Como Romeo y Julieta - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Scorpius respiro profundamente.

Estaba nervioso.

Caminaba con sus amigos al aula de Historia de la Magia, pero él no entraría. Tenía algo más importante que hacer.

Sus acompañantes no se sorprendieron cuando el paso de largo por la puerta. No lo detuvieron, y tampoco le preguntaron a donde iba.

La experiencia les había enseñado que si Scorpius no les comentaba algo, es porque no tenían que saberlo.

El chico camino hacia la entrada del colegio. Lo había planeado durante semanas. Sabía que ese día, a esa hora, los Gryffindors no tenían clase. Su plan no podía fallar.

Sonrió cuando vio a la pelirroja leyendo sentada bajo un árbol.

Todo iba perfecto.

Ella estaba sola.

Respiro profundamente tratando de calmar se, y camino hacia ella.

 

Se encontraba a medio camino, cuando vio a que llagaba alguien no debería estar ahí. ¿Qué hacia él? ¿No debería estar en su sala común o jugando quidditch?

Se detuvo. ¿Qué haría? ¿Debería continuar con su plan?

Continuo caminando, tenía que hacerlo

Scorpius llego finalmente a dónde se encontraban ellos.

-Hola - dijo tímidamente.

Rose y Albus no podían creer lo que veían. ¿Qué se proponía el Slytherin?

No los insultaba, ni humillaba, solo saludaba

Albus miro a Scorpius a los ojos, y de inmediato entendió lo que sucedía. Miro a Rose, y se dio cuenta que ella aun no lo sabía
y que no contestaría al saludo.

-Hola- dijo al fin Albus- ¿Listo para los exámenes?

Scorpius se sentó junto a ellos

-Supongo que si
si pienso reprobar, claro-contesto nervioso.

Albus rio, Rose seguía confundida.

"piensa en algo" se urgió el rubio. Esa quizás seria la única oportunidad que tendría

-Fue un buen juego el de ayer-dijo- felicidades-

Rose se quedo impresionada. ¿Scorpius Malfoy felicitándolos por un juego de quidditch?

-Gracias-contesto Albus. Inmediatamente, se golpeo la frente- ¡Rayos! - Se levanto- tengo que irme, chicos, olvide enviar una lechuza. ¡Mi padre me matara!

Rose no entendía, ¿no le había mandado una ayer?

Scorpius se sentía agradecido. Hizo nota mental de devolverle el favor.

Entonces se dio cuenta que se había quedado solo con ella. "¡no entres en pánico! ¡Dile algo!"

-Jugaste estupendo ayer-Scorpius se sintió tonto diciéndole eso. ¿Acaso no ya la había felicitado? Sin embargo, no se le había ocurrido nada más.

-Gracias- contesto ella nervosa y confundida-También eres un gran jugador-

Scorpius sonrió.

-¿Y qué me dices de los exámenes? ¿Lista para ellos?-

-Casi. Todavía tengo que estudiar runas, y el examen es mañana.-

El chico se dio cuenta que el libro que Rose leía era sobre runas. Se levanto.

-En ese caso, te dejo estudiar. ¡Suerte en tu examen! Aunque dudo que la necesites.-

-Gracias Malfoy-

-Puedes llamarme Scorpius- sonrió

-Entonces puedes llamarme Rose-correspondió a su sonrisa.

-Adiós Rose-

-Adiós Scorpius. Nos vemos luego-

Scorpius se fue con una sonrisa. "nos vemos luego". Eso significaba que se volverían a ver.

--------------------------------------------------------------------------------------

Bueno.... este es mi 1° fic, espero que les guste... tratare de subir el proximo capitulo en cuanto pueda, por que en mi calegio ha examenes, y bueno....

 

espero sus comentarios con sus opiniones y criticas!!!

Snow Princess

Rose estaba acostada en su cama.

No podía dejar de pensar en lo ocurrido en esa tarde.

Un Slytherin, para más específicos, Scorpius Malfoy, había hablado con ella, sin insultos, humillaciones, u otra cosa propia de una serpiente. Solo había hablado con ella y ya.

¿Qué planeaba Malfoy?

Toc, toc. El sonido la saco de sus pensamientos.

Rose se levanto a abrir su puerta.

-Hola Lily- saludo al ver a su prima.

-Hola Rose. Ya es hora de la práctica-

-¡Qué! ¿No pueden dejar pasar estos días? ¡Hay exámenes!-

-Si tienes quejas, habla con Spencer-

Lily salió de la habitación.

Rose suspiro y siguió a su prima

-Scorpius
¡Scorpius!-

Scorpius salió de su ensoñación, y miro furioso a quien la había sacado de ella.

-¿Qué rayos quieres Kyle?-

Kyle Zabini era el "mejor amigo" de Scorpius.

-Nada, solo te informo que has estado como idiota todo el día. ¿Te mandaron un regalo tus padres?

-Si- respondió el rubio enojado-un bate para Quidditch, y espero utilizarlo pronto-le lanzo una mirada furiosa a Zabini, y salió de su sala común.

Sus pasos lo llevaron a una torre del castillo, y de ahí, pudo ver a los Gryffindors practicar. Se quedo observando una melena roja como el fuego.

¿Cuándo había comenzado a verla diferente? Desde que la conocía, lo único que había hecho era pelear con ella siempre: cuando la veía en los pasillos, siempre la insultaba. Cuando jugaban Quidditch, la humillaba, en la biblioteca, no la dejaba en paz, incluso en clase, se peleaban por dar la respuesta a cualquier pregunta
Incluso antes de conocerla había crecido odiando a su familia por ser traidora de sangre.

Pero ese año, había sido distinto.

Se había dado cuenta que ella era muy hermosa, que no le molestaba cuando ella ganaba la oportunidad de demostrar que era más inteligente que él, que le encantaba como su rojo cabello se despeinaba con el viento, que adoraba verla concentrada leyendo en la biblioteca, que ya no tenía sentido insultarla, que pensaba en ella todo en día, que soñaba con ella por las noches, que estaba desesperado porque ella le dedicara una mirada

Y ese día lo había admitido ante sí mismo: se había enamorado de alguien de debía odiar

Se dio cuenta que ya había anochecido cuando vio al equipo de Gryffindor acercarse al castillo riendo.

¿Tan rápido pasaba el tiempo cuando pensaba en ella?

Rose reía por uno de los chites de James, cuando sintió que alguien la miraba.

Levanto la vista, y pido ver a un chico rubio en la ventana.

Se sonrojo, nerviosa.

-¿Éstas bien?-le pregunto Lily

-Ah
sí, estoy bien-

Lily se dio cuenta que Spencer miraba a su prima.

"¿Sera que
?" Lily suspiro. Podía ser posible.

-Chicas
¡chicas!- Lily entro corriendo a la sala común.

rn

Un grupo de chicas volteo a ver a Lily. Eran sus amigas: Kimberly Smith, Sally Brown, Katherine Jones, Anne O´Connor y Emily Black. A pesar que todas eran un año mayor que Lily, la habían aceptado en su grupo desde que había entrado a Hogwarts.

rn

-¿Qué sucede?-pregunto Anne

rn

-Es sobre Rose- Lily se sentó junto a ellas.

 

rn

-¿Está bien?- Sally pregunto preocupada.

rn

-¡Al contrario! Creo que
-todas se acercaron- ella está enamorada de Spencer Lee- termino en un susurro.

rn

-¡Enserio!-Kimberly casi salto de su silla

rn

-Casi estoy segura. Cuando regresábamos de la práctica, Rose se sonrojo sin causa aparente
pero Spencer la miraba-

rn

Las chicas soltaron un grito de emoción.

rn

-Ya se- dijo Katherine-podemos prepararle una cita.

rn

Todas se mostraron de acuerdo.

rn

-Silencio, ya viene- susurro Emily.

rn rn

Todas callaron de inmediato, conteniendo la emoción para que la pelirroja no se enterara.

rn

La semana de exámenes había parecido una eternidad, pero al fin había acabado.

rn

Ese sábado amaneció con un cielo hermoso, que invitaba a todos los estudiantes a salir y pasear junto al lago.

rn

Después de almorzar, Lily invito a Rose a pasear junto al lago, pero, aunque deseaba salir, tenía otros planes. Tenia que devolver los libros que había pedido prestados a la biblioteca.

rn

Así que subió a la sala común, y al poco rato regreso con una inmensa torre de libros.

rn

Entro tambaleándose a la biblioteca.

rn

-Hola Rose- saludo la bibliotecaria

rn

-¿Cómo supo quien era?- respondió, dejando los libros en el mostrador-los libros me cubrían por completo-

rn

La bibliotecaria rio.

rn

-Rose, eres la única que conozco que es capaz de pedir prestados tantos libros-

rn

Rose rio también, tomo la montaña de libros y empezó a internarse en la biblioteca.

rn

-Déjalos, yo los acomodo-

rn

-No, yo lo hago- respondió, y continúo caminando.

rn

La bibliotecaria no insistió. Sabía que esa era su forma de buscar más libros.

rn

Al poco rato los libros con los que había entrado estaban en sus respectivos estantes

rn

Pero ahora Rose tenía 5 libros frente a ella.

rn

Se sentó en una mesa un poco oculta y empezó a preguntarse cual leería.

rn

Al final, se decidió por "Quidditch a través de los tiempos". Aunque no era fanática del deporte, pensó que sería una buena idea leerlo.

rn

Por un momento se pregunto si sería buena idea leer junto al lago, ya que le apetecía salir, pero lo descarto al instante. En el lago estaban sus amigas, y, aunque ella no participara en su conversación, harían ruido y no la dejarían leer
mejor saldría más tarde, y leería en la tranquilidad de la biblioteca.

rn

Scorpius entro a la biblioteca, tomo un libro de los estantes y se dirigió a su mesa favorita. Se quedo sorprendido cuando vio quien la ocupaba: a pesar que su rostro quedaba oculto por el libro, su melena roja era visible, y reconocible.

rn

-¿Rose?- pregunto nervioso

rn

Rose despego los ojos de su libro, lo vio y sonrió.

rn

-Hola Scorpius-

rn

El Slytherin correspondió su sonrisa.

rn

-¿Por qué no estás afuera disfrutando del día?-

rn

-Tengo un libro que leer- le contesto - ¿Cuál es tu excusa?-

rn

-Tengo un libro que leer- respondió imitándola.

rn

Rose no pudo evitar soltar una risita.

rn

-"Quidditch a través de los tiempos"- leyó el rubio-¿ya leíste todo en esta biblioteca y solo te queda ese?- pregunto burlón.

rn

La gryffindor rio.

rn

-Soy jugadora de Quidditch, pensé que sería buena idea leerlo. -Rose se fijo en el título del libro de Scorpius, y leyó-"El mundo secreto de los unicornios. Que son y dónde encontrarlos"
mmm
¿Piensas criar unicornios?- Ahora ella se burlaba.

 

rn

-¿Qué puedo decir? La semana pasada fueron vampiros y hombres lobo, ahora toca unicornios.-

rn

Ambos rieron

rn

Después de eso, ambos chicos se centraron en sus libros. De vez en cuando, Rose no podía evitar mirar sobre el libro, y en varias ocasiones se había topado con unos ojos grises. Y en cada ocasión, el le sonreía, y ella por respuesta se sonrojaba.

rn

El tiempo paso, y cuando Rose vio su reloj, se dio cuenta ya eran cerca de las tres de la tarde.

rn

Se levanto, y Scorpius la imito.

rn

¿Cómo había pasado tanto tiempo sin que se diera cuenta?

rn

Ambos se dirigieron a la entrada de la biblioteca sin decirse nada.

rn

En cuanto llegaron a la puerta, Rose se detuvo y lo miro. A partir de ahí tomaban caminos distintos para ir hacia sus respectivas salas comunes, así que tenía que despedirse
¿pero qué le diría?

rn

Antes de poder hablar, Scorpius se acerco y le dio un beso en la mejilla.

rn

-Nos vemos luego- Susurro en su oído.

rn rn

La chicas de gryffindor habían regresado hace un tiempo de su paseo por el lago, y esperaban a Rose para poder ir a comer.

rn

-Seguro se la trago un libro- bromeo Lily.

rn

En ese momento se abrió el retrato, dejando entrar a la pelirroja. Su cara estaba del mismo color que su cabello.

rn

-¿Qué
?- comenzó a preguntar Anne, pero Emily la callo y señalo a Spencer, que la observaba.

rn

Y todas llegaron a la misma conclusión

----------------------------------------------------------------------------

Perdon por no haber podido actualizar antes.... pero aqui les dejo este capi.

Espero que lo disfruten, y no olviden dejar sus comentarios xD

P.D: No se cuand pueda subir el proximo capi, pero lo hare tan pronto como pueda....

"16 de noviembre.

Querido diario:

¡Vaya semana que he tenido!

Primero, hubo exámenes. Me fue bien, aunque por un momento creí que reprobaría runas, pero no fue así. Obtuve una buena nota.

También fue una semana cansada porque Spencer nos ponía a practicar todo el tiempo. El está muy, muy obsesionado con el próximo partido, y no lo culpo. Jugaremos contra Slytherin, y si les ganamos, es posible que la copa sea nuestra este año.

Pero también sucedió algo que a nadie le he contado, y eso tiene que ver con alguien que, hasta hace poco, podría decirse que odiaba.

Es sobre Scorpius Malfoy

Bueno
odiar no es precisamente la palabra
el me era indiferente, y nunca prestaba atención cuando me insultaba.

Recuerdo que, hace 2 semanas, salía de la biblioteca cuando me tope con él. Chocamos. Me empezó a insultar, y me moleste tanto que lo golpee. No se lo esperaba. Y lo hubiera seguido golpeando si Albus no me hubiera alejado de ahí.

Pero ahora

Al inicio de esta semana, estaba estudiando bajo un árbol. Albus estaba conmigo, y al poco rato llego EL
y nos saludo.

Me sorprendí, y no le pensaba responder, lo iba a ignorar, pero Albus contesto el saludo y comenzó a conversar col él como si fuera los mejores amigos. Hablaron un rato sobre quidditch, y Albus se fue al poco rato diciendo que tenía que enviarle una lechuza a su padre.

 

Eso me confundió. La noche anterior le había enviado una.

Así que Scorpius y yo nos quedamos solos.

Me felicito (nuevamente) por como jugué contra Ravenclaw, me preguntó si ya estaba lista para los exámenes, y me deseo suerte.

Luego, cuando nos despedimos, me dijo que lo llamara Scorpius en lugar de Malfoy.

Y hoy, lo encontré en la biblioteca.

Esta vez casi no hablamos, los dos estuvimos leyendo.

Admito que a veces miraba sobre mi libro para verlo, y a veces, lo encontraba concentrado en su lectura, y otras
mirándome."

Rose suspiro, y recordó lo sucedido en la biblioteca
cada vez que veía sus ojos grises
recordaba su sonrisa
su cabello
su rostro
sonrió.

"y cuando nos despedimos," continuo escribiendo "me dio un beso en la mejilla.

Sinceramente, me sorprendió
y me gusto. Y si antes creí que era odioso, ahora ya no, porque creo que me he enamorado de él."

Cerro su libreta y la guardo en un cajón, al cual le coloco varios hechizos, para evitar que alguien lo abriera y lo leyera.

Se sentó en su cama y abrazo una almohada.

Se sentía un poco mejor después de haber escrito lo que sentía, pero aun necesitaba hablar con alguien. Necesitaba un consejo.

¿Pero con quien hablaría?

Un segundo después, un nombre llego a su cabeza: Albus.

Sabía que él la escucharía. No por nada era su mejor amigo.

Se levanto y miro el reloj, era media noche. Se encamino a la puerta y rezo por que Albus aun estuviera despierto.

Albus estaba escribiendo, cuando escucho que tocaban su puerta.

-¿Rose?- dijo sorprendido, cuando vio de quien se trataba

-¿Puedo pasar?- pregunto ella

Al se hizo a un lado y dejo pasar a su prima.

El chico quito los libros y pergaminos de su cama, y se sentó. Rose lo imito.

-¿Estabas estudiando?-

-Sí. Adivinación no es tan sencillo como creí.-

Rose no respondió, y comenzó a retorcer un mechón de su cabello, nerviosa.

-¿Qué te pasa?-

-Necesito tu consejo-

-Claro- el empezaba a preocuparse.

-Pero antes de decirte algo, prométeme que no te reirás, o te enojaras-

-Sí, lo prometo-

-Pero sobre todo prométeme que no le dirá ni a tu sombra lo que te diré-

-¡Por Merlín, Rose! Tú sabes que jamás le cuento a nadie lo que me dices. ¿Qué es lo que te pasa?

Rose respiro profundamente, y miro a su primo a los ojos.

-Creo
creo que estoy enamorada-

Albus sonrió.

-¿Y quién es el afortunado?-

-Es
es Scorpius Malfoy-

Rose se sentía mejor al confesar su secreto.

-¿No me odias?- le pregunto tímidamente

-¿Y por qué te odiaría?

-No sé, creí que
-se calló al ver que su primo sonreía-¡Tu lo sabías!

El asintió.

-¿Desde cuándo?

-Hace una semana, cuando el llego a hablarte. Me di cuenta que le gustas. Y pensé que no tardarías en enamorarte de el-

-¿Entonces le gusto?- pregunto emocionada

-¡Claro que la gustas!, si no, no hubiera dejado que se acercara a ti.

-Gracias- le dijo Rose al tiempo en que lo abrazaba.

Albus observo como su prima salía feliz de su habitación, y sonrió. Pero no pudo evitar preguntarse qué pasaría si algún otro se enterara de la situación.

 


Lamento haber tardado en actualizar, pero aquí les dejo este capitulo. Va dedicado para Annita Granger, Ariana Black, brujaloka, Hermiwen Lestrange, kjbu_hp, lara_snape_evans, MariaGrintSimental, Rosemalfoygrangerw, Rosie, VikiColombia, yimmi y Gi, que han agregado mi historia a sus favoritos y le han hecho comentarios o criticas.

P.D: Tratare de subir el próximo capítulo en cuanto pueda, no se desesperen!!! xD

P.D.2: espero sus comentarios con sus opiniones, criticas, predicciones
etc. Leeré todos los comentarios, y acepto sugerencias para mejorar la historia, aunque les aviso que ya escribí hasta el capitulo 10(solo me falta pasarlos a Word para poder subirlos), pero aun así las tomare en cuenta y tratare de incluirlas en mi historia.

P.D.3: Los comentarios que me han escrito ya los respondí J

Antes que nada, lamento mucho no haber podido actualizar antes, pero tenia un problema con mi maquina... en fin, aqui les dejo este capitulo, es algo corto, pero espero que les guste, les prometo que los proximos seran mas largos. Espero sus comentarios, me gustaria saber si mi historia debe continuar o debo ir a Azkaban por ser pesima escritora... ;)


Albus destrozaba su desayuno cuenta, de vez encuando tomaba un bocado sin saber que comía. Estaba demasiado entretenidoviendo a una chica de cabello Cataño y ojos negros como la noche.

Inconscientemente, suspiro.

-¿Otra vez viendo a Sally?- la voz de su primalo sorprendió.

-¿Qué? No
yo
pensaba
en
pensaba enquidditch- dijo al tiempo que desviaba la mirada.

-¿Por qué no se lo dices?- Rose se sirvió unpoco de jugo de calabaza -creo quetambién le gustas-

-¿Y si no? Creo que no me gustara que me diga"Lo siento Albus, mejor como amigos" y luego me evite-

Rose no dijo nada. Ella sabía que Al ya estabaenterado que Sally estaba loca por él. Recordó todas las veces que habíaescuchado a Sally hablar de Albus, y lo mucho que le gustaba, y como sus amigaslo clasificaban como uno de los más atractivos del colegio.

"¿Por qué tienesque ser tan tímido?" pensó, y suspiro sin saber cómo ayudarlo.

La clase de historia de la magia era la másaburrida, y muchos la odiaban, especialmente porque tomaban esa clase con losSlitheryns.

Rose no escuchaba lo que decía el profesor, nolograba concentrase.

En sus pensamientos solo había lugar para unasola persona, era en todo lo que podía pensar. No dejaba de recordar sus ojos,su sonrisa, su cabello, y ese beso

Suspiro sin poder evitarlo.

Continúo rayando un trozo de pergamino, sinsaber que escribía.

Disimuladamente, miro hacia al lugar delrubio
él no la miraba, estaba perdido en sus propios pensamientos.

-¿Qué escribes, Rose?- pregunto en un susurroKatherine

Miro el pergamino y se dio cuenta que habíacometido un grave error: ¡¡¡había dibujado "R y S" en el centro de un enormecorazón, y lo había rodeado con muchos corazoncitos!!!

Y para su suerte, antes de poder guardarlo, Katherinetomo su pergamino y empezó a reír disimuladamente, al tiempo que lo mostraba asus amigas.

-Denme eso- susurro Rose molesta.

-Claro- respondió Katherine, y le devolvió elpergamino.

 

Rose guardo eldibujo, deseando que no tuvieran idea de lo que en verdad significaba.

Era la hora de la comida. Muchos alumnos sedirigían al Gran Comedor, y Albus Potter no era la excepción. Caminaba tanpensativo, muy hundido en sus pensamientos, que no veía por donde caminaba, ychoco con alguien.

-Lo siento- se disculpo, e hizo ademan decontinuar caminando.

-Hey, Potter, ¿listo para el próximo juego?-

Al volteo, y se dio cuenta que había chocadocon Scorpius Malfoy.

-Ah
Hola Malfoy-

-Llámame Scorpius, y te recomiendo que lainvites a salir pronto o terminaras chocando y destruyendo con todo el castillo-

-¿De qué hablas?- preguntó nervioso

-De esa chica que te gusta. ¿Cómo se llama?¿Sally Brown?-

Albus enrojeció.

-¿Soy tan obvio?-

-Sí, y mucho. ¿Por qué no la invitas al viajeal Hogsmeade?-

-No lo sé
¿Invitaras a Rose?-

-¿Por qué la invitaría?- respondió el rubiofingiendo indiferencia.

-¿Niegas que te gusta?- contraataco Albus.

Scorpius pasó una mano por su cabello,nervioso.

-¿Soy tan obvio?-

-Bueno
no-

-¿Entonces
como lo sabes?-

-Pues
llámalo sexto sentido.-

Hola!!! Lamento no haber actualizado antes, pero mi computadora murio... y despues que un amigo logro revivirla, logre terminar de escribir el capitulo. Pero bueno, basta de escusas, aqui esta la continuacion de la historia, dejen sus comentarios con sus criticas (o si prefieren lanzarme tomates) y espero que disfruten el capitulo.

Snow Princess



CONFUSIÓN Y CONFESIÓN

-¡Nos vemos después!- Rose se despidió antesde salir a patrullar los pasillos en compañía de Albus.

En cuanto los vieron salir, 6 chicas seacercaron a Spencer Lee, capitán del equipo de quidditch de Gryffindor.

-Hola Spencer- saludo Lily

-¿Qué hay chicas?-

-Dime, ¿tienes algo planeado para el día deviaje a Hogsmeade?- Kimberly le pregunto al tiempo que se sentaba a su lado.

-Eh
¿Por qué?

-Es obvio que te gusta Rose- intervino Anne- yestamos 100% seguras de que tu le gustas también, así que, ¿Por qué no tienenuna cita?-

-¿Enserio le gusto?- pregunto el- ¿cómo losaben?-

-En clase de historia ella dibujo "S y R" rodeadode corazoncitos, lo que demuestra que cierto chico cuyo nombre empieza con "s"le gusta, ¿se te ocurre otro que no seas tú?

-Mmmm
pues si-

-¿Quién?- pregunto Sally

-El chico Malfoy-

-¿estás loco o qué? ¿Rose enamorada de esetipo?- Lily se veía enfadada

-Cálmate, solo demostraba que no soy el únicocuyo nombre comienza con "S"

-Bueno, sí, pero ella se sonroja cuando lamiras y tu nombre comienza con "S"-argumento Emily

-Viéndolo así, solo tengo una pregunta.-

-¿Cuál?- preguntaron todas a la vez

-¿A qué hora serála cita?-

Sin saber que ocurría en ese momento en susala común, Rose caminaba tranquilamente junto a su primo.

-Que aburrido- comento Rose -¿Por qué no hayalguien por aquí saltándose las normas?

-Quizás se ocultaron al oír tu irritante voz-contesto Al

-Ja
ja
ja.-dijo sarcástica la pelirroja

 

Repentinamente, Albus se detuvo.

-¿Qué?- pregunto Rose molesta

-Se me ocurrió algo- Al sonrió, y señalo a ungato - ¿quieres patear a la Señora Norris?

-¡¿Estás loco o qué?! Si esa gata esta aquí,significa que Flich está cerca, ¡y no quiero no imaginar lo que nos hará si nossorprende pateando a su "querida Señora Norris"!-

-Calma, Rose. Puedo saber si Flich está cerca-

-¿Cómo?

-Con esto- Al saco un pergamino de su túnica

-¿Para qué ese pergamino? Esta en blanco.

El chico sonrió. -Es que necesita contraseña-se aclaro la garganta, toco el pergamino con su varita, y susurro -"Juro solemnementeque mis intenciones no son buenas"-

En el pergamino empezaron a aparecer manchasde tinta, que después formaron las líneas de un mapa del piso en el que seencontraban. Rose se percato de 3 puntos que tenían las etiquetas "Rose Weasly"y "Albus Potter" y "Señora Norris"

-Es
impresionante- susurro la pelirroja

-¿Verdad que si? Este es el mapa del merodeador,creado por mi abuelo James y sus amigos cuando era joven. Veamos si Flich andapor aquí.

Rose comenzó a buscarlo en el mapa.

-No lo encuentro
-

Albus le iba a responder, cuando vio queaparecían dos puntos más: otros prefectos acababan de entrar a ese piso, los deSlytherin.

"Hora de pagar favores" pensó. -Nox- grito,dejando el pasillo a obscuras.

Rose saco su varita.

-¡Lumus!- El pasillo se volvió a iluminar.Albus había desaparecido, y ella no se había dado cuenta de los puntos queacababan de aparecer en el mapa.

Mientas, Albus avanzaba lo más rápido quepodía sin causar ruido, oculto en su Capa invisible, buscando a Scorpius Malfoy.

Al poco tiempo lo encontró. Estaba patrullandojunto con la otra prefecta de su casa, Isabella Sullivan.

-Scorpius- El Gryffindor se acerco lo suficientecomo para llamarlo sin que Isabella escuchara.

El rubio se sobresalto cuando escucho que lollamaban, y volteo hacia donde creyó que provenía la voz, pero no vio a nadie.

-Scorpius, soy yo, Albus, apaga tu varita-

-Nox- susurro, obedeciendo al Gryffindor.

Albus rápidamente cubrió a Scorpius con lacapa, y cuando Isabella encendió su varita, su compañero ya era invisible.

-Scorpius- susurro ella nerviosa, y se alejollamándolo.

Cuando la chica ya estaba lo suficientementelejos, Albus retiro la capa.

-¿Por qué
?- Scorpius comenzó la pregunta,pero cayó al no saber cómo continuar. Aun así, Albus entendió la duda de suamigo.

-Rose esta cerca,-murmuro como repuesta - asíque si quieres verla
-

El rubio sonrió.

-¡Albus!...¡Albus!- susurraba Rose. "a dondese habrá ido" pensaba molesta.

Al poco tiempo vio una luz acercarse por elpasillo. Por un momento tuvo la esperanza que fuera su primo, pero resulto serIsabella Sullivan.

-"Si ella está por aquí, entonces
"- a Rose leentraron nervios, pero cuando miro a lado de la chica y no vio al chico de ojosgrises. Por un instante se le ocurrió preguntar por el chico, pero recapacitojusto a tiempo. ¿Qué pensaría Sullivan si una leona preguntaba por el Príncipede Slytherin? Así que solo la ignoro de la y la Slytherin hizo lo mismo.

-"¿Si Scorpius hubiera estado con ella, lohubiera saludado?"- Suspiro sin saber que pensar.

 

Amaba al chico, pero no sabía qué hacer. ¿Qué pasaría si ella le confesara lo quesentía, pero él no correspondía sus sentimientos, porque todo lo que quería erauna amistad? ¿O si, peor aun, se burlaba deella?

Perdida como estaba en sus pensamientoscaminaba inconsciente mente, tanto, que no se dio cuenta que alguien estaba enel pasillo hasta que choco con él.

-Lo siento- se disculpo sin mirar con quienhabía chocado.

-No te preocupes, Rose-

Esa voz
se dio la vuelta, y sintió que casiestalla de emoción su corazón cuando vio a ese chico rubio

-Scorpius- susurro

Después de un breve silencio, continuaron suronda juntos, mientras charlaban sobre cualquier trivialidad que les llegara ala cabeza.

Rose iba tan distraída que no se dio cuentaque comenzaban unas escaleras, y tropezó, pero no llego al suelo gracias a losexcelentes reflejos de Scorpius.

-¿Estás bien?- le pregunto aun sin soltarla.

Ella asintió.

El chico en ese momento se dio cuenta que ladistancia entre ellos se había hecho mínima. Tenerla tan cerca
sin podercontenerse, cerro la distancia entre sus labios.

La pelirroja creyó que en ese momento elcorazón se le saldría del pecho, y cuando el Slytherin termino el beso, ellaaun no creía que eso fuera real.

Scorpius observo a la chica: su rostro teníael mismo color que su cabello, pero estaba callada, ni siquiera lo veía.

¿Por qué no le decía algo? ¿Por qué no loveía? ¿Estaba molesta?

Esa posibilidad lo aterro.

-Discúlpame
- dijo, tratando de corregir suerror- yo
solo
-

No tenía palabras.

No era como lo había planeado.

El la quería muchísimo, y no soport5aba la ideade perderla por ese error. Pero no tenía una excusa para explicar su acción, yno tenia palabras para disculparse.

Cuando Rose salió del shock, fue consciente dela situación: Scorpius la había malinterpretado dando por hecho que su silencioera una señal de que ella estaba molesta.

-Scorpius
-susurro. Quiso decirle que loquería mucho, quiso decirle que al besarla la había hecho muy feliz, pero noencontraba palabras. Así que se paró de puntitas y le dio un suave beso en loslabios.

-Me gustas mucho Rose-Susurro el abrazándola

-También me gustas mucho- contesto ella

Ninguno de los dos fue consciente que un chicobajo una capa invisible los observaba
y sonreía ante la escena.

HOLA!!!!!!!!!!!!!!

Siento mucho no haber actualizado en meses, pero de mis examenes finales siguieron la vacaciones y no tube acceso a una computadora.... asi que bueno, en lugar de estar dandoles escusas, aqui les dejo este capitulo. Espero que les guste.

Si les encanto... dejen 1 comentario!!!

si les gusto... dejen 1 comentario!!!

si ni les gusto, pero tampoco lo odiaron... dejen 1 comentario!!!

si no les gusto... dejen 1 comentario!!!!

si lo odiaron... dejen 1 comentario!!!

pero si en verdad odiaron este capitulo... dejen 1 comentario!!!

asi que espero sus opiniones sobre mi historia... ya saben, diganme si mi historia apesta y se los agradecere!!!

Bueno, ahora si, va el capitulo.

Disfrutenlo!!!!

***

-Hola chicos- saludo Rose sentándose junto asus amigos en el gran comedor.

 

-Hola Rose- contestaron-

-¿Por qué de tan buen humor?- pregunto Annecuriosa

-Es un lindo día- contesto la pelirroja viendola mesa Slytherin disimuladamente.

Habían acordado mantener su relación ensecreto, y ella esperaba que lo le ocasionara problemas.

Scorpius la miro, le dedico una media sonrisafugas, y miro a otro lado; no deberían levantar sospechas.

Un aleteo la distrajo. Las lechuzas llegaronen aquel momento, dejando caer paquetes y sobres a todas las mesas.

Una lechuza, que identifico como una delcolegio, le dejo un sobre. Se disponía a abrirla para ver quien laenviaba, cuando noto un escrito en elsobre: con runas, hacían la palabra "De Scorpius".

Rápidamente guardo el sobre, para evitar quesus amigos se lo quitaran y leyeran el mensaje.

-¿Quién la envía?- pregunto Hugo al ver que suhermana guardaba la carta.

-Fue
. mmm
Albus-

-¿Al?- James parecía confundido

-¿Acaso no puedo enviarle una carta a Rose?-exclamo Albus en un muy mal fingido tono ofendido. Miro a Rose -Pero Rose,querida, ¿por qué no abres mi carta?-

Rose se confundió por un breve segundo, perodespués capto el plan de Al y contesto: Al, Al, Al, ¿No has aprendido aun queyo ya no caigo en ninguna de tus bromas?- se levanto. -Bueno chicos, nos vemosdespués, tengo que ir a la biblioteca.

Antes de salir del gran comedor, escucho a suhermano decir -¿¡Tan temprano a la biblioteca?!-

Una vez fuera, y a salvo en un aula vacía,abrió la carta:

"Rose

Sé que será muy difícil vernos sin levantar sospechas, asíque lo estuve pensando y he encontrado una solución. Te espero hoy a las 7 unel 7ª piso cerca del tapiz de Barnabás elChiflado.

S.M."

Rose miro la carta emocionada. Había estadoexprimiéndose el cerebro para encontrar una solución al problema, ¡y estabacontenta ahora que él le decía que ya tenía una solución!

Salió del aula, yse dirigió al aula de pociones con unaenorme sonrisa.

Albus se dirigía a casa de Hagrid pensando enRose y Scorpius. Tenía que hablar con ella y advertirle que debería tener máscuidado con el asunto. Si alguien hubiera visto esa carta
aunque ella no se lohabía confirmado, sospechaba que se la había enviado Scorpius, sino, ¿Por quémentiría?

-Hola Al-

Su corazón empezó a latir exageradamente tansolo por escuchar esa voz.

Era ella.

Cuando la vio, creyó que había muerto, nopodía imaginar a un humano tan bello, y lo único que se le ocurría era que ellaes un ángel, que lo miraba con cariño
ternura
y ¿amor?

-Hola Sally- ¿el imaginaba esa mirada, o enverdad lo veía así?

-¿A dónde vas?- pregunto ella, curiosa.

Al percibía algo
ella estaba tambiénnerviosa, como si le aterrara hablar con él, pero a la vez, sentía que encualquier momento ella gritaría de emoción.

Era lo que había percibido en Rose cuando elrubio había hablado con ellos ese día, cerca del lago, y era lo mismo quesintió de Scorpius cuando aviso que iría a enviar una lechuza: su "sexto sentido"le decía que la chica estaba enamorada de él.

"No seas cobarde Albus" se dijo a sí mismo,tomo aire y respondió a la pregunta de la castaña:

-Estaba lleno a casa de Hagrid, ¿quieresvenir?-

-Si- Ella sonrió

 

La tomo de lamano, y continuaron el camino. Eso no era una cita, pero ya era un comienzo.

Rose miro nuevamente su reloj. 6:45.

Volvió a mirarse en el espejo: había recogidosu rojo cabello en una coleta alta, y se había colocado un poco de brillo enlos labios.

Quería arreglarse para el rubio, pero si lo hacía,sus amigas comenzarían a sospechar.

-¿A dónde vas?- pregunto James cuando paso porla sala común.

-A la biblioteca-

No le pregunto nada mas, sabía que si fueraposible, pasaría el día entero encerrada ahí.

Llego son ningún contratiempo al 7ª piso. Elya estaba ahí.

-Hola- lo saludo tímidamente

El se acerco y le dio un corto beso en loslabios. Después, le dedico su famosamedia sonrisa "Scorpius Malfoy" y comenzó a caminar en círculos frente a lapared, murmurando algo.

-¿Qué
?- comenzó a preguntar, pero se cayó aver aparecer una puerta.

El chico la abrió y la invito a pasar.

La habitación era una agradable sala, que lerecordó a su sala común, pero sin ruidos, y con una decoración que a ella leencanto.

-Bienvenida a la sala de los menesteres- dijoél, cuando cerró la puerta.- muy pocos saben de su existencia-

-Ya entiendo- susurro- así que nos reuniremosaquí, ¿verdad?

Hola!!!! Bueno, me disculpo x no haber actualizado antes. Se que dije que lo haria, pero... les contare (aunque se que no les interesa en lo absoluto)

Me inscribi en un concurso a inicios de semestre, por lo que mi tiempo se vio ocupado en prepararme para ese dichoso evento, por lo que no tenia cabeza para tratar de pensar en mi historia. Por suerte, me fue bien y pasare a la siguiente etapa, por lo que tratare en lo que me resta de mis vacaciones subir mas capitulos, porque no se si tendre tiempo despues. Asi que me disculpo, la historia continuara y espero que me acompañen hasta su final.

Y a todos los k siguen la historia, los k la odian, los k la aman, y tambien a los k no les interesa, este s el obsequio de La Princesa de Las Nieves de navidad y año nuevo :-)

¡Enjoy my story!


Nota: Este capitulo contiene escenas cursis, dramáticas, y también escenas inesperadas. Léelo bajo riesgo (de aburrirte)

Nota 2: Si alguien lee algo que no lo esperaba, no le haya gustado, o tenga algo k decirme, deja un comentario con tus inquietudes.


HOGSMEADE

Scorpius se asomo por la puerta, no había nadie en elpasillo.

Salió, y tras él, la chica pelirroja.

-Son casi las nueve- dijo ella -será mejor que comencemos a patrullar.-

El sonrió.

Caminaron unos minutos en silencio, hasta que Scorpius lorompió para decir: -No me mal interpretes, pero creo que no es buena idea quepatrullemos juntos, tu sabes, por si alguien llegara a vernos-

-Lo entiendo- Rose se paro en putillas y le dio en corto ytierno beso en los labios.

-Nos vemos- Dijo alejándose de él.

-Ah
Rose
-

-¿Si?-

-Este fin de semana es la salida a Hogsmeade, y
¿tegustaría
no se
que paseemos un rato juntos?-

-¿Pero
si nos ven?-

-Podemos pasar un rato en un lugar poco frecuentado. ¿Quétal la Casa de los Gritos?-

Rose sonrió. Era el lugar perfecto. Todos evitaban acercarsea ese lugar, y solo pasaban cerca de ahí cuando era absoluta eindispensablemente necesario.

 

-Entonces
Es una cita-

El sonrió. Le dio en pequeño beso y se alejo por el pasillo.

Rose tomo la dirección contraria.

Pensó en su futura reunión en Hogsmeade. Tendría que inventaruna escusa para huir de sus amigos. Si tan solo pudiera decirles

Por un momento, imagino lo que sucedería si se enteraba quesalía con Scorpius Malfoy: Todos le gritarían que estaba loca, que Scorpius eraun criminal, un mortifago.

Por eso, cuando Scorpius y ella comenzaron a salir, el dejoclaro que eso tenía que ser secreto.

-No lo mal interpretes- le había dicho- pero será mejor quelos demás no se enteren. Y no es porqueme avergüence de estar contigo, es porque no quiero que mis enemigos telastimen para vengarse de mí. Tú sabes que todo Hogwarts me odia. Y nosoportaría que te odiaran a ti también.

- No me importa si todos me odian, pero lo entiendo. Serécuidadosa, nadie se enterara.-

Suspiro.

Si todos fueran como Albus, el mundo sería mejor.

Sin perjuicios.

-No quiero que seas infeliz por mi culpa.-

Esa había sido su frase.

-"Pero si el supiera lo Felizque soy a su lado
"

El fin de semana llego con la emoción de los alumnos por unasalida.

Por todos lados se oían planes de compras, de reuniones ycitas.

Rose se encontraba arreglándose cuando Sally irrumpió en lahabitación.

-¡Oh, Rose! ¡Qué feliz soy!-

-¿Qué sucede?-

-¡Albus me invito a pasar el día con él! ¡No lo creo!-

Rose sonrió. Se alegro por que al fin pudiera atreverse ainvitarla a salir.

Después de una felicitación por parte de Rose, Sally salió aavisarle al resto de sus amigas.

-Me entere que estarías con Sally durante la visita aHogsmeade- Comento la pelirroja a su primo cuando llego a la sala común.-Felicidades, no sabes lo feliz que esta-

-Bueno, al fin me atreví- contesto, sonrojándose un poco. -¿Y cómo va todo con "El Rey Escorpión"?-

Rose rio por sobrenombre que le había dado a su novio

-Mas bien es "Príncipe Serpiente"- le dijo en un susurro-pero está todo bien. Nos veremos en Hogsmeade.-

-Pero, ¿no era secreto?-

-Lo es, por eso va a ser una cita secreta-

-Chicos- Lily les grito desde laentrada- Hora de irnos-

Un pequeño grupos de chicos se encontraba en el centro deHogsmeade, sin saber a dónde dirigirse.

-Nosotros comenzaremos con Honeydukes- dijo James, apoyandosu mano en Thomas Hoffman, su mejor amigo.

-Los acompañamos- dijeron Katherine y Lily a la vez.

- Nosotros nos pasaremos por Zonko- dijo Albus, que iba de la mano conSally.

-¿A qué hora deberíamos encontrarnos?- Pregunto Anne -¿Qué tala las 5?-

-Es muy temprano, mejor a las 6- dijo James

-¿No es un poco tarde?-

El grupo comenzó a discutir, cosa que Rose aprovecho parairse sin que los demás se dieran cuenta.

Cuando llego a la casa de los gritos, Scorpius Malfoy ya laesperaba.

Sin pensarlo, se arrojo a sus brazos, donde fue recibida conun tierno beso.

-¿Llevas tiempo esperándome?-

-No mucho, pero por ti esperaría toda la eternidad- lecontesto.

Rose sintió como su cara se encendida, así que bajo lamirada y comenzó a hablar de la primera tontería que le paso por la cabeza

Continuaron hablando un rato mas, desde hechizos, clases, yhasta apodos para el profesor Flitwick, cosa que los hacía estallar de risa.

 

-¿Oyes eso?- Pregunto repentinamente Scorpius

-¿Qué?- contesto ella riendo un poco

-Alguien viene-

Sin esperar una respuesta de ella, la tomo de la mano yentraron rápidamente a la casa.

Rose, una vez adentro, miro por la ventana
un rato después,vio a Anne y Emily aparecer.

- ¡Rayos! ¡Son ellas! ¿Y tu como las escuchaste? ¿Ereslicántropo?- Pregunto ella en un susurro

- Puede que sea eso- Contesto el -O que haya utilizado unhechizo para agudizar el oído. Solo esperemos a que se vallan-

El tiempo parecía que pasaba lentamente. Incluso teníanmiedo de respirar.

-Segura que esta aquí- se oyó la vos de Anne

-Eso creo. Si ella quería estar sola, pues este sería unbuen lugar.-

-Emily, ella no está aquí, si no la ya la habríamos visto-

-¿Y si está adentro de la casa?-

-¡Que! No lo creo
-

-Hay que ver, no perdemos nada-

Rose y Scorpius escucharon los paso de las chicasacercándose.

-Sera mejor que salga- susurro Rose -si entran, te verán.-

-Ok, nos vemos donde siempre- se acerco a ella y le dio un rápidobeso.

En cuanto Rose abrió la puerta, sus amigas estaban a puntode hacer lo mismo.

-Chicas,- dijo saliendo rápidamente y volviendo a cerrar lapuerta para que evitara que ella vieran al interior de la casa- ¿que hacen?-

- Te buscábamos- Contesto Anne

- ¿enserio
?- Rose se alejo dela entrada son sus amigas, agradeciendo que no hayan visto con quien había estado.

Un chico alto de cabello negro estaba sentado en una mesasemi oculta de Las Tres Escobas.

Sus ojos marrones se dirigieron a las 3 chicas que acababande sentarse en su mesa.

-¿Dónde está?- Pregunto

-No tardara- le dijo Katherine

El grupo quedo en silencio, hasta que Kimberly lo rompió paradecir: -Ya viene-

Rose, Emily y Anne acababan de entrar al lugar.

-Miren- dijo Anne - Allá están los chicos

Conforme al plan, ellas se dirigieron a la mesa, y Lily comenzócon la conversación.

Hablaron y bromearon por un rato, y la conversación rápidamentegiro hacia el Quidditch.

Rose, aunque disfrutaba de la conversación, se sentía confundida.Nunca antes Spencer había estado en sus reuniones de grupo. Entonces, ¿Por qué ahorasi?

Poco rato después, Lily dijo que había olvidado compraralgo, por lo que debía irse. Inmediatamente Kimberly y Anne se ofrecieron a acompañarla.Y después Katherine y Emily disculparon diciendo que tenían que ir al tocador.

"Algo no está bien" pensó Rose

Spencer reanudo la conversación.

Después de que el tema de Quidditch acabo, Spencer intentocon la música.

-¿Cuál es tu grupo favorito?-

-Hay muchos. Como de niña viví el Londres muggle, pues tambiénescucho grupos muggles.-

-¡Enserio! Mi grupo favorito es Korn-

Rose sonrió.

-Me gusta, aunque la mayoría del tiempo leo-

-¿Y qué te gusta leer?-

-De todo-

-¿Has leído "Romeo y Julieta"?- Spencer pregunto con unamedia sonrisa.

-¿Conoces a Shakespeare?-Pregunto ella sorprendida

El se acerco a ella, y le tomo la mano.

-"Si con mi mano, por demás indigna profano este santorelicario, he aquí la gentil expiación: Mis labios, como dos ruborososperegrinos, están prontos, están prontos a suavizar con un tierno beso tan rudocontacto."-

 

-"El peregrino ha errado la senda aunque parece devoto. Elpalmero sólo ha de besar manos de santo."- Continuo Rose

-"Pues oídme serena mientras mis labios rezan, y losvuestros me purifican."-

En cuanto termino de hablar, se acerco a ella y la beso.

"No" pensó Rose, pero ya erademasiado tarde.

Scorpius paseaba por el centro de Hogsmeade. Aunque su cita habíasido interrumpida, decidió aprovechar el tiempo y ahora buscaba un regalo parasu novia. Quería impresionarla con algo bonito en su cita en la Sala de losMenesteres

Un vistazo a la ventana de Las Tres Escobas lo dejocongelado. Era algo que no imagino ver, ni en sus peores pesadillas.

Rose, SU Rose,estaba hablando con Spencer Lee. Solo ellos, demasiado cerca.

"No significa nada, Scorp," se dijo "No significa
"

Su pensamiento quedo inconcluso.

Ellos se estaban Besando.

Incapaz de seguir viendo, dio media vuelta y empezó acaminar.

No podía pasarle eso. No podía hacerle eso. No a él.

El era nada más que Scorpius"PríncipedeSlytherin"Malfoy.

Tenía muchos enemigos por el simple hecho de ser un Malfoy,personas que darían cualquier cosa por encontrar su puntodébil y usarlo a su favor. El prácticamente estaba jugándosela vida al salir con ella. ¿Y cómo le agradecía ella que él se estuviera jugando lavida a cada minuto, que haya traicionado su casa y su apellido? ¿Compartiendofelizmente saliva con el #!@$&¿%¡ deLee?

A UN MALFOY JAMÁS SE LE ENGAÑA.

JAMASSE LE MIENTE.

JAMASSE LE TRAICIONA.

Amenos
. Que se quiera sufrir una grave consecuencia.

Y él iba a hacer de su venganza, INOLVIDABLE

Hola a todos!!!! le traigo un nuevo capitulo de mi historia!!!!

Espero que les guste...

per favore...comenten!!!!!!

**********************************************************************

DISCUSIÓN

Rose se aparto de Spencer.

-¿Qué crees que haces?-

El estaba confundido. Esperaba quela pelirroja lo mirara conese brillo en los ojos como si fuera una pequeña niña el día de sucumpleaños, y no como una serpiente apunto de atacar.

Pero lo que en verdad jamás imagino fue que ella le dierauna bofetada.

-¡¿Cómo te atreves?!- le grito furiosa, levantándose, altiempo que él se llevaba la mano a la mejilla.

Varios clientes del logar los vieron por un momento paraluego volver con sus asuntos.

 

-Yo creí que te gustaría- susurro Lee

-¿Y cómo pensaste que
?-

Rose callo repentinamente, al ser consciente de lasituación.

Recordó el dibujo
S y R

Sus amigas riendo y mirando a Spencer durante las comidas
S y R

No sabía que opción era peor: el que hayan interpretado eldibujo como Spencer y Rose, o que la hubieran interpretado como Scorpius yRose, que era lo que significaba en verdad.

-Esta me las pagan
- susurromolesta, marchándose del lugar, dejando al capitán de Quidditch confundido.

-¡Somos las mejores!- grito Lily

-Ya veo lo que Rose dirá cuando llegue- dijo Katherine - chicas,son las mejores amigas que he tenido, tuve y tendré, las adoro-

-Yo aun sigo pensando que no debimos haber hecho esta cita aciegas. ¿Y si Spencer no era el chico al que corresponde la "S"?- intervino Sallysuavemente

-¿Y quién mas podría ser? ¿El perdedor de Sebastian Miller? ¿Elodioso de Scott O'Shea? O, ¡ya se! ¡Nuestro gran amigo Scorpius Malfoy! Sally, déjatede tonterías ¿quieres?- Kimberly empezaba a molestarse.

Las chicas ya tenían un rato ensu sala común. Habían regresado a Hogwarts después de dejar a la pelirroja conSpencer. Y ahora esperaba ansiosas el regreso de su amiga.

Rose corría al 7º piso. Tenía que encontrarlo. En las TresEscobas había visto a la chismosa de la escuela, Jessica Johnson, presenciar elbeso. Para su desgracia, no vio la conclusión de ese fatídico momento, por loque estaría regando por todo Hogwarts el que ella y Lee eran la nueva pareja.

Y si Scorpius se enteraba de lo ocurrido por medio de lachismosa #1 de la escuela

Prefería decírselo ella misma.

Lo encontró recargado en la puerta de la sala.

Se acerco a él.

Cuando la vio, sonrió. Pero era una sonrisa fría, llena deodio.

-Hola, amor- la saludo, su voz era sarcástica.

Rose hizo caso omiso y se paro junto a él.

Entraron a la sala.

Una vez que la puerta se cerro, Scorpius comenzó a hablar

-Dime Weasly
¿Te divertiste besando al imbécil de Lee, o teaburrió como yo?

-Scorpius, eso no fue lo que paso, lo que dicen no es verdad
-

-Vaya, vaya- El se acerco a la chica, acorralándola contrala pared- así que, además de engañarme, ¿vas a decir que ese beso solo esproducto de un rumor?- El Slytherin comenzó a reír como maniaco, y Rose estabacada vez mas asustada- ¡Yo lo vi Rose, No intentes mentirme!-

La declaración del rubio debió haberla relajado, pero nopudo. Si él decía haber visto el beso, debió haber visto también el golpe.Entonces, ¿Por qué estaba tan furioso? El no era así, lo conocía, si conalguien debía estar furioso era con Lee, no con ella. En ese caso, ¿por quéestaba tan enfadado?

-¡El me beso - grito sin saber que decir- y yo lo golpee!¿Acaso no lo viste?-

-¡Lo único que vi fue como ese intentaba meter su lengua entu garganta!- se paso los dedos por el cabello, tratando inútilmente decalmarse -¡Rose, porque no dejas de mentir! ¡Si ya no querías nada conmigo, lohubiera entendido, pero esto
!-

-¡Pero Scorp
!- no termino su oración, el puño del rubio seestrello en la pared a centímetros de su rostro.

-¿I
ibas
a
golpearme?- le susurro, con lagrimas en losojos

 

-El dolor que podrías sentir con ese golpe no es nada en comparacióncon lo que me hiciste.-contesto.

Ella cerró los ojos, y una lágrima se deslizo por sumejilla.

La mano del rubio ya iba en camino a limpiarla, pero sedetuvo.

En lugar de eso, acaricio la mejilla de la chica, y salió deahí.

Podría sentir una gran furia, pero no podía lastimarla.

Ella lo había usado, lo había engañado, manipulado, se habíaburlado de él, pero no podía lastimarla.

Ahora, todo lo que podía hacercontra ella era nada. Al final, solo era un tipo débil y patético.

Antes k nada, kisiera agradecer a todos los que siguen la historia, en especial a Alexa Longbottom, Anita Granger, Bluemoon,Brujaloka, Destiny Potter, Diosa Licantropa, FannyLu, FeRdYyY, Franccesca Black, Hermionegranger, Hermiwen Lestrange, Kjbu_hp, Lara_snape_evans, Luna_laurazaclove, Mabbcv, MariaGrintSimental, Nenita_potter, Nohe_malfoy, Pepa, Rosebud_Weasley, Rosie, Shinifrancis 14, Talii Potter y VickyColombia por haberme agregado a sus favoritos, y a Diosa Licantropa, Luna_laurazaclove, Nenita_potter y Pepa por haber comentado en los ultimos capitulos de mi fic.
Creo k es todo lo que tengo x decir hoy, asi k ya no los molesto.
A Leer!!!!!!!
*****************************EL ANUNCIO

Spencer entro a la sala común, yfue rodeado por un grupo de chicas.

-Y bien, ¿Qué paso?- preguntoemocionada Katherine

-¿Qué te paso?- intervino Lilyal ver la cara enrojecida del chico

El les explico lo que ocurrió enHogsmeade

-No quiero decir decirlo, perocreo que Sally tenía razón. Quizás no debimos prepararle la cita a ciegas- Annedijo al tiempo que curaba el rostro de Lee

-Debemos disculparnos- Kimberlyseñalo preocupada. -Pero tú, no debes desistir en conquistarla-

Rose se había quedado en la sala. ¿Por qué no le había creído?

Quizás el no la amaba.

Quizás había sido una más.

Quizás, no la creyó lo suficientemente buena como paracontinuar con su engaño, para continuar ilusionándola.

Camino como una zombi hasta su habitación, ignorando losllamados de sus amigas.

Entro a su habitación y cerró la puerta, coloco algunoshechizos para que no la molestaran.

¿Por qué el no la había escuchado?

¿Acaso solo había buscado una escusa para dejarla?

-¡Estúpido insensible!- grito, al tiempo que arrojaba untintero a la pared - ¡Tenia que ser un Malfoy!

Las lágrimas que había contenido empezaron a correr,aumentando su furia.

Arrojo todo lo que encontraba a su alcance, sin importar cuánvalioso fuera.

Necesitaba que su imagen se borrara de su cabeza.

Cuando no había nada más que romper, se arrojo a su cama, ysiguió llorando.

Lo odiaba.

Y se odiaba a ella.

¿Cómo pudo dejarse engañar por él?

Desde el principio, solo quería burlarse de ella,enamorarla, y después, dejarla.

¿Qué ganaría el con eso? ¿Acaso no tenia un ejército dechicas a sus pies?

Pero el era un Malfoy, y ella del clan Weasley.

Ese hecho era motivación suficiente para él, y ella le habíafacilitado las cosas, cayendo en sus redes.

Y ella sabía que Malfoy estaríariendo en esos momentos en su habitación.

No podía dejar de pensar en ella.

En su cabello como el fuego

En su risa, como campanas al viento

 

En su forma de mirarlo

¿Desde cuándo un Malfoy era tan patético?

¿Desde cuándo perdían la razón por alguien?

Y lo peor de todo, ¿Por qué tuvo que ser precisamente deella?

Al principio creyó que solo era un capricho, por serinalcanzable. Pero después, se volvió en otra cosa.

Ella se volvió su obsesión.

Ninguna chica había causado ese efecto en el. Y sin embargo,Scorpius Malfoy por primera vez se decía que estaba enamorado.

Pero ella era prohibida. Y así debió seguir.

Y en contra de todo, el le declaro su amor.

¿Un Malfoy declarándose? Eso era la broma del siglo.

Los Malfoy no tenían sentimientos. Los Malfoy no sentíanamor.

El amor solo era un signo de debilidad. Y ahora, el eradébil.

Ella era su punto débil. Un punto débil que había jugado conél.

Y lo peor de todo, el la amaba demasiadocomo para lastimarla. Estaba condenado. Ella solo reiría al verlo sufrir.

-Rose, Rose, ¿puedo pasar?-

La voz de Albus se escucho a través de la ventana.

Rose se levanto de la cama, y dejo entrar a su primo a lahabitación.

-¡Por Merlín, Rose!- susurro.

Rápidamente, saco su varita, y en poco tiempo, dejo lahabitación de la pelirroja impecable.

-¿Qué paso?- Albus se sentó al borde de la cama.

Rose, relato lo ocurrido. El beso de Spencer, y de sudiscusión con Scorpius.

-Creo que deberías intentar hablar nuevamente con el- ledijo el chico cuando ella termino su relato.

-El no me escuchara-

-Inténtalo, solo deja pasar unos días, para que setranquilice, y después, trata de nuevo.-

Rose asintió.

Rose entro a la biblioteca.

Había pasado una semana desde el incidente de Hogsmeade, yaun no había podido hablar con el rubio.

Debía encontrarlo y aclararlo todo.

Se dirigió a su mesa favorita, choco con alguien en elcamino, que resulto ser el Slytherin.

Se miraron. El la miraba con tristeza y decepción.

La Gryffindor abrió la boca, pero el solo negó con la cabeza y se fue.Ignorándola.

Rose salió de la biblioteca, pero ya no lo vio por ningún lado, así quedecidió irse a su sala común.

Era oficial. Habían acabado y el ya no quería nada con ella.

Se limpio una lágrima que había escapado. Esta vez no lloraría. Scorpiusno valía la pena.

Ya no.

Rose se sentó juntoa Al.

El la miro con laintención de preguntarle como le había ido con el rubio, pero se contuvo. Porla cara que traía dedujo que nada bien.

Suspiro.

La comidatranscurrió sin que ella hablara, y de vez en cuando le oía murmurar cosas como"cretino" o "rubio arrogante".

-¡ATENCIÓN!- laprofesora McGonagall, directora del colegio, se levanto de su silla.

Todos en el GranComedor dejaron de comer y hablar, y pusieron toda su atención en ella.

-Con motivo decelebrar la navidad, este año habrá un baile- hubo murmullos y exclamaciones-El baile comenzará a las 8:00 pm, aquí, en el gran comedor. Podrán asistirtodos los estudiantes-

Dicho esto, ladirectora se sentó, con los aplausos y gritos de aprobación de todos losestudiantes.

-¿Pueden creerlo?- comenzóKimberly - ¡Un baile!-

-La profesora nodijo quien tocaría
- comento Sally

-Escuche por ahí queel grupo será nada más y nada menos que "Las Brujas de Macbeth"- Katherine dijoen cuanto tomo asiento al lado de sus amigos. -Pero eso no es lo importante, elproblema ahora es que nos pondremos
-

 

-Y con quien iremos-Continuo Kimberly

-Por eso preocúpenseustedes, yo ya tengo con quien ir, ¿no James?-

-Ah
si
- contestoel chico, aparentando estar distraído- oye Thomas, mira esa chica- señalo a unaRavenclaw - seguro que se emociona cuando le pida ser mi pareja para el baile-

-¡James!- dijo Katherineenfadada

-Sabes Thomas,cambie de opinión, mejor esa-

-¡¡JAMES!!-Katherine volvió a gritar, pero ahora estaba furiosa.

-Ya, no te enojes,sabes que iré contigo-

Los demás reían conla discusión de la pareja.

-¿Con quién iras, Rose?-Pregunto Emily

-Con nadie, no iré-contesto malhumorada. Su furia con Scorpius la había hecho olvidar que estabaenojada con ellas también.

-Rose
- comenzó Katherine

-No, no quiero ir-

-Sabes, Spencer losiente, si le das otra oportunidad
-

-Creo que primero besaríaa la señora Norris antes de acercarme a él- expresó. De pronto, sintió que élla miraba. ¿Cómo se atrevía a hacerlo?

-Hola Rose-SaludoSpencer un poco tímido cuando paso a su lado.

-¡Hola!- le devolvióel saludo con alegría.

Disimuladamente,miro a la mesa de las Serpientes, y vio a un Malfoy enfadado, taladrando con lamirada a Lee

Se levanto.

-¿A dónde vas?-pregunto su hermano

-A buscar a esa gata-

-Sally, te
quisieras,si quieres, porque si no está bien, no hay problema
- Albus, callo, estabahablando muy rápido y decía cosas sin sentido. Respiro. Tenia que intentarlo denuevo.

-Sally, ¿Te
Te gustaría
ser mi
ser mi pareja en el baile?- lo ultimo lo dijo atropelladamente.

-Claro Al, esperabaque lo dijeras, ¿Y cuando me pides matrimonio?-

Albus soltó el librocon el que hablaba.

La biblioteca era unsitio tranquilo, nadie entraba a menos que se acercara un examen. Y ahora nadieestaba en la biblioteca con la emoción del baile. Albus estaba aprovechando esaoportunidad para practicar sin ser visto lo que le diría a Sally. Pero alparecer, no había sido el único con la idea de pasar un rato a solas en el pasillomenos concurrido del lugar

Para su sorpresa, elque lo había espantado era nada menos Scorpius Malfoy.

-Yo
estaba
- Setrato de excusar, completamente avergonzado, tomando el libro con el que estabahablando- Leyendo-

-Claro, claro. ¿Asíque quieres casarte conmigo?- continuo Scorpius fingiendo la voz de Sally.

-¿Qué haces aquí?-pregunto Albus ignorando la ultima oración del rubio.

-La biblioteca es detodos, Potter- Scorpius se sentó - Necesitaba pensar-

-Tienes un problema.¿De casualidad es una comadreja pelirroja?-

-No me hables deella- contesto de malas el Slytherin- No me digas que estas de su lado. Aunque nome extrañaría, es tu prima.

-Primero, no estoydel lado de nadie. Segundo, lo que hacen es una tontería.-

-No es tontería. Me engaño-

-Tercero. Lee comenzó.Tú la amas, ella te ama. Enserio, debería estar sonando campanas de boda-

-La boda de R
Weasley y Lee, y la mía con la señora Norris- escondió la cara en las manos.

-Habla con ella- sugirióAlbus, antes de levantarse y salir del lugar.

 

bueno... lamento la tardanza, despues de perder un buuen rato la cabeza en el examen para entrar a la universidad, y en un chico lindo (pero estupido) de la escuela que jamas me hara caso, llaga la hora de subir otro capi.kisas no este muy bien escrito (las oraciones no tienen mucha fluides) pero trate de no tener faltas de ortografia utilizando el maravilloso corrector ortografico del Word, asi k....
¡¡¡¡¡COMENTEN!!!!
P.D: Si no comentan caera sobre ustedes "la maldicion de loco de calculo integral" dejandolos con mala suerte creativa, y siin saber calculo integral.Si comenta, la creatividad aumentara, encontraran un billete en la calle, o un comentario en sus historias.Pero si comentas y envias el link de mis historias via lechiza a todos sus contactos, ademas de lo anterio recubiras de regalo la suerte de atraer al(a) chic@ se tus sueños, y una exelente nota en alguan materia relacionada con mates, fisica, o k la imparta un(a) profe(a) malvada.¡¡¡NO ESPERES MAS!!!
Snow Princess


****************************************

CELOS

Spencer se encontraba pensativo frente a la chimenea de lasala común.

-¿Cuándo hablaras con ella?- la vos de James lo devolvió ala realidad

-No lo sé-

-Invítala al baile-

-Ella no aceptara, no después de lo que paso-

-Pues según Katherine, ella esta mas que dispuesta-

-En ese caso
- Spencer sonrió -Las cosas son distintas-

***

-¡Mira este!- exclamo Katherine emocionada

-Este es más bonito, Kat- dijo Lily señalando otra parte dela revista.

Las chicas Gryffindor se encontraba entusiasmadas con elbaile, y esa noche se reunieron en la habitación de Rose a elegir los vestido,que pedirían y llegarían hasta ellas vía lechuza.

A pesar del alboroto, Rose se encontraba ausente, sincompartir la emoción de sus amigas.

Faltaban 2 semanas para el baile, y Scorpius seguíaignorándola. Sintió como si una herida en su pecho se abriera al recordar eso,lo extrañaba demasiado, y verlo en clase, de lejos, no era lo mismo.

-¡ROOSEE!- grito Anne

-¡QUE SUCEDE!- respondió esta, sorprendida

-Es la tercera vez que te hablo. ¿Que te parece estevestido?-

Era una hermosa prenda de largo hasta el pido, sin mangas nitirantes, un poco ajustado debajo del pecho, para después, caer libremente,formando una ondas al final. Y el color era lo que más le gusto: un gris, casiplata, como el de sus ojos.

"Seré masoquista" pensó ella

-¿Y bien?- preguntaron.

-Ese es mío- dijo la pelirroja.

***

Lo mejor de la biblioteca era su tranquilidad. Sin embargoeso le hacía más difícil a Scorpius no pensar en ella.

Cansado de luchar contra sus pensamientos, aparto la miradadel libro que trataba de leer, justo en el momento que Rose entraba al lugar.

Sus miradas se cruzaron por un momento, sin embargo, el laaparto con rapidez.

La leona tomo asiento no muy lejos del rubio.

Ellos continuaron con sus deberes, ignorándose, fingiendoque no existían para el otro, y sobre todo, evitando mirarse.

Poco rato después, entro al lugar un chico castaño, que tomoasiento junto a la pelirroja.

-¡Hola!, ¿Te molesto?-

-Para nada- contesto Rose.

-Quisiera pedirte algo- dijo Spencer, al momento que le dabauna rosa. -¿Vendrías conmigo al baile?-

 

-Si- contesto ella con una sonrisa

El Gryffindor sonrió.

-Entonces, ¿qué tal si vamos al lago?-

-Genial-

La pareja salió, conversando.

"¿Así que a esas jugamos Weasley? Ese juego, es para dos"

Sin darse cuenta, la el tintero de su escritorio terminoroto.

***

-¿Por qué esa caraScorpy?- Isabella Sullivan pregunto con vos melosa al tiempo que se sentabajunto a él.

Por inercia, Scorpius pensó en gritarle, pero se detuvoantes de hacerlo.

"Cuando la vida te da limones
" pensó, al tiempo que selevantaba.

-Vamos al lago Isabella-

La chica acepto encantada.

***

Rose respiro lentamente, tratando de calmarse. Miro a Spencer,y el ataque de risa no pudo evitar volver.

Si algo no podía negar era que con Spencer se la pasaba muybien. No era lo mismo que estar con el rubio, pero era divertido, y pormomentos, dejaba de pensar en el.

"Si tan solo no insistiera en conquistarme"

-Pero eso no es todo- continuo el chico narrando su anécdota- Chris decidió que tendríamos que ir a una discoteca un amigo le recomendó. ¡Perose confundió cuando estábamos el metro, y terminamos perdidos en la ciudad!- elrio un poco y Rose lo imito.

A lo lejos, vio un chico rubio, de cuyo brazo se colgaba lainconfundible Sullivan. Ellos terminaron su paseo, y se sentaron en bajo unárbol a unos 100 metros de ellos.

Una inmensa furia la invadió, y se vio a si mismalevantándose y dirigiéndose hacia la pareja para tratar con una buena tanda decrucios a la chica.

Sacudió levemente su cabeza. ¿Por qué hacer eso? ¿Por EL?

-
y se dio cuenta que estaba bailando con un chimpancécuando se encendieron las luces-

Rieron, y ella se aseguro de hacerlo lo suficientemente altopara que el rubio la escuchara, pero sin parecer loca frente a Spencer.

Miro hacia los Slytherin, y para su horror, se veía como unapareja de tortolos ahogándose en miel.

-Por qué no vamos a la sala común, Spencer?-pidió Rose nodispuesta a seguir viendo mas.

El chico acepto, se levantaron y caminaron hacia elcastillo.

Despues de cien mil años de ausencia, en POTTERFICS muestra señales de vida, un ser, que hasta ahora, se creia desaparacido. Hoy, vuelve a subir un capitulo Snow Princess....jjajajaMe disculpo por tanto tiempo de ausencia, pero al fin vuelvo, con otro capitulo e ideas nuevas. Espero que les guste este capitulo, asi que.... a leer!!
**************

El baile de navidad

-¡Hoy es el día!- cantaba emocionada Katherine

Todas las chicas la corearon, emocionadas.

Solo Rose se mostraba ausente, destrozando sualmuerzo sin prestarle atención.

-¿Pasa algo Rose?- Pregunto Lily

-No
- contesto ida.

-Anímate- dijo Sally -Hoy será una nocheinolvidable-

***

Era la hora.

La verdad, ella se preguntaba por qué habíaaccedido a eso.

¿Acaso estaba loca? Salir con el que ocasionosus problemas, era una estupidez.

-no iré- susurro Rose -No me siento bien-

-No seas llorona- la reprocho Kimberly- nopuedes dejar plantado a Spencer-

-Pero
-

-Pero nada- la corto Katherine -Ya vámonos, sinos quedamos más tiempo, nos perderemos la Bienvenida-

Y sin dejarla decir nada, Kim y Kathy sacaronde la habitación a la pelirroja.

***

-Al fin bajan- se alegro James al oír los elsonido de los tacones de sus compañeras.

 

-Oigan, dense prisa que me hago viejo- gritoHugo para apresurarlas

-Llorones- contesto Lily - ¿Verdad que laespera valió la pena?-

Lo había valido.

Las chicas estaban fantásticas.

Kimberly estaba deslumbrante en un vestidocolor blanco, largo, con un ligero escote. Su cabellera se recogíaarmoniosamente en un sencillo y estilizado moño, Kathy, en cambio, llevaba unvestido rojo a media pierna, y el cabello suelto. Anne había elegido un vestidolargo a los pies color beige, al igual que Sally, Emily uno dorado, Lily unvestido negro, y Rose, uno turquesa.

Los chicos las alagaron y bajaron al gran salón.

Al entrar, todos se separaron por parejas, porlo que Rose Pronto se encontró a solas con Spencer. Se sentía incomoda a sulado, porque sabía que el tomaría el que ella lo acompañara como una señal dealgo más que una amistad, y ella deseaba aclarar todo cuanto antes.

-Spencer- comenzó Rose- Yo
-

Fue interrumpida por la música, y Spencer lallevo a la pista a bailar.

Resignada, bailo, pero se prometió que, en lamenor oportunidad, aclararía la situación.

***

Scorpius estaba molesto. Por alguna loca razón,había aceptado ir al baile con Sullivan, pero ahora se arrepentía como nunca. Parecíaque tenía pegamento en su cuello, por lo que ella no podía separar sus brazosde él.

Y lo peor de todo, era que a cada 2 por 3 ellalo intentaba besar.

Así que, harto, en cuanto tuvo la menoroportunidad se alejo de ella y salió del castillo.

El paisaje era hermoso. Las plantas y el sueloestaban cubiertos por nieve, que resplandecía a la luz de la luna, por lo quele daba un aspecto mágico al lugar.

En ese momento, deseo más que nunca estarjunto a Rose.

***

-Spencer, tenemos que hablar-

El chico la miro serio y asintió, por lo quesalieron del salón y se dirigieron a las afueras del castillo.

-Hermoso- murmuro el refiriéndose al paisaje-pero bueno, que querías decirme-

-Lo lamento- Comenzó Rose- Se que no debí despuésde todo esto pero
-

-¿A qué te refieres?-

-No debí venir a l baile contigo, Spencer-

El chico solo la miro, sin responder.

-Se- siguió hablando ella- que tú me ves comoalgo más que una amiga, y que al aceptar tu invitación supusiste que te veía dela misma manera, pero no es así, Spencer. Lo siento, pero solo te veo como a unamigo.-

Lo que paso a continuación sorprendió a Rose:Spencer comenzó a reír.

-¿Spencer
?-

No pudo decir nada más. El capitán del Equipode Quidditch la tomo por la cintura y la beso. Un beso nada amable. Asustada,la pelirroja trato de separarse de él, sin éxito.

-¿Por qué me mientes Rosie?- le preguntoSpencer entre beso y beso -¿Por qué niegas que me amas?-

Rose intento una vez más separarse de él yhuir, pero no tuvo éxito. Las lágrimas de desesperación y miedo comenzaron a mojarsus mejillas.

-Suéltala Lee-

Rose no podía creer lo que había oído. No porlas palabras, sino por la voz de quien había hablado, y por el tono queutilizo. ¿Aun le importaba?

Spencer separo el rostro del la pelirroja, y respondió:

-Metete en tus asuntos, Malfoy-

-Este es MI asunto. Así que será mejor que lasueltes, o te arrepentirás-

 

Spencer soltó a Rose al ver que Scorpiusestaba listo para atacarlo si no hacia lo que él decía.

Rose, sin pensarlo, al verse liberada de losbrazos de Lee, corrió hacia Scorpius, que la abrazo en cuanto ella se colocojunto a él.

-Una cosa más, Lee, vuelves a tocar a MINOVIA, y te juro que tus padres tendrán que buscar tus restos por todo elmundo.-

Spencer, los miro con odio, y se alejo deellos.

-¿Estás bien Rose?- le pregunto el rubio

Ella asintió, aun sollozando.

-Tranquila, todo está bien-

-¿A
aun me qui
quieres?- pregunto la leona,viendo a los ojos a su salvador

-Nunca te deje de querer-

Y sin más, le dio un tierno beso.

***

-¿A dónde se habrá ido Scorpy?- murmuroIsabella

-¿Busca a esa asquerosa serpiente?- respondió Lee

-No es algo que te incumba-

-Bueno
entonces no querrás saber que esta conRose en el Jardín-

Sullivan empezó a reír

-¿Así que mi Scorpy al fin le está dando sumerecido a esa sangre sucia? ¿Por qué no corres a salvarla? ¿Le temes al Príncipede Slytherin?-

Lee tomo la mano de Isabella y la acerco a laventana

-¿Crees que ella quiere ser salvada?- lecontesto

Isabella observo atónita, como quienes a losque creyó enemigos mortales, se besaban bajo la luz de la luna.

-Maldita
- empezó Isabella, dirigiendo su manohacia su bolso, hacia su varita.

Spencer la detuvo, recibiendo la miradafuriosa de la Slytherin.

-¿No quieres vengarte de esos?- le susurrofuriosa al Gryffindor

-Claro, pero tengo una idea mucho mejor.

¿FELIZ AÑO NUEVO?

-¿Ese no telastimo?- pregunto Scorpius a Rose cuando el beso acabo.

-Gracias a ti, nome pasó nada- respondió ella con una sonrisa

-Sera mejor quevolvamos adentro, tus amigos sospecharan cuando no te vean llegar con Lee-

-Podría decirlesque me sentí mal y subí a la habitación
- comente

El chico sonrió.

-Entonces, tienesque ver esto-

-¿Qu
?-

No la dejo terminarla oración. La tomo de la mano, y caminaron juntos por un rato.

Ella se preguntabaa donde se dirigirían, pero decidió no preguntar.

Al poco tiempo decaminata, llegaron al lago.

Rose no podíadescribir lo que veía.

La superficiecongelada del lago, reflejaba las luces de las pequeñas pixies que bailabasobre él, como parte de su festejo de navidad.

En cuanto ellas sedieron cuenta de la presencia de los chicos, se acercaron a ellos, paraincluirlos en su danza.

Las hadas losrodearon, y comenzó un vals que sonó para ellos.

-Esta es la mejornavidad de mi vida- susurro Rose mientras bailaban.

El chico nocontesto. Las palabras no podían describir su alegría.

***

Los días siguientesal baile fueron mágicos, aun en ese castillo donde la magia brotaba hasta delas paredes.

Rose no cabía en síde felicidad por su reconciliación con el Slytherin, y el chico, aunque almundo le mostrara la misma expresión arrogante y aburrida, en sus ojosreflejaba su alegría.

-No entiendo aSpencer- dijo Katherine - Fue al baile con Rose, seguramente la beso, y se dael lujo de evitarla
-

-En realidad nosevita a todos- interrumpió Anne

-Como sea. Estoysegura que hubo algo, sino Rose no tendría esa sonrisa del gato de Cheshire.-

-Bueno
quizás
-empezó Sally

 

-¿Quizás qué?-

-Rose nunca estuvoal 100% con la idea de salir con Spencer, quizás el día del baile le dejo claroque solo podían ser amigos. Yo creo que eso le quito un peso de encima y poreso se muestra tan feliz-

-Cuando Roserechazo a Jason Muller el año pasado, no tenía esa sonrisa.

Las chicassuspiraron, y dejaron el tema. Lo que sea que pudo haber pasado, ella se los contaríacuando fuera necesario.

***

Una muy entretenidaRose Weasley se encontraba en la sección de Historia de la biblioteca buscandocierto titulo, que no se dio cuenta que alguien se acercaba a ella.

Lo supo cuando esealguien le tapó los ojos.

-Adivina quién soy-le dijo con vos seductora al oído

La chica rio, altiempo que Scorpius descubría sus ojos.

-Pasa la nocheconmigo- dijo el Slytherin.

Rose se quedo mudaante lo que su novio dijo. Lo único que probaba que lo había escuchado era surostro, mas rojo que un tomate.

Para su sorpresa,Scorpius comenzó a reír.

-Eres una malpensada, no me refería a "eso". Hoy es 31 por si no lo recuerdas, y, en lugarde asistir al tradicional festejo en el Gran Comedor, preferiría pasarlacontigo. Ya sabes, tú, yo, unas cervezas de mantequilla y la discusión sobreesa obra de Shakespeare que me recomendaste. Y si soy afortunado, quizás seaacreedor a una caricia de tus labios-

-Ya no te prestareninguno de mis libros de Shakespeare-

-¿Entonces eso esun sí?-

-Después de hablarsobre que entendiste de "Hamlet", debatiremos el por qué los hurones oxigenadosno deben leer Shakespeare para evitar que luego mencionan cosas como "unacaricia de tus labios"-

-Rose, admítelo,soy un poeta-

La leona no dijonada, solo suspiro.

***

-Rose, será mejorque bajemos al Gran Comedor
¿Por qué no te has cambiado?-

-Hola Lily, ¿Cómo estás?Yo estoy bien, ah, y claro que puedes pasar- dijo con un toque de sarcasmo alver que su prima entraba a su habitación sin tocar.

-Ya, Rose, ¿Porqué
?-

-No voy a ir alfestejo- la corto antes que repitiera su pregunta.- Y antes que preguntes, larazón de mi ausencia es que no deseo asistir. Digamos que con el baile denavidad ya tuve suficiente de festejos por este año.-

La menor de losPotter suspiro, y decidió no insistir.

-Bueno, mañana tecontare si sucedió algo que haya valido la pena-

-Cuento con eso-

-Ah-dijo Lily antesde salir del cuarto de su prima -espero que me cuentes a cambio como te lapasaste con tu chico-

Minutos después, lapelirroja aun miraba la puerta.

"¿Ella sabráalgo
?"

***

-Todos parecían muyemocionados con lo de la fiesta en el gran comedor- comento Rose

-Si, por un momentome enfrente a un gran dilema, ¿ir, o no ir?- mientras decía eso, tomo uncráneo, parodiando a Hamlet- pero me decidí cuando vi el fantasma
-

-Lo digo de nuevo,no más Shakespeare para ti-

Ambos chicosrieron.

-¿Tenias muchasganas de ir?- pregunto el Slytherin serio

-La verdad, es queno. Si me divertiría, pero no podría acercarme a ti-

-Rose
-

El chico fueinterrumpido por una explosión.

-¡Las luces!-

Los chicos seacercaron a las ventanas, y observaron el espectáculo de fuegos artificialesque se celebraba en el cielo.

-Dicen, que sipides un deseo la noche de año nuevo, este se convertirá en realidad- susurro él.

 

-Deseo
deseo quenada estúpido nos vuelva a separar-

-Mal-

-¿Qué?- dijo laleona con el ceño fruncido -¿Qué tiene mi deseo?-

-Lo correcto seríapedir "Deseo que nada nos separe"

***

La mañana delprimero de enero, a pesar del frio, era hermosa.

Los chicos deGryffindor comentaban lo sucedido la noche anterior, y reían al recordar loocurrido. Como el que James haya hecho otra de sus legendarias bromas(obviamente con la asesoría de su tío George), o el hecho que Sally y Albusfueran, por fin, oficialmente novios.

-Ya me tenían preocupada-decía nuevamente Katherine -No puedo creer que seas tan tímido Al. En cambio tuhermano
-

-Es un ligón deprimera- Termino Kimberly -me sorprende que Kathy haya encontrado la forma deconvertirlo en un novio fiel-

-Aun soy un almalibre- James se sentó junto a su hermano - Así que
-

La mirada deKatherine era tan feroz, que prefirió decir -Kathy, cariño, sabes que bromeo
¿verdad?-

-Así es como sedoma a un Potter- dijo mientras hacia una reverencia como agradecimiento a losaplausos.

-Al fin bajas Rose-Saludo Anne

-Te lo perdiste-

-¿Y cuál es tuescusa por no asistir al festejo?- pregunto Kim

-Solo no queríaasistir-

-Saben, es unmisterio interesante, pero muero de hambre- intervino James

Los chicos bajaronal Gran Comedor charlando de manera animada.

El en lugar, noquedaba ni rastro de lo que causo la broma de James, cosa que lo decepcionomucho.

-La próxima vez,hare algo que no puedan limpiar en una semana- murmuro mientras se sentaba.

El correo no tardoen llegar.

Hermes, la lechuzade los Weasley - Granger, aterrizó frente a Rose.

Tenía un malpresentimiento. No porque sus padres le enviaran una lechuza, si no por que traíaun vocifeador.

No lo pensó dosveces, se levanto de su asiento, y rezó por que el sobre no se abriera hastaque estuviera en un lugar a salvo de los alumnos curiosos.

Sin embargo
no lologro.

Antes de salir delGran Comedor, el sobre estalló.

-"¡ROSE WEASLEY!¿QUÉ PRETENDES? ¿QUÉ TE CASTIGUE? ¿QUÉ TE DESHEREDE? SI NO QUIERES PROBLEMAS,NIÑA, SERA MEJOR QUE TENGAS PRUEBAS QUE TODO ES UN MAL ENTENDIDO Y NO SALES CONSCORPIUS MALFOY"-

El Gran Comedor se sumió en un silencio, y en una tensión que podría cortarsecon un cuchillo.

James y Hugo se levantaron de sus asientos, y se acercaron a Rose.

-¿Es verdad?- pregunto Hugo -¿¡Es verdad?!-

-Yo
-

-¡Cómo pudiste Rose!- grito fuera de sí James -¿¡Estás loca o qué!?-

-No me grites James- susurro la chica

-¿¡Que no te grite
!?-

-Es tu prima, no deberías hacer eso- Scorpius lo miraba de formacalmada.

James se dio la vuelta.

-Tú
maldito bastardo
- susurro Hugo

James lanzo un puñetazo al rostro del Slytherin. El chico lo esquivo.

-¡Ya paren!- grito Rose, mientras sujetaba el brazo de James.

James la empujó.

La chica calló.

-Rose
yo
no era mi intención
- el mayor de los Potter, al darsecuenta que había lastimado a su prima, dejo su pelea con Malfoy.

-Pero aun así, la lastimaste. ¿Quién es peor ahora?-

Scorpius tomo a Rose en brazos, y la saco del Gran Comedor.

 

De nuevo silencio.

Todos en el Gran Comedor, aun estaban tratando de entender que es loque había sucedido.



********************************

Hola Chic@s!!!!

si, ya se que llevo años desaparecida, pero en fin....

no se cuando vuelva a actualizar, pero no abandonare la historia...

ah!!!

el Twitter:

@Eriathwen

en cuanto actualice mis historias, aviso por ese medio!!!

Aqui les dejo un nuevo capitulo de mi historia, espero que les agrade tanto como a mi.

Quiero dedicar el capitulo a todas esas personas que han agregado la historia a sus favoritos:
Addy MoonAleja CullenAlexa longbottomalex_lovegood
alice_hale_cullenAnnita GrangerBella RiddleBluemoon
bonniegabybrujalokaClaritaa_BlackDebbie52
Destiny Potterdiosa licantropaemma_damFannyLu
FeRdYyYfranccesca blackhadita14helenix
hermionegrangerHermyWeasleyheyitsjustjoaimnotcrazyjejeje
karleux potterKenyBlackkjbu_hplara_snape_evans
luna_laurazaclovemabbvcMariaGrintSimentalmela-98-angeles
MssGrangerNaneePoohnenita_potternohe_malfoy
odio-al-profepeparose cullenRosebud_Weasley
Rosieshinifrancis14Strelalunadatalii potter
VikyColombia

se los agradezco de corazón. Ahora, sin mas que decir.... Disfruten de capitulo!!!!


***************************************************************************************************************************

MALFOY VS MALFOY

31 de diciembre, Mansión Malfoy.

Draco se encontraba cenando silenciosamentejunto a, la ahora, Astoria Malfoy. Ambos no tenían mucho enteres en lascelebraciones, así que no había nada fuera de lo común en su cena.

-Pinky- llamo Draco cuando termino de cenar-la correspondencia-

La elfina rápidamente le acerco las cartas quehabía recibido a lo largo del día.

Draco las fue pasando rápidamente, apartandolas cartas que leería de inmediato, las que leería más tarde y que tiraría sinleer.

Llamo su atención una carta de alguiendesconocido, pensó en tirarla, pero cambio de opinión cuando leyó que eraacerca de su hijo.

Rápidamente abrió el sobre. Unas cuantaslíneas, y la foto adjunta, bastaron para enfadarlo.

-¿Qué pasa, Draco?- pregunto Astoria asustadaal ver que su esposo se levantaba bruscamente de la mesa.

-Pinky, quiero que tengas mi equipajepreparado para mañana a primara hora-

-¿Te ha
llamado?-

Draco negó con la cabeza.

-Es nuestro hijo-

Astoria se llevo las manos a la boca,aterrada.

 

-¿Qué le paso? ¿Está bien?-

-Por ahora, si-

***

El camino a Hogwarts era difícil de transitardebido a la nieve acumulada. Eso lo molestaba.

Aun así, no se detuvo, y siguió andando.

Pronto, diviso el castillo de su antiguocolegio. Aunque se había hecho una promesa personal de no volver jamás a eselugar, ahora tenía que romperla.

-Buenos días, señor Malfoy- saludo McGonagall, cuando llego a las puertas del edificio.

-Buenos días, Directora- contesto, mientras seinternaban en el castillo

-Es algo inusual que los padres visiten a losalumnos sin que los llame, así que, ¿Por qué desea ver a Scorpius?-

-Lamento no poder decirle, directora, es unasunto algo
personal.-

-¿Su esposa seencuentra bien?- pregunto preocupada la anciana profesora

-Perfectamente-

Minerva McGonagallsuspiro, aliviada.

-Llamare a su hijo. Espéreloen mi despacho
-

-Profesora-interrumpió- preferiría verlo en la biblioteca. Si no me equivoco, por estasfechas debe estar desierta. Así no la interrumpo-

La profesora despuésde pensarlo un poco, asintió.

Sin decir nada más,Draco se dio la vuelta y se dirigió a la cuarta planta.

No tardo enencontrarse con estudiantes. Ellos murmuraban a su paso. Los ignoro.

Por fin, llego a labiblioteca.

Pensó que labibliotecaria le diría algo, ya que lo observo algo enfadada al verlo, sinembargo, dejo de mirarlo al darse cuenta que no perturbaría el silencio en elque se encontraba el lugar.

Sin esa mirada encima,vago por los pasillos, hasta llegar a la zona de libros de aritmancia. Tomo uno, y comenzó a hojearlo distraídamente.

-Padre- La voz de su hijo lo saco de suensoñación- que sorpresa verte aquí, pensé que estarías en la zona prohibida-

Draco ignoro el comentario.

-Supongo que sabrás por que estoy aquí,¿verdad?-

-No, no lo sé, porque dudo que estés paradesearme un feliz año nuevo-

-Explica esto- dijo Draco, al tiempo quemostraba una foto de una pareja besándose. De un chico rubio y una chicapelirroja.

-¿Cuál es tu problema?- estalló Scorpius.

-Mi problema es esta chica- contesto Draco

-¿Qué? ¿No puedo salir con ella?-

-¡Sabes muy bien que no! ¡Ella es una
!-

-No lo digas
-

-¡Es una impura Scorpius!-

El chico, enfadado, trato de golpear a supadre, pero falló

-Sabes muy bien que, mientras no falles,puedes hacer lo que te plazca. Puedes jugar con todas las chicas que quieras,pero jamás con las impuras-

-No estoy jugando, padre- murmuro el chico

-Scorpius, no me digas que
-

-¡Estoy enamorado de ella!-

Draco Malfoy abofeteo a su hijo. Películas en excelente calidad Full HD

-Tú no sabes que es el amor. Lo que sientes essolo es un capricho de un niño malcriado-

-¡Entonces me vale que sea un capricho!- gritoScorpius -Este capricho me hace pensar en ella todo el tiempo, en querer estara su lado, en escucharla, y aprender a apreciar cosas que desde pequeño meenseñaste a despreciar. Ella me devolvió las ganas de soñar y pensar que notodo está perdido, me da esperanzas que "estotermine pronto, que falle". Este capricho me mostro que los ideales con loscuales crecí no son más que basura. Y por este capricho, voy a protegerla hastaque todo esto termine.-

-¿Quieres protegerla? La protegerás si tealejas de ella. Nos vigilan, sobre todo a ti, esperando que des un paso enfalso, esperando descubrir tu debilidad. Por el momento, ellos pensaran quesolo juegas con ella, pero cuando descubran lo que en verdad sientes
-

 

-¿Me estas amenazando?-

-Te estoy advirtiendo. Si no terminas conesto, cuando te des cuenta, ella va a estar siendo torturada ante tus ojos, laveras llorar y oirás sus gritos de dolor. A pesar que trates de pelear osupliques por su libertad, no lo conseguirás. Ni aunque ofrezcas tu vida por lasuya. Y no te mataran, porque la muerte seria un regalo en esa situación. Tedejaran vivir, para que cada día de tu miserable vida recuerdes ese momento. Ycada día desearas jamás haberla conocido-

Scorpius observo el rostro de su padre, y pudopercibir un verdadero dolor en esas palabras.

-¿Tú
amabas a una impura?-

-Solo haz lo que te digo antes que lolamentes-

Después de decir eso, Draco salió de la biblioteca.

Esperaba que Scorpius lo escuchara. Al ser tanparecidos, lo más probable que podría pasar era que su orgulloso hijo lodesobedeciera e intentara demostrar que la relación si funcionaria. Simplementeno soportaría que sucediera de nuevo.

Toda esa situación era un terrible dejá-vu,una pesadilla que ahora se encarnaba en su hijo. Era una maldición que comenzócon él, y con él debió terminar. Y de cierta forma, sentía que era culpa suya.

¿Acaso no le inculco el suficiente odio a losimpuros? ¿No le enseño a despreciar a esa familia? Sabía que eran ideasequivocadas, pero fue la única idea que se ocurrió para impedir que su hijo seacercara a los traidores de sangre.

Sin embargo, fue el desprecio que le enseño,lo que termino por unirlos. El hecho que ella no se dejara pisotear porScorpius, que lo enfrentara y saliera victoriosa de una discusión, que ellafuera un digno rival, fue lo que había cautivado el corazón del chico, como le habíapasado a él muchos años atrás con esa chica que no soporto ningún insulto suyo,y que fue lo bastante osada como para golpearlo en una ocasión.

Ambos, padre e hijo, serpientes porexcelencia, cautivados por leonas

-Malfoy-

Draco volteo a la izquierda, buscando a quienlo había llamado.

Una mujer de cerca de 40 años se acercaba a él.Traía el cabello recogido, de modo que ordenaba sus rebeldes rizos. En surostro, tenía una ligera capa de maquillaje que disimulaba las pocas arrugasque tenia. Su rostro se veía preocupado, pero tenía una sonrisa amable.

-Granger- dijo, a modo de saludo.

Hermione frunció levemente el ceño.

-No sé si te lo habían informado, pero ya mecasé. Así que me harías muy feliz si me llamas Hermione Weasley.-

-Créeme que esperaba que llevaras un mejorapellido, pero si el que llamen Weasley te hace feliz
hola Weasley, ¿A qué se debetu presencia en el castillo?-

Hermione soltó una leve risa

-Estoy buscando a Ron. Creo que le molestodemasiado lo de nuestros hijos-

-Conociéndolo, debe estar pensando cosasirracionales en este momento-

Hermione le dio la razón con un suspirocansado.

-Veo que tu lo tomaste bien- observo ella -Creíque estarías
Furioso-

Draco se encogió de hombros.

-Supongo que entiendo cómo se siente. Así quesolo le un consejo, para que ambos sean felices-

-Ya me gustaría que Ron pensara como tú.Bueno, tengo que encontrarlo antes que haga una locura. Un gusto verte, Malfoy-

 

Draco asintió.

Hermione reanudo su camino, pero algo le hizovolver la cabeza.

Creyó oír algo.

Después de unos segundos de meditarlo, se diocuenta que el no diría algo como eso, y continuo su camino.

"Aun eres hermosa, Granger"

Hermione sacudió su cabeza de nuevo. DracoMalfoy jamás diría eso.


FALSAS RAZONES

RonaldWeasley caminaba rápidamente por los pasillos, dirigiéndose a la que una vezfue su sala común. Los alumnos que se cruzaban en su camino lo veíanconfundidos, para después preguntarse entre murmullos si la inusual visita teníaque ver con el vociferador de Rose.

-Contraseña-pidió la señora Gorda cuando llego a la entrada de la sala común de los leones

-Déjameentrar- murmuro Ron entre dientes.

-Contraseña-repitió el retrato

-¡Queme dejes entrar, maldita sea!- grito furioso.

Laseñora Gorda lanzo un pequeño grito, pero no lo dejo pasar, por lo que Roncomenzó con una letanía interminable de insultos y maldiciones.

-¿Quées lo que pasa?-

Elretrato se había abierto.

Rosehabía salido al ver que es lo que ocasionaba los gritos, y el sollozo de laSeñora Gorda.

-Yo
yoya no puedo
-dijo la pintura, mientras se marchaba del lugar.

Rosemiro con reproche a su padre

-Siquerías verme, ¿Por qué no solo le pediste que me llamara? ¡No tenias quetratarla así!-

-¡Yo notendría que haber venido si te comportaras como es debido!-

-¿Entoncesencuentras como un crimen salir con un Slytherin? ¿No eras tú el que nosanimaba a llevarnos bien con las serpientes? ¿A ayudar con la igualdad de casasque tanto deseaba Dumbledore?

-¡Tumisma lo dijiste! ¡Bastaba con que no estuvieran peleando todos los días conellos! Pero esto
-

-¿Qué tienede malo?- murmuro Rose

-¡Es elhijo de un mortifago!-

-¿Y?¡Eso no lo hace uno también!-

-¡Perono deja de ser un Malfoy!-

-Asíque ese es el problema- la chica miro a su padre a los ojos -El no eligió enque familia nacer, como todos en este mundo. ¿Despreciar a las personas por susorígenes, no es una actitud que dices despreciar? ¿No es algo que odiabas delos Slytherin?-

Ron nosupo que responder

-Aveces me pregunto,- continuo Rose- si eres un verdadero Gryffindor-

Ron vioa su hija darle la espalda, y alejarse por el pasillo.

***

Scorpiuscaminaba por la orilla del lago, pensando en las palabras de su padre. Desde elprincipio sabia lo peligroso que podía ser toda esa situación, en especial paraella. Había tomado medidas cada vez que se reunían para evitar algún incidenteque lamentar, y hasta ahora, todo iba a la perfección.

Peroese vociferador había arruinado todo. El colegio se había enterado, incluyéndolosa ellos.

Lo cuestionarían,estaba seguro.

Podríainventar algo que explicara su situación, en lo que ese día llegara.

Suspiro.

Así quelo único que le quedaba, era seguir conlo que habían planeado.

***

Hermionecaminaba en dirección a la que fue su sala común, preocupada. No sabía a quéatenerse cuando Ron se molestaba.

Tras unrato de caminata, se encontró con su hija.

 

-Rose-dijo al verla

-¿Tambiénvas a gritarme?- murmuro la chica con lagrimas en los ojos.

Hermionese acerco a ella y la abrazo.

-Entiendea tu padre-

-¿Entenderqué? ¿Qué no soporta a Scorpius por el simple hecho que es un Malfoy?-

-Esosolo es una excusa, cariño. Aunque aún guarda rencor hacia los Malfoy, ese noes el verdadero motivo de su furia.-

Rosemiro a si madre, confundida

-Eltiene miedo que alguien se lleve a su princesa, cariño. Aun no se ha hecho laidea que están creciendo, y que pronto tendrán que abandonar el nido-

-No locreo- contesto poco convencida con las palabras de su madre.

-Si lehubieran dicho la noticia de una manera más sutil, no creo que se hubieramolestado tanto. Pero la foto
-

-¿De quéfoto hablas?- pregunto Rose, confundida

-Una deti y Scorpius, besándose- respondió Hermione extrañada por la pregunta de suhija

-Perono enviamos nada
-

2segundos pasaron entre sus palabras y descubrir lo que había pasado.

-Spencer
-murmuro

-¿Qué?-Hermione no comprendía a que se refería su hija

-Debobuscar a Scorpius, seguro su padre vino a buscarlo- dijo

-Nocreo que haya problemas con Draco. Al parecer, el aprueba su relación-

Rose nocreía lo que escuchaba

-¿Cómo losabes?-

-Me lo encontréhace rato-

Rose sonrió.

-Entoncesdebo ir a verlo. Ah, mama, ¿podrías hacerme un favor?-

-Hablarecon tu padre, no te preocupes-

Rose sonrió,y salió corriendo en busca del rubio.

***

Justocomo lo había pensado. Ellos venían acuestionarlo.

Así quepuso su máscara de superioridad, y espero a que ellos se acercaran al él.

-Vaya,vaya, así que las noches en que te escapabas esta para revolcarte con unasangre sucia-

-No veopor qué tengo que darte explicaciones, Zabini-

-¿Acasonuestras amigas no te hacían el favor o qué?- Jared Akerman y Matthew Sackville rieron con el comentario

-No sé si yales había dicho, pero odio compartir cosas, mas si son usadas por medio colegio,y me atendieran por lastima-

La sonrisade suficiencia de Zabini fue reemplazada por una mueca.

-Sera mejorque cuides lo que dices, o este asunto llegara a oídos de Él-

-¿Te molesta que te diga la verdad? Mientras túruegas por ellas, ellas ruegan por mí. Mientras tú pides que Él te tome en cuenta, yo soy uno de sus másvaliosos hombres. Deberías entender que jamás estarás a mi altura, eresinferior a mí. Y si piensas que puedes amenazarme con algo tan simple como loes el asunto de la sangre sucia, te equivocas. Dudo que a Él le importe si quiero humillar a sangres sucias-

Kyle hizo una mueca, y sin decir nada mas, sealejo del rubio, seguido de sus acompañantes.

Scorpius no se movió de su sitio.

Ya lo había hecho.

Esperaba que creyeran que solo estabautilizando a Rose, pero la mentira no le iba a durar mucho tiempo.

-Creo que, después de todo, mi padre tenía razón.Es la única salida que existe-

El Slytherin había tomado una decisión.

_______________________________________________________

Hola a todos!!!

Como mis excusas no sirven de nada, le ahorro esta parte...

les dejo otro capitulo de la historia, un poco corto, pero espero que les guste

 

Si tienen una duda o sugerencia... dejen un comentario!!!

Los responderé lo mas pronto que pueda, en lo que escribo el próximo cap!!!

Besos

Snow Princess :)

LA DECISIÓN DE SCORPIUS

Rose salió al patio, buscando a su novio. Alprimer lugar que se le ocurrió buscar, fue cerca del lago, y no se equivoco.

La mirada del Slytherin estaba perdida en algún punto entre el cielo y el lago, ysus pensamientos, muy lejos de ahí.

La chica tuvo que llamarlo varias veces paraque él le prestara atención.

-¿Qué sucede?- le pregunto aun ido.

-Hable con mi padre-

El chico pareció regresar completamente alpresente. Frunció el ceño.

-¿Qué fue lo que te dijo?-

-Está muy molesto- contesto la chica mientrasse sentaba junto a él- armo un escándalo en la entrada de la sala. La pobreseñora Gorda se fue de ahí llorando-

El rubio no contesto, pero parecía estarpensando algo.

-También encontré a mi madre- continuo Rose-Me dijo que tu padre también había estado aquí. Al parecer él lo tomo muchomejor que el mío.-

Scorpius evito decirle que había sido todo locontrario.

Maldijo a su padre.

Lo amenazo para obligar a dejarla, y ahora, elle decía a cada persona que veía que él estaba feliz con la relación.

Ahora la escusa que tenia para cuando rose lepidiera una explicación se había esfumado.

-No estoy seguro que lo haya tomado mejor,aunque, ahora, tampoco estoy seguro de lo que en verdad piensa- murmuro.

-Encualquier caso, ya se como paso todo esto-

Scorpiusla miro, esperando a que ella continuara.

-Recuerdasla discucion que tuvimos con Spencer el dia del baile?-

Elchico asintio

-El nostomo una foto mientras nos besabamos, y la envío a mi padre. Y supongo quealguien le dio cuentas de lo que paso en el gran comedor al tuyo-

-Esopense- declaro el chico.

-¿Perosabes? Ahora que todos saben esto, ya no tenemos que seguir ocultandolo-

-¿No tepreocupa lo que pueda pasar?-

-Ya nome importa lo que diga mi familia- respondio Rose- lo peor ya paso, enfrente ami padre, y estoy segura que mi madre lo hara entrar en razon de alguna manera-

Por unmomento, ambos se quedaron sin decir nada, solo dedicandose a obsebar el lago.

-Rose, ¿puedohacer una pregunta hipotetica?- La chica asintió, un poco extrañada por lapregunta. -Si alguna ves te pido algo que no quieras hacer, pero que es por tuseguridad, ¿me obedecerás?-

-A quete refieres?-

Elchico penso por unos instantes.

-Imaginateque un dia vallamos a un lugar, el que prefieras, a un picnic, por ejemplo-Rose asintio, dando a entender que estaba comprendiendo- y que me doy cuentaque hay un basilisco cerca, y tu no te has percatado de su presencia. Si tedigo que corras, ¿correrías?-

-Primerote preguntaria por que-

-Si tedigo que hay algo peligroso cerca, correrías, ¿verdad?-

-Aunquemi primera reaccion seria quedarme a luchar, seguramente terminaria corriendo,por que me lo insistirias.-

-Y si,la unica forma de escapar de ese basilisco es que saltes de un acantilado, site lo pido, ¿lo harías?-

-¿Porque tendria que saltar? ¿No terminaría muerta de todas formas?-

-Solosupon que terminaras sin ninguna herida, que abajo hay alguien esperandote.-

Rosecallo por un momento.

-Comodije antes, aunque no quiera, terminare haciendolo, ya que tu me lanzarias porel acantilado de ser nesesario, solo para salvarme-

 

-¿Me odiaríassi te empujara?-

-¿Por quéme haces todas esas preguntas?-

Elchico sonrio

-Solotenia curiosidad de saber que pensabas-

-Nopensaras lanzarme de un acantilado, ¿verdad?- pregunto ella en broma

-Rayos,has descubierto mi malvado plan- contesto el, sonriendo.

Roserio y lo beso.

Elrespondio al beso, casi de manera desesperada.

-Valla-dijo la chica cuando se separaron. Estaba muy sonrojada. -Eso fue...-

-Losiento- se disculpo el rubio -creo que exagere-

¿Y cómono iba a hacerlo, si sabia que ese era uno de los ultrimos besos que le daria,antes de romperle el corazon?

La solaidea le asqueaba, pero tenia que hacerlo. La lanzaria por el acantilado. Yaunque ella lo maldiciera mientras caia, su familia estaria para rescatarla,para consolarla. Estaba seguro.

***

Al no podía encontrarse más feliz. Desde queSally y el salían oficialmente, siempre tenía una sonrisa en el rostro.Imborrable.

Detuvo su caminata cuando algo llamo suatención.

-¿Scorpius?- dijo confundido. El Slytherinalzo la mirada. Estaba completamente destrozado.

-No sabes cuánto te envidio- susurro Scorpius-Tu puedes pasearte por ahí con esa sonrisa sin temor a nada, sin que nadie tejuzgue-

-¿Qué te dijo tu padre?-

-No es lo que me dijo, si no lo que dijo a losdemás- Albus lo miro sin comprender, pero Scorpius no parecía que fuese a aclararsus dudas.

-¿Puedes prometerme algo?-

-Depende de que sea-

-Si un día hago llorar a Rose, dime que laconsolaras, que no dejaras que se acerque a mí de nuevo-

-¿De qué hablas?-

-No importa que te diga Rose, convéncela quesoy una mala persona-

-¿De qué va todo esto?-

-Al
por favor-

Albus asintió, presintiendo que algo malo ocurría.Pero por alguna razón, decidió no preguntarle, porque algo le decía que eramejor que no se enterara.


____________________________________________--

¡Perdón por no poder actualizar antes!

Las escusas son las de siempre, la uni y sus endemoniadas tareas, pero bueno, un capitulo más, algo corto, no hay mucha emoción, pero importante lo que se dice para cosas que sucederán más adelante. en fin, sólo les pido paciencia.

Ah, en mi blog estaré colgando adelantos de esta historia y de "El Lado Oculto de la Luna", y una que otra información de historias que tengo pensadas colgar más adelante.

https://www.palabrasdelanieve.blogspot.com/

¡Hasta el próximo Capitulo!

HASTA NUNCArnrn

Draco Malfoyrncaminaba aprisa por un estrecho pasillo. Su rostro, era una máscara dernfrialdad.

rnrn

Cuando llego a unarngran y antigua puerta se detuvo. No tuvo que llamar para que le abrieran. Ya lornesperaban.

rnrn

-Me alegra verte,rnDraco- le saludo su nuevo señor.

rnrn

Draco hizo unarnreverencia.

rnrn

-¿Y bien?- pregunto,rnsu voz denotaba un poco de impaciencia.

rnrn

-Mi hijo ha hechornlo que le pidió, mi señor. Lo que usted sospechaba es cierto. Lo ha comprobadornen unos libros.-

rnrn

-¿Y los colmillos?-

rnrn

-Aun no los harnconseguido, pero me informa que no tardara en hacerlo. La fantasma resultornbastante molesta-

rnrn

El misterioso mago,rnpareció estar conforme con el informe, porque asintió levemente.

 

rnrn

-Solo nos falta elrnsacrificio-

rnrn

-Por eso no sernpreocupe, mi señor. Mi hijo ha encontrado a la persona perfecta.- Dijo Zabini, desdernlas sombras

rnrn

-Excelente.-

rnrn

El mago, se levantornde su silla, y dejo que la luz iluminara su rostro.

rnrn

Su cabello erarnplatinado, rostro con arrugas. Unos 60 años. A pesar de verse frágil, todosrnretrocedieron instintivamente al verlo levantarse. Si alguien hubiese visto larnescena, la habría encontrado bastante cómica, porque era ilógico temerle arnalguien de constitución bastante débil. Pero si lo veía a los ojos
erarndistinto.

rnrn

El selecto grupornque trabajaba para él, estaba compuesto por personas que habían logrado mirarlorna los ojos sin enloquecer de terror, porque sus ojos reflejaban una maldad tanrnpura, que muchos decían que ni el mismo Voldemort tenía.

rnrn

Así que cuando lernhablo de hacer lo que Voldemort no pudo, muchos se unieron a élrnvoluntariamente.

rnrn

Porque todos sabíanrnque el si sería capaz de lograrlo, lo que por años y años buscaban: Unarnsociedad mágica, compuesta por los que solo merecían la magia: Los SangrernLimpia.

rnrn

La mayoría estaban convencidosrnque esta vez sí lograrían su cometido, porque esta vez, quien lideraba elrnmovimiento, era alguien como ellos, un mago de linaje puro. Después de años dernno saber de él, ahora se presentaba, más poderoso de lo que alguna vezrnimaginaron, más poderoso que Voldemort.

rnrn

Nadie sabía cómornhabía obtenido tal poder, pero lo que si saltaba a la vista, era que su saludrnfue el pago.

rnrn

-Mis fielesrnseguidores- hablo aquel mago- el tiempo se acerca. El linaje de sangre, volverárna tener su verdadero valor-

rnrn

Los pocos quernestaban reunidos, vitorearon sus palabras.

rnrn

-A diferencia de mirnpredecesor, no buscare profecías, ni varitas milagrosas para lograrlo. Eso fuernlo que llevo a la ruina a Riddle-

rnrn

Los magos,rnasintieron.

rnrn

-Como su seguidor,rnme di cuenta de sus errores. El mayor de todos, fue que no tenía suficienternpoder. Yo, lo he conseguido-

rnrn

El mago respiro conrndificultad.

rnrn

-Como se han dadorncuenta, mi salud ha empeorado. En lugar de tratar de luchar así, lo convenienternes que me recupere. He encontrado la forma de hacerlo-

rnrn

Un silencio reinorndurante unos minutos. Nadie sabía con exactitud que estaba planeando, perornsabían que el objetivo, por el momento, era restaurar la salud de su líder.

rnrn

-Solo días nosrnseparan del segundo plenilunio del mes,rnla luna azul. Es el momento perfecto de hacer la poción, que me devolverá larnsalud, que nos dará, los conocimientos que Riddle se llevo a su tumba. ¡Elrnmundo temerá de nosotros, un ejército de magos, con los poderes de Voldemort,rnpoderes que hasta los aurores temen!-

rnrn

Los magos no creíanrnlo que escucharon. ¿Acaso el le iba a otorgar poder?

rnrn

-¡Larga vida arnnuestro señor, Mulciber!-

rnrn

Draco festejo conrnlos otros, pero su rostro seguía sin mostrar ningún sentimiento.

rnrn

El asunto se lernestaba yendo de las manos.

rnrn

***

rnrn

Hacía tres días desdernque había mantenido esa extraña conversación con Scorpius, y el parecía estar evitándola.rnEscapaba de ella con intentos de escusas. Estaba preocupada.

rnrn

Así que, cuando lornvio en la biblioteca, no quiso dejar pasar la oportunidad de intentar hablarrncon él.

 

rnrn

-Scorp- lo llamo.rnEl chico, al verla, cerró el libro que estaba leyendo. Jugueteo con su corbata.rn"Está nervioso" pensó la chica, pero no encontró una razón.

rnrn

-Hola Rose- saludo él.

rnrn

-¿Pasa algo?-

rnrn

-¿Po
porque lorndices, Rose? No pasa nada. Eh
si me permites estoy algo
ocupado.-

rnrn

El chico se levanto.

rnrn

-¿Por qué me evitas?-rnpregunto Rose, antes que él se alejara.

rnrn

-No lo hago-

rnrn

-Entonces, acompáñamernal lago. Solo tú y yo, como en una cita-

rnrn

El chico asintió.

rnrn

Mientras caminabanrnpor los pasillos del castillo de la mano, Scorpius pensaba en lo que iba arnhacer. Desde el día en que lo había decidido, había estado posponiéndolo. No queríarnhacerlo, pero debía.

rnrn

Cuando llegaron alrnlago, había grupos de amigos alrededor. Los miraron, aun sin acostumbrarse arnverlos juntos, por lo que en poco tiempo, el lugar quedo solo para ellos. Larngente evitaba quedarse en el mismo lugar, si eso era posible.

rnrn

A Rose no pareció importarle.

rnrn

Estuvieron un ratornhablando de cosas sin importancia. Rose, preparando el terreno para tratar dernaveriguar qué es lo que pasaba. Scorpius, para no hacer lo que se estabarnobligando a hacer.

rnrn

Pero cuando vio arnun grupo de Slytherins, y vio a Zabini entre ellos, supo que debía hacerlo. Erarnahora, o nunca.

rnrn

Tomo el rostro dernla chica, y la beso. Con desesperación.

rnrn

Rose, sorprendida, respondiórnal beso.

rnrn

Se separaron porrnfalta de aire, pero él no paro. Beso su cuello.

rnrn

-S
Scorp
- susurrornella.

rnrn

El chico volvió arnsus labios.

rnrn

Rose no podía pesarrncon claridad, así que no le importo cuando él la recostó sobre la hierba.

rnrn

Pero cuando sintió quernuna de las manos del chico en sus pechos, volvió en sí.

rnrn

-Scorp
para- dijo,rnalejándolo.

rnrn

Ambos respirabanrnentrecortada mente.

rnrn

-Tienes razón
aquírnpueden vernos. Vamos a la sala de los menesteres- El Slytherin la levanto, yrncaminó de vuelta al castillo, llevándola de la mano.

rnrn

-¡Scorp!- la chicarnse detuvo, y se soltó de su agarre.

rnrn

-¿Qué? ¿Prefieresrnque lo hagamos aquí?- dijo con sarcasmo

rnrn

-No
-

rnrn

-¿Entonces, quernesperas?-

rnrn

-No creo que searnbuena idea- dijo al fin

rnrn

-¿Por qué? ¿Me vas a salir con el cuento que no estásrnlista?-

rnrn

La expresión delrnchico era una mueca de disgusto y furia.

rnrn

-¿Scorp
?-

rnrn

-Ya me hartaste,rnRose- El corazón de Rose se detuvo. Había pasado mucho desde que él le hablabarncon esa voz indiferente. -Soporte tus ñoñerías por bastante tiempo. ¿No acepternestar contigo a pesar de lo que pudiera pasar? ¿No soporte a los ineptos de tusrnfamiliares cuando esto se descubrió?- el chico la tomo del brazo -¿Así mernpagas?-

rnrn

-Me lastimas-rnsusurro ella, asustada

rnrn

-¿Tienes idea derncuantas chicas quisieran estar en tu lugar? ¿De cuantas, no estarían ya en larnsala de los menesteres?-

rnrn

-Entonces, solo salíasrnconmigo por
-

rnrn

-¿Sexo? Si. Tienes quernhacer algo cuando te hartan las mismas de siempre. Y si no piensas complacerme
rn- la soltó, le lanzo una última mirada de desprecio, y le dio la espada -Hasta nunca,rnWeasley-

 

rnrn

Rose no lograbarncomprender lo que había pasado. Sus piernas temblaron, y cayó en el pasto. No pudornevitar que las lágrimas rodaran por sus ojos, ni contener un sollozo.

rnrn

Scorpius solorncamino hacia el castillo, aparentando que no le importaba la chica pelirroja,rnni sus compañeros de casa, que habían permanecido ocultos, escuchando la discusión.

rnrn

-¡Hey Scorp!-rnsaludo Albus en la entrada del castillo - ¿Estás bien?-

rnrn

Scorpius asintió.

rnrn

-Potter, recuerdarnque me hiciste una promesa- dijo, y se alejo de el

rnrn

Albus no alcanzo arnpreguntarle qué había pasado, pero algo le decía que Rose estaba mal.

rnrn

Corrió, siguiendornsu corazonada, y la encontró sentada enrnla hierba, llorando.

rnrn

-¡Rose
!- dijo, yrnla abrazo.

rnrn

-El no podía decirrneso enserio- susurro -¡El jamás diría algo así!-

rnrn

Albus solo larnabrazo. En ese momento comprendía la extraña petición del rubio, y algo le decía,rnque lo que sea que lo había obligado a terminar con su prima, erarnasquerosamente superior a la presión de unos amigos. De lo que estaba seguro,rnera que su prima no era la única llorando en ese momento, pero si, la única querntenia alguien consolándola.


Después de tanto tiempo, aquí subo otro capitulo de la historia. Espero que les guste.

Ah, Aviso que la historia ya esta llegando a si fin, asi que si bien me va y no me bloqueo, terminare de escribirla antes que se terminen mis vacaciones.

Bueno, espero comentarios, sugerencias, avadas...

Gracias a todos por leer

Snow Princess

CHISPA DE LUZ

-No lo entiendo- decía Rose por enésima vez-¿Por qué
?-

-Debí darme cuenta de lo que planeaba- murmuroAl -Lo siento Rose-

-Pero él no lo dijo en serio
él
-

-Él jugó contigo Rose, se burlo de todosnosotros. Sólo fue una forma más de fastidiarnos- dijo serio Hugo.

Los chicos Weasley y Potter se encontrabanreunidos en la sala de los menesteres. No se sorprendieron tanto, cuando Albusles conto lo que sucedió. Ellos ya esperaban algo parecido, pero, de algunaforma, tenían la leve esperanza de equivocarse.

-¡Como pudo llegar tan lejos!- grito James -¡Hacerleesto a Rose
!-

-Es imperdonable- hablo Louis, en un tonofrio, que desconocían en el- Debemos ajustar cuentas-

-Olvídenlo- intervino Albus

-¡Aun lo defiendes! ¡De qué lado estas!- dijoLily alterada

-Del nuestro. Scorpius le rompió el corazón aRose. Cosas como esas no están prohibidas en el colegio. Pero si le rompemos lacara, los que saldríamos perdiendo seriamos nosotros.-

-¿Entonces esperas que nos quedemos así? ¡Éldebe estar riéndose ahora!-

-Albus tiene razón. Olvídenlo- Rose no habíahablado durante toda la reunión. Ahora que lo hacía, notaban indiferencia en suvoz. -Él no lo vale. No vale que gasten su tiempo en el. Si alguien tiene laculpa aquí, obviamente soy yo, por caer en su juego. Y si ustedes tomanvenganza, estarán cayendo también. Y como dice Albus, los únicos afectados,seremos nosotros.-

Los chicos bufaron, descontentos, pero nodiscutieron. Solo se quedaron ahí, para más tarde, fundirse en un abrazo consolador,tratando de sanar las heridas de Rose.

***

Scorpius bajo a su sala común. Lucia unasenormes ojeras. No había logrado dormir, lo que había hecho, le había dolidodemasiado.

 

-Oí que cortaste con la sangre sucia- dijoKyle a modo de saludo

Scorpius hizo una mueca -Ni las menciones-Tenia que aguantar las ganas de golpearlo, por insultarla. Se sentó en unsillón.

Isabella se sentó a su lado

-Me alegro que hayas recapacitado- dijo, abrazándolo.El no la movió. -Así que realmente te fastidiaste de esperar. Te dije que erauna santa. Pero yo
-

-Tú también me fastidias. Te dije que no se repetiría-

Se soltó de su agarre, y salió, decidido adesayunar en el gran comedor antes de ir a clase.

Tenía tantas ganas de desaparecer en esemomento, o por lo menos, de no verla en un tiempo. Pero era su suerte tan mala,que se la encontró en la entrada del gran comedor. Venia acompañada de Albus yJames. El mayor de los Potter lo miro con odio, mientras que Albus y Rose, soloevitaron mirarlo. El entro, antes que empezara algo.

Se sentó en su lugar de siempre, otro granerror. La veía. Y ella estaba triste, aunque trataba de disimularlo. Reía conlos chistes de sus primos, y conversaba alegremente con Lily.

Entonces paso. Ella miro a su mesa, y susmiradas se cruzaron. Él, no quería cortar esa conexión, y al parecer, tampocoella. El, con solo verla a los ojos, entendió lo mucho que le dolía todo lo quehabía pasado en el lago, pero también, que a pesar de eso, lo seguía amando, ymucho.

La conexión se perdió cuando Hugo la llamo.Termino de tomar su jugo y se levanto.

Antes de salir del Gran Comedor, volvió amirarlo. Scorpius sonrió inconscientemente. Ella correspondió a su sonrisa, ycorrió a alcanzar a sus primos, que la esperaban en la entrada.

***

-Cambias rápidamente de humor- comento Albus,en el salón de transformaciones. Rose y el habían llegado temprano, así que,por ahora, el salón se encontraba vacío.

-¿Por qué lo dices?-

-Estas sonriendo-

¿Y por qué no sonreír? En el Gran Comedor, lodescubrió mirándola. Y en lugar de tener una mirada burlona, solo vio dolor ensus ojos, como si el hecho de cortar con ella, fuera algo que tenía que hacer,y no por gusto. Que él seguía amándola. El parecía feliz, cuando ella correspondióa su sonrisa.

-¿Crees que Scorpius tenga problemas?- lepregunto a su primo. -¿Crees que los otros Slytherins lo estén obligando?-

El chico, frunció el ceño.

-No lo creo. El se hace respetar-

-¿Entonces que es, Albus? ¿Su padre?-

-Olvídalo, Rose. Sería ilógico que lo que tedijo en el lago sea falso. El es un Malfoy-

-Tú nunca te equivocas. Y dijiste que él meamaba-

-Para todo hay una primera vez-

-Albus
-

-Rose, olvídalo-

El resto de la clase empezó a entrar, así quedieron la conversación por acabada. Rose no terminaba por entender el cambio deopinión tan radical de su primo. Desde que tenía memoria, si Albus decía quecierta persona parecía amigable, es porque lo era. Con Scorpius, su dictamenhabía sido "parece mal chico, pero les aseguro que solo es una máscara".

Y así lo había mostrado. Ahora, Albus solo ledecía una y otra vez que se alejara del rubio, recitando lo que su padre lehabía dicho por años acerca de los Malfoy. Algo había pasado para que Albus cambiarade opinión, pero él no pensaba decírselo, por mucho que insistiera. Debíapensar en una mejor forma de obtener respuestas. Cuando la respuesta llego a sumente, sonrió.

 

La monótona explicación de Binns la ignoro, porprimera vez. No le importo que el profesor repentinamente se le ocurrierapreguntarle algo que seguramente no sabría; lo que realmente importaba era queel plan no fallara, porque solo tendría una oportunidad.

***

La clase de Runas Antiguas se le había hechoconsiderablemente más fácil ese día, y estaba seguro que era por esa sonrisa.Ella lo seguía amando, a pesar de lo que dijo, a pesar de haberla lastimado.

Solo unos días más, y volvería a buscarla.Solo unos días más.

Zabini se sentó junto a él, dejando caerruidosamente sus libros, para hacer notar su presencia.

-Creí que lo tuyo con la sangre suciacomadreja había terminado-

-Termino- dijo, secamente.

Zabini levanto una ceja.

-En el comedor parecían muy amistosos-

Scorpius maldijo en su mente, pero su rostrose mantuvo inescrutable.

-Me extraña, no me sorprende. Supongo quepiensa que yo estoy pasando por lo mismo, y decidí seguirle la corriente. Fuedivertido ver su cara de ilusión.- encogió los hombros, restándole importancia.

Kyle no agrego nada más, pero tampoco parecíaconvencido. Scorpius puso un gesto de "cree lo que quieras, no me importa". Alcabo de unos segundos, Kyle sonrió, y se dirigió a la salida de la biblioteca,dejándolo solo nuevamente.

No le gusto esa sonrisa, pero decidió pasarlapor alto. Quería disfrutar de esa pequeña chispa de luz, antes que todocomenzara.

Hola!!! Bueno, sin muchos preámbulos, aquí otro capitulo de la historia :)Le dedico este capi a: DaniluzPor su comentario en el capitulo anterior. ¡Gracias!

UN CORAZÓN ROTO ATRAE PROBLEMAS

Tonta. Estúpida. Crédula.

Eso era.

Lo que había planeado en su clase de historia,se fue al traste. Imagino mil y un veces la conversación que tendría con él,sus respuestas. Se preparo para ver su actitud fría, escucharlo insultarla,incluso que le gritara. Pero algo le decía que si lo miraba a los ojos, sabríaque el mentía.

Para loúnico que no se preparo, fue para escucharlo hablar sobre su relación conalguien más. Y que admitiera que todo había sido un juego en voz alta, aalguien que no fuese ella, la destrozó. Nada podía recuperarse, por que noexistía algo que recuperar.

"Me extraña, no me sorprende. Supongo quepiensa que yo estoy pasando por lo mismo, y decidí seguirle la corriente. Fuedivertido ver su cara de ilusión"

Ella solo había sido una más de susconquistas, la chica que se suponía que era inalcanzable para alguien como él.Se pregunto en qué momento el rubio planeo todo eso, enamorar a su enemiga. Apostaríaque lo hizo, en el mismo momento que oyó el rumor que los Slytherins tenían unjuego de conquistas, donde ganaba el que obtuviera la mayor puntuación. Y cadachica se había enterado de cuantos puntos valía, teniendo a Isabella con lapuntuación más baja, y a Rose, como la más alta, por lo que se asumió, que laescala estaba basada en quien seria más difícil de conquistar.

Todos hablaron de ello por semanas, yencontraban lógico eso: Convencer a Isabella de pasar una noche era de lo mas fácilpara un Slytherin, ¿Pero a Rose? Imposible.

 

Pero eso había sucedido el año pasado, ycorrió el rumor que Scorpius había ganado, gracias a que logro conquistar a unbuen numero de chicas con posiciones altas en la lista, leonas en su mayoría.

Creyó que eso había acabado, pero al parecer,decidieron jugar de nuevo.

Recordó el día en que comenzó todo, la cortaconversación en el lago, y sus citas secretas. Todo había sido un juego. Podíaimaginarse al chico riendo con sus amigos después de alguna cita. Le dolió.

Las lágrimas comenzaron a correr por sus ojosnuevamente.

Myrtle la llorona solo la veía. Sorprendentemente, no le había dicho nada en todo el tiempo que había permanecido llorandoen su baño.

La fantasma la miraba con algo parecido a lapena, y se notaba que se encontraba debatiendo entre darle consuelo a lapelirroja o marcharse de ahí.

-Lloras por él, ¿verdad?- dijo finalmenteMyrtle, rodeando a Rose con su intangible brazo. -No te preocupes, no quisohacerlo-

-¿Cómo sabes lo que me pasa?- pregunto laleona

-Él venía por aquí, me lo contó. - Myrtlesuspiro -Me gustaría que alguien se enamorara de mí también-

-El no me ama- dijo Rose secamente

-Te equivocas. Una vez, incluso llorodesesperado. ¡Fue como ver a ese otro chico rubio! ¡Ambos llorando por lo quetenían que hacer, y lo que les pasaría a sus amadas si no obedecían al hombremalo! ¡Es romántico, romántico!-

Rose negó con la cabeza, pero cuandocomprendió lo que había dicho la fantasma, fue como si repentinamente, todotuviese sentido. "
Lo que les pasaría asus amadas, si no obedecían al hombre malo"

Algo grande estaba pasando, y al parecer,Albus lo sabía.

Por eso su repentina insistencia de alejarsede él.

Se levanto, y se seco las lágrimas. Tenía quever qué es lo que Albus sabia, y buscar ayuda.

-¿A dónde vas?- pregunto Myrtle sorprendida,por el repentino cambio de Rose.

-¡Gracias Myrtle!- contestó, mientras salíadel baño.

Corrió hacia su sala común, tratando de evitara los alumnos.

Choco con alguien, pero no tenía tiempo dedisculparse. Sin embargo, con quien choco, no pensaba lo mismo.

-¿No tienes modales, Weasley?-

-No tengo tiempo, Zabini- contesto.

-Es justo lo que iba a decirte, querida. Tutiempo se acabo-

***

-Ya es tarde- dijo Lily preocupada

-Hace media hora que paso el toque de queda.Ella jamás rompe las reglas. Jamás- Sally lucia alterada.

Albus la abrazó, tratando de calmarla, y decalmarse.

James y Hugo se paseaban por la sala común,como leones enjaulados, sin saber qué hacer.

-¿Creen que este con él, tal vez?- aventuroKatherine, sin querer mencionar el nombre del rubio.

Louis hizo una mueca.

Albus suspiro.

-Tengo algo que hacer chicos. Llevare la capa,James-

Su hermano asintió, y fue en busca de la Capade Invisibilidad. Regreso con ella unos minutos más tarde, y se la tendió aAlbus.

-Regresare en cuanto pueda. Llamen a mi padre.Creo que esto es algo serio-

Lily se levanto.

-¿A qué te refieres?-

-¡No se! Llámenlo presentimiento o lo que sea,pero mejor que este aquí, mi padre, el tío Ron, los aurores
-

Se coloco la capa encima y salió.

Los chicos se quedaron un momento sin hacernada, pero después, reaccionaron.

-Llamare a mi padre- dijo James al fin.

 

Mientras el trataba de hacer un patronus, lodemás se miraron entre ellos preocupados, sin saber exactamente qué es lo queestaba pasando.

***

Albus camino por los pasillos, buscando. No loencontró por los pasillos, así que la única opción, era que estuviese en susala común.

Bajo hasta las mazmorras, y entro detrás de unchico de tercero cuyo nombre no recordaba.

La sala común de los Slytherins estaba casi vacía,así que no le fue muy difícil caminar, buscando la habitación de Scorpius.Cuando dio con ella, tocó.

Scorpius abrió, y al parecer, estaba solo.Albus entro.

Scorpius cerró la puerta, con una mueca demolestia. Cuando Albus se quito la capa, Scorpius no pareció muy sorprendido.

-Supongo que los otros no regresaran en todala noche-

Scorpius se encogió de hombros.

-Sabes que respeto la preferencias de cadaquien, pero no lo hare contigo.-

-Déjate de bromas- Albus lo miro serio.-¿Dónde está Rose?-

-No lo sé. Ella y yo terminamos, por si no tehas enterado.-

-Ella no ha regresado a la sala común, y yapaso el toque de queda. Y sabes que jamás rompe las reglas.-

-Para todo hay una primera vez- dijo,restándole importancia. Se dirigió a la puerta y la abrió -Sera mejor que tevayas-

Albus cerró la puerta, y lanzo una serie dehechizos a la puerta.

-Esto es importante Malfoy-

Scorpius suspiro, y se sentó al borde de lacama de Kyle Zabini. Albus se sentó frente a él.

-¿Por qué terminaste con ella?-

-Es una sangre sucia-

Albus lo miro severamente. -Déjate de bromas ydime la verdadera razón-

-Esa es la única razón-

Albus se levanto, enfadado.

-¿Entonces por qué me hiciste prometer que laconvenciera de alejarse de ti? ¿Qué escondes, Malfoy?-

-Solo olvídalo, Potter-

-¿Cómo quieres que lo olvide cuando ella puedeestar en peligro?-

-¡Ella ya no está en peligro! ¿Por qué creesque la aleje de mi?-

Albus lo miro, pidiéndole una explicación.

-Las cosas solo pasaron, ¿Si? No supe cómo,pero un día solo nos encontrábamos en medio de toda esa locura. Al principioamenazaron con matar a mi madre, pero a mi padre no le importo. Cuandorealmente empezamos a ayudarlo, fue cuando amenazaron con matarlas a "ellas". Supuse que de alguna forma sehabían enterado de lo mío con Rose, así que no me quedo otra opción quealejarla. Ella debería estar segura, Kyle y los otros escucharon mientras
mientras le mentía-

-¿Kyle Zabini es parte de eso también?-

Scorpius asintió.

-¿Donde está el?-

-No lo sé. Escuche que dijo algo sobreterminar su misión hoy-

-¿Qué misión?-

-Ellos necesitan un sacrificio, y Kyle
-

Los chicos se miraron aterrados. Ambos habíanllegado a la misma espantosa conclusión.

***

Las oficinas del Ministerio estaban vacías,excepto por algunos que seguramente estaban terminando papeleo atrasado.

Draco Malfoy camino apresuradamente hasta eldepartamento de Aurores. Entro a una oficina sin tocar.

Harry Potter se encontraba buscando algo en suescritorio, y por lo que el rubio pudo apreciar, parecía a punto de regresar acasa.

-Malfoy, que sorpresa- dijo Harry, a modo desaludo. -Lo que sea que pase, ¿Podemos tratarlo mañana?-

-Mañana será demasiado tarde, Potter. Reúne atu equipo.-

 

Harry lo miro.

-¿Qué sucede?-

-Los mortífagos están funcionando de nuevo. Noson la misma cantidad que hace años, pero son más poderosos.-

-¿Mulciber?...- Pegunto Harry

-Él es el líder ahora- contesto Draco,confirmando su sospecha. -Están en el bosque prohibido, tenemos que detenerlosantes que suceda algo-

Harry asintió.

-Hablare con los chicos
trata de comunicartecon McGonagall
-

Draco asintió, mientras se dirigía a lachimenea.

-Padre-

Ambos voltearon.

Un halcón plateado estaba sobre el escritorio.

-Ven al colegio, es urgente-

El halcón se desvaneció.

Draco y Harry se miraron.

-Reúne a los aurores, rápido. Las cosas empezaronantes de lo que creí.-

Bueno... lamento la tardanza de medio siglo... podria poner mi patetica excusa acerca de cómo la escuela me esclaviza hasta el punto de ocupar mi tiempo libre en dormir, comer, y avanzar un poco con el trama de esta historia que ya esta llegando al final... pero creo que no estan aqui para leer eso, asi que simplemente me dedicare a dejarlos leer este capitulo, que va dedicado a esas personitas que dejaron su comentario en el capitulo anterior.

Luna betzabe
Y
1-2-3ExpectoPatronum
Gracias por comentar!!!
Ahora, sin mas, les dejo otro capitulo mas, esperando que sea de su agrado, y me dejen un comentario. No estoy a dieta, así que pueden dejarme tantos como deseen :)



TENSIÓN.

El rostro de McGonagall reflejaba supreocupación. Había reunido en su oficina a James, Albus, Lily, Hugo yScorpius. La puerta se abrió, entrando Harry, Ginny, Ron, Hermione y Draco.

-¿Qué es lo que está pasando?- Pregunto Lily.

Harry le lanzo una severa mirada a James.

-Ella insistió en venir-

Harry suspiro.

-Sera mejor que regreses con Hugo a la salacomún- dijo con la voz más tranquila a su hija

-¡Pero papá
!-

-Lily, por favor. Mañana tienes clase-

Lily se levanto, indignada

-¿Entonces por que ellos si se pueden quedar?-dijo, señalando a sus hermanos.

-Tengo algo que hablar con ellos-

Lily lanzó un pequeño bufido,pero salió, seguida de Hugo.

-Los aurores se quedaran en la sala de losmenesteres, para que los estudiantes no los vean.- dijo Harry, cuando seaseguraron que Lily y Hugo ya se hubiesen ido.

La anciana profesora asintió.

Losadultos tomaron asiento, en sus rostros se mostraba la preocupación.

-¿Qué es lo que pasa?- pregunto Ron

-Rose no aparece-

-¿Cuándo fue la última vez que la vieron?-pregunto Hermione, con una nota de temor en su voz.

-Albus dice que después de su clase dehistoria, desapareció- contesto James

Hermione se mordió el labio inferior.

-No nos preocupamos, porque pensamos queestaría en la biblioteca. Pero ella siempre llega antes del toque de queda,siempre.- continuo el mayor de los Potter.

Hermione enterró el rostro en susmanos. Ya era cerca de la media noche.

-Y eso no es lo peor- habló Albus. -Creo queKyle Zabini la secuestro-

Draco le lanzo una mirada a su hijo.

-Scorpius
-

-Jamás estuve de acuerdo con ser parte de elloshasta que nos amenazaron con hacerles daño. Nos dijeron que mientrasobedeciéramos, ellas no serian lastimadas, pero estoy seguro que Zabini lasecuestro.-

 

-Sabía que tu solo traerías problemas-

-Ron- regaño Harry. Ron solo hizo un gesto dedisgusto. -Así que los amenazaron con hacerles daño, ¿A quién? ¿A Rose y a tu madre?-pregunto, dirigiéndose a Scorpius

-A Rose y a su amante- dijo mientras señalabaa su padre -La primera vez que nos visito, casi mata a mi madre, pero no leimporto-

-¡Scorpius!- dijo Draco, furioso

-¿Qué? ¿Acaso no fuiste por su ayuda paraevitar que lastimen a quien quiera que sea esa?-

-¿La
la mataran?- preguntoHermione refiriéndosea su hija; después de un breve e incómodo silencio.

-Si- contesto Draco -Pero aun tenemos tiempo.Ellos empezaran con el ritual mañana a la medianoche. La mantendrán viva hastaentonces.-

Draco se levanto de su asiento, y se acerco asu hijo.

-Te lo advertí. Sullivan pudoenviar esa foto a Mulciber también.- susurro, de manera que solo él pudieraoírlo. -Aun tenemos tiempo para salvarla, y si fallamos, por lo menos no estaráspresente cuando la maten...-

Draco se alejo, y camino hacia la puerta.

-
Aunque eso no es impedimento para el fantasma te persiga por el resto de tus días-dijo, antes de salir de la habitación.

***

Rose despertó, aturdida. Le dolía todo elcuerpo, en parte, por la incómoda posición en la que se encontraba, y en parte,por lo fuertemente que se encontraba amarrada. Maldijo a Zabini una vez más.Cuando habían chocado esa tarde, lo que pensó que era un enfrentamiento más conél, se volvió a un secuestro. No podía recordar que hechizo le había lanzado,pero era efectivo. Por lo que podía apreciar por la pequeña ventana de lahabitación en donde se encontraba, dedujo que era cerca de la media noche.

-Está detrás de esa puerta- dijo una voz quereconoció como la de Kyle.-La elegí a ella por su estatus de sangre; esmestiza, como Riddle, y es una clara ofensa para el mundo mágico, es hija dedos del Trío Dorado.-

-Es perfecto- respondió otra voz, que no reconoció,pero la aterro. -Reconozco que me has sido de mas utilidad que los Malfoy, tendrástu recompensa-

Oyó pasos alejándose.

El tipo de la voz aterradora había mencionadoa los Malfoy.

¿Entonces Scorpius estaba relacionada con susecuestro?

Un nudo apareció en su garganta, einevitablemente, comenzaron a caer las lágrimas.

***

-¿A qué se refirió tu padre con "el fantasma te perseguirá por el resto derus días"?- pregunto Albus.

Los adultos se habían ido, posiblemente a lasala de los menesteres, a trazar un plan para salvar a Rose. James habíaregresado a la sala común, con el objetivo de calmar a los chicos; Harry le habíapedido que inventara algo, de ninguna manera tenían que enterarse sobre lo quepasaba. Albus y Scorpius se habían quedado en un aula vacía. Scorpius habíaaccedido a contarle todo lo que pasaba.

-Mi padre me advirtió después de año nuevo quealgo como esto podría suceder, pero no lo escuche-

-El parecía bastante
afectado- comento Albus,tratando de encontrar una palabra para la reacción de Draco.

-Y no lo entiendo. Es como si él hubiesepasado por algo similar
pero mi madre jamás se vio en peligro...-

-Por eso lo de la amante- completo Albus,entendiendo a su amigo.

 

-Hasta cierto punto. Cuando recién nos vimos envueltos en esto, teníala sensación que lo hacía para proteger a alguien, pero desde lo que me dijo enaño nuevo... El modo en que me advirtió que me alejara de Rose me desconcertó,era como si él hubiese visto la muerte de esa persona... Pero entonces no tendríacaso que Mulciber lo amenazara... A menos que fuese personas distintas...-

Albus sintiópena por su amigo, no solo se auto culpaba por el secuestro de Rose, si no que tambiéntenia que lidiar con el hecho que su padre posiblemente estaba viendo aalguien.

-Peroel caso es- continuo Scorpius - que mi relación con Rose comenzó antes que nos viésemosinvolucrados, por eso trate de mantener la relación en secreto-

-¿Cualera tu misión?-

-Conseguirinformación. Mulciber tenía unas ideas para realizar la poción, y los librosdonde podía encontrar la información era aquí, así que mi trabajo era confirmarel uso de esos ingredientes, o darles los correctos en caso que se equivocara.-El chico respiro, como si necesitara valor para continuar -En una ocasión, le enviéinformación acerca de un ingrediente que no le serviría, y que el correcto eracolmillos de basilisco. Me encargo que los consiguiera...-

Scorpiusenterró el rostro en sus manos, desesperado. La única forma de conseguir talcosa era matando un basilisco, o bien, buscar uno muerto. Sabia donde habíauno, pero no podía encontrar la entrada, sin que Myrtle se enterara.

-Peroeso es imposible- comento Albus alarmado -tendrías que matar uno, y apenas y esposible escapar con vida de ellos-

-No estan imposible, conseguí información acerca de uno que se encuentra aquí, en elcolegio. Lo mataron hace años-

Elchico Gryffindor pensó por un momento, recordando. Una de las historias de supadre llego a su mente.

-La cámarade los secretos- murmuro

Scorpiusasintió.

-Sesupone que la entrada esta en los baños, ¿pero cómo puedo buscarla si Myrtle estáahí todo el día?-

Miro aAlbus, desesperado.

-Ayúdamea conseguirlos-

-Nocreo que sea buena idea- respondió, mirándolo como si estuviese loco

-No loentiendes Al, si le llevo esos colmillos, quizás logre que la perdonen-

-Es unalocura, solo te arriesgaras-

-Porfavor, Albus-

Albus apretólos puños, pero asintió. Scorpius tenía un plan, y posiblemente funcionaria.Solo necesitaba los colmillos, y pondrían todo en marcha al atardecer.

***

Ungrupo de aurores estaba reunido en la sala de los menesteres, esperando. La puertade la sala se abrió, dando paso a Harry, Ginny, Ron y Hermione.

-¿Quees lo que pasa?- pregunto Thompson levantándose.

-Mulciberesta aquí- respondió Harry -secuestro a mi sobrina-

-¿Cuales el plan?- pregunto Johanson, otro auror.

-Primeramente,tenemos que saber a cuantos nos enfrentamos... ¿Draco?-

Todosse volvieron, buscando.

-Creoque se quedo en un aula cerca... Iré por el- ofreció Hermione.

Losotros se quedaron en la sala, pensando en la situación. Tenía que saber concuantos se enfrentaban, y donde se encontraban. Draco había mencionado algosobre obtención de poder, así que tenían que efectuar su ataque antes que loque sea que fuese a suceder, sucediera.

Hermioneregreso después de unos quince minutos; Draco la seguía. Ginny se dio cuentaque algo había pasado. Hermione lucía un poco nerviosa, incluso molesta, yDraco, tenía los ojos ligeramente enrojecidos, como si hubiese estado a puntode llorar. Y también se dio cuenta que Herm, mientras se sentaba junto a Ron ytomaba su mano, le lanzo una mirada a Draco. Pero decidió pasarlo por alto.

 

Con la informaciónque Draco les proporciono, trazaron un plan. Solo tenían que esperar la horaadecuada para comenzar.

***

-Fue mássencillo de lo que pensé- comento Scorpius

Entretenera Myrtle no había sido la odisea que había pensado, de hecho, había sido todolo contrario. Albus había logrado entretener a la inquieta fantasma por eltiempo suficiente como para que Scorpius entrara y saliera de la cámara de los secretos.La salida de los baños, igual fue sencillo.

-Deberíamoshablar con nuestros padres sobre esto- comento Al, nervioso. -quizás esto sirvapara trazar un mejor plan-

Scorpiusasintió.

Albus sonrió, y comenzó a trazar un plan, comoreferencia para lo que harían sus padres. Cuando se dio cuenta que el rubio no respondía,se volvió, para darse cuenta que el chico había desaparecido. Horrorizado, comenzóa correr de manera desesperada, a la sala de los menesteres, en busca de ayuda.Capítulo dedicado a: alisson y valentina_p por sus comentarios en el capítulo anterior.







EN EL BOSQUE

Scorpius salió del castillo minutos antes delamanecer. Quizás para esa hora, los aurores ya hubieran dejado de buscarlo.

Había sido mala idea separarse de Al, pero habíasido peor, intentar dormir un poco. Aunque había logrado conciliar el sueñodurante unas dos horas, y que se sentía algo alerta, eso no quitaba que ahoraera difícil salir del castillo. Pero al final, logro llegar al bosque prohibidodespués de un poco de problemas.

Caminó en la dirección que le habíanindicado, nervioso. Cuando casi había llegado, hizo una pausa para recomponersu expresión, por lo que cuando los seguidores de Mulciber, los nuevos mortífagos,lo vieron, su rostro mostraba una máscara de frialdad.

Los ignoró a todos, y trató que la barreraque protegía su mente no cayera. Se arrodilló ante su señor.

-He traído lo que me ha ordenado, mi señor-dijo, a modo de saludo.

Mulciber sonrió, complacido.

-Excelente, era lo único que faltaba-

-¿Acaso ya han encontrado el sacrificioadecuado?- preguntó.

Por toda respuesta, le mostraron a una chicatotalmente atada. Trató que su máscara no cayera, al reconocer su cabellerapelirroja.

-¿Algún problema con ella, Malfoy?- preguntóMulciber

-Ninguno, mi señor. Solo, en mi humilde opinión,debieron elegir a alguien mejor que esa, es tan poca cosa-

Mulciber sonrió.

-Creo que tienes razón, muchacho-

Scorpius trato de no sonreír.

-Creo que será mejor que te utilicemos a ti-

La sangre del chico se congeló, pero no dijonada.

-¿Estás de acuerdo?- preguntó Mulciber consorna.

-Si ese es su deseo, no tengo por quéoponerme.-

Mulciber sonrió, como si lo que hubiese dichoel chico fuese una broma.

-¿Sólo por curiosidad, qué harán con lachica?- preguntó, tratando de sonar lo más desinteresado posible.

-La mataremos. Estuvo consiente un rato, y nosabemos que pudo haber escuchado.-

La máscara de Scorpius cayó, al igual que sucontrol.

 

-¡No puede hacer eso!- casi gritó -¡no tienecaso si yo seré el sacrificio!-

Muy tarde se dio cuenta de su garrafal error.Todos lo veían, y Mulciber casi sonreía.

-No sabes cuánto me divierte tu situación,chico- dijo con su cansada voz. -Al principio, cuando suplicaste sutilmente porla vida de esa- lanzo una pequeña risa- sólo por eso...- de la nada aparecieronuna sogas, que lo sujetaron- te dejaré vivir hasta el anochecer. Por elmomento, disfruta de la compañía de tu amada impura- dijo, mientras lo lanzabajunto a Rose

Scorpius no sintió el dolor del golpe alcaer; su mente le impedía en pensar en algo. Lo único que estaba en su cabeza,era el terrible error que había cometido, en lo estúpido e impulsivo que fue.Alguien le lanzo un desmaius, y antesde perder la conciencia, se dio que su plan jamás hubiese tenido éxito.

***

Albus llegó a la sala de los menesteresagotado, y con el poco aliento que le quedaba, informó que Scorpius habíaescapado.

Los aurores se alarmaron.

-Seguro planeaba que no nos diésemos cuentade ello, así Mulciber acabaría con nosotros- gritó Anthony Goldstein, furioso.

-No debimos confiar en ustedes, tanto elpadre como el hijo son la misma basura- gritó alguien más.

-Es verdad lo que dicen, mi hijo y yo somosiguales- dijo Draco, sin levantar la voz -por eso se que ese niño fue aintentar salvar a Rose por su cuenta. No quiere que nos pongamos en peligro poralgo que él ocasionó-

-No nos trates de ver la cara Malfoy- dijoRon, enfadado.

-Tú deberías entender Weasley. Sabes queSnape trato de ayudarme con la misión, y no se lo permití-

El trió dorado asintió, recordando.

-Ese niño actuó de manera irresponsable, perono afecta en nada nuestro plan. Lo único que sabe es que intentaremos atacar,pero no cuando, ni cómo.-

-Intentemos encontrarlo, quizás no ha salidodel castillo- dijo Harry. -Si al amanecer no lo encontramos, procederemos aatacar de acuerdo al plan.-

***

Scorpius despertó, adolorido.

Se dio cuenta que seguía atado, y que lo habíandejado encerrado en algo parecido a una bodega. Maldijo mentalmente.

Poco a poco fue viendo que había a sualrededor; sintió un enorme alivio cuando vio a Rose no muy lejos de él, y alparecer, estaba bien.

Se acercó.

Contempló su rostro lleno de tierra, pero sinheridas. Por lo menos, podía contemplarla una vez más, antes que Mulciberdecidiera matarlos.

Rose despertó. Al sentir las cuerdasoprimiendo su cuerpo, se fue al traste su ilusión que todo hubiese sido un sueño.

Levantó la mirada, y se topó con esos ojosgrises que tan bien conocía.

-Estarás feliz de verme así- dijo ella.

-No en realidad- contestó. -Estamos en lamisma situación, así que no le encuentro gracia-

Al escucharlo decir eso, la primogénita de2/3 del trío dorado se dio cuenta que él estaba atado como ella.

-¿Por qué?- preguntó.

Él se encogió de hombros.

Un pequeño crujido hizo que pusieran su atenciónen una esquina.

De las sombras, salió un unicornio.

Los chicos, aunque ya habían leído sobreunicornios, y visto uno que otro, no pudieron evitar estremecerse.

Y como no hacerlo, si era la criatura másbella que hubiesen visto.

Era como un caballo blanco, sí, pero elunicornio tenía un algo, que lo hacia mágico incluso para ellos, que conocíanla magia. Se sostenía en unas aparentes delicadas pezuñas, y su piel desprendíaun hechizante brillo perlado.

 

La mirada de los chicos se dirigió a los ojosde la fantástica criatura, a esos enormes pozos azules. Se estremecieron,porque de alguna forma, lograron comprender que esos ojos eran de una criaturainfinitamente sabia, como sólo lo seria quien llevase milenios caminando en latierra. Y con todo eso, lograron percibir que una tristeza profunda empañabaesos ojos, una tristeza que nada tenía que ver con que hubiesen privado delibertad a ese magnífico ser. Esa tristeza era ocasionada por algo que,posiblemente, no entenderían.

El unicornio se acerco a ellos, lentamente,como si el intentara no asustarlos.

Los chicos se quedaron quietos, esperando. Elunicornio dejo de andar, hasta que estuvo lo bastante cerca como para tocarloscon su hocico.

El unicornio miro a Rose a los ojos.

La chica sostuvo la mirada. Su mente se llenóde sentimientos indescriptibles, peroincreíblemente hermosos. Soltó unas lágrimas de felicidad pura, y supo en eseinstante que nada le pasaría, a pesar de su situación actual.

Scorpius observo la escena un tantopreocupado, a pesar que sabría que esa bella criatura no le haría daño.

Unos momentos después, el unicornio se giro averlo. Al ver sus ojos, el chico se lleno de un torrente de sentimientos que nosupo nombrar. Eran, por decirlo de alguna forma, tristes, y rencorosos, ycomprendió que era un reflejo de lo que había vivido a su alrededor, que no habíasentimientos luminosos, porque jamás había tenido en su familia eso. Solo alfinal, sintió unos rayos de luz en todo ese caos, sentimientos que representabaa su amada Rose.

Y entonces paso. El unicornio poso sudelicado cuerno en su pecho. Se sintió invadido por una oleada de luz y amor,que lograron que soltara unas pequeñas lágrimas de felicidad pura. Sentía queel delicado toque le trasmitía fuerza para vencer lo que se aproximaba, y porun segundo, se sintió invencible.

"Necesitas esto más que yo" dijo una voz quesalió del fondo de su alma.

Y el unicornio se alejo, y fue a escondersenuevamente en su rincón.

Los chicos se miraron, y en sus rostros sóloencontraron felicidad y tranquilidad.

-Estaremos bien- dijo Rose, completamenteconvencida.

El chico asintió, mientras se acercaba aella.

El beso que se regalaron, sólo confirmó loque ellos ya sabían: Que mientras estuviesen cerca del otro, nada los podríalastimar.

***

Cerca del medio día, los mortífagos sacaron alos chicos de la bodega. También sacaron al unicornio. Salieron de laconstrucción, y caminaron hasta llegar a un claro, donde el resto de losmortífagos, y Mulciber, se encontraban.

Scorpius se dio cuenta que los preparativospara el ritual ya estaban listos. El aire estaba inpregnado con el aroma de lapoción. Lo invadió la angustia. Deseó tanto que nada de eso hubiese pasado,para no estar como lo estaba ahora, a punto de morir, y para empeorar todo,había arrastrado a su amada Rose con él. Pero no dejó que la preocupación y elmiedo se reflejaran en su rostro. No podía ser vulnerable. Mulciber no estabavigilándolo, así que aprovechó para levantar las barreras que protegían sumente. Cuando estuvo completamente seguro que sus pensamientos estaban a salvo,empezó a trazar un plan, para sacar a Rose de esa locura.

 

***

Los chicos de Griffindor se encontrabaninquietos. Habían logrado sacarle la información sobre lo que pasaba a loshermanos Potter, pero no tenían idea de lo que podían hacer.

-Tenemos que convencerlos de dejarnos ir.Podemos ser de ayuda- insistió Katherine

-Olvídalo, no tenemos oportunidad. Son ex mortífagos-comentó Spencer, que se habia unido a la conversación, movido por supreocupación por Rose.

-Mi padre y mis tios peleaban con mortífagoscuando tenían mi edad, no veo por que no podemos hacerlo- contesto Lily-Ademas, tú deberías ayudar más que nadie, Spencer. De no ser por ti, ellos nose hubiesen metido en estos problemas-

-¿Mi culpa? ¿Quién insistía que Rose estabaenamorada de mí?-

-¿Quieren parar? Discutir no nos llevará anada- intervino Sally- Debemos concentrarnos en lo que podemos hacer. Si bien,no tenemos ni la fuerza ni la experiencia para luchar con mortífagos, podemosservir de distracción. Si nos ven a nosotros primero, cuando ataquen losaurores, seguro tendrán la guardia baja.-

Todos se miraron entre sí, y se levantaron aun tiempo. Sin importar con quien se cruzaran, corrieron a la entrada de laescuela, para dirigirse al bosque prohibido. Solo Lily se quedó en el castillo, pero sólo por que ella fue casiobligada a ser quien avisara a los aurores de la decisión que se tomo.

Está por demás decir que ningún adulto tomobien la noticia. Ron solo se molestó aún más, Ginny y Hermione, se inquietaron.Harry, como auror, decidió que era el momento de atacar. Los chicos causaríanun alboroto en el bosque, que quizás distrajera a los mortífagos y ellos pudieranatacar por sorpresa. Así que los adultos salieron del castillo, decididos aterminar con todo ese embrollo, dejando a una molesta Lily, a quien le fueprohibido participar, al cuidado de Minerva McGonagall.

***

-Mi señor, hay intrusos en el bosque- murmuroun mortífago

-¿Cuantos?-

-Nueve, pero solo son estudiantes de Hogwars.Posiblemente buscando a la niña- dijo, mientras se encogía de hombros,restándole importancia

Mulciber le lanzó una mirada, que hizo que elmortífago se estremeciera de manera visible.

-Por una actitud así, Riddle no pudo llegar ala cima. El subestimo a un niño. Yo no. Ellos pueden ser una distracción.- miróa sus seguidores- Preparen todo, comenzaremos el ritual antes. Van Veldeke, manténentretenidos a los niños. Los aurores vienen tras ellos. Y no te preocupes, tendrástu parte, te lo aseguro- dijo, al ver la expresion descontenta de su seguidor.

Los mortífagos empezaron con el ritual.

La mayor parte de la poción ya estaba lista.Lo único que le faltaba, eran los ingredientes más importantes.

Mulciber se acerco al enorme caldero, paracomenzar con la parte final del conjuro. Tomó una daga, y se hizo un corte enel brazo. Mientras vertía su sangre en el caldero, murmuró:

-Por la sangre de un mago que te fue fiel,sangre de un mago, que te dio su poder, sangre de un mago, que te quieresuceder-

Los mortífagos, acercaron al unicornio.

Lo que pasó después, jamás lo olvidarían, porquever morir a una criatura como esa, es lo más horrible que alguien pudierapresenciar.

Rose, volteó el rostro para no presenciar elcruel asesinato, pero logró ver la última mirada que le mando la bellacriatura, una mirada llena de paz y esperanza, antes que la plata líquida quecorría por sus venas, brotara.

 

-Por langre de unicornio, que corrió por susvenas, sangre de unicornio, que le permitió volver, sangre de unicornio,símbolo de poder- murmuró. La poción cambió.

Scorpius se aterró. Sólo faltaba una cosa.

Los mortífagos se acercaron a Rose, y lallevaron ante su señor.

Ella trató de alejarse de él, pero la teníanfuertemente sujetada, por lo que no fue mucho problema para Mulcuber tomar subrazo, y hacerle un corte.

-Por la sangre de un inocente, un mestizo,sangre de un inocente, tu igual, sangre de un inocente, hijo de aquellos conlos que trataste le luchar-

La poción se torno de un verde brillante.

Scorpius respiró. Se suponía que debía ser deun color más obscuro, ¿eso significaba que no había funcionado?

Pero Mulciber no la soltó.

Ella forcejeó de nuevo.

El mago, alzó su varita.

- Por la gloria de aquellos de puro linaje,por la gloria que a tus seguidores se presagia, por el alma inocente, símbolode aquellos que desprecias
-

Scorpius se aterró. La matarían, la veríamorir

-¡No!- gritó, tratado desesperadamente dedesatarse.

Mulciber dirigió su varita hacia Rose.

Scorpiuscerró los ojos, mientras lagrimas de furia e impotencia, caían por sus mejillas.

¡Hola chic@s! Después de mucho tiempo, he vuelto. Me disculpo por mi larga ausencia, pero tarde en actualizar por que había unos problemitas con el trama, pero ya lo he solucionado. Espero que les haya agradado este capítulo, y el próximo, es el final (más el epílogo, claro).
No se le olvide dejar un comentario con sus críticas, opiniones, dudas, sugerencias... se les agradece.
Y, nuevamente, gracias a alisson y valentina_p por sus comentarios.
No me extrañaran, se los aseguro, porque la continuación estará antes del 10 de febrero.
¡Nos leemos luego!

Capitulo dedicaco a:

hozfelicis104




EL DON DEL UNICORNIO

Gritos.

Caos.

Luces que cruzaban el lugar.

Rose no entendia que es lo que pasaba.

En un momento se encontraba a punto de morira manos de un mortífago maniaco, y al otro, sólo sentía el frío suelo en suespalda.

¿Realmente había logrado asesinarla?

-Tranquila Rose, estas bien-

Esa voz solo podía ser de él.

Ubicó su rostro.

Ella intentó preguntar algo, pero no lo logró.

-Tranquila Rose, estas bien-

Se dio cuenta que estaba temblando.

Él la levanto con cuidado, y la llevó a unrincón apartado. Se dio cuenta que en el lugar se desarrollaba una batalla.

Pudo reconocer a sus padres y tios entre loscombatientes.

-¿Hugo?- dijo con esfuerzo al reconocertambien a su hermano.

-Rose, tenemos que salir de aquí-

Ella se levantó, y comenzó a correr a lasalida.

-¡Todos los alumnos fuera!- gritó Harry, mientrasluchaba por esquivar los múltiples hechizos que le lanzaban.

Los chicos obedecieron.

Tuvieron que aturdir a varios mortífagos parapoder salir, pero al fin se encontraban en el bosque.

Rose observo a sus amigos; tenían varioscortes en distintas partes del cuerpo, se encontraban sucios, y asutados. Perose encontraban vivos.

 

-Rápido, hay que llegar al colegio-

-Pero no podemos dejarlos sólo así, ¡ellosson demasiados!- dijo James.

-Ellos son aurores, están entrenados paraesto. Nosotros sólo seremos un estorbo- dijo Scorpius, tratando de razonar conel mayor de los Potter.

-Y yo soy un Potter, no me quedaré de brazoscruzados-

James y Scorpius se miraron fijamente.Ninguno daría su brazo a torcer.

-Haz lo que quieras- murmuró el jóven Malfoy-pero yo la sacaré de aquí-

Dicho eso, levantó a Rose, y se alejó del losGryffindors.

Rose tardo un rato en prosesar lo que habiaocurrido. Comenzó a moverse, tratando de safarse del agarre del chico.

Un rato después, Scorpius la soltó.

- ¿Qué sucede?- le preguntó

-No podemos irnos así como así- le dijo ella -Debemosvolver a ayudarlos-

-¿"Debemos"? No es nuestraobligación, Rose. Si intervenimos en eso, sólo seremos un estorbo para losaurores-

-¡Pero mis padres están ahí!-

-¡Y es por ello que debemos mantenernos almargen!-

-Soy una Gryffindor- murmuró Rose - y nopuedo retroceder ante el peligro, no puedo abandonar a mis amigos. Si lo hago,¿Dónde queda el valor del que hacemos alarde?-

-Deberías aprender la diferencia entrevalentía y estupidez-

-Pues actuare de manera estúpida-

Rose le dio la espada, y se echó a correr pordonde habían venido.

Entendía la preocupación de su novio, pero nopodía dejar las cosas así. Eran sus amigos, su familia
No podía darles laespalda.

Pronto, llego al lugar donde los chicosestaban reunidos. Se sorprendieron al verla, pues pensaban que ya estaríabastante lejos de ahí.

-¿Cuál es el plan?- pregunto. Spencer la miró,un tanto inseguro.

-Seremos la distracción- dijo el al fin.

***

Era más difícil de lo que había imaginado.Luchar no le estaba siendo tan sencillo como cuando tenía diecisiete. Quizáseran los años, o quizás era que contra quien luchaba, era alguien más poderoso.

Se ocultó tras una roca, tratando de idear unanueva estrategia. Pudo ver a Ginny, combatiendo ferozmente con un mortífago. Y quisoestar ahí, salvándola. Pero por el momento, no podía. Además, si se metía enesa pelea, ella terminaría matándolo. Sonrió. Su esposa era demasiadoorgullosa, y jamás le perdonaría el que fuera en su ayuda.

Se aparto de la roca que lo protegía,segundos antes que ésta estallara. Perfecto.

Mulciber parecía estar concentrado en que sedisipara el caos que provoco, así que aprovecho esa oportunidad.

No le sorprendió que él esquivara conrelativa facilidad sus maldiciones.

Esta vez fue Mulciber el que busco un poco deprotección.

-¡Bombarda!- gritó. El árbol explotó. Perono esperó. Se movió, rápidamente, esperando verlo. Y lo encontró, moviéndose,buscando el ángulo perfecto para atacarlo. Hechizos verdes salieron de ambasvaritas, pero no dieron con sus objetivos.

De repente, una conmoción. Muchos pasos.

-¡AlarteAscendere!- unabuena cantidad de mortífagos salieron disparados hacia el cielo. Después, un Flipendo fue escuchado, y los mortífagoscayeron al suelo, inconscientes.

Harry sonrió. Ya lo escucharían esos niños.

***

Mulciber parecía fuera de sí. Unos niños nopodían dejar fuera a casi la mitad de sus hombres.

 

Poco después, la misma combinación dehechizos se escuchó, y otra cantidad de magos oscuros cayó.

Mulciber miró hacia todos lados, buscando.Vio a los chicos, moverse en las sombras, ocultos a la mirada de sus hombres,buscando un nuevo lugar para atacar.

Y la vio, a ella. A la pequeña pelirroja. Sonrió.

Distrajo a Harry con unos hechizos, y llegócon ella. Rose trato de gritar, pero él no se lo permitió. Después de lanzarleun desmaius, la tomó y comenzó acorrer hacia el caldero.

***

Después del inesperado ataque de los chicos,los mortífagos fueron vencidos.

Los chicos salieron de sus escondites, y sereunieron con los aurores.

-¿Están todos bien?- pregunto Harry

Los chicos asintieron

-¿Dónde está Rose?- Preguntó Anne, al no vera su amiga

-¿Dónde está Mulciber?- Cuestionó Johansson

-¿Destruyeron el caldero?- quién habló estavez, fue Draco

-¿Qué caldero?- dijo Hermione.

Draco maldijo.

Eso no había terminado.

***

Mulciber dejó a la chica en el suelo, sindelicadeza. Se acercó a ver la poción. Al parecer, no había sufrido ningúndaño.

Sonrió.

- Por la gloria de aquellos de puro linaje-comenzó a recitar-, por la gloria que a tus seguidores se presagia, por el almainocente, símbolo de aquellos que desprecias, otórganos la verdadera magia.-

Alzó su varita mientras hablaba, y alterminar, la dirigió a Rose.

En ese momento, todos iban entrando al claro.Harry pudo apreciar una luz verde oscuro, salir de la varita de Mulciber. Sinpensarlo, lanzo el hechizo mortal, esperando que llegase a tiempo a suobjetivo.

Para cuando Mulciber cayó, sin vida, elextraño hechizo verde, que salió de su varita, ya había tocado a alguien.

Y después, el caldero explotó.

***

"
A Gryffindor pertenecen, aquellos quemuestran temple, osadía y valor;

A Ravenclaw irás, si tu camino es lainteligencia y la erudición;

Es Hufflepuff tu hogar, si la justicia ylealtad vive en tu corazón;

Y ven a Slytherin, si eres capaz de cualquiercosa, para alcanzar tu ambición
"

Spencer recordaba claramente las palabras delSombrero Seleccionador. Al principio, creyó, como todos, que ser capaz de hacercualquier cosa para lograr tus ambiciones, era algo sumamente egoísta, podríadecirse que esa ideología era la base de la maldad. Y que la valentía quetenían los Gryffindors, era una característica que debían tener los "buenos".

Pero todo eso no tenía sentido.

A pesar del todo el valor que como Gryffindorpresumía de poseer, estaba seguro que él no hubiera hecho eso por ella.

Sacrificarse.

Él, vio como Harry Potter trató de detener aMulciber, lanzándole la maldición mortal, y esperando que llegara a él, antesde lanzar el hechizo a la chica. Y vio como falló. Como el hechizo llegóinstantes después que Mulciber lanzara el suyo.

Eran muchas las personas presentes. Yposiblemente, todos eran Gryffindors. Unos cobardes Gryffindors.

¿Por qué a nadie se le había ocurridoaparecerse frente a Rose, y recibir la maldición en lugar de ella?

¿Por qué no se le ocurrió a él?

Podría argumentar que no podía razonar en esemomento, que todo fue tan rápido que no se podría actuar.

Pero Scorpius actuó. Sin pensar. Actuó movidopor el simple hecho que su ambición egoísta era proteger a Rose, y como buenSlytherin, era capaz de todo con lograrlo. Incluso si eso significaba perder suvida.

 

Miró a Rose.

Ella despertó, y miró a Scorpius.

Y lloró.

Él, con cuidado, fue separándola del chico,para después abrazarla. Sería su consuelo. Sería su pañuelo, y no aspiraría amás. ¿Cómo podría, si él había causado eso?

***

Oscuridad.

Era todo lo que veía, lo que sentía.

Aunque no podría explicar nada, porque sesupone que los muertos no sentían.

Sin embargo, ¿estaba muerto? Porque aúnpensaba. Y recordaba. Recordó a Rose, su amada Rose

La oscuridad empezó a aclararse.

Poco a poco, ante él fue apareciendo unbosque muerto, miles de troncos secos, que se extendían hasta el infinito. Elcielo, era gris, como si se avecinara una tormenta. Y se veía a sí mismo. Podíaapreciar sus manos de nuevo, y eso, lo calmó.

Estaba desnudo, pero qué importaba, no habíanadie que lo viera, y tampoco hacia frío.

Comenzó a caminar, sin rumbo fijo. Pudieronpasar minutos, o tal vez horas, no había manera de saberlo. El cielo nocambiaba, y él no sentía cansancio.

Comprendió, que por más que se moviera, nollegaría a ningún sitio, porque ese bosque era todo lo que existía.

Ni más ni menos.

Se sentó.

-Rose
- murmuró.

Quería pensar que ella estaba bien. Que si habíallorado su muerte, hubieran sido sólo unos minutos, y después le haya olvidado.Y que fuera feliz, aunque su parte egoísta deseaba que nunca lo olvidara.

El viento sopló, y el ambiente comenzó aenfriar. El gris del ambiente, empezó a clarear. Y vio a un unicornio.

Podría apostar que era el mismo que viocuando estaba encerrado en esa bodega. El brillo celestial y la gracia que teníapara andar, eran únicos.

"Scorpius"

Como la última vez, esa voz no sonaba en susoídos.

-¿Dónde estamos?- preguntó.

"En espera" respondió el unicornio.

-¿Rose está bien?-

El unicornio asintió.

Scorpius respiró, aliviado. Con eso, ya nada másimportaba. Sonrió.

El viento nuevamente se hizo presente. Estavez, traía consigo un sonido parecido a sollozos.

"Es ella" dijo el unicornio.

El chico hizo una mueca.

-Lo olvidará pronto-

"Sabes que no lo hará"

Scorpius se llevó las manos a la cabeza.

-Lo hará. Tiene a su familia, ellos la haránolvidar esto. Incluso tiene a Spencer
-

Le dolió mencionar el nombre del Gryffindor.Pero él sabía que la amaba. Quizás Rose le daría otra oportunidad.

"¿Es eso lo que deseas?"

-No- Respondió después de una larga pausa.

Lo que deseaba, más que nada, era estar conella.

"Era todo lo que necesitaba saber"

El cuerno del unicornio empezó a brillar, yllego el momento, en que todo se volvió blanco.

"A veces, uno de mi especie consigue un grandon. No puedo deshacer el pasado, pero puedo devolverte tu presente".

Todo se oscureció repentinamente y su cuerpoempezó a doler.

Después, escucho voces, y sollozos.

Trató de moverse, pero era como si su cuerpoestuviera hecho de cemento. Se concentró en tratar de abrir los ojos.

Después de mucho esfuerzo, lo logró.

Lo primero que vio, fue el cielo, y las milesde estrellas que lo decoraban.

 

-Ro
Rose- murmuró.

Instantes después, su rostro apareció. Apesar de sus ojos hinchados, sonreía.

-Scorp- murmuró

El trató de sonreír

-¡Scorp!-

Lo abrazó.

Escucho un murmullo a su alrededor, pero loignoró.

Lo único que le importaba era que Rose, lachica que amaba, estaba a su lado.



¡Hola!

Estoy de vuelta con el último capitulo de este fic. Espero que les haya gustado, que yo disfrute mucho escribiéndolo, y leyendo sus comentarios.

Un agradecimiento a:

hozfelicis104

Por su comentario en el capitulo anterior.

Espero que a todos le haya agradado el fic, y por mi parte, les estoy muy agradecida por las +- 7000 lecturas y los 40 comentarios.

El epilogo, ya lo tengo listo, pero si comentan, lo colgare pronto.

¡¡Nos leemos!!

CAPITULO DEDICADO A:

hozfelicis104

Katnyaa

Lunabetzabe

JeanGranger99


Scorpius,estaba en la enfermería. Ya habían pasado 3 semanas desde el incidente, pero laenfermera insistía en las revisiones constantes.

-Estasperfectamente- observó la sanadora. -Creo que ya no serán necesarias tantasvisitas-

Elchico agradeció, y después salió del lugar.

No se habíaalejado mucho, cuando un grupo de niñas de cuarto pasó junto a él.

Lomiraron, con admiración y respeto en sus rostros. El chico se sintió incómodo.

Elprofeta se había hecho cargo de informar lo sucedido.

Nuevamente,Harry Potter, ahora en su papel de jefe de los aurores, había salvado a lacomunidad mágica de Mulciber, un ex mortífago que casi logra ser más poderosoque Voldemort.

Lanoticia causado cierto revuelo en el colegio, pero no tanto como el reportajede Corazón de Bruja.

Dealguna manera, se habían enterado del acto "heroico" que había el chico había protagonizado,y se encargaron de hacerlo un drama de cerca de 100 páginas, con entrevistas a"amigos" incluidas, aunque él no tenía ni la menor idea de quienes eran.

El casoera que ahora, era el chico héroe, que era capaz de morir por el amor de suenemiga.

Otrogrupo de chicas pasó a su lado, y pudo escuchar suspiros. Después de esereportaje, se había convertido en el ídolo y amor platónico de todas las chicasde Hogwarts. Aunque al principio no le importó, ahora eso ya le estabamolestando.

Llegó ala puerta del Gran Comedor, y todos lo miraban.

Definitivo.Estaba tan acostumbrado a pasar desapercibido y a ser ignorado, que toda esa atenciónya había logrado enfadarlo. Necesitaba desquitarse con alguien, golpear algo; lahorrenda señora Norris paso junto a él. Sin perder momento, la pateó.

La gatamaulló.

ElSeñor Flich gritó.

Y elGran Comedor se sumergió en un tenso silencio.

-¿Cómote atreves, Malfoy?-

Scorpiusse giro, y vio a Rose en la entrada.

-¡Lapobre señora Norris no tiene la culpa de tu mal humor, no tenias que tratarlade esa manera! Los gatos son criaturas que tienen sus derechos y debesrespetar
-

-¡SeñorMalfoy! Es increíble que alguien como usted haya hecho semejante barbaridad sindescaro alguno
-

Rose yMcGonagall seguían regañándolo.

 

Y sinimportar que consecuencias tuviera que enfrentar, sonrió.

Porque apesar de todas esas nuevas etiquetas de santo recién adquiridas, seguía siendomalvado
y había tomado cierto gusto en hacer a Rose rabiar.


Vale, acepto avadas y crucios por no cumplir mi anterior promesa, pero la escuela me deparaba cosas que no me imaginé.

Así que ahora, que ya oficialmente estoy de vacaciones, prendí mi lap y me puse a editar el epílogo de esta historia que gracias a ustedes, ha tenido mas éxito del que esperaba.

¡Ahora, los agradecimientos!


Gracias a todos los que me agregaron a su lista de favoritos:


1-2-3ExpectoPatronumAddy MoonAleja CullenAlexa longbottom
alex_lovegoodale_potter_weasleyalice_hale_cullenalisson
AmbeerMalfoyanaly07andy kaulitzanika-jka
Annita GrangerAria-WeasleyBannanaPotterbarbiiie
Bea EvansBella Riddlebellatrix132Bella_Snape_Black
BellxBluemoonbonniegabyboo-bear
Brenda Malfoybrujalokacallecita2311camisando
cami_weasleyCarla1896Claritaa_Blackclaudialogbottom
clove johannnaDaniluzDebbie52diosa licantropa
dominic-0119Draamionnee36emma_damFannyLu
franccesca blackGabyta _niahadita14helenix
hermione1998hermionepotter-99HermyWeasleyheyitsjustjoa
hozfelicis104HxGHxRimnotcrazyjejejeIsa_398
ivapottercullenJeanGranger99juli_caarokarleux potter
KatherinePotterKatnyaaKenyBlackkjbu_hp
lara_snape_evansLily_Tonks_Potter123Liss Malfoylottie19w
love07Luna betzabeluna in loveeluna_laurazaclove
mabbvcMariaGrintSimentalmarianaalcantaraMariifaz_Malfoy
mariiimar22potterMerwyn Riddlemicole_wesleyMimiR_98
NaneePoohnenita_potternessa malfoynikkipikky
nohe_malfoyodio-al-profepansha_xxPansy_Parkison
Pauli Blackpeparose cullenrose y emmett
Rosebud_Weasleyrosela grangerrose_riddleRosie
rouse_malfoysara-dracosaradepotterweasleySehtilice
shinifrancis14Sofi PrincessSol Delacourtalii potter
tatuu_grintvalentina_pvaneiiVikyColombia
vjerih

También, agradezco a todos los que se tomaron la molestia de comentar:

1-2-3ExpectoPatronum
Addy Moon
alisson
Annita Granger
brujaloka
Daniluz
diosa licantropa
Gi
hozfelicis104
JeanGranger99
Katnyaa
Luna betzabe
Luna betzabe
luna_laurazaclove
MoonLions
nenita_potter
pepa
popito
romithakuran
valentina_p
yimmy

Y por último, a todos los que leyeron esta historia, gracias a ustedes, hasta este momento, se ha logrado la maravillosa cantidad de 8500 lecturas.


¡Muchas gracias a todos!

P.S: Como anuncio, estaré trabajando en una precuela - secuela de este fic, aunque no se si ese sea el nombre adecuado, por que la pareja principal no serán Rose y Scorp. Pero no les puedo comentar más por el momento. xD

Aunque si les interesa saber, estaré comentando cosas al respecto en mi blog y en facebook. Encontraran las direcciones en mi perfil, por si quieren pasarse o agregarme.


¡Nos leemos!



Como Romeo y Julieta - Fanfics de Harry Potter

Como Romeo y Julieta - Fanfics de Harry Potter

Caminaba con sus amigos al aula de Historia de la Magia, pero él no entraría. Tenía algo más importante que hacer. Estaba nervioso. Estaba nervioso. Scorpi

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-como-romeo-y-julieta-fanfics-de-harry-potter-3051-0.jpg

2023-02-27

 

Como Romeo y Julieta - Fanfics de Harry Potter
Como Romeo y Julieta - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/34190
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20