no, también a los abuelos, hermanos, tíos. En la familia de parte de mimadre la mayoría tenían los ojos azules y de parte de mi padre castaños y soloalgunas unidades los tenían verdes. Mi bebe podría nacer con cualquiera de esoscolores, pero era imposible no dejar de imaginarme como cargaba al bebe yanacido. De repente mi celular sonó, no sabia exactamente donde estaba así quetuve que quitar algunas cosas para poder contestarlo.

-¿Hola?-dije

-Hermione,hoy tenemos una conferencia de prensa para hablar de la nueva ley en eldepartamento- dijo Gary al otro lado del teléfono.

-Ok,Gary yo voy no te preocupes.

-gracias,después de todo esto no hubiera ocurrido si no fuera por tu creatividad

-mehalagas

-uncoche de la empresa te buscara, nos veremos en el Magic Palace

-bueno,hay te veo

-seme olvidaba decirte algo

-¿Qué?

-mas vale que te vistas rápido porque la conferencia es en una hora

-¡¿Qué?!Gary como se te ocurre llamarme hasta ahora

-losiento querida, son los años

-note preocupes, yo me cambio rápido, chao- cerré el teléfono.

Rápidamenteme bañe y cambie, ya cuando había terminado el carro me esperaba afuera de miedificio. Me había puesto un hermoso vestido blanco con un pantalón abajo. Ensolo unos cuantos minutos el chofer me había llevado al lugar. Entre al salónde conferencia, todos los reporteros para distintos periódicos estabansentados, había una enorme mesa donde la mayoría de mis compañeros de trabajoestaban, en el centro de ella se encontraba Gary que con un ademan de mano meindico que me acercara.

 

-Quebien que viniste- dijo el

-note podía dejar aquí solo

-Sabes, conocí a un chico muy amable- hayvenían de nuevo los intentos de Gary para trabajar de Cupido.

-noestoy de ánimos para citas

-¿nocrees que el bebe necesita un padre?

-conmigoes suficiente

-¿ysu padre?

-elesta muy lejos

-
bueno comencemos la conferencia.

Despuésde muchísimas preguntas y fotos la conferencia había terminado en todo unéxito. Gary me llevo en su carro a mi casa, "debería comprarme un carro" pasopor mi mente. Subí las escaleras de mi edificio, me encontré con varios mugglesque hay vivían también pero nuestra relación no había pasado de un hola yadiós. Me tire al sillón cansada, ¿Por qué todo era tan difícil? Adonde fuerasiempre llegaba al tema el padre de mi bebe, y los que ya sabían me preguntaban"Pero Hermione ¿Cuándo le vas a decir?" Con solo pensar en el la tristeza meinvadía y digamos que no era muy fácil olvidarlo, después de todo lo único queaparecía en los periódicos era su compromiso con esa dichosa mujer. Tanto queya ni compraba los periódicos hasta que alguien me dijera que aparecía algo interesante queno fueran noticias sobre el. Pero de todas formas, el era el padre del bebe quecrecía dentro mío, el primer hombre con el que había estado y el único del quellegaría a enamorarme. Lastimosamente no creía que el sentimiento fuera mutuo,el se había ido y la esperanza de que regresara se había esfumado hace rato.Pase mi mano por mi vientre, yo seria madre y padre para ese pequeño/pequeña.¿Cuándo le diría a Draco que estaba embarazada? No se y para mi era mejor sinunca lo supiera.

Mirepor la ventana, las estrellas comenzaban a aparecer en el negro cielo. No mehabía dado cuenta que era tan tarde. Estaba agotada, el medico me había dichoque me cansaría mas rápido. Camine hacia el baño para darme una ducha y poderdormir fresca. El sueño invadió mi cuerpo, me acosté en la cama y sin muchoesperar quede profundamente dormida.

-<Draco>-

Erade mañana, aunque las nubes amenazaban con llover me parecía un día perfectopara salir a dar un paseo. Sin despedirme de nadie salí de la casa, ¿ahoradonde iría? Tal vez al parque, o quizá al lago, tantos lugares y tan pocotiempo. ¿Por qué poco tiempo? Pues mi madre me había prohibido salir, era comosi fuera un niño pequeño que no sabe lo que hace. Según ella corría "peligro"haya afuera, me regañaba cada vez que me desaparecía sin dar muchas explicaciones.Caminando sin ir a un lugar fijo quede en un pequeño puesto donde vendíanperiódicos, alado del puesto había un callejón, hay yo había estado variasveces. El vendedor de periódicos era mago, vendía periódicos de ambos mundos,claro que los mágicos no los tenía a la vista. Al verme saco el más recienteejemplar de "El Profeta" donde como ya sabia iba a aparecer mi "compromiso" conCarly, pero algo me dejo impactado e hizo que comprara de una vez el periódico.Había una foto donde aparecía MI Hermione,abajo decía en letras pequeñas "Conferencia sobre la nueva ley del departamentode Regulación y Control de Criaturas Mágicas". Era ella, la podía reconocer akilómetros de distancia, se veía tan hermosa
¡Espera! Algo estaba mal en sucuerpo
era yo o ella estaba ¿diferente? Si definitivamente lo estaba, de ellaresplandecía un brillo que nunca antes le había visto. Sin pensarlo llegue denuevo a la puerta de mi casa, entre, Carly y mi madre se me quedaron mirandoapunto de regañarme pero yo pase de largo y entre a mi habitación. En esaimagen ella se veía tan hermosa, mas que lo usual, había algo raro en ella, unraro en el sentido bueno. En la figura se veía como sonreía y volteaba lacabeza para ver a un señor de edad avanzada que la agarraba por el brazo. Masabajo en letras muy pequeñas decía: "Gary Sullivan, director de el departamentode Regulación y Control de Criaturas Mágicas, acompañado de la señoritaHermione Granger".

 

Conun toque de varita hice que la imagen saliera perfectamente recortada y conotro toque hice que se duplicara. La segunda foto era un poco más grande y conun poco de cinta adhesiva la pegue en mi pared. Hay la vería todas las mañanas.La primera la metí en un cajón que estaba alado de mi cama. Como quisiera estarhay con ella, respirando su aroma y sintiendo su tibia piel sobre la mía. Salíde mi cuarto, hay estaban mi madre y Carly que seguían mirándome esperando quehiciera algo o dijera algo.

-¿Quierenalgo?- pregunte

-Tedije que no volvieras a salir- dijo mi madre

-creoque estoy lo suficientemente grande como para valerme por mi solo pero igualgracias por preocuparte- dije con sarcasmo

-¿Quéfuiste a hacer?- dijo Carly

-acomprar un periódico

-¿Quésale?- dijo mi madre

-nadade otro mundo, solo una noticia de el ministerio de Inglaterra

-¿Quépaso?- dijo Carly fingiendo interés.

-Nada,solo una nueva ley, donde aparece Hermione
- esto ultimo lo dije muy bajo perolo suficiente como para que Carly y mi madre escucharan.

-¿Acasonunca te olvidaras de ella?- me dijo Carly

-NO,nunca lo hare, la amo y si no fuera por ustedes estaría con ella y seria elhombre mas feliz de esta tierra.

-PeroDraco, cariño, tu sabes porque lo hicimos hijo

-Túdijiste que me apoyarías, que si era feliz la aceptarías, pero no lo hiciste.¡¿Que hubiera pasado si la hubiera embarazado?! ¡¿Odiarías a nuestro hijo?! ¡¿Lo separarías de mí?!

-Nohijo, claro que no, un niño es algo muy serio

-Algoserio que yo con gusto aceptaría, ¡Ya no me importa la sangre mamá! ¡Nunca meimporto! Solo seguía con los ideales que tu y mi padre querían, pero nunca meescucharon. Nunca escucharon los sollozos que salían de mi cuarto cuando mesentía triste, cuando necesitaba un poco de cariño.

-Hijoyo nunca pensé que te sentías así.

-¡Claroque no lo pensabas! Nunca lo hicieron, ahora si me disculpan quiero largarme deaquí lo mas pronto posible, no me esperen- Salí enfadado de la casa azotando lapuerta, esa charla nunca pensé que llegaría pero ahora me sentía desahogado.

 

-<<5Meses>>-

Laluz me pegaba directo en la cara. Me pare de la cama con pesadez, el pisoestaba realmente frio. Me asome por la ventana, era otoño, las hojas de losarboles estaban coloreadas de la escala entre el naranja, el amarillo y elrojo. Entre al baño y me di una ducha. Ya estaba arto de vivir en esa casa, la combinaciónde mi madre y Carly era infernal. Desde la "charla" que había tenido con mimadre ella se notaba mucho mas distante, no me sentía culpable, ella tenia quesaber todo lo malo que había echo en mi niñez.

Mecambie de ropa y abrí la puerta de mi habitación lentamente. Quería salir de lacasa lo más pronto posible, aunque no fuera a escaparme y viajar a Londres mimadre y Carly se ponían histéricas. Pasela sala sin hacer ningún ruido, todo iba perfecto hasta que
¡Ruth! La perrapoodle de Carly se me quedaba viendo, ella era como la señora Norris de Carly. Conla mano le hice señas para que no empezara a ladrar, pero antes de queasegurara que no ladraría salí corriendo como un niño pequeño hacia afuera.

Despuésde caminar un rato llegue a una plaza, mire al cielo y de repente comenzó allover. "Genial" pensé, solo esto me faltaba. Me refugie en un café, aprovechepara tomarme algo caliente y leer un poco el periódico. Las noticias seguían siendolas mismas, aunque ya no salía mucho sobre mi compromiso. En todo ese tiempo habíallevado la foto de Hermione en mi bolsillo, de hay solo salía cuando me iba acambiar de ropa o me iba a dormir. Deje el dinero en la mesa y salí, aun estaballoviendo pero con menos fuerza que antes. Me estaba mojando, de repente recordécuando ella y yo nos habíamos peleado, yo la perseguía en el carro mientras queella se mojaba. Necesitaba regresar rápido a mi casa si no quería agarrar unresfriado que me mantuviera haya adentro con Carly y mi madre. Me metí por un callejóndonde ya antes había estado y en el cual llegaría más rápido a casa. Al final habíauna calle muy transitada, cuando ya estaba llegando a ella escuche que alguienme llamaba. De repente sentí un horrible golpe en mi espalda y como caía al húmedopiso.

->-

Esperabaa Ginny al frente de mi edificio. Ya tenia 5 meses de embarazo y la barriga seme notaba pero no era una exageración
aun. Los malestares de habían casidesvanecido, claro que a veces sentía cansancio pero ya no era tanseguido. Me estaba comenzando a ponerimpaciente, si Ginny no se aparecía con su carro llegaría tardé a mi cita conel doctor. Cuando ya estaba apunto de llamarla para ver por donde iba vi sucarro acercarse y parar enfrente mío. Me monte y ella arranco sin siquierasaludarme.

-Hola-le dije

-Hola,Herm

-¿Porqué tan callada?

-Harryse fue hoy en la mañana, recibieron un ataque de mortifagos en Estados Unidos.

-¿entonces?¿Le dijeron quien era?

-No,solo que tengo miedo de que lo ataquen

-porfavor, Ginny, Harry mato a Voldemort, el podrá con unos mortifagos

-poreso mismo tengo miedo, el lo MATO

-Oh,entiendo

-bueno, esperemos que todo este bien

 

-si

-¿noestas emocionada?

-¿Porqué iba a estarlo?

-Hoysabrás el sexo de tu bebe, sinceramente espero que sea niña

-¿niña?¿Por qué?

-nose, me gustaría platicar con ella, hacerle moñitos, comprarle vestidos

-Ginny,seria mi hija- dije yo riéndome.

-peroyo su madrina

-ami no me importa que sea

-¿yapensaste en nombres?

-no

-¿Quéesperas?

-saberel sexo

Pasamoshablando todo el camino hacia el consultorio, Ginny me decía nombres de niños yniñas pero yo solo le negaba con la cabeza. Decía muchos, unos raros y otrosnormales, no me sorprendía mucho porque después de todo a ella le gustaban esosnombres "exóticos". Entramos al consultorio justo a tiempo, la enfermera sinmucho esperar nos dejo pasar. El doctor estaba en su silla esperando a quepasara, ya sabia que hacer así que rápidamente ya me veía acostada en la silla.Me puso esa crema fría en el vientre ya crecido y comenzó a pasar un aparatopor ella. Solo veía todo tipo de manchas, cosa que el doctor parecía identificarcada una. Ginny solo veía al televisor como si fuera algún tipo de rompecabezas.El doctor hizo un movimiento de varita poniendo una nítida imagen de lacriatura que crecía adentro mío. Podía ver sus manos, brazos, piecitos,piernas, cabeza, orejas, ojos, en fin.

-felicidadesseñorita Granger, va a tener un varón- mire a Ginny, la pobre tenia cara de desilusiónpero aun así tenia una radiante sonrisa.

-¿estasano?

-Porsupuesto que esta sano, siga así y tendrá un buen parto.

-Graciasdoctor

-Pornada, solo hago mi trabajo

Ginnyy yo caminamos hacia el carro, la desilusión se le había pasado y ahora dabasaltitos de alegría. Yo también estaba muy feliz, el bebe estaba sano y eso eralo mas importante. Cuando Ginny arranco se me quedo mirando con una gransonrisa.

-¿yentonces?

-¿entoncesque?

-¿Cómole pondrás?

-nose

-Piensarápido

-

-¿Quétal si le pones Draco?

-¿Draco?

-Esel nombre de su padre ¿no?

-si

-entoncespodrías ponerle Draco

-¿Dracoa secas?

-no,piensa en otro, ya no te daré mas ayuda

-Alexander
-dije en voz baja.

-¿eseno es el nombre del loco de tu ex?

-Si
pero no lo digo por el, si no por mi padre, el también se llama Alexander

-Si,se me había olvidado

-yatengo el nombre

-¿segura?

-Segurísima,se llamara Draco Alexander

-megusta como suena

-ami también.

--

Meencontraba en Estados Unidos por un ataque que se le había echo a yo no sequien. Era importante por la simple razón que los mortifagos estaban metidos enesto, aun quedaban algunos y por miedo a los aurores de Londres se habían ido aesconder a Estados Unidos. Un poco de periodista tomaba fotos del ministro deEstados Unidos, me hice paso entre la multitud mientras ignoraba a los sorprendidosde mi llegada. El jefe del departamento de aurores de dicho país y mi jefe charlaban.Cuando se dio cuenta que estaba acercándome mi jefe me llamo con la mano paraque me acercara.

 

-Roger,este es Harry Potter- dijo mi jefeGustav Sanders

-Si,Gustav, he oído mucho sobre este muchacho- dijo el otro jefe.

-disculpeseñor, ¿usted sabe a quien atacaron?- dije amablemente

-losiento muchacho, pero esa información la han mantenido en secreto, de lo único quese es que el muchacho se encuentra en coma.

-¿encoma?

-si,eso es lo que oí

-detodas maneras, gracias

-denada

Mealeje de donde los otros estaban hablando, el golpe debió haber sido fuertecomo para que alguien quedara en coma. Ahora si se debía andar con cuidado,tenía que avisar a Ginny, a los Weasley, a Hermione. Todos ellos corríanpeligro, aunque los demás aurores dijeran que no creían capas que losmortifagos fueran a Inglaterra de nuevo. Con mi celular llame a Ginny, estaestaba raramente feliz y después fue que recordé que ese mismo día le dirían aHerm el sexo de su bebe. Sin mucho esperar Ginny me grito que seria un varón,la alegría paso por mi cuerpo pero no me iba a poner a dar brinquitos ni gritaren medio ministerio de magia. Le dije que debía cuidarse, que llegaría al día siguiente,pero ella con toda esa alegría lo único alcanzo a decir fue "si Harry, Hermionedormirá en casa, ambas no cuidaremos, no te preocupes". Me despedí y cerré el teléfono,estaba preocupado pero si ellas decían que se cuidarían debía tener confianzade que así lo harían.

-<6mes>-

--

Quiense imaginaria que me encontraría en un hospital llorando por la salud de mihijo. Yo se lo advertí, le dije que no se fuera, que no se alejara, pero no mehizo caso y aquí aparecen las consecuencias. 1 mes en coma y no habíaresultados de que durara mucho menos. Cada día que pasaba hacia que míesperanzas de verlo despertar se desvanecieran poco a poco. Solo verlo hay,postrado en una cama, con una maquina conectada a el, me partía el corazón. Surubio cabello había crecido un poco, su rostro no expresaba ningún sentimiento.De una percha la ropa que había usado ese día se encontraba colgada, me acerquey metí mi mano en un bolsillo medio abultado. Una foto de Granger se hallaba arrugada,yo sabia que el la amaba pero no podía dejarlo ir, trataba de evitar lo quejustamente estaba pasando en ese momento. Volví a poner la foto en el pantalón,mire a mi hijo, el se merecía lo mejor pero por culpa de esos mortifagos y desu padre que dejo a la familia muy mal parada no podíamos salir de la puerta denuestra casa sin ser atacados. Carly venia al cuarto del hospital de vez encuando, pero se le notaba a leguas que no quería a mi hijo. Yo no lo obligaríaa casarse con esa mujer, yo solo quería que estuviéramos juntos, ya que todo elque se relacionara con nosotros corría peligro. Aunque Granger ya no tuviera algo con mi hijoaun mis sospechas de que la atacarían estaban altas, esos mortifagos no tienenlímites.

 

Laenfermera entro para hacerle los exámenes diarios, siempre iba la misma enfermera, a veces la notaba medionerviosa. Le puso una poción azulada en una bolsita que estaba conectada a el.El que le haya echo esto a mi bebe lo pagaría, nadie, pero nadie tocaba a mihijo para hacerle daño. Camine por la habitación nerviosa, ya tenia 3 días haysin ir a casa, temía que si me iba y lo dejaba solo algo malo pasaría. Losdoctores me recomendaban ir a descansar por mi salud, pero yo no les haciacaso, al menos que lo dejara con alguien de mucha confianza. Me acerque a mihijo y le agarre la mano, estaba fría. Tener a Draco herido era un sufrimiento,primero su padre muerto y ahora el, aun que no estaba muerto no respondía, eracomo tenerlo dormido por un tiempo no determinado. Me recosté en el sillón devisitas cerrando los ojos con fuerza para olvidarme de todo.

--

6meses, difícil de creer, cada vez se acercaba más y más el momento del parto.Ginny y yo queríamos comprar las cosas para el bebe, la oficina que había en micasa se convertiría en el cuarto del bebe, ya que era espaciosa y las cosas quehabían haya adentro no las usaba. De todas formas estaba pensando seriamente enmudarme, la casa se me estaba haciendo muy pequeña. Tocaron la puerta y camine lentamente haciaella, sabia quien iba a estar detrás de ella. Al abrirla cierta pelirroja meabrazo con cuidado gracias al embarazo, ella cargaba una sonrisa radiante yalgo sospechosa.

-¿tepasa algo?- le pregunte

-Tetengo excelentes noticias

-¿Cuáles?

-mivecino venderá su casa y yo le dije que tu se la comprarías

-¿Qué?Ginny yo no tengo dinero para eso

-¿Cómoque no? Herm desde que entraste al ministerio ganas bastante dinero

-perono para gastarlo en una casa

-detodas formas necesitas una nueva, con el niño ya afuera necesitaras espacio, además
SERIAS MI VECINA.

-estabien Ginny

-¿si?

-si,la comprare

-nisiquiera la has visto

-esigual a la tuya ¿no?

-puessi

-entoncesya la vi

-esmas grande, tiene dos cuartos mas

-¿deverdad?

-si,¿quieres ir a verla?

-Si,pero después

-Ok

ConGinny fuimos al callejón Diagon para visitar algunas tienditas para bebe.Visitamos una de muebles y termine comprando unos hermosos muebles de madera parael cuarto. También fuimos a algunas tiendas de ropa de donde salimos con variasbolsas. Ginny parecía una niña pequeñita cuando se sorprendía cada vez queencontraba alguna ropa que le gustara. Llego un momento en el que pensé detenerlaya que ni siquiera era su hijo y se gastaba tanta plata en cosas.

 

Ginnyme arrastro a una tienda donde vendían juguetes y accesorios para bebe, ellaagarraba todo lo que veía así que tuve que detenerla diciéndole que losjuguetes iba a comprarlos yo. Compre algunos y salí de hay con mas bolsasagregadas a mis delicados brazos. Ginny y yo fuimos a su carro y depositamostodas las compras, estaba tan cansada pero Ginny parecía no querer terminarhay. Arranco el su auto y en vez de llevarme a mi casa fue directo a la suya.Su vecino estaba afuera como si nos estuviera esperando y al bajar Ginny losaludo y fue directo hacia donde el estaba. Era un señor mayor, caminaba con unbastón y cargaba un gato crema en sus manos. Yo me acerque también al ver comoGinny me llamaba con la mano.

-Estaes mi amiga- dijo Ginny

-¿túquieres comprar la casa?- el señor me examino con la vista y paro un segundo enmi vientre de embarazada.

-si,estaba pensándolo pero aun no se el precio

-Ohpor eso no te preocupes, yo ya estoy viejo y vivo con mi gato, todas esashabitaciones para mi no sirven, prefiero irme a un buen asilo.

-¿entoncesen cuanto me la deja?- el señor me pasó un papel donde tenia escrito un precioconsiderable- está bien

-Puedespagarme con un cheque y la casa es tuya enseguida- dijo el señor

-¿deverdad? ¿No tiene que recoger sus cosas?

-Todasmis cosas están en ese asilo, solo tengo que irme y ya

-bueno,aquí esta- le pase un cheque y el hombre se fue en un carro viejo.

-Herm,¿te ayudo a traer tus cosas?

-Nuevacasa- suspire- vamos a verla Ginny

Entramos,tenia una sala realmente espaciosa, claro que la casa estaba completamentevacía. La cocina también era realmente grande, al final hacia una pequeñapuerta, me acerque pero ella se abrió sola dejando pasar a dos elfosdomésticos, un hombre y una mujer.

-¿ustedes la nueva ama?

-¿ama?

-elex amo dijo que seriamos esclavos de la persona que comprara esta casa.

-nose digan esclavos, yo soy capas de pagarles si quieren estar aquí paraayudarme- dije yo

-Noseñorita, no haga eso, a nosotros nos gusta trabajar- dijo la elfina- el esPadnel y yo soy Linky.

-BuenoPadnel y Linky, si ustedes quieren estar aquí no les diré nada

-graciasama- dijeron ambos haciendo una reverencia y entrando de nuevo por la pequeñapuerta.

Ginnyy yo seguimos recorriendo la casa, era de dos plantas. En la segunda seencontraban los 5 cuartos. Cada uno con su baño, las paredes estaban pintadasde un hermoso color crema. Con unos simples hechizos todas mis cosas ya se hallabanen mi cuarto y algunas en la sala. Ginny se despidió de mi con un abrazo y medejo en el cuarto mas grande donde se hallaba mi cama para que pudiera dormir.

-<7mes>-

Yame había acostumbrado a vivir hay, todos eran magos así que no tenias que cuidarenfrente de quien hicieran magia sin querer. A Abby también parecía gustarle lanueva casa, le encantaba correr por el jardín y perseguir a los pobres elfosdomésticos. A Teddy también le gustaba la nueva casa, para el era el lugarperfecto donde estar ya que había un parque donde jugar y podía ir a la casa deHarry sin caminar mucho. Era pleno mes de diciembre así que la nieve ya estabacubriendo los hermosos jardines y parques. Lo más maravilloso era que, el día era25 de diciembre, y ese año romperíamos las reglas. La fiesta no se haría en lacasa de los Weasley como siempre si no en mi nueva casa. Ya era casi de noche yestaba en la cocina viendo como Padnel y Linky iban con la comida, esos elfoseran realmente eficientes.

 

Subía mi habitación y me cambie, traía un lindo vestido de maternidad. En esotocaron la puerta de mi casa y baje ya lista para abrir, como lo supuse eranHarry y Ginny, ellos me avisaron que llegarían mas temprano, claro que yo no lehalle lógica porque vivían justo alado. Los deje pasar a la sala, Linky rápidamenteles brindo algo de tomar. Quedamos un rato hablando hasta que volvieron a tocarel timbre de la puerta. Cuando abrí enfrente mío estaba Luna y Rolf, seguidoRon y Lavender con Rose, Bill y Fleur (que estaba embarazada) con Victoire, Losseñores Weasley, Fred y Angelina, Charlie, Percy y Audrey.

Comenzamosa comer, todo estaba delicioso. Fleur, Angelina y yo estábamos hablando delembarazo, Angelina ya cumpliría los 9 meses en solo unos días y Fleur teníaunos 2 meses menos de embarazo que yo. Ginny solo escuchaba atenta, este temade los bebes la ponía de buen animo. Harry, Ron, Rolf, George y Bill hablabande cosas de chicos mientras que Luna, el señor Weasley y la señora Weasley hablabande no se que cosa pero lo mas probable fuera de algún animalejo raro de esosque Luna creía que existían. Lavender solo jugaba con Rose y Victoire.

Todosse fueron hiendo uno a uno, al final solo quedamos Harry, Ginny y yo. Con ellos subí las escaleras ya que les queríaenseñar el nuevo cuarto para el bebe. Estaba hermoso, Ginny me había ayudadobastante y además los elfos eran muy buenos armando todo tipo de muebles (Pueden tener una idea de como el cuarto del bebe es aqui: https://www.minitots.com/i/di.asp?image=/i/103C.jpg&w=500&h=500). Despuésde un rato decidieron irse dejándome sola con los elfos, les desee una feliz navidady me dirigí a mi cuarto donde había puesto todo los regalos. No había ningunode Draco, hacia ya meses que no lo veía y últimamente las noticias sobre el no salíanen el periódico. Guarde todo en su lugar y me acosté en la cama pensando encomo seria mi vida cuando el bebe naciera.


Dos díasdespués de navidad habían pasado y me encontraba sola en mi pequeña bibliotecaque tenia en uno de los cuartos. Un patronus apareció en mi habitación y con lavoz de Ginny dijo "Herm, rápido al hospital. Angelina ya dio a luz". El doctorya me había dicho que no corría peligro al usar polvos flu así que cogí un pocoy aparecí en el vestíbulo de San Mungo. Camine hacia donde la recepcionista me habíadicho, toda la familia Weasley estaba reunida y también otras personas que segúnyo era la familia de Angelina. Me hice paso y pude notar un pequeño bultito conel cabello rojizo. Me acerque mas, George lo tenía en brazos.

-esun niño, mi Fred- dijo George mirándome con alegría. Me enseño el pequeño bebe,tenia el cabello rojo como ya había visto, con cara pecosa y piel blanca. Elbebe solo le sonreía a las personas que se acercaban. Desde ese momento entendíque el chico seria igual que su padre.

 

--

--

No habíanadie en la habitación número 12 de ese hospital. Un joven rubio se encontrabapostrado en la cama como si estuviera durmiendo. Las imágenes pasaron por sumente, la voz, el ataque, Hermione. Abrió los ojos lentamente como si fuera unprincipiante, la luz le molestaba. ¿Cuánto tiempo había pasado? ¿Dónde seencontraba? Miro la habitación con curiosidad, parecía un cuarto de hospital,si, estaba seguro de eso. Unas maquinas estaban conectadas a el, ¿Qué le habríapasado? Ni siquiera había visto a su agresor, no recordaba nada claramente.

Leentro una desesperación, tenia que irse de hay, estar con su familia, ver siestaban bien. Si le hubiera echo caso a su madre, el no estuviera hay. ¿Dónde estaríanlos demás? ¿Lo habían abandonado a su suerte? No, se negaba a aceptarlo, queríagritar pero no podía, sus cuerdas vocales parecían necesitar mas movimientopero no uno tan fuerte después de una hibernación de días o tal vez meses, yquien sabe podían ser hasta años. Movió sus piernas, bueno no había perdido elmovimiento de ellas, sus brazos también se movían, eso lo tranquilizaba. Pero¿Hasta donde había llegado el hechizo? Se toco la cara, no había nada extrañoen ella, solo uno que otro raspón. En eso su brazo derecho le dolió mucho, fueuna punzada. Lo miro, tal vez lo teníaroto. Su desesperación volvió y trato de quitarse los cables que tenia en sucuerpo. Escucho un sonido de la puerta abriéndose y al mirar para arriba se encontrócon una figura encapuchada y con una mascara de mortifago algo rara. Giantess Videos and comics

-Ungusto verte- dijo la voz seca de un hombre

-¿Quiéneres?- dijo el chico casi como un susurro

-Noes momento para preguntas

-¿Quiéneres?- volvió a decir

-¿Deverdad quieres saberlo?

-¿Quiéneres?

-¿acasoes lo único que saber decir?

-¿Quiéneres y que haces aquí?

-Tellevaras una sorpresa- el hombre se quito la mascara dejando ver su rostro.

-¡Tu
!-dijo Draco con los ojos como platos.


Hola lectores, la verdad es que no iba a actualizar hoy pero no se que me pasa. La proxima actualización sera el viernes. Ademas ¡Adivinen! Faltan solo 2 capitulos para que Draco y Hermy vuelvan a verse y el chico descubra la verdad.

Como vieron decidi agregar a Narcissa y el punto de vista de la Autora (osea yo).

¿Quién es la misteriosa persona? ¿Qué le pasara a Draco?
Todo en el proximo capitulo.

-Tellevaras una sorpresa- el hombre se quito la mascara dejando ver su rostro.

-¡Tu
!- dijo Draco con los ojos como platos.

-<2años después>-

Estabaarreglando mi cama mientras que escuchaba las risas que salían del cuarto dealado. Hacia ya una semana que su cumpleaños numero 2 había pasado, el chicoera hermoso. Casa vez que me miraba con esos ojos azules caía rendida, paratener esa edad era muy inteligente, cuando Harry y Ginny venían hacíanconversaciones mas o menos civilizadas con el. Teddy y el eran muy amigos,discutían algunas veces, pero la mayoría del tiempo se divertían jugando. Mirehacia la ventana, era de noche y ambos chicos en el cuarto de alado tenían quedormirse. Camine hasta el cuarto y al abrir la puerta me encontré a Teddycomiendo unas galletas de chocolate que Linky había hecho y a Alex viendotelevisión.

 

-Muybien chicos, a dormir- dije

Teddysubió las escaleras que daban a su cama para acostarse mientras que Alex seacomodaba en la de el.

-queduermas bien, principito- le dije a mi hijo cuando le estaba dando un beso enla mejilla- tu también, Teddy

-igual,memi

Apaguela luz y salí del cuarto dejando a los dos chicos dormidos. Me acosté en lacama y rápidamente quede dormida.

-¡Memidespierta!- sentía como me movían. Al abrir los ojos me encontré con un Teddymuy asustado. Por su negro cabello caían gotas de sudor y sus ojos en esemomento castaños se podía ver el miedo.

-¿Quépasa Teddy?- me levante de la cama.

-esAlex, esta llorando y gritando- con solo decirme eso salí corriendo a el cuartode alado.

Alacercarme a mi hijo pude notar que sudaba y se retorcía. Lo abrace, tenia muchafiebre y se podían escuchar sus sollozos. Lo separe un poco de mi, por susmejillas surcaban gruesas lágrimas y su labio inferior temblaba. Se sujeto a miy lo cargue hacia la chimenea, Teddy me seguía atrás aun con la miradatemerosa.

-Ted,te daré este polvo flu para que vayas a la casa de Harry y los despiertes, nohagas mucho ruido porque sabes que James debe estar durmiendo, solo avísalesque vayan a San Mungo- dije yo mientras el solo asentía a cada cosa que yodecía.

Cuandovi a Ted desaparecerse yo también agarre polvos flu y me dirigí San Mungo. Al llegar la recepcionista queestaba hay se asusto al ver el estado de mi hijo. Un sanador se acerco a mí conuna camilla y lo acostó, con una lucecita comenzó a examinar los ojos de Alex,los cuales se tornaron rojo escarlata. Reprimí un grito de terror pero no pudeaguantar la lágrima que ya surcaba mi mejilla. Seguí al sanador hasta unahabitación, atrás venia una enfermera con una poción morada de olor a lavanda.El hombre me hizo señas para que saliera de la habitación dejando a mi hijo desolo 2 años solo con la enfermera.

-¿Quéle pasa?- pude preguntar

-tieneInfluenza Dragónica C

-¿ah?

-esuna enfermedad que empieza con un órgano mágico llamado Cardoquio, cuando esteempieza a funcionar mal produce dolores horribles, normalmente no se presentanhasta una edad avanzada o solo no se presenta. Por suerte este órgano mágico yano sirve para nada y no tiene mucha importancia si se es extirpado, es algo asícomo un apéndice.

-¿esoes lo que tiene mi hijo?

-si,solo se le hace una pequeña operación que no le dejara cicatriz alguna.

 

-¿entoncesva a estar bien?

-despuésde esto estará como nuevo

-¿Cuántotiempo tomara la operación?

-comouna hora o algo así, la operación es sencilla

-¿puedodespedirme?

-claro,usted es la madre

Entrea la habitación donde mi hijo ya estaba mas tranquilo, al verme sonrióaliviado. Cuando me acerque levanto los brazos y le di un fuerte abrazo.

-Ya medijedon lo de mi opeción

-o-pe-ra-ción-le corregí- ¿no tienes miedo?

-no-en eso entro el medimago- ¿Cuándo salga de hay pode comed mucho hedado?

-¿helado?Creo que eso se hace con las amígdalas pero vamos a ver que se puede hacer contu caso- dijo el sanador con una sonrisa

-Genial,Teddy se va a poned molesto

-buenoprincipito, me tengo que ir y a ti te llevaran al quirófano, nos veremosdespués

-te amomami

-yotambién te amo, cariño, no tengas miedo

-nolo tendé

Vicomo sacaron la camilla de mi hijo de la habitación, justo cuando salí Harry,Ginny (que cargaba a James, el cual iba a cumplir apenas un año) y Teddy,venían hacia mi. Una enfermera parecía ya haberles dicho porque Ginny solo meabrazo y susurro en mi oído "todo va a estar bien". Teddy ya estaba mascalmado, Harry y el jugaban con James. El cual era de pelo rojizo y ojos cafésigual que los de Ginny, yo era su madrina y Ron el padrino. Me senté y tape micara con ambas manos, mi hijo en ese momento estaba siendo operado y lo únicoque yo podía hacer era esperar a que todo saliera bien. Una lagrima queríasalir pero no podía, ya el medico me había dicho que todo iba a estar bien asíque no tenia porque preocuparme. Ginny estaba a mi lado y también se le notabacara de sufrimiento, ella quería a Alex como si fuera su propio hijo.Necesitaba caminar y despejarme, tomar aire fresco. Me acerque a Harry y lepedí si podía darle un paseo a James por el hospital mientras esperaba. Ginnyse ofreció acompañarme y yo acepte, caminamos un rato por los pasillos, por micabeza no salía la sonrisa que Alex tenia antes de que se lo llevaran alquirófano. Cerré los ojos aun con James en brazos, necesitaba esa paz que notenía desde que había llegado al hospital.

-Hermione
-hoy la voz de Ginny decir y después un golpecito en las costillas. Abrí losojos y no pude creer lo que estaba viendo. Hay parada a unos metros de miestaba Draco Malfoy hablando con una de las enfermeras. Quise correr y alejarmepero tengo tanta mala suerte que el también se dio cuenta de mi presencia. Seacerco un poco a mí aun sin creerlo, Ginny me agarro del brazo y lo presionocomo una señal para que le devolviera a su hijo. Suspire y di media vueltarogando a que no me siguiera, maldecía por lo bajo todo lo que me pasaba a mi.

-¡Oye!-escuche su voz decir y pare instantáneamente.

-¿si?-me voltee y sentí como esos ojos grises me miraban. Ginny se fue dejándomecompletamente SOLA.

-hacemucho tiempo que no te veo, quiero que hablemos

-seráen otro momento Malfoy, estoy algo ocupada

 

-¿Malfoy?¿Desde cuando me llamas Malfoy?

-desdeque te fuiste

-yote quiero explicar las cosas

-yono necesito tus explicaciones
ah y felicidades por tu matrimonio, debes estarmuy feliz- me di la vuelta para seguir caminando pero agarro mi brazo.

-yonunca me case, no pude

-¿Quéhaces aquí? Pensé que estabas en Estados Unidos

-mimadre esta muy enferma y acá la podían tratar mejor

-Losiento, ahora si me disculpas tengo cosas que hacer.

-¿si?¿Cómo que?

-como
-me había quedado sin palabras y en eso vi como Teddy corría hacia mi- ¿Qué pasoTed?

-Ya
salió
el
sanador
te
llama- pudo decir entre jadeos de cansancio.

-muybien, vamos- agarre a Teddy de la mano para irme pero Draco seguía agarrándomeel brazo.

-Hola,Ted, ¿Cómo estas?

-Bien-dijo el chico mirando a Draco y después a mí, él sabia en el problema queestaba metida.

-Malfoy,tengo que irme

-teacompaño

-Memi,nos están esperando- dijo Teddy jalándome

-yase Ted, pero este señor que esta aquí no me quiere soltar

-ya te dije que te acompañare

-comoquieras, pero suéltame- en el camino pensaba en excusas pero todas me parecíanabsurdas, el momento de la verdad había llegado y yo no iba a ha ocultárselo.Llegue a la puerta de la habitación donde el sanador me esperaba.

-señoritaGranger, la operación fue un éxito, tal vez sufra algunos ataques de fiebre porque sus defensas están bajas pero seguirá siendo el mismo hombrecito desiempre. Podrá llevárselo mañana por la tarde ya que tenemos que ver como elcuerpo reacciona.

-gracias,¿puedo pasar a verlo?

-comoya le dije, usted es la madre- dijo el sanador antes de irse. En ese momentosentí como el mundo se derrumbaba enfrente de mí, ese hombre había dicho laspalabras mágicas. Ginny y Harry solo veían desde lejos la escena con cara de"te lo dije". Abrí la puerta de mi habitación, hay estaba mi hijo dormidogracias a los calmantes, para mi desgracia Draco entro conmigo y cerro lapuerta detrás de nosotros.

-¿hijo?-dijo sorprendido

-si

-¿mepuedes explicar?

-¿Quécosa?

-¡¿CÓMOCONSEGUISTE UN HIJO?!

-Shhno grites que lo despertaras. Pues Malfoy yo no veo otra forma de conseguir unhijo además de quedar embarazada
oh espera, existe la adopción también.

-¿esadoptado?

-no

-¿Quiénes el padre?

-pues
el padre
yo
emm
es

-Rápido,por favor

-tuereselpadre-dijetan rápido que ni yo me entendí.

-¿ah?

-Túeres el padre

-¿yo?¿Tengo un hijo? No se que decir

-notienes que decir nada, yo me puedo encargar de el fácilmente, no te estoypidiendo nada, ni siquiera que lo reconozcas, conmigo el esta bien

 

-¿Cuántosaños tiene?

-2años y una semana

-¿Porqué no me dijiste?

-portu compromiso, yo no quería arruinar tu felicidad

-Hermione,un hijo es algo grande ¡YO ESTOY FELIZ!

-¿seguro?

-noe estado mas seguro en mi vida, es MI hijo, un hijo contigo. ¿Cómo se llama?

-DracoAlexander Granger

-¿lepusiste mi nombre?- dijo Draco apunto de llorar de la felicidad- y el de tupadre, pero
¿tu apellido? Eso debemos cambiarlo

-¿Quétiene de malo su apellido?

-¡Noes el mío!

-

-nodigo que el tuyo no me guste, es hermoso, pero yo soy el padre y tiene quetener mi apellido.

-¿loharías?

-claroque lo haría, es mi hijo, nuestro hijo

-yo
eso no es necesario

-seque no es necesario, pero yo quiero

-mami
-escuchedecir. Me acerque a su cama y lo tome de la mano, el color azul de sus ojos sehizo notar en unos pocos segundos. Una sonrisa apareció en su rosto y vio aDraco-¿Quién es el?

-yosoy Draco

-esees mi nombe

-yose

-¿Quéhaces aquí?

-yosoy tu padre

-¿ah?

-yosoy tu padre

-¿mío?¿Yo tengo un papá?

-claroque lo tienes

-¿quiedesa mi mami?

-claroque la quiero

-¿mevisitadas?

-si,saldremos a jugar y todo eso

-Genial,mami ¿puedo sadi? El señod me dijo que podía pero en una silla de deudas

- deruedas, cariño. Si tú quieres podemos dar un paseo

-podfavod

--

Vicomo Hermione levantaba al niño y lo ponía en una silla de ruedas que seencontraba en la habitación. De repente recordé porque estaba en San Mungo, mimadre estaba en una habitación de ese lugar y necesitaba estar con ella. Mequede mirando la silla de ruedas, quería estar con mi hijo pero también debía estarcon mi madre. De repente se me ocurrió una gran idea, me agache hasta quedar almismo nivel que la silla de ruedas donde MI hijo estaba sentado.

-¿Quieresconocer a tu abuela?

-Yoya la conozco, mi mami me lleva haya todos los fines de semana

-noesa abuela, mi mamá

-yoquiedo ir

-vamos

Mirea Hermione pidiéndole permiso con la mirada, ella solo asintió levemente y saliódetrás de nosotros. Potter y Weasley estaban afuera con Teddy y su hijo, ellosse despidieron de ella y vinieron adonde mi hijo estaba.

-Muybien, Alex, nos tenemos que ir pero cuando salgas de aquí te espero en la casa-dijo Potter

-estabien, tío, ¿Teddy se queda?

-si,despídete de tu primo- acerco al bebe pelirrojo.

 

-chao,James

-Adiós,cariño- dijo Weasley al a la silla.

-adiós,tía Ginny

Lostres se alejaron, espere a que Hermione se acercara un poco con Teddy paraseguir llevando la silla de ruedas al cuarto de mi madre. Tomo unos minutosllegar adonde ella estaba pero al entrar los ojos de mi madre se clavaron en elpequeño. Mire hacia atrás y vi como Hermione se acercaba y cargaba a Alex, elcual se estaba chupando el dedo. La mirada de mi madre cambio de objetivo, conlos ojos entre cerrados me miro pidiendo una explicación.

-Madre
el es
Alex
mi
hijo- dije despacio.

-Hola-dijo el niño con una encantadora sonrisa capaz de derretir a cualquiera que laviera.

-Hola,pequeño, ¿tu nombre es Alex?

-no,mi nombe es Daco Alexande, pedo todos me dicen Alex- dijo este volviendo aponer su dedo en la boca.

-quebonito, ¿Cuántos años tienes?- con la mano Alex subió dos dedos-¿Cómo estasHermione?

-muybien gracias, ¿y usted?

-bien,¿Draco por que no me dijiste?

-porqueyo no sabia- mire por una fracción de segundo a Hermione.

-Oh,después hablaremos de esto que es muy tarde y me siento cansada.

-estabien, madre, que descanses.

Salimosde la habitación y Hermione volvió a poner a Alex en la silla. En la mitad delcamino Alex empezó a quedarse dormido, lo que hizo que cuando llegáramos a la habitaciónya estuviera durmiendo. Hermione lo puso delicadamente en la cama y tapo conlas sabanas, en la habitación solo había una silla donde supuse que ella se quedaríaa dormir así como yo me quedaría en la habitación de mi madre. Me acerque a mihijo y le di un beso en la mejilla, esbozo una sonrisa y se dio la vuelta dándomela espalda. Me acerque a Hermione con una sonrisa, hacia mucho tiempo que no laveía y con solo saber que teníamos un hijo me hacia quererla mucho mas. Estabamolesta conmigo, eso lo sabia, pero de alguna forma la volvería a conquistar.

-Queduermas bien- le susurre al oído. Cuando me separe un poco revise esos ojos castañosque tan loco aun me traía. Con mi mano agarre dulcemente su barbilla, meacerque un poco haciendo que nuestros labios se rozaran dando un corto perotierno beso. Antes de que pudiera ella aceptar lo que había pasado salí de la habitacióncerrando la puerta. A medio camino solté un suspiro y tape mi cara con mismanos, habían sido demasiadas noticias por el día de hoy. Solo ese pequeño roseme había dejado casi volando en lo mas alto del cielo-Hay, como te amo-dijeantes de seguir caminando.


Aquí les traje el maravilloso reencuentro.Espero que les haya gustado asi como a mi me gusto escribirlo.

Actualize rapido ya que al conectarme en mi cuenta de potterfics note la cantidad de comentarios que tenia en el capitulo anterior y me puso de un muy buen humor. Tratare de actualizar mañana.

Espero que les haya gustado y si tiene comentarios, quejas, o me quieren ayudar un poco con la historia solo comentenlo y yo estare mas que feliz de leerlos. Besos y abrazos:

 

-AnnaWeasley Granger

Aquí les tengo otro capitulo, espero que les guste y dejen sus: quejas, alguna que otra ayudita, felicitaciones; Pueden dejarlas en los comentarios que yo estare feliz de leerlos y responderlos.
-Anna Weasley Granger


Afueratodo estaba oscuro y la lluvia caía con violencia. Tenia que acostar a Alex,desde que había recibido la noticia de papá estaba mas inquieto que antes.Entre a la habitación para encontrarme a mi hijo saltando con su piyama yapuesta en la cama. Al verme solo sonrió mientras seguía saltando. Ese mismo díahabía llegado del hospital, antes de salir del lugar Malfoy se tomo su tiempopara hablar de yo no se que con Alex, desde ese momento el niño se notaba muchomas feliz de lo normal. Logre agarrarlo y empeze a hacerle cosquillas, meencantaba verlo reír.

Despuésde luchar para que Alex aceptara acostarse pude al fin darle un beso en lafrente y desearle buenas noches estando segura de que no se volvería a parar.Deje una luz mágica que flotaba por la habitación iluminándola por donde semovía y salí del cuarto. Me acosté en la cama para dormir, al día siguientetendría que ir al trabajo. Me quede un rato mirando las sombras que se formabanen el techo, no tenia nada de sueño y ahora me arrepentía de haber acostado aAlex. Al final pude dormir mejor, la lluvia que caía afuera ayudaba bastante adarme sueño.

Unhorrible trueno se escucho muy cerca de la casa asiéndome despertar. Merestregué los ojos con los puños y solté un gran bostezo. Aun en mi alarmadecían las tres de la mañana. Faltaban horas para que me tuviera que bañar yaun tenia algo de sueño. Justo cuando iba a caer dormida otra vez se escucho ungrito de Alex de los que ya estaba acostumbrada.

-¡MAMI!...¡¡MAMI!!- camine hacia su cuarto. Alex estaba sentado en su cama asustado, a ellos truenos siempre le habían dado miedo. Lo abrace levantándolo de la cama, else aferro a mi cuello como si fuera la única persona viva en todo el planeta.

-Alextienes que dormirte, los truenos no te harán nada

-tengomedo

-¿Quéquieres que haga? Principito, van a haber muchas noches como estas. No soy lamadre naturaliza, cariño

-¿Puedodomi contigo?

-claro,corazón, vamos a dormir- lo cargue a mi habitación y lo puse en la cama. Apenasme acosté Alex se aferro a mi brazo y cerro los ojos. Estuve un par de minutosacariciando su cabello y viéndolo dormir, como amaba a mi hijo.

Sentíacomo alguien se movía alado mío, con mis brazos atrape al pequeño bulto quecayo encima de mí. Cuando sentí un beso en mi mejilla abrí los ojosencontrándome con los azules de mi amado hijo.

-Mami,tenes que id al tabajo

 

-yalo se, eres mi pequeño despertador

-¿Devedad tenes que id?

-si,¿de donde sacare el dinero para comprarte cosas?

-bueno,yo estade en casa de tía Ginny con James

-esmejor que me vaya bañando, tu ve a tu cuarto que cuando termine te bañare a ti

-Ok

Memetí al baño y me di una ducha. Al salir me puse la ropa que llevaba al trabajoy salé del cuarto para bañar a Alex. El no era de los niños que cuando venia lahora del baño comenzaban a patalear porque no querían, sin que yo se lo dijerael ya estaba metido en la bañera. Comencé a llenar la bañera con agua mientrasque le ponía un poco de jabón por los bracitos. El jugaba con unos barquitosque le había comprado, hacia sonidos con la boca cada vez que estos sechocaban.

-mami-me dijo

-¿si?

-Minuevo papi ¿vividá con nosotos?

-no,cielo

-¿Podque?

-porque el tiene su casa

-¿note quede?

-soncosas de adultos, Alex

-¿elme quede?

-claroque si, eres su hijo

-¿Podque no lo conocía?

-elestaba en otro país

-Oh,mami estoy feliz de tener un nuevo papi, ahora tengo 2

-¿dos?

-si,Roged y mi papi de ayel

-amor,Roger no es tu papi

-pedoel me dice hijo y yo le digo papi

-elsolo es un amigo, tu papi de verdad es el de ayer

-Mami,todo esto en muy confusio

-confuso-le corregí riéndome. Lo saque de la bañera y le seque con su toalla de patitos.

Antesde irme al ministerio le deje a Alex en casa de Ginny. Por polvo flu aparecí enel ministerio y me dirigí a mi oficina, que llevaba una placa que decía

"HermioneJ. Granger.

Subdirectora del departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas"

Agarre la manigueta de la puerta pero antes devirarla para abrirla la voz de Gary me llamaba a mis espaldas. Al darme lavuelta me encontré con una desagradable sorpresa, hay estaba Malfoy, el señorLendon (director del departamento Contra las Artes Oscuras) y Gary. Me acerqueadonde ellos estaban y salude con un movimiento de cabeza.

-VerasHermione, te llamaba porque mañana mismo tenemos que salir a un hotel donde nosencontraremos con los clientes de China que te estaba mencionando el otro día-dijo Gary

-¿mañana?Gary tu sabes que no puedo dejar a Alex solo y

-Yase, puedes llevarte al niño. El señor Lendon y el señor Malfoy nos acompañaran.

-¿Qué?Es que

-Lascriaturas mágicas se dicen que han sido hechizadas por magos oscuros, quecorresponde al departamento de ellos- me miro Gary, a el ya le había contadotoda la historia de mi vida y sabia por lo que yo estaba pasando en ese exactomomento.

-estabien

-esun hotel 5 estrellas así que tienes que llevar
bueno
no va a ser todo formal,es como unas vacaciones de dos días

 

-yaentendí

-buenote dejamos Hermione, me imagino que tienes mucho que hacer

-adiós-me despedí y entre a mi oficina, cuando estaba cerrando la puerta sentí quealgo no dejaba cerrarla por completo.

Haymismo frente a mis ojos veía a Malfoy que había entrado a mi oficina. Se veíacalmado pero yo no lo estaba, las heridas seguían abiertas como para ircorriendo y decirle que lo amaba y queríamos que estuviéramos juntos, ya ni deeso yo estaba muy segura. Me senté en la silla que estaba detrás de miescritorio como si no me hubiera dado cuenta de su presencia esperando a que elpor su cuenta se fuera.

-creoque me debes una explicación- dijo

-losiento Malfoy, pero yo no te debo ninguna explicación

-¡Claroque si, vengo de Estados Unidos y me encuentro con que tengo un hijo!- dijolevantando un poco la voz. Ya no aguantaba tenerlo hay, con el tiempo mipaciencia estaba perdiéndose.

-¡EXACTO!¡YO NO ME FUI A ESTADOS UNIDOS! ¡CON SOLO UN, TE AMO Y PROTEGETE! ¡AUN ASÍ TECREES CAPAS DE VENIR A MI OFICINA Y PEDIR EXPLICACIONES!

-¡sime dejaras decirte porque me fui!

-¡ESOA MI NO ME IMPORTA!

-¡estuvetodo ese tiempo pensando en ti!

-¡YOTAMBIEN PENSE EN TI, SUFRIA TODOS LOS DIAS PERDIENDO LA ESPERANZA DE QUEVOLVIERAS, CRIANDO A MI HIJO SOLA!

-¡Talvez si me hubieras dicho que estabas embarazada hubiera regresado!

-¡COMOTE IBA A DECIR CUANDO TU MALDITO COMPROMISO APARECIA TODOS LOS DIAS EN ELPROFETA!

-¡Tehubieras arriesgado!

-¡CLARO! ¡ES QUE YO SOY ADIVINA PARA SABER QUE IBAS ADEJAR A ESA MUJER POR MI!

-¡Silo haría!

-¡PUESYA ES TARDE, MALFOY!

-¿Estasdiciendo que todo esto es mi culpa?

-¡CLAROQUE NO! ¡TODO ESTO ES CULPA MIA! ¡ES MI CULPA HABERME ENAMORADO DE TI, ES MICULPA HABER DEJADO QUE FUERAS EL PRIMER HOMBRE EN MI VIDA, ES MI CULPA DE NOHABERTE DICHO Y ES MI CULPA LA DISCUSIÓN QUE AHORA MISMO ESTAMOS TENIENDO!

-¡Notodo lo es! ¡Acepto que nunca me debí ir así! ¡Yo te amo, Hermione!

-¡PEROYA YO NO SE QUE SIENTO HACIA TI!- le grite, yo misma quede sorprendida- ¿sabesque es todo los días ver en el periódico que el hombre que amabas se casaba?¿Sabes las lágrimas que bote por tu culpa? ¡Todo este tiempo que te fuiste miamor fue sustituido por rencor! ¡Un rencor que crecía cada vez más! ¡Ya no sesi queda amor, o si el rencor se lo llevo todo!- dije un poco mas tranquilapero aguantándome las ganas de llorar, esos pensamientos los tenia retenidos yahora que los decía me sentía mucho mejor.

-¡yopuedo volverte a enamorar!

-salde mi oficina, Malfoy

-pero

-¡Salde mi oficina!- no tuve que decirlo una tercera vez porque el salió de laoficina cerrando la puerta con fuerza. Me tape la cara con ambas manos, laslágrimas brotaron de mis ojos y corrieron por mis mejillas.

 

Laslimpie con la mano y agarre mi pluma dispuesta a seguir con mi trabajo. Tantospapeles de diferentes leyes, una más rara que la otra. Seguí leyendo cadapergamino que estaba en mi escritorio hasta que se dio la hora del almuerzo, noquise salir, ni siquiera tenia hambre.

Sellego la hora de salir, camine hasta las chimeneas del ministerio sininterrupciones. Me aparecí por vía de polvos flu en la sala de mi casa, comotodos los días Alex me estaba esperando sentado como un niño bueno en un sillónfrente a la chimenea. Al verme salió corriendo y me dio un abrazo.

-mami,llegaste

-hola,¿Cómo lo pasaste en casa de Ginny?

-muybien, la estaba ayudando a que James apendieda a hablad

-¿aprendió?

-no

-tambenpude vodar en la escoba de juguete pod el patio

-¿Ginnyte dejo?

-tíoHaddy llego tempano del tabajo, dijo que cuando sea gande iba a jugad en elequipo de la escuela así como el.

-¿yacenaste?

-Linkyquedia obligadme pero yo pefedo espedadte

-vamosal comedor, pues

Sentéa Alex en su sillita para comer ya que aun no llegaba a la mesa, Linky nossirvió la cena rápidamente antes de que Padnel pasara por la puerta de lacocina para servirnos algo de tomar. Alex intentaba comer por su cuenta peromuchas veces la comida quedaba mas en su cara que en su boca. Lo ayude a comer antesde que se manchara todo. Al terminar ambos fuimos a mi cuarto donde Alex seacostó en la cama para ver televisión conmigo. De repente recordé que tenia queavisarle a Alex nuestro viaje mañana.

-Alexito

-¿si,mami?

-mañanavamos a ir a un hotel

-¿devedad?

-si,así que te levantaras temprano conmigo porque nos vamos con el ministerio, ¿Ok?

-Okmami

-esees mi bebe

-mami

-¿Qué?

-yoya estoy gande, no me tenes que decid bebe, el bebe es James

-puesno eras muy grande ayer cuando cayó el trueno

-yosoy chiquito cuando me conviene

-Quegracioso, no se de donde sacaste ese sentido del humor- le dije empezando ahacerle cosquillas.

-Pada
pada-me pedía mientras reía a carcajadas.

-eresun niño travieso, Draco Alexander

-teamo mami- me dijo con una sonrisa

-yotambién de amo, principito

-¿mipapi va a id?

-¿adonde?

-alviaje

-si

-Yaquedo que sea mañana, pada estad con mi nuevo papi

-HayAlex, ojala todo fuera tan fácil- solté un suspiro

-¿ah?¿tenes pobemas mami?

-todoslos adultos tenemos problemas alguna vez, así que disfruta tu niñez. Ahoravamos que ya paso tu hora de dormir, señorito- lo cargue hasta su cuartosoltándolo en la cama. El se acomodo mientras le ponía las sabanas encima, aunhacia frio. El cerro los ojos y esbozo una sonrisa, me quede mirándolo hastaque estaba segura que Alex estaba totalmente dormido- que duermas bien,principito- le di un beso en la frente y salí del cuarto apagando la luz.

 

Hola mis queridos lectores, aquí les traigo el capitulo mas largo hasta ahora. Se lo dedico a todas esas personas que se tomaron su tiempo en comentar y los 105 que me tienen en favoritos.
Tambien quiero dedicarselo en especial a Salesia que aporto una idea que me ayudo bastante.
El proximo capitulo se llamara: Escucha mis explicaciones
Espero que les guste pues para eso escribo:
-

Anna Weasley Granger


Conla cosa del viaje mi jefe me había dicho que podíamos llegar mas tarde altrabajo ya que la hora de entrada era a las dos de la tarde. Por supuesto laestaba disfrutando, estaba mas dormida que despierta, lo hubiera estado un 100%si no hubiera sido porque unos rayos traviesos traspasaban las cortinas y mepegaban directo en los ojos. Me di la vuelta pero empeze a sentir como alguienme tocaba la espalda y hacia soniditos como si estuviera golpeando la cama. Alabrir mis ojos vi a Alex que trataba de subirse a la cama, aun no tenia tamañosuficiente para subir por el mismo. Una sonrisa apareció en mi rostro y lo subía la cama, el me abrazo y me dio un beso en la mejilla.

-¿Quéhaces despierto a esta hora?- le pregunte mientras el se acostaba a mi lado

-mami,hoy tenemos el viaje, tenes que pepadate

-hijoaun faltan
- mire a un reloj y me di cuenta de que Alex tenia toda la razónsolo faltaban 2 horas, en las que tenia que estar en el ministerio.

-yayo hice mi madeta- dijo el

-¿enserio?Principito, ¿Qué pusiste en esa maleta?

-yopuse mi osito de peduche, mis caditos, mi pidama

-¿nopensaste en poner ropa?- dije riéndome

-sabiaque ago se me ovidaba- dijo golpeándose no muy fuerte con la palma de su manoen la frente.

-noimporta, le diré a Linky que te haga la maleta- con solo mencionarla, Linkyapareció en mi habitación

-¿llamabaama?

-mientrasme meta al baño, ¿puedes hacer nuestras maleta?... ah y dile a Padnel que hagaunas tostadas francesas y jugo de calabaza, en unos minutos bajamos.

-comousted quiera, ama- de la misma forma que Linky había aparecido en mihabitación, se fue.

-mami,¿me banas a mi pimedo?

-si,vamos al baño

Elbaño de Alex se hizo en silencio, solo se podía escuchar el agua cuando caía enel cuerpo de Alex y sus sonidos producidos por la boca cuando jugaba con susbarquitos. Cuando ya estaba a empezando a quitarle la espuma de la cabeza Alexcomenzó a cantar (las palabras de su boca no tenían sentido) en voz muy alta.Así siguió unos minutos hasta "terminar" su canción. Lo seque con su toalla depatitos y lo cargue hasta su cuarto donde le puse la ropa que ya Linky le habíasacado del guarda ropas. Cuando por finlo deje listo, me di un baño y al salir note que solo quedaba 1 hora así quellame a Alex que estaba en su cuarto viendo televisión para que desayunáramos.Lo puse en su sillita mientras Padnel nos servía el desayuno. Al terminar Alextenia toda la cara llena de miel, ya que no había dejado que le diera de comercon el pretexto de "mami ya yo estoy grande". Cuando lo limpie tome una maletagrande y otra mas pequeña y las metí a la chimenea ya que nos apareceríamos porvía de polvos flu. Alex ansioso se metió a la chimenea cargando su pequeñamaleta en forma de oso donde llevaba sus juguetes.

 

Cuandoaparecimos en el ministerio ya nos estaban esperando, un hombre agarro nuestrasmaletas y las llevo no se donde. Gary y Malfoy estaban viendo directo hacianosotros. Alex de repente le entro la timidez y se escondió detrás de mí, estohizo que fuera mas difícil caminar hacia los dos hombres.

-Hola,Alex, mira que guapo estas- dijo Gary con una sonrisa, Alex y el siempre sehabían llevado bien- es el encanto familiar ¿no?- tenia que venir con eso,desde que Alex había aprendido a hablar Gary lo elogiaba con lo que el llamaba"el encanto familiar". Esto empezó cuando Alex dijo que el había salido guapogracias a mi.

-hola,tío Gady- dijo Alex en voz baja aun escondiéndose detrás de mío.

Malfoysolo se quedaba viendo sin saludar, por un instante su mirada se clavo en mí.Trate de no mirarlo pero fue imposible, el sonrió de lado pero yo le lance unamirada asesina, aun no había olvidado la discusión que habíamos tenido. Alexcomenzó a chuparse el dedo, me parecía extraño que aun no se hubieran saludado.

-Hola,Alex- por fin Malfoy dijo haciendo que mi hijo se dejara de esconder y loviera. Por un momento pensé que Alex no respondería pero lo que paso fue quesalió corriendo hacia donde Malfoy estaba y le abrazo la pierna. Malfoy seagacho y lo cargo en sus brazos.

-Hola,papi- le dijo ya mas animado.

Sentícomo me abrazaban por la cintura y me daban un beso en la mejilla. Al darme lavuelta me encontré con mi "amigo" Roger Stone, era un auror que Harry me habíapresentado y enseguida nos habíamos vuelto amigos. Tenía el cabello negroazulado y ojos almendra y un buen cuerpo gracias a que era jugador dequidditch. Le di un beso en la mejilla como saludo, el saludo a Gary con unestrechón de manos. A Malfoy, que aun no lo conocía lo miro por un rato sinsaludarle. Al final solo le dio un movimiento de cabeza y Malfoy le respondióigual

-Hola,campeón- le dijo Roger a Alex

-Hola,papi- dijo Alex, ya le había dicho muchas veces que Roger no era su papá peroel seguía creyéndolo.

-¿Cómoestas?- dijo Roger acercándose más. Alex seguía en los brazos de Malfoy noparecía querer bajarse.

-ben,gacias. Roged, ¿conoces a mi papi?- dijo Alex, en la cara de Malfoy aparecióuna sonrisa.

-creoque no e tenido el placer, Roger Stone- dijo este ofreciéndole la mano a Malfoy,el apretón fue rápido.

-DracoMalfoy

-¿Dóndevan?- pregunto Roger mirándome

-auna reunión con los magos de China- respondí

 

-Oh,que les vaya bien entonces, yo tengo que irme, solo venia a saludar- dijo este.

-quete vaya bien- le dije abrazándolo.

-igualHerm, cuídate y cuida a Alex- me dio un beso en la mejilla- chao Alex- Roger sefue con paso decidido en dirección contraria. Cuando vi a Malfoy note que ensus ojos grises había enojo. Sonreí triunfante y seguí a Gary hacia el carroque nos llevaría al hotel.

Erauna mini van, me senté con Alex en el ultimo puesto de a tres, Malfoy se sentótambién hay quedando Alex en el centro. El camino fue tranquilo, no hable connadie ni nadie trataba de entablar una conversación conmigo. De vez en cuandomiraba a Alex, este estaba hablando (mas bien interrogando) con Malfoy. Gary sereía de algunas ocurrencias que le salían a Alex, a veces hasta yo reía conellos.

-¿Podqueno tengo tu apellido? El de mi mami es muy difícil, ni siquieda poedoponuncialo ben- dijo Alex, Malfoy me miro y después comenzó a reír acarcajadas- ¿sabes cuanto tempo me tomo poded decid Roged? Y eso que aun no lodigo ben

-estoyseguro que aprenderás- dijo Malfoy despeinándole el cabello

-pedoel tuio no tene ninguna ede, ¿me lo degalas?

-note lo puedo regalar pero si lo puedes tener, ¿te gustaría? Draco AlexanderMalfoy

-Mami¿pedo tenedlo?

-Tendríamosque hacer muchas cosas en el ministerio, comenzando con poner que tienes unpadre

-¡Enel ministedio toy yo sodito! Con dason todos me tatan ben

-esono tiene nada que ver Alex- dije riéndome- tu eres un niño fácil de querer

-todosme queden, yo tamben los quedo papis- dijo Alex abrazándome primero a mi ydespués a Malfoy.

-yono te quiero- le dije, Alex de repente me miro asiendo puchero- yo te amo- ledi un beso en la frente y enseguida apareció una sonrisa en su rostro- eres lomejor que me pudo pasar en la vida

-yose, pedo no tenes que decidlo- dijo Alex

-quearrogante, ¿de quien lo abras sacado?- mire a Malfoy, el tenia una sonrisa enel rostro, sabia perfectamente de que yo estaba hablando.

-¿Quées adogante?

-losabrás cuando crezcas y las chicas empiecen a decírtelo- dije yo

-note preocupes Alex, los arrogantes siempre conseguimos las mejores chicas- dijoMalfoy mirándome, eso hizo que Gary y el jefe de Malfoy soltaran una carcajada.

-yoquedo una chica como mi mami- dijo Alex

-yotambién, bueno no como mi mami, como tu mami- dijo Malfoy, Alex empezó a reírsepor el comentario.

-pedolos besitos me dan asco

-¿Dóndetu as visto gente besándose?- dio Malfoy, me dio una mirada y por un momentopaso por mi cabeza que el creía que yo y Roger nos besábamos frente al niño(cosa que era mentira ya que no pensaba besar a Roger).

-enla televeson, yo penso que a mi mami tampoco le gustan los besos podque sodo mebesa a mi- Malfoy dejo de mirarme-pedo en la televeson se dan besotes

-talvez tu mami esta guardando esos besos para alguien, o tal vez ya se los gastocon una sola persona.

 

-¿tuya povaste los besotes de mi mami?- dijo Alex, hay supe que era el momento paracambiar de conversación. Como por suerte la silueta del hotel comenzaba averse, era un hotel cinco estrellas muggle alejado de la ciudad.

-puesyo
-comenzó Malfoy pero yo lo corte.

-miraAlex, el hotel

Alexse acerco a la ventana de Malfoy donde se veía mejor y abrió la bocasorprendido. Lo mas que el y yo habíamos viajado era a la casa de mis padres,que estaba relativamente cerca en comparación al hotel. Un botones bajo lasmaletas, Malfoy y yo tuvimos que hacer todo lo posible para que Alex no dijeraen voz alta lo graciosa que era la ropa del hombre. Parecía que el trabajo deambos como padres apenas estaba empezando. Gary y el jefe de Malfoy seacercaron a la mujer que atendía las habitaciones mientras que Malfoy y yo quedábamostratando de comportar a Alex, el cual quería explorar todo lo que había a sualrededor. Ambos hombres nos vieron con una cara de preocupación, que hizo quepresintiera que algo andaba mal. Nos dijeron que nos acercáramos a la recepciónasí que Malfoy agarro a Alex y lo cargo, sabia que era mejor así ya que sidejábamos que Alex caminara probablemente se hubiera ido sin permiso.

-tenemosun pequeño problema- dijo el señor Lendon.

-Solotenemos una habitación, es una familiar, cuenta con una cama matrimonial y unaindividual. Esta separada por dos cuartos, tiene un baño y una pequeña sala contelevisor- dijo la recepcionista.

Abrílos ojos como platos, esto no me podía estar pasando a mí.

-¿Peroustedes no hicieron reservaciones?

-puessi, pero cuando llamamos para pedir los otros dos cuartos nos dijeron que elhotel estaba lleno por una convención y que si se vaciaba una habitación nosavisarían. Pues se vacio una y es esa- dijo Gary

-¿nohay otra?- pregunte aun esperanzada

-no,lo siento señora

-pormi no hay problema- dijo Malfoy atrás mío

-mamiyo quedo que papi duedma con nosotos- dijo Alex con esa mirada que me derretía,ese niño sabia como convencer.

-Estábien- dije por fin

Larecepcionista nos entrego la llave, para nuestra sorpresa las habitaciones denuestros jefes quedaban en un edificio diferente, lo que quería decir queíbamos a estar distanciados. El botones nos ayudo a llevar nuestras maletas ala habitación. Al entrar note que era muy hermosa, sus paredes eran blancas concortinas de color rojos escarlata, un televisor pantalla plana estaba en lapared, tres sillones estaban puestos alrededor, debajo del televisor había unmini bar. La primera habitación que entramos era la principal donde seencontraba la cama matrimonial, las sabanas de la cama eran blancas yacolchonadas, las almohadas eran iguales de blancas y había una gran puerta quedaba a lo que parecía un patio. Enfrente de la cama había un televisor pantallaplanta mas chico que el de la sala, en el mismo cuarto había una puerta quedaba al baño. Seguido fuimos a la otra habitación que era un poco más pequeñapero todo era prácticamente igual. Mientras desempacaba la ropa de Alex comenzóa llover. Hay me empeze a preguntar donde dormiríamos cada uno. Yo estaba en lasala mientras que Malfoy y Alex estaban en el cuarto haciendo no se que. En esoMalfoy salió de la habitación con Alex y se sentaron en los sillones de lasala.

 

-Malfoy,¿Dónde vamos a dormir?

-nose, decide tú

-yoduermo con Alex en la cama matrimonial y tu en la individual

-comoquieras

-mami

-¿si,cariño?

-yoquedo domi en la cama solito

-Pero,Alex
-comencé ¿Qué trataba de decirme mi hijo?

-yoquedo domi en la cama solito, mami, ya yo estoy gande y ustedes son mis papisasí que deben domi juntitos

-esque yo

-podfavod, mami- volvió a usar el truco de los ojos y caí otra vez, ya empezaba acreer que había descubierto el poder de su mirada. Además la cama era losuficientemente grande para nosotros dos.

-entonces
¿dormiremos en la misma cama?- dijo Malfoy tratando de ocultar la sonrisa

-esoparece

-buenoentonces iré a poner mi ropa haya

Malfoyentro a la habitación dejándome sola con Alex. En eso recordé que había algoque le tenía que decir a Gary. Cargue a Alex hacia la habitación donde Malfoyestaba ya que no lo dejaría solo en la sala sin supervisión de un adulto, eneste caso su padre. Lo tire a la cama haciéndolo rebotar, a el le encantaba quele hiciera eso.

-Malfoy,tengo que salir a decirle algo a Gary, quédate con Alex por favor

-Buenomi trabajo de padre comienza, no te preocupes este jovencito no ira a ningunaparte.

Salídel cuarto dejándolos completamente solos y con algo de miedo de que a Alex lepasara algo.

--

Hermioneme había dejado solo con Alex, el cual se había ganado mi cariño rápidamente,el era simplemente tan
Malfoy. A veces sentía que todo lo que hacia era apropósito, como lo de decir que quería dormir solo, o preguntarme si ya habíaprobado los besos de Hermione. Mire a mi hijo detenidamente, era completamentediferente a Hermione y a mi pero en personalidad tenia una mezcla de ambos. Susojos azules estaban clavados en un barquito que se había roto, el trataba depegarlo pero no podía y parecía que ya se estaba frustrando pues sus ojosestaban cristalinos.

-¿necesitasayuda?- le pregunte mientras me acercaba adonde el estaba.

-mibadquito favodito se
dompio- me dijo con una cara de tristeza.

-ven,yo te lo arreglo- el me paso el barquito y yo con un simple Reparo hice quequedara como nuevo.

-Woao,muchas gacias papi- dijo dándome un abrazo

-denada, hijo- me sentí tan bien al decirlo, yo era su padre, la persona quecontribuyo en su nacimiento.

-papi,te quedo haced una pegunta

-dime

-¿tuquedes a mi mami?

-masde lo que te imaginas, ella a sido el único amor de mi vida, ninguna mujer escomo ella. La amo y si pudiera se lo gritaría.

-Yoquedo que estén juntos, como mamis y papis nodmales

 

-¿dedonde sacas eso?

-enmi guadedia los niños hablan de sus mamis y papis que están casados y juntos,yo solo podía decid que tenia una mami y ahoda que tengo un papi quedo queestén juntos

-¿poreso estas asiendo todo eso?

-si

-yotambién quisiera que estuviéramos juntos, ¿Qué tal si me ayudas?

-sediaun placed- dijo Alex-papi ¿me haces un favod?

-estoya tus ordenes

-¿melees un liblo? Hay uno que mi mami me lee cuando voy a dodmid pero nunca lotemina

-¿lotrajiste?

-si-Alex se bajo lo mejor que pudo de la cama y busco una mochila de oso y saco unlibro que no era muy grueso. Tuve que ayudarlo a subir a la cama ya que sutamaño no lo favorecía.

-PeterPan- dije- cuando era chico me encantaba este libro

Comencéa leer el libro, cuando note que Alex ya no decía nada lo mire, estaba dormidorecostado a mi brazo. Lo acomode en la cama poniendo una almohada bajo sucabeza, comencé yo también a sentirme con sueño. Me acosté justo a su lado,Alex se movió y me abrazo. Fui cerrando los ojos poco a poco hasta que quedecompletamente dormido.

--

Regresabade la habitación de Gary, sin proponérmelo hacer que entendiera lo que le queríadecir fue mucho más difícil. En mi mente solo pasaba una escena

FlashBack

Caminaba por los pasillos que daban a los otros edificios del hotel, derepente recordé que se me había quedado el papel donde decía el número de su habitaciónasí que tuve que regresar. Al entrar no encontré el papel, me acerque al cuartodonde había dejado a Alex con Malfoy y no pude evitar escuchar una conversación.

"-¿tu quedes a mi mami?

-mas de lo que te imaginas, ella a sido el único amor de mi vida,ninguna mujer es como ella. La amo y si pudiera se lo gritaría.

-Yo quedo que estén juntos, como mamis y papis nodmales

-¿de donde sacas eso?

-en mi guadedia los niños hablan de sus mamis y papis que están casadosy juntos, yo solo podía decid que tenia una mami y ahoda que tengo un papiquedo que estén juntos

-¿por eso estas asiendo todo eso?

-si

-yo también quisiera que estuviéramos juntos, ¿Qué tal si me ayudas?

-sedia un placed"

En eso recordé donde había dejado el papel, en la habitación que letocaba a Alex. Abrí un bolso y encontré el papel, cuando salí no escuche nada asíque camine hasta la puerta para ir a la habitación de Gary.

Findel Flash Back

Mihijo y Malfoy estaban haciendo planes para reunirnos otra vez, bueno tal vez sucompañía no era tan mala. Pase directo al cuarto de la cama grande donde yo loshabía dejado, todo estaba muy silencioso. Al abrir la puerta me encontré conMalfoy dormido, Alex estaba encima de el apoyando su cabeza en el torso delprimero. Se veían tan lindos juntos. Camine despacio hacia donde ellos estaban,me acosté en la misma cama pero un poco mas alejada, de verdad necesitabadescansar.

 

Mesenté en la cama soltando un gran bostezo, estaba sola en el cuarto y parecía queaun seguía lloviendo. Salí a la sala y me encontré con Malfoy y Alex jugandocon unos carritos en el piso.

-Buenasnoches, dormilona- dijo Malfoy

-¿noches?¿Qué hora es?

-yava a oscurecer, acuérdate que tenemos que ir al restaurante del hotel parahablar con los magos de China

-¡nopuedo creer que se me haya olvidado!

-yayo me bañe y vestí, también Alex esta listo así que solo faltas tu

-¿bañastea Alex? ¡Gracias!

Antesde que me pudiera responder salir corriendo al baño. Me di una buena ducha y mecambie. Cuando ya estaba lista me encontré con Malfoy y Alex, a los cuales no habíavisto bien antes y ahora que tenia el tiempo suficiente para notar que llevabanlos encontraba muy elegantes. Salimos de la habitación y caminamos por lospasillos en silencio, Gary y el señor Lendon nos esperaban en la entrada delrestaurante.

-buenonos están esperando- dijo el señor Lendon- mejor pasamos

Elrestaurante estaba lleno, todas las personas parecían ser muy elegantes. Alfinal nos esperaban dos hombres en una mesa grande. Cuando nos sentamos pedíuna silla para niños, esta la pusieron a mi lado. El tema de ese día era lacocina italiana, mientras comíamos los magos y nosotros debatíamos sobre eltema de las criaturas mágicas hechizadas. Alex se aburría de vez en cuando ya queo no entendía de que hablábamos o tal vez solo no le importaba. Yo y Malfoy nosturnábamos para entretenerlo un poco antes de que empezaran los reclamos delniño.

-¿sonlos padres del niño?- pregunto uno de los magos

-si-respondí

-esque no se parecen en nada- ahora el que había hablado era el señor Lendon quese acababa de enterar.

-Alexse parece más a mi hermano

Seguimoshablando hasta que quedamos en un acuerdo. Los dos hombres se fueron primero quenosotros hacia su habitación.

-Ahoravan a dar un espectáculo, no se si lo quieran ver- dijo Gary

-yoquedo- dijo Alex con una sonrisa.

-estabien pero
¿Gary cuando nos vamos?- dije yo

-mañanapor la tarde

Caminamosa la tarima que no estaba muy lejos y nos sentamos en las primeras filas desillas que habían. El señor Lendon y Gary se sentaron más atrás. Al espectáculocomenzar empezaron los presentadores a buscar a niños pequeños entre laaudiencia, uno de esos fue Alex. En la tarima hicieron todo tipo de juegos, loshabían puesto a bailar, saltar, correr, cantar. En eso comenzaron a llamar alos padres de los niños que estaban arriba para hacer un pequeño "juego". Alexmiraba a Malfoy con ojos suplicantes pero este parecía no querer moverse.

-Malfoy,tienes que subir

-peroes que yo

-eressu padre, míralo, no se porque aun no te hace efecto

-¿Quéno me hace efecto? Si supieras la guerra que se esta haciendo en mi cabeza- despuésde unos segundos Malfoy se levanto del asiento y se dirigió a la tarima. Cuandoya todos estaban hay los presentadores comenzaron a hacer algunos trucos quelos niños tenían que hacer con ayuda de sus padres.

 

-buenopara finalizar, los padres tendrán que hacer algo- dijo la presentadoramientras que el presentador traía una jarra con muchas cerezas- tendrán quehacer un nudo con el palito de la cereza, el que lo haga mas rápido gana.

Empezarona repartir las cerezas. A solo unos segundos de haberlas entregado Malfoy sacode su boca un perfecto nudo y se lo entrego a la presentadora, Alex solo veía conorgullo a su padre.

-¡Yatenemos un ganador!- grito el presentador- que habilidad que tiene con lalengua señor, debió tener varias citas- Malfoy solo sonrió y me vio a mi.

Todoslos padres e hijos bajaron de la tarima y se reunieron con sus respectivasfamiliar, Alex estaba más feliz de lo normal. Fuimos al cuarto y vimos televisiónhasta que nos pareció la hora justa para acostar al inquieto de nuestro hijo.Lo llevamos a la habitación y lo acostamos en la cama.

-eshora de dormir, Alex- le dijo Malfoy

-pedoyo quedo seguid jugando- dijo Alex

-no,principito, te prometo que mañana vamos a la piscina y todo eso- le dije yo

-¿devedad?

-si,pero tienes que dormirte- le dijo Malfoy

Estuvimosun rato en la habitación hasta que Alex quedo dormido, me despedí de el con unbeso en la frente. Ya en el cuarto que compartíamos Malfoy y yo, me estabacambiando mientras el estaba en el baño. Ya estaba acostada cuando el salió conun pantalón de dormir largo y sin nada puesto arriba. El también se acostó enla cama procurando dejar una distancia respetable.

-Malfoy
yo quiero decirte algo

-dime

-creoque
ya que somos padres
debo empezar a llamarte por tu nombre

-pormi no hay problema- dijo con una sonrisa- entonces
ya que me llamas por minombre, ¿podría dormir mas cerca de ti? Así como hacíamos antes

-yo
-no pude decir nada mas porque Draco ya estaba muy cerca de mi. Paso su brazopor mi cintura acercándome peligrosamente, pero mi cuerpo no parecía tenerganas de querer soltarse aunque mi mente lo pidiera a gritos.

-Hermione,tengo que decirte algunas cosas-dijo Draco mirándome a los ojos.

-Ahorano, Draco, tengo mucho sueño- le dije tal vez para evadir la conversación osolo porque era verdad que tenia sueño, tenerlo tan cerca no me dejaba pensarmuy bien.

Hola lectores, aquí les traigo un nuevo capitulo, (tal vez el mas esperado por muchos) espero que les guste. Ahora que regrese a la escuela no podre actualizar tan seguido como antes (las vacaciones de una semana son muy cortas, eso es injusto). Tratare de hacer todo lo que pueda por seguir actualizando todos los días aunque no prometo nada.
-Anna Weasley Granger


--

 

Seme había quitado el sueño hacia ya un rato pero seguía sin moverme para nodespertar a Hermione. La tenía abrazada por la cintura, ella estaba de espaldasasí que podía oler el aroma de su pelo. Ella se dio la vuelta y quedo viéndome,ya se había despertado.

-Buenosdías- le dije aun sin querer soltarla

-buenosdías- respondió cerrando nuevamente los ojos.

-esun lindo día afuera, acuérdate que le prometimos a Alex salir

-yase, ¿Qué tal si me despiertas mas tarde?

-nadade eso, vamos, despiértate

-Hay,Draco, por favor

-Hermione,vamos a la piscina, además no creo que a nuestro hijo le haga mucha gracia vera su mami durmiendo mientras el se quiere divertir- le dije y ella abrió losojos.

-tupareces leer sus pensamientos, de tal palo tal astilla- ahora si se levantodejándome acostado en la cama- tu también levántate, estamos juntos en esto

Ellasalió de la habitación y yo me metí a bañarme. Cuando salí Alex estaba acostadoen la cama viendo televisión y Hermione buscaba algo de ropa entre las gavetas.Hermione baño a Alex y después se baño ella misma. Guardo en un bolso algunascosas que llevaría y llamo a Gary para que fuera a la piscina con nosotros.Alex quería correr hacia donde la piscina estaba pero el no sabia muy bienadonde dirigirse, para nuestra suerte una de las muchas piscinas quedaba aladode nuestro edificio. En esta no habían muchas personas, habían tres hombrescomo de nuestra edad que miraban a Hermione con sonrisas traviesas (cosa que nome gusto), 4 chicas que al pasar cerca de ellas comenzaron a coquetearme y yolas ignore olímpicamente causando las risas de Alex, una pareja mayor y Gary.Hermione se quito una camiseta y unos shorts que llevaba dejando ver un vestidode baño de dos piezas. Su cuerpo era igual a como estaba antes de que me fuera,incluso se podía decir que estaba mejor. Me quite la camiseta azul oscuro quellevaba puesta, las 4 chicas que habían tratado de coquetearme soltaron unsonoro suspiro. Los tres nos metimos al agua, Gary dijo que el prefería ver.Jugué con Alex un rato a los barquitos, el estaba encima de un flotador concabeza de pato, Hermione solo veía y de vez en cuando participaba. Por fin Garyse decidió a entrar a la piscina, acaparo toda la atención de Alex así que fuidonde Hermione estaba.

-¿teaburriste?- me pregunto

-no,creo que es turno de Gary

-¿quieresnadar?

-¿nadar?Si tú quieres
pero tenemos que hacer una apuesta

-¿apuesta?

-siyo gano tienes que escuchar mis explicaciones

-¿ysi pierdes?

-puedesseguir molesta conmigo todo el tiempo que quieras, no volveré a molestarte conel tema

-tratoecho

Nos pusimos en un lugar donde ambos tuviéramoslas mismas posibilidades de ganar. Contamos hasta tres y nos tiramos al agua,íbamos a la par, toque la pared y comencé a nadar de regreso, toque antes queHermione, había ganado justamente.

-BuenoHermione, creo que te he ganado- le dije y ella asintió con la cabeza, derepente empezó a taparse con ambos brazos como no quisiera que viera algo- ¿Quéte pasa?

 

-Draco,la parte de arriba a desaparecido

-¿desaparecido?Pero si enantes la tenías

-yase, genio, acaba de desaparecer

-debeestar por alguna parte

-nome importa si esta en alguna parte Draco, no voy a pasearme por la piscina semidesnuda

-vamosal cuarto para que te cambies

-¿Quéme pongo encima?

-puesla camisa que traías

-es ¡blanca! Se va a ver todo- me susurro aloído.

-entonceste daré la mía, no se te va a notar nada- le dije y ella pareció sonreíraliviada- ¡Gary me traes mi camisa!

Garyme la tiro y yo se la pase a Hermione que estaba muy cerca de mí. Me acerqueaun mas pues no quería que nadie la viera, y mucho menos esos hombres queestaban en la piscina.

-póntelayo te tapo- le dije

-peroDraco, no veas

-Hermione,como si yo no te hubiera visto desnuda ya, si no recuerdas tenemos un hijo-Ella se lo puso rápido, la camisa se mojo poniéndola aun mas oscura. Antes deque subiera por las escaleras le pase una toalla por los hombros cubriéndolamás.

Loshombres empezaron a verla con deseo. Tenia unas ganas inmensas de ir haya ygolpear a cada uno pero Hermione pareció haberse dado cuenta y me agarro delbrazo llevándome con ella. Entramos a la habitación y me senté en la cama aesperar a que se cambiara. La veía caminar de un lado a otro como si estuvieranerviosa, aun no se cambiaba la camisa.

-¿pasaalgo?- le pregunte mientras ella ahora si se cambiaba mi camisa azul oscuro poruna celeste que le llegaba hasta el comienzo de la cintura.

-estoypensando en como desapareció la parte de arriba de mi vestido de baño, fue comomagia

-¿creesque alguien de hay es mago?

-si,estoy segura que Gary no fue, Alex aun no ha tenido magia involuntaria, tu nopudiste haber sido pues no cargabas tu varita

-esoshombres, estoy seguro que uno de ellos fue, los mato- me levante furioso peroHermione me tiro a la cama.

-porfavor Draco, no cometas una estupidez

-¿estupidez?Les enseñare que nadie se mete con la mujer de un Malfoy

-¿mujerde un Malfoy? Que yo sepa

-siya se, pero eres la madre de mi hijo y te amo así que te protegeré te guste ono

-Dracoyo no quiero que cometas una estupidez, pelear con tres hombres solo por eso,quiero el padre de mi hijo sano y salvo

-bueno,no les hare nada pero solo porque tu me lo pides- le dije, ella se tumbo en lacama con pesadez-ahora que tenemos un momento a solas yo quiero hablarte de quepaso cuando me fui- ella estaba apunto de replicar pero yo no la deje- hicimosun trato, además solo quiero que me escuches, no pido que vuelvas a amarme, esoquiero ganármelo poco a poco.

-estabien

Empezea contarle todo lo ocurrido desde la carta de mi madre, mi "compromiso" conCarly, los ataques, mis huidas de casa, la foto que tenia de ella en mi cuarto,mis peleas con Carly por ella, mi coma, el diario de mi padre, elencarcelamiento que los aurores nos tenían. Le conté completamente todo, ellasolo abría los ojos como platos cada vez que mencionaba algo que involucrabaacción. Cuando termine se lanzo a mis brazos en forma de abrazos, yo primero nosupe como reaccionar pero después supe que la tenia conmigo y esa oportunidadno se repetía todas las veces que uno quisiera. La pegue a mi, todos esos mesessin tenerla cerca me habían afectado, ahora que la tenia cerca no quería que sefuera. Nos separamos lentamente, tenia la mirada triste.

 

-Dracoyo
perdona por haberte gritado así en la oficina pues
yo no sabia- me dijoapunto de llorar.

-noquiero que llores por esto, todo ya paso, no tengo que perdonarte

-pero,¿Qué paso con Carly?

-bueno
-comencéa contar aunque sabia que lo que iba a escuchar no le gustaría para nada.

FlashBack

Estaba en mi cuarto mirando al techo, todo el día había estado haciendolo mismo. Escuche una puerta abrirse y me sorprendí, nadie entraba a mi cuarto.Para mi mala suerte era Carly, me senté en la cama para escuchar que tenía quedecirme. Ella entrelazo sus dedos con nerviosismo, se paso una mano por elpelo.

-Draco yo quiero disculparme por hacerte la vida imposible, no se todolo que has sufrido pero puedo imaginármelo.

-¿a que quieres llegar?

-quiero que hagamos las paces, no quiero que haya boda, no contigo

-¿Por qué el cambio de planes?

-porque no me voy a casar con alguien que no amo, a ti te quiero como unamigo, siempre te e querido así

-¿Qué les dirás a tus padres?

-ya les explique, al principio mis hermanos querían matarte pero yo lesdije que no era tu culpa, solo que yo no sentía nada por ti y estaba segura quetu pasabas por lo mismo- dijo ahora con una sonrisa

-me imagino que ya tienes a ese hombre indicado

-lo tengo desde hace tiempo, nos conocimos en la universidad de auroresdespués de que te fuiste, fuimos novios pero sabes como yo soy y pues
le rompíel corazón, el quedo muy dolido y no pensé que lo volvería a ver mas o que nome perdonaría. Pero sucedió, el quiere dar también el siguiente paso conmigoahora que sabemos que sentimos lo mismo.

-¿Quién es el afortunado?

-pues creo que lo conoces
es
es
Derek Granger

-¡¿Qué?!

-Si, el y yo nos amamos y pues no sabia que era de apellido Grangerhasta hace poco
me imagino que es hermano de la chica que te gusta

-¡si! El me hizo la vida imposible haya

-entonces te pido que lo perdones, quiero que estés con nosotros el día dela boda, me imagino que te mudaras a Inglaterra

-si, mi madre y yo nos iremos a la Mansión Malfoy, ¿Cuándo se casaran?

-aun no lo se, lo hemos planeado todos estos días además de que
de que
estoy embarazada

 

-¿de el?

-si
vaya lo has tomado mejor de lo que pensé

-no es que me alegre del todo pero es tu vida y no me puedo meter en eso

-espero que seamos bienvenidos en tu casa

-claro, aunque me hicieras la vida imposible

- tu sabes que eso era solo para molestarte, te voy a extrañar Draco

-yo también te extrañare- ella se levanto y se paro justo enfrente de lapuerta.

-dile a Hermione que tu siempre la amaste y que de eso estoy yo detestigo- dijo antes de que saliera y yo me quedara con mas preguntas en lacabeza.

Findel Flash Back

Mequede viendo la expresión de Hermione, sus mejillas estaban de color rosa. Setapo la cara con las manos y se recostó en la cama, yo también me recosté justoalado de ella.

-Yo tambiénestaba sorprendido- le dije

-esque mi hermano y tu ex novia, se casaran, esta embarazada
ELLA- dijo soltandoun suspiro.

-site pones a ver es algo así como tu y yo

-¿ah?

-cuandotu y yo éramos novios, a tu hermano no le gustaba por que no me tomaba como lapersona "indicada". Ahora eso es lo que tu estas sintiendo

-nuncalo pensé así, tienes toda la razón
oye, perdona por no haberte escuchado antes

-noimporta, ya lo hiciste

-si

-Hermione

-¿Qué?

-Ahoraque sabes todo, ¿Qué sientes por mí?

-nose, no es odio, tampoco rencor, pero aun no es amor
todo este tiempo yopensando algo que no era y pues, la llama se fue apagando, no se si meentiendes

-si,te entiendo. Te prometo algo- ella me miro, estábamos tan cerca- voy aenamorarte otra vez, sin pociones, sin trucos, así como lo hice la primera

-Pues
no se que decir- se estaba sonrojando

-notienes que decir nada, yo are todo el trabajo, quiero que estemos juntos, así comoantes pero esta vez con Alex

-Alex
nuestro hijo, ¿Te puedo preguntar algo?

-si,lo que quieras

-¿nuncadudaste de la paternidad de Alex?

-me pasopor la mente, pero yo confío en ti y además hay algo en el que me resulta tan
familiar, es como un yo pequeño

-peromucho mas guapo

-¿estasdiciendo que no soy guapo?

-yonunca dije eso

-¿entoncescrees que soy guapo?

-¡DRACO!-me grito riéndose a carcajadas.

-¡HERMIONE!Eso lo voy a tomar como un "No, Draco eres feo"

-tuno eres feo

-¿entoncesque soy?

-pues
eres
apuesto- empezó a reírse

-apuesto
meconformo con eso

-mentiraDraco, tu eres muy guapo

- tueres hermosa

-mehalagas

-esparte de mi plan, ¿Cómo voy?

 

-puesmuy bien

-¿tantocomo para besarte?

-¿besarme?Vaya que vas rápido

-entiéndemeestuve por mas de dos años sin tus besos, en estos instantes estoy desesperado.

-yo tambiénestuve por mas de dos años sin tus besos y no me estoy muriendo

-muriendoes la palabra perfecta a lo que siento, entonces ¿puedo?

-no

-¿Porqué?

-sitanto lo quieres porque no me lo robas y ya

-porqueprefiero un beso tuyo a las buenas, ¿me das permiso?

-no,ya te lo dije y no voy a cambiar de opinión

-noseas tan mala, me haces sufrir apropósito, solo un rose ¿si?

-Draco,por si no lo sabias dejamos a Gary cuidando a nuestro hijo

-yase, pero no te dejare salir de aquí si no me das un beso- dije abrazándola

-nose

-Hermione,que pasa si con este beso adelanto mi trabajo, si empiezas a sentir cosas pormí nuevamente

-¿Cómosabes que eso pasara?

-lapregunta es ¿Cómo sabes que eso NO pasara?

Ellase mordió el labio inferior, ya no podía más tenia que tener sus labios encimade los míos. Con mi mano toque su mejilla acercando nuestras caras, amboscerramos los ojos. Sentía su respiración, su nariz rosar contra la mía. Por finnuestros labios se tocaron, era un beso tierno. Sus manos comenzaron aacariciar mi pelo, no quería que nos separáramos. En mi vida había besado amuchas chicas pero ninguna como ella, sus besos eran simplemente perfectos. Nosseparamos lentamente, sentí la sangre ir a mis mejillas. Ella me miro pasandosu lengua por sus labios, ella también se había sonrojado. Nos miramos no secuanto tiempo hasta que ella decidió cortar el silencio.

-Creoque debemos salir
Alex esta fuera y pues
deben estar esperándonos

-si
tienesrazón

Noslevantamos a la misma vez y caminamos hacia la piscina después de haber salidode la habitación. Alex estaba jugando con Gary en la piscina, en el mismo lugarde antes los tres hombres seguían sentados y al vernos los tres sonrieron almismo tiempo. La sangre me comenzó a hervir, quería ir y enseñarles que con lasmujeres no se juega, Hermione volvió a notarlo como la primera vez y me jalopara que camináramos más rápido. Como ella ya estaba cambiada no se metería ala piscina y yo tampoco tenia muchas ganas así que sacamos a Alex y nosdespedimos de Gary, el cual nos dijo que fuéramos arreglando las cosas porquedentro de poco nos iríamos. Hermione con la varita recogió todo lo que teníaque poner en sus maletas, yo hice lo mismo después de que ella terminara. Cambiamosa Alex, digo ambos ya que el era muy escurridizo y no quería irse del hotel.Quise tomar una ducha rápida antes de que nos fuéramos así que entre al bañodejando a Hermione sola con Alex.

--

Aunno lo podía creer, había besado a Draco. No era la primera vez pero
lo creía imposibledesde que se fue. No había querido hablar mucho con el, era mucha la impresión.Sus labios tenían algo que al tocar los míos me transmitían una corriente eléctrica.También la noticia de mi hermano con la ex de Draco no la podía creer, lo quemas me molestaba era que ¡Derek no me había dicho nada! Hablábamos casi todoslos días y el no se había atrevido si quiera a mencionármelo. Recogí losjuguetes que Alex seguía tirando por hay cada vez que abría su mochilita parabuscar algo. Un botones nos esperaba afuera de nuestra habitación para llevarlas maletas, Alex trato de decir algo sobre la ropa que el hombre llevaba peroDraco que salía en ese momento del baño lo callo. Cuando todos estábamos listossalimos de hay para encontrarnos con Gary y el señor Lendon en la recepción delhotel. Nos esperaba otra mini van como la ultima vez así que todos ocupamos losmismos asientos. Apenas el carro arranco Draco comenzó a regañar a Alex por loque había tratado de decir.

 

-Alex,no seas tan sincero, a veces es malo decir todo lo que se te viene a la cabeza

-pedosi es vedad, ese hombe se vestía feo

-todoslos sabemos Alex, pero no tienes que decirlo

-¿meestás degañando pod sed sinsedo?

-nopor ser sincero y no te estoy regañando solo te estoy diciendo que no lo hagasla próxima ves.

-estabien, papi

-¿sedivirtieron?- dijo Gary mirándome, supe que la pregunta tenia doble sentido

-puessi fue muy divertido estar con Alex unos días- le dije- ¿soy yo o lo que dicestiene doble sentido?

-lopuedes captar como quieras- dijo este riéndose

-mami,¿Cuándo yo pode hace magia?

-nose principito

-losniños de mi guadedia dicen que la magia no existe

-Alex,no le puedes decir a nadie que tu mamá o yo somos magos

-¿poque?

-porqueeso es un secreto- dijo Draco

-pedotía Ginny y tío Haddy lo saben, tamben Teddy, todos los tios Weasley y losabuelos

-peroporque ellos son magos, menos los abuelos- dije yo

-¿Teddyes mago?

-si,¿no te acuerdas cuando por "accidente" hizo que la televisión explotara?

-yome acuedo, tu tuviste que compa una nueva

-buenoAlex, no le puedes contar a nadie, solo a los que son magos, y no estoy diciendoque vas a ir por la calle preguntándole a las personas si son magos o no- dijoDraco

-Okey,se los pometo papis

Eltiempo paso volando en la mini van, ya sin mucho esperar me encontrabaesperando a que Alex se despidiera de Draco, lo que tomaba todo el tiempo delmundo.

-Teextrañare diablillo

-yotamben te extañade papi, ¿no quedes venid con nosotos?

-nocreo que a tu mamá le guste, además tu abuelita me esta esperando en la casa

-¿Cuándome llevadas a tu casa?

-esolo hablaremos después, creo que tu mami te esta esperando

-pedoyo quedo que vengas con nosotos

-esono se puede Alex

-¿Podque? No entendo

-soncosas de adultos, hijo

 

-sempeson cosas de adultos, yo te quedo conmigo- dijo con ojos cristalinos

-Yo tambiénte quiero conmigo

-entoncesven, quédate con nosotos

-Alexyo tengo que estar con tu abuela, ella esta enferma

-pedoy ¿si te vas y nunca degesas? Podes encontad ota familia, donde haya una mamique si te quieda y oto niño

-esono pasara hijo, yo nunca te abandonaría, además no creo que haya una familiamejor que ustedes dos

-¿entoncespod que te vas?

-nome voy, estoy seguro que nos veremos después

-¿manana?

-nose si mañana, pero te prometo que te buscare a donde sea que vivas y podremosir a el parque o a un juego de quidditch

-¿devedad? ¿Me lo pometes?

-telo prometo, pero no llores- le dijo Malfoy quitándole con la mano una lagrimaque caía en la mejilla de Alex-¿quieres saber otra cosa?

-¿Qué?

-Mañanamismo te cambias el apellido, Draco Alexander Malfoy, yo me encargare de eso

-¿Devedad? ¡Gacias papi!- le dijo Alex

-perotienes que portarte bien y hacerle caso a tu mamá en todo lo que dice ¿deacuerdo?

-deacuedo, yo me poto bien- Ambos se abrazaron.

Alsepararse Malfoy se acerco a mi, sentí como mi corazón quería salirse en esemismo momento.

-Locuidas, no quiero que nada le pase a nuestro hijo- me dijo y después se acercoaun mas- aunque a mi también me gusta la idea de vivir juntos- me susurro al oído.Para despedirnos le iba a dar un beso en la mejilla pero el se movió haciendoque fuera muy cerca de los labios. Alex solo nos miraba con una sonrisa detriunfo. El me agarro con su manita y se acomodo la mochila para que nos fuéramospor polvos flu. Al ver la cara de Draco por ultima vez supe que el día siguienteseria muy complicado.

Aquí esta un nuevo capitulo, el siguiente ya lo tengo completo pero no actualizare mañana para asi tener una cantidad considerable de comentarios. Espero que les guste ya que en este se hacen notar algunos secretitos de Alex y hay una pista para el proximo capitulo.
Proximo capitulo: Días Oscuros
Espero que les guste,
-Anna Weasley Granger


Subíalas escaleras hacia mi habitación cuando Linky pego un fuerte gritoasustándome. Volví a bajar lo más rápido que podía para ver que pasaba, Padnelcalmaba a Linky mientras ella tenia los ojos bien abiertos. Se acerco a mí conla cabeza agachada y los dedos entrelazados.

-Señorita Hermione, algo paso con el señoritoDraco- dijo Linky, ella nunca se había acostumbrado a llamarle Alex y si lohacia era muy pocas veces.

-¿Quépaso? ¿Está bien?

-siesta bien, es que estábamos en el patio y una serpiente salió entre losarbustos pero el señorito Draco no se movió y cuando me acercaba a el paraalejarlo de el animal pues
la serpiente casi me ataca

Salícorriendo al patio, Alex estaba tocando a la serpiente como si fuera otramascota. Me asuste, en cualquier momento ese animal podía morder a mi hijo y elno hacia nada.

 

-¡DRACO!-le grite y el solo pego un pequeño brinquito y me miro.

Laserpiente no se movía, hizo un extraño sonido y para mi sorpresa Alex lerespondió con un siseo que me pareció muy familiar. Pensé un rato y después caíen cuenta de lo que estaba pasando, Harry hacia ese mismo sonido y Ron lo hisouna vez
¡Mi hijo estaba hablando parsel! Los silbidos volvían a ser presentesen la conversación de Alex y la serpiente. Mi hijo solo asentía a algunas cosasy respondía a otras, como si yo no estuviera hay mismo viéndolo.

-¡DRACOALEXANDER MALFOY!- le grite, su apellido aun no era Malfoy pero el me habíaobligado a llamarlo así desde que habíamos llegado a la casa y ya me habíaacostumbrado.

-¿simami?

-ALEJATEDE ESA SERPIENTE ¡YA!

-peroes mi amiga, ella dice que tu le tienes miedo

-¡VENACÁ!

Elcamino con la cabeza agachada y entro a la casa, la serpiente se volvió a meterentre los arbustos. No lo podía creer, le había gritado a mi hijo. Corrí haciala chimenea de la sala, me imagine que Alex estaría en alguna parte de la casadonde yo no lo encontrara. Con polvos flu hice aparecer mi cabeza en la oficinade Draco, este estaba tranquilo escribiendo en un pergamino, yo carraspee y mepresto atención.

-¿Quépasa Hermione?

-¡Queque pasa! ¿Quieres saber lo que pasa? LE ACABO DE GRITAR A TU HIJO

-¿Porqué?

-¿QUÉTAL SI VIENES Y TE CUENTO? ¡NO PUEDO CREERLO DRACO!

-¿Nopuedes creer que?

-Siquieres saber ven a mi casa en este instante

Mealeje de la chimenea y mire la sala, Alex no se veía por ninguna parte. Sin esperar mucho tiempo Draco apareció en lasala de mi casa algo asustado por losgritos que había pegado en su oficina. Se acerco a mí y me saludo con un besoen la mejilla pero al instante tomo distancia.

-¿Mevas a decir que te pasa?

-estu hijo Draco, tengo miedo

-¿tienesmiedo de Alex?

-noes Alex, es a lo que puede hacer Alex

-¿Quéhace?

-Draco,salí al patio y estaba hablando con una serpiente- Draco me miro con el señofruncido- ¡ESTABA HABLANDO PARSEL!

-¿QUÉ?

-EXACTO

-peromi hijo
el
parsel
yo no hablo parsel
tu tampoco- dijo paseándose por lasala

-esoes a lo que quiero llegar, ¿de donde saco la habilidad? Tengo miedo Draco, ysi
bueno tú sabes
Voldemort sabía hablar parsel

-nopienses eso Hermione, Alex es un niño muy lindo
en el no puede estar saliendoun nuevo Voldemort
simplemente es muy adorable

-¿entoncesporque lo sabe?

-¿nole preguntaste?

-¡No!Solo le grite y te llame a ti

-bueno,llámalo

-Nocreo que me haga caso, esta molesto conmigo

 

-lollamo yo, ¡ALEX MALFOY!- grito y al minuto Alex apareció con una carita tristey las mejillas mojadas. El corazón al verlo se me partió, no podía ser yo laresponsable de eso.

-Holapapi

-holahijo, ven que tu mami me a estado contando algo y quiero hacerte unaspreguntitas- Draco y yo nos sentamos, Alex se sentó en las piernas de Draco auntriste.

-¿Quécosa papi?

-buenoque tu hablas con las serpientes, ¿Cómo es eso?

-puessi, las sepientes son mis amigas y yo hablo con ellas cuando estoy abudio

-¿hablas?¿Así que tú las entiendes y ellas te entiendes a ti?

-si,ellas me cuentan sequetos y yo le cuento cosas, es muy fácil ¿tu no puedes?

-nohijo, si te soy sincero casi nadie puede

-¿nadie?

-solotu tío Harry- le dije, en seguida su mirada se clavo en mi y una lágrima cruzosu mejilla- amor no llores, tu sabes que yo te amo y que eres mi principito,solo estaba asustada eso es todo.

-pedotu me guitastes mami y yo me puse muy tiste

-yase corazón, pero tienes que entenderme, muy pocas personas tienen ese don ypues
fue un gran susto

-¿nome guitadas mas?

-nosi no es necesario

-tequiedo mami

-yotambién te quiero principito

-Hermione,creo que es necesario llamar a Potter, para saber si es parsel de verdad- dijoDraco

-si,déjame, ¡Padnel ven por favor!- la puerta de la cocina se abrió y por ellasalió el viejo elfo- dile a Harry que venga y que sea rápido

-si,ama

Dracosolo me miro con una sonrisa, no necesitaba usar palabras para expresar lo queiba a decir. Era como un "Hermione Jane Granger con un elfo domestico", yo solole saque la lengua. Se escucho un fuerte ¡Crack! Que era el sonido de Harryapareciéndose en mi sala. Nos saludo con un movimiento de cabeza y después seacomodo en uno de los sillones.

-¿mellamabas?

-Harrypues
Draco y yo pensamos que Alex sabe hablar parsel- Harry miro a Alex sinexpresión alguna en su rostro, Harry desde la guerra lo único que le recordabaa Voldemort era su cicatriz y la habilidad de poder hablar parsel.

Derepente el comenzó a sisearle a Alex, este lo miraba sorprendido. Draco y yofruncíamos el seño ya que no entendíamos nada pero nuestra expresión cambio alver que Alex le contestaba. Harry asintió con la cabeza y siguió hablando conAlex, era realmente sorprendente todos los sonidos que podían emitir con laboca. Alex sonrió y se fue de la sala, Harry se acomodo mas en el sillón y nosmiro aun sin expresión alguna, ¿Qué le pasaba a mi mejor amigo?

-Bueno,si sabe hablar parsel- dijo por fin-¿de donde lo aprendió?

-esomismo quisiéramos nosotros saber- dijo Draco rascándose la cabeza

-esmuy bueno, me contesta todas las preguntas que le hago

-¿creesque
?-comencé

-¿Quépuede ser el próximo Voldemort? No, no lo creo- dijo, esa era una de las cosasque mas me acercaba a Harry, su habilidad de saber que iba a decir o que estabapensando.

 

-¿tepasa algo Harry?- le pregunte

-esque el cumpleaños numero 1 de James se acerca

-¿yentonces? Cuando Alex cumplió un año fue muy lindo, igual que Fred y Dominique.Ginny nos ayudo mucho

-Exacto,Ginny los ayudo pero ahora es el primer año de su propio hijo y esta apunto devolverme loco. Con Fred se la pasaba en casa de George, con Alex nunca estabaen casa por que se la pasaba acá, con Dominique era peor por ser la única niña.

-HayHarry no es para tanto, solo esta emocionada

-¿emocionada?SE HA VUELTO LOCA

-exageras

-¿quieresir tu a casa? Tiene cajas por todas partes, ¡SOLO ES 1 AÑO!

-Tranquilo,yo pase por eso mismo- dije yo

-bueno,espero que tengas razón y se calme porque no se que hare- dijo Harry ydespareció con el mismo ¡Crack!

Quedeviendo el lugar donde se había desaparecido Harry. Draco no había hablado entodo ese momento, estaba sentado en la silla mirándome. Me senté a su lado,Alex paso caminando como si nada a la cocina y después salió con un cartoncitode leche con chocolate. Con un poco de esfuerzo se sentó a mi lado y recostó sucabeza en mi brazo.

-mami¿Qué tiene de malo que hable con las sepientes?

-queantes había un mago muy malo que hablaba con las serpientes y además que notodos saben como

-pedoeso no es lo único que me pasa, suceden muchas cosas extanas cuando no estásconmigo

-¿Quécosas extrañas, Alex?- dijo Draco

-venganconmigo- dijo Alex bajándose del sillón y caminando por uno de los pasillos.

Losdos lo seguimos, llegamos a un armario que no usaba en la casa. Alex abrió lapuerta y paso, sin duda era un armario gigante. Nosotros también pasamos y Alexprendió la luz poniéndose de puntillas, Draco y yo nos aguantamos un grito desusto. En las paredes del armario había cosas escritas, no era ingles, era unalengua mucho mas complicada que runas. Pase mi mirada tratando de adivinaralguna cosa, las letras eran de un color escarlata que con la luz sobresalía delas paredes cremas. Alex se quedo viendo a un punto fijo de la pared, Draco yyo miramos y de repente nuevas letras volvían a aparecer.

-Alex
¿desde cuando pasa esto?

-cuandoestoy molesto o tiste, apadecen estas letas

-¿tusabes que significan?- dije yo

-no,pedo eso no es lo único, cuando estoy en mi cuato las cosas flotan o se dompeny me peocupo pod que me degañadas pedo como magia se depadan

Dracoy yo nos miramos, ¿eso que significaba? Alex salió del armario dejándonossolos. Estaba realmente asustada, podía ser une estallido de magia involuntariapero
¿a esa edad? Con un movimiento de varita hice que las letras (si sepodían llamar letras) desaparecieran. Salimos de hay y me asegure de cerrarbien la puerta, algo extraño estaba pasando.

-Hermionenuestro hijo no es un niño normal-Me dijo Draco

-creoque eso ya lo note, estoy algo asustada

 

-¿creesque sea magia involuntaria?

-esoespero

Caminamoshasta la sala donde estaba Alex esperándonos, Abby (con la cual nos habíamosquedado) corría por toda la sala tratando de llamar la atención de mi hijo.

-Alex,¿quieres cambiarte el apellido hoy?- dijo Draco y Alex asintió y después me viocomo pidiéndome permiso.

-Ami no me mires- le dije con una sonrisa

Cambiea Alex por una ropa mas adecuada y nos desaparecimos por polvos flu hacia laparte del ministerio encargada en el papeleo de San Mungo. Todos nos saludabanmientras pasábamos, otros solo se nos quedaban viendo. Alex iba muy feliz casicorriendo enfrente de nosotros, Draco lo tuvo que cargar para que se quedaraquieto. Llegamos a la recepcionista y nos comenzó a hacer algunas preguntaspara comenzar con el cambio de apellido. Nos hizo firmar un papel donde ambosaceptábamos el cambio y poníamos su nuevo nombre, Draco Alexander MalfoyGranger. Esperamos unos minutos por que la recepcionista tenía que hacer unacosa y después nos fuimos. Había tantas personas en ese departamento que yoconocía, algunos de Hogwarts que aun no se creían que "El Gran Draco Malfoy" estuvieraen el ministerio conmigo y mucho menos acompañado de un niño. Muchos ex alumnosde Slytherin lo saludaron y preguntaron por el pequeño al que Draco presentocomo su hijo, Alex Malfoy.

Regresamosa la casa, Alex le había pedido a Draco que se quedara un rato para que pasaranun poco de tiempo padre e hijo. Yo subí las escaleras hacia mi oficina ya queno quería incomodar, además tenia mucho papeleo que hacer. Prendí el fuego dela chimenea y me senté en la silla que estaba enfrente de mi escritorio paraadelantar un poco de trabajo. Tal vez tenia la misma actitud que cuando estabaen la escuela, nunca me había gustado atrasar trabajo. El sonido de la maderaardiendo y del silencio que había en la oficina me daba una pisca de sueño.Cuando ya estaba apunto de dormirme encima de todos esos pergaminos sentí comounas manos se apoyaban en mis hombros. Vire un poco la cabeza y me encontré conDraco, tenia una mejilla manchada de tierra y todo el cabello desordenado comosi un huracán hubiera pasado por la casa.

-¿Quéte paso?- le pregunte limpiándole la mejilla.

-puestu hijo no es muy tranquilo que digamos, además soy sobreviviente de uno de sus"ataques"

-¿Deque estas hablando?

-puesque a un soldado con el que estábamos jugando se le cayo la cabeza y el se pusotan molesto que el muñeco exploto, y no fue solo eso, los demás soldados queestaban en la tierra también explotaron tirando tierra por todas partes.

-¿deverdad?

-si,creo que hay algo raro

-yocreo lo mismo, es demasiado poder para un niño de dos años

-si
Alex no es un niño normal

-siempresupe que seria diferente, esta destinado a serlo

-¿ah?

-¿nolo has notado? Es el único Malfoy que no es rubio, o que tiene los ojos grisesy es el primero que no es "sangre pura"

-yase

-tampocose parece a mi, el es diferente. Hablando de el, ¿Dónde esta?

 

-sedurmió, después de tanto jugar quedo muy cansado

-Estoyalgo asustada, ¿crees que todo estará bien?

-todoestará bien, imagínate cuando tenga 11, estoy seguro que traerá muchosproblemas, así que podemos estar preparados.

-11
no me quiero quedar con solo uno, tal vez otro más

-¿quieresotro hijo?

-si
son tan lindos

-ami me gustaría una hija

-yome conformo con cualquier cosa, sin duda todos los malestares del embarazo lovalen.

-¿Quiénseria el afortunado padre de tu hijo o hija?- dijo Draco sonriendo

-nose, no lo quiero ahora si no mas adelante

Eneso se escucho un sonido en el cuarto de Alex, ambos fuimos a ver que habíapasado. Al llegar vimos como su oso de peluche flotaba hacia el, Alex estabadespierto y apenas su oso llego a un lugar donde el lo pudiera coger sinlevantarse lo agarro. Nos vio en la entrada y solo sonrió, ambos caminamoshasta su cama.

-Queduermas bien, principito- le dije dándole un beso en la frente.

-descansa-dijo Draco alborotándole el cabello

Salimosde la habitación cerrando la puerta y apagando la luz. Fuimos a mi oficina denuevo y hay comenzamos a hablar. Al cabo de un rato un patronus en forma deunicornio entro a la oficina y con la voz de una mujer dijo "Señor Malfoy,venga a la casa rápido, se ha puesto peor". Draco se puso pálido y se despidiócon la mano ya que iba apurado. Quede en la oficina sola, el silencio volvía ainvadir la habitación. Demasiadas cosas para un solo día, la magia de Alex, elparsel, el cambio de apellido, en fin DEMASIADAS. Yo siempre supe que Alex eraespecial en cierto modo pero nunca me imagine tal cosa y estoy segura que Dracotampoco.

Aquí esta queridos lectores, mi nuevo capitulo. La verdad no estoy COMPLETAMENTE convencida con este ya que cuando ya estaba terminandolo mi inspiración pareció desmoronarse o tal vez se fue a otra parte, si alguien me la encuentra FAVOR DE DEVOLVERMELA.
Espero que les guste,
-Anna Weasley Granger


--

Habíanpasado dos días desde que había visto a Alex por última vez, ni siquiera habíaido al trabajo. Todo era por que la enfermedad de mi madre se había puesto peoren estos últimos días. Quería estar con ella todo el tiempo posible, sabia queese día llegaría pero el temor me había echo olvidarlo. El doctor lo habíadicho, le quedaban pocos días y yo era su único familiar. Gruesas lágrimassurcaron mi mejilla arrastrando el dolor que tenia. La amaba con todo micorazón, una mujer que daría todo por mi y yo todo por ella. La veía hay en lacama, tan delicada, tan vulnerable, nada comparado con la mujer que años atrásera. La enfermedad se la había ido comiendo poco a poco, no era dolorosa perotampoco muy placentera.

Mepare de la silla donde estaba sentado y comencé a caminar con nerviosismo.Estaba dormida, su respiración era calmada pero sabía que no estaba sufriendo,ella quería irse. Me sentía egoísta, la quería aquí conmigo pero ella nopertenecía mas a este mundo, estaba mas haya que acá. Solté un suspiro y volvía sentarme en la silla donde había estado antes. No había dolor mas grande, erami madre, la mujer que me vio crecer y me dio de su cariño. Si, había cometidomalas decisiones pero yo no la culpaba, ella era una victima más de mi padre aligual que yo. Otra lágrima cayo, no quería estar solo, necesitaba compañía ahoramás que nunca.

 

Agarresu mano, estaba fría. La apreté con algo de fuerza deseando que se despertara yme dijera que se recuperaría y no se iría de mi lado. Una parte de mi almaestaba desgarrada, era un dolor que nunca había sentido, ni siquiera en lamuerte de mi padre. En el ministerio solo mi jefe estaba enterado, no queríaque las personas vinieran dándome falsos pésames. Aun me quedaba algo de tiempocon ella, aun no se había ido. Mi cabello estaba desarreglado, mi estomagorugía de hambre. Pero no saldría a comer porque perdería tiempo valioso quetenia que usar con ella aunque estuviera durmiendo.

Laenfermera entro al cuarto, sabia que se aguantaba las ganas de mandarme a comero salir de la habitación pero ya le había dejado claro que no saldría por nadadel mundo. Se acerco a ella y le tomo la presión y después se llevo los vasosque antes habían estado llenos de diferentes pociones. El sanador había dejadode mandarle medicamentos ya que por el tiempo que le quedaba a mi madre elefecto seria nulo. Varios pensamientos venían a mi cabeza, tantos buenos ymalos momentos por igual, pero uno en especial. Ese día cuando cumplí catorceaños, la charla que tuvimos fue única.

FlashBack

Estaba sentado en mi cama totalmente aburrido, ese año me habían dadomuchos más regalos que el año pasado pero a mi ahora eso no me importaba. Susonrisa estaba clavada en mi mente, desde que me había encontrado con ella enel callejón Diagon. Sus cabellos castaños, sus ojos pardos
ella era perfecta.Sabía que la molestaba e insultaba cada vez que tenía tiempo pero desde unassemanas antes de salir de vacaciones de verano todo eso solo era para ocultarlo mucho que me gustaba. Si mi padre se enteraba seguramente estuviera yamuerto, por eso tenia que mantenerlo en secreto.

El sonido de la puerta abriéndose retumbo en mi cabeza, era mi madre queentraba a la habitación con un nuevo regalo ¿Qué acaso no entendían que eso noera lo que necesitaba? En vez de irse se quedo mirándome con cara depreocupación, le di una sonrisa muy poco convincente. Ella se sentó en mi camay hay supe que era hora de esas charlas madre e hijo que solíamos tener antesde entrar a Hogwarts.

-¿te pasa algo Draco?- me pregunto

-no, son cosas que pasan por mi mente eso es todo

-una chica- me dijo y enseguida preste mas atención a lo que estabapasando-¿Quién es?

-no es una chica
no claro que no
¿Cómo se te puede ocurrir eso?

-por favor Draco, soy tu madre, no hay nadie que te conozca mejor que yo

-bueno tal vez si es una chica

-¿Quién? ¿Es de Slytherin?

 

-pues
no

-¿no?

-es de otra casa y pues
no creo que tenga algo con ella ya que nosllevamos pésimo, creo que solo es atracción, si, solo eso.

-¿estas seguro que no tratas de convencerte a ti mismo que es atracción?

-no madre, es atracción solo atracción, además si mi padre supiera quees lo que me pasa seguro me mataría

-¿tan malo es?

-si, bueno, para el

-escucha algo hijo, y quiero que no lo olvides nunca, uno en la vidatiene muchas decisiones que tomar, algunas correctas otras no pero siempre habráuna decisión. Si tu padre se pone molesto por algo que tú quieres que eso no tedetenga, el mundo es libre. Si sientes que te falta apoyo, siempre estaré yoaquí para acompañarte siempre, aunque en verdad no este físicamente lo estaréespiritual. Porque te quiero y se que tu me quieres, y lo que quieres no se vapara siempre. Sigue ese amor que para ti es prohibido, aunque no lo creas esoes lo que lo hace mas interesante. Si tanto quieres a esa chica o cualquierotra, no dejes que personas como tu padre te dificulten el camino, siempretendrás una persona aquí para apoyarte, yo.

-¿Por qué me cuentas esto?

-por que se que en la vida de encontraras con muchos obstáculos y quieroque estés preparado.

-gracias mamá, te amo

-y yo a ti hijo

Findel Flash Back

Laslágrimas volvieron a caer, me era imposible pararlas. Me pare para abrir laventana, estaba empezando a sentir calor. La brisa no soplaba pero aun así eramucho más fresco. Vi a mi madre, sus parpados comenzaron a moverse tratando dedespertar. Corrí a la silla y agarre su mano, por fin se despertaba después dehoras. Sentí ganas de abrazarla y lo hice, la abrace como nunca lo había echocomo nunca hubiera abrazado a nadie. No quería que se fuera, que me dejarasolo, porque la necesitaba. Me separe lentamente y la mire a los ojos, eranazules tan diferentes a los míos. Con su mano hizo un movimiento para que meacercara.

-Draco
yo me iré a un mejor lugar, no quiero que sufras por mí- su voz sonabadiferente, era seca pero a la vez cariñosa.

-mamáno, por favor quédate, no te vayas

-hijo,tu sabias que me iría algún día

-noestoy listo

-silo estas, quédate con Hermione y con tu hijo, ellos te necesitan, yo ya cumplímis años en este mundo

-madreyo
por favor- nuevas lágrimas comenzaban a brotar de mis ojos.

-nollores Draco, recuerda que siempre te ame y que te seguiré amando, recuerda loque te dije cuando cumpliste 14

-mamáno

-adióshijo, cuida de tu hijo y dale todo lo que tu padre y yo no te dimos, te repitoque no sufras, me están esperando y yo quiero ir a un mejor lugar, espero vertehaya algún día- los ojos de mi madre se fueron cerrando poco a poco, sujetabasu mano con fuerza, no quería que se fuera. Su mano me soltó y cayo libremente,supe que la vida ya se había ido de su cuerpo.

 

-¡NO!¡NO, MAMA POR FAVOR!- grite en medio de llantos la abrace con fuerza.

Laenfermera entro a la habitación corriendo y trato de separarme del cuerpoinerte de mi madre pero no podía.

-SeñorMalfoy, ya se fue a un lugar mejor no hay porque sufrir

-¡NO!¡MAMA! ¡NO ME DEJES!- seguí gritando.

Laenfermera me dejo solo y después de varios minutos de llorar me separe por fin.Tenia que arreglar el funeral y entre mas rápido mejor, con pocas personas,solo las más allegadas. Llame a los elfos y les dije que prepararan todosporque el funeral seria dentro de dos días y que se encargaran de llamar atodas las personas cercanas a la familia. Pase mi mano por el cabellodespeinándolo, mire a la ventana y en eso paso una ráfaga de viento cálido quehizo que mi cuerpo se estremeciera. Si de algo estaba seguro era que ella nuncame abandonaría pero aun así dolía con todas las fuerzas.

--

Caminabapor los pasillos del ministerio, todos parecían más apagados que de costumbrepero la razón yo no la sabía. Di la vuelta hacia la derecha encontrándome conAndrew, desde que habíamos compartido en por unos meses la oficina nosllevábamos mejor. El llevaba una cara de tristeza y estaba vestido todo denegro, ¿Qué era lo que yo no sabia?

-HolaAndrew- le dije

-HolaHermione, si me disculpas voy tarde

-oyeAndrew, no quiero entrometerme pero, ¿Por qué todo el mundo esta triste?

-¿nolo sabes? Narcissa murió hace dos días

-¿deverdad? Yo
no sabia- le dije a Andrew

-deberíasir, ahora Draco te necesita mas que nunca

-si,iré contigo

-¿yAlex?

-Ginnylo esta cuidando

Caminecon Andrew hasta su carro fuera del ministerio, yo ya tenia el mío pero elsabia donde el funeral iba a ser. En el cementerio había una cantidadconsiderable de personas reunida alrededor de un ataúd. Con la mirada busqueesa cabellera rubia que en ese momento debía estar sufriendo y la encontré,entre todas esas personas su cabello resplandecía como si fuera una fuente deluz entre toda la tristeza. Me acerque con paso rápido hacia donde el se encontraba.Pare cuando estaba justo detrás de él, no sabia como estaba pero sabía que noera el mejor de los ánimos.

-Draco
-dije solo para que el me escuchara y así fue. Al darse la vuelta y verme meabrazo, me abrazo con fuerza como su fuera lo único presente en ese momento. Yocorrespondí, estaba vulnerable, destrozado.

-Hermione,viniste
muchas gracias por estar aquí, me siento tan mal- dijo abrazándome confuerza- por favor no te vayas, quédate conmigo, no me dejes, no quiero estarsolo- lo que dijo me llego muy dentro, yo no lo abandonaría

-escúchamemuy bien Draco Malfoy, yo nunca, NUNCA, te voy a abandonar- se separo un pocode mi y puso su mano en mi mejilla dándome un beso, un beso lleno dedesesperación y amor.

-note vayas, te necesito, a ti y a Alex- me dijo pegando su frente contra la mía.

Apenas nos separamos comenzó el funeral. Dracode ves en cuando apretaba fuertemente mi mano como si estuviera deseando quetodo fuera mentira. Las personas comenzaron a dar sus pésames pero el soloparecía querer que todos se fueran para estar solo. El ultimo en acercarse fueAndrew, el cual se ofreció para llevarme de regreso al ministerio pero yo ledije que no, necesitaba estar con Draco en ese momento. Al quedar solos el mevolvió a abrazar, casi me levanta del piso. De sus ojos salían gruesas lágrimasque limpie con mi mano. Con unmovimiento de varita apareció un ramo de rosas blancas las cuales puso con lasdemás flores que los invitados habían traído. Dio un fuerte suspiro, se secolas lágrimas que otra vez volvían a salir.

 

-nuncapensé que este día llegaría, quisiera que todo fuera un sueño

-nose como te sientes Draco, pero estoy segura que tu mamá no quería que sufrieras

-ellame dijo antes de morir que no sufriera por su culpa, que estaría siempre conmigoaunque no fuera físicamente, que yo tenia una familia que cuidar

-ytiene razón, ella siempre va a estar aquí contigo

-Yo
me siento tan solo

-notienes porque sentirte así, Alex y yo estamos contigo

-Hermione,yo quiero estar contigo y con mi hijo, no te estoy pidiendo que seamos novios onos casemos, solo que no te vayas

-yate dije que no me iré, de eso no te preocupes.

-ereslo mejor que me ha pasado en esta vida, no se que haría sin ti- Me dijo Draco yme abrazo. No sabia responder, me había quedado en estado de shock.

Quedamosabrazados viendo a la tumba unos minutos hasta que Draco me pidió que nos fuéramosde hay. Después de decidir nos dirigimos a mi casa ya que necesitaba ver comoestaba Alex. Cuando llegamos en vez de pasar a mi casa fuimos a la casa dealado. Toque la puerta y me abrió Ginny que tenia a James en brazos, pasamos yen la sala estaba Harry con Alex hablando lo que parecía parsel. Al vernos sebajo del sillón y corrió hacia donde yo estaba para abrazarme y después abrazara Draco.

-Hermione,por cierto, me debes un juego de vajilla nuevo, tu hijo aquí presente lo hizolevitar para después dejarlo caer.

Alexsonrió, sabía que no era su culpa que no pudiera controlar sus poderes. Nosdespedimos y fuimos directo a la casa. Me estaba muriendo de hambre así que lepedí a Padnel que cocinara algo, no pude evitar escuchar la conversación deDraco y Alex, donde este ultimo le contaba toda clase de cosas que había echocon magia en casa de Ginny y ella no se había dado cuenta. Draco sonreía de vezen cuando pero aun se notaba el dolor por la muerte de su madre.

-¿tepasa algo, papi?- dijo Alex

-noAlex, tranquilo

- ¿segudo?

-si

Antesde que Alex pudiera seguir con el interrogatorio Padnel llamo a la mesa. Lacena fue tranquila, nadie dijo nada. Al terminar tuve que bajar a Alex de susillita para que se fuera a jugar, me pidió permiso para salir al jardín peroya se estaba poniéndose oscuro y no lo quería afuera a esas horas. Draco lollevo a su cuarto y se puso a jugar con el mientras que entraba a la oficinapara seguir con mi arduo trabajo. Después de unos minutos escuche la puertaabrirse, al voltearme hay estaba Draco sentado en una de las sillas que tenia.

 

-¿Alex?-lepregunte

-se durmió

-querápido

-si

-¿aunte sientes mal?

-si,pero tenerlos cerca disminuye el dolor.

-Sabesque puedes contar con nosotros para lo que quieras

-gracias,creo que debo regresar a la mansión, ya es muy tarde

-¿deverdad quieres regresar?

-noestoy muy seguro, pero debo hacerlo

-bueno
adiós, que descanses ¿ok?

-Ok,descansare y es mejor que tu también, los extrañare- me dijo Draco abrazándomecon fuerza.

Actoseguido se metió a la chimenea de mi oficina y desapareció. Salí de la oficina dirigiéndomeal cuarto de Alex para ver como estaba, por suerte todo parecía ir demaravilla. Me recosté contra la pared después de haber cerrado la puerta ysuspire, de verdad que estos últimos días habían sido movidos. Ahora estabaextremadamente cansada, tanto como para caer mismo dormida, sin duda necesitabaunas vacaciones.


*Les tengo una preguntita que me a estado rondando mi cabecita desde la semana pasada pero siempre se me olvida preguntarlo. Hay les va: Imaginense que una pareja de magos sangre pura tiene un hijo y sale squib.En otro lado de este mundo otra pareja de magos sangre pura tiene una hija y sale squib. Por alguna razon ambos squib se casan y tienen un hijo, ¿este niño seria sangre pura o se le denominaria por hijo de muggles?

Espero que puedan responderme esta duda tan loca que tengo por que de verdad muchos de mis amigos no han sabido responderla. Espero sus comentarios.

Ya se, ya se, me e demorado demasiado pero aquí les traigo un nuevo capitulo. La escuela me esta dejando realmente ocupada (culpen a mis profesores) y tambien que mi inspiración le a dado por tomar vacaciones, por suerte regreso justamente acabando el capitulo. Tambien estoy algo emocionada porque hace unos días me cree un twitter, sinceramente nunca pense que lo usaría pues no soy de las chicas que se mantienen activas en la comunidad social.
Espero que les guste:
-Anna Weasley Granger


Quitabaalgunos papeles que no estaba usando de mi mesa. El flujo de papeles en elministerio estaba más lento de lo normal, sin duda era un día aburrido. Además,la preocupación me estaba comiendo viva, no se como pude aceptar dejar a Alexen una guardería muggle, ahora que sus estallidos de magia involuntaria sehacían tan frecuentes. Suspire hondo y mire hacia el reloj, genial ya era casihora del almuerzo. Escuche la puerta de mi oficina sonar, dije un leve "Pase"aun mirando hacia algunos papeles que estaban en mi escritorio.

-Hermione
-dijo Draco mirando hacia mí

-HolaDraco, ven, siéntate

-Dice tu jefe que todos los departamentos saldrán más temprano, parece que hoyno hay mucho que hacer.

 

-si, creo que de eso ya me di cuenta

-tetengo una propuesta

-dime

-buscamosa Alex de adonde sea que lo llevaras y vamos a comer los tres juntos

-meparece bien, ¿vamos ya?

-claro,¿tu carro o mi carro?

-¿tienescarro?

-claroque si, ¿Cómo pensabas que me trasladaba en Londres?

-pues
que no ibas a lugares muggles

-¿tutienes carro?

-si
pero no lo traje porque siempre voy a el ministerio vía polvos flu

-entoncesvamos en mi carro

Caminamoshasta la entrada muggle del ministerio. Una hilera de carros se encontrabaestacionada. Caminamos y caminamos hasta que Draco se paro enfrente de uno enespecial. Mis ojos aun no lo podían creer su auto era un Bentley Continental (https://www.allsportauto.com/photoautre/bentley/continental/flying_spur/2005_bentley_continental_flying_spur_18_m.jpg). Draco me abrió la puerta del copilotopara que yo pasara. Ya adentro admiraba el interior del carro, simplementelujoso.

-Vaya-alcance a decir

-esdigno de un Malfoy, ¿te gusta?

-mucho

Graciasa mis direcciones llegamos a la guardería en solo unos minutos. Las madres delos niños y algunas nanas se quedaban viendo al carro. Muchas mujeres y algunoshombres ya estaban esperando a sus hijos, Ginny me había dicho que ella iría abuscar a Alex pero yo le avise que yo lo iba a buscar. Draco estaciono entreotros dos carros y nos bajamos, muchas mujeres se quedaron viendo embobadas aél y los hombres al carro. Llegamos a la puerta de la guardería, una de lascuidadoras nos llamó con la mano para que pasáramos. En una habitación Alexestaba con los ojos hinchados y rojos como si hubiera estado llorando y un niñomas grande que el de pelo rojizo con rizos.

-hoyhubo un problema con el señorito Draco- dijo la cuidadora, era una señora deedad ya avanzada y no importaba cuantas veces uno le decía que le podía llamaral niño Alex ella seguía diciendo que su nombre era Draco.

-¿Quépaso?- dijo Draco mirando a Alex

-tejudo que no es mi culpa, papi- dijo nuestro hijo apunto de llorar. Apenas dijola palabra papi el chico que estaba a su lado levanto la mirada.

-hubouna pelea entre estos dos jovencitos

-PeroAlex solo tiene dos años, no puede formar una pelea- dije yo sin creerlo

-elseñorito Draco le tiro el plato con puré de papa a el niño Sebastián- derepente ese nombre me vino a la cabeza, Alex ya me había hablado de el.Sebastián Hitch, un niño mimado al que todos consentían incluyendo a los de laguardería.

-¿Porqué hiciste eso Alex?- pregunto Draco

-podque el dijo que yo no tenia papi y que etaba sodo, pedo yo le dije que si teniapapi y el comenzó a deidse de mi igual que los otos niños. Después el pude vodopod los aides y le pegó a el.

Dracodejo de mirar a Alex y le dirigió al otro niño una mirada severa. Yo ya sabiaque cuando Alex estaba un poco más pequeño los niños lo molestaban porque notenia un padre.

 

-no te preocupes Alex, se que no es tu culpa-dije agarrándolo de la mano para salir de hay.

-papi¿estas modesto conmigo?

-noAlex, no lo estoy

Caminamoshasta donde el auto estaba estacionado, Alex abrió la boca en forma de sorpresay después se subió. Aun no sabia adonde Draco nos llevaba hasta que paro en unapizzería que estaba cerca de un edificio. Era el mismo edificio donde yo antesvivía, la misma pizzería en la que el me había ayudado. Nos bajamos y agarramosuna mesa cerca de la salida. Un mesero se nos acerco, era el mismo que antesandaba coqueteándome. Al verme con Draco y Alex frunció el seño y solo selimitó a pedir nuestra orden.

-Ybien Alex, creo que nos debes una explicación- dijo Draco

-papide vedad no se lo que paso, yo me puse muy modesto y eso vodo pod los aides

Dracoy yo nos miramos, eso solo podíasignificar una cosa, estallido de magia involuntario. Sabia que algo así podíasuceder solo que tenia esperanzas de que Alex se controlara. La pizza llegorápido, cada uno agarro un pedazo para comenzar a comer. Las conversacioneseran seguidas, muchos de los temas eran las travesuras que en Hogwarts sehacían. Draco pago y nos llevo a la casa, Alex le pidió que por favor pasara ajugar con el un rato. Aun era temprano así que me puse en una silla del jardína leer un poco el Profeta mientras Draco le enseñaba algunos trucos en laescoba a Alex.

Normalmenteel vecindario era muy tranquilo pero para mi mala suerte el vecino era uno delos magos más ruidosos que podía existir en este mundo y hoy no era laexcepción. Los ruidos de fuertes golpes metálicos se hicieron notar, de repenteel cielo se lleno de humo producido por una explosión en la casa de alado.Gritos de tres personas, entre ellas una chica aparecieron de la nada.

-¡CEPHQUE HICISTE!- se escucho a la chica gritar

-¡¿YO?!¿POR QUÉ ES MI CULPA TODO?

-CALLENSELOS DOS

Elhumo se disperso un poco dejándome ver aDraco y a Alex, mi hijo ya se había bajado de la escoba y miraba, al igual quesu padre, al pedazo de cerca que había explotado dejando ver el patio delvecino. Sin pensarlo mucho decidí ir a ayudar, al pasar el pedazo de cerca queya no estaba me encontré con el anciano vecino y dos jóvenes más. Uno era unchico de cabello rubio casi plateado y una chica igual que el otro, ambos deunos 19 años. Cuando notaron mi presencia los tres se callaron y me miraronfijamente.

-¿Túeres?- dijo el chico

-HermioneGranger, su vecina

-claro,claro, yo te conozco- dijo el anciano- estos son mis sobrinos, Cepheus y Lyra

-muchogusto- dijo la que era Lyra-disculpa a mi hermano el es algo
especial

-solovenia a ver si necesitan ayuda- les dije

-no,no necesitamos- dijo el chico

-noseas grosero Ceph, después de todo esto lo causaste tú- dijo Lyra

-¿yo?¿Por qué me echas la culpa?

-porque fuiste tu, Cepheus, te dije muy bien que cuidaras la poción

 

-vesCeph, siempre tengo razón

Eneso alguien toco mi hombro y di un pequeño saltito. Al virarme note que eraDraco el que parecía haber dejado a Alex adentro. La chica se le quedo mirandoembobada, su hermano al ver esto rodo los ojos.

-¿YAlex?- le pregunte

-Estaadentro con los elfos. ¿Necesitan ayuda?

-no,pero gracias por preguntar. Creo que aquí mi sobrino puede el solo- dijo enanciano

Dracoy yo nos viramos, justo cuando estábamos entrando a la casa Cepheus grito "¡ESOES INJUSTO!". Alex jugaba con unos barquitos en el piso, a su lado tenía unvaso con tapa que seguramente le había dado Linky. Draco se sentó con pesadezen el sillón y yo hice lo mismo a su lado.

-Vayavecinos- me dijo con una sonrisa.

-noconocía a sus sobrinos, normalmente solo esta el señor

-¿deverdad te gusta vivir aquí?

-pues
esta bien ¿Por qué?

-estabapensando que quizás querrían tu y Alex irse a vivir conmigo a la mansión.

-e
yo
la verdad
Alex
el
tu- hay venían mis nervios, como odiaba cuando meponía así.

-vamos,di que si, me siento la verdad muy solo-dijo haciendo un puchero

-vamosmami, yo quedo vivid con mi papi- dijo Alex que se había acercado adondenosotros estábamos.

-esque yo
no se
las cosas

-poreso no te preocupes, Hermione, puedes alquilar la casa o algo así.

-¿aquien?

-AAndrew, ¿te acuerdas de el? Se caso y ahora necesita una casa, puedes alquilársela

-¿ylos elfos?

-puedestraerlos, tengo una gran cocina que de seguro les encantara

-Nose Draco, yo

-porfavor, los quiero cerca de mí

-yo
lo intentare- dije por fin

-¿deverdad? Bueno mañana mismo te mudas- dijo abrazándome

-¿mañana?¿No crees que es muy poco tiempo?

-claroque no, te diría hoy pero tengo que arreglar algunas cosas. Hablando de esotengo que preparar la mansión, adiós- dijo dándome un beso en la mejilla y revolviéndoleel cabello a Alex antes de desaparecerse.

Mihijo me miro con una sonrisa, sabia que el estaba feliz pero ¿yo? La verdad nosabia que sentía, podía ser miedo
si
eso era, el miedo ¿A que? Pues de caerenamorada nuevamente de Draco Malfoy, de que estar con el en la misma casa mellegue a hundir en las tentaciones, tentaciones que después de largos meseslogre olvidar y ahora estaba recordando. Solté un sonoro suspiro y me acurruque mas enel cómodo sillón pensando en si había hecho lo correcto al aceptar la invitaciónde Draco.

-"DíaSiguiente"-

-"Draco"-

Me habíadespertado de un extraño buen rumor, pero quien no estaría así cuando el amor detu vida y tu hijo se mudaran a tu casa. Baje las escaleras por decima vez consecutiva en todo el día, estabarealmente nervioso. Había recorrido cada rincón de la mansión Malfoy una y otravez buscando algo que no fuera perfecto. Mire mi reloj de pulsera, solo unosminutos faltaban para que ellos llegaran. Volvieron los nervios a apoderarse demí, mis manos empezaron a sudar y tuve ansias de caminar de un lado a otro. Lasllamas se pusieron verdes y al cabo de unos segundos dos cuerpos se veían materializadosen mi sala. Me acerque para darles la bienvenida, le di un abrazo y un beso muycerca de los labios a Hermione, a Alex lo salude y le despeine un poco elcabello.

 

Llamea los elfos domésticos para que llevaran las maletas a sus respectivashabitaciones. Los conduje por todos los pasillos que la casa podía tener, lesmencione cada una de las habitaciones y algunos tips para no perderse. Lesenseñe donde dormirían cada uno. La habitación de Alex era la que yo ocupabaantes, muy grande de paredes verde olivo y muebles demasiado elegantes para unniño, pero claro, llena de juguetes. La habitación de Hermione estaba a lado dela de Alex, las paredes eran del mismo color pero los muebles eran de aspectomás "femenino". Por un momento pensé que ella podía dormir en el mismo cuartoque yo pero después de una lucha mental decidí que si ella quería dormir en elmismo cuarto ya me lo diría. Los elfosdomésticos de Hermione se instalaron en la cocina, yo también tenía algunos asíque tendrían algo de compañía.

Alexadmiraba cada pequeño espacio que en la casa podía haber, a veces se ponía aconversar con los retratos como si fueran amigos de toda la vida, pero el quemas le gusto fue el que había echo que le hicieran a mi madre antes de morir,tenerla en ese retrato y saber que podía hablar con ella me hacia sentir muchomejor. El retrato de mi madre se encontraba en el cuarto que ahora ocupaba mihijo.

Pasaronlas horas y nos sentamos todos en el largo comedor Malfoy, sin duda muchassillas habían quedado vacías. Después de esto jugamos un rato en familia ycuando ya se había echo mas tarde acostamos a Alex el cual había puestoresistencia solo porque quería seguir hablando con el retrato de mi madre.Acompañe a Hermione a su habitación despidiéndome de ella con solo un "Buenasnoches".

Mevire en la cama, por alguna extraña razón no podía dormir. Me tape la cara conla almohada tratando de encontrar la razón para mi repentino cambio de sueño.Camine por los oscuros pasillos que ya había recorrido miles de veces cuandoera niño hasta la cocina, quería una taza de café
ya se
la taza de café no vaa hacer que me duerma pero se me antojaba. Para mi sorpresa la luz de la cocinaestaba encendida, con delicadeza pase para no hacer mucho ruido. Hay estaba,Hermione, con un vaso que contenía un liquido rojo. Miraba hacia la ventana quedaba a un largo campo, esa noche las estrellas se veían más hermosas de lonormal. Me senté a su lado sin que ella se diera cuenta. Con la varita hice queuna taza se llenara con café y levitara hacia mí, esto sin duda hizo que meprestara atención.

-¿notienes sueño?- me pregunto

-no,ya veo que tu tampoco

-el caféno va a hacer que te de sueño, no deberías tomarlo

-seme antojaba una taza, dormir es lo que menos me importa ahora mismo

-tucasa es muy bella

 

-noes solo mi casa, es nuestra casa, tuya, de Alex y mía

-nose que decir
fue muy amable de tu parte invitarnos

-fuedifícil, no invitarlos, si no esperar a que llegaran

-¿Porqué?

-nervios,nervios de que algo resultara mal

-yano te tienes que preocupar por eso

-tengoque hacer que su estadía aquí sea lo mas cómoda posible

-laverdad no tienes, yo no estoy acostumbrada a la buena vida, suelo hacer lascosas por mi misma.

-Hermione
aun no me trago que estés aquí, me lo creía prácticamente imposible

-yotampoco me lo creo, pero aquí estoy ¿no?- me dijo con una sonrisa

-si
aquí estas y no quiero que te vayas- la agarre suavemente por el mentón acercándolaa mi y dándole un beso. Como encantaba sentir rozar sus labios con los míos,era como si todo el mundo se desvaneciera quedando solo ella y yo. Sus brazoscruzaron por mu cuello acercándome aun más. De verdad que no quería soltarla,que ese mágico momento nunca acabara. Nuestros labios fueron separándose conlentitud, pegue su frente contra la mía admirando sus bellos ojos por unossegundos. Una voz atrás de nosotros hizo que el trance en el que estaba serompiera, al darme la vuelta vi a unos de los elfos domésticos.

-¿si?-pregunte algo irritado

-eljoven Alex esta ardiendo en fiebre y se queja de dolores de cabeza- dijo convoz chillona. Hermione y yo nos levantamos de un solo golpe y salimos prácticamentecorriendo hacia el cuarto de nuestro hijo.

Alentrar lo vimos empapado de sudor y con los ojos llenos de lágrimas. Sus manospasaban de su cabeza a su estomago como si estuvieran eligiendo cual dolía mas.Lo agarre en mis brazos sentándome en la cama, Hermione se puso a mi lado acariciándolela frente.

-traeun paño húmedo- le dijo Hermione al elfo.

-y llama a el doctor Stuart- agregue al ver queel elfo se iba.

Losllantos y gemidos de dolor de Alex se hacían presentes cada vez más dejándonos preocupados.Mi madre, que estaba en su retrato también veía como su nieto prácticamente se retorcía,como si un cruciatus le hubiera dado en su pequeño cuerpo. El elfo vino con unpaño húmedo seguido por el doctor de la familia, lo que mas me gustaba de elera que cuando se le decía que necesitábamos sus atenciones no importa a quehora el aparecía.

-¿Quépaso Draco?- pregunto

-esmi hijo, examínalo por favor

-¿hijo?Vaya Draco estas lleno de sorpresas, dame permiso para revisarlo

Stuartse quedo por lo menos unos quince minutos revisando a Alex, cuando termino debodecir que no tenía una muy buena cara.

-bueno,se pondrá mejor- me dijo recogiendo sus cosas- fue una fiebre realmente alta,sus defensas bajaron en una fracción de segundos.

-¿yaesta mejor?- dijo Hermione

-si,esta mejor pero tienen que darle las pociones que deje en la mesa alado de sucama porque los síntomas podrían venir. Por ahora pueden dormir tranquilos yaque le di una poción para dormir y no creo que despierte hasta mañana

 

-GraciasStuart- dije

-denada Draco, bueno me tengo que ir, que duerman bien

Enfrentede nuestros ojos desapareció. El silencio reino entre nosotros, tenia algo demiedo de que la fiebre volviera.

-Draco,¿y si empeora?

-yaoíste a Stuart, va a dormir hasta mañana

-detodas maneras tengo algo de miedo

-note preocupes, si algo le pasa aquí estamos nosotros dos para resolverlo- ledije pasando uno de mis brazos por sus hombros- ahora vamos a dormir, ven te acompañoa tu cuarto- empeze a caminar pero ella no dio ni un solo paso-¿te pasa algo?

-noquiero dormir sola

-¿Porqué?

-nose, siento que

-puedesdormir conmigo- las palabras salieron de mi boca sin siquiera planear decirlas,note como ella se sonrojo.

-¿deverdad? Creo que

-ami no me importa, puedes, si quieres claro

-nose la verdad, yo
lo pensare

-Ok-dije caminando hacia mi habitación

-¡Draco!-grito bajito cuando yo ya iba a entrar a al cuarto.

-¿si?

-¿puedodormir contigo?

-claro

Ambosentramos al cuarto, era el más grande de todos los que había en la mansión. Enla cama podían caber tres adultos y aun estar cómodos. Me acosté y espere a queella también lo hiciera. Al principio pensé que se arrepentiría pero después deunos segundos que me parecieron una eternidad se acostó también en la cama. Mele acerque abrazándola, podía sentir su respiración calmada y el olor de supelo. Estar tan cerca me mareaba, no podía pensar muy bien cuando sabia queestaba junto a mí. Cerré los ojos diciéndole a mi cuerpo que se durmiera, mecosto un poco al principio, pero al final ya el sueño empezaba a vencerme.

Abrílos ojos lentamente sintiéndome rodeada por unos brazos. Me acomode en la camay pude ver como Draco dormía, parecía un angelito. Con mi mano comencé aacariciarle el cabello. Recordé todos los buenos momentos que habíamos vividojuntos cuando éramos novios, claro que habían unos que no valían la penarecordar. Aparte mi mano suavemente para no despertarlo pero rápidamente él laagarro con delicadeza.

-Buenosdías- me dijo dándome un corto beso enlos labios. Yo estaba sonrojada de los nervios ¿y si estaba despierto desdeantes?

-ho
hola

-¿Cómodormiste?

-bien
muybien

-puedesdormir aquí todos los días, si quieres- yo solo le conteste con una risanerviosa, que no era ni un si ni un no- ¿tienes hambre?

-si

-vamosa la cocina ¿te parece?

-primerovoy a ver a Alex, quiero saber como se encuentra- me pare de la cama y caminehasta la puerta, sabia que Draco me estaba siguiendo.

Alentrar al cuarto de Alex el ya estaba despierto y hablaba con su abuela. Loabrace y me asegure de que estuviera bien.

 

-¿Cómote sientes?

-bienmami, muy bien

-¿seguro?

-si

-¿note a dado fiebre?

-no

Asíseguí mis preguntas hasta por fin quedar completamente segura de que estababien. Draco atrás de mi solo me repetía "Vamos Hermione, el esta bien". Bajamostodos a desayunar, al terminar recibí una llamada al celular. Era delministerio y necesitaban que fuera para hacerme caso de unos magos que habíanatrapado traficando animales mágicos al mundo muggle.

Cuandoya estaba lista para irme al ministerio tuve que decirle a Draco por decima vezcomo debía cuidar de Alex. No era que no le tuviera confianza si no que Alextenia la tendencia a enfermarse siempre. Con los polvos flu desaparecí hacia elministerio dejándolos solos.

--

CuandoHermione salió, muy nerviosa, subí al cuarto de Alex para darle su medicina. Laencontré en su mesa alado de la cama, era de color marrón y sea veía muy pocoapetecible. La vertí en un vaso y se la lleve a Alex, el cual pusoinmediatamente cara de asco.

-¿tengoque tomad eso?

-si,Alex, es tu medicina

-pometopótame ben si no me das eso

-noes lo que me prometas Alex, tu madre me mata si no te lo tomas

-pedopapi, yo no quedo eso

-cuandoyo era pequeño tampoco me gustaba tomar medicinas pero tenia que hacerlo

-estaben pero después tenes que compame lo que yo queda

-tratoecho, ahora tómatela- acerque la medicina a la boca de Alex y el se la tomo sindecir nada. Después solo quería vomitarla, pero yo no lo deje

-¡sabeasquedoso!

-losiento hijo pero es tu medicina

-¿podque no la puebas tu?

-porqueyo no la necesito

Seguimoshablando hasta que Alex comenzó a pedirme algo de comer por el hambre quetenia. Baje a la cocina y le pedí algo a los elfos, los que fueron muy rápidosal preparar algo no solo para Alex si no para mi también. Cuando iba a entraral cuarto de Alex logre escuchar que estaba hablando con su abuela y decidí queera mejor no entrar pero a la vez me dio algo de curiosidad saber cual era eltema así que me acerque a la puerta y puse mi oído muy atento.

-Abuelita, ¿quiedes escuchad la canción queme apendi?-se escuchaba detrás de la puerta

-seria un placer, Alex

-pedo ya apendi a ponuncia las edes, pod que canto mucho esa canción

-cántala para ver cual es

-This is for my peoples who just lost somebody
Your best friend, your baby, your man or your lady
Put your hand way up high
We will never say bye (no, no, no)
Mamma's, daddy's, sisters, brothers, friends and cousins
This is for my peoples who lost their grandmothers
Lift your head to the sky
'Cos we will never say bye
 
Quede paralizado, Alex para ser un pequeño de 2 años cantaba muy bien. Si la cantaba tanto como el decía ¿Por qué nunca lo habíamos escuchado? Seguí prestando atención para ver si seguía cantando. 
 
As a child there were them times 
I didn't get it but you kept me in line
I didn't know why I didn't show up sometimes
On Sunday mornings and "I miss you"
But I'm glad we talked through
All them grown full things
Separation brings
You never let me know it
You never let it show because
You loved me and obviously
There's so much more left to say
If you were with me today face to face

I never knew I could hurt like this
And everyday life goes on like
"I wish I could talk to you for awhile"
"miss you but i try not to cry"
As time goes by
And soon as you reach a better place
Still I'll give the world to see your face
And I'm right hear next to you
It feels like you gone too soon
The hardest thing to do is say bye bye

Bye Bye Bye bye

And you never got the chance to
see how good I've done
And you never got to see me back at number one
I wish that you were here to celebrate together
I wish that we could spend the holidays together

I remember when you used to tuck me in at night
With the Teddy Bear you gave to
me that I held so tight
I thought you were so strong
That you can make it through whatever
It's so hard to accept the fact you're gone forever

I never knew I could hurt like this
And everyday life goes on like
"I wish I could talk to you for awhile"
"I miss you but i try not to cry"
As time goes by
And soon as you reach a better place
Still I'll give the world to see your face
And I'm right hear next to you
It feels like you gone too soon
The hardest thing to do is say bye bye
bye bye bye bye bye bye Bye bye
Una lágrima salió de ojo pero la borre inmediatamente, esa canción me hacía sentir tristeza y recordar la muerte de mi madre. Se que estaba en un cuadro donde podía hablar con ella pero sinceramente no es lo mismo.
 
This is for my peoples who just lost somebody 
Your best friend, your baby, your man, or your lady
Put your hand way up high
We will never say bye (no, no, no)
Mamas, daddies, sisters,
brothers, friends and cousins
This is for my peoples who lost their grandmother
Lift your head to the sky 'cause
we will never say bye

I never knew I could hurt like this
And everyday life goes on like
"I wish I could talk to you for awhile"
"miss you but i try not to cry"
As time goes by
And soon as you reach a better place
Still I'll give the world to see your face
And I'm right hear next to you
It feels like you gone too soon
The hardest thing to do is say bye bye

 

 

Cuandotermino entre al cuarto con la bandeja de comida, el al principio dio unpequeño brinco pero después sonrió. Estuvimos jugando todo el día diferentecosas, coches, barcos, le leí cuentos. Mi madre a veces me regañaba por los"consejos" que le daba a Alex de cuando fuera a Hogwarts. Este se notaba muyentusiasmado cuando mencionaba las cuatro casas.

-¿tuen cual estabas?- me pregunto

-¿yo?En Slytherin

-¿ymi mami?

-enGryffindor

-pedosi tu me dijiste que esas casas de odiaban ¿pod que me tuviedon?

-cosasde la vida, cuando tu crezcas Alex debes tratar a todos por igual

-pedo¿pod que se odian?

-pordiferentes cosas, una de ellas es el asco que los Slytherin le tienen a ciertaclases de personas

-¿Quiénes?

-loshijos de muggles, para los Slytherin es muy importante llamado la pureza de lasangre. Con el tiempo yo e aprendido de que no importa la sangre los magos soniguales de buenos.

-yallegue- es escucho una voz detrás de mi decir. Al darme la vuelta Hermionetenia una cara de cansancio y se recostaba contra el marco de la puerta.

-Holamami- dijo Alex caminando hacia ella

-holami amor. ¿Te dieron la medicina?

-si,sabia asquedoso

-tienesque dormir tu siesta, ¿no tienes sueño?

-si,pedo mi papi me estaba espicando de Hogwads

-buenopero tienes que dormirte ya- lo subió a la cama y sin pasar muchos segundosAlex ya había cerrado los ojos.

Ellasalió del cuarto y yo fui tras ella. Entro a su habitación y antes de quecerrara pase yo también, me tumbe en la cama mientras entro a su baño paracambiarse. Al terminar salió con una ropa más cómoda.

-fuemuy bonito- dijo mientras se tiraba a mi lado en la cama

-¿muybonito que?

-loque le dijiste a Alex

-Oh,eso. No quiero que crezca como yo lo hice

-nocreo que pase eso, tu fuiste así por tu padre y el no esta aquí

-yase, solo por las dudas. Entonces ¿hoy donde duermes?

-¿aque te refieres?

-¿duermesconmigo o sola? Porque si quieres dormir conmigo yo no me quejo- Ella enarcouna ceja y yo me reí, sabia que ella entendía a la perfección lo que estabadiciendo. La pegue más a mi con un abrazo y ella no hizo nada para que lasoltara- ¿Cuándo volveremos a estar juntos?

-¿estarjuntos en que sentido?

-enel de ser novios, así como antes

-nose, yo tengo que pensarlo

- yoquiero que seamos novios desde hace días, quiero estar junto a ti y saber queeres mía y no podrás irte con nadie más. Quiero ser el único hombre en tu vida

-comolo dices suena egoísta ¿sabes?

-nome importa como suene, solo quiero que sepas que siento

 

-Dracoyo

-puedosaber, ¿con cuantos hombres estuviste mientras yo no estaba?

-yo
con
ninguno. Y ¿tu?

-ninguna

-entonces
¿fui el único?

-elúnico

Sinmucho pensar le plante un beso apasionado al que ella no se resistió. La amabay ella tenia que saberlo, la quería cerca a mí y no me importaba si tenía quepagar algún precio por hacerlo. Nos separamos por falta de aire y un silencioformo parte de la habitación.

-teamo- le dije en el oído. No te como ella se sonrojo pero no me respondió. Teniala mirada fija en el techo mientras yo la veía esperando una respuesta-¿no meamas verdad?

-noes eso Draco, yo no se que siento. Te quiero mucho, tal vez demasiado. Perotengo miedo a que me dejes sola otra vez

-Hermione,yo no te voy a dejar sola nunca más. Quiero formar una familia contigo y Alex

-¿puedodormir contigo hoy?- fue lo único que dijo

-si,Hermione, cuantas veces tu quieras

Casino hablamos en todo el día, hasta la cena fue silenciosa. Luchamos de nuevo conAlex para hacerle dormir. Entre al cuarto y me quite la camisa, estabaterriblemente cansado por alguna razón que no sabia. Empeze a mirar al techo,la canción que Alex había estado cantando aun pasaba por mi cabeza. Necesitabasaber como se la aprendió. Hermione entro al cuarto ya cambiada y en esemomento recordé que me había preguntado si podía dormir conmigo. Se acostó lomás lejos posible de mí pero yo me acerque. Ella se hacia la dormida, pero se notabaque estaba fingiendo.

-Hermione-le dije

-¿si?

-Hayuna canción que Alex cantaba hoy y pues

-Alexcanta muchas canciones Draco

-peroesta era acerca de la muerte de alguien cercano, se la cantaba a mi madre y yo llegue a escuchar

-¿quieresque le pregunte?

-no,no te preocupes

-¿notienes frio?

-si-le dije y la abrace- que duermas bien

-igual

Estabasentado en la cocina leyendo El Profeta, ya habían pasado unas semanas desdeque Hermione y yo habíamos hablado. El tema no estaba terminado pero tampocoella parecía querer continuarlo. Suspire y lleve a mi boca la taza de cafécaliente, había sido el primero en despertar. Escuche la puerta abrirse, eranHermione y Alex que venían entrando a la cocina. Cuando ya se habían sentado enla mesa para desayunar una lechuza cruzo rápidamente dejando una carta en miregazo. La abrí y supe que era del ministerio, pero no se veía tan formal comonormalmente me llegaban a mi o a Hermione. La carta se trataba de unrecordatorio para una reunión con la secretaria del ministro muggle. La guardeen mi bolsillo y seguí tomando café.

-¿dequien era?-pregunto Hermione curiosa

-delministerio

-¿Porla reunión con la secretaria del ministro?

 

-si

-Deberíasirte vistiendo ya, no quieres darle una mala impresión. Me han dicho que es unamuchacha muy bonita- esto último lo dijo con algo de enfado.

-¿deverdad te dijeron eso?

-tambiénque no tiene hijos y esta soltera

-puesque bien ¿no? Debe tener muchos pretendientes

Salíde la cocina directo a mi habitación. Después de unos minutos en el baño, mepuse la ropa que usaría en la reunión y baje al recibidor para irme. Alexestaba con Hermione en el piso jugando con unos bloques de colores. Al vermeHermione se paro y me arreglo las pequeñas imperfecciones que tenia.

-bueno,ya me voy

-no,papi, no te vayas

-tengoque irme Alex, es una reunión muy importante

-pedopapi, siento que algo va a salid mal

-note preocupes, Alex, tu mamá te va a cuidar bien. Yo regreso en unas horas.Adiós- me despedí y me subí al carro para ir al café donde me esperaban.

Yaen el café la secretaria del ministro me contaba diferentes planes que elministerio muggle tenia con nuestro ministerio. Mire por la ventana y note queel cielo amenazaba con llover. Volví a prestar atención cuando la secretariaiba por "A los recientes ataques", había dicho la misma cosa los últimos 10minutos. Di un sorbo al té que estaba tomando, ¿Cuántas horas llevaba haysentado? De repente las personas que estaban afuera empezaron a correr tapándosecon lo que tenían, la lluvia ya había comenzado a caer. Después me di cuenta deque mantenerse seco era la única razón por la que corrían. Un grupo de 5hombres entraron con armas muggle, lo único que pedían era dinero y las joyasque las personas hay llevaban. Palpe con mis manos los bolsillos de mi pantalónen busca de mi varita pero fue en vano, la había dejado en la casa. La policía arrinconoal lugar, de un simple robo a un café se había convertido en situación de vidao muerte. Uno de los hombres agarro a un niño pequeño y le apunto con el armaen la sien. "Si se mueven matamos al niño" escuche decir, de los ojos delpequeño caían gruesas lágrimas. No podía dejar que le hicieran daño así quelentamente me levante sin queellos se dieran cuenta. Los otros cuatro hombres estaban en la habitación traserabuscando el dinero. Le di un golpe al ladrón haciendo que soltara al niño quese acurruco con su madre en una esquina. La arma de este se había caído, yo lapatee dejándola lejos de el para que no pudiera volver a cogerla. El hombrepara mi suerte había caído desmayado, entonces escuche un sonoro "¡Cuidado!" y despuésel sonido de varios disparos.

--

Estabajugando con Alex cuando este se quedo quieto. Al mirarlo note que en su cara habíapreocupación, desde que Draco se había ido Alex estaba más callado.

-¿Estasbien?

-mami,siento que algo malo paso

-¿Cómoasí?

-antesme sentía peocupado, pedo ahoda me siento peod

-debeestar todo en tu imaginación, tu papá debe estar en camino

-¿seguda?

-si

Eneso el teléfono sonó, me pare a cogerlo. En cuanto recibí el mensaje cerré el teléfonoy una lágrima se escapo de mis ojos. Alex me miro como si entendiera lo que deverdad sentía, se paro con dificultad y me abrazo la pierna. En eso recordé lagravedad del asunto, cargue a Alex y me fui con polvos flu a casa de Ginny. Leconté rápido lo que paso y le dije que llevara a Alex después.

 

Enunos 30 minutos ya me encontraba en la recepción de un hospital muggle pidiendoinformación. "Cuarto 32" recordé mientras caminaba deprisa, cuando iba a abrirla puerta un doctor de mediana edad salió dejándome paralizada.

-¿esusted familiar del paciente?

-esel padre de mi hijo, dígame como esta- le dije tratando de no llorar

-recibiótres disparos por la espalda, uno esta en el omoplato izquierdo, otro le rozoel lado derecho del abdomen y el ultimo esta dentro de la caja torácica muycerca del pulmón derecho. Tenemos que operarlo para sacarle las balas.

-¿correpeligro?

-eneste momento esta inconsciente, la única bala que será mas difícil de sacar esla que esta ubicada en la caja torácica por su cercanía al pulmón

-¿Cuándolo operan?

-enestos momentos lo llevaremos a la sala de emergencia, yo mismo le contare comofue

-estabien, doctor- camine y me senté en el sillón que hay había, muchas otraspersonas también estaban con cara de preocupación, otras lloraban, era tan difícilestar entre ellos.

Alos minutos de espera llego Ginny con Alex, después entro Harry con James. Alexde alguna forma sabia que a su padre le había pasado algo así que me preguntabacada cinco minutos que le había pasado. Al ver que no le decía comenzó a llorary así siguió hasta que se quedo dormido.Unas horas después el doctor que me había hablado antes salió y me llamo con lamano, en su cara no había ni una sola sonrisa y eso me preocupo.

-la operaciónsalió bien, hemos quitado las balas

-¿Cómose encuentra?

-enestos momentos inconsciente por la anestesia

-¿puedoentrar a verlo?

-claroque si

Caminehacia el cuarto donde lo tenían, al abrir la puerta me dieron ganas de llorar.El estaba hay, dormido, con un raspón en una de sus mejillas y conectado aalgunas maquinas. Me acerque y le tomela mano, estaba tan fría. Me quede mirándolo, tal vez minutos o quizás horas surostro. Ginny y Harry se habían ido con Alex porque este estaba muy cansado. Vicomo su mano comenzó a moverse lentamente atrapando la mía, solo sonreí.

-¿estasbien?- le dije acariciando su mejilla.

-auch-escuche, después me di cuenta de que era el lado del raspón.

-losiento

-noimporta, ¿Dónde estoy?- dijo abriendo los ojos dejándome ver ese color gris.

-enun hospital muggle- espere su reacción pero nunca llego

-¿Quépaso?

-tedispararon, yo quiero saber que paso en ese café

-yate contare, ahora mismo me duele todo el cuerpo ¿y Alex?

-estacon Ginny y Harry

-creoque debí hacerle caso desde un principio

 

-nuestrohijo me da miedo, ¿sabes?

-ami también, ¿Cómo estas tu?

-cansada,pero mejor

-deberíasir a dormir

-prefieroquedarme aquí contigo, Draco me di cuenta que aun estoy enamorada de ti yaunque quiera negarlo y olvidar todo lo que paso yo
simplemente no puedo

-¿Tengoque estar en peligro de muerte para que te des cuenta de eso? Te amo, Hermione

-Yo tambiénDraco

-voya hacer que me disparen mas seguido

-porfavor no lo hagas

-entonces
se que este no es el momento ni el lugar pero. ¿Quisieras ser mi novia? Otravez

-me encantaríaser tu novia
otra vez

Loabrace con cuidado para que no le doliera y después nos dimos un corto beso enlos labios.

Pasaronlos días y a Draco le dieron de alta. Despuéssalimos a una clínica mágica para que arreglaran las heridas y cicatrices más rápido.Como amo la magia, hace todo mucho más fácil. Alex estaba muy feliz de que Draco hubieraregresado a la casa, había que aceptar que la mansión estaba mucho mas apagadasin el.

El díase paso rápido y ya nos veíamos durmiendo a Alex, nuestro hijo ya estaba tancansado que se había dormido sin pensarlo dos veces. Caminamos hasta nuestrocuarto, yo me cambie para dormir mientras Draco se metía al baño. Cuando salió mesorprendió con un beso apasionado el cual yo acepte gustosa. Entre besos mellevo a la cama donde todo pasó a caricias. Cuando ya la ropa comenzaba aestorbar se escucho un grito de Alex. "¡Mamá, papá!" Y hay recordamos quenuestro trabajo como padres no había terminado.

¿Comó estan? Pues aquí les traigo un capitulo un poco diferente. ¿Por qué diferente? Pues... *tambores* Esta contado por primera vez pajo la perspectiva de ¡ALEX! Espero que les guste,
-Anna Weasley Granger


Caminamosambos hasta el cuarto de Alex, el estaba en su cama con la sabana encima de sucabeza. Draco se la quito y el suspiro aliviado al vernos.

-¿Quéte paso?- le pregunte

-viuna somba hay- con su dedo indicaba la esquina de su cuarto.

-Yapaso, no hay nada en el cuarto- dijo Draco revolviéndole el cabello

-¿puedodomid con ustedes?

-claro,pequeño- le dije y Draco lo cargo.

Alacostarnos en la gran cama Alex quedo completamente dormido en cosas desegundos. Por un momento pensé en llevarlo a su cuarto otra vez pero sabía quese despertaría de todas formas. Draco del otro lado de la cama solo me dio unasonrisa y después vio a nuestro hijo.

-será difícil ¿verdad?- yo solo asentí y me acerque un poco para darleun corto beso en los labios- buenas noches.

Hola chicos aquí les tengo un nuevo capitulo, descubriran una parte de Alex que nunca habian visto. Quiero avisarles que estoy haciendo una nueva historia pero no la publicare hasta que termine esta. Solo les digo que va a ser sobre los merodeadores, es que quiero hacer algo diferente, ya saben que no sea un Dramione jeje.

--

 

Medesperté porque la luz me pegaba en la cara, era fin de semana así que mispadres no saldrían y además tenía una fiesta por el primer cumpleaños de James.Lo primero que hice fue ver al retrato de mi abuela para saludarla, ella estabaya despierta.

-buenosdías, abuelita- dije desde mi cama

-buenosdías, Alex. ¿Puedo preguntarte algo?

-claro,¿Qué es?

-¿Dóndeestabas ayer?

-yo
estabaen

-Porqueapareciste en media noche y que yo sepa eso no se puede

-miraabuelita te diré algo pero no se lo digas a nadie ¿ok?

-telo prometo

-hayun cuarto donde esta un espejo. En ese espejo hay un niño rubio de ojos grises,es mi amigo.

-¿dentro?

-si,pero tengo una duda abuelita

-dime

-eldice que yo soy adoptado porque no me parezco a ningún Malfoy

-escierto no te pareces a ningún Malfoy anterior, todos salían rubios con ojosgrises pero eso no quiere decir que eres adoptado. Aveces me recuerdas a tupadre cuando era pequeño

-¿entoncessi soy hijo de mis papis?

-claroque si y no debes dudar en eso

Eneso la puerta se abrió dejando entrar a mi papá que estaba más feliz de lonormal (n/a: ¿Por qué será?). Me cargo y me levanto por los aires para al finalterminar despeinándome.

-¿Cómoesta mi hermoso heredero?

-bien-dije riéndome- y ¿tu?

-excelente¿dormiste bien?

-si,papi tengo hambre

-esose puede arreglar

Mipapá y yo bajamos a la cocina donde mi mamá ya estaba desayunando. Me pusieronen mi sillita y vi como mi papá le daba un beso en los labios. ¿Por qué teníanque hacerlo? Se veían todos los días.

-hoyes el cumpleaños de James- dije para recordarles

-yase Alex- dijo mi mamá-Draco, ¿vas a ir?

-si,lograste convencerme

-¿aque hora es?

-sesupone que ya deberíamos estar listos

-tedebes poner guapo, Alex. Aunque creo que no tendrás que hacer mucho porquetienes el encanto Malfoy- dijo mi papá y mi mamá puso los ojos en blanco-nodigas nada que tú caíste

-ami no me gustan las niñas, solo y hablan del amor y unicornios

-esodices ahora, ya te veré más grande cuando las persigas, o ellas te persigan-dijo mi papá

-esonunca pasara- les dije

Cuandotermine de comer o terminaron de darme de comer mi mamá me baño y vistió paraque estuviera listo. Mi papá ya nos esperaba abajo y por red flu fuimos a lacasa de tío Harry. Cuando llegamos ya estaban algunas personas, como buen niñofui a saludar a todas. Pero los primeros eran los dueños de la casa y elcumpleañero.

 

-Holatío Harry, hola tía Ginny- los salude. A mi tío con un apretón de manos y a mitía con un abrazo- hola James- le dije cuando lo vi tratando de pararse delpiso. Después camine hacia donde los demás estaban: Teddy y su abuela, tío Roncon tía Lavender y Rose, tío Bill con tía Fleur, Dominique y Victoire; tío Georgey tía Angelina con Fred.

Mimamá y mi papá pasaron a la sala donde note a las personas al verlos juntos,bueno, todos menos mi tía Ginny y mi tío Harry. Me senté en las piernas de mipapá y comencé a jugar con su varita, aun no podía hacer magia pero al menosechaba algunas chispas.

-tíamemi, nos prestas a Alex- dijo Teddy.

-nohagan nada peligroso- dijo mi mamá y fui a jugar con todos.

Salimosal patio, debajo de la sombra de un arbol estaban: Victoire, Teddy, Dominique yFred. No se que íbamos a jugar porque todos parecían muy aburridos. Hicimos uncírculo para dar ideas.

-¿Quétal si jugamos a los esposos?- dijo Victoire

-¿Quépretendes?- pregunto Teddy que estaba a su lado.

-yome caso con Teddy y Fred es nuestro hijo

-¿ynosotos que?- pregunto Dominique que aun tenia un año, era de cabello rubiooscuro y ojos azules, tenia algunas pecas sobre la nariz y su piel era muyblanca

-tute puedes casar con Alex- dijo Teddy

-peroaun no están casados, son novios

-¿asícomo mis papis?- dije yo

-si,así como tus papis- me dijo Fred, el y yo éramos como mejores amigos-tendremosque hacer una boda. Yo seré el hombre ese que casa gente

-estabien- dijo Victorie parándose- Domi ponte aquí y tu Alex acá

Fredcomenzó su discurso tomando algunas pausas para pensar en que decir después. Teddyhacia como si unas lagrimas falsas bajaran por sus ojos y después se lassecaba, Vicky solo reía por lo bajo.

-losdeclaro marido y mujer. Puede besar a la novia- termino Fred y hay Teddyestallo en carcajadas

-yono voy a besar a nadie- dije poniendo mis manos en la cintura

-yotampoco- dijo Dominique a mi lado

-perosi así es el juego- comenzó Teddy- vamos no sean aburridos

-pedocon una condición, si se besan ustedes pimedo- dijo Dominique y yo asentí

Teddyse rasco la cabeza y Vicky se sonrojo, sabíamos que no lo harían. En eso pasolo que nunca habíamos esperado que pasara los rostros de Teddy y Victoire seacercaron hasta que sus labios por fin estaban juntos. Se separaronrápidamente, estaban del mismo color que el cabello de Fred. Este ultimo seempezó a reír a carcajadas poniendo sus brazos en el estomago y tirándose alpiso.

-lestoca- dijo Teddy

Yomire a Dominique y ella trago como si se acabara el mundo. Nuestros rostros seacercaron y cerramos los ojos para que sucediera más rápido. En eso sentí suslabios sobre los míos, fue una eternidad para mí pero unos segundos para losque nos veían. Al separarnos Dominique estaba sonrojada pero yo no, la verdades que la sensación me había gustado. Teddy y Vicky comenzaron a reírse junto aFred.

 

-Alexy Domi sentados en un árbol, besándose- empezó a cantar Teddy- te gusto ¿verdadpequeño?

-hayno los molestes Teddy, fue tan tierno- dijo Vicky

-ustedes
se
besaron-comenzó a decir Fred que no podía hablar bien por las carcajadas-huy a
Alex
le
gusta
una
niña

-¡oye!A mi no me gusta, yo no soy como Teddy y Vicky- Fred volvió a tirarse al pisopara reírse a carcajadas y esta vez Dominique y yo lo imitamos.

Jugamosdiferente juegos hasta que mi papá salió al patio y fue hacia nosotros.

-¿Quéhacen?- nos pregunto

-jugamos-respondí

-yavamos a cantar cumpleaños- nos dijo y todos fuimos tras el hacia la casa.

Adentrocantamos en el cumpleaños y comimos un rico pastel de limón. Mis papasdecidieron que era hora de regresar a la cara así que en solo unos minutos yame hallaba en mi cuarto rayando un cuaderno con un lápiz de color rojo. Laverdad era que rayar cosas se me hacia muy divertido pero como mi mamá no medejaba rayar las paredes tenia que conformarme con un cuaderno que mi papá mehabía comprado. Mi abuela se había pasado a otra habitación ya que mi papá lehabía puesto diferente cuadros para que se movilizara por la casa un poco. Eneso vi la sombra de Luke pero no quise moverme, la verdad es que no teníamuchas ganas de verlo. Todo empezó a desaparecer y en cuestión de segundosestaba en el cuarto oscuro donde estaba el espejo, Luke parecía estar realmentemolesto.

-¿noquerías venir?- me dijo mas como una afirmación que una pregunta

-laverdad es que no

-¿Dóndeestabas hoy en la tarde?

-nocreo que deba darte explicaciones pero para que no molestes te diré. Estaba enel cumpleaños de James

- nose quien es James y la verdad es que no me importa, ¿ya lo pensaste?

-¿pensarque?

-site vas a escapar

-miabuela dice que yo no soy adoptado

-claroque lo dice, ella no quiere que tu te enteres

-yono me voy a escapar

-¡tuharás lo que YO diga!

-¡NO!¡A MI NADIE ME DICE QUE HACER! ¿ENTENDIDO?

Laultima cosa que vi fue la cara enojada de Luke antes de que me desapareciera dela habitación, la verdad es que nunca le había gritado a alguien así pero no podíadejar que me dijera que hacer si yo no quería. Me estaba incomodando su presenciapensé que seriamos amigos pero es más bien como una clase de dictador, pobre desus hijos cuando tenga. Tenia que quitármelo de encima, pero ¿Cómo? Tenia quepedir ayuda, mi abuela no podía hacer nada donde estaba así que necesitaba amis padres, a ambos si quería terminar con esto rápido. En mi cuarto llame aLinky, se escucho un "puf" y apareció la elfina enfrente de mí.

-¿siamo?

-¿puedesllamar a mi madre y a mi padre?

-entendido,amo

Otrosonido se escucho y solo a un minuto o algo así mis padres habían entrado a mi habitación.Mi abuela estaba también en su retrato, la necesitaba a ella porque sabía todoy tal vez me ayudaría a explicarme.

 

--

Linkynos había llamado y llegamos a el cuarto de Alex, el estaba sentado en el piso.Nos sentamos en su cama esperando a que hablara, el solo tomo un suspiro y nosmiro a los dos.

-mami,papi

-¿Quépaso Alex?-dijo Draco

-¿seacuerdan de la habitación que les conté?- ambos asentimos

-puesla verdad es que yo si hice algo haya, conocí a un niño, se llama Luke y el mellama cuando quiere hablar conmigo. El me dijo que yo era adoptado y que debía escaparmede casa. Yo no quiero pero el puede aparecerme y desaparecerme en la casa,tengo miedo de que me haga algo.

-¿Luke?Nunca había escuchado ese nombre- dijo Draco, yo estaba sorprendida-mamá, ¿tusabes de lo que el esta hablando?

-noesta mintiendo Draco, lo vi aparecerse y aun es muy pequeño para hacerlo. Creoque la historia del cuarto es cierta, ¿te acuerdas de la habitación prohibida?-Draco asintió- presiento que tiene algo que ver con esto.

Vicomo Draco cargaba a Alex en sus brazos y salía de la habitación, yo los seguísin decir una sola palabra. Cruzamos por un pasillo que yo nunca había vistohasta quedar enfrente de una puerta. El cuarto era de verdad espeluznante, habíamucho polvo y oscuridad además de los raros artículos tenebrosos pero lo quesin duda llamaba la atención era un espejo de cuerpo completo. Alex se acerco ypuso su mano haciendo que este formara algunas chispas y un niño rubio de ojosgrises apareció con una sonrisa.

-veoque te diste cuenta que con gritarme no ganas nada- el chico le dijo a Alex, entoncesnos vio-¡te dije que no le dijeras a nadie! ¡¿Por qué me desobedeces?!

-¿Quiéneres?- le pregunte

-perosi tu debes ser la sangre sucia, ¿Por qué entras aquí? ¡¿Cómo osas pisar la mansiónMalfoy?!- Draco apretó los puños y se puso rojo de la rabia, con el poco tiempoque llevábamos hay ya el chico me caía muy mal.

-estaes mi casa y yo dejo entrar a quien yo quiera- dijo Draco- ¿Cuál es tu nombre?

-ati no te importa- dijo el chico

-¡Luke!No le hables así a mi papá-le dijo Alex

-nose porque creo que tu verdadero nombre no es Luke- dijo Draco, yo decidíecharme para atrás y no participar en la pelea.

-Queinteligente eres, Draco. Pensé que tu hijo lo descubriría más rápido peroparece que ser también hijo de una sangre sucia le daño la mente- en eso todose inundo de un humo negro y cuando logre ver en el espejo ya no estaba elchico de unos 10 años, estaba Lucius Malfoy adulto. Alex se acerco a mi y seabrazo a mi pierna, no estaba temblando, era más como para protegerme.

-¡tuestas muerto!-grito Draco-¡yo te vi!

-nadiea dicho que no lo este. Paseando por la mansión note que tu madre esta muerta,quedaste solito, ¿no es así?

-¡yono estoy solo! ¡Tengo a mi hijo y a Hermione!

-¿seguro?¿Estas seguro que es tu hijo?

-¡claroque si!

 

-nuncapude cumplir mi misión, supongo que ya leíste mi diario así que debes entender.Ahora entiendo de cual sangre sucia estás enamorado desde cuarto- Draco me vio.Yo no podía creerlo cada palabra que el decía para mi era nueva.

-¡déjanos!

-sabesque no puedes hacer nada, Draco. Yo estaré aquí para siempre- después de estoel se rió.

-yohare que te vayas
desaparecerás
- empezó a buscar como loco entre las cosas ysaco una rara piedra de color negro carbón con un extraño símbolo en el medio pintadode rojo-te arrepentirás de haberme enseñado tantas cosas como estas

-note atreverías a hacerlo

-¿quieresapostar? Adiós, PAPI- lanzo la piedra que dio al espejo justo en el centro. Unaluz muy brillante salió y exploto el vidrio en mil pedazos, lo último que sepudo escuchar fue un grito desgarrador. La respiración de Draco era agitada, yome acerque y lo abrace pero no podía dejar de ver a Alex. El agarro un pedazode vidrio de un tamaño no tan grande con su mano, tenia miedo que se cortarapero eso no paso. Una sonrisa macabra se marco en su rostro, después vi como elespejo quedaba echo cenizas en su mano. Sin duda mi hijo me daba miedo.

Estabaen la cocina tomándome una taza de café, los días habían sido cada vez máslargos. Draco y Alex habían cambiado, mi hijo se la pasaba callado y Draco semolestaba por cualquier cosa. Ya le había gritado a Alex varias veces por cosasque no eran su culpa, eso estaba empezando a molestarme. Vi como a Alex se lecaía su crayola al piso, me agache y se lo devolví, el estaba pintando una delas hojas que tenia su libro de dibujos.

-gracias-dijo casi en susurro y siguió pintando. Tome un sorbo de café y abrí el Profetapara ver las noticias del día antes de irme al ministerio.

Porla puerta paso Draco que llevaba su cara de malhumor como siempre. Se sentó enla silla frente a mí y con la varita se preparo un café. A Alex se le volvió acaer uno de los crayones al piso yo volví a recogerlo, por una fracción desegundo pensé que Draco le gritaría pero se aguanto las ganas. Seguíamos en elcomedor que estaba en completo silencio, solo se podía escuchar el crayón deAlex zurrándose por el papel. En eso la caja completa de crayones cayo al suelohaciendo un ruido un poco fuerte, la recogí y se la di a Alex pero Draco yaestaba rojo de la ira, eso significaba que iba a gritar en cualquier momento.

-¡nose puede tener un poco de silencio en esta casa!- grito mirando a Alex-¡si vasa hacer eso pinta en tu cuarto!- Alex lo miro con ojos llorosos- ¡NO LLORES!¿QUIÉN DIJO QUE LOS MALFOY LLORAN? ¡POR MERLÍN TIENES TANTAS COSAS QUEAPRENDER!- a Alex se le derramo una lágrima ante los gritos de su padre, yaestaba cansada de su constante malhumor y que le gritara a todo el mundo solopara descargarse.

-¡escúchamebien Draco Malfoy!- le dije yo para que me prestara atención-¡ya vas a dejar degritarle así a mi hijo! ¡No ha hecho nada!

-¿PORQUÉ LO DEFIENDES? ADEMAS TENGO TODO EL DERECHO, TAMBIEN ES MI HIJO

-¡Queno grites! ¡Linky!- llame y la elfina apareció con algo de miedo- llévate aAlex a la sala. Cuando Linky salió le lance una mirada asesina a Draco- ¡estoycansada de tu malhumor! ¡Estoy cansada de nuestros problemas! ¡Estoy cansada devivir aquí! ¡Creo que ni siquiera debí mudarme!- cuando termine vi como levantola mano como si me fuera a pegar, ya eso era el colmo- ¿me vas a pegar? ¡Vamos!¡Pégame!

 

-¡yono te voy a pegar, pero no quiero que me vuelvas a levantar la voz!

-¡Hay,por favor, Draco! ¡Ya estoy harta de esto!- Me levante de la silla y agarre micartera- ¡avísame cuando te des cuenta de lo estúpido que te estas comportando!

Salísin que pudiera decir nada y camine a la sala y me desaparecí con Alex con lospolvos flu. Ya estaba en el ministerio muy enojada, tanto que las personasprefirieron no acercarse a saludarme. Entre a la oficina y puse a Alex en elpiso, a el no le gustaba estar mucho hay porque se aburría pero sabia que esedía seria diferente. La puerta se abrió y dejo pasar a Harry que llevaba aTeddy, la cara de Alex pareció iluminarse como si hubiera visto su salvador.

-hola-dijo Harry saludando a Hermione- por hay me dijeron que andabas peligrosa hoy

-mepelee con Draco

-¿Quécasualidad? ¿No?

-jaja ja, si que eres gracioso

-perdón,aquí te traje a Teddy como me lo pediste aunque si debo decirte que no tengomucho trabajo y les puedo dar un recorrido por el ministerio

-estabien Harry-mire a Teddy que estaba viendo lo que Alex dibujaba, el chico teniael cabello castaño oscuro y unos ojos azules casi idéntico a Alex, parecía comosi fuera su hermano mayor-hola, Ted

-holatía memi, ¿Cómo estas?- se acerco a darme un beso en la mejilla

-pues
hay voy. Alex iras con tío Harry y Teddy a dar un paseo por el ministerio

-Ok,mami- mi hijo aun parecía algo asustado por los gritos de la mañana.

Pasócasi toda la mañana y aun Harry no regresaba con mi hijo pero eso no me teniamuy preocupada, sabia que el ministerio era grande y que a los chicos lesencantaba entrar al departamento de aurores. Escuche la puerta abrirse pero nomire, estaba leyendo algunos papeles con leyes nuevas que tenia que aprobar odesaprobar para después pasársela a Gary y que les diera un último vistazo.Alguien se carraspeo, era Draco que estaba parado frente a mi con las manos enlos bolsillos.

-¿deseasalgo?- le dije

-quierodisculparme, me comporte como un tonto

-quebien que te des cuenta- dije volviendo a leer los papeles

-seque no debí gritarle a Alex pero es que desde lo de mi papá yo

-si,cambiaste
y para mal

-losiento mucho, cambiare, te lo prometo

-tume levantaste la mano, Draco. Por un instante pensé que me pegarías

-yonunca me atrevería a pegarte, ni a ti ni a Alex- dijo apoyando sus manos en miescritorio.

-puesque bien, ahora si me disculpas, tengo muchas cosas que hacer

-Hermioneno seas así

-¿notienes trabajo que hacer? Porque yo si, y mucho- agarre la manilla de la puertapero Draco me jalo por la cintura y me planto un beso en los labios. Cuando nosseparamos salí de la oficina sin siquiera verlo, mientras caminaba con Dracoatrás siguiéndome todas las curiosas miradas se posaban en nosotros. Llegue ala secretaria de Gary y le di los papeles. Justo al virarme casi choco contrael cuerpo de Draco.

 

-vamosHermione, perdóname

-nose Draco, lo pensare- seguí caminando con el atrás mío hasta que entre a mioficina-¿podrías dejar de seguirme?

-porfavor, perdóname ¿si?- dijo agarrándome de la cintura.

-tedaré la respuesta cuando llegue a la casa ¿ok?

-esperareentonces

-chao-fui a darme la vuelta pero el no me soltó-sabes que me puedes soltar ¿verdad?

-esperomi beso de despedida-Acerco su cara a la mía pero justo cuando nuestros labios seiban a rozar vire mi cabeza haciendo que me diera en la mejilla- bueno
adiós.

Unos minutos después de que Draco se fuerallego Harry pidiéndome permiso para llevarse a mi hijo a su casa y que el mismolo llevaría más tarde. Yo lo deje porque sabía que Alex se aburriría de estarhay conmigo en la oficina sin nada que hacer. Así paso mi día entre papeles queiban y venían y algunas personas que entraban para avisarme cosas. Al final deldía agarre mis cosas algo cansada y me fui al lugar de las chimeneas para rimea casa. Cuando llegue todo parecía estar tan callado, como si nadie estuvieraen casa. Entonces escuche unos pequeños pasos llegando adonde yo estaba, eraPadnel que traía un gran delantar manchado por comida.

-yallego, ama ¿quiere que le sirva la comida?

-nogracias Padnel

-elamo Draco a estado preguntando por usted, ¿le digo que ya llego?

-si-me senté en el sillón muy cansada y cerré los ojos para despejar mi mente. Eneso volví a escuchar los pasos, abrí los ojos pero ahora era Linky la queestaba frente a mí.

-ama,el amo la esta llamando

-¿Dóndeesta?

-ensu oficina- Salí de la sala y camine hasta su oficina, era algo raro que elestuviera hay. Cuando abrí la puerta lo encontré mirando por la ventana con unvaso vacio en la mano.

-¿mellamabas?

-si,siéntate- me dijo ofreciéndome una silla

-¿Quépaso?

-¿yalo pensaste? ¿Me perdonas?

-nolo he pensado

-necesitouna respuesta. Pero si no estás segura esperare

-creoque yo no soy la única a la que tienes que disculpar, también le gritaste a tuhijo

-¿Dóndeesta?

-enla casa de Harry, dijo que lo traería ahora mas tarde.

Dracose paso una mano por el cabello desordenándolo un poco, no podía estar molestacon el, trataba pero no podía. Seguí mirándolo mientras el caminaba por laoficina nervioso pero ¿Por qué? Entonces se acerco y me dio un beso, primerofue sencillo pero después se volvió apasionado. Yo había correspondido y alsepararnos solo me miro con una sonrisa.

-¿estoydisculpado?- yo solo lo mire- creo que lo tomare como un si.

 

-eresincreíble- le dije sacando una sonrisa que no me había podido contener

-lose, querida, lo se- me dio un corto beso en los labios-bueno ahora que estoydisculpado hay algo que quiero preguntarte.

-puesestoy ansiosa por saberlo- en eso se arrodillo enfrente de mi y eso me puso muynerviosa.

-equerido decírtelo desde la primera vez que aceptaste ser mi novia pero nuncatuve las agallas suficientes para hacerlo. Ahora que te tengo cerca no quieroarruinarlo- entonces de su bolsillo saco una pequeña cajita de color azul,abrió la cajita dejando ver un hermoso anillo de oro blanco y tenia un diamanteen el centro-¿aceptaría usted casarse conmigo?

Quedepetrificada, todo mi cuerpo decía acepta al igual que mi mente pero parecía queel asombro podía con todo. Trague fuerte lo mire a los ojos que irradiabancierta felicidad.

-vayaDraco, me has tomado desprevenida yo

-sino sabes que responder no importa, yo esperare

-yo
yo
yo acepto, acepto ser tu esposa- una lágrima bajo por mi mejilla pero antesde que llegara al final Draco la limpio y me dio un beso, fue más bien tierno,sin cruzarse a lo apasionado.

-teamo

-yotambién te amo-entonces el me puso el anillo con delicadeza. En eso se escucho un sonido en la sala perono se escuchaban pasos hasta que unos pequeños pies se escucharon detrás de lapuerta.

-amos,el señor Harry Potter dijo que si podían buscar a Alex a su casa porque a Jamesle dio un ataque de rabia-dijo la voz de Padnel en la puerta.

Dracoy yo nos miramos como si estuviéramos hablando por la mirada. Después caminamoshacia la chimenea y nos desaparecimos para ir a casa de Harry. En su salaestaba Ginny meciendo a James, Harry con Alex dormido en sus brazos.Rápidamente me acerque donde Harry y le quite a mi hijo de encima. Ginny se mequedo mirando asombrada como si se acabara el mundo y sin pensarlo se lanzo amí para abrazarme aunque tuviera a Alex en brazos. Draco me quito al niño paraque Ginny pudiera expresar toda su alegría en mí.

-¿esoes lo que creo que es?- dijo apuntando a mi mano

-¿Quécrees que es?-dije yo subiendo una ceja

-¡UNANILLO DE COMPROMISO!

-silo es Ginny pero por favor no grites que mi hijo esta durmiendo y el tuyo estaapunto de

-perdónpero es que me emociona mucho

-¿Cuándoes la boda?- dijo Harry

-nose, apenas fue hoy y
- mire a Draco- no hemos elegido fecha

-yoesperare, puede ser mañana, en una semana o en un mes. Pero eso si, no muchotiempo que estoy impaciente- dijo el con una sonrisa.

-¿ysi la hacen en junio? Faltan 3 meses, tiempo suficiente-dijo Ginny

-pormi esta bien-dijo Draco cuando le lance otra mirada-bueno creo que debemosirnos.

-si,chao chicos- me despedí

Ya habíamospuesto a Alex en su cuarto, el pobre estaba tan cansado que no se había ni dadocuenta cuando le cambie el pijama. Me acosté en la cama y cerré los ojos paratratar de dormirme hasta que sentí como Draco me abrazaba por la cintura.

 

-entonces¿en junio?- le dije

-solosi tu quieres

-ami me parece bien

-entoncesen junio será, te convertirás en la señora Malfoy. Oye ¿no has pensado tenermás hijos?

-si
¿Por qué?

-podemosempezar ahora ¿no crees?- dijo besando mi hombro.

-buenasnoches, Draco

-ummm,buenas noches


Hola lectores, hoy quiero preguntarles algo.
Necesito nombres de niño que ustedes les pondrían a un Malfoy. Claro que deben tomar en cuenta las tradiciones y todo eso. No pueden usar Scorpius o Hyperion porque ya tengo planes para esos dos. Tienen que ser nombres que suenen bien cuando los juntas con Scorpius o Hyperion por ejemplo: fulanito Scorpius o fulanito Hyperion. Que sean con Scorpius o Hyperion por favor ya que ambos los voy a usar y necesito nombres que les gusten. Esperare sus respuestas.

Medesperté por la culpa de los rayos del sol que caían en mi cara. Draco noestaba en la cama así que asumí que estaría abajo desayunando. Por suerte todohabía mejorado, bueno, solo un poco. Draco ya no le gritaba a Alex y estehablaba de vez en cuando. Aun así desde hacia unos días Alex se despertaba todaslas noches llorando por las pesadillas que tenia y después de eso dormía connosotros. Camine hacia la habitación de mi hijo y lo vi ya bañado y vestido enel piso jugando con sus botes de juguete.

-holaprincipito- lo salude con un beso en la mejilla- ¿Quién te baño?

-mipapi, esta muy nervioso ¿sabes porque?

-creoque se la razón, ¿ya desayunaste?

-simami

-vesvamos abajo para hablar con tu papi.

Enel comedor estaba Draco tomando café y leyendo el Profeta. Lo salude con unbeso en los labios y puse a Alex en el suelo para que siguiera jugando. Mi hijotenia razón, Draco se notaba muy nervioso y la razón era porque ese día iríamosa almorzar a casa de mis padres para decirles la noticia. Mis padres sabíantodo lo que en realidad había pasado pero aun así no estaban muy felices conDraco. Padnel me sirvió el desayuno y comencé a comerlo sin decir una solapalabra. Draco comenzó a hacer un molesto sonido con los cubiertos que meestaba molestando un poco.

-¿nervioso?-le pregunte

-no,no estoy nervioso

-puesno parece. Draco mis papas no te van a matar

-estu papá el que me preocupa y si

-elno te va a hacer nada

-peroellos saben todo y pues no están muy contentos, yo solo quiero dar una buenaimpresión

-ladarás, además ¿Quién se puede resistir a tus encantos?- Draco solo soltó unarisita nerviosa.

-confiareen ti, pero si me pasa algo tu eres la que queda viuda

Cuandotermine de comer subí al cuarto para darme un baño y así cambiarme para estarlista. Cuando termine de vestirme note que Draco estaba menos nervioso queantes pero aun así tenia cara de preocupación.

 

-¿Quépaso? ¿De nuevo con lo de mis padres?

-no,no es eso. Es que le di a los elfos libre hasta la noche y pues
hoy uno deellos me dijo que no tenemos casi comida

-esano es razón para estar nervioso, podemos ir al supermercado

-

-nome digas que no sabes que es

-entoncesno te lo diré

-vamosDraco, ¿Cómo se supone que comprabas la comida antes?

-pueshabía una tiendita a la que yo iba
y cuando me mude acá mandaba a los elfos

-¿Dóndecompran los elfos la comida? Quiero decir, ¿Cómo hacen para que no los vean?

-notengo la menor idea

-note preocupes, yo te acompaño hoy, ya es hora que aprendas algunas cositasmuggles.

Cuandoestábamos listos nos subimos al carro de Draco, Alex estaba muy feliz por ir avisitar a sus abuelos. Cuando llegamos Draco se puso tenso y cargo a Alex haciala entrada de la casa. Yo toque el timbre y después de unos segundos mi madrenos había abierto la puerta. Agarre la mano de Draco y prácticamente loarrastre al interior de la casa, mi papá estaba sentado en un sillón con unaactitud desafiante. Draco puso a Alex en el piso para que saludara a susabuelos.

-esun gusto verte Draco- dijo mi mamá

-lomismo digo, se ve muy bien señora Granger- dijo Draco algo nervioso y eso lonoto mi mamá pero solo me dio una mirada.

-graciasquerido, pasen

-Buenosdías Draco- dijo mi padre con un apretón de manos-hola hija

-holapapá-respondí

-buenosdías señor Granger- mi papá miro adonde estaba Alex.

-HolaAlex

-holaabuelo

-¿sabesque compre?

-¿Qué?

-unacaja de arena, ¿quieres jugar en ella?

-porsupuesto- dijo Alex, mi padre y el salieron al jardín donde se supone queestaba la caja de arena. Mi madre nos miro y después se sentó enfrente denosotros.

-disculpaa mi esposo, Draco. Siempre se pone en esos planes sobre protectores

-noimporta, señora Granger

-Hermione,querida, ¿Qué es eso en tu mano?- dijo mi mamá señalando el anillo-¿es unanillo de compromiso?

-simamá, lo pensábamos decir cuando comiéramos

-¿Cuándoes la boda?-dijo algo entusiasmada

-enJunio 10- dijo Draco ahora más calmado.

-puesse esta acercando, deben tener ya algunas cosas planeadas

-si-dije

-¿Sabeslo que encontré Hermione?

-¿Qué?
-algunas cajas de cosas tuyas cuando ibas a Hogwarts, tal vez debas revisarlaspara ver que quieres y que no. Pueden subir si quieren, están en tu cuarto.Mientras yo saldré a ver que hacen esos dos chicos haya afuera- mi madre salióy yo agarre de la mano a Draco para que fuéramos a mi cuarto a ver esas cajasde las que mi madre hablaba.

 

Nossentamos en el piso y comenzamos a revisarlas juntos, no podía creer las cosasque yo tenia guardadas. Desde fotos hasta plumas rotas, algunos pergaminosarrugados o tareas que tenían notas perfectas. En eso Draco comenzó a reírsecomo un histérico y yo solo trate de quitarle lo que estaba viendo aunque aunno sabia que era.

-¿Quépaso?- dije extrañada

-hasescrito el nombre de nuestro antiguo profesor de DCAO cuando estábamos ensegundo año, esta por todas partes Hermione y creo que no debo agregar lacantidad de corazoncitos que le pusiste- volvió a reírse.

-esofue hace tiempo, además no era la única embobada por ese profesor

-miratodas tus notas, son perfectas- dijo cambiando de tema

-las tuyas no se quedaban muy atrás, éramos los mejores en la clase

-esoes verdes, espero que Alex sea igual

-loserá

Seguimosrevisando pero parecía que la caja que tenia Draco era la más interesanteporque comenzó a reírse otra vez.

-¿ahoraque?- le dije.

-aquídice "Ron" y un corazón pero más adelante esta "Ron" con una caritatriste, no sabia que estabas así de enamorada- subí una ceja y le quite la cajaque estaba el revisando.

-oye,yo estoy viendo esa

-yalo se pero parece que todo lo interesante esta hay

Comencéa revisar mientras el botaba algunas plumas rotas o pergaminos viejos yentonces vi los papeles que tanto rondaban por mi cabeza. Eso el si no lostenia que ver así que rápidamente los escondí pero no fue lo suficientementerápida para que el no lo notara.

-¿Quétienes hay?- yo negué con la cabeza así que el se abalanzo sobre mi asiéndomecosquillas para que yo la soltara y al final el consiguió lo que quería,rápidamente lo leyó y una sonrisa apareció en su rostro- vaya, vaya, esto no losabia yo Hermione Granger

Laspáginas tenían su nombre hasta llenar la página y vale agregar los millones decorazoncitos. La sangre subió a mis mejillas en una velocidad increíble, deverdad no quería que el viera eso. Esas líneas las hice en quinto cuando porarte de magia Draco me empezó a gustar pero siempre sentí que era más bien comoun capricho. Me dio un beso corto en los labios y se guardo las páginas en subolsillo.

-¿Quépiensas hacer con eso?- le pregunte

-valela pena guardarlas, así que recuerdo que hasta en Hogwarts me amabas- dijo conuna sonrisa

-¿ytu que?

-yosiempre te quise y ahora me voy a casar contigo

-ungran paso, nunca me imagine esto la verdad

-yotampoco, oye ¿ya pensaste en tener hijos?

-¿Cuáles tu obsesión con los niños?

-noes una obsesión, no vi el nacimiento de Alex, sus primeras palabras. Quieroestar presente en el siguiente

-hayque tierno. ¿No es una tradición de los Malfoy tener solo UN hijo?

-quieroser el primero en romperla, con dos me basto

-¿niñoo niña?

 

-loque sea

-teamo Draco pero tengo algo que decirte- el me miro como si estuviera apunto dedecirle algo horrible- quiero comer algo, tengo mucha hambre- se paró del pisoy me ayudo a pararme.

Conun movimiento de varita mande las cajas con cosas importantes a la casa y lasotras las deje hay, ya mi mamá de eso se encargaría. Cuando bajamos ya Alexestaba sentado en su sillita para comer porque aun no alcanzaba comer en lamesa. Su cabello estaba casi lleno de arena al igual que sus brazos. Draco lequito un poco de arena, parecía como si hubiera salido de un desierto. Mi madrenos indico que nos sentáramos en la mesa, bueno hasta ahora todo estabasaliendo bien. Ya la comida estaba servida y sin mucho decir comenzamos a comerla, mi papá le lanzaba cortas miradasa Draco y este se había dado cuenta. Todo estaba en silencio, yo le daba a Alexla comida de vez en cuando ya que aun no podía comer por el solo.

-ybien
-dijo mi papá

-¿ybien que?- contesto mi mamá que presentía los celos de mi papá

-¿ustedesdos viven juntos?- nos pregunto

-si,en la casa de Draco

-¿esecarro haya afuera era tuyo?- dijo mi papá como si no hubiera escuchado lo quedije, ahora solo miraba a Draco que se ponía cada vez más nervioso.

-siseñor Granger

-esmuy bonito ese modelo

-gracias

Seguimoscomiendo, mi papá siempre mandaba unas extrañas indirectas sobre nuestromatrimonio, estaba segura que mi mamá ya le había dicho. Cuando terminamos decomer Draco se llevo a mi papá afuera para enseñarle su auto, sabia que eso lo calmaría,si hay algo que tienen TODOS los hombres en común es su amor por los autos.Limpie a Alex y salí para decirle a Draco que ya debíamos irnos, aun teníamos queir al supermercado. Para mi sorpresa me encontré a Draco y mi papá riendojuntos, eso era increíble.

-sientointerrumpir el momento pero Draco ya tenemos que irnos- le dije cuandoterminaron de reír.

-bueno,chao señora Granger- se despidió de mi mamá con un beso en la mano- hasta luegoseñor Granger- a mi papá lo despidió con un apretón de manos.

Yo tambiénme despedí y los tres entramos al carro, próxima parada, el supermercado.Mientras Draco manejaba yo le decía donde tenía que ir, Alex se reía cada vezque su papa gruñía por no encontrar la calle correcta. Unos minutos después yaDraco se encontraba estacionando. Al entrar al supermercado Draco abrió la bocay yo tuve que apretar su mano para que la cerrara, tenia que comportarse comoun muggle normal para que nadie sospechara. Agarre una carretilla para cargarlas cosas mejor. Tenia que dar todas mis fuerzas para no morirme de la risa,Draco preguntaba toda clase de cosas y Alex, que solo tiene dos años, lerespondía.

-ahorayo tengo una pregunta- le dijo Alex a Draco mientras íbamos por el pasillo delas pastas.

-¿Qué?

-sesupone que los magos no usan cosas muggles ¿no?

-sesupone

-¿Cómousan el baño entonces? Que yo sepa el inodoro y las duchas son inventosmuggles, así que si te pones a ver estamos usando cosas muggles

 

-esverdad- dijo Draco rascándose su cabeza

-apuestoque nunca lo habías pensado- dijo Alex

-laverdad es que no

Seguimoscaminando y tuve que regañar a Draco varias veces por querer comprar cosas quede verdad NO necesitábamos. Aun así al salir del supermercado habíamos compradocosas innecesarias como: un televisor nuevo (cabe decir que muy grande), un osode peluche para Alex, un florero, un pato de goma, etc. Pusimos todo en elcarro, tuvimos que irnos a un lugar donde nadie nos viera para hacer un hechizoque hiciera el televisor más pequeño. Cuando llegamos a la casa bajamos todo loque habíamos comprado y lo pusimos en la cocina. Draco ese mismo día instalo eltelevisor y Alex fue el primero en estrenarlo, estaba viendo algo como losTeletubbies. Extraños monstruitos que hablaban terriblemente mal y comían algollamado tubbipapilla.

-nose porque me dejan ver esto- dijo Alex- esta dañando mi lenguaje y ustedes haycomo si nada

-Alexya tu sabes hablar, además si tu quieres ver eso es tu decisión-dijo Draco queestaba sentado a su lado viendo el dichoso programa.

-¡Peroes un programa para niños! Deberían hacerlo educativo, esos bichitos hablanpeor que yo cuando tenia 1 año- Draco y yo comenzamos a reír- no le encuentrolo gracioso.

-vamosAlex, ya debes dormir- le dije

-perosi es temprano- se quejo

-nopara un niño de dos años- lo cargue y me lo lleve al cuarto. Lo cambie y seacostó en su cama junto a su nuevo peluche. Justo cuando estaba apunto de salirme dijo algo.

-estoyfeliz que tu y papá se vayan a casar-después de bostezar supe que ya se había dormido.


Quiero agradecerles por los comentarios en el capitulo anterior, no e tenido tiempo de responderles asi que lo hare apenas publique este capitulo. Aún no les dire para que los necesito ya que es una sorpresa. Los resultados fueron los siguientes:

Perseus Scorpius queda como indiscutible ganador con 9 votos.

Tenemos un empate:
Adrian Hyperion: 2 votos
Christopher Hyperion: 2 votos
Abraxas Hyperion: 2 votos
Damian Hyperion: 2 votos

Necesito un desempate así que voten por su nombre favorito y en el siguiente capitulo veremos el ganador.

Corría por todos lados totalmente nervioso, en cuestiónde solo unos cuantos minutos iba a estar casándome con el amor de mi vida. Bajelas escaleras por decima vez en cinco minutos, Hermione estaba en el cuarto ysus amigas no me dejaban entrar porque decían que no podía ver a la novia, queeso daba mala suerte. Entre al cuarto de Alex donde todos los niños estabanjugando o viendo televisión, Harry, que los estaba cuidando me vio con cara depreocupación y salió conmigo al jardín para tomar un poco de aire. No sabiaporque se me hacia tan difícil casarme, habíamos estado preparando esto pormeses y ahora tenia ganas de salir corriendo de hay. Me dio unas palmadas en elhombro, ahora que recordaba el ya estaba casado, me podía ayudar.

 

-¿te sentiste así cuando te ibas a casar?

-si, por eso te entiendo pero debes calmarte, solo piensaque estarás casados con Hermione

-eso es lo que pienso pero igual los nervios no se van,¿y si algo sale mal?

-no saldrá nada mal, te lo prometo

-Siento que me muero

-es normal que te sientas así, estás nervioso. Vamos a lacocina para que te tomes un vaso de agua.

Caminamos hasta la cocina pero el panorama no me ayudomucho, los elfos iban de un lado a otro con diferentes platillos de comida y ungran pastel. Uno de los elfos me dio un vaso frio de agua que me tome de unsolo sorbo, el nerviosismo me estaba comiendo vivo. Sonó el timbre y eso solopodía significar una cosa, ya estaban llegando los invitados. Tenia un grupo deelfos que se encargaba de saludar a las personas pero yo mismo camine hacia lapuerta para saludar a quien quiera que estaba hay. Eran los padres de Hermioneque venían muy bien vestidos y tenían un regalo en manos. Los deje pasardespués de saludarlos.

Así siguieron llegando las personas hasta que el jardínde la mansión Malfoy estaba completo. Harry me llevo adonde se supone que teniaque estar parado, la boda ya comenzaría. Como buen padrino trato de calmar misnervios antes de que empezara a sudar frio, la verdad es que logro calmarme unpoco. Entonces la música comenzó a sonar y mi mirada se centro en Hermione quevenia con un hermoso vestido de novia blanco. Caminaba lentamente hacia mi alcompas de la música, cuando por fin llego a mi lado sentía como si el corazónfuera a salir de mi pecho. El hombre traído por el ministerio comenzó a hablarsombre las responsabilidades de un matrimonio y cosas así. Mis ojos la verdadno podían despegarse de Hermione, se veía absolutamente bella ese día. Entoncesescuche las palabras que para mí eran mágicas:

- ¿quieres recibir a Hermione Granger, comoesposa, y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y enla enfermedad, y, así, amarla y respetarla todos los días de tu vida?

-Si, quiero-dije sonriente

- ¿quieres recibir a Draco Malfoy, como esposo, yprometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en laenfermedad, y, así, amarle y respetarle todos los días de tu vida?

-Si, quiero

Entonces se entregaron los anillos, yo se lo puse en sudelicado dedo y ella lo puso en el mío.

-Bajo el poder que me concede el Ministerio de Magia losdeclaro marido y mujer, puede besar a la novia- sin pensarlo dos veces bese aHermione, por fin estábamos juntos y estaba seguro que así seria hasta quequedáramos viejitos.

Los aplausos aparecieron, ya no estaba nervioso, ahorasolo recorría felicidad por mi cuerpo. El primero en felicitarnos fue Alex queestaba muy feliz, nos dio un beso en la mejilla y un abrazo a ambos paradespués gritar "¡Por fin!". Siguieron los padres de Hermione y nuestros amigosmás cercanos, cuando ya todo se había dispersado las personas se encontrabandentro de la casa para la fiesta después de la boda. Entonces recordé algo,había alguien que no me había felicitado. Me disculpe con Hermione y los demásy salí corriendo escaleras arriba hacia la habitación de Alex donde mi mamáestaba tranquilamente viendo como los chicos veían televisión. Al verme unasonrisa de orgullo apareció en su rostro.

-fue una linda boda Draco, tu idea para que la viera fueexcelente

 

-iba a hacer todo lo posible para que la vieras- laverdad es que me había pasado días pensando como podía hacer para que mi mamáestuviera presente y en eso se me ocurrió una idea, mande a un elfo domesticopara que pusiera el cuadro de mi madre en una de las sillas, desde hay vio todopero se me había olvidado que la habían devuelto al cuarto de Alex.

-estoy tan orgullosa de ti hijo mío

-no sabes cuanto me alegra escuchar eso

-ahora ve con tus invitados que yo me quedo aquívigilando a estos diablillos

-hasta luego madre

Baje las escaleras y volví a reunirme con Hermione.Bailamos una canción lenta y disfrutamos un buen rato con las personas que másqueríamos. Con el rato la casa se fue vaciando hasta que solo quedaban, Harry yGinny. Ellos se iban a quedar con Alex mientras nos íbamos a la luna de miel.La cual solo seria unos días ya que teníamos un hijo al que cuidar. Ya teníamoslas maletas abajo esperando el traslador para irnos, Hermione no dejaba dedarles indicaciones a Ginny.

-si le da fiebre ya sabes lo que tienes que hacer, nodudes en llamarme y si me entero que no lo hiciste ya vas a ver Ginny Weasley.Cuando tiene hambre

-si Hermione ya se, no te preocupes me lo has dicho masde veinte veces

Entonces el traslador que era un viejo cepillo comenzó abrillar, era hora de irnos. Nos despedimos y los dos a la vez tocamos el trasladormientras agarrábamos nuestras maletas. Caímos en una cabaña después de unascuantas vueltas, había logrado pedir prestada a un amigo del ministerio sucabaña en la playa. Hermione y yo nos cambiamos y fuimos a pasar un rato en laplaya, hicimos guerra de arena y algunos chapuzones en el agua. La estabapasando muy bien.

-te amo- le dije cuando estábamos tirados en la arenacompletamente agotados.

-yo también te amo

-ahora eres la señora Malfoy- dije riendo

-me encanta serlo, aprovechemos los días en que estamossolos- me dijo dándome un corto beso en los labios.

-¿Quién dijo que no quiero aprovecharlo?- me pare y lacargue hacia la cabaña donde la deje caer encima de la cama.

Los besos tiernos se volvieron apasionados. Nuestrasmanos no se bastaban con estar quietas. Una de las mías recorría su muslosacándole suspiros y la otra acariciaba su mejilla. La ropa comenzó a estorbarasí que sin mucho pensarlo las prendas fueron saliendo hasta quedarcompletamente desnudos. Ahora sabíamos que no seriamos interrumpidos por losgritos y llantos de Alex o los elfos domésticos que querían preguntar algo. Enese momento solo estábamos ella y yo. Y así llegamos a tocar la cima del cieloquedando sumamente cansados.

Así pasaron uno, dos, tres, cuatro días que para nosotrosse habían echo exageradamente cortos. Agarrenuestras maletas que ya estaba echas, la verdad es que no quería irme de hay.Las puse cerca del traslador con el que volveríamos a casa y me dispuse abuscar a Hermione. La encontré en el baño peinándose, me recosté en el marco dela puerta esperando a que se diera cuenta que estaba hay.

-¿ya arreglaste las maletas?-me dijo dándome un beso enlos labios

-si, ¿de verdad tenemos que irnos?

-cariño, en la casa hay alguien llamado Alex que esnuestro HIJO

-a mi me gustaría quedarme mas tiempo- le dijeagarrándola por la cintura

-a mi también pero no se puede

-¿segura?

 

-hay Draco, Alex nos debe estar esperando ¿quieres dejarplantado a tu hermoso heredero?

-mi hermoso heredero entenderá, estoy seguro

-tiene dos años, necesita de sus padres, ahora camina quese nos va a ir el traslador.

Apenas llegamos a la sala de la cabaña el trasladorcomenzó a brillar y hay lo agarramos. Al llegar ya estaba Harry, Ginny conJames en brazos y Alex que al vernos una sonrisa radiante apareció en surostro. Sin pensarlo ni un segundo se abalanzo sobre nosotros para darnos unabrazo.

-los extrañe-nos dijo

-nosotros también te extrañamos, principito

-¿Cómo la pasaste?-le pregunte

-muy bien, tío Harry me llevo a montar escoba y
- pero eneso se callo como si estuviera diciendo algo malo. Hermione le lanzo una miradaasesina-upss, lo siento tío Harry.

-¡HARRY POTTER! ¡La primera cosa que te dije fue NO DEJESA ALEX MONTAR ESCOBA!

-ya se, ya se. No te pongas así Hermione acabas de regresarde tu luna de miel- dijo con una sonrisa para tratar de arreglarlo un poco-pero es que estábamos aburridos y el es excelente

-¡debí imaginarme que no me harías caso!

-solo fue un ratito Hermione

-¡en ese rato se pudo haber matado!

-pero no fue así

-ya lo se, vamos a dejarlo así- dijo bajando el tono devoz- tiene suerte de aun estar vivo- dijo en tono solo para que yo escuchara.

Llame a los elfos para que desempacaran la ropa ennuestro cuarto y indicarles que queríamos de comer. Nos acomodamos en la salapara comenzar a hablar sobre las cosas que habían pasado en la luna de miel,claro sin dar muchos detalles.

-¿me trajeron algo?- dijo Alex

-si, después te lo damos-dijo Hermione

-¡genial! ¿Escuchaste eso James? Me compraron un regalo-el pelirrojo solo sonrió

-bueno creo que debemos irnos-dijo Harry levantándose.

Nos despedimos y después de cenar empeze a jugar con Alexa las luchas. Hermione nos regaño por que según ella Alex podía salir herido,claro que en parte era verdad pero nos estábamos divirtiendo tanto. Me acostéen la cama y espere a que Hermione regresara de el cuarto de Alex, a veceshacer que se duerma dura minutos. Cuando por fin vino le dije buenas noches conun beso en los labios.

Estaba durmiendo plácidamente hasta que escuche algo alque ya estaba acostumbrado "¡PAPI! ¡MAMI!" Abrí los ojos lentamente deseando deque fueran cosas de mi imaginación pero los gritos seguían y hay supe que deverdad estaba pasando. Hermione también parecía estar despierta porque se movióun poco.

-Hermione
Alex- dije

-Draco ve tú, ya yo lo acosté

-pero Hermione

-nada de peros señor Malfoy, vaya a calmar a su hijo

Cuando me estaba parando se escucho otro de sus gritos.Camine hasta su cuarto y lo vi sentado en la cama abrazando sus rodillas. Mesenté a su lado, sabia que eran las pesadillas pero aun así tenia que hacerleesa pregunta.

-¿Qué te paso?

-tuve una pesadilla y también quiero hacer pis

-vamos al baño- lo cargue en esa dirección y lo ayude aque vaciara su vejiga.

Ya en su cuarto le ayude a tener todo listo para quevolviera a dormir pero justo cuando había terminado me llamo la atención.

-papi se te olvido el Señor Tenebroso

-¿Qué?

-el Señor Tenebroso, el monito de felpa que me trajeron

-¿le pusiste Señor Tenebroso? ¿Por qué?

 

-porque ese nombre apareció en mi sueño, algo así como "Estoyseguro que regresara el Señor Tenebroso". Fue mi raro para serte sincero

-bueno
duérmete- le dije dándole el peluche.


Bueno lectores ya termino la pequeña encuesta que tenia, quiero agradecerle a todos por ayudarme y participar. Los nombres elejidos fueron los siguientes:
-Perseus Scorpius Malfoy Granger
-Adrian Hyperion Malfoy Granger


Ya en el proximo capitulo se enteraran de todo lo que tengo planeado, vuelvo a repetir, gracias por su colaboración.

Estaba el cuarto completamente oscuro dejándome dormirperfectamente hasta que una luz hizo que me despertara, esta venia del baño.Hermione no estaba en la cama así que supuse que era ella, pero la puertaestaba abierta y se escuchaba como si alguien estuviera vomitando. Me pare ydespués de caminar hasta el baño me apoye en el marco de la puerta algopreocupado.

-¿estas bien?

-estoy algo mareada y con nauseas eso es todo

-estas pálida Hermione, ¿llamo al doctor?

-no es necesario, de verdad

-¿te sientes mejor?

-si, ya estoy mejor- bajo la cadena del baño y se lavo lacara pero justo cuando paso alado mío casi se cae pero yo la agarre.

-Hermione, me estas preocupando- le dije acostándola enla cama

-no te preocupes, esto es solo algo raro del cuerpo, laverdad no me siento así desde que
- en eso palideció y abrió las boca como paradecir algo pero inmediatamente la volvió a cerrar- Draco, abre esa gaveta ysaca la cajita violeta, por favor- hice lo que ella me dijo.

Cuando la abrió saco una cosa parecida a un medidor dealcohol y un vaso con una sustancia turquesa brillante. Se tomo la poción de unsolo trago y después soplo en el aparato. Unos segundos después de agitarlaconstantemente quedo más pálida de lo que estaba antes, si es que eso se podía.

-esto
esto no es posible- murmuro

-¿Qué no es posible? ¿Para que sirve eso?

-Draco yo
yo

-¿Tu que?

-yo
estoy
embarazada- abrí los ojos como platos, no lopodía creer. Aun así no cavia en felicidad- pensé que era un simple retraso, noestaba segura

-Hermione viviendo conmigo no puedes pensar que es unsimple retraso- dije con una sonrisa- ¡estoy feliz! ¡Tendremos otro hijo! ¡Tuyoy mío!

Me abrazo y me beso, cuando nos separamos escuchamos lapuerta abrirse dejando pasar a Alex. Este llevaba con ambas manos su oso depeluche y mono en la otra. Lo cargue y acosté en la cama.

-¿Por qué gritas?- me pregunto

-porque estoy feliz

-¿Por qué?

-porque ya no estarás solito

-¡¿ME VAN A COMPRAR DINOSAURIO?!

-no Alex, no te vamos a comprar un dinosaurio- dijoHermione conteniéndose la risa- va haber otro bebe en la casa

-¡WOAO! ¿DE VERDAD?

-si- respondí. El se tiro a nuestros brazos llenándonosde besos.

-*En la tarde de ese día*-

-*Hermione*-

Estábamos preparados para ir a la clínica mágica dondeestaba el doctor que me había ayudado desde el embarazo de Alex. Después deunas vueltas en el carro los tres nos bajamos y esperamos hasta que laenfermera nos llamo a pasar. El doctor me mando a acostarme para despuésponerme la cosa gelatinosa fría. Comenzó a mover un aparato por mi vientredejando ver formas irreconocibles. Frunció el ceño y volvió a darle una pasada.Ya me estaba empezando a preocupar, ¿Por qué no decía nada?

 

-pues si estas embarazada

-ya eso lo sabia- dije rodando los ojos-¿Cómo esta elbebe?

-tienes mes y medio de embarazo y pues

-¿pues que?- dije

-es que no es solo uno, Hermione

-¡¿QUÉ?!- casi me levanto del lugar donde estaba acostadasi no fuera porque Draco me tenia agarrada.

-son
dos

-dos- murmuro Draco a mi lado

-¿DOS BEBES?- grito Alex con alegría-¡GENIAL! Pero tengouna pregunta
¿Cómo llegaron hay?- el doctor comenzó a reírse.

-después tus padres te contaran.

-¿vamos a tener DOS bebes?- aun no lo podía creer.

-si, van a tener dos- dijo el doctor pasándome una toallapara que me limpiara el gel

Draco estaba pálido, no sabía si estaba feliz o lanoticia le había caído mal. Alex solo cantaba, estaba muy feliz. Teníamos quedecirle a alguien la noticia y el primer lugar que se nos ocurrió para ir erala casa de Harry. Cuando nos bajamos Ginny estaba afuera paseando a James y alvernos se le marco una sonrisa en el rostro. Rápidamente nos mando a entrar yllamo a Harry que estaba en el segundo piso a que bajara. Todos nos sentamos enlos sillones, tuvimos que hacer un esfuerzo para que Alex no fuera que eldijera la gran noticia y al final lo logramos.

-les quiero dar una noticia- les dije y ambos prestaronatención- estoy embarazada

-¡que bien! ¡Tendrán otro mini Malfoy!- grito Harry

-creo que estas equivocado, Harry- dijo Draco que por finhablaba

-¿Cómo así? ¿En que estoy equivocado?

-no es un mini Malfoy, son dos- a Draco le apareció unasonrisa en su rostro después de decir esto. Sabia que si lo decía con tantaalegría era porque de verdad estaba feliz por la noticia y eso me relajo.

-¿DOS? ¿DE VERDAD?- dijo Ginny con la boca abierta y losojos como platos

-si, son los primeros en saberlo

-¡Dos bebes! ¡Dos hijos de ustedes dos! ¡Van a destruirla casa!- dijo Harry

-vaya que sirves para subir los ánimos- dije yo riéndome

-yo estoy feliz porque tendré dos hermanitos, cuandollegue a casa se lo contare al señor Tenebroso- Ya yo sabia quien era pero nohabíamos tenido tiempo de contarle a Ginny y Harry que inmediatamentepalidecieron.

-¿Quien es el señor Tenebroso?- pregunto Ginny con vozalgo temblorosa

-mi peluche, e tenido varios sueños donde mencionan esenombre

-¿Qué sueñas?- esta vez fue Harry el que hablo

-pues diferentes cosas, en una hay un grupo de personascon capucha y hablan de el, en otra hay un hombre en un bosque buscando algo yen la última que soñé todo estaba negro y alguien decía "Teman los traidoresque la furia del señor Tenebroso aun no se a despertado"

Harry y yo nos miramos, esa última yo no me la sabía.Seguimos hablando de temas sin importancia hasta que tuvimos que irnos. En lacasa llame a mis padres los cuales se pusieron muy contestos por la noticia yAlex fue a decirle a su abuela. Draco solo se encerró en su oficina y despuésde unas cuantas horas sin verlo fui a ver que estaba asiendo. Lo encontrésentado en el escritorio mirando hacia el techo, ¿Había estado haciendo esotodo este tiempo? Me senté en la silla que estaba enfrente de su escritorio yapoye mis codos en la mesa.

 

-¿en que piensas?- le dije y el se acomodo en la sillapara comenzar a mirarme

-en nuestra vida juntos

-¿Qué tiene nuestra vida juntos?

-es maravillosa- dijo con una sonrisa

-pensé que estarías
no se

-¿Qué estaría algo molesto por que vamos a tener 1 bebemás de lo planeado?-yo solo asentí-no, no lo estoy. Me da mucha felicidad tenerdos, dos bebes, nuestros.

-nuestros- repetí- ahora solo hay que esperar los 7 mesesy medio que faltan ¿no?

- lastimosamente, ojala pase rápido. Ya quiero tener aesos dos bebes en la casa

-yo también, espero que no den tanto miedo como Alex

-¿Alex te da miedo?- me dijo riéndose

-oye, no da risa. ¿No lo has notado? Su magia es poderosa,sueña cosas con el señor Tenebroso

-pero no tienes porque asustarte, Alex es un buen chico,un asesino en serie no puede salir de nosotros dos

-tienes razón, oye ¿Qué es eso?- dije apuntando a unacarta muy parecida a las que te envía cuando vas a ir a Hogwarts por primeravez

-es una carta de Hogwarts

-¿Qué paso?

- Dumbledore quiere hablar conmigo

-¿sabes de que es?

-no, pero esto solo es para avisarme que necesita hablarconmigo, McGonagall me enviara otra cuanto tenga que ir.

-¿solo tu?

-no, tu también tienes que ir, me llego hace diez minutosasí que no te pude decir

-¿crees que Harry y Ginny estén enterados de esto?

-no se, solo habrá que esperar

-si


Hola lectores, me imagino que ya se abran dado cuenta para que quería los dos nombres.
Ahora quiero saber que ustedes prefieren:
A) Hacer el embarazo rápido para saber que pasa después.
B) Que haga como el embarazo pasado
C) Que en dos capitulos cuente todos los meses, seria algo asi: Capitulo 1: 2,3,4 y 5 mes; Capitulo 2: 6,7,8 y 9 mes y así en el tercer capitulo seguir la historia normalmente.


Recuerden que ustedes deciden, así me despido hasta la próxima actualización.
-Anna Weasley Granger

-3 Mes-

*Draco*

Por fin había llegado el tercer mes, en elsegundo nada interesante había pasado, solo las constantes ganas de vomitar deHermione. Ya habíamos recibido la carta de Dumbledore para ir a Hogwarts, esmás, ese mismo día iríamos. El problema era que no teníamos con quien dejar aAlex así que lo llevaríamos con nosotros. Baje las escaleras donde ya Hermioneestaba con Alex y por polvos flu (aunque Hermione y yo peleamos porque noquería que fuera) nos aparecimos en la oficina de la directora McGonagall. Ellano se sorprendió al vernos si no que nos dejo pasar y se quedo mirando alpequeño Alex.

-Buenos días- nos saludo y nosotrosrespondimos con lo mismo- ¿Quién es el niño?

-es Alex, nuestro hijo- dije con una sonrisa

-Minerva nos arias el favor de llevar alpequeño a los jardines, dale un paseo- dijo Dumbledore desde su retrato. Ladirectora McGonagall se llevo a Alex que parecía muy ansioso dejándonos anosotros solos- Que bien que llegaron, tengo algo que hablar con ustedes.

 

-¿sobre que es?-pregunto Hermione

-contratamos una nueva profesora de Adivinación,esta hizo una profecía que me gustaría compartir con ustedes- nuestro silenciofue mas un permiso así que prosiguió- "Deun amor nunca pensado, a principios de febrero nacerá el que hará temblar lastinieblas y quebrara tradiciones a su paso"

Hermione y yo nos miramos, esa profecía dabamiedo. No dijimos nada, solo nos limitábamos a mirarnos o tragar grueso.Dumbledore nos miraba como si tratara de leer nuestros pensamientos y por unmomento sentí que lo hacia.

-no tienen que temer- nos dijo para cortar elsilencio-no creo que sea un Voldemort en potencia

-¿tiene algo que ver con el?- preguntoHermione

-¿con Voldemort? No estoy seguro

-es que el a tenido
sueños- dije yo

-eso es interesante, de todas formas no creoque tengan de que preocuparse, hasta ahora no le han notado instintos asesinoso que sea un niño cruel y perverso. Yo acabo de verlo y me parece más un niñoalegre y cariñoso.

-si, lo es- dije yo, Hermione solo miraba alpiso.

-veo que esta embarazada- dijo Dumbledorehaciendo que Hermione lo mirara- ¿Cuántos meses lleva?

-tres

-no parece que fueran tres

-son dos bebes- dijo ella con una sonrisanerviosa.

-Oh, la alegría de los gemelos, tendrán muchotrabajo en casa. Siempre supe que terminarían juntos

-¿Por qué?- pregunte extrañado

-se notaba, la forma en que se miraban, losinsultos

-a mi me parecía mas que nos odiábamos- dijoHermione

-no, no, eso creían ustedes, pero mírenlosahora, felizmente casados- en eso entro la directora con una sonrisa, muy rarode ella y Alex caminando atrás de ella.

-este niño es muy inteligente- nos dijo

-gracias- dijo Alex con una sonrisa

-Bueno, ya les dije lo que les tenia quedecir- nos dijo Dumbledore

-entonces nosotros nos vamos, ven Alex- locargue y primero hice que pasara Hermione y después irme yo con Alex.

Al llegar comimos algo y Alex se fue a sucuarto para jugar, pasaba mucho tiempo en ese lugar. Yo, en cambio fui a buscara Hermione, ella estaba en el jardín. La abrace por la espalda y le di un besoen la mejilla, ella ni siquiera me miro. Sabía que estaba algo asustada, peropor alguna razón yo no lo estaba, sabia que Alex era un buen chico.

-No pasara nada- le susurre en el oído

-ya lo se, no era eso en lo que pensaba

-¿a, no?

-no, ¿pensabas que estaba asustada?

-si, es que ya me habías comentado el miedoque te da nuestro hijo

-debo decirte que la profecía me confundiópero solo me calme más, es bueno saber que Dumbledore no piensa que nuestrohijo sea un futuro asesino

-me alegra que te hayas calmado- le di unbeso en los labios

-Draco

 

-¿si?

-estoy cansada, acompáñame al cuarto quequiero dormir

-esta bien
vamos

-4 Mes-

Hermione estaba dormida, últimamente leganaba siempre el cansancio yo simplemente jugaba con Alex. Estaba enseñándolea jugar ajedrez mágico y sorprendentemente me estaba ganando. Hizo su ultimajugaba dejándome como el perdedor de la partida. Empezó a reírse de mí mientrasyo solo fruncía el ceño.

-perdiste- dijo con una sonrisa- y yo solotengo DOS años

-no se lo digas a tu madre

-tendrás que darme algo para que permanezcaen silencio

-¿Cómo que te tengo que dar algo? Soy tupadre ¿esa no es razón suficiente?

-ella es mi madre y creo que le gustara saberque su esposo perdió contra un niño de dos años

-eres un manipulador ¿sabes?

-aprendo del mejor

-que insolente

Entonces escuche que Hermione me llamaba.Camine a la habitación y la encontré despierta mirando hacia el techo.

-¿te pasa algo?

-me duelen los pies, quiero un masaje

-¿un masaje?- pregunte extrañado

-si, porque me duelen los pies

-pero Hermione, no te has levantado en todoel día

-Draco, quiero mi masaje

-¿te lo tengo que dar yo?

-si no quisiera que me lo dieras TU se lopediría a otra persona, ¿no cree?

Busque la crema y comencé a hacerle losmasajes en los pies. Hermione cerró los ojos mientras yo hacia mi trabajo. Unossegundos después entro Alex a la habitación con una sonrisa, sabia cual era suplan. A su manera logro subir a la cama y se acostó alado de su madre. Me mirocomo si preguntara que estaba haciendo.

-hola mami- le dijo dándole un beso en lamejilla

-hola Alex, ¿Cómo estas?

-bien ¿Qué papi te esta haciendo?

-un masaje en los pies porque me duelen

-hay, yo también quiero uno- dijo sonriéndome

-Alex tu no necesitas uno, ¿Qué has estadohaciendo?

-pues jugué ajedrez con mi papá y le gane- yole lance una mirada asesina- te propuse un trato y no lo hiciste- me dijo

-Hay Draco, ¿Cómo te dejas ganas por un niñopequeño?- me dijo riéndose.

-es muy bueno- me defendí pero solo cree lasrisas de ambos.

*Más tarde ese día*

Estaba durmiendo una pequeña siesta hasta quesentí como alguien me movía para despertarme, la verdad yo no quería peronecesitaba saber que estaba pasando. Abrí los ojos lentamente encontrándome conlos castaño de Hermione que me miraba con una sonrisa.

-¿necesitas algo?

-quiero un helado

-¿un helado?

-si

-¿Qué hora es?

-las 6:00 pm

-¿en la cocina no hay?

-pero yo quiero un sabor especial

-¿Cuál?

 

-Nutella con limón

-¿no te parece un poco tarde para ir acomprar helado?

-yo quiero mi helado- dijo haciendo unpuchero

-esta bien

Me levante de la cama, no estaba vestido deforma presentable así que me tuve que cambiar. Fui al carro y conduje a laheladería donde antes íbamos, el lugar parecía tener mucha popularidad porquelas personas entraban y salían. Me baje del auto y entre al lugar,definitivamente estaba repleto de personas. Entonces visualice una figura quehacia ya mucho tiempo que no veía, la de Luca. El también me miro por un ratopero después siguió caminando entre las mesas. Cuando estuve cerca de el letoque el hombro y el se volteo para mirarme con el ceño fruncido.

-¿no me recuerdas?- el negó lentamente-entonces le diré a Hermione que me encontré contigo, persona desconocida

-¿Draco? Vaya que as cambiado, ¿Hermione?-entonces miro la mano que contenía el anillo- ¿No me digas que
?

-estamos felizmente casados

-¿Qué te trae por aquí?- dijo dejando deatender mesas y llevándome cerca del mostrador de helados

-vine por un antojito de mi querida esposa

-¿antojito? Eso suena como si estuvieraembarazada

-y lo esta

-¿Cuántos secretos me guardan?

-pues tenemos un hijo, esperamos otros dos

-Vaya familia, aunque me siento algo
olvidado

-como olvidarte amigo mío, tu pareces el quenos olvido

-entonces ¿Qué producto quieres?

-un helado de Nutella con limón

-su favorito ¿no?

-así es- sin mucho esperar el mismo Luca mesirvió en un vaso con tapa un poco de helado. Trate de pagar pero el dijo queiba por la casa así que al final después de tanto discutir me fui con el heladogratis.

Llegue al cuarto y vi que Hermione estabasentada en la cama viendo lo que tenia en la mano. Apenas se lo di cogió lacuchara que llevaba y se lo termino de una vez, ahora si satisfecha me dejodormir la siesta cómodamente.

-5 Mes-

Buscabami camisa por todas partes ¿Dónde estaba? Hermione también se vestía para ir altrabajo, yo la verdad prefería que se quedara pero ella no quería. Agarrealgunas almohadas y las tire al piso, esa camisa estaba en su lugar antes deentrar al baño, ahora ya no estaba. Entonces decidí preguntarle a Hermionedonde estaba mi camisa.

-Hermione, ¿has visto mi camisa crema?

-la metiste al baño

-¿de verdad?

-segurísima

Entre al baño y hay estaba, mi camisa crema.Me la puse y fui adonde Hermione estaba para plantarle un beso en los labios.

-¿Qué haría sin ti?

-estoy segura que nada

Nos fuimos al ministerio pero de la maneramuggle porque NO quería correr elriesgo de irnos por red flu. Al llegar nos separamos para ir cada uno a suoficina. Cuando estaba totalmente sumergido en los papeles mi secretaria entroa la oficina.

 

-Señor Malfoy, su esposa esta buscándolo

-hazla pasar

Entonces Hermione entro y se sentó conpesadez enfrente de mí. Soplo unos mechones rebeldes que caían en sus ojos paradespués comenzar a hablar.

-bonita tu secretaria- dijo mirando hacia lapuerta

-tengo cosas mucho más bonitas en casa

-¿a si?

-si, es más la tengo justo frente mío

-yo no veo nada- entonces me acerque y le diun beso en los labios.

-¿Querías hablarme de algo?

-si, quiero tomar café

-eso no será posible

-¿Por qué?

-porque después le haces daño a los bebes

-¿Cómo sabes?

-Hermione ni siquiera te quería dejar venir atrabajar, compláceme con esto

-pero Draco, es un antojo, tengo mucha sed

-entonces toma otra cosa, un vaso de agua talvez

-pero yo no quiero un vaso de agua, quierocafé con malvaviscos adentro

-¿malvaviscos?

-si y los quiero adentro del café

-si quieres te doy los malvaviscos pero caféNO

-hay Draco, no seas malito

-es por tu bien y el de los bebes

-apuesto que a tu secretaria le darías café-susurro para si misma pero yo escuche

-Hermione esto no tiene nada que ver con misecretaria, tiene que ver contigo y la salud de los bebes.

-Draco una taza no hace mal

-no me importa

-Hay ¡ves como eres!

-Hermione

-¿si?

-ni se te ocurra tomar una taza de café

Se paro y salió de la oficina molesta, perobueno ¿Qué se podía hacer? Necesitaba cuidar de mis futuros hijos, sabia que despuéshablaríamos de lo ocurrido.

-En la noche de ese día-

Estaba durmiendo hasta que sentí como alguiencomenzaba a golpear suavemente mi mejilla. Al despertar me encontré con lapersona que había estado despertándome cada noche por sus antojos o porque se sentíamuy mal. La mire para que dijera rápido que quería pero como no lo hacia mireal reloj 11:00 pm. Era tarde así que si era comida ojala hubiera en la cocinaporque no pensaba salir de la casa a buscar cualquier locura que se leocurriera.

-¿Draco?

-dime

-quiero donas glaseadas

-¿donas glaseadas? ¿A esta hora?

-si

-¿no hay en la cocina?

-no, consíguelas por favor

-pero Hermione es muy tarde

-¡Draco consciente a tu embarazada esposa!

-Hay
Hermione espera a que amanezca y te lasbusco

-pero yo las quiero YA

-y yo quiero dormir

-no dormirás hasta que yo tenga mis donas- notuve otro remedio que pararme y ponerme algo decente para ir a buscar las donasglaseadas pero había un problema
¿Qué era exactamente una dona glaseada?

 

-Hermione
¿Qué es una dona glaseada?

-Pues es como un pedazo de pan
redondo
conun agujero en el centro y pues
tiene glaseado como una clase de
comoexplicarte
pasta echa de azúcar

-intentare encontrar eso

Fui por todos los lugares que se me ocurrían peropara mi mala suerte todos estaban CERRADOS. Tras una larga espera en el autobuscando tiendas encontré una tiendita 24 horas muggle. Me baje y comencé abuscar por los estantes las donas esas, encontré una cosa de pan redonda con unhueco en el centro. Leí el paquete "Baguels" ¿eso seria una dona? Bueno detodas formas se veían ricos así que cogí el paquete y comencé a recorrer los demásestantes, entonces me encontré con un vendedor que al ver mi cara de confusión decidióayudarme.

-¿desea algo?

-necesito unas donas glaseadas

-venga por aca

Al fin, las preciadas donas glaseadas. Elvendedor le dio un paquetito de cosas muy parecidas a los baguels que yallevaba pero con una cubierta blanca. Pague por ellos y me fui a casa, le di elpaquetito a Hermione y antes de que ella me pudiera decir "gracias" ya había quedadorendido en la cama.

-6 Mes-

-Draco-

Baje por quinta vez las escaleras hasta lasala, Hermione cada vez que le llevaba algo se acordaba que tenia otra cosa quebuscar ¿Acaso el embarazo también influye en la memoria? Le entregue laalmohada que ni yo sabia como había llegado hay. Ese día seria en el quesabríamos el sexo de los bebes. Hermione parecía estar nerviosa y caminaba deun lado a otro, ¿Estaría así en el embarazo de Alex? Después de unos severosminutos íbamos directo a la cita con el doctor. Tuvimos que esperar un rato,ese olor a clínica y la cancioncita me estaba cansando pero cuando ya no podíamás nos dejaron pasar. Hermione se acostó en la camilla y el doctor le puso esegel que tantas veces le había puesto. Unos segundos de silencio pasaronmientras el movía una cosa por su vientre.

-¿y bien?- dije nervioso

-son dos varones

-¿dos varones?- dijo Hermione

-si, son dos niños

-¿tendré dos hermanitos? ¡Genial! Asípodremos jugar a las luchas, carritos, botes
- Alex comenzó a enumerar todaslas cosas que podrían hacer.

-bien, el embarazo va normal, no veocomplicaciones

-gracias- dije yo

*Más tarde ese día*

Camine por el jardín mirando el bellopaisaje. Hay estaba Hermione sentada en un banco mirando a un arbusto. Me sentéa su lado tratando de adivinar que le pasaba pero no puse así que tuve quepreguntar.

-¿Qué pasa?

-es la noticia que nos dio el doctor

-¿Qué con la noticia?

-sobre dos niños, yo tenia la esperanza deque por lo menos 1 fuera niña ¿tu no?

-yo estoy feliz con cualquier cosa que tocara

 

-yo también pero
ya sabes una niña

-en otro intento

-¿otro intento?- dijo levantando una ceja

-podemos seguir intentando hasta que salgauna niña ¿Qué dices?

-lo pensare.

*Navidad*

*Hermione*

Draco y yo habíamos decidido pasar la navidaden casa. Estaba en la cocina viendo como los elfos cocinaban, Draco soloentretenía a Alex que cada cinco minutos nos preguntaba sobre los regalos. Asíllego la cena de Navidad, no había mucha comida pues solo seriamos trespersonas. Era nuestra primera navidad juntos, la primera de muchas. Alex, como todos,comió hasta que no pudo más, estaba muy lleno. Fuimos a la sala y comenzamos acontar historias sobre Hogwarts y cosas así hasta que Alex cayó totalmentedormido en los brazos de Draco. A decir verdad había demorado mucho enacostarse porque cuando vimos el reloj ya era muy tarde.

Fui al cuarto de Alex con Draco para ver siestaba dormido, con solo abrir la puerta el se nos abalanzo encima pidiendo quelo bajáramos a la sala para abrir los regalos. Cuando los vio sus ojos seiluminaron, había casi una montaña de regalos. Nos sentamos en el piso paracomenzar a abrirlos, encontré muchos con una nota que decía "Queridos bebes sinnombre".

Al final quedamos con mucha ropa debebe, y diferentes accesorios. Alexestaba satisfecho con lo que le habían regalado, pero como no estarlo si habíaterminado con muchos juguetes nuevos.

-cuando mis hermanitos nazcan les prestare mipistola de rayos laser- dijo enseñándonos una pistola de color verde con azul

-creo que cuando tus hermanitos nazcan no vana poder con la pistola- dijo Draco

-¿Por qué? ¿Van a ser muy pequeños?

-algo así- dije yo

-entonces esperare a que crezcan

.-7 Mes-.

Caminábamos por el callejón Diagon comprandocosas de bebes, había muchas tiendas y como eran gemelos teníamos que comprarel doble de cada cosa. Draco iba cargando cada cosa, yo trate de ayudarle perosalió con la excusa de "yo lo cargo no te preocupes, además tu estasembarazada". Alex también se divertía comprando los muebles, le encantabaelegir los que creía indicados. Saliendo de una de las tiendas me encontré conHarry y Ginny, esta tenia una barriga de 6 meses por la que me sorprendí.

-¿Ginny?- dije

-Hermione, tiempo sin verte

-de verdad que si- la verdad es que Ginny yHarry se habían tomado unas vacaciones largas fuera del país y no nos habíamospodido mandar muchas cartas.

-¿comprando cosas de bebes?- dijo con unasonrisa

-si, me imagino que estas en lo mismo

-el pequeño Albus necesita donde dormir ¿no?-dijo Harry

-¿Albus? ¿Quién es Albus?

-pues el hijo que estamos esperando, lepondremos Albus- volvió a decir Harry

-Oh, felicidades

-¿Cómo le pondrán al suyo?- dijo Ginny

-aun no se, tenemos que decidirnos.

En eso llego Draco que al ver a Ginny pusolos ojos como platos. Nos quedamos hablando hasta que Alex pidió regresar a casa,además de que yo estaba MUY cansada y los pies me estaban matando. Al llegar acasa fui directo a la cama, Draco unos minutos después se acostó a mi lado. Cuandoya estaba en mi punto de relajación máximo sentí como uno de los bebes pateaba,esta de más decir que dolió mucho. Draco se me quedo mirando y yo agarre sumano para ponerla en mi crecido vientre, solo sonrió al sentir los movimientos.

 

-es estupendo- dijo soltando un suspiro

-estos chicos acabaran con mi cuerpo antes deque nazcan

-y después serán nuestro dolor de cabeza

-oye Draco ¿Qué nombres les pondremos?

-no se, los que tu quieras

-yo quiero que tu los elijas, yo elegí el delprimer hijo

-pero son dos, no uno

-esperare al siguiente entonces, te concedoel honor de los dos segundos

-entonces comenzare a pensar.

.-8 Mes-.

.-Draco-.

Escuchaba en el cuarto de Alex alguienllorando y fui a ver que pasaba. Lo encontré tirado en el piso enfrente deltelevisor que le habíamos comprado llorando con todas las ganas del mundo. Meacerque y lo cargue tratando de que parara pero fue imposible. Conseguícalmarlo después de varias pruebas con diferentes cosas.

-¿Por qué llorabas?

-por
por
la lagartija morada esa
la quehabla- por un momento pensé que Alex se estaba volviendo loco

-¿Qué lagartija?

-esa
la gorda
la que tiene dientes grandesque sirven para comerte

-ninguna lagartija te va a comer- en esoapareció en la televisión un comercial de un dinosaurio morado que cantaba conunos niños y Alex volvió a llorar con todas sus fuerzas.

-ese bicho raro
es morado
quierecomerte
¡BARNEY!- no sabia que hacer,la verdad es que nunca había visto el programa.

-¿de donde sacas todas esas cosas? ¿Por quédices que te va a comer?

-por que
el quiere
hacerse amigo de todoslos niños para después hacerles daño
es malo ¡malo!

-Alex, eso es solo un hombre con un disfraz

-¿un hombre? ¡BARNEY SE COMIO A UN HOMBRE!- yvolvió a llorar, ya no sabia que hacer.

-el no se comió a un hombre

-¡pero tu dijiste que había un hombre dentrode el!

-¡porque es un disfraz!- ya se me estabaacabando la paciencia

-¡no me grites!- comenzó a llorar más fuerte,si eso se podía

-Draco Alexander- apenas lo llame por sunombre se callo completamente y me miro con los ojos húmedos- no tienes porquetemerle a eso

-pero es ¡BARNEY! ¡EL QUIERE SER AMIGO DETODOS! ¡EL Y SUS SECUACES QUIEREN ACABAR CON EL MUNDO!

-¿secuaces?

-¡SI! ¡LA LAGARTIJA AMARILLA CON GORRA Y LAVERDE QUE SIEMPRE LLORIQUEA POR SU MANTITA!

-¿Eso te da miedo?

-¡CLARO! ¿A QUIEN NO?

 

-Alex, ya cálmate que no va a pasar nada

-¿me lo prometes?

-si, te lo prometo.

Después de calmarlo Hermione me llamogritando al cuarto y yo como pensaba que era una urgencia llegue corriendo.Pero solo era uno de esos antojos raros, los que yo debía cumplir sin reclamar.

-¿si?

-Draco tengo hambre

-¿Qué quieres de comer?

-quiero pan con helado y atún

-¿ah?

-Pan con helado y atún

-¿todo junto?

-¡pues claro!

-Hermione eso te va a hacer daño

-¡Yo quiero mi comida!

-esta bien, esta bien- mande a los elfos paraque hicieran la comida aunque al decirles que exactamente quería me miraronraro. Al dárselo a Hermione pude disfrutar del silencio, estaba viviendo en unacasa de locos.

.-Más tarde ese día-.

Estaba en mi oficina hasta que unos gritosdesgarradores se hicieron escuchar, salí corriendo tratando de no caerme.Hermione estaba en la cama empapada en sudor.

-¿Qué paso?

-Draco estoy teniendo contracciones- sinmucho esperar la lleve al hospital San Mungo de la manera muggle. Alex en elcarro solo lloraba y decía "mami va a explotar", yo le decía que no era asípero no me hacia caso.

Cuando llegamos a San Mungo comenzaron aexaminarla y después me dijeron un "Señor Malfoy fue una falsa alarma". Megolpee la frente con la mano y di un suspiro, aun así me dijeron que como seestaba acercando el noveno mes era mejor mantenerla en el hospital. Alex sepuso a jugar con algo que se había encontrado y antes de que le dijera lapalabra "cuidado" ya se había cortado y ahora sacudía su dedo con una cara dehorror. El sanador se acerco y tomo su dedo para examinarlo, con la varitaapareció una curita y se la puso. Alex se quedo mirando con los ojos comoplatos su curita y después comenzó a gritar.

-¡BARNEY! ¡BARNEY ESTA EN MI DEDO! ¡SAQUENLO,SAQUENLO! ¡AH ME COME!

-Alex, has silencio estas en un hospital

-¡QUITENMELO, QUITENMELO!

Agarre a Alex y le quite la curita paradespués llamar a la enfermera y pedirle una normal. Después me lo lleve a lacasa para dejárselo a Harry y Ginny, yo debía estar con Hermione.

.-9 Mes-.

Estaba sentado en una silla cerca de Hermioneque dormía. Entonces se despertó bruscamente y puso sus manos en el vientre,estaban viniendo las contracciones. Yo llame una enfermera y un sanador entrocon ella, ya era la hora del parto pero algo parecía ir mal. Trajeron unamaquina y me sacaron del cuarto ¿Qué estaba haciendo hay adentro? Después de unrato el sanador salió y dio un suspiro.

-el embarazo se complico. Tendremos que hacercesárea

-¿se complico? ¿Cómo que se complico?

-es uno de los bebes, tiene el cordónenrollado en el cuello

-¿Cuándo comenzaran la cesárea?

-lo más pronto posible

Entonces volvió a entrar y a los segundossacaron a Hermione de la habitación. Yo le di un beso en los labiosprometiéndole que todo iba a estar bien. Me senté y me tape la cara con lasmanos, no podía contener las lágrimas ¿y si algo salía mal? Llame a Harry yGinny para que trajeran a Alex, en ese momento necesitaba más apoyo que nunca.Así pasaron una, dos, tres horas, ¿Por qué se demoraban tanto? Cuando ya perdíalas esperanzas el sanador salió pero no traía una sonrisa con el, más bienestaba serio.

 

-¿paso algo?- pregunte preocupado

-ambos bebes nacieron sin problemas- sentíalivio- su esposa también esta fuera de peligro pero hay una noticia que debodarle.

-dígame

- su esposa en la cesárea tuvo complicacionesy existe la posibilidad de que no pueda tener más hijos- la noticia me cayocomo una bomba

-¿Cuál es la posibilidad de que tenga otrohijo?

-pues un 80.5% de que no pueda y si llega aquedar embarazada esta el peligro de que su cuerpo no aguante y pues
muera

-¿Dónde esta mi esposa?

-en su cuarto descansando

-¿puedo ver a mis hijos?

-claro, los tenemos en la sala de partos,venga por aquí- llame a Harry, Ginny y Alex para que me acompañaran.

Había un gran vidrio y atrás de el solo unoscuantos bebes, yo no sabia cuales eran los míos y el sanador pareciócomprenderme.

-son esos dos, los de la izquierda- apuntocon el dedo y yo los vi, ambos tenían los ojos cerrados y desde donde estaba nose veían muy bien.

-¿puedo verlos?

-claro

Abrió la puerta y me dejo pasar. Cuando meacerque a ellos casi boto otra lágrima. Ambos eran rubios y de piel blanca,igual a la mía, pero aun no sabia el color de sus ojos. Toque suavemente lamano de uno de ellos asiendo que se estremeciera y abriera uno de sus ojos,eran de color esmeralda. Me acerque un poco más para verlo mejor, su pelo eraun poco más oscuro que el mío volviéndose de un tono casi dorado. Levanto sumano y la cerro asiendo un puño mientras sacaba la lengua de su boca. Entoncesmire al otro bebe que al ver la actividad de su hermano ya había abierto losojos. Estos eran grises, iguales a los míos y su cabello era rubio platinado.Una sonrisa apareció en su rostro antes de que volviera a cerrarlos. Salí dehay completamente satisfecho, mis bebes eran perfectos y ahora si podría estaren cada etapa de su crecimiento.

Entre al cuarto de Hermione, ella estabadespierta y me miro con una sonrisa.

-¿ya te dijeron?- supe de que estabahablando, yo solo asentí- no podremos tener la bebe que quería

-pero tenemos tres maravillosos hijos, ¿yalos viste?

-si, uno de ellos tiene unos ojos verdeprecioso

-¿de donde salió ese verde?

-mi abuelo de parte de padre los tiene verdes

-ambos son hermosos

-si

-Hermione
estaremos bien- dije al ver sumirada triste

-lo se Draco, lo se

-pronto estaremos en nuestra casa, con tresmaravillosos hijos

-¿Alex? ¿Dónde esta Alex?- en eso Alex entroa la habitación muy feliz

 

-tengo dos hermanitos y son hermosos, claroque no tanto como yo

-que modesto- dijo Hermione con sarcasmo

-ahora no estaré solito, gracias papis

-de nada- dijimos a la vez

-como primera cosa que hare como hermanomayor será
no dejar ver a mis hermanos Barney, para que no pasen por lo quepase.

-¿Ah?- dijo Hermione mirándome

-larga historia- le dije


Hola lectores, ¿Les gusto el capitulo? A mi me encanto escribirlo, en verdad lo termine ayer pero tenia una reunion familiar asi que no actualice hasta llegar hoy de la escuela. Ademas ando SUPER DUPER HIPER Feliz porque mi cumpleaños se acerca, solo faltan 10 días para agosto 6 y eso de verdad me tiene muy contenta (tanto que ya tengo aburridas a mis amigas).
Nos vemos en el siguiente capi que se llamara, "Lo que se encuentra en un parque".

.-Hermione-.

Un llanto me despertó y seguido a ese sabiaque venia el otro. Por suerte al cuarto de Alex le habíamos puesto un hechizopara que no escuchara lo que pasa afuera, es más fácil calmar a dos que a tres.Draco se levanto y yo también, elsiempre tenia uno y yo otro, hacia las cosas más rápidas. El fue y agarro aAdrian. Le habíamos puesto ese nombre al de ojos grises, Adrian Hyperion MalfoyGranger. Al de los ojos verdes le habíamos puesto Perseus Scorpius MalfoyGranger.

-ya Percy, silencio- le pedí a Perseus

-estos chicos no se dormirán- dijo Dracotratando de dormir a Adrian

-ya nos hemos parado TRES veces- me queje-Alex no era tan llorón

En eso Percy empezó a dormirse en mis brazosotra vez, Draco ya estaba comenzando a conseguir su objetivo. Puse a mi hijo enla cuna y ayude un poco a Draco, al cargar a Adrian sus ojos se cerraronlentamente.

-¿Cómo haces eso?- me pregunto con la bocaabierta

-Draco, soy su madre

-y yo soy su padre

-no lo entenderías nunca- agarre su brazo ylo jale hasta el cuarto antes de que los bebes se despertaran. Me volvería locasi seguía así.

Era de día, Draco se estaba vistiendo para iral trabajo mientras yo solo lo veía. Había sido de pura suerte que los mellizosno se despertaran en lo que resto de la noche. Me despedí de Draco con un besoen los labios y fui al cuarto de Alex para ver como estaba. No lo encontré hay¿Dónde se habría metido ese niño? Entonces escuche unas risitas desde el cuartode los bebes. Cuando llegue Alex estaba asomándose por los barrotes de la cunade Adrian y lo hacia reír. Percy seguía dormido, pero al escuchar la risa de suhermano.

-¿Qué haces aquí?- le pregunte a Alex

-juego con mi hermanito, mami hace un día muybonito ¿no podemos salir a pasear?

-esa es una buena idea, pero tienes quebañarte

Unas cuantas horas después ya estaba listapara salir. Llame a Wendy, la niñera que Draco y yo aviamos contratado paraayudar un poco con los niños. Le puse su gorra a Alex y a los niños los puse enun coche doble, muy cerca de la casa había un parque mágico y hay los llevaría.

 

Comenzamos a caminar por el parque, Alex leencantaba ver algunos animales que por hay encontraba. Había llevado al señorTenebroso con el y de vez en cuando decía algo como "Mira esa linda flor señorTenebroso". Los mellizos también se estaban divirtiendo, sus risitas se hacíanpresentes casi siempre. Ya estaba algo cansada de tanto caminar así que mesenté en una banca dándole espacio a Wendy, Alex jugaba con el señor Tenebrosoy unas piedras. En el piso estaba apoyada una canasta que estaba tapada por unasabana blanca. Un perro se acerco a nosotros pero en vez de mirarnos se fuedirecto a la canasta y comenzó a olfatearla, algo hay adentro se movióespantando al perro. Yo curiosa quite con delicadeza la manta y me sorprendí alencontrar una bebe que no tendría más que una semana de vida, sus cabellos eranrubios y tenia unos ojos grises muy parecidos a los de Draco. Encima de supecho había una nota muy bien doblada, la agarre y comencé a leerla.

"Persona que encontró a mi hija,

Me duele despedirme de ella pero así es lavida, su padre es muggle y al saber que nuestra hija iba a nacer con magia nolo acepto. Su nombre es Rebecca, nació el 16 de Marzo. El que la hayaencontrado y quiera quedársela, le pido por favor no le cambie el nombre ya quees lo único que yo le e podido dar.

A.D.P"

¿Cómo alguien podía dejar a una bebe a susuerte? La saque de la canasta y ellasonrió, era tan hermosa.

-mira Wendy, abandonaron a la pobre

-señora Hermione, creo que debería llevarla aSan Mungo para que alguien la pueda adoptar

-es tan hermosa- dije pasando una mano por surubio cabello

-si, lo es

-¿tu crees que
?

-no se si el señor Draco lo apruebe

-si no la llevamos nunca lo sabremos

En eso Alex llego y vio a la bebe. Se quedomirándola con el cejo fruncido por unos segundos.

-¿Quién es?

-se llama Rebecca- dije

-¿de donde la sacaste?

-estaba en esa canasta

-¿es mi hermana?

-aun no

-¿Cómo que aun no? ¿La vas a comprar?

-Alex, los bebes no se compran- le dije conuna sonrisa

-¿a, no?

-no

-¿la llevaremos a casa?

-si, y si mis planes no fallan la tendremoscon nosotros para siempre

-que familia tan grande- dijo asiendo unacara rara

Cuando llegue a la casa fui directo a lahabitación, Wendy llevo a los mellizos para que se durmieran. Veía como labebe, acostada en la cama, me miraba. Era apenas 6 días menor que Adrian yPerseus pero aun así se veía mucho más delicada que ellos. Es que se notaba ladiferencia, tenia tres hijos varones, uno de tres años y otros dos de apenasuna semana. Ella parecía una muñequita de porcelana, de esas que ni quierestocar con miedo a que se rompa. Entonces la puerta del cuarto se abrió dejandopasar a Draco, la verdad es que había llegado mucho más temprano. Se acerco amí y se quedo viendo a la niña.

 

-Hermione

-ya Wendy te dijo ¿verdad?- el solo asintió-por favor Draco, esta niña no tiene familia

-pero Hermione

-además sabes lo mucho que quiero una hija ypues
yo ya no puedo- baje la mirada porque las ganas de llorar aparecieron.

-Hermione- dijo agarrándome de labarbilla para que lo mirara- a mi no meimporta si se queda pero tendremos que comprar más muebles- en su rostroapareció una sonrisa, yo me lance a el para darle un beso en los labios.

-Draco eres el mejor esposo que pueda existir

-¿Cómo se llama?

-se llama Rebecca

-¿Rebecca a secas?

-
se supone

-¿Qué tal un segundo nombre?

-me gusta Rebecca Narcisa

-¿Narcisa? ¿Estás segura?

-más segura no e estado

Se acerco a Rebecca y la cargo en sus brazos,estaba sonriendo y eso me alegraba. Salí de la habitación para ir a buscar lavieja cuna de Alex, teníamos que ponerla en algún lugar antes de ir a comprarlos muebles.

.-Draco-.

Miraba a Rebecca, sus ojos eran grises comolos míos y el cabello rubio platinado, fácilmente podría decir que es mía.Levanto su brazo tratando de tocar mi cara con su mano, era bella y de eso nohabía dudas. Era muy diferente cargarla a ella que a los mellizos o Alex, dabamiedo que se cayera porque parecía tan delicada.

-te has ganado mi cariño, pequeña- le dije yella solo sonrió. Sabia que no me entendía pero de todas formas necesitabahablarles, así como lo hacia con los mellizos. Ya eran 4, vaya que destruiríanla casa cuando crecieran.

Escuche alguien abrir la puerta, era Alex queentraba con un camión de juguete en la mano. Se quedo mirando a la bebe ydespués me miro a mi.

-¿es mi hermanita?

-si

-ahora tengo tres hermanos menores, loscuidare muy bien

-de eso estoy seguro

-papi

-¿si?

-te quiero mucho- dijo con una sonrisa

-yo también te quiero, hijo

-con todos estos hermanitos ¿no dejaran dequererme?

-claro que no, repartiremos el cariño porigual

-¿estas seguro? Es que ellos son máschiquitos

-por eso les tendremos que prestar más atenciónpero no significa que dejaremos de quererte

-papi quiero que me cuentes de algo

-¿Qué quieres saber?

-sobre las casas de Hogwarts, ¿tu en cualquieres que este?

-cualquiera esta bien

-¿de verdad?

-de verdad, ¿Por qué?

-por nada, iré a mi cuarto

-Esta bien- entonces salió del cuarto.

 

Seguí jugando con la bebe, muchas veces sereía. Entonces Hermione llego y se puso a mi lado. De repente comenzó a reírse acarcajadas y yo solo la mire con una ceja alzada, ¿de que se reía?

-¿Qué te pasa?

-es que
cuando estábamos en Hogwartsmolestabas a Ron por tener una GRAN familia y ahora mírate- dijo riéndose

-yo adoro mi gran familia, además yo que ibaa saber que el futuro seria así

-¿te gusta tu futuro?

-me encanta- dije dándole un beso en loslabios.

.-Hermione-.

Ya podía ir al ministerio para trabajar, loque me tenía realmente contenta. La noticia de que ahora eran tres nuevos bebesen la familia se había expandido y hasta en El Profeta aparecía. A Cissy lahabíamos adoptado con todo el papeleo y eso, ahora era toda una Malfoy. Terminede ponerme los tacones negros, Draco ya estaba abajo desayunando pero la verdades que no tenia mucha hambre. Entre al cuarto de los mellizos para despedirme,la niñera estaba limpiando algunas cosas mientras cargaba a Cissy en brazos, lacual no dormía en esa habitación. Cogí a la niña y le di un beso en la mejillapara después darle un beso a cada mellizo. De Alex ya me había despedido asíque después de regresarle a la niñera la bebe baje las escaleras hacia elcomedor. A la bebe se le había oscurecido el cabello dejándolo de un castañomuy parecido al mío pero sus ojos grises se mantenían así como siempre. Estohacia que las personas debatieran a quien se parecía más para que despuésnosotros le contáramos que era adoptada.

-¿lista?- me pregunto Draco con cara demalhumor, no había podido dormir en días por los llantos.

-si, ¿molesto?

-es normal, después de todo son mis hijos

-ya yo estoy acostumbrada- el solo soltó unbufido- ¿nos vamos?

-¿no piensas desayunar?

-lo hare en el trabajo, vamos que llegotarde.

Ya en la oficina las personas me sonreíanradiantes, la mayoría felicitándome por los nuevos miembros de la familia. Cuandoestaba totalmente metida en los papeles que tenia que firmar la puerta se abriódejando pasar a un cansado Gary, con las ojeras hasta el piso y más pálido quenunca.

-¿te pasa algo Gary?- le pregunte cuando else sentó enfrente de mi

-Hermione ya mi viejo cuerpo no esta hechopara esto, tantos papeles, necesito un respiro

-Hay Gary, si aquí tengo muchos papeles tuque eres el director tienes que tener mucho trabajo

-Hermione ¿me haces un favor?

-lo que sea Gary

-yo me iré del ministerio tanto trabajo no esbueno para este viejo cuerpo, quiero que tu te quedes con el cargo

-Gary
¿me estas diciendo que sea ladirectora?

-exacto ¿Qué dices?

-pues
por supuesto

-Gracias Hermione, gracias ahora si mepermites, tengo que decirle al ministro

-esta bien Gary, gracias a ti- estaba muyemocionada así que deje lo que estaba haciendo para dirigirme a la oficina deDraco. Hay su secretaria me lanzo una mirada asesina sin siquiera hablarle.

 

-señora Malfoy buenos días, ¿Cómo están losniños?- dijo sonando con una sonrisa, ¿es que mas hipócrita no podía ser?

-bien, gracias- dije rodando los ojos- ¿puedohablar con Draco?

-el señor Malfoy esta en una reunión con laseñorita Price, si desea esperar- me señalo una silla donde yo fui y me senté.

Empeze a imaginarme la clase de persona queera "la señorita Price". Cuando salió de la oficina supe que mi imaginación nohabía ido tan lejos. Una chica rubia teñida que llevaba un traje que además deser extremadamente corto mostraba un gran escote. Salió del lugar pavoneándosecon algo de decepción ¿Qué habrá pasado?

-ya puede pasar, señora Malfoy- dijo lasecretaria metiéndose un chicle a la boca.

Draco estaba sentado en su escritorio concara de pocos amigos. Me senté enfrente de el cruzando las piernas.

-¿estas bien?- le pregunte

-solo cosas del trabajo

-¿Qué te hizo la señorita Price?- el apellido lo dije con todo elodio posible

-vino a reclamarme de que porque teníamos queentrar a su casa para buscar artículos de magia oscura

-¿y que paso?

-le dije que teníamos informes de que en sucasa ella tenia objetos ilegales y que el ministerio nos respaldaba para entrar

-bueno quitando los malos tragos, tengobuenas noticias

-¿a si?

-si ¿quieres saberlas?

-claro

-me ascendieron

-¿de verdad?- yo solo asentí- Vaya Hermione,eso es excelente

-gracias

-con tu inteligencia deberías llegar a serMinistra

-que graciosito, yo no estoy lista para esecargo

-eres madre de cuatro diablillos, eso te dael poder suficiente para llegar a ser todo

-hay Draco- le di un beso en los labios-teveo después entonces, tengo cosas que hacer

-aja

Llegaba del trabajo con Draco, solo queríamosun poco de paz pero al entrar a la casa lo primero que escuche fue un "¡Mami,papi llegaron!". Fui al cuarto de los mellizos para saludarlos, por suerteestaban profundamente dormidos. Me tumbe a la cama con pesadez queriendo dormirde una buena vez. Entonces Draco entro con Cissy en brazos. La bebe comenzó areírse por las cosquillas, estaba segura que ella no se iría a dormir. Laniñera entro al cuarto con una carta en las manos y la puso en la mesa de nocheque estaba alado de Draco. El la tomo, parecía ser para un evento muyimportante, el la releyó con una ceja levantada para después pasármela.

"Señor y señora Malfoy,

Están invitados a la boda de Derek Granger y ClarisseVancourt. La boda se hará en la iglesia **** de Londres a las 8:00 am.Esperamos su presencia el día **** de ****"

-Mi hermano se casa- dije casi en susurro -contu
amiguita

 

-eso parece. No puedes estar enojada conCarly aun

-no lo estoy

-entonces iremos a la boda ¿verdad?- dijo conuna sonrisa pegando la mejilla de Cissy a la suya

-si, es la boda de mi hermano de todasformas. ¿Por qué haces eso?

-¿Qué cosa?

-pegar tu mejilla a la de Cissy

-es que esta fría- después le dio un sonorobeso en la mejilla a la bebe- ¿verdad, princesita?

-hay esta niña va a crecer mimada

-al igual que los demás

-tengo sueño y creo que ella me apoya ¿verdadpequeña?- agarre a la bebe y la puse a mi lado en la cama, ella empezó a cerrarlos ojos- es hora de una siestecilla

-buena idea, yo también estoy algo cansado-dijo Draco acomodándose con la bebe en el centro de nosotros dos.


Bueno lectores espero que les haya gustado el capitulo, tengo que avisarles de algunas cosas como:

1)La historia ya se esta acabando faltan ya solo 2 capitulos

2)Creo que hare una continuación, con eso de los poderes de Alex, la vida de los chicos y la de Hermione y Draco

3)No podre actualizar hasta el viernes (día de mi precioso cumpleaños) porque estoy en examenes de medio trimestre y aunque no sean la gran cosa debo estudiar para no ganar algun fracaso.

4)Hubiera actualizado antes pero es que mi computadora estuvo algunos días mandando el mensaje que se habia borrado el Sistema Operativo y cuando ya estaba perdiendo esperanzas la prendí y hoy no aparecio nada.

Bueno nos veremos en el próximo capitulo.


Corría por todas partes ¿es que nadie sepodía apurar? Entre al cuarto de Alex y el estaba sentado en la cama con lacamisa sin abotonar y los zapatos en la mano. ¿Dónde estaba Draco? En eso elentro corriendo con Percy en los brazos que lloraba desconsoladamente. Agarreal bebe mientras Draco se quedaba terminando de vestir a Alex. Por suerte losmellizos ya estaban listos y todo era porque yo los había vestido. Puse a Percyen su cuna ya más calmado y vi como Adrian se chupaba el dedo.

-Hay por suerte tu eres tranquilo- le dije albebe y me sonrió como si me hubieraentendido.

Otro llanto se escucho y este era más agudo,Rebecca, camine a su cuarto. Ella también estaba lista con su bello vestidolila y un moñito en el poco cabello que tenia. Al verme dejo de llorar y sololevanto los brazos en señal de que quería que la cargara.

-Hay Cissy, tienes que controlarte no ves quetambién tengo que cuidar de tus hermanos

Draco entro al cuarto cansado, se recostó dela pared y dio un largo suspiro. Después me quito a Cissy de los brazos paracomenzar a cargarla el.

-todo listo

-por fin, llegaremos tarde, vamos

Acomode a los niños en sus sillitas que solocabían gracias a un hechizo de expansión. Draco ya había arrancado el carro ysolo faltaba que yo me sentara. Entonces la preocupación invadió mi cabeza ¿Ysi lloraban en plena boda? Eran unos bebes y no entendían que estaba pasandopero aun así no quería que todos nos miraran. Alex comenzó a quejarse sobre laropa que tenia, según el era muy apretada. Cissy comenzó a golpear con susmanos la cara de Alex que estaba sentado a su lado. Por suerte los gemelos selimitaban a mirar la escena. La fachada de la iglesia mágica comenzó a notarse,era majestuosa. Cuando Draco estaciono el auto no muy lejos de la iglesia tuvimosque hacerlo hechizos necesarios para poder cargar con los cuatro, con la varitahice que el coche de los bebes seagrandara dejando espacio para tres y no para dos como era originalmente. Losacomodamos y agarre a Alex por la mano, el seguía quejándose de su vestimenta.Ahora que me ponía a pensar, no habíamos llegado tarde, nos quedaba tiemposuficiente para saludar a mi hermano.

 

Lo encontré afuera de la iglesia algonervioso, caminaba de un lado a otro y se pasaba la mano por el cabello. Alverme se abalanzo a mí dándome un fuerte abrazo para después ver a lospequeños.

-Vaya, cuatro- dijo con una sonrisa de mediolado- ¿Cómo estas, Malfoy?

-muy bien, gracias- dijo Draco estrechándolela mano- ¿nervioso?

-bastante, y bueno
¿Quiénes son mis sobrinitos?-Derek había visto a Alex solo una vez y esa fue unas semanas después de sunacimiento por lo que Alex no se acordaba de quien el era- tu debes ser Alex¿verdad? Yo te visite cuando apenas eras un bebe de semanas de nacido

-hola- dijo Alex algo tímido

-ellos son Percy, Adrian y Cissy- presente alos tres bebes, los mellizos miraban a Derek atentamente, Cissy solo jugaba consus dedos.

-son hermosos, creo que tu no conoces a lamía- entonces llamo a una señora que cargaba a una bebe en brazos- les presentoa Ayleen- la bebe era de verdad hermosa, de cabellos castaños y ojos esmeralda.

-que bella- dije viendo a la bebe

-bueno es mejor que vayan entrando- dijoDerek

Nos ubicamos en un buen lugar, no muy cercapero tampoco muy lejos, justo en el medio. Por ahora los bebes no habían dichonada y no había motivo para que empezaran a llorar. Alex por suerte ya habíaparado de quejarse y ahora cada vez que le preguntabas algo respondía con unmonosílabo. La música comenzó a sonar dejando pasar a la novia, que lucia unhermoso vestido blanco. Llego al altar y se puso alado de mi hermano, ambosestaban muy felices. La boda paso rápido y para mi alivio ninguno de los bebeslloro, se mantuvieron callados. Yo estaba cansada y el hambre me comía pordentro pero Draco solo me decía "por lo menos déjame felicitar a Carly". Conmucho esfuerzo logramos atravesar la pared de personas que había alrededor delos nuevos esposos.

-felicidades- dijo Draco dándole un beso enla mejilla a ella- te presento a Hermione

-felicidades- dije un poco seria

-gracias- ella bajo la mirada

-bueno hermanita, me alegro tenerte aquí-dijo Derek captando la tensión

-eres mi hermano, tenia que venir ¿no? ¿Hasvisto a mis papas?

 

-si, estaban por haya- dijo señalándome unaesquina.

-yo quiero ver a mis abuelitos- dijo Alex conuna sonrisa mientras me apretaba la mano para tener mi atención.

-¿Es tu hijo?- dijo la ahora esposa de mihermano a Draco.

-si, se llama Alex y estos son Perseus,Adrian y Rebecca

-hola Alex, yo soy Carly

-hola. Mami quiero ir donde mis abuelitos

-no seas impaciente Alex, ¿no ves que tuspapá esta hablando con alguien?- el solo hizo un puchero y miro hacia el piso.

-bueno, ya saben que pueden ir a la casacuando quieran- dijo Draco- nos vemos

Caminamos entre las personas hacia dondeestaban mis padres, apartados de los demás. La verdad es que todos eran magos yser los únicos muggles se debía sentir algo
raro. Al vernos se acercaron con unasonrisa y Alex le dio un abrazo a ambos. Después mi madre miro a los bebes ydeposito en cada mejilla un beso.

-hay crecen tan rápido- dijo dando unsuspiro.

-no exageres, querida. ¿Cómo están?

-muy bien, papá ¿Por qué tan solos?

-es que entre tantos magos
ya sabes nosotrosno tenemos poderes y eso

-no digas tonterías papá, mézclate con losdemás, apuesto a que ni siquiera lo notan.

-¿Cómo te va a ti Draco?- le pregunto mimadre

-bien, sobreviviendo a ser padre

-te entiendo- dijo mi papá- pero debes tenerayuda de Alex ¿no? Por que los hermanos mayores cuidan a sus hermanitos

-yo hago lo que puedo pero es que es muydifícil, ellos no hablan y tampoco me entienden, solo lloran, duermen y comen

-así son los bebes pero veras cuando crezcante divertirás un montón- dijo mi madre

-eso espero- susurro Alex

En casa había acostado a los bebes para quedurmieran un poco aunque Perseus hizo todo lo posible para que no callerarendido. Como siempre Adrian fue el primero en dormirse, a veces su obedienciame impresionaba. Alex se quedo en la sala con Draco viendo televisión,compartían esos momentos padre e hijo a los que yo me metía casi siempre. Mesenté alado de Draco recostando mi cabeza en su hombro. Alex estaba viendo BobEsponja acostado en el sillón con la cabeza recostada en el regazo de Draco. Elamigo de la esponja amarilla dijo algo que hizo que Alex explotara encarcajadas.

-¿Qué le hayas gracioso?- dijo Draco tratandode entender el chiste

-no se, solo se que es gracioso

-¿ah? ¿Cómo sabes que lo es?

-oye yo no te ando preguntando que le ves deinteresante a esos programas de policía que TU ves. Así que déjame ver mi cosatranquilo- dijo Alex con una sonrisa. Draco frunció el ceño, esto me hizo reír.

-ya quiero ver como le respondes a tusprofesores en Hogwarts- dijo Draco

-¿a que edad uno va a Hogwarts?

-a los 11-conteste yo

-¡pero falta mucho!

-yo tengo una idea- dije

-¿a si?- dijo Draco subiendo una ceja

 

-podemos meterlo en una escuela muggle

- a mi me gusta la idea- dijo Alex con unasonrisa

-¿una escuela muggle?

-si, así lo mantenemos ocupado. Hará amigos yaprenderá diferentes cosas

-no lo se Hermione, tengo que pensarlo ademásaun falta mucho

-no tanto

-yo quiero ir a una escuela donde hayan másniños, mami puede hacer que tío George y tío Bill metan a Fred y Dominiquetambién

-tal vez, no estoy seguro

-¿Por qué?- pregunto Alex

-por que yo no fui a una y nunca la necesite,no se porque tu tienes que ir entonces

-yo si fui a una y me ayudo mucho en losestudios, yo creo que no quieres que vaya porque no quieres aceptar que estacreciendo- el me miro, ¡Aja! Con que eso era, no quiere aceptar a que ya Alexesta creciendo

-esta bien, lo inscribiremos en una escuelamuggle ¿feliz?- Alex y yo asentimos a la misma vez- pero tienes que hablar conlos Weasley, no quiero que el vaya solo

-no te preocupes, yo me encargo de eso.


Espero que les haya gustado, ya solo falta un capitulo señora y señores, el próximo sera el gran final de este fic. Tambien en el próximo les hare saber como se va a llamar la secuela y el link para que LOS QUE QUIEREN la agreguen a favoritos.
Y otra cosa... ¡HOY ES MI CUMPLEAÑOS! En la escuela TODOS me felicitaron, aunque debo decir que influyo un poco que fuera por hay gritandolo jeje.
Bueno el domingo Actualizo, los veo hasta entonces!!
(Ahora mismo me pondre a responder los comentarios anteriores)

POV. Autora

.-8 Años después-.

La noticia de que el Ministerio de Magiahabía dicho que era mejor llevar a los niños a una escuela muggle era toda unanovedad que muchas familias de mago se negaban a cumplir. Pero es que no eraobligatorio, simple medida para asegurarse de que los chicos entraran aHogwarts con un poco más de conocimiento. Aunque muchas familias no cumplieranesto había algunas que si lo hacían y entre ellas estaba la familia Malfoy.Porque Hermione gano la batalla logrando meter a los 4 en una escuela muggle, yno solo eso, también convenció a los Weasley, algo digno de admirar. Ver a sushijos crecer tan rápido era raro y algunas veces sintió ese miedo de que seestaba volviendo vieja. Pero despertar todos los días junto al hombre que másamaba y ayudar a sus hijos a prepararse le daban toda la alegría que podíaexistir.

El salón de clases estaba vacio, justamenteestaban al cuidado de la inocente profesora que piensa que al dejar a losestudiantes solos van a comportarse como angelitos y harán todo lo que elladijo. Y como siempre pasa con esa clase de profesoras, el salón estaba echo uncaos. Bueno no exactamente un CAOS, tal vez eso era exagerar. Las chicashablaban entre ellas de cosas que a los hombres sinceramente no les interesaba,algunos chicos andaban asiendo de las suyas "vandalismo" como lo dirían algunaspersonas, otros se limitaban a charlar en pequeños grupos y por ultimo estabanlos que aprovechaban para dormir un poco.

 

Alex tamborileaba con sus lápices de coloresen la banca mientras charlaba con Fred. Habían estado discutiendo sobre lasmejores canciones para aprenderse en guitarra, cosa que a Alex le apasionaba.Si había una cosa que Alex amara más era su guitarra Gibson Flying V negra. Sesabia muchas canciones pero tocar la guitarra no era su única pasión, legustaba el baile y el canto y para ser sinceros no lo hacia nada mal. Su miradarecorrió el salón cuando todo se volvió silencio, un grupo de estudiantes secongregaron alrededor de donde, si el no se equivocaba, quedaba la mesa deDominique y sus amigas.

Se levanto y camino para ver que estabapasando, Charles Point, el dolor de cabeza de todos los profesores. Mucho másalto que los demás, con 13 años de edad por haber repetido año 2 veces. Todosle tenían miedo y lo respetaban menos dos personas, Dominique y Alex.

-Haber Weasley, ¿quieres tu peluchito?- dijoCharles con un peluche de un pato en la mano.

-devuélvemelo, Point- dijo la chica rubiamirándolo con odio

-¿Por qué? ¿Qué me harás?- Dominique se quedocallada, era una chica y sin duda no iba a poder hacerle algo que le doliera-¿tienes miedo Weasley?

-¡Déjala!- grito Alex y todas las miradas sepusieron en el, incluyendo la de Charles.

-pero mira quien habla, si es Malfoy

-¡regrésale su peluche!

-¿Qué harás si no lo hago? ¿Cortarte las venas,para demostrar lo emo que eres? ¿O iras donde tu mamá?- entonces tiro elpeluche al piso- recógelo

-en tus sueños, Point. Un suciomugg
-entonces Fred puso su mano en el hombro de Alex para que se diera cuentade lo que estaba apunto de decir-Una sucia persona como tu no me da ordenes

-entonces en el piso se quedara- Charles consu pie amenazo en pisar al pato de peluche

-no te atrevas- dijo Alex apuntándolo con eldedo. Entonces Charles bajo el pie pisando el peluche con toda la rabiaposible. Una lágrima salió de la mejilla de Dominique, ella nunca lloraba peroesa situación lo ameritaba. Ese peluche se lo había dado su papá antes de irsede viaje por primera vez y ella lo tenia cada vez que el se iba, solo pararecordarlo. La sangre de Alex comenzó a hervir, esto no se iba a quedar así- telo advertí- fue lo ultimo que dijo antes de lanzar un puñetazo justo en el ojoizquierdo de Charles.

Si comparabas el tamaño de Alex con el tamañode Charles, el chico no tenia oportunidad alguna pero para sorpresa de todos Point había caídoen el suelo. Los amigos del gran chico lo ayudaron a levantarse con problemas.Charles tiro un puñetazo que por poco le pega a Alex pero cuando el le iba aresponder entro nada más y nada menos que la directora del colegio.

-¿Qué esta pasando aquí?- pregunto- Malfoy,Point vengan conmigo

Alex ya había estado tantas veces en aquellaoficina que se le hacia extremadamente familiar. Sus hermanos eran unosangelitos, bueno
Rebecca no se quedaba muy atrás de el. Esto lo hacia ver comola oveja negra de la familia, llevándose varios regaños departe de su padre. Ladirectora les dio el típico sermón de "Inaceptable" "No puedo creerlo" y BlahBlah Blah.

 

Después de unos minutos Draco Malfoy entro enla oficina visiblemente molesto. La directora le conto todo, claro que en supunto de vista y sin querer escuchar lo que los chicos le querían decir, cosaque puso a su padre mucho más molesto. Le dio una cara de "en la casa hablamos"antes de salir para esperar a sus hermanos.

Ya en el carro el silencio reinaba, Perseus yAdrian jugaban a contar los carros que pasaban y Rebecca solo miraba como Alex apretaba lospuños nervioso.

-¿Ahora que hiciste?- le susurro en el oído

-ya te contare, pero después

-como quieras

Al llegar a la casa los chicos se fueron asus habitaciones por orden de Draco, todos menos Alex. El paso a la oficinadispuesto a escuchar la charla que su papá le tenia preparada pero nunca se ibaa imaginar lo que estaba apunto de escuchar.

-ya me canse de esto. Todas las semanas metienen que decir algo malo de ti ¿Por qué? ¿Me puedes dar una explicación? Te ehablado de todas las formas posibles pero NO el señorito de la casa no quierehacerme caso. A veces no entiendo porque te comportas así, tus hermanos sonpacíficos. Si tan solo tu comportamiento fuera igual que tus notas serias elhijo perfecto. No creas que no tomare medidas sobre esto, las tomare y serán tanseveras que te arrepentirás de haberme pedido ir a una escuela muggle- puso susmanos en el escritorio mirando a su hijo severamente-ya estoy arto ¿entiendes?Solo quiero un cambio, un nuevo Alex. ¡Por Merlín! ¡¿No puedes ser como tushermanos?!- esa fue la gota que derramo el vaso, Alex odiaba que lo compararancon alguien y mucho menos con sus hermanos.

-¡Yo no quiero ser como ellos! ¡Me gusta sercomo soy! ¡Es que me estas regañando por algo que NO es mi culpa!

-¿Qué no es tu culpa? ¿Me vas a decir que túno le pegaste a ese chico?

-¡Pero déjame explicarme! ¡No me compares! ¡Odioque lo hagas!

-¡Es que no comprendo porque eres así!

-¡exacto! ¡Nadie lo hace! ¡Ni siquiera hacenun esfuerzo por comprenderme! ¡Soy DIFERENTE! ¡Siempre lo e sido! ¡HastaRebecca que es adoptada se parece más a ustedes! ¡Y no me digan que no les doymiedo, porque se que es así!- Draco estaba apunto de replicar pero lo único quepudo fue abrir la boca para volver a cerrarla- ¡No me comprenden! ¡Y NUNCA LOHARAN!

Sin pensarlo dos veces dio media vuela ysalió corriendo hacia el jardín, donde los arboles ya crecidos hacían unperfecto bosque. Se escondió detrás de uno de los inmensos troncos, se sentó enel suelo abrazando sus rodillas y escondiendo su cabeza en ellas. Entoncescuando las lágrimas comenzaban a escaparse escucho un siseo, algo moviéndose cercay tuvo que ver que era. Sus cabello caía libremente sobre sus ojosdificultándole la visión pero si no se equivocaba era una serpiente la dueñadel sonido. Se acomodo el cabello dejando un flequillo sobre su ojo derecho,así como a el le gustaba llevarlo.

-¿lepasa algo?- pregunto la serpiente

-no tepreocupes, cosas sin importancia

 

-si usted lo dice, tenia tiempo sin verlo poraquí

-ya se, la escuela me tiene algo ocupado

-¿ya le llego su carta de Hogwarts?

-no-dijo algo triste, la verdad es que ya se encontrabana finales del mes de Marzo y su carta no había llegado, esto era realmentefrustrante.

-estoy seguro que por hay llega, si medisculpa debo irme, alguien viene- la serpiente desapareció entre unosarbustos. Tenia razón, alguien venia, ese alguien que conocía tan bien a Alexque podía adivinar con exactitud donde se encontraba.

-¿Estas mejor?- dijo la voz femeninasentándose a su lado.

-¿Ya lo sabes?

-tu padre me conto, Alex tienes que saber quelo que dijiste no es verdad

-no tienes porque justificarte mamá, yo seque lo es y lo acepto

-no tienes nada que aceptar, tu padre y yo tequeremos aunque seas
diferente a los demás

-diferente
-susurro

-si, eres un chico diferente en el buensentido pero aunque no te parezcas a nadie en esta casa tu actitud demuestratodo un Malfoy y a la vez un Granger

-¿ah?

-se lo que paso, yo no soy como tu padre-después de decir esto Hermione sonrió- se que trataste de proteger a Dominique,eres muy valiente hijo y me siento orgullosa de ello

-mamá ahora que estamos hablando de eso
cuando le pegue a Point sentí algo raro
como si fuera una fuerza que meayudara a tumbarlo

-tal vez es magia, cuando uno esta muymolesto o triste la magia sale sin que te lo propongas

-y si soy mago ¿Por qué no me llega mi cartade Hogwarts?

-no se hijo, eso no lo se. Hay que tenerpaciencia, ven, vamos a la casa

-¿me castigaran?

-no lo creo, pero antes discúlpate con tupadre

-¿Por qué?- dijo indignado

-porque no esta bien gritarle

-esta bien

Después de la disculpa Alex no había salidode su cuarto, no era que estaba castigado si no que no quería. Tocaba con granfacilidad una canción de guitarra que había aprendido tan solo la semanapasada, Master of Puppets de Metallica. Alguien toco su puerta yantes de que el dijera "pase" Cissy había entrado en la habitación.

-ya me contaron lo que paso, si que te pasas,eh

-¿de que hablas?

-de gritarle a papá

-ya me disculpe y no quiero continuar el tema

-¿Cómo comenzó la discusión? ¿Qué hiciste?

-¿Por qué tengo que ser yo el que hace algo?

-porque eres Alex, eso es obvio

-le pegue a Point por molestar a Dominique

-hay, el niño protegía a su novia- dijo Cissyriéndose

-cállate, Cissy

-te molesta porque sabes que es verdad

-como digas- siguió tocando

-no te molestes, solo lo decía de broma. ¿Estasmolesto?

 

-como molestarme contigo Rebecca, eres tanadorable

-aja, ¿soy yo o tu cabello esta más largo?

-esta como siempre- dijo Alex poniendo laguitarra a un lado. Su cabello casi le llegaba a los hombros y estaba cortadoen capas, dejando un flequillo para que le tapara el ojo.

-queguapo mi hermano- dijo Cissy con orgullo- bueno me voy a molestar Tweedledum yTweedledee- ella le llamaba así a los mellizos desde que había visto Alicia enel País de las Maravillas

-quete vaya bien

El olor apergamino viejo inundo sus fosas nasales, ¿Dónde estaba? Con la mirada observocada detalle. Habían barrotes que lo mantenían adentro de una celda fría, conparedes de aspecto húmedo en el suelo se empezaba a formar una especia de moho.Para el era muy familiar ese lugar, había estado hay antes. Entonces todo vinocomo un rayo a su cabeza, era esa pesadilla, la que lo atormentaba cada noche.Empezó a escuchar pasos acercarse cada vez más. Trato de esconderse entre laoscuridad de una esquina pero sabia que todo era en vano. Una túnica negra estaba enfrente de el, perono quería ver a la persona en la cara, tenia miedo.

-¿Yahablaras?- dijo una voz seca

-no

-chiconecio, estarás mejor si hablas

-primeromuerto que desleal

-¿seguro?-entonces un dolor cruzo su cuerpo, como si muchos cuchillos se clavaran sinpiedad en su cuerpo.

-¡Detente!¡Detente, por favor!

-hablaentonces, si no quieres seguir sufriendo

-no dirénada

-entoncesno me sirves de mucho, ¡Avada Kedavra!

La imagende la celda se distorsiono quedando borrosa. Podía ver su propio cuerpo tiradoen el piso, con los ojos perdidos hacia la nada. Sabia que estaba muerto perono sentía paz, se sentía incompleto. Entonces volvió a sentir los cuchillosimaginarios clavarse en su cuerpo, el dolor agonizante iba a acabar volviéndololoco.

Despertóen su cama empapado en sudor, esa pesadilla aparecía de vez en cuando. Lo peores que no entendía para nada lo que sucedía. Se restregó los ojos y paso sumano por el cabello desordenándolo más de lo que estaba. Entonces un picoteo seescucho por la ventana, era una lechuza y en su pata tenia una carta, la quepodía ser su más anhelada carta. . Abrió la ventana dejando pasar a la lechuzaque se poso en su escritorio extendiendo la pata para desamarrar la carta.

Laleyó miles de veces sin poder creérselo, ¡Era su carta de Hogwarts! Dio ungrito de alegría y salió corriendo al cuarto de sus padres, sabia que era algotarde pero tenia que avisarles. Al entrar todo estaba oscuro pero después deque sus ojos se acostumbraran empezó a saltar en la cama de ellos lograndodespertarlos.

-¿Quépaso, Alex?-pregunto Draco

-¡llego!¡Llego la carta!

-¿deverdad?- dijo Hermione

-¡si!¡Tomen!

-esoes increíble hijo, felicidades- dijo Draco después de haberla leído

-graciaspapá, ahora solo tendré que esperar hasta el primero de septiembre

-vea dormir, ya celebraremos en la mañana- dijo Hermione dándole un abrazo a suhijo

-Estabien- se bajo de la cama pegando un salto y salió corriendo a su habitación,sabia que después de eso no podría recuperar el sueño.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Despuésde haber comprado todo, hasta la varita. Tenían que ir por las túnicas, a losmellizos y Rebecca se les antojo un helado así que Hermione los acompaño acomprarlos mientras Draco iba con Alex. A el chico aun no le se quitaba lasorpresa al ver lo mucho que se demoro el dueño de la tienda para escoger lavarita perfecta, es que para el todas servían, los hechizos habían salido a laperfección pero había algo que a Ollivander le parecía extraño, hasta quedespués de unas 30 varitas por fin lograron encontrar una.

Dracoabrió la puerta dejando entrar a Alex. Madame Malkin enseguida le prestoatención a ellos.

-Buenosdías joven Malfoy- le dijo a Draco- ¿primer año?- le pregunto ahora a Alex quesolo asintió- ven por acá querido, enseguida te atiendo

Alexse paro encima de un banquillo, a su lado había un chico de pelo negro al igualque sus ojos, acompañado de su abuela que tenia cara de extremo aburrimiento.Draco tocaba algunas telas mientras esperaba a que Madame Malkin regresara.

-papá-dijo Alex para captar la atención de su padre- ¿Podemos ir ahora a la tienda deinstrumentos?

-claro-se alejo un poco para seguir viendo algunas muestras de túnicas que tenían enexposición.

-hola-susurro el chico que tenia a su lado- ¿primer año?

-si¿y tu?

-también,mi nombre es Edmund, mucho gusto

-igual

-muybien chico, terminamos contigo- dijo Madame Malkin

-adiós-dijo Edmund antes de irse con su abuela sin dejar siquiera a que Alex lerespondiera.

Despuésde varios minutos Madame Malkin le entrego las túnicas a Draco y salieron dellugar, Alex había recibido varios pinchazos de alfileres. Se encontraron conHermione y los chicos enfrente de la tienda de instrumentos muggles que habíaen el callejón Diagon. Al entrar hay Alex se encontró con su pelirrojopreferido, Fred, su mejor amigo.

-¿Quéhay Alex? Hey ya me aprendí la canción que me dijiste

-¿deverdad?

-si,¿quieres probarla?

-claro-El dueño de la tienda era muy amigo de Draco así que dejaba que Alex usara elestudio de música que estaba a vista de todos. Aun así nadie lo podía escucharal menos que el dueño pusiera las bocinas o algo parecido- tío Andrew, ¿podemosusar el estudio?

-esono se pregunta Alex

Caminaronentre algunas personas hasta la puerta del estudio, dentro estaban todos losinstrumentos necesarios. Alex agarro la guitarra eléctrica y Fred se sentóenfrente de la batería. Con los dedos conto hasta tres para que ambos empezarana tocar. Alex ya tenia tiempo practicando esta canción, así que ya ambos sehallaban tocando con casi profesionalismo Sayyou don't want it de One night only.Al terminar solo se dieron una sonrisa de éxito.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Lafamilia Malfoy caminaba por el Anden 9 ¾ con una sonrisa. Pero el másemocionado de los seis era Alex aunque estaba un poco triste por tener quesepararse de sus padres por tanto tiempo. Muchos estudiantes, unos grandes,otros más pequeños caminaban por el Anden con sus familiares. Entre el humo queexpedía el expreso escarlata Alex pudo reconocer a alguien, Teddy. Este cursabael sexto año, parecía que había venido solo porque sus maletas se encontraba asu lado.

-¡Teddy!-grito Alex dándole un abrazo

-holaAlex ¿Cómo estas?

-bien,algo nervioso

-yotambién lo estuve por primera vez, pero ya veras que todo se pasara cuandocaigas en Gryffindor- entonces vio a Draco que había hecho una mueca- por queno importa en que casa quede ¿verdad tío?

-noimporta, tu madre estuvo en Gryffindor, todas son buenas casas- Alex solosonrió algo nervioso, en verdad si le importaba en que casa quedaba.

-¡Peromira con quien nos encontramos!- gritaron George y Bill a la misma vez, atrásAngelina y Fleur negaban con la cabeza mirando a sus esposos- si son los Malfoy

-HolaGeorge, hola Bill- saludo Hermione- ¿y Ron?

-lovimos por hay, esta dándole algunas indicaciones a Rose- dijo George

-noentiendo porque Ron la sobre protege tanto, ya esta en tercer año, en nuestrostiempos ya habíamos luchado con diferentes cosas

-poreso mismo la sobre protege, para que no haga lo mismo- dijo Bill- ya lo conocesasí que es mejor no meterse en eso.

-pobreHugo cuando el otro año entre a Hogwarts- dijo Teddy dando un suspiro-bueno,Fred y Dominique están guardándote un puesto Alex. Ven te voy a ayudar a subirtu baúl.

Teddyagarro el baúl de Alex y con facilidad lo subió al tren para despuésdesaparecer. Bueno, era la hora del adiós, la que Alex no quería que llegara.

-Bueno
creo que ya me tengo que ir- dijo Alex mirando al piso.

-quete vaya bien hijo, haznos sentir orgullosos- dijo Hermione abrazándolo ydepositando en su cabeza un beso.

-tratare-Alex vio a su papá que solo sonreía

-vayaque crecen rápido- dijo Draco- compórtate haya, que McGonagall no estemandándonos cartas por tu comportamiento

-note preocupes- dijo Alex dándole un abrazo a su padre.

-Alexlo único que te tengo que decir es
tráeme algo- dijo Rebecca dándole un abrazoa su hermano.

-Puedesintentar con un inodoro, Alex- dijo George que comenzó a reírse pero Hermionelo callo con la mirada- ¿Qué? ¿A que niño no le gustaría tener un inodoro deHogwarts?

-BuenoAlex
-comenzó Adrian

-esperamos
-dijoPerseus

-que

-te

-diviertas
-termino Adrian con una sonrisa.

-haycomo odio que hagan eso, aun así los quiero-agarro con sus brazos a sus doshermanos apretándolos fuertemente- los extrañare.

Yalos estudiantes comenzaban a subirse al expreso, solo faltaban unos escasosminutos. Alex antes de subir definitivamente le dio un ultimo beso a suspadres, de verdad que le dolía separarse de ellos. Cuando subió se encontró enun laberinto de compartimientos, ¿Dónde se supone que estaba el suyo? Para susuerte Teddy salió de uno y lo ayudo a encontrar el de el. En el compartimientoestaban Victoire, Fred, Rose y Dominique sentados.

-megusta como te vestiste hoy Alex- dijo Victoire con una sonrisa de medio lado.Alex tenía una camisa de botones color rojo oscuro, unos vaqueros negros y unasvans negras con detalles en blanco.

-Gracias,Vicky

-¿nerviosos?-dijo Rose mirando a los tres chicos menores.

-youn poco- dijo Dominique- me ayuda tener a Victoire cerca

-esono será para siempre querida hermana

-yotambién estoy nervioso- dijo Fred- ¿y tu Alex?

-estoymás emocionado

-¿Cómocrees que te llamen en la selección? Señor Alexander Malfoy o señor DracoMalfoy- dijo Dominique

-nose y tampoco es que me importe, ambos son mis nombres y me gustan. Todos medicen Alex para no confundirme con mi padre pero tampoco me importaría que mellamaran Draco

-¿Enque casa quieren quedar?- dijo Victoire

-Gryffindor-dijeron Fred y Dominique a la vez pero Alex no dijo nada

-¿Alex?-dijoRose al ver como Alex miraba por la ventana sin decir nada

-nose, no quiero quedar mal con mi padre

-¿entoncesquieres ir a Slytherin?- dijo Fred

-noestoy diciendo eso

-¿enque casa quieres quedar? Decídete- volvió a decir Fred

-meda igual a que casa vaya, ellos dicen que estarán orgullosos de mi no importaen que casa quede

-yes que eso debería ser lo importante- fue una voz masculina y cuando todosviraron a ver se encontraron con Teddy que hizo espacio entre Victoire y Rosepara sentarse

-¿tutambién crees que si queda en Slytherin estaría bien?- dijo Fred

-notodos en Slytherin son buenos Fred, y eso lo acepto, pero tampoco todos sonmalos. Mira a mi tío Draco, el es un Slytherin y se caso con una Gryffindor

-esosson casos aparte- dijo Fred rodando los ojos

-¿yquien dijo que Alex no es un caso aparte?- para sorpresa de todos la que hablofue Dominique

-voya dar un paseo- dijo Alex levantándose

-procurano perderte, no me gustaría tener que ir a buscarte- dijo Ted con una sonrisa

-note preocupes Teddy, si me pierdo ya encontrare el camino de regreso

Saliódel compartimiento, la verdad es que no quería seguir escuchando esa discusiónsobre las casas. El tema aunque lo había pensado millones de veces y a veceshacia que sus nervios se activaran lo tenía sin preocupación por el momento.Camino mirando cada compartimiento por el que pasaba hasta que se estrellocontra alguien.

-Losiento, no estoy prestando atención por donde voy- dijo Alex arreglando suflequillo encima del ojo

-noimporta
oye yo te conozco- dijo el chico peli negro

-¿Edmund,cierto?

-exacto,tu nunca me dijiste tu nombre

-Draco,pero dime Alex

-estabien, Alex ¿Qué haces por aquí?

-paseo¿y tu?

-igual¿Cuál es tu compartimiento?

-emm,es ese de por haya- dijo señalando por donde había venido

-hayahay muchos

-siestuviéramos mas cerca te lo mostraría- dijo con una sonrisa

Entoncesun prefecto paso avisándoles que tenían que ponerse las túnicas y ambos chicostuvieron que despedirse. Alex se puso la túnica encima y cuando el tren aminorosu marcha se bajo junto a Dominique y Fred. Vieron a lo lejos a Hagrid, tal ycomo sus padres le habían explicado. El paseo en bote fue excelente y cuando lasilueta del castillo comenzó a mostrarse las "Wao" se hicieron aparecer.Neville Longbottom, profesor de Hogwarts, los guio entre todos los estudiantesque estaban divididos en cuatro mesas. Alex pudo ver a Victoire, Rose y Teddyviéndolos emocionados. Y cuando el comenzaba a ponerse nervioso Teddy le sonrióen forma de apoyo haciendo que se sintiera solo un poco mejor. Empezaron allamar a los chicos.

-AnthonyAnderson- fue el primero en ir y el primero en quedar en Slytherin.

-EdmundBlack- el chico de cabellos negros camino hacia el banquillo donde el sombrerose encontraba. Black
Black
¿Dónde el había escuchado ese apellido?-¡Gryffindor!- rugió el sombrero, Edmund solo hizo una mueca y fue a sentarse enla mesa donde lo aplaudían.

-DamianDursley- un chico de cabello rubio y ojos de un gris azulado camino hacia elsombrero torpemente.

-Esees el hijo del primo de tío Harry- dijo Fred a su lado

-¿ah?

-lashistorias que tío Harry nos contaba sobre su vida con los muggles, ese es elhijo de su primo

-¿deverdad?- dijo Dominique

-si,que ironía ¿no?- volvió a decir Fred para prestarle más atención a laselección.

-¡Gryffindor!-rugió el sombrero después de un rato.

Losnombres siguieron, hasta ahora Ravenclaw llevaba la mayor cantidad de alumnosseguida por Slytherin, Gryffindor y después Hufflepuff.

-DracoMalfoy- todo el comedor quedo en silencio a excepción de algunos cuchicheos-interesante
tu mente es muy rara, muchacho.Harías todo lo posible por conseguir lo que quieres, algo digno de unSlytherin. Tambien esa inteligencia, no había visto una mente así desde esachica Granger
pero claro, ella es tu madre ¿no?-
Alex solo asintió, la verdades que no podía ver nada-No quieresdefraudar a tu padre pero a la misma vez no te importa que el diga
puedo verque eres muy leal, quedarías muy bien en cualquier casa pero creo que tengo queenviarte a
¡Gryffindor!-
grito el sombrero, Alex aun no podía creérselo.Casi nadie en la mesa de Gryffindor le aplaudía, solo los que ya conocía y laverdad es que eso tampoco le importaba mucho. Se sentó alado de Teddy esperandola selección.

-EstebanRawman
¡Hufflepuff!

-GabrielleRogers- una chica peli negra se sentó en el banquillo con sonrisa arrogante-¡Gryffindor!

-LuciaSawyer - una rubia también subió, pero esta venia mucho más nerviosa, parecíaque se fuera a desplomar- ¡Gryffindor!

-DominiqueWeasley- la chica se fue a sentar en el banquillo pero apenas el sombrero tocouno de sus cabellos dio su respuesta- ¡Gryffindor!

-FredWeasley- el pelirrojo muy seguro de si mismo se sentó en el banquillo y paso lomismo que a su prima- ¡Gryffindor!

Elbanquete comenzó después de algunas palabras echas por McGonagall. Alex aun nopodía creer como había acabado en Gryffindor y aunque sabia que a sus padres noles importaría se sentía nervioso al tener que decirles. Deseaba muy dentro desi no ser el único Gryffindor de sus hermanos, que por lo menos uno también lofuera, para no sentirse más diferente de lo que ya se sentía. Porque hasta elsabia que no era un Malfoy normal y esto a veces le incomodaba. Muchas personaslo miraban despectivamente o lo señalaban para después decir algo como "Visteseso, el es un Malfoy" "¿Sera hijo de Draco Malfoy?". Le daba ganas delevantarse y gritarle a todos "¡Si soy hijo de Draco Malfoy y no me importahaber quedado en Gryffindor!" Pero bueno ahora solo tendría que esperar paraver como lo trataba la vida ahora que era el primer Malfoy en no ir aSlytherin


¡El gran final! La verdad me da algo de tristeza saber que termina pero hay un lado bueno EXISTE LA SECUELA. Ya hice la portada y agregare el primer capitulo hoy en la terde o mañana, aquí les dejo el link por si quieren agregarla a favoritos https://www.potterfics.com/historias/57336

Tengo que decir ¡Gracias! por las 22327 lecturas, los 401 comentarios (hasta ahora) y los 172 favoritos. No se que clase de autora seria sin ustedes, me inspiran a serguir. Bueno antes de llegar a lo cursi me despido deseando encontrarlos nuevamente en la secuela.

Con mucho cariño,
-Anna Weasley Granger

Aceptarte es difícil - Fanfics de Harry Potter

Aceptarte es difícil - Fanfics de Harry Potter

Estaba acostada en mi cama mirando hacia el techo, tenía lascortinas cerradas así que no entraba mucha luz a mi habitación, pero como misparedes eran verde

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-aceptarte-es-dificil-fanfics-de-harry-potter-4482-0.jpg

2023-02-27

 

Aceptarte es difícil - Fanfics de Harry Potter
Aceptarte es difícil - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/51702
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente