Destino... a tu amor one-shot - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Ya habían pasado 5 meses desde la batalla. Harry y Ginny ya habían hablado, eran novios y todos los Weasley al enterarse se pusieron muy contentos, así que decidieron que Harry fuera a vivir con ellos a La Madriguera. Harry al principio se negó, porque no quería ser una molestia, pero después de hablar todos los Weasley con él, entró en razón. En el caso de Draco y Hermione (sé que son Ron y Hermione los que se besan en la batalla final, pero en este caso, son Draco y Hermione) fue distinto, ellos no habían vuelto a hablar sobre el beso de la batalla y no sabían si eran por vergüenza o por temor al rechazo de que solo hubiera sido un impulso lo que le habian llevado a besarse. Ya habian traído a los señores Granger de Australia y Hermione había decidido pasar una temporada con ellos. Era 30 de julio y hacia mucho calor, Hermione estaba tumbada en la cama de su habitación leyendo un libro que se había comprado cuando fue a Australia a por sus padres. De repente oyó un ruido en su ventana se giro y vio a dos lechuzas. Una era Pig, pero la otra no sabia de quien era no la reconocía. Se puso muy contenta al saber que le había llegado una carta con Pig supuso que era de Draco (él vivía con los Weasley después de que sus padres muriesen en la batalla), pero él hacia ya tiempo, específicamente desde el beso, que no hablaba mucho con ella, mas bien ni le dirigía la palabra. Pero no era por enfado, sino por vergüenza, o eso creía ella, así que la carta no podría ser de él, o era de Harry (ya que estaba en la madriguera) o de Ginny. Dejó el libro encima de la cama, se levantó y se dirigió hacia la ventana, la abrió y cogió las cartas a las dos lechuzas. Cuando cogió la carta de Pig, le dio un poco de agua a la lechuza que venía sedienta, pero cuando se acercó a la lechuza blanca, Hermione le cogió la carta y esta se fue volando muy rápidamente. Hermione la miró alejarse con cara extrañada y después se fue hacia el escritorio, se sentó y empezó a leer las cartas. La primera era de Ginny, tenia razón, Draco no podía ser. Dejó la carta que le había traído la lechuza blanca aún lado y leyó la de su amiga


 

- Hola Hermione.

¿Como estas? Espero que bien, yo estoy fenomenal ya sabes, estar aquí con Harry es lo mejor que me ha pasado. Bueno, yo te mandaba la carta para decirte que aquí todos te echamos mucho de menos. Y cuando digo todos, es todos, seguro que a lo mejor estás un poco enfadada porque hace tiempo que no te mandamos ninguna carta. Pero es que aquí hemos estado muy ocupados, pero la que tendría que estar enfadada sería yo. ¿Cómo no se te ocurre contarme que besaste a Draco Malfoy? Se supone que soy tu mejor amiga, ¿Por qué no me has dicho nada? Me lo ha tenido que contar Harry, bueno esto ya lo hablaremos cuando vengas. También quería decirte que "huroncito", te tiene una sorpresa y no específicamente buena. Ahora cambiando de tema tengo que decirte, que como ya mismo es el cumpleaños de Harry, le vamos a preparar una fiesta y querría que estuvieras aquí. Harry te quiere como una hermana y desde la batalla no os habéis visto mucho y no habéis hablado ni nada, así que tienes que venir. Sería una gran sorpresa para Harry que tú estés aquí. Él no sabe nada y se cree que no vas a poder venir y si vienes se va a poner muy contento así que, por favor, si puedes venir mándame una respuesta y aquí te esperamos sobre las 6:30 de la mañana. Ya sé que es muy temprano, pero es que eres "LA SORPRESA", pero no solo para Harry, bueno tú ya me entiendes.

Muchos besitos amiga, te quiero.

Ginny.

Hermione estaba sorprendida no se había acordado del cumpleaños de Harry, pero ahora mismo iría y le compraría un regalo. Además, que ella sí iría porque también los echaba de menos a todos, pero lo que más intriga le daba era saber que sorpresita tenía Draco. Así que se puso a responderle a Ginny y mandar a Pig a La Madriguera.

 


- Hola Ginny.

Claro que voy a ir. Yo también tengo muchas ganas de veros y mañana a las 6:30 estoy allí. Adiós amiga, no puedo escribir más tengo prisa, mañana hablamos sobre todo.

Te quiere, Hermione.

Cogió la carta que había traído la lechuza blanca y se dispuso a leerla rápido ya que tenía prisa. Se regañaba a si misma por no acordarse del cumpleaños de Harry. Abrió la carta y la leyó, pero al terminar de leerla no se lo podía creer. Se sentó otra vez en la silla, ya que se había levantado para ir a comprarle el regalo. No se lo podía creer, esa carta era de la universidad de periodismo mágico de Nueva York, y le habian aceptado en la universidad por sus buenas calificaciones en el colegio Hogwarts de magia y hechicería. Ella ya hace unos 3 meses había mandado una carta a la universidad de Nueva York para estudiar periodismo mágico, pero después de mandarla se arrepintió porque no quería estar lejos de todos. Pero supuso que no la cogerían, porque aunque ella fuera lista, en esa universidad elegían a los mejores. Pero ella ya no se acordaba de la carta y cuando le llegó se quedó de piedra, no se lo esperaba. No sabía qué hacer. Por una parte sí quería ir, ese era su sueño, pero por otra parte no, porque eso sería 5 años lejos de todos, de su familia, amigos y sobre todo de él, de Draco. Así que ella lo pensó bien, hasta que llegó a la conclusión de que hablaría con Draco de sus sentimientos justamente mañana y en él estaría la respuesta de si se iba o no a Nueva York. Ya era muy tarde, así que no fue a comprarle el regalo a Harry. Estaba muy apenada por lo del regalo de Harry, mañana le diría la verdad a Harry. Que se olvidó de su cumpleaños y que no le compró nada. Seguro que pensaría que era la peor amiga del mundo. Así pasó todo el día, pensando en lo de Nueva York y en como le diría mañana a Draco. En la carta también ponía que la esperaban el día 2 de agosto en la universidad para conocerla y hacer todo el papeleo. La universidad le daría un apartamento en el mejor sitio de Nueva York para que no tuviera problemas, así que de eso no tenia que preocuparse, solo que si ella se iba a Nueva York, tendría que recoger las maletas y el 1 de agosto coger el avión. Ya le habian contado durante la cena todo lo que iba a hacer a sus padres ya que les tenia mucha confianza. Ellos aceptaron en que le digiera a Draco, así que se fue a su habitación y se acostó, pensando en todo lo que tenia que hacer al otro día y entre pensamiento y pensamiento se quedo dormida. Era de día. Hermione ya se había arreglado y desayunado y como decía en la carta de Ginny a las 6:30 estaba en La Madriguera. Cuando llegó no había nadie, todos estaban durmiendo, menos Ginny, la señora Weasley y el señor Weasley.
-Hola- saludó alegremente Hermione abrazando a Ginny que se había tirado encima suya.
-Ayyyy amiga cuanto tiempo. No sabes cuanto te he echado de menos -dijo Ginny emocionada.

 

Después de que saludara a los Señores Weasley, las chicas subieron a la habitación de Ginny.
-Hermione una pregunta.
-¿Si?
- ¿Y tus maletas por qué no te las has traído?
- Yo.... Después te cuento, Ginny.
- No, dímelo ahora - dijo Ginny con un tono de voz elevado.
- ¡No! Después - dijo Hermione tajante.
Despues de hablar sobre un montón de cosas pero sobre todo el beso que Draco y Hermione se habian dado y que le había dicho a Ginny, también le contó a Ginny que se le había olvidado el cumpleaños de Harry y su regalo y ella el dijo que no se preocupara que Harry no se iba a molestar. Después, las chicas bajaron y vieron que había bajado ya George, pero los únicos que seguían acostados fue Harry y Draco. Ginny al ver que tardaban tanto decidió ir a despertarlos, y que Hermione se quedara abajo para darles la sorpresa a los chicos. Ginny bajó Después de un rato diciendo que se estaban cambiando cuando subió pero ella no vio nada. Los chicos estaban bajando las escaleras cuando vieron que al pie de la escalera se encontraba Hermione, y cuando los chicos la vieron se quedaron petrificados.

-¡HERMIONE! - gritó Harry muy contento abrazándola, ya que había echado a correr nada más la había visto después de despetrificarse.

Draco no se lo podía creer, estaba a un metro de ella, y la verdad es que estaba guapísima, hermosa diría él.
-Harry te he echado de menos -dijo Hermione correspondiendo al abrazo-bueno a ti y a todos-.Cuando se separó de Harry, vio a Draco que seguía de pie en la escalera mirándola. Sus miradas se cruzaron y a Hermione se le pusieron los pelos de punta

-Hola Draco - dijo ella tímidamente.

Draco se acercó a ella sin poder creerse que estaba ahí, y cuando la tuvo a nada mas que un paso de él, se acercó más a ella y de no se sabe donde, Draco cogió toda la valentía que tenia y abrazó a Hermione con tantas fuerzas que la levantó del suelo y ella le correspondió el abrazo gustosa.
-Bienvenida, Hermione -le susurró Draco en su oído.- Te he echado de menos- y se separó de ella, le dio un beso en la mejilla y se fue hacia la puerta y salio diciendo:

-Voy a buscar a Carol- y desapareció tras la puerta.

Hermione estaba como una estatua, no se lo podía creer lo que había pasado. Era maravilloso. Se tocó donde Draco la había besado antes, pero pareció volver a la normalidad cuando el rubio pronunció "Carol". ¿Quien era esa tal Carol?
-¿Carol? - dijo Hermione en voz alta.
-Esa era la sorpresita. Carol esa la nueva amiguita de nuestro queridísimo Draco. La verdad es que no la conozco muy bien, pero lo único que sé es que se conocieron hace 1 mes cuando Draco empezó a trabajar con mi hermano en "Sortilegios Weasley". Ella fue a comprar algo y entonces él la atendió y desde ahí no sé qué pasó que se hicieron inseparables y además que vive aquí, muy cerca de La Madriguera y lo peor es que la ha invitado al cúmplenos de Harry y ni a mí ni a Harry nos cae bien, ¿verdad? -le preguntó Ginny a Harry.

-Sí, la verdad es que no confío mucho en ella porque no la conozco mucho, pero según los señores Weasley es una buena chica -dijo Harry.
-Bueno lo que te decía, que ahora se han hecho muy amiguitos.
A Hermione eso le sentó muy, pero que muy mal. No se lo esperaba, y se sentía muy mal, pero lo peor es que estaba muy celosa y si lo reconocía, estaba celosísima, porque se había enamorado del ser más tonto, irresponsable y vago, Draco Malfoy, pero eso no lo podía cambiar.
-Harry, tengo que contarte algo -dijo Hermione asustada.
-¿Si?
- Bueno... pues verás... a ver como te lo digo.... yo... ol...olvidé... olvidé tu cumpleaños -esto último lo dijo muy bajito pero Harry se enteró -Y... no... No te.... no te tengo ningún regalo..... Lo siento muchísimo, perdóname -dijo Hermione con la cabeza bajada.
-Hermione mírame, mírame por favor - dijo Harry acercándose a ella -El mejor regalo que me podrías haber dado era venir aquí y acompañarme en este día tan especial. Con tan solo verte ya me has alegrado el día - dijo Harry y abrazó a Hermione y ella le correspondió emocionada - Te quiero hermanita - le susurró al oído a Hermione. Al separarse Hermione le dijo:
- Lo mismo digo hermanito, y... ¡FELIZ CUMPLEAÑOS! - y le dio un beso en la mejilla, de mientras Ginny miraba la escena enternecida.
- Yo... mi amor... lo mismo digo... te quiero y... ¡FELIZ CUMPLEAÑOS! - le dijo Ginny mirando a Harry. Este se acerco a ella la tomo de la cintura y le dio un beso que empezó apasionado pero, después se fue volviendo muy suave y tierno.
- Bueno yo creo... que estorbo - dijo Hermione girándose, pero Harry la detuvo y la abrazó por los hombros al igual que a Ginny y se fueron a la cocina. Estaban desayunando y llegó el blondo abrazando a una chica por el hombro y ella pasando su brazo por la cintura del chico. Ella era delgada, alta, era rubia con unos ojazos azules hermosos. "Nada comparados con los míos " pensó Hermione.
-Hola a todos, ya estamos aquí - dijo Ron soltándola y sentándose en una silla. -Ven Carol, siéntate -le indicó el chico -Bueno, todos conocéis a Carol, pero Hermione no, así que te la presento. Carol Anderson Hermione Granger, Hermione Granger Carol Anderson- presentó el chico y las chicas se dieron la mano. Aparatos de masajes

 

A Hermione no le cayó muy bien Carol, pero parecía que a todos sí les caía bien, menos a Ginny y Hermione, a todos les caía bien, porque Harry había dicho que no y ahora le hablaba. La tarde pasó tranquila. Hablaron, rieron y jugaron. El cumpleaños de Harry se celebraría por la noche en la cena. Hermione se había propuesto decirle al ojigris después de la cena, antes de que pusieran la tarta se lo llevaría a la habitación del chico y allí hablarían. La cena pasó muy rápida para Hermione, y la verdad es que se sentía muy indiferente, porque Draco se pasó todo el día hablando con Carol y apenas hablaba con ella. Si no fuera por Harry, Ginny y otros compañeros de Hogwarts que habian venido, se sentiría muy sola. Después de la cena, Hermione hizo tal y como lo había planeado. Se llevó al rubio a su cuarto, interrumpiendo la charla que tenían él y Carol. Cuando ya estaban en su habitación...
-¿Para que me traes aquí, Hermione?
-Yo... necesito hablar contigo.
-Vale, habla. ¿Pero por que no me lo dices abajo? -preguntó el chico sentándose en su cama.
-Pues porque quería hablar contigo en privado - dijo Hermione muy nerviosa.
-Vale... pues habla - dijo Draco un poco incómodo por esa situación ya que tenía a Hermione muy cerca y eso le ponía nervioso.
-Vale... Mira Draco, ayer me llegó una carta de la universidad mágica de periodismo en Nueva York -empezó Hermione ya tranquila.
-Vale, ¿pero eso por qué me lo dices a mí?
-Tú calla y escucha, después opinas lo que quieras, ¿vale? - dijo Hermione y el blondo asintió- Venga... pues íbamos porque me llegó la carta esa, bueno pues me han dado una beca para estudiar 5 años allí, y eso sería estar lejos de mi familia, amigos y.....y...y de... y de ti -dijo Hermione decidida -Calla, después hablas -dijo Hermione viendo que Ron iba a hablar -Bueno es que yo desde hace tiempo... no sé como decírtelo.... yo... yo siento...siento algo.... yo.... yo... yo te amo Draco y desde hace mucho por eso te di el beso en la batalla, porque te quiero, y quería decírtelo porque me gustaría saber tus sentimientos hacía mí -dijo Hermione decidida, viendo la cara de asombro del chico - yo... te amo. Por favor Draco no me hagas esto contesta por favor, di algo -dijo Hermione que estaba asustada - yo te he dicho todo esto porque si tú me dices que me quede, yo me quedo porque te amo y ya no tengo miedo a decírtelo. Te amo Draco, desde siempre te he amado y quiero saber que opinas.
El rubio no se lo podía creer, la mujer de la que siempre ha estado enamorado le corresponde los sentimientos. Él quiere gritarle que la ama y que no puede vivir sin ella, quiere besarla hasta que le falte el aire, quiere casarse con ella, y quiere tener muchos hijos. Sueña con ella cada noche, con que ella le dice que le quiere, pero cae en la cuenta que si él le pide que se quede ahí con él, seria injusto para ella, así que opta por la peor opción.
-Pero, yo no te amo -le dijo Draco que quería decirle ahí mismo "te amo".
-¿Qué? -Hermione estaba desconcertada. Ella creía que el beso de la batalla y los celos hacia Krum (o eso creía ella), era todo una falsa mentira, eran ilusiones suyas. Tenía ganas de llorar, gritar y pegar a cualquier cosa que estuviera delante suya.
-Que no te amo -volvió a decir el chico que cada vez que lo decía, se le rompía más el corazón.
-Ah. Bueno
yo me voy, tengo que recoger las maletas - dijo Hermione levantándose y yendo hacia la puerta.
-Hermione - la llamó el blondo preocupado.
-Déjame Draco, por favor - dijo ella de espaldas a él. Pero él se dio cuenta por el tono de voz que estaba llorando. Él se levanto y se acercó a ella, le tocó el brazo pero ella lo quitó para que no se lo tocara. ¿Cuando sale el vuelo? -preguntó el ojigris.
-Lo iba a coger mañana si iba, pero como sé que un vuelo sale esta noche, me voy ahora ya tengo las cosas preparadas, por si ocurriera esto -dijo Hermione bastante nerviosa mientras lloraba en silencio. Hermione vio la intenciones del chico...
- NO ME TOQUES DRACO MALFOY. NO QUIERO VOLVER A SABER NADA MAS DE TI, ES POR CAROL, ¿VERDAD? PUES QUE

 

TE VAYA BIEN CON ELLA, TE ODIO - estalló la chica, que ya no podía guardárselo más y salió de la habitación escaleras abajo. Después, llegó a la chimenea, cogió polvos flu y dijo:

-A casa de los Granger- y desapareció de allí.

Todos habían escuchado la pelea, y fueron corriendo a la habitación del rubio a ver qué pasaba. Primero vieron a Hermione desparecer por la chimenea, así que fueron al cuarto del chico y se lo encontraron en el suelo de rodillas, llorando muy fuerte.
- ¿Que te pasa Draco? -dijo Carol acercándose, pero Ginny la detuvo y se acercó ella a su amigo.
-¿Que a pasado Draco? - el joven les contó todo lo que había pasado y Ginny se quedó petrificada.

 

Entonces, por ser tan tonto, Ginny le pegó una bofetada en la mejilla.
-¿PERO QUE TE PASA GINNY? - gritó el chico.
-¿QUE QUÉ ME PASA PREGUNTAS? HERMIONE TE AMA Y ES CAPAZ DE RENUNCIAR A LA BECA DE LA UNIVERSIDAD DE NUEVA YORK, POR TI Y VAS TÚ Y LE DICES QUE NO LA AMAS, SABIENDO QUE ES MENTIRA -gritó Ginny enfadada con su amigo.
-Ya Ginny, tranquilízate - dijo Harry.
-No, ¿cómo quieres que me tranquilice? Ahora mismo vas a ir a casa de Hermione y reza porque no se haya ido al eraopuerto.
-Aeropuerto, mi amor - dijo Harry.
-NO ME CORRIJAS POTTER -gritó Ginny muy nerviosa.
-No pienso ir. Ella se merece una vida mejor que estar conmigo - dijo el rubio levantándose con los ojos rojos de llorar.
-Ella te quiere a ti que es distinto, ¿o vas a esperar que cualquiera de Nueva York este con ella? - le dijo Ginny.
-Yo.... no creo que esté todavía en su casa, pero lo voy a intentar- dijo el ojigris después de pensárselo mucho, saliendo corriendo hasta la chimenea pronunciando:

-A casa de los Granger- y desapareció.
Ya cuando llegó, le preguntó a los señores Granger que estaban allí y que les pego un buen susto si ya se había ido y le dijeron que si, pero que el avión no salía hasta las 22:30 y que eran las 22:00, así que el señor Granger puso en marcha su coche y llevo al chico al aeropuerto.
-No puede ir mas rápido, señor - le dijo el chico impaciente.
-Lo siento, pero ya nos estamos pasando del limite de velocidad -Draco estaba muy nervioso y lo único que quería era que no se hubiera ido todavía -¡¡Noooo!! Esto no puede ser, un atasco ahora no. Solamente quedaban 5 minutos para que saliera el avión.
-Lo siento, hijo - le dijo el señor Granger apenado.
- DA IGUAL ME VOY CORRIENDO - grito el chico muy nervioso, saliendo del coche.-¿PERO TÚ SABES DONDE ESTA EL AEROPUERTO?
- SI UN DIA ACOMPAÑE A MI PADRE. ADIOS, SEÑOR GRANGER - gritaba Draco mientras corría a gran velocidad entre los coches." ESTAS LOCO CHIQUILLO " " TE VA A ATROPELLAR ALGUN COCHE " - gritaba la gente desde el interior de sus coches. Él no les echaba cuenta y rezaba a dios y a merlín que por favor no hubiera salido el avión, porque según su reloj eran y media ya. Y entonces ahora empezó una tormenta que estaba empapando el cielo de Londres, pero a él no le importaba estar empapándose bajo la lluvia solo quería verla.

***************************************

-Señores pasajeros, el avión con destino a Nueva York tiene un retraso. Saldrá a las diez y cuarenta de la noche, sentimos las molestias -decía una chica por el telefonillo. Hermione esperaba sentada en las sillas de espera con los boletos en la mano y viendo la lluvia caer. Por dentro estaba muerta, no podía creerse lo que Draco le había dicho, así que lo único que quería era irse de Londres lo antes posible.

****************************************

-Perdone señorita, ¿el vuelo con destino a Nueva York de las diez y media de la noche ha salido ya? -pregunto el blondo angustiado.
-Un momento.... pues no, se ha retrasado diez minutos.
-¿Donde están las personas que embarcan ese avión? -volvió a preguntar el chico.
-Mira, al final de este pasillo hay unos asientos y ahí les hemos dicho que esperen -decía nerviosa la chica al ver en semejante aspecto al rubio.
-Gracias - dijo Draco, y se fue corriendo lo más que pudo.

Cuando llegó allí, buscó por todos lados pero no la encontró. Preguntó a muchas personas describiéndola, pero era inútil no la habian visto. Y cuando ya se rindió, se dio media vuelta y entones vio a una chica de cabello castaño y ojos almendrados, mirando los boletos y metida en su mundo. El rubio la miro fijamente, y se dio cuenta que era el amor de su vida, esa de la que siempre había estado enamorado.
-Señores pasajeros, ya pueden embarcar en el avión con destino a Nueva York -sonó una voz por el telefonillo -Perdonen las molestias.
Hermione se levantó y se dirigió hacia una puerta donde había una mujer.
-Hermione -gritaba Draco pasando entre la gente que se amontonaba - Hermione -volvió a gritar pero ella no se enteraba, hasta que le tocó el turno a la chica para pasar por la puerta de embarque y el rubio gritó más fuerte.
-¡¡HERMIONE!!
Ella había oído su nombre. Se giró de golpe y vio en la esquina a Draco todo empapado. Lo raro ahí era que en pleno verano lloviera de esa forma y hubiera puesto así al rubio. Él se quedó quieto mirándola y ella, instintivamente, se acerco a él, cogió sus maletas y se acercó. Cuando estaba a menos de un metro de él, le preguntó:
-¿Qué haces aquí? - pero Draco no le respondió.

La cogió de la cintura y le plantó un beso en la boca. Al principio era tierno, pero después fue volviéndose más apasionado. Hermione pasó los brazos por el cuello de este y profundizaron el beso. Él buscaba su lengua con desesperación, y ella no se hizo de rogar. Se saborearon el uno al otro hasta que el aire les venció. Se separaron tan solo unos centímetros, lo suficiente para hablar.
- ¿Por que has venido? -preguntó Hermione - Yo me tengo que ir, me esta esperando el avión.
- Yo me voy contigo -le dijo el chico -Te amo.
- ¿Qué? - preguntó Hermione desconcertada.
-Que te amo y que no te iba a dejar escapar por nada del mundo. Dije que no te amaba porque me creía que tú querrías tu trabajo, que te iba a dar muchas cosas, que yo que no te puedo dar nada. Bueno, aunque ahora estemos ganando mucho en Sortilegios Weasley. Te amo, y me voy a ir contigo a Nueva York, y si estas pensando que dónde están mis maletas, no me las he traído, pero ya de eso me ocuparé yo, y quería decirte que Carol solo es una buena amiga.
-Te amo -le dijo Hermione emocionada y volvió a besar al blondo con mucha intensidad y amor.

Le daba igual mojarse la ropa, lo único que le importaba es que estaba besándolo. Se separaron, cogieron las maletas y Draco le paso el brazo por el hombro.
-¿Donde dices que va este avión? - dijo Draco.
-Destino a Nueva York -dijo la chica - ¿Pero no era que lo sabias?
- Sí, pero yo voy, destino... a tu amor.

Destino... a tu amor one-shot - Fanfics de Harry Potter

Destino... a tu amor one-shot - Fanfics de Harry Potter

Ya habían pasado 5 meses desde la batalla. Harry y Ginny ya habían hablado, eran novios y todos los Weasley al enterarse se pusieron muy contentos, así que

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-destino-4102-0.jpg

2023-02-27

 

Destino... a tu amor one-shot - Fanfics de Harry Potter
Destino... a tu amor one-shot - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/47485
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20