Cuando la Luna llora - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Cutscenes y>CUANDO LA LUNA LLORA



Nota previa: Ninguno de los personajes, lugares o canciones mencionadas me pertenecen. Son propiedad de J.K. Rowling y las respectivas distribuidoras.
La canción se titula El templo del Adiós y es del grupo madrileño Mägo de Oz(Perteneciente al disco Leyendas de la Mancha)


Extrañamente esta idea se me vino a la cabeza más de una vez, todas observando la luna llena(¿será que tengo algo de lobo?) pero nunca pude escribirla, porque no llevaba ni lápiz ni papel... por lo cual se deben de haber perdido muchas ideas que ahora al escribir no recuerdo. La última vez que se me ocurrió esta historia estaba de camino a una cena de Navidad, y en medio del bosque, en el coche, mientras observaba la luna las palabras se me ocurrían. aunque la comencé un día después.........

Besos
Jenchan

Comenzado el 26-12-2004

CUANDO LA LUNA LLORA

Desde pequeña me ha gustado observar la luna, sus inmensas praderas de soledad y sus cráteres de dolor. Siempre me había considerado una criatura diurna y temía a la oscuridad y lo que ella implicaba; los peligros que me acechaban en la noche, los seres que me aguardaban para aniquilar mis últimos redaños de esperanza, pero de un tiempo a estos años, me había vuelto nocturna.. Porque sabía que si bien yo no veía a mis enemigos, en la oscuridad ellos tampoco podían percatarse de mi presencia.
Gustaba de la soledad que el tiempo me había dado, para meditar, para pensar, para soñar con los ojos abiertos. Para contemplar la luna, la reina de la noche que descansa en su trono de cristal.
Cuentan que estando cerca el final,
De su viaje vio llegar a una silueta
que con el sol su armadura hacia brillar
Cuentan que su rostro nunca vio pero su voz anunció,
Soy el caballero de la Blanca Luna
y a vos he venido a buscar
Todo lo que empieza tiene un fin y es la razón de la vida.
Todo lo que has aprendido de amistad y amor


Todas las noches la observaba, como su ciclo se repetía una y otra vez, como pasaba de ser la madre llena de su hijo a ser la tímida amante que se esconde de los requiebros de su galán. De ser la poderosa reina de la oscuridad a humildemente ceder su trono a su cónyuge el sol......

Estaba sentada en mi ventana, veía como la luna ascendía... como subía al firmamento a bailar rodeada de estrellas, de sus siervos danzarines. Noche tras noche desearía abrir la ventana y saltar, saltar tan alto que mis dedos pudieran rozar sus cabellos de plata, alcanzar a ver sus ojos de platino. Soltar las cuerdas invisibles que me sujetaban al alfeizar y bailar al son de los violines.

Los oía, los sentía, sentía las notas correr raudas por mis venas al compás de los latidos de mi corazón..... la sangre se distribuía por mis arterías... corriendo, volando como yo quisiera volar, alcanzando todos los rincones de mi cuerpo.
Tantas veces quise sacar toda esa sangre afuera, hacer que mi corazón dejara de latir, que mis pulmones dejaran de admitir aire en ellos. Tantas veces, pero nunca había sido capaz. Siempre me había rendido, nunca había tenido el valor, la osadía de terminar con mi pesadilla.
en tu alma quedará.
Ya todo está hecho y ahora te aguarda mi reino.
Duerme, Duerme.
Monta a Rocinante y emprended camino hacia la luz,
es tiempo de regresar........

La campana que señalaba la cena sonó, recordándome mi fútil existencia, llamándome a socializar con mis compañeros como no lo hacía de día.

Con paso cansino descendí de mi atalaya y me dirigí al Comedor con las riadas de alumnos que reían despreocupados camino de la cena.
Siempre he tenido la cualidad de ser capaz de pasar desapercibida entre las masas humanas, excepto cuando se ponía a prueba mi inteligencia. Pero ahora no era capaz de hacerlo, todos se apartaban de mí al pasar, nadie me dirigía la palabra, los profesores me terminaron por ignorar, parecía que miraran a través de mí. Que fuera totalmente incorpórea, como uno de los tantos fantasmas de Howgarts.

Siempre, a la hora de la cena, el perímetro que me rodeaba quedaba vacío, los que una vez fueran mis amigos y compañeros habían renegado de mí. Tenía que agradecer que al menos me admitieran en sus clases
Cuentan que cuando no puedes más
y tus fuerzas ves marchar,
hay algo mágico en tu interior que te da alas para luchar.

La cena no tenía sabor ni consistencia en mi boca, simplemente la tomaba, era alimento, que me mantenía con vida. Incluso una vez había intentando morir de inanición, pero los elfos me lo habían impedido.. traían exquisitos manjares a mi habitación, y así mi idea se fue al traste.......

Cuando terminé subí a la Sala Común y recuperé los libros para hacer mis tareas...
Ocupé una mesa, no había problemas de espacio, nadie quería sentarse conmigo. Extendí mis libros y comencé... No eran tareas agradables, sino difíciles y cansinas, pero mi fuerza de voluntad era mayor que la de los profesores al imponernos tan pesados trabajos.

Las horas pasaban sin prisa, cada una con sus 60 minutos y con cada uno de ellos alguien subía a descansar mientras la noche se adueñaba de lo que antes fuera territorio del día.
Al cabo de un tiempo sólo quedábamos unos pocos diseminados..... Neville practicaba con entusiasmo sobre su nuevo invento: Una versión mejorada del Veritaserum Según se murmuraba por los pasillos, los efectos eran aún más contundentes que su antecesora. Una gran sonrisa iluminaba su cara al tiempo que le mostraba sus logros a una Ginny que estaba más atenta en intercambiar miradas con un sonrojado chico de 5º ..........

Cuentan que su rostro nunca vio pero su voz anunció:
Soy el caballero de la blanca luna y
ya es tiempo de descansar.
Ya todo esta hecho y ahora te aguarda mi reino,
duerme, duerme.
Monta a Rocinante y emprended camino hacia la luz..
.Hacia el templo del Adiós
Después de todo la experiencia del Ministerio hacía dos años nos había transformado a todos de una manera o otra.
Ron era el estudiante más aplicado... sacaba notas muy altas, por encima del promedio que habían obtenido sus hermanos...... sin embargo era esta una coraza contra la realidad, se amparaba en los libros como una vez lo hiciera yo.....
Su hermana había decidido quemar todos los cartuchos ante la proximidad de una futura guerra y ahora no había quien llevara pantalones que se resistiera a sus encantos. Le daba igual la Casa a la que pertenecieran o su edad, ella sólo disfrutaba de los placeres del cuerpo.
Neville y Luna eran de los que habían mostrado un cambio más acusado:
Ella había perdido esa mirada soñadora que la caracterizaba y la había substituido por una profundamente anclada en la realidad. Neville por su parte había transformado su miedo y cobardía en una ira ardiente que le consumía..... su único propósito era la lucha y ser el mejor creador de pociones, siempre al servicio de Dumbledore. Era de los pocos que aún tenía una fe inquebrantable en el profesor, fe que los demás habíamos perdido hacia mucho tiempo.
Ya no temía al profesor Snape, más bien al contrario, era este el que esquivaba sus miradas de hielo y ponía dieces a todos sus trabajos.

Y por último... Harry, en fin, él simplemente se había vuelto casi invisible, parecía seguir como siempre, pero en el fondo se había retraído, era huraño, no salía de su habitación más que para lo imprescindible, ¡había dejado el Quiditch! Pero nadie se entrometía con él, su estado se había vuelto casi una leyenda que se sucedía por el colegio entre tenues susurros de expectación y temor.

Mas nadie se preocupaba más allá de sus problemas, sólo miraban adelante, sólo para seguir poniendo un pie tras otro, para andar y continuar el camino... nadie sabía hacia donde, sólo necesitaban seguir, no mirar atrás y no pensar.
Ya todo está hecho y ahora te aguarda mi reino,
duerme, duerme.....
Todo lo que has aprendido de amistad y amor
en tu alma quedará...
Ya no quedaba nadie más en la sala.. sólo yo que casi caía dormida sobre la mesa, rodeada de pergaminos con tareas que me agobiaban y avasallaban......
No podía seguir así, tenía la sensación de estarme ahogando, de poco a poco apretar yo misma la soga que me condenaba y asfixiaba noche a noche. Que me quitaba segundo a segundo la vida.

Esta sería la última noche, no habría rendición o salvación para mí... seríamos yo y la luna llena que desde la ventana me observaba. Encaramada en su trono me mostraba su cara dulce y límpida, la cara de la madre que siempre necesité y nunca tuve. La cara de la infancia y la inocencia que yo misma me negué.....
Junto a ella volvería a ser la niña que no fui, recorrería los jardines prohibidos del alma y me columpiaría en las estrellas al anochecer.


Ya todo está hecho y ahora te aguarda mi reino,
duerme, duerme .....
De un salto me levanté... la silla cayó al suelo con estrépito pero no me importó... mantenía mis ojos fijos en el brillo plateado de la luna......
Aún cuando subía a mi dormitorio en busca de lo necesario sólo tenía ojos para la reina Luna.. que observaba con disciplencia los juegos de sus súbditas las estrellas.......

En la habitación mis compañeras de curso dormían en un sueño profundo y ninguna notó que yo me había entrado y revolvía con extraña energía en mi baúl.....
La capa forrada de piel de cabrito, apta para los inviernos Ingleses tenía un tacto suave y agradable...... a su lado un par de objetos relucían bajo la prístina luz que entraba por la ventana.
Los envolví con cuidado en un trapo y salí cerrando la puerta.

Monta a Rocinante y emprended camino hacia la luz.
Sabía las rutas que solían seguir los profesores en sus rondas así que no me encontré con nadie ni tan siquiera con la Sra. Norris o con algún fantasma insomne. Sólo yo caminaba a altas horas de la noche por el castillo.... .. Mi aliento se condensaba y formaba volutas de un vapor blanquecino delante de mí. Mis manos y mi cara habían empalidecido considerablemente.. ya no sentía las puntas de los dedos ni los pies pero no me importaba......

La puerta principal, con su robustez destacando en la noche me esperaba... sabía que no tendría que sacar mi varita, simplemente dejaría que mis manos empujaran las recias hojas de roble hasta que pudiera salir.....

Dejé el paquete que llevaba conmigo a mis pies y apoyé la palma de las manos en la puerta..... Mi frente descansó en un frío remache de bronce por simple inercia...... no estaba segura de lo que iba a hacer, pero tenía que hacerlo, no tenía otra opción, era ahora o nunca......
Con determinación junté todas mis fuerzas y empujé con ambas manos....... sin un solo chirrido las puertas cedieron a mi presión y se movieron hacia fuera, dejando ver los copos de nieve que existían con el único propósito de manchar de blanco la realidad.

Recuperé mi paquete y cerrando las puertas de la fortaleza de Howgarts detrás de mi salí a los jardines. Los copos de nieve se adherían a mi cabello con inusitada violencia... el viento semejaba ser el ardiente aliento del infierno que únicamente quería verme caer hundida entre mi dolor.
Corrí, corrí todo lo que mi cuerpo aguantó hasta situarme cerca del Sauce Boxeador. recuperé una rama de entre la nieve y apreté el nudo que permitía la entrada a la Casa de los Gritos.......

Sabía que nadie había vuelto a entrar desde mi tercer año en el colegio así que no tenía mucho de lo que preocuparme, si acaso habría alguna araña, pero eso ahora no me molestaba.
Recorrí con tranquilidad el camino de tierra que conectaba con la casa al tiempo que recuperaba el aliento.
Dentro el frío de la noche era menos evidente que a la intemperie, pero se seguía notando el poder del viento con fuerza.

Todo lo que empieza tiene un fin y es la razón de la vida,...
Monta a Rocinante y emprended camino hacia la luz..
hacia el templo del Adiós......

Al fin había llegado a la casa en sí... sabía donde estaban guardadas las velas, sabía como encenderlas, sólo me quedaba preparar el resto de las cosas.
Estaba en la habitación en la que una vez viera al difunto Sirius.
Las velas prendieron con facilidad y acompañaban con su titilante luz al reflejo de la Luna.
Me arrodillé en el suelo y con cuidado dejé la capa a un lado, sin prestar atención a como caía en el polvoriento suelo.
Desenrollé el trapo y los objetos cayeron con un ruido sordo ante mi.
La luna sacó destellos plateados a la daga medieval que ahora yacía ante mis piernas... A su lado un cuenco lleno de runas nórdicas esperaba recoger el contenido de mi ser esta noche.

Con cuidado cogí éste último y revisé con uno de mis dedos runa a runa...... relataban la versión escandinava del mito de Selene y Endimión, de su amor imposible..... de sus únicas visitas en la noche, del reflejo de las lágrimas de ella en la pálida piel de él.......

La daga me llamaba desde su localización, su magia innata se hacía sentir... la podía notar en los reflejos plateados que despedía, en el trágico brillo de su filo dispuesto a cercenar la piel más allá del alma.

Todo lo que empieza tiene un fin y es la razón de la vida,...
Este sería mi fin, llevaba varios años deseando romper con todo, olvidar todo y ser libre en mi oscuridad.. Dejar de ser la fuerte, la madura, la responsable. Hacía tiempo que me había dado cuenta que la realidad no era el cuento de hadas que los padres nos querían hacer creer cuando nos relataban historias fantásticas a la hora de dormir.
En mi mundo se había olvidado el sabor de la esperanza, el amor entre dos espíritus afines había sucumbido ante una pasión momentánea que enardecía la sangre. La vida se había escondido en su húmedo agujero de vana ilusión. La gente ya sólo sabía llorar. No éramos capaces de luchar, de pelear por forjar nuestro camino hacia la luz....... todo se había perdido, ahora que mis fuerzas se diluían en la luz de la luna.. yo también había decidido dejar de luchar... De todas formas los dados del destino estaban echados, sólo dependía ahora nuestro futuro de la mano de la fortuna........
Ya todo está hecho y ahora te aguarda mi reino,
duerme, duerme.....
Dormir, eso quería, necesitaba, precisaba dormir, cerrar los ojos y no volver... me gustaría quedarme al fin y dormir en el sueño de los justos... pero para que todo fuera completo debía terminar mi ofrenda.......

Alcé la daga que brilló en la noche, reflejando mis ojos oscuros, el miedo que después de todo yacía en ellos, la determinación empañada por el llanto contenido.
La tormenta de mis sentimientos se desencadenó al tiempo que pasaba el filo de la daga por la palma de mi mano, que mantenía abierta sobre el cuenco.
La sangre y las lágrimas se mezclaron en un torrente granate que descendía por mis dedos hasta alcanzar el fondo del cuenco, donde poco a poco se iba acumulando, gota a gota mi ofrenda a la reina de la noche......

No sé cuanto tiempo estuve así..... dejando que mi vida manara hasta la punta de mis dedos y rozara el aire antes de formar parte de mi futuro. Sólo sé que desperté de mi semi-trance cuando sentí unas manos sobre mis brazos.......
No abrí los ojos, no vi quien soltó la daga de mi mano y la posó ensangrentada en el suelo... no vi quien taponó mi herida con un trozo de mi camisa, sólo sentía sus manos en las mías, su aliento en mi cara.

Cuando al fin me decidí a mirar a la realidad cara a cara, me encontré con que el cuenco estaba sólo a la mitad, eso quería decir que seguía viva..... que la sangre aún corría por mis venas.
Con el simple hecho de alzar la vista observé que unos ojos verdes me miraban inquisitivos..... la luz había dejado de brillar en ellos hacía mucho tiempo, y el rostro de su dueño apareció macilento y contraído por el dolor.....
Sin embargo una sonrisa se dibujaba en sus labios... buscando hacerme volver al mundo terrenal salir de la falsa utopía donde segundos antes había estado residiendo. ...
Sus brazos me acogieron protectores y su corazón acompasó al mío... nuestros latidos se uniformaron cada vez con menos fuerza......

- Todo ha terminado...... ya no es necesario, no tienes porque hacerlo, el dolor no se irá, anidará en tu interior y resurgirá como un fénix de entre sus cenizas, buscando agotar cada latido de tu corazón de rubí- su cara se contrajo en un espasmo y pude comprobar que sus heridas no eran sólo mentales.. ... oscura sangre manaba de una herida en su pecho, volviendo su alba camisa una mancha informe roja como el rubí más secreto.


Noté que los cristales de sus gafas estaban rotos, que tenía algunas quemaduras y que la cicatriz de su frente había desaparecido.
Con manos temblorosas, me aparté de él y recogí el cuenco que aún contenía mi sangre.
Lo dejé a un lado y procedí a sacarle la camisa empapada de sangre que retorcí sobre el recipiente, intentando capturar el máximo poder. No rechistó, no se quejó, no dijo nada, sólo dejó que las lágrimas fluyeran de sus ojos a su rostro marcando un rastro de salobre dolor en su faz.

En el cuenco la mezcla comenzaba a volverse homogénea, sólo marcaban la diferencia unas vetas rojas que discurrían a intervalos regulares por toda la superficie.
Logré capturar aún más sangre, y cuando esta comenzaba a rebosar los límites del cuenco... con la ayuda del herido lo dejé en medio del círculo de velas.......

Él me sujetó del brazo y juntos nos encaramamos a la cama en que una vez Ron había estado herido y descubierto el secreto de su mascota.
Apoyé mi cabeza en su pecho, desde que él me había retirado la daga, entre nosotros casi sobraban las palabras...... ambos sabíamos que no teníamos mucho tiempo, que en unas horas saldría el sol y nuestro presente terminaría......

-¿Cómo sabes a ciencia cierta que ha desaparecido?¿Le has matado tú?
- No, ha sido él, ha sido una muerte estúpida, tonta y imbécil: Estaba paseando furibundo en su guarida cuando tropezó con Nagini y cayó justo sobre un punzante atizador... llegando a caer con la cabeza en la chimenea. Ni tan siquiera la magia más oscura puede soportar el hecho de que un hierro te atraviese el corazón.
Pero ha muerto, lo noto aquí -cogió mi mano y la apoyó en su pecho, donde noté latir su acelerado corazón- y aquí- se despejó el pelo azabache de la frente dejándola ver limpia de marcas o cicatrices...... Pero si uno muere el otro también debe morir, tiene que haber un equilibrio, un balance... ahora es mi turno.....
- Lamento tanto decir que tienes razón.........
- Bueno, alguna vez tenía que ser... Sólo lamento una cosa, siento dejar este mundo sin haber probado......
- ¿Sin haber probado?....
- Sin haber probado el sabor de tus labios princesa.......

Las palabras volvieron a sobrar porque los actos hablaron por ellas......
La luna fue nuestra compañera, nuestras lágrimas tiñeron de rojo su rostro, nuestro dolor fue su amante esta noche cruel..... sólo ella sabría nuestro secreto de amor, sólo ella guardaría constancia de lo que antes de ese amanecer ocurrió.........
Sólo ella que amó sin tener amado, que fue amante si ser amada guardaría nuestro secreto por toda la eternidad.

Siendo el alba el que nos descubrió abrazados, juntos y pálidos en el colchón.
Cerca de un círculo de velas consumidas por las manecillas manejadas por Cronos en su eterno labor de hacer pasar el tiempo. En el centro se hallaba un cuenco vacío en el que sólo quedaban restos de una substancia roja en la que reposaban un brillante rubí y una esplendorosa esmeralda.
La forma del cuenco rúnico había cambiado y se le habían añadido otro par de runas, que simbolizaban el amor más allá de las estrellas de dos personas que lucharon contra lo escrito. Que olvidaron su pasado, dejaron de pensar en su futuro y sólo miraron a su presente que se consumió entre roja sangre y plateada luz de luna.


Lo único que el resto del mundo, que en esos momentos celebraban la caída de la oscuridad, pudo notar fue una luna llena teñida de rojo rubí, de un rojo sangriento, que no presagiaba batallas, que no presagiaba oscuridad. Sólo cantaba al firmamento el amor de dos almas que ahora danzaban entre las estrellas, bajo la mirada protectora de esa luna que una vez guardó su secreto.


Cuentan que cuando no puedes más
y tus fuerzas ves marchar,
hay algo mágico en tu interior que te da alas para luchar.


FIN
¡¡Hola!!
Bueno, sea lo que sea esto aquí está...
Terminado el 28-12-2004 a las 22:40 horas

Cuando la Luna llora - Fanfics de Harry Potter

Cuando la Luna llora - Fanfics de Harry Potter

CUANDO LA LUNA LLORANota previa: Ninguno de los personajes, lugares o canciones mencionadas me pertenecen. Son propiedad de J.K. Rowling y las respectivas dist

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-cuando-la-luna-llora-fanfics-de-harry-potter-1647-0.jpg

2023-02-27

 

Cuando la Luna llora - Fanfics de Harry Potter
Cuando la Luna llora - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/12727
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20