El último atardecer juntos - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

tienda de patinaje y>
El último atardecer juntos.

El sol se estaba poniendo cuando yo llegué al borde del acantilado y me senté, balanceando mis piernas sobre el vacío. Dejé que mis ojos se perdieran en el interminable cielo que había tomado un intenso color anaranjado... Color que ya me había acostumbrado a ver todas las tardes. Como siempre, ahí estaba yo, esperando a que él llegara y se sentara a mi lado, tomara mi mano y me observara con esos ojos que tanto ansiaba ver. Ese era un día especial... Habíamos planeado todo por meses, repasado minuciosamente una y otra vez cada mínimo detalle... Todas las tardes desde que terminamos nuestro último año en Hogwarts, dando comienzo al verano, nos habíamos encontrado en este mismo lugar para idear un futuro juntos... Para no seguir jugando a las escondidas con todo el mundo.

-Hermione...- me llamó.

Fue entonces que supe que estaba detrás de mí. Cabellos rubios caían sobre su frente, iluminados levemente por los escasos rayos rojizos del sol. Su piel pálida se confundía con la camisa blanca que vestía, haciéndolo parecer un dios. Pero sus ojos
Sus ojos grises, siempre seguros y brillantes, esa tarde de verano estaban opacos, carentes de luz.

-¡Draco!- exclamé, y corrí a sus brazos para besarlo ansiadamente. Él se aferró a mí como si yo fuera a huir de un momento a otro. -¿Qué sucede?- le pregunté al notar su extraño comportamiento. -Dime que todo salió bien... por favor.- le rogué, temerosa de su respuesta.

-Yo... no puedo mentirte, Hermione. Iba a hacerlo, ¡iba hacerlo!

-¿Y por qué no lo hiciste?- lo interrogué, entre lágrimas desobedientes que habían empezado a escapar de mis ojos.

-Mis padres y los Parkinson... ¡estaban hablando de mi boda con Pansy! Cuando llegué y oí lo que decían... El valor que sentía desapareció. Yo no podía decepcionar a mis padres... Hermione, de verdad lo siento...

-¡No... no! ¿Cómo puedes hacerme esto? ¡Tanto tiempo esperando, para que te amilanes justo ahora! ¡Tiraste por la borda nuestra oportunidad!

-Hermione, es mi familia... No pude hacerlo.

-Si no tuviste el valor para decirles que no quieres casarte con Pansy... Entonces... no me amas lo suficiente.- le dije, totalmente decepcionada, con un ajustado nudo en mi garganta.

Él levantó su mirada, que estaba fija en el pasto, y la posó en mí, asombrado.

-Hermione, no puedes decir eso después de todas las cosas que hemos pasado...

-¿Y para qué hemos atravesado juntos tantas cosas... si al final ibas a hacerme esto? ¡Me traicionaste, Draco y de la peor de las formas!- le grité, llorando ríos.

-No quiero perderte...- susurró, mientras una solitaria lágrima resbalaba por su pálida mejilla. Él estaba llorando
por mí. Pero yo no podía, no iba a perdonarle semejante cobardía... -Hay una solución.- dijo, con un atisbo de esperanza en sus ojos.

-La única solución posible era la que acabas de perder
Ya no tenemos esperanzas, no puede haber un nosotros.- sollocé, con el corazón destrozado.

-Nos queda algo aún...- me repitió, tomándome de las manos. -Fuguémonos, Hermione.

-Dios mío
¡No he pasado dos meses ideando una solución, para obtener el mismo resultado que al principio! ¿Escondernos como siempre hemos hecho? Un año en Hogwarts ocultando nuestra relación... Y luego estos meses aquí. Ya no quiero seguir así, ¿entiendes? ¡Hoy íbamos a ser libres! Pero tú no pudiste decirles a tus padres que estás enamorado de alguien de sangre mestiza... Tu orgullo no te permitió decirles que estás enamorado de mí
de Hermione Granger. ¿Cierto? ¡Tu orgullo nuevamente te superó!

-¡Hermione, escúchame! Mi orgullo no tiene nada que ver... Cambié por ti... Lo que era hace dos años, lo dejé atrás, y tú eres la causa de ello... Me salvaste de mi propia ignorancia. Y ahora sé que cometí el mayor error de mi vida
y me arrepentiré por el resto de mis días, porque sé que si me caso con Pansy, jamás seré feliz... Te necesito cerca... ven conmigo, te lo ruego
Si nos vamos del país, no tendremos que escondernos.

Yo ahogué un sollozo antes de responderle, con toda la pena del mundo.

-¿Irme de aquí? ¿Dejar a mis amigos, a mi familia? Yo no podría hacerles eso, Draco
Es una locura.

-Sin locura no existe el amor.- me dijo con una ligera sonrisa. - Tú siempre me lo has dicho.

-Es cierto... Pero hay veces, que el concepto no se puede adaptar al hecho real. Y éste es uno de esos casos, Draco...

-Hazlo por mí.- me pidió con desesperación, y al instante, soltó mis manos alejándose dos pasos con expresión arrepentida, consciente de lo que había dicho.

-Me estás pidiendo que deje toda mi vida, por una falta tuya.- le dije, indignada. Sin embargo cada palabra mía estaba impregnada con todo el dolor que penetraba sin piedad por cada poro de mi piel. -Tú no puedes caer más bajo... tarde o temprano ibas a volver a ser el mismo de antes. Un orgulloso egocéntrico
Todo un Malfoy. No comprendo como puedes ser tan importante en mi vida, si eres igual a tu padre


-¡No me compares con él, Hermione! ¡Yo no soy igual! No quiero serlo


-Lo hubieras pensado antes de abandonar todos nuestros sueños de tener una vida juntos... Que ciega estuve... Tendría que haberme imaginado que un Slytherin, nunca deja de pertenecer a su casa.

-Perdóname
Hermione, por favor perdóname
Si no lo haces, me odiaré siempre


-Es que yo
No puedo hacerlo. Me estás lastimando como nunca nadie lo ha hecho antes
Lentamente vas apuñalando mi interior... Y todo se vuelve confuso. Como si el mundo dejara de tener importancia... Tú eres mi vida... Y me detesto por seguir amándote, a pesar de que estés matándome sin pretenderlo... Pero no tendrás mi perdón, Draco
no te lo mereces.

Él cerró sus ojos grises que estaban empañados por las lágrimas cristalinas que seguían mojando su rostro
Parecía un ángel caído
que sufre porque le han quitado lo más importante de su vida
Entonces me di cuenta de que eso tan importante, era yo. ¡Yo ocupaba su corazón!

Y me lancé a sus brazos para llorar desconsolada, consciente de que ya nada podía hacer. Nos estábamos perdiendo el uno al otro, abandonando el sueño de formar una familia juntos
desangrándonos por nuestro amor.

Él se casaría con otra, y yo
sabía que jamás iba a poder olvidarlo. En cuanto dijera "si, acepto" Draco estaría atado a otra mujer, y yo simplemente sobraría en su vida. Y si era eso lo que iba a suceder, al menos me aseguraría de que él fuera feliz.
Me separé de su pecho lentamente, y lo besé con toda la pasión que inundaba mi ser en ese momento. Él me correspondió con igual intensidad, rodeando mi cintura con sus brazos fuertes y apegándome a su cuerpo... Hasta que yo no pude contenerme más. Si iba a hacer lo que tenía pensado, tenía que alejarme de él. Separándome de su rostro, lo abracé como si la vida me fuera en ello.

-Draco... Escúchame bien... No importa lo que haya pasado ahora... Te amo, te amo como nunca amé a nadie, Draco
Te perteneceré por siempre
- le susurré al oído, besando su labios por última vez.

Y me escapé de sus brazos, cerrando los ojos para no tener que ver los de él, para infundirme valor a mí misma, y al abrirlos no pude hacer más que dirigirle una mirada llena de tristeza. Él me observaba confundido, asustado, preocupado... esperando a que yo me explicara. Con voz ahogada por el llanto, comencé a decirle:

-A partir de ahora tomaremos caminos distintos
te casarás pronto y ya no hay nada que pueda hacer... Tú harás tu vida junto a Pansy... y yo la mía. - suspiré profundamente y continué, a punto de derrumbarme allí mismo. -Te recordaré siempre, Draco... ¡Incarcero!- susurré, y me alejé unos pasos, viendo como las cuerdas que habían aparecido, se enroscaban a su cuerpo, tirándolo al piso. -Me olvidarás, y entonces serás feliz...

Él, sorprendido por el inesperado hechizo que yo había conjurado, apenas atinó a hablar:

-Lo que me pides es imposible... Jamás podría olvidarte. ¡Suéltame, Hermione! ¡Déjame ir contigo, por favor, suéltame! Te amo, Hermione... ¡NO ME DEJES! ¡TE AMO!- exclamó al ver que yo me alejaba lentamente.

-Hay una forma, Draco... una forma para que me olvides. Te amaré siempre... aunque tú no podrás recordarlo.

-¿De qué...?- entonces se calló, y cesó en sus intentos de librarse. -No... tú no lo harías...

-Draco, yo... Lo siento muchísimo...-le dije, y deseé con todas mis fuerzas ahogarme en mis propias palabras. -Obliviate.

Un haz de luz blanco salió de mi varita e impactó en su cabeza, dejándolo inconsciente. Ése era el último atardecer juntos... Se olvidaría de nuestras aventuras, de nuestra relación... Simplemente me recordaría como aquella joven Gryffindor a la que siempre detestó... Y Draco sería feliz... con otra. Pero yo sabía la verdad... Y con ella debía sobrevivir.

El último atardecer juntos - Fanfics de Harry Potter

El último atardecer juntos - Fanfics de Harry Potter

El último atardecer juntos.El sol se estaba poniendo cuando yo llegué al borde del acantilado y me senté, balanceando mis piernas sobre el vacío. Dejé que

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-el-ultimo-atardecer-juntos-fanfics-de-harry-potter-3328-0.jpg

2023-02-27

 

El último atardecer juntos - Fanfics de Harry Potter
El último atardecer juntos - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/37520
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20