De los errores de aprende, no? - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Cap 1. Cielo de cartulina.


Lunes. Tarde. Hermione estaba comiendo cerezas. Las había cogido del árbol de sus abuelos. Se miró a las rodillas. Se había arañado en una, cuando trepaba. Se metió una cereza en la boca. Estaban dulces, había merecido la pena el arañazo. Como no encontraba ningún lugar donde tirar los huesos, se los iba guardando en la mano.

Se quedó mirando al cielo. Era un cielo de esos que parecen una cartulina pegada de fondo. Todo liso y del mismo color. Ni una sola nube, ni un solo pájaro, ni una sola nota de color. Pero a pesar de ello, era hermoso.

Algo parecido le pasaba a Hermione. Se notaba vacía, sin nada de color o alegría. Se sentía exhausta de no hacer ni sentir nada. Apagada, gastada. Pero al contrario que con el cielo, Hermione no notaba nada de agradable en esa sensación.

Se levantó apoyándose en el ancho tronco del árbol. Se quitó los shorts y la camiseta, quedándose en bikini. Quizá una buceada en la piscina le aclarara las ideas. Aunque ya lo hubiera hecho miles de veces, quizá esta vez funcionara. Quizá...

Saltó des del trampolín haciendo un ángulo perfecto y entrando en el agua con suavidad. Se apartó los largos mechones de pelo de la frente.

Quien tenía la culpa de ello: Draco Malfoy. Sabía que era una pérdida de tiempo, que era una mala jugada de sus hormonas y su mentalidad juvenil. Aún así por más que intentaba quitárselo de la cabeza, esa cara burlona seguía apareciendo. Y lo peor de todo es que Draco también sentía algo parecido a lo que ella. Había sido durante el baile de final de curso. Draco la invitó y compartieron sentimientos. Hermione se confió, aunque no habían llegado a ningún "acuerdo", ni siquiera eran amigos.


A los tres días, Draco estaba saliendo con Pansy y Hermione estaba cada vez más como el cielo. Vacía.

Llena de frustración, Hermione se sumergió una vez más intentando borrar todos sus pensamientos.

Al día siguiente sus padres decidieron animar a Hermione. La iban a llevar a un parque de atracciones mágico.

Hermione agradeció mucho su atención, más sabiendo que a sus padres no les hacía mucha gracia la magia.

Así que decidió ser lo más agradable y cariñosa que pudiera. El parque era precioso, lleno de atracciones mágicas que Hermione no había visto en su vida. Como era un parque más bien grande, los padres habían reservado una habitación en el hotel del mismo, para así recorrerlo con más tranquilidad.

Lo que primero visitó fue el mundo de las hadas. Hermione como cualquier otra chica, había creído en las hadas de pequeña, por mucho que la gente se esforzara en hacerle creer que no existían, y ahora se proponía demostrarle a su padre que si que existían, que la magia existía en todas sus formas.

La emoción y diversión de Hermione, solo podía compararse con la de sus padres. Se lo estaban pasando en grande, descubriendo el mundo mágico, donde su hija se estaba criando y aprendiendo.

Quizá lo único que molestó a Hermione, fue su soledad. No tenía hermanos, ni hermanas, ni nadie más salvo sus padres. Estaba bien, pero muchas veces se sería muy sola.

Zarandeó varias veces la cabeza para expulsar los fantasmas que le recorrían por la cabeza y acompañó a sus padres al bosque encantado. Después de enseñarles a sus padres, todas las criaturas habidas y por haber del mundo mágico, se dirigieron a la demostración de Quidditch.

El que quedó más impresionado fue el padre de Hermione. Disfrutó como un chiquillo e intentó subirse en una escoba. Pero a la cuarta caída, por fortuna, desistió.

Y de pronto Hermione vio algo que la llamó la atención. Si era ese pelo... Un pelo inconfundible. Un pelo que automáticamente relacionaba con un apellido... Allí había...


Cap 2: Strange in the night.

Allí había un Weasley. Ese pelo rojizo fuego era inconfundible en cualquier parte. Pocas personas tenían un color de pelo tan llameante. Y por mucho que alguien se lo tiñera, no conseguiría esa tonalidad.

Hermione miró fijamente a la cabeza dueña de aquel pelo. Era corto, por lo tanto Ginny quedaba descartada. No era muy alto por lo tanto Fred y George también ... Solo quedaba Ron. Claro que tonta! no reconocer ese pelo era casi un delito.

Se acercó por la espalda, alargó las manos en dirección al indefenso chico y se le abalanzó, tapándole los ojos.

- Adivina quien soy! - Dijo Hermione divertida.

- Ya vale Ginny, aunque lo intentaras no podrías copiar la voz de Hermione... - Dijo Ron con un aire de enterao'.

Entonces Hermione le destapó los ojos.

- Conque no sería capaz de copiar mi propia voz eh? Menudo amigo, mira que no reconocerme - Dijo Hermione con un airé de falsa víctima.

- Pe..pe..pero que haces tu aquí?! - Dijo Ron con los ojos fuera se sus órbitas.

- Bueno, mis padres querían ver un poco de magia, y decidieron llevarme al parque de atracciones. Tenemos una habitación en el hotel principal. Y tu? -
- Yo bueno... Mi madre participó en un concurso de los polvos Flu, y bueno... el premio era una estancia para dos personas en el parque ... Al principio quería ir ella, pero papá tiene mucha faena, así que hemos venido Ginny y yo. Ella se ha ido al hotel con unas amigas que a encontrado, y yo quería ver el espectáculo. - Dijo Ron, mientras adquiría un tono muy parecido al de su pelo.

- Bueno, entonces espera un momento, que aviso a mis padres que me quedo contigo un rato, te parece bien?.-

- Pues claro.... -

En escasos segundos, Hermione regresó, contenta y feliz, por no estar tan sola.

Junto con Ron, visitaron algunas de las atracciones más divertidas del parque: la montaña rusa, el túnel del terror,...

Luego cuando la media noche se acercaba, Ron y Hermione vieron el espectáculo de fuegos de artificio, unos fuegos que hacían letras, personas, dibujos... eran preciosos.

Pasada la media noche, Ron acompañó a Hermione a su habitación.

- Gracias Ron, lo he pasado super bien gracias a ti. Normalmente me siento muy sola, así que hoy me has sido de mucha ayuda.- Dijo Hermione cansada y entusiasmada.

- yo.. de nada... también lo he pasado muy bien - Dijo Ron cada vez más encendido.

- Pues bueno... Hasta mañana - Y Hermione hizo un ademán de irse.

Entonces Ron en un ataque de emoción, de amor o de lo quienquiera que fuera, agarró a Hermione, acercó sus labios a ella y...

La besó. Un beso tierno, suave, con cariño. Y Hermione respondió a aquella muestra de afecto igual que Ron.

Una unión súbita, no prevista, un beso llameante como el pelo de Ron y suave como el carácter de Hermione ...Cap 3: No hay bien que por mal no venga.


O al menos eso era lo que quería Ron que pasara, pero de los sueños no se vive.

En cuanto Ron juntó sus labios con los de Hermione, ella quedó rígida. No dio muestras de vida. Momentos después de separarse Hermione aún continuaba en ese estado de vegetatividad súbita.

Ron, lentamente, fue soltando a Hermione, dándose cuenta de lo que había hecho, y decidió salir corriendo.

En cambio, Hermione continuó en esa posición diez minutos más. Pasado ese tiempo, se dirigió hacia su habitación, se acostó y se durmió. Todo esto fue realizado como si de un autómata se tratara. Sin sentimiento, sin respiración, sin alma ... sin vida.

Esa noche Hermione no soñó. Cuando despertó se quedó mirando por la ventana.

- Ron... Oh, Ron... como me has podido hacer esto? Ahora con que cara te miraré? Aún nos queda un curso por delante... Tenemos que solucionar esto lo antes posible...- Así que se vistió y se dirigió hacia la recepción del hotel, para así preguntar donde dormía Ron.

Pero cuando llegó a la recepción le dieron una noticia que no esperaba: Ron y Ginny habían abandonado el hotel ese mismo día, temprano, ya que se les había acabado la estancia gratuita en el hotel y el parque.

Así que no le quedaba otro remedio que esperar al inicio de las clases para poder hablar con él. Quizá pudieran quedar un poco antes, como habían hecho años atrás...

Se recogió el pelo en dos trenzas y se dirigió hacia el comedor, donde la esperaban sus padres para desayunar.

Hermione se lo pasó pipa mientras veía los ojos desorbitados de sus padres al ver aparecer y desaparecer la comida y la bebida de los platos. Estaban disfrutando como verdaderos chiquillos, disfrutando de un desayuno mágico.

Luego se fueron a visitar la parte del parque que les quedaba por visitar. Era la zona de las atracciones de agua. Se lo habían dejado para el último día, y este era bastante caluroso.

Quien esté pensando en toboganes y piscinas va muy equivocado. Las atracciones de agua mágicas no eran ni de lejos así.

Habían personas de agua que cuando les apetecía mojaban a los visitantes dándoles abrazos. También habían asientos de agua y mesas también. Una montaña rusa toda de agua y copias de los mares más exóticos del planeta.

Hermione aprovechó ese día para descansar, tomar el sol, bañarse y dejar la mente en blanco. Las tres primeras opciones las consiguió pero la última le fue inútil.

No dejaba de pensar en Ron. Le daba mucha pena lo sucedido la noche anterior, y lo último que podía hacer era dañar los sentimientos de su amigo. Cuando llegara a casa llamaría a Harry y le preguntaría que hacer. Seguro que Ron ya había hablado con él.

Hermione sacudió la cabeza. -Mira que eres tonta Hermione, vienes aquí para descansar y olvidarte de Draco y acabas peor que al principio. No se te puede sacar de casa ...-

Draco. Cierto había venido para olvidarse del él. Bueno, en parte lo había conseguido. Había estado todo el tiempo pensando en Ron y de Draco se había olvidado completamente.

Algo había conseguido ... Aunque también había conseguido ganarse otro problema, seguramente perder a un amigo, muchos dolores de cabeza... Esto no iba bien....
Cap 4. Te seguiré hasta el fin del mundo, quieras o no.

Esa misma tarde la familia Granger se dirigió hacia su casa muggle, donde Hermione acabó de preparar su baúl, ya que los tres últimos días de vacaciones los pasaría en casa de los Weasley.

En realidad a Hermione no le apetecía mucho a pesar esos días allí, tan cerca de Ron, pero si decía que no quedaría muy mal.

Decidió llamar a Harry para preguntarle que tal estaba Ron.

- Piiip piiip piiip clack. Si diga? - Dijo una voz extremadamente aguda.

- Hola esta Harry por ahí? Soy una amiga BRUJA de Harry - Dijo Hermione negándose a conversar con la mala de la tía de Harry.

- Si..si..si... en seguida.- Y se escuchó gritar a Petunia llamando a Harry como si este estuviera sordo.

Al cabo de unos segundos Harry se puso al teléfono:

- Hola Hermione!! Que sorpresa, no pensé que me llamaras y menos cuando queda un día para que nos veamos.-

- Ya... es que... Oye Harry, Ron no te habrá contado nada raro del fin de semana pasado? -

- Cuando estuvo en el parque de atracciones?Bueno me contó que te encontró por allí. Que tal os lo pasasteis? -

- Bien, pero no te ha dicho nada más?-

- No Hermione que quieres que me diga??-

- No nada... Bueno te dejo, eh? Nos vemos mañana, chao-

- Adiós Hermione.-

En cuanto Hermione colgó se sintió muy mal. Mal porque había hablado mal a Harry, mal porque Ron estaría pasándolo mal, mal porque... porque aquello no estaba bien.

Al día siguiente, cuando Hermione se vestía y recogía el baúl para dirigirse hacia la casa de los Weasley, entró una lechuza.

Era dorada y con reflejos rojizos, era preciosa. En la pierna llevaba un pergamino y a Hermione le pareció que estaba perfumado. Empezó a leer la carta:

"Hola Hermione:
Ya ha pasado un verano desde que nos despidiéramos. Tengo mucho que contarte. Te extraño. Lo de Pansy fue un desliz, te juro que no volverá pasar. Yo solo te quiero a ti y se que tu me quieres a mi. Te regalo esta lechuza como disculpa. Se llama Marleny. Te espero en Hogwarts, allí hablaremos.

Te quiere, Draco"

Hermione miró a la lechuza con una cara de boba. Esta le devolvió la mirada, y entonces Hermione se puso a reír.

- Dios... esto es lo último...- Entonces su cabeza empezó a pensar y pensar y pensar. Ahora su cabeza estaba como una olla de grillos. No sabía que pensar. Las caras de Ron y de Draco se mezclaban dándole mareos.

"Hermione, ahora si que estas en un buen lío. Nena como no te aclares vas a acabar mal... Mierda de hormonas..."

Enfurruñada, cogió el baúl y su capa y se dirigió hacia el salón, donde sus padres la esperaban sonrientes.

Después de despidos varios y muchos besos, Hermione se dirigió hacia la casa de los Weasley en el Bus mágico.

Al cabo de media hora ya estaba allí. Se acercó por el patio y fue a golpear la puerta cuando de pronto la puerta se abrió y apareció...
Cap 5: Los cobardes nunca ganan.

La señora Weasley.

- Hola Hermione!! Criatura cuanto tiempo. Y oh!! que guapa estas, te ahí sentado bien el verano. Oye me puedes hacer un favor? He de ir a llevarle unos papeles a mi marido. En casa solo quedan ron y Ginny por despertarse. El desayuno esta hecho. Haz como si estuvieras en tu casa. Si puedes despertarme a Ron y a Ginny mejor, así te ayudan con el equipaje. En seguida vuelvo cielo, gracias por quedarte.

Y de pronto la señora Weasley desapareció. Hermione se quedó no menos que pasmada después de tal retaila de palabras seguidas y casi sin respiración.

Vio como la madre de Ron se iba y entro en la casa. Dejo el baúl en la entrada y tomó unas tostadas.

"Ahora es el momento ideal para hablar con Ron" Así que decidida, se dirigió hacia las habitaciones de arriba llevando unas torradas con mantequilla y un zumo como escusa.

Entro en la habitación de Ron, tan ordenada como un jardín de infancia. Es decir, hecha polvo.

Levantó las persianas, esperando que con la luz Ron se despertara pero no había manera.

- Ron... Ron! Despierta hombre que ya es tarde! - Y Hermione se sentó en la cama junto a él para menearlo y despertarlo.

Pero entonces Ron alargó un brazo y agarró a Hermione.

- Hmmmm... Hermione..... - Y entonces le dio un beso a Hermione.

Ella quedó pasmada. Ron estaba dormido de verdad. Pero estaba soñando con ella. Y.... y.... la había besado otra vez!!! Dejó las torradas y el zumo en la mesa y salió dando un portazo. Quizá así despertara.

Después despertó a Ginny, que se emocionó mucho al ver a Hermione, y la ayudó a colocar el baúl.

En cuanto Ginny estuvo vestida bajaron a desayunar. Segundos después apareció Ron, con su rojizo pelo despeinado y mirada de bobo.

- Ron mira! Ha llegado Hermione!! Sientate a desayunar.- Dijo Ginny toda inocente sin saber del problema que había entre Ron y Hermione.

- Ya he desayunado, alguien me ha dejado el desayuno en la mesita.-

- Hmm he sido yo, intenté despertarte pero como no lo conseguí te dejé dormir.- Dijo Hermione esquivando la mirada de Ron.

A este no se le escapó la esquividad de Hermione y su cara y su expresión se tornaron frías y enfadadas.

- Me voy a pasear un rato, vosotras acabad de desayunar tranquilas.- Y en segundos había desaparecido por la puerta, cual fantasma.

Hermione se sintió muy culpable. Quería ir tras Ron y arreglar las cosas pero no era tan fácil. Si salía corriendo Ginny sospecharía cualquier cosa y tampoco quería ser el centro de las habladurías.

Tampoco sabía que decirle a Ron una vez estuviera cara a cara con él. Cada vez las cosas se ponían peores, y cada vez necesitaban una solución más drástica.

Así que Hermione ayudó a Ginny a fregar los platos del desayuno y se quedó hablando con ella.

Ginny estaba super nerviosa porque sabía que Harry aparecería de un momento a otro, y esa camiseta le venía pequeña, que si la otra la hacía gorda, que ese pinta labios era exagerado.... Un desmadre pobrecita.

En un momento, una amiga de Ginny la llamó al teléfono y Hermione aprovechó ese momento para ir en busca de Ron. No andaría lejos.

Se puso una chaquetita fina y abrió la puerta para salir corriendo cuando se chocó contra un pecho fuerte que estaba entrando por la puerta...
Cap 6: Dime con quien te chocas y te diré quien eres.

Hermione se llevó las manos a la cara.

- Auch!! - La nariz le sangraba. Menudo tortazo acababa de tener.

- Hermione lo siento!! Pero que hacías corriendo y sin mirar? Estirate que voy a por un poco de algodón.- Era Harry que acababa de llegar. Y el pobre había tenido que interponerse entre Hermione y su salida.

Hermione se estiró en el sofá mientras Harry cogía algodón. Él se puso encima de ella para mirar que no tuviera ningún matón y le puso algodón en la nariz.

- Ahhh, cuidado Harry me has hecho daño!! No seas tan bruto .- Se quejó Hermione cuando Harry le puso algodón.

- Lo siento, es la primera vez que se lo pongo a alguien.- Se disculpó Harry.

Pero justo en ese momento entró Ron, encontrándose a la pareja en esa posición tan... comprometedora.

Ron se quedó blanco al principio, luego verde, y al final rojo como la grana.

- Hola Ron, me ayudas con esto?- Dijo Harry tan inocente que parecía tonto.

- Mejor que no, ya veo que os las apañáis muy bien vosotros dos. Pero lo encuentro de muy mal gusto el hacer cosas así en las casas de los demás. Para algo existen los moteles mágicos.- Y Ron se fue como una bala hacia su habitación.

- No se porque Ron se lo ha tomado tan a pecho. Ahora mismo subo y le aclaro las cosas.- Dijo Harry mientras subía las escaleras.

Hermione se quedó en el sofá, pensando en cuanto se podrían empeorar las cosas.

Minutos más tarde llegó la madre de Ron y en cuanto vio a Hermione con la nariz morada le gritó a su hijo:

- Menudos amigos que tiene Hermione, a nadie se le ha ocurrido echarle HIELO?? Y tu Ron Weasley sabes perfectamente donde se encuentran mis cataplasmas mágicos. La pobre chica ha tenido que soportar un dolor evitable.-

Hermione en seguida vio que Ron estaba arrepentido de haberse dado a la fuga sin ni siquiera molestarse a entender la VERDADERA situación. Por lo visto Harry ya le había contado todo y quedaba aclarado el malentendido.

A la noche todos ayudaron a preparar la cena típica del día antes de irse a Hogwarts.

Fue una cena amena y divertida, aunque Ron y Hermione prácticamente no hablaron. Toda la familia de Ron estaba presente y todos se consideraban prácticamente una familia.

Después del postre Harry se fue un momento con Ginny a ver el álbum de fotos del curso pasado, así que Ron y Hermione se quedaron a solas.

- Oye Ron... Te apetece pasear y... hablar? creo que nos hace falta...- Y Ron asintió temiendo hablar delante de su familia.

Cogieron un sendero que rodeaba la casa de los Weasley y llegaron a unos asientos en el porche.

Estuvieron callados unos minutos hasta que Hermione se decidió a hablar:

- Ron, yo quiero hablar sobre lo que pasó el otro día, en el parque de atracciones...- Y Ron no respondía.

- Que es lo que quieres Ron? Porque si no hablas me enfadaré y mucho.- Dijo Hermione enfadada por el rictus de Ron.

- No es obvio lo que quiero? Yo te quiero a ti, pero tu no me quieres a mi y ahora ya no podemos ser amigos como antes.

Entonces Hermione notó que sus ojos se humedecían y ella no pudo evitar llorar.Cap 7: Dime lo que sientes

- Pero Ron...Snif... Ahora no puedo...snif... darte lo que quieres...snif...- Lloriqueó Hermione.

- Es que te gusta alguien verdad? O es que no soy lo suficientemente bueno para ti? - Dijo Ron lleno de frustración y dolido por el rechazo.

- ¡¡No!! ¡¡Por dios, No!! Como puedes ni siquiera pensar que no eres suficientemente bueno? Solo es que por ahora no quiero sentirme atada a nadie. No es por ti. Es por mi.- Intentó consolarle.

- Entonces no te gusta nadie? Tengo posibilidades? - Dijo el esperanzado.

- No, no me gusta nadie.- Y en ese momento ron sonrió y la abrazó.

En ese momento Hermione no sabía si había mentido o no, ya que ella creía que su sentimiento para con Draco eran solo imaginaciones provocadas por sus hormonas adolescentes.

- Entonces Ron, amigos como siempre? - Dijo Hermione aún dudando.

- Claro que si.- Y regresaron juntos al patio delantero donde Ginny y Harry ya habían regresado de ver las fotos.

A partir de ese momento todo fue para bien. Ron y Hermione estaban como siempre y Harry no se dio cuenta de absolutamente nada.

Pasó la noche y llegó el día de la partida hacia Hogwarts. Salieron los tres juntos y con Ginny. El viaje fue bien y Hermione se lo pasaba en grande hasta que apareció el. El quinto en discordia. Malfoy, Draco Malfoy (n/a: nótese la comparación con James Bond xDD)

- Hola bombón, hola marginados. - Lo primero lo dijo dirigiéndose hacia Hermione, lo segundo hacía Harry, Ron y Ginny.

- Que haces aquí, Malfoy? Vienes con nosotros a ver si se te pega algo de inteligencia? - Dijo Harry a la defensiva.

- Vengo a llevarme a esta mujercita.- Entró en la cabina, agarró a Hermione y se la llevó consigo.

- Te parece bien lo que has echo?? Sacarme sin ni siquiera pregunt....- Y Draco la encerró contra la pared y le besó en los labios.

Se ha de reconocer que Draco tiene mucho sexappeal porque des de el mismo instante en que sus labios se juntaron con los de ella, Hermione dejó de respirar.

No respondió al beso, igual que pasaba con Ron, pero el hecho de besarse con Draco la hacía sentir extraña.

Y justo en ese momento apareció Ron, que iba al rescate de Hermione (n/a: menuda suerte tiene este chico...) y encontró a la parejita en escena romántica.

- ... - Solo respiró profundamente y se fue al bagón de nuevo.

Fue entonces cuando Hermione reaccionó y le dio un tortazo a Draco.

- Eres un estúpido. Como se te ocurre besarme? Eh?? - Dijo Hermione indignada.

- Hermione cielo, solo te daba los buenos días. Supongo que recibiste mis disculpas y ahora quieres volver a salir conmigo, verdad? - Dijo el convencido de que ella diría que si y se rendiría a sus pies.

- Pues claro que no. Te perdono, pero no te quiero ver. Lo que me atrae a ti es puramente hormonal, estoy segura.- Dijo ella con toda la serenidad del mundo.

- Entonces cuando te hago esto.... no sientes nada? - Dijo Draco mientras la cogía de la cintura y le daba un largo beso.

Hermione sintió un leve cosquilleo en el estomago. Pero no lo admitiría delate de el.

- No nada, y ahora déjame.- Y Hermione se dirigió hacia el vagón, donde se encontró con....Cap 8. I think that...

Una estupenda recibida. A Ron se le iban a salir los ojos de sus órbitas, Harry tenía una expresión de incredulidad y Ginny una mezcla de las dos anteriores.

Hermione entró en el vagón y se sentó junto a Ginny, la única con la que se sentía mínimamente segura.

Durante el resto del trayecto surgió un silencio incómodo y muy duradero. Hermione no pudo hacer otra cosa que agachar la cabeza y sentirse muy pero que muy mal.

En esos breves instantes de incomodidad que a todos los integrantes se les hizo eternos cada uno tenía su cabeza hirviendo de preguntas:

Ron: "Como me ha podido hacer esto?? A mi?? Solo ha estado jugando conmigo, me ha engañado... Con que no te gusta nadie eh? ya veo....."

Harry: "Sorprendente. Nunca lo hubiera pensado. Pobre Hermione se lo estamos haciendo pasar mal, pero porque no nos explica lo que ha pasado?"

Ginny: "Esto es increíble!! Hermione y Draco. Nunca lo hubiera pensado, hacen buena pareja. Pero porque no me lo dijo antes? Somos amigas no?"

Hermione: "Voy a morir, voy a morir, voy a morir..."

Fue entonces cuando Hermione se dispuso a hablar para intentar arreglar mínimamente las cosas. No quería dejarlo todo en esa situación tan... difícil.

- Esto chicos yo...- Pero la mala suerte la perseguía así que justo cuando iba a empezar a despedirse sonó el timbre que anunciaba la llegada a Hogwarts, Escuela de magia y hechicería.

Así que se dirigieron hacía el comedor donde verían el espectáculo repetido año a año, el sombrero seleccionador y la cena de bienvenida.

Durante todo ese plazo de tiempo nadie pronunció palabra y cada uno de los cuatro Griffindors pasaban su mirada del plato al escenario y del escenario al plato.

Solo fue cuando estaban en la sala común, a altas horas de la noche y sin nadie estorbando cuando pudieron hablar. Fue Ginny quien comenzó:

- Bien, supongo que nadie me negará que necesitamos una explicación, verdad Hermione? - Dijo Ginny mirando uno a uno a sus compañeros/as.

- Cierto Hermione creo que hay algo que nos has de explicar, algo sucedido en el vagón, cierto? - Opinó Harry.

En cambio Ron no pronunció palabra y se dignó a escuchar.

- Yo esto ... lo siento chicos, no es que os haya engañado ni nada de eso..., no es que no os haya querido decir nada... Bueno, recordáis el año pasado cuando en el baile fui con Draco? -Todos asintieron- Bueno pues el quiere que salgamos juntos y bueno, lo que habéis visto es la forma que tiene de pedírmelo... - Dijo Hermione mientras se sonrojaba ligeramente.

- Entonces no es que estés saliendo con Draco ni nada de eso? Es que el está abusando de ti?? Ahora mismo voy a pegarle!! - Gritó Ron levantándose de golpe y apretando los puños.

- Un momento hermanito... Solo una pregunta Hermione, a ti te gusta Draco? - De pronto el mundo se paró.

Harry tenía a Ron entre sus brazos y le sujetaba porque momentos antes estaba en posición de ataque, aunque en ese momento estaba expectante a la respuesta de Hermione.

Ginny en cambio estaba tranquila y expectante, orgullosa de su pregunta.

Todos prestaban atención a las palabras de Hermione, unas palabras ciertamente decisivas.

Y se preguntarán amados lectores, y Hermione como se sentía.

Hermione estaba hecha un lío. Si decía que le gustaba Draco ofendería a Ron, además no sabia si era cierto.

Si decía que no quizás se estuviera mintiendo a si misma. No sabía que hacer, de su respuesta dependían sus amigos.
Cap 9: Momentos difíciles piden soluciones... fáciles?

- Bueno pues yo... esto... No, Draco no me gusta, es algo... hormonal - Susurró convencida.

- Estas convencida?, mira que si es mentira nos sentiremos engañados.- Dijo Ginny para convencerse.

- Lo digo en serio.- Certificó Hermione.

A partir de aquel momento todo fue sobre ruedas. Seguían igual que siempre y habían olvidado por completo la existencia de Draco.

Bueno, todos menos Hermione y Ron.

Hermione por su debilidad hormonal y Ron, porque veía en el un serio adversario.

Así que todo fue normal hasta que un sábado fueron a Hogsmeade.
Fueron Ron y Hermione solos porque Ginny se había puesto mala. Era pleno enero y había cogido anginas.

Harry se mostró voluntario para cuidar de ella el sábado ya que no tenía que comprar nada en Hogsmeade.

Una vez llegaron allí se dirigieron a una papelería donde Hermione quería comprar pergaminos. Entonces Ron miró la hora.

- Ups Hermione tu quedate en la cola de la papelería, es que me van a cerrar la tienda de quidditch y quiero comprar un poster. Esperame aquí ok? -

-Vale pero no tardes eh? -

Y así fue que Hermione y Ron se separaron por unos minutos. Minutos en los que apareció el tercero en discordia.

- Hola bombón, que haces tu solita por aquí? Me esperabas? - Dijo cierto chico rubio.

- Pierdete Draco, no quiero tener nada que ver contigo.- Insistió Hermione, esperando que Ron no llegara.

- Parece que hoy estamos revoltosos, no Hemione? Bueno yo prefiero a las chicas con carácter como tu..- Dijo el con chulería.

- Y eso cuando lo decidiste? Después de probar a Pansy? Ya olvidame quieres...- Dijo ella haciendo un ademán de irse.

- Parece que esta vez va en serio, no sabes lo que te pierdes Granger, pero antes me llevo lo que me toca...- Draco agarró a Hermione y le dio un beso, un beso amargo y frío. Esta vez Hermione reaccionó pegándole un mordisco.

Instantaniamente el labio inferior de Draco empezó a sangrar. Draco al darse cuenta se lo lamió y miró enfurecido a Hermione.

- Ahhh pero serás **** quien te crees que eres para morderme? Sabes quien soy sangre sucia? Esta vez me las pagas!!.- Y entonces Draco levantó su mano disponiéndose a pegarle un guantazo a Hermione. (n/a: no a la violencia de genero :p)

Hermione estaba encerrada contra la pared de la librería. En ese momento no había nadie porque Draco la había dirigido hacía una callecita lateral a al tienda.

En ese momento Hermione se sintió muy vulnerable y de pronto solo fue capaz de acordarse de una persona: Ron. Recordó todos los momentos junto a el, su primer beso, su pelo, todo... Y entonces a pesar del miedo que sentía, por dentro sintió un calor muy vivo y agradable. Entonces comprendió que se había enamorado de el aunque ya era tarde.

Así pues se dispuso a recibir la bofetada que Draco se moría por darle.
Entonces de pronto...Cap 10: Accidentado desenlace

Apareció Ron con su poster. La imagen que vio fue la de una Hermione de mejillas encendidas y pelo revuelto, atrapada entre los brazos de Draco Malfoy.

"Nos mintió, estaba enrollándose con Draco, como pude creerla"

Entonces dirigió una mirada helada a Hermione y otra a Draco y se dio la vuelta.

"No! Ron!! como me haces esto?? Porque te vas??"

Draco mientras observaba la escena divertido:

- Bueno bueno Ron, menudo cobarde, mira que salir huyendo en vez de ir a por lo que quieres.- Y agarró a Hermione del pelo.

Pero Ron había dado media vuelta y se disponía a alejarse.

-RON WEASLEY!!! Como me haces esto?? - Dijo Hermione llorando. - Justo cuando descubro que te quiero y me abandonas, snifff...

- Deja a ese cobarde y acabemos lo que empezamos .- Esta vez a Hermione le daba igual el recibir una torta o no. Esta vez se sentía completamente abandonada.

Cerró los ojos esperando oír o sentir esa mano frente a su mejilla pero eso no pasó.

En cuanto abrió los ojos pudo ver como Ron le había asentado un señor puñetazo a Draco que estaba estirado en el suelo a causa del shock.

- Intenta volver a tocarle un pelo a Hermione y no lo cuentas .- Fue lo único que dijo Ron. Después de eso recogió su póster y se fue.

Hermione se fue corriendo detrás de el, no sin antes dirigirle una mirada de pena a Draco (y pisarle la mano a adrede :p).

Una vez en Hogwarts Ron se fue a la enfermería a que le curaran el puño, porque se había roto el dedo índice.

- Hijo mío como te has echo esto? - Dijo Madam Pomfrey consternada al ver los nudillos del joven.

- Pues matando moscas, vi una y le di un puñetazo con tan mala suerte que le di a la pared...- Fue lo que dijo, aunque por supuesto nadie le hizo caso.

Cuando ya de noche llegó a la sala común de Griffindor solo Hermione le esperaba.

- Harry se ha ido a darle la medicina a Ginny, me ha pedido que te diga que te espera en el dormitorio para que le expliques lo ocurrido.

- Entonces buenas noches.- Y izo un ademán de irse.

- Ron, espera! -Ron paró- Te quiero agradecer lo de esta tarde... Y bueno lo que te dije de que te quería, pues... es cierto... -Entonces Hermione advirtió las vendas en la mano de Ron - Pero que te has hecho?? Ha sido pegando a Draco?? Dios que tonto eres...

Pero Ron no escuchaba, se había quedado en "es cierto". Esta tarde le había parecido oír algo así pero no se lo creía. Hermione, su Hermione, ahora si que podía ser SU Hermione.

Ron se acercó a la butaca donde estaba Hermione sentada, encendida como las llamas.

- Repite eso.- Murmuró Ron.

- El que? El que eres tonto?- Dijo ella extrañada.

- No, que me quieres.-

- Yo esto... Bueno tu estas sordo o que?? Ya te lo he dicho dos veces y no pienso repetirlo.- Dijo ella avergonzada.

Entonces Ron se sintió el hombre más afortunado en la faz de la tierra y se puso a reír.

- Jajajajajaja.-

- De que te ríes bobo? -

- Porque soy feliz.- Dijo el convencido
Cap 11: Todo lo que empieza tiene su fin.

- Yo también.- Dijo Hermione con algo menos de vergüenza.

A partir de ese momento, Ron y Hermione fueron pareja. A mucha gente le sorprendió aunque no a Ginny.

Y meses después....

Ron y Hermione estaban haciendo tareas de defensa contra las artes oscuras. Bueno en realidad Ron se dedicaba a mirar la dulzura de la cara de su novia y no prestaba el menor caso a los deberes.

- Ron, Ron! Así no llegaremos a ninguna parte, prestame atención por favor.- Dijo Hermione cuando se dio cuenta de que hablaba para las paredes.

- Te prestaré atención si luego vamos a pasear a nuestro sitio secreto .- Dijo Ron con cara pícara.

- Ya deja de llamarlo así, parece que vayamos a escondernos como niños que hacen travesuras.- Y Hermione no se dio cuenta de la cara de Ron hasta que acabó la frase.- Ya te vale Ron!! Pervertido...-

- Perdona cielo, pero luego vamos si?-

- Si te esfuerzas en acabar esto si.-

Media hora después estaban paseando al lado del lago de Hogwarts en dirección a su "lugar secreto". Simplemente era un árbol donde cada tarde iban a hablar y pasar el rato, y de secreto no tenía nada porque muchas veces Harry y/o Ginny los acompañaba.

- Hermi te he de dar una buena noticia.- Hermione prestó atención.- Pues que... me han dado trabajo en el ministerio de magia. Han dicho que en cuanto acabe el curso tengo un puesto de trabajo en una nueva sección que van a abrir: Turismo mágico.-

- Pero eso es genial Ron! - Gritó Hermione emocionada.

- Si pero tendré que ir a vivir a la ciudad, es el único requisito, y... no podremos vernos cada día porque tu vives lejos de la ciudad. Por eso he pensado que si... si te querrías venir a vivir conmigo...- Y Ron cerró los ojos esperando una respuesta. Respuesta que no tardó ni dos segundos.

- Claro que si, ni lo dudes que me iré a vivir contigo.-

Ron abrió los ojos.

- En serio? Lo dices en serio?.- Dijo él aun dudando. No estaba nada convencido de que Hermione quisiera o no vivir con el.

- Sip, muy enserio.- Y se fundieron en un abrazo. Ahora sus vidas no podían estar más unidas.

Semanas después fue el baile de fin de curso y Harry logró declarase a Ginny que por muy intuitiva que fuera, no se lo imaginaba.

Harry se fue a vivir a casa de los Weasley, en la habitación que Ron había dejado vacía. Perdió todo contacto con sus tíos y ahora estaba en una familia que le quería. Incluso los Weasley invitaban a Sirius y a Hagrid de tanto en tanto para que vieran a Harry.

El y Ginny eran muy felices y pronto se casaron y vivieron su vida.

Por otra parte Ron y Hermione vivían muy felices aunque ajetreados: Ella trabajaba en Gringotts como gerente y Ron cada vez subía más y más puestos en el ministerio.

Al acabar el curso de instituto apenas tardaron 6 meses en casarse, y ahora 4 años después tenían dos gemelos de tres añitos solamente: Marianne y Philip.

Ella pelirroja y con un pelo rizado precioso, él con el pelo rojizo como su padre y con cara de pícaro.

Como Voldemort había sido destruido en 6o curso Harry no tenía mucha faena como auror y cada fin de semana ambas parejas se veían.

Su amistad y su amor duraría años y sus vidas y aventuras quedarían grabadas en leyendas.

 

De los errores de aprende, no? - Fanfics de Harry Potter

De los errores de aprende, no? - Fanfics de Harry Potter

Cap 1. Cielo de cartulina.Lunes. Tarde. Hermione estaba comiendo cerezas. Las había cogido del árbol de sus abuelos. Se miró a las rodillas. Se había arañ

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-de-los-errores-de-aprende-1834-0.jpg

2023-02-27

 

De los errores de aprende, no? - Fanfics de Harry Potter
De los errores de aprende, no? - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/15231
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20