Cuando Todo Cambió........ (Te Amo) - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Lily iba subiendo en esos momentos los escalones hacia la habitación de los chicos a toda velocidad. Tenía que verlo, era todo lo que pasaba por su mente en ese momento. Sabía que esa noche era luna llena, sabía que quizás Remus lo necesitase más que ella, sabía que no era el mejor momento, pero eso no le importaba. Su corazón herido estaba nublando su buen juicio en esos momentos.

Los encontró justo cuando salían de su cuarto. Los Merodeadores, sus amigos después de tantos años de riñas y peleas.

.-James, necesito hablar contigo.-

Lo necesitaba de verdad y él enseguida lo notó en su rostro.

.-No sé si te has fijado, pelirroja, pero hoy tenemos que sacar a nuestra linda mascota de paseo.

Remus se mordió la lengua para no iniciar una nueva discusión con Sirius, pero a cambio de eso le dio un coscorrón en la cabeza a su amigo por decir semejante tontería frente a Lily.

 

.-¡Oye
! ¿No se supone que estás débil por la luna?-

.-¿Y no se supone que ya ibas a dejar las estupideces?-

Lily sonrió. No podía evitarlo. Incluso en los peores momentos de su vida, los chicos siempre habían estado allí para robarle una sonrisa. Sobre todo él, James, su mejor amigo.

.-Lily
- dijo James con la voz un poco temblorosa. No le gustaba quedar mal con nadie, ¿pero qué podía hacer? Remus también lo necesitaba esa noche.

.-Por favor, es muy importante. No te molestaría si no lo fuera- la pelirroja lo miraba con sus hermosos ojos verdes, que estaban anegados con algunas lágrimas que ella luchaba por no dejar salir.

.-No te preocupes, hermano- le dijo Sirius al pasar a su lado, dándole una palmada cariñosa en el hombro. Remus y Peter lo seguían -Colagusano y yo nos encargaremos del lobito.-

.-Sí, Cornamenta. Tú encárgate de subirle el ánimo a la pelirroja- dijo Remus desde la puerta, mirándolo de forma significativa -Ya nos veremos mañana.-

Una vez se hubieron ido entre risas y juegos, Lily y James se miraron con ternura.

.-¿No piensan regresar hasta mañana?- James se hizo a un lado para que ella entrara a la habitación y le ofreció que tomara asiento en su cama. Ella de inmediato lo hizo. No lo habría aceptado de otro chico sin enviarlo a la enfermería, sólo James gozaba de ese privilegio.

.-No
Siempre terminamos agotados en cualquier rincón del Bosque Prohibido- le respondió, sentándose del otro lado de su propia cama -Pero imagino que no vienes por eso.-

Lily agachó la mirada y negó con la cabeza. Otra vez las lágrimas pugnaban por salir de sus ojos.

.-¿Qué ocurre, pelirroja?-

Ella se tomó un momento para responderle. Respiró profundamente algunas veces para calmarse, pero parecía no hallar las palabras adecuadas.

.-Edward- articuló, pero su voz se quebró en ese momento. James quería abrazarla, se veía tan frágil que sólo pensaba en hacerla sentir mejor.

Pero cuando se acercó para tomarla entre sus brazos, ella lo detuvo con su mano.

.-¿Qué ocur
?-

Pero Lily no pudo responderle. En cambio, se levantó la manga de la camisa muy despacio, mostrando su brazo desnudo. James no podía creer lo que veía, Lily tenía un gran moretón.

.-¿Cómo
?- preguntó indignado. Pero al instante pensó que ese no era un golpe normal, ninguna caída dejaría una marca así. No, alguien había golpeado a su amiga -¿Quién
?-

 

Lily levantó la mirada y ya no pudo hacer nada para sujetar sus lágrimas. Estaba sollozando frente a James. Y éste lo comprendió, lo pudo leer en sus ojos esmeralda.

.-¿Cómo se atreve el maldito de Montgomery a hacerte esto?- preguntó con furia, poniéndose de pie de un salto.

Empuñó su varita y se dirigió con la misma agresividad hacia la puerta de la habitación. Lily, conociendo el carácter irascible de su mejor amigo, se aprestó a la puerta de inmediato para evitar que James fuera al encuentro del muchacho. Pero James era tan rápido, que Lily apenas pudo sostenerlo de un brazo.

.-¡No, James, por favor!-

.-Lily, ¿cómo demonios puedes defender a ese hijo de arpía?- le preguntó con un tono de voz excesivamente violento.

.-¡James, por favor!- dijo la pelirroja entre lágrimas, tomándolo del brazo -¡No necesito que le des su merecido, por favor! ¡No ahora!
¡Ahora te necesito a ti, James!-

James se detuvo sin rezongar más, conmovido por las palabras sollozadas de su amiga, y se viró para encararla.

.-¡El hecho de que sea tu novio, no le da derecho a hacerte esto, Lily!- le reprochó con dolor.

.-Ya no es mi novio- lloró Lily, escondiendo su rostro.

James se acercó a ella y la abrazó dulcemente, para que no se sintiera sola en un momento así. Pero, después de un rato de estar abrazados, James se separó con suavidad y tomó su barbilla.

Le levantó el rostro con mucha delicadeza y vio que seguía llorando, como si fuera una niña pequeña. No le gustaba ver así a su mejor amiga. Edward Montgomery le pagaría cada una de las lágrimas que le hizo derramar ese día, de eso él mismo se encargaría.

.-Yo tenía razón, ¿verdad? Ese troll te golpeaba- le dijo con simpleza. No era una acusación, su tono de voz sólo denotaba preocupación y tristeza -¿Por qué nunca me lo dijiste, Lily? ¿Por qué me ocultaste algo así?
Creí que éramos amigos.-

.-¡Lo somos!- se apresuró a exclamar -Lo somos, pero
Tenía miedo de lo que fueses capaz de hacer, James. No quería meterte en problemas
-

.-Pelirroja tonta- le dijo con dulzura, volviendo a abrazarla y despeinándole un poco el cabello con su mano derecha, en un gesto cariñoso -¿Cuándo vas a comprender que un Merodeador nunca se mete en problemas?-

.-¡No es cierto!- dijo con la voz tupida, aunque ya había parado de llorar -Filch tiene todo un archivo especial donde registra todas las travesuras que han cometido los Merodeadores en todos estos años
-

.-Ese viejo Filch nunca nos ha atrapado. Ni una sola vez
Esas fichas están llenas con puras conjeturas
-

.-Conjeturas bien infundadas- dijo la pelirroja a modo de dulce regaño.

.-Pero conjeturas al fin y al cabo- replicó James sonriendo -¡Ay, pelirroja! ¿Cuándo entenderás que por ti vale la pena meterse en cualquier problema?- y acarició dulcemente su mejilla.

Lily sonrió por sus lindos gestos para con ella. Sin importar lo que le ocurriese, sin importar los errores que ella misma cometiese, sabía que siempre tendría un lugar en los brazos de James.

El chico la estuvo mirando por largo rato. Quería hacerla sentir bien, pero al mismo tiempo debía hacerle un montón de preguntas sobre todo lo relacionado con Edward Montgomery. No podía evitarlo, tenía que darle su merecido al maldito ése en la dosis perfecta y para eso debía medir los daños que le había causado a su amiga.

 

.-Pregúntalo- le dijo Lily de repente, sacándolo abruptamente de sus pensamientos.

.-¿Qué cosa?

.-Eso que tanto quieres preguntarme. Pregúntalo- James estaba más que listo para replicarle, pero la pelirroja no se lo permitiría -Hace siete años que nos conocemos, dos años que empezamos a hablarnos sin discutir y un año que somos los mejores amigos en el mundo
Después de tú y Sirius, por supuesto- se apresuró a corregir -No hay nada de ti que no sepa, Potter.-

James sonrió por el perfecto resumen que Lily había hecho de su relación. Era así: no había ningún tipo de secreto entre ellos, ya nada podrían ocultarse esos dos. Pero aún así era difícil para él.

.-James, me estás desesperando
Pregúntalo.-

.-Está bien, está bien. ¿Desde hace cuánto lo hace?- no quería hacerle recordar esas cosas, pero necesitaba saberlo. Aún debía calcular todo el daño que le infringiría al desgraciado de Montgomery.

.-Desde hace cuatro meses.-

James se quedó un rato pensando, rememorando algo importante. Lily lo miraba intrigada, preguntándose qué podría estar pasando por su mente.

.-Ese día en Pociones
- la miró con dolor en los ojos.

Lily se sorprendió de que lo recordara.

.-Sí, fue él- dijo con desgana -Pensé que había sido cosa de sus celos, que no se volvería a repetir. Le creí cuando me dijo que de verdad sentía mucho esa cachetada que me dio, que no podía ni imaginar que me perdería

.-¿Celos de quién?- la verdad no le interesaba quién le había causado celos a Edward, pero debía disimular frente a Lily. Ella lo conocía tan bien que podría reconocer en su cara ese gesto que lo delataba cuando planeaba algo junto a los Merodeadores.

Pero ésta no respondió. Bajó la cabeza como si con ello quisiera ocultar la respuesta.

.-¿Lily
? ¿Quién
?- ella lentamente subió la mirada y lo encaró, un poco sonrojada.

.-Tú.-

Una palabra. Dos letras
Y un daño indescriptible en el corazón de James.

Todo había empezado por su culpa, él había provocado a Edward Montgomery y Lily había sufrido las consecuencias. No había nada que podía hacer para sobreponerse a esto. Si iba a darle su merecido a Edward, entonces él también debía recibir su parte del castigo.

Abatido por el shock de la respuesta que su amiga acababa de darle, se tumbó pesadamente sobre su cama. Él
Él había sido el causante, el detonante que hizo que su amiga terminase maltratada.

.-James, dime algo
- exclamó Lily, sentándose al lado del chico que estaba absorto en sus pensamientos.

Tan absorto estaba, que la voz de Lily le llegó como de un lugar lejano al que ya nunca tendría el derecho a acceder.

.-James, por favor
dime algo- la muchacha empezó a sollozar. No era normal para ella ser ignorada por James de esa forma -James
-

.-Lo siento.-

.-¿Lo
lo sientes?- repitió Lily, sin entender -¿Qué es lo que sientes, James?-

.-Fue
- la voz de James se volvió tan rasposa que él no pudo continuar. De sólo admitir lo que estaba a punto de admitir, se le quebraban la voz, el corazón y cada fibra de su ser -Lo siento de verdad
Fue
Fue mi culpa todo lo q
-

 

.-No digas tonterías, Bambie- le dijo con cariño. No podía soportar ver sus ojitos brillar de esa forma, conteniendo un montón de lágrimas -Nada de esto fue tu culpa.-

.-Sí lo fue, Lily
Fue mi culpa que él creyese que
-

.-¿Y qué podías hacer si él era un imbécil? ¿Dejar de abrazarme cuando me sintiese mal? ¿Dejar de tomar mi mano cuando tuviese miedo?- le decía con dulzura, acariciando su mentón -¿Acaso ibas a dejar de raptarme cuando empezaba a estresarme por los exámenes?-

.-¿Qué quieres decir?-

.-Precisamente eso: que Ed es un completo imbécil. No entiende que eres mi mejor amigo
- le respondió con suavidad -Creía que todas esas muestras de cariño sólo podían significar una cosa
¡Pero ya olvídalo! No vale la pena hablar de ese cretino.-

.-¿Qué cosa?- preguntó James. Lily levantó una ceja sin comprender -¿Qué cosa pensaba que significaba todo eso?-

La muchacha enrojeció y bajó la mirada, como si el simple recuerdo de lo que había dicho su ex-novio lograra abochornarla.

.-¿Lily
?-

.-Son estupideces
- había empezado a decir la pelirroja, pero James no la dejaría salir de ese asunto tan fácilmente.

.-Lily Evans- le instó con la autoridad de ser su mejor amigo -¿Qué fue lo que Montgomery te dijo?-

La pelirroja suspiró resignada. Después de todo había sido su culpa por mencionar el asunto, pues conociendo a James como lo hacía, debía suponer que la curiosidad podría más que él.

Tomó aire lentamente y lo expulsó con brusquedad. Sabía que al mal paso, darle prisa.

.-Edward pensó que
Se molestó conmigo porque me negaba a aceptar que
Bueno, es obvio que me negara a creerlo- James la miró estricto para que se dejara de rodeos -Dijo que estabas enamorado de mí.-

James se quedó enmudecido ante las palabras de Lily. No era la primera vez que escuchaba eso, pues Canuto pasaba todo el día diciéndole lo mismo. Y Remus no se quedaba atrás: su pasatiempo favorito era enumerarle las razones "obvias" por las que todo Hogwarts creía que él estaba enamorado de Lily.

.-Pero

.-No te preocupes, Bambie. Yo soy la primera en alegar que no estás enamorado de mí cuando cualquier imbécil empieza a decirlo
No tienes que explicarme nada- y bajó el rostro, haciendo que James sintiera que la chica le estaba recriminando por ello.

.-Lily, ¿qué es lo que tanto necesitabas de mí esta noche, que no podía esperar?- le preguntó lentamente, viéndola directamente a los ojos.

Ella le rehuyó.

Se sentía avergonzada de sí misma por haber buscado a James justo en ese momento. Y más avergonzada aún porque no podía responderle a esa simple pregunta, sencillamente porque ella misma desconocía lo que quería de su amigo.

.-Lily, responde
¿Para qué viniste? ¿Qué es lo que necesitas exactamente?- interrogó nuevamente el muchacho, sintiendo como se desesperaba cada vez más -¿Lily?-

.-No sé, James
Supongo que
No sé
Creo que sólo quería sentirme mejor- y bajó la cabeza en señal de vergüenza.

James, en cambio, sonrió. Tanto por las palabras de la joven como por su tierno gesto.

.-¿Era sólo eso?- Lily lo miró, entre dubitativa y apenada -¿Querías que te robara una sonrisa, pelirroja linda?-

  Cursos gratis en Youtube

Y sin darle tiempo a responder, James se lanzó sobre ella y comenzó a hacerle cosquillas, ocasionando que Lily se contorsionara entre risas y gritos.

.-¡¡James
no!! ¡Para! ¡¡PARA!!- chillaba sin poder dejar de reír. Nada más efectivo que eso para robarle, no una, sino miles de sonrisas -¡¡James
p-por favor, detente!! ¡¡JAMES!!

.-Pero es que tú querías sonreír, Lily. ¡Y mira cómo estás sonriendo!- le respondió divertido.

.-¡JAAAAAMMES! ¡Me está doliendo el estómago!- dijo ya con lágrimas en los ojos.

Así estuvieron un rato más, hasta que James decidió darle tregua a la pelirroja, que ahora se sujetaba fuertemente el abdomen con una mano mientras que con la otra se secaba las lágrimas de los ojos.

.-Tenías que ser un Merodeador, ¿verdad?- le dijo con una sonrisa y los ojos brillantes -Yo vengo en busca de consuelo ¡y termino víctima de una guerra de cosquillas!

.-¡Que no se diga nunca que James Potter no le saca una sonrisa cuando quiera a su pelirroja favorita!- dijo tumbándose junto a Lily, ambos respiraban agitadamente.

La chica pareció sonrojarse un poco, pero James se lo atribuyó a su despiadado ataque de cosquillas.

.-¿Qué voy a hacer ahora, James?- preguntó la chica de forma seria, aunque la pregunta era más para sí misma que para él.

.-Pues, por los momentos, deja todo en mis manos- Lily ya estaba lista para tratar de convencer a su amigo para que desistiera de querer vengarse de Ed, pero el muchacho no la dejó decir ni una palabra -A partir de mañana mismo empiezo a buscarle sustituto a ese imbécil
Alguien que sí te merezca, pelirroja. Aunque no va a ser tarea fácil.-

La chica lo miró como si las palabras de su amigo la hubiesen herido en lo más profundo, como si se sintiese decepcionada de repente. Y James, que la conocía demasiado bien, no dejó pasar ese gesto.

.-Pelirroja tonta, no vayas a creer lo que no es- le dijo con dulzura -¿O acaso crees que te dejaría estar con cualquier idiota? ¡Pues claro que no! El próximo mago que tenga el honor de llamarte su novia será alguien digno, alguien que sea consciente de la princesita que tiene a su lado
-

Lily, tirada a su lado, suspiraba casi imperceptiblemente al escuchar las palabras de su mejor amigo. ¿De verdad habría alguien en todo el Castillo capaz de llenar esas características? ¿Y cómo es que a ella sólo se le ocurría un nombre?

.-Que no sea capaz de conciliar el sueño sin antes pensar en ti y que despertar sólo cobre significado si antes de abrir sus ojos es capaz de ver tu rostro
¡Ese es el candidato que buscamos!-

.-Eso reduce la lista de posibles pretendientes a cero
- dijo Lily con ironía.

.-¡Hey! ¿Y dónde me dejas a mí?- dijo él como si nada, cuando de repente notó el evidente sonrojo de su amiga.

Y la pelirroja, además de sonrojarse, hizo algo que le paralizó el corazón a James: se mordió el labio inferior mientras esbozaba una tímida sonrisa. Eso era justamente lo que James siempre quiso tener en una novia, una chica que fuese capaz de combinar la timidez y la coquetería, que supiese explotar al máximo su sensualidad y su inocencia, al mismo tiempo y en la dosis perfecta. Alguien que le hiciese sentir lo mismo que la pelirroja.

 

Un momento. ¿Qué demonios ocurre conmigo? ¿Qué es lo que Lily me está haciendo sentir?

.-¿James? ¿Qué ocurre?-

El muchacho seguía en estado de shock. Incapaz de entender cabalmente qué era lo que ocurría y todas las emociones que había experimentado en esas pocas horas que había estado en compañía de Lily.

No sabía qué era exactamente, pero desde hacía un tiempo para acá veía a la pelirroja con ojos diferentes. Cuando se lo comentó a los demás Merodeadores y éstos empezaron a molestarlo por lo lento que era para entender que se había enamorado de su única mejor amiga, éste se defendió diciendo que sus comentarios tontos estaban empezando a calar en su cerebro y que mejor se detuvieran antes de que la pelirroja lo mandara a la enfermería por falta de respeto.

.-¿J-Jam
?-

Pero una idea se le había ocurrido. Después de todo, todas las explicaciones y razonamientos de Lunático tenían mucho sentido. Quizás no le vendría mal hacerle caso
Pero primero tenía que tantear el terreno con Lily. No podía darse el lujo de arruinar su amistad con ella.

.-Pelirroja, llámame loco si quieres, pero
- se aclaró la garganta haciendo un gesto chistoso, para que sus nervios no se notasen tanto y la pelirroja no se asustara -¿Dónde y cuándo tengo que audicionar para el papel?-

.-¿Qué papel, James? ¿De que estás hablando?- bufó Lily, tratando de adivinar en qué estaba pensando ahora su amigo.

.-El papel de tu novio, Lily. ¿No pensarás que me quedaré sin participar?- dijo con una sonrisa encantadora, logrando que la pelirroja se sonrojara más de lo que había estado en toda su vida.

.-James, no bromees con eso
- logró balbucear a pesar de la vergüenza que teñía sus palabras.

.-¿Y quién está bromeando, pelirroja?- y sonrió, pues ya se imaginaba lo que significaba la reacción de su amiga.

.-Yo mejor me voy de aquí. No soporto cuando te pones así- dijo poniéndose de pie, sin dejar de sonreír ni un instante -Además que ya obtuve lo que vine a buscar
-

Pero James también se colocó de pie y a la velocidad del rayo fue a parar frente a la chica, deteniéndole el paso. La tomó con fuerza y delicadeza del codo y la acercó un poco a él, como si fuese lo más del normal del mundo que él y Lily estuviesen así.

.-Pero fíjate que aún yo no obtengo lo que quiero- le dijo el chico con seguridad y un tono un poco seductor.

.-J-James-s- tartamudeó.

El aludido se acercó más y más a ella sin pensar en sus acciones, simplemente dejándose llevar por lo que sentía, y luego le susurró sensualmente al oído:

.-Voy a hacer algo que no he hecho nunca, pelirroja
- Lily abrió los ojos como platos sin entender lo que su amigo estaba haciendo -¿Te puedo dar un beso?-

Y nada más terminar de decir eso, viró su cabeza lentamente hasta quedar frente a frente con Lily, y sus labios a pocos centímetros de los de ella.

.-N-no es justo, Ja-james
- tartamudeaba aún más, sintiendo como si de repente su corazón tuviese muchas ganas de saltar fuera de su pecho -Así t-tú tan cerca no
- su respiración entrecortada no le permitía pensar bien lo que estaba diciendo y los labios de James le parecían de repente magnéticos, como si no pudiese separar la vista de ellos -No me d-dejas p-pensar
Y
y
y
-

 

.-Creo que no me has entendido, princesa- le dijo juntando sus labios un poco más -Pero, ¿sabes? Sólo trataba de ser amable
-

Y sin darle oportunidad a reaccionar o tan si quiera a entender el significado de sus palabras, James zanjó los milímetros que le separaban de los labios que más había deseado en su vida y se fundió con Lily en un beso que ninguno de los dos sería capaz de olvidar jamás.

Lily sintió cómo sus piernas se volvieron de gelatina en el momento en el que James empezó a entrelazar su lengua con la suya. Gracias a Dios, su ¿amigo?... Ya no parecía justo llamarlo de esa forma
Pero lo cierto es que agradecía que James estuviese allí para sujetarla entre sus brazos....

El muchacho sonrió sin separar su boca de la de Lily, al sentir la reacción de sus besos sobre la pelirroja. Era tan gratificante saber que no era el único que se debilitaba con la presencia de quién hasta hace pocos segundos, era su mejor amiga.

Poco a poco, James se fue separando de su pelirroja, muy a su pesar. Se conocía demasiado bien como para entender que sólo estaban a segundos de que él intentase profundizar más el beso y, una vez llegados ahí, ni siquiera él estaba muy seguro de qué reacciones en él provocaría Lily y su forma tan particular de besar.

Tuvo que hacer un gran esfuerzo para no reírse ante el sonido que hizo Lily cuando se separaron, algo así como un leve resoplido de disgusto. Como si quisiese alargar ese beso.

.-Gané- susurró James y el miedo de ser una más en la vida de su amigo se reflejó instantáneamente en el rostro de Lily -¿Qué ocurr
?-

La mano de Lily le cruzó totalmente el rostro, evitando que el chico completase su pregunta.

.-Eres un cretino, James Potter- dijo Lily con el rostro totalmente surcado por lágrimas.

.-¡Eres la pelirroja más extraña y neurótica que he conocido!- le dijo con dulzura, frotándose la mejilla que Lily acababa de golpear -¿Será por eso que me enamoré de ti?-

La chica se quedó sin palabras. ¿Acaso James había dicho que se enamoró de ella? Pero, ¿cómo? ¿Cuándo, si ella justo se había dado cuenta esa tarde?

.-Te apuesto lo que quieras que estabas pensando que eras una más- la chica abrió los ojos como Galeones. Ya estaba acostumbrada a que James pudiese leerla fácilmente en cualquier momento, pero era justo ahora cuando se percataba de lo mucho que la conocía, así que derrotada asintió. No tenía otra opción, de cualquier forma -Vamos, pelirroja, no seas tonta. Siempre te he dicho que eres mi chica especial
¿Crees que eso cambiaría más ahora que sé que te amo?-

La muchacha se sonrojó sin poder evitarlo. Todo lo que decía James era muy cierto.

.-Pero tú dijiste
-

.-Que gané
Me refería a que me gané la tolería, o cómo ustedes le dicen, me el papel que estaba buscando, me gané tu amor, ¿no?- le respondió con facilidad -¿O acaso me equivoqué? ¿Por qué mejor no me lo dices tú, princesa? ¿Gané?-

Sabía exactamente lo que James estaba haciendo, porque al igual que él con ella, lo conocía como si lo hubiese traído al mundo. Le estaba dando la oportunidad de dar el primer paso, a sabiendas de que nunca lo haría por iniciativa propia. Y, por primera vez en su vida (y sin pensarlo mucho, en realidad) Lily decidió que no desperdiciaría esta oportunidad por nada del mundo.

 

.-En realidad no- James la miró dolido, con los ojos repentinamente brillantes por algunas lágrimas anegadas. Y sin embargo, el muchacho no bajó nunca la mirada -No había nada que ganar, James, ¿o sí?
¿Se puede ganar algo que siempre te perteneció?-

Y al muchacho se le iluminó el rostro como nunca antes le había ocurrido antes, con una sonrisa que cubrió prácticamente toda su cara.

.-¿Estás segura de lo que acabas de decir?- preguntó abrazándose a ella. Lily simplemente asintió -¿Y sabes lo que eso significa?- Lily negó divertida por la forma en que James le había preguntado eso -Significa que los muchachos van a matarme.-

Y la pelirroja prorrumpió en carcajadas por las ocurrencias de James.

.-¿Y eso por qué, Potter?-

El moreno se encogió de hombros de manera divertida, pero sin soltar a Lily de su suave agarre.

.-De alguna forma
Te sonará estúpida mi lentitud para estas cosas, pero es que
¡incluso antes de que yo supiera
!- James pareció un poco nervioso, pero sonriente -Me hicieron prometerles precisamente que no te haría esperar, o lo pagaría caro
-

¡A Remus no se le escapa nada! Lily estaba casi segura de que había sido él quien obligó a James a prometer algo que aún no entendía. Ya se aseguraría de pagarle con creces el favor.

.-Potter
- dijo fingiendo una rudeza que estaba lejos de personificar con naturalidad -
aún estoy esperando.-

El muchacho pareció regresar al tiempo presente. Ya no tenía más excusas para hacer esperar a la chica de sus sueños.

.-A ver, ¿cómo podría decírtelo de la forma en que te mereces, pelirroja?- James parecía muy concentrado, pensando cuidadosamente cada palabra que saldría de sus labios. Lily era demasiado especial para él, simplemente no podría decirle lo que siempre le decía a las otras chicas -Pelirroja, te has convertido en la persona más importante de mi vida. Y sólo estando contigo siento que estoy completo
- hizo una pausa para tomar aire. Estaba tratando de tomarse su tiempo para hacerle entender lo que realmente sentía por ella -Sé que Canuto se va a poner celoso por eso último- agregó rápidamente a modo de burla -Pero lo cierto es que estoy absoluta e irremediablemente enamorado de ti
-

Lily lo miraba sin dar crédito a sus oídos. Desde esa tarde estaba segura de que ella también sentía exactamente lo mismo por el chico. Y esto ahora le parecía un milagro.

.-Lily Ann Evans
¿tú
?- el chico volvió a tomar aire ruidosamente -¿te gustaría ser mi novia, princesa?-

.-Sólo si prometes amarme para siempre, Bambie- dijo ella en un susurro.

.-Para toda la vida y más allá, Lily- respondió el chico con solemnidad, sellando sus labios y los de ella en un beso tan maravilloso como el anterior.

Ya no había marcha atrás. La amistad que los había unido por tanto tiempo, dio paso al amor más puro y sincero del que Hogwarts haya sido testigo jamás. Un amor nacido de una promesa pura y sincera.

"Para siempre" había dicho Lily. "Para toda la vida y más allá" había dicho James.

Y así, juntos, dispuestos a luchar por defender ese amor y uno aún más puro por su pequeño, se marcharon juntos de este mundo un 31 de Octubre. Porque no podían vivir el uno sin el otro. Porque cada uno se había convertido en la vida del otro y la muerte no cambiaría eso.

`} FIN {´

Cuando Todo Cambió........ (Te Amo) - Fanfics de Harry Potter

Cuando Todo Cambió........ (Te Amo) - Fanfics de Harry Potter

Lily iba subiendo en esos momentos los escalones hacia la habitación de los chicos a toda velocidad. Tenía que verlo, era todo lo que pasaba por su mente en

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-cuando-todo-cambio-2953-0.jpg

2023-02-27

 

Cuando Todo Cambió........ (Te Amo) - Fanfics de Harry Potter
Cuando Todo Cambió........ (Te Amo) - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/33170
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences