El diario de Bill Kaulitz - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Estaba sentada frente a mi laptop, trabajando en mi nuevo libro, completamente sola en mi departamento de chicago, las vacaciones que me había tomado, no significaba que iba a parar de hacer lo que mas me gustaba, aparte tenia abierto el chat, me sorprendió ver que mi mejor amiga estaba conectada

-¡hallo!-escribí

-¿que haces bells?

-hola Kim, nada aquí trabajando en el nuevo libro, preguntándome como hacer que las situaciones sean mas entretenidas.

-y ¿has tenido suerte?-me pregunto

-ah pos la verdad aun no me llega la inspiración-escribí verdaderamente desanimada

-pues yo te voy a alegrar la noche

-ah si, y ¿Cómo lo vas a hacer?-le pregunte

-pues, como tu amiguita linda y hermosa, es súper famosa e importante, y aparte de eso te quiere mucho, te va a dar el mejor regalo de cumpleaños

 

-Kim, tu tan humilde como siempre


jejeje
..y para mi cumpleaños faltan dos semana

-lo se, pero se que te va a encantar, así que dime ¿donde estas?

-en chicago, en mis "vacaciones"

-¡perfecto! Estoy ahí, en dos días

-y ¿porque? Kim no tienes conciertos, trabajo

-no, ya hable con la banda y nos dimos 2 semanas de vacaciones, y además tu y yo nos prometimos hace mucho, que esto lo teníamos que hacer juntas

-¿que tenemos que hacer juntas?-le pregunte

-ummm ya lo veras, estoy segura de que esto te va a encantar

-esta bien, flaquita y ¿que mas has hecho?-le pregunte, y en eso se nos fue toda la noche, y yo no avance en mi libro para nada, no me llegaba la inspiración, los dos días se fueron volando y de repente Kim se apareció en la puerta de mi apartamento, como si nada.

-¡hola!, Xime-me dijo abrasándome fuertemente, entro y se lanzo en el sofá

-hola flaquita, así que no estabas bromeando, cuando dijiste que vendrías

-pensaste que era broma, no querida amiga esto es realidad, si quieres te piñizco

-no, gracias, y dame mi regalo-le dije lanzándome junto a ella

-pues tu regalo tiene tres fases, la primera es que te voy a pagar un viaje a


-a

.dime no seas mala

-a Madrid-me dijo con una sonrisa

-Kim, eso es genial, pero tu y yo hemos ido de vacaciones a Madrid como
.-empecé a contar con mis dedos

-cinco veces-contesto ella

-exacto, que es lo especial, a menos que también me vayas a pagar la estancia en el hotel-le dije sonriendo

-si, también te la pago, es parte del regalo

-ok es tu dinero has lo que quieras

-¡exacto!

-vaya tu regalo debe ser grande, estoy ansiosa por saber que es, para tu cumple yo te lo pago todo-le dije

-oh claro que lo harás, pero tu regalo no se comparara con el mío-me dijo luego se levanto y empezó a prepararse un sanduche con todo lo que encontraba en el refrigerador, y para la noche se acabo un tarro de helado de chocolate era su sabor favorito, por lo que no le dije nada, y se acabo mis provisiones de un mes, pero por el amor de todo lo poderoso, ella me iba a pagar un viaje a Madrid, que coma lo que quiera

Yo me fui a dormir muy tarde, porque empecé mi historia, la cual pensaba hacerla en base de mi nueva investigación sobre los vampiros, quizá una aventura con mucha acción, esto estaba llenando por completo mi mente, incluso soñé con ello

-bells, bella, ¡Ximena! Levántate, tenemos un vuelo que tomar-me decía Kim

 

-¡cállate! ,Odiosa déjame dormir, ayer me fui a la cama muy tarde

-Xime no vamos a perder el vuelo-me dijo mientras me jalaba la sabana

-esta bien, pero no te quejes cuando me quede dormida junto a ti en el avión, si te aburres no es mi culpa-le dije levantándome y dirigiéndome al baño

Después de eso salimos casi volando en busca del aeropuerto, llegamos a tiempo, y nos sentamos en primera clase, pero eso no evitaba que fans se le acercaran a mi amiga, fue cansado chicos y chicas venían y se tomaban fotos, le pedían autógrafos, hasta que mi amiga se canso y pidió que ya no los dejaran pasar

-sabes ¿porque amo ser escritora?-le pregunte mientras me acomodaba en el asiento

-porque muchos conocen tus libros y casi nadie tu rostro-respondió

-¡exacto! Y aun así

-ganas lo mismo que yo al año-me dijo acomodándose en el asiento

-si-le dije con una sonrisa bien grande

-odiosa-me dijo mientras se lanzaba sobre mi y empezamos a jugar con esas pequeñas almohadas de los aviones, hasta que la azafata nos regaño, por eso las dos nos reímos mucho, porque hace mucho que nadie nos trataba como si fuéramos chicas

Después de eso el viaje se nos fue volando, llegamos a Madrid y nos hospedamos en el hotel de siempre, nuestras habitaciones estaban conectadas

-bien, ya estamos aquí, Xime esta noche vamos a salir, así que ponte hermosa

-a ¿donde?

-a un concierto, se que te va a encantar

-ok, y de ¿quien es?

-ya lo veras-me dijo y se fue a su alcoba, bien ella estaba muy sospechosa, pero bueno
..

A la hora de la cena me fui a vestir, me puse un pantalón tubito negro, y una blusa de color rojo bien ajustada a mi cuerpo, y unas sandalias, de tacón alto, me planche el cabello, y me maquille muy bien

-ya ¿estas listas?-me pregunto Kim

-si, entra-le dije

-ummm te ves muy bien-me dijo, vi a mi amiga y ella llevaba una blusa negra, con escote en v, unos pantalones azules, y unas sandalias altas

-tu también te ves muy bien

-entonces vámonos-me dijo salimos del hotel y tomamos una limosina, llegamos a un gran coliseo, la limosina dio la vuelta, y entramos por la parte de atrás, me llevo a la parte mas alta, y me sorprendí al ver que estábamos separados de los demás por una especie de pared de cristal

-Kim y ¿Esto?

-vas a ver-me dijo y entonces se empezó a escuchar música, y el escenario que estaba en frente de nosotras se lleno de luces de diferentes colores, y entonces se empezó a escuchar una voz, era dulce y hermosa, reconocería esa voz en cualquier parte, y entonces lo vi, y sentí que me quede sin aire, porque jamás pensé verlo, así tan directamente, ni sentirlo tan cerca.

-¡ah!-grite obviamente emocionada

-si sabia que eso dirías-me dijo Kim muy emocionada, y saltando en una pierna

-wow, gracias, gracias Kim-le dije mientras la abrasaba muy fuerte

-¿te gusto tu regalo?

-me encanto, me trajiste al concierto de Tokio hotel-le dije muy emocionada, de verdad que esto se lo iba a deber durante mucho tiempo a mi amiga

-si, Hasta ahora no habíamos podido, el primer problema fue que ellos nunca iban a nuestro país, luego el trabajo, pero aquí estamos, recuerdas que dijimos que a esto deberíamos ir las dos juntas

Yo no encontraba palabras, había crecido y ya no era la misma chica que a los 15 se enamoro de Bill, pero aun así seguía admirando mucho a la banda, me seguía gustando su música

 

-¡gracias!

-no me las des aun, que esta es recién la segunda fase, y falta la tercera

-¿mas?-le pregunte escéptica

-si, mucho mas, esta noche nos vamos a divertir bells

Después de eso me concentre en ellos, la música me encantaba, y yo no podía dejar de cantar cada una de las canciones, no podía dejar de verlos con fascinación, a ellos los admiraba demasiado
..

Pero todo lo bueno se acaba, y así se termino el concierto

-¡buenas noches a todos! -grito Bill antes de retirarse, muy rápido a diferencia de los otros miembros de la banda

-y gracias a Kim la cantante de dark emergency, que esta noche ha venido junto a su mejor amiga a ver nuestro concierto, fue un placer tocar para ustedes-dijo tom, y entonces se retiraron, Gustav empezó a hacer la ola

-genial! Ahora vas a la ultima fase de tu regalo-me dijo y me saco de ahí, me llevo entre un conjunto de corredores, hasta que un hombre muy grande nos guio a una puerta, la cual tenia una estrella en la parte de afuera

Abrieron la puerta y entonces los vi, Georg y Gustav estaban sentados en un gran mueble, tom parado junto a ellos, me sonrieron al verme y yo les correspondí

-hola-nos saludo tom mientras se acercaba y nos abrasaba a mí y a Kim

-hola tom-lo saludamos a la vez, luego fui y salude con un beso a Gustav y a Georg

-pero que linda es tu amiga-dijo tom mirándome de pie a cabeza

-lo se, los felicito el concierto estuvo genial-les dijo mi amiga con una gran sonrisa

-gracias!!!!-le respondieron los 3 al mismo tiempo

-¿ustedes se conocen?-les pregunte al ver la confianza que había entre tom y Kim

-si los conocí en los premios Mtv. del año pasado-me contesto Kim

-y desde entonces tengo el gusto de ser amigo de esta preciosura, y espero llevarme muy bien contigo también-dijo tom mirándome con una sonrisa, y yo le sonreí a el también

Seguía muy contenta de la experiencia que estaba viviendo, este había sido mi sueño, hace mucho y me alegra haberlo hecho realidad, pero entonces me empecé a sentir incomoda, dirigí mi mirada hacia la puerta que estaba junto al espejo y entonces lo vi.

Bill estaba parado en el marco de la puerta, observando la escena y sin decir nada, su mirada era fría pero al mismo tiempo brillaba, sus ojos estaban fijamente clavados en mi, sus labios se extendieron en una sonrisa sínica, yo sentí que mi corazón se acelero y mi respiración se volvía muy complicada, sentía las vibraciones de mi pecho y como inconscientemente mordí mi labio, el solo me miro de forma seductora, y lamio con cuidado su labio inferior
..un calor muy intenso me recorrió, algo que jamás había sentido.

-Bill, Ven a que conozcas a estas bellas chicas-le dijo tom, y el me volvió a sonreír

-con gusto-dijo se acerco levanto mi mano y me la beso, sin dejar de verme a los ojos, y yo sentía que me perdía en esos profundos ojos café, ambos nos quedamos concentrados el uno en el otro, el aire se puso pesado, y me sentí incomoda, pero al mismo tiempo no podía dejar de verlo y no podía dejar de sentir aquel calor recorriendo mi cuerpo

-ummm ¿vamos a cenar?-pregunto Gustav, y yo aproveche su interrupción para soltar la mano de Bill, y me di la vuelta, corrí con Kim, y le sostuve el brazo

 

-si, la idea de cenar me gusta, me muero de hambre-dije mientras apretaba mas a mi amiga, como si ella pudiera protegerme, me sentía incomoda

-si, yo también tengo hambre-dijo Bill en una seductora voz, y sin quitarme los ojos de encima, empecé a sentir como mis mejillas se enrojecían, mire hacia otro lado, y pude notar que Gustav, Georg, tom y Kim se habían dado cuenta del comentario en doble sentido que Bill me había lanzado, eso solo ayudo a que yo me enrojeciera mas, mire al piso

-vamos-les pedí

-si, claro-contesto tom, y todos salimos de ahí, subimos a la limosina, y durante todo el camino intente ignorar a Bill, pero no podía sentía que su mirada me traspasaba, ¿porque me sentía de esta manera?, Bill Kaulitz a mi no me gusta, pero su actitud es tan

.no puedo explicarlo, pero siento unos deseos enormes de dejar que el haga lo que quiera conmigo, levante la vista, y sus ojos estaban intensamente clavados en mi, mientras seguía lamiendo su labio inferior, me empecé a agitar de nuevo,¿ porque este repentino deseo?

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Espero que les guste el primer capi

y tambien espero que me comenten

okis mis chikis

nos vemos

xoxoxoxoxoxoxo

Al llegar al restaurant, Salí corriendo de la limosina, cualquier cosa para no estar en un espacio tan cerrado, y sobre todo sabiéndome tan cerca de Bill, volví a pararme muy cerca de mi amiga y de los chicos, entramos y obviamente nos ubicaron en una de la mejores mesas, a pesar de ser un restaurant caro, había muchos fans, queriendo acercarse a Tokio hotel y a la cantante de dark emergency, y yo estaba tranquila hasta que se corrió el rumos de que la escritora de "lago azul" estaba ahí, y de repente también había chicos y chicas buscando que yo autografiara sus libros.

La verdad no tenia ganas pero se me ocurrió que esa seria una buena manera de alejarme de la penetrante mirada de Bill, ah si que empecé a parame, pero sentí que Kim me apretaba muy fuerte el brazo, casi sentí como me clavaba sus uñas

-no me vas a dejar sola ¿verdad?-me pregunto,

-no-le dije resignada

En eso llego el mesero y todos ordenaron, Kim y yo pedimos una cena sencilla, a diferencia de tom, que creo tenia ganas de comerse todo lo que había en el restaurant, y Bill el simplemente no ordeno, cosa que me extraño

Intente empezar a cenar, pero no podía porque el estaba sentado junto a mi y su mirada observando cada uno de mis movimientos me molestaba, y pues ya me estaba cansando, así que lo enfrente

-disculpa, puedes dejar de verme-le pedí en voz baja, pero Kim si se dio cuenta de lo que le dije

-¿te molesta que te mire?-me pregunto con aquella seductora voz

-no es de buena educación-le dije ignorando su pregunta

-te gustan las reglas, entonces-me dijo y yo no sabia que tenia que ver eso, pero de todos modos se la conteste

-las sigo, tanto como puedo-le respondí

-ummm eso es maravilloso, así va a ser mas divertido enseñarte a romperlas-me dijo mientras se acercaba un poco mas a mi, y yo instintivamente me aleje de el, la verdad es que yo jamás había conocido a alguien tan

tan coqueto, no se si esa sea la palabra, donde quedaban aquellos perfiles de personalidad que a los 15 leía con tanta ansiedad, esos en los que decía que Bill era tímido, ummm ciertamente a mi no me lo parecía, sino q el era todo lo contario

 

-ya termine, estoy satisfecho-dijo tom interrumpiendo mis pensamientos

-y ahora ¿que hacemos?-pregunto Georg

-yo ya quiero dormir, así que yo vuelvo al hotel-dijo Gustav

-no, yo quiero ir a bailar, ¿se animan?-nos pregunto ton mientras nos miraba a Kim, Bill y a mi

-yo si voy-dijo Georg

-yo si me apunto, la noche es joven, vamos bella??-me pregunto

La verdad es que yo no sabía que responder, pero la cosa es que yo tampoco quería irme a dormir, y pues tom y Georg parecían ser divertidos

-esta bien, si voy-les dije

-y tu hermanito-le pregunto tom a Bill, y el solo se limito a asentir, me sentí aliviada al notar que su mirada ya no era tan insistente como antes

Subimos de nuevo a la limosina y pasamos al hotel a dejar a Gustav, ya que el ya no estaba para esto después de todo el ya era un papa, tom dio una indicaciones y nos llevaron a un club de Madrid, y la verdad es que estaba genial, la música, el ambiente, estaba repleto de gente, nos fuimos a una mesa, y todos ordenaron los tragos, tom y Georg pidieron cerveza, Kim un coctel y yo como no tomo ni aunque me paguen no pedí nada, al igual que Bill

-¿quieres bailar?-le pregunto tom a Kim

-¡claro!-dijo Kim y salieron corriendo a la pista de baile

-mira eso
.-dijo Georg mirando a una chica de cabellos rojizos que estaba conversando con otras chicas, la cosa es que Georg se fue dejándome sola en esa mesa con Bill, y entonces volví a sentir su mirada intensa sobre mi

-vamos a bailar-no fue una petición, no fue una pregunta

-vamos, ahora-era una orden, me estaba ordenando, y eso era algo que yo detestaba por lo que me sorprendí al ver como levantaba la mano y dejaba que el la tomara y me jalara a la pista de baile

Al llegar empecé a sonar reggaeton esa música detestable, intente volver a la mesa, pero el me sostuvo fuertemente las caderas

-quédate aquí-me ordeno y así lo hice

Se apretó contra mi y empecé a moverse muy suavemente manteniendo mi cintura muy apretada, sus labios empezaron a recorrer mi cuello, deslizaba suavemente su nariz y sus labios en mi cuello, luego me miro fijo

-baila para mi-me volvió a ordenar

Y me sorprendí ya que me acerque a el, y muy lentamente pase mi lengua sobre su labio inferior, luego le apreté las caderas y acerque nuestras cinturas, lo estaba incitando, y el me sonrió seductoramente al parecer eso le había gustado, me gire quedado de espaldas pero aun así muy apretada contra el, sostuve los lados de su cuerpo y muy suavemente fui bajando deslizándome contra su cuerpo, luego me gire y volví a hacer lo mismo, el me sostuvo los brazos y me mantuvo de nuevo frente a el, sus brillantes ojos chispearon de una intensa emoción que no pude reconocer, me encanto, y fue entonces cuando me beso, el cual me pareció desesperado, apremiante, sus labios mordieron los míos, lo que me dolió, y yo tan vengativa como era, mordí sus labios con la misma rudeza, el me soltó, y ahí estaba la misma sonrisa sínica, que me empezaba a gustar

 

Note que en sus labios había sangre y creí que le había hecho daño, pero al pasar la lengua por mis labios note las pequeñas cortadas, me moleste pero no lo demostré, me lamí delicadamente sin dejar de verlo, el en cambio paso su lengua por sus labios y limpio la sangre

-delicioso-murmuro, yo no dije nada mas y simplemente volví a la mesa y note que el venia atrás de mi

Al llegar ahí estaban tom y Kim

-¿donde estaban?-me pregunto mi amiga

-bailando-conteste de forma seca

-veo que se están llevando mejor, eso era lo que querías Bill-dijo tom, y Bill solo le lanzo una mirada envenenada, yo no entendí bien la razón de porque lo hiso, pero no importo, yo por ahora no quería estar en el mismo lugar en que estuviera Bill

-tom, ¿quieres bailar?-le pregunte

-por supuesto-me contesto y salimos a la pista de nuevo, me estaba divirtiendo, tom podía ser alguien realmente agradable, sino le dabas demasiada confianza, en eso salió una canción lenta, y fue cuando tom y yo nos acercamos mas, en eso Bill jalo a tom del brazo, y luego le dio un golpe en la nariz, de una forma que a mi parecer fue extremadamente grosera

-ya es suficiente tom-le grito Bill

-que te pasa, imbécil si solo estamos bailando

-¡ella no!-le grito, Bill se giro y la verdad es que me asusto un poco, me sostuvo fuertemente el brazo y me empezó a arrastrar a través de la pista, me llevo a uno de los lados mas obscuros de la disco

-que te pasa, ¡ya suéltame que me lastimas!-le grite mientras movía mi brazo para que me soltara pero el no lo hacia

-tu yo tenemos que dejar algunas cositas en claro-me dijo acercándose mas a mi, hasta que consiguió cercarme, estaba arrinconada contra la pared

-no creo que tengamos nada que aclarar-le dije

-claro que tenemos cosas que aclarar, pero hay tiempo, ahora estoy pensando en otras cosas-me dijo y entonces volvió a lanzar sus labios contra los míos, besándome con menos intensidad pero aun así con pasión, y yo la verdad era adicta a sus besos, el ardor de las cortadas en mis labios solo hacías que la intensidad de sus besos fuera mas deliciosa

Se alejo lentamente, respiro acompasadamente en mi cuello, sentí como comenzó a besar suave y dulce, pero como no empezó a ser más, y entonces ya no pude controlar la excitación que me producía las mordidas que me daba, contuve el gemido que amenazaba con salir de mi boca

-sabes una cosa-me pregunto, pero yo no le conteste me sentía confundida por la situación

-me encantas-susurro y volvió a besar, pero esta vez mas dulce mis labios y yo no pude evitar corresponderle

..

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno ahi les dejo el segundo capi, ummm espero que les guste y me comenten

okis, se me cuidan

actualizo pronto, siempre y cuando hayan comentarios

bueno

chaus!!!!!!!

Después de aquel apasionado beso Bill me había guiado de nuevo a lamesa, tom estaba con los brazos cruzados y lucia realmente molesto, en cambio Kim se veía aburrida deduje que la pobre se había quedado sin ninguna diversión, corrí hacia ella, dejando a Bill detrás de mi

-kimy ya vámonos-le pedí

-si, es lo mejor

..tom ¿podríamos ir con ustedes al hotel?-le pregunto Kim

 

-si, si no hay ningún problema-dijo tom mirando con ira a Bill al parecer con toda la intención de caerle a golpes

-¡vámonos!-les apure intentando salir de ahí antes de que pasara alguna desgracia, lo que menos deseaba era ser la discordia entre esos hermanos

De ahí salimos directo a la limosina la noche que había empezado de manera genial, y que todos pensábamos que íbamos a recordar ahora lo íbamos a hacer pero de mala manera, Kim estaba tan aburrida que se dormía, tom estaba que echaba humo por las orejas, Bill me miraba de forma posesiva, yo me sentía fatal estaba hecha un lio, ya no sabia ni que era lo que sentía, Bill me había logrado confundir, pero mirando el lado positivo por lo menos Georg estaba feliz ya que se había ilusionado mucho con la chica que conoció en el bar, e iba que saltaba en un pie por el simple hecho de haber conseguido su numero

-bells, vamos-me dijo Kim y recién ahí note que ya habíamos llegado al hotel, me despedí de Georg y tom, les agradecí por la noche y a Bill solo lo mire por ultima vez y al igual que otras veces me lanzo aquella mirada de suficiencia y la misma sonrisa cínica, fruncí el ceño y entre al hotel, ya en el cuarto

-gracias kimy, el concierto estuvo genial, fue un regalo espectacular-le dije

-si el concierto estuvo bueno, pero la noche estuvo fatal, tom y Bill estaban que se mataban y yo estoy que me duermo de lo aburrida, después de que Bill golpeara a tom el ya no quiso ni hablar ni bailar ni nada

.

-si


Bill Kaulitz se comporto como un autentico bruto durante toda la noche

-aja aja

..bruto y todo lo que quieras pero bien que te gusto

.y no te culpo el niño esta lindo ha cambiado para mejorar

-jajajaja no hablaste con el, cambio para empeorar es un soberbio patán!!!!-le dije aun recordando todo lo que había pasado en la noche

-¡me refiero en lo físico niña!-me dijo mientras me lanzaba una almohada gigante en la cabeza, como estaba distraída el impacto hizo que me cayera de la cama, me golpe muy fuerte las pompas

-jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja ¡que te paso bella!-decía Kim mientras no se aguantaba las ganas de reírse

-que graciosa Kimberly ya te voy a dar en la cabeza con la almohada para ver si te gusta-le dije mientras me intentaba poner de pie, pero como no, soy una patosa por completo los pies se me enredaron en las cobijas de mi cama y al intentar caminar me caí de frente, me golpee muy fuerte, pero como no Kimberly en vez de ayudarme se empezó a reír mas fuerte

-jajajajajajajajajajajajajaja-se reía Kim mientras se apretaba el estomago-hay me hago pis, me orino, me orino-empezó a decir sin parar de reírse

-que asco cochina, no te rías y levántame-le dije mientras levantaba la mirada y entonces vi que Kim tenia húmedo los pantalones, la mire fijamente mientras me iba sentando

-jajajajajajaja te orinaste



jajajajajaja espera que volvamos a ecuador esto se lo cuento a Pamela



..jajajajajajajajajajaja

-no te burles esto es tu culpa por haberme hecho reír con tus torpezas-me dijo mientras me sacaba la lengua y me miraba con un coraje fingido

-somos un completo desastre-dije y entonces ambas nos reímos mas fuerte por lo estúpido de la situación, en eso tocaron la puerta

 

-yo voy, tu ve a cambiarte-dije mientras me ponía de pie, y Kim se metía al baño, me sorprendí al ver que la persona detrás de la puerta era tom

-¡hola! , ¿Que haces por aquí?-le pregunte mientras le daba paso para que entrara en la habitación

-solo pase para disculparme por la actitud que esta noche tuvimos mi hermano y yo-me dijo mientras se sentaba en la cama

-no te preocupes tom-le dije con un gesto para restarle importancia

-de todos modos era tu regalo, Kim lo planeo por meses y nosotros con muestra actitud lo arruinamos-me dijo con la sinceridad en la mirada

-tom no fue del todo tu culpa Bill fue grosero en su trato y eso que tu no estabas haciendo nada, además de que tu hermano es medio raro-le dije intentando no faltarle al respeto

-la razón por la que Bill se comporto así es porque el me conoce y sabe cuando una chica me gusta, y creo que el cree que te vio primero, y te quiere para el

-¿que? Pero que se creen yo no soy de ninguno de los dos, Bill no se debió comportar así, y nunca mas se vuelvan a pelear por algo como esto, Es ilógico

.y yo no soy un objeto que ustedes deban pelearse para ganar-le dije ya bastante molesta y con mi paciencia colgando de un muy delgado hilo

-de verdad disculpa, no volverá a pasar, además yo ya me di cuenta de que los dos tu lo prefieres a el

-no te equivocas yo no siento nada por Bill-le dije y deteste no saber mentir, porque tom me miro con la duda escrita en su frente

-hola tom, yo ya te hacia durmiendo en tu cuarto-le dijo Kim mientras salía del baño

-y allá estaba solo que tenia que disculparme por la horrible noche que les hicimos pasar, se los voy a recompensar, que les parece si, ¿salimos mañana?-nos pregunto

-no estoy segura-dije

-y a ¿donde iríamos?-le pregunto Kim repentinamente interesada por el plan

-bien pues va a ver una fiesta de coctel por celebración de el cumpleaños de uno de los cinema bizarre y pues quería saber si ¿ustedes quisieran ir?-nos pregunto

-¡yo si voy!-dijo Kim emocionadísima, como si se le hubiera olvidado la terrible noche que pasamos

-yo no se

..ummm

-¡vamos bells! ¡Vamos! Tu sabes que yo no voy si tu no vas-me dijo poniendo carita de perrito

-esta bien, si voy pero ya quita esa cara, sabes que no me gusta-le dije

-¡perfecto! Entonces mañana pasamos por ustedes es desde las 6-nos dijo tom y salió del cuarto con una gran sonrisa en la cara

-me puedes decir, porque aceptaste ir, tu sabes que no quiero, me voy a sentir mal e incomoda como hoy-le dije mientras me cruzaba de brazos molesta

-bella es la fiesta vas a saber la razón por la que quiero ir, además no debes permitir que Bill te ponga de esa manera, es solo un chico mas-me dijo restándole importancia

-dices eso porque tu no tuviste que soportar sus rarezas y su mirada


demasiado extraña y penetrante

-si raro, y haste la loca no mas


..que crees que no vi el sendo beso que te diste con el, cuando bailaban, queme haga no significa que sea-me dijo ella con una sonrisa burlona

-así que lo viste, y aun así no me ayudaste-le reproche

-estas demente ese beso me pareció que estaba demasiado rico como para interrumpirlo, y estoy segura de que si Bill se porta así es porque le gustas, además ese chico esta hermosos, ahora que ya no esta tan flaquito y que tiene cuerpito, deberías aprovechar que el esta interesado en ti, ¡solo diviértete! Recuerda que solo vamos a estar aquí 3 días mas-me dijo en tono despreocupado

 

-es cierto lo que dices pero mira esto-le dije mientras le enseñaba las cortadas de mis labios y los morados de mi cuello

-¡que horror! ¡El te hizo eso!-exclamo mi amiga

-¡si! Ves eso es lo que me molesta es un patán en su forma de tratarme, y eso la verdad me fastidia demasiado, además de que el cree que yo le pertenezco, cosa que me parce una tremenda falta de respeto

-ummm la verdad es que no se que decirte, yo no pensé que el fuera capaz de hacer eso-dijo Kim señalando mis heridas

-ya ves-le dije y ambas nos quedamos calladas, y ya después de un rato kimy se despidió de mi, y se fue para su cuarto, yo me arrope, me saque los pantalones y me quede solo en ropa interior, y me prepuse dormir, pero antes de lograrlo no podía dejar de pensar

..en lo raro que estaba siendo este viaje, si bien era cierto no me gustaba la actitud de Bill, tampoco era bueno negar lo mucho que el me había gustada, es extraño pero la sospechosa actitud de Bill, me parecía en cierta forma excitante, con ese pensamiento me quede dormida

Y entonces comenzó aquel extraño sueño, estaba yo en un oscuro cuarto muy oscuro, no era la típica oscuridad era el tipo de oscuridad que te helaba la sangre y te quitaba la respiración, la que solo experimentas en tus peores sueños, y entonces lo vi


..Bill estaba parado frente a mi con esa mirada fría y llena de dolor y odio, se acerco a mi, me apretó entre sus brazos y respiro en mi cuello, yo solo me deje ir, entonces comenzó a besas cada parte de mi rostro, cuello, y boca

-te deseo-me dijo en una voz suave, y entonces se dirigió rápidamente a mi cuello y no se que hizo pero me dolió, era un ardor molesto, automáticamente lo aleje de mi con miedo, y entonces el me vio fijamente, y sentí que el cuerpo se me desarmaba, porque de esa fría mirada salían lagrimas de sangre, automáticamente me acerque a el, en un gesto para calmar su dolor

-no me rechaces-me pidió en una acongojada voz

-esta bien no te voy a rechazar, jamás-le dije abrasándolo fuertemente

-te deseo



..y


te
.amo-murmuro en baja voz apretándose mas contra mi, y extrañamente me sentí tranquila

Y entonces me desperté, estaba sudando y agitada, me senté rápidamente en la cama y juro que vi pasar una sombra que fue desde mi cama hasta la ventana, me levante de la cama y efectivamente la ventana estaba abierta, me asome y no vi nada raro y nadie pudo haber entrado después de todo estábamos en el 16 avo piso, no pudo haber ningún curioso ni mucho menos, pero estaba ansiosa como para dormir de nuevo

-tome mi laptop y empecé a escribir porque las ideas llenaban mi cabeza, de repente se me había ocurrido una buena idea para mi libro

.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno ahi les dejo este capi, esperando que les guste

Kim disculpa si no cambie la parte q m pediste

 

pero es q esa en una d mis favoritas

okis

actualizo pronto, de haber cometarios

y...........si lo hago ahora es x el problema de la luz

ahora si me voy

xoxoxoxoxoxoxoxoxoxo

A la mañana siguiente me sentía cansada no había dormido en toda la noche y sobre todo me sentía extrañamente incomoda, no le podía encontrar significada a ese extraño sueño que se había apoderado de mi la noche anterior, no podía alejarlo de mi mente, ¿porque la llenaba por completo? ,necesitaba dejar de pensar tanto, pero Algo bueno había salido de mi extraña noche, y eso era que había avanzado mucho en mi nuevo libro, y eso era algo necesario, antes de que mi editor empezara a molestarme, solo espero que le guste y que no se desespere por los cambios que le he hecho a la historia.

Y ahora me esperaba una larga mañana, y luego vendría una larga noche, porque me veía obligada a asistir a una fiesta a la cual no quería asistir, si no quisiera tanto a mi amiga no habría aceptado, y hubiera empujado a tom de mi cuarto la noche anterior, se que es raro pero la verdad no sentía deseos de ir a esa fiesta algo me decía que esta noche iba a ser un desastre total

-¡Xime! ¿Como dormiste?-me pregunto Kim entrando corriendo en mi cuarto y empezando a brincar en la cama

-bueno no dormí-le respondí-algo raro paso anoche y luego ya no pude dormir, pero hay buenas noticias logre avanzar el libro

-Ximena, estas de vacaciones, no puedes dejar de escribir por un rato-me dijo mientras se sentaba en el filo de la cama

-no es algo que pueda detener, simplemente me llego la inspiración-le respondí mientras tomaba el cepillo que se encontraba sobre la cómoda, y me empecé a cepillar mis rizos

-y
.¿que fue lo raro que te paso la noche anterior?-me pregunto con la curiosidad brillándole en los ojos

-solo un sueño, bastante extraño-le dije y luego le conté mi extraña "pesadilla" y ya después omití los detalles de aquella sombra dentro de mi cuarto que era la verdadera causante de mi nerviosismo

-ah si que soñaste con Bill, fue extraño el concepto pero tienes que admitir, que el esta influenciando demasiado sobre ti, digo debe serlo como para que soñaras con el-me dijo y debo admitir que tenia razón

-lo se, y debo evitarlo, no debi permitir que el este tan presente para mi, es decir solo lo he visto en persona una noche y soñé con el, esto debe detenerse, y sobre todo debo deshacerme de el-le dije y admito que sono como amenasa

-y que vas a hacer, vas a mandarlo a matar, no te compliques, porque simplemente no te dejas llevar-me dijo y yo me enfurecí

-¡Kimberly no entiendes!-le grite y me encerré en el cuarto de baño

-¡ya! Pero no me grites, yo solo te digo lo que pienso-me dijo casi entre gritos

-¡ya Kim! Vete nos vemos mas tarde-le grite de nuevo me sentía mal, pero es que me molestaba lo que me había dicho, yo no podía dejarme llevar, porque admito que lo deseaba, pero al mismo tiempo, su actitud me incomodaba y hasta me molestaba, es que me parecia que escondia demasiado secretos.

-sabes que, quédate con tu rabia y confusión, ¡estoy harta!-grito, hace mucho que no la escuchaba de esa manera- ¿porque no aceptas que lo quieres?, ¡me desesperas!-me volvió a gritar y después ya no se escucho nada, solo el sonido de una puerta cerrándose con fuerza

 

Estaba molesta conmigo misma, por haberme peleado con mi mejor amiga por algo tan estúpido, me cambie de ropas, me vestí deportiva y me deje el cabello suelto, Salí de mi cuarto y fui a hablar con Kim, estaba acostada en su cama, con el televisor prendido, me dirigió una mirada pero después fijo sus vista en la pantalla del televisor, fingiendo ignorarme; me acerque a ella.

-kimy, kim-le dije acercándome a ella en tono zalamero, me acosté junto a ella

-¿que quieres?-me pregunto y note que seguia enojada

-ya no estés molesta, lo siento, se que no debí molestarme por algo tan

tonto y sin sentido-le dije intentando que me disculpara

-¡ah! Así que lo reconoces, es decir, ¿reconoces que tengo la razón?-me pregunto y yo sabía a que se refería

-si lo acepto, se que me encanta Bill, cosa que es extraña, pero el
..bueno el muy diferente a lo que imaginaba, y

-¡te encanta! y eso es todo-me dijo ella muy emocionada-y sabia que lo ibas a terminar aceptando

-es que no entiendes que en este caso, eso no es suficiente, el es diferente, el

..no se algo esconde y yo

bueno eso es lo que me impide acercarme mas a el

-ummm es
.complicado-termino diciendo mi amiga, y el resto de lo que nos quedaba de mañana, nos quedamos viendo tele, y la verdad de un momento a otro me quede dormida

-bells

bella, levántate-me decía la voz de mi amiga mientras me empezaba a mover suavemente

-que pasa-le dijo con voz de
..aun dormida

-bella levántate a comer algo, y luego ve a bañarte y a vestirte, tenemos que irnos-me dijo y entonces abrí los ojos, mi amiga llevaba un vestido color negro, bien ceñido a su cuerpo, y que llegaba hasta mas arriba de las rodillas, su cabello estaba perfectamente planchado, muy hermosa

-te esmeraste, ¿pero a donde vas?-le pregunte

-bella como que a donde voy, corrígete, vamos a la fiesta de cumpleaños de el integrante de cinema bizarre

-¡que!, pero eso no era de noche-le dije muy confundida

-si asi es, pero bella dormiste toda la tarde, recuperaste tus horas de sueño, y yo te cuide para que pudieras dormir, ahora come, y luego vístete-me pidió

Me sentía molesta había perdido la tarde durmiendo, y ahora tenia unas pocas horas para prepararme mentalmente para la noche que tenia que enfrentar, una noche junto a bill

Fui a mi habitación me bañe, y luego sobre la cama vi un vestido rojo, con detalles en negro, me lo puse y me quedaba muy bien, me maquille, me puse unos zapatos de tiritas de color negro, y me recogí la mayoría de mi cabello en un moño y el resto me lo deje suelto.

-¡vaya! Te ves fabulosa, ahora si Bill no te quita la mirada de encima- yo no le respondí la verdad es que no me emocionaba ser el centro de atención y mucho menos me emocionaba volver a sentir la penetrante mirada de Bill sobre mi, la sola idea me causaba escalofríos

-tom va a pasar a recogernos en cualquier momento, come un poco-me dijo mientras me señalaba la bandeja con comida

-gracias, pero no quiero-le dije

-tienes que comer, va ser una larga noche

-si, pero no tengo hambre-le dije y ella me miro con duda

-como que no tienes hambre, si no has comida nada en todo el dia-me dijo y no le conteste no hacia falta decirle que estaba tan nerviosa que tenia mi estomago lleno de mariposas

 

Tocaron la puerta, Kimberly corrió a abrirla

-pero que belleza, Kim te ves maravillosa-le dijo tom mientras le sostenía la mano y la daba una vuelta

-gracias, me halagas-le decía Kim mientras se reía, obviamente complacida por los halagos de tom

Luego entraron a mi cuarto, y tom me sonrió abiertamente

-bella, te ves increíble-me dijo y su mirada recorrió mi cuerpo por completo, le sonreí, no pude evitarlo, ya que aunque tom no me gustaba no podía evitar sentirme complacida con sus halagos

-¿nos vamos?-le pregunto Kim, muy alegre

-si, si va
..vamos-dijo tom sin dejar de mirarme, y no se si lo escuche claramente pero tenia la impresión de que tom Kaulitz había tartamudeado

Todos bajamos a el lobby, y fuimos a la limosina, entramos y ahí estaban Georg, Gustav, y Bill, el cual al veme esbozo una sonrisa deslumbrante que me dejo sin aliento, y no pude evitar corresponderle con otra sonrisa igual de deslumbrante, luego de eso la mirada de el volvió a estar sobre mi, incomodándome, y haciéndome sentir extraña, pero sabia que debía soportar, porque por algo había aceptado ir, y eso era Kimberly, ella algo quería y esperaba encontrar en esa fiesta, y pues si ella me había llevado de viaje, y había sido tan incondicional, yo debía pagárselo de alguna forma, y pues aquí estaba con la vista en la alfombra de la limosina, y sintiéndome como un pez fuera del agua.

Al llegar me sentí peor puesto que al parecer, el lugar estaba lleno de periodistas, todos con cámaras y micrófonos, gritando para llamar la atención de las personas que iban llegando a la fiesta, parecía la escena perfecta para una historia de terror, ummm esa frase me gusta la voy a poner en alguna historia, pensé

El chofer abrió la puerta de la limosina, y apenas tom puso un pie fuera del auto, las cámaras se dirigieron a el, y los periodistas peleándose por llamar la atención, luego al bajarse Kimberly, se volvieron mas frenéticos, empezaron a hacer preguntas como: ¿porque no vinieron los demás integrantes de la banda?, o ¿cuando sale el próximo CD?, luego pasaron a preguntas idiotas y bastante ridiculas como: ¿tu y tom tienen algo?, ¿piensas dejar tu banda y ser parte de Tokio hotel?, vi como la cara de mi amiga se ponia roja, de pura rabia y esas preguntas Kimberly no las contesto, después me baje yo, y juro que casi me quede ciega por culpa de los flashes de las cámaras, casi no podía ver por donde caminaba y tampoco podía escuchar bien, solo el constante clic, clic, que provocaba los dedos de los fotógrafos en el botoncito de las cámaras, me irritaba.

Después solo sentí un brazo rodeando mi cintura y dirigiendo hacia la fiesta, el conjunto de voces se fue haciendo muy lejano, y fue sustituido por el sonido de música bailable, la conocía, estaba sonando i came to party de cinema bizarre, gire el rostro y vi que la persona que me había alejado de esa molesta situación con los periodistas era Bill

-¡gracias!-le dije de forma sincera

-no hay de que, después de todo a mi también me molesta, lo entrometidos que pueden ser, menos mal aquí ya no nos pueden molestar, los bizarros se esmeraron en hacer la fiesta lo mas privada posible-me dijo en su seductora voz

-ya veo, ¿donde esta Kim?-pregunte al darme cuenta de que no la veía

 

-creo que fue en busca de su principal objetivo-me comento mientras me señalaba discretamente a mi amiga, la cual estaba al otro lado del salón hablando muy animadamente con un chico increíblemente guapo, era casi tan alto como Bill, pero sus ojos eran verdes, su cabello rubio tenia un corte moderno y unas iluminaciones en color rojo, no llevaba maquillaje como los otros integrantes de la banda, pero aun así tenia ese aspecto increíble que caracterizaba a los cinema

-¿quien es el?-pregunte al darme cuenta de que no lo había visto jamás

-Es Yuri el nuevo baterista de la banda-me contesto Bill

-ya veo-conteste en un murmullo con que esa era la razón por la que mi querida amiga me había traído a esta fiesta casi a rastras, y la verdad no la culpo, ahora que e visto bien a Yuri, me doy cuenta de que vale la pena, y mucho

-¿quieres tomar algo?-me pregunto Bill de un momento a otro y sacándome por completo de mis pensamientos.

-un jugo, me gustaría-le dije en una suave voz

-¡no! No te parece mejor una cerveza, te gustara mas-me comento pero yo me limite a negar con la cabeza, jamás había tomado cerveza y no iba a empezar ahora, Bill se alejo por un momento y al volver, traía dos botellas de cerveza

-toma-me dijo en aquel tono tan fuerte, ese que me usaba cuando quería que hiciera algo que yo no quería, ese tono que usaba cuando me ordenaba, tome la fría botella entre mis manos

-bebe-me volvió a decir en esa voz de mando, y así perdida entre esos ojos color chocolate que tanto me gustaban empecé a sentir como ese frio y agrio liquido empezaba a bajar por mi garganta, y sin dejar de verlo seguí tomando, no sabia porque lo hacia, la cerveza, es amarga, y jamás me ha gustado pero en ese momento no podía dejar de tomar, hasta que se acabo y el me ofreció su botella, y en menos de tres largos sorbos me la acabe

El me tomo la mano y me llevo hacia a una de las mesas de ahí, esta estaba completamente a oscuras puesto que estaba frente a una gran pared, que evitaba el pase de la escasa luz que había ahí, me deposito suavemente contra el sofá y el se sentó a mi lado

-ves que te gusto, y tu no querías tomar-me dijo mientras empezaba a acariciar mi cuello, y luego paso a mi rostro

-¿quieres mas?-me pregunto y yo negué obstinadamente no quería beber mas, la cerveza me repugnaba

-vamos no seas necia, admite que te gusta-me pidió

-no, no me gusta, siempre e detestado el sabor no me gusta, ya no quiero beber-le dije de forma obstinada-y detesto que me obligues a hacerlo, te comportas como un ser detestable-agregue y el me miro con profunda rabia contenida en sus ojos, llamo a uno de los meseros que vestidos en elegantes y oscuros trajes pasaba por nuestra mesa

-traiga por favor, 5 botellas de cerveza-le dijo en esa misma voz de mando y no tardo en volver con lo que Bill le había pedido

Era cinco cervezas puestas en la mesa que estaban frente a mi, sentía nauseas solo de pensar en beberlas, que alguien me ayude, pensé, donde diablos esta Kim?, seguramente ligándose a Yuri, me respondí a mi misma, y tom y Georg, Gustav, donde estaban, que alguien me aleje de Bill, intente pararme, pero las piernas me temblaban, luego las vi, y observe como la mano de Bill muy suavemente deslizaba sus dedos en mi pierna, la recorría con mucho cuidado, desde cuando su mano estaba ahí?, el se dio cuenta de lo que miraba

 

-tienes una piernas preciosas-comento y sentí como la sangre se apresuraba a llegar a mis mejillas

-me gusta que te sonrojes-dijo mientras dirigía su otra mano a acariciar mis pómulos, luego se acerco muy lentamente y me beso, me resistí, pero no pude evitar corresponderle, me era imposible, porque no importaba lo rara que fuera su actitud, el me inspiraba un sentimiento que no reconocía, y cuando le correspondía, lo hacia con el alma, sintiendo como cada fibra nerviosa de mi ser se estremecía ante su frio tacto, simplemente era imposible ignorarlo

-bebe-me dijo alejándose de mi y ofreciéndome las botellas, lo mire con odio, pero como había pasado antes, no podía dejar de obedecerlo, porque simplemente el me dominaba, no se como lo hice pero después de un rato las botellas estaban vacías, y yo me sentía rara, recosté mi cabeza contra el hombre de Bill, todo me daba vueltas, sentía la boca amarga, el sonido de la música se había vuelto lejano

-el día de hoy, te vas a divertir-escuche que me decía Bill, aunque a mi parecer su voz se escuchaba un poco distorsionada

-hoy te vas a divertir como nunca-me dijo y entonces todo se volvió negro

Hoy me levante con el dolor de cabeza mas grande que jamás halla tenido, el cuerpo lo sentía pesado, y dentro de mi memoria había el recuerdo de un misterioso sueño que quería abrirse paso entre el extraño colador que era mi memoria pero no podía, tenía puesta mi pijama, y Kim venia entrando con el desayuno en sus manos, coloco la charola en mi velador, y el sonido del metal contra la madera hizo que me pitaran los oídos, sentí como el vomito se apresuraba a salir, y no se como lo hice, de donde saque las fuerzas pero Salí corriendo directo a el baño, y creo que arroje el alma por la boca, esto jamás me había pasado, pero si había vivido lo suficiente como para saber que esto es claro síntoma de haber tomado mucho, al salir del baño, mi amiga me paso una toalla, me sentó en la cama y me miro como si no me conociera

-que pasa?-le pregunte, al ver que me seguía mirando de forma extraña

-que pasa, es lo que yo debería preguntarte a ti, Ximena Isabel, me puedes decir desde cuando tomas?-me pregunto y empecé a pensar en la noche anterior, y recordé todo lo que me había dado a tomar Bill

-fue anoche, Bill, me ofreció mucho trago, fueron como 7 cervezas-le dije

-que! Y todas te las tomaste tu, con razón!-dijo y yo la mire extrañada-bells tu no estas acostumbrada a tomar, no debiste haberte permitido tomar tanto-agregó, yo no le conteste porque permitir no era la palabra adecuada, mas bien había sido obligada, no sabia como, pero era lo que sentía

-bella, ayer todo se salió de control, en serio-me dijo y por su rostro paso un poco de lastima

-que hice?-le pregunte repentinamente asustada por lo que pude haber hecho

-bien, te lo resumo, yo estaba de los mas tranquila conversando con Yuri, cuando te vi a ti atravesar la fiesta, fuiste al bar y te empezó a servir todo lo que le pedias, después Bill se te acerco, yo pensé que te iba a decir que ya no tomaras, pero tu en cambio te paraste en la barra, te quitaste los zapatos y empezaste a bailar, demasiado sensual-me dijo como diciendo no creí que fueras capas

-luego-continuo-te sacaste el peinado, parecía que le estaba bailando especialmente a Bill, pero ahí había mas hombres y todos te miraban de una manera que

.bueno no entro en detalles, los chicos de cinema me ayudaron a bajarte de ahí, tom te quiso cargar, pero Bill no lo quiso dejar, casi empiezan otra pelea de no ser, que entre todos les dijimos que lo mejor era traerte de regreso para acá, por ultimo te dejamos en tu cama, y yo me fui a dormir, pero
.

 

-pero que? Kimberly termíname de contar-le pedí

-veras después de que todos se fueran no sin antes haber conseguido el numero de teléfono de Yuri, te deje bien arropada y yo me fui a dormir, pensando en lo raro de la noche, pero a eso de las 3 de la madrugada, me levantaron tus gemidos-me dijo mientras enarcaba las cejas y apretaba los labios, en una mueca

-como que gemido?-le pregunte

-me asome a tu cuarto y tu estabas sudando, tu ventana estaba abierta, cuando yo me fui te juro que la cerré, y tu no podías dejar de alzar tu pecho de moverte para todos lados, y de gemir, como si algo te estuviera perturbando, sabes que es lo mas raro??-me pregunto y yo negué con la cabeza- lo mas raro de esta situación es que cuando yo cerré la ventana, tu dejaste de moverte, y te quedaste completamente dormida, de verdad que fue una noche bien rara

.ahora come algo que esta noche volvemos a los estados unidos, y antes de eso quizás quieras pasarte por el cuarto de Bill, para insultarlo por haberte hecho beber tanto anoche, o para despedirte, ya que al parecer ellos también se van hoy, según entendí van a Londres

Yo no le conteste ya que estaba demasiado ensimismada dentro de mis propios pensamientos, no podía entender la situación, muy aparte de que la noche anterior por el exceso de cerveza había hecho el ridículo, lo que mas me extrañaba era lo que me dijo Kim, sobre mis sueño, y lo de la ventana

Digo ella no lo sabe, pero es lo mismo que me había pasado la antenoche, yo también cerré la ventana y al despertar la encontré abierta, ahora yo no era la única, Kimberly también había vivido esa extraña experiencia, y solo ahora es que me doy cuenta de que todo esta conectado conmigo, porque quien sea el culpable de abrir esa maldita ventana, también es el culpable de causarme estos sueños, suena ridículo pero yo así lo creo, porque yo se que la noche anterior también soñé, pero era diferente, y especial, era lo que necesitaba para recordar y entender mejor las cosas, pero yo había olvidado ese sueño esta misma mañana, mientras abría los ojos
.y ahora me voy a tener que ir, sin saber que fue lo que en verdad paso conmigo aquí, y tenia la sensación de que Bill Kaulitz, tenia que ver con esto.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno aqui les dejo este nuevo capi, esperando que sea de su agrado

tamibien le dedico este capi a mi bf

por todo su apoyo.......GRACIAS!!!!!

y tambien gracias a todos lo que me han agregado la historia a favoritos

espero q pronto haya mas...........!!!!!

actualizo pronto, siempre y cuando haya comentarios

okis

cuidensen

xoxoxoxoxoxoxo

Había estado muy ocupada en el transcurso de la tarde, aun sentía un fuerte dolor de cabeza, y cada sonido agudo era como un taladro hiriéndome los oídos, debía golpear a Bill, porque algo tenía que siempre hacia que me volviera vulnerable, ¿porque no podía resistirme?, estaba bajo su poder, solo debía pedirme, o mejor dicho ordenarme, y yo obedecía, ¿que era lo que me pasaba que con solo mirarlo a los ojos me sentía encantada?, no lo se, de todos modos, ahora estoy escribiendo, una historia parecida a lo que yo misma estoy viviendo últimamente, debo admitir que esta historia tiene futuro, pues no se escucha todos los días, la historia de una mujer que de un momento a otro, ya no es lo que creía, y cambia solo por un hombre, definitivamente una historia digna de un best-seller, me rei para mis adentros por lo que acababa de pensar...

 

-bells, ¿ya preparaste las maletas?-me pregunto Kim

-si

no te preocupes-le dije sin retirar mi vista de la pantalla de mi laptop, ella se sentó a mi lado

-veo que estas mas que inspirada, ¿dime como lo logras?-me pregunto mirandome fijo

-¿como logro que?

-¿como logras escribir tanto?, y ¿de donde sacas las ideas?-me pregunto esperando la respuesta

-tu también escribes, porque no me lo dices tu, kimy ¿de donde tu sacas las ideas?-le pregunte

-si, pero yo no puedo hacer lo mismo, tu siempre tenias tiempo para escribir mas y mas, y de donde sacabas el tiempo y la paciencia-menciono mientras se recostaba en mi cama, yo pare de escribir y la vi

-bueno

.creo que simplemente naci para esto, además es fácil cuando amas lo que haces, y yo amo escribir, naci para esto-le repeti convencida de lo que decia y ella se quedo callada como pensando en lo que le dije-además no es lo mismo que te pasa a ti, es decir siempre estas escribiendo canciones, y poniéndoles música, porque lo amas, y para ti es fácil y siempre encuentras tiempo-continúe, le dedique una sonrisa y volví a al trabajo

-ummm tienes razón-comento y en eso tocaron la puerta-¡yo voy!-exclamó Kim poniéndose de pie, y saliendo de la habitación

Después de un rato vi que Kimberly entraba a mi cuarto acompañada por Bill, yo me puse de pie inmediatamente

-uh yo les dejo solos, voy ah

bueno me voy-dijo Kim mientras tomaba su chaqueta y salía del cuarto, la odie por dejarme sola, pero no soy una persona rencorosa, por lo que el odio se esfumo tan rápido como llego

-bien, dime lo que me quieras decir-le dije muy seria parándome frente a el

-te ves precioso cuando finges ser lo que no eres-comento con aires de superioridad

-ya veo, y porque piensas que en estos momentos estoy fingiendo-le dije mientras cruzaba los brazos y lo miraba con decisión

-finges por que tu no eres del tipo de persona controlada a cada instante, o no me vas a decir que si hago esto, te descontrolas por completo-decía mientras muy despacio me iba llevando hasta una pared, me arrincono, y me vio, y sentí que me derretía, sobre todo porque estaba descargando todo el poder de su mirada sobre mi

-Bill aléjate
.-le empecé a decir pero mi voz temblaba, el lo noto y sonrió

-no quieres que me aleje-me dijo y entonces empezó a recorrer el camino de mi cintura, introdujo su mano en mi blusa, y sentí como cada fibra de mi cuerpo se activaba me sentía como un cable eléctrico, ¿porque no dejaba de estremecerme?

 

-me encanta hacerte temblar-me dijo y me beso, con intensidad, casi parecía desesperado, sus manos me apretaron contra su cuerpo, jadee y el introdujo su lengua en mi boca, nos besamos con emoción, cada uno deseando el contacto del otro, su mano apretó mi cintura, y yo me estremecí ante su frio contacto, bajo lento hasta agarrarme el trasero, me apretó y yo no soporte ni las ganas ni la emoción, eleve una de mis piernas en su cintura y el me la apretó, luego no hiso falta de que yo hiciera nada, el me levanto la otra pierna, ambos nos perdimos, yo solo podía pensar en el, en su piel, en su contacto, sabia que lo tenia cerca, pero yo lo quería aun mas cerca, pero..... debía ser racional, y mi parte racional, me exigió que me alejara de el, así que baje mis piernas de su cintura, y aleje mi boca de la suya, con esfuerzo pero lo hice.

-dime
..¿para que viniste?-le pregunte casi en un susurro e intentando esconder los jadeos que sus constantes besos me habían causado, gire para verlo y el me sonrió con suficiencia, pero al mismo tiempo me quede sin aire, su sonrisa simplemente me había causado ese efecto

-bueno

..me estaba divirtiendo mas sin hablar y solo actuando

pero, como te había dicho tu y yo tenemos que hablar de algo importante-me dijo mientras se acercaba a mi, me sostuvo de las manos y me llevo a la cama, me pareció raro pero hizo que me recostara en su pecho, estaba frio pero eso no importaba, no pude evitar la sensación de comodidad que me invadió

-y bien
..-le inste a empezar

-tan solo es para dejarte unos puntos en claro, primero que todo de hoy en adelante tu vas a ser total y completamente mía, será lo que necesite, mi amiga, compañera, amante, lo que desee, eso serás-me dijo y yo no podía dar crédito a lo que me decía, levante la vista y clave mis ojos en los suyos

-pero

..¿quien te crees para decirme eso?, tu no puedes decidir por mi
..tu y yo no somos nada, y no entiendo porque te compor


-iba a seguir hablando pero el me puso un dedo en la boca, quise mordérselo, pero no lo hice, ya que me quede sin aire al ver como se acerco y delicadamente poso sus labios en los míos, tan dulce como usualmente no era, luego se alejo y acaricio mi rostro

-Bill

¿que pretendes?-le pregunto ya rendida, pues no entendía su actitud

-solo te digo lo que es
..tu eres mía, y nada va a cambiar eso-me dijo y me sentí en cierta forma bien, aunque debo admitir que tenia miedo, miedo de su comportamiento conmigo, es que era tan raro, pero lo deje pasar porque me llego la idea de que yo debia seguir confiando en el, además en ese momento pensé que el actuaba de esa manera, ya que no tenia ninguna otra forma de decirme lo que sentía, así que lo acepte, y me volví a recostar en su pecho, sintiéndome mejor.

Pero entonces recordé algo, era algo que debía hablar con el señor Kaulitz

-Bill, me puedes decir porque razón, me emborrachaste la noche de ayer-le pedí sentándome y acomodándome para quedar a su lado

-ummm recuerdas lo que te dije cuando bueno

nos conocimos

-recuerdo mucho de esa noche, pero que cosas en particular

-lo que te dije de que iba a ser muy divertido hacer que rompieras todas las reglas-me dijo con una sonrisa de suficiencia, claro después de todo había logrado su cometido, yo jamas habia tomado, y nunca en mi vida habria bailado en la barra de tragos de una fiesta sino fuera por el, debería haberme molestado, pero su sonrisa me lo impidió, así que solo le di un leve golpe en el brazo, el se carcajeo, y me abrazo fuerte a su costado

 

-anoche, hice cosas que ciertamente en mis 5 sentidos jamás haría-le dije y el no me contesto-debería estar molesta contigo, pero no puedo, no me gusta, estar enojada y menos contigo-le confesé, sintiéndome casi, casi una tonta

-me consideras y tienes afecto mas de lo que yo mismo merezco, sabes yo ya te conocía, creo que ambos ya nos conocíamos

-¿que?-le pregunto repentinamente asombrada

-yo ya te conocía-repitió en voz baja-hace como dos años, en un viaje en el cual yo estaba con la banda, te conocí, tu ibas de la mano de una joven, de piel morena y cabellos rizados, parecían tener prisa, pasaron corriendo justo a mi lado, y tu ni siquiera me viste, pero tu sonreíste

-dijo y su voz se apago por un momento-es decir ella, la chica con la que ibas te dijo algo, que hizo que sonrieras y eso

..me gusto-me confeso y yo no podía a creer que había pasado a su lado sin notarlo

-¿cuando fue eso?-le pregunto obviamente interesada en su respuesta

-no me escuchaste te dije que hace dos años, y estábamos en los Ángeles -soltó con una sonrisa y lo recordé, ciertamente ese día yo estaba con prisa, y estaba con mi segunda mejor amiga, Gina.

-¿ahora ya te acuerdas?

-si, ese día iba llegando tarde a la presentación de mi primer libro, estaba nerviosa, y mi auto se había quedado sin gasolina, aparte se me había roto el tacón del zapato, como no recordarlo, estaba viviendo una tragedia el día que debía ser el mas importante de mi vida-le dije y una sonrisa surco mi rostro ante el recuerdo, yo corriendo descalza con un vestido de coctel por las calles de los Ángeles y mi pobre amiga casi trotando en zapatos de tacón de 7 centímetros.

-pero la presentación fue un éxito, lo digo porque me he leído tus libros y son excelentes, aunque algunos se basan en teorías me refiero a los libros de

.

-si

vampiros-complete su frase y su rostro se vio serio repentinamente

-sabes desde ese día me e vuelto un admirador, tus libros han sido mis compañeros de velada por largo tiempo

-y si ya me conocías,¿porque no me dijiste nada?-le pregunte

-bueno no era necesario, además te lo digo ahora-me dijo se acerco a mi y me beso sorpresivamente, pero no lo detuve, sino muy al contrario le devolví el beso, sintiendo el constante golpeteo de mi corazón, me recostó delicadamente en la cama y el se coloco sobre mi

Sin dejar de besarme empezó a acariciar mis piernas, y luego su otra mano empezó a jugar cariñosamente con mi cabello, alejo mi mano derecha y la presiono contra su boca, el muy delicadamente hizo lo que yo había querido es decir me mordió el dedo índice de la mano derecha, y al sacar mi mano de su boca, vi como una pequeña gota de sangre empezaba a salir de la misma, el no dejaba de verme a los ojos, y vi como ahora acercaba su mano izquierda a mi boca, siguió con su dedo índice el contorno de mis labio, y yo supe lo que quería, así que mordí su dedo, y comenzó a sangrar.

Levanto mi mano derecha, y me enseño la gota de sangre que había salido y la que aun no se movía de su sitio, y después me mostros la sangre que salía de su dedo, y los unió

 

Es decir el unió mi dedo índice derecho, con su dedo índice izquierdo, y con sus otros dedos sueltos me apretó la mano, yo no tarde en apreciar el gesto y también apreté su mano, cuando me soltó, su sangre y la mía se habían mezclado, el se coloco a mi lado, y me vio fijamente, como si estuviera apunto de unirse a mi, como si me fuera a pedir matrimonio o algo así

-límpiate el dedo-me dijo y yo le obedecí

Luego el apretó su dedo índice a su pulgar con mucha rapidez, ahora la sangre estaba en su pulgar izquierdo, con su mano derecha me acerco a el, y me beso, luego sentí como hacia una seña en la parte de atrás de mi cuello casi llegando a mi espalda, fue rápido pero sabia que lo había hecho, cuando vi su mano de nuevo la sangre ya no estaba

-eres mía, y ahora yo también soy tuyo-me dijo y luego me beso de la forma, en la que nunca nadie me había besado, se sintió muy bien

-ah disculpen, ummm lo siento, Xime, debemos irnos-me decía kimy mientras su rostro se tornaba repentinamente rojo

-si, yo también tengo que irme, en una hora sale el vuelo a Londres-dijo Bill mientras me apretaba fuerte la mano-¿ustedes a donde van?-pregunto

-de regreso a chicago y Kim se va para los Ángeles-dije sin mucho animo, ya que no quería alejarme de Bill

-esta bien, yo te voy a encontrar donde quiera que estés, así que nos vemos pronto-me dijo el mirando a los ojos

-claro que nos vemos pronto, en hora y media, vamos con ustedes al aeropuerto, nuestros vuelos salen a la misma hora y lo acabo de cuadrar con tom-dijo Kim interrumpiendo mi conversación con Bill

-¡ya veo! Entonces, nos vemos en media hora-dijo y luego me beso suavemente, se despidió de Kim, y salió de la habitación

-¡ah! Y yo que pensé que los iba a encontrar peleando, pero imagínate unos minutos después y los hubiera encontrado pero en otras coitas-me dijo mientras lanzaba una risita picara y se tiraba en la cama

-jajaja muy graciosa-le dije pero yo seguí pensando en lo raro que se había comportado minutos antes de que llegara Kim

-Xime

!bells!-me grito

-"¿que?" Aquí estoy, no estés gritando-le dije mientras me volteaba a verla, ella en cambio se acerco a mi, me dio la vuelta y me examino el cuello

-¡wow esta genial! Muy interesante, y con esa tinta, ¿donde te hiciste ese tatuaje?-me pregunto

-¿que? ¿De que hablas?-le dije y corrí a el espejo, me vi y efectivamente tenia una marca, era una especie de cruz, que estaba en mi piel, pase mis dedos por encima, pero no se salía, era como un tatuaje, pero yo supe la verdad eso no era tinta, ni mucho menos, eso era mi sangre, su sangre, nuestra sangre mezclada, ¿como se seco tan rápido? ¿Y porque lo hizo Bill?

-te quedaste muda-me dijo Kim, luego miro el reloj, y no me dijo nada mas salió disparada para su cuarto, yo sabia lo que eso significaba y era que ya debíamos irnos, fue a recoger mis cosas, metí la laptop en un bolso rojo que yo llevaba siempre, ahí también metí el celular, y también unas cuantas pantaletas que no había metido dentro de la otra maleta, pensé que en eso no habría problema, al mismo tiempo seguía ensimismada en mis pensamiento.

Algo extraño eso era lo justo para describir lo que Bill había hecho, se lo iba a preguntar, solo espero tener aunque sea un momento antes de abordar cada uno sus respectivos vuelos.

 

Ah estaba cansada, había sido una larga semana, y faltaba otra semana para mi cumpleaños, saber que no iba a parar, pero había algo que si tenia bien en claro y eso era que tenia que hablar muy seriamente con Bill, y debía lograrlo pronto, antes de que me vaya a volver loca, y eso es algo que ciertamente puede pasar, porque después de todo la pregunta correcta seria, ¿como no volverse loca? Si uno vivía constantemente rodeada del caos.

Escuche que Kimberly me llamaba desde la puerta y casi de forma mecánica fui hacia a ella, podía ver que sus labios se movían, y de que seguramente creía que yo la oía, pero no podía, porque yo seguía concentrada en mis constantes dudas, no podía creer que me estaba marchando sin antes haber resuelto, todo lo que quería resolver.

-¡chicas, se nos van los aviones!-nos grito tom, desde la puerta abierta de su limosina negra

Fui hacia ellos, sin saber como mis piernas eran capaces de moverse, puesto que yo no podía concentrarme en lo que me rodean, en estos momentos solo había algo que llenaba y casi nublaba mi mente y eso era lo confundida que me sentía

"¿esta bien?"- escuche que alguien me preguntaba, pero al girarme note, que nadie se estaba dirigiendo a mi, a excepción de Bill, que me miraba fijo "estas bien"-repitió y solo entonces supe, que la voz provenía de Bill, pero el no estaba moviendo sus labios

Me sentí extrañada y ahora que diablos me estaba pasando

.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Aqui esta el capi que tanto me pediste bf

espero que te guste, y gracias x el apoyo!!!!

gracias tambien a todos los que me comentaron el capi anterior

actualizo pronto

claro de haber comentarios

okis

se me cuidan

chau!!!!!!

Me sentí realmente confundida, estaba hecha un lio, como es que se suponía que Bill me estaba hablando si el no estaba moviendo su boca.

"te comieron la lengua los ratones"-volví a escuchar y el me lanzo una sonrisa socarrona, yo lo fulmine con mi mirada, se estaba burlando de mi, se volvió a reír pero esta vez se cambio de asiento, me acaricio el rostro

-te ves fatal-me dijo con esa misma sonrisa, me enfurecí y le di un leve golpe en el brazo

-jajajajajaja-se rio estruendosamente y los chicos lo vieron como si estuviera loco

-ya deja de burlarte, creo que me estoy volviendo loca-le dije

-o tu no estas loca, ummm sabes creo que debemos seguir hablando de algo muy importante-me dijo y entonces recordé algo, me gire y vi directo a los ojos a Bill

-me puedes explicar ¿para que hiciste esto?-le pregunte mientras me bajaba un poco la camisa para enseñarla la marca de sangre que llevaba en mi espalda, y que a simple vista parecía un tatuaje

Yo pensaba que el se iba a poner tenso o algo pero muy al contrario me quedo viendo el hombro, y luego me sonrió

-se te ve muy bien, a mi me gusta como luce-me dijo mientras depositaba un delicado beso en el lugar en el que estaba mi "tatuaje"

-ya, yo no estoy cuestionando si esta o no bien, o si se me ve o no bien, yo lo que pregunto es ¿Por qué lo hiciste?

 

El me quedo mirando fijamente y después me sostuvo el rostro firmemente entre sus dos blancas y delgadas manos y me beso, suave, delicado, y al mismo tiempo era un beso que desbordaba cariño, se lo correspondí, con el corazón latiéndome de una manera incontrolable, el se aparto de mi, solo un poco y sin dejar de soltarme el rostro.

-lo hice, porque ahora eres mía, y esa marca representa que eres mía-me dijo en una pausada y a la vez llena de emoción voz, yo no le conteste, si bien era extraña la situación, también debía reconocer que de alguna manera yo confiaba en el, si esa era la verdad yo confiaba demasiado en Bill.

-¡chicos vamos!-nos decía tom, no me había dado cuenta pero ya habíamos llegado a el aeropuerto, los guardaespaldas de los Tokio nos protegieron, ya que nosotras andábamos solas, fue una irresponsabilidad, pero bueno, llegamos de la mejor manera que pudimos, intentando esquivar a todos los entrometidos periodista

-esto es de locos-dijo Kimberly mientras empezaba a correr delante de mi, solo para entrar en el aeropuerto y ahí ya estar mas seguros, yo iba seguida por Bill.

Dentro ya todo estaba mas vigilado, el manager de los Tokio, David y el de mi amiga, Chris se habían encargado en llenar de policía el aeropuerto, me pareció una exageración, lamentablemente necesaria, y me moleste al saber que mi vuelo estaba retrasado con una hora, y el de los chicos solo con media hora.

-Kim, ¿tu vas conmigo a chicago?-le pregunté al darme cuenta de que no se lo había preguntado, yo tan descuidada como siempre

-si niña, me quedo a dormir en tu departamento y luego me voy a los Ángeles-me dijo y entonces recordé que mi amiga Gina me había dicho que iba a ir por mi cumpleaños, a pasar en mi departamento ¿Cómo se me olvido que ella iba a ir?, pobre y si se queda esperando a fuera

-que cara pusiste, ¿acaso no quieres que me quede en tu casa?-me pregunto kimy, mientras se ponía seria

-no como crees, tu puedes quedarte en mi departamento a vivir si quieres, pero vamos a llegar tarde, y bueno debo llamar a Gina y decirle que estoy de viaje y que no se preocupe-le comento y ella me sonrió como diciendo despistada

-¡llámala!-me propuso y yo asentí

-si eso estaba pensando-le dije mientras giraba mi bolso, lo abrí y agarre mi teléfono, pero estaba descargado, en que momento paso, no lo se, la cosa es que estaba incomunicada

-kimy, préstame tu cell-le pedí

-lo siento bells pero mi teléfono esta dentro de todas las maletas que ya están dentro del avión

-ah-grite-y ahora ¿que hago?-lance la pregunta a el aire, y entonces sentí que unos fríos brazos se pasaban por mi cintura, y al mismo tiempo puso su rostro en mi hombro

-¿Qué pasa? Te ves angustiada-me pregunto y yo me gire para poder verlo a los ojos, se me hiso un poco complicado si comparamos la estatura

-necesito hacer una llamada y mi teléfono esta descargado y el de Kim, ya esta en el avión-le dije y entonces se me vino una idea-Bill, ¿me prestas tu celular?-le pregunte mientras lo miraba esperanzada

-como resistirse a esa mirada-me dijo y me abraso-pues mi teléfono lo tiene tom

-y ¿Dónde esta tom?-pregunte ya bien impaciente, el me señalo a su hermano, el cual estaba a unos dos metros de nosotros conversando con una chicas que seguro acababa de conocer y con Georg, no espere y literalmente corrí hacia el.

 

Llegue bien agitada y admito que me sorprendió no haberme caído en la carrera que acababa de tener el me miro sorprendido

-¡tom!-le llame casi en un susurro, note que la razón por la que estaba tan agitada muy aparte de la corrida que me acababa de pegar, era porque todavía llevaba el peso de mi maleta en la espalda, la deje en el piso

-dime ¿Qué quieres preciosa?-me pregunto de forma amable

-me puedes dar, por favor el celular de Bill-le pedí y el me sonrió

-vaya que debes estar necesitada de una llamada, para haber corrido de esa manera-me decía mientras alcanzaba una maleta roja, muy parecida a la mía, de la parte de adelante saco mi salvación, y me lo entrego

Me sentí feliz, y en un arranque abrasé a tom, y el me abrasó con la misma intensidad, cuando me di cuenta de lo que hacia me aleje de el de la forma mas amable que pude, y me gire y empecé a marcar el numero de mi amiga, mientras esperaba a que me contestara, vi que kimy se reía al verme, seguro había disfrutado verme correr, y Bill en cambio estaba serio, no lo culpo, después de todo, yo me había pasado de efusiva con tom, y pues en cierta forma el era mi novio ¿no?, yo misma me conteste la respuesta era no, el y yo no eramos nada, me entristeci

Me pase un buen rato tratando de encontrar a mi amiga, pero no había podido hablar con ella, asi que solo le había dejado mensaje de voz, esperando que lo oyera pronto, volví hacia tom y le di el celular, elevo la maleta, lo guardo y luego la dejo en el piso.

-¿lograste hablar con la persona que querías?-me pregunto tom, mientras se sentaba en una de las sillas del aeropuerto

-pues no, pero le deje mensajes de voz, espero loes escuche pronto-le dije con una sonrisa

-¿a quien buscabas con tanta urgencia?-me pregunto mientras estiraba el brazo por detrás del asiento, con el típico bostezo, pero no le dije nada

-intentaba hablar con mi segunda mejor amiga-le dije intentando ser clara

-ya veo

pero Kimberly no era tu mejor amiga-me dijo

-claro que es mi mejor amiga, al igual que Gina, que es la persona a la que buscaba-le dije y en eso llego Gustav, corriendo

-¡tom! No escuchaste el altavoz, ya tenemos que abordar-le dijo el y entonces yo me puse de pie y me despedí de el, luego me despedí de Georg

-este es el adiós, espero volver a verte pronto-me dijo tom, recogió la maleta del piso y se empezó a alejar

-¡tom, los invito a todos ustedes a mi fiesta de cumpleaños, la próxima semana!-le grite y el se giro a verme-¿van a ir?-le pregunte igualmente a gritos

-claro que vamos-me dijo el con una sonrisa y luego se alejo

-entonces nos veremos en una semana-me dijo Bill mientras me besaba la mejilla

-eso espero, quiero verlos ahí, y gracias por la llamada-le dije y el me sonrió y luego me beso, un dulce y apasionado beso de despedida

-adiós!-me dijo y luego se fue, yo me quede ahí viendo como abordaban y luego desde un gran cristal vi como el avión se marchaba

-Xime, vamos a la cafetería, tengo hambre-me dijo mi amiga y yo la seguí, claro no sin antes recoger mi bolso, Kim se comió un sanduche grandote y una botella de cola, yo en cambio me compre un trozo de pastel de chocolate, que termine regalándole a Kim, la hora se nos fue muy rápido, y abordamos el vuelo a chicago, cuando llegamos ya eran las doce de la noche, y tenia un mucho sueño.

 

Fuimos directo a mi departamento, y al llegar todo estaba como si nada, seguro Gina no ha llegado, pensé, pero entonces Kimberly grito y yo corrí a el corredor para ver que le había pasado y me encontré con una escena que me mato de la risa.

Ahí estaba Kim asustada como si hubiera visto a un muerto, y a mi amiga Gina con una pijama súper larga, unas pantuflas blancas y todo su cabellos recogido con rulos, y una mascara para dormir, a mi parecer era crema de color blanco, se parecía a doña florinda pero fantasmagórica, ahora lo que me hiso reír de la situación era que llevaba una escoba

-¡locas me mataron de un susto¡-nos dijo Gina y eso me hiso reír aun mas fuerte, ella se había asustado de nosotras, Kimberly se empezó a reír también, es que ver a Gina en esas fachas era genial, yo me pare y corrí a mi cuarto saque la cámara y le tome unas tres fotos

-¡dame eso Ximena!-empezó a gritarme, pero que va yo la hice perseguirme por toda la casa

-¡dame bells!-me dijo Kim y ahora ella era perseguida por gus, es decir Gina solo que yo le digo así

-no nada, no te la doy-le dijo Kim y en eso Gina salto sobre ella, y se la quito, kimy se molesto, pero la pelea no paso a mayores

-¿Quién te dejo entrar?-le pregunte mientras la abrasaba

-pues el portero, recuerdas que el ya me conocía-me dijo con una sonrisa y luego abraso a kimy

-¿Cómo estas flaca?-le pregunto

-genial, a pesar de que tu me acabas de caer encima-le dijo Kim a gus, pero no se dijeron nada mas, ellas precisamente no son unas personas con la mejor relación, si se hablan creo que es, porque fueron compañeras de colegio por mucho tiempo, y porque tienen a su mejor amiga en común y pues esa soy yo, y si no fuera por eso, creo que ellas no se hablarían, ni se mirarían, que se yo.

-ummm debo cargar mi celular-dije mientras me dirigía a buscar mi maleta, Kimberly estaba frente a la computadora de la sala, y Gina se había lanzado en el mueble y me veía.

La encontré pero entonces note como por mi rostro pasaba una completa y total emoción de ¡horror!, ahí no estaba mi teléfono, no estaba mis cosas, eso no era mío, la vi por fuera, y era parecida a mi maleta, y entonces lo comprendí todo

-ah!!!!! Confundí mi maleta con la de tom, no, no, no-empecé a decir fui a el mueble y me tape la cara con las manos

-Xime tranquila, no puede ser tan grave-me decía Gina, alce la mirada y kimy es tan curiosa que empezó a ver dentro de la maleta, saco el celular de Bill, unos libros, delineador y esmalte negro, y un libro que era diferente a los demás, era de satén rojo y había dos letras en la portada BK, me acerque a ver al igual que Gina

Vi que los otros libros eran escritos por mi, es decir que

o no, no, no, no-me volví a repetir mentalmente

-esta no es la maleta de tom, es de Bill-dije con la voz temblándome

-lo notaste por el delineador-me dijo Kim con una sonrisa burlona

-ah soy una torpe descuidada, como me pude confundir, es que nuestras maletas eran tan similares-empecé a decir y sentía que me iba desesperando cada vez mas y mas.

-¿Por qué te pones así?, digo Bill es tu novio o ¿no?, el va a entender que fue una confusión-me dijo Kimberly tan tranquila como siempre

-¿Qué? Como Bill es tu novio, ¿ese era el súper híper regalo?-empezó a preguntar Gina -¡vaya! Te pasaste Kim ¿Por qué no me llevaste?, así conocía al papacito de tom

 

Kim no le dijo nada solo le sonrió, yo no podía pensar en ellas ni en nadie, yo seguía mal, y entonces me di cuenta de que Kimberly me había empezado a mover y a jalar el brazo

-bells a donde te fuiste, no te preocupes, Bill va a entender-me dijo

-no, es que tu no entiendes, ahí iba mi celular, como se va a comunicar el editor conmigo, y la laptop, ¡oh no! Mi laptop-en ese momento si empecé a sufrir por mis cosas

-¿Qué hay de importante en la laptop?-pregunto Gina

-que hay están los 5 capítulos que avanzo bells en el viaje, ahora si te entiendo-kimy le contesto, mientras se sentaba en el piso y cruzaba las piernas

-¿Qué otra cosa dejaste en la maleta?-me preguntó Gina

-nada mas, solo el celular, la laptop y unas pantaletas-dije sin darle importancia mis prendas, lo que mas me importaba y necesitaba era mi laptop

-ummm y tom lleva la maleta, es decir tu maleta-me pregunto Kimberly y ya veía venir lo que me iba a decir

-pues si es lo mas lógico, el le cargaba el bolso a Bill-le confirme

-ya veo, me pregunto que va a hacer tom, cuando en ves de ver las cosas de su hermano se encuentro con tus calzones-me dijo Kimberly y luego se rio, Gina me miro con una sonrisa

-conociéndolo, se va a poner a bailar con tus tangas-dijo Kim y se rio mas fuerte

-¿Cómo si fueran trofeos?-le pregunto Gina, moviendo la cabeza de un lado a otro y con una discreta sonrisa

-ah que haga lo que quiera con mis tangas, me da igual, yo lo que quiero es mi laptop-grite ya bastante desesperada

-tranquila, mañana puedo intentar llamarle antes de irme a los Ángeles-me dijo Kim y eso me calmo bastante, pero de todos modos estaba ansiosa, quería mi laptop de vuelta y ¡ya!

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Me gusta recibir su apoyo, de verdad gracias x los comentarios

este capi va dedicado a mi bf kimy, ummmm toy medio triste

porque ultimamente ya no tamos juntas como antes, y tengo mucho que contarte

pero sabes que, sea como sea, asi yo este en la china, o en otra galaxia, y las cosas cambien

hay algo que si nunca se va a alterar y es mi cariño x ti, te kelo amiwa

muxo, muxo

PD: Les actualizo pronto, claro de haber comentarios, siiiiiiiii

El enojo que sentía por haber perdido mis cosas, paso a ser preocupación, y ya bien entrada la noche nos fuimos a dormir, en mi apartamento había solo dos cuartos, así que en mi cuarto deje a Gina, en el otro deje a Kimberly, y yo les dije que por mi bien iba a dormir en el sofá de la sala

-¿estas segura de que vas poder dormir ahí?-me pregunto Gina mientras bostezaba

-claro, además creo que ahí voy a estar mas cómoda, después de todo si duermo contigo-dije mientras señalaba a Gina-seguro me botas de la cama, y si me quedo contigo-dije mientras señalaba a kimy-seguro tu me pateas, o yo te boto de la cama, así que mejor yo me quedo aquí

Dicho esto ambas se metieron en los cuarto, yo por mi parte Salí a la terraza, he hice algo que usualmente no hacia, es decir empecé a fumar, era una fría noche en chicago y además calmada, normalmente el ruido de la ciudad era algo que no paraba, pero esta noche era diferente, no podía dejar de pensar en Bill, en mis cosas, y tampoco podía dejar de pensar en todo las extrañas experiencias que había vivido en Madrid.

 

No se cuanto tiempo estuve ahí, solo recuerdo haber entrado, me senté en el sillón, y luego me desperté, no supe en que momento me había quedado dormida, la estancia estaba llena con la luz de un nuevo día, y yo sentí el cuerpo adolorido por haber dormido en una mala postura, me puse de pie, y me iba a dirigir a la cocina, y no se bien como paso pero me tropecé, estaba distraída y algo se había interpuesto en mi camino, me empecé a sobar las rodillas

-¡Xime! ¿Qué te paso?-me pregunto Gina mientras se acercaba a ayudarme, Kimberly se empezó a reír, al verme en el suelo

-bells tu no cambias-me dijo

-si, tu tampoco cambias Kim-le dije y ella me sonrió

-jajaja así me quieres-me dijo y luego se dirigió al baño

-y ¿con que te tropezaste?-me pregunto Gina mientras se sentaba en el sofá, yo me gire para ver que de las tantas cosas que andaban en el piso, de mi desordenada casa, era la culpable de mi caída, y entonces lo vi, era un libro, lo recogí

Era suave a el tacto, y parecía antiguo, pero que podía saber yo, además de que tenia una cerradura sencilla, no era de llave, sino parecida a la de los zapatos escolares, es decir evilla, y en la portada rodeado de detallen en dorado, había dos letras BK.

-¿Qué es eso?-me pregunto gus, mientras se paraba a mi lado y comenzaba a ver al pequeño libro que yo tenía entre mis manos

-no se que sea con exactitud, pero estaba entre las cosas de Bill ¿te acuerdas?-le pregunto

-si, ya me acuerdo, estaba entre el montón de libros de la maleta, aunque este es mas bonito, y creo que debe de ser muy valioso para Bill-me dijo mi amiga mientras empezaba a caminar a la cocina

-si lo mismo estaba pensando yo-dije me volví a sentar en el piso, y sin poder soportar la curiosidad, empecé a abrir la evilla del pequeño libro rojo, y ya cuando pude abrirlo por completo, descubrí que las paginas estaban llenas, eran de un color amarillento, como hojas antiguas o muy viejas, como el papel periódico, pero el de este diario era mas resistente, en cada hoja se había escrito algo, en una delicada y un poco difícil de entender letra, lo que mas me sorprendió es que estaba escrito en ingles, había fechas, y entonces lo supe, eso era un diario, y una mirada a la firma que había en cada hoja, me ayudo a confirmar mis mas terribles sospechas

-no puedo creerlo, este es un diario-dije mientras me ponía de pie en un movimiento bastante brusco

-es un diario ¿y que tiene de especial?-me pregunto Kimberly mientras se colocaba a mi lado

-tiene de especial que este es el diario de Bill Kaulitz-le dije para ver si así me entendía

-¡que! Dámelo, tengo que leer-dijo mientras me arrebataba el libro de las manos

-no flaca dame, eso no es nuestro, yo no puedo leer eso-le dije mientras estiraba la mano para que me lo devolviera, pero ella empezó hacer pucheros, en eso Gina paso por su lado y en un solo movimiento, se lo arranco de las manos, y me lo dio

-si ella que es la novia dice que no hay que leerlo, pues es porque no hay que leerlo-dijo gus mientras se paraba recta y ponía las manos en las caderas

-¡ah! Gina eres una aburrida-dijo Kim mientras se cruzaba de brazos como una pequeña malcriada

 

-si pues tú eres una aprovechada ¿te gustaría que alguien leyera tu diario?-pregunto Gina a kimy

-ya entendí el punto déjalo así, bells cuando llega Gina te haces aburrida-me dijo la flaca mientras se lanzaba en el mueble y encendía el televisor

-aunque no estuviera gus, no te hubiera permitido leer este diario-le dije y luego me fui para la cocina, y en el camino recordé algo

-¡Ah por cierto!, háganme el favor de dejar de decir que Bill es mi novio-les pedí

-pero eso son-dijo Kim

-no, se equivocan, si es cierto que no somos amigos, tampoco puedo decir que el sea mi novio, nosotros no hemos hecho oficial nada-les dije y Gina me vio con cara de acaso estas loca, pero yo no le preste atención, preparamos el desayuno, Gina hiso el café, y yo a Kim le hice un chocolate caliente.

Empezamos a comer de lo mas tranquilo, en eso el teléfono celular de Bill empezó a sonar, yo me preocupe, no sabia si contestar o no

-¿Qué hago?-lance la pregunta al aire

-no seas miedosa y contesta-me dijo Kimberly, pero yo no me moví, así que ella se puso de pie, y contesto el teléfono, como si nada

-¡hallo!-vi como en su rostro aparecía una sonrisa

-si, ella todavía esta conmigo, ya te la paso-dijo mi amiga y luego me extendió el celular con una sonrisa, yo lo acepte a regañadientes

-¡diga!

-bella, que bien que te encuentro, tu tienes la maleta ¿verdad?-me pregunto tom

-si, no se como pudimos confundirnos, fue una torpeza de mi parte-le dije sintiéndome de verdad acongojada

-no fue tu culpa solamente, yo también fui un completo descuidado, y por la prisa, no vi bien y me lleve tu bolso-me dijo el se escuchaba aun mas preocupado que yo

-cuando crees que me puedas devolver mis cosas necesito mi laptop-le pedí, y espere que su respuesta fuera positiva

-lo mas pronto posible, no se como podríamos hacer, yo también necesito la maleta -me dijo y confirme que de verdad estaba preocupado

-¿acaso Bill se molesto contigo?-le pregunte, sintiéndome peor

-no el aun no me pide sus cosas, pero ya muy pronto lo va a hacer, necesito el bolso ¡ya!-volvió a decir

-pero porque la prisa y tu preocupación, digo en el bolso no hay nada de excesivo valor, a menos que necesites el celular-le dije ya que tom parecía mas preocupado que yo, y la verdad yo no estaba tan desesperada como el.

-¿no se si habrás visto un libro en satén rojo?-me pregunto tom

-si, si lo he visto, estaba entre los otros libros-le dije

-ese libro es el diario personal de Bill, y mi hermano no vive sin ese libro, el dice que eso siempre tiene que estar bien cuidado, y es por eso que me lo da a mi, porque el dice que si hay algo que yo no soy es curioso-me dijo

-entonces ¿ese diario es muy importante?-le pregunte, sintiendo la mirada de mis amigas sobre mi

-importante es poco, estoy seguro de que Bill me mata, si se entera de que ese libro ya no esta en mis manos-me dijo y yo me sentí mal por el

-entonces ¿Qué hacemos?-le pregunte

-no hay nadie, que pudiera venir a dejarme mi maleta y llevarte la tuya-me pregunto

-no tom lo siento, crees que pudiera enviártelo por correo-le prepuse y casi me quedo sorda por el gran y rotundo ¡no! Que me grito

-¿Por qué no?

-que hago si ese diario se pierde, no es demasiado arriesgado, mejor que siga en tus manos, por lo menos se donde esta-me dijo

 

-y si en mi cumpleaños lo recoges, digo, después de todo solo falta una semana-le propuse y el se quedo callado por un momento hasta que me dijo

-de acuerdo, creo que podre alargar las cosas por una semana, es decir tres días vamos a estar trabajando con los chicos en nuevas canciones, y creo que el no va a pensar en su diario, y luego vamos a tu fiesta-dijo ya sintiéndose mas tranquilo

-ya ves, yo voy a recuperar pronto mi laptop, y tu el diario de tu hermano, todo va a estar bien-le dije y el suspiro pesadamente

-algo mas si no es mucha molestia-me dijo y no espero respuesta-que Bill jamás se entere que ese diario estuvo en tus manos, ¿si?

-no hay problema, va a ser nuestro secreto-le dije y el se rio, aunque su risa se escuchaba temblorosa, como si estuviera nervioso-entonces adiós-me dijo, yo le susurre un leve adiós, y ambos colgamos, volví a la mesa

-bien, a juzgar por lo que escuche de la conversación, creo que Bill esta enamorado de su diario-dijo Kim a modo de burla

-o
.esconde demasiados secretos-dijo Gina y me miro inquisitivamente, yo asentí, eso era lo que yo pensaba

-como sea-dijo Kimberly, termino de comer y se empezó a preparar para irse, ya había llamado a un taxi, y aparte había contratado a un guarda espaldas, que la iba a acompañar de hoy en adelante, según me dijo se llamaba Carl Wilson

-¿vas a estar en mi fiesta?-le pregunte antes de que ella se fuera, y ella no me contesto

-¡Kim! ¿Vas a venir verdad?-le volví a preguntar

-no lo se, voy a hacer todo lo posible, pero si no puedo quiero que sepas, que te deseo lo mejor, ok-me dijo y yo le sonreí, la abrase y luego se fue acompañada de Carl, que debo comentar que estaba muy guapo, cabello rubio, piel bronceada, vestido en traje negro y gafas oscuras, musculoso, muy guapo, pensé.

Entre a mi departamento de nuevo, Gina ya estaba vestida y estaba en la terraza

-¿Cuánto tiempo vas a estar aquí?-le pregunte mientras miraba el paisaje

-¿Qué, apenas llego y ya me estas botando?-me dijo con una expresión de ofendida

-¡no, como crees!, pero para saber cuanto tiempo voy a disfrutar de la compañía de mi amiga preciosa-le dije en tono dulce, ella se rio

-dos semanas exactas, es todo lo que conseguí en el hospital-me dijo y yo le sonreí, esa era una Azaña para una doctora, tan prominente como mi amiga, ella era muy solicitada en nuestro país

-¿Jenny va a venir?-me pregunto después de un rato

-no lo se, ella me dijo que iba a hacer todo lo posible-le conteste y desee, que si pudiera venir, Jenny era una amiga muy querida por mi, ella y Gina eran doctoras, y pues ese trabajo es bien difícil, ahora que lo pienso kimy y yo, deberíamos ser como ellas, pero ambas nos dimos cuenta de que nuestras vocaciones eran otras.

-Ximena, te he querido preguntar algo desde anoche, pero como estaba Kim no lo hice, porque como tu sabes nosotras nos entendemos mejor cuando estamos las dos solas

-si, dime

-Xime como es eso de que tu tienes algo con Bill, digo cuando te molestaba cuantas veces no me gritabas, que lo admirabas pero que no te gustaba que ya no te atraía

-que quede claro el y yo no tenemos nada-le dije tratando de evadir el tema

-si eso te lo he oído decir desde que llegue, no lo repitas mas

 

-además el es muy extraño-le dije y luego le conté, todo lo que había pasado en Madrid, viendo la cara de horror cuando le conté la borrachera que me pegue por Bill, viendo la ira, cuando le dije lo del "tatuaje", ella en verdad era diferente a mi kimy, ella si se altero un poco, puesto que ella no estaba de acuerdo con nada de esas cosas, la verdad yo creí que exageraba, y luego su desconcierto

-y todo eso paso en menos de tres días-me dijo con incredulidad

-pues si

..pero sabes que, quiero verlo

-no me sorprende tu a el en verdad lo quieres

-no me gusta ser tan débil

es que

-no debes temerle a estar enamorada-me soltó y yo la mire con rabia al verme en evidencia, ella en cambio se rio

-¿ya enviaste las invitaciones?-me pregunto mi amiga, cambiando de esa manera de tema radicalmente

-si, ya todo eso esta listo-le dije

-y ¿Dónde va a ser la fiesta?-me peguntó gus mientras se sentaba en el piso

-va a ser en el salón de este hotel, si quieres puede ir a verlo-le dije y ella me sonrió

-claro que lo voy a ver, y a verificar que todo este perfecto, estoy segura de que le dejaste el trabajo a alguna organizadora-me dijo ella con una sonrisa

-¡claro!

-lo sabia, no Ximena eso no esta bien, yo me voy a encargar de todo-dijo y entonces salió de la habitación, algunas veces Gina se comportaba como una sobre protectora mamá, pero no me importaba, al contrario era bueno sentirse cuidado por alguien, estando tan lejos de casa.

Encendí el televisor, buscaba olvidar los problemas, pero entonces lo vi, sobre la mesa del centro de la sala, ahí estaba el diario, en satén rojo, lucia tan delicado, empecé a sentir la horrible tentación de leerlo, pero no podía, no quería, me concentre el la pantalla del televisor.

Entonces unas ideas empezaron a llevar mi mente, cosas como que era mi derecho leer ese diario, saber que era lo que ocultaba Bill, que debía aprovechar mientras estuviera en mis manos, yo jamás había sido entrometida, pero esas ideas llenaron mi mente y la nublaron por completo, mi brazo se empezó a mover casi de forma automática, lo tome entre mis manos, sentí la suavidad de la portada, recorrí con mi dedo índice, las doradas letras BK, Bill Kaulitz, y lo abrí.

Recorrí de forma apresurada las letras y sentí que mi cabeza me empezaba a latir del dolor, jamás creí que Bill escribiera eso, es decir, no puede ser, eso estaba mal, no debía ser, pero era, pase a la siguiente pagina y lo que ahí decía me asusto aun mas
..eso parecía una especia de historia de terror, algo escrito por mi, pero no por el, cerré el diario de un golpe y lo lance, lo mas lejos que pude, me había asustado, aun no me cuadraba, no creía, no entendía lo que había leído

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

OKIS

ahi les dejo este nuevo capi

espero que lo disfruten siiiiiiiii

y bueno actualizo prontito, siempre y cuando hayan comentarios

se me cuidan

chaus!!!!!

Las voces del televisor se habían vuelto lejanas, como en la fiesta cuando estaba tomando, pero esta vez era diferente principalmente porque yo sabia que todo era verdad, que yo no estaba soñando y que estaba en mis plenas facultades y es por eso que necesitaba entender lo que había leído, principalmente debía volver a leer el diario, ya no me sentí a apabullada por las ideas que en primera me hicieron abrir ese diario, en este momento era yo la que necesitaba saber que no me había vuelto loca, y que lo que había leído no era una mentira, o ¿lo entendí mal?, no lo se.

 

Me levante del sofá y fui hacia el otro lado de la sala, estire mi mano para recoger el diario, y dude al hacerlo, empecé a ver ese pequeño y hermoso cuaderno como algo terrible y amenazante, solo por lo que su dueño en el había escrito, volví a el mueble y me acomode, respire profundo y empecé a leer la primera pagina del diario

GuadalajaraMéxico

oct.2008

Te encontré sin saber bien como habías llegado a mi, pero eso no importa porque ahora me eres útil, te voy a contar todo lo que paso la noche anterior, no he sido el tipo de persona que escribe lo que piensas en un trozo de papel, pero esto necesito contarlo, porque simplemente no es al go que me pueda guardar, así que aquí empieza todo:

Íbamos saliendo de la entrega de los premios Mtv., anoche arrasamos, la gente nos ovacionaba, pero ya era tarde por lo que yo y mi banda nos dirigimos directo a la limosina

Todos nos quedamos concentrados en nuestras cosas, tom encendió la laptop y estaba chateando con una amiga de Alemania, Georg, miraba por la ventana, y yo solo cerré los ojos, intentando sentirme tranquilo, por alguna razón me empecé a impacientar, deseaba llegar al hotel

Después de unos minutos mas, el auto se estaciono y Salí corriendo, ni siquiera espere que me abrieran la puerta, corrí a el lobby, y entonces la vi, estaba sentada pero al verme se puso de pie, era una mujer en todo el sentido de la palabra, cabello rubio y perfectamente arreglado, usaba un vestido demasiado ceñido al cuerpo, sus ojos eran negros como la noche, sentía que poco a poco me quedaba atrapado en esos ojos, al ver mi reacción por su bello rostro se extendió una risa que mostraba suficiencia y seducción, quise ir con ella, deseaba tomarla y hacerla mía

Después de eso llego tom, intente contarle todo lo que había pasado es decir mi experiencia, con esa hermosa rubia, mi hermano se comporto como un tarado en cierta forma, David nos pidió que nos retiráramos a nuestras habitaciones, yo no quería pero bueno
..

Al final resignado me dirigí a mi habitación, me encerré, no tenia ganas ni de ver a tom, yo estaba seguro de lo que había visto, y aquella mujer no era un sueño ni mucho menos, me di un baño, y me puse unos bóxers, me vi en el espejo y note que estaba delgado

-debo comer un poco mas-me dije a mi mismo y luego me metí en la cama, y de un momento a otro me quede dormido

-despierta, despierta-me decía una suave y seductora voz, al abrir los ojos vi a la misma mujer, la cual estaba sentada sobre mi, me beso y su beso desbordaba sensualidad y deseo, mientras sus manos empezaron a recorrer mi pecho, fue bajando muy suavemente hasta tocar mi miembro con sus manos, gemí de placer y ella lo aprovecho para introducir su lengua dentro de mi boca, ambos empezamos una lucha, llena de lujuria, ella empezó a masajear muy suavemente mi miembro, y yo correspondía a sus caricias, sobando y apretando sus pechos, de un momento a otro dejo mis labios y me vio fijamente, luego bajo lentamente a mi cuello y susurro

 

-de hoy en adelante tu eres mío, hasta que yo diga lo contrario, entiendes

-si

..-le conteste sin pensarlo, estaba bajo su poder, ella había logrado dominarme, no se quien es, pero me gusta saber que ella me consideraba suyo.

Entonces sentí un fuerte dolor en el cuello, algo rasgando la piel de mi garganta, y además de ser doloroso, fue placentero me deje llevar, era no se como explicarlo, una mezcla de lujuria, deseo, deseaba que siguiera y que no parara, cerré los ojos y me deje llevar


Poco a poco mi respiración recupero su ritmo normal, y entonces supe, que ella se había alejado, abrí los ojos y ella estaba sentada en el filo de mi cama

-eres obediente y eso me gusta-me dijo en una voz tan suave y dulce

-¿quien eres?-le pregunte y ella soltó una risa que sonaba como replique de las campanas de una catedral

-¿importa, quien soy?-me respondió con otra pregunta, y me miro con sus negros ojos, y yo sentí que me perdía en ellos

-no, no importa

-¡perfecto! Bill tu eres mío, hasta que yo diga lo contrario, ¿de acuerdo?-me pregunto mientras levantaba mi barbilla y colocaba nuestros rostros a solo milímetros de distancia

-yo soy tuyo-le confirme, y ella sonrió, aunque creí ver un dejo de maldad en sus ojos, pero me quite esa idea de inmediato, ella no podía ser mala y después de eso perdí conciencia de todo lo que me rodeaba, y hoy me levante asustado pensando que todo lo que había pasado no era mas que un simple sueño, pero al verme al espejo supe que todo había pasado en verdad, estoy mas pálido que nunca y en mi cuello, dos pequeños agujeros, de un color morado por la sangre seca, volví a la cama y entonces te vi, este diario que encontré, forrado en satén rojo y con dos letras grabadas en la pasta BK, lo abrí y me encontré con una nota, "que esto te ayude, porque de hoy en adelante creo que vas a tener mucho para escribir"

Y ahora hay un millón de preguntas en mi cabeza, ¿quien es esa mujer?, ¿que quiere de mi?, ¿porque me dejo este diario?, ¿que pretende hacerme?, eran muchas preguntas, pero sabes que no me importa, y tampoco me preocupa yo solo ansió volverla a ver, porque como ella dijo, yo soy suyo, así que tiene que volver por mi
..

Bill Kaulitz

Después de que termine de leer este primer capitulo del diario me di cuenta de que no me había equivocado, que todo era verdad, pero esa mujer ¿Quién era?, yo siempre estuve pendiente de alguna novia, Kimberly y yo como fanes siempre estábamos leyendo sobre ellos, entonces como es que jamás nadie hablo de ella, si bien había una modelo que se decía ere su novia, pero jamás fue confirmado y bueno por lo menos nadie corresponde con las características físicas, que el aquí describía

Además de que la actitud de esa mujer era como

no, yo no podía creer eso, no podía ser lo que estaba pensando.

-¿Qué haces?-me pregunto gus, yo la mire confundida al no saber a que se refería, ella lanzo una significativa mirada a el diario

Yo baje la vista y vi que estaba apretando el cuaderno contra mi pecho, recién en ese instante note el dolor por la presión que estaba ejerciendo, al intentar dejar el libro sobre la mesa, vi que mis nudillos estaban blancos, y mis palmas rojas, seguramente por la fuerza me clave las uñas, pensé

 

-Ximena, ¿no habrás leído el diario?-me pregunto mientras se iba acercando, y entonces me di cuenta de que este era el tipo de cosas que no se pueden contar, ni a tus mejores amigas, yo siempre he sido una caja de sorpresas para kimy, porque ella no sabe mis peores secretos, y si bien Gina me conoce mas, este era el tipo de cosas que no se pueden decir, así que decidí mentir

-no como crees, solo estaba

..pensando en

.Bill-le dije lo primero que se me ocurrió

-ok

Ximena quien no te conozca que te compre, ya no leíste el diario, pero de todos modos algo me ocultas, así que suéltalo

-no gusy, no pasa nada, estate tranquila, ¿si?

-vamos a ver cuanto tiempo duras antes de decirme, pero ahora vamos a algo que se, que te va a encantar, ¿a que no sabes quien acaba de llegar?

-no, no se quien acaba de llegar-respondí y entonces vi que empujaban la puerta y que entraban de golpe

-¡yo pelada! La que esperaban con ansia-me grito mi amiga y yo no dude y fui a abrasarla, hace ya algunos meses que no la veía

-Jenny, loca que bien que pudiste venir-le dije mientras entrabamos en el departamento, gus fue con nosotras

-¿Cuándo llegaste?-le pregunto Gina

-ummm hace como media hora, me vine directo para acá

-¿Cuánto tiempo vas a estar?-le pregunte con una gran sonrisa

-una semana nada mas, si me da tiempo para molestarte bastante, y tu Gina como has estado-le dijo a gus mientras le daba un fuerte golpe en el brazo

-augh! Tú no cambias, sigues igual de grosera

-¡ya cálmate! Y ¿cuando empieza la fiesta? - me pregunto mientras se paraba sobre el mueble

-Jen
.bájate que vas a manchar el sofá-le dije

-ah
.disculpa-me dijo mientras hacia un gesto con la cara, Gina torció los ojos, y yo me reí, y las abrase a las dos

-¿Dónde vas a dormir?-le pregunte

-ya estoy hospedada en una de las habitaciones del hotel, es en el piso de arriba-me conto mientras se sentaba en el mueble

-Gina ¿viste lo de la fiesta?-le pregunte al recordar que ella había ido a organizarlo todo

-si y no te imaginas eso esta increíble, quien se pierda esta fiesta se va a arrepentir para siempre-me dijo con toda la emoción que ella era capaz de expresar.

-menos mal que vine, esto si no me lo perdía-dijo Jenny-ummm ahora creo que lo mejor será irme a descansar a mi habitación, mas tarde vengo, y hablamos, ok, cuídense chicas-dijo y salió muy animada de la habitación, no paso ni un ratito y Jenny asomo la cabeza por la puerta

-ah por cierto se me olvidaba decirte que va a venir Sorem (soam), no te molesta ¿verdad?

-no claro que no, hace mucho que no lo veía, ahora ve a descansar y cuando vuelvas me cuentas si ya te decidiste a casarte con el pobre de Sorem-le comente y ella se rio tímidamente y ahí si se fue

-y ¿Quién es ese tal so
.so
..como sea, quien es?

-Sorem-le corregí- y el es nada mas que el eterno enamorado de Jenny

-ah ya veo, ah mejor es que me vaya a seguir organizándolo todo, y ni creas que se me ha olvidado lo de tu actitud, yo se que algo me ocultas-dicho eso ella salió de la habitación

Me volví a quedar sola, y volvió la incomodidad y la pena que había sentido, cerré la puerta con seguro para no volver a ser sorprendida, y me propuse a seguir leyendo, vamos a ver que más dice aquí
.

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Ummmm espero que el capi les guste

se que no tuvo del todo bueno.............pero ya van a ver que esto

va a ir mejorando

okis

chikuelas actualizo pronto, siempre y cuando

hayan comentario

siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

xoxoxoxoxoxoxoxoxoxo

Los Ángeles-estados unidos

20 /oct. /2008

Ha pasado una semana desde mi primer encuentro con Katherine, desde ese entonces ella ha venido a buscarme y no importa donde yo este, porque ella se las arregla para hallarme, todas las noches me acompaña y nos quedamos juntos, es la mujer mas hermosa que hasta este momento me haya encontrado, el día de ayer me dijo que hoy iba a venir a verme un poco mas temprano per

En este momento deje de escribir por culpa de tom, el muy tarado me quito el diario, y me obligo a seguirlo por todo el cuarto, el muy estúpido me dijo que ahora si me había vuelto un completo tarado, pues para el es algo idiota escribir un diario, pero ahora yo pienso lo contrario, ahora que tengo algo que no le puedo contar a el, y la verdad jamás hasta este momento había descubierto que es estar lleno de secretos
..

Bill Kaulitz

Me quede pensando en lo que hasta ahora había leído, y lo entendí, es en verdad doloroso, guardar tu vida y llenarte de secretos, y sobre todo comprobé que Bill no era en esos momentos precisamente la persona mas feliz.

Los Ángeles-estados unidos

30/oct./2008

Me gustaría poder poner la hora pero en realidad, no se que hora es, supongo que bien entrada la madrugada, no había podido escribir, porque simplemente no me daba la mente ni el cuerpo, el agotamiento físico cada vez se hace mas fuerte, desde que Katherine empezó a

.hacer aquel extraño ritual.

Estuve leyendo y me di cuenta de que yo había escrito que el 20 ella iba a llegar mas temprano y así fue, me sedujo como siempre lo hacia y es que no me imagino amando mas a alguien como la ama a ella, Katherine es el ser perfecto, pero admito que me esta haciendo daño, hace ya una semana, que es lo mismo, la primera vez me pregunto si quería sentir algo delicioso, no espero mi respuesta y se acerco a mi cuello, como siempre me deje llevar ya que esa era una de las sensaciones mas excitantes que jamás había sentido, luego se retiro, un poco y me beso apasionadamente, de la forma en la que siempre lo hacia

-te voy a recompensar, por lo que me has dado-me dijo y luego vi con horror como con una navaja se abría la mano, su brazo se lleno de sangre, y me la ofreció, me sorprendí al darme cuenta de que no la rechace y muy al contrario bebí todo lo que quise y con gran placer, desde entonces ya no como nada, no me apetece comer como antes lo hacía, solo tengo deseo de una cosa, y es de ella y de su sangre.

Pero eso me esta haciendo daño, cada vez estoy mas débil y pálido, he adelgazado aun mas, me hace daño, pero la quiero demasiado como para alejarla de mi, la quiero demasiado como para evitar que ella haga conmigo lo que desee.

Lo he pensado mucho y he decidido, que le voy a confesar abiertamente todo lo que siento por ella, le voy a decir que la amo, y que quiero estar con ella por siempre, espero que me acepte, Dios la quiero mucho

 

Vuelvo a escribir pronto

Bill Kaulitz

Lo que acababa de leer era algo que realmente no me esperaba, y una sola pregunta lleno mi mente ¿Qué paso?, es decir ¿Qué paso si Bill amaba tanto a Katherine, donde estaba ella?, era en verdad doloroso para mi haber leído las palabras con las que Bill se expresaba de esa Katherine, es decir había amor en cada palabra, en cada una de las letras, como es que Bill entonces se atrevió a acercarse a mi, si el estaba o esta enamorado de esa mujer, acaso se esta burlando de mi?, no lo se, hasta ahora lo único de lo que estoy segura es de que esa Katherine, no era precisamente normal, y que ahora Bill tampoco lo es, hay una palabra para describirlos, pero no me atrevo a decirla, aunque desde que empecé a leer el diario, esa palabra a permanecido en mi mente, y no me la puedo sacar, ¿Qué debo hacer?

Me disponía a seguir leyendo cuando empezaron a golpear la puerta

-Ximena, ábreme, ¿Por qué te encerraste?-oía que me llamaba Gina, no le respondí y me limite en dejar el cuaderno rojo, sobre la mesa, y le abrí la puerta

-Xime, ¿Por qué te encerraste?-me volvió a preguntar y me miro inquisitivamente

-solo quería estar sola
..-le dije y note que la voz se me quebró, empecé a sentir que el pecho me pesaba, me dolía, empecé a sentir un terrible ardor en el cuellos, los ojos se me llenaron de lagrimas, y no sabia porque, algo me incomodaba, me dolía, y en esos momentos solo un nombre acudió a mi mente, Bill.

No lo dude dos veces y no me intereso nada, busque su celular, y del mismo llame a tom, lo hice como dos veces, y Gina no dejaba de verme con preocupación, pero eso era algo que casi no notaba, yo estaba mas preocupada, por hablar con Bill.

Al quinto intento tom me contesto

-¡hallo!

-tom, escucha necesito hablar con Bill, ¿me lo puedes pasar?-le pedí mientras sentía que el dolor se me iba haciendo mas grande, me hincaba me incomodaba, me dolía, y las lagrimas no me dejaban de salir, sentí como se me empezaba a formar un nudo en la garganta, de esos que te impiden respirar.

-bells, no se donde este Bill, justo ahora lo estamos esperando, para un ensayo, pera ya esta llegando tarde

-y no tienes un numero, algo, necesito hablar con el-le pedí entre sollozos

-no, recuerda que tu tienes su celular, tenemos suerte de que aun no nos lo haya pedido, pero bella ¿Qué te pasa?, ¿estas llorando?

Ni siquiera intente contestarle, cerré el teléfono completamente decepcionada, de no haber podido escucharlo, pero ¿Qué me pasaba?, ¿Por qué sentía esta angustia?

-Xime, tranquilízate, ya deja de llorar, ¿Qué te ocurre?-me preguntaba Gina mientras se acercaba, lucia angustiada.

-no se
.-le dije mientras caía de rodillas por culpa del horrible dolor, la marca de mi cuello me quemaba, como si me estuvieran poniendo un fierro ardiendo y entonces me puse histérica, empecé a llorar como jamás lo había hecho, por dos razones, el dolor

el miedo de que algo le pasara a el, y la desesperación de no saber donde esta, mis gritos asustaron a Gina

-¡oh por dios¡ voy a buscar un calmante, Ximena deja de llorar-me grito y corrió hacia mi cuarto

Mientras ella no estaba mi llanto se intensifico, pero solo fue por un ultimo momento, porque entonces la pena, se fue haciendo mas pequeña, la incomodidad desapareció, el miedo fue sustituido por tranquilidad, y todo lo que hasta ese momento había sido nebulosos y horrible como una pesadilla iba desapareciendo, me confundí porque todo había sido tan rápido, el mundo se me empezó a parecer b0rroso, y después solo sentí mi mejilla chocando contra el linóleo, frio y duro y el crujido como de algo rompiéndose.

 

Una voz se escuchaba de fondo parecía preocupada, pero yo estaba repentinamente cansada, así que cerré los ojos, y luego todo se volvió oscuro.

Poco a poco recupere la conciencia, abrí los ojos lentamente acoplando mi visión a la luz fluorescente de la habitación, me vi y estaba totalmente tapada, y después un dolor agudo y punzante, dirigí mi mirada a el dolor, y entonces note que mi brazo estaba vendado ¿Por qué?, intente levantarlo, pero los puntos estirándose me causaron una molestia aguda.

Unas voces se empezaron a oír, parecía que hablaban por teléfono

-si, no te preocupes te digo que esta bien, pero igual estoy preocupada-oía que decía Gina

-bueno la verdad es que estoy asustada, y es que yo la había visto llorar, pero no sabes Kim, estaba histérica

-no, no se porque estaba llorando-le respondió gus a mi kimy

En eso abrieron la puerta de mi cuarto y era Jenny, me sonrió amablemente, se acerco y se sentó a mi lado, su mirada era un poco extraña, pero si había algo que si podía notar es que también estaba preocupada, pero no me dijo nada.

-si, no quiero estar sola, por favor vente-oía que Gina pedía

-si, aquí también esta Jenny, pero de todos modos, creo que mientras mas estemos para cuidarla será mejor-volvió a hablar, y se escucho un largo silencio

-cuando despierte se lo voy a decir, yo también creo que lo mejor va a ser cancelar la fiesta-dijo y entonces supe que las cosas estaban verdaderamente mal, Gina estaba de verdad angustiada, para llegar al punto de llamar a Kimberly por sus propios medios, entonces yo de verdad me había visto mal.

-bueno entonces te esperamos, bye-fue lo ultimo que se escucho, después entro en la habitación

-al fin despertaste-me dijo con una gran sonrisa, se acerco a la cama

-¿Qué me paso?-les pregunte al darme cuenta de que ni yo misma lo sabía bien

-según el medico tuviste un colapso nervioso, aunque no sabemos ¿Por qué?-me explico Gina, eso era lo que me había pasado, y supe que era verdad estaba nerviosa, todo por el, por Bill, esa angustia que me había causado el no saber donde estaba, el no saber si estaba bien, eso era lo que había ocasionado que me pusiera ansiosa.

-¿y esto?-pregunte mientras señalaba con la mirada mi brazo

-eso te paso al desmayarte, topaste la mesa en la que estaba el florero, el vidrio se te incrusto, así que tienes 5 puntos en el antebrazo-me respondió gus, y comencé a pensar en todo lo raro que había pasado antes del desmayo, me libere por unos instantes, pero ahora consiente de nuevo, sabia que debía hablar con Bill

-pásame mi celular-le pedí a Jenny, ella me miro extrañada pero me lo termino pasando con mi brazo derecho que era el bueno, marque al teléfono de tom de nuevo, a la primera llamada contesto el

.sentí como me alegraba y me empezaba a sentir mejor automáticamente

 

-bella, ¡Dios!
..he estado preocupado ¿estas bien?

-¿que?, no te preocupes por mi, yo estoy excelente, ¿dime tu estas bien?, y no me digas que nada te pasa, porque no te voy a creer-no se que fue lo que obligo a decir la ultima frase, pero algo en mi interior supo, que de alguna manera lo que decía era lo correcto

-esta bien, pero tu también me vas a decir ¿Qué te paso?, y si me vuelves a decir que nada voy a saber que eres una pequeña mentirosa

-esta bien, entonces dime-le pedí, y el lanzo un largo suspiro

-tuve un accidente
..ummm me encontré con alguien que no quería ver, y pues
-dudo pero siguió hablando-solo digamos que no fue exactamente una reunión de viejos amigos, ahora te toca a ti-me pidió, pero ya la verdad no estaba segura de lo que me había dicho, es decir sabia que algo me ocultaba

-sufrí un colapso nervioso-le solté y luego me pregunte ¿porque diablos había sido tan sincera?

-¿Qué?, pero ¿estas bien?-me pregunto preocupado, ya estaba cansada de causarle eso a las personas que me rodeaban.

-estaba preocupada por ti, y pues al parecer me puse histérica-le dije y de nuevo ¿Por qué había sido tan sincera?

-uh
..bells de verdad perdón, yo no quería causarte esto
..yo-empezó a balbucear mucho, y yo me pregunte ¿Por qué se echaba la culpa?

-explícate Bill, porque te pones así

-¡mi amor!-me dijo y yo lo sentí de verdad, el me consideraba realmente su amor-debemos hablar, pero por ahora para mi es imposible, pero la próxima semana en tu fiesta hablamos ¿ok?

-si, ok-le dije muy despacito, me lanzo un beso y corto, yo me quede con el teléfono en la mano, y con Jenny y Gina, mirándome como si fuera un bicho raro

-¿Qué?-les pregunte

-mira Xime, creo que deberíamos cancelar tu fiesta de cumpleaños-me dijo Gina, y yo le conteste lo mas calmada que pude

-la fiesta no se va a cancelar, no quiero

-pero Ximena, después de lo de hoy

no sabes como me asuste cuando Gina me llamo, y te vi tirada en el piso de la sala sangrando, créeme no es algo que veas todos los días, y no es algo que quiera volver a ver-me soltó Jenny, la cual sorprendentemente estaba seria

-gracias-dije mirándolas-de verdad les agradezco su preocupación, pero creo que la fiesta va
.y no habrá nada que me haga cambiar de opinión.

No se que fue lo que vieron en mi cara, pero ninguna de las dos dijeron nada mas, Jenny encendió el televisor del cuarto y se puso a verla, completamente en calma, Gina estaba sumergida en sus pensamientos, al igual que yo

Y entonces me quede dormida, por un leve momento todo fue calma, pero entonces escuche que alguien me llamaba, era una voz suave y dulce, eso me hiso abrir los ojos, solo un poco, me tope con mi cuarto, en completa oscuridad, la ventana estaba abierta y el aire que soplaba sonaba como un silbido bastante relajador, me levante de la cama, y me dirigí hacia la puerta de la alcoba, la abrí lentamente y solo podía pensar en una cosa, salir de ahí, no me preocupe por nada mas que seguir el sonido de la voz, ese melodioso sonido.

Este era el sueño mas extraño que jamás haya tenido, al llegar a la sala, todo estaba iluminado solo por una luz blanquecina, al ver la puerta del balcón supe que la culpable de esa luz, era la luna, vi el suelo y la alfombra estaba llena de sangre, entendí que esa debía ser la sangre de mi brazo, no le di mayor importancia.

 

"bella" volví a escuchar y me sorprendí de que la persona que me llamara sepa mi nombre, en primer lugar porque estaba segura de que jamás había escuchado esa voz, y sobre todo recién me daba cuenta de que no me llamaba por mi nombre sino por mi apodo, seguí aun con mas curiosidad a la suave voz, me pare frente a el balcón, las puertas de cristal estaban abiertas, y las cortinas soplaban, como en esas películas de terror, pero eso no importo mi curiosidad de saber quien me llamaba era mas grande.

Entonces la vi parada en medio del balcón, era una mujer como jamás había visto, era despampanante, jamás había visto a nadie que se comparara con ella, su cuerpo era esbelto, vestía un vestido ligero de color rojo, parecía ser de seda, sus cabellos eran rubios, y sus ojos eran negros, un negro que me pareció aterrador.

"bella, ven bella"-me volvió a llamar, y sin darme cuenta ya estaba caminando hacía ella, deseaba saber que era lo que quería, ¿Por qué me llamaba?, y sobre todo ¿de donde me conocía?

Seguí intentando acercarme, pero no podía es decir ella no me dejaba, cuando estaba a solo un paso de estar a su lado, cuando solo faltaba un paso para verla a los ojos y preguntarle que quería ella se alejaba, y entonces se paro en el barandal del balcón, por unos momentos la vi con duda.

"vamos bells, ven"-me llamo y luego sonrió y no creí que su sonrisa fuera sincera, me llene de una rabia repentina y sentí unos deseos inmensos de acabar con ella, así que la enfrente

"¿que quieres?", "¿Quién eres?"-le pregunto y ella volvió a sonreír, quería borrar la estúpida sonrisa de su rostro, quería estamparle un golpe lo mas fuerte que pudiera, por lo que me acerque mas, quería abofetearla, no se porque, simplemente deseaba hacerlo, pero no pude lograrlo ya que estaba débil, caí en sus brazos y sentí como el aire me golpeaba fuertemente en la cara, se acerco a mi oído

"me- llamo-Katherine"-dijo eso separando con cuidado cada palabra y luego desapareció debajo de mi quedo un vacio total, todo se volvió mas claro y nítido, justo en ese instante supe que estaba a punto de lanzarme del balcón, estaba tan sorprendida que perdí el equilibrio, mis ojos se abrieron del susto, y luego un grito ensordecedor, una sola palabra
.. ¡No!

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Aqui les dejo este nuevo capi

espero que les guste

me apasiona esta historia, es una de mis favoritas

y sobre todo les agradesco x el apoyo q hasta ahora he recibido

okis

actualizo pronto

cuidensen

xoxoxoxoxoxoxoxo

PD: el siguiente capi va dedicado par la primera persona que comente, siiiiiiiiiiiiii

Estaba mareada principalmente por que la mitad de mi cuerpo estaba fuera en el aire, Gina se veía horrorizada me tenía agarrada las manos, y me empezó a jalar para que yo entrara, cuando me sentí firme con mis pies en el piso de nuevo, en ese momento me desmorone, empecé a temblar, y comencé a llorar de nuevo, cosas que me desagradaba.

 

-¡Ximena, estas loca!, ¡¿acaso querías matarte?!-empezó a gritarme gus, pero yo no le contestaba no tenia fuerzas, yo solo seguía llorando

Ella me ayudo a ponerme de pie, me guio a el sofá, y se sentó a mi lado

-¿Qué pasa Xime?-me pregunto al darse cuenta de la situación en la que estaba, y yo solo la abrasé lo mas fuerte que pude, y ella también me abraso, comencé a sollozar en su hombro, después de que hubiera visto lo que había pasado me di cuenta, de que en verdad pude morir, y me aterre, con lo mucho que yo le temo a la muerte.

-Xime, ¿Por qué hiciste eso?

-yo no quería matarme-le dije entre sollozos, no entendía porque no me calmaba

-entonces ¿Qué diablos hacías en el balcón?-me pregunto y en ese justo instante supe que debía decirle la verdad, que si no lo hacia iba a terminar en un manicomio, pero no en ese instante, en ese momento no era lo adecuado

-Gina, por favor, quiero dormir-le pedí y ella me ayudo a levantarme, ya que yo seguí temblando, en esos momentos, la cabeza no me daba para mas, me sorprendía no haberme desmayado todavía, sentí que me recostaba, y me empecé a relajar

-gus, por favor quédate a dormir aquí, no quiero estar sola-le pedí y ella asintió se veía en serio angustiada, ella debería pensar que me estoy volviendo loca, y no la culpo, ya que a estas alturas ni yo misma estoy del todo segura de que tan cuerda estoy.

Sentí como comenzaba a pasar su mano en mi cabeza, como cuando yo lloraba y me mantenía así, cuidándome, siempre me hacia sentir mejor, y se lo agradecí, y no se en que momento me quede dormida.

La luz del sol entraba directamente en mi habitación y en eso llego Jenny, la cual se lanzo en mi cama, y se giro para estar frente a mi, su sonrisa desapareció después de un rato, creo que su misión era alegrarme, pero ahora ella esta triste, ¿tan mal me veo?

-¡ay, pelada!-me dijo en aquel tono jocoso, y alegre a la vez, me pregunte como lo lograba

-¿Cómo amaneciste?-me pregunto Gina, mientras entraba a la habitación, se veía mas tranquila, pero al mismo tiempo yo sabia que a ella se le daba muy bien ocultarme las cosas.

-bastante mejor, si consideramos que anoche estuve a punto de morir-les dije de una manera, que me resulto demasiado ¿grosera?, no se como describirlo, debe ser que de verdad me estoy volviendo loca.

-Ximena júrame que no vas a volver intentar matarte-me pidió Gina mientras me veía muy seria, yo no sabia como decirle que en primer lugar yo no pienso en eso, que en mis planes no estaba acabar con mi vida, pero decidí que en ese momento era mejor seguir la corriente

-esta bien, te lo juro-le dije también bastante seria, esto yo lo iba a aclarar pero este no era el momento, por dos razones, a Jenny la adoraba pero esto yo no me consideraba capaz de decírselo, y aparte esto yo lo iba a hablar pero con Gina y Kimberly juntas en una habitación.

Empezó a sonar el teléfono

-¡yo voy!-grito Jenny mientras salía corriendo a la sala

-¿Cuándo viene Kim?-le pregunte, esto era algo que debía sacar de mi, y necesitaba a Kim

-esta muy ocupada con su trabajo, pero mando a decir que va a venir para tu cumpleaños, y si puede antes

-ya le dijiste lo de anoche

-no aun no lo he hecho, de verdad Xime no entiendo en que pudiste estar pensando, es que hubiera pasado si yo no hubiera escuchando el ruido de tu puerta al cerrarse, y si no hubiera salido a vigilar, Ximena tu habrías

..no me sale la palabra-dijo y pude ver como se entristecía

 

-lo lamento-fue lo único que en ese momento me salió de los labios, Jenny volvió con el teléfono en la mano, tapo la bocina y dijo:

-es tu mamá -tome el teléfono y acomode la voz, mi ma notaba cuando yo andaba mal

-¡hallo!

-halo Xime, ¿Cómo estas?, ¿Qué haces?-me empezó a preguntar al parecer estaba demasiado feliz de escucharme

-nada mami, aquí esperando mi cumpleaños, me voy a hacer mas vieja-le dije como burla, ella bufo

-no seas loca-me dijo y yo solté una risa nerviosa ante el termino-tu cumpleaños va a ser un acontecimiento

-¿vas a venir?-le pregunte, me haría muy bien estar con mi mamá

-lo siento, no conseguí el permiso en la maternidad, pero tu hermana y tu prima si van, deben estar llegando a eso del medio día-me dijo y me sorprendí

-¡¿Qué?! Entonces ya vienen en camino, pero ¿Por qué no me llamaron antes?-pregunte, ahora tendría que salir volando para el aeropuerto

-estas muchachas, que te querían llegar de sorpresa, agradece que te llame para avisarte-me dijo y se suponía que le tenia que agradecer, suspire pesadamente

-ok, mami no te preocupes yo las voy a recoger, con Gina

-¿ya esta ahí?-me pregunto con una sonrisa en la voz

-claro, saluda Gina-dije mientras extendía el teléfono, cerca de ella

-¡hola señora Cecilia!-dijo Gina a coro

-uh

dile que le mando muchos saludos-dijo con profunda nostalgia, mi mama adora a Gina, siempre e creído que ella le cae mejor que yo y no la culpo a mi Gina también me cae mejor que ella.

-aquí también esta Jenny, saluda jen-dije mientras extendía el celular para que ella hablara

-¡hola señora Ceci!-dijo en su juguetona voz

-diles que les mando muchos saludos, y que la pasen muy bien, no te olvides de pasar por tu hermana

-si mama, no te angusties, ya la voy a ver

-esta bien, entonces adiós-le dije un leve a dios y luego colgué, me pare de la cama, y corrí a el baño, me moría por ver a mi prima a mi hermana, ella me alegraron la mañana, y eso que había empezado bien triste, salimos en mi auto

-pareces estar de mejor humor-comento gus mientras veía por la ventana

-si, no he olvidado lo que paso anoche, pero el ver a mi hermana, a mi prima me pone muy contenta

-si, que emocionante es volverá ver a la pequeña de tu hermana

-todavía estas resentida, porque ella hacia competencia contigo por tom-le comente y no pude evitar reírme

-ríete todo lo que quieras, pero no era algo divertido para mi-dijo y se cruzo de brazos como una pequeña berrinchuda

De ahí el viaje se nos fue muy rápido, al llegar su vuelo no pude evitar sentirme súper emocionada, hace ya algunos mese que no veía a mi hermanita ni a mi primita

Tuve que contener las ganas para no gritar de la emoción cuando las vi, corrí a abrasarlas, ambas lucían preciosas, no es por nada, pero mi hermana era linda, delgada piel blanca, cabellos castaños, y mi prima, era esbelta, cabellos negros y piel blanca, preciosas, me sentí muy feliz de verlas

-ñaña, no sabes cuanto te extrañe-me dijo mi hermana mientras me abrasaba con fuerza

-yo también te extrañe mucho Karla

-y, para mi no hay abraso-dijo mi prima mientras se acercaba

 

-claro Roxana, te he extrañado un mundo-dije mientras la abrasaba con fuerza

-¡hola chicas!-dijo Gina mientras se acercaba a saludar

-¡Gina!-gritaron las dos a la vez y cayeron encima de mi amiga, a pesar de todo ellas se querían, me sentí metida en una película de esas en las que todos son felices, y eso me hizo sentir mucho mejor.

Llegamos a el hotel y como en mi departamento no había lugar ellas se iban a quedar en una habitación que yo les iba a pagar, ambas estaban emocionadísimas con lo referente a mi fiesta, y sobre todo después de que a Jenny se le salió algo referente a tom, y de eso pasaron a Bill y de ahí no pararon, me obligaron a contarles todo lo referente a mi viaje a Madrid, para cuando terminamos ya eran las tres de la tarde.

Karla convenció a Roxana de ir de compras, y ambas estaban encantadas con la idea de vaciar las tiendas de chicago, Jenny se fue con ellas, y en cambio la pobre de mi amiga Gina se había quedado dormida en el mueble de la sala, la deje descansar, después de todo ella no pudo dormir por mi, fui a la cocina, y en la mesa, vi el pequeño libro rojo, pareciese haber pasado tanto desde la ultima vez que lo ley, lo tome y me fui a mi cuarto, cerré la puerta, recule hasta llegar la parte de atrás de la cama, y ya hay me quede observando fijo ese pequeño cuaderno que a simple vista parecía inofensivo, pero que guardaba tantos secretos.

Lo empecé a abrir, pero di un pequeño salto cuando me asuste por el tiemble de mi celular, lo agarre del velador, y conteste sin saber quien me llamaba, ya que salía como numero desconocido.

-¡hola!-conteste

-bells, ¿Cómo estas? ¿Que hiciste anoche?-me empezó a preguntar aquella voz por la que yo daría la vida, suspire

-estoy bien, y anoche no hice nada, solo estuve aquí en el departamento-le conteste y por supuesto omití el incidente del balcón

-no te creo, bella, por favor se sincera-me pidió y yo pensé que quizás el pudiera saber todo lo que ocurrió con aquella misteriosa mujer, con ella, ¡con Katherine!, grite de pronto en mi mente, como lo había bloqueado, había olvidado que la persona que me había querido matar era Katherine, la ex de Bill

-esta bien, voy a ser sincera, si tu también lo eres, ¿Qué fue lo que exactamente paso ayer?-le pregunto y el se quedo en un completo silencio

-ayer
.ayer como te dije, me encontré con alguien a quien no quería ver, nos peleamos, fue bastante fea la pelea, con golpes y todo-me dijo y yo sabia que me seguía ocultando algo

-¿con quien te peleaste?-le pregunte y al parecer eso era lo que en verdad no me quería decir

-con
..Katherine-dijo casi en un susurro, pero yo aun así lo escuche y me estremecí por completo, ella había estado con el, ese ser tan peligroso, pero

con razón me había preocupado tanto

-ahora entiendo-dije sin pensarlo y me arrepentí cuando el contraataco

-¿Cómo que lo entiendes, conoces a Katherine?-me pregunto sorprendido, y entonces yo me di cuenta de que no tenía sentido mentirle, así que le diría la verdad

-si, la conozco, anoche tuve un encuentro con una tal Katherine, ¿será la misma?-le pregunte haciéndome la tonta

-¡¿Qué!?, pero ¡¿Cómo!?-empezó a gritar, parecía desesperado-Ximena, ¿Qué te hizo?, de veras ¡estas bien?-me pregunto en un tono bien serio, y yo no supe si lo siguiente contestárselo de forma sincera, el que pensaría

 

-¿bella?

-casi, me caigo del balcón-conteste bien bajito pero el me escucho y me quise tapar los oídos cuando empecé a escuchar las vociferaciones saliendo de su boca

-cálmate, ya te dije que estoy bien, no a pasado nada

-no como va a estar bien, ¡se acabo!, voy a hacer todo lo posible para ir a verte, lo mas pronto posible, ¿Cómo te pudo hacer eso?

-Bill, ¿Por qué Katherine intento matarme?, y ¿Cómo supiste que algo me paso anoche?-lance las preguntas que en ese momento mas me incomodaban y quería solo la verdad

Suspiro pesadamente

-se que no es excusa, pero ella lo hizo, porque no esta cuerda, y porque ella cree que yo aun soy de ella-volvió a suspirar-es que ella fue en algún punto ¿mi novia?-no estoy segura pero su voz, sonó como una interrogante, como si no estuviera seguro de su relación con Katherine-, pero ella jamás me amo, yo simplemente era su juego, su obsesión, lamentablemente me di cuenta de la verdad tarde
..

-continua, por favor-le pedí

-paso algo que
..me permitió darme cuenta de que ella, no
..-se le quebró la voz, me dolió estarle obligando a recordar algo que a el no le gustaba

-bien Bill, ya entendí, y ahora contéstame la otra pregunta, ¿Cómo supiste que algo me paso anoche?

-se que te va a sonar extraño, pero es por la marca

cuando se mezclaron tu sangre y la mía, nos conectamos, sabemos lo que le pasa al otro, y el día de ayer me asuste como nunca, sabia que algo te pasaba, quería llamarte, pero tom no me quiso dar mi celular, o mas bien no lo encontré, y es por eso que te llamo del teléfono de David, y ahora me pregunto ¿Dónde esta mi celular?-soltó y yo me puse nerviosa, debía distraerlo

-entonces, ¿vas a venir pronto?-le pregunte para intentar distraerlo

-ummm, si claro, voy a hacer todo lo posible, de verdad, disculpa, porque por mi estas pasando todo esto

-no hay problema, supongo que este el precio que tengo que pagar por haberte conocido, y ¿sabes que?

-no, ¿Qué?

-no me importa pagarlo-le dije y solo se escucho una risa de alegría del otro lado del teléfono, nos quedamos en silencio por un rato

-bueno, ahora me tengo que ir, hablamos luego

-si, hablamos luego-nos volvimos a quedar en silencio

-te quiero-dijo después de un ratito

-también te quiero, adiós

-adiós-me dijo y luego colgamos, era obvio que el estaba mas que preocupado, y ya me estaba cansando de causar eso en las personas, que quería, y en estos momentos lo único que quería era ver a Bill.

Me puse de pie frente al espejo y empecé a observar aquella marca, parecida a un tatuaje, así que eso era lo que me hacía saber si Bill estaba bien o no, con razón me ardía tanto aquella noche, la repase con mi dedo una y otra vez, y pensé, que lo que había dicho era verdad, después de enterarme de todo, ya no me importaba pasar por lo que estaba pasando, después de todo, era necesario para estar con el, y al final eso seria lo único que en verdad me importa.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Pos este capi no es de mi favoritos

ya que es de esos capis innecesarios, que a la larga son necesarios

 

asi que a leer, porque asi van a entender ciertas cositas..............siiiiiiiiii

okis, ahi se los dejo

actualizo pronto, claro de haber comentarios

minimo 6 comentarios

capi dedicado a marianapotter95

ahora si me voy

xoxoxoxoxoxoxoxoxoxo

N/A: DISCULPEN CHICAS, VOY A VER SI PARA MAÑANA 23 YA ACTUALIZO, VOY A HACER TODO LO POSIBLE, Y DE VERDAD SORRY!!!

El salón en el que se iba a celebrar mi cumpleaños estaba perfecto, todas la invitaciones habían sido enviadas y al fin al día siguiente iba a ser mi cumpleaños iba a cumplir 25 años, cosas que para una persona como yo era algo malo, pero bueno aun así lo iba a celebrar, Gina en verdad había realizado un trabajo increíble, cada detalle estaba perfectamente arreglado, la comida, todo estaba bien organizado.

-¡Ximena!, te llaman por teléfono-oí que me gritaba Jenny, Salí del salón y vi que ella me esperaba al final del pasillo, fuimos a mi cuarto en completo silencio

-¿Quién me llama?-pregunte cuando vi que mi hermana me estiraba la mano con el teléfono

-mi mami- contesto simplemente ella mientras se lanzaba en el mueble

-¿Qué paso?-le pregunte, rogando porque Gina no haya abierto la boca, y no le haya dicho nada, sobre el balcón, no necesitaba a otra persona pensando que yo tenia cierto instinto suicida

-nada, solo llamaba para verificar, que Roxana y Karla habían llegado bien, y para preguntarte si has ido a visitar a tu papá-me dijo ella con aquella voz de mando, me sentí aliviada

-no, pero voy a ir hoy con Karla-le dije para que se quedara mas tranquila, la verdad es que desde el viaje no se me había ocurrido ir a ver a mi papa, pero si voy a ir, y lo voy a invitar a mi fiesta

-bueno, entonces eso es todo, no se te vaya a olvidar, nos vemos luego y por favor cuida a la atolondrada de tu hermana-me pidió con la voz mami sobre protectora

-si, no te preocupes-le dije, aunque sabia que aun así se iba a seguir preocupando

-adiós, hija-me dijo y luego colgó, me senté en el mueble, y tire el teléfono a un lado, me dolía la cabeza, ahora tenia que llevar a Karla para que vea a mi papa, y yo tenia un dolor de aúpa, pero considere que lo mejor era acabar con todo de una, así que le informe a mi hermana que íbamos a salir, ella se emociono ante la idea de ver a mi padre, la lleve hasta su casa.

Se abrasaron, se besaron, mi papa era un amor, a pesar de todo era un papa súper empalagoso y cariñoso, una mañana con el era algo entretenido, no vi a mis hermanos, ellos no son precisamente los mejor llevados conmigo, pero aun así, lo respeto mucho, me agradan en cierta forma.

La mañana se nos fue volando, y de repente ya era el momento de irnos, yo había decidido caminar unas cuantas cuadras para respirar aire puro, y Karla no se había negado, el día era realmente hermoso, el parque estaba lleno de niños, y los arboles lucían tan grandes y magestuosos, me sentí maravillada, el césped pareciera que ese día estaba mas verde.

Me sentí de mejor humor

Entonces algo cambio, las voces de los niños jugando, el sonido de los pajaros cantando fue algo que se me fue haciendo mas lejano, como que se distorsionaba como que desaparecía, vi a mi hermana y ella pareciera estar comentándome algo, pero ya la verdad no la escuchaba, y entonces alguien me llamaba, una voz, una suave y dulce voz, una que yo ya había escuchado, pero la pregunta en el momento era ¿Dónde?

 

Empecé a observar a mi alrededor buscando a la persona que había sido la que me llamaba, porque no dejaba de escuchar un constante y distorsionado "bella", y en ese momento justo debajo de una señal de alto a una distancia estaba ella

..Katherine

Lucia tan hermosa como siempre, ¿Qué quería de mi?, me llamaba, y me miraba con ansia y ¿curiosidad?, algo me decía que debía ir con ella, así que empecé a caminar en su dirección. Su cabello flotaba con la brisa, y lucia tan tranquila en ese instante, me apresure a su encuentro, con una pequeñísima parte de mi cerebro percibir que mi hermana, me llamaba, aunque no sabía ¿Por qué?

Y entonces escuche un pitido ensordecer en contraste con todos los demás sonidos distorsionado, gire confundida para ver que era aquello que me había distraído de mi objetivo de alcanzarla, y lo único que vi fue el vidrio polarizado de un auto, y luego el dolor de sentir tu cabeza golpeando salvajemente contra la acera, el pitido se hizo mas fuerte pero esta vez parecía estar dentro de mi.

Y entonces el mundo dejo de verse como en una película vieja, todo estaba nítido, todo se lo veía normal, y es que el agonizante dolor tenia que ser real, mi hermana se puso a mi lado lucia desesperada, en esos momentos lo único que mi lenta mente pudo pensar es que si Karla le daba un ataque de pánico mi mama, me iba a regañar, me moleste por el regaño que me esperaba.

También m4e moleste porque no me había desmayado, era consiente de que había sido atropellada, entonces porque no perdía la conciencia, porque no me desvanecía en estos momentos , un momento de tranquilidad no le vendrían mal a nadie, pero aquí estaba yo, sintiendo el dolor, y escuchando los desesperados gritos de mi hermana y de toda la gente que nos rodeaba, la cabeza me ardía aun mas.

Creo que debí de estar muy ida, después de todo luego de un rato el mundo me pareció como en una película, en la cortan pequeños pedazos, o como cuando juegas con el DVD, y pones play, luego adelante y pones pause, en ese instante pareciera que por un momento lo observara todo en play, y de repente me pones pause, pero han adelantado y por ello me pierdo parte de la película.

Y es que primero estaba en el piso sintiendo el dolor, luego veía como iba en una especie de cámara blanca, mi hermana seguía a mi lado, y después siendo llevada a toda velocidad a través de un lugar lleno de paredes blanca, y después creo que simplemente pusieron pause, definitivamente.

Me desperté en mi habitación, en calma y sintiendo que me había pasado un camión, aunque creo que mi teoría no estaba tan lejos de la realidad, después de todo y aunque parezca extraño tengo bien claro lo que paso, por lo menos antes de que todo se volviera extraño, es decir recuerdo el haber sido atropellada y porque fui atropellada, intente acomodarme, pero una visión de mi brazo me hiso desistir de la idea.

"perfecto", pensé a solo un día de mi fiesta de cumpleaños y había sido enyesada, las cosas no pueden ser mejor, necesitaba que alguien me explicara como es que fueron las cosas

-¡Gina! ¡Ven!-grite, y tan pronto como lo hice ella entro a mi habitación, me abraso con fuerza

-creo que disfrutas, con la idea de que tu a miga este a punto de tener un paro cardiaco-me dijo a modo de burla pero pude ver la profunda preocupación, en sus ojos

 

-¿Qué tan mas estoy?-le pregunto mientras dirigía la vista hacia mi brazo

-pues
..te lo rompiste y aparte de eso, mira-me dijo y luego levanto la manta, levanto un poco el vestido ligero que llevaba y me horrorice

Toda mi pierna derecha estaba llena de moretones, eran unas cosas horribles, jamás había tenido en mi cuerpo este tipo de marcas, aunque claro últimamente esto parecía ya ser normal para mí.

-eso no es todo, el camino de morados siguen hasta lo que es el busto, no tienes nada grave, aparte del brazo, que te va a tardar en curar, y en cuanto a lo demás, pues debes ser paciente

-vaya-dije mientras suspiraba, esta era la segunda vez que Katherine, había intentado matarme, y ya estaba cansada, su obsesión por Bill era tan fuerte que necesitaba acabar conmigo.

-Karla me dijo, que
..de un momento a otro empezaste a caminar hacia la calle, no la escuchaste cuando te llamo, ni cuando te grito que tuvieras cuidado, pues chocaste contra el auto-dijo Gina mientras me miraba con

. ¿desaprobación?

-¿Qué? ¡¿Acasos piensas que he querido matarme?!-le pregunte, sin duda eso era lo que la gente debería pensar, no saben que están en un grave error

-Xime, entonces dame una explicación creíble-me pidió y vi como en sus ojos brillo el dolor

-gus, yo no quiero morir, no quiero matarme, no quiero-le dije, intentando convencerla y con la esperanza de que me creyera, pero era una esperanza vana.

-quiero creerte-me dijo en un susurro-pero es que
.

-entonces créeme, porque esa es la verdad, te lo voy a explicar, te lo prometo, solo espera a que llegue kimy, solo cuando ella este, yo voy a intentar explicarles, Qué esta pasando conmigo-ella me vio y no me contesto, no me creía

-Gina, solo espera-continúe-solo dame un día mas, después de todo mañana es mi cumpleaños y al día siguiente mi fiesta

-Xime, dormiste todo un día, hoy es tu cumpleaños, así que ¡feliz cumpleaños!-me dijo mientras me abrasaba fuertemente

-así que, ya es, ¡vaya!-exclame mientras pensaba en lo cerca que estuve de no cumplir los 25, demasiado cerca

-y vas a intentar aclararlo esta tarde, porque Kim llamo y dijo que hoy estaba aquí-me conto y yo sonreí ante la idea de tenerla a las dos conmigo

-si, esta tarde hubo con las dos, lo prometo-dije solemnemente, estaba ansiosa de verme libre de los secretos Betflix Apk 2023 ✔️ APP Plus ✔️ Descargar App Oficial

-ah por cierto, Bill ha estado como loco desde ayer, después de que le dijimos lo del accidente, no ha dejado de llamar, se preocupa por ti-me dijo y luego salió de la habitación, el mas que nadie debió saber lo que me paso, el se debe imaginar que la culpable fue Katherine, esa mujer es una sicópata, no podía entender como Bill, había caído en las manos, de ella, es decir era demasiado malvada.

Empecé a buscar y encontré el diario de Bill, tenia que saber mas, así que lo abrí, por donde me había quedado

Londres

24/dic./2008

Hoy es noche buena, y mañana navidad, y no lo voy a poder pasar con mi familia, y pensar lo mucho que en estos momentos necesito a mi mama, recién ahora acabo de releer lo que escribí la ultima vez que me pase por aquí, y eso fue como hace dos meses, no soy específicamente puntual, como podrás ver, hemos estado trabajando en el nuevo material que va salir para el próximo año, aun no sabemos como le vamos a poner, pero no importa tenemos tiempo.

 

Hemos hecho lo necesario para el 31 poder pasarlo en casa, pero quien sabe si va a ser posible, y en cuanto lo que escribí la última vez, creo que me siento como un completo fracaso, y es que he descubierto la verdad, y es que Katherine, no me ama. Eso me tiene destruido, yo le declare mis sentimientos como le dije que lo haría, pero

No me gusta recordar, se rio en mi cara, me dijo que era un tonto, sentimental y no se cuantas tonteras mas, se que no son cosas a las que uno le debería prestar atención, pero es increíble la diferencia que hay si eso te lo dice a quien tu quieres, en esos casos si duele, y mucho.

Todas las noches viene a verme, sin importar a donde este, realiza aquel extraño ritual, luego me besa los labio y se va, pero yo me quedo pensando en su mirada, en esos ojos negros, profundos y con ese claro deje de maldad, pero soy sincero no le presto atención, porque por sobre todas las cosas la quiero.

Bill Kaulitz

No me detuve a sentirme mal por lo que escribió Bill, si bien es cierto me dolía leer que amaba a Katherine, también debía ponerme prioridades, y en ese momento mas importante era descubrir, que es lo que esconde Bill en cuanto a esa mujer, voltee la pagina y vi que ahí la pluma estaba acentuada con fuerza

Leipzig- Alemania

1/ene/2009

No lo puedo creer, me siento engañado a pesar de saber que ella seria capaz, no creí que me lo dijera así de frente.

El día de ayer yo le había invitado a ir a mi casa, quería presentarla como mi novia, lo deseaba mucho, pero ella me rechazo brutalmente, diciendo lo mucho que le divertía mi actitud infantil, y mis estúpidos sentimentalismos, me hice oídos sordos para no dejar que me lastimara.

Estar con mi familia no fue exactamente la medicina que yo hubiera querido en verdad, y esta mañana ella vino a mi como si nada, y yo la recibí como si nada, me estoy empezando a considerar un imbécil y es que no se que es lo que ella me hace, no entiendo porque la quiero tanto, jamás me considere una persona masoquista, me hablo como si nada, y en una le pregunte si ella seria capaz de engañarme

-te refieres a si buscar mas hombres aparte de a ti-me pregunto y recuerdo que yo asentí perezosamente, sentí que se me congelaba la sangre cuando ella me respondió que "si" con una sonrisa cínica, le grite, le pedí que dejara de comportarse de esa manera conmigo, pero lo único que ella respondió es

"jamás, tu me diviertes demasiado"

Luego de eso se fue, me enfurecí como nunca, entre a mi cuarto y lo rompí todo, ya no tengo grabadora ni televisor, todo ahora es un montón de vidrios y cables alrededor mío, siento que las manos me arden, y escucho a mi mama llorando, desde la parte de afuera, debe estar preocupada, escucho a tom pidiendo que le abra, y gritándome "no seas idiota", y eso me enfurecio mas, porque eso era justo lo que no puedo dejar de ser, un idiota, ¿Por qué la amo demasiado?, que me tiene que hacer para desencantarme mas, o que al final resulto, que soy un masoquista después de todo, no lo se, solo quiero que esto cambie, o que esto acabe

.

ya que últimamente el pensamiento de atravesarme las venas con lo primero que encuentre, es un pensamiento bien frecuente, es el simple hecho de imaginarme no tenerla, el hecho de sentir que jamás la voy a volver a apretar entre mis brazos, me aterra.

 

Prefiero la muerte antes de tenerla lejos de mi, si ella me dejara, no eso no puede pasar, yo la ama, la amo demasiado, ella no me puede dejar, no me puede dejar, no me puede dejar, porque me derrumbaría, moriría de amor, y la cosa es que creo que a ella ni siquiera le importaría, creo que a ella le importa poco, si yo vivo, o no, ella no aprecia lo que yo siento, acaso no se da cuenta de que nunca nadie la va a querer como yo a ella, y es ese temor, el que me hace preferir la muerte, cosa que me asusta, me asusta mucho.

Bill Kaulitz.

No pude evitarlo las lagrimas empezaron a caer de mis ojos, y sin ningún control, es decir el grado de desesperación de Bill, en esos instantes era realmente doloroso, es decir, el, Bill, había considerado matarse, solo por el temor a que ella lo dejara, tape mi boca con mi mano, en un reflejo por querer ahogar el llanto, pero era algo casi inevitable, mi cuerpo vibro, y el llanto se abrió paso y no pude hacer nada para evitarlo, era la simple idea, de que Bill dejara de existir, eso si era algo que me aterraba, definitivamente Katherine era la reencarnación del diablo, un ser sin corazón y sin una pisca de respeto por los sentimientos humanos, un monstruo en definitiva, porque eso es Katherine, un monstruo.

--------------------------------------------------------------------------------------pues al fin he podido actualizar esta historia, y disculpen porque no son los dos capis, que me pidieron x ahi.....

pero espero que lo disfruten, por otro lado les cuento, que estoy en el cyber, x q se daño la coneccion de internet de mi casa, por toda la confusion que ubo en estos dias, pero vamos a ver cuanto tiempo vamos a utilizar a el cyber........

ahhhh x ahi lei tu mensaje lupin tonks, y dejame decirte que no me importa siempre y cuando, sepas respetar mis ideas, y crear las tuyas para tus historias

yyyyyyy este capi se lo dedico a marjhon x ser la primera en comentar en el capi anterior

okis

se me cuidan

xoxoxoxoxoxoxoxoxoxoxo

Me bebí con profunda necesidad el vaso de agua, e intente calmarme, en serio me había afectado leer, aquel capitulo del diario de Bill, si bien dice el dicho la curiosidad mato a el gato, en este caso, aun no lo mata pero falta poco estoy segura, muy pronto voy a morir, pensé, y la verdad es que no se porque, deje el vaso encima de la mesa de la cocina y volví a mi habitación, no le preste atención ni a mi hermana, ni a mi prima, ni a Jenny y a Gina, en estos momentos mas importante era seguir leyendo.

Me metí a mi cuarto y me senté en la punta de la cama, abrí el diario en el lugar en el que lo había dejado, y me prepare para seguir leyendo.

New york

16/marzo/2009

En serio no soy nada puntual, en cuanto a esto de los diarios, pero no importa, aprovecho a escribir ahora que estoy solo, estamos haciendo una parada aquí en nueva york, ya que nuestro verdadero destino en estos momentos es los Ángeles, yo estoy empezando a trabajar en las nuevas canciones, estamos pensando hacer algo interesante y diferente, algo que jamás se haya visto en TOKIO HOTEL, y que al mismo tiempo les guste a nuestras fanes.

Tom no esta, salió con una amiguita que conoció anoche, su intención es tener sexo y nada mas, espero no tener un sobrino perdido en alguna parte del mundo, debido a las distintas conquistas de tom, y Georg y Gustav en estos momentos están dormidos, quiero saber la hora
..

 

En mi cuarto no hay reloj, tuve que buscar mi reloj, en medio del desastre que es mi maleta, con las ropas, son las 12 de la noche en punto, definitivamente tom ya debe de haberse comido a su amiga, y yo aquí de lo mas aburrido, escribiendo tonterías, sabes que me siento mucho mejor, hace mucho que no peleo con Katherine y eso me hace feliz
.

Desde que estuve en Alemania, ella no ha sido nada desagradable

.aunque ha estado distante, aunque claro eso es normal en ella
..ummm me aterra que me deje, pero confió en que no va a ser así, yo cre
..

Esta pagina del diario no estaba completa ni tampoco estaba firmada, como el solía hacerlo y eso me extraño mucho, gire la pagina, y la letra de Bill estaba temblorosa, como si estuviera nervioso cuando escribió esto, no había puesto la fecha, ni el lugar, como las otras veces.

¿Qué me pasa?, es lo único que en este momento me ronda la mente, ¿que me hizo?, he estado tratando de recordar para saber que me sucedió, y que todo es demasiado extraño, según lo que dice aquí, estuve escribiendo anoche, pero luego ella llego, si, Katherine vino a verme, pero me dijo algo, que me molesto, ¿Qué me dijo?

No importa que fue lo que dijo lo único que se, es que me hace ser infeliz, me duele el pecho, pero es el tipo de dolor mental, porque físicamente no siento nada y esa es otra pregunta ¿Por qué no siento nada?

Recuerda
..Bill

¿Qué paso?

¡Maldita sea!, lo acabo de descubrir, ya se, me demore dos horas sentado en mi cama, pero al fin esta todo claro, ya se lo que paso la noche anterior, como escribí ella vino a mi, y ella, me trato como nunca, me dijo lo peor "tengo un nuevo juguete y tu ya no significas nada para mi", le grite que se callara, le pregunte entre lagrimas y gritos que, ¿Por qué se portaba así conmigo?, le grite que la amaba, pero ella me rechazo de mil maneras diferentes, recuerdo que en ese momento sentí que el mundo se me venia abajo, estaba enamorado, y ella me estaba partiendo el corazón.

Ella se apresuro a salir de mi habitación, pero yo se lo evite, ya que en el pasillo le agarre el brazo lo mas fuerte que pude, ella me sonrió altanera y me dijo "déjame niño, no quiero lastimarte, esa hermosa carita tan linda, no se merece ni un golpe", me dijo mientras me sostenía la barbilla, luego de un empujón me lanzo a el suelo, y corrió a través del pasillo, yo no pude quedarme ahí, por el simple hecho de que aterraba no verla de nuevo, no volverla a hacer mía; así que me puse de pie y corrí hasta las escaleras de emergencia, ella se paro y volteo a verme

"por favor no me dejes", le pedí y recuerdo que mi rostro estaba bañado en lagrimas, un comportamiento patético, y ella se rio, carcajadas, que me destrozaron, perdí toda esperanza, y es que en primer lugar descubrí que yo estaba enamorado solo, ella no me amaba, había estado ciego, ella jamás había sentido lo mismo que yo, siempre había sido un juego, simplemente lo que necesitaba, por un rato, ella no era lo que creía, ¡¿Cómo diablos me había enamorado de un ser así?!

 

Me acerque a ella, quería enfrentarla, exigirle la verdad aunque me doliera, pero ella, ella no se quería acercar a mi, me rechazaba, la sostuve de los hombros, pero ella era mas fuerte, yo no pude hacer nada para detenerla, y de un momento a otro el mundo giro por completo, era muy rápido, y entonces se detuvo, me sumergí en una oscuridad, pero había un claro dolor antes de que todo se volviera negro, aunque no se si era dolor físico o espiritual, creo que ambos.

Estaba a el final de las escaleras cuando me levante, todo estaba relativamente iluminado, claro, podía percibir el sonido de los autos pitando y haciendo exagerado ruido, que alguien pare ese ruido, pensé, luego muy lentamente y sintiéndome confundido subí las escaleras lentamente intentando recordar, ¿Cómo había llegado ahí?, estaba confundido, al llegar a el pasillo, vi todo el polvo de la habitación, los colores estaban tan nítidos, pero algo andaba mal, si bien todo estaba claro, también estaba como en una posición equivocada.

Todo el mundo estaba al revés, acaso había llegado el fin del mundo, y todo se había destruido, y por eso todo lucia fuera de lugar, pero tan pronto llego esa idea, se fue, ya que podía escuchar el ruido de la calle, demasiada vida, y levante la mano a mi rostro, y fue entonces que descubrí que el que estaba mal no era el mundo sino yo.

Me vi detenidamente en el espejo, un espejo que estaba en el pasillo, sobre un mesa con detalles dorados, y
.mi cabeza estaba en un ángulo que no era normal, inclinado a un lado, y lucia suelto, ¿roto?

Me sostuve la cabeza entre las manos y con un solo movimiento me volví la cabeza a su lugar, y se quedo ahí, no se movió, en ese momento mi mente era algo indescifrable, pero recuerdo a ver pensado, a pesar de lo estúpido de la situación, que eso era genial. Al llegar a la habitación, me di cuenta de que lo que acababa de hacer no era normal, y sobre todo me pregunte ¿si una persona se rompe el cuello, no debería morir?

Y entonces lo supe, yo estaba muerto

La pregunta del millón es, ¿Cómo?

Y así llegué a este punto, intentando unir las piezas del rompecabezas, ahora las cosas están mas claras, ahora que lo recuerdo, mi cuerpo se siente distinto, mas suelto, se que puedo hacer lo que quiera, porque ahora soy como ella.

Katherine, ella me mato, y me salvo, no se como, pero ahora soy como ella, soy un vampiro, difícil de creer, pero cierto, el que lo vea todo tan claro, el percibir tantos sonidos, el saber que tom esta a dos habitaciones, y Gustav y Georg, desayunando, sin necesidad de que me lo hayan dicho, sino porque escucho el fuerte latido de sus corazones, la sangre se me hace deliciosa, pero no voy a matar a mi hermano y amigos, soy un vampiro y debería estar feliz, yo adoraba a esas creaturas, pero sin embargo aquí estoy, aterrado, ya que me estoy enfrentando a algo que es totalmente desconocido para mi

algo que me asusta.

Bill Kaulitz

Que demonios acababa de leer, ¿lo mato?, si antes había tenido dudas ahora ya nos la tenia, pero es que leer esta paginas me volvieron muy verdadero algo que hasta ahora había intentado ignorar, ¿Qué debía hacer?

No voy a decir que me puse a cuestionar la existencia de los vampiros, porque al fin y al cabo yo he estado encantada siempre con la idea de encontrarme con un verdadero Nosferatu, solo que, no creí que fuera Bill, el
.

 

No tengo palabras para expresar el tamaño de la confusión que es estos momentos estoy sintiendo

-¡bells! ¿Dónde estas?-me preguntaba su voz, ella era la única de mis amigas que me decía bella, o bells, abrí la puerta del cuarto con desesperación y Salí para encontrarme con ella

-¡flaquita!-grite y luego me lance a sus brazos en estos momentos ella me entendería mas, en estos momentos necesitaba a Kimberly, porque estaba segura de que ella seria la única que me creería sin importar nada, y también necesitaba a Gina, ya que ella no me juzgaría, nunca, a pesar de todo lo que tengo pensado decirles

-¿Cuándo llegaste Kimberly?-le pregunto gus, mientras entraba a la habitación

-hace media hora, y vengo de un humor-dijo con aquella carita de querer matar a alguien

-¿Qué paso?-le pregunte mientras la hacia sentarse en el mueble, Gina se sentó en la silla que estaba al frente de nosotras

-y bien
.-le insto Gina

-sino fuera por Carl, ahora mismo estuvieran asistiendo a mi funeral, y tu bells preparando el chocolate con dulzón para las fans que vayan a ver mi hermoso cuerpito. (N/A: broma personal, a Kim no le gusta el café, y ella me dice que en su funeral, yo le debo preparar chocolate, y dulzón, en lugar del tradicional, café con rosquita)

-¿Por qué dices eso Kimberly?-le pregunte repentinamente asustada

-una maldita a las afueras de este hotel, se subió a la acera, yo estaba distraída, sino fuera por Carl que me saco del camino a tiempo, no quiero ni pensar en lo que me hubiera pasado-dijo mientras movía la cabeza, de un lado a otro

-¿Cómo sabes que era mujer?-le pregunte y no sabia porque, o tal vez si

-no le vi el rostro llevaba casco, pero tenia el cabellos rubio y largo y un traje negro bien apretado al cuerpo, un hombre no tiene esas curvas-dijo con un gesto que daba entender algo que era obvio, incluso para un niño

-ya veo
.-fue lo único que fui capaz de decir, ¿acaso Katherine, había querido matar a mi mejor amiga?, no me sorprendería, pero esto ya era demasiado, ¡increíble!, pensé.

-dejemos de hablar de mi, ahora bella, ¿Cómo es eso de que casi te lanzas del balcón?, me niego a pensar en que si quiera tuviste la idea de matarte-me dijo Kim, mientras me miraba fijo.

-haces bien en creer eso, porque matarme es algo, que ni se me ocurre-les dije con la voz baja, pero firme

-y esto
-me dijo mientras me señalaba mi enyesado brazo, luego miro a Gina y me miro a mi.

-a Ximena la atropellaron ayer, me alegro en serio de que hallas venido, Kim, porque estas vacaciones, me están estresando, y es que no se que pasa con ella-dijo Gina mientras me miraba con consideración, y preocupación, sobre todo cansancio

-perdón, por esto-les dije haciendo referencia a todo lo que había pasado últimamente

-bella cuando te deje estabas bien, quizá nerviosa, pero al fin y al cabo, bien, entonces en resumen, en menos de una semana, estuviste a punto de caer de un balcón, sufriste una crisis nerviosa, sin razón aparente, y lo nuevo, casi mueres atropellada, ¿me faltaba algo?

-no, no te falta nada Kim
-le dije y agache la cabeza

-habla claro Xime, que ocultas, tu sabes que puedes confiar en nosotras, recuerdas
..desde el noveno año hemos estado juntas, llevas 13 años conociéndonos, y hace 12 que eres mi amiga y la de Kimberly, tu, sabes que puedes creer en nosotras, ¿verdad?

 

-lo se
.es solo que no se como puedo explicarlo

-empieza por el principio-me dijo Kim con una sonrisa y me apretó el hombro

No me pude contener y les conté todo lo que había pasado, no omití detalles, les dije cada sentimiento, la confusión, y sobre todo les hable de Katherine, de aquella rubia que mas de una vez había querido acabar conmigo, y también con toda la vergüenza del mundo les conté, que había leído el diario de Bill, y les dije lo que había descubierto, se los conté todo
.

-Xime si esto es una broma, te pido que te detengas ¡ya!-me dijo Gina, lucia una cara horrorizada

-no es mentira, ahí esta el diario, les doy permiso léanlo, y verán que lo que digo es todo verdad-les dije desesperada, me puse de pie, necesitaba que ellas me creyeran, sobre todo que no pensaran que estaba loca

-no hace falta-dijo Kimberly, mientras se ponía de pie e iba hacia donde yo estaba-yo te creo, después de todo tu no eres del tipo de chica que hace el tipo de bromitas pesadas-me dijo en voz suave, y con una expresión de extraña maravilla, no me equivocaba, ella me creería sin importar nada, especialmente porque las dos hablábamos el mismo idioma en cuanto a la locura, es decir, cariño especial por las creaturas míticas, seguro para ella era interesante saber que después de todo si existen, lamentablemente ella no sabia el grado de desesperación que yo tenia en estos momentos, algo que me carcomía por dentro.

Gire a ver a Gina, y ella me veía, como si confiara en mi, le sonreí, y ella me correspondió la sonrisa, como pensé, ella no precisamente lo creía, pero tampoco me juzgaría, y confiaría en que voy a estar bien, ahora me sentía mejor, ahora que ellas me creían, ahora el mundo se podría venir abajo, eso no importaría, porque se que cuento con el apoyo de mis amigas
.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------OKis..............................YA volvi y creo que este capi les gusto!!!!

o me equivoco

ummmmm...............disculpen si me demoro en actualizar

problemas con la compu de mi casa, q espero se arreglen pronto

vfoy a estar actualizando una vez x semana, hasta que se terminen mis problemas

okis

asi que paciencia.............y comenten mas.................la proxima vez no actualizo con 5 comentarios

asi me haya demorado.........ehhhhhh

cuidensen

chau!!!!

Gina y Kim estaban en sus habitaciones, esta vez Kimberly se había quedado en una habitación del hotel, según ella no estaba dispuesta a hacerme dormir en el sofá, así que decidió quedarse en otro cuarto, y yo se lo agradecí.

Ya en la oscuridad y completa soledad de mi habitación es que me doy cuenta de que debo tomar un decisión, debo seguir tratando a Bill como si nada, o debo alejarme de el, no lo se.

Me tape la cabeza con la almohada, tratando de esa manera de levantarme, de volver a la realidad, después de todo los vampiros son míticos, se supone que no existen, me reí de lo que pensé, y es que siempre había deseado conocer a uno y ahora que lo conozco, desearía, no haberlo hecho.

Al oír ese pensamiento me senté en mi cama, y no, no era cierto, yo lo que en verdad deseaba era que Bill no fuera un vampiro, se que es tonto, yo soy una tonta, pero deseaba que el fuera un simple humano, deseaba que el volviera a la normalidad, deseaba matar a Katherine, por haberlo hecho eso, y deseaba morirme yo, para así, poder estar con el.

 

Definitivamente esa noche iba a ser imposible dormir para mi, me gire y vi, el diario, ese pequeño librito de satén rojo, que me había rebelado tantos secretos, demasiados secretos, que ahora desearía, no haber descubierto

Se que estoy completamente loca, y a pesar de haber descubierto todo lo que había descubierto, la verdad es que no me importa, quiero saber el final de todo, quiero saber todo lo que paso después de que el se convirtió en un

bueno quiero saber que hiso ella.

Tome el libro entre mis manos y lo abrí en la pagina en la que me había quedado, respire profundo y me prepare para saber mas
.

Los Ángeles-USA

31/julio/2009

He estado intentando llevar esto de la mejor manera, pero admito que es perturbador, el beber sangre principalmente, no me molesta, pero al mismo tiempo me causa remordimiento, es decir acabar con la vida de alguien es terrible.

Hago todo lo posible para evitarlo, puedo aguantar semanas, pero cada vez la sed va haciéndose mas insoportable, y tienes que conseguir alimento como sea, debo admitir que los hospitales son útiles, se me hizo muy fácil encontrar el banco de sangre, pero ha habido un par de veces en las que no he podido aguantar, pero estoy decidido a no permitir que eso vuelva a pasar, y esto seguro de que no va a pasar, sobre todo porque ahora tengo un mayor control sobre mi.

En cuanto a Katherine, ella no volvió, no se preocupo por mí, ni por lo que me había hecho, ella simplemente me lanzo por las escaleras, me dejo muerto y se largo, ya no voy a pensar en ella, y porque simplemente ella es la mayor de las decepciones, mejor dejo esto hasta aquí, porque ya me asquee.

Ah! Por cierto, no tengo pronta intención de volver a escribir este diario, principalmente por que estas paginas guardan demasiada historia, y ahora que Katherine no esta, creo que no voy a tener nada mas que escribir aquí, así que, adiós.

Bill Kaulitz

Empecé a avanzar las hojas del libro rápidamente, viendo si en verdad el había dejado de escribir, y no, había añadido pequeñas anotaciones, cosas como cuantas chicas se había acostado tom en 3 meses, me sorprendió leer que con 20, al parecer no era el, el que llevaba la cuenta, sino su hermano era el que se lo decía.

También leí que entre el y tom le habían cantado en el cumpleaños de su mama, y otras cositas que yo ya sabia; como que habían decidido ponerle al CD del 2009, Humanoid, y otras que no sabia como que la canción Automatic, el la había escrito pensando en ella, ahora entiendo porque escribió esa canción, y admito que quizás por eso, de ese CD esa canción no me gustaba demasiado.

Ya me había cansado, todo lo que había eran pequeñas anotaciones, y al parecer el no había vuelto a ver a Katherine, pero eso me hizo pensar, que el que no la viera, no quería decir que ella se haya ido en verdad.

Seguí revisando, solo por si acaso, y después encontré que el había escrito un fragmento largo, gire la pagina y se repetía el proceso, empecé a leer

Los Ángeles-usa

 

27/sep./2015

Vaya, hace cuanto que no escribí, así como lo estoy haciendo en este momento creo que hace años, las cosas han cambiado bastante, justo ahora nos estamos tomando unas vacaciones, solo un par de meses, ya que los chicos y yo no teníamos verdadero deseo, de salir de escena por mucho tiempo, hace algunas semanas cumplí supuestamente 26 años, pero estoy seguro de que tom nota que yo no he cambiado mucho en estos años, claro muy aparte de los diferentes cambios de look, que se han vuelto menos frecuentes, y sobre todo, hay algo mas
.

Algo que no le he dicho a nadie, muy aparte de mi gran secreto, como lo llamo yo, y es que creo que ahora me parezco a Katherine, y lo digo porque, ahora soy yo el que visita a alguien en la oscuridad de la noche, alguien a la que quiero, alguien, pero yo no me voy a presentarme ante ella, como lo hizo Katherine conmigo, yo lo voy a hacer diferente.

¿Cómo la conocí?, pues fue de la manera mas interesante, hace mas o menos dos meses, yo me encontraba aquí mismo en los Ángeles, tom, Gustav y yo habíamos salido a el centro a hacer algunas compras, estábamos intentando llamar la menor atención que fuera posible, tom se había detenido a conversar con una muchacha que recién conocía, y ya tenía esa mirada de "tu vas a ser mía", como siempre de lo mas normal para el, Gustav, estaba colocando las bolsas en el auto y yo lo estaba ayudando, pero hubo algo que me llamo la atención y me hizo levantar la cabeza.

El sonido de una chica maldiciendo, ella se bajo del auto y le dio una patada a la carrocería, me pareció graciosa contuve una risa, otra chica se bajo del auto, ambas llevaban vestidos de coctel, me pregunte a donde irían, la primera chica, llevaba un vestido de color vino, bien acentuado a su figura, su cabello estaba completamente planchado, lucia una cadena de plata, su amiga estaba igual de elegante

"Xime, te puedes calmar"-le pidió esa muchacha, a la otra la cual lucia verdaderamente ofuscada

"pero Gina, y ahora como vamos a llegar"-le dijo Xime, no se porque, pero me llamo la atención, me pareció extraño, su conflicto, y sobre todo, porque Gina, sino me equivoco, le dijo que correrían, la cosa fue que a Xime, se le rompió el tacón del zapato, esta vez no pude aguantar la risa, Gustav me vio como si estuviera loco.

La chica, la mas bonita a mi parecer, al ver sus zapatos, los maldijo y después se los saco, los puso en sus manos y empezó a correr, Gina, le dijo algo, un chiste, era algo sobre que si así iban a ser sus grandes días, no quería imaginarse los malos, eso fue algo que hizo reír a Xime, quizás una risa un poco nerviosa, pero eso no importo, el escuchar el sonido de su risa, me hizo querer ir con ella, coloque todas las bolsas dentro del auto y me fui tras ellas.

Al llegar a el lugar a el que se dirigían, era un hotel, una recepción inmensa, Xime se metió entra la gente y corrió hacia otra chica de piel morena y muy hermosa, la reconocí al instante, ella es la vocalista de la banda DARK EMERGENCY, los he escuchado, su sonido es genial, me sorprendí al verlas juntas, al parecer Xime estaba muy involucrada dentro de este mundo de la fama.

La recepción era para la presentación de un libro, era de aproximadamente 230 paginas, y en una portada en negro y rojo, había un portón y una silla vacía, de fondo una profunda oscuridad, parecía una casa de campo de noche, leí el titulo "THE END OF MY LIFE", sonreí al leerlo, me pareció muy bueno, me sentí identificado, en cierta oscura forma, me reí un poco.

 

Luego se presento la escritora, me quede fascinado al verla, era ella, Xime, o mejor dicho Ximena Méndez, así fue como la presentaron, ella lucia verdaderamente radiante, hermosa, ahora entiendo lo que decía su amiga acerca de los grandes días, según entendí ese fue el primer libro de ella publicado, escuche cada una de sus palabras, y luego compre el libro, y me encanto, ella es grandiosa, ese libro habla sobre la vida llena de tristeza y soledad de un hombre, que había vivido momentos de necesidad, un hombre que perdió a toda su familia, durante la segunda guerra mundial, y termina sus días, en una cabaña en medio del bosque en total soledad, estaba firmado como: "X. I. MENDEZ"

Me parecía dramático, quizás ella prefiere los finales tristes, no lo se, pero quiero seguir leyendo sus libros, no creo que este libro tenga problemas en las ventas, desde ese día, he procurado saberlo todo sobre ella, estoy encantado, cada vez, me gusta mas
..solo espero que ella me acepte, y que no me rechace, quiero, hablar pronto con Ximena.

El ya me había hablado de la manera en la que me había conocido, aunque al parecer había omitido ciertas cosas, y el me había estado vigilando, la pregunta que me hago es ¿Cómo se supone que debo actuar, ante esto?

El me había estado vigilando por años, es decir se había comportado como un completo sádico, enfermo, tal como se había comportado Katherine, no existía mucha diferencia entre los dos, vale exagero un poco, pero como se supone que debo actuar ahora, deje el diario a un lado, y me tape la cabeza, desee que todo cambiara, que en verdad fuera un sueño, desee que todo regresara a la normalidad, pero no, aquí estaba yo, acongojada, y abrasándome las piernas de la manera mas patética, enterré mi cabeza entre mis manos, y me sumergí en la oscuridad de mis pensamientos, deseando despertar, despertar muy pronto.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------saben que!!!! m encanta cuando consigue la cantidad de comentarios que quiero

y ademas......estoy feliz!!!!! estoy en la compu de mi casa, el internet volvio

voy a hacer fiesta

el siguiente capi se lo dedico a la primera persona en comentar

okis

se cuidan

xoxoxoxoxoxoxo

Que hermoso es aquel breve momento antes de levantarte por completo, el momento en el que aun no tienes total conciencia de lo que pasa en tu vida, el instante en el que estas despierta y al mismo tiempo dormida, pero como dije es un tiempo muy corto, un tiempo que jamás dura lo suficiente.

Abrí los ojos y me encontré con Jenny, recorría mi cuarto de un lado a otro, revisando mi armario, y sacando traje tras traje, parecía bastante apurada

-¿Qué haces?

-¡oh!, me asustaste, creí que estabas dormida-respondió sin dejar de buscar en el closet.

-lo estaba, pero tu hacías tanto ruido, que me levante-le conteste a modo de broma -¿Qué hora es?

-dormiste mucho, son las 5:30 y disculpa si te levante, pero es que tengo que encontrar el vestido perfecto para esta noche-respondió, y entonces recordé que al fin había llegado el día de la fiesta, el día en el que volvería a ver a Bill, el día en el que le tendría que devolver el diario a tom.

 

-Ximena, ¿Dónde esta el vestido celeste con escote, ese que llevaste para la fiesta de mi hermana?

-no lo se, creo que en ecuador, pero dime, ¿tu no tienes vestidos que ponerte?-le pregunte al ver la ansiedad con la que revisaba mis vestidos

-tontita, claro que tengo, pero no me parecen los adecuados, y hoy tengo que estar perfecta

-¡claro! Como hoy llega Sorem (soam)-le dije con una sonrisa picara

-¡si! No sabes me muero por verlo, lo he extrañado mucho-me confeso mientras se mordía el labio, yo me reí de la expresión

Me levante de la cama y fui hacia los cajones de la cómoda, busque un poco y encontré una bolsa, saque el vestido que ahí guardaba, lo había comprado hace tiempo, era de color verde oscuro, abierto hacia un lado, con poco escote, y bien ceñido, era elegante, se lo pase

-¡oh, esto es perfecto!-exclamo claramente alegre-¡gracias, Xime!-me dio un abrasó y salió muy contenta del cuarto, yo fui detrás de ella, Kimberly y Gina estaban sentadas en la mesa, Jenny corrió a el baño, seguramente a probarse el traje.

-¿Dónde esta mi hermana, y mi prima?-pregunte

-aun dormidas, o por lo menos por aquí no se han pasado-me dijo Gina mientras se servía un poco de fruta en un plato

-¡ya veo!-dije mientras me sentaba en el sillón

-bells, ¿ya estas lista para ver a Bill?-me pregunto kimy

-no, y menos después de lo que leí ayer, es decir

ah

ya no se ni que pensar-le confesé, ella y Gina se acercaron a mi

-cuéntanos-fue lo único que me dijo gus, y por mi bienestar mental, se los conté todo, no omití detalle, ellas se sorprendieron ya que jamás se hubieran imaginado algo como eso, yo las entendía, aunque obviamente mi caso era peor.

-ummm ¿vas a hablar con el cuando llegue?-me pregunto gus

-no lo se, creo que si, aunque
.

-tienes que verlo, sobre todo debes entregarle las cosas de Bill a tom-me recordó Kimberly, y sabia que aunque quisiera debía estar aquí, si quería recuperar mi laptop, había avanzado en la computadora del departamento, pero en la laptop estaban casi las mitad del libro

-tengo suerte de que no haya llamado el editor-dije sintiéndome aliviada

-error, llamo hace dos horas, dijo que ibas a estar muerta, sino presentabas ese libro en menos de dos semanas mas-me dijo Gina

-¡ah, perfecto!, ¿Por qué simplemente no me cae un rallo en la cabeza?, eso facilitaría las cosas, es decir si me quieren matar, un rallo es mas efectivo que querer atropellarme, o matarme de un ataque al corazón por la presión de escribir-dijo mientras movía las manos sin parar, estaba demasiado molesta.

-contrólate bells, ¿quieres?-me dijo kimy -además no creo que por ahora tengas problemas, charles nos dijo que va a venir a la fiesta, y no creo que te mencione nada -soltó mientras se paraba y se iba a su cuarto

-Ximena, es mejor que te empieces a arreglar si quieres estar bella esta noche-me dijo Gina mientras me guiaba a su cuarto.

Empezó a ponerme un montón de cosas en la cara, luego paso a peinarme, mientras me dejaba puesta una mascarilla, después me maquillo, admito que me sentí incomoda, pero de todos modos le di el gusto de atenderme como en un salón de belleza, y al verme al espejo, me gusto lo que vi, mi cabello estaba suelto y planchado, mi maquillaje era en colores suaves y perfecto, solo me faltaba el vestido, me decidí en ponerme un pantalón pegado a el cuerpo, una blusa de color vino con escote en v, y detalles en negro, unas sandalias altas, y estaba perfecta.

 

Mientras me observaba en el espejo, Gina aprecio detrás de mi, llevaba un vestido negro, era estilo corset en la parte superior, y luego se abría elegantemente, llevaba un trenza que le quedaba como si fuera una diadema, y el resto de sus rizos sueltos, maquillaje impecable, y eso zapatos extremadamente altos que a ella le gustan.

Ya después de eso fui a la sala, mi hermana y prima estaban preciosas, Karla llevaba una falda corta pero bonita, negra, y una blusa de color rojo, su cabello suelto, Roxana, en cambio llevaba un vestido bastante corto y pegado a el cuerpo, se podría decir que estaba lista para matar, Jenny lucia el vestido que le había prestado.

-¡te queda genial! -le comente con una sonrisa -lo quiero de vuelta -le amenacé, con la cara bien seria, no seria la primera vez de que Jenny me quita algo porque le gusta.

Carl, el guardaespaldas de Kimberly nos informó que los invitados ya estaban llegando, en parte eran amigos, otros familia, o amigos de mis amigos que yo había dejado que invitaran, las manos me empezaron a sudar ante el pensamiento de que tendría que enfrentarme muy pronto a Bill.

Ante el aviso de Carl, mi prima, mi hermana, y Jenny salieron corriendo hacia la fiesta, pero Gina me detuvo, entro a mi cuarto y me trajo una maleta, la reconocí, era el bolso de Bill.

-¿lo piensas llevar?-le pregunte con un grito un poco histérico

-no para nada, solo lo saque aquí, para que se te haga mas fácil encontrarlo -me dijo con una sonrisa; salimos a el pasillo, tomamos a el ascensor a el tercer piso, pero antes hizo una parada en el segundo, al abrirse la puerta nos encontramos con kimy; la que nos jalo y saco del ascensor

-¿Qué te pasa? -le pregunte

-pues veras, es que se me había olvidado comentarte ciertas cositas, pero es que
.

-¿Qué? -le pregunte bastante exasperada, ella me estaba poniendo mas nerviosa de lo que ya estaba

-mira, es que yo invite a los chicos de la banda -me confeso

-¿los muchachos de la banda están aquí? -le pregunte con la sorpresa escrita en la frente

-si, espero que no te moleste, es que los invite, pero fui como a broma, pensé que no tendrían tiempo de venir, pero al parecer ellos aprovecharon y decidieron pasarse por aquí -me dijo con una sonrisa a modo de disculpa

-creo que debiste haberlo comentado, después de todo la fiesta es mía, pero bueno esta bien -le dije

-¡gracias! -grito

-ok, ya esta arreglado todo, ahora vámonos -dijo Gina con un pie dentro del ascensor

-este, una cosita mas, es que cuando estábamos en Madrid yo invite a los chicos de CINEMA BIZARRE, y ellos me confirmaron que si van a llegar, por lo menos romeo, strify, Yu, kiro y Yuri -pronuncio el nombre con una sonrisa

Esta vez no le conteste, no es que me molestara, sino al contrario me gustaba que los haya invitado los chicos de cinema eran grandiosos, lo único que me incomodaba de la situación, era "la mente" de kimy, como dice gus, mira que por eso venir a incomodarme, si no me había molestado que invitara a la fiesta a su amiga Katherine, que digamos no me cae bien, pero me iba a enfadar por que invitara a los cinema, ahora lo único que en cierta forma quería era salir de esta fiesta, acabar con todo.

 

Durante el transcurso del ascensor note como kimy me veía de reojo, ¿creerá que estoy molesta con ella?, es lo mas seguro, pero eso es algo que aclararemos después, el ascensor paro justo en el tercer piso, las puertas se abrieron, y yo levante la mirada para caminar hacia el salón, pero entonces lo vi.

Tan perfecto y hermoso como siempre, mirándome solo a mi, como yo lo miraba a el, no espere mi reacción, pero lo que hice fue sonreír y correr hacia el, me lance a sus brazos, y al sentir su piel en contacto con la mía, sentí que estaba bien, que todo estaba maravilloso, el universo podría caerse y yo no lo notaria, y entonces me di cuenta que todo podría irse al infierno, poco me importa si el es un vampiro o no, o si es un lobo, o un brujo, un extraterrestre, podría venir de otra galaxia, no importa, ni va a importar jamás, porque lo amo, y lo voy a amar por siempre.

Me despegue un poco de el, para poder verlo a la cara y el me estaba sonriendo

-parece que me extrañaste
.-comento con aquel aire despreocupado

-no sabes cuanto -le conteste y no me importa nada, enrede mis brazos a través de su cuello y lo agache, me pare en puntillas solo un poco para poder alcanzar sus labios, los cuales me recibieron con cariño, y necesidad, su sabor no había cambiado, era como a la gloria, la sensación de sentir que el cuerpo te ardía, pero de una manera cómoda y deliciosa, sentir como tu respiración se acelera, sentir como tu estomago da un giro y todo por el.

Nuestro beso se prolongo, quizás porque ninguno de los dos estaba dispuesto a detenerlo, no había olvidado respirar y no tenia la necesidad de aire, no en estos momentos, sentí como delicadamente me levantaba del piso, para poder besarme erguido, era obvio que mi peso para el no era nada, mis manos acariciaron su rostro, sus cabellos, sus hombros, mis manos se deleitaban sintiendo los duros músculos de los hombros de Bill, hubiéramos seguido por siempre, de no ser que escuchamos a alguien limpiándose la garganta, y me di cuenta, de que ahí seguían mis amigas, y alguien mas
.

Puse mis manos en el pecho de Bill, y lo retire delicadamente, el me coloco en el piso, al sentir los pie en la tierra de nuevo es que me di cuenta que a mi lado estaba tom, sentí como mis mejillas se ponían rojas, el se rio de mi expresión, me gire a ver a Gina y a Kim, y ellas parecían haberse quedado mudas

-disculpen
-les pedí, mientras sentía arder mas mi cara

-no te preocupes, es solo que
..no esperábamos esa reacción -dijo Gina, en una voz de sorpresa total, yo solo me reí tímidamente

-yo me voy a la fiesta
.-dijo Kimberly completamente roja, y con una sonrisa picara -ah y gusto en verlos chicos, hablamos tom -se despidió mi amiga

-y bien
.no nos vas a presentar a esta hermosa chica -dijo tom, mientras miraba de pie a cabeza a Gina, ella le sonrió coquetamente, algo debo decir, demasiado normal en ella, me separe un poco de Bill y fui hacia ella

-les presento a mi amiga Gina -dije con una sonrisa -gus, ellos son Bill y tom

-ya los conocía
.aunque no en persona -dijo mi amiga mientras saludaba a Bill con la mano, un poco temerosa, y a tom le planto tremendo beso en la mejilla

 

-les parece si vamos a la fiesta -propuse, al ver que aparentemente todos nos habíamos quedado inmóviles en el pasillo

-si es lo mejor -dijo Gina y fue al salón, tom no le quito el ojo de encima, mientras mi amiga parecía moverse mas coqueta que nunca, era obvio que tom iba a estar detrás de ella, pero antes de irse, me lanzo una mirada bastante significativa, yo le guiñe el ojo, el me sonrió y asintió, ambos sabíamos que debíamos hablar, pero eso seria luego.

Tome a Bill de la mano y lo lleve a la fiesta, estaban todos los escritores que conocía Joselyn, Majo, unas chicas que conozco desde que empecé a escribir, aparte de algunas otras primas que habían venido, mi hermana, amigas, la banda de Kimberly, y también Georg y Gustav, los cuales estaban muy entretenidos hablando con ellos, los Cinema bizarre, estaban en otra esquina, según creí ver, romeo no le quitaba la mirada a Joselyn, y Yuri estaba pegado a kimy, no se si mi amiga ya lo habrá notado, pero Yuri parecía no respirar cuando estaba ella, era obvio que el estaba mas que enamorado.

Durante el resto de la noche yo no hice mas que bailar con Bill, sentir su cuerpo junto a el mío era liberador, como alguna vez había explicado Stephanie Meyer en sus libros, era como si hubiera estado adolorida y estar junto a el me hiciera sentir mejor, como en casa.

La fiesta cada vez se iba prendiendo mas, parecía que no fuera a acabar, y Bill y yo bailamos hasta que el, de un momento a otro, el pareció preocupado

-ya vuelvo, espera aquí, no te muevas -me ordeno, con aquel tono que yo detestaba, y el se marcho, no paso demasiado antes de que tom se acercara acompañado de Gina, los cuales estaban bien pegaditos

-bella, ¿podemos hablar ahora? -me pregunto tom, y yo solo asentí una vez, Salí con el del salón, y nos dirigimos a mi habitación, se sentó en el mueble

-aquí está lo que quieres-le dije mientras le pasaba en bolso rojo, el lo abrió y se aseguro de que estuviera todo, en especial el diario, después de todo ya no lo necesitaba, ya sabia lo que quería

-¡gracias! -exclamó tom, muy agradecido

-no hay problema, ahora ¿Dónde están mis cosas? -le pregunte pensando en mi celular, laptop, y mis tangas, solo por si acaso

-te parece si te las doy mañana, es decir entenderás que estando junto a Bill, no podía cargar el bolso conmigo

-entonces, ¿Cuándo puedes dármelo? -le pregunte irritada, aunque sabia que el tenia la razón

-mañana, yo te vengo a buscar a primera hora, ¿esta bien?

-si, esta perfecto -concluí con un gesto de manos

-ahora volvamos a la fiesta -dijo el con una sonrisa, fuimos a la puerta, pero entonces el se paro y me sostuvo los hombros, me vio directamente a los ojos

-de verdad eres genial, te debo una por esto -me soltó de golpe, yo empecé a mover la cabeza, como negando

-no, te equivocas, tu también me hiciste un favor al cuidar mis cosas -le dije con una sonrisa amable

-me va a encantar ser tu cuñado -comento con una sonrisa, y luego me abraso, éramos amigos ahora, supongo que esto pasa, cuando compartes un secreto con alguien por mucho tiempo, y eso había pasado en este caso con tom, le correspondí el abraso, sintiéndome muy feliz, nos separamos lentamente, el me miro y me sonrió, nos dimos un poco la vuelta para regresar a la fiesta, y entonces vimos a Bill, parado al final del pasillo, vi como tom, escondió rápidamente la maleta.

 

Me angustie, camine hacía el, intentando alcanzarlo, pero el negó con la cabeza, se alejo los pasos que yo había avanzado, y salió corriendo de hay, lo seguí, pero cuando gire el pasillo ya no lo vi, gire para mirar a tom, y el tenia el ceño fruncido, seguro pensaba lo mismo que yo, que Bill había mal interpretado las cosas

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno aqui les dejo este nuevo capi

esperando que les guste

actualizo cuando tenga 10 comentario!!!!

bueno se me cuidan

xoxoxoxoxoxo

PD: congratulation!!! a mi amiwa kimy x haber terminado su primer fuc, aqui en potterfics

Tom y yo habíamos vuelto a la fiesta, con la intención de buscar a Bill, pero no lo encontré, tom estaba enfrascada en una conversación con Gina, y yo mientras tanto muriéndome de la preocupación.

Esta situación me tenia fastidiada, todos se estaban divirtiendo, y yo tenia un mal sabor de boca, lo único que deseaba era hablar con Bill, tenerlo conmigo, quería besarlo, abrasarlo, lo quería y el no estaba, yo ya no tenía nada que en verdad quisiera en esta fiesta, por lo tanto deseaba irme. Me aleje de la mesa y me dirigí ala puerta, pero alguien me agarro de los hombros

-¿A dónde crees que vas? -me pregunto Jenny, yo me gire para encontrarme con su carita de contrariedad

-¿Qué te pasa? -le pregunte al percibir que su humor no era el mejor

-que, que me pasa, nada
.nada, nada, solo que Sorem, aun no ha llegado, y yo siento que me voy a morir de la ansiedad, el dijo que estaría aquí temprano, y aun no lo veo, Ximena, por favor no me dejes sola
. -me dijo con su voz un poco agitada

-esta bien, esta bien, solo
..respira profundo -le pedí en una manera de rogarle que se calmara

el resto de la noche estuve atrapada con Jenny, hasta que llego Sorem, lo había visto muchas veces en foto, y a mi parecer era lindo en cierta forma, pero aun seguía sin entender que le veía Jenny, quizás soy mala, pero es al verdad, aunque bien dice que en gustos y sabores no opinan los doctores.

La noche si se salvo de alguna manera fue cuando Sorem pidió que quitaran la música por un momento, y fue entonces cuando en frente de todos nosotros se detuvo, y le dijo lo mucho que la amaba, y que deseaba pasar el resto de su vida con ella, le pidió matrimonio, mientras se arrodillaba, en un gesto tan antiguo como el tiempo, me enternecí como nunca, obviamente mi amiga dijo, si, o mas bien lo grito.

Mi amiga estaba saltando en un pie, y estaba tan feliz, y por ende yo estaba muy feliz por ella, pero las cosas acaban y gracias al cielo y a todos los santos que esa fiesta se acabo, romeo, salió muy feliz charlando con Joselyn, tom salió con Gina, según entendí a mi departamento, yo por mi parte fui al cuarto de los chicos.

Al llegar a su cuarto toque la puerta muchas veces pero el no me abrió, me estaba empezando a desesperar, esta noche había sido en verdad extraña, sabia que amaba a Bill, lo suficiente como para ignorar lo que es, lo suficiente como para arriesgar mi vida, ¿y ahora donde estaba?, lo necesitaba, necesitaba aclararle las cosas, decepcionada y triste volví a mi departamento, no quise ni pasar por el cuarto de gus, temiendo lo que me fuera a encontrar, así que me fui directo a el mío.

 

Me acosté en la cama, después de haberme puesto mi pijama, y me quede viendo el techo por largo rato, no se en que momento me quede dormida

-despierta, despierta
-oí que me pedía su voz, una voz a la que obedecería siempre, abrí los ojos, sin cuestionarme nada, y ahí, frente a mi, estaba Bill, tan hermoso, y perfecto como siempre

-Bill, te quiero explicar
.que yo
-empecé a decirle pero el me puso un dedo en la boca, movió la cabeza hacia los lados

-sabes acaso
..lo mucho que te amo
-me dijo mientras me miraba a los ojos, yo me lancé a sus brazos, y lo apreté con fuerza cerca de mi, no quería que se fuera, ni que me dejara, y el me amaba, tanto como yo a el.

-no me importa si tu y tom, tienen algo, yo
no
te voy a juzgar
yo -dijo y entonces vi lo equivocado que estaba, el pensaba, enserio creía que yo tenia algo con tom

-ya me has dicho lo mucho que me amas, pero no has escuchado lo mucho que yo te amo a ti, entre tu hermano y yo no hay nada, ni lo va a haber, el no es mas que un amigo -le dije, pero el me miraba igual que nadie, no me creía y de eso estaba segura

-no he venido para oír explicaciones, ni para que me intentes convencer de nada, yo solo vine porque no te quiero perder, y es que
hoy vino Katherine -me confeso de pronto

-¡¿que?¡, ¿pero en que momento?

-recuerdas cuando me fui en la fiesta -dijo mientras había un gesto de dolor -pues era porque percibí el
. -dijo pero se detuvo de pronto, luego cambio el contexto de sus palabras -sabia que había venido Katherine

-¿Qué te dijo? -le pregunte repentinamente angustiada, no me agradaba la idea de saber a Bill, tan cerca de esa sicópata

-eso es exactamente lo que me molesta, ella, ella esta decidida a hacerte daño, y yo no lo soportaría, antes pensé que quizás tu y yo, podríamos
..podríamos estar juntos por siempre
pero ahora

-yo aun quiero estar contigo -dije en un susurro

-soy demasiado egoísta, te quiero para mi, a pesar de saber que eso, te va a
-empezó a decir y yo supe a que se refería

-si tengo que morir para estar contigo
lo acepto -le dije y el me miro con cara de confusión, yo le sonreí

-eres muy obvio Bill, ¿acaso no has leído mis libros?, ¿jamás pensaste que yo me terminaría dando cuenta?

-entonces tu
.

-si, se lo que eres y no importa, ya lo sabia hoy, cuando me lancé a tus brazos, ¿ese beso no te dijo lo mucho que te amo? -le pregunte y el agacho la cabeza -creo que no, pero no cambia lo que siento, ni lo que pienso

-¿esto es lo que quieres en verdad? -me pregunto con seriedad, mientras me miraba a los ojos

-quiero estar contigo

-me gustaría creerte
-estuve a punto de rebatir su incredulidad, pero el no me lo permitió -pero ahora lo mas importante, es protegerte, me dejaras, ¿confías en mi?

-mas que en mi propia vida -le asegure sin dudarlo

Entonces el se acerco lentamente a mi, me apretó contra el, y luego susurro "esto no te va a doler", y entonces beso con suavidad mi cuello, luego sentí una pequeña punzada de doler, no era extremadamente insoportable, pero tampoco agradable, aunque eso cambio, de pronto me fui dejando llevar, la forma en la que sus labios se amoldaban a mi cuello, la forma en la que su lengua lamia mi herida, era como cuando te hacen un chupete, pero
.mas estimulante.

 

Se retiro, y me vio a los ojos, pareció divertido por mi expresión en alguna manera, luego me beso, sentí el sabor a sangre en su boca, pero no me importo, yo solo lo bese con pasión, disfrutando del cosquilleo que me producían sus labios sobre los míos, como quemaba, y al mismo tiempo me hacía desear mas, le sostuve de la chaqueta y lo apreté mas hacia mi, el se vino acercando, cayendo delicadamente sobre mi, mis manos exploraban avariciosas su rostros, y el me fue acariciando hasta llegar a mis caderas, me apretó con fuerza y ahí se detuvo, me alejo un poco

El levanto su mano y se hizo una herida, exactamente no se como, no lo vi, pero el me acerco su mano, con su sangre, me la ofreció y yo acepte beber, el sabor era agradable, no exactamente dulce, o salado, sino como un tipo de jugo extraño, pero que cada vez me iba gustando mas, y mas, seguí bebiendo y el no me detenía, hasta que, alejo su mano

-más
-pedí, sin creerme las palabras que estaba diciendo

-no bells, mas seria demasiado, no es tu tiempo, debes seguir siendo humana -me dijo y yo la verdad no entendí

-pero ese no era el fin de esta reunión, el hacerme indestructible, para que así Katherine no me pudiera hacer nada, o ¿me equivoque?

-Aun no lo entiendes, pero esto te va ayudar mucho, pero bells, mientras te besaba me di cuenta, de que no soy tan egoísta como creí, no te puedo condenar así, y al mismo tiempo te estoy condenando, se que no lo entiendes, pero ya lo harás

-si, tienes razón, no lo entiendo -ya estaba cansada de los secretos, vi como el se disponía a pararse

-¿por donde entraste? -le pregunte de pronto

-por la ventana

-pero estamos en el piso numero 20
-empecé a decir pero entonces entendí, que quizás esto no era nada para el -tu eres el que me visitaba en el hotel de Madrid ¿verdad? -le pregunte, y el no me contesto, pareció horrorizado

-no, bella, en Madrid no hice eso
-me dijo y entonces los dos supimos, quien era mi visitante, nada mas y nada menos que Katherine

-debo irme, debo averiguar algunas cosas -dijo mientras se ponía de pie, yo me adelante y le sostuve la mano

-no, por favor, quédate conmigo -le pedí, y el se recostó a mi lado, yo me apreté contra el, respire su perfume profundamente, lo abrasé sintiéndome mejor, ya no me importaba Katherine, yo lo único que quería, era a el, todo lo que deseaba era a Bill, y en estos instantes el estaba a mi lado, me estaba quedando dormida, lo ultimo que percibí, fue su dulce voz diciendo "feliz cumpleaños"

Cuando me desperté lo hice por culpa de el televisor, estaba demasiado alto el volumen, aun con los ojos cerrados empecé a buscar en mi cama, pero el ya no estaba, abrí los ojos completamente decepcionada, me levante y fui directo a la sala, me sorprendí al ver a tom con sus pies en la mesa, sentado cómodamente mientras veía televisión, fui hacia el

-linda pijama -me dijo mientras me veía de pie a cabeza, yo me enrojecí, más que un pijama era solo un camisón

 

-¡no seas baboso! -le grito Kimberly, la cual estaba sentada en la mesa, medio girada, tomo un pan, y se lo lanso en la cabeza a tom

-jajajaja no estés celosa, que para ti también hay mucho tom -dijo el, mientras lanzaba una sonrisa burlona, dejo de reírse cuando le cayo una almohada en la cabeza, me sorprendí al ver que se la había lanzado Gina

-ya, mi amor, tu sabes que solo tengo ojos para ti
-dijo tom mientras le lanzaba un beso a mi amiga

-mas te vale
-dijo gus, mientras se regresaba a la cocina

-chicos, ustedes no saben donde esta Bill, no lo vi
-dije mientras señalaba a la puerta de mi cuarto

-¿durmió aquí? -me pregunto Kimberly, con repentino interés

-vaya, yo que pensé que estaba molesto, mi hermanito no pierde el tiempo, aunque claro
.no lo culpo -dijo mientras me lanzaba una mirada poco apropiada, a veces creo que tom hace eso apropósito, me reí, y no le preste atención

-si técnicamente, pero no paso nada

-aja, aja, no paso nada -dijo kimy con un tono jocoso

-si no paso nada, lo siento mucho, si quieres esta noche yo duermo contigo

-¡tom! -volvió a llamarle la atención Gina, y el solo le sonrió de forma coqueta

-bueno, bueno, bella, hay te deje tus cosas -me dijo mientras señalaba mi bolso, corrí a verlo, saque y puse a cargar mi celular, mi laptop, también la puse a cargar, revise, mi ropa interior

-tom, aquí faltan 5 pantaletas -le dije y el me sonrió

-ah, pues, las tome para regárselas a
.mi mama -dijo y de verdad pensaba que yo me creería eso, ¿pensaba que era idiota?

-déjame, y adivino, le empezaste a dar una pantaletas a cada chica con la que te acostaste en la ultima semana -le dije

-no, como crees -dijo en tono serio -le he dado una pantaleta a cada chica hermosa con la que he dormido esta semana -me soltó y yo solo pude pensar "iu"

-¡Qué asco! -dije mientras iba a mi cuarto, me cambié de ropa, y luego vi mi teléfono, mas de 500 llamadas perdidas de mi mama, ummm, me pregunto que quiere, no me importo si el teléfono estaba o no bien cargado, solo llame

-¡hallo Ximena!

-hola, mami, ¿dime como estas? -le pregunte

-muy bien, que tal tu fiesta de cumpleaños -me pregunto en tono alegre, mi mama, amaba las fiestas

-inolvidable -le dije al recordar lo incomoda que me había sentido ayer

-maravilloso, ah por cierto, te quería decir, que por aquí estuvo una amiga tuya, se decepciono al saber que no estabas en el país, me dijo que hace mucho que no se veían -me conto

-así, y ¿Cómo era?, ¿te dijo su nombre?

-era un nombre bonito, era con k, pero ella era rubia, y hermosa, me dijo que era extranjera, pero no sabes lo bien que habla el español, ¿Cómo era su nombre? -se pregunto así misma, y transcurrieron unos segundos, hasta que ella grito

-¡si!, ¡ya lo recordé! Era Katherine, si, Katherine

Me quede sin palabras, ella había estado en mi casa, con mi madre, en Ecuador, ella sabia donde vivía, ella estaba demasiado cerca, demasiado cerca de mi y de las personas que amo, ahora había visitado, a mi madre, solo para saber como era, ya había querido hacerle daño a Kim, estaba demasiado cerca
.demasiado

-hija, hija, ¿estas ahí?

 

-eh, si, si, mama, me tengo que ir, yo te llamo luego, y Karla y Roxana van a ir mañana, así que no te preocupes, mándale saludos a todos, y ma, no dejes que Katherine entre a la casa de nuevo

-pero ¿Por qué? -me dijo en tono preocupado

-ella no es mi amiga, ella no es nada mío
solo has lo que te pido ¿si?

-si hija, esta bien, entonces nos vemos en

-en tres meses voy a Ecuador, no te preocupes -le dije y después de ello, colgamos

Me senté en la cama, mientras apretaba fuertemente el teléfono celular, ella, esa sicópata, esa enferma, estaba demasiado cerca, demasiado, y yo tenia miedo, miedo de que le haga algo a mi familia, amigos, o al propio Bill, que en su afán de cuidarme salga herido, eso no me lo perdonaría, jamás

El resto de la tarde me quede encerrada en mi casa, las chicas habían salido, todas y yo no había querido quedar, los chicos de Tokio hotel, no tenia ni idea de donde estaban, pero no quería saber nada, no quería, si había algo que en ese momento me hubiera ayudado, eso era Bill, pero el no estaba

Un pitido se empezó a escuchar en toda la habitación, un sonidito molesto, después de un instante comprendí que mi laptop estaba encendida y en el Messenger, había recibido un mensaje, me fui acercando y vi que no decía el nombre de la persona que lo enviaba, lo abrí

Este juego ya me canso, no lo soporto mas, me aburrió, por lo que he decidió ir a la base del problema, es decir contigo

Si, soy brillante, necesito verte, tú ya me conoces, claro que si, como no lo harías, después de todo, nadie me olvida una vez que me conoce, en todo caso, no vamos a hablar de mí, sino de ti...

Te espero en una hora, en la carretera 110, saliendo de chicago, no creo que te tome demasiado llegar, te pido que seas puntual, en Europa, cuando alguien se demora, le da derecho a la persona que esperaba de arrancar la cabeza, de quien estaba llegando tarde, así que
no te demores. Si no quieres perder tu cabeza!

Si eres cobarde y no llegas, pues
.recuerda que conozco a todos los que quieres, a todos, que tu madre cierre la puerta de la casa, no me va a detener de entrar, y lo sabes, así que, te espero, pronto, en la carretera, para hablar, como GRANDES AMIGAS, no tardes

Atte. Katherine

Sentí que un escalofrió me recorrió, esto era demasiado, definitivamente, y lo peor es que sabia que iba a ir, debía, tenía que ir, ella estaba loca, y claro que era capaz de cumplir sus amenazas, llame a la recepción y le pedí a la joven que mi auto estuviera en la entrada, tome las llaves de mi auto, y Salí del departamento, a enfrentarme con mi destino, sin saber con que me iba a encontrar

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Al fin voy a tener a katherine frente a frente

ummmm vamos a ver que pasa................hummm bueno espero que les haya gustado

yyyy n0 actualizo hasta tener 10 o mas comentarios....

okis

cuidensen

xoxoxoxoxoxoxo

Salí a toda velocidad del hotel y no me preocupe por avisarle a nadie, de adonde iba, o con quien me iba a encontrar, claro que no lo haría, no iba a poner en riego a nadie, y menos a mis amigas, o a Bill.

 

Me subí en mi auto y acelere, sabia muy bien a donde debía ir, conocía bien chicago, así que en verdad no me iba a tardar en encontrarme con Katherine; por alguna extraña razón en ese instante estaba pensando en Kimberly, en lo mucho que me divertía, las veces en las que ella se reía por algo que a mi parecer no tiene gracias, y de igual forma yo me termino riendo, solo por ella, y por que me contagia su alegría, ella siempre me hacía sentir mejor de alguna manera, la quería demasiado.

Y Gina, tan seria, si bien es cierto mi relación con ella era muy diferente, ella siempre sabia que decirme para hacerme sentir mejor, siempre me daba buenos consejos, y como ella me dice, pido a Dios que te de paciencia, me reí ante ese recuerdo, yo soy de las personas que siempre necesitan exceso de paciencia, lo que esta pasando en este momento muestra que lo que digo es verdad. Paciencia para encontrarme con Katherine, paciencia por no empezar a insultarla a penas la vea, por todo lo que me ha hecho a mí y a los que quiero.

Y Bill, mi adorado Bill, siempre lo he querido, y admirado, siempre, y ahora que compartíamos tanto es que me doy cuanta de que mi cariño de antes, no se compara al que siento por el ahora, lo amo, y lo voy a extrañar, pensé, y me horrorice ante ese pensamiento.

Entendí que yo esperaba encontrarme con mi muerte, eso era lo que pensaba, y estaba segura de que así iba a ser, pero eso no importa, ya no le temo a al muerte, después de todo ahora entiendo de que tu vida vale mucho, siempre y cuando la uses para salvar o cuidar a quienes quieres, y yo no voy a permitir que Katherine haga daño, a alguien que yo quiera, antes que eso, prefería morir yo

Mi celular empezó a sonar, lo sostuve entre mis manos, y al saber que era Bill el que me llamaba, aleje el teléfono de mi vista, el no iba a impedir mi encuentro con esa maldita, al contrario ya faltaba poco para verla, solo un kilometro mas.

Ya cerca de mi destino, observe que la calle se había abierto, y que junto a la acera de la carretera, había un mirador, rocoso, y uno se podía dar cuenta de que ya estábamos bastante alto, al ver el letrero de esta saliendo de chicago es cuando me detuve, apreté las llaves en mis manos, y Salí del auto, mi cabello se me caía en el rostro, debí de haberme hecho una coleta.

Camine sobre ese terreno rocoso, y entonces se escucho una resonante y aguda risa, mas bien una carcajada, me gire y fue entonces cuando la vi con completa claridad, su cuerpo era delgado, sus facciones hermosas, su cabellos rubios, y esa mirada oscura, no solo por sus ojos de color negro, sino por su extraordinaria maldad.

Camino sin dejar de observarme con ojos críticos, se puso frente a mi, y se alejo unos 5 pasos, estábamos frente a frente, sin dejar de vernos y sin decir ninguna palabra, de pronto por su rostro se extendió, una pequeña pero sínica sonrisa, una sonrisa que yo ya había visto, una sonrisa que me hacia querer abofetearla.

Al ver mi expresión se volvió a reír, perfecto ahora se estaba riendo de mí...

-¡VAYA!....eres valiente
. -dijo mientras me miraba de pie a cabeza -de verdad tienes agallas, presentarte así, frente a mi
.pensé que iba a tener que irte a buscar a tu departamento

 

-no, siempre he sido una persona puntual, y acudo a mis citas
-le dije con un tono soberbio, esta bruja me ponía de mal humor, ella se volvió a reír

-si que eres altanera
.yo te voy a bajar esos humos -me dijo mientras se acercaba y me acariciaba el rostro, me quedo observando detenidamente, me analizaba, y su profunda mirada me molestaba -aun sigo sin entender que te vio
-dijo y yo supe a quien se refería

-ni yo lo se, debe ser que soy una maldita como tu -le escupí las palabras en la cara, ella me abofeteo, apreté con fuerzas las llaves entre mis manos, y le devolví la bofetada, las llaves le arañaron el rostro, se le hiso una pequeña herida, la que cicatrizo inmediatamente.

Se toco la parte en la que la había herido, y luego vio sus dedos

-en verdad eres valiente, te has atrevido a hacerme daño -me dijo mientras me enseñaba la sangre que empezaba a secarse en sus dedos -has hecho que sangre, y eso no te lo voy a perdonar -me dijo y entonces corrió hacia a mi, en un movimiento tan veloz que apenas lo vi, me agarro por el cuello, y me elevo del suelo, me asfixiaba.

El aire escapo rápidamente de mis débiles pulmones, y apreté sus manos, le clave mis uñas, y pesar de estar perdiendo el aire, no deje de verla con soberbia, suficiencia, y odio puro. No me quito los ojos de encima y luego me devolvió al piso.

-tienes un don para molestar a los demás
-dijo mientras se alejaba de mi, contoneándose, y sacudiendo su cabello, esta mujer me recordaba a todas las que me caían mal en el colegio

-si, pero mas que nada, tengo un don para hacer ver su suerte a los demás... -le solté de golpe

-ah
si
¿ que me harías?
.¿vas a intentar golpearme? -me pregunto con una sonrisa burlona

-no, yo jamás me rebajo de esa manera, solo las callejeras, se rebajan a los golpes, yo soy mas de la que sueltan verdades sin contemplaciones, y de ti, tengo tanto que decir -le dije mientras la miraba desdeñosa

-y ¿tu crees que me importa lo que me digas?

-no se, si te importe o no, aunque eso tampoco evitaría que te las dijera, y eso tampoco te parararia a escucharme -le solté, yo era muy analítica, estudiaba a todos los que me rodeaban, y Katherine, no era mas que una frustrada, enferma

-ummm, pero antes te tengo mucho que decir, porque mas que nada
.tu me tienes muy molesta
-me dijo mientras se sostenía la cabeza con las manos

-que yo sepa, la que ha intentado matar a alguien aquí, eres tu, la que tiene el derecho de estar molesta aquí, soy yo
-le solté con rabia en la mirada

-no
te equivocas
.tu eres el ser mas desesperante, el humano mas molesto, con el que jamás me he topado, sobre todo por que contigo jamás ha funcionado lo que he planeado -me soltó mientras me miraba de forma interrogativa

-ah, disculpa si hasta ahora no has podido hacerme daño
-le dije de forma irónica

-tonta, no solo eso... -soltó y me contuve las ganas de insultarla por haberme dicho tonta -desde un comienzo he estado con Bill, el siempre había estado solo, y yo hay viendo por el, pero luego el se fijo en ti, de la forma mas idiota posible, y aun como te dije, no entiendo que te vio.

>>primero intente ser razonable contigo, despertar en ti el miedo, hacerte razonar de la mejor manera, primero los sueños, todas las noches me apoderaba de tu mente, solo para que sintieras temor por Bill Kaulitz, y entonces creí que lo había logrado, la época en la que te molestaba que te dijeran que a ti te gustaba el, a ti Bill ya no te interesaba, y eso lo mantuvo alejado de ti

 

Yo me quede con la boca abierta, desde un principio, Katherine había estado metiendo sus negras manos en todo esto

>>después, por malditas cosas del destino, lo conociste, tu estúpida amiguita Kimberly te lo presentó -dijo mientras escupía el nombre -como odio a esa niña -pensó en voz alta, volví a apretar las llaves en mis manos por la rabia -y es que a pesar de que yo no quería, así lo hiciste, luego pase a llenarte de mas sueños, todas las noches, durante el tiempo que estuviste en Madrid, pero la verdad eres cabeza dura, terca, demasiado para mi gusto. Pero lo que mas me molesto fue cuando te marco como suya, una marca de sangre que no me permite tocarte, porque eres de el, y no puedes ser de ningún otro miembro de nuestra clase -dijo mientras hacia un gesto delicado con las manos, me pareció que ella estaba orgullosa de lo que era -y supongo que debes estar feliz al saber que no te puedo matar directamente, ni mucho menos beber tu sangre
.

>>y luego en el aeropuerto, confundí la mente de tom ,para que tu te pudieras quedar con el diario de Bill, el aun lo tenia y yo lo sabia, ese diario en tus manos era lo que quería, pero como no, tu me saliste puritana y no lo querías leer, así que me toco manipular tu mente, y así es como logre que abrieras ese libro, y lo empezaras a leer, ya después todo lo hiso tu curiosidad de querer saber mas, pensé que serias lista, y lo rechazarías, pero tu aun lo veías como siempre, a pesar de todo, y fue entonces que supe, que contigo no se podía ser razonables, y fue cuando decidí matarte -me soltó de golpe, yo la verdad no sabia como reaccionar, si quedarme y seguir escuchando, o salir corriendo, al final me quede, después de todo ella no podía matarme directamente, no entendí ese termino del todo

>>te engañe, y te lleve a el balcón, pero vaya que tienes suerte, tu amiga te ayudo, y luego en el parque, te manipule para que cruzaras la calle sin preocupación, he intentado hacerte sufrir matando a tu mejor amiga, a la idiota niña esa
. ¿pero sabes que? su maldita suerte ya me tiene cansada, porque
. ¿¡porque diablos no te mueres!?... -grito - ¡quiero que te mueras!

>> Bill fue inteligente al marcarte cono suya, porque sino hace mucho que me hubiera metido en tu casa y te hubiera arrancado hasta el ultimo soplo de vida, me habría bebido tu sangre por completo, y ahora
.esta vez no hay nadie que te salve de caer, ni nadie que llame a gran velocidad a un doctor, nadie, que te defienda, solo somos tu y yo
.nadie mas
-me dijo mientras miraba a su alrededor, yo dirigí una mirada, al igual que ella, y era cierto, soledad, ni un auto pasaba por ahí, todo estaba en calma, solo Katherine y yo.

Me asuste, y a pesar de haber venido aquí para morir, el instinto de supervivencia se me activo, apreté mis llaves y corrí a mi auto, acelere, y di vuelta en U, de vuelta a chicago, por el espejo retrovisor, vi como ella se quedaba parada en el mismo lugar en el que habíamos estado hablando, soltó una carcajada que hiso eco, entre las altas montañas, yo solo apreté el acelerador, con un deseo de salir de ahí.

 

Pero todo cambio, una sombra oscura me perseguía, algo grande y terrorífica, la sombra venia tras de mi, y no dejaba de reír, la risa de Katherine, la reconocí, pise a fondo, a pesar de que estaba ciega.

No literalmente, pero las sombras la habían cubierto todo, cada sitio estaba envuelto en una total oscuridad, una noche en medio del día, y fue entonces cuando se escucho la carcajada mas fuerte, la mas estruendosa, la mas horrible, el terrible eco, ese sonido burlón seguía sonando en mis oídos, y fue entonces que la oscuridad desapareció, y pude ver lo que tenia enfrente.

Grite y apreté con fuerza el volante, incluso con el brazo que aun tenia enyesado, al darme cuenta que enfrente de mi no había nada, me había salido de la carretera, estaba cayendo a el vacio, no había nada abajo, mas que piedras, el auto se estrello con un crujido espantoso, demasiado fuerte, y el dolor se hacia presente levemente, en esos instantes, en ningún momento hasta ese instante había perdido la conciencia, el auto siguió rodando cuesta abajo, y cuando se detuvo, fue cuando percibí el mas terrible dolor, el mas grande.

Cerré los ojos deseando que acabara, no quería sentir mas dolor, empecé gemir, respire con profunda necesidad, pero mis pulmones no me ayudaban, no recibían el aire y no sabia porque, vi mis brazos y estaban sangrando, no solo se me había abierto la herida, sino que al parecer me había vuelto a romper el brazo, al intentar moverlo comprendí que lo que pensaba era verdad, levante la vista para encontrarme con el espejo, y me horrorice, mi rostro, no era mi rostro, estaba sangrando, cortadas por doquier, estaba desfigurada, las lagrimas asaltaron mis ojos, entonces el aire se me hiso mas necesario, respiraba profundamente, pero no ayudaba, mis pulmones no respondían, y fue cuando no hubo mas, la desesperación me lleno por completo, y todo empeoraba por el estruendoso sonido de mi celular, intente alcanzarlo, pero no podía, mis ensangrentados dedos, no podían alcanzarlo, no pude ver mas, no mas sangre, no mas dolor, no mas miedo, solo había una cosa, la peor, las mas terroríficas y horribles sombras.

-------------------------------------------------------------------------------------------------Okis aqui les dejo este capi.......esperando que les guste

actualizo al tener 10 comentarios....o mas

ahhhhh y les recomiendo la serie vampire's diaries inspirada en los libros de L.J Smith

soy admiradora de sus libros, y de ella eh sacado mucha de las ideas de mi historia, como el nombre de katherine.......bueno se los recomiendo

besos

chau!!!!

PD:marianapotter, me dio la idea de hacer una encuesta, es decir al poner su comentario, sean tan amables de escribir cual es el mejor capi a su parecer, y luego vemos cual gana!!!!!

Capitulo Especial

POV Kimberly

Había salido con los chicos de la banda, la verdad es que estaba aburrida, el día de hoy bells parecía mas cansada de lo normal, por lo que la dejamos en su departamento, ya para cuando llego el medio día, yo tampoco tenia ganas de nada, estaba encerrada en la habitación de katie, mi amiga, estaban cantando algunas canciones, y practicando en acústico para el siguiente concierto.

 

Mientras cantaba no podía dejar de pensar en Yu, ayer en la fiesta el había estado tan apuesto, Yuri era agradable, y lindo, pero Yu, tenia un cuerpo de infarto, mas de una vez lo vi, y mas de una vez lo descubrí a el viéndome, le sonreía cada vez que lo descubría haciéndolo, yu me gustaba demasiado.

-kimy, tengo hambre, te parece si dejamos esto para después -me pidió katie, mientras se levantaba de la silla en la que estaba sentada y se empezaba a estirar.

-si
.no hay problema, yo voy a ver como esta bells
-le comente mientras yo también me ponía de pie

Me fui a la puerta, no sin antes haberme despedido con un beso de mi amiga, tome el ascensor que iba a el piso numero 20, pero casi me da un ataque cuando veo a la persona que estaba dentro del ascensor, aguante la respiración, y le sonreí mientras entraba

-Yuri, te estaba buscando enante -me comento en alemán, yo le sonreí de forma un poco coqueta

-debió buscarme mal, porque la verdad es que hoy no he salido del hotel -le dije mientras me encogía de hombros y le clavaba los ojos encima

-sabes que si tu fueras mi novia yo no te quitaría los ojos de encima -me dijo con una sonrisa de lado, yo le correspondí con una parecida

-te creo
-le respondí -pero Yuri no es mi novio -le comente y eso hiso que el esbozara una sonrisa todavía mas grande, sus ojos brillaron de una forma que me quito el aliento, se fue acercando a mi, hasta que con sus grandes y fuertes manos me apretó la cintura y me arrincono hacia el espejo del ascensor y luego de una forma casi rayando en lo salvaje me beso, jadee con tanta fuerza que el me introdujo su lengua, empezando así una batalla entre los dos, el sentir su cuerpo, sus duros músculos, apretarlos y sentirlo cerca de mi.

Casi con una pequeña porción de mi cerebro note que el seguía presionando los botones del ascensor para que de esa manera no se detenga, eso me divirtió, este beso tenia un sabor a prohibido demasiado grande, un sabor a pecado, que me hacia desear apretarme mas a Yu, sus manos me acariciaban la espalda, la cintura, me apretaban contra el con tanta fuerza que mi espalda se arqueaba, y el me seguía los labios sin descansar.

Me aparte un poco de el, y el bajo a mi cuello

-sabes que me encantas
.y me alegra saber que no tienes nada con Yuri -me soltó el mientras recorría con sus labios mi nuca, y luego paso a morderme delicadamente el lóbulo de la oreja, suspire, y me estremecía ante su tacto

-¿quieres salir a divertirte conmigo? -me pregunto mientras se separaba de mi cuello para poder verme a los ojos, pero sin dejar de apretarme la cintura, yo le sonreí y el supo cual era la respuesta

-debo primero pasar a el cuarto de bells -le conté -¿me acompañas?

-claro -me dijo y luego salimos de ese pequeño ascensor que nos había servido para nuestra pequeña travesuras, fuimos casi corriendo al cuarto de mi amiga

Al llegar la puerta estaba abierta, ahí estaban Gina, y tom sentados en el sofá, y Jenny estaba con Sorem en la cocina, pero no vi a bells, ellos nos miraron y yo los salude al igual que yu, con un "hola chicos", pero no vi a bella

-Gina, ¿Dónde esta bells? -pregunte, ella se volteo a verme, y hiso un gesto con los hombres

-no lo se, yo pensé que andaba contigo, como no te vi en todo el día -me conto sin dejar de mirarme, luego volteo a ver a Jenny

 

-¿tu no la has visto? -le pregunto

-no para nada, desde la mañana que salimos -nos conto Jenny, mientras se chupaba uno de los dedos por un dulce que estaba comiendo

-donde estará, yo estuve hasta ahora poco con katie, y tu sabes que a ella no le agrada mucho mi amiga, es por eso que no la he visto -dije mientras respiraba profundo -no será que anda con Bill

-no, mi hermano aun esta molesto, por que el cree que mi cuñada y yo tenemos algo, o le ocultamos algo -dijo tom, sin despegar la vista del televisor

-bueno, no es que se equivoque demasiado -dijo Gina, mientras miraba a tom, y en eso tenia razón, ellos le ocultaban todo lo referente a el bendito diario.

-y si la llamamos a el celular -les propuse, y ellos me negaron con la cabeza

-apenas llegamos yo lo intente -me dijo Gina -no te preocupes ha de andar por ahí, seguramente salió a el centro comercial, si se sentía mal, lo mas probable es que allá salido a caminar como siempre -me dijo Gina.

Ella tenia razón bells seguro estaba bien, y yo preocupándome, lo mejor era que salga con yu, y que luego pase de nuevo a ver si Xime, ya llego

-ummm voy a ver unos anillos de ella
-dije mientras entraba a el cuarto y le hacía una seña a Yu para que me esperara, Gina estuvo a punto de protestar, pero yo no le preste atención, avance, y encontré lo que quería, unos anillos de plata, que me encantaban, los iba a tomar prestados, me di una vuelta para salir del cuarto, pero entonces vi la laptop, estaba en la cama, y estaba encendida, me acerque a apagarla.

Estaba abierta en el Messenger, grite al leer lo que hay decía

-¿Qué pasa? -me pregunto Gina muy asustada mientras entraba junto a lo chicos a la habitación

-mira esto
-le pedí, mientras alzaba la computadora, ella junto a los muchachos leyeron el mensaje

-no puedo creerlo, eso quiere decir que Ximena fue a encontrarse con esa enferma -dijo Gina mientras se llevaba las manos a la cabeza en un gesto de horror

-que, pero de donde conoce Ximena a Katherine -pregunto tom, mientras nos miraba inquisitivamente

-¿tu conoces a Katherine? -le respondí con otras pregunta, el me vio raro

-suponiendo que estemos hablando de la misma Katherine, de la ex de Bill -nos dijo bastante seguro de lo que decía -bueno no la conozco en persona, pero se que le hiso mucho daño a mi hermano, además ella es la inspiración de automatic

-¿y ahora que hacemos? -lancé la pregunta a el aire, estaba a punto de llevarme la mano a la boca para comerme las uñas, estaba demasiado nerviosa, Gina lucia tan mal como yo

-tengo que hacer una pregunta -dijo Jenny -¿Quién es Katherine exactamente?

-es alguien demasiado peligroso para Ximena, esa es Katherine -le respondí entre gritos, yu al verme así, me abraso con fuerza, estaba entrando a la histeria, necesitaba hablar con bells, saber si estaba bien

-voy a llamar a Bill, puede que el sepa algo de bella -dijo tom, mientras se alejaba un poco de nosotros para poder hablar

Yo por mi parte me senté en la cama y empecé a respirar profundo, debía calmarme, debía mantenerme tranquila, seguro Ximena estaba bien, pero la verdad es que el ambiente en el que estaba no me ayudaba para nada, Gina lucia tan nerviosa, que ya estaba a el borde del llanto, y el resto estaba tan serio, que parecíamos estar en un funeral, casi me arranco la cabeza ante ese pensamiento, no me agrado la idea de funeral.

 

Tom volvió al cuarto

-hable con mi hermano y me dijo que la iba a ir a buscar personalmente, me dijo que el sabría como encontrarla -nos conto y Gina y yo asentimos, nosotras sabíamos a que se refería.

Salimos de la habitación y nos quedamos por una hora, esperando, solo esperando, el que Bill llamara, o que simplemente sea bells, la que nos llame a decirnos que esta bien, pero durante una hora que me pareció una eternidad, nada de eso paso.

Y fue entonces cuando Bill llamo, tom pareció repentinamente serio, asintió un par de veces, mientras sostenía fuertemente el teléfono en sus manos, y casi no dijo nada mientras hablaba con su hermano, cuando colgó, nos vio de una manera, parecía tan triste, y entonces lo supe, no lo acepte, pero lo supe

-debemos ir a el hospital, ¿verdad? -pregunte al ver que el no decía nada, el asintió, apreté la mano de Yu, y fuimos todos a buscar los autos, no se nos fue demasiado tiempo en llegar a el "Seattle Medical Center", yo ya sabia lo que me esperaba, y no decía nada, Gina no dejaba de llorar, y no paraba de rogar, pidiendo que Ximena no este demasiado mal, tom solo asentía, el ya lo sabia, y al igual que yo, no lo decía.

Jenny corrió casia a la altura de Gina, todos nos fuimos detrás de ellas, casi automáticamente, en el pasillo del segundo piso nos encontramos con Bill, Gina corrió hacia el y le apretó fuertemente de la chaqueta

-¿Dónde esta Ximena?....por favor dime que esta bien -le pidió Gina, y Jenny no le quitaba la mirada de encima

Bill le dedico una mirada a su hermano, y yo vi en esa mirada mas verdades que las que se podían expresar en palabras, me empecé a ahogar por lo que respire profundo, pidiendo a el cielo el valor para no caerme

Entonces una enfermera paso el pasillo a toda velocidad, llevando consigo una camilla, y alguien cubierto en una manta blanca, se acerco a Bill, y le entrego una tablilla con una gran cantidad de papeles, tenia algo que ver con la morgue, y entonces todo se volvió lejano

Casi de forma mecánica me acerque a la camilla, yu intento detenerme, a sabiendas de lo que encontraría, pero no se lo permití, nadie me iba a parar, me seguí acercando, y con cuidado levante la manta, y me estremecí de dolor, de terror, ahí estaba Ximena.

Pero no era ella, es decir su rostro, había cortadas, que marcaban sus facciones, cortadas que la desfiguraban, sus rostro no estaba tranquilo, lucia infeliz y eso fue lo que mas me dolió, me tape la boca con la mano, ante un gesto de horror, y fue entonces cuando me derrumbe.

Ya no había mas, sentí que parte de mi, se había perdido, una parte que era verdaderamente importante, retrocedí hasta que me tope con la pared del hospital, las piernas ya no me soportaban el peso, se me habían vuelto gelatina, caí lentamente a el piso, y me aoville, para poder enterrar mi rostro en mis manos, y llore, llore como nunca lo había hecho, no quería ver a mi alrededor no soportaría mas dolor.

Pero aun así podía oírlo, Gina estaba llorando estruendosamente, y Jenny ella simplemente se había lanzado en un sillón, y no dejaba de ver al vacío, sus ojos estaban llenos de lágrimas, pero no sollozaba, el llanto caía silenciosamente, casi imperceptible, en ese momento desee desaparecer.

 

El hecho de pensar que ella ya no iba a estar, es lo que mas me duele, el hecho de saber, que ya no iba a estar para regañarme cada vez que a ella no le parecía algo que a mi si, o que ya no iba a estar mi mejor amiga, no importa cuanto lo deseara, ella no iba a volver, no me iba a ayudar, no iba a compartir mi amor por el rock, ya no iba a estar aquella chica, con la que me divertí en el colegio, esa chica que compartía conmigo mi amor por Bill Kaulitz, ya no iba a estar esa chica con la que tantas veces me había peleado, y que aun así habíamos aprendido a querernos tanto, que nos apoyábamos y éramos mejores amigas, pero ahora
¿Qué iba a hacer?

Ahora, a quien iba a querer, y quien me va a dar el cariño que ella me daba, ya simplemente no iba a estar, que podía hacer, como se puede seguir cuando se va un ser tan importante, como seguir, levante mi rostro levemente, y fue un gran error.

Su rostro lo habían vuelto a tapar, pero su brazo caía por un lado de la camilla, sentí como me estremecía, y como las lagrimas caían con mas intensidad al ver sus manos, estaban llenas de sangre, sus uñas, se le habían quebrado, quizás eso pareciera algo sin importancia, pero yo la conocía tanto y ella y yo siempre nos habíamos cuidado las manos, ahora tenia las mismas, lastimadas, y cubiertas de sangre.

No se cuanto tiempo estuve en la misma posición, casi a las dos horas había dejado de llorar, ahora simplemente estaba pensando, recordando, lastimándome, regodeándome en el dolor, casi disfrutando, ya que ahora que no la volvería a ver, me sentía como en un mundo paralelo, un universo extraño, en el que ella no estaba, lo único que me quedaban eran los recuerdos, recuerdos felices y que jamás iba a olvidar.

Casi no fui consiente del momento en el que Yu me levanto del suelo, y me saco del hospital, solo una pequeña parte de mi mente lo noto, estaba oscuro, y yo estaba tan cansada, cerré los ojos, y me dormí, lo ultimo que vi fue el rostro de bella, esa carita, y esos raros gestos que tenia al hablar, eran extraños, pero los iba a extrañar, ella ya no iba a estar.

Me desperté deseando que todo lo vivido fuera una pesadilla, una horrible pesadilla, pero al ver la cara de Gina, Jenny, y de todos los que me rodeaban supe que todo era una dolorosa realidad, ese día no Salí de el departamento, los chicos de la banda no se separaban de mi, ellos tampoco parecían creer lo que estaba pasando.

A la siguiente mañana, nos toco informarle a la familia de bells, yo no fui capaz, Gina fue la encargada de dar esa noticia, aun recuerdo el grito desgarrador de su mama, cuando Gina le dijo que bells había muerto en un accidente de auto, sobre todo se le habían perforado los pulmones, pero no fue una muerte accidental, eso era mentira, Gina, Bill y yo sabíamos que Katherine había sido la culpable de todo lo ocurrido.

Y la odie, la deteste, el sentimiento mas fuerte que había experimentado, el dolor aun estaba ahí, lo podía sentir amenazándome con derrumbarme por completo, pero sobre todo tenia ira, la odiaba a ella, a esa maldita, a esa infeliz que me había quitado a mi mejor amiga.

El sepelio se lo iba a llevar acabo en ecuador, el cadáver de bells ya había sido trasladado, su madre así nos lo había pedido, y nosotras habíamos aceptado, Bill y tom vinieron con nosotras a pesar de que David les había dicho que no era una buena idea, aun así, ellos vinieron.

 

Se había decidido que lo mejor era enterar a bella a el siguiente día, solo se la iba a velar por esa tarde, y al después ya no la vería mas, recuerdo que el mundo se me estremeció cuando la vi acostada en esa caja, lucia tan fría, sus facciones estaban rígidas, pero aun así parecía que solo dormía, a pesar de lo lastimada que tenia la piel, aun conservaba algo de vida, extraño, pero cierto.

Gina, no dejaba de llorar, y yo, ya no tenia lagrimas dentro de mi cuerpo, tom, parecía que había muerto, el había perdido una amiga al igual que yo, pero Bill, el no, el parecía tranquilo, normal, no estaba triste, parecía que en vez de estar esperando enterrar a bells, solo estuviera esperando su despertar, me moleste

-parecieras que no te importara la muerta de mi amiga
-susurre mientras me paraba a su lado, y el no me contesto, me moleste mas

-ahora me estas ignorando
. ¿tan poco te importaba bells?... -le pregunte mientras me paraba frente a el, el volteo su mirada, le agarre la chaqueta con fuerza - ¡solo eres un imbécil! -le grite mientras lo zarandeaba

-¡déjame!.... -me grito -tu no sabes nada
.

-maldito
.ella te amaba, y tu fuiste tan imbécil
eres un
-me lance a golpearlo, pero tom me agarro de la espalda, y me alejo.

Empecé a patalear, y gritarle que me dejara, moví los brazos, y en una de esas le golpee el rostro, el se quejo del dolor, pero aun asi no me solto, Gina me sostuvo de los brazos, y me jalo con fuerza

-ya basta
.mira como te están viendo todos -me dijo y voltee a ver, las personas me miraban mal, era obvio que no era el momento para una pelea, respire profundo, y Salí con Gina de ahí, deseando que terminara para mi tanto dolor, deseando volver a la realidad.

----------------------------------------------------------------------------------------------------Bueno aqui les dejo este capi especial, narado por mi bf, ya que como podran entender yo no estaba en condiciones................XD

bueno................les actualizo a penas tenga 14 o mas comentarios

okis

se

cuidan

xoxoxoxoxoxoxo

La oscuridad cuantas veces había pensado en ella, no lo se, pero era algo tan común para mi, pero en este caso, la soledad y la oscuridad me resultaban extrañas, me sentía extrañada, sobre todo por que no recordaba nada, porque estaba todo tan oscuro y tan tranquilo, me incomodaba. Y no era solamente el hecho de que aun tenia mis ojos cerrados sino que no se escuchaba nada, esperaba percibir algún sonido, pero
.en que lugar podría estar para no percibir nada.

Abrí mis ojos, y solo hubo oscuridad, pero al mismo tiempo sabia lo que ahí se encontraba, era un lugar increíblemente angosto, intente moverme pero no pude, fue entonces que comprendí, hacia donde debía ir era hacia arriba, pero había algo
. ¿Una tapa?

Si, era eso lo que no me permitía salir de la oscuridad, así que la empecé a empujar, quizás suene raro pero en ese momento el lugar en el que estaba me pareció demasiado frágil, demasiado sencillo de destruir para mi, me sentí fuerte muy a pesar de estar tan confundida.

 

Abrí con lentitud la tapa, y me levante, pero no fue el lento movimiento que yo esperaba, sino al contrario, fue de golpe, bastante veloz, y a la vez delicado, mi espalda se arqueo y me levante, vi lo que había a mi alrededor, y nada, era una habitación solitaria, sin un alma que me pudiera ayudar, y yo
..yo estaba dentro de una caja
. ¿Un ataúd?

¿Por qué yo debería estar en un ataúd?

Empecé a ver aquella caja como si fuera mi enemigo mas terrible, por el simple hecho de que no sabia que hacia ahí, vi mis ropas, y llevaba un vestido de tiras de color negro, recuerdo que lo único que pensé fue, ¿Por qué no me pusieron pantalones?, no sabia porque me pregunte eso, lo único que si sabia es que en todo caso prefería unos pantalones.

Levante el otro lado de la tapa, y de un salto Salí de ahí, llevaba tacones altos, demasiado, observe el ataúd ahí frente a mi, y el lugar lleno de flores, velas, y un ambiente de total tristeza, ¿Qué hacia ahí?, me pregunte y entonces lo percibí un olor, un aroma, y algo dentro de mi, me hiso girarme, retroceder, y lanzar un gruñido.

Frente a mi había un hombre, tan alto, su expresión estaba fría, sus ojos impenetrables, tenia porte, sus ropas eran extrañas para mi, todo el era diferente y a la vez original, no se acerco a mi, pero tampoco me quitaba el ojo de encima, llevaba con el una especia de caja de tapa blanca, la puso en el piso, se agacho y de la caja saco algo.

Unas como fundas plásticas llenas de algo
.algo que olía demasiado bien, se me hizo agua la boca, no le quite la vista a las funditas que olían bien; el tomo una le puso algo como un
. ¿sorbete? y me la entrego.

No estaba tan confundida como para no saber que hacer, me lleve el sorbete a la boca y absorbí ese liquido, que sabia mejor de lo que olía, delicioso, y tenia tanta hambre, parecía acelerada, tome todo con tanta velocidad, pero antes de acabarme el primero, el joven alto ya me estaba pasando el segundo, lo miraba con desconfianza pero aun así el no me miraba con hostilidad, por lo que me senté en una silla dura, y bebí tanto como quise.

Después comprendí que la caja de tapa blanca era una hielera, ahora parecía tan obvio pero en su momento no supe que nombre darle, mi mente parecía estar sedada o aun dormida.

-¿todavía tienes sed? -me pregunto, yo levante la mirada ante el sonido de su voz, sonreí automáticamente, esa voz, dulce, la conocía, la había escuchado, lo sabia, aquí la pregunta era cuantas veces, y donde

-no
.ya no tengo
-dije en una voz calmada, pausada, todo lo contrario a como me sentía

-estas bastante controlada, aunque confundida -se acerco a mi, y yo no lo detuve, me acaricio la mejilla -recordaras cuando tengas que recordar

Me dijo y yo no lo entendí, yo solo pensaba en una cosa, sus labios, su boca era rosada, tan apetecible, y no como alimento, labios finos, me recorrió un deseo diferente a el hambre, lleve mis manos a su cara, y en un impulso lo bese, y el me correspondió, sentí que el cuerpo se me estremecía, solo por el, ahora sabia que el me conocía, por eso sabia que había escuchado su voz, por eso es que lo estaba besando y por eso es que se despertó este gran cariño por el.

-ven, debes estar cansada, debes dormir -me dijo mientras me tomaba de la mano, me condujo hasta la salida de aquel lugar -además no nos conviene estar fuera por la mañana en este país tan soleado
-comento mientras me tomaba en sus brazos.

 

Ágilmente escalo la pared de aquel lugar, y me llevo a través de tejados, corría con mucha velocidad, el no dejaba de verme, y yo me apretaba mas contra el, recostaba mi cabeza en su pecho y respiraba con profundidad su aroma, me gustaba. En ese momento mas que preguntarme por lo extraño de la situación, me pregunte ¿yo podre hacer esto?, refiriéndome a correr velozmente.

Cuando el recorrido termino el me deposito con suavidad sobre unas sabanas blancas, era un cuarto iluminado, ya que las cortinas estaban cerradas, solo estábamos el y yo

-ahora duerme
-me pidió, pero yo no podría volver a la oscuridad, no, me daba miedo, le apreté con fuerza la camisa, y lo vi a los ojos

-por favor no me dejes
-le pedí, y ante esas palabras el se recostó a mi lado y me abraso con fuerza, me empezó a besar los cabellos, me acariciaba la espalda, un pensamiento lleno mi mente, el me ama, sonreí y me quede dormida entre sus brazos.

Mientras dormía soñaba, un sueño lleno de colores, soñé con el, el hombre alto y guapo, que me había abrasado, también soñé con dos chicas principalmente, la una era alta, delgada, y hermosa, la otra era mas baja, esbelta, y igualmente hermosa; ellas me inspiraban paz, me hacían sentir bien, en mi sueño me gustaba estar con ellas, pero todo era tan nítido, tan real, me levante de golpe

-¡Kimberly! -grite en un jadeo, y luego me salió otro nombre - ¡Gina!

Necesitaba verlas, encontrarlas, no sabia de donde las conocía, pero tenia que hallarlas, Salí de la cama, y entonces la vi, ¿era yo?....pero no se parecía a mi, me acerque aun mas a el espejo, y observé detenidamente.

Alta, esbelta, de piel morena, cabellos negros, y largos, llevaba un vestido negro y zapatos altos, por ellos supe que era yo, pero el rostro era distinto, debajo de la belleza, y de la tranquilidad que mostraban mis expresiones, debajo de eso mi rostro tenia heridas, parecían haber sido hechas hace siglos, pero ahí estaban, cicatrices, cicatrices bien marcadas; una me atravesaba el labio superior e iba hasta la nariz, la otra estaba en mi mejilla hasta la oreja, y las ultimas estaban en mi ojos izquierdo y mi frente, estaban bien disimuladas, pero ahí estaban.

Deje de ver el espejo, y me dirigí hacia la puerta, pero al abrirla algo paso, un aroma me golpeo, todo ese lugar olía a
..a eso tan rico que había bebido ayer, se me hiso agua la boca, solo de pensar volver a tomar de ella, empecé a buscar el olor, y sabia que lo que quería me esperaba a el final del pasillos, corrí hacia el aroma, pero de pronto el estuvo frente a mi.

Tan alto, tan bello, y lo único que pensé fue en besarlo, me lance a sus brazos, lo bese, en la boca, en las mejillas, en la nariz, en la frente, me olvide por completo del delicioso aroma de la sangre
..sangre así se llamaba, ahora lo recordaba, le sonreí a el, y lo volví a besar, el me tomo entre sus brazos y me llevo a el cuarto de nuevo.

-bella
.necesito que recuerdes
-pidió mientras me colocaba en la cama, pro ¿Quién era bella?..... ¿Acaso yo era bella?, yo solo lo mire, sin entender

-recuerda
.solo recuerda
. -me pidió pero que debía recordar, que era lo que tenia que recordar con tanta urgencia, me concentre y cerré los ojos, y de pronto me golpearan un montón de imagines, me lleve las manos a la cabeza como si me doliera, eran ¿recuerdos?

 

Un cumpleaños
.pero no mío, sino de esa chica, la que había llamado, también, una fiesta de navidad, libros, muchos libros, unos míos, otros leídos, música, grupos, conocimientos, familia, mascotas, colegios, estudios, Bill, todo volvió de golpe, levante la cabeza y me quede viéndole fijamente, lo único que salió de mis labios fue una pregunta, una pequeña pregunta muy necesaria

-¿Qué me paso? -le pregunte una vez todo se volviera mas claro, el me miro con tristeza, y yo lo supe, no fueron necesarias las palabras
.

-¿Cómo paso? -le pregunte confundida, sin saber
..sin entender

-lo que te dije que te estaba condenando en cierta forma
-dijo con gesto contrariado -la noche de la fiesta cuando estuve en tu cuarto, todo lo que hice, lo hice por temor a que pasara lo que paso -intente comprender sus palabras, y lo logre, después de un par de minutos las entendí

-me diste tu sangre, para que no muriera
-concluí, cada vez la mente se me iba aclarando mas y mas, ahora entendía lo que me había dicho esa noche

-fue ella
¿verdad?.....fue Katherine -asegure y el asintió, me pare de nuevo y me volví a ver en el espejo, en esto me había convertido, en este hermoso y a la vez marcado ser, me enoje tanto, demasiado, puse mis manos en la comoda, y sentí tanta rabia que lance a el piso todo lo que hay había.

Empecé a caminar como si fuera una fiera enjaulada, cada cosa que se atravesaba en mi camina la arrojaba a un lado, todo lo que caía a el piso lo pateaba con fiereza, gruñía, y trataba de llorar pero las lagrimas no salía, me frustre tanto, caí en el piso, no me importaron los vidrios, solo caí, y me enterré en mi dolor.

Me tape el rostro con las manos, y sentí sus manos en mis hombre y su cuerpo acomodado detrás de mi, era cálido y no lo rechacé, el me tranquilizaba, pero aun así, esto dolía, dolía demasiado.

No morir jamás, ver como viven, envejecen y mueren, tus amigos, familiares, yo le temía a la muerte y ahora estoy muerta, yo jamás quise vida eterna y ahora la tengo, sola, sola, sola, sola, completamente sola, seguí intentando llorar
..pero no podía

-ya bella

tranquila
..no llores mas
-me pedía, lo mire con ira, nadie estaba llorando, yo no lo hacia, pero que se creía

"claro que estas llorando, para nosotros esto es llorar" -dijo, sin pronunciar palabras

"¿Cómo hace eso?" -me pregunte y el sonrió

"estamos conversando mentalmente, tu también lo estas haciendo" -me dijo y entonces supe que tenia razón, esto debía ser parte de lo que ahora era

"ya veo" -fue lo único que fui capaz de pronunciar

"Tranquila, mi amor, todo va a estar bien", "pero por favor, necesito que me ayudes"

-¿Qué necesitas? -le pregunte mientras alzaba la vista

-quiero que vengas conmigo, estaba en
..en el velatorio
-me dijo y yo sacudí la cabeza ante el recuerdo de el horrible lugar en el que había despertado, asentí

-estuve ahí
.tuve que manipular la mente de todos los presentes para que no abrieran el ataúd -dijo con gesto contrariado -llene la caja de rocas, pero de todos modos es mucha gente, necesito que me ayudes a manipularlos, ¿lo harás? -me pregunto, y la duda me invadió

 

"¿Cómo voy a hacer eso"

"solo tienes que desearlo, y pensar lo que quieres que los otros piensen, y así lo harás" -me explico, apreté con mas fuerza su camisa, y me apreté mas a su cuerpo, ahora mas que mi amor, Bill era mi necesidad, lo que evitaba que mi mundo se callera en mil pedazos, lo que aun me mantenía a flote

"esta bien" -acepte y ambos salimos del cuarto, el me dijo que no siga el olor de sangre, que el me va a dar la comida que necesite, que no vaya a atacar a nadie, me pidió encarecidamente, y yo lo iba a intentar.

Esta vez el no me llevo por los tejados, pero ambos nos subimos a un auto de vidrios polarizados que nos esperaba en el garaje del hotel, cuando intente abrir el vidrio Bill casi me corta la mano

"acaso quieres morir", "has visto el sol que hace allá afuera, tu país es demasiado cálido" -concluyo mientras me tomaba de la mano y me alejaba de la ventana, me sentó en sus piernas "extraño Europa" -fue su ultimo pensamiento, y me entristecí un poco, ahora las cosas iban a estar mas complicadas para mi, aunque pensándolo mejor yo nunca había sido una fanática del sol, ni de los días soleados.

El auto se estaciono dentro del velatorio, para ser exactos en la parte de atrás, había un gran techo, no llegaba la luz del sol pero aun así, la intensa luz me molestaba, me ardían los ojos

-lo siento se me había olvidado darte esto
. -me dijo mientras me extendía una gafas oscuras, me las puse enseguida, no puedo decir que la molestia se fue del todo, pero ya no era un ardor insoportable, el me extendió la mano, y me ayudo a salir del auto.

Al salir camino a mi lado, eramos solo los dos, juntos, le sonreí y el me sonrió, entramos a el velatorio, el me tomo de la mano y me ayudo a escalar el lado lateral de la pared, en un cuarto grande, se parecía a el que yo había estado pero era diferente a la vez, observamos a través de un gran ventanal.

Estaba mi madre, me partió el corazón verla llorar, mi hermana, primas, primos, tíos y tías, mis amigas, Kimberly, sus ojos estaban rojas, permanecía sentada sin decir ni mirar a nadie, los ojos rojos, lagrimas le corrían por las mejillas, lloraba, jamás la había visto llorar, y Gina, ella se cubría el rostro con las manos, y se secaba constantemente los ojos, las extrañaba, las quería
.

"piensa en lo que te pedí
..que nadie mas intente abrir el ataúd"

"pero" -yo no quería, no quería que ellos sufrieran -"bella tu falleciste, esto es algo que se debe hacer"

"Bill
yo no"
-el me miro por largo rato, me sostuvo la mejilla "hazlo"

Cerré los ojos e hice lo que el me pidió, pero en especial me concentre en la mente de mis amigas, no les quite la vista de encima
.y decidí probar algo

"Kimberly
..Gina
..las espero en la puerta de el colegio
.vayan por favor" -les pedí sin dejar de apretar los párpados

-Ximena, no creo que eso sea una buena idea -me dijo Bill, mientras me observaba con preocupación

-yo no puedo renunciar a ellas, además ella me vana entender, después de todo ellas entendieron todo lo referente a
. -me calle rápidamente, como le iba a explicar a Bill todo lo de el diario

-ya lo sabia
. -respondió a mis pensamientos -desde la fiesta lo se, era difícil de ignorar la maleta que intento esconder tom, lo supe, eso junto a lo que ese momento pensé, fue lo que me puso mal

 

-no estas molesto

-al contrario
.estoy muy molesto, leíste algo que no debías leer
pero
aun así me aceptaste, y eso es algo que no se debe pasar por alto

-Katherine manipulo mi mente para que lo leyera
.me lo confeso antes de matarme -el hiso un gesto, y luego brillo la rabia en sus ojos, luego volvió a mirarme y me acaricio el rostro

-te amo
-susurro, y luego se lanzo a besarme como nunca lo había hecho, se entrego a mi por completo, y yo le correspondí, enrede mis manos en su cabello, y el acaricio mi cintura con delicadeza, nos apretamos mas, el fue besándome por el cuello, hasta que llego a la clavícula, empezó a depositarme besitos delicados, besitos que me arrancaron suspiros.

Me tomo en sus brazos, y me alzo en vilo, pero sin dejar de besarme con profunda necesidad, me llevo hacia lo mas profundo de aquel lugar, y no me importo, sus besos me volvían loca, me deje llevar, estaba haciendo lo que jamás había hecho, fue bajando lentamente hasta mi cintura, despojándome de todo lo que le estorbara a su paso, y yo por mi parte hice lo mismo con el, me sentí maravillada con el, me mordí el labio a cada instante, lo deseaba, lo deseaba increíblemente, mucho.

No se cuanto tiempo estuvimos en aquel lugar, debió de ser mucho, pero la verdad es que yo no estaba cansada de su compañía, solo éramos el y yo, completamente desnudos, yo apenas estaba tapada por su chaqueta, y la mayor parte de su cuerpo se lo cubría yo.

El no dejaba de besarme los cabellos y de hacerme caricias con sus dedos, me estremecía ante su contacto, yo por mi parte le besaba y acariciaba el pecho, esto era sin duda lo mejor que había hecho, y sobre todo con quien lo había hecho.

Después de un rato me recosté en su pecho y espere, oí como sacaban mi ataúd, y como lo llevaban al cementerio, los llantos, me entristecía, lo único que esperaba es que Kimberley y Gina acudan a mi llamado. Bill me apretó hacia el, y respire su aroma, el me calmaba, mi droga, mi sedante, el único que hacia que mi mundo se estremeciera, se parara, o saliera a flote, ahora el era algo mas
..ahora era mi compañero.

--------------------------------------------------------------------------------------Bueno lo pidieron y aqui esta

kimy.....no va a ser necesario que vengas a mi casa a arrancarme la cabeza

espero que les guste

y actualizo cuando tenga 14 o mas comentarios

cuidt

xoxoxoxoxoxo

Después de que la gente se hubiera ido, llevándose con ellos un vacio ataúd, esperamos en la oscuridad de aquel cuarto, el y yo juntos, acariciándonos, amándonos
y esperando, cuando llego la noche, Bill me tomo fuertemente de la mano y de esa forma empezamos nuestro de viaje de regreso a el hotel en el cual el se estaba hospedando

Apenas entre a el cuarto empecé a buscar algo que pudiera ponerme para cambiarme de ropa, pero recién entonces comprendía que no tenia nada, quien sabe que hayan hecho con mi ropa, y aquí con Bill no había nada, solo llevaba este vestido negro, el cual después de lo que había pasado con Bill se había maltratado mucho.

 

-voy a mandar a alguien que te traiga ropa
-dijo al leer mis pensamientos -lamento haber arruinado tu vestido -me dijo con una sonrisa picara, luego me agarro de la cintura y me beso largamente, apasaionadamente.

-ve a darte un baño, cuando salgas ya voy a tener lo que necesitas
-me dijo y luego salió de la habitación, yo por mi parte me metí a darme un baño, al salir y comprobar que aun no había llegado Bill me acerque casi por un hechizo a la ventana, abrí las cortinas y me quede fascinada.

Jamás la noche, las estrellas y la luna me habían parecida tan hermosas, era como si me llamaran, me gritaban que las observara, me hipnotizaban, me encantaban, y no quería salir del encanto, de pronto sentí unos fríos brazos rodeándome la cintura

-es hermosa
. -murmure

-si
-contesto simplemente -es bellísima, a los de nuestra clase nos atrae la oscuridad, la negrura de la noche nos parece misteriosa y protectora, nos gusta

-ya veo
-dije y luego me gire para poder abrasarlo, le bese el pecho, y el me apretó a el

-deberías vestirte
-me propuso con una sonrisa -a menos que quieras llegar tarde a la cita con tus amigas
.por estar aquí conmigo -me propuso con una sonrisa coqueta, me sentí tentada a aceptar, pero ya habría tiempo para eso, y ahora primero tenia que hablar con mis amigas, le bese apasionadamente

-ummm
..eso quiere decir que aceptas quedarte conmigo
-me dijo mientras me empezaba a besar el cuello

-no
.eso quiere decir que creo que vas a tener que esperar
-le dije y luego me separe de el, me fui hacia la cama y allí encontré una bolsa llena de ropa, la tome y me lleve a el baño, Bill se quedo en frente del cuarto viéndome con una sonrisa, si aun hubiera tenido latido, seguramente estaría acelerado.

Dentro de la bolsa había lo necesario, unos jeans -gracias al cielo por ellos - una blusa de tiritas y una chaqueta negra, unos nike, y eso era perfecto, me vestí a velocidad, me seque el cabello, me peine, y así lo deje, no quería ocupar demasiado tiempo en ello, además ahora se me hacia mas fácil controlar todo lo referente a mi cabello

-eso es algo bueno
..nuestro cabello se vuele manejable
-me dijo Bill desde afuera, y yo me reí

Salí del baño directo a abrasarlo, el me acaricio la mejilla, y luego me empezó a besar delicadamente, la nariz, la frente, los parpados, las mejillas, y las comisuras de los labios, se detuvo de un momento a otro y me vio a los ojos

-no has comido en todo el día
. -dijo de un momento a el otro, y en ese instante sentí que la garganta me ardía, me quemaba demasiado, lleve casi por efecto automático la mano a el cuello

-no tengo mas sangre del banco de sangre del hospital

ummm -se separo de mi, avanzó hasta el velador, al volver traía, una cuchilla para abrir sobres de cartas -esto no te va a llenar por completo, pero va a aliviar el dolor de tu garganta.

Después de decirme eso vi con incredulidad que se hacia una herida, no demasiado grande, me la ofreció, vi como la roja sangre salía a pequeñas cantidades de su muñeca, ahora mi garganta parecía estar incendiándose, el me la acerco aun mas y yo no pude a negarme a beber.

 

Absorbí con necesidad, y debo decir que era la sangre mas deliciosa que alguna vez haya tomado, y no había sido mucha, pero su sabor, el sabor de la sangre de Bill era exquisita, vi como el cerraba los ojos, y jadeaba ligeramente mientras yo disfrutaba de su liquido vital, lo mas sabroso, era como una droga, como el dulce mas rico, si hiciéramos una comparación con la comida humana, en especial el helado, la sangre de Bill vendría a ser un helado de chocolate, el mas dulce helado de chocolate.

-ya
..amor
-me dijo mientras me alejaba la mano -no querrás matarnos -me dijo y ante esas palabras me aleje completamente de el

-¿Qué quisiste decir? -le pregunte mientras lo miraba inquisitivamente a los ojos, lucia tan sonriente y tan feliz, todo lo contrario a lo que acababan de expresar sus palabras

-es solo que si seguías así, te hubieras acabado toda la sangre que tengo, y
..no es mucha
.además -dijo mientras hacia un gesto con las manos -nuestra ultima gota de sangre es veneno para quien la tome -me conto, así que si me hubiera bebido toda su sangre el estaría muerto por falta de ella, y yo, yo habría tomado veneno

-ya veo
. -dije sin mostrar ningún sentimiento -Bill, entiendo el peligro, pero tu sangre es
.deliciosa -comente y el se rio, mas bien una carcajada, y luego me abraso y me beso, al parecer había algo en la situación que le divertía, y que yo no entendía

-es que eres mi pareja
y aparte somos vampiros

-explícate mejor
-le pedí, me sentía bastante impaciente, le apreté las caderas, y lo vi directo a los ojos

-la sangre de los de nuestra especie es dulce, y mas para otro vampiro, y la situación mejora por la relación que los vampiros puedan tener -me explico, con un gesto de poca importancia -y en este caso, muy aparte de que ambos seamos unos malditos -dijo la ultima palabra con un gesto que me hiso reír -también cuenta el hecho de que somos compañeros, por eso es que mi sangre es como un helado de chocolate para ti -me sonroje, olvide que el podía leerme el pensamiento, tenia que averiguar como lo hacia

-¿Por qué si la sangre es deliciosa, no bebemos de ella?, ¿no seria mejor que matar humanos? -le pregunte con una seria mirada -¿no seria mejor que meterse a robar a los bancos de sangre? -el se carcajeo

-si, seria bueno, pero esta sangre, aunque es deliciosa, no nutre, si nos pusiéramos a beber de ella todos los días, nos secaríamos y debilitaríamos -me conto y lo entendí, me quede a pegada a el, abrasada a su cuerpo, procesando la información que acababa de recibir, pero entonces recordé a Kim y a gus.

-¿es hora de irnos? -me pregunto Bill, y yo le sonreí, le di un rápido beso en los labios y Salí del cuarto, el no tardo en ponerse a mi altura mientras caminábamos
.

La misma camioneta de enante nos esperaba en la salida, me senté junto a la ventana y la abrí, para sentir el viento, era muy raro lo que había pasado, increíble, y ahora había muerto, mi mama, mis familiares, todos sufriendo, creyéndome muerta, todo es culpa de esa maldita de
Katherine

"¿has sabido algo de ella?" -le pregunte a Bill sin emitir palabras

"no, no he sabido nada de esa maldita" su mente se quedo en silencio por unos momentos, antes de empezar a hablar

-lo mejor será
.que volvamos a Europa, y que de hoy en adelante estés conmigo, ella es muy peligrosa -me dijo en tono de preocupación, yo bufe

 

-no se supone que ahora soy inmortal, ¿Qué me puede hacer ella? -pregunte sintiéndome muy confiada

-ella es vieja
-dijo, y yo no entendí -me refiero a que es antigua y poderosa, tu ya has experimentado lo buena que ella es para manipular la mente, y aparte ella puede
. -dejo la frase sin terminar, y yo me puse nerviosa

-que
. ¿que es lo que puede hacer?

-ella puede retroceder el tiempo
.lo manipula con gran habilidad, es demasiado fuerte

.demasiado
-dijo mientras empezaba a mover la cabeza de un lado a el otro

-y que crees que pueda hacer con eso
.

-no lo se, pero a la fuerza he aprendido a no subestimar a Katherine -dijo mientras me acariciaba la mejilla

-y
..eso ¿nos afecta a pesar de lo que somos? -le pregunte para poder entender mejor, de que hablamos en cuanto a el "don" de esa maldita

-si nos afecta, ella puede hacer eso, perdemos la memoria de lo vivido, y dejamos de ser lo que ahora somos

-se quedo pensativo por un largo momento -a veces creo que ella está a el servicio del diablo -me dijo y yo lo mire sorprendida

-solo estoy exagerando las cosas -dijo mientras intentaba sonreír -pero eso ya no importa, tu no te vas a separar de mi de hoy en adelante -me dijo con una sonrisa, como pensando en las perspectivas, yo me crucé de brazos, y lo vi como retándole

-dime
.como vamos a hacer eso
. ¿tu carrera?.... ¿los viajes? -Enumeré mientras me iba poniendo mas y mas seria -además me vas a llevar cargando de aquí para allá, toda la gente va a pensar que soy una cómoda -dije y el se rio

-No creo que piensen eso de mi esposa
-dijo mientras miraba a el frente, yo me quede pasmada, le vi la cara, y el al notar la mirada giro para verme, se rio de mi expresión

-¿aceptas? -me pregunto después de un rato

Y yo me quede en shock, esto debía ser un sueño, ¿Qué alguien me piñizque?, el hombre que soñé durante toda mi adolescencia me estaba pidiendo que fuera su esposa, cierto que no es precisamente la propuesta que hubiera querido, pero tampoco era algo que se pudiera rechazar, así que brinque sobre el, lo empecé a besar y abrasar como nunca

-eso quiere decir
.si

-tu que crees tonto
-le dije mientras le daba un golpecito en el brazo, el se rio y me abraso, para luego pasar a besarme apasionadamente, las caricias se fueron intensificando, y los besos se fueron haciendo mas profundos, de seguro hubiéramos seguido de no ser que el chofer abrió la puerta y soltó un

-señor, ya llegamos -Bill giro los ojos, y hizo cara de fastidiado, me sonrió y me extendió la mano para sacarme del auto, la puerta del que era mi colegio no estaba iluminada, todo era sombras, Bill dio indicaciones a el chofer para que llevara el auto de vuelta a el hotel, le dijo que nosotros nos regresaríamos solos.

No se porque antes me había quejado por la oscuridad, si después de todo para mi no había diferencia, yo lo veía todo con claridad, todo estaba nítido, claro, definido, ya ni siquiera iba a tener que usar lentes, y podía escuchar muy bien, oía una discusión.

-no se porque exactamente vinimos aquí
. -dijo la voz de gus, la reconocí muy fácil

 

-yo tampoco lo se
ya esperamos demasiado
-dijo Kimberly

-vámonos
..esto esta tan oscuro que da miedo
-le pidió Gina mientras se agarraba los brazos en señal de que tenia frio, yo no deje de mirarlas en ningún momento, tome a Bill de la mano y me fui acercando, quería decirles tanto
.pero no encontraba las palabras para hacerlo

-¿Quién esta ahí? -pregunto Gina, mientras ella trataba de perforar la oscuridad con la mirada, casi la escudriñaba, yo tuve que llenarme de valor para caminar unos cuantos pasos mas, antes de decir

-soy yo
-esto lo dije casi en un susurro

-¿Quién? -pregunto Kimberly, mientras daba unos pasos hacia delante, Gina la agarro del brazo

-yo
-dije de nuevo antes de salir por completo de la oscuridad, ambas me vieron primero con susto, luego a ambas le brillaron los ojos con la comprensión sobre todo cuando vieron a Bill, ambas volvieron a verme, me sonrieron, y corrieron a abrasarme, yo las recibí con los brazos abierto, sabia que me aceptarían

Admito que el olor de su sangre y el golpeteo de sus acelerados corazones era una tentación para mí, pero no lo suficiente como para hacerles daño, no, las quería demasiado; Kimberly se separo de mí un momento y se acerco a Bill

-no se que hiciste pero
. ¡Gracias! -dijo mientras le daba un abraso, luego volvió a verme a mi

-es increíbles
..eres tu
-me dijo con alegría -pero estas
.tan diferente -comento, Gina volteo a verme y a examinarme

-luces
tan
hermosa -me comento Gina con una sonrisa, y yo le agradecí con una parecida, me pregunte si para ella no eran tan obvias mis cicatrices como para mi, yo decidí no entrar en el tema, y solo les sonreía

-amor
-me llamo Bill, yo voltee a verlo -salgamos de aquí, no me gusta demasiado estar aquí, vamos a un mejor lugar -me pidió y yo asentí, vi a mis amigas y ella estuvieron de acuerdo, salíamos a la calle principal, esa era una parte mucho mas iluminada, pero a la vez desierta, aparte de mis amigas, no había otras alma por esas calles.

De pronto me llego una angustia, vi a Bill, y supe que el también lo sintió

-vámonos
-pedí con desesperación, pero era tarde, ella ya estaba frente a nosotros, mirándonos con rabia, como si fuéramos, sus mas grandes dolores de cabeza, como si nos odiara, y seguramente así era, apreté con fuerza a Bill, y con la otra mano apreté el brazo de Gina

-¿Qué tengo que hacer? -me pregunto con los ojos abierto, parecía haberse vuelto loca, o haber perdido la poca cordura que le quedaba, retrocedí por instinto, y Bill gruño

-¡contesta maldita seas! -Grito con enérgica fuerza -¡contesta
. ¿que tengo que hacer para que te mueras?!

Yo no le conteste, poco a poco fui haciendo que Kimberly y Gina retrocedieran de manera que ambas quedaron detrás de mí y de Bill, era como una muralla de defensa, en cualquier caso yo las defendería, ellas no estarían aquí sino fuera por mí

-¡responde! -me pidió en un grito, que hizo eco entre los bajos edificios de los alrededores

-creo que tengo suerte
-dije con una soberbia sonrisa, yo no había planificado hacer eso, solo me había salido, como sino lo hubiera podido evitar

-Eres una maldita
.no sabes cuanto te odio
. -me dijo mientras se acercaba hacia nosotros, yo di un salto defensivo hacia delante para intentar detenerla, estaba en posición de ataque, Bill se paro cerca de mi

 

-ambos, ustedes ya no me importan
.los odio a los dos
. -soltó y solo entonces note que Katherine estaba destruida, no vestía los típicos, caros y seductores trajes, ahora parecía haber sido atacada, se veía débil, me pareció extremadamente frágil en comparación conmigo

"creo que esta deprimida" -bromeo Bill al notar lo mismo que yo, esboce una sonrisa mental

"debe estar furiosa conmigo, claro, como le quite a su novio" -dije como un comentario burlón, el sonrió

-¡basta! -Grito ella, sacándonos de nuestro mundo -puedo sentir sus conversaciones mentales, ustedes dos
.son las ratas mas molestas que conozco -miro a Bill -como lamento haberte convertido -dijo y el soltó un gruñido, yo bufe -y tu perdedora, que te pudo ver Bill, incluso como una vampiresa no te comparas conmigo

-claro
.yo no estoy loca -dije y eso fue lo que falto para que empezara la pelea, ella arremetió contra mi, me dio un golpe de brazo tan fuerte que me mando a unos 8 metros de distancia, caí de espaldas, la rabia que me recorrió fue tan grande que sentí que el cuerpo me ardía, me puse de pie rápidamente, y Salí a buscarla.

Ella estaba peleando con Bill, a una velocidad verdaderamente increíble, le daba golpes brutales, y eso me molesto más, que el hecho de que ella me haya golpeado a mí, corrí hacia ella, y la aparte sosteniéndola de los brazos, la jale con tanta fuerza que no me sorprendió escuchar el sonido de su brazo desprendiéndose de su cuerpo, sonreí.

Katherine volteo a verme me gruño y intento atacarme con su otro brazo, pero estaba débil, el golpe ya no me tomo por sorpresa por lo que no se me hizo difícil esquivarla, le di una patada en el estomago que la mando a mas de 10 metros de distancia

"esta sedienta y cansada" -pensó Bill, y yo supe que tenia razón, se puso de pie de golpe, y nos quedo viendo, se veía rota, no lucia imponente como normalmente lucia, sino al contrario, lucia tan rompibles, me picaron las manos por ser yo quien la rompiera, esperaba que atacara pero ella no lo hiso

-tu laso con ella es fuerte y es por eso es que los odio -dijo -tu debías ser mío, mi juguete
. ¡solo mío!

Todos nos quedamos en silencio, ella no parecía dispuesta a atacarnos, lucia tan lastimera, que sentí pena, pero luego recordé todo lo que me había hecho y la pena se fue tan pronto como llego

-estoy cansada
. -dijo en voz pausada, luego sonrió malévolamente -pero si yo no voy a tener lo que quiero, entonces ustedes tampoco -dijo y después sonrió.

Vi a Bill, y el tenia una mirada de profundo temor, me apretó la mano, y me vio a los ojos, no tarde en sentirme mareada, el cuerpo me peso, todo el lugar empezó a girar, sentí la necesidad de dejarme caer, pero no lo hice, vi a mis amigas y ellas ya estaban en el piso, Kimberly parecía estar luchando contra lo que le pasaba, pero no pudo luchar demasiado, no tardo en perder el conocimiento

-¿Qué pasa? -pregunte sin entender

-ella
..ella esta usando su
. -dijo Bill con voz entrecortada, no hizo falta que dijera mas, yo sabia lo que ella estaba haciendo

-Bill, tenemos que matarla, se fuerte - le pedí y vi como se paraba recto, tuvimos que esforzarnos, y corrimos hacia Katherine, ella no se opuso, por lo que para Bill y para mi fue muy fácil desmembrarla, cada pedazo destruido de ella me hiso sentir mejor, claro que antes de morir, entre Bill y yo retumbo un pensamiento

 

"si yo no soy feliz, ustedes tampoco"

Bill encendió el fuego, y ambos vimos los restos de esa maldita quemándose, mis amigas yacían a más de 5 metros desmayadas, y Bill y yo estábamos débiles, mareados

"porque es mas terrible para nosotros?"- pregunte

"porque somos lo que somos" -contesto y entonces ambos fuimos cayendo mas y mas, terminamos con nuestros rostros en el frio asfalto, solo viéndonos, solo temiendo, el cuerpo se vuelve pesado, el dolor interno es agudo, te sientes tan débil y al saber que en ti no es normal, te desesperas mas

"te amo" -pensó Bill antes de acercarme con gran dificultad a su rostro para poder besarlo, me apreté a su cuerpo, me sentí tan débil y cansada, ¿Cómo era posible que ya no estuviera, y seguía haciendo daño? -me pregunte, y Bill me sonrió

"Una vez que suelta el don, no hay marcha atrás, quien sabe a que punto nos regreso"

"temo perderte" -le dije con débil voz, y el me sonrió

"quizás no en esta vida, pero ya nos encontraremos en la próxima" -me miro por largo rato "vamos a estar bien"

Dicho eso, fui yo la que lo bese, entonces di un largo suspiro, lo ultimo que vi, fueron sus grandes ojos marrones, viéndome con tristeza, el fin de mi historia con el, antes de que todo volviera a ser oscuro, esto debía ser una maldición.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno pues aqui les dejo este capi!!!!

esperando que les haya gustado y............que............lo hayan entendido

dudas..........pregunten en los comentarios....y despues no se olviden de pasar a leer la respuesta.......jajaja...........XD

bueno ahora si les doy una super noticia

este es el capi penultimo, lo que les dice que el siguiente es el..............(ustedes terminen la frase)

ahora si me voy

se cuidan

actualizo cuando tenga 12 o mas comentarios!!!!

xoxoxoxoxoxoxoxoxoxoxo

-no mi amor

¡no! -se escuchaba desde la parte de afuera de mi cuarto, apreté con fuerza las sabanas, era muy temprano, y ya estaban con sus pegajosidades, me tape la cabeza con la almohada, y fingí que estaba en otro mundo. La principal razón por la que estaba molesta es que de nuevo soñé y ellos me despertaron.

Ese misterioso sueño que tengo desde hace tanto, aquel en el que voy a descubrir que es lo que me hace falta, ¿porque tenia ese sentimiento de vacio?, como si hubiera estado destinada a vivir algo, y por cosas del destino no paso.

-¡ah!......déjame, vete a bañar de
. deja eso
-pedía a gritos Kimberly, cuando ella venia se me hacia difícil quedarme a dormir en tranquilidad, sobre todo si venia el con ella.

Con mucha rabia Salí de la cama, y me fui directo a la sala, tuve que hacer un gran esfuerzo por no abrir la boca cuando vi a
..Yu, el cual estaba con nada mas encima que una toalla blanca que le cubría la parte baja del cuerpo, y la parte superior estaba mojadita, seguro acababa de salir del baño, me mordí el labio casi por efecto automático

 

-¿te gusto?.... -me pregunto, con una sonrisa coqueta, yo me sorprendí un poco, pero luego le sonreí

-si, la verdad es que estas muy bueno, y sabes que
. -le dije mientras me acercaba y le tocaba el pecho, suspire por dentro, el cuerpo de Yu era una tentación -me gustas mas, cuando no me levantan a las 7 de la mañana, un fin de semana -dicho eso, le di un manotón, el se volvió a reír

-lo siento
. -dijo mientras pasaba hacia el cuarto que estaba ocupando por kimy, fui hacia el baño, me di una ducha, y me observé el rostro largamente en el espejo, me examinaba, todos los días era lo mismo, buscaba algo, quería encontrar algo, era como si mi rostro debería tener algo, y no sabia
que, después de un rato terminaba rindiendo, y saliendo directo a mi cuarto para vestirme.

Al terminar con ese ritual salía a la cocina, donde estaba Kimberly

-buenos días bella -me dijo con una sonrisita -¿dormiste bien? -me pregunto, yo hice un mohín

-si, yo si dormí, no muy bien pero lo hice -dije -la que no durmió aquí fuiste
..tu -la acuse, y ella sonrió de forma nerviosa, se puso de todos los colores -es que es difícil conciliar el sueño, cuando escuchas gemidos, y gritos -me pare por un momento y ella no me quitaba la vista de encima

-¡ah!...... ¡si!.... ¡Yu!.... ¡ah, sigue, sigue!........ahhhh ....escuchar eso, es algo que no te deja conciliar el sueño, voy a tener que visitar a el psicólogo, tengo serios traumas -ella hiso una mueca y dirigió la vista hacia otro lado -ahora
.debo decir que ese hombre es un semental, recién a las 3 de la mañana me pude dormir
-dije con un gesto de falsa indignación, y admiración

Yo me reí de su cara, y le lance una uva que encontré en el mesón, ella me lanzo un pedazo de pan, y yo me reí de su cara, me encantaba molestarla

-ya, ya
. ¿te divertiste? -le pregunte y ella agacho la cabeza, empezó a cortar pan y a ponerles mantequilla, mientras lo hacia, asintió perezosamente, y me volví a reír

-ah, amiguita, ya cásate -le dije mientras la veía, de forma socarrona

-ya bells, deja eso, porque no mejor te mueves desayunando
.recuerda que tenemos que ir a comprar las cosas navideñas -me dijo mientras alzaba las cejas, yo suspire

-solo nosotras hacemos las compras navideñas desde noviembre
. -le dije mientras tomaba un sorbo de mi taza de café

-recuerdas que nuestra posición nos exige hacer ese tipo de cosas con adelanto -me comento mientras se metía un trozo de pan, y luego tomaba leche.

Ella tenía razón, ella era famosa, y luego ya no tendría tiempo para ese tipo de cosas, por lo que lo teníamos que hacer con anticipación, yo por mi lado ya estaba trabajando en mi nuevo libro, eso me recordó

-kimy, llamo Robert -le pregunte, Robert era mi nuevo editor, un hombre increíblemente apuesto, me fascinaba en todos los aspectos, pero no había que mezclar el trabajo con algo mas

-si

te mando a decir que te ama
..que "luz en la oscuridad" le esta dando maravillosas ventas a la editorial, y que espera con ansias lo siguiente
.

-y bla, bla, bla
. Lo mismo de siempre -ese libro era uno de mis favoritos, era algo sobre una chica que cambiaba su vida por un vampiro, uno que logro conquistarla a pesar de todo, esa historia no se como la obtuve, fue algo que simplemente se me vino a la mente en algún momento, pero me gusta mucho.

 

-¿nos vamos? -pregunto Yu, mientras entraba a la cocina, lucia unos jeans, apretados, y una camiseta negra que le quedaba extraordinaria, se le notaban los cuadritos, se lo veía guapísimo, vi a Kim, y me reí, quería ir a buscar un balde para cogerle la saliva, parecía hipnotizada

-si
.vamos
. -dije ya que Kimberly parecía estar dentro de un mundo diferente, un mundo mágico, donde solo eran ella y Yu

El se adelanto y Kim y yo íbamos detrás, yo en ningún momento deje de verle el cuerpo, mire a mi amiga, y solo con los labios le dije

Esta bueno
. -ella se rio y con el mismo método me contesto -si pero es mío
. -mientras se apuntaba con el dedito, me reí, y Yu volvió a vernos, seguro pensó que nos habíamos vuelto locas

Salimos a los centros comerciales de Madrid, kimy había decidido primero ir a comprase nueva ropa, y yo la iba a acompañar y por supuesto también me iba a comprar mi ropa, ella fue junto con Yu a la parte de la ropa interior, yo me fui a la zona de pantalones, y suéteres.

Ahí en soledad podía dejar a mi mente vagar, y me volvía la terrible sensación de que me había olvidado de algo necesario eh importante, empecé a mover los armadores buscando y pensando, siempre pensando

Me pase de estante en estante, de parte en parte, viendo la ropa, y probándomela, hasta ahora ya llevaba 5 bolsas en mis manos, me había comprado dos vestidos, y unos pantalones, hermosos, me faltaba encontrar blusas y suéteres, Salí hacia la parte de arriba, no había escaleras eléctricas, por lo menos no por ahí, así que tuve que subirlas a la antigua, pero soy torpe.

Apenas puse un pie en el primer escalón, se me doblo el pie, perdí el equilibrio y me fui para atrás, a pesar de que intente agarrarme con el barandal de la escalera, no pude hacerlo, espere sentir el golpe, pero el dolor no llego, sentí como unos brazos me sostenían.

Respire profundo, y la persona que me había sostenido me ayudo a recuperar el equilibrio, a pesar de que fue algo bastante complicado tomando en cuenta que se me acababan de romper el tacón de mi zapato, me senté en la escalera y me saque los tacones, me quede descalza.

Me puse de pie, y seguro en ese momento me puse de todos los colores, yo jamás pensé encontrarme con el de esa forma, es decir
.no, agache la mirada, y vi las cosas que había comprado, las empecé a recoger, el no tardo en ayudarme con las mismas

-vaya
.que suerte tienes
-dijo en un perfecto ingles, levante la mirada y le sonreí

-¿Por qué? -le pregunte mientras levantaba la mirada y lo veía a los ojos, y me perdí, sus ojos, sus ojos de color marrón, yo los conocía, claro que si, y no se solo por el hecho de que el es mi cantante favorito, no, tenia la impresión de ya haberme encontrado con esos ojos, solo que al parecer había olvidado el lugar

-¿te conozco? -me pregunto con una sonrisa bien grande, me sorprendí era la misma pregunta que yo me estaba haciendo, me enderecé, y el lo hiso conmigo, tuve que alzar la mirada para poder seguir viéndole

-no lo se
. -le dije mientras bajaba de las escaleras y me regresaba a la zona de los zapatos, necesitaba unos nuevos, de paso bote los que tenia en el tacho de la basura, note que el venia detrás de mi, lo espere para que pudiera caminar conmigo

 

-yo soy
..Bill Kaulitz -me dijo mientras me extendía la mano, yo me reí y acepte su saludo

-¿Por qué te ríes? -me pregunto repentinamente interesado en lo que yo le tenga que decir, no me dejaba de ver, y eso me incomodaba bastante

-porque se quien eres, el cantante de Tokio hotel
..se quien eres -repetí lo que ya le había dicho, llegamos a la tienda, y busque unos convers, y de paso me compre calcetines, total la camiseta que llevaba me quedaba con todo

-aun no me has dicho ¿como te llamas? -me pregunto mientras se sentaba a mi lado a esperar que la dependiente traiga lo que le había pedido

-Ximena Méndez

pero dime bella o bells -le pedí con una sonrisa, no sabia porque pero mis dudas habían quedado de lado, en ese momento me sentía cómoda con el, en verdad parecía que el y yo ya nos conocíamos

-una pregunta
. ¿Eres escritora? -me pregunto de pronto y en sus ojos brillo una alegría increíble, sonreí, y asentí

-es decir
..tu eres X.I. MENDEZ
. no sabes me encantan tus libros -me dijo efusivamente, yo asentí y le agradecí mucho

-si, gracias, tu también cantas excelente, te admiro -le dije mientras me probaba los zapatos, me encantaron y los compre enseguida, salimos de aquel lugar

-mira, estoy con los chicos de la banda
. ¿quieres comer con nosotros? -me pregunto mientras hacia una señal con sus dedos hacia el patio de comidas, estuve tentada de aceptar, pero en eso me sonó el celular, el sonrió ya que el tono de mi teléfono era HEY YOU

-hallo! -conteste sin muchos ánimos al ver quien era la persona que me llamaba

-hola mi amor, estoy en el departamento y no están
¿Qué pasa?, ¿Por qué no me dijiste que iba a salir?

-No se Kyle, es algo que salió de ultimo momento -le mentí, la verdad es que no le había dicho porque no quería que me acompañara, vi a Bill, y el no me quitaba la mirada, que podría estar pensando, le hice una señal con el dedo, para que me diera un minuto, y me aleje un poco

-bells, por favor, debemos hablar -me pidió y yo suspire, estaba tan cansada

-si yo también quiero hablar contigo, creo que es lo mejor -le dije y el no replico, no dijo nada mas -nos vemos en el departamento, adiós -dije y no espere su respuesta, le colgué de inmediato. Volví con Bill

-¿te molesto la persona con la que hablabas? -me pregunto con un gesto inocente y divertido, me mordí el labio, Bill era realmente encantador, me gustaba mucho, bueno quizás algo mas que un simple gustar, pero el no podía saber eso

-no, es solo alguien que me quita demasiada energía -le conté, la verdad es que Kyle, era mi novio, lo quería, era muy buen chico, es el hijo de mi antiguo editor, y por el lo conocí, pero es alguien posesivo, me harta, además de que jamás lo ame, si lo acepte fue porque es persistente.

-ya veo
.y ¿aceptas? -me pregunto haciendo referencia a lo de desayunar con el, asentí y el sonrió de una manera que me quito el aire, y puso a latir mi corazón a mil por hora, empecé a respirar con necesidad, me dolieron los pulmones, eso era algo que pasaba con frecuencia, intente calmarme, el no podía saber que lo adoraba

Empezamos a caminar por los pasillos del centro comercial, no había seguridad, y en ese momento pensé, que seguramente si una fan viera a Bill, ese lugar se convertiría en una locura, y debo decir que tengo mente de bruja, porque de pronto una chica grito

 

¡ES BILL KAULITZ! -Eso fue lo que falto para lograr que Bill maldijera en voz alta, y rogara al cielo que la tierra me tragara, solo sentí que el cambiaba de dirección y empezaba a correr, yo me limite a seguirlo, pensé "gracias Dios porque compre convers"

Las chicas esas, venían detrás de nosotros, parecían una manada salvaje, dispuestas a matar, solo por lograr tocar a Bill, me asuste mucho, ni siquiera siendo amiga de Kim había tenido que pasar por esto, apresure el paso, ambos resultamos ser bastante rápidos.

Logramos adelantarnos lo suficiente, Bill cada tanto tomaba una pulsera suya, o un anillo y lo lanzaba, las chicas se quedaban distraídas por eso, buscando encontrar entre la multitud el pequeño anillo y pulsera, nos alejamos y llegamos, a los almacenes, es decir el lugar donde se guarda las diferentes mercancías de los locales, no se como fue que llegamos ahí, creo que fue cuando entramos a la zona de los baños, no lo se, yo estaba mas concentrada en alejarme de esas locas.

El lugar estaba demasiado oscuro, y yo apreté con mas fuerza la mano de Bill, mis compras las había dejado en el camino, quizás esas chicas ya se las habrían llevado y la verdad no me importo, retrocedí un poco y en la oscuridad tropecé con algo, caí hacia atrás, y me lleve a Bill conmigo, me di un fuerte golpe, en la espalda, pero fue algo que olvide cuando note que Bill estaba muy cerquita, demasiado cerca.

A solo unos centímetros de mi rostro, sentí que el corazón me empezaba a bombear con fuerza, mi cuerpo empezó a temblar, y sentí la cara arder, agradecí la carencia de luz de aquel lugar, porque no hubiera soportado que el hubiera visto lo roja que seguro estaba

-creo
. -empecé a decir, pero fui interrumpida por sus labios, los cuales se movieron por los míos como si ya los conocieran, le tome el rostro con las manos, y disfrute del calor de su aliento, de la suavidad y de la humedad de su boca, sentí su delicioso sabor, lo sentí a el, y me llegaron unos ganas de estar ahí, de permanecer en la oscuridad, abrasada a el, besándolo, ganas de seguir junto a el por siempre.

------------------------------------------------------------------------------------------------

Bien, aqui esta el final..................................de ............................esta parte de la historia

dejenme decirles que les agradesco el apoyo recibido hasta ahora

este fic............tiene segunda parte....................se los comunico.............esto era algo q solo mi bf y celsa lucia.........sabian

okis

espero que se cuiden

y las veo en la continuacion de "el diario de bill kaulitz"............ "Los demonios en el espejo"

empiezo a publicar cuando tengan en este capi 12 comentarios

xoxoxoxoxoxoxoxoxoxo

Ahora aqui les escirbo los tradicionales agradecimientos, porque yo no soy nada sin ustedes, esta historia ha sido una de las que mas amo, mi favorita.

mis historias dejan de gustarme o las quiero mas, dependiendo del cariño que reciba de los lectore, una historia no es nada sin seguidores, sin admiradores, por lo que estoy aqui, para decirles un super hiper ¡gracias!

-kimy -siempre me apoyas, y te quiero mucho, mucho, eres parte fundamental de mi vida, ya se me hace raro un dia en el que no estes, eres como mi hermana, te agradesco el apoyo

-lunpin_tonks -me encanta recibir tu apoyo, me siento feliz cuando soy halagada x otras garndes escritoras y tu eres una de ellas

-celsa lucia -me divierte leer tus comentarios, eres una peque super genial, y te agradesco muxo el apoyo, sigue adelante, y sigue leyendo mis fics

-sole_cullen -gracias x tus alentadores comentarios, espero que sigas siendo fan de mis fics, no te puedo decir mas que......GRACIAS, o mas bien lo grito

-marjhon -siempre me apoyas en cada fic que escribo, y dejame decirte que tienes mi apoyo incondicional, sigue escribiendo, no pares

-MISHUKY128 -siempre me habias apoyado y la verdad es que hace tiempo que no te apareces x aqui, espero saber de ti pronto

-Diabe -me comentaste, y x eso gracias

muchas de ustedes me dijeron que son mis admiradoras, y les vuelvo a prometer que apenas escriba un libro, se los cuento para que lo compres, asi que no desesperen que algun dia van a ver mi nombre, junto a la portada de un hermoso libro marcado como best- seller

lo se, lo siento, espero serlo

asi que se me cuidan

cuidensen

¡chau!

El diario de Bill Kaulitz - Fanfics de Harry Potter

El diario de Bill Kaulitz - Fanfics de Harry Potter

Estaba sentada frente a mi laptop, trabajando en mi nuevo libro, completamente sola en mi departamento de chicago, las vacaciones que me había tomado, no sign

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-el-diario-de-bill-kaulitz-fanfics-de-harry-potter-3687-0.jpg

2023-02-27

 

El diario de Bill Kaulitz - Fanfics de Harry Potter
El diario de Bill Kaulitz - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/42580
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20