El Secreto de Granger ¿En verdad soy una Sangre Sucia? - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

PREFACIO

rn

Los ecos del pasado cantan al son del viento una leyenda ya olvidada

rn

Una vez existió un mago oscuro de linaje puro, era malvado y oscuro, nada le paraba, nada le satisfacía, esclavizo en la vieja Escocia a todo mago y muggle por igual mientras que las criaturas mágicas se regocijaban en su libertad.

rn

Una noche salió a dar un paseo mientras meditaba sus planes futuros, pronto su poder llegaría a todo el mundo y nada le pararía. Camino sin rumbo por horas siempre con la varita en mano preparado para una traición cuando en el centro de un lago encontró a la más bella y peligrosa criatura que había visto jamás, se quedó embelesado admirándola había escuchado hablar de ellas y a pesar de haber visto a más de su clase jamás vio a una como esta. Avanzó y sin pensarlo lanzó la imperdonable admirando su trabajo cuando la bestia cayó muerta sonrió por su nuevo trofeo.

 

rn

Mientras tanto una diosa de la guerra buscaba a su compañera de batallas y al visualizarla vio como caía y yacía, su corazón dolió por la bestia su fiel amiga de combate y al ver al mago aún con la varita alzada su furia bramo y un trueno estallo a sus espaldas, con todo el odio que fue capaz de reunir lanzó una maldición para que la bestia volviera a vivir, el mago rogó por perdón pero ella hizo oídos sordos y con un látigo de fuego azoto la espalda del mago.

rn

Al despertar el mago poco a poco empezó a recuperar su conciencia y con horror se dio cuenta que ya no era el mismo, algo moraba en su interior algo oscuro y más poderoso que nada que él hubiera imaginado, miró a su alrededor y un rayo de luz de luna llena le ilumino, se dio cuenta que sus sentidos se agudizaron podía ver a través de la oscuridad, oír y sentir todo lo que lo rodeaba pero sobre todo sentía el poder circular por sus venas ¿Pero a qué precio? Dijo con una sonrisa amarga y una voz letal.

rn

Un dragón tatuado a fuego quedó marcado en su espalda esa noche, y sus descendientes recordarían siempre como su linaje fue maldecido pasando la marca de la bestia a cada hijo e hija

rn

La pregunta aquí es

rn

¿ELLOS CONTROLAN A LA BESTIA O ÉSTA LES CONTROLA?

rn

Porque una vez que la bestia despierta no reconoce al amigo del enemigo...

rn

Y así la leyenda comenzó contada por todos los supervivientes de la gran opresión, contada como el mago desapareció y las cosas volvieron a estar bien olvidando su era de oscuridad
y cada noche de luna llena todos los habitantes y criaturas podían escuchar los rugidos de una bestia en busca de su compañera

rn rn

En las noches de luna llena los licántropos no son los únicos que le rugen a la luna, existe una criatura aún más peligrosa que ellos, se dice que de ahí descienden los dragones que pisaron la Tierra al lado de los dioses antes de todos los tiempos. Y una vez que la bestia despierta es casi imposible controlarla...

¿Quién soy en realidad? Se preguntaba una joven castaña admirando la luna llena desde su habitación en casa y sintiendo una leve punzada de dolor en la espalda que la hizo doblarse y gemir sobre su cama hasta quedarse dormida

Porque nadie sabe que escondemos en nuestro interior

Sagiie

rn rn

De nuevo por aquí con esta nueva historia espero que les haya gustado el principio...

 

Recuerdo la primera vez que le vi, era un ángel rubio que me cautivo para siempre con una sonrisa, jamás me había pasado pero mi corazón comenzó a latir desenfrenado como si alguien más lo estuviera controlando, sentí mis mejillas enrojecer cuando nuestras miradas se encontraron y supe que su sonrisa era para mí. Y por siempre atesoraría ese recuerdo.

Luego vino la selección "Slytherin" grito el sombrero cuando era el turno de ese niño rubio, pero cuando fue mi turno y nombraron mi nombre la sonrisa de ese niño desapareció por completo de su rostro más en cambio se volteo y luego se rió de algo dicho por su compañero de casa. Fui enviada a Gryffindor por elección y así comenzó mi nueva aventura en ese mundo tan nuevo y desconocido para mí, bueno tal vez no tanto.

Más tarde sentada en la mesa de mi casa empezaron los murmullos y supe que esto no sería fácil así que me jure a mi misma que sería la mejor bruja y que jamás me dejaría pisotear por nadie. Al mediados de ese año me encontré de nuevo con ese chico Malfoy, en la biblioteca, curiosamente él buscaba un libro que yo tenía en mis manos para hacer un trabajo en pociones, se que le costó dirigirse a mí pero al final terminamos haciendo la investigación conmigo, lo que más me sorprendió fue que ha diferencia de mis compañeros de casa que me llamaban "Sabelotodo" el simplemente se dirigió a mi por mi apellido.

- ¿Y bien?me dijo arrastrando las palabras.

- Claroconteste y así empezó nuestra "amistad" o lo que sea que tuviéramos ya que solo nos veíamos en la biblioteca y fuera de ella éramos un par de desconocidos.

En segundo año me llamo "Sangre sucia", me maldije una y mil veces por "mi sangre", sus palabras me dolieron en lo más hondo pero curiosamente esta vez tenía un par de amigos que se preocuparon por mí, sip un duo se rompió pero el trió de oro nació. Me refugie haciendo mi título de rata de biblioteca verdad, y fue ahí donde me lo encontré, para mi suerte tenía que pasar por su lado si quería salir de ese pasillo y cuando me dirigía fuera el olímpicamente me detuvo tomándome de la muñeca y haciendo que me volteara.

- ¿Qué quieres ahora?le dijeAcaso quieres seguir insultándome.

- Perdónme dijo.

Hubo un momento en que mi cerebro simplemente se paró, si como lo oyen, estaba atónita con sus palabras ¿Perdón?, en verdad esto era real, habían pasado 2 semanas desde que el me llamara tan cruelmente como lo hizo y desde entonces no nos habíamos vuelto a encontrar en la biblioteca por las tardes como era costumbre para nosotros y ahora simplemente me pedía perdón. Le mire con unos ojos como platos pero el miraba el suelo.

- Sé que no debí, y si no quieres volver a hablarme lo entiendo, solo quiero que sepas que tu realmente has sido mi única amiga aquí.

Yo simplemente estaba sin palabras.

- Mira será mejor que me vaya yo
--pero cayó y me miró, parecieron siglos simplemente éramos nosotros dos leona y serpiente. Él empezó a dar la vuelta, y para cuando pude reaccionar él ya había dado sus buenos 3 pasos.

- ¡Detente!le dije, tragué saliva y continúe, esto en verdad era duroMira me dolió mucho lo que me llamaste quiero saber porque lo hiciste y porque ahora me pides perdón.

- Yo no quiero perderteme dijo, y luego suspiro y empezó a contarme como su padre le había dicho que tratara a los de mi condiciónY así era como pensaba que la sangre era lo primordial pero ahora, ahora que te conocí se que eres mucho mejor que yo y que otros sangre puras a pesar de ser una sangr

 

- Vale, vale ya entendí

Me llamaran masoquista pero los siguientes años fueron a pesar de que estuvieron llenos de peligros los mejores de mi vida, y si mi amistad con Draco Malfoy siguió durante los siguientes 2 años, en tercero le di el puñetazo por culpa de una pelea que habíamos tenido, es que a veces se pasaba con su actitud, sabía que tenía que aparentar con sus compañeros de casa pero eso de querer asesinar a un indefenso animal me saco de quicio, bueno tal vez no tan inocente pero aún así conmigo él sabía que podía ser simplemente Draco, cuarto año llego y con el él torneo donde Harry participo y casi muere una decena de veces como si los años anteriores no hubieran sido suficientes, al final me decidí a ir con Víctor Krum, aunque a él ya le conocía, quieren saber por qué bueno simple y sencillamente recuerdo que antes de que mis padres biológicos murieran mi familia vivía cerca de la de los Krum y nosotros jugábamos de niños, claro que esos recuerdos para mí eran borrosos yo no tenía ni 7 años cuando eso paso, y luego tuve que ir a vivir con los Grangers una familia muggle sin hijos y me olvide por completo de mi antigua vida como si hubiera sido un sueño y yo despertara en la realidad, me separaron de mi hermano Alexander y por nuestra seguridad fuimos separados y escondidos, aún no entendía el porqué de ello, simplemente que el profesor Dumblendor me hizo prometerle que jamás revelaría mis verdaderos orígenes si quería volver a ver a mi querido hermano. Curiosamente Víctor si me recordaba y aunque no dijo nada sobre mi nuevo nombre solo se limito a recordar los viejos tiempos que compartimos y al final de ese año me entrego una carta que hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas, era de él, de mi hermano y me decía que pronto nos reuniríamos, no tuve tiempo de preguntarle a Víctor el cómo, simplemente me despedí de él con un beso en la mejilla aunque él giró la cabeza haciendo que nuestros labios se encontraran. Cuando se fue me enfrente a un rubio platinado que ardía de la furia y de celos que al final me termino confesando que si había ido con Parkinson era porque su padre así lo había esperado al igual que los de su casa pero que nunca iban a poder hacer que llegaran a algo más formal. Yo no le reproche nada porque a pesar de mis celos decidí tratar las cosas así fríamente, no dejaría que nadie me viese llorar, eso jamás. No fue hasta quinto año donde me contó que algo grande estaba pasando y que quería que me mantuviera alejada de Harry, aunque claro eso jamás lo lograría, empezamos una discusión que fue subiendo de tono hasta que terminamos en un beso salvaje y esa fue la primera vez que sentí un calor punzante en mi espalda.

Luego del quinto año y besos y encuentros robados llegó el amargo sexto donde Draco tenía que hacer una misión imposible después de que su padre hubiera fallado en el robo de la profecía hacía unos meses y curiosamente las heridas de mi espalda ya estaban curadas a diferencia de las de los demás por ese encuentro. Seguí en contacto con mi hermano donde me entere de un par de cosas que simplemente no cuadraban pero las deje de lado al ver como día a día Draco cada vez estaba en peor estado, Harry empezó a sospechar pero yo siempre tenía la última palabra y le hacía quedar mal ante todos, si se que eso no es de una buena amiga pero de alguna forma tenía que desviar la atención de Draco hasta que el director pudiera encontrar una solución, porque si se lo contamos.

 

Lástima que las cosas no fueron bien
3 horas antes de la muerte del director:

- Entiéndeme, necesito que te mantengas segura si algo te pasara yo no podría seguir sin ti

- ¿Si no fuera una Sangre Sucia me alejarías? ¿De verdad eres consciente de lo que me pides? No solo quieres que me vaya de aquí sino que me alejas de ti y no puedo irme así como así le prometí a Harry y a Ron que les ayudaría y así lo haré

- Por una vez quieres solo preocuparte por ti y solo por ti, entiéndeme Jane necesito que estés segura, las cosas se han complicado aún más y yo necesito que me prometas que irás a nuestro refugio, luego yo te alcanzaré.

- Iré ahí en cuanto pueda

- ¿Acaso no puedes hacer lo que te digo por una maldita vez en tu vida?

- Draco yo haré lo que creo que es correctole dije con lágrimas picándome en los ojos pero no deje que ninguna saliera.

- Respecto a tu pregunta sabes que La sangre es lo que menos me importa, somos las personas quienes deciden ser buenos o no y se que tu eres maravillosa, al diablo con la sangre, tu cambiaste eso tu fuiste la diferencia sin ti en verdad que ahora esataría perdido, me enseñaste a ver lo bueno y lo malo y ahora solo quiero ser feliz a tu lado sin falsedades sin máscaras solo tú y yo

- Ojala las cosas fueran así de fácilesdije con una amarga sonrisa en mis labios--Te amo Draco, y ahí algo de lo que quiero hablarte, yo quiero decirte que

Pero justo en ese momento fuimos interrumpidos por Snepe, quién sabía de nuestra relación y al contrario de lo que llegué a pensar él simplemente nos apoyo, bueno en su retorcido humor.

- Draco te buscan en la sala común, ya sabes que no es bueno levantar más sospechas.

Pero Draco solo se giro a mí y con un último beso de despedida dijo las palabras que sabía significaban un adiós

- No puedo pensar en perderte, vete ahora y cuando tenga una oportunidad te alcanzare y nos iremos juntos de este infierno. Promete que te marcharás.

- Draco

- Promételo

- Yo

- Apresúrate Dracodijo Snape, y luego se marcharon juntos.

El director nos había prometido su ayuda pero las cosas no fueron nada bien cuando todo se fue al traste cuando Snape mató al director y luego todos los mortifagos y criaturas malvadas hicieron acto de presencia por todo el mundo, al final el señor tenebroso se alzó y ahora Harry, Ron y yo iremos en la búsqueda de los Horocruxes. Desde hace 1 mes que no sé nada de Draco, él me pidió que me fuera y me prometió que cuando hubiera una oportunidad se reuniría conmigo pero viendo a mis amigos sabía que sin mí simplemente no durarían ni 2 días sin que antes los atraparan. Ahora bajo las escaleras de mi casa y me dirijo a las personas a las que he llegado a ver como mis segundos padres, las lágrimas corren por mis mejillas pero sé que es lo mejor.

- Obliviatedigo y salgo de mi casa apareciéndome en el camino que me llevara a la madriguera.

Es ahora que me pregunto si habré hecho bien en marcharme mientras hago guardia en nuestro refugio cerca de un bosque que se dice que esta maldito, a las afueras de lo que creo es Escocia

 

ESCOCIA

Era mi turno de hacer guardia así que salí de la tienda de campaña que compartía con Harry y Ron, me senté recargando mi espalda en un tronco y no fue hasta que estuve segura de que los chicos estaban dormidos que saque la carta que estaba escondida en un compartimiento mágico del libro que leía.

En la carta decía:

Querida hermana:

Cada día que pasa te extraño, quisiera volver a reunirme contigo como en las últimas vacaciones pero por ahora me es imposible, las cosas aquí no van bien, surgió una complicación que bueno
escucha intenta mantenerte segura y aléjate de ese amigo tuyo al que siguen los problemas, quiero que te comuniques con Víctor él sabrá que hacer ya le he dado instrucciones para que te ayude a desaparecer del mundo mágico, entiende hermana Londres ya no es seguro. Atrás de esta carta hay unos datos de una cuenta a tu nombre en un banco muggle, tienes que irte cuanto antes Jane y en cuanto pueda yo me reuniré contigo lo prometo, sabes que eres lo que más quiero por eso quiero que estés segura, por favor hazme caso y llama a Víctor, no hay tiempo que perder.

Te quiere

Alexander

P.D. Mantente alejada de los problemas.

Después de leer la carta la queme y me asegure de esparcir sus cenizas en la tierra. Una sola lágrima escapo de uno de mis ojos, esto era el colmo primero Draco y ahora mi propio hermano me pedían, no más bien me exigían que me alejara, de lo que también era mi guerra, entendía que se preocuparan por mí pero yo era capaz de cuidarme sola, en las últimas vacaciones Alexander me había entrenado en las artes oscuras junto a Víctor Krum su amigo inseparable y casi hermano ya que después de la muerte de mis padres Alexander había ido al cuidado de la familia de la ancestral casa de los Krum.

Yo les había demostrado que ya no era aquella niña inocente santurrona que no sabía defenderse y tenía miedo de matar a mi oponente, en este último año había aprendido a defenderme, claro que Draco tuvo mucho que ver al insistir en entrenarme 3 noches por semana en la sala de los menesteres por las noches y luego las clases particulares con Snepe, una furia me invadió, yo misma había confiado en ese hombre y ahora resultaba que él era un mortifago, Harry siempre sospecho del profesor de pociones pero yo por mi misma había descubierto que no era para nada el hombre que imaginábamos, ya que siempre estuvo al tanto de mi amistad con Draco y luego nos apoyo en nuestro noviazgo.

Deje que mis pensamientos vagaran y pensé en Draco de nuevo, no tenía ni la menor idea de cómo se encontraba, desde que se acabo el año escolar los mortifagos habían tomado gran parte de no solo el mundo mágico sino también del mundo muggle, criaturas que en mi vida pensé que aún existieran ahora destruían pueblos enteros de muggles alejados de la civilización, Voldemort había estado preparando con suma dedicación su toma del poder, tenía de su parte a criaturas mitológicas marginadas y desterradas que clamaban por venganza. Y luego estaba mi hermano desde que él se había graduado del Colegio Durmstranghacía 2 años yo realmente no tenía ni la menor idea de lo que realmente hacia mientras yo estaba en el colegio. Solo estaba segura que cada vez que yo iba a pasar unas semanas con él en vacaciones él al igual que Víctor se tomaban unos días para estar a mi lado. Y al final para complicar aún más las cosas y con ello mi cabeza estaban mis padres muggles, confiaba en que siles mantenía ignorantes de la situación estarían a salvo pero ahora no estaba tan segura. Si hice bien o mal ahora era demasiado tarde para ponerme a pensar en las consecuencias de mis acciones, suspire y alce la vista al cielo, curiosamente había luna llena, no supe cuanto tiempo pase observándola cuando de repente ya no estaba en el campamento haciendo guardia sino me encontraba volando en mi escoba, las estrellas brillaban como jamás las había visto y era la mejor sensación que podía alguna vez haber sentido bueno no tanto como cuando Draco me paseaba en su saeta de plata alrededor del lago.

 

Volé por encima del bosque hasta empezar a descender en la terraza de un gran castillo al borde de un acantilado que me era sumamente familiar. Cuando me vi de nuevo llevaba un vestido de seda azul oscuro con zapatillas plateadas cuyos tacones resonaban en el pasillo por el que vagaba, mis cabellos ya ondulados rozaban mi espalda desnuda al son de mis pasos, cuando empecé a ver cuadros mágicos colgados de las paredes, al principio solo eran hombres y sus semblantes eran todos semejantes reflejaban un aura oscura, fría y malvada a pesar de no ser los mismos había rasgos físicos que decían que eran familiares, todos traían ropas elegantes en su mayoría oscuras, y por el cambio en sus ropas supe que eran de diferentes épocas hasta que me encontré con un cuadro que ni siquiera se digno a mirarme a diferencia de los demás que por lo menos me habían lanzado una mirada, era un hombre apuesto su rostro no reflejaba nada y su mirada era puro hielo al igual que la de los demás tenía un porte arrogante pero a su lado aparecía este mismo hombre pero ahora el cambio era completamente palpable, a pesar de que su rostro no reflejaba nada sus ojos ahora se posaban con adoración en una mujer cabellos claros y un bebe de ojos color miel y cabellos negros que tenía a su lado. Seguí mi camino y sentí una sensación de deja-vú yo ya había estado en este lugar pero ¿Cuándo? Llegue al final de un pasillo y un escalofrío me atravesó la espalda, había un último cuadro donde una familia de cuadro se mostraba feliz, era un hombre de cabellos negros con ojos color miel al igual que los míos, a su lado estaba una mujer y un niño rubios de ojos oscuros contrastando con su piel blanca y en medio de estos estaba una niña de cabellera castaña clara sonriendo y con sus ojos brillantes al igual que los del hombre, era mi familia, eran mis padres, Drustan y Gwendolyn con sus hijos Alexander y Jane, no había apellidos como en los demás cuadros pero eso no importaba, yo había vivido aquí, un recuerdo borroso llego a mi memoria, éramos nosotros cuando nos hicimos este cuadro un año antes de que mi familia fuera destruida pero así como vino el recuerdo éste se fue.

Mi mente aún no procesaba la información, estaba demasiado conmocionada como para pensar en lo que este sueño podía significar, cuando de pronto reaccione y supe lo que tenía que hacer, ahora yo iría

- Hermione, Mione despiertame dijo una voz, abrí mis ojos y vi unos ojos verdes, era Harry

- Te quedaste dormida, y eso que yo soy el dormilón aquídijo Ron desde fuera de la tienda de campaña.

 

- Me quede dormidadije con una sonrisa tímida cuando me di cuenta que estaba acostada en mi cama y los chicos me miraban con complicidad.

- No fue nada ya sabesdijo RonSolo tienes que agradecer que mis pobres brazos te hayan podido.

- ¿me llamas gorda?le dije sonriendo.

- O bueno gorda no, eso nunca no estas tal mal.

- ¡Oye!

- ¡Auch!dijo sobándose en el brazo justo en el lugar al que le acababa de tirar una almohada.

- Ei niños basta, tenemos que averiguar porque la carta decía que viniéramos aquídijo Harry.

- ¿carta?dije ¿Qué carta Harry?

- Escuchen Dumbledor me dijo dio estodijo entregándome una carta.

- ¿Por qué no me lo dijiste?le dije

- Te dije que se enojaríadijo Ronald

- Tú lo sabías Ronald y no me lo dijistele espete.

- Ey me acabo de enterar.

- Leélo Herms, ya luego me regañasme dijo el ojiverde. Con una mirada evaluadora Empecé a leer la carta que Harry me acababa de dar, aunque solo eran un par de palabras con la inconfundible letra del director.

Para quien quiere saber la verdad.

Si lees esta carta significa que yo ya no estoy y por lo tanto no pude haber tenido tiempo para decírtelo en persona, espero que me perdones por no habértelo dicho antes. Ahora debes abrir no solo tus oídos sino tu corazón para entender la lección.

Cuenta una vieja leyenda Escoses

En las ruinas de la vieja doctrina, una vieja tumba aguarda en los confines de un castillo, protegido por una barrera mágica la canción del viento deberás escuchar y las respuestas se revelaran. Una vez que sepas la verdad no dejes a la bestia mandar.

Con cariño y un guiño

Albus Dumblemdor

PD. Solo tú sabes la verdad detrás de las palabras

Me quedé en shock, estas palabras eran demasiado familiares como para ignorarlas, la carta no iba dirigida ni para Harry ni para Ron sino

- Lo ves te dije que ni ella entendería la carta del viejo locodijo Ron burlón.

- Vamos Herms, dime que tú tienes una idea de lo que significadijo Harry esperanzadoA lo mejor y es una clave para encontrar los Horocrixes y


Era para mí

No escuche las palabras de Harry cuando me levante de la cama y salí disparada al bosque.

- ¡Ey! ¿A dónde vas?grito Harry empezando a correr para alcanzarme así que me detuve bruscamente haciendo que él chocara conmigo y casi cayéndome encima.

- Necesito pensar y para ello necesito estar sola un tiempo, volveré al amanecer, si no regreso para el mediodía continúen sin mí.

- ¡estás loca! ¿Crees que te dejaremos?, se que no soy el mejor para decírtelo pero no estás pensando Herms, no puedes irte solo asíMe tomo de los hombros y me hizo que le viera a los ojos--¿Qué es Hermione? Dime ¿Qué sabes de todo esto?

- No hay tiempo que perder Harry ya te he dicho que quiero estar sola, quiero un momento para poder pensar tranquilamente.

- Entonces hazlo aquí, Ron y yo no te molestaremos.

- Estaré bieny con eso le empuje para separarme de él y sin darle tiempo a continuar me desaparecí y caí en medio de un claro. Camine durante unos minutos hasta llegar a un gran roble y talladas habían unas letras en otro idioma que aunque desconocido para mí lo entendía perfectamente:

 

"El camino esta frente a tí, abre el corazón y escucha el viento que la llave esta justo aquí" y bienvenido a casa dragón solitario...

HARRY

Me quede atónito por la actitud de Hermione, había algo que no cuadraba, ¿Por qué se fue así, que razón había en su actitud, había más en esa carta de lo que yo comprendía porque aunque esas palabras no significaban nada para mí era obvio que si para ella.

- Que humor ¿eh?me dijo Ron con un emparedado a medio comerGinny se pone así en "sus días"dijo haciendo comillas con una manoY yo que pensé que Herms no era de las que les da fuerte.

- Nunca vas a madurar Ronle dije moviendo la cabeza de una lado a otro.

- Acaso ¿no ves?dije exasperadoElla sabe algo más

- Vamos hermano estas paranoico.

- No Ron, aquí ahí algo más, mucho más grande de lo que imaginamos.

- ¿A dónde vas?me grito Ron

- Voy a buscarla, el bosque es peligroso de noche y no conocemos estos rumbos, nunca se sabe con qué nos podemos topar.

- Voy contigo

- No, quédate por si ella vuelve, y si lo hace me mandas un patronus.

- ¿No crees que sería mejor enviárselo a ella?

- Con los ojos en blanco le dijeY tú crees que con lo cabezota que es vendrá en cuanto se lo digamos.

- Bien pero si no tengo señales de ustedes al mediodía iré a buscarles.

- Bieny con eso me interne en el bosque, porque no podía desaparecerme en un lugar en el que nunca había estado y ¿Cómo rayos lo había hecho ella? Si aquí había algo más

En alguna parte del bosque encantado de Rockalia en Escocia.

Hermione

Camine durante unos minutos hasta llegar a un gran roble y talladas habían unas letras en otro idioma que aunque desconocido para mí lo entendía perfectamente:

"El camino está frente a ti, abre el corazón y escucha el viento que la llave esta justo aquí" y bienvenido a casa dragón solitario...

Esas palabras estaban talladas a fuego en el viejo roble, me acerque y con una mano temblorosa delinee las palabras en el aire sin atreverme a tocarlas realmente, unas lágrimas silenciosas bajaron por mis mejillas sin que pudiera evitarlo, la llave estaba aquí, la llave de casa, mi casa, justo enfrente de mí y yo no tenía ni la menor idea de cómo encontrar el camino. Era tan frustrante.

Mi mente empezó a trabajar rápidamente, provocándome un terrible dolor de cabeza, tratando de recordar por que estas palabras eran tan familiares, yo misma había estado en este lugar no una sino muchas veces, con mi familia, Alexander y yo jugábamos alrededor de este roble de pequeños, mi madre era tan feliz reprendiéndonos y luego uniéndose a nuestros juegos mientras mi padre nos observaba siempre cuidándonos como si temiera que en cualquier momento fuéramos a desaparecer, él siempre se mostró terriblemente sobre protector las veces que salimos de este bosque, de nuestro hogar, recuerdo que tenía un semblante frío como el de los retratos del castillo incluso un porte arrogante pero al vernos simplemente sus ojos cobraban vida con un brillo especial de calidez.

Flashblck

- Recuerden siempre estas palabrasdijo un hombre de unos 30 años con el cabello negro azabache y ojos miel a una niña de cabellera castaña alborotada de unos 4 años que iba sobre sus hombros y a su lado caminando un niño rubio de 7 años.

 

- ¿Por qué papá?dijo el niño.

- Hay cosas de nuestra familia que sabrán a su debido tiempo, y mientras tanto tienen que irse preparando para lo que vendrá. Nuestra familia viene desde antes de la era dorada del Dragón.

- ¿Por qué?dijo de nuevo el niño pero esta vez su semblante alegre había sido sustituido por una seriedad impropia de un niño tan pequeño.

- ¿Recuerdan la leyenda de la época dorada del Dragón?dijo el hombre con una voz cálida.

- Si mama siempre nos la cuenta antes de dormir.

- ¿Y qué dice Alexander?

- Que un día hace siglos el país entero sufría de hambruna y los aldeanos desesperados dieron como sacrificio a la joven más hermosa del condado a los dioses, pero fue un dragón negro quién escucho los lamentos de la joven y ella dio su vida a cambio de que el Dragón salvara a su pueblo. Por décadas el dragón llevo comida a los aldeanos hambrientos y así se llamo la época dorada del Dragón porque había prosperidadtermino el niño con una sonrisa arrogante igual a la de su padre.

- ¿Pero papá que paso con la joven?dijo la niña.

- Esa Jane es una buena preguntael hombre se quedo en silencio unos momentos como pensando en cual era la mejor forma de contarles algoYa luego os contare que paso con ella, ahora quiero que me digan ¿si saben que paso antes de la época dorada?

- Mmm
mama dijo algo sobre una época oscurael niño miro a su padre y continui--¿Qué es eso papá? ¿Acaso no tenían sol?

- No hijo antes de eso existió un mago que era muy malvado con todos y un día fue castigado por una diosa haciendo que en su alma quedará marcada la marca de una bestia, la misma que él había destruido, un gran Dragón negro

- ¡YA LLEGAMOS!chillo la niña en brazos de su padreBájame papá.

- YO TE VOY A GANAR ALEXGrito la niña echándose a correr hasta el gran roble.

- Eso es trampa Janedijo el niño llegando caminando al lado de su padre un momento después.

- ¿Qué historia escucharemos esta ves papi?dijo la niña con una sonrisa igual a la de su madre sentada en una de las ramas del roble.

- Esta vez solo escucharemos al viento Jane, él tiene muchas más historias que contar que yole contestoAhora cierren sus ojos y abran su corazón, esa es la llave para encontrar el camino a casa.

- No oigo nada papadijo la niña con un puchero a punto de llorar. El padre se acerco a su hija y la tomo en brazos al igual que a su hermanoRelájense y abran los oídos del corazón.

- ¿Cómo hago eso papi?dijo la niña

- Piensen en un recuerdo hermoso.

- ¡Lo oigo papa!dijo el niño con una sonrisaEs hermosa su canción

- ¡Yo no!lloro la niña.

- Concéntrate Jane, y piensa en lo que te hace más feliz.

Y así lo hizo y por primera vez escucho la melodía del viento no con los oídos sino con el corazón.

Fin Flashback

- Lo hice papádijo Hermione volviendo a la realidad, y como tantos años atrás pensó en ese recuerdo que había abierto su corazón, aquella niña ese día pensó en su familia, pero esta vez el recuerdo era diferente ahora no solo su familia estaba en su mente sino sus amigos, todas aquellas personas que la hacían sentir de nuevo parte de un hogar, en especial ese rubio albino de ojos grises.

 

Y como tantos años atrás escucho la canción.

En las tierras altas se esconde su dinastía

Condenada por su crimen

Ellos guardan al DRAGÓN

Que un día despertara

Pero hasta entonces

Deberán regresar

A estos bosques

Su hogar

Para enfrentar

La realdad

La llave esta frente a ti

Usa los ojos de la bestia para abrir el portal

Ella te guiara de nuevo al hogar

- Concéntratese dijo a sí misma, y cerró sus ojos, después de un rato de concentrarse tal como su padre le había enseñado en una de sus lecciones busco en su interior hasta encontrar eso que guardaba, eso que le daba tanto miedo invocar.

Al abrir mis ojos ya no veía como un humano sino que mi visión era más aguda, incluso a pesar de empezar a oscurecer parecía como si viera a la plena luz del sol. Invoque a la bestia de mi interior, a aquella que dormía en mi, esa de la que mi padre tanto nos había contado a mi hermano y a mí.

Respire profundo, la bestia estaba inquieta, deseaba llegar a casa rápido, a aquel hermoso castillo de mis sueños y de mi pasado, me exigía que me diera prisa así que empecé a correr más rápido que un humano hasta que llegué a la frontera de la barrera mágica que protegía al castillo de la visita de intrusos y la cruce, solo los ojos del Dragón podían encontrar la entrada que siempre cambiaba de lugar, incluso si llevaban invitados con ellos siguiendo el mismo camino que habían usado les sería imposible encontrar la salida o la entrada. El bosque estaba encantado para ser siempre el hogar del Dragón y eso ni siquiera el hechizo del mago más poderoso podría cambiarlo nunca. Era por eso que todos los magos evitaban estas tierras llenas de mitos y leyendas reales.

Camine por horas siguiendo el sendero que aparecía ante mis ojos, el camino estaba frente a mí, solo tenía que verlo con ojos diferentes.

Hadas de hielo me dieron la bienvenida con una reverencia, a pesar de que ellas habían estado aquí casi siempre respetaban que esta era la tierra del Dragón oscuro y su descendencia, al igual que su linaje era más poderoso, esas pequeñas volaron a mi alrededor cantando una canción de bienvenida, mientras más alto cantaban más criaturas salían de sus hogares, pequeños duendecillos de tierra de no más de 20 centímetros de altura se asomaban por entre las hojas de los árboles, ellos vivían en lo alto de los árboles, eran refugiados que desde hacía 400 años habían pedido asilo al desatarse una guerra entre los suyos al dragón que en aquel entonces custodiaba el bosque, los duendecillos habían firmado un tratado de paz mágico que si era violado todos los jóvenes descendientes morirían y si una vez dejaban los bosques jamás volverían a entrar a menos que un Dragón les acompañara pero si podían salir si así lo deseaban a diferencia de las muchas otras criaturas que vivían aquí, con una sonrisa pensé que el antiguo Dragón en verdad había sido muy inteligente al prevenir cualquier muestra de peligro para su familia, porque aunque en los bosques habitaban muchas criaturas ninguna de ellas podía acercarse al castillo sin invitación.

Ángeles oscuros de pieles plateadas y cabellos negros volaban a mí alrededor, eran terriblemente hermosos y escalofriantes buscando a sus presas y atrayéndolas tan fácilmente con su belleza hipnotizadora, sabía que siempre tenía que permanecer alerta aunque era imposible que alguien se atreviera a violar sus tratados mágicos al atacar a un descendiente del Dragón, jamás me harían nada porque tanto ellos como yo sabían que si la bestia era despertada nada ni nadie la pararía hasta apagar su furia. Todos sentían el aura de la bestia en mí, por ello mantenían sus distancias, seguí adelante encontrándome con más criaturas mágicas. Mire también a cambia formas, hombres y mujeres que tenían la capacidad de cambiar a jaguares, tigres o gatos monteses que veían a este bosque como su hogar y bajo ninguna circunstancia arriesgarían su hogar por una imprudencia al igual que las demás criaturas refugiadas. Pequeñas aves de fuego volaron sobre mi cabeza dándome la bienvenida a su modo, como todos los demás, snakers daban saltos mientras más me acercaba al castillo, al igual que la tribu de valkirias que vivía aquí y sus parejas.

 

- Por fin estoy en casame dije una vez que vi el castillo a lo alto del acantilado.

Llegue a la entrada y las puertas se abrieron por si solas para mí, reconociendo a la dueña de estas tierras. Corrí y grite con todas mis fuerzas:

- ¡ESTOY EN CASA!Grite a nadie porque en el pasado mi madre habría bajado corriendo las escaleras para abrazarme esta vez nadie me recibía, lagrimas de felicidad por volver a mi hogar después de tanto tiempo vinieron al igual que lágrimas de dolor por la pérdida, por tantas.

Di vueltas alrededor del gran hall. Corrí escaleras arriba hasta el pasillo donde estaban todos los cuadros de mis ancestros, esta vez no me daban miradas arrogantes como en mis sueños sino que me sonreían aunque era más parecido a una mueca como la de mi padre y hermano dándome la bienvenida mientras que las mujeres a sus lados me sonreían cálidamente. Y me decían casi a coro:

- Bienvenida hija

Y era cierto porque yo era parte de su sangre, sin ellas yo jamás habría existido, me detuve al llegar al final del pasillo y ver el cuadro de mi familia, una sonrisa apareció en mi cara, pero seguí avanzando y sabía que también era un paso enorme a mi vida ya que también dejaba por fin al pasado en paz.

Llegue a la gran biblioteca y como había observado tantas veces a mi padre, dije el conjuro y con mis manos en el aire dibuje los símbolos que abrían la compuerta secreta. Baje las escaleras y con mi mente convoque al fuego para iluminar mi camino, estaba fuera de práctica me dije, eso de usar siempre la varita hizo que mis demás poderes se adormecieran pero era necesario que nadie descubriera mis orígenes tal como me había dicho el viejo director.

Entre en el laberinto de pasillos que solo conocían los descendientes y camine hasta llegar a la entrada de la cámara. Abrí la compuerta que estaba sellada y llena de polvo y entre, casi me caigo de la impresión que me lleve al entra.

- Hola Janedijo una voz que pertenecía a alguien a quien adoraba.

Ni lo pensé, solo me eche a correr a sus brazos.

- ¿Qué haces aquí Alexander?

- ¿Qué no puedo venir a visitar mi hogar?

- Sabes a lo que me refiero ¿Por qué estás aquí?

- El anciano me dijo que si algo le pasaba tu vendrías aquí

 

- ¿El anciano
--Caí en la cuenta, como si un balde de agua fría me diera en la carael profesor Dumbledor siempre estuvo en contacto contigo cierto.

- Eso ya no importa, lo que importa es que estés a salvo hermana.

- Quiero las respuestas Alex, ¿Por qué mataron a nuestros padres? Sé muy bien que no tuvieron nunca ningún accidente

- Es hora de que conozcas la verdad Jane, siéntate que tenemos toda la noche para hablar.

Harry:

Vague por el bosque y pronto empecé a escuchar el murmullo de las criaturas que vivían aquí, al acercarme más a un claro supe que no tenía ni la menor idea de donde estaba así que con un hechizo protector puesto me quede dormido viendo las estrellas.

A la mañana siguiente ya con los rayos del sol que apenas salían me desperté y me encontré rodeado de criaturas espeluznantes, tenían máscaras negras con marcas de haber sido rasgadas, traían puestas pieles de animales y lanzas y cuchillos como armas.

- No te muevas muchachodijo una voz con un hilo de voz que me horrorizo, rápidamente busque mi varita pero no la tenía entre mis ropas.

- Buscabas esto niñodijo una figura más alta que sostenía mi varita.

- Serás un buen bocado, dijo otra voz más gruesaEstas tierras están prohibidas para los de tu calaña.

- ¡DEJENLE!dijo una nueva voz que venía de detrás del roble, me quede atónito ante lo que veía, los encapuchados simplemente me soltaron y con un asentimiento de cabeza se echaron a correr adentrándose al bosque.

- ¿Qué demonios pasa aquí Hermione?dije o más bien grite.

En otra parte del mundo

Malfoy Manor para ser más precisos:

DRACO:

El señor oscuro había llamado a una junta en mi casa, aunque ya ni lo podía llamar así este lugar estaba en ruinas nada que ver a lo que había sido unos meses atrás.

Un chillido desde el salón llego hasta mis oídos, estaban torturando a un mago irlandés que según las fuentes él sabía de alguien muy poderoso y el señor oscuro se quería hacer con ese poder.

Entre en el salón y me posicione entre los demás. En el centro el pelirrojo se retorcía hasta que ya no pudo más y grito:

- ¡SE LOS DIRE!DijoDumblendor dijo que su linaje necesitaba estar a salvo, solo sé que el escondió a la niña entre una familia de muggles.

- Eso no me dice nadasiseo Bellatrix dándole con otro Cruccio.

- Tranquila Bella deja que Maximus diga lo que sabedijo el Señor Oscuro.

- NO SE NADA MAS LO JUROGimió.

- CRUCCIO.

- ¡LO JURO!

- Cruccio

- No se
--grito

- Cruccio

- Granger--escupió y se desplomo por completo, su cuerpo ya sin vida.

Mientras mi sangre se congelaba por completo y yo me paralizaba, ¿era ella a quien el Señor Oscuro había estado buscando todo este tiempo? ¿Ella?

En realidad no sabía nada, solo que el Señor Oscuro se quería hacer con el poder de un antiguo linaje y buscaba a su última descendiente, y según unas fuentes Dumblendor la había escindido pero ¿era ella? ¿Era mi Hermione? Tenía que encontrarla antes que ellos, costase lo que me costase y ponerla a salvo antes que ellos la encontraran.

 

- Tráiganme a la Sangre Sucia amiga de Potter, Grangersiseo Voldemort furioso.

- Si mi señor contestaron los demás, todos menos yo.

Cuando me disponía a salir fuera de la mansión una voz me detuvo.

- Draco, tengo una tarea especial para ti, acompaña a Bella.

- Si mi señorconteste sin saber en dónde me metía.

"EL SECRETO DE LA VIDA CONSISTE SIMPLEMENTE EN ACEPTARLA TAL CUAL ES"

San Juan de la Cruz

HARRY:

- Serás un buen bocado -dijo otra voz más gruesaEstas tierras están prohibidas para los de tu calaña.

- ¡DEJENLE!dijo una nueva voz que venía de detrás del roble, me quede atónito ante lo que veía, los encapuchados simplemente me soltaron y con un asentimiento de cabeza se echaron a correr adentrándose al bosque.

- ¿Qué demonios pasa aquí Hermione?dije o más bien grite, cuando pude recuperarme lo suficiente para hablar después del shock.

- Les escuchaste ellos son los guardianes de estas tierras, tienen órdenes de matar a cualquier mago no invitado que merodee por aquí, así como las otras criaturas.me contesto de lo más normal.

- ¿Matarnos? ¡POR QUE DEMONIOS DUMBLEMDOR NOS ENVIO AQUÍ!Grite conmocionadoAcaso esperaba que nos matarán?dije sin aliento, pero luego de un momento de silencioY TU ¿Cómo SABES TODO ESTO, PORQUE SE FUERON ASÍ, SOLO PORQUE TU LES ÓRDENASTE? ¿Qué carajo pasa aquí Hermione?

- Escucha Harry no es momento de discutir, la verdad la sabrás cuando sea el momento antes nome dijo

- Y UN CARAJO, DIME AHORA QUE PASA AQUÍ.

- Bien pero luego no digas que no te lo advertí, ¿Qué quieres saber?

- ¿Qué quiero saber?, mm, empecemos por TODO!, ¿quiénes eran ellos Mione?

- Ellos eran solo un grupo de las diferentes criaturas que custodian estos bosques, si un mago llegara a venir aquí jamás saldría del bosque, a menos que el gran Señor de estas tierras lo mandase, solo sus invitados pueden merodear por estas tierras.

- ¿y tu simplemente les has dicho que se vayan y te han odebecido?dije son creer lo que escuchabaLa carta del profesor no era para mi, sino para ti

- Exacto Harry, tu eres un invitado en este bosque, porque así lo demanda el heredero del gran señor de estas Tierras.

- ¿y quién sería ese?dije.

- Yo, esa sería yo.

- ¿De qué hablas Hermione?

- Escúchame Harry, antes de que te cuente me tienes que prometer que jamás le dirás a nadie lo que te revelare, ni siquiera a Ron, yo misma he jurado que jamás lo revelaría, mi vida y la de otra persona que significa mucho para mí correrían un gran riesgo.

- ¿Qué es Mione?

- Harry entiende que no te puedo decir todo, tu conexión con Voldemort es demasiado peligrosa como para que te puedas enterar de todo, solo te diré que las criaturas que estuvieron a punto de atacarte no tenían intención de matarte, solo te capturarían y esperarían a que el heredero de estas tierras, en este caso yo dictarán tu sentencia.

- ¿Qué tienes tu que ver en esto?

- Déjame continuar, no me interrumpas hasta que haya terminado quieres.

- Clarole dije aún dudoso.

- Verás yo desciendo de una familia de magos muy poderosa, eran los antiguos señores de estas tierras, la descendencia se cuenta que heredo un gran poder pero créeme son tan solo leyendas, los magos se querían asegurar de que sus familias estuvieran bien protegidas así que hicieron tratados mágicos con diferentes criaturas que ahora habitan en estos bosques que le serían fieles a través del tiempo por su descendencia, todo ello a cambio de un hogar, esas criaturas me son fieles ahora a mí, mis padres fueron asesinados cuando tenía unos 7 años, buscaban el supuesto poder que heredamos a través de generaciones, yo sobreviví y Dumblendor me llevo con un matrimonio de muggles que me acogió como una hija y pues el resto ya es historia, las criaturas del bosque repudian a los magos porque fueron los asesinos de sus últimos señores es por eso que dijeron que los magos tenían prohibido el paso, claro que todo cambia si tienes invitación.

 

- No lo puedo creer ¿Eso significa que no eres una muggle?le dije con una sonrisaMalfoy va a querer morirse.

- Harry entiende que no se lo debes de contar a nadie, te estoy confiando mi vida en tus manos, nadie puede saber quién soy en realidad.

- Te lo prometo Hermione, pero debes de saber que Ron en algún momento se enterara.

- Lo sé, yo misma se lo diré cuando sea el momento.

- Entonces entendiste la cartale dije.

- Si, --dijo quedamente.

- ¿Qué significa eso de la voz del viento?quise saber

- Una larga historia me temo, es una vieja leyenda irlandés, si llegas a abrir los oídos de tu corazón podrás escuchar las canciones del viento y con ella muchas de sus leyendas.

- ¿Es eso real?quise saber más sobre esto.

- Me temo que sí, te debes concentrar en un recuerdo muy feliz y cuando encuentres esa paz el viento te contará sus secretosuna sonrisa triste surco el rostro de Hermione, me acerque a ella y la abrase por los hombros aunque me sentía un poco torpe

- Ya casi es mediodía, Ron debe de estar esperando noticias nuestras.

- Lo se, venme dijo tendiéndome una mano al momento que la sensación de ser jalado por el ombligo me invadió.

- ¡Saben lo preocupado que estaba!dijo Ron un tanto histérico.

- Ya estamos aquí grandotedijo una Hermione muy contenta y relajada, después de todo había encontrado la paz que necesitaba.

este capi va dedicado a:

zelpao21

Mione Malfoy 20

gracias por comentar!!!

Harry:

- ¡Saben lo preocupado que estaba!dijo Ron un tanto histérico.

- Ya estamos aquí grandotedijo una Hermione muy contenta y relajada, después de todo había encontrado la paz que necesitaba.

- ¿Y se puede saber donde rayos has estado ustedes 2? Saben he estado muy preocupadoDijo Ron una vez dentro de nuestro refugio parándose frente a nosotros y cruzando sus brazos a la altura de su pecho con un puchero tipo niño que quiere algo y no se lo dan.

- Sabes Ronald me recuerdas a tu madreDijo Herms con una risita haciendo que la cara de Ron compitiera con su cabello.

- He e es estado muy preo c upadocontesto tartamudeando.

- Ya Ron, dejalo pasar, ya estamos aquí, todos necesitamos aclarar nuestras mentes de vez en cuandodije como si no fuera importante.

Se nos quedo mirando por un largo rato primero a Mione y luego a mí con los ojos entrecerrados.

- Se que algo más pasa aquí, somos un equipo escúpanlo.

- Necesitaba pensar Ronald, Harry ya te lo dijo, hay demasiadas cosas que no comprendo y cuando leí la carta del director recordé un viejo cuento que alguna vez leí en Howarts, necesitaba recordar y para eso paz

 

- Bien. Bien, ya entendí, aún así no justifica que se hayan internado al bosque solos, estos lugares son evitados por cualquier mago cuerdo, dicen que aquí viven criaturas espeluznantes que te despellejan vivo y te queman en aceite hirviendo y

- Ya basta RonLe dije recordando con un escalofrío el episodio pasadoLo importante es que estamos bien.

- Bien, entonces díganme ¿Qué descubrieron?

Antes de contestar le di una larga mirada a Mione y por un momento sus ojos me pareció que se oscurecieron opacando su habitual tono miel, sacudí mi cabeza tal vez mi visión estaba empeorando.

- En los bosques oscuros de Escocia una leyenda nació, el viento cuenta que empezó con el sacrificio de una hermosa joven quién invocó a una bestia pero este hecho no fue el principio sino la continuación de la leyendaterminó con una voz que daba escalofríos.

- Cielos Hermione pudiste usar otro tono de voz menos espeluznantedije.

- ¿Hu? ¿Qué?dijo Ron quién se miraba sumamente confundidoSaben chicos he llegado a la conclusión que jamás entenderé al viejo director, todo ese misterio por una leyenda que yo mismo se las pude haber contado a por cierto Herms me asustas, sin ofender jeje.

- Hay Ronald es imposible que tomes esto con seriedad ¿y como esta eso que tu sabías la leyenda?

- si Ron contestale dije.

- Nos miro por un largo momento como si no creyera lo que oía hasta que hablóBien me olvidaba que crecieron con muggles, veamos por donde empiezo o.O verán la leyenda de la época dorada del Dragón es una historia que los magos le cuentan a sus hijos antes de dormir, pero es solo eso una leyenda, nadie sabe con precisión donde o como comenzó solo que un día se supo.

- Pues entérate Ron que aquí empezó tododijo Mione un tanto irritada.

- Por lo menos no soy una biblioteca andante..auch Ron, bien acababa de comptrobar que si era un completo tonto, hacer enojar así a Mione era de locos.

- Eso no tiene nada que ver Ronald, además no tengo la culpa de querer ser culpa

Si este era el inicio de una de sus típicas discusiones, antes creía que estos dos terminarían juntos pero ahora no estaba tan seguro.

- Yo no tengo la culpa de que seas una presumida.

- ¿Presumida?


bien era hora de retirarme, era mejor no estar presente cuando ambos intentasen matarse, camine lentamente hacia atrás, a la salida, era mejor estar a una distancia prudente de Mione antes de que comenzase a lanzar cosas, casi llegaba a la salida, solo un paso más, solo uno

- ¿Y tú a donde crees que vas Harry?exploto contra mí, gracias Ronpensé u.u

- Me toca hacer guardia, tenemos que estar listos mañana mismo partiremos al Ministerio, si lo que descubrimos es verdad de cara de sapo entonces tenemos que quitarle el Horocrux que tiene.

- No será necesario Harry, yo hare la guardia se los debo por haberme ido.

- Valla, eso es lo más cerca que he escuchado disculpartedijo Ron, a lo que Mione y yo le volteamos a ver con los ojos en blanco O.O

- No empieces Rondijimos al unisonio Mione y yo lo que nos arranco una sonrisa a los tres haciéndonos recordar nuestros días en la escuela.

- Iré a dar un paseo, tengo que buscar suministros y se donde encontrarlesdijo Mione saliendo del refugio pero Ron y yo la detuvimos antes que siguiera avanzando.

 

- No es prudente que andes soladijo Ron a lo que yo asentíuno nunca sale la clase de criaturas que andes por estos rumbos, recuerden que no se ha sabido de ningún mago que viniese aquí por lo menos en 2000 años.

- Que exagerado eres Ronalddijo Mione con una nostálgica sonrisa.

- Será mejor que uno de nosotros te acompañedije.

- Iré a buscar un poco de comida todavía en mediodía así que regresare antes anochescaavanzó y cuando llegaba a los límites de nuestro refugio volteó y sobre su hombro dijo con una mirada divertidaAquí los únicos en peligro son ustedesy se desaparecío, rayos jamás haría caso.

Me volteé hacia Ron quien tenía la boca medio abierta

- ¿Qué quiso decir Harry?

- Ni ideame encongí de hombros y volteé para otro lado.

- Sabes Harry no soy tonto, me doy cuenta que algo ocultan.

Esta vez le mire directo a los ojos, él era mi mejor amigo le quería como a un hermano al igual que con Hermione, me dolía tener que ocultarle cosas pero se lo había prometido a ella.

- No me corresponde a mí decírtelo Ron cuando ni yo mismo se lo que oculta.

- Ella a estado muy rara Harry, desde que llegamos a este bosque.

- Si yo también me di cuenta.

- ¿Qué crees que sea lo que oculta?

- No lo sé Ron, no lo séy en parte era verdad porque ni yo sabía que era lo que había realmente detrás de esta historia.

- Harry, Harry ¿Qué pasa?escuche decir a Ron pero no pude contestarle, caí de rodillas al suelo y la cicatriz empezó a arder como nunca antes.

Ya no me encontraba en el refugio sino en el despacho de la mansión Malfoy, y yo ya no era Harry sino Voldemort.

- No lo sé, lo jurogrito un hombre quién era torturado por Bellatrix Lestrange.

- ¡SE LOS DIRE!Dijo después de una larga rorturaDumblendor dijo que su linaje necesitaba estar a salvo, solo sé que el escondió a la niña entre una familia de muggles.

- Eso no me dice nadasiseo Bellatrix dándole con otro Cruccio.

- Tranquila Bella deja que Maximus diga lo que sabedije con una voz siseante.

- NO SE NADA MAS LO JUROGimió.

- CRUCCIO.

- ¡LO JURO!

- Cruccio

- No se
--grito

- Cruccio

- Granger--escupió y se desplomo por completo, dando unas pequeñas sacudidas para luego quedarse completamente quieto, me regocije, al fin la había encontrado, su poder sería mío.

- Tráiganme a la Sangre Sucia amiga de Potter.

- Si mi señorme contestaron mis mortíos.

"¿Qué has visto?siseé a una de mis serpientes.

"El chico Malfoy se muestra ausente"me contesto.

Mi mirada se posó en una cabellera rubia que iba saliendo por la puerta, ese chico me tenía ligeramente intrigado, dudaba que su lealtad fuera para mí, aún tenía que ponerlo a prueba.

- Dracosiseé, el aludido al momento se volteó y se aproximo.

- Si mi Señor.

- Tengo una misión para ti, acompaña a Bella y márchense ya.

- Si mi señorcontestaron y se desaparecieron.

- ¿Qué es padre?dijo una voz a mis espaldas de alguien qué salía de un pasadizo secreto.

- Harry, Harry despiertaabrí mis ojos de golpe al escuchar la voz de Ron y solo ví la luz parpadeante de una vela, al parecer ya había oscurecido.

 

- ¿Dónde está Hermione?dije.

- Aún no vuelveme levante pero me tambalee un pocoHey tranquilo me acaba de llegar un patronus suyo, dijo que ya venía.

- Ron ahí que ir por ella.

- ¿Qué es Harry?dijo preocupado.

- Voldemort la está buscando creo que quiere hacerle daño psrs llegar a mímentí.

- Entonces no hay tiempo que perder tenemos que ir a buscarla.

- Si vamosconteste y una vez que pusimos las protecciones en el campamento nos adentramos en la oscuridad del bosque debajo de la capa de invisibilidad.

En verdad no estaba preparado para lo que vería

DRACO

Cuevas en el acantilado de la muerte

Cárcel para demonios

Me aparecí con mi tía Bellatrix al borde de un acantilado donde se podían escuchar muchos gritos de personas siendo torturadas, después de que Bella mostrara su marca tenebrosa a los dementores que custodiaban el lugar empezamos a bajar con una pendiente a lo muggle hasta encontrar una cueva y adentrarnos.

- Vamos Dragónsiseo y seguimos avanzando, frente a nosotros se extendía un largo pasillo iluminado por un par de antorchas que colgaban en la pared. Avanzamos hasta detenernos frente a una gran puerta de hierro, que tenía grabados imágenes espeluznantes de demonios esclavizando a la raza humana, peor que la nueva estatua del ministerio. En su centro había una inscripción grabada en un idioma desconocido para mí.

- Vamos cariñitome dijo Bellatrix, luego puso una mano en mi mejilla y la acarició con una ternura escalofríante, para luego alejarse y soltar una de sus famosas risas, lo curioso de todo esto es que no mostraba su mirada hyabitualmente enloquecida sino que por un momento parecía cuerda hasta que dijo entre risasA pesar de la sangre de Lucius en tus venas eres un Black, y por mi vida que te haré el mejor mortío que haya existido después de mi claro, mi querido Dracocon su varita toco la empuñadura de la puerta y al momento las antorchas de nuestro alrededor se apagaronPrimera leccióndijo después de que ambos invocaramos un lumusNunca muestres miedo

Y con eso la puerta del infierno se abrió.

- Vamos y no te alejes.

Respire hondo y avance no sin antes poner un hechizo protector. Frente a mí se extendían una serie de pasillos que parecían interminables, a sus lados habían celdas y en ellas partes del cuerpo mutiladas, huesos, sangre y uno que otro bulto que se movía cuando pasábamos por su lado. Este lugar era gobernado por la completa oscuridad, sentía la frialdad de los dementores en mi nuca pero aún así avance como mi verdadero maestro Snape me había enseñado, siempre mantener la guardia alta.

Los seres que estaban enjaulados tenían en sus cabezas cuernos que parecían coronas de un emperador romano, sus cuernos sabía que eran de diferentes tonalidades desde cremas hasta negros, pero en este caso era imposible saber su color en medio de la suciedad, las criaturas volteaban la cara y las que podían se cubrían el rostro para que la luz no dañase sus ojos.

Doblamos una esquina y Bella me indico que me detuviera, estábamos frente a una puerta de roble a diferencia de las otras celdas que sus paredes eran de barrotes.

- Tock, tockRío Bella.

- Márchensecontesto una voz fría de dentro, pero ella hizo oídos sordos y abrió la puerta.

 

Nos adentramos y en su interior yacía un demonio sentado en una esquina, con la espalda recargada en la pared y los brazos extendidos a la altura de su cabeza encadenados, la luz de la varita de Bella le ilumino y pude ver la punta de sus cuernos negros como el carbón sobresalir un poco de su cabello enmarañado castaño. A pesar de tener 2 espadas clavadas en su torso que lo mantenían clavado en la pared no dejaba de lucir peligroso.

- ¿Qué quieren?dijo con la voz ronca.

- Mi señor te ofrece un trato.

- No

- Tu libertad a cambio de una simple tareacontinuo

- ¿Por qué creen que les ayudaría?

- Espero que no quieras que crea que tienes mejores cosas que hacerdijo con una risotada, y su mirada lucía enloquecida de nuevo. Se lamio los labios al percatarse que el demonio sangraba por el esfuerzo de hablar, su rostro aún permanecía en las sombras.

- He dicho no

- Piénsalodijo avanzando hasta llegar frente a él, para luego agacharse y quedar a su altura, luego clavo su varita en su cuello para que alzase la cabezaPiénsalo, te vengarías de los que te encerraron, Piensa Borik la libertas a cambio de un solo servicio para mi señor. Ahora el demonio alzó por completo la mirada y me encontré con unos penetrantes ojos violetas que se volvieron negros cuando Bella retiro una espada de su torso, no sin antes retorcerla un poco la muy sádica haciendo que la sangre brotase.

- Solo unodijo el tal Borik con los dientes apretados, cuando trato de levantarse Greinback aparecío en la entrada y lo cargo cuando el demonio perdió el conocimiento, pude ver en su espalda la imagen de un cuervo negro tatuada y temí lo peor, el era un demonio rastreador, se decía que los de su calaña eran mercenarios y podían localizar a cualquiera, así que Voldemort quería encontrar a Hermione, pues bien por el momento su sujeto estaba incapacitado y yo me encargaría de que así fuera por un tiempo más, tenía que ganar más tiempo para ella, costase lo que costase yo le había prometido un futuro y haría lo que fuera para que ella lo tuviera.

- Ven Draco, iremos a terminar la misiónme desaparecí con Bellatrix y al abrir mis ojos estaba en el gran hall de la mansión LestrangeQuerido sarnoso lleva a nuestro invitado a una de las habitacionesle dijo a Greinback a lo que con un gruñido siguió sus órdenesluego dejale solo al fin y al cabo no puede ir a ningún lado. Cruccio

- Segunda lección sobrino, nunca bajes la guardia.

- Crucciogritamos al unisonó, ella apenas esquivo el hechizo, una gota de sangre resbalo por una de sus mejillas, mientras se llevaba una mano ahí para luego observar la sangre embelesada.

- Muy bien Draco, aprendes rápido, tercera lección: sobrevive a costa de lo que sea y vuelve a comenzar.

Una visión de rayos de todos colores surgió de nuestra batallaa, hechizos eran lanzados a diestro y siniestro por ambas partes, hasta que de repente se detuvo, yo detuve mi ataque pero aún así no baje la guardia.

- Fin por hoy, sobrino, mañana a las 6 en punto continuaremos, cuarta lección Draco solo confía en ti mismo y nunca dudes, recuerda muere o sobrevive.

Y con eso empezó a subir las escaleras cojeando de una pierna, cuando llegaba al último escalón creí escuchar un:

"serás el mejor sobrino, por Cissy que lo serás, yo me encargare de que así sea"

 

Salí a la terraza y vi el amanecer, este infierno apenas comenzaba, pero tenía que prepararme para lo que estaba por venir, y como Bella había dicho sería el mejor así podría proteger a Hermione, lance una oración al viento, que ella estuviera bien a salvo y protegida, eso era lo que mi corazón más deseaba, que ella estuviera escondida no importaba donde solo a salvo pero mi cabeza me decía la cruda verdad, ella estaba con esos 2 amigos suyos arriesgando su vida en alguna parte del mundo.

"EL DESTINO TIENE UN RETORCIDO SENTIDO DEL HUMOR"

DRACO M.

(Sagiie)

HERMIONE

Después de desaparecerme, aparecí de nuevo en el roble donde había encontrado a Harry, donde estaba la entrada a mi hogar, y me adentre por donde habían ido los Leycans (hombres lobo, pero no se convierten, cuando invocan a su bestia interior es como si un aura los rodeara llena de peligro y de una silenciosa advertencia, sus facciones se vuelven más lobunas pero siguen siendo hombres, cuando un leycan llega a transformarse suele ser indestructibles por ello evitan la transformación, y la luna llena les hace unirse a su única compañera) que habían acorralado a Harry antes.

Seguí avanzando hasta llegar a la entrada de su pueblo, ellos se habían asentado en este bosque después de que su pueblo fuera casi destruido por los rastreadores pidieron refugio al antiguo Dragón que en aquel entonces gobernaba este lugar, al igual que las demás criaturas refugiadas ellos mantenían un pacto de proteger a la descendencia de la bestia a cambio de estar a salvo, si estabas en estas tierras era imposible ser localizado por la barrera mágica que protegía el lugar, al igual que los hechizos no funcionaban aquí, los de mi refugio si funcionaban porque yo los había hecho pero los de los chicos serían nulos, cosa que no les había mencionado a ninguno, era por eso que yo podía desaparecerme, por eso habíamos llegado a lo muggle a este bosque escalando, no cualquiera encontraba este lugar solo aquellos que tenían mi sangre como mi hermano y sus invitados, claro que solo podían usar su magia si lo permitían al igual que anular sus poderes.

Mire a mi alrededor y vi las cabañas, en verdad ellos eran un pueblo muy civilizado al igual que los de los demás, recordé cuando era pequeña y mi padre nos llevó a conocer cada parte del bosque y cada pueblo que en él vivía, todas las criaturas de aquí podían reconocer al dragón en nuestro interior por lo tanto sernos fieles.

- Mi señoradijo el rey de todos ellos, quién vivía en una mansión encima de la colina, su nombre era Lazar.

- Quiero que se mantengan ocultos de los chicos con los que viajo, son mis amigos por lo tanto mis invitados y según el tratado de paz ustedes no pueden causarles daño.

- Estoy al tanto de la situación, y sé que si llegamos a violar el tratado seríamos mágicamente transportados a las afueras de estas tierras y no podríamos regresar jamásme contesto el rey Leycan, un hombre sumamente atractivo de unos 30 años, con el cabello color miel y los ojos agua marinos, a su lado había una pelirroja que supuse era su compañera, a veces los Leycan salían de estos bosques al igual que muchas otras criaturas que buscaban a sus otras mitades, y luego volvían a estos bosques, para ellos solo había una persona que les complementara, al igual que solo con esa persona podrían procrear y continuar con su descendencia, muchas criaturas de aquí llegaban a vivir por lo menos 500 años. Y cuando sus compañeras o compañeros nacían ellos se iban por todo el mundo a buscarles, y era su decisión si regresar o no, aunque yo no sabía de nadie que había escogido no volver.

 

- Ya he mandado un mensaje a los elfos y a las valkirias de que se mantengan alejados de vuestros invitados mi señora.

- Por favor solo dime Jane, mis ancestros querían que se les llamase con confianza, este es su hogar al igual que el mío.

- Joven Jane tengo algo que decirle.

- Adelante entoncesle dije con una sonrisa.

- Verá todos los que habitamos este extenso bosque estamos enterados desde el momento que cruzó la barrera mágica que nos mantiene ocultos del resto del mundo su presencia, y le hemos preparado una bienvenida.

- No sé si

- Te encantara Janedijo la pelirroja quién suponía era la compañera del rey Lazar, mis sospechas fueron verdaderas cuando éste le dio una larga mirada como reprendiéndola de su imprudencia, a pesar de que mis ancestros habían querido un trato igual siempre se les había hablado con respeto por agradecimiento más que nada por dejarles habitar estos bosques, aquí habitaban muchas criaturas de diferentes razas la mayoría eran sobrevivientes que habían venido hacía siglos escuchando las leyendas del gran dragón dorado, el hijo del primer dragón, del mago oscuro que fue maldecido y al final pidiendo refugio. Ella por alguna razón me recordaba a Ginny no en su aspecto sino más bien en su forma de ser, la extrañaba tanto, ella a pesar de descubrir mi relación con Draco nos había apoyado y mucha veces ayudado en mis escapadas, me había dolido tener que dejarla atrás pero era necesario para que estuviera a salvo, eso lo entendía.

- Mi nombre es Alegra, ven anda no te arrepentirás.

Definitivamente era imposible negarse a esa mirada almendrada así que asentí y al lado de los demás habitantes nos adentramos al corazón del mismo bosque, donde en realidad todo comenzó, al lago negro donde la diosa maldijo al mago oscuro.

Cuando llegamos me quedé atónita, alrededor del lago negro habían cientos de criaturas diferentes conviviendo en armonía unas con otras como había sido el sueño de mi padre, sentí mis ojos humedecerse cuando me di cuenta que todos me daban la bienvenida a este mi hogar, los últimos rayos del sol me dieron en el rostro para dar comienzo a un espectáculo hermoso. Las pequeñas hadas del hielo salieron de entre el bosque, subieron al cielo siendo como estrellas al adornar a la luna, y luego rodeándome asiendo que caminara hasta el centro del lago ya congelado por las bellas ninfas que bailaban a mi alrededor y me daban una corona de flores, recordaba esto, esta era una fiesta de tradición que mi madre me había contado de niña, era la bienvenida de un dragón solitario a casa.

Las sirenas estaban en una charca pequeña agrupadas a su alrededor y cantando con sus bellas voces, pero estas no eran como las de la escuela, sino que todavía conservaban su belleza.

HARRY:

Ron y yo nos adentramos en el bosque, iluminando nuestro camino por el lumos de nuestras varitas, cuando de repente vimos a pequeñas criaturas moviéndose por entre las ramas de los árboles, parecían pequeños duendes, pero estos no se veían tan salvajes como los que habitaban el bosque prohibido. Íbamos a cambiar de dirección, era seguro que nadie quería ver a esas criaturas enfadadas, cuando vi a los mismos seres que me habían atacado antes, llevaban sus máscaras pero ahora sus ropas eran diferentes, parecían más civilizados y no los caníbales que pensé en un principio.

 

- Esto es cada vez más espeluznante Harry.

- Lo sé Ron, y no me gusta para nadadije al tiempo que unas aves en llamas pasaban volando sobre nuestras cabezas.

- Hay que dar la vueltame dijo.

- Sipero cuando la dábamos nos vimos en medio de una gran turbia de seres mágicos, todos se dirigían al mismo lugar y nosotros fuimos llevados por la muchedumbre.

Quedamos detrás de unos arbustos, todas las criaturas parecían hipnotizadas por algo que se desarrollaba en el centro del lago, cuando de entre las copas de los arboles salieron un montón de hadas blancas que empezaron un baile y soltaron nieve y polvos brillantes, cuando de entre el demás gentío salió Hermione, las ninfas que bailaban ahora en el lago congelado empezaron a darle flores y comenzar una nueva danza en la que Mione bailaba ligeramente, el espectáculo era hermoso ella pertenecía a este lugar lo supe con el simple hecho de ver esta escena. Su cabello castaño parecía más lacio y rubio por los rayos de la luna, su piel estaba más pálida pero eso no le quedaba lo hermosa que se miraba.

- Harry, dime que no estoy soñando.

- Estamos bien despiertos Ron.

- P pe ero q que hace ella ahídijo tartamudeando.

- Qué más quisiera saberlo Ronald.

El espectáculo se siguió desarrollando ante nuestras miradas atónitas, cada vez salían más y más criaturas a darle una reverencia para luego retirarse y dar paso a los demás, el número de seres eran demasiado como para contarlo y para nuestro mayor asombro todos parecían convivir en paz, elfos de la luz y de la oscuridad estaban lado a lado, siendo que se decía que eran enemigos desde que aparecieron en la tierra, hadas de hielo y el sol volaban juntas, los seres a los que reconocí como los que estuvieron a punto de lincharme estaban al lado de otros con la piel tremendamente pálida.

- Leycans y vampiros juntosmurmuro Ron a mi espaldaEnemigos naturales desde siempre, se dice que ellos tienen un espíritu de lobo pero no se transforman como los licántropos que conocemos, los Leycan son puros en sangre fueron los magos quienes infectaron a otros naciendo así los licántropos que conocemos como Remus. A su lado están lo que parecen vampiros.

Cuando Ron dijo eso, fue el turno de hacerle una reverencia a Herms los que creíamos eran vampiros y cuando el que era su líder hablo nos dejo ver unos blancos colmillos confirmando nuestras sospechas, hadas de diferentes razas, sirenas, ninfas, cambia formas, entre muchos otros convivían juntos siendo que según Ron desde siempre había habido guerras entre ellos llevando a sus pueblos casi a la extinción y ahora aquí estaban todos juntos.

- ella va a tener que tener una larga charla Harry.

- Lo sé.

Cuando ya parecía que todo esto iba a terminar, unas criaturas surgieron desde el otro lado del bosque, sentí a Ron tensarse al igual que las demás criaturas de nuestro alrededor. Cuando los rayos de la luna bañaron a estos nuevos seres pude ver unos cuernos que apenas y sobresalían de sus cabezas, eran como el color de las conchas, todos lucían ropas oscuras, salvo las mujeres que traían puestos vestidos blancos al igual que los niños.

 

- Esto no me gusta Harry, ya viste que todos aquí se tensaron cuando ellos aparecieron.

No dije nada y seguí viendo, el que parecía el líder, un hombre con el cabello azabache se acerco al centro del lago donde las ninfas se habían retirado y solo Herms estaba, a su lado iba una mujer con el cabello castaño y en sus brazos llevaba a un niño con el cabello azabache, todos lucían cuernos color crema. El lugar quedó inundado por un extraño silencio, cuando el hombre del cabello azabache se agacho quedando arrodillado en una sola rodilla los aplausos y los gritos de júbilo estallaron en todo el lago que ahora parecía negro y ya no plateado. La música empezó de repente y el canto de las sirenas se escucho de nuevo, pero aún así Hermione se quedó parada en el centro del lago congelado con la mirada fija en la luna

- Salve el Dragóngritaron todos. Y lo siguiente que paso lo recordaría siempre, encima de la cabeza de Hermione apareció una nube espesa, donde sobresalían un par de ojos plateados arremolinantes, poco a poco la nube de vapor empezó a tomar forma hasta que un Dragón plateado apareció hecho de humo. La imagen rugió y extendió sus alas cuando de repente tal como apareció se desvaneció en el aire. Hermione se tambaleo un poco y al segundo tubo a su lado al líder de demonios que acababa de presentarse antes ella, la tomo en brazos y empezó a caminar con ella hasta internarse en el espeso bosque, todas las criaturas fueron retirándose de nuevo por donde habían venido hasta que no quedo nadie, cuando creíamos que nada más podía pasar el lago empezó a descongelarse y las sirenas que estaban en la charca se adentraron en las aguas, pronto el demonio salió de entre los árboles y se fue por donde su gente se había marchado.

- ¿Qué hacen aquí?dijo una voz a nuestras espaldas, haciendo que Ron y yo nos lleváramos el susto de nuestras vidas.

- Es hora de una larga conversacióndijo Ron muy enojado.

- Solo te diré lo que le dije a Harry, es mejor que no sepan mucho de esto.

Cuando voleamos a verla nos llevamos una sorpresa más, sus ojos ya no eran de color miel sino que eran plata fundida que se arremolinada en sus pupilas.

- ¿Quién rayos eres Hermione?dijo Ron

- Soy el Dragón solitario que vuelve a casa Ronald, vengan quiero que conozcan mi hogardijo y al momento nos aparecimos enfrente de un castillo gigantesco que estaba en la cima de un acantilado. El cielo antes despejado ahora estaba alistándose para lo que parecía iba a ser una gran tormenta y no me equivoque porque mientras el fuego se encendía en el gran hall del castillo la tormenta desato toda su furia.

De repente todo el color en la cara de Ronald desapareció, se había puesto más pálido que una hoja de papel, ambos estábamos sentados en un par de sillones individuales en frente de la chimenea mientras Mione permanecía dándonos la espalda parada enfrente de una gran ventana, donde la lluvia golpeaba con fuerza el ventanal. La habitación en la que estábamos era gigantesca, a nuestras espaldas se extendían inmensos muebles llenos de libros, que se miraban viejos pero bien cuidados, en el techo había una cúpula con vitrales donde aparecían 3 gigantescos dragones, el techo estaba hechizado como una noche de invierno oscura dándole la apariencia a los dragones de estar observándonos, una gran chimenea era la que observábamos ahora, el fuego crepitaba haciendo que las llamas bailaran sobre dragones enroscados a su alrededor, y encima de la chimenea descansaba un gran cuadro de una bella mujer con el cabello azabache, los ojos color miel y la piel color crema que era asombrosamente parecida con Hermione, el cuadro estaba encantado y la mujer nos sonreía desde donde estaba sentada en el ventanal en el que ahora Mione estaba parada enfrente.

 

- Es imposiblemusito al fin Ron, después de un largo momento de silencio, por mi parte seguía sin entender más haya que ella era una sangre pura y Voldemort la buscaba.

- Ella fue la compañera del primer Dragón que existió.

- ¿Una mujer?dije, o.O

- No me refiero a los dragones Harrydijo Mione con una risillame refiero al legado que guarda en su interior el espíritu de un dragón, verás Maximus el oscuro fue castigado por sus atrocidades y una diosa marco a fuego en su alma el espíritu de una bestia que acababa de asesinar con un avada quedabra.

- Pero eso solo es un mito Hermione, tú no puedes descender de él.

- Explicate Ronle pedí, a lo que Mione asintió y Ron comenzó con su relato.

- Verán entre magos existe una vieja leyenda que es contada entre murmullos pero es solo eso una leyenda, mi padre me contó que una vez hace siglos había un mago oscuro peor que Voldemort, era tan poderoso que llegó a esclavizar a gran parte de Europa, no le importaba si se trataba de muggles, magos o demás criaturas, para él todos eran iguales, nadie sabe con exactitud el lugar donde todo comenzó simplemente que él un día se hizo con un gran poder en las artes oscuras, tenía seguidores en muchas partes del mundo y se dice que cuando la fecha de la toma del mundo entero se aproximaba Maximus el oscuro desapareció sin dejar rastro alguno, unos dicen que se volvió loco y sus seguidores le traicionaron matándole, otros que se suicido y otros que fue encerrado en una mazmorra de su castillo, muchos buscaron su tumba para comprobar que el realidad estaba muerto pero su castillo jamás fue encontrado y no hay indicio de que alguna vez existiera, después de eso sus seguidores huyeron y el mundo tubo una pequeña época de paz. Pero es solo eso una leyenda que se dio por murmuraciones no hay nada que compruebe que fuera real.

- ¿y cómo explicas este lugar Ronald?

- Espera dijiste ¿Sólo una pequeña época?interrumpí lo que parecía una de sus peleas.

- Así es Harryhablo esta vez Hermione más calmada40 años después de que el mago oscuro desapareciera una nueva época de terror nació, pero esta vez ningún mago tuvo nada que ver, en esos días muggles y magos convivían en paz, alejados de las demás criaturas del lore que peleaban. La hambruna llegó, y con ello las sequías, los magos y los videntes no se explicaban que era lo que pasaba pues ningún hechizo funcionaba. Una noche después de casi 3 años en la misma situación una jovencita que se decía era la más hermosa de esta región fue escogida como sacrificio para calmar la ira de los dioses, fue amarrada justo en la entrada de este bosque cuando la lluvia azoto, era una muerte segura por el frío, sus tristes lamentos fueron escuchados por una bestia que se decía que vagaba por los bosques, la bestia apareció, pero contrario a lo que la joven creía era un hombre quién salió del bosque, los habitantes de la región pensaron que la joven había muerto y los dioses habían aceptado su sacrificio y por ello eran bendecidos con la bondad del Dragón, ese fue el comienzo de la época dorada del Dragón. Lo que nadie jamás supo fue que la joven era en realidad la compañera destinada de uno de mis antepasados, ella continuo con la línea de sucesión hasta llegar hasta mí.

 

Sus palabras estaban llenas de tristeza, pero no podía ver su rostro ya que nos dio la espalda, un rayo estallo más fuerte y pudimos ver su reflejo en el vitral, sus ojos ahora ya no eran mieles sino plata fundida como la de los ojos de la criatura que habíamos visto formarse del humo.

- Nunca nos dijiste nadadijo Ron muy enojadose supone que somos amigos, más que eso, somos como hermanos y tu nos mentiste desde el principio.

- Deben entender que muchos han muerto por proteger mi linaje, mis padres fueron asesinados por algo fui mandada a vivir con una familia muggle Ronald, tuve que estar escondida desde que era una niña por mi seguridad, no puedes reprocharme nada, jure que jamás diría quien era realmente y ahora estoy rompiendo mi promesa.

- No lo sabía Mione lo siento, dijo Ron quien torpemente se acerco a ella para abrazarla pero ella retrocedió, y se alejo hasta la chimenea.

- Acepto tus disculpas, pero entiendan yo tenía que mantener todo esto oculto, como ustedes han visto muchas criaturas viven aquí en paz, este bosque no existe para el resto del mundo por ello deben prometerme que jamás hablaran de él.

- Espera un momentodijecomo esta eso que el bosque no existe, esta región es bastante grande como para que no se den cuenta, ni con un gran hechizo podría ser escondida, eso requiera una gran cantidad de mágia, ya hubiera alertado a cualquiera ¿no es así?

- Verás Harry, cuando Maximus el oscuro fue maldecido al matar a un hermoso Dragón solo por avaricia la diosa que le impuso la maldición también le protegió, se dice que en estos bosques fueron donde los dragones nacieron, una creación de los dioses, así que este lugar a sido desde siempre su hogar, por eso la diosa escondió estos bosques a la vista de cualquiera, solo aquellos que son sus descendientes pueden llegar a este lugar, y claro que también están sus invitados, como ustedes son los míos.

- Por eso mi hermano vive aquí en escocia, Charlie estudia dragones.

- Ya lo sabemosdijimos Mione y yo a la vez.

- Cielos eso explica muchas cosasdijeAhora quiero saber otra cosa, que fue eso que dijiste que era el Lore.

- Es donde pertenecen todas las otras criaturas mitológicasdijo esta vez Ron¿Acaso no pusiste atención en historia de la magia?

- En realidad no lo recuerdodije un poco apenado con las mejillas un tanto sonrojadas.

- cada 1000 años se da una pelea en donde todos los bandos intervienen para ganar un gran poder entre las demás, pelean unos contra todos los muggles son los únicos que no intervienen aunque un par de magos han peleado, es por ello que muchas criaturas huyeron cuando el lore se dio y pidieron refugio a los dragones que en aquel entonces vivieron aquí, hasta nuestros días respetan el pacto que fue firmado con sangre, el que dice que jamás podrán venir a este castillo sin una invitación, siempre nos deberán respeto por ello me brindaran protección, nunca empezarán una guerra unos con otros y si alguna vez quisieran irse de esto bosques jamás hablaran de aquí, aunque se use un hechizo de oclumancia es imposible saber nada que tenga que ver con este lugar, eso es parte del hechizo de protección de la diosa, si alguno de ellos llegara a fallar en el pacto toda su descendencia moriría.

 

- ¿eso no es muy drástico?dijo Ron

- Sabes Ronald tal vez a ustedes les parezca así pero para un Dragón lo primordial es `la protección de su familia, ¿recuerdas Harry cuando le quitaste el huevo al Dragón en la prueba del torneo?, pues bien es algo así, ellos se arriesgaron a dejar entrar a diferentes criaturas muy conflictivas al lugar donde sus niños jugaban, así que por mi parte hicieron bien. Estas tierras son también su hogar y sé que siempre lo protegerán, de hecho muchos salen de aquí y van al exterior en la búsqueda de sus parejas, son libres de irse cuando saben que nacieron y está en su decisión regresar o no.

- ¿y cómo es que salen y vuelven a entrar si se supone que solo tú sabes encontrar este lugar?

- Porque ellos son mis invitados y solo un corazón puro puede volver a estos bosques, el mismo espíritu que habita aquí le da la bienvenida a sus niños, porque así es como los ve, muchos salen con la esperanza de encontrar a su otra mitad y cuando deciden volver los espíritus les dejan atravesar la barrera.

- Eso es asombroso.

- Lo sé chicos, ahora creo que tenemos que ir a dormir, vengan les mostrare donde pueden dormir, mañana en la mañana tenemos una misión, infiltrarse en el ministerio no será nada fácil.

Y con eso en mente nos fuimos con la esperanza de ver un nuevo futuro, un nuevo amanecer.

Lástima que la cicatriz volvió a arder esa misma noche.

- Muy bien Draco, me has impresionadosiseo esa voz fría.

- Será el mejor mi señor se lo juródijo la voz chillona de Bellatrix, quien caminaba alrededor de un bulto en el suelo donde se empezaba a acumular una charca llena de sangre.

- Ya puedes retirarte Draco, sigue entrenando con Bella.

Esta vez mi mirada se dirigió a la de un joven rubio que de su varita aún salía humo verde.

- Si mi señor.

Después de que el muchacho saliera voltee de nuevo hacia mi mejor mortifaga.

- Te felicito Bella, el muchacho ahora se muestra más decidido que antes.

- Lo se mi señor, el será el mejor.

- Eso espero Querida, y dime como va nuestro invitado con sus heridas.

- El demonio se cura con lentitud, ni las pócimas de Snape hacen el efecto deseado, ya un medimago le examino y dijo que un veneno fue infiltrado en su sistema mientras era torturado en esa cárcel, por ello su recuperación es más lenta.

- Bien mantenme informado de su avance.

- Si mi señor.

Y con eso la mortifaga salió del salón,

"Nagini tu bocado" le hable a la serpiente.

"Gracias mi señor" dijo tragándose al hombre que Draco acababa de matar y torturar.

El chico Malfoy había resultado ser todo un diamante en bruto, era solo cuestión de tiempo para que fuera uno de los mejores, más con una maestra como Bellatrix. Lucias resulto ser un incompetente pero al parecer el apellido Malfoy aún conservaba poder.

 

DRACO

No me sentía orgulloso de lo que hacía, pero vendería mi alma al demonio si permitía que algo le sucediese a Hermione
.por ella haría cualquier cosa incluso condenarme al infierno.

en verdad me gustaría saber su opinión sobre este capi....

capi dedicado a:

luna_bella

Mione Malfoy 20

LAS COSAS NO SON LO QUE PARECEN

1 año después

Draco:

Sur de California

Un año a pasado, un maldito año donde el caos reina y la oscuridad esta en el poder, hace un par de meses que Voldemort se alzó, esclavizando a todos los muggles y sangres sucias, las familias de magos con poder ahora disfrutan de la desgracia de otros lo que me tiene completamente asqueado, cada que miro a una esquina veo criaturas horrorosas queriendo buscarse un bocado en esos pobres humanos que nada tenían que ver con nuestra guerra al fin y al cabo, y todo por la ambición de un solo hombre o más bien esa abovinación de ser que es el señor oscuro. Ahora los muggles saben de nuestra existencia y lamentablemente viven escondidos en las ruinas de lo que un año atrás fueron sus ciudades, desde hace un maldito año no tengo noticias de Hermione, ella partió junto con sus amigos a una misión que Dumblendor les encargo la cual desconozco y desde que se infiltraron en el ministerio nadie a sabido nada del trió de oro. Desde entonces he sido entrenado por la más vil y cruel mortifaga, si mi adorable y loca tía Bellatrix en verdad se tomo su papel de hacer que yo fuera el mejor como su único objetivo, desde hace un año que no muestro debilidad, el más puro odio hacia ese ser que destruyo mi futuro con mi Hermione es lo único que me motiva a seguir con esto, se que yo no soy merecedor de su corazón después de todas las atrocidades que he cometido así que desde hace mucho tiempo me he resignado a saber que nosotros jamás podremos estar juntos, ella se merece a alguien mejor, y aunque me parta el alma decirlo se que hasta la comadreja es mejor que yo.

- ¿Por qué tan pensativo hijo?la fría voz de Lucios me saco de mis pensamientos, hará poco de 2 semanas que el señor oscuro decidió darle una nueva oportunidad, y eso solo fue gracias a mí, al no fallarle en ninguna misión u orden por más que mi mente me lo reprochase.

- No te incumbe padre, ya es demasiado tarde para tener tu y yo una conservación de padre a hijole espete fríamente, hace un año jamás me habría atrevido a contestarle así a mi padre pero este último año había hecho y visto cosas horrorosas que ningún joven de 17 años merece ver jamás. No solo era el asesinato y la tortura lo que ahora llevaría tatuado en mi alma siempre, sino saber que yo mismo lo había provocado. Ahora ya no era más aquel muchacho sino un hombre del que había que tener que cuidarse las espaldas, a pesar de mi juventud yo ahora era más que su mano derecha, tenía la autoridad que mi padre siempre ambiciono y que yo jamás hubiera pedido.

- Soy tu padre Draco, no puedes hablarme así.

- No eres mi padre Lucius, solo eres un mortifago más a mis órdenesdije de nuevo, mi rostro siempre inexpresivo y mis ojos tan fríos como el hielo, por un momento nuestras miradas se encontraron y aunque yo no refleje nada vi claramente el remordimiento en sus ojosJamás me perdonaré por hacerte esto hijo, ahora se cual fue mi error.

 

- Demasiado tarde, es hora de cumplir con la misión.

Asintió y fuimos a buscar al hijo de un traidor, al parecer Spencer había estado trabajando en secreto con la Orden del Fénix y ahora el señor tenebroso le daría donde más le dolía, dejándole vivir y matando a su esposa e hijo, cosa que era nuestra misión, hacía ya más de 6 meses que yo no participaba en esta clase de tareas, pues las mías eran más peligrosas.

Llegamos a una casa de fachada blanca, era pequeña y sumamente descuidada, la guerra también había llegado a esta parte del país, pues Voldemort quería acabar con toda la impureza del mundo, yo por mi parte solo me limitaba a cumplir sus órdenes, si no lo hacía el se daría cuenta y eso podría hacer que se pusiera en mi contra y decidiera indagar en mi mente y descubrir mi verdadera debilidad, solo rogaba al cielo que ella estuviera bien, donde quiera que se encontrara, o con quien, solo que ella estuviera lejos de toda esta masacre. Abrimos la puerta con un sencillo hechizo y entramos, un ataque vino desde dentro pero como el entrenamiento que había llevado últimamente esto no era nada para mí, Bellatrix en verdad se había encargado de ser el mortifago más letal en la tarea a la hora de cumplir una misión. Mi padre ni siquiera intervino, no era necesario yo solo podía controlar esto, él solo se quedó parado en la entrada viendo como hacía mí tarea, lance a la mujer contra la pared dejándola inconsciente ya luego me encargaría de ella me dije, y cuando iba a lanzar la maldición asesina contra el chico que no debería ser mayor a 15 años una mano me detuvo, voltee y vi a mi padre quien con la mirada me suplicaba, más yo no baje mi mano sino que me solté y volví a apuntarle al chico. Las palabras ya estaban siendo pronunciadas cuando su voz me detuvo:

- No lo hagas Draco, por favor no lo hagasme dijo.

- Es nuestro trabajo padrele dije mordazmente, por él yo estaba aquí haciendo lo que hacía, pues bien que viera a su creación haciendo lo que él siempre le dijo que haría, eliminar a los impuros.

- Por favor Draco, tu no eres un asesino.

- Eso podrías habérmelo dicho hace un año, ahora es demasiado tarde para cambiar en lo que me he convertido.

- Por favor.

- Escucha estodije y baje mi varitaTe ordeno que acabes con ellos, sabes lo que te pasara si fallas esta misión yo ya no intervendré ante tu señory con eso salí de esa casa, camine hasta la banqueta, mi mente corría velozmente ante los últimos acontecimientos ¿Qué clase de monstro era que ahora hasta mi padre aquel que me hizo ser lo que soy ahora quería que me detuviera? Unos minutos más tarde me lo volví a encontrar y con un rápido vistazo a su mente que él ni siquiera se dio cuenta averigüe que les había dejado que se fueron. No comente nada durante nuestra caminata que nos llevo a un parque vacío, los columpios se mecían con el viento, pero era notorio que hacía mucho ningún niño jugaba en ellos, tome asiento en una banca no sin antes poner un hechizo protector e insonoro a nuestro alrededor, siempre alerta pensé con una mueca.

- Ahora veo todo lo que me he equivocado contigo Dracome dijo, cuando tomo asiento al otro extremo de la banca, ambos mirábamos los columpios balancearse.

 

- Se que no merezco tu perdón hijodijo e hizo algo que jamás haría un Malfoy, lloróestaba tan equivocado y mira a donde te he llevado, Draco se que jamás me perdonarás pero quiero que sepas que yo no quería esto para ti, yo estoy tan errespenti

- Es tarde para esto Luciosdije levantándome de la banca y caminando hacia una calle desierta donde los dementores y pequeños duendes carnívoros se alejaban de mí, hasta ellos sabían quién era y de lo que era capaz, por eso se alejaban, el poder de la mente no tenía fronteras y lo que me había enseñado el demonio Borik siempre lo tendría en mente, si, él que en un momento lo creí mi enemigo ahora era otro maestro más en mis enseñanzas, Voldemort aun no le asignaba esa tarea por la cual él había cambiado su libertad lo que en parte me facilitaba las cosas ya que ganaba más tiempo con eso, tiempo para ella me dije.

Draco avandono el parque fundiéndose con la misma noche, Lucius permaneció en el otra hora más hasta que él llegó.

- Malfoydijo una voz desde las sombras.

- La pureza existedijo a modo de contraseña

- Solo en aquellos locos que sueñan despiertos.

- El señor oscuro planea atacar de nuevo Londres, él busca a alguien, una chica de linaje puro que vivió con una familia Muggle, no sé nada más, apenas y vuelvo a tener de nuevo mi varita.

- Se los diré a los otroscontesto la voz.

- Malfoydijo de nuevo esa voz a modo de despedida.

- Cuida a Ninfadora y a ese niño que viene Lupin respondió Lucius Malfoy.

y ambos hombres abandonaron el lugar, más sin saber que eran observados por un par de enloquecidos ojos grises.

En alguna parte de Europa

Una joven castaña-rubia leía las últimas noticias que recibía en secreto de su hermano:

Querida hermana

Es hora de que vuelvas a casa, el viento ya canta el regreso del Dragón y ambos sabemos lo que pasará en la siguiente luna llena, no pierdas tiempo tienes 3 días para llegar o yo mismo iré a buscarte.

Te quiere siempre

A.

Pd. Recuerda no quitarte el collar que te dí.

Lo sabía, no era necesario que me lo recordará, justo en 3 días sería luna llena la primera que cruzaría con 18 años. Sabía lo que significaba y también sabía que tenía que volver a casa lo más pronto posible. Pero eso no era ninguna opción, no podía abandonar a los chicos, no ahora que habíamos destruido otro horrocrux más.

Mire las estrellas y convoque al viento, le dije con el pensamiento que me dejara oír su voz, aquella voz que hacia tanto no escuchaba y que tanto extrañaba pero como siempre el viento se mantuvo en silencio, nunca era capaz de escucharle, no a él, más sin en cambio si le pedía que me dejase escuchar a cualquier otro más si podía oírle, Harry incluso había aprendido a escuchar la voz de Ginny gracias a mí, pero yo no podía escuchar la voz de Draco.

Sabía lo que él había hecho, y aunque siempre me había quedado en silencio cuando Harry o Ron hablaban mal de él al escuchar por la radio sus crímenes, yo sabía que por que lo hacía. En mi corazón solo deseaba que todo esto fuese una horrible pesadilla y nada de esto jamás hubiera pasado.

"LOS ERRORES DEL PASADO VOLVERAN A REPETIRSE" canto el viento, solo lo pude escucharlo y por algún motivo esas palabras en verdad me inquietaron.

 

"¿a qué te refieres?" pregunté

Pero solo el silencio fue mi respuesta

"habla por favor" le rogué y después de unos minutos más de silencio escuche un leve murmullo

"LAS RESPUESTAS QUE BUSCAS ESTAN EN EL PASADO"

Islas Griegas

Hermione

Estábamos en la búsqueda de un horrocrux ahora solo faltaba matar a 1 para destruir a los siete que eran. Mañana sería luna llena y aunque sabía que necesitaba regresar a casa simplemente no podía hacerlo, si me iba sabía que mi hermano no me dejaría volver con los chicos, solo era cuestión de tiempo para que el dragón que dormía en mi interior despertará y entonces mis poderes realmente crecerían, sabía que en el pasado muchos magos quisieron hacerse con mi linaje y controlar a la bestia que llevaban, simplemente eso era imposible aunque eso Voldemort lo ignorase.

- Date prisadijo Ron cuando se subía a un pequeño bote muggle que planeábamos robar, desde hacía un par de semanas cuando descubrimos que nos seguían no habíamos usado magia, cosa que para mí era agotador, por las noches siempre soñaba con una figura plateada de grandes alas y ojos rojos lo que hacía que involuntariamente desprendiera grandes cantidades de magia.

- Ya voydije en un suspiro a Harry, apenas empezaba a anochecer pero sabíamos que si queríamos llegar al refugio antes de que nos alcanzaran teníamos que darnos prisa, tiempo era lo único que no teníamos.

- Correme dijo Harry cuando el guardia alumbraba donde habíamos estado con unas linternas.

- ¡DETENGASE AHÍ!Grito el guardia muggle al tiempo que hacía silbar su silbato, Harry y yo empezamos a correr, el no usar magia en verdad era una gran desventaja pero si no queríamos ser descubiertos nos las teníamos que apañar solos.

- Corre Hermsdijo Harry, al momento que me jalaba por el brazoúltimamente mi condición había empeorado, sabía que en la luna llena sería donde el dragón estuviera más fuerte y yo más débil.

- Ya voydije en un gemido que creo que ni siquiera escucho.

- ¡SALTEN!Gritó Ron al momento que empezaba a encender el bote, Harry y yo saltamos al agua, nadamos hasta casi tocar el bote cuando

- ¡Quédense quietos!nos dijo una figura negra por encima de nuestras cabezas, parada justo en el muelle, no alcanzaba a distinguirle mi visión de dragón me fallaba así que las sombras le envolvían, traía una gran gabardina de cuero con un sombrero tipo cazador.

No sé que nos pasó pero ni Harry ni yo pudimos movernos, fue como si el tiempo se detuviese, mi mirada se alzo como por instinto, no era yo ahora quién veía sino que era mi dragón que despertaba ante un posible peligro. Unos ojos violetas me devolvieron la mirada, su rostro era el de un hombre muy apuesto a pesar de que una cicatriz surcada su mejilla derecha y continuaba con en su garganta, su sonrisa hizo que volviera a recuperar el control en mí, y con un impulso tome a Harry por el cuello de su camisa y la mano que Ron me daba suspendida en el aire al no poder moverse y con la poca energía que me quedaba les mande lejos, les mande a casa, mi casa.

 

Después de eso la oscuridad me envolvía y mis pulmones empezaron a llenarse de aire. Ahora comprendía las palabras de mi hermano Alexander, nosotros los descendientes del Dragón éramos más vulnerables 1 día antes de la luna llena, porque el dragón tomaba nuestras energías cuando despertaba. Era por eso que necesitaba ir a casa para estar a salvo dentro de mis bosques de mis tierras.

Sentía que alguien oprimía mi pecho, unas grandes manos me aplastaban hasta que escupí el agua de mis pulmones. Tosí no se por cuánto tiempo hasta que mis ojos se abrieron y chocaron con una mirada fría de color violeta, era el mismo rostro que había visto entre las sombras, quise levantarme al darme cuenta que estaba en sus brazos pero la oscuridad volvió a envolverme
.

El señor oscuro sonreía desde su trono en su salón principal, cuando el demonio Borik entro por la puerta, al momento todos los demás mortios que estaban presentes guardaron silencio. El demonio llevaba en sus brazos un pequeño bulto envuelto en una capa oscuro haciendo imposible saber a quien llevaba en brazos.

- Señores nuestra invitada de honor ha llegadodijo con una voz seseante. tráiganle un asiento.

Un mortifago conjuro una silla frente a su señor, donde el demonio coloco su carga al instante que dejaba al descubierto un joven rostro perteneciente a una muchacha muy pálida en ese momento y de grandes ojeras, con el cabello enmarañado castaño pegado a su craneo completamente mojado.

- Bienvenida mi querida niñasiseo el señor oscuro al momento que los ojos de la joven se abrieron dejando al descubierto una mirada de plata fundida que se arremolinaba en sus pupilas

un joven rubio miraba el espectaculo oculto detrás de su máscara, solo sus ojos glaciales se veían. apartado de los demás, con las sombras como confidentes veía a su amada frente a "su señor" y seguía el plan que preparo junto al demonio Borik.

todo por ella--pensó...--todo por su castaña...

borik

Esclavo de mi propia mente, eso es lo único que soy ahora, un ser que la traición le quito todo, se preguntaran quien soy, pues bien se los diré mi nombre es Borik, demonio de los rastreadores, soy el mejor en lo que hago puedo encontrar a cualquier persona muggle o mágica que haya en el mundo a excepción de una tierra en Escocia a la que se me esta prohibido ir y esta es mi historia.

Nací hace más de 300 años, sorprendente cierto, pero para mí es una maldición, cuando era niño recuerdo que mi clan estaba en guerra y los pocos sobrevivientes de mi pueblo buscaron refugio a un dragón que se decía vivía en los bosques mágicos de la diosa Niome, nadie sabía como llegar a ellos, solo que si tus intenciones eran buenas los espiritus que lo custionaban te podían dejar entrar solo si el Dragón lo permitía. Y así fue como de la noche a la mañana los pocos que eramos partimos rumbo al horizonte, vagamos por meses buscando esa tierra que se decía había paz, muchos no llegaron llegar jamás, las heridas en sus batallas les mataron y sus esperanzas menguaron. Era el cuarto mes del año cuando por fin encontramos ese bosque y con el el Dragón que lo custodiaba nos dejo entrar a cambio de firmar un pacto con sangre, si alguien llegaba a romperlo los descendientes morirían, pues bien así fue durante mucho tiempo hasta que me llego la hora de ir en la búsqueda de mi compañera, desde el momento en que nació sentí su presencia así que fue por todo el mundo hasta encontrarle. Pasaron así 6 años en los que retorne al lado de la mujer que amaba a esas tierras que se habían convertido en mi hogar, pero lamentablemente nada fue bien, mi hermano rompio el pacto al matar a un duende por el amor de una sirena, mi hermano se encapricho de ella y de su voz, pero el duende ya la había reclamado como su compañera así que lucharon, el duende dejo sus armas cuando estaba por ganar al recordar el pacto, lástima que mi hermano no lo hiso y le mato, el niño que mi compañera llevaba en su vientre murió al igual que ella, mi hermosa Cristin murió aquella tarde de invierno cuando las tablillas del pacto se rompieron, antes de que más primogénitos murieran fue a hablar con el dragón, yo al ser el líder de los demonios rastreadores tenía que velar por mi pueblo ya que le había fallado a mi compañera. El dragón no podía hacer nada pero antes de que alguien más muriera yo me sacrifique, mi pueblo se salvo de que más niños murieran pero yo fui maldecido. Ahora mi pueblo vive feliz en ese bosque y mientras nadie vuelva a romper el pacto todo seguirá bien, en cambio yo estoy condenado a vagar por el mundo, buscando y protegiendo a aquellos dragones solitarios que vagan por el mundo. Esperando el regreso de mi compañera, hasta entonces seguiré en esta Tierra, sin morir.

 

Hace unos años fui traicionado por uno de mis compañeros al unirme a un grupo de mercenarios que eran de mi raza, los pocos que no se refugiaron en el bosque y que siguieron con la guerra. Mientras vagaba por el mundo buscando a aquellos jóvenes que por sus venas corria la sangre que yo custodio fui falsamente condenado por un mago a morir en una prisión de demonios. Estuve encerrado durante casi 30 años y ahora tengo que cumplir la misión por la que fui liberado, entregar a una joven ante un señor oscuro que buscaba el poder, me pregunto ¿todos estos años fueron para nada? Se suponía que cuando tome la maldición en mi ser yo tenía que cumplir con una profesia, así podría encontrar a mi compañera y morir por fin, la profecía decía que un dragón buscaría a otro dragón y hasta que ellos no estuvieran juntos yo jamás podría liberarme de mi juramento, pero eso al parecer nunca iba pasar, no hasta que me dí cuenta que si quería unir a los dos dragones tendría que fingir estar bajo las ordenes de ese mago oscuro mientras que ayudaba al dragón a escapar
.

de verad agradeceria saber su opinion sobre el capi lo se es corto pero el proximo estara más extenso, promesa merodeadora

besoss

CAPITULO: LA MISIÓN DE BORIK (PARTE 2)

"En las tinieblas la imaginación trabaja más activamente que en plena luz."
Kant

 

Estaba en un estado entre dormida y despierta, entraba y salía de la oscuridad, sabía que era llevada en brazos pero cuando quise moverme sentí como unas cuerdas retenían el movimiento de mis manos, me desespere quise moverme pero me fue imposible, me sentía tan cansada que ni siquiera podía abrir mis ojos.

- Tranquilízate Janeme dijo una voz en el oído, un escalofrío recorrió mi espalda, yo conocía esa voz ¿pero de donde?

Sentí como era sentada en una silla al momento que alguien quitaba de mí la capa que me cubría del frío.

- Bienvenida mi querida niñasiseo una voz seseante al momento que mis ojos se abrieron.

Completamente desorientada mire a mi alrededor con los ojos de mi dragón, me encontraba en una habitación amplia iluminada por tenues velas, haciendo esto cada vez más escalofriante, estaba rodeada de mortios con sus máscaras y trajes puestos, frente a mí estaba el ser que tanto daño había causado en este mundo, aquel que privo de la vida no solo a una sino a cientos de personas solo por unos estúpidos prejuicios.

Mire sus ojos rojos y no me asuste ante ellos, sentía mi piel cosquillear ante una nueva sensación desconocida para mí, el corazón me latía desenfrenado sabía lo que significaba, era el dragón que quería salir y no era el miedo que Voldemort creyó que me daba, porque seguramente por eso sonrió.

- te hemos estado buscando por una larga temporadame dijo.

A lo que yo guarde silencio y me negué a contestarle mi mirada aún se mantenía arriba, retadora.

- Contéstale al señor oscuro cuando te hableme dijo una voz que sabía era la de Bellatrix Lestrange.

- No tienen derecho a retenerme, exijo mi liberacióndije en voz baja y amenazante. Cosa que no paso desapercibida para nadie. Yo ya no era la que hablaba sino los impulsos del dragón.

- Cállate Sangre Sucia

- Silencio Bella, aquí no hay nadie presente que merezca ese insulto, ¿no es así señorita? ¿Cómo debo llamarte ahora jovencita?

- He dicho que me liberen.

- El señor oscuro te pregunto algo, contéstaleme dijo Bellatrix tirándome del cabello mojado para atrás clavando la punta de su varita en mi cuello, sacándome un gemido involuntario de la garganta.

Sentí como mi cuerpo tembló, y solté una cantidad de magia para protegerme, al instante Bellatrix fue lanzada hasta la pared de la chimenea. Y yo deje de temblar, el dragón cada vez era más difícil de controlar, ahora recuerdo las palabras de mi hermano "¿controlas a la bestia o ella te controla?"

Esta vez no fue la punta de una varita lo que se clavo en mi cuello sino las manos huesudas de Voldemort.

- CONTESTAMESISEO

- Janedije con la garganta seca, cada vez sentía como me empezaba a faltar el aire a los pulmones.

- Más altodijo.

- Janedije casi sin voz. Pero siguió apretando cada vez más fuerte mi cuello. Empecé a ver puntos negros en mi visión cuando sentí de nuevo hormiguear mi piel, y Voldemort retiro su mano de mí cuando le empezó a salir humo de la piel, al parecer era el fuego de la bestia lo que le quemaba.

- Llévenla a una habitación, Narcisa dale ropa de combate y dejémosle para que descanse, mañana será un día muy largo comenzando con que me juraras fidelidad.

 

- Si mi señordijo Narcisa, yo consideré prudente no responder, tenía que guardar fuerzas, esta implosión de magia realmente me había dejado muy cansada, casi me dormía cuando sentí como unos brazos me levantaban y comenzaba a subir las escaleras, respire más profundamente antes de caer en la oscuridad, estos brazos eran lo único que necesitaba para darme fuerzas, solo estos brazos, que aunque no podía ver su rostro sabía a quién pertenecían. Mi último pensamiento fue "DRACO"

_____

__________________

En el despacho de la mansión Malfoy

- ¿Qué planea hacer mi señor?dijo una voz a las espaldas del señor tenebroso.

- Ya lo sabrás Snape, ya lo sabrás todo a su debido tiempo, ahora ¿tienes lista la poción que te encargue?

- ¿la del dolor o la multijugos? Mi señor.

- La del dolor, la otra guárdala pronto la necesitaremos.

- Si mi señor.

Dijo Snape y se desapareció rumbo a Hogwarst.

- ¿Padre es ella a quien buscabas?dijo una nueva voz, uniéndose al señor oscuro.

- Así es hijo, ella es nuestro futuro, sé muy bien que no puedo robarle sus poderes ni matarla pero si puedo apoderarme de un nuevo poder, uno más puro, tu y ella se encargarán de crear la descendencia más pura y poderosa que llegue a existir.

- Si padre.

- Ahora hijo quiero que te ganes su confianza, enamórala y sigue con el plan.

- Padre ¿crees que ella de problemas mañana en la luna llena?

- Eso es lo que espero, por fin veré con mis propios ojos el nacer de un Dragón, muy pronto hijo muy pronto seremos los más poderosos en el mundo y toda esa prole de sangre sucias y muggles serán completamente esclavizados.

DRACO

Me partía el corazón verla en este estado, apenas y tenía fuerzas para respirar, sentía su respiración agitada, si lo que mi padrino Snape me había dicho ella ahora estaría más vulnerable, el dragón que dormía en su interior saldría mañana por la noche lo que le quitaba las energías a Hermione.

- Jane resistele dije en un murmullo cuando la colocaba en la cama y le daba un ligero beso en la frente.

- Ya es hora Dracocontesto mi madre al salir del baño al preparar la tina para ella, ya que estaba completamente helada, necesitábamos calentarla y un buen baño era la mejor solución.

Deje a mi madre sola con mi Jane, que era como siempre le había llamado.

- Estaré afuera madre, para cualquier cosami madre entro al tocador por la ropa que Jane se pondría y cuando me separaba de la cama donde ella descansaba una mano retuvo la mía.

Mi primer instinto fue retirar mi mano y ponerme en guardia como si esperara un ataque, siempre esperando lo inesperado como había sido últimamente, pero al sentir esa cálida mano fue como si mi corazón se oprimiera y apreté mi mano con la suya.

- Dracomurmuro apenas audiblemente, pero yo le escuche.

- Aquí estoy Janedije volviéndola a tomar en brazos y apretándola contra mi pecho, muy pronto yo la liberaría, solo era tiempo de tener pacienciaTe prometo que saldrás de aquí, confía en mí.

- Lo hagome dijocon todo el corazón.

- Hijo tráelaescuche decir a mi madre, a lo que empecé a caminar con ella en mis brazos. Cuando entre al cuarto de baño la deposite en una silla al lado de la enorme tinaVen ponla aquí y tu tarea habrá terminado, yo me quedare con ella toda la noche.

 

Cuando hice lo que me dijo su blanquesina mano me detuvo y con una voz para nada parecida a su habitual tono distante me dijo:

- Te prometo que la cuidare.

Abrí la boca para hablar pero nada salió de ella, estaba seguro que todo este tiempo no había mostrado ningún sentimiento, nada para que nadie sospechara y ahora esto.

- Hay cosas que solo una madre lo sabe, puedes fingir con toda una audiencia pero jamás con tu madre. Sal ahora Draco yo me quedare a cuidarla y luego a velar sus sueños, nada malo le pasara.

Asentí y salí de la habitación para encontrarme con el demonio Borik.

- ¿se encuentra bien?me dijo después de que nos hubiéramos aparecido en un club muggle a las afueras de San Francisco.

- En lo que cabeconteste secamente.

- Ella estará más débil hasta mañana.

- Dime una cosa Borikle pregunte con una ceja alzadaSi se supone que nadie sabe de su linaje ¿cómo es que tú lo conoces tanto?

- Draco hay cosas que es mejor no saber.

- Lo que digasle dije tomándome el vodka que quedaba en mi vaso, como restándole importancia al asunto a pesar de que era lo único que ocupaba mi mente desde que este demonio me dijo quien era realmente mi Jane.

- Es mejor volver, y recuerda mañana por la noche te deberás controlar, ellos harán cualquier cosa por lograr que ella les jure fidelidad y la palabra de un dragón es peor que un juramento inquebrantable.

- Entiendo, ¿tienes la pócima para el dolor?le dije, si estaba en lo correcto el proceso de liberación del dragón era sumamente doloroso, lo que realmente me preocupaba era que ella llegara a jurarles fidelidad porque el proceso en verdad era una tortura según Borik a pesar de beber pociones.

- Ella estará bien, es igual a Megarame dijo simplemente.

Iba a preguntarle quien era esa tal Megara cuando sentí la llamada de Voldemort.

- Es hora de volverdije y tomandolo de un brazo nos aparecimos justo a tiempo para ver como un nuevo miembro se unía nuestras filas. Su rostro era joven, diría yo de mi edad, el cabello negro, ojos verdes profundos eran lo que le carecterizaba además del aura de maldad que desprendía de cada poro de su piel.

HARRY:

Aparecimos justo enfrente del castillo donde Herms nos había dicho que vivía cuando estábamos a punto de levantarnos un rayo cayó cerca de nosotros y al alzar nuestras miradas nos encontramos con un muchacho rubio de ojos plateados arremolinantes justo como los que Hermione había puesto aquella noche en el lago.

- ¿Dónde está ella?nos dijo.

- ¿Quién eres?le dije, algo no estaba bien aquí.

- Tú debes ser el niño que vivió y tu su amigo el pelirrojo Wesley, no es hora de presentaciones, ¿Dónde está Jane?

- Ella, ella nos mando aquí, los mortios la tienen.

- DEMONIOSexclamo justo cuando la tormenta empezaba a formarse, rayos estallaban por todo el cielo.

- Vengan no hay tiempo de explicaciones, debemos encontrarla antes de la media noche de mañana.

- ¿Cuál es el plan?dijimos Ron y yo, realmente no me importaba quien fuera, era más que obvio que conocía a Herms y él sabía algo que nosotros ignorábamos, pero era importante para nuestra amiga.

 

- Es este
.

me encantaria saber su opinion sobre este capii.

una pregunta ¿como quieren que se llame el hijo de Voldemort? esk realmente tengo unas cuantas opciones pero no me decido y me gustaria saber su opinion

hahah nos vemoss y deseenme suerte con mi examen de quimica u.u en ves de estar estudiando mejor hice este capi jeje aver si no me voi a extraordinarios jiji antes de empezar el sementre

hahha besoss

EL SECRETO DE LA FELICIDAD ESTÁ EN LA LIBERTAD; Y EL SECRETO DE LA LIBERTAD EN EL CORAJE.

Tucídides

HARRY:

Escuchamos atentamente el plan de Alexander, quién al parecer era una clase de guardián de Hermione, mientras hablaba no pude dejar de sentirme como si algo más en la habitación nos estuviera observando, vigilando cada uno de nuestros movimientos, por lo tenso que estaba Ron supuse que él también lo sentía, era como una presencia llena de poder y muy peligrosa pero no podía decir de dónde provenía o más bien de quien era.

Solo esperaba que él tuviera razón y todo saliera bien, ahora todo estaba en las manos de Alexander, mientras tanto Ron y yo iríamos directamente a la orden del fénix, la fecha de la guerra ya tenía fecha y era cuestión de tiempo para prepararnos.

Alexander nos permitió desaparecernos justo en el refugio, aún no entendía como él como necesitábamos de su permiso para usar magia si estas tierras eran de nuestra Mione pero no le di mucha importancia, era hora de hacer mi parte del plan sí todo lo que pensaba era verdad no me quedaba de otra que entregarme, Voldemort mataría a más personas si yo no era entregado en una fecha de 3 días.

HERMIONE JANE

- Cuando cumplas tus 18 años mi pequeña algo pasara y no debes de temer, recuérdalo siempre el espíritu que duerme en nuestro interior es nuestro protector no nuestro enemigo, recuérdalo mi pequeña Janedijo un hombre de cabellos castaños cargando a su hija en brazos, dirigiéndose a donde su familia hacia un día de campo.

- ¿papi porque tenemos eso en nuestro interior?dijo la niña de cabello ondulado castaño con unos rubios mechones.

- Esa es la historia del mago oscuro, recuerdas que tu madre te la conto.

- Aun no entiendo ¿Por qué nosotros pagamos por sus actos?formulo la pequeña para sorpresa del padre.

- No lo sé, solo se que todo tiene una razón, si yo no tuviera a mi dragón en mi interior jamás habría encontrado a tu madre, y créeme que por ella daría todo, ella es mi compañera y una vez que nosotros damos nuestro voto de unión a una persona quedamos unidos toda la eternidad, inclusive después de muertos se dice que en cada reencarnación siempre nos encontraremos porque atamos nuestras almas en una vida pasada.

- ¿O sea que eres feliz con "eso" en ru interior?

- Si mi pequeña soy el hombre más feliz, tengo una hermosa familia, a ustedes 2 mis hermosos niños y un tercero que pronto llegara y a tu madre la mujer más hermosa que jamás he conocido

- ¿Yo también soy bonita papá?

- Eres hermosa Janie, igual a tu madre.

Con una sonrisa en sus rostros se dirigieron al prado donde su familia les esperaba.

Tan segura y tan feliz me sentía, cuando de repente ya no estaba en brazos de mi padre, sino en la biblioteca privada del castillo, sentada en un sillón individual de cuero negro al igual que un muchacho rubio de ojos oscuros que me devolvía la mirada.

 

- Nuestro linaje es uno de los más antiguos, data de los tiempos cuando los dioses aún visitaban la Tierradecía el joven con un deje de melancolía en cada una de sus palabrasNosotros no solo estamos maldecidos Jane, sino de alguna extraña forma somos bendecidos, no es el poder de lo que hablo, sino que somos los guardianes de grandes joyas.

- ¿joyas Alex de que hablas?le dije, aún cuando ya había escuchado estas palabras.

- Hablo que al igual de todas las criaturas que viven en este bosque tienen una compañera, nosotros también la tenemos.

- Si eso lo sé, recuerdo a papa hablar de ello.

- Si el siempre solía decirlodijo el joven con una sonrisauna joya como mamá es única, pero lo que quiero decir es que cada vez que elegimos a nuestros compañeros viene nueva sangre, y con ellos la nueva generación se hace más fuerte, nosotros inclusive somos más fuertes que el primer Dragón, salvo que nuestros poderes están dormidos, solo en caso de una gran necesidad despiertan.

- Espera dijiste que ¿elegimos?, pensé que solo había uno para nosotros.

- Y eso es correcto, por eso debes de estar completamente segura cuando digas el juramento vinculante de que se lo digas a tu verdadero compañero, sino quedarías ligada en esta vida con una persona a la que no amas.

- Y ¿Cómo estaré segura de que sea el correcto?

- No lo sabrás Jane, papa dijo que lo sentirías, al igual que sientes su muerte como el abuelo, uno no puede vivir simplemente sin el otro, eso sería condenarse vivo, cuando un compañero muere y está ligado solo es cuestión de tiempo para que el que aún vive siga a su otra mitad.

- Eso lo recuerdo bien hermano

- por eso Jane debes de volver al castillo antes de la próxima medianoche, serás más vulnerable, y no es seguro para ti estar desprotegida, recuerda Voldemort quiere apoderarse de nuestros poderes y quien sabe lo que planea.

- Alex ¿Cuándo la bestia despierta duele?

- La primera vez sí, pero debes de confiar en ella y todo saldrá bien, pero recuerda antes de la transformación estarás más vulnerable que nunca sentirás que el dolor te matara y si caes en malas manos cuando eso pase tal vez te prometan calmar el dolor si les haces un juramento, por ello cuida bien tus palabras, ninguna poción calmara el dolor así que no confíes en sus palabras.

- Estaría loca si no dijera que tengo miedo.

Alexander se levando para ponerse de cunclillas a la altura de su hermana y tomar su rostro entre sus manos.

- No debes de temer, dolerá sí, pero será una experiencia realmente maravillosa, como volar por primera vez, el espíritu sabrá que hacer, él te guiara y tú debes de confiar en él pase lo que pase. Recuerda que el dolor solo será por un momento y luego nunca más volverás a sentirlo.

- pensé que siempre que pasa las transformaciones dolía liberar al espíritu

- no todas las lunas llenas te transformas, con el tiempo aprendes a controlar esa parte de la maldición, a veces es necesario liberarla y si duele pero solo es un poco, sería una crueldad que el espíritu siempre estuviera encerrado todos necesitamos libertad.

- ¿tú controlas eso?

- A veces sí, pero a veces la libero recuerda Jane ¿eres tu quien controla a la bestia o ella te controla? Con el tiempo comprenderás mis palabras.

 

Cerré los ojos y ya no me encontraba en la biblioteca privada sino en el bosque, a mí alrededor había un circulo de encapuchados y yo,

Sentí como si una mano me apretara el corazón, me mirada a mi misma fuera de mi cuerpo era como un fantasma, a mis pies estaba una muchacha vestida con un vestido blanco recostada en una clase de altar de piedra, a mi alrededor había runas antiguas formadas por piedras y gemas en distintas posiciones de diferentes colores y algo salía de su cuerpo, me quede parada viendo como en el cuerpo de mi otro yo empezaba a formarse por encima una silueta de humo con ojos rojos, escuche los gritos que salían de mi garganta cuando me di cuenta que yo estaba de nuevo en mi cuerpo y el fuego, o dulce dios el fuego era doloroso, grite,gemí, lloriquie y cuando sentí que alguien me susurraba en el oído palabras prometiendome calmar mi dolor solo si decía una sola palabra me calle y mordí mi lengua, sentí el sabor metálico de mi propia sangre, y luego la escupí empezaba a faltarme el aire, algo estaba apretando mi pecho, una mano invisible hacia que no puediera respirar, esto era tan doloroso

graciass por sus comentarios anteriores, jeje Tomas sera el nombre del hijo de Voldemort saldrá en el proximo capi y agradesco su apoyo para mi examen u.u saque 7 pero me quedara 8 gracias por su apoyo,

besoss

QUIEN NO AMA A NADIE IGNORA LA ALEGRÍA DE VIVIR.

Saadi

En la oscuridad nosotros somos nuestro peor enemigo

Draco Malfoy (Sagiie)

Durmió todo el día según el informe de mi madre hasta que se llego la hora y ella le ayudo a bañarse y a cambiarse para luego volver a quedarse dormida, no la había visto desde anoche pero estaba seguro de que ella estaría a salvo, así me lo había prometido mi madre y confiaría en ella en este caso si no quería que empezaran a sospechar.

- ¿Por qué tan serio Draquito?dijo una voz desde las escaleras, Pansy sabía que yo odiaba que me dijera así, a ella era a la única a la que le tenía permitido decirme así porque a pesar de todos los chismes que habían entre nosotros lo cierto fue que nunca fueron reales, lo único que me ligaba a esta hermosa chica de cabello castaño y ojos verdes era una gran amistad.

- No te incumbe Pansyle espete en una siseo, como la buena serpiente que soy, cierto que yo jamás la había tratado de manera tan fría pero si quería que ella estuviera a salvo las cosas tenían que ser así, cuando Voldemort descubriera lo que había hecho estaba completamente seguro que lo primero que haría sería saber quiénes estaban conmigo así que era mejor mantener a aquellos que significaban algo para mí apartados de mí.

- Has cambiado Dracome dijo quedando a mi altura arriba de 2 escalonesSolías confiar en mí, eres mi amigo Draco y se que algo aquí está mal.

- Además de toda la porquería de nuestro alrededorle dije fríamente y comencé a dar la vuelta pero su mano me detuvo, alce la varita ante el tacto por costumbre, cuando la mire a la cara y sus ojos me miraban con miedo la baje.

- Será mejor que te mantengas alejada

- Sea lo que sea puedes decírmelo Draco, somos amigos tú, yo, Blaise y Theo, recuerdas siempre juntos pase lo que pase.

 

- Ya hablaremos despuésle dije comenzando a caminar rumbo a la biblioteca, aún tenía que resolver un par de dudas que me habían quedado después de la conversación con Borik.

- ¿estás bien amor?escuche la voz de mi amigo Blaise dirigiéndose a Pansy pero no les preste atención y me encerré en la biblioteca de los Malfoy, me asegure de que nadie más estuviera y me dirigí a la sección de criaturas mitológicas.

- Creo que algo pasara esta noche Blaise

Baje unas escaleras de caracol y llegue a la pequeña sala de lecturas, dentro de ahí abrí con magia las cerraduras que daban al pasadizo secreto de la verdadera biblioteca, este era el verdadero tesoro de los Malfoy y me enorgullecía saber que yo era el único que sabía de su existencia, cuando era niño y jugaba al escondite en la mansión sin querer di con ella, al parecer los últimos que habían pisado este lugar había sido hacia más de 150 años que era la última actualización de un libro. Esto verdaderamente me había sorprendido pero al conocer lo que realmente los libros de aquí guardaban supe la razón, este lugar no solo tenía conocimiento de la magia oscura sino de la magia verdadera, la que se formo en un principio, si todo este conocimiento caía en las manos equivocadas como las de Voldemort realmente en mundo entero estaría en completo peligro.

Cuando estaba a punto de rendirme y acomode a la forma muggle el tomo que leía la hoja de un pergamino llamo mi atención, estaba detrás de otros tomos más gruesos que gemían, acerque mi mano hasta tomar el pergamino cuando sentí una pequeña corriente, retire mi mano de inmediato y esta vez con magia retire los tomos y cuál fue mi sorpresa al encontrar un mecanismo casi igual al que abría esta cámara. Con mucha destreza logre abrir la cerradura y un clip se escucho justo en el fondo de la sala. Avance hasta ahí e hice a un lado el tapiz de un dragón, una puerta de madera medio abierta fue lo que encontré y dentro de ella no solo había libros sino también otros instrumentos que desprendían magia negra. Busque también en los libros que había encontrado y realmente no caía en la impresión aún de la respuesta que estuvo siempre ante mí, ahora solo era cuestión de tiempo para que la luna llena llegara y con ella el nacimiento de un dragón

ALEXANDER

Aún no podía creerlo, ellos tenían a mi hermana, después de todos estos años de sacrificio al separarme de ella para que este momento nunca llegara y todo para nada.

- La encontraremosdijo Victor.

- Lo sé, eso no es lo que me preocupa yo le prometí que estaría con ella cuando esto pasara, por eso fue que volví al castillo.

- Mientras tenga puesto el collar que le diste podremos localizarla.

- Si lo sé pero

- Llegaremos a tiempo hermano, no tienes nada de qué preocuparte, solo hay algo que me preocupa.

- Lo sé, a mí igual, aún no se si él sea de confianza, ésta con ellos

DRACO

La hora había llegado, el lord nos ordeno a todos sus mortifagos que nos apareciéramos en las afueras de los jardines de la antigua mansión Nott, mi padre y Bellatrix prepararon el circulo de protección para Jane, cuando la colocarán en medio de todos los símbolos formados por las piedras preciosas ella no podría salir de ahí, y por lo tanto no podría atacarnos si era el caso.

 

Apreté mis manos en puños hasta que se volvieron completamente blancos y mis uñas se me clavaron en la carne hasta que sentí el ligero pinchazo, con un hechizo mental desaparecí la sangre y observe como eran colocadas las antorchas.

La noche pronto llegó y con ella la hora de la medía noche, solo faltaban un par de minutos para que el espectáculo comenzara según muchos mortifagos, esto era imperdonable, lo que ellos planeaban hacerle, la furia empezó a invadirme pero rápidamente la reprimí, Voldemort ya no tenía ningún poder sobre mí, no desde que descubrí como quitarme su asquerosa marca de mi piel, y ahora sería muy peligroso que detectará mi magia.

- ¿estás listo sobrino?dijo Bellatrix en uno de sus pocos estados de lucidez.

- Preparadodije secamente

- Muy bien ese es mi muchachome dijo acariciándome una mejilla, mire sus ojos grises tan parecidos a los míos y por un momento sus ojos mostraron tristeza pero rápidamente fueron reemplazados por la locuraestate en guardia Draco, uno nunca sabe que pueda estar esperándonos a la vuelta de la esquina.

- Asentí y la vi marcharse mientras yo aún seguía en el mismo lugar haciendo guardia.

- Sabes que pase lo que pase puedes confiar en tus amigosdijo una voz a mis espaldas, no necesite voltearme para saber que era mi rubia amigo Theodore Nott.

Se puso a mi lado y me dio una palmada en el hombro.

- Entre serpientes nos cuidamos de no envenenarnos, aunque no tengamos los corazones fieles de los leones si atacan a uno de los nuestros todos reaccionamos.

- ¿Qué es esto, Acaso ahora estas sentimental?dije burlón.

- No estás solo Draco, todos estamos metidos en esta mierda hasta el fondo pero nunca es demasiado tarde.

- ¿y esas palabras? Me recuerdas a la lunática

Silencio fue lo que siguió a continuación.

- Si quieres algo solo lucha por elloy con eso se fue rumbo al círculo que mi padre estaba terminando con las piedras.

Un par de minutos después llegó Borik quien en sus brazos traía a mi Jane en compañía de mi madre.

- Ya es la horadijo simplemente para entregar a mi razón de vivir en los asquerosos brazos de Voldemort.

- Bien la espera ya a terminadodijo colocándola en el centro de toda esta charada para luego emoezar a ver como ella comenzaba a temblar y a sudas frío, la noche estaba fresca y ella solo tenía puesto un vestido blanco para protegerla del frío, quise correr a su lado y taparla con mi capa para desaparecerme con ella pero la mano de Borik me detuvo cuando si un paso.

- Solo espera

Como si eso fuera tan fácilpensé.

HERMIONE

Me sentía completamente desorientada, escuchaba voces o más bien parecía el eco de alguna canción, me sentía mareada, entraba y salía de la oscuridad con rápidez, no sabía si estaba despierta o dormida cuando

Sentí como si una mano me apretara el corazón, de repente ya no sentía nada, me mirada a mi misma fuera de mi cuerpo, a mis pies estaba una muchacha vestida con un vestido blanco recostada en una clase de altar de piedra, a mi alrededor había runas antiguas formadas por piedras y gemas en distintas posiciones de diferentes colores y algo salía de mi cuerpo, me quede parada viendo como en el cuerpo de mi otro yo empezaba a formarse por encima una silueta de humo con ojos rojos, escuche los gritos que salían de mi garganta cuando me di cuenta que yo estaba de nuevo en mi cuerpo y el fuego, o dulce dios el fuego era doloroso, grite, y cuando sentí que alguien me susurraba en el oído palabras para calmar mi dolor me calle y mordí mi lengua, sentí el sabor metálico de mi propia sangre, y luego la escupí empezaba a faltarme el aire, algo estaba apretando mi pecho, una mano invisible, esto era tan doloroso

 

Abrí mis ojos y me encontré con esa mirada gris a la que tanto amaba, sus ojos solo me miraban con impotencia, sabía que tenía que ser fuerte por él por mí, si alguien descubría lo nuestro ambos estaríamos perdidos cuando lance un grito estrangulado a la luna, que esta noche en particular parecía más grande y brillosa, como si se estuviera buscando abiertamente de mi sufrimiento.

- Tu sabes las palabrasescuche un siseosolo dilo, solo júralo

y con esas palabras que se colaron en mi mente empeze a recitar aquellas palabras en el idioma de los dragones que estaban grabadas en mi ser desde incluso antes de que naciera...

Hermione

- Tu sabes las palabrasescuche un siseosolo dilo, solo júralo

Quería que el dolor se fuera, y esa voz me prometía calmarme, ya ni siquiera sabía que era real y que fantasía, solo quería calmar el dolor, solo quería que todo esto terminara.

- Di el juramento de unión, lo sabes solo dilosiseo de nuevo esa voz.

Sentí como de repente el dolor empezaba a desaparecer, y poco a poco fui recobrando el sentido, mire esos ojos grises que tanto amaba y empecé a decir el juramento vinculante.

- "Vinculo mi vida al compañero que elijo, Draco, para pasar a su lado toda la eternidad, nuestras almas quedarán unidas, siempre juntos más allá del velo de la muerte. El dragón en mi interior te reclama como mi único compañero Draco, uno jamás podrá seguir sin el otro" mis palabras fueron dichas en un idioma que solo los dragones entendían, y sus compañeros una vez que el ritual se complementaba.

Pude sentir como alguien me sujetaba la mano, era una mano que estaba helada y al voltear a verle pude observar como un muchacho de ojos verdes intensos y fríos, cabellos negros y piel pálida me observaba con una sonrisa arrogante en su rostro, quise lanzarle un puñetazo para que dejara de reír cuando las palabras de Voldemort me tomaron por sorpresa:

- Mi hijo Tomás se ha unido a la última del antiguo y poderoso linaje de los Dragones, este mis queridos mortíos no es más que el comienzo del nacimiento de una nueva era. Ahora ellos se han unidos como la antigua tradición manda y ella le ha dicho el juramento vinculante a mi hijo.

Quise reír ante tal blasfemia, ellos no habían entendido ni una sola palabra de lo que yo dije así que claramente nadie había entendido que a quién me había vinculado era a Draco y no a ese tal Tomás.

- ¿Padre que le está pasando?dijo la voz del muchacho cuando me soltó la mano. Pues al parecer mi piel lo había quemado un poco.

Cerré mis ojos ante las olas de dolor que volvían a atravesar mi cuerpo, pero esta vez el dolor era peor, un cruccio no se comparaba con esto, sentía como mi piel ardía, no podía respirar, cuando le sentí.

"No temas"escuche una voz que venía de mi cabeza

"¿Quién eres?pensé

 

"Déjate llevar, yo guiaré tu camino pequeña"

Por un breve momento creí que era mi madre la que me hablaba y que yo estaba muerta pero esa voz no era la de mi madre. El fuego ardía en mi piel quemándola, escuchaba mis propios gritos como algo muy lejano cuando esa voz volvío.

"No temas pequeña confía en mí"

Confía en mí, eran no solo sus palabras sino las de Draco y las de mi hermano.

"Confía en mi" cada vez la voz se hacía más fuerte y yo solo me deje ir, me concentre en seguir esa voz en mi propia mente cuando paso.

Mi cuerpo ya no era solo mío, empecé a sentir como la magia corría por mis venas, era una sensación llena de júbilo, como si estuviera volando pero sin escoba y estaba segura de que no me había movido de lugar. El dolor empezó a apagarse y muy pronto mis sentidos despertaron, me di cuenta aún sin abrir los ojos de que estaba rodeada por unos 30, escuchaba cada una de sus respiraciones y los latidos de sus corazones, también me di cuenta de la presencia de varias serpientes, pero estas huían del lugar, arrastrándose lejos de mí.

"déjame salir"

Suplico esta vez esa voz y yo simplemente me deje ir, ya no sentía nada, la oscuridad me envolvía rápidamente, de lo último que me di cuenta fue que ya no estaba sola en mi mente, algo oscuro y poderoso rondaba dentro de mí.

Alex

Pude ver a Jane desde la rama de este pino, mi visión realmente me ayudaba, a mi derecha estaba Víctor y más halla estaban las demás criaturas que vinieron a ayudar. Vi como comenzaba a pronunciar el juramento vinculante esa era la señal para atacar pero sus palabras me dejaron helado, ella sabía lo que hacía, di la orden de esperar, ella aún estaba vulnerable y así lo estaría hasta después de liberar al dragón, Draco era el nombre de su compañero, el mismo al que yo reconocí su compañero, él tenía esa luz en sus ojos que solo la tienen los que han encontrado un gran tesoro, y lo comprobe cuando le contacte y me dijo la ubicación exacta de Jane, aunque de todos modos la hubiera encontrado tarde o temprano con el collar que traía puesto, aún así era seguro que Voldemort hubiera colocado trampas en diferentes partes del bosque y con la información que Borik nos proporciono no tuvimos que recorrer tanto camino. Seguí alerta a lo que pudiera pasar, la luna ya estaba en su punto y mi dragón rugía de ira cuando Jane comenzó a gritar, yo mismo había pasado por eso y sabía el dolor que la primera vez provocaba.

Los minutos parecieron horas cuando el cuerpo de Jane se quedó completamente quieto y una nube de humo empezó a tomar forma sobre ella, poco a poco la figura de un dragón se vio, sus ojos eran completamente rojos, el cuerpo de mi hermana empezó a desaparecer entre el humo, ahora ya no se podía ver nada, la figura del dragón desapareció fue como si la nube de humo se la hubiera tragado cuando un rugido se escucho en todo el bosque. Pude sentir como cada uno de los que nos encontrábamos en este lugar contenía la respiración, todos sentíamos el peligro.

De entre el humo se alzó magnifica figura de un dragón plateado, batió sus alas y comenzó a alzar vuelo pero se detuvo, y supe lo que pasaba eran esas malditas runas lo que la aprisionaban, alce mi mano para dar la señal pero no lo hice, el dragón comenzó a luchar contra esa barrera invisible que la detenía, lanzó un rugido y si es posible todo el bosque tembló, el dragón se alzó más alto y fue como si 2 rocas colisionaran cuando la barrera se rompió. El dragón voló hasta perderse entre las nubes, y luego el caos estalló.

 

DRACO

Vi todo la escena con impotencia, me clave las uñas en las palmas de las manos cuando ella empezó a gritar y a contorsionarse para luego quedarse completamente quieta y pálida, apreté mi varita y di un paso al frente pero una mano en el hombro me detuvo.

Me voltee listo para lanzarle un cruccio pero me sorprendí, era mi madre quién me detenía. Vi sus ojos verdes que me suplicaban que no hiciera nada y asentí, solo era cuestión de minutos para que Alexander apareciera. A él lo había conocido en una de mis misiones suicidas hacia más de 6 meses, cuando sin querer me salvó la vida en un ataque al mundo muggle donde el bando de los mortios sufrió una cantidad devastadora de bajas, no supe porque él me salvó solo le agradecí pero luego el dijo que no lo hacía por mí sino por su hermana y cuando Borik se presento encaje un poco las cosas y todo lo demás quedó frente a mí.

Después de unos minutos de pelea conmigo mismo el dragón que apareció ante mis ojos me quito la respiración, era completamente hermoso, de un plateado sin igual al igual que sus ojos, sus alas se extendieron pareciendo abarcar todo el cielo, pude oír varias exclamaciones a mi alrededor pero las ignore, estaba hechizado por la criatura que tenía frente a mí, nuestros ojos se encontraron y pareció como si me reconociera, como si me estuviera mirando fujamente, creí que fue mi imaginación porque lo siguiente que hizo fue empezar a chocar contra el mismo cielo, al parecer esas runas interferían para su escape, no necesite de la varita para mover un sola piedra y así romper con el símbolo.

El dragón se elevo por el cielo hasta perderse y pude sentir como una varita me apuntaba detrás del cuello.

- Fuiste túdijo una voz a quién reconocí por Tomás, el hijo del Lord.

- Solo los cobardes atacan por la espaldale espete fríamente.

- Avada
--comenzó a decir pero no pudo terminar su frase.

- Altodijo BellatrixDraco no se atrevería.

- Se lo que vi madredijo Tomás, a lo que yo me sorprendí había rumores sobre ese hecho pero jamás pensé que fueran reales.

- Baja la varita Tomás es obvio que no fue Draco.dijo Bella

- Yo le vi y ahora pagara como el traidor que es

- Detentedijo mi madre pero Borik la jalo del brazo para protegerla de un rayo lanzado por Voldemrt.

- No intervengas Narcisasiseo.

- Esto no se ha terminadodijo Tomás, estaba listo para atacar cuando escuche como mi amigo Theo lanzaba un hechizo de petrificus contra él, los hechizos estallaron en todas direcciones, y por un momento vi todo en cámara lenta, sin perder tiempo comencé a lanzar hechizos cuando una mano me tomo del hombro y al momento me desaparecí, lo último que vi fue la mirada de Bellatrix llena de lágrimas. Luego la oscuridad apareció cuando me percate de un dolor punzante en mi costado, lo último que vi fueron los ojos de mi madre llenos de lágrimas y diciendo algo que no entendía.

HERMIONE

"no te mueras Draco" Escuche la voz de una mujer decir esas palabras cuando abrí mis ojos de golpe, me encontraba en una gran cámara, parecía una enfermería y a mi lado estaba Narcisa Malfoy, acompañada de Borik y de mi hermano que parecía que estaba operando a alguien, lance un gemido cuando enfoque bien la vista y le vi lleno de sangre, sumamente pálido y con una mueca de dolor en su hermoso rostro, quise moverme pero las fuerzas no me dieron para más cuando caí de la camilla en la que estaba al tratar de ir hacia mi Draco.

 

- ¿Estás bien linda?era la voz de la señora Malfoy la que me hablaba, sonaba ronca por el llanto y me ayudaba a recostarmeTranquila él estará bienme dijo cuando me desvanecí por completo aún entre sus brazos.

"Nuestro amor no depende de cosas como el espacio y el tiempo."
Richard Bach

HERMIONE

Estaba volando en el cielo, la adrenalina corría a mil por mis venas, escuchaba la canción del viento y como la noche me daba la bienvenida, un sentimiento de alegría se apodero de mí y vole más alto en dirección a la luna, jugué entre en las nubes y quise quedarme aquí para siempre era un sentimiento de completa libertad lo que experimentaba. Volé debajo de las estrellas hasta un lago congelado donde pude ver mi reflejo, al principio me desoriente pues no era mi rostro el que veía sino la magnifica figura de un hermoso dragón plateado con sus alas extendidas batiéndolas en el aire y una mirada de plata arremolinante me devolvía la mirada.

"No temas pequeña" ahí estaba de nuevo esa voz pero ahora estaba más cercana en mi mente y sabía que debía confiar en ella.

-No tengo miedo-pensé y escuche como la voz reía pero no era una risa humana sino más bien un rugido de asentimiento.

"somos una ahora recuérdalo"

Poco a poco alce mi mirada a la luna, esta noche era hermosa pero la noche no me pertenecía a mí sino a la criatura que me pedía completa libertad y se la dí. Era como ser parte de un espectáculo pero solo estar observándolo a través de otros ojos, miraba como el dragón o más bien la dragona estaba feliz de ser libre volando al compás de una melodía hecha por los árboles. Pronto pude escuchar el rugido de protesta cuando la luna empezó a cambiar de posición.

"Serafina" esculle murmullar a la voz y supe que ese era su nombre.

Pronto me sentí cansada y lo último que vi antes de que la oscuridad me invadiera fueron los ojos oscuros de mi hermano, le sonreí medio atontada fue cuando sentí el frío de la noche entonces me di cuenta de que estaba desnuda.

Desperté poco a poco, entraba y salía de la inconsciencia. Por un momento me sentí completamente desorientada, abrí los ojos y vi tan solo oscuridad así que desperté mis sentidos de Dragón y pude ver que me encontraba en una cama con doseles, removí las cortinas y la lus me dio de lleno en los ojos, lance un gemido cuando me tape los ojos con mis manos, aún me sentía cansada.

- Te recuperarás en un par de horas másdijo una voz algo distorsionada desde el otro lado de la habitación. Las cortinas del ventanal se cerraron con una orden mental mía.

- ¿Qué paso exactamente?pregunte con la voz un poco enronquecida.

- Pasaste la conversión, tu dragón le bailo a la luna y te vinculaste con ese rubio.

Al terminar de decir esa frase mi corazón sufrió una terrible punzada de dolor, ahora lo recordaba, su sangre, él demasiado pálido y su sangre. Me levante de golpe, un miedo terrible me invadió aunque supe ¡instintivamente que él estaba aún vivo, si se hubiera marchado de este mundo yo lo sentiría y le querría seguir a la siguiente vida pero no era así, así que trate de calmarme pero no funciono pues recordé que el ritual aún no estaba completo.

 

- ¿cómo es

- Tranquila Draco Malfoy aún vive y se recuperara, perdió mucha sangre a causa de una maldición de sangrante, la magia no funciono en la herida así que le opere a lo muggle y pare la hemorragia, Víctor me debe un par de galeones esos conocimientos me han salvado en más de una ocasión.

- ¿Esta fuera de peligro?dije con la voz aún vacilante. Mi hermano se acercó a la cama y me abrazo, nadie dijo nada, sentí como mi cuello se humedecía y supe que lloraba, no dije nada solo lo deje desahogarse un par de minutos más, hasta que lentamente se separó de mí ya con las mejillas secas, sin duda un hechizo jamás admitiría que había llorado. Me tomo por los hombros y nuestras miradas se encontraron miel con noche.

- La próxima ves que te diga que vuelvas un día tu vuelves o yo mismo te traigo arrastrando ¿entiendes?pude ver que estaba hablando muy enserio y asentíBien prométeme que la próxima vez que te diga algo me obedecerás.

O no, él estaba jugando con fuego, si yo le prometía algo lo tendría que cumplir pues la palabras de un dragón es ley o más bien su juramento.

- Juro que si algo va mal y considero que estoy en peligro mortal regresare a estos bosques.

- Bien por el momento es suficiente, ahora descansa tus energías no regresarán hasta que pase un día completo.

- ¿quieres decir que solo hace un día pase la transformación?

- Ya luego hablaremos de eso, ahora descansa hermana.

- Pero tengo que verle

- Él aún esta inconsciente pero esta bien, las sirenas le mandaron agua establecedora y en unos cuantos días más estará como nuevo, ahora su madre le esta cuidando pronto lo verás primero duerme.

- Pero quiero verledije intentando levantarme pero todas las energías se me fueron y caí sobre el colchón.

- Primero descansa y ya que puedas sostenerte en tus pies le miras.

Asentí y en cuanto cerré los ojos la oscuridad me reclamo.

ALEXANDER

- ¿ella está mejor?dijo la voz de una mujer a mis espaldas, me voltee y asentí.

- Aún necesita reposar, la primera vez siempre es agotadora.

- Aun no puedo creerlo, había escuchado leyendas sobre ustedes pero jamás creí que fueran verdad.

- Hay cosas que es mejor no enterarse, nosotros tenemos una maldición al nacer y con ello una gran responsabilidaddije deteniéndome en las escaleras. Narcisa Malfoy se situó a mi altura, era una mujer con el cabello rubio dorado y unos ojos verdes pálidos.

- Gracias por salvar a Dracodijo y me dio un beso en la mejilla, lo que provoco mi sonrojo, la última vez que alguien había besado mi mejilla de esa forma además de mi madre y hermana había sido mi compañera no reclamada.

- No tiene nada que agradecer señora.

- Aun así estaré en deuda contigo toda mi vida.

- ¡Alexander ven a ver esto!escuche la voz de Borik desde el estudio. Y con una última mirada mire a la señora Malfoy que en cierta forma me recordaba a mi madre.

 

- Con permiso tengo que arreglar unos asuntos.

- Adelante no te entretendré másdijo mirando por las ventanales de enfrente de las escaleras el gran bosque que se extendía enfrente, parecía infinito.

- Sabe mi madre tenía un antiguo invernadero al lado del lago menor, en el ahí caminos que fueron hechos para pensar tal vez le gustaría conocerlos y de paso se familiariza más con este viejo castillo puede ser muy fácil perderse.

- Suena tentador pero ¿no estás muy ocupado?

- Atiendo unos asuntos y en 20 minutos estoy aquí con usted.

- ¿seguro que no te molesta? Al fin de cuenta solo soy una intrusa en

- Usted es parte de esta péquela familia ahora señora Malfoy, con todo respeto se lo de mi hermana y su hijo y estoy de acuerdo con su relación así que no es ningún inconveniente.

- De acuerdo entoncesdijo con una tímida sonrisa.

Baje las escaleras y me dirigí al despacho, donde me encontré con Borik y con Lazar el rey de los demonios cazadores.

- ¿Pasa algo?

- Solo le comentaba a Lazar que pronto me marchare.

- ¿Marcharte?dije sorprendido.

- Mi trabajo ya está hecho uní a los 2 dragones de mi maldición así que ahora podré morir e ir junto a mi compañera y mi hijo.

- Sabes que esto aún no terminadije serio.

- Lo sé, pero en estas tierras no corren ningún peligro, solo tienen que quedarse aquí fuera de esa estúpida guerra.

- ¿te das cuenta de lo que dices Borik?estallo Lazar de pronto que hasta a mí me sorprendió, él siempre era muy calmadoMuchos morirán, debemos de terminar esto.

- Esta no es mi guerra Lazar.

- Sabes que tu compañera puede estar aquí, la leyenda dice que la encontrarás en este mundo.

- ¿Y crees que no lo he pensado sobrino? Sé que es probable que ella este en este mundo, pero a veces me diento demasiado cansado como para contemplar la posibilidad de encontrarla.

- La esperanza es lo último que muerele dijeSabes que son pocas las posibilidades de encontrar a nuestras compañeras, inclusive un Dragón puede vivir siglos para encontrar a su verdadera compañera cosa que pocos sabemos, yo he encontrado sin querer a la míadespués de confesar ese hecho continúe, pero mi voz se volvió más ronca por la emociónella es magnífica, es única, su cabello es pelirrojo y precioso, sus ojos son los azules más puros que he visto en mi vida, ella tiene una forma interesante de mirar el mundo, la encontré hace unas semanas, es una vidente.

- ¿Y entonces muchacho que esperas para traerla aquí y reclamarla?me dijo Borik como si yo estuviera loco por mis palabras.

- No es tan fácil, ella no quería abandonar a su padre y yo para ella no era más que un desconocido jamás la obligaría a venir aquí a la fuerza, deje protecciones en su hogar, ella está a salvo por el momento y pienso ir por ella mañana al amanecer ya que Jane este recuperada.

- Si esa es tu decisión la respeto, pero aún creo que estás loco por no haberla traído aquí desde un principiolazar asintió ante las palabras de Borik.

- Sabes tengo que pensar en tus palabras muchacho, tal vez aún no sea demasiado tarde para mí después de todo la vida no puede joderme más.

 

- ¿Qué era lo que querías contarme?pregunte.

- Solo avisarte que la orden de busca y captura contra tus nuevos huéspedes esta dada, y sobre tu hermana el mago cree que se unió a su hijo y piensa que no pasara mucho para que ella acuda a él, parece que escucho decir que un compañero no puede estar lejos del otro por mucho tiempo, pero no escucho bien como se completaba el ritual.

- Bien, si eso era todo tengo algo que hacer. Salí de ahí y me dirigí a la puerta principal donde Narcisa Malfoy me esperaba.

- ¿Crees que los demás chichos estén mejor?

- Por lo que pude apreciar si son tan buenos lanzando hechizos como recuperándose estarán bien, las sirenas me brindaron agua de sus manantiales subterráneos y con eso su recuperación será más rápida.

- Sabes aún no puedo creer que esos chicos se arriesgarán así por mi Draco.

- Es bueno tener amigos como elloscaminamos por los caminos de ladrillos que se extendían a nuestro paso, estos un día estuvieron llenos de flores a su alrededor pero ahora solo el césped le rodeaba.

- Este lugar es magnífico, es como el de la leyenda del castillo de los sueños de plataasentí incomodo y mi vista se poso en el lago, cuando un grito por parte de la mujer que me acompañaba me sobresalto.

- ¿no me digas que es este?chillo de la emoción como una niña pequeña y para nada la mujer mayor que era.

- La compañera de uno de los dragones le puso ese nombre de niña, cuando su mente y la de su compañero se conectaron, ella era vidente y pues, bueno toda su infancia espero por mi ancestro hasta que una noche cuando ella era una adolescente de 17 él apareció en su forma de dragón y la trajo a vivir aquídije un tanto mosqueado, pues estas tierras eran la fuente de muchas leyendas.

- Eso fue hace siglosexclamomuero por saber que clases de criaturas habitan estos bosquesdijo pero al instante se sonrojo.

Y así empezamos una conversación de muchas horas hasta que llegó la noche y volvimos al castillo.

HERMIONE

Habían pasado 2 días desde que Draco permanecía inconsciente en esa cama a la que ahora detestaba, su piel había adquirido un poco más de color, retire un mechón de su cabello platinado de su frente y sonreí cuando sentí que me apretaba la mano con la suya. Abrió los ojos y me sonrío, parpadeo un par de minutos más hasta que sus ojos se acostumbraron a la luz.

- Holame dijo con la voz ronca, invoque un poco de agua para que la bebiera y cuando termino me dijoLamento no haber hecho nada para..

- Shle calletodo esta bien, ahora lo importante es que te recuperes, una maldición de dio y has estado inconsciente estos últimos 2 días.

- Jane, lo siento tanto, yo no te merezco he hecho cosas terribles ydijo con la voz dura pero sus ojos mostraban una vulnerabilidad que me partió el corazón.

- Tu eres todo lo que quiero Draco, escúchame bien Malfoy, en esa ceremonia me uní a ti a través de ese juramento que querían que dijera, y espero que cuando me decías que me amarías siempre fuera verdad porque estaré a ti pegada como una sanguijuela.

- Acepto esome dijo con esa sonrisa torcida de chico malo que me volvía loca y hacía que sintiera un nudo en el estomagó y un calor entre las piernas.

- ¿Qué fue lo que paso?me dijo de repente seriolo último que recuerdo es a Tomás y luego la pelea, Nott intervino y luego alguien me dio y

 

- Sh, tranquilo mi hermano me contó que Zabini, Parkinson, Nott y alguien llamado Adam Carrow te defendieronuna carcajada de parte de Draco hizo que frunciera el ceño, cuando su risa paso a una tos dolorosa y luego una mueca--¿Qué es lo gracioso?

- No puedo creer que ellos me hayan defendido, en especial Adam, ese hijo de puta es un narcisista mayor que yo, le quiero como a un hermano pero jamás pensé que se opondría ante su "Gran Lord".

- Bueno eso demuestra que hasta las serpientes cuidan de su veneno

- ¡Que!me dijo con una ceja alzada, hizo que me sonrojara, maldito él y sus tontas sonrisas torcidas que amaba--¿Así que ahora tienes prejuicios con las serpientes?dijo arrastrando las palabras y moviendo las cejas sugestivamente.

- Bueno y como te sientesle dije esquivando el tema.

- Mejor pero ¿Qué paso con ellos?pregunto.

- Ellos están aquí, aún se recuperan de sus heridas pero estarán bien, sus lesiones fueron más graves que las tuyas, Borik te tomo y se desapareció contigo y mi hermano pensó que no sería correcto dejar a los otros antes esa serpiente después de que lo traicionaron.

- Bien, las noticias me sorprenden pero aún más que tu no me hayas contado quien eras realmente.

- ¿acaso habrían cambiado las cosas si no te hubiera dicho que no era una sangre sucia?escupí las últimas palabras pero el tomo mi mano y se la lleno al pecho justo sobre el corazón.

- Eso no significo nada antes y aunque la noticia me sorprende no me enamore de ti por tu sangre sino por quien eres en realidad Jane.

Me quede callada y una sola lágrima resbalo por mi mejilla, esta era la primera vez que Draco me confesaba que me amaba, aunque eso ya lo sabía jamás lo había dicho con palabras.

- ¿Y dónde estamos exactamente?dijo con el ceño fruncido mirando el mar por la ventana.

- Te mostraredije ayudándole a levantarsepero primero debes asearte y comer algo, que ya estés mejor no significa que este completamente recuperado.

Una vez que termino de asearse y cenar salimos rumbo a los bosques a dar un paseo siendo la luna la única testigo de nuestros actos

Ginny

Aún podía escuchar los gritos en mi cabeza, lágrimas de impotencia salían de mis ojos porque no podía hacer nada por ellos, estaba escondida detrás de un callejón en el Londres muggle mientras esos mortifagos mataban a todos esos muggles en pleno día tan solo pr diversión, mordí mi labio con fuerza hasta probar el sabor metalico de mi sangre, no podían descubrirme sino este sería mi fin, había perdido mi varita después de asesinar a ese mortifago que acababa de matar y tortirar a esa niña que no se veía mayor a 6 años. tenía frío y miedo, tan solo quería volver a casa y ser de nuevo aquella niña timida en compañia de mi familia, de Harry, lleve mi puño a la boca para evitar hacer ruino cuando sentí unos pasos acercandose.

--Mira a quien tenemos aquí...

HERMIONE

Mientras caminamos por los bosques íbamos en silencio, uno que no era incomodo sino más bien tranquilizador, llegamos a la orilla del lago Negro y vimos como las sirenas salían a la superficie a peinarse y cantar a la luna, era un espectáculo realmente bello que siempre hacía que muchas criaturas vinieran a curiosear, le hable a Draco sobre todo, sobre mí, mi hermano, la leyenda, la maldición lo que yo era, todo quedo fuera, mi mirada estaba en un punto en el suelo tenía miedo de alzar la mirada y encontrarme con esos ojos grises llenos de repulsión. Cuando termine el no decía nada lo que empezó a ponerme muy nerviosa.

 

- Sabes tal vez sea hora de volver ya es tarde y

- Te amo pase lo que paseme dijo haciendo que alzara el rostro tomándome de la barbilla, una corriente eléctrica me atravesó y supe que él también la sintió.

- Aún no sé porque me bendicen con un regalo como túme dijo haciendo que nuestros labios se encontraran--¿Segura?

Pregunto y yo asentí sin dudar ya sabía a lo que se refería, al instante aparecimos en mi recamara.

La puerta que daba al balcón está abierta haciendo que el viento de la noche pusiera mi piel chinita como si el chico que estaba enfrente de mí no fuera suficiente, me miró, sus ojos grises estaban tentadoramente oscurecidos lo que hizo que sintiera como mi vientre se apretada y me humedeciera, me sonrió, esa mueca de niño arrogante que me volvía loca, dio uno, dos pasos hacia mi y me miraba como si yo fuera el centro del universo, sin poder hacer nada más que observar me cargó hasta la cama.

- Eres míadijo mordisqueando mi cuello una vez que me recostó en la cama, me miró y supe que este rubio oxigenado era todo lo que necesitaba, empezó a desabotonar mi blusa lentamente como si fuese un regalo al cual no quisiera dañar la envoltura, en cierta forma me frustre y comencé a desabotonar su camisa pero el hizo que mis manos quedarán inmóviles por un hechizo no verbal, le mire con el ceño fruncido y un tanto impaciente le vi seguir con su tarea, pronto mi pantalón, sandalias, blusa, sostén y bragas estuvieron bajo la cama completamente descartadas, él aún permanecía completamente vestido mientras yo era devorada por su mirada completamente desnuda, y dulce cielo era tan exitante, aún más porque estaba a su completa merced ya que el hechizo de mis manos aún permanecía.

Le vi desvestirse para mí hasta quedar desnudo y pude admirar su perfecto cuerpo, y o sipensé su gran amigo estaba muy bien dotado, se coloco sobre mí pero comenzó a tocar y besar cada pulgada de mi cuerpo menos la parte que más lo necesitaba, masajeo mis pechos y luego los beso, un camino de puro fuego hasta mi vientre, con sus manos hizo que alcanzará el orgasmo muchas veces, bajo su cabeza un poco más hasta que sentí su aliento entre mis piernas.

Carajopenséesto se sentía genial.

Me tomo de las caderas para acerar su boca más profundo hasta que dio con ese punto femenino que hizo que me corriera al instante.

- Dracosolloce, la agonía era tal.

- Di mi nombreexigió.

- Draco, Dracogemí

- ¿Qué quieres de mi Jane?me dijo con ese tono arrogante que amaba

- Todo.

- ¿Todo e?

- Si Draco, todo.

Y fue cuando lo sentí en mi interior, se detuvo para no hacerme daño aún sin llegar a la barrera que protegía mi inocencia, nuestras miradas se encontraron y armándome de valor puse mis piernas alrededor de sus caderas y me empuje contra él. Un gemido de dolor salió de mi garganta pero después de unos momentos el dolor fue reemplazado por un gran placer a medida que se movía dentro de mí, por sus temblores supe que se estaba conteniendo pero yo quería esto duro y fuerte así que empecé a mecer mis caderas a un ritmo más acelerado. Llegamos juntos al borde, y cuando estalló dentro de mí sentí como el ritual de vincula miento acababa de completarse. Luego la oscuridad me envolvió y al despertar que fueron muchas veces durante la noche ambos seguimos amándonos hasta que por fin nos agotamos

 

gracias por sus comentarios espero que este capi les sea de su agrado un puco subido de tono lo se jeje, espero sus opiniones

besos

Luego la oscuridad me envolvió y al despertar que fueron muchas veces durante la noche ambos seguimos amándonos hasta que por fin nos agotamos

ME GUSTAN MÁS LOS SUEÑOS DEL FUTURO QUE LA HISTORIA DEL PASADO.

Thomas Jefferson

Ya era muy tarde cuando empecé a despertar, me estire y me acurruque más en el pecho de Draco, abrí mis ojos y me encontré con unos grises de mirada juguetona.

- Espero que hayas descansadome dijo para luego posarse encima de mí y empezar a besar mis pechosPorque nunca tendré suficiente de ti.

Sentí un calor en las mejillas pero después de lo que habíamos hecho la última noche y parte de ka mañana la vergüenza había tomado otro significado para mí. Mientras Draco me llevaba de nuevo al borde sentí como mi dragón gruñía satisfecho, por fin estaba con mi compañero, y al igual que ella yo estaba feliz.

Bajamos a merendar un poco tarde ese día, y mientras recorríamos los pasillos de este castillo le mostré a Draco el retrato de mi familia. Definitivamente su cara fue muy cómica cuando le empecé a señalar a mis ancestros, la mayoría con un pasado oscuro hasta dar con el primer dragón y luego ver como la historia comenzó a cambiar.

4 Días después.

HARRY

- Ha llegado un nuevo boletín al parecer aún no ahí rastro ni de Malfoy ni de los otros que se fugaron--¡Harry! ¿Estas escuchando viejo?

- Lo siento Ron, ¿Aún no ahí noticias de tu hermana?

- Según los últimos informes ella estabaescuche como su voz se cortabaella estaba en el Londres muggle el día del atentado y aún hay muchos desaparecidos

La frase quedó en el aire lo sabía, hacía 2 días nos habíamos enterado de los mortifagos prófugos, sabía que todo era obra de ese tal Alexander y que su plan de rescatar a Hermione había funcionado pero lo que realmente me tenía preocupado era Ginny, ella había sido reportada como desaparecida en el atentado a un centro comercial muggle, y nadie había sabido nada de ella desde entonces, una parte de mi quería que ella estuviera bien y sana y salva pero la otra parte me decía lo que no quería saber.

- Verás que ella está biendijo Ron cortando el hilo de mis pensamientosella es lista y se habrá refugiado en algún lugar, no te desanimes.

- Es difícil no hacerlo viejo.

- Escucha en la radio están anunciando el día para que el ejército Dumblendor se reúnasabía que Ron evitada tratar el tema sobre que su hermana posiblemente estaría muer

Ni siquiera pude completar ese horrible pensamiento cuando imágenes abordaron mi cabeza.

- ¿Te crees muy valiente no es así Ginebra?siseo la voz de un muchacho quién estaba parado ante las llamas del fuego de la chimenea.

- Ya les dije que no se nadadijo la voz testaruda de Ginny quién se encontraba amarrada a una silla en medio del salón, su ropa lucía rasgada y sucia, llena de sangre seca al igual que su cabello enredado, en su rostro se podía ver un gran moretón al lado de su mejilla como las marcas de unos dedos delgados en su cuello.

 

- Eres tenaz y astuta querida pero eso no significa nada para mídijo de nuevo la voz de ese muchacho acercándose hasta Ginny, agachándose a su altura hasta que sus alientos casi se mezclaban, el chico toco ligeramente la mejilla de Ginny mientras murmuraba:

- Te ofrezco una salida, únete a nosotros piénsalo literalmente ya hemos ganado esta guerra, y siempre es bueno celebrarlo con mujeres como tú.

- Primero muerta que aceptar unirme a ustedesescupió las palabras resiviendo una fuerte bofetada.

- Jamás dije que elegirías.

- Obliviatesusurró el muchacho, mientras la chica de cabellos de fuego entraba en tranceahora solo eres Ginebra, pertenecías a una familia sangre pura que es traidora a nuestra causa, y por ello les diste la espalda para unirte a Lord Voldemort, eres una mortifaga despiadada y fría, matas y obedeces cuando se te ordena, odias a los sangre sucias y muggles porque roban nuestra magia y estás conmigorepitió Tomás uniendo sus labios a los de la joven antes de que perdiera el conocimiento.

- Bien hecho hijosiseó la voz de Voldemort quién había estado observando toda la escena desde las sombrasdespués de todo no fue una pérdida de tiempo el que la trajeras.

"Hay que haber vivido un poco para comprender que todo lo que se persigue en esta vida se consigue arriesgando lo que más se ama"

André Gide

Hermione

Habían pasado 2 semanas desde que permanecíamos en el castillo, Zabini, Nott, Parkinson y Carrow eran nuestros guespedes desde entonces, al principio debo decir que su presencia en cierta forma me hacía sentir incómoda, no por que se portarán mal conmigo sino todo lo contrario me trataban como una igual aunque creo que Draco ya les había advertido sobre eso.

- ¿Qué se supone que haremos ahora, escondernos mientras tantos mueren?dijo la voz de Pansy desde la chimenea, había permanecido un buen rato mirando las llamas en silencio y su comentario nos tomo por sorpresa.

- ¿Qué esperas que ágamos, nosotros solos no podemos destruirlodijo Theodore Nott que se encontraba sentado en uno de los sillones al lado de la gran ventana de la sala de estar leyendo un libro con la luz del atardecer.

Mientras tanto Draco y yo estábamos sentados en el sofá de enfrente de la chimenea mientras Zabini y Carrow jugaban una partida de ajedrez mágico que fue interrumpida por Pansy.

- Míralo de esta forma Pans somos prófugos, lo único que todos quieren es capturarnos y ten por seguro que del lado "de la luz"dijo haciendo comillasnadie nos creerá, acéptalo estamos solos y no tenemos ninguna oportunidad.

- ¿Ustedes quieren decir que lucharían al lado de los buenos?dije un poco confundida, a lo que todos pusieron los ojos en blanco.

- Es por Draco porque estamos aquí, y él está aquí por ti, así que ya si ya estamos embarrados hasta las botas qué más da terminar por ensuciarnos todosdijo Carrow.

- Adan tiene razón Grang
quiero decir Janedijo Nott y yo asentí.

- Bien si lo que querían era luchar me lo hubieran dicho antesdijo una voz que pertenecía a mi hermano.

- Pensé que volverías hasta mañanale dije cuando me levante a abrazarlo, hacía 1 semana que no le veía.

 

- Tenía un asunto que arreglardijo y fue cuando la ví, era una muchacha pelirroja de ojos aguamarina, menuda, que se encontraba detrás de mi hermano. Me le quedé viendo y cuando asintió le sonreí y fue a saludarla.

- Bienvenida a la familiale dije dándole un abrazo que fue correspondidoSoy Jane

- Lo sé tu hermano me ha hablado bastante de ti, yo soy Amber.

Les presente a los demás, era obvio por la forma en que se miraban que eran compañeros, mi hermano empezó a contarme todo lo que había pasado en el mundo mágico y muggle recientemente, era cierto que nosotros nos manteníamos informados gracias a la radio mágica pero había detalles que simplemente no sabía.

- Hace un par de días hubo un nuevo ataque, esta vez una mortifaga fue capturada, lo único que se sabe es que es pelirroja, las malas noticias fue que antes de ser interrogada logró escapar matando a 2 aurores.

- Eso suena horribleno supe porque pero un terrible presentimiento invadió mi pecho, algo no estaba bien y punto.

- Y lo peor de todo es que al parecer era una de los buenos.

- ¿Has sabido algo de Harry y Ronald?le dije y por la expresión de Draco supe que estaba celoso, apreté su mano y le di una sonrisa.

- Al parecer preparan un ejército y muy pronto la guerra comenzara.

- Debemos estar preparadosdijo NottEscuchen así como ustedes se muy bien que las cosas no están bien, una cosa es no permitir que los muggles hagan magia cosa que creo que no daña a nadie y otra es matarles por el simple hecho de existir.

- Estoy contigo Nottdijo Adam Carrow y todos le volteamos a ver incrédulosoigan se que mi familia está loca y eso, pero no significa que crea que está bien las muertes de personas inocentes.

- Sabias palabras para un par de chicos criados con el signo de pureza de la sangredijo Pansy con una mueca irónicaBien amigos míos me les uno.

- Yo igual, no dejare que se diviertan sin mídijo Zabini y todos asentimos, bien la guerra apenas y comenzará.

- Entonces la guerra es un hecho, deben preparar sus cosas partiremos al punto de encuentro al amanecerdijo Alexander.

Si permites doblegar tu carácter otros doblarán tu espíritu

Ginebra

Mi misión era fácil, solo tenía que conseguir un par de pergaminos en la sección prohibida del ministerio, a mi lado iba Tomas, él usualmente no se prestaba a este tipo de misiones como él decía solo la plebe las hacía, pero esta era una de mis primeras misiones, bueno más bien la primera porque no recordaba nada más. Según Tomás me había dicho que en la última batalla en la que había participado un rayo me dio en la cabeza y ahora tenía amnesia temporal, o bueno esperaba que fuera solo eso, había algo que no cuadraba en todo esto, cuando me decían quien había sido era como escuchar los relatos de una desconocida todo era tan confuso, solo actuaba como una autómata cuando recibía órdenes. Y ahora aquí estaba yo, infiltrándome en el ministerio para volver a las andadas de poco a poco hasta que pudiera volver a participar en las misiones de mi élite o lo que fuera, avanzamos y logramos llegar hasta los pergaminos, los tome y cuando íbamos saliendo la alarma empezó a sonar. Íbamos disfrazados así que nadie sabía nuestras verdaderas apariencias cuando un rayo azul me paso por la cabeza, me gire rápidamente y frente a mi tenía a un hombre pelirrojo de mirada azul quién sin duda me había querido petrificar.

 

- No se muevan, están rodeadosnos dijo y era verdad estábamos rodeados por unos 15 aurores, la mujer de la que yo iba disfrazada una rubia de ojos grises quién era jefa del departamento contra la magia mal utilizada salió detrás del pelirrojo aún con la cabeza sangrándole.

- Son elloschilló histérica, voltee a ver a Tomas pero este estaba más absorto mirando la chimenea de llamas verdes un par de metros atrás, no lo pensé solo actué, subí mi varita y lance un aturdidor, le avente los pergaminos que necesitábamos y al parecer él entendío mi plan porque en menos tiempo de lo que pude imaginar él ya había desaparecido por las llamas verdes, sentí como 2 rayos impactaban contra mi pecho y luego le di la bienvenida a la oscuridad.

Cuando desperté me sentía con todos los músculos acalambrados, mi visión estaba un poco borrosa y parpadee un par de veces hasta enfocarla bien, cuando vi hacía abajo pude ver el pecho de la mujer rubia que no me pertenecía al parecer aún no había pasado ni una hora desde que la había tomado.

Alcé la vista y me encontré con 2 aurores, uno tenía el cabello negro y ojos azules, alto y moreno mientras que el otro era castaño con ojos dorados y tenía un aspecto enfermizo, hice una mueca y me pregunte ¿acaso esto era lo mejor que tenían?, les di a ambos una mirada altanera cuando sentí la presencia de otro más que me apuntaba en la nuca con una varita.

- Nombreme dijo el castaño a lo que yo permanecí silenciosa cuando de la nada sentí una descarga dolorosa recorrer mi cuerpo, malditos, así que querían jugar e, pues jugaríamos.

- Creo que no escuchaste la preguntame dijo el que estaba a mi espaldaNombrevolvió a repetirme dándome otra descarga con la punta de su varita justo en mi nuca, bien esto estaba acabando con mi paciencia, cuando de la nada me vinieron un montón de hechizos a la cabeza, valla al parecer después de todo me encontraba con mi vieja yo.

- Escupí delante del hombre moreno cuando se me acercó, este me dio una bofetada que me hizo ver estrellas a mi alrededor por un momento cuando de repente escuche el jadeo colectivo que tuvieron.

- Ginnydijo el castaño sin aliento, fue entonces que me di cuenta que además que mi labio sangraba el efecto de la poción multijugos ya había pasado y volvía a ser yo, claro con las ropas más holgadas.

- Imposible, no puedes habernos traicionadodijo el hombre de mis espaldas a lo que yo sonreí, bueno después de todo lo que me dijo Tomas era verdad, estos aurores me conocían porque yo les había traicionado uniéndome a la causa de Lord Voldemort.

- Soy Ginebra ahorales dije fríamente, y aprovechando su momentánea distracción invoque un hechizo mental que hizo que llamas salieran de las palmas de mis manos, me lace a por el moreno y tome su varita, él apenas y pudo reaccionar cuando un rayo verde impactaba contra él, me voltee con un protego cuando sentí que me lanzaban hechizos, uno de ellos me dio en el brazo pero seguí, y mi mirada se centro en el hombre canoso que me había lanzado las descargas, clave mi mirada sobre él, y no me hizo falta utilizar mi varita sino que me introduje en su mente y le obligue a suicidarse, todo el tiempo él estuvo consciente de sus acciones, otros aurores quisieron detenerme pero yo logre escapar apenas gracias a un ascensor que se abría en ese momento saliendo a la calle muggle y apareciéndome en la mansión Malfoy, donde el silencio reinaba. Al avanzar por el camino sentí como unas manos me sujetaban por detrás, no me hizo falta voltearme para saber que esa esencia de mezclas oscuras pertenecían a Tomas.

 

- ¿estás bien?me pregunto, estrechándome entre sus brazos al instante aparecimos en su alcoba, me dio la vuelta entre sus brazos y luego me lanzó una bofetada para luego besarme con pasión, no hicieron falta palabras, él me quito la ropa y yo a él y nos lanzamos a la cama en un frenesí de pasión y locura, mucho, mucho tiempo después con nuestros cuerpos entrelazados él simplemente me dijo:

- Que sea la última vez que te expones al peligrono hizo falta nada más, momentos después ambos nos quedamos dormidos en los brazos del otro, yo con mi cabeza en su pecho y él con las manos alrededor de mi cintura, como si tuviese miedo de que me arrebataran de su lado y no quisiera dejarme ir.

"Todos nuestros enemigos son mortales."
Paúl Valery

HERMIONE

Nos encontrábamos Draco, las serpientes, mi hermano, su compañera y criaturas que habitaban los bosques de mi hogar demonios, ángeles oscuros, valkirias, licántropos, duendes del fuego y del hielo, hadas, minutaros, entre muchos otros en el bosque de Ankár esperando la aparición de la Orden del Fénix, todos estábamos unidos por la misma causa acabar con Tom Riddle y sus mortifagos, y al parecer los habitantes del Bosque del Dragón habían aceptado unirse a nuestra causa, bueno solo algunos porque muchos otros se habían quedado sanos y salvos en los confines de mi hogar y tenían la esperanza de encontrar a sus compañeras y compañeros en esta guerra como lo había predicho la compañera de mi hermano.

Según las últimas noticias pronto dentro de 3 días Voldemort aparecería en estos bosques y esa sería la señal para iniciar la batalla, el dragón que llevaba dentro rugía por libertad la luna llena era esta noche y francamente no tenía corazón para impedirle salir.

- ¿estás bien?era la voz de Draco quién me despertaba de mis divagaciones.

- Si es solo que hoy hay luna llena.

- Le liberarásdijo no era una pregunta

- Sime encogí de hombrosmi hermano también hará lo mismo con su dragón así tendremos nuestros sentidos más alertas para la batalla.

- Sabes que hubiera preferido que te quedaras en casa con mi madre y no aquí.

- Draco está también es mi guerra, no puedo estar fuera.

- Jane escucha...

Pero sus palabras fueron cortadas por un gran alboroto que se estaba armando al otro lado del claro. Al parecer era Ron y venía, venía ¿solo?

- No pude hacer nadadijo y sus palabras paralizaron mi corazón por un momento.

Muy pronto la noticia de que el "niño que vivió" estaba muerto se propago por todo el campamento. Sentí los brazos de mi Dragón sostenerme y más tarde esa noche el Dragón que libere rugió como nunca dejando que mis lágrimas se las llevara el viento, ese viento que alertaba peligro

TOMÁS

Mansión Riddle

Por una vez en mi vida quería algo para mí mismo, sonara egoísta viniendo de mi pero era la única verdad. Recuerdo que desde pequeño al ser educado por una familia de sangre limpias siempre me sentí como un intruso, siempre diciéndome que tenía que ser el mejor para enorgullecer a mi padre el gran Lord y a mi madre Bellatrix Black. Maneje las artes oscuras desde una edad temprana sacrificando mi infancia y con ella mi inocencia. Al crecer aprendí a luchar para ganar y no tener nunca nada que perder pero ahora todo eso a cambiado por fin tengo algo puro entre mis manos y por una vez en mi vida quiero ser egoísta y nunca dejarlo ir, nunca dejarla.

 

Divagaba en mis pensamientos cuando fui traído bruscamente a la realidad, me encontraba en mi habitación más especifico en mi cama una manta cubría mi cuerpo desnudo y a mi lado retozaba otro cuerpo al igual que desnudo que el mío pero más cálido y lleno de curvas que me enloquecían. Una mano pequeña y frágil descansaba justo en el lugar donde tenía el tatuaje de la marca tenebrosa justo donde mi corazón latía. Me le quede viendo embelesado y poco a poco mi hambrienta mirada fue subiendo hasta el bello rostro que era adornado con una melena de fuego, observe sus hermosos y finos rasgos dormida parecía tan frágil, una muñeca de porcelana, sonreí al ver las pequeñas pecas que adornaban su nariz y no pude evitar la tentación de quitar un mechón de fuego de su mejilla, deleitándome con el simple contacto de su piel. Estaba seguro que jamás me cansaría de disfrutar de su compañía, de su contacto, de su cuerpo que era incapaz de dejar de tomar y que cada noche me deleitaba con él. Lucharía por ella, aunque no recordara nada de su pasado yo haría que tuviera nuevos recuerdos a mi lado.

Si tenía que sacrificar vidas inocentes para alcanzar mis metas que así fuera porque jamás renunciaría a ella, nunca.

- ¿a que hora es la reunión?dijo una voz soñolienta.

- Aun faltan un par de horasdije simplemente.

- Se siento raro sabes

- ¿Qué?dije frunciendo el ceño.

- Todo estodijo haciendo un gesto con la mano para restarle importancia pero sus ojos choco latosos esos que tanto me fascinaban me decían que había más detrás de sus palabras.

- Ginebradije en un tono que no admitía otra cosa más que la verdad, al verla a los ojos me adentre en su mente y pude ver como estaba echa un caos al parecer buscaba la forma de decirme lo que sentí y con un suspiro dijo.

- Es solo que todo esto resulta tan nuevo para mí, se que si no hubiera sido por ese hechizo que afecto mis recuerdos yo no me sentiría así pero no puedo evitarlo, a veces siento como que algo no encaja pero no se que.

- No pienses en eso Ginebra, tú escogiste este camino para estar a mi lado y si antes no te arrepentiste ni dudaste no lo hagas ahora.

- Es solo que no me siento ajustó matando a las personas o torturandolas.

- Si no quieres hacerlo yo puedo hablar con padre y decirle que te asigne cosas de otro tipo.

- Nome miro pero no supe decir que significaba esa miradaYa antes e fallado en una misión y por eso estoy sin memoria no quiero volver a fallar quiero ser la mejor, enséñame Tomás has que recuerde todo lo que he olvidado.

No pude negarme a su mirada y asentí.

- Vamosle dije simplemente levantándome haciendo que la sabana que me cubría resbalara, dejándome completamente vulnerable ante la atenta mirada de esos ojos chocolates, mi corazón dolío cuando tomo mi mano sin dudar y vi sus ojos empezar a nublarse por el deseo.

 

- Serás la mejor mi amorle dije y con ello nos dirigimos a una ducha muy, muy larga.

Mientras eso sucedía en alguna parte de los pantanos de Rokalia una mirada esmeralda miraba a la nada, una daga clavada en su pecho hacía que la sangre se derramase entre la tierra captando la atención de las criaturas.

No temas a la muerte deja que esta te acaricie

Hermione Jane

Lágrimas de impotencia, de dolor nublaban mi visión, aún cuando recupere mi forma humana no deje de sentir ese dolor en mi pecho por la pérdida de ese amigo que era como mi hermano, Harry no podía haber muerto, no podía, sentí como unos fuertes y cálidos brazos sujetarme por la espalda no sin antes poner una capa escarlata sobre mis hombros, cubriendo así mi cuerpo desnudo.

- La Orden acaba de llegarme dijo mi platinado sujetándome aún fuertemente como si temiera dejarme ir.

- Debemos irle dije y cuando termine de cambiarme nos dirigimos al centro del campamento.

- La batalla es algo inminente aquellos que quieran éste es el momento para marcharse nadie les obliga a estar aquí, solo recuerden tener mucho cuidado al desaparecerse cualquier uso de magia fuera de los límites de este campamento podría alertarlesdijo Remus Lupin desde el centro de una gran multitud a su lado estaban los señores Weasley y una Tonks con el cabello castaño de semblante algo apagado acariciando con ternura su pequeña barriga de 4 meses apenas visible.

Draco tomo mi mano y nos acercamos al tumulto, la gente que reconocía a Draco se apartaba y volteaba la cara, algunos incluso le empujaban, pero el siempre me protegía. Mi dragón y yo misma estábamos furiosas por el comportamiento de toda esa gente, inclusive estuve tentada a transformarme y darles una lección pero la mano de Draco apretó la mía, creo que se dio cuenta de mis ideas, eso era otra cosa nueva que habíamos descubierto después de unirnos como compañeros en un solo ser, podíamos sentir las emociones del otro apenas levemente y darnos una idea de lo que el otro pensaba, más no leernos el pensamiento directamente, cosa que mi hermano si podía hacer con su compañera, tal vez y con el tiempo lo controláramos mejor. Nos topamos con una tienda nueva, al entrar pudimos ver una cantidad muy grande de personas, la mayoría eran compañeros de nuestro curso de diferentes casas, claro a excepción de las serpientes de las cuales solo había un pequeño grupo de 4 personas que estaban completamente aislados, Parkinson, Nott, Zabini y Adam Carrow parecían ajenos a todas las miradas llenas de odio que los demás les dirigían. Nos acercamos pero una voz justo a mi espalda hizo que me detuviera, jalando la mano de Draco hasta el punto que casi tropieza, lo que provoco unas cuantas risitas de parte de mis "queridos compañeros", voltee hacia ellos y supe que mis ojos estaban plateados con motas rojizas cuando empezaron las murmuraciones y empezaron a desviar las miradas incómodos, sonreí para mis adentros mi dragón en verdad se regocijo.

- Hermioneme voltee hacia esa voz y me tope de pleno con el pecho de Ronald, a su lado los gemelos tenían cara de sorpresa, dirigí mi mirada hacia donde ellos veían como idiotas y mis mejillas ardieron cuando me di cuenta que miraban en la dirección de mi mano entrelazada con la de Draco, pero no le solté al contrario la apreté más fuerte.

 

- Chicos yo
--trate de explicar pero

- Si le haces algún daño hurón voladordijo un gemelo

- Te las verás con nosotrosdijo Fred o ¿era George?

Ambos le lanzaban dagas con la mirada a mi platinado, pero eso me lo esperaba, lo que no era que Ron permaneciera tan serio.

- Granger y yo somos parejadijo mi platinado sacándome de mis divagaciones.

- Tenemos que hablar Hermionedijo Ron por fin hablando pero ignorando completamente las palabras de mi dragón.

- Vayamos a otro lugarle dije y salimos de la tienda hacia el bosque.

Draco

(Aún en la tienda al lado de ese par de comadrejas, digo Weasleys)

- Así que sales con nuestra Hermsdijo uno de ellos.

- Ella y yo tenemos algoles dije mirando a cada uno a los ojos por un largo momento.

- Escuchamos hurón volador

- Y escucha bien

- Porque será la única vez

- Que lo diremos

- Si le llegas a hacer algo

- Ten por seguro

- Que nos las pagaras

- Y no quieres saberlo

Sonreí sin poder evitarlo

- ¿Qué es tan gracioso?dijeron ambos al unísono con el seño fruncido

Me puse serio al instante y les dije:

- Aprecio que se preocupen por ella, sepan que jamás haría nada para lastimarla por ella estoy aquí, por eso estoy aquí con ustedes pidiéndoles una oportunidad de volver a empezar desde ceroy extendiendo mi mano hacia ellos.

Pasados unos cuantos segundos sin que nadie se moviera, a incluso las conversaciones de nuestro alrededor habían parado cuando sentí unos brazos jalarme, bien estoy sí que era bizarro, jamás me imagine estar abrazando a ese par de cabezas pelirrojas.

- Bien hurón volador

- Eres bienvenido a la familiaal terminar con esa escena me dirigí hacia mis amigos aún un tanto aturdido.

- Parece que ya te uniste al enemigo Dracodijo Pansy y luego todos soltaron una carcajada.

- ¿Qué les
--Pero fui cortado por Adam cuando me tiro de la camisa y arranco un trozo de pergamino de mi espalda, me lo entrego con la risa impresa en sus ojos azul oscuros, y cuando lo mire no pude evitar reírme con mis amigos de mi mismo.

- Vaya donde fui a caerles dije doblando el pergamino y guardándolo en mi bolsillo, ya más tarde se lo enseñaría a Jane. En el pergamino estaba un hurón brincador que parecía volar.

- ¿Qué ha pasado mientras estaba fuera?les dije pero esta vez estaba serio.

- Bien te daré un resumendijo Adam serio, cosa que era una muy mala señalla mayoría de los aquí presentes solo está esperando la oportunidad de que nos descuidemos para lanzarnos un avada, estamos jodidos de este lado y del "lado oscuro"dijo imitando la voz de Voldemort y luego río.

- La buena noticia es que sigue siendo éldijo Nott

- Vaya suerte la nuestradijo Pansy con sarcasmo pero una sonrisa jugaba en sus labios.

- Si vaya suertedijo Blaize dándole un casto beso en el cuello.

- Renten un cuartodijo Adam, pero después de eso nos pusimos serios, la hora de la batalla estaba cerca y la muerte de Potter solo complicaba más las cosas.

Hermione Jane

- ¿Malfoy?dijo Ron una vez que estuvimos lo suficientemente alejados de los demás, me senté en una roca y lance un suspiro.

 

- Si Dracole dije con cansancio a Ron, 3-2-1

- ¡ESTAS LOCA O TE HECHIZO!grito llamando la atención de unos cuantos.

- Ron las cosas entre él y yo surgieron y

- Y nada, Hermione míramedijo poniéndose de cunclillas y tomándome de los hombros, el azul y el dorado de nuestras miradas se encontraron por un largo momento. Hasta que no lo aguante más y rompí el silencio

- Ron yo lo amo y espero que puedas entenderlo

- ¿Entenderlo?dijo con la voz rota.

- Ron por todos nuestros años de amistad necesito que por lo menos hagas el intento de aceptarlo, yo lo amo.

- ¿Después de todo lo que te hizo? ¿Lo que nos hizo?, después de humillarnos, insultarnos, ser nuestros enemigo todo el colegio tu ahora dices que lo amas, perdóname si pienso que no te lanzó alguna clase de hechizoestaba fuera de síacaso no recuerdas las veces que te dijo sangre suci

- ¡Ya baste!le dije con una voz que no era la mía y apuntándole con el índice en pleno pecho le dijeQue no te das cuenta que discutimos por algo fuera de lugar, dios Ronald en verdad no te das cuenta de lo que siento, Harry esta muerto y tu lo único que haces es recriminarme que Draco sea mi pareja, porque sabes eso es lo que él es, uní mi alma a la de él a través del vínculo de almas de mi estirpe y ahora no hay vuelta atrás. Él ha cambiado y yo lo acepto, él siempre estuvo ahí por todos esos años de insultos, cuando tu y Harry me botaban yo me encontraba con él a escondidas a pesar de que creía que era una sangre sucia, cierto que me insultaba pero eran solo las apariencias su padre lo tenía amenazado y no le permitía ser quien realmente es, dale la oportunidad Ron de conocerlo y verás que no te arrepentirás.

- Es un asesino, un mortifago

- Y todo lo hizo para protegerme

Cuando me dirigía hacia el campamento de nuevo le dije en voz baja pero perfectamente audible

- Harry acepto su cambio y le dio una oportunidad, piénsalo.

RON

--Yo te quiero Hermionele dije al viento y me senté en la roca que hacía unos minutos ella había ocupado. Divague en mis pensamientos, yo quería a Hermione como algo más que una simple amiga y ahora la había perdido sin siquiera haber luchado, todo por mi maldita cobardía.

No supe cuanto tiempo paso cuando una mano en mis hombros me saco de mis pensamientos, volteé hacia la persona que me hablaba y me tope con unos ojos azules soñadores, que ahora estaban serios.

- Ya casi es la horame dijo Luna con una sonrisa triste, yo asentí y cuando me levante pensé que mis piernas no me sostendrían, ya no cabía de las impresiones, Theodore Nott estaba a unos cuantos pasos de nosotros, esa vil serpiente rastrera, busque mi varita en mi bolsillo y quise apartar a Luna del camino pero ella no se movió. En cambio sentí a Nott tensarse pero aun no sacaba su varita.

- Guárdala para más tardeme dijo con una voz amenazadora nada propia de ella y con la varita enfundada hacia mí. Luego se dio la vuelta y se acerco a Nott tomando su mano los vi dirigirse hacia la tienda de campaña en la que Hermione había desaparecido

Para el amanecer el campamento que constaba de unos 6 mil magos, brujas y otras criaturas mágicas guardaba un minuto de silencio por la muerte del niño que vivió
mientras otros lanzaban plegarias silenciosas al viento para sobrevivir a la masacre.

 

- Ya es hora -dijo una voz siniestra apareciéndose en el bosque seguido de sus sirvientes.

- Ya es horase extendió la voz por todo el campamento en otra parte del bosque.

- ¿Lista?dijo una voz ronca detrás de su máscara plateada, donde unos ojos verdes oscuros y fríos se perdían entre la oscuridad.

- Sirespondió otra voz apareciéndose a su lado

- Pase lo que pase no te separes de mí pelirroja.

- Lo sé.

- ¿Lista?dijo una voz perteneciente a un rubio platinado oculto tras una capucha negra.

- Ten cuidado Draco

Si la hora de la batalla había llegado

¿Estás tu preparad@?

mientras todo esto sucedia una mirada de ojos verdes esmeraldas volvía a tener ese brillo que solo la vida nos da....

espero que les haya gustado este capi, mil perdones por no haber actualizado antes espero su comprension, y su opinion

besoss!!!

A FIN DE CUENTAS NO IMPORTA EL DAÑO OCASIONADO SINO EL DOLOR SUFRIDO

Hermione Jane

Me encontraba en mi posición al lado de un halcón negro de mirada grisácea penetrante, los primeros rayos del sol apenas se veían y pasaban a través de mí gracias al hechizo evanesco que tenía. Mi capa negra ocultaba mi rostro y mi cabello trenzado, además de protegerme del frío que hacía unos momentos me calaba hasta los huesos. Sujete mi varita aún más fuerte, sentí mis nudillos empezar a entumecerse dentro de los guantes negros que usaba, solo era cuestión de tiempo para que esto comenzara.

No paso mucho tiempo cuando la señal se dio y la lechuza empezó a ulular, al cabo de un rato un grupo de mortíos en compañía de su lord aparecieron ante nuestros ojos, fue cuando todo pasó.

El primer rayo verde lanzado desde nuestro lado le dio de lleno a Greynback el hombre lobo justo en su pecho, fue cuestión de segundos para que la lluvia de colores estallara en el cielo, a continuación brinque desde mi posición que era en la rama de un pino hasta caer en mis puntas sobre una roca, una maldición me paso rozando una mejilla pero no era suficiente, mis reflejos de dragón estaban muy bien desarrollados como para dejar que ahora me intimidara cualquier cosa.

Lance mi primera maldición imperdonable de esa noche al quitarle de encima a un mortío a Parkinson.

- Te debo una Grangerme dijo con la respiración entrecortaba. Yo asentí y dirigí mi vista hasta la batalla que se daba entre Luna y 3 enmascarados, a uno de ellos por su voz lo reconocí como Nott, el padre de Theodore mientras me tenían secuestrada. Trate de llegar hasta Luna pero Lestrange me lo impidió y cuando Draco llego a mi lado y acabo con él solo pude mirarlo asombrada, sabía que él había matado personas antes pero nunca lo había visto en plena acción, y aunque suene retorcido lo ame más por toda la valentía que demostraba digna de todo león. Alcé mi vista hacia Luna olvidándola por un momento y solo pude asombrarme al verla espalda con espalda junto a Theodore luchando contra 2 mortíos ahora.

- Será mejor que pienses en algo mi amorme dijo Draco llegando a mi lado al ser rodeados por un montón de esos asesinos.

- Lo tengo todo listole dije, y cuando alce mi mano una bola de fuego salió de ella para darles en donde más les dolían e esos, esto era la guerra y como dice un dicho en la guerra y el amor todo se vale. Rápidamente una segunda llama de fuego se dirigió hacia donde yo atacaba, esta era de Draco, y era un fuego verde, el fuego maldito, mientras el mío era de color naranja.

 

- Sangre suciavoltee mi mirada hacia la voz que me hablaba para descubrir a Astoria G. apuntándome con su varitaDraco es mío inmunda, no me importa tu linaje jamás dejarás de ser una sangre sucia.

- O cállate nadie quiere escuchartedijo Pansy llegando desde atrás y lanzándole un petrificusEra hora de que cerrara la bocame dijo con una sonrisa de esas que solo las serpientes saben dar, pero no le duro mucho cuando cayó de rodillas por un hechizo lanzado desde atrás una mortía cuya máscara había caído y dejaba ver un cabello rojo fuego y un rostro familiar, antes bondadoso y orgulloso más ahora frío una completa extraña me devolvía la mirada desde el otro lado del campo, ni siquiera parecía reconocerme.

Quise ir a su lado y ayudar a Pansy pero yo también fui lanzada hasta el tronco de un árbol, no podía respirar, las lágrimas empañaban mi visión, me ahogaba, empecé a ver puntos negros cuando sentí que la presión disminuía.

- ¿Estás bien?era la voz de Ron la que me hablaba, cuando recupere el sentido pude ver como había colocado un escudo a nuestro alrededor y al ver a mi lado pude ver las facciones de Ginny descansando.

- Ella estará bien, le lanzaron un oblibiate y reemplazaron sus recuerdos pero se recuperarame dijo con la voz roncaMama casi la mata cuando ataco a Fred, gracias al cielo que su máscara cayó en ese momento.

- La recuperaremosle dije y me levante, la batalla aun no acababa y yo había perdido de vista a mi platinado, justo en ese momento pude ver la cabellera de Pansy detrás de Ginny, coloque una mano en su cuello y con alivio sentí su pulso, solo estaba fuera de combate.

- Quedate aquí Hermioneme dijo Ron sacándome de mis pensamientos.

- No, tengo que irle dije sin darle tiempo de contestar cuando me desaparecí y aparecí justo en la rama de un pino.

Volví a la batalla justo antes de impedir que un rayo verde le diera a Tonks. Me concentre en la batalla pero fue el grito de la misma Bellatrix Lestrange lo que me saco de mi concentración y me hizo voltear a un lado justo en el momento en que Tomas lanzaba un rayo morado directamente a donde Draco trataba de cubrir el cuerpo de Adam con el suyo, sentí el tiempo congelándose pero yo simplemente me paralice, mi mente trabajaba lo más rápido que podía sabiendo ya el final, sería imposible impedirlo, solo ore para ir con él hacía el otro mundo lo más rápido posible.

- Él es tu hermanodijo Bellatrix interponiéndose entre el rayo morado y DracoPerdónamele dijo a Draco cuando sus ojos se cerraron para siempre.

Tomás desapareció casi al instante. Pero lo que no conté fue que una parte del hechizo le dio a Draco.

Y fue empecé a contar el tiempo que me quedaba

Mientras todo esto tenía lugar, al otro lado del bosque la batalla entre el niño que vivió y el-que-no-debe-ser-nombrado tuvo lugar. Muchos cayeron tanto del lado del bien como del mal, otros huyeron, otros se rindieron y otros lucharon hasta el final.

La batalla estaba en su clímax cuando el niño de la cicatriz salió desde las sombras con la camisa rota justo en su pecho dejando a la vista una reciente cicatriz justo donde su corazón debía de latir, todos los magos y brujas bajaron sus varitas para ver el enfrentamiento final que por 17 años Lord Voldemort trato de evitar.

 

La lluvia de colores estalló alrededor de estos 2 grandes magos, mientras figuras de personas empezaron a tomar forma alrededor de ellos, eran todos aquellos a los que el Lord había matado, justo al lado de Harry 3 figuras estaban, una hermosa mujer de cabello rojo le sonreía y tenía una mano en su hombro, mientras que 2 hombres le daban palabras de animo, uno con los ojos grises y el otro con el cabello azabache despeinado y los ojos cafés.

El hechizo del innombrable revoto en el escudo de Harry haciendo que por fin ese mago de ojos rojos muriera, estallando su cuerpo en una lluvia de colores rojos.

Lamento contar esto tan generalmente pero el dolor que siento al recordar esa masacre en la que tantos inocentes murieron llena mi pecho de una tristeza infinita.

Con el lord muerto los mortios no les quedo de otra que bajar sus vatritas y otros como Tomas que huyeron. No sin antes tratar de llevarse a Ginny consigo pero Harry fue más rápido y se lo impidió.

Ahora una nueva batalla es la que se libra en cada uno de nosotros, pienso mientras camino por los pasillos del hospital mientras los médicos me dicen que ya no queda esperanza. Al entrar a la sala de espera me tropiezo con Harry, quién está aquí de visita a Ginny, ésta no a querido saber nada de nadie a pesar de que le han devuelto sus recuerdos, la noticia de su embarazo en verdad tomo a todos por sorpresa. Pero ya les hablare después de ellos ahora solo quiero concentrarme en una persona.

Al llegar a la puerta de su habitación me encuentro con Narcisa, aún no quepo del asombro al descubrir que ella no es su verdadera madre sido Bellatrix, quién se presto a darle un hijo a Lucios porque su hermana no podía tener hijos apenas un poco después de haber dado a luz a Tomas.

Entro a la habitación y siento una mano apretando mi corazón.

- Hola amorle digo retirando un par de mechones de su frentetienes que recuperarte y si no lo haces ten por seguro que no tardare en seguirte amor

- La esperanza es lo último que se pierdeescucho esas palabras desde la puerta, y cuando me doy vuelto veo al demonio Borick sonreírme. A su lado una morena menuda sonríe tímidamente.

- Ella es Tiana mi compañerame dice lleno de orgulloella tiene un poder especial, fue ella quien trajo de nuevo a Potter de la tierra de los muertos y creemos que puede hacer algo por Draco.

- Pase lo que pase amor estaré a tu ladole digo al oído y besando sus labios apenas antes de salir de la habitación y dejarlo a solas con Tiana, sus ojos cafés me miraban llenos de confianza e hizo que confiara en ella.

Porque la esperanza es lo último que debemos perder en la vida así pasemos por dificultades.

Sagiie

capi dedicado a : Mione Malfoy 20

gracias por el comentario

DRACO MALFOY

Me encontraba en un lugar rodeado de neblina hasta el punto que no podía ver más allá de mi nariz, no sabía si era de día o de noche solo sabía que me encontraba perdido y muy desorientado, intente caminar hacia adelante pero apenas y podía moverme, sentía mis miembros pesados y yo no tenía la fuerza suficiente.

 

- ¿Te rindes Draco Malfoy?escuche claramente la voz de una mujer que parecía venir de mi propia cabeza con un deje de burla en su tono.

- ¡NUNCA!Grite, o bueno creo que más bien lo pensé porque ningún sonido salió de mi boca cuando la neblina me envolvió y esta vez sentí que algo apretaba mi corazón hasta el punto que todo se volvió oscuridad.

Abrí los ojos de golpe y aunque al principio mi visión era demasiado borrosa como para distinguir cualquier cosa el aroma de un perfume fui familiar me llego y supe quien era sin verla aún.

- Estas aquíme dijo esa voz a la que amaba.

- No iré a ningún ladodije con una mueca cuando hable ya que el esfuerzo hizo que mi pecho doliera--¿Dónde está mi madre?dije, tenía que hablar con ella lo antes posible para que me aclarara todo.

- Ella está esta fuera en seguida le aviso que la quieres ver, ahora descansa sufriste una maldición muy fuerte y aún te tienes que recuperar completamente.

No pude terminar de escuchar lo que me decía cuando volví a caer inconsciente.

FRANCIA (a las afueras de una iglesia muggle)

A muchos kilómetros de distancia un chico con vaqueros y chaqueta de cuero caminaba hacia lo que parecía una iglesia, cualquiera de lo mirara pensaría que tan solo se trataba de un chico busca problemas pues su porte arrogante le delataba y más aún su mirada verde tan fría parecía esconder miles de secretos.

Tomas Riddle Black

Entre justo al panteón de una estúpida iglesia muggle, tras recitar un simple hechizo de protección hacía una estatua en forma de ángel de una de las lapidas el ángel abrió los ojos y moviéndose de su sitio revelo una entrada secreta.

Baje las escaleras iluminadas por antorchas que se prendían y apagaban a mi paso, al final de ellas un pequeño elfo se encontraba haciendo una exagerada reverencia a la que ni siquiera preste atención en cambio le tire mi chaqueta y seguí mi camino justo a la recamara principal donde años atrás había nacido. La habitación era grande, una cámara con doseles, un armario, chimenea, pequeña sala, escritorio, estantes y un baño privado todo con un toque del puro estilo Black. Me serví una copa del vino del viejo señor Black y fui hasta la chimenea, con furia mire el retrato de Bellatrix que ahí descansaba, donde su mirada era serena y ni una gota de locura se veía en su expresión casi infantil, unos 16 o 17 años debía de haber tenido, justo antes de su iniciación pensé con una sonrisa amarga. Con manos temblorosas tome el retrato viendo a esa desconocida que era mi propia madre, esa que de pequeño soñaba que un día vendría a buscarme en lugar de estar pudriéndose en una celda en Azcaban. Si la vida pocas veces era justa desde pequeño cuando comprendí que ese estúpido sueño jamás se aria realidad una única meta me había trazado y era tomar el lugar del señor tenebroso una vez que hubiera subido al poder y yo mismo lo hubiese matado pero las cosas no resultaron así y ahora estaba prófugo y para terminar de rematar las cosas resultaba tener un hermano extraviado al que casi había matado pero en vez de eso resulto ser que mate a mi propia madre y por si fuera poco la mujer que amaba ahora estaba en el hospital rodeada del "lado de bien" y con un bebe en camino, si esa mujer con la que había soñado formar una familia.

 

- Esto no puede mejorarle dije a nadie y tome un trago de vino de dragón, sentí el líquido quemar en mi garganta y mis ojos picar pero la rabia era más fuerte que eso, fue cuando evoque el recuerdo de mi hermosa pelirroja y en shock lleve mis manos a mi cara para descubror que mis ojos estaban goteando, me seque la cara con la manga de la camisa y recordé lo que hacia 2 días había descubierto cuando había mandado al pequeño Wonki por noticias al mundo mágico y ese pequeño elfo había conseguido lo esperado con la noticia que el niño que vivió seria padre, lance una carcajada llena de amargura, eso era imposible Potter padre del bebe de Ginebra Weasley por la simple y sencilla razón que Ginny había sido virgen la primera vez que durmiésemos juntos.

Una vesz soñé cuando aún conservaba parte de mi inocencia que me alejaría de toda esta mierda y formaría una familia con la mujer que amara, ahora que la oportunidad estaba tan cerca no dejaría que me la arrebataran, solo era cuestión de tiempo para recuperarles, costase lo que costase nadie me separaría de mi familia

En la sala de espera privada de San Mungo

- Necesito verladijo un chico pasándose una mano nuevamente por su cabello más desordenado de lo normal con una mirada esmeralda llena de preocupación.

- Ella se niega a vernosdijo una muy llorosa Molly W. desde los brazos de un Arthur muy serio y cansado.

- Necesita estar tranquilia mama

- Hay que darle tiempo para que las cosas vuelvan a ser lo de antes

El silencio reino en la pequeña sala de espera del hospital pues todos sabía que nada volvería a ser lo de antes.

- Casi la matodijo MollyPor los cielos mi bebe espera un bebe y yo casi la mato, si no fuera porque esa maldita mascara no se le huboera caía yo

No pude completar la frase porque se soltó llorando de nuevo, si la pequeña Weasley estaba embarazada y aunque sus recuerdos ya le habían sido devueltos y el ministerio no iba a presentar cargos en su contra ella aún se negaba a ver a nadie, según las enfermeras que la atendían solo se limitaba a mirar por la ventana y comer un poco, limitándose a decirles como se sentía y preguntando de vez en cuando sobre la salud del bebe.

- Ella necesita tiempodijo una voz proveniente de Narcisa Malfoy quien acababa de llegar a su ladoSi me lo permiten me gustaría verla.

Todo el mundo guardo silencio ante sus palabras y un muy cabreado Persi le contesto mordazmente

- Y si nos negamos

- En dado caso aún intentare verlaDijo la aludida dándole una fría miradaPero ustedes son su familia y no quiero malos entendidos compermisoy con eso se perdió por el pasillo.

Una muy llorosa Hermione llegó por el mismo pasillo por donde minutos antes había desaparecido la señora Malfoy.

- Despertódijo a nadie en particular y regreso por donde había venido, no pasaron ni 2 segundos cuando las serpientes que hasta el momento había permanecido calladas se levantaron a celebrar la recuperación del hurón botador, con una muy magullada Luna a su lado.

 

¿Quién dijo que este era el final?

gracias por sus comentarios anteriores y solo me queda por decir que esta historia pronto llegara a su final, espero su opinion sobre lo que podría pasar más adelante

sin mas se despide esta escritora

besos

Ginny

Me encontraba tan ensimismada en mis pensamientos que no me di cuenta del momento en que Narcisa Malfoy entró a mi habitación hasta que ésta dijo:

- Supe lo de tu embarazo y sé que ese niño lleva la sangre de Black y no es de Potter como todo el mundo mágico anda diciendo.

Me tense ante sus palabras, pero no iba a dejar que nadie me intimidara, o no, si algo había aprendido era dejar de ser esa niña inocente ahora me sabía defender y no dejaría que nadie me hiriera ni a mí ni a este bebe que llevo en el vientre, porque Ginebra Weasley era de armas tomar.

- Si vino aquí para decirme eso ya puede largarsele dije aún con la mirada fija en el exterior de la ventana donde había un parque con juegos y los niños jugaban, sin pensarlo acaricie mi vientre aún plano con ternura.

- No mi pelirroja vine aquí por time dijo pero esta vez su voz era más gruesa era él

Voltee rápidamente hacia su dirección casi al punto de una dislocación como el rostro de Narcisa Malfoy empezaba a cambiar para dejar en su lugar a un apuesto muchacho quién rápidamente cambio su ropaje, sus ojos antes grises ahora destellaban un verde oscuro y seductor.

- ¿No pensaste que te desharías de mí verdad?me dijo con un brillo burlón en sus ojos y palabras que hicieron que me estremeciera involuntariamente recordando todas esas noches y días juntos.

- Debes irte Tomás, es peligroso que estés aquíle dije acomodando la almohada para recargarme en la cama, una parte de mí lo odiaba por todas las mentiras que me había dicho pero otra la parte masoquista le amaba y deseaba con fervor a pesar de todo, y eso era lo que realmente me aterraba. Saber que le perdonaba después de todo.

- No me pidas que me aleje Ginebra, no me pidas que renuncie a ti y a nuestro hijose detuvo un momento justo cuando nuestras miradas se encontraron y una vulnerabilidad nunca vista en sus ojos aparecióte amodijo casi en un susurro pero sus palabras claramente las escuche.

- ¿Qué sería de nosotros Tomás? Viviríamos exiliados, como unos prófugos y esa vida no es lo que quiero ni para el bebé ni para mí, debes irte antes de que alguien te descubra

- ¿Descubrirme?dijo como si no creyera lo que le decíaSoy el mejor en lo que hago nadie va a descubrirme si eso quiero pero esa no es la cuestión, no me pidas que me aleje de ustedes, toda mi vida mi única meta fue alcanzar el poder pero cuando te conocí eso ya no significo nada para mí, me hiciste querer formar una familia a tu lado, hiciste que tuviera sueños que jamás creí tener y ahora no me pidas que me marche sin ti.

- Si me amas de verdad déjanos ir Tomás ¿Qué clase de vida sería la nuestra?

Las palabras que le dije me dolían pero era la verdad, yo no quería una vida así donde siempre nos detendríamos que esconder, yo quería que este bebe tuviera la oportunidad de creer en otra clase de ambiente uno lleno de amor, desde que me dijeran que le esperaba algo dentro de mí había cambiado concentrándome solo en el bienestar de ese pequeño, cuando las enfermeras me preguntaban si me sentía bien yo solo atinaba a responderles y preguntarles por la salud del pequeño.

 

No supe que lloraba hasta que Tomás limpio mis lágrimas con sus manos y me abrazó.

- No me pidas que me alejeme dijo y sentí como mi cuello se humedecía justo en el lugar en que él había hundido su rostro, no tuve voz para volver a decirle que se marchara mi cabeza estaba hecha un lío, yo sabía que le amaba pero aún quería a Harry, después de todo con quién había soñado una vida era a su lado, hasta habíamos hecho planes de ir a vivir juntos después de la escuela, todo eso antes de conocer a Tomás ese hombre que me había cambiado en tantas formas, no solo yo había cambiado sino todo a mi alrededor y a pesar de que ni siquiera en mis pensamientos podía ver a mi propia madre a los ojos, esa misma a la que casi le lanzó una imperdonable aún así yo perdonaba a Tomás a pesar de saberlo.

Todas las cosas que hice mientras no tenía recuerdos ahora me avergonzaban, pensar en todos a los que asesina, torture hacía que tuviera una opresión en el pecho era por eso que no había querido ver a nadie desde que había despertado, aunque sabía que ellos me visitaban cuando dormía.

Tomás se separo de mi y aunque no mostrara ningún signo de haber derramado ninguna lágrima sus ojos verde estaban un tanto enrojecidos y no tuve corazón para romper sus sueños y esperanzas.

- Vamosme dijo tendiéndome una mano justo en el momento en que alguien llamaba a la puerta.

- Ginny soy yo Harry, necesito hablar contigo.

Sentí un cosquilleo en mi mano, yo quería tomar la mano de Tomás, pero ¿y Harry? Aún no estaba segura de mis sentimientos, mi cabeza era un completo lío, si tomaba la mano de Tomás no habría vuelta atrás pero el solo pensar en estar lejos de Harry, de mi familia, amigos hacia que sintiera un enorme agujero en el pecho.

Al ver los ojos verdes oscuro de Tomás supe cual era mi decisión.

¿que debera elegir Ginny?....

gracias por los comentarios anteriores este capi va dedicado a todos ellos!!!!

GINNY

- Antes de tomar una decisión quiero hablar con mi familia, no me puedo ir sin verles de nuevole dije no fui segura de mis palabras.

- Entiendo eso, tu familia esta haya afuera muy preocupada por ti, te dare 2 días Ginebra, en ese tiempo vendré a buscarte y espero que ya hayas tomado la mejor decisión.

- Dalo por hechodije cuando la puerta de repente empezó a abrirse.

HARRY

Tenía que hablar con ella, ese era mi único pensamiento cuando vi pasar a la señora Malfoy hacia el pasillo que daba hacia la habitación de Draco.

Espera, si esa era la señora, Malfoy ¿entonces quién estaba con Ginny? Ni lo pensé solo saque mi varita y con un simple encantamiento la abrí cuando el sonido de un Crac llegó a mis oídos.

Mire para todas partes pero solo Ginny se encontraba en la habitación y ni siquiera parecía haberse percatado de mi presencia, solo se limitaba a mirar por la ventana justo donde unos críos jugaban en un parque.

La habitación era espaciosa de eso me había encargado yo, tenía un baño privado y un closet, además de la cama, los buro y 2 sillas, me acerque despacio a ella y arrastre una silla justo a su lado donde una clase de aparato muggle hacía un ruido extraño, mi mirada quedo prendada de la manguera que conectaba ese aparato hasta debajo de las sabanas donde se perdía a donde se dirigía, fruncí el ceño cuando sentí que alguien me observaba, subí mi mirada para toparme con el chocolate de sus ojos, me sonroje para mi vergüenza, raspe mi garganta en un intento de componerme cuando comenzaba a hablar todos los argumentos que había estado preparando desaparecieron para reducirse a nada.

 

- Aun te sonrojas en presencia de una chica, Harryme dijo con una pequeña sonrisa asomando sus labios pero no alcanzando sus ojos ahora que los había desviado de los míos.

- Necesitamos hablarle dije y tome su manoescúchame fui un tonto al dejarte yo pensaba que así estarías a salvo, si Voldemort entraba en mi cabeza y descubría que tu eres mi debilidad yo temía que te capturara y te asesinara, él ya me ha quitado mucho en esta vida y yo, yo bien no soporto la idea de seguir en un mundo sin ti, por eso cuando supe que te habían capturado al principio me daba miedo si tu no me lo perdonabas y como pudieras...

- Shh Harryme dijo poniendo su otra mano libre en mi boca y cortando abruptamente mi discursoYo no tengo nada que perdonarte, pensabas que hacías lo correcto yo no tengo porque reprocharte nada, ahora que ya estas absuelto puedes marcharte ya no tienes nada que hacer aquí.

- ¿Absuelto?estaba atónito ante sus palabras.

GINEBRA

Parecía realmente asombrado cuando le pedí que se marchara, aunque supe que esa no era la razón de su visita por el modo en que había agachado la mirada y fruncía el ceño buscando las palabras correctas.

- Ginnyme dijo y esta vez sus palabras eran segurasAntes de que todo esto comenzase yo quería una vida a tu lado, claro que tu ibas a terminar tus estudios y yo comenzaría mi carrera como auror pero

- Harry no tienes porque darme explicaciones, yo entiendo que ahora las cosas sean diferentes y tú quieras una vida diferentesus palabras en verdad dolían cuando recordaba nuestras tardes juntos en Hogwarts.

- No aún no me has entendido, yo quiero una vida a tu lado no me importan las circunstancias, ese bebe que llevas ahora en el vientre sería mi hijo y solo por el hecho de que es una parte de ti yo lo amaría dame la oportunidad Ginny las cosas aún pueden ser como nosotros lo soñamos.

- Harry yo
--pero el llanto no me dejo continuar, esto de las hormonas era horrible, me limpie la cara bruscamente queriendo borrar cualquier rastro de mis lágrimas pero con una sola mano era una misión imposibleHarry yo hice cosas, cosas horribles mientras creí ser una mortifaga mate, torture y eso no es lo peor, ni siquiera sentí ningún remordimiento porque creía en todo lo que me decían una parte de mí se sentía fatal por lo que hacía pero tenía que cumplir con mis órdenes sino quería acabar como Lucius Malfoy cuando se descubrió que él era un agente doble, el pobre fue reducido a nada con unos cuantos cruccios de todos los mortifagos, entre ellos yo, todos teníamos que ver como terminaba un traidor y participar, en ese momento ni siquiera sentí remordimiento porque creí que era lo que se merecía pero ahora no se si la culpa pueda dejarme estar tranquila, sino fuera por todas las pociones que me han dado estaría ahora echa un montón de nervios, además aún no se que vaya a pasarme de seguro y me echaran a Azcaban, lo entiendes Harry ¿Qué clase de vida llevaríamos?

 

- Ginny espera un momentoesta vez fue él quien me impidió seguir hablandoGinny el ministerio no tomara ninguna clase de represalias en tu contra ya me hice cargo de eso, y juntos superaremos esta etapa, cásate conmigo Ginnyme dijo entregándome una pequeña caja escarlata, aún con lágrimas en los ojos poco a poco fui abriéndola para descubrir un hermoso anillo con un rubí en él.

Mis ojos se encontraron con los suyos y supe que después de todo al final todo iría bien.

En otra habitación de San Mungo

DRACO

Mi madre acababa de entrar por la puerta y Jane se apresuraba a salir ignorando mi llamado solo había una forma de detenerla.

- GrangerGruñí, bueno eso fue lo que pareció porque al querer levantarme solo me provoque más dolor, pero al instante ella se paro y regreso a mi lado, aún con una mirada cautelosa.

- ¿estás bien?me dijo endulzando su tono, pero a mí no me engañaba esa cabecita castaña trabajaba, ya me imaginaba como en los mecanismos de reloj muggleEstaré afuera con los Weasleyy con eso salió apresuradamente, evitando de nueva cuenta el tema que yo quería tratar pero bueno este no era ni tiempo ni lugar, ya después trataríamos sobre mi situación en el ministerio ahora era hora de tratar el otro asunto.

- Madre o debo decir ahora señora Malfoyle dije a mi "madre", nuestras miradas gris y celeste se encontraron, su mirada estaba apagada en cambio la mía no demostraba nada.

- Soy tu madre Draco, fui yo quien te sostuvo cuando naciste, yo te cuide y te di todo mi amor y cariño en todos estos años, digas lo que digas siempre te serás mi hijo y yo tu madre aún a pesar que nuestra sangre no sea la misma.

- Claro que tenemos la misma sangre madre, te encargaste que tu propia hermana engendrara a tu hijo, tu y mi padre.

- Lucius no sabe nada Draco.

- Por favorle dije sonriendo burlonamenteme dirás que no noto la diferencia.

- Cállate Dracome dijo mi madre cuando estaba a punto de darme una cachetada pero fui más rápido y sostuve su muñeca

- Anda pégame eso era lo que Lucius te hacia a ti y ahora quieres hacerme pagar a mi ya que él no está en condicionesle dije en un tono hiriente, en verdad cuando se está enojado se dicen tantas cosas de las que más tarde nos arrepentimos.

- Las cosas no fueron así déjame que te expliqueme dijoDéjame que te explique.

- Habla entonces

- Cuando salí del colegio tan dolo un año después me case con tu padre, yo estaba embarazada en aquel entonces pero perdí al bebé poco después y sufrí una gran depresión por varios años, luego perdí al segundo bebé y Lucius cada vez se alejaba más yo le amaba tanto y él tan solo quería un heredero, nuestras familias nos presionaban tú conoces las normas y sabes que tenemos que tener un heredero entre sangre puras en un lapso de 3 años y Bellatrix en aquel entonces se recuperaba apenas unos meses atrás había dado a luz a un niño sano, a Tomás, ella se encargo de que una buenas familia lo criara, él siempre supo quienes eran sus padres pero ese no es el caso, Bella iba a continuar con sus misiones de nueva cuenta cuando yo le pedí su ayuda, al principio se negó pero luego acepto, no quería volver a verme recaer así que entre ambas le dimos a Lucius una poción para que no recordara nada a la mañana siguiente, cuando Bella me dijo que estaba preñada esperamos unos meses y luego ambas nos fuimos de viaje cuando a ella se le empezaba a notar y yo aún tenía mi vientre plano, tu naciste con la ayuda de una doctora muggle en la mansión Lestrange que en aquel entonces estaba sola, yo te sostuve entre mis brazos y supe que te amaría pero Bella no pensaba igual, ella quería tenerte a su lado se arrepentía de haber participado y quería ir por Tomás y llevarles lejos a ambos y empezar de nuevo, pero el señor Oscuro le llamo y ella no pudo negarse luego fue apresada y llevada a Azcaban y pues lo demás tu lo conoces pensó que tú estarías a salvo si ella te entrenaba así nada malo te pasaría, su mente estaba fracturada por culpa de los dementores así que te pido que no le guardes ningún rencor, ella te amaba, amaba a sus hijos.

 

- ¿eso es todo?dijeNecesito pensar las cosas a solas madre.

- Lo séy con eso salió de la habitación.

Si lloras por haber perdido el sol las lágrimas no te permitirán ver las estrellas

PROXIMO CAPITULO FINAL!!!!

Epilogo

Muchos años después

El otoño por fin se presento, llevando consigo la tan ansiada fecha del primero de septiembre donde cientos de familias de magos se apresuraban hacia la estación de trenes temiendo perder el expreso de Hogwarts, una de esas familias se apresuraba a cruzar la barrera que separaba el mundo mágico del muggle, pero estos hacían una especia de barricada a cada paso que daban.

- Cielos no había visto tantos muggles desde que yo mismo comencé el Colegiodijo un joven de unos 17 años de cabello azabache, mirada verde oscura muy penetrante, piel blanquecina y sumamente apuesto de constitución no tan musculosa pero cuerpo bien desarrollado, gracias a los incontables entrenamientos como cazador de la casa Slytherin en sus años pasados.

- Vamos Cedric no te distraigasle dijo su madre una hermosa pelirroja con algunos años ya encima, pero sus ojos a pesar de todo se mantenían joviales, su cuerpo era delgado y su cabellera recogida en una coleta con algunos mechones blancos no hacía más que exaltar esa belleza madura que poseía dándole un toque madura y maternal mientras le llamaba la atención a su hijo mayor que era un fiel retrato de su padre para todos aquellos que alguna vez llegaron a verle por casi tropezar con el carrito del equipaje que llevaba por detenerse a sonreírles a unas jóvenes muggles que de lejos le lanzaban miradas.

- Ya voy madrerespondió el muchacho volviendo su atención a la lechuza blanca que llevaba en lo alto del carrito de equipaje de su hermano menor Albus para luego mirar hacia un lado donde su pequeña hermanita pelirroja lloriqueaba del brazo de su padre.

- Papá yo quiero ir ahoradijo la pequeña Lily Potter colgada del brazo de su padre quién hacia malabares para no dejar caer el carrito que llevaba y con él la lechuza marrón que traía mientras seguían a sus otros dos hermanos mayores quienes seguían discutiendo.

- No pasará mucho tiempo y luego irásle dijo Harry a su hija más pequeña.

Cedric puso los ojos en blanco ante sus palabras si él mismo estuviese en la situación de su hermana dos años serían una larga, larga espera.

 

- Yo quiero ir ahora, si me meto en el baúl de Cedric nadie se daría cuentadijo la pequeña.

- Piénsalo Lily te tocara una porción de helado más grande para la cena ahora que James no éstedijo Cedric a su hermana, mientras su hermano le volteaba a ver con el ceño fruncido haciendo una pausa a su conversación con su otro hermano.

- Te escuche Cedricle dijo James Potter sacando pecho a sus trece años de edad pocas cosas le asustaban excepto la mirada enojada de Ginebra PotterYa verás cuando le cuente a Casandra tus conquistas de veranoella era una muchacha hija de muggles, novia de Cedric y una leona en todo su orgullo, curiosamente Cedric había tratado de conseguir una cita con ella desde cuarto año pero no lo había logrado hasta finales del pasado y este sería su último año juntos, mientras él comenzaría la escuela para aurores ella estudiaría leyes mágicas haciendo que se vieran menos. Una mueca no tan divertida apareció en su apuesto rostro y suspiro al pensar en su Casandra una muchacha de tez blanquecina, ojos celestes y cabello chocolate.

Bien volviendo su atención hacia su madre quién ahora había parado el carrito que llevaba y miraba a sus dos hijos menores con el ceño fruncido, sip, esos dos estaban en problemas.

- Dejen de discutir están a punto de irse y no quiero recordar el primer día de Albus con ustedes dos discutiendo.

- Si mamácontestaron ambos muchachos, uno pelirrojo con la mirada marrón y otro con el cabello azabache fiel copia de su padre con la mirada sobre sus pies.

Las personas a su alrededor miraban curiosamente a las lechuzas mientras la familia se abría paso hasta la barrera entre los andenes nueve y diez cuando por fin llegaron. La voz del pequeño Albus se escucho encima del alboroto hasta los oídos de Harry, sus hijos volvían a discutir ahora que su madre había cruzado la barrera con Lily a su lado.

- ¡No estaré en Slytherin!

- James parale dijo su padre.

- Yo solo le digo que podría serdijo James sonriendo a su hermano menorNo hay nada malo en ello Cedric también va ahípero una mirada de su hermano mayor le hizo callar y tomar el carrito de su padre y cruzar la barrera, bien las miradas de su hermano también intimidaban a veces.

- Iré a alcanzarle antes que se pierda padredijo Cedric cruzando la barrera para alcanzar a su hermano, pero antes se detuvo y le dijo a Albuspiénsalo Albus le daríamos una paliza al equipo de Gryffindor si estás conmigo.

- Ves tu hermano va a Slytherin y no tiene nada de malo, no le hagas caso a James ya sabes lo bromista que esdijo Harry a su hijo Albus una vez que su hijo mayor hubiera cruzado la barrera.

Una vez casi reunida la pequeña familia de nuevo, a excepción de Cedric y James, Ginny miro cariñosamente a su hijo menor y le dijo:

- No te olvides de escribirnos

- No lo hare mamá ¿y ustedes también verdad?

- Cada día si quieres cariñodijo Ginny pasando una mano por el desordenado cabello de su hijo y mirando esos ojos esmeraldas.

- Pero James y Cedric dicen que una vez al mes está bien.

- No hagas caso a tus hermanos mayoresdijo HarryA ellos les escribíamos una vez cada tres días en su primer año.

Un vistazo alrededor les dijo que la estación estaba llena a rebozar y ahora que Ginny quería despedirse de sus otros hijos no lograba localizarlos por las figuras confusas que se movían a través de la neblina.

 

- ¿Dónde se abran metido esos dos?dijo la voz ansiosa de Ginny, pero antes de que pudiera terminar la frase apareció la cabeza pelirroja de su hijo James entre en vapor

- Teddy está de vuelta y ¡está mareándose con Victorie!fulminando con la mirada a sus padres quienes no parecían prestarle la suficiente atención continuóNuestro Teddy y nuestra prima Victorie, y le pregunte a Teddy que estaban haciendo

- ¿les interrumpiste?dijo Ginnyeres igual a Ron cuando tenía tu edad.

- ¡Ey ¡escuche eso hermanadijo Ron llegando al lado de su esposa Kate y de sus gemelas rubias como su madre de once años pero con sus ojos--¿Cuál es la hazaña que hizo mi ahijado esta vez?

- Teddy y Victorie mareándose, les pregunte que hacían y Ted me dijo que había venido a verla y luego me dijo que me largara que la estaba morreando.

- ¡o sería muy romántico que se casaran!dijo una de las gemelas y su hermana dio un comentario afirmativo.

- Si y Teddy sería realmente parte de la familiadijo la pequeña pelirroja Potter.

- Ya viene a cenar casi todos los díasdijo Harryfalla mi imaginación pero supongo que dice algo así como que más da si se queda todo el rato.

- Sidijo James emocionadoNo me importaría compartir cuarto con Al así Ted se quedaría en mi habitación o mejor aún me mudo al cuarto de Cedric, él ya no lo va a necesitar si se va a la academia de aurores el próximo año.

- Nodijo Harry firmementeAl y tu se pelearían todo el tiempo y ni hablar de Cedric, no quiero acabar con la casa demolida, ya sabéis que cuando se juntan Ced y Ted esos dos son pura dinamita.

- Vamos papa.

- Ni hablar James.

- Mira quienes vienen ahídijo Kate saludando a su primo Remus Lupin al lado de su esposa Tonks quién llevaba a un niño de 6 años de la mano con el cabello azul eléctrico al igual que su hermano mayor y ella traía un nuevo look morado.

- Parece que llegamos justo a tiempo para despedir a nuestro pequeño ahijado ¿no es verdad Albus?dijo a mujer con una sonrisa coquetaAsegúrate de poner Hogwarts patas arriba, ya quiero ver cómo termina este año escolar ahora que los tres Potter irán al Colegiodijo con una sonrisa la mujer.

- O miren pensé que no llegaríandijo Tonks saludando al frente.

Donde una familia integrada por una mujer castaña devolvía el saludo vestía un abrigo blanco se abría paso del brazo de su esposo un rubio muy apuesto totalmente vestido de negro al lado de 2 jóvenes y un pequeño de 4 años a quién su padre cargaba en brazos un pequeño rubito con los ojos miel de nombre Adam en memoria de su gran amigo caído en la batalla, mientras que los jóvenes mayores ambos gemelos se abrían paso con elegancia entre los demás un poco más atrás de sus padres, eran una pareja muy singular ambos gemelos de 16 años de nombres Jane y Orion, pero mientras el muchacho tenía el cabello platinado, la joven tenía suaves rizos azabache, lo único que compartían eran los ojos grises de los Black, solo faltaba el último de sus hijos con apenas once años de edad pero éste estaba un poco más atrás en compañía de la familia de su tío Alex hablando con sus primos gemelos 1 año mayores que él mientras que su hija más grande se les adelantaba. El pequeño Scorpius corrió para encontrarse con Albus y las gemelas Rose y Cler dejando atrás a sus primos.

 

- Lamento el retrasodijo Cedric apareciendo en compañía de una hermosa castaña, --hola madrinadijo a Hermione dándole un beso en la mejilla y un apretón de manos a su padrino Draco, para luego saludar a los demás.

- Están a punto de dar la última llamada apresúrate hijole dijo Harry a su hijo mayor dándole un abrazo para luego Ginny darle un abrazo y un beso de despedida a su hijo mayorCuídate cariño, tu igual lindadijo esta vez dirigiéndose a Casandra, la novia de su hijo, quien por cierto era hija de muggles.

- Este será un nuevo año lleno de aventurasdijo Hermione una vez se hubieron despedido de todos.

- Si un año lleno de aventurasdijo Draco a su esposa acariciando su vientre de apenas 4 meses.

- Si un nuevo añodijo Harry despidiéndose con la mano de sus hijos.

Mientras tanto Ginny miraba a su alrededor una vez que el tren hubo partido, sacudiendo la cabeza ligeramente ante lo que creyó ver

Ajenos a todo esto una mirada verde oscura era testigo de todo esto unos metros más alejado de ellos, a través de los años siempre había cuidado de su hijo y de su hermosa pelirroja de lejos, siempre con la añoranza de estar a su lado, recuerdos asaltaron su mente cuando la mujer a quien amaba llevaba en su vientre a su hijo Cedric, luego en el parto cuando fue testigo de cómo ese Potter tomaba su mano, deseando con todas sus fuerzas ser él quien la sostuviera, años más tarde siempre cuidando como una sombra cuando su hijo crecía siendo criado al lado de sus medios hermanos, siempre en silencio, impotente de ir y hablarle. Los años han pasado unos felices para unos y otros llenos de soledad para otros.

La parte difícil es dejar ir tus sueños... la fácil es soñar otra vez.

muchas gracias a todos aquellos que han seguido este fic y a los que se han tomado el tiempo de comentar

se despide su escritora

Sagiie

Una vez en el tren el pequeño Scorpius Malfoy se preguntaba que le esperaría en su primer año en Hogwarts, sabía por sus hermanos mayores Jane y Orion que ahora cursaban su sexto año que en verdad era toda una aventura cada año y este sería especial pues según se había rumoreado en todo el mundo mágico se llevaría a cabo el torneo de los 3 magos.

- Scor aquí estasdijo una niña rubia con ojos celestes de nombre Alice, sin poder evitarlo mis mejillas se sonrojaron, ella era la niña más linda que había visto jamás sus padres eran Theodore y Luna sus padrinos nos conocíamos de toda la vida y ahora ambos comenzaríamos nuestro primer año.

- Hola Scorpiusdijo la hermana mayor de Alice, Raven de ojos igualmente celestes pero con el cabello rubio más oscuro, ella cursaba sexto año al igual que sus hermanos gemelos, y Orion estaba colado por ella.

- ¿Por qué estás aquí tan solo?me pregunto Alice.

- Los chicos están buscando un compartimiento y creo que les perdí de vistadije excusándome.

- O vaya tendré que hablar con Orion es un descuidado mira que dejartedijo Raven--¿Y tu hermanito Scor? No lo vi en la estación

- Debió ser cuando la abuela Cissy se lo llevo a comprar golosinas.

- A eso debe explicarlo pero bueno ¿quieres acompañarnos a nuestro compartimiento?

 

- Claro

- Bien vamos chicos es más adelante.

Al entrar pude ver a 2 chicos con las túnicas de Slytherin, eran los hijos de los Zabini, Blaise y Pansý los padrinos de mi pequeño hermano Adam de apenas 4 años. Los chicos tenían la piel pálida de la tía Pansy pero los ojos y el cabello oscuro, sus nombres eran Kristal ella iba en tercero y él Drustan iba en quinto.

Justo cuando me sentaba la puerta se abrió y Cedric y Casandra aparecieron.

- Lo sentimos creímos que estaba desocupadodijo ella.

- Que tal chicosnos saludo Ced pero se detuvo en miOye Scor tus hermanos están buscándote por todo el tren, en especial Jane quien no deja de regañar a tu hermano están en el 312.

- Gracias iré de inmediato.

- Te acompañodijo Raven y Alice Nott a la vez.

- Vamos entonces.

- Esta será nuestra aventurame dijo Alice al oído en un tono que solo yo pude escuchar y seguimos avanzando ignorando la mirada que se ocultaba de nuestra vista

gracias a todos por seguir este fic y por que ustedes lo pidieron aquí esta un pequeño capi que espero y resulva un par de dudas sobre los demas personajes

EPILOGOalternativo de Tomas

Tomas

Una vez soñé cuandoaún conservaba parte de mi inocencia que me alejaría de toda esta mierda yformaría una familia con la mujer que amara, ahora que la oportunidad estabatan cerca no dejaría que me la arrebataran, solo era cuestión de tiempo pararecuperarles, costase lo que costase nadie me separaría de mi familia

Mi pelirroja había decidido formar una familia con ese imbécil dePotter, ahora además de mi hijo Cedric quien ya tenía 7 años ellos habían tenidouno más James y el pronto a nacer Albus Potter, eran sus nombres, a pasar deque odiaba a su padre no podía odiar a los niños, no cuando mi pelirroja era sumadre, eran una parte de ella y tal como había hecho Potter en un principio alaceptar a mi hijo ¿Por qué yo no podría aceptar a los suyos?

Después de 7 años estudiando los viejos manuscritos de la bóveda Blackhoy sería el día en que todo mi esfuerzo daría sus frutos.

--Tomas es la horadijo uno de los viejos mortifagos del círculo másintimido de mi padre, quien después de su caída para no verse preso en Azacabanhabía huido junto con los otros pocosque nos encontrábamos hoy aquí justo en el centro del ministerio disfrazados demiembros del equipo de aurores de misiones especiales que hoy "recibirían" unamedalla o alguna tontería por haber "destruido" lo último que quedaba de losmortifagos, ja!, imbéciles que habían creído que podrían capturarnos y nos habíandado la oportunidad perfecta para atacar desde dentro, bueno me la habían dadoa mí, ya que si esto salía como lo planee nadie viviría.

--Bienvenidosdijo la secretaria del ministro cuando pasamos a una salaprivada en la que había una mesa con 8 asientos desocupados uno para el ministro, su secretaria, los 5 "aurores" del equipo entre los que me encontraba yuno vacío que pronto no debería estarlo más.

--Caballeros, señorita Patil tomen asiento por favor el señor Potter nodebe tardar en
--se interrumpió el ministro al ver al último ocupante de lasala

--Lamento la demoradijo Potter entrando en la sala pasándose una manopor ese cabello indomable que tanto le caracterizada, deseaba matarle ahí mismo,revelarle mi identidad pero me controle apenas apretando fuertemente mi varitabajo el escritorio.

 

--Ahora que estamos todos debemos de jurar que lo que sea revelado enesta sala no podrá salir de ella, es de vital importancia asegurar la seguridadde los habitantes de esta comunidad y ahora que los últimos partidarios deVoldemort han caído podremos asegurar

--Disculpeme señor ministro pero ¿qué le hace pensar que ellos eran los últimos?dijeal tiempo que el caoz se desataba, mi frase era la señal para que el infiernose desatase, hechizos volaban por toda la sala, Potter siempre el héroe intentoproteger a Patil con su cuerpo y paro muy caro mi hechizo después de todosiempre fue destinado para él, unos ojos esmerada ahora vacíos me devolvían lamirada, no, no era un avada lo que le lance era un simple petrificus, pronto lasecretaria y el ministro cayeron y por mi mano los otros 4 con los que había trazadoeste plan cayeron muertos, escuchaba como desde fuera querían derribar lapuerta para entrar, la alarma casi hacia a mis oídos sangrar pero tenía unobjetivo que cumplir, me acerque hacia el cuerpo de Potter, dándole unas patadasen las costillas y otra en el rostro quedándole la nariz y haciéndole un grancorte en la ceja, y deje que me mirara a los ojos, que mirara mi rostro pues yase había agotado el efecto de la poción multijugos, vi como a pesar de ser incapazde moverse su mirada cambiada a una llena de odio

--No te preocupes Potter cuidare bien a mi Ginebra y a los niñosle dijesonriéndole y comencé a recitar mi maleficio

-- Deserere corpus inane

hoc implere container

anima mea acojerá

hodie ipse et in saecula

(Dejo mi cuerpo vacío

Para ocupar este recipiente

Que acogerá mi alma

Hoy y para siempre)

Sentí como algo se desprendía de mi pecho, mi alma ¿tal vez?, para luegosentir como me quemaba desde dentro, el veneno que tome antes por fin estabahaciendo efecto en este cuerpo que Potter pronto ocuparía

Sonreí todo el tiempo mirando a Potter comprender lo que hacía o tal vezno lo hacía, cuando sentí algo parecido a esa sensación que tenemos cuandodormimos y sentimos que caímos, yo caí, o más bien mi alma cayo a ese cuerpo dequien más había odiado, deje de sentir el fuego en mis venas y un dolorapoderarse de mi pecho donde antes había pateado a Potter quitarme el aliento,con un hechizo no verbal quite el petrificus de este cuerpo y me vi a mi mismoo más bien a mi antiguo cuerpo caer gritando de dolor

--Nunca te saldrás con la tuyame grito Potter con mi voz

--Todo será más sencillo ahorame escuche decir con la voz de Pottercuando le lance el Abada con todo el odio que sentía desde aquel día en que mipelirroja decidió escogerlo a él. Pensé que al matarlo por fin sentiría algoque no fuera este odio pero en realidad no sentí nada al ver a mi antiguocuerpo morir, invoque un fuego maldito con mi verdadera varita que sería el últimohechizo que utilizaría con ella arrojándola al fuego y eliminando mi cuerpo ycualquier evidencia de que yo alguna vez estuve aquí así como el de losmortifagos, nunca podrían identificar quien planeo esto o quien estuvo implicadoen este atentado, la sangre nublaba la vista de mi ojo izquierdo donde tenía elcorte en la ceja cuando lo escuche habían logrado por fin derribar la puerta,me sostuve las costillas con la mano que no sostenia mi "varita" y me derrumbecontra una pared al tiempo que escuchaba la voz de ese pelirrojo hermano de miGinebra

 

--Harry gracias a Merlin estas bienme dijo y rápido me sostuvo sacándomede ahí, nunca, imaginando que su Harry ya no estaba más en este mundoTenemosque ir rápido a que te curen y luego a San Mungo, es Ginny Harry se ha enteradopor quien sabe quién acerca de un accidente y se ha puesto de parto

--No hay tiempo que perderle dije esperando sonar como ese patético dePotter, mi pelirroja me necesitaba ahora más que nunca

Los aurores controlaron al final y con mucho esfuerzo el fuego quedesate, mis heridas habían sido curadas en la enfermería del ministerio, uncaos ahora gobernaba en él, después de todo nadie se creía que todo había sidoun accidente pero ya mañana haría mi declaración oficial sobre lo ocurrido, despuésde todo era el gran Harry Potter salvador del mundo mágico y nadie me refutaríanada de lo que dijera mi única prioridad era Ginebra

--Señor Potter por aquídijo una medimaga al verme entrar a la sala deespera donde había cabezas pelirrojas por doquier

--Todo saldrá bien hijo, nos alegra que este biendijo la señora Weasleydándole un rápido abrazo, esa regordeta mujer que ahora tendría que soportar dándoleuna sonrisa de animo me limite a decir

--tengo que verlatodos parecieron concordar pues rápidamente sehicieron a un lado dejándonos pasar a la medimaga y a mi

Cuando me puse todo la vestimenta adecuada para entrar a la sala departos no sin ser un poco torpe con mi manos, aun tendría que acostumbrarme aeste nuevo cuerpo así que tuve que recibir un poco de ayuda de la medimaga quelo atribuyo al muy resiente "accidente" en el que me había visto envuelto delque al parecer todo el mundo ya se había enterado.

Cuando por fin pude verla tendida en la cama del hospital con su manoalargada para encontrar la "mía" me apresure a su lado su rostro lucia cansadopero feliz

--Pensé que nunca llegaría Harryme dijo al tiempo que le daba un besoen la frente, cuando en realidad lo que quería era estrecharla fuertementecontra mi pecho y nunca dejarla ir

--Señor Potter aquí hay alguien que desea conocerledijo el medimagocargando entre sus brazos un pequeño bultito en una sábana azul, destapando unacabecita llena de cabello negro que me fue dada la cual tome con cierta torpeza,me fije en su pequeño rostro cubierto con algunas pecas heredadas de mi pelirrojay me quede helado por un segundo cuando sus pequeños ojos se abrieron revelándomeesos que ahora eran reflejos de los míos, sentí como en mi pecho algo cálido seinstalaba, no como cuando mi alma se había desprendido de mi antiguo cuerposino algo parecido pero diferente a lo que había sentido al saber de mi hijoCedric, este niño ahora era mi responsabilidad cuidar al igual que con mi hijoy su otro hermano, nadie nunca sabría la verdad sobre quien era yo en realidad,pues Harry Potter viviría para tener ese final feliz que tanto deseo aunquefuese el alma de Tomas Riddle quien ocupara su lugar.

Ciertamente no sentí nada al asesinar a Potter pero ahora al sostener asu hijo entre mis brazos no podía dejar de sentir este sentimiento de protecciónhacia mi nueva familia, Potter había amado como a un hijo a Cedric, yo querríay criaría a sus hijos como míos ahora no tenía duda pues eran los niños de mipelirroja y ella era mía así que ellos también eran míos no importaba quien loshabía engendrado

 

--Harry parece que nunca has cargado un bebe entre tus brazosrio Ginebraal tiempo que extendía sus brazos para pasarle la pequeña carga que ahoraberreaba entre mis brazosSabes pensé que sería una niña con eso que estoy endesventaja numérica en casadijo viendo al bebe bostezar.

--No te preocupes, la próxima tal vez sea una niñale dije con humor, siahora que lo pensaba una niña con el cabello de fuego como su madrese llamaraLily Lucretia Potter por mi madre y con suerte heredara tu cabello mi pelirroja

Sus hombros se tensaron por un momento pero luego sacudió la cabeza y memiro a los ojos

--Parece que lo tienes todo planeadodijo desviando la mirada hacia elbebe que comenzaba a llorarAyudame a desatarme la bata para darle pecho Harry

--claro Ginnyle dije sonriéndole como Potter lo hacía.

Si sospecho algo o no, nunca lodijo, nunca después de que recibíamos a Lily Lucretia a este mundo, después detodo siempre le di pistas sobre quien era en verdad pues el segundo nombre deBeatrix aunque conocido por pocos era Lucretia, ni tampoco dijo nada cuando losniños entraron a Hogwarts, aunque en el fondo sabía que ella en realidad conocíaquién era yo nos limitamos a vivir felices ignorando mi verdadera identidad, ycada vez que ella me decía que me amaba sabía que me lo decía a mí Tomas y noal verdadero ocupante de este cuerpo

2 años después

--Papi!grito mi hija Lily desde la alfombra donde Albus de 4 años laentretenía con un rompecabezas mágico cuyas piezas se movían al ponerlas en sulugar, me acerque hasta ella y pronto fui rodeado por mis 4 niños, tome a Lilyentre mis brazos y pronto James de ahora 6 años me tomo de la mano

--Papa vamos prometiste enseñarme a montar en una escoba de verdadme dijoJames

--Y sabes que lo que prometo lo cumplo hijole dije sonriéndole y con unmovimiento de varita apareciendo un paquete no tan largo frente a él

--no es justo papa yo también quiero una escobame dijo Albus aferrándosea mi pierna cuando James abrió su regalo

--y la tendrás cuando seas un poco más mayorle dije revolviéndole elcabello con afecto

--Papa aún tenemos que ir a comprar mis útiles de Hogwartsme dijoCedric corriendo también hacia mí

--Quieren que les cuente una historia niñosles dije y ellos rápidamenteasintieron

Me senté con la pequeña Lily enun brazo y pronto Albus se montó en mi regazo también, Cedric se sentó en laalfombra frente a mí

--James te perderás la historia hijole dije cuando era obvio dondeestaba su atención

--¡ES GENIAL PAPA GRACIAS!me dijo al tiempo que se sentaba al lado deCedric en la alfombra y empezaba a relatarles una historia

--¿Puedo unírmeles?dijo mi pelirroja abrazandome por atrás rodeando micuello con sus delgados brazos

--Por supuesto mi pelirrojale dije dándole un rápido beso en los labioselcuento va sobre una pequeña familia feliz como la nuestra

--Entonces esa familia debe ser muy afortunadadijo al tiempo que sesentaba a mi lado

--Si muy afortunada










gracias por leer esta historia, perdón por no haber escrito nada en todo este tiempo, espero que este pequeño final alternativo en la historia les guste , despues de mucho tiempo y de meditarlo decidi escribirlo inspirado en usd, se despide esta escritora Sagiie

AQUELLOS TIEMPOS HOY PARECEN LEJANOS...

El Secreto de Granger ¿En verdad soy una Sangre Sucia? - Potterfics, tu versión de la historia

El Secreto de Granger ¿En verdad soy una Sangre Sucia? - Potterfics, tu versión de la historia

Una vez existió un mago oscuro de linaje puro, era malvado y oscuro, nada le paraba, nada le satisfacía, esclavizo en la vieja Escocia a todo mago y muggle p

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-el-secreto-de-granger-en-verdad-soy-una-sangre-suciaja-potterfics-5067-0.jpg

2023-02-27

 

El Secreto de Granger ¿En verdad soy una Sangre Sucia? - Potterfics, tu versión de la historia
El Secreto de Granger ¿En verdad soy una Sangre Sucia? - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/69998
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20