Always/Siempre - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Capítulo 1

Un año, un año ha pasado desde aquel día en que la guerrapor fin término, tantas muertes. Magos, brujas, muggles, niños, amigos, eincluso familia. Todo ha pasado tan rápido. Mis mejores amigos no quierenregresar al colegio a cursar nuestro último año, les sigo insistiendo en quedebemos culminar nuestros estudios, es importante, aunque el Ministerio noshaya ofrecido ya trabajo, mis planes no son convertirme en aurora. Aunque Ron yHarry digan que sería la mejor.

Seguro se preguntaran ¿Qué paso con Ronald después del besoafueras de las cocinas? Pues él tuvo que enfrentar primeramente la muerte de suhermano Fred, fue un golpe duro para los Weasley. Harry se mostró como todo unhombre al lado de Ginny siempre la ayudo a salir adelante y siempre mostro solidaridadante ellos, aunque los demás no podían notarlo se podía observar en sus ojos tristeza, el díadel entierro será algo que no olvidare.

 

FLASHBACK

-Harry ¿Qué te pasa? Pregunto Hermione hincándose al ladodel azabache dentro de la cocina de la madriguera.

-Na
Nada, dijo limpiándose unas lágrimas detrás de susgafas

-No me quieras ver la cara de tonta, ¿sigues sintiéndoteculpable Harry?

-No
Bueno, si
A ti no te puedo mentir Hermione, elentierro de Fred, ver destruida a la señora Molly, Ginny, me hace sentirculpable, y es que en realidad lo soy. Finalizo tapándose la cara

-Harry, esto fue una guerra, no todos podríamos salir bienlibrados de ella, cada uno sufre por alguna razón, ten en cuenta esto, nuncasuperaremos la muerte de quienes queríamos, pero dieron su vida por un mundomágico mejor, y no hay que llorarles hay que recordarles como los grandes Magosy Brujas que fueron.

-Me supongo que tienes razón, siempre tienes la razón,gracias

Se abrazaron por un momento se sintieron reconfortados fuealgo emotivo necesitaban del amor de hermanos que se habían negado durantevarios días, ahí estaban los hijos adoptivos Weasley, Harry y Hermione. Lahistoria desde hace mucho tiempo se había empezado a escribir, y seguíanagregándose capítulos al libro, solo que nadie lo ha encontrado para sacarlo ala luz, aun.

FIN FLASHBACK

*Después del entierro el par de Gryffindor's se quedó unosdías en la madriguera, las cosas iban prosperando Harry y Hermione fueron degran apoyo para Ginny y Ron.

La pelirroja y el azabache parecía que habían olvidado suseparación y ahora aprovechaban cada momento para estar cerca el uno del otro.Eso alarmo un poco al señor Weasley que ahora los cuidaba un poco más de cerca.

Pero el tiempo paso a las semanas, donde todo parecíahaberse calmado un poco, Harry y Hermione decidieron que era momento de partirdel hogar de los Weasley. Harry decidió que buscaría algún departamento pequeñoen Londres para rentar y vivir mientras regresaba a Hogwarts (y es que Hermioneal final los convenció).

Hermione con el paso de los meses decidió que era momento departir en busca de sus padres, a pesar de que sus mejores amigos y los Weasleyse ofrecieron en ayudarla en su búsqueda, ella se negó y solo acepto la ayudadel ahora Ministro Kingsley para localizarlos, ella quería ir sola a encontrarlos,y así emprendió su camino hacia Holanda donde se encontraban sus padres.

Harry le había costado un poco más, aunque se la vivíaprácticamente con los Weasley, estando ya en su habitación de su pequeñodepartamento, el sol apenas se disponía a salir, pensando, se daba cuenta quelas cosas estaban cambiando, faltaba gente si, y las que estaban cambiando,ahora él era un chico o bueno mago normal, tenía una novia, un futuro prometedoral lado de una mujer buena, pero algo no encajaba, sus mejores amigos habíanempezado algo así como una "relación", aunque no lo admitían Ron la iba a mirara Londres casi a diario, ella iba a la madriguera pero muy a la larga, y sentíauna ligera depresión, pues sentía que si las cosas continuaban así, perdería asus mejores amigos, a su mejor amiga

 

Pero sus pensamientos fueron callados por una lechuza negraque picoteaba su ventana, le abrió la puerta, reconoció la carta de inmediato.Un sobre amarillento con el sello de Hogwarts.

-Sr. Potter

Por medio de la presente se le informa que al no terminar suséptimo año de estudios, se le invita a cursarlo este año. De aceptar lapropuesta, se le pide responda a la carta con su firma en la hoja que se anexaen el sobre, de aceptar, se le da a conocer los libros y materiales queutilizara en este grado, y se le pide este el 1ero de Septiembre del año encurso en la estación 9 y ¾ de Londres a las 11 de la mañana.

Atte: Directora Minerva McGonagall de Hogwarts Escuela de Magiay Hechicería.

Harry sonrió y de inmediato respondió la carta, sabiendo quesus mejores amigos y novia Ginny también lo estaban haciendo en ese precisomomento.

**

Hola lector, espero que este nuevo fic que empiezo te guste, había comenzado otro anteriormente, pero decidí eliminarlo porque es un proyecto demasiado grande para mi ahorita, y por cuestiones de tiempo no creo que sea prudente llevarlo acabo. Pero espero esta historia te llene las expectativas y te guste, espero tu comentario, anima ;), espero actualizar pronto, un abrazo.

CHICAGRANGER*

Capítulo 2

Faltaban tan solo algunos días para que los chicos seembarcaran en rumbo hacia su último año escoltar en Hogwarts. Pero para eso teníanque surtirse de los útiles en el callejón Diagon. Esta ya no lucio como meses atrás,ahora la totalidad de los locales estaban abiertos, muchos remodelados, pero ahíestaba tan reluciente como la primera vez que Harry lo piso.

Entro solo y tratándose de esconderse un poco buscaba entrela gente a alguien conocido.

-Oh al fin llegas, estaba considerando en ya mandarte unpatronus para que te apresuraras.

-Vamos Hermione, solo he llegado unos minutos tarde, no espara tanto. Repetía el azabache dando un ligero abrazo a su mejor amiga.

-Bien, me supongo que Ron siempre no podrá acompañarnos, teníala esperanza que llegara contigo. Decía la castaña luciendo un pantalón mezclillay una blusa color perla holgada.

-No ya sabes, tenían que acompañar al Señor Weasley a esacomida con el consejo del Ministerio, ellos vendrán después por las cosas quenecesitan.

-Si claro, ¿por dónde quieres que comencemos?, ¿Útiles o túnicas?Pregunto Hermione posicionándose enfrente del chico, y evitando las miradas ysaludos a lo lejos de los magos.

-Primero Gringotts, necesito retirar un poco de oro paracomprar las cosas, y para que comamos algo después.

Y trataron de pasar inadvertidos durante el camino pero esoera algo casi imposible, pues eran dos personas muy conocidas. Llegaron dos elfoslos acompañaron a la bóveda, al abrirla Hermione abrió ligeramente los labios,gesto que al azabache le pareció gracioso, y por impulso tomo su barbilla y lacerro, la castaña volteo a mirarlo sonriendo. Sus ojos se encontraron por unmomento y era algo difícil de explicar para ambos, pero les lleno de paz lamirada de cada uno, para romper con el encanto Hermione dijo -Vaya Harry, no sabíaque aparte de famoso tuvieras tu propia fortuna bajo tierra.- el chico tornándoserojo, solo negó con la cabeza y tomando un puñado de monedas de oro seretiraron del lugar.

 

Fueron primero por algunos calderos, libros y pergaminosjunto a sus plumas. Después fueron con Madam Malkin para surtirse de nuevas túnicasy capas, ya que las de ellos habían desaparecido a raíz de la 2da guerra mágica.

-Bien, ¿Quién será el primero en pasar por sus túnicas? Decíala bruja regordeta Malkin

-Yo, solo serán un par. Dijo levantándose el azabache

Y así fue Madame Malkin no tardo mucho tiempo con Harry, alsentarse, le tocó el turno a Hermione.

-Y bien niña, ¿vas a querer tus uniformes pegados al cuerpoo un poco flojos? Preguntaba Madame Malkin ordenándole a una cinta mágica quetomara las medidas de Hermione.

-Pues, siempre los pido grandes por eso de que estabacreciendo, pero dudo que mi cuerpo siga cambiando, así que no le veo el casopedirlos grandes.

-Está bien querida, aunque uno nunca sabe, dejare tus faldasy blusas que solo se amolden a tu cuerpo.

Y con un movimiento de varita hizo que la falda y blusablanca que portaba Hermione se pegara a su delgada figura. Harry por más quequisiera evitarlo no pudo despegar la mirada de su amiga, pues es verdad la conocíadesde los 11 y sabía que se había convertido en una bruja bella, pero no había podidoadmirar su cuerpo ya no de una niña sino de ahora una mujer. Se sonrojo por suspensamientos, así que desvió la mirada hacia la puerta hasta que su mejor amigaestuvo lista para salir, ambos pagaron y se retiraron a Harry le hubieragustado comer algo en el callejón Diagon pero resultaba incomodo el que todo eltiempo alguien les estuviera saludando a ambos.

-Bien Hermione, ¿A dónde quieres ir a comer? Pregunto Harry aestando en el centro de Londres

-Anoche fui a cenar con mis padres fuera, quisiera algo mástranquilo hoy, aparte de que no quiero arriesgarme a que nos saluden otra vez, ¿Quétal si compramos comida para llevar a un restaurant muy mono al que lleve a Rony la comemos en mi casa? Dijo Hermione

-Me parece buena idea, pero tus papas
Me sentiré incomodoestando con ellos ahí.

-No, no te preocupes ellos están trabajando, y tienen una cirugíaprogramada así que no estarán hasta tarde.

-Bien, entonces acepto.

Compraron algunos platillos extravagantes y decidieronaparecerse a una cuadra de la casa de Hermione. Era en una privada elegante,las casas eran medianas e iguales exteriormente, al entrar Harry se dio cuentade la decoración elegante y sencilla del hogar, en tonos rojizos y grisáceos, Hermionetomo unos platos y bebidas del frezzer y con levitación la siguieron al igualque Harry hacia su dormitorio, en el segundo piso, al abrir la puerta se percatóde una pared casi en su mayoría forrada de libros, mágicos o muggles, había unacama pequeña y el estandarte de Hogwarts y Gryffindor colgado por encima de supared, un pequeño escritorio y un sillón al pie de su cama con colchas rosas, acomodándosey disponiéndose a comer comenzaron a charlar.

 

-Bien Harry, ¿listo para Hogwarts?

-No lo sé. Dijo cabizbajo el ojo verde

-¿Por qué? Pregunto Hermione

-La última vez que estuvimos ahí Hermione, todo estabadestruido, muertos, llanto, no sé si sea capaz

-Claro que serás capaz, por ellos, vamos a ser lo que querían,por todos ellos. Dijo animándolo un poco.

-Enserio no sé cómo lo haces

-¿Hacer qué? Inquirió la castaña

-En hacer que pueda ver lo bueno de las cosas, en hacer quecrea que todo es posible, creo que a veces ni Ginny lo logra con la facilidadque tú lo haces.

-Hay Harry que exagerado eres, que Ginny no te escuche decireso, o podría enojarse. Soltó Hermione sonriéndole

-Bueno, creo que quien no debería oírme es Ron se pondría furioso,con eso de que ya son novios, dijo Harry sonriendo de manera maliciosa.

-Oh, si algo así. Soltó Hermione distraída

-Por tu tono parece que las cosas no van bien, ¿Qué pasa? ¿Sepelearon?

-Pues no, creo que van bien, solo que dices que "somosnovios" y no creo que ese sea un término correcto, sinceramente no sé si somosnovios, nunca me lo ha propuesto claramente.

-Oh Hermione, vamos ya sabes cómo es Ron, es un poco
distraído
Dale tiempo y te lo propondrá como se debe. Dijo el azabache

-¿Tiempo?, por favor llevamos cerca de un año saliendo, creoque ya le he dado suficiente tiempo, pero bueno tú no tienes la culpa y noquiero desquitarme contigo.

Antes de que Harry dijera algo más se escuchó el sonido dela puerta de abajo, eran los Granger que ya habían llegado.

-Tus papas ya llegaron, y no quiero interrumpir, lo mejor seráque ya me retire. Soltó Harry levantándose

-Hmm está bien, quiero pensar que cuando nos volvamos a ver seráen el tren, tomaras el tren ¿verdad? Pregunto la castaña poniéndose de pie tambiény quedando frente al azabache

-Claro, tú siempre me convences, nos veremos el 1ero deseptiembre entonces.

Y terminando de cortar ladistancia que los separaba la abrazo como seña de despedida aunque el abrazo seextendió varios minutos ambos se terminaron separando y con una sonrisa Harry desaparecióde la habitación.

***

Hola lector, espero que te hayagustado el capítulo, por medio de aquí quiero expresar mi solidaridad ante losuniversitarios desaparecidos de Ayotzinapaen Iguala, Guerrero, México. Esperemos en Dios se haga justicia y aparezcan#‎TodossomosAyotzinapa

Capítulo 3

Bien el día primero de septiembre se hizo presente, Harry despertabacon emoción y nostalgia, con cuidado termino de preparar su baúl y al finalizartomo en mano aquel álbum que Hagrid le regalo al final de su primer curso delcolegio. Con cuidado lo abrió y la primera foto sus padres le sonreían con un pequeñoen brazos, los miro por unos momentos deseando en un futuro poder estar así conla mujer que quiere. Ginny cruzo por sus pensamientos primeramente, pero luegole vinieron a mente la imagen de Hermione y Ron
No se explicaba porque por loque decidió cambiar de foto y ahí estaban él y sus mejores amigos en 2do grado,Ron más delgado y la cara de inocente y sus pecas inconfundibles, y Hermione consu cabello todo enmarañado y esa sonrisa encantadora que actualmente si quería podríacautivar a cualquier mago y hombre que ella quisiera. El pensar eso le dio unpiquete en el estómago como un golpe, pero lo dejo pasar.

 

Alrededor de las 10 am dejo el departamento y tomo un taxique lo dejo cerca de la estación 9 y ¾ estando frente al muro lo atravesó, yluciendo como siempre resplandeciendo el tren color escarlata humeante, cientosde alumnos iban y venían, algunos más pequeños que otros, pero todos con lasmismas ansias. A lo lejos vio unas cabelleras pelirrojas se acercó y primerovisualizo a Ron, se dieron un ligero saludo, observo a Ginny, y se fue sobreella para darle un beso, tenía días sin hacerlo y sinceramente se veía que loestaban disfrutando pues la Sra. Weasley tuvo que carraspear su garganta.

-Bueno niños, me tengo que ir, hubiera querido esperar a quepartiera el tren pero tu padre necesita que le lleve esto (apuntando unospapeles). -Espero tengan un gran año, no quiero quejas y pórtense bien, losespero en diciembre, me despiden de Hermione. Y dándole un beso en la frente acada uno, desapareció entre las personas.

Los chicos decidieron subir al tren ya que no miraban a Hermionepor ningún lado, cosa que los extraño, pues ella era muy puntual. Cuando eltren comenzó la marcha se sintieron preocupados, pues en ningún momento lavieron abordar el expreso, su sorpresa fue que cuando buscaban uncompartimiento para sentarse, la chica ya se encontraba ahí al lado de Luna yNeville. Entrando y saludándose entre todos comenzaron a charlar.

-Neville, yo pensé que ya no volverías al colegio. Decía elpelirrojo Weasley

-Pues ya ves, mi abuela decidió que debía cursarlo de nuevo,ya que con los Carrows sintió que ese fue un año perdido. Decía el chico cabellonegro.

En el camino se encontraron también a Dean, y a una de lasParvatti, a varios de Revenclaw como de Hufflepuff, de Slytherin fueroncontados, entre ellos Draco Malfoy, lo vieron al bajar del tren, pero este nisiquiera se percató de la presencia de los Gryffindor.

Como de costumbre los thresals los esperaban para llevarlosal castillo, el cual lucia exactamente igual, como si no se hubiera libradoentre sus paredes la 2da guerra mágica.

El trio dorado suspiro al estar en la puerta, cada quienportando ya su traje, la que robo ciertas miradas fue Hermione, que lucía suuniforme entallado. El pelirrojo algo celoso le tomo la mano, ella solo sonrióde forma satisfactoria.

Las puertas se abrieron dándoles paso al gran comedor, todoslucia precioso, el cielo encantado con una noche estrellada. En lo alto dondese ubicaban los maestros las únicas diferencias eran la silla principal queahora era ocupada por McGonagall y dos docentes nuevos que parecía se unirían alcuerpo docente.

La selección del sombrero seleccionador (mas remendado quenunca) fue especial dio su canción tradicional dando un buen augurio yfelicidad al colegio. Y la directora antes de la cena se puso en pie y todoscallaron al instante.

-Buenas noches alumnos, bienvenidos a este curso quecomenzamos, yo soy la nueva directora Minerva McGonagall, cualquier cosa quenecesiten, no duden en hacérmelo saber, bien habrá algunos nuevos cambios, sonligeros pero significativos, en primer lugar quiero hacer un reconocimiento alos caídos en la guerra, muchos fueron alumnos de este colegio, y como talmerecen nuestro agradecimiento y que mejor que con una celebración en su nombre,la cual llevaremos a cabo el 31 de Octubre durante la cena de Halloween, tambiénretomaremos una vieja tradición olvidada a través de los siglos, el baile denavidad, para muchos no les agradara la idea, pero le daremos un toque especialy moderno, aunque solo será para los 5, 6 y 7 grados, se realizara días antesde partir de vacaciones, por ultimo quiero nombrar a los premios anuales, hande saber que ellos poseerán su propia torre como alumnos distinguidos, lesinvito a seguir su ejemplo para que les sea reconocido su esfuerzo, entoncespido que se queden al final de la cena., De Revenclaw Joseph Greand, deSlythering Astoria Greengrass, de Hufflepluff April Sullevan y Gryffindor HermioneGranger y Harry Potter, y sin preámbulos, que comience la cena. Y decenas deplatillos se hicieron presentes.

 

Hermione giro su cabeza lentamente hacia donde se encontrabanya murmurando Ron junto a Harry y Ginny.

-¿Pero cómo fue que a ti te eligieron premio anual? Decía Ronconfundido

-No lo sé, si nunca he tenido excelentes calificaciones comoHermione. Decía el azabache

-Por Dios Harry pero si es más que obvio el porqué. Exclamo lapelirroja

-Exacto- Dijo Hermione -Derrotar a Voldemort debió influir másque suficiente en la decisión de la profesora Minerva.

***

Los amigos contentos por la noticia cenaron hasta saciarse,Ginny se despidió de Harry con un buen beso de buenas noches, por el contrarioRon iba con las mismas intenciones pero Hermione le detuvo.

-¿Qué pasa Hermione? Pregunto Ron hechandose para atrás dela castaña.

-Vamos Ron, no pensaras besarme si acabas de comer.

-¿Qué tiene de malo?

-Bueno, creo que deberíamos lavarnos los dientes, lo digo porhigiene, no por otra cosa. Dijo la castaña algo apenada

-Dios eres peor que mi mama, buenas noches. Y enojado se retiródel gran comedor

-Ahora si te pasaste Hermione. Decía el azabache que seacercaba a su amiga

-No es verdad, no tiene nada de malo, quiero besar a alguienque tenga buen aliento, no es un crimen que yo sepa. Dijo la chica acercándose ala mesa donde se encontraba la directora.

Harry algo molesto por el comentario de la chica pues se laimagino besándose con cualquiera, se terminó por acercar y escuchar a lo que decíaMinerva.

-Buenos chicos, comúnmente se tiene una torre para los 4premios anuales, pero al ser 5 se hará una modificación pequeña, Revenclaw,Slytherin y Hufflepuff quedaran en la torre este y los Gryffindor al ser dos,tomaran la subtorre que está pegada a esta, la cual cuenta con otras tres habitacionespero es más chica, les sentara bien. La contraseña de la torre este es DragonBravo, y la de la subtorre es Lyon Heart (corazón de león), mañana después de susclases los espero en mi oficina, para informales sus nuevos deberes, buenasnoches y que descansen.

Al final de un pasillo Harry y Hermione se separaron de losotros tres, iban en silencio no era necesario decir nada, al llegar frente auna pintura de una mujer con un bebe en brazos repitieron Lyon Heart y lapuerta se abrió, dejando ver en su interior una minúscula sala común de apenasunos sillones con un escritorio y una pequeña chimenea. La mayor parte de la decoraciónera color escarlata en lo alto estaba el león grabado y el emblema de Hogwarts.

-Está muy lindo todo. Dijo Hermione rompiendo el silencio

-SI todo está muy bien, ya quiero ver nuestras habitaciones.Dijo el azabache

 

-Sí creo que ha sido un día pesado, te dejo entonces, nosvemos mañana Harry, hasta luego. Y finalizado esto se despidió con un gesto demano y subió a la que supuso era su habitación pues era una sola escalera, perodejaba relucir un pasillo y había una placa que decía el nombre de la chica. Abrióla puerta y cuál fue su sorpresa, un librero enorme con decenas de libros, unamplia cama con colchas doradas y lo que ella considero mejor de toda la habitación.Una ventana enorme que dejaba entrar la luz de la luna al lado de un pequeño escritorio.La chica simplemente sonrió enormemente. La habitación de Harry era algoparecida, solo que a diferencia de la de Hermione, su cuarto poseía un estanteque contenía la nueva Saeta del Fénix (la nueva versión de Saeta de Fuego) yaque su antigua escoba había caído la misma noche que Ojo Loco. Harry quedoemocionado, la toco lo suficiente para creérsela que era suya, y se recostó enla cama un poco consternado por la despedida tan fría de su mejor amiga, sindarse cuenta cayo dormido.

En la habitación de al lado Hermione ya se encontrabaacostada y pensando. -Dios Hermione, no te puedes enojar por algo tan ridículo,digo tantas veces los has visto besándose y ahora te vienen a dar los celos dehermana, Harry y Ginny, son novios, o sea y los novios hacen eso, tu solo tienes coraje porque Ron no puede ser ni la mitad de lo romántico que es Harry con Ginny...

Y entre sus pensamientos quedo dormida también.

*Hola, espero que te haya gustado el capítulo, espero tucomentario enserio me animaría mucho leer lo que piensas. Un abrazo

CHICAGRANGER*

Capitulo 4

El día se hizo presente, era temprano para bajar a desayunary Hermione ya se encontraba lista con su uniforme pulcro, se encontraba leyendola primera lección de su libro de transformación avanzada, estaba tan entretenidaen la lectura que no se dio cuenta de cuando bajaba el azabache, aun bostezandoa pesar de que se había dado un baño de agua helada no logro despertarse detodo.

-Buenos días premio anual. Decía Harry sonriendo

La castaña levanto la vista sorprendida e inmediatamente sonrió-Harry, buenos días, creo que ser premio anual te afecto, aún es muy tempranopara ir a desayunar, ¿sabías?

-Sí, pero el tener mi propia habitación en Hogwarts creo queinfluyo un poco- el azabache se sentó al lado de la chica y comenzó a decir denuevo. - ¿Y qué tal tu habitación?

-Oh es un sueño, al menos para mí, creo que se tomaron lamolestia en decorarla a mi gusto, tengo ¡mi propia biblioteca Harry! Exclamaba Hermione

-Wow eso es grandioso.

-Me imagino que es algo similar con cada premio anual, ¿Cómoes tu cuarto? Pregunto la castaña

-Muchísimo más grande que el que tenía en casa de losDursley- Exclamo el azabache provocando una risa de su amiga. -Y la decoración esmuy buena, pero lo mejor es que me han obsequiado una saeta Fénix.

-Por Merlín sí que se han lucido con ese obsequio, pero telo mereces. Exclamo la chica.

-Ja, gracias, aún es temprano, pero creo que ya podemosbajar a desayunar.

Y dicho esto se fueron al gran comedor, apenas había algunosalumnos sentados, a los minutos se les unió Ronald al desayuno.

-Bien Hermione, ya no tienes excusa, mi boca está limpia ¿ahorasi me puedes dar un beso de buenos días? Pregunto el pelirrojo antes desiquiera sentarse

 

-Vaya Ron, que modales, se dice buenos días primero. Dijo molestoHarry dirigiéndole una mirada desaprobatoria

Hermione por el contrario encontró divertido el comentariode Ron, lo único que hizo fue ponerse en pie y tomar por el cuello a supelirrojo y lo atrajo hacia sí y le planto un beso que aunque no fue profundo,fue lo suficiente para dejar sin aire al chico Weasley.

-No te cuesta nada complacerme Ron. Dijo Hermione

-No con este beso, te juro que no me cuesta nada.

El desayuno paso muy rápido Ginny no se apareció en todo el díapor lo que dedujeron que se había quedado dormida. Las clases comenzaron y eracomo si nada hubiera cambiado la mayoría de los compañeros de Harry habían regresado,así que a pesar de que eran menos, no cabían en la misma aula que el grupo deGinny por lo que tuvieron que acomodar los horarios para 2 séptimos años de cadacasa. Transformaciones dada por la nueva profesora Dinora Rivers, se presumíaque era vieja amiga de la directora, y ambas compartían ese pelo canoso yarrugas, pero su carácter era muy diferente, Dinora era una dulzura comparadacon la antigua maestra de transformaciones. El lunes paso muy rápido, Harry y Hermionecuando menos lo esperaron tuvieron que retirarse a la oficina de Minerva despuésde la cena.

Harry quería pasar tiempo con Ginny, y sentía que si todoslos días serian así, llenos de deberes sería un año muy triste en Hogwarts, almenos Ron y Hermione no se la pasaban mal, iban en el mismo salón y se veían ybesaban durante todo el día, sentía coraje hacia ellos, tenía "envidia".

El par de premios anuales, se colocó en la gárgola de la direccióny el azabache repitió "Dulce de calabaza" y esta se elevó hacia la oficina, la cuallucia muy parecida a años anteriores, solo que ahora poseía cierto toquefemenino, como un ramo de flores, y una lechuza color perla, que supusieron lapareja era la mascota de McGonagall.

-Buenas noches chicos- Dijo la directora y los invito asentarse. -Les cite después de la cena, para darles sus deberes como premiosanuales, primeramente felicitarlos, y pues decirles que a partir de ahora tendránque ayudarme con ciertos deberes. Pero vamos no se asusten no crean que serán pesados,(ya que ambos habían abierto sus ojos enormemente), primeramente tendrán quehacer un recorrido nocturno una vez a la semana por el colegio, esto es paramantener el orden de los estudiantes, ya saben, también tendrán que ir a suantigua sala común después de la hora asignada para dormir, para ver que todo estébien, y nadie fuera de sus camas. Como ven eso es lo principal, y si alguna vezrequiero su ayuda para algún deber, siempre esperare que estén disponibles.

Esto último lo dijo con una mirada severa, clásica de ella,por lo que era de suponer que siempre había que estar disponibles para conella.

Después de unos sermones sobre la responsabilidad y la buenaimagen que debían tener como premios anuales, se retiraron a sus habitaciones,esperando el viernes donde darían su primer recorrido nocturno.

-Lyon Heart- Pronuncio Harry, y el cuadro se movió y dejandopasar primero a Hermione esta se tiro sobre el primer sillón que miro,afortunadamente ninguna de sus tareas dejada por los profesores era para el díasiguiente, por lo que podrían dormir tranquilos, al menos esta noche.

-¿Harry te duchas tu primero o voy yo? Pregunto la castañaacostada en el sillón.

 

-Deja que vaya yo, no tardare más de 10 minutos

Y dicho esto el azabache entro por una toalla a su habitacióny dirigiéndose al final del pasillo donde se encontraba el baño se ducho lo másrápido que pudo, aun con su cabello muy mojado y apenas su pantalón pijamapuesto, salió para decirle a Hermione que ya podía pasar, pero lo que encontró fuea la chica ya dormida mal acostada en el sillón.

Él podría haberla dejado durmiendo ahí, pero no tenía el corazóntan duro, bajo el par de escalones que quedaban, y tomo en brazos a su amiga y subióescaleras arriba para llevarla a su habitación. Hermione no se despertó ante ellevantamiento, simplemente se movió un poco dejando descubierto su rostro quemomentos atrás cubrían sus rizos castaños.

Harry pudo absorber el aroma a vainilla y rosas de su mejoramiga, de nuevo se sintió embriagado por ese aroma tan cálido y familiar parael. Abrió la puerta con cuidado y vio lo que Hermione le había descrito por lamañana, el cómo entraban los rayos de la luna por su gran ventana, sin duda Hermioneposeía una de las mejores habitaciones del colegio se dijo a si mismo Harry. Y dejándolarecostada sobre la cama y ya habiéndola cubierto con una sábana se quedó unmomento ahí, viendo como dormía plácidamente su mejor amiga, pudo notar comolas facciones de Hermione dejaban relucir a una chica de casi 19 años, y nuncalo había notado pero Hermione poseía uno de los rostros más bellos que nunca habíavisto en su vida. -Maldita suerte la de Ron. Susurro el azabache y retirándose delcuarto se dirigió al suyo a dormir.

¿Qué tal?, espero te agradara el capítulo, un abrazo.

CHICAGRANGER*

Capítulo 5

*¿Qué puedo hacer si mi corazón ya te pertenece? Lo obligastea caer en un mundo sin luz, estoy atado de manos y pies en medio de laoscuridad, mi corazón lo arrancaste de tajo. No es justo me encontraste sinarmas, sin varita para poder defenderme, pero ¿sabes? Te lo agradezco tu hazhecho que sepa el verdadero motivo de vivir
Amarte

Harry se encontraba en la sala común de Gryffindor estabasentado al fuego de la chimenea conversaba animadamente con Ron, no entendía laspalabras de Ron pero el reía a carcajadas, el retrato se abrió dejando entrar aGinny lucia radiante con su cabello rojizo suelto y su uniforme, detrás de ellaHermione, su cabello en una coleta dejando caer ordenadamente sus rizos castaños,se puso en pie dejando que Ron siguiera hablando. La mujer que él amaba sonreíaabiertamente camino unos pasos la tomo en sus brazos, cerro sus ojos y hundiósu rostro en el cuello de la chica, sin saber cómo no se pudo resistir comenzó abesarle lentamente el cuello fue subiendo hasta que toco sus labios, le besocomo si la vida se le fuera en ello, fue como si el mundo se hubiera borrado ysolo existieran ellos dos en ese momento, fue mágico. Se separó de ellalentamente aun con los ojos cerrados pero con la sonrisa más sincera posible,juntaron sus frentes y abrió los ojos lentamente, su sorpresa Hermione se encontrabasonriendo radiante frente a él, marrón y verde se fundieron en el choque demiradas.

Alarmado Harry despertó casi caia de su cama por la formatan brusca que despertó, miro por su ventana, aún era de noche. Noviembre se veníacon fuerza, eran principios de este mes. Por lo que ya hacia frio, se cubrió conla colcha escarlata y se volvió a acostar, no dejaba de pensar en ese sueño,besaba a Hermione. - ¡Por Merlín ha sido solo un sueño! Se decía así mismo elazabache, es verdad desde que entraron al colegio tenía que pasar más tiempocon su mejor amiga, pero no creía que fuera para tanto, ya había pasado muchísimomás tiempo y más en privacidad en aquella busca de los horrocruxes, pero estaera la primera vez que no tenía que preocuparse por Voldemort, el morir o vermorir a personas que quería, pero ahora, ahora era un estudiante más enHogwarts, si con fama y sumamente popular, pero un estudiante más al final, loque siempre quiso. -¿Podrá ser que Hermione me atraiga? Se volvió a preguntar -No,no, ella es como mi hermana
Esta Ginny aparte, yo la amo a ella, Ginny siempreestará ahí

 

Y dicho esto se volvió a acostar y esforzándose se volvió aquedar dormido

Por la mañana, se fue directo al comedor, decidido a hacercomo si no hubiera soñado nada, en cuanto entra su primer imagen, Hermione besándosecon Ron y ya no de una forma tan inocente, se sintió incomodo, por lo que hizofue a sentarse enfrente de ellos y carraspeo con la garganta varias veces.

-Buenos días. Dijo con el entrecejo fruncido.

-Oh, perdona Harry, buenos días. Dijo Hermione separándose deRon y volviendo a desayunar.

El desayuno transcurrió tranquilo, se les unió Ginny yNeville, Luna a lo lejos los saludo desde su mesa, el día a pesar de eso pintabamuy bien.

Era martes y la directora les anuncio que tenían que pasar asu oficina al anochecer.

-Bien chicos, nos vemos tengo que ir a Runas antiguas. Dijola castaña y se despidió de sus amigos, mientras Ron y Harry se dirigían a suclase.

-Ron, ¿te puedo preguntar algo?

-Claro, escupe Harry

-¿Qué sientes realmente por Hermione? Decía el azabache algoindeciso

-¿Qué? Pregunto incrédulo Ron

-Vamos, no te hagas el que no entiende, me refiero que si laquieres o solo la utilizas

-¿A qué viene esa pregunta Harry? Exclamo el pelirrojoconfundido

-A nada importante, solo responde

-Bueno, de quererla ya sabes que si la quiero, no sé porquepreguntas algo que es obvia la respuesta- Decía Ron girando los ojos

-Entonces, ¿Por qué después de tanto tiempo sigues sinpedirle que sea tu novia? Tanto me reclamabas a mí con Ginny, y apenas terminola guerra se lo pedí, tanto como deseabas.

-Harry- El pelirrojo alentó su paso, y algo desconcertado comenzóa decir -Lo de tu y Ginny, es diferente a lo de Hermione y yo, sé que tú yGinny van para algo serio, que tendrán hijos y todo eso de formar una familia
Lo de Hermione y yo es diferente a eso.

El ojo verde se terminó de parar y enfrento a Ron -¿Qué estas queriendo decir Ron?, ¿Qué lo de tu y Hermione no es más que cosade un rato?

-No lo quieras ver de esa forma hermano, quiero a Hermione,pero no me veo en un futuro con ella, no aun, necesito ver que pase el tiempo,ver cómo funcionan las cosas con ella y quizás después, no lo sé, quizás yformemos una familia.

Harry no quiso seguir escuchando a Ron, sabía que si notomaba enserio a Hermione ahorita, no la tomaría enserio nunca, pero ¿Qué podíahacer? Cada vez que platicaba con ella sobre Ron, mostraba una paciencia que jamáspodría haber creído en ella hacia el pelirrojo, ella estaba segura que en cualquiermomento Ron se le declararía, él no era capaz de desilusionarla, él no eracapaz de lastimarla.

 

Paso el día no vieron a la chica pues tuvo que irse a labiblioteca por deberes, cayo la noche y tampoco la vieron a su extraña ausenciatambién se unió Ginny
Pobre pelirroja sintió remordimientos por aquel sueñoque tuvo en la noche anterior, en cuanto la viera, le diría cuantola quería, era lo menos que se merecía por estar con él en todo momento, sedijo a sí mismo el azabache.

Supuso que la castaña ya se encontraba con McGonagall conesa idea se fue y efectivamente ella se encontraba ahí, de espaldas, girocuando entro el chico pero ella inmediatamente volteo la mirada hacia ladirectora dándole la espalda de nuevo.

-Buenas noches señor Potter, que bueno que se nos une, comole empezaba a decir a Granger, quería hacerles la invitación a ustedes dospara que sean los organizadores del baile de navidad, como ustedes han vistolos demás premios anuales se han encargado de las salidas a Hogsmade y la celebraciónque se realizó en Halloween en honor a los caídos, pero ustedes no han tenido participación,por lo que decidí reservar eso para ustedes, entonces que dicen, ¿aceptan?

-Para mí será un placer profesora. Dijo el azabachesonriendo

-Si, por mi está bien directora. Dijo la castaña seriamente

-Bien, muy bien, entonces durante los días, les mandare unalista con los pendientes que hay que empezar a resolver para que todo quedeperfecto, se pueden retirar a descansar.

Y así fue los chicos dieron las gracias y se marcharon, Harrydurante el camino quiso sacar un poco de charla a la chica, pero ella se mostróseria durante todo el camino. Llegaron a la sala común de su sub torre

-Hermione, ¿te ocurre algo? Pregunto el chico

-No, nada de qué preocuparse solo estoy cansada, creo que yame dormiré, nos vemos mañana Harry.

-Descan
El "elegido" no pudo ni terminar la frase pues lacastaña ya me había ido escaleras arriba y dejado solo al chico entre lossillones.

Mientras Hermione se cambiaba de ropa en su habitación entresusurros decía -No Harry, no puedo lastimarte, no puedo ser yo la que teprovoque ese dolor tan grande

Hola, los primeros renglones fue algo de mi inspiración que salio inesperadamente, me gusto para ponerlo en el capitulo, ojala no te disgustara.

Espero tu comentario, nos leemos en la próxima actualización,un abrazo!

CHICAGRANGER*

  • Capítulo 6

Era viernes y Harry se pasó casi todos sus ratos libres allado de su novia, Hermione por su lado estaba con Ron.

-Te amo tanto Harry, tanto en verdad, desde que era una niñatonta y flacucha. Decía la pelirroja mientras se acurrucaba a los brazos delazabache en el sillón de la sala común de Gryffindor.

-Oh vamos Ginny, tu nunca has sido tonta, eres una bruja muybella y lista.

-Si claro, pero nunca seré como Hermione

-¿Qué dices Ginny? preguntaba extrañado Harry por el tono devoz de reproche que soltaba la chica Weasley

-Sí, dices que soy lista, pero nunca seré lo suficientementeinteligente como la premio anual Hermione

Harry se separó delicadamente de la chica y la atrajo haciael para que quedaran viéndose de frente. - ¿Qué te pasa? ¿Por qué de repenteempezaste a hablar así de ella, si nunca lo habías hecho?

 

-Es que Harry, Tu y Ron, siempre hablando de lo maravillosaque es para esto, y para lo otro, tal parece que no hay ninguna cosa que ELLApueda hacer mal

-Ginny... No sé quédecirte, si se molestaron por algo cuéntame lo podemos resolver, no tienes porqué estar hablando así a sus espaldas, tú no eres así. Decía el azabachetratando de calmarla pero ella se puso en pie y antes de irse repitió -Mira,entre nosotras todo está bien
Solo trato de abrirte los ojos, ella no esperfecta Harry, y si no quieres que me ponga celosa, empieza a poner distanciaentre ustedes dos.

Y dicho esto se volvió a sentar y antes de percatarse que nohabía nadie en la sala común empezó a besarle de una manera no tan inocenteparecía que nunca había besado a Harry, aun de tanta intensidad el chico lasentía fría, pero se dejó llevar por los besos pasionales que le estaban dandoal poco tiempo se separó de él y se despidió, dejando a un confundido Harry.

En las afueras entre la nieve se empezaba a dar unadiscusión

-Ya, entonces me dirás ¿Qué te pasa? Desde hace días estasmuy serias, te la llevas callada. decía Ron

-No tengo nada Ron, ya te lo he dicho.

-Hermione, odio que seas tan evasiva, pero claro no fueraalguien más porque seguro le prestas atención

-¿A qué te refieres Ronald? Decía Hermione con cierto tonode enfado

-Que todos son más importantes que Ronald Weasley paraHermione Granger, a eso me refiero.

Y sin dejarla responder se retiró del lugar, Hermione entreel frio solo se sentó sobre la nieve sin importarle lo helado que estaba,abrazo sus rodillas y empezó a llorar.

-Ron debería tratar de comprenderme y apoyarme, pero no enlugar de eso se centra en sí mismo, pero ¿Por qué me sorprendo? Si la mayoríadel tiempo es así, primero se preocupa por él y después por los demás, en seriono sé porque sigo esperando a su lado
Bueno si lo sé, la guerra me dio laesperanza de quererlo, sabía que el sentía algo por mí, y pues porque nointentar algo con él, no tenía nada que perder, ¿pero ahora? Tal parece que loestoy perdiendo, y si hablo
también lo perderé a él, me quedare sin nadie enel mundo mágico, y no quiero quedarme sin ellos, no quiero

Y comenzó a sollozar aún más fuerte, a sabiendas que nadiela escuchaba. Pero entre los pasillos del castillo Harry vio a alguien entre lanieve sentada debajo de un árbol, su curiosidad como siempre pudo más, y se acercóreconoció la figura de la castaña casi de inmediato, vio que estaba con sucabeza abajo, no entendía porque se encontraba sola en medio de aquel jardín,si la había visto antes de que acabaran las clases al lado de Ron. Pero como nose quedaría con la duda se acercó a la chica en silencio, y conforme avanzabael llanto de ellas se hacía más fuerte.

-Oh Dios, ¿Por qué lloras Hermione? Deja el azabachelevantándola inmediatamente.

-No, no Harry, no es nada
decía entre lágrimas laGryffindor

-¿Te hizo algo Ron?

-No, él no me hizo nada, o bueno no intencionalmente, peroaparte es que recordé
la chica se detuvo ante algo que iba a decir

-¿De qué te acordaste Hermione? Pregunto Harry

-No, nada, discúlpame enserio, creo que es mejor que mevaya. Y disponiéndose a irse, la detuvo por el brazo Harry -¿Qué te pasa Harry?

 

-La pregunta es para ti, llevas días extraña, no hablasigual que antes con nosotros, conmigo, ¿Te hice algo para que estés así?

-No, a veces me sacas de quicio no lo niego, pero no tu eresla persona que menos daño me hace Harry.

-Entonces, ¿Qué te pasa? Me dirás al fin.

Hermione no estaba planeando decirle la verdadera razón porla que se había alejado de ellos estos días, su mente había estado tan absorbidapor el tema esos días, trataba de hallar una respuesta en la cual decirle laverdad a sus mejores amigos, sin herirlos, pero pensara como pensara no habíaforma en la cual decirles la verdad sin lastimarlos a ambos, por primera vezHermione no sabía cómo responder esa pregunta, y la idea la estaba consumiendo.

-¡Hermione! Grito el ojo verde

-Oh si perdóname, estaba pensando unas cosas, y si creo quete mereces una explicación, pero si no te importa hay que irnos a nuestratorre, tengo demasiado frio.

Corrieron a prisa, pues comenzaba a nevar, al llegar a sutorre y ponerse a un lado del fuego de la chimenea. Hermione comenzó a hablar yHarry solo estaba atento a cada palabra que decía su mejor amiga.

-Bueno Harry, veras es que he estado pensando que a vecesRon, por su forma de ser, no sé, me hiere.

-Her
si quieres hablo con el
decía Harry con preocupación

-No, no, no te preocupes, hasta creo que me estoyacostumbrando a su forma de ser, siempre ha sido así, con sus comentarios, susacciones, muchas veces se centra en sí mismo, el caso es que me he venidopreguntando ¿Qué hago con él? Sé que lo quiero, pero no se a veces siento que me la llevaba mejor con elcuándo éramos simplemente amigos.

-Oye
Sé que no debería meterme entre ustedes, pero si no tesientes cómoda con lo que tienen, sería mejor que pusieras las cosas en claro yterminara todo de una vez y no pierdan su amistad.

-Demonios Harry, pero dime ¿Qué tenemos él y yo? Ya te dijeni siquiera somos novios oficiales, todos piensan eso, pero él no me lo hapedido, y a este paso, dudo que lo haga algún día.

En ese momento Hermione empezó a recodar todo lo que habíapasado durante el tiempo que esperaban a que estuviera listo el colegio para elretorno de los estudiantes, el cómo Ron solo la visitaba de vez en cuando, ellatenía que visitarle más a menudo, sus pláticas eran sobre la familia de ambos,solo se limitaban a abrazarse y besarse muy ocasionalmente, nunca se hablóclaramente sobre los sentimientos que tenían al respecto, ni se dejó en claro cuálera la relación que tenían, pero Hermione tenía esa esperanza de que cuandomenos se lo esperara él le declararía su amor abiertamente, pero ese momentonunca llego.

Y ella comenzó a llorar otra vez, Harry no se pudo contenery la abrazo de nuevo, ya no importo ella no pudo seguir poniendo distanciaentre su mejor amigo y ella, al final él lo sabría todo.

-Hermione, entonces déjalo

-No puedo Harry, no quiero estar sola

Estas palabras salieron sin querer de la boca de la castañaera verdad, no quería estar sola, pero tampoco quería lastimar a Ron.

-Tu nunca vas a estar sola, si no tienes a Ron, me tienes a mí,me tendrás siempre a tu lado, y si conmigo no tienes suficiente algún idiotadel colegio o fuera de él, estará encantado de que tú le des tu corazón, solotienes que escoger al correcto. Esto último lo dijo con un amargo sabor de bocael azabache, sintió repulsión que algún otro hombre estuviera abrazando, o peoraun besando a su "mejor amiga".

 

La chica soltó una ligera sonrisa, y se habían calmado sus lágrimas,pero aun así, su mejor amigo no la soltó, ella sin querer se quedó dormida ensus brazos, Harry solo seguía tocando su cabello, al ver que eran las 9 de lanoche, habían olvidado ir a cenar, y ellos ya tenían que dar su recorridonocturno, pero no tuvo corazón de despertar a la chica por lo que dijo -Accioalmohada y cobija. Y acomodo a la castaña en el sillón y la dejo dormirmientras él se encaminaba al recorrido de cada viernes.

Mientras caminaba iba pensando en lo tonto que era Ron pordejar ir a alguien como Hermione, y en todo lo bueno que ella se merecía, tambiénrecordó el comentario que hizo Ginny por la tarde sobre Hermione - "Ella no esperfecta Harry, y si no quieres que me ponga celosa, empieza a poner distanciaentre ustedes dos."- Que equivocada estaba la pelirroja hacia su amiga, si ellaera tan buena con todos, aun cuando muchos no se lo merecían, no sabía cómoGinny no podía pensar como Hermione no era perfecta.

Mientras él iba pensando, en su torre estaba la castañaprofundamente dormida soñaba cosas borrosas y entre susurros repetía

-No, no le diré nada a Harry, yo no soy tan cruel paralastimarlo de esa forma. No se lo merece, no se merece esto.

*Hola, primero una disculpa, por haber tardado enactualizar, no tuve tiempo hasta ahorita. Trate de hacer más extenso el capítulopara compensar, espero te haya gustado, y gracias a los 19 favoritos que vanhasta ahorita, y sobre todo los que han comentado. Nos estamos leyendo.

CAPITULO 7Sábado, domingo... Y Hermione solo bajaba a la hora de las comidas al gran comedor cruzando solo palabras con sus amigos, se mostraba distraida, al haber tenido la pelea con Ron pues al pelirrojo no le extraño la actitud de la castaña, a Ginny se le mostraba distante solo quienes mostraban un interés particular eran Luna y Harry.Mientras la chica se disponía a irse del comedor el domingo por la noche fue sujetada de un brazo se giro para ver quien la tomqba, era Luna.-Hermione ya basta! ¿me podrías decir que te ocurre? -Luna... Na.. Nada, seguro son ideas tuyas, solo he estado cansada.-No es verdad, podre ser la Lunatica Lovegood, pero no por eso dejo de ver que a ti te está pasando algo y malo que te está consumiendo, puedes confiar en mi.-no te digas asi Luna, pero bueno si tienes razón si me ocurre algo, pero no puedo decir nada...-Bien, pero no dejes se que te vensa tu eres más fuertemente que muchas cosas Hermione, haz logrado cosas impresionantes tu sola, o al lado de tus amigos, no dejas que un problema menor te este derrotando, nos vemos.Y a paso singular dio media vuelta y se alejó. Dejando a una castaña pensativa.-Podrá ser distraída, pero la mayoría del tiempo tiene las palabras exactas. Dijo hermione.Estando en su cuarto comenzó a ir de un lado a otro. - No se si pueda decir la verdad directamente, pero tampoco dejare que siga engañado, hablare con ella, al final ya no es mi amiga, y las cosas no pueden seguir así. El lunes por la mañana el día amaneció nevando, no espero a Potter para ir a desayunar, sola llego al comedor y vio a Ron, el giro su vista y vio a Hermione avanzando a un paso decidido, hoy llevaba el cabello suelto lucia diferente, su mirada se observaba algo que el no logro decifrar.-Buenos días Ron.-Hola Hermione, creo que al fin te haz dignado a dirigirme la palabra...Soltó con recelo el chico.-Por favor Ron, no quiero pelear, quiero hablar civilizadamente contigo, ¿Te puedo hacer una pregunta? Soltó la chica-Claro dime.-¿Aún me quieres? Pregunto con la mirada fija en los ojos azules de Ron.-Sabes de sobra que si Hermione.-Entonces, por eso que aún queda Ron, decidí que debemos terminar, lo que sea que tuvimos tu y yo no fue tiempo perdido, nos sirvió para darnos cuenta de que tu y yo no servimos para una relación, quisiera que vuelvamos a ser los mejores amigos de antes, no será fácil y ni siquiera se cuanto tiempo nos lleve pero espero de corazón que esos tiempos vuelvan. Espero a que Ron dijera algo y si después de asimilar las palabras repitió. -Bien, tienes razón, yo también espero que seamos mejores amigos de nuevo, solo demosnos tiempo. Y con una sonrisa algo forzada por ambas partes hermione le dio un beso en la frente y salio del lugar.El pelirrojo veía como se alejaba y entre sus pensamientos decía: Si en su mirada había decisión, por eso hoy luce diferente, ella a empezado a decidir...Y ahora Hermione con un peso menos, buscaba a alguien sobre lo que había tomado otra decisión importante... Ginny...
*Hola, se que merezco un crucius por no actualizar, mi excusa... La escuela, me absorbe mucho tiempo, y ahora con mis vacaciones he tenido otros pendientes, pero ya regrese y espero que sea para actualizar diario. Espero tu comentario, nos estamos leyendo, un abrazo.
Capítulo 8
Entre los jardines traseros del colegio se encontraba la integrantes del trío de oro buscando a cierta pelirroja Weasley, para su buena suerte la encontró leyendo un libro sentada en una banca.-Ginevra... Soltaba con seriedad la castaña.-Hola Hermione, ¿como estas? Decía sonriendo la pelirroja.-Para tu mala suerte bien Ginny, pero dejemonos de hipocresías que no hay nadie presente.-Bien... Entonces escupe lo que tengas que decir y largo de mi vista "Premio Anual". Soltó Ginny con una maldad nunca antes vista en ella.-Para tu mala suerte si soy la premio anual... Pero vamos hoy no tocaremos de nuevo ese tema porque puedes como decirlo... Molestarte... -No agotes mi paciencia Granger y largate, no lo diré de nuevo...-Esta bien, solo una frase es la que te diré -Será mejor que le digas la verdad a Harry-. Ginny dejo su libro de lado y lentamente giro su mirada que mostraba tanta furia contenida y formándose una sonrisa maliciosa en sus labios dijo.-Vaya, vaya, en primera tu no me vienes a dar órdenes a mi, y en segunda creo que tendré que recordarte que no volverías a hablar sobre ese asunto, ¿o es que ya lo olvidaste? Y poniéndose de pie frente a ella Hermione empuñando fuertemente su varita por debajo de su túnica contesto.-No, no lo olvido, solo que no dejare que sigas con esta farsa, Harry es la persona más buena que conozco y no permitiré que lo hagas sufrir de esta forma, asi que si tu no quieres hablar lo haré yo mis...-No me salgas con estupideces Hermione, que novedad que quieras quedar como la buena y heroína de la historia, tu cara de mosca muerta dejala para los demás. Decía Ginny casi carcajeandose.-No se en que momento te convertiste en esto Ginny, pero creo que aún tiene arreglo, confiesale la verdad...-Ya callate Hermione me aburres, no se como te soportan Harry y Ron en serio, y ya te lo dije no te metas en mis asuntos, crees que diciéndole la verdad a Harry no le provocare daño, es que ¿no conoces el dicho muggle "ojos que no ven, corazón que no siente"?, deja todo como esta Granger, es mejor.-Oyete Ginny, suenas a una demente, pero bueno no pienso seguir discutiendo, si no quieres decirle la verdad a él, tendré que hacerlo de alguna forma.Antes de que Hermione comenzará su marcha Ginny la tomo del brazo y en una simple amenaza que dijo provocó que Hermione temblará por dentro:-No te atrevas, no sabes de lo que soy capaz "Hermy", recuerda tu posición, tu solo eres la fiel amiga, la mía es la importante aquí, yo soy la novia, por mi esta enamorado, no hay cosa que no haría por mi, haber te lo explicaré mejor, ¿a quien crees que le creería?, ¿a ti o a mí? Haz algo y ya sabes lo que te espera querida...Hermione quedo helada ante los fríos cálculos de su examiga y en el fondo sabia que tenia razón, toda esa valentía con la que había despertado se desmoronó dn ese instante y se sintió igual de indefensa que los días pasados, se fue del lugar y conforme pasaban las horas de clases vio a Hay y este le pregunto-¿Podrías dirigirme la palabra de nuevo y decirme que te ocurre?, sin decirle una sola palabra solo se acerco a el y le abrazo lo más fuerte que pudo, y le susurro al oído.-Perdona por alejarme estos días, te explicaré lo que quieras después del recorrido de hoy.
*Hola, ojalá te haya gustado el capítulo, espero tu comentario. Nos estamos leyendo, saludos.Capítulo 9-Hermione, ya cenamos donde por cierto no dijiste una sola palabra y esas miradas que te daban Ginny y Ron no creas que no me dí cuenta, algo se traen ustedes tres y no me quieres decir, ese maldito silencio me esta consumiendo maldita sea. Decía el azabache enojado enfrente de la castaña en su torre.-Ya te dije que después de el recorrido te diré todo lo que necesites saber Harry, pero ahora solo quiero escucharte quiero saber como vas con todo, no se que novedades me tienes... Decía Hermione con voz alegre pero mirada triste.Caminaban sobre cada pasillo del colegio en donde todo lucía tan pacífico y en calma que en un corto tiempo terminaron sobre la marcha el chico le iba contando que sus clases de pociones estaban mejorando mucho y que eso le serviría para su futura profesión de autor, al llegar al pie de su torre y después de decir la palabra "Lyon heart" se toco el tema que Hermione había estado esperando desde que su mejor amigo empezó a hablar.-Pues eso ha sido lo más importante, pero ¿que ya no sabes tu de mi Her? Decía Harry sonriendo mientras se acostaba en el sillón y encendía la chimenea con su varita.-Podre ser tu mejor amiga pero hay aspectos en los que soy totalmente ciega, por ejemplo yo no se como eres con Ginny... -Oh Ginny pues con ella soy... Como decirlo... Pues no puedo decir que soy igual a como me comportó contigo porque a ti si te puedo decir todo lo que siento o pienso sin problema, pero no se es difícil de explicarte.-No te preocupes, pero ¿Cómo han estado las cosas con ella? -Bien, es una gran chica me apoya mucho, aunque últimamente le dejen tantos deberes, me parece raro porque nosotros aun siendo premios y teniendo más obligaciones que ella tenemos más tiempo libre, pero bueno a pesar de todo ella se escapa de vez en cuando para verme.-Pues si es muy raro la verdad, Harry ¿te puedo preguntar algo? Decía la castaña seria-Sabes que si, dime.-¿Qué tanto quieres a Ginevvra?-¿A que viene esa pregunta? Preguntaba Harry extrañado -Solo responde. Sonaba algo desesperada por la respuesta -Bien, la quiero lo bastante como para estar seguro que si las cosas siguen bien con ella quizás forme una familia en un futuro.Hermione sintió una punzada en el estómago, ¿cómo decirle la verdad tan dolorosa que ocultaba Ginny?, ¿cómo ser la portavoz de ese dolor que seguro le provocaría a su mejor amigo?. No,tendría que encontrar otra forma de decirle todo, pero el miedo surgió de nuevo, ¿él le creería? -¡Hermione! Gritaba El azabache a la chica-Oh perdona, me perdí en mis pensamientos.-¿En qué pensabas? -En Ron, si en él... Decía Hermione rogando que Harry le creyera.-cierto, ahora te toca darme explicaciones, empieza por esas miradas de la cena, después dirás el porque te distanciaste tantos días.Ella no podía decirle la verdadera razón de porque se alejó tantos días, sin querer recordar a su mente se vinieron las imágenes que había visto días atrás.*FLASHBACK*Hermione iba caminando ya a muy altas horas de la noche otra vez dando un paseo nocturno, en las últimas semanas le rondaban pensamientos sobre su situación con Ron, y estos le estaban causando insomnio por lo que salia a caminar un poco por el castillo, sin proponérselo una de esas noches escucho murmullos a lo lejos y como era curiosa se acerco y comenzó a oír detrás de el pasillo.-Ya no quiero que nos sigamos viendo así, es arriesgado aparte ya no quiero ocultar lo que siento por ti. Decía una voz masculina muy seductora, Hermione estaba casi segura de quien se trataba, solo necesitaba confirmarlo, pero mayor fue su sorpresa cuando escucho la voz femenina.-No es tan fácil, tengo novio y no es cualquiera es Harry Potter, tengo que tratar este tema con mucho cuidado. Decía la voz de Ginny mientras su respiración se entrecortada de seguro por besos suponía Hermione entre la oscuridad.-Potter, Potter... Le deberé mucho, pero no por eso te dejare a su lado Ginevra tienes que darte prisa estos juegos no me gustan nada, tiene que saber que desde hace semanas tu ya eres mía, ya no eres más de él, mandalo al demonio de una vez. -Draco por favor solo dame tiempo, tenemos que seguir así un poco más, porfavor. Dijo Ginny para ahogarse de nuevo en la boca del rubio, mientras tanto la castaña escondida trataba de asimilar las cosas, no podía creer capaz asi a la pequeña Ginny, pensó en enfrentarlos ahí mismo, pero no era buena idea, asi que espero un rato y cuando se despidieron siguió a Ginny hasta la entrada de la sala común Gryffinfor y la pegó contra la pared con fuerza y le dijo.-Empieza a explicarme que demonios fue todo eso con Malfoy.Ginny trato de hacerse la inocente pero al final se descubrió ella misma y poniéndose al tu por tu con Hermione comenzó a decir.-Mira Hermione, me quitaré la máscara como dices... Harry simplemente no me llena, siempre estuve embobada con el, ¿pero el hasta cuando se fijo en mi? Hasta los 17 lo supe esperar y mirame hoy soy la novia de "El niño que vivió" y te aseguro que pronto seré su esposa.Hermione enojada y totalmente confundida lo único que logró preguntar fue que si que hacía con Draco Malfoy.-Lo de Malfoy veras un día nos topamos en la torre de astronomía, charlamos un poco y miramos ahora, pero es algo pasajero, no niego que me vuelve loca como Harry nunca lo ha hecho, pero vamos ¿a quién escogerías tu?, ¿al héroe o al exmortifago? Como ves la pregunta se responde sola, Harry es el partido perfecto, y como ya lo tengo no lo dejare ir, y ahora viene lo bueno, sino quieres perder a tu mejor amigo y novio (refiriéndose a Ron) vale más que te quedes callada, ya vez lo fácil que me resulta mentir, asi que si eres inteligente sabrás callarte y si te alejas mejor, buenas noches Hermy. Y con una sonrisa de oreja a oreja la pelirroja entro por el retrato a su sala común dejando a la castaña anonadada.*FIN FLASHBACK*Regresando sus pensamientos al lado de Harry le comenzó a contar todo lo de Ron, le dijo que ya había terminado su "relación" con el,y que ahora se sentía mejor.-Bien ahora todo encaja Hermione, y bueno ya sabes pase lo que pase tienes todo mi apoyo,yla abrazó con tanta fuerza, Hermione solo se dejó querer quería contarle todo, pero no hayaba la manera correcta. Entonces fue cuando se despidió de su amigo y subieron a dormir, cada quien con el rostro del otro la mente, sin saber que sus corazones estaban empezando a enlazarse de formas que nunca pensaron.
*Hola ojalá te haya gustado el capítulo, quiero que comentes en verdad ;) Nos estamos leyendo, saludos.*CHICAGRANGER
Capítulo 10El día había amanecido con el sol asomándose por entre las nubes lo que mucho de los estudiantes de Hogwarts agradecian ya que era sábado y la mayoría de ellos no tenían clases, entre ellos los séptimos grados, Hermione ese día había decidido dormir un poco más tarde de lo normal, ya que sabia que aunque fuera día libre a ella le esperaba una carga de trabajo un poco pesada, pues no habían organizado nada y faltaban solo un par de semanas para el baile. Sus pensamientos fueron interrumpidos por unos suaves golpes a su puerta.-Adelante. Repitió la castaña mientras se volvía a tapar de pies a cabeza con sus sabanas doradas.Por la puerta se vio entrar al azabache despeinado y con pijama aun puesta pues eran alrededor de las 8 am. -Buenos días, ¿Hermione?, oh veo que aún sigues dormida. Se había percatado de unas cuantas risas que la chica soltó y comenzó a seguirle el juego. Se acercó a ella con cuidado y empezó a hacerle cosquillas, ella carcajeandose trato de quitarse las manos del chico de su estómago y si lo logro, al sujetar las manos de su mejor amigo sintió una corriente eléctrica que le recorrió el cuerpo y a pesar de que ella no se percató a su mejor amigo también le pasaba lo mismo, pero ambos hicieron como si nada pasara. -Bien Hermione ya basta, creo que es hora de que nos pongamos a organizar el baile. Decía Harry ya alejándose de ella.La Gryffinfor abrió sus ojos como platos y una sonrisa maliciosa se formo en sus labios diciendo. -No puedo creerlo Harry Potter pidiéndome que cumplamos con los deberes, este momento tiene que quedar sellado, ahora mismo mandare una lechuza para que lo agreguen a el libro Historia de la magia. -Hermione, por Dios enserio ya deja de estar bromeando. Su expresión se mostraba serena y seria, Hermione conocía muy bien esa expresión pues era cuando el se concentraba en algo realmente, fue cuando la chica adoptó su postura de chica estudiosa.- Perdona, y esta bien si quieres solo deja que me duche y bajamos a desayunar ¿si?.-Esta bien nos vemos abajo entonces.Pasaron alrededor de diez minutos y se dirigieron a desayunar para su buena suerte solo se encontraron a Ron que comía solo, la platica fue un poco forzada por el azabache ya que el pelirrojo solo observaba a La castaña, aunque a mitad del desayuno se vio interrumpida por la presencia de Luna, que se llevó a su amiga.-Hermione, en serio me preocupas, quiero saber que tienes ayudarte. La castaña miro con ternura a la rubia, pues desde antes de que estallará la guerra demostró ser una amiga fiel, guiada por ese pensamiento dcidio contarle la verdad sobre Ginny, sabiendo que guardaría el secreto.-Es una maldita, pero enserio Her, no se porque sigues callada, tu no tienes nada que temerle.-Lo se Luna, pero tiene razón, anoche comprobé que Harry quiere a Ginny si digo las cosas asi creo que la que perdería todo sería yo y no ella...-Mm siendo así hay que pensar una forma diferente de alejarlo de ella...-Si, solo que no se como, había pensado hacer que Harry los encontrase juntos pero seria muy doloroso para el y podría hacer una locura cegado por el coraje. Decía la castaña preocupada -Si si te entiendo, Hermione, tengo una idea pero es descabellada, pero entre más pienso creo que podría funcionar. Dijo Luna con una chispa en los ojos que su amiga imagino seria una locura-Hay Luna tu mirada me dice que será algo loco, pero dime te escucho.-Que tal si tu eres la que lo aleja de ella. -¿cómo? Explicate mejor, no estoy entendiendo. Decía Hermione confundida -Sí es fácil, no permitas que Harry siga pasando tanto tiempo con ella, hazle entender día con día de ue ella no es buena novia, metete en su relación. Termino por decir la Revenclaw con una amplia sonrisa.-¡Luna!, me estas diciendo que enamore a Harry, ¿verdad? Preguntaba exaltada -Pues creo que si, creeme que yo lo haría encantada, pero yo no soy su mejor amiga y ni siquiera comparto torre con él.-En definitiva enloqueciste, yo no sería capaz de eso, simplemente ni siquiera me imagino intentándolo, debe haber otra forma.-Quizás tengas razón y me fui muy al extremo, pero al menos puedes estar cerca de él más de lo común y hacerle abrir los ojos que se de cuenta quien es esa pelirroja abusiva.-Bien esa idea me agrada mucho más y si la puedo llevar acabo, tenia que haber hablado contigo hace mucho, gracias en verdad. Ese dieron un tierno abrazo, cuando fueron interrumpidas por el azabache. -Hermione creo que ya debemos ir por la información y comenzar...-Si Harry vamonos,nos vemos luego Luna gracias.-Adiós Luna. Se despidió el azabache mientras se retiraba con su amiga.-¿ Qué tanto hablabas con Luna? Preguntaba el ojo verde-Nada importante, quería que le ayude con unas cosas, y tu que tanto hablabas con Ron, vi que hacía muecas.-Si es que se enojo un poco, ya ves como es. Decía Harry Llegaron a la biblioteca junto algunas listas y pergaminos.-Oh y ¿porqué se enojo ahora? Pregunto Hermione -Pues es que comenzamos a hablar sobre como termino lo de ustedes dos, me dijo que se sentía mal pero aceptaba por el bien de ambos, el caso es que le dije que el fue el que hecho a perder todo, y se enojo.-Oh pues no le hubieras dicho nada, total son cosas entre el y yo Harry.-Disculpame por quererte defender, soltó el chico algo enojado.-Hay no te pongas en ese plan por favor, mejor mira estuve pensando que para el baile podemos invitar a un grupo para que toquen después de la cena.-Si suena muy bien, la directora seguro lo acepta, sabes había pensado que en lugar de vestir los molestos trajes de gala, podríamos hacer un baile de disfraces pero con un toque elegante y vestidos formales ¿te parece? La castaña esta pensando el día que vio a Harry el día del baile en 4to grado, cuando ella iba bajando de las escaleras con miedo pues nunca había estado asi arreglada con su vestido lila y cabello liso, se sintió segura pues su amigo le brindaba confianza cuando él le sonrió al final de las escaleras. Recordaba que ese día aunque estuviera despeinado se miraba sumamente guapo, y esonque aun eran chicos, estaba tratando de imaginarlo como seria ahora.-¡Hermione! Otra vez pérdida en tus pensamientos, me preocupas enserio, dime ¿la directora aceptará la idea de los disfraces? -No lo creo Harry, pues es tradición recuerda, nosotros tenemos que organizar las listas y cena y todo eso, pero ese baile ya tiene su orden. Terminaba de decir la chica-Si, es cierto, pero oye al menos ¿crees que dejará usar antifaces?-Supongo que si, solo hay que notificarle, mira tu puedes empezar a organizar el orden de las mesas y yo comenzaré a hacer las listas.Las horas pasaron, y a la hora de la comida tampoco apareció la pelirroja, Hermione y Luna sabia que estaba haciendo, solo Harry y Ron se mantenían desinformados. Al terminar la tarde ellos realizaron lo que debían y se lo entregaron a la directora, ella acepto la mayoría de las cosas solo puso la condición que ella escogeria al grupo entusiasmados Harry se quería ir a buscar a Ginny, pero Hermione recordó el plan de Luna, y le pidió ayuda con una de las tareas de defensa contra las artes oscuras, cosa que extraño al elegido pero con gusto acepto.
*Hola lector quizás el capítulo no sea muy interesante pero no se me han venido ideas frescas a la mente, espero actualizar algo mejor más adelante, por mientras feliz año nuevo.CHICAGRANGER*
Capítulo 11**Hola lector, estuve releyendo los últimos capítulos de la historia y he de decir, son malos, no he tenido buen ánimo para la escritura, y pues sigo sin tener ideas muy buenas me adelantare un poco así que espero no te molesten y sigas disfrutando del fic.
*Las semanas habían pasado y con ellas más desapariciones extrañas por parte de la pelirroja Weasley, aun así Harry se seguía mostrando como todo un buen novio y excusaba a su novia diciendo que era por sus deberes y además de su nuevo cargo como capitana del equipo de quidditch Gryffinfor, pero la realidad era otra aun Luna y Hermione eran las únicas que seguían sabiendo la.verdad oscura. Faltaban tan sólo un par de horas para el baile de navidad, después de eso por la mañana siguiente los alumnos partirán a sus casas a pasar las fiestas con sus familias, como era previsible Harry se marcharía al lado de los Weasley, aunque hubiera preferido quedarse en el colegio como última Navidad que pasaría, pero no era una opción para el su lado estaba junto a Ginevra. Estaba acomodándose una corbata color plateada que acompañaba a su traje y camisa negros que lo hacían lucir más blanco y guapo de lo común, ya ni siquiera trataba de acomodarse el cabello rebelde, cuando recordó como últimamente Hermione le pasaba las manos por su cabello como queriendo despeinarlo más, Hermione si que había cambiado estas semanas, sus ojos denotaban un brillo de tristeza y alegría era una combinación fascinante pensaba el chico de gafas cuando ya se encontraba en su sillón de sala común esperaba a Hermione para bajar juntos ahí en el gran comedor se reuniría con Ginevra y ahora que lo pensaba no sabia con quien estaría ella, sabia que no iría con Ron pues estaba presente la semana pasada cuando el pelirrojo le pidió en el almuerzo a la chica que fuera y ella le dio negativas, no se le había ocurrido preguntar quien seria su pareja, y esa idea ahora le estaba consumiendo el estómago, mientras tanto en el cuarto de Hermione se daba los últimos retoques había optado por aplicarse la poción alisadora ahora le resultaba más fácil prepararla, y su madre le había mandado un vestido color negro que le llegaba poco más arriba de la rodilla y con pedrería negra de la cintura para arriba y descubierto de espalda (https://img.alibaba.com/img/pb/211/733/560/560733211_717.jpg) era un vestido que nunca hubiera escogido ella, pero viéndose tan ocupada tuvo que recurrir a su mama, cuando se midió el vestido supo una vez más que de ella sólo heredó su físico. Sintiéndose algo intimidada solo se dijo frente al espejo. -Bien Hermione solo es un baile, y lo mejor es que no tienes que abrirlo como el de 4to. Pero bueno de alguna forma tengo que arruinarle el baile a Ginny, espero Luna haya pensado algo. Se empezaron a escuchar pasos que venían arriba de la escalera, Harry volteo la mirada y vio como su mejor amiga bajaba a paso lento e inseguro, se le notaba nerviosa a simple vista, el solo se quedo mirándola.- Se mira bonita, bueno muy bonita, siempre lo ha sido pero hoy se mira más bella, maldita suerte la del que será su pareja. Pensaba el ojo verde.-Buenos ya, ¿Qué tanto miras? Decía la castaña con algo de enfado.-Amm te ves... Diferente. Decía Harry algo apenado Hermione rodó los ojos y termino por hecharse al sillón junto al azabache y dijo. -Claro que me veo diferente, no ando con vestido y tacones todos los días.-No es por eso Her, o bueno quizás un poco si, te miras bien, te ves muy... bonita. A la castaña le tomó un poco por sorpresa el elogio de su amigo, solo sonrió sonrojado y dio un tímido gracias y se levanto extendiéndose su mano a el, para ir al baile no se había dado cuenta de lo bien que lucía el azabache, abriendo los ojos más de lo normal sonrió para el chico y salieron del lugar, al llegar a la puerta del comedor se escuchaba la amena música que parecía ser de orquesta, Ron los alcanzó justo antes de entrar iba vestido muy mono con su traje color gris hacia contraste con su cabello, el solo soltó un wow con Hermione. Harry rodó los ojos y entraron Ron se fue a alcanzar a Susan Bones de Hufflepuff, Hermione no la conocía bien pero sabia que era simpática y era linda, se sorprendió de no sentir celos o enojo hacia el pelirrojo. Mientras Harry vio a lo lejos a Ginny que portaba un vestido verde largo, se miraba guapa, pero no superaba a Hermione se dijo a si mismo, algo alarmado por eso se despidió de la castaña y se dirigió con su chica. -Hola Ginny. -Harry, hola, te miras muy bien, Dijo secamente la chica, el quiso darle un beso largo, ella lo limitó a un frío beso. -Tu también, te ves linda. -¡Pero mira como lo desprecia Luna! Es una...-Hermione tranquila, ya te dije tengo un plan, cuando llegue el momento lo llevo...-Calla, ya viene Terry. (Terry Boot, compañero de Luna y quien la invito al baile).-Hola Terry- Saludo la castaña dejándoles a la pareja, aunque Terry no quería que la Gryffinfor se fuera puesto miraba más bella que su rubia amiga, Luna agradeció pues quería pasar un buen rato con Terry. La chica vio como La pelirroja miraba de un lado a otro en primera miraba con rabia a la castaña pues sin duda robaba más la atención que la Weasley y mirando al otro extremo hermione se dio cuenta que también miraba a Draco que estaba en una esquina con Astoria Greengrass, para todos Hermione no perdió mucho tiempo observándolo ella buscaba a su pareja. Le vinieron a la mente los momentos de hace dos dias.*FLASHBACK*Estaba en la biblioteca t emanando un pergamino de Transformación, sus pensamientos otra vez se dirigieron al baile, la castaña sabia que este curso se miraba más linda pues ya eran dos las invitaciones que recibía aparte de la de Ron para el baile, pero estaba un poco desesperada pues no eran chicos que le agradaron del todo, y termino por enrollar el pergamino cuando sintió una mirada sobre ella, giro la vista y ahí estaba de nuevo el, eran amigos pero en realidad nunca habían mantenido una conversación de más de 20 minutos, aunque de un tiempo para aca' se saludaban y sonreían más seguido. -Hola Hermione. Dijo el chico sentándose a un lado de ella.-Hola, ¿que te trae por la biblioteca? Bromeó la castaña -Pues he de decir que tu.. Dijo el pelonegro -¿Yo? Pregunto extrañada la chica-Si, es que veras... Escuche el otro día como no quisiste ir con Ron al baile, y me preguntaba... Claro si es que ni le dijiste que si ya a otro, si quisieras ir conmigo, ¿quisieras? Termino de decir él.La integrante del trío de oro solo sonreía por lo nervioso que estaba su amigo y conmovida por eso dijo. -Suena bien, me agrada la idea Dean, de las invitaciones que he recibido, la tuya es la mejor la verdad. Bromeó la castaña. Dean solo sonrió ampliamente. -Genial, espero que Ron no se enoje, pero no podía dejar pasar esta oportunidad, bien entonces, nos vemos luego. Hermione sonrió de nuevo, sabia que Dean intento algo con Luna después de la guerra, pero la rubia no quiso nada, después de ese pensamiento le vino otro a la cabeza.-Quizás el solo quiere tener su propia colección de conquistas... Ya tuvo a la pelirroja, intento algo con una rubia, ahora va la castaña osea yo, pero bueno, total solo es un baile. *FIN DE FLASHBACK*Y ahí estaba entrando (https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/27/a7/c7/27a7c7c0d52c0694327395dd0615fb6b.jpg) Dean Luciendo un traje color gris oscuro y corbata roja, entraba sonriendo buscando a su pareja de baile cuando la localizó con la mirada simplemente quedo fascinado, se acercó a ella y comenzaron a charlar. Muchas fueron las miradas que atrajeron el par de Gryffinfor x-¿Qué hace Dean con Hermione? Dijo Ginny chasqueando la lenguaHarry se giro de inmediato y la miro ahí sonriendo con Dean, nunca se lo hubiera imaginado, tenia ganas de irme a reclamar, pero ¿Que le iba a decir? Asi que mejor se giro de nuevo con Ginny. Mientras Harry comenzaba a decir sobre la odiosa de Su mejor amiga ella dirigió de nuevo su vista hacia su conquista, Malfoy. -idiotas, uno diciendo tontería y media sobre la estúpida de Hermione y el otro con la hueca de Greengrass, necesito deshacerme de Harry, ocupo divertirme un poco. Pensaba Ginevra.-Buenas noches queridos alumnos, les pido tomen asiento (El comedor se convirtió en un cielo estrellado y Luna llena, donde había decenas de pequeñas mesas blancas con dos sillas cada una para cada pareja y un espacio especial para bailar y el grupo en turno que amenizará) Me da mucho gusto ver que todos están sonrientes eso indica que el primer baile navideño les agrada, y me hace muy feliz, como saben mañana la mayoría partirán a sus hogares por lo que les deseo buenas fiestas y como regalo de mi parte al final de la cena el grupo de "Las brujas del nuevo Salem" amenizará la velada hasta el momento en que termine, como no pienso aburrirles más que comience el baile, asi que como tradición alguien tiene que abrir por lo que considero que Hermione Granger y Ha Potter son los indicados para eso. Los aplausos y silbidos no se hicieron esperar Ginny trato de detener por el brazo a su novio, pero logró safarse, Hermione se sintió nerviosa y dando unos traspiés comenzaron a bailar.-Siento el pisotón Harry... No soy experta en el baile. Se disculpo hermione.-Ni yo lo soy Her, no te preocupes, con que no pises a Dean... Esto último que dijo sonó tan frío que hasta el azabache se sintió incómodo.-No se a que viene ese tono Harry, y no tendría porque darte explicaciones.-No te las estoy pidiendo Hermione, solo que es muy raro que vengas con Dean al baile, siendo que nunca fueron amigos cercanos. Decía serio el ojo verde mientras sujetaba con más fuerza a Hermione por la cintura.La chica algo molesta por como le hablaba su mejor amigo le contestaba.- Mira él y yo somos amigos, y ninguno tiene compromiso, asi que no tiene nada de malo, y como ya termino nuestra pieza me retiro con Dean con permiso. La velada iba normal hasta que Ginny se disculpo con Harry con el pretexto que se retiraría al baño aunque la realidad era otra, Luna que no dejo de vigilar en todo momento dio señas a Hermione, había que llevar acabo el plan. Harry que estaba con Ron y su pareja platicando se vieron interrumpidos por Dean y Hermione, el pelirrojo y azabache estaban que mataban Dean con la mirada. -Oye Harry, ¿cree que podamos hablar un momento? Decía la castaña -¿No se molestara Dean? Decía Ron algo molesto. -Ron, tratado bien si no ya veras, ahora regreso Dean. Finalizó llendose con Harry.Cuando salieron del gran comedor Hermione aun no se le ocurría un tema para hablar con Harry. -Buenos ya tenemos rato caminando, sin rumbo y sigues sin decir algo Her, ¿Qué querías? -Vieras Harry es que, sobre emmm... Oh si, sobre hace rato lo que paso mientras bailabamos, ¿estabas molesto?-Amm la verdad si creo que un poco. Dijo Harry sin contenerse. Hermione le pregunto el por qué, el no sabia que responder aparte de que unos ruidos provenientes de uno de los salones que ya no se usaban les parecieron muy raros. -Hermione, ¿quién crees que este ahí? -No se Harry, pero quienes sean no tienen porque estarlo, no son horas aparte de que es obvio que están haciendo algo indebido. Termino de decir la castaña aunque ella sabia muy bien quienes estaban ahí era la pelirroja y Malfoy.-Perdona Harry, solo asi puedes descubrir la verdad, perdoname.-Cierto, pero vamos somos jóvenes Her, pero supongo que como somos premios anuales debemos poner orden. Y dicho esto se dirigió a la puerta cerrada, giro la perilla y su sorpresa. Ginevra Weasley a medio desvestir junto a Draco Malfoy. Harry sintió arder de coraje se busco de inmediato la varita, gritando -Maldito, ¡ y tu! Creyendote la mejor novia, eres una vil... -¡Harry!, ¿pero qué haces aquí?, ¿cómo supiste? Decía Ginny con lágrimas y cubriéndose, hasta que miro en la puerta a Hermione. -Tu maldita arpía, tu eres la que ocasionó todo. -No Ginevra, la que se revolcaba con Malfoy eras tu, Hermione ni tiene nada que ver, dijo Harry furioso. -Y tu huron asqueroso... ¡expulso!. Y Draco sin reaccionar salio disparado por los aires cayendo inconsciente. -Harry ya basta, vamonos de aquí. Y entre jalones hermione logro sacar a el azabache fuera, Ginny corrió al lado del rubio para ver que le paso. -No puede ser Hermione, no creo eso de Ginny... Decía entre sollozos Potter mientras caminaban hacia un jardín trasero del colegio. -Lo siento mucho, ojalá pudiera evitarte este dolor... Decía la castaña intentando consolarle -Yo la quería de verdad Her, no se que hice mal, pero no.. No me lamentare, me traicionó por mi puede irse al demonio. Dijo limpiando bruscamente la última lágrima que tenia. La chica no sabia que decir, asi que solo le ánimo.- Claro, no dejes que te vea sufrir por ella, no la hagas sentir importante, no se lo merece. -Tu tampoco merecías lo que te dijo, es una loca, tu eres la mejor bruja que conozco. Dijo Harry mirándole tiernamente. -Entonces no conoces muchas brujas. Dijo Hermione, lo que provocó una sonrisa débil en Harry, seguido la abrazo, se habían sentado afuera en una banca, como era pleno invierno la castaña hizo aparecer un abrigo para cada quien. Sin saber muy bien como al momento de separarse ambos lo hicieron lento, podían sentir la respiración de cada quien las cuales se hacían un poco más profundas y nerviosas al separarse un poco y quedar frente a frente ambos se olvidaron de todo, y terminaron por cortar la distancia rato un beso diferente Hermione podía sentir el calor de las lágrimas que había derramado su mejor amigo, aun asi el besarlo se sentía como si todo fuera perfecto. Harry por el contrario al contacto con los labios de ella se sentía mejor, como nunca lo había estado, no había Ginny, no traición, solo él y Hermione. Hasta que Hermione se separó delicadamente de él, no lo quería hacer, pero ese beso no debía ser tampoco. -Harry, disculpa creo... El azabache colocó su dedo índice sobre los labios de la Gryffinfor y obligándola a callar, solo movió la cabeza de un lado a otro sonriendo...
*Hola, espero te guste el capítulo, tarde días en hacerlo, ya que como comente arriba no tenia ideas, pero creo que ha quedado bien, ahora necesito tu opinión, tu decidirás que giro tomará la historia, con quien te gustaría que Hermione tenga algo, ¿Dean o Draco?, con Draco ya tengo experiencia escribiendo, y con Dean seria la primera vez, pero sería interesante, espero tu comentario, recuerda tu decides:) Nos estamos leyendo, un abrazo. CHICAGRANGER*


Capítulo 12Se quedaron viendo unos segundos más, ella trataba de encontrar las palabras correctas para lo que había sucedido hace un momento entre ellos. -Ese beso, no se porque paso, no tenía que haber pasado. Pensaba la castaña -Hermione, lo que paso... No se que decir. Decía Harry tomando la mano de la chica.-Es que no hay nada que decir, es algo muy serio lo que te paso. Termino la chica por contestar.Harry la levanto y comenzaron el camino hacia sus habitaciones.-No, no quiero que lo que acaba de pasar sea una excusa, no quiero que pienses que te utilice por eso. Dijo el azabache tomando de nuevo la mano de la castaña.-Ya, somos mejores amigos y nada tiene por que cambiar, no te preocupes de verdad. Dijo la castaña al pie de la escalera. -Solo que ahora tengo una duda. -¿Qué duda? Finalizo el azabache para alcanzar a su amiga en las escaleras y tomarla por la cintura para besarla de nuevo.-Perdona Hermione, no me pude contener, decía el elegido medio agitado sin soltarla. -¿Por qué Potter estas perdiendo el control ahora? Se decía asi mismo mirando los labios de ellaHermione por el contrario el beso le tomó por sorpresa y dijo sin escuchar a el azabache. -Lo se, solo esta vez, ¿si?. Esos ojos verdes hizo que se olvidará de todo, el pareció comprender las escasas palabras de ella, y otra vez se acerco a sus labios, parecía como si fueran dos piezas de rompecabezas que encajaban perfectamente, no supieron cuanto tiempo paso. -Vamos Granger, ya separate, es tu mejor amigo. Pero la conciencia era dejada atrás con cada beso de él. -Sabes a fresa pensaba Harry. -Sabes a café amargo por la mañana pensaba Hermione. Hasta que sintieron que estaban satisfechos se separaron, ya que las cosas podrían ir más lejos de lo que nunca pensaron. -¿Qué pasará ahora? Se pregunto Hermione mientras se aferraba al abrazo que se daba con el azabache. Mientras a el le empezaba a llegar el remordimiento de conciencia. -Me supongo que ya es hora de dormirnos. Comento La castaña deshaciendo el abrazo. -Sí, creo que si... Y sobre esto Herm... Su boca fue callada por la mano de la chica que solo sonrió y dijo. -Esto queda entre nosotros, se dio el momento aparte siempre tuve un poco de curiosidad por saber que se sentía besarte. Harry un poco más tranquilo soltó. -Pero yo no quiero que pienses que te use para vengarme por lo de Ginevra. -Lo se., y aunque no me lo hubieras pedido yo te habría ayudado. Dijo la Gryffinfor sonriendo, Harry se volvió a contener de besarle, terminaron de subir las escaleras y se despidieron al entrar cada quien a su cuarto.Por la mañana Hermione despertó más tarde de lo normal se dio cuenta que apenas lograría alcanzar el tren, se ducho y organizo su baúl, cuando bajo las escaleras a su sala común vio un pedazo de pergamino que decía. Hermione, quise despedirme pero estabas tan cómoda dormida, que no me atreví a despertarte. Estuve pensando durante la noche y decidí que los Weasley no tienen la culpa sobre lo de con Ginevra así que pasare las fiestas con ellos, espero verte por lo menos un día de vacaciones y tus cartas, felices fiestas.Con cariño Harry Potter. PD. Por cierto, yo también siempre tuve ese pensamiento de como seria lo que paso anoche, y la verdad fue mejor de lo que pensé. Hermione sabia que no vería a ningún Weasley y Harry en el tren porque se irían a Hogsmade donde los recogería Arthur o Molly. Así que con un poco de tristeza agitó su varita para que el baúl la siguiera, y emprendió su regreso a casa en Londres con sus padres, sin saber que serian unas vacaciones muy diferentes.
*Hola lector ojalá te haya gustado el capítulo, nos estamos leyendo. CHICAGRANGER*
Capítulo 13-¡Feliz Navidad! Exclamaba la castaña mientras abrazaba a su madre de cabellos lacios castaños. Después de dio un abrazo a su padre que sonreía y extendía una cámara de rollo marca kodak, y les tomaba una foto a sus mujeres. Acabaron de abrir sus regalos era alrededor de la una de la mañana, Hermione les obsequio un vestido a su madre y un perfume a su padre, ella recibió un juego de plumas nuevas, y una colección de perfumes de su marca favorita. Cuando daba las gracias se escucho el timbre de la puerta.-¿quién puede ser a esta hora? Preguntaba la Sra. Granger Mientras Hermione se encogia de hombros, su papá se fue a abrir. -Buenas noches, ¿Aquí vive Hermione Granger? Decía un joven con un paquete en una mano. -Buenas madrugadas diría yo, y si aquí vive, pero pasa en un momento le hablo. Dijo el papa algo serio. Mientras tanto Dean entro a paso lento iba muy nervioso, no la miraba desde el baile, en los últimos días había intercambiado unas cuantas cartas con ella, y le había prometido que la visitaría, ella le dijo que seria un gusto recibirlo. Dean Thomas estaba experimentando mucho cariño por la castaña, desde que supone que termino con Ron la comenzó a mirar de forma diferente, le comenzó a gustar.-¿Pero quien es papá? Decía a lo lejos la chica, cuando llegó al pie de la puerta abrió los ojos como platos por la sorpresa. -¡Dean! Que gusto verte.-Hola, espero no llegar en mal momento. Decía el día pelinegro apenado.-Claro que no, llegas bien, ven te presentaré a mis papás.Cuando ella le dio la espalda no pudo evitar recorrerla con la mirada, el vestido color lila que llevaba era recatado, no era igual al del baile, pero asentaba su figura. Paso un rato de charla con sus padres, los señores Granger se retiraron a dormir y ellos dos se quedaron en la sala a charlar un poco mas. -Toma Hermione, te quize traer un obsequio, espero te guste. Finalizó el moreno extendiendo el empaque dorado. -Gracias Dean, no te hubieras molestado en verdad. Dijo la Gryffinfor rasgando el papel y sacando un diario con pasta color turquesa. -Oh Harry, es hermoso en verdad. Dijo Hermione, al percatarse de su tremendo error se corrigió.-Disculpame Dean lo siento mucho en verdad, es que veras antes de que llegaras ha llegado la nueva lechuza de Harry, Summer, e iba a leer la carta que me mando pero... Dean al parecer había comprendido el incidente de Hermione, asi que solo le dijo que no se preocupara y leyera la carta tranquila por mientras el pasaría a su baño.Hermione, respondiendo tu carta pasada, he de decirte que el ambiente aquí es muy pesado, ayer la Sra. Molly se entero al final sobre lo que me hizo Ginevra, ella misma lo provocó, veras estaba diciendo de nuevo que solo fue un desliz y que está arrepentida, pero sigo sin creerle, asi que comenzó a gritar que no le creo por culpa tuya, el caso es que oyó la Sra Weasley y ya sabes.Aunque la cena de navidad estuvo tranquila porque ella no salió de su cuarto, se siente raro, se suponía que seria nuestra primera cena de navidad como la futura familia que seríamos. Pero en fin, creo que mejor me hubiera quedado en el colegio. Y tú, ¿Qué tal? Espero que bien, quisiera visitarte, a pesar de estar contigo Ron, necesito salir de la madriguera. Te pido de favor que dejes pasar la noche para que descanse Summer, junto a su cuello va tu regalo, me supongo que Ron te lo mandara mañana, ojalá te guste, Feliz Navidad Hermione, te quiere.Harry PotterLa.castaña solo pensó en lo dolida que debía estar la Señora Weasley, pues ella era la persona más feliz del mundo mágico de que su única hija estuviera con Harry Potter. -Es como si Lily y James hubieran vuelto. Decía siempre Molly pensaba amargamente la chica mientras acariciaba a la lechuza color café con perla, le quito con suavidad el paquetito que sujetaba a su cuello, lo desenvolvió y era una cajita color rojo, la abrió y dentro era una cadena color orocon un dije de una snitch. Ella sonrió ampliamente y se colocó de inmediato el obsequio del azabache a pesar de no ser fan del quidditch, sabia que su mejor amigo si. -Hermione, ¿todo bien? Pregunto Dean, La chica casi se había olvidado que estaba su amigo.-Si, muy bien, Harry solo deseándole feliz navidad, lo típico ya sabes. Se excusó -Sí claro, esta super bien, oye ¿te importaría si salimos a caminar un poco? Pregunto DeanLa madrugada a pesar de ser invierno, el frío no era tan intenso, la chica acepto y poniéndose su abrigo salieron de la casa. -Hermione, ¿y cómo has estado? -Muy bien, ya sabes, extraño a mis papás y el estar aquí con ellos me hace tanto bien. Decía la castaña -¿Pero no pensarás quedarte verdad? Preguntaba dudoso el pelinegro.-No claro que no, solo serán las vacaciones, ¿porqué?. Decía la chica sonriendo-Es que el colegio no sería el mismo sin ti, nos harías falta, me he acostumbrado a ti, creo que te extrañaría. En ese momento paro la marcha y con dos pasos colocándose frente a la Gryffinfor la obligó a que ella también. -Hermione. -Mande, pregunto desconcertada. -Vieras es que no se muy bien como decirlo, no soy experto en el tema... El chico Thomas no sabia bien donde colocar sus manos hacia que como último recurso tomo una de las de Hermione y dijo en voz muy baja. -Me gustas. Y antes de que ella reaccionará la beso por sorpresa, y si que fue una sorpresa porque a pesar de que no reaccionó a principio, no le detuvo. Después de un par de minutos se separaron, al parecer ambos con una sonrisa solo que diferentes una de otra, la de el era como alegría y orgullo, la de ella de sorpresa e ironía...-¿Y yo te gusto Hermione? Pregunto con tono de esperanza. Ella lo miro a los ojos y se dio cuenta de la fuerza que reflejaba en su mirar, y después de analizar lo profundo de esos ojos, se preparo para responder...

*Hola lector espero te gustara el capítulo, ¿Qué creen que le conteste Hermione? Espero actualizar pronto, un saludo!
CHICAGRANGER* Todo sobre Apple, Mac e Iphone

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Capítulo 14Y viendo la fuerza reflejada en esos ojos café oscuro, le respondió. -Dean, me agradas, y creo que te atreviste a todo esto porque lo sabes, este tiempo he conocido en ti a alguien muy lindo, pero tener que decir que me gustas creo que es pronto para eso... Dijo la castaña como disculpándose con la mirada. El Gryffinfor brindándole una sonrisa de media luna, le tono un mechón de cabellos y se lo paso por detrás de la oreja y le respondió. -Creo que con eso me basta por el momento, espero que me puedas dar la oportunidad, solo eso te pido una oportunidad. La ojos miel a pesar de que ya presentía todo esto, no sabia que responder, solo le abrazo. -No puedo prometer nada, pero tampoco tengo excusas para negarme. Dean sonrió más ampliamente, no hablaron mucho durante el camino de regreso, al pie de la puerta de la casa Granger, el chico se despidió con un beso en la mejilla y metiéndose en la oscuridad se desapareció. Al cerrar la puerta Hermione se llevó ambas manos hacia su boca para ahogarse un grito de emoción, era como tener 14 años de nuevo y Viktor Krum la invito al baile. Después de sus pensamientos subió rápidamente a su habitación donde en una silla reposaba Summer la nueva lechuza de Harry, -Harry... Su carta. Y a pesar de que ya eran las 3:30 am tomo pergamino y pluma y comenzó a escribir: -Harry, espero te encuentres bien, fue una sorpresa lo de Ginevra y la Sra. Molly, pero tarde o temprano se sabría, espero la Señora Weasley se encuentre bien. Tu regalo me ha gustado mucho, gracias y espero que el mio te agradezco también. Tengo tantas cosas que contarte, esta ha sido una navidad muy diferente a todas las que he tenido. Hermione se refería a lo que acababa de ocurrir con su amigo Dean, se pasó dos dedos por sus labios y sin querer le vinieron a la mente los besos con el azabache. -Tan diferentes uno del otro, Dean me hizo sentir tanta emoción y Harry... Tranquilidad y... Sacudió su cabeza varias veces y siguió escribiendo: -Y como te dije antes, puedes venir cuando quieras, me imagino perfecto como debes estar de presionado con todos los Weasley. Extiende mis saludos a Ron, te quiere. Hermione G.
Se cambio de ropa y se acostó a dormir después de haber sujetado bien la carta a la lechuza de su amigo. Por la mañana recibió a Pig la lechuzita de Ron, que llevaba un pesado paquete de dulces y la felicitación por navidad de su amigo, le sujeto la contestación y el regalo para el pelirrojo, que daba la casualidad era lo mismo que Harry.
Mientras en la madriguera era otro ambiente tan pesado...Picoteaban la ventana ambas lechuzas y cada quien con su respectivo dueño. -¿Qué te ha dado Hermione? Preguntaba el pelirrojo mientras miraba como Harry sonreía al leer la carta de la castaña. -Hmm me ha mandado una foto de nosotros tres, esta genial mira...-Es la misma que la mía, no se como lo hizo pero se lucio la verdad. Contesto Ron, y es que la fotografía era de ellos tres pero a la edad de once años y podías observar como iba cambiando cada quien hasta la edad de ahora. En la de Harry se anexo otra foto, tal reverso de esta contenía unas palabras escritas. -No le digas a Ron de esta foto, es que fue con la primera que experimente el hechizo y si sabe que tienes una de nosotros, reclamará el porque él no tiene otra. ¿quedo bien no? Hermione. Le dio vuelta y observó como eran ellos dos en 2do y se abrazaban en el gran comedor y conforme cambiaba sonrió de nuevo. Ambos amigos bajaron a desayunar, estaban tan solo el Arthur y Molly, saludaron con un buenos días.-Buenos días chicos, este es para ti Ronald y este para ti Harry, feliz navidad. Dijo Molly extendiendo dos paquetes uno rojo y otro verde. -Gracias mamá, contesto el pelirrojo poniéndose una bufanda color roja. -Señora Weasley Gracias esta muy bonita. Recibiendo el azabache una de color dorada. -Buenos sientense ya es hora de desayunar. Ambos se sentaron y comenzaron a hablar con Arthur sobre la temporada de Quidditch. Harry acababa de tener una idea, no quiso razonar mucho sobre el asunto asi que hablo. -Sr. Weasley quería avisarle que quizás mañana o pasado me vaya unos días a Londres. Ron se le quedó viendo con cara de interrogante, el Sr. Weasley solo dijo. -Claro Harry, y ¿a que se debe? Si se puede saber. -Si claro, es que visitare a Hermione antes de entrar al colegio. Sonrió, al igual que Ron y Arthur. -Señor ¿cree que puede ayudarme a decirle a la señora Weasley? Es que no quiero que se lo tome a mal.. Finalizó el azabache. -Claro, ¡Molly, querida, Harry en un par de días partirá a la casa de Hermione! Grito Arthur Weasley. Se escucho que Molly decía que estaba bien, mientras de las escaleras se escucharon pasos rápidos que bajaban. -¡¿cómo que Harry se va con esa?! Soltó Ginny llegando al comedor. -Ginny Weasley, ¿Qué modales son esos? Decía el viejo Weasley, ya que ignoraba lo que pasaba. -Ginny... Creo que no es momento, y aparte ya no es de tu incumbencia. Dijo Harry serio mientras la pelirroja gritaba más fuerte -¡Harry! ¡Por culpa de ella no me dejas explicarte nada, todo fue un error! ¡Hermione tiene la culpa!.-¡Ya basta! La que tuvo la culpa solo fuiste tu, y ese maldito hurón, ¡deja de meter a Hermione! Termino por decir Harry perdiendo la paciencia.En eso entro de la cocina hecha una furia la mamá Weasley y grito. -¡Ginevra Weasley! Ya basta de niñerías, no quería que tu padre supiera, pero no dejaste otro camino, ahora sientate y ustedes dos salgan. Refiriéndose a Harry y Ron, ambos salieron de la casa dejando, a Tres pelirrojos serios. -Ahora si se lo ganó a pulso. Decía Ron mientras caminaban -Creo que si, perdón por perder la cabeza. Se disculpo el ojo verde. -No te preocupes hermano, no pasa nada a cualquiera lo saca de quizio, oye ¿y si te irás con Hermione? -Si, bueno no me quedare en su casa, solo la visitare y serán unos dias, ¿quieres venir? -Gracias, pero lo mejor será que me quede en casa, y tratar de evitar que hagan alguna locura. Decía Ron despeinandose su cabello. Pasaron un par de días, y el ambiente estaba peor que nunca, Ginny lloro por horas su padre no la castigo, pero sólo basto que le dijera que estaba sumamente decepcionado de ella, aparte de que le pidió más de una vez disculpas a Harry por todo, el "elegido" ya no aguantaba así que se despidió y apareciendo en la terminal de tren en Londres buscaba a su amiga -¡Harry, Harry! Se escucho a lo lejos la voz de la Gryffinfor, giro y hay estaba ella agitando su mano derecha saludando, basto mirarla para saber cuanto había extrañado a su mejor amiga. -Hermione. Grito y fue hacia ella, se dieron un tierno abrazo, con algo de timidez, pero eso no impidió que él hundiera su cabeza entre el cabello de ella, para aspirar ese aroma que estaba tan acostumbrado.
*¡Hola! Ojalá te haya gustado el capítulo, nos estamos leyendo en el próximo, saludos. CHICAGRANGER*
Capítulo 15
-Hola Hermione, te extrañe mucho. Saludo rompiendo el abrazo de ambos-Igual yo Harry no sabes cuanto de verdad. Dijo la castaña sonriendole como vio que su mejor amigo no decía nada continuo hablando. -¿No pudiste convencer a Ron? Pregunto Hermione emprendiendo camino fuera de la terminal. -No, dijo que mejor trataría de que su mama y Ginny se hablarán de nuevo. -Oh pues que tenga suerte, ¿y tu? ¿Qué quieres hacer? -No lo se, ¿quieres ir a comer? Preguntaba Potter -Esta bien, pero primero iremos a dejar tus cosas a mi casa y presentarte a mis papás. Harry hizo una mueca ante el comentario de la chica. -¿Qué? Dijo La ojo miel. -No me quedare en tu casa, me hospedare por ahí... Contesto el azabache.-Estas loco, hay una habitación extra en mi casa, aparte ya les dije a mis papás y quieren conocerte en persona, no hay problema, saben que eres como mi hermano. Harry no dijo nada más solo sonrió y asintió. -Eres como mi hermano. Retumbo esa frase en la mente del niño que vivió, y por un momento sintió que no le agrado del todo. - ¿Y qué era todo eso que me tenias que contar? Pregunto Harry. -Ya llegaremos a mi casa, hay tiempo de sobra para hablar, primero hay que instalarte. Sonriendo la chica dobló la calle, llevaban mas de veinte minutos caminando, cuando entraron a una privada de casas similares de dos pisos, se caminaron unas cuantas cuadras y dieron vuelta, llegaron a la casa número 217, Hermione saco una llave dorada y la introdujo en la puerta y abrió. Su casa por dentro era color azul, tenia muebles de madera, era sencilla y elegante. -Anda Harry pasa. Dijo la castaña empujandolo hacia dentro. Donde observó una pequeña sala de estar, más adelante se miraba el redondo comedor de cristal para cuatro personas. Y al fondo estaba en la cocina color blanca una señora joven de buen cuerpo y de cabellos castaños y rizados, piel blanca, Harry creyó que era Hermione pero en una versión mayor y un poco más atrevida pero no menos atractiva, ya que llevaba puesto un jean apretado y una blusa manga larga color roja en corte V, y sobre ella un delantal verde, que era el toque hogareño a su look. -Mamá, ya llegamos. Dijo la castaña indicando a Harry para que se sentará en el sofá color negro. La señora Granger, se quito el delantal y se dirigió a donde están los Gryffinfor, -Hola, asi que tu eres el famoso Harry Potter, tuvieron que pasar casi 7 años para que nos visitarás... Dijo la Señora brindándole la mano y dándole un beso en la mejilla. Harry solo se limitó de ver a Hermione a la madre de esta y respondiendo dijo. -Lo lamento, es un placer señora Granger. -No me gusta el señora, tendré 41 años, pero me siento de 30, asi que dime Jean y bienvenido, Hermione tu papa llegará como en una hora, dile a Harry donde esta su habitación mientras yo preparo la cena. Y sonriendo fue a la cocina de nuevo.Harry que apenas se había percatado del verde de los ojos de la madre de Hermione, se dio cuenta de que tan hipnótica podía llegar a ser igual que la mirada de Hermione, lo único que cambiaba era el color de ojos, y siguiendo a Hermione comenzó a subir las escaleras. -Tu también ¿no? Comento la castaña.-¿De qué hablas?. -De que tu también caíste en el encanto de mamá... -Me pareció una mujer muy agradable, se parece mucho a ti. Dijo Harry sonriendo, y provocando que Hermione soltará una carcajada. -Será un poco en el físico, pero Jean Granger es una muggle demasiado segura y... La chica no sabia que otra palabra usar, por impulso Harry dijo. -Y atractiva... Instantes después se arrepintió y se puso rojo como tomate. -Jaja si es muy guapa la verdad, quizás por eso es muy atrevida y ha echo cosas que yo de no ser bruja no sería capaz de realizar, creo que yo soy más como papá. Finalizó Hermione entrando por la segunda puerta del segundo piso. -No se como sea tu papá, pero suena que tu mamá es valiente y creeme tu eres muy valiente, eres como ella. -Gracias. Dijo Hermione, indicándole que pasara a la habitación.-¿Este será mi cuarto? Pregunto el azabache -Sí, el mio es el de enfrente, la puerta al final del pasillo es el baño, mis padres duermen en el cuarto de abajo, es más grande y tiene su propio baño, por más que les roge no me lo cedieron. Harry recorrió con la mirada la habitación, los tonos que cubrían la pared eran blanco con beich y colchas color dorado sobre la cama, con una mesa y un par de sillas con una ventana con vista al jardín trasero, era una habitación que brindaba tranquilidad. Cuando recobro la.vista vio que Hermione no estaba, salio al pasillo y escucho ruidos enfrente, abrió un poco la puerta blanca y vio la habitación de su mejor amiga, era morada con los banderines de Hogwarts y Gryffinfor por varias partes, un estante con varios o muchos libros, y su cama color rosa, vio que era la castaña que le abría la ventana a una lechuza gris. -¿Quién te escribe Hermione? Pregunto Harry mientras su amiga le quitaba la carta a la lechuza. -Oh es una carta de Dean. Contesto poniéndola sobre su mesa -Dean Thomas, ¿y el para que te escribe? Soltó Harry con molestia. -Porque somos amigos Harry... El azabache ya iba a decir algo más pero se escucho que la voz de la Sra. Granger llamo para que bajarán. -Vamos Harry, ya después te contare todo. Dijo la castaña mientras lo conducía escaleras abajo. -Ojala no te enojes Harry. Pensó la castaña. -Y Dean ¿Qué demonios le escribe? Pensaba el azabache.
¿Qué tal? Espero que estés bien, y hayas disfrutado el capítulo, por cierto hay nueva portada del fic:) nos estamos leyendo.CHICAGRANGER*Capítulo 16- En casa de Hermione II-Buenas noches, ¿otro amiguito Hermione? Decía el papá de la castaña extendiendole un saludo de mano al azabache, la castaña solo rodó los ojos en blanco y contesto. -Papá, es mi mejor amigo, Harry Potter, recuerda que te pedí permiso para que se quedara unos días. El Sr. Granger como recordándo le dijo bienvenido y lo invito a pasar a platicar un poco a la sala mientras Hermione y su madre organizaban la cena. -No señor, Hermione es una excelente alumna, nunca ha echo algo mal, es la mejor alumna del colegio. Decía Harry respondiendo a todo lo que le preguntaba el señor, el cual a su parecer, era un hombre muy educado aunque muy estricto, Hermione saco en definitiva su carácter. Mientras charlaban salio al tema que ella ya había recibido otra visita, por lo que le pidió una disculpa por como se había expresado hace unos momentos, Harry no supo porque pero sintió que esa visita se relacionaba con Dean Thomas, cosa que le provocó hacer una mueca. La cena transcurrió tranquila, hablaron sobre la vida de Harry y como eran en el colegio, se sintió muy cómodo. Al final ellos se quedaron a limpiar todo, mientras los papás de la castaña se retiraron a descansar. -Hermione, ¿Dean te visitó? Pregunto Harry -¿Quién te dijo? Oh si, seguro papá. Bufo la chica -Si, vino en navidad y platicamos un rato. -Ahh y no fuiste capaz de mencionarlo en alguna carta.. Soltó en un tono ácido -¿Y porqué tendría que mencionarlo? Pregunto Hermione con cierto enfado. -Porque... Harry de repente no supo como fundamentar su ataque y es que ni siquiera el sabia su enojo repentino. -Porqué soy tu mejor amigo. Finalizó el elegido. La chica tratando de suavizar el ambiente, le contesto tranquila. -Si te quería contar, pero en una carta no, por eso hubiera querido que estuviera Ron también, pero bueno, no pudo asistir que tu seras el primero en saber.Terminaron de limpiar y ambos subieron a ponerse sus ropas para dormir, el azabache tratando de no hacer mucho ruido, se fue a la habitación de su amiga, ella ya estaba acostada esperándolo. -Anda ven a acostarte aquí a un lado mio, esta haciendo frío. Dijo la castaña al ver al ojo verde en pijama manga corta. -¿No te incómoda? Pregunto Harry. -Sabes que no anda ven, asi ya podremos platicar. Dijo la castaña y viendo como se acomodo el a un lado se acostaron boca arriba y ella hablo de nuevo. -¿cómo vas con todo lo de Ginevra? Harry no se esperaba esa pregunta, el tenía ganas de saber sobre ella, no de Ginny, en la madriguera la miraba y a veces deseaba que todo hubiera sido un mal sueño, pero no, esa traición era reflejada cuando ella le pedía disculpas.-No, quisiera hablar de eso. Dijo el castaño -Harry.. Soltó Hermione -Esta bien, a veces quería perdonarla, pero sólo fueron un par de veces, pero no se lo merece, creo que puedo encontrar algo mejor que ella. Finalizó sin despegar los ojos del techo.Hermione podía sentir el calor que emanaba su mejor amigo, y le agradaba. -Claro Harry, solo tienes que buscar. La chica algo decir esto no supo porque pero no se sintió cómoda, la idea de verle con alguien más no se la imaginaba. -Pero bueno, yo ya no soy tema de conversación, tu me dirás ¿Qué se trae Dean contigo? Dijo Harry mirándole.-Pues veras, desde que me invito a el baile yo sospechaba algo, descubrí que es un muy buen amigo con las cartas y las pláticas que hemos tenido, le tome aprecio... Dijo la castaña sonriendo nerviosa -Siento que hay algo más... ¿Me podrías decir porfavor? El ambiente en el cuarto cambio eran nervios, ansiedad y adrenalina las emociones que se sentían.Hermione miro al techo y cerrando los ojos con fuerza dijo en casi un susurro. -Cuando vino en navidad platicamos, me confesó que le gusto y me beso... ¿Harry? Pregunto sin abrir los ojos. El no sabia que pensar. -No se que decir, (Ni que sentir) ¿tu que le respondiste? Pregunto ansioso -Me pidió una oportunidad, pero le dije que no sabia que responderle, pero tampoco pude negarme. Harry seguía sin demostrar emociones, pero con cada respuesta de la chica, sus ojos perdían cierto brillo, mientras su mente recordaba aquellos besos que hubo entre ellos. -¿Osea que si sientes algo por el? -Me agrada y mucho, pero aún no se. Finalizó la castaña -Oh. Sólo soltó el azabache. -Creo que me iré a dormir, hasta mañana Hermione. No espero a otra respuesta de ella, le dio un beso en la mejilla y salio de la habitación. -Buenas noches Harry... Mientras cerraba la puerta, su corazón abría de par en par las puertas a un torbellino de emociones.
Ojalá te haya gustado, el próximo capítulo será desde el punto de vista de Harry. Últimamente me he interesado en los fics Hermione y Fred Weasley (Fredmione), si conoces de alguno pido me lo recomiendes, y a complacencia de algunos lectores he colocado título a los caps bueno nos estamos leyendo.CHICAGRANGER*Capítulo 17-En casa de Hermione III
El par de días en casa de los Granger habían sido muy amenos, a pesar de que los padres de la chica tenían que trabajar, el estar en compañía con su mejor amiga le era un muy grato placer. El 31 de Diciembre había amanecido muy frío, se dio cuenta que se quedo dormido en el colchón inflable que había colocado Hermione en su habitación para ver películas muggles, se estiró un poco y al girar su cabeza se dio cuenta que la castaña aun dormía plácidamente, se quedó boca abajo y sus rizos cubrían su rostro por lo que no pudo evitar remover los cabellos, al hacerlo contempló la paz que emanaba su amiga al dormir, sin sentir el también sintió tanta tranquilidad y... -No, Harry, ella siempre ha sido tu amiga, siempre. Pensó el ojos verdes negando con la cabeza, en eso una lechuza picoteo la ventana, la reconoció enseguida era de la propiedad de Dean Thomas. Abrió la ventana y la dejo pasar, él no quería, pero como siempre su curiosidad pudo más que el. -Total, Hermione no tiene porque enterarse la volveré a sellar con magia. Dijo para si mismo mientras retiraba la carta de la patita de la lechuza, y con cuidado de no hacer mucho ruido la rasgo. -Hermione, me hubiera gustado visitarte, pero no quiero molestar, ya que estas con Harry,¿ya le contaste todo lo de tu y yo? No quiero ni imaginarme como reacciono, me conformo que no me golpee cuando regresemos a Hogwarts. Estos días en que no te he visto no han sido agradables, por cierto le he hablado de ti a mi abuela y dice que quisiera conocerte algún día, y espero que así sea. Ya quiero que entremos al colegio para poder verte, bueno que tengas muy feliz fin y comienzo de año, mis mejores deseos. Dean.El azabache sintió ganas de prenderle fuego a la carta, pero se abstuvo y la dobló con algo de enojo y ya dentro del sobre conjuro un hechizo y quedo sellada de nuevo. En ese momento la castaña giro en la cama, el azabache sintió que todo se le venía abajo y ella descubriría que abrió la carta. Pero para su buena suerte, ella siguió descansando, y vio algo que no esperaba, del delgado cuello de la castaña salia a relucir por entre su ligero escote de blusa una pequeña snitch de oro, era el regalo que le había mandado en iNavidad, se sintió extrañamente feliz, miro el reloj que había en la pared y eran las 8:30 am lo más seguro era que los padres de ella no se encontraban ya, a pesar de ser fin de año tuvieron que trabajar un poco. Bajo con cuidado las escaleras y se sentó en el sofá de la sala, pensando en todos los posibles defectos que tuviera Dean para asi luego decirlos a Hermione, y ella se alejará, no sabia a ciencia cierta porque pero no toleraba la idea de verla con alguien más. -¿celos? Se pregunto Harry, en la chimenea que estaba frente a él en una repisa que se encontraba, observó que había fotos de la castaña de distintas edades, la primera era una bebé de unos 2 o 3 años con un vestido rojo sosteniendo un conejo blanco. El azabache sonrió pasando por las diferentes fotos viendo lo tierna que se miraba, hasta que se detuvo en la última, era ella con su madre, parecía ser de hace menos de dos años, seguro antes de partir a buscar los horrocruxes. Su cabello sostenido en una coleta afuera en su jardín sonriendo, fue ahí donde el se dio cuenta de algo que le dio tanto miedo como emoción. Entonces pensó -Hermione es bella, ella es... Y en voz alta dijo -Es hermosa. En eso escucho como pasos flojos bajaban por las escaleras, quito su vista del retrato para encontrarse con la chica al pie de los escalones tallandose los ojos, así recién levantada, y con el cabello medio enmarañado ella le sonrió y diciéndole buenos días se abrió paso a ala cocina. Fue entonces donde todas las dudas se despejaron y el torbellino de emociones que sintió aquella noche pasada se detuvo, y dejando claro el panorama el pudo descubrir lo que SIEMPRE estuvo ahí. -Me gusta, ella me gusta. Susurro el azabache.
Espero te gustara el capítulo, al fin se dio cuenta Harry!, el próximo lo subiré lo más pronto que pueda. Somos 5000 lecturas, gracias! Nos estamos leyendo.CHICAGRANGER*
Capítulo 18-En casa de Hermione IV (última parte)
La chica regresando a la sala tratando de acomodarse su cabello enmarañado le iba a preguntar al azabache si ya había desayunado, pero lo olvido al ver la expresión que reflejaba su mejor amigo, estaba como en trance viendo la foto que se había tomado con su mama el día de él cumpleaños de esta. -¿Harry? Pregunto dudosa.Este no respondió solo giro su mirada y la miro ahí de pie, ella había dicho algo, pero él no logro comprender que fue estaba tan absorto viendo esos profundos ojos marrones, era como si un ciego viese por primera vez el sol. Ella era tan perfecta, -¿cómo fui tan idiota y no me dí cuenta antes? Pensó, Hermione Granger, él niño que vivió quería a Hermione Granger. Lo que un día le insinuó Albus Dumbledore de que el quizás estaba interesado en su mejor amiga, hoy se convertía en realidad. Sin razonar mucho se acerco a ella sonriendo y la abrazo, fue ahí donde escucho de nuevo la voz de ella. -¿Harry? ¿Qué tienes? -Na...Nada Hermione, solo quería abrazarte hace mucho tiempo que no lo hacía. Dijo el azabache tratando de controlarse a si mismo -Ok. Dijo algo extrañada -¿Ya desayunaste? Es que haré algo para mí. Pregunto la Gryffinfor -No, vamos te ayudo a preparar algo. Tratando de reprimir los deseos de gritarle a Hermione que sentía algo por ella, se limitó a sonreír y mirarla más de lo acostumbrado, ella sólo se mostraba sonrojada, era el último día del año y quería pasarla bien, recordó que había una carta de Dean arriba esperándo a ser leída, pero ver la mirada tan penetrante del azabache le hizo olvidarla por un largo rato. El día transcurrió lento y de lo más cómodo para ambos. El "elegido" estaba redescubriendo cada sentimiento por su querida mejor amiga, se sentía extraño al saber que era capaz de quererla de esta forma, siempre la vio como a una hermana, es verdad se sorprendía cada vez que la miraba con algún vestido lindo, también era la primer persona que quería contarle si algo le molestaba o le daba alegría. -Quizás ella y yo estamos destinados. Se dijo el azabache mientras ordenaba lo que se pondría para la cena de fin de año. Entro a la habitación de ella y vio que no estaba, tampoco la lechuza de Dean, seguro ya le había contestado, vio sobre la cama el vestido color negro, algo corto https://elblogdeanasuero.files.wordpress.com/2014/01/elblogdeanasuero_el-estilo-de-emma-watson_calvin-klein-vestido-corto-negro-y-nude.jpg?w=584) extendido que Hermione usaría para la cena....... Paso los dedos por encima de la tela, sin poder contenerse mucho cerró sus ojos y se imagino a la castaña, la miraba sonriendo con el vestido puesto, pero poco a poco ella comenzó a deshacerse de él... En ese momento abrió sus ojos de golpe y para su sorpresa la chica iba entrando cubierta con una bata de baño color rosa era evidente que acababa de ducharse. -¡Harry! Grito. El chico apenado se sonrió y le dio la espalda -Lo siendo, no me dí cuenta de que estabas duchandote. -¿quieres que te deje para que te cambies? Pregunto.-No lo haré rápido, solo no te voltees hasta que te indique. Dijo la castaña, el azabache asintió con la cabeza, al observar de reojo hacia un lado, miro un espejo largo que se encontraba a un extremo de él, donde se podía ver perfectamente a Hermione, el "niño que vivió" abrió los ojos como platos, no sabia que hacer, pero después de todo era un adolescente y no podía dejar pasar la oportunidad. Miro como la chica sin quitarse la bata se colocaba un boxer femenino color negro dejando mostrar sus piernas eran delgadas pero bien tonificadas. -Genes de Jean Granger (mama de ella) pensó el castaño, ansioso vio como se giraba dándole la espalda y se quito de lleno la bata rosada.-Su piel era muy blanca algo pálida, pero sin duda se miraba que era suave al tacto, y su figura era delgada, curvilínea sin exagerar, era bellaza pura y natural. Pensaba el ojos verdes mientras ella se colocaba su brassier. Sin duda el chico se estaba conteniendo lo más que podía de girarse y arrojarse sobre ella para besarla y otras cosas más que nunca imagino. Termino por subirse el cierre del vestido, cosa que Harry agradeció profundamente. -Listo puedes voltearte. Dijo la castaña. El azabache se dio media vuelta estaba tan rojo como su cara lo permitía, no quería mirarla a los ojos pues no sabría si se podría contener, y sin levantar mucho la vista solo se limitó a decir. -Bien, iré a alistarme, nos vemos en un rato. Y salio directo a ducharse con agua helada como si fuera montado en su "saeta de fénix". La Gryffinfor se extraño un poco por el acto, pero sólo se limitó a encogerse de hombros y comenzó a tratar de peinarse con la pinza de cabello muggle de su madre. Pasaron algunas horas y se escucho la llegada de los Granger Hermione fue la única que bajo, al comenzar a caer la tarde Hermione llamo a Harry para dar un paseo por las calles de su privada, el azabache bajo las escaleras y vio a la madre de Hermione con un recatado vestido rojo, pero eso no le impidió que soltará un suspiro. (n/a pobre Harry le dará un infarto con tantas emociones asi) el iba muy sencillo para la ocasión un pantalón de vestir negro, camisa de mezclilla y suéter color plomo (https://i2.esmas.com/galerias/fotos/2014/08/15/danielradcliffeguapo_b92cde19_769a_e8a8_0f85_5d527a46acaf.jpg) -Hermione fue a afuera a ayudarle a Collin (papá Her) al auto con la cena, dijo que salieras con ellos. Asi que dando gracias el chico abrió la puerta principal y salio, a un lado estaba el coche de los Granger, de donde salio el papá de la castaña y con cuidado entro a la casa ya que llevaba varios paquetes de comida que Harry pensó serian la cena. De un lado del coche salio la castaña el elegido se sorprendió pues ya no llevaba el vestido negro que le sobresalto su corazón.-¿Y tu vestido? Pregunto -Me lo he quitado, pensé que saldríamos con mis padres, pero me han dicho que no, asi que como no me sentía muy cómoda con el, me he puesto algo más sencillo. (https://4.bp.blogspot.com/_7TmCvdntIBg/TIxS7Xz4MHI/AAAAAAAAPHw/lUGLQf1x-Kg/s1600/Emma+Watson+Launches+People+Tree+Clothes+Collection.jpg) -No importa con lo que sea te ves preciosa. Dijo el azabache sintió temor, la miro de reojo y vio como se ponían rosadas las mejillas de ella, él sonrió satisfecho. Se fueron a caminar cerca iban platicando sobre el colegio, las clases y sus antiguas aventuras. El fin de año llego las doce campanadas se hicieron anunciando el nuevo año, los papás de Hermione se dieron un tierno beso, Hermione los abrazo. Harry contemplando la imagen se sentía algo asi como en familia. -Feliz Navidad Hijo. Le dijo abrazandolo el señor Granger, a pesar de que en esos días no hablo mucho con el, sintió ese abrazo a algo muy parecido a cuando abrazo a Sirius Black, ese sentimiento como de padre e hijo. Sus ojos se cristalizaron, fue a la cocina para poder limpiar sus ojos. Fue ahí donde la castaña lo siguió. -¿Harry? Pregunto.-Es obvio que se siente algo mal, sus padres... -Me hacen falta mis padres... -Pero yo le puedo ayudar...-Pero con ella no se siente tan mal... -Se que puedo hacer al menos que se sienta querido, porque el siempre me ha echo sentir asi, querida por el...-Con ella siento como si ese vacío se pudiera llenar, ella me hace sentir como si... Como si fuera querido... La ojos miel se dirigió al chico y lo abrazo, no necesitaron palabras, lo abrazo lo más fuerte que pudo. El se sentía bien en sus brazos, unas lágrimas traviesas resvalaron por las mejillas del chico, ella se percató y separándose un poco con su manga le limpio, y otra vez ocurrió lo inevitable, miel y verde chocaron, y uniéndose los labios de ambos un beso tierno e inocente se dio entre ellos. Segundos después se separaron con una sonrisa discreta y sin decir nada, Hermione tomo un vaso con agua y salieron de la cocina con sus padres a la sala, donde charlaron hasta pasadas las tres de la madrugada. Los dos subieron las escaleras, a los dos se les miraba desconcertados sin saber que decir hasta que él hablo. -¿Crees que podamos platicar un poco más tu y yo? La chica nerviosamente asintió y le contestó -Solo deja me cambio de ropa, hazle lo mismo tu, y te vienes a mi habitación. Entro a su habitación dejando entre abierta la puerta, el azabache se cambio lo más rápido que pudo y dejando pasar unos minutos salio de donde dormía y abrió la puerta de Ella. La castaña ya estaba acostada esperándolo, le hizo una señal para que se acostará a un lado de ella como la primera noche, lo hizo y ambos mirando al techo. -Hermione, otra vez nos besamos... Dijo en un susurro el azabache -Lo se, y no se que paso... Otra vez, no se que paso... Dijo aun más bajo ella. -¿Tu quieres a Dean? Pregunto directamente el, girando la cabeza para verla.-Yo... Pero no la dejo terminar cuando le lanzó otra pregunta -¿más que a mí? La chica fue donde no logro comprender bien y se giro para verlo también, frente a frente, ella podía ver perfectamente la cicatriz de rayo de su mejor amigo, la luz de la luna dejaba que pudiera distinguir ese verde intenso de los ojos de Harry, sin pensar la respuesta, puesto que ella sabia que no había nada que pensar cabeceó de un lado a otro, dando a entender que no. -Dudo que pueda quererlo algún día igual o más que a ti, Harry. Susurro Hermione. Ambos sonrieron, Hermione estaba hecha un mar de confusiones no sabia si todas esas palabras dichas por ambos eran en términos de amistad o ¿amor?, pero por el momento eso no le importo solo quería disfrutar el SI que había respondido a la pregunta que le acababa de hacer su mejor amigo. -Entonces, ¿te puedo dar un beso?Él por el contrario tenia más que claro, que tenía muchísimas oportunidades para estar con Hermione, habría que superar unas pruebas como los Weasley por ejemplo, pero ya pensaría en eso después, por ahora quería disfrutar de ese momento con Hermione, besándose, sus besos sabían a gloria, era lo mejor que había sentido en toda su vida, y la idea de que pudiera estar para siempre con ella asi, hacia que apreciará mas cada segundo. Las caricias no se hicieron esperar, para su sopresa ella fue la que comenzó a acariciar su pecho poco a poco le quito la camiseta, él inexperto acariciaba su espalda y sus manos iban del rostro hasta la parte más baja de la cintura. Hasta que creyó que era hora de avanzar, introdujo la mano por debajo de su blusa, su estómago era fino y plano, ella se estremeció al contacto con la piel del azabache, pero le permitió que siguiera, Harry exploró toda esa parte hasta que le quito la blusa, dejándola en su brassier negro. -Es perfecta, pensaba una y otra vez. Los besos descendieron al cuello de cada quien, Hermione tragaba saliva con dificultad, nunca había experimentado nada de eso con nadie, y se sentía feliz de que fuera con él, pues sabia que para el azabache era igual. -Te quiero Harry. Soltó Hermione entrecortadamente.-Yo también te quiero Hermione, no sabes cuanto. Dijo Harry besandole la boca, y por último la frente. Ella se recargo sobre su pecho sintiéndose feliz, el abrazándola se sintió completo. Durmiendo la luna brillo con más intensidad que nunca.
*Hola, no pude esperar a subirlo apenas lo termine, ojalá lo disfrutarás tanto como yo escribiéndolo, espero actualizar pronto. Nos estamos leyendo, un abrazo!CHICAGRANGER* Capítulo 19- Lo olvide por completo
Al día siguiente el par de Gryffinfor's tuvieron que partir de regreso al colegio, se despidieron de los padres de la castaña, Harry con la promesa de visitarlos al menos una vez en verano. No habían hablado mucho durante el trayecto hacia King Cross solo se limitaban a sonreír, una vez ya solos decidieron abordar el expresso, mientras La chica se disponía a subir el último escalón Harry la tomo de la mano y la obligó a girarse un poco. -Gracias por todo. Dijo y le dio un beso fugaz en los labios, sonrió a pesar de que no habían dejado en claro su situación sabia que ya abría tiempo. Caminaron un poco buscando algún vagón Harry que iba al frente era el que la guiaba, ella vio como la espalda de Harry se tensaba, no sabia porque pero presentía el motivo, al pasar por el compartimento miro el pelirrojo inconfundible de los Weasley miro a Ron y le sonrió y su mirada cambio a Ginevra todo rasgo de aquella niña que por mucho tiempo fue su mejor amiga se borro, ahora dejaba ver a una chica madura y a decir bella. Fue cuando Hermione se sintió intimidada. -Yo no soy ni la mitad, de bonita que ella. Se sentía tonta por pensar esas cosas siendo que ella nunca era asi. - Pues podrá ser lo que quiera, pero lo traicionó. Y sumida en sus pensamientos sintió la calidad mano del azabache para que entrara a un vagón donde se encontraba Luna con otra Revenclaw. -¡Luna! ¿que tal tus vacaciones? La saludaron ambos.-Hola chicos, bien mi padre me ha llevado a conocer un bosque precioso al sur de Gran Bretaña en busca de Jillius. Los pensamientos de incluso la otra Revenclaw se tornaron a que era eso que menciono la rubia, pero nadie fue tan valiente como para preguntar, y así entre una que otra palabra rara comenzó a oscurecer lo que indicaba que pronto llegarían al Colegio, la castaña tomo su uniforme y disculpándose salio a cambiarse a los baños, en su trayectoria de regreso sus ojos fueron cubiertos incluyendo su boca, la chica creyó por un momento que era la chica Weasley y tan rápido como pudo trato de encontrar su varita, pero antes de que eso sucediera la giraron y sus labios fueron capturados fue cuando abrió los ojos enormemente y penso. -Demonios, lo olvide por completo... Separándose delicadamente saludo al Gryffinfor. -Hola Dean. El por el contrario estaba extrañado por el seco saludo de ella, -Hermione, te extrañe. Fue lo único que soltó sonriendo. Ella se sentía ahora culpable, ni siquiera cuando vio a Ron se sintió mal, pues con su amigo pelirrojo ya no existía nada desde hace unos meses, pero con Dean... -Me alegra mucho verte Dean, pero tengo que regresar al vagón Luna y Harry me esperan, podemos hablar cuando estemos en el colegio, ¿bien? Dijo casi corriendo. -Me supongo que si, nos vemos. Dijo antes de verla alejarse.
Mientras el azabache estaba saliendo de ponerse su uniforme del baño para varones, sintió como un par de manos le cubrieron los ojos. -¿ Qué tramas ahora? Pregunto Pensando que se trataba de cierta castaña, escucho como abrían la puerta de un vagón y sus labios fueron capturados de inmediato, saboreó ese beso y abriendo los ojos de golpe y empujó a Ginny quien era la autora del acto.-¡Que demonios te pasa Ginny! Dijo el azabache-Que te quiero como una loca Harry, eso pasa. -Estas mal, yo no te quiero. Decía el azabache enojado tratando de salir del vagon, pero la pelirroja se le interpuso. -Me correspondiste el beso... Se quedó pensativa un momento -A menos que pensarás que era alguien más, ¿hay alguien más? Pregunto entrecerrando los ojos.-Eso ya no te incumbe Weasley. Dijo cortante y saliendo del vagon. Al llegar vio que estaban Luna y Hermione sentadas, la primera estaba dormida, y la segunda estaba sentada leyendo un libro cubriéndose las piernas con una manta, Harry entro y se sentó a su lado, y tapándose con la mantequilla también le tomó la mano por debajo de esta. Al final ninguno tenia porque enterarse de lo que les acababa de ocurrir, pues ambos se querían.
Hogwarts los recibió con una gran cena agradecidos de estar de nuevo en la que consideraban como su casa, la cena transcurrió tranquila, pero paso algo que el azabache ya se veía venir. Dean Thomas, no pensó que algún día se volvería a repetir la situación en la que el fuera su rival de amores, bueno aunque el chico no supiera... Thomas llego y se sentó al lado del pelinegro, enfrente de ellos Ron y Harry, vio como Hermione se tenso un poco con la situación, ya casi terminaba de cenar, cuando Dean le susurro algo a la castaña y ella asintió. -Chicos, ya me retiro, buenas noches. Soltó la castaña, Ron la despidió y ella se alejó al lado del pelonegro. -Y ellos ¿son novios? Pregunto curioso El pelirrojo a su mejor amigo, el cual vio una oportunidad para saber si aun estaba interesado en ella. -¿A ti te importaría o molestaría si fuera así? Ron se quedo pensativo y haciendo una mueca repitió -No, ya no, pero enserio ¿Dean? No es por ser grosero, pero Hermione puede conseguir alguien mejor. Harry asintio con la cabeza y charlando un poco más cada quien partió a su torre, el azabache estaba sentado en su pequeña sala común viendo fijo al fuego, esperando a que su chica llegará. -Si ella es mi chica y no tiene porque andar con otros por ahí. Decía en voz alta para si mismo. -¿Disculpa? Dijo Hermione entrando a la torre. -¿Qué tanto hacías con Dean? Pregunto sin rodear el chico. -En primera calmante un poco, si sigues asi no te diré nada, al final no tengo porque darte explicaciones. -Lo siento, pero estoy un poco celoso, ¿contenta? Ella sonrió y sentándose a su lado le contó -Fui a hablar con el, como era de suponer, me pregunto sobre como estaba y que había pensando en estos días sobre lo de el y yo. -¿Y qué le contestaste? Interrumpió él -Si no interrumpes... Bien, le conté que estuve pensando y aclare muchos de mis sentimientos, y que no era justo que estuviera esperándome, asi que de una forma sutil, le deje en claro que no habría nada entre nosotros, aunque no lo acepto del todo, no le quedó otra salida. Termino la chica.-Que bien, porque tu eres mia, y no quiero a nadie cerca de ti. Dijo él abrazándola -¡Harry, yo no soy tuya! Repitió riéndose la chica. -Si tu quieres si. Contesto Harry.Mirándole a los ojos verdes Hermione pregunto sin saber. - ¿Qué quieres decir? -Que... Que seas... Mi novia. Dijo tragando saliva nervioso -Harry...¿Y los demás? ¿Cómo se lo tomarán? Pregunto dudosa -Que no importen, ya hicimos mucho por ellos, la guerra mágica lo demostró, hoy solo quiero pensar en ti y en mi. Hermione se sorprendió ante la declaración del azabache, pues el siempre ponía a los demás antes que a él, al igual que ella, pero no podía negar que esta vez él tenía razón, lo abrazo más fuerte y le dio un tierno beso, y al oído le susurro -Sí. Mientras en una de las habitaciones de la torre Gryffinfor la mente de cierta pelirroja estaba ideando un plan para recuperar lo que era "suyo", y de paso vengarse de cierta castaña.
*Volví, no podía actualizar porque la página no cargaba, pero, bueno nos estamos leyendo pronto.CHICAGRANGER*
Capítulo 20 - Hora de la verdadLa primera semana después de las vacaciones de Navidad paso muy rápido, Hermione y Harry acordaron ser discretos al menos en el principio de su nueva relación pues ambos sabían que el que lo supieran los demás habría muchos comentarios y no sabían si estaban preparados para eso, aparte de que al mantener en secreto disfrutaban más su relación. El día lunes había amanecido radiante, aunque hacia frío el sol estaba por lo alto, Hermione se dirigió a su clase de Runas mientras Harry se quedo con Ron en la sala común Gryffinfor. Se dirigía al tercer piso bajaba unas escaleras cuando se encontró con quien Dean al que había estado tratando de evitar estos días. Se encontraron de frente, el trato de sonreír, ella en una forma amable le devolvió el saludo. -Buenos días. Él no dijo nada, la castaña le paso por enseguida, sin razonar se dio media vuelta bajo el escalon que había subido y le tomó delicadamente por el brazo. -Hermione. Dijo casi en un susurro el chico. Ella giro ante el acto de Thomas, no le sorprendió pues ya se lo esperaba desde antes, y tratando de estar tranquila contesto. -¿Qué pasó? Dean se miraba indeciso, al parecer se había arrepentido de inmediato de deternela. -Veras. Decía nervioso. -He pensado en lonque me dijiste el otro día, se que me dijiste que no perdiera el tiempo, y que mejor buscará a otra chica, pero yo sigo pensando que tu eres esa chica, en serio te he tomado mucho cariño, si tan sólo me dieras la oportunidad.La castaña se soltó del agarre del chico, y en voz baja repitió -Lo siento, no pensé que esto llegaría a este punto Dean, pero tu haz sido sincero conmigo, y creo que debo ser igual yo... La castaña dudo en decir lo siguiente pero era una Gryffinfor y tenia que hacer lo correcto, y viéndole esos ojos profundos chocolate continuo diciendo. -Dean yo... Yo acabo de comenzar otra relación, es por eso que ya no puedo tener nada contigo, Disculpame en verdad. Avergonzada bajo la mirada, Dean si que no se esperaba eso sus ojos se abrieron enormemente, su boca quería decir algo pero no sabia que. Sólo movió la cabeza de arriba a abajo dando a entender que había captado todo lo dicho por ella, sin decir algo, se retiró escaleras arriba. Hermione no lo detuvo, lo comprendía y esperaba que Dean fuera discreto con su confesión.Las clases pasaron sin emoción, solo que Hermione había hecho un hechizo perfecto en transformaciones avanzadas y ganó 15 puntos para su casa al convertir a Harry en un tigre de vengala. Durante la cena Hermione se sentaba con Ron y Harry, ella había tenido una platica con su novio durante la mañana donde acordaron contarle a Ron, después de todo el era el mejor amigo de ambos y tenia derecho a saberlo, el como se lo tomaría era una incógnita que iban a descubrir en unos minutos. -Ron, Hermione y yo queremos contarte algo. Dijo el azabache, mientras miraba como el pelirrojo dejaba de lado la cuchara con tarta de melaza. -Bien los escucho. Dijo serio, al parecer ya sospechaba algo pensó la chica del trío de oro.El "niño que vivió" y la castaña se miraron a los ojos como decidiendo quien hablaría primero, el azabache tomó las riendas del asunto. -Buenos Ron, Ella y yo queríamos contarte que durante las vacaciones... Y comenzaron a relatarle lo que habia pasado durante los últimos días de vacaciones omitiendo ciertas partes claro, y el como habían descubierto que se querían. -¿ Y bien Ron, qué no piensas decir nada? Pregunto Hermione al observarlo callado durante todo el rato en el gran comedor que ahora lucía casi vacío. El pelirrojo suspiro enormemente y torciendo la boca en una mueca soltó. -Ya me lo veía venir, desde que regresamos han estado demasiado unidos, bueno siempre lo han sido, pero sabia que ahora había algo más, y ya se que fue, no se preocupen por mi no diré nada hasta que ustedes lo hagan, solo denme tiempo para asimilar todo, va a ser muy raro verlos... Así... Sólo denme tiempo, pero de igual manera, me alegro por ustedes, al final siempre fueron el uno para el otro. Y dándoles un abrazo y sonrisa a ambos se despidió. -Solo hay que darle un poco de tiempo, el lo asimilara. Dijo el azabache tomando la mano de la castaña y depositando un beso en ella.
Mientras tanto en la torre de Gryffinfor Ginny salia a hurtadillas de la sala común pues ya era tarde, fue a un pasillo bastante alejado y que se miraba a simple vista que no era transitado. Se sentó a esperar a la llegada de cierta persona. -¡Malfoy! Que bueno que llegas, me muero de frio. Decía la pelirroja levantándose.-Lo siento, no se dormía Nott. Seguido de esto la abrazo lo más fuerte que pudo, si algo había cambiado después de la guerra era Draco Malfoy, no se podía negar que aún poseía ese orgullo, pero su arrogancia había quedado de lado al entablar ese tipo de relación con la menor de los Weasley, sabia que habían empezado mal, pero no perdía las esperanzas de tener algo serio con ella en un futuro cercano, por eso no la dejaba, el frío Slytherin se estaba enamorando. Por el contrario Ginevra sentía algo por el, algo que nunca sintió por el azabache, pero no se resignaba a perder al niño que vivió, aun no. -Ginny, ya deja por la paz a Granger, ese coraje no te llevará a ningun, te lo digo yo, que no ves hasta que punto llegue por miedo y coraje, puse en riesgo a mi propia madre al convertirme en mortifago. La Weasley estaba a punto de ceder pero su coraje la cegó de nuevo. -Te prometo que dejará esto por la paz, solo haré una cosa más y ya, lo prometo en verdad. Y así pasaron un rato más entre charlas de clases y algunos besos. Se despidieron, el dio vuelta y ella se siguio derecho, antes de dar vuelta para su torre vio como cierta castaña y ex novio iban tomados de la mano y sonriendo a lo ancho. Ella se quedo parada en seco, no necesito mirar más para darse cuenta de todo lo que eran ellos dos. -No debiste Hermione Granger. Dijo furiosa la Weasley. Dio medio vuelta y retomó camino, bajando a las mazmorras dio con el salón de pociones, ella después de todo era una bruja inteligente, recordó haber leído una poción que encajaban ahora perfecto con su plan contra su ex mejor amiga, al sufrir ella también Harry. -Yo le di tanto, y el nunca lo supo valorar, es lo mínimo que te mereces Harry. Dijo para si misma quitándose con fuerza una lágrima rebelde. -Alohomora. Susurro con varita en mano.Entrando al aula de pociones y esforzando al máximo su mente sin mucho éxito pues solo recordó dos ingredientes de aquella misteriosa poción, tomó bastante de los frascos y rellenando los con magia cerró donde estos se encontraban. Salio tal como entro, en completo silencio, camino más rápidamente y llegando a su cama se prometió que iría a la biblioteca en su eprimer rato libre para releer aquella poción.
*Hola, ojalá te gustara el capítulo, espero tu comentario, espero actualizar en un par de días o mañana mismo si puedo, nos estamos leyendo.CHICAGRANGER*
Capítulo 21 - MuertaLos días pasaban muy rápidos, los exámenes se acercaban a un paso agigantado, los deberes como premios anuales para Harry y Hermione eran pesados, la mayoría de los estudiantes ya sospechaban que este par sostenían algo más que amistad puesto se mostraban más afectivos, detrás de ellos Ron con el paso de las semanas se mostró más contento y volvió a ser el mismo de siempre, a lo lejos la que no paraba de echar chispas del mismo color de su cabello era la pelirroja Weasley, su coraje hacia la castaña se había incrementado indudablemente.-Disfruta tus últimos días Granger. Decía para si misma. Al terminar la cena salio del gran comedor hacia su ya normal cita con el pelirrubio Slytherin.-Llegas muy temprano Ginny. Soltó Draco mientras cerraba la puerta del aula vacía, ella se giro y sonrió ya le era común mirarlo y sentir ese revoloteo en su estómago, quizás y si podría funcionar una relación más seria con el, pero no se podía permitir eso por ahora, ahora tenia en mente ese plan. -Lo se, pero es que hoy no podremos platicar mucho, tengo varias pulgadas de pergamino que llenar. Dijo mientras lo abrazaba, el se extraño por ese comentario, a pesar de todo ella por más deberes que tuviera siempre se quedaba ahi, con el. -Ginny, ¿has seguido con ese plan absurdo contra Granger? Pregunto el rubio. -No... Claro, que no, solo son mis deberes Draco. Pasados unos minutos salieron del aula vacía cada quien tomó su rumbo, ella como era de esperar en los últimos días se fue a los baños de Myrtle, a pesar de que aún habitará en el caatillo, la pelirroja sabia que el fantasma no se encontraba ahí en esas horas, sino navegando por las tuberías del colegio.Entro y efectivamente todo en solitario, saco el caldero detrás de un hueco en la pared y de su bolsillo un poco blanco que era de suponerse eran los colmillos de serpiente molidos que le hacían falta, esos ingredientes fueron los más difíciles de conseguir pues casi era descubierta por el mismo Slughorn. Se fue a cierta página donde resaltaba el título "Filtro de muertos en vida" dio el ultimo giro como lo indicó el libro y la poción se torno casi cristalina, sabia que algo había fallado perro era casi perfecta y con eso le bastaba. Vertió todo el contenido de él caldero en un frasco y cerrando el libro salio del baño sigilosamente.Al día siguiente todos estaban de muy buen humor, ahora era lograr que la castaña pudiera beber la poción. La pelirroja Entro al gran comedor y más contenta por su suerte no podía estar, eran muy pocas las personas que se encontraban en el y entre ellas la castaña, se acercó lo mas rápido que pudo y se sentó a su lado. - Hermione, tenemos que hablar. Dijo Ginevra, su examiga giro sin prisa su cabeza y enarcanando las cejas contesto. -¿Tu? Hablándome de nuevo, creí que ya no eramos amigas. Dijo la chica del trío dirigiéndose de nuevo a su desayuno sin mirarle. Fue en ese momento que Weasley chica se acerco más y sacando de su bolsillo con cuidado el frasco, y vertiendo la poción en el vaso de jugo de manzana dijo. -No es por ti por quien te hablo, solo es por Harry, quiero que lo hagas feliz, él se lo merece aunque sea contigo. Termino de decir la pelirroja, Hermione volteo y la miro a pesar de todo lo que habían pasado, todo lo que Ginny le hizo a él, sus palabras volvieron a sonar a esa persona que ella conocía, que sabia que era buena y sincera. -Él es feliz. Fue todo lo que la castaña contesto. La pelirroja sonrió y se alejo, no quiso quedarse a desayunar, era mejor que nadie sospechara de ella. Hermione seguía intrigada por el acercamiento de Ginny, sumergida en sus pensamientos tomó un profundo trago de su jugo de manzana. Le supo diferente, pero aún así tomó otro sorbo saboreando. En eso entro Ron al lado de Dean, ambos sonrieron a la chica que los saludo con una mano mientras que con la otra depositaba el vaso en la mesa. -Buenos días chicos. Saludo ella-Hola Hermione, y ¿Harry? Pregunto Dean, el ya sospechaba que ella sentía algo por el azabache, al final se había resignado. -Me supongo que aún dormido. Dijo la castaña. -Nunca, aprenderá de mi, tiene que ser un poco más obligado con las clases. Dijo Ron provocando la risa de los otros dos. Entre comentarios y bromas el desayuno se pasó muy rápido, y Hermione se había tomado la totalidad de su vaso de jugo con manzana. La chica se disculpo con el pretexto de que tenía que ir por su mochila, se levantó y su vista fue a la entrada del comedor y ahí le miró sonriendo era Harry entrando algo despeinado, y aun bostezando. El azabache se había quedado dormido, apenas y se ducho y salio corriendo escaleras abajo, miro que la castaña no estaba asi que supuso ya se había retirado a desaynar, salio de su torre. Sin duda su noviazgo era de las mejores decisiones que había tomado en su vida, se sentía completo al lado de ella. Entro al gran comedor y le miró, se acababa de levantar de su lugar. -Seguro olvido su mochila. Se dijo a si mismo el azabache, un bostezo se le escapó lo que provocó la sonrisa de la castaña, el le devolvió la sonrisa, amaba verla sonreir, pero todo rostro de felicidad desapareció cuando vio como ella caía hacia el piso en lo que parecía un desmayo. Corrió lo más que pudo a su lado, ya había sido rodeada por dos estudiantes a los cuales alejó de inmediato, la tomo en brazos y atrás de él Ron y Dean iban a enfermería. Madame Poppy los saco del lugar, la revisaba y volvía a revisar los chicos miraban como los movimientos frenéticos de la enfermera no sesaban, las puertas se volvieron a cerrar, pasaron más minutos a Harry le hervía la sangre no de coraje, sino angustia. Ella no parecía enferma, por el contrario, su salud era mejor que la de él y Ron juntos, pensaba el azabache.-Todo estará bien. Decía Dean tratando de sonar tranquilo.-Si, seguro fue un desmayo por el estres de los examenes, es muy común en estos días. Dijo Ron Harry solo afirmó con la cabeza sin decir nada, más minutos pasaron a la espera. Salio la señora Poppy como le llamaba Dumbledore, El azabache noto como los ojos de la enfermera estaban rojos, era claro que había llorado. -Señor Thomas, necesito que vaya por la profesora McGonagall de inmediato. Ordenó, a regañadientes el moreno salio de vista, ella se limpio una lágrimas, Ron no aguanto mucho el misterio y solto. -¿ Y Hermione? Harry, vio como Madame Pomfrey negó con la cabeza y abriendo la puerta susurro. -Cuando la trajeron ya no tenía pulso, lo siento. A los dos se les heló la sangre, ella no podía estar muerta, su mejor amiga, la novia de él, no podía estar muerta. -Usted está loca. Soltó el pelirrojo entrando a enfermería. Detrás de él Harry. La miraron ahí acostada en la cama blanca, estaba tan indefensa, parecía dormida. No muerta. Ron fue el que la toco primero la soltó casi al instante, esos ojos azules se llenaron de lágrimas. Se miraron por un momento, el azabache esperaba cualquier palabra de su mejor amigo que contradijera a lo que había dicho la enfermera, pero Ron solo negó con la cabeza. Entonces sus ojos verdes se dirigieron de nuevo a ella. Le tomó la mano, su piel era fría, como nunca, cerró los ojos tratando de sentir el pulso, pero sus pensamientos eran demasiado fuertes como para concentrarse, total ya no había nada que escuchar. Ni sus risas, ni regalos, no más Hermione Granger. -Ella no. Sólo fue lo que dijo el Gryffinfor. Ron quería saber más asi que pregunto. -Pero... ¿cómo? Pregunto dirigiéndose a la enfermera. -Verán niños, en el mundo muggle como en el mágico hay ocasiones en el que a todos nos falla el corazón, se debilita sin darnos cuenta, y ocurre que deja de funcionar, al parecer todo indica que sufrió un infarto. Ambos negaban, simplemente no era posible, ella que lucho hombro con hombro al lado de ellos, muerta. Las puertas abrieron dejando entrar a McGonagall junto a Dean. Las dos brujas se encerraron, se escucho el sollozo de una de ellas. Dean no necesito preguntar, por la cara de sus compañeros sabia que ocurría. Se fue sin decir mas abatido por la noticia. En silencio Minerva se poso al lado del cuerpo inmóvil de la castaña y dejando ver su rostro demacrado soltó con seriedad. -Necesito que me dejen sola con Pomfrey. Dijo a los chicos. -No. Dijo El azabache. La directora miro seria y apunto de llorar, pero se mantuvo firme y dijo de nuevo. -Pott... Harry, necesito que salgan tu y Ron para dar un último chequeo a Hermione, por favor. El porfavor fue más ruego que una orden, se notaba que ella no se aferraba a la idea tampoco, sin decir más Ron jalo a Harry fuera de enfermería.
*Me costo escribirlo, pero aquí esta, seguiré subiendo más, nos estamos leyendo. CHICAGRANGER*Capítulo 22 - La poción Wiggenweld
-Ron ella no puede estar muerta, Hermione no.. Decía Harry, fuera de enfermería, Al final el llanto se había apoderado del niño que vivió, Su mejor amigo pelirrojo ahogado en sus propias lágrimas igual soltó en llanto y se unieron en un abrazo. En eso, llega Luna corriendo con lágrimas en los ojos, al ver el estado del par de Gryffindors supo que lo que Dean decía por los pasillos era verdad, Hermione Granger habían muerto.-Harry, dime que no es verdad, mi amiga no. Exclamaba la Revenclaw.Harry en un gesto de cordialidad fue a abrazarla, a pesar de todo, la rubia era de los mejores amigos de ambos. Minutos se sumaron a la espera mientras dentro de enfermería se estaba tornando una situación muy diferente a la de duelo de fuera. -Pomfrey, pero escucha con cuidado, la señorita Hermione... Decía la directora mientras dejaba de lado su sombrero y tomaba con ambas manos la fría muñeca de la castaña inconsciente. -¿Profesora... Es... Su pulso? Preguntaba anodada la enfermera. -Es imposible, yo misma la revise varias veces... Esto.. Es.. Un milagro... Termino por decir. McGonagall se quedo muy pensativa, quizás no era tan espectacular como El fallecido Albus Dumbledore, pero no por eso dejaba de ser una bruja excepcional y sumamente inteligente, y sus ojos se entrecerraron. -No Poppy, esto no es ningun milagro, es obra de alguien malvado, creo saber que fue lo que paso, necesito confirmarlo, ahora necesito que te quedes al lado de Granger, no quiero que la dejes sola, puede estar en peligro. La dama vestida de blanco asintió dejándole el paso libre a la directora que emprendió marcha hacia su despacho, las puertas se abrieron de nuevo, vio destrozados a los amigos, los llamo y sin decir mucho los tres fueron a sus espaldas estando en su despacho hablo de nuevo. -Muchachos... Hermione, Poppy...- Decía hojeando un libro enorme que había bajado de un estante. -Pomfrey ha diagnosticado mal... Su vista y voz se perdieron de nuevo en una de las hojas, losntres amigos miraban extrañados. -¡Aquí esta! Exclamó victoriosa la ex profesora de Transformación, sonriendo triunfante dijo de nuevo un poco más tranquila. -Hermione no está muerta. Los tres respiraron, el alma le volvió al cuerpo al azabache y pregunto. -Pero la tocamos, estaba helada, sin pulso... -¡No! Por eso los traje aquí, y este libro confirma lo que sospeche, alguien ha inducido a la señorita Granger a ese estado, le han dado a beber el filtro de muerte en vida. Los tres amigos se miraron cuestionando, como ninguno sabia, la directora prosigio -Él filtro de muerto en vida, provoca al que lo bebé caer en un sueño profundo, al punto de que parece que ha muerto, el pulso casi se anula, la piel deja de poseer el mismo calor, afortunadamente hay una poción que resta esta poción, la poción Wiggenweld yo misma me encargaré de prepararla, pero el asunto aquí es ¿quién dijo a beber esto a Hermione? Yo no puedo hacer mucho, les pido que me ayuden en ese asunto, y al saber quien es les aseguro que pagará caro. Termino de decir seria sentándose en su silla. La platica siguió al oír más sobre la poción y los tres días que tardaba en estar lista, Harry, Ron y Luna se tranquilizaban y ponían mayor optimismo conforme más escuchaban. Pero la única que se interesó por averiguar un poco más sobre el autor del crimen era la soñadora de Luna, y ¿de quien más sospecharia? Sus pensamientos se dirigieron obviamente a la pelirroja Weasley. -No es difícil sospechar de ella, es la única que tiene motivos. Pensó la inteligente Revenclaw, a pesar de ser siempre pacífica, La rubia nonse.contuvo mucho y temprano por la mañana Después de visitar a su castaña amiga, se dirigió a enfrentar a la Weasley. -Eres un vil arpía. Dijo la rubia a la Gryffinfor encontrándose en uno de los pasillos hacia el gran comedor. -¿Qué te pasa Luna? Preguntaba con aires de incredulidad la hipócrita de Ginny. -Tu fuiste la que le dio la poción a Hermione. Dijo con furia y sin rodeos Lovegood, Ginny entre abrió la boca tratando de decir algo, pero sabia que seria inútil desmentir, ahora solo le quedaba hacer una cosa para que la rubia no dijera la verdad. Golpeó contra la pared a la Revenclaw y la amenazó con varita en mano, tan de repente, que la rubia no pudo defenderse. -Mira... Lunatica, no se como te enteraste, pero tu no vas a decir nada a nadie. Y preparándose para lanzar el hechizo -Oblivi... ¡PUM! Cayó inconsciente hacia el suelo la pelirroja, alguien le había lanzado antes un hechizo. Luna respiro agitada y giro su vista y para su sorpresa Dean Thomas a su lado. -Gracias, dijo la oji azul sonriendo. -De nada, por Hermione. Dijo El moreno mientras a rastras se la llevaron a la directora y le explicaron todo, Harry y Ron no sabían, el pelirrojo ya había visitado a su amiga, el azabache le pidió permiso a la directora para faltar a clases y acompañar a la castaña en enfermería aunque estuviera inconsciente, el tomaba la mano y le hablaba de lo mucho que la quería.
-Buenos días señorita Weasley. Dijo la directora en cuanto hizo reaccionar a la pelirroja en su despacho. -Prof... Profesora, ¿Qué hago aqui? Pregunto ante la mirada penetrante de la señora.-Eso no importa, lo que importa es lo que hizo a la señorita Granger, y estoy esperando ansiosa una explicación. -Yo... Yo... Y entre llantos y súplicas termino contando todo lo paso desde entonces. -Pienso que usted se ha convertido en una decepción, lamento tomar esta decisión pero no arriesgarse a Hermione ni otro estudiante más, queda usted expulsada señorita Weasley, vaya a preparar sus cosas, notificare a sus padres, cuando estén aquí la mandare buscar. La pelirroja rogó llorando que no, pero su coraje había ocasionado todo esto y ahora arrepentida tenia que aceptar lo merecido, salio del despacho en busca de quien siempre para bien o mal estuvo en esos meses, Draco Malfoy...
La noticia corrió como viento en el colegio, Hermione despertó días después y la bienvenida para ella fue más que alegre para la castaña, aun confundida por todo lo que paso, esa noche en su habitación miraba por la ventana en silencio. Se escucho el tocar de la puerta. -Adelante. Dijo la castaña Y entro por la puerta el azabache. -Buenas noches Hermione, ¿molesto? Pregunto -Claro que no, pasa. El chico obedeció y se sentó sobre la cama.-Hermione, el día que Madame Pomfrey dijo que habías muerto, fue lo peor que pude haber escuchado, incluso más que cuando descubrimos que era un horrocrux, me dí cuenta que ya no me imagino mi vida sin ti, te... Te necesito... Dijo susurrando a punto de llorar el niño que vivió.Hermione se conmovió hasta el alma y lo abrazo lo más fuerte que pudo y le respondió. -Te amo Harry. Mientras lo tomo por el rostro y lo beso, con ternura, con pasión, inocencia y fuego, le quería demostrar que ella también lo necesitaba, que ella lo amaba. Se durmieron juntos, hablando del futuro, hablando de un "nosotros". -Entonces, ¿siempre tu y yo juntos Harry? Pregunto la castaña sonriendo.-Siempre. Contesto el azabache mirando a los ojos a su chica.
*Otro capítulo, he de decirlo, el fin está cerca, no se pongan tristes quedan varios capítulos por delante, pero el fin ya es inminente, me alegra ver sus comentarios, espero hayan disfrutado el capítulo, subiré otro apenas tenga tiempo, nos estamos leyendo. CHICAGRANGER*
Capítulo 23 - Tiempo
-Hermione... Hola. Decía Ron del otro lado de la sala Gryffinfor, desde lo del asunto de Ginny se había comportado más distante con sus mejores amigos, la castaña recordó lo que su novio le contó el día que despertó en enfermería.
FLASHBACK -Me sentía pesada, como si el tiempo se hubiera detenido, senti que algo descendía por mi garganta, me quemaba y quise devolverlo y gritar, pero no podía... Ni tenia fuerza, pase asi no se cuanto tiempo, hasta que reuní el suficiente valor para comenzar a parpadear, la luz del sol me hacía daño pero mi necesidad de ver luz era más fuerte. Termine por abrirlos y ahí estaba Harry sonriendome, lucía con ojeras se notaba preocupado. - ¿Qué pasó? Fue lo primero que pude decir, luego de ver los rostros de McGonagall, Ron y Pomfrey a punto de estallar de felicidad me preocupe más. La profesora se acerco y se sentó a mi lado, le pidió a todos que salieran que ya abría tiempo de saludarme. Y comenzó a decirme -Hace unos días te dieron a beber la poción... Y si todo encajo perfecto el como me desmaye y Ginny tan amable antes de eso. Entraron Ron y Harry, el segundo me beso con dulzura, les pregunte como estaban, ambos me dijeron que bien, Ron me abrazo fuerte, me lastimó un poco pero lo abrace todo lo que pude. Me ayudaron a subir a mi habitacion, se quedaron conmigo hasta ya entrada la noche, Harry acompañó a Ron y subió de nuevo, se sentó a mi lado ya con su pijama, mi curiosidad era demasiada asi que no me aguante y le termine por preguntar. -¿Qué pasó con Ginny?, el de inmediato se tenso, y con trabajo me respondió. -La expulsaron, ya sabes. Y si lo sabia, pero también sabia que no me refería a eso, si no como habían reaccionado él y Ron, y me contesto de nuevo sin mirarme.-Me entere por Ron, y el por medio de Luna que fue la que la descubrió, cuando supe no me sorprendí, pero no pensé que fuera capaz de casi... Matarte, y para evitar algo peor, no quize enfrentarla. Le di un beso en los labios, que el se auto controlara era algo impresionante, -¿ Y Ronald? Le dije mirándole a esos ojos verdes que amo. -Él, a lo que me contó Luna si la enfrentó, le reclamo y dice salio maldiciendo, espero que no la pase mal. FIN FLASHBACK
La castaña se decidió a no tener más lejos a uno de sus mejores amigos, le sonrió y lo invito a dar un paseo fuera en los jardines del colegio. -Ron, ya no te quiero lejos de mi y Harry, te extrañamos. Dijo Hermione deteniéndose un poco. El pelirrojo se torno del color de su cabello y contesto. -Perdona, pero lo de Ginny, después de todo lo que paso, y todavía se atreve a dañarlos asi, esta loca. -La verdad, si un poco, pero es ella, no tu, no tienes que pagar las cuentas de ella. -Tienes razón, ya no estaré lejos, lo prometo, total Ginny ya las está pagando al lado de tía Muriel. Dijo sonriendo el chico Weasley. Al rato se les unió el azabache y desde ese día, se les miraba a los tres como en los viejos tiempos, como el famoso trío de oro. El tiempo volaba ya los éxtasis estaban pasando, el verano había entrado con fuerza, las clases eran pesadas junto a los deberes. El sentimentalismo estaba a flor de piel, la graduación estaba próxima. El noviazgo de Potter y Granger había sido la novedad cuando en los primeros días de marzo en una de las cenas el azabache le dio un profundo beso en los labios, ya que cierto alumno de 6to año se acerco a la Gryffinfor con una flor en mano. Ese día hasta la misma directora dijo algo entre dientes que Hagrid admitió felizmente. -Es como si la historia se repetiría, Lily y James también en 7mo años, la única diferencia es que todos sabíamos que la señorita Hermione y Harry estarían juntos tarde o temprano. Todo estaba resultando mejor de lo esperado, Harry sin tener la presión de ser asesinado ese año sus notas habían mejorado considerablemente, las de Ron no tanto, pero eran buenas y las de la castaña se mantenían igual. -Vamos Harry dile a Hermione que me ayude. Decía Ron desesperado. -No, ni se te ocurra Potter, y tu Ron tuviste toda la semana para hacer el pergamino. Decía la chica sentada frente a la chimenea. -Pero Hermione.. Vamos es el último deber piensa eso. Dijo Harry intercediendo por el pelirrojo.La chica los miro a ambos con sus caras de "inocencia" negó con la cabeza y riendo se sentó al lado de Weasley dispuesta a ayudarle. Terminaron tarde ese viernes, apenas y tuvo tiempo la pareja para dar su recorrido. Al ir por los pasillos el azabache le tomó la mano. -Te amo. Le susurro al oído a la castaña haciendo que la piel de ambos se erizara. Ella sonrió y volteando a mirar le dijo -Yo te amo más, Harry. Se besaron, no fue un beso inocente, fue algo más... La aprisiono con suavidad en la pared del pasillo oscuro y solitario, las manos del azabache estaban en el rostro de la chica, por el contrario las de ellas se deslizaban con paciencia sobre su pecho, termino por enrederlas en el cuello de él, logrando que se pegaran aun más, cosa que provocó un ligerido gemido del oji verde, la castaña sonrió en medio del beso y sabiendo lo que estaba provocando en el niño que vivió introdujo su lengua, lenta explorando los nuevos rincones, hizo que Harry se elevará y sus manos se fueran a su cintura, no sabían que era si el mismo amor, o la adrenalina de estar rompiendo varias reglas siendo ambos premios anuales. -Hermione... Dijo agitado el azabache rompiendo con la euforia.-Hmm.. Respondió ella aun con los ojos cerrados, él la miraba tan bella, era sin duda el amor de su vida, con ella quería pasar el resto de su vida como en los últimos 7 años, como su mejor amiga, y ahora como su mujer. Le tomó de nuevo el rostro y obligándola a abrir sus ojos miel le dijo en un susurro sonriendo. -Casate conmigo. Ella saliendo del trance de pasión de golpe, sus ojos se abrieron lo más que pudo solo una lágrimas rodó por su ojo derecho, limpiando el azabache la lágrima, ella le contesto un leve. -Sí. Sin duda fue la pregunta más fácil y más importante que le habían dicho hasta el día de hoy.
-¿Entonces es verdad? Preguntaba el pelirrojo mientras se ponía de pie y miraba la mano izquierda de la castaña.-¡Ron! ¿Podrías bajar la voz un poco por favor? Decía Hermione reprendiendo.Harry solo reía ante la escena de sus mejores amigos, en donde el chico Weasley sonriendo meneaba de un lado a otro la mano de la castaña observando el anillo de oro con plata y una sencilla pero muy linda piedra redonda color ámbar, daba la impresión de ver una snitch (https://i0.wp.com/www.sopitas.com/site/wp-content/uploads/2015/01/enhanced-3216-1421435464-30.jpg). El anillo provino de un regalo del mismo Albus, claro no de forma directa, pero gracias a la profesora McGonagall lo recibió. FLASHBACK Harry había sido llamado por la directora para arreglar la última salida del ciclo a Hogsmade.-Buenas tardes profesora. Dijo el azabache entrando a la oficina.-Tome asiento señor Potter, tenemos que dejar la fecha para la última salida al pueblo. Comento Minerva-Si, estuve viendo y creo que podría quedar para la segunda semana de mayo, ya cuando todos terminamos con exámenes y demás deberes. Respondió el Gryffinfor, y siguiendo con temas parecidos la conversación se alargó unos quince minutos, antes de retirarse la dama saco de unos de sus cajones una pequeña caja y con delicadeza se la extendió a el chico.-Esto le pertenece Harry. Soltó la directoraEl chico extrañado lo tomo y pregunto. -Pero ¿Qué es profesora? -Unas cuantas cosas que pertenecieron a tus padres, Dumbledore las guardo pensando dartelas cuando pasaras por cierta etapa especial (Sonrió con complicidad, pues se refería a la castaña), pero me temo que seré yo la que te los entrege. Termino por hablar. El azabache dio las gracias y abrió con cuidado la caja en su interior se encontraba el anillo que hoy portaba la castaña, que era de Lily Potter, entre otras pequeñas joyas familiares y unas cuantas fotos del tiempo estudiantil de sus padres. Sonrió y salio con los ojos cristalizados del despacho. FIN FLASHBACK La castaña al día siguiente le contó todo a su rubia amiga, estaba que no paraba de brincar de la emoción.-Dios mio, mi mejor amiga se casa, no puedo creerlo, debí suponerlo, ¡Hermione se casa! Exclamaba Luna sin parar, la Gryffinfor la dejo, puesto que estaban en el lago y no había nadie realmente cerca.-¿Cuando se casan? Pregunto la Revenclaw -No hemos hablado mucho Harry y yo sobre eso, solo que queremos algo pequeño y privado, solo los amigos más cercanos, me supongo que será después de la graduación. Dijo la oji miel.-Bien, es obvio que seré la madrina de honor, y te ayudare con todo. Hermione solo sonrió por compromiso, a pesar de todo sabia que su amiga era algo o bueno muuuy excéntrica.
*Aquí con otro capítulo, espero terminar de escribir el otro pronto y estarlo subiendo lo más rápido que pueda, nos estamos leyendo y gracias a los que han estado comentando, saludos.CHICAGRANGER*
Capítulo 24 - A lo lejos, una nueva vida
El tiempo no cedió su paso, y ahora todos los estudiantes se encontraban en su última cena en Hogwarts, McGonagall nombraba a uno que otro estudiante por alguna hazaña o algo bien hecho durante su estadía en los últimos siete años... Claro no pudieron faltar el trío de oro -Premios anuales y servicios escolares. Fueron las placas conmemorativas que recibieron los tres mejores amigos. La directora se puso en pie finalizada la cena para dar la despedida a los chicos. -Una generación más sale de Hogwarts, la primera a mi cargo y me da un enorme placer decir que es una generación que lleva en sus filas grandes magos y brujas, dispuestos a todo por el bienestar no sólo de ellos, sino del mundo mágico y muggle también, que la buenaventura este siempre de su lado, y Hogwarts siempre estará abierto para ustedes, mis queridos alumnos. Finalizó quitándose una rebelde lágrima que se le escapó. Los estudiantes no tardaron en estallar en aplausos y silbidos festejando y lamentándose por terminar su colegio. Al siguiente día temprano, era hora de partir. Pero los alumnos de séptimo no partieron en las carrozas, Hagrid los dirigió a la parte baja del lago, como aquella vez que pisaron primera vez el colegio, de tres en tres subieron a las pequeñas canoas y emprendieron marcha. Así como entraron salieron ahora ya no había regreso el próximo verano, ahora era su nueva vida. -Extrañare todo esto. Dijo Ron mirando hacia atrás mientras el colegio se hacía cada vez más pequeño a la distancia. -Será difícil acostumbrarse a no estar en casa. Dijo el azabache con cierta tristeza, la castaña sujeto su mano con fuerza y les dijo a ambos chicos.-Mientras estemos juntos, nada puede ser tan difícil.Y así a lo lejos quedo las aventuras, las travesuras, los partidos de quidditch, la copa de las casas, Gryffinfor, las mazmorras, los libros, los dormitorios, su colegio, su casa, su niñez y juventud. Dando paso a nuevas aventuras, responsabilidades, una nueva vida.
***
Unos meses han pasado, Harry estuvo tentado en vivir al lado de la casa de Hermione ya que se encontraba en venta una casa, pero fue convencido por los Weasley o más bien Por Molly a vivir con ellos, no la pasaba tan mal, gracias a que la menor de los pelirrojos aun estaba con tía Muriel recapacitando todo el daño que hizo. Hermione trabaja para el ministerio, mientras Ron y Harry se entrenan para ser aurores como siempre anhelaron, las que sorprendieron a todos fue Luna Lovegood y Ginevra Weasley, pues la rubia partió apenas se graduaron hacia América en busca de nuevas especies prometiendo que volvería apenas la castaña y el azabache fijarán fecha para la boda, y la pelirroja tomando el puesto de cazadora suplente para las Holydays Harpies, y justamente 6 meses después se encuentra Hermione Granger a punto de convertirse en Potter.¿El lugar? Que tal esa capilla de Valle de Godric donde descubrieron que era Navidad Harry y Hermione en su búsqueda de horrocruxes. Era diciembre no había frío, solo montones de nieve alrededor en las calles, la capilla cubierta de llamas calentadoras en cristales con diferentes formas (estrellas, corazones, lunas, soles) que flotaban sobre los invitados, Ron sonreía pues él había sugerido esa idea a Luna, pues eran un grato recuerdo para el trío de su primer año cuando la castaña las creaba, ya que últimamente se les miraba a este par más juntos de lo que ambos admitían. Ramos de diversas flores blancas en el pasillo de la pequeña capilla, solo los seres queridos más cercanos fueron invitados a la ceremonia, todo se organizo en silencio, pues ambos eran figuras reconocidas del mundo mágico, pero no querían algo grande, la pareja quería ese momento solo para ellos, y así junto a estos se encontraban los Granger, Los Weasley (sin la pelirroja), McGonagall, Hagrid, Andromeda y el pequeño Teddy, que meses pasados había sido bautizado por los ex Gryffindors, Luna, Neville, Seamus, Dean, las Parvati, Harry en su trance interminable de felicidad incluso había mandado invitaciones a los Dursley, los cuales se negaron a ir, pero tía Petunia mando una nota con la que Harry se dio por satisfecho. -Felicidades, Lily seguro estará contenta donde quiera que esté. Petunia Dursley
Y ahí se encontraba ella su cabello caía con gracia lacio y sedoso, sobre ella un velo blanco corto, sujeto por una diadema color dorada. Un maquillaje ligero que hacía resaltar sus ojos miel su boca con un rojo intenso, su cuello descubierto, el vestido, el vestido era como un sueño, heredado de su abuela materna ya fallecida, solo con modificaciones para ajustarla a su cuerpo, corte V con unos tirantes delgados que semicaian en sus brazos, ajustado hasta la cintura donde caía con capas con volumen como si de un vestido de princesa se tratase color perla, se miro al espejo al fondo su padre, le sonreía a punto de llorar. -No llores papá o arruinare mi maquillaje. Soltó la chica mientras su padre negó con la cabeza y salio del pequeño cuarto donde se encontraba. Segundos después entro corriendo Luna con un vestido largo celeste diciendo. -Hermione te miras lindisima, ahora mi regalo.. Y con un movimiento de muñeca un hechizo salio de la varita de la rubia y se expandió por el vestido de la rubia. La leona temiendo lo peor se giro al espejo de nuevo y respiro con asombro, ahora su vestido desprendía brillos dorados, como si de una estrella se tratase. -Gracias Luna, es... Es perfecto. Dijo abrazándola. Y ahí iba tomando la mano de su padre con miedo, salio del cuarto camino con su cabeza agachada y el velo cubriéndola, cuando estuvo a la vista de todo el público escucho como todos suspiraron con ternura, asombro y amor. Levanto la vista y ahí se encontraba el, al final del altar, pulcro con su traje color grisáceo y su corbata negra a juego con su chaleco debajo del saco, su cabello negro azabache desacomodado en un visible intento fallido por peinarlo, y sus ojos verdes esos profundos ojos que amaba ver, la castaña de pronto se sintió más segura y feliz que nunca, era un sueño que quizás un año atrás no se hubiera imaginado, pero que ahora era el sueño más hermoso de su vida y que estaba apunto de volverse realidad, casarse con Harry Potter su mejor amigo y amor de su vida. El la miro, tan perfecta como nunca, sabia que ella se arreglo asi por él y solo por él, estaba más que satisfecho por la idea de compartir su vida al lado de esa castaña enojona que tanto amaba, y ahí estaba tomándola de la mano y sonriendole, se posaron frente al juez mágico que comenzó con la ceremonia.
-Yo te acepto Hermione Granger para amarte, respetarte y cuidarte siempre hasta más haya de la muerte, prometo siempre ser ese mejor amigo que necesitas, apoyarte en cada idea o decisión que tomes, estar a tu lado siempre, amarte siempre...-Yo te acepto como mi esposo Harry Potter para amarte, respetarte y cuidarte durante toda mi vida, ser tu compañera, amiga, amante, todo lo que necesites, apoyarte en todas tus locuras como lo he hecho hasta ahora, pero sobre todo amarte por siempre y para siempre. Se miraron a los ojos con ese amor profundo que siempre estuvo ahí, desde aquel 31 de octubre donde derrotaron aquel troll, donde su historia comenzó a escribirse desde antes. Solo se percataron de una cuerda magia proveniente la varita del juez los envolvía y se adheria a sus cuerpos, escucharon aplausos a los lejos y un Marido y mujer, sus bocas se unieron sellando el nuevo matrimonio Potter, el amor sellado legalmente ante el mundo mágico.
*Un gusto escribir este capítulo, es el penúltimo, el siguiente el epílogo que estaré escribiéndolo en breve, un enorme saludo.CHICAGRANGER*EPÍLOGO
El tiempo había pasado y ahora había dejado marcas, no malas, al contrario eran tiempos donde se respiraba con mayor facilidad tranquilidad. -Vamos Harry, no llegaremos a tiempo. Apresurada una castaña con ciertas marcas que el tiempo suele dejar como una frente ligeramente marcada y el cabello con una cana traviesa. El azabache que seguía luciendo esos ojos verdes pero ahora con un cabello más rebajado y con una pequeña cicatriz en la mejilla derecha casi invisible ganada gracias a su profesión como jefe de aurores. -Ya voy señora Potter, pero si pudiera decirle a su hija que se apresure. Decía sonriendo metiéndo al coche un baúl con las iniciales ASP. -¡Lily Jane Potter! O bajas ahora mismo o subo por ti. Gritaba la castaña. -Ya voy mama, es la primera vez que tardo tanto, siempre los que se tardan son James y Albus y nunca les dicen nada. Renegaba una pequeña castaña con enormes ojos miel de 9 años, era el vivo retrato físico de Hermione Potter, aunque la bruja aseguraba que solo era el físico, ya que su carácter y comportamiento era igual al de su padre Harry. -¡James! Deja tranquilo a Albus por favor. Decía Hermione mientras acomodaba la lechuza parda del mayor de sus hijos. James Sirius era el primogénito de los Potter, cabello rebelde típico de los Potter y ojos miel como los de Hermione, había heredado ese talento natural para la escuela sin necesidad de estudiar mucho asi como ese afán de ir haciendo travesuras, algo típico de su difunto abuelo James. El mayor de los Potter Granger estaba por ingresar a su 3 er. año en Gryffindor, el que iba apenas a su primer año era el segundo descendiente de él matrimonio, Albus Severus, él era el vivo retrato de Harry, el único con esos ojos verdes de Lily. Por el contrario a Lily Jane, era solo el físico de Harry Potter, ya que su carácter e intelecto era lo mismo de Hermione Granger, aplicado y amante de los libros. Llegaron a la estación King Cross donde llamando la atención de más de un mago y bruja vieron a lo lejos a Ron Weasley al lado de una pequeña pelirroja ojos azules. -Rose. Grito Albus corriendo hacia la hija de Ron Weasley que ya lucía una mirada más cansada y algo de peso ganado a través de los años. -Caramba Cada vez que los miro parece que se les vienen los años encima, bromeaba el pelirrojo abrazando a Hermione que le propinó un golpe en el estómago. -¿Cómo van sortilegios Weasley's? Pregunto el azabache. -Muy bien como siempre, estamos pensando en expandirnos hasta América, George esta viendo las posibilidades de abrir un pequeño local, algo para probar suerte. Explicaba el pelirrojo mientras su mirada se desvío hacia cierta rubia. -Hola chicos, saludo Luna ahora Weasley. Todos los Potter le sonrieron y saludaron. -Vamos Arturh Xenophilius, ve a platicar con Lily. Decía la rubia empujando ligeramente a un rubio con pecas y ojos azules, alrededor de la edad de la menor Potter Granger. -Albus esta nervioso sobre que casa le tocara, James ha estado bromeando con el sobre que quedara en Slytherin. Decía Hermione a la rubia. -Vamos luego se le quita conforme conozca más sobre la historia, Ronald le ha dicho a nuestra Rose que no puede casarse con ningún sangre pura o su abuelo Arthur la deshereda, en las que me vi para calmarla. Sonreía diciendo la señora de Weasley. Mientras platicaban los dos matrimonios, unos minutos después se dejó ver entre todo el alboroto tres personas que esperaban con ansias, al matrimonio Malfoy, el tiempo se había encargado de aceptarlos ya que eran familia y la familia se perdona todo, Ginny y Draco se casaron un par de años después que Luna y Ron, teniendo casi al mismo tiempo a su único hijo hasta ese momento el rubio Scorpius Hyperion Malfoy, entraron saludando y el pequeño Malfoy se fue directo al lado de Albus y Rose a platicar sobre su entrada al primer año en Hogwarts, la mejor escuela de magia y hechicería del mundo mágico. El tren dio su última llamada y era la hora de despedirse de sus hijos para que partieraan. Hermione y Harry dieron un beso y abrazo a sus dos hijos y los vieron subir al tren entre risas y juegos. Era como siempre lo soñó, una familia, ahora Harry Potter tenia una verdadera familia. Una esposa que amaba más que a su vida y que encima era su mejor amiga, y tres hijos que solo llegaron para multiplicar su felicidad, a su edad no podía pedir nada más, amigos y familia, los tenia todo, lo que siempre quiso. -Te amo. Le susurro a Hermione al oído que al instante se sonrojo.-Yo también te amo. Contesto ella abrazandole fuertemente.-¿Siempre? Pregunto el azabache besandole la frente. -¡Siempre! Termino por contestar la castaña y besarlo con suma dulzura, como la primera vez.
*Gracias por haber estado en cada capítulo, gracias por tu comentario, por leer y esperar a que actualizará, por ser ese lector fiel, por haberme acompañado en este fic que disfrute mucho escribir para ti, ojalá te haya agradado tanto como a mi. Espero pronto estarnos leyendo nuevamente, un enorme beso y saludos!, ¡GRACIAS!CHICAGRANGER*

Always/Siempre - Potterfics, tu versión de la historia

Always/Siempre - Potterfics, tu versión de la historia

Un año, un año ha pasado desde aquel día en que la guerrapor fin término, tantas muertes. Magos, brujas, muggles, niños, amigos, eincluso familia. Todo ha

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-alwayssiempre-potterfics-1949-0.jpg

2023-02-27

 

Always/Siempre - Potterfics, tu versión de la historia
Always/Siempre - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/174055
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences