De Camino a casa recorde mi Hogar - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

De Camino a CasaRecordé mi hogar

Sabes que estas en las últimas cuandono recibes ninguna lechuza ni siquiera por accidente, cuando tienes el mejorBlackberry (ese objeto muggle que usan para comunicarse) pero nunca recibesllamadas, cuando tienes una gran casa pero sin nadie que la llene
por eso seque estoy en las últimas.

¡Quien lo Diría!, Yo HermioneGranger una de las salvadoras del mundo mágico y amiga de Harry Potter "El niñoque vivió", convertida en Nada! ¿Por qué? Por falta de tiempo.

¿Esta bien Srta. Granger?-dijo Anne,mi secretaria, despertándome del trance.

Si Anne, gracias-respondí automáticamente,siempre decía lo mismo.

 

Srta. Granger, me gustaría pedirleque me dejara retirarme antes-dijo la chica colocándose más pálida de lohabitual-Mañana es Navidad y me gustaría pasar toda la noche con mi familia.

Por supuesto, puedesretirarte-dije sin siquiera verla, la sola palabra "Navidad" me revolvía elestómago, pero no de asco, sino de tristeza.

Debería de hacer lo mismo, susamigos la han invitado como cada año a la cena de navidad-dijo con animo en suspalabras-¡Feliz Navidad!-agregó saliendo.

¡Feliz Navidad!-susurré.

Deje mis lentes a un lado y melevanté para observar por la ventana la gran ciudad teñida de blanco,nuevamente era navidad y nuevamente estaba muy ocupada como para preocuparme deeso. Han pasado seis años desde la caída de "el que no deber ser nombrado", ohrayos, de Voldemort. Y cuatro desde la última vez que disfrute de la navidad.Siempre ha sido la misma escusa.

No puedo-dije a mi amigo.

¿Por qué Her? Hay que celebrar lanavidad, hace dos años de la batalla-dijo Harry a la puerta de mi oficina, pocodespués de ser nombrada jefa del departamento de "Uso indebido de la magia".

Lo siento Harry, pero tengomuchas cosas que hacer, se me ha acumulado trabajo-dije entrando para ocupar mipuesto tras el ordenado escritorio.

¡Pero es Navidad!-dijo exaltado

Lo se, por eso es el mejormomento para ponerme al día, tengo tiempo libre-dije comenzando a redactar unacarta al ministro de Bulgaria.

Tiempo que deberías de usar parapasarla con tu familia, "Nosotros somos tu familia"-dijo, y aunque de seguro nofue su intensión, me hizo recordar que ya no tenía a mis padres, que la batallame los había costado.

Lo lamento, pero estoyocupada-dije mirando sus hermosos ojos verdes, esos que por tantos años me habíanbrindado apoyo, me dolió decirle que no pero por mas que lo considerara mihermano había muchas cosas que hacer.

No Hermi, Lo lamento yo-dijobesando mi frente antes de girarse e irse.

Cada año era lo mismo, alsiguiente vino Ron, luego Ginny y hasta la Sra. Weasley
pero pronto dejaron deinsistir y no los culpo, yo misma dejé de insistir.

De camino a mi casa, me encontrécon un viejo recuerdo, grimmauld place, esta vez elegí caminar, seguía comosiempre pero cualquiera podía verla. Harry estaba tan seguro de su victoria quehabía quitado el fidelius. Una lágrima resbaló por mi mejilla. Tantas aventurasvividas y yo pagaba de la manera más indiferente. Recordé la última vez queestuve ahí, pocos meses después de la caída de Voldemort.

 

Ahora vivirás aquí, meimagino-dije a Harry observando el tapiz del árbol genealógico.

Es lo que Sirius hubiesequerido-me respondió posando su mano en la parte del tapiz quemado.

¿Tú que harás Hermi?-dijo Ron, minovio en aquel tiempo.

No se Ronald, quiero ir a casa,ya sabes tengo que venderla- dije melancólica, era muy reciente la partida demis amados padres.

Puedo acompañarte si quieres-dijoabrazándome, si que me entendía.

Luego puedes quedarte aquí-dijoHarry- hay mucho espacio.

Así siempre estaríamos juntos-dijoRon sonriéndome.

Estaría muy bien-dije.

Jamás nos separaremos, ¿cierto?-dijoHarry.

Prometido-dije, ¡pero ya ven! No locumplí.

Seguí mi camino, secando mislágrimas antes de que se congelaran en mi rostro. Me desvié sin notarlo, talves mi sub-consiente me guiaba, solo sé que después de un rato divisé alcaldero chorriante, entré y un aire familiar inundó mi cuerpo, no lo sabía peroahora sentí lo mucho que extrañé a ese lugar.

¿Quiere algo?-me preguntó elamable camarero, no había cambiado mucho.

No gracias, me gustaría

¿Ir al callejón Diagon?-interrumpió

Si-contesté extrañada, ¿Seríalegeremático?. Nota mental "Practicar Oclumancia"

Por supuesto, eres bienvenidaHermione Granger-con esto sonrió, y desapareció, literalmente.

Caminé con cuidado hasta llegaral callejón con la pared de ladrillos, saqué mi varita y los toque con ella. Lapared poco a poco se hizo a un lado dejando a la vista a un pintoresco callejónDiagon. Estaba lleno de personas, era víspera de navidad como no lo había pensado.Recorrí cada tienda mirando con detenimiento cada una, añoré mis días enHogwarts ahora sentía que habían sido los mejores, quisiera tener ungiratiempos y así intentar vivirlos o por lo menos verlos nuevamente.

Otra lágrima resbaló por mirostro, era " Sortilegios Weasley" la tienda de George y su fallecido hermanoFred. Me acerqué pero las puertas estaban cerradas aunque un pergamino coloridose hallaba al otro lado con las palabras "Disfrutando en Familia, es momento deabrazar al hogar
Sortilegios Weasley les desea Feliz Navidad". Lo leí por otrominuto y luego me giré para regresar sin antes notar que Ollivanders seguía consus puertas abiertas de par en par. Observé mi varita de madera de parra ynúcleo de nervios de corazón de Dragón, si que me había ayudado, era parte demí.

Salí del caldero chorreante yseguí mi camino, pero entonces quise ir a un lugar más, un lugar que siempre haestado ahí. Aproveché la espesa noche para sacar mi varita y aparecerme enHogsmeade. El pueblo de mis días libres. ¡Qué cambiado estaba!, había menosgente que en el callejón Diagon aunque en eso no radicaba el cambio, habían mástiendas, más espíritu navideño. Era hermoso. Y vi aquella tienda, la que solíavisitar tanto con mis "amigos", las tres escobas. Entré y para mi suerte aunquesu fachada hubiese cambiado el ambiente era el mismo. Significado de los nombres

 

Buenas Noches-dijo MadameRosmerta

Buenas noches-dije limpiando esaotra lágrima que se me escapó, los años habían pasado, ya no era la mismamadame Rosmerta pero si existía su misma amabilidad-Una cerveza de mantequillapor favor.

Por supuesto-dijo antes deretirarse.

Observé todo el lugardetenidamente, y poco a poco los recuerdos invadieron mi mente, vi cada cara enmis pensamientos, caras que no había vuelto a ver. Vi a Luna, Ginny, Harry, Ron,Neville, Seamos, Cormac, hasta a Malfoy, Crabbe, Goyle y la atolondrada PansyParkinson. Podía admitirlo los extrañaba a todos, incluso los insultos deDraco.

Aquí tienes-dijo Madame Rosmerta.

Gracias-dije tomando la taza que parecíaser de llevar-¿cuanto le debo?

Tómalo como un obsequio HermioneGranger-dijo y con esto se alejó.

Salí con la cerveza demantequilla sobre mis labios, que deliciosa estaba cuanto había olvidado susabor. Caminé por el bosque con un solo propósito visitar a mi colegio, y ahíestaba ,tan magnifico como siempre, Hogwarts se alzaba como una escultura, ysi, otra lágrima me invadió, si en algún lugar tenia recuerdos era en ese, micasa por tantos años. Lo observé por mucho tiempo antes de sacar mi varita yaparecerme a la entrada de mi hermosa casa. Saqué mis llaves y las introduje enel cerrojo pero no la giré, había algo que quería hacer antes. Tomé mis llavesy la guarde en mi bolsillo, y con un movimiento de varita aparecí allí, en micasa, en la casa de mis padres, la casa de mi vida. Respiré hondo y entré ,haciaaños que no estaba allí, nunca pude venderla sentía que era como arrancar a mipasado de mi cuerpo. Todo seguía en el mismo lugar, en la mesa de la salaestaba la taza favorita de papá, a un lado el abrigo de mamá junto a la fotofamiliar, todos llenos de polvo y telarañas.

Subí por las escaleras de madera,levantando polvo a mi paso, caminé hasta mi antiguo cuarto recordando la últimavez que estuve allí. Y había pruebas de ello, en una esquina seguían losvidrios rotos de mi viejo espejo, el que había destrozado con mis propias manoscuando supe la triste verdad, nunca volví a casa desde sus muertes por esonunca la vendí, en la alfombra aun habían las gotas secas de mi sangre.

Recorrí con la mirada toda mihabitación, cuanto hubiese dado porque nada hubiese cambiado. Subí a mi cama ycon mis manos limpié la pared a su espalda. Ahí estaban, esas palabras que mispadres habían escrito para mí cuando solo era una niña, y las que nunca intentéborrar ,ya que cuando tuve los conocimientos necesarios de magia las hechicé.

"Recuerda que no importa lo queeres o lo que tienes, sino lo que ofreces al mundo. Siempre valdrá más tuamistad que las monedas en tu bolsillo
Te quieren Mamá y Papá"

 

Esta vez no fue solo una lágrima,esta vez lloré. Era cada vez peor el recordar que ellos ya no estaban para mí,el saber que jamás podría volver a verlos, o hablarles. Era deprimente. Llorésobre la sucia alfombra durante horas, o eso me pareció a mí, antes de salir ydejar todo totalmente igual. Limpié mi atuendo con ayuda de mi varita, escuchéel sonido del reloj, ya era medianoche. Ya era hora de terminar el paseo, conun movimiento de varita aparecí frente a mi hogar.

¡Hermione!-escuché gritar. LaEsplendorosa Madriguera se alzaba delante de mí.

Hola-fue lo único que pude decirantes de sentir varias manos abrazándome.

¡Qué alegría el verte!-dijo Ginnyclaramente emocionada, ¡Wao! Si que había crecido

¡Te ves genial!-dijo Neville, suvoz sonaba diferente aunque más acorde a su formado cuerpo.

Hola chicos, perdón por venir sinavisar-dije sonriendo.

No te preocupes, ¿tienes hambrelinda?-dijo la Sra. Weasley antes de jalarme hasta el comedor, en donde mesenté de frente para mirar a cada uno de los presentes.

Luna había cambiado un pocoaunque en sus ojos aun estaba esa inocencia. Harry se veía más maduro y fuerte.Ron se asemejaba un poco a Bill aunque sus ojos azules brillaban aun más.George aun tenía esa mirada divertida aunque tenía un semblante serio. La Sra.Weasley se veía muy bien, contenta al igual que el Sr Weasley.

Yo lamento esto-dije de repente.

¿Lamentar que?-preguntó Harryconfundido.

Haber sido tan mala personadurante todos estos años-comencé a decir melancólica

Tu no eres mala persona-dijo Rona mi lado

Gracias-sonreí-solo digo quelamento haberme ausentado por tanto tiempo.

Lo que importa es que hoy estasaquí-dijo Ginny llorando de alegría.

Y que volviste para quedarte-dijoLuna dulcemente

Por supuesto-dije-también lamentono haberles traído obsequios.

Tú presencia es nuestro regalo deNavidad-dijo la Sra. Weasley

Tenerte de vuelta-dijo Neville.

Ya sabes, eres como la hermanitaperdida que decide volver-dijo George.

Todos reímos por largo rato,tenia tanto tiempo sin probar esa deliciosa comida que casi me desmayo de laemoción. Tardamos horas conversando sobre todos, Percy estaba en Edimburgo consu esposa e hijos pasando vacaciones, Bill y Fleur junto a Victoire visitabanFrancia y a la familia de Fleur. Charlieaun en Rumania pero todos se unirían nuevamente en año nuevo. En solo un día lehabía dado un giro a mi vida luego de cuatro años.

¿Cómo es que estas hoyaquí?-preguntó Ron mientras estábamos todos acostados viendo las estrellas.

Nos extrañaste ¿cierto?-dijo Ginnyriendo junto a Harry.

Por supuesto-dije sonriendo-Digamos que de camino a casa recordé mi hogar, y volví-agregué mirando alfirmamento en donde en ese momento lo transitaba una hermosa ¡estrella Fugaz!

De Camino a casa recorde mi Hogar - Fanfics de Harry Potter

De Camino a casa recorde mi Hogar - Fanfics de Harry Potter

Sabes que estas en las últimas cuandono recibes ninguna lechuza ni siquiera por accidente, cuando tienes el mejorBlackberry (ese objeto muggle que usan para c

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-de-camino-a-casa-recorde-mi-hogar-fanfics-de-harry-potter-3864-0.jpg

2023-02-27

 

De Camino a casa recorde mi Hogar - Fanfics de Harry Potter
De Camino a casa recorde mi Hogar - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/44355
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences