El lado sexy de Lily Evans - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

James sabía que Lily Evans era sexy ¿de acuerdo? Lo sabíadesde sus doce años cuando las curvas precoces y pubertales comenzaron aaparecer, todavía recordaba como Lily pasó medio año vistiendo sweaters paraocultar sus nuevos atributos, pero había cosas que superaban su imaginación,momentos en los que Lily sobrepasaba cualquier cosa que él pudiese haberfantaseado.

Cuando Lily aceptó salir con él, paso toda la noche sindormir pensando en cómo sería la cita, seis años de espera habían dado susfrutos y dentro de pocas horas la pelirroja pasearía por Hogsmade con él. ¿Susexpectativas? Estar con ella toda una tarde, poder abrazarla y hacer lo posiblepor conseguir una segunda cita.

El corazón le latía a mil por segundo cuando la vio bajarlas escaleras, todo parecía bien con su falda tableada y sus zapatos bajos,pero la cosa se complico cuando vio su blusa, era rosada, sutil y femenina,pero el fruncido a la mitad remarcaba su estrecha cintura y suescote...¡Merlín, tendría que ser ilegal que una pelirroja usara una blusa comoesa en una primera cita si no quería matarlo! Si, era un caballero, realmentelo era, pero no pudo evitar quedarse mirando el borde de encaje de la blusa.

 

-Quise ponerme bonita para la cita, espero haya funcionado.

-S..si- además de idiota enamorado, tartamudo.

-Por cierto... ¿James? Si buscabas mis ojos, están un pocomás arriba.

Idiota, enamorado, tartamudo y sonrojado hasta el alma.

__

James no podía agradecer más su suerte, Lily y él estabantomando helados, solos en la terraza de la heladería(privilegio que solo teníanlos amigos de Florean Fortescue) y la pelirroja no hacía más que reír e inclusohabía contado tres ocasiones en que lo había mirado y pestañeado concoquetería.

-¿Saldremos el próximo sábado?- preguntó.

-James, hace casi dos meses que salimos cada semana, yatienes un lugar fijo en mi agenda.

-¿Tienes agenda?

-Claro, soy una chica muy ocupada. Entre tantas citas quetengo debo organizarlas, no quiero dejar plantado a ningún chico- la risa deJames se desvaneció y frunció el ceño. Lily rió- ¿De verdad te crees eso? Nadiemás que tú tiene mi atención- James sintió que se le iba el aire de lospulmones cuando ella se acercó peligrosamente a él, ¿iría a besarlo? pero noapoyo sus labios, sino que saco su rosada lengua y le dio una lamida traviesa yatrevida en su labio. -Tenías helado.

James sonrió y la tomó de la nuca para besarla, Lilyrespondió el beso sin esperar ni medio segundo. ¡Estaba besando a Lily Evans! Ynotaba la tierna pero arrasadora inexperiencia de la pelirroja, ¡Estaba dándolesu primer beso a Lily Evans! el beso se cortó poco a poco.

-¿Yo también tenía helado?- preguntó con picardía alsepararse.

-Si claro...helado.

__

Odiaba, de verdaddetestaba, a la gente prepotente y estúpida, él sabía que era un poco terco ybastante arrogante pero de ahí a creer que sabía hacer todo mejor que todoshabía un trecho. La espalda le dolía porla estúpida Bludger que el estúpido McLaggen había enviado en su dirección,había gente mala que se merecía su desprecio (Snivellus, por ejemplo) peroMcLaggen era tan irritante que la molestia que le causaba sobrepasaba cualquierotra sensación. ¡Quería el puesto deguardián, maldita sea! ¿Qué demonios hace un prospecto de guardián bateando unabludger? Todos los McLaggen eran así, conocía a su padre y también a su hermanomenor, eran de lo más insoportable.

 

El caso es que había pasado de un humor genial por laspruebas de Quidditch, donde todos lo adulaban ya sea por ser un merodeador, elcapitán o por tener a la chica más hermosa del colegio sentada en las gradassaludándolo (y todos saben lo mucho que a James le gusta ser adulado), a estartirado en su cama boca abajo con un dolor en la espalda jodidamente molesto yun humor de perros.

¿Qué culpa tienen lospobres perros? Eso es muy insultante de tu parte, cornamenta. habría dicho Sirius.

El buen canuto, probablemente estaría persiguiendo aMcLaggen insultándolo a él y a cuatro generaciones de su familia, mientras elquerido Lunático lo sostenía para que no le parta la cabeza al idiota.

Remus Remus Remus, aveces deberías dejar que Sirius le parta la cara a un idiota, solo de vez encuando.

Escuchó la puerta abrirse.

-¿Le rompiste la nariz a McLaggen?- murmuró con enfado.

-Me abría gustado, pero soy algo bajita como para llegarhasta su nariz- la vocecita de Lily llegó a sus oídos, era increíble como esavoz que tantos años le había gritado ahora fuera tan tierna y cómplice. Sintiósus pasos y luego el colchón cediendo ante el peso. -¿Como estas?- se le erizóel pelo de la nuca cuando Lily deslizo su mano por la espalda desnuda, justodonde había recibido el golpe- ¿Te duele mucho, cariño?

-Creo que la molestia hace que el dolor no sea tan... ¿Lily quéhaces?- su voz sonó ronca, Lily estaba sentándose ahorcadas sobre su trasero,quedando sobre él en una postura algo comprometedora. -Oh mierda- un gemido de gusto se le escapó de sus labios cuandoLily comenzó a masajear su maltrecha espalda.

-No hice todo el camino desde el campo de quidditch hastaaquí para no ayudarte, déjame mimarte un poco y verás que el dolor y lamolestia se van- ¿cómo podía ser tan seductora? sus manos resbalaban por lapiel, junto con algún beso en su nuca que lo hacía estremecer.

Oh Merlín, quizás podría perdonarle a McLaggen algunosgolpes más si Lily lo cuidaba de esta manera.

__

Había cosas que se podían soñar, como Lily aceptando ir a sucasa en el lago en vacaciones.

Había cosas que no se podían imaginar, como Lily tomando soljunto al lago en vacaciones.

Cuando la invito, realmente no pensó en el hecho de que sequitaría la ropa para nadar (Si bueno, ella era la inteligente de la pareja yen defensa de James, su brillante cerebro parecía fugarse a Alaska si hablabande Lily sin ropa) por eso experimento varias vergonzosas y descontroladaserecciones viendo a su pequeña pelirroja en traje de baño (¡De dos piezas!) Eracasi como verla en ropa interior y eso lo desquiciaba bastante. Nicotine Pouch Guide - Everything About Nicotine Pouches

-¿James? ¿A donde vas?- Pocas cosas son tan malas como quete atrapen cuando tienes un amigo pidiendo atención desesperadamente en tuspantalones.

-Yo..mm... tengo que hablar de pechos...hechos, hechos quemi padre ha tenido en el trabajo, eso- James no era para nada torpe con lasmujeres, nunca lo había sido, era seductor y hasta manipulador, pero Lily mediodesnuda y mojada borraban la cordura de cualquiera que digne llamarse hombre.

-¿No puedes dejar esos hechos para después? Metete conmigoal agua, esta deliciosa- ¿arrastraba las palabras para torturarlo más o solo lohacía sin notarlo? -Ven, me siento sola.

 

Que se lo que merlínquiera.

Se metió al agua, rogando porque el agua fría enfriara muchomás que solo sus pies.

-¿Tus padres están en casa?- preguntó Lily acercándose.

-Si, ellos están durmiendo la siesta, ya sabes- la pelirrojaasintió y lo rodeó con un brazo.

-¿Por qué me esquivas? ¿Te arrepientes de invitarme?- unpucherito fatal.

-Claro que no pelirroja, ¿cómo puedes pensar eso?- laabrazo, olvidándose de cualquier otra cosa, al demonio sus desesperaciones,tenía a Lily ahí, como tanto la había deseado y no iba a dejar pasar esosmomentos con ella escondido bajo la ducha fría.

-James, ¿por qué te avergüenzas de que yo te guste así?

-¿Así?- repitió nerviosamente.

-Así, somosnovios, se supone que debemos gustarnos así,eres el primer chico que me gusta así.

-¿Yo te gusto así?- bien, su ego recibía caricias.

-¿Como no habrías de hacerlo? ahora, explícame como yoprovoco esto- pasó sus dedos por el borde del traje de baño.

-¿No lo sabes?- Lily estaba en terreno peligroso, pero ellano parecía estar insegura, más bien divertida.

-Claro que lo sé, compre este traje de baño carísimo paraeso, pero mi economía sufrida necesita escuchar que esta surgiendo efecto.

James proceso las palabras, su pelirrojita era un pequeñodemonio con cara de ángel, soltó una risotada antes de besarla.

-Nena, no te haces una idea el efecto que da.

-Me lo imagino, el efecto esta contra mi muslo en estemomento.

_______

Siempre había sabido que Lily era sexy inconscientemente ¿sí?Pero realmente nunca pensó lo sexy que podría ser a consciencia.

Había tocado el paraíso con la mano cuando lo hicieron porprimera vez, pero su pequeña y virgen Lily había estado bastante asustada comopara ser atrevida, pero ahora que ya lo habían hecho un par de veces lapelirroja estaba haciendo honor a su casa, era una leona.

Lily Evans no era una mujer sumisa, jamás lo fue y jamás losería, y él jamás querría que lo fuese, le gustaba que Lily se dejara llevarpero también que ella tuviera la iniciativa, y si que la estaba teniendo en losúltimos días.

Nunca, ni en sus mejores sueños, imaginó que la pelirrojarompería todas las reglas habidas y por haber para hacer el amor. Seguía siendola misma prefectita perfecta de siempre, pero no eran pocas las veces que seescapaban para hacer cosas a escondidas.

-Que ciervita más preciosa veo por aquí- abrazó a Lily pordetrás.

-¿Ciervita? ciervita y cornamenta, ¿no es muy cursi eso,James?- rió. El mundo era un lugar más hermoso cuando ella reía.

-Puede que sea cursi, soy un novio cursi ¿no es lo que todaslas chicas quieren? Mira como te envidian esas muchachitas- en efecto, un grupode alumnas de tercero miraban con recelo a Lily y con anhelo en su dirección.

-Me alegra que seas cursi, porque si vamos por lamodestia...

-¡La modestia es una manera de mentir, querida pelirroja! Sisoy genial y sé que soy genial ¿por qué tendría que ocultarlo? Sería como negarlo bien que te queda esa ropa- puso las manos justo en el hueco de su cintura.-Muy bien, en realidad.

-Es solo el uniforme, James.

-Si...-no estaba escuchando, estaba jugueteando con elcabello pelirrojo y olfateando el perfume de su cuello.

-¿Recuerdas que estaba avergonzada porque solo teníaestupidas bragas blancas?- murmuró con una sonrisa.

-Unas adorables bragas blancas, todavía guardo una en mimesa de noche.

-Eso es algo raro, ¿por qué las guardas?

-Son las de tu primera vez, hubiese guardado las sábanas silos elfos no las hubiesen quitado- James hizo un puchero, bien, puede que seaalgo extraño, pero esas sábanas con esas pequeñas gotas de sangre (gracias alcielo que no eran más) eran lo último que Lily tendría de su inocencia, unainocencia que él le había robado y que la atesoraba.

-Bueno, el caso es que no podía hacer cositas con mi noviosiempre con bragas blancas o rosadas.

-No entiendo demasiado el punto de conversar de sus tiernasbragas.

-El problema es ese, eran demasiado tiernas. -Le dio un besohúmedo y atrevido- fui de compras.

-¿De compras? Lils, no podemos salir del castillo, no muylejos al menos- agregó con una sonrisa de lado.

-Se puede comprar por catalogo, ahora, ¿vamos a tu cuarto aque te muestre mis adquisiciones?- ¿cómo podía hacerle acelerar el corazón deesa forma? Asintió y fue, sin soltar su mano, hasta la habitación que compartíacon los merodeadores, trabó la puerta y se sentó en la cama.

Lily parecía emocionada y tenía un brillo seductor en sumirada.

James sintió la sangre espesarse cuando ella se paró frentea él para quitarse el sweater y desprenderse botón a botón de la camisa, unbrasier color violeta oscuro que resaltaba en su piel blanca y su pecas. Lapollera siguió a la camisa.

Ya de por sí, Lily Evans era sexy por naturaleza y lequitaba el aire, lo excitaba y lo emocionaba como ninguna otra mujer.

Pero ahora, ahí, con ella desnudándose para él y dejando ala vista el mejor conjunto de lencería que había visto jamás, ya ni teníaadjetivos para describirla.

-Pelirroja, vas a matarme- Lily rió halagada y divertida, sesentó a horcadas sobre él y lo beso, mordiendo su labio.

Merlín santo. Tendríauna tarde ocupada.

El lado sexy de Lily Evans - Potterfics, tu versión de la historia

El lado sexy de Lily Evans - Potterfics, tu versión de la historia

James sabía que Lily Evans era sexy ¿de acuerdo? Lo sabíadesde sus doce años cuando las curvas precoces y pubertales comenzaron aaparecer, todavía recorda

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-el-lado-sexy-de-lily-evans-potterfics-2005-0.jpg

2023-02-27

 

El lado sexy de Lily Evans - Potterfics, tu versión de la historia
El lado sexy de Lily Evans - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/183154
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20