Amor oculto: Draco y Hermione - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Desde que la guerra habia terminado, el mundo mágico vivía en armonia y tranquilidad, pero muchos guardaban aún la pena de la pérdida de amigos y seres queridos y justamente hoy 3 de mayo de 2010 se cumplian exactamente 12 años desde aquel fatidico momento.

Una vez más se celebraría la ceremonia en honor a los caidos y una vez más desde hace un mes todos los participantes de la guerra recordaban esos días terribles, en los cuales habian arriesgado no solo su vida por la causa, sino habían dejado muchas cosas más en el intento.

Este era uno de los días más tristes para la familia Weasley que no pudo saborear el sabor de la victoria por la pérdida de su querido y amado Fred, era un día de tristeza para todos los miembros incluso los que se fueron uniendo en el camino.

 

Pero la guerra no solo había dejado estragos fisicos y muertes, tambien separó corazones y ese es el caso de dos personas que a pesar de todo el tiempo que ha transcurrido aún recuerdan aquellos días en los que entre tanto dolor, peleas, discusiones y miedo, vivieron los mejores días de su vida, días marcados por la emoción, la alegría, pero por sobre todo por el amor, y aunque aquellos recuerdos quedaron guardados en lo más profundo de sus corazones y nadie en el mundo mágico o muggle llegó a enterarse de ello, para ellos es como si solo fuera ayer y aunque cada uno por separado juro enterrar aquellos recuerdos en lo más profundo de su alma, las imagenes y los recuerdos de lo vivido vienen a su mente sin permiso y sin ningun aviso previo.

PASADO

Era el año 1996, las clases habían comenzado hace solo un día y una chica de cabellos castaños, que cursaba su quinto año, vagaba sola en los jardines del colegio Hogwarts preocupada por su amigo y casi hermano Harry Potter, ya que a pesar de que él decía estar bien, ella tenia la seguridad de que no era asi, aún podía recordar aquellas noches en que su amigo gritaba el nombre de Cedric y sabiendo que las pesadillas estaban ahí presentes, y al despertar cada día lo sentía aún más lejos.

Pero lo que más la preocupaba era la postura del ministerio frente a la situación, estaban cegados negando que aquel horroroso hombre había vuelto y toda la comunidad mágica en su mayoría le creía, movidos por el miedo, pero aún asi lo hacían y esa situación afectaba de sobremanera a su amigo y sentía como poco a poco se alejaba aún más de ellos.

Hoy, había decidido dar un paseo sola justo depués de intentar varias veces hablar con Ron sobre el tema, pero estaba claro que su amigo a pesar de ser una buena persona seguía siendo un inmaduro que no lograba mantener una conversación de ese nivel, incluso lo que la molesto más alla de todo, fue que la ignorara cuando Seamus llegó a su lado hablandole de quidich, "hombres", se decía para si misma, mientras tomaba pequeñas piedras y las arrojaba al lago.

Su mente vagaba entre sus recuerdos, buscaba la manera de ayudar a Harry y de poder abrir los ojos a la comunidad mágica, estaba aterrada, el peor hombre de la historia había vuelto y todos se negaban a creerlo y para peor sabía que su vida corría peligro no solo por ser hija de muggles, sino por el hecho de ser la amiga de Harry Potter, eso la convertía inmediatamente en enemiga oficial de Voldemort y sin duda iría detrás de ellos, por lo tanto, no se lo podía permitir y quedarse de brazos cruzados.

 

Pensaba una y otra vez en las opciones que tenía y una vez más se maldecia porque nada se le ocurría, y lo peor de todo fue que llegará alguien a interrumpir sus pensamientos, más si ese alguien se trataba de Draco Malfoy.

- No te da miedo andar sola sabiendo que ha vuelto, una sangre sucia como tu debería esconderse en el mundo muggle - Dijo Draco con su media sonrisa.

- Y desde cuando que te preocupas por mi? - Dijo ella sarcastica

- Jamás me preocuparía por una sangre sucia inmunda, solo me llama la atención lo estupidos que pueden ser al exponerse de esta manera - Dijo ganando la batalla, o al menos eso creía.

- Pues a mi me parecen más estupidos los hijos de mortifagos que se creen superiores, por que si no lo sabes Voldemort no solo mata a muggles, sino a quien se le ponga por delante, por lo que me imagino que tendras que cuidarte de no cometer ningún error para cuando visite a tu padre - Espeto la castaña con aire de suficiencia dejando al rubio con la boca abierta y cara de terror.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- -

- Mamá en que piensas tanto? - Dijo Hugo interrumpiendo los pensamientos de una castaña

- Nada hijo, solo estaba recordando algunas cosas - Dijo Hermione

- Lo mismo que sucede cada año en esta fecha no? - Dijo Hugo esbozando una sonrisa triste

- Asi es - Dijo devolviendole la sonrisa

- Papá y Rose a que hora llegaran? - Pregunto Hugo

- Deben estar por volver, solo fueron a comprar unas cosas que nos faltaban para ir a la madriguera - Respondió su madre.

- Recuerda que debemos comprar las cosas para Hogwarts cuando volvamos, solo quiero que llegue pronto el primero de septiembre - Dijo Hugo sonriendo alegre

- Que mejor que el primer año no? - Dijo Herms sonriendole tiernamente a su hijo.

Hugo recien había cumplido los 11 años, y este sería su primer año en Hogwarts junto a su primo James, Hugo era identico a su padre en todo aspecto, incluso era como estar viendolo de nuevo a esa edad.

Hermione se había casado con Ron un año después de la guerra, y de inmediato había quedado embarazada de Hugo, fue ella quien lo decidió asi, porque quería comenzar una vida nueva y dejar el pasado atrás, sus padres al principio se opusieron, pero despues de que la castaña les insistiera tanto, le dieron su bendición. Un año después de Hugo nació Rose y decidieron quedarse solo con los dos.

Al principio la relación iba de lo mejor, recien casados, dos niños por los que preocuparse, pero a medida que el tiempo iba avanzando las cosas ya no funcionaban a la perfección, Ron nunca logro madurar de la forma que le hubiese gustado a Hermione, pero ella aún asi lo quería e intentaba que las cosas funcionaran, aunque ultimamente habían más discusiones que días felices y eso ya le estaba pasando la cuenta, él era tan distinto a..., sabía que era malo comparar, pero a veces era inevitable.

PASADO

- Harry, yo te creo, Ron te cree, y nosotros estamos contigo.

- Has visto como todos me miran Hermione, te has dado cuenta que creen que soy un loco, el profeta lo dice, Dumbledore no me habla, que quieres que haga, nadie me entiende, ni ustedes - Dijo Harry dando un portazo y saliendo de la sala común.

- Y te quedaras aqui? no haras nada? - Le espeto Herms a Ron que se sentó en el sofá

 

- Y que quieres que haga? si no quiere estar cerca de nosotros - Dijo Ron molesto

- Como puedes ser tan insensible, acaso no te das cuenta de lo que le sucede, lo vio volver Ron, la gente se burla de él, como quieres que se sienta? - Decía molesta

- Como quieres que me entere si no dice nada? - Bufo Ron molesto

- Quizas no sea necesario que te lo diga, el problema es que tu sientes menos que una roca - Dijo con lagrimas en los ojos al tiempo que salía de la sala común en busca de su amigo.

No sabía por donde buscar, ya que ultimamente Harry desaparecia mucho, pero se le ocurrio ir a la torre de astronomia, quizás la suerte estuviera de su parte, asi que salió corriendo hacia allá, llegó casi sin aire y luego de verificar que ahí no había nadie se hecho en el suelo y las lágrimas de impotencia escaparon de sus ojos.

Ya había pasado un mes desde que entraron a clases y las cosas con Harry eran cada vez peor, se estaba encerrando en si mismo, y los estaba dejando fuera de todo y no sabía que hacer para que eso no sucediera y Ron no ayudaba en nada.

- Vaya ahora si tienes miedo sangre sucia? Dijo una voz rasposa

- Es lo único que sabes decir? - Dijo Hermione sarcástica y es que ni siquiera tenía ganas de discutir con Malfoy

- Bueno quizás andas con el periodo Granger?

- Si solo vas a decir estupideces es mejor que te marches, yo estaba aqui primero - Dijo molesta

- Pues ninguna sangre sucia me da ordenes, asi que la que se puede ir marchando eres tú - Respondió molesto.

- Pues a mi ningún hijito de papá me da órdenes asi que si no te gusta te puedes marchar o te quedas con la boca cerrada que no tengo ganas de escuchar estupideces - Dijo con algo de temor pero decidida, esperando la reacción del rubio y es que tenía tanta rabia que no le molestaría darle otro golpe como el de tercer año, pero para su sorpresa el rubio se sentó un poco más allá.

Ella seguía pensando en la manera de arreglar las cosas con Harry, mientras las lágrimas seguían cayendo de sus ojos y se abrazaba las piernas para intentar contenerlas, incluso olvidadonse que el hurón albino estaba allí, solo se percato de su presencia nuevamente cuando sintió una mirada sobre ella.

- Que pasa Malfoy? disfrutas del espectaculo? - Dijo con su tono más sarcastico

- No, solo me llama la atención de que tus lagrimas sean trasparentes, viniendo de una sangre sucia pense que serían grises o negras - Dijo conteniendo una sonrisa

- Pues para ser un sangre pura eres bastante ignorante entonces - Respondio

- No creo que sea eso exactamente, si te fijas los libros de magia hablan de magos, por lo tanto es poco lo que conocemos de gente como tu - Dijo con una sonrisa triunfal

- Por lo visto lees libros comunes, porque creéme que la mitad de los libros de la biblioteca hablan sobre la historia de los muggles tambien - Dijo ella contestandole

- Quizás, pero no es un tema de interes como la vida de los magos, o el linaje de las familias

- Quizás tengas razón, pero creéme que prefiero mil veces no tener un linaje puro que compartir mi vida con gente que solo se preocupa de cosas banales y sin sentido, más me vale rodearme de gente con sentimientos, que de gente prejuciosa y fria como tu - Dijo expulsando la furia contenida.

- Yo tambien tengo amigos - Dijo el rubio molesto

 

- Si? y dime que cual es la comida preferida de Gole, o que es lo que quiere hacer en el futuro, pero como soy tan tonta, me imagino que un mortifago igual que tu - Dijo con una sonrisa burlesca

- No te pases Granger - Dijo el rubio poniendose de pie

- Porque? me acusaras con tu papi? o tu mismo me hecharas una maldición? - Dijo la castaña parandose frente de él

- No juegues conmigo, no sabes de lo que soy capaz - Dijo ardiendo de la furia

- Crees que no lo sé? claro que sé como es la gente como tú, no tendrías problemas en traicionar a tus amigos por llegar más alto, no tendrías problemas en matar a un sangre sucia para seguir tus ideales, no tendrías problemas en unirte a los mortifagos, si es que ya no lo has hecho, eres una persona sin escrupulos y sin sentimientos, eso es lo que eres, un maldito desgraciado - Dijo casi escupiendole en la cara y cuando Hermione se dió cuenta ya tenia a Draco amenzandola con su varita.

- Vuelve a repetir una vez más eso y te mato aqui mismo, tu no tienes derecho, no sabes nada de mi ni de mi familia, no sabes nada de mis amigos, te crees la señorita perfecta porque tienes buenas calificaciones y eres amiga del gran Harry Potter y de la comadreja, pero yo te pregunto ahora ¿donde estan tus amigos mientras lloras solas en esta torre?, a claro como aún no tenemos deberes ¿no te necesitan cierto? y a eso le llamas amistad? no te vuelvas a cruzar nunca más en mi camino - Dijo dandole un empujon y saliendo furioso de allí.

- - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - -

- Mami, mami, te estoy diciendo que ya llegamos - Gritaba Rose

- Hija, perdón, estaba pensando - Dijo dandole un abrazo

- Ya compramos todo lo que necesitamos - Dijo Ron al cual hasta en el tono de voz se le notaba la tristeza que lo invadía año a año en esta fecha.

- Esta bien, entonces vamos todos a la chimenea - Dijo Herms

- Si vamos donde la abuela - Dijo Rose

Asi los cuatro se trasladaron a la madriguera que a diferencia de otros días en el año estaba silenciosa a pesar de estar llena de gente , pero todos estaban recordando y reviviendo aquel vacío que guardaba desde la muerte de Fred.

- Hermione - Dijo Ginny dandole un fuerte abrazo y conteniendo las lágrimas

- Hola Ginny, ya estan todos listos?

- Si, aunque ya sabes mamá...

- Tranquila no es necesario que me lo expliques

- Y tu como estas? este año nuevamente vuelven esos recuerdos de los que no nos quieres hablar? - Pregunto la pelirroja

- Supongo que si - Dijo levantandose de hombros

PASADO

Hermione nuevamente se encontraba paseando por el lago, pero esta vez era distinto, solo se había alejado para pensar mejor, pero se sentía mucho más contenta, Harry por fin había vuelto a ser el mismo y hace unos momentos habian conformado el ED y a pesar del frio se escapó para planificar bien cuales serian las estrategias para juntarse en secreto, ya que con la nueva profesora que había enviado el ministerio todo se ponía más dificil.

Con un accio había traido una manta desde su pieza y la dejo debajo de su arbol preferido, aplicandole un hechizo de calefacción para protegerse del frio y allí se sento, vagaba entre sus pensamientos cuando sintió que alguien andaba cerca y cuando levanto la vista pudo ver al rubio.

- Si no te conociera pensaría que me sigues? - Dijo la castaña sonriendo

 

- Te dije que no me dirigieras la palabra sangre sucia - Dijo este molesto y deteniendose frente a ella.

- Tanto te molesta que te describan tal cual eres? - Dijo removiendo la herida

- Lo que me molesta es que alguien que no me conoce hable de mi.

- No es dificil adivinar como eres, si cada vez que vez a alguien te muestras - Dijo la castaña con veneno

- Y tu te atreves a juzgarme porque te trato asi? crees que por que hablo asi contigo es la forma en que me comporto? solo hago eso con la gente que no vale nada, pense que eras más inteligente Granger - Dijo arrastrando las palabras

- Sabes que Malfoy vete a la mierda - Dijo molesta

- Por qué? porque te crees mejor persona que yo? si asi lo fueras ni siquiera te molestarias en insultarme, pero lo haces, entonces que tienes mejor que yo?

- Ja, y tienes el descaro de preguntar, por favor, yo tengo amigos, no ando insultando a las persona que se atraviesan en mi camino, no escojo mis amistades por el dinero que tengan, no juego con los sentimientos de los demás, quieres que continue con la lista?

- No hace falta, pero yo no juego con los sentimientos de nadie - Dijo molesto

- No? entonces que significa que a pesar de que Pansy sea tu novia te lleves distintas chicas a tu cama?

- Estas celosa Granger?

- Celosa yo? me haces reir, ni en mis peores sueños estaría contigo

- No me referia a mi exactamente, pero si estoy en tus peores sueños, eso quiere decir que al menos piensas en mi - Dijo sonriente

- Ni lo sueñes Malfoy, jamás, escuchame bien, jamás pensaría en ti de esa manera, quizás si alguna vez apareciste en mis pesadillas, eras el mostruo al que asesinaba - Dijo furiosa

- Entonces no niegas que invado tus sueños? - Dijo sonriendo con ese rictus en sus labios

- Sabes que? deberias volver por donde viniste y dejar de perder tu valioso tiempo con una sangre sucia - Dijo no encontrando más argumentos.

- Quizás tengas razón, aunque ahora me voy tranquilo sabiendo que todas las chicas, incluida la rata de bibliotaca, sueñan conmigo - Dijo triunfante marchandose

Dejando a Hermione con los nervios de punta y un desagradable sentimiento porque esta batalla claramente la había perdido.

- - -- - - - - - - - -- -- - - - - - - - - - - - - - -- - - - - -- - - - - - - - -- -- - - - - -

- Veo que es lo mismo de todos los años - Dijo una voz masculina

- Como? que cosa? Oh Harry - Dijo la castaña dandole un abrazo

- Hola Herms, sabes siempre me he preguntado que es lo que tanto piensas en estas fechas, pero tranquila sé que no quieres hablar de ello nunca y lo respeto - Agrego cuando la castaña iba decir algo

- Gracias Harry - Dijo esbozandole una sonrisa

- De nada, ya estamos listos para irnos, todos preparados - Dijo sonriendo

- Entonces vamos, que la gente del ministerio no espera - Dijo Herms

Asi todos los Potter y Weasley se fueron a traves de la red flu al ministerio, en donde ya se encontraban Neville y Luna esperandolos, ellos tambien eran heroes de guerra.

Los recibió como cada año el ministro en persona, mientras se trasladaban a un gran salón, que para su sorpresa este año estaba aún más lleno de personas.

- Porque tanta gente Kingsley? - Pregunto Harry

- Bueno Harry es porque este año hemos invitado a los más exitosos empresarios para que entreguen sus aportes, ya que queremos hacer cambios estructurales en el ministerio y restaurar la fachada de Hogwarts y obviamente aumentar los derechos de los elfos domesticos y para eso necesitamos fondos, no crees que es una excelente idea Hermione? - Dijo el ministro dandose vuelta para observarla.

 

Pero Hermione estaba palida y parecía en otro mundo y es que al escuchar la palabra empresario lo primero que se le vino a la mente fue un rubio hurón.

- Hermione? - Volvió a decir el ministro

- Qué? perdón? - Dijo la castaña confundida

- Disculpela ministro, todos los años en esta fecha por algún motivo que nadia sabe se pone igual, pero estoy seguro de que esta feliz con la idea - Dijo Ron

- No es necesario Ron, si señor ministro me parece una excelente idea que no se olvide de los elfos domesticos - Dijo Herms asesinando con la mirada a Ron.

Como cada año todos los Weasley y los Potter ingresaron primeros al salón, mientras Hermione, Luna, Neville, Harry y Ginny tenian que esperar afuera hasta que fueran llamados para recibir los aplausos del público como los heroes de guerra que eran. Esta era una situación que no les gustaba a ninguno, para ellos fue una obligación más que una elección, pero el mundo mágico insistia en agradecerles.

Hermione estaba más nerviosa que años anteriores, su corazón palpitaba con fuerza y es que despues de doce años volvería a ver aquellos ojos grises que tanto la intimidaban, sabía que el rubio era un exitoso empresario del mundo mágico, que se había casado con una chica que iba dos años despues que ellos en Hogwarts y tenía un hijo de la edad de Hugo, lo ha visto en el profeta o en revistas del mundo mágico, pero jamás se han vuelto a cruzar en ninguna parte y por ningun motivo estaba preparada para esta situación.

- Hermione que te sucede? - Pregunto Luna con su dulce voz

- Qué? - Pregunto la castaña confundida

- Que es segunda vez que te nombran, tienes que entrar - Dijo Ginny algo alterada

- oh por Merlin, perdón - Dijo dandoles una sonrisa nerviosa y atraveso la puerta del salón

Con pasos temblorosos avanzo hasta encontrar las escaleras que la llevaban al escenario, en donde Harry con una sonrisa estiraba su mano para recibirla y es que su marido que ya había entrado ni para eso tenía tino.

- Te sientes bien? - Pregunto Harry en un susurro

- Si tranquilo, no es nada - Dijo, aunque la verdad sentía que en cualquier momento se desvanecería ahí mismo.

Se paro en frente de todo el mundo, veía mucha gente y a la vez no veía nada, no se dió ni cuenta cuando ya estaban Luna, Ginny y Neville ahí con ellos y el Ministro comenzó con su discurso.

De pronto sintió una mirada penetrante sobre ella, sabía de quien era, la conocía, era un lenguaje conocido entre ellos cuando viviían su amor oculto, pero no quería ver de donde provenía, tenía miedo, no que miedo, tenía terror de encontrarse nuevamente con esas hermosas lagunas grises, su mente le decía que no lo buscara, que no siguiera esa mirada, pero su cuerpo fallo y casi pierde el aliento cuando lo vió frente a ella, en la primera mesa detrás de los Weasley esta él, Draco Malfoy y su mente viajó en nuevo recuerdo.

PASADO

La castaña una vez más había peleado con Ronald y es que era insoportable, buscaba la forma de hacerle la vida imposible y sin poder contener las lagrimas había salido corriendo hacia la torre de astronomia y se encontraba allí con las piernas entre sus brazos, cuando sintió pasos.

 

- Te dije que no me siguieras Ronald - Dijo entre lágrimas sin levantar la cabeza

- Pues creéme que te hizo caso - Dijo una voz rasposa

- Tu de nuevo? estoy pensando seriamente que me sigues a proposito, pero no estoy para tus pesadeces hoy - Dijo casi gruñendo

- Que paso? el principe pobretón voto a la princesa sangre sucia - Dijo Draco aprovechando la situación.

- Ya basta Malfoy, vete de una vez quieres - Dijo dando un grito

- Vaya veo que la situación de verdad te afecto, ni siquieras buscas uno de tus comentarios inteligentes para atacarme - Dijo riendo

- Y porque no le pides a la tonta de tu novia que te entretenga, o perdón se me olvidaba que era tonta - Dijo molesta

- Vaya te recuperas rápido, pero si hablamos de tontos tu novio no se queda atrás no? - Dijo sarcastico

- No es mi novio - Grito enojada

- Vaya entonces de verdad te ha dejado, tenía razón - Dijo mordaz

- Nadie me ha dejado, entre el y yo no ha y nada, además no sé que hago dandote explicaciones - Bufo molesta

- La gente le tiene que dar explicaciones a sus superiores - Dijo el rubio triunfante

Y esto ya colmo la paciencia de la castaña que se coloco de pié frente a él y con su dedo comenzo:

- Sabes que Malfoy, tu ni te superas a ti mismo, siempre con tus estupidos comentarios, ahora entiendo porque te gusta molestarme tanto, creo que eso te hace sentir un poco más inteligente, pero sabes que, me aburres, eres estupido e imbecil - Grito casi en su cara

Draco estaba realmente enojado y la agarro del brazo.

- Sueltame - Dijo ella

- Mirame bien porque te lo dire una sola vez - Dijo obligandola

Y la castaña por un momento dejo de escuchar lo que el rubio le estaba diciendo porque por primera vez se encontro con esos dos ojos que parecian mercurio liquido, de pronto se dió cuenta de lo que estaba haciendo y reaccionó.

- Entonces me has entendido? - Fue lo que alcanzo a escuchar del rubio.

- Sueltame - Dijo soltandose al agarre y salió corriendo de allí.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- -

- Hermione, Hermione - Decía Harry

- La castaña a lo lejos escucho su nombre y miro a Harry

- Como les decía gracias a mi amiga pude salvarme en muchas ocasiones - Dijo harry sonriendole y ella aún atontada le entregó una sonrisa.

Y cuando se percató la ceremonia con eso estaba concluyendo y era momento de pasar a las mesas para cenar.

- Hermione segura que estas bien? - Pregunto Harry cuando ya bajaron de escenario

- Si es solo que me senti un poco extraña

- Hermione todos los años es lo mismo, pero esta vez de verdad parece que solo tu cuerpo esta aqui.

- Lo siento Harry, ire al baño un momento, necesito refrescarme - Dijo

- Quieres que te acompañe? - Pregunto este preocupado

- No claro que no, ustedes vayan con los demás, no me pasara nada en serio

- Esta bien, pero cualquier cosas avisas - Dijo Ginny que estaba al lado de su esposo.

- Si claro - Dijo saliendo en la dirección contraria hacia los baños que estaban fuera del salón y algo alejados de allí.

 

- Creo que deberias ir igual detrás de ella - Dijo Harry a Ginny

- Estas loco, despues me mata cuando sé de cuenta, si se demora ire por ella.

- Bien - Dijo Harry

Hermione todavia iba con la cabeza dandole vueltas, que demonios que le estaba pasando, no se estaba enterando de nada de lo que sucedia, ni siquiera se dió cuenta de la ceremonia y lo peor de todo es que debe haber tenido cara de boba.

Llegó rapidamente al baño y se hecho agua en el cuello y en la nuca, por ella se hubiera hechado en la cara, pero eso arruinaría su maquillaje y se vería aún peor con cara de zombie y el maquillaje corrido, se miro a si misma en el espejo y se dio cuenta que hasta ella le costaba encontrarse.

- Vamos Hermione, concentrate, vuelve, esto es como todos los años - Se decía a si misma

Por una última vez se miro al espejo y se obligo a esbozar una sonrisa para parecer más normal al salón, lo único que la tranquilizaba, es que ya lo había visto y sabía donde estaba sentado, asi que lo que tenía que hacer era actuar normal y por ningún motivo mirar hacia alla

- Si, eso tienes que hacer, ahora vamos - Dijo dandose fuerzas a si misma

Y con esa actitud salió del baño de chicas, pero solo al dar dos pasos fuera todo su mundo se le vino abajo.

- Hola Hermione

- Que haces aqui? vete con tu mujer rápido, nadie te puede ver, no soy Hermione, soy la señora Weasley para ti.

- Tranquila solo quería saber como estas? - Dijo el rubio con tranquilidad

- Estas loco? nadie nunca nos vio a hablar y ahora si nos ven que pensaran, no puedes estar aqui - Decía nerviosa

- Pues diran que somos dos personas maduras, que se estan saludando, no crees que ha pasado bastante tiempo ya para eso, hasta tu marido me saluda.

El cuerpo de la castaña temblaba al completo, sentía que en cualquier momento terminaría con un ataque tirada en el suelo, todo dentro de ella temblaba y lo peor de todo no sabía porque, esas excusas de que los verían le importaban nada, no quería tenerlo cerca.

- Yo estoy muy bien señor Malfoy, ahora si me disculpa mi familia me espera - Dijo intentando avanzar, pero el rubio la agarro de la muñeca

- Hermione espera - Dijo casi en una suplica

Y Hermione no pudo evitar que su cuerpo se estremeciera ante ese contacto, pero quito su mano rapidamente.

- Que desea?

- Yo no he podido....

- Ya basta, es mejor que vuelva con mi familia - Dijo la castaña y se fue casi corriendo hacia al salón dejando a Draco atrás.

- Hermione al fin llegas, ya estaba que iba por ti, porque si no lo hubiese hecho Harry - Dijo Ginny sonriendo

- Hermione estas segura que no te sucede nada? estas muy extraña de verdad - Dijo Harry

- Ella es extraña - Dijo Ron a la ligera

- Basta Ron, Hermione de verdad si quieres podemos ir a San Mungo

- No, no tranquilo Harry, estoy bien, creo que fue solo ver tanta gente hoy

- Si, yo tambien me senti nervioso, crees que me salió bien mi discurso? - Pregunto su amigo

- Creo que lo hiciste magnifico - Dijo Herms sonriendole aunque la verdad no había escuchado nada.

- Es una alivio, porque Ginny dijo que estaba muy nervioso - Dijo sonriendole

Hermione paso toda la comida casi en el silencio absoluto, solo respondia a las preguntas con monosilabos y por ningun momento miro hacia la mesa dle rubio, de pronto se vieron interrumpidos.

 

- Por favor, quisiera un poco de su atención - Dijo el ministro desde el escenario y todos se dieron vuelta a mirar

- Quiero dejar con ustedes al señor Draco Malfoy quien hará un importante anunció - Dijo el ministro.

Y el corazón de Hermione de nuevo se paro, mientras los demás se miraban extrañados.

- Buenas noches, quiero unirme a las felicitaciones de todo el mundo mágico para los heroes de la guerra, aunque no lo crean mi vida cambio completamente gracias a ustedes aunque eso ya lo he dicho más de una vez publicamente y ahora es otro el tema que nos compete - Dijo tomando un silencio, y mientras Hermione podía sentir sus ojos clavados en ella.

- Bueno solo quiero anunciar que personalmente me haré cargo de todo lo que el departamento de regulación de creaturas mágicas necesite, por lo que el día lunes a primera hora tendremos una reunión para saber cual es el financiamiento que necesitan, gracias - Dijo mientras se escuchaban los aplausos de la gente

Pero Hermione simplemente se desmayó cayendo estrepitosamente en la alfombra del salón...

PASADO

Hermione había bajado tarde a las cocinas de Hogwarts ya que se había quedado estudiando y se había olvidado hasta de la cena y ahora le había pasado la cuenta.

Cuando entró varios elfos se asomaron para ver que necesitaba, pero ella una vez más le repetía que no era necesario, que ella mismo lo podía hacer, mientras los elfos insistian.

- Deberías dejarlos, estan para eso - Dijo una voz a sus espaldas

- Que haces tu aqui?

- Imagino que lo mismo que tu - Respondio

- No deberias molestarlos en sus horas de descanso - Dijo la castaña molesta

- Tu estas haciendo lo mismo no? Respondió el rubio

- Claro que no, yo me puedo preparar mi comida tranquila, sin ayuda de nadie - Dijo ella

- A ellos no le molesta servirme - Dijo seco

- Pues debería darte verguenza, ellos son personas igual que nosotros, tienen que descansar, además deberian tener un sueldo y vacaciones como cualquier persona que trabaja.

- Quiero un zumo de calabazas y unas tostadas - Dijo Draco a un elfo ignorandola

- No entiendes nada de lo que te dicen? - Pregunto molesta

- Claro que entiendo, pero no lo comparto, además tengo hambre y no me prepare algo yo mismo - Dijo sin inmutarse.

- Eso es porque no sabes como hacerlo - Dijo ella casi en un grito

- Acaso tu si? - Dijo el estrategicamente

- Claro que si

- No te creo

- Dejen todo ahí, yo preparare, ahora vayan a descansar - órdeno Hermione a los Elfos al tiempo que sacaba las cosas para preparar unos panecillos y servía jugo de calabazas, sin percatarse de que cierto rubio estaba disfrutando la situación.

Rapidamente hecho queso, jamón y otras cosas a los panes y sirvió dos grandes vasos de jugo de calabaza y los dejo sobre el mesón.

- Ahi tienes - Dijo seria

- Gracias, debo reconocer que no eres tan unutil como pensaba - Dijo el rubio sonriendo triunfante

- Esto lo has hecho a proposito? - Pregunto la castaña sin poder creerselo

- Y recien te das cuenta? - Dijo el sonriendo

- No se como puedes ser tan insoportable - Dijo bufando

- No discutiré eso contigo ahora, tengo hambre - Dijo llevandose el panecillo a la boca

- Que raro que un Malfoy acepte algo de una sangre sucia? - Dijo Hermione para molestarlo

 

- No te imaginas las cosas que puedo aceptar de una sangre sucia - Dijo mirandola fijamente haciendo que la castaña temblara involuntariamente debajo de esa mirada.

- Es mejor que me vaya - Dijo ella nerviosa

- Y no terminaras de comer? - Pregunto el rubio inocente

- Creo que lo haré en mi pieza - Dijo tomando sus cosas y marchandose de allí, aunque no podía evitar el temblor de su cuerpo ante la cercanía del rubio "que rayos fue eso" pensaba mientras caminaba a su sala común.

- - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - -

Lentamente comenzó a abrir los ojos, sentía que todo le daba vueltas y no sabía bien donde estaba, pudo ver unas siluetas a su alrededor.

- Donde estoy? - Preguntó

- Herms, al fin despiertas, nos tenias preocupados - Dijo Ginny

- Que ha pasado? - Pregunto la castaña desorientada

- Te desmayaste y no reaccionabas, asi que te trajimos a San mungo, llevas casi dos horas inconscientes - Respondió la pelirroja

- Oh, y los chicos donde están?

- Con Ron, en casa de mamá

- Y Ron no esta aqui? - Pregunto Hermione algo apenada

- No, pero tranquila estamos nosotros - Dijo Harry tomandole la mano

- Harry estas aqui - Dijo ella esbozandole una sonrisa

- Claro que si, pero dime Herms que ha pasado?

- No lo sé, solo me senti mal y pasó - Dijo esta nerviosa

- Sabes el medimago dijo que todo lo que te pasaba era por estres, que estabas expuesta a situaciones complicadas, es eso asi? - Pregunto Harry preocupado.

- No Harry tranquilo, sabes que solo es la fecha, los recuerdos y todo eso - Dijo ella apenada de mentirle a su amigo y es que no podía decir que todo esto era por ver a Draco Malfoy, no tenía cara para explicar todo lo sucedido a pesar de todo el tiempo transcurrido.

- No quiero parecer inoportuno, pero necesita saber algo - Dijo Harry haciendo que Hermione se tensara del miedo de que Harry se hubiera dado cuenta de algo

- Dime que sucede? - Dijo nerviosa

- Esto te paso por ver a Malfoy? , Quiero decir te trajo los recuerdos de lo que te sucedio en la mansión Malfoy - Dijo explicandose bien al ver la cara de pánico de su amiga.

- Puede ser que haya sido eso, no lo sé Harry - Dijo Hermione recobrando la tranquilidad.

- Bueno sea lo que sea puedes contar con nosotros, siempre estaremos para lo que necesites, incluso aunque no estes con el idiota de mi hermano - Dijo Ginny

- Ginny - Le reclamó Harry

- Pero si es verdad, el debería estar aqui y lo ves en alguna parte? - Preguntó la castaña molesta

- Ginny no importa - Dijo Herms

- Claro que importa, ya se las verá - Dijo la pelirroja molesta

- Bueno es mejor que volvamos a casa - Dijo Harry

- No puedo quedarme aqui? solo por hoy? creo que necesito descansar - Dijo Herms

- Si claro, yo me puedo quedar contigo - Dijo Ginny

- No, no es necesario chicos, de verdad, solo quiero descansar sin interrogatorios, nada más, por favor cuiden de mis hijos.

- Esta bien, aunque no estoy muy seguro de dejarte sola - Dijo Harry

- No seas escandaloso, esta lleno de medimagos y seguridad aqui, no pasara nada - Dijo ella dandole una sonrisa tranquilizadora a su amigo.

- Esta bien, pero mañana a primera hora paso por ti, queda claro? - Dijo el pelinegro

 

- Esta bien - Dijo ella sonriendo y despidiendose de sus dos amigos.

Cuando la habitación quedo sola, dejo caer unas lagrimas de sus ojos, y recordo lo que había sucedido, primero la sorprendió ver a Draco entre los invitados, luego la alcanza en el baño y le dirige la palabra después de doce años, ella arranca como una loca y el avisa que ayudara en la causa de los elfos y como si eso no fuera poco, que el lunes se reunira con los encargados del programa, que para colmo la encargada es ella, ahí su cuerpo no aguantó más la sorpresa, tendría que hablar si o si con él, "esto será una coincidencía o lo habrá hecho a proposito" pensaba al momento que cerraba sus ojos recordando.

PASADO

La castaña se encontraba escondida en unos estantes detrás de la biblioteca, porque ya era hora de cerrar y ella quería quedarse en la tranquilidad de esas murallas para estudiar con tanquilidad, cuando vio que la señora Prince se había marchado, se sento en una de las mesas.

- Una prefecta rompiendo reglas? no creo que Mcgonagall se alegre mucho de esto - Dijo una voz rasposa.

- Que haces tu aqui? - Pregunto la castaña molesta

- Lo mismo puedo preguntar yo? - Dijo tranquilo

- Sabes cada día que pasa, aunque parezca una estupidez, pienso que me andas siguiendo - Dijo mirandolo desafiante

- Siguiendote yo a ti? eso te gustaría no?

- Claro que no, es más me molesta encontrarme por todas partes contigo, porque no buscar otra cosa que hacer, necesito estudiar ahora - Dijo molesta

- Tu crees que es solo coincidencia que yo este acá? - Pregunto el rubio serio

- Como? - Dijo la castaña confundida

- Que tu crees que el que nos encontremos en todas partes es solo coincidencia? - Volvió a repetir

- Claro que si, sería ilogico que el gran Draco Malfoy siguiera a una sangre sucia para charlar no crees?

- Creo que si, pero sabes, si en algo no te has equivocado conmigo las veces en que me has insultado, es que soy un tipo calculador y siempre que actuo tengo un proposito - Dijo mirandola fijamente

- Y que quieres decir con eso? - Pregunto la castaña confundida

- Saca tus propias conclusiones rata de biblioteca - Dijo el rubio marchandose de allí y dejando a una castaña completamente confundida.

- - - - - --- - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - --

- Claro que fue a proposito, siempre lo haces - Dijo la castaña pensando en voz alta aún con los ojos cerrados.

- Aunque no pensé que reaccionarias asi, lo siento - Dijo una voz que hizó a la castaña sentarse rigida y abrir los ojos de la sorpresa.

- Que haces aqui? - Pregunto nerviosa

- Estaba preocupado, vi que Potter y la pelirroja se fueron asi que entre para saber como estabas - Dijo serio

- No deberias estar aqui, es mejor que te marches - Dijo ella seria

- Porque me tratas asi, solo estaba preocupado.

- Pues ya estoy bien y te puedes marchar - Dijo sin mirarlo

- Hermione, si tanto te molesta, puedo pedirle a alguien que vaya a la reunión por mi, solo quería saber como estabas, conversar contigo, pero jamás pensé que te afectaría tanto - Dijo el rubio arrepentido.

- El lunes estaré allí, siempre cumplo mis compromisos y eso lo sabes, y si no quería que estuviera asi, no deberias haberlo hecho, hace mucho tiempo tomamos una decisión y deberias haberlo respetado - Dijo ella molesta

 

- Pero es que ha pasado tanto tiempo, sabes que intente de otras formas acercarme a ti, pero no lo permitiste, no entiendo porque ni siquiera podemos ser amigos - Dijo frustrado

- Porque sabes que las cosas no funcionan asi, es mejor que te marches de verdad, el lunes hablaremos sobre los elfos y luego las cosas continuaran como antes - Dijo aún enojada

- Que tengas una buena noche Hermione - Dijo el rubio conteniendo las lagrimas de frustración que querían salir de sus ojos y marchandose de allí.

- Porque me haces esto Draco - Dijo la castaña en un susurro dejando la vía libre a las lagrimas, despues de tanto tiempo se volvía a sentir vulnerable y la razón era el mismo rubio de años atrás, siempre tuvo miedo de reencontrarse con él, pero jamás imagino que tenerlo cerca la haría sentir nuevamente con todas sus emociones a flor de piel, ahora que haría cuando tuviera que hablar civilizadamente, era un hecho que este fin de semana pasaría volando y ella estaría rogando que no llegue el día lunes...

AQUI LES DEJO UNA NUEVA HISTORIA, LA VERDAD ES QUE NO PUDE DEJAR ESCAPAR A ESTOS PERSONAJES QUE ME ENCANTAN, ASI QUE AQUI UN REGALITO DE BIENVENIDA PARA EL 2014 Y DESEARLES A TODOS MUCHA DICHA, SALUD Y AMOR, ESPERO LES GUSTE Y LO DISFRUTEN TANTO COMO YO LO HAGO AL ESCRIBIR Y COMO SIEMPRE DEJEN SUS COMENTARIOS :)

Tal y como lo había prometido Harry estaba muy temprano al día siguiente en San Mungo buscando a su amiga, quien parecía mucho mejor y de tenia algo más de color en su rostro, aunque aún podía notar que no estaba completamente allí, su mente vagaba en otro lugar.

- Como te sientes? - Preguntó Harry

- Ya mucho mejor, creo que me hizó bien descansar.

- Hermione, sabes que puedes contar conmigo para lo que sea, quiero decir, sabes que puedes confiar en mi cierto?

- Claro que lo sé Harry, eres como mi hermano, pero creéme no me pasa nada - Mintió la castaña

- Esta bien, te creo - Dejo mintiendo Harry que la conocía bien y sabía que su amiga algo escondía, que algo que no quería decir la atormentaba

- Ya estoy lista - Dijo interrumpiendo sus pensamientos

- Entonces vamos a la madriguera - Dijo Harry sonriendo

- No, creo que quiero ir a mi casa, necesito descansar un poco más - Dijo ella

- Eso o no quieres ver a Ronald? - Preguntó su amigo

- Porque haría eso? - Preguntó ella contrariada

- Quizás porque no vino a verte, que es lo que sucede entre ustedes? - Preguntó no pudiendo aguantar su curiosidad

- Vamos Harry, sabes como es Ronald, no sucede nada, simplemente él es así, es algo que sabemos desde hace mucho, o acaso no recuerdas cuando nació Rose?

- Claro que lo recuerdo, si falto poco para que Ginny lo matara - Dijo el pelinegro sonriendo

- No debería haberlo hecho, sabes que Ronald es así, no tiene la culpa de no pensar mucho - Dijo la castaña sonriendo, mientras su amigo recordaba la situación

PASADO

Hermione había dado a luz a su hija Rose, era una niña pelirroja preciosa y estaba perfectamente bien, pero Hermione tuvo algunas complicaciones y fue afectada por una infección lo que generó que se tuviera que quedar unos días más en San mungo, mientras su hija era llevada por su padre a casa.

Con lo que nadie contaba era con que Ron al llevarse a su hija a casa se olvido de su mujer y estuvo tres días sin ir a verla, ni llevarle a sus hijos, hasta que Ginny se dió cuenta de la situación, ya que Hermione no decía nada.

 

- Pero Hermione porque no me has dicho que el insensible de mi hermano no ha venido y no ha traido a los niños - Gritaba la pelirroja descontrolada

- Vamos Ginny calmate, sabes que Ron es asi, no lo hace con mala intención.

- Me importan un carajo sus intenciones, ya se la verá ese Ronald - Dijo la pelirroja pegando un portazo.

- No entenderá nunca que su hermano es asi cierto? - Pregunto Hermione apenada a Harry

- No, no lo hará, pero tiene Razón Herms, Ron en algún momento debe reaccionar y dejar de ser tan estupido - Dijo Harry serio, ya que tambien estaba molesto.

- Creo que es mejor que vayas detrás de ella - Dijo Herms

- Esta vez tienes razón - Dijo dandole un beso en la frente

Harry salió de San mungo, directo a la casa de Hermione y desde afuera podía escuchar los gritos de Ginny asi que entró rapidamente y casi se cae de la impresión al ver la escena.

Ginny colgaba a Ronald desde el segundo piso con su varita, lo tenía cabeza abajo, mientras gritaba desesperada.

- Nuestros padres no te han criado de esta manera y no te bajare hasta que tus neuronas de alguna forma hagan conexión, eres un estupido, Hermione es tu mujer

- Bajame por favor, bajame - Gritaba Ron

- No lo hare hasta que tu neuronas no funcionen, eres un insensible, agradece que mamá no sabe nada, pero sabes que mejor le contare para que ella misma se encargue de ti.

- No por favor ella no - Gritaba desesperado

- Si, te lo mereces por ser un maldito insensible, ella que lo ha dado todo por ti y tu asi le pagas, ya veras Ronald Weasley

- Ginny basta, es suficiente - Dijo Harry

- Pero Ha...

- Basta Ginny, sabes que esto me molesta más que a ti, pero asi no solucionaremos nada, si él no quiere cambiar no hay nada que podamos hacer, cuando se de cuenta la estara perdiendo - Dijo Harry tomando a su mujer y llevandosela de allí, a la vez que Ronald caia con un fuerte ruido al suelo.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - -

- Creo que ahora es otro el que esta recordando - Dijo Hermione sonriendole a Harry

- Lo siento Herms, me decias algo?

- Te preguntaba si tu sabias lo de los Elfos, de que los empresarios apoyarian la causa - Dijo Herms con tranquilidad

- La verdad algo había escuchado al respecto, pero lo que me sorprendió es que fuera justo Malfoy el que apoyara a los Elfos, porque no escoger la reconstrucción o algo asi, ya sabes como trataban a Dobby - Dijo recordando a su viejo amigo

- Quizás nunca quizó tratarlo mal, solo que su familia lo hacía actuar de esa manera, quizás es una forma de retribuir eso no? - Dijo Herms a la ligera

- Tu crees todavia eso? recuerdo que cuando estabamos en sexto y yo andaba siguiendo a Malfoy me dijiste algo parecido, que no porque su padre fuera mortifago, el tendría que hacer lo mismo, lo recuerdas? todavia sigues pensando lo mismo?

 

- No lo sé Harry, quizás las circunstancias lo llevaron a actuar de esa manera, pero nadie nunca sabra como es realmente él, solo él podría darte la respuesta - "o yo" se dijo a si misma

- Quizás le puedas preguntar el lunes - Dijo Harry riendo y Hermione volvió a sentir el nudo en el estomago al recordar la reunión, pero le respondió con calma.

- Jamás le preguntaría algo asi, lo sabes - " no lo haría porque ya lo sé" pensó para si misma.

- Claro que lo sé, solo era una broma - Dijo abrazandola.

Ya habían llegado a la chimenea se San mungo y se dirigieron a casa de Hermione, era una pequeña casa pero muy acogedora, que habían logrado comprar con sus ahorros, ya que Ron se había gastado todos los suyos en su equipo de quidich favorito para poder entrar en él, cosa que nunca consiguió y finalmente terminó trabajando en sortilegios Weasley con George.

- Bueno hermosa doncella, sana y salva en su hogar - Dijo Harry sonriendole

- Muchas gracias Harry, crees que Ron se devuelva hoy con los chicos? - Pregunto a su amigo

- No lo creo Herms, sabes que este día todos acompañamos a Molly, Arthur y George, ya es una tradición familiar.

- Si lo sé, dile que lo siento por no estar ahí - Dijo con melancolía

- No te preocupes lo entenderan, pero si te arrepientes me llamas y vengo por ti

- Gracias Harry, no sé que haría sin ti

- Todo lo que quisieras, eres una gran mujer, lo sabes cierto?

- Gracias - Dijo ella abrazandolo a la vez que contenía las lagrimas que querían escapar de sus ojos.

- Descansa pequeña - Dijo Harry retirandose de allí.

Hermione sintió el vacio de la partida de su amigo y con pesar se dirigió a la cocina por una taza de té caliente, tomo una manta que había sobre un sofá y se fue a sentar al pequeño balcón de su casa, que tenía una vista preciosa a unos campos verdes, que estaban algo floridos, sabiendo una vez más que los recuerdos volverían a ella.

PASADO

Hermione se encontraba sentada en el baño de prefectos, habían terminado hace poco de entrenar en el ED y estaba agotada y se sentía algo melancolica, eran todos tan felices en ese lugar y sabía que pronto eso acabaría, le daba pena pensar que aquellos niños tendrían que luchar contra un hombre tenebroso, que muchos de los que estaban allí quizas nunca volverían a ver la luz después de la guerra, tenía miedo, miedo de perder todo lo que quería.

Solo esos simples pensamientos hacian que las lagrimas cayeran involuntariamente de sus ojos y con su mano intentaba limpiarlas.

- Necesitas ayuda con eso? - Dijo un voz ya conocida para la castaña ofreciendole un pañuelo

- No necesito de tu ayuda - Dijo molesta, pero sin sorprenderse por la presencia del rubio, ya que ultimamente era casi un ritual que cada vez que quisiera estar sola el apareciera

- Intento ser amable contigo y tu me tratas asi - Dijo sentandose a su lado

- Ese es el punto Malfoy, que demonios te sucede, tu no te comportas asi jamás - Dijo molesta

- La gente puede cambiar - Dijo con una mueca

- La gente puede cambiar, pero no tu, el señor perfecto sangre pura, principe de Slytherin que querría de una sangre sucia como yo - Dijo eligiendo las palabras

 

- Quizás solo conversar con una persona que al menos puede pensar - DIjo

- Eso es un cumplido? porque no me lo creo? estas bajo algún hechizo, con alcohol ó drogado? - Pregunto ella sarcastica

- Nunca dejas de ser tan insoportable? - Pregunto él molesto

- Solo con la gente que no me agrada - Dijo cortandolo la castaña

- Como sabes eso si ni siquieras te das el tiempo de conocerme? crees que lo sabes todo de mi, eres igual de prejuciosa que todo el mundo, me reclamas a mi de ser el señor perfecto y tu? acaso no haces lo mismo?

- Y para que rayos quieres que te de una oportunidad de hablar, si sé que a la primera oportunidad que tengas me trataras de nuevo mal, me insultaras, o acaso me saludaras cuando este con tus amigos? acaso te acercaras a mi mesa para darme el buenos días? claro que no, porque eres un Slytherin que no se mezcla con la sangre sucia, menos con la sabelotodo no? Ademas....

Pero esa frase quedo suspendida cuando sintió los labios del rubio sobre los suyos, su primera reacción fue sacarlo de encima, pero sus labios no decían lo mismo y le respondió el beso, era un beso en un principio algo violento, pero luego sus labios tomaron un ritmo lento y pausado, saboreandose.

De pronto Hermione se dio cuenta de lo que estaba haciendo, y lo alejo de un empujon y salió corriendo de allí, dejando a un rubio contrariado, pero que aún disfrutaba de las caricias de esos labios, llevandose instintivamente sus dedos para recordarlos.

- - -- - - - -- - - - - -- - - - - - - - - -- - -- - - - - - -- -- -- -

- Todo fue tu culpa - Dijo la castaña en un susurro, mientras las lagrimas caían sin cesar de sus ojos.

Todavía pensaba en como cada recuerdo junto al rubio llenaba esos vacioa que Ron se había encargado de marcar en su relación, cada cosa, el sol iluminando, las flores floreciendo, los pajaros cantando le recordaban aquellos días en que no todo fue maravilloso, pero el conjunto en si lo era.

PASADO

Hermione se había obligado a olvidar lo que había sucedido con Draco, desde ese día evitaba de todas formas andar sola en el colegio, tenía miedo de volver a encontrarlo y cometer otra estupidez, porque eso era una estupidez lo que había sucedido.

- Herms, Herms, estas ahí

- Harry que sucede

- Eso me pregunto yo, te estoy hablando de hace rato, que sucede?

- Nada, solo estaba pensando en lo que dijo Snape respecto a los hechizos - Dijo serena

- Pues no parecía eso, bueno la pregunta era mañana vas hogsmeade con nosotros?

La verdad es que no tenía ganas de ir, prefería quedarse estudiando que salir con sus amigos, pero tan solo con pensar que se quedaría sola expuesta al rubio, decidió que era lo mejor.

- Por supuesto que voy, porque lo preguntas? - Dijo haciendose la ofendida

- Solo que pensamos que quizás te querrías quedar estudiando - Dijo Harry algo extrañado por la actitud de la castaña

- Claro la aburrida sabelotodo no?

 

- Yo no he dicho eso - Dijo Harry contrariado

- Pero lo pensaste - DIjo ella poniendose de pie y marchandose a su habitación

Dejando a Ron y Harry con la boca abierta, aunque la verdad es que no estaba molesta con ellos, sino consigo misma, en realidad estaba molesta con Malfoy por obligarla a ir a un lugar que no quería, "ahhhh" pegó un grito de frustración, claro que solo era culpa de ella, ella era la que escapaba porque tenía terror de enfrentarlo, era una estupida y por eso estaba molesta.

Al día siguiente los chicos ya se encontraban esperandola cuando Hermione apareció y ambos se quedaron con la boca abierta.

- Que sucede? - Pregunto extrañada

- Que has hecho con Hermione? - Dijo Ron

- Que? - DIjo sin entender

- Te ves preciosa - Dijo Harry a la vez que Ron asentía haciendo que Hermione se sonrojara de pies a cabeza

- Nada solo ando con mi ropa, me he peinado un poco y me puse labial - Dijo timida

- Pues te queda fenomenal - Dijo Ron

- Gracias - Dijo ella colorada

Y la verdad es que ese día se veía realmente linda, se había arreglado para que Ron la viera de forma distinta, despues de pensar por mucho rato en lo sucedido, había decidido la noche anterior que si Ron, la persona de la cual llevaba años enamorada se le declaraba, podría sacar a aquel rubio de su mente y asi el se alejaría de ella, asi que esta era la primera parte de su plan, Ron tendría que declararse lo antes posible.

Y por eso mismo se había alisado su rizada cabellera, había deliniado sus labios de un rosa palido y se había puesto unos Jeans ajustados, con unas botas hasta la mitad de la pantorrilla, en conjunto con un abrigo de color rojo que hacía resaltar el color de su piel.

Asi los tres amigos esperaron a Ginny y bajaron hacia los jardines donde las carrozas ya estaban esperando para ir a Hogsmeade, a ellos se le unieron Luna y Neville.

Estos ultimos tambien quedaron sorprendidos con la castaña y no pudieron evitar hacer comentarios de lo linda que se veía, despues de media hora de risas y chistes, llegaron a Hogsmeade, decidieron que el primer lugar que visitarían era Honey Duckey, estaban de lo mejor comprando sus dulces favoritos cuando de pronto alguien empujo a Harry y todos se dieron vuelta para ver que había sucedido

- Bobopotter y sus secuaces la zanahoria y la horrible sangre sucia - DIjo Pansy riendose

- Aunque no esta nada de mal la sangre sucia - Dijo Zabinni riendose, recibiendo de inmediato un golpe de Malfoy

- Yo solo decía - Dijo Blaise

- Que haremos con ellos Draquito - Dijo Pansy relamiendose los labios.

En ese momento Hermione miro a Draco desafiandolo con la mirada y el se la correspondió sin quitarsela de encima y la verdad es que era completamente involuntario, ni siquiera la había reconocido antes de que Pansy la llamara sangre sucia y sabía que Blaise tenía razón en que no estaba nada de mal, por eso le había dado rabia y lo había golpeado, y ahora sus miradas estaba analizandose y conectadas.

 

- No tengo ganas de perder el tiempo con ellos hoy - Dijo Draco dandose media vuelta

- Pero Draco - Dijo Pansy haciendo un puchero

- Basta, ya hable - Dijo Draco saliendo del local seguido de su grupito.

- Que ha sido eso? - Preguntó Ron contrariado

- No lo sé - Dijo Harry mirando a Hermione

- Ni yo - Dijo la castaña tan sorprendida como sus amigos, pero algo dentro de su pecho le decía que todo tenía sentido, pero su mente se negaba a darle entendimiento a sus pensamientos.

Salieron de allí y visitaron varias tiendas más, hasta que llegó el apartamento de Quidich.

- Lo siento chicos, pero aqui me separo, voy a la librería, nos encontramos en las tres escobas - Dijo Hermione comenzando a alejarse

- Espera no puedes andar sola - Dijo Ron

- Me acompañaras tu? - Le preguntó sarcastica - Ves, tranquilo, que de malo podría pasar en una librería - Dijo la castaña riendose y caminando hacia alla.

- No te demores - Grito Harry

- Esta bien - Grito más lejos

Hermione entró a la librería y se sintió contenta al darse cuenta que el lugar no estaba tan concurrido como las tiendas que habían visitado anteriormente, comenzó a buscar entre los estantes algún libro que ya no hubiera leído sin percatarse de lo que pasaba a su alrededor y es que para ella esto era su paraiso, estar rodeada de libros por doquier, con tantos tomos nuevos no había nada mejor.

- Ya sabía yo que era una rata de biblioteca - Dijo una voz detrás de ella haciendo que se paralizara y sin darse vuelta respondio de manera tosca

- Que es lo que quieres?

- Tus padres nunca te enseñaron que cuando te diriges a la gente debes hablarle mirandole a la cara? - Dijo serio

- Y tus padres no te enseñaron que no tienes que interrumpir a la gente que esta ocupada? - Dijo ocupando el mismo tono, pero aún mirando hacia las estanterias.

- Bueno si estas tan ocupada entonces me marcho, ah pero solo quería decirte que hoy te ves preciosa - Dijo haciendo que Hermione se sobresaltara y se diera vuelta automaticamente

Pero lo único que vio fue la espalda del rubio saliendo por la puerta, sentía que su corazón en cualquier momento saldría disparado de su pecho, que era todo eso, hoy si o si tenía que llegar a algo con Ronald, antes de que la situación se le fuera de las manos.

Estaba tan nerviosa que al final no compro nada y se fue hacia las tres escobas en donde había quedado con sus amigos y su futuro si o si novio, cuando llegó ya estaban todos allí y le hicieron un espacio.

- Herms estas enferma? - Pregunto Ginny

- No, porque? - Dijo nerviosa

- Porque no has comprado ningun libro, eso es extraño - Dijo la pelirroja

- No, es solo que no han llegado los libros nuevos y los demás ya los he leido - Dijo colocando una excusa que de seguro sus amigos se creerían

- Es que Hermione es dificil que haya un libro que no hayas leido - Dijo Ron riendo

 

- Eso crees Ronald? - Dijo Hermione dandole una sonrisa seductora haciendo que el pelirrojo se sonrojara y sus amigos la miraran extrañados.

- Es obvio no? - Dijo Ron nervioso buscando auxilio en los demás y es que esas situaciones lo aterraban.

" Que bobo eres Ronald" pensaba Hermione para si misma, mientras ella misma se ponía colorada al ver la mirada que sus amigos le daban.

Estuvieron bebiendo varias cervezas de mantequilla y charlando animadamente, olvidandose por un momento de todo lo que estaba sucediendo a su alrededor, Hermione oportunidad que tenía se acercaba más a Ron, pero este a su vez se corría quedando casi encima de Neville.

- Eh Ron que pasa? - Dijo Neville cuando ya lo tenía casi sobre él

- Lo siento no me di cuenta - Dijo este colorado, mientras Ginny bufaba ante la estupidez de su hermano y que decir de la castaña que estaba desesperada.

- De que quieres escapar Hermione? - Pregunto Luna derrepente

- Que? porque dices eso? - Pregunto Hermione alarmada

- Nada solo era una pregunta que se ocurrio - Dijo Luna con su tono inocente, pero dejando a la castaña completamente nerviosa

- Saben creo que Malfoy trama algo - Dijo Harry serio cambiando de tema

- Porque? - Pregunto Ron de inmediato

- Porque no deja de mirar hacia aca - Dijo Harry y eso hizo que la castaña se colocara roja como un tomate y se atragantara con su bebida

- Pasa algo Hermione? - Pregunto Ginny curiosa

- No claro que no, creo que ya he bebido mucha cerveza de mantequilla - DIjo esta secandose los labios

- Si es momento de irnos, esto no me huele bien - Dijo Harry

Todos se colocaron de pié y comenzon a salir, el bolso de Hermione se quedo atorado en la silla, por lo que salió de las últimas y no pudo evitar mirar hacia la mesa del rubio, quien le brindo una pequeña sonrisa que hizo que tropezara en la pata de una silla y si no es por Ron que la afirmo se hubiera dado de bruces en el suelo.

- Gracias - Le dijo dandole una de esas sonrisas de conquista

- De nada- Dijo el pelirrojo colorado

Mientras alguien de una mesa más allá bufaba molesto por la situación, la conocía porque llevaba tiempo observandola y sabía que estaba coqueteando con la zanahoria esa.

Cuando llegaron al castillo Hermione estaba nerviosa con todo lo ocurrido, pero tenía su plan en marcha aún, asi que inocentemente le dijo a Ron.

- Ron, quieres dar un paseo por los jardines?

- Es que.. quede en jugar ajedrez con Harry - Dijo este colorado

- No te preocupes yo necesito que Harry me enseñe unos hechizos - Dijo Ginny salvando a su amiga

- Y porque mejor no paseamos todos juntos - Dijo Harry tomando el brazo de Ginny y es que el tambien temía quedarse a solas con la pelirroja.

Ambas chicas bufaron, pero no les quedo de otra que aceptar, ya no tenían más excusas, el paseo fue una aburrida charla entre Ron y Harry sobre quidich, aunque Ginny como siempre curiosa no desperdició la oportunidad de interrogar a Hermione.

 

- Que te traes? - Pregunto directa

- A que te refieres?

- Vamos Herms, te arreglaste, le sonries a mi hermano y todos sabemos que te gusta, pretendes conquistarlo? - Dijo sonriendo

- Ginny yo...

- Vamos no seas timida, intentare ayudarte con su estupidez, pero lo demás es tu trabajo - Dijo dandole un codazo mientras se reía y la castaña le respondio la sonrisa.

Cuando terminaron la aburrida caminata Hermione se separó de sus amigos, con suerte Malfoy todavía estaria bebiendo con sus amigos y ella necesitaba ir a la biblioteca si no leía algo nuevo se volvería loca.

Busco en las estanterias, pero todo le parecia tan familiar que decidió meterse a escondidas en la sección prohibida con suerte encontraría algún libro que además de despejar su mente le sirviera como protección para los hechizos, lo necesitaban para cuando llegara el momento de enfrentarse con aquel hombre, tenía que tener mucho cuidado, porque si la pillaban no sabía de que sería capaz Umbrigde.

- Pense que las niñas buenas y perfectas como tu no andaban en estos lugares - Dijo una voz a sus espaldas que la sobresalto

- Puedes dejar de seguirme, ya pareces mi sombra

- No es mi culpa que te hayas asustado, de hecho es un gran problema que tienes, deberias cuidar tus espaldas cualquiera podría atacarte - Dijo Draco

- Pues eso no te incumbe, además que es lo que quieres ahora?

- Porque estas de mal genio, que sucede? la comadreja no entendio tus mensajes subliminales?

- Que estas diciendo? - Pregunto ella nerviosa

- A mi no me engañas Granger, yo tengo experiencia con las chicas y sé que le estabas coqueteando a Weasley con esas sonrisas, ese nuevo peinado, tu labial - Dijo mirando sus labios

- Acaso me estas espiando, ya me comienzas a dar miedo, pareces un psicopata - Dijo ella colorada

- No me cambies el tema, dime que estoy equivocado, sabes que tengo razón, que es lo que pretendes con la comadreja?

- Eso no te importa, no te metas en mis asuntos

- Lo estas reconociendo entonces

- Yo no he dicho eso - Dijo lo castaña a la defensiva

- A mi me parece que si

- Lo que yo haga o deje de hacer no es problema tuyo, es mi vida y tu estas muy lejos de ella entiendes?

- Eso crees? - Dijo arrinconandola contra una estanteria

- Dejame

- Estas segura que eso quieres? o me vas a negar que quieres repetir el beso del otro día

- Claro que no quiero, eso fue tu culpa

- Pero tu respondiste - Dijo el

- No sé en que estaba pensando, me das asco - DIjo ella

- Por eso tiemblas ahora que estoy cerca, por eso evitas andar sola, por eso no quieres mirarme - DIjo levantando su rostro y mirandola directamente a los ojos, - porque no reconoces que solo quieres repetir aquel beso, que intentas persuadir a Weasley para dejar de pensar en mi.

 

- No sé que rayos dic....

Pero nuevamente Draco ataco sus labios haciendola perder la razón y noción de espacio y tiempo, esta vez ella poso sus manos en el cuello del rubio para profundizar el beso y la razón es que lo deseaba, desde aquel mismo día había deseado besarlo nuevamente, todo su cuerpo vibraba con solo tenerlo cerca y esto era estar en el olimpo.

Solo se separaron cuando fueron conscientes de que les faltaba el aire y ambos se quedaron mirando sin decir nada, fue Draco quien corto la conexión de sus miradas y antes de salir de allí le dijo:

- No intentes olvidarme con Weasley, no te dejare...

- - - - - - - - - - -- - - - --- - - - -- - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - -- - -

Hermione no pudo evitar suspirar al recordar lo que fue para ella su primer beso, si bien antes el rubio la había besado, esta vez ella había sido conciente de que lo quería, quería que sus labios la atraparan y como lo había disfrutado, desde aquel día todo había cambiado para ella y tambien para él.....

BUENO AQUI UN NUEVO CAPITULO, ESPERO LES GUSTE EL RUMBO DE LA HISTORIA, MUCHOS CARIÑOS PARA TODOS Y COMO SIEMPRE ESPERO SUS COMENTARIOS :)

Draco Malfoy un hombre adulto, responsable y de una estirpe pura se encontraba en el despacho de su casa revisando una vez más los papeles de los negocios familiares de los que tuvo que hacerse cargo despues del juicio del ministerio, él y su madre se habían salvado gracias al testimonio de Harry Potter, pero su padre había sido condenado a Azcaban a pesar de su arrepentimiento, porque era mucho el daño que había hecho.

Sin embargo, a pesar de librarse de las riendas de su padre, hubo cosas que nunca cambiaron y una de esas era su matrimonio pactado con la menor de los Grengrass, si bien no era una mala mujer, entre ellos simplemente no había quimica, la relación era tranquila, simple y tediosa, no discutian y las pocas veces que habían estado juntos fue solo para concebir al primogenito, quien actualmente estaba a punto de cumplir once años y entraría a Hogwarts.

Su hijo Scorpius a pesar de tener todo en la vida, era un chico tranquilo y humilde, emanaba esa arrogancia natural de su padre, pero si en realidad lo conocias no era así, ya que Draco intentaba no cometer los mismos errores de su padre.

- Maldición - Grito el hombre tirando los papeles que tenía sobre su escritorio

Y es que no era capaz de concentrarse en nada, se la pasaba solo recordando su reencuentro con la castaña, jamás pensó que despues de años ella reaccionaría de esa forma, en el fondo tenía la esperanza de poder entablar una conversación civilizada con ella, en realidad para que engañarse, tenía la esperanza de aún tener una oportunidad y un espacio en su corazón, pero todo había salido mal, todavía la veía desmayandose en la cena, nadie podría imaginar lo nervioso que estaba Draco, se tuvo que contener para no salir corriendo y tomarla en sus brazos y lo peor de todo fue ver a Weasley no haciendo nada, él no se la merecía, "en realidad nadie merece a mi Hermione" se decía para si mismo y no pudo evitar caer de nuevo enfrascado en los recuerdos.

PASADO

Draco se maldecía asi mismo por haber besado a Hermione una vez más, se repetía mil veces a si mismo que no debía acercarse a ella, pero cada vez que la veía sola era inevitable, de hecho esperaba los momentos para encontrarla a solas, ultimamente parecía un psicopata detrás de los pasos de esa castaña, todo había cambiado desde el día que había vuelto a Hogwarts para comenzar su quinto año, estaba en la estación cuando de pronto a lo lejos vio a una chica que lleno todo su espacio, al principio pensó que era una chica nueva y se fue acercando lentamente acechando a su nueva presa, pero justo antes de que dijera algo la chica se dio vuelta y vaya su sorpresa al ver que era Granger, casi se atraganta ahi mismo sino fuera porque la castaña lo increpó.

 

- Primer día y ya andas molestando - Le dijo con cara de odio

Pero el solo pudo observar como habían cambiado sus facciones, si había quedado sorprendido el año anterior cuando la vio aparecer del brazo de Victor Krum, ahora realmente no podía definir lo que sucedia.

- Vaya los ratones te comieron la lengua este año, eso es excelente - Dijo la castaña dandose media vuelta y subiendose al tren, dejando al chico aún alucinado.

Despues de unos segundos Draco reaccionó y se maldijo a si mismo por su estupidez y desde ese día nunca más pudo quitar la vista de la castaña, la seguía a todas partes solo para esperar el momento que estuviera sola, para él era el paraiso cuando se peleaba con sus amigos y por fin se alejaba de ellos aunque sea solo un momento y desde entonces él aprovechaba todas las oportunidades, a pesar, de que para él estaba prohibido, luchaba contra ello, pero le era imposible y ahora todavía podía sentir el sabor de los labios de Hermione en sus labios.

Al principio pensó que solo eso sería necesario, pero ahora cada vez quería más de ella y eso lo estaba volviendo completamente loco, si sus padres se enteraban o sus amigos, estaría en graves problemas, sabía de lo que eran capaces, más ahora que había vuelto el señor tenebroso.

- Que me has hecho demonios, porque te he dicho eso.... no intentes olvidarme con Weasley, es la frase mas cursi que se me ha ocurrido - Decía reclamandose a si mismo.

- Con quien hablas? - Dijo Pansy que venía llegando

- Que te importa - Dijo el rubio molesto

- Me importa porque eres mi novio - Dijo ella tranquila

- Eso es porque nuestros padres nos obligan, entiende yo no te quiero, no quiero tenerte cerca - Dijo casi gritandole

- No seas injusto conmigo

- Injusto? si tuvieras un poquito más de orgullo propio no estarias molestandome y dejarias que nuestros padres pensaran lo que quisieran sin obligarme a estar contigo

- Pero esta pactado?

- Y me importa una mierda si esta pactado o no, entiendelo no te quiero Pansy, no como pareja - Dijo saliendo de allí hecho una furia

Empezó a caminar sin un rumbo fijo, estaba cansado de que todos le dijeran lo que debía o no debía hacer, el era una persona libre de pensar lo que quisiera, tenía solo 15 años, quería vivir su vida, disfrutar como los jovenes de su edad y por eso envidiaba tanto a los Gryffindor, porque a pesar de todo eran libres, valientes de enfrentarse al mundo solo por ser leales con sus sentimientos.

 

De pronto sin querer choco con alguien.

- Yo lo siento - Dijo una voz despacio pero que reconoció inmediato

Y como aquella vez en la estación se quedo en blanco, era ella, su Hermione, y ahora como reaccionaria ante ella, la había besado, le había dicho esa cursilería, estaba de los nervios, pero sin pensar una vez más de forma coherente y perdiendo la razón como cada vez que la veía, la abrazo, con fuerza, con necesidad, dejando a la castaña paralizada.

- Lo siento, debo irme - Dijo ella intentando soltarse

- Por favor no me dejes, no ahora - Dijo con angustia

- Malfoy no sé que es lo que tramas, pero esto no me gusta nada - Dijo ella apartandolo

- Y tu crees que a mi me gusta sentirme asi, crees que si pudiera manejarlo estaría aqui - Le dijo dolido

- A que te refieres? - Pregunto la castaña confundida

- No lo puedo evitar, me vuelves loco, ya no sé que hacer, parezco un psicopata, te sigo a todas partes, no puedo sacarte de mi mente - Dijo frustrado

- yo... -Intento decir Hermione pero no pudo hilar nada coherente, estaba sorprendida, Malfoy se estaba declarando y eso en su mente era imposible, no podía ser, menos ella una sangre sucia pensaba intentando comprender lo que sucedía.

- No digas nada, sé que estoy loco - Dijo Draco saliendo corriendo de allí

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - -- - - - - - - - - - - - -

- Si tan solo supieras que cuando te veo me sigo sintiendo asi - Dijo para si mismo

- Cuando ves a quien? - Preguntó su madre

- Madre, que haces aqui? - Pregunto Draco nervioso

- Sentí mucho ruido y vine a verte, pero estabas perdido en tus pensamientos que no me sentiste - Dijo ella con calma

- Lo siento, es solo que estaba pensando - Dijo nervioso

- Quien es ella? - Pregunto su madre sorprendiendolo

- No sé de que hablas? - Dijo manteniendo la tranquilidad

- Draco muchas veces me he hecho la tonta pero no lo soy, sé que hubo una chica muy importante para ti, aunque nunca llegue a saber quien.

- Que dices?

- Antes de la guerra hijo note tu cambio, irradiabas felicidad a pesar de todos los problemas, pero había tanto en que pensar que no quise decirte nada, llevo años sabiendo que sigues pensando en ella porque cada año antes del aniversario de la guerra te pierdes en los recuerdos, te conozco, no me lo puedes negar.

- No es nada importante

- Estas seguro? no me mientas Draco, sé que aún la quieres, pero por algún motivo decidiste no continuar con ella, algún motivo que no sé y que no intentaré averiguar, pero solo te pido que si tienes alguno oportunidad de recuperarla lo hagas, no me importa quien sea, pero hazlo porque aparte del nacimiento de Scorpius fue la única vez que te vi completamente feliz - Dijo Narcissa acariciando el cabello rubio de su hijo con cariño y saliendo de allí.

- No pense que era tan evidente madre - Dijo Draco en un suspiro cuando su madre salió, mientras se perdía en otro recuerdo.

PASADO

Desde aquel día en que se había declarado a Hermione la había evitado de todas formas, habían pasado ya dos semanas en las que solo la observaba de lejos, pero cuando sentía que estaba demasiado cerca salía arrancando despavorido, pero no porque se arrepintiera de lo que había dicho, sino porque le daba terror que la castaña lo rechazara, no lo soportaría, estos días se había dado cuenta de que la amaba y estaba dispuesto a seguir haciendolo en silencio, podría soportar cualquier cosa menos su rechazo.

 

Ahora aprovechando de que todos estaban realizando un gran ensayo de pociones para el profesor Snape, aprovecho de salir a dar un paseo al lago, lo necesitaba, y su padrino había aceptado que le entregara el ensayo una semana despues, lo vio tan angustiado que no fue capaz de decir que no.

Estaba sentado bajo un árbol, perdido pensando en los ojos de cierta castaña cuando unos pasos que sintió muy cerca lo sobresaltaron.

- Que haces aqui? deberias estar haciendo el ensayo de pociones - Dijo escondiendo la mirada cuando se dio cuenta que era Hermione

- Ya lo he terminado - Dijo ella cuidadosamente

- Vaya - Respondió seco

- Y tu? ya has terminado? - Pregunto

- No

- Entonces deberias comenzar sino no alcanzaras - Dijo ella con cierta nota de preocupación

- No me interesa, además he hablado con mi padrino y me ha dejado entregarlo despues - DIjo sin pensar

- Tu padrino? Snape es tu padrino? - Dijo la castaña asombrada

- Bueno si - Respondió sabiendo que ya no tenía salida, había metido la pata

- Vaya eso si es una sorpresa

- Que quieres decir? - Pregunto Draco molesto

- Bueno no te lo tomes a mal, pero Snape no parece una persona cariñosa como para ser el padrino de alguien - Dijo ella con cuidado

- Bueno, tienes razón, pero es bueno conmigo - Dijo ya más tranquilo

- La apariencias a veces engañan - Dijo Hermione esbozando una pequeña sonrisa

- Eso crees? - Pregunto curioso

- Bueno, quiero decir, es que... si, a veces nos dejamos ver por lo que vemos, pero quizás las cosas son distintas cuando te das el tiempo de conocer - Dijo colorada

- Vaya... - Dijo Draco sin creerselo y quedandose en silencio

- Si quieres estar solo me puedo marchar, lamento interrumpirte - Dijo Hermione retrociendo.

- No, no, lo siento, solo estaba pensando, quedate - Le dijo casi como una suplica

Y Hermione roja como un tomate se sentó debajo del árbol, pero manteniendo una distancia prudente del rubio.

- Y porque no hiciste tu ensayo?

- Ultimamente no me he sentido muy bien - Dijo el rubio

- Estas enfermo? - Pregunto curiosa

- Algo asi - Dijo él pensando para si mismo que estaba "enfermo de amor"

- Deberias ir donde la señora Pomfrey entonces - Dijo ella seria

- No, odio las medicinas, además lo mio no.... - Pero se arrepintió de decir que no era fisico

- Lo tuyo no...? insistió la castaña

- No es grave - Dijo cortante

 

- Claro - Dijo ella

- Y tu? que haces por aqui sola, donde estan tus amigitos san Potter y la comadreja

- No los llames asi - Dijo molesta

- Esta bien lo siento, donde estan tus amigos entonces? - Pregunto

- En la sala común haciendo el ensayo de pociones

- Y no los estas ayudando?

- Bueno estaba ayudandolos pero...

- Pero?

- Te vi - Dijo colorada

- Me viste?

- Si te vi y vine para aca, desde hace dias que quería hablar contigo, pero cada vez que te veo desapareces de pronto, asi que ahora no lo pense dos veces y vine hacia aca - DIjo nerviosa

- Tu me has estado buscando? - Pregunto el aludido sorprendido

- Si - Dijo ella

- Por qué?

- Y me preguntas por qué? acaso no recuerdas todo lo que me dijiste

- Claro que lo recuerdo, soy un estupido - Dijo frustrado

- No era cierto? - Preguntó ella confundida

- Claro que si, pero sabes Granger no necesito tu lastima, no es necesario que digas nada, solo olvidalo

- Lo he intentado, pero no puedo, es tan extraño

- Te quieres burlar de mi? - Dijo a la defensiva

- Claro que no, porque piensas eso

- Y que otro motivo tendrías? - Dijo desafiante

- Bueno no lo sé

- Lo ves? olvida lo que dije - Dijo poniendose de pie para marcharse

- Y si no quiero, me obligaras? - Dijo ella desafiandolo tambien

- Si es necesario lo hare, no te permitire que te burles de mi - Dijo enfadado

- Yo no me he burlado de ti - Dijo ella casi gritando

- Entonces porque otro motivo me lo sacarias en cara, porque otro motivo querrías hablar conmigo, eres igual que todas, claro, que mejor que contar que Draco Malfoy esta enamorado de ti no? pero no lo permitire...

- Ya callate - Dijo en un grito la castaña apunto de las lagrimas

- Porque, te he descubierto? esto me pasa por ser un tonto, no se como me pudo pasar esto contigo, debi imaginarlo, claro que te burlarias y aprovecharias la situación, maldito corazón, malditos sentimientos... - Decía el rubio una palabra tras otra casi ni el mismo se entendía.

- Ya callate, no quiero burlarme de ti, acaso no puedes pensar que tal ves... - Dijo arrepintiendose

- Que tal ves que? claro te quieres vengar de mi, eso es - DIjo fuera de si

- Eres un estupido, no sé como pudi si quiera imaginar que habías cambiado y hacerme ilusiones contigo - Dijo marchandose de alli corriendo

- Claro, eso es lo que..... espera ilusiones? de que hablas? - Dijo más para si mismo y de pronto entendió todo, acaso ella sentía algo por él? mierda soy un estupido - Dijo a la vez que corría detrás de ella

- Granger espera - Gritaba

- Pero la castaña corría y estaba apunto de atravesar la puerta del castillo, mientras lagrima no dejaban de caer por su mejillas. y de pronto choco con alguien.

 

- Hermione que sucede? - Pregunto Ron

Pero no fue necesario que respondiera cuando vio que Malfoy venía corriendo detrás.

- Que te hizo?

- Nada Ron

- Hermione dinos que te hizo? - Dijo Harry

- Nada, de verdad

- Entonces porque lloras? - Dijo Ron

- Granger tenemos que hablar - Dijo Draco casi sin aire

- Que le hiciste maldito - Grito Ron

- Este no es tu problema , Granger? - Dijo él casi en suplica

Pero Hermione salió corriendo de allí y a pesar de intentó seguirla Ron y Harry lo detuvieron

- Esto no tiene nada que ver con ustedes - Dijo Draco desesperado

- Todo lo que tenga que ver con ella tiene que ver con nosotros, además que podrías querer tu de una hija de muggles - Dijo Harry

- Te vuelvo a ver cerca y te mato - Dijo Ron empujandolo

Pero Draco ya nisiquiera tenía fuerzas para seguir peleando, lo había arruinado todo.

- - - - - -- - - - - - - - -- - - - - - - - - -- - - - - - -- - - - - - - - - - -- - -

- Siempre fui un bobo, tu me tenias asi - Penso en voz alta mientras una ligera sonrisa se escapa de sus labios.

- Papá, papá mira

- Que sucede hijo

- Llegó mi carta, ya llegó mira - Dijo corriendo hacia su padre

- Felicitaciones hijo - Dijo abrazandolo

- Tenemos que ir a comprar todo papá

- Tranquilo, lo haremos, pero no hoy, aún faltan tres semanas

- Es que quiero que sea pronto - Dijo Scorpius riendo

- Ya tranquilo - DIjo Draco congiandose de su felicidad

- Crees que quede en Slytherin? - Pregunto Scorpius serio

- Bueno todos los Malfoy hemos pertenecido a esa casa, pero si no quieres quizás puedas quedar en otra - Dijo tranquilo

- Y eso puede pasar?

- No lo sé, pero muchos dicen que a veces el sombrero considera tu elección

- Pero tu? te enojarias conmigo?

- Claro que no, las cosas han cambiado, ya no son como antes, en que casa te gustaría estar?

- No lo sé, puede ser Slytherin, aunque Gryffindor no me parece nada mal - Dijo con temor

- Gryffindor es una gran casa tambien - Dijo Draco sonriendole al momento que nuevamente se perdía en sus recuerdos.

PASADO

Había estado días intentando hablar con Hermione, pero ella se encargaba de no andar sola, esa situación lo estaba volviendo loco y no sabía cuanto tiempo más lo podría soportar, más ahora que la veía mucho más cerca de Weasley, "como si lo hiciera con intención", pensaba para si.

Hoy era su oportunidad si o si, había partido de quidich de Gryffindor contra Ravenclaw, era su oportunidad de encontrarla sola, ya que Weasley no se separaba de Potter, había estado toda la mañana siguiendo sus pasos y vio su oportunidad cuando la castaña iba casi corriendo hacía la cancha.

Apareció de pronto frente a ella haciendo que se detuviera tan bruscamente que casi pierde el equilibrio y la alcanzo a tomar por la cintura para que no cayera.

- Sueltame - Dijo ella furiosa

- Solo te detuve para que no cayeras - Dijo él a la defensiva

 

- Si no hubieras aparecido de pronto no sería necesario - Dijo ella

- Si no te escaparas de mi no tendría que haberte sorprendido - DIjo él molesto tambien

- No tengo nada que hablar contigo

- Pero yo si - Dijo él tomandola del brazo

- Dejame - Dijo ella enojada

- No, hasta que me escuches y es mejor que no grites si no quieres que todo el mundo se entere

- Mejor si te ven asi te castigan - Dijo ella nerviosa

- Si nos atrapan dire que tu tambien me estabas molestando y te castigaran.

- Que es lo que quieres Malfoy? - Dijo perdida

- Solo acompañame, te prometo que lo que tengo que decir no demorará

- Esta bien, espero sea rápido

Continuaron caminando hasta que llegaron a orillas del lago donde una hierba frondosa servía de escudo para que nadie los pudiera ver.

- Sientate - Dijo Draco

- No gracias, asi estoy bien - Dijo la castaña orgullosa

- Vamos no seas dificil, por favor - suplico

- Esta bien, ahora dime rapido que quieres? - Dijo Hermione nerviosa

- Yo.... bueno tu... ahhh yo ya te dije que tu me gustas - Dijo nervioso

- Y eso que?

- Vamos Granger por favor, puedes cambiar tu actitud

- Que actitud?

- Ahhh me exasperas, ya para

- Que quieres saber? - Dijo seria

- Tu.. que... bueno tu, sientes algo por mi? - Pregunto sudando

- Pero si tu mismo lo dijiste, siento lastima, que más, quiero vengarme, mmm quieres que continue? - Pregunto sarcastica

- Hermione por Merlin - Dijo exasperado, pero en ese momento rompio todas las defensas de la castaña, era la primera vez que decía su nombre y que bien sonaba en su boca, pero inevitablemente se coloco nerviosa.

- Bueno yo... quiero decir... que yo...

- Tu que?

- Bueno... estoy confundida

- Y eso es?

- No lo sé, me confundes, me tratas bien un momento, luego me tratas pesimo, no sé que pensar no crees? - DIjo retomando su postura

- Para mi no es facil todo esto tampoco - Dijo

- Me imagino que no, debe ser horrible que te guste una sangre su...

- Para, no lo digas

- Pero si tu siempre me lo recuerdas - DIjo ella molesta

- Ya no... de hecho nunca lo he creido, es lo que todos esperan de mi - Dijo apenado.

- Que es lo que pretendes Malfoy?

- Solo saber si tu... sientes algo - Dijo incomodo pero acercandose peligrosamente

- Yo... bueno... yo.. - Pero sin saber que hacer se acercó y lo besó.

Draco al principio no lo vio venir, pero rapidamente la tomo de la cintura y profundizó el beso, tanto tiempo soñando con esto, no iba dejar que se arruinara el momento. Se separaron solo por falta de aire y ambos se miraron sin saber muy bien que hacer, pero Hermione decidió romper el silencio.

 

- Yo no se que rayos es todo esto, pero sé que no puedo escapar de sentirlo - Dijo nerviosa

- No soy capaz de explicarlo tampoco, pero lo siento, no te prometo nada, pero quiero intentar.

- Debo irme ahora, los chicos me esperan, si no estoy allí sospecharan

- Pero no quiero, te vere de nuevo?

- Si, pero no ahora - Decía ella avanzando

- Te espero mañana aqui, a la misma hora, no me falles - Grito, mientras la castaña sonrió y salio corriendo camino al campo de quidich

Draco solo se quedo tirado el la hierba recordando el dulce momento que había vivido, eso fue mágico, ella tambien siente algo por mi.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - --

- Papá en que piensas tanto?

- Nada solo me acordaba de una amiga

- Tia Pansy?

- No, era una amiga de otra casa - Dijo rapidamente

- De cual?

- Gryffindor

- En serio? pero no era que los Slytherin no hablaban con ellos, nunca me has contado de ningun Gryffindor - Dijo entusiasmado

- Nadie sabia de nuestra amistad, porque nadie lo hubiera aceptado, pero eramos muy amigos, en secreto.

- Y quien era, la conozco?

- Quizás otro día te cuente

- Pero y ustedes no peleaban por lo de las casas y esas cosas

- No, bueno a veces... - Dijo Draco recordando nuevamente

PASADO

Draco se encontraba esperando a la castaña, había pasado todo el día imaginando el encuentro, pero ella ya llevaba casi diez minutos de retraso, pero estaba dispuesto a seguir esperando.

Pasaron dos horas y la castaña nunca llegó, se fue enfurecido hacia el castillo y de pronto la vio entre todos los Gryffindor, ella lo miró y le regalo una sonrisa, pero el en cambio se dio media vuelta y le dio una de esas caras a la que estaban todos tan acostumbrados y se marcho en dirección a la torre de astronomia, no quería ver a nadie, porque no sabia de lo que era capaz si alguien lo molestaba.

Se sentó en su lugar favorito conteniendo la frustración que sentía, ella se había burlado, primero lo deja plantado y luego se sonríe.

- Soy un estupido - Dijo en un grito para si mismo

- Te pasa algo? - Dijo una voz temerosa

- Que pasa vienes a burlarte del estupido Malfoy? - Dijo con odio

- No, porque haría algo asi - Dijo una castaña confundida

- Tienes el descaro de preguntarlo, me dejaste plantado y cuando me ves te ries, que otra cosa puedo pensar?

- No, no ha sido asi, pensé que te darías cuenta - Dijo ella

- Cuenta de que? - Pregunto con profundo odio

- Ayer se suspendio el partido de quidich porque unos alumnos se lesionaron y lo retomaron hoy, pense que sabrías que no podría arrancar de allí, jamás quise dejarte plantado, pensé que lo entenderías - Dijo ella nerviosa

- Y crees que soy adivino?

- No, es solo que todos hablaban de lo mismo

- Eso es lo que pasa con tu casa, son todos unos estupidos, siempre tienen que andar juntos para todas partes, siempre seran más importantes que cualquier cosa - Dijo molesto

 

- No te atrevas a criticar mi casa, que me dices de la tuya, no tienen ningun tipo de honor, siempre se traicionan hasta entre ustedes mismos, al menos nosotros somos leales

- Que sabes tu de mi casa?

- Y que sabes tu de la mia? - Grito ella

Y de pronto los dos se largaron a reir, estaban discutiendo por una estupidez, estaban cayendo una vez más en la rivalidad de las casas y ellos dos desde hace unos días ya no eran rivales, en realidad ni ellos saben que son.

- Lo siento, debi avisarte - Dijo Hermione

- Y yo lo siento por tratarte asi, pero pense que estabas jugando conmigo

- Jamas haría eso, no soy de ese tipo de mujeres - Dijo algo ofendida

- Lo sé, es solo que todo esto es tan extraño

- Me lo dices a mi, has sido mi peor enemigo durante todos estos años - Dijo ella sonriendo tristemente

- Lo siento, he sido un estupido contigo, no sabes ahora cuanto me arrepiento - Dijo el tomandole la mano.

- Te parece si terminamos con esta estupides de las casas, mejor porque no charlamos y hablamos sobre nosotros, quiero decir sobre lo que nos gusta y lo que no - Dijo ella colorada

- Me parece una idea genial, asi me explicas tambien un poco sobre la estupidez de los Gryffindor

- Malfoy

- Esta bien, sobre como son y yo te cuento como es mi casa

- -- - - -- - - - - - - -- - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - -- - - - --

- Parece que la querias mucho - Dijo Scorpius

- Como? que? - Dijo Draco recobrando la conciencia

- Es que estabas sonriendo - Dijo Scorp

- Nada solo recordaba la primera discusión que tuvimos por las diferencias de casa - Dijo sonriendo

- Me gustaría tener amigos de todas las casas - Dijo su hijo sonriendo

- Puedes hacerlo hijo, claro que puedes - Dijo acariciando a su hijo

Asi el día iba pasando y Draco contaba con los dedos de una mano las horas que quedaban para la dichosa reunión, sin dejar de recordar los momentos vividos...

BUENO AQUI OTRO CAPITULO, PERO ESTA VEZ DESDE EL PUNTO DE VISTA DE NUESTRO GALAN, ESPERO LO DISFRUTEN Y COMO SIEMPRE DEJEN SUS VOTOS Y COMENTARIOS PARA SABER SI LES GUSTA EL CURSO DE LA HISTORIA :)

Hermione se había levantado más temprano que de costumbre, su fin de semana había sido horrible, solo ayer cuando volvieron sus hijos a casa había logrado despegarse de sus recuerdos, se sintió más feliz al tenerlos, pero en la noche toda su felicidad se había apagado por culpa de su esposo, todavía podía recordar la horrible discusión.

- Porque siempre tienes que hacerte la victima, me tienes harto - Gritó Ron cuando los chicos se fueron a dormir

- De que hablas? - Preguntó ella

- Claro siempre te haces la estupida, esa es tu manera de dar lastima no?

- Te he hecho algo? - Pregunto contrariada

- Claro que me has hecho algo, primero me dejas en verguenza en la cena y luego por tu culpa todos me regañan en la madriguera porque tu te vienes para aca y me dejas solo - Dijo molesto

 

- Yo te dejo solo? tu eres quien no se preocupa por mi, me desmaye Ron y ni siquiera fuiste capaz de acompañarme a San Mungo

- Claro por tu culpa Ginny dijo eso, apuesto que le metiste en la cabeza todas esas cosas en mi contra, siempre intentas dejarme mal con todo el mundo, se supone que me amas, no que me odias.

- Eres tu el que no se preocupa por la persona que supuestamente ama, ni siquiera viniste a ver como estaba, no te demorabas más de cinco minutos, deja de culparme

- Tu, siempre tu, quieres toda la atención en ti cierto? tu tienes que tener el mejor trabajo en el ministerio no? a ti tienen que andar elogiando, siempre fuiste asi, Hermione Granger la mejor alumna, Hermione Granger la mejor bruja, Hermione Granger premio anual, porque no me di cuenta antes - Gritaba desaforado

- De que hablas Ronald, te has vuelto loco?

- Claro que no, siempre tu, todos te aman, todos te adoran y claro yo soy el estupido marido de Hermione Granger, cuando todos deberian decir Hermione Weasley, esposa de Ronald Weasley - Decía teatralmente

- De eso se trata? que sientes que eres menos importante que yo?

- Yo menos importante que tu? por favor, claro que no, tu eres solo una estupida que da lastima, por eso llamas la atención.

- Sabes Ronald, esto se acabo, no voy a permitir que me trates asi, mirate, pareces otro.

- Claro ahora iras llorando por el ministerio diciendo que tu marido te maltrataba y te dejo, asi tendras la atención que necesitas cierto?

- Yo no necesito atención, pero el que si lo necesita eres tu, ve a un especialista y mañana mismo sacas tus cosas de mi casa - Dijo

- Esta tambien es mi casa - Dijo él

- En eso te equivocas esta es mi casa, asi que pescas tus cosas y te vas y pobre de ti que me hagas un escandalo porque me encargare yo misma de encerrarte en azcaban y no dandote lastima, sino con mis contactos, porque quieras o no me he esforzado por tener todo lo que tengo - Dijo dejandolo allí y encerrandose en el baño donde dio rienda suelta a sus lagrimas.

Definitivamente no había peor momento que este para pelear con Ronald y menos de esa forma, ahora como le explicaría a sus hijos que se acaba de separar, justo ahora que Hugo entra a Hogwarts, toda su vida estaba patas para arriba, pensaba mientras se arreglaba su cabello en el baño e intentaba taparse esas horribles ojeras.

Y como si eso fuera poco ahora tenía esa maldita reunión, no podía parar de temblar, pero se había encargado personalmente el día anterior de no estar sola, le había pedido a su asistente una alumna en práctica del ministerio que la acompañara para las anotaciones, asi que al menos Draco no tendría oportunidad de hablar nada más que de trabajo.

- Hermione yo...

- No me hables, ya sabes lo tienes que hacer - DIjo segura

- Pero yo...

- Pero nada, esta vez fuiste muy lejos y me dejaste claro lo que piensas de mi.

Dijo tomando su bolso y desapareciendo a traves de la chimenea, en menos de un minuto ya estaba en el ministerio y aún le quedaba media hora para la dichosa reunión, su asistente ya la esperaba

- Buenos dias señora

- Geneva ya te he dicho que no me digas señora, solo Hermione

- Esta bien señora Hermione

- ahhh nunca aprenderas, Hermione a secas

- Esta bien Herm..ione - Dijo colorada

- Asi esta mejor. Estare en mi oficina, cuando llegue el señor Malfoy pasas con él, esta bien?

 

- Si Se.. Hermione

- Muy bien - Dijo sonriendole y entró en su despacho.

Nefastamente intento revisar los papeles sobre su escritorio, pero una vez más los recuerdos llenaban su mente.

PASADO

- Entonces tu sala común es toda de ese color rojo y dorado? - Preguntaba Draco asombrado

- Claro, no me has dicho que la tuya es igual, pero de verde y plata

- Si, pero es que los colores de Gryffindor son chillones - Dijo haciendo una mueca

- Quien lo dice, los amargados de Slytherin - Dijo Hermione

- De amargados nada, sabes que hacemos grandes fiestas en nuestra sala común?

- Es cierto eso? - Pregunto ahora ella asombrada

- Claro que si, tenemos la suerte de tener a Snape y no a Mcgonagall - Dijo riendo

- Ella no es tan mala como todos piensan - DIjo Herms

- No y Snape no es tan raro como todos piensan - DIjo Draco riendo

Y ambos se largaron a reir, llevaban cerca de una hora hablando de ellos mismos y de sus casas y se lo estaban pasando bastante bien, más Hermione que era más curiosa que ninguna otra persona que Draco haya conocido

- Y tu casa tambien es toda verde y plata? - Pregunto la castaña riendo

- No, bueno mi dormitorio si, pero el resto no

- Mi pieza tambien es de los colores de Gryffindor, es que me gusta asi, me hace sentir que estoy entre amigos, Hogwarts es como otro hogar - Dijo ella con nostalgia

- En serio? yo lo único que quiero es terminar Hogwarts

- porque? no hecharas de menos a tus amigos?

- No lo creo, nuestros padres son amigos, seguiremos viendonos

- Pero no con tanta frecuencia como ahora, sabes yo las vacaciones extraño mucho a Ron y Harry, a pesar que me encanta estar con mis padres - DIjo ella

- Yo creo que extrañas más a Weasley - Dijo molesto

- Porque dices eso?

- No es un misterio no? todos dicen que al final terminaran juntos

- Eso dicen?

- Acaso no lo sabias?

- Claro que no, Ron y Harry son mis amigos - DIjo algo molesta

- Pero a ti te gusta la zanahoria, te he visto

- Bueno quizás me gustaba, pero ya no

- No y porque?

- Bueno porque... no seas pesado - Dijo dandole una palmada en el hombro

- Dejame adivinar, un rubio huron se ha metido en tus pensamientos y no te deja pensar en otra cosa que no sea él, pero creéme te comprendo, es demasiado sexy - Dijo sonriendo

- Eres un insoportable narcisista - Dijo ella riendo

- Estoy equivocado entonces?

- mmm, dejame ver, que sea un huron rubio si, que se ha metido en mi mente, puede ser, pero que sea demasiado sexy, no lo creo - Dijo riendo

- A no? quieres que te lo demuestre - Dijo acercandose peligrosamente

- Malfoy no...

Pero fue tarde el ya se encontraba con sus labios posados sobre los de ella, y una vez más ella se dejaba llevar perdiendo la noción de todo.

 

- Que dices ahora? - Dijo sonriendo

- Creo que debo pensarlo mejor - Dijo besandolo de nuevo

- -- - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - -- -

- Hermione, Hermioneeeee

- Que? que paso?

- El señor Malfoy - Dijo Geneva apuntando hacia su costado

- Señor Malfoy, lo siento, tome asiento - Dijo nerviosa

- No se preocupe Señora Granger, tambien me pasa seguido - DIjo mirandola con esos ojos grises penetrantes

- Bueno, que es lo primero que veremos - Dijo realmente tensa

- Su asistente se quedara aqui? - Pregunto cauteloso

- Si, no quiero que se me vaya ningún detalle - Dijo segura

- Esta bien, bueno me gustaría primero saber que es lo que esta realizando su departamento

- Bueno... - Iba a comenzar a explicar pero se vio interrumpida

- Perdón, Hermione.. - Dijo Geneva

- Que sucede?

- Tengo que salir, tengo una urgencia - Dijo ella

- No, cualquier cosa puede esperar - Dijo ella cortandola

- Como le decía...

- No puede esperar, necesito salir - Dijo la muchacha

- Porque, que sucede - Dijo acercandose a ella

- Necesito ir al baño, urgente

- Bueno ve, pero vuelve rápido

- Si - Dijo corriendo de allí.

- Debe ser alergica a los chocolates - Dijo Draco sonriendo

- Como? - Pregunto la castaña confundida, pero comprendió inmediatamente

- Que le has hecho? - Dijo preocupada

- Nada grave, solo le di unos chocolates, dentro de media hora estará aqui - Dijo sonriendo con satisfacción.

- Pero como sabias? - Dijo confundida

- Te conozco Hermione, sabía que buscarías la manera de no estar sola, por eso traje varios chocolates por si quieres invitar a alguien más - DIjo sonriendo

- Que es lo que quieres?

- Conversar contigo

- Eso es lo que haremos, no es necesario que estemos solos

- No de trabajo, quiero saber de ti, como has estado

- Eso no te incumbe, debemos concentrarnos en el proyecto

- Que te sucede? porque eres tan esquiva? - Pregunto dolido

- Es solo que no es el momento - DIjo ella cortandolo

- Nunca lo es - Dijo el con resentimiento

- Mira Draco....

- Espera - DIjo él

Que?

- Dilo de nuevo

- Que cosa?

- Mi nombre, suena tan bien en tus labios

- Ya basta

- Te recuerdas la primera vez que lo dijiste? yo me acuerdo perfectamente

- Ya basta , esto no tiene sentido, quieres que te explique o no sobre el departamento?

- Si al menos eso me permite escuchar tu voz, estoy de acuerdo - Dijo poniendola aún más nerviosa.

- Bueno actualmente los elfos ya cuentan con algunos beneficios, de hecho de todas las criaturas del departamento, son los que más beneficios tienen, reciben un sueldo mensual dependiendo de la cantidad de trabajo que realicen, tienen una vez al año vacaciones y para eso tenemos elfos especializados para trabajar en distintas casas cuando sus compañeros salen de vacaciones, lo que tenemos pensado hacer ahora es que reciban ciertos bonos, como cuando salen de vacaciones, de salud, o simplemente bonos por buen servicio cuando lleven bastante tiempo en una misma familia o un mismo lugar. Además como sabes pueden usar prendas y vestimentas ya que no tienen que ser regaladas por su dueño, porque ahora no son exclavos, son seres libres de hacer lo que quieran, pero esta en su naturaleza servir a los demás. Por lo tanto lo que necesito es financiamiento para poder poner en marcha la nueva ley de bonos, no quiero decir que tu pagues los bonos, sino que me ayudes a llegar a la gente más adinerada para que aporte voluntariamente a la causa. - Dijo casi sin respirar

 

- No cambias nada, tienes tantas cosas en tu cabeza que te cuesta ordenarlas

- Por Merlin, te puedes concentrar en lo que te he dicho

- Esta bien, si me ha quedado claro, organizare un gran evento en el que invitare a las personas más adineradas, en el cual solitaremos fondos para tu departamento.

- Eso es magnifico - Dijo ella emocionada

- Si, pero tu tendrás que ir - Dijo él

- Como? yo? porque?

- Porque eres la cara visible del departamento, además que mejor que una heroina de la guerra en una fiesta de gente adinerada, estaran dichosos de contar con tu presencia - Dijo el sonriendo

- Es necesario? - Pregunto ella

- Absolutamente

- Esta bien, lo haré

- No me cabe duda, siempre tomas los desafios - DIjo el sonriendole

- Bueno quieres saber algo más? - Pregunto ella nerviosa

- Quiero saber muchas cosas - Dijo el con tono pausado

- Me refiero con respecto al departamento - Dijo ella cansada

- Me gustaría conocer las instalaciones que tienen los elfos dentro del ministerio - Respondió

- Vamos Draco conoces el ministerio mejor que yo - DIjo ella

- Tu has preguntado - Se defendio

- Esta bien, te llevaré donde los elfos del ministerio - Vamos dijo poniendose de pié y Draco casi pierde el aliento

Hermione llevaba un pantalón de tela de color negro que se ajustaba a sus caderas y una blusa de color blanco que resaltaba el color de su piel y delineba las lineas de su cuerpo.

- Que sucede? - Pregunto preocupada al ver su cara

- Estas preciosa - Dijo casi babeando

- Ya basta, vamos - Dijo colorada

Ambos salieron del desapacho en dirección a los ascensores que los llevarían unos pisos más abajo en donde se encontraban trabajando los elfos, cocinaban los alimentos para la gente que comía en el ministerio.

Entraron al ascensor en silencio, mientras Hermione podía sentir la mirada de Draco pegada sobre ella, por eso ni siquiera levantaba su cabeza, de pronto el ascensor se detuvo bruscamente y Draco la tomo del brazo para que no se cayera y ella le sonrió debilmente.

- Claro ahora entiendo todo, como no lo pense antes, debi imaginar que eras una cualquiera, por eso has terminado conmigo cierto para revolcarte con otros - Dijo cierto pelirrojo

- Ronald para, no es lo que piensas- Dijo Hermione angustiada

- Que no es lo que pienso? por eso le sonries como una cualquiera, como no lo vi antes, por eso me hechaste anoche de mi casa, por eso no quieres hacer nada conmigo, porque te revuelcas con el primer imbecil que se te pone por delante.

- Ronald...

Pero Ronald aunque quisiera no podía seguir hablando porque Draco se había encargado de darle un fuerte golpe en la mandibula que lo dejo noqueado, toda la gente miraba el espectaculo, mientras draco metió a Hermione dentro del ascensor y marco el primer numero que vio.

- Esta bien - Le pregunto una vez adentro?

 

- Si, no, no lo sé - Decía ella llorando

- Es un imbecil, lo mataré, te lo juro

- No Draco no lo hagas, no sé que le sucede - Decía ella llorando

- Pero no tiene derecho a tratarte asi, sea lo que sea que le hayas hecho - Dijo enfadado

- Yo no lo hice nada - Decía ella entre lagrimas

- Y entonces? - Pregunto confundido

- No lo sé, desde hace un tiempo esta extraño, no se preocupa por mi y anoche... - Pero no pudo continuar porque más lagrimas se apoderaron de ella

- Anoche que? - Pregunto preocupado

- Ano..che.. me ..dijo.. que yo .. tenía la...culpa, por que siempre yo... tenía el cariño de todos, mientra el simplemente era el esposo.,, de herm..ione Gran..ger.

- Maldito, siempre con su complejo de segundon, primero con Potter y ahora contigo .- Decía Draco enfadado, pero abrazando a la castaña para consolarla.

Llegaron al último piso del ministerio, donde había una asotea con vista a la calle.

- Que hacemos aqui? - Pregunto Hermione

- No lo sé, solo aprete el primer numero que vi - Respondió el sincero

- Siento que hayas tenido que ver todo eso - Dijo ella disculpandose

- No lo sientas, sabía que algo estaba sucediendo contigo, desde hace meses que algo me decía que no estabas bien y tenía razón.

- Draco yo...

- No digas nada ahora, solo relajate y olvidemonos de todo, como lo haciamos en Hogwarts te acuerdas? nuestra primera conversación, pero solo como amigos esta vez - DIjo sonriendole

Y asi juntos se pusieron a recordar algunas cosas, hasta que la castaña dijo.

- Si me acuerdo la primera vez que dije tu nombre

- En serio?

- Claro que si, como olvidarlo - Dijo ella riendo

PASADO

Draco y Hermione una vez más se juntaron a escondidas en uno de sus escondites predilectos, esta vez fue el turno del lago, estaban sentados detrás de los arbustos hablando de cosas sin sentido como cada vez que se juntaban, ellos les llamaban cosas sin sentido porque se imaginaban andar de la mano en el castillo delante de todos, o que él la presentara a sus padres, o que se besaran de pronto en el gran comedor, habían decidido tomarselo con humor porque no querian ocupar su tiempo en preocupaciones, asi que siempre bromeaban sobre esas situaciones.

- Te imaginas, yo acercandome a la mesa de Gryffindor, solo eso sería soprendente para todos y cuando estuvieran todos atentos te tomo por la cintura y te planto un beso - Decía Draco sonriendo

- No eso sería terrible - Decía Hermione riendo tambien

- Si me imagino la cara de Potter o aún peor de la comadreja, mirandome con odio por robarle a su chica.

- No soy su chica

- Si, pero eso él no lo sabe se tona a leguas que esta loco por ti, si tan solo te dieras cuenta en la manera que te mira cuando no estas atenta

- Claro que no

- Es asi, ustedes la chicas no se dan cuenta, pero entre nosotros nos entendemos y el esta coladito por ti.

- Yo nunca podría estar con Ron

- Porque no? hasta hace poco no te parecia imposible - Dijo el mirandola serio

- Bueno es que hasta hace poco no me gustabas tu Draco

- Espera que has dicho? - Dijo él

 

- Que no me gustabas tu, antes

- No lo que dijiste despues

- Que cosa?

- No me gustabas tu...

- Draco?

- Que bien suena en tu boca, creo que quiero bailar - Dijo poniendose de pie y haciendo extraños movimientos.

- Oye para, estas loco - Decía Hermione riendo

- Si loco por ti - Decía él con su extraño baile

- Draco para te pueden ver - Decía la castaña afirmandose el estomago de tanto reir

- Lo dijeste de nuevo, oh si - Decía continuando con su rutina de baile

Ambos se largaron a reir hechados en la hierba y de pronto se encontraban una vez más comiendose a besos.

- - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - -- - - - - - -- - - -

- Todavia puedo hacer eso - Dijo Draco

- No por favor no lo hagas - Decía Hermione riendo

- Estas segura?

- No Draco por favor no

- Lo dijiste - Dijo él

- Que cosa?

- Mi nombre - Y empezo con sus pasos raros generando que la castaña se riera aún más fuerte y casi mojara los pantalones de tanto reir

- No por favor para , no puedo más decía entre risas

- Porque, me gusta verte feliz - Dijo él todavia bailando

- Estas loco - Decía sin parar de reir

Luego de unos minutos los dos aún se reían juntos, pero de pronto Draco se puso serio

- Que nos paso Hermione? - Dijo con nostalgia

- De que?

- Nosotros

- Draco no empieces

- Es que me cuesta aceptarlo

- Ya llevamos doce años, no es necesario pensar en ello

- Por lo mismo Herms, son doce años y todavía no puedo sacarte de mi mente

- Draco no quiero hablar sobre

- Por favor, ayudame a entender

- Por favor no es el momento de verdad

- Esta bien, pero no dejare que te alejes de nuevo de mi, al menos dejame ser tu amigo

- No creo que sea una buena idea...

- Por favor Hermione, además estaremos trabajando juntos

- Esta bien, pero solo amigos

- Bueno algo es algo no? - Dijo sonriendo levemente

- No puedo ofrecer nada más - Dijo ella melancolica.

- Esta bien, ahora debes preparar un precioso vestido para el viernes

- Porque?

- Porque el día viernes daré una gran fiesta en mi casa, aprovecharemos la ocasión para la campaña de los elfos y tu ya te comprometiste a participar.

- Tan pronto?

- Y para que esperar más - Dijo el sonriendo

- Siempre consigues todo lo que quieres no?

- No siempre - Dijo mirandola fijamente

- Creo que es hora de volver a mis labores, nos vemos el viernes a las..

- Ocho en punto, mandare un auto por ti a tu casa

- Esta bien, allí estare y gracias - Dijo sonriendo

- Porque?

- Por todo, el trabajo y por hacerme reir un poco - Dijo con algo de pena

- Gracias a ti por permitirme ser tu amigo - Dijo acariciandole la mejilla

Y ella solo cerro los ojos para sentir aquella caricia, cuando los volvió abrir Draco ya iba saliendo por las escaleras, pero ella lejos de ir a trabajar, se quedo un rato más recordando bellos momentos.

PASADO

Las cosas en Hogwarts no iban nada de bien, Umbridge se había hecho cargo del colegio y tenía muchas prohibiciones, por lo que Draco y Hermione tenían muchas más dificultades para verse, pero para ellos nada era imposible.

 

Asi Hermione se mostraba cansada delante de sus amigos y se iba a su habitación antes de lo habitual, había encontrado un hechizo que le permitia hacer un muñeco que simulara que era ella quien estaba en la cama y con mucho miedo, mejor dicho terror se arrancaba por la ventana, ella odiaba volar, pero era la única forma de salir sin que la vieran, por ello Draco siempre la estaba esperando montado en su escoba, para luego terminar juntos en la torre de astronomia.

Pero hoy sería distinto, aunque eso la castaña no lo sabía.

- Has pasado la torre - Le dijo entre el viento

- Lo sé

- Pero que haces? donde vamos?

- No te lo dire

- Por favor, quiero bajarme de esto pronto - Dijo ella asustada

- Es solo un momento, no te asustes, no pasara nada, lo prometo.

Se abrazo aún más fuerte a su cintura mientras contenía los gritos de pánico que quería arrojar, pero decidió cerrar los ojos y entregarse a la aventura, se sentía tan segura con Draco, tan feliz, que ya casi nada le importaba.

- Ahí es - Dijo apuntando hacia abajo

- Hermione abrio los ojos y miro confundida

- Donde estamos

- Cerca de Hogsmeade

- No podemos salir de los terrenos de Hogwarts - Le dijo alarmada

- Nadie se enterara - Le dijo sonriendo mientras aterrizaban

- Draco que lugar es este? - Pregunto sorprendida

- Te gusta?

- Claro que si, es hermoso - Dijo observando todo

- Es una claro que esta oculto, la gente nunca lo ve porque se preocupa de andar comprando cosas o pasarlo bien sus amigos.

- Es maravilloso.

- Si, lo descubri una vez que estaba enojado con mi padre, discutimos por lo mismo de siempre, que era un debilucho, que no honraba el apellido Malfoy y etc. y estaba tan enojado que comence a caminar sin sentido, y de pronto me encontraba aqui, desde entonces cada vez que veniamos a Hogsmeade yo venía hacia aqui.

- Cuando vienes con tus amigos tambien?

- Estas loca, es un lugar solo para mi, no es necesario que nadie más lo conozca, bueno tu si - Dijo sonriendole

- Gracias, es muy lindo - Dijo observando la luna llena que le daba un reflejo especial al paisaje.

- Quería que hoy fuera un día especial - Dijo Draco sonriendole

- Porque?

- No lo recuerdas?

- mmm no, que cosa?

- Hoy es nuestro primer mes juntos, bueno desde aquel día que ambos confesamos nuestros sentimientos y no solo yo - Dijo sonriendo

- Oh lo he olvidado - Dijo angustiada

- No te preocupes, yo me he acordado por los dos - Dijo tomandola de la cintura y fundiendose en un beso.

- Sabes jamas lo hubiera imaginado - Dijo ella luego de separarse

- Que cosa?

- Que fueras asi, de esta manera

 

- Eso es bueno o malo

- Bueno por supuesto, es decir jamas nadie imaginaria lo tierno que puede ser el arrogante Draco Malfoy - Dijo sonriendo

- Tu crees? - Dijo volviendola abrazar

- Estoy segura - Dijo ella volviendo a besar sus labios

Y aquella noche de luna llena fue la primera de muchas que pasaron juntos acariciandose y besandose, para demostrar el amor que sentían.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - -

- Como poder olvidarte - Dijo pensando en un suspiro

Se paro de donde estaba sentada y camino hacia el ascensor para llegar a su despacho, una vez allí su asistente la estaba esperando.

- Como te sientes? - Pregunto Hermione

- Mucho mejor, lo siento mucho algo me hizo mal

- No te preocupes, al final las cosas han salido bien - Dijo sonriendole

- Excepto por su esposo - Dijo ella

- Porque lo dices?

- Todo el ministerio lo comenta, lo de la pelea - Dijo ella algo avergonzada

- Por Merlin que escandalo, esperame tengo que enviar algunos papeles

- Si, como salio todo lo de la reunión?

- Excelente, prepara tu mejor vestido para el día viernes que me acompañaras a una elegante fiesta en donde debemos buscar auspiciadores para nuestros elfos - Dijo Hermione sonriendo

- En serio? - Pregunto alucina

- Por supuesto, asi que el viernes toma la tarde libre para que te arregles

- oh gracias - Dijo contenta

Hermione entró a su despacho y escribio dos notas que envio de inmediato, luego tomo otro pergamino para el ministro

Estimado Kingsley:

Lamento haber ocasionado problemas en el ministerio, a estas alturas me imagino que ya estas enterado del escandalo que ha montado Ronald, es por esto que necesito de tu ayuda, las cosas entre nosotros ya no funcionan por lo que te pido poder empezar con los trámites de divorcio, se que tu no eres el indicado para realizar los trámites, pero ambos sabemos que al final los papeles llegaran a tus manos y necesito que me apoyes.

Esperando tu comprensión y apoyo.

Con Cariño Hermione.

Inmediatamente sello la carta y la envio a traves del correo interno, estaba sentandose para retomar sus asuntos cuando alguien irrumpio en su oficina.

- Hermione que ha sucedido? - Pregunto Harry angustiado

- No te has enterado?

- No que paso? solo recibi tu pergamino y vine de inmediato

- Ya no puedo más con él Harry, ya no - Dijo Hermione largandose a llorar.

- Hermione que ha pasado, que te ha hecho - Dijo Harry abrazandola

Estuvo cerca de cinco minutos con Hermione en sus brazos mientras ella aprovechaba de votar toda la pena que sentía, porque a pesar de como lo había tratado hoy en la mañana la situación le provocaba tristeza, mal que mal Ron había sido su marido por más de diez año, era el padre de sus hijos, ella le había entregado todo el amor que pudo y el se lo pagaba asi, tratandola mal.

- Estas mejor?

- Si eso creo

- Ahora cuentame, que sucedio

Hermione le relato lo que sucedió despues que los niños se fueran a dormir, como la había insultado y culpado por los retos que el había recibido, diciendo que todo era su culpa, Harry la escuchaba con atención pero con ira contenida, pero cuando Herms le conto lo sucedido en el ascensor hasta ahí llegó su tranquilidad.

 

- Como pudo hacer algo asi, te juro que esta vez lo mato, no me importa que sea mi amigo y mi cuñado no tiene derecho de tratarte asi

- Calma Harry, eso complicaría las cosas - Dijo ella nerviosa

- Es que se lo merece, es un poco hombre...

- Harry pedi los papeles de divorcio - Dijo Hermione de pronto dejandolo en silencio

Despues de unos segundos Harry reaccionó

- Como? - Pregunto confundido

- Envie junto con tu pergamino otro a un buen abogado que conozco, además le he pedido al ministro que me ayude

- Estas segura?

- Si

- Entonces cuentas con todo mi apoyo

- Gracias, no esperaba menos

- Los chicos lo saben?

- No, aún no les he dicho nada, pero lo hare - Dijo ella angustiada

- Si quieres puedo ayudarte con eso

- No, es algo que yo debo hacer

- Al menos Malfoy le dio un buen golpe? - Pregunto Harry

- Creo que si, porque no escuche una palabra más - Dijo Hermione

- Por primera vez estoy de acuerdo con él, bien merecido se lo tenía - Dijo Harry sonriendo.

- Ah eso, a proposito de Malfoy quería pedirte algo - Dijo Hermione indecisa

- Que cosa? - Preguntó curioso

- Bueno tu sabes que Malfoy esta apoyando la causa de los elfos

- Si, eso es algo que aún no entiendo

- Bueno lo importante es que el viernes hara una fiesta en su masión con gente adinerada para promover que cooperen y quería saber si tu y Ginny pueden ir a apoyarme - Dijo rapidamente

- Tu iras? - Pregunto alucinado

- Dr... Malfoy penso que era una buena idea que fuera yo como cara visible del departamento de regulación de criaturas mágicas, y bueno no quiero estar entre pura gente que no conozco - Dijo haciendo un puchero

- Hermione sabes que no me gustan esos eventos

- Por favor? - Dijo ella haciendole ojitos

- Esta bien, además que caso tiene, si no te digo que si le diras a Ginny y ella estara encantada de asistir y no tendra ningún inconveniento en obligarme - Dijo sonriendo

- Es mejor no llevarle la contra - Dijo Hermione sonriendole tambien.

- Y Malfoy estara de acuedo en que estemos ahí?

- Si, dijo que la gente adinerada ama a los heroes de guerra, creo que esta vez me aprovechare de ese papel - DIjo sonriente

- Es por eso que odio esas fiestas - Dijo haciendo una mueca

- Harry por favor cuantale a Ginny lo sucedido, no quiero que se enfade conmigo por todo lo que esta pasando.

- Ella no lo hará, creo que a estas alturas estará contenta de que te separes del imbecil de su hermano, como lo llama ultimamente

- No se cuando cambio tanto - Dijo ella con tristeza

- Ni yo Hermione, yo tampoco lo sé - Dijo Harry con pesar.

BUENO PRIMERO DECIR QUE ESTOY FELIZ CON LOS COMENTARIOS, MUCHAS GRACIAS A TOD@S POR SU CARIÑO HACIA LAS HISTORIAS, AQUI LES DEJO UN NUEVO CAPITULO EN AGRADECIMIENTO QUE ESPERO DISFRUTEN, COMO SIEMPRE MUCHOS CARIÑOS Y COMENTEN :)

Hermione había recibido al día siguiente la respuesta del ministro brindadole todo su apoyo respecto a la separación, incluso se tomo el atrevimiento de decir que le alegraba la situación ya que ella no mostraba sus habilidades al 100% cuando estaba con él.

 

Asi que Hermione se sentía mucho más tranquila, aunque aún lloraba al recordar como aquella noche que llegó a casa despues de enviar la carta al ministro, tuvo que hablar con sus hijos de una manera poco prudente y todo por culpa de Ronald.

- Papá te vas de viaje? - Preguntó Rose

- No

- Vas de paseo? - Preguntó Hugo sonriente

- No

- Entonces? - Dijo su hija

- Me voy de casa, su madre me ha hechado

Justo en ese momento Hermione apareció en la chimenea y se preocupó al ver las caras de sus hijos.

- Que sucede? - Preguntó angustiada

- Porque has hechado a papá ? - La encaro Hugo

- Hijos las cosas no son tan facile.....

- Claro que son faciles, solo tienes que disculparte y todo arreglado, acaso no ves como haces sufrir a los niños, miralos, no te dan lastimas las lagrimas de tu propia hija - Dijo Ron haciendo alusión a Rose

- Ron esta no es la manera correc...

- Y cual es la manera según la señora perfecta? decirle que nos queremos pero no podemos estar juntos, pero seguiremos siendo una familia feliz? eso es lo que le quieres decir, que mentira inventaras ahora?

- Ron para, estas haciendo daño a los chicos - Decía Hermione apunto de llorar

- Yo? yo les estoy haciendo daño? eres tu la que me hechaste lo recuerdas? eres tu la que me aleja de mis hijos, yo no quiero irme pero tu? siempre es todo tu?

- Ya para Ronald, callate de una vez, sabes que las cosas no son asi, ahora marchate que yo hablare con mis hijos - Dijo Hermione abrazandolos para contener sus lagrimas

- Tambien son mis hijos, no tienes porque quitarmelos

- Entonces comportate como un padre y deja de hacerlos sufrir, miralos - Dijo llorando

Entonces Ronald tomo su bolso y desapareció de allí, pero a esas alturas Hugo y Rose lloraban desconsoladamente, asi que a Hermione no le quedo más remedio que llamar a Harry y Ginny enviando un patronus.

- Que ha sucedido? - Dijo la pelirroja alarmada cuando llegó

- Por favor encargate de ellos - Dijo Herms y tomo de la mano a Harry y se lo llevo hacia la cocina

- Hermione que sucede?

- Ron, ese es el problema, cuando llegue le había dicho a los chicos que yo le dije que se marchara, le pedi que se quedara en silencio para hablar bien con ellos, pero empezó a gritar cosas sin sentidos, a dejarme mal delante de los chicos y cuando ya no pude más le pedi que parara y se fue, pero para ese momentos ambos lloraban asi, como los ves.

- Herms no sabes como lo siento - Dijo su amigo abrazandola

- Ahora que hare con los chicos, estan destruidos - Decía ella llorando

- Tranquila hablaremos con ellos, ahora es mejor que tomen sus cosas y vengan a nuestra casa - Dijo Harry

- No lo creo, lo más seguro es que Ron se vaya para alla

- Creéme que despues de la conversación que tuvo con Ginny esta tarde, su última opción será nuestra casa - Dijo Harry sonriendole

Asi Harry y Ginny tomaron a Hermione y sus hijos y se los llevaron a su casa, en donde James, Albus y Lily esperaban a sus primos entusiasmados y por un momento los hijos de Hermione se tomaron un respiro y se olvidaron de sus problemas.

- Es que cuando lo vea lo mato, como se le ocurre - Decía Ginny furiosa

- No es necesario - Decía Herms

- Es que cuando mamá se entere, no me gustaría estar en su pellejo - Seguía diciendo la pelirroja, mientras Harry solo elevaba los hombros.

 

Al día siguiente Hermione hablo con sus hijos más tranquila y les explico lo que estaba pasando, Rose la abrazo luego de limpiar sus lagrimas y Hugo solo la miraba, de alguna forma Hermione sabía que Ron había sembrado dudas en su hijo y podía notar cierto distanciamiento de su parte.

Desde entonces Hermione estaba muy preocupada por Hugo, pero decidio que este día se tenía que olvidar por un momento y concentrarse en la fiesta de la noche, para eso había dejado a sus hijos y los de los Potter con Molly.

Aún miraba poco convencida el vestido que tenía sobre su cama, pero ya estaba hecho ¿porqué nunca podía decirle que no a esa pelirroja?

Y lo que sucedio fue que Ginny el día anterior le había preguntado que se pondría para la fiesta y ella le había contestado que uno de los vestidos que uso en una ocasión para la fiesta de conmemoración de los caidos, el grito que pego Ginny casi se escucho hasta china

- Estas loca, no puedes ir con el mismo vestido, además esto es mucho más elegante - Le había dicho

- Pero es que no tengo otro - Dijo ella tranquila

- Pues yo tampoco, en cinco minutos paso por ti.

Y no pasaron ni cinco minutos cuando Ginny estaba en el ministerio y la tomo de un brazo y se la llevo hacía el callejon Diagon, a una tienda exclusiva de vestidos de fiesta.

Ginny rapidamente encontro lo que buscaba un vestido de color rojo que impresionara a cualquiera que la viera y que la hiciera ser la envidia de todas las buitres que miraran a su marido, ella era la señora Potter y nadie le podía poner los ojos encima, es por ello que su vestido era largo con un escote en la espalda que no dejaba nada a la imaginación, seguramente Harry se enfadaría, pero que más da, ella sabe como convencerlo cuando quiere algo.

Hermione por su parte miraba cada vestido, pero ninguno la convencía, en realidad no estaba segura de lo que quería, asi que cuando Ginny termino de hacer su compra fue a ayudarla.

- Te gusta alguno?

- No lo sé, mira que te parece este?

- No, demasiado formal

- Y este?

- Parece de solterona

- Y este de aca?

- Hermione porque mejor no te pones un saco de papa - Dijo algo molesta

- Es que nada te convence? - Pregunto la castaña irritada

- Mira que te parece este? - Dijo Ginny con una gran sonrisa

- Estas loca? jamas me pondría algo asi

- Porque? tienes un cuerpo que cualquier mujer envidiaría, eres joven y ademas debes ser el centro de atención esta noche si quieres obtener fondos.

- Pero es que miralo

- Es perfecto, vamos a pagarlo

- Estas segura? - Pregunto la castaña indecisa

- Claro que si

Asi ahora se encontraba mirando aquel hermoso vestido del color del oro, largo hasta los talones y con un gran tajo en la pierna izquierda, por si eso fuera poco había que mirar el escote frontal, aunque no podía negar que esas pequeñas aplicaciones de piedras en los tirantes le daban un toque especial.

- Mejor lo dejare para el último - DIjo pensando en voz alta

Y asi fue como comenzó a arreglar su cabello, tomandolo en un elegante moño, dejando solo unos bucles a los costados, luego se hecho maquillaje solo resaltando sus ojos almendrados, lo que le daba una apariencia de muñeca de porcelana, se aplico su perfume favorito y para cuando se dio cuenta solo faltaban pocos minutos para las ocho, asi que sin pensarlo se metio dentro del vestido y se subio a los zapatos, cuando se miro ni ella misma se reconocía.

 

De pronto sono el timbre y aún no muy convencida con su vestimenta se armo de valor y fue a abrir la puerta.

- Geneva menos mal llegas, te ves preciosa - Le dijo sonriendo

- Hermi..one eres tu?

- Claro quien más? - Dijo la castaña colorada

- Es que pareces otra, te ves espectacular

- Ya si no es para tanto - Dijo avergonzada

- Claro que si, pareces una de esas supermodelos de pasarela - Dijo aún asombrada

- Ya mejor vamos, que nos esperan - Dijo incomoda

Asi ambas salieron de la casa camino al auto que afuera las esperabas desde hace unos minutos.

- Hermione ese es tu auto? - Dijo la chica asombrada

- Estas loca, jamás podría pagar algo asi, lo ha enviado el señor Malfoy para nosotras

- Es maravilloso - Dijo Geneva

- Quien? - Pregunto la castaña confundida

- Como quien? el auto por supuesto - Dijo la chica

- Si claro - Respondio Hermione, sin poder evitar recordar una situación similar

PASADO

Los alumnos de Hogwarts habían terminado el año y tenían que tomar sus vacaciones, Draco y Hermione se despidieron muy tristes ya que por su situación no podrían verse hasta el regreso a clases.

Eso tenía a la castaña bastante triste y su madre que la conocía bien se daba cuenta de que algo te sucedía.

- Por que estas tan triste?

- No es eso, solo que extraño a mis amigos - Dijo mintiendo a medias

- Porque no vas a verlos a la madriguera entonces

- mmm creo que no ahora - Dijo marchandose a su pieza.

Estaba recostada en su cama pensando en Draco cuando de pronto una lechuza golpeo su ventana y rapidamente se paro y leyó el pergamino. Saltaba de la alegría al darse cuenta que era Draco quien le decía que la esperaba en diez minutos una cuadra más alla de su casa.

Sin pensarlo tomo su bolso y bajo las escaleras en busca de su madre

- Mamá me lo he pensado mejor y creo que ire a la madriguera - Dijo contenta

- Ahora?

- Si

- Pero le has avisado a los Weasley?

- por supuesto

- Esta bien, llegaras hoy o te quedaras?

- Creo que llegare hoy, pero si hay cambios de planes te aviso

- Esta bien, saludo a los Weasley

- En tu nombre - Dijo besandola y dirigiendose hacia la puerta

- Pero donde vas? - Dijo su madre

- A la madriguera - Dijo Hermione

- Y no usaras la chimenea, entonces como llegaras alla?

- Ah eso , es que quiero comprar unas cosas para llevar, luego me voy

- Entonces volveras?

- Eh no.. es que el señor Weasley pasara a buscarme dentro una hora - Dijo mintiendo

- Esta bien, anda con cuidado y no hagas travesuras

- Claro que no - Dijo cerrando la puerta antes de que su madre le preguntara otra cosa.

Hermione salió casi corriendo por la cuadra que la llevaría hacia donde su amado, y casi se le cae la cara de la impresión al verlo.

 

- Es magnifico - Dijo casi en un grito

- Gracias, ya sabia que era guapo pero no tanto.- Dijo sonriendo sexy

- No tu, el auto, de donde lo has sacado? - Dijo alucinada

- Y asi me recibes? tu cres que es el auto quien vino a verte - DIjo haciendose el ofendido

- Oh no claro que no - Dijo colgandose en su cuello y besandolo

- Eso esta mejor - Dijo sonriendo

- De donde has sacado esto? - Volvio a preguntar la castaña

- Es mio, me lo regalaron cuando cumpli los 15

- Es genial, no pense que los Malfoy utilizaran artefactos muggles

- En realidad es un auto mágico - Le dijo en el oido.

- Bueno si tu lo dices - Dijo ella sonriente

- Vamos subete, yo manejo, pero tu me llevas a alguna parte interesante - Dijo él

- Por supuesto - Dijo contenta.

- - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - -- -- - - - - - - -

- Hermione, Hermione estas bien?

- Porque, llegamos ya? - Pregunto volviendo a la realidad

- No, es solo que te estaba hablando y no me respondes.

- Perdon Geneva, que querias?

- Te preguntaba si tu conoces desde antes al señor Malfoy

- Si, asistimos a Hogwarts en el mismo año, pero perteneciamos a diferentes casas - Dijo tranquila

- Tu eras de Gryffindor, eso todo el mundo lo sabe, pero él de casa era?

- Slytherin - Dijo esperando la reacción de la muchacha

- Slytherin? entonces nunca se llevaron bien? - Pregunto confundida

- Creo que no - Dijo mintiendo

- Entonces porque ahora quiere ayudarte?

- No me esta ayudando a mi, ayuda al departamento - Dijo ella

- Pero al final es lo mismo, todo el mundo sabe que fuiste tu la creadora y la encargada

- Pero es para un bien común, no para mi - Respondio Hermione algo cansada

- Es una pena, habrían hecho linda pareja - Dijo a modo de lastima

- Porque dices eso? - Pregunto algo sobresaltada

- Bueno imaginate tu eres una de las mujeres más inteligentes y guapas del mundo magico y el es catalogado de la misma forma, yo creo que se hubiera llevado bien - Dijo como a la pasada

- Que cosas dices - Dijo Hermione concentrandose de nuevo en sus recuerdos

PASADO

- Puedo encender la radio?

- Que cosa?

- La radio del auto, para escuchar musica

- Y esto tiene una radio? - Pregunto confundido

- Claro que si, solo espera.

Hermione prendio la radio y sintonizo una de los diales en donde tocaban una canción movida en ingles y comenzó a cantar y a moverse al ritmo de la música, mientras Draco la observaba divertido.

- Jamás me lo hubiera imaginado - Dijo cuando se detuvieron

- Es un hermoso lago no? - Dijo ella contenta

- No me referia a eso

- Entonces?

- No me imaginaba que te gustara la música de esa forma, te ves distinta

- Que quieres decir?

 

- Bueno pense que eras mas seria por asi decirlo - Dijo sonriendo

- Me estas tratando de aburrida? - Dijo simulando enfado

- No, claro que no, es solo que me gusta - Dijo sonriendo

Ambos comenzaron a caminar de la mano a traves del lago, conversando sobre lo que habían hecho durante esos días de vacaciones, sin importarles la gente a su alrededor, se encontraban en el mundo muggle, por lo que no tenían que esconderse de nadie.

Pasearon, se rieron y jugaron juntos, se tomaron unos helados y comieron "mulas" como le decía dracos, que nunca comprendio que eran burritos.

- Vamos - Le decia entusiasmado

- Donde?

- A comprar de nuevo esas cosas

- Que cosas? - Pregunto la castaña

- Mulas, estan exquisitas

Y Hermione no pudo hacer otra cosa que largarse a reir, mientras Draco la miraba confundido sin comprender porque.

- Puedes parar de reir

- Es.. que ..no.. jama... jajajajaj

- Hermione para, de que te ries tanto

- Es., que.., no se llaman asi.... mulas jajaja

- Pero si eso me dijiste

- Claro que no, son burritos - Decía la castaña aún riendose

- Es lo mismo - Dijo algo molesto por la burla de su novia

- Claro que no es lo mismo, pero vamos - Dijo dandole un beso haciendo que el enojo del rubio desapareciera

Ya estaba oscureciendo cuando la castaña casi sin ganas le dijo que tenía que marcharse, a pesar las negativas de Draco, este termino cediendo y la dejo cerca de su casa.

- Ahora ve que inventas - Dijo antes de despedirse

- Porque?

- Porque creo que este verano saldras mucho más de casa que lo de costumbre - Dijo besandola

Y aquello fue una promesa de que aquella tarde se repetiría y esta claro que fueron muchas más.

- - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - -

- Como pude mentirle tanto a mamá - Dijo la castaña pensando en voz alta

- Como? - Pregunto Geneva sin entender

- No, nada, perdón, solo pensaba en voz alta - Dijo avergonzada

- Faltara mucho? - Pregunto Geneva impaciente

- Lamentablemente no - Dijo la castaña nerviosa apuntando la mansión.

La chica pegó un grito de alegría, y Hermione se percato de nunca se había dado cuenta de que su asistente era tan efusiva.

El chofer se bajo y abrió la puerta dandole paso a Geneva y luego a Hermione, la castaña sentía que le faltaba la respiración, tanta gente, ella nerviosa y más encima Draco allí le ponían los pelos de punta y por si fuera poco ella usando ese vestido, que no podía negar le gustaba, pero aún la hacía sentir mucho más incomoda.

- Oh por Merlin, te ves realmente estupenda, más de lo que imagine - Le dijo Ginny que venía llegando junto a su marido dandole un gran abrazo

- No seas exagerada - Dijo la castaña riendo y suspirando, al menos no estaba tan sola

- No exagera, te ves hermosa - Le dijo Harry sonriendo

- Gracias- Dijo la castaña colorada

 

- Bueno, pero que esperamos, entremos, quiero que todas esas arpias que miran a mi marido se mueran de envidia al verme - Dijo Ginny sonriendo mientras Harry movia la cabeza en un gesto divertido.

Asi los cuatro fueron por la alfombra que llevaba a la entrada de la mansión, en algunas ocasiones los flashes de las camaras los dejaban encandilados y agradecieron el llegar rapido a la entrada.

- Esto parece un evento de esos muggles en los que premian a los actrices - Dijo Ginny

- Actores - Dijeron Harry y Herms a la vez riendo

- Como sea, ustedes me entendieron - Dijo ella haciendo un gesto

En la entrada principal unos elfos los guiaban hacia una puerta que parecía ser el salón principal, los primeros en entrar fueron Harry y Ginny que fueron aplaudidos y fotografiados nuevamente, mientras Hermione se había quedado algo atrás mirando un retrato de Draco en su juventud y no pudo evitar acordarse de ese momento.

PASADO

Hermione había estado esperando el día anterior que Draco llegara tal y como lo habían acordado, pero nada había sucedido, era su último día de vacaciones en su casa y la última oportunidad de pasear tranquilamente por el mundo muggle.

Se sentía frustrada pero ya no tenía otra opción, había estado todo el verano evadiendo la invitaciones de sus amigos, mientras su madre le decía que este verano era el año que más había compartido con ellos, por lo que era inevitable seguir ignorandoles y había conversado con su familia para irse los últimos cinco días de vacaciones a la madriguera.

Justo ahora estaba con su maleta lista despidiendose de sus padres, ya que se iría con los Weasley a la estación dentro de cinco días.

- Hija nos escribes, te extrañaremos - Decía su madre

- Si madre no te preocupes

- Ah y dile a ese Ronald que las proximas vacaciones te deje pasar más tiempo con nosotros - DIjo su padre sonriendo.

- Yo se lo dire - Dijo la castaña colorada

Y es que sus padres pensaban que pasaba mucho tiempo donde los Weasley porque tenía algo con Ron, ella para evitar preguntas, solo les seguía el juego, aunque nunca les confirmaba nada.

Los días en la madriguera pasaron lentamente, a pesar de estar con sus amigos, se sentía triste y no porque Draco la hubiera dejado plantada, sino porque no fue capaz de enviarle una lechuza con alguna explicación.

Cuando llegó a la estación el primero de septiembre, diviso su cabellera rubia entre la multitud, pero decidió no hacer nada y subio con sus amigos al vagón.

Durante la cena de bienvenida no le dio una sola mirada, solo se dedico a hablar con sus amigos que no veía hace tiempo como Luna, Neville, entre otros.

Draco por su parte no le quitaba los ojos de encima, necesitaba explicarle que había sucedido, pero sabía que Hermione no se lo haría facil, ya conocía su dificil caracter.

Hermione ya se encontraba en su habirtación, cuando comenzó a sentir un sonido en la ventana, al principio se asusto, pero como una valiente Gryffindor se acercó.

- Que haces aqui? - Dijo sorprendida

- Debemos hablar

-Las chicas estan por subir, estas loco?

 

- Por favor, no fue mi culpa, te lo puedo explicar todo

- Si, pero no ahora

- Te espero en veinte minutos en la torre de astronomia - Dijo Draco marchandose de allí justo a tiempo.

- Hermione que haces? - Pregunto Ginny que venía entrando

- Solo quería sentir la brisa - Dijo Hermione aspirando el aire, aunque temblaba de nervios.

- Cada día estas más loca - Dijo esta riendo

La castaña nerviosa bajo hacia la sala común, para su mala suerte Harry y Ron seguían allí.

- Pensé que querias descansar? - Pregunto Harry

- Si y ustedes deberian hacer lo mismo - Dijo ella haciendose la enojada

- Por favor no empieces con tus normas de prefectas el primer día - Dijo Ron casi suplicandole

- Y tu? deberias hacer lo mismo, eres prefecto tambien

- pero Hermione - Dijo Ron en un tono lastimero

- Pero nada, se van de inmediato a sus camas - Dijo casi gritando haciendo que todos la miraran

- Si mami - Dijo Harry riendose y tomando a un molesto Ron del brazo

- Y ustedes que miran? a sus camas tambien - Dijo la castaña a los demás chicos

Y todos salieron casi corriendo de allí, Hermione espero que todos estuvieran en sus dormitorios y salió de su sala común.

- Pensé que ya no venias? - DIjo Draco preocupado

- No podía salir - DIjo seria

- Hermione, yo lo siento, intente ir, pero no pude

- Porque? - Pregunto aún cortante

- Porque mis padres querían hacer un retrato de mi, les dije que no y mi padre se altero y me lanzo un petrificus - Dijo serio

- Eso es terrible - Dijo ella

- Si, lo siento

- No te preocupes, te creo, te extraña tanto - DIjo lanzandose en sus brazos

Y Draco sintio un pequeño dolor de remordimiento al escuchar sus palabras "te creo" y es que la verdad es que ese cuadro lo habían pintado pero hace unos días atras y realmente no pudo salir porque el señor tenebroso se había presentado en su mansión y los tenía casi prisioneros, lo había obligado a tomar una misión que no quería, pero como le podría contar eso a la castaña, lo odiaría, solo le quedaba mentir.

- - - - - - - - - - - - - -- - - -- - - - - - - - --- - - - - -- - - - - - - -

- Hermione estan todos esperandote - Dijo Geneva sacandola de su ensoñación

- Perdón, vamos - Dijo

Geneva fue la primera en entrar y solo recibio un par de flashes, pero cuando llegó el turno de Hermione todo fue diferente, solo se sintierón sonidos de exclamación y se escuchaba el sonido de las camaras disparando como locos, dejando a la castaña por unos segundos encandilada.

- Disculpen, deben dejar de pasar a la invitada - Dijo alguien interrumpiendo a los fotografos, Hermione reconoció su voz de inmediato, pero lo que se le hizo aún más conocido fue aquella electricidad que la recorrió al sentir su mano sobre su piel.

- Quieres matar a todos de un infarto? - Dijo el rubio acercandose disimuladamente a su oido

 

- No , yo ? porque?

- Es que te ves realmente preciosa - Dijo brindandole una pequeña sonrisa, ya que había mucha gente presente

- Gracias - Dijo ella colorada

- No me las des, es cierto, ven vamos a saludar.

Hermione iba al lado de Draco sonriendo a la gente que la saludaba, todas personas que había visto en el profeta o en la revista en la sección de gente rica o famosa, pero con las cuales jamás había cruzado palabra alguna.

- Señor Misler, ella es la Señorita Hermione Granger - Dijo Draco

- Mucho gusto Hermione, veo que Draco no exageraba cuando decía que usted era realmente hermosa - Dijo el señor Misler saludandola mientras ella nuevamente se sentía avergonzada

- Mucho gusto señor Misler, es una sorpresa saber que hablaban de mi - Dijo intentando obtener información.

- Oh no piense mal, solo que Draco me hablaba de sus virtudes y de todo lo que ha hecho por las criaturas mágicas, quiero que sepa que cuenta con todo mi apoyo.

- Muchas gracias señor Misler, será un placer.

- Solo llamame Henry querida - Dijo él sonriendo

- Oh muchas gracias Henry - Dijo ella devolviendole la sonrisa.

- Bueno disculpe señor Misler, pero hay más personas que quieren hablar con la señorita Granger

- Por supuesto, adelante

- Muchas gracias - DIjo Hermione despidiendose

- No es necesario que coquetees con ellos - Dijo Draco cuando apenas se había alejado un poco

- No estoy coqueteando? - Dijo ella ofendida

- Claro que si

- Eso crees? bueno si es asi, no tienes porque intrometerte - Dijo aún más molesta

- Como que no....

- Señor Malfoy, me presentara a su amiga

- Señor Prints, claro que si, bueno ya sabe su nombre - DIjo algo molesto

- Por supuesto, quien no conoce a nuestra heroina de guerra, debo decirle que usted es mucho más hermosa en persona.

- Oh muchas gracias....

- Oh perdón, soy Daniel, Daniel Print

- Entonces muchas gracias Daniel, es un elogio para mi - Dijo sonriendo seductoramente e intencionalmente para molestar al rubio

- Sabe con esa sonrisa no me quedan dudas de ayudar en su causa, cuente con mi apoyo - Dijo el hombre sonriendo

- Oh usted es todo un caballero y muy caritativo tambien, me alegra contar con su apoyo - Dijo coqueta

- Cuando lo desee - Dijo el hombre con una sonrisa

- Disculpe señor Print, pero más gente nos espera

- Por supuesto, ha sido un gusto - Dijo besandome la mano de Hermione

- El gusto ha sido todo mio - Dijo ella con su mejor sonrisa

- Que ha sido todo eso? - Pregunto Draco molesto

- Que cosa?

- Esas sonrisita y esos movimientos - Dijo enojado

- Eso si se llama coquetear? - Dijo ella triunfante

- Si lo vuelves hacer yo mismo me encargo de que esta fiesta se termine ahora - Dijo molesto

- Me estas amenazando? - Dijo ella fulminandolo con la mirada

- No, solo te lo estoy advirtiendo - Dijo mirandola fijamente

- Sigues siendo el mismo imbecil arrogante de siempre - Dijo ella marchandose de su lado.

Camino rapidamente hacia donde se encontraban Harry, Ginny y su asistente.

- Que ha sido todo eso? - Preguntó la pelirroja sorprendida?

- Que cosa?

- Tu y Malfoy, hablaban con tanta confianza - Dijo curiosa

- Pero que dices, solo estaba presentandome a la gente importante- Dijo molesta

 

- Y que paso? discutieron?

- No claro que no - Dijo cruzandose de brazos

- Mmmm esto no cambiara nunca - DIjo la pelirroja divertida, mientras Harry asentía.

Draco por su parte estaba que se lo llevaba Voldemort, no podía creer que ella se atreviera a dejarlo ahí plantado solo, delante de todos, y como si fuera poco queriendole hacer creer que él no era nada para ella, quería jugar sucio, él tambien podía hacerlo.

Se fue rapidamente hacia donde estaba su esposa, actualmente la única relación que tenían en común era Scorpius, pero para Astoria era muy importante aparentar delante de la sociedad que eran un matrimonio consolidado, asi que no tuvo problema cuando Draco le pidió que lo acompañara.

El Rubio se coloco en el centro del salón de la mano de su esposa y reclamo la atención de los invitados. Hermione no se había percatado del rubio hasta que hablo.

- Señores y damas presentes, sean muy bienvenidos a mi mansión y espero disfruten de todo lo que junto a mi señora hemos preparado, ahora quisieramos abrir la fiesta con el primer baile de esta noche.

En ese momento los musicos comenzaron a tocar una melodía y Draco tomo de la cintura a Astoria y con una gran sonrisa en sus labios comenzó a bailar con ella, pero su sonrisa no era de felicidad por bailar con su esposa, era de haber ganado una batalla, porque al ver la cara de la castaña estaba seguro de que había ganado la batalla.

Hermione por su parte sintió como una rabia se apoderaba de ella, una cosa era saber que su rubio estaba casado y otra muy distinta verlo con ella personalmente, se había puesto palida y perdio un poco el equilibrio, de no ser por Harry que estaba atento se hubiera dado de bruces contra el suelo.

- Estas bien? - Pregunto Harry preocupado

- Si, solo perdi el equilibrio con estos zapatos - Dijo molesta, pero lo que realmente le molestaba no eran los zapatos, sino la sonrisa que vio en la cara del rubio al ver su reacción.

Asi que Draco quería andar con esas, ella le demostraría que quien rie al último rie mejor.

- Permiso - Dijo disculpandose con sus amigos

- Donde vas? - Preguntó Ginny

- A disfrutar de la fiesta claro esta - Dijo ella sonriendo

- Pero... - Quiso decir Harry, pero la castaña ya se había ido de allí.

Camino entre los invitados saludandolos, hasta que encontro su objetivo, Daniel Prints, por las revistas sabía que era un hombre soltero y uno de los más codiciados del mundo mágico, asi que no tuvo duda cuando se acercó con una sonrisa hacia él.

- Hermione - Dijo sonriendole

- Espero no ser inoportuna, pero quería saber si te gustaría abrir el baile conmigo - Dijo nerviosa

- Por supuesto, será un honor - Dijo él sonriendole sexymente, tanto que la castaña tuvo que retener la respiración para no soltar un suspiro

El ofrecio su mano y la castaña encantada se la tomo y ambos avanzaron hacía la pista de baile, muy cerca del dueño de casa y comenzaron a bailar al compás.

Draco cuando los vio estaba realmente molesto y toda sonrisa anterior desaparecio de sus labios, más cuando la castaña lo miro y sonrió, pero lo peor fue que despues de eso no lo volvió a mirar.

Harry y Ginny miraban desde donde estaban asombrados a Hermione, que demonios había sido todo eso, Hermione era muy tradicionalista y jamás se les hubiese pasado por la cabeza que su amiga sacaría a bailar a un chico, ella era muy apegada a las normas y eso implicaba que era el chico quien sacaba a la chica.

 

- Sabes me has sorprendido - Dijo Daniel

- He hecho algo malo? - Pregunto Herms incomoda

- No, claro que no, por el contrario, me gustan las mujeres que toman la iniciativa, es solo que muy pocas se atreven - Dijo sonriendo

Y en ese momento Hermione se dio cuenta que se refería al baile, estaba tan molesta con ese hurón que no lo penso dos veces y ella misma saco a bailar a Daniel, ahora se sentía avergonzada.

- No tienes que tener verguenza - Dijo el al verla

- Es que nunca hago esas cosas - Respondió Hermione

- Entonces creeme que es doble honor para mi - Dijo sonriendola y casi volviendola a dejar sin aliento, que rayos tenía esa sonrisa.

Cuando la melodia termino Draco se separo rapidamente de su esposa, al ver que la castaña seguría bailando con el sinverguenza de Daniel, supo que tenía que tomar medidas el mismo, pero que hacer, no podía parar la música porque el mismo le había dado inicio al baile, pero tenía una excusa aún mejor.

- Disculpen, no me gustaría interrumpirlos viendo que se la estan pasando tan bien - Dijo casi de forma sarcastica - Pero hay mucha gente que espera conocer y conversar con la Señorita Granger.

- No puede esperar? - Pregunto la castaña solo para hacer enojar más al rubio

- Me temo que no - Dijo este seco

- Lo siento, tendre que ir - Dijo ella a Daniel

- No te preocupes, más tarde te veo - Dijo él dandole un beso en la mano y marchandose de allí

- Más tarde te veo? - Pregunto Draco levantando una ceja y sin poder ocultar su molestia

- Es una forma de decir - Dijo ella tranquila

Ambos se trasladaron en silencio y fueron saludando y hablando con cada uno de los invitados, Hermione tenía que agradecer que Draco conociera a tanta gente que estaba dispuesta a ayudar con su departamento, estaba segura que a estas alturas ya contaba con los fondos necesarios para poner en marcha el proyecto y eso que solo habían hablado con la mitad de la gente del salón.

A lo lejos pudo ver como Ginny se divertía bailando con Harry y Geneva estaba bailando con un chico que debe haber conocido allí, todos se veían muy divertidos.

- Buscas a alguien? - Pregunto Draco al ver que la castaña miraba para todos lados

- Que te importa eso a ti? - Dijo ella molesta

- Me interesa - Dijo seco

- Pues deberias preocuparte por tu esposa, la has dejado sola toda la noche, a no, casi toda la noche - Dijo con el mismo tono

- Estas celosa? - Pregunto el sonriendo

- Yo? claro que no, además no me ha faltado compañia - Dijo con una sonrisa soñadora solo para molestarlo

- Ese tipo no te conviene, es un sinverguenza - Dijo cortante

- A si? y según tu quien me convendría? tu? un hombre casado? y por lo que veo se lleva muy bien con su esposa.

- Eso no es cierto - Dijo molesto

- Creéme que se te veía bastante feliz bailando con ella - Dijo segura recriminandoselo

Y Draco en ese momento se dio cuenta que había hecho mal en aparentar delante de la castaña, había comprendido todo mal, en realidad había creído lo que él mismo en ese momento de furia intento demostrar, ahora como lo arreglaría.

Siguieron avanzando entre los invitados y bebiendo copas de distintos tragos que servían los encargados.

 

- Siempre es asi? - Pregunto la castaña

- Asi como? - Dijo el rubio

- Saludar a los invitados toda la noche y disfrutar poco de la fiesta - DIjo aburrida

- No siempre, pero si la mayoria de las veces, son fiestas de negocios - DIjo serio

- Y las fiestas familiares o con tus amigos entonces son distintas?

- Hermione en este mundo no se tienen amigos, bueno solo Pansy, pero nadie más.

- Pero como? conoces a toda este gente y no tienes ningun amigo?

- Las cosas no son asi de faciles, aqui la gente siempre quiere ser mejor que los demás, es una guerra de egos, aqui contigo se muestran simpaticos, o en público, pero la verdad lo único que desean es que uno se caiga para ellos ascender - Dijo reflexionando

- Pero eso es terrible - DIjo angustiada

- Si, pero no hay nada que se pueda hacer - Dijo con pesar

- Lo siento - DIjo ella

- No te preocupes, ya estoy acostumbrado, pero si estas tan aburrida podemos bailar si quieres - Dijo el rubio

- Y tu esposa? - Dijo preocupada

- Ella no se preocupa en lo más minimo de lo que yo haga, has visto que se ha acercado a mi durante la velada, mira se lo pasa bien con sus amigas.

Y esa era la verdad, Astoria reía divertida con sus amigas y en ninguna parte de la noche se había acercado a Draco.

- Y que dices? - Dijo sacandola de sus pensamientos

- No creo que sea conveniente - Dijo temerosa

- No seas tonta - Dijo sonriendole y la llevo de la mano hacía la pista, muy cerca de Harry y Ginny para pesar de la castaña

Ambos comenzaron a danzar al ritmo de la músico y no podían evitar mirarse y sonreir, se olvidaron del mundo que existia alrededor y solo eran ellos dos disfrutando de la música y la cercanía de sus cuerpos.

- Te he dicho que te ves preciosa esta noche - Dijo él sonriendo

- Creo que esta es como la decima vez que lo dices - Respondio ella sonriendo tambien

- Es que es cierto, no hay hombre en esta sala que pueda pensar lo contrario.

- Y creéme que no me siento muy comoda - DIjo Hermione algo avergonzada

- Porque?

Y Hermione le conto como Ginny la había convencido, mientras ella le mostraba otros vestidos y la pelirroja le decía que parecia solterona o cosas por el estilo, ambos reían fuertemente de las ocurrencias de Ginny.

- En serio? entonces dejame decirte que mañana mismo le mando flores a la pelirroja porque fue la mejor elección que hizó - Dijo Draco sonriendole

- Estas loco, Harry te mata - Dijo ella riendo

- Potter es celoso? - Pregunto Draco

- El la adora, que harias tu en su lugar - Dijo ella

- Mato a cualquier imbecil que se acerque a ti - Dijo mirandola fijamente a los ojos

- Draco yo...

- No digas nada, solo disfrutemos el momento - Dijo él sonriendole

Estuvieron el resto de lo que quedaba de la fiesta bailando juntos, ambos reían y disfrutaban sin importar lo que fueran a pensar los demás o sin acordarse de que estaban allí, cuando ya estaba finalizando todo, Hermione se despidió de la gente y se acercó hacia donde Harry y Ginny la esperaban, se sorprendió al no ver a Geneva.

- Donde esta Geneva? - Dijo mientras salían hacia el auto de Harry

- Se ha ido con aquel chico que bailaba, él se ofrecio para dejarla en su casa - Dijo Harry

 

- Si y no sabiamos si esperarte a ti o marcharnos - Dijo Ginny

- Porque? - Pregunto Hermione sorprendida

- Vamos Herms, que ha sido todo eso con Malfoy - Dijo la pelirroja

- No sé de que hablas solo estabamos cumpliendo con el protocolo - Dijo ella nerviosa

- Entonces debes de ser una gran actriz, porque se te veía muy contenta, hace años que no te veía asi - Dijo Ginny

- Ginny creo que no... - Intento decir Harry pero se vio interrumpido

- Que es lo que pasa? - Dijo Hermione encarandola

- No lo sé, Dimelo tú, que fue todo eso con Malfoy

- Ya te lo dije, solo bailabamos y saludabamos a la gente

- Y desde cuando ries tanto con él?

- Que quieres decir? - Dijo la castaña

- No lo sé, quizás mi hermano tenía razón en decir que... - Comenzó a decir Ginny

- No te atrevas - Dijo Hermione desafiante

- Porque no? te has visto? - Dijo la pelirroja ya casi fuera de si

- Soy adulta no tienes porque decir que debo y no hacer

- Al menos deberias esperar, aún estas casada con mi hermano, no ha pasado ni una sola semana.

- No he hecho nada malo - Dijo Hermione remarcando las palabras

- Ya basta ambas - Dijo Harry

- Pues no parecía que se conocieran recien - Dijo Ginny ignorando a Harry

- Que intentas decir? - Dijo Hermione apunto de llorar

- Que crees tú?

En ese momento Hermione se dio media vuelta para volverse a la fiesta, no se iría con la pelirroja, llamaría a un taxi.

- Hermione donde vas? - Gritó Harry pero la castaña lo ignoró.

- Dejala ira a juntarse con su rubio - Dijo Ginny en voz alta

- Ya basta, esta vez te has pasado Ginny - Dijo Harry tomandola del brazo y subiendola al auto

Hermione no pudo evitar que las lagrimas escaparan de sus ojos, a pesar de sus intentos por tranquilizarse, si Ginny podía tener razón al insinuar que se conocían desde antes, pero de ahí a decir que quizás Ron tenía la razón, eso fue la gota que rebalso el vaso, ella jamás había engañado a Ron, incluso ni ahora lo hacía a pesar del trato que recibía de su parte y de los sentimientos que guardaba hacía el rubio.

Ahora como lo haría para que no la vieran llorando, se veía realmente patetica, asi que comenzó a secarse la lagrimas rapidamente.

- Hermione? - Dijo Alguien desde un auto que iba pasando por allí

- Daniel - Dijo ella sonriendole

- Estas bien? - Pregunto

- Si, no te preocupes, solo me ha caído algo en el ojo.

- Esperas a alguien? - Pregunto Daniel

- Eh.. no - Dijo ella nerviosa

- Tienes como irte?

- Bueno yo... - Intento decir

- No se preocupe, ahora mismo uno de mis autos la ira a dejar a su casa - Dijo Draco apareciendo de pronto.

- Si quieres yo puedo ir a dejarla Draco.

- No, yo mismo me encargaré de que llegue a su destino - Dijo el rubio.

- Bueno, entonces que estes muy bien Hermione - Dijo Daniel sonriendole

- Tu tambien, gracias - Dijo ella incomoda.

Cuando Daniel partió Draco se acerco más a Hermione.

- Que ha sucedido? donde esta Potter? - Preguntó de inmediato el rubio y la castaña ya no pudo contener las lagrimas que salieron de nuevo.

- Hemos discutido con Ginny y preferi no ir con ellos - Dijo entre lagrimas

- Pero porque? que ha sucedido?

- Es que estaba molesta porque tu y yo... que Ronald quizás tenía razón....y luego.. - Pero no pudo seguir hablando por culpa de las lagrimas, pero Draco comprendió de inmediato lo que había sucedido.

 

- Esperame te ire a dejar yo mismo.

- No Draco, tu esposa...

- No te preocupes, le avisare despues - Dijo al momento que pedía le trajeran un auto

Hermione a pesar de la pena que sentía en ese momento, no pudo evitar asombrarse cuando apareció un increible auto de color rojo y esbozando una ligera sonrisa dijo

- No cambias nunca

- Sigo siendo el mismo Hermione, en todos los sentidos - Dijo el sonriendole

- Yo tambien sigo siendo la misma, en todos los sentidos - Dijo ella suspirando.

BUENO HASTA AQUI UN NUEVO CAPITULO, QUE CREEN QUE PASARA CON NUESTRA PAREJITA? COMO SIEMPRE ESPERO SUS VOTOS Y COMENTARIOS :)

Hermione se subio al auto sin decir nada más, aquella frase que le había regalado Draco le daba vuelta en la cabeza " Sigo siendo el mismo , en todos los sentidos" y ella como una estupida le había contestado lo mismo, ahora lo miraba de reojos, sin saber bien que hacer.

- Se perfectamente cuando me estas mirando - Dijo el tranquilo

- Yo...

- Tranquila sé que es inevitable, me pasa lo mismo - Dijo con sinceridad

- Draco yo no...

- Hermione te conozco tan bien que no es necesario que lo sigas, ya lo sé, no estas preparada para una relación, estan nuestros hijos, nuestras familias, siempre es todo más importante que nosotros.

- Cuando lo dices asi no suena muy bien- Dijo Hermione algo contrariada

- Asi es Hermione, siempre ha sido asi, nunca te detuviste a pensar por ti misma, siempre por los demás y mira como te pagan - Dijo ya molesto

Y la castaña sin saber que decir no pudo evitar que un recuerdo invadiera su mente.

PASADO

Ambos se encontraban en un bosque completamente verde y hermoso a plena luz del dia, para sorpresa de Hermione Draco había logrado salir del colegio y habían decidido pasar la tarde juntos.

- Sabes hoy ha sido maravilloso, estar asi contigo, tranquila, sin importar que alguien nos pueda encontrar, es magnifico.

- Si besarte cuando quiera, abrazarte, poder mirarte libremente - Dijo él

- Y lo más importante que puede gritar a los cuatro vientos esto "TE AMO DRACO MALFOY" - Gritó la castaña a todo pulmón.

- "YO TAMBIEN TE AMO HERMIONE GRANGER" - Grito el rubio de la misma manera y ambos se tiraron al pasto a reir, mientras se abrazaban y besaban.

- Esto se siente tan bien - Dijo Draco

- Que cosa?

- La libertad - Dijo él

- Si, es distinto - Dijo ella pensando

- Hermione porque no lo decimos - Dijo Draco de pronto

- Que cosa?

- Esto, que estamos enamorados, dejar de escondernos - Dijo entusiasmado

- No, estas loco, que diran los demás

- Me importa un carajo, si Potter y la comadreja son realmente tus amigos tendrán que aceptarlo o no?

- Draco entiendes lo absurdo de todo esto, mira lo que estas diciendo.

- Pero porque? yo te amo y tu a mi, nos enamoramos, asi de simple

- No es tan sencillo

 

- Porque no? quizas Potter se enoje al principio, pero terminara comprendiendolo

- No lo entiendes, Harry tiene tantos problemas, te imaginas lo que sería sumar esto? además tu familia, nos matarían a ambos.

- Estoy dispuesto a dejarlo todo por ti Hermione, me importa un bledo mi padre, mi madre algun día lo aceptara...

- Y el señor tenebroso? - Pregunto Hermione interrumpiendolo

- Lucharemos juntos - Dijo el exaltado

- No Draco, esto no esta bien, lo nuestro debe continuar asi, no puedo preocupar a Harry ahora, además Ronald... no podemos pelear , ahora menos que nunca.

- Y nosotros Hermione? que pasará con nosotros? estaremos escondidos toda la vida?

- No, claro que no, cuando esto termine

- No mientas, si esto llega a terminar buscaras otra excusa para que no te vean con el mortifago de Draco cierto? tu la señorita perfecta no puedes andar con alguien como yo no es asi?

- Draco no es nada de eso, es solo que...

- Haber Hermione, si tu novio fuera Weasley o Longbotton lo ocultarias? claro que no, asi que no trates de justificarte.

- Por favor no seas injusto - Dijo ella a punto de las lagrimas

- Que no sea injusto? y tu Hermione? no crees que eres injusta conmigo? me escondes como si fuera la peor escoria de la tierra - Dijo molesto

- No es asi, es solo que no es el momento, por favor entiendeme Draco

- No, no puedo y no quiero entenderte, daría mi vida por ti Hermione y tu no eres capaz de decir a los demás que estamos juntos, tu eres la injusta conmigo - Dijo el dandose media vuelta

- Donde vas? - Pregunto la castaña asustada

- Nos vamos - Dijo asi sin mas

- - - - - - -- -- - - - - -- - - -- - -- - - - - - - - - - - -- - - - - - -- - - -- - - -- -- -- - -

- Draco siento haber sido asi en el pasado - Dijo ella volviendo al presente

- A que te refieres

- Fui una cobarde, nunca quise enfrentarme a mis amigos a la gente

- Eso ya no importa, al final fui yo quien lo hecho todo a perder - Dijo en un tono casi lastimero

- Porque? por que lo hiciste? - Pregunto la castaña de pronto

- Hermione nunca quisiste escucharme, no creo que ahora sea el momento - Dijo él serio

- Pero ahora quiero saberlo, necesito saberlo - Dijo ella medio alterada

- Ya no es importante, de verdad, prefiero que sigas pensando lo que creíste, es mejor para todos.

- No seas injusto conmigo - Dijo la castaña molesta

- Yo injusto Hermione? Solo Merlin sabe cuantas miles de veces intente explicarte todo y jamás, ni tan solo por un segundo se te paso por la cabeza escucharme, preferiste quedarte con tu percepción de las cosas, claro porque asi era más facil no? no me volvias hablar y no tenias que contarles nada a tus amigos - Dijo el rubio tambien exaltado

- Si lo dices asi suena peor de lo que es - Respondio a la defensiva

- Hermione, por favor detente, ambos sabemos que las cosas fueron asi, pero ya no vale la pena hablar de ello, de verdad que no - Dijo recobrando la compostura.

Ambos continuaron camino en silencio, evitaban mirarse y tener cualquier rose que pudiera mandar la poca tranquilidad al carajo, porque cada uno tenía su propio punto de vista y creía que había hecho lo correcto, fue imposible no volver a caer en los recuerdos.

 

PASADO

- Draco por favor, no merece la pena que quedemos asi, enfadados - Dijo ella cuando llegaron al castillo

- Es mejor que no hablemos ahora - Dijo el rubio reteniendo las lagrimas de impotencia y de dolor

Y asi la dejo sin más sola en la torre de astronomia, mientras se marcho a su pieza y es que el de verdad daría su vida por ella, la amaba sobre todas las cosas y no podía entender como ella no era capaz de enfrentar a sus amigos.

Cuando llego a las mazmorras se fue directamente a su habitación y se encerró en su dormitorio, no quería ver a nadie y ese era uno de los privilegios que tenía en su casa, una habitación para él sin nadie que lo molestara, pero de pronto vio que había un pergamino sobre su cama.

" Espero que tengas una buena explicación para cuando vengas a casa, como es posible que tu lechuza no te haya encontrado en el colegio, pensaste que te podrías librar facilmente de mi? te equivocaste, creo que no has visto el profeta, pero para evitarte el trabajo te informo que estoy en casa y más vale que vengas apenas leas este mensaje, me imagino que no es necesario que te diga que lo destruyas.

L.M

Draco en ese mismo instante palideció, esto era peor que seguir las ordenes de Voldemort, ahora su padre se encargaría de controlar que cumpliera la misión y maldita sea, todo se volvía más complicado para él, tendría menos tiempo para Hermione, pero era algo necesario, no podría dejar que aquel hombro hiciera lo que quisiera con su madre, tenía que protegerla a como de lugar.

Cambio su ropa que olia a Hermione y salió hacia los limites del castillo donde se desapareció, era un hechizo que su padre le había enseñado para que pudiera salir del castillo cuando fuera necesario, estaba nervioso cuando llego a la mansión Malfoy, ya que sabía que no solo encontraría a su padre allí, sino a todos los mortifagos que seguían a Voldemort, incluido ese demonio tambien.

- Vaya vaya, miren quien ha decidido visitarnos, el joven Malfoy - Dijo una voz siseante

- Mi lord - Dijo Draco con una inclinación

- Muy bien Draco, asi me gusta, aprendes rápido, pero cuentame como va nuestro plan - Dijo con esa macabra sonrisa

- He tenido algunos incovenientes, pero le aseguro que muy pronto estara listo - Dijo Draco fingiendo seguridad

- Más te vale Draco, porque ninguno de los dos queremos que mamá enferme de pronto no? - Dijo mirando burlescamente a Narcissa

Y Draco escondió sus ganas de lanzarse y matarlo ahí mismo, pero sabía que era una estupidez.

- Bueno no te molesto más, me imagino que vienes a ver al rastrero de tu padre, por allí esta - Dijo con un tono despectivo

Draco de pronto vio a su padre y no pudo evitar que un sentimiento de compasión se apoderada de él, Lucius lo miraba con cierta suplica, mientras tenía sus cabellos despeinados, y el vaso de licor que tenía entre sus manos se tambaleaba constantemente, nada que ver con aquel Lucius altivo y arrogante, que se encargaba que todas las personas que estaban a su alrededor se sintieran como él esta ahora, una basura.

 

- Padre - Dijo Draco entre preocupado y molesto por su cobardía

- Hola Draco - Dijo apenas en un susurro

- Me has llamado? - Pregunto el rubio

Y en ese momento Lucius se paro de donde estaba de forma rápida y con un tono desquiciado comenzó a decirle a Draco rapidamente

- Draco tienes que cumplir tu misión, sea cual sea, solo asi el señor tenebroso nos perdonará de lo contrario seguiremo siendo escorias y no creo que nos perdone la vida, tienes que cumplir, has lo que sea - Le decía desesperado

Draco se alejó rapidamente de él mientras le daba una mirada que solo denotaba lastima por aquel ser, era realmente alguien que solo se preocupaba por si mismo, que no era capaz de tener un minimo de preocupación por su hijo, el no quería ser un mortifago, pero su padre lo había obligado, para qque el señor tenebroso viera su lealtad y ahora que estaba en una misión suicida a su padre lo único que le importaba era salvarse el pellejo.

- Lo intentare - Dijo brindandole una mirada de odio y un momento despues estaba junto a su madre.

- Madre, debes estar tranquila, te sacare de aqui, te lo prometo, cumplire mi misión y ambos saldremos de este lugar - Le decía despacio al oido

- No hagas locuras Draco, estamos atrapados aqui, no podemos hacer nada - Decía Narcissa temerosa

- Tu solo espera - Dijo Draco dandole un beso en la frente y se marcho.

La angustia dentro de él crecía cada día más, quedaba poco tiempo para cumplir su misión y Hermione cada día sospechaba más de él por todo el tiempo que se perdía, mil veces quiso decirle lo que pasaba, pero si ella no lo aceptaba asi delante de la gente, menos lo aceptaría siendo un mortifago.

Cuando llegó al colegio, una voz lo sorprendió y casi se cae del susto.

- Donde estabas?

- Hermione, yo...

- Fuiste a verlo cierto? tu lo sabias? sabias que tu padre escaparía de Azcaban - DIjo ella casi gritando

- No - Respondió el sincero

- Pero estas contento cierto? que haya arrancado, es una asesino y tu lo primero que haces es ir a visitarlo cierto? de que lado estas Draco - Dijo ella alterada

- De mi lado - Dijo seguro

- Y eso que significa?

- Que sigo mis sentimientos - Dijo él

- Ja, claro, entonces odias a la gente como yo, odias a los sangre sucias cierto? - Grito la castaña ya descontrolada

- Eso es lo que piensas?

- Eso es lo que me dices con tus actitudes - Dijo ella

- Entonces que haces conmigo? - Preguntó el dolido

- Eso es algo que todavia no me explico - Grito ella.

- Entonces aqui se acabo - Dijo él con lagrimas contenidas y marchadose rapidamente de allí.

- - - - - - - - - - - -- - - -- - - - - - - - -- - -- - - - -- - - - - - - - - - - - - - - --

 

- En que piensas? - Dijo Hermione interrumpiendo el silencio

- Solo recordaba - Dijo él con una mueca haciendole entender que no era un recuerdo feliz

Hermione no quiso seguir indagando por miedo a que aquel recuerdo fuera algo que aún le dolia, y al parecer no se equivocaba porque ella misma recordo el momento

PASADO

Hermione se quedo tirada sobre la nieve mientras veía como Draco, su amor desaparecia, y es que apenas vio el profeta fue en su busca y lo ultimo que vio fue a Draco desapareciendo del castillo y la rabia la invadio.

Pero en verdad no pensaba nada de eso, el miedo de perderlo había hablado por ella, el tan solo pensar que pudiera estar cerca de aquel indeseable hombre que quería acabar con el mundo mágico y mientras esperaba cerca de una hora que el apareciera aquel miedo se había convertido en rabia y ahora lo había arruinado todo, sabía que lo había herido tan solo por mirar su cara, sus facciones duras, lo conocía a la perfección, pero le fue imposible controlarse.

Las lagrimas salian a borbotones por su ojos, lo había perdido, estaba segura de eso, y se lo merecia por estupida, como se le ocurría, pero no había pensado, solo cuando escucho las ultimas palabras de Draco se dio cuenta de lo que había hecho y ya era demasiado tarde.

Como pudo se levanto y se fue caminado hacia su sala común, cuando entro había intentado secar sus lagrimas, pero Harry al verla corrió hacia ella.

- Tranquila Herms, creeme que yo tambien tengo ganas de matar a esos mortifagos que se escaparon, pero los capturaremos, te lo prometo, por Sirius

Hermione en ese momento se sintió egoista, no había pensado en lo que significaba para Harry, en Sirius, solo en Draco y no pudo contener más las lagrimas que salieron a borbotones nuevamente y se acurrucó en los brazos de su amigo, fingiendo egoistamente que sus lagrimas tambien se debian a eso.

Despues de una hora en la cual Harry la estuvo consolando, Hermione se encontraba más tranquila, pero el cansancio se había apoderado de cada musculo de su cuerpo, no era capaz de moverse ni siquiera para ir a su dormitorio y se comenzaba a quedar dormida, solo entre sueño escucho.

- Tranquilo Harry, yo me quedo aqui con ella cuidandola - Dijo Ron con dulzura

- Estas seguro? - Pregunto Harry

- Si, no te preocupes, ve a descansar - Respondio el pelirrojo

Hermione en medio de la noche abrio los ojos repentinamente y vio que Ron la miraba, pero ya no veía esa dulzura, era como si algo empañara su mirada, pero estaba tan asustada que solo lo abrazo.

Había estado soñando toda la noche con Draco y Voldemort, cuando despertó es porque lo veía muerto cayendo a sus pies, y no sabe como fue capaz de contener un grito de horror, o quizás lo hizo y por eso Ron la miraba.

A la mañana siguiente, sin animos se levanto para ir a clases, lo pero de todo era que le tocaba pociones, nada más y nada menos que con Draco.

Cuando llegó se extraño de no verlo sentado en su lugar, siempre llegaba primero que ella a todas las clases y se sintió preocupada, pero solo segundo despues Draco se sentaba con unas ojeras casi tan grandes como las de ellas, pero en ningun momento la miro.

 

Otro que no la miraba y que se había sentado lejos de ella era Ron, desde anoche algo le sucedía, Hermione imagino que quizás estaba enojado porque Harry fue quien la consoló y no él, pero eso a ella le daba lo mismo, ambos eran sus amigos, pero sabía que Ron era algo celoso, asi que lo dejo pasar, además no se veía para nada enojado sentado al lado de Lavender.

Hermione durante todo el día intento acercarse a Draco desimuladamente para entregarle una nota donde le pedia que conversaran, pero Draco magicamente se desaparecia cuando ella estaba cerca, simplemente la evitaba y el dolor se apoderaba cada vez más de su corazón al pensar que lo había perdido.

- Deberias probar con un mensaje encantado - Dijo Luna de pronto a su lado

- Como? que? - Dijo Hermione nerviosa

- No sé para quien es ese mensaje pero te he visto todo el día intentando entregarlo, si no encuentras a su destinatario deberias encantar el mensaje para que el lo encuentre - Dijo Luna tranquila

- Y eso se puede hacer? - Pregunto Hermione sorprendida, ya que nunca había escuchado aquel hechizo y eso era raro en ella

- Por supuesto, papá lo utiliza mucho en el profeta - Dijo la muchacha con aires soñadores

- Y es seguro? que pasa si lo encuentra otra persona

- El hechizo no permite que nadie más lo lea, si lo abre alguien que no sea su dueño explota inmediatamente y la verdad a veces llega a ser algo peligroso cuando eso pasa - Dijo sonriendo

- Me enseñarias? - Pregunto Hermione sintiendo que esa era su ultima esperanza

- Por supuesto

Despues de cinco minutos Hermione ya sabia el hechizo, le dio las gracias a Luna con un abrazo y salió corriendo al baño de prefectos para mandar el mensaje desde allí sin que nadie la viera, pero no fue necesario, porque se encontró justo con él.

- Draco te andaba buscando - Dijo ella casi apunto de las lagrimas de felicidad

- No te han enseñado a tocar Granger - Dijo Draco, no no fue Draco, Fue Malfoy

- Draco por favor, sé que fui injusta pero...

- No te dirijas a mi de esa manera - Dijo poniendose de pie

- Por favor no me hagas esto, solo escuchame lo que tengo que decir, lo siento de verdad, no quería, es solo que tenía tanto miedo de perderte, de que algo te sucediera

- Y asi lo demuestras? - Dijo aún mirandola con odio

- No lo siento, me equivoque, pero por favor hablemos, no dejemos que esta guerra acabe con nosotros, solo ayer lo entendi, todo lo que esta a nuestro alrededor no importa, solo nosotros dos porque nos amamos, no me importa si eres del lado oscuro o yo soy del lado blanco, todo da lo mismo, siempre y cuando pueda estar contigo - Dijo ella con lagrimas

- Hermione yo... - Intento decir Draco ya bajando un poco sus defenzas

- Por favor, se que lo arruine, pero el amor esta ahí, arreglemoslo, no dejemos que esta maldita guerra acabe con nosotros, yo te amo Draco, de verdad....

 

Pero no pudo continuar porque Draco la beso con desesperación, mientras pegaba su cuerpo a la pared para mantener el equilibrio, se amaban y todo lo demás no importaba, o al menos eso habían creído.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - .- - - - - - - - -- --- - -- - -

- Creo que las palabras siempre han sido nuestro peor enemigo no? - Dijo el rubio interrumpiendo los pensamientos de la castaña

- No sé hasta que punto, creo que algunas ocasiones fue asi - Dijo ella

- No recuerdes esas cosas, tuvimos momentos en los que fuimos muy felices - Dijo él sonriendole

- Es cierto, creo que nunca fui tan feliz como aquellos días - Dijo ella con añoranza justo cuando estaban fuera de su casa

- Aún podriamos, pero...

- No Draco, ya no, tu mismo lo dijiste, sabes que no puedo evitarlo - DIjo ella

- Y que te parece si solo lo eres esta noche, quiero decir no tu y yo juntos, bueno en verdad si, pero solo como amigos, charlando en un lugar especial - Dijo él

- No creo que sea correcto.. - Comenzo a decir ella

- Vamos Herms, en Hogwarts eras prefecta y aún asi rompias cada una de las reglas, vamos por los buenos momentos, solo para reir un poco - Dijo el mirandola divertido

- Sabes que? tienes razón vamos

- Claro que si - DIjo él prendiendo el auto nuevamente, mientras su corazón saltaba de felicidad

- Y donde vamos? - Pregunto la castaña

- Ya lo verás - Dijo mientras conducía

- Es lejos? - Pregunto ella

- No tanto

- Bueno entonces, lo siento señor Malfoy pero tendre que poner la música para no quedarme dormida - Dijo ella sonriendo

- No te preocupes, yo me encargo - Dijo el guiñandole un ojo

Y al apretar un botón comenzó a sonar una caanción que Hermione sin duda conocía.

- Esa canción... - Dijo ella

- Es la única que tengo - Dijo el sonriendo

Y Hermione sonrió al reconocer que era aquella canción era la que escucharon durante todo aquel verano que pasaron juntos, escapandose de sus padres, mientras todos pensaban que estaba con los Weasley y Harry, ella se encontraba pasando los mejores días de su vida junto a su amor.

Llegaron a una plaza que Hermione reconoció de inmediato, más de alguna vez habían estado allí durante aquel verano, porque Hermione amaba las flores que habían alrededor y sentarse junto al lago que lo redeaba.

- Te acuerdas de esa vez que tuvimos que inventar que te desmayaste durante una ronda? - Pregunto Draco a la ligera

- Como podría olvidarlo por poco Harry nos encuentra - Dijo ella

PASADO

Hermione y Draco volvían a estar juntos despues de aquella pelea, Draco pensó mil veces en contarle sobre su misión, pero cada vez que recordaba como había actuado la castaña aquel día se arrepentía.

Estaban en una de las rondas de prefectos por el colegio y habían aprovechado para pasar un momento a solas, ya que todos los alumnos debían estar en su sala común.

Por eso estaban en uno de lo rincones del castillo sentados en el suelo apoyados en un pilar, mientras Hermione descansaba su cabeza en las piernas de Draco, charlaban de cosas triviales, cuando sintieron que alguien corría hacia ellos, Hermione sin tiempo para nada decidió hacerse la desmayada justo a tiempo cuando aparecia Harry.

 

- Que le has hecho Malfoy? - Dijo Harry apuntandolo con la varita

- Nada, se ha desmayado de pronto - Dijo el rubio siguiendo el juego de la castaña

- Y porque la tienes tu? no me diras que ahora te preocupa - Dijo Harry con desconfianza

- Solo la levantaba para llevarla a la enfermería, no soy tan insensible como piensas - Dijo el rubio

- Dejala, yo la llevare - Dijo Harry acercandose hacia Herms

- Harry? - Dijo la castaña abriendo un poco los ojos

- Herms que ha sucedido? que te ha hecho este imbecil? - Pregunto Harry

- Yo no sé, solo estaba aqui y de pronto vi todo negro - Dijo ella simulando confusión.

- Ya te lo he dicho, se ha desmayado de pronto - Dijo Draco arrastrando las palabras

- No quiero que te acerques nunca más a ella - Dijo Harry furioso

- Que sucede? - Dijo Hermione aún fingiendo

- Te encontre y el estaba aqui tomandote, según el para llevarte a la enfermería - Dijo Harry con notable desconfianza

- Gracias Malfoy - Dijo la castaña

- De nada - Dijo Draco desapareciendo de alli

- Vamos a la enfermería - Le dijo Harry

- No, ya me siento bien - Dijo ella

- De todas maneras tienen que revisarte - Agrego el pelinegro

- - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - -- -- - - - - - - - - - - -- - - - - - - -- -

- Estuve toda la noche en la enfermeria - Dijo ella

- Tu tuvista la idea de desmayarte - Dijo el sonriendo

- Y que más podía hacer? como le explicaba a Harry? - Respondió la castaña

- Quizás fuera el momento para decir la verdad - Dijo él

- Draco ya te lo he dicho, Harry jamás lo hubiera aceptado en ese momento, desconfiaba mucho de ti y no podía permitir que me apartara de su lado.

- Por eso era preferible apartarse del mio - Dijo el con notable molestia

- Tu sabes porque paso eso - Dijo ella reprochandole

- Más bien tu sabes porque lo hiciste, jamás me dejaste explicartelo

- Y te he pedido que lo hagas ahora - Dijo ella molesta

- Para que? ya me dejaste Herms

- Para mi es importante saber

- No lo fue hace 12 años Herms, no te importo si quiera un poco, sabes como me senti, te busque por todas partes, te contacte de mil maneras y nunca quisiste escucharme.

- Es que tu no lo entiendes

- Entender que? que desconfiaste de mi sin motivos? que cuando volvi a verte estabas casada con Weasley? que no sé en que momento estuvieron juntos? eso es lo que quieres que entienda?

- Para eso me trajiste? para reprocharme todo esto? - Dijo la castaña

- No, claro que no, pero es que no entiendo, Hermione luchamos tanto por estar juntos, no sabes las cosas que tuve que pasar y al final tu...

 

- Y tu sabes las cosas por las que tuve que pasar yo? no, no lo sabes, crees que era muy facil arriesgar tu vida por la gente que amabas, mientras tu novio estaba en el otros bando? crees que no me costaba enfrentarme a los mortifagos sabiendo que quizás pudieras ser tu? y no quería lastimarte - Decía ella entre lagrimas - No, no fue facil ni para mi, ni para nadie.

- Y como cres que me sentía yo sabiendo que todos los mortifagos te buscaban, cada vez que se sabía algo de ti le rogaba a Merlin porque no aparecieras, como crees que me senti cuando te vi en la mansión Malfoy? sabes que nunca más pude sentarme en la sala,? sabes cuanta gente vi morir?

- Draco por favor no continues, no sé que sucedio, pero ya esta hecho, el dolor esta allí tanto para mi como para ti, creo que es mejor que me vayas a dejar - Dijo poniendose de pie hacia el auto.

Draco manejo el camino de vuelta en silencio, cuando llego a la casa de Hermione ella abrio la puerta del auto y antes de bajar le dijo.

- Gracias por todo Draco, pero creo que es mejor que no nos volvamos a ver.

Y cerro la puerta del auto sin mirarlo, Draco estaba indeciso, no sabía que hacer, pero de pronto se dejo llevar, se bajo rapidamente del auto y antes de que la castaña pudiera entrar a su casa la tomo de la cintura, la giro y le dio un beso

Fue un beso apasionado, un beso guardado de hace años, lleno de deseos, anhelos, un beso que llevaba años soñandolo, la amaba, nunca la había dejado de amar y por la forma en que ella le devolvió el beso, no tenía ninguna duda que ella tambien lo hacía, solo se separaron cuando sus pulmones necesitaron aire.

- Draco yo...

- No digas nada, no sabes cuanto lo necesitaba - Dijo él dandose media vuelta y subiendose al auto, dejando a la castaña completamente sorprendida.

BUENO ESPERO LO DISFRUTEN, YA VEREMOS COMO ESTOS DOS RESUELVEN SUS PROBLEMAS, QUE ES LO QUE HABRA PASADO AÑOS ATRAS? ALGUIEN SE IMAGINA LO SUCEDIDO? ESPERO DEJEN SUS COMENTARIOS :)

Cuando Draco llego a su mansión su mujer lo estaba esperando, y no porque estuviera preocupada por él, sino porque necesitaba corroborar una duda que la estaba matando, algo le decía que no preguntara nada, pero por otra parte sabía que no podría conciliar el sueño si no lo hacia.

- Al fin llegas - Dijo tranquila

- Y tu? desde cuando me esperas? - Pregunto él

- Desde esta noche, sabes siempre he tenido una duda

- Y quieres aclararla justo ahora? - Pregunto cansado

- Si, tiene que ser ahora, sabes Draco siempre he sabido que nunca me llegaste a amar, siempre supe que había otra persona especial para ti, pero nunca me llegue a enterar de quiern era esa persona.

- Y porque quieres hablar de eso justamente ahora - Dijo ya apunto de mandarla a dormir

- Porque hoy he descubierto quien es esa mujer, pensé en todas las mujeres del mundo mágico, menos en ella, pero solo me basto ver tu cara para saber que siempre lo fue.

- Que quieres decir?

- Draco no somos una pareja como tal, pero tantos años de convivencia me han enseñado a conocerte, sé que todos los años cuando se acerca el aniversario de la guerra te pierdes en tus recuerdos, he visto a veces tu cara de tormento, pero otras tantas he visto tu cara de felicidad y tu cara de anhelo y justamente hoy tenias esa misma cara, esa misma alegría, siempre ha sido ella cierto?

 

- A quien te refieres

- Granger Draco, de ella has estado enamorado todos estos años - Le dijo casi con dulzura

- Astoria yo...

- No tienes que explicarme nada, ambos sabemos que este matrimonio fue un contrato, no me debes nada, pero quiero que sepas que si alguna vez tienes oportunidad de ser feliz, no la deseches, aún es tiempo.

- Astoria, no sé que decir...

- No digas nada - Dijo ella dandole un beso en la mejilla y marchandose

- Astoria, espera - Grito el rubio

- Dime

- Tu tienes esa persona especial? - Pregunto

- No Draco, yo la tuve, me enamore perdidamente, pero él solo jugó conmigo, desde entonces no he vuelto a sentir lo mismo por nadie - Dijo con pena

- Lo siento, pero si alguna vez lo llegas a sentir, tambien quiero que lo persigas - Dijo él.

Ella solo le brindo una sonrisa tierna y se marcho a su habitación. Draco por su parte se sirvió un vaso de licor y se tiro en un sofá, alguna vez serían capaz de olvidar todo y comenzar de nuevo, dejar todas esas heridas atrás, él la amaba, pero siempre había algo que dañaba todo, al igual que años atrás, cuando todo era tan perfecto.

PASADO

- Draco no puedes hacer eso, es trampa - Decía una castaña riendose

- No, no lo es, es tu culpa que no puedas correr cuando ries - Decía el persiguiendola

- Pero tu me haces reir porque lo sabes, es trampa entonces.

- Te atrape - Dijo él haciendole cosquillas, mientras la castaña no paraba de reir.

- No se vale - Decía ella haciendo pucheros.

- Pareces una niña pequeña - Decía el besandole la nariz.

- Tu eres un tonto

- No sabes cuanto me encanta verte reír - Dijo él mirandola a los ojos

- Tanto como te gusta hacerme sonrojar? - Pregunto picara

- Despues no te quejes - Dijo él besandola apasionadamente

Asi pasaban las tardes que podian arrancar de sus amigos en una parte del lago que casi nadie conocía, era su espacio secreto para disfrutar del amor y la compañia del otro.

- Sabes un día de estos me voy a parar de mi mesa y te besare frente a todos esos tipos que no te sacan los ojos de encima - Dijo Draco serio

- No, te imaginas? Harry y Ron...

- Eso es lo peor de todo, no soporto que esa comadreja este cerca tuyo - Dijo molesto

- Estas celoso? - Pregunto juguetona

- Claro que no - Dijo serio

- Yo creo que si, un Malfoy inseguro? eso es raro - Dijo riendo

- Te equivocas cariño, yo no estoy inseguro de lo que puedas sentir, sé que no me podrías olvidar en mil años, es solo que la comadreja se puede tomar confianzas que no le corresponden - Dijo él

- Como siempre tan modesto - Dijo ella riendo.

- Asi me quieres - Dijo él besandola.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - -- - -- - - - -- -

- Asi me querias - Dijo Draco recordando en un susurro

Y ahora pensaba en como todo se destruía en menos de un segundo, cada vez que estaba con ella era lo mismo, algo o alguien aparecía que arruinaba todo.

 

- - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- -- - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - -

Hermione despues del beso de Draco estuvo pensando horas y horas en él, siendo incapaz de conciliar el sueño hasta entrada la madrugada, es por eso que se sobresalto al sentir insistentemente el timbre de su casa y tomo su bata mientras bajaba corriendo las escaleras.

- Hugo, Rose, lo siento - Dijo abrazando a sus hijos.

- Hola mione - Dijo Harry que venía con ellos

- Harry, no tenias para que molestarte - Dijo tomando el ramo de flores que tenía su amigo en las manos

- Yo no lo he traido, justo el repartidor me lo paso, asi que no sé quien te lo mando - Dijo sonriendo haciendo que Hermione se sonrojara.

- Oh, yo no sé quien podría ser....

- No te preocupes no me tienes que dar explicaciones - Dijo acomodandose en el sofá, mientras Rose y Hugo habían subido corriendo a sus habitaciones.

- Con respecto a lo de anoche...

- Tranquila Herms, Ginny no tenía derecho, eres una mujer adulta y libre de hacer lo que quieras, aunque debo confesar que era extraño verte asi con Malfoy - Dijo Harry sonriendo

- Solo estaba siendo educado - Dijo ella incomoda

- Si bastante, no te quito ojo de encima toda la noche

- Y eso no te molesta? - Pregunto Hermione curiosa

- Sabes Hermione, nunca te lo dije porque jamás le tome importancia, solo pensé que era algo imposible, pero cuando estabamos en Hogwarts muchas veces vi a Malfoy observandote, pensé que eran imaginaciones mias o simple coincidencia, pero anoche pude ver lo mismo - Dijo Tranquilo

- Pero Harry que dices?

- Viste por eso no te lo dije en ese tiempo, porque reaccionarias así, pero esa vez que te encontre desmayada en sus brazos comence a poner más atención, porque era raro que Malfoy no te hubiera dejado tirada allí, creo que talves le gustabas - Dijo seguro

- Sabes más que yo le gustara a Malfoy me sorprende que no te molestara eso - Volvió a repetir

- Hermione siempre has sido como mi hermana si por algún motivo tu hubieras correspondido a Malfoy quizás me hubiese dolido un poco, o mejor dicho molestado, pero lo hubiera aceptado, siempre me ha importado más tu felicidad que los prejucios de los demás - Dijo mirandola a los ojos.

- Harry yo...

- Y si eso llega a pasar ahora, no temas en contarmelo, porque tambien lo aceptaría si eso te hiciera feliz - Dijo interrumpiendola

- Harry jamás pense que lo vieras asi - Dijo ella emocionada

- Ahora ya lo sabes, y si no me equivoco esas flores deben ser de él - Dijo sonriendo

- No creo - Dijo Hermione aunque ella tenía la ilusión que asi fuera, pero jamás lo diría

- Entonces que esperas? no me quiero quedar con la duda - Dijo riendo

- Esta bien, dejame ver

"Para la mujer más hermosa que he conocido en esta vida y esperando que me digas que si a una cita" Daniel Prints

- Y ese quien es ? - Pregunto Harry confundido

- Es uno de los socios de Dra.. Malfoy que estaban anoche en la fiesta.

- Ahora le llamas Draco? - Pregunto Harry obviando quien era el otro hombre

- Oh, Harry no pienses mal, es solo por el trabajo

- Si claro - Dijo el riendo

- Ya vale - Dijo ella riendo tambien

 

- Bueno Herms, ya me tengo que ir, el ministerio me espera.

- Pero si hoy es sabado - Dijo ella

- Si pero tengo trabajo atrasado, disculpame nuevamente por la actitud de Ginny tu sabes...

- Harry no hace falta, conozco bien a Ginny, no tienes que decirlo - Dijo sonriendole

- Gracias Hermione - Dijo abrazandola

Una vez que Harry se fue, Hermione fue a las habitaciones de sus hijos para preguntarles como lo habían pasado.

- Hola Hugo, que tal tu noche?

- Bien

- Bien? solo eso?

- Que mas quiere que te diga - Dijo con molestia

- Hijo, no quiero...

- Mamá por favor, solo quiero estar solo un rato - Dijo cortandola

Hermione salió de allí aguantandose las lagrimas, no entendía porque Hugo la seguía tratando asi.

- Hola Rose - Dijo cuando entro al dormitorio de su hija

- Hola mami, como estas?

- Bien y tu? como lo pasaste con la abuela?

- Mamá hay algo que tengo que contarte, anoche nos fue a ver papá, nos dijo que no te dijeramos nada, pero yo no te puedo mentir.

- Y como estaba, quiero decir como fue con ustedes?

- Bien, se ve mejor, aunque paso más tiempo con Hugo que conmigo - Dijo la muchacha

- Y de que hablaron? - Pregunto Herms curiosa

- No de mucho, solo me dijo que tenía mucho trabajo

- Y sabes que hablo con Hugo?

- Le dijo que te cuidara, que no dejara que nadie se acercara a ti

- Y tu hermano?

- Le dijo que no podría porque en dos dias se va a Hogwarts

- Claro - Dijo Herms nerviosa dandole un beso a su pequeña

Que se traía Ron entre manos, porque hacía eso, envio de inmediato una lechuza a Molly pidiendole explicaciones, ella no sería capaz de negarle a Ron sus hijos, pero si quería saber porque lo habían hecho de forma oculta, eso si estaba mal.

Molly:

Querida, espero no ser impertinente, pero me gustaría saber porque Ron le dice a los niños que no me cuenten que los fue a ver, tu sabes que jamás le negaría a sus hijos y que tampoco me gusta que mis hijos me mientan, por lo que te rogaría hables con él y le pidas que no lo vuelva hacer.

Muchas gracias por cuidar de ellos, con cariño

Hermione.

Habia pasado solo una hora cuando Hermione salía de la ducha y vió una lechuza en su ventana, era la respuesta de Molly.

Querida Herms:

Yo no estuve de acuerdo con él, pero sabes esta muy extraño, no me hizo caso, solo menciono algo de que no dejaria que tuvieras lo que no pudiste antes, cuando le pedi que me lo explicara solo se marcho molesto, espero me disculpes.

Con cariño Molly

Hermione leyó la carta tres veces, a que se referia Ron con eso, por más que lo pensaba no lo entendía, pero ya habría tiempo para hablar con él por el momento tenía que dejar de pensar en estupideces y salir con sus hijos al callejon Diagon para comprar sus utiles para Hogwarts, asi que cuando estuvieron listos se fueron, ese día se encontrarían con Ginny que compraría las cosas para James, pero al parecer la pelirroja seguía molesta porque no apareció.

Estuvieron casi toda la tarde de compras, luego tomaron unos helados y volvieron a casa, Hugo de inmediato tomo sus cosas y se encerró en la habitación. Hermione y Rose se decidieron por ver una pelicula muggle.

 

Al día siguiente era domingo y como tradición de la familia Weasley todos se reunian en la madriguera, Hermione estaba nerviosa ya que no quería encontrarse con Ron y colocarse a discutir, solo esperaba que su ex-marido fuera prudente, aunque Ron siempre tuvo problemas con ello, se caracterizaba por ser bastante impulsivo.

Por otro lado aún no se podía quitar de la mente su recuerdo del beso con Draco, había sentido tantas cosas que pensaba ocultas y enterradas para siempre, pero solo el sentir el sabor de sus labios basto para que todo aflorara nuevamente en ella, pero lo que más preocupada la tenía era que el rubio no había vuelto a dar señales de vida, en cambio hoy en la mañana había vuelto a recibir un ramo de flores de Daniel Prints, pidiendole una respuesta.

Cuando llegaron a la madriguera los Potter estaban allí, al igual que todos los hermanos, solo faltaba Ron, aunque ni siquiera había avisado si iría o no, a Hermione la recibieron bien, como una más de la familia, excepto por Ginny que con suerte la había saludado porque justo estaba Molly frente a ella.

Estaban ya sentandose a la mesa, cuando de pronto golpearon la puerta, George se puso de pie con una sonrisa para abrirla sabiendo que era su hermano Ron, pero al verlo en la puerta su sonrisa desvaneció, y no porque no fuera Ron, sino porque no venía solo.

- Hola familia - Dijo Ron sonriente entrando de la mano de una chica, bastante joven.

Todos dijeron un escueto hola, incomodos por la situación, acaso Ronald no aprendería nunca a tener un poco de tino, se preguntaba su madre, pero la situación incomoda fue interrumpida cuando Hugo se coloco de pié y dio un gran portazo cuando salió al jardin, Hermione salió corriendo detrás de él, seguida de Harry, mientras Ginny abrazaba a Rose que se había puesto a llorar.

- Ronald Weasley, acompañame de inmediato para arriba, ah y es mejor que le digas a tu amiguita que se retire, no es un buen momento - Dijo su madre

Ron incomodo hablo con la chica, quien a traves de la chimenea se marchó, mientras Ron sin mirar a nadie comenzó a subir las escaleras donde no solo se encontraba su madre, sino tambien su padre.

Hermione por su parte corrió hasta que logro alcanzar a Hugo

- Cariño - Dijo agitada

- Andate, no te quiero ver, todo esto es tu culpa, tu hechaste a papá y causaste todo esto - Le gritaba el pelirrojo descontrolado.

- Cariño por favor, las cosas no son como piensas, solo escuchame

- No, andate, te odio - Dijo en un grito

- Hugo basta - Gritó Harry, luego se acercó a la castaña y le dijo - Dejame hablar con él, anda a ver a Rose.

Hermione solo asintió, mientras las lagrimas caían por sus ojos y comenzaba a volver hacia la madriguera, mientras en su cabeza tenía un solo pensamiento "Maldito Ronald Weasley", donde había quedado ese Ronald cariñoso, comprensivo y amable que era antes, bueno nuca fue perfecto pero al menos se preocupaba por el bienestar de sus hijos y ahora? donde estaba? quien era ese tipo? no se lo podía explicar.

Cuando entró a la madriguera se fijo en que Rose abrazaba a Ginny, mientras que Molly y Arthur no estaban, no fue dificil imaginarse que estaban con Ron, ya que él tambien faltaba.

- Estas bien? - Pregunto George

- Si tranquilo, gracias - Respondió

- Hermione yo.. lo siento... - Dijo Ginny

 

- Ginny no hace falta, no es el momento - Le dijo ella tomando en brazos a su hija.

- Mami

- Tranquila pequeña, ya hablaremos en casa, no pasa nada - Le dijo dandole un beso mientras contenía las lagrimas de tristeza que el daba toda esta situación.

- Mami me quiero ir

- Si cariño, vamos por tu hermano y volvemos a casa, lo siento chicos - Dijo colocandose de pié.

- Herms quieres que te acompañe? - Pregunto Ginny

- No hace falta Gin, es mejor que te quedes aqui con Molly, necesitara a una chica - Dijo sonriendole.

Tomo su bolso y salió de la madriguera en busca de Hugo, pero no fue necesario ir a buscarlo, porque de pronto lo vio que corría hacia ella.

- Mamá, mamá lo siento - Decía llorando

- Hijo no importa - Decía ella abrazandolo

- Si importa, he sido muy injusto contigo, por favor perdoname.

Hermione solo abrazo a su hijo, mientras miraba a Harry buscando una explicación para el cambio de Hugo, el pelinegro solo elevo los hombros y esbozo una pequeña sonrisa.

- A veces los chicos no saben lo que tienen hasta que se dan cuenta que pueden perderlo, Cierto Hugo? - Dijo Harry

- Si tío Harry - Dijo intentando secar sus lagrimas

Hermione solo le dió un "gracias" moviendo sus labios, a la vez que se despidieron y marcho de allí con sus hijos.

Cuando llegaron a casa, se metieron a la cocina.

- Ahora que hacemos para comer? - Dijo Hermione pensando en voz alta

- Pizza muggle - Gritaron los chicos

- Esta bien - Dijo ella sonriendo

Asi entre los tres prepararon pizza, mientras se reían y aprovechaban el tiempo juntos, un rato despues cuando ya habían terminado de comer y veían una pelicula muggle, Rose rompió el silencio.

- Mamá, porque papá hace eso?

- Cariño papá no hace nada malo, estamos separados, el tiene derecho a salir con otras personas - Dijo Hermione

- Si pero porque la lleva donde estas tu? no puede solo hacerlo cuando no estemos nosotros - Volvió a decir Rose

- No tiene nada de malo...

- Claro que si lo tiene mamá, solo ha pasado una semana desde que se separaron y llega a una cena familiar con ella, eso es faltarte el respeto a ti y a toda la familia - Dijo Hugo molesto

- Hijos, no quiero que se enojen con su padre, el los quiere mucho, a veces se equivoca como lo puede hacer cualquiera de nosotros.

- Pero él nos hace daño - Dijo Hugo

- Cariño no digas eso...

- Es verdad mamá, sabes lo que me dijo cuando nos quedamos en la madriguera? que tenia que alejarte de todo hombre que se acercara, que no te hablara para que asi anduvieras triste y volvieras con él, que le dijera a Rose que tu eras mala con él, tu crees que si papá me quisiera me haría hacer esas cosas? - Dijo Hugo apunto de las lagrimas

- Oh hijo lo siento - Dijo ella abrazandolos, conteniendo las lagrimas tambien.

Definitivamente Ron había cambiado, mucho y para mal, ya no podía reconocerlo, siempre supo que era una persona rencorosa, porque lo podía observar cada vez que veía a Blaise, Draco o algun otro ex- mortifago, a pesar de que habían cambiado Ron los seguia odiando, pero jamás pensó que ese odio iría hacia ella o hacia sus propios hijos, la situación era peor de lo que pensaba.

- Ya chicos, es mejor que ahora vayan a descansar, porque mañana temprano tenemos que ir a la estación - Dijo Hermione sonriente

 

- Mamá yo tambien me quiero ir a Howgarts como Hugo - Dijo la pequeña Rose

- Tranquila cariño, el próximo año sera tu turno - Dijo Hermione acariciandole la mejilla

- Mamá, no sé si quiera dejarte sola - Dijo Hugo serio

- Oh cariño, no te preocupes, mañana es tu día y debes disfrutarlo y tranquilo que yo se cuidarme muy bien sola - Dijo ella abrazandolo

- Esta bien - Dijo Hugo brindandole una sonrisa.

Cuando sus dos hijos al fin estaban durmiendo, Hermione se sentó en el jardín y se puso a llorar, necesitaba botar toda esa rabia, frustración y pena y no podía hacerlo delante de ellos, de pronto sintió una mano en su hombro y levanto rapidamente su cabeza y vio a una pelirroja que le sonreía con tristeza.

- Gin que haces aqui?

- Me imaginaba que estarias asi, sabes lo siento por lo del otro d...

- Gin, ya no importa en serio

- Claro que importa, te trate mal, te juzgue, lo siento Herms

- Que bueno que estes aqui de nuevo - Dijo Hermione abrazandola y largandose a llorar aún más, mientras su amiga pelirroja la consolaba.

Al cabo de una hora, Ginny seguía abrazandola, no habían hablado de nada, solo Hermione había llorado hasta el cansancio.

- Sabes Herms esto me recuerda a un día que te encontre en la torre de astronomia - Dijo Ginny

- Si lo recuerdo - Dijo Herms con pesar

- Nunca me contaste que fue lo que sucedio Herms?

- No fue nada - Dijo ella nerviosa

- Siempre pensé que era por algún chico, pero nunca pude imaginar por quien - Dijo ella

- Ya no recuerdo que paso - Dijo Herms mintiendo pero inevitablemente recordó ese momento.

PASADO

Aquel día la vida de Hermione se había derrumbado por completo al..... ni siquiera en sus recuerdo podía revivir ese momento, pero se sentía desfallecer y no podía parar de llorar en la torre de astronomia, cuando de pronto alguien llegó

- Hermione, te he buscado por todas par... Herms que te sucede? - Gritó la pelirroja al ver a su amiga temblando y llorando desconsolada.

- Ginny - Dijo Herms abrazandola

- Por Merlin Hermione que sucede? porque lloras?

Pero Hermione no le respondía nada, mientras Ginny la abrazaba para contenerla.

- Herms por favor dime que sucede?

Pero no había respuesta por parte de la castaña, Ginny fue a correrle el pelo de la cara para mirarla bien, pero de pronto pegó un grito.

- Hermione estas ardiendo en fiebre, debemos ir a la enfermería

Pero en ese momento Hermione se desmayó, Ginny con un hechizo la levito y se fue corriendo donde madame Pomfrey, quien al verla en ese estado pego un grito y la dejo en una camilla.

- Que es lo que tiene? - Decía Ginny preocupada

- No lo sé señorita Weasley, por favor avisele al director y a la profesora Mcgonagall

Ginny salió corriendo de allí a la oficina del director, en el pasillo se encontro con Mcgonagall y le dijo lo que estaba sucediendo, la profesora se encargaría de avisarle al director, por lo que Ginny corrio hasta la sala común en donde encontró a Harry y Ron.

- Ginny que te sucede? - Pregunto Harry al verla agitada

 

- Herm..ione, esta en la enfermería, no se que le pasa - Dijo intentando recobrar el aire

- Pero porque? que le paso? - Dijo Harry alarmado al momento que salía corriendo de la sala común, seguido de Ginny y de Ron.

- La encontre llorando, y de pronto me di cuenta de que tenía fiebre, despues se desmayó - Dijo Ginny mientras corrían.

Cuando llegaron a la enfermería ya estaban el director y la profesora Mcgonagall

- Alto no pueden pasar - Dijo la profesora

- Que le sucede a Hermione? - Gritó Harry

- Tranquilo Harry, la señorita Granger se recuperara, la señora Pomfrey nos ha explicado que la señorita Granger pasó por una situación de muchos estrés y eso le produjo una descompensación, ahora solo necesita descansar - Dijo el director tranquilo

- Estrés? pero porque? - Pregunto Harry confuso

- Eso no lo sabemos, pero ya mañana la señorita Granger se los podrá explicar, ahora vayan a descansar, la señorita Granger esta en buenas manos - Dijo el director

Los tres amigos se fueron preocupados, pero no podían hacer nada más, ya temprano en la mañana irian a ver a su amiga para saber que había sucedido, Ronald se fue de inmediato a su habitación, mientras Ginny y Harry se quedaron frente a la chimenea.

- Donde estaba? - Le pregunto Harry

- La encontré en la torre de astronomia, me asuste porque estaba temblando de tanto llorar - Dijo la pelirroja

- Pero que fue lo que sucedio?

- No lo sé, le pregunte que pasaba pero no constestaba, estuvo casi una hora llorando y de pronto me di cuenta que tenía fiebre y ella se desmayo - Dijo Ginny apunto de las lagrimas

- Que habrá sucedido? - Se preguntaba Harry

Hermione al día siguiente se depertó con los primeros rayos de sol que entraban por la ventana, y se dio cuenta que estaba en la enfermería y las lagrimas volvieron a ella.

- Señorita Granger no es bueno que continue llorando - Dijo la enfermera

- Que me ha pasado? - Pregunto apenas en un susurro

- Estrés, se descompensó, que fue lo que sucedió? - Preguntó Pomfrey

- Nada - Dijo ella con la mirada perdida

- Pues más vale que ese nada se le pase pronto si quiere estar bien - Dijo ella medio molesta. Códigos para juegos

- Hermione - Grito Harry al verla

- Harry que haces aqui? - Pregunto Hermione apenas

- Estaba preocupado, que paso?

- Nada Harry

- Como que nada, nos dijeron que estuviste expuesta a una situación de mucho estrés, que sucede Hermione?

- Nada Harry, de verdad, deben de ser los examenes - Dijo sin animo

- Estas segura?

- Claro que si - Dijo intentando esbozar una sonrisa.

- A veces creo que ser mi amigo estresa a todos los que estan a mi alrededor

- No Harry, no digas eso, esto no tiene nada que ver contigo, además que sin ti, ahí si que moriría - Dijo la castaña volviendo a llorar

 

- No llores, necesito que te pongas bien - Dijo Harry abrazandola.

- - - - - - - - - -- - - - -- -- - - - - - - -- -- - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - -- - - - - - - --

- Solo recuerdo que estuviste muchos días como ida, perdida en tus pensamientos - Dijo Ginny interrumpiendo su recuerdo

- No quiero seguir hablando de eso - Dijo Hermione sonriendole

- Esta bien, sabes mamá hecho a la chica y a Ron casi lo mata - Dijo la pelirroja riendo

- Solo me preocupan los niños Ginny, estaban muy tristes - Dijo Herms

- Es un estupido, nunca cambiara - Dijo Ginny molesta.

- Solo espero que mañana llegue a despedir a Hugo en la estación, aunque no sé que sera mejor o peor, Hugo esta muy enojado.

- Si Harry me lo dijo, hablo con él

- Si, sabes que le dijo? Hugo volvió a ser el de antes conmigo.

- No me corresponde a mi contarte, pero digamos que lo dejo ver algunos recuerdos de su infancia - Dijo Ginny sonriendo

- Oh no, hizo eso? los recuerdos de él solo, sin sus padres? - Dijo la castaña afectada

- Si, dijo que era la mejor forma de que te valorara

- Pero no me gusta que Harry recuerde esos momentos - Dijo Herms triste

- Herms, Harry te adora, eres como su hermana, una vez me dijo que desde que tu estas a su lado dejo de sentir que no tenía familia - Dijo Ginny

- Yo tambien lo quiero como un hermano - Dijo Hermione emocionada.

- Y a Malfoy? - Pregunto Ginny sin poder contenerse

- A Malfoy? de que hablas? no iras a empezar de nue....

- No, no me mal entiendas, solo quiero que me expliques que pasa con Malfoy

- Que pasa de que? - Pregunto Herms sin entender

- Vamos Hermione, todos lo vimos en la fiesta, te trataba como una verdadera princesa, el te odiaba Herms, porque ese cambio tan radical.

- Tu sabes que el siempre consigue lo que quiere a como dé lugar, ese día quería conseguir los fondos para mi departamento, solo eso.

- Pero es que la forma en que te miraba, como ambos sonreían - Dijo Ginny pensativa

- Gin, no veas cosas donde no las hay, ahora solo trabajamos juntos por una causa, en realidad ya no creo que lo vuelva a ver hasta unos cuantos meses, porque creo que recaudamos lo suficiente para todo un año - Dijo sonriendo.

- Pues yo no creo que desaparezca tan rapido de tu vida - Dijo Gin sonriendo

- Que quieres decir? - Pregunto Herms confundida

- Hermione yo lo vi, Hermione estaba embobado contigo, sonreía feliz como nunca antes lo había visto, no te despegaba los ojos de encima y asesinaba con la mirara a todo aquel que te observara más de cinco segundos.

- Ginny no sabes lo que dices - Dijo Hermione restandole importancia

- No digas nada ahora, el tiempo me dará la razón - Le dijo la pelirroja sonriendo.

- Ginny se hace tarde, muchas gracias por venir, pero creo que es hora de ir a la cama, mañana tendremos que estar temprano en la estación - Dijo Herms

- Si, es verdad, mira que James no ha parado de hablar de Hogwarts, esta alucinado - Dijo Ginny riendo.

- Gracias Gin

- De nada, sabes que te quiero cierto? - Dijo la pelirroja riendo

- Yo tambien te quiero - Dijo Herms dandole un abrazo a su amiga.

Al día siguiente llegó el tan ansiado día pora tres muchachos en especial James Potter, Hugo Weasley y Scorpius Malfoy, cada uno por separado arreglaba sus cosas, pero los tres con la misma ilusión.

 

- Mamá ya estoy listo - Grito Hugo

- Entonces vamos, para que no se nos haga tarde, además tu tío Harry nos estará esperando allá.

- Si mamá - Gritó Hugo

- Rose estas lista?

- Si mamá, quiero conocer ese famoso tren aunque sea por fuera - Dijo Rose sonriendo.

Salieron a traves de la chimenea a un lugar cerca de la estación, y caminaron los tres juntos hacia el anden 9.3/4 y cuando entraron Hugo y Rose tenían los ojos como platos y la boca abierta de asombro.

- Si no cierran la boca le entraran las moscas - Dijo Harry riendo un poco más allá

- Tio Harry - Gritaron ambos y corrieron a abrazarlo

- Dejame ayudarte Herms - Dijo Harry con el baúl de Hugo.

- Gracias Harry - Dijo Hermione sonriendo a la vez que caminaba hacia donde Ginny

- Tía Herms - Gritaron James, Albus y Lily abrazandola

- Hola chicos, hola Ginny

- Hola Herms, James ya estaba nervioso porque Hugo no llegaba - Dijo la pelirroja divertida

- Tiene la misma cara de impaciencia y asombro de Hugo - Dijo Herms riendo.

- Viste quien esta por allí? - Preguntó Ginny en un susurro a la castaña

- No quien? - Dijo ésta curiosa

- Malfoy - Despacio

- Su hijo tambien debe ingresar este año - Dijo Hermione tranquila

- Y no iras a saludar? - Dijo la pelirroja traviesa

- Claro que no, ya te dije que lo del otro día fue solo trabajo - Le dijo Herms seria

- Si claro - Dijo la pelirroja riendo

Se despidieron rapidamente de los chicos que ya tenian que abordar, para pesar de todos Ron no había llegado, según Ginny estaba enojado con todos por no haber hecho nada para que su madre no hechara a su novia, al parecer Ron no sabía separa la relación de pareja de sus funciones como padre.

- Hijo te portas bien y me escribes - gritaba Hermione

- Si mamá, lo hare - Gritaba Hugo con una sonrisa

- Guardame dulces del carrito - Le grito Rose

- Esta bien - Grito Hugo riendose

- Adios James - Gritaba Ginny

- Adios - Gritaba James a todos

Cuando los chicos ya se habían marchado, los demás se quedaron mirando el tren a lo lejos, perdidos en sus pensamientos, menos Ginny quien comenzó a hablar entre dientes.

- Hermione idea mia o la esposa de Malfoy viene hacia aqui?

- Como? - Dijo Hermione sin entender

- La esposa de... - Pero no pudo continuar para que no la escucharan.

- Bueno días - Dijo una elegante rubia

- Buenos días - Dijeron Harry, Ginny y Hermione a la vez

- Lamento interrumpirlos, solo quería hablar una palabra con la señora Granger - Dijo Astoria

- Digame señora Malfoy? - Dijo Hermione con cortesía mientras los nervios se la comian al igual que a cierta pelirroja

- Ginny es mejor que las dejemos sola - Dijo Harry

- No, señor Potter no se preocupe, no es necesario

- Que es lo que sucede? - Dijo ya Hermione muriendose de nervios

- Oh nada malo, solo había pensado que ya que usted y mi marido estan trabajando juntos, sería estupendo poder tenerla uno de estos días en mi casa, para conocernos más, mal que mal a veces tambien me gusta participar - Dijo la rubia sonriendo

- No se si pueda señora Malfoy

- Llamame Astoria, puedo llamarte Hermione? - Pregunto agradablemente

 

- Si por supuesto

- Entonces por favor Hermione, no me digas que no, me aburro mucho en esa mansión, podriamos pasar una tarde charlando de temas interesantes - Dijo ella con una sonrisa sincera

- Bueno creo que podría...

- Eso es maravilloso, nos vemos el miercoles en la tarde, hablare con Draco para que coordine una reunión y puedas salir de tu oficina sin problemas, asi no te podrán decir que no - Dijo contenta

- Esta bien - Dijo Hermione medio perdida

- Buenos días - Dijo Draco que se venía acercando hacia ellos

- Buenos días - Saludaron todos, mientras la castaña temblaba de lo nerviosa que estaba

- Astoria creo que debemos irnos ahora? - Dijo Draco mirandola extraño

- Si claro, entonces Hermione quedamos en eso?

- Si cla..ro - Dijo la castaña

- Hasta luego - Se depidieron

- Que ha sido todo eso? - Pregunto Ginny

- No lo sé - Dijo Hermione

- Quizás solo quiera ayudar a su marido - Dijo Harry

- No lo creo, yo pienso que esta siguiendo el dicho - Dijo Ginny

- Que dicho? Pregunto Hermione

- Manten cerca a tus amigos y mucho más cerca a tus enemigos - Respondio la pelirroja

- Estas divariando - Dijo Hermione bufando

- Mami ese señor trabaja contigo? - Pregunto Rose de pronto

- Si cariño, porque?

- Es muy guapo - Dijo riendo

- Rose - Dijo Hermione alarmada

- Mami no te preocupes, que más guapo es su hijo - Dijo Rose sonrojada

Y los tres no pudieron evitar reirse ante el comentario de la pequeña Rose, al parecer había quedado flechada del rubio hijo de Malfoy.

BUENO ESO ES TODO ¿ QUE CREEN QUE TRAMA ASTORIA? ESTARA JUGANDO UN DOBLE JUEGO? ESPERO DISFRUTEN DEL CAPI Y COMO SIEMPRE ESPERO VOTOS Y COMENTARIOS :)

El rubio y su esposa llegaban de vuelta a la mansión despues de haber dejado a su hijo Scorpius en la estación, se habían trasladado a traves de polvos flu desde una chimenea cerca de allí.

- Que fue todo eso Astoria? - Pregunto el rubio serio

- A que te refieres?

- Porque estabas hablando con Her.. Granger - Dijo directo

- Vamos Draco no tienes para que fingir frente a mi, solo dile Hermione - Dijo sonriendo

- Entonces explicame que fue todo eso con Hermione - Dijo cuidando sus palabras

- Nada, solo pensé que ya que estan trabajando juntos sería buena idea tratar más con ella - Dijo tranquila

- Que pretendes? - Pregunto

- No te preocupes Draco, no hare nada que te pueda perjudicar - Dijo saliendo del salón

Draco se fue hacia su despacho pensando en que podría querer la rubia con su Hermione, estaba preocupado, porque sabía que Astoria no era una mala persona, pero era muy recelosa con lo que le pertenecía, sin embargo, ella misma le había dicho que buscara la felicidad y él como un tonto le había creido, sera que solo fue una estrategia sucia de su esposa? cuales serán sus verdaderas intenciones?

- En que tanto piensas? - Dijo una voz gruesa que reconoció de inmediato

- Blaise que haces aqui? - Dijo Draco

- Asi recibes a tu mejor amigo? - Pregunto este sonriendo

- Lo siento, estaba un poco ocupado, como esta Pansy?

- Igual que siempre - Dijo este sonriendo

- Nunca voy a llegar a comprender como terminaste con ella, tu la odiabas cuando estabamos en Hogwarts, no dejaban de pelear - Dijo el rubio recordando

 

- Los que se pelean se aman, a ti te podría haber pasado hasta con Granger - Dijo Blaise riendose

- Si como no - Dijo Draco siguiendole la burla para disimular su sorpresa

- A proposito de Granger, a que no sabes quien quedo loquito con ella el día de tu fiesta - Dijo Blaise

- Ahora que me lo recuerdas porque no vinieron? - Dijo Draco sin darse cuenta de lo que su amigo decía.

- Ya te lo dije, Pansy ha cambiado, no quiso venir a una fiesta de gente sin escrupulos como les dice ella.

- Es tan dificil pensar en ella asi - Dijo el rubio

- Mucho mejor si no piensas en mi esposa - Dijo Blaise serio

- Vamos Blaise aún con eso, ya te dije que Pansy solo fue mi primera novia, entre nosotros nunca hubo nada de amor ni esas cosas.

- Si ya lo sé, aunque a veces el amor no dura para siempre - Dijo éste reflexionando

- Porque lo dices?

- Bueno porque hasta las parejas que menos te imaginas se separan - Respondió.

- Que no te has enterado? Granger y Weasley ya no estan juntos, pensé que lo sabías ya que ultimamente estas trabajando con ella.

- Claro que lo sé, pero desde cuando te interesa tanto Granger.

- Vamos Draco recien te acabo de preguntar si acaso sabías quien quedo loquito por ella, creeme que no ha dejado de hacerme preguntas y hablar de ella - Dijo Zabini sonriendo.

- De quien hablas? - Preguntó el rubio haciendose el desinteresado aunque por dentro la rabia y la duda lo estaban trastornando.

- Daniel - Dijo Zabini sonriendo

- Prints?

- Quien más? - Se rió el rubio

- Pero si apenas hablo con ella

- Pues fue lo suficiente para que ande imaginando corazones en todos lados, desde aquel día le ha mandado flores todos los días para que Granger le diga que si a una cita, pero ella nunca responde - DIjo Blaise

- Debe ser solo otra más de sus conquistas, le durará unos días - Dijo Draco con notable molestia.

- No lo creo Draco, esta vez es distinto, se emociona con cada lechuza que llega esperando que sea de ella, nunca antes lo había visto asi - Dijo Blaise reflexionando

El Rubio se carcomió la rabia mientras pensaba en mil maneras de matar a Daniel, Hermione era suya y ningun imbecil se la quitaría de nuevo.

- Vamos Draco no te da gracia que le guste Granger?

- No - Dijo Draco

- Vamos no me vas a decir que la sabelotodo no esta nada de mal, vi las fotos en el profeta con aquel vestido que andaba trayendo en tu fiesta, te debo confesar que hasta Pansy quedo asombrada con lo bien que se veía.

- Bueno eso no es mi problema Blaise, ahora dime solo viniste a contarme los últimos chismes del mundo mágico o que? - Dijo el rubio con molestia mientras la rabia se apoderaba de él.

- No, nada de eso, no seas tan malhumorado, hoy tenemos una cena con los principales socios de las empresas y unos chinos que quieren hacer negocios con nosotros, debes ir con Astoria porque los chinos vienen con sus esposas, yo ire con Pansy

- Esta bien, donde y a que hora? - Preguntó desganado

- A las 21:00 en la bola de cristal, sabes que es el restaurant más lujoso del mundo mágico - Dijo Blaise sonriendo.

- Esta bien, le avisare a Astoria para que se prepare desde ya.

Draco despidió a su amigo Blaise y subio hacia el segundo piso donde se encontraba su mujer y le conto que tendrían que asistir a una cena, Astoria se puso contenta al saber que iría Pansy ya que se habían hecho amigas desde hace ya un tiempo. Pansy sabía que Astoria y Draco se habían casado mediante un contrato, asi como, era la única que conocía aquella historia de amor tortuosa que le había comentado a Draco, Pansy era la única persona que sabía quien era aquel hombre que tanto la había hecho sufrir, pero jamás se lo contaría a nadie, porque era una promesa.

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - -- - -- - - - - - - - - - - -- - - - - --- -- - - - - -

Hermione se fue de vuelta a su casa con su hija Rose, cuando iban llegando se encontraron con un gran ramo de flores en la puerta.

- Mamá mira que hermosas

- Si cariño, son preciosas - Dijo la castaña sonriendo

- Son para ti?

- Eso creo - Dijo ella nerviosa

- Y quien te las envió?

- Creo que un amigo del trabajo - Mintió

- Hoy es tu cumpleaños?

- Claro que no cariño

- Entonces porque te manda flores todos los días?

- Bueno es que quiere que lo acompañe a cenar y esta es la forma en que me lo dice - Dijo mostrandole la nota

- Entonces deberías acompañarlo, porque si te sigue mandando flores todos los días para cuando le digas que si, ya no tendrá dinero para invitarte - Dijo Rose preocupada haciendo reír a la castaña

- Tienes razón, tendré que aceptar - Le dijo sonriendo y abrió la nota

"Flores para la flor más bella de todas, quizás he sido un poco atrevido e insistente, creo que talves te asuste un poco, por eso te propongo que nuestra primera cita sea con otras personas, saldré a comer hoy con unos amigos y sus parejar y me gustaría que fueras la mía, es por unos asuntos de negocios, pero te aseguro que será una velada bastante relajada, por favor dime que si" Daniel

La castaña sonrió al leer la nota y de inmediato tomo pergamino y pluma y escribió.

"Lamento no haber contestado antes, pero acepto, solo dime a que hora y donde es para vestirme para la ocasión" Hermione

Luego de enviar la nota con una lechuza, se fue hacia la cocina para preparar la cena, solo había pasado una hora y ya extrañaba a su hijo, pensaba en como sería dentro de un par de dias, pero de solo pensar que su hijo en este momento estaba viajando en el tren, nervioso por saber a que casa pertenecería, haciendo nuevos amigos, se tranquilizaba, porque al menos el podría sacarse todos los problemas de la cabeza por un rato.

Después de la cena decidieron ver una pelicula con Rose, cuando de pronto llegó una lechuza.

"Hermione, no sabes lo feliz que me hace tu aceptación, paso por ti a las 20:00 hrs, vamos a cenar en la bola de cristal, bueno tu sabes un restaurante elegante, pero solo vistete lo más comoda que puedas, mientras tu estes bien nada más importa, gracias" Daniel.

Hermione se rió involuntariamente al ver la nota y de inmediato se dirigió a la chimenea para comunicarse con Ginny.

- Ginny estas ahí? - Grito a traves del fuego

- Hermione sucede algo?

- No nada, es solo que recuerdas a ese chico de la fiesta, el que manda flores?

- Si claro

- Pues me ha invitado a salir y he aceptado, pero quería saber si me puedes cuidar a Rose

- Claro por supuesto, se divertirá con Lily aqui.

- Oh gracias, te la llevo antes de salir

- Hermione que te vas a poner?

 

- No lo sé aún - Dijo ella despreocupada

- Pues esperame, en cinco minutos estoy allí, tengo el vestido perfecto para ti - Dijo Ginny sonriendo.

- Esta bien - Dijo Hermione divertida por la emoción de su amiga.

Al cabo de cinco minutos Ginny estaba allí con un pequeño bolso y sus dos hijos menores Albus y Lily quienes al ver a Rose la abrazaron y salieron corriendo al patio de la casa para poder jugar.

- Esas son las flores que te envio? - Grito la pelirroja asombrada

- Ginny no tienes para que gritar, si y esas son - Dijo Herms sonriendo

- A que hora pasara por ti?

- A las 20:00

- Pero Hermione si ya son las 18:00 y aún no empiezas a arreglarte

- Vamos Ginny no es para tanto

- Claro que lo es, a la ducha, ahora ya - Gritaba la pelirroja empujandola

Mientras Hermione reía y se metió en el baño, al cabo de media hora salió y se sorpredió al mirar su cama

- Ginny de donde has sacado todo esto?

- De aqui, una vieja amiga me enseño este truco - Dijo mostrando su pequeño bolso

- Si pero y estos vestidos? jamás te los he visto? - DIjo ella

- Es que se me olvido contarte, como me aburro sin hacer nada en casa, comence un pequeño negocio, son mis diseños - Dijo algo avergonzada

- Lo haces tu? - Pregunto la castaña asombrada

- Si, el vestido de la otra noche tambien era mi diseño, la encargada de la tienda me los compra y los vende - DIjo esta colorada

- Porque no me habias contado nada y no me digas que se te olvido - Dijo algo molesta

- Es que me daba verguenza - Dijo cohibida

- Pero por qué? son preciosos - Dijo esta abrazando a su amiga

- Y ahora no hay tiempo, despues seguimos hablando de esto, manos a la obra - Dijo la pelirroja contenta

Comenzó secando el cabello de Hermione, para luego alisarlo, se lo tomo en un bello moño, con algunos cabellos que caían al costado y luego le puso un maquillaje casi natural.

Hermione por su parte dejaba que su amiga hiciera lo que quisiera y no pudo evitar que un recuerdo viniera a su mente

PASADO

- Maldición, como es posible no tengo nada que ponerme - Gritaba la chica en su habitación de Hogwarts justo en el momento que una pelirroja entraba

- Herms que sucede

- Nada, es solo que estaba buscando algo que ponerme y no encuentro nada que me guste

- Y para que quieres arreglarte?

- No, para nada - Mintió la chica nerviosa

- Herms que me ocultas? - Dijo la pelirroja

- Nada Gin

- Tienes una cita cierto? vamos dime con quien - Dijo curiosa

- Ginny por favor

- Ya esta bien, no te preguntaré nada pero dejame ayudarte - Dijo esta sabiendo que su amiga no le contaría

- Si por favor - Dijo casi implorandole

Ginny se metió en su baúl y saco varias prendas que Hermione jamás le había visto.

- Yo creo que esto sería perfecto - Dijo la pelirroja

- Oh Gin es hermoso - Dijo la castaña

Era una blusa de color negro con algunos detalles en dorado en los bordes, junto a un pantalon de color crema con zapatos a juego.

- Vamos te ayudare a arreglarte

Asi Ginny comenzó a peinarla, maquillarla y luego ayudarla con la vestimenta, una vez que estaba lista la miro y sonrió.

- Te ves preciosa amiga, sea quien sea el chico quedara encantado - Dijo sonriendole

- Gracias Gin - Dijo dandole un abrazo

Y salió corriendo por los pasillos del castillo hasta que llegó a la torre de astronomia en donde la esperaba un rubio vestido completamente de negro, que al verla abrió la boca a modo de sorpresa.

- Hermione estas preciosa

- Te gusta?

- No, me encanta - Dijo besandola

- Ginny me ha ayudado - Dijo la castaña sonriendo

- le contaste? - Pregunto el rubio ilusionado

- No, solo sabe que tenía una cita, pero no sabe quien es el chico

- Deberias haberle dicho que era nuestro aniversario - Dijo el tomandola por la cintura

- Vamos Draco ya lo hemos conversado - Dijo ella besandolo

- Esta bien, me gustaría haberte llevado a un restaurant, pero solo pude hacer esto - Dijo el rubio mostrando una pequeña mesa para dos con una cena que se veía apetitosa, al lado de una velas que se mantenían prendidas encantadas.

- Es hermoso - Dijo ella besandolo

- - - - - - - - - -- - - - - - - - - - -- - - - -- - - - - - - - - - - - - -- -- - - - - - -

- Gin tu haces esto desde hace mucho tiempo - Gritó la castaña

- Que dices? - Pregunto la pelirroja en Hogwarts

- Cuando estabamos en Hogwarts, un día no tenía que ponerme y sacaste una ropa que nunca había visto, eran tus diseños cierto?

- Pues tu nunca me contaste con quien fue tu cita - Dijo ella cambiando el tema

- Gin no evadas mi pregunta? - Dijo Herms mirandola

- Ni tu la mia - Dijo ella sonriendo

- Porque nunca me contaste Gin, tus diseños son preciosos

- Ya te lo dije, me daba verguenza, no sé porque - Dijo tranquila

- Pues no deberias

- Ahora explicame tu, porque nunca me has contado quien fue tu cita?

- Eso ahora ya no importa - Dijo la castaña nerviosa

- Pues a mi si, me parece extraño que nunca te haya visto con un chico despues de eso

- Gin por favor, no vale la pena - Dijo Herms

- Fue Malfoy cierto?

- Que? - pregunto la castaña en un grito

- Vamos Herms, antes jamas lo hubiera imaginado, pero despues de verlos esa noche y como estaba nervioso hoy Malfoy en la mañana no me quedo ninguna duda, era él cierto?

- Ginny yo...

- Vamos Hermione han pasado años, no me lo niegues ahora, siempre he sido tu amiga, era el cierto?

- el silencio otorga, pero no te seguire interrogando ahora, pero me debes prometer que luego me contaras todo - Dijo la pelirroja

Y la castaña solo asintió.

- Bueno ahora cual de todos te gusta? - Dijo Ginny mostrando los vestidos

- Todos - Dijo ella

- Si, pero cual es el que más te gusta? - Pregunto la pelirroja sonriendo

- No lo sé Ginny, porque no me escoges uno - DIjo Herms

- Mira este, lo hice pensando en ti, mientras me acordaba de ese día en el que no tenías que ponerte, me hubiera gustado haberte puesto un vestido como este - Dijo Ginny sonriendole

- Es hermoso

- Entonces que esperas, es tarde, pontelo - Dijo Ginny apurandola

 

Hermione entro en el baño y comenzó a colocarse el vestido, era un vestido de color turquesa, con escote y ajustado en los senos, y que caía formando marcando su figura completa hasta los pies, con un pequeño lazo dorado que quedaba en sus caderas, era un estilo griego precioso, cuando salió del baño Ginny dijo.

- Tal como lo imagine, te queda perfecto, te ves hermosa

- Gracias Gin, es precioso - Dijo su amiga abrazandola emocionada

- Lo único que siento es no haberme atrevido a contartelo antes de la fiesta de Malfoy, a él le hubiera encantado - Dijo la pelirroja riendo.

- Gin, ya basta, además él es un hombre casado - Dijo Herms mirando con reproche

- Ya vamos ponte los tacones, estas perfecta, yo ya me voy con los chicos, que tengas una agradable noche Herms - Dijo Ginny sonriendole, mientras bajaba.

- Adios mami - Gritó Rose desde abajo

- Adios cariño, portate bien - Grito Herms

Hermione termino de arreglarse colocandose unos aretes a juego y rociandose perfume, cuando sonó el timbre, bajo las escalera y abrio la puerta en la cual apareció un hombre realmente sexy que al mirarla quedo asombrado

- Wuauuu estas realmente preciosa - Dijo embelesado entregandole un ramo de flores

- Gracias, en verdad más flores? no era necesario - Dijo la castaña sonriendo

- Claro que si, para una mujer tan bella como tu siempre lo es - Dijo sonriendole

- Eres todo un galán - Dijo ella burlandose

- Y tu una hermosa mujer - Dijo tomandole la mano

- Gracias - Dijo Hermione sonrojada

- No vamos?

- Si claro - Dijo la castaña tomando el pequeño bolso a juego que le había dejado Ginny

Afuera los esperaba el chofer de Daniel, tenía un fabuloso auto de color negro, sin duda último modelo, era bastante amplio y comodo.

- Menos mal me acompañas, siempre llego a todos lados, mientras mis amigos llegan con sus esposas, no sabes lo aburrido que es estar solo - DIjo sonriendole

- Espero ser lo bastante entretenida - Dijo Herms sonriendole

- De eso no te preocupes, si esta aburrido nos podemos burlar de los chinos - Dijo el riendo

- En serio con chinos? y como los entiendes?

- No los entendemos ninguno, para eso hay un traductor que va con ellos?

- Claro ya me preguntaba yo - Dijo sonriendo

- Tu sabes hablar en chino? - Pregunto Daniel

- Si, pero no perfectamente, aprendi algo - Dijo queriendo recordar, pero no quería pensar en él asi que lo evito.

- Eso es maravilloso, asi sabrás si el traductor esta engañandonos - DIjo guiñandole un ojo

El camino hacia el Restaurant fue bastante largo, era un lugar exclusivo y por lo mismo quedaba alejado de todo, se caracterizaba por ser el lugar más elegante del mundo mágico, Hermione por su parte nunca había ido y no porque no pudiera pagar, sino que Ron siempre decía que era un lugar demasiado caro para pagar tanto por una comida, en cambio Ginny y Harry si lo conocian.

- Hemos llegado - Dijo Daniel abriendole la puerta del auto dejandole ver a la castaña un lugar de ensueño.

Era un luegar rodeado de antorchas al aire libre y al fondo del camino un gran local completo de madera con balcones hacia afuera y el techo abierto para mirar las estrellas, le habían contado que era precioso, pero jamás imagino que lo fuera tanto.

 

Caminaron tranquilamente hasta que llegaron a la puerta del local, un garzón al verlos casi corrió hacie ellos.

- Señor Prints, su mesa esta lista por aqui, son los primeros en llegar - Dijo el mozo amablemente

- Muchas gracias Roger - Dijo Daniel

- De nada señor

Daniel miraba a Hermione observando todo asombrada, y reía ante la curiosidad de la castaña, esa mujer de verdad le gustaba, era hermosa, dulce e inteligente, además se notaba que no era como las demás interesada en su fortuna.

- Buenas noches - Dijo una pareja interrumpiendo su visión

- Pansy, Blaise, que gusto verlos, ella es Hermione Granger - Dijo Daniel

- Si ya la conocemos, hola Granger - DIjo Blaise a una nerviosa castaña al ver quienes eran los amigos de Daniel

- Hola - Dijo cohibida

- Hola, te puedo llamar Hermione cierto? - DIjo Pansy

- Si - Dijo Hermione moviendo la cabeza asombrada

- Pues entonces Hola Hermione, hace mucho que no te veía, debo decir que te ves preciosa - Dijo Pansy

Y Hermione casi se atraganta con su bebida, desde cuando era tan cortés con ella? acaso se estaba burlando?

- Hermione, lo digo en serio, ya no soy la misma, la gente cambia - Dijo Pansy brindandole una sonrisa al ver la cara de estupefacción de Hermione

- Entonces gracias, tu tambien te ves preciosa - Dijo la castaña aún confundida

- Y los demás no han llegado? - Pregunto Blaise

- Ahí vienen - Dijo Daniel indicando hacian la puerta por lo que Hermione miró y su cuerpo poco a poco comenzó a casi desvanecerse al ver quienes eran los otros amigos.

Draco venía de la mano de Astoria, ya la había visto y al parecer su cara no era alegría, sino de odio, ellos podían ver como Astoria le susurraba algo.

- Draco cambia tu cara, todos se daran cuenta, deben ser solo amigos, por favor si quieres ganartela no hagas nada que la pueda perjudicar - Decía Astoria nerviosa al ver que Hermione estaba con Daniel

- Buenas noches - Dijo Draco serio cuando ya llegaron a la mesa

- Tan serio - Dijeron todos riendo al verlo, excepto una castaña que estaba que se desmayaba

- Hola Hermione - Dijo Astoria intentando salvarla

- Hola - Dijo la castaña

- Que sorpresa encontrarte aqui, Daniel me dijo que traería a una amiga, pero no me comentó quien era - Dijo esta intentando relajar el ambiente, remarcando la palabra "amiga"

- Que rapido te haces amigos Granger, hace tres días ni lo conocias - Dijo Draco hechando veneno

- Vamos Draco, no estas contento que este ella aqui? ustedes trabajan juntos - Dijo Daniel confundido

- Claro que esta contento, es solo que hemos discutido un poco y ustedes saben como se pone - Dijo Astoria intentando salvar al rubio.

- Además Draco no arruinaras la primer cita de Daniel y Hermione - Dijo Pansy sonriendo

- Esta bien, basta - Dijo Draco malhumorado

Mientras Hermione quería que se la tragara la tierra, aún no entendía que tramaba Astoria siendo tan amable con ella y que decir de ver a Draco allí tan guapo...

- Hermione, Hermione - Dijo Daniel nuevamente

- Si dime - Dijo la castaña volviendo su atención

- Te preguntaba que tal te trata Draco cuando trabajan juntos, porque tiene un genio de los mil demonios - Dijo Daniel riendo

- Ahh, no, quiero decir es muy amable, se comporta bien - Dijo Hermione nerviosa

- Draco amable? - Preguntaron todos mientras se largaban a reir y un rubio la miraba atentamente

- Si, es muy amable y caballero - Dijo la castaña algo molesta por las burlas hacia el rubio

- Caballero? estas segura que hablamos del mismo Draco? - Dijo Blaise con burla

- Si, estoy segura, incluso.... pero no alcanzo a terminar porque Blaise dijo.

- Ahi vienen los chinos

Y Hermione al levantar la vista se quería morir, porque su traductor era nada más y nada menos quien le había enseñado a ella.

- Que hace él aqui? - Pregunto Draco de inmediato

- Soy su traductor - Dijo Ron mirando fijamente a Hermione

- No hace falta marchate - Dijo Draco

- Pero Draco es el traductor - Dijo Daniel

- Esta bien, pero no quiero ninguna escena, nigun escandalo y sabes a que me refiero - Dijo Draco al pelirrojo, y si las miradas mataran esos dos estarían muertos.

De pronto Pansy dijo

- Estas bien? - Dirigiendose a Astoria

Hermione la mira y la muchacha que recien le sonreía estaba completamente pálida y casi apunto de desmayarse

- Te sucede algo? - Pregunto Hermione preocupada, aunque estaba segura que si viera su propia cara en un espejo estaría casi igual de blanca.

- Si, si lo siento, ya estoy bien - Dijo la rubia

- Que te sucede? - Le pregunto Draco

- No es nada, de verdad - Dijo brindandole una sonrisa que molesto un poco a la castaña, Draco al percatarse le sonrió a ella.

Y como no Hermione se sonrojo.

- Bueno estos son los señores, Nach, Minstong y Crudel, dicen que estan muy agradecidos por la invitación y que los felicitan por sus bellas mujeres - Dijo Ron haciendo una mueca, ya que una de ellas era su mujer y no de aquel tipo.

- Es un gusto tenerlos aqui, espero tengan una buena velada y podamos llegar a algun acuerdo - Dijo Daniel sonriendo para que Ron tradujera

Asi fueron charlando entre todos aunque Astoria no había vuelto a sonreir en toda la velada y Hermione se podía dar cuenta de que Pansy estaba preocupada por su amiga, mientras Draco miraba con odio a Ron y a Daniel, ahi estaban sus dos enemigos, al menos la comadreja se estaba comportanto, pensaba el rubio.

- Disculpen voy al servicio - Dijo Astoria

Los chinos miraron a la rubia sin entender nada, pero para sorpresa de todos Hermione les respondió en su idioma

- Va al servicio, ya saben las mujeres, y yo tambien la acompaño - Les dijo sonriendo en su idioma

- Vayan por supuesto bellas damas - Dijo uno de los chinos

- Gracias - Dijo Hermione - Dejando a todos con la boca abierta.

- Weasley dile que yo tambien me uno - Dijo Pansy al ver que las dos chicas se paraban.

- Las mujeres nunca van solas - Dijo Blaise riendo, mientras Ron traducia y los chinos reían.

Las tres chicas se dirigieron en silencio, Astoria caminaba rápido y ellas intentaron seguirle el paso, cuando llego al baño se encerro en uno de ellos mientras Pansy intentaba entrar

- Astoria por favor abreme la puerta

- No, estoy bien, dejame - Decía Astoria con notable angustia en su voz

- Que le sucede? - Preguntaba Hermione preocupada

- Nada es solo que necesita hablar con alguien - Dijo Pansy nerviosa

- Pero... Hermione no alcanzo a decir porque en ese momento Astoria le abrio la puerta a Pansy quien entro y se encerro con ella.

Hermione se sentía extraña, incomoda y algo molesta, se sentía fuera de lugar con las chicas, asi que decidió volver a su mesa sola, ella no pintaba nada allí. Cuando llegó un chino le hablo.

 

- Y que paso con las otras chicas? - Pregunto

- Se quedaron un poco más, ya sabe maquillaje y esas cosas- contesto Hermione riendo

- Por supuesto - Dijeron los chinos riendose tambien

Mientras en el baño Astoria lloraba sin parar.

- Tory, debes estar traquila

- Si lo sé, pero tu sabes, no lo veía desde...- Decía llorando

- Pero no vale la pena, tu lo sabes, jugó contigo

- Si, pero yo no lo he podido sacar de aqui - Decía ella apuntando su corazón.

- Vamos tienes que calmarte, sino todos se darán cuenta y se enteraran de lo que paso - Decía Pansy

- Esta bien - Decía ella limpiandose las lágrimas

- Tory - Dijo Pansy

- Debo estar horrible - Dijo ella

- Pero nada que no se arregle con magia - Dijo Pansy arreglando el maquillaje.

- Estas mejor? - pregunto Pansy

- Eso creo

- Pues vamos que hemos demorado mucho - Dijo Pansy sonriendole

Cuando las chicas llegaron vieron que los chinos se divertían mucho y era gracias a una castaña que conversaba con ellos, al parecer contandoles algo divertido, Astoria pudo sentir una mirada, pero bajo la vista y se sentó al lado de su esposo.

Cuando terminaron de comer, siguieron charlando, ya para esas alturas de la noche Hermione tenía la atención de todos, ella hablaba con los chinos mientras Ron le traducia a los demás lo que decían para que pudieran entender, estaban impresionados con ella, si seguía asi seguramente conseguirían el negocio.

- Bueno tenemos que marcharnos - Dijeron los chinos

- Entonces cerramos o no trato? - Pregunto Daniel

- De gracias a su acompañante, porque gracias a ella nos convencimos que conviene hacer negocios con ustedes - Dijo Ron molesto al traducir

- Muchas gracias - Les dijo Hermione riendo

- Las gracias a usted señorita por tan agradable noche - Dijo uno de los chinos y se retiraron junto al pelirrojo que miro de mala manera a Hermione.

- Eso ha sido sensacional - Dijo Daniel abrazandola, haciendo sentir incomoda a Hermione y hervir de rabia a un Rubio y aun cierto pelirrojo que miraba desde la puerta antes de salir.

- Bueno creo que es momento de separarnos - Dijo Blaise sonriendole picaro a Pansy

- NO - Dijo Draco en un grito

- Porque no? - Pregunto Daniel confundido mientras Hermione se sonrojaba.

- Lo que quiere decir Draco, es que gracias a que Hermione se comporto como una verdadera reina esta noche con nuestros invitados, lo mejor será que nosotros a modo de agradecimiento los vayamos a dejar a ambos - Dijo Astoria sonriendo

- No te preocupes nosotros podemos irnos so...

- Insisto - Dijo Astoria viendo la cara de Draco que se transformaba poco a poco.

- Acepto - Dijo Hermione apurada al ver tambien la cara del rubio

- Entonces esta bien - Dijo Daniel derrotado.

- Y a nosotros que nos coman los leones cierto? - Dijo Blaise haciendose el ofendido

- Vamos hombre tu no tienes chofer y no puedes dejar tu auto aqui - Dijo Astoria riendose

- Si como no - Dijo Blaise riendose tambien.

Asi Pansy y Blaise se depidieron de los demás y se marcharon en su auto, cuando fueron a subir al de Draco, Daniel le abrio la puerta trasera a Hermione, para entrar el detrás, pero justo Astoria le hablo.

 

- Te molesta si me siento atrás con Hermione, para charlar entre chicas - Pregunto sonriente

- Es que....

- Vamos dale un respiro - Dijo Astoria haciendolo a un lado y entrando, mientras veía como Draco que estaba sentado adelanto sonreía satisfecho.

- Esta bien - Dijo Daniel confundido

Astoria se encargo de contarle cosas sobre vestidos, zapatos y fiestas a Hermione, ya que no sabia de que hablar con la castaña y esa era la excusa que había inventado, Hermione por su parte la escuchaba atenta, sin entender mucho porque Astoria se comportaba tan amable con ella, pero la verdad le caía bastante bien y se estaba divirtiendo con sus historias.

De vez en cuando Hermione miraba hacia adelante y podía ver que Daniel y Draco la miraban por el espejo retrovisor, por lo cual bajaba la vista discretamente sin saber a quien hacer sonreir.

Cuando llegaron a la casa de Hermione, Daniel se fue a bajar para abrir la puerta de la chica, pero Draco lo detuvo.

- Es mi auto, me corresponde - Dijo Serio

- Pero...

- Tu sabes como es Daniel, tiene sus reglas, es mejor que lo dejes - Dijo Astoria sonriendole

Asi Draco abrio la puerta de la castaña mientras Daniel y Astoria le hacian señas con la mano, Draco se acerco desimuladamente a su oido y le dijo

- Esta noche estabas preciosa y deslumbrante, esa es la Hermione que siempre me ha gustado - Brindandole una sonrisa de lado al estilo Malfoy y subiendose al auto.

La castaña nerviosa abrio la puerta de su casa y con la mano se despidió de todos, cuando entró dio un gran suspiro.

- Asi suspiras por él? - Dijo alguien

- Ron que haces aqui?

- Que hacias con ellos?

- Bueno me invitaron y no te importa - Dijo ella dandose cuenta de que le estaba dando explicaciones

- Claro que me importa eres la madre de mis hijos - Dijo furioso

- Ahora son tus hijos? pues no pensaste lo mismo esta mañana cuando no fuiste a despedir a Hugo - Dijo ella molesta tambien

- Eso es distinto - Dijo el pelirrojo

- Asi? dime porque?

- Porque yo no pude por trabajo y tu los dejas para revolcarte con tipos millonarios - Dijo en un grito y sintió la mano de la castaña en su cara.

- Ambos sabemos que no estabas trabajando imbecil, Rose quiso ir a verte y George nos dijo que no habias aparecido, además yo no me revuelco con nadie y si lo hiciera ese no sería tu problema - Grito más que furiosa.

- Tu eres mi mujer - Dijo Ron a punto de devolverle el golpe

- Yo no soy propiedad de nadie y es mejor que te amrches Ronald Weasley si no quieres que llame a la policia.

Ronald la miro con toda la furia contenida y salió de allí dando un gran portazo, mientras Hermione se arrojaba al piso llorando, una vez más intentando explicarse a si misma donde estaba aquel dulce Ronald que una vez fue, aquel hombre del que se llegó a enamorar, aquel hombre por el que escogió dejar su felicidad atrás.

Al día siguiente Ginny apareció en casa de Hermione, había dejado a los chicos con su madre para conocer los detalles de la cena de su amiga, cuando llegó se preocupo al verla aún con el vestido tirada sobre la alfombra.

- Herms que te ha sucedido? - Dijo en grito, haciendo que la castaña se despertara

- Hola Gin - Dijo sin ánimo de nada

- Tan desastrozo fue ese tal Daniel? - Pregunto Ginny sin poder creerselo

 

- No, él fue lo único bueno de todo lo que paso - Dijo Herms

- Bueno entonces cuentamelo.

- Ginny lo que pasa es que los amigos de Daniel eran nada más y nada menos que Blaise, Pansy, Astoria y Draco - Dijo mirandola

- Oh - Dijo la castaña tapandose la boca con sus manos

- Eso no es nada, ellos me trataron muy bien, pero tambien iban unos tipos con los que querían hacer negocios, eran chinos, asi que venían con su propio traductor y adivina quien era? - Dijo Herms

- No, no me digas que era.. Ron?

- Si Ginny, era él imaginate lo incomodo de la situación, pero Draco le advirtió que tenía que comportarse y asi lo hizo, el tema es que despues de un rato yo me encontraba divertida hablando con los chinos, mientras Ron traducia todo, al final se fueron contentos y con un trato hecho

- Y eso que tienen de malo?

- Nada, lo que paso despues es que Draco se negó a que me viniera a dejar Daniel y Astoria lo apoyo, sabes ella es muy simpatica conmigo, en la fiesta con suerte me saludo, pero ahora es muy agradable, bueno ellos me trajeron y Draco no dejo que Daniel se bajara diciendo que el era el dueño del auto y cuando me abrio la puerta antes de despedirse me dijo:

"Esta noche estabas preciosa y deslumbrante, esa es la Hermione que siempre me ha gustado"

- El te dijo eso?

- Si, yo tuvo que contener un suspiro para que los demás no se dieran cuenta y cuando entre a la casa lo solte, pero no estaba sola - Dijo ella

- No? y quien? no me digas que Ron - Dijo con terror

- Si, me trato de todo, en pocas palabras me dijo que era mala madre y regalada, que buscaba a millonarios - Dijo Hermione volviendo a llorar.

- Hermione lo lamento tanto con mi hermano, jamás pensé que fuera a actuar de esa manera, yo veía que el te quería tanto y mirate ahora - Dijo Ginny abrazandola

En eso llega una lechuza y toca la ventana.

- No estoy para mensajes de nadie - Dijo hermione mientras Ginny quitaba el pergamino

- Es de Hugo - Dijo Ginny sonriendo

- Oh de mi hijo, damela - Dijo Hermione ansiosa

Mamá

Esto es realmente magnifico, Hagrid te manda muchos cariños, nos fuimos en los botes con él, y cuando llegamos al castillo las velas flotaban, es inmenso, la directora tambien te manda cariños al igual que tío Neville quien nos coloco el sombrero seleccionador y adivina que? soy un GRYFFINDOR, es espectacular y además James quedo conmigo y nuestro nuevo amigo que es muy agradable aunque tiene un nombre extraño, se llama como una constalación Scorpius Malfoy... (En ese momento ambas se miraron a la cara, pero continuaron leyendo) sabes el estaba muy asombrado porque toda su familia siempre fue de Slytherin, pero él no, bueno mamá eso es todo hasta ahora, a no, los tres compartimos pieza, bueno besos para ti y para Rose y para mis tios.

Hugo

- Hermione necesito que me cuentes ahora mismo que es lo que pasa con Malfoy?

- Ginny por favor

- Ahora

- Gin prometo contarte todo, pero no hoy ni mañana, dame un tiempo

- Esta bien, pero despues quiero todo

- Si, lo prometo

- Crees que Malfoy se enoje?

- Por qué?

- Por lo de su hijo Hermione, quedo en Gryffindor, lo leiste - Dijo Ginny mostrandole la carta

- Ah si, pero no creo que se enojen - Dijo ella algo perdida

 

- Bueno ya me voy, veo que quieres reflexionar - Dijo Ginny burlesca

- Gracias Gin

- De nada - Dijo esta sonriendo y desapareciendo por la chimenea

Hermione subio y se quito el vestido, se dio un baño y se puso una ropa ligera, quería leer un poco ya que Rose le había pedido quedarse en casa de su abuela, al menos eso le había dicho Ginny.

Estaba apunto de acomodarse cuando de pronto sintió tocar la puerta y fue abrirla, y afuera la esperaba un gran ramo de flores, mucho más grande que los anteriores y no tenia duda alguna que era de Daniel.

Lo entro y busco la tarjeta hasta que la encontro entre medio.

Gracias por la gran velada de anoche, estuviste fenomenal, cuando lo repetimos? Daniel.

Dio un gran suspiro y estaba apunto de sentarse de nuevo cuando sintió la ventana, era una lechuza, corrió a ver si era de su hijo Hugo, pero no era de quien menos lo esperaba, Astoria.

Hermione

Espero no molestar, sé que quedamos de juntarnos mañana, pero necesito hablar con alguien urgente, la angustia me esta matando y bueno pensé en ti, asi que mi chofer llegará en media hora a buscarte para que estes lista, si quieres puedes venir con tu hija si no tienes con quien dejarla, me gustan los niños, saludos.

Astoria

- Que???????? - Grito Hermione, por poco le ordenaba que fuera de inmediato, pero le dijo que necesitaba conversar con alguien, pero porque ella? si tenía a Pansy, se notaba de lejos que eran amigas, para beneficio de Astoria la curiosidad de la castaña fue más fuerte y decidió ir, en todo caso esa fue siempre la intención de la rubia.

Justo una hora después Hermione ingresaba a la mansión Malfoy, donde Astoria la esperaba con una gran sonrisa " Y no es que estaba mal?" se pregutaba la castaña

- Hermione has venido, que bueno - Dijo sonriendole

- Es que me dejaste preocupada - Dijo Hermione

- Esa era la idea, que no rechazaras mi invitación - Dijo la rubia sonriendo ampliamente

- Me engañaste? - Pregunto Hermione

- En parte si y en parte no, primero necesitaba charlar con alguien, pero si te decia solo eso no vendrías asi que le agregue un poquito, sabiendo que no podrías aguantar porque la curiosidad te mata - Dijo riendo sinceramente

- Bueno menos mal no eres un enemigo, sino me harias tonta facilmente, conoces mi debilidad - Le dijo Hermione sonriendo tambien.

- Hermione anoche jamás te pregunte como conociste a Daniel - Dijo esta inocente

- Ah bueno lo conoci en la fiesta, aqui en tu casa - Dijo incomoda

- Y se enamoraron de inmediato? - pregunto Astoria haciendose la asombrada

- Enamorarnos? no.. yo... Daniel.. quiero decir solo somos conocidos?

- Entonces como es que sales con él? - Dijo inocente

- Bueno es que al día siguiente comenzó a mandarme flores y pidiendome una cita, ayer me volvió a mandar flores y me dijo que iriamos con unos amigos suyos, asi que dije que bueno porque habría más gente - Dijo levantandose de hombres

- Ah ya veo, las flores, caza a todas sus presas asi - Dijo Astoria mintiendo

- En serio?

- Si, siempre lo hace, es el soltero más codiciado del mundo mágico, siempre las conocemos a todas porque esa es su excusa, primero la invita con lo amigos, luego les pide una segunda cita y cuando caen en sus red, se olvida de ellas.

 

- Vaya - Dijo Hermione

- Te lo cuento porque me caes bien y no quiero que sufras - DIjo sonriendole

- Gracias - Dijo la castaña

- Y como lo pasaste anoche? - Pregunto

- Bueno todo bien hasta que llegue a casa - Dijo sin pensar

- Porque? - Pregunto Astoria

- Bueno eso no importa, lo que si me preguntaba es que te paso anoche, de pronto quedaste palida - Dijo Herms

- Oh nada Hermione, es solo que anoche vi a mi primer amor, no lo veía desde que terminamos y eso me afecto un poco.

- Oh como lo siento - Dijo la castaña

- No te preocupes, pero me imagino que sabes que el primer amor nunca se olvida, tuviste algún primer amor antes de tu marido? - Pregunto Astoria

- Oh no.., bueno...

- No te preocupes apenas nos conocemos y te estoy preguntando eso - Dijo Astoria sonriendo comprensiva.

- Entonces Draco no es tu primer amor? - Pregunto la castaña con cuidado

- No, claro que no, bueno no es algo que contemos a los demás, pero tu me das confianza, nosotros nos casamos solo por un contrato, ninguno de los dos esta enamorado, creo que cuando llegue a la vida de Draco el ya tenía su corazón ocupado y yo el mio - Dijo Astoria sonriendo

- Pero entonces como se casaron asi?

- Bueno Hermione, ambos estabamos solos, sin nadie a quien amar y a nuestras familia les convenia nuestra unión, asi que aceptamos siempre conscientes de que sería asi, luego decidimos tener un hijo para al menos tener algo en común y el lleno nuestras vidas, desde entonces compartimos con Draco los momentos de nuestro hijo, pero nada más.

- Eso es extraño

- Si lo sé, por eso es algo que preferimos mantener en silencio, pero al menos tenemos una relación de amigos y hablando de amigos sabes que mi hijo quedo en la habitación del tuyo y de los Potter - DIjo contenta

- Si creo que son amigos - Dijo Hermione

- Si, sabes Scorpius estaba asustado cuando nos envio la carta avisandonos que había quedado en Gryffindor, temía la reacción de Draco, pero no te imaginas la felicidad de Draco cuando lo supo, estaba contento, muy contento y de inmediato le respondió que estaba orgulloso de él, al fin un Malfoy cambiaría la maldita historia familia, fueron sus palabras.

- En serio? - Pregunto Hermione emocionada

- Si y tambien le dijo que cuidara de sus amigos, en especial de Hugo, que se apoyaran en todos, que los Gryffindor eran grandes personas - Dijo Astoria con una sonrisa

- Eso es maravilloso - Dijo Hermione

Hablaron toda la tarde de temas sin importancia en donde Astoria destacaba todas las cualidades de Draco, y Hermione la escuchaba entretenida.

- Hermione porque no te quedas a cenar?

- No, creo que ya me voy

- No por favor, quedate, no me puedes despreciar la comida - DIjo esta convenciendola

- Esta bien - Dijo sonriendo

Estaban sentandose a la mesa cuando apareció Draco que se quedo en shock al ver a la castaña apunto de sentarse en su mesa.

- Draco siento no haberte avisado, pero invite a Hermione a cenar con nosotros, espero no te moleste - Dijo ella guiñandole un ojo sin que la castaña se diera cuenta

- Claro que no me molesta - Dijo aún confundido

Los tres se sentaron a la mesa, mientras comenzaban a servirles los elfos.

- Sabes Hermione todos nuestros Elfos son libres y reciben un sueldo, Draco lo hizó mucho antes que el ministerio lo exigiera - Dijo Astoria

 

- En serio? - Pregunto Hermione

- Si por supuesto, de hecho les compra ropa y reciben un buen trato, son parte de la familia.

- Ojala todos fueran iguales, porque asi todos.... Astoria te sucede algo? - Dijo la castaña al ver la cara de la rubia.

- No, no te preocupes Hermione, es solo este dolor de cabeza que me vino de nuevo, siempre me pasa, creo que los dejare cenar tranquilos mientras me voy a acostar

- No, pero entonces yo me voy para que Draco te lleve a San Mungo - DIjo Hermione preocupada

- Oh no nada de eso, si me has visto muchas veces, solo debo acostarme en un lugar oscuro y dormir, porque no hay poción que me lo quite, por favor quedate a cenar con Draco que odia comer solo - Dijo Astoria fingiendo dolor de cabeza.

- Quieres que te acompañe? - Dijo Draco extrañado

- No tranquilo, por favor disfruten la cena - DIjo marchandose de allí

Draco la miraba confundido, jamás Astoria había sufrido dolores de cabeza, pero decidió seguir cenando y que mejor que junto a su Hermione, cuando levanto el plato de su cena, lo entendio todo al ver un pequeño papel pegado en la tapa estrategicamente solo para que él lo leyera.

"Yo seré tu cupido" te quiere Astoria

Y no pudo evitar que una sonrisa asomara a su boca, mientras observaba a su Hermione....

BUENO ESO ES TODO POR HOY, ESPERO LO DISFRUTEN, MUCHOS CARIÑOS Y COMO SIEMPRE ESPERO SUS COMENTARIOS :)

- Porque sonries como bobo? deberias estar preocupado por tu mujer - Dijo Hermione algo molesta

- No te preocupes, ella estara bien, no debes preocuparte

- Estas seguro?

- Claro, ella misma te lo dijo, son solo dolores de cabeza que se le pasan durmiendo un poco.

- Bueno, mejor me marcho, no creo que sea adecuado yo estar aqui....

- No, por favor quedate, no me gusta cenar solo

- Es que...

- Por favor - Dijo poniendo cara de niño bueno

- Esta bien - Dijo riendo

Ambos comenzaron a charlar de cosas triviales mientras cenaban, Hermione se imaginaba lo feliz que se sentiría compartiendo asi con él cada día, mientras el pensaba en lo mismo, en lo feliz que sería teniendo a la castaña cada día, sin darse cuenta habían terminado el postre.

- Creo que es momento de irme - Dijo Hermione al momento que apareció un Elfo

- Señor Malfoy, dijo la señora que cuando terminaran la cena por favor dejara a la señora Granger en su casa - Dijo el Elfo

- Oh no es necesario, me puedo ir a traves de la chimenea - Dijo la castaña sonriendole

- Es que la chimenea se ha averiado - Dijo el Elfo

- Vamos Hermione, no te preocupes, yo te llevo

- Es que...

- Vamos mujer, que no me cuesta nada - Dijo Draco sonriendo

- Esta bien - Dijo con una sonrisa

Aunque para si misma pensaba en que a ella tampoco le importaba nada, de hecho se sentía feliz con que Draco la fuera a dejar, el verdadero problema sería contener las ganas locas que tenía por besarlo desde que lo había visto, y más ahora que volvía a tener al Draco de siempre, fue entonces cuando recordo

PASADO

Draco y Hermione habían terminado de cenar el exquisito plato que el rubio habia conseguido que prepararan los elfos del castillos, a los cuales ciertamente les pago, ya que si Hermione se enteraba de lo contrario lo mataría.

 

Ahora se encontraban bebiendo el resto de la botella de vino que les quedaba, mientras miraban las estrellas.

- Ha pasado tan rapido el tiempo - Dijo ella en un suspiro entre los brazos del rubio

- Si, ya hace un año que estamos juntos, es increible - Dijo él

- Ha sido el mejor año de mi vida - Dijo ella mirandole a los ojos

Y él inevitablemente no pudo evitar besar esos labios que lo volvían loco, la amaba con toda su alma, con todo su ser, estaría dispuesto a dar su vida por ella, sin ella, nada tenía sentido.

- Si sigues asi me gastaras - Dijo la castaña riendo

- Solo estaba bebiendo el vino que tenias en tus labios - Dijo el mirandola con picardía

- Vaya entonces debo pensar que tenía la botella entera en ellos? - Dijo ella coqueta

- Sabes que no me cansaría hasta sacarte la última gota - Dijo él acariciando su rostro

- No puedo creer que quede tan poco para que lleguen la vacaciones de nuevo y con todo lo que ha sucedido este año, quiero decir, imaginate casi muere Kathy Bell, luego Ronald fue envenenado, que sera lo siguiente? que alguien mate a Dumbledore - Dijo la chica en un tono casi despreocupado, pero el rubio se tenso de inmediato

- Porque dices eso? - Pregunto serio

- Bueno es como ponerse en el peor de los casos no crees? con Dumbledore muerto nuestras expectativas de vencer a quien tu sabes disminuyen a un 20 % - Dijo como sacando cuentas

- Tu lo crees? - Pregunto Draco nervioso

- Por supuesto Draco, Dumbledore es el mago más grande de la historia, es un hombre sabio y con mucho poder, su ausencia dejaría al mundo mágico desprovisto, pero sobre todo el colegio, Hogwarts dejaría de ser ese lugar seguro - Dijo Hermione tranquilamente

- No creo que sea para tanto - Dijo Draco intentando restarle importancia

- Como que no? sabes Dumbledore ha ayudado mucho a Harry en todo, él lo ha guiado todos estos años, sin su ayuda hubiera sido dificil enfrentarse a quien tu sabes tantas veces y salir con vida, Dumbledore ha sido su mentor y es casi como su familia, para Harry sería un gran golpe, casi tan grande o peor que la perdida de Sirius, no se si podría salir adelante nuevamente - Dijo recordando los hechos casi con pena.

- Tu odias a los mortifagos cierto? - Preguntó el rubio preocupado

- Pero que preguntas son esas, claro que los odio, solo hacen daño a gente inocente Draco, tienen creencias anticuadas como la pureza de sangre, si nosotros los muggles pudieramos robar magia, que impediría a un squib hacerlo, si pudiera traspasarse la magia como piensan, no crees que hasta los mismos padres se la darían, dan argumentos ilogicos y por esas creencias matan a gente inocente, claro que los odio con toda mi alma - Dijo ella casi ahogandose con aquel discurso apasionado.

Draco por su parte trago en seco, estaba dispuesto a esa noche contarle todo a Hermione, pero despues de escucharla su poco valentía se había ido al carajo, ahora solo le daba vuelta a sus últimas palabras "Los odio con toda mi alma" , después de eso como le confesaba que el era un mortifago, claro que fue contra su voluntad, el lo odiaba casi tanto como ella, pero por el otro lado estaba la vida de su madre, la única persona aparte de Hermione que le había demostrado amor de verdad, además pensó que asi tendría más posibilidades de proteger a la castaña, ya que estaría al tanto de los planes del señor oscuro, bueno quizá no todos, pero si podría evitar algunas cosas.

 

- Draco que te sucede? lo siento no debi referirme a ti, yo sé que tus padres.... - Intentó decir la castaña, pero no pudo continuar al sentir los labios del rubio.

Draco la besaba como si aquella fuera la última vez, estaba dispuesto a luchar contra todo por ella, pero siempre tenía el temor de que fuera su propia vida la que estuviera en peligro, más ahora que no lograba reparar aquel armario y peor aún estaba apunto de terminar con la vida de su director, a quien no tenía un apreció como el de Potter, pero eran años de conocerlo y sabía que se sentíría aún más culpable de lo que se sintió cuando Kathie Bell fue envenenada o la misma comadreja, porque veía a su Hermione preocupada por su amigo.

- Creo que esta haciendo calor - Dijo Hermione separandose un poco

- Lo siento - Dijo él apenado

- No, no te preocupes, me ha gustado ese beso - Dijo ella acariciandole el rostro

Mientras él solo disfrutaba de aquella caricia de la mujer que amaba, de la que lo completaba por completo, de su vida

- Sucede algo? - Pregunto Hermione mirandolo

- No nada - Dijo el tragando con dificultad

- Que sucede Draco?, te has puesto triste derrepente

- No es nada - Dijo el angustiado

- Fue algo de lo que dije cierto?

- No Hermione, claro que no, es solo que hay cosas en las que no me gusta pensar mucho.

- Como cuales? - Preguntó ella curiosa

- Hermione nunca me has vuelto a preguntar de que lado estoy - Dijo el nervioso

- Dijimos que no hablariamos más de eso - Dijo ella tensandose de inmediato

- Pero de verdad no te importa? - Pregunto él con notable preocupación.

- Draco no sé a que viene todo esto, pero de lo único que estoy segura es que jamás harías algo que me hiciera sufrir, por lo que estoy segura que no le harías daño a ninguno de mis amigos o de mis más cercanos.

- Entonces crees que a los demás si, a los que no conoces?

- A que viene todo esto? es decir porque hablar de ello ahora? - preguntó la castaña algo molesta

- Hermione es que yo...

- Draco por favor, hoy es nuestra noche especial recuerdas?, no quiero saber nada que tenga que ver con la guerra, mortifagos o señor oscuro, me entiendes?

- Si - Dijo él abrazandola fuertemente, porque si ella no lo hubiera detenido le habría confesado todo y tenía tanto miedo de que ella lo abandonara, de sentir su desprecio, que agradeció internamente por la interrupción de la muchacha.

- Te tengo un regalo - Dijo el de pronto

- En serio? otro más aparte de la cena - Dijo sonriendo

 

- Si, pero no te burles, que nadie más sabe de esto - Dijo serio

- Y que cosa de Draco Malfoy puede haber que nadie conozca - Dijo sonriendo

- Accio guitarra - Dijo Draco

- Tocas la guitarra? sabes que es un instrumento muggle? - Pregunto alucinada

- Por eso te he dicho que nadie lo sabe, lo escuche una vez y comence a averiguar, con mis ahorros me la compre y aprendi a escondidad de mis padres.

- Es en serio?

- Si Hermione y esta canción es para ti - Dijo sonriendole

Draco hizo los acordes de su guitarra y comenzó a cantar (Vean y escuchen el video que esta al costado, ahí la canción esta traducida al español, eye to eye, de Scorpions)

a live begins another's over
as another day begins
life runs full circle getting older
it happens to me
it happens to you
i do believe you're still around me
you're still around me all the time
i have no doubt one day in heaven
i will see you again
i'll see you again, see you again
break the bread drink the wine
in my heart you'll live forever
the time to go is never right
when we say goodbye
while we're here we shouldn't waste
a day in life to say i love you
it's now that i'd just wish so much, to see you
eye to eye
when you came home the war was over
so many years before my time
i was so proud the day you told me
you havn't hurt anyone
no one
break the bread drink the wine
in my heart you'll live forever
the time to go is never right
when we say goodbye
while we're here we shouldn't waste
a day in life to say i love you
it's now that i'd just wish so much to see you
eye to eye

Cuando Draco terminó de cantar Hermione estaba realmente emocionada, mientras lagrima corrían por su rostro, pero eran lagrimas no de tristeza, sino de felicidad, ese era un hermoso detalle que jamás olvidaría.

- - - - - - - - -- -- - - - - - - - - - - -- - - - -- - -- - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - -

- Que te sucede Hermione?

- Ah como? - Pregunto confundida

- Primero estabas riendo y luego estabas apunto de llorar , Que sucede? - Pregunto Draco

- Solo estaba recordando, ya nos vamos? - Preguntó nerviosa

- Eso era lo mismo que te estaba preguntando yo - Dijo el rubio sonriendo

- Asi claro vamos, donde esta tu auto?

- Ven quiero que tu escojas uno - Dijo sonriendole

- No, no tiene importancia

- Claro que si, se lo que te gustan, ven - Dijo tomandola de la mano y sacandola casi corriendo de allí.

 

Avanzaron a traves del jardín tomados de la mano, sin saber que alguien los observaba con una gran sonrisa de satisfacción sobre su ventana y se decía a si misma que conseguiría que aquellos dos volvieran a estar juntos, casi cumpliendo el sueño que sería imposible para ella y no pudo evitar dejar caer una lagrimas y recordar

PASADO

Astoria se encontraba feliz, hace unos meses se había enamorado perdidamente y estaba segura que él era el amor de su vida, era tan tierno, preocupado y por sobre todo apasionado que no dudo un segundo en entregarse en cuerpo y alma, ahora se encontraba en una sala del colegio aguardando por él.

- Ya has llegado - Grito cuando lo vió y fue corriendo a sus brazos, pero supo que algo malo pasaba cuando no fue correspondida.

- Que sucede? - Pregunto nerviosa

- Astoria no podemos continuar - Dijo decidido

- Pero porque que sucede? - Preguntó sin entender

- Ya no puedo seguir con esto, ella me necesita

- Pero si me dijiste que ya no la querias - Dijo comprendiendo de inmediato de quien hablaba su chico

- Lo siento, te menti - Dijo sin remordimientos

- Pero no me puedes hacer esto, yo te amo, tu lo sabes, me entregue a ti - Dijo apunto de las lagrimas

- Vamos Astoria, no me digas que nunca estuviste con ningun otro chico - DIjo de mala manera

- Claro que no, tu lo sabias, te lo dije, no puedes tratarme asi - Dijo ya sin contener las lagrimas

- No seas ilusa, lo que tuvimos estuvo bien, pero duro lo que tenía que durar, ahora debo estar con ella.

- Me engañaste - Gritó ella deshecha

- Tomalo como quieras - Dijo él saliendo de allí, mientra ella caía de rodillas en el piso intentando calmar el dolor que sentía su alma, para ella nunca fue un juego, lo amaba como jamás había amado a nadie más...

- - - - - - - - - - - - - - -- - - - - -- - - - - - -- - - - - - - - - - -- - - - -- - - -

- Solo espero algún día poderte sacar de mi corazón - Dijo en un susurro dejando caer sus lagrimas, mientras seguía observando a la pareja que caminaba hacia el garaje.

- Draco tan lejos guardas tus autos? - Dijo la castaña al ver que avanzaban bastante apartado de la mansión.

- Tenía que buscar un espacio amplio para poder guardarlos - Dijo el rubio sonriendo

- Cuantos son?

- Miralo por ti misma - Dijo sonriendo mientras se levantaba un portón

Hermione no pudo evitar un grito de sorpresa al ver alrededor de veinte autos con los modelos más modernos y exclusivos que puedan existir, entro mirando uno por uno.

- Esto es maravilloso - Dijo mirandolo

- Escoge en cual quieres irte - Dijo el sonriendo

- Este esta perfecto - Dijo mirando un auto de color blanco descapotable, con asientos y butacas de cuero negro, la elegancia se notaba por todas partes.

- Este maserati grancabrio? estas segura?

- Si - Dijo ella sonriendo

- Yo pensé que te podría gustar este? - Dijo abriendo una cortina

- Oh por Merlin aún lo tienes? - Preguntó Hermione

- Jamás lo dejaría, tiene mis mejores recuerdos - Dijo sonriendole

 

- No sabes como me encanta este auto - Dijo acercandose al hermoso auto rojo que recordaba a la perfección, era aquel auto que habían utilizado durante las vacaciones de verano para escaparse a distintos lugares.

- Entonces vamos en este? - Pregunto Draco sonriendo

- Claro que si - Dijo Hermione subiendose contenta y Draco la siguió

Astoria seguía mirando para saber que pasaba y se sorprendió al ver salir a la pareja en aquel auto que Draco tenía hace años y no dejaba que nadie lo tomara, era la primera vez que lo veía conduciendolo y al ver la cara feliz de ambos, comprendió que aquel auto era parte de sus vidas, quizás de sus recuerdos, pero se sintió feliz por ellos.

- Puedo poner la radio? - Pregunto Hermione

- Que cosa? - Dijo Draco riendo

- Eso ya no te funciona, ya sabes lo que es - Dijo la castaña acercandose y encendiendola mientras reía, pero de pronto su sonrisa cambio a sorpresa al escuchar la canción.

- Que pasa no te gusta? - Pregunto Draco

- No claro que no es eso, solo que...

- Es la canción que te dedique en nuestro aniversario - Dijo completando la frase

- Exacto, pero no me explico como puede estar sonando si la hiciste tu, ahora eres cantante? - Pregunto con una sonrisa

- No, claro que no, despues de lo que paso, quiero decir, bueno sabes a que me refiero estaba en un pub muggle algo borracho y pidieron que alguien saliera a cantar y me levante, tome una guitarra y comence a tocar esta canción, para mi sorpresa todos aplaudieron y uno de los músicos se me acercó y me pregunto si la canción era mía y obviamente le respondi que si, entonces me ofrecio comprarmela y yo le dije que no se preocupara, que se la regalaba siempre y cuando me enviara una copia y aqui esta, la estas escuchando - Dijo como si nada

- Y asi no más la regalaste? sabes lo que cuesta una canción?

- Hermione solo quería escucharla cuando me dieran ganas y asi lo consegui - Dijo tranquilo

- Has vuelto a componer? - Pregunto ella curiosa

- No, desde... bueno tenía unas canciones antes, pero despues nada - Respondió sereno

- Nunca entendi porque no quisiste mostrar al mundo tu talento, eres muy bueno - Dijo ella

- Simplemente porque las hacia para ti - Dijo él mirandola, mientras ella escondia la mirada

- Sabes siempre quise volver a escuchar esta canción - Dijo ella

- Mi esperanza era que la escucharas y volvieras a mi - Dijo él decidido

- Draco...

- No digas nada, lo sé - Dijo él

Durante el camino decidieron cambiar de tema, aunque la tensión entre ellos era evidente, pero prefirieron hablar de sus hijos, de como lo estarían pasando en Hogwarts, de lo raro que era que fueran amigos.

- Te imaginas cuando la comadreja se entere que su hijo se junta con mi Scorpius - Dijo Draco riendo

- No quiero ni verlo - Dijo Hermione

- Y Potty debe estar igual de molesto - Dijo Draco

- Harry no es asi, incluso...

- Que?

- No nada

Estaban llegando ya a casa de Hermione cuando ella vio un auto fuera de su casa y se pregunto en voz alta.

- Y ese auto de quien sera?

- No lo sabes? - Pregunto notablemente tenso

- No, tu si? - Pregunto curiosa

- Si - Dijo seco

- Y quien es?

- Miralo por ti misma - Dijo apuntando hacia la puerta donde un guapo hombre golpeba

- Daniel - Dijo nerviosa

 

Draco detuvo el auto casi violentamente y con una mirada que mostraba notablemente su molestia dijo:

- Ya te puedes bajar Granger

- Granger? - Dijo Hermione sin poder creerselo

- Que esperas, que este feliz porque sales con otros tipos - Dijo molesto

- Yo no he quedado con él - Dijo ella defendiendose

- De todas maneras aceptaste su cita de anoche, pero que más da, ya me voy para dejarlos tranquilo - Dijo esperando que la castaña se bajara

- Sabes que? eres un inmaduro - Dijo ella bajando molesta del auto

- No sabes el efecto que tienes sobre los demás Hermione - Dijo Draco en un susurro para el mismo.

Pero el era Draco Malfoy no se la entregaría tan facil, asi que antes de salir se encargo de que su amigo, ahora enemigo no sé quedara mucho tiempo con ella, solo lo necesario para un saludo y se marcho, ya despues se enteraría si todo funciono.

- Hermione, como estas? - Dijo Daniel

-Bien y tu? que te trae por aqui? - Pregunto ella

- Espero no molestar, solo tenía ganas de verte y salud....

- Que te sucede? - Pregunto Hermione al ver que se quedaba en silencio

- No... no .. es ...na... buaaaaaaaaa

Y en ese momento dejo a la castaña vomitada al completo por debajo de la cintura.

- Oh por Merlin - Gritó Hermione

- Oh lo siento.. no sé que me.... - Pero no pudo continuar porque comenzó a vomitar de nuevo

- Creo que deberias ir a San mungo

- Si.., lo sien.... buaaaaaaa

Y asi fue como aquel encuentro duro lo que tenía que durar según Draco Malfoy, porque el había lanzado un hechizo que no permitiría a Daniel parar de vomitar hasta que se alejara de ella y lo había conseguido.

La castaña por su parte jamás imagino lo que hizó Draco, solo pensó que Daniel se encontraba enfermo, incluso quedo preocupada, más tarde le mandaría una lechuza para ver como seguía, porque ahora lo único que necesitaba era un buen baño para sacarse todo ese vomito antes de que ella comenzara a vomitar con aquel olor, "diablos que come" pensó, sin saber que ese era otro de los efectos del hechizo del rubio.

Hermione se estaba terminando de duchar cuando sintió que la llamaban.

- Hermione estas ahi?

- Ginny? - Gritó

- Si, donde estas?

- En la ducha - Dijo tomando la toalla para secarse

- yiuuu, que es ese olor? - Pregunto la pelirroja con asco

- Vomito - Dijo la castaña que salía del baño

- Estas enferma?

- No, es de Daniel

- él estuvo aqui y vomito?

- No, bueno si, ahhh es una larga historia - Dijo realizando un hechizo para desaparecer la ropa de allí.

- Más vale que me expliques - Dijo

- Si lo sé, eso y lo de Draco cierto? - Dijo Hermione resignada

- Exacto

- Bueno que quieres primero

- El principio Hermione, desde Hogwarts - Dijo segura

- Entonces sientate para que no te canses

Hermione comenzó a relatar como fue que empezó con Draco y cual fue el curso de la historia, le relataba sus escapadas durante esas vacaciones de verano, su primer aniversarios, sus peleas y muchas cosas más que vivió junto al rubio, mientras evitaba mirar la cara de asombro de su amiga.

- Estas hablando en serio? - Dijo la pelirroja

- Claro, porque te mentiría ahora? - Pregunto a la defensiva

- Es que no entiendo, si sentias todo eso por Malfoy como es que terminaste casada con mi hermano? - pregunto sin entender

 

- Ginny creo que no estoy segura y tampoco quiero hablar de eso ahora

- Pero Hermione no me puedes dejar con la duda, quiero saber como termino todo eso

- En otro momento Gin, de verdad no soy capaz de contartelo hoy día.

- Esta bien, pero cuentame todo lo que ha sucedido ahora - DIjo ella resignada

- Bueno no es mucho, solo que Astoria me pidió que fuera hoy a su casa porque tenía problemas y necesitaba hablar con alguien - Dijo

- Y ese alguien eres tu? tan amigas se hicieron anoche? - Dijo con un dejo de envidia

- Claro que no, yo no lo entendi, pero mi curiosidad me gano y fui

- Y entonces?

- Que no tenía ningun problema, solo quería hablar con alguien porque se siente sola - Dijo Hermione

- Y Malfoy?

- Estaba trabajando, de hecho me conto que... - Pero se callo

- Que cosa?

- No puedo decirtelo, me dijo que nadie lo sabia

- Por Merlin Hermione, soy tu mejor amiga, crees que iría corriendo al profeta para publicarlo?

- No, claro que no, pero quizás se lo cuentes a una rubia entrometida que tiene muy buenos contactos en corazón de bruja - Dijo Hermione con burla

- Vamos Herms, sabes que desde que le conté que me casaría y todo el mundo mágico se enteró nunca más hable con la estupida de Lavender - Dijo Ginny con molestia

- Bueno Ginny, te lo contaré solo porque eres mi mejor amiga y más te vale prometer que no se lo contaras a nadie, sino yo misma me encargo de convertir todos tus cabellos pelirrojos en rubios deslavados.

- Esta bien, lo prometo, das miedo - Dijo riendo

- Bueno me contó que ella y Draco se casaron solo por un contrato, que ambos ya estaban solos y su corazón ya tenía dueño aunque no era correspondida y por factores economicos decidieron unir sus familias, luego decidieron tener un hijo para que al menos tuvieran algo que hablar y desde entonces son muy buenos amigos - Dijo casi sin respirar

- Pero eso es terrible - Dijo Ginny con la boca abierta por la sorpresa

- No, sabes lo que es terrible? es que ella se enamoró de un chico profundamente, pero no fue correspondida y hasta el día de hoy lo ama - Dijo Hermione reflexionando

- Igual que tu con Draco - Dijo la pelirroja

- Que dices? claro que no

- Vamos Hermione, se nota en la forma que lo miras, aún sigues enamorada de él y que decir de Malfoy por él ahora mismo estaría entre tus brazos

- Ginny - Reprendió la castaña

- No lo niegues, pero ahora explicame que rayos pinta Daniel en todo esto

- Ahhh, lo que sucede es que despues llegó Draco y nos pusimos a cenar, pero en eso Astoria se sintió mal y se fue a su habitación, yo me quise venir de inmediato, pero ella me insistió en que comiera con Draco.

- mmm - Dijo Ginny con cara extraña

- Que sucede?

- Hermione no has pensado en que Astoria sabe todo

- No, claro que no, que dices?

- Bueno tu misma dijiste que ellos son amigos, porque crees que te dejaría sola con Malfoy?

- Bueno porque somos compañeros de trabajo o algo asi - DIjo la castaña

- No, no lo creo, yo creo que ella quiere ayudarlos

- Gin eso es estupido

- No claro que no, imaginate ella no pudo cumplir su sueño, pero su amigo si puede

- Gin eso no tiene sentido

- Bueno como quieras, pero yo creo que es asi - DIjo segura

 

- Bueno como te contaba, nos quedamos cenando y luego me vino a dejar y a que no adivinas que?

- Se besaron?

- Nooo, me trajo en aquel auto que utilizamos en el verano, tenía puros modelos nuevos y ese.

- En serio? - Dijo Ginny emocionada

- Eso no es todo, puso la radio como aquella vez que te conte - Dijo emocionada

- Ya y?? que tiene eso de emocionante? - Pregunto la castaña un poco desilucionada

- Que estaba sonando la canción que me dedico para nuestro aniversario - Dijo con los ojos brillantes

- La grabo él? - Dijo Ginny en un grito

- No, se la regalo a un tipo que la grabo, con la idea de que yo la pudiera escuchar alguna vez - Dijo casi gritando de la emoción

- Eso es lo más romantico que he escuchado - Dijo Ginny abrazando a su amiga

- Si - Dijo la castaña devolviendo el abrazo

- Pero hay algo que aún no entiendo?

- Que cosa?

- Que tiene que ver Daniel en todo esto?

- Ah bueno, es que cuando llegamos aqui, él me estaba esperando

- Oh por Merlin y como reaccionó Malfoy?

- Se molesto por supuesto y me dijo que me bajara del auto con una mala actitud y yo me baje enojada - Respondió

- Y fue ahí entonces cuando Daniel vomito de la impresión - Dijo la pelirroja

- No claro que no

- Me estaba diciendo que venía a saludarme y de pronto exploto sobre mi ropa, fue asqueroso, aunque me preocupe, luego siguió vomitando y le dije que mejor se fuera a San Mungo - Dijo la castaña mirando con curisidad a su amiga

- Ginny, de que tanto te ries, no es gracioso - Dijo la castaña molesta

- Claro que lo es, pobre Daniel pago por el enfado del huroncito - Dijo sin parar de reir

- Pero que dices? - Dijo Hermione sin entender

- Vamos Hermione nadie comienza a vomitar asi como asi, no me digas que no te diste cuenta, por algo eres la bruja más inteligente que ha pisado Hogwarts o no?

- Maldito Malfoy - Grito la castaña

- No pense que te preocupara tanto Daniel - Dijo Ginny sin parar de reir al imaginarse la escena

- No es eso, no se lo podía ocurrir otra cosa menos asquerosa, gracias a Merlin se agacho y no me vomito la cara

Ginny al imaginarse esa escena comenzó a reirse aún más fuerte, mientras la castaña maldecia a Draco sin parar, luego de un rato Ginny se tranquilizo.

- Bueno Hermione y que es lo que haras?

- Hacer de que? - Pregunto

- Con Malfoy por supuesto, esta claro que sigue enamorado de ti y tu de él

- Yo no...

- Vamos Hermione, no se te ocurra decir que no, solo tenias que verte la cara cuando me contabas sobre la canción.

- Si Ginny tienes razón - Dijo en un suspiro - Pero no se que hacer - Agregó mientra se perdía en sus pensamientos.

BUENO HASTA AQUI UN NUEVO CAPI, ESPERO LO DISFRUTEN Y LES GUSTE EL RUMBO QUE VA TOMANDO ESTA ROMANTICA HISTORIA AHHHHH JAJAJAJA, COMO SIEMPRE ESPERO VOTOS Y COMENTARIOS :)

Draco llegó furioso a su mansión donde Astoria lo esperaba con una sonrisa en la cara, pero que se desvanecio rapidamente al verlo.

- Que te sucede? pensé que estarias contento? - Dijo preocupada

- Y lo estaba, quiero decir gracias por todo eso - Dijo aún con notable molestia

- Entonces que ha pasado? - Pregunto la rubia sin entender

- Prints, eso es lo que me pasa, estaba allí esperandola en su casa

 

- Hermione quedo con él? - Pregunto curiosa

- No, pero él la estaba esperando, aunque no le debe haber servido de nada

- Por qué?

- Por que al muy maldito le mande un hechizo, debe estar en San Mungo en este momento.

- Que le hiciste Draco? y Hermione que dijo?

- Ella no lo sabe y solo le lance un hechizo para que no se quedara mucho tiempo allí - Dijo molesto

- No me digas que le lanzaste aquel hechizo que te hizo famoso en Hogwarts? - Dijo ella medio divertida

- El mismo, debe haber vomitado frente a ella hasta cansarse - Dijo esbozando una media sonrisa al recordar sus tiempos en Hogwarts.

- Al menos no fue algo tan terrible, ya me imagino su cara de verguenza - Dijo Astoria divertida

- Ahora tu explicame, porque intentas ayudarme? - Pregunto Draco serio

- Bueno Draco, hoy hable con Hermione y se que ustedes aún siguen enamorados y no hay razones para que esten separados, solo eso.

- Estas segura que solo es eso? que hay de ese chico que mencionaste? - Pregunto directo

- Nada Draco, aquel chico solo jugó conmigo y yo me enamoré de él como una estupida, no hay ninguna posibilidad de que lo nuestro funcione nunca - Dijo ella con pesar

- Lo siento, pues debe ser un imbecil de lo peor, con las mujeres no se juega y menos con alguien como tu, no sabe lo que se perdió - Dijo Draco

- Gracias por eso - Dijo ella sonriendole

- De nada

- Bueno y aparte del pequeño detalle de Daniel como estuvo todo? - Pregunto curiosa

- No lo sé - Dijo con cansancio - Sabes hay cosas que parece nunca se olvidan, yo sé que ella siente algo por mi, pero tambien hay algo que la detiene y a veces tambien puedo sentirlo - DIjo él

- Que paso Draco? porque ustedes no continuaron juntos?

- Eso quiere decir que asumes que estuvimos juntos? - Preguntó él

- No hay que ser una genio sabelotodo para darse cuenta de eso ahora - Dijo ella con burla

- Si, tienes razón, soy demasiado evidente con ella, no sé que me sucede, siempre soy un tipo controlado, pero ella me hace perder el sentido - DIjo bufando

- En eso estoy totalmente de acuerdo - DIjo ella sonriendo

- Bueno lo de nosotros iba bien, fue antes de que la guerra se desatara, pero de un día para otro ella dejo de hablarme, nunca llegue a saber porque, solo te puedo decir que sentí que moría, intente mil veces acercarme a ella, pero nunca me dejo y nunco lo logre hasta ahora.

- Entonces no sabes que sucedió?

- No estoy muy seguro - Dijo él

- Y porque no se lo preguntas?

- Crees que no lo he hecho? pero siempre sucede algo entre medio que no permite que hablemos de aquel día - Dijo derrotado

- Bueno es mejor que lo aclaren pronto, antes de que Daniel se atraviese en vuestro camino, tu sabes como es de insistenten cuando algo se le mete en la cabeza - Dijo ella

- Si lo sé - Dijo fastiadiado

- Bueno, yo me ire a descansar, piensalo quieres? - Dijo la rubia dandole un beso en la mejilla

- Gracias y creeme cuando te digo que ese tipo fue un imbecil - Dijo él sonriendole, recibiendo una suave sonrisa de parte de la rubia que se marcho a su habitación.

Draco se quedo sentado en el sillón y con un hechizo lleno un vaso con licor, necesitaba algo fuerte para pasar la rabia y calmarse, pero no pudo evitar que los recuerdos de la castaña se metieran en su mente, exactamente los recuerdos de aquel fatidico día.

 

PASADO

Se había levantado temprano aquel día, su padre le había informado que era el momento de actuar y eso lo tenía completamente nervioso, había llegado la hora y no podía hacerlo sin contarle a la castaña primero, no importa lo que con eso sucediera, quizás iría con Dumbledore y le contaría sus planes, pero no importaba estaba decidido a asumir las consecuencias, lo único que le importaba es que ella no lo odiara y una parte muy dentro de él rogaba porque la castaña fuera capaz de detener esa situación, él no era un asesino y jamás tuvo intención de matar al director.

Asi que sin pensarlo dos veces envio una lechuza a Hermione, pidiendole que se juntaran dentro de una hora en la torre de astronomia.

Durante esa hora sus pensamientos viajaban a la velocidad de la luz, estaba asustado, más bien aterrado de contarle todo a su castaña, pero debía hacerlo, tenía la esperanza que ella lo entendiera y lo perdonara por lo que estaba apunto de hacer, o que por último aceptara escaparse con él y dejar todo atrás.

Salió diez minutos antes hacia la torre y estuvo esperando hasta que la vio aparecer y corrió a abrazarla.

- Draco que sucede? - Dijo riendo

- Tengo que contarte algo importante - Dijo sudando

- Que cosa?

- Hermione espero no lo tomes tan mal como yo creo, si no te lo conte antes era para que no corrieras peligro y por miedo que me dejaras.. - Dijo nervioso

- Ya vale, pero que pasa?

- Hermione desde hace unos meses soy mortifago, no es que yo lo quisiera, pero me obligaron si no lo hacian mataban a mi madre - Dijo mirandola con terror, pero se extraño al ver su expresión.

- Ya me lo imaginaba - Dijo serena

- Y porque no me lo dijiste?

- No lo crei importante - Dijo ella

- Bueno pero hay algo más, quien tu sabes me dio una orden

- Que orden?

- Debo matar a Dumbledore - Dijo con temor

- Estas loco? como rayos piensas hacer eso?

- Lo he estado planeando todo este tiempo, hay no estoy seguro de como hacerlo - Dijo aún nervioso.

- Draco no sabes cuanto lo siento, solo espero que tu plan falle para que no mates a Dumbledore, pero yo te apoyare, estare contigo de todas formas - Dijo ella abrazandolo

- Estas segura?

- Claro que si - Dijo ella sonriendolo

- Te amo - Dijo él más tranquilo, pero igual nervioso porque ella no haría nada por detenerlo

- No te preocupes, no le dire nada a Harry o Ron, pero ahora debo volver con ellos, me necesitan para una tarea - Dijo despreocupada

- Hermione estas segura que no me dejaras por esto?

- Claro que no lo haré - Dijo dandole un suave beso

- Hoy debes estar atenta , los mortifagos atacaran el castillo, debes esconderte, si quieres avisale a tus amigos que algo malo pasara, que tienes un presentimiento o algo.

- No te preocupes, sin duda lo hare - Dijo sonriendole y se marchó

 

Draco logro calmarse un poco porque ella lo había tomado bien, demasiado bien para su gusto, pero estaba nervioso por lo que debería hacer en la noche, asi que se fue y se encerró en su habitación, hasta que llegara el momento.

Luego de eso todo paso muy rapido, Snape mató a Dumbledore, mientras corrían para salir del castillo, casi se muere al ver a su castaña luchando contra los mortifagos, pero Severus fue más rápido y lo saco corriendo de allí, solo alcanzo a ver la mirada cargada de odio que le dio Hermione y su alma casi se desvaneció por completo, que habia sido eso? ella lo sabía? le dijo que continuara, porque lo miraba asi.

Cuando llegó a su mansión el maldito de Voldemort los estaba esperando con una gran sonrisa de serpiente en sus labios, pero él antes de que continuaran celebrando se marcho y se encerro en su habitación, lo único que le preocupaba era su Hermione, que demonios había sido todo eso, asi que sin pensarlo más de una vez, envio una lechuza con un pergamino.

Y asi estuvo durante días y días en los cuales nunca recibió una respuesta y poco a poco su alma se iba destrozando, aún no entendía que había pasado, porque ella lo engaño asi, le prometió que no lo dejaría a pesar de todo, se sentía morir.

- - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - -- - - - -- - -- -

- Porque lo hiciste Hermione, hubiera preferido que me insultaras, me amenazaras, incluso que me acusaras, menos tu despreció, menos que me dejaras - Dijo entre lagrimas al recordar.

Astoria por su parte se había quedado mirandolo desde la escalera y pudo escuchar su lamento, pero al ver que era un momento tan privado decidió ir a su habitación, pero lamentablemente la nostalgia del rubio había llegado en lo más profundo de su corazón y sin poder evitarlo una vez más se acordo de él, aquel chico le daño en lo más profundo de su corazón.

PASADO

Astoria se encontraba dando vueltas cerca del lago, desde hace una días, especificamente desde que sus padres le habían informado que había un contrato que la obligaba a casarse con Draco Malfoy, ese se había vuelto su lugar favorito, un lugar donde podía pensar con tranquilidad, ya que si bien ella no tenía nada contra Draco, siempre había soñado que cuando se casara sería por amor, y definitivamente Draco era guapo, pero ella no estaba enamorada, de hecho aún no había ningún chico que la enamorara.

Estaba arrojando alguna piedras al río cuando una voz a sus espaldas le dijo.

- Que hace una chica tan guapa como tu, en un sitio como este?

Ella se giro de inmediato y esbozo una sonrisa para responder sarcasticamente

- Y que hace un Gryffindor como tu, intentando hablar con una serpiente como esta? - Dijo sonriendo

- Bueno es que estaba algo aburrido y no creo que sea tan malo hablar con una serpiente tan bella o si?

- No te pases, y claro que no, creeme que me da lo mismo lo que piensen los demás.

- Eso no es lo que parece - Dijo el chico

- Bueno es que mi familia no quedrá que ande hablando con cualquier persona, pero a mi me da lo mismo, solo que nunca se me ha dado la oportunidad, como decirlo, creo que muchos tienen miedo de acercarse - Dijo ella con malicia

 

- A mi me pareces de lo más inocente - Dijo él casi con burla

- No te lo creas, puedo llegar a ser toda una serpiente si me atacan - Dijo burlandose de él

- Creo que me atrevere y hablare con esta serpiente un rato - Dijo él sentandose cerca de ella

- Y de que podría hablar yo con un león?

- Bueno podrías empezar por contarme que hace una muchacha tan popular de la casa de Slytherin sola por estos lugares sabiendo los peligros que hay afuera - Dijo él sonriendo

- No creo que te importe - Dijo ella más seria

- Si no me importara, no te lo preguntaría - Dijo él con la misma sonrisa

- Se puede saber porque eres tan amable y quieres charlar conmigo?

- Porque creo que ambos tenemos algo en común - Respondió

- Asi? y que sería? - Dijo ella

- Que ambos escapamos de nuestros amigos para estar solos - Dijo él

- Bueno solo necesitaba pensar un rato a solas y tu?

- Yo necesitaba sacar a una persona de mi mente - Dijo él con una mueca

- Estamos hablando de una chica? - Pregunto curiosa

- Exactamente, una chica que pensé me quería pero al parecer su corazón pertenece a otro

- Por que lo dices? te lo dijo?

- No, no hablamos de esas cosas, de hecho ni siquiera le he dicho que me gusta

- Entonces como lo sabes?

- Digamos que vi algo - Dijo él

- Algo?

- Si algo, pero no entrare en detalles y tu? tambien un chico?

- No exactamente, pero algo tiene que ver

- Como asi?

- Bueno mi familia me comprometió en matrimonio con un chico que conozco, pero no estoy enamorada de él.

- Pero no pueden hacer eso - DIjo alarmado

- Claro que pueden, asi lo hacen las familias ricas para mantener su preciado linaje - Dijo ella sarcasticamente

- Veo que no estas de acuerdo con ellos - Dijo Ron

- Claro que no estoy de acuerdo, soy una chica igual que todas, tenía la idea de enamorarme algún día, conocer al chico perfecto, pero con esto, todo se va a la basura.

- Eso quiere decir que lo haras?

- Claro que si, que otra opción me queda?

- No sé quizás escaparte con un chico que logre enamorarte.

- No, no lo creo, además encerrada en este colegio no son muchas las posibilidades - Dijo ella frustrada

- O quizás él chico este más cerca de lo que piensas

- Oye, no intentes quitarte a esa chica de tu cabeza conmigo - Dijo ella riendo

- Veo que no eres tonta como dicen - DIjo el riendo

- Eso dicen?

- Bueno comentan que eres una chica superficial, que solo busca verse bien y llamar la atención de los chicos.

- Pero como se atreven, claro que no soy asi, tu tambien lo crees?

 

- No, yo creo que eres una chica hermosa y ahora que he hablado contigo creo que tienes pensamientos hermosos tambien - Dijo sonriendo haciendo que la chica se sonrojara

Asi estuvieron charlando durante todo la tarde y al final quedaron de juntarse al día siguiente, y al siguiente y al siguiente, hasta que ya llevaban cerca de un mes juntandose para charlar un rato juntos, obviamente a escondidas de los demás, porque una serpiente con un león no era nada bien visto, aunque a ella no le preocupaba, él lo prefería asi.

Todo iba perfecto, se llevaban de maravillas, se reían juntos y hablaban de todo, hasta que uno de esos días todo cambio.

Se encontraban en el lago que estaba completamente nevado por lo que hacía mucho frio, él al ver que la rubia estaba palida le dijo.

- Esto no puede continuar asi, esperame en el septimo piso, te mostrare algo, pero debes prometer que nunca le diras nada a nadie.

- Esta bien - Dijo ella tiritando

- Bueno entonces te espero en quince minutos en el septimo piso

Ella salió corriendo hacia el castillo y cambio su ropa por una seca, se estaba literalmente congelando y luego corrió hacia el septimo piso en donde el chico ya la esperaba.

- Y donde vamos? - Pregunto ella

- Aqui? - Dijo él donde apareció una puerta

- Y que es esto? - pregunto ella impresionada

- La sala de los menesteres - Dijo el sonriendo a medida que abría la puerta

Cuando ella entró pegó un grito de sorpresa, se encontraban en una sala con un sofa, con un ventanal que daba la impresión de que el lago se encontraba en verano y con una mesa con chocolate caliente.

- Esto es increible - Dijo abrazando al chico, pero al darse cuenta de su reacción se separo inmediatamente

- Que bueno que te gusta - Dijo él sonriendole

- Y como conoces esta sala? - Pregunto ella sentandose en el comodo sofá

- Bueno la utilizabamos, pero no quisiera hablar de eso en este momento

- Esta bien. y como te ha ido con tus deberes?

- Bien, nada nuevo - Dijo él sonriendo

En ese momento ella se acercó a coger un tazón con chocolate caliente y su mano choco con la del pelirrojo que estaba haciendo lo mismo, sintió como una descarga electrica el roce con su piel y sus miradas se conectaron por un momento.

- Oh yo lo siento - Dijo nerviosa

- Yo no - Dijo él mirandola

- Creo que...

- Astoria yo te quiero - Dijo él tomandole la mano

- No, por favor no hagas esto, somos buenos amigos, además tu amas a otra recuerdalo - DIjo ella intentando apartarse

- No, yo ya no siento nada por ella, me he enamorado de ti - Dijo el atrayendola

- No, no te confundas, además yo estoy comprometida y no puedo

- Si me dices que no sientes lo mismo por mi, yo me marcho y no insisto más - DIjo el seguro

Y en ese momento cometió el gran error de mirarlo a los ojos y se dejó llevar por sus sentimientos y ambos se besaron como si nada más existiera, solo ellos probando el sabor de sus labios.

 

Asi los días fueron pasando y habian iniciado una relación secreta, se juntaban y se besaban hasta cansarse hasta que poco a poco sus cuerpos fueron exigiendo más y más, hasta que un día llegaron más lejos

- Creo que deberias marcharnos - Dijo ella separandose de él

- Pero porque, yo te amo

- Yo tambien, pero no sé si debamos

- Tu me amas? - Pregunto él

- Claro que si, pero...

Pero no pudo terminar porque él nuevamente ataco sus labios y las caricias poco a poco fueron subiendo de tono.

- Basta por favor - DIjo ella

- Que sucede? - Pregunto el suavemente

- Es que yo nunca.. he.. estado con nadie - DIjo ella avergonzada

- No te hare daño, te lo prometo - Dijo él

Y solo eso basto para que se entregaran en cuerpo y alma, luego de eso hubieron varios encuentros más en los que se demostraban su amor, hasta aquel fatidico día en que sus peores se hicieron realidad y él la abandono diciendole que todo fue un engaño y que volvería con aquella chica de la que realmente estaba enamorado, destruyendola al completo, su amor, su espiritu, su corazón y su alma

- -- - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - -- - -- - -- - - -

- Maldito Ronald Weasley, yo de verdad te amaba - Dijo la rubia sin poder contener la lagrimas y abrazandose a su almohada, aquel pelirrojo la había engañado de la forma más vil, ella jamás lo busco, pero se enamoro perdidamente de aquel chico tierno que luego se encargó de destruirla al completo.

En otro lugar alejada de la mansión Malfoy se encontraba Hermione, la charla con la pelirroja había servido para darse cuenta de que aún amaba a Draco como aquellos tiempos, si tan solo todo hubiera sido distinto, se decía asimisma recordando.

PASADO

La castaña se encontraba feliz, había pasado ya un mes de su aniversario y las cosas con Draco eran maravillosas, hasta que alguien le abrió los ojos de la peor forma.

- Hermione debemos conversar - Dijo Ron

- Ron no es momento de conversar ahora, estoy preocupada por Harry hace horas que salió con Dumbledore y aún no regresa.

- De eso quiero hablarte.

- Que sucede?

- Bueno es que he descubierto algunas cosas y estamos en un grave peligro ahora.

- Habla de una vez Ronald

- Hoy he visto a Malfoy - Dijo nervioso

- Vamos Ron todos los dias lo vemos - DIjo ella molesta y

- Tiene la marca

- Que marca?

- La marca tenebrosa Hermione

- No eso es imposible, yo...

- Tu que?

- No nada, pero como lo sabes?, se la viste? estas seguro?

- Si y no solo eso

- Que más?

- Escuche de un ataque, algo de que ayudaría a que los mortifagos entraran al castillo

 

- Estas seguro? - Dijo nerviosa

- Si seguro

- Cuando?

- Creo que hoy

- Pero....

Y justo en ese momento no pudo continuar porque empezaron a escuchar ruidos fuera de la sala común, acompañado de gritos, ambos sin pensarlo tomaron su varita y salieron a los pasillos en donde se encontraban atacando los mortifagos, estaba luchando e intentando proteger la sala común donde se encontraban los más pequeños, cuando lo ve salir corriendo y el alma se le rompió, era cierto lo que decía Ronald, claro que era verdad, tuvo el impulso de ir tras él para pedirle una explicación, estaba furiosa, pero Snape se lo llevo.

Luego de eso todo paso muy rapido, Dumbledore estaba muerto, Harry les relato como Draco tenía que matarlo y no pudo, pero aún asi a la castaña se le rompió el corazón, él la había engañado, lo supo todo este tiempo y jamas le dijo nada, y ahora se había marchado dejandola con el corazón roto en mil pedazos, ahora lo único que agradecía es que estuviera su amigo incondicional Ron para apoyarla, a pesar de que él no sabía nada lograba consolarla entre sus brazos.

Luego de eso recibió varias lechuzas con mensajes de Draco, pero ni siquiera se daba el tiempo de leerlos simplemente los destruía, no había perdón para lo que había hecho, simplemente lo sacaría de su vida.

- - - - - - - - - - - - -- - - - - - -- - - - - - - - - -- - - - - - - -- - -- -- - -- - - - - - -

- Porque no confiaste en mi, si tan solo me lo hubieras dicho podriamos haber cambiado las cosas - Decía la castaña llorando

Pero de una cosa estaba segura, si quería sanar esas heridas ya no podría seguir esquivando el tema, tenían que hablarlo, el tenía que explicarle porque lo hizó, de lo contrario siempre estaría eso evitando que pudieran hablar abiertamente.

- Esta decidido , mañana mismo hablare con Draco - Se dijo a si misma.

BUENO OTRO CAPI, CREO QUE YA SE ESTAN ABRIENDO ALGUNAS PUERTAS AL RAZONAMIENTO, QUE CREEN QUE HABRA PASADO? LOGRARAN HABLAR SOBRE ELLO?, BUENO COMO SIEMPRE ESPERO COMENTARIOS :)

Hermione se levanto con energía renovadas despues de haber decidido que hablaría con Draco, lo haría en la noche, le enviaría una lechuza para ponerse de acuerdo, porque ahora tenía que ir al ministerio por unos asuntos de trabajo y luego a buscar a su hija Rose, a quien tanto extrañaba.

Estaba lista para salir cuando de pronto una lechuza se paro en su ventana, corrió esperando que fueran noticias de Hugo y se emocionó al abrir el pergamino y corroborar que era su hijo.

Mamá

Esto es F.E.N.O.M.E.N.A.L, mucho mejor de lo que me habias contado, todas las clases son muy entretenidas, a excepción de historia de la magia, porque nunca me contaste que era todo un aburrimiento, un fantasma de profesor? por favor mamá, bueno a proposito de eso espero no te enojes porque te llegara una carta de la directora, no me retes tanto, solo estabamos aburridos, James y Scorpius estan asustados por lo que diran sus padres, pero yo sé que tu eres comprensiva y por eso TE AMO, Cuidate mucho mami y muchos cariños para mi hermana, de verdad no te enojes, besos

 

Hugo

PD: Estoy castigado, pero no te enojes ya?

Hermione no entendía nada de eso, lo único que le quedo claro fue que James, Scorpius y Hugo alguna maldad habían hecho, por lo que claramente le llegaría una lechuza de la directora y no alcanzo ni a pestañar cuando otra lechuza entró por su ventana.

Estimada Hermione:

Lamento moletar, pero me parece apropiado informar una conducta poco recatada de su hijo y sus amigos, ayer en clase de historia de la magia, que dicta el profesor Binns, Hugo y sus amigos lanzaron unos sortilegios Weasley que tanto problema han dado en este colegio desde que venden esos productos, el asunto es que todos sin excepción tuvieron que salir del salón por el gas y el mal olor que no dejaba respirar, pero como si fuera poco, no solo afecto a su clase, sino que no podremos utilizar el salón por una semana hasta que se pase el efecto, es por esto que he tomado algunas medidas que necesito ustedes como padres esten de acuerdo, por lo que queda citada para hoy en la tarde a las 15:00 en punto en mi despacho.

Lo siento, mucho cariño, espero verte

Minerva Mcgonagall

Hermione no podía creer lo que había hecho Hugo y más encima cree que diciendole TE AMO, TU ERES COMPRENSIVA, evitaría un castigo, claro que no.

Tomo ambos pergaminos y se fue hacia el ministerio, en su oficina había un alto de papeles que la esperaba, asi que rapidamente se coloco a trabajar y ya a las dos de la tarde tenía todo listo, le quedaba poco tiempo para comer, asi que se comio unos pastelillos y fue hacia una de las chimeneas del ministerio para aparecerse en la oficina de la directora, cuando llegó allí ya se encontraban Harry y Ginny.

- Hola minerva

- Hola querida - Saludo ésta

- Veo que tambien fueron llamados - Dijo Hermione a sus amigos

- Segundo día Herms, segundo día y ya nos llaman, pero sobre todo mataré a George por proveerlos - Dijo Ginny enfadada

- Tranquila cariño, si no es para tanto - Dijo Harry intentando calmarla

- Como que no es para tanto? - Preguntaron Ginny y la directora a la vez

- Bueno quizás si, pero son solo niños - Dijo Harry con temor

La directora estaba apunto de replicar cuando dos personas más aparecieron, Draco y Astoria

- Buenas tardes - Saludaron ambos

- Buenas tardes - Dijeron los demás

- Bueno directora cuentenos de que se trata todo esto? - Dijo Draco con su porte común

- Espere señor Malfoy, falta alguien todavia - Dijo Minerva

- Quien? - pregunto Astoria

- Yo por supuesto - Dijo Ron apareciendo por la chimenea y Astoria palideció

- Que bueno que llega señor Weasley, un minuto de retraso, veo que el tiempo no cambia algunas cosas - Dijo la directora seria.

Mientras por su parte Draco ayudaba a Astoria a sentarse y Hermione la observaba con curiosidad, ya que era segunda vez que la veía en esas condiciones.

- Bueno como les conte en las cartas, ya saben lo que hicieron sus hijos - Dijo la directora

- Si, pero hay algo que no me queda claro - Dijo Ron

- Eso no es novedad - Dijo Draco

- Señor Malfoy - Dijo la directora

- Disculpe - Dijo Draco

- Bueno como le decía, entiendo que Hugo y James estuvieran en este enrollo, pero que hacía una serpierte, quiero decir un Slytherin con ellos? - Pregunto Ron

 

- No sé a que se refiere Ronald - Dijo la directora

- Lo que pasa es que el señor Weasley no sabe que mi hijo no es una serpiente - Dijo Astoria con odio

- A no?

- Ronald, el señorito Malfoy es tan Gryffindor como Hugo ó James, de hecho son compañeros de habitación y debo decir muy amigos, ya que intentaron protegerse unos a otros, pero eso nos desvia del tema central, lo importante es que merecen un castigo, pero para ello necesito su permiso - Dijo la directora ante un atonito Ronald

- Que quiere hacer Minerva? - Preguntó Harry

- Bueno ya que James y Hugo son parientes directo de George Weasley dueño de sortilegios Weasley, tienen a su alcance todo tipo de artefactos que pueden utilizar en cualquier momento solo con enviar una lechuza a su tio, por lo tanto, creo que merecen un castigo que no les de ganas de de usarlos nunca más y aqui es donde entra el señorito Malfoy ya que no puedo castigar solo a dos y dejarlo fuera - Dijo la directora

- Entonces diganos, cual es el plan - Dijo Ginny impaciente

- Necesito permisos para ir al bosque prohibido con Hagrid - Dijo la directora segura

- Pero Minerva, ahí todavia habitan criaturas oscuras - Dijo Harry temeroso

- Es solo para darles un susto, no los hare entrar en medio del bosque - DIjo ella

- Por mi no hay problema, siempre y cuando no vaya el hijo de Malfoy, quizás tenga contactos allí.

- Callate de una vez Ronald - Dijo Hermione harta

- Ahora lo defiendes? - Dijo Ron a la defensiva

- Ella solo es sensata y no juzga a nuestro hijo por los errores que hayan cometido sus padres - Dijo Astoria molesta

- Pues bastantes errores cometieron - Dijo Ron bufando

- Y uno del que me arrepentire toda mi vida - Dijo ella hechandoselo en cara dejando a todos con cara de sorpresa, ya que era primera vez que la veían actuando asi, incluso Draco.

- Bueno por favor, son adultos, solo necesito saber si cuento con sus permisos.

- Por mi no hay problema siempre y cuando sea Hagrid quien los acompañe - Dijo Hermione

- Nosotros tambien estamos de acuerdo - DIjo Draco

- Nosotros tambien, ese James tiene que aprender a comportarse - Dijo Ginny que estaba aún molesta.

- Bueno me queda decir que si no? - Pregunto Ron molesto

- Entonces esta misma noche cumpliran su castigo, muchas gracias ya se pueden retirar - Dijo Minerva

- Puedo verlo, necesito hablar con Hugo - Dijo Herms

- Claro todos tienen 15 minutos.

- Muchas gracias - Dijo Hermione saliendo con los demás de allí.

Los seis iban en silencio hacia la sala común de Gryffindor cuando a lo lejos divisaron a Hugo.

- Hugo - Gritó Ron

A hugo se le destranformo la cara, todos pensaron que estaba asustado, pero cuando se acercó lo primero que dijo fue

- Que haces tu aqui? - Le pregunto a su padre

- No eres el único que se pregunta lo mismo - Dijo Astoria entre dientes recibiendo una mirada asesina del pelirrojo y siendo observados por Hermione.

- Hijo que te sucede? - pregunto Ron

- Que me sucede? tienes el descaro de preguntarme?

- Basta Hugo, es tu padre - DIjo Hermione incomoda

- Pero no se comporta como tal - Dijo el chico molesto

- Cariño podrias ir por mi hijo y por el de Harry - Dijo Astoria con dulzura

- Si señora Malfoy, ya vuelvo mamá - Dijo saliendo de allí.

 

Al cabo de dos minutos venían los tres chicos hacia donde estaban sus padres, James y Scorpius con una cara de pánico y James no se tranquilizó mucho al ver la cara de su madre.

- James Potter como te has atrevido - Gritó Ginny antes que llegaran

- Ginny calmate, ven vamos con él un poco más allá- Dijo Harry

- Con permiso - Dijo Draco llevandose tambien a Scorpius, mientras Hermione se quedo con su hijo y Ron

- Como te atreves a tratarme asi delante de ellos? - Dijo Ron apuntando a los Malfoy

- Y tu como te atreves a aparecer despues de ponerme en contra de mi madre, aparecer con otra mujer y por último no llegar a despedirme el día del tren - Dijo Hugo con furia sorprendiendo a Ron

- Yo...

- Lo hiciste, intentaste ponerme en contra de mi madre, de no ser por que tío Harry habló conmigo y me explico algunas cosas jamás hubiera hablado con ella y la estaría odiando por tu culpa - Dijo Hugo apunto de las lagrimas, mientras Hermione veía la situación apenada

- Es mejor que te vayas y recapacites - Dijo Hugo abrazando a su madre.

- Pero yo...

- Ron, no es el momento, por favor - Dijo Hermione

- Esta bien, lo lamento - Dijo saliendo de allí.

- Estas más tranquilo? - Dijo Hermione abrazando a su hijo

- Si mamá y lo siento por lo que hicimos, solo queriamos divertirnos un poco

- Esta bien, pero que no se vuelva a repetir, aunque creo que con el castigo que les darán no le quedaran ganas de nada

- Porque cual es?

- No te lo puedo decir, solo sé que la directora los espera

- Hermione es hora de irnos - Dijo Harry

- Esta bien, adios cariño y cuidate mucho, no seas tan duro con tu padre, sabes que a veces es un insensible, pero te ama.

- Lo sé mamá, pero se tiene que dar cuenta

- Eso espero cariño, cuidate - Dijo Hermione dandole un beso

Ya de camino hacia la oficina de Minerva, iban los cinco en un incomodo silencio.

- Ya no puedo más, nuestros hijos son amigos, yo me conozco con Hermione, al menos deberiamos hablar - Dijo Astoria

- Si tienes razón - Dijo Ginny

- Ginevra, Harry, Hermione, que les parece si hoy cenamos en mi casa, pueden llevar a sus hijos, pero ya que nuestros hijos son amigos no creen que deberiamos conocernos al menos? es decir para vacaciones querrán ir a casa de sus amigos - Dijo Astoria

- Si, me parece bien siempre y cuando no me vuelvas a llamar Ginevra. solo Ginny - Dijo la pelirroja

- Esta bien Ginny, entonces hoy a las ocho en mi casa, Hermione sabe como llegar - Dijo Astoria sonriendo

- Esta bien - Dijeron los tres.

Draco por su parte solo se mantenía en silencio, mientras Hermione pensaba que una vez más perdía la oportunidad de hablar con Draco, hoy en la noche ya sería imposible.

Al llegar a la oficina todos se despidieron de Minerva y desaparecieron a su lugar de destino, Harry volvió al ministerio, mientras Ginny y Hermione se fueron a la madriguera en busca de los chicos.

Draco se fue a casa con Astoria, y apenas llegaron él hablo

- Que fue todo eso?, una cosa es que invites a Hermione, pero a Potter y la minicomadreja?

- Vamos Draco será entretenido, no seas aburrido

- No lo sé, ni siquiera sé de que hablar con ellos, que quieres que les diga ¿ Chicos recuedan cuando los molestaba en el colegio? - Dijo con tono burlesco

 

- Claro que no, somos personas adultas, podemos hablar de todo

- Pues no te comportaste muy adulta con la comadreja, que te pasa con Weasley?

- Nada - Dijo nerviosa

- Entonces?

- Nada, solo no me cae bien, estaba atacando a nuestro hijo - Se defendio

- No lo sé, me pareció raro, jamás te habias alterado asi - Dijo él mirandola inquisitivamente

- Bueno a mi hijo nadie lo toca, ahora ire a preparar todo para la cena - Dijo marchandose de allí.

Harry Potter ya se encontraba en su oficina cuando alguien golpeó la puerta.

- Pase

- Hola Harry

- Ron, como estas? que sucede?

- He sido un maldito, ahora ni mi hijo me quiere - Dijo apunto de las lagrimas

- Tranquilo Ron, te equivocaste si, pero todos cometemos errores ya pasara

- Es que he cometido errores terribles Harry, ahora que lo pienso me averguenzo de mi mismo

- Vamos Ron, no es para tanto - Dijo Harry para intentar tranquilizarlo

- Si Harry, es para tanto, si tu supieras

- Estamos hablando de Hugo cierto? - Pregunto el pelinegro confundido

- Si, pero además esta...

- Que cosa Ron?

- Es que no puedo contartelo, tu jamas me perdonarías - Dijo agarrandose la cara con las dos manos

- Ron es mejor que hables ahora si no quieres que lo averigue por mi mismo - Dijo Harry amenazando

- Prometes seguir siendo mi amigo?

- Ron que puede ser tan terrible? - Pregunto Harry ya alarmado

- Lo es, lo peor que lo veo ahora recien, antes solo pense en... mi..

- Ronald Weasley habla de una vez por Merlin.

- Esta bien, pero no me interrumpas hasta que termine - Dijo nervioso

- Esta bien - Dijo Harry asustado

- Cuando estabamos en quinto año, Hermione y Draco tuvieron algo

- Que???

- Te dije que no me interrumpieras - Dijo molesto

- Esta bien lo siento

- Como te decía Hermione y Draco tuvieron una relación, yo los vi, me entere, me enoje mucho porque tu sabes lo que yo sentía por ella, pero en vez de enfrentarla, decidi hacer pagar al hurón, asi que comence a acercarme a Astoria y me funcionó, la enamoré y la engañe durante seis meses, nos juntabamos a escondidas igual que ellos, pero luego.... - No pudo continuar comenzo a sollozar

- Vamos Ron calmate y continua - Dijo Harry que aún estaba estupefacto con todo lo que le contaba.

- Bueno Harry, el problema es que yo sentía mucho rencor por Hermione y creía que aún estaba enamorado de ella y de verdad lo pensaba, solo ahora veo que no era asi, lo nuestro era amor pero de amigos, de pasar mucho tiempo juntos, pero en ese momento no lo pensé y cuando tuve oportunidad no lo pensé dos veces y los separé de la forma más cruel, sin importarme el dolor que para ella eso pudiera significar - Dijo volviendo a llorar

- Pero como lo hiciste

PASADO

Ron se encontraba en la sala común, estaban en sexto año, cuando subio a la pieza de Hermione al ver que demoraba tanto, entonces sobre su cama vio una lechuza, comenzó a llamar a la castaña, pero ni luces de ella, asi que sin pensarlo tomó el pergamino y como se imaginaba era de Draco, el ya los había descubierto hace tiempo atrás, pero solo estaba esperando una oportunidad para separarlos y al parecer esa nota donde le pedía que se encontraran dentro de una hora en la torre de astronomia era la excusa perfecta.

 

Asi que tomo el pergamino, se lo guardo y salió de allí, estuvo dandole vueltas al asunto por varios minutos y decidió tomar el asunto en sus manos, él recuperaría a la castaña como fuera.

Al cabo de una hora se apareció en la torre de Astronomia.

- Comadreja se te perdió algo? - Dijo Draco cuando lo vio aparecer, estaba nervioso porque fuera a llegar Hermione, pero aparentó tranquilidad

- Ella me lo contó todo, lo de ustedes - Dijo Ron seguro

- No sé de que hablas? - Dijo Draco preocupado

- Vamos Malfoy no te hagas, Hermione me lo dijo, pero le he hecho ver que no le convienes

- Eso no es cierto

- Claro que lo es, sino como sabría que tu estas acá, me ha mostrado tu mensaje - Dijo tranquilo

- Y donde esta ella?

- No quiere verte más

- Mientes

- No, no lo hago, me ha mandado a decir que por favor no la busques más, la he convencido de que es a mi a quien ama

- Mentira, donde esta? - Dijo Draco desesperandose

Ron vio que su estrategia no estaba funcionando muy bien, pero siguió insistiendo

- No quiere verte

- Necesito hablar con ella, que ella me lo diga

- Eso es imposible

- Es importante, esta en peligro

- Si tanto la quieres dimelo a mi y yo la protegeré - Dijo Ron

- No, tengo que decirselo a ella

- Entonces no hay forma, no puedes entrar a la sala común, ella no saldrá de allí.

- Creeme Weasley todos estan en peligro - Dijo ya desesperado

- Entonces habla de una vez si quieres protegerla

- Hoy entraran mortifagos al colegio - Dijo Draco sin poder contenerse

- Como sabes eso?

- Porque yo soy uno de ellos - Dijo odiandose a si mismo

- Eres un maldito, ella lo sabe?

- No, por eso necesito hablar con ella, yo he cambiado, no quiero hacerle daño a nadie - DIjo desesperado

- Esta bien, solo te daré una oportunidad, dame tus pensamientos y yo se los entregaré, si ella quiere hablar contigo te buscara

- Y quien me asegura que lo harás? - Dijo Draco desconfiado

- Te doy mi palabra, de Weasley

- Esta bien, pero debes hacerlo - Dijo Draco confiando como último recurso

Asi Ron se acercó con su varita mientras el rubio se concentraba en lo que quería mostrar, pero su peor error fue confiar en él, porque Ronald se aprovecho de la situación y le lanzo un obliviate para que olvidara aquel encuentro y en cambio modifico su recuerdos para que recordara una conversación con Hermione, una conversación en la cual ella se mostraba comprensiva, asi no levantaría sospechas en la castaña y Draco no haría nada para hablar con ella pensando que ya lo había hecho.

- - - - - - - - - - -- - - - - -- - - - - - - - -- - - - -- -- - - -- - - --- - - -- - - - - -- - - -

- Y luego sucedió lo que ya sabes - Dijo Ron sollozando

 

- Ronald eres un maldito, sabias del ataque, pudo haber muerto gente, murió Dumbledore, no tienes perdón - Gritaba Harry descontrolado

- Lo sé Harry, lo sé

- Ron han pasado años y recien sientes remordimientos, no te importó que Dumbledore muriera, seguiste con tu mentira, ahora entiendo la tristeza de Hermione, casi se nos va Ron, estuvo semanas sin probar casi nada de alimento y tu sabias la razón, no pensaste en ella por Merlin

- Lo siento Harry, de verdad lo siento y no sé como arreglar todo esto

- Eres un insensato Ron, jamás lo imaginé de ti, todo este tiempo defendiendote cuando te comportabas de forma inadecuada, nos engañaste a todos

- Harry de verdad lo siento, perdoname por favor

- Ahora entiendo la reacción de Astoria, no comprendía porque te había tratado asi, solo pensé que había sido por defender a su hijo, pero ahora, dime que le hiciste a ella

- Fui un maldito, la enamoré, me entregó lo mejor de ella durante esos seis meses y no me importo dejarla diciendole que había vuelto con Herms, aunque solo hasta ahora me doy cuenta del daño que le hice a ella y a mi, porque estaba tan cegado que no me di cuenta de lo que sentía por ella, me había enamorado Harry, pero fui un imbecil y decidi seguir con mi venganza contra Malfoy en vez de quedarme con ella.

- Maldito seas Ronald Weasley, te das cuenta de lo que has hecho? ya decía yo que todo eso no era de ahora, la conexión entre ellos - Dijo Harry pensando en voz alta

- A que te refieres?

- Los he visto Ron, ellos aún se aman y tu los separaste sin pensar en los sentimientos de Hermione

- Lo sé Harry, por favor perdoname

- No tienes que pedirme perdón a mi, perdonate tu y luego intenta que ella lo haga, porque tendrás que contarle lo que sucedió, él intentó decirle todo maldición, la amaba de verdad, dejó su orgullo y te lo contó todo con tal de protegerla, sabiendo que quizás eso podría significar su muerte

- No puedo decirselo, ella no me perdonará nunca

- Pues más vale que lo hagas si quieres remediar todo el daño que has hecho Ron, ella, en realidad ellos se merecen saber la verdad y ruega a todos los magos que Astoria algún día logre perdonarte, porque lo que le hiciste fue de lo peor, jugaste con ella, con sus sentimientos, la engañaste maldita sea.

- No me haces sentir mejor Harry - DIjo Ron

- No intentó hacerlo, tienes una semana para aclarar todo esto y solo en ese momento veré si puedo perdonarte, jugaste con la vida de los demás, jugaste con nuestras vidas, sabes lo culpable que me he sentido todo este tiempo con la muerte de Dumbledore y tu podrías haberlo evitado, no sé si pueda perdonarte - Dijo Harry

- Harry lo siento - DIjo Ron

- Una semana, tienes una semana para decir la verdad, asi me das tiempo de procesar todo esto - Dijo saliendo de su despacho

Harry no se preocupó de dejar a Ron en su oficina, estaba molesto, dolido, enfadado por su actitud, jamás se imaginó que el pelirrojo fuera capaz de algo tan vil, asi que decidió ir a su casa, necesitaba pensar y calmar ese sentimiento de odio que estaba formandose en su corazón, Ron era su amigo, no podía darle la espalda ahora, pero necesitaba tiempo.

- Cariño llegas temprano? - Preguntó Ginny dandole un beso

- Si, estoy algo cansado, ire por un baño - Dijo serio

 

- Sucede algo?

- Solo trabajo Ginny

- La pelirroja definitivamente no le creyó, pero despues averiguaría que sucedía, ahora le daría espacio, mientras ella buscaba que ponerse en la noche para la cena con los Malfoy.

Hermione se encontraba en su casa jugando con Rose, estaban jugando a adivinar los libros, ya que su hija había hederado aquel amor por los libros, ambos reían y disfrutaban leyendo.

- Mami donde iremos hoy?

- Donde los papás de un amigo de Hugo, sabes el te manda muchos cariños y dijo que revisaras sobre tu cama una lechuza que te envio

- En serio?

- Claro

- Esperame - Dijo la pequeña mientras corría a su habitación

- Mamá, mamá mira lo que me mando Hugo, grageas de todos los sabores del carrito - Dijo la pequeña contenta

- Es lo que le habias pedido - Dijo Hermione sonriendo

- Si, es el mejor hermano - Dijo riendo feliz

- De que te ha tocado? - Dijo al ver su cara de asco

- No lo sé, tiene sabor como ajo - Dijo con asco

- Siempre tocan las peores - Dijo Hermione riendo.

- Quieres una?

- No, claro que no, ahora es mejor que subamos a arreglarte, busquemos un vestido bonito y arreglemos ese cabello.

Asi ambas comenzaron a arreglarse, Hermione se coloco un vestido un poco más arriba de la rodilla de color negro y entallado a su figura y unos zapatos de tacón no muy altos, su hija se coloco un vestido de color violeta con un lazo morado en la cintura, era una pelirroja hermosa.

Cuando estaban ya listas sonó el timbre de su casa.

- Harry, Ginny, se ven preciosos - Dijo Hermione sonriendo

Pero solo recibió el abrazo de su amigo, quien la estrecho y la abrazo fuerte, mientras Hermione miraba con cara sorpresa a Ginny como preguntando que sucedía, pero ella solo elevo los hombros en signo de que tampoco entendía nada.

- Vamos Harry que pasa? solo nos vimos hace unas horas - Dijo Hermione riendo

- Lamento no haber estado contigo Herms, debi darme cuenta y apoyarte - Dijo compungido

- Vamos Harry de que hablas? - Preguntó Hermione confundida

- Nada no me hasgas caso - Dijo retomando la compostura

- A mi no me preguntes nada, llegó asi de extraño del ministerio - Dijo Ginny explicandose

- Papá siempre es raro - Dijo Albus riendo

- Albus - Gritaron Ginny y Hermione, mientras Harry solo se reía de la acotación de su hijo.

- Ya nos vamos? - Pregunto Hermione

- Si - Dijeron todos

Y salieron juntos al auto de Harry que era bastante amplio para que cayeran todos, lo habían comprado para cuando salieran de paseo los Weasley que era un gran numero.

Al cabo de media hora ya se encontraban fuera de la casa de los Malfoy y e dirigieron hasta el timbre, luego de unos segundos les abrio un elfo y Harry y Ginny miraron de inmediato a Hermione.

- Tienen sueldo y vacaciones, además habitación propia y son bien tratados - Dijo entendiendo la preocupación de sus amigos.

- Ah claro - Dijo Ginny

En el salón ya esperaba Astoria tan elegante como siempre con una sonrisa en su rostro.

- Hola, sean bienvenidos, disculpen a Draco, estuvo trabajando hasta tarde y ahora se esta arreglando, viene en seguida - Dijo la rubia

- No te preocupes, creo que llegamos un poco temprano - Dijo Harry con simpatia sorprendiendo a Ginny

Aunque si Ginny supiera lo mal que se sentía por ella, por todo lo que Ron la hizó sufrir no habría puesto esa cara de molestia al pensar que su esposo estaba coqueteando con la rubia.

 

- Mi Harry a veces tambien se atrasa - Dijo la pelirroja marcando territorio.

- Hombres - Dijo Astoria riendo

En ese momento sintieron unos pasos en la escalera y se girarón, Hermione tuvo que suprimir un suspiro al ver al rubio bajando con una tenida informal que lo hacía ver más guapo de lo que normalmente era, sin querer sus miradas conectaron por un momento, miradas que no pasaron desapercibidas para Harry que estaba atento y no pudo evitar entristecerse por su amiga.

- Buenas noches - Dijo Draco llegando

- Buenas noches -respondieron todos

- Tienes una linda casa Malfoy - Dijo Harry intentando iniciar una conversación.

- Muchas gracias Potter

- Oh vamos por Merlin, no podemos tratarnos por nuestros apellidos - Dijo Astoria

- Tienes razón, tienes una linda casa Draco - Dijo Ginny

- Muchas gracias mini... Ginevra - Dijo Draco

- Me vuelven a decir Ginevra una vez más y les juro que les lanzo una maldición - Dijo Ginny

- Esta bien - Dijeron todos riendo

- Los chicos pueden pasar por allá, hay una sala de juegos de Scorpius - Dijo Astoria

Y los chicos con solo escuchar sala de juegos ya corrían hacia alla

- Y cuentanos Harry como va todo en el ministerio? - Dijo Astoria cuando ya todos estaban sentados en la sala

- Bueno no hay mucho que contar, lo mismo de siempre, unos brujos haciendo algo indebido por aqui, otros por allá, pero ya desde hace tiempo el trabajo ha disminuido notablemente - Dijo con calma

- Interesante - Dijo Astoria

Y el silencio nuevamente se apodero de todos, y fue el turno de Ginny para abrir una conversación.

- Me encanta la decoración de tu casa, la hiciste tu? - Pregunto dirigiendose a Astoria

- Oh no, me hubiera encantado, pero cuando llegue aqui Draco ya la tenía decorada - Dijo ella

- Entonces la decoraste tú? - Pregunto Harry a Draco

- Bueno su mayoria, aunque con ayuda de mi madre por supuesto - Dijo algo incomodo

- Me encantaría que tu madre decorara mi casa, es una desastre - Dijo Ginny riendo

- No es para tanto, es solo más sencilla - Dijo Harry

- Si quieres le puedo decir que te ayude - Dijo Draco

- En serio? tu crees? - Dijo Ginny emocionada

- Claro que si, le encanta - Dijo él sonriendo

Asi comenzaron una animada charla sobre decoración, Draco ya se sentía un poco más comodo y Harry odiaba cada vez más a Ron por lo que había hecho, ahora se daba cuenta de lo cambiado que estaba Draco y se imaginaba que todo había sido gracias a su amiga y por supuesto a la dulce mujer que Ron había engañado, y no era que mirara a Astoria como una mujer, sino como una pobre chica que la tuvo que haber pasado mal tanto como Hermione.

- La cena esta servida - Dijo uno de los elfos

- Entonces pasemos - Dijo Draco sonriendo

La cena fue de lo más entretenida, quedaron sorprendidos cuando Astoria pidió que a los chicos le sirvieran en la sala de juegos.

- Vamos, no me digan que quieren que los siente aqui? se aburriran con estos adultos - Dijo sonriendo al ver la cara de sorpresa de los demás.

- Oh claro que no, solo que te ves más formal - Dijo Ginny

- Siempre me ha pasado lo mismo, pero es solo por la crianza de mi familia, por supuesto hemos evitado hacer lo mismo con Scorpius, creo que se dieron cuenta de eso solo con que haya quedado en Gryffindor - Dijo ella

 

- Si claro, nos sorprendió mucho cuando James nos contó y más aún que fueran amigos, que bueno saber que son otros tiempos - Dijo Harry

- Si como olvidar esos pasillos de Hogwarts - Dijo Astoria con anhelo

- Si todavia recuerdo la biblioteca - Dijo Hermione y todos la miraron estupefactos

- Que? - Dijo la castaña a la defensiva

Y todos se largaron a reir, incluyendose

- No cambiaras nunca sabelotodo - Dijo Draco burlandose

- Ni tu hurón - Dijo ella con confianza

Mientras los demás miraban extrañados, una cosa es saber que hubo algo entre ellos, pero otra muy distinta es verlos directamente tomandose esas confianzas, ambos se dieron cuenta y se sintieron incomodos.

- Draco te acuerdas esas broma que le hicieron a Blaise? - Dijo Astoria riendose

- Como olvidarlo - Dijo riendo tambien y como los demás lo miraban extrañados le conto lo sucedido

- Lo que pasa es que estabamos en quinto año y Blaise siempre hablaba de que tenía a varias chicas locas por él, incluyendo algunas leonas, pero lo curioso es que no le conociamos ninguna, entonces decidimos darle una lección y entregamos una pastilla con amortentia, los efectos duraban 24 horas y se la dimos a Bustrode, que era una chica grande con aspecto de hombre, jugaba en el equipo de quidich, la recuerdas Harry? - Pregunto Draco

- Claro que si, daba miedo - Dijo Harry riendo

- Bueno entonces la pastilla iba con la esencia de Blaise y por lo que la chica lo persiguió todo el día y al ser fuerte y robusta lo abrazaba y lo besaba a cada momento y el corría con todas sus fuerzas, pero lo nunca imaginamos es que ella entraría mientras el se duchaba y entonces Blaise salio corriendo en pelota por toda la sala común, mientras las chicas lanzaban gritos horrorizadas y Bustrode lo perseguía.

Todos se reían imaginandose la comica imagen de Blaise corriendo desnudo por la sala común, Harry se dio cuenta en ese momento que si bien habían diferencias entre las casas, ellos seguían siendo personas como todos, se divertían en los momentos necesarios y tuvieron que afrontar ciertas cosas por ser quienes eran, pero la verdad es que despues que terminó la guerra ninguno de los amigos de Draco fue condenado, ya que todos habían sido obligados por sus padres.

- Eso me hace recordar a Dean - Dijo Ginny riendo

- Y porque te acuerdas de él? - Pregunto Harry molesto, haciendo que todos se rieran, porque para nadie era desconocido que Dean Thomas fue novio de Ginny

- No lo digo por lo de desnudo si es eso lo que piensas? - Dijo Ginny burlesca, haciendo reir aún más a los demás.

- Harry no le hagas caso, lo que pasa que esa fue una broma que hicimos solo las chicas, por eso no le recuerdas - Dijo Hermione riendo

- Y que broma fue esa? - Pregunto Astoria

- Bueno ese día estabamos aburridas con Ginny y otras chicas y de pronto escuchamos a alguien cantar desde el baño, no sabiamos quien era, solo que era un chico, por lo que decidimos divertirnos un rato, asi que amplificamos su voz para toda la sala común y las habitaciones de Gryffindor y todos comenzaron a llegar afuera del baño, y cuando Dean decidió salir envuelto en su toalla estaban todos afuera y comenzaron a aplaudir, Dean se puso nervioso y salió corriendo de allí avergonzado, pero entonces tropezó en la escalera y se le cayó la toalla, todos nos quedamos callados porque no era nuestra intención dejarlo desnudo, pero lo peor fue que tenía una especio de calzoncillo abajo de la toalla, con unas orejas de oso panda y al darse vuelta tenía una cola igual, hay las risas volvieron y ya no paramos más de reir - Dijo Hermione, mientras todos se reían.

 

- Y cuando sucedio eso que yo no lo vi? - Dijo Harry

- En cuarto año y adivina donde estabas? - Dijo Herms

- No lo sé - Dijo pensando

- Jugando quidich Harry, estabas en entrenamiento - Dijo Ginny divertida

- Al menos andaba con esos ridiculos calzoncillos - Dijo Harry mirando a Ginny

Y todos se largaron a reir por la actitud de Harry

- Celoso Potter? - Pregunto Draco destornillandose de la risa

- Muy chistoso Draco - Dijo Harry molesto

Asi continuaron la cena contando una y otra anecdota, y para tranquilidad de Draco jamás tocaron el tema de la guerra, de pronto Hermione interrumpió la amena charla.

- Astoria me podrías acompañar al servicio, no se donde queda - Dijo ella

- Si claro, vamos - Dijo la rubia contenta

Avanzaron varios espacios de la casa cuando por fin llegaron al baño, pero antes de entrar Hermione la tomo del brazo.

- Es Ron cierto?

- Como? que? - Pregunto sorprendida y confundida

- Ron, él es el chico del que me hablaste - Dijo segura

- Hermione, no sé de que me estas hablan...

- Vamos Astoria, estoy segura que es él, no lo sigas negando, hoy en el colegio te colocaste igual que ese día del restaurant, y justamente cuando el aparecio igual que allá.

- Hermione él no estaba contigo...- Comenzó a decir Astoria nerviosa

- Yo soy esa chica cierto? esa chica por la que te dejo

- Eso no tiene importancia

- Por favor respondeme Astoria

- Si - Dijo casi para si misma

- Maldito Ronald, te juro que ahora si lo mato

- No, no tienes que hacerlo Hermione, eso pasó hace mucho tiempo.

- Pero porque no me dijo que estabas tu, jamás hubiera hecho algo para dañarte - DIjo Hermione realmente molesta

- Hermione, tu no tienes la culpa de nada, fue él

.- Pero aún asi me siento mal

- Tranquila, de verdad ya esta todo olvidado creéme y es mejor que vuelva antes que se den cuenta de que sucede algo - DIjo ella nerviosa intentando marcharse

- Esta bien, pero tenemos una charla pendiente y lo siento - Dijo Hermione

- No te preocupes - Dijo ella nerviosa volviendo con los demás.

- Sucede algo? - preguntó Draco al verla más palida que de costumbre

- No nada, de pronto me senti rara - DIjo ella intentando desviar la atención

- Igual como en el colegio - Dijo Harry

- Si, pero no es nada

- Es que es tercera vez que te sucede - Dijo Draco preocupado

- Quizás estes embarazada? - Dijo Ginny

- Que??? - Gritaron ambos

- No claro que no - Dijo Astoria de inmediato

- Bueno no es tan malo - Dijo Harry extrañado

- Creéme que lo sería - Dijo Draco mirandolo

Al final todos concordaron en que lo mejor sería marcharse para que Astoria descansara, le costó un monton sacar a los chicos de la habitación de juegos, pero lo lograron, mientras Hermione se sentía culpable por haber arruinado la noche, pero es que su curiosidad la mataba.

 

- Astoria si mañana te sientes mejor podrías ir a mi oficina, me gustaría que ayudaras en algo para que no te aburras tanto aqui - Dijo la castaña

- Si claro, mañana estaré por allá - Dijo ella

- Bueno ha sido un verdadero placer - Dijo Harry despidiendose

- Tenemos que repetirlo - Dijo Draco contento.

Y asi se marcharon cada uno a sus habitaciones y cada uno dandole vueltas a todo lo que estaba sucediendo.

BUENO OTRO CAPI :), ESPERO LO DISFRUTEN, CREO QUE LAS COSAS YA VAN TOMANDO FORMA, VEREMOS COMO VAN REACCIONANDO NUESTROS QUERIDOS PERSONAJES, COMO SIEMPRE ESPERO VOTOS Y COMENTARIOS :)

Al día siguiente Hermione se encontraba tranquilamente trabajando en su oficina cuando su asitente le informó que la señora Malfoy quería verla, asi que la castaña dejo los papeles a un lado y la hizo pasar.

- Astoria como estas? lamento lo de anoche - Dijo sintiendose aún culpable

- No te preocupes, necesitabas respuestas, es lógico - Respondió ella que aún se veía palida.

- No es necesario que me expliques todo, solo quiere saber cuando pasó y como termino

- Hermione para mi es muy doloroso hablar de esto, yo te puedo asegurar que no lo busque, él me encontró y comenzamos a ser amigos, se mostraba amable y cariñoso, esto fue cuando ustedes estaban en sexto año y yo estaba triste porque me habían informado que cuando saliera de Hogwarts me comprometería con Draco y yo por supuesto no quería que mi matrimonio fuera por acuerdos economicos, entonces ahí apareció Ron como un buen amigo, él tambien se sentía decepcionado porque estaba enamorado de ti, pero tu no lo tomabas en cuenta, comenzamo a enamorarnos, al principio yo pensé que me utilizaría para olvidarte, pero el me prometió que no era asi y le crei - Dijo limpiandose algunas lágrimas- Me enamore perdidamente de él y fueron los seis meses más felices de mi vida, por si te lo preguntas, pero luego vivi un verdadero infierno, él me dejó, no recuerdo exactamente sus palabras, solo que tu lo necesitabas, y que me había engañado - Dijo Astoria llorando finalmente

- Lo siento tanto - Dijo Hermione abrazandola

- No te preocupes, ya estoy acostumbrada, solo que recordar no me gusta

- Astoria te puedo preguntar una ultima cosa?

- Por supuesto

- Recuerdas exactamente el día en que él te dejó?

- Claro, como olvidarlo si fue el día que murió el director - Dijo ella

- Dumbledore?

- Claro cual otro, sabes Ron estaba extraño, nervioso, fue cerca del medio día.

- O sea antes de que Dumbledore muriera?

- Claro Dumbledore falleció en la tarde durante el ataque de los mortifagos - Dijo Astoria segura

- Que extraño - Dijo Herms

- Que cosa? - Preguntó Astoria sin entender

- Que hasta ese día con Ron apenas hablabamos, más que nada por lo que sucedía con Harry, estabamos bastante alejados y no recuerdo haberlo dicho que lo necesitaba o darle esperanza de algo más - Dijo la castaña

- Pero yo al día siguiente los vi, el te abrazaba y te consolaba porque estabas muy afectada por la muerte del director - Dijo Astoria

- Claro, pero desde ese día nos acercamos de nuevo, pero como él supo que lo necesitaría en ese momento, además eramos solo amigos, no sé si sabes que comenzamos a salir recien despues de que finalizara la guerra - Dijo Hermione analizando la situación

 

- No, no lo sabía, el me dio a entender que comenzaría una relación contigo - Dijo Astoria

- Sabes algo no me calza en todo esto - Dijo Hermione

- Y que haras?

- Averiguar por supuesto - Dijo Hermione segura

- Espero que esto quede entre nosotras Hermione, no me gustaría que más gente se enterara - Dijo Astoria

- Draco lo sabe?

- No, supo que hubo un chico, pero no sabe quien es - Dijo ella

- Esta bien, no te preocupes, yo no le contare a nadie - Dijo Hermione sonriendo

- Ya es hora de almuerzo, quieres que vayamos a comer algo? - Dijo Astoria

- Claro, estoy que muero de hambre - Dijo Hermione contenta

Asi las dos chicas se fueron a comer, mientras charlaban de sus hijos y temas que no tenían ninguna relación ni con Ron o Draco.

Ginny esa mañana se levantó más temprano que de costumbre, Harry no se iría de allí sin contarle nada antes, ella sabía que algo le sucedía y como una Weasley averiguaría que era.

- Hola Gin, que haces levantada a esta hora- Pregunto Harry sorprendido

- Te prepare el desayuno - Dijo ella sonriendo

- Mucha gracias, pero no tengo mucho hambre - Dijo él

- Harry que es lo que sucede? y no me digas que nada porque te conozco bastante bien

- Esta bien Ginny sucede algo, pero no puedo contartelo - Dijo él temeroso

- Vamos Harry soy tu esposa, tu amiga, tu compañera crees que haría algo para dañarte? puedes confiar en mi - Dijo haciendo pucheros

- Claro que confió en ti

- Entonces?

Harry lo meditó por unos segundos y es que necesitaba tanto desahogarse con alguien, que finalmente decidió contarle.

- Gin, te lo contaré, pero debes prometer no hacer nada

- Esta bien

- Bueno que sabes de Hermione? - Preguntó Harry

- Todo, soy su mejor amiga

- Sabes si estuvo con alguien antes de Ron - Pregunto temeroso

- No - Dijo ella mintiendo

- Gin, yo estoy confiando en ti y necesito que tu confies en mi

- Esta bien, pero debes prometer no enfadarte ni decir nada - Dijo ella con miedo

- Esta bien, lo prometó

- Ella estuvo con Draco - Dijo en un susurro

- Lo sabias? - Preguntó Harry algo molesto

- Y tu lo sabias? - Preguntó al ver que no estaba sorprendido

- Desde cuando lo sabes? - Preguntó Harry

- Desde hace un par de días y tu? - Dijo ella molesta tambien

- Desde ayer - Dijo él

- Vaya, ella te lo contó?

- No y a ti?

- Si, ella fue, pero entonces si no fue ella, te lo conto Draco? porque nadie más lo sabía - Dijo Hermione interrogandolo

- No, no fue Malfoy, había alguien más que lo sabía - Dijo Harry con cuidado

- Quien?

- Tu hermano

- Cual de todos?

- Ron por supuesto, siempre lo supo - Dijo Harry molesto al recordar

- Pero como? jamás dijo nada

- Porque no le convenía - Escupió Harry

- Porque no?

- Sabes como terminaron ella y Draco?

- No, no quiso recordar ese momento, dijo que despues me contaría - Dijo Ginny recordando - Pero ella lo amaba Harry, y creo que el tambien a ella - Dijo Gin reflexionando

- Y creo que todavia lo siguen haciendo, todo esto es culpa de tu hermano - Gritó Harry molesto

- Que tiene que ver mi hermano? - Respondió la pelirroja a la defensiva

- Lo que te voy a contar no se lo puedes decir a nadie Ginny, escuchame bien a nadie

 

- Esta bien - Dijo ella aún molesta

Y Harry comenzó a relatarle todo lo sucedido a Ginny quien lo miraba sorprendida cambiando de expresión a medida que la historia avanzaba primero de sorpresa, terminando con una expresión de ira.

- Es un maldito, como le pudo hacer eso a Hermione, era su amiga - Decía la pelirroja gritando

- Gin por favor

- Es que yo lo mato Harry, por último se hubiera comportado como un buen marido, pero siempre fue un imbecil, es que se va a enterar - Decía ella descontrolada

- Ginevra Potter Weasley, calmate de una vez, prometiste que no harías nada y guardarías mi secreto, confie en ti.

- Pero debemos hacer algo - DIjo ella un poco más tranquila

- Lo sé, le di a tu hermano una semana, si él no dice nada lo hare yo

- Una semana es mucho - Dijo ella molesta

- Una semana no es nada comparada con 13 años que ya han perdido - Dijo Harry con pesar

- Como pudo hacer eso Harry?

- No lo sé, no lo reconozco, pero estaba realmente arrepentido

- Más le vale, porque si no lo mata Hermione lo hará Draco - DIjo Ginny

Y Harry solo daba gracias por no haberle contado lo de Astoria, porque ahí si que nadie hubiera podido calmar a la pelirroja.

Hermione despues de cenar con Astoria volvió a u oficina, ya había pasado una hora y estaba enviando todos los memos de aquel día, cuando alguien entró a su oficina.

- Draco - Dijo ella sorprendida

- Hola - Dijo él sonriendo

- Que sucede?

- Bueno quiero hacer un trato contigo - DIjo él

- Que cosa?

- Se que te quedan dos horas para ir por tu hija, asi que quería que aceptaras una invitación y prometo dejar a tiempo.

- Una invitación? a donde?

- Eso es una sorpresa - DIjo él

Hermione penso en que ya había enviado lo necesario y además tenía muchas preguntas para hacerle, asi que sin dudarlo más acepto.

- Esta bien

- Bueno, pero hay una sola condición - Dijo él

- Cual?

- Hoy no hablaremos sobre nuestro pasado - Dijo sonriendo

- Pero es que yo... necesito saber algunas...

- Hoy no Hermione, mañana si quieres, por favor - Suplicó

- Esta bien - Dijo derrotada

- Bien vamos a la chimenea

Ambos salieron de la oficina y fueron directo a la red flu, Draco le tomo la mano y ambos desaparecieron.

- Donde estamos? - Pregunto Hermione al no reconocer el lugar

- Mira por la ventana - Dijo él

Y Hermione quedó asombrada al mirar y observar que se encontraba en una casa que estaba sobre el mar.

- Draco esto es precioso

- Estamos en una isla Herms, hoy quiero que veas el atardecer conmigo, quiero que por un momento te olvides de todo lo demás y disfrutes - Dijo sonriendo, gesto que la castaña le devolvió

Draco la invitó a sentare fuera de la cabaña en un sofá columpio, mientras servía dos copas de vino tinto y una tabla de queso, con musica ambiental que se mezclaba con el sonido del mar.

- Necesitaba un respiro - Dijo ella cerrando los ojos

- Y yo te necesitaba a ti - Dijo él imitandola

Luego de un rato de estar hablando sobre lo hermoso del paisaje, Draco coloco una canción especial y la tomo de la mano para invitarla a bailar, la tomo de la cintura, mientras ella paso sus brazos sobre el cuello del rubio y cuando estaban bastante cerca Draco comenzó a cantarle la canción.

 

- Sé que te dije que no hablariamos del pasado, pero me preguntaste el otro día si había compuesto alguna otra canción, esta es una que compuse despues de una pelea, quiero que la escuches - Dijo él y comenzó a cantar cerca de su oreja. (tocame, de sin bandera)

Si vez que me he alejado de mi mismo,
y que no me he dado cuenta
que me atrapa el egoismo,
que camino sin fijarme
hacia el borde de un abismo,
si algun dia me ves dormido
y no he podido despertar...

Si ves que estoy perdiendo los detalles,
y que avanzo sin mirar
cuando camino por la calle,
porque estoy muy preocupado para que nada me falle,
y deje de hacer las cosas solamente por amar...

No me dejes continuar, hazme regresar...

Tocame, para unirme con el mundo,
para respirar profundo solamente tocame,
tocame, para estar de nuevo en casa,
con tu mano se me pasa todo el miedo tocame... (abrazandose más)

Si ves que no sonrio facilmente,
porque ahora me preocupa lo que me era indiferente,
si la sombra del futuro esta nublando mi presente,
y las trampas de mi mente no me dejan escapar...

No me dejes continuar, hazme regresar... (Dijo mirandola a los ojos)

Tocame, para unirme con el mundo,
para respirar profundo solamente tocame, (Acercandose lentamente a su rostro)
tocame, para estar de nuevo en casa,
con tu mano se me pasa todo el miedo tocame... (Casi apunto de besar sus labios

y se fundieron en beso de amor profundo, solo disfrutando de sus labios, de sus caricias, de ese beso tan anhelado siempre, olvidandose de los problemas, del pasado y de todo lo que impedía que se amaran sin barreras, dejandose guiar por sus corazones, sentimientos y emociones, dando rienda suelta a aquello que era más fuerte que cualquier cosa que los quisiera separar, porque ellos, en realidad, nunca habían dejado de amarse....

HASTA AQUI UN NUEVO CAPI, YA SÉ ME QUIEREN MATAR POR LO CORTO Y DEJARLO ASI, PERO HOY ES EL DÍA DEL AMOR Y NECESITABAMOS UN POCO DE EMOCIÓN PARA NUESTRA PAREJA FAVORITA, SOLO ESPERO LO DISFRUTEN Y COMO SIEMPRE ESPERO COMENTARIOS, AHHH Y FELIZ DÍA PARA TODOS LOS QUE ESTAN ENAMORADOS :)

Astoria despues de su almuerzo con Hermione, volvió a la soledad de su hogar, Draco le había avisado que llegaría más tarde porque intentaría algo con Hermione, y ella le deseo mucha suerte contenta por él, pero a la vez no pudo evitar que un sentimiento de melancolía la embargara, más aún despues de haber estado toda la noche acordandose de él y sin dejar de mencionar el dolor que sintió en su pecho cuando Hermione le confesó que ella jamás le había pedido nada a Ronald y que incluso no estuvieron juntos hasta el final de la guerra, se sintió más utilizada que nunca.

 

Asi que decidió hacer algo que le servía en esos momentos de tristeza, desde hace un tiempo había descubierto que le encantaba la música muggle, por lo que tenía uno de esos aparatos que tocaban música en su habitación, lo conjuro con un accio y este llegó al salón volando, sintonizó una radio y se recosto en un sofá a recordar los momentos bellos que vivió, que tal como se lo había confesado a Hermione eran los más bellos de su vida.

Se encontraba con los ojos cerrados intentando traer a su mente el recuerdo de su rostro, cuando se vio interrumpida por el sonido de la puerta, rapidamente un Elfo fue corriendo a ver quien tocaba y volvió rapidamente al salón en donde estaba Astoria nuevamente con los ojos cerrados.

- Señora la busca un joven - Dijo el Elfo

- Quien? - pregunto

- No quiso identificarse

- Soy yo - Dijo una voz desde atrás que hizo que la muchacha palideciera

- Muchas gracias, yo lo atendere - Dijo al Elfo intentando mantener la compostura

Cuando el Elfo se retiro, se giro y lo vio, para ella seguía siendo tan hermoso como siempre y era imposible no sentir todas esas sensaciones que le provocaba el incluso pensar en él.

- Que haces aqui?

- Necesito hablar contigo

- No tenemos nada de que hablar

- Por favor Astoria solo escuchame

- Ronald que es lo que quieres? creo que hace 13 años todo quedo más que claro entre nosotros

- Yo me equivoque

- Y ahora te viene a dar cuenta? que conveniente justo cuando Hermione te ha dejado

- No es asi como lo piensas

- Es mejor que te marches ahora - Dijo ella dandose media vuelta

- Por favor escuchame - Dijo él tomandola del brazo para detenerla y ella no pudo evitar que su corazón se sobresaltara y las piernas le comenzaran a temblar con su cercanía.

- Por favor dejame - Dijo haciendo uso de toda su razón

- Me equivoque, lo lamento, fui un estupido, no sabes cuanto me arrepientó, pensé que estaba enamorado de ella, pero solo era una obsesión, jamás pude sentir con ella lo que sentí contigo y me odiaba por eso, se que he tardado demasiado, te menti, claro que me gustabas, te amaba y te sigo amando, solo que estaba cegado por la ira, sé que te hice daño, pero lo siento

- Y que quieres? - Dijo soltandose de sus agarre y con lagrimas en los ojos- Que te perdone y te diga que todo esta bien? que corra a tus brazos como una boba nuevamente, ya no soy la misma, mejor vete

- Solo dime que tengo una oportunidad, dejame conquistarte de nuevo, haré lo que sea de verdad

- Ya no Ronald, yo ya no te amo - Dijo mintiendo

- Sé que no dices la verdad, para mi ha sido imposible olvidarte y cuando te vi todo renació, aunque no quieras lograré que me perdones, ya no estoy dispuesto a seguir sin ti y dejar de luchar por algo que de verdad me importa, solo ahora me doy cuenta de lo estupido que fui - Dijo al momento que se acercó y le dió un beso en la frente y se marchó.

Astoria no sabía que hacer, si reir o llorar, lo odiaba con toda su alma por todo el daño que le hizó, pero no podía evitar sentir felicidad al escuchar esas palabras nuevamente en sus labios "te amo" le había dicho, estaba perdida en su pensamientos cuando comenzó a sonar una canción que rompió todas sus barreras y se hecho a la alfombra a llorar, simplemente no podía perdonarlo (Te mueres por volver, de saloon)

 

Me puedes preguntar
que cómo fue el final
si recuerdo algo más..
La misma situación
y el mismo corazón
que ya no puede más..
y hoy te tiembla la razón
te quiero ayudar
y tú me dices que no..
siempre hablamos del final
y ahora te mueres por volver
y hechar el tiempo atrás

Y siempre es asi
todo cambia sobre ti
y ahora te mueres por volver
y el silencio no es perder
y ya no sabes donde estás
donde puedas descansar
ahora te mueres por volver..

Cuantas ganas de llorar
me dicen la verdad
como lo hacías ayer..
tus ojos dicen más
que el miedo que encontré
atado al corazón..
y el silencio entre los dos
se transformó en placer
que el tiempo abandonó
ya no aguantas el dolor
sólo te mueres por volver
y hechar el tiempo atrás

Y siempre es así
todo cambia sobre ti
y ahora te mueres por volver
y el silencio no es perder
y ya no sabes donde estás
donde puedas descansar

- Lo siento Ronald no puedo volver a creer en ti - Dijo en un susurro al terminar la canción, mientras el aparato muggle seguía sonando y ella continuaba llorando

Ronald por su parte había salido de la casa de astoria conteniendo las lagrimas, solo ahora se daba cuenta de todo el daño que había causado, verla en ese estado le partió el corazón y él había hecho lo mismo sin saberlo.

Se fue directo al departamento que estaba arrendando y comenzo a destruir todo lo que estaba a su alredor, volaban los platos, floreros y sillas, era un maldito que destruía todo a su paso, pero ahora estaba dispuesto a remediar todo, haría lo que fuera por ser perdonado por sus faltas hacia Hermione y por sobre todo recuperaría a Astoria, hace años que no tenía algo por lo que luchar y ahora no lo dejaría pasar y para eso ya tenía un plan.

- - -- -- - - - - - - -- - -- - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - -- - - - -

Hermione y Draco solo se separaron cuando sus pulmones ardían por falta de aire y ambos se miraron y sonrieron.

- Te amo Hermione

Y nuevamente para la castaña aparecía el fantasma del pasado, ese fantasma que no la dejaba continuar y Draco que la conocía se dio cuenta de ello.

- No Ahora Hermione - Dijo mirandola

- No puedo evitarlo Draco, necesito respuestas

- Lo sé, pero no es el momento

- Nunca lo es, siempre algo nos detiene y ahora nadie podrá interrumpirnos, por favor - Suplico

- Que quieres saber?

 

- Porque? porque no confiaste en mi, porque nunca me dijiste nada

- No sé a que te refieres?

- A todo Draco, solo te fuiste, porque no me dijiste que eras mortifago, que estabas ayudando a Voldemort

- Claro que te lo dije Hermione, tu lo sabias - Dijo él

- No mientas, ambos sabemos que las cosas no fueron asi, han pasado años y solo te ocurre decirme eso, acaso crees que soy tonta para no acordarme?

- Pero Hermione te lo dije, el mismo día en la torre de astronomia, tenía la esperanza de que me pararas, de que me dijeras que no lo hicera, que por último escaparamos juntos, pero tu te lo tomaste tan bien y despues no entendi porque nunca recibiste ninguno de mis mensajes, me engañaste, me mentiste, me dijiste que a pesar de todo me amabas y luego me hechaste al olvido.

- Claro que las cosas no fueron asi, fuiste tu quien me abandonó, atacaste el castillo y arrancaste, ni siquiera fuiste capaz de ponerte en mi maldito lugar y pensar que me hacias daño, y despues solo mandaste pergaminos, que quería que te perdonara? cuando me habias engañado? me habias ocultado una parte muy importante de ti - Dijo apunto de las lagrimas

- Hermione no sé que te sucede pero las cosas no pasaron asi maldita sea

- Pues no sé que demonios sucede porque yo no lo recuerdo como lo dices

- Crees que alguien nos tendió una trampa? - Dijo de pronto el rubio

- Claro que no, quien haría algo asi, nadie sabia de nosotros, o tu le contaste a alguien?

- Claro que no, nadie lo sabía, pero esta claro que algo paso, yo te conte todo en la torre de astronomia ese día y tu no lo recuerdas

- La torre de astronomia? yo jamas me junte contigo

- Pero si te mande un pergamino

- Jamas recibi nada Draco, entiendelo

- Pero si yo te vi allí, converse contigo, te lo conte todo

- Por favor no sigas insistiendo, eso nunca sucedió - Dijo ella

- Maldita sea Hermione, estoy seguro que algo paso, quizás te borraron la memoria y no te diste cuenta

- Claro que no Draco, eso sería implemente imposible

- Porque? - Si fuera asi no lo recordarias

- Si, pero ese día jamás salí de mi habitación, estuve todo el día con Ginny encerrada en el baño, porque estaba preocupada por Harry, y ella jamás me hubiera hecho algo

- Entonces debemos hablar con ella, debe haber visto algo extraño, quizás fue ella

- Claro que no, de eso estoy segura

- Porque estas tan segura? - Dijo Draco desesperado

- Porque ella te acepta - Gritó la castaña y luego se arrepintió

- Me acepta? de que hablas ? lo sabía?

- No, claro que no, quiero decir si, bueno se entero hace unos días y no opuso resistencia, estaba muy asombrada - Dijo Hermione incomoda

- Y Harry lo sabe? - Pregunto Herms

- No, pero ahora que lo dices, el sospecha que hay algo entre nosotros, incluso me dijo que...

- Que cosa te dijo? - Pregunto al ver que se quedaba callada

- No nada

- Vamos Hermione, no ocultes nada por favor

- Me dijo que si yo me hubiera enamorado de ti en Hogwarts él lo hubiera aceptado para que yo fuera feliz - Dijo ella con temor

- Maldición Hermione, te lo dije mil veces, quizás nada de esto hubiera pasado y ahora estaríamos juntos - Gritaba desesperado

- Pero pasó Draco, ya no podemos cambiar el pasado, las cosas se dieron asi y punto y creo que es mejor que ahora me vaya

 

- Pero y dejaremos esto asi?

- Ya pensare en algo, ahora necesito pensar, me puedes ir a dejar a mi casa por favor

Asi terminó la hermosa velada romantica que tenía preparada el rubio, una vez más todo se iba al carajo por culpa del maldito pasado, intentaba encontrar una explicación lógica para lo sucedido, estaba seguro de que algo había ocurrido, porque el no mentía y no creía que Hermione estuviera intentando confundirlo.

Sin embargo, antes de que la castaña se bajara del auto, la detuvo.

- Hermione, espera, te prometo que averiguaré lo que sucedió y esto es para ti, esperaba que las cosa fueran distintas cuando te lo entregara, pero de todas formas siempre fue para ti - Dijo entregandole un cd

- Gracias, lamento haberte arruinado todo - Dijo ella marchandose

Hermione estaba confundida, no entendía nada y lo que más rabia le daba era haber arruinado un momento como ese, se maldecía a si misma

- Porque siempre eres una maldita sabelotodo, no puedes esperar - Se dijo a si misma

Y como siempre la curiosidad le ganaba, apenas ingresó a su casa busco su aparato reproductor de música y coloco el cd, y comenzó a sonar una canción (pueden escucharla al costado, Volvemos a caer, de Gonzalo Yañez)

Volvemos a caer
en la complicidad
un beso es un tal vez
con claro final
te vuelvo a mirar
me culpaste de no estar en tu lugar
pero hay heridas que aunque se escondan
nunca se olvidan
ojos que quisieron mirar
corazón ciego encerrado en tu placard
que prefirió oir que verte llorar
sigo pensando en alguna salida
para olvidarme de ti
nunca pensé que un segundo a mi vida
un beso la fuera a cambiar
volvemos a caer como una noche más
me pides que sea yo
y me quieres cambiar
quisimos enterrar este jodido amor más de una vez
pero las tumbas entierran cuerpos nunca destinos
ojos que quisieron mirar
corazón ciego encerrado en tu placard
que prefirió morir que verte llorar
sigo pensando en alguna salida
para olvidarme de ti
nunca pensé que un segundo a mi vida
un beso la fuera a cambiar
sigo pensando en alguna salida
para olvidarme de ti
nunca pensé que un segundo a mi vida
un beso la fuera a cambiar

Y asi se quedo pensando en su Draco, porque siempre había algo que los separaba, pero descrubriría que era lo que paso aquel fatidico día, esta vez no se daría por vencida asi como asi.

BUENO AQUI UN NUEVO CAPI, EN REALIDAD LA CONTINUACIÓN DEL ANTERIOR, , COMO SIEMPRE ESPERO SUS COMENTARIOS Y UNA VEZ MÁS MUCHAS GRACIAS POR LEER :)

Hermione se encontraba en su casa aún dandole vueltas a la conversación que tuvo con Draco, no sabia porque nada le cuadraba, ya habían pasado dos días desde aquella conversación y era en lo único que podía pensar, asi que sin dudarlo más salió de su despacho directo a la oficina de Harry, le haría algunas preguntas, aunque sin preguntar nada directamente.

- Hermione, como estas? - Preguntó Harry nervioso

- Bien, de hace días que te buscaba pero no te había encontrado

- Dime para que soy bueno - Dijo aún más nervioso e ignorando lo que había dicho Hermione, ya que llevaba dos días escondiendose, se le hacía tan dificil no contarle nada

 

- Sé que no te gusta hablar de ésto, pero es que tengo una duda sobre algo que paso hace tiempo, durante la guerra - Dijo ella

- Que cosa?

- Bueno recuerdas donde estabas la mañana del día en que Dumbledore murió?

- Claro que si, estuve durante todo el día con Dumbledore, eso lo sabes - Dijo él

- Y sabes donde estuvo Ron?

- Ron? no porque? - Preguntó nervioso

- No lo sé, solo quería saber

- Sucede algo?

- No, que podría pasar - Dijo ella sonriendole

- Claro - Dijo Harry imaginandose que Hermione ya sospechaba algo

- Y has visto a Ron? - Preguntó Harry curioso

- No, no lo he visto, ni siquiera ha ido a visitar a Rose - Dijo ella algo molesta

- Claro

- Y tu lo has visto?

- Eh yo.. no.. bueno ..si, quiero decir...

- Que sucede Harry?

- No es que lo vi, pero hace días - Dijo incomodo

- Porque siento que me ocultas algo Harry?

- Yo..no.. claro que no - Dijo aún más nervioso

- Si tu supieras algo importante jamás me mentirías cierto? - Dijo la castaña mirandolo fijamente

- No, jamás te mentiría - Dijo seguro

- Entonces que intentas ocultarme?

- Herms por favor, no puedo hablarte de esto, no me corresponde

- De que cosa? que es lo que no me puedes decir?

- Por favor no insistas Herms

- Harry al menos dime a quien le corresponde - Dijo ella muerta de la curiosidad

- A Ron, debes hablar con él - Dijo al encontrarse sin salida

- Ron? pero porque? que pasa?

- Por favor no me preguntes nada más, si quieres saber algo habla con él y ahora voy saliendo a una misión - Dijo dejandola sola en el despacho, porque sabía que era la única manera de que Hermione no siguiera interrogandolo y el terminara por contar todo.

Hermione no entendía nada de lo que Harry le había dicho, que tenía que ver Ron con todo ésto, pero ella jamás se quedaba con dudas asi que apenas llegó a su despacho le envió una lechuza pidiendole que se juntaran para hablar en la noche, despues del trabajo.

- - - - - - - - -- - - -- - -- - - - -- - - - - - - -- - --- - - -- - - - - - -- - - - - -- -

Ron se encontraba una vez más en la floreria más cara del mundo mágico, donde estaban las flores más hermosas de todas, era el tercer día que aparecía por allí para comprar una ramo y enviarlo con una lechuza hacia la mansión Malfoy, especificamente a la señora Malfoy.

Cada día escogía una flor distinta y escribia un mensaje distinto comenzó por enviarle no me olvides, luego unas maravillas para la mujer más maravillosa y hoy era el turno de las azucenas blancas, para un amor puro.

Había terminado de pagar y enviarlas cuando de pronto una lechuza se paro en su hombre, la reconoció de inmediato, era la lechuza de Hermione, asi que sacó nervioso el papel de la pata.

Ron: Necesitamos hablar urgente, te espero hoy despues del trabajo en casa, Hermione

- Maldito Harry - Dijo entre dientes, imaginandose exactamente lo sucedido, Harry nervioso le había dicho que debía conversar con él y es que para nadie era un misterio que Harry no podía esconderle nada a Hermione.

Luego de meditar cerca de media hora decidió que lo correcto era hablar con ella, no podía seguir mintiendo u ocultando nada si quería solucionar todo, además estaba extrañando mucho a sus hijos.

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - -- -- - -- -

Astoria nuevamente recibia una lechuza con flores, esta vez eran unas azucenas y nuevamente las tomaba entre sus manos, las olía y las destruía, no quería hacerse ilusiones, ni tampoco que Draco las viera para evitar un interrogatorio, pero hoy lamentablemente no tuvo suerte

- Porque las destruyes, son tus favoritas - Preguntó una voz a sus espaldas

- Draco que haces aqui? - Preguntó ella sorprendida

- Nada decidí venir antes a casa, desde hace unos días te noto rara y me tienes preocupado - Dijo sincero y es que era la madre de su hijo y su mejor amiga

- No me sucede nada, esta todo bien - Dijo ella esbozando una debil sonrisa

- Pues esas flores no deben pensar lo mismo - Dijo mostrando los pocos petalos que quedaron en el suelo

- No es nada Draco

- Quien te las envió?

- Alguien sin importancia - Respondió la rubia

- Para ser alguien sin importancia, debe tener un poder especial si te pone asi tan triste

- Draco no quiero hablar de ésto

- Pero yo estoy preocupado, porque no confias en mi? - Dijo tomandole la mano

Astoria no pudo evitar derramar unas lagrimas y abrazar al rubio, se sentía tan debil, fragil y sobre todo confundida, su razón le decía que no creyerá, que no confiara, que no se ilusionara por nada del mundo, pero su corazón decía tantas cosas distintas.

Draco solo acomodo la rubia cabellera sobre su pecho para que ella llorará, al cabo de unos minutos la rubia habló

- Recuerdas aquel chico que te comenté?

- Él que te daño - Dijo el recordandole

- Si, ha vuelto - Dijo entre lagrimas

- Y te manda las flores - Dijo el afirmando

- Exacto, pero no le creo nada, lo odio - DIjo ella llorando nuevamente

- Entonces si lo odias tanto porque estas tan triste, porque sufres por él? - Preguntó el rubio para que Astoria tomara conciencia

- Es que quiero odiarlo, quiero desearle lo peor, pero mi corazón....

- Lo sigue amando - Completó el rubio

- Si - Dijo ella entre sollozos

- Y no crees que quizás deberias escucharlo, darle una oportunidad, quizás ha cambiado

- Pero es que él me hizo mucho daño, me engaño, no puedo creerle

- Pero ya no son los mismos de antes, ya no tienes cuanto 15, 16 años?

- Pero y si lo hace de nuevo?

- Entonces prefieres no intentarlo y sufrir de todas formas? - Preguntó el rubio

- No lo sé

- Pues yo me daría otra oportunidad, quizás ahora si sea su momento, pero no te quedes toda una vida pensando en lo que podría ser...

- Tu crees?

- Estoy seguro - Dijo él sonriendole

Aunque claramente si Draco supiera de quien se trata jamás en su vida le daria aquel consejo, porque de todas las personas del universo no hay nadie que le simpatice menos que Ronald Weasley, aunque claro en este momento no lo sabe y solo le interesa el bienestar de su amiga.

- Gracias Draco

- De nada, ahora anda a limpiar esa bella carita que no me gusta verte asi

- Esta bien y tu? como te va todo con Hermione?

- Uff lo mismo de siempre, nos juntamos, conversamos bien y luego todo termina en desastre

- Pero si se nota que ustedes aún se aman

- Si, pero es complicado, cada vez que intentamos acercarnos de manera más romantica, las cosas no salen bien, creo que estaré condenado a sufrir por ella.

 

- No digas eso, ya lo solucionaran, de hecho deberias ir a verla, que ella vea que estas interesado, que estas presente, las mujeres amamos eso - Dijo ella sonriendo

- Tu crees?

- Claro que si, vamos anda a ponerte algo menos formal y anda a su casa, conversa con ella, que te vea interesado.

- Si tienes razón, eso hare, gracias - Dijo besandola en la mejilla y subiendo a su habitación para tomar un baño y luego ir por ella, por su amor.

- - - - - - - -- -- -- - - -- - - - - - -- - - - - - - - - -- - - - - - - --

Hermione estuvo esperando a Ron por más de una hora, pero al ver que era tarde y no llegaba decidió llevar a Rose a la cama, otro día podría ver a su padre, lo peor de todo es que estaba con la incertidumbre, que sería eso tan importante de lo que tenían que hablar, todo eso le daba un mal presentimiento, Harry nunca le ocultaba nada, porque lo haría ahora? mil preguntas daban vueltas en su mente.

- Buenas noches mamá

- Buenas noches cariño, que sueñes con las hadas

- Tu tambien mami

Al salir de la pieza de su hija, decidió ir a la cocina por una taza de café, no podía dejar de pensar en lo que dijo Harry y en lo que le dijo Draco hace dias atrás, asi que tomo su taza y salio al jardín, la noche estaba fresca, le haría bien un poco de aire.

- Hermione

- Que haces aqui?

- Tu me dijiste que viniera

- Pero hace una hora atrás, porque nunca comprendes nada - Dijo molesta

- Hermione por favor, necesito que hablemos de forma civilizada, no empecemos con esto que ya bastante me cuesta estar aqui

- Ahora te cuesta estar aqui? recuerda que soy yo la que no te quiere ver - Dijo ella

- Hermione, de verdad, no es necesario, se que fui un imbecil contigo hace unas semanas y lo siento, no sabía lo que hacia, es decir, sabía lo que hacía, pero no era conciente de ello, me arrepiento.

- Es que todo esto fue tan repentino - Dijo ella bajando las defensas

- Bueno no tanto - Dijo él

- Como no?

- Vamos Hermione ambos sabemos que lo nuestro nunca anduvo bien, jamas congeniamos como pareja, eramos excelentes amigos y en eso deberiamos haber quedado si no hubiese sido un imbecil - Dijo Ron frustrado

- Porque dices eso?

- Porque he cometido muchos errores Hermione, he sido un desastre, un desgraciado

- Lo dices por Astoria? - Preguntó la castaña sin dudar

- Como lo sabes?

- Siempre he sido muy observadora Ron y despues de verlos actuar asi no fue dificil hilar todo y luego ella confirmó mis sospechas, porque la obligue, porque le hiciste eso? - Preguntó finalmente

- No fue solo eso Hermione, no solo la dañe a ella

- Que quieres decir?

- Hermione no sabes cuanto lo siento, yo estaba tan molesto, tan enojado que no pensé y me deje llevar por mi ira, en ese tiempo estaba enamorado de ti y de pronto me destrozas el corazón, me quise vengar y luego todo se me fue de las manos, pero era demasiado tarde, ya lo había hecho todo.

- De que hablas Ronald? que yo te rompi el corazón?

- Maldición Hermione esto es tan dificil, no sabes cuanto me arrepiento, más ahora, sé que es tarde, pero me di cuenta de que la amo y siempre la ame, pero estaba tan cegado con vengarme de ti, que me hice creer a mi mismo que ella era solo un juego, no creas que yo no te quiero Hermione, te amo, pero no de ese modo, nunca pude amarte como mujer, solo como mi mejor amiga y lo peor de todo es que te hice mucho daño, no sabes cuanto, me arrepiendo de verdad - Decía Ron sin parar de hablar

 

- Ron por favor calmate y explicame que rayos sucede - Dijo Hermione apunto de un ataque de histeria.

- Yo lo sabia todo Hermione, lo de tu y Malfoy

- Que?? como??

- Los vi, me entere y no pude soportar la rabia al saber que lo habias elegido a él por sobre mi, pero entiendeme, el te odiaba, te trataba mal y tu vienes y te enamoras de él, senti que todo mi mundo se derrumbaba y fue entonces cuando me acerque a Astoria quería hacer sufrir a Malfoy con ella...

- Pero eso es terrible Ron, jugaste con sus sentimientos - Dijo molesta

- Es que eso no es todo, Hermione por favor perdoname

- Que mas Ron? por favor hablar de una vez

- Yo los engañe, a ti y Malfoy, el día de la muerte de Dumbledore él te envio una lechuza para que se juntaran, justo yo entre en tu habitación y vi el mensaje y pensé que era mi oportunidad para acabar con todo, asi que me fui hacia donde te citaba y lo enfrente...

- Pero Draco jamás me ha contado eso, de hecho el insiste que estuvo ahí conmigo

- Eso es porque lo planee asi, Hermione hice algo terrible, el me pidió, me suplicó que por favor te advirtiera de todo y yo le hice creer que lo haría, solo quería tu bienestar, pero en un descuido de él aplique un obliviate y le agregue recuerdos falsos, para que pensara que había hablado contigo y tu estabas de acuerdo con todo lo que tenía que hacer, no sabes cuanto me arre...

Pero no pudo continuar porque de pronto sintió un golpe en su rostro y luego varios más, uno tras otro.

- Draco detente - Gritó Hermione desesperada

- Eres un maldito, todo fue tu culpa - Decía Draco mientras lo seguía golpeando.

- Petrificus totalus - Grito Hermione, dejando a Draco petrificado y corriendo a ver a Ron quien sangraba.

- Estas bien?

- Si, me lo merecía - Dijo Ron limpiandose la nariz, mientras Draco veía todo sin poder hacer nada

- Lo que hiciste es inperdonable, pero eso no significa que Draco se comporte como un animal, es mejor que te vayas, hay mucho que conversar, pero este no es el momento, mañana te llamaré para que hablemos.

- Hermione yo lo siento...

- Ron, ahora no, de verdad todo esto... dejame procesar, ya mañana hablaremos

- Esta bien, adios Hermione - Dijo Ron desapareciendo

Hermione tomo aire varias veces, antes de quitarle el hechizo al rubio.

- Porque has hecho eso, se lo merecía, no tiene perdón - Gritaba Draco desesperado y con ira

- Ya basta Draco, que sacas con golpearlo, acaso crees que eso cambiara algo - Dijo ella de pronto

Y automaticamente Draco se tranquilizó y se sentó en el suelo, en donde hace unos segundos Hermione se había tirado llorando, le paso el brazo sobre el hombro, mientras la dejo llorar.

Luego de unos minutos, Hermione estaba un poco más tranquila, y Draco decidió que era momento de hablar.

- Estas mejor?

- Si, pero que hacias aqui? me estabas espiando?

- No claro que no, vine a ver como estabas y te vi con Weasley, por lo que me escondi para que no me viera y no tuvieras problemas y justo en ese entonces explico lo que había hecho aquel día de la muerte de Dumbledore.

 

- Solo escuchaste eso?

- Si, porque? hay algo más?

- No, solo eso - Mintió la castaña, creyo que no era el momento oportuno para contarle lo de Astoria, además a ella no le correspondía hacerlo.

- Y ahora que Hermione?

- Que quieres decir?

- Bueno ahora sabemos que ninguno de los dos tuvimos la culpa, yo te sigo amando y creo que tu tambien me amas a mi, entonces podremos estar juntos?

- Draco de verdad necesito pensar, necesito procesar todo esto, aclarar mi mente, mis dudas, todo, no me pidas nada ahora

- Pero llevo esperando 12 años Hermione.

- Por favor - Dijo mirandolo a los ojos

- Cuanto tiempo? - Dijo él

- No lo sé, yo me pondré en contacto contigo - Dijo ella poniendose de pié y entrando por la puerta para dejarlo atrás.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - -- - - -- - - - - - - - - - - - -- - - -

Ron cuando desapareció de la casa de Hermione, decidió que era momento de aparecer donde Astoria, necesitaba hablar con ella, explicarle lo que había hecho antes de que alguien más lo hiciera, necesitaba su perdón, asi que apareció en la mansión Malfoy y toco a la puerta.

- Si diga? - Dijo el elfo mirandolo extraño

- Necesito hablar con la señora

- Ella esta en su dormitorio ya

- Por favor digale que es urgente - Dijo Ron desesperado

- Espere un momento

Astoria se encontraba ya en su cama, había decidido intentar dormir para dejar de pensar en cierto pelirrojo y en su conversación con Draco, pero le era imposible, por lo que cuando entró el elfo lo quedo mirando

- Que sucede? - Dijo al verlo

- Un joven la busca, dice que es urgente

- Quien?

- El mismo joven del otro día, parece estar malherido

En ese momento Astoria dió un salto de la cama, mientras su corazón latía a un ritmo incontrolable, sin pensarlo, bajo las escaleras corriendo hasta llegar al vestibulo y al verlo se asusto.

- Que te ha pasado?

- Eso no importa necesito hablar contigo

- Pero mira como estas, ven te ayudare

- Astoria de verdad dejalo, necesito contarte todo - Dijo él decidido, mientras Astoria se quedaba paralizada y todo su cuerpo temblaba ante la seriedad de Ron

- Esta bien habla rápido para luego curarte esas heridas.

Ron le contó todo, como se había acercado a ella, cuales eran los motivos, como engaño a Draco y Hermione y cual fue la razón por la que termino con ella, mientras Astoria lloraba en silencio.

Y finalmente le contó que había hablado con Hermione, pero que justo llegó Draco y lo había dejado en esas condiciones.

Astoria lo escucho en silencio y cuando él termino de hablar, tomó su varita, aplico algunos hechizos de sanación que hicieron que las heridas de Ron se sanaran y se dio media vuelta

- No me diras nada? - Preguntó Ron con angustia

- Que quieres que te diga Ron? despues de que me has confesado que todo fue un plan para vengarte de Draco, que estabas obsesionado con Hermione y que separaste a dos personas que se aman hasta el día de hoy, que te perdono?

- Lo siento, de verdad lo siento, yo te amo

- Lo siento tambien Ron, pero es demasiado tarde, ya hiciste mucho daño - Dijo dejandolo allí

- - - - - - - - - - - -- - - - - - -- - -- - - - - - - -- - - - - - - -- - - - - -- - -

 

Hermione entro a la casa y de inmediato envio un patronus a Harry, había algo que le daba vueltas y necesitaba aclararlo.

Harry al recibir el patronus apareció inmediatamente con varita en mano en casa de Hermione.

- Que sucede? - Dijo alarmado

- Desde cuando lo sabes? - Dijo Hermione apuntandolo con su varita

- Herms baja la varita

- Dime desde cuando lo sabes - Gritó llorando

- Hace tres días - Dijo Harry sincero

Y Hermione corrió a los brazos de su amigo, su hermano y se hecho a llorar, solo él podría darle el consuelo que necesitaba y Harry la abrazo fuerte, no estaba dispuesto a dejarla caer.

Hermione estuvo más de una hora llorando en los brazos de Harry, mientras él la acariciaba dulcemente y la acompañaba en silencio, cuando la sintió un poco más tranquila hablo

- Porque no me contaste nunca nada?

- Tenía miedo Harry, además tenias muchos problemas en ese entonces

- Pero tu siempre fuiste más importante que los problemas Hermione, yo te habría entendido, quizás al principio me hubiera enojado, pero al final lo habría aceptado.

- Es que tenía miedo de perderte, a ti, a Ron... - Dijo volviendo a llorar

- Esta bien, ya paso - Dijo consolandola

- Aún no entiendo como me pudo hacer todo eso Harry, me engaño por doce años, estuve cuanto tiempo con él, aguantando sus idioteces, sus celos, sus malos tratos, porque pensaba que me amaba y ahora esto...

- Si, yo tampoco lo entiendo, no sé donde quedo mi mejor amigo

- Ha vuelto Harry, despues de muchos años he visto la sinceridad en sus ojos y eso es lo que más me duele, porque no sé si pueda perdonarlo, no sabes lo que he sufrido todo este tiempo pensando que Draco me había traicionado...

- Lo siento Herms

- Y eso no es lo peor de todo

- Por qué? que sucede? Hay algo más?

- Si, Draco escuchó todo

- Como?

- Me vino a ver y vio a Ronald y se escondio para evitar problemas y escuchó justo cuando me dijo lo del obliviate

- Y que hizó?

- Lo golpeó

- Y esta bien Ron?

- Si alcance a quitarselo de encima, pero sabes lo que eso significa?

- No Hermione, no comprendo

- Que Draco jamás perdonará a Ron, es un Malfoy, y por lo tanto jamás podré estar con él, porque no dejaría que Ron se me acercara y Ron es el padre de mis hijos, yo no lo puedo alejar, además a pesar de todo es mi amigo y lo quiero...

- Hermione yo...

- No digas nada, lo sé, es una decisión que debo tomar y a pesar de que amo a Draco con mi alma, mis hijos siempre estaran primero - Dijo ella abrazandolo, mientras lagrimas caían por su rostro.

BUENO AQUI UN NUEVO CAPITULO, ME PUEDEN ODIAR TODO LO QUE QUIERAN, ME LO MEREZCO POR LA TARDANZA, PERO HE ESTADO MUY OCUPADA, ESPERO LES GUSTE Y PERDONEN LO CORTO, PERO YA QUEDA POCO, SOLO DOS CAPITULOS MÁS Y SE TERMINA LA HISTORIA, PERO NO SE ALARMEN QUE YA HE EMPEZADO OTRO DRAMIONE QUE LO SUBIRE CUANDO ESTE TERMINE, BUENO COMO SIEMPRE ESPERO SUS COMENTARIOS :)

Hermione se quedo dormida en los brazos de Harry, quien la tomo en sus brazos y la acomodo en la cama, luego envio un patronus a Ginny informandole sobre lo sucedido y avisando que se quedaría con ella para cuidarla.

Al día siguiente temprano en la mañana Ginny llegó a la casa de Hermione, estaba preocupada y encontró a su marido durmiendo en el sofá.

 

- Harry, despierta

- Ginny que sucede? - Pregunto asustado

- Nada, deje a los niños en casa de mamá, quería saber como esta Hermione

- Debe estar aún dormida - Dijo él

Asi que Ginny subió las escaleras y al entrar a la pieza de Hermione esta le dio un saludo triste, ya estaba despierta

- Como te sientes? - Pregunto Ginny

- No es el mejor día, pero por lo menos me siento mejor de lo que pensaba - Dijo esbozando una triste sonrisa

- Es todo un drama no? es decir, no puedo creer que mi hermano haya sido capaz de hacer algo asi - Dijo la pelirroja sentandose a su lado

- Es cierto, pero ya no puedo llorar sobre la leche que fue derramada, ahora debo encontrar una solución, aunque por más que pienso no sé que hacer

- Tranquila Hermy tomate tu tiempo, es todo tan reciente, piensa con calma y deja que tu corazón te guié, sé que podrás elegir la mejor opción, no por nada eres la bruja más inteligente que ha pisado Howgarts - Dijo sonriendole

- Gracias Ginny y lamento haberte robado a Harry anoche, apuesto a que todavia esta aqui no?

- Claro que si, sabes que él te adora, eres su única familia aparte de nosotros, se preocupa mucho por ti, estos días han sido un infierno para él, enterarse de todo y no poder decir nada lo tenía vuelto loco.

- Me imagino, pobre Harry, él nunca me ha podido mentir, ni ocultar nada

- Es cierto, de hecho yo por eso me entere de todo, lo notaba extraño, es tan predecible - Dijo Ginny riendose

- Asi que soy predecible? - Dijo Harry que venía entrando con una sonrisa

- Bueno un poco - Dijo Ginny riendo tambien

- Chicos no es necesario que esten aqui, muchas gracias por todo, pero creo que será mejor que vuelvan con los chicos, yo necesito pensar a solas - Dijo intentando no hacerlos sentir mal

- Los chicos estan con mamá, podemos estar contigo si asi lo quieres

- Eso me parece genial, pero la verdad es que debo pensar, necesito un poco de soledad

- Te parece si nos llevamos a Rose? puede quedarse con nosotros en la madriguera para que descanses - Dijo Ginny

- Eso sería genial, no quiero que me vea en este estado

- No te preocupes, nosotros la llevamos de inmediato, pero prometeme que si necesitas cualquier cosa, hasta lo más minimo me informaras - Dijo Harry preocupado

- Te lo prometo - Dijo Herms con una sonrisa

Asi Ginny y Harry se despidieron de Hermione y fueron a la pieza de Rose para informarle que iría con ellos a la madriguera, despues de haber arreglados sus cosas, Rose se despidió de su madre y los tres se marcharon por la chimenea, dejando a Hermione sola, bueno no tan sola, sino con sus pensamientos.

- - - - - - - - - - -- - - - - -- - - - - - - - -- - - - - -- -- --

Draco después de marcharse de casa de Hermione, se fue a un bar muggle, estaba confundido, enojado y una rara mezcla de emociones lo embargaban, asi que prefirió no aparecer en su casa, estuvo toda la noche en el bar, bebiendo, aunque no tanto como para quedar en mal estado, y ya en la mañana cuando la mesera lo hecho, se fue a su mansión, se sorprendió de ver a Astoria despierta, al parecer se había desvelado.

- Donde estabas? - Preguntó preocupada

- Desde cuando te preocupas por si llego o no? - Pregunto tranquilo

- Desde que sé lo que sucedió anoche, donde te metiste?

 

- Que? como sabes? Hermione llamó, me estaba buscando? - Comenzó a preguntar desesperadamente

- No, no, calmate, no he hablado con Hermione

- Entonces como te enteraste?

- Ronald Weasley estuvo aqui - Dijo nerviosa

- Weasley? acaso quería vengarse de mi el imbecil, te hizo algo? - Preguntó furioso

- No, claro que no

- Entonces? quería pedirme disculpas por haber arruinado mi vida? - Dijo sarcastico

- No. tampoco eso, vino a hablar conmigo

- Que? contigo? y porque contigo? que relación tienes tu con .... - Pero se detuvo con los ojos como platos

- Me imagino que ya te diste cuenta - Dijo Astoria con pesar

- Él? es él? - Pregunto en un grito, mientras Astoria asentía

- Pero como? no me digas que te utilizo para vengarse de mi?

- Exactamente de eso vino a hablar, me conto todo - Dijo ella con lagrimas en los ojos

Y Draco bajo todas sus defensas y la abrazo.

- No lo puedo creer, ese imbecil, nos arruino la vida a ambos y que decir de Hermione, no se merece nada, olvida lo que te dije de perdonarlo, no te merece - Decía Draco abrazandola

- Lo sé, pero duele tanto Draco

- Tranquila ya pasara

- Casi lo matas - Dijo Astoria de pronto

- Y con que sé que él era el chico que te hizo daño lo mato sin importar nada - Dijo él serio

- No puedes hacerle daño

- Lo defenderas? - Dijo Draco apartandose

- No, no es eso

- Entonces?

- No te olvides que es el padre de los hijos de la mujer que amas, ella jamás te lo perdonaría - Dijo ella

Y solo en ese momento Draco se percató de la importancia de esas palabras, Astoria tenía razón, si quería estar con Hermione, no podría hacerle daño jamás a Weasley, era el padre de los hijos de la mujer que amaba, Hermione jamás podría dejar de verlo, porque tienen algo en común, y no solo algo, sino lo más importante en la vida de la castaña, todo su mundo se vino abajo en ese momento y no pudo evitar escapar unas lagrimas y fue el turno de Astoria de abrazarlo y consolarlo.

- - -- - - - - -- - - - - -- - - - - -- - - - - - - - - - -- -- - -- - - - - -- -

Hermione de estar todo el día sola pensando, decidió que el primer paso sería hablar con Ron, asi que no quiso esperar más y lo citó en casa a la vez que le pedía a Harry y Ginny que se quedaran con Rose hasta el día siguiente.

Ron llegó puntual a las ocho de la noche, Hermione lo esperaba sentada en el sofá.

- Como estas?

- Como Crees? - Respondió Hermione

- Hermione lamento que ayer haya terminado todo asi, me imagino que tienes muchas preguntas

- Exacto, necesito que me expliques todo con tranquilidad

- Esta bien, por donde empiezo?

- Que te parece del principio - Dijo ella

- Bueno por si sirve de algo, llevaba enamorado de ti desde el tercer año, aunque nunca quise hacerlo conciente, me encantaba tu inteligencia, tu preocupación con nosotros, pero a veces te veía solo como un amigo más del grupo o eso pensaba, hasta el día del baile de cuarto año, cuando apareciste con Krum, una rabia e ira me invadió y era todo por mi maldita culpa, por ser un imbecil que no te invitó, pero yo como siempre te culpe a ti y arruine la mejor noche de tu vida, luego de eso, durante las vacaciones de verano estuve pensando en lo que sentía por ti, pero como Voldemort había aparecido nuevamente en el mundo mágico y Harry se encontraba mal por la muerte de Cedric, decidi que no era el mejor momento para confesar mis sentimientos, para decirte lo loco y enamorado que estaba por ti, lo cuanto me asustaba que me fueras a rechazar, pero despues de pensarlo y planearlo una y otra vez estaba decidido a contarte y ese fue el día que te vi con él, no sabes la rabia que sentí, se me rompió el corazón en mil pedazos y me cegue de ira, y ahí fue cuando decidi acercarme a Astoria, lo pasaba bien con ella, siempre fue una mujer dulce, tierna y hermosa, no era nada de lo que aparentaba a los demás, esa muchacha fria no existia y poco a poco la fui enamorando, pero sin darme cuenta me fui enamorando yo tambien y hasta llegue a olvidarme de mi venganza, pero aquel día cuando vi la lechuza con aquel mensaje, recorde todo lo que había sufrido y decidi que era momento de romperles el corazón tal y como ustedes lo habían hecho conmigo, fue muy tarde cuando me di cuenta de que ustedes no eran culpables de nada y que además había perdido al amor de mi vida, porque yo amaba a Astoria y la sigo amando, nunca te deje de querer Hermione, creéme que no, siempre fuiste mi amiga, mi compañera pero siempre me ha costado separar las cosas y si en ocasiones te trataba mal era porque te culpaba de todo lo malo que me sucedía, pero ahora sé que todo lo malo era mi culpa, fui yo quien se lo busco.

 

- Alguna vez me quisiste?

- Ya te lo dije Hermione, siempre te quise, intente volver a amarte, no sabes cuanto lo intente, pero la rabia me cegaba, el saber que a pesar de todo pensabas en él y lo preferias a él sobre mi me mataba lentamente, pero era solo el orgullo, porque yo nunca deje de pensar en Astoria, una vez más escondi mis sentimientos, fui el hombre más feliz cuando nacieron nuestros hijos, te juro que de ellos no me arrepiento, es de lo único que no me arrepiento, pero lamente haberte hecho tanto daño, no solo a ti, a todos

- Gracias Ron

- Gracias?, no seas tonta Hermione, te he hecho más daño que el propio Voldemort

- Lo sé, pero yo tambien he cometido errores Ron, todo el mundo se equivoca, tu te dejaste llevar por el orgullo, pero gracias a Merlin te has dado cuenta de todo lo que hiciste y aún más importante te arrepientes, gracias por darme dos hijos hermosos y amarlos con tu vida, a pesar de todos tus errores y gracias por ser mi amigo, porque justo en este momento me estas demostrando aquel hombre que tanto quiero, mi mejor amigo - Dijo abrazandolo

- Her..mione... tenía mucho miedo... de que .. no... me ... per...do..naras ..ja..mas - Dijo Ron entre sollozos

- Creéme que lo pensé, pero necesitaba tu explicación y te creo, siento haberte hecho daño, pero te juro que due sin intención...

- No pidas disculpas, no por favor, no fue tu culpa, solo seguiste tu corazón, aqui toda la culpa es mia y lo peor de todo es que yo la perdi para siempre, sabes despues de hablar contigo le conte todo a Astoria y ella me dijo que no podría perdonar jamás

- No seas idiota Ronald Weasley, no otra vez - Gritó Hermione

- Pero que hice? - Dijo confundido

- No te debes rendir, si la amas lucha por ella, las cosas cuestan Ron, no te puedes dar por vencido asi como asi, le hiciste mucho daño y ya no puedes reparar lo que hiciste en el pasado, pero puedes mostrarle que el futuro es distinto, debes luichar, jugar tus cartas, no puedes dejarla ir otra vez... - Dijo exaltada

 

- Tu crees?

- No, estoy segura y si no lo haces yo me encargare de hacerte la vida imposible - Dijo amenazante

- Esta bien, lo haré, la quiero recuperar

- Eso quería escuchar - Dijo ella abrazandolo

Y asi Hermione perdonó a Ron por todo el daño, a pesar de todo ella lo quería, era su amigo, habian compartido una vida juntos y por sobre todo era el padre de sus hijos, algo idiota algunas veces, pero por la sencilla razón que se dejaba llevar por sus impulsos y niñerias, pero algo dentro de su corazón le decía que Ronald Weasley al fin había crecido.

Al día siguiente Hermione fue por Rose y les contó a Harry y Ginny su conversación con Ron, quienes no estaban muy de acuerdo porque seguían enojados con él, pero Hermione los hizo entrar en razón.

Luego tomó a Rose y pidió permiso a la directora para hablar con Hugo y ella accedió, asi que los tres se encerraron en una sala y Hermione le conto de la mejor forma posible todo lo sucedido, al principio los chicos estuvieron tristes, pero luego de que ella le explicara que era mejor estar separados y que ambos tenian sentimientos por otras personas entendieron que era lo mejor, además ellos seguirían siendo una familia.

- Madre no crees que deberiamos ayudar a papá? - Pregunto Hugo

- Como? - Preguntó Hermione curiosa y Hugo le contó su plan.

- Tu crees? - Preguntó Herms

Y ambos chicos dijeron que si.

- Pero no se si tu padre estara de acuerdo

- Tu explicale y dile que lo apoyamos - Dijo Hugo decidido

- Y Scorpius? no crees que se lo tome mal? - Pregunto Herms preocupada

- No te preocupes, yo me encargo de él, además sabe que sus padres son solo buenos amigos.

- Esta bien, pero un día antes me informas si esta de acuerdo, si no es asi el plan se acaba ahí mismo.

- Esta bien - Dijo Hugo sonriendo

Cuando Hermione llegó a casa le envio un pergamino a Ron contandolo todo lo sucedido, al principio Ron se encontraba rehacio y temeroso con el plan de sus hijos, pero despues de que Hermione le dijiera una y mil veces que era una buena idea terminó por aceptar.

- - - - -- - - - -- - - - - -- -- -- - - - - - - - - -- - - - - - -- - - - - - --

Ya había pasado una semana en la que Draco aún seguía esperando una llamada o una señal de Hermione, pero nada, lo único que habían recibido eran cientos de flores y de cartas de disculpas para Astoria, Ron no se cansaba de escribirle y de enviarle flores a pesar de que ella no le respondía a diferencia de Draco que había respondido varias de las lechuzas mandandolo a diferentes partes del mundo que pensandolo bien nadie conocia.

Hoy habian decidido sacar todas las flores afuera y arreglar la casa, ya que las vacaciones de navidad habían llegado y Scorpius volvía, estaban terminando los ultimos detalles para ir en su busqueda.

Cuando llegaron a la estación lo primero que vieron fue a los Potter reunidos, al mirar un poco más allá vieron a Ron y Hermione hablando tranquilamente, mientras ella le daba la mano y le sonreía.

Eso lleno de ira a Draco y de tristeza a Astoria que una vez más se sintió engañada y defraudada de aquel pelirrojo, en su corazón aún guardaba la esperanza de que todo lo que le decía en aquellas cartas fuera cierto y de cierta manera estaba volviendo a creer en sus palabras hasta ese momento.

 

Antes de que ninguno de los dos pudiera decir nada el tren de color escarlata se detuvo y todos los padres armaron un alboroto buscando a sus hijos y los abrazaban y se marchaban, pero para malestar de los Malfoy ni Scorpius, ni el hijo de Weasley y Potter bajaban todavia.

La estación se estaba comenzando a vaciar cuando una cabeza rubia apareció por la puerta y Draco y Astoria no pudieron evitar sonreir al ver a su hijo, pero no venía solo, justo detrás aparecieron dos cabezas más una pelirrojo y un pelinegro.

De pronto en la estación aparecieron un monton de lechuzas que traían flores y las iban arrojando donde estaban los Malfoy, mientras la poca gente que quedaba miraba sorprendida y confundida, en menos de un minuto Astoria estaba rodeada de flores y de la nada comenzó a sonar una canción por altavoz.(sigues dando vueltas, de la rue morgue)

Astoria de pronto vio como un pelirrojo se abria paso entre la gente con una flor en la mano caminando hacia ella y su corazón comenzo a palpitar desbocado, mientras toda la gente que estaba a su alrededor desapareció.

Draco al verlo inmediatamente se pudo tenso y estaba listo para salir a su encuentro cuando sintió una mano en su brazo, al girarse vio a su hijo quien le movio la cabeza en signo de negación y aguantando toda su rabia se quedo quieto.

Ron sentía que las piernas y todo el cuerpo le temblaba, pero estaba decidido, cuando Hermione le contó el plan de Hugo le pareció una locura, pero despues de analizarlo, era eso lo que necesitaba, una locura para poder convencerla y ahora nada lo detendría, para ello Harry estaba preparado en caso de que Malfoy quisiera atacar, para él en ese momento solo existia ella.

Astoria sentía que en cualquier momento se desmayaría, quería salir corriendo de allí pero por otra parte necesitaba escucharlo, necesitaba darle una oportunidad, en realidad necesitaba darse una oportunidad y ahora que lo tenia cada vez más cerca sentía que no podría respirar.

- Sé que fui un imbecil y no merezco tu perdón, pero no puedo quedarme asi de brazos cruzados dejando escapar nuevamente a la mujer que amo, no te pido que me perdones ahora y olvidemos todo el pasado, solo pido una oportunidad para demostrarte que he cambiado y que soy capaz de bajarte hasta la luna si quieres para recuperarte, tan solo dame la oportunidad de conquistarte y te aseguro que no te arrepentiras - Dijo arrodillado frente a ella con lagrimas apunto de salir de sus ojos.

- No sabes cuanto he intentado olvidarme de ti, de sacarte de corazón, pero por más que lo intento estas en cada fibra, pero eso no significa que te perdone Ronald Weasley, por mi que desaparezcas para siempre de mi vida, pero no soy tonta, sé que si no lo intento jamás me lo perdonare, asi que acepto, pero eso no significa que volvemos en este momento, es solo una oportunidad - Dijo ella con lagrimas en los ojos

- Yo me encargare de que no te arrepientas, te lo juro - Dijo Ron dandole un abrazo,

Mientras la gente a su alrededor miraba estupefacta a la señora Malfoy y al esposo de Hermione Granger excepción de los Potter y los Weasley que aplaudian freneticamente la escena.

Hermione decidió que era momento de marcharse de allí, ya habia ayudado con su hechizo musical y sus hijos con las lechuzas, asi que solo le aviso a Harry y se desapareció con ellos para que Ron tuviera espacio.

 

Draco por su parte intentaba esconder la furia que sentía en su interior, todo por su hijo que miraba feliz a su madre, decidio mirar a su alrededor para buscar a Hermione y se sintió decepcionado al ver que ni ella ni sus hijos se encontraban allí, al parecer la felicidad sería solo para Weasley, acaso a pesar de todo lo seguía culpando? acaso el haber sido mortifago pesaría toda su vida?

BUENO AQUI EL PENULTIMO CAPITULO, ESPERO LO DISFRUTEN, INTENTE HACER ALGO ROMANTICO Y LINDO, ESPERO FUNCIONE, COMO SIEMPRE ESPERO SUS COMENTARIOS :)

Hermione se encontraba en su casa con sus hijos, luego de que Hugo llegara de la estación cuando de pronto golpearon a la puerta.

- Es que no pensabas llamarme nunca? - Pregunto un hombre

- Daniel, lo siento, han pasado tantas cosas, como estas?

- Bien, he venido a hacerte una invitación que no puedes rechazar, ya me has hecho esperar mucho - Dijo él sonriendo

- Tienes razón, dime de que se trata? - Dijo ella sonriendo tambien

- He hecho una reserva en un restaurant, para hoy a las 8 te parece?

- Esta bien, pasa a las 8 y te estaré esperando - Dijo sonriendo

- Estare contando cada minuto - Dijo él mientras se marchaba feliz

Hermione entró a su casa y llamo por telefono a Ginny.

- Hola Herms como estas?

- Bien, sabes quería saber si puedes cuidarme a los niños hoy

- Por qué? sucedió algo?

- No, nada grave, solo que me invitaron a cenar - Dijo contenta

- Draco fue por ti? - Pregunto la pelirroja emocionada

- No Ginny, claro que no, ya te lo he dicho, no creo que lo nuestro funcione, fueron muchas cosas, el pasado pesa mucho, saldré con Daniel Prints

- Estas segura Hermione? quiero decir ya sabes que Draco no tuvo la culpa de nada

- Si lo sé, pero recuerda de todas formas actuó mal, jamás debería ni siquiera haber pensado en matar a Dumbledore, fue parte de ellos Ginny, no sé si algún día pueda olvidar aquello

- Si Astoria fue capaz de perdonar al imbecil de mi hermano, no entiendo porque tu no podrías perdonar a Malfoy, pero no seguiré insistiendo, solo me preocupas tu, sé que lo sigues amando.

- Ya Ginny no quiero hablar del tema, te lo dije, puedes cuidarme a los niños un rato?

- Claro que si Hermione

- Gracias, paso a las 7 a dejartelos

- Ok, te espero.

Hermione al colgar el telefono les contó a sus hijos que irían un rato a la casa de los Potter y ambos se colocaron felices, arreglaron su cosas y Hermione los fue a dejar, al volver, escogió uno de sus vestidos y se comenzó a arreglar.

Primero se tomo el pelo en un moño dejando algunos rizos sueltos, luego se maquillo casi natural y se enfundo en un vestido ajustado de color esmeralda que le quedaba sobre las rodillas, con un pequeño escote en la espalda, y unos tacones de color negro a juego.

A las 8 en punto sono la puerta.

- Te ves hermosa

- Gracias

- Vamos?

- Por supuesto - Dijo ella sonriendo

Cuando llegaron al restaurant los meseros inmediatamente atendieron a Daniel y lo llevaron a un lugar que se encontraba más apartado en un balcón al aire libre, para cenar a la luz de unos pequeños faroles que adornaban la estancia, pidieron una botella de vino y algunas tablas de queso para picar mientras charlaban.

 

La cena estuvo de lo más entretenida, charlando de temas sin importancia y riendo de anecdotas del pasado, hasta que Daniel se coloco un poco más serio.

- Hermione lamento la insistencia, pero lo que me pasa cuando estoy contigo, nunca lo había sentido por nadie, no sé si me puedes entender

- Daniel yo no...

- No, no digas nada, no te exijo nada, solo quiero que entiendas que esto no es una simple conquista, tu me gustas de verdad, no sé como explicarlo, alguna vez has sentido algo asi?

La castaña no pudo evitar que la imagen de Draco penetrara su mente, claro que lo había sentido y era lo más maravilloso que le había pasado en la vida, no podía entender porque lo negaba una y otra vez, lo que le hacia sentir el rubio jamás lo sentiría con nadie más...

- Si lo he sentido y lo sigo sientiendo, sabes que Daniel, lamento que te hayas hecho ilusiones, debería haberte advertido antes que mi corazón hace años que esta ocupado y nadie podrá reemplazarlo

- Pero tu te separaste de Weasley - Dijo el joven confundido

- No es eso y sabes que? debo marcharme ahora, muchas gracias por todo, la cena estuvo exquisita, pero no puedo dejar pasar un minuto más - Dijo la castaña despidiendose de un beso y marchandose de allí, dejando a Daniel sorprendido, decepcionado y sin saber que hacer.

- - - - - - -- - - - - - - - - - -- - - - - -- - - - - - - - - - - - - - --

Harry llegó a su casa y se sorprendió de ver a Rose y Hugo.

- Donde esta Hermione? - Le preguntó a Ginny

- Salió a cenar

- Con Malfoy? - Dijo sorprendido

- No, lamentablemente no.

- Entonces con quien?

- Con Daniel Prints

- Pero entonces no lo perdonará?

- Al parecer no, me da tanta lastima, se nota que aún se aman

- Es cierto, aunque suene raro de mi parte pobre Draco

Estaban charlando cuando de pronto les llegó una lechuza y ambos leyeron el pergamino.

Ginny - Harry

Lamento molestarlos de esta forma, pero por favor necesito que se queden hoy con los chicos, tengo algo que hacer, deseenme suerte.

Hermione

Pd: Ginny tenias razón, seguire tu consejo, espero me resulte

- De que habla? - Pregunto Harry confundido

- Creo que cierto rubio dejara de ser el pobre Draco - Dijo Ginny sonriendo

Y su marido la abrazo, besandola una vez más, como cada día de su vida, se alegraba de que su amiga al fin encontrara su media naranja, asi como lo habían hecho hace años el y su esposa.

- - - - - -- - - - - - - -- - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - --

Astoria se encontraba cenando con Ron, durante todo el día habían estado conversando, bueno Ron la estaba convenciendo de que todo era cierto, de que la amaba y haría todo para recompensar el tiempo perdido y el daño causado, se sentía de maravillas a su lado, sentía que nuevamente era aquella muchacha de quince años, pero eso todavia no se lo haría saber al pelirrojo, estaban apunto de salir del local para ir a pasear a un lago, cuando recibio una lechuza.

- De quien es? - Pregunto el pelirrojo

- Si te lo cuento prometes no decir nada

- Si claro

- Se acercó y le dijo al oido

- En serio? pero como? no creo que sea una buena idea

- Pero que quieres que haga entonces?

- No lo sé

- Creo que debemos ayudar, tu más que nadie se lo debe - Dijo ella

 

- Si tienes razón, creo que podremos hacer algo - Dijo Ron sonriendo

- - - - - -- - - - - -- - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - -- - - - - -

Draco se encontraba solo bebiendo una copa de licor en su despacho, Scorpius ya estaba durmiendo y Astoria había avisado que no llegaría hasta el siguiente día porque tenía muchas cosas que conversar con Weasley.

Estaba triste, Hermione le había dejado claro que lo de ellos no tenía ningún futuro cuando se marchó de la estación sin decir nada, ya era medianoche, pero no lograba conciliar el sueño, la vida no tenía sentido sin ella, si no fuera por su hijo, ya estaría lejos de todo y de todos, pero no era posible.

Estaba revisando unas fotos magicas que se había hecho una vez con Hermione, eran el tesoro más preciado que tenía, cuando nada era más importante que ellos dos, cuando todo era perfecto, salían riendose y besandose en un bosque, lugar al que se habían arrancado uno de aquellos tantos días de vacaciones, donde todo era simplemente perfecto.

De pronto sintió un ruido en la ventana y vio una lechuza, se levanto de inmediato y le dio paso para quitar el pergamino que tenía en su pata.

Draco:

Por favor necesito que vengas por mi de inmediato, no puedo contarte nada ahora, pero es urgente, lamento molestarte pero no tengo a quien más acudir, estoy en la casa de la isla.

Astoria

Draco mientras leía el pergamino se había colocado tenso, que le había hecho aquel maldito, sabía que era una mala idea, pero no quiso intervenir por su hijo, y ahora todo le daba la razón, imaginandose lo peor tomo su varita y se desapareció rapidamente, los elfos se podrían encargar de Scorpius mientras el volvía.

Al llegar a la casa se encontraba todo apagado, asi que con un lumus intentaba iluminar la estancia y comenzó a gritar desesperado.

- Astoria, donde estas? ya he venido, dime que te sucede?

Pero nadie contestaba, reviso todo el primer piso, pero nada, la desesperación se estaba haciendo presente, asi que subio las escaleras corriendo y comenzó a revisar las habitaciones mientras continuaba gritando.

- Astoria por favor respondeme, donde estas?

Pero nada, ya solo le quedaba una habitación, pero cuando iba entrando escucho que alguien hablo.

- Ella no esta aqui?

Rapidamente apunto con su varita hacia el sonido de aquella voz y casi se quedo sin respiración cuando la vio, no era Astoria, claro que no, frente a sus ojos estaba Hermione, pero no era cualquier Hermione, sino la mujer más hermosa que había visto en su vida.

Llevaba un vestido blanco ajustado en el pecho y que caía hasta sus pies, era una tela liviana que la hacía parecer un ángel y lo miraba sonriente

- Lamento haberte asustado, pero no sabía como más sorprenderte, fue lo único que se me ocurrió - Dijo riendo

- Sorprenderme?

- Hace unos días me trajiste aqui y me confesaste algunas cosas y yo simplemente arruine el momento, pero no dije lo que verdaderamente sentía, asi que me atrevi a molestar a Astoria y le pedi que te enviara ese pergamino, al principio no estuvo de acuerdo, dijo que te asustarías demasiado, pero al final termine por convencerla.

- Que sucede Hermione? - pregunto el rubio nervioso

Hermione en ese momento chispió sus dedos y cientos de velas se prendieron alrededor de la habitación, mientras comenzó a sonar una canción desde alguna parte. (Escuchar el video que se encuentra al costado)

 

- Bailas? - Pregunto Hermione extendiendole la mano y sonriendo

Draco aún confundido y nervioso la tomo de la cintura y comenzaron a bailar lentamente aquella canción, mientras a rato Hermione le susurraba la canción al oido.

- Porque yo pienso en ti en noche y dia

- vive siempre en mi mente y mi corazón, yo nunca te voy a olvidar.

Draco sentía que algo se arrancaría de su pecho, cuanto había soñado con este momento, cuantos años esperandolo, y ahora no podía creer que todo fuera realidad, no podía más de emoción y felicidad.

Hermione se separo solo un poco para poder mirarlo a la cara y cuando vio aquellos ojos grises se terminó de convencer que era aquello lo que quería, y simplemente lo beso, mientras la canción seguía sonando, sus bocas disfrutaban del sabor de los dulces labios del otro, un beso anhelado, ansiado, libre de culpa y de miedos, era solo un beso de amor.

Cuando se separaron por falta de aire ambos se miraron y sonrieron, mientras Draco acariciaba tu rostro.

- Sabes que con esto que acabas de hacer no podrás escapar más de mi? - Le preguntó Draco serio

- Jamás te dejaría escapar de nuevo - Dijo ella sonriendo

Y ambos se volvieron a besar, mientras poco a poco se fueron despojando no solo de sus miedos y temores, sino de la ropa que resultaba inservible y por primera vez se entregaron en cuerpo y alma, nunca más nada, ni nadie los podría separar...

- - - - - - -- - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - -- - - - - - --

EPILOGO

Habia pasado casi un año desde que Hermione y Draco habían vuelto a estar juntos y por fin eran felices y habían logrado dejar el pasado atrás, ahora vivian juntos en la mansión Malfoy, y esperaban los papeles de divorcio de Draco para poder contraer matrimonio.

Ron por su parte hace solo dos meses había logrado convencer a Astoria que jamás la volvería a dejar y desde entonces estaban viviendo juntos, se turnaba con Draco para cuidar de Scorpius, al igual que Ron lo hacía con Hermione, por lo que Rose, Hugo y Scorpius iban juntos para todos lados ya que compartían con ambos padres.

Hoy los chicos tenían que volver a Hogwarts, la más feliz de todos era Rose, era su primer año y estaba emocionada, los Potter esperaban ya con sus hijos en la estación cuando vieron aparecer a siete personas, no fue dificil ver su llegada ya que toda la gente los miraba y hacía comentarios sobre lo extraño de todo eso, si porque Astoria, Ron, Draco y Hermione habían llegado juntos con sus hijos, Draco despues de meses logro al menos saludarse con Ron y al menos se preguntaban por su salud solo para mantener la cortesía, en cambio Hermione y Astoria se habían vuelto buenas amigas, ya que compartían la crianza de sus propios hijos.

Los Potter, Los Weasley y los Malfoy se saludaron alegremente mientras los chicos subian sus baules al tren escarlata que un año más los esperaba, James, Albus, Lily, Hugo, Rose y Scorpius se despidieron de sus padres y fueron en busca de un compartimento, a pesar, que eran de distintos años se llevaban muy bien y eran amigos entre todos, aunque el futuro les deparaba muchas cosas, ya que lo que nadie sabia era que una pequeña Rose Weasley estaba enamorada nada más y nada menos que de Scorpius Malfoy y que decir del chico que no le era indiferente para nada, pero de eso ya se preocuparían despues, aún estaban chicos y no era el momento para preocuparse de ello.

Cuando los chicos se marcharon, Draco y Hermione se despidieron y decidieron dar una vuelta por los lugares cercanos en el mundo muggle.

- Este lugar me recuerda a aquel verano - Dijo el besandola

- En serio? pensé que no te gustaba el mundo muggle - Dijo ella sacandole la lengua

- La verdad no me parecía mal, sabes un millón de veces pense en abusar de ti - Dijo él

- Como? - Pregunto ella confundida

- Bueno sé que suena raro, pero quizás si hubieras quedado embarazada todo hubiese sido distinto.

- No lo creo Draco, pero ahora que lo mencionas creo que tu deseo se ha cumplido - Dijo ella sonriendo

- Vamos Hermione no he abusado de ti, tu tambien has querido - Dijo haciendo que la castaña se sonrojara

- No hablo de eso tonto - Dijo ella

- Entonces? oh no me digas que estas...

- Si - Dijo ella contenta

- Es la mejor noticia que me has dado - Dijo él abrazandola y besandola una vez más.

Sin miedo de la gente, sin miedo de nada, sin ocultar su amor, al fin eran felices y él se encargaría de que fuera para siempre...

BUENO AQUI EL ÚLTIMO CAPITULO, ESPERO LES GUSTE EL FINAL QUE HE DEJADO, SINO ACEPTO QUE ME MALTRATEN JAJAJA, MUCHOS CARIÑOS PARA TODOS LOS QUE SIGUIERON ESTA HISTORIA, GRACIAS TOTALES Y COMO SIEMPRE ESPERO COMENTARIOS.

ADEMÁS DESDE YA LES AVISO QUE LA NUEVA HISTORIA SE LLAMA REENCONTRANDONOS

Amor oculto: Draco y Hermione - Potterfics, tu versión de la historia

Amor oculto: Draco y Hermione - Potterfics, tu versión de la historia

Desde que la guerra habia terminado, el mundo mágico vivía en armonia y tranquilidad, pero muchos guardaban aún la pena de la pérdida de amigos y seres que

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-amor-oculto-draco-y-hermione-potterfics-1876-0.jpg

2023-02-27

 

Amor oculto: Draco y Hermione - Potterfics, tu versión de la historia
Amor oculto: Draco y Hermione - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/158720
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20