"Cupid's Chokehold" - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Cupid’s Chokehold





Take a look at my girlfriend
She’s the only one I got
Not much of a girlfriend
I never seem to get a lot




Un chico alto, delgado, de cabello rojo como el fuego, y unos ojos azules que impactaban, iba caminando por la calle, tomado de la mano con una muchacha diez centímetros más baja que él, con una esbelta figura que hacía que más de un hombre se volteara a mirarla, el cabello lo tenía de color castaño, y sus ojos de color verde intenso. Paseaban por el asfalto hasta llegar a un parque, no había demasiados niños, pues ya era demasiado tarde para que estuvieran allí. Ambos se recostaron se el frío pasto que cubría el piso, mirando las estrellas que cubrían el oscuro cielo, estaban abrazados, lo que les provocaba el calor que necesitaban para abrigarse.

Luego de observarlas, de distinguir cada constelación conocida por ambos, se sentaron en el mismo lugar donde habían estado recostados. Estaban mirándose a los ojos, el acercó lentamente su rostro hacia la chica, lo que ella también hizo, hasta que sus labios se juntaron para dar paso a un tierno y cálido beso. Se separaron, la falta de aire los obligó. Continuaron viéndose directamente a los ojos, aquel parque estaba en completo silencio, ellos no hablaban, no había razón para hacerlo, con miradas se comunicaban todo lo que sentían el uno hacia el otro. Volvieron a acercarse, el deseo de otro beso fue incontrolable, ella presionó sus labios con los labios de él, mientras que con una mano jugueteaba con un mechón rojizo del cabello del muchacho, y este sostenía con su mano la cintura de la muchacha. Otra vez se apartaron, pues la falta de aire se hizo presente nuevamente. El lugar en el que estaban seguía en silencio, sólo se escuchaban los gatos que maullaban a lo lejos.

-Heather, - dijo el chico - tengo que preguntarte algo muy importante para mí.

-¿Si, Ronnie? - preguntó impaciente la muchacha.

-No me digas Ronnie
sólo ELLA puede decirme así - pensó él - No me digas Ronnie
no me gusta es
es
muy estúpido - le dijo a su acompañante, para luego pensar - Pero no era estúpido cuando ELLA me lo decía.

-Está bien, está bien, Ron - dijo ella, con un tono de voz burlón en la última palabra - ¿Qué quieres decirme?

-Tampoco de burles de mi nombre - dijo mientras la miraba medio enfadado.

-Está bien - se resignó ella - no me burlaré de tú nombres, pero es que Ron es tan frío, me gusta más Ronnie.

-Pero a mi no, - dijo de inmediato - sólo no me digas así.

-De acuerdo, no te diré más así. Ahora, ¿qué quieres decirme?

-Pues
es algo importante para mí, como te dije antes, y no sé si será importante para ti


-Pero continua hombre
me pones nerviosa - lo interrumpió.

-Es que
bueno

y yo
pues
lo que yo siento


-¿Lo qué tu sientes?

-Bueno
te quería pedir - se aclaró la garganta - ¿Quieres ser mi novia, Heather?

-Ron - dijo ella sorprendida - no me imaginé que me pedirías esto


-¿Pero, qué dices? - dijo esperanzado.

-Qué crees que diré...

-No sé
es tu respuesta.

-Pues digo que
- dijo poniendo nervioso al joven - que si.

Heather se abalanzó sobre Ron, provocando que ambos cayeran al suelo. Ella estaba sobre él, lo cual era una pose demasiado comprometedora, se besaron
como si nunca lo hubieran hecho, pero no dejo ser una dulce caricia.

El la quería demasiado, aunque fuera engreída y todo por el estilo. Pero lo que no soportaba de ella era que cuando nombraban a alguna ex novia de Ron, ardía en celos y comenzaba a degradarla por cualquier cosa, incluso por lo que nunca sucedió. Sin embargo la quería, aunque no había sido la mejor que había podido conseguir en un año.




It's been some time since we last spoke
This is gonna sound like a bad joke
But momma I fell in love again
It's safe to say I have a new girlfriend




Llevaban tres semanas como novios, tres estupendas semanas, las cuales habían disfrutado saliendo a bailar, a dar paseos por la playa y un montón de acciones más.

Ron estaba en su departamento, solo como siempre, su, hace unas semanas, novia, estaba en casa de sus padres, pues harían una cena familiar por la boda de su hermana. Hace un mes que no se comunicaba con su madre o con alguien de su familia, pues ya no vivía en La Madriguera, ahora habitaba en un departamento muggle en Londres, puesto que después de la batalla final, no quiso saber nada sobre magia, auque la seguía utilizando para los quehaceres domésticos. El pelirrojo comenzó a redactar una carta, en la cual decía que había conseguido novia.

Querida mamá:

¿Cómo estás?... yo estoy estupendo, espero que tu también lo estés. Sé que hace más o menos un mes que no te voy a visitar y no te he mandado lechuzas con noticias mías, pero aquí va una.

Tal vez lo que ahora te diré te parezca un poco raro, como una broma de mal gusto, pero tengo que hacerlo: creo que estoy enamorado nuevamente, sé que lo he dicho muchas veces antes, pero esta es la verdadera, y es muy seguro decir que ya tengo una nueva novia. Su nombre es Heather, estamos juntos hace tres semanas, unas excelentes semanas a mi juicio. No es bruja, pero tal vez me acepte cuando yo le diga que soy un mago. Un defecto de ellas es que es muy engreída, me recuerda a Malfoy, pero la quiero y estoy muy seguro de eso. Esto es muy viejo, siempre decía lo mismo hace un año, pero me enamoré de verdad esta vez, ya no hay nada que hacer, solo aceptar que su hijo Ronald Billius dejó su pasado y vive el presente con una mujer, pues Cupido, me ha flechado y me siento feliz de que lo haya hecho.

Los iré a visitar en dos o tres días, se lo prometo, y estaré todo el día allá.

Con amor
Ron.

El pelirrojo tomó a su lechuza, la puso en el alfeizar de la ventana y le entregó la carta, le dijo que la llevara a La Madriguera lo más rápido posible. El animal salió volando del lugar hecho un rayo.




And I know it sounds so old
But cupid got me in a chokehold
And I'm afraid I might give in
Towels on the mat my white flag is waving




-Quizás
esto les parecerá algo muy viejo - pensó el pelirrojo - cada dos meses les mando una lechuza diciendo que tengo novia.

Ron escuchó como abrían la puerta de su departamento. Salió de su habitación, para ir a ver quien era el que llegó. Vio a Heather sonriente, caminando hacia él.

-Hola - dijo ella coquetamente.

-Hola - respondió él cayendo en los encantos de ella, lo cual provocó que se besaran.

-¿Cómo estás, Ronirron? - preguntó cariñosamente, como si le estuviera hablando a un bebe.

-Bien, ¿y tú? - preguntó el - y no me digas Ronirron.

-Bueno
no te diré Ronirron. Estoy bien, gracias.

-¿Qué tienes ahí? - preguntó Ron curioso, viendo la bolsa que su novia llevaba.

-Nada - respondió apartándola - es una sorpresa. Vamos al dormitorio, allí te lo muestro.

-Ok - respondió.

Heather tomó a Ron de la mano, para guiarlo a su habitación, él la conocía el lugar perfectamente, no tenían por qué llevarlo a los cuartos que este tenía, pero era su novia, la amaba y aceptaba que lo hiciera. Llegaron a la alcoba del pelirrojo, la chica se sentó en la cama de su novio, dejando la bolsa a un lado.

-Ven aquí - le dijo mientras golpeaba suavemente el cobertor de la cama, como señal para que fuera a sentarse a su lado.

-¿Qué es? - preguntó, ubicándose a un lado de la castaña.

-Que impaciente - dijo esta besándole la mejilla.

-Lo siento - dijo, mientras ella le acariciaba el cabello.

-Primero bésame - ordenó ella - y después te diré que es.

Ron accedió a hacerlo, le dio un dulce beso en los labios, para salir de la duda.

-Ahora te toca decirme que es - dijo él.

-De acuerdo - respondió.

Tomó la bolsa y sacó lo que tenía dentro, para la sorpresa de Ron, no era algo que le hubiera gustado, pero no podía hacer nada.

-Toma - dijo ella dándole su obsequio a Ron.

-Wow - dijo sorprendido - es muy
rosa.

-Lo sé - dijo sonriendo - como es mi color favorito, pensé que debería hacerle bien a tu departamento.

-Emmm
gracias.

-De nada. - sonrió - presiona su pansita, es adorable lo que dice.

-Ok - dijo él, apretó el lugar que Heather había dicho para saber que pasaría.

-Heather & Ron, juntos por siempre - dijo el objeto unas tres veces, pues con presionar una vez decía esa cantidad.

-Es tan
- dijo Ron - femenino - pensó - lindo de tu parte - terminó por decir.

-Lo sé - contestó - se llama Señor Oso.

-De acuerdo - dijo levantándose se la cama para dejar el objeto en uno de sus muebles.

Efectivamente, Señor Oso, era un
oso, de color rosa que se le podía grabar todo lo que uno quisiera, y escucharlo tan sólo presionando su estómago. Ron no podía decirle a Heather que no lo quería, le partiría el alma, pero era tan
ROSA, demasiado rosa, ya tenía bastante con que ella se vistiera de rosa, tuviera una alcoba rosa, y ahora, quizás quiera tener un novio rosa. Pero él tenía que resistir a todo, pues la amaba, o eso supuestamente.

-¿Cuándo limpiarás la jaula de tu ave? - dijo ella con desdén.

-No le digas ave, se llama Euritión - corrigió a su novia.

-Entonces, ¿cuándo limpiaras la jaula de Euritión?

-Mañana - respondió.

-No entiendo como es que te guste tener una lechuza como mascota, ¿por qué tiene una como mascota?

-Porque son inteligentes, fieles, interesantes y un millón de cosas más.

-Pues, a mí no me gustan.

-Pero yo te gusto a ti - dijo él con una sonrisa picaresca.

-Exacto - respondió ella con una misma sonrisa.

El le besó los labios dulcemente. Esta relación no era sólo sexo, como las anteriores, era más amor. El estaba seguro de que estaba enamorado de Heather, y esta también sentía lo mismo.

Un mes después de que Ron había mandado la carta, estaba en la casa de Heather con unos compañeros del trabajo, jugaban cartas mágicas, y bebían wisky de fuego, pues sus amigos también eran magos.

La castaña iba camino a su hogar cargada de bolsas, esperando que su novio estuviera solo viendo televisión y cuando la viera entrara la ayudara con las bolsas. Pero se llevó la no muy grata sorpresa de encontrarse a Ron con cinco personas más en el living, con envases de comida tirados por todos lados. El ver esto, las bolsas cayeron al piso, dejando tirado lo que llevaban dentro. La imagen de su responsable novio había desaparecido de su mente, lo único que quería era que se fueran todos.

-¡RONALD BILLIUS WEASLEY! - gritó histérica la chica - ¡¿QUÉ DIABLOS HAS HECHO CON ESTE LUGAR?!

-¡Heather! - dijo Ron sorprendido - no me imaginé que llegarías tan luego, yo lo iba a ordenar todo - dijo mientras recogía unos papeles del suelo.

-¡DEJA ESO! - gritó nuevamente - ¡USTEDES VAYANSE DE AQUÍ! ¡NO TIENE NADA QUE HACER EN MI CASA! - se dirigió a los amigos del pelirrojo.

-Chicos
es mejor que se vallan - le dijo a sus amigos - puedo pegarles con las escoba - dijo por lo bajo, de tal manera que sólo ellos lo escucharon.

-Si
es mejor que no vayamos, - dijo Neville, que era uno de los invitados de Ron - seguro que es capaz de golpearnos.

-Exacto - dijo Ron.

-Adiós, Ron - dijo Neville saliendo de la casa, sin percatarse que llevaba un vaso con wisky - Toma - le entregó el dicho vaso a Heather, la cual tiró el contenido hacia el pasto de su jardín.

-Adiós - dijeron los demás saliendo uno a uno del lugar.

-Heather, amor
- dijo Ron tratando de calmar a su novia - yo puedo explicar todo esto, te juro que


-¡NO NECESITO EXPLICACIONES! ¡TENGO TODO MUY CLARO! - gritó histéricamente enfadada.

-No, cariño, yo iba a limpiar esto.

-¿Cuándo yo llegara? - dijo más calmada, pues le había empezado a doler la garganta por los gritos.

-Cuando ellos se fueran. - respondió.

-¿Y cómo, con magia?

-Si - respondió Ron sin mirarla a los ojos.

-Ron no digas estupideces en este momento.

-No es ninguna estupidez - contestó, dirigiendo su mirada a los ojos de la castaña.

-Oh, Dios - dijo mirando los ojos de él, ellos siempre le decía la verdad - es verdad.

-Si, Heather, es verdad, soy un mago.

-Pues demuéstramelo.

-Observa - dijo Ron mientras sacaba de su pantalón la varita que siempre llevaba - Accio Vaso - un vaso que estaba detrás de él en unos segundos estuvo en su mano - ¿Lo vez?

-
- no dijo nada, quedó perpleja por lo acontecido, no daba crédito a que eso hubiera sucedido - Demuéstrame más.

-Está bien - dijo mientras sacaba su varita que siempre traía en el pantalón - Evanesco - apuntando al florero que estaba frente a ellos, dijo el hechizo, el cual hizo que el objeto desapareciera.

-
- nuevamente Heather se limitó a no decir nada, pues había sido como si la voz se le hubiera ido. Cuando al fin logró decir unas palabras, no las dijo, sino las gritó - ¡RONALD! ¡BICHO RARO! ¡LARGATE DE MI CASA! - mientras que hacía un gran esfuerzo para que Ron saliera del lugar, hasta que lo consiguió - ¡NO TE QUIERO VER MAS! ¡ESTO SE TERMINO!

-Pero
- dijo Ron suplicante.

-¡LARGATE! - dijo para luego cerrarle la puerta en la cara.

Ron se fue caminando a su departamento, pero descansó un momento en un pequeño parque.

-¡Por Merlín! - dijo Ron sobándose la nariz por el golpe que la puerto le había dado - ¡Yo creí que me entendería! ¡Qué estúpido he sido! ¡Maldigo el día que la conocí, fue un mes malgastado!




I mean she even cooks me pancakes
And Alka Seltzer when my tummy aches
If that ain't love then I don't know what love is




Luego del transcurso de un mes, Ron iba caminando por la calle, cuando vio a una hermosa muchacha, de cabello rubio, estatura media y unos ojos azules que mataban con una mirada. Tenía una figura excelente, no cabía duda de que él tendría una novia nuevamente. Ella estaba sentada en un banco del parque que se ubicaba cerca del departamento de Ron. Este no rechazó la oportunidad de hablarle, así que se le acercó.

-Buenos días, señorita - dijo él con una sonrisa.

-Buenos días, señor - respondió esta con una sonrisa también.

-Si me permite decírselo, usted es hermosa - dijo mientras su rostro cobraba un escaso color rosa.

-Muchas gracias - dijo avergonzada.

-¿Cuál es su nombre? - preguntó Ron sentándose a un lado de ella.

-Sally - respondió.

-Mucho gusto, Sally.

-El placer es mío. ¿Cuál es tu nombre?

-Ron, o sea, Ronald, pero todos me dicen Ron.

-Entiendo, Ron.

-¿Dónde vives? - preguntó él.

-Unas cuadras más allá - dijo apuntando hacia la derecha - ¿y tú?

-Dos cuadras más allá - apuntó hacia la izquierda.

Ron la miraba sonriente y ella lo miraba sonriente a él. El teléfono celular de ella comenzó a sonar. Ella contestó, hablo por cinco minutos.

-Ron, fue un verdadero placer conocerte - dijo cuando ya había guardado el celular - pero me tengo que ir. Me hubiera gustado quedarme más pero


-No te preocupes - interrumpió - ¿Te puedo llamar?

-Claro - respondió - este es el número de mi teléfono.

Escribió su nombre y su número de teléfono en un pedazo de hoja de cuaderno. Su bolso era bastante pequeño para que pudiera sacar un montó de cosas de ella hasta encontrar un papel, entre ellas había un libro. Esto hizo que Ron sospechara.

-¿Eres
pues
bruja? - preguntó con timidez.

-Si - dijo con una sonrisa.

-Eso explica por qué sacaste un libro de tu bolso, siendo tan pequeño - dijo calmado.

-¿Eres mago? - preguntó sorprendida por el comentario que había hecho el pelirrojo.

-Si - respondió el con orgullo.

-¿En qué colegio estudiaste? - preguntó ella con curiosidad.

-En Hogwarts - respondió.

-Yo también - dijo aún más sorprendida.

-Nunca te vi por los pasillos del colegio.

-Yo tampoco te vi. Tal vez fue porque yo me gradué hace dos años.

-Y porque yo me gradué hace tres - sonrió.

-¿Sabes? - dijo ella - que divertido fue haberte conocido. Es mejor que yo me valla, sino mi hermana se pondrá histérica.

-Está bien - dijo sonriendo - te llamaré mañana, ¿está bien?

-Excelente - respondió.

De despidieron con un beso en la mejilla y ella se alejó del lugar.

-Tendré nueva novia - pensó Ron.

Un perro ladrando lo sacó de sus fantasías con Sally, su próxima novia. Ron se fue a su hogar, para pasar todo el día sentado frente al televisor y para fantasear con la rubia.

Al día siguiente la llamó, como habían acordado. Se encontraron en el mismo parque en que se conocieron. Esta vez tendrían todo el tiempo del mundo. Ambos se gustaban y se notaba. Ron se acercó a la muchacha y la besó. Ella correspondió aquel beso. Luego de separarse, ambos se quedaron mirando a los ojos. Quizás se estaban enamorando.

Salieron durante un mes antes de que Ron hiciera la pregunta que había hecho muchas veces antes. Estaban en el mismo parque de hace un mes atrás. Sentados en la misma banca y en la misma posición. Ese día, el lugar había caído en un silencio incómodo, que el pelirrojo decidió romper:

-Sally


-¿Si? - dijo ella volviendo su mirada hacia el chico.

-Tengo algo que preguntarte.

-¿Qué cosa?

-Pues
he estado pensando en esto que tenemos y
¿quieres ser mi novia?

-
- ella no dijo nada, sólo se limitó a mirar los ojos azules de Ron.

-¿Qué dices?... si no quieres yo lo entenderé.

-Digo que
que si - dijo sonriendo, luego le dio un dulce beso a su ahora novio.

Estuvieron bastante tiempo allí. Llego la hora de irse. El fue a dejar a casa a Sally, pues tenía que ser caballero. Luego de irse a su departamento, se quedó allí, pensando en lo que podría hcer como novio de la rubia.

Llevaban dos meses como novios. Ron siempre iba a desayunar a casa de Sally, pues no sabía cocinar bien y ella le había ofrecido que fuera. Siempre le preparaba panqués y cuando le dolía la barriga por comer mucho, le daba una pócima para que ya no sintiera el dolor.




We even got a secret handshake
And she loves the music that my band makes
I know I'm young but if I had to choose her or the sun
I'd be one nocturnal son of a gun




No necesitaban hablar, con miradas se decía todo, con caricias expresaban su amor, a veces parecía como si pudieran leerse las mentes. Ambos escuchaban la misma música, los mismos grupos. Aunque eran muy jóvenes, ambos se querían demasiado y sabían lo que les gustaba.

Ron estaba alegre por lo que estaba viviendo. Redactó una carta a los weasley nuevamente.

Querida familia:

Es raro, hace unos meses les mandé una carta diciéndoles que tenía novia, pero ella no supo valorarme y no me quiso ver más desde que le dije que era un mago. Es raro, o sea, sigue siendo raro. Hace dos o tres mese conocí a Sally, es rubia, de ojos azules, es bruja, iba en Hogwarts, pero jamás la había visto, quizás porque era un año menor que yo. Salimos durante unos mese y le he pedido que sea mi novia. Estamos felices juntos. Ella me da desayuno, aunque no vivo en su casa. Me prepara panqués y tostadas, es una gran cocinera. Ambos escuchamos la misma música, adora los mismos grupos que yo y tenemos demasiadas cosas en común. Yo soy joven, ella también, nos queremos demasiado y sabemos lo que necesitamos. Esta vez, su hijo se ha decido por una mujer.

Con amor
Ron

Ron envió la carta con Euritión. No le llagaban respuestas de su familia, su lechuza volvía sin nada.

La semana siguiente a la que el pelirrojo había enviado el escrito, Sally quería que se encontraran para discutir algún tema. Quedaron en que él iría a la casa de ella.

-Ron - dijo ella tomando la mano del muchacho.

-Dime - dijo este muy nervioso.

-Pues
te quería preguntar algo.

-¿Qué cosa?

-Pues
sé que es un poco apresurado pero
yo te amo
¿te quieres venir a vivir conmigo?

-Sally
- dijo este sorprendido, él esperaba que terminaran, pero lo tomó por sorpresa aquella pregunta - pues
no se.

-Si o no
comprenderé si no quieres.

-Nadie ha dicho que no quiero
acepto
me vendré a vivir contigo.

-¡Siii! - festejó ella.

Ron sólo sonrió. Luego le dio un dulce beso, quizás por fin había conocido el amor.

-En una semana traeré mis cosas - dijo cuando terminaron de besarse.

-Me parece excelente - respondió ella.

Aquella semana había pasado demasiado rápido. Hace siete días estaban sentados en casa de Sally y con un chasquido de dedos pasaron a la semana siguiente.

Ron estaba en su departamento, arreglando todas sus pertenencias para irse a vivir con su novia. No podía creer que vivirían juntos, estaría en la misma casa, en la misma habitación, en la misma cama, o por lo menos eso pensaba él.

Llego a la casa de Sally, todo estaba en silencio, un silencio demasiado incómodo de lo que es normal, la casa nunca tenía un silencio tan
escalofriante.




Take a look at my girlfriend
She's the only one I got
Not much of a girlfriend
I never seem to get a lot




El pelirrojo, con todas sus maletas ya dentro del lugar, escuchó unos ruidos que provenían desde la habitación de la rubia. Se dirigió hacia allá, abrió la puerta, y se encontró con Sally vestida demasiado sexy, y no lo estaba esperando a él, pues ya tenía compañía y se veía muy divertida jugando con él.

Ron no pudo controlar sus celos, entró hecho una fiera al cuarto, sacó a su novia encima del sujeto que la acompaña y le dio un fuerte golpe en la cara. Tomó sus maletas y se dirigía hacia la salida cuando la rubia lo tomó de un brazo.

-Ron - dijo ella mirándolo a los ojos - yo
yo
lo siento.

-¡¿QUE LO SIENTES?! ¡¿QUE LO SIENTES?! - gritó él. Sally tenía los ojos bañados en lágrimas, Ron daba miedo cuando se enojaba de verdad - ¡¿SIENTES HABERME ENGAÑADO CON
CON
CON ESE TIPO?! ¡NO TE VEIAS MUY ARREPENTIDA CUANDO ENTRÉ AL CUARTO!

-¡Ron
de verdad lo siento - dijo ella sin poder contener sus lágrimas - no sé por qué lo hice. Por favor discúlpame!

-¡¿QUIERES QUE TE DISCULPE?! ¡YO TE AMABA, SALLY!

-¡DE VERADAD LO SIENTO RON!

-¡DEBISTE HABER PENSADO EN LO QUE HACIAS!

-¡PERO NO LO HICE!

-Lo siento, Sally, pero esto se acabó - recogió sus maletas del piso, salió de la casa y cerró la puerta tras de sí.

-¡RON! - gritó ella, pero era demasiado tarde, no podía volver en el pasado y evitar lo que había sucedido.

El pelirrojo, con todas sus maletas se dirigió hacia su departamento, por lo menos todavía no lo vendía y sus muebles aún estaban allí. No entendía por qué tenía tan mala suerte con las mujeres desde aquella vez, POR MERLIN le iba pésimo con las mujeres. Las muggles no lo aceptaban al decirles que era un mago. Las brujas, lo engañaban o terminaban con él por nada. Desde cuando que había perdido su encanto.
It's been awhile since we talked last and I'm tryin' hard not to talk fast
But dad I'm finally thinkin' I may have found the one
Type of girl that will make you way proud of your son




Siete meses había pasado desde que Ron terminó con Sally. Ninguna mujer se había cruzado en su camino. Ninguna rubia, ni castaña. Ni muggles, ni brujas, estaba solo. Pensaba que no necesitaría a otra mujer.

Ese mismo día, él decidió salir a tomar algo o a comer algo. Se dirigía tranquilamente a Las Tres Escobas, para tomar un vaso de hidromiel o cualquier otra cosa. Llegó al lugar, se sentó en una de las sillas que estaban en la barra y esperó a que Rosmerta le entregara el hidromiel. Mientras, en la espera, Ron había posado la mirada en una hermosa muchacha, acompañada por unas amigas, que estaba sentada unas mesas más de donde estaba él. Era hermosa, él la conocía, hace mucho tiempo que no se veían. Eran bellísima, era perfecta, o eso para él. De cabello castaño y enmarañado, pero esta vez un poco más liso. Aún recordaba aquel dulce aroma a canela que tenía, lo hacía sentirse vivo. Sus ojos, eran de un color café, cualquiera diría que no tienen nada especial, pero él sabía lo especial que tenían, no eran comunes y corrientes, eran más especiales que otros ojos, de cualquier color, azul, celeste, azul eléctrico, verdes, grises, negros, cualquier color. Sus labios, que alguna vez había besado, seguían provocando aquella sensación en el, aquella que sentía cuando los veía y no los podía tocar, acariciar, besar.

-Ron
- dijo Rosmerta moviendo a Ron con una mano Ron
RON gritó, sacando al pelirrojo de su ensimismamiento y haciendo que varias miradas, incluyendo a la de la muchacha, se voltearan hacia ellos.

-¿Eh? dijo Ron con la mirada perdida, todavía no volvía del todo.

-Aquí esta tu hidromiel respondió Rosmerta.

-Eh
gracias le sonrió.

-De nada

Ron seguía observando a la castaña, esta ya no lo observaba, volvió a divertirse con sus amigas. El nunca la había dejado de amar, recién ahora lo entendía, era la mujer indicada para él, su padre estaba orgullos de que ella estuviera de novia con él, pero por un pequeño gran percance en la relación, tuvieron que terminar. Se dejaron de ver de un momento a otro, ya no se hablaban. Y ahí estaban ambos, en el mismo lugar, no en la misma mesa, pero si en el mismo local.




And I know you heard the last song about the girls that didn't last long
But I promise this is on a whole new plane
I can tell by the way she says my name




La hermosa joven que estaba sentada unos metros lejos de Ron, lo recordó apenas lo vio. Como olvidar aquella cabellera de color rojo fuego que siempre era la causante de despeinarlo, como olvidar esos labios que alguna vez la besaron, dulce, tierna y calidamente, con tanto amor, esos ojos azules que podían ver el fondo de su alma, con sólo una mirada, y ella, podía ver todas la emociones de él a través de ellos, y le confesaban fielmente cuando decía la verdad, ¡cómo podía olvidarlo! Muchas veces lo había intentado, pero todas fueron sin éxito, había pasado por distintos chicos en esos dos años, pero ninguno pudo ocupar el lugar que él ocupó.

Ella se había levantado de su silla, se dirigía hacia él. Ron lo sabía, pero como siempre había sido un idiota, miro hacia izquierda y derecha, no había nadie, no había duda de que ella se dirigía hacia él.

-Ronald Billius Weasley dijo ella sentándose a un lado del muchacho.

-Adoro cuando dice mi nombre dijo en su mente Hermione Jane Granger terminó por decir.

-Hace tanto tiempo que no nos vemos dijo sonriente

-Hace dos años, para ser exacto sonrió.

-Llevabas la cuenta.

-No
es sólo que no me olvidó de aquel día.

-Yo tampoco lo he olvidado. ¿Y qué ha sido de tu vida en estos últimos años?

-Pues nada, ver televisión, salir, tener novias que duran demasiado poco porque no reaccionan bien cuando les digo que soy un mago.

-Oh
¿y hace cuanto que no tienes novia? preguntó curiosa.

-Hace siete meses.

-Es mucho tiempo, según lo que me dijeron, cuando terminabas, a la semana siguiente estabas con otra.

-Pues
esos eran otros tiempos que ya dejé atrás.

-Me alegra que digas eso pensó Excelente

-Incluso escribí una canción para esas muchachas que duran sólo semanas con una relación. Se le enviaré a mi padre cuando escriba una carta.

-¿Puedo leerla?

-Emmm
nop respondió.

-Sigues igual
no has cambiado en nada.

-Yo creo que he madurado un poco más
pero sólo un poquito.

-Me alegra que hayas madurado aunque sea un poquito.

-¿Quieres ir a otro lugar, Herm? preguntó

-Claro respondió ella sonriente.

Fue a despedirse de sus amigas, para salir a dar un paseo con el pelirrojo.




I love it when she calls my phone
She even got her very own ringtone
If that ain't love then I don't know what love is




Ambos salieron del local, estaba nevando, así que llevaban un abrigo. Caminaron hasta llegar a un lago, estaba congelado, nadie se encontraba en aquel lugar, a excepción de ellos.

Ninguno se había dejado de amar, se quería como el primer día en que se besaron. Como es que él la pudo dejar ir, la amaba, debió haber hecho algo para que pudieran seguir juntos, pero el muy cobarde no lo hizo.

-Ron dijo ella mirando al chico - ¿tienes celular? , para llamarte

-Eh
- contestó él si, claro, este es sacó un papel y anotó el número de teléfono

Ambos permanecieron en un silencio, no fue incómodo para él, pues los verdaderos silencios incómodos eran lo que pasaba con Heather y Sally.

-Herm dijo Ron, rompiendo el silencio.

-¿Si? preguntó ella volteando su mirada hacia Ron.

Ron no respondió, sólo se dejó llevar por lo que sentía, por segunda vez en su vida, se dejó manejar por su corazón. La primera vez que lo había hecho, fue cuando se declaró a Hermione.

Lentamente, los rostros de los jóvenes se fueron acercando, los centímetros de distancia cada vez eran menos. La distancia se cortó, ambos sentían la cálida respiración del otro, no resistirían un minuto más así. Un segundo después, sus labios se estaban rozando, sus labios estaban presionados. Los brazos de Hermione rodeaban el cuello del chico, una de sus manos despeinaba su cabello, mientras que la otra, acariciaba su rostro. Ron, con sus manos, tenía a Hermione tomada de la cintura, esas finas curvas que siempre había deseado, ahora estaban siendo rozadas por sus manos.

-Herm dijo Ron finalizando el beso de hace unos instantes yo
yo
yo te amo y siempre lo he hecho el pelirrojo disfrutaba cada segundo que estaba con ella, disfrutaba sus besos, sus caricias, su mano despeinando su rojizo cabello.

-Ron dijo ella difícilmente yo
yo también te amo, discúlpame por haberte dejado, fue el error más grande de mi vida.

-No importa, Hermy dijo él no necesitas disculparte, me basta con que me ames.

-Gracias, Ronnie dijo ella

Ron volvió a presionar sus labios contra los de Hermione, dando inicio a un dulce y cálido beso. Le gustaba tanto cuando ella le decía Ronnie, sonaba tan tierno, tan lindo, cuando Heather le dijo así, sólo quiso asesinarla, nunca le había permitido que le dijera así.

-Hermy, si esto no es amor
entonces de verdad no sé qué es el amor dijo Ron una vez que separaron sus labios pero te juro, que estoy seguro de que esto sí es amor y de que te amo, nunca te dejaré irte de mí.




It's gonna be a long drive home but I know as soon as I arrive home
And I open the door take off my coat and throw my bag on the floor
She'll be back into my arms once more for sure




Ron y Hermione se volvieron novios ese mismo día. Se prometieron estar juntos por siempre, se amaban y tenía que estarlo. Ella prometió siempre serle fiel, y él prometió lo mismo. Siempre que cualquiera de los dos llegara del trabajo, el otro, que llegó antes, estaría esperándolo con un abrazo y un beso, un dulce, tierno y cálido beso.

Nunca se separarían, no se dejarían escapar. Tendrían hijos, vivirían en una linda casa, siempre irían a La Madriguera y nunca, pero nunca se dejarían solos, porque eso no hacen las parejas. Hermione estaba tan feliz de haberse encontrado con Ron, después de tantos años, encontrarse con él había sido algo estupendo. Ella lo había buscado, durante mese lo buscó, pero se rindió, pues no lo encontró por ningún lado y un día cualquiera, ella está con unas amigas en Las Tres Escobas y se encuentra con el ojiazul observándola.

Qué hubiera sido de ella si no lo hubiera encontrado. Claro que tendría una familia, pues no hubiera evitado eso, pero nadie le hubiera podido dar lo que Ron le podía dar. Nadie le hubiera podido dar el amor que el pelirrojo le daba, las caricias que le hacía, aquellos roces de sus labios que siempre sucedían. Nadie se le comparaba




Take a look at my girlfriend
She's the only one I got
Not much of a girlfriend
I never seem to get a lot




Ron y Hermione estaban en el mismo parque en el que comenzaron su nueva relación. El hielo se estaba derritiendo, lo que indicaba que comenzaría la primavera. Ambos estaban tan felices juntos, eran la pareja perfecta, a pesar de todas las diferencias que tenían, de todas las discusiones por cosas estúpidas que nunca quedarían de lado, lo eran. Se podría decir que eran un ejemplo de pareja ideal, con pequeños defectos, pero ideal.

Ron agradecía cada día por haber encontrado a Hermione, en ese momento sus dos últimas novias no valían nada. Valían un pelo de rata si se les comparaba con Hermione. Es que ella era tan perfecta, tan hermosa, tan astuta, tan inteligente, tan
tan
HERMIONE, nadie se le comparaba.

Vivían juntos, en el departamento de Ron por el momento, después de casarse comprarían una nueva casa.

Hermione había sido la única chica que él había podido conseguir durante los siete meses que él no había estado con nadie, pero no era por qué a las mujeres no le atrajera Ron (N/A: quien no se sentiría atraída por él babaaaa xd), era porque él no quería a nadie más. Estaba esperando a que Hermione apareciera para pedirle nuevamente que fueran novios y dejar todo lo pasado atrás. Claro que no esperaba que apareciera aquel día y en Las Tres Escobas, él pensaba que esperaría más, un año más antes de que ella apareciera, pero el destino es el destino, y quería que se reunieran.

**************

Ron llevaban un año saliendo con Hermione, un hermoso año. Ambos estaban en La Madriguera, junto con la familia de Ron. Disfrutaban tanto en familia. Estaba Bill con Fleur y su pequeño hijo Thomas, Fred con Rachell y su hijo Christopher, George y su esposa Azura y su hijo Nicholas, Ginny con Harry y Allyce, su hija de un mes y Ron con Hermione, sin un hijo todavía. Charlie estaba en Rumania, viviendo con su esposa Holly y su hijo Dylan. Percy, era soltero exitoso y todo lo demás, pero la familia difícilmente se comunicaba con él, pues por un problema que hubo hace dos años.

Ron revisaba su abrigo, pues tenía que leer algo muy importante, algo que habría escrito hace un año atrás, cuando recién había comenzado su nueva relación con Hermione.

-Escúchenme dijo Ron levantándose de su lugar tengo que leer algo que escribí hace un año, cuando comencé nuevamente con Herm.

Hermione no entendía nada, ¿cuándo escribió algo Ron?, ¿cómo era que ella no lo sabía? Miles de preguntas se le vinieron a la cabeza, pero las guardo para después interrogar a su novio en el departamento.

-Adelante, Ron dijo Fred.

-Todos te escuchamos terminó George.

-Está bien dijo Ron comienza así:

Querida familia:

She's got a smile that would make the most senile
Annoying old man bite his tongue
I'm not done
She's got eyes comparable to sunrise
And it doesn't stop there
Man I swear

Les envío esta lechuza para que sepan algo que hace tiempo que no he podido sentir de verdad: amor.

Comienzo, hoy, yo estaba en Las Tres Escobas, sentado en la barra pidiendo un hidromiel, cuando de un momento a otro veo a una hermosa mujer sentada unos metros lejos de mí.

Su sonrisa era hermosa, aquella que muchas veces fueron causadas por mí, aquella a la que caí rendido cuando me enamoré de la persona que la poseía, aquella que podría hacer que el anciano más triste vuelva a sonreír, aquella sonrisa de la que yo me enamoré. Y ¿saben? Aún no termino de describir a la hermosa joven.

Sus ojos, se pueden comparar con el atardecer, aunque tengan colores distintos ambos son igualmente hermosos y sin vergüenza me atrevo a decir que los de ella son aún más, esos ojos que pueden ver a través de los míos, aquellos que pueden ver mi corazón con una mirada, aquellos que reflejaban todo tipo de emociones, que siempre me decían la verdad, esos ojos que poseía la única mujer a la que alguna vez amé y que todavía amo. Familia se lo juro, estoy enamorado y siempre lo estuve, sólo que hoy me di cuenta de cuanto la necesitaba, cuando la encontré, me percaté de todo este tiempo que he perdido buscando una mujer que la remplace, pero que equivocado estaba cuando pensé eso, nadie puede remplazarla
NADIE.




She's got porcelain skin of course she's a ten
And now she's even got her own song
But movin' on
She's got the cutest laugh I ever heard
And we can be on the phone for three hours
Not sayin' one word
And I would still cherish every moment




Su piel, esa que alguna vez toqué, es como la porcelana, igual de suave, igual de linda, la única diferencia es que nunca está fría. Esa piel que
siempre tocaba cuando estaba con ella, esa que cubría su cuerpo, aquella que estaba alrededor de sus labios cuando los besaba, aquella que
era mi perdición, ahora entendí que necesitaba más que nunca aquel aroma, aquella esencia tan auténtica que tenía su piel, aquel delicioso aroma que tenía cuando estábamos juntos, amaba ese delicioso aroma, mejor dicho
aún lo amo, y ese fue mi recuerdo personal de ella. En una escala del uno al diez
ella es un infinito. Pero prosigamos.

Ella tiene la risa más hermosa de todo el mundo, muggle y mágico, es contagiosa y muy alegre, podría alegrar a cualquiera, podría hacer nacer las flores, con sólo oírla me siento tranquilo, al oírla mi pequeño gran mundo que gira en torno a ella está totalmente en calma, en cambio, cuando no lo hace, mi mente se nubla por completo, no puedo pensar si no es en ella, trato de buscar una solución para que deje de estar así, tan triste, sin esa risa que es música para mis oídos.

Con ella podría estar horas y horas en el teléfono, sin decir palabra alguna, sólo con saber que estamos ahí nos basta, a veces, sólo nos decíamos durante tres horas que nos queríamos, y sólo por aquel aparato. Que grande es el amor, es inmenso, y por eso estoy enamorado de ella, porque no me faltan las palabras, tampoco me sobran, sólo nos podemos comunicar las cosas a través de miradas, nuestros sentimientos con un abrazo, nuestra necesidad de estar juntos con un beso, nada más, NO NECESITABAMOS PALABRAS, sólo gestos y acciones. Y aunque no nos digamos nada, apreciaré cada momento que pasamos juntos.




And when I start to build my future she's the main component
Call it dumb call it luck call it love or whatever you call it but
Everywhere I go I keep her picture in my wallet like here




Cuando me imagino como será mi vida con ella, se me dibuja una sonrisa en el rostro, no puedo evitar ponerme feliz cuando pienso en ella, estando acostada en una cama abrazada conmigo, y en otra habitación, nuestra hija o hijo, no importa lo que será, sólo lo amaré. Ella es el principal componente de mi vida en el futuro, sin ella no sería nada, sin ella estaría como un cerdo, con basura por todos lado, sin ella
no sería yo. Todo el tiempo en el que salí con otra mujeres yo fingía, no era yo mismo, no sé por qué no podía serlo, a ellas no podía darles todo el amor que puedo darle a ella, a mi amor, a la única persona que he amado. Pueden llamarlo como quieran, estúpido, cursi, pueden creer que es sólo suerte, pero yo sé que no, porque ambos nos amamos más que a nada en el mundo, y ¿sabes?, siempre que yo solía salir, llevaba una foto de ella en mi bolsillo, en el bolsillo de la camisa, cerca de mi corazón, y nunca dejé de hacerlo, porque yo la tenía allí, en mi corazón, incrustada, no podía sacarla, se quedó allí para siempre y siempre se quedará allí.

Supongo que ya se imaginaran de quien hablo
¿verdad?, porque si todavía no saben es porque son mucho más idiotas que yo. Seguramente el nombre de esa chica, muchacha, mujer al fin y al cabo, la imagen de ella, la imagen de su hermoso rostro se les viene a la mento. Bueno, en caso de que tú leas está carta alguna vez, estoy hablando de ti, de cómo nos volvimos a encontrar en ese local, de cómo me sonreíste, de cómo nos besamos, de cómo de un momento a otro ya éramos novios. Hablo de ti hermosa mujer que nunca dejé de amar. De ti, Hermione Jane Granger. ¡TE AMO! Y nunca lo olvides.

Con amor
Ron.


Ron terminó de leer la carta, todos estaban sorprendidos por como aquel Weasley expresó sus sentimientos mediante una carta, un papel que jamás había enviado, que había estado guardando como un tesoro para leerlo en el momento preciso, en el momento en que más amaba a Hermione, y ese momento había llegado.

-Ahora dijo Ron guardando la carta en su bolsillo eh aquí la demostración de lo dicho de la foto es verdad sacó del bolsillo de su camisa una foto de Hermione, donde se vía más linda que nunca.

Ron volvió a guardar la imagen en su bolsillo, como siempre lo hacía, se arreglo un poco el cuello de la camisa y la chaqueta que llevaba puesta, se tomó los pantalones para acomodárselos y prosiguió.

-Ahora
- repitió quiero proponer algo a alguien.

-¿A quién? preguntó Ginny impaciente.

-Señorita Hermione Jane Granger dijo Ron arrodillándose frente a su novia, sacando una pequeña cajita de su pantalón, que luego abrió y dejo ver un hermoso anillo de compromiso - ¿Querría casarse conmigo, Ronald Billius Weasley?

-¡Siii! gritó Hermione como respuesta, tirándose a los brazos de Ron, besando sus labios.

Ron sacó la joya de su lugar y la puso en el dedo anular de la castaña. El sueño de ambos al fin de haría realidad: se casarían y estarían juntos por siempre. No importaban las antiguas novias que había tenido, esas que duraban un mes o dos, esas que en ocasiones duraban sólo semanas. Ellas, al lado de Hermione, no valían absolutamente nada, NADA, ella no merecían haberlo tenido por novio, no lo supieron valorar. Sólo Hermione podía ver lo especial que él era, lo cariñoso que podía ser, sólo ella sabía cuanto podía dar Ron, cuando podía llegar a querer, las cosas que podía lograr cuando se las proponía. Ambos estarían juntos por siempre, en una casa o donde sea, pero estarían juntos, como siempre debieron haber estado.


------------------------------------------------------------------------


Cupid’s chokehold Gym Class Heroes

Después seguían dos coros más, pero
no los puse =B. ¿Deja rr?
Relatos Cortos

 

"Cupid

"Cupid's Chokehold" - Fanfics de Harry Potter

Cupid’s ChokeholdTake a look at my girlfriendShe’s the only one I gotNot much of a girlfriendI never seem to get a lotUn chico alto, delgado, de cabello rojo

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-cupids-chokehold-fanfics-de-harry-potter-2436-0.jpg

2023-02-27

 

"Cupid
"Cupid

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/26156
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente