el nuevo trio! scor/rose/albus - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Scorpius Malfoy, un pequeño de 11 años, quien iba sentado solo en un vagón miraba los paisajes que le ofrecía el viaje a Hogwarts. Pensaba en Hogwarts, simplemente, en que casa lo pondrían, como seria el castillo, diferentes cosas que se le venían a la cabeza, hasta que vio a la señora con el carro de los dulces, y se levanto de un salto, sus padres le habían hablado de los dulces y chocolates que podía comer, a si que compro varios y los echo en el asiento vacio que había a su lado.
Al rato, que scorpius ya tenia varios papeles por todo el vagón, entro una niña, casi de su mismo porte, castaña y con los ojos azules eléctricos, cuando ella lo vio se ruborizo un poco, y Scorpius la miro ceñudo
-No debí haber entrado aquí- se dijo con un tono de voz muy obvio, como si conociera a scorpius desde hace mucho.
-¿Quién eres?- atino a decir él
-Eso
no te importa- dijo ella -Además tu deberías de saber quien soy ¿no?
-Para nada- dijo él confundido, nunca le habían hablado en la vida de esa chica, o tal vez
-Si me dijeras quien eres podría tal vez, pensar que si te conozco
-Rose
Weasley- dijo esta y añadió -¿Me puedo ir?
-Rose, nose quien eres ni lo que te he hecho pero da igual, si
puedes irte
-Que descaro- dijo ella furiosa
-Descarado ¿yo?
-No, el que esta allí afuera- dijo ella apuntando a la ventana, donde claramente no había nadie.
-Explica que hay de malo conmigo- dijo él ya harto del asunto, nunca había oído sobre esa chica, pero si de su apellido, aunque no quería recordar, las cosas que sus padres habían dicho de cierta familia.
-¿Qué no te explico tu papi?- dijo ella con un tono de voz un poco más agudo de lo normal -que mi familia es una traidora a la sangre, que somos pobres, que

-Yo lo escuche, pero no lo tengo por que creer- la interrumpió scorpius fríamente -aunque si tu lo dices, es por que lo eres
-Como te atreves

-Me atrevo, porque tu igualmente me juzgaste antes de que yo dijera nada
-Es solo que

-Me harías un gran favor si te fueras- la corto de nuevo Scorpius, no tenia porque estar aguantando ese tipo de cosas, además estaba completamente seguro de que esa niña lo había juzgado por ser un Malfoy, obviamente, se dijo todas esas cosas sin pensar que scorpius nunca le hizo caso a los comentarios de su padre acerca de la familia de ella y una tal familia Potter.
La chica salió muy malhumorada y cerro de un portazo el vagón, dejando de nuevo solo a scorpius, sumido en sus pensamientos.

En ese momento, scorpius había despertado, -Por Merlín, cuando cesaran esos sueños, no quiero volver a pensar en esa chica tan desagradable- dijo el golpeándose la cabeza con su almohada, y al rato comenzó a levantarse para ir a sus clases. Casi todos los días estaba soñando con Rose, la chica de Gryffindor con la que ha tenido mas peleas en toda su vida, y es que desde que se vieron en el vagón en primer año, Scorpius no la soportaba, o al menos eso aparentaba, y ahora que está en 4to año, las peleas disminuyeron un poco, pero a scorpius le encantaba pelear con ella, era divertido verla enojada, pero soñarla todos los días era un poco molesto.

Al salir a la sala común vio que un chico, bajo, mas o menos gordo, cabello castaño y ojos pequeños, lo estaba esperando, era su amigo Phillip Goyle, con el quien se juntaba solo por orden de sus padres, en especial de su padre.
-Hola- le dijo este comenzando a caminar con el hacia clase de Herbología
Scorpius no contesto, solo siguieron caminando en silencio, la verdad es que Phillip era un poco metiche y siempre molestaba a los de otras casas, cosa que scorpius no hacia, con la excepción de rose, la única chica con la que peleaba de todo Hogwarts.

La clase fue normal, tuvieron que sacarle un néctar amarillento, a una extraña planta, según el profesor Longbottom, servía para aliviar una infección.
Phillip se pasó la clase hablando sobre unas chicas a las que el néctar les había salpicado la cara, Scorpius no lo tomaba mucho en cuenta, ya que Phillip la mayoría del tiempo pasaba recalcando los errores de los demás.

Por la tarde Scorpius se zafo de Phillip y fue a caminar por el lago, en el, se encontró con Lisa, su ex novia, quien era un poco mas baja que el, de piel morena, ojos café oscuro, Scorpius había evitado hablar con ella desde el dia en que terminaron, pero ella insistía en insinuársele y coquetearle a todo momento
-Hola scorpius- dijo ella -Que coincidencia de encontrarme contigo
-"seguramente estuvo siguiéndome"- pensó el y siguió por su camino
Ella lo siguió - ¿Por qué te vas tan rápido?, podríamos charlar un momento- dijo parándose en frente de el.
-Tengo prisa- dijo él fríamente
-Oh vamos scor, solo un momento- dijo ella suplicante
Scorpius negó con la cabeza, y siguió con su camino, le aborrecía Lisa
-Ahh- grito de repente ella y se colgó del cuello de Scorpius
-¡Suéltame loca!- dijo el tratando de quitársela de encima, y entonces vio a Rose, con su largo cabello castaño, quien iba caminando con un chico de ojos verdes y pelo negro. Rose le dirigió una mirada de odio intenso y luego siguió su camino con el chico.
-Es que había una
una cosa fea, y peluda ahí- dijo ella indicando un arbusto.
Scorpius seguía mirando a Rose caminar, y al darse cuenta de que estaba con lisa en los brazos, la soltó bruscamente, y le dijo - ¡Déjame en paz!- y se fue caminando hacia el castillo nuevamente. Al estar bien lejos de Lisa oyó que ella chillaba un ¡Te arrepentirás! Pero el no tomo mucho en cuenta esa advertencia.

espero que les guste!

 

Scorpius había dormido muy bien esa noche, todavíasoñando con Rose, pero al parecer ya se estaba acostumbrando. Se paso una manopor el cabello y se dispuso a levantarse cuando vio salir a Phillip del baño

-que tal scor - dijo este - sabias que ayer hablastedormido

-No molestes ¿quieres?- dijo el, y la verdad no leinteresaba mucho el haber hablado delante de el.

-que irritable, pero es que era molesto oír a cada instanteese nombre - rio Phillip

-No me importa que nombre haya mencionado, pero sipuedes, metete en tus asuntos ok- dijo Scorpius entrando al baño - ¿que toca enel horario?

-br... De nuevo transformaciones con los de Gryffindor- le dijo Phillip

Scorpius entro al baño y se dio una ducha rápida, searreglo y salió a la sala común con Phillip y fueron a sus clases, llegaron atiempo y ahí estaba Rose, leyendo un libro de transformaciones, era realmentelinda, a pesar de que quería evitar no mirarla, no pudo, y al fin se dio cuentade que, ¡le estaba gustando su "enemiga"!, y phillip denuevo volvió a meter susnarices donde no le correspondían

 

-que demonios... - susurro phillip - Scor ella sellama rose, no me digas que...

-podrías callarte - dijo Scorpius -Y ya te dije,¡metete en tus asuntos!

-oí que esa loca de Lisa te volvió a perseguir - Phillipy Scorpius se habían ya sentado a esperar al profesor - no me sorprende si.

-a mi tampoco me sorprendió- dijo Scorpius molesto aunporque Phillip era tan metiche.

Phillip soltó una risa tonta - seguro que esa loca seilusiona con todo, ¿Qué le viste cuando estuviste con ella? - pregunto Phillipy en ese momento llego el profesor.

-nose, supongo que algo bueno - dijo scorpius encogiéndosede hombros.

-esa Rose es de Gryffindor - dijo Phillips con malacara

-¿tienes algún problema?- contesto scorpius, porprimera vez, defendiendo a Rose.

-¿Señor Malfoy, desea compartir su secreto con elresto de la clase? - dijo el profesor que de la nada había aparecido al frentede Scorpius y Phillip

-no, lo siento profesor - se disculpo scorpius, yobservo que rose lo miraba con cara de enfado, y scorpius la miro confundido,esta vez no le había echo nada como para que se molestara.

Al salir del aula, scorpius se quedo en su puestoesperando que todos salieran

-¿te vas a quedar parado ahí todo el rato, o nospodemos ir? - pregunto Phillip

-vete tu - le contesto Scorpius, Phillip rodo los ojosy se fue.

-¿weasley que agradable estar aquí contigo? - dijoscorpius aparentemente ironizando

Rose solo lo miro con rencor y siguió ordenando suslibros.

-¿y esa cara?- dijo Scorpius

- no te tengo porque decir a ti, porque tengo ESTAcara- hablo por fin Rose mirándolo fijamente a los ojos.

-Solo trataba de que no hubiera rivalidad - dijoscorpius sonriéndole -Ya me aburri de esa niñería ¿sabes?

-Sabes - repitió Rose - yo tampoco tolero lasniñerías, estoy de acuerdo con llevar una convivencia en paz.

-lo mismo pienso - dijo desinteresadamente Scorpius -¿llevamos la fiesta en paz?

-si, pero no creas que con esto vamos a ser losmejores amigos - dijo ella estrechando la mano de Scorpius solemnemente.

-yo no pienso eso - dijo el también estrechándole lamano.

Scorpius dejo la mano de rose, tomo sus cosas y seestaba por ir, si no fuera por

- Hola scor - dijo Lisa - ¿ocupado con tu nueva novia?

-no es mi novia - dijo fríamente el - y si tuvierauna, no es de tu incumbencia.

-que simpático - dijo ella riendo sarcásticamente

-dime, ¿a que viniste? - dijo Scorpius

Rose miraba la escena, hasta que se aburrió ypretendió salir del aula

-eh tú - la paro Lisa tomándola de un brazo - tequedas aquí

-suéltame - dijo ella quien había tirado todos suslibros por la brusquedad de Lisa- me haces daño

- estas loca, ¡suéltala! - dijo scorpius

-¿Qué pasa Scorpius tienes miedo de lo que le puedahacer? - dijo Lisa

Scorpius se quedo callado.

-¡habla! - grito lisa

Rose estaba sacando su varita calladamente de sutúnica, pero para su desgracia la loca la descubrió y enseguida le quito lavarita

-la niña que se cree astuta - dijo Lisa mirándole elrostro a rose -que curioso, Scorpius tu la odiabas, ¿que paso?

 

-Lisa, por favor, si quieres vengarte, hazlo conmigo

-Claro que quiero vengarme, pero también esta me caemal- dijo ella sacando ahora su varita.

-oye, oye ¿que haces? - dijo rose mirando la varita

Entonces Lisa soltó a Rose, tan bruscamente que calloal suelo, y después la apunto con su varita

-esto, es para que no te atrevas a hablarme nunca mas- dijo ella - ¡Cruc
!

-¡¡Expeliarmus!! - grito Scorpius, afortunadamentepara rose, la varita de Lisa salto por los aires

-¡que demonios intentaste hacer! Estas demente, iremoscon la directora ahora mismo - dijo Scorpius

Rose estaba pálida, y no dijo nada solo se levanto arecoger sus libros mientras Scorpius trataba de sostener a Lisa para que noescapara.

-¿Estas bien?

-Claro- dijo ella un poco asustada

-¿Puedes ir con nosotros donde Mcgonnagall?- preguntoamablemente

Rose solo asintió, y los 3 se dirigieron hacia eldespacho de la directora.

-A si que intentaba hacer un maleficio imperdonable señorita- dijo la directora pausadamente -¿Qué le paso por la cabeza al querer atacar a la señorita Weasley?
Lisa tenia la mirada perdida y no contesto a la pregunta.
-Ya que no quiere hablar, tendré que pedirle a sus compañeros que me cuenten lo sucedido
Scorpius acepto sonriente contar la historia, y Mcgonnagall solo miraba con reproche a Lisa.
-Y bueno, como vera, la señorita weasley estuvo a punto de ser atacada, no debería ocurrir eso en hogwarts- termino Scorpius con una voz inocente, y miro de reojo a rose, ella estaba mirándolo sonriente.
-Muchas gracias, se pueden retirar ya, señor malfoy
señorita weasley- les ordeno la directora.

Salieron del despacho y bajaron por la escalera de caracol, los pasillos estaban muy vacios, todos deberían ya estar en el gran comedor, y los dos empezaron a caminar con paso lento.

-Me
Me salvaste - dijo ella rompiendo el incomodo silencio que había entre ellos.
-No iba a permitir que alguien sufriera por un cruciatus- contesto scorpius
-"alguien" Pues gracias, supongo que haría lo mismo
-Adiós- susurro scorpius al entrar en el gran comedor y se dirigió hacia su mesa.
-Adiós- lo observo rose por un momento y luego se fue a sentar a la suya

-Hola rose- le dijo Albus que estaba casi devorando todo lo que había en la mesa
-Hola al
-¿Porque llegaste tan atrás?, ya casi estamos terminando - le dijo James
-Solo me atrase- dijo ella y observo que Albus parecía como que recién empezaba
-¿Acaso venias con Malfoy?, te vimos entrar con el- dijo Hugo
Rose lo miro con desaprobación y dijo -Creo que si vine entrando con "Malfoy" no te incumbe hermanito
-Que insoportable - le susurro Hugo -Cuidadito, que mi papá tiene ojos en todo hogwarts
Después de un rato...
-Ya termine, llegue tarde y termine primero que todos ustedes- dijo rose levantándose
-Yo creo que tienes el estomago demasiado pequeño- le dijo Albus, comiendo todavía
-Albus mira cuanto has comido - dijo rose -¿Que no te cansas?
Albus la miro extrañado -No, además la comida esta exquisita- y saco un pollo entero de un plato

Rose salió del gran comedor, estaba muy confundida, la verdad es que nunca espero que Scorpius Malfoy la salvara, entonces en su cabeza surgieron contradicciones, una pequeña lucha se formo dentro de ella


-Scorpius te salvo, ¡cambió!
-¿Y que?
-Pues ahora que llevan la fiesta en paz, es un gran paso
-Que paso, o sea era insoportable y además mi padre lo odia...
-Pues tu misma te dijiste, ERA insoportable, quizás puedas ser su amiga
-No puedo, mi padre nunca me lo perdonaría, aunque me llevara bien con el no puedo
-Si puedes
-¡No puedo!
-Si...

-Hey rose, ¡des-pier-ta!- dijo Giselle, la mejor amiga de rose
-Perdón Gis, solo pensaba- dijo rose con una sonrisa nerviosa
-¿En que pensabas rose?- le dijo Giselle con el entrecejo fruncido.
-Prométeme que lo que te diga no saldrá de aquí
-Obvio, de mi boca no saldrá nada
- vamos a la sala común y te cuento
Mientras tanto en la habitación de los Slytherin

-¿Y que hiciste cuando te quedaste en el salón?

-Nada Phillip, Nada
-Eres imposible, vi que te quedaste con esa

-Phillip, ¿Podrías dejar de meterte en mis asuntos por favor?
-Lisa esta castigada- cambio de tema
-¿Ah si?- Scorpius fingió sorpresa
-Si, ¿No sabes por qué?
-"Chismoso" No, para nada "no pienso decirle lo que paso" Quiero dormir- Scorpius Se puso el pijama y se metió en el baño.
Phillip se tumbo en su cama con aire fastidiado

-Llegamos- Dijo Giselle recostándose en su cama
-Bueno, Lo que pasa es que Malfoy me salvo
-¿De que?
Rose le relato todo lo ocurrido y Giselle mientras transcurría la historia iba abriendo mas la boca.
-
Y pues, venia pensando en que, el pudo haber cambiado- Termino rose
-¿Como?, tu sabes las peleas que tuvieron cuando eran mas pequeños

-Pues por eso, es como que, no se en realidad
-Solo te confundiste, aunque me sorprende que Malfoy no haya dejado que te hicieran un cruciatus
-No lo se, aunque ya no vamos a pelear, ahora somos como desconocidos
-Y eso es bueno Rose, no se porque te ves tan confusa, yo creo que él no cambio, pero si maduro
-Si, no se por qué yo me hago tanto problema, si solo me salvo, como cualquier otra persona puede hacerlo.
-Me alegra que te hayas aclarado
-Quiero dormir
-Yo igual
-Buenas noches Gis
-Buenas noches Rosie
-¿Te puedo pedir un favor?
-Lo que quieras
-No me digas más Rosie
-Lo pensare

Aquí un nuevo capitulo, espero que ahora este bien, los pensamientos van entre comillas, menos uno bien largo que esta en cursiva
¡gracias!Al otro día, Slytherin y Gryffindor tenían una clase con el profesor Binns, Historia de la magia, "aburrido" pensó Scorpius mientras garabateaba un pergamino, a simple vista pareciera como si estuviera tomando apuntes, pero no era así.
Rose estaba tomando todos los apuntes posibles sobre el tema.
Albus simplemente estaba dormido, como muchos otros en la clase.
Cuando termino la clase, scorpius no quería ni levantarse de su asiento, tenía tanto sueño que no le importo quedarse un momento más


-¡Oye!, ¿Me escuchas?- oía scorpius que una voz se iba haciendo mas potente
-Hum- solo pudo contestar
-Podrías irte levantando- dijo la voz más calmada
-¿Levantando?- dijo el desconcertado levantándose para ver a -Tu eres, Potter
-Oh si, pero puedes llamarme Albus, tu eres Malfoy
-Me puedes decir Scorpius, ¿Y que pasó?
-Pues que, se me quedaron unos pergaminos aquí, y los vine a buscar, cuando llegue estabas tu solo, dormido
-¿Hace cuanto rato termino la clase?
-No hace mucho, pero si tienes suerte, puedes llegar a tu próxima clase
-Gracias Albus
-Por nada, ¿Nos vamos?
-¿Tu donde vas?
-Tengo que ir a otra clase, pero podemos ir juntos
-Ok- Scorpius tomo sus cosas y salió junto con Albus del aula.
-El otro día te vimos entrar al gran comedor, al mismo tiempo que rose
-Si, veníamos de hablar con la directora
-¿Por qué?
Scorpius le explico la mitad de la historia, porque ya habían llegado al aula de scorpius
-Pero no me puedes dejar así Scorpius- dijo Albus -Era la mejor parte
-Viene el profesor, nos vemos luego
-Seguro, tienes que contarme lo que viene
-Adiós- Albus se fue corriendo hacia su aula y Scorpius entro junto con Phillip quien estaba en la puerta.
-Se podría saber ¿Qué demonios hacías con ese Potter?
-"otra vez con lo mismo"- pensó scorpius y se quedo callado -"nuevamente no le pienso decir nada"

La clase transcurrió normal, scorpius anoto lo necesario, todo bien, Phillip no hablo ni una palabra en toda la clase, y eso a scorpius lo ponía de muy buen humor. Al término, por fin se podía relajar, entonces salió a tomar aire un momento a los jardines de hogwarts.

-Hey scorpius- dijo Albus que estaba tirando piedras al lago
-Hola- dijo más amable que de costumbre, y eso que nunca había hablado con Albus
-Creo que quedamos en cuando mi prima iba a ser atacada por una loca
Scorpius continuo la historia

-Entonces, así llegamos al gran comedor, y entramos casi juntos
-Eso lo explica todo- dijo Albus pensativo
-¿Tu sabes todo lo que paso entre nuestros padres?
-Claro, pero a mi sinceramente, no me interesa, eso es pasado, y según mi papá, él y tu papá ya no tienen esa rivalidad, solo queda mi tío ron, que todavía pareciera como que vive en el pasado
-Si, a mi también me conto eso mismo- dijo sonriendo scorpius, Albus era demasiado maduro, nada que ver con Phillip
-¿Juegas Quidditch?- pregunto Albus

Muchas gracias a los que leen la historia!.. aqui les va un capitulo mas...
-Ya Rose me estas impacientando- dijo Giselle
Rose llego a la habitación y se tumbo en su cama, mirando hacia la nada y eso era precisamente lo que Giselle mas temía, cuando Rose tenia cierto comportamiento, era por que algo le ocurría. Entonces decidió darle su tiempo, para que ella cuando quisiera le contara, se quedo sentada en su cama, saco un libro y lo comenzó a leer.
-Giselle- dijo rose pasado un buen rato
-¿Si?- contesto ella dejando el libro a un lado
-Estoy sintiendo algo muy malo, muy malo
-Primero dime, ¿Por qué ese sentimiento es malo?
-Es malo, porque mi papá me va a matar si lo sabe, voy a defraudarlo

-Que te guste scorpius no tiene nada de malo Rose, y ahora si puedo decir que cambio yo lo vi, vi que los defendió de ese idiota que los miraba mal por sus apellidos- Giselle la conocía tanto que ya casi adivinaba sus pensamientos.
-Si, pero eso es algo que nunca nadie comprenderá, además el nunca se fijaría en una chica como yo
-Si es por eso, créeme que cualquiera babearía por ti amiga
-Pero el no, el no es cualquiera
-Que profunda, pero estoy segura de que si, lo vi mirarte mientras estábamos los cuatro sentados, era una mirada que precisamente el, no le daría a cualquiera, por que tu no eres cualquiera
-Gracias Giselle, nadie mas que tu me comprende tanto.
Rose abrazo a Giselle y en ese momento se acordó de que tenia que preguntarle algo a su amiga, algo que se empezó a preguntar desde que empezó a conocer a su amiga

-Gis- comenzó
-¿Qué?
-¿Tu
sientes algo por alguien?
Giselle la miro con un poco de miedo, ella era muy reservada y cada vez que Rose tocaba el tema de sus sentimientos, se ponía muy nerviosa, sabía que Rose era su mejor amiga, pero sus sentimientos eran un poco complicados de decir, quizás por vergüenza, o quizás porque quien siempre le gusto, estaba más cerca de lo que Rose creía

-Si- dijo dispuesta a aceptarlo, pero no a decirle a rose quien era.
-¿Quién?- pregunto Rose curiosamente
-Rose, ya habrá un momento para decirte eso, por ahora, estoy cansada
Rose sonrió, ya sabia que esa respuesta era la que siempre le daba Giselle para evadir las preguntas de ese tipo, a si que no le quedo mas que acostarse en su cama mientras que Giselle ya estaba en la suya, y pensar en todo lo que había confesado hoy, -"pudo haber sido cualquier chico, pero no, rose tenia que elegir a scorpius"- pensaba y así sumida en esos pensamientos, se quedo dormida.
-¡Albus!- grito Scorpius
-oh, justo venia pensando en lo que hiciste- dijo el colocando las manos en los bolsillos -vaya, nunca antes habían me habían defendido como tu lo hiciste
-Ese idiota se lo merecía, nadie más que yo elijo mis amistades
-¿Entonces somos amigos?
-Creo que si, como los cuatro mosqueteros- dijo riendo Scorpius
Albus sonrió, siempre trataba de encontrarle lo bueno a todas las personas, y eso era lo que a Scorpius le faltaba, ya que era bastante frio, según su punto de vista, -"Pero me cae bien"- pensó, no sabia porque pero le caía bastante bien.
-Nos vemos mañana, creo que es muy tarde para andar por los corredores- dijo Albus
-Nos vemos- dijo Scorpius y se fue a su sala común, en ella se encontró con quien menos quería encontrarse, -"Me muero de ganas de hablar contigo Phillip"- pensó irónicamente y sonrió.
-Aquí viene scorpius, el amigo de los pobres y los

-Que mediocres tus insultos, y pensando un poco, me he acordado de que mi padre me OBLIGO a juntarme contigo
-¿enserio?- dijo Phillip perplejo, nunca se había enterado que todos esos años scorpius, a quien considero su mejor amigo, se juntaba con el por obligación
-Pues claro, mi padre me dijo que tu padre, era como su guarda espaldas
Phillip no respondía
-Así que como veras, creo que estoy en una situación similar a la de mi padre- continuo scorpius sin notar el daño que hacia.
Phillip se levanto del sillón donde estaba sentado y se fue a su habitación, sin pensar, que también scorpius iría a ella.
-"creo que lo humille demasiado por hoy"- pensó Scorpius subiendo las escaleras -"eso le pasa por tenerme de enemigo".

Al otro día, scorpius despertó y vio que Phillip ya no estaba en su cama, se levanto y vio el reloj, era tarde, ya se había saltado una clase, -Maldición, el cretino de Phillip no se molesto en despertarme- pensó mientras se arreglaba para salir a su próxima clase, pociones. Salió de la sala común muy acelerado y camino por los desiertos pasillos del castillo hasta llegar al aula de pociones, nunca le había gustado llegar tarde, ya que cuando entraba a la clase todos se quedaban mirándolo como si fuera un extraterrestre, igual así se arreglo la túnica y entro


-Buenos días señor Malfoy- dijo el profesor Wolff, el profesor de pociones que tuvo desde que llego a hogwarts.
-Buenos días profesor, lamento el retraso- dijo Scorpius altivamente, cosa que heredo de su padre.
-Pase y siéntese- dijo secamente el profesor
Scorpius miro hacia todos los puestos, y en efecto, todos lo miraban, a si que apuro el paso hasta llegar a un asiento, en frente de rose.

Rose empezó a garabatear un pergamino que tenia en la mesa, y de repente lo convirtió en un cohete y se lo lanzo a Scorpius, este, sorprendido tomo el papel y lo abrió


-Malfoy, necesito que me ayudes, nos vemos en el lago, sin Albus ni Giselle
-"y que demonio le pico a esta"- pensó y le hizo una seña afirmativa a rose, le daba curiosidad que quería.

Al termino de su clase, Scorpius fue al lago, como acordó con Rose y se sento apoyado en un árbol

- ¿
y, weasley?- dijo viendo que Rose había llegado a su lado.
-"¡como lo puedo decir!" em
quiero que me ayudes
-Si, eso ya lo se- dijo el rodando los ojos- pero ¿en que te ayudo?
-es que quiero saber, si
Albus se siente
ya sabes
atraído por Giselle- dijo ella con temor a que el se burlara -"pero que temor rose, eres valiente, si él no te quiere ayudar, pues, ni modo"- pensó
Scorpius levanto una ceja pero no respondió.
-¿Lo harás o no?- dijo ella impacientada por el silencio de él
-¿Y qué se supone que tengo que hacer?
-Tú sácale algo de información a Albus y yo a Giselle
-Y se puede saber ¿con qué fin haces esto?
Ahora rose fue la que no respondió.
-Veo que no se puede saber- dijo el
-¿Porque cambiaste conmigo?- dijo rose sin temor
-Eso no tiene que ver nada con Albus o Giselle- respondió el fríamente -Pero si quieres saber, pues, otro día hablaremos de eso
-¿Como que otro día? Quiero saber esa simple pregunta
-Pues yo no quiero contestar esa simple pregunta, y ahora si no tienes mas que decir, yo hare mi parte, adiós We
Rose- dijo el, dejando a propósito, más confundida a Rose.

Scorpius iba caminando felizmente por los pasillos para ir a almorzar, cuando llega Albus a su lado

-Hola, ¿te saltaste una clase?
-¿Como lo sabes?
-Por la salida de pociones, tuve un pequeño encontrón con ese tal Phillip
-¿no te hizo nada?
-No, me empezó a molestar, y yo no lo tome en cuenta, entonces se enfureció y se fue- dijo sonriendo con satisfacción Albus
-¿Oye como encuentras que es la amiga de tu prima?
Albus lo miro y sonrió nerviosamente -Pues, buena onda ¿Por qué? ¿A ti te gusto?
-Mmm
si, creo que si- Scorpius sonrió falsamente embobado, esa era la trampa perfecta
-¿Qué? Pero
¿Qué le ves?- dijo Albus poniéndose histérico sin darse cuenta.
-Albus por favor, es demasiado linda, creo que voy a pedirle matrimonio
-No creo que
sea buena para ti- dijo Albus tratando de calmarse
-¿Y quien más la quiere como yo?- dijo Scorpius, quien por dentro estaba que explotaba de la risa, era obvio que Albus estaba celoso e histérico.
-Pues, has lo que quieras- dijo Albus cruzándose de brazos -Yo tengo que ir con rose, tu sabes, cosas familiares
-Dale, nos vemos

Albus necesitaba explotar con alguien, y quien mas cercano que Rose a si que fue a buscarla a la sala común -"Albus, estas fuera de control"- se repetía a si mismo, sin comprender lo que le pasaba, era la primera vez que sentía una ira, sin control, hacia un amigo, que lo único que hizo fue querer a una chica


-¡Rose! ¡Rose! ¡Rose!- la freno el
-¿Qué? ¿Qué? ¿Qué?- dijo ella parándose a mirarlo
-¿A que no sabes el chisme nuevo?- dijo el a modo de adivinanza
-Albus, y ahora ¿qué?- dijo ella poniéndose las manos en la cintura y sonriendo, a veces la ponía de buen humor los chismes que inventaba Albus.
-¡A scorpius le gusta Giselle!- dijo el fingiendo emoción
Ella apago su sonrisa en un clic, y miro a Albus como si fuera un demente fuera del manicomio -¿Y quien lo comprueba?- dijo como su ultima esperanza
-Scorpius- dijo el sonriendo maliciosamente al ver la cara de su prima -"¡le gusta scorpius!"- pensó
Rose se quedo en silencio, tratando de pensar, antes de actuar.

Lamento si el capitulo es muy corto, pero ultimamente no tengo mucho tiempo, pero si actualizo, frecuentemente, ¡¡¡¡Feliz año nuevo!!!!

-Bueno supongo que
- dijo Rose pausadamente -
tengo que ir a hablarlo con Scorpius
-¿Rose? ¿Te pegaron con un coco en la cabeza?- Pregunto Albus tocándole la cabeza a su prima
-¿Por qué lo dices?- dijo ella apartando la mano de Albus
-Giselle es tu mejor amiga, y pues, tienes que ir a hablar con ella- dijo Albus y Rose se dio cuenta de su error porque puso ambas manos sobre su boca.
-Giselle no lo sabe Albus, entonces tengo que cerciorarme de que Scorpius quiera algo bueno y sano para mi amiga- dijo Rose
-"Diablos, ¿siempre tiene que ganar?" esta bien, scorpius esta por allá- dijo y le indico con el dedo, por donde tenia que irse.
-Gracias primito- dijo ella peñiscandole la mejilla.
__

-¡Nunca debí confiar en ti!- chillo rose llegando al lado de scorpius, este la miro con el ceño fruncido.
-¿Sobre qué?- pregunto confundido
-No te hagas, no quiero volver a verte cerca de Giselle, entendido
-¡ah! Ya se pero

Rose ya estaba caminando lejos de allí, Scorpius sonrió satisfecho, Rose al igual que Albus demostraba demasiado sus sentimientos, -"rose, celosa"- pensó y sonrió con todas su ganas.

Rose camino hacia su cuarto, no sabia que pensar, no tenia ganas de llorar, pero tampoco tenía ganas de sonreír, estaba como ida, Giselle, su mejor amiga, ¿enamoro al chico que le gustaba justamente a ella?, -"porque acepto ayudarme, si el quiere quedarse con Giselle"- pensaba mientras llegaba y abría la puerta de su cuarto, estaba vacio, Giselle debería estar en la biblioteca o en algún lado para perder el tiempo, a si que se sentó en su cama y se quedo mirando la cama de su amiga.
Encontró algo curioso explorando la cama de Giselle. Su diario, y por más íntimo que fuera le dieron unas ganas tremendas de leerlo, saco su varita y le dio a la puerta con un hechizo para que se cerrara por completo, para que nadie entrara, y después corrió hacia la cama de Giselle y tomo su diario, corrió las páginas y se detuvo en una, la del día en que conocieron a Albus y a scorpius:


hoy conocí al primo de rose, hace mucho tiempo que quería que me lo presentara, es tan simpático, y tiene mucho sentido del humor, ¡lo tiene todo!, también conocí a Scorpius, el que le gusta a rose, pues creo la verdad que ambos son el uno para el otro, y espero que lo mismo me pase con Albus.
Rose todavía no me cuenta nada de lo que siente, pero estoy muy segura de que quiere a Scorpius,(por eso lo mencione antes) solo me fijo en la forma en que lo mira, ojala ella no me pregunte por Albus, la verdad no se esconder muy bien mis sentimientos.
No hay más novedades, mañana vuelvo a escribirte


Rose simplemente, se limito a sonreír, a su amiga, le gustaba por completo su primo, así que nunca tomaría en cuenta a Scorpius -"Se lo merece"- Pensó y dejo el diario en su lugar, ya no necesitaba leer nada mas, con saber solo eso, se sentía mas feliz, además otro motivo para ser aun mas feliz, es que faltaba menos de una semana para ir a hogsmeade, y supuso que irían juntos los "4 mosqueteros" como le decía Albus. Al rato después salió de su cuarto en busca de Giselle, aburrida de esperarla adentro.

Camino hacia la biblioteca y se encontró de nuevo con Scorpius, -"por un demonio, ¿me tengo que encontrar a cada momento con el?"- Pensó, y rogo para que el no le hablara, porque en ese momento no tenia muchas ganas de hablar con el

-Rose, podrías

-¿Qué?, mira sabes, no tengo ganas de hablar
-¿Por que te pone así, lo que te dijo Albus?
-¿Y quien te dijo que yo estaba así por lo que me dijo Albus?
-Pues nadie, pero por la forma en que termino la ultima conversación, es obvio que algo no anda bien conmigo
-No tengo por que estar aquí- Rose giro para devolverse a su habitación pero la voz fría y calmada de scorpius la freno

-Si te sirve, lo de Giselle era una farsa
-¿Cómo que una farsa?- dijo rose volviendo a mirar a Scorpius, no pudo evitar que esa pregunta brotara de su boca.
-¿No querías que te ayudara?
-No creo que me hayas ayudado mucho, se trataba de Al

-Por eso, ¿creías que iba a utilizar métodos bobos? lo único que hice fue decirle eso, para ver la reacción de el.
-Inteligente- dijo ella pensativa -¿Y cual fue la reacción?
-Celoso e histérico, ¿ya te ayude?
-Si, Gracias, y ¿como pretendes desmentir lo que dijiste?- dijo animadamente olvidando que estaba "enojada"
-Ya lo veré, Nos vemos
-¡Espera!, me puedes contestar ahora, la pregunta que te hice hoy en el lago

Scorpius la miro y sonrió, se le acerco un paso más, intimidándola con esa mirada idéntica a la de su padre y quedaron muy juntos, para desgracia de rose, quien demostró mucho nerviosismo.
-Castaña y curiosa- dijo tocándole un mechón de cabello, en realidad sabia como intimidarla -Pero creo que te contestare. Yo cambie contigo por que

-¡Rose!, ¡Scorpius!- dijo Giselle muy alegre y los otros dos dieron un paso atrás.
-Hola Giselle- dijo Scorpius y después miro a rose encogiéndose de hombros poniendo una cara de fingida pena -Solo paciencia mi querida Rose- Susurro a rose y ella se puso mas nerviosa y corrió donde Giselle.
-Hola- dijo rápidamente -Vamos Giselle- la tomo del brazo y la llevo hasta su cuarto.

Scorpius se fue sonriente donde Albus -"creía que le iba a decir, pero, si estoy de buenas se lo digo en hogsmeade, total no pierdo nada"- pensó, le agradaba ver que había descubierto la técnica para poner nerviosa a Rose.
__

Albus caminaba solo, perdido, su cabeza daba muchas vueltas, era como si ese sentimiento nuevo, fuera su perdición, era demasiado raro para el, que siempre vivía como en un mundo tan infantil, pero fue deduciendo que ya tenia 14 años, ¿eso era ser grande?, lo pasaba tan bien sin ese sentimiento, jugando quidditch, haciendo sus deberes a regañadientes, y muchas cosas más, pero tuvo que llegar Giselle, -"¡Por qué llegaste!"- dijo en voz alta y unos chicos de primero que pasaban por su lado, lo miraron como si estuviera delirando, el les dio una mirada asesina y ellos apuraron el paso para salir de su vista. Cuando doblo por un pasillo se topo con Scorpius, no sabia ya como comportarse, porque ya estaba siendo muy impredecible últimamente.
-Albus te estaba buscando- dijo Scorpius frenándolo
-Scorpius- dijo el, no con enojo, no con alegría, si no con un tono de voz monótono, muy poco característico de el.
-¿Que pasa?- dijo scorpius alarmado, recordando lo que había hecho hace unos momentos atrás.
-Nada ¿por qué?- dijo el siguiendo con ese tono de voz tan
raro para su personalidad.
-Albus, quería hablar contigo, pero promete que no le dirás nada a rose, ¿correcto?
Albus asintió
-Lo de Giselle es mentira, a mi no me gusta
-¿qué?- dijo Albus retomando un poco su antiguo tono, animado.
-Lo que oyes, es que yo lo invente para ver tu reacción
-¿y para que?- dijo Albus interesado
-es que Rose
me dijo que averiguara tus sentimientos hacia Giselle
-y tu complaces en todo a rose- dijo Albus sonriendo
-¡que cosas dices Albus!
-Ya no finjas, admite que te gusta al menos un poquito mi prima- dijo Albus con esa facilidad de que nunca le daba miedo expresarse libremente, solo soltaba palabras sin tomar en cuenta en absoluto su entorno.
Scorpius no contesto y lo miraba, por primera vez nerviosamente, Albus también sabia poner nervioso al que quisiera, por ejemplo a él en este momento.
-Eso lo interpretare como un si, ¡soy tu amigo! Y no me dices nada
-¿Y que quieres que te diga?
-Olvídalo, eres un chico demasiado testarudo, ahora podrías estar disfrutando
-¿de que hablas Albus?
-Nada. ¿Y qué averiguaste con tu gran trabajito para Rose?
-Tus celos y tu ira incontrolable, te aconsejaría que fueras con Giselle, tú podrías estarlo disfrutando de verdad
-No iré si tú no lo haces
-¿qué? Ir con Giselle, quieres que haga el trabajo por ti
-¡No!- dijo Albus aterrado, en su cabeza se dibujaba una imagen de scorpius y Giselle dándose un gran beso en sus narices
-Ya veo- sonrió scorpius
-Yo me refería a mi primita- dijo Albus con una sonrisa maliciosa, y dándole golpecitos con el codo al estomago de Scorpius.
__

-¿Donde te habías metido?- dijo Rose
-En la biblioteca, pasando el rato- dijo Giselle, tal como Rose había pensado.
-Tengo ganas de ir a hogsmeade, ¿tu no?
-¿A que viene eso?
-No es nada, solo que quiero aclarar unas cosas
-¿con quien?
-Ya lo veras, por ahora no mas preguntas - dijo Rose fingiendo seriedad y después se puso a reír.
Giselle sonrió y las dos fueron a sus habitaciones

Rose sabia que el comportamiento de scorpius se debía a algo, no por nada se hace amigo del enemigo, pero para ella scorpius ya no era su enemigo y eso lo tenia claro, desde que empezó a ver en el, un "algo" que la hizo cambiar, ya ni se acordaba de lo que los hizo enemistarse, y esperaba que scorpius tuviera ese mismo "algo" que lo hizo cambiar.

Parece que este capitulo es un poquito mas largo, espero q lo disfruten, los que siguen el fic ... bye
La visita tan esperada a Hogsmeade había llegado, todos estaban muy entusiasmados, en especial Albus, quien en ese día había amanecido con un muy buen humor y apetito.
Se sentó en la mesa de gryffindor para desayunar y miro a sus familiares soltando un gran suspiro.
-Hola a todos- dijo en voz alta tomando varias cosas de la mesa y llevándolas a su plato.
-Hola- respondieron todos
-Albus, ¿que tiene hogsmeade de especial?- pregunto su hermano James, con cara de aburrimiento, porque como el ya se conocía Hogsmeade por completo, ya no encontraba divertido ir a pasear por ahí, pero alguna que otra vez le daban ganas de ir a la tienda de su tío George "Sortilegios Weasley".
-Pues Honeydukes obviamente- contesto sonriente Albus - ¿Y el tío George no te ha mostrado las novedades de la tienda?
-No, es por eso que iré hoy, si no fuera por eso, no iría- dijo James -Lejos lo mas interesante es la tienda del tío George.
-tu siempre con las bromas, a propósito de bromas donde esta tu incondicional compañero Fred- sonrió Albus, su primo Fred y su hermano eran los mas interesados por las nuevas novedades en bromas de su tío.
-No lo he visto- dijo James mirando hacia la entrada, como si fuera a aparecer Fred en ese instante.
-Rose, Giselle- dijo Albus mirando a las dos chicas que estaban a su lado -¿vamos a ir los cuatro no es así?
-si claro- contesto Rose, igual de animada que Albus, y Giselle solo movió la cabeza.
Albus saludo con la mano a scorpius, de mesa a mesa, y scorpius devolvió el saludo, pero sin tanto animo como el Gryffindor. Todos los chicos de hogwarts estaban ya al tanto de esa extraña amistad que se daba entre weasley-Potter-malfoy y no les sorprendía para nada que Albus hiciera eso, claro que, los primeros días en que se supo la noticia, todos les daban miradas curiosas al trió, y en esos momentos Giselle se ponía de muy buen humor ya que no le gustaba mucho ser conocida en todo el colegio.

Al rato ya todos los chicos, estaban afuera, mientras la directora Mcgonnagall recibía las autorizaciones, y después todos partieron

Albus, Scorpius, Rose y Giselle estaban parados decidiendo donde ir primero, cuando unas chicas de Hufflepuff se quedan mirando a Albus mientras cuchicheaban y se sonreían, Albus las miro con el ceño fruncido y Scorpius miro con cara de pocos amigos

-¿Quiénes son?- pregunto él
-Clío y su clan de

-¿Clío?
-Si, Clío, me ha estado molestando desde el año pasado
-Quizás le gustas
-Pero a mi no me gusta, cada vez que la veo me dan ganas de
de vomitar
-aja, y ¿que tramaran ahora?
-Nose, pero no creo que sea nada bueno

Y el grupo de chicas, empezaron a caminar hacia Albus, Rose y Giselle las fulminaban con la mirada, mientras scorpius esperaba que llegaran, para saber que querían de Albus. Entonces Clío llego y se paro en frente de Albus

-Hola Albus- dijo con su mejor cara, y Albus pareció que realmente vomitaba - ¿Te pasa algo?- añadió viendo la cara de este.
-No, No nada- se apresuro a decir este -¿Qué quieres?
-Podemos hablar
a solas- dijo ella
-Que sea rápido- dijo Albus y camino hasta doblar una esquina con ella.
-Vamos a ver que pasa- dijo Scorpius tomando a las dos chicas por los brazos.
Cuando llegaron miraron hacia donde estaba Albus con la chica, solo parecían hablar a si que se quedaron ahí esperando que terminaran luego

Giselle miraba con tanto odio a la chica, que pareciera que la iba a traspasar, y se cruzo de brazos esperando que se alejara lo más pronto posible de Albus.
Entonces sucedió algo que ni uno de los tres esperaba, Clío se lanzo a los brazos de Albus y le dio un gran beso, Albus puso cara de horror y trato de sacarse a la chica, Giselle ya había explotado

-Me voy, no quiero seguir viendo escenitas- dijo tratando de no sonar celosa
Rose vio como su amiga caminaba hacia un lugar lejos de ahí, y decidió seguirla pero

-Rose, déjala- Le dijo scorpius tomándola del brazo, rose acepto y se quedo con el.

Al rato después apareció Albus con un claro gesto de desagrado, diciendo groserías a todo el mundo

-
y hubiera aguantado un cruciatus por días, en vez de que esa
- llego al lado de los otros dos y se callo.
-Albus, ya para de decir estupideces- dijo rose -Ve a buscar a Giselle por mi, no se donde se fue
-¿Y por qué se fue?- dijo Albus mas calmado
-Estábamos espiando todo, y los tres vimos ese beso- dijo scorpius
-¡¿Qué?!- dijo Albus mirando a rose y a scorpius sin poder creer que Giselle hubiera visto todo.
-Nosotros dos vamos a esperar en las 3 escobas ¿de acuerdo?- dijo rose dándole una palmada a su primo -Mas te vale que la encuentres
-Nos vemos- dijo el preocupado y salió corriendo.
-El amor
- dijo rose mirando como su primo corría entre la gente
-Vamos, me muero por una cerveza de mantequilla- dijo Scorpius caminando ya.
Ambos fueron caminando hacia las 3 escobas lentamente, Rose no quería que ese momento acabara, aunque Scorpius se mantenía un poco distante, entonces decidió que era el momento perfecto de preguntar por su comportamiento

-Scorpius- dijo esta tocándole el hombro al chico rubio, este la miro.
-¿Qué?- dijo con una voz demasiado inocente, como si no supiera lo que rose quería.
-Yo
pues, ya dime
- dijo con impaciencia ella -dime por que cambiaste conmigo
-Rose, me temo que rebuscas mucho a una pregunta tan simple, pero te contestare
yo cambie contigo, porque note en ti algo

Al escuchar eso, a rose se le pusieron los pelos de punta, pensando en ese "algo"

-¿Qué "algo"?- pregunto ella aun mas impaciente que antes
-¿Por qué tanto interés?- pregunto él sonriendo pícaramente.
-¿No crees que es un cambio muy drástico
por parte de
de los dos?
-Pues
algo llamado niñería, creo que ambos maduramos ¿no?
A rose se le derrumbo de pronto todo ese pequeño mundito de ilusiones que había formado, pensando en que scorpius sentiría al menos lo mismo que ella, se maldijo mil veces por dentro, aunque por fuera parecía tan normal, que ni un rasgo de su cara se inmuto

-¿Haz pensado en el baile de navidad?- dijo ella entrando en las 3 escobas.
-Pues claro- dijo él un poco confundido, por el gran cambio de tema.
-¿y con quien piensas ir?
-Eso suena como una invitación Weasley- dijo el, quien en su cabeza tramaba algo.
-Oh por favor- dijo ella rodando los ojos, ya estaban sentados en una mesa.
-2 cervezas de mantequilla por favor- dijo el dirigiéndose a una mesera que estaba ahí en ese momento y después de que se fue, Scorpius giro la cabeza hacia Rose - Claro, me acuerdo de que weasley es tan cobarde que no se atrevería a pedirle a su "amigo" ir con ella
-Puedes apostarlo, Malfoy, estas podrido por ir conmigo al baile- dijo ella sonriendo y casi traspasándolo con la mirada.
-Entonces, irías con el gran Scorpius Malfoy al baile- dijo retándola.
-Claro, pero olvida lo de "gran"- dijo ella levantando levemente las cejas -Además, no me perdería el verte avergonzado por tu horrible forma de bailar.
-Y yo tampoco me perdería el verte tan mal vestida, que tu misma te pondrías a llorar
Ambos siguieron diciéndose cosas aparentemente desagradables, aunque solo una cosa había cambiado: antes, cuando peleaban se echaban miradas de intenso odio, pero ahora cuando uno decía algo, el otro sonreía tiernamente. Así fue como los dos quedaron emparejados para ir al baile de navidad, y ni uno podía estar menos feliz con su decisión.

__

-¿Giselle?- pregunto Albus llegando al lado de la chica, que estaba sentada en el suelo, muy lejos del pueblo de hogsmeade.
-¿A qué viniste?- pregunto ella sin mirarlo
-Rose me
me pidió que viniera a
a buscarte- dijo el con dificultad, no sabia que decir, se sentía tan avergonzado.
-Ya me encontraste- dijo ella fríamente
-No quería que vieras
eso
-¿Por qué? Tú puedes hacer lo que quieras con tu vida y con tus novias
-Esa chica no era mi novia
-Tu pretendiente

-No era nada- dijo el perdiendo la paciencia, y se sentó al lado de ella.
-Si me pudieras escuchar- dijo él, suplicante
-Habla- dijo ella sin mirarlo aun.
-Lo que paso es


FLASH BACK

Albus y Clío, la chica de Hufflepuff, iban alejándose de los demás, Albus estaba deseoso de volver al lado de sus amigos, era obvio que lejos de todo, y con Clío, el corría peligro.

-No tengo nada que hablar contigo, a si que habla tu

-Albus, tu sabes
yo ya se lo que pasa
-¿Qué pasa de qué?- dijo él sin entender nada
-Me contaron que
tu
me
.querías- dijo ella sonriéndole dulcemente
El la miro tratando de asimilar lo que había dicho, eso era obviamente otro rumor que inventaron sobre el -Mira
yo

-No tienes que decir nada Albus- dijo ella mordiéndose las uñas -Estoy tan emocionada de que me compruebes lo que me dijeron
-Yo
no he

-Calla- dijo ella poniendo una mano en la boca de Albus- es el momento de que tu recibas
todo mi amor
-¿Recibir qué?- dijo aun mas confundido Albus, sabia que Clío estaba loca, pero eso ya era demasiado.
-Mi
amor, tontito- dijo ella, y le dio un beso, Albus alcanzo a ocultar sus labios, y miraba hacia todos lados tratando de zafarse de ella.
-Su
suéltame- dijo por fin
-Que
¿no te gusto el beso?
-Clío, yo no quiero estar contigo, todo lo que te dijeron era mentira- dijo el - seguramente, inventaron eso, pero yo nunca te voy a querer
-¿Como?- dijo ella dejando resbalar una lagrima por sus mejillas.
-Me tengo que ir
lo siento mucho, espero que encuentres a alguien que si te quiera
-Pe
pero al único que yo quiero es
a ti- dijo ella lagrimeando
-Lo siento- repitió el y se fue de su lado.

FIN DEL FLASH BACK

-Yo no quería besarla- explico el después de la historia, Giselle escucho atentamente todo lo que tenia que decir.
-Lo entiendo- dijo ella, volviendo a ser la misma de antes.
-No quise que te enfadaras
-No te disculpes, ni que yo fuera tu novia
-Tienes razón, pero es que

-De verdad Albus, tú eres un muy buen amigo al contarme todo lo que paso, gracias
-Tu igual, eres una buena amiga, la primera que no se me tira encima al saber que soy Albus Potter
-No tendría por qué hacerlo, yo no soy como tus otras amiguitas
-No merecerían llamarse mis amigas, nunca
-Tengo el honor de ser la amiga de Albus Potter- dijo ella sonriendo
-Exactamente, eres
especial
Giselle sin poder contenerse sonrió de oreja a oreja y después abrazo a Albus y este correspondió el abrazo.
-¿y eso a que?- dijo Albus todavía abrazándola
-so
soy un poco sentimental- mintió ella, deseaba tanto abrazarlo que no se contuvo.
-eso es bueno- dijo el sonriendo, ahora que Giselle no lo veía el sonreía oliendo el perfume de esta, que era bastante dulce y especial, olía como a coco, y eso le encanto a Albus.
-Vamos a donde scorpius y rose, esos se deben estar devorando
-¿Por que lo dices?- dijo ella dejando de abrazarlo.
-es obvio

-que se gustan- completo Giselle
-Además de amiga, me entiendes- dijo Albus animado -¿te importaría?- añadió ofreciéndole su mano -Como amigos
-Como amigos- dijo ella aceptando la mano de Albus, y ambos se encaminaron de nuevo hacia el pueblo de Hogsmeade.

Albus y Giselle iban caminando por entre la gente, no hablaban, solo disfrutaban el estar de la mano, aunque fuera como amigos, era algo que a los dos les reconfortaba, y mucho, Entraron a las 3 escobas, y se fijaron en la mesa donde estaban Rose y scorpius, los dos sonreían y bebían cerveza de mantequilla, ya estaban por terminar su vaso. Rose apunto hacia donde ellos estaban, y Scorpius miro con curiosidad, no sus caras sino mas abajo, entonces Albus se dio cuenta y soltó a Giselle enseguida
-No quiero que mal entiendan el concepto de amistad- dijo él al oído de Giselle.
-Descuida- dijo ella y avanzo hacia la mesa despreocupadamente, llego hasta donde sus dos amigos y se sentó, Rose la miro todavía con curiosidad mientras que Scorpius esperaba con la misma mirada a Albus

-¿y?- dijo Rose bebiendo en un pequeño sorbo, lo que le quedaba de cerveza
-¿Y qué?- dijo ella con el entrecejo fruncido
-¡ay no te hagas! ¿Porque dejas atrás a tu NOVIO?- dijo Rose sin rodeos.
Scorpius al oír a Rose, volvió la vista de Albus a Giselle, y Sonrió satisfactoriamente

-Guau, no pensé que todo ocurriera tan rápido
-Los dos son muy buenos en las bromas eh- llego diciendo Albus -Se complementarían bastante bien, ¿no tienen una noticia que darnos?- añadió en tono burlesco
-Albus- dijo rose con los dientes apretados.
-Rose- dijo el sonriente -Ese es mi nombre, prima.
Giselle no pudo haber sonreído más, a rose, Albus la había dejado con las palabras en la boca, y Scorpius tampoco pudo impedir que eso sucediera. Luego de esto, se armo un pequeño duelo de parejas, en donde Rose y Scorpius atacaban a Giselle y Albus, y viceversa. Albus pidió cervezas, y todos se la sirvieron bastante rápido, ya que en su pequeño duelo de palabras, quedaban secos.
-¿Nos vamos?- pregunto Scorpius
-Claro- dijo Albus -Rose, ¿con quien iras al baile?
-Em
- dijo esta nerviosa, sabiendo que si decía con quien iba a ir, este podría tener ventaja, en ese duelo que tenían -Todavía no lo se
-Como que no- dijo scorpius sonriendo maliciosamente
-¿Qué haces? ¿Te volverás en contra mía, como en los viejos tiempos?- dijo Rose susurrándole a Scorpius
-Y tu Albus, ¿con quien iras?- dijo el, desviando a Albus del tema, y por segunda vez salvando a Rose.
-Mmm
- dijo este y empezó a pensar -No me vendría mal ir contigo, ¿que dices?- susurro a Giselle para que los otros dos no lo oyeran
-Claro- susurro ella sonriendo -Pero no les digas nada, o tendrán otra razón para molestarnos.
-Creo que invitare a cualquier chica que se me cruce- dijo Albus con tono arrogante
-Lo mismo hare yo- dijo Scorpius haciendo el mismo tono que Albus
-Yo esperare la invitación de cualquier chico que crea que me estoy cruzando en su camino- dijo Rose mirando a Scorpius de soslayo.
-Me tomaste las palabras de la boca Rose- dijo Giselle también mirando a Albus
Todos se levantaron de la mesa, y salieron al pueblo, ya se les había hecho tarde y tenían que volver a Hogwarts. Todos extrañamente con la misma sonrisa en el rostro.

con todo mi esfuerzo hice 5 paginas de word para este capitulo y espero q les agrade... byee

Rápidamente paso el tiempo, que ya se encontraban casi por bajar al baile, que desde hace mucho se hacia constantemente, pero esta era la primera vez que Albus, Scorpius, Rose y Giselle, podían ir, y estaban emocionados, todos en sus respectivas habitaciones, habían quedado de juntarse los cuatro, a la misma hora en el gran comedor.
Albus ya tenia su traje listo, sus padres le habían enviado un nuevo traje que era justamente hecho para Albus, era negro, con una corbata verde, y aunque el fuera Gryffindor, sus padres nunca se enterarían de que él y Scorpius habían intercambiado corbatas, y ambos habían roto la tradición, pero no le importaba mucho ya que lucia muy guapo con su traje y muy satisfecho se considero listo para bajar a buscar a su pareja.
Scorpius también lucia un traje digno de su apellido, ya que sus padres también habían elegido por el, y habían mandado a hacer un traje especial para su hijo. Era un traje muy elegante, gris, y con una corbata naranja, pero que le quedaba muy bien, y pensaba que había hecho un muy buen cambio con Albus, ya que le gusto mucho como se veía en el espejo y también satisfechamente salió en busca de Rose, aunque antes no pudo resistir echar una sonora carcajada dirigida a Phillip, quien estuvo por un buen rato tratando de que le encajara un pantalón de cuero negro, y a vista de Scorpius se veía especialmente ridículo.
Rose y Giselle, quienes compartían la misma habitación, tenían el agrado comentar como se veían la una a la otra, Rose, vestía un elegante vestido lila, bien ajustado, y tenia una apertura desde la rodilla en medio de sus dos piernas, lo que hacia que cada vez que caminara, ondeaba con elegancia. Giselle, tenia un puesto un hermoso y simple vestido blanco, que le llegaba hasta las rodillas, con un listón que amarraba su cintura y hacia destacar sus curvas.
-Te ves genial Rose- dijo esta cuando terminaba de peinarse su cabello marrón, que esta vez llevaba con unas ondas muy destacadas, diferentes al liso que llevaba siempre.
-Tu igual, se te ve muy bien el cabello así- dijo esta con entusiasmo
-Vamos, me vas a ver solo esta vez así, me aburre manejar mi cabello, prefiero darle una cepillada y listo- dijo esta poniéndose una cinta blanca en la cabeza, haciéndola ver mas angelical.
-ves que te quedo genial la cinta- dijo rose -Aunque en ti, las cintas son comunes.
Giselle siempre se veía con cintas y cintillos en la cabeza, simplemente le encantaba adornarse el liso cabello con distintas cintas que tenia en su colección.
-Basta de hablar de mi- dijo Giselle -Tu seguro deslumbraras con ese vestido, es genial.
-Mis papá insistía en elegirme él, el vestido, pero yo le rogué que me dejara a mí ver a mi gusto- dijo ella poniéndose sus zapatos de tacón
-Yo también elegí a mi gusto- dijo ella -Al ver este vestido, me encanto
-Tienes buen gusto, espero tenerlo yo igual, para decirle en sus narices al ese idiota, que yo tengo mucho mas sentido de la moda que todo hogwarts
-A propósito de idiotas, ¿con quien iras?- Pregunto Giselle
-Lo veras dentro de poco- dijo ella -Vamos, ya es hora de bajar.

Y las dos, como dignas princesas bajaron al gran comedor a juntarse con sus respectivas parejas, caminaron por los pasillos de Hogwarts, mientras algunos chicos quedaban mirándolas, ellas sonreían y seguían su camino hasta pasar por las grandes puertas del salón donde los dos chicos hablaban animadamente

-Bueno, y al final ¿no jugaras Quidditch para Slytherin?
-No lo se aun- dijo Scorpius y se dio vuelta para mirar por enésima vez la puerta, cuando lo hizo quedo con la boca, literalmente abierta
-Scorpius que demonios te pasa
- dijo Albus dándose vuelta también para ver que es lo que había dejado en tal estado a su amigo, y al verlo casi se desmaya. Giselle estaba tan linda, Los adornos que ella se ponía en su cabello siempre le habían quedado espectacularmente bien, pero combinados con ese precioso vestido, era totalmente una diosa, desde la perspectiva de Albus.
Scorpius formaba con su boca una perfecta "O" y no era para menos, mirando a Rose, quien no podía verse mas linda, No tenia palabras, y que bueno que la había escogido de pareja, por que verla con cualquier otro tipo, lo sacaría de sus casillas.
-Hola- saludaron las dos con simpleza
-Ho
Hola- tartamudearon los otros dos, saliendo del trance
-Vamos- dijo Scorpius a Rose- te demostrare que no soy un horror en la pista
-¿Qué acaso son pareja?- dijo Albus sorprendido
-Si- dijeron los dos sonrientes
-Guau- dijo y después se giro hacia Giselle -Vamos, tengo hambre, pero si quieres podemos quedarnos a ver como inauguran el baile
-Claro que tenemos que ver la inauguración- dijo ella -Antes de eso, no hay comida en los platos, ¿lo recuerdas?
Albus bufo molesto y le ofreció, por segunda vez en su vida, la mano a Giselle.
-¿Y ustedes también?- dijeron los otros dos al unisono
-¿Nosotros que?- dijeron Albus y Giselle inocentemente
-Da igual, de todos modos, Albus elegiste bien- dijo Rose

Se quedaron a ver la inauguración que fue un poco corta, para suerte de Albus, escucharon las palabras de la directora Mcgonnagall antes de iniciar el baile:
-Damas y Caballeros, me complace presentar una vez mas, el baile de navidad - dijo mirando a todos sus alumnos- A los chicos de cuarto año, les doy la bienvenida a su primer baile, y a los otros de cursos superiores los recibo de nuevo esperando que se diviertan - Finalizo ella con una sonrisa en su rostro, y después para dar inicio oficialmente, el profesor de pociones Wolff, la saco a bailar, y así le fueron siguiendo todos los profesores hasta que termino el primer vals. Después de eso, algunos salieron a la pista a bailar los siguientes valses pero Albus miraba con cara deseosa los platos que hace un minuto se habían llenado de deliciosas comidas

-Podemos ir Albus- dijo Giselle pacientemente -Ya habrá tiempo de bailar ¿no?
-Claro- dijo él tomándola de la mano para ir corriendo a comer un poco.

Mientras que Scorpius y rose habían salido a la pista, sin rodeos, y bailaban animadamente, Scorpius no era tan mal bailarín como Rose pensaba

-Debiste haber tomado clases ¿no?- dijo
-Para nada, pero creo que ambos debemos admitir algo

-¿Qué?- dijo ella curiosamente
-Tú debes admitir que yo bailo mejor de lo que tú esperabas, y yo
debo admitir que te ves muy
linda y que tienes mucho sentido de la moda
-Gracias- dijo ella sonriendo de oreja a oreja -Tu tampoco te ves mal
-Es un cumplido Weasley
-Tal vez malfoy
Y a ese vals le siguieron muchos mas, y después vino la banda de rock mágico, los dos empezaron a bailar enérgicamente, sonriéndose mutuamente, la estaban pasando de maravilla, a lo que se les unió Albus y Giselle también bailando mientras la banda tocaba
-Guau, tocan de lujo- dijo Albus mirando a los otros dos
-Si me encantan- dijo Rose meneándose de un lado para otro
-Es el mejor baile de mi vida- dijo Albus alzando las manos al cielo de modo exagerado
-Albus, baja las manos, pareces loco- dijo Giselle entre risas
-Esta bien
Esta bien- dijo Albus -Me canse, ¿deseas ir a pasear?
-Claro- respondió Giselle enérgicamente
Y ambos salieron de la pista de baile

-Bailaron muy poco- dijo Rose siguiendo con lo suyo
-Apostaría a que esos dos se ponen de novios o amigos con derecho- dijo sonriendo Scorpius
-Yo igual- dijo rose siguiendo la música.
-Te puedo decir algo- dijo Scorpius también bailando y elevo la voz porque la música era demasiado fuerte
-¿Qué?
-¡Te mentí!- grito para que la oyera
-¿Qué?- dijo ella
-Lo que oyes, yo no cambie porque simplemente madure...
Rose lo miro impresionada, sin dejar de bailar, y en sus adentros surgían muchas preguntas ¿Por qué cambio entonces? ¿Tendría una nueva esperanza? ¿Podría ser que scorpius sintiera lo mismo que ella? -"Responde ya"- pensó ella mientras bailaba


Continuara


Estos capítulos serán medio cursis, ya que la escritora (yo) estoy medio cursi :)

-Te puedo decir algo- dijo Scorpius también bailando y elevo la voz porque la música era demasiado fuerte
-¿Qué?
-¡Te mentí!- grito para que la oyera
-¡¿Qué?!- dijo ella
-Lo que oyes, yo no cambie porque simplemente madure...
Rose lo miro impresionada, sin dejar de bailar, y en sus adentrossurgían muchas preguntas ¿Por qué cambio entonces? ¿Tendría una nuevaesperanza? ¿Podría ser que scorpius sintiera lo mismo que ella? -"Responde ya"- pensó ella mientras bailaba


Continuacion...


-Entonces ¿qué?- dijo por fin
-Rose tu
eres alguien diferente, a las demás chicas- dijo él
-¿Por qué lo dices?- dijo ella, tratando de resolver las palabras de Scorpius
-Desde que
aprendí a conocerte, en vez de pelear cada vez que nosveíamos, supe que algo me pasaba con
tigo- Dijo él, bastante nervioso,la verdad, no tenia la menor idea de cómo reaccionaria Rose.
Rose paro de bailar y el también, ambos se quedaron mirando mutuamente,entre la multitud que bailaba enérgicamente, y es que no podían dejarde mirarse, y Rose sentía que, no tenia que decir nada para demostrarlea Scorpius la respuesta a sus palabras, pero si tenia que actuar a sique, mientras todos bailaban sin prestarles atención, ella se acercolentamente a el y le dio un tímido beso en los labios, fue corto,inocente y dulce, pero que a Scorpius dejo helado

-¿Eso responde a tus dichos Malfoy?- pregunto ella desafiante, mientrasla canción terminaba para dar inicio a otra canción, esta vez lenta.
Scorpius sonrio satisfactoriamente -Albus no lo tiene que saber- dijo despues de un rato.
-¡Claro que no!- dijo Rose devolviéndole la sonrisa -Estoy cansada, ¿mepodrías
ir a dejar a
mi sala común?- Preguntó tímidamente.
-Vamos- dijo él abriéndose paso entre las parejas que quedaban bailando
__

-Me sentía sofocada adentro- dijo Giselle sacándose los zapatos de tacón para poder caminar mejor por el césped.
-¿No te da frio?, creo que esta a punto de llover- dijo Albus mirandohacia el cielo, y exactamente habían unas nubes que anunciaban lo quese venia.
-No, para nada- dijo Giselle -No creo que llueva
-Tu olor es como
Galletas con leche Giselle, ¿no te habías dado cuenta?
-Me gustan los olores dulces, y no creo que la esencia de coco, sea como Galletas
-¡Claro que lo es!
-Deja de contradecirme Albus- dijo ella sonriendo, y se dio vuelta paramirar al lago, cuando volvió la cara hacia Albus este estaba a menos de10 centímetros de ella
Albus solo sonrió dulcemente y Giselle pareció meditarlo
-¿Qué es esto?- dijo por fin
-¿Qué es qué?- Le pregunto albus un poco confundido
-Esta
amistad albus- dijo ella mirando hacia un punto fijo en el césped.
-Es extraño- murmuro él.
-Justo lo que pienso yo, por eso te pregunto.
-Que yo sepa, los amigos son como hermanos, y yo jamás te podre considerar como mi hermana
-Ya se a lo que te refieres- dijo con un cierto tono de tristeza en su voz- No soy lo que tu esperas en una hermana

-Te equivocas entonces
A lo que yo me refería era que, no teconsideraría una hermana porque, por los hermanos no se siente lo queyo siento por ti- dijo Albus rapidamente.
-Albus yo
porque me haces... sentir más... confundida que antes.
-Sera mejor que volvamos al castillo- dijo Albus, cambiando el aspectode su rostro radicalmente, de un rostro risueño y soñador, a unocontrariado y triste -...y no volver a hablar más del asunto, yo soy unchico diferente a ti, y deberiamos empezar a comportarnos, no quieroque termine pasando nada entre nosotros.
-Pero

-Giselle por favor, volvamos al castillo- Repitio albus Albus y sintiócomo unas gotas de lluvia le caían por el rostro, penso que era mejorpara el, porque las gotas de lluvia se podian confundir con lo queestaba a punto de hacer.

Ambos volvieron al castillo sin decir ni una palabra, ni volvieron atomarse la mano en toda el trayecto, Giselle evitaba mirar a Albus ycaminaba mirando a cualquier otra cosa, Y Albus se sentía horrible, sehabia secado las gotas con su mano, y pensaba miles de cosas, sabia quehabia hecho lo correcto, pero, ¿porque lo correcto lo tenia quedestruir de esa manera?
__

Rose y Scorpius iban caminando por un pasillo hasta que se detuvieron poco antes de la entrada de la sala común de Gryffindor.
-Ya casi llegamos- dijo Rose tímidamente
-Así es
-¿Qué pasara con nosotros después de esto?
-No se, ¿que quieres tu que pase?- Dijo scorpius con una sonrisa traviesa.
-Si tu quieres, puedo seguir haciendo lo que hice en la pista de baile- dijo rose imitando la sonrisa de Scorpius
-¿Bailar?- pregunto Scorpius tratando de tomarle el pelo.
-¡Ja! claro que no, puedo seguir haciendo algo como esto- dijo rose y le dio otro corto beso en los labios.
-Entonces creo que si quiero- dijo Scorpius
-Entonces, la boca de Rose Weasley es oficialmente de Scorpius malfoy- dijo ella
-¡Que bien!, ¿puedo inagurarla como se debe? - dijo tomando con una mano el mentón de rose
-No seas cobarde- dijo ella frunciendo levemente el entrecejo y susurro: -Los cobardes preguntan antes de actuar.
Entonces Scorpius se acerco rápidamente y la beso, con todas sus ganasy Rose acepto gustosa. Mientras Scorpius hacia mas intenso el beso, laagarro de la cintura y Rose pareció ruborizarse un poco. No sesepararon hasta que Rose separo sus labios para tomar un poco de aire...
-Scorpius- dijo esta poniéndose una mano en el pecho y respirando rápidamente
-Hasta otra noche, Rose- dijo este con simpleza y se retiro de la vista de ella.
-¡Estos chicos!- exclamo una bruja que estaba en un cuadro, y miro a Rose con desapruebo, pero ella no pareció escucharla.
Camino y entro por el cuadro de la señora gorda, fue rápidamente a suhabitación y se tumbo en su cama, mordiéndose el labio. Esa fue sinduda la mejor noche de su vida, y se quedo pensando en todo lo sucedidohasta que un portazo la saco de su sueño, era Giselle, quien al llegara la habitación se tumbo en la cama -"a que debió haberle pasado algosimilar con Albus"- pensó Rose y miro hacia el lado, pero vio todo locontrario, Giselle estaba boca abajo agarrando fuertemente la almohaday lloraba estruendosamente, literalmente se ahogaba en llanto, Roseasustada se levanto de un salto de su cama y se arrodillo en la cama deGiselle

-Giselle, cálmate- dijo pasándole una mano por el cabello
-No
No
puedo- dijo ella entrecortadamente asomando la cara enrojecida de tanto llorar.
-¿Qué ocurrió? ¿Fue Albus? ¡Lo voy a matar!- dijo Rose alcanzando un pañuelo de la mesita de noche y dándoselo a su amiga
-El
El no
no hizo
nada- dijo ella -Solo
yo
soy la tonta
¡yo!
-¿qué? ¿Por qué?
-Por
creer
que, que
un amigo tan
tan bueno
podía querer algo con
conmigo- dijo ella, y rose apenas entendía lo que decía.
-Pero, es obvio que el te quiere, ¿por qué dices esas cosas?
-Si
pero
- dijo ella levantándose y quedando sentada en la cama, Rosese sentó al lado de ella y Giselle comenzó a contarle todo lo que habíapasado en hogsmeade y ahora con Albus, Rose solo escuchaba y a veces lesacaba las lagrimas que le iban cayendo por el rostro
-Ya comprendo, yo conozco a Albus, es que el siempre ha sido así tipo"Peter Pan" y nunca quiere aceptar los nuevos sentimientos que aparecenen su cabeza, no quiere crecer, a mi siempre me dijo que nunca sedejaría llevar por el enamoramiento y esas cosas, hay que darle tiempo,se que sus palabras te hirieron, pero el no lo quiso hacer, soloexpreso una vez mas su punto de vista, pero ya vera que sin el amor, nose puede vivir.
-Gracias rose, eres
fantástica- dijo ella sonriéndole
-Tu siempre me apoyas, eres mi mejor amiga, y yo también te apoyaresiempre- dijo Rose sonriendo igual y la abrazo - ¿A que no adivinas queme paso hoy?
-¿qué?
Rose le conto todo lo que había pasado, y Giselle la miraba con los ojos como platos.
-Tantos deseos acumulados - dijo esta - ya me lo esperaba, y ¿qué tal besa?
-¡Giselle! No se, es tan
tan, guau- dijo ella sonriendo de oreja a oreja
Las dos se sacaron su vestido y se pusieron sus pijamas, estabanbastante agotadas, a si que al acostarse se quedaron dormidasprofundamente.
__

Albus había dejado a Giselle en la entrada de la sala común y se habíaido de allí, quería hablar con Scorpius un momento, y se dirigió a versi estaba en su sala común, y precisamente se encontró con el caminandolentamente por un pasillo cercano a su sala común y Albus empezó acaminar a su lado pero Scorpius no pareció notar que estaba ahí

-¿Scor?- dijo Albus pasándole una mano por en frente de su rostro
-¿Qué? ¿Qué?- pregunto él un poco exasperado
-Ayúdame, soy un fracaso, soy un estúpido
- dijo este sentándose en medio del pasillo con las manos en la cabeza
-Albus, yo
nunca te había visto así, qué
¿Qué paso?- pregunto Scorpius sentándose a su lado.
-Lo que pasa es que, me
me niego rotundamente a caer en el tramposo yodioso sentimiento del amor, pero no
no puedo resistir mas- dijo él
-¿Estas enamorado?- Pregunto Scorpius un poco divertido, pero después se puso muy serio.
-Y no solo eso
creo que dañe a la chica que yo quiero, por darleilusiones- dijo él mirando a Scorpius como si este tuviera la respuesta
-Giselle- dijo Scorpius convencido
Albus asintió
-Pues Albus, por que no aceptas que ya
ese sentimiento es inevitable,te altera todo, ¿por qué pierdes a la persona que quieres?
-So
soy un poco infantil, siempre viví el concepto de ser siempre el alegre, el que nunca
sentiría nada por una chica-
Scorpius sonrió -Eso es imposible, ese es el concepto mas estúpido quehe oído, la perderás Albus, si es que crees que no estas enamorado,¡solo mírate!
-Soy un tonto
creo que eche todo a perder
-No, todavía estas a tiempo- dijo Scorpius levantándose del suelo, con ese tono tan malicioso que lo caracterizaba
-¿Qué pretendes?- dijo Albus también levantándose
-Ve a buscarla a su habitación
-¿tomaste mucho?- pregunto Albus como si Scorpius estuviera borracho
-No bebí, ni jugo de calabaza- afirmo Scorpius -Ve con ella, yo me las arreglo para distraer a rose
-¿Pero eres de Slytherin?- dijo Albus todavía mirando raramente a Scorpius
-Vamos Albus, ¿crees que no soy capaz de entrar en tu sala común?
-Estas muy loco, pero me agrada la idea, tengo que hablar con ella-dijo Albus -Al llegar ponte mi chaqueta en la cabeza, yo invento algo,es que la dama gorda y algunos de mi casa son unos chismosos.
-Dale, vamosAlbus y Scorpius caminaron normalmente hacia la sala común de Gryffindor, hasta que Albus paro a Scorpius y se saco la chaqueta, hacia mucho frio pero Albus tenia que dársela para cubrir a Scorpius, entonces Scorpius se oculto y dejo solo sus ojos visibles, y siguieron caminando, hasta llegar al retrato de la dama gorda
-¿Que le paso a este chico?- dijo muy curiosamente ella
-"Patatús"- Albus intento primero decir la contraseña
-Quiero ver al chico- dijo seriamente la dama gorda
-Mi querida dama gorda, lo que pasa es que, a este chico lo he encontrado en
en el baño y
- Albus trataba de que su cabeza inventara rápidamente algo, y después se acerco a susurrarle al cuadro -
Y pues, vi como le metían la cabeza al retrete, esta muy avergonzado y no
no querría ver a nadie por ahora. Ya que, en el baño había muchos chicos y todos vieron la lamentable
escena
-Pobre, ¿dijiste la contraseña?- dijo ella despistadamente, con la mirada fija en Scorpius
-"Patatús"- repitió Albus todavía serio y dándole palmadas a Scorpius
-Pasen- dijo ella y se abrió paso, sin dejar de mirar a Scorpius y susurrar: -Esos malandrines, ¡metiendo la cabeza en retretes!
-Lo ves- dijo Albus ya adentro
-Te pasaste -dijo Scorpius todavía con la cabeza envuelta en la chaqueta de Albus -¿Me metieron la cabeza al retrete?
-Ven subamos a mi habitación primero, no seria correcto que todo el mundo viera que entramos descaradamente donde las chicas- dijo Albus guiando a Scorpius a su habitación
En la habitación, afortunadamente no había nadie, Albus tenia a un clan de mujeriegos de compañeros, y supuso que todavía deberían andar detrás de chicas en el baile, pero aun así, quiso apurarse, y fue directo a su baúl y estuvo revolviendo un rato sus cosas hasta que por fin saco, lo que andaba buscando, Scorpius miro ceñudo lo que Albus tenia en las manos, sin conocer lo que era
-Tenemos que cubrirnos con esto- dijo Albus agitando lo que tenia en su mano -Es la capa de invisibilidad de mi padre, me la dejo a mi, y a mi hermano James le dio el mapa del merodeador, pero yo estoy contento con mi capa
-Capa de invisibilidad- murmuro Scorpius viendo con interés la capa de Albus
-Pues que esperamos, deja mi chaqueta por ahí, y vamos a la habitación de mi prima.
Scorpius se quito la chaqueta y sintió frio en la cabeza, debió ser porque se había acostumbrado al calor que le entregaba esta, pero luego se acostumbro al ambiente y enseguida Albus lo cubrió y se cubrió el mismo con la capa, y los dos salieron de la habitación de Albus sin que nadie los viera. En su trayecto hacia la habitación de las chicas, hubo varias veces en las que casi chocan con algunos chicos que se movían libremente pensando que no había nada cerca de ellos.
-¡Llegamos!- susurro Albus animado, y Scorpius se dispuso a abrir la puerta, pero Albus lo detuvo - ¡Espera!... ¿Qué le digo?
-Albus no se, em
dile que, lo que quieras, yo solo distraeré a Rose, para eso me tienes que prestar la capa, ¿si?
-Claro, deséame suerte
-Albus, ya entremos
y
¡suerte!
Ambos abrieron la puerta con mucho cuidado y se adentraron en la habitación, totalmente oscura
-Lumus- susurro Albus y la punta de su varita se encendió, para luego echar un vistazo en las camas y ver en cual estaba Giselle, mientras que Scorpius hacia lo mismo, pero buscando a Rose.
Albus encontró enseguida a Giselle, quien dormía profundamente, entonces cerro las cortinas de la cama de Giselle, quedando él y ella adentro.
Scorpius por su parte llego donde estaba rose y la saco lentamente de su cama, aunque no necesitara distraerla, quería llevársela de ahí, y tenia muchas ventajas de poder salir, con la capa de Albus, cuando ya la tenia con el, la tomo en sus brazos y se cubrió con la capa, para luego salir de la habitación.
Se la llevo fuera de la sala común de Gryffindor, y ella aun dormía profundamente, Scorpius supuso que era de las personas difíciles de despertar, entonces se le ocurrió una magnifica idea, la llevaría a la sala de los menesteres.
__

Albus se encontraba arrodillado al lado de la cama de Giselle, observando cada detalle de ella dormida
y comenzó a susurrar: -Gis
no
no puedo decirte, nada, soy un cobarde, solo
al despertarte te pediré disculpas, para que todo sea normal
pero, no puedo decirte
nada mas- y se acerco a Giselle para rozar sus labios con los de ella, al hacerlo, Albus deseo con todo su corazón que estuviera despierta y le correspondiera aquel roce pero lo único que hizo Giselle fue darse vuelta para seguir durmiendo, rompiendo todo contacto con Albus.
Entonces el se aclaro un poco la garganta y comenzó a tocarle el brazo para que despertara
-¡Giselle!- susurraba cada vez mas fuerte -¡Giselle!
-Rose no seas aguafiestas
de-déjame dormir un poco mas- dijo esta dando un bostezo
-No, no soy rose, soy Albus, despierta- susurro este
-A
¿Albus?- dijo ella despertando repentinamente y dando un pequeño salto, cubriéndose entera y dejando solo su cabeza a la vista
-Solo venia a
pedirte disculpas, ya se que soy un tonto infantil, pero es que

-No importa- dijo ella frenando todo tipo de excusa -Albus, tu no eres tonto, bueno infantil un poco, pero eres mi
mi amigo y tengo que aceptarte
-Cla
claro- dijo este asintiendo
-¿Por qué tanto apuro en venir a pedirme disculpas Albus? ¡Debe ser tardísimo!... ¿ y Rose?
-Calma, scorpius me ayudo a entrar y
también a distraer a Rose, y por la hora, no te preocupes, creo que tu te duermes muy temprano

-Aja, Scorpius con Rose
-Es hora de que me valla, pero hay algo que me
retiene
-¿Qué?- dijo ella muy animada, pensando en una respuesta.
-Pues
mi capa de invisibilidad se la llevo Scorpius y no
no puedo salir de aquí, como si fuera una chica mas ¿no crees?
-Bueno
si quieres puedes quedarte aquí
un momento, porque Scorpius y Rose
tardaran un buen rato
Albus dio un gran suspiro y murmuro: -De acuerdo
-Ven quédate aquí- dijo ella acostándose en una esquina de la cama -Pero si te duermes, no es mi culpa
-Descuida, no dormiré- dijo este acostándose en la esquina que sobro, y quedo mirando hacia arriba, de hecho no estaba mirando, solo trataba de no ponerse nervioso o algo por el estilo
Giselle bostezo nuevamente, al parecer quería decir algo, pero no encontró palabras adecuadas y solo se quedo en silencio.
-No te parece que este cuarto, tiene el 99,9% de olor a

-No digas coco o galleta porque te voy a

-Lo lamento pero es la verdad

__

Scorpius llego hasta la sala de los menesteres y dejo a Rose en un sofá sentada y el se sentó a su lado, aprovecho de descansar un poco ya que traer a una persona en brazos era cansador.
Rose comenzó a moverse de un lado para otro como buscando una posición mas cómoda, pero ese sillón era duro y estaba lleno de polvo, entonces ella le dio un golpe al sofá con su mano y este expulso mucho polvo, haciendo que ella se despertara de golpe tosiendo. Scorpius estaba con los ojos cerrados, abrió uno para ver lo que ocurría, sonrió y lo volvió a cerrar.
Cuando Rose paro de toser, miro hacia su alrededor hasta fijar su mirada en el rubio que tenia al lado, y pensó que estaba durmiendo, entonces se acerco sigilosamente para que no despertara, y le dio un beso muy parecido al que le había dado él en el pasillo hace unas horas.
Scorpius le respondió el beso y rose se asusto
-Pensabas que estaba dormido ¿no?- dijo él, sonriente
-Pues claro, tenias los ojos cerrados y
y

-Estaba descansando, porque traer a una vaca en brazos hasta la sala de los menesteres es demasiado cansador
-Vaca
¡Te estas refiriendo a mi!- dijo ella frunciendo el ceño
-Noo
para nada- dijo él con sorna
-Bueno
tu pierdes porque ¡la vaca se va de aquí!- dijo ella levantándose del sillón, sacudiendo su pijama y pretendiendo salir de ahí
-Epa adonde vas- dijo el agarrándole el brazo
Rose trato de zafarse pero le era casi imposible
-Suéltame y me quedo- dijo
Scorpius la soltó y Rose comenzó a correr hacia la salida, que quedaba bastante lejos
-¡Tramposa!- grito él, persiguiéndola
-¡Bobo!- grito ella mirando hacia atrás sonriente
-Ro
Rose ¡cuidado!- grito Scorpius apuntando delante de ella
-¿Qué?- grito ella sin dejar de mirar hacia atrás
-Mi...¡¡Mira hacia delante!!- grito Scorpius con todas sus fuerzas pero no pudo evitar que Rose chocara con la pared de concreto.
Rose grito estridentemente, y después todo quedo en silencio.
Scorpius corrió mas fuerte y alcanzo a llegar donde estaba tumbada ella, quien estaba desmayada.
-¡Rose!- grito él moviendola para que despertara, pero ella no dio señales de hacerlo.

Aqui un nuevo capitulo! espero que les guste ...

Advertencia: ahora cuando un chico intenta subir a la habitacion de las chicas, las escaleras no se convierten en toboganes.
-¡Rose!- grito él, moviéndola para que despertara, pero ella no dio señales de hacerlo.
-Te
tengo que llevarte a la enfermería- Le dijo él al cuerpo desmayado de rose, fue rápidamente a tomar la capa de invisibilidad y después corrió a cogerla en brazos y salió de la sala.
Corría, sin importar que muchas miradas se posaran en él, hasta que llego a las puertas de la enfermería y entro precipitadamente.
-¿Que paso muchacho?- Pregunto la enfermera
-Se ha dado un buen golpe contra la pared- dijo Scorpius colocando a Rose encima de una cama
-¿viste en donde?- Pregunto la enfermera, tocándole la cabeza
-En
la cabeza- dijo Scorpius tratando de no acordarse del fuerte sonido que se escucho cuando Rose choco
-Se ve mal- dijo la enfermera revolviendo en un estante
-Se
se pondrá
bien- dijo Scorpius aun mas preocupado, no le ayudo mucho el comentario de la enfermera.
-No lo se, ya vete, es muy tarde, tendré que avisar a los padres de la chica- dijo la Enfermera empujando a Scorpius a la salida - ¿Como se llama?
-Rose
Weasley- dijo Scorpius todavía mirando a Rose
-Muy bien, vete ya
-¿Podre venir a verla?
-Tendrías que consultar mañana, vete
Scorpius tendría que avisarle a su hermano y a Albus, que diría, la verdad de todo lo que paso, eso no le importaba, ya llegaría el momento, Se puso la capa de invisibilidad y fue hasta la sala común de Gryffindor, espero a que alguien saliera o entrara por el retrato de la dama gorda para poder entrar

No tardo mucho, pero Scorpius encontró que fue una eternidad, cuando una chica salió de la sala común, él aprovecho y entro lo más rápido posible.
Subió a la habitación de las chicas, donde supuso que todavía Albus se encontraba ahí, y en efecto Albus al sentir la puerta se levanto de golpe y corrió las cortinas de la cama
-Tardaste mucho, ¿que paso?- pregunto sonriente
-Ro
Rose es
esta en
en- tartamudeaba Scorpius mientras le entregaba a Albus su capa.
-¿donde esta rose?- pregunto Albus un poco más preocupado por la cara que tenia Scorpius.
-Es
esta en- decía Scorpius
-¿Donde?- grito Albus y Giselle se asomo por la cama
-¿Qué le paso a Rose?- dijo ella, casi histérica -Dime ¿Qué le paso?
-Esta en la enfermería- dijo Scorpius un poco mas calmado
-¿Qué? Y ¿Por qué?
-se
se dio un golpe en la cabeza- dijo Scorpius y se aclaro para decir la peor parte -Con la pared
-¿Como esta?- pregunto Albus tratando de asimilar lo que su amigo había dicho
-No muy bien, según la enfermera- dijo Scorpius -Ella dijo que llamaría a sus padres
-El tío Ron y la tía Hermione- murmuro Albus -Tengo que avisarle a Hugo, es su hermano.
-Claro, ve- dijo Scorpius -Pero primero ven conmigo a salir de aca, yo no soy un Gryffindor
-Claro claro- dijo Albus -A
adiós Giselle
-Adiós- dijo ella mas calmada
Ambos bajaron con la capa de invisibilidad. Cuando ya estaban en la sala común, Albus dejo de ser invisible, dejando a Scorpius bajo su capa, Albus salió por el retrato y camino unos pasillos lejos.
-Ya puedes sacártela- dijo -¿Como paso todo?
Scorpius decidió omitir todo lo del beso, lo de vaca, todo hasta que Rose comenzó a correr: -Iba corriendo, y no miro hacia delante, entonces choco su cabeza contra la pared y cayo hacia atrás.
Albus parecía muy apenado, y tenia razones, Rose era su prima favorita, el se moriría si algo le pasara.
-Yo iré mañana a visitarla- continuo Scorpius viendo que Albus no quería hablar.
-Ok- dijo Albus -Gracias por la preocupación Scor
-No es nada Albus- dijo él dándole unas palmaditas en la espalda -Rose es fuerte, seguro se mejorara.
-Eso espero- dijo un muy desanimado Albus.

Albus vio como Scorpius se alejaba y después salió corriendo a buscar a Hugo, pero fue en vano porque quizás estaría durmiendo, como el no podía ir al baile, se debió haber dormido mucho mas temprano, entonces decidió que por la mañana iría a ver a sus tíos y a Rose.
__

A la mañana siguiente Scorpius se despertó muy temprano, se vistió con su túnica, y salió rápidamente, lo único que quería era que rose estuviera despierta y solo hubiera sido un susto.
Lamentablemente no fue así, cuando llego a la enfermería estaba Ron weasley y Hermione Granger, alrededor de rose.
El se acerco lentamente y el primero que lo vio fue el papa de Rose, quien se mostro sorprendido y a la vez indignado

-¿Qué haces aquí?- dijo
-Yo
fui el que traje a su hija a la enfermería anoche señor
-¿Bueno tu debiste haber visto lo que le paso no?- pregunto Hermione
-o todo lo que le hiciste- dijo ron antes de que Scorpius pudiera decir algo
-Ronald- lo reprendió su esposa -deja que el chico hable

-Bueno
se dio un golpe en la cabeza, con una pared- dijo Scorpius - ¿Como esta?
-Mejor- le dijo Hermione -La enfermera dice que estará bien, pero por ahora le dio una poción para dormir.
-¿Ósea que despertó?- pregunto Scorpius sonriendo levemente.
-Si- dijo Ron - y lo primero que dijo fue tu nombre, quiero que expliques ahora ya lo que esta pasando
Scorpius trago sonoramente.
-Ronald, déjalos, quizás Rose se acordó de el, porque el la trajo hasta aquí, si es que lo recuerdas
-No creo que haya sido una simple coincidencia que haya llamado mas de 5 veces a este chico Hermione, ni menos que se acordara de el cuando la trajo, ¡estaba desmayada!- dijo él
-¿Qué? ¿Qué?- dijo Scorpius sorprendido
-Lo que oíste Scorpius- dijo Hermione tranquilamente, al parecer no había pasado desapercibido en el primer año, cuando los Weasley y Potter fijaron su mirada en el y su padre.
-A si que ve soltando tu lengua y dime que ¡paso y porque te llama!- dijo Ron
-¡Ron!- dijo Hermione ya harta -Me estas hartando
-Preferiría
- dijo Scorpius elevando un poco la voz por sobre la discusión que se había armado entre los padres de rose -
Que ella les contara todo
Ron lo miro negando con su cabeza, y Hermione asintió.
-Me
me tengo que ir a clases- continuo Scorpius y salió de esa incomoda sala, sintiendo la mirada de Ron hasta que se perdió.
-¡Ronald!- Hermione retomo la discusión - ¡¿Qué te ha hecho el chico?!
-Es un M A L F O Y- deletreo Ron
-y que T I E N E- dijo Hermione
-Hermione que no te das cuenta, estoy casi seguro de que Rose anda con ese chico, y créeme que cuando se entere el tarado de Draco Malfoy, ¡puede dañarla!
-¿Estas loco?, Draco y nosotros crecimos, ya no somos los niñitos que peleaban, además Scorpius no es como Draco, ¡a simple vista se puede ver!
-Hermione, si es que Rose llega a provocarme con cierta noticia, va a saber quien es Ronald Weasley
-Ve a buscar a Hugo, ¡y no vuelvas si no has recapacitado sobre el tema!- chillo Hermione
-Herms- dijo su marido, un tanto arrepentido
-Ve a buscar a tu hijo, por favor Ronald- dijo Hermione seriamente
Ron salió de la enfermería, como odiaba que Hermione se pusiera así
__

En toda la tarde Scorpius estuvo mucho mas despistado que otras veces, y el simple hecho de que Rose lo haya mencionado, y 5 veces como había dicho el señor Weasley lo ponía contento, pero por otro lado, estaba asustado ya que el señor Weasley nunca aceptaría algo tan "Descabellado" como que su hija anduviera con un Malfoy.
Después de una clase de adivinación, donde le mandaron deberes extra por no poner ni una gota de atención en lo que decía la profesora, fue a paso lento hacia el gran comedor, no tenia ganas de comer, pero igual haría el intento de que algún alimento pasara por su garganta.

-Scor- dijo Albus quien había caminado hacia la mesa de Slytherin sin importar que la mayoría de los alumnos de todas las casas lo estuvieran mirando.
-Albus, todos te miran- dijo Scorpius mirando hacia todos lados.
-No me interesa como UNOS CHISMOSOS MIRAN HACIA ACA- dijo él y todos dejaron de mirarlos e hicieron como si nada hubiera pasado.
-¿Que pasa?- pregunto Scorpius con desgano.
-Nose, dime tu, estas horriblemente desganado- dijo Albus fijándose en el rostro y la voz de su amigo.
-Es solo que
tu tío, el papá de Rose, me ve como si yo hubiera sido el asesino de su hija, y solo presencie como ella

-Tranquilo, mi tío tiene su carácter, mi mamá me conto que el no la dejaba tener novio, se ponía histérico cada vez que salía con alguien y amenazaba a los chicos con darles una paliza- dijo Albus sonriente -Menos mal que mi papá era amigo de él.
-Bueno

-¿Como esta Rose?
-Su mamá dijo que se pondría mejor
-ok, me voy, o si no estos de Slytherin me asesinan- dijo Albus y se levanto de la mesa para irse a la suya.
__
-¿Hey Albus que te pasa?, ¿como se te ocurre ir a la mesa de Slytherin?, ¿con que propósito?- pregunto james entre enojado y preocupado
-Que tiene James, fui a ver a Scorpius, punto- dijo Albus fulminándolo con la mirada
-Ah, que amigo eres de Malfoy- dijo este con mala cara.
-Por favor James, madura, pareces tú el hermano menor, no yo ni lily- dijo Albus cerrando la conversación, porque James se disponía a protestar pero Albus giro la cabeza bruscamente hacia Hugo.
-Hugo- dijo este -Te han dicho sobre tu hermana

-¿Qué?- dijo este mirándolo confusamente
-Nada nada, seguro el tío Ron o la tía Hermione te vienen a buscar- dijo Albus, no quería ser él, el que le dijera el estado de Rose.
-que
¿Qué?- dijo Hugo sorprendido - ¿Mis papás están aquí?
-Eso creo- dijo Albus
-Voy
voy a buscarlos- dijo Hugo dejando su plato casi lleno en la mesa, y se fue corriendo hacia la salida del gran comedor.
-¿Por qué no le dijiste que Rose estaba en la enfermería Albus?- le dijo Giselle quien estaba al frente de Albus.
-No quería preocupar a Hugo- susurro Albus, ya que estaban sus dos hermanos, y otros primos suyos cerca.
-¿Como esta scorpius?- dijo Giselle
-Desanimado, creo que mi tío Ron fue muy desagradable con el- dijo Albus tomando varias cosas de la mesa para llevarlas a su plato.
-Y se lo merece por ser un
- dijo james y Albus le echo una mirada asesina
-¡Cállate!- le ordeno Albus a su hermano
-¿Vamos a ir con rose?- continuo Giselle sin tomar en cuenta al hermano de Albus
-Claro claro, pero mas tarde, que tengo que hacer deberes- dijo Albus -No sabes, tengo una millonada que hacer, me hace falta el cerebro de Rose
-por cierto ¿Dónde esta Rose?- interrumpió James de nuevo
-Ve a saber tu- dijo Albus malhumorado, James lo había echo enojar, y no le diría nada sobre Rose hasta que el se enterara por sus medios.

Esa tarde, los 3 fueron a ver a Rose, cuando llegaron a la enfermería, ya todos estaban presentes, toda la familia de Albus, y la de Rose.
-Papá
Mamá- dijo Albus sonriente
-Albus- dijeron los dos dándose vuelta
Giselle y Scorpius sonrieron incómodamente, al parecer estaban de sobra.
-A
Albus- dijo Giselle con un hilo de voz
-Am
si- dijo el después de saludar a sus padres -Esta es Giselle, y él es Scorpius
Los padres de Albus fueron muy amables con Scorpius, al contrario de cómo lo miro Ron al saber que de nuevo estaba pisando la enfermería donde estaba su Hija.
-Bueno nos vamos, tengo deberes- se excuso Albus al ver que Giselle y Scorpius se quedaron inmóviles en la puerta de la enfermería sin atreverse a ir a ver el estado de Rose.
Los 3 salieron de la enfermería, Giselle iba con cara de aburrida, Albus iba comentándole sobre Rose, quien al parecer todavía dormía, y Scorpius iba con el animo por los suelos, deseaba enormemente estar a solas con ella, pero no sabia con exactitud cuando despertaría o cuando sus padres la dejarían sola.

Y llego
y llego por fin el maldito día en que pudo ver a rose, ya no aguantaba mas, algunas veces se ponía muy malhumorado, pero Albus conseguía calmarlo cuando iban a espiar en la enfermería.

Ese día era como cualquier otro, soleado, hermoso. Scorpius se levanto sin ganas de nada, era Sábado, podía disfrutar de todo un día lleno de
nada, entonces el único refugio que encontró para aquel día que pudo haber tenido utilidad si cierta castaña estuviera con él, fue donde Albus, quien propuso salir al aire libre.

-Ya aliviánate, es sábado, no hay deberes
bueno yo si tengo unos atrasados-dijo Albus mientras los dos caminaban hacia la sombra de un árbol
-Giselle fue con rose ¿no es así?- pregunto él, a Albus desde luego no le sorprendió la pregunta, ya que Scorpius se había puesto irritante con ese tipo de preguntas sobre su prima.
-Si- respondió Albus algo cansado -Scorpius no seria bueno que
dejaras a rose de lado por un tiempo
-Fui yo el que vi como se dio un golpetazo, tal vez fui yo también el que lo ocasionó- Dijo Scorpius, sabia que el no había ocasionado todo eso, pero tenia que inventar luego una mentira para tanta preocupación.
-ya- dijo Albus -Giselle de seguro traerá noticias
Al rato vieron que Giselle iba hacia ellos

-Ves, aquí esta- dijo Albus un poco mas animado.
-Si claro- dijo Scorpius esperando que Giselle dijera que se quedo sola.
-Hola chicos- dijo ella alegremente
-Hola- saludaron los 2 al unisono.
-Rose esta bien- dijo ella mirando a Scorpius, hace un tiempo que Albus y ella iban debatiendo sobre el comportamiento de Scorpius, y dedujeron que si no hablaba luego con ella, iba a terminar explotando -sus padres se fueron hoy, ya esta casi bien.
-¿Se fueron?- pregunto Scorpius sin disimular su interés
-Si claro, esta mañana- dijo ella -Esta completamente sola la pobre
-Sola- murmuro Scorpius, y Albus con Giselle se miraron sonriendo -Bueno ya me voy, ustedes solos estarán mejor
-¡Scorpius!-dijo Albus entre dientes
-Me voy adiosito- dijo Scorpius de lo más feliz.
-Se le nota que esta loco por Rose- dijo Giselle cuando Scorpius ya había desaparecido.
-Le contaste a Rose todo este lio de comportamientos de Scorpius?
-Si- respondió la chica -Ella no me dijo nada al respecto, es más, la encontré un poco misteriosa con el asunto
-Locos de remate- murmuro Albus y Giselle soltó una risita.

__

Scorpius entro en la enfermería, Rose estaba sola ¡por fin! Pensó mientras caminaba hacia ella, y ella lo esperaba con una sonrisa dulce en su rostro.

-Rose- dijo scorpius y le dio un fugaz beso -No me perdonaría si te hubiera pasado algo.
-Scorpius tranquilo, yo fui la que olvide mirar hacia delante, pero no importa ya estoy de maravilla.
-Albus y Giselle sospechan

-que sospechen, a estas alturas me da lo mismo.
-pero

-No me digas nada, se que tu no quieres que sepan lo
nuestro si se le puede llamar así.
-Si, bueno encontraremos el modo, no es que no quiera que lo sepan ya que Albus es mi mejor amigo, pero
creo que es inoportuno, además tu papá

-Ya lo se, mi mamá me conto como te trato, bueno ella me dijo que te dijera a ti que lo disculparas porque a veces es un poco testarudo

-Lo disculpo
porque se que mi papá se comportaría igual contigo

-Que rápido pasa el tiempo ¿no?...
-Para mi fue lento- comento Scorpius
-¿Por qué?
-Todos los días espere que
bueno que no hubiera nadie para hablarte, ya que no quería otro encuentro
pero después de todo el papá de Albus es muy bueno.
-Vamos a seguir teniendo esta relación tan
poco estable
-Yo creo, me divierte que sea así.
-A mi igual- dijo Rose sonriendo
-Y a si que Weasley me llamo más de 5 veces al despertar
muy curioso- le dijo Scorpius adoptando un tono de voz serio.
-Bueno
es que estaba pensando en ti- Respondió Rose divertida -Y no le veo lo curioso Malfoy.
Ambos se fundieron en otro beso.
-Bueno y ¿cuando sales de aquí?- pregunto Scorpius cuando se separaron.
-Giselle quedo de preguntar a la salida
pero se fue y ni me dijo siquiera.
-Ya llega la hora de irse a casa- dijo Scorpius cambiando de tema.
-si, voy a odiar mis vacaciones- soltó Rose.
-¿por qué? Si tú tienes miles de primos con los cuales hablar y jugar, en cambio yo, estoy encerrado todo el día en una gran casa, que me aburre

-Si, y con esos miles de primos, no me voy a divertir tanto como lo haría si pasara un verano contigo

-Guau Rose, no metas ideas malévolas en mi cabeza, por favor
-Que ideas malévolas, pervertido

-Yo no lo soy, tus estas pensando en "cosas" si tuvieras un verano conmigo


Ambos rieron y su risa lleno la aburrida enfermería. Al rato una lechuza comenzó a picotear la ventana y Scorpius fue a ver lo que traía.
Al tener el pergamino ya en sus manos, el ave voló hacia abajo y Scorpius cerro la ventana y fue a leerla con Rose.

-¿De quien es?- pregunto ella.
-Todo indica
- dijo Scorpius desenrollando el pergamino -
Que es Albus.
-Bueno léela, y en voz alta.
-ok ok


Queridos Rose y Scorpius:

Giselle lamenta no haber dicho cuando podrías salir, pero en estos momentos la enfermera tiene que estarte dando el alta
A lo que viene este pergamino es que, ustedes dos andan muy raros, y quiero saber que pasa, y no te hagas Scorpius ya que soy tu mejor amigo, y Giselle dice lo mismo a Rose.
Bueno tienen que bajar ya, a si que los esperamos, y con su verdad por delante, no se si me explico bien, además Hogwarts, no los mirara mal después de todo.
Un saludo desde este arbolito en donde estoy apoyado, y nos vemos a la cena.
Albus
y Giselle

-Ves que Albus sospecha- le ratifico Scorpius a Rose dándole el pergamino.
-Ya veo, pero el no sabrá nada
por presionarnos se quedara sin verdad- dijo ella releyendo lo que escribió Albus -Y yo que pensaba proponerte que le dijéramos.
-De todos modos yo hubiera dicho que no.
-Me esperas para ir a cenar ¿o no?- dijo Rose haciendo una cara de angelito.
-Con esa cara
quien no cae ¿verdad? Eso se llama persuadir Weasley
-Como se llame, esperas o te quedas sin Weasley
-Ahora eso se llama amenazar
-¡Ya cállate!
-Eso se llama orde

-Podrías solo esperarme, no tardo, según Giselle la enfermera me dará el alta ahora.
-Así me gusta, te espero.Los dos chicos iban de la mano por los vacios pasillos, se había hecho de noche y la enfermera a ultimas horas le fue a dar el alta a Rose, quien casi mató a la enfermera cuando la vio, ya que quería irse luego. Todos estaban en el gran comedor, cenando, y ellos llegaron juntos, pero al llegar a la puerta del gran comedor, separaron sus manos y se fueron a sus mesas.
-No fueron capaces- susurro Albus a Giselle, y Rose escucho.
-¿Capaces de que Albus?
-Nada- contesto él inocentemente.
-Mas tarde podríamos ir al jardín un momento, la noche esta genial- propuso Giselle.
-Claro gis, es una excelente idea- dijo Rose.

Al rato, los cuatro salieron del gran comedor rumbo al jardín, ni uno abrió su boca hasta llegar allí, se sentaron en el césped y por fin Giselle hablo

-Por fin saliste Rose.
-Si me estaba aburriendo ya- contesto Rose con desdén, mirando a Scorpius de soslayo.
-¿Recibieron mi carta?- pregunto Albus.
-Claro- contestaron Rose y Scorpius al unisono.
-¿y?- dijo Albus impaciente
-¿Y qué?- contestaron de nuevo Rose y Scorpius.
-Por favor- soltó Giselle aburrida.
-Ya me esta aburriendo el temita, podrían explicarse, y así nosotros podemos responder por favor- dijo Scorpius seriamente.
-Los encontramos raros, presentimos que
- explico Albus medio nervioso.
-Presentimos que nos ocultan algo, y queremos saber, si es que dicen ser nuestros mejores amigos- completo Giselle.
-Ah, era eso- dijo Rose moviendo la mano, como para quitarle importancia -Pues si tuviéramos algo raro, ustedes serian los primeros en saberlo.
-¿Verdad?- pregunto Giselle un poco más animada.
-Claro, eres mi mejor amiga- la tranquilizo Rose
-Lo mismo haría yo Albus, no tenemos nada raro- dijo Scorpius
Albus asintió.

Los cuatro se quedaron charlando un momento más y después se fueron a sus respectivos cuartos.
__

Una semana antes de salir de vacaciones, Rose y Scorpius se encontraban en la sala de los menesteres, sin Albus ni Giselle


-¿Recuerdas una pelea que tuvimos en primer año?- Pregunto Scorpius a Rose, quien estaba recostada en las piernas de este.
-¿Cual de todas?- dijo ella sonriendo.
-Te refrescare la memoria


FLASH BACK

Una pequeña rose estaba en la biblioteca estudiando y tomando apuntes, iba en su primer año en hogwarts, tenia la mesa llena de libros y nadie mas cabía en ella, hasta que apareció una cabellera rubia quien busco unos libros y estaba listo para sentarse pero todos los puestos estaban ocupados por grupitos de estudiantes, menos rose, quien estaba acompañada por todos los libros repartidos en su mesa.

-Podrías correr tus libros, Weasley- llego Scorpius molesto al ver que ocupaba la mesa solo con libros
-No puedo, no se donde dejarlos si no es encima de esta mesa Malfoy, además no quiero compartirla contigo- contesto Rose
-Pues corre tus libros porque como ves tengo que estudiar, y no me importa que haya cualquier cosa a mi lado, solo quiero estudiar- Scorpius le mostro sus libros, fastidiado.
-Estudia en otra mesa- dijo ella sin ver que las demás estaban ocupadas.
-Que no ves que no hay otra que no sea esta, ¡saca tus libros!- dijo el con el ceño fruncido -no creo que una niña como tú, sea tan hábil para ocuparlos todos a la vez.
-Acaso estas ciego- dijo ella mirándolo ahora -los necesito, aunque no los este ocupando ahora, vete ya Malfoy y deja de fastidiarme.
-Podrías empezar por dejar de ser una sabelotodo insufrible- chillo el, acordándose de una historia que le había contado su padre de la madre de Rose -y solo estudiar como cualquier alumno normal lo haría.
-¡silencio!- bufo la bibliotecaria.
-Metete en tus asuntos- susurro ella -¡y vete de aquí!
-Lo hare gustoso, nose como intente tratar de hacer madurar a una

-Ya vete- dijo ella y después susurro para si misma -idiota
-Pues prefiero ser idiota a una sabelotodo que quiere ganarse la atención de todos los profesores- dijo el ardido por como ella le llamaba idiota y dejo los libros en los estantes de donde los había sacado y se fue sin hacer caso a que rose seguía protestando.

FIN DEL FLASH BACK

-Ya ya, si me acuerdo- dijo Rose, aun sonriendo - ¿Recuerdas lo de pociones en tercero?
-Mmm

-deja que ahora te refresco la memoria yo- dijo Rose inclinándose a darle un beso.


FLASH BACK

Estaban los dos en clases de pociones haciendo una poción cualquiera, en la que el resultado final se veía turquesa. A Rose le salió la poción perfecta, pero a Scorpius, su poción se le empezó a poner amarillenta y espesa.
-Señor Malfoy, me podría decir que es lo que le echó a la poción para que quedara así de ese modo- dijo el profesor indicando la poción de Scorpius.
-No se- dijo él encogiéndose de hombros.
-Seguro no corto bien, o echo ingredientes de más, con lo idiota que es- dijo rose a toda voz, haciendo que el profesor se diera vuelta hacia ella muy enfadado.
-¿que es lo que ha dicho señorita Weasley?- pregunto él.
-Con todo respeto profesor
La verdad - dijo ella con voz inocente haciendo reír a los de su casa.
-Profesor si me permite
ella solo quiere llamar un poco de su atención, porque como a nadie le agrada, y solo se pasa estudiando todos los días para obtener una pequeña atención de la gente que la rodea
- dijo Scorpius con simpleza haciendo que los Slytherin carcajearan.
-Eso no es cierto, niño de papá- grito Rose levantándose de su asiento, Scorpius hizo lo mismo.
-¿Como me llamaste?- dijo él mirándola con odio.
-Estas ardido solo porque hasta un gusano tiene mas grande el cerebro que tu- dijo ella
-Prefiero tener el cerebro así de pequeño- explico él demostrándolo con su mano -a que tener un millón de amigos llamados ¡"libros"!
-YA BASTA- grito el profesor indignado - nunca en la vida, había visto
tal falta al
respeto.
-Pe
pero - dijeron ambos.
-No solamente se perjudicaron ustedes, si no que a sus casas- dijo severamente él profesor- 40 puntos menos para sus casas.
-¡¿Qué?! - dijeron todos.
-Lo que oyen, y sigan con sus pociones porque la clase aun no ha terminado, y si escucho otra agresión como esa, serán el doble de puntos menos ¿entendido?- explico él y volvió a su asiento al frente de la clase.
Rose y Scorpius se mandaron miradas asesinas y volvieron a sus puestos
.

FIN DEL FLASH BACK

-La peor de todas- susurro Scorpius al oído de Rose- pero después te pedí disculpas.
-Si, y no las acepte
me acuerdo perfectamente de eso- dijo ella con un dejo de culpabilidad.
-Eras testaruda, siempre tan orgullosa

-¡Oye no ofendas!

FLASH BACK

Rose iba caminando por el jardín cuando alguien la toma del brazo

-Suéltame- dijo al ver que era scorpius, este la soltó.
-No te vayas- suplico él.
-¿Qué quieres?- dijo Rose cruzándose de brazos.
-Solo quería que me disculparas Rose- Pidió Scorpius.
-No te he dado la confianza para que me digas Rose- dijo ella secamente -además por qué quieres pedirme disculpas, ¿porque algún profesor te mando?
-No, vine por mi cuenta, solo quería llevar la fiesta en paz y ya.
-¿quieres llevar la fiesta en paz?- pregunto Rose falsamente sorprendida -
y después de que me dijeras que solo tenia libros como amigos, que era una sabelotodo, que tenia el cerebro del porte de hogwarts, Ja, por favor - término ella
-Por eso vine
lo siento.
-¿eso era todo? ¿Me puedo ir ahora? - pregunto ella fríamente.
- si.
-Antes de que te vallas- Lo paro Rose y Scorpius la miro esperando que recapacitara -Tu nunca me conociste ni yo a ti, y tampoco me interesa pelear más, a si que, para todos somos perfectos desconocidos - y se marcho.
Scorpius quedo desconcertado mirando como se iba.

FIN DEL FLASH BACK

-que relación mas complicada- suspiro Rose.
-Y que lo digas



El ultimo día llego, Rose y Scorpius estaban mas tristesque nunca, Albus y Giselle creían saber por que, ya que la pareja había hecholazos mas fuertes que un simple juego, como habían empezado. Toda laexplicación era una simple deducción por parte de Albus y Giselle, quienes aunfingían, de mala gana, no saber nada de la relación. Blog sobre salud

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Así es que, cuando subieron al tren, entraron todos a unvagón, Albus y Giselle notaron como Rose miraba a Scorpius, como si quisieradecirle algo sin utilizar su boca, entonces decidieron dejarlos solos por unmomento, ya que ellos nunca se atreverían a hacer algo en su presencia.

-Creo que
iré a ver a unos amigos a otro vagón- se excusoAlbus y le hizo señas a Giselle para que se quedara un momento y después fueracon él.
-Ok- contestaron Scorpius y Rose con desgano.

Albus comenzó a caminar, procurando no alejarse tantopara que Giselle lo encontrara mas tarde, pero se encontró con el grupo deClío, y bufo.

-Albus- dijo una dolida Clío, quien todavía recordaba losucedido con él.
-Clío- suspiro Albus algo aburrido, aunque se le acababade ocurrir una idea para por fin alejar a Giselle de su vida, para que ellaconsiguiera a alguien mejor - ¿Puedes acompañarme?
Algunas de las chicas que acompañaban a Clío soltaronrisitas tontas.
-Nos vemos Clío- dijo una rubia, quien condujo a todo elgrupo hacia otra parte, dejando solos a Clío y Albus.
-Albus yo debí haberte pedido disculpas, por hacer talcosa de Be
besarte
-No te preocupes, por que en el fondo me he dado cuentade que
siento algo por ti- mintió Albus, con el dolor de su alma, deseabacastigarse como un elfo que desobedece.
-Estas hablando
en
¿enserio?- dijo ella tratando de ocultarsu emoción, en vano.
-Si, se que lo que diré es
muy rápido pero
¿quieressalir conmigo?- Pregunto Albus.
-Si si claro Albus
oh no sabes cuanto me haces feliz-dijo Clío y se lanzo a los brazos de Albus, y lo beso.
Albus no podía quitársela de encima porque no teniaexcusa, ya estaba saliendo con ella, y tuvo que seguir ese beso, sinsentimientos que dar.

Giselle por su parte estaba en ese incomodo silencio quehabía en el vagón compartido con los dos chicos mas tristes del mundo, así quedecidió que era hora de irse con Albus.
-Bueno chicos, no aguanto mas- dijo ella.
-¿Que no aguantas qué?- pregunto Scorpius.
-Tengo que buscar al carro de los dulces, me muero porcomer, vuelvo en un momento- contesto ella y salió como un rayo del vagón.
En cuanto salió, vio que Rose se lanzaba a los brazos deScorpius, y sonrió.
-Donde se habrá ido- murmuraba Giselle buscando a Albuspor los pasillos.
Camino un rato, no quería estar sola, además no podíaregresar al vagón donde seguramente encontraría una escena de novela romántica,entonces lo vio...
-Albus- murmuro para si misma, cuando vio que del chicoestaba colgada Clío, y estaban besándose.
Los observo por un rato, meditando en que debía hacer, loque en el fondo quería hacer era ponerse a gritar
o llorar, pero no debíamostrar que eso le afectaba a si que hizo como si recién hubiera llegado "ejemejem" se aclaro ella.
-Giselle- dijo Albus soltando bruscamente a Clío.
-Bueno yo creo que me voy donde las chicas, hasta luego-dijo despidiéndose de Giselle y luego le susurro algo a Albus y lo besonuevamente en la boca.
-Ya deje a los chicos solos, deben estar protagonizandola mejor de las novelas románticas- dijo Giselle con total naturalidad haciendoque Albus se sintiera mas mal.
-Si
creo- murmuro él.
-¿Que pasa Albus?- pregunto ella tratando de buscar losojos verdes del chico.
-No
no nada, ven entremos a ese vagón, es raro que hayauno vacio pero
hay que aprovechar- dijo rápidamente el y la tomo del brazopara que entraran.
-Estas muy raro
deberías estar feliz- dijo ella sinsentarse, solo continuo de pie en frente de Albus.
-¡¿Feliz?!- exploto él, no pudo controlarse.
-¿Qué demonios te pasa entonces?- elevo la voz Giselle
-Es
esto es lo que me pasa- dijo con brusquedad Albus

__

 

-Dos meses
¡dos meses!- murmuro Rose besandofrenéticamente a Scorpius.
-Ya Rose, me mataras- dijo Scorpius tomando aire.
-Lo lamento- se disculpo ella.
-No
no, continua
estaba maravilloso- sonrió Scorpius-No te preocupes, dos meses no son nada

-insensible- chillo ella dándole golpes en el pecho.
-Rose- la paró Scorpius sujetando las dos muñecas de lachica.
-Lo siento
creo que estallare- dijo ella abrazándolo.
-calma, creo que
ya todo no es como antes
cuando solojugábamos, ahora es distinto ¿si me entiendes?
Rose asintió.
-A lo mejor puedo ir cerca de tu casa- continuo elsonriendo traviesamente y a Rose se le ilumino el rostro.
-¿Enserio?- pregunto ella - ¿Te podre ver?
-obviamente, yo te avisare por medio de cartas y tutienes que salir de casa, veras como la pasaremos en grande- dijo él imitandola sonrisa de Rose.
__

Albus agarro a Giselle y le dio un beso en la boca, ellaquedo petrificada durante ese momento.
-Que
¿qué haces?- pregunto Giselle
-No te puedo ocultar la verdad- dijo él, quien todavíacontinuaba de pie con Giselle.
-No tienes caso, besas a una besas a otra

-Si te refieres a Clío, es lo mejor que pude haber echo-afirmo Albus.
Giselle estuvo a punto de golpearlo por lo que dijo.
-Bien- chillo ella - ¡Entonces no la engañes!
-No la engaño, si es que ando con Clío es por qué

Giselle soltó un bufido.
-Por qué tengo que alejarte de mi vida, de mi cabeza
queno entiendes, tu mereces a alguien mejor
en cambio ella, ¡me importa uncomino!
-Vuelves al mismo tema- chillo la chica al borde de laslágrimas -nunca voy a entender por qué tú no entiendes que yo querría estarcontigo aunque fueras un maniaco asesino

-No puedo dejarla- murmuro con rotundidad
-Pues no la dejes, ya que te importo un comino lo que yotenía que decirte y déjame decirte ahora que me has dañado
¡y mucho!
-Lo lamento Giselle, tu sabes que yo no querría hacertedaño
-Lo hiciste- dijo ella tranquilizándose -y menos mal queestamos por irnos y no vernos por dos meses, por que eso es justamente lo queyo quiero después de esto.
Ella lo movió un poco para poder pasar hacia la puerta,pero luego se quedo quieta y dijo sin mirarlo: -Quiero
que seamos los mismosamigos de siempre, porque con o sin novia, después de todo sigues siendo unamigo mas...
Y salió del vagón para reunirse de nuevo con Rose yScorpius, y estaba tan furiosa que no le importaba verlos en pleno, en uno desus actos de amor, solo quería estar con ellos y que Albus no hablara mas deltema.
Él por su parte, iba caminando tras ella, dirigiéndose almismo destino, sin decir nada, sabia que se había equivocado, y que si hubieraescuchado las palabras de Giselle: "yo querría estar contigo aunque fueras unmaniaco asesino
" y esas mismas palabras retumbaban en su cabeza.
-Bueno regresamos- dijo Giselle entrando en el vagón y sesorprendió de ver a Scorpius y Rose conversando "civilizadamente" y no unoencima del otro.
-¿Regresaron?, pensé que cada uno había ido por su lado-dijo Rose con picardía, se le veía mucho mas feliz.
-Me lo encontré
- contesto Giselle pero considero pocoprudente revelar el "secreto" de Albus -
Me lo encontré comprando ranas dechocolate.
-Comprendo- murmuro Rose sonriendo.

Tardaron poco en llegar, en el vagón de los cuatrochicos, la situación había terminado completamente al revés, porque Rose yScorpius iban riendo y hablando cualquier bobería mientras que Albus y Giselletenían una cara de rabia o tristeza, era difícil saber cual de las dos.
-Bueno hasta luego- dijo Scorpius antes de bajar y le dioun beso en la mejilla a Rose, por hacerlo más discreto, y cuando se le acercole susurro: -recuerda que te avisare.
-Claro- contesto ella -Adiós.
Scorpius se despidió de los otros dos con un ademan demano y bajo antes que ellos, a encontrarse con sus padres.
Luego los tres bajaron y Giselle diviso a sus padres.
-Ahí están mis padres- aviso -Adiós Rose.
-Adiós- dijo Rose abrazando a su amiga.
-Hasta quinto, Albus- dijo ella con voz apagada -Recuerdalo que te dije
por favor.
-Lo re
cordare, adiós- dijo él evitando mirarla a losojos.
Y así Albus fue con los Potter y Rose con los Weasley.
-¿Aclaraste tu temita con ese Malfoy?- pregunto a Roseacusadoramente Ron Weasley, su padre.
Ella suspiro y luego dijo: -Si papá, el me salvo
le dilas gracias y todo quedo en nada, ¿contento?
-Claro que si- contesto él un poco mas aliviado y abrazoa su hija, ella rodo los ojos sin que el la viera.

Fin

El quinto año estacerca, solo tienen que esperar la segunda temporada de mi fic
visiten el quinto año de los chicos en mi nueva historia:

Al/Scor/Rosie: quinceañeros...

¡Gracias!

el nuevo trio! scor/rose/albus - Fanfics de Harry Potter

el nuevo trio! scor/rose/albus - Fanfics de Harry Potter

Scorpius Malfoy, un pequeño de 11 años, quien iba sentado solo en un vagón miraba los paisajes que le ofrecía el viaje a Hogwarts. Pensaba en Hogwarts, sim

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-el-nuevo-trio-scorrosealbus-fanfics-de-harry-potter-2892-0.jpg

2023-02-27

 

el nuevo trio! scor/rose/albus - Fanfics de Harry Potter
el nuevo trio! scor/rose/albus - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/32051
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences