El pasado en tu piel. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Caminaba por los pasillos del castillo, era lo que siempre hacia después de discutir con Albus. Viejo loco. Snape estaba demasiado disgustado por el papel que le estaba haciendo jugar
cómo seguir las ordenes de él ciegamente, cómo seguir aun después de lo que le pedía que hiciera. Eso era cruel.

y sobre todo Granger
porque confía en ellos y no en mi. Yo que nunca lo he cuestionado, yo que realmente arriesgo mi vida.
Me estas cuestionando ahora Severus. Pero no importa. Sobre la señorita Granger, aun no entiendo tanto enfado con ella. Es sin lugar a dudas una de las mejores alumnas que han pisado esta escuela, aparte de ti, ningún profesor se ha quejado de ella jamás.
Es una niña pedante, cree ser mejor que cualquier otro, y se regodea en ser una cerebrito
no sé que le ven los otros profesores.
Creo, Severus Dijo Albus, mientras se levantaba de su sillón que te recuerda a otra niña que alguna vez camino por estos pasillos
y eso te enoja.
Snape le dirigió una de sus miradas heladas, no entendía aquel gozo de Dumbledore por hacerle recordar lo perdido.
No, no es eso lo que me enoja dijo Snape saliendo de la oficina.
Y ahora caminaba por los pasillos del castillo, esos pasillos que le traían tantos recuerdos, que lo torturaban y lo regocijaban a la vez.
Pasaba por el cuarto piso, exactamente el lugar donde Lily le había dicho que no volvería a hablarle jamás. Se detuvo unos segundos. Doblaría la esquina, y se encontraría con el aula, donde por primera vez Potter, Black y Lupin lo habían molestado, simplemente porque Lily lo estaba ayudando con una tarea.
Mientras caminaba lentamente, consumido por sus recuerdos como siempre, vio pasar la alborotada cabellera de alguien
¿que alumno se atrevía a entrometerse en sus recuerdos, a caminar por sobre el suelo que había pisado Lily?
Acelero el paso, no dejaría a quien quiera que fuera sin castigo.
¡Granger! dijo, y ella se volteo, una adolescente de 16 años, no tenia puesta su túnica, y por alguna razón los primeros botones de su camisa estaban desabrochados, dejando a entrever su piel, blanca, suave y atractiva.
Profesor Snape dijo, y en su mirada había algo de culpa.
Que hace fuera a esta hora.
Profesor, soy prefecta y
puedo estar hasta las diez fuera de la sala común.
Snape, no pudo evitar sonreír, mientras sacaba su reloj.
Veamos dijo lentamente cinco
cuatro
tres
dos
uno
ya son las diez, y no esta en su sala común. ella abrió su boca para refutarle algo Silencio
acompáñeme a mi despacho.
Bajaron las frías escaleras de piedra, con ella corriendo para seguirle el paso a él. Sentía una inescrupulosa satisfacción en eso de hacerla correr, mientras que él daba grandes zancadas, y caminaba tan rápido como si de eso dependiera su vida.
Abrió la puerta de su despacho y entró, no tendría la gentileza de dejarla pasar primero, eso no era para él. Se sentó En su sillón y espero. Hermione entro, Snape se fijo en la apariencia de la alumna, sus mejillas en extremo coloradas, su pecho subiendo y bajando a un ritmo acelerado, su pelo alborotado, como siempre, y una especie de fuego en sus ojos, como si algo contenido dentro de ella quisiera escapar.
Siéntate le ordeno Snape, mientras sacaba un pergamino y una pluma. Cual es tu excusa para estar fuera hasta tan tarde.
Ella bajo la mirada y no emitió ningún sonido, más allá de su respiración agitada. Ese sonido, casi como un jadeo
Severus no entendía porque resonaba tan fuerte.
Deja de respirar como un dragón, Granger le dijo en un tono bastante alto y dame una respuesta
o tú, la sabelotodo, soy-mejor-que-nadie, no piensa responderme una simple pregunta.
Hermione se limito a bajar la vista, y apretar fuertemente sus manos, una contra la otra. Unos segundos de silencio hasta que ella hablo.
No se lo puedo decir, Profesor. dijo, con tanta serenidad como le fue posible, sabia lo que se aproximaba, así que cerro fuertemente los ojos.
¿Crees dijo Snape parándose, y caminando hasta donde ella, le hablaba al oído, de manera fría, peor que si gritara que estas en condición de negarme una respuesta? Juntarte con Potter esta haciendo que te creas una heroína.
Yo no
pero no pudo seguir, porque el profesor tenía más cosas que decirle.
¿Sabes que estabas violando una norma del colegio? ella asintió sin mirarlo y
¿sabes que te puedo expulsar por eso? ella trago saliva, mientras asentía lentamente ¿Puedes darme una razón para que no lo haga? aun sin verlo ella negó, Snape volvió nuevamente del otro lado del escritorio. Muy bien, veo que entiendes
así que repetiré mi pregunta. ¿Qué estabas haciendo hasta tan tarde?
No se lo puedo decir repitió ella en un tono muy bajo.
Esta bien Snape tomo la pluma cien puntos menos para Gryffindore, y cuatro semanas de la chica aun miraba a sus propias manos ¡MÍRAME CUANDO TE HABLO GRANGER!
Lo siguiente, fue incomprensible para Snape. Ella alzo su cabeza, y clavo sus ojos en él. Ojos anegados en lágrimas. Snape estaba acostumbrado a ver llorar a niñatas estúpidas, que pensaban que así podrían escapar del castigo, y desde ya eso jamás lo había afectado en lo más mínimo. Pero esta vez era distinto. El rostro rojo de Hermione, la visión de ella llorando, su voz.
¿Por que profesor? dijo con su voz acongojada, mientras las lágrimas surcaban su rostro ¿Por qué es así conmigo? Yo
yo solo intento ser buena alumna
¿Qué debo hacer para complacerlo? ¿Para que me felicite aunque sea una vez?
Snape se había quedado sin palabras, su cerebro buscaba una razón, algo por lo cual lo afectara tanto esa niña llorando. Y el único motivo que podía encontrar, es que recordaba perfectamente a otra niña que había llorado por su culpa, muchos años atrás.
Nacer de nuevo, Granger dijo, intentando mantenerse frío, pero por dentro su corazón latía furiosamente.
Eso es todo ella se levanto furiosa, secando con su manga las lágrimas, que aun así seguían fluyendo ¿La razón es que mis padres son muggles? ¿Qué soy una sangre sucia?
No Snape se sentía confundido, no había querido ofenderla con eso, odiaba ese término, ese término que había arruinado toda su vida.
¿Nunca daré la talla, porque no tengo un linaje limpio? Pregunto ella llorando aun más y acercándose a él ¿No vale mi esfuerzo, profesor? No vale nada para usted. Lo intento, juro que intento ser la mejor, solo para usted

Granger Snape, sentía un raro impulso, algo que no había sentido en décadas, solo atino a mirar fijo a esos ojos enrojecidos, a ese rostro lleno de lagrimas, tocio, intentando aclarar las ideas, e intento hablar como hablaría siempre deja el teatro, no voy a reducir el castigo por

No es teatro, porque no me cree profesor. Quiero valer a sus ojos Snape se paro, y ella le golpeo el pecho con sus puños solo quiero que me acepte
que me valore
Por favor, por favor.
Snape no pudo evitarlo, el impulso fue muy grande, el sentimiento, su corazón latiendo rápido
la abrazó. La abrazó fuertemente, el rostro de ella sobre su pecho, su mano derecha acariciando el cabello de ella, su mano izquierda, por la cintura, la sentía temblar entre sus brazos.
Tranquila, dijo en una voz que no podía ser la de él te valoro
te valoro mucho
beso suavemente la cabeza de ella perdóname
por favor, perdóname Lily.
¿Lily? dijo Hermione, separándose del pecho de él, y mirándola confundida.
Pero entre sus brazos ya no estaba Hermione, unos ojos verdes, con lágrimas, lo miraban confundidos. El rostro blanco, el pelo rojo como fuego y alborotado, el aroma a jazmines.
Acerco su rostro al de la joven, quien no se resistió en lo más mínimo.
Te amo murmuró Snape, unos segundos antes de fundirse en un beso con Hermione, convertida en su imaginación en Lily.
Cuando se separaron, allí estaba de nuevo Hermione, que lo miraba confundida, pero no atemorizada.
Lily Evans
la madre de Harry
¿a ella beso recién? pregunto Hermione, sin moverse de los brazos de Snape.
Nunca te equivocas le respondió, mientras se separaba lentamente de ella. No te odio por ser nacida de muggles, ni porque te juntes con Potter. Te odio porque me hacer recordar demasiado a ella
y eso impide que la olvide.
Cree que la podría olvidar.
No
yo no la olvidare mientras viva
llevo su mano a su bolsillo y extrajo su varita. Pero tú sí. Olbliviate.

Cincuenta puntos menos para Griffindore y una semana de castigo
¿entendió Granger?

sí profesor dijo Hermione algo confundida, tenia la impresión de que le faltaba algo.
Váyase a su sala común, antes de que le quite más puntos.
Si profesor y sin más salio corriendo de allí.
Tan parecida a Lily, y con tantas posibilidades de terminar como ella fue el tosco pensamiento que invadió el cerebro de Snape.
Nails Trends

 

El pasado en tu piel. - Fanfics de Harry Potter

El pasado en tu piel. - Fanfics de Harry Potter

Caminaba por los pasillos del castillo, era lo que siempre hacia después de discutir con Albus. Viejo loco. Snape estaba demasiado disgustado por el papel que

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-el-pasado-en-tu-piel-2574-0.jpg

2023-02-27

 

El pasado en tu piel. - Fanfics de Harry Potter
El pasado en tu piel. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/27513
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente