Asesinato en Hangleton - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Aquella noche era extrañadamente tranquila.

Las calles del pequeño Hangleton tenían un viento fantasmal.

Caminando por las estrechas calles del pueblo, el joven encapuchado por una túnica negra de terciopelo, se dirigió hacia las afueras del pueblo.

Más allá de las colinas había una mansión muy conocida
la mansión Riddle.

El joven encapuchado caminó deprisa por el sendero que conducía a aquella casa, caminaba con sigilo y en pocos minutos llegó a la mansión.

Miró a la derecha y luego a la izquierda, perfecto, no había nadie a su alrededor, nadie podría ver el crimen que iba a cometer. El heredero sacó su varita del bolsillo de su túnica y la colocó en la cerradura de la puerta del jardín. Después de pronunciar "Alohomora" la puerta de metal de verjas, se abrió. El heredero entró en el jardín.

 

Caminó silenciosamente. Vio que las luces de la mansión estaban encendidas.

Se acercó a la puerta principal de aquella casa y repitió el mismo hechizo que había formulado antes. La puerta se abrió lentamente. El heredero entró disimuladamente y la puerta se cerró.

--- Tom, querido, ¿eres tu?--- preguntó una voz femenina desde un lugar de la casa.

Tom sonrió maliciosamente y se acercó a la sala de donde provenía aquella voz femenina y orgullosa.

Abrió la puerta del salón y se dejó ver.

Había una mujer tomando el té, sentada en un sillón verde de terciopelo, y un hombre leyendo el periódico en otro sillón.

En cuanto vieron al encapuchado, el hombre se levantó enseguida y agarró una escopeta que tenía a su lado. Cuando se hacía de noche, Thomas Riddle agarraba su escopeta y la mantenía a su lado, no era la primera vez que les intentaban robar, pero esta vez el heredero no les robaría ningún objeto
simplemente sus vidas.

--- Sal de aquí ahora mismo --- exclamó el hombre apuntando con la escopeta al encapuchado.

A juzgar por su apariencia, aquel hombre debía ser el abuelo del heredero.

--- No me asustas con eso, muggle --- dijo el encapuchado.

--- ¿M-muggle?--- repitió el hombre extrañado.

El heredero le apuntó con su varita y antes de lanzarle una de los tres maleficios imperdonables dijo:

--- Espero que en el infierno te consuman las llamas--- dicho esto, el encapuchado pronunció claramente la maldición--- Avada Kedava.

Un haz de luz verde salió de su varita y mató a su abuelo que cayó al suelo de madera. Comenzó a sangrar por la nariz, sangre fría, helada, sangre muerta.

La mujer chilló espantada y salió del salón, el encapuchado la siguió.

Aquella mujer era Mary Riddle, su abuela.

--- ¡Expelliarmus!--- gritó el encapuchado. Este hechizo también servía para empujar o hacer caer a sus víctimas.

La mujer cayó al suelo y se dio un buen golpe en la cabeza, comenzó a sangrar por una brecha que se hizo en la frente. La sangre caía de forma abundante.

--- ¿Dónde está tu hijo?--- preguntó el heredero furioso ---¡Habla estúpida!

La mujer miró al encapuchado sin decir nada.

--- ¡Crucio!--- exclamó el heredero. Una luz roja salió de su varita y golpeó violentamente a la mujer. Mary Riddle sintió un dolor por todo el cuerpo muy doloroso. Le costaba respirar porque le dolían también los pulmones. Aprender a programar con ejemplos

--- Ha salido --- dijo finalmente en un susurro.

--- ¿Cuándo va a volver?--- insistió el encapuchado.

--- Tendría que haber llegado ya --- dijo la mujer jadeando.

--- ¿Dónde está el dormitorio de tu hijo?--- preguntó rudamente.

La mujer no respondió.

--- ¡Crucio!--- exclamó el mago.

La mujer se retorció de dolor en el suelo, comenzó a sangrar por la boca y cada vez sangraba más por la brecha que tenía en la frente.

--- Segundo piso, la puerta de la derecha --- dijo jadeando.

De repente la puerta de la entrada se abrió.

--- ¡Madre, padre! ¡Ya estoy en casa! --- exclamó una voz masculina, muy parecida a la del heredero.

--- Gracias, por tu ayuda, muggle, ahora vete al infierno con tu marido ¡Avada Kedava!

El encapuchado subió por las escaleras sin ser visto por su padre, y siguiendo las indicaciones de la vieja, entró en un dormitorio, el dormitorio de su padre.

De repente, la voz masculina chilló horrorizada.

---¡¡Madre!!¿Qué ha pasado?--- al ver que no respondía corrió al salón donde también yacía muerto y desangrado su padre --- ¡¡Padre!!¡Maldita sea!

El encapuchado rió discretamente, como un niño travieso que ha hecho una travesura, sólo que el había hecho dos y ahora iba a realizar la tercera.

El padre del encapuchado subió rápidamente por las escaleras, con la escopeta de su difunto padre entre sus manos.

Entró en su dormitorio a coger cartuchos para cargar la escopeta. El encapuchado, que se hallaba escondido detrás de la puerta de madera, salió en cuanto su padre entró a su aposento.

--- Hola, padre --- dijo cuando su padre estaba a espaldas de la puerta. Él se volvió lentamente y vio al encapuchado.

El heredero se quitó finalmente la capucha y dejó ver su rostro. Muy parecido al de su padre, cuando el era joven y se casó con su madre.

---Tú
eres

--- Desgraciadamente tu hijo, asqueroso sangre sucia --- dijo el heredero.

Agitó su varita pronunciando el maleficio Crucio. Su padre se retorció de dolor en el suelo.

--- ¿Crees que podías vivir mientras yo estuviera vivo?¡ La abandonaste por ser diferente!¡Me dejaste solo en un orfanato de sangres sucias! Y tu aquí, viviendo tan tranquilamente en tu mansión ¡Sin pensar en mí ni en Mérope Gaunt!--- exclamó el mago.

--- Yo
yo no sabía

El heredero le pegó una patada en la cara, haciendo que sangrara por la nariz, igual que su padre.

--- Eres un miserable, sucio muggle, espero que te pudras en el infierno --- dijo el heredero.

Apuntó con su varita a su padre.

--- Espera, no

--- ¡Avada Kedava!--- exclamó el heredero.

Tom Riddle murió en el acto. Su sangre caía por la nariz, una sangre helada y muerta.

La luz verde de la maldición, fue la última luz de aquella casa.

El encapuchado salió de la mansión en cuanto apagó todas las luces.

La casa se quedó oscura y fría, tanto por dentro como por fuera.

El heredero rió maliciosamente y la luna llena iluminó su hermoso rostro maléfico.

Era Tom Marvolo Riddle.

Asesinato en Hangleton - Fanfics de Harry Potter

Asesinato en Hangleton - Fanfics de Harry Potter

Las calles del pequeño Hangleton tenían un viento fantasmal. Aquella noche era extrañadamente tranquila. Aquella noche era extrañadamente tranquila.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-asesinato-en-hangleton-fanfics-de-harry-potter-3950-0.jpg

2023-02-27

 

Asesinato en Hangleton - Fanfics de Harry Potter
Asesinato en Hangleton - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/45355
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences