Deja que te queme mi fuego, traviesa serpiente plateada - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Llevaba días queriendo tener a ese rubio bien cerca y no pensaba dejar que nada ni nadie, ni siquiera él mismo, lo impidiera.Y lo mejor es que ella sabía que él no lo querría impedir.
-¿Qué haces Granger? - le pregunto un poco nervioso Malfoy mientras veía como cerraba del todo la puerta de la sala de los Menesteres, donde lo había convencido para entrar hacia solo un momento.
- Shhhsss - lo calló esta poniendo un dedo en sus finos labios - Ya te dije que no me llamaras Granger..
El ceño ligeramente fruncido de la joven y sus labios carnosos y apretados dejaron a Malfoy cortado, pero al momento reaccionó.
-Esta bies, esta bien...Hermione.- cedió al momento.
-Así me gusta Draco - lo felicitó ella con una dulce sonrisa - y ahora ya esta bien de charlas..
Avanzó los dos pasos que los separaban y puso sus manos sobre el pecho del rubio. Lentamente juntó sus labios con los de él, y cuando este estaba confiado le propinó un mordisquito en su labio inferior, lo que hizo que él se apartara ligeramente por el susto.
-¿Te creías que iba a caer rendida por medio beso? - le preguntó retadora Hermione mientras lo empezaba a devorar con la mirada - Eso tendrás que currártelo más.
Y acto seguido se avalanzó sobre él haciendo que el joven perdiese el equilibrio y acabara dando con la espalda en la pared. Los labios de Hermione marcaban el ritmo desemfrenado del beso al que había sometido a Malfoy.
Las manos de él no tardaron en reaccionar y agarrarla por las caderas, pues aunque no sabía muy bien que era lo que estaba pasando no podía negar que la ocasión para disfrutar que se le brindaba era inmejorable.
"Y tan buena que está" - pensaba Draco mientras sus manos empezaban a desplazarse muy lentamente hacia el final de la espalda de la chica - "No imaginaba que el uniforme pudiese disimular tanto".
Cansada de su pasividad Hermione cogio las manos del chaval y las condujo hasta su trasero mientras subía su pierna derecha para engancharse en la cadera del chico y estar aún más pegados.
Este movimiento hizo enloquecer a Draco, que entendió que la chica le estaba dando permiso para acariciarla sin miedo, por lo menos por encima de la ropa.
Sus manos recorrieron el cuerpo de la chica desde su rodilla levantada hasta la mitad de su espalda lenta y apasionadamente, mientras la falda de ella se iba desplazando dejando ver su pierna por completo.
Mientras las manos de ella se deslizaban por los fuertes hombros del chico y por sus pectorales marcados , y ocasionalmente alborotaban su pelo platinado o tiraban de él para poder disponer de su cuello a su antojo.
"Uff seguro que podría cogerme perfectamente en brazos y mantenerme levantada un buen rato" - penso la chica imaginandose la situación y desesperándose por conbertirla en realidad.
Como si el rubio le hubiese leido el pensamiento éste empezó a pasar su mano derecha por la pierna que Hermione mantenía en el suelo, y cuando casi llegó a su culo esta tiró de él hacia sí y, con el impulso que Malfoy le dió, enganchó su otra pierna en la cadera del chico.
"No me equivocaba... no ha perdido ni el equilibrio y eso que ya no está contra la pared" - admiró la joven mientras volvía a besarlo con pasión renovada.
"Es tan provocadora..jamás lo habría imaginado..que poderío.. me parece que voy a caer ante ella de un momento a otro" - se confesó a si mismo Draco al darse cuenta de que cierta parte de su cuerpo no respondía precisamente a sus pensamientos, si no más bien a sus deseo más carnales.
- Llevame hasta la cama, Draco - ordenó Hermione en un par de segundos en los que sus bocas se separaron.
Draco obedeció sin rechistar y sin problemas, ya que con sus fornidos brazos podía cargar tranquilamente con el cuerpo de Hermione, además la tenía muy bien sujeta junto a su cuerpo.
Adoraba tenerla así de cerca y notar que, por lo menos ese instante en el que la estaba llevando, él tenía algo de control sobre la situación, cosa que no creía que fuese a suceder mucho más esa noche, y que a su vez le excitaba enormemente.
Al llegar a la cama, y sin saber como dejarla (pues no quería soltarla), decidió sentarse él mismo, dejandola a ella sentada sobre sus piernas.Tal y como Hermione esperaba.
Derrepente se separó de sus labios y no dejó que el joven volviera a ella. Lo empujó hasta recostarlo en la cama y empezó a desabrochar lenta y provocadoramente los botones de la camisa del chico, que la miraba envelesado, pues ella no paraba de recorrerlo con ardiente mirada.Incluso al centrar sus ojos en los de Draco.
Cuando desabrochó el ultimo botón de la camisa de su compañero empezó a desabrocharse la suya propia, ahora mucho más provocativa y seductora que antes, incitandolo a tirarla sobre la cama y hacerle mil travesuras.
Decidió dejar un solo botón en su sitio, justo el que estaba en el medio del pecho, por lo que no se le veía nada pero se le insinuaba todo.
Draco no aguantó la tensión de la situación y se intentó levantar hasta llegar a Hermione, pero esta fue más rápida y cogió las muñecas de Malfoy antes de que el se terminara de levantar y las pegó a la cama justo por encima de su cabeza.
En esa posición : Draco echado del todo y con las manos justo encima de su cabeza y Hermione con las rodillas apoyadas a ambos lados de la cadera de su acompañante y echada sin tocarlo sobre él, con sus manos juntas.
Malfoy no lo dudó y con la boca tiró del unico botón que quedaba en la camisa de la chica hasta quitarlo, dejando al descubierto un sujetador blanco y negro a rayas que le creaban a la joven un canalillo tan excitante que Draco no dudó en empezar a besar cada centímetro de piel libre de la joven que encontró.
Ella soltó sus manos para poder acariciar el torso del rubio, y de paso dejó posarse su cuerpo sobre el de él. Rodaron y Hermione se quedó debajo del cuerpo de Draco, que no se apoyaba en el de ella del todo para no apretarla y poder contemplarla,cosa que ella hacía a su vez con él.
- Aaii! - se quejó dulcemente la chica - Draquito... tu cinturón me hace daño - le susurró mientras le ponía ojitos, y cambiando del todo el tono le mandó - ..quítatelo!!
Draco se incorporó, por lo que quedó sentado sobre sus piernas y la falda de la chica, y se deshizo del cinturón.
"¿Querrá que siga desvistiéndome yo solo?" - dudó.
- ¿No me ayudas? - le preguntó con voz sexy a Hermione mientras dirigía sus manos hacia la cremallera del pantalón.
- Por supuesto - le contestó mientras que con sus hábiles manos ya le había soltado el botón.
Cuando Draco se deshizo del pantalón, ella aprovechó para ponerse en pie, y dándole la espalda a Draco dejó caer lentamente y con soltura su falda, que acarició su piel hasta terminar en el suelo.
Hermione se giró para encararse al rubio y él la pudo ver con un culotte negro por delante y a rayas por detras, a juego con el sujetador.
- Estás tremenda - se le escapó a Draco.
- Lo sé - le respondió pícaramente Hermione.
Y estando los dos en ropa interior se devoraron con la mirada encendida por el ardor de la pasión que los estaba consumiendo.
"Ella es..única.. no sé que tiene.. es una fuerza que emana.. ella manda.. pero..¿porque no puedo resistirme?.. es puro fuego.. no me da miedo.. pero no lo entiendo.. es diferente a las demás.. ella sí que sabe lo que quiere,cuando y como.. " - se dió cuenta Draco mientras la observaba andar hacia él con mirada zalamera.
Se volvieron a echar sobre las sábanas, pero esta vez sin tocarse, solo poniendo a prueba la tensión y calor que podían crear entre sus dos cuerpos semidesnudos.
Y Hermione, creyendo que ya estaba bien de reprimirse, comenzó a besarlo dejando que sus manos inventaran nuevos caminos sobre la nívea piel del chico.
Draco correspondió su liberación de energía apretándola contra sí, y disfrutando de la sensación de electrizante calidez que recorría su cuerpo por cada centímetro que tocaba con la piel de la castaña que lo estaba volviendo loco.

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hey!! si no dejan comentarios no continúo la fantasia eh? que son la alegria de cualquier escritor y ayudan a idear mil tramas nuevas! (aunque este fic será un poco corto, vasado en algun que otro encuentro tórrido xD ).

Por cierto.. alguien sabe como se ponen las imágenes en la portada??=S lo se soy inutil a veces jeje pero es que ya lo intente muchas y no me sale!! >.<

--------

Hermione no tardó en plantar a Draco contra la cama y en posicionarse sobre él de rodillas y apoyando sus manos a ambos lados de la cara del chico. El muchacho no tardó en apoyar sus pies sobre la cama para asegurarse de que la castaña no se fuese demasiado lejos.. como le gustaba que ella estuviese en esa postura, desde donde él tenía una buena vista de su generoso escote cada vez que ella se agachaba un poquito.

"Y ahora me toca divertirme un rato con él"- pensó Hermione mientras que comenzaba a moverse provocadoramente sobre el anonadado rubio.

Herms comenzó a mover sus caderas lentamente, a penas un poco, mientras con la mirada insinuaba a Malfoy donde debía colocar sus manos. En cuanto el chico reaccionó ella comenzó a marcar más los movimientos de sus caderas y su pelvis, provocando que el joven abriese los ojos como sin creer la suerte que tenía por estar en esos momentos con ella.

"Dios mio que mujer!!" - pensó este - "me está poniendo más de lo que se imagina.. que calentón por favor.. tiene que ser mía.. la tengo que hacer mía.."

Y como si pudiese leer su pensamiento la joven de ojos marrones sacó culo mientras se echaba hacia delante y dejó que sus pechos rozaran con el torso níveo de Draco mientras le susurraba al oído con voz sexy:

-Esta noche vas a ser mío, Draco; solo mío..el jugoso manjar de una diosa licántropa.

Draco se tensó un momento al creer que la joven lo decía en sentido literal, pero al ver el miedo en los ojos del joven ella le aclaró:

 

-Yo sé muy bien lo que quiero.. pasarlo muy bien y portarme muy mal en los brazos de un caballero... y si me gusta pues repetir, así que no te asustes ¿vale, Draquito?.. no te haré daño.

Y acto seguido le dio un beso en los labios dejando que Malfoy viera que lo decía de verdad.

"Es mala.." - pensó él sonriente - ".. le gusta asustarme y jugar conmigo... pues voy a dejar que lo haga y a disfrutarlo"

La castaña arqueó la espalda acercándose peligrosamente al rubio, que pasó sus manos por la cintura de ella y la apretó contra sí besándola en los labios con fiereza.

Después de ese beso, y con grandes esfuerzos, Hermione se incorporó todo lo que pudo [N/A: recuerden que Draco tiene sus piernas flexionadas precisamente para que ella coja los 90º como mucho y no se separe de él... que listo ^^ ] y se desabrochó el sujetador, dejando sus pechos al descubierto y a Malfoy con la boca abierta de par en par.

Cuando pudo reaccionar levantó un poco las rodillas, lo que impulsó a la chica directamente contra su propio pecho, haciendo que el se excitase nuevamente al notar la anatomía femenina de su compañera junto a su cuerpo.

Las manos de ella se dividían entre una mano del joven y su rubia cabellera, la cual alborotaba con cada oleada de pasión. Llevó la mano izquierda del chico hasta su pecho mientras que con la otra él había empezado a retirarle el culotte por detrás, introduciendo su mano bajo la fina tela.

El suspiraba mientras acariciaba las dos parte que en ese momento se le hacían más irresistibles del cuerpo de la castaña de ojos miel. La chica situó sus codos a ambos lados de la cabeza platinada de Malfoy dejando el espacio justo para que él pudiera tocarla mientras se besaban. La tersa piel de ella se estremecía con cada caricia que el chico le proporcionaba al ir bajando lentamente su mano por su abdomen hasta situarla en su cadera; y sus cuerpo empezaban a moverse al unísono con un provocativo vaivén de caderas.

-Sé que quieres hacerlo.. que llevas rato reprimiéndote.. y yo también quiero que lo hagas...

Las palabras de la joven llegaron al oído del rubio que agarró con fuerza las dos nalgas de la castaña y la impulsó hasta levantarla dejando su pubis a la altura del ombligo del rubio y sus pechos redondos y firmes muy cerca de su cara, con lo que Hermione tubo que apoyar más allá sus manos para no caerse.

Él lamió besó y chupó el escote y los pechos de la chica dejando que su parte racional volara y en su lugar se instalase la locura del momento de desenfrenada excitación que estaban sufriendo ambos.

En un momento de descanso que consiguieron al cambiar de posición para que Herms se colocara sobre el chaval, ella negó con la cabeza y le dio un pico a Draco, después comenzó a descender por su cuello, pecho y abdomen hasta llegar al filo de sus boxérs negros, y tras pasar la punta de su lengua por la piel que se encontraba justo antes de la prenda, cogió con los dientes la tira de arriba de los boxérs y tiró suavemente, soltándola y agregando:

-Sobra...


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------Dejen COMENTARIOS por favor !!! ^^ en este cap me inspire en la ultima cancion de Shakira..espero que les guste la fantasía..=)

¡Hasta la próxima actualización!

 

"Uff esto no puede ser verdad..." - se dijo a sí mismo Draco mientras veía como la castaña le bajaba una esquina del bóxer.

-Draquito..necesito tu ayuda..- comentó Herms con voz aniñada y sexy - ..necesito que te desvistas para mí.

Draco quedó atónito ante el descaro que estaba mostrando la joven de ojos miel esa noche.

-¿Donde quedó la inocencia y la educación de aquella chica tímida y tranquila que prefería los libros a la actividad física? - preguntó Malfoy para ganar tiempo recalcando de forma sensual las dos ultimas palabras. Todo para pelo rizado

-Esa se cansó de esperar a que te sedujera mi inocencia y angelical mirada. - contestó ella con la mirada fija en él - Si prefieres lo directo aquí está : te quiero para mí, que me complazcas y agrades, que te dejes seducir por mi parte más instintiva, ya que la racional no hace mella en ti. Ah! Y haber si encuentras mi tatuaje escondido y su significado...

Draco se quedó aturdido ante la confesión de la joven y se incorporó para quitarse los bóxer que en esos momentos le marcaban absolutamente todo por la excitación que sentía el chico ya por la simple presencia de la castaña. Pero en todo ese rato no paró de fijar su mirada en Hermione, revisaba todo su cuerpo en busca de esa marca que le había comenzado a obsesionar con solo oír nombrarla, ese tatuaje que se veía gustosamente obligado a descubrir.

Cuando se desnudó se recostó nuevamente sobre la cama, al lado de Hermione, que seguía todos sus movimientos con la vista, y le preguntó como si de un niño pequeño se tratara:

-¿Tú no te vas a terminar de desnudar?

-¿Me ayudas a hacerlo? - preguntó dulcemente la muchacha levantándose y poniéndose de espaldas al rubio.

"Es que me vuelve loco.. tantos año siendo yo tan borde con ella.. y ahora me salta con esto.. es increíble" - se fascinaba el ojigris - "es ese fuego interno que arde en ella lo que ahora me impide humillarla.. es esa fuerza que desprende.. ¿porqué no se mostrará así más a menudo?.. impone y encandila.. me gusta."

Draco situó sus manos a ambos lados de la cadera de Hermione, cogió con delicadeza la parte de arriba del culotte de la chica y lentamente fue bajándolo deslizando la tela por su piel tersa, clara y suave; dejando ver el final de la espalda de la chica y calentando nuevamente al rubio que no pudo más que volver a agarrarla por la cintura e instarla a sentarse en sus piernas. La joven accedió y el roce de sus cuerpo desnudos avivó rápidamente las llamas que consumían a la chavala, que se dio la vuelta y quedó sentada sobre Malfoy pero de cara a él.

Draco comenzó a besarla con furia, desesperación y deseo mientras que ella lo correspondía con igual energía. Las manos de él recorrían su esbelta figura pasando de su cintura a la parte baja de su espalda, su culo y sus muslos, haciendo que el joven la deseara más irrazonablemente.

-Eres puro fuego, Hermione, cálida, caliente, hasta quemas... a ver si me voy a asustar. - intentó picarle el joven para ver esos dulces hoyuelos que se le marcaban a su compañera cuando se mosqueaba con él normalmente.

-Deja que te queme mi fuego, traviesa serpiente plateada... - le guiño un ojo color miel al joven.

"No era la reacción que esperaba.." - constató el joven - ".. pero igualmente me dejaré quemar gustosamente".

Y se tumbó con el nuevo arrebato de pasión que inundó el beso con el que le obsequiaba la chica.

 

Draco se moría de ganas de poseerla, de hacerla suya... "o más bien hacerme suyo" - se corrigió divertido. - pero primero debía encontrar ese tatuaje, necesitaba verlo, tocarlo, descifrarlo...

-Hermione..¿me dejarías encontrar tu tatuaje antes de..?

-No lo sé - le contestó pensativa la muchacha, pero finalmente cedió - Te doy tres minutos.

Acto seguido se incorporó y Draco la siguió sin quitarle la mirada de encima.

No tardó ni medio minuto en encontrar las letras que marcaban la piel que el tanto deseaba acariciar, así que se acercó a la castaña, le dio un pico, y comenzó a deslizar sus finos labios por su mandíbula, su cuello, su pecho, su abdomen, sus caderas, el principio de sus muslos, hasta llegar a su ingle, donde se podían observan, si ella dejaba sus cuerpo relajado, la palabra que el ojigris leyó lentamente:

L

U

X

U

R

Y


-..Luxury.. - fue casi un susurro. "Exacto, por fin he dado con lo que ella es.. es fogosa.. ardiente... provocadora en todas sus formas.. pura Lujuria para todo aquel que sucumbe a su encanto." - ¿Lujuria?..muy acertado guapa.

-¿Desde cuando me piropeas? - le preguntó ella mientras le indicaba que se incorporase.

Malfoy besó suavemente las letras verticales que formaban el tatuaje y se puso de pie antes de contestarle.

-Desde que he comprobado como de lujuriosa puedes llegar a ser..- le respondió finalmente - ..y me ha encantado.

-¿Desde que has comprobado?.. tú aún no has comprobado nada. - le retó al rubio sonriendo muy sensualmente.

Draco la tomó repentinamente en brazos y la llevó a la cama estremeciéndose por el contacto con su suave piel, de la misma forma que Hermione se había estremecido con su beso en el tatuaje. Después le rogó deseoso:

-Pues déjame hacerlo.

La pasión volvió a devorarlos otra vez, pero ahora no provenía desde dentro, de sus ganas de saciar sus deseos, sino de la atracción que provocaba cada uno en el otro. Hermione no pensaba soltar a Draco, le entusiasmaba el chico, por fin la respetaba y hasta le agradaba en parte [ N/A: eso por no mencionar que está terriblemente bueno y que la cara y dotación no se quedan para nada atrás..*___* yo también quiero T.T ]. Y Draco no se creía la suerte que había tenido al descubrir semejante joya después de tantos años pasando a su lado sin inmutarse siquiera, ella no era cualquiera a la que él consiguiera meter en su cama la noche que deseara [ N/A: ¡pues claro que no! Herms no es cualquiera y menos una de las zorronas con las que siempre terminas Draquito... Hermione te a puesto en tu sitio de una vez por todas =D ]

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Hola!! me van a matar jajaja tres capítulos ya y aún no han acabado lo que Hermione se empeño en comenzar xD pero es que me encantan los preliminares y ellos dos tienen mucho juego
son de mis parejas favoritas!! Espero que me dejen COMENTARIOS pliss ^^

¡Hasta la próxima actualización!

 

-Echémonos en la cama, Draco, será más cómodo no? - sugirió entre besos la chica.

Draco caminó con Herms en brazos hasta el borde de la cama, y cuando sus piernas tocaron la suave colcha la bajó para poder echarse, pero a penas se había sentado cuando la castaña le cogió por el cuello y juntó sus labios carnosos con los suyos mientras se sentaba nuevamente encima del rubio, tal y como estaban antes de que él fuera en busca del tatuaje de la chica.

Draco no podía controlar lo que sentía con cada roce de la muchacha, todo su cuerpo se electrificaba solo con verla tan perfecta, tan desnuda, tan cálida sobre él. La abrazó abarcando toda la espalda de Hermione con sus fuertes y marcados brazos, y la acercó a su pecho para sentir cada curva de la joven en su propia piel. Sus finos labios abandonaron la boca de Herms para bajar suavemente por su cuello y sus hombros, y cuando la joven se separó un poco más, por su pecho también.

-Mucho beso y poca acción Draco. - lo picó la castaña - Te quiero para mí ¡ya!

-Uff...Hermione... ¡ven aquí!

Draco la levantó un poco para situarla sobre su miembro, posición que la chica propició con un movimiento de cadera que dejó medio loco a Malfoy (N/A: no se si se lo podrán imaginar todos, pero por experiencia digo que eso les calienta muuucho xD).

La castaña, cuyos labios estaban unos 20 cm por encima de los del rubio, empezó a bajar lentamente, y a la vez que sus rodillas se iban alejando de las piernas de Malfoy el miembro de este penetraba suavemente en ella. Ese movimiento que apenas duró unos segundos creó un momento de tensión muy agradable entre ambos, pues es lo que llevaban esperando ambos desde que se desvistieron, pero eso no era más que el comienzo.

Draco la apretó contra sí y descubrió que sus manos no eran capaces de permanecer quietas en un solo punto del cuerpo de la chica, empezaron a besarse nuevamente con renovada pasión y las manos del rubio se situaron en la cintura de la castaña para marcar el vaivén de su movimiento. Ella lo apretaba con fuerza contra su cuerpo y lo arañaba ocasionalmente aunque sin dañarlo, es más el joven descubrió que esos pequeños arañazos juguetones lo calentaban más aún si es que eso era posible. También lo movimientos de cadera y pelvis de la castaña lo estaban dejando fuera de juego, ya que la chica se movía haciéndole sentir cosas que ninguna otra de las chicas con las que había estado le había hecho sentir jamás (N/A: y me refiero a sensaciones totalmente físicas y casi orgásmicas xD)

Mientras iban aumentando su ritmo Draco la abrazó por la cintura fuertemente con sus brazos pues solo deseaba sentir el cuerpo de la chica como suyo y, extrañamente, también deseaba hacerla sentir placer, un placer como el que él mismo se veía a punto de alcanzar. Empezó a embestirla más lentamente pero con más fuerzas, a la vez que ella lo besaba con desesperación y correspondía su abrazo con fuerza. Echó la cabeza ligeramente hacia atrás liberando así sus labios, desde los que salió un gemido seguido de un entrecortado suspiro a la vez que el chaval emitía un elocuente ruidito salido directamente desde las profundidades de su garganta, acto seguido busco los besos de la joven (N/A: por si no se nota es raro este comportamiento en el SuperLigónInsensibleMalfoy ya que normalmente después de beneficiárselas prefiere que las chicas lo dejen un rato en paz ¬¬ capullo...). Los dos empezaron a calmarse lentamente aunque sus corazones seguían latiendo desbocados por el ejercicio físico. Malfoy no se preocupó en apartar a Hermione de encima suyo, pues se limitó a echarse bien sobre la cama y echarla a ella suavemente medio a su lado medio encima suyo, sin dejar de besarla, y paso su fibroso brazo por debajo de su cuello para poder abrazarla y seguir sintiéndola tibia a su lado.

 

"Solo quiero que este momento termine si eso significa que va a volver a empezar.."-pensó Draco desde la plenitud de acabar de desfogarse con la preciosa Herms que tenía al lado en esos momentos.

Pero los planes de Hermione eran otros. La joven se recostó en el pecho del rubio y empezó a acariciarle el pecho y el abdomen mientras el hacía lo propio con la espalda y el brazo de la chica, provocando que ambos se erizaran y terminaran por cubrirse con las sabanas. Draco la estrechó contra sí. Hermione le depositó un suave beso en sus labios le hizo sonreír y volvió a su posición en el pecho de Draco. Terminaron por dormirse.

A la mañana siguiente o al cabo de unas horas, Malfoy no sabía bien cuando había entrado en la Sala de los Menesteres, el rubio abrió lentamente los ojos, no notó a Hermione a su lado, así que lentamente se giró hacia el otro, pero ahí tampoco estaba, se incorporó para ver si estaba por la sala, pero cual no fue su sorpresa cuando descubrió que se encontraba en la cama de su dormitorio en los aposentos de Slytherin. "No puede ser.."-se estremeció Draco - "..no puede haber sido todo un sueño.. Hermione, sus besos, sus caricias, nosotros... lo que pasó no fue fruto de mi imaginación". Draco se atormentaba con esos pensamientos pues deseaba que todo aquello hubiese ocurrido, no solo por haberlo disfrutado entonces, sino para volver a tener cerca a la castaña alguna vez más, no importaba si no era precisamente en aquella situación. Se levantó y buscó en su espalda las suaves marcas que las uñas de ella debieron haber dejado, pero su espalda estaba tan impecable y perfecta como siempre; a decir verdad tampoco estaba impregnado con el olor de la joven, pese a poder recordarlo a la perfección. Tristemente se dio cuenta de que todo debió de ser cosa de su imaginación. (N/A: pobre Draco!! =( vaya decepción! ...si es que soy mala muajajaja xD )

Se apresuró a vestirse y salió a buscarla para terminar de cercionarse, pues era muy obstinado y testarudo. La encontró al final de un pasillo del séptimo piso. Se detuvo y la miró fijamente, estaba perfecta con su falda y su camisa a medio abotonar, nada usual en ella. (N/A: imaginad a Herms enseñando sus bonitas piernas y marcando culo con una faldita gris y rematándolo con una camiseta que insinúa sus dotes y todo esto sin perder la inocencia ni la decencia típica en ella =D para volver loco a cualquiera, vamos!).

"Pero cómo está madre mía.." - se deleitó el joven - "mejor que en mis recuerdos si es que eso es posible!".

Hermione se giró en ese momento y vio a un atlético rubio de ojos grises, sus vaqueros ceñidos hacían justicia a su marcado cuerpo y la camisa medio desabrochada dejaba ver el principio de unos pectorales fuertes de piel clara (N/A: Malfoy tiene ese aspecto desarreglado pero sexy y totalmente natural que vuelve locas a todas *_*).

"Dioosssssssss cómo está el niño.." - pensó automáticamente Herms cuando lo vio - "¿Algún día tendré el valor de hacerlo mío como tantas veces planeé?".

De repente se dieron cuenta de que ambos se miraban.

"Ahora o nunca"- pensó Draco.

"Ahora o nunca"- pensó Hermione.

Se acercaron sin saber muy bien que iba a pasar y descubrieron una puerta que acababa de materializarse junto a ello, la Sala de los Menesteres. Draco abrió la puerta, Hermione le obligó a pasar...






Quien quiera saber qué ocurrió entonces entre ellos dos... que vuelva al CAPÍTULO I !!!!!!! xD




FIN




Espero que les haya gustado esta pequeña historia jeje yo me e divertido mucho haciéndola y planificando cada nueva escena, cada movimiento xD bueno aunque el final a sido inesperado hasta para mi, pero espero que les haya gustado de verdad!!! Ojala dejen algún comentario, que hacen verdadera ilusión! =) Un beso a todo aquel que aya leído mi historia...

Deja que te queme mi fuego, traviesa serpiente plateada - Fanfics de Harry Potter

Deja que te queme mi fuego, traviesa serpiente plateada - Fanfics de Harry Potter

Llevaba días queriendo tener a ese rubio bien cerca y no pensaba dejar que nada ni nadie, ni siquiera él mismo, lo impidiera.Y lo mejor es que ella sabía qu

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-deja-que-te-queme-mi-fuego-3623-0.jpg

2023-02-27

 

Deja que te queme mi fuego, traviesa serpiente plateada - Fanfics de Harry Potter
Deja que te queme mi fuego, traviesa serpiente plateada - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/41825
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences