Aprendiendo a rebelarme - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Me llamo Graner, Hermione Granger.
Estoy en la torre de astronomía, son más de las 12 y no debería estar aquí, alguien puede encontrarme, algún profesor y castigarme, pero es que estoy harta de que me preocupen esas cosas, estoy harta de ser tan moralista.
Harta de ser la prefecta perfecta, de seguir siempre las normas a menos que no quede alternativa, en 6 años que llevo en Howarts apenas me he divertido, ¿¿y que he hecho yo rebelde?? irme de la clase de la profesora trelawney y pegar a malfoy, pero él se lo merecía no es algo realmente rebelde.
el año pasado formaste parte de un club ilegal (dijo una vocecita en mi cabeza)
- ya ueno, pero no es suficiente, tendré que leer algo sobre el tema
no. no. no, mierda, eso es precisamente lo que NO tengo q ue hacer, a ser rebelde no se aprende en los libros, le tendré que pedir ayuda a Ron
.no, mejor a Harry, Ron se me pondría insoportable, o a ginny, este año está muy rebelde.
no sé, Creo que lo mejor sería empezar por hacer una fiesta sorpresa, eso es, haré una fiesta sorpresa en la sala común que los tirará a todos de culo, moho, que expresión más vulgar, creo que voy aprendiendo.
Miro al cielo, está negro como la tinta salpicado de estrellas será mejor que me vaya, me pueden pillar, no, esa no es la actitud, ¡¡maldita sea!!

Es lunes, el ambiente de howarts es de cansancio y muy poas ganas de empezar a clases, me pregunto si para ser rebelde debes de NO gustarte ir a clases los lunes por la mañana ni de repasar lo exámenes, esto me va a costar más de lo que creía.
Me dirijo a mi primeta clase del día: que es, ¿¿¿pociones??? no, con el profesor Snape a 1ªnoooooo.
¡¡bien!!- gritó sin querer en voz alta, todos mic ompañeros de curso, sin excepción ,me miraron con cara rara y Parvati comentó: eres muy rara, herm.
- Me quedé paralizada, yo que siempre sabía la respuesta en clase no tenía ni idea de que contestar a una frase como esa, contestar siendo espontanea y natural claro.
herm, vamos- lavender me saca de mi ensimismamiento y una vez más empezamos una nueva semana, pero esta con una diferencia, Voy a cambiar.
Pero parece que los demás no tienen las mismas intenciones.
-¡¡vamos Harry!! hay que ir, ya se que es un fastidio ver al aspetoso pelo grasiento de Snape los lunes a 1ª, pero no eres el único- Ron, ayudado por Seamus intentaba convencer a harry de que la clase de Snape pasaría en una hora.
- ¡¡si, pero luego hay historia de la magia y ni siquiera voy a poder dormir porque tengo a Hermione a lado y no me deja!!
gruñí por lo bajo, se iba a enterar.
- ¡¡que positivo eres amigo!! dijo con sarcasmo Ron, anda vamos- y casi a rastras vi a Harry salir del gran comedor junto a los chicos de mi curso.
. hey, Herm- me llamó parvati- vamos para clase, no lleguemos tarde.
Y me fuy hacia las mazmorras con Parvati y lavender.
- por cierto- dijo Lavender- ¿¡habeis visto lo que dice mi horoscpo de esta semana?
mi conciencia de la prefecta hermione se impuso a la nueva y recien estrenada Hermione, pero aún así sonreí, y diej: venga, vale.
las dos me miraron extrañadas, para luego sonreir y decir a la vez ¿¿desde cuando te interesan los horóscopos??
parecían las gemelas de my best lady mi libro preferido, no, no. No podía pensar en libros.
- es que- intenté buscar una excusa creíble- es divertido, aunque no me lo crea.
Mi respuesta les pareció adecuada.
y nos agachamos sobre La revista corazón de bruja para leer el horóscopo de Lavender.
Tauro: leyó en voz alta Lavender- amor: tu amor está mas cerca de lo que crees, fíjate más en ese chico que siempre te ayuda.
amistad: una de tus amigas te necesita, pero no se atreve a pediterlo ¡¡ayúdala!!
En familia: todo con ellos muy bien, sigue así y no te busques líos.
Ligarás el: 26.
¡¡huii, es mañana!!- dijo parvati emocionada.
Yo resoplé, no lo pude evitar.
¡¡las 9 y 5!! ya llegamos tarde- lavender cuando se pone histerica, se pone histeria de verdad, os lo juro.
Corrimos todo lo que pudimos hacia las mazmorras y - buff, respiré entrecortadamente y entramos.
- vaya, vaya, las srtas han llegado y todo- Snape nos miró con una de sus horribles sonrisas- ¡¡10 puntos menos a Gryffindor!!
- pero- protestó Dean desde el fondo.
- por cada una y ahora cállese Thomas o le restaré a usted 50.
- y ahora pónganse por parejas.
- no es justo- decía Lavender en voz baja mientras parvati le decía todoas los insultas que psaban por su cabeza.
Yo me uní a su retahíla de insultos, como no tardaron en hacer Harry, ron, neville dena y seamus, para ello todo lo que fuera insultar a Snape era bien venido.
Pero por dentro estaba feliz: ¡¡había hecho una rebeldía!! había llegado tarde a clase y
¡snape me había quitado puntos!! un momento, eso no es una rebeldía- pensé.- Snape nos quita puntos `por todo.
- ¡¡,maldito pelo grasiento!!
esa vez lo dije de corazón, no fingiendo como hasta ahora y algo me subió a la cabeza y me subió la moral.
- me puse con Neville de pareja.
Mientras miraba a Harry y Ron de reojo .
Los oía hablar y reirse mientras hacían muecas a snape cuando este se volvía de espaldas.
¡¡potter 20 puntos menos para gryffindor!!- gritó Snape.
Los slytherins dejaron sus pociones y miraron a harry, su pasatiempo favorito era ver a Snape reñir a un gryffindor, máxime si este era Potter, sobra decir que se lo pasaban de miedo en Pociones.
- ¿¿porqué??- quiso saber harry.
Por que me parecía que me estaba haciendo burla.
- ¡¡le parecía??- se mofó Harry, ¿¿,e quita 20 puntos porque le parecía?? meteb en la carcel a la gente porque a alguien le parecía que obraba mal?
- los gryffindor se rieron, harry les medio sonrió, medio satisfecho consigo mismo (AL menos yo tengo esa impresión)
- bueno, pues 20 puntos menos por contestar.
- ¡¡ya es demasiado!!- gritó harry fuera de sí- ¿¿Por qué no me quita puntos por apellidarme como me apellido??
si lo está deseando, ¡¡vamos!!- le instó Mi amigo.
- ¡¡harry, no, no merece la pena!!- oi a neville.
Antes de que nadie dijera nada más, Harry salió de allí a buen paso, con muy mala leche.
Ron, también se levantó, salió detrás de su amigo y cerró la puerta de un portazo.
- ¡¡que gran oportunidad para ser rebelde!! me rechinaban los dientes de rabia, me levantçe, así como todos los gryfyndor dispuesta a salir, pero una voz peligrosamente dulce nos detuvo:
¡¡al 1º que se mueva hago que lo expulsen!!
no puede- dijo Dean con desden.
me las arregalre sr Thomas, téngalo por seguro- Snape acercó su cara a la de dean tanto que podía verse su rostro dibujado en las pupilas de Dean.
Cuando se dio la vuelta Dean se limpió la cara con la manga de la túnica.
¡¡y ahora empiecen!!-




FDeja rewiewsDel anterior capitulo.
(Al 1º que se mueva hago que lo expulsen!!
No puede- dijo Dean con desdén.
Me las arreglare Sr. Thomas, téngalo por seguro- Snape acercó su cara a la de dean tanto que podía verse su rostro dibujado en las pupilas de Dean.
Cuando se dio la vuelta Dean se limpió la cara con la manga de la túnica.
¡¡Y ahora empiecen!!-)


Todos nos quedamos paralizados, ¿Qué hacíamos? Nos íbamos, éramos rebeldes, apoyábamos a harry y a Ron y nos arriesgábamos a ser expulsados o nos quedábamos allí, sin rasgos, pero sintiéndonos fatal por sentir que no apoyábamos lo suficiente a nuestros amigos.
-A ellos no les importará, y además no querrían que no expulsarán- dijo Lavender con un hilo de voz- sabía a lo que se refería.
Miré fijamente a mi poción pero no la veía a ella ni mucho menos, también pensaba en que adoptando esta actitud tan responsable, sentía que también traicionaba a Ginny, si
porque ginny era la hermana de ron y ademas le gustaba Harry (otra vez) y a Harry le encantaba Ginny, pero por alguna razón no estaban saliendo, aunque yo no tengo derecvho poara hablar de eso, porque lo mio con Ron si que es ridiculo, estaba muy unida a ellos y es mi mejor amiga; como sería que los echasen a ellos y todo el colegio supiera que yo, su mejor amiga no se atreviera a enfrentarse a Snape.
-eso no tiene ningún sentido dijo una en mi cabeza.
- supongo que no-dije en voz baja- pero aun así.
Antes de que nos diéramos cuenta, nuestro problema ético se vio solucionado al sonar la campana.
Todos salimos disparados de allí, no queríamos dar más oportunidades a Snape para que siguiera riéndose de nosotros.
Pero lo vimos salir con una horrible sonrisa de satisfacción en la cara, esa típica sonrisa que pone cuando potter se mete en problemas y mas si también está Ron de por medio, y la sonrisa era particularmente amplia por lo que mis amigos estaban metidos en un buen problema.
-¡¡hermione!!-Ginny me saludo agitando una mano, venía con Luna quien iba despistada leyendo El quisquillos
- hola-.saludamos todos sin ganas.
- hola a todos- dijo Ginny con una risita, que no penséis que saludo solo a hermione, y miro en busca de harry como siempre havia, como si quiiera a tirarse encima de él a porrearse (siento ser tan especifica, es la verdad
ovala ron y yo
¡¡ron y yo nada!!, y harry le correpondise.
-¿Dónde están harry y ron?- preguntó Ginny y esa pregunta me hizo volver a la realidad.
Todos nos miramos evitando mirarla a ella.
-¿Qué les ha pasado?- preguntó Luna dejando su revista y con interés por primera vez.
No nos vimos más remedio que contarles lo que había pasado, tal y como pensábamos, con cada palabra su ira hacia que su cara se enrojeciera tanto como su pelo hasta que su furia no pudo contenerse más y estalló:
-¡¡como se atreve ese imbecil hijo de puta (me escandalice por esa expresión) a hacer eso, ¿¿Qué derecho tenía??
- aun no sabemos que les han hecho-dijo Neville intentando razonar, ginny lo miró con odio y dijo con un horrible sarcasmo: oh, seguro que ni los castigo, sobre todo teniendo en cuenta....¡¡¡EL CARIÑO QUE LES TIENE!!!- acabó gritándole a Neville y el pobre se echó para atrás con miedo.
- y si vamos a enterarnos de lo que pasa- dije yo, queriendo además evitar una discusión.
- eso está bien- apoyó Dean- ¿pero donde estarán?
- el despacho de Dumbledore- dije yo solemnemente.
- y allí nos dirigimos a toda velocidad.
Sobra decir que ese día nos perdimos la siguiente clase del DIA como mínimo, sabíamos que nos íbamos a meter en problemas,, pero eso ahora mismo no nos imputaba
.que rebelde estoy siendo- me dije a mi misma contenta- ¡¡no no puedo estar contenta, no esta bien teniendo en cuenta lo que pasa!
A esa hora tecnicamemente teníamos transformaciones y de todas formas sabíamos que Mcgonagall, como jefa de la casa, estaría con Snape y Dumbledore hablando con mis chicos (me encanta llamarlos así)
- hay
.un problema- dijo Parvati al llegar a la gran gárgola para acceder a la entrada del. Despacho.
- ¿Cuál?
- no sabemos la contraseña-
- yo si- dijo ginny con seriedad- dulces de limón, la gárgola nos dejo paso tras oír las palabras correctas.
- antes de ayer estuve castigada- respondió a nuestra silenciosa pregunta sin darle importancia.
Subimos despacio las escaleras y nos paramos al oír voces dentro del despacho.
Miré por el ojo de la cerradura, nos estábamos arriesgando mucho, pero no podíamos esperar sentados.
vi. a Dumbledore sentado en su despacho con sus dedos entrecruzados, esperando oír las opiniones de todos, como siempre, vi. a Snape con esa sonrisita de suficiencia, a Mcgonagall como un palo al lado de Dumbledore y con los labios muy tensos, también vi. a Sirius Black pasearse a grandes zancadas con el ceño fruncido, a REmus Lupin sentado al lado de Tonos ( aun no habían solucionado del todo sus problemas pero al menos Lupin había recapacitado en algo), a Moody, a Sharklebot y de repente, los vi. a ellos sentados, Harry y Ron estaban sentados impacientes por saber su destino, al lado de ellos estaban los padres de Ron y Bill con Fleur.
Era evidente que estaban en una reunión de la orden del fénix presurosa antes de que llegrán Snape Ron y Harry.
-por tanto- dijo Snape, como quien tiene la razón sobre todas las cosas del universo- estos dos muchachos han de ser- los miró sonriendo- expulsados.
- me quite de allí y mire a todos, tenian la misma cara de horror que to.
- perdona Severus- dijo Mcgonagall- pero no estoy de acuerdo, por supuesto nque se merecen un castigo por su falta de respeto pero no hasta ese punto.
- coincido con usted minerva- dijo Dumbledore con seriedad.
Eso hizo que Snape cambiara su sonrisita de suficiencia por un cara de asco y dijo: pero sr. Bien está que esta vez
pero piense, piense en todas las otras veces por las que salieron impunes y

-dejalo ya Snivelly- de pronto el padrino de Harry se habia parado y miraba Snape con una arrogancia aun mayor que la suficiencia de la sonrisita de Snape- Minerva es la jefa de Gryffindor, por tanto ella debe decidir el castigo, maxime si el director de este colegio está de acuerdo- la cara de Snape expresaba un odio incontenible, y dumbledore tal vez temiéndose una discusión dijo: y bien, minerva ¿Cuál es el castigo?
- La profesopra Mcgonagall fue a donde estaban Harry y Ron, y los miró con una seriedad que daba miedo: limpiaris la biblioteca y creo que después, los elfos domesticos tendrán vacaciones en la sala de gryffindor.
- No pude ver la cara de mis amigos, pero supongo que pondrian cara de horror.
- ¿hasta cuando?- dijo con voz ahogada Ron.
- >El tiempo que yo decida, Weasley- - dijo Mcgonagall cortante.
- ¡bien!- remus se levantó de golpe, dando una plamda, parece que esto ya está solucionado, lo siento- dijo a ron y a harry- pero un castigo si que os mereceis, y ahora si me disculpan, he de irme, puesto que la reucnion de hoy ni llegó a celebrarse, lo dejaremos para otro dia, en que, ademas, estemos todos- miro a Snape y luego a todos los demás.
- ¡¡venga, vamonos!!- me instó Ginny, tirando de mi manga- O REmus nos verás.
Bjamos a toda velocidad y justo nos habiamos apoyado contra la pared para recuperar el aliento,cuando la gárgola se volvio a abrir, y apareció Lupin.
Nos miró con media sonrisa en la boca, nosotros sabiamos que el sabia que habiamos estado espiando, pero no dijo nada, sino que se limitó a decir: me alegro de veros, pero tengo prisa, otro día hablamos con mas calma, que paseis buen día.
-le bveo mejor aspecto desde que está con Tonos- opino Ginny.
- ah, pero estan de estar-dijo Neville.
- supongo, no tiene ya años como para andar de rollos, ¿no?
Y así, mucho mas animados al saber que no serían expulsados fuimos a la siguiente clase que teniamos, historia de la magia, donde esperabmos encontrarlos y que nos contaran todo lo que habia pasado, pues aunque habiamos oido el final, no oimos comko habia sido todo lo demás y además sabiamnso que estarían encantados de contarnoslos, en especial mi querido Ron.


Pues hasta aquí.
Besinos.
-

-

-
Cuando llegamos a la sala común, tras acabar esa extraña mañana, Ron y Harry aun no habían llegado, no los vimos a la hora de la comida y no fue hasta las 2 y media de la tarde cuando entraron a la sala común de gryffindor, esa tarde teníamos herbología pero se había suspendido por las persistentes lluvias (mierda, demasiado culta esa palabra). Venían gruñendo, seguramente en contra de Snape, pero cuando nos vieron sonrieron, rápidamente ahí se montó el barullo de muy padre y señor nuestro, como en un gallinero, todos preguntamos a la vez, aunque ya lo sabíamos, nos lo contaron todo aunque algo en su mirada me dejaba claro que el tema no les interesaba mucho hablarlo, será porque soy mas perceptiva a pesar de que esa aprendiz de bruja de Trelawney dijera que carezco del preciado don del ojo interior oh, ¡¡he insultado a una profesora, soy rebelde
eh, no espera, eso también lo piensa Mcgonagall y ella NO es rebelde
¡¡mierda de nuevo ,¡¡soy McGonagall!! Pero volviendo al presente y saliendo de mi loca cabeza (pienso demasiado hasta cuando quiero no pensar) las admiradoras de mis chicos (ya lo dije, me encanta llamarles así) estaban pegadas a ellos oyéndoles contar esa fascinante historia, que ellos contaban con sosería, deseosos (¡mas le vale!) de deshacerse de Romilda vane, sentada en el brazo de la butaca de Harry, and company. Cuando por fin vieron que sus posibilidades con ellos eran escasas, creo que el hecho de que Harry estuviera hablando con Ginny sobre que hacer el próximo finde de excursión a hogsmeade tuvo bastante que ver con que se fuera Romilda, o tal vez fuera la mirada de superioridad exasperante de mi amiga la pelirroja en plan: Soy toda una mujer que tiene al hombre que tu deseas en el bote, la hicieran desistir. Sin embargo yo tenía otras cosas de las que preocuparme, como aprender a ser rebelde
¡¡y hacer el trabajo de transformaciones!! Es solo para dentro de tres semanas
no, Hermione, tres semanas es mucho tiempo, ¡piensa! ¿que diría Ron? - Hermione, tres semanas son siglos; si, eso diría mi Ron, así que si hago los deberes con esa antelación no seré rebelde
pero si no los hago ¿seré rebelde o seré irresponsable? ¿Dónde terminara la línea divisoria? He de consultarlo en algún libro
pero no lo traerá. Tendré que averiguarlo por mi misma.

Después de una suculenta cena, cogí a Ginny y me la llevé aparte, tenía que preguntarle algo, mi amiga se sentó en un sillón de la sala común y me miró impaciente, puede que pensando que lo que le iba a rebelar era la formula secreta de la cocacola, o que a Harry le gustaba (algo obvio), pero lo que le iba a decir nada tenía que ver con eso: Ginny- le dije solemne- ¿Cómo puedo aprender a ser rebelde?- las palabras sonaron tan estúpidas en mi boca como debieron de sonar en su mente. - ¿Qué?- Ginny no estaba segura de haber oído bien. - Pues, eso- estaba incomoda y eso que era mi mejor amiga- que
soy una aburrida, todos lo piensan, Ron también, y se que decís que soy una aguafiestas y
- Hermione- me interrumpió- si eres una aburrida a veces, pero me gusta como eres, eres mi mejor amiga y te quiero mucho. Sus palabras me encantaron, pero no ayudaban. - Sin embargo
.-noté una sonrisita picara marca Ginny Weasley y yo también sonreí lentamente- te puedo ayudar. - Oh, Ginny te quiero- la abracé como se abrazan las mejores amigas y esperé a que hablase. - Pero tu lo que quieres es que mi hermano te haga mas caso
.ya me entiendes- no se lo negué, ella ya lo sabía. - Es fácil Herm- me dijo jugueteando con croshanks al cabo de un rato- haz algo que desees con todas tus fuerzas sin pensar en las consecuencias. Rápidamente a mi mente acudió una imagen de Ron y de mi besándonos, eso era lo que mas deseaba
pero no tenía suficiente valor, ni siquiera Harry o Ginny lo tenían, y yo, una aprendiz de rebelde aun menos. - Sabes Hermione- Ginny me sacó de mis fantasías- somos tontas. Somos guapas, listas, simpáticas y estamos esperando por dos cegaratos que no acaban de decidirse. Me reí con ganas: A Harry le gustas, es evidente, pero
bueno, creo que tiene miedo a la reacción de Ron
te trata como a un cruce de muñequita de porcelana y mariposa, y aparte, es un poco
lento. - ¡¡si!!, es horrible- Ginny refunfuño refiriéndose a lo de Ron- si no fuera por el, Harry y yo estaríamos juntos
pero ya lo estaremos ya. - ¿Tienes un plan? - Yo siempre tengo un plan
este tendré que pensarlo- me reí de nuevo- bueno ¿te apetece ir a buscar algo a la cocinas? Me quedé con hambre de la cena, prometo que lo cogeré yo y no haré a los elfos trabajar. -¡¡elfos domésticos!!, eso es
eso es perfecto. - ¿perfecto para que?- Ginny me miró sin entender. - para mi plan- estaba extasiada, había encontrado la solución- mi plan para dejar de ser Hermione la sabelotodo aguafiestas, seré rebelde
.a mucha gente no le gustará, pero es mi sueño
pero si a mucha gente no le gusta seré recordada como Hermione, la chica que acabó con los guisos y
.Ron me odiará pero
¿que hago Ginny? - No lo se- reconoció- yo diría que pensar menos sería bueno para ti. - Si, tienes razón
pero haré lo de los elfos, eso si no quiero que dejen de trabajar, solo cobrar sueldos dignos y vacaciones pagadas
¡¡montaré la revolución de los elfos!!

Las clases los siguientes días fueron normales, pero tan intensas que no me dio tiempo a preparar como era debido mi revolución de los elfos, la revolución de PEDDO, además, las clases eran tan bonitas
¡¡como quejarse de ellas!! Creo que mi método para ser rebelde ha de ser otro, porque el de quejarse de las clases no va conmigo
lástima que mis amigos no piensen eso, en especial Ron, que se queja hasta de encantamientos, que hay que estudiar mucho, y eso que dice que es su favorita, claro que si lo pienso ningún método va conmigo. Al fin llegó el viernes, pensaba hacer mis deberes ese día y dedicar todo el fin de semana a la revolución, aunque ello significase dejar de ir a hogsmeade con Ron (y los demás), ¡¡pero si, no tenía tiempo!! Como ya dije que era viernes entre deberes de transformaciones y deberes de DCAO fui a ver entrenar al equipo de gryffindor, o puede que mas bien a ver a Ron, a mi el quidditch no me iba mucho
al menos no compartía la obsesión enfermiza de Harry y de Ron, los veía volar, a Ginny riéndose coquetamente de cualquier cosa aparentemente graciosa que dijera Harry, a Harry riéndose, siempre que estaba lejos de Ron de cualquier cosa también supuestamente graciosa que dijera Ginny, y de vez en cuando sus miradas se cruzaban y saltaban chispas
¡¡de verdad, que idiotas son a veces!!, los ayudaría pero Ginny dice que ya trazará su plan y no me lo querrá contar
y Harry es demasiado orgulloso como para que lo ayude ¡¡hombres, quien los entiende!! - Hola hermione- estaba tan absorta en mis pensamientos que no lo vi llegar, los tres se despidieron con la mano de los restantes miembros del equipo que comentaban alegres el entrenamiento. - Hola- los saludé yo- ¿Qué tal el entreno? Os veía desde aquí, trabajáis mucho. - Si- dijo Harry con orgullo- ganaremos este año. - Sobre todo con el capitán que tenemos- dijo Ginny con una mezcla de valentía y zalamería, Ron casi se atraganta con las patatitas que me había cogido, y Harry se puso colorado, yo me reí como una tonta. - Gracias Ginny- dijo Harry, el capitán- pero es trabajo de todos- añadió con modestia- aunque- continuó- si, soy un capitán genial. De nuevo nos reímos, yo me levanté: ¿vamos al castillo ya?- quiero terminar los deberes que mañana no podré, tengo
cosas que hacer. - Vamos- Ron se levantó pero los otro no. - Nosotros vamos después-dijo Ginny- Yo los miré con mirada traviesa, Ron con desconfianza, pero de cualquier forma, Ron y yo volvimos solos a Hogwarts.

-Hermione, ¡¡Hermione!!- de nuevo Ginny me había pillado metida en una discusión con mi mente, solo que esta vez en plena cena- oye, ¿vienes esta noche a la reunión? - ¿Qué reunión?- inquirí extrañada. - Ah, claro- se golpeó la frente como si recordara algo- tu no sabes, pues nada, es una reunión clandestina de chicas, algunas nos reunimos cada semana en una casa distinta y hablamos de chicos, ropa, maquillaje
ya sabes esas cosas importantes, sobre todo criticamos a los chicos, ¡¡es divertido!! No pude evitar que la Hermione sabelotodo se impusiera a la nueva Hermione rebelde, no entendía como Ginny. Una chica tan inteligente le gustara hablar durante horas de maquillaje o de que ponerse el sábado
con lo instructivo y mucho mejor que era hablar sobre las revueltas de los duendes o de la dificultad del encantamiento fidelio
pero había algo mas: ¿Por qué no sabía yo nada?- estaba mosqueada, lo reconozco. - Verás- titubeó- si lo sabías
te enfadabas y lo prohibías, y se nos acababa la diversión ¿me perdonas, verdad? - Sí- la perdoné, ¡¡como no iba a perdonarla!! Si ella no estaba ¿con quien hablaba entonces de mis cosas más intimas? - Para que veas que si me arrepiento, te contaré lo que pasó con Harry, o bueno, lo que hablamos porque no pasó nada- suspiró con fastidio.
Flask back
Estaban sentados solos contemplando el campo de quidditch, porque si se miraban a lo mejor no resistían la tentación, estaban demasiado cerca para ser bueno, y demasiado lejos para su gusto, pero era mejor así
Harry no quería ni pensar en lo que le haría Ron si tocase a Ginny, casi se imaginaba las apuestas del colegio: duelo Potter- Weasley, el elegido se pelea con su mejor amigo ¿Quién ganará? - Harry- Ginny le habló desde la distancia- ¿Qué piensas? - ¿yo?, nada- ¿y tú?- ¡¡como rebelarle sus sentimientos!! ¿Y el era un gryffindor? ¿ Él era el elegido? Que no se atrevía a decirle a su mejor amigo cuanto quería a su hermana- ¿y tú? - En nada- de alguna forma Ginny sabía que él pensaba lo mismo que ella, pero no se atrevía a decírselo, ella, tan valiente para subir en una escoba, en montaña rusa, para enfrentarse a mortifagos si la ocasión lo dice, para burlar el miedo no se atreve con lo verdaderamente importante de la vida, porque en el fondo tenía miedo de un NO por parte de Harry. - Bueno, ¿es difícil 6º?- le preguntó. - Bastante, pero se saca. Esto es ridículo- pensaba Ginny- ¡¡que más da que me guste!! Somos muy amigos, y esta conversación es ridícula- Harry ¿te gusta alguien?- lo dije sin pensar, y al instante me arrepentí, la miró con sus ojos verdes tan bonitos para ella y asintió con la cabeza. - Oh- noté un retortijón en el estómago- ¿Quién es? ¿La conozco? - Si, es una chica muy guapa- me sonrió. - ¡¡así que la conozco!! Mejor- pensé- así será mas fácil deshacerme de ella. - Es muy lista, me encanta hablar con ella
¡es tan divertida y sabe de quidditch!! - ¿lista? Hermione
pero no Hermione no entiende de quidditch- ¿y como es? - Ya te dije muy guapa, de gryffindor, de 5º,es pelirroja, tiene pecas, dos hoyuelos preciosos cuando sonríe- conforme lo decía se ponía más y mas colorado, tanto como mi pelo rojo
¡¡rojo!! Yo soy pelirroja de gryffindor de 5º
¡¡soy yo!!- estaba tan emocionada. - ¿Quieres saber como me gustan a mi los chicos?- estaba deseando besarle, pero a pesar de esa declaración nos daba vergüenza- de pelo negro, ojos verdes... las palabras ya sobraban, nos acercamos lentamente
era el mejor momento de mi vida. - Harry, Ginny- la voz atronadora de Harry nos sacó de nuestro mundo y volvimos a real, donde si veía esto habría un Ron que mataría a su mejor amigo y pagaría mi ingreso en un convento- Me alegro de veros
siento haberos interrumpido- se rió socarronamente, a ver si venís algún día a verme, que no os veo el pelo, y ya será octubre este fin de semana- y se fue no sin antes guillarle un ojo a Harry en plan cómplice.

Fin flask Back.

-Y eso es todo- concluyó Ginny.
- Pero ¿no os besasteis?, jo, ¡que rico! ¡Quien nos lo iba a decir!- ese tema si me interesaba, si, vale, era de chicos, pero del que le gustaba a mi mejor amiga
ojala Ron me dijera eso- fue lo ultimo que pensé antes de verme arrastrada por Ginny a su cuarto, donde esa noche sería la reunión. Entraron por la puerta Harry Y Ron, nos saludaron cxon la cabeza, pero rápidamente se pusieron a limpiar, ellos estaban castigados a hacer lo que hacían los elfos en nuestra torre
asi que sabían a ciencia cierta lo que trabajaban
puede que me quisieran ayudar a la revolución de la PEDDO, lo dudo, pero nunca se sabe.



Próximo: reunión, plan de los elfos y Hermione celosa, y fiesta de las chicas. También sacaré a Malfoy, por supuesto.
Ginny habla en 1º persona, porque se lo está contando a hermione, pongo lo que Harry siente, para que quede claro, este no es un fic bueno, simplemente pretende ser divertido.

Muchos besos.

 

Aprendiendo a rebelarme - Fanfics de Harry Potter

Aprendiendo a rebelarme - Fanfics de Harry Potter

Me llamo Graner, Hermione Granger.Estoy en la torre de astronomía, son más de las 12 y no debería estar aquí, alguien puede encontrarme, algún profesor y

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-aprendiendo-a-rebelarme-fanfics-de-harry-potter-1959-0.jpg

2023-02-27

 

Aprendiendo a rebelarme - Fanfics de Harry Potter
Aprendiendo a rebelarme - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/17566
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences