Amándonos mas...... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Hoy, camino por este desierto de penas acumuladas que se desenvuelven en los pañuelos rotos que dejaste al partir. Te fuiste, y dejaste en este espacio lágrimas sin derramar, palabras sin culminar, sueños sin cumplir y anhelos que se pierden por cada uno de los pasillos de esta mansión.Esta mañana se ha despertado con el fulgor de un sol brillante y hermoso, las luces de los faroles de la ciudad poco a poco se van apagando y todo comienza a correr con la rutina de los habitantes. Eran poco más de las 6 de la mañana, cuando el cartero llego con una misiva, el mayordomo abrió las puertas y se dirigió rápidamente hasta mi pieza. La carta, venía de una villa aledaña a la ciudad, ésta venía por parte de Adriana de la Vega, por su hermosa caligrafía noté que la mujer tenia descendencia burguesa. En la carta se expresaba un profundo agradecimiento por haber apoyado a la villa en un momento de duros ataques por parte de Alemania, también me invitaba a tomar unas pequeñas vacaciones en la misma para así poder demostrar su aprecio hacia mi persona.
Corría el año de 1946, Adriana y yo llevábamos ya casi dos años siendo pareja y yo estaba decidido a proponerle matrimonio, la veía cada 2 meses, siempre era yo el que la visitaba y le llenaba de sorpresas con mi llegada. Fue un día de verano cuando alguien tocó a las puertas, Federico me dijo que una mujer llamaba por mi, y que a su juzgar era bellísima. Bajé corriendo por las escaleras y llegué rápidamente a la recepción donde estaba parada una exquisita figura, con un vestido rojo y un collar de perlas de Sevilla, era ella ¡mi amada Adriana!, a la que por tanto y tanto tiempo he amado, he soñado y me he imaginado en el altar.
La vida es como una cueva enorme y profunda: nunca podremos ver mas allá de nuestras narices sin una luz que nos ilumine. Era ya tarde y los últimos rayos del sol hacían su aparición, el silencio de la casa permitía escuchar los sonidos de la naturaleza, cada una de las habitaciones estaba a oscuras, solo la biblioteca donde me hallaba con mi esposa estaba iluminada por la luz de un candelero.
Vagaba por las calles de Milán cuando de repente y sin previa meditación me dispuse a entrar a la catedral, estaba justo frente a mis ojos y no tenía lugar alguno donde pudiera desahogar mis mas íntimas confidencias que con alguien que no fuera mi Señor. Sentado en la cuarta fila, se encontraba un hombre de unos treinta años, su pelo ya aparentaba algunas canas y su mirada era pensativa, observaba el altar y solo el sonido de mis pasos pudo distraerlo de tan solemne meditación; se levantó,me saludo y se presentó -Soy el Barón Fabarget, Aldo Fabarget- era obvio que yo no tenía ni la más remota idea de quien fuera ese sujeto, pero hubo algo en su persona que rápidamente me hizo confiar en el.
Baje como demonio por las escaleras de aquella mansión, maldiciendo y blasfemando, Aldo y Adriana aun sentados, al notar mi ira se levantaron de un salto de los sillones y se vieron el uno al otro tratando de encontrar una respuesta que darme, un pretexto para evadir mis preguntas y mi enojo. Todavía no llegaba y mi mente solo me recordaba mi rencor ¡Imbéciles, creyeron que podían tomarme el pelo y hacer de mi un juguete!.
Han pasado ya dos años desde que Adriana se fue, he superado mi obsesión del "amor" que tenía por ella. Creo que por fin la he olvidado, en Monte Verde, la ciudad donde nací, siguen los problemas con los alemanes aunque muy pronto se solucionarán mediante un tratado de paz y podré regresar después de tanto tiempo a mi amada ciudad; a esos verdes prados y cielos azules, canción que embellece los paisajes de mi nación.
De regreso a la mansión, una tarde del verano de 1952, caminando por la calle iba Azucena una muy buena amiga de la infancia, era con ella con quien mas me peleaba en los juegos, siempre discutíamos, en una ocasión fue tal su enojo que me lanzó una piedra a la cabeza ¡Ah! que bellos momentos. Ordené al cochero que detuviera el carruaje y bajé del vehículo para tratar de saludarla.
Héme aquí de nuevo para culminar con esta fantástica vida de mi gran amigo Leonardo Raudales, no pasó mucho tiempo para que los dos enamorados se casaran, sufrieron amargos momentos, pasaron por muy desagradables sucesos, pero aun así siguieron amándose con la misma intensidad con la que aquella noche de verano se declararon amor.
Gracias a todos y cada uno de los que me ayudaron a escribir esta novela corta, a todos los que me dieron ese empujoncito para que siguiera adelante y recuperara a mi musa.
A peticion de mi amiga Sariita.....escribire una un poko mas large jejejejeno hay noticas........... Artículos de danza y ballet

 

Amándonos mas...... - Fanfics de Harry Potter

Amándonos mas...... - Fanfics de Harry Potter

Hoy, camino por este desierto de penas acumuladas que se desenvuelven en los pañuelos rotos que dejaste al partir. Te fuiste, y dejaste en este espacio lágri

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-amandonos-mas-4513-0.jpg

2023-02-27

 

Amándonos mas...... - Fanfics de Harry Potter
Amándonos mas...... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/52182
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20