Agonizando A Morir - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Capítulo 1.- Único.
Querido Diario:
Quisiera darle un toque de interés a mi corta vida. Hola, soy Remus John Lupin
un chico de facciones normales, con no más de 8 años, no soy la gran cosa. Sé que soy pequeño para desear que deje de ser rutinaria mi vida, lo dice todo el mundo, pero ansío mis once años para dejar de ser "El Pequeño Remus". Mis padres dicen que mi vida ya ha comenzado a ser interesante desde que nos mudamos a veinte minutos del Valle de Brian, un lugar bello situado en, obviamente, un valle de sano color. Vivimos cerca de unas montañas en donde se rumora existen hombre lobo y algunos gigantes y, aunque sólo sean rumores, creo haber escuchado, más de una vez, aullidos y gemidos a la lejanía, aunque
puede ser sólo producto de una imaginación desesperada por tener algo interesante. Hay muchos chicos en el valle, incluso uno de mi edad, de cabello extraño, con un apellido extraño
Fletcher
pero
es bastante testarudo, en mi opinión.
Atte:
RJL.

La mañana siguiente resulta ser un nublado día de inicios de otoño. La niebla cubre toda la montaña hasta las faldas y las planicies cubiertas por hojas secas que el viento ha empezado a arrancar el viento. Presiento que hoy marcará una cicatriz incurable dentro de mi aburrida vida, que esta brisa espectral sellará una rutina interesante pero decepcionante a lo largo de mi vida.
-Remus hijo, el desayuno está listo.
Mi madre grita desde la cocina, sirviendo café y esperando mi respuesta
es una completa rutina. Me miro en el espejo, observo mi cara y mi cabello castaño. Me quedo así por largo rato hasta que mi padre toca a mi puerta y me pide que baje.
-Ya voy- respondo, abriendo la ventana.
-Apresúrate- insiste y no paró hasta que abro la puerta y bajo con él, evado el tema sobre mi tardía respuesta.
-Saldremos- exclama mi madre.
-¿A dónde?- pregunto sin interés.
-Tu padre y yo hemos sido invitado a una cena en Londres, te quedarás aquí- explica mi madre, me alegro de que mis padres me excluyan de sus planes, no me agrada hacer de mal tercio. Más tiempo para sumirme en mis propios pensamientos sin importancia. Sonrío amargamente para simular una tristeza versátil.
-¿No te importa quedarte solo?- pregunta mi madre. Cree que soy demasiado inmaduro para hacerme cargo de mí mismo. Es tan falso que me muero de risa.
-No- respondo vagamente.
-No regresaremos tarde- agrega mi padre. Apenas toco mi desayuno e invento una excusa para librarme de sus comentarios. Adoro a mis padres pero creo que le dan más importancia a sus asuntos que a mi vida y, en parte, se los agradezco. Desearía que me hicieran caso por algún problema y que fuera tan grave que, por primera vez, dejaran todo por mí.
Mientras pensaba en mi vida de Hogwarts y me imaginaba a tres chicos que serían lo que siempre busqué, apoyo. Ellos tres harían lo que mis padres no ha hecho: jugársela por mí. Yo sé que ellos me aman y que soy el único hijo del clan, todos creían en mí y me decían palabras de apoyo pero nunca me lo demostraron. Ahora que han dejado de hacerlo, busco desesperadamente a personas que sean amigos que jueguen sus valiosos logros por mí.
El alba comenzaba a desvanecerse y la tarde comenzaba a nacer. Miro a través del cristal de mi ventana abierta, el clima es como el de la mañana, la cierro.
¡¡¡PAAAAFFFFF!!!!
Un estruendo me ha sacado de mi ensimismación proveniente de la cocina. Salgo asustado de mi cuarto y miro a mí alrededor y me doy cuenta de que parece la prisión de Azkaban. Sin felicidad y un dolor atormentando el comunal ambiente hogareño que mi mamá le da. Veo a siete dementotes acercándose a paso veloz, deslizándose escabrosamente por la alfombra blanca de mi casa. Es escalofriante, de pronto un perro grande y negro sale con esos siete dementotes y despierto en mi alcoba, sudando y con un moretón en la cabeza, al parecer me había golpeado y despertado de esa terrible pesadilla. Intento olvidarlo y salgo de mi cuarto, temeroso a que no fuera una simple pesadilla. Entro al calor del ambiente hogareño, lindo y fresco.
Me siento aliviado. Aún no cae la noche y a mis padres les preocupa mi conducta.
-Remus
¿Te sientes bien?- repiten cada vez que me ven o pasan frente a mi alcoba.
-Me siento bien- repito una y otra vez. Realmente es y cansado repetir lo mismo una y otra vez alrededor de tres horas, mientras pinto desigualmente el bello paisaje de montañas en medio de la neblina. Mis dotes artísticas son pocos y, aunque preferiría leer un libro de Amanda Shank, dibujo aquellas montañas, dando unos toques con pintura. Mis padres me prohíben, si quiera, tocar sus varitas aunque lo he hecho con más frecuencia de la que imaginan. Siento el tiempo rozar mi piel y mi madre llama a comer. Dejo el pincel, he acabado mi dibujo y consulto la hora. No son más de las 4 y aún faltan tres horas largas para que mis padres se larguen.
-Toma- dice secamente mi madre. Tal y como me lo había imaginado: estofado de pollo con aguacate, agua de limón y pastel de zarzamora. Ni siquiera tengo que oler para saber la comida que hay. Pero si hoy, sábado, es estofado de pollo
la próxima semana será
ESTOFADO DE POLLO.
Tengo razones suficientes para desear que mi vida deje de ser una rutina y, que por primera vez, algo surja de improviso y marque un nuevo sentido en mi vida. Miro al suelo, mi madre lo ha dejado caer, aún pensando en que problema sería lo suficientemente grave como para atraer la atención de mis padres, levanto el galeón desigualmente, escucho un aullido de hombre loco o algo parecido y lo dejo caer. Gira hasta que el aullido se termina y me pregunto qué sucede. Siento una brisa fría que me recorre el cuerpo y vuelvo a levantar el galeón. Se lo entrego a mi madre y como tan lento como mi temblorosa mano me lo permite.
-Sólo fue un aullido- me digo a mí mismo-. Fue una coincidencia que cesara en el momento en que el galeón dejó de girar. Tranquilízate, Remus.
Mi mano deja de temblar un poco y así pude comer. Fiel a mi sentido de vivir me convenzo de que no es nada extraño y que no será problema por que, como todos los sábados, dormiré antes de las once y despertaré antes de las ocho. Suspiro.
-Remus
¿Estás bien? Luces
pálido- dice, con nerviosismo, mi padre. Yo sólo asiento. Mi madre me mira extrañada. Mi padre me ponle la palma de su mano en la cabeza, me abraza y me dice:
-¡Feliz Cumpleaños!- mientras extiende un regalo hacia mis manos.
-¿Cumpleaños?- pregunto extrañado, recibiendo el regalo, absorto-. Papá
mi cumpleaños fue el mes pasado.
-Lo sé- responde-. No encontraba un regalo lo suficientemente bueno, pero ahora lo he encontrado
anda, ábrelo.
Extrañado, abro el regalo. Algo parecido a una valija y a un caldero. Instrucciones y el libro de Gilbert Shocknark: "Relatos y Mitos Antiguos". He añorado ese libro por años pero ¿ese plato?
-Es un pensadero- explica mi padre.
-Gracias- le digo-. Supongo- susurro tan bajo que sólo yo me escucho.
-No fue nada- responde él.
-Me retiro- digo sin agobiarme, consulto, una vez más, la hora; las 6. Vaya
una hora y ¡Seré libre!
Subo las escaleras y tomo una siesta. Probablemente dormí mucho tiempo porque la noche ha cubierto todo el valle. El cielo se ha definido en aquel conocido azul marino lleno de nubes que cubren los puntitos blancos y una brisa fría.
Escucho aquellos sonidos raros. Salgo de mi habitación en busca de mis padres. Hay una nota pegada en el cuerpo del florero.
"Remus:
Como no respondiste a nuestros llamados, dejamos esta nota.
Regresaremos temprano, la cena termina a las 12. Esperamos encontrarte dormido
"
Así que dormí tanto que mis padres ni siquiera se tomaron la molestia de despertarme. ¡Toc, toc!
Escucho a alguien llamando desde la puerta. Bajo a abrir. Nadie está ahí, sin embargo; hay pisadas hacia el borde de la montaña, a mucho de casa. Es un impulso pero corro, siguiendo esas pisadas. Subo a la mitad de la montaña y la luna llena se asoma. Un aullido, el mismo, podría jurarlo, de cuando el galeón. La cara de un hombre lobo escondido en la piedra es lo primero que veo. Tras algunos segundos de parálisis total, corro
ocasionando que el hombre lobo se lance a mi persecución. Me acecha por la espalda, corro desesperadamente, miedoso, tembloroso, con el corazón casi saliéndose de mi pecho
volteo a ver a qué distancia se encuentra
pésimo error
tropiezo y empiezo a rodar. Siento piedras, ramas y la misma fuerza de la caída arañando, desgarrando y rompiendo los huesos de mi cuerpo. De pronto creí haber parado
hasta que siento una fuerte mordida en el tobillo izquierdo

-¡AAAAAGGGGHHHH!- grito, desesperado
me muevo mucho y me deja caer para continuar con la inercia de mi derrumbe. Sigo rodando montaña abajo
hasta que choco, finalmente, contra una roca afilada pero lo suficientemente grande como para detenerme. Golpea mi cabeza
las nubes esconden de nuevo la luna
siento la sangre escurrir por mis mejillas
y después, todo nublándose
silencio
oscuridad y nada más.
I open my eyes
I try to see
But I'm blinded
By the white light

I can't remember how
I can't remember why
I'm lying here
Tonight.

And I can't stand the pain
And I can't make it go away
No I can't stand the pain


How could this happen to me?
I make my mistakes
I've got no where to run
The night goes on as I'm fading away
I'm sick of this life
I just wanna scream

How could this happen to me?

Everybody's screaming
I try to make a sound
But no one
Hears me


I'm slipping off the edge
I'm hanging by a threat
I wanna start this over again
So I try to hold
On to a time
When nothing matters
And I can't explain what happened
And I can't erase the thing that I've done
No I can't

How could this happen to me?
I make my mistakes
I've got no where to run
The night goes on as I'm fading away
I'm sick of this life
I just wanna scream

How could this happen to me?

I make my mistakes
I've got no where to run
The goes on as I'm fading away
I'm sick of this life
I just wanna scream
How could this happen to me?

Knción
Untitled- Simple Plan
Significado de los nombres

 

Agonizando A Morir - Fanfics de Harry Potter

Agonizando A Morir - Fanfics de Harry Potter

Capítulo 1.- Único.Querido Diario:Quisiera darle un toque de interés a mi corta vida. Hola, soy Remus John Lupin un chico de facciones normales, con no más

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-agonizando-a-morir-fanfics-de-harry-potter-2473-0.jpg

2023-02-27

 

Agonizando A Morir - Fanfics de Harry Potter
Agonizando A Morir - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/26620
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20