Amores Extraños - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 



**********************************************************

-... y bien... ¿quién me puede decir cómo debo ahuyentar a un vampiro?- preguntó el profesor Remus Lupin a los chicos de séptimo grado de Gryffindor.


Pero este no era el mismo profesor pálido y enfermizo, pobremente vestido, que tres años antes les había impartido efensa Contra las Artes Oscuras. En los últimos meses su aspecto era más saludable, ya casi no se ausentaba de clases e incluso vestía un poco mejor, reflejo de que su salud financiera también estaba en recuperación.


- Con un collar de ajo- dijo Seamus Finnigan.


- Mal- contestó el profesor.


- ¿Con un crucifijo?- preguntó Neville Longbottom.

 


- Mal.


- ¿Con una cebolla?- dijo Dean Thomas.


- ¡Mal! Esos no son más que métodos muggles inservibles- volvió a contestar Lupin comenzando a perder la paciencia. Entonces Hermione Granger, la prefecta de Gryffindor, levantó la mano.


- ¿Si, señorita Granger?


- Con la maldición reflectora, profesor- titubeó ella con timidez.


- Correcto, ¡diez puntos para Gryffindor, señorita Granger!


**********************************************************
DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:
Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendo después de tantos años.
Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!
También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno que otro contenido adicional.
Abrazos a todos!

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------


- ¡Genial! - dijo Hermione mientras bajaba rápidamente lasescaleras que conducían al segundo piso - llegaré tarde a clase con Snape

Hermione dio una curva repentina a granvelocidad, chocando con algo, o mejor dicho con alguien.

El impacto la llevó al sueloinmediatamente; todos los libros salieron de su maletín y se esparcieron por elsuelo.

Hermione tardó unos segundos enasimilar bien qué era lo que sucedía... la vista estaba borrosa, pero pudodivisar claramente a otra persona en el suelo.

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

 

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

Una tenue brisa le indicó a Remus Lupin que la puerta de su despacho se había abierto. Despegó su vista del pergamino en el cual anotaba la próxima clase para fijarse en una chica totalmente familiar para él, pero que esta vez tenía algo raro: la mirada, ésta estaba llena de seguridad y picardía, haciendo un total contraste con sus labios que dibujaban una tenue sonrisa.

La chica se acercó hasta el escritorio con paso definido haciendo que Remus se pusiera algo nervioso.

- Hermione, ¿sucede algo? - preguntó algo confundido separando la silla del escritorio. La chica estaba parada junto a él, mirándolo.

Remus pasó saliva nervioso, algo no le daba buena espina en lo absoluto.

La chica se inclinó un poco, mientras sus rostros quedaban frente a frente, agrandando su sonrisa.

Remus alejó su rostro del de ella, para evitar algún mal entendido.

- ¿Qué haces? - preguntó haciendo un ademán para ponerse de pie, pero una mano se posó en sus hombros, obligándolo a permanecer en su puesto.

Él la miró confundido, frunció un poco el entrecejo.


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:
Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendo después de tantos años.
Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!
También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno que otro contenido adicional.
Abrazos a todos!

- Granger, ¿¿qué diablos haces fuera de clases??

Hermione se puso realmente pálida y comenzó a tartamudear, como si en realidad no quisiese mentir.

- Yo...

- ¿Te das cuenta de la hora que es?

- Si señor, lo que pasa es que... estaba en la enfermería...

- Con que en la enfermería... señorita Granger no sé por qué clase de idiota me estará tomando usted - decía Filch fuera de control, como si le hubiesen dicho la peor barbaridad que jamás hubiese escuchado.

- No veo porque habría de mentirle la señorita Granger, Argus - dijo una voz a las espaldas de Hermione.

- Profesor Lupin - dijo el conserje con más respeto - la he encontrado muy entretenida mirando la puerta... creo que está mintiendo sin duda alguna.

- No veo por qué una alumna modelo como lo es la señorita Granger mentiría sobre su retraso, ¿no es así Hermione? - Lupin miró a Hermione como si él mismo quisiese que ella le afirmara eso, que lo que ella le había dicho a Filch sobre su retraso no era una simple excusa para evitarlo.

 

Hermione comenzó a sudar frío, sin embargo asintió rápidamente mirando a los dos adultos.

- Entonces ya está dicho - dijo Remus, que aunque no estaba muy convencido, sonrió.

- Espero no verla rondando por los pasillos en hora de clases otra vez Granger - fue la despedida del conserje justo antes de marcharse.

Remus miró a Hermione como esperando a que ella le dirigiera algunas palabras de agradecimiento, o simplemente un saludo, pero ella entró rápidamente al aula sin decir nada y en vez de ocupar su habitual asiento al frente de la clase, se fue hasta atrás.

- Bien, como les decía, los vampiros tienen cierto parentesco con los hombres lobo- continuó diciendo Remus al resto de la clase- ¿alguien me podría dar un ejemplo?

Todo mundo se quedó en silencio.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:
Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendo después de tantos años.
Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!
También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno que otro contenido adicional.
Abrazos a todos!

- No lo puedo creer- dijo Ron después de que Hermione le contó a él y a Harry lo que pasó con la profesora McGonagall.

rnrn

- Vaya que corriste con suerte- le dijo Harry.

rnrn

- Sí, yo tampoco lo puedo creer. Y... ¿qué dijo Snape de que no fui a su clase?

rnrn

- Nada: antes de que empezara la profesora McGonagall habló con él y luego no hizo comentario alguno sobre tu falta- respondió Harry.

rnrn

- Menos mal.

rnrn

- Pero lo curioso- agregó Ron- fue que Malfoy preguntó por ti.

rnrn

- ¡¿Qué?!- dijo Hermione con el corazón latiéndole rápidamente.

rnrn

- Sí... pero Snape sólo le dijo que eso no era asunto suyo y Malfoy no volvió a hablar en toda la clase.

rnrn

- Vaya...

rnrn

- Supongo que ya te encuentras mejor- dijo Harry cambiando de tema. Posó su mirada verde esmeralda en Hermione y le sonrió.


- Así es Harry, ya me encuentro mejor. Muchas gracias- respondió ella

rn+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:
Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendo después de tantos años.
Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!
También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno que otro contenido adicional.
Abrazos a todos!


Las clases del día siguiente transcurrieron con absoluta normalidad para Hermione: ese día no tenía ni pociones ni defensa contra las artes oscuras.

En la tarde, mientras hacía su ronda de vigilancia por los pasillos del colegio, se encontró con la profesora McGonagall, quien aparentemente andaba muy apurada.

 

- Oh, señorita Granger, qué bueno que la veo- le dijo la profesora- necesito que me haga un favor- la profesora le dio unos pergaminos que llevaba en la mano- vaya a dejarle estos papeles al profesor Lupin.

Hermione abrió los ojos como platos.

- ¿Qué?

- Si, por favor vaya a entregarle esto. Lo haría yo, pero ahora no puedo, y es urgente- dijo la profesora con impaciencia- muchas gracias, sabía que podía contar con usted.

Dicho esto, McGonagall se fue, dejando a Hermione con su incredulidad.

- No puede ser...- balbuceó- ¿por qué me la tuve que encontrar ahora? No...

Observó los pergaminos por unos momentos. ¿Qué podía hacer? Bueno, por lo visto no tenía muchas opciones de dónde escoger.

Comenzó a caminar lo más lento que pudo hacia las escaleras que la conducirían al segundo piso, en donde se hallaba el despacho de Remus.

Si la profesora McGonagall la hubiera enviado la semana pasada, Hermione habría ido sin replicar, pero ahora... las cosas eran diferentes.

Caminó lo más lento que pudo, haciéndose el doble de tiempo de lo normal.

Cuando finalmente la chica, con las piernas temblándole a más no poder y un gran nudo en la garganta, estuvo frente al despacho, respiró lo más hondo que pudo y... llamó a la puerta.

A pesar de que lo había hecho muy suavemente, esa voz que tanto le gustaba escuchar dijo:

- Adelante.


++++++++++++++++++

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:
Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendo después de tantos años.
Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!
También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno que otro contenido adicional.
Abrazos a todos!


- Crees que nacimos ayer, pero conocemos los síntomas
estás enamorada - Hermione sintió que el ritmo cardiaco iba disminuyendo y su rostro se tornaba un poco pálido, ¿ellas lo habrían notado?

- No sé de qué me hablas, Lavender - dijo Hermione tratando parecer tranquila. Lo hizo bien, las chicas se miraron entre si.

- Pero Hermione, cuéntanos, ¿quién es? Tal vez Ron, tal vez Harry
tal vez

- Ya párale Lavender - reclamó la chica de cabello enmarañado - les he dicho no sé cuántas veces que no me gusta nadie, ¡NADIE!

- Bueno - dijo Parvati resignada - pero esa cara que tenías al entrar decía lo contrario.

Hermione lanzó un bufido y se dio la media vuelta dándoles la espalda a las chicas, que susurraron unas cosas y salieron de la habitación.

Hermione se aseguró de que ya no estaban en el cuarto y sonrió de nuevo. Se levantó de la cama ágilmente y comenzó a dar pequeños brinquitos en el lugar mientras sonreía abiertamente. Paró de repente, parecía una cría, dando saltos en la cama por algo que no había sucedido... se puso seria por unos momentos antes de soltar una risita.

 

++++++++++++++++++++++++++++++++DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:
Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendo después de tantos años.
Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!
También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno que otro contenido adicional.
Abrazos a todos!

El frío se coló entre las sábanas recorriendo cada centímetro de su piel, y como acto seguido un pequeño temblor lo recorrió.

Abrió los ojos lentamente, aún estaba oscuro. Frente a él había una cama y en ella estaba acostada una persona... sonrió al recordar lo que había pasado la tarde anterior en su oficina.

Se estiró perezosamente, casi con movimientos gatunos justo antes de tallarse los ojos y sentarse en la cama. Definitivamente esa mañana tenía energías. Bostezó justo antes de poner sus pies en el helado suelo, al hacerlo los levantó rápidamente.

Al final se llenó de valor y se levantó de la cama, al ver por la ventana volvió a sonreír, el patio estaba de un blanco pálido, estaba nevando.

Caminó rápidamente hasta el baño y abrió la llave caliente. El vapor enseguida llenaba el baño, que aunque el agua caliente había opacado el frío un poco, Remus no lograba conseguir el valor suficiente de desvestirse.

- Ya hombre, termina de bañarte de una buena vez - se quejó una voz desde afuera.


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++


DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:
Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendo después de tantos años.
Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!
También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno que otro contenido adicional.
Abrazos a todos!

Viernes en la tarde, después de un agotador día de clases
y precisamente este viernes se cumplía una semana de aquél beso robado en la oficina del licántropo

Harry y Ron estaban en el campo de Quidditch entrenando como locos, ya que en éstos meses el equipo de Gryffindor había estado muy descuidado. Hermione por su lado, se hallaba en la biblioteca, ahora sí, haciendo la tarea.

En cuanto terminó, se puso a leer un libro. De pronto alguien se sentó junto a ella.

-Sabelotodo -

- Hola Draco- respondió ella un poco tensa. Por alguna razón eso le pasaba cuando él estaba cerca.

- ¿Ya terminaste los deberes?

- Ya. Sólo estoy haciendo tiempo mientras empieza mi ronda. ¿Y tú?

- También.

- ¿Entonces...?- preguntó Hermione con curiosidad.

- Sólo
tenía ganas de platicar con alguien para variar- contestó el rubio con un poco de desgano dejándose caer en el sillón. La mirada canela de la chica dejó su lectura por un momento encontrándose con un par de ojos grises que hicieron que temblara un poco en su lugar.

 

- Ah

- Supongo que Potter y Weasley están en entrenamiento.

- Sí; están muy preocupados, el partido es en una semana. En cambio tú te ves muy tranquilo.

- Lo estoy- afirmó Draco- no por nada, pero yo no he dejado de trabajar con mi equipo como ellos lo han hecho. No puse de pretexto a Voldemort para cancelar el entrenamiento.

- Eso es cierto- admitió Hermione- es lo que me desespera de ellos, son un par de irresponsables.

Por un momento ambos se quedaron en silencio
el cual Draco aprovechó para tratar de pedirle algo que había estado dando vueltas en su cabeza durante varias noches, algo que quizás su orgullo no había dejado que lo hiciera... pero en ese momento resultaba muy tentador...

- Draco
¡Draco!- la voz de Hermione lo sacó de sus pensamientos.

- ¿Eh?

- Ya me tengo que ir
¿no me escuchabas? - rió la chica esperando quizás un comentario sarcástico del chico, uno que nunca llegó; él estaba bastante distraído como para pensar en ser despreciable.

- Ah, claro
a tu ronda...

- ¿Me vas a acompañar?- preguntó Hermione mirándolo entretenida. Él se sorprendió un poco, sin embargo, lo ocultó con una sonrisa que indicaba ciertos aires de superioridad.

- Ya sabía que querías estar junto a alguien que de verdad cumpla su papel de prefecto -comentó. Hermine no supo qué pensar, sin embargo fruncio el entrecejo.

- ¿Qué quieres decir?

- Lo digo por Weasley, claro está.


- Oh... bueno Ron siempre hace las rondas conmigo y - Draco chascó la lengua casi imperceptiblemente, no estaba ahí para escuchar del tonto pobretón de Weasley, le causaba más molestia de la normal escucharlo de los labios de la chica y aquello no le gustaba para nada, era otra señal de que algo estaba pasando en él, algo que al igual que la pregunta rondaba en su cabeza desde hace varias noches.

- Entonces, ¿viene o no, su majestad? - preguntó Hermione con cierta burla haciendo que el chico funciera el ceño mientras se levantaba y caminaba hasta ella lentamente, mirándola casi sin parpadear.

- No vaya a ser que te metas en problemas y consigas que una mastodonte te mate, sabelotodo - Hermione se sonrojó ligeramente y le sonrió en agradecimiento al chico, éste hizo una mueca que podría interpretarse como una sonrisa, o al menos eso quiso pensar Hermione.

Salieron en silencio de la biblioteca y al pasar por el vestíbulo ambos miraron de reojo el tablón de anuncios.

En ese momento Hermione ya ni sabía lo que sentía
ella sabía que estaba enamorada de Remus, incluso podía existir la posibilidad de que él también sintiera algo, pero... todo era tan incierto para ella con él, no quería hacerse vagas ilusiones.

- Mañana será la salida a Hogsmeade- dijo él- ¿qué harás?

- No lo sé- respondió Hermione- supongo que estaré con Harry y con Ron.

- Qué interesante

- Señorita Granger, ¿podríamos hablar un momento?- interrumpió la voz de la profesora McGonagall detrás de ellos.

- Claro profesora- dijo Hermione sin entender- nos vemos luego Draco- le dijo al chico, quien dirigió una fría mirada a la jefa de Gryffindor y siguió su camino sin más respuestas.

 

- Adiós.

* * *

Al día siguiente a media mañana todos los alumnos ya se hallaban en Hogsmeade. La noche anterior Harry había recibido una carta de Sirius, diciéndole que los esperaría en el parque.

Ambos planearían la mudanza de Harry en las próximas vacaciones a un departamento que Sirius había comprado en las afueras de Londres.

Dos hombres hablaban entretenidos camino a Hogsmeade.

-
pero Sirius

- Nada de "peros" Lunático- interrumpió Sirius- lo harás: cuando vayamos a alguna de las tiendas que están cerca de las Tres Escobas, seguramente ella querrá ir a la librería, de modo que tú te ofrecerás a acompañarla, y mientras yo "desapareceré" con los chicos y no nos volveremos a ver hasta la hora del regreso, ¿entendido?

- Claro, ¿y qué es lo que pretendes que hagamos?- preguntó Remus un poco exaltado y nervioso- el pueblo está plagado de estudiantes y no sería conveniente que nos vieran saliendo juntos...

- Vamos, no tiene nada de malo- dijo Sirius- no te estoy diciendo que la beses, sólo que pasen la tarde juntos

- Pero si nos ven los demás van a pensar que ella y yo
ya sabes...

- ¿Y no te gustaría que eso pasara?- preguntó Sirius con una pícara sonrisa. Remus también sonrió.

- Pero no es correcto que nos vean juntos
soy un profesor.

- Oh, Lunático
no es precisamente un secreto el hecho de que ella es tu alumna favorita.

Remus asintió.

- ¿Entonces qué me recomiendas hacer?

- Seguirás el plan- dijo Sirius. Remus iba a replicar, pero el animago lo interrumpió- debes arriesgarte a hacer algo en vez de quedarte de brazos cruzados; sobre todo después de lo que pasó la otra tarde- Sirius se puso colorado porque los había encontrado a punto de besarse- eso te indica que tienes mínimo una puerta abierta.

*********

Hermione se acomodó su túnica mientras respiraba hondo, Ron que venía a su lado la miró de reojo.

- ¿Y bien?

- ¿Qué? - preguntó la chica de ojos canela algo a la defensiva.

- No, nada - dijo el pelirrojo desviando la mirada.

Comenzaron a bajar las escaleras, se tendrían que apresurar si no querían que los dejara el grupo. Harry por su lado iba más pendiente en el suelo, las constantes peleas de Ron y Hermione lo tenían algo hastiado, y la verdad ésta no pintaba bien.

- Ron, si me vas a decir algo, simplemente hazlo... pero no lo dejes a medias - reclamó Hermione mientras fruncía ligeramente el ceño.

- Bueno - Ron dudó un segundo cuando la esmeralda mirada del chico a su lado se posó en él, pero pronto la ignoró y el orgullo volvió a él.

Hermione lo miró expectante.

- No nos gusta que andes con Malfoy - dijo al fin. Hermione abrió bastante los ojos, mostrándose ofendida. Harry se movió incómodo.

- La verdad no creo que sea de su incumbencia con quien ando o no - se defendió. Ron la miró claramente disgustado.

- ¡Claro que lo es! - esta vez el que habló fue Harry. Hermione lo miró atónita, quizá molesta- tú eres nuestra amiga, y nos preocupa lo que ése - Harry señaló con la vista a un rubio platinado que hablaba con dos chicos parecidos a gorilas - quiera contigo...

- Simplemente no nos da buena espina, Hermione - concluyó Ron. Harry asintió y Hermione frunció aún más el ceño. La verdad era que el hecho de que sus dos mejores amigos se preocuparan no le molestaba en absoluto, era simplemente el hecho de siempre creer que ella no sabía cuidarse sola...

 

Suspiró. En realidad ella también hubiese desconfiado si Draco se hubiese acercado a Harry de la noche a la mañana, pero él simplemente era genial con ella... seguía siendo arrogante y sarcástico, pero no la molestaba... al contrario podría decirse que la trataba bien.

- Bien - dijo Hermione ablandando un poco, Harry y Ron se miraron incrédulos- la verdad es que yo también lo creía en un principio, pero él ha hecho cosas y me ha demostrado que no quiere fastidiarme...

- ¡Puede estar actuando! - gritó Ron. Las personas comenzaban a mirarlos.

- No es momento ni lugar para discutir eso, Ronald - dijo Hermione bastante seria caminando más rápido, alejándose del alumnado... seguida de cerca por sus dos amigos.

- Te digo que está rara, Harry - murmuró Ron bajito al oído del chico de lentes cuando Hermione se había adelantado un poco en la calle principal del pueblo mágico.

- Ya lo sé - susurró Harry - pero no sabes escoger los momentos para decirle las cosas... sabes que es testaruda de por sí.

- Shhhhhhhhh - les cayó ella mirando de reojo a sus amigos - les estoy escuchando - dijo y soltó una risita al ver la cara de ambos.

- Perdona Hermione - se disculpó Harry - no queríamos hablar a tus espaldas.

- Está bien, no hay problema - le tranquilizó ella, aunque en realidad sí le dolía, en parte; ella sabía que sí estaba diferente. Quizá las circunstancias la hacían pensar de otra manera.

Había estado actuando de forma muy nerviosa últimamente, algo despistada y descuidada con sus amigos... pero lo hacía inconscientemente.

Todo empezó desde aquélla tonta tarde en que ella había faltado a su propia inteligencia y no se negó rotundamente a tomar aquella poción mal hecha y entonces había acabado besando a Remus...

Él... la verdad era que desde que habían cruzada palabras el ultimo día, ella no había vuelto a hablar con él, y había un sentimiento en su corazón, una especie de vacío por ello, le hacía falta escuchar su voz... verlo.

El sol amarillento y cálido los cobijaba, opacando el frío de aquella mañana... Hermione tenía una expresión risueña en el rostro, distraída... quizás por el simple hecho de estar recordando el momento de casi intimidad con Remus... o el beso robado.

- ¡Ahí esta Sirius! - avisó Harry con voz de clara alegría - apresurémonos...

- Sí - dijo Hermione alcanzándolos.

- ¡Miren! ¡Vino también el profesor Lupin! - comentó Ron... Hermione sintió que todo se le paró al ver a dos hombres a no más de 20 metros frente a ella. El corazón comenzó a palpitarle más y más rápido.

Sirius iba vestido de negro completamente, pero Remus iba espectacular... una túnica verde oliva que llevaba abierta y abajo llevaba una camisa verde oscuro y unos pantalones marrón oscuro, su cabello estaba ligeramente despeinado por el viento... ambas manos estaban en los bolsillos y miraba con algo de timidez a los chicos que se acercaban.

Hermione de pronto había comenzado a ir más lento, parecía que él se había quitado años de encima, además esa sonrisa que tanto le gustaba se había vuelto a dibujar en su rostro.

 

Harry y Ron ya habían llegado hacia ellos, saludándolos a cada uno respectivamente.

Entonces todo volvió a la realidad, el tiempo recobró su velocidad. Hermione pasó la mirada de Remus a Sirius, más por cortesía que por otra cosa.

- Hola - saludó a ambos. Remus le sonrió aún más, su estómago dio un brinco repentino.

- Buenos días Hermione - fue la respuesta. Sirius soltó una risita que luego reprimió con uno de sus comentarios llenos de energía.

- Será mejor que nos apresuremos a las Tres Escobas si queremos conseguir lugar - el silencio que por segundos fue palpable se rompió. Hermione agradeció que Harry y Ron fuesen tan despistados y no se dieran cuenta de lo que ella sentía por Remus, y del ambiente que se formaba.

Los cinco se movieron al bar que estaba abarrotado de gente y por casualidades de la vida (quizás no tanto) Remus se sentó al lado de Hermione. Ella no cabía en los nervios. Sus manos estaban tan frías como un témpano y las escondió debajo de la mesa. Mientras los demás hablaban ella permanecía callada.

De vez en cuando miraba a Remus, fugazmente, y él lo notaba... la conversación estaba amena... o eso parecía, ella no lo sabía, no prestaba mucha atención.

Suspiró, no debía estar así... debía ser como antes, hablar, él no podía ver que su mundo se paralizaba con sólo tenerlo a su lado...

Un comentario... otro, pronto se encontraba metida en la conversacion que iba desde la nueva vida que les esperaba a Harry y a Sirius, hasta el sabor extraño que tenía el trago que Ron por "querer probar otra cosa" había pedido.

- Um no sé, no está malo - dijo Ron con orgullo, sin embargo la jarra aun estaba sobre la mesa, intacta desde el primer sorbo que le dio, sin nombrar el extraño color verde que tenía.

Harry soltó una risita.

- Tanto así que no has tomado nada -dijo divertido a lo que Ron se sonrojó.

-No es eso -se defendió - quiero que me dure más... -

Sirius, Harry y Hermione soltaron una carcajada más audible mientras Remus sonreía divertido y Ron frunció un poco el ceño.

- Ya verán, no sabe feo - llevó la jarra a sus labios y dio un gran trago, cosa que se arrepintió al instante en que arrugó la nariz y devolvió la bebida al vaso. Se escuchó la risa de Sirius y Harry más alta mientras la chica se quejaba de los modales de Ron.

Remus la miró fijamente, le reclamaba al pelirrojo... eso lo sabía, se veía muy hermosa enojada, quizás su pequeña nariz se veía un poco arrugada arriba dándole un aspecto infantil y sus grandes ojos llegaban a brillar peligrosamente.

- ... Y eres un asqueroso... deberías tener más modales, Ronald Weasley - concluyó, a lo que Ron simplemente soltó un suspiro y alejó su bebida de él extendiéndosela a la chica.

- Pruébala tú a ver si no harías lo mismo - la retó. Hermione hizo una mueca de asco.

- Esta toda babeada... además parece vómito - esta vez fue el turno de Ron de arrugar la cara y perder el poco color que quedaba en sus mejillas pecosas. La risa de Harry y Sirius se hizo más audible.

Remus rió también mientras bajó la mano lentamente debajo de la mesa... el corazón de Hermione se aceleró al sentir sus dedos rozar "distraidamente" los suyos mientras pasaba a buscar algo en el bolsillo de su túnica.

 

- ...Y pues la verdad me gustaría echarle un vistazo a la estrella fugaz 1200 nueva - dijo Ron; él, Harry y Sirius parecían concentrados en un nuevo tema de conversación que no era la bebida de Ron.

... La mano se posó en su pierna... Hermione parecía apunto de un colapso nervioso.

- Sí, a mí me encantaría ir - dijo Harry mientras asentía - además me dijeron que tienen el último tomo en cuidado para saetas de fuego... quiero echarle una hojeada.

Su mano cálida tomó la de ella; él volteó a mirarla, notando que ella se encontraba demasiado nerviosa. Le sonrió.

-Oh Por Dios! Oh Por Dios!"- pensaba ella mientras sentía su celeste mirada posada en ella. Ella también le miró.

- Quisiera platicar contigo - susurró Remus, Hermione asintió.

- ¿Aquí? - dijo en el mismo tono.

- No... ¿podríamos... - comenzó el licántropo pero fue interrumpido por la voz de Ron.

- Hey chicos, nosotros vamos a Botties Sports, ¿ustedes vienen? - preguntó el pelirrojo que ya se había levantado de la mesa. Harry lo había imitado.

Sirius por su parte miró a Remus con una sonrisa victoriosa. Remus carraspeó la garganta y se movió incómodo en su asiento, soltando la mano de Hermione mientras se ponía de pie.

- No, yo creo que mejor voy a la librería - dijo Hermione mirando a Remus algo extrañada, ¿sería que él iría con ella? ¿Qué le querría decir? Moría de la curiosidad.

- Yo la acompaño - anunció Remus. Sirius sonrió aún más. Ron iba a decir algo pero Sirius se levantó de la mesa con bastantes ánimos.

- Chicos, recuerden, están estrenando producto en la tienda... Hogwarts... estudiantes... ¿qué les dice eso? ¡Si no nos damos prisa el lugar se reventará de gente! - esto terminó de animarlos, y como alma que lleva el diablo salieron del lugar.

Remus miró a Hermione quien aun seguía sentada con la mirada perdida.

- ¿Quieres una cerveza de mantequilla? - preguntó. Ella negó con la cabeza - bueno, entonces salgamos de aquí.

Remus pagó las cervezas y el "cocodrilo" que se habia tomado Ron antes y se dispuso a salir del lugar detrás de Hermione, con una sonrisa dibujada en su rostro.

Al salir de las Tres Escobas se miraron y él le preguntó:

- ¿Entonces qué quieres hacer?

Hermione bajó un poco la mirada y respondió:

- Íbamos a ir a la librería, ¿no?

- Claro... entonces... vamos.

Ambos rieron un poco y comenzaron a encaminarse hacia el lugar.

Iban a paso lento, muy cerca el uno del otro. Al andar, se cruzaron con un grupito de alumnos de tercero, quienes se les acercaron.

- Hola profesor Lupin- dijo una niña de cabello rizado.

- Buenos días Sally- respondió Remus con amabilidad- hola chicos... ¿se divierten?

- Acabamos de ir a Zonko- dijo un niño de lentes y piel blanca- mire lo que compré.

El niño se sacó una snitch del bolsillo y la soltó en el aire. La pelota automáticamente se dirigió hacia el rostro de Hermione e instintivamente Remus la atrapó para evitar que le pegara.

Al hacerlo, la snitch reventó y dejó la mano del licántropo manchada con un líquido rojo similar a... sangre.

- ¡Remus!- exclamó Hermione visiblemente preocupada, tomando la mano de él entre las suyas. Remus miró la sangre confundido y Hermione mirando amenazadoramente al niño le dijo- ¿cómo te atreves? ¿qué no ves lo que acabas de causar?

 

El niño retrocedió un poco temeroso y balbuceó:

- Tranquila... es sólo tinta roja.

- ¡¿Cómo crees? ¡¡ es sangre!!- exclamó Hermione sin soltar la mano de Remus.

- Es tinta- dijo Remus con voz suave. Hermione lo miró de forma interrogativa y él asintió, lo que hizo que ella se sintiera un poco tonta- estoy bien- esto último se lo dijo al oído.

Algo cohibida, Hermione sacó su varita mágica y tras pronunciar unas palabras la tinta se limpió por completo.

Los niños observaron la escena en silencio, y uno de ellos dijo:

- Tiene usted una novia muy bonita, aunque un poco gritona, profesor... ¿cuál es su nombre?

Hermione y Remus al instante soltaron sus manos y desviaron las miradas sin saber qué hacer.

- Eh... ella es... bueno, se llama Hermione y...- Hermione sintió que su cara se calentaba rápidamente y Remus la miraba de reojo, los niños los miraban sonrientes- se llama Hermione... pero no somos...

- Novios- completó Hermione totalmente roja.

De pronto se formó un silencio bastante incómodo y uno de los niños que ahí estaban dijo:

-Ah es verdad, ella es la Prefecta de Gryffindor, chicos - habló un chico gordito con el cabello negro ondulado. Se escuchó un "aahh" en el grupo de niños mientras Hermione se quedaba muda y Remus sonreía.

-Exacto, una alumna ejemplar chicos... bueno, nosotros nos vamos a la librería... -

- Bueno, los veremos luego profesor.

- Que les vaya bien- respondió Remus con alivio al ver que sus alumnos ya se iban.

- Claro; adiós profe - dijo una niña de trenzas pero se giró con el rostro travieso e infantil como si no se conteniese y fuese a decir algo indebido o inapropiado -
- y seguramente cuando la chica crezca se enamorarán porque se ven muy lindos juntos- continuó con ojos soñadores - ¡siempre pasa en las películas!

Los niños que la rodeban la miraban con risas pícaras o algunos como si estuviese realmente loca y el gordito de cabello ondulado la tomó de la muñeca y se la llevó a rastras de ahí, seguidos por los demás, quienes aun reían por el comentario de su amiguita.

Remus y Hermione se quedaron parados en medio de la calle rocosa de Hogsmeade mientras un montón de pensamientos se cruzaban por sus cabezas en ese momento. Después de unos momentos él se atrevió a decir:

- Eh... por favor disculpa a Sally... lo que pasa es que... ella... bueno... tiene cierta tendencia a... a..- Remus ya ni sabía cómo completar la frase- parecerse demasiado a los Gemelos Weasley... - se rió un poco nervioso.

Hermione le sonrió aun apenada, era cierto, aquella chiquilla le recordó mucho a Fred y George, y quizás más a Ginny, que era como la fotocopia femenina de los gemelos.

-... Espero que los demás no malinterpreten nada... - comentó Remus preocupado por el chisme que se podría alzar en Hogwarts.

-Sí, lo sé - dijo comenzando a caminar hacia la librería con paso lento, él la siguió. Estaba también preocupada por eso, si ya de por sí Remus era cuestionado por los demás por su condición, a pesar de que ahora era favorecido por el ministerio por su ayuda con la derrota de Voldemort... no quería causarle problemas y más porque esa "mala interpretación" le había dolido en el alma - a veces ya con edades avanzadas también malinterpretamos las acciones de otros - eso lo dijo casi en un murmullo... inaudible, pero él lo escuchó.

 

- ¿Cómo? - él sabía qué había dicho, y la verdad no quería que ella se fuese hacia aquél lugar, todo estaba muy bien y ya lo había arruinado de nuevo.

- ¿Qué? Nada... - dijo Hermione sonrojándose levemente.

- Dijiste algo - dijo él.

- ¿Yo? - dijo mientras se señalaba con la mano - yo no he dicho nada...

- Claro que sí - él sonrió - yo creo que las acciones hablan más que las palabras.

- Puede ser.

Llegaron a la librería y Remus abrió la puerta dejando pasar a la chica.

Hermione entró tratando de tranquilizarse. Remus sonrió y cerró la puerta, llendo detrás de la chica. Al pasar una rápida mirada por el lugar, se dio cuenta de que estaba totalmente vacío.

- ¿Vienes a buscar algo en especial?- le preguntó a Hermione.

- Mmm... no... solamente quería ver qué novedades hay... aquí tienen muy buenos libros sobre defensa- dijo Hermione más animada.

- ¿En verdad? ¿Me los podrías mostrar?- preguntó Remus entusiasmado.

- Claro, ven.

Hermione lo jaló del brazo y lo condujo hasta un estante de buen tamaño que se hallaba en una parte más alejada de la entrada.

Hermione tomó un libro de cubierta color escarlata y se lo dió al licántropo.

- Este podría interesarte; tiene todo lo que desees saber sobre cómo detener algunas maldiciones imperdonables: eso no es tan fácil de conseguir.

- Vaya... parece que me lees la mente- comentó Remus echándole una hojeada- quería comprar uno de éstos.

Hermione sonrió un poco cohibida y le dio otro.

- ¿Conoces a este autor?- preguntó mostrándole el nombre que aparecía en la portada.

- ¡Claro! "Arte y Magia" fue su obra más conocida. ¿Lo has leído?

- He oído hablar de ese libro, pero no he tenido oportunidad...

De un momento a otro ya se hallaban sumidos en una amena conversación, metiendo y sacando libros de los estantes y comentando sobre ellos. Iban avanzando por el lugar, riendo y hablando gustosamente; ahora ninguno de los dos se mostraba tímido o apenado.

De pronto llegaron a una pequeña área donde había varias pilas de libros, que a juzgar por las capas de polvo que los cubrían, tenían años de estar ahí abandonados.

Se quedaron en silencio, durante el cual, Hermione pasó una mirada por ellos. Entonces... recordó lo que le había dicho Remus cuando estaban en las Tres Escobas... ¿qué sería aquello que le quería decir? Se moría de curiosidad por saberlo, pero a la vez, le daba pena preguntárselo y algo en su interior le decía que sería mejor quedarse con la duda.

Tomó el libro más cercano que estaba junto a ella y pasó su mano por la tapa, corriendo la capa de polvo que lo cubría para poder leer el título.

- "Cazadores de sombras"- leyó la voz de Remus detrás de ella, muy cerca de su oído. Hermione sintió un escalofrío y dio un paso al frente, alejándose del licántropo y volteó a mirarlo.

- ¿Lo has leído?- preguntó- es de una autora muggle...

- Sí- dijo Remus acercándose a ella. Tomó el libro de las manos de Hermione, lo observó cuidadosamente y lo dejó a un lado, sobre otra pila de libros. Ahora su mirada tenía un brillo especial... reflejaba seguridad, pero a la vez un poco de temor.

 

Hermione evitó mirarlo a los ojos; sentía que se derretía ante esa mirada que tanto le gustaba, pero de la cual a veces también llegaba a sentir temor... esa mirada celeste tan sensual y provocativa...

Remus dio otro paso hacia ella y tomó su mano con delicadeza.

El ambiente se había tornado un poco tenso, pero había algo que hacía que a ambos les gustara...

El olor a libros mezclado con cierta humedad en el oscuro pasillo donde se encontraban los dos no lograban opacar el suave olor a canela y miel que la chica emanaba, ese aroma que en ese momento habia llegado a embriagarlo.

Hermione permaneció inmóvil; no sabía qué hacer o cómo reaccionar.

Entonces Remus la estrechó entre sus brazos. La chica cerró los ojos y se dejó hipnotizar por el dulce aroma del licántropo, recargando la cabeza en su hombro.

Ambos no cabían en sí mismos de felicidad. La magia que se formó en el ambiente no les permitía ver más allá de ellos dos, les hacía querer estar juntos y no salir de ahí nunca.

El silencio era tan agradable... Permanecieron así por varios minutos; no era necesario hablar, sentían que si lo hacían el hechizo se rompería.

**********

- Hay algo que tengo que decirte- dijo de repente Remus. Hermione no contestó, sólo movió un poco la cabeza haciéndole entender que lo escuchaba. Él tomó aire y dijo- bueno pues... no sé cómo hacerlo...

- Sólo deja que las palabras salgan de tu boca- susurró Hermione con tranquilidad. Remus suspiró abrazándola un poco más fuerte.

- Lo que te quiero decir es que... desde aquella tarde en que entraste a mi oficina... en que entraste a mi oficina y... me besaste... yo... yo ya no puedo seguir siendo el mismo de siempre...- Hermione iba a decir algo pero..- shhh... déjame terminar por favor... lo que quiero decir es que... desde aquella tarde te has vuelto muy importante para mí.

Por un momento las palabras de Remus quedaron suspendidas en el aire. Aunque Hermione parecía estar, quieta, impasible, todo en su interior giraba y giraba, sus emociones y sus sentimientos se revolvían dejándola confundida.

- ¿Qué es lo que quieres decir?- preguntó sin soltarse del hombre. Remus acarició un poco el cabello de la chica e iba a decir algo cuando...

- ¿Mamá? ¿Estás ahí?

La voz de un niño pequeño irrumpió en el lugar. Remus y Hermione voltearon a verlo desconcertados, y el niño asustándose un poco, se echó a correr.

Remus y Hermione se miraron una vez más. Luego, sin decir nada, como si se hubieran puesto de acuerdo, se soltaron y comenzaron a dirigirse a la salida. Hermione iba adelante, y fue la primera en salir del lugar.

Cuando estuvo afuera, volteó y al no ver a Remus se desconcertó. Momentos después salió él de la librería, con un paquete en la mano. Le sonrió y se lo entregó.

- Te compré algo- le dijo a la chica. Hermione le contestó la sonrisa y lo tomó un poco ruborizada.

- Gracias.

Comenzaron a caminar hacia el parque para reunirse con Sirius y los demás.

Lo que ninguno de los dos sabía, era que unos ojos grises habían observado el cómo salían de la librería y la felicidad que parecía rodearlos...


Hermione estaba sentada en uno de los banquitos del patio principal del castillo, bastante concentrada en el pequeño libro que Remus le había regalado días atrás. Una tonta sonrisa no se borraba de su rostro y no era precisamente por la lectura.

 

Un chico caminaba por los pasillos con paso imponente, viendo a las personas que pasaban al lado de él por encima de su hombro, creyendo ser el mejor...

Varias chicas no dejaban de mirarlo hasta que se perdía de vista, y él sólo les sonreía seductoramente, sabía que las tenía a sus pies, sus ojos grises brillaban triunfantes, llenos de malicia... su paso seguro se detuvo al ver a una chica sola en el medio del patio, sentada en un banquito. Su mirada pronto se ablandó y sintió cómo su corazón palpitaba más aprisa.

Se acercó a ella con paso decidido, cuando estuvo a pocos centímetros de ella pudo sentir su suave olor a miel. Ella no se percataba de que él estaba parado a su lado, quién sabe cuántas cosas estaría pensando en aquél momento... ¿estaría ese sucio licántropos ahí en sus pensamientos?

Deambulando entre las ilusiones de ella, que sonreía con ambas mejillas sonrojadas... ¿ocuparía él, Draco Malfoy un lugar en sus sueños? Carraspeó la garganta para hacerse notar, haciendo que la mirada de ella subiera inmediatamente.

- Hola - dijo sonriéndole, ella le devolvió la sonrisa.

- Hola Draco.

Lejos de aquella conversación un joven adulto paseaba por los pasillos tarareando una canción, su rostro se mostraba tranquilo y con una sonrisa pícara en él. Su túnica negra se balanceaba en el aire junto con su cabello negro azulado al compás del viento, y sus ojos azul intenso deslumbraban a las chicas que pasaban junto a él.

Él permanecía neutro, mirando al frente, ignorando todas aquellas miradas... ignorando todos los comentarios.

Sus ojos azules se fijaron en una pareja que había en el patio, ambos reían de algo... levantó una ceja más que la otra, eso no le gustaba para nada, ese Malfoy no dejaba a Hermione ni un momento, y Remus no había podido acercársele bien desde el fin de semana...

Tendría que hacer algo al respecto...

Caminó rápidamente hasta donde se encontraban los chicos, pronto escuchó la serena risa de Hermione.


**********************************************************
DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:
Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendo después de tantos años.
Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!
También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno que otro contenido adicional.
Abrazos a todos!

Al día siguiente, a la hora del almuerzo, Remus se encontraba en el aula de defensa terminando de calificar unos ensayos de los gryffindors de séptimo grado para entregárselos a la hora de clase.

Tomó su pluma de águila, y tras mojar la punta con un poco de tinta roja, marcó un nueve en un pergamino firmado por "Harry Potter".

En su cansado rostro se dibujó una pequeña sonrisa originada por un recuerdo de su época de estudiante.

Dio un sorbo a su taza de café y se hundió en su sillón. Pasó los dedos por las ojeras que se le habían formado: no pudo pegar un ojo en toda la noche.

 

La última vez que la vio fue el día anterior, y en circunstancias no muy favorables; ahora se preguntaba si ella no estaría molesta con él por la forma en que le había contestado.

De pronto alzó la vista y vio frente a él a un muchacho de cabello rubio


**********************************************************
DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:
Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendo después de tantos años.
Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!
También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno que otro contenido adicional.
Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

Tres horas después, Hermione caminabarápidamente por los pasillos, tenía sujetado con fuerza su maletín y miraba alfrente distraída... su próxima clase, defensa...

Suspiró conpesadez, no tenía muchas ganas de ver a Remus. No desde su discusión.

Pronto estuvofrente a la puerta de madera que la separaba de la clase de defensa... Harryque venía justo tras ella la empujó, obligándola a entrar...

Los tres sesentaron en medio del aula y sacaron todo preparándose para la clase.

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

 

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

Sumida en suspensamientos, Hermione no se percató de que una persona caminaba en sentidocontrario a ella; sin poder evitarlo el golpe fue duro, la persona con quienhabía chocado era bien grande y fuerte y la había tumbado al suelo.

Todo le pareció confuso, miró cómo de subolso habían caído varios libros y los pergaminos y la pluma habían quedadoregados a su alrrededor.

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

-¡Ya faltan dos días para el baile!- dijo Lavender encuanto abrió las cortinas de su cama adoselada. Entró al cuarto de baño y juntocon Parvati comenzó a cantar una canción y a decidir qué color de maquillajeusaría.

- „Par detontas"- pensó Hermione mientras cepillaba su cabello.

Ella no tenía ningún plan en específico para el tan mencionado baile;seguramente pasaría la velada con Harry, Ron y algunos otros amigos deHufflepuff;

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

 

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

Al díasiguiente Draco Malfoy fue de los primeros en llegar a desayunar al GranComedor. Iba perfectamente bien peinado, su túnica no tenía ni una sola arrugay olía a una elegante loción.

Miraba con aire distraído a su alrededor repasando en sumente lo que había pensado desde hacía varias noches, esperando que no fueraahora demasiado tarde... no lo decía por el licántropo, no... sino por algúnotro que tuviera los mismos intereses que él.

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

El cansancioinvadía todo su cuerpo, los huesos le dolían hasta lo más profundo
sentía queen cualquier momento caería rendido de dolor al suelo, la noche pasada fue lunallena y con eso su maldición eterna se hizo presente con una intensidad que nosentía desde hacía ya varios meses.

Suspiró mientras bajaba lentamente lasescaleras de mármol que lo llevaban a la entrada del castillo.

Había sido una mala noche sin dudaalguna

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

 

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

El partidocomenzó. La quaffle cayó en manos de Gryffindor, quien rápidamente anotó ungol. Remus lo miraba todo, pero no se interesaba en lo más mínimo. ¿Iría todobien esa noche? ¿Hermione le perdonaría?

Snape tomó un pañuelo y se sonó la nariz. En ese momentoGryffindor volvió a anotar un gol y la muchedumbre soltó un grito de emoción,al mismo tiempo que una ola de cartelones color escarlata y dorado se alzaronen la tribuna.

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

...-¡Remus! ¡Espera!

-"Ay, no" - dijo Remus para sus adentros sindetener el paso, fingiendo no haber escuchado nada.

- ¡Remus!

La mujer llegó y lo tomó del brazo.

- Hola Rita- dijo el licántropo- lo siento, no te oí...

- No importa- dijo la profesora conexcesiva alegría- me alegro de que esta mañana haya ganado Gryffindor, ¿perosabes? La próxima vez no estaré de tu lado, mi casa es Ravenclaw y no los voy ahacer a un lado...

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

 

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

Unos metros por delante de ellosseguía el sendero sobre el cual marchaban pero ahora estaba rodeado de árbolesy luego se abría en un claro, obviamente también rodeado de árboles. Habíamesas y estaba situado en la orilla del lago donde había una plataforma sobrela cual había unos músicos tocando tranquilas melodías.

Pequeñashadas de colores revoloteaban libremente por todos lados, pasando junto a lasvelas encantadas que iluminaban la oscura zona como las del Gran Comedor deHogwarts.

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

Una fríagota chocó contra la piel de la castaña que se miró su mano. Notándolo, Remusse metía un poco de su postre en la boca y la miraba fijamente.

- ¿Qué sucede? - preguntó luego depasarse el bocado, algo preocupado.

- He sentido varias gotas - dijo ellalevantando la mirada - ¿tú no? O serán ideas mías...

El hombre levantó un poco la vistaobservando el cielo; era cierto de pronto un manto de nubes espesas habíatapado la bonita noche estrellada.

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

 

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

Ron y Harryse miraron.

- Vaya... - dijo el pelirrojo tras unos momentos desilencio- pero de todos modos, Hermione, pudiste habernos avisado. No sabes lopreocupados que nos tenías.

- Pero es que los vi muy animados con sus parejas... noquise interrumpirlos con eso - fingió algo de pena, parecía que sus dos amigosestaban creyendo cada una de sus palabras, sintió un gran alivio al notar quelos dos se sonrojaban ligeramente - ya ven...

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

Ahora Remus ya se había habituadoa ver el lugar prácticamente transformado en un laboratorio. Había conexionesde tubos que contenían sustancias raras y burbujeantes, había mecheros, frascosque contenían polvos, libros abiertos y un par de varitas mágicas extras sobreuna mesa de trabajo. Remus divisó unos tubos de ensayo que tenían líquidos decolores oscuros... todos ellos contenían un poco de su sangre mezclada consustancias y polvos...

 

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

Más que molesto, Dumbledore estaba frustrado. Hubo un rebote deLinuitos en el organismo de Remus y parte de todo lo que había progresado sumejoramiento en los últimos meses se perdió.

Volvió a mirar las muestras de sangre que le había sacado eldía anterior.

- Ay muchacho... si tan sólo me hubieras avisado antes queperdiste la cadena...

Entonces alguien irrumpió en el despacho. Por la chimeneahabía entrado un mago de la misma

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

Sus palabras resonaron por toda la habitación. "Quiero pasar una noche con Hermione".

Eso era demasiado. Al instante el rostro de Remus enrojeció de furia. Una ira profunda lo invadió y lo impulsó para levantarse de donde estaba, saltar sobre su escritorio y avalanzarse contra Malfoy. Con desmedida fuerza lo empujó hacia la pared. El rubio se llevó un fuerte golpe en la espalda, pero no le importó; estaba más ocupado disfrutando la salvaje reacción del licántropo; le había pegado donde más le dolía.

- Vaya, vaya... ¿por qué la violencia? - dijo haciendo una mueca a causa del dolor de su espalda. Remus se acercó a él y le soltó un puñetazo en el estómago. Sabía que las consecuencias de golpear a un alumno serían fatales pero no le importaba. La furia lo cegaba. Se alejó lo más que pudo de Malfoy porque quería matarlo en ese momento.

 

- Escuche- dijo Malfoy en voz apenas audible ya que Remus lo había dejado sin aire- no es tan malo como parece. Cálmese y reconsidérelo. Hermione no tiene por qué saber nada de esto, será un secreto entre usted y yo. Yo me encargaré de seducirla; si ella acepta entregarse voluntariamente a mí por una noche, yo a la mañana siguiente le devolveré la cadena. Pero si ella no cae en mi juego, usted saldrá perdiendo. A Hermione la dejaré en paz si me rechaza, lo juro, pero en ese caso usted no tendrá la cadena.

Remus no podía creer que el descaro del muchacho llegara a tanto. Temblaba descontroladamente, quería agarrarlo y golpearlo hasta matarlo. Un fuerte viento comenzó a soplar en la habitación a pesar de que la puerta y las ventanas estaban cerradas. Había algo en él que le daba un aspecto animal; ya no era solamente la mirada dorada, sino que sus facciones comenzaban a verse un poco más toscas. Las emociones que traía dentro eran las causantes de eso.

Malfoy comenzó a asustarse pero no estaba dispuesto a tirar la toalla antes de tiempo, así que siguió:

- Aunque si en verdad a usted le urge recuperar lo que perdió, podría facilitarnos las cosas a ambos. Puede persuadir a Hermione para que se acueste conmigo, así yo no tengo que romperme la cabeza tratando de seducirla y usted recupera su pequeño tesoro. ¿Qué le parece?

- ¡NI LO SUEÑES, INFELIZ!- gritó Remus. Se acercó al rubio, quien seguía recargado a la pared y lo jaló por el cuello de la camisa- no te atrevas a meterte con Hermione porque te juro que si la tocas, yo mismo te mataré.

Eso último lo dijo en un susurro cargado de ira y tiró al chico al suelo.

- Está bien, no hay por qué enojarse- dijo éste- yo solamente le hice una oferta. Usted dirá si la acepta o no.

- ¡¡POR SUPUESTO QUE NO LA ACEPTO!! Hablo en serio, Malfoy; no te atrevas a provocarme porque te va a ir muy mal. Si me entero de que le hiciste algo a Hermione, te vas a arrepentir de haber nacido - Lo apuntó con su varita mágica- ahora lárgate de aquí.

Malfoy se encogió de hombros y con un gesto de indiferencia se levantó. Antes de salir, volteó a ver al profesor y dijo:

- Está bien... entonces dé por hecho que esa cadena ya está perdida. Ahora mismo la echaré por el retrete.

Y se fue. En cuanto el chico desapareció, Remus volvió a soltar un fuerte grito de enojo y volcó su escritorio.

**********

Por su parte ahora Draco corría por los pasillos lo más rápido que podía, debía alejarse lo antes posible del lugar donde acababa de estar. Una vez que se detuvo, las piernas le temblaban. De hecho todo él temblaba y lo peor del caso es que era por miedo. no obstante, se felicitó por haber logrado mantener la compostura cuando estuvo con Lupin.

- "Cielos, creí que ese lobo loco me iba a matar".

Escuchó pasos que se aproximaban a él. Era la profesora McGonagall, quien al ver al joven tan alterado, se detuvo.

- ¿Todo bien, señor Malfoy?

- Sí señora. Todo bien.- contestó con cierto dejo de arrogancia y se retiró. Decidió ir a tomar un descanso al baño de los prefectos, así al menos podría relajarse y pensar en su siguiente jugada.

**********

Remus Lupin salió de su oficina y como alma que lleva el diablo se dirigió hacia la salida del castillo. Iba al Bosque Prohibido. De alguna forma tenía que sacar la furia que llevaba dentro. Estando así no podría acercársele ni a Hermione ni a nadie.

 

Tenía que decirle, tenía que prevenirla acerca de las intenciones de Malfoy. Ese desgraciado ya había dado en el clavo y sabía cómo chantajearlo. Ahora tenía miedo por su novia, no soportaría la idea de que alguien le pusiera una mano encima.

- Primero muerto antes que permitir que ese maldito la toque.

Vaya problema en el que se acababa de meter. En el fondo sí sentía miedo por lo que podría pasarle si Malfoy hacía público lo que acababa de ocurrir. Ya se imaginaba el escándalo que se armaría: un profesor golpea a un alumno y lo amenaza de muerte a causa de una disputa por el corazón de una joven estudiante...

Tenía que hayar una forma de silenciarlo.

**********

El agua caliente de la piscina del baño de los prefectos logró calmarlo. Una carcajada salió de sus labios.

- Vaya... - se dijo a sí mismo- realmente hay que felicitarme. Hice un excelente trabajo, lo volví loco de rabia, lo he chantajeado y ahora lo tengo en mis manos; él no aceptó mi propuesta pero paciencia... eso fue lo que dijo él. Hay que ver si Hermione piensa lo mismo... si es cierto que ella ama a ese malnacido, habrá que ver qué tan lejos está dispuesta a llegar por él y por ese amor que supuestamente le tiene. De cualquier forma ella será mía. Da igual si me ama a mí o a él.

Una cosa sí tenía muy clara: ésta guerra era exclusivamente entre él y el hombre lobo. Había decidido que no metería a nadie más para lograr su objetivo. Ni siquiera a Snape aunque sabía que éste en dos patadas podría hacer trizas a su enemigo.

No. Draco era demasiado orgulloso como para aceptar compartir los créditos de tal hazaña con alguien más. Él ganaría esa guerra y lo haría solo, sin la ayuda de nadie.

* * *

Al despertar y mirarse en el espejo sintió un gran vacío por dentro. Sus ojos seguían con ese destello dorado que habían adquirido desde hace un par de días, una gruesa barba le cubría ya las mejillas, sus cejas estaban un poco más pobladas. Mechones blancos se mezclaban con sus cabellos castaño claro y sus orejas estaban cubiertas por unos finos pelos... además el vello de su pecho, brazos y piernas estaba más grueso. No era la primera vez que le pasaba; desde que se había sometido al tratamiento para sobrellevar su licantropía, había experimentado cambios de este tipo, a veces se hacían presentes poco antes de la luna llena. Eran esporádicos, a veces desaparecían después de unas cuantas horas o minutos. Pero esta vez sus emociones habían tenido bastante que ver. Tanto así, que incluso después de haber dormido seguía viéndose así; con un toque animal.

Los terrenos del castillo amanecieron cubiertos por una gruesa capa de nieve que había caído durante la noche, por lo cual es profesor Dumbledore le pidió que cancelara la visita al bosque que tenía planeada con los alumnos de séptimo grado.

- La seguridad de los alumnos es importante; ya sabes que cuando cae mucha nieve los Rismacolin salen de sus madrigueras y si se llegan a meter al área donde vas a trabajar con los chicos y ellos no los ven, podrían salir lastimados- le había dicho el anciano durante el desayuno- mejor empieza a estudiar con ellos el siguiente tema. Son los Patronus, ¿no?

 

Remus asintió pero no dijo nada. En ese momento su clase de DCAO no era precisamente lo que tenía en mente. Al notar su semblante de preocupación y el cambio en sus facciones, Dumbledore preguntó:

- ¿Qué te ocurre?

Remus soltó un cansado suspiro. Lo ocurrido con Malfoy la tarde anterior lo mantenía con el alma en un hilo. Aún no lo había comentado con nadie y sabía que la persona menos indicada para tratar el punto era Dumbledore. Pero tampoco podía mentirle. Simplemente no tenía idea de qué hacer.

- Sigo muy preocupado por mi cadena... -le dijo sabiendo que no le estaba mintiendo del todo. Dumbledore suspiró.

- ¿Y cómo te has sentido?- quiso saber.

- Pues... tan sólo mírame... me he tomado las vitaminas que me diste y tan mal no me siento, Pero ya te imaginarás cómo estoy por dentro.

El anciano le dio unas palmadas en la espalda.

- Ánimo- le dijo en tono paternal- ya veremos cómo salimos de ésta. Además, ese cambio en tu aspecto te hace ver más sexy; seguramente tus alumnas te pondrán más atención que de costumbre.

Remus rio ante la broma del anciano pero se le humedecieron los ojos. Se sentía miserable por no poder contarle a Dumbledore que ya sabía quién tenía la cadena hechizada y que no podía recuperarla. Realmente traía el ánimo por los suelos.

De todos sus alumnos, con los únicos que tendría que cancelar su clase era con los Ravenclaws y los Gryffindors de séptimo por lo del bosque. Ese día no tenía que ver a los de Slytherin. Estando como estaba no tenía ganas de verlos y tampoco tenía ganas de tratar un tema tan complicado como los Patronus con los otros alumnos.

Fue a su habitación y tomó de un frasco unos polvos color carmín que arrojó a la chimenea.

- Grimmauld Place- dijo y metió la cabeza en las llamas. Una desagradable sensación recorrió su cuerpo y pronto ante su vista apareció la cocina de la casa de Sirius. - ¡Hey! ¡Canuto! ¿Estás ahí? - no hubo respuesta- ¡Oye! ¡Sirius! ¡Necesito hablar contigo!

Entonces se escucharon unos pasos apresurados en las escaleras.

- ¡Voy! ¡Espera!

- Creí que no estabas- dijo Remus cuando su amigo llegó.

- Lo siento, estaba arriba y no escuché que habías llegado... - el animago se detuvo al ver el cambio de su amigo; prefirió seguir hablando y no hacer ningún comentario al respecto-Estaba preparando mi currículum: lo voy a entregar mañana en el Departamento De Planeación Mágica.

- Vaya, ésas son buenas noticias.

- Sí, tal vez me hagan una entrevista...

- Me alegro por ti, Canuto. Espero que te den el empleo.

- Y bueno... ¿qué te trae por acá?

Remus bufó.

- Ya encontré mi cadena.

Sirius lo miró sin entender.

- ¿Entonces por qué tienes esa cara? Es decir... no te ves contento- corrigió rápidamente.

- Porque no la puedo tener.

- ¿Qué quieres decir?

- Sé quién la tiene, pero no la puedo recuperar.

- Diablos, Remus, ¿quieres explicar qué pasa?

- Malfoy la tiene.

La cara de incredulidad que el animago puso fue indescriptible. Remus lo notó, así que sugirió que se vieran en Las Tres Escobas para terminarle de contar todo. Después de todo, tenía un par de horas libres.

**********

- Y bien... ¿qué piensas hacer?- le preguntó Sirius una vez que le contó los detalles de lo sucedido la tarde anterior.

 

- ¿Cómo que qué pienso hacer? ¿Cómo te atreves a preguntarlo? - soltó Remus totalmente indignado.

- No me refiero a la propuesta de Malfoy, no seas tonto. Lo que traté de preguntarte es que si tienes ya un plan para recuperar esa cadena y si piensas hablarle a Hermione sobre esto- explicó Sirius.

- Oh... bueno pues... no... lo que más me importa en este momento es Hermione. Tengo que alejar a ese estúpido de ella, no puedo permitir que le haga algo... que la engañe o... tú sabes...

- Hey amigo, por favor trata de no ponerte histérico y recuerda una cosa; Hermione es demasiado inteligente como para caer en un juego así. Además te ama. ¿Tú crees que ella cedería ante las provocaciones de Malfoy?

- Ahora tú piensa esto: mi pellejo está en manos de él. En cualquier momento puede delatarme frente a quien le dé la gana porque sabe lo mío con Hermione; tal vez no tenga pruebas pero no le harían falta. Además lo he golpeado. Cursos gratis en Youtube

- Cielos... tu caso en verdad es grave. Aunque por un lado, aquí hay algo que tal vez te tranquilice un poco; la palabra de Malfoy. Es un arma de dos filos, pero observa esto: si te juró que no forzaría a Hermione a nada, es porque lo cumplirá.

Remus soltó una irónica carcajada.

- ¡No seas ridículo! No entiendo cómo puedes ser tan ingenuo y creer eso.

- Oye: aunque no me guste, ese tipo es de mi familia y como tal, te puedo asegurar que es un hombre de palabra. Tanto para bien como para mal. En caso de conseguir lo que quiere con Hermione, te devolverá la cadena. Pero si ella no acepta, no tratará de abusar de ella o algo así... pero también sería un hecho que no te la devolverá...

- No sigas Canuto. - dijo Remus con un tono severo. El panorama no era en lo absoluto positivo. Parecía ser que la única solución era aceptar aquella "propuesta indecorosa".

Los dos amigos se quedaron un largo rato en silencio. Por lo menos el té tranquilizante que Madame Rosmerta le había servido a Remus logró relajar sus ansias. Sirius tomaba una taza de café con kahlúa y miraba la nevada que caía fuera del lugar.

- Tienes que decírselo a Albus - dijo.

- Imposible- contestó automáticamente Remus.

- No seas tonto- insistió el animago- no puedes hacerle esto. Él más que nadie debe saber la verdad; él ha arriesgado mucho por ti desde siempre y no merece que le ocultes las cosas.

- Precisamente debido a todo lo que él ha hecho por mí, no puedo llegar y decirle: "¿qué crees Albus? Malfoy tiene mi cadena pero no me la devolverá hasta que Hermione, quien por cierto es mi novia, se acueste con él". ¡Es una locura!

- No, locura es más bien que andes a escondidas con una alumna.

- ¿Entonces debería hacer público lo nuestro?- soltó Remus a la defensiva. Sirius bufó.

- Date cuenta, Lunático: estás poniendo mucho en riesgo por esa chica; tu nombre, tu empleo en Hogwarts y sobre todo, tu salud, tu vida...

Remus lo miró si fuera un bicho raro.

- ¿Insinúas que estar con Hermione es un error? ¡Si tú mismo me ayudaste a hacerla mi novia! Es más, tú fuiste quien acabó por metérmela más en la cabeza. ¿A caso ahora te arrepientes? ¿Pretendes que me eche para atrás y la deje? ¿Dices que ella es un peligro para mí?

- No, no y no- dijo Sirius alzando la voz un poco- yo no estoy diciendo eso, no es mi intención hacer que Hermione parezca la culpable de todo. Es cierto que yo te incité para que te dieras cuenta de que la amas y créeme que me alegra que hayan funcionado las cosas entre ustedes, pero trata de ser racional. Tu situación es realmente complicada, Malfoy está usando a Hermione para tenerte entre la espada y la pared. Si no le das lo que quiere, aparte de no devolverte la cadena, sería capaz de decirle a Albus sobre tu relación con ella. O a Snape y eso sería aún peor. Yo creo que lo que deberías hacer es poner al tanto a Albus sobre esto para no tener después desagradables sorpresas.

- Albus me matará, estoy seguro de que me despedirá.

- Por supuesto que se molestará. No es muy apropiado que digamos el hecho de que un profesor tenga un romance con una estudiante pero debes ser honesto con él. Si sabe sobre lo tuyo, podrá intervenir sin ningún problema para que Malfoy te devuelva la cadena puesto que ya estaría prevenido sobre lo que Malfoy diría para tratar de desacreditarte- al notar temor en el rostro de su amigo, Sirius agregó:- todo esto es por tu bien. Las cosas se han salido de control (acepto la parte de culpa que me corresponde) pero tu salud está en riesgo. Yo sé que no es fácil pero debes hacer lo que te digo. Por un momento haz de lado tu amor por Hermione.

- Es que no quiero perderla.

- No la perderás pero debes actuar maduramente, como el hombre que eres; no permitas que el estar con una chica mucho más joven que tú nuble el buen juicio que siempre has tenido.

Sirius tenía toda la razón y Remus lo sabía, se estaba comportando de manera inmadura, estaba permitiendo que Malfoy lo manipulara y estaba arriesgando hasta su vida pues algo terrible podría ocurrirle durante la siguiente luna llena.

- Tengo miedo, Canuto. No quiero defraudar a Albus y mucho menos a Hermione.

- ¿Por qué lo dices? Hermione lo comprenderá. Tú le importas demasiado y estoy seguro de que cuando se entere de la gravedad de las cosas, te apoyará para que hables con Albus. También me atrevo a decir que estará dispuesta a aceptar las consecuencias con tal de que nada malo te pase. Amigo, no sé por qué, pero presiento que tú desconfías de ella.

- No es eso, Canuto. Bueno, en cierta forma sí, sí desconfío de ella.

- Lunático, es lo más estúpido que he escuchado. No conocía esa parte de ti; sé que eres un poco celoso pero nunca antes habías desconfiado de alguna de tus novias.

- No sé cómo explicarlo... ella no es el problema, sino yo.

- Oh, vamos, no hables así.

- Estoy muy confundido.

- Pues... yo ya te he sugerido una solución a todo esto: hablar con Dumbledore y luego recuperar tu cadena. Tú debes decidir si me haces caso o no.

Muy en el fondo del corazón del joven licántropo estaba albergada la razón por la cual él desconfiaba de Hermione: temía que ella, con tal de ayudarlo a recuperar la cadena, fuera capaz de... ponerse en manos de Malfoy.

**********

Al sonar la campana, ella fue la primera en apresurarse a recoger sus cosas y salir de ahí. Esas dos horas de Aritmancia casi la vuelven loca.

- "Sólo dos horas más de pociones y comenzará el fin de semana"- se dijo a sí misma para animarse. Estaba ansiosa por salir corriendo a la oficina de Remus y estar con él. Sumida en sus pensamientos, caminaba en dirección a las mazmorras.

 

- ¿Me permites ayudarte con tus libros?

Esa voz la llamó. El rubio slytherin la alcazó y tomó los libros que ella llevaba en la mano. Ella sólo se limitó a esbozar una pequeña sonrisa, pensó que no era correcto ser descortés con él.

- Y bien- dijo Draco tratando de comenzar la conversación- ¿qué harás hoy en la tarde?

- Nada en especial- contestó Hermione sin mirarlo- quiero descansar. Esta semana estuvo pesada.

- Sí, a nosotros tampoco nos fue muy bien, ustedes gryffindors no son los únicos a los que los cargan con demasiadas tareas. Si quieres relajarte, te vendría bien ir un rato al baño de los prefectos. Ahí está tranquilo y nadie te molesta.

- Bien... lo tomaré en cuenta- dijo Hermione tratando de sonar indiferente. No le gustó el tono en que Draco le había dicho esto último.

- Oye Hermione- Draco la tomó del brazo e hizo que se detuviera- no me gusta andarme con rodeos así que te lo diré de una vez: ¿te gustaría salir conmigo?

- ¿Qué?- fue lo único que logró decir. No pensó que Draco fuera capaz de insistir sobre el tema.

- Sí, ¿te gustaría que saliéramos mañana en la tarde?- él la miraba directamente a los ojos y le sonreía- vamos, ¿qué opinas?

- Draco, yo... - ella sabía perfectamente que no podía ni debería aceptar aquella invitación, el problema era que no hallaba la forma de negarse sin tener que dar explicaciones. Por más que lo pensaba, no se le ocurría cómo hacerlo por las buenas, así que decidió de una vez por todas y quitarse a Draco de encima:- voy a ser sincera contigo: no acepto tu invitación.

El semblante de Draco se tornó duro al instante.

- ¿Por qué?

- Porque no puedo corresponder tus sentimientos; y no sería justo que estés con alguien que no te quiere de verdad, como lo mereces. Lamento decírtelo de esta forma pero quiero que las cosas queden claras.

- Yo sólo te pido una oportunidad para que me conozcas. Por favor: sal conmigo mañana en la tarde y déjame tratar de conquistarte.

El joven tomó su mano y la miró suplicante. Cualquier otra chica se habría derretido ante esa mirada, pero Hermione no. Se soltó de él y dijo con voz temblorosa:

- No Draco. Por favor no insistas más. - tomó sus libros y se alejó rápidamente. Draco no se molestó en seguirla.

- "Muy bien, Hermione... traté de convencerte por las buenas y no accediste. Ahora me conocerás por las malas."

**********

Remus observaba a sus alumnos hacer los ejercicios del libro que les había dejado. Había estado tan inquieto que no se sintió capaz de ponerse a explicar una clase, de modo que prefirió ponerlos a trabajar por su cuenta. Mientras ellos lo hacían, él ya había pensado mejor las cosas y había tomado una decisión.

Ya en la tarde, cuando todos disfrutaban del comienzo del fin de semana, Harry, Ron y Hermione estaban en la sala común. De pronto llegaron Seamus Finnigan y Dean Thomas a invitarlos a salir a jugar con la nieve en los terrenos, lo cual a Harry y Ron les pareció una buena idea, pero en cambio Hermione, poniendo de pretexto el frío y el cansancio, dijo que prefería permanecer adentro.

En cuanto sus amigos se fueron, ella se dirigió a toda prisa al despacho de Remus. Poco antes de llegar ahí, se topó con él. Obviamente percibió el cambio en el licántropo. Pero lejos de asustarla, le hizo sentir un revoloteo en el estómago.

 

- Te estaba buscando- le dijo el hombre en voz baja. Tras asegurarse de que nadie los veía, se fueron para poder estar a solas.

Remus cerró la puerta de su oficina con un hechizo y al instante Hermione saltó a sus brazos.

- Me hacía falta verte- le dijo. Por un momento Remus dejó de lado sus preocupaciones y besó sus labios con dulzura. Luego la tomó de la mano y del estante con libros que había detrás de su escritorio, jaló un pesado volumen azul y al instante el mueble se hizo a un lado, dejándolos pasar al dormitorio de Remus- no sabía que duermes aquí. Se ve acogedor.

Hermionse se fue a sentar al sillón que había frente a la chimenea del pequeño apartamento.

- ¿Quieres una taza de chocolate?- preguntó Remus.

- Sí, me vendría bien.

El hombre se tomó unos minutos para preparar las bebidas.

- Ven acá- le pidió Hermione haciendo un ademán para que él se sentara junto a ella- necesito un abrazo.

- Por supuesto, preciosa; te daré todos los que quieras.

El delgado cuerpo de la chica se acurrucó en él.

- Siento que voy a volverme loca- dijo.

- ¿Por qué? ¿Ocurre algo?

- Todo se reduce a una palabra: aritmancia. Hoy empezamos a tratar un nuevo tema y no entiendo nada; sólo son números y números y más números, fórmulas complicadas y cosas por el estilo. Fue horrible. Y lo peor del caso es que éste será uno de los principales temas en los ÉXTASIS.

- Lo sé. Cuando estaba en tercer grado tomé esa materia pero al siguiente año renuncié, nunca fue mi fuerte.

- A mí sí me gusta y se me da bien, pero he olvidado muchas cosas que ahora necesito saber.

- No te angusties, Herm... ya verás que lo lograrás.

Hermione sonrió. Remus la estrechaba y le acariciaba el cabello.

- Oye... ¿tú eres feliz conmigo?- preguntó con timidez.

- No entiendo por qué lo preguntas...- dijo Hermione confundida- por supuesto que soy feliz contigo. Es más, creo que hoy te ves más sexy que de costumbre...

Esto último se lo dijo al oído. Por alguna razón Remus se sentía ahora más inseguro. No quería hablarle a Hermione sobre aquello que tanto lo angustiaba.

- "Eres un tonto"- se dijo- "ella es en quien más puedes confiar, te lo está demostrando."

Cuando por fin él se había decidido a hablar, ella lo calló con un beso, profundo y apasionado que ni siquiera se esperaba recibir.

- Me encantas, Remus- le dijo en un susurro- a tu lado me siento la mujer más feliz del mundo, que no te queden dudas sobre eso...

Hermione pasó sus piernas a cada lado de la cintura de Remus mientras sus lenguas continuaban acariciándose. Ella no pudo resistir la tentación de acariciar esa rasposa barba y juguetear con su cabello. Era la primera vez que se besaban de esa forma y a Hermione le encantaba sentir esa punzada de excitación al ser correspondida por Remus, quien comenzó a acariciar sus piernas. Luego separó sus labios de los de ella y comenzó un recorrido de besos por sus mejillas hasta ir bajando poco a poco hasta llegar al cuello.

**********

Mientras tanto, Rita Monaghan había entrado a la oficina del licántropo con intenciones de esperarlo hasta que llegara. No tenía idea de dónde se había metido, pero esperaba que pronto se apareciera ahí.

 

- Ya es hora de dar el siguiente paso... si no me pide que salga con él, lo haré yo.

Dejó la puerta entre abierta, se sentó detrás del escritorio, subió los pies a éste y desabrochó parte de su túnica.

**********

El beso se fue calmando y Remus y Hermione se miraron a los ojos. Entonces ella recordó la charla que había tenido con Draco Malfoy horas antes. En un principio había pensado contarle a Remus sobre las intenciones del rubio pero ahora prefería no hacerlo. Confiaba en que ya le había dejado claro que no quería nada con él y además no quería que Remus tuviera una preocupación más a causa suya. Pero estaba a punto de descubrir que estaba equivocada.

- Linda... - Remus finalmente decidió comenzar aquella charla que deseaba no tener que tocar- debo decirte una cosa: sé dónde está mi cadena de plata.

Hermione esbozó una gran sonrisa.

- ¡Esas son excelentes noticias!

Remus rió amargamente.

- ¿Son buenas noticias el hecho de que Malfoy la tenga?

Ella lo miró confundida.

- ¿Podrías explicarme qué pasa?

Remus tomó la mano de Hermione y depositó un beso en ella.

- Malfoy estuvo aquí ayer en la tarde...

Y le contó cómo es que había visto la cadena colgando del cuello del slytherin cuando tuvo clase con él y lo que él había dicho acerca de cómo la había hallado.

- ¿Y no se la pudiste quitar?- preguntó Hermione- ¿has hablado ya con Dumbledore? Él debe saberlo, estoy segura de que puede hacer algo.

Remus negó con la cabeza.

- No te he dicho aún la peor parte.

- ¿Todavía hay algo peor?

- Malfoy sabe sobre nosotros.

- ¿Sobre... nosotros? ¿Sabe que tú y yo...?- balbuceó Hermione- ¿desde cuándo?

- Pues... hace un par de semanas lo empezó a intuir. ¿Recuerdas aquella vez que nos encontraste a él y a mí en mi oficina?

********* Flash Back *********

Dio un sorbo a su taza de café y se hundió en su sillón. Pasó los dedos por las ojeras que se le habían formado: no pudo pegar un ojo en toda la noche.

La última vez que la vio fue el día anterior y en circunstancias no muy favorables; ahora se preguntaba si ella no estaría molesta con él por la forma en que le había contestado.

- ¿Por qué no puedo dejar de pensar en ti?- se dijo en voz baja. De pronto alzó la vista y vio frente a él a un muchacho de cabello rubio y piel blanca que lo miraba fríamente con esos ojos grises que tanto gustaban a las chicas.

El chico negó con la cabeza y dijo:

- Las personas como usted dan lástima- Remus Lupin durificó su rostro dulce y con voz gruesa dijo:

- 20 puntos menos a Slytherin por insultar a un profesor.

- No lo estoy insultando - continuó Draco sin pizca de miedo, desafiante - digo la verdad... ¡anda detrás de una niña!

Draco Malfoy escupió las palabras con veneno y Remus sintió cómo su temperatura corporal subía a causa de la rabia que lo invadía. Se levantó de su escritorio y encaró al rubio.

- ¿Y eso a tí qué te importa Malfoy?- dijo con dureza y sin apenas razonar lo que decía- Hermione no es ninguna niña.

Malfoy lanzó una risa fría y cargada de victoria; el licántropo había mordido el anzuelo.

- A mi sí me importa - dijo tomando seriedad de repente - yo sé mi puesto y es hora de que usted conozca el suyo; además ya está bastante viejo como para andar en eso.

 

Remus apretó los puños conteniendo las ganas de darle un puñetazo a Malfoy en la cara. Draco sonrió maliciosamente al ver la expresión de Lupin.

- Tengo la seriedad y la madurez que a ti te faltan Malfoy - dijo Remus fingiendo tranquilidad, volviendo a su sitio.

Malfoy frunció el ceño y se acercó un poco al escritorio. Lupin lo miraba expectante.

- Usted sólo es un sucio licántropo... Hermione está cegada, y usted es un aprovechado.

- Tenga más cuidado con lo que dice, señor Malfoy... - amenazó el profesor.

- ¿Y si no, qué?- desafió el rubio - usted no puede hacerme nada a mi.

Remus se volvió a levantar y miró a Draco peligrosamente.

- Se equivoca señor Malfoy... es su palabra contra la mía, y créame, el director sabrá en quién confiar - Remus sonrió levemente - yo no he hecho nada malo si cree que de eso se podrá aprovechar...

- ¿Ah no? ¿Y qué le dice el cortejar a una de sus alumnas...?

- No hay ninguna ley que diga que un profesor no pueda enamorarse de una de sus alumnas... mucho menos cortejarla fuera del colegio, y créame señor Malfoy he buscado esa ley muchas veces.

- Pero créame que todos los padres estarán escandalizados cuando sepan que un sucio licántropo trata de tener algo con una chiquilla - dijo haciendo una mueca de asco- y si el asunto llega a oídos del ministerio... ¡Imagínese lo que podría sucederle! Sería peor que ser un hombre lobo- agregó.

- ¿Acaso trata de intimidarme, señor Malfoy?- dijo Remus tratando de no sonar alterado.

- No- dijo Draco con fingida prudencia- a lo que quiero llegar, es que le estoy advirtiendo que no le conviene tenerme como enemigo; Hermione es mía, y nadie, sobre todo un maldito licántropo sin futuro me la va a quitar.

- Pues no estés tan seguro de eso- dijo Remus alzando la voz- te costará trabajo.

- ¿Me está retando?

- Al contrario señor Malfoy, yo valoro a Hermione por lo que es y no creo que sea ninguna cosa... y si usted ha de ganarse su afecto, pues lo aceptaré... aunque dudo mucho que lo logre - lo último lo susurró.

Draco alcanzó a escuchar esto último y dijo:

- Pues ya lo veremos. Me muero de ganas de verlo retorcerse del coraje cuando nos vea besándonos y abrazándonos por todo el castillo, y peor aún, cuando escuche salir de sus labios palabras de amor dirigidas a mí.

Remus frunció el ceño una vez más y volvió a tomar asiento. Luego disimulando el coraje sonrió con hipocresía a Malfoy.

- Ahora si no tiene nada más que decirme, señor Malfoy... le agradecería que... - pero Remus no pudo terminar ya que por la puerta había entrado una Hermione bastante roja y muy despeinada.

- Remus, necesito preguntarte algo de... Oh, hola Draco.

Los dos hombres de la habitación se miraron desafiantes y miraron a la chica.

- Entonces creo que le voy a tener que pedir, señor Malfoy, que se marche- dijo Remus mirándolo burlonamente. Malfoy miró asesinamente al profesor y sin decir nada se marchó.

Hermione miró confundida a Draco salir del aula, algo no estaba bien.

- ¿Sucedió algo? - preguntó interesada.

Remus negó con la cabeza rápidamente.

- No, no pasó nada- mintió- ¿qué era lo que me querías preguntar?

- Oh, bueno - Hermione tomó aire como si estuviese fatigada -los chicos de séptimo me están preguntando si por fin para el jueves vamos a tener que entregar los 4 pergaminos de los vampiros...

 

********** Fin Flash Back **********

- Ese día sus sospechas quedaron confirmadas.

- Es por eso que no para de rondarme- dijo Hermione más para sí que para el hombre que estaba a su lado, quien había logrado escucharla.

- Me temo que tienes razón. Incluso sabe que tú y yo abandonamos el castillo el día del baile aunque no tiene pruebas de nada.

- Maldito... - dijo Hermione sintiendo una gran aberración hacia Malfoy- y todavía ese cínico se atrevió a pedirme que saliera con él mañana.

Hubo un estallido en la chimenea que la sobresaltó. Remus no le dio importancia, sabía que eso fue causado por la ráfaga de furia que recorrió su cuerpo por un instante.

**********

Rita Monaghan alcanzó a oír el estallido.

- ¿Qué fue eso?

Miró su reloj. Ya llevaba poco más de una hora ahí sentada, incluso se había quitado los zapatos y la túnica.

- ¿Por qué tardas tanto en llegar? - dijo con impaciencia. Entonces escuchó pasos provenientes del corredor que se acercaban más y más.

- "¡Ahí viene!"- pensó con gran emoción- "¡por fin!"

Los pasos se detuvieron junto a la puerta. Ésta comenzó a abrirse. El corazón de Rita Monaghan latía con gran fuerza. La puerta se abrió más.

- Te estaba esperando, cariño... ¿por qué tardaste tanto en llegar?- dijo con voz seductora. Al instante deseó no haber hablado. Una infinita vergüenza la invadió, quería que la tierra se la tragara, ¿por qué todo le salía siempre mal? Su cara estaba totalmente roja.

El profesor Dumbledore la miró perplejo. Estaba parado en la entrada de la oficina. Eran de él los pasos que se habían escuchado.

- Vaya... es muy amable de tu parte... pero es con Remus con quien quiero hablar- dijo el anciano.

La profesora Monaghan al instante bajó los pies del escritorio y se puso la túnica, tomó sus zapatos y salió corriendo. Era lo más embarazoso que le había pasado en la vida, ni siquiera tuvo el valor para disculparse. Sólo quería desaparecer.

Dumbledore rió por lo bajo, pero a la vez no pudo evitar sentir cierto desagrado hacia la mujer que se acababa de ir. Le pareció un tanto grotesca la forma en que ella pensaba insinuársele a Remus. Sabía que ella se moría por él, pero "hay que tener dignidad", pensó.

Al ver que el joven no se encontraba ahí, decidió dejarle una nota pidiéndole que lo fuera a ver. Tenía algo que decirle.

**********

- ¿Te pidió que salieras con él?- repitió Remus.

- Sí... pero espero que le haya quedado claro que no quiero.

- Dios... Hermione, ¿ves por qué no le puedo decir nada a Dumbledore? Si le digo que Malfoy tiene la cadena y trata de intervenir, él dirá todo sobre nosotros o incluso se atreverá a seguirte molestando.

Hermione acabó por fin de entender la gravedad de las cosas. Pero aún había algo que la inquietaba.

- Cuéntame, Remus... ¿qué más pasó ayer? Estoy segura de que Malfoy te pidió algo a cambio de la cadena... no creo que te haya confesado que la tiene sin tener algo bajo la manga.

Remus le dio un gran sorbo a su taza de chocolate, el cual ya se había enfriado por completo.

- Sí hay algo que me pidió- le dijo con una dura expresión en el rostro a la chica que seguía sentada en su regazo- quiere que...

 


- Sí hay algo que me pidió- le dijo a la chica con una dura expresión en el rostro- quiere que le presente mi renuncia al profesor Dumbledore y que me vaya de Hogwarts. En cuanto le muestre a él la carta firmada por mí y aprobada por Albus, me devolverá la cadena.

Hermione no podía creer lo que oía. Sus ojos se llenaron de lágrimas, las cuales reflejaban un profundo odio hacia Malfoy.

- Soy una estúpida- dijo con voz temblorosa- Harry y Ron tenían razón, ellos desde el principio me advirtieron que si Malfoy trataba de acercarse a mí no era por nada bueno y yo siempre los ignoré, les decía que estaban paranóicos. Dios... Malfoy es un maldito tramposo, un engreído...

Remus no dijo nada. Le acababa de mentir a Hermione, pero ¿qué otra cosa debió haber hecho? ¿Decirle que Malfoy le había pedido una noche con ella, tal y como si de un trueque se tratara? No, definitivamente no. Había hecho lo correcto al no decírselo a Hermione.

- Cálmate, mi niña- le susurró al oído- te juro que voy a hallar la manera de recuperar mi cadena y silenciar a ese imbécil.

- Yo te ayudaré, juntos encontraremos la forma.

- Pero Hermione, creo que tú no deberías...

- ¿Por qué me quieres dejar fuera de esto? El tiempo se acaba, tenemos menos de una semana para la próxima luna llena y debemos darnos prisa. No sé, podríamos usar algún hechizo para confundirlo, encontrar algo con qué chantajearlo... algo se nos debe ocurrir. Remus, no te dejaré solo. No quiero que nada malo te pase.

***Antes de la media noche Ron y Hermione recorrían los pasillos que les correspondía vigilar para ver si no había nadie fuera de la sala común.

- Yo revisaré por este lado- dijo el pelirrojo cuando llegaron a una parte donde los caminos se separaban- luego regresaré a la torre.

- Está bien, yo iré un par de pisos más abajo. Te veo más tarde- contestó Hermione.

La joven gryffindor dejó que sus pies la llevaran, ella no prestaba atención al camino pues tenía muchas cosas en las que pensar. En su cabeza habían surgido ideas confusas y angustiantes, ni ella misma entendía el por qué de ésto. Esos pensamientos simplemente se habían introducido en su mente y le oprimían con furia el corazón.

Tal vez después de todo, sí había sido un error haberse involucrado con Remus Lupin. Una fuerza ajena a ella le decía que esa relación no tendría futuro.

- "Piensa"- le dijo una extraña voz en su interior- "es un hombre lobo sin dinero y sin nada que ofrecer. ¿Te dará amor? ¡Eso es ridículo! Él es sólo un pedófilo que busca tener una aventura con la primera chica ingenua que se atraviese en su camino, ¿acaso crees que un pervertido como él se enamoraría de ti? Tú eres únicamente su distracción temporal, en cuanto consiga llevarte a la cama y satisfacer sus más bajos instintos, se aburrirá de ti, te dejará e irá en busca de otra presa. Eres una tonta por haber caído en su juego, ¡abre los ojos!"

- Pero yo lo amo- dijo Hermione tratando de callar a la otra voz. Al doblar una esquina, se sobresaltó al toparse con otra persona.

- Tranquila, soy yo- le dijo una voz varonil que ella muy bien conocía.

- ¿Otra vez tú?- preguntó la chica con agresividad. La tenue luz de las antorchas que alumbraban el pasillo dejó a Hermione ver a un rubio sin camisa que mostraba una musculatura que dejaba boquiabiertas a las mujeres. Sus ojos grises estaban clavados en los de la castaña y una fina sonrisa adornaba su rostro- ¿qué es lo que quieres?

 

- Ayudarte a olvidar esa preocupación tan grande que traes contigo- le dijo. Ella retrocedió.

- ¿Cómo lo sabes?- trató de sonar dura, pero no pudo.

- Lo sé porque lo veo en tu mirada.

Inexplicablemente la angustia de la que Hermione era presa desapareció al instante. Ella retrocedió, se sentía débil estando frente a él pues de alguna forma que ella no lograba entender, él podía esquivar las barreras de la fortaleza, rudeza y agresividad que protegían a la mujer vulnerable que había dentro de ella. Al seguir retrocediendo, chocó contra la pared.

Draco se metió la mano en el bolsillo del pantalón y sacó una fina cadena de plata que se colgó al cuello. Hermione se quedó helada al verla. Él pareció no prestar atención a tal hecho, estaba más ocupado acercándosele de esa manera tan peligrosa. El aroma de su loción embriagó a la chica de cabello enmarañado, cuya respiración se había agitado un poco.

El rubio presionó su perfecto cuerpo contra el de ella, de modo que quedaron recargados contra la pared. Hermione alzó la mirada para ver el rostro de su acompañante. Entonces él se agachó un poco y con la punta de su nariz le rozó sensualmente la mejilla; luego bajó a su cuello.

Ella se estremeció al sentir la respiración del muchacho. Comenzó a acariciar su ancha espalda desnuda y de pronto sintió los labios de él rozar los suyos. Remus Lupin había desaparecido por completo de su mente, era como si fuera un completo extraño.

Lo que ahora ocupaba su lugar en la mente de Hermione era el magnífico beso en el que las lenguas de ella y el slytherin se acariciaban con infinita pasión.

Para Hermione esto era un sueño. Un sueño del que quería despertar pero no podía. Simplemente no podía hasta que...***

- ¡HERMIONE! ¡HERMIONE!

Al abrir los ojos vio tres rostros que la miraban con preocupación. Instantáneamente se enderezó. Tenía la vista borrosa y le dolía mucho la cabeza.

- Creí que no despertarías nunca- dijo Ron.

- ¿Te encuentras bien?- esta vez fue Harry el que habló.

- Ay amiga, nos preocupaste mucho- Ginny Weasley le dio un abrazo. Hermione tardó unos segundos en darse cuenta de que se hallaba en la sala común de Gryffindor, la cual ahora estaba totalmente desierta, solo ella, Ginny, Ron y Harry estaban ahí. Al parecer, ella no había salido del lugar. No entendía nada de lo que ocurría. Al ver que estaba tan callada, Ginny dijo:

- En cuanto venimos acá después de la cena, te acostaste en este sillón y te quedaste profundamente dormida.

- Sí, te veías muy cansada, por eso ni siquiera Ron se atrevió a despertarte cuando tenían que ir a hacer su ronda- dijo Harry.

- Tuve que ir solo- se quejó Ron.

- No entiendo... ¿he estado aquí todo el tiempo?- preguntó Hermione.

- Sí, junto con nosotros- explicó Ginny sin ocultar su preocupación.

- ¿Qué hora es?

- Casi las dos de la mañana- respondió Harry- lamento que te hayamos despertado pero ya nos queríamos ir a la cama y nos pareció que lo mejor sería que subieras a dormir a tu habitación. Además parecía que estabas teniendo un mal sueño.

 

-Sí Hermione, ¿qué estaba pasando por tu mente?- quiso saber Ron.

- ¡Ronald! ¡Eso no es tu asunto!- le reprendió Ginny.

- ¿Qué? Mírala cómo está; no creo que haya sido algo bonito- se defendió su hermano.

- Está bien, chicos- dijo Hermione sintiéndose más aliviada- gracias por despertarme, tienen razón, no era un buen sueño... - miró a Harry y a Ron- ¿saben una cosa? Lamento no haberlos escuchado antes.

- ¿De qué hablas?

- De Malfoy... ustedes trataron de advertirme pero yo no quise escucharlos...

- ¿Te ha hecho algo?- preguntó Harry.

- No, no...- dijo Hermione al instante- es sólo que... bueno, soñé que... les hacía algo a ustedes... durante un partido de quidditch. Sí, por eso me he dado cuenta de que no hay que confiar en él...

- Tranquila, ése idiota no nos hará nada- dijo Harry- y tampoco permitiremos que te lo haga a ti.

Hermione abrazó a sus amigos y se retiró a su dormitorio. Ese sueño había sido tan real... ella juraría que todo había pasado en verdad. Aún podía sentir sobre sus labios los besos de Malfoy, las sensaciones que le habían provocado e incluso llegó a creerse por un momento todas las cosas negativas sobre Remus que habían pasado por su mente.

- "No, no... solamente fue un sueño"- se dijo- "no has hecho nada malo."

**********

Unos pisos más abajo, había un hombre lobo bañado en sudor que también acababa de despertar. Su corazón latía con fuerza. Había sido tan real... era como si él hubiera estado ahí presente, en carne y hueso, y hubiera podido leer la mente de Hermione... ¿a caso creía ella en verdad todas esas cosas?

Remus había tenido a lo largo de su vida muchas pesadillas, ninguna como la de ahora.

- Yo te quiero, Hermione... y no soportaría que alguien se interpusiera entre tú y yo.

Con éste último pensamiento logró conciliar nuevamente el sueño.

* * *

A la mañana siguiente las plagosas voces de Lavender y Parvati despertaron a la castaña. Eran las nueve de la mañana, así que se levantó a darse una ducha. Después de arreglarse se dirigió al Gran Comedor y en el camino Ginny Weasley la alcanzó.

- Hola Hermione- saludó alegremente.

- Hola Ginny, buenos días.

- ¿Dormiste bien el resto de la noche?

Hermione se sintió un poco apenada.

- Sí Ginny...

Por el tono en que la chica le había contestado, la pelirroja captó que su amiga no quería hablar sobre el tema. Cuando llegaron a la mesa de Gryffindor, vieron que Ron y Harry ya estaban ahí, habían llegado mucho antes.

- Hola chicas- dijo Harry- lamento que no las hayamos esperado, pero Ron ya se estaba muriendo de hambre y amenazaba con comerme. Hubieran visto su seductora mirada posada sobre mí...

- Uy Ron... no sabíamos que tuvieras esa clase de apetitos... - dijo Hermione provocando las carcajadas de los que la habían escuchado. Ella también rió con ganas.

Sumidos en su conversación, los estudiantes degustaban de la comida preparada por los elfos domésticos.

- ¿Por qué no vamos más tarde a visitar a Hagrid?- sugirió Harry en cuanto vio al guardabosque entrar tapado con su grueso abrigo de piel de topo. Hermione fingió seguirlo con la mirada para poder ver a Remus sentado entre la profesora Sprout y el profesor Dumbledore. Un sentimiento de culpabilidad la invadió.

 

- "... en cuanto consiga llevarte a la cama y satisfacer sus más bajos instintos, se aburrirá de ti, te dejará e irá en busca de otra presa..."- la voz que le había hablado en su sueño volvió a resonar en su cabeza. Luego aquél beso... volteó hacia la mesa de Slytherin. Draco Malfoy estaba ahí, concentrado en su desayuno y hablando con Blaise Zabini. Lucía completamente normal.

La única explicación lógica que según ella lograba justificar el haber tenido ese sueño era el estrés que le había causado el saber que Malfoy estaba al corriente de lo que pasaba entre ella y Lupin y el hecho de que poseía la cadena de plata.

- "Eso debió haber sido y no dejaré que me afecte".

Volvió a mirar a Remus. Observó los estragos que el poco tiempo que faltaba para la próxima luna llena ya le había causado a aspecto físico. Aún a lo lejos y haciendo de lado los detalles de la mirada, la barba y demás, ya lucía cansado, más delgado y un poco demacrado.

Hermione sintió unas terribles ganas de tomarlo entre sus brazos, acariciarlo, mimarlo y cuidar de él. Lo que más la frustraba era que ni siquiera podía compartir con sus dos mejores amigos la gran alegría que llevaba por dentro. Remus por lo menos podía acudir a Sirius, pero ella no contaba con nadie en ese aspecto. Nuevamente miró a Malfoy.

- "No te saldrás con la tuya; Remus no se irá de Hogwarts."

- Harry, creo que será mejor que de una vez vayamos a la biblioteca a hacer la tarea de historia- dijo Ron después de comerse la décima tostada. Sus palabras sacaron a Hermione de su ensimismamiento.

- Cielos, ¿el desayuno te ha hecho daño?- dijo con una risita. Ron la miró con fingida indignación y Harry y Ginny rieron- nuca creí que te escucharía decir eso.

- Bueno, ya que últimamente tú no estás en tu papel de mandona, alguien tiene que hacerse cargo- se defendió. La castaña sonrió.

- Vaya, parece ser que el pequeño Ronnie por fin ha madurado.

**********

Él fue de los últimos en retirarse del Gran Comedor pues había acabado de aclarar los últimos detalles de las actividades que en un par de horas tendría que llevar a cabo.

- Bien, a las 12:30 te espero en mi despacho- le había dicho Dumbledore- viajaremos con polvos flu a Edimburgo, a la mansión de Constantine Rouvas.

- ¿Cuánto tiempo estaré ahí?- quiso saber Remus.

- Eso depende de lo que diga el doctor Psihas. Pero yo te recomendaría que lleves ropa suficiente para toda la semana, porque estoy seguro de que permanecerás ahí hasta después de la luna llena.

Aquello era lo que Dumbledore tenía que decirle la tarde anterior, cuando lo fue a buscar a su oficina y en lugar de encontrarlo a él, encontró a la profesora Monaghan.

Constantine Rouvas le había informado que el famoso alquimista Yraclis Psihas había aceptado estudiar el caso de Remus y tratar de buscar una solución, por lo que ya había viajado a Escocia y solicitó ver a Remus en persona.

Ahora el joven profesor de DCAO se dirigía apresuradamente a su dormitorio, todavía tenía un par de horas disponibles antes de irse. Debía terminar de empacar su maleta y luego quería buscar a Hermione para avisarle que se ausentaría al menos una semana.

- "Eres un tonto"- le dijo la voz de su conciencia- "si siguieras el consejo de Sirius y le confesaras a Dumbledore la verdad sobre Malfoy, Hermione y tú, evitarías todas las complicaciones que te estás causando a ti y a los demás."

 

Era cierto y Remus lo sabía, pero una vez más su necedad se interponía entre él y su madurez.

- Ya es demasiado tarde- dijo y trató de alejar esos pensamientos de su mente. Notó que la puerta de su despacho estaba mal cerrada; él no la había dejado así- ¿qué demonios pasa?

Tomó su varita mágica y cautelosamente entró. Todo estaba en orden; eso fue lo que por unos segundos creyó.

-¡Expelliarmus!- la varita se le escapó de las manos y la puerta se cerró- ¡sorpresa! Cariño, ¿dónde te escondes? Todo el tiempo te ando buscando y nunca doy contigo.

Esa plagosa voz que tanto odiaba...

- Lo siento Rita, tengo cosas importantes que hacer- dijo bruscamente.

- Pero si hoy es sábado; para los judíos es un día sagrado de descanso- replicó la mujer acercándose a él.

- Pues yo no soy judío y te pido que me devuelvas mi varita- ordenó éste.

- Remus, relájate... estás muy tenso...

Ella lo miraba seductoramente y mientras continuaba acercándose, se quitó la túnica.

- Diablos, entiende que no tengo tiempo para ti, el profesor Dumbledore me está esperando en su oficina- dijo Remus retrocediendo hacia la puerta con intenciones de abrirla.

- Mentiroso. Él te espera hasta dentro de un par de horas...- los botones de su blusa ya estaban desabrochados. Remus estaba sumamente nervioso. No porque fuera a ceder ante tales provocaciones, sino porque ¿qué pasaría si Hermione aparecía en ese momento ahí y malentendía todo? O peor aún... ¿si Malfoy lo veía?

Definitivamente la idea de arrojar a Rita Monaghan al pasillo en ese momento no era en lo absoluto inteligente, puesto que estaba semidesnuda.

- "¡Piensa algo!"- se ordenó Remus.

- ¿Por qué te quedas callado, Remsy? Tranquilo, hay tiempo de sobra, nadie vendrá a buscarte ahora.

En una fracción de segundo, aquella mujer se quitó la blusa y se le aventó encima al licántropo, quien ni siquiera reaccionar pudo. Ella había tomado ventaja de ese descuido para besarlo en la boca Remus sintió un infinito asco y se reprendió por no haberse anticipado a la situación.

- ¡Basta! - gritó y empujó a la mujer con fuerza. Por poco cayó al suelo. Remus estiró la mano y su varita regresó a él- Esto es ridículo, Rita. Por favor vete de aquí ahora mismo.

Temblaba. Ése era uno de los peores incidentes que había tenido. Con todo su ser rogaba que nada de esto se publicara.

La profesora Monaghan comenzó a sollozar incontrolablemente mientras tomaba su ropa del suelo. Una vez que se la puso, Remus abrió la puerta y se aseguró de que no había nadie en el pasillo para dejar que la mujer saliera. ¿Por qué se le tenía que complicar todo?

Una vez que se tranquilizó, entró a su habitación. Lo primero que vio fue una chica sentada en el sillón frente a la chimenea. Al instante se puso pálido.

- ¿Qué ocurre?- le preguntó la joven.

- Ah... lo mismo te pregunto... ¿ha pasado algo?

- Sí; quería verte. Eso es lo que ha pasado- Hermione le sonrió y fue a abrazarlo- lamento haber irrumpido así pero no hallé antes la forma de avisarte que vendría sin que nadie se enterara.

Remus suspiró aliviado.

- Pero te encuentras bien, ¿cierto?- preguntó.

 

- Sí, todo en orden.

- Me alegra.

Aparentemente Hermione no tenía idea de lo que acababa de pasar al otro lado de la habitación, Remus había corrido con suerte.

- Veo que tienes una maleta a medio hacer- dijo ella rompiendo el silencio.

- Sí, de hecho regresé para acabar de alistarla; luego pensaba buscarte para contarte la última novedad.

Remus se sentó en la cama y cargó a la chica en sus piernas.

- ¿Y cuál es esa?- dijo ella ansiosa por saber el misterio.

- Albus me dijo ayer en la noche que un conocido alquimista que se dedica al estudio de hombres lobo se interesó por mi caso; ha venido desde Grecia porque quiere verme, por eso tengo que ir a casa del profesor Rouvas, en Edimburgo- explicó.

- ¡Eso es fantástico, cielo! Realmente espero que progresen con tu tratamiento- dijo Hermione ilusionada.

- Yo también, pequeña...

- Y... ¿cuánto tiempo te ausentarás de aquí?

- Lo más seguro es que me quede allá hasta después de la luna llena.

- Me encantaría poder ir contigo y cuidar de ti.

Ambos se sonrieron con un poco de tristeza. Hermione acariciaba con dulzura le rostro de Remus, cuya tierna mirada dorada estaba fija en la de ella.

A pesar de sus cicatrices, Hermione lo encontraba tan bello, irresistible, tan tranquilizante... estar a su lado le daba una gran sensación de seguridad. Lo besó. A Remus le fascinaba que ella hiciera eso.

- Estoy seguro que ningún alquimista o médico me cuidaría mejor que tú- le dijo al oído.

- Mmmh... Podrías llevarme de contrabando en tu maleta...

Remus rió ante tal ocurrencia. Luego la expresión de ella se tornó un poco seria. Con eso él intuyó lo que la chica le iría a decir.

- No le he dicho nada a Dumbledore- se adelantó él. Hermione suspiró.

- Por favor Remus... no vayas a hacer lo que Malfoy te pide... no quiero que te apartes de mi lado.

Él no dijo nada, pues el remordimiento regresó. Pero, ¿qué es lo que debía hacer? ¿Confesarle a Albus Dumbledore que mantenía un romance secreto con Hermione y pedirle ayuda para que Malfoy le regresara la cadena? O tal vez... convertir la mentira que le había dicho a Hermione la tarde anterior en una verdad: ofrecerle a Malfoy su renuncia a cambio de la cadena y su silencio.

¿Aceptaría él la propuesta? Muy en el fondo, su intuición le decía que debía intentarlo, puesto que si quería estar con Hermione, tenía que estar saludable.

- Encontraremos la mejor solución; pero por favor, mientras no esté, trata de no quedarte a solas con Malfoy. Y si te pide algo o trata de chantajearte, no hagas caso.

Hermione asintió y se dejaron caer en la cama.

- Te amo, Remus.

Él acarició los labios de su novia con la punta de sus dedos. Luego las deslizó hacia su cuello, su torso, su cintura... y detuvo su mano cuando llegó a la cadera de la chica.

- ¿Y no te importa que parezca un lobo?- le preguntó. Ella negó con la cabeza.

- No... De hecho lo encuentro atractivo- dijo sonriendo. Remus besó su frente.

- Yo también te amo y no sabes cuánta falta me harás.

**********

Ya sólo faltaban tres días para la luna llena. Desde el sábado en que Remus partió a Edimburgo, Hermione no había recibido noticias de él. Eso la traía con los nervios de punta: estaba sumamente distraída y era fácil que se alterara por cualquier cosa. El pretexto que usaba para justificar su actitud era el estrés que le causaba el saber que sólo faltaban tres meses para los ÉXTASIS.

 

En esos días había estado tratando de planear una estrategia para recuperar la cadena de Remus sin necesidad de que él tuviera que renunciar e irse de Hogwarts. Pero en realidad su preocupación iba mucho más allá de eso.

Ella sabía que él corría un gran peligro, aunque él no se lo hubiera dicho abiertamente. Estaba perfectamente consciente de que existía la posibilidad de que no sobreviviera a la luna llena...

Y para agregarle aún más tensión al asunto, a cada rato imágenes del rubio slytherin y ella aparecían en su cabeza; cosas que solamente había considerado que podrían llegar a pasar con Remus en algún momento. Cosas más allá de un simple beso...

- Dios mío, me estoy volviendo loca. Ni siquiera me le he acercado ni he hablado con él y ya estoy pensando en eso...

Y es que tales pensamientos invadían también sus sueños. El que había tenido el viernes anterior se volvió a repetir las noches siguientes, e incluso siguió avanzando, teniendo distintas variaciones.

***Antes de la cena fue a la lechucería para enviarle una carta a Remus y de paso aprovechó para buscar a Malfoy en los pasillos. Nada. Nadie lo había visto. Pero tenía que encontrarlo y de una buena vez acabar con el asunto.

Como no lo hallaba poc ninguna parte, decidió ir a esperar a las escaleras que guiaban a los dormitorios de Slytherin.

A esa hora todo el mundo se dirigía al Gran Comedor. Entre toda la gente que al pasar le lanzaba miradas despectivas, distinguió a Crabbe y a Goyle.

- ¡Hey! - gritó- ¿han visto a Malfoy?

- Ahora viene- contestó el gordo con su áspera voz y se retiró.

Cansada de esperar, decidió adentrarse en la mazmorra. Siguió un estrecho pasillo alumbrado por antorchas con flamas verdes y entonces se topó con una chica alta y fornida, de aspecto poco femenino.

- Vaya, vaya... dijo mirando a Hermione con sus diminutos ojos- parece que la leona se ha desviado de su camino. ¿Qué haces aquí, sangre sucia? ¡Deberías mostrar más respeto y quitarte los zapatos! ¡Estás pisando territorio sagrado!

Hermione metió la mano en el bolsillo de su túnica y agarró su varita. Le daba miedo estar sola frente a ese mastodonte.

- No veo cómo puede ser sagrado un lugar habitado por serpientes rastreras- dijo en tono desafiante. Millicent Bulstrode se le iba a acercar con intenciones de dañarla pero ella rápidamente la apuntó con la varita- no te atrevas a tocarme...

- Hey, ¿qué pasa aquí?- dijo una voz detrás de la slytherin- ah, Granger...

- Déjame darle una lección a esta atrevida, Malfoy- pidió Bulstrode señalando a Hermione. Draco posó sus fríos ojos sobre ella y negó con la cabeza.

- Nada de eso- dijo- eso no te corresponde a ti. Ahora lárgate, desaparece de mi vista.

Claramente se veía que Bulstrode tenía ganas de replicar pero se las tuvo que aguantar e irse. No se atrevía a desobedecer una orden de Malfoy. En cuanto se quedaron solos, preguntó:

- ¿Qué haces acá?

- Necesito hablar contigo- la voz de Hermione era un poco temblorosa.

- Pero si creí que no querías que me siguiera acercando a ti- dijo él con indiferencia.

- Malfoy, por favor escúchame.

 

- Está bien, está bien- dijo él con su acostumbrada arrogancia- te daré unos minutos de mi tiempo... pero ven, será mejor que lo hagamos en otro lado.

La jaló de la muñeca y la condujo por el lúgubre pasillo, haciéndola entrar por una desvencijada puertecilla de madera. La oscura habitación se iluminó al instante, dejando ver lujosos sillones, una gran chimenea con flamas verdes, un bar y muchas mesas de juegos. El lugar era un auténtico casino clandestino.

- ¿Te gusta, Granger?- Hermione se quedó atónita- bien, tomaré tu silencio como un sí. Y...- se quitó la túnica y se fue a sentar en uno de los sillones- supongo que tienes algo importante que decirme, siendo que te atreviste a venir hasta acá.

Hermione permanecía de pie mirando al rubio. Las palabras se habían ido definitivamente de su boca. Para disimular el nerviosismo, se fue a sentar frente a Malfoy. Estaba totalmente rígida. Él la miraba con expectación.

- ¿Me vas a decir qué es lo que quieres?- preguntó con fastidio- ¿acaso te han comido la lengua los ratones?- soltó una carcajada. De un instante al otro, ya se hallaba sentado junto a ella.

- "Vete de aquí ahora mismo"- decía el cerebro de Hermione pero ni sus piernas ni ninguna otra parte de su cuerpo se movían. Solamente pudo voltear a ver al apuesto slytherin que se le aproximaba.

- Tal vez necesites ayuda para que se te suelte la lengua- le dijo al oído- y yo con gusto te la puedo dar, me muero por saber qué es lo que tienes que decirme.

Hermione cerró los ojos y contuvo la respiración. Unos fríos labios tomaron los suyos y el fuerte cuerpo del joven la obligó a recostarse en el sillón.

- No- Hermione volteó la cara y trató de incorporarse- basta, déjame... ¡no!

- ¿No?- cuestionó él impidiéndole separarse- ¿estás segura de que no?

Hermione trataba desesperadamente de oponer resistencia, quiso golpearlo e interrumpir el beso, pero él era demasiado fuerte y no podía quitárselo de encima.

- A ver... sígueme diciendo que no, nena... - la retó con voz entrecortada- dime que no te gusto... dime que no te agradan mis besos... dime que amas al viejo hombre lobo.

- Malfoy...

La lengua del rubio tomó posesión de la suya y la acariciaba salvajemente.

- Malfoy...- volvió a decir Hermione tratando de empujarlo.

- ¿Lo amas, Hermione? ¿Estás segura de que lo amas?

No paraba de besarla y aún la seguía sujetando.

- Malfoy- volvió a decir ella entre jadeos- déjame...

- Primero dime que lo amas- insistió.

Hermione no pudo seguir tratando de resistirse. Es que no podía pensar en otra cosa que no fuera lo mucho que le agradaban esos besos prohibidos que le causaban escalofríos de placer. Desistió de sus intentos y en lugar de empujarlo, se aferró a él, quien sonrió con satisfacción y comenzó a deslizar su lengua por el cuello de la chica y le metió una mano por debajo de la blusa. Pronto las ropas comenzaron a estorbarles, de modo que se fueron deshaciendo de ellas.

Hermione sentía que su temperatura corporal subía, ese beso la estaba prendiendo, sabía que estaba mal pero no le importaba; esas ardientes sensaciones que las caricias de Malfoy le brindaban eran más fuertes que su propia conciencia. Cerró los ojos y decidió dejarse llevar. Después de todo... si no puedes con la corriente, únete a ella.

 

Entonces Malfoy hizo lo suyo. Ella sentía que enloquecía, no podía más, no paraba de repetir el nombre del rubio, no quería que por nada del mundo se detuviera... ***

- ¡¡¡TRANSFORMACIONES!!!

La voz de Lavender Brown le dio un susto de muerte. Rápidamente se incorporó y quiso levantarse de la cama pero los pies se le enredaron en la revoltura de mantas que tenía y casi cae al suelo.

- Hermione, la clase empieza en diez minutos, ¡apúrate! Tienes suerte de que haya venido a buscar un libro que olvidé, sino aquí te habrías quedado.

La castaña sólo alcanzó a decirle "gracias" a su compañera y se apresuró a ponerse al menos presentable para salir corriendo a la primera clase del día. Se había perdido del desayuno y su estómago se lo reclamaría a media clase.

El hambre y los remordimientos no la dejaron concentrarse. Ya sólo faltaban dos días para la luna llena y ahora se sentía completamente incapaz de hacer algo para recuperar la cadena de Remus.

Cuando se dirigía junto a Harry a la siguiente clase (Ron había aceptado ir a buscar algo de comer para ella), se encontró con Millicent Bulstrode en el camino. Instintivamente tomó el brazo de Harry.

La otra joven ni siquiera notó su presencia. Luego aparecieron Crabbe y Goyle escoltando a Malfoy. Harry comprendió que su amiga se sentía incómoda ante la presencia del otro, así que tenía preparada su varita. Pero el rubio ni siquiera volteó a mirarla, sino que siguió caminando con paso firme y mirando hacia el frente.

Una vez que todo pasó, ella se separó de su amigo para ir al tocador. Saliendo se topó con una persona que la estaba esperando. Se le heló la sangre.

- ¿No te gustaría que ese sueño se volviera realidad?- le preguntó. A ella le entró una oleada de pánico y se fue corriendo. Draco Malfoy se quedó ahí parado, viéndola alejarse y riendo con ganas.

"Poción Controladora de Sueños: Esta poción abre una conexión telepática entre dos personas, denominadas 'Comando' y 'Víctima'. El comando es quien prepara e ingiere dicha poción, a la que deberá agregársele cabellos de la víctima para hacer posible la comunicación de las mentes. Tras esto, el comando formulará imágenes en su mente, dando formas a un sueño, que tiene la posibilidad de convertirse en pesadilla. Así, para transmitirla a la mente de la víctima, se ingerirá la poción mientras ésta duerma y se pronunciará después de cinco minutos de haberlo hecho el conjuro "Oneiros". La magnitud del realismo del sueño transmitido dependerá de la cantidad de polvo de alas de hada que se le agregue."

Eso es lo que habían aprendido durante una clase de pociones y Malfoy ya había comprobado que era cierto.


--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

 

Abrazos a todos!

--------------------------

- Señor Lupin- dijo el doctor Psihas, un hombre alto, de ojosverdes y de voz un poco áspera pero que gustaba a muchas mujeres- por fin hemosterminado. La poción de polvos de luna está lista. Estoy seguro de que con estopodremos aplacar un poco a los linuitos de su sangre para que no agredan tantoa su organismo durante la mutación y para evitar que se sigan reproduciendo.Acompáñeme al laboratorio.

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

--------------------------

Acostado en la reconfortante cama, Remus acababa derecuperar el sentido. Estaba muy confundido... tal parecía que había dormidocasi 24 horas. Tenía una sensación de vértigo, hambre, sed y sentía presiónsobre el pecho.

Vio queestaba conectado a un par de aparatos, uno que señalaba sus signos vitales yotro que le suministraba suero.

-Maldición... - descubrió que a sus piernas, brazos y a su abdomen estabanadheridos unos bichos negros que tenían un aspecto viscoso. Eran sanguijuelas-lo que me faltaba...

--------------------------------

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!! AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaronpor aquí y me dejaron un comentario! Saber que mi fanfic era de su agrado memotivó a seguir escribiendo después de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invitoa buscar en mi perfil la Edición 2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras,les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi páginade facebook ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION, donde estaré dando previews de lasactualizaciones y alguno que otro contenido adicional.

Abrazos a todos!

**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

 

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

**************************************************

El día había pasado volando. Eran casi las ocho de la nochey ya estaba oscureciendo. Remus estaba en la otra habitación, después de lacomida los alquimistas le dieron un somnífero y lo mandaron a la cama.

- Es para que ahorres energía- le habían dicho. Dentro depoco todo daría inicio.

NuevamenteSirius y Hermione cenaron solos, los demás se habían vuelto a encerrar en ellaboratorio.

**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

**************************************************


Después de varias horas el estado de salud de Remus fue reportado como estable.

- Pareceque el momento más crítico ha pasado- informó Psihas después de hacer losestudios correspondientes- logramos canalizar toda la energía de manerapositiva. Su organismo aún sigue débil, pero con una buena dosis de descanso,alimentación y vitaminas se arreglará. Lo único que hay que cuidar es sucorazón, pues quedó algo dañado por la carga de trabajo que tuvo.

**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

 

- ¿Y porqué no hacen nada para callarlo?

- Oh,Minerva hizo un par de intentos pero ya sabes que la gente por lo general estáhambrienta de chismes y nada puede evitar que cuchichee cosas... en fin, sólote lo decía para que no te preguntes qué pasa cuando los estudiantes te señalenal pasar...

- Quéamable de tu parte- soltó Remus con sarcasmo.

- Ahora queya sabes cuál es la última novedad del colegio, te recomiendo que no des de quéhablar.

- No entiendo a qué terefieres

- Bueno, aveces es algo evidente que sientes cierta predilección hacia Granger y Potterpor ser tan buenos en tu materia- explicó Snape recordando la vez en que Remusdefendió a la chica cuando él tenía intenciones de restarle puntos a su casapor haber llegado tarde a clase.

- ...-

- Ahora síya me voy... que pases buena noche.

-Gracias...

NuevamenteRemus quedó solo en su despacho, con un gran vacío en su interior.

**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

Contrario a lo que había creído, el día estaba pasando rápido. En ese momento se encontraba con unos ravenclaws de segundo grado.

- Así es, señor Rickman. La clasificación que el ministerio de magia le da a las Erkling es XXXX. ¿Alguien sabe de dónde son originarios?

Entonces una jovencita de cabello rizado alzó la mano.

- De la Selva Negra alemana.

Remus sonrió con amabilidad.

- Correcto, señorita Dawson. Usualmente los Erkling son confundidos con elfos, por eso no hay que dejarse engañar. A simple vista son alegres y curiosos pero cuidado: ¿saben de qué se alimentan? De niños.

El grupo exclamó con asombro.

- ¿De niños de verdad?- balbuceó un chico muy flaco.

- Sí, de carne y hueso. Abran el libro en la página 91 para encontrar más información.

Terminando esa clase tendría con los gryffindor de séptimo. Ni siquiera hizo falta que checara su horario, pues se sabía de memoria cuándo ellos entraban en su aula de DCAO. Eso significaba que volvería a verla...

**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

Draco no pudo evitar reír y Hermione aprovechó ese descuidopara arrebatarle la foto. Pero Malfoy ni siquiera se inmutó.

 

- Puedesquedártela si quieres; tengo más. Sabía que me quitarías esta, por eso la mejorde todas la tengo muy bien guardada. Te preguntarás de cuál hablo: es una dondeese asqueroso lobo te está besuqueando encima del escritorio. Cómo se ve que tegustan las emociones fuertes... imagínate si alguien encontrara esa foto tiradaen un pasillo...

En esemomento se escucharon unos pasos cerca. Draco jaló a Hermione del brazo y lametió en un aula vacía de ese mismo pasillo. Ella ni siquiera podía defenderse,Draco aún tenía su varita.

- Nointentes gritar ni hacer alguna tontería o lo pagarás- le advirtió el rubio enun susurro. En cuanto los pasos se dejaron de oír, rió despreocupadamente.Hermione sólo pensaba en una cosa.

- ¿De dóndesacaste esas fotos?

- Nopensarás que voy a responder esa pregunta, ¿verdad Granger? No soy tan estúpidocomo crees

**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

Para su buena suerte Harry y Ron habían tenido entrenamientode quidditch por lo que a esa hora ya estarían en el Gran Comedor junto con elresto de los alumnos y no la verían vestida de ese modo.

- Ahora noestoy de humor para contestar preguntas.

Con muchacautela salió de su cuarto, atenta a cualquier señal que le indicara quealguien andaba por ahí. No podía arriesgarse.

Se asomó ala sala común. No había nadie, excepto Crookshanks y otros gatos. Así, la chicaatravesó la sala para salir de la torre de Gryffindor. Sólo que no contaba conque el entrenamiento de sus amigos había terminado antes de tiempo y ya habíanregresado...

**********

Vierondesde las escaleras del dormitorio de los chicos que una joven con un vestidonegro se dirigía a la salida.

"¡Hermione!"iba a gritar Ron, de no ser porque Harry le tapó la boca.

- Cállate-le dijo el moreno al oído.

- Pero, ¿adónde va? ¡Hay que preguntarle!- replicó Ron en voz baja.

**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

Ron se tapó la boca con ambas manos, moría por gritar,había recibido toneladas de información de un solo golpe. Él y Harry seguíancerca de ahí con la capa invisible aún puesta.

 

- ¿Visteeso?- logró máscullar el pelirrojo.

Harry porfuera se veía calmado, pero la realidad era que estaba igual que Ron. Jamáshabía pasado por su mente la posibilidad de que su mejor amiga estuvierainvolucrada sentimentalmente con un profesor del colegio y no entendía por quéahora tenía que verse con Malfoy.

La cabezale daba vueltas. Sus primeras preguntas acerca del extraño comportamiento deHermione ya habían quedado resueltas; ahora ya entendía que casi todo se debíaa su relación con Lupin pero las respuestas que él junto con Ron habíaencontrado no hicieron más que generar más y más preguntas nuevas.

Todo eraconfuso. Lo único que les quedaba claro era que los rumores que Malfoy habíahecho circular un par de semanas atrás eran completamente ciertos.

- ¿Visteeso?- repitió Ron- ¡acaba de dejar ir a la mujer de su vida con Malfoy!

- Tenemosque hacer algo.

**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

- Harry,rnpor favor contrólate- le suplicó Hermione- se los pido, chicos, ya basta. Lesrnagradezco que se preocupen por mí y traten de protegerme pero no olviden querntambién sé cuidarme sola. Por favor
tan sólo váyanse. Si quieren ayudarme, norncompliquen las cosas. Le prometí a Draco que cenaría con él y no me queda másrnque cumplir. Sé que se preguntan por qué mi cambio de opinión, sé que nornentienden qué pasa pero les ruego que confíen en mí.

Tanto Harry como Ron sintieron un nudo en la garganta.

- ¿Enrnverdad es lo que quieres?- titubeó el primero.

Hermionernsuspiró nuevamente.

- Sí,rnHarry.

El moreno yrnel pelirrojo se dieron por vencidos. Antes de retirarse, Ron se acercó a surnamiga y poniéndole una mano en el hombro, le susurró:

- Ten muchorncuidado.

- Yarnlárgate, Weasley- espetó Malfoy arrebatándole la varita que le había quitado.rnNuevamente tomó la mano de Hermione y abrió la puerta que había hecho aparecerrnpara pasarla a la habitación que los aguardaba.


rn


rn**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!rnAVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron unrncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendorndespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Ediciónrn2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINrnFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno quernotro contenido adicional.

 

Abrazos a todos!

rnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrnrn

A regañadientes Hermione aceptó la copaque Draco le extendió.

- A tu salud, muñeca- dijo éste alzando la suya en direccióna la chica y dándole un pequeño sorbo que saboreó placenteramente.

Ella no bebió. Por su mente pasaban toda clase de reprochesa sí misma por haber accedido a ponerse en esa situación. En su rostro no habíaexpresión alguna

- Vamos, pruébala- sugirió Malfoy acercándose a ella con unpequeño recipiente de cristal repleto de apetitosas cerezas- pero come una deéstas primero.

Él era amable, pero ella estaba decidida a no dejarse llevarpor eso. Habían hecho un trato que ahora ella debía cumplir. Nada más. Hermionehabía acordado consigo misma limitarse a lo físico, sin establecer ningunaconexión de otro tipo. Sentía que no soportaría estar ahí por mucho más,necesitaba que todo terminara de una vez

- Basta- dijo colocando su copa intacta en la mesa que teníadetrás de ella- acabemos con esto.


**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

- Pensaré en ello durante los días siguientes. Lo único que te puedo decir por el momento es que despedirte en este momento sería una locura, pues estamos a menos de un mes de los ÉXTASIS y los TIMOS. Ya se me ocurrirá alguna otra cosa
ahora será mejor que te marches a descansar.

Pasaban ya de las tres de la mañana.

**********

Severus Snape no podía dormir. Por no haber vigilado bien a sus alumnos enfrentaría graves cargos. Quizá su puesto como jefe de Slytherin peligraba.

Tomó de su mesita de noche el pequeño estuche rectangular que había agarrado del escritorio de Remus Lupin cuando había ido a buscarlo sin éxito.

Miró el pequeño chocolate que contenía
lucía muy apetitoso. En un bocado lo devoró y pronto comenzó a sentirse mejor. En un instante dejó de preocuparse por la charla que tenía pendiente con el director. Entonces sintió unas terribles ganas de ver a la persona que había consumido unas horas antes el otro chocolate
Rita Monaghan



**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

 

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

El aroma de unos panecillos recién horneados fue lo que ladespertó. Por un momento había olvidado en dónde estaba pero en cuanto abriólos ojos todos los recuerdos regresaron de golpe a su memoria.

Estaba enla torre de Gryffindor pero no en su propio dormitorio sino en uno al que lahabía llevado la profesora McGonagall la noche anterior para que pudiese estarsola. Ella se había portado muy amable al pedirle a un elfo doméstico que lellevara ropa limpia, artículos personales y el desayuno.

Sin prisase levantó de la cama y fue a mirarse en el espejo del baño. Una Hermioneagotada y carente de expresión le devolvió la mirada. Aún tenía un pocohinchado el costado izquierdo del rostro y le dolía a causa del golpe queMalfoy le había dado la noche anterior.

Un radiantesol entraba por la ventana. Debían ser las diez o las once de la mañana.

- "¿Yahora qué vas a hacer?"- se cuestionó sentándose en la cama.



**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!

**********Fin Flash Back **********

Después dela cena, Ron y Hermione hicieron su habitual ronda como prefectos. Iban ya deregreso a la torre de Gryffindor, cuando ella sintió como si algo la detuvierapor la espalda, lo que la sobresaltó un poco.

- ¿Quéocurre?- le preguntó Ron. Él y la joven castaña voltearon para ver al profesorLupin parado al final del pasillo desierto. El pelirrojo sonrió, comprendiendoy se retiró tras despedirse de Remus con un gesto.

Hermione noresistió y corrió a encontrarse con Remus. Se abrazaron y ella le dio uncariñoso beso en la mejilla.

- ¿Creísteque me iría a dormir sin despedirme de ti?- le susurró él acariciando sucabello.

- Más levale que no, profesor Lupin
- contestó juguetonamente la chica, antes de serbesada tiernamente.

- Descanse,señorita Granger
la veo mañana en clase. No llegue tarde.

Rieron ytras una mirada cómplice, se separaron. Entonces Remus se dirigió a su habitación. Esa tarde el profesor Dumbledore le había dado muchas cosas en qué pensar.




**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

 

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!


**********************************************************

DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!! REPITO. DISCULPEN LA INTERRUPCIÓN!!AVISO IMPORTANTE DE LA AUTORA:

Gracias a quienes en su momento pasaron por aquí y me dejaron uncomentario! Saber que mi fanfic era de su agrado me motivó a seguir escribiendodespués de tantos años.

Antiguos y nuevos lectores, los invito a buscar en mi perfil la Edición2020 de esta historia. Le hice muchas mejoras, les aseguro que les encantará!!

También los invito a seguir mi página de facebook ROWENA BLACK LUPINFANFICTION, donde estaré dando previews de las actualizaciones y alguno queotro contenido adicional.

Abrazos a todos!


**********************************************************









- ¿Querías verme?- preguntó Remus parado en la puerta.

- Así es-respondió el director, quien en ese instante usaba su varita para sacar un hiloplateado de su mente y colocarlo en el pensadero- entra
¿gustas un té?

- No,gracias
estoy bien así.

Dumbledorefue a ocupar su habitual sitio en la silla detrás de su escritorio.

- ¿Cómo tehas sentido ahora que has vuelto a usar la cadena de plata?- quizo saber.

- Creo quemejor- respondió Remus- las jaquecas desaparecieron
y creo que tengo másvitalidad.

En esemomento la puerta se abrió.

- Oh,Madamme Pomfrey
llega a tiempo- dijo Dumbledore. La enfermera entró cargandoun maletín.

- Manos ala obra- dijo la mujer- ven hijo
siéntate acá- le indicó a Remus.

El profesorDumbledore permaneció en silencio mientras Madamme Pomfrey trabajaba con ellicántropo, quien seguía las indicaciones que la enfermera le estaba dando.

FIN

N/A: mil gracias a todos por seguir mi historia!!!! Despuésde literalmente, años de trabajo por fin llegó a su fin... pero esto no serátodo. Está en proceso la continuación de este Fic. Se llamará "Vuélveme aQuerer" y yo calculo empezar a publicar a partir del próximo año, así quelos espero junto con sus comentarios. Un beso a todos!

Estimados lectores y lectoras:

Antes que nada, espero que ustedes y sus seres queridos seencuentren bien y gocen de buena salud en estos tiempos tan complicados.

Han pasado demasiados años desde la última vez que publiquéalgo, lo sé, ¡casi diez! A todos los que añadieron mi historia a su lista defavoritos y a quienes en su momento se tomaron la molestia de dejarme suscomentarios a lo largo de los cuarenta capítulos, les agradezco de todocorazón. Leer sus opiniones y saber que mi trabajo les gustaba me hizo muyfeliz!!

Sé que en su momento prometí una continuación de estahistoria y nunca publiqué más nada.

Esa continuación prometida ya la tenía casi lista finalizada,únicamente faltaba rellenar algunos huecos que aún quedaban en la trama
pero porcircunstancias personales/escolares y posteriormente laborales, me alejé delmundo de los fanfics.

Además en ese tiempo (2013, para ser exactos), fui víctimade la delincuencia y me quitaron la lap top donde tenía los borradores de misfanfics
estúpidamente no contaba con respaldo de nada, así que perdí todo. Pormuchos años creí que esto era una causa perdida, hasta que hace no mucho, en 2018,una amiga que sabe que yo amo escribir, me animó a volver a empezar, aún si esosignificaba hacerlo desde cero.

Así que lo hice
comencé por hacer una revisión exhaustiva aAmores Extraños y me di cuenta de que necesitaba varios arreglos. Me dediqué ahacerlos, lo cual dio como resultado una versión más madura y mejorada en todoslos sentidos (argumento, redacción, etc.). Y finalmente hace un par de meses(mayo 2020) logré terminar de escribir nuevamente la continuación de esefanfic. La idea original se mantuvo pero creo que el resultado quedó bastantemejor que la primera versión que en su momento perdí.

Si alguno de ustedes todavía anda por estos foros y tienetiempo y ganas, los invito a buscar en mi perfil la versión 2020 de AmoresExtraños
¡les aseguro que les encantará! Estaré subiendo capítulos de manerasemanal.

Una vez que termine de publicar Amores Extraños, continuarépublicando su secuela: "REGRESA A MI".

Esta vez les prometo que no los dejaré abandonados, puestenemos la garantía de que ya terminé de escribirla y ahora sí cuento convarios respaldos, en caso de que una tragedia ocurra.

Andaré activa aquí en Potterfics y otros foros.

De igual manera los invito a seguir mi página de Facebook,ROWENA BLACK LUPIN FANFICTION. Ahí estaré publicando algunos avances de lospróximos capítulos, así como algo de contenido diverso relacionado a nuestrasaga preferida!

Gracias por su atención! Un abrazo a tod@s!

Amores Extraños - Potterfics, tu versión de la historia

Amores Extraños - Potterfics, tu versión de la historia

-... y bien... ¿quién me puede decir cómo debo ahuyentar a un vampiro?- preguntó el profesor Remus Lupin a los chicos de séptimo grado de Gryffindor.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-amores-extranos-potterfics-2182-0.jpg

2023-02-27

 

Amores Extraños - Potterfics, tu versión de la historia
Amores Extraños - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/23104
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences