El amanecer de un nuevo comienzo - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Esta historia está basada en Harry Potter y la reliquias de la muerte.

El amanecer de un nuevo comienzo

Ginny estaba caminando junto a sus hermanos -Fred y George- por el pasadizo que iba desde el pub "Cabeza de puerco" hasta la sala de Menesteres en Hogwarts. Ellos tres habían podido aparecerse con mucho éxito a pesar de que Ginny no tenía su carnet de aparición aún, más bien, siquiera mayor de edad.

Miraba la cara de preocupación de sus hermanos. Aunque Fred y George eran gemelos, sus expresiones corporales eran muy distintas. Fred se dio cuenta que ella lo miraba así que sonrió en su dirección mientras le frotaba el pelo de manera fraternal, pero en sus ojos había un gran miedo. Él sabía que algo malo iba a ocurrir esa noche.

 

Llegaron hasta el final del pasillo y se encontraron nada más y nada menos que con el trío de oro. Harry miró a Ginny expectante. Ella sólo se sonrojó un poco, pero se sintió muy feliz de verlo, pensaba que quizás no sería el mismo que hace algunos meses atrás. Pero estaba esa sonrisa cálida en su rostro, ahí estaba el mismo Harry que había conocido en la estación del tren cuando le preguntó a su mamá indicaciones. Ese era el Harry de quien ella se había enamorado. Sabiendo que Harry estaba ahí. ¿Qué podría salir mal?

Unos minutos después a eso Luna se había ido con Harry gracias a Merlín a la sala común de Ravenclaw, sino estaría con esa
Cho Chang, la muy creída. Pero Ginny prefirió tomar la decisión de mandar a Luna con Harry. En cuanto Ron y Hermione
ni idea, desaparecieron así no más hablando algo sobre unos lavabos. Lo único que podía hacer era cruzar los dedos para que Harry, Luna, Ron y Hermione estuvieran bien, estuvieran donde estuvieran. Poco a poco más gente de la Orden aparecieron en la sala. Ginny estaba sentada en una de las hamacas que se encontraban colgadas por toda la sala. Dean Thomas se sentó a su lado.

-Te extrañé- Le susurró y Ginny lo fulminó con la mirada.

-¿De que hablas Thomas?-

Dean rodeó a Ginny con su brazo. Ginny se soltó y se paró de la hamaca.

-Deja de molestarme Dean, sabes muy bien que nosotros terminamos. Y jamás me vuelvas a hacer eso-

Dean frunció el seño. -Con que sigues enamorada de Potter ¿No?-

Ginny iba a gritarle en sus narices cuando Fred y George se pararon detrás de Ginny.

-¿Algún problema por aquí?- Dijo George.

-Si te vemos molestando a Ginny
-

-Pagarás las consecuencias-

Ginny sonrió. Sus hermanos la había prácticamente salvado. Además que nunca perdían su estilo de terminar la frase el uno por el otro. Dean huyó. Obviamente sabía que los Weasley eran tres cabezas más altos que él y que podrían hacerlo picadillo en un santiamén. Pero cuando todo se veía un poco más tranquilo

-Ginerva Molly Weasley- Ginny hizo una mueca al oír su nombre completo y peor era saber quien lo decía. Se volvió para ver a su madre con los brazos en jarras. - Estas graves problemas jovencita- Le dijo apuntándola con un dedo- No tenías derecho a venir aquí
-

-Déjala Molly- Su padre, como siempre, venía salvarla
- Ginny, vete a casa- O tal vez no.

-Pero yo tengo todo derecho de estar aquí, no es justo- Dijo Ginny molesta.

-La vida no es justa- Le replicó la Señora Weasley- Ahora vete de aquí antes de que algo malo suceda-

 

Ginny se paró en seco. Antes de que algo malo suceda. A eso había venido la Orden, algo malo y peligroso estaba por pasar
tal vez los Mortífagos sabían que Harry estaba aquí y el mismo Quien-tu-sabes venía en camino. Ginny sintió que estaba sudando frío, producto del miedo que tenía. Voldemort venía a matar a Harry. A SU Harry.

Pronto las puertas de la sala se abrieron y entró por ellas Harry y Luna. Él se impresionó al ver a tanta gente.

-¿Qué es esto
?- Preguntó Harry. Pero este se veía pálido y muy agitado. Se veía como cuando acababa de tener una de esas visiones de Voldemort.

-¿Qué ha pasado Harry?- Le preguntó Lupin.

-Voldemort está en camino
-

"Já" pensó Ginny "lo sabía, por eso todos estaban tan aterrados y tensos" Luego ella se detuvo en seco. Pero eso significaba guerra. Muerte. Y sufrimiento. Ginny meneó la cabeza para sí misma mientras Harry hablaba con el resto. "Me importa un bledo la guerra y que yo sea menor de edad. Voy a luchar, no importa lo que digan, lucharé al lado de Harry. Y si muero
moriría con honor, prefiero morir en una guerra que morir escondida
"

Entonces mucha gente salió de la sala. Ginny caminaba a toda prisa para alcanzarlos pero una mano la detuvo.

-¿A dónde crees que vas?- Le dijo George.

-A luchar- Dijo Ginny cortante.

-¡Claro que no!- Le gritó su madre agarrándola del brazo. Ginny pudo ver como Harry se acercaba- ¡Eres menor de edad! ¡No lo permitiré! ¡Los chicos sí, pero tú tienes que irte a casa!

-No quiero- Ginny logró zafarse del agarre de su madre. -¡Soy del Ejército de Dumblendor y
!-

-¡Una pandilla de adolescentes!- Gritó su madre con descaro. Fred de inmediato empezó a defender al ED. Luego volvieron al tema inicial, Ginny. Le dijeron de todo un poco. Pero Ginny no quería quedarse sola en casa a la espera de que alguno llegara con noticias. Esta vez no.

Miró a Harry en busca de ayuda, pero Harry negó con la cabeza. Ginny se dio la vuelta con disgusto con intenciones de irse por el túnel que conducía al pub
pero aparecieron Fleur y
¿Percy?

En el momento siguiente hubo una escena muy conmovedora de perdón y cariño. Ginny vio las escaleras tan cerca de ella que no se resistió y trató de colarse, pero su padre se dio cuenta. Fue en ese instante en el que más amo a Remus Lupin diciendo que se quedara en esa sala en vez de irse a casa. Mejores Opiniones y reviews

Ginny estaba sola, acurrucada en una esquina de la sala. Pronto oyó una voz que la llenó de miedo. "Entréguenme a Harry Potter
Tienen tiempo hasta la media noche
" Era la voz de Voldemort. Poco después Tonks y La Señora Longbottom la acompañaron. Pronto Harry entró a la sala. Tras de él venían Hermione y Ron cargados de lo que parecían dientes. Dientes enormes y afilados.

Harry les dijo a las otras dos mujeres que abandonaran la sala quien sabe porqué y luego se dirigió hacia ella.

-Ginny, lo siento- Dijo Harry- Pero tú también tienes que irte, pero sólo por un rato. Luego podrás volver.-

Ginny no necesitó que se lo repitiera y subió las escaleras tras Tonks. Antes Harry le gritó: ¡Luego has de volver! ¡Tienes que volver!

Pero después sabía porque Harry lo había dicho. Estaba luchando con todas sus fuerzas. Blandía la varita lo más rápido que podía hacia los Mortífagos. No se sabía muchas maldiciones pero con el moco-murciélago le bastaba. Una maldición le había pasado muy cerca dejándole la cara hinchada y manchada de sangre, de su propia sangre cuando una de las ventanas estalló con un hechizo.

Luego los Mortífagos empezaron a retirarse poco a poco. Algo malo iba a pasar.

En eso vio a Percy bañado en lágrimas. "Oh no" se dijo y corrió tras su hermano.

-Percy, ¿Qué ocurre?-

-F-Fred es-está
- No pudo continuar y empezó a sollozar.

Ginny había captado a la perfección el mensaje. Sus ojos se aguaron y apretó los puños. Volvió a ver esa sonrisa tan característica de Fred, sus ojos y sus bromas
No, eso no era cierto. Percy la tomó de la mano y la llevó un poco más allá. Una pared estaba totalmente destrozada y, en el suelo, estaba Fred que lucía una gran sonrisa en su rostro. Ginny lloró y gimió sin ningún cuidado. Kingsley llegó corriendo por el pasillo al oír los sollozos de Ginny. Entre Percy y Kingsley llevaron el cuerpo de Fred hasta el Gran Comedor. Ginny caminaba detrás de ellos sintiéndose terriblemente por la muerte de Fred. Ni siquiera pensó en su madre ¿Qué diría? No, ella trataría de llorar para darles fuerza a su madre y a su familia. Cuando llegaron al Gran Comedor
siquiera había que explicar lo que ocurrió. Pero Ginny siguió fuerte hasta ver por quien estaban llorando antes su familia. Remus y Tonks en el suelo, muertos.

Eso fue la gota que derramó el vaso. Pronto fue abrazada por mucha gente que siquiera reconoció. En su mente había una luz de esperanza de que todo eso fuera un sueño. Quería volver el tiempo atrás y evitar ir a Hogwarts he impedir que Fred, Tonks y Remus murieran. Sus ojos se habían quedado sin lágrimas después de una hora. Miró a todos lados y vio a Hermione y Ron, abrazados y llorando. Sus manos estaban entrelazadas. Ginny enarcó una ceja. Hablaría con Hermione más tarde. Quería encontrar a Harry para saber que todo estaba bien
No estaba allí. Ginny corrió fuera del Gran Comedor y encontró a una chica. Ella sollozaba y Ginny pudo notar que estaba herida. Susurraba por su madre la pobre muchacha.

-No te preocupes- Le decía- No pasa nada.

Ginny sintió como que era vigilada por alguien. Al no ver nada se dispuso a ayudar a la chica a levantarse y sacarla de allí. Creía que había pasado ya lo peor. Eso era lo que creía.

"Harry Potter ha muerto. Lo mataron cuando huía, intentando salvarse mientras ustedes entregaban su vida
Hemos traído su cadáver para demostrarles que el niño que vivió ha sucumbido
"

Eso Ginny no lo podía creer. Primero Fred luego Tonks y Remus ¿y
ahora esto?

Pero Ginny no pudo retener las lágrimas cuando vio el cadáver de lo que fue el amor de su corta vida.

-¡Nooo!- Gritó junto a Ron y Hermione.

-¡Harry! ¡Harry!-

Una vez más, Neville demostró su valentía alzándose y gritándole a la cara al mismísimo Voldemort. Luego, en un abrir y cerrar de ojos, Neville le había cortado la cabeza a la serpiente grotesca del Señor Tenebroso. Las criaturas mágicas se unieron a la lucha hiriendo y matando a cualquier mortífago que se le cruzaran por el medio. Todos empezaron una batalla. Antes de ir con el resto, Ginny vio algo que la motivó: Harry se movía y se tapó con su capa de invisibilidad. "Yo sabía que no habías muerto" pensó y entró a pelear. Luna, Hermione y ella luchaban contra la desgreñada Bellatrix. Pero eso fue antes de que una de las maldiciones le pasara demasiado cerca, haciendo que su madre dijera una palabrota- nunca antes dicha por ella- y luchara con toda el alma con la frívola mujer. Y como, debía de esperarse, apareció Harry de la nada para luchar contra Voldemort. Como Ginny sabía lo que venía, un duelo a muerte, decidió hacer algo para que lo que había creído- Harry muerto- nunca se volviera realidad, hizo un encantamiento protector a Harry. Al darse la vuelta vio a Hermione y Ron haciendo lo mismo. Más allá estaban Luna y Neville igualmente haciéndolo. Estaba segura que si Harry se enteraba alguna vez de eso, no se los iba a perdonar. Pero, cuando los nombrados anteriormente miraban a ambos lados por si alguien se hubiese dado cuenta, se vieron y todos hicieron un gesto de cerrar la boca y sonrieron.

Al final, como estaba predicho, Harry libró al mundo de la magia de Voldemort. Ginny estaba triste y a la vez contenta. Cuando empezó a amanecer, Ginny salió del Gran Comedor y se sentó en los terrenos mirando hacia el cielo. Ese era el amanecer de un nuevo comienzo.

Aunque la vida en ese momento era sombría, sabía que mañana habría siempre un nuevo amanecer

Fin

El amanecer de un nuevo comienzo - Fanfics de Harry Potter

El amanecer de un nuevo comienzo - Fanfics de Harry Potter

El amanecer de un nuevo comienzo Esta historia está basada en Harry Potter y la reliquias de la muerte. Esta historia está basada en Harry Potter y la reliqu

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-el-amanecer-de-un-nuevo-comienzo-fanfics-de-harry-potter-5203-0.jpg

2023-02-27

 

El amanecer de un nuevo comienzo - Fanfics de Harry Potter
El amanecer de un nuevo comienzo - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/81087
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences