Dime - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Un muchacho de 16 años de pelo negro azabache, hermosos ojos color avellana ocultos tras sus lentes, y poseedor de un atlético cuerpo, se encontraba sentado en el alfeizar de su ventana observando la noche estrellada, completamente sumido en sus pensamientos. Se paso una mano por su ya revoltosa cabellera azabache, el mismo gesto que a su pelirroja le gustaba tanto. Sonrió para si mismo al recordar a la dueña de su insomnio. Pero de inmediato la sonrisa cambio por un dejo de tristeza en sus ojos, y es que aún no podía entender como ella había podido jugar tanto con sus sentimientos, el sinceramente le había entregado su corazón, la había estado siguiendo durante más de dos años para que ella le dijera que si... y cuando por fin lo había logrado y su felicidad era completa, la pelirroja lo engaña... una lágrima silenciosa resbala por la mejilla de James, mientras su mente viaja al pasado...





* Flash Back *



Eran las 10 de la mañana del 30 de junio, el último día de clases de su quinto año y James estaba ordenando rápidamente su baúl, y es que hoy cumplían dos meses de noviazgo con su querida pelirroja, y quería terminar lo antes posible para poder disfrutar el resto del día con Lily, al fin y al cabo se venían las vacaciones de verano y aunque se había prometido así mismo hacer lo posible para visitar a su novia en vacaciones, quería disfrutar con ella el mayor tiempo posible.



Mientras buscaba desesperado el par de un calcetín entre las cosas de Sirus, una lechuza parda se posó en su ventana abierta, como vio que James no le hacía caso, ululo enfadada; James se percató de la ahora enojada lechuza y se acercó a ella para quitarle la carta.



- Gracias - dijo James desatando el pergamino, y como vio que la lechuza no se movía de ahí, empezó a buscar en sus bolsillos y encontró una rana de chocolate a medio comer - toma - le dijo - es lo único que tengo.



La lechuza miraba a James y al chocolate alternadamente, luego fijó su vista sólo en el muchacho y ululó enfadada y emprendió el vuelo sin siquiera tocar la media rana.



- Estas lechuzas están cada vez más engreídas - Bufó James, mientras tomaba el pedazo de chocolate y se lo echaba a la boca. Mientras saboreaba el dulce sabor de la rana de chocolate abrió el pergamino que estaba escrito con letra muy pequeña y ordenada, la cual identificó enseguida por ser la letra de la pelirroja que ocupaba sus pensamientos.



James:



Te esperó a orillas del lago, te tengo una sorpresa.



Te quiere



Lily



James con una sonrisa de oreja a oreja y dejando el baúl a medio terminar, salió corriendo de la habitación en dirección a los terrenos del colegio.



Mientras tanto a orillas del lago una pelirroja muy ansiosa esperaba la llegada de su amor. Ese era un día especial, ya cumplían dos meses, y no es que fuera tanto tiempo, pero era más de lo que James había durado en toda su vida con una pareja y además porque Lily le tenía un hermoso detalle... un relicario de plata con forma de corazón que tenía sus iniciales entrelazadas por el borde superior, y en el interior una pequeña fotografía de ellos, donde se veían muy contentos mientras saludaban a la cámara... esa fotografía se la habían sacado en la primera visita a Hogsmeade que habían tenido juntos... Lily sonrió al recordar ese día donde ambos habían estado tan nerviosos.



El sonido de pasos saco a Lily de sus pensamientos y se giró con una sonrisa en el rostro, la cual se desvaneció en seguida al ver que no era la persona que estaba esperando.



- ¿Qué haces aquí Severus? - preguntó molesta Lily, durante un tiempo ellos se habían llevado bastante bien, pero Snape siempre le recordaba que ella era una sangre sucia, lo que había terminado por fastidiar a la pelirroja y terminar con ello todas las posibilidades de una amistad.

- Paseando... ¿o no puedo? - dijo arrastrando las palabras Snape - no sabía que San Potter te había comprado los terrenos del colegio para que su alteza pueda hacer lo que le plazca - se burló la serpiente mientras quedaba frente a frente a la pelirroja.

- No trates así a James - respondió ofuscada Lily - el es mi novio y no voy a permitir que lo trates con esos términos.

- ¿A sí? ¿y qué me vas a hacer? - preguntó desafiante el chico mientras terminaba con la distancia que lo separaba de la pelirroja, y miraba con el rabillo del ojo hacía la entrada de Hogwarts donde en ese momento salía San Potter como él se refería a James, tomó a la pelirroja de la cintura y la atrajo hacía si, Lily tenía las manos en el pecho de Severus intentando zafarse de los brazos, pero sus intentos fueron en vano, y mas aún cuando Snape se acercó a ella y le dio un beso en los labios haciendo que la pelirroja quedará petrificada de la impresión.



James corría rápidamente en dirección al lago, a lo lejos veía el cabello de su pelirroja moverse al compás del viento, pero ella no estaba sola, igualmente se acercó lo más rápido posible aún sonriendo, pero esa sonrisa se desvaneció y se detuvo en seco a unos 10 metros de ellos, cuando vio a su pelirroja, a su Lily besando a Severus Snape... los ojos se le llenaron de lágrimas... habría corrido a partirle la cara a ese idiota... pero no lo hizo, sentía que su corazón se rompía en mil pedazos, y si la que la pelirroja quería era que el nuevamente llegara a los combos no le iba a dar en el gusto ¿a sí que esa era la sorpresa? ¿por qué simplemente no le había dicho que eso se acababa y listo? ¿qué acaso ella no se daba cuenta que él estaba a su pies?... no pudo soportar seguir viendo esa imagen y girando los talones corrió nuevamente hacia el interior del castillo... las lágrimas ya se habían apoderado de sus mejillas, secándolas con furia... se adentro al Gran Comedor, donde un grupo de chicas Ravenclaws lo miraban con deseo... se acercó y utilizando sus dotes de conquista, tomó de la mano a una castaña de preciosos ojos azules que lo miraba embobada y la llevó a su habitación, cerró la puerta con un hechizo y quitándole la ropa con furia a la muchacha, la beso con desesperación, se acostaron en el suelo, y mientras sentía las caricias de la muchacha, de la cual ni siquiera sabía el nombre, se dejo llevar por sus sentimientos y mientras la hacía suya, las lágrimas caían por montones y se ocultaban en el esponjoso cabello de la chica, ella lo sintió llorar pero no dijo nada, no todos los días una chica tenía la suerte de ser escogida por uno de los merodeadores... el cuerpo de James no dejó de moverse en ningún momento, mientras su mente viajaba a las orillas del lago, quizás después se iba a arrepentir pero por ahora necesitaba desquitarse...



A orillas del lago...



- ¡Suéltame imbecil! - gritó Lily escapando por fin de los brazos de Severus Snape y plantándole una sonora cachetada - ¿Quién te crees que eres idiota? - le gritó furiosa mientras corría en dirección al castillo, necesitaba encontrarse con James y contarle lo sucedido, no quería que un chisme llegará a él, pues el podía llegar a pensar que ella había besado a Severus y lo que menos quería era pelearse con su chico y mucho menos ahora que pasaría dos meses sin verlo.



Llegó al Gran Comedor con la respiración entre cortada, se acercó a unas chicas de Ravenclaws que la miraban burlonamente ¿qué les pasaba, ellas nunca habían sido pesadas con los Gryffindors?



- Disculpen... - interrumpió Lily mientras el cuchicheo de las chicas terminaba - ¿Han visto a James Potter por aquí? - preguntó ya recuperando el aliento.

- ¡Ja! ¿Qué si lo hemos visto? - preguntó burlona una chica morena regordeta y de ojos brillantes - ¡Por supuesto que lo hemos visto! - le respondió riendo - si acaba de venir por Violet Spenson y lo más probable es que en estos momentos lo estén pasando muy bien! - la cara de Lily se desfiguró al escuchar lo último.

- ¿Perdón? - preguntó Lily pensando que había escuchado mal - No te escuche bien.

- Claro, que escuchaste bien Evans - le corrigió una chica alta, rubia y muy delgada, que le recordaba demasiado a Petunia - James Potter y Violet Spenson se fueron juntos en dirección a quien sabe donde... y de la mano.



Los ojos de Lily se llenaron de lágrimas, no les daría el gusto de llorar frente a esas Ravenclaws que tenían toda la pinta de frías Slytherins, y girando los talones se fue corriendo en dirección a su sala común, ¿cómo había podido ser tan tonta? James nunca la había querido, ella sólo había sido una más que cuando la tuvo a su lado se aburrió y la dejo cual juguete viejo... ¿Y si la había visto con Snape en el lago? No, eso no era posible ¿o si?... llegó hasta el retrato de la Dama Gorda dijo la contraseña Furia de dragón y entró a la sala común que se encontraba totalmente desocupada... era obvio... todos estaban disfrutando en los terrenos del colegio el último día que verían a sus compañeros, se sentó en una de sus butacas favoritas y se largó a llorar desconsoladamente mientras miraba la fotografía que tenía en el relicario...



- ¿Dónde estarás James Potter? - susurró la pelirroja suspirando mientras apretaba el relicario contra su pecho y las lágrimas inundaban sus mejillas... y en menos de lo que se lo esperaba se quedó dormida...



En la habitación...



- Creo que es mejor que te vayas - dijo el chico de cabello azabache mirando al techo de la habitación - quiero estar solo.

- ¿No quieres que te haga más compañía? - preguntó muy coqueta la castaña, mientras le daba besos al torso desnudo de James.



James la miró a los ojos muy duramente, dándole a entender a la castaña que no debía reprochar.



- Esta bien, esta bien... ya me voy - dijo Violet tomando su ropa que había quedado regada por toda la habitación - me ducho y salgo de aquí - dijo la castaña metiéndose al baño con toda su ropa y muy enojada.



James sólo asintió. Cuando escucho el sonido de la ducha, se vistió rápidamente para bajar al Gran Comedor, aún era temprano para el almuerzo, pero aprovecharía para buscar a sus amigos. En el momento en que sus pies tocaron el suelo de la sala común se fijó en que en una de las butacas se encontraba la pelirroja que tanto daño le había hecho... se acercó a ella... estaba durmiendo... parecía cansada... quizás que cosas más había hecho con Quejicus para quedar así... nada muy diferente a lo tuyo, de eso estoy seguro respondió una vocecita dentro de él, acarició cuidadosamente el cabello de Lily... la amaba tanto ¿Pero por qué ella se empeñaba en hacerlo sufrir? Los ojos se le llenaron de lágrimas, y en ese mismo instante la pelirroja despertó...







(J) Me equivoqué queriendo tu amor, me equivoqué creyendo al corazón

(J) Fuiste la culpable del error, vienes a mi pidiendo perdón.

(L) Nunca te tuve y siempre fuiste mío, te di mi alma y parte de mi vida

(L) Lo he entregado todo por amor, siento un gran vacío, frío y calor.







- James... - susurro la pelirroja echándose a los brazos de su amor, e intento besarlo, pero James la apartó.

- Suéltame Evans - le dijo con voz muy ronca, y mirándola con furia - Ya no te quiero cerca mío.

- Pero James ¿Qué sucede? - preguntó nerviosa Lily... estaba segura que James había visto todo y apresurada dijo - James... yo... lo de Severus... en el lago...

- No tienes nada que explicarme Evans - interrumpió James, los ojos color avellana del chico no tenían esa chispa que a Lily tanto le gustaba... más bien, sus ojos expresaban más odio del que jamás hubiera pensando que podía haber en su chico - Esto se acabo.



Para Lily fue como si le tiraran un balde de agua fría en pleno invierno, no podía creer lo que estaban escuchando sus oidos... ella quería pedirle perdón no creía que por una tontería así el amor de su vida la iba a dejar... sus ojos se le llenaron de lágrimas, pero no iba a reprochar nada... si él no le creía perfecto, eso no podía continuar...



- Perfecto - respondió la pelirroja mirando hacía los ventanales de la sala común - supongo que es lo me...



Pero una Ravenclaw castaña que venía bajando de la habitación de los chicos la interrumpió... y con ¿el cabello mojado?



- Jamsie, amor, pensé que no me habías esperado - dijo Violet melosamente mientras se acercaba a James y lo tomaba de un brazo. Lily pasaba de mirar a la chica para luego mirar a James, ahora lo entendía todo, con razón no tenía que pedirle disculpas, si el muy maldito era el que la había engañado con otra y en su aniversario.

- Violet andate - ordenó James.

- No tienes para que ser tan brusco conmigo Jamsie - le dijo la chica soltándolo mientras salía por el retrato.

- Ya entiendo todo - susurro la pelirroja mirando con los ojos llenos de lágrimas al que había creído el amor de su vida - Hasta nunca Potter - le dijo lo más fría posible y salió corriendo hacía la habitación de las chicas.

- Lily... - susurró James... genial, en un solo día había perdido al amor de su vida, Quejicus se había besado con Lily y para rematarla ahora tenía a una Ravenclaw que no se podía despegar de encima.



* Fin Flash Back *



Las lágrimas se habían apoderado de su rostro al recordar ese funesto día, ya había pasado una semana de ello y no había vuelto a hablar con su querida y a la vez odiada pelirroja...



- Hay Lily si tan sólo yo supiera a quien amas tú realmente - suspiró James - si tan sólo supiera... - y las lágrimas lo volvieron a acechar.



Sin saber que a varios kilómetros de allí, una pelirroja se hacía la misma pregunta mirando a las estrellas y a la luna... ellas las testigos mudas de ese amor que tanto sufrimiento traía a dos jóvenes corazones...





(J y L)Pero dime, ¿quien te roba el alma?

(J y L)¿Quien te roba el sueño?

(J y L)¿Quien te ama en silencio?





Apoyada en su ventana Lily observaba una fotografía que se encontraba pegada en la pared, ahí aparecía James abrazándola por la espalda mientras ella sonreía a la cámara... habían sido momentos tan hermosos con su amor... no quería que eso acabara así... amaba todas y cada uno de las cosas de James, sus dulces labios, sus brillantes ojos con esa chispa de niño bueno tan especial que tenía, sus brazos fuertes que la resguardan... y por sobre todo amaba su esencia, no le importaba que fuera travieso... lo amaba con sus defectos y sus virtudes... pero ¿Por qué tuvo que acostarse con esa tal Spenson el mismo día que cumplían dos meses? Se preguntaba llorando mientras quitaba la fotografía de la pared y la acercaba a su pecho... todo el mundo le decía que el amor era lo más bello que a uno le puede ocurrir... pero ¿por qué a mi el amor me a de doler tanto? Se preguntaba la pelirroja mientras se recostaba en su cama y miraba el techo...







(L) Será tu pelo, tu boca, tu risa, la mente que a mi me provoca

(L) El alma se ha vuelto gris, me duele el corazón

(L) Cuando me hablan del amor, cuando me hablan del amor.







En ese mismo momento James también se acercaba a la misma fotografía que tenía su pelirroja... Quizás ella ya la boto, pensó... arrancó la fotografía de la pared y la lanzó lejos, mientras se tiraba en su cama para seguir llorando por su pelirroja... ¿A quién amas Lily? Por favor dímelo, suplicaba James mientras golpeaba su almohada cada vez más lento y con menos fuerza... hasta que el cansancio lo venció y lo llevo al mundo de los sueños...



Si lo hubiese buscado... ¿Debí acaso acercarme a James en vez de esconderme todo ese día por el tren? Se preguntaba Lily sin dejar de observar la fotografía... ¡Te amo tanto James Potter! Suspiró... no puedo soportar estar así contigo... si tan sólo supiera que me quieres... pero no... es todo mentira... no me quieres... no me quieres... no me quieres... lloraba la pelirroja mientras apretaba con fuerza su almohada... hasta que el cansancio pudo más que ella, y la llevó a los brazos de Morfeo, el cual la hizo soñar con el chico que ocupaba su corazón...







(J y L) Pero dime, quien te roba el alma

(J y L) Quien te roba el sueño,

(J y L) Quien te ama en silencio

(J y L) Pero dime, quien te roba el alma

(J y L)Quien te roba el sueño,

(J y L)Quien te ama en silencio.



(L) Dime quien te roba el alma

(J) Dime quien te roba el alma

(L) Quien te roba el sueño.

(J y L) Quien te ama en silencio.

(J y L) Pero dime quien te roba el alma dime

(J y L) Quien te roba el sueño, quien te ama en silencio

(J) Pero dime quien te roba el alma, quien te roba el sueño

(J y L) Quien te ama en silencio

(J) Pero dime, pero dime quien te roba el alma

(J y L) Quien te roba el sueño, quien te ama en silencio.





**********************





Dejenme review! por favor!!!! T.T

... ando con depresion...

porke no me dejan review? nu les gusto?

acepto tomates zanahorias... y demases...



T.T Chistes cortos

 

Dime - Fanfics de Harry Potter

Dime - Fanfics de Harry Potter

Un muchacho de 16 años de pelo negro azabache, hermosos ojos color avellana ocultos tras sus lentes, y poseedor de un atlético cuerpo, se encontraba sentado

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-dime-fanfics-de-harry-potter-2615-0.jpg

2023-02-27

 

Dime - Fanfics de Harry Potter
Dime - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/27937
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20