amor en la oscuridad - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Capítulo 1:La batalla

Los fríos ojos del lord oscuro escudriñaron el terreno, lleno de persona, muertas.

Sonrió con satisfacción, había derrotado al gran harry potter, y la orden del fénix habia muerto con el

.De repente oyo un sollozo,empezo a andar siguiendo la proveniencia del sonido.Vio a una chica arrodillada al lado de alguien, acercándose más, vio quien eran las dos figuras.

Todavía se acordaba de esa chica, la pequeña de los wesleay, habia crecido desde la última vez que la vio.

Si figura era delgada y frágil, su piel blanca como la leche que contrastaba con su pelo, de color rojo fuego, ella seguía siendo una niña, tendría 15 años aproximadamente.

Se acerco a ella y miro al chico tendido en el suelo, sus ojos verdes esmeraldas, miraban a la vacía, sin vida.

Se agacho hasta quedar a la altura de la pelirroja y la susurro al oído:

-ahora eres mía, y potter ya no te podrás salvar de mi.

Ella no dijo nada pero no paro de llorar.

Ordeno a dos mortifagos que la cogieran y la pusieran con los demás prisioneros.

El miro como dos hombres la arrastraban, separándola de potter.

Ella intentaba que la soltaran, pero ella sabia que eso no iba a suceder.

-¡¡HARRY!

! Su grito hizo eco en aquel territorio devastado.

El lord desapareció de allí para saborear su triunfo en su castillo, dejando atrás familias rotas matrimonios destruidos y hermanos separados, habia causado tanto dolor y tanta muerte, pero no sentía nada, ni dolor, ni amor, ni tristeza


Y no lo sentiría nunca, por que el no tiene corazón, ni lo tendría

------------------------------------------------------------------------------------------- en el oscuro y viejo castillo, en medio del mar, se celebraba una fiesta.

Hombres y mujeres de diferentes edades, pero todos vestidos de negro, bebían y esperaban la sorpresa que su amo les habia prometido.



Los guardias empezaron a traer chicas, eran las prisioneras que habían hecho, todas iban limpias, con un vestido blanco sin mostrar nada, pero que daba a la imaginación y con grilletes en las manos

.Una a una los morí fagos iban cogiendo a chicas que les gustaban.

Solo quedo ginny, a la que los guardias llevaron hasta el trono del lord.

El la sentó en su regazo y empezó a besarle el cuello, mientras la pelirroja miraba a las otras chicas, a muchas de ellas las reconocía, al lado de Lucius malfoy, reconoció a hermione, también a luna que estaba al lado zabinni...

El lord dejo de besarla y miro a sus fieles súbditos, todos ellos se divertían, mientras se oían los gritos de las chicas.

-no te preocupes virginia.-le dijo el al oído.-al fin y al cabo esto es mejor que morir ¿no?

-creo que ellas no tienen la misma opinión de esto.-contesto ella fríamente.

-vaya, vaya, la pequeña virginia a crecido, ¿sabes lo que creo?que eres tan mía como cuando estabas en primero, la diferencia es que ahora no esta potter ni el entrometido de tu hermano para salvarte, tampoco están tus padres y tus hermanos por que todos están muertos

.-siguió el cociéndola de la cintura mientras veía que la pelirroja empezaba a llorar.

-solo me tienes a mi, yo era tu mejor amigo, tu confiabas en mí, ahora confía en mí, nadie te hará daño.

Ginny le miro sin ninguna expresión

.-mas daño del que me has hecho, no puedes hacerlas matado a harry, y haciendo eso me has matado a mi.-respondió ella.

Ginny sintió como los brazos de el se tensaban.

-potter esta muerto tu ahora eres mi esclava, recuerda eso virginia.
Capitulo 2: Recuerdos
Ginny llevaba dos días tumbada en la cama, mirando al vacío, esperándole, aún sabiendo que el no vendría a buscarla.
La pelirroja suspiró, ella ya no lloraba, no podía derramar más lágrimas, por que no podía llorar más.

l tenía razón, estaba sola en el mundo, sus hermanos, sus padres, Harry
todos muertos, para nada.
Al pensar eso no pudo evitar un grito de rabia, todo lo que habían perdido, no servía, no habían derrotado a lord Voldemort.
Ginny oyó que la puerta se abría, pero no se molestó en ver quien entraba.
El chico avanzó lentamente, mirando a la chica fijamente, dejó la bandeja en la mesa, y caminó hasta la cama.
La pelirroja desvió los ojos y vió un cabello rubio y unos ojos grises como el acero.
-¿Malfoy?-susurró.
Al verle recordó las peleas que habían tenido él y Harry, no podía aguantar este sufrimiento, por dentro se estaba marchitando.

l tocó su frente sin contestarla.
Ginny le cogió del brazo haciendo que el rubio la mirara.
-¿Dónde está Harry?-preguntó ella.
-Está muerto.- contestó Draco.
-Vendrá a buscarme.-dijo Ginny cerrando los ojos.
-Lo dudo, encanto, pero si quieres creer eso es tu problema.-dijo él.
Cogió a Ginny y la puso en su regazo, acercó una cuchara de sopa a los labios de la chica, pero ella no los abrió.
-No quiero comer.-dijo la pelirroja.
-Si no comes, Potter no vendrá a buscarte.-dijo Draco con una mueca de desdén.
Ginny entreabrió los labios y Draco la dio de comer.
Cuando terminó la dejó en la cama con suavidad.

l se sentó en una silla, cerca de la cama.
-El lord me ha ordenado que te cuide, hasta que el vuelva, esta muy cabreado por que en dos días no le has dejado que te toque, eres muy buena fingiendo estar enferma, encanto.-dijo él despreocupadamente.
La pelirroja sonrió amargamente.
-Lo sé.-respondió.
-Yo también estaría cabreado, quien diría que una Weasley se convertiría en una belleza como tu.-siguió Draco.
Ginny abrió los ojos y le miró.
-¿Qué les ha pasado a las demás?-preguntó ella.
-Pues ya lo sabes, ahora supongo que cuando se cansen de ellas, serán sirvientas.
-¿Hermione?
-Mi padre la escogió, también es muy guapa, pero tu eres mejor que ella, al fin y al cabo, el lord te escogió a ti.-contestó Draco.
-Me da miedo, no quiero que me toque.-dijo Ginny con un escalofrío recorriéndole el cuerpo.
-Sabes que no puedes evitarlo, lo hará por las buenas o por las malas.
-¿Y que hará conmigo cuándo se canse de mi? me matará, prefiero ser virgen y conservar mi vida, mientras el me desee, estoy a salvo.-dijo ella.
-Pensé que las mujeres del lord, preferían morir antes que el las tocara, pero tu quieres vivir,¿ por qué?-preguntó el rubio.
-Tengo que esperar a que Harry venga a buscarme.-respondió Ginny.
Draco sintió lástima por la pelirroja, ella siempre había estado rodeada de su familia que la quería, al morir todos, se sentiría muy sola y negará su muerte.
Entonces Ginny le miró con una sonrisa pícara.
-¿De verdad crees que soy guapa?
Draco la cogió del mentón.
-No seas tan creída, encanto.-respondió el dándola un rápido beso en la boca.
Se levantó y salió de la habitación, sin mirar a la pelirroja, que se había sonrojado.

Capítulo 3:

Sólo tú me puedes salvar Ginny tragó saliva, él la estaba mirando fíjamente, y ella temblaba ante su mirada.

La pelirroja sabía que él disfrutaba viéndola temblar.

Había vuelto ese mismo día, Ginny sabía que esta noche la obligaría a acostarse con él.

Lord Voldemort estaba sentado en su trono, a su lado sentada en el suelo estaba ella, viendo la suerte que corrían los hombres que traicionaban al lord.

Las puertas se volvieron a abrir, a Ginny le dio un vuelco al corazón, cuando un muchacho de pelo rubio y ojos grises entró en la estancia.

Se arrodilló ante Voldemort.

-Hemos encontrado el refugio de algunos de los rebeldes, en la casa solo estaban la mitad, los hemos traído al castillo para interrogarlos, el jefe y los demás escaparon antes de que llegaramos.
-informó Draco con voz fría.

-¿Les habéis sacado algo de información?-preguntó Tom.

-No, y ya han matado a cuatro, los sometemos a todas las torturas pero no hablan.-respondió el rubio.

-Utiliza la oclumacia para saber su debilidad y utilízala contra ellos.-dijo con un brillo diabólico en sus ojos oscuros.

Draco volvió a hacer una reverencia, y su pelo rubio le tapó la cara, antes de levantarse me guiñó el ojo y sonrió socarronamaente.

Se dio la vuelta y salió de la estancia con un potazo.

Ginny rezó silenciosamente pidiéndo a Dios que Tom no se hubiera dado cuenta de los gestos de Draco.

Para sorpresa de Ginny, él se levantó del trono y cogió a Ginny fuertemente del brazo, arrastrándola fuera de la estancia, y la llevó hasta su habitación, cerró la puerta con un hechizo y se volvió hacia Ginny con el mismo brillo diabólico que tenía en los ojos hace un momento, haciendo que la pelirroja empezara a temblar.

-Virginia, sabes que este día llegaría, no se por que te da tanto miedo, he estado mucho tiempo esperando este día.-dijo Tom acerándose a ella lentamente.

Ginny retrocedía, pero sabía que eso no pararía a Tom, recordó que él disfrutaba viendo sufrir a la gente, y se prometió silenciosamente, que la hiciera lo que la hiciera, no lloraría ni suplicaría.


Tom lanzó a Ginny a la gran cama de la habitación y se puso encima de ella, la pelirroja se revolvió intentando que la soltara.

-Ahora no te va a salvar nadie.-rió él.

-------------------------------------------------------

-¡Draco!El aludido se volvió y miró al lord que caminaba hacia él.

-Señor.-saludó el rubio con una reverencia.

-Ve a mi cuarto y vigila que no se escape.-le ordenó el lord

.Cuando Draco entró en el cuarto, vió a Ginny tumbada en la cama sin moverse, y con los ojos cerrados.

Le tocó el cuello y comprobó que tenía pulso, todavía estaba viva.

Draco la miró de arriba abajo.

Sus labios estaban rojos e inflamados.

De la comisura de los labios le salía un hilillo de sangre, una de sus mejillas estaba roja y empezaba a inflamarse.

Su brazo tenía marcas rojas, su muñeca estaba rota.

Y tenía todo el cuerpo lleno de morados.

Draco comprendió que ella no estaba dormida, se había quedado inconsciente, él se imaginaba como había tenido que sufrir Virginia esa noche, volvió a sentir pena por ella, él había visto a todas las mujeres que el lord había poseído, pero nunca había pegado a ninguna, comprendió que ella se había resistido.

Vió como la pelirroja abría los ojos lentamente, y le miraba con los ojos llenos de lágrimas.

Draco le limpió las lágrimas sin decir nada, y empezó a vendar su muñeca.

El rubio evitaba mirar a los ojos a Ginny, que le miraba como un animalillo indefenso y malherido, que necesitaba protección.

-¿Tienes hambre?-preguntó Draco.

Ginny asintió.

Cuando terminó de darla de comer, se levantó para irse, pero ella recogió del brazo para impedirlo.

Draco se dio la vuelta, y ella con los ojos llenos de lágrimas de desesperación, dijo:-No me dejes sola. Lord Voldemort se encontraba en su habitación, desde su último encuentro con Virginia no había vuelto a acercarse a ella y no entendía por qué. Virginia era una chica muy atractiva con su pelo pelirrojo ,sus ojos azules y además se parecía tanto a ella..

Pero ella lo había traicionado ,él le había ofrecido riquezas ,ser su reina...

¿Y ella como se lo agradecía?

¡Uniéndose a la maldita Orden del Fénix¡

Todavía lo recordaba como si fuera ayer....

.______._____FLASH BACK.__________._________._______._


UnA chica pelirroja y un chico moreno estaban juntos en el lago,parecían la típica pareja feliz.

-¿Tom,cuando salgamos de Howarts nos casaremos?-preguntó la chica con aire soñador


-Serás la reina de mi imperio, juntos destruiremos a todos los muggles y sangre sucia¡Seremos invencibles!-dijoTom con una sonrisa demente


-Tom ,ya hemos hablado de esto,mi padre es un muggle,no quiero hacerles daño.Por favor no sigas con esas estupideces que me está asustando-dijo Virginia alejándose de Tom y con lágrimas en los ojos.

-¿estúpideces?¡llamas estúpideces a todos mis planes para el futuro!¡no seas estúpida,los magos estamos encima de esos sucios muggles, y tenemos que demostrárselo!-gritó tom con ira.


virginia se asustó mucho y llorando le dijo:

-lo siento mucho,pero tendrás que elegir entre tus planes o yo.no quiero muertos.-dijo virginia.

-sangre sucia.-fue lo único que dijo Tom.

-vale,si esa es tu decisión,no volveremos a vernos nunca más.-gritó virginia marchándose.

-----------------------fin flash back---------------------------

después de eso lo último que supo de ella,fue que se había hecho miembro de la orden del fenix.

él la había amado y después de esa traición sintió dolor que juró que nunca volvería amar. el amor era para los débiles,te hacía sentir vulnerable y te hacía perder poder,el ya había cometido el error de enamorarse una vez,y eso nunca mas iba a suceder.

por que cuando virginia se fue se llevó su corazón y sus sentimientos,y por su culpa nunca sentiría dolor,ni pena, ni nada. por su culpa era débil,él había tenido oportunidad de matarla y la había dejado escapar.

-----------------------flash back--------------------------------

él y sus mortífagos estaban en azkaban, liberarían a los prisioneros, y ni los aurores, ni la maldita orden del fenix podría detenerlo.

sus mortífagos se quedaron cubriéndole las espaldas mientras el se iba a las celdas de máxima seguridad.

ya había liberado a sus mortífagos, aparecieron 5 miembros de la orden del fenix.

mortífagos mataron a 4 y iba a matar a la pelirroja, cuando algo en sus ojos le resultó familiar.

-mi señor,¿quiere que la mate yo?-preguntó servicialmente un mortífago.

-¡no!¡dejádnos solos!-ordenó él.

los mortífagos se miraron sorprendidos pero obedecieron.

-¿en esto te has combertido,tom?¿en un monstruo sin sentimientos?¡me das pena!ya no queda nada de aquel chico del que me enamore.-dijo virginia decepcionada.

-¡basta!¡no te permito que me hables asi!-ordenó él.

-¿O qué?¿Me matarás?Adelante hazlo .no me importa.

Ya no me importa nada porque el chico del que me enamoré se ha convertido en "esto"-dijo Virginia despectivamente

-¡Vete!Vete antes de te mate sangresucia-dijo Voldemort amenazadoramente Virginia se desapareció y Voldemort también

._______FIN FLASH BACK._________,_________.________

Todos esos recuerdos le hacían sentirse furioso y ahora aparecía ella Virginia Wesley.

Era idéntica a ella ,parecían hermanas gemelas, y además tenían el mismo nombre.

ÉL también había cambiado,gracias a un poderoso hechizo de magia negra ahora tenía el mismo aspecto que cuando tenía 17 años.

Ahora podría hacer las cosas bien ,le demostraría desde un principio que él era Lord Voldemort y era él el que mandaba.Tom fue hacia su cuarto donde habia dejado a virginia.


Abrió la puerta sigilosamente y vió a dos personas.


-No te voy a dejar sola.-dijo el rubio suavemente.


Ginny le rodeo el cuello con los brazos, abrazandole, abrió los ojos y vió a lord voldemort mirándolos con interes.

-Vete.-ordenó Voldemort a Draco.
Draco hizo una inclinación de cabeza y se fue rápidamente.


menos mal que no me iba a dejar sola-pensó Ginny.


Tom posó sus ojos en ella, a Ginny le recorrió un escalofrío por la espalda.


-¿Qué estábais haciendo?-preguntó él.


Ginny tenía mucho miedo, no quería que la volviera pegar.


-Nada, solo me ha curado.-respondió Ginny temblorosa.


Tom alargó la mano y acarició la temblorosa mejilla de la chica.


-Tu no me traicionarías ¿verdad Virginia?-preguntó Voldemort amenazadoramente.


-No.-susurró la pelirroja muy asustada.


-Y menos con uno de mis mejores mortifagos, Draco me es muy útil, no quiero matarlo, asi que no me des motivos.-explicó él.


Ginny asintió levemente.


Tom la dio la espalda.


-¿Por qué a mi?-preguntó Ginny.


Él la miró, y pareció que su mirada se suavizaba un poco.


-Te pareces tanto a ella, tus ojos, tu pelo, tu olor
pero tú no me traicionaras, y sabrás aprovechar todo lo que ella rechazo.


Ginny no comprendía nada.


-¿Quién es ella?


-Virginia Andrey, pelirroja, ojos azules, piel pálida, con pecas
murió el mismo día en el que tu naciste.-respondió él.


-Quieres decir que soy idéntica a virginia y por so me retienes aquí.-dijo la pelirroja.


-Virginia, tu eres especial, como ella, por eso te escogí para abrir la cámara de los secretos, tú me conoces más que nadie.-respondió Tom.


-Te equivocas, y conozco a Tom, no a Voldemort.-dijo Ginny fríamente.


-Somos la misma persona.-respondió Tom.


-No, yo no conozco a la persona que disfruta matando y torturando a gente inocente.-dijo ella.


Los ojos de Tom se llenaron de rabia.


-¡Eres igual que ella! ¡Me quieres traicionar! ¡Esta vez no lo permitiré! ¡Si llegas traicionarme te matare!-gritó él fuera de si, lanzando a Ginny al otro extremo de la habitación, haciendo que se golpeara contra la pared.


Ginny empezó a llorar.


-¡¡¡Cállate!!!-grito Tom todavía furioso paseándose por la habitación, y mirando de vez en cuando a la pelirroja.


-No lo entendéis.-dijo un poco más calmado.-ninguna, ya no hay orden del fénix, la resistencia caerá pronto, yo soy el emperador del mundo, a mi lado serás la reina ¿Por qué? te di todo y me traicionases, ¿Qué hice mal?


Voldemort miró a Ginny, en sus ojos vio dolor
y soledad.


-Tom.-susurró Ginny.-yo se que tu no eres tan malo como todos creen, todavía puedes amar.


En enséñame a amar
Ginny.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------


Ginny abrió los ojos, la luz del día los hizo cerrar de nuevo.


Sintió que el estaba a su lado y lo miró.


Con la cara aplastada contra la almohada y mechones castaños enmarcándole el rostro, no parecía malo, tenía una expresión de paz.


Ese es el chico del que me enamoré en primero

pensó Ginny


Se levantó de la cama y se vistio.


Tom se despertó y vió a Ginny, sinque ella se diera cuenta, se acercó a ella y la beso en el cuello.


Ella le miró.


Y por primera vez a Tom Marvolo Riddle, le gusto la sensación que tuvo cuando miro los ojos azules de Ginny.



Capitulo 6



Ginny por fin tenia libertad para poder andar tranquilamente por el castillo, asi que aprovecho esta nueva sensación para estirar las piernas.



Cuando iba a doblar la esquina, una mano la cogió y la empujó violentamente a una habitación.



Ginny reconoció, con horror, a una Bellatrix que parecía desquiciada.



-¿Qué pensabas pobretona, que ibas a poder robarme el amor de mi señor y quedarte sin castigo?.-dijo Bellatrix histéricamente.



Ginny reunió todo el valor que tenía en lo mas recóndito de su ser y dijo:



-Tom nunca te ha querido.



-¡Serás zorra!¡seguramente que le has puesto un filtro del amor! esa es la única explicación para que se fije en ti.-dijo Bellatrix con un brillo demente en los ojos.



Ginny ya no contestó, Bellatrix estaba empezando a asustarla verdaderamente.



-lo vas a pagar muy caro.-dijo Bellatrix sacando la varita.



Tom había salido 5 minutos antes de la reunión con los mortifagos, necesitaba ver a Ginny.



Tom la buscó en su habitación, pero no estaba.



Cansado de tanto buscar, Tom utilizo un hechizo brújula para orientarse.



El hechizo le condujo hacia una puerta, la abrió y se encontró a una Ginny blanca e inmóvil.



-ginny, ginny.-dijo.



Rápidamente, Tom empezó a lanzarle hechizos curativos cuando Ginny se despertó suspiró de alivio.



-¿Quién ha sido?



Bellatrix estaba muy contenta, su señor la había mandado llamar, seguramente había abierto los ojos y se había dado cuenta de que ella era la mujer de su vida.



Pero su sonrisa se borró al ver a Voldemort.



-¿Me ha llamado mi señor?-preguntó temerosa.



-Si ,¡cruciatas!



Bellatrix se cayó a causa del dolor .



Después de una intensa sesión de cruciatas, voldemort dijo:



-Vuelves a tocar a Ginny y te mato, ahora desaparece de mi vista.



Bellatrix se levantó con dificultad y Salió de la habitación, justo en el mismo momento que Ginny entraba.



Bellatrix la miró con odio, y Ginny se alejó de ella, corriendo hacia Tom.



Tom la abrazó mientras veía como bellatrix los miraba con desprecio, cuando salía de la habitación.



Cuando ella se fue, Ginny se sentó en el trono de Tom.



-Me da mucho miedo, quería matarme.-dijo Ginny.



-No te volverá a tocar.-afirmó Tom con una expresión amenazadora.



Ginny al verle así, no tocó el tema.



-Tom
-empezó Ginny.



Él la miró.



-¿Sabes si alguno de mis hermanos esta
vivo.-preguntó Ginny con miedo de la respuesta.



Tom no contestó enseguida.



-Uno.-dijo después de un rato.



Ginny sonrió.



-¿No quieres saber quien es?-dijo Tom.



-No importa, los quiero a todos por igual.-respondió la pelirroja feliz.


-¿Dónde esta?



-En la resistencia.-respondió bruscamente.



A Ginny se le borró la sonrisa.



-Entonces
¿vas a tener que matarlo?.-preguntó Ginny.



Tom la miró.



-Si.



Tom miró a Ginny, ella estaba tumbada en la cama mirando al vacía.



A su pesar le dolía verla así, desde que el había dicho lo de su hermano, se había retirado a su habitación.



Él la había escuchado llorar, a cada lágrima que ella soltaba, se sentía más culpable, nunca se había sentido tan mal, solo lo había hecho sentir así Virginia, y había sido hacía mucho tiempo.



Caminó hacia su cama, y se sentó al lado de donde ella estaba tumbada, acarició la pálida mejilla de la chica.



-si quieres ponerte en contacto con él , toma.-dijo Tom dejando un cuervo en la cama.



Dicho esto se marchó. Ginny se limpió las lágrimas y miró al cuervo.



10 minutos después un cuervo negro sobrevolaba el castillo de Voldemort, camino al lugar donde se reunía la resistencia.



Draco miró al cuervo mientras volaba.



Hizo una mueca extraña, cada vez que se acercaba a la chica se volvía más blando.
Draco abrió la puerta de la habitación de Ginny.




Necesitaba comprobar que daría el señor tenebroso por su nueva putita.




Vio a la pelirroja profundamente dormida, y sonrió.




La verdad es que era bonita, y no quería hacerla daño, pero debía aprovecharse de la debilidad de su señor para ser el amo de su destino.




Era lo que siempre había soñado, tener el puesto del señor oscuro, tener sus propias decisiones, y sobre todo
vengarse.




Odiaba con todo su ser a Voldemort.




----------------------------------------------FLASH BACK------------------------------------


Draco entró en la sala del trono acompañado de su padre.


Los odiaba, a los dos, a su padre y a Voldemort, no podría creer que su propio padre le obligara a tener un amo y a no ser dueño de su destino, ser un
esclavo.


Su padre se arrodilló, pero Draco no.


Voldemort sonrió con desprecio.


-Déjanos solos, Lucius.-ordenó.


Lucius salió de la sala del trono, y se quedó en silencio.


Voldemort se levantó de su trono y se acercó al chico.


-Draco, tu padre me ha dicho que no quieres unirte a mí, y eso no es buena idea, por que alguien podría salir muy mal.-dijo al oído del rubio.


Draco intentó mantenerse inexpresivo.

-¿Qué quiere decir?-preguntó Draco.
-Lo que estoy diciendo es que si no te unes a mí, mataré a tu madre.-le amenazó.


Draco se quedó sin aliento.


-Lo haré.-dijo sin pensarlo.


Draco extendió el brazo y Voldemort sacó su varita


------------------------FIN FLASH BACK-----------------------------------------------------
Pero Voldemort había admirado su valentía y le había hecho su heredero.




Pero Draco sabía que no se iba a morir muy pronto, y si no se moría ya, le ayudaría a morirse.




Caminó hacia la pelirroja y sacó la varita.




-Desmaius.-susurró apuntándola.




La cogió en brazos y la sacó de la habitación.




Blaise y Pansy le esperaban fuera del castillo.




Se reunió con ellos y desaparecieron.




Ginny abrió los ojos.




Ese no era su cuarto, su cuarto era más grande y de color negro
la cama más cómoda, y a su lado tenía que estar Tom.




Ginny miró a su alrededor asustada, y vio a Pansy Parkinson, que la miraba con odio.




Draco estaba al lado de un caldero humeante, que por cierto olía fatal.




-Ya está, solo necesitamos los pelos.-dijo el rubio.




-¿Estás seguro que va a funcionar? Seguro que se da cuenta.-dijo Pansy preocupada.




-Sí, sólo tienes que acostarte con él, y ya.-respondió Draco.




Draco se acercó a Ginny con unas tijeras.




La pelirroja retrocedió como pudo asustada.




La tiró del pelo y la acercó a él, y la cortó un mechón.




Soltó a Ginny que tenía los ojos llenos de lágrimas.




Vio como Pansy la miraba con una sonrisa de desprecio.




Draco echó el mechón pelirrojo a la poción y se la tendió a Pansy que la miró con asco.




Pansy se la tomó, y en poco segundos tenía el aspecto de Ginny.




-¿Qué vais a hacer?-preguntó Ginny asustada con una ligera idea de lo que iban a hacer.




Ninguno la respondió, y siguieron a lo suyo.




Pansy se puso un vestido negro, con mucho escote, y la espalda al aire, una raja desde la cintura donde se veían unas piernas blancas como la nieve.




-Te acuestas con él, cuando se duerma, lo matas, ¿lo has entendido?-dijo Draco muy serio.




Pansy asintió y se desapareció.




Antes de que Draco pudiese dado cuenta, Ginny se había abalanzado sobre él, tirándolo al suelo, intentando quitarle la varita.




Blaise oyó el ruido y quitó a Ginny de encima de Draco.




Draco se levantó muy furioso.




-Zorra.-masculló dándole una bofetada a la pelirroja.-Vas a vértelas conmigo, átala bien para que no s escape, cuando matemos a Voldemort te arrepentirás.




Blaise ató a Ginny las manos a los postes de la cama, y cerró la puerta con llave y con un hechizo.




Ginny desesperada miró como caía nieve por la ventana.




No volvería a verle.




Una lágrima corrió por su pálida mejilla.
Calefactor electrico

 

Capítulo 8

Ginny no sabía cuanto llevaba allí, tenía los ojos anegados de lágrimas y los músculos agarrotados de estar en esa posición.

De repente oyó como se abría la puerta, no se molestó en levantar la cabeza, ya sabía quien era.

Cuando Draco entró en su campo de visión le dedicó una mirada de puro odio, y él la sonrió.

-Te he destrozado la vida ¿verdad? tú le querías y yo le voy a matar, pero mi pregunta es
¿Cómo puedes amar a ese monstruo?-dijo Draco con desprecio.

-Tú no lo entiendes, él no es como todos creéis que es, en el fondo es bueno, y si le dierais una oportunidad os lo demostraría.-dijo Ginny en su defensa.

-El sólo es bueno contigo, Weasley, y no va a cambiar por que te quiera, él no tiene corazón y no te quiere, simplemente te desea, y en eso estoy de acuerdo con él, por que estas muy bueno.-dijo el rubio con una sonrisa.

-Eres repugnante, Malfoy.-dijo Ginny con asco.-Tom confió en ti, y si alguien le traicionara, jamás creería que has sido tú, por que eres como un hijo para él.

La sonrisa de Draco desapareció.

-¿Cómo un hijo para él? Me destrozó la vida, me tenía chantajeado, y sabía que yo odiaba matar a la gente.-respondió Draco cada vez más furioso.

Ginny dejó caer la cabeza a un lado derrotada, no iba a conseguir que no matara a Tom, todo estaba perdido.

Draco la cogió del mentón y a obligó a mirarle.

-No te preocupes, pelirroja, si me juras fidelidad te protegeré, es lo que necesitas ¿no? Ya no tienes a nadie que te proteja.-ofreció Draco con indiferencia.

-¿De quien tienes que protegerme, Malfoy?-dijo Ginny con sus ojos azules llenos de tristeza.

-Por ejemplo de Bellatrix, mi tia no dejara pasar una oportunidad para vengarse de la que le robó su puesto.-respondió el rubio.

Ginny cerró los ojos.

 

-Acepto tu propuesta, mi señor.-dijo Ginny humildemente con voz neutra.

Draco sonrió y soltó a Ginny, que le levantó con un gemido de dolor.

-Vamos, pelirroja, tienes que estar allí para cubrir a Pansy.-dijo Draco cogiéndola en brazos.

-¿Qué quieres decir con eso?-preguntó Ginny asustada.

-Todos van a creer que tú le mataste, pero no te preocupes yo me proclamaré su heredero, y podré protegerte.-respondió el rubio.

Capítulo 9

Ginny no contestó, solamente se levantó y miró a Draco fijamente.

-Ponte esto.-dijo Draco dándole a Ginny el vestido negro, igual que el que se había puesto Pansy.

Cuando se lo puso, Draco la cogió de la cintura y la besó en el cuello.

-Vámonos.-ordenó el, despareciéndose de la casa con ella.

Se aparecieron en el castillo donde se oían gritos por todas partes.

-¿Qué pasa?-preguntó Ginny preocupada.

-Ya sabes que el señor tenebroso esta muerto, te buscan.-respondió el rubio con indiferencia.

Ginny se agarró al brazo de Draco, con un poco de miedo.

-No me traicionarás, ¿verdad?-dijo la chica, mirándole.

-Claro que no, no soy como Voldemort, no te preocupes, no dejaré que te maten.-dijo Draco con una sonrisa.

Entraron en la habitación de Tom, y Ginny empezó a llorar, al ver su cuerpo en el suelo.

Cayó de rodillas al lado de él.

No podía soportar pensar que lo último que el había visto es como la persona que más amaba, lo asesinara.

-Aquí esta, ¡¡cogedla!!-gritó Bellatrix con satisfacción al entrar a la habitación.

Ginny miró alrededor de la habitación, buscando a Draco con la mirada, pero no estaba.

-Traidor.-masculló Ginny en voz baja, secándose las lágrimas.

Entonces sintió como la cogían de los brazos y la separaban de Tom.

Eso la hizo recordar

En la guerra final, había visto a Harry caer a manos de Voldemort, se había echado a llorar a su lado, y Tom la había alejado de él.

¿Por qué el cruel destino mataba a todos los hombres que amaba?

Ginny estaba tan ensimismada en sus pensamientos, que no se dio cuenta de adónde la arrastraban, ni los insultos que le decían.

La llevaron a la sala del trono, y la dejaron tumbada a los pies del trono.

Ginny levantó la cabeza y se encontró con los ojos grises de Draco Malfoy.

-Virginia Weasley, has sido acusada de asesinato al señor tenebroso, ¿cómo te declaras?-dijo el rubio con una voz fría.

Ginny simplemente se levantó, pero no dijo nada.

¿Para qué? Tom estaba muerto, Harry estaba muerto, su familia estaba muerta.

Dónde mejor podía estar era con ellos, ¿para que vivir una vida sin tener a nadie con quien compartirla?

-¡¡No necesitamos un juicio!!-exclamó Bellatrix, mirando a Ginny con odio.-Narcisa y yo, vimos como lo mataba. Hay testigos, no puede negar que lo ha matado.

Entonces todos volvieron a gritarse entre sí.

"Asesina"

"Zorra"

Ginny empezó a sollozar de dolor.

Ya no podía más, no soportaba vivir en este mundo sin él.

-Bien, si todo el mundo esta de acuerdo, no queda más remedio que declararla culpable.-dijo Draco mirándola fijamente.

-¡¡Ella es inocente!!-gritó una voz desde el final de la sala.

Todos se giraron, pero cuando Ginny lo hizo, empezó a llorar de nuevo.

 

Capítulo 10

Ginny se volvió y al ver a Tom, se desmayó.

-Hoy si va a haber un juicio, pero no será contra ella.-anunció el señor tenebroso, caminando hacia el trono donde estaba Draco más pálido que la cera.

-Draco Lucius Malfoy, estás acusado de traición a los mortifagos e intento de asesinato.-informó Tom, recogiendo a Virginia del suelo y cogiéndola en brazos.-¿Cómo te declaras?

Draco no contestó, y antes de que nadie pudiera evitarlo, se desapareció.

-¡¡Encontradlo!!-exclamó Voldemort furioso, volviéndose hacia los mortifagos.

Todos se desaparecieron rápidamente, y él se sentó en el trono, con Ginny en su regazo, desmayada.

-Enervate.-dijo Tom apuntando a Ginny.

La chica abrió los ojos y le enfocó con la mirada.

-Tom.-dijo ella en voz baja.-¿Estoy soñando?

-Claro que no.-respondió el señor tenebroso con una sonrisa.-Estoy vivo, Draco no pudo matarme.

-No sabes cuanto me alegro, pensaba que jamás te volvería a ver.-dijo Virginia dándole un beso.

-Cuando mate a Draco, podremos vivir en paz.-informó Tom, poniendo la cabeza de Ginny en su hombro.

En cuanto oyó eso, la sonrisa de Ginny desapareció.

-No lo hagas.-susurró la pelirroja, tristemente.

-¿Qué has dicho?-preguntó Tom muy sorprendido.

-No lo mates, no quiero seguir así, Tom, si me quieres, tienes que hacer esto por mi.-dijo ella mirándole fijamente.

Draco corría por el bosque desesperado.

Veía como detrás de él, y poco a poco, todos los mortifagos se iban apareciendo.

Empezaron a lanzarle hechizos, que él esquivaba a duras penas.

Hasta que oyó una voz a la que reconoció como la de su padre.

-¡¡Petrificus totales!!-exclamó Lucius Malfoy, dando de lleno a su hijo en el pecho.

Draco cayó al suelo, sin poder moverse, y sintió como le cogían de los brazos y desaparecían con él.

Hace unos minutos había estado tan alto, pero en nada, había caído al título de traidor.

Le quitaron el hechizo y medio le arrastraron hacia la sala del trono.

Lo dejaron a los pies del señor tenebroso.

-Bien Draco, tengo que hablad contigo a solas.-dijo Voldemort, mirando fríamente a todos para que se fueran.

Rápidamente todos desaparecieron y entró Ginny con el mismo vestido negro de antes.

-Ginny me ha contado todo lo que has hecho para matarme, así que debes suponer que no saldrás de aquí con vida.-dijo Tom muy serio.

Draco no respondió.

-¡¡Me engañaste!!-gritó Ginny muy enfadada.-Ibas a dejar que me mataran.

-¿Qué querías que hiciera?-respondió el rubio levantándose.-Mi madre y mi tia te habían visto matándolo, no me podía permitir debilidades el primer día de mi reinado.

-¿Por qué lo has hecho, Draco?-preguntó Tom.-Te traté siempre como a un hijo.

-¿¿¿Cómo a un hijo??? Me chantajeaste, te odié desde que entré aquí, y ahora que me vas a matar de todos modos, te diré una cosa: eres un monstruo sin sentimientos, que le importa una mierda lo que sufre la gente con tal de conseguir lo que quiere.

-¿Qué harías tu en mi lugar?-preguntó él con interés.

-¿En tu lugar?-preguntó Draco sin entender.

-Si tu fueras el señor tenebroso, ¿qué harías?-volvió a preguntar Tom.

-No lo sé, supongo que volver a empezar, jamás quise ser mortifagos así que restablecería el orden.-respondió el rubio.

-Ahora tienes ocasión de hacerlo.-dijo Tom.-Me voy, y te dejo el mando.

-¿¡Qué!?-exclamó Draco muy sorprendido.-Te traicioné.

-Lo sé, pero a veces hay que elegir, y Ginny es más importante para mi, que todo esto.-respondió Tom.

Draco sonrió y Tom salió de la sala con Ginny.

-¿Estás seguro de lo que has hecho?-preguntó Ginny preocupada.

-Estaré seguro si Draco no me ataca por la espalda antes de que salga de aquí.-dijo el chico.

Salieron del castillo y se desaparecieron.

amor en la oscuridad - Fanfics de Harry Potter

amor en la oscuridad - Fanfics de Harry Potter

Capítulo 1:La batalla Los fríos ojos del lord oscuro escudriñaron el terreno, lleno de persona, muertas. Sonrió con satisfacción, había derrotado al gran

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-amor-en-la-oscuridad-fanfics-de-harry-potter-2798-0.jpg

2023-02-27

 

amor en la oscuridad - Fanfics de Harry Potter
amor en la oscuridad - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/30266
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences