crónica de un viernes - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Crónica de Un viernes

Para las choris

Era una mañana muy fresca, como casi todas las acostumbradas, los pasillos del castillo bailaban en una soledad pura que es unos minutos se rompería por los inquietos inquilinos que le daban vida.

El gran salón era diferente, ahí había un gran alboroto, combinaciones de risas, de vasos chocándose los vidrios con un leve "chilín", sonidos de tenedores y cucharas al chocar con los platos, frases incompletas terminadas en gritos cuando la cabeza de Nick Casi Decapitado aparecía de improviso en el centro de la mesa, y generalmente eran los de primer año quiénes más gritaban.

Claro está que la mesa de gryffinfor siempre tendría vida, y cómo no si en ella estaban sentados James Potter, Sirius Black, Remus Lupin y Peter Pettigrew.

 

-¡YA! ¡Déjame Sirius! ¡Suéltame ya!-gimoteaba el pequeño Peter atolondrado. Sirius había pasado los últimos veinte minutos haciéndole una llave con sus brazos mientras le picaba las sonrosadas mejillas con su varita.

-¿Y solo por que tú lo dices piensas que lo haré?-contestó éste con su aire de superioridad.

James estaba muy ocupado riéndose para corregir a su fiel amigo, y Remus los miraba con aire cansino.

-Vamos hombre, suéltalo, lo ahogarás-mencionó el prefecto un poco indignado, aunque James advirtió que había visto un leve pliegue en forma de sonrisa sobre los labios del licántropo.

Sirius ignoró las quejas y le quitó una mano para poder darle un sorbo a su copa con jugo de calabaza.

-Eres un llorón-le dijo tomándolo otra vez- ¡Venga James! ¿Quieres ver cómo le pongo morada la cara?

James ahogado en risas le dijo que sí, y Sirius se dispuso a complacerlo, haciendo caso omiso de los gemidos de Peter.

-¡Basta, Basta, me harán vomitar!-chilló la rata.

En ese instante Lily Evans había dejado de hablar con la chica rubia, y los estaba mirando con severidad.

-¡¿Pero que acaso no lo escuchan?! ¡Les ha dicho que lo suelten! -exclamó Lily que estaba sentada cerca de ellos. Los cuatro se giraron para verla, y James fue el primero en actuar.

-Ay vamos Lily , solo estamos jugando un poco-su tono fue bastante más grave del que usaba normalmente, y su posición se tornó más erguida. Sirius sonrió con perspicacia.

-Si como no, Potter. Claramente se nota que no quiere "jugar" -dijo Lily sin soltar su mirada de regaño, y su voz de desprecio - Y para ti soy Evans.

James levantó las cejas, y abrió la boca un poco, como si se hubiera quedado sin palabras, y se sintiera como un tonto.

-Pues
Yo opino que sí quiere jugar - terció vacilante y torpemente -¿A que sí Pete?

Peter iba chillar de nuevo pero bajo la mesa Sirius le pellizco la espalda significativamente.

Remus parecía estar muy concentrado en su sopa de letras, pues no le quitaba la mirada de encima, o simplemente no se atrevía a llevarles la contraria a ninguno de los dos bandos.

-Des...cuida-bramó Peter con voz débil, mientras se pasaba las manos en el cuello.

Sirius dio una palmada al aire, ganador.

-¡Já! Lo ves- comentó el moreno, después de darle una mirada de apoyo a James- El enano sabe que es de cariño, Evans.

Lily puso los ojos en blanco, resignada y a la vez furiosa.

-Hagan lo que quieran, ni me importa -tomó sus libros y se dirigió a su clases.

 

James se encontró con las miradas de sus amigos.

-¿Y qué mosca le picó esta vez?

Sirius se encogió de hombros y Remus le dio una gigantesca mordida a su pan con mermelada y mantequilla.

-Ya deja de chillar-dijo James de mal humor, dándole un golpe tosco en la espalda a Peter, haciendo que éste se reclinara.

-¡Pero si no he hecho nada!

Cuando se encaminaron fuera del gran salón, James iba como de costumbre, jugando con su snitch dorada, haciéndola volar bastante alto para tomarla con velocidad de un solo brinco.

-No sé ni por que se mete en lo que no la llaman -continuó James renegando.

-Ya, supéralo cornamenta-refunfuñó Sirius caminando galanamente, mientras su larga cabellera negra le tapaba buena parte de su fina cara.

Remus sonrió - Canuto tiene razón, además deberían ya de dejar de usar a Colagusano como piñata y madurar un poco-eso último lo dijo poniéndose serio.

-Mi cuerpo está de acuerdo contigo Remus-dijo Peter, mientras sus pasos cortos trataban de alcanzar a sus amigos.

Los otros tres soltaron risas socarronas.

-¡Venga Pete, deja el drama ya!-soltó Sirius.

Cuando llegaron al salón, tomaron sus asientos donde siempre, hasta atrás, para poder perder un poco el tiempo con papeles y encantamientos furtivos dedicados con todo su amor a Severus Snape. Quién, en ese instante estaba muy enfrascado en su libro de transformaciones, dejando caer algunas mechas negras y grasosas de cabello sobre su cara.

-¿Ocupado, Quejicus?-le dijo Sirius con malicia.

Snape levantó el pálido rostro para encararlo, le hizo un gesto de desprecio y murmuró -Pues al contrario tuyo, sí hago cosas útiles.

-en serio, no me digas-ironizó el moreno.

De pronto entro el profesor de transformaciones y todos se callaron.

James sonrió al darse cuenta de quién estaba sentada frente a el.

-Ni lo pienses -lo amenazó Remus que estaba tras el.

-Buenos Días querido alumnos, y Potter-saludó el profesor, sonriéndole al aula. Se escuchó un gran murmullo se risas que giraron sus miradas divertidas a James. El merodeador se limitó a sonreír con ironía-abran su libro de transformaciones en la página cuatrocientos sesenta y seis
sí señor Pettigrew, puede sacar el libro viejo del estante, porque ya sé que otra vez lo olvidó.

Peter que ya había levantado la mano para hablar, se sonrojó y se levantó a recoger el libro usado del estante. Sirius rió.

-
Y uno de los errores típicos en transformaciones es

-Lily-murmuró por lo bajo James acercando su cara al hombro de la pelirroja.

-Esto no puede ser-dijo Lily con hostilidad- de tantos puestos en el salón te tenías que sentar atrás mío.

Ambos hablaban en un tono muy bajo para evitar que el profesor los escuchara, aunque como estaban en los últimos asientos, era más fácil comunicarse.

-El destino-contestó esbozando una sonrisa ganadora de oreja a oreja. Sirius que estaba sentado junto a él, le guiñó un ojo en señal de aprobación. Korean Beauty

-¿Qué diablos quieres? Nos van a reñir a ambos.

-Si me castigan contigo, no estaría tan mal-apuntó el chico con la misma viveza.

Lily abrió la boca para contestar, pero luego prefirió fingir que James no existía, y empujó su asiento más hacia adelante.

James la miró un poco confundido, y movió su asiento para estar pegado al de ella otra vez.

 

-Esto va terminar muy mal, muy mal
-murmuró Remus. Sirius que había estado cortándole unas mechitas de cabello a Peter, quién estaba sentado frente a él, sonrió sin preocupación.

-¿Pero qué
?

Peter había caído en la cuenta que tenía varios pelos cerca de su hombro, comenzó a sacudírselos, y miró para atrás. Entonces le vio a Sirius un par de tijeras pequeñas en la mano, y una inconfundible expresión se maldad en el rostro.

-¡Dame esas tijeras, idiota!-exclamó Peter olvidando la presencia del maestro.

-
No apuntar correctamente al objeto puede
¡Pettigrew! ¡Será mejor que se calle si no quiere que lo saque de mi clase, en este instante!

Peter sonrojado pidió perdón y se acurrucó en su asiento de nuevo.

-Vas a quedar muy guapo, Colagusano-murmuró Sirius, accionando las tijeras y haciendo un ruidito tétrico con ellas.

-Lily, shh, Lily

La chica hizo como si no reparase en que la estaban llamando.

-Ey, Lily, shh shh, mírame Lily- susurró James con cautela.

-¡Déjame en paz, Potter!-exclamó Lily en el miso tono bajo-¡Y deja de decirme Lily!

James le jaló un mechón de cabello para que lo mirara.

-Solo si sales conmigo-suplicó el gryffinfor-Vamos, sal conmigo y te llamo como quieras.

-¡Sería mejor besar a un trol!

Snape que estaba en el asiento de delante de Peter, justo a la altura de Lily y James, sonrió triunfante.

-¿Y tú de que te ríes imbécil? No es contigo.

-¿A Quién llamas imbécil, Potter?-contestó Snape a la defensiva, alzando su varita.

-¡Potter, Snape!
¡Primera advertencia para los dos, o se comportan o se salen de mi clase!

Ambos chicos se miraron con odio y guardaron sus varitas.

Lily hizo un gesto de fastidio, como si quisiera decirles con esa mirada "lo que consiguen por inmaduros".

-
Apuntar con delicadeza y concentrarse

-Lily

-No
puede
ser
-bramó Lily Evans derramando furia en cada palabra-¡Que me dejes en paz Potter!

-Vamos sal conmigo y te dejo de molestar-James parecía nunca rendirse de ser rechazado. Cómo si cada rechazo le daba energías para seguir insistiendo.

Y estaba claro que no aceptaría un NO por respuesta

-Tarado-susurró Lily sin quitar la vista del frente.

Sirius y Peter soltaron un "uhhh" y se echaron a reír.

James suspiró cómo hipnotizado.

-¿Verdad que es hermosa?-dijo sin dejar de mirarla.

-Vamos Evans, ¡que no está tan malo el chico!-le dijo Sirius en voz baja y acento vivaz.

-¡Ya cállense los cuatro que no me dejan escuchar!

-¡Pero si yo no he dicho nada, hombre!-exclamó Remus tajante.

Un ataque de risa se apoderó de Sirius, y tubo que llevarse las manos al rostro. Peter lo miró de reojo, divertido.

-¡No es hombre, hombre!-murmuró James a Remus.

-Es un decir, genio.

-Ah
¡pero es igual, hombre!

-¡Cierren la boca, fenómenos!-renegó Lily, con algunos cabellos rojos saliéndosele de la trenza.

-¡Ea Cornamenta! ¡Tu novia nos ha llamado Fenómenos!-exclamó Sirius pausando la risa y frunciendo levemente el entrecejo.

-¡QUE NO SOY SU NOVIA!

-¡Señorita Evans! ¿¡Quisiera explicarnos a todos de que se trata su amena charla!?-preguntó el profesor mientras una vena le saltaba en la frente, y por su tono parecía como si estuviera contando mentalmente hasta diez para no explotar en palabrotas.

Lily lo miró, apenada, mientras su respiración acelerada hacía que su pecho subiera y bajara rápidamente.

-Este
Yo
Lo lamento profesor, no volverá a ocurrir.

-Más vale que así sea, Evans.

Snape chasqueó la lengua.

Lily le dirigió una mirada de odio a los merodeadores antes de sentarse de nuevo en su asiento.

-Creo que se ha enojado, Cornamenta
-susurró Sirius como cantando.

-¿Tú qué crees, Canuto?-preguntó James con ironía y enojo.

Remus jaló del cuello de la camisa a James.

-¡Así no vas a lograr nada, James, solo que te odie más!-le dijo en regaño.

-¿odiarme, ella? ¡Pero si me ama! ¡¿Qué acaso no te das cuenta?!-sentenció James, poniendo los ojos en blanco.

El chico se giró al frente de nuevo y se reclinó para estar cerca de Lily otra vez.

-Lily
¿Estás enojada?-dijo vacilante.

-No estúpido, solo te estoy tomando el pelo-contestó la pelirroja, meneando la cabeza cómo si estuviera pasándola de lo lindo.

-¡Esa es mi Lily!, sabía que entenderías.

Lily se giró para verlo con un gesto de incredulidad.

-Realmente eres un asqueroso engreído, Potter, ¡aléjate de mí!

-¿Entonces si vas a salir conmigo?-dijo James levantando las cejas mientras sonreía con ilusión.

-¡Ya te lo dije Potter, preferiría besar cinco troles!-se giró golpeándole con la trenza en la nariz.

-¿Ahora son cinco? ¡Eso si que no! ¡Uno si te dejo, pero CINCO! -exclamó James, mirando a Sirius como si no lo creyera.

-Tu novia no te quiere-recitó Sirius sonriendo.

Lily se paró, con varita en mano, y gritó apuntando a Sirius:

-¡Furnunculus!

En la nariz de Sirius comenzaron a aparecer una especie de ronchas rojas con pus, bastante grandes.

-¿¡Estás loca!? -Exclamó Sirius horrorizado-¿Por qué me has hecho esto?

-¡Corazón, te ordeno que le quites el hechizo ya!-amenazó James con una mezcla de ternura y enojo.

Esta vez, Remus si rió a voz viva junto con Peter.

-¡POTTER, EVANS, BLACK, LUPIN Y PETTIGREW, LOS QUIERO FUERA DE MI CLASE EN ESTE INSTANTE, Y CASTIGADOS HASTA QUE SE GRADÚEN!

Y es así como los viernes suelen terminar en Hogwarts, queridos lectores.

crónica de un viernes - Fanfics de Harry Potter

crónica de un viernes - Fanfics de Harry Potter

Era una mañana muy fresca, como casi todas las acostumbradas, los pasillos del castillo bailaban en una soledad pura que es unos minutos se rompería por los

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-cronica-de-un-viernes-fanfics-de-harry-potter-3566-0.jpg

2023-02-27

 

crónica de un viernes - Fanfics de Harry Potter
crónica de un viernes - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/41051
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20