Cuando el águila se comió a la serpiente - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

-Hay dos cosas que no voy aperdonarle al destino, haberla puesto en mi camino
y quitármela. -Masculló amedias, aferrada a su almohadón de plumas manchado de las líneas de su máscarade pestañas; Lavender, haciendo intentos por ayudarla, porque como sanadora eracorrecto y porque
le acercó un vaso con poción calmante.

-Francamente,sigo sin comprenderte. -Repitió como otras veces, Pansy alzó la cara y le clavóuna mirada llena de asco y odio dignos de epopeya; otra herida directo almúsculo más fuerte y más sensible.

-Estúpida
¿y para eso te paga mi padre la fortuna que cobras?... me ayudaría más unaroca. -Sentenció volviendo a abrazar el almohadón, Lavender le miró con rabia ycon despreció dejó el vaso sobre la mesita de noche y salió dando un portazo,jurándose no volver; otra mentira que habría luego de arrugarle el corazón.

 

Pansy se quedómirando el agua azulosa que se había derramado del vaso con el sacudimiento, aguapasmosamente azul, azul cielo, ¡No!... azul ojos. Tragó saliva, acomodándosesobre la almohada como una doncella envuelta en toga blanca; hacía meses que lased no se le quitaba, que se le había vuelto ansiedad; a veces se sentía comola tierra del desierto, cuarteada y áspera a la espera de sólo un poco delíquido.

"Nada tienen de especial
"

Tras la puerta Lavender se harecargado a pensarlo otra vez, cuántas veces ya lo ha hecho es indescifrable,son muchas, son todo; siempre está pensando en ello, en ese dolor que llena aPansy, en ese odio que parece habérsele metido por debajo de las uñas hastallenarle el corazón. No tiene sentido, nadie se amarga sin motivo, nadie sedeja morir sin que haya razón; hace días que planea cómo preguntarle, hace díasque descubrió que si no lo averigua terminará como ella, envenenándose a fuerzade estar cerca porque ya no piensa marcharse de su lado.

Seda la vuelta y golpea la puerta con su frente, ¿hasta cuando Pansy vivirá en elabandono?, ni Draco ni sus padres, ni una amiga ha venido a verla y empiezan yaa ser las dos únicas personas en esa parte de la casa; quizá no es importanteque lo pida, quizá no viene siquiera al caso que lo piense, pero es que Pansyestá tan sola y ella, ella no puede darle la compañía que necesita. Al fin sedecide y entra tomando por pretexto que ha dejado en la silla al lado de lacama su suéter; Pansy no le mira, está empecinada en mirar el vaso con agua.

-Mevoy. -Murmura rogando que le diga algo, pero ella no piensa hablarle. -Vengomañana. -Nada y ahora sigue sentirse idiota plantada en medio de la habitación.

-¿Quieresalgo para chismorrear con las otras gatitas a la hora del té? -Preguntaentonces Pansy dejándola de un palmo. -Hace unos meses, en aquella reunión deex alumnas, ¿recuerdas?... me tocó compartir cuarto con amigas tuyas, entreellas, esa loca idiota de Lovegood.

"Un amor por ocultar,

aunque en cueros no hay dónde esconderlo
"

-Lo recuerdo, ¿qué con eso?-Lavender no sabe si ir a sentarse, Pansy se ha dado la vuelta para quedar bocaarriba, sonríe y eso le hace sentirse mejor, quizá le contará como otras vecesalguna broma pesada que hizo, algún comentario irónico que vale la pena queescuche, sólo para manifestarle que la detesta.

-Compartimoscuarto y por la noche Millicent propuso un juego
¿sabes? Millicent puedeparecer una idiota, pero es bastante lista si se lo propone. -Pansy carcajeó yestiró los brazos al techo, a Lavender le dio por imaginar que así recibíasobre su cuerpo a Draco en otro tiempo y tuvo que bajar la cara y buscar dóndesentarse para no ponerse roja. -El juego era algo de lo más idiota, verdad oreto.

 

-Seguramenteninguna quiso verdad. -Aseguró sólo para recordarle que estaba hablando conella, porque Pansy estaba perdida en sí misma, en el recuerdo y en su risa irónicade todos los días; sonrisa que Lavender empezaba a extrañar cuando volvía acasa.

-Ereslista Brown
yo no sabía que los retos pueden ser de cualquier tipo, tampocosabía que Millicent es una arpía de lo peor o que Vane es una cobarde
esanoche aprendí muchas cosas, algunas que no quisiera recordar, otras que ya nosé cómo guardarme. -Masculló cerrando los ojos y Lavender creyó verle lágrimascorrer por las sienes hasta perderse en su cabello oscuro.

-Puedesconfiar en mí, te respalda el secreto médico. -Emitió débilmente y Pansy sepuso a carcajear, una mofa para humillarla una vez más; una mofa para ocultarlos sollozos que se le salían sin querer.

-Romildaretó a Millicent para que me diera una bofetada y ella cumplió
aunque no pegacomo me hubiera imaginado, lo que dice que Granger es una bebita. -Dio porcomentar algo, no quería ver a Lavender porque se le bloquearía el verdaderorecuerdo que quería tener de esa noche. -Yo reté a Romilda y Romilda a Luna,Luna a Millicent y Millicent a mí.

-Ungran proceso. -Comentó Lavender y Pansy volvió sus ojos claros para mirarle,fue un instante, un condenado momento en que se miraron y Lavender sintió quese quedó sin aire; una vez más se quedaba sin coraza, si en ese instante lehubiera dicho algo hiriente, Lavender se habría tirado a los pies de la cama allorar.

-Sí
pero el reto de Millicent, ese reto es el que me tiene así. -Murmuró volviendoa mirar el techo y Lavender tuvo la impresión de que escuchaba la confesión deuna agónica.

"Una opina que aquello no está bien
"

-¿Has besado a una chica, Brown?-Preguntó tras un largo silencio y Lavender recordó las dos veces que habíaestado a punto de besarle la frente o la mejilla luego de darle la poción paradormir; recordó el peso de su pecho que hacía que se inclinara, como si suscorazones fueran el de Pansy de metal y el de ella un poderoso imán.

-Nunca.-Admitió con un aire de doloroso desconsuelo.

-Esefue el reto, "Besa a Lovegood"
yo no soy una cobarde, nunca lo he sido y séque Luna tampoco lo es. -Admitió tragando saliva de tal forma que su cuello setensaba, Lavender se inclinó en su asiento para oír mejor. -La imbécil deLovegood tiene una manía idiota por reír de todo, todo es lindo para ella, lamuy desgraciada disfruta todo
¡Maldita sea, es tan feliz! -Soltó riendo entrelágrimas que le empapaban el cuello en su carrera desesperada por perderse enla cama. -La besé y mi vida se fue al carajo
todo terminó, toda la putaexistencia se detuvo
¡por qué!, ¿por qué? -Gimió sin perder la sonrisa yLavender lo entendió, estaban enfermas de lo mismo. -La muy desgraciada medestruyó la vida, porque yo
¡Yo Pansy Parkinson, caí como una estúpida en algoque no debe ser!... ¡Yo no puedo amar a una mujer!

 

"La otra opina, que qué se le va a hacer
"

"Yo no puedo amar a una mujer",se repitió un millón de veces en la mente de Lavender en tan sólo dos segundosy el corazón se le cuarteó como si fuera un montón de tierra seca, muerta; nosupo dónde plantar sus ojos porque el llanto ya salía sin control, no sabía dedónde sujetarse para no levantarse de la silla y tirarse a los pies de Pansyimplorando amor. ¿Cómo se convence a alguien de que algo es bueno?, ¿cómo seconvence a alguien tan terco e irrazonable de que es posible?, quería darle aentender que había que aceptarlo y afrontarlo, gozarlo si se podía, pero esachica sobre la cama, jamás lo entendería. El sofoco la hizo irse al frente,llevarse la mano a la cara y bajar los ojos a la alfombra, mientras Pansy en sucama reía como una histérica repitiendo una y otra vez. Notarias latinas cerca de mi

-Yla vida se me acabó ese día
¡Ella ni siquiera sabe lo que ha hecho!... hace meses que me muero, es una mordida que supura en mipecho y lo peor es que quien me mordió nunca se dio cuenta de haberlo hecho
¡Qué estúpido es todo! -Reía y reía y a cada carcajada, a cada nueva bocanadade dolorosa hilaridad Lavender se hundía más y más en su desgracia.

-Debes olvidar. -Salió sin querer desu boca, Pansy dejó de reír y todo su rostro se marcó de pena.

-Olvidar
¿olvidar si ya todos losque amo lo saben, olvidar si ya todos los que me importan lo entienden, olvidarsi a ella no le importa?

"Y lo que opinen los demás, está de más
"

-Olvida Pansy, que lo que digan opiensen no te importe
sana. -Pidió Lavender haciendo lo insólito, corriendohasta la cama y poniéndose de rodillas para tomarle la mano con ansiedad; Pansyle volvió el rostro con los ojos vacíos empañados en llanto, con los labiosformando una sonrisa exhausta.

-Olvidatú, si es que puedes. -Escupió sonriendo irónica y Lavender lo comprendió todo,Pansy sabía y esa era la razón por la que le decía aquello; bajó la cara paramirar las sábanas blancas y se sintió idiota, se sintió insignificante y entendióque no la quisiera, pero que sí quisiera a Luna. -Luego del beso seguimosjugando, Luna retó a Romilda y Romilda a mí, yo a Millicent y ella a Luna pero
ya nada era igual
cuando nos acostamos yo no podía dejar de pensar en el beso,no podía dejar de pensar en ella
yo ya no era yo de ninguna forma, empezamos ajugar para burlarnos de ellas, para dejarlas hechas trizas y yo era la quetenía que levantarse con la mano en el pecho para que no se me cayera elcorazón.

"Si no gusto, ya sé lo que hay que hacer
"

Lavender se llevó la mano alpecho, clavándose las uñas para que le doliera más la piel de lo que dolía pordentro, pero todos saben que eso no funciona, eso apenas sirve para dejarrastros externos de lo que ocurre en el interior; Pansy no hizo por soltarle lamano, ¿para qué?, ya la estaba destruyendo con decirle todo aquello, condejarle más que claro que no le importaba en lo más mínimo. Lavender recostó sucabeza en la cama, cerca del brazo de Pansy mirando hacia la puerta, por la quelas dos hubieran querido huir.

Ojaláse pudiera escapar de lo que se siente, ojalá se pudiera dejar morir al amor,pero el amor es el que nos deja morir a nosotros; Lavender supo que no legustaba nada a Pansy y que ella a su vez no le gustaba a Luna. Era un triángulotan idiota, absurdo; como una fila en la que todos miramos al frente sin teneren cuenta siquiera que el de atrás nos conoce enteros.

 

-¿Quéhago para que sanes? -Preguntó Lavender empapando la sábana con sus lágrimas,pensando que tal vez le concediera apenas un poco de espacio en su muertocorazón.

-Lárgate.-Escupió haciendo que se le muriera una parte del alma. -Vete, porque no tequiero ni te querré nunca.

-Erescruel
¿por qué no me aceptas a tu lado?... date una oportunidad, déjamequedarme, déjame acompañarte al menos. -Pidió alzando la cara, Pansy tenía lacabeza inclinada al otro lado para no mirarle.

-Sólovete, no necesito nada. -Aseguró fríamente y la rabia despertó en la leona comosi ya fuera la única cosa que quedaba.

"Que con mis piedras hacen ellas su pared
"

-Eres una idiota, te quieresdejar morir
¡Te dejarás vencer!... ¿por qué?, ¿por qué si no te quiere y yo síme echas?... no tiene sentido, no tiene lógica, ¡Eres una tonta! -Gritóponiéndose de pie, Pansy siguió sin mirarle, sonriendo porque cada palabra le dabanuevos motivos para echarla; no la necesitaba, se valía sola, ella era Pansy.

-LárgateBrown
vete con las de tu tipo, que yo no te necesito. -Dijo riendo yacurrucándose en la cama, Lavender desorbitó los ojos llena de dolor y deenojo, no quería irse porque la conocía, ahora haría cualquier cosa parasalirse con la suya y no sabía qué podría ser eso; miró a todos lados inquieta,revisando la habitación para ver que no hubiera nada peligroso, nada sino susropas, sus libros, sus fotos de Colegio, El Profeta de ese día en un rincón yla poción calmante sobre el buró.

-Entoncesme voy
pero entiende que estoy contigo y que volveré. -Aseguró echando a andarhasta la puerta, llorando a mares sin comprenderla.

-Lavender
-Llamó Pansy sin abrir los ojos, cuando abrió la puerta. -
yo sé lo que hago ycomo sea, gracias. -No dijo nada porque aquello era nuevo, nunca le habíaagradecido, enojada salió de ahí casi corriendo por el pasillo y bajó lasescaleras dispuesta a desaparecerse y llegar directo a su casa.

"Volando a ras del suelo
"

Si estaba en el límite, ¿para quéseguir?, si tocaba ya el despeñadero, ¿para qué luchar?; se levantó enfundadaen su camisón de raso blanco y tomó el periódico que había recibido en lamañana. La portada era clara, Luna Lovegood sonreía abrazada de Weasley duranteuna ceremonia de premiación a Granger por parte del Ministerio. Era hermosa consus ojos azules fijos al frente casi llenos de sorpresa, era hermosa con sumelena rubia enmarcando su rostro fino y se le vino recordar el beso; no siemprese tiene lo que se quiere, no siempre se puede tener lo que se añora.

Estabaal límite, rozando el acantilado, ¿para qué seguir sosteniéndose?, caminó hastasu buró sonriendo ante la ironía de las cosas, Luna la había matado sinsaberlo, porque el que no la amara la ponía en un territorio desahuciado, peroera Lavender, la que sí la había amado, la que le daba las armas para cortar detajo con todo.

Sidos cucharadas la ponían a dormir por más de doce horas, ¿qué no podría hacerel frasco entero?, el vaso era más azul que nunca cuando se lo llevó a la boca yel recuerdo de esos ojos le golpeó la mente como una bofetada; el gusto eraapenas similar al de una medicina y la cama estaba tibia. Se recostó poniendoel rostro sobre la mancha de lágrimas de Lavender, al menos ella sí tendría laeducación de dejarle algún buen recuerdo. La noche estaba entrada.

Por la mañana Lavender vinodemacrada y ojerosa, no había pegado ojo y tenía le sensación de haber dejadoalgo mal hecho; cuando cruzó la puerta de la habitación y la vio sobre la camase deshizo en llanto, comprendió todo y también supo que jamás podría luchar yacontra Luna.

Simplementeporque ya no había nada por qué luchar.

"Mujer contra mujer"

Cuando el águila se comió a la serpiente - Fanfics de Harry Potter

Cuando el águila se comió a la serpiente - Fanfics de Harry Potter

-Hay dos cosas que no voy aperdonarle al destino, haberla puesto en mi camino y quitármela. -Masculló amedias, aferrada a su almohadón de plumas manchado de

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-cuando-el-aguila-se-comio-a-la-serpiente-fanfics-de-harry-potter-4707-0.jpg

2023-02-27

 

Cuando el águila se comió a la serpiente - Fanfics de Harry Potter
Cuando el águila se comió a la serpiente - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/55268
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20