El Monstruo del Armario - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

El teléfono sonaba, pero nadie contestaba. Volvió asonar varias veces, pero por lo visto no había nadie en la casa. Sonó por últimavez. La voz de una niña se escuchó en el segundo piso.

- ¡Mamá!

Pero nadie le respondió. Se escuchaban gritos,gemidos, pero no había nadie más en la casa que esa niña. ¿Por qué nadie laescuchaba?

- ¡Mamáááá! -gritó de nuevo, con una voz ensordecedora,que cualquiera hubiera escuchado, pero a ella no

Era de noche, y su mamá trabajaba siempre a esashoras. Su hija siempre se quedaba sola en aquella casa, totalmente alejada dela ciudad.

Su hija, le tenía miedo a esa casa, a la oscuridadque la rodeaba cada noche, y sobre todo, al monstruo del armario de su habitación.

 

Sí, ella le tenía un miedo intenso a ese monstruo,odiaba quedarse sola con él.

Su mamá la cuidaba, sí, eso debía aceptarlo, perola dejaba sola mucho tiempo. No la dejaba salir, y no la dejaba jugar con otrosniños.

La madre de ella, siempre veía moretones en elcuerpo de su pequeña. A veces, también aparecían algunos rasguñados en supálida piel. Pero ella siempre pensaba que se los hacían en la escuela, aúncuando su hija le respondiera "Me lo hizo el monstruo del armario"

Una noche, la pequeña había quedado sola de nuevo. Ellacorría por toda la casa, buscando un lugar en donde esconderse, porque ese monstruola perseguía de nuevo.

Gritaba, pero vivía en una casa solitaria, cerca deun páramo, por lo que nadie escuchaba sus gritos de ayuda.

Al cabo de unas horas, los gritos habían cesado. Elmonstruo había conseguido lo que quería, mientras que la pequeña lloraba en sucama.

Su mamá regresó casi al amanecer. Dormía una hora,luego se despertaba, preparaba el desayuno y a su hija para la escuela. La dejabaahí y luego, regresaba a casa para dormir un poco más. Eso pasaba todos losdías, de lunes a viernes. Los sábados y domingos vuelta, la dejaba que durmieratodo lo que quisiera, y la dejaba sola en la noche.

La niña, noche tras noche, era perseguida por esemonstruo. A él le daba placer ver como esa niñita se desesperaba. Gozaba alverla caer por las escaleras cada vez cada vez que le hacía ¡Buu!

Sí, el monstruo se divertía cada noche.

Una noche, especialmente tormentosa, la mamá deella decidió quedarse, no le iba a ser posible conseguir un bus con aquellatormenta. La pequeña estaba feliz, por fin no se quedaría sola esa noche.

Pero aún tenía miedo del monstruo.

El teléfono volvió a sonar, como las nochesanteriores. La chiquilla miró el aparato por unos instantes, hasta que su mamácontestó

- ¿Diga?

- ¿Aló?

- ¿Hay alguien ahí? Todo sobre las islas canarias

Y asentó el teléfono, claramente irritada

- ¿Quién era, mamá?

- Una persona que no tiene nada quehacer, por lo visto

- Mamá
.

- Espera un momento -la silenció ella,con un dedo entre sus labios- tengo que hablar con tu profesora. Ya es hora desaber porqué tienes tantos morados en tu cuerpo

- Mamá
. -dijo ella en un susurro- en elarmario hay un monstruo que me hace daño cada noche

- Los monstruos no existen hija -le respondió,mientras esperaba que le contesten- eso es sólo un invento de tu imaginación

- Pero mamá, mira el armario -su madre lamiró, mientras su hija señalaba con un tembloroso dedo el viejo armario

- Está bien -se rindió ella, al ver a suhija tan asustada.

Asentó el teléfono, y se dirigió al viejo armariode la habitación. Vio a su hija taparse con las sábanas para no ver. Tomó unabocanada de aire, y abrió el armario

- ¡Oh, por Dios! -chilló ella al ver loque había adentro- ¡Hija! ¡¿Qué te ha hecho?!

- ¡Él es el monstruo, mamá! -gritó ella,asomando un poco la cabeza de entre las cobijas

- ¡Auxilio! ¡Policía! -gritó la señora,lo más alto que pudo

- Nadie las va a escuchar -respondió unavoz ronca, desde adentro del armario

- ¡Usted, usted! -dijo ella, mientras loreconocía- Usted es el del
.

- Sí, soy del bar de mala muerte en dondeusted trabaja. Como no me diste lo que quería ahí, vine aquí, pero al noencontrarte, decidí que tu hija sería una diversión hasta que llegaras

- ¡Maldito!

- No te preocupes -dijo él,tranquilamente- ya la estaba entrenando para tu profesión

- ¡Mi hija! -chilló ella, al darse cuentade lo que se refería- ¿Cómo has sido capaz de hacerle eso a un ser inocente?

- ¿Envidia? No te preocupes, ahora haréeso
.contigo

Aquel hombre, la violó y torturó por días, igualque a la hija de ella.

Dos años después, unos niños se aventuraron aaquella casa, que estaba abandonada.

Ellos encontraron dos cadáveres, uno de una mujer yotro de una niña.

Llamaron a la policía para que investiguen elasesinato, pero hasta el día de hoy, no encontraron más pistas que una hojaescrita con un crayón, que decía: "El monstruo del armario nos secuestró. Nos quierematar
."

De ahí, la hoja estaba rota. La otra parte tampocose encontró


Hola! ya sé, talvez esta historia no es de su agrado, pero debía escribirla para plasmar que los niños no solo le temen a las cosas de su imaginación, sino también a las de la realidad. Hay que creer en ellos.
Espero un comentario a favor o en contra.
Kiss


El Monstruo del Armario - Fanfics de Harry Potter

El Monstruo del Armario - Fanfics de Harry Potter

El teléfono sonaba, pero nadie contestaba. Volvió asonar varias veces, pero por lo visto no había nadie en la casa. Sonó por últimavez. La voz de una niñ

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-el-monstruo-del-armario-fanfics-de-harry-potter-4664-0.jpg

2023-02-27

 

El Monstruo del Armario - Fanfics de Harry Potter
El Monstruo del Armario - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/54159
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20