Cuando ya no estés conmigo... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 


Como cada año, los jóvenesprometedores y adinerados de la Casa Slytherin, planeaban hacer su festejo de Noche Buena, unafiesta dentro de las mazmorras a la que sólo los verdes pueden asistir, unafiesta en la que los profesores, permiten que se realicen excesos y locuras, afinal de cuentas es Slytherin, ¿no son todos ahí lo suficientemente madurospara cuidarse? Este año, después de la guerra no es la excepción, estánentre las filas de la casa verde muchos de los hijos de los mortífagos queahora esperan presos en las cárceles temporales, hasta que Azkaban vuelve a serlo de antes; por eso se les ha concedido que esta fiesta sea mejor que todas,esos pobres chicos se merecen algo al menos mejor de lo que han tenido quesufrir con los procesos legales de sus padres, sus hermanos y demás.

 

Sentada con lapierna cruzada en el enorme sillón ante la chimenea, se miraba las uñasfijamente, ¿para qué ir contra la gente que la creía una hueca estúpida porhaber gritado aquello en el Comedor?, es más fácil sentarse a escuchar cómotodos nos critican y por dentro, burlarnos de que no sepan ni la mitad de laverdad, ni la mitad de lo que realmente pasa. Es verdad, esta Navidad es laúltima en el Colegio para Pansy Parkinson y es cierto, las últimas no han sidobuenas; hay dos en particular que quisiera olvidar, aquélla de quinto curso, enla que tuvo que rescatar a Draco de los brazos (tentáculos más bien) de unZabinni ebrio y poco recatado, que lo había drogado para llevárselo a la cama:

-Oh vamos Pansy, es época de compartir. -Dijoel moreno con una amplia sonrisa, mientras Draco tendía una mano débil yflácida hacia ella en un intento por pedirle ayuda, con una cara de espantadaensoñación.

-¿Ah si?... ¡Comparteesto Blaise! -Gritó mientras lo abofeteaba con todas sus fuerzas, sacar a Dracoa rastras de la habitación había sido lo siguiente y lo peor, velarle el sueñoel resto de la fiesta de Navidad, porque el pobre no había despertado ni conlas cuatro tazas de café bien cargado.

En cuartocurso no había sido muy distinto, ella misma, por influencia de las demásverdes, había terminado ebria sobre Draco, intentando convencerlo de pasar lanoche juntos; luego de tener un encuentro vergonzoso en un pasillo con NevilleLongbottom y ser rescatada por el rubio que la llevaba de regreso casi arastras, hizo un último esfuerzo por demás embarazoso:

-Anda Draco, no seasmalito
ven, anda que hoy es Noche Buena. -Murmuraba a su oído mientrasintentaba desabrocharle la camisa, en pleno pasillo rumbo a las mazmorras, conla sonrisa boba y abotargada, consecuencia de la ebriedad.

-Sí Pansy, sí
es NocheBuena, pero no tengo la intención
-La tomó por las muñecas y le obligó amirarlo fijamente, mientras sonreía con esa mueca autosuficiente que ella amabatanto. -
de que mañana sea tu Navidad
así que quítate
estás muy ebria. -Laempujó con fuerza y la dejó caer sobre el sillón nada más entrar a la Sala Común, sola y entumida.

¿Cuál era lacondena de Pansy? No podía comprenderla, realmente amaba a Draco, él era másque sólo el compañero de clases; subió las piernas al sillón y se encogiócompleta mirando las llamas, aún le parecía escuchar los rumores de las demásSlytherins aquélla tarde durante los preparativos de la fiesta, Draco teníatras sus huesos a una chica menor, una belleza olvidada en un rincón y esachica, estaba dispuesta a quitárselo a Pansy, como fuera. Dolorida de pensarlose enfocó en idear una forma de que esta Navidad, fuera la última o no conDraco, resultara inolvidable para los dos.

 

Los decorados eran verdes casi por completo, las organizadoras de este año, habían prescindido del rojo casien totalidad, permanecían algunas noche buenas y uno que otro bastón de dulceen rojo, pero todo seguía siendo verde navidad, en honor a la casa; ella,parada junto a la única ventana del pasillo de las habitaciones, procuraba nobeber nada, el ponche en su mano parecía apenas la decoración perfecta de suvestido negro impecable y elegante, su cabello colgando a los costados de su rostropálido en pequeñas y ondulosas cascadas le daban la apariencia de una griegaentristecida por el termino del año. Cuando lo vio venir, demacrado como estabadesde la batalla y absorto en el suelo, con los ojos grises tristes clavados ensus pasos, el corazón se le vino a la boca y para darse valor, dio un tragorápido a su vaso luego echó a andar hacia él.

-Draco.-Llamó cuando el rubio daba vuelta para entrar a la Sala Común, él alzó los ojos, oscuros yapagados, aún llevaba algunas cicatrices en el cuello y en las manos,quemaduras quizá; Pansy sintió un vuelco y se quedó sin voz, él frunció el ceñoy ella se vio obligada a hablar. -Quisiera hablar un momento contigo, antes dela fiesta.

-Porsupuesto Pansy, cuando quieras. -Aceptó de buen talante, luego, respondiendo alos compañeros que lo llamaban con exclamaciones de ánimo, entró en la Sala, ella se quedó ahí,pensando en él, en nada más que en él.

La fiesta siguió su rumbo, habríasido mentir decir que muchos realmente estaban alegres, la verdad es que lamayoría no se sentía en condiciones de festejar y uno de ellos era Draco, moríade ganas de volver a casa, estar con su madre y, con algo de suerte, ir dondesu padre a ver qué tal estaba; Pansy permanecía en un rincón, no se atrevía nia platicar con alguien, ni a acercarse a él, no al menos de momento. Conformefue cayendo la noche y el ambiente mejoró, comprendió que si quería hablar conél debía hacerlo rápido, en un lugar discreto y tranquilo; así aprovechó quelos demás lo dejaban solo y se acercó a él, lo tomó de la mano y lo hizo salirde la habitación, caminaron sin rumbo, ella jalándolo, llevándolo como a unniño, al parecer a él poco le importaba lo que pudiera pasar. Știri de ultimă oră din Spania

Caminaronlargamente, topándose con los Hufflepuffs que reían camino a su propia fiesta,chocando con los Ravenclaws que cantaban villancicos en un rincón como previo asu festejo; cuando se toparon de frente en un pasillo con algunos rojos, entreellos Ginny Weasley y Hermione Granger, los dos bajaron la cara al piso y sintieronpena, ¿por qué? no había motivo, sólo lo sintieron; Pansy tuvo que jalarentonces a Draco y correr aún más rápido, se detuvo cuando no había más a dóndeir, cuando lo único frente a ella era la barda de la Torre de Astronomía.

-¿Porqué me has traído aquí, Pansy? -Preguntó Draco con el ceño fruncido, agitado detanto correr. -Otra de tus navidades especiales. -Masculló con despreciorecordando las dos que ella misma ya tenía en mente.

-Yote quiero. -Confesó mirando afuera, a la nieve que caía, mirando las luces a lolejos de la casa del Guardabosques que debía estar festejando también. -Es quete quiero y estoy segura que ahora que nos graduemos, no volveré a estarcontigo. -Se le quebraba la voz, Draco a su espalda fruncía el ceño, ¿cómopodía pensar en sexo en semejante época? -Sé que me vas a dejar, sé que novolveremos a estar juntos
yo sólo quería, que
que supieras que te amo.-Terminó volviéndose a mirarlo, Draco la veía extrañado, confundido, él nosentía lo mismo y ella lo sabía; miró al cielo, sobre sus cabezas, pendía unenorme adorno de esferas, que giraban rítmicamente, como llevadas por unencantamiento mágico, romántico, triste; rojo, azul, verde, amarillo, conlistones dorados y plateados que adornaban el firmamento sobre sus cabezas.

 

-Lamentono poder decirte lo mismo, Pansy. -Admitió mirando al piso, últimamente no lequedaba más que mirarlo a él, hasta el orgullo lo tenía pisoteado.

-¿Recuerdasla Navidad deprimer curso, cuando te llevé el regalo a casa? -Preguntó con los ojosinundados en lágrimas mirando al techo, a las esferas; él alzó la cara para verla,sin comprender a qué venía esa pregunta, ella empezó a reír entre hipidos. -Teregalé una pelota que no dejaba de rebotar, papá dijo que era buen regalo paraun chico atlético y yo le hice caso
¡No paró de rebotar y tu madre gritabacomo una loca!
y yo me escondí bajo tu cama
-Se echó a reír a carcajadas enmedio del llanto, Draco no pudo evitar imitarla, llorar incluso, recordando losbuenos tiempos.

-Parecíasun gato espantado, tirada bajo mi cama. -Afirmó riendo alegremente, burlándosede ella con ese gesto presuntuoso de siempre; ella reía mientras se quitabacomo podía las lágrimas que le corrían por el cuello mojándole el pecho.

-Yno pudimos detener la pelota
hasta que tu padre entró y la detuvo con unhechizo
¡Tuvo que hacerla pedazos!
-Se ahogaba de tanto reír y llorar almismo tiempo, entonces Draco la abrazó con fuerza y la apretó contra su pecho;ella no sabía si estaba triste por tenerlo así o estaba muy feliz, cuando laalejó un poco se miraron a los ojos un momento, sonriendo, temblando de fríoporque no llevaban abrigo. -
así somos ¿verdad, Draco?, una Navidad desastrosacada año, no te culpo de no querer estar conmigo si siempre resulto tancomplicada. -Le susurró acariciándole el rostro, él afirmó sonriendo.

-Noimporta, porque yo siempre voy a quererte mucho Pansy. -Sentenció y ella seestremeció, era verdad, iba a dejarla y esta era la última Navidad juntos.

-Yosiempre voy a amarte Draco. -Contestó mirándolo a medias, porque ya laslágrimas no le dejaban ver, lo apretó con fuerza contra su cuerpo y tras olerlouna vez más, se decidió a sonreír. -Vamos, vamos
ya deben echarnos de menos,además, vi una rebanada de pastel de chocolate que a Zabinni le gustó, deboservírmela antes que él
y tenemos una fiesta que arruinar. -Lo tomó de la manootra vez y lo jaló para echar a andar, pero él la detuvo haciéndola volver asus brazos.

-Pansy,recuerda esto siempre
cuando ya no estés conmigo, recuerda que esta
ha sido yserá siempre, la mejor Navidad que me has dado. -Murmuró a su oído y ella nopudo contener el llanto otra vez, abrazándolo con fuerza, él sonrió a medias.

-Mentiroso.-Dijo para quitarle la solemnidad al momento.

-¡Nomiento!... ¿Cuántas veces una mujer hermosa, ¡la más fácil de Slytherin además!,admite que te ama? -Preguntó mirándola con ese gesto irónico y malvado deantaño, Pansy rió con ganas con el comentario.

-Sólo una,sólo una Draco. -Terminó carcajeando, lo besó en los labios con ternura yvolvieron a la Sala Común,aún les quedaba una fiesta que echar a perder.


*******

Espero que todos pasen felices fiestas, gracias por leer todo este año a esta pobre autora sin cordura...


Besos y Felices Fiestas!!!

Cuando ya no estés conmigo... - Fanfics de Harry Potter

Cuando ya no estés conmigo... - Fanfics de Harry Potter

Como cada año, los jóvenesprometedores y adinerados de la Casa Slytherin, planeaban hacer su festejo de Noche Buena, unafiesta dentro de las mazmorras a la q

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-cuando-ya-no-estes-conmigo-3925-0.jpg

2023-02-27

 

Cuando ya no estés conmigo... - Fanfics de Harry Potter
Cuando ya no estés conmigo... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/45073
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente