Dificil de Explicar - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

-¿Papá? -preguntó el pequeño Fred de siete años a su padreGeorge. El niño estaba sentado a los pies de la cama de sus padres,George y Angelina, cerca de las siete de la mañana de un domingonublado. El sol no parecía querer asomar todavía, y no lo haríadurante el resto del día, o al menos eso era lo que predecían.

-Sí, Freddy. -respondió el padre con voz cansina. -¿Necesitas algo?

-Tengo una pregunta

-Ahora no Freddy, más tarde, vuelve a la cama, luego te contestaretodas las preguntas que tengas

-No, ahora. -se encaprichó el nene.

-Fred, hijo, vete a la cama. Duerme un poco más, luego te preparo ungran desayuno y una entrevista con tu padre. Sé bueno. -agregóAngelina, con irritación en su voz, pero siempre con la dulzura deuna madre.

 

-Bueno, mamá, pero prométemelo.

-Te lo prometo, ahora ve.

Elchiquito se bajo de la cama de sus padres y se fue a su cuarto, dondese acostó en su camita y se durmió fácilmente. Horas mas tarde,sus padres se despertaban y preparaban el desayuno. Al escuchar ruidode cacerolas abajo, Freddy se despertó, y con cara de dormido bajolas escaleras de madera y se dirigió a la cocina.

LosWeasley vivían en una casa en las afueras de Londres, que tenía dospisos. Era la casa soñada por Angelina desde adolescente. Tenía unaamplia cocina con vista a los jardines delanteros. Luego de lacocina, había un espacioso comedor con un acogedor fuego crepitanteen una esquina y sofás y sillones dispersos en la habitación. Eramuy cálida ya que, además del hogar, estaba pintada con tonosclaros que relajaban la mente de cualquiera que pase por allí. Enesa habitación se encontraba la escalera que conducía al pisosuperior donde se encontraban los cuartos y el baño. Había trescuartos; el de Angelina y George, el del pequeño Freddy, decorado entonos azulinos, y uno de huéspedes, en el que siempre se alojabaalguno de los hermanos de George que pasaban de visita siempre quepodían.

Volviendoal piso inferior, y luego del salón comedor, había una puertacorrediza de vidrio que daba paso a los jardines traseros, dondehabía una piscina y algunos juegos. Además había una especie dealmacén donde se guardaban las escobas y las cosas viejas que no seusaban, elementos para el cuidado de jardín, cajas con sortilegiosWeasley, o tal vez libros viejos y ropa.

CuandoFred Weasley entró en la cocina, su padre lo alzó en brazos y losaludó con un beso en la mejilla, mientras el chico se restregabalos ojos para poder ver bien. George lo acercó a Angelina, quien ledio otro beso, y luego lo sentó en una de las sillas cerca de lamesa. El niño, que tenía un cabello colorado como el de su padre ypecas en las mejillas, además de ser paliducho, también teniarasgos de su madre, por ejemplo sus ojos de un color mielacaramelada. La sonrisa con hoyuelos en las mejillas también erarasgo de Angelina, al igual que su nariz puntiaguda.

Lamadre le acercó un plato con avena y un vaso de leche, mientraspreparaba café para ella y George, quienes se sentaron minutos mastarde a la mesa para compartir todos juntos el desayuno.

Georgeleía "El Profeta" silenciosamente, concentrado. Angelina por suparte ayudaba a su hijo a comer, mientras se servía tostadas. Lafamilia desayunaba tranquilamente. Era un día común y corrientecomo todos los demás. O al menos eso le parecía a Freddy, quiensalió a jugar, luego de desayunar, al patio trasero. El sol asomabafinalmente, abriéndose paso entre las nubes.

 

Pronto,empezaron a llegar sus tíos y abuelos. Generalmente se juntaban losfines de semana, por lo que al pequeño no le extrañó. Es más, sealegró de ver a sus primos nuevamente en su casa, por lo que de unmomento a otro estaban todos corriendo por el patio trasero riendo acarcajadas. Victoire llegó con sus padres y Teddy Lupin un rato mastarde que los demás. Ya estaban allí el tío Ronald, Hermione,Harry, Ginny, Percy, Bill y Fleur, y Charlie.

Ala hora del almuerzo, su abuela Molly levantó la copa antes decomenzar y brindo por Fred Weasley, y luego la siguieron su abuelo ytodos los tíos en silencio. El pequeño Freddy no entendía nada;por un lado no comprendía porque brindaban por el, y por otro, nosabía por que su tía Ginny derramó unas lagrimas sobre su platovacío cuando levantó su copa. Era la tía preferida del niño yella lo quería mucho, por eso el nene no sabía porque su tíalloraba. Pero como todos callaban, él no quiso preguntar, luego loharía.

Comierony charlaron animadamente; Freddy, o Freddy Jr. como lo solía llamarsu abuelo Arthur, se sentó con sus primos y Teddy Lupin debajo de unárbol enorme que había en el fondo de su casa. Luego de compartirel almuerzo, cada familia se fue retirando a sus casas y la reuniónse dio por finalizada. Terminó cerca de las cinco de la tarde,cuando Molly y Arthur finalmente te fueron a la Madriguera mediantepolvos flu.

Fredy su padre se quedaron en silencio mirando el atardecer, sentados enla planicie del jardín, costumbre que tenían los Weasley dedisfrutar los domingos por la tarde. George le había contado que sushermanos y él lo hacían seguido en las colinas que rodeaban laMadriguera y que lo disfrutaban ya que era un momento que pasabanentre todos y los ánimos se distendían. El sol bajaba lentamente yse despedía hasta el día siguiente, y pronto el cielo estuvosurcado de estrellas. Betflix Apk 2023 ✔️ APP Plus ✔️ Descargar App Oficial

Elnene finalmente se acordó de lo que le quería preguntar al padre,que le había rondado en la cabeza durante toda la tarde paraesfumarse minutos antes de sentarse a mirar el atardecer. Aquelespectáculo lo deslumbraba y su cabeza quedaba en blanco duranteunos momentos.

-¿Pa? ¿Por qué la tía Ginny estaba llorando hoy en el almuerzo?-preguntó Freddy mirando a su padre con curiosidad. Su padre ledevolvió la mirada unos momentos, como si estuviera observando unmonumento.

-¿Sabes a quien te pareces, Freddy?

-¿A ti?

-Sí, a mi. ¿Y sabes quien se parecia mucho a mi?

-¿Quién?

-Tu tío Fred.

-¿Qué tío?

-Fred.

-¿Se llamaba como me llamo yo?

-Si, exactamente. Tu llevas su nombre, hijo.

-¿Y por qué? -George dudó unos momentos y luego contesto, mirandoal horizonte.

-¿Quieres que te cuente por que la tía Ginny estaba llorando hoy?

-Si, papá.

-Bueno, la historia comienza hace mucho tiempo atrás
es larga, nova a ser que te vayas a dormir. -el niño le sonrío, invitándolo aseguir, y recordándole la sonrisa que tenía su hermano gemelo.-Hace mucho tiempo atrás, yo tenía un hermano
-al ver que elchico no entendía, prosiguió. -un hermano gemelo.

-¿Quieres decir que era igual a ti?

-Idéntico, Freddy. Mi hermano gemelo y yo éramos inseparables, erami mejor amigo y eso era genial ya que nos veíamos siempre, nuncanos cansábamos de estar juntos. Nosotros íbamos a Hogwarts, elcolegio donde asiste Jamie, y Al, y tus otros primos, y al que prontoirás tu ¿sabes?
hacíamos muchas travesuras, sino pregúntale atu abuela, no le divertían nada, éramos demasiado bromistas. A tuabuelo Arthur le encantaban nuestras bromas, pero tu abuela no queríasaber nada sobre eso. Dejamos el colegio en nuestro último año,cuando tu tío Ronald tenía quince. El problema fue que no lodejamos cuando terminó el año escolar, nos fuimos a la mitad delaño porque había una profesora que no nos simpatizaba nada, y enese momento éramos muy rebeldes y nos fuimos sin autorización delcolegio. Como ansío ver ese castillo de nuevo. Tu lo verás y sabrásque allí estuvieron tus tíos y tus abuelos, y otras generacionestambién, te vas a maravillar con ese espectáculo, es hermoso, y masde noche. Te va a encantar
-George carraspeó y siguió con lahistoria. - cuando nos fuimos de Hogwarts, Fred y yo nos hicimos muyfamosos porque abrimos un local de chascos juntos, con el dinero quenos prestó tu tío Harry. Vendíamos cualquier tipo de producto, ynuestro negocio en pleno callejón Diagón era muy popular. Pasarondos años desde la apertura, cuando el señor Oscuro, tu sabes quién,ya te he contado de esto, recobró sus fuerzas e intentó asesinar atu tío Harry, su más poderoso enemigo. Tu tío tenia diecisieteaños en ese momento, era un muchacho recién, que se estabaenfrentando a uno de los magos mas poderosos del mundo mágico
Labatalla entre ellos dos se dio en Hogwarts. Harry no pidió ayuda,pero refuerzos de todos lugares llegaron a apoyarlo, además lascasas de Hogwarts también lo hicieron, menos los de Slytherin quehuyeron. Pero esa es otra historia. El asunto es que tu tío Fred yyo llegamos también a apoyar a Harry, y combatimos y defendimos elcastillo de los mortífagos. No teníamos miedo, pero tampocosabíamos lo que iba a pasar. -sorprendentemente, George cerró laboca y una lágrima se escapo de sus ojos. El nene al ver que supadre estaba llorando inmediatamente le dio fuerzas.

 

-Si no quieres contarme papa, está bien. Otro día lo haces, no hayproblema. No quiero que llores papá. -George lo abrazó y lo atrajocontra él, reprimiendo las lagrimas y hablándole al oído.

-En esa batalla, he perdido muchos compañeros y amigos míos, queeran muy queridos
-George inspiró sonoramente y prosiguió. -enesa batalla, lamentablemente, también perdí a mi mejor amigo, a micompinche, a aquel que me acompañaba en todo momento, perdí a mihermano Fred y lo voy a llorar toda la vida. Nadie lo reemplaza, peroahora vivo por ti y por tu madre. Estoy seguro que te hubieraencantado conocer a tu tío Fred, era como yo
tu madre lo conoció,y ella sabe que era encantador.

-¿Pa? Amabas a tu hermano, ¿verdad?

-Si, hijo, lo amaba, y lo voy a amar. El único problema es que noestá acá conmigo.

-¿Qué sientes cada vez que piensas en él?

-Es algo maravilloso, porque intento recordar todos los momentos quepasamos juntos, todas las bromas, todas sus sonrisas, jamás nospeleábamos, y eso se valora muchísimo.

-¿Lo extrañas mucho, papá?

-Un montón, Freddy. Una parte de mi corazón se fue con él, aunquerenació contigo, de eso estoy seguro. Él era el mejor hermano quetuve, el mas amigo, el mas cercano, el mas confidente. Yo creo quejamás voy a tener a alguien así de vuelta. El sabia todo de mi y yosabía todo de él, no teníamos secretos. Era como
no lo sé, erami mejor amigo
y a la vez el mejor hermano, era la persona masmaravillosa que conocí en mi vida, era mi otro yo, era

-¿Si? Lo siento papá.

-Esta bien Freddy. Lo que sentía y siento por él
es difícil deexplicar

Dificil de Explicar - Fanfics de Harry Potter

Dificil de Explicar - Fanfics de Harry Potter

-¿Papá? -preguntó el pequeño Fred de siete años a su padreGeorge. El niño estaba sentado a los pies de la cama de sus padres,George y Angelina, cerca de

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-dificil-de-explicar-fanfics-de-harry-potter-3317-0.jpg

2023-02-27

 

Dificil de Explicar - Fanfics de Harry Potter
Dificil de Explicar - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/37254
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences