El principe vampiro, El lider lobo y La princesa leycan - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Cassandra: Desde el primer día que vi al lobo de pelo plateado no temí por mi vida, temí por perderlo, me enamore de el sin saber que era o por que estaba ahí, cuando conocí su forma humana me enamore perdidamente pero jamás imagine que me rechazaría no después de besarlo, pues el beso que le di fue correspondido con gran pasión y a la ves pesar

-¿que es lo que sientes Lio? dímelo!! dime la verdad dime por que motivo me rechazas si sabes que me amas....

Alberth: Aska lo era todo para mi, la ame mas de lo que se puede amar a una persona, cuando ella murió mi mundo no valía la pena, hasta que te conocí Cassandra.

Tu eres mi mundo ahora y no por que lleves la imagen de Aska, te amo por lo que eres, sencilla alegre y agradecida de la vida a pesar de haber sufrido tanto, de ti quiero aprender, aunque no quieras estar junto a mi dejare que seas feliz solo por verte sonreír.

 

Lio: Jamás pensé que volvería verte no después de traicionarme, Aska pensé que con tu muerte mis sentimientos por ti también morírian, pero cuando te volví a ver en otra mente y en otro cuerpo no puedo evitar amarte y a la ves odiarte, lo elegiste a el después de decirme que me amabas jamás te perdonare.

En un mundo paralelo al nuestro existen tres reinos:

El de los lobos, hambrientas criaturas mitad humanos que se alimentan de personas sin piedad alguna.

El de los vampiros, criaturas diabólicas con aspecto humano, que se alimenta de la sangre humana y por ultimo el reino de los leycan seres poderosos, como dioses que no comen ni beben, son seres mágicos y perfectos con la apariencia de un humano.

Al ver la destrucción de la raza humana y por amor a ella, el buen rey leycan une a los 3 reinos con la condición de ceder una parte de su reino y enseñándoles a comer animales a los lobos y vampiros de esta manera dejaron de viajar al mundo humano para ya no comer ni beber sangre humana.

Los reinos Vivian en perfecta armonía hasta que un buen día los preciosos herederos de el rey leycan fueron acecinados inexplicablemente por los lobos, al suceder tal hecho el rey leycan escondió su corazón en un lugar secreto y lejano, cerro las puertas de su reino y prohibió a sus súbditos tener algún tipo de contacto con alguno de los reinos, gobernando así con crueldad el reino que alguna vez fue perfecto

Recuerdo la Sonrisa de mi padre al terminar de leerme la historia, recuerdo que yo siempre le decía -. Que triste historia papá.- y el respondía sin dejar de sonreír -. muy triste, pero quien sabe algún día, el rey se de cuenta de su error .- aun era una niña en ese entonces y me encantaba los cuentos que papa leía para mi, desde que mama murió el siempre me acurrucaba me abrazaba, me besaba y me cuidaba, lo amaba y el a mi, hasta que un día el murió y tuve que pasar al cuidado de mi horrible tía Belinda y de su hijo Luís, desde el día en que perdí a mi padre mi tía y mi primo hacían mi vida miserable obligándome ha limpiar la casa a lavar su ropa y a prepararles la comida como una sirvienta sin derecho alguno.

Me hacían sentir como basura, todos los días me insultaban, pegaban y maltrataban, mi vida era un infierno junto a ellos.

 

Hasta que un día

Llegaba tarde recuerdo que mi tía Belinda tenia un compromiso muy importante y yo por supuesto tenia que recoger su muy lujoso vestido de la tintorería, al llegar a la tintorería recogí con rapidez el vestido, lo cubrí con una bolsa platica y ande con cuidado por las calles de Paris, a medio camino la lluvia me sorprendió trate de no mojar el vestido cubriéndolo con mi cuerpo pero no contaba con la rapidez de los carros que al pisaban los charcos mojaban a los transeúntes y para mi mala suerte yo fui una de sus victimas, ya con el vestido sucio me senté en la acera de una casa a llorar, ¿Que haría mi tía conmigo? ¿Que castigo me impondría? pronto dejo de llover y al mirar al cielo divise la luna, estaba llena y muy enorme de pronto baje la mirada y como un imán mis ojos se posaron sobre los ojos de un gran pero gigante, era muy hermoso su pelaje plateado se movía al ras de de el viento y la luna hacia relucir el brillo de su pelaje, su mirada azul como el mar me dejo hipnotizada y mientas lo miraba Sentí un pequeño murmullo proveniente de el "Aska" pero creí haberlo imaginado, lo mire mientras el me miraba sentía una especie de conexión, hasta que este se fue corriendo, yo me levante y trate de alcanzarlo pero no pude el era muy veloz.

Resignada empecé a caminar al castigo de la tía Belinda, mientras caminaba pensaba en aquel perro gigante y creí que tal ves solo fue mi imaginación, Tal ves quería volver al tiempo en el que mi padre me contaba historias, tal ves aunque tenga ya 14 años quería creer y encerrarme en ese mundo para no pensar en el infierno que me toco vivir.

Al llegar a la casa de mi tía, esta salio con una cara de demonio, me golpeo al ver el vestido mojado y me arrastro hasta la cocina para sacar un cuchillo -. Mira mocosa -. Dijo mi tía en voz mandona -. Tu no vas ha hacer lo que se te de la gana, a mí me quitas el vestido y yo te quitare una mano-. Dijo empuñando el cuchillo -. ¡No tía por favor, no!- Gritaba asustada tratando de zafarme de ella, pero era inútil, de pronto el mismo perro gigante que vi pocos segundos antes, apareció destrozando la ventana y se abalanzo sobre mi tía, trate de háyale sentido a lo que sucedía pero la impresión fue tal que empecé a desvanecerme, pensé que caía al suelo pero alguien me sujeto, fue lo ultimo que recuerdo pues perdí la conciencia.

Al recobrar la conciencia me encontraba en los brazos de un ser extraño y misterioso -. ¿quien eres? .- le pregunte asustada de ver sus ojos brillantes y los colmillos que salían de su boca -. Ya despertaste. - dijo aquel ser escondiendo los colmillos -. Hola soy Albeth, como habrás notado soy un vampiro.- sonrió mostrándome los colmillos nuevamente -. ¿Adonde me llevas?- Dije asustada al ver que nos alejábamos de la ciudad -. No pude dejarte en esa casa, lo siento, pero te llevare a mi mundo.- dijo el -. ¿Tu mundo?- le pregunte -. Creo que tú ya lo conoces ¿cierto?, es ese mundo dividido por tres reinos, aquel cuento que te contaba tu padre.- -. ¿Cómo sabes eso?- Dije asombrada -. Haces muchas preguntas, sabes.- dijo mientras se disponía a saltar a una especie de vortice -. ¡No!.- dije saltando de sus brazos -. No quiero ir contigo, tengo miedo.- -. Tranquila no te haré daño.- Dijo alberth tratando de calmarme -. Tranquilízate por favor tenemos que entrar a la barrera antes de que esta se cierre.- al terminar de hablar vi que detrás de Alberth "la barrera" como el la llamaba se cerraba -. ¡ Demonios! .- grito en vos molesta -. tenemos que pasar un días mas aquí -. ¿Tenemos?- dije con cara de no estar de acuerdo -. Tienes que venir conmigo, tú eres algo importante para nuestro mundo.-

 

-. ¿Yo importante?- -. Te explicare cuando estemos allá, por ahora tendremos que ir a mi departamento.- -. ¿Tienes un departamento? ¿Tu? ¿un vampiro? .- el se me quedo mirándome y luego me tomo de la mano -. Camina.- dijo en tono de molesto, tal ves lo ofendí pero que quería que hiciera se presentaba a mí como vampiro y quería que confiara en el, lo lógico, creo yo, era reaccionar como reaccione.

Mientras caminaba notaba la palidez de su piel, sus labios rojos sus ojos verdes y hermosos su cara masculina y bella, su porte de guerrero y su cautivadora sonrisa diabólica, era muy guapo pero algo me hacia pensar solo en aquel perro que vi, ¿estaría loca? -. Parece que me enamore de un perro .- murmure no tan bajo pues el pudo oírme y volteo en mi dirección deteniéndose -. Eres realmente bella Cassandra, no te fijes en algo tan vano.- -. ¿Y en quien debería fijarme?- dije algo burlona, el sonrió, me sostuvo por la cintura y me acerco a el -. En mi .- dijo arrogantemente, arrogancia que a la ves era cautivadora, enseguida voltee mi cara sonrojada y el dejo de sonreír -. Vamos solo falta un poco mas.- dijo jalándome de la mano hacia un departamento realmente bello, jamás en mi vida vi tanto lujo mas aun por dentro parecía un palacio era amplio y lleno de cosas elegante que jamás vi, el me llevo hasta su habitación, que por cierto era enorme y dijo -. Dormirás aquí yo iré a la habitación de invitados.- -. Espera.- le dije antes de que se marchara -. ¿Por qué sabes tanto de mí? ¿Quién eres? .- -. Digamos que una especie de ángel guardián .- dijo cerrando la puerta, esa noche no pude dormir pensando en todo o que había pasado era emocionante y asustaba a la ves, al despertar de una hora de sueño vi por la ventana como Alberth se acercaba al edificio, llevaba en la boca algo asi como un bulto realmente grande, me asuste pensando en que podría ser un niño pequeño así que trate de huir cuidadosamente de ahí, cuando el se apareció delante mió al mirarlo me dio mucho miedo pues tenia la boca llena de sangre y la ropa manchada de ella, lo esquive y corrí lo mas rápido que pude pero el corría aun mas rápido realmente era veloz logro alcanzarme y me sostuvo entre sus brazos, mientras pataleaba y gritaba para escapar pensaba en la horrible muerte que sufriría.

-. Vasta Cassandra, no te haré daño, mira ahí por favor.- tenia los ojos cerrados así que deje de moverme y lentamente vi lo que estaba delante de mí, había un jabalí muerto -. ¿Que es esto?- -. Un jabalí.- dijo en forma burlona mientras me dejaba en el suelo -. Ya se que es un jabalí pero por que lo mataste .- -. Es mejor que matar a un humano ¿no crees? .- -. ¿No comes humanos?- -. Jamás en mi vida mordí ni bebí sangre humana, siempre respete a los humanos como seres vivientes extraordinarios, no tan diferentes a nosotros.- estaba impresionada el era un buen vampiro y yo tratando dolo como si fuera algo malo, de pronto vi como el sol se asomaba por la ventana lastimando su mano, el rápidamente se refugio mientras se inclina un poco hacia delante por el dolor -. ¿Estas bien? .- pregunte acercándome a el -. El sol de este mundo me lastima, no es como el sol de mi mundo .- dijo sorriendo y acercándose a mi para besarme, yo cerré los ojos para corresponderle pero antes de que sus labios tocaran los míos retire mi rostro y le dije -. Discúlpame, por dudar de ti.- -. Tranquila se que no es fácil confiar en personas extrañas y menos si se presentan como criaturas terroríficas como yo .- me sonrió y sentí que mi mundo se iluminaba, sin embargo aun no dejaba de pensar en ese perro gigante -. Se llama Lió y es el líder de su clan.- Dijo Alberth, yo me quede mirándolo por un momento hasta que el me explico -. Puedo leer tu mente.- sonrió y luego se dirigió a su cuarto y antes de cerrar la puerta dijo -. Ah, y gracias por los halagos tu también eres muy bonita.- cerro la puerta y yo parada en medio de el pasillo corrí a mi habitación para luego abrazar la almohada, pues quería tapar las mejillas rojas de mi cara.

 

Mas tarde el abrió la puerta lentamente pude sentirlo, entro a la habitación y se sentó cerca de mi -. ¿Vendrás conmigo? .- yo estaba volteada y cerrando los ojos le conteste -. Solo si me hablas mas sobre Lio.- Abrí los ojos y voltee para mirarlo esperando su respuesta, el me miro con una expresión de tristeza y contesto -. Lio es el único heredero de Salla, el hombre lobo mas cruel de todos los tiempos, el acabo con la armonía de los tres reinos matando a los herederos de el rey Damián (el rey leycan) entre ellos a Aska.- -. ¿Aska? .- interrumpí -. Ese nombre lo dijo Lio la primera ves que me vio -. Eso es por que tu te pareces a ella.- -. ¿En serio? ¿Y que relación tenia Aska con Lio? - -. Ninguna, Lio se enamoro de ella, pero su amor era prohibido ya que Damián negaba su relación, por eso cuando Salla mato a Aska, Lio se revelo contra el y luego lo mato, dicen que la sangre de su padre mataba los pocos sentimientos que habitaban en Lio, cuando su padre rogaba por piedad.- -. Eso es algo horrible.- Dije tapándome la cara, luego la duda vino a mi y pregunte -. Pero eso solo terminaría con los lazos entre los leycan y los lobos ¿Por qué tu estas en guerra con los lobos?- Alberth dejo de mirarme para esconder su vista en la ventana, como queriendo escapar de la pregunta, sin embargo respondió con normalidad -. Por que Aska era mi prometida.- -. ¿Tu estabas comprometido con ella?- -. Quisiera dejar de hablar de esto.- -. Claro.- dije entendiendo el por que -. ¿Vendrás conmigo ahora?- -. Por que quieres que valla contigo?- -. Si vienes lo sabrás.- -. Si voy también sabré mas sobre Lió verdad.- dije algo emocionada -. Si es lo que quieres, si.- dijo Alberth con esa cara triste característica ya en el, al caer el día Alberth y yo salimos en dirección a la barrera ya en ella y dispuesta a saltar me preguntaba si realmente estaba bien ir a un mundo desconocido con alguien que apenas conozco, la duda me invadía y también la curiosidad, debería ir o debería quedarme parada en el filo de la barrera pensaba "que podía perder"

¿Que podía perder? Me animaba a saltar con esta pregunta, la verdad yo siempre disfrute la vida en este lugar a pesar de ser una reclusa en la casa de mi tía yo era muy dichosa por haber nacido en París una ciudad mágica, ya con los ánimos bien puestos salte cerrando los ojos, al principio grite, pero luego me sentí como si estuviese el agua, abrí los ojos y vi a Alberth tomar mi mano, luego me abrazo, supongo que debió notar lo asustada que estaba, cuando por fin sentí el suelo deje de sujetarme de el y mire alrededor, era hermoso estaba en la cima de un castillo y podía ver el hermoso pueblo a su alrededor eran casas como la de los humanos casas pequeñas pero similares, habían personas muy elegantes caminando por los alrededores con una clase y sofisticación increíble, todos se saludaban cordialmente entre ellos, parecía el pueblo perfecto, si no fuera por su pálida apariencia y esos colmillos tenebrosos a los que aun no me acostumbraba, el pueblo parecía pacifico, pero también era algo tétrico estar ahí -. Vamos abajo .- dijo Alberth -. Seguro mi padre ya sabe que regrese y aun mas se que sabe que te traje -. Me tomo de la mano y me llevo al interior del castillo, era increíblemente lujoso y hermoso por dentro, incluso su departamento quedaba chico ante tanto lujo -. ¿Tu padre trabaja para el rey? .- le pregunte a Alberth que me llevaba deprisa -. Algo así .- contesto rascándose la cabeza, de pronto llegamos a una puerta enorme que al ver llegar a Alberth rápidamente los guardias se apresuraron a empujar para abrirla, una ves adentro pude observar la tradicional alfombra roja que conducía al trono de el rey y a los costado su muy particular consejo, conformado por vampiros muy diabólicos y temibles, vestidos elegantemente con ternos característicos de ellos -. Padre ella no es
.- pronuncio Alberth dirigiéndose al rey -. ¡Calla! .- dijo el rey -. Se quien es. ¡Una humana! se que la trajiste de el mundo de los humanos, te empeñas en desobedecerme, ¡tu! mi único heredero al trono. No quiero saber mas de tus insolencias, arrójala a los súbditos para que se alimenten y
.- el Rey me miro con los ojos muy abiertos interrumpió lo que decía y se levanto con asombro de su trono acercándose a mi -. ¿Aska?.- dijo atónito -. ¿Eres tu la princesa Aska? .- -. No su majestad.- dije muy asustada por sus grandes colmillos iguales a los de Alberth -. Yo soy Cassandra de el mundo de los humanos .- -. Padre ella puede sernos de gran ayuda.- dijo Alberth -. Si por supuesto que si .- dijo el rey -. Ella nos servirá para confundir a la escoria esa -. No padre, no la traje para eso .- -. Ve, Alberth .- contesto el rey sin dar opción a escuchar lo que Alberth tenia que decir, acomodándose en su trono nuevamente y echado a Alberth con señas de mano, mientras su mirada se perdía -. Tengo fabulosas ideas para Aska .- -. Vasta padre no la confundas con ella .- dijo Alberth pero no obtuvo respuesta alguna ya que su padre estaba perdido en sus pensamientos -. Vamos Cassandra .- dijo muy furioso arrastrándome nuevamente a fuera -. Por que no me dijiste que eras un príncipe .- -. Que caso tiene, yo no me considero como tal .- volteo la mirada y me sonrió nuevamente con esos filosos colmillos a los que temo tanto, me sentí incomoda así que voltee mi cara, cuando vi a un grupo de niños jugando mi juego favorito, "las escondidas" -. Que bien .- dije soltándome de la mano de Alberth y corriendo en dirección a los niños para jugar un poco con ellos, pues yo adoro a los niños y aunque sean vampiros ellos no se veían tan atemorizantes como los adultos

 

POV Alberth

Ella corrió a los niños y empezó a jugar con ellos como si los conociera, era dulce, amable y se veía tan hermosa jugando a las escondidas, me pareció gracioso así que solté una carcajada sin darme cuenta que Felipe mi hermano estaba detrás mío -. Se parece mucho a tu prometida .- dijo Felipe -. Parece que te enamoraste de ella solo por su apariencia ¿no es así? .- -. No .- conteste -. Claro que no, ella es diferente muy diferente a Aska, además ¿quien dice que me enamore de ella? .- -. No te hagas el tonto Alberth, te quedas mirándola y babeas cuando estas junto a ella .- -. Que horror tan evidente es.- conteste apenado -. ¡Príncipe Alberth! .- Grito uno de los guardias que custodian las afueras de el reino mientras corría hacia nosotros -. Señor el Lobo esta en las afueras de el reino llamándolo y amenazándolo con entrar para buscarlo.- -. Ese lobo estúpido jamás se rinde .- dije mientas corría a las afueras de el reino a enfrentarlo, tome mi armadura rápidamente y me la puse, Salí hacia el bosque y mire a todas partes para buscarlo -. Tenga cuidado señor .- pronuncio el guardia -. Tranquilo, esto es entre el y yo, así que ni se les ocurra intervenir .- conteste mientras fijaba mi vista a la criatura que buscaba, estaba a lo lejos con la cara rabiosa un perro de 2 metros de altura, cabello plateado y mirada furiosa, mostrando los dientes me dijo -. Es hora de saldar cuentas .- -. Basta Lio yo no quiero pelear contigo .- -. Crees que olvidare lo que me hiciste tu, tu que para mi eras como un hermano, pero eso nos pasa por confiar en seres tan repugnantes como lo son ustedes los vampiros .- ese comentario hiso que hirviera la sangre, empuñe mi arma y lo apunte con ella -. Yo soy el repugnante traidor, creí que lo era tu padre .- ese comentario por parte mía hiso que el lobo furioso se abalanzara sobre mi tratando de morderme a como de lugar, tenia que reconocerlo era muy fuerte pero yo no iba a dejar que entrara al reino a cobrar venganza con mis hermanos como el ya me lo había dicho antes " te matare y luego a cada uno de tus repugnantes hermanos "

 

Fueron esas sus exactas palabras, sin embargo tampoco quería matarlo, el era en algún tiempo mi mejor amigo y le tuve mucha estima como para hacerle daño, así que me encontraba entre la espada y la pared, sin embargo tras varias peleas como esta encontré la solución, solo tenia que lastimar su brazo mas fuerte, el izquierdo, si lograba lastimar su brazo el dejaba de pelear y huía, así que tratando de zafarme de el, corte ligeramente con mi espada su brazo, pero un mal movimiento me hiso casi mutilarlo, el dejo de pelear y con la pata lastimada cojeo a gran velocidad lejos de mi ¿lo abre lastimado mucho? Me preguntaba mientras trataba de pararme pues yo también había resultado lastimado.

Pov Cassandra

Mientras jugaba con los niños oí a uno de los súbditos de Alberth llamarlo, me dio curiosidad y quise acercarme para escuchar mejor o que decían.

Lo que pude oír fue que un lobo lo esperaba a las afueras del reino, ¿seria Lio? Si, el debe ser, corrí alejándome de los niños y llegue a las afueras custodiada por guardias, les roge me dejaran pasar pero ellos me lo impidieron, hasta que vi a Alberth que caminaba mal herido hacia nosotros, los guardias se apresuraron a atenderlo y aunque yo también estaba preocupada por el, no pude dejar pasar la oportunidad y corrí en dirección al bosque, mire una ves mas hacia atrás y me cruce con los ojos de Alberth, nunca olvidare esa mirada triste y decepcionada, pedí disculpas en mi mente sabia que el lo oiría y seguí corriendo, corrí hasta cansarme y parare para tomar un respiro, cuando voltee la mirada y vi a Lio cojeando en tres patas, trate de ir hasta el pero me detuve al ver que empezaba a mutar, su pelaje desaparecía para dar paso a la piel, su rostro de lobo se convertía en el de un bello humano, cuando dejo de mutar vi su bello rostro a la luz de la luna su cabello parecía canoso pero le quedaba bien sus ojos aun eran azules y su cuerpo, bueno lo vi todo pues el estaba desnudo, cayo al suelo ya que sangraba demasiado por el corte en su brazo y rápidamente me quite la casaca que traía y lo cubrí -. ¡Que quieres! .- Grito empujándome -. No necesito tu ayuda Aska, ¿creíste que podrías engañarme? Fui un tonto al pensar que estabas muerta, pero hubiese preferido que fuera así .- -. Te equivocas Lio yo no soy Aska soy Cassandra de el mundo de los humanos, nos conocimos aquel día después que dejo de llover y me salvaste de mi tía Belinda, ¿recuerdas? -. Imposible tienes su mismo aroma y su misma aura, incluso su misma apariencia ¿y crees que me tragare ese cuento?.- -. Te juro que no soy Aska, tuve padres humanos, no soy una leycan .- Lio no dijo mas pues se desmayo por la sangre que derramaba, yo corrí hacia su aldea y alerte a todos sobre Lio, al principió algunos se quedaron mirándome sorprendidos pero luego reaccionaron y fueron por el, lo llevaron a una carpa y ahí lo curaron con hierbas, luego una anciana salió de la tienda para decirme que podía pasar si quería verlo, yo corrí a su tienda y lo mire recostado con el brazo vendado y dormido, me recosté a su lado y pensé que me estaba enamorando sin razón aparente, es como si mi corazón siguiera solo, no entendía bien por que surgían estos sentimientos hacia el, pensando en estas cosas me quede dormida junto a el.

 

POV Lio

Desperté con ella a mi costado, estaba dormida trate de empujara para que despertara y se fuera, pero me interrumpió la Anciana que entraba a mi carpa -. Niño ella no es Aska .- -. Es imposible tiene su misma aura .- -. Lo se, yo también la confundí con Aska, pero al consultarles a los espíritus ellos me dijeron que ella era una persona diferente, que vendría a ponerle fin a la guerra de los tres reinos -. Imposible, ella no es mas que una simple humana, no acabara con nada lo empeorara.- -. Deberías confiar en ella y no dejarte guiar por su apariencia .- dijo la anciana saliendo de la carpa, inmediatamente Salí detrás de ella no soportaba estar cerca de Cassandra su apariencia me molestaba mucho, Salí a los deberes diarios y cuando regrese vi a Cassandra con los niños de la aldea ella jugaba muy contenta y alegre se veía muy hermosa pero eso me disgustaba, me disgustaba tener estos sentimientos que no desaparecieron así que me metí a la carpa.

Pov Cassandra

Desperté en la carpa vacía de Lio Salí a buscarlo pero me encontré con la anciana -. Querida ya despertaste.- dijo la anciana muy contenta -. Ven pequeña vamos a tomar un te de hiervas, aquí no comemos mas que carne humana así que no te aterrorices por favor.- como no quería que me aterrorice esto era peor que estar con los vampiros, sentía que la próxima presa seria yo -. ¿Lio se fue? .- dije preocupada aunque sabia que el me odiaba por parecerme a Aska y no me defendería de nadie -. No, el se fue con los miembros del consejo para asuntos de la corona -. ¿Lio es el rey? .- -. Aquí le decimos líder, a el no le gusta la palabra rey, pero tranquila niña, no tiembles, no te haremos daño .- -. Disculpe que me meta, pero ¿por que no cambian de dieta y comen animales? .- -. Lio se empeño en comer humanos, su corazón se enfrió con la ultima batalla contra los Leycan .- mi mirada de pronto siguió a la risa de unos niños que jugaban, esta ves no a las escondidas, ni eran niños tan limpios y elegantes como lo eran los niños vampiros, ellos eran rudos estaban sucios y jugaban con un hueso humano, me acerque a ellos les quite el hueso con gran pesar y les mostré otro juego mas sano, sin darme cuenta ya estaba jugando con ellos a varios juegos, cuando tuve la sensación de que me miraban, voltee la vista y ahí estaba Lio, mirándome con esos cautivadores ojos, tuve ganas de abalanzarme a sus brazos pero me contuve, el dejo de mirarme y se metió a su carpa, yo lo seguí y también entre a su carpa, lo mire sentado en su cama con las manos juntas y las piernas separadas, me senté junto a el y observe que tenia los ojos cerrados -. Lio yo no tengo la culpa de ser idéntica a Aska, solo quiero que me aceptes como Cassandra y que me quieras como tal .- el soltó una carcajada y contesto -. No seas ridícula ni siquiera te conozco y ya debo quererte.- -. No te digo que me quieras por no conocerme te digo que no me odies por creer hacerlo.- Lio abrió los ojos y volteo a verme -. Aska .- -. Cassandra, Lio .- mire sus bellos ojos y no pude evitar besarlo, beso que fue tiernamente correspondido.

 

Pov Lio

Ella me besaba y no pude resistirme, por un momento pensé en Aska y en todo lo que pasamos, pensé en cuanto la amaba, pero también recordé como jugo con migo y con mis sentimientos, me boto como a un perro sarnoso, jamás le perdonaría eso -. Basta .- dije empujando a Cassandra -. Vete no te quiero ver .- dije mientras me paraba de la cama y me volteaba para no verle el rostro -. No me iré Lio, quiero estar aquí contigo .- respondió Cassandra, no pude soportarlo mas y Salí presuroso de la carpa para perderme en el bosque quería deshacerme de su rostro, quería olvidar que alguna ves la ame.

Pov Cassandra

Lio se fue de la aldea para perderse entre los arboles y me sentí desconsolada, el me odiaba pues tenia la apariencia de quien el mas odiaba, me daba curiosidad por saber que le hiso Aska para que el la odiara tanto, camine un poco por la aldea y miraba con terror los cuerpos mutilados de los humanos, así que decidí alejarme un poco de ellos, me interne en el bosque en dirección contraria a la de Lio para dejarlo pensar, cuando me di cuenta que nuevamente me había perdido, camine tratando de regresar a la aldea pero me di cuenta que me internaba mas y mas, agotada descubrí que caía la noche y mis intentos por volver hacían que me interne sin remedio al bosque, cuando al pasar unos arbustos me encontré con una especie de reino a la orilla de un lago.

Encima de una roca estaba el castillo rodeado por casas algo rusticas parecía un reino como el de los humanos con cosas no tan elegantes como la de los vampiros, ni tan primitivas como los Lobos, pensé que seria el reino de los Leycan pero mientras me acechaba me di cuenta que no era así pues el reino estaba conformado por hombres lobos y vampiros incluso habían seres parecidos a los humanos, me acerque mas para salir de mi asombro pero un vampiro salto hasta donde estaba yo y se puso delante mío -. ¿Quién eres? .- pregunto, pero luego se quedo callado, por la expresión de sorpresa en su rostro supuse que conocía a Aska -. Hola soy Cassandra del mundo de los humanos y me perdí en el bosque por todo un día -. ¿Cassandra? .- dijo el vampiro algo atónito -. ¿No eres Aska? .- -. No, pero creo que en ese caso, si tu conoces a Aska también debes conocer a Alberth .- -. ¡Claro! .- dijo el vampiro cambiando su expresión de atónito a contento -. Es mi hermano .- -. ¿Su hermano? .- dije cayéndome al piso por lo débil que estaba -. Que descortés que soy, discúlpame Cassandra .- dijo cargándome, no recuerdo mas, supongo que perdí el conocimiento pues al despertar me encontré en una cama muy suave y a lado mío estaba una mujer que parecía ser lobo -. Hola querida ya despertaste .- dijo aquella mujer -. Me llamo Daliana soy hermana de Lio .- me quede en shock al oír eso -. ¿Hermana de Lio? -. Así es, por cierto me llamo Alexander .- dijo el hermano de Alberth entrando a la habitación con un plato de comida en la mano -. Toma es comida humana hecho con el ave llamado pollo -. Gracias .- dije muy contenta casi devorándome el plato -. Pero no entiendo nada, por que tu y ella esta aquí, pensé que solo existían tres reinos .- -. Existieron tres reinos .- contesto Alex -. Pero cuando Daliana y yo decidimos escapar, formamos un tercer reino donde se aceptaran Leycan, vampiros y lobos -. Increíble .- pronuncie -. Pero cuéntenme todo por favor quisiera saber mas de ustedes .- Dije con la esperanza de satisfacer mi curiosidad -. Yo era el heredero al trono de mi padre .- dijo Alex acomodándose en una de las sillas de la habitación -. Mi padre me llenaba con deberes reales y asuntos del trono, no era un niño normal pues desde que naci era obligado a asuntos que no me interesaban, pues odiaba la manera de gobernar de mi padre, hasta que los tres reinos se unieron en paz y armonía, ese mismo día conocí a la recién nacida Daliana y se que suena raro pues yo, aunque en ese entonces tenia 7 años no podía dejar de ver a Daliana, me impregne de ella desde que la vi y mi pasatiempo favorito desde aquel día fue verla ver a la adorable criatura que todos decían era un mostro, la pequeña me cautivo desde que nació, con el tiempo Daliana y yo nos hicimos buenos amigos, jugábamos en mis tiempos libres, escapábamos cuando queríamos vernos, reíamos, llorábamos y nos enamoramos perdidamente uno de el otro, sabia que mi padre jamás aceptaría mi relación con Daliana por ser un lobo, ya que a pesar de estar en paz mi padre no quería tener nada que ver con los Lobos, siempre les tubo recelo, hasta que un buen día decidí escapar, converse con Alberth para cederle el trono pues recuerdo que el siempre me decía que quería ser como mi padre y como yo, pero en ese entonces el ya había cambiado de opinión, me disculpe con el y hui al mundo de los humanos, mi padre se enfureció me busco por todas partes, hasta que al final resignado y enojado me desheredo y trato de olvidarme mencionando a Alberth como su único heredero e hijo mayor, cuando vi que todos ya no me mencionaban con ayuda de Alberth claro, decidí regresar por Daliana y así escapamos juntos al bosque, formamos un pequeño pueblo primero y luego empezamos a recibir a los lobos, vampiros o Leycan que escapaban por la opresión de sus reinos, para poco a poco formar un pequeño reino .- -. ¿Que dijo Lio cuando se entero que escapaste con el? .- le pregunte a Daliana -. En ese entonces mi padre Lican era el líder, pero no pareció afectarle, Lio tampoco hiso nada, pues en ese tiempo aun era amigo de Alberth y Aska que aun estaba viva se encargo de suavizar las cosas con el asunto de mi huida, sin embargo Lio se lleno de venganza con la traición y muerte de Aska así que tomo mi huida como un rapto que aun hoy le recrimina a Alberth .- me quede asombrada por el coraje de ambos al enfrentar tantas dificultades, para ser felices queria preguntar algo mas, pero nos interrumpió una cantarina voz, un pequeño niño salía detrás de la puerta de la habitación, su piel era extraña algo pálida pero que también a ratos se bronceaba, su cabello era blanco, sus ojos como los de los vampiros brillantes y aterradores, tenia orejas en forma puntiaguda como los lobos y colmillos filudos pero distintos a los vampiros -. Hola Soy Aioria hijo de Alexander y Daliana tengo 15 años mucho gusto.- -. ¿15 Años? .- -. Es un licánpiro.- me contesto Daliana -. Mitad hombre lobo, mitad vampiro por eso envejece muy lentamente, mas aun que las dos especies, el no puede controlar su apariencia, ni sus poderes, cuando se enojar destroza todo a su alrededor y es increíblemente fuerte, puede resistir los rayos de el sol de tu mundo, pero solo puede beber sangre, mas no puede comen nada, aun no sabemos que otros poderes puede tener ya que es el primer y único hibrido conocido en el universo .- -. ¿Y los habitantes de este reino no se relacionaron entre ellos? .- dije asombrada -. No .- contesto Alex -. Todos los habitantes tienen miedo de relacionarse con alguien distinto a ellos, todos ya tienen familia de su especie y así parecen ser felices pues lo importante aquí es que ellos sean libres .- No pregunte nada mas, quede admirada por la fuerza de su amor, tanto así que trajeron al mundo a un ser hibrido y el parece ser feliz, por fin me sentí en paz y tranquila sin temor a nada ni nadie, este reino era cálido y amable no tenia una gota de escalofriante, conversamos toda la tarde, les conté quien era y como así llegue a este mundo como me enamore de Lio y como me sentía protegida por Alberth, hasta que pronto me quede dormida pues aun estaba exhausta, al despertar me encontré con la mirada de Alberth -. ¿Que haces aquí? .- le pregunte adormitada -. Mi hermano me llamo diciéndome que una humana traviesa y tonta, se perdió en el bosque por segunda ves .- dijo soltando una carcajada, le sonreí y luego lo abrace pues a pesar de conocerlo tan poco lo extrañe mucho -. Vamos Cassandra tengo que llevarte a mi reino .- dijo correspondiéndome el abrazo -. Esta bien, pero tienes que decirme por que me trajiste hasta aquí .- -. Bien te lo diré cuando estemos allá y claro, si no te escapas .- dijo sonriendo

 

 

Pov Alberth

Había sufrido mucho con su huida pensé que jamás la volvería a ver, en el momento que me pidió perdón pensé que tal ves Lio la aceptaría como su mujer y yo quedaría nuevamente a la deriva, no quería perderla la empezaba a amar a pesar de conocerla tan poco, la cargué y la lleve devuelta a mi reino despidiéndonos de mi hermano, mi cuñada y mi sobrino, una ves ahí la deje en la cama y creyendo que estaba dormida quise retirarme, pero ella sujeto mi saco diciendo -. Quédate .- yo voltee a verla y rápidamente me acomode a su lado, ella se acerco a mi acurrucándose y pronto se quedo dormida, tenia que atender muchos asuntos importantes pero desistí para quedarme con ella, la abrace y sentía mi corazón muerto latir con cada respiración suya, quería hacerla mía y olvidar todo, pero me contuve, contuve las ganas de amarla pues sabia que ella no me quería, nuevamente sufría la decepción de perder a alguien amado y eso me lastimaba demasiado, me preguntaba si estaba dispuesto a amarla para luego perderla, pero inmediatamente me conteste que ya la a estaba amando y que ya era tarde para arrepentirme, mis lagrimas caían mientras murmuraba "solo seré feliz, si tu lo eres"

 

Pov Alberth

Al despertar ella me miro con sus bellos ojos me perdí en ellos por un momento pero su voz me despertó -. ¿No duermes nunca? .- -. Claro que duermo, solo que no pude dormir esta noche .- -. ¿Por qué, te incomode?.- -. No es eso .- dije y me voltee, si supiera que toda la noche contuve las ganas de hacerla mía -. Bien creo que es hora de hablar de por que te traje aquí .- dije cambiando de tema -. Creo que ya se como hacer que Lio me ame .- respondió Cassandra -. Creo que estando mas tiempo con el, y así vera que soy distinta a Aska.- -. ¿A que vienen esos comentarios? .- dije algo celoso -. Vamos Alberth llévame con el .- -. Es my arriesgado el esta fuera de control y no pienso arriesgarte .- iba a decirle que la amaba, pues no quería que fuera a los brazos de ese idiota, pero eso no serviría -. ¿Realmente lo quieres? .- pregunte con gran pesar -. No solo eso, lo amo .- respondió ella -. Por eso quiero estar con el y hacerle saber que el también me ama .- -. ¿Cómo están tan segura de eso? .- -. Eso se siente, cuando estoy con el trata de verme como Aska la persona que tanto odia para no enamorarse de mi, lo descubierto cuando estuve con el .- yo me quede estático escuchando lo que decía, cada palabra me lastimaba, cada sentimiento suyo por el me mataba lentamente, agonizaba con cada expresión de amor hacia el -. Cassandra podemos cambiar de tema .- dije casi apunto de el suicidio -. ¿Por que Alberth? .- dijo ella como si no supiera el daño que me hacia -. Solo quiero que me ayudes a unificar nuevamente los tres reinos .- -. Pero de que manera te ayudare .- -. Te harás pasar por la hija de el rey Leycan Aska .- -. Si hago eso el rey querrá que me quede con el y yo no quiero eso .- -. Seria mejor que estar con tu tía ¿no lo crees? Serias una princesa y tendrías todo los lujos que quisieras .- -. No me interesa ser una princesa solo me interesa estar a lado de Lio y el rey jamás lo permitiría, viviría la historia de Aska y no quiero eso .- -. Si es así entonces solo muéstrate ante el rey, el te confundirá con su hija y obtendrá su corazón nuevamente, así aprovechare para hablarle ya que el alguna ves me quiso como a un hijo y estoy seguro que si le hablo volverá la paz para los tres reinos.

Tu por tu parte podrás irte le diré al rey que eres humana y podrás escapar con el lobo por que yo le diré a Lio que
. .- se me hiso un nudo en la garganta por lo que iba a decir, pero era su deseo, yo solo cumpliría sus ordenes, yo la salve y eso implicaba lealtad hacia ella, -. Yo te ayudare con Lio le contare algo que hará que deje de odiar a Aska, se que una ves que el deje de odiarla, se fijara en ti .- quería que ella me digiera que no que lo dejara todo así y que se quedaría aquí conmigo, pero otra parte de mi que pensaba en mis hermanos y en mi reino, su reacción fue una expresión de alegría, me abrazo y luego me agradeció, ella estaría dispuesta a ayudarme si yo la ayudaba con Lio, la perdía y a la ves me aferraba a ella, quería decirle que la ama pero eso de nada serviría, de pronto tocaron la puerta un sirviente mío anunciaba que mi padre solicitaba mi presencia, ya sabia que me retaría pues había eludido mis responsabilidades ayer-. Vuelvo enseguida .- le dije a Cassandra dejándola en mi habitación, con el corazón destrozado camine lento para calmarme y así no cayeran lagrimas de mi rostro.

 

Pov Cassandra

Alberth cerro la puerta de su habitación con el rostro triste, no le agradaba que yo me fuera con Lio sabia que se enamoraba de mi, pero tenia que decepcionarlo para que no se ilusionara, sin embargo no podía dejar de sentirme tan bien con el, creo que también lo empezaba a querer, cosa que no quería pues mi amor por Lio era muy fuerte, mire por la ventana de la habitación y vi una estatua con el retrato de el padre de Alberth sentado en un trono, reunidos debajo de el estaba una mujer muy bella y de apariencia humana, en sus brazos extendidos estaba Alberth, un niño y una pequeña niña -. Es mi familia .- dijo una voz que se encontraba debajo de mi ventana, era un joven muy apuesto parecido a la mujer de la estatua .- Lo siento, si te asuste .- dijo el joven saltando increíblemente hasta mi ventana, realmente era ágil como para saltar esa altura con gran facilidad, el se metió a la habitación y se presento -. Hola soy el hermano menor de Alberth, mi nombre es Felipe .- dijo haciendo una reverencia y besándome la mano -. Mucho gusto, yo soy Cassandra .- sonreí -. Esa niña y esa mujer deben ser tu hermana y tu madre ¿no es así? .- -. Estas en lo correcto .- dijo Felipe con gran cortesía -. ¿Y en donde están? .- pregunte con gran curiosidad -. Murieron .- -. Lo siento, no debí preguntar -. Tranquila tu no sabias, es mas, siempre me gusta contar la historia de mi madre y la de mi hermana, me recuerdan lo patán que fui .- me miro y sonrió seguro adivino en mi mirada que quería que me cuente todo, pues me interesaba saber mas de Alberth, se sentó en el marco de la ventana y comenzó a narrar -. Mi madre se llamaba Agatha ella a diferencia de todos no nació como un vampiro, fue humana, una humana feliz y alegre de la vida que llevaba, hasta el dia en el que cumplió 15 años.

Mi padre en sus muchas caserías en el mundo de los humanos la conoció y se enamoro sin que ella lo quisiera, el la convirtió en un vampiro y luego la encerró en este castillo pues ella se rehusaba a quedarse y quería huir al mundo de donde vino, cuando la guerra con los lobos se desato mi abuelo perdió la vida y así mi padre ascendió al trono presentando a mi madre como su reina, mi madre desconsolada vivía sus días llorando y lamentándose, hasta que se embarazo de Alexander, ella decía que esa fue su mas grande alegría en mucho tiempo, cuando tubo a Alexander ella planeo tenerlo junto a ella todo el tiempo, pero mi padre tenia otros planes, el era su heredero así que lo entrenaba para su futuro reinado alejándolo de mi madre, tiempo después mi madre volvió a embarazarse de Alberth ella pensó que tal ves con la llegada de Alberth podría pasar tiempo junto a el y así sentirse como una madre humana, pero mi padre pronto descubrió la inteligencia de Alberth manejando asuntos de la corona y también lo alejo de mi madre, naci yo y mi madre estuvo muy contenta pues yo era su vivo retrato cuando ella era humana, pero gracias a mi parecido con los humanos, mi padre me rechazo y me dejo de lado, mi madre trataba de pasar tiempo conmigo, pero a mi solo me interesaba el reino de mi padre pues quería ser como el, cuando mi madre se dio cuenta que aceptaba los humanos que mi padre me daba para beberles la sangre se decepciono de mi, pues ella me criaba con la esperanza de tener su corazón, trato desesperadamente de conseguir a sus hijos de vuelta pero no pudo.

 

Recuerdo que las pocas veces que veía a mis hermanos los admiraba, con esas armaduras y tan heroicos que se veían yo quería desesperadamente ser como ellos pero con el rechazo de mi padre eso jamás pasaría, cuando mi madre se embarazo de mi hermana menor Ágata todos decían que moriría pues ella se rehusaba a seguir alimentándose ya sea de los animales, cuando nació mi hermana menor mi madre murió dejándome a mi con el rencor de haberme dejado por un simple bebe, Ágata tenia la imagen de mi madre y fue inmediatamente la engreída de papá, dejándome de nuevo de lado, tiempo después descubrí que ágata se dejaba envolver por las historias de Alberth sobre el mundo de los humanos, ella quería conocer ese mundo, y yo con el intento de deshacerme de ella la conduje al portal, al principio regresaba asustada de ese mundo, pero luego regresaba fascinada, me conto que había un humano que a ella le interesaba y que quería estar con el, pero sus planes se frustraron cuando mi padre la comprometió con uno de los hijos de el rey Leycan con la esperanza de unir los reinos, ágata se rehusó y huyo al mundo de los humanos con mi ayuda, sin embargo el humano que a ella le interesaba resulto ser una escoria, pues expuso a mi hermana a la fuerza al sol matándola, mis hermanos, mi padre y yo sentimos sus gritos de dolor y fuimos rápidamente a ayudarla pero fue demasiado tarde, mi padre enfureció y prohibió el contacto con ese mundo para sus hijos, y yo me sentí como la peor basura de este mundo, desde ese entonces trato de obedecer a mi padre con el intento de remendar todo .- -. Lamento tanto lo que te paso Felipe, pero creo que siguir las ordenes de tu padre no es lo indicado .- -. Mi padre nos protege, si le hubiera hecho caso protegiendo a mi hermana, Ágata estaría vivía .- -. Creo que deberías tomar tus propias decisiones, el no siempre estará en lo correcto .- -. Somos su única familia el no quiere perdernos y aunque desde que murió Ágata me considero y dejo de rechazarme me siento vacio y culpable .- -. Tal ves deberías dejar ir el pasado, aquello fue un accidente terrible pero no puedes vivir tu vida lamentándote .- Felipe bajo la cabeza pensando en lo que dije, luego levantamos juntos la vista para ver una vez mas la estatua.

-. En esa estatua falta Alexander .- -. Mi padre nunca lo perdono, pero yo lo admiro, pues pudo irse sin ningún miedo o remordimiento .- mire a Felipe muy desconcertado mientras fijaba su vista en la estatua, de pronto vimos pasar al padre de Felipe, el rey Víctor por el patio junto a sus consejeros, Víctor levanto la vista hacia donde yo estaba, me miro con ojos profundos y luego estos ojos se tornaron hipnotizantes, trate de no mirarlo mas, pero no pude, cuando Víctor dejo de mirarme caí al suelo muy débil -. ¿Estas bien? .- pregunto Felipe levantándome de el suelo y ayudándome a acomodarme en la cama de Alberth -. ¿Que me hiso tu padre? .- pregunte preocupada -. Nada el solo te miro un momento, tal ves te sientes así por todo lo que pasaste, bueno tengo que irme .- dijo presuroso y algo sospechoso mientras salía por la ventana por donde entro, al poco rato Alberth entro a la habitación -. Cassandra ¿estas bien? .- dijo Alberth muy preocupado -. Si solo, solo .- era extraño, pero no recordaba lo que me paso luego de hablar con Felipe -. Solo me sentí un poco mareada es todo .- dije sonriente de verlo, pues era tan grupo y lindo, sentía mi corazón latir cada ves mas fuerte por el, Alberth se dio cuenta de esto y se acerco para besarme, sin embargo luego puso la expresión de tristeza, volteando la mirada para luego darme la espalda -. ¿Que pasa? .- pregunte, mientras me preguntaba mentalmente el por que no me fijaba mas en el, ¿que era lo que me impedía mirarlo, que era eso que sentía que negaba enamorarme de el? Luego me respondí no hay nada Cassandra, nada impide enamorarme de el.

 

Pov Alberth

Estaba en el salón principal arreglando unos asuntos cuando sentí la mente de Cassandra que decía: "¿Que me pasa?" fue lo que pude oír he inmediatamente deje todo lo que tenia que hacer para ir en busca de Cassandra, preocupado abrí las puertas de mi habitación y la encontré recostada en mi cama sujetándose la cabeza -. Cassandra ¿estas bien? .- dije con cara de angustia, ella balbuceo un momento como si no recordara lo que le paso y luego me contesto -. Solo me mare un poco, es todo, no tienes por que preocuparte .- luego sonrió era una sonrisa encantadora, sus ojos brillaban y por un momento sentí que ella sentía lo mismo que yo y aunque sus pensamientos eran solo de lo bien que me veía, sentía que me quería, me acerque para besarla, quería hacerlo pero luego recordé que ella estaba enamorada de Lio, si yo la besaba tal ves me rechazaría diciendo que no me ama y lastimándome una ves mas, voltee la mirada y le di la espalda -. Lo siento, no quise incomodarte .- dije en un tono grave -. vamos Cassandra salgamos a pasear un momento quiero enseñarte lo hermoso que es mi reino .- la tome de la mano y caminamos, caminamos charlando de su vida, de cómo ella había sido maltratada por su tía tanto tiempo, de cómo nunca conoció a su madre, pues ella murió cuando era un bebe, de la muerte de su padre, lloro amargamente sobre mi hombro y la consolé y le dije que yo la protegería si ella quería, si así lo deseaba, su mente me decía que si quería quedarse conmigo y mi corazón saltaba de dicha, pero tenia que escuchar de su boca, un te quiero, para casarme con ella y hacerla mía.

Desde ese entonces caminábamos por todo el reino, le mostraba a las personas tan elegantes y amables a las que ella temía y pronto les perdió el miedo, poco a poco se hacia de muchos amigos en el reino, le mostraba también las fuentes esculpidas por grandes artistas, los monumentos de mi padre de las batallas con los Leycan y con los lobos, ella ya no mencionaba a Lio en sus platicas y yo como no quería ni escuchar su nombre, tampoco lo mencionaba, pronto paso una semana entera, mi padre planeaba una fiesta de bienvenida para Cassandra y aunque sabia que la fiesta era para ponerla de su lado y así lo ayude con sus maléficos planes, aproveche la oportunidad para decirle algo muy importante, pero antes debía preguntarle algo, la lleve a la fuente de la eternidad que era la que mas le gustaba, nos sentamos juntos a la luz de la luna he hice mi pregunta -. Cassandra, lo he escuchado muchas veces en tu mente, escuche cuando decías que me querías, pero
.- hice una pausa -. Quisiera oírlo de tus labios ¿es verdad que me quieres? O tan solo estoy confundiendo las cosas .- dije mirándola a los ojos y apretando sus manos lleno de nervios -. No Alberth no te quiero .- dijo destrozándome por dentro, pero luego se acerco a mis labios y dijo casi susurrando -. Te amo .- luego me beso y yo le correspondí, el beso rápidamente paso de tierno a apasionado fue entonces cuando me detuve -. Espera Cassandra creo que deberíamos esperar un poco mas.- dije conteniéndome de tomarla ahí mismo sin importar nada -. Te tengo una gran sorpresa y mañana en la fiesta te diré que es .- ella sonrió, con esa sonrisa que tanto me cautiva, la abrace para luego cargarla llevándola hasta mi habitación, me fui encantado y feliz, tan feliz
. nunca antes había sentido tanta felicidad, al día siguiente muy temprano fui por el reino entero buscando un vestido que fuera apropiado para ella un vestido bello y a la ves sencillo, como todo en mi reino era tétrico fui al mundo de los humanos y sin importar que ahí fuera de día me ingenie para que el sol no me lastimara, cubriéndome en la totalidad con un abrigo unos lentes y un sombrero, recorrí casi todas las tiendas de Paris y por fin encontré uno acorde a ella, lo envolvieron y rápidamente me lo lleve a mi reino, mande con un sirviente a llevárselo y luego me duche para la ceremonia, me vestí lo mejor que pude y corrí al salón principal, me pare junto a mi padre a lado de su trono y al otro extremo estaba Felipe con cara de pocos amigos, no le di importancia y seguí en la ceremonia, poco a poco asistían los invitados hasta que todo estuvo llevo, mi padre se acerco a mi y pregunto con sutileza el paradero de Cassandra, cuando estuve apunto de contestarle ella apareció en la cima de la escalera luciendo el vestido que compre para ella.

 

Todo nos quedamos impactados por su belleza, un sirviente anunciaba su llegada mientras ella bajaba sutilmente, corrí rápidamente hacia las escaleras, una ves que ella termino de bajarlas la tome de la mano he inclinándome la bese en ella, luego la solté para irme a un costado de ella y le ofrecí llevarla levantando mi codo para que ella pusiera su brazo alrededor de el mío, luego la pasee con orgullo por el salón hasta llegar al trono de mi padre -. Querído padre, Hermano.- hice una reverencia junto a Cassandra -. Invitados aquí presentes .- dije mientras con sutileza los señalaba con la mano -. Hoy tengo una proposición importante que debo hacer a la dulce dama aquí presente .- me incline delante de Cassandra y antes de que pudiera sacar de mi bolcillo algo fui interrumpido bruscamente por unos guardias que estaban agitados por correr demasiado, se inclinaron ante mi padre y mi hermano luego se inclinaron ante mi y hablaron -. Príncipe Alberth, tenemos que hablar de urgencia y en privado con usted .- dijeron sin levantar la cabeza -. Que puede ser de tanta urgencia como para interrumpirme así .- dije molesto -. Su majestad, es Lio .- dijo uno de los guardias susurrándome al oído, inmediatamente me disculpe con una reverencia y Salí rápidamente de el lugar -. Lobo sarnoso .- dije molesto mientras me ponía mi armadura y corría a las afueras de el castillo, una ves ahí mire a Lio en su forma humana y muy tranquilo, cosa que me sorprendió pues siempre estaba alterado y convertido en lobo listo para atacar, me acerque con curiosidad me puse delante de el y le dije -. Que es lo que quieres, pues pelear no lo creo .- -. Dame a Cassandra .- dijo en vos de mando -. Crees que dejare que se valla contigo .- dije burlándome de su comentario -. ¿Crees que dejare que corra peligro contigo? .- esta ves lo dije muy seriamente -. Regrésame a Cassandra ella no sabe lo que hace y tu la harás vivir un infierno .- -. ¿De que hablas? .- -. La anciana de mi aldea me dijo que tu padre la hipnotizo para que no recuerda nada de mi y así se una a ti, utilizándola para los bienes de tu padre, que como sabemos es engañar al rey Leycan y asi derrotarlo, conquistando el reino de los Leycan.

 

¡si eso sucede ustedes nos destruirán y no voy a permitirlo! .- -. Eso es mentira Lio .- dije dudoso -. Y aun así, si Cassandra estuviese hipnotizada como dices, nunca dejaría que se valla contigo .- -. Si no me crees dile mi nombre, nombrándome es como se romperá el hechizo de tu padre. Alberth es cierto que no puedo verla, ella me trae a la menta a Aska, pero no le haría daño, conmigo estaría protegida lejos de tu padre, no me gusta negociar, contigo aun quiero destrozarte en partes, pero no permitiré que tu padre haga esto, dame a Cassandra .- -.jamás será tuya, jamás te la daré, ella esta bien aquí conmigo, yo puedo protegerla .- -. Si claro ¿así como la protegiste del hipnotizo de tu padre? Ni siquiera sabias que estaba hipnotizada .- -. ¡No dejare que se valla contigo escuchaste! .- grite muy alterado y me di media vuelta caminando en dirección al castillo, mientras me iba el gritaba -. Tu no dejaras que ella sufra, yo se que tu pensaras en su felicidad, se que no permitirás que sufra, así que aquí me quedare hasta que ella venga .- -. ¡Te podrirás ahí maldita escoria! .- Le grite de lejos muy enfurecido y seguí caminando ya en el castillo me dirija a mi padre muy molesto, no quería que nadie supiera esto así que lo cite al salón de atrás, cuando el se apareció grite como loco -. ¡Como pudiste hipnotizarla, como te atreviste! .- -. Era necesario para que se quedara contigo hijo .- -. Y así poder utilizarla a tu manera, ¿no es así? .- -. Hijo entiende esa niña nos traerá la gloria, conquistaremos el mundo entero seremos invencibles .- -. ¡No quiero ser invencible, no quiero ser como tu, no quiero tu estúpida corona! Grite azotando la puerta y saliendo de ese lugar, tome de la mano a Cassandra y la lleve afuera al jardín, la senté en una de las bancas y le dije -. ¿Cassandra recuerdas que dije que quería que me digas si me querías? .- -. Si, y yo te dije que te amaba .- -. Si te digo que Lio vino y esta afuera esperándote ¿seguirías diciendo lo mismo? .- Cassandra se quedo callada por un momento, luego se sujeto la cabeza por un segundo y dijo -. ¿Cómo pude olvidar algo tan importante para mi? .- se levanto de el banco y trato de correr en dirección a Lio, pero la abrace por la cintura deteniéndola, me acerque a su oído y le dije con un nudo en la garganta -. Jamás pensé en mi, siempre quise que los demás fueran felices, aun quiero que tu lo seas, te amo, siempre lo hare, pero si tu no me amas ni siquiera un poco no podre obligarte a nada, aun así, si tu me quieres algo, aunque sea un poco yo luchare por que ese algo se convierta en algo grande, Cassandra dime que sientes por mi, por favor.- ella agacho la cabeza y luego me dijo -. No te quiero Alberth, quisiera, pero no te quiero, no puedo quererte ni un poco, estuve confundida estos días pero sabia que algo me faltaba, tal ves dije que te amaba por que tenia miedo de herirte, ahora te puedo ser sincera, no puedo quererte por que ya existe en mi vida alguien a quien amo en su totalidad, perdóname .- dijo soltándose de mi y corriendo presurosa, yo me quede ahí con mi mundo hecho pedazos con las lagrimas recorriendo mi rostro y con el anillo de bodas que hoy le iba a dar, quería odiarla pero no era su culpa, nada era su culpa, solo era la mía, por enamorarme como un estúpido de ella, empezó a llover repentinamente y ahí me quede pues ya no me interesaba nada, quería morir, quería desaparecer.

 

Pov Cassandra

Corría en dirección a las afueras de el reino de los vampiros mientras recordaba los días que pase con Alberth, las lagrimas caían pues inevitablemente me había enamorado de el y se me partía el corazón al dejarlo ahí tan solo y aun peor mintiéndole así diciéndole que no lo amaba y que ni siquiera lo quería un poco, la verdad solo sentía miedo, miedo de no estar segura de quien amaba, llorara y corría mientras pensaba ¿estas en lo correcto? ¿Lio es a quien eligió tu corazón? Corrí hasta llegar a las afueras, en donde estaban dos guardias que me dejaron pasar, repentinamente comenzó a llover y yo nuevamente empecé a correr, esta ves quería huir de todo pero no sabia a donde ir, mi vestido estaba empapado y arruinado con el lodo, eso me dificultaba los pasos así que tropecé y caí, una ves en el suelo comencé a llorar amargamente, cuando sentí a alguien tratando de levantarme, era Lio quien me abrazo y luego me cargo en su espalda llevándome a gran velocidad a su aldea, una ves ahí me dejo en su tienda y salió rápidamente de ella, en segundos dos mujeres vestidas con las ropas de la aldea me desvistieron y bañaron casi a la fuerza para luego vestirme de nuevo, pero esta ves con la ropa de la aldea, cuando ya estaba cambiada me recosté en la cama de Lio y volví a llorar.

Pov Lio

Me asome por la cortina de mi carpa para ver si Cassandra se encontraba bien, pero la vi llorando sobre mi cama, así que decidí dejarla sola un momento, cuando voltee la mirada la anciana de mi aldea me miraba con ojos sospechosos -. Te enamoraste por de ella y ya no puedes evitarlo ¿verdad?.- dijo la anciana haciendo que me enrojezca -. Que cosas dices anciana, claro que no, esa niña solo trae problemas, quisiera que se fuera, pero no puedo dejarla ir, que dilema.- -. Ella es la mujer que tanto buscaste querido, incluso Aska se queda atrás .- -. ¡Jamás! .- dije enfurecido ante tal comentario -. Aska era demasiado para
.- me quede callado pues la anciana hiso que hable, siempre decía que la odiaba pero con lo que acababa de decir me contradecía totalmente -. Anciana déjame en paz .- -. Pero si yo no hice nada .- dijo la muy condenada -. Solo no le digas nada de nada a Cassandra, yo me ausentare unos días para ver que hago con ella .- -. ¿No la encerraras, verdad? .- dijo la anciana con cara de preocupación -. No seria mala idea .- dije alejándome en dirección al bosque, una ves en el bosque encontré un rio y me recosté bajo la sombra de un árbol para pensar un poco, cuando sentí ese olor, el olor mas repugnante de la tierra, el olor se acercaba a mi, yo me levante rápidamente en dirección a ese repugnante olor y el apareció

 

Pov Cassandra

Sin querer me había quedado dormida entre sollozos, cuando desperté la anciana de la aldea estaba a un lado de la cama observándome -. Hola .- dije algo triste -. Querida, no tienes por que llorar .- dijo la anciana acariciándome el cabello -. Quisiera saber que es lo que me pasa, Por qué creo estar enamorada de dos hombres distintos, por que siento dos sentimientos, como dos corazones distintos, no lo entiendo y eso hace que sufra mucho .- -. Tu
¿estas dispuesta a conocer toda la verdad, aunque esto implique aun mas dolor? .- -. ¿De que verdad me habla? .- -. De tu verdad, de por que te pareces a Aska y por que sientes que los amas a los dos, de por que Lio y Alberth se odian a muerte y conocer su historia .- -. Si claro, que si me gustaría .- dije casi saltando de la cama -. Pero tiene que ser bajo tu propio riesgo .- -. Con tal de saberlo todo, estoy dispuesta a lo que sea .- dije muy nerviosa -. Lio me prohibió contarte, así que tendrás que vivirlo .- dijo la anciana mientras giraba su bastón de madera bordado con extrañas criaturas, invocando algo -. ¿vivirla? .- dije algo asustada -. Iras al pasado .- fue todo lo que dijo inmediatamente una luz blanca muy radiante ilumino el cuarto, sentí un cambio de temperatura radical, luego sentí que me encogía y que me agrandaba, cuando por fin la luz dejo de brillar, abrí los ojos para mirar a mi alrededor y mire al padre de Alberth junto a dos reyes mas en un palacio que no parecía el suyo, por la apariencia de uno de los reyes note que seria el líder de los lobos y tal ves padre de Lio, el otro rey que estaba sentado en un trono de oro parecía de un cuento de hadas pues era muy hermoso aun llevando la barba blanca y la típica corona que tapaba su calvicie, supuse que el seria el rey Leycan.

Pov Lio

-. Que quieres demonio estúpido .- dije mientras miraba a Alberth acercarse a mi -. No quiero pelear Lio .- dijo en un tono muy serio -. ¿A que viviste entonces? .- -. Quiero hablar de Cassandra .- -. No te la devolveré, entiéndelo .- -. No .- dijo Alberth moviendo la cabeza .- -. No vengo a llevármela, ni quiero convencerte de ello .- -. ¿Entonces? .- dije intrigado -. Ella dijo que no me ama .- dijo Alberth soltando una carcajada de ironía mientras miraba al suelo -. Ni siquiera me quiere, ella dijo que al único que amaba era a ti, así que he venido a decirte algo importante para que dejes tu estupidez y la ames como ella se merece, luego de esto y si prometes quererla y amarla me alejare para siempre de ustedes .- yo no sabia que decir me intrigaba lo que iba a contarme así que me quede callado esperando que el hablara.

Pov Cassandra

Pronto me di cuenta que nadie podía verme ni oírme, así que me acerque mas para oír lo que los tres reyes discutían -. Nos cederás una parte de tu reino .- dijo el padre de Alberth, Víctor -. Nos darás lo que tu tierra produce, tal como fruta, vegetales, entre otros .- dijo el lobo que se parecía a Lio, pero en versión madura -. Les daré lo que me pidan, solo dejen a la humanidad tranquila .- dijo el rey Leycan -. ¿Damián, Por qué te importan tanto los seres humanos? .- dijo Víctor, en son de confusión -. Por que la humanidad sufre, ellos son como nosotros y no merecen esto .- dijo el piadoso rey Leycan, Damián, -. No importa, con tal de aceptar todas nuestras condiciones, lo que quieras .- dijo el lobo -. Bien, Víctor y Lican ¿ustedes pactan, jamás volver a comer a un humano mientras yo cumpla sus exigencias? .- dijo Damián muy seriamente mientras firmaba un contrato y luego se los pasaba a los dos reyes, luego estos dos firmaron y así el contrato mágicamente desaprecio -. De lo contrario la maldición caerá en el reino de quien no cumpla su promesa .- dijo Damián mientras se levantaba de su trono ordenándole al guardia de la puerta principal que la abriera, el guardia acepto he inmediatamente abrió la gigantesca puerta y en segundos aparecieron dos bellas mujeres, una tenia el aspecto de la estatua que vi en el castillo de Alberth con un niño en brazos aparentemente recién nacido y siguiéndola un niño vampiro con armadura, a su costado estaba una mujer bellísima con la ropa de la aldea de Lio que parecía ser una mujer lobo y en brazos también tenia a un bebe.

 

-. ¡Rey Damian! .- dijo Víctor en voz fuerte y parándose frente a Damian con un saludo de militar pero en ves de poner la mano en su frente puso la mano en su pecho -. Le presento a mi heredero, el príncipe Alexander .- mire con sorpresa como el niño vampiro se alejaba de su madre para inclinarse ante el rey Damian, luego de su reverencia se paro a lado de su padre muy erguido con la mano en el pecho y Víctor continuo diciendo -. Mi segundo hijo recién nacido, hoy y mi bella reina .- dijo señalando a la mujer bella que no parecía ser vampiro -. El príncipe Alberth y la reina Agatha .- me quede asombrada mientras veía como la mujer con su hijo en brazos se inclinaba ante el rey Damian, era Alberth de bebe, mis mejillas se sonrojaron sin explicación, luego de acomodase la familia vampiro en la mesa preparada con un gran banquete, se acerco el lobo Lican -. Majestad .- dijo algo brusco y casi sin inclinarse -. Mi mujer Layana y mi hijo coincidentemente recién nació también hoy, Lio .- dijo Lican mientras mi asombro crecía mas, los dos hombres que ya amaba habían nacido el mismo día y también el mismo día en que la guerra para los tres reinos acabo, La familia de lobos se sentó al otro extremo de la de los vampiros y se notaba el ambiente pesado entre ellos -. Bien queridos invitados, aquí presentes .- dijo Damian mientras se acercaba a la mesa -. Mi primer hijo y heredero al trono, el príncipe Zeus .- se acerco un niño muy bello y de unos 10 años a la mesa, se inclino ante las dos familias presentes y luego se acomodo a lado de su padre -. Mi segundo hijo, Poseidón .- otro niño se acerco, esta ves de unos 7 años aproximados la edad que parecía tener Alexander en este momento, - Mi tercer hijo, Ares .- se acerco un niño de aproximadamente 5 años y se acomodo junto a sus hermanos no sin antes hacer una pequeña reverencia ante las familias reales -. Y por ultimo mi mas grande tesoro, la reina Afroya .- una mujer de vestido largo y bello se acerco a la mesa inclinándose con delicadeza ante las familias presentes y luego se acomodo a la derecha de su esposo, comprendí que los nombres de los niños eran de dioses humanos por el amor que el rey Leycan nos tenia, pero una duda era grande en mi ¿por que eligió el nombre Aska? ¿Cuándo nacería ella?....

 

Sabia que la curiosidad de saber el por que se odiaban tanto Alberth y Lio se saciaría pronto, solo tendría que esperar un poco mas a que ella naciera.

Pov Cassandra

Lio ya tenia 6 años al igual que Alberth y ya eran buenos amigos, ambos jamás comieron o bebieron sangre humana, todo parecía pacifico con los tres reinos en paz y armonía, me acerque al bosque en donde actualmente era la frontera de el reino de los vampiros y divise a dos niños jugando a ser guerreros en plena batalla, eran Lio y Alberth jugando como todos los días desde que empezaron a caminar, me acerque mas para verlos jugar y me asombre de el intelecto de Alberth, que parecía de un niño de 10 para solo ser un pequeño niño de 6 y aunque lucia de menos edad era muy ágil y astuto en todo, mientras Lio se desenvolvía como cualquier otro niño de su edad, pensando solo en jugar y en divertirse -. Hoy conoceremos a la nueva princesa Leycan .- dijo Alberth, mientras se quitaba la capa de juguete que tenia puesta -.¿Princesa? .- contesto Lio -. Si, la quinta hija de el rey Leycan y también es la única mujer según mi nana -. ¿Que es nana?.- pregunto Lio -. Te lo explicare luego, vamos que llegaremos tarde a la ceremonia de el rey Damián .- dijo Alberth despidiéndose de Lio y corriendo en la dirección de su reino, la madre de Lio había desaparecido inexplicablemente tras dar a luz a la pequeña Daliana, pero la madre de Alberth seguía viva y luchaba por tener cerca a Alberth, una ves en el castillo de los reyes Leycan, las dos familias reales invitadas llevaron regalos cargados por sus sirvientes que acomodaban en una bella cuna color rosa -. Querido reino estos 6 años en paz han sido realmente agradables, el reino entero se regocija ante tanta paz y ahora .- dijo el rey Leycan haciendo una pausa para mirar a su esposa con un bebe en brazos -. El nacimiento de mi quinta y única hija, que en honor a mi madre la reina Aska .- -. ¡Reina Aska descanse en paz!.- contesto todo el reino a coro, apenas el rey menciono su nombre -. Me trajo la mayor de las dichas .- Alberth se acerco con rapidez al ver que la reina se inclina para que los jóvenes príncipes la conozcan, y se inclina tiernamente con esa armadura que hace ver al pequeño Alberth como un lindo muñequito, el observa a la princesa Aska seguido de su mejor amigo Lio, -. Es realmente hermosa .- pronuncia en su asombro el pequeño Alberth y también para asombro de Víctor, que ya se daba cuenta de el intelecto de su pequeño hijo -. Pero solo es una bebe .- dice Lio ante el comentario de Alberth, esto hace que la Reyna Leycan sonría delicadamente, para luego reincorporase a su postura normal -. Bebamos y comamos, hoy por mi hija .- dice el rey Leycan mientras levanta una copa de vino con bastante alegría

Pov Lio (en el tiempo actual)

-. Nada de lo que digas podrá cambiar mi enojo y decepción hacia Aska .- dije volteándome para darle la espalda a Alberth -. Ella te eligió a ti y jugo con mis sentimientos, me trato como basura después de decirme que me amaba .- jamás perdonare el día en que te comprometiste con ella y las palabras que me dijo .- -. Ella no te traiciono .- -. De que hablas, fue muy especifica cuando dijo que ya no me amaba, que te amaba a ti .- -. Lio, ella aun seguía enamorada de ti, fue obligada por su padre para decirte esas cosas, ni yo sabia que estaba fingiendo, no supe nada hasta el día de nuestra boda .- era increíble lo que Alberth decía, no sabia si no creerle y romperle la cara o disculparme por lo idiota que fui, pero tenia que saber mas, alce a Alberth de su saco y lo levante con bastante furia -. ¡De que demonios hablas!.-

 

Pov Cassandra

Pasaron los años y los tres niños crecieron juntos, Aska era protegida mas por Lio que por Alberth ya que debido al intelecto que el tenia, su padre lo alejo de todo para exprimir la inteligencia de su hijo y asi resolver asuntos de la corona, sin embargo los pocos ratos libres que el pobre de Alberth tenia, trataba de pasar tiempo con Lio y Aska pero para mala suerte de Lio, en los tiempos libres de Alberth el tenia que atender asuntos del liderazgo con su padre, pues pronto cumpliría 15 años y estaría listo para asumir la batuta de su aldea, comprobé que Aska era idéntica a mi, pero a la ves diferente, pues ella era tímida y dulce, con la delicadeza característica de su madre.

Al pasar 4 años, los problemas para los jóvenes príncipes se acercaron Alexander ya estaba decidido a escapar con Daliana pues estaba aburrido de la presión de su padre para ser el rey de los vampiros, cuando se disponía a huir Alberth entra en su habitación -. ¿Que vas a hacer Alexander?.- dice Alberth mientras mira a su hermano dispuesto a saltar de la ventana de su habitación y con una maleta en las manos -. ¡Estas loco! Mi padre te encontrara .- -. Alberth, se que hemos sido muy cercanos, pues los dos hemos tenido que luchar ante la opresión de mi padre, ante el rechazo de nuestro hermano, ante la muerta de mi madre y de Ágata, así que tengo fe en que comprenderás por que lo hago .- -. ¿Me dejaras con toda la precion a mi? .- -. Hermano entiende, la amo con toda mi alma, nuestros padres jamás dejaran que estemos juntos .- Alberth miro a su hermano con profunda tristeza -. Hermano vete tu primero, huye al mundo de los humanos a un lugar donde nuestro padre jamás te encuentre, y luego cuando el este totalmente decepcionado de ti, regresa por ella y escapen juntos .- Alexander sonríe e inmediatamente abraza a su hermano -. Perdóname, se que tu sufrirás toda la presión y todo el peso solo, pero quiero ser feliz aunque sea una ves en mi vida .- -. Si vuelves te golpeare, ahora vete y no regrese .- dice Alberth con una sonrisa en su rostro, Alex toma su maleta, ve por ultima ves a Alberth y se va, al día siguiente Víctor estalla en furia, manda a todos sus súbditos a buscar a Alexander y con la sospecha de que Alberth sabe algo manda a torturarlo, escena que me parte el corazón, pues no era fácil ver a quien amas encadenado y sufriendo torturas solo para ver feliz a su hermano, luego de una tortura brutal, Víctor decide soltar a su hijo y nombrarlo único heredero de su reino, ver tanta crueldad para sus propios hijos ni una sola gota de compasión para ellos hiso que saliera corriendo de el reino de los vampiros y así distraerme viendo lo que pasaba en el reino de los Leycan, que apenas sabían lo que pasaba en este reino.

Aska era feliz con Lio este ya se había convertido en el líder de la aldea y ya podía convertirse en un lobo, todas las tardes llevaba a Aska en su lomo para trotar por todas partes en el bosque, ellos no sabían el infierno que pasaba Alberth, así que nada impedía que disfrutaran a pleno los momentos juntos, no era necesario adivinar que ellos se amaban, pues tras los paseos, se sentaban a orillas de el lago mas lejano de los reinos a mirase apasionadamente y de ves en cuando Lio le robaba un beso a Aska.

 

Cuando pasaron 3 años más sin que los dos príncipes puedan ver a Alberth, este aparece como el joven apuesto que actualmente es, con una brillante armadura y expresión de tristeza ante el rey Leycan -. Joven Alberth es un gusto verlo .- dice el rey Leycan, pues Alberth al no poder ver a sus amigos escapaba de su reino al reino de los Leycan, pero tristemente no encontraba a ninguno de sus amigos, en cambio se quedaba con el rey Damian ayudándolo con sus problemas de corona, esto hiso inmediatamente que el rey Leycan sintiera un gran afecto por Alberth ya que siempre decía que el era como el hijo perfecto que alguna ves soñó -. Su majestad .- dice Alberth inclinándose -. Mi padre el rey Víctor solicita su presencia en mi reino .- -. ¿Por que no mando a uno de sus sirvientes a decírmelo?.- -. El no quiere que el líder Lio y su padre se enteren de esta pequeña reunión .- -. Bueno si es tan importante y privado para tu padre, asistiré en el acto .- dice el rey Damian mientras se levanta de su trono en busca de su carrosa, pero antes de poder subir a ella, ve llegar a su hija Aska, quien al ver a Alberth después de mucho tiempo corre en su encuentro y lo abraza, abrazo que es correspondido inmediatamente por el -. Te extrañe mucho Alberth, que alegría verte .- -. Yo también la extrañe mucho princesa .- -.que formalidad llámame Aska como siempre lo hiciste .- -. Bueno tortolos me retiro, con su permiso .- dice el rey Damian mientras parte en su carrosa rumbo al reino de los vampiros -. Princesa debo retirarme .- dice Alberth inclinándose ante Aska -. ¿Por qué tan pronto? Apenas te vi después de tres años, tengo mucho que contarte .- -. Será en otra oportunidad, lo prometo .- dice marchándose rápidamente a su reino.

Una ves en el reino de los vampiros el rey Leycan se acomoda en el salón de reuniones de Víctor -. A que se debe tu llamado, Víctor .- -. Tengo una proposición que hacerte .- -. Cual es, dímelo sin rodeos .- -. Unamos nuestros reinos .- -. ¿Pero como? ¿te das cuenta de lo que dices? .- -. Piénsalo Damian, uniendo nuestros reinos podremos garantizar la paz eterna .- -. ¿Unirme contigo y con los lobos? .- -. Bueno, los lobos son criaturas fascinantes, pero, creo que primero debemos unirnos nosotros .- veía en Víctor una mirada de perversidad única, que solo mostraba al estar de espaldas ante el rey Damian -. ¿Que sugiere para unir nuestros reino, Víctor? .- -. Un matrimonio, mi hijo y único heredero, Alberth y tu hija Aska .- -. ¡Claro que no, Aska es mi única hija, mi único tesoro! .- dijo Damian saltando de su silla -. Cálmate Damian .- dijo Víctor, acomodando de nuevo en su silla a Demian.- -.piénsalo bien, tu siempre dices que Alberth es asombroso, que es una persona perfecta, una ves en casado con tu hija, el podrá ser tu verdadero hijo y te lo daré como tal, yo solo seré como un consejero mas de mi hijo y tu podrás usarlo para seguir resolviendo los problemas de tu reino ¿Quien mejor que mi hijo para cuidar a tu único tesoro por la eternidad? además Aska se ve muy feliz con el .- el rey Demian desvía su mirada pensativa un momento al vacio y luego se levanta -. Acepto, mi hija será la esposa de ese extraordinario muchacho, pues no la veo con nadie mas .- -. Firma este contrato Damian .- dice Víctor mientras le pasa una pluma, el rey Leycan lee con detenimiento el contrato y se asombra de las ultimas líneas de este -. ¿Mi reino será gobernado por un rey cruel, si incumplo dicho contrato? .- -. Te volverás frio y maltrataras a los tuyos, la desgracia caerá sobre ti tras la maldición de tu pueblo, si incumples tu promesa .- el rey Damian duda al firmar el contrato, pero luego firma con toda certeza.

 

De pronto el contrato desaparece, sellando así la promesa de una desgracia futura, para los tres reinos
.

Cassandra y Aska

Pov Cassandra

El rey Leycan se asomaba a la habitación de su hija y con gran alegría noto como ella rezaba por la felicidad de quienes conoció y de quienes aun no conoce, ella era su pequeño tesoro y ahora estaba mas decidido a entregarle este valioso tesoro a Alberth, quien como el sabia la cuidaría a costa de su propia vida -. Querida tengo algo que decirte .- dice el rey mientras se sienta a una orilla de la cama -. Dime padre .- dice la joven Aska mientras se sienta a su lado -. Yo soy inmortal al igual que todos ustedes, pero eso no significa que algún día puedan matarme, sabes bien que si el enemigo nos ataca y descubre que basta una simple puñalada en el corazón para matarme, tu y tus hermanos quedarían indefensos ante tal enemigo .- -. Pero padre, no hay enemigo en el universo para un hombre tan bueno como eres tu .- -. Te sorprenderías pequeña .- dice el rey mientras acaricia la bella cabellera dorada de su hija -. Bueno pequeña, ante tal meditación he llegado a una conclusión .- Aska mira a su padre con detenimiento -. Te casaras con aquel hombre que pone una bella sonrisa en tu rostro .- Aska salta de alegría sin imaginar que no habla de Lio, en cambio se refiere a Alberth -. Pero hija mía, antes de casarte con el tendrás que cumplir estas normas .- -. Si padre las que sea .- dice feliz la ingenua joven .- No pronunciaremos el nombre de tu prometido desde hoy, hasta el día de la boda, no hablaras con nadie mas que un breve saludo, te sentaras todo el día a mi costado en el trono observando el funcionamiento de la corona, así como lo hiso tu hermano mayor desde que cumplió 18 años hasta hoy, y por ultimo, da tu palabra de no contradecir lo que yo dicto para ti, pues es por tu propio bien .- -. Claro padre .- dice la joven mientras abraza a su padre y lo besa .- -. Pequeña desde hoy te sentaras a mi costado, hasta el día de tu boda, así que alístate y ven pronto .- Aska obedece a su padre, pero antes de ir al costado de el trono, va en busca de Lio y lo encuentra cerca a su palacio, cuando lo ve lo abraza con alegría -. Valla ¿por que tan feliz? .- dice Lio -. Nos casaremos mi amor .- -. ¿Estas bromeando? .- -. No, nos casaremos y seremos felices .- dice la joven entre risas -. ¿Como convenciste a tu padre? .- -. No lo convencí de nada, el se dio cuenta que tu me haces feliz y quiere mi felicidad, sin embargo no podre estar mucho tiempo contigo a partir de hoy, pues tendré que cumplir ciertas ordenes de mi padre, no le digas nada a mi padre, por que seguro el te lo dirá y espérame con paciencia, te amo .- dice la joven mientras le da un beso de despedía a Lio y se retira rápidamente a su castillo.

Pov Lio (en la actualidad)

Estaba sujetando a Alberth por su saco y le reclamara que explicara mejor lo que trataba de decirme, el rápidamente me torció la mano para que lo bajara y dijo -. Su padre creía que con migo seria feliz, así que me mintió, diciendo que ella estaba enamorada de mi, de esa manera acepte casarme con ella, no pude decirte nada pues aun estaba encerrando en mi palacio y a ella su propio padre la amenazo con no decirte nada o te mataría .- mis piernas temblaban, había sido un idiota al no notar que ese día ella trataba de sostener el llanto al decirme que me odiaba, tal ves la rabia no dejo que viera lo evidente, me senté en el suelo mientras me sujetaba la cabeza -. ¿Por que no dijiste nada antes? .- le reclame a Alberth -. Ese día, el día en que nos casaríamos y ella te dijo que nunca te amo, me confeso que todo era mentira me conto la verdad y decidí ayudarla, pero cuando fui a decírtelo nos interrumpió aquel incendio en su castillo ¿recuerdas? .- -. ¿Por qué no me lo dijiste después?¿ Por que hiciste que viviera esta pesadilla de odiarla tanto? .- -. Si te lo decía descubrirías la verdad e irías tras ella, pero creo que ya es tarde .- -. De que verdad hablas .- -. Los Leycan tenían otro bebe que nació el día en que todos murieron .- -.¿Que? .-

 

Pov Cassandra (En el pasado)

Unos meses después, La princesa Aska obedecía sin reproche alguno a la aburrida tarea de quedarse quieta a lado de el trono de su padre, a veces cabeceaba un poco, pero luego resistía, tal ves pensando en lo feliz que seria su vida luego de casarse, pasaron así mas meses y el rey Leycan se dirigió a su hija -. Aska mañana será el día de tu boda .- Aska dibuja una sonrisa en su cara y salta de el asiento real, para abrazar a su padre -. Papa gracias por hacerme tan feliz .- dice la joven mientras lo abraza, en eso Lio llega furioso al trono de el rey Damian -. Que es este atrevimiento .- dice el rey mientras se para de su trono -. Venir así como si, es una falta de respeto para nosotros .- -. Aska, me mentiste .- -. ¿De quien hablas Lio? .- -. Dijiste que te casarías conmigo pero todos en el reino ya comentan q la boda sera entre tu y Alberth .- -. Padre .- dice Aska mientras mira a su confundido padre -. Saquen a Lio de aquí .- ordena el rey y lleva a su hija al salón privado .- Lio patalea y lucha por que lo suelten mientras grita -. Aska explícame, dime la verdad, a quien amas ,dime con quien te casaras, Aska ¡Aska! .- una ves en el salón privado, Aska muy preocupada le dice a su padre -. Padre tu dijiste que me casaría con Lio ¿verdad? .- -. Dije que te casarías con quien te hace feliz y quien mejor que Alberth para hacerte feliz .- -. Padre, yo no amo a Alberth, amo a Lio .- -. ¡Basta! Aska hija entiende, Lio jamás te hará feliz, sus hijos serian una abominación, en cambio con Alberth seria diferente, aunque fueran vampiros, mientras sean como Alberth seria bueno .- -. No estoy viendo al rey que tanto admiraba aquí, tu ¿el rey justo, esta discriminando a un lobo? .- -. Hija entiende, no quisiera, pero solo puedo verte con Alberth, ese muchacho es un hombre divino y perfecto, jamás te hará sufrir.- -. ¿El sabe de esto? .- -. Se lo dijimos el mismo día que te lo dije a ti .- -. Que dijo .- -. Que puede decir si sabe que tu lo amas, seria un tonto si no te amara .- -. ¿Le mintieron? ¿Le dijeron que yo lo amaba? .- Aska por primera ves en su vida se enoja y empieza a destrozar el salón -. ¡Jamás, escuchaste, jamás me casare con Alberth, Primero muerta! .- -. harás lo que se te dijo, pues diste tu palabra -. Me iré con Lio y jamás volverás a verme ¡nunca mas! .- dice Aska apunto de atravesar la puerta de el salón, pero el comentario de su padre hace que se detenga -. Si te vas matare a Lio antes de que puedan huir .- -. No lo harías, tu eres un buen rey, yo se que no lo harías .- -. Yo he mandado a matar antes a alguien por el bien de mi reino y tu significas aun mas que mi reino entero .- -. ¡Te odio te odio y siempre lo hare! .- dice Aska mientras llora y corre en dirección a su habitación, el rey triste se acomoda en su silla, pero se ve decidido a seguir adelante pese a todo esto.

 

Al día siguiente, los preparativos de la boda se hacen presentes, sirvientes presurosos corren de un lado para el otro, acomodando los adornos y preparativos para dicho evento, mientras en su habitación esta una desconsolada joven -. Querida, no te veo feliz y se supone que hoy es tu boda .- dice la madre de Aska -. Son los nervios mamá .- responde la joven, pues su padre la amenazo una ves mas, para que no hablara de nada a nadie sobre lo de Lio, -. Si no te conociera, diría que no quieres casarte .- dice su madre mientras arregla el vestido blanco que tiene puesto su hija, una ves todo arreglado la novia baja por las escaleras con una profunda tristeza, todos se asombran al verla, incluso Alberth que la toma de la mano una ves que baja las escaleras, la lleva al medio de el salón y empieza a bailar con ella -. ¿Por que tan triste? .- dice Alberth mientras la toma de la cintura para comenzar a bailar -. No es nada creo que es mucha emoción por un día .- dice Aska con una ligera sonrisa en el rostro -. ¿Estas segura de lo que haces?.- -. Muy segura .- en ese momento, Lio aparece rompiendo una ventana de el salón, para luego pararse frente a Aska y Alberth -. Aska .- dice Lio mientras le extiende su mano -. Vámonos, escapemos juntos .- -. Lio ya vasta .- responde Aska con la mirada de tristeza -. Disculpa por haberte hecho creer que te ame, pero ya es suficiente de juegos, vete y deja de pensar en nosotros, que eso jamás debió suceder .- -. Estas loca, piensas que creeré eso, tu me amas y yo lo se .- -. No Lio, amo a Alberth y lo amo con todas mis fuerzas ahora vete, ya no hagas mas el ridículo .- dice Aska para luego aferrarse a Alberth y suelta una lagrima que discretamente limpia sin que nadie note nada, los guardias sujetan a Lio y se lo llevan mientras este grita -. ¡Tu y Alberth, me traicionaron! jugaron conmigo ¿les pareció divertido, Les gusto hacerme esto y ahora votarme como basura? Jamás, jamás los perdonare! .- Alberth trata de ir tras Lio pero Aska lo detiene -. Por favor Alberth quédate conmigo .- -. Por que le hiciste esto a Lio .- -. Escúchame .- dice Aska en vos baja -. En ti puedo confiar, ven .- le dice a Alberth mientras lo lleva al balcón -. Mi padre me esta obligando a casarme contigo, Alberth .- dice mientras lo abraza y llora en sus brazos -. ¿Pasa algo? .- dice el rey Damian mientras se acerca al balcón -. No nada su majestad, supongo que la princesa se asusto ante tal evento, prometo calmarla y así continuar con la ceremonia.- dice Alberth disimulando su descontento -. Bien hijo, los espero entonces .- dice el rey mientras se retira -. ¿Tu amas a Lio? .- -. Con toda mi alma pero el jamás será mío, mi padre lo matara si yo intento algo .- -. Te ayudare, encontrare a Lio, tu ve a la fiesta, diles que fui por un regalo para ti, que olvide en mi castillo y cuando vuelva, el y tu huirán mientras yo los distraigo, conozco un lugar en donde se pueden esconder por un largo tiempo, es un lugar que mi hermano Alexander comenzó junto a Daliana, ahí nunca les harán daño, lo prometo .- dice Alberth saltando del Balcón -. Alberth .- dice Aska deteniéndolo -. Gracias, muchas gracias .- dice la joven para luego entrar rápidamente hacia el salón principal, Alberth ve que el balcón esta vacio y dice -. Te amo Aska, se feliz .- luego corre en dirección a Lio.

 

No pasa mucho tiempo desde que partió Alberth, cuando aparece Lican con todo su ejército interrumpiendo la ceremonia -. Valla, valla, creyeron que soy tan estúpido ¿que no me daría cuenta de lo que sucede aquí? .- -. Tranquilízate Lican, te lo explicaremos, Víctor y yo .- dice el rey Leycan mientras se para de su trono -. ¿Explicaciones? De que Damian ¿de que nosotros somos muy inferiores como para que tu hija se case con el mío? Prefieres a un vampiro. O quieres explicarme que una ves que se unan ¿podrán explotarnos como animales? .- -. No es lo que crees Lican .- dice el rey Damian -. No te daré chance Damian, ¡Ataquen! .- Ordena Lican mientras un gran numero de lobos mata a los invitados desprotegidos, el rey Leycan se pone la armadura y empieza a luchar contra los lobos -.Ayúdame Victor .- dice el rey Damian en su desesperación -. Aun no somos un reino .- dice el cruel rey Víctor mientras se retira de la matanza, rápidamente los guardias reales Leycan tratan de controlar la situación, pero con tantos lobos se les hace difícil. Los príncipes junto a la reina tratan de huir, pero no lo consiguen, pues Lican los alcanza.

Alberth llega a donde se encuentra Lio y este al verlo lo ataca -. Espera Lio, tengo que decirte algo importante .- -. ¿Que no terminaron de burlarse de mi? .- dice mientras los dos fijan su vista al castillo de los Leycan -. Se incendia .- dice Alberth mientras corren en esa dirección junto a Lio.

Una vez en el castillo Alberth y Lio busca a Aska, pero un lobo se interpone lanzándose sobre Alberth -. Busca a Aska y a los sobrevivientes y sácalos de aquí yo lidiare con esto .- dice Alberth -. No estoy aquí por ella estoy aquí por mi padre.- dice Lio mientras se aleja, una ves que encuentra a su padre ve con profunda rabia como el le esta quitando la vida a Aska -. ¿Que hiciste? .- -. Mate a todos tus problemas hijo, a la familia real, aunque aun me faltan dos .- Lio arde en furia y se lanza sobre su padre -. ¡Por que! .- grita mientras lo golpea -. Yo debo ser el elegido para gobernar este mundo, tu madre nunca debió ser líder, incluso cuando tu hermana iba a tomar el trono quise matarla también, pero por su suerte, huyo con la escoria de Alexander .- -. Lio escucha atónito a su padre -. ¿Mataste a mi madre? .- -. Nos dio a una niña y eso impedía mi reinado .- Lio con gran furia sujeta la daga con la que mato a Aska y empieza a torturar a su padre clavando la daga por todo su cuerpo con rabia y sin piedad aun cuando su padre le pedía una oportunidad.

Alberth por su cuenta se libra de el lobo que lo atacaba y empieza a buscar a Aska y a algún sobreviviente, sube por las escaleras hacia las habitaciones abriendo una por una las puertas y en una de ellas encuentra a un bebe, entonces recuerda que el rey Leycan le había dicho que su esposa ya había dado a luz a un bebe y que luego de que Aska y el se casasen, la presentaría ante todos como su nuevo y mas valioso tesoro, Alberth toma al bebe y huye al no ver a nadie mas, sin embargo no se da cuenta que el rey Leycan aun esta con vida, Alberth corre hacia el portal y ahí se detiene para destapar al bebe que aun duerme -. Tuviste mucha suerte pequeña, se que tu padre te lanzo un hechizo para que poseas el corazón de Aska pero espero encuentres algún día tu propio corazón, se que lo harás, cruza el portal con el bebe y luego busca a una familia en peculiar, una mujer joven y su esposo que al no poder tener hijos, anhelan con todas sus fuerzas un milagro, pero al ya estar apunto de la muerte la joven esposa, no pueden adoptar a ningún niño, esta historia Alberth la había seguido atreves de sus escapadas de el palacio, acomoda a la bebe en el suelo saca un papel y un lápiz y lo que escribe me dejo en estado de shock, con esto todo tenia sentido, Alberth toca el timbre, pone el papel en la manta de el bebe y se va en dirección al portal, los esposos abren la puerta y ven al bebe en el suelo lo alzan lo abrazan y dan gracias a tal milagro, la joven mira el papel con detenimiento -. El nombre para este milagro, de hoy en adelante será
"Cassandra" .-

 

Pov Lio (en la actualidad)

Alberth me contaba todo lo que Aska sufrió por no dejar a un lado mi estúpido orgullo -. Lio .- dijo Alberth sacándome de mi desolación -. Ella te ama, logro romper el hechizo de su padre y descubrió que a ti te ama, lo se por que varias veces intente que me amara, pero nada es mas fuerte que su amor por ti, quisiera saber si tu también la amas y si por fin dejaras de pensar en Aska .- -. Claro que la amo, la ame desde el primer minuto en que la vi y no pude evitar que mis sentimientos por ella crezcan, a pesar que la odiaba por tener el rostro de su hermana, pero ahora nada impide que la ame, nada impide que sea mía .- -. Lio, si es así y prometes amarla y protegerla para siempre, yo me alejare de sus vidas, desapareceré para siempre pues dejare el reino de mi padre y escapare al mundo de los humanos, ya que ahí me gusta estar, iré a un lugar donde nadie pueda saber de mi, así que sugiero vivas plenamente con quien ahora amas.- Dijo Alberth soltando alguna que otra lagrima -. Se que tu también la amas, se que nunca podre terminar de disculparme contigo, pero te agradezco que no empeores las cosas entre nosotros .- -. Adiós Lio, no me despido de ella pues me destrozaría aun mas de lo que me dejo, cuídate y cuídala a ella .- -. Cuídate Alberth .- dicho esto Alberth me dio la mano y un abrazo con unas cuantas palmada en la espalda para luego marchase en dirección al portal y sin mirar atrás.

Yo por mi parte corrí hacia mi aldea, quería abrazar y besar a Cassandra decirle que yo también la amaba y que me disculpe por lo idiota que fui.

Pov Cassandra

Una vez que regrese del pasado me sentí muy mareada y confundida a la vez -. Niña ¿te encuentras bien? .- dijo la anciana de la aldea de Lio mientras me ayudaba a llegar a la cama -. Todo este tiempo estaba enamorada de Alberth, pero el corazón de mi hermana me lo impedía, ¿Por qué mi padre fue tan cruel? .- -. El quería que fueras como Aska, pues ella era una doncella amable buena y piadosa .- -.¿y yo no tenia derecho a ser como debería ser? .- -. El rey estaba equivocado , se creían seres perfectos, pero en realidad no lo eran, debes estar alegre pues ya rompiste el hechizo de tu padre, ahora serás tu y solamente tu .- entre rabia y confunción me acorde de lo que le dije a Alberth la ultima ves que lo vi, que no lo amaba, que no lo quise ni siquiera un poquito, y de pronto salió su nombre de mi boca -. Alberth .- dicho esto Salí corriendo de la tienda en dirección al reino de Alberth, aunque llovía y la lluvia dificultaba mis pasos trate de correr lo mas rápido que pude pero Lio me encontró a mi primero -. Cassandra .- dijo abrazándome -. Perdóname, te amo Cassandra, te amo perdóname .- -. Lio, yo.. .- dije tratando de explicarle lo que paso, pero el me interrumpió primero -. Lo se todo, Alberth me conto lo de Aska que tu y ella son hermanas y que ella jamás me traición .- -. Lio no sabes lo mas importante.- -. Si lo se, lo se todo Alberth me lo conto antes de irse .- -.¿Irse? ¿Adonde se fue? .- dije con un gran escalofrió recorriendo mi cuerpo .- -. Al mundo de los humanos, el dijo que no se interpondrá entre nosotros y que jamás volverá .- -.¿Que? eso no es posible .- le dije a Lio para luego correr con todas mis fuerza en dirección al portal, corrí pensando que lo encontraría aun ahí o que tal ves estaría en Paris, pero una ves que estuve en el portal me di cuenta que no tenia caso, el ya no estaba, se había ido me había dejado sola y todo era mi culpa pues yo le dije que no lo quería ni siquiera un poco, lloraba desconsoladamente y la rabia invadía mi cuerpo, mi propio padre no solo le había negado la felicidad a mi hermana, si no también me la había negado a mi, la lluvia tapaba mis lagrimas pero no mi rabia, caí al piso de rodilla y grite al cielo una oportunidad mas, una mas para volver a ver a Alberth y decirle que lo amo
.

 

************************************************************

Sorry amix se que es poquito pero mañana tengo examen y mi mon no me deja usar la compu mas de una hora, mañana hare uno mas largo, espero me entiendan =) besssoosss a todos

Pov Lio

Corrí detrás de Cassandra para detenerla pero cuando llegamos a al portal se detuvo, comenzó a llorar, se arrodillo y en peso a gritar de la desesperación, yo quise consolarla pero no pude, me acerque a ella y le dije -. Por que nos haces esto Cassandra, dijiste que me amabas y ahora que ya no esta el, dices que lo amas, deja de jugar y di que sientes.- ella trato de limpiarse las lagrimas, pero la lluvia ya lo había hecho y dijo -. Lamento todo lo que dije, pero no era yo, mi padre en su afán de tener una hija con el corazón de Aska me hechizo, yo no era la que decía que te amaba, era el corazón de mi hermana.- -. Alberth dijo que el hechizo se rompió cuando tu defendiste tu amor por mi.- no era verdad, yo no te amo, te quiero si, pero no te amo.- -. Me agache a su altura para levantarla de el piso y le dije -. Te amo, yo si te amo y mas que a nada, puedo hacer que me ames te lo juro.- Cassandra se quedo mirándome y luego se echo a llorar nuevamente -. No puedo Lio, perdóname por hacerte esto, perdóname.- con el corazón desecho la sostuve ente mis brazos y la abrase mientras ella lloraba por fin cuando pude calmarla, la cargue hacia la aldea.

Pov Cassandra

Lio me sostuvo entre sus brazos y me llevo a su aldea, una ves ahí nuevamente dos mujeres se encargaron de bañarme y cambiarme, una ves tranquila me quede adentro de la tienda de Lio viendo hacia afuera con desconsuelo, miraba la lluvia incesante caer, parecía que nunca acabaría, como mi tristeza, las dos parecían nunca acabar, de pronto una voz conocida me hablo telepáticamente al instante que la lluvia se detuvo -. Cassandra.- dijo aquella bella voz -. Alberth.- dije alegremente y con lágrimas en los ojos -. Cassandra no me fui al mundo de los humanos, estoy en mi castillo y quiero verte, supe que el hechizo se rompió y que me amas, ven a verme, pero no le digas nada a Lio, solucionemos este problema los dos y Luego calmadamente hablaremos con el .- -. Si Alberth.- dije levantándome del piso y secándome las lágrimas -. Voy enseguida.- Salí presurosa de la tienda, pero fue inevitable cruzarme con Lio, que me vigilaba celosamente desde otra carpa vecina -. ¿Adonde vas?- pregunto mientras me sujetaba el brazo para detenerme -. Quiero tomar aire fresco y aprovechar que dejo de llover para pensar un poco.- conteste nerviosa -. Voy contigo.- -. No Lio, quiero pensar y estar sola por un momento, quiero pensar en muchas cosas incluyéndote a ti y a mi padre, quiero saber como iré a verle y hacer que me crea.- -. Eso es fácil.- contesto Lio reteniéndome.- solo muestra tu cicatriz de nacimiento.- -. ¿Que? .- -. La que llevas en el hombro en forma de L, todos los de la realeza Leycan nacen con esa cicatriz.- el tenia razón yo siempre tuve una cicatriz como el decía, pero mi mentira se agravaba y no sabia como zafarme de el, ya que por ahora no importaba tanto ser una princesa, me importaba mas encontrar a Alberth -. Iré a pasear un poco, por favor déjame ir, si me quieres confía en mi.- dije con cara de inocencia para que me soltara y funciono, Lio me soltó y dijo -. Vuelve en 20 minutos o iré a buscarte y no te alejes demasiado, una ves que dijo eso le di las gracias y camine presurosa, ya que si corría el sospecharía, había pasado ya 3 meses en este mundo así que podía girarme mas o menos hacia el castillo de Alberth y lo logre, una ves ahí corrí hacia su palacio, entre al castillo y lo encontré en el salón principal, yo me llene de alegría al verlo y quise correr a abrazarlo pero algo contuvo mis ganas de hacerlo, Alberth estaba con la armadura de su padre y su aura era distinta, me detuve un momento a mirarlo bien y dije -. Tu no eres Alberth.- El sonrió macabramente, gesto que comprobó mis sospechas, el era Víctor y con telepatía me inmovilizo -. Que astuta eres Cassandra, como supiste que era el padre de quien tanto amas.- -. Quien te lo dijo eso .- -. ¿Hablas aun? Que sorpresa, eres casi inmune a mi.- dijo aplicando mas de su fuerza, esta ves yo ya no podía hablar -. Bueno querida yo no poseo ciertos poderes de Alberth, como la lectura de mente, pero si otros, como tu ya lo estas comprobando, puedo hacerme invisible si lo deseo y escuchar por casualidad, alguna que otra conversación, también puedo cambiar de forma a la que yo quiera, usar telepatía y poseer a los demás a mi antojo, claro que la fuerza y la velocidad ya es natural en cualquier vampiro, pero mis poderes no son suficientes como para poseer a Lio o a Alberth y hacer que me obedezcan pues ellos son muy fuertes, apenas puedo usar la telepatía contigo querida, sin embargo si tu padre me cede su corazón, también me sedera su fuerza y así seré aun mas invencible, pero no lo suficiente como para matar a todos, aun necesito de un amiguito mas, pero ya no hablemos, si mal no escuche, tu amigo lobo vendrá a buscarte en 20 minutos, así que no tenemos tiempo, mis planes para dominar este mundo deben empezar ya .- dijo obligándome a caminar contra mi voluntad -. No te puedo poseer, eres una persona muy fuerte pero aun puedo usar la telepatía y no importa si no hablas, eso no importara por el momento.- antes de salir de el castillo unos sirvientes me cambiaron rápidamente con un vestido como los que usaba mi hermana, me maquillaron y me pusieron una tiara, yo no podía moverme, no importa cuanto lo quería, no podía, estaba estática a voluntad de Víctor -. Idéntica a Aska.- dijo Víctor al verme una ves que los sirvientes me cambiaron -. Ahora ya vámonos .- dijo obligándome nuevamente a caminar en contra de mi voluntad, me llevo hasta la frontera de los Leycan y una ves ahí, los guardias que custodiaban el reino se quedaron atónitos al vernos -. Príncipe Alberth, princesa Aska.- dijeron los guardias mientras soltaban sus armas -. Déjenos pasar que la princesa vino a ver a su padre.- dijo Víctor con la apariencia de Alberth, los guardias abrieron las puertas que estuvieron cerradas durante muchos años y pasamos, era evidente que los guardias nos dejaron pasar con facilidad ya que mi cicatriz relucía ante el escotado vestido, caminando a la fuerza pero consiente, miraba el reino que alguna ves fue bello hecho un desastre, los prados verdes ahora estaban secos, las rosar que tanto le gustaban a la reina ya no existían, las fuentes ya no tenían agua y los habitantes parecían mendigos y aun así todos se asombraban al verme pasar, nadie dijo nada, nadie ni siquiera trato de acercarse, solo miraban sorprendidos, como si estuvieran viendo a dos fantasmas, pronto llegamos al castillo y otros guardias asombrados por vernos, abrieron las puertas que nos conducirían al trono de mi padre, yo quería llorar pero no podía, estaba totalmente forzada por Víctor, una ves que nos acercamos al trono vi a un ser terrorífico en el, era una persona con los ojos negros, las uñas largas y su traje negro daba escalofríos -. Su majestad.- dijo Víctor inclinándose -. En la ultima batalla con los lobos, pude salvar a su hija Cassandra, la ultima de los Leycan, usted mas que nadie podrá reconocerla y saber si digo la verdad .- dijo obligándome a acercarme hasta aquella terrorífica figura, una ves cerca de el, la persona sin alma, miro detenidamente mi cicatriz y luego mi rostro, lo que paso a continuación fue realmente bello, pues las lagrimas caían de sus ojos, que poco a poco se convertían en los bellos ojos verdes que alguna ves tuvo mi padre Damian, su cabello dejaba de ser negro y se convertía en blanco, sus uñas y su aspecto poco a poco volvían a ser como antes -. Eres idéntica a mi Aska.- dijo el rey abrazándome -. Eres mi hija, mi hija.- dijo el rey desconsolado entre lágrimas -. Como podre recompensártelo Alberth, has hecho tanto por nosotros.- -.Su corazón, su majestad, quien mejor que yo para cuidar su corazón.- dijo Víctor entre su sonrisa macabra -. Si hijo mío, te lo daré y aun así no bastara para agradecerte.- quise gritar para detener a mi padre mientras veía como sacaba un dije bello de el fondo de la tierra, que lograba abrir gracias a sus poderes, pero no pude gritar, estaba manipulada por aquel repugnante ser que era padre de quien yo tanto amaba, una ves que mi padre saco el dije se lo entrego a Víctor, quien lleno de alegría dijo -. Su majestad los dejare solos, querrán conocerse, después de todos estos años -. Te lo agradezco infinitamente Alberth, has salvado a mi reino .- dijo mi padre, Víctor se inclino ante rey y se acerco a mi para tomar mi mano y besarla, luego se acerco a mi oído y susurrando dijo -. Ahora te soltare y si intentas algo, apretare el corazón de tu padre hasta que muera, he incluso buscare y matare a mi hijo, solo para verte sufrir, sabes que soy capaz de eso, así que no intentes nada, sigue el juego y a la mínima sospecha conocerás de lo que soy capaz.- dijo el repugnante ser soltándome de la telepatía para luego alejarse, quería decir lo que pasaba pero no podía, era un sentimiento de frustración infinita, así que solo pude llorar -. Querida ya estamos juntos, nada nos pasara, Alberth siempre demostró ser un ser perfecto y bueno, con el nada nos pasara y yo tampoco dejare que nada te pase a ti.- dijo mi padre abrazándome, sin saber que nos había puesto en peligro.

 

 

 

Pov Lio

Había pasado horas buscando a Cassandra, seguí su rastro hasta el castillo de los Leycan, pero me pareció imposible, hasta que algo que me pareció aun mas imposible de creer, frente a mí estaba Aska, la verdadera Aska, con su hermoso cabello dorado, su vestido blanco y sus bellos ojos azules -. ¿Aska, eres tu?- dije sin salir de mi asombro -.Lio retrocede, llama a Alberth y salven a mi padre y a mi hermana, lo que se avecina es una verdadera tragedia, por favor.- dijo llorando, mientras desaparecía -. No quiero que mueran.- -. ¡Aska! .- grite para que no se fuera pero era tarde, ¿Que trataba de decirme? ¿Qué era tan importante para que se presente así? voltee mi vista, pues olfatee a un asqueroso vampiro muy cerca mío, cuando mire era Víctor que ya estaba frente a mi, luego recuerdo ver todo borroso, estaba en el suelo y Víctor se acerco a mi diciendo -. Tu asquerosa mascota, me serás de mucha ayuda.- sonrió macabramente y luego perdí la conciencia

Pov Cassandra

Daba vueltas en el salón, mientras miraba a mi padre tratando de resolver como reconstruir su reino, hasta que llego Víctor y cuando lo vi junto a Lio supe que algo realmente maligno tramaba -. Su majestad .- Dijo Víctor con la apariencia aun de Alberth -. Le informamos que Lio y yo ya hemos unificado nuestros reinos -. Mi corazón se paralizaba, Lio parecía estar normal pues se inclino ante mi padre y ante mí, saludando con gran cortesía, todo indicaba que Víctor lo había poseído -. Y queremos proponerle unificar los tres reinos .- Dijo Víctor -. ¿Unificar los tres reinos? Pero Alberth, no se si sea lo correcto.- Majestad es la única forma de vivir en paz .- -. ¿Como sugieres que unamos nuestros reinos? .- Pregunto mi padre -. Majestad ¿estaría dispuesto a cederme su reino, para que yo lo gobierne junto a los dos reinos? .- mi padre dudo ante tal pregunta pero luego me miro, tal vez vio mi cara asustada y dijo -. Protección Alberth ¿brindaras protección a mi reino a nosotros y juraras lealtad ante mi a pesar de ser un rey? .- -. Por supuesto majestad, hasta el día de su muerte y con su corazón en mis manos se que jamás llegara ese día .- -. Tu padre será un gran impedimento ante tal ideal .- -. Mi padre Víctor a muerto, así que al subir al trono y al unificar mi reino con el de Lio, tome esta decisión, gobernar los tres reinos en beneficio de la paz, mírelo de esta manera su majestad, yo jamás dejare que nada les pase a ustedes, a mi imperio, lo he demostrado protegiendo y trayendo de vuelta a su hija, también en el pasado se lo desmoste varias veces con mi lealtad hacia usted .- -. Pero para gobernar mi reino hace falta mucho poder, que incluso tu no tienes .- -. Por eso me uní con Lio, el me transferirá sus poderes, sin embargo, para que su poder sea transferido a mi, el debe casarse y convertirse en rey, para que como gobernante adquiera el poder total de su pueblo, ya que de no ser así no podre gobernar su reino que requiere de mucha magia y poder .- -. ¿Quién será la esposa de Lio? .- -. Se que le parecerá absurdo, pues yo se la di y ahora se la quitaremos, pero siempre estará con usted .- -. ¿Mi hija? .- -. Majestad, Lio y Cassandra se aman, desde que ella llego a este mundo, amo a Lio y que mejor oportunidad que esta .- -. Pero mi hija también perderá sus poderes .- -. Ella a vivido sin ellos toda su vida, se que no le afectara ¿verdad princesa? .- Dijo Víctor mirándome a los ojos y mostrándome a escondidas el corazón de mi padre, no tuve otra opción mas que asentir con la cabeza -. Lo ve, su majestad, además a Lio y a Aska les negó una ves su felicidad, ¿no cree que es hora de remendar aquella falta? .-

 

Mi padre lo medito y luego de un vacio silencio, acepto, había caído una ves mas en las redes de Víctor, yo rogaba por que Alberth me escuchara, por que escuchara cuanto lo necesitábamos, pero tal ves, jámas lo volveria a ver

Pov Cassandra

Me acerque a Lio mientras mi padre y Víctor charlaban de el cede del trono y le dije -. ¿Lio estas bien, puedes moverte? ¿O también estas a la voluntad de Víctor? .- -. Víctor esta muerto Cassandra -. No es así .- Víctor de pronto me miro con ojos de dagas y supe que tenia que callar -. No se como pero te ayudare .- dije con gran furia y a la ves de pena -. Cassandra debo irme, tengo que arreglar algunos asuntos, nos vernos en unas semanas o meses tal ves .- dijo besándome la frente, el parecía estar en perfecto estado, pero no iba a confiarme, Víctor lo tenia poseído estaba segura de ello.

Pasaron los días desde aquel suceso, luego pasaron semanas y al final pasaron dos meses, Lio no se acercaba al reino y sabia que Víctor tampoco se acercaba por que tramaba algo malo, quería pedir ayuda, pero me daba miedo hacerlo, mi padre llenaba actas y reconstruía el reino, siempre ocupado, así que andaba sola todo el tiempo, llorando por la frustración y rogando para que Alberth vuelva, mi boda seria dentro de una semana, así que el miedo también hacia victima de mi, me acerque a la ventana de mi habitación para mi rutina diaria, cuando de pronto vi salir a Víctor de el salón privado en dirección a la salida, me arme de valor y rápidamente corrí detrás de el, pero se dio cuenta y volteo, así que me escondí rápidamente, supe entonces que tendría que dejar que el se valla primero, o sentiría mi presencia, luego de un rato, corrí al castillo de los vampiros, entre al palacio y encontré a Víctor en su trono, me escondí tras una columna audazmente y mire con cautela y sorpresa que a lado de Víctor se encontraba Aioria, hijo de Alexander y Daliana -. ¿Que cuentas de el estúpido de mi hijo? .- le pregunto Víctor a Aioria -. Esta en una empresa de los estados unidos, trabajando como cualquier otro humano, incluso ya esta comprometido con una humana .- ¿Queee? Era imposible, pasaron solo dos meses desde que el se fue ¿por que se iba a casar? Mi corazón se partió en dos y fue inevitable que unas lágrimas corrieran por mi rostro -. Increíble, mi hijo resulto ser un estúpido mas, mientras no se meta en mis planes, puede ahogarse con las escorias humanas .- -. Su majestad .- dijo Aioria convirtiéndose en un hombre adulto -. Eso no preocupa en lo absoluto, pues al final usted también llegara a gobernar el mundo de los humanos, lo que ahora preocupa es que el regrese .- -. Lo dudo, si dices que esta bien ahí donde se encuentra, estoy seguro que no regresara, pues piensa que la estúpida niña a quien ama es feliz con la mascota esa .- -. Lo se su alteza, pero Aska lo busca .- -. Que dices criatura, Aska esta muerta .- -. No olvide su excelencia, que por tener poderes inimaginables, puedo sentir todo, como la presencia de ese fantasma que quiere arruinar sus planes y claro, también siento su presencia princesa Cassandra .- cuando oí mi nombre quise correr a toda velocidad, pero no pude dar ni un paso, ya que increíblemente Aioria estaba delante de mio en cuestión de segundos, me tomo del brazo y a increíble velocidad, casi teletransportandose, me llevo hasta el trono de Víctor, -. Valla, valla, tenemos una princesita desobediente.- dijo Víctor con la apariencia de Alberth -. ¿Por que Aioria, por que nos traicionas, acaso Víctor también te chantajeo con algo? .- Aioria se acerco a mi y dijo -. Claro dijo la palabra poder y autocontrol, fueron las palabras mágicas para que lo siguiera sin reproche alguno .- -. ¿Qué? ¿Y tus padres donde están? .- -. No lo entiendes ¿verdad? Yo era un animal al cuidado de mis padres, no podía controlar mis poderes, ni siquiera podía saber como comer, era un infierno, pero cuando su majestad Víctor, me encontró, me prometió el auto control y el poder, y mírame, controlo a la perfección mis poderes .- mire el collar de Víctor, el dije de mi padre y lo comprendí todo, el corazón de mi padre le había dado a Víctor todo el poder suficiente como para darle auto control a Aioria y también manejar a Lio a su antojo, -. Princesa Cassandra .- dijo Víctor -. No hagas estupideces y vete de aquí, ve a donde perteneces .- -.No te saldrás con la tuya Víctor, se que Alberth vendrá y que tu no podrás manipularlo como lo hiciste con Lio.- -. ¿De que hablas? .- -. Tu manipulaste a Lio con el poder que te dio mi padre, cuando te dio su corazón .- -. Que niña tan ingenua eres .- -. Lio no esta bajo mi control, solo esta molesto ya que no quiso ceder su reino a Alberth, pero lo hace por ti, por que quiere casarse contigo y sabe que es la única forma, lo que si hicimos Aioria y yo, fue borrarle la memoria, no recuerda cuando le dijiste que amabas a Alberth, tampoco recuerda a Aska, entre otras cosas .- quede atónita ante tal explicación, Víctor se acerco a mi y dijo -. Si tu dices algo o intentas hacerle recordar, volveremos a borrarle la memoria y tu pagaras con la muerte de la escoria de mi hijo o con el sufrimiento de tu padre cuando apreté su corazón a mi conveniencia, me conviene que se casen, por que como ya lo dije, el poder me será cedido una ves que se convierta en rey, en cuanto a mi nieto Aioria, le di todo el poder de el corazón de tu padre para que así venga a mi y sea mi único heredero, el es el único que saco mi corazón .- dijo Víctor con la sonrisa malévola que tanto odiaba, Aioria me sostuvo en sus brazos y me llevo al reino de mi padre -. ¿Por qué haces esto? tus padres deben estar muy preocupados por ti .- dije mientras veía como se marchaba -. A ellos los mate y para calmar mi angustia también matare a mi querido tío, el puede ser un peligro para nuestros planes .- me aterre al escuchar esto, ese dulce niño que conocí meses atrás esta convertido en un verdadero monstruo, tal como lo dijo Víctor el era el único de su familia que saco su frio corazón, una ves que desapareció volví a correr pero esta ves hacia el portal.

 

 

Pov Alberth

(California - E.E.U.U.)

Habían pasado 2 meses para ser exacto desde que me fui de mi reino y deje a Cassandra, a diario me levantaba de mi cama a media noche y gritaba el nombre de Cassandra entre pesadillas, sabia que esto no podía continuar así, me había propuesto a olvidarla completamente, ella ya era feliz con Lio, tal ves hasta estaría casada con el, he idearon un plan para regresarle el corazón al padre de Cassandra, quería volver para ver como andaban las cosas pero yo mismo decidí alejarme y si volvía tenia que asegurarme de no caer de nuevo en querer luchar por Cassandra, así que le pedí matrimonio a la diseñadora publicitaria de mi empresa, Alex, era una chica muy linda y apenas la conocí me atrajo en seguida, sin embargo no podía dejar de pensar en Cassandra, Salí de mi habitación para tomar alguna bebida, saque de el refrigerador un néctar de naranja y lo serví en un vaso, mientras lo tomaba mire hacia la ventana y sorpresivamente en el reflejo de esta, vi la imagen de Aska a mi lado, solté el vaso en mi asombro y voltee rápidamente para ver si ella estaba ahí, pero no había nadie, fue cuando nervioso sujete el teléfono y llame a Alex -. Alo .- dijo ella adormitada y con razón pues eran apenas las 2.00 de la mañana -. Amor quiero casarme contigo mañana .- -.¿que estas loco? Vuelve a dormir Alberth .- -. No Alex debo confesarte algo muy importante, espérame ahí, que voy inmediatamente a decirte que es .- dije colgando el teléfono, salte por mi ventana en dirección a su casa y llegue a su ventana, ella me miro sorprendida -. ¿Cómo llegaste tan rápido a mi casa y Por qué estas en bóxers? .- yo me di cuenta de tal detalle solo cuando ella me lo hiso notar, pero aun así no le di importancia y acomodándome a un lado de su cama le dije -. Quiero confesarte algo que tal ves te parezca aterrador, no se si me creerás loco o si te asustaras y no quieras volver a verme, pero quiero casarme contigo, siento que cada día te quiero mas y necesito regresar a un lugar para calmar la angustia que me mata, no sin antes estar atado a ti para siempre .- ella me miro asustada y dijo -. Que es eso tan aterrador que tienes que contarme .- la mire a los ojos y dije -. Soy un vampiro .- -. ¿Qué? -. Soy un vampiro de un mundo paralelo a este .- -. Acaso estas loco Alberth? .- ven te lo demostrare .- la cargue en mis brazos y me lace por la ventana .- caímos desde un tercer piso, ella cerro los ojos y grito, pero ya estábamos en el suelo, cuando abrió los ojos dijo -. Imposible .- luego me miro a los ojos, por si le quedaban dudas corrí a gran velocidad y la lleve a mi departamento, la recosté en la cama y le dije -. Si realmente te asusta estar conmigo lo entenderé.- -. No, no claro que no .- dijo acariciándome el rostro -. Tuve sospechas, pero jamás dije nada por temor a que me creas loca .- ella se acerco a mi y me beso, luego interrumpió el beso y mirándome a los ojos dijo -. Te ame desde que te conocí, quiero estar contigo para siempre, te ayudare a olvidarla .- me abrazo -. ¿Ella es vampiro como tu, es de tu mundo? -. No, ella no es vampiro, pero si es de mi mundo, ella es muy feliz ahora con quien ama .- dije mientras la abrazaba -. Alberth quiero que me ames, ámame hoy y mañana a primera hora casémonos.- me beso tiernamente yo correspondí el beso, era verdad que la deseaba, pues era una mujer muy hermosa, pronto el beso se torno en apasionado, ella empezó a quitarse la ropa y yo la acariciaba tiernamente, quería sentir su respiración junto a la mía, quería que mi mente pensara en el momento, pero la verdad era que no podía quitar a Cassandra de mi ser, dudaba si debía hacerlo o no.

 

" tienes que amarla " decia mi razon "no lo hagas" contestaba mi corazon....

(California - E.E.U.U.)

Pov Alberth

Mientras la tomaba entre mis brazos, la besaba y acariciaba, Alex ya se las había ingeniado para quitarse toda la ropa, yo por mi parte aun no me quitaba los bóxers, lo único que cubría mi cuerpo, así que decido a hacerla mía empecé a quitármelos lo mas rápido que pude, sin embargo mientras me los quitaba y besaba a Alex, levante la vista casualmente y vi a Aska parada detrás de la cabecera de mi cama, salte de la cama hacia atrás pues la impresión fue fuerte, Alex por su parte miro a Aska y tapándose con la sabana la miro muy asustada -. ¿Aska? .- dije atónito -. Alberth salva a Cassandra, salva a Lio, salva a mi padre y por amor a Dios salva nuestro mundo .- dijo acercándose a mi -. ¿Eres un fantasma? .- le dije en mi asombro de verla parada frente a mi y con su misma esencia -. Si, pero pronto regresare al otro mundo, por favor sálvalos .- -. De quien los tengo que salvar .- -. Sálvalos .- volvió a decir para luego desaparecer, rápidamente me vestí y saque de mi armario mi armadura, que por suerte había decidido traerla de recuerdo, la acomode en una maleta y me dispuse a viajar a Paris, ya que solo ahí había un portal, sin embargo tenia que llevar a Alex a su casa, una ves que la lleve a su casa me despedí con un beso y me voltee para salir corriendo en dirección a mi mundo -. ¿y si es una trampa?.- dijo Alex sosteniendo mi brazo para que no me fuera -. No lo es, estoy seguro que era la verdadera Aska .- -. No te vallas Alberth, si te vas volverás a caer y querrás quedarte para estar con ella -. Dijo abrazándome por la espalda -.Ella no me ama, esta enamorada ya, además.. .- dije mientras volteaba para mirarla a los ojos -. Te quiero y te prometo que no seré de nadie mas, solo seré tuyo .- -. ¿Lo prometes? .- -. Lo prometo .- le di un beso y corrí al aeropuerto, ya que podía ser veloz, pero el avión aun era mas veloz que yo, una ves en Paris corrí hacia el precipicio y antes de lanzarme, pensé en la carita triste de Alex cuando me despedí de ella -. Prometo que Cassandra no significara nada mas para mi, solo estarás tu .- dije para mi mientras me lanzaba al portal.

Pov Cassandra

Corrí al portal y estuve dispuesta a saltar, pero de pronto apareció una criatura gigante, mas o menos de unos dos metros, con los ojos negros y colmillos muy filosos, parecía un lobo, pero también tenia rasgos humanos, así que lo deduje inmediatamente, era Aioria, caí al suelo ya que tan solo su presencia agotaba -. Aioria no hagas esto, tu eres una buena persona, lo se .- -. Eres muy ingenua, yo jamás fui una buena persona, desde el día en que naci, mi destino estaba marcado para esto, ser el rey supremo de todo el universo .- -. Víctor te esta utilizando .- sin mas palabras Aioria perdió la paciencia y me golpeo con su cola haciendo que volara hasta unos arbustos cercanos, caí consiente pero cuando trataba de pararme el dolor hacia que pierda el conocimiento.

 

Pov Alberth

Llegue a mi dimensión y vi una criatura extraña que me parecía conocida, era Aioria, mi sobrino -. ¿Que haces aquí y así Aioria? ¿Dónde esta mi hermano y tu madre? .- -. Están muertos, yo los mate .- -. Eso no es verdad .- -. Claro que lo es, incluso mi padre murió por defender a mi madre y no pudo defenderse, murieron por idiotas .- la furia empezó a invadir mi cuerpo y desenfundando mi espada para luego apuntar a Aioria le dije -. Entonces tu destino será aun mucho peor que la de ellos.- -. Tío .- dijo convirtiéndose en un niño -. Regresa al mundo de los humanos, aquí no tienes nada que hacer además no puedes atacar a tu sobrinito así .- -. ¿Sobrino? yo no veo a ningún familiar aquí .- dije para luego abalanzarme sobre el con mi espada, el rápidamente se convirtió en la criatura terrorífica que era en un principio y también me ataco -. Es inútil tío, soy invencible, podemos pelear así por horas pero no lograras matarme, en cambio yo si se como matarte .- dijo sonriendo para luego correr hacia los arbustos, de ahí salió con Cassandra en los brazos, esta ves estaba convertido en un adulto -. Suéltala .- dije enfadado -. Cédeme tus poderes y la soltare .- dijo el demonio con la certeza de que si yo cedía mis poderes moriría y eso era cierto un vampiro sin poderes no es nada -. Bien .- dije soltando mi espada, el comenzó a succionar mis poderes mientras yo me retorcía de el dolor, pues era como arrancarme la cabeza lentamente, cuando pensé que estaba todo perdido apareció Alex y se abalanzo sobre Aioria, pero Aioria la sujeto rápidamente y la lanzo lejos, esa distracción sirvió para recuperarme rápidamente y así corrí hacia el con mi espada y le corte el brazo derecho ya que en el los lobos ocultan sus poderes, pero el infeliz seguía vivo -. ¿Crees que puedes matarme solo con eso?.- dijo entre carcajadas -. Jamás podrás derrotarme .- dijo golpeándome con sus garras y lanzándome lejos, el impulso de su golpe hiso que impactara bruscamente contra un árbol para luego caer inconsciente.

Pov Cassandra

Estaba en el suelo recuperando la conciencia y mire que alrededor de Aioria estaba una mujer inconsciente y delante de el estaba Alberth, trate de correr a detenerlo pero no pude, estaba muy débil, Aioria se acercaba a Alberth con su espada para matarlo, pero antes de poder hacerlo apareció Víctor -. Me has sido de mucha ayuda Aioria, pero ahora ya no te necesito mas .- dijo para luego ponerle la mano en la frente y absorber todos sus poderes, Aioria grito a todo pulmón hasta que pronto quedo seco, fue muy aterrador, luego Víctor se acerco a mi y me alzo de el cuello casi ahogándome y dijo -. Has que Alberth regrese al mundo de los humanos .- mire que Víctor, tenia la cara de preocupación y entendí que aun no podía manipular a su hijo, a pesar de ser mas fuerte que antes -. No lo hare .- -. Si no lo hacerse matare a tu padre a Lio a Alberth y luego cuando con la apariencia de Alberth sea el rey, te matarte a ti -. Por que quieres que me case con Lio entonces, si matándonos a todos puedes ser aun rey .- -. Ya te dije niña estúpida, puedo ser rey, pero quiero el poder ¡así que mas te vale que me obedezcas! .- dijo soltándome, mire a Alberth casi apunto de despertar y con lagrimas en los ojos dije -. Dame una noche con el .- -. Imposible .- -. Por favor Víctor, te prometo que lo que hare será para que el nunca jamás vuelva, llévate a mi padre y a Lio lejos por una noche, luego regrésame a Lio en la mañana, pues a el le puedes borrar la memoria a tu antojo y devolvérsela, así que te pediré que lo regreses con su memoria y luego se la quitas, te juro que después de esto jamás volveré a desobedecerte y aceptare todo lo que hagas .- -. Por que debo confiar en ti .- pregunto Víctor -. Por que ni tu ni yo tenemos opción .- Víctor me miro con ojos de Desconfianza pero luego parecía estar resignado -. Te daré esta noche, me llevare a Lio y a tu padre al reino de la escoria de Alexander, Lio vendrá adelante de nosotros con la memoria recuperada y luego estaremos nosotros para presenciar tu estúpida boda de una ves por todas .- dijo volteándose para marcharse -. Espera Víctor, quiero que me digas algo .- -. Que .- -. Tu conoces a Alberth ya que a pesar de ser un ser maligno, fuiste su padre ¿Que decepciona a Alberth, tanto como para que odie eternamente a alguien? .- Víctor volteo con ojos de desconfianza y me respondió.

 

Pov Alberth

Recobre la conciencia y vi a Cassandra a mi lado -. Cassandra ¿estas bien? .- dije incorporandome a mi postura -. No te preocupes todo ya se acabo .- -. ¿Pero como? .- -. Lio nos ayudo, no pudo quedarse ya que tiene otros asuntos que resolver .- -. Cassandra .- dije mientras miraba sus bellos ojos -. Tengo que hablar con Lio y preguntarle muchas cosas -. No tienes nada que preguntar, Alberth mira .- dijo señalándome a Alex que aun seguía inconsciente por el golpe que le dio Aioria -. llévate a la joven y luego ven para que conversemos, te esperare en el castillo de mi padre .- -. ¿Tu padre ya te reconoció como su hija? .- -. Si, todos ya estamos en paz .- -. Aska se me presento diciendo que todos estaban en grave peligro .- -. Debió ser solo por Aioria .- dijo Cassandra muy fría, como ocultando algo -. Sin embargo tengo que regresar para conversar con Lio y por supuesto con tu padre, una ves que vea que todo esta en orden me iré .- dije mientras cargaba a Alex -. No desconfíes de mi .- -. No es eso, solo quiero estar seguro de todo, luego te prometo ya no volver a molestarte .- me voltee y corrí hacia el portal con Alex en brazos lo mas rápido que pude, pues el deseo de abrazar y besar a Cassandra hacia presa de mi, deje a Alex en mi departamento a salvo y regrese a mi dimensión, una ves ahí me dirigí inmediatamente hacia el castillo de los Leycan cuando entre en el reino mire un pueblo en plena reconstrucción, mire el castillo de los Leycan y sentí mi corazón latir pues volvería a ver aquellos bellos ojos, sin embargo tenia en cuenta la promesa que le hice a Alex, entre al castillo y note inmediatamente que estaba deshabitado -. Alberth mi padre no esta en estos momentos, ven espéralo aquí arriba conmigo .- dijo desde las escaleras de arriba, yo subí siguiendo sus ordenes, ella entro rápidamente a una habitación yo la seguí y entre en la habitación con ella, Cassandra estaba parada en un costado de la ventana y cuando me vio entrar, rápidamente me tomo de las manos y me sentó en su cama -. Te amo Alberth .- dijo tratando de besarme, yo me pare inmediatamente y dije -. ¿A que juegas Cassandra? .- -. Alberth el hechizo se rompió cuando averigüe la verdad ,cuando supe todo lo de Aska, me di cuenta que te amaba, pero te fuiste y no pude decírtelo, quise buscarte pero sabia que no te encontraría, no sabes cuanto llore cuando te fuiste .- yo la mire asombrado pues no sabia que hacer, quería abrazarla y decirle "yo también te amo" "jamás pude olvidarte" pero la promesa que le hice a Alex aun seguía presente en mi, Cassandra se empezó a quitar la ropa quedando totalmente desnuda y dijo -. Quiero que me tomes, quiero que me hagas tuya, siente el amor que te tengo .- dijo poniendo mi mano en su desnudo pecho para que sintiera sus latidos, pronto empezó besarme y no lo pude resistir, rápidamente me quite la ropa y la recosté en la cama, una ves desnudo comencé ha hacérselo, era demasiado placentero lo que sentía, tenia la combinación de placer, amor y alegría, su cuerpo vibraba con el mío y en cada caricia ella decía cuanto me amaba eso hacia que todo mi cuerpo tiemble y le respondía que también la amaba, estuvimos así toda la noche y una ves agotados dormimos hasta el amanecer, dormí con ella abrazada a mi, pues no quería despertar solo en mi cama gritando su nombre nuevamente, en una de mis tantas pesadillas, estaba realmente feliz y quería estar así sin importar nada, pues ya la había echo mía y ahora ya no había vuelta atrás.

 

Pov Cassandra

Llego el amanecer, así que rápidamente desperté, el agotamiento combinado con tanto amor que tenia hacia Alberth, habían echo que durmiera sin reparar lo que había prometido, Salí de la cama lentamente para no despertar a Alberth que me abrazaba muy fuerte, Salí sigilosamente de sus brazos y con cuidado me levante de la cama, me vestí rápidamente y mire por la ventana, Lio estaba caminando hacia mi castillo un poco desorientado, corrí al verlo y el al mirarme dijo -. Cassandra, no se que paso, solo recuerdo que te buscaba a las afueras de este reino ¿dime por que estas tu aquí? .- -. Tranquilo .- le dije -. Pude hacer que mi padre recupere su corazón, ahora quiero que te cases con migo para ser completamente feliz .- dije con una sonrisa fingida en mi rostro .- -. ¿Qué? .- dijo mirándome con cara de pocos amigos -. ¿Acaso juegas conmigo? Dijiste que amabas a Alberth .- -. Debiste haberte golpeado con algo, por que yo nunca dije eso, ven vamos te lo demostrare.- dije jalándolo hacia una de las habitaciones de mi castillo, una ves ahí lo bese y el correspondió, así que con gran pesar y dolor en mi corazón, me quite la ropa y le dije a Lio lo que le había dicho a Alberth -. "Tómame, ve el amor que hay en mi para ti ".- sin pensarlo mas, Lio empezó a besarme y de una manera brusca característica de el, me lanzo a la cama y empezó a quitarse la ropa mientras me besaba, yo solo podía llorar, entre gemidos Lio me pregunto el por que de mis lagrimas y le respondí -. De alegría, no te detengas.- pero lloraba de desesperación quería que Alberth entre por esa puerta y detenga esta tortura.

Pov Alberth

 

Desperté exhausto y contento a la ves, quise tomar de nuevo a mi bella Cassandra, pero ella ya no estaba en la cama, supuse que por ser su primera ves tendría vergüenza, sonreí un poco al pensar en lo que paso y me levante de la cama, mientras me vestía sentía la mente de Cassandra queriéndome llamar, pero a la vez no, era demasiado extraño ya que últimamente no había podido leer su mente y pensé que mi padre tenia que ver algo en esto, pues solo el podría bloquear las mentes de los demás para que yo no las oyera, Salí de la habitación una ves que me cambien y empecé a sentir el aura de Cassandra y extrañamente la de Lio, abrí la puerta de la habitación en donde se sentía mas esa sensación y lo que vi jamás, jamás, lo podre olvidar.

Pov Cassandra

Alberth abrió la puerta de la habitación en donde estábamos Lio y yo, la abrió antes de que Lio pudiera quitarse el pantalón, pero aun así nos vio en una postura muy intima, De pronto el aire se volvió denso, Alberth aun seguía en la puerta y Lio y yo estábamos quietos viéndolo, Alberth se acerco a Lio con furia, lo tomo de el cuello y lo lanzo por la ventana, luego me miro a mi con furia y salto por la ventana para seguir golpeando a Lio, me vestí de prisa y Salí corriendo hacia donde ellos estaban, veía aterrorizada como Lio convertido en lobo atacaba a Alberth y como Alberth atacaba a Lio con gran furia, parecía que iban a matarse, una ves que Alberth alcanzo su espada, supe que tendría que intervenir, así que me puse delante de Lio y cerré los ojos, como no sentía nada los abrí lentamente y vi a Alberth con ojos de furia sujetando la espada y absteniéndose de apuñalarnos, luego empezó a llorar y me tomo de los brazos diciendo -. Dime
¡¿Por qué haces esto, acaso alguien te obligo a hacerlo?! .- no le respondí, solo baje la cabeza, ante esto Alberth me sujeto con mas fuerza y sacudiéndome dijo -. ¡¡¡¡¡ Responde, maldita sea!!! .- yo lo detuve empujándolo y dije -. ¿No te das cuenta que te utilice? Que patético eres rogando por amor, ni mi hermana te amo, prefería a Lio y yo también lo prefiero, pues el es un hombre de verdad, uno que amare y jamás dejare de amarlo, por eso nos casaremos.- dije besando en la boca a Lio, Alberth sujeto su espada y me apunto con ella -. Escucha escoria, jamás vuelvas a llamarme, no te atrevas si quiera a hacerlo, que por mas que ruegues que tu vida o la de los demás corre peligro no vendré a ayudarte.- -. Jamás pedí tu ayuda, tú viniste por cuenta propia, y si, espero que no vuelvas, ya que tengo a Lio y eso basta.- Alberth miro a Lio y también lo apunto, a lo que Lio respondió -. Ya la oíste.- Alberth empezó a burlarse y rio como loco diciendo -. Caí en las redes de una cualquiera.- luego se volteo y camino, se veía en cada uno de sus pasos la amargura de su ser, mientras se alejaba las palabras de Víctor resonaban en mi mente cuando le pregunte que es lo que mas decepción le causa Alberth en este mundo, tanto como para odiar de por vida a una persona -. "la traición".- me contesto -. "Alberth jamás perdonara la traición, que lo utilices a tu favor que lo engañes, si quieres que el te odie por toda la eternidad, traiciónalo".- sin poder aguantar mas llore a rabiar, Lio al ver tal llanto pregunto preocupado -. ¿Que es lo que pasa Cassandra? dime la verdad.- -. Lio.- dije desesperada -. Ayúdame, ya no aguanto mas, ve por Alberth y dile que Víctor nos manipula a todos yo no puedo decir nada o Víctor matara a todos.- -. Que dices Cassandra, Víctor esta muerto y Alberth se acerca con tu padre .- mire los ojos de Lio y comprendí que Víctor estaba de vuelta, voltee a mirar si se acercaba y era cierto, el y mi padre llegaban en una carrosa, rápidamente mi padre bajo de ella y me abrazo -. Te extrañe mucho pequeña.- me dijo muy afligido -. ¿pero por que lloras mi niña?.- -. Es que también los extrañe.- -. Bien, por que hoy princesa será tu boda, nos tendrás a todos cerca, desde ahora, incluyéndome.- dijo Víctor con la apariencia de Alberth mientras salía de la carrosa, sabia que Víctor podía destruirnos a todos pero también sabía que si era así por lo menos el ser que más amo en este universo sobreviviría.

 

Pov Alberth

Cuando cruce el portal hacia el mundo de los humanos, estaba tan destrozado y humillado que saque mi espalda y me apunte al pecho con ella, llovía mucho así que no pude ver el cielo claramente, sujete la espada con todas mis fuerzas y me dispuse a quitarme la vida, pero mi ángel vino a detenerme, Alex sujeto la espada y gritando mi nombre me abrazo mientras lloraba, me detuve y la abrase -. ¿Por qué quieres morir? ¿Acaso no estoy yo aquí contigo?- dijo la dulce Alex mientras lloraba -. Alex te traicione, me acosté con Cassandra y rompí nuestra promesa.- -. No importa Alberth te perdono, te perdono mil veces si quieres, pero por favor no vuelvas a pensar en quitarte la vida.- dijo besándome, yo la abrase con fuerza y después la cargué en dirección a mi departamento, camine en silencio pensando en que no debí alejarme jamás de Alex, que ella era la única mujer para mi y que estaría dispuesto a darle todo a ella, una ves que llegamos y la deje en mi cama le dije -. Casémonos, cacémonos hoy mismo, quiero casarme contigo y olvidarlo todo, quiero empezar una vida nueva junto a ti.- Alex me abrazo y acepto -. Vamos Alberth dúchate yo hare lo mismo y juntos buscaremos un juez para casarnos.- dijo besándome la frente -. Quiero recostarme un segundo aquí contigo -. Dije acomodando mi cabeza en su hombro y sujetando su mano, me sentía mas tranquilo junto a ella.

Mas tarde salimos a comprar cosas para la boda, lo alistamos todo rápidamente, conseguimos un juez por pura suerte y en mi departamento nos dispusimos a realizar nuestra boda, con unos cuantos amigos que pudieron venir a última hora, Alex estaba muy feliz por todo esto y yo me sentía tranquilo, pero feliz, eso era aparte.

Pov Cassandra

La hora llegaba, tenia puesto el vestido de novia y las cosas de la boda ya estaban listas, Salí al salón para encontrarme con Lio y los invitados, baje las escaleras y sentí en el pecho una presión terrible, esto era por lo que mi hermana paso aquel día y las dos terminaremos en tragedia, las lagrimas volvían a caer una ves que nos acercábamos al altar, si no pude aguantar que Lio me tocara, como será por toda la eternidad o tal ves Víctor nos mataría antes de estar juntos, creo que prefería eso, el padre pronto llego al típico "alguien se opone a este matrimonio" pero a puerta jamás se abrió, sabia que Alberth jamás volvería por mi, ni aunque le suplique por mi vida.

Pov Alberth

El juez rápidamente llego al -. ¿Aceptas a Alberth como tu legitimo esposo? .- y Alex contenta, rebosante de alegría respondió -. "Acepto".- luego el juez volteo hacia mi y pregunto -. ¿Aceptas a Alex como tu legitima esposa?- me quede mudo durante un buen rato baje la cabeza e hice que todos se preguntaran si respondería o escaparía de ese lugar, estaba decido a no volver jamás a mi mundo y a olvidarlo todo, con un gran suspiro pero decidido de lo que diría, respondí


-. "Acepto".-

 

******************************************************************

espero les guste aun no es el final pero ya pronto bye besoss a todos

Pov Alberth

El juez nos dio la pluma para firmar los papeles y así estar al fin casados, pero cuando le tocaba firmar a Alex, ella se detuvo, luego me miro y dijo -. Lo siento Alberth pero no puedo pasar el resto de mi vida con un hombre que ama a otra mujer.- luego de decir esto corrió al baño y se encerró ahí, yo corrí detrás de ella, toque varias veces la puerta pero no respondió, así que le dije -. La única mujer para mi eres tu, no existe otra persona, mi amor vamos, sal de ahí y ágamos nuestro sueño realidad, te amare lo juro, a ti y solo a ti .- luego de esperar un buen rato me dirigí a mis amigos y los calme, les hice saber que esto era un mal entendido y que Alex solo estaba nerviosa, nuevamente me acerque al baño y note que la puerta estaba abierta y también la puerta principal estaba abierta, corrí para alcanzarla pero fue tarde ella ya estaba en un taxi, trate de correr a la velocidad de el taxi pero la gente estorbaba mucho y no quería correr por encima de los carros, eso llamaría mucho la atención, corrí como pude y alcance al taxi, había llegado a las afueras de la ciudad hacia el portal, vi a Alex decidida a saltar así que me puse delante de ella, pero ella dijo que yo nunca olvidaría a Casandra y que no era justo que yo sufriera así, que ella no seria egoísta atándome a ella y cosas así, yo le conteste repetidamente que la amaba y que nadie la reemplazaría en mi corazón y en medio de la discusión ella resbalo y cayo, me lance para alcanzarla pero ella llego a mi mundo mas rápido, cuando llegue yo no la vi por ninguna parte y sentí miedo de perderla, cuando voltee la mirada y vi a mi padre pero con mi imagen, cargando en sus hombros a Alex desmallada -. Suéltala.- dije sin importar el por que tenia mi imagen -. Eres un estúpido, arruinas todo, jamás debí tenerlos, todos resultaron un estorbo.- -. Déjala Víctor.- -. Ella arruinara todo, es la única que puede devolver a Lio a la normalidad.- -. ¿Qué, de que demonios hablas?.- sin contestarme me lanzón un poder de luz, que hiso volara por los aires hasta envestir con el piso, Víctor se acerco a mi mal herido cuerpo con velocidad y dijo -. ¿Creíste todo lo que te dijo Casandra? Realmente me hubiera gustado ver al estúpido de mi hijo con el corazón desecho por una estudia Leycan, pero aun así decidiste querer a esta estúpida humana, jamás serás como yo.- cuando dijo que Casandra mentía, supuse que el la obligo a todo, me llene de furia y me levante de el suelo sujetando a Víctor por la camisa, acto que hiso que Alex cayera al suelo -. ¡¿Que dijiste, Casandra mintió por tu culpa?! .- -. No solo eso, yo la obligue a casarse con Lio.- -. ¿¡Qué, por que!? .- -. Lio te sedera el poder a ti supuestamente, cuando sea rey, pero la verdad es que yo seré el que recibirá todo, incluso los poderes de Demian.- ante mi asombro Víctor rio a carcajadas y dijo -. Todos son unos estúpidos, incluso tu.- dijo lanzándome nuevamente un poder que jamás vi en el y así me di cuenta de todo, el nunca se había atrevido a atacarme, pues sabia que yo era el mas poderoso de sus hijos, por ello los manipulo a todos para mantenerme lejos en lo que el aumentaba sus poderes con ayuda de los leycan y los lobos, pero no era lo suficientemente fuerte ya que de un solo golpe pudo haberme matado, mientras caía al suelo por el impacto de mi padre, me di cuenta que Casandra aun no se había casado con Lio, caí de pie y corrí en dirección al reino de los leycan, Víctor se dio cuenta y trato de alcanzarme pero no pudo, pues yo alcance la iglesia antes de el e interrumpí con un grito resonante en la catedral -. ¡Casandra!.- Casandra volteo junto con los demás y corrió hacia mí abrazándome con fuerza -. Perdóname, perdóname.- dijo llorando -. Tranquila estoy aquí.- dije correspondiendo su abrazo, pero de pronto sentí algo tibio recorrer mi espalda, el dolor era tan grande que me había quedado mudo ante tal agonía y caí al suelo perdiendo el conocimiento.

 

Por Casandra

Alberth interrumpió la boda justo a tiempo y no pude soportarlo mas, corrí hacia el y lo abrase pidiéndole disculpas y llorando a rabiar, el me abrazo y trato de tranquilizarme, pero Víctor ya con su apariencia, apareció y lanzo un poder de su mano hacia Alberth, al parecer el impacto fue muy grave, pues Alberth escupió sangre de su boca y cayo al suelo inconsciente, cuando cayo pude ver su espalda destrozada, como si lo hubiera golpeado una bala de cañón y con el vestido blanco ensangrentado comencé a llorar de miedo y dolor pues sabia que el había muerto, Víctor me tomo de el cuello y dijo -. ¡De una buena ves cásate, maldita sea! .- y me arrojo al altar, cayendo a los pies de Lio, trate de levantarme y vi a Lio con la mirada perdida, mi padre se levanto de el trono y trato de detener a Víctor, pero este apretó su corazón matándolo en el acto, trate de gritar, pero mi garganta estaba aun adolorida por lo fuerte que Víctor la apretó -. Lio reacciona, ayúdanos.- dije en mi desesperación, pero el no reacciono -. Pierdes tu tiempo y ahora todo será de otro modo, tendré que matarlos a todos.- levanto su brazo hacia el celo y empezó a acumular un gran poder en la palma de su mano, en ese momento sabia que moriríamos, pero algo hiso que Víctor se retorciera un poco, era la humana que estaba con Alberth, lo había apuñalado por la espalda y luego corrió a Lio, cosa que me sorprendió pues pensé que iría hacia Alberth -. Lio mírame ¿me recuerdas? ¿Recuerdas cuando era una niña y mi rescataste?.- dijo la joven haciendo que Lio se sacudiera un poco -. ¡Maldita sea morirán aquí todos ustedes escorias! .- grito Víctor enfurecido.

Por Lio

Estaba en blanco, no sentía nada, ni pensaba en nada, estaba muy relajado cuando oí una vos conocida -. ¿Me recuerdas? ¿recuerdas cuando era una niña y mi rescataste? .- pronto unas imágenes volvieron a mi mente.

Cuando estaba decepcionado por la muerte de Aska recorri el mundo de los humanos matándolos y comiéndomelos, pero en una de mis brutales cacerías vi a una niñita correr asustada, mi clan había matado a su familia y la buscaban, cuando estaban apunto de atacarla intervine, algo en esa niña me decía que no debía hacerle daño, desde entonces dedique mi vida a cuidarla, desaparecí de el reino para cuidar a aquella niña y me enamore de ella, a sus 19 años ella se acerco a mi habitación me beso lleno de caricias y nos amamos por primera ves esa noche, al día siguiente ella había desaparecido, dejando una nota que decía "Lo siento" desde entonces volví al mundo de los lobos y jure jamás tener ningún tipo de remordimiento al matar humanos, niños, jóvenes, ancianos, ningún tipo de lastima por ellos. La había olvidado por completo al pasar los años, hasta que volví a escuchar su voz, sentí mis lagrimas recorrer mi rostro y mis ojos se aclaraban para mirar su cara, era Alex -. ¿Por que te fuiste?- -. Tuve miedo.- -. Jamás te perdonare.- -. No espero que me perdones, pero por favor sálvalo .- dijo señalando a Alberth, pronto me di cuenta de el entorno, mire a Alberth mal herido, a su padre gritando como loco y a Casandra casi arrastrándose por el dolor, rápidamente trate de detener a Víctor, pero no pude hacerlo, este era muy fuerte y me expulso en el acto con una fuerza increíble, cuando caí Alex se acerco a mi y trato de levantarme pero Víctor llego rápido hacia ella y atravesó su hombro y mi pecho al mismo tiempo con la espada de Alberth, supe que no había salvación estábamos perdidos, la presencia de Alberth había desaparecido así que supe que el estaba muerto y también sabia que mi vida se agotaba pues Víctor había dañado mi brazo y por tal vulnerabilidad, atravesó mi corazón con gran facilidad, Alex y yo estábamos en el suelo desangrándonos hasta morir y antes de perder el conocimiento vi a Víctor acercarse a Casandra apunto de matarla era nuestro fin.

 

Pov Casandra

Victor se acercaba a mi con la espada de Alberth, sabia que me mataría, pero no podía hacer nada ya que al arrojarme al altar, victor me había provocado un serio daño en la espalda y no podía pararme, ni siquiera podía gritar, ya que la garganta me ardía por lo fuerte que me la apretó, sin poder moverme o gritar cerré los ojos esperando mi muerte, sin embargo el aura de Alberth se sintió nuevamente, abrí los ojos y vi a Alberth deteniendo a Victor, luego este empujo a Alberth, Alberth volvió a pararse y empezó a atacarlo y así los dos empezaron una pelea, que yo solo podía presenciar por lo débil que estaba.

Pov Alberth

A pesar de mis graves heridas empecé a atacar a Victor para que no matara a Cassandra pero el era muy fuerte -. Eres un idiota jamás me derrotaras, esto será una batalla eterna, ya que ni tu ni yo sabemos cual es el punto débil de nosotros como para matarnos .- dijo Victor y tenia razón, los Vampiros nacen con un punto débil en su ser, si este no sede jamás sus poderes puede vivir por siempre, si no descubren su punto de muerte, cada vampiro tenia un distinto punto débil, podía ser en cualquier parte de el cuerpo o tal ves muy escondido en el, si no encontraba el punto débil de mi padre seguro lucharíamos por horas, semanas, meses, seria de nunca acabar y no podía perder tiempo ya que Cassandra estaba sangrando, tal ves muy lastimada al igual que Lio y Alex -. Alberth .- dijo de pronto en medio de la batalla con Victor, una vos conocida -. Alberth
su punto débil es.. .- era Aska -. Dime Aska ¿sabes cual es su punto débil? .- dije sin dejar de pelear -. Si esta en la parte baja de su corazón, quítale tu espada y apunta ahí, pero solo tendrás una oportunidad, si fallas el descubrirá que por ser tu padre, tu también tendrás el mismo punto débil .- rápidamente logre quitarle la espada a Victor y apunte a su pecho, me concentre lo que pude ya que el se movía mucho y apuñale su pecho, la sangre salió disparada, pero parecía no haberle afectado, Victor sonrió y mirándome dijo -. ¿La parte baja de mi corazón? Te lo dijo Aska, no es así .- Me quito la espada muy rápido, casi no pude ver cuando lo hiso y apunto hacia mi pecho, la sangre corría por mi pecho, sabia que algo había pasado, pero no era yo el que sangraba, Victor estaba en mi pecho desangrándose hasta morir, ya que Cassandra pudo levantarse y con la daga de su padre, apuñalo a Victor por la espalda, Victor tirito por un momento y luego se convirtió en polvo, Cassandra me abrazo y lloro -. Tranquila, ya todo termino .- dije con dulzura mientras la sujetaba entre mis brazos -. Vamos tenemos que atender a Lio y a Alex o morirán .- con ayuda de los sirvientes de Cassandra atendimos a los heridos por la terrible batalla, al parecer todos estarían bien pero con la muerte de mi padre y de el padre de Cassandra, las cosas se complicaban, había dejado sin protección a dos reinos y tenia que hacer algo o ambos reinos decaerían ya que necesitaban de un rey para alimentase de sus energías.

 

Pov Lio

Desperté en una de las recamaras de Cassandra, con el cuerpo recuperado, Cassandra se acerco a mi y me abrazo -. Que bueno que estas mejor .- -. ¿Cuánto tiempo dormí? .- -. Por una semana .- me sorprendí al escuchar eso, no pensé que estaría tan mal, Cassandra se encargo de contarme la batalla entre Victor y Alberth que me perdí al estar inconsciente y también me conto como Alberth empezó a reconstruir el reino de los Leycan y que estos lo querían como rey, pero el estaba mas interesado en salvar el reino de su hermano y el suyo, Cassandra hablaba de Alberth como si no lo hubiera visto en días y comprendí que el no se daba tiempo para ella y si seguía sin tomar el mando de los reinos, dejaría a Cassandra a un lado -. ¿No preguntaras por Alex? .- dijo Cassandra para cambiar de tema -. No se quien es ella .- dije muy molesto -. Vamos Lio, tu sabes quien es .- -. No se de que hablas y con permiso tengo que ver a mi aldea .- dije levantándome de la cama y en dirección a mi reino -. Ella se ira hoy Lio ¿no hablaras con ella? .- -. Ya te dije que no la conozco.- dije saliendo de ese lugar, al salir de la habitación vi a Alberth llegar y presencie una escena romántica entre Cassandra y el, ella corrió a abrazarlo y ambos se besaron, aun me dolía perder a Cassandra, pero estaba resignado ha hacerlo, me acerque a Alberth y note la sonrisa de satisfacción por haberme curado, en el -. Tienes que aceptar el reino de Cassandra, sin un rey ellos no sobrevivirán .- le dije a Alberth -. No podría gobernar mi reino el reino de mi hermano y este, seria demasiado para mi .- -. Tienes mucho poder, podrás hacerlo .- -. No, prefiero ayudarlos por separado se que así sobrevivirán -. ¿Y planeas partirte entre los tres reinos? así jamás podrás ver a Cassandra, ni a nadie, yendo de un lugar a otro, toma los tres reinos y gobiérnalos con Cassandra, así se te hará mas fácil gobernar un reino unido .- -. No creo poder hacerlo, se que no veré a Cassandra, ni a nadie pero no quiero cometer un error .- me acerque al oído de Alberth para murmurar algo que no quería que Cassandra oyera -. Es eso o es que aun no sabes si confiar en Cassandra .-Alberth se quedo callado y me miro sorprendido, como si le hubiera leído sus pensamientos, Salí de el salón y me dirija a mi aldea.

 

Pov Alberth

Lio era muy directo, siempre lo había sido, pero esta ves hiso que reaccione, me daba miedo creer en Cassandra por tanto que ella me lastimo y no sabia si hacerlo o no, no quería tomar los tronos para alargar así mi decisión de casarme con ella, ya que para ser rey se debe estar casado y aun no estaba seguro, mis pensamientos se desvanecieron cuando escuche la vos de Cassandra -. Lio es muy testarudo, no quiere despedirse de Alex .- -. ¿Ellos se conocen?.- dije confundido -. Claro Alex me conto que Lio la conocía desde que ella era pequeña .- los ojos se me abrieron como dos enormes platos y sin nada que decir corrí hacia Lio -. Espera Lio .- dije agitado -. Tienes que hablar con Alex.- -. Basta con eso por favor, ella y yo no tenemos nada .- -. Eres tu la persona que ella me hablaba, ella te dejo por miedo, pero luego se arrepintió aun te ama, siempre me decía que en su corazón estaría alguien que nada ni nadie podría borrar, ni siquiera yo .- -. Basta Alberth déjame en paz yo no la perdonare jamás y punto.- dijo convirtiéndose en lobo y dispuesto a correr, pero antes que pudiera escapar dije -. Tiene una hija tuya .- Lio se detuvo y convirtiéndose nuevamente en humano me miro con ojos de asombro.

Pov Lio

Estaba loco, Alberth decía que Alex tenia una hija mía -. ¿Cómo sabes que es mía? .- le dije con rabia por lo que dijo -. La niña tiene 2 años el tiempo que Alex y tu se separaron y también ella es mitad lobo .- Lo ultimo que dijo Alberth, basto para que corriera hacia ella, pero al llegar a su habitación encontré una nota en la cama " Espero que seas muy feliz, perdóname por todo Lio " corrí de vuelta a Alberth y dije -. ¿Dónde esta ella? ¿A dónde se fue?.- -. Ella vive en los estado unidos, tal ves esta en camino, pero por si no, ve a mi departamento, tal ves aun este ahí .- ni bien termino de hablar Alberth, corrí hacia su departamento subí las escaleras muy nervioso y la encontré al abrir la puerta que daba a una habitación, Alex estaba de espaldas hablando por teléfono y no me había visto, sin querer oí la conversación que tenia con su ama de llaves -. Si la extraño mucho, por favor cuídala, pronto estaré en camino a los estados unidos y me reunirme con mi pequeña, cuídate Delia .- dijo colgando el teléfono, luego se paro de la cama y al darse la vuelta se quedo muy sorprendida al verme ahí parado en medio de la habitación -. ¿Por que no me lo dijiste apenas me viste?¿ por que te volviste a ir sin decírmelo, por que?.- pregunte con lágrimas en los ojos -. No quería arruinar tu vida .- bruscamente la tome entre mis brazo y dije -. Tu jamás fuiste un estovo en mi vida y mi hija tampoco lo será, déjame ser parte de su vida, no seas injusta con nosotros .- Alex comenzó a llorar y me abrazo con fuerza -. Perdóname Lio perdóname por ser tan cobarde .- -. Perdóname a mi, cometí dos veces el mismo error, me deje cegar por la furia, sin pensar en el motivo de sus actos .- dije para luego besarla, pues aun la amaba.

Al día siguiente

Estaba muy nervioso parado en el aeropuerto esperando a mi hija, pues habíamos quedado con Alex que la llevaríamos a mi reino, ella ahí no seria una niña extraña, seria una niña mas y se desenvolvería feliz entre los otros niños, además tenia que presenciar la boda de sus padres -. No te pongas nervioso.- dijo Alex tomando mi mano para que dejara de temblar -. ¿estas seguro que no quieres saber como se llama? .- -. No, tu dijiste que ella ya sabe hablar, así que quiero preguntárselo a ella .- una de las aeromozas anuncio la llegada de el vuelo de los estados unidos y en pese a sudar, de el avión bajo una dulce niña con ojos azules y cabello de un tono blanco, junto a una señora que parecía ser la ama de llaves, la niña corrió hacia su madre y la abrazo con fuerza, luego fijo su vista hacia mi, me agache para estar a su altura y dije -. Hola pequeña ¿Cómo te llamas?.- -. Mi nombre es Daliana, Mire a Alex sorprendido y vi una sonrisa dibujada en su rostro, comprendí que ella siempre estuvo amándome y yo perdiendo el tiempo en vengarme, voltee mi vista nuevamente hacia la pequeña Daliana y le dije -. ¿Sabes quien soy? .- -. Si eres mi padre, lo se por que tienes el cabello como el mío y tus ojos son como los que yo tengo, mi mama me dijo que mi padre era como yo, pero en versión adulta .- solté una pequeña carcajada al oír esto y abrace a mi pequeña, luego las lleve a mi mundo para estar juntos por siempre.

 

Pov Cassandra

Habían pasado 2 años desde que Alberth se fue de mi reino, el aun solucionaba los problemas de los tres reinos y a veces se daba tiempo de visitar a Lio, Alex y a sus dos hijos Daliana y Bell, tenia la impresión de que me evitaba y sabia que era por que aun no confiaba en mi, desde la boda de Alex y Lio se había comportado un poco frio con migo y cuando despareció lo comprendí, una noche mientras miraba por mi ventana las gotas de lluvia chocar con el suelo, divise a lo lejos de mi reino ya reconstruido, una figura conocida, era Alberth, me levante de inmediato y corrí hacia el, lo bese por toda la cara y lo abrace con fuerza, el me cargo llevándome a mi habitación y me coloco en la cama, se recostó en cima mío y dijo -. No sabes cuanto te extrañe .- -. Yo también te extrañe mucho mi amor .- dije abrazándolo -. ¿te quedaras? .- -. No hables, hoy no .- dijo besándome apasionadamente, lentamente empezó a quitarse la ropa y a quitarme la a mi, mientras nos besábamos, su cuerpo frio delataba las horas que estuvo debajo de la lluvia, tal ves pensando en que tenia que volver, sus latidos sonaban con gran fuerza, mientras me hacia el amor, entre caricias y besos trataba de decirle cuanto lo amaba, pero el respondía -. No hables .- comprendí que aun no confiaba en mi, aun estaba dolido.

Al día siguiente desperté sola y con una nota a mi lado "Perdóname, pensé que podría quedarme una ves que recordara tus caricias, pero fue aun peor para mi, decidí irme al mundo de los humanos, mi hermano menor Felipe, se hará cargo de todo, perdóname por favor" llore amargamente, pero no podía culparlo, todo era mi culpa.

Al pasar 3 meses Felipe aun se negaba a tomar el trono de su hermano y mi reino decaía, fue cuando Alberth volvió, lo mire acercarse a mi con su armadura puesta y arrodillándose dijo -. ¿Me arias el honor de perdonar a este imbécil, y casarte con el? .- las lagrimas brotaron de mis ojos las emociones inundaban mi ser, abrazándolo le dije que si.

Los preparativos estaban hechos, los invitados en la sala principal y la novia rebosante de alegría, baje por las escaleras nuevamente y mientras lo hacia, recordaba todo lo que había pasado por mi vida, recordé a mi padre leyendo el cuento de los tres reinos, recordé también su muerte, recordé cuando mi tía Belinda me hacia la vida imposible, recordé cuando vi por primera ves a Lio y a Alberth, cuando vine por primera ves a este reino, cuando pensé estar enamorada de Lio pero en realidad mi corazón le pertenecía a Alberth, recordé a mi padre y lo poco que pude tenerlo a mi lado, recordé los malos y buenos momentos vividos en este mundo y me sentí muy afortunada, pues era feliz, hoy era el día mas feliz de mi vida y no era un sueño, como los que tantos tuve cuando sufría por la partida de Alberth.

 

Cuando termine de bajar la gradas, observe a Lio con su esposa Alex y sus dos pequeños niños, junto a algunos miembros de su aldea incluyen a la anciana también vi al hermano de Alberth, Felipe junto a su prometida vampiro y junto a los del consejo, vi a los aldeanos de el reino de Alexander y a cierta cantidad de personas de mi reino.

Alberth tomo mi mano y me condujo hacia el altar, una ves dado el si, bailamos un vals en el medio de el salón, con la miradas de todos sobre nosotros, Alberth se acerco a mi oído y dijo -. Ahora seremos felices y tendremos muchos hijos .- yo sonreí y puse su mano en mi vientre, por suerte mi pequeño entendió el mensaje y pateo mi vientre para que su padre pueda sentirlo, Alberth se detuvo sorprendido y yo me colgué de su cuello diciendo:

"La felicidad esta en camino"

FIN

****************************************************************

DEDICADO A :

ale95 XureItza sagiie

GRACIAS POR COMENTAR

alice13cullen13

carliepataki

FERNANDACULLEN

Ikau_dream1

princesa vulturi

Reina Stella

SweetHinata

tatiana92

GRACIAS POR LEERME Y PONERME EN FAVORITOS

************************************

GRACIAS A TODOS ESPERO QUE LES AGRADE EL FINAL

FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO, PARA TODOS CUIDENSE MUCHO

=) BESOS

hola amigos, les informo que he creado la segunda parte de esta historia esta como El principe vampiro, el Lider Lobo y La princesa Leycan II, espero que les guste cuidense muchooo y felices vacaciones =)

La historia continua cuando Arabella una joven de 18 años es atacada en su universidad, por un vampiro que luego de raptarla y llevarla a Paris, le promete preséntale a sus padres el Rey Alberth y la Reyna Cassandra, Arabella jamás tubo padres, pasaba de un orfanato a otro así que la curiosidad de saber, el por que sus padres la abandonaron hacen que acepte la proposición de Rafael, el vampiro que la secuestro, una ves en el mundo de los inmortales, Arabella se da cuenta que Rafael la engaño y quiere volver al mundo de los humanos ya que el mundo de los inmortales es terrorífico, pero no puede volver no hasta que acabe con el rey Ares, un tirano muy poderoso capas de destruir todo a su alrededor con tan solo pensarlo

Arabella: Joven de 18 años que atormentada por recuerdos de su pasado, intenta descubrir quien es en realidad, temerosa, timida y bella, ella descubrira su pasado tras un tormentoso recuerdo.

Bell: Hijo de Lio y Alex, muy fuerte a comparacion de su hermana Daliana, el es casi 100 % lobo, audaz veloz y cauteloso, a diferencia de su padre el entiende mejor los sentimiento de una mujer.

Rafael: hijo de un militar vampiro, que al aparecer Ares traiciona a su pueblo, Rafael vivio solo toda su vida y cuando conocio a su padre se leva una mala impresion de el y asi decide formar un grupo de reveldes para derrotar a Ares y devolver la paz al mundo inmortal.

Ares: Tirano despiadado, capaz de destrozar cualquier cosa a su alrrededor si asi lo desea, es un ser muy poderoso pero aun no se sabe si es un vampiro o un leycan.

-------------------------------------------------***********------------------------------------------------------

Pueden encontrar esta historia como :

https://www.potterfics.com/historias/67185

El principe vampiro, El lider lobo y La princesa leycan - Potterfics, tu versión de la historia

El principe vampiro, El lider lobo y La princesa leycan - Potterfics, tu versión de la historia

Cassandra: Desde el primer día que vi al lobo de pelo plateado no temí por mi vida, temí por perderlo, me enamore de el sin saber que era o por que estaba a

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-el-principe-vampiro-4982-0.jpg

2023-02-27

 

El principe vampiro, El lider lobo y La princesa leycan - Potterfics, tu versión de la historia
El principe vampiro, El lider lobo y La princesa leycan - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/64284
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20