Apareciste�. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Apareciste
.

NA:Para que me perdonéis por la falta de continuidad
La Universidad me tiene deun ala, os prometo que en vacaciones hare algo, siempre y cuando Mi Príncipe nose vea afectado
. Como sea, un One Shot salido de no se donde, triste,dramático, y un final feliz.

***//****//***

¿Cómo explicarlo? No había forma, no sin tener quellorar, no sin tener que sucumbir a los recuerdos, las lagrimas saladas quebañaran un rostro, no sin un dolor agudo, uno punzante en el pecho, un dolorque me estremecía de pies a cabeza, haciéndome sudar y llorar.

La imagen de la chica que se da contra la pared, de agolpes, remordida por las cosas que sucedieron, esa imagen, nunca la cumplí.Nunca me perdí en mis recuerdos, no hasta hace muy poco, y debo admitir que dolió.Esto que me paso a mi, no debería pasarle a nadie, a nadie. Pero no puedosolamente compadecerme, patético seria dejar mi vida ahí, pero hay veces en queno puedo hacer mas, intento levantarme y las piernas me flaquean. Duele saberque no serás la misma nunca más, que la persona a la que amaste y que te amabadejara de hacerlo, simplemente porque desde hace un par de meses ya no eres lamisma.

 

¿Y quien demonios podía continuar siendo la misma?Nadie, nadie con dos dedos de frente seguiría igual. Por lo pronto se que, eldía de hoy necesitara grandes dosis de dulces, si no quiero morir por una bajade azúcar. Todo porque hoy he decidido contar mi verdad, al menos a estaspersonas que tanto me importan, para que no me odien cuando quiera irme, paraque me comprendan cuando aparentemente sin razón llore a cantaros.

La cita la he puesto a las tres de la tarde. Hogsmeade,mas que nunca se presentaba con grandilocuencia ante mi. Me frote las manos,una pequeña cantidad de nieve caía. Esperaba que los chicos estuvieran a lasafueras de la casa embrujada, después de todo hacia seis meses la habíamosarreglado, si tenia que decirles esto, que mejor que hacerlo en un lugarprivado. No traía puestos los guantes, así que me sople las manos, mire misuñas, o donde debían estar. Durante estos últimos meses me las había comido alpunto de tener que pedirle a la maestra que me dejara usar un hechizo para quela pluma se moviera sola. Los dedos me empezaban a sangrar.

Sangre,roja como un atardecer de fuego, roja como ese atardecer, sangre como fuego quequema, ese fuego que mato una parte de mi.

Sacudí la cabeza y trate de abrigarme las manos, medolían ya mucho por la falta de uñas, por el frio como para sumarle ahora queempezaran a sangrar. Me detuve en un poste, el recuerdo me había llegado deimprovisto y me había hecho mas daño del que había pensado. Tome un dulce y melo lleve a la boca, me senté sobre un trozo de tierra seca y lleve mi cabezahasta las rodillas, tratando de respirar. Lo logre. Cuando estuve calmada mirepara todos lados antes de continuar, ¿Quién lo diría? La segura HermioneGranger ¿mirando de lado a lado esperando a que nadie la siguiera?

Desde ese día, estaba más que paranoica, no volvería acaminar igual de tranquila. El maldito me había robado algo mas que
. Elmaldito me había quitado la seguridad, la confianza y hoy dentro de cincominutos también me habría de robar a mis amigos. Logre soltar el aire cuando vique ninguna cabeza rubia-platina se acercaba a mí. Estuve mas tranquila desaber que tampoco venían esos dos gorilas. Un escalofrió me recorrió laespalda, y me sacudí antes de que la idea me llegara a la cabeza. Pero fueinútil, aun así, no me tomo por sorpresa.

 

Entonces no me tuve que detener, a unos diez metros vilas dos cabezas rojizas, un par de melenas cortas y morenas y un embrollo rerizos dorados, todos bien cubiertos para el frio. Neville y Luna estabanabrazados, me alegraba por ellos, pero la sonrisa no me salió y si lo hubierahecho no hubiese sido sincera. Ginny y Harry estaban tomados de las manos,Harry intentaba hacer que las manos de Ginny no se entumecieran, y Ginny lomiraba con ojos de enamorada. Ron por su lado estaba sentado, con la cabezacasi entre las rodillas, mirando hacia la nada. De repente levanto la cabeza yme vio. En un primer instante pensé que me miraría con odio, después de todohace un mes y medio lo había mandado al caño.

Pero en ese momento comprendí todo, Ron me mirabapidiendo perdón (no se porque), pidiéndome motivos (que yo daría ahora mismo),rebosante de amor, esa mirada, era lo que había esperado, había dado un poco deesperanza para la comprensión de lo que vendría. Entonces saco la mano de lachaqueta y me saludo con ella. Los demás al verlo hacer aspavientos se girarony me vieron. Se quedaron allí, esperando mi llegada.

Nada mas a dos pasos Luna y Ginny me abrazaron,mientras los chicos esperaban su turno. Me veían cada día en Hogwarts, peroparecía que Hogsmeade te daba ciertas ganas de abrazar a todo el mundo. Loschicos, después de que las chicas se soltaran, me abrazaron, Ron lo hizo mastímidamente, esperando mi reacción. Como con las chicas, no pude reaccionar,deje que los brazos me rodearan, pero no pude abrazar. Era algo que me costaba,me empezaba a asfixiar, los chicos se soltaron y pude respirar.

-Pasad todos- dijo Harry tomando el liderazgo y con suvarita arreglando los últimos detalles. Me quede de última, para verlos porúltima vez, antes de que me dejaran sola.

Todos entramos, encontré el lugar más acogedor quenunca, agradecí a Merlín esta oportunidad. Los chicos reunieron las mesas y lassillas, mientras las chicas preparaban algo de comer. Me quede de pie en mediode la estancia, preparándome mentalmente para eso que tenia que decir.

-Hermi- llamo Harry-, ven siéntate- y me hizo campoentre el y Ron. Las chicas se sentaron al lado de sus parejas, Luna quedo allado de Ron y a su lado quedo Neville. Ginny se sentó a la izquierda de Harry. Duranteun momento nadie quiso soltar media palabra. Respire profundo y dije:

-Bien, creo que vinimos a hablar ¿no?

-Si, así es- dijo Ginny-. Quisiéramos comprenderte,ayudarte, lo que sea. Pero te has separado, y no soy tan buena en Oclumanciacomo para saber lo que te sucede.

-Es cierto Hermi- dijo Luna-. Se que podrías pensarque no somos el grupo ideal, pero míranos- dijo haciendo señas con sus manos-,somos amigos, estamos para ti. Somos como una camada de Presinlys, estamos juntos en todo- de seguro nadie entendió que eraun Presinly, pero le agradecí el gesto.

-Hemos sido tus amigos por suficiente tiempo Hermione,para saber que te sucede algo. Por grave que sea, nos gustaría ayudarte, Ronmas que nadie ha sufrido por tu distancia, sabes que sin ti no podemos ser untrió dinámico y menos un sexteto- dijo Harry. Ron se sonrojo y mis ojos seencharcaron. ¡¡Maldito Malfoy!! Me había alejado de Ron.

 

Neville y Ron me miraron asintiendo, pero no pudierondecir nada cuando vieron que mis ojos estaban anegados en lágrimas. Las chicasse abalanzaron sobre la mesa y me tomaron de las manos, este gesto me diofuerzas. Me limpie las lagrimas y salí de mi lugar para quedar en frente atodos ellos. Los cinco me miraron extrañados, pero les ignore.

-Se que he estado muy extraña- dije con la vozquebradiza-. Me he alejado mucho, lo se, pero, si supierais todo lo que ha sidode mi, estaríais de acuerdo en que no podía ser de otra forma. Os he extrañadomucho y en honor de nuestra amistad he decidido contaros todo hoy, no es fácily duele mucho, pero es algo que debo hacer.

>>Mi vida ha sido el infierno más grande desdehace dos meses. No puedo dormir, a ti, Ginny, te consta, constantemente tengopesadillas, y por miedo y vergüenza debo controlarme para que en sueños nosuelte ninguna palabra que me comprometa. No he dormido bien hace tanto
. Comoveis no tengo uñas, me sangran los dedos, me duelen, pero no he encontrado otraforma de sobrellevar esto. Cuando voy a clases tengo que mirar siempre para noencontrarlos. Se que si tuvieran la oportunidad lo harían nuevamente- todos memiraron extrañados-. Me da miedo estar sola, pero peor es estar acompañada,sentir cada toque como una herida, una sentencia de muerte. Todos sobre leds e iluminación

>>Como desearía ser una persona normal, comoantes, poder abrazaros sin miedo, sin recordar. Mi vida es un infierno- dijeentre lagrimas que hace rato tenían ganas de escaparse-. Después de esto, seque será peor, que tal vez no querríais estar conmigo y lo comprenderé
. Cuandoacabemos este séptimo curso, me iré. Me iré lejos, tal vez me olvide de serbruja, no lo se, todo depende de que suceda ahora.

-Hermi, nos estas asustando- dijo Luna.

-Hace un par de meses, estaba dando mi paseo de lanoche como Prefecta, tenia que revisar que nadie estuviera en los pasillos.Caminaba por el tercer piso, estaba haciendo un frio terrible, llevaba lavarita dentro de la capa. Nadie necesitaría la varita a esa hora. Estaba muyequivocada- había empezado a narrar con una voz de terror y un tono autómataque tenia a todos aterrados-. Cuando iba a girar por un pasillo escuche unruido, cuando gire supe que nada iría bien. Me hechizaron. Caí de espaldas,petrificada, mientras veía como dos gigantes se acercaban a mí. Me ataron consogas y luego deshicieron el hechizo.

>>Me llevaron hasta la sala de menesteres. Nadieestaba revisando, por un instante, por increíble que parezca, desee que laseñora Norris apareciera. Pero ese día no era mi día, y nadie advirtió que mellevaban atada tres tipos hacia la sala. Sus sonrisas me daban miedo, siemprehabía sentido asco por ese trió, pero ahora sentía asco y miedo. No pude evitarque un par de escalofríos me recorrieran, y el par de imbéciles, los másgrandes me miraron y se saborearon los labios.

>>No tuve que esperar mucho para saber quepretendían. La sala parecía un calabozo. Me ataron a un par de grilletes, quedesuspendida en el aire. Un par de carcajadas se escucharon, me dejaron allí unpar de horas, mientras el par de idiotas me hechizaba una y otra vez con uno delos maleficios imperdonables. Imperius. Cuandoya no podía ni siquiera levantar la cabeza llamaron a quien me habíapetrificado
. El tipo
. El tipo
. El tipo me
- las chicas gritaron antes de quepudiera terminar, corrieron a abrazarme, pero no pude dejar que se acercaran-.El, el me

 

-No lo digas- suplico Ginny-. No lo digas, Hermi, poramor, no lo recuerdes- los chicos no captaban nada.

-Ellos- dije señalando a los muchachos-, no han podidocaptar nada- las chicas lloraban ante las sorprendidas miradas de los tresmuchachos-. Hace dos meses, Draco Malfoy me
., me vi
- no pude terminar Harry yRon terminaron por golpear la mesa, comprendiendo lo que quería decir, pero nodeje que me intimidaran, mientras ellos gritaban de furia yo grite lo que mehabía sucedido-. Después de eso, Crabbe y Goyle hicieron de las suyas, seturnaron, Malfoy, Goyle y Crabbe, una y otra vez, una y otra vez. Se detuvieroncuando perdí la conciencia. Luego de eso, desperté en la sala, tirada en unaesquina, desnuda, lloraba y no sabía por que, pero luego recordé. Quise morir,aquel domingo no teníamos planes, me quede allí por buen rato. Llorando ytratando de olvidar, pero fue inútil.

>>Cuando salí al primero que vi fue a Ron. Quisecontarte lo que sucedió, pero no pude, simplemente no. Me abrazaste y sentímiedo, miedo no de ti, si no de lo que eres, un hombre tal y como Malfoy y susidiotas. Termine por concluir que lo mejor era romper contigo, no hacerte mal.Pronto enferme, tenia fiebre, estaba bajando demasiado rápido de peso, no teniaapetito, y al parecer ni dormía. Un día me desmaye y fue la profesoraMcGonagall la que me recogió.

>>Odie el momento en el que supo lo que mesucedió. Ha tenido demasiada paciencia conmigo, mas de la que merecía. A pesarde su ayuda, mi mejora ha sido poca. No puedo olvidar, pero lo peor, es queella no ha sabido quienes son, o fueron los responsables. Hicieron algo en micabeza, no se que hechizo, pero, nadie puede saber quien hizo que. McGonagallprobablemente vea lo que me sucedió, pero no quien. Solo si yo me atrevía aconfesarlo, esto saldría a la luz. He querido contaros esto hace ya tiempo, perono había podido, ahora mismo miradme- mis manos temblaban, yo lloraba y parecíaque ahí quedaría de lo mismo pálida que estaba.

>>Perdonadme por esto. Se que ahora me odiareispor lo que soy- dije levantándome, entonces una mano me atajo por el suéter. Ginnyse puso de pie, pensé que me abrazaría, pero no. Me dio una bofetada.

-¡¡¡¿Qué demonios pasa contigo!!!!?- me dijohistérica-. Nadie podría jamás odiarte por esto. Estas realmente mal, sabiasque nos tienes. Debiste hablar antes, Hermione, te queremos
.- fue lo ultimoque escuche antes de desmayarme.

***//****//***

Luz, mucha luz. Me sentía más aliviada que la últimavez. Mi mano la apretaba algo o alguien. Apreté la mano. Estaba tranquila, muytranquila. Decidí abrir los ojos. Ron estaba a mi lado, tenía un ojo negro ylos labios rotos. Me asuste, pero el no me dejo hablar.

-Shh no ha sido nada. Creo que ellos llevaron la peorparte.

-¿Ellos?- dije con la voz entre cortada.

-Si, ellos. Malfoy y sus idiotas han sido ajustados.

-¿?

-Pues, te desmayaste. Luna y Ginny estaban muyimpactadas, Neville las llevo a las tres a tu recamara, mientras Harry y yobuscábamos a Malfoy y compañía. Pero fue Neville quien se los encontró decamino a reunirse con nosotros. Mediante la moneda del ED, y con una técnica impresionantenos llamo. Cuando llegamos, Neville estaba luchando mano a mano con Crabbe.Harry decidió ir por Goyle, era algo así como un saldo entre Draco y yo. Casino lo logro- dijo sonriendo, ¿Cómo podía sonreír?-. Pero lo logre. Lo logre conun hechizo más Weasley que ninguno. Mocomurcielago fue una estupidez que se meocurrió. ¡¡Y funciono!! Malfoy se enredo y entonces lo petrifique y lo llevehasta donde McGonagall.

>>Caíste en fiebre, una muy alta, así que laschicas te trajeron, y como habías hablado, McGonagall te leyó otra vez. No necesitonada mas, para acudir a su oficina y darle un merecido a Malfoy- mi cara debió denotarun terror terrible-. No te apures, no conto nada. Dijo que los había sorprendidohaciendo un maleficio imperdonable. Ahora va derechito a Azkaban. Ahora solodebes preocuparte por recuperarte. ¡¡Estas en ruinas!!

-¿Cómo puedes estar así?

-Bueno, así, porque confiaste, tarde, pero confiasteen nosotros. Porque te amo, y se que tienes miedo, no me importa. Te esperarehasta que mis cabellos sean blancos, o mucho mas, no me interesa, solo quieroestar a tu lado. Estoy así, porque recuperé para ti, algo que el te robo. Se queno será igual que antes, pero, es algo. Y estoy así, porque apareciste
. Aparecisteotra vez, lo has hecho dos veces, una para ser mi amiga y luego mi novia, yotra para ser el amor de mi vida. No me importa si no me amas, estaré para tisiempre- mis ojos se encharcaron, ya no tenia miedo de Ron-. No llores, almenos no de tristeza, por favor.

-Ron, yo

-No, espera. Tengo algo para ti- se acerco a mi, y medio un beso, que de inmediato acepte y devolví-. Esta es tu confianza, no lapierdas, estoy
. Perdón, estamos contigo. Wow, estas mejor de lo que pensé

-¡¡Ron!!- dije entre risas.

-Ronald Weasley, como toques a mi hermanita una vez más
-dijo Harry entrando con los demás.

-Tranquilo, James- dije-. Está todo bien- Harry le diouna colleja a Ron, mientras le decía, "no muy rápido, amigo".

Apareciste�. - Fanfics de Harry Potter

Apareciste�. - Fanfics de Harry Potter

NA:Para que me perdonéis por la falta de continuidad La Universidad me tiene deun ala, os prometo que en vacaciones hare algo, siempre y cuando Mi Príncipe n

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-apareciste-4507-0.jpg

2023-02-27

 

Apareciste�. - Fanfics de Harry Potter
Apareciste�. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/52061
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences